Page 1

COLECCIÓN DE POESÍA

EL PARQUE DE LOS POETAS

Poetas del Valle del Cauca y Colombia GABRIELA CASTELLANOS Antología Poética

COLECTIVO CASA DE POESÍA CALI

2


Colección de Poesía Parque de los Poetas

GABRIELA CASTELLANOS

2

Poetas del Valle del Cauca y Colombia.

Prólogo. Carmiña Navia V.

COLECTIVO CASA DE POESÍA CALI


Colección de Poesía Parque de los Poetas

COLECTIVO CASA DE POESÍA CALI elparquedelospoetascali@gmail.com

Editora y compiladora Jenny Cabrera

Consejo Editorial: Rafael Escobar de Andreis Antonio Bolívar Cardona Ignacio Coral Quintero

Fotografía María Isabel Casas, de NTC…http:// parquedelospoetascali.blogspot.com

Diseño de carátula: Juan Carlos Puentes. Impreso y hecho en Cali, Valle del Cauca Noviembre de 2013 Numero 2 de la Antología


PRESENTACIÓN Ante la demostración de la fuerza, el empeño y ese deseo inquebrantable de continuar con el proceso de recuperación del Parque de los Poetas, por parte de la gestora cultural y poeta JENNY CABRERA, nace como respuesta inmediata la publicación de este cuadernillo de poesía que lleva como título “ EL PARQUE DE LOS POETASColección de Poesía-“ y que servirá para editar el trabajo en esta materia de quienes se solidaricen con esta causa. El propósito es recoger en unas cuantas páginas los versos de quienes asisten a leer el último miércoles de cada mes, al lugar mencionado, y de otros colaboradores, para difundirlos con el fin de ampliar el horizonte de la tarea propuesta y obtener unos recursos económicos, que si bien sabemos siempre serán insuficientes dado el tamaño de la tarea, sí permitirán la continuidad, sumados otros apoyos, del proyecto. Les invitamos a participar en esta publicación, con sus poemas, y con la adquisición de los ejemplares que se editen. Más allá de este compromiso, son bienvenidos todas aquellas ayudas que fortalezcan el proyecto literario “El parque de los poetas Colección de Poesía”. Que el número de ediciones de “EL PARQUE DE LOS POETAS” sea infinito, para bien de una ciudad que se destaca por la actividad cultural que contribuye al desarrollo humano de sus habitantes. Antonio Bolívar Cardona.

3


Breve reseña de Gabriela Castellanos Ll. Tomado de la Revista CLAVE- Poesía.

Nació en Santiago de Cuba, Allí vivió hasta que la familia debió abandonar la isla. En Detroit, Michigan, vivió Gabriela durante siete años, hasta que, después de obtener su Maestría, decidió viajar a Cali, donde vivía ya una de sus hermanas. Estudió su doctorado en la Universidad de la Florida, ha ejercido como profesora, desde enero de 1972, en la Universidad del Valle. Se hizo feminista y participó en diversos grupos del movimiento social de mujeres, del cual nunca se ha desligado. Aquí escribió sus primeros versos, si no contamos los de su infancia, y su primera novela, además de sus libros de ensayos. En la Universidad del Valle fue primero profesora del entonces Departamento de Idiomas, hoy Escuela de Ciencias del Lenguaje. Llegó a dirigir la Maestría en Lingüística y Español, y luego, en 1993, fue cofundadora del Centro de Estudios de Género, Mujer y Sociedad. En el año 2006, comenzó a laborar como profesora especial del Doctorado en Humanidades. En 1997, Gabriela volvió a Cuba. Pero es aquí, en Cali, donde espera vivir hasta el final.

4


GABRIELA CASTELLANOS Por Carmiña Navia V.

