__MAIN_TEXT__

Page 1

Pensamiento en la oscuridad del Ser III


Felipe J. Piñeiro García

Pensamiento en la Oscuridad del Ser III Libro de Felipe J. Piñeiro García Edición no venal, año 2004 Prohibida su reproducción total o parcial sin el consentimiento expreso del autor. Inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual

Pensamiento en la Oscuridad del Ser III por Felipe J. Piñeiro García se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercialSinDerivadas 3.0 Unported. ©Todos los derechos reservados.


Pensamiento en la oscuridad del Ser III

Dedicatoria. En especial a mi hermana y enfermos de cáncer, unos luchadores contra reloj. Esta dedicatoria es a todos aquellos que durante años me han seguido y han confiado en mí, como persona y escritor. En especial a mis padres, hermana, cuñado y al resto de familia, donde hay cabida para esos amigos y amigas, que ya de sobra, ellos saben quiénes son. No quiero olvidarme de esos escritores y escritoras que me han apoyado en su momento, dándome ánimos, a veces con un simple comentario. Gracias a todos.

3


Felipe J. Piñeiro García

4


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Índice

INTRODUCCIÓN.

6

POEMAS

7

NOTA DEL AUTOR.

133

5


Felipe J. Piñeiro García

Introducción. Con esta tercera parte de Pensamiento en la Oscuridad del Ser, doy por cerrada esta trilogía. En el presente libro trataremos a partir de los poemas descifrar esos sentimientos que tenemos en lo más profundo de nuestro oscuro Ser. Esta vez, los pensamientos no tendrán un orden pre establecido, ni por alfabeto ni por tema. Sólo poesía libre, sin ornatos, que transmita sensaciones,

conceptos, siempre

sencillez.

6

emociones a

través

y de

la


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Poemas Vacío. Objetivos en leyenda de fábulas, los seres del bosque no son buenos. Sofocado en mi propia historia, crónica de un final no anunciado. Nativo de la pena, sin valores reales, necesidades perdidas sin fases. Viejo zángano

7


Felipe J. Piñeiro García

que ya no enfría colmena, mito desconocido en vida inventada. Sueños atados en nudos marineros, capitán de barco sin rumbo, libro de bitácoras vacío.

8


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Infravalorado. Aislado de todo, carente de nada. EgoĂ­smo superado por envidias, decidido sin decisiones, momentos de lucidez efĂ­meros, Responsable de todo, culpable de nada, cargador de vuestras cruces.

9


Felipe J. Piñeiro García

Medicación. Todo está ahí, mano extendida al infinito, aquello que viste no logras coger. Mano enferma en temblores, espasmos sin prospecto. Voluntad minada en agonía, debajo de lengua se deshace. Ojos caídos al sueño irreal, tiempo vacío que corre en contra.

10


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Revolución. Balas que desean despertar, sueños de desfiles revolucionarios. Lágrimas a cambio de libertad, olor a lluvia y barro. Atravesado por ideales en forma de balas, días robados entre condenas, angustia entre noticias, esperas sin regresos.

11


Felipe J. Piñeiro García

Después de años alzamos los puños, pasos atrás complicados de recordar.

12


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Viaje a ninguna parte. Estación rota en frío de vías, rodeado en humo de niebla. Prisionero de un destino, retorcido en los ojos de otros cuerpos, mimado por la incertidumbre sin fin. Paisajes desconocidos e inquietantes, alma albergada entre horas, buscadora de un cobijo, rompiendo días y noches miserables, camuflado burlado en alas sin cielo.

13


Felipe J. Piñeiro García

Dependencia. Necesitado de tu calor, tu aliento es mi batalla. Encogido entre valentía, culpable de mis cadenas. Infierno de sueños, ardiendo en el barro, inhumano para sobrevivir. Abrazado a tu calor, fugado de la rabia, acogido en tu aliento.

14


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Consumismo. ParaĂ­so maldito aclamado, no soy de nadie. Generaciones entre esclavos, esperanzas de silencios. Tierra entre sĂ­mbolos de poder, refuerzos de incultura, cerebro atravesado por ignorancia. Pantallas con destellos de basura, apogeo de pesadillas entre paredes, salĂłn lleno de eco.

