Issuu on Google+

Declaración de la Fuerza Universitaria Rebelde FUR Chillán Compañeras y Compañeros, durante el año 2011, año de movilizaciones y meses de incesantes luchas fue posible evidenciar momentos de gran agitación político-social que giraban entorno a nuestras demandas educativas. Esta realidad coexistió tanto en nuestra casa estudiantil y localidad, como a nivel nacional. Hoy; enero de 2012, nos encontramos frente a un escenario político-social totalmente distinto, en el cual los estudiantes de las diversas Universidades viven un proceso de rearticulación política, donde se están levantando nuevas federaciones e instancias organizativas y nuevos proyectos políticosociales con ellas. Se propone y ve necesario la generación de condiciones objetivas y subjetivas para finalmente poder construir Pueblo organizado, y así no sucumbir a los mismos sucesos que fuimos producto el pasado año. El Pueblo; y comprendiéndonos nosotros como parte de tal, es quien finalmente se debe hacer cargo de construir junto a los estudiantes un mejor y más prospero futuro. Para contextualizar el momento Histórico en el que nos encontramos como estudiantes que luchamos día a día por un cambio revolucionario dentro del sistema educativo burgués, es que no podemos desconocer ciertas realidades de las que somos parte, como por ejemplo la subyugación de la clase trabajadora a lógicas mercantilistas y explotadoras de la clase dominante, a través de sus instituciones burguesas como lo son el Gobierno, el Parlamento, el Mercado y la mismo educación hegemoneizadora y reproductora del sistema. Entendemos que actualmente debido a la contrarrevolución neoliberal dirigida por la clase patronal y ejecutada por los militares; y el proceso ficticio de vuelta a la democracia, se llegó a una aniquilación de las expresiones populares emancipadoras de la clase trabajadora, es decir, la desconstitución de la clase, es por esto que como Fuerza Universitaria Rebelde compartimos que la tarea del periodo es aportar en la reconstitución de la clase trabajadora y explotada. Una manera de asumir este proceso de reconstitución popular, es a través de la disputa de los diferentes espacios Universitarios (entendemos a los estudiantes como un sector más del pueblo, quienes deben asumir y reivindicar la lucha popular dentro de su espacio local), tanto espacios de autonomía organizativa, como de institucionalidad universitaria, es decir centros de estudiantes, coordinadoras de estudiantes y federaciones. Esta última toma cada vez mayor significancia, ya que a través de esta institución, la cual consideramos una “herramienta política” que puede generar un vinculo “más estable” en una articulación permanente de trabajo con los diferentes sectores sociales (estudiantes a nivel nacional y local como con trabajadores/as y pobladores/as), potenciando así una salida limpia y que beneficie al conjunto de la clase explotada. Entiéndase que las luchas no deben ser parceladas, de una vez por todas comprendamos que el trabajo es en conjunto, para así reorganizar la clase popular y todo lo que ello implica. Entendemos además que esto no surge de manera espontánea o por la aglutinación de las fuerzas, sino que es un proceso lento de construcción, tanto de confianzas como formas de trabajo, a nivel local y nacional, a la interna y la externa de nuestra universidad. Es por esto que se hace necesario en nuestra realidad local que exista una acumulación de fuerzas, que permita organizar y movilizar nuevamente a los y las