Es difícil hablar en pocas líneas de esta mujer inabarcable. Profesora de la Universidad del Valle, activista feminista, pionera en Cali de estas lides. Fundadora del Centro de Género, Mujer y Sociedad, de la misma Universidad. Esta caleña de adopción nace en Cuba y se radica luego entre nosotros. Ensayista y crítica literaria ha reflexionado a fondo sobre la relación entre la mujer y la escritura, reflexiones que recoge en varios de sus artículos y libros, entre ellos La mujer que escribe y el perro que baila. Novelista semi-inédita aún. Lo que en este momento queremos destacar es su labor poética, que por otro lado atraviesa todo su trabajo y su estar en la vida. Publica tempranamente: Madriguera, en 1982. Posteriormente la Universidad recoge ampliamente su poesía en Enjambre, 1992. Recientemente ha publicado El alma de la Piedra, Trilce Editores y en el 2012: Bocetos para una autobiografía, un poemario conmovedor y contundente, en el que nos muestra a Cali en estos términos:

5


Recuperar el derecho a la lengua, a charlar con cualquiera en la calle (…) Aprender a amar boleros y rancheras de mi infancia que yo antes despreciaba (…) Deleitarme en aprender a decir vos a demorarme más en el saludo que en la llamada (…) Esperar que a las cinco bajen las brisas de los Farallones (…).

6


CALI BAJO EL MAR Salgo a la tarde ciega y repleta de palabras. La luz imantada de naranjas y violetas me llama de repente la mirada. Toda la fuerza con que me encerraba en mi agobio de libros se me convierte en dardo que me arrastra hacia allá, al verdor de Meléndez, a Siloé incrustado de techos en desorden, más allá de San Fernando y los Cristales, donde, erguida contra hilera tras hilera de montañas azules y moradas que la salvan del cielo incendiado, Cali, torres de cubos apilados por un niño yace en lo hondo de un mar.

7


MI CARTERA Un recibo por algo Que nunca he disfrutado La polvera, el rubor Que los años gastaron Un directorio cuco Un llavero divino La carta envejecida Que contesto ya mismo La chequera, dos peines El estuche del tampax Tres pastillas molidas En sus sobres mugrientos Dos fotos de mi hermana Un cassette con entrañas En hilachas y ovillos Una caja de chicles Un monedero hinchado De papeles torcidos Un bolígrafo nuevo Un botón y un palillo. Mi cartera es la tumba De días que se debaten Que podrían preguntarse Gagueando y en jirones Cómo llenar el río.

8


MADRIGUERA La noche escucha que la lluvia, riendo Repica con sus uñas en el techo De mi gran madriguera, de mi lecho De papeles y tinta, repitiendo: “Sal, corre, huye de tu encierro, abriendo Las puertas de tu casa”. “ ya lo he hecho”, Contesto. “Mi albergue no es estrecho Ante el amor, ni al fuego me defiendo”. “Hay más, hay más, hay más” la lluvia insiste. “Retoñará tu carne protegida Por muros y palabras si te baño”. “Sal, corre, huye de tu encierro triste”. Y ya sé que saldré, pues de mi engaño, Se ríen ya poesía, sangre y vida.

9


CUANDO QUIERO DECIR NO DIGO Cuando quiero decir: amor Eres todo ternura, Opera el resorte de mis huellas de hielo Y lo que quiero querer no digo. Cuando me pienso contigo Y me veo entregada Y me imagino Gozándome en tus ojos Bebiendo mi placer en tu hermosura Viene la burla A ocupar el hueco frío del temor Y de quién quiero abrazar Me alejo. Cuando voy a llorar Para tender siquiera El pobre puente de las lágrimas Entre los dos silencios, Me sueño fuerte Y sin amor, y sin amor me rio.