15


Felipe J. PiĂąeiro GarcĂ­a

Homicidio. Cuerpo bajo tierra entre raĂ­ces, ojos cerrados quieren ver. Sonrisa al ver tu sangre, ilusiones dejadas de lado, viento con sonido de muerto. Miedo evaporado por esperanza, grito en tus manos, perdido entre la distancia del bien. Sombra que no quiere moverse, arrugas en frente causa del recuerdo.

16


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Paso del tiempo. Estancado en el miedo de la esperanza, manos que tapan ojos ante la rabia. Distancia resistente al movimiento, me he perdido en el sinsentido. InĂştil en sombra ardiente, desnudo en arrugas de recuerdo, historias que ya no significan nada. LĂĄgrimas marcadas en los miedos, soledad ahogada en pozos de ansiedad.

17


Felipe J. Piñeiro García

Desaliento. Espejo de reflejos desorientados, derrotado sin saber qué hacer, olvidado en una carrera perdida. Destino sin sed de nada más, diálogo insulso en mi mente, diálogo que en la nada se pierde. Razón sin compromiso de guerra, sin necesidad de motivos. Cárcel alejada de la esperanza, preso de un mundo que ya no siento.

18


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Amor de antaño. Amor cubierto en cenizas, lluvia de oscuridad sin compartir, precipicio sin bordes. Soy sin ser, estoy sin estar, Mirar atrás no es una opción, mirar adelante, eso, solo es una ilusión. El final no acabó ayer, tampoco hoy.

19


Felipe J. Piñeiro García

Esperanza. Corazón cubierto de esperanza, mente poderosa que ata a la vida. Un mañana mejor me engaña, tedio sutil me abraza. Inviernos cortos, veranos, demasiado largos. Luz que nubla mi espacio verde, enfrentado a sensaciones, el tiempo no perdona.

20


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Promesas. Promesas rotas de amargura, absorbido de los pecados encadenados, muerto sin boca ajena. Usura de noches perdidas, sacudido en despedidas ficticias. Habitación vacía de pijamas, despojo de sábanas en sueños. Impías promesas quemadas, tragando fuego cual orujo, cuentas hace tiempo saldadas.

21


Felipe J. Piñeiro García

Mentiras. Osadía cobarde de incumplimientos, buzón vacío de horas y compasión, ironía de futuro mes a mes. Envejecido entre fantasmas, como whisky entre noche y noche. Amotinado contra mi carne, ego sin valores arrinconado, ganas de todo, desesperación con ritmo de nada, mentiras con sabor a verdad.

22


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Algunos periodistas. Sucesos en periĂłdicos con dietas, falsos cantos de espantos inocentes, insolencia con cinismo contaminado. Acribillados de sin razones, pobres que nunca serĂĄn ricos, libertad en boca cerrada, ojos vidriosos de avaricia. Alma hecha un nudo de grito, entraĂąas de palabras mal dispuestas, Tu amargura negada de lectores, destierro de objetividad muerto.

23


Felipe J. PiĂąeiro GarcĂ­a

Escondido. Ocultado de la vida y las mentiras, protegido de tu infame mundo, hundido en los tuyos. Humillando a lo que fuiste, arrepentimiento carente de alturas. Aires de grandeza en tu soledad, ignorante de la temida verdad, promesas de pelea sin ruidos. Unido a ti por las diferencias, misma agua en diferentes gargantas.

24


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Sociedad. Solidaridad de soles en ilusiones, personas como ajedrez en tablas, unidos por las diferencias. Trozos de piel a jirones de injusticias, miseria de paz y sueĂąos. Puerta abierta con candado de acero, desigualdad podrida en racismo, Paso del tiempo, nada ha cambiado, nada cambiarĂĄ.

25


Felipe J. Piñeiro García

Generaciones. Libertad de una generación en peligro, despertados de pesadillas en realidad, pobreza y desigualdad, entre guerras y sin paz. Libertad de nuestros jóvenes, libertinaje de sus actos, confusión entre mentira y verdad. Jamás despertarán, encerrados en sueños de libertinaje, condenados como reos de tu pasado, proclamemos su libertad.