estudiantes, trabajadores/as docentes y no docentes, de planta como a los a contrata, sin olvidar a los trabajadores/as externos de nuestra universidad. Con esto queremos decir que se hace necesario que todos los sectores de tendencia revolucionaria, trabajen en pos de esta acumulación de fuerzas antes de hacer llamados a movilización. Invitamos a todos los sectores a construir y no simplemente conducir (lógica de la política tradicional, que llevan a cabo los partidos políticos que se dicen de izquierda, como la concertación...) un movimiento local y nacional. Este año, y gracias a la movilización pasada, los niveles de conciencia de nuestra universidad han aumentado. Han surgido distintas organizaciones políticas, ya sea desde la izquierda más rebelde, hasta organizaciones gremialistas (como la CDUBB, antimovimiento estudiantil). Para los militantes de la Izquierda Rebelde o de intención revolucionaria, que interpretan la realidad a partir de la lucha de clases y no a través de un pensamiento liberal parlamentarista; el enemigo político y social está claramente identificado en aquellas fuerzas políticas que son expresión de las clases dominantes. No puede tener cabida, dentro de este análisis, considerar al enemigo dentro de las fuerzas que luchan por ser expresión de los sectores populares. Quien pretenda ver en la propia Izquierda al enemigo, padece de dos tristes enfermedades. Primero de la típica ceguera de aquel que no posee inserción real en las problemáticas sociales, y segundo, el típico comportamiento autoritario, del que trabaja a la manera "feudal", confundiendo el propio desarrollo de su instrumento político con un "territorio" determinado, por lo que desarrolla toda una paranoia política. Como Fuerza Universitaria Rebelde tenemos un horizonte y panorama claro. Son los trabajadores y trabajadoras, los y las estudiantes, los pobladores y pobladoras, quienes día a día nos guían en el camino de comprender la diferencia entre discusiones con camaradas y la lucha contra el enemigo de clase. Tal vez la Izquierda de la Universidad del Bío-Bío pueda; en algunos casos, confundir el rumbo, y no entender estas cuestiones. Pero son las bases de estudiantes, las y los jóvenes que luchan día a día por la transformación de nuestro país, quienes expondrán el camino evidenciándoles su error. Sabemos que existe también Izquierda madura, que comprende claramente esta cuestión. Nuestro llamado es a que como Izquierda sigamos avanzando, para no terminar convirtiéndonos en una traba al propio desarrollo de la organización autónoma de las y los estudiantes. Durante estos meses de lucha y confrontación de ideologías se multiplicaron los análisis de fuerzas fuera del bloque del poder, los cuales intentan comprender y hacer significativa la coyuntura. Estas interpretaciones; a nuestro juicio, adolecen de procesos sistemáticos de análisis. Pese a que intentan acercarse a la realidad desde una posición opuesta a las formas de dominación capitalistas, poseen un grado de sesgo epistemológico, sin posesión de una aspiración totalizante de la realidad social. Así, las conclusiones políticas sufren de un sentido de observación “desde abajo”, y no realizando un análisis global de la situación actual. Es por esto que primeramente debemos reconocer que nuestro Pueblo atraviesa un periodo de desconstitución, lo que se traduce de manera sintética, en la inexistencia de una clase para sí, con un proyecto histórico-social alternativo al dominante, con apoyo del conjunto de los sectores populares. Concatenamos este hecho de desconstitución del campo popular y llevándolo a nuestra realidad como UBB es que nos damos cuenta que aún nos falta mucho para poder tener sujetos políticamente activos que luchen por un sistema de igualdad social , que se inserten dentro de su espacio de manera activa en pos de la reconstrucción del tejido social, no amparando a los históricos partidos políticos