10


GLORIA OCAMPO

PÉRDIDA DE LA RAZÓN Enajenada por la fase agonizante de la luna desnuda y natural con vaho de perfume terrenal, vagas errante sin pensar en nada. Rodeada de miradas obscenas, pudorosas, -rostros con muecas de fastidio desdeñoso-. La oscuridad viste tu cuerpo, mientras los poros dilatados por el astro luminoso buscan sin cesar un vestigio en lo espinoso. Duermes, huyes de la realidad con filos, arropada con cobija bordada de estrellas rumiando quizás un desamor. Arranca el cobertor la aurora, el animal medroso que te habita se acurruca en la sombra matutina del frondoso gualanday morado. Ultrajada a la intemperie donde ojos sin fondo te tocaron con las manos dañosas de los hombres.

11


YO, LA FANTASIOSA Soñadora del milésimo sueño Soñé una noche con tus besos, llevaba en mis labios tan discretos los besos marchitos de otros tiempos. Recuerdo de tus labios en mis sueños de noches de placeres peligrosos. Llegué a tus labios por tu palabra tierna quise luego asistir al intercambio del fuego de unos cuerpos ardorosos. Soñadora de sueños imposibles soñé que me amabas con amor virtuoso ¡Ilusa, por pensar en ello!, pretendías llanamente hacerme tuya sin importar siquiera un sólo beso. ¡Oh! sueño, escucha el grito de mis labios solitarios donde bebieron nuestras lenguas su alimento.

12


¡QUÉ DELICIOSA MENTIRA! Me diste a probar la suave médula que en tu alma amontonabas. Cándida, virgen y embriagada de la primera vez volví a ti en repetidas ocasiones. Un día, después de muchos, lo supe todo. Un coro hizo mella en mi oído: ¡Aléjate de él! Tu silencio otorgó la autoridad de otras voces, no las nuestras. La verdad golpeó mi rostro. El alma se saltó por la hendija de mi boca, abatida quise saltar de un puente. Una veintena de años y la hambruna del olvido carcomen tu imagen. Mi memoria falla. Nada queda ya. Tus ojos se cerraron, los míos se abrieron. Recuerdo amor cuando te embarcaste sin decir adiós… Remaste sobre mis lágrimas hasta un lugar desconocido de donde nunca volviste. Mi barco de colores navega sobre la espuma blanca, mientras tú sigues en mí -profundamente muerto-.

13


SAMIRA BETANCOURT

URDIMBRE a las tejedoras wayúu lejos de sus tierras en el frío altiplano dos almas se reconocen -el árido desierto y el fértil valleuna samaria cuenta la existencia de coloridas tramas después de algunas lunas recibe su chinchorro de princesa - extraña emoción la posee con el orgullo de ser su dueña lo habita Amílcar –el guajirola ensueña con relatos de oasis y arenas siente que ése es su origen otro guajiro le revela su riqueza -es soberana urdimbre de vida – la unión no es casual hay un mundo en el azar las señales se unen su solitario peregrinar comienza está escrito y el destino inexorable lo cumple 14


SABIDURÍA a mi pueblo wayúu es tardío el viaje al alto desierto las espinas del cardón como estiletes atraviesan los neumáticos el frío hiela los huesos y atemoriza con los fuertes vientos tal vez el keeralia ronda en la espera de preñar mujeres con su encendida mirada dos luces amarillas rompen la oscuridad son los hombres que surgen de la noche cómplice de sus trasegares - curiosos a través del cristal reparan con maestría lo que parecía imposible el joven guía ha perdido el rumbo en la salineta el suelo es movedizo el hombre mayor conocedor de su tierra cuenta una y otra vez la intermitente luz del faro siente y huele la brisa marina ella confía en su ancestral saber que les guía hasta la orilla y la ranchería Guachenda les acoge en dos blancos chinchorros es medianoche