26


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Políticos. Tú no deberías odiar, traicionaste por querer ser dios. Diablo escondido en alas que no vuelan, ojos con ansia de poder, aprendiz de la dominación, ladrón de la ilusión. Furcia de altos pagos, desinformación como enseñanza. Pueblo víctima de tu locura, al otro lado los grilletes claman romper, lucharemos en las calles.

27


Felipe J. Piñeiro García

Lucha. Alegría amparada en la lucha, deseo de ser piedra en tu camino, seré red en tus piernas. Nos levantamos cual hambre de pobre, hartos de amenazas, encaminados a un mismo fin, comerciaremos con la revolución, viviremos para derrotaros, viviremos para ser libres.

28


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Usurero. Mundo del revés, aburrido de ver como sigues al poder. Morirás en la miseria de la soledad, guarda tu dinero, de nada te valdrá allá donde vas. Prefiero ser pobre a ser como tú, seguiré adelante por la igualdad, seguiré sin miedo, sin miedo ante el hambre, ante la miseria. Morir de pena, mejor que tu vida.

29


Felipe J. Piñeiro García

Fanático. Demuestras hipocresía, desnudas la humanidad. Palabras llenas de nada en tu boca, carcomido en tu ejemplo. Sin conciencia, solo en tu silencio de muerte, te desprecio al verte pasar, marioneta de un poder irreal. Podrías darme pena, asco, es lo único que me das.

30


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Ascenso. Muchas almas revueltas de necesidad, inteligencia codiciada a lo material. Palabras como susurros carcomen tu mente. veneno planeando hasta la extinciĂłn, mucho de unos pocos, pocos de una mayorĂ­a. PuĂąos de acero en celda donde te arruinaste, tiempo de olvido en tu interior, reconvertido con traje y reloj.

31


Felipe J. Piñeiro García

Precio del poder. Veo hijos sin padres, poder alumbrado en genocidios, bolsillos llenos de tierra de muertos, cáncer desarrollado en beneficios, dignidad de perpetuar tus pasillos. La tierra amparada en justicia ciega, cruces y campanas que recuerdan, recuerdan que ellos mueren también. Hijo que un día fuiste, padre que nunca llegaste a ser.

32


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Metas. Andar por andar sin camino marcado, perdido sin casa. Camino que no crece como alma, volveré sin lágrimas secas en el andar. Tus ojos ya no son míos, tu piel tampoco. Sin entender los pasos dados, sentado en un risco, soñando sabores con viejos olores, con días más claros.

33


Felipe J. Piñeiro García

Castigado. Culpable del arrepentimiento, culpable de vivir así. Pecador de algo desconocido, cómplice de mi muerte. Fuera de control, abandonado al caer continuo, humillado y provocado. Arrastraré tu dolor tardío, arrodíllate sin perdón. aléjate de mí.

34


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Rotura. Clima enviciado en rareza, esclavo de la soledad. Parado sin hacer nada, rotura de creencias, poder de una persona, locura de otra. Sentado ante mi fracaso, pedazos de olvido en desamor. Maldici贸n de odio, maldito de impotencia.

35


Felipe J. Piñeiro García

Borracho. Manchado de bebida, bebida en alegría, cuando ella se fue. No necesito a nadie, borracho de soledad. Consecuencias de actos, borracho de lágrimas, borracho de tu olor. Todo terminó igual, con las copas nunca callo.

36


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Perdido en el tiempo. A mis cuarenta y pasó la vida, tren que no paró, andén lleno de almas sin vida, maletas que cortan las manos, Amor mal avenido, amor en vano. Caras sin rostro frente a mí, frío que traspasa el abrigo. Es hora de dejar la estación, ahora todo quedó atrás.

37


Felipe J. Piñeiro García

Perdido. Letras sin sentido, con penas, llenas de olvidos. Tiempo en busca de días, difícil encuentro contigo. Mañanas absurdas en oscuridad, amanecer claro en luz, despierto en mi sin estar. Letras muertas de pena, letras muertas de saciedad.