burgueses los cuales solo buscan seguir reproduciendo el modelo neoliberal imperante hoy en nuestro país y que solo beneficia a los ricos. En momentos de movilización muchos estudiantes que se hicieron parte de él generaron como fin político de sus actos la lucha contra los partidos políticos tradicionales de representatividad burguesa; quienes conducían la federación de estudiantes y utilizaban ésta como cúpula de poder siendo su fin último materializar dividendos electorales dentro de la movilización estudiantil (esto no solo en nuestro espacio local sino también a nivel nacional, ejemplo es la candidatura de uno de sus presidentes a la alcaldía), esto denota la falta de claridad, definición y táctica política debido a la ausencia en muchos casos de una visión constructiva de un proyecto político mayor de estudiantes y colectivos de izquierda. Esta “lucha” se transformó en un fetiche, el de arremeter contra la “JOTA”, simplemente sacarla del puesto federativo y posterior a eso asumir cierta conducción de la movilización estudiantil, pero no construir instancias democráticas, de participación de todos y todas los/las estudiantes de base, en las cuales se eleve la discusión política, donde además se persiga la reconstrucción del tejido popular desde y para el Pueblo, tanto pobladores, trabajadores y estudiantes, donde estos últimos dejemos de ser los “iluminados” desentendidos de la “cuestión social”, buscando como fin el reproducir las lógicas burguesas que solo buscan conducir al Pueblo en sus demandas pero sin éste . Actualmente la organización estudiantil Universidad del Bío-Bío atraviesa un periodo de rearticulación político “institucional”, es por esto que se trabaja en la elaboración de estatutos, los cuales tienen como objetivo a nuestro parecer promover la participación directa de todos/as los/as estudiantes, facilitando la socialización de temáticas, discusión crítica y la democrática toma de decisiones, como también normar las atribuciones de los distintos órganos de representación estudiantil, las cuales a lo largo de nuestra historia, han abusado de su representatividad dejando de lado los intereses de los y las estudiantes representados (ejemplo de esto son las federaciones de la JJCC el 2007, de la JS el 2008, gremialistas el 2009-2010, y la JJCC 2011). Estos estatutos están siendo trabajados por estudiantes de base electos en las asambleas de las carreras, su trabajo en conjunto hará la entrega de propuestas, las cuales serán discutidas en congresos abiertos. Durante este periodo el consejo de presidente; organismo vigente y representativo de todas las carreras de la universidad, asumió labores administrativas, creando secretarías, están deben velar los intereses de los y las estudiantes frente a la universidad como a nivel nacional, estás son temporales y durarán hasta la constitución del tricel luego de la validación de estatutos. Frente al estado actual de la organización estudiantil dentro de la Universidad del Bío-Bío, es que como Fuerza Universitaria Rebelde exponemos nuestra visión sobre los órganos formados, y otros que pueden ser implementaos y trabajar en post de una articulación político-social de nuestra realidad estudiantil: La Mesa Estatutaria es un espacio de organización estudiantil temporal en la cual participaran representantes de todas las carreras de la Universidad del Bío-Bío, y tendrá como objetivo coordinar e impulsar la elaboración de estatutos orgánicos para la federación de estudiantes a través de espacios democráticos. Su duración es limitada, y trabajara de manera paralela al consejo de presidentes.


El Tribunal Calificador de Elecciones (TRICEL) es un organismo jurisdiccional especial que tiene como tarea conocer del escrutinio general y de la calificación de las elecciones de la Federación, Centro de estudiantes, coordinadoras u otro organismo de representación estudiantil, como también la elección de representantes en otras instancias de participación dentro de la Universidad del Bío-Bío, y resolver las reclamaciones a que dieren lugar y proclamar a los que resultan elegidos, además es importante recalcar que TRICEL también debe funcionar bajo estatutos, los cuales son necesarios generar. Los estatutos son normas generales que pretenden regular las formas de organización dentro de la federación de estudiantes, consejo de presidentes, asambleas generales, TRICEL u otras instancias de organización estudiantil. Algunos de sus objetivos es promover y garantizar el pleno goce de los derechos y libertades de los/las estudiantes, incentivar su desarrollo integral, particular y colectivo, procurando canalizar sus inquietudes y promoviendo el espíritu crítico proyectándolas a la sociedad. Compartimos que una Federación de Estudiantes, debe ser una organización POLITICA, debido a que desarrolla su rol inserta en una sociedad a la que propone un proyecto de educación determinado, buscando su retroalimentación, SOCIAL ya que agrupa a todos los universitarios, universitarias y organizaciones de representación estudiantil de la Universidad, y POPULAR puesto que apuesta a construir y construirse desde y para los y las estudiantes y la sociedad, de forma federativa y democrática promoviendo la organización de sus bases para la promoción, obtención y desarrollo de los derechos sociales básicos. Son miembros de la federación de estudiantes todos/as los/las estudiantes de pre-grado, y aquellos/as que se encuentren con suspensión temporal de estudios, pudiendo ejercer su derecho a voz y voto en las distintas instancias orgánicas, de la universidad del Bío-Bío, y entiéndase para esto no solo el momento en los que se vota por una u otra federación. La Federación de estudiantes debe entenderse como una organización de todos los y las estudiantes de pre y post grado, y además esta debe que articularse en distintos órganos de representatividad y democracia directa: a) Mesa Directiva. b) El Consejo General de Estudiantes. CGE (Ex Consejo de Presidentes) c) Vocalías d) Asamblea General de Estudiantes. e) La vocería del Estado General de Movilización. EGM. Mesa Directiva Órgano de la Federación de Estudiantes la cual tiene la obligación de representar a los/las estudiantes frente a otras organizaciones institucionales o estudiantiles, coordinar las distintas acciones de los órganos de la federación, ejecutar políticas, planes y acuerdos adoptados por el CGE, coordinar comisiones de trabajo, convocar a reuniones extraordinarias del CGE. Etc. Consejo de General de Estudiantes (ex-consejo de presidentes) Es un espacio de organización estudiantil dirigente, soberano y resolutivo de la Federación. Está compuesto por delegados, cuyo número y formas de elección serán establecidas en el estatuto.