15


DESNUDEZ a Mario Wild Choles, guajiro Ahora es posible evocar sin dolor la travesía de los cangrejos -señores del manglar en su castañetearen su vano intento de ahogar el gemido -compañero de su desconciertoante el exilio la condena y expiación de sus confusiones silenciar el llamado de Alfonsina a rendirse en las aguas - la voz del samurai que la habita e incita a reparar el honor perdido vencer la angustia al temer por su vida -lavar con desesperación sus lágrimassumergirse con los alcaravanes en el abisal de su inconsciente hollar las oscuras arenas al son del tintineo de sus pies descalzos cómplices de su sereno andar abrazar en desnudez presente los tiempos de turquesas y oro en el mar de jade y sus danzantes yubartas emerger en el Jepirra - nirvana wayúu guardianes del umbral en el Cabo de la Vela al final del sendero de las almas 16


BLANCA HELENA MUテ前Z

VERDE LLAMADO

Me fundo en el verde llamado de la audaz fertilidad, retoテアos altivos impregnan a los truenos, a la nieve. Llamado de lテゥgamo a mis pies, buscadores del abrazo de lianas y del momento sin nombre en la festiva sombra, altanera, cテウmplice del verdor de mi cuerpo. Entre el sudor de bejucos y de helechos mi semilla espera al mismo sol, -que no duerme, que fermenta-, a que devele en su amarillo viaje, el secreto de mi piel. Sin duda, es verde el bosque.

17


ALA MORIBUNDA Con la pluma verde del ala moribunda, desahuciada, escribo el poema, en tanto el fuego arrasa la sangre del follaje. Entre el humo se pierde la luz de la mirada de los búhos, el zigzagueo de la cascabel y su ritual sonido, mientras el musgo parpadea la última mirada. Sólo negros cadáveres, en pie, sí, en pie, hacen eco a la historia del bosque , ya vencida. Muere también el hombre en el incendio de un instante.

18


TODAVÍA CON LA LLUVIA…

Todavía con la lluvia derramando una gota imprecisa, el bosque nos llama. Todavía entre silbos de aves rasgando la tarde, en el musgo, en las orquídeas, el bosque nos recuerda; inventa un encierro para muestras penas, no importe que al final nuestros cuerpos hechos cieno lloren la tierra. Sin embargo, todavía perdura en el ramaje nuestra sombra y aún cuando el terremoto se amañe en su grandeza, el bosque renombrará semillas y desde su nueva vida nos rescatará del bullicio.

19


GLORIA MARY MENA

MUJER DE LA NOCHE Bajo la luz de selene al vacío se ofrece dadora, cautiva. Con mirada serena cubre el dolor que la habita. Hay en sus ojos de brillos un halo de esperanza Anhela: Ser amada, florecida. En la espera… Su rostro entristecido se oculta, pierde la sonrisa sus lágrimas se mezclan con el vaho de la aurora. Olvidada sucumbe al alba.

20


MARIPOSA SIN VUELO Ese batir de alas mariposa sin vuelo intrusa entre las sombras ¿tú qué sabes de anhelos? Atada a la cera llorada resignas tus fuegos hasta ahogarlos con la última lágrima derramada en silencio. ¡Desata las amarras! alójate en el viento deja que la noche robe tus tormentos.

21


EN LAS ORILLAS DE LA LUNA En las orillas de la luna, me quedo no sé qué me trajo hasta aquí tal vez el dulce llanto de la lluvia, el rumor de palabras en mí un dolor embozado en la garganta o un sueño del que no supe despertar. A orillas de la luna, la pluma, compasiva entre mis dedos Impregna en mis labios sus efluvios hechos versos. A orillas de la luna me quedo.

22


MARÍA VICTORIA FRANCO

SEÑOR OLVIDO... No precisa mi memoria sus facciones. Sé de la temperatura de su piel de la suavidad de sus manos. Tengo presente el sonido de su risa su pecho ancho,cual adarga donde encontraba abrigo. Aún siento la presión de su cuerpo húmedo contra el mio sus dientes en mi hombro y su cabello jugueteando en mi cara. Tengo presente su ritual al desnudarse sus formas, sus maneras en el largo juego del sexo. Pero...el señor olvido va borrando... va borrando...y por ello no precisa mi memoria sus facciones.

