Issuu on Google+


Bueno señoras ¿han visto al diablo pasar por acá últimamente? Este...La verdad no hija mía. pero su presencia esta muy cerca...

antes me tenian miedo, ahora solo me reconocen a duras penas, mandiga sea


?

Recuerdas al hombre de los cuernos? Hoy ni a los niños podría asustar Y soy el hazme reír en este puto carnaval Yo te puedo enseñ ar mis peores secretos del mal, A mentir y robar y que el pueblo te vuelva a votar Neo-Satan / Ataque 77


ejasnem

lanimilbus


Raza de Caín, en el fango Cae y miserablemente muere. Raza de Caín, tu suplicio ¿Tendrá un final alguna vez? Raza de Caín, tus entrañas Aúllan hambrientas como un can. Raza de Caín, en tu antro, Pobre chacal, ¡tiembla de frío! Raza de Caín, corazón ígneo, Cuídate de esos apetitos. Raza de Caín, por los caminos, Lleva a tu gente temerosa. Charles Baudelaire / Abel y Caín


peregrinació n al infierno Es una tradición del señor Plátano la realización de su peregrinación al infieno y este año no sería la excepción; así que alisto todo para este gran viaje y se dirigió al mítico lugar. En medio del infierno se encontró con un hombre que llevaba sus ropas quemadas y estaba sentado en un rincón, el hombre lo saludó y dijo: ¿Usted qué hace aquí? Y el señor platano como es costumbre, en mitad de cada peregrinación recuerda que el infierno no importa, que realmente el infierno no es un lugar y que no existe ni existira tal sitio ni tal peregrinación. En ese momento que todo desaparece por el poder del no me importa Peregrinación al infierno / Los Escritos Apócrifos del Señor Plátano ©Rene Segura


t t he he d ki ev n il g of is n he ot ll ?


eso es todo amigxs


Ficciorama n38