38


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Veneno. Veneno que no quita la vida, ofrecido a tu abrazo de olvido. Con cara demacrada, ojos de fuego secos, versos sin luna, espera sin prisa. Sin entendimiento dentro de mi piel, descalzo entre brasas de hielo. Calma ante el hechizo convencido, calma ofrecida por el delicado momento.

39


Felipe J. Piñeiro García

Amor de una noche. Viniste hacia mí en la noche calmada, desperté solo en la mañana soleada. Te busqué lo suficiente, te dejé ir lo justo. Paseando en el equilibrio, inventor de unos momentos. Saciado en sexo, seguiré mirando tus pechos en recuerdos. Volaré entre otras flores, oleré otras pieles.

40


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Acostumbrado. Vida rota sin ya dolor, lluvia sin tormenta en mi voz, regreso cada noche a tus brazos, vuelvo cada mañana a los de nadie. Se va cada día sin decir nada, nada queda, ni rencor. Sereno y tranquilo ante la situación, riendo al dolor y a la razón, gente ignorante que todo sabe, dinero sin valor, tú, encerrado a tu manera en este horror.

41


Felipe J. Piñeiro García

Resaca. Despertador, baño y ojeras, noches de fin de semana alegres, sin recuerdos entre lagunas. Estómago de noche alegre, a mí no me lían, me lio. No soy buen hombre, no cumplo lo que digo, dedos amarillos de cigarros consumidos, aliento a garrafón barato, noches de fin de semana alegres.

42


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Destino. Luna de paz y castigo, noche compartida sin testigos. He aprendido de la noche, he vomitado las mañanas. Tal vez vivo sin destino, paseante de un mismo camino. Ya no quiero estar contigo, universo mal repartido. Desde aquí vuestros cuerpos, desde aquí vuestras vidas, viles, denigrantes y vacías.

43


Felipe J. PiĂąeiro GarcĂ­a

Solo. Mi vida no es para ti, quejidos mudos de nadie. Estoy aquĂ­ siempre, mojado en realidad que no quiero mirar. Secretos entre suspiros de otros, nunca me siento solo ni abandonado por todo. Papel liado entre ritual, no me digas que he de hacer, los libros han de leerlos todos.

44


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Día tras día. Días tristes que no pasan, Torcidos como escalera de caracol, crecido entre tristeza y alegría sin fe. Pasan los años y nada me hace arder, fuego del infierno como hielo en mi piel. Sobrevivo decepcionado entre juicios, juicios regalados por vidas de otros. Viviré sin intensidad pero por deber, moriré sin avisar,

45


Felipe J. Piñeiro García

solo por joder. Día tras día me has de ver, mientras tanto espera.

46


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

El pueblo. Espacio compartido con lo malo y bueno, vidas carcomidas por gusanos, No me entiendes, estás perdiendo. Corazón ardiente de vergüenza, calles llenas de dolor y llantos. Suicidas que entiendo, ellos ganan, solo tú estás perdiendo. Gobiernos llenos de recelos, llenos de mentiras y usureros.

47


Felipe J. Piñeiro García

Traición. Conmigo te has equivocado, mi querer era gratis, tus mentiras fueron caras. Amigo te quedaste lejos, te quedaste sucio y sin techo. Te ataste solo y perdiste, ahora eres viejo y estás sediento, el perdón no te abraza, la compasión no es uno de mis dones. Tus lágrimas serán mi agua, tú seguirás con sed sin desierto.

48


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Solo unos pocos. Sombra que recorre el suelo, no se arrastra nunca, cuando no la ves se acerca más. Miseria en injusticias, pobreza entre destellos de oro. Dictadura de ricos y religiosos, unidos por el pueblo contra él. Solo unos pocos saben jugar, solo unos pocos verán la verdad. solo unos pocos se librarán, solo unos pocos.

49


Felipe J. Piñeiro García

Derechos. Alma llena de suciedad de sociedad, alma helada de libertad y derechos. Engañado entre sonrisas, tu mano fría ya no engaña. No vengas conmigo, son mis sueños, tu sonrisa depravada eligió los suyos. Me sublevo ante tu dictadura, no vengas a venderme miedos, los míos se los vendo al viento.