23


PIEL

Cuando te quitas la camisa asoman a mi memoria los bordes de un poema, porque en tu piel escritos estĂĄn mis versos. Como aĂąejo vino que se decanta que se degusta gota a gota sorbo a sorbo y mi sangre embriaga cuando me llevas al altamar de tus antojos. Cuando te quitas la camisa asoman a mi memoria los bordes olvidados de un poema.

24


A ESE A ese que llegó silencioso De puntillas Sin el menor ruido Cual vil ladrón A ese que mañana Hará que me avergüence Con solo mirarme al espejo. Ese que me dejará sin cabello Que ajará mi piel Ese que resecará mi boca Que partirá mis labios Y convertido en dolor Socavará mi cuerpo Como si mil agujas Lo pincharan al mismo tiempo. A ese que me convertirá en despojo Y quienes me rodean Evitarán mirar. A ese le digo hoy: No podrás necrotizar mis sentimientos No podrás tocar lo que amé, lo que viví. No, no inundaste de tristeza Mi vida… Ya estaba triste No cambiaste mi rumbo No encallaste mi barco. Aún mi cerebro a la par que mi Brazo dirigen la orquestación De mi verso y un día igual que la Oruga de mi alma donde se fecundan Y crecen mis versos Brotarán las alas que al final y feliz Me llevarán muy lejos de ti.

25


GLORIA OGONAGA

MI AMADO Santiago de Cali, 20 de mayo del 2013

Cuando el sol se descuelga a las breñas de los farallones, a esa misma hora se encendieron mis deseos, desamarrar las sandalias, desatar los encajes y bajar a tu lecho de metal rocío. Si... me volví a reinventar en ti. Me desconecté del grito desgarrador de los motores. Te sentí levitar sobre tus brazos extendidos, en el ritmo tenso de tus aguas, ágil sobrepasas por los mullidos almohadones de lagos. Así como mariposas al acecho, caminé por la cuerda floja de tus orillas. Tonadas de calicanto olvidadas observarte escucharte como nunca antes. Zambullido de torrente invadiste todos mis sentidos. Ayer...Así te vi y te senti Mi amado rio Cali bello caudaloso como nunca antes. 26


VENIMOS DE LA GUERRA “ Porque soy la primera y la última, yo soy la venerada y la despreciada, Yo soy la esposa y la virgen. Respetadme siempre, porque yo soy la escandalosa y la magnífica.” Himno a Isis, (siglo III)

En fila van las armas a la guerra o a la paz. Cristales rotos, el odio no entiende el amor y el miedo se atrincheran, la voz, último grito Semillero del olvido. Las sombras hacen la guerra en el surco de corazón. Le salieron alas blancas a los muertos, muerto sin nombre. Sensación de ausencia. El silencio calcinado, sanación para el desamor Venimos de la guerra mujeres sin fusil… desnudas tatuadas en llanto.

27


NUPCIAS CÓSMICAS. Eclipse de sol en primavera. 10 de abril del 2013 Apareamiento, oblación orgásmica sol y luna en plena primavera Ofrece la luna su colcha nupcial a su candente amante ante los ojos atónitos de estrellas celestinas Él, la corona en mil destellos de orgasmos; los súbditos a este apareamiento suspiran… regalo de boda… un alba boreal Danzan en el mismo paralelo sol , luna, Júpiter la erótica Venus con Marte y Mercurio. Eclipse total , los absorbió la noche. Envidio a las celestinas desde el fulgor de mi ventana. La tierra y el cosmos abren sus úteros a la espera de esta lluvia de semen… maná…alimento de hambrientos amantes.

28


NATALIA CRUZ GONZĂ LEZ

MI MUERTE Se calcina la esperanza en medio del miedo... Los vecinos escuchan silencios de memorias que hacen de los dos pĂşrpuras en sangre. Hombre, me sepultas con palabras de hielo.