Canaliza y resuelve las inquietudes de la base estudiantil. Aprueba el programa de trabajo que presenta la mesa directiva al iniciar su periodo de mandato y recibe las cuentas de gestión de la Vocalías. Posee la facultad de pedir la revocación de cualquiera de los cargos de la Federación y de la suspensión de los mismos, solicitándose por al menos 9 carreras. Informa a los estudiantes de las materias tratadas y los acuerdos adoptados al interior del CGE. Fiscaliza permanentemente a la Mesa Directiva, etc. Son miembros del Consejo General de Estudiantes con derecho a voz todos/as los/las estudiantes de la UBB, voz y voto: La Mesa Directiva de Federación, un representante de cada órgano representativo acreditado de carrera (centro de estudiantes o coordinadora de carrera), un representante de cada carrera elegido en votación universal (estudiante de base acreditado), Un representante adicional elegido por votación universal, en aquellas carreras con 350 alumnos o más. Vocalías Estarán compuestas por grupos de trabajo independientes a la mesa directiva elegidos en votación universal. Cada Vocalía deberá generar los espacios y constituir comisiones para la participación de aquellos estudiantes que estén interesados en integrarlas y trabajar en ellas así como la coordinación del trabajo conjunto con las otras organizaciones relacionadas con el área temática. Para postular a una Vocalía el grupo de trabajo deberá presentar un plan de trabajo en el periodo de elección. La vocalía de Información tendrá como deber ser una instancia abierta a todas las organizaciones intermedias de la universidad, para informar y difundir las actividades que realicen tanto por parte de las agrupaciones, como las actividades propias de la vocalía. Además cumplirá las labores investigativas que solicite el CGE. Asamblea General de Estudiantes La Asamblea General de Estudiantes es la instancia máxima de la Federación de Estudiantes. En tanto esto, al ser convocada, determinará el rumbo de cualesquiera los temas sean tratados y votados en ella, no pudiendo ninguna otra instancia de la federación contravenir las decisiones ahí tomadas. Son miembros de la Asamblea General de Estudiantes todos los estudiantes de la Universidad del Bío-Bío, reconocidos por el estatuto, los que tendrán derecho a voz y voto. Puede ser convocada por la mesa única de Federación y, por lo menos, 6 carreras acreditadas del CGE. Para tomar sus acuerdos la Asamblea General requerirá ganar por mayoría simple en una votación de sus miembros. La vocería del EGM. (Estado General de Movilización) A propuesta de una persona con voz y voto en el CGE y por aprobación de la mayoría simple de este mismo, se decretará el Estado General de Movilización. La propuesta deberá fundarse en la alteración, violación, privación o desconocimiento de un derecho básico o legalmente estatuido a favor de los estudiantes. Asimismo, una vez acordado este EGM, el CGE elegirá a cinco (5) delegados de entre sus miembros, conformándose como nuevo órgano de la FEUBB la Vocería del Estado General de Movilizaciones, que reemplazará a la Mesa Directiva en la conducción política y asumirá la vocería de la Universidad, quienes serán encargados de la comunicación, de todas las resoluciones de dicho CGE, a la comunidad tanto local como nacional. (La Mesa Directiva no quedara suspendida del todo, solo traspasara sus atribuciones representativas a los delegados, continuando así sus funciones ejecutoras.)


Quedando claro que el problema de la educación ya no es entendido como una problemática solo del sector estudiantil, sino que un problema del pueblo en su conjunto, es que queremos hacer junto a ustedes, los compañeros y compañeras que luchan contra las injusticias, carne esta consigna: Trabajadores de la cuidad y el campo, pobladores, estudiantes: Uníos. Fuerza Universitaria Rebelde, construyendo organización y consciencia de clase.


Declaración de la Fuerza Universitaria Rebelde FUR Chillán