50


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Dices. Dices que solo escribo lo malo, lo triste, lo negativo. ÂżAcaso me ves feliz?, estoy apenado de mi tristeza, alma lacrada sin sosiego, intentando levantarse del conformismo. Desconsolado entre niĂąos y ancianos, pensamientos agrietados, sentimientos borrachos de palabras, en mi soledad solo me hiero a mĂ­ mismo.

51


Felipe J. Piñeiro García

Contaminación. Viajero de la eternidad del mal, como eterno es tu sufrimiento, decaído y malogrado de amores. Sin banderas, sin alas ni aire en el que volar. Estrangulado de aire viciado, mal común que gargantas irritan, en unos años enfermedad mundial. Montañas sin vestidos blancos, ríos sin peces despiertos, ya el otoño no es la muerte.

52


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Mas allá. Busca la esperanza más allá de estas letras. Ocultan verdades y alegrías, ocultan esperanzas y sentimientos, ocultan amores sin cobardías. No es mi culpa si no sabes leer, no es tu culpa si crees saber. Inmensidad de belleza, abundancia que no está lejos ni sola. No leas lo que quieres leer, lee lo que necesitas para poder ver.

53


Felipe J. Piñeiro García

Solo tú. Soy un rayo de sol entre la inmundicia, soy una gota de agua en tu desierto, soy tu soledad sin estar sola. No siempre llueve, no sólo es amor y odio. Sólo tú te olvidas de ti, sólo tú has de salir. Si quieres volar córtate las alas, no necesitas viento, sólo tú ves tristeza en el gris.

54


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Sin ellos. Susurros y lamentos, sed de los demás. Corazón pobre dependiente, desatendido de ti mismo. A la vereda de otras vidas, ejército errante de vacío. Caminos que no puedes sembrar, camino propio que has de buscar. Dependencia que te ata a ellos, aceras llenas de pies desconocidos, no reconoces ya los tuyos.

55


Felipe J. Piñeiro García

Caminos paralelos. Vidas paralelas, se rozan sin sentirse. Tu sentir, mi sentir, su sentir. Enfermizas vidas sin culpas, mi culpa es solo mía, mi flor negra yo la cultivé. Sensibilidad de piel agrietada, no quiero saber dónde vas, no te importa dónde vaya yo.

56


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Confuso. Lo importante es difícil de entender, ¿Dónde acaba lo que no empezó?, no puedes coger lo que no existe. Duermo porque estoy más despierto, despierto es una ilusión del sueño. Arruinado en tiempo de rarezas, cabeza del revés, ideas cambiadas. Cognitivo de la idiotez, aprendiz de la estupidez.

57


Felipe J. Piñeiro García

Yo decido. Pocos intentos sin voluntad, cabeza sin sentido, sin interés. Cuidar de nada para cuidarme un poco, discutiendo conmigo mismo. Demonio que susurra en mi oído, no te pido para no devolver. Castigo impuesto por decisión, castigo sin redención. Me equivoco pero yo decido, aprendiendo sin aprender.

58


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Sigue esperando. Deja de mirarme, mĂ­rate a ti. Si esperas algo de mĂ­, sigue esperando. Soy lo que me pasa, o no, cansado de lo que dices, y de ello la mitad o menos. Lo que ofreces, la nada de todo, lo que te doy, todo.

59


Felipe J. Piñeiro García

Siempre igual. Mente oxidada y derrumbada, todo fácilmente frágil, bebido en ausencias, dormido en mis sueños. Escritos iguales para decir todo, vivencias en el barranco de las penas, mantenido en vida muerta, siempre llorando entre risas. Nada más que decir, nada más que contar.

60


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Esclavo de mi mismo. Hombre nacido entre verdades y mentiras, se destinó a querer ver el interior. Crecido deprisa, nunca conformado en una solución, encerrado en el baúl del dolor. Oculto entre las sombras, dueño de su propia esclavitud, dueño de su propio final. Noches para poder entender, viviendo detrás de ellas.

61


Felipe J. Piñeiro García

Tropieza. No pares nunca de tropezar, acostúmbrate a la torpeza. Nada más cierto que el miedo, nada más cierto que la soledad. Llora y pide, cierra los ojos y escucha, no necesitas al día, tropieza en las noche, acostúmbrate a la torpeza. Si no caminas todo se termina, sueña para no conformarte.