29


LLUVIA He llorado por tu cuerpo, en la bĂşsqueda de este amor que hace ocĂŠanos. -Memorias errantesGuiaste al alma adolorida hacia una tumba, disfrazada con otro nombre.

30


TE ESPERÉ La esperanza sigue en el columpio sin dirección, mientras el alma ruega al destino encontrarte.

31


CADENAS Camino anclado a luciĂŠrnagas de oro, se flagela ante la tĂĄcita presencia de un sol que se converge en gritos de sombras. Mi ser vestido de pĂşas sigue con la mirada hacia esa roca en la colina, promesa hecha trizas un noviembre.

32


MARTHA COLONIA

A UN ÁRBOL DE CADMIA Propulsión de música en su viaje hacia la nube Despega de la fronda y la corteza En el aire las musas aletean la vieja noticia De tu generosidad Embriagada de verde anido mis sueños en tu savia Inquilina de la sombra Nave Amarrada en el puerto de tus hojas Nos elegimos para este vecindario Celebro contigo la semilla Tu espíritu acompaña la ventana La partida, el regreso Abrazo de perfume constante Tus flores La ropa de mi madre Mi primera habitación.

33


SE NECESITAN MARIPOSAS “Vuela. Es simple. Vuela”. Samira Betancourt

Una hoja amarilla vuela en círculos Desciende rozando pétalos y musgos. Una orquídea coqueta extiende su abrazo No logra evitar el destino grave de la hoja al viento: Ella busca reposo en las arenas. Atentas, esperamos su regreso.

34


SEPELIO Al camposanto llegan vestidas de negro sus costumbres No hay colores hoy en ninguna camiseta La piadosa despedida en procesión murmura una venganza Otra de sus historias concluye sin leyenda El criminal está suelto Nadie vio la jugada Todos vieron todo ¿Quién dijo miedo? Hay que descruzar la línea que los cuervos violentaron Y a picotazo limpio recuperar esos ojos La mirada El gusto Por lo menos.

35


SEBASTIÁN BUENAVENTURA

YA NO PUEDO CAMINAR Por qué prudentemente el siglo se cobija en oro… cuando mis lágrimas tejen un otoño, y el bailarín es inválido, el cantante mudo, el pintor ciego, el poeta solo y solo el que más ya no pude entender, por qué se cuelgan las grietas en el cuerpo, y se corrompe el ánimo, cundo ya habíamos sido hechizo en el éxtasis, por qué razón el de los besos de la gloria, hoy es el bufón del espanto y si la mano carga el labrador de la vaina, y la vaina es que estamos contando el beso con las mismas manos y se puede extrañar aunque el labrar exija… yo no puedo caminar ya; el guijarro es trueno entre las ruinas del suelo, y poco puedo decir del tiempo que di a la poesía… 36


la envoltura de un dulce bombón es la basura de un diamante devorado por ojos sensibles… fui el sollozo, el aplauso, el querido… y hoy no puedo caminar, respira la lápida su espectro sobrehumano, resuena el epitafio, sobrevive la obra; Cómo sobrevive mi aliento, ya no me enjugo los labios, es inútil pensar que como un maestro póstumo lograré declamar… la rosa no tiene pétalos, las espinas no calan en la armonía, ya no hay nada que hacer se acabó el trabajo ya no puedo atrapar el dolor, todos esos me olvidarán. todas ellas ya no me besarán, sólo un estúpido hablará de mi libro,

37


ya no caminaré más, ya no seré poeta, será un horror, oír desde ultratumba que otro me lee… ya no habrá entrega de mi amor, el poeta que soy por eso llorará, el hombre que fui, ya nada puede ser más que cenizas, hoy cuando sólo quiero hacer cantar mi alma al filo del mar… hoy que ya no puedo caminar.

38


CARLOS ORJUELA

MAESTRO ARRINCONADO Con la sal de la tiza cuántas veces quise asesinar de amor a mis pupilos. Sus palabras moscas alrededor de mi silencio. Me veo al fondo del pasillo aferrado a esos fantasmas tortura cuotidiana. Criaturas reales, intangibles ya no me llaman maestro. Arrinconado sin tiempo, sin cordura… ¡libre al fin!

39


NOTICERO MEDIO DÍA Papa Juan Pablo II fue canonizado hoy. En operación sin precedentes la bebé, Napolitana fue esterilizada con éxito. La pequeña hipopótama se recupera satisfactoriamente. Militares sospechosos del asesinato del joven grafitero fueron dejados en libertad. Cabo liberado por el ELN se reencontró con su familia. Es un paso en el sentido correcto dijo el señor Presidente. Seguidores y detractores del depuesto Presidente Egipcio Mohamed Mursi oran y protestan por su regreso. Desde Pretoria reportan. Estado de Mandela, crítico pero estable. Sus familiares se enfrentan por el lugar de su entierro. En Cali buscan camas súper resistentes para luchadores de sumo. Temperatura mínima para hoy, 32 grados.

40


Cuerpos de socorro Continúan la búsqueda en el rio del cuerpo del ex congresista asesinado. Regresaron hoy los integrantes de la selección Colombia eliminados en el mundial de Turquía. Madonna se hizo implantes de oro y diamantes en su dentadura. Hasta aquí las noticias. Feliz Almuerzo.

41


PADRE CAOS Padre caos que confundes las neuronas unes los quarks despistas los cerebros creas, recreas y descreas. Gracias por darme la locura para entender tus razones; confundir mis emociones para amar el odio; conocer la esencia para destrozar la fe. En tí mi origen en tí mi destrucción mi bendición. Padre caos eterno como la explosión del último segundo.

42


ALEXANDER ELÍAS MUÑOZ

CATACLISMO Las montañas y estos versos viajeros van de la mano atravesando el páramo, alcanzando las huellas del desierto, siguiendo el vuelo del cóndor y el reptar de crótalos como castañuelas, Hacen este desplazamiento sísmico escrutando horizontes promisorios y elevándose al infinito del silencio. Las montañas y estos versos telúricos superan la espuma de las nubes perpetuas y siguen elevándose entre capas tectónicas como en una arquitectura de metáforas, en búsqueda de un beso del insomne astro para incinerar la angustia de su recuerdo en erupción secuencial de poemas piroclásticos. Las montañas y estos versos secos proclives a la aridez y la deforestación, cada vez más silenciosos y olvidados por árboles y lectores, se derrumban y colapsan en la agonía de no tener quien los interprete.

43


DESPUÉS DE UN LARGO SILENCIO Al saber que las palabras flotaban como libélulas en la pradera de mis labios y me las tragaba amargas, ácidas, calladas, mientras el corazón de roca se me desmoronaba en tu ausencia, devastándolo todo, me vencía mi propio reflejo cruel espectro de mi sombra en el espejo. Al lograr entender el tiempo con sus lunas eclipsantes, sofocantes en tu ausencia, y al desentrañar de mi propio olvido la constelación de mis poemas estrellados, me derrumbé aún más, decaí, tan hondo, tan profundo, que la luz se me hacía odiosa al recuerdo y tu odio, semilla de mi amor me acorralaba en un desierto de silencios... Las golondrinas de tus ojos volaban en mis ansias y trinaban un te quiero,pero no bastaban para llamar la tormenta y conducirme al refugio de tu vida... Te extrañé, soles y lunas playas, llanos, valles, sierras y desiertos, te extrañé sangre y lágrima corazón, siendo alegre en brumas de tristezas. Te extrañé, te extrañé, te extrañé, hasta que rompí de un tajo el mutismo y lo partí en dos como al limón de mi deseo, miré a lo alto, en el cielo tu reflejo y te llamé, te reclamé, grité tu nombre y me cortó la garganta el cristal roto del silencio. 44