62


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Pasado. Caricias de silencio, eterna oscuridad entre luz. Nunca me ves sonreír, despierta, no hay nada que esperar. Los sueños se olvidan, el pasado también. Humedad de risas en lágrimas, dedos amarillos con olor a humo, eterna oscuridad sin luz.

63


Felipe J. Piñeiro García

Enfermo. Enfermedad que me ofrece vivir, escondido de los sueños comunes, veneno para estar un poco más aquí. No quiero discursos, abundancia de la pobreza, condena por no poderme disparar. No deseo volver a nacer, maldito mundo global, maldita gente caminante del pasar. Tedio de días iguales, tedio de vida en azar que no ayuda.

64


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Dudas. Ojos cerrados para no pensar, ojos cerrados en muerte complaciente, quizás hoy sea día de suerte. Espera de circunstancias famélicas, espera de dicha que no llega. Sin presente ni futuro, solo se vive una vez, solo se muere una vez. No hay buen camino en esta sociedad, la honestidad palabra vacía. cansado ya de dudas existenciales.

65


Felipe J. Piñeiro García

Suicidio. Nada debo a este mundo, nada he de cancelar, quiero marchar sin casi dañar. Paredes separadas del mundo, inventor de vida sin vida, lección no aprendida de consejos ajenos. Rabia atenazada de abismo sin futuro, tiempo guardado para perder. tiempo parado para poder evitar, recuerdos que no quieren seguir, precio de libertad estigmatizada por ti.

66


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Miedo. Huyo de las palabras solo, hablando conmigo mismo, cosas que nunca podré decir. Difícil ocultar el miedo, difícil ocultar mi malestar. Acércate para que yo me aleje, palabras de por medio como muro. Voces oídas desde los sueños, sudores que atenazan los músculos, sonidos de campanas se acercan, miedo que pasará a ser de los demás.

67


Felipe J. Piñeiro García

Pesadillas. Pocas horas de sueño, siempre convertidas en pesadillas, recogiendo retazos de ellas. ¿Quién soy yo?, acabado de paciencia y serenidad. Detrás de la puerta, siempre alguien dañino. No queda nada al final, otra noche sin descanso, otra noche de corazón atenazado.

68


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Tristeza. Siempre estoy triste, dame un motivo por el que reír. Tengo mis costumbres, tú hablas para nada decir. Esperaré a las almas esas que nunca vi, enterraré los días para no tenerlos en cuenta, quiero ser la parte más seria de ti. Siempre estoy triste, dame un motivo por el que reír.

69


Felipe J. Piñeiro García

Rutina. Cultivado en la ruina del desencanto, rutina desafiante de derribo de muros. Detrás de la puerta encuentro otra, extraño de lugar a ningún lado. Revuelto por recuerdos, por días pasados, por días perdidos, atado a mi rutina. Aire viciado entre cuatro paredes, extraño de lugar a ningún lado.

70


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Impotencia. Dientes apretados en ira, imposible escapar de esta mortaja, todo es tan difĂ­cil. Raro o diferente, lluvia de decisiones no tomadas, masacrado en vida. Propuestas encima de la mesa, promesas muertas sin enterrar, CorazĂłn pobre, alquilado en frĂ­as madrugadas, solo ante el amanecer.

71


Felipe J. PiĂąeiro GarcĂ­a

Caminante solitario. Solitario navegante a ninguna parte, arrogante de ser solo uno mĂĄs. Cabizbajo entre pasos de plomo, debajo de mi sudor, piel de edad contenida. Goteo de problemas callados. estrellas de imaginaciĂłn en los pies, enterrado entre pasos ya pisados. Sombras de otros que evitas, palabras de otros que no oyes, solitario navegante a ninguna parte.

72


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Teatro social. Actor de vida, actuación diaria ante los demás, No hablaré del dolor, gente que sólo se oyen a sí mismos. Volveré de nuevo con cada día, una nueva actuación. Perdimos nuestro instinto, perdidos por tanta actuación. Vienes a buscar lo que te interesa, delicias no te puedo dar, amordazado de voces perdidas.

73


Felipe J. Piñeiro García

Diferentes. Diferencia entre tú y yo, entre el principio y el fin, el bien y el mal, el blanco o negro. Todo es afín, extranjero o de aquí. Humanos todos al final, las banderas y fronteras aquí o allá. Yo no inventé fronteras, yo no invento diferencias.

74


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

ÂżDe derechas o izquierdas? PĂĄlidas almas me dicen: maldito, no tengo barco ni se nadar, carne de pulso mutilado. Tierra maldita e inconfundible, llena de buitres, de pĂştridas gentes. Bocas que soplan falacias, extremos de ideas coincidentes, falsos e inventores de la morralla. Mandatos sin coraje, sofocados en su propia mierda.

75


Felipe J. Piñeiro García

Mi ciudad. Mi ciudad está llena de sol, está en mi corazón o mi mente. Regalo estaciones, decoradas del ornamento que quieras. Tu mente está llena de oscuridad, está en tus actos. Regalas cobrando todo, decorado del ornamento que se pague. Mi ciudad no es real, ¿Acaso la tuya lo es más? un día apretaré con rabia tu cabeza.

76


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Paraíso. Batalla sin compresión de paz, refugiado en ninguna fe. Mapa que no debes tocar, es mi paraíso, de mentira o verdad. Desidia acomodada de preguntas sin contestar, estímulos sin reacción ante tu andar. Paraíso acomodado en mi monotonía, no lo juzgues, si tú no lo tienes no me culpes.

77


Felipe J. Piñeiro García

Cobarde. No tienes valor, pero me tocas los cojones, no dejas huella por el miedo. Ladrido de perro castrado tienes, mi fuerza no tiene ladrido, mis heridas no las causas tú. Equivocado en tus actos, no sabes herir, solo escapar y esconderte. En mi mundo no tienes escapatoria, los callejones que caminas son míos.

78


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Muerte. Pausado en mis pensamientos, días que siguen corriendo, sigo sin ir a tu alegría, algún día iré. Tres veces o más te busqué, no me acogiste en tu libertad. En mi cabeza ronda el cuándo, en tus brazos ronda mi desahogo. Realidades pintadas de equilibrio, alivio de dejar de rumiar esta vida, alivio de dormir contigo.

79


Felipe J. PiĂąeiro GarcĂ­a

CuĂĄl es la verdad. Exiliado de vidas ajenas, campo donde no nacen ya las flores. Neuronas amargadas de invenciĂłn, saliva reventada de rabia y gritos, inundado de inservibles delirios. Nutrido de letras y sentimientos, nutrido de los desalientos propios y ajenos. Canalizador del mal, pasivo de llagas

80


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

de encierro sin caricias, soĂąador de una insulsa y vacĂ­a verdad.

81


Felipe J. Piñeiro García

Solo yo decido: Descuidado en la desdicha, asustados al ver mis espinas, sangre derramada en mi interior, personas que no destruyeron mi estima, a ti también te incluyo en mi vida. Añoro el tiempo desbocado de nada. no es vida, no me conoces, no podrás destruir mi vida. Tiempo oprimido y encogido, solo yo decido cuando.

82


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Mejor solo: Sin rezar me encuentro libre, Arrojado de pensamientos fatales, escupido en la cara por vuestros juicios. Por fin de nuevo solo, por fin de nuevo libre. Muertos que quedaron atrás, muertos que ya no volveré a escuchar. Marchitado y podrido, alma en pena que pasea entre los vivos, nunca pediré perdón, nunca te devolveré la vida.

83


Felipe J. Piñeiro García

Frío acogedor: Frías noches me esperan, huesos construidos en escarcha, espalda caducada de peso, sangre caída de pena prensada. Frío que amenaza, escondido del secuestro de la mano va. Charco que no moja ni en la redundancia, merece la pena sentir este frío, duele como tu calor. Ambos escondidos en el sin sentir, ha madurado en nuestras manos.

84


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Rotura mental. Conciencia vacía de febriles arrepentimientos, cerebro vacío de cadenas sin sentido. Destino todo recto, tuyo es el camino que andas, contaminado de ideas sin perdón. Hazañas guardas en legañas, mudo de desidia estando quieto, olvidado de sogas que mi cuello quisieron, entorno contaminado de falta elocuencia nauseabunda.

85


Felipe J. PiĂąeiro GarcĂ­a

Cansado. Cargado en resaca de letras, cansado de aventuras en paseos, de amistosas rĂĄfagas. cansado de dar. Paciencia rota de desconocidos, volador de la noche en mundos diferentes. Destino sin piedad entre paredes, cansado de promesas, harto de motivos sin vergĂźenza, cansado de falacias.

86


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Gritos sin voz. Gritos de soledad en desierto, destrozado de lecciones de abuelos, entresijos de pensamientos turbios. Gordo que se desliza entre rabia, ventana con brisas de prisas. Buscador de gloria sin historia, silencio de novia sin convencer, palabras atenazadas detrรกs del velo. Poros en terciopelo de reposo, mรกrtir en compases maltrechos, manos que tapan boca sin aliento.

87


Felipe J. Piñeiro García

Escucha al pueblo. Libertad entre tanto ruido, libertad de ser oídos, libertad de gritar a vuestros oídos. Déjame explicarle al pueblo, quítate el fango del traje, arráncate la sordera del poder. Harto de escuchar tu mierda, tus falacias llenas de convencimiento. No culpes a la sociedad, no culpes a tu denigrante integridad, escucha al pueblo que es tu pan.

88


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Despedido. Sombría tarde llena de puñaladas, revuelto sin tregua entre caretas, pistola en mirada de desesperación. Calor ente quietud de libre albedrío, existencia amenazada por empresas, agazapado entre oportunidad de venganza. Sin tropiezos y sin enmiendas, vida arruinada por tu avaricia, clase media desaparecida, finiquito envuelto en hambre de hijos.

89


Felipe J. Piñeiro García

Parados. Esquinas con trozos de vida, tiempo subastado en el inem, alba sin un mañana sin sol. Odio de ser lo que se es, odio por desear lo que no se tiene. Olor de moral putrefacta, tambaleantes entre periódicos de ofertas, mareado entre oportunidades inexistentes. Días que vacían frigoríficos, noches incandescentes de insomnio.

90


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Orgullo. Nunca rendido ante nadie, pantalones subidos a mordiscos, ramas por las que no sĂŠ andar. Rumores de porvenir apagados, lengua que no se muerde, lengua que ante ti no se detiene. No soy como tĂş, no necesito horario para gritar, no necesito dormir en mi descansar. Quieres mis rodillas postradas, cuerpo de piedra este que no se humilla.

91


Felipe J. Piñeiro García

Solo amor. Tierra extinguida de munición, envejecido ante mis rabietas, buscador de tierra abonada de amor. Sólo ante la locura de la pasión, estrellas escapadas entre sueños, prisión de tortura colmada de dolor. Cuerpo dolorido de pasos extraños, amor disuelto en arañazos de despedidas. Macabra suerte sin amor, tortura de sexo sin dinero, tortura de amor sin pasión.

92


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Duelo. Duelo de muerte anticipada, Cuerpo colgante de pasado, lecho mojado de despecho. LĂĄgrimas y saliva de anhelos, momentos llevados de recuerdos, arrepentimientos de palabras nunca pronunciadas. Falta de aire en hombros cargados, peso de vidas ajenas quebrantados. Se van sin avisar, yo aquĂ­, un espectador mĂĄs.

93


Felipe J. Piñeiro García

Noches vacías. Paso lento que recoge alientos, puerta a puerta sin voluntad, colmado de alcohol de madrugadas. Borracho de las noches olvidadas, sed ansiada de vacío social. Sin tiempo ni ganas de mirarme, hablador del viento entre versos, silencio del contento del invento. Vestido de besos empapado en tu cuerpo, partido en arcadas que alumbran un nuevo día.

94


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Juicios baratos. Malditos los que creen saber quién soy, impotente entre manos atadas, Sin razones para ser enfermo, absurdo para estarlo. Reencarnado en silencio sin grandeza, animal sin postura determinada. Juicio de gente extraviada en su pena, juicio de envidias y desconocimiento, vidas que lastran su pérdida