CREER Y CREAR SE CONJUGAN IGUAL EN LA PRIMERA PERSONA

Al parecer no somos lo que creemos y nos engañan sombras de nosotros mismos, extraviamos sin sentido lo que tenemos para salir en búsqueda de lo que no perdimos. Al parecer, todo, hasta vivir es vano, cada acción del hombre, es solo cieno y nunca habrá un corazón de amor lleno que reconozca en el espejo a un hermano. Yo espero que sea solo un sueño, o una cruel mentira esta pesadilla, yo creo al hombre, de su destino dueño. En verdad lo creo, cuando la acción brilla. Aprendí que solo naufraga quien busca su sueño sin desprenderse de su propia orilla.

45


JENNY CABRERA

HOMENAJE A JULIO FLOREZ Y LOS POETAS DEL PARQUE

Dialogarán muy cerca Los poetas lejanos. Rasgarán nostalgias Beberán olvidos Con sus piedras manos. Y hasta grises bromas Reirán cantando De cómo todo nos llega Más tarde que temprano. Hablarán sapientes. Recordando adioses Mecerán la marca Que les dio la muerte. Idilios en tiempo pasado. Evocación presente. Eternamente vivos Isaacs, Nieto, Flórez, Gamboa, Villafañe y Llanos. Hombres poesía Perennes como la vida. Y aunque no estén presentes Ustedes los del parque Viven en estas líneas.

46


NAVIDAD Brindo por el rojo de la vida Por el verde de lo nuevo Por la escarcha, por la nieve Y por lo viejo. Por las luces, los abrazos Las familias que se unen Y el que llora, lejos solitario Por el niño de la cuna Por el santa claus O el carruaje de renos Que lleva obsequios como estrellas. Por los sueños y dolores Los que vienen y los que Se fueron. Porque todo tiempo Tiene un tiempo Cada año Esta historia renovamos Y buscamos el pretexto Para sentirnos humanos El espíritu sonríe Se regalan más abrazos Olvidamos las tristezas Es navidad y cantamos.

47


Indice

Presentación de Antonio Bolívar C.…......3 Reseña de Gabriela Castellanos…….........4 Prólogo de Carmiña Navia V.………….....5

POEMAS: Gabriela Castellanos Llanos…………......6 Gloria Ocampo………………….............11 Samira Betancourth…………………….14 Blanca Helena Muñoz……………..........17 Gloria Mary Mena………………............20 María Victoria Franco……………….…..23 Gloria Ogonaga………………................26 Natalia Cruz González………………….29 Martha Colonia E.……………………....33 Sebastián Buenaventura………………...36 Carlos Orjuela B. …………………….....39 Alexander Elías Muñoz G.……………....43 Jenny Cabrera……………......................46

.

48


QUERIDOS AMIGOS Y POETAS QUE EL UNIVERSO LOS ABRACE CON SU LUZ Y QUE LA ALEGRIA LOS ACOMPAÑE EN EL 2014. LES DESEA CASA DE POESÍA CALI. PARQUE DE LOS POETAS.

AMIGOS COMPARTIMOS ESTA GRAN ALEGRÍA: LA ANTOLOGÍA -EL PARQUE DE LOS POETAS- YA ESTÁ SIENDO LEÍDA EN MUCHAS PARTES DEL MUNDO EN FORMATO DIGITAL. GRACIAS NTC… POR HACERLO POSIBLE.

http://parquedelospoetascali.blogspot.com/2013/11/poetas-del-valle-delcauca-y-colombia.html

NTC... http:/ ntc.blogspot.com

Parque de los Poetas. Cali. Antología. No. 2. Nov. 2013  

Parque de los Poetas. Cali. Antología. No. 2. Nov. 2013 Detalles en: http://ntc-revistas-de-poesia.blogspot.com/2014_01_14_archive.html Pub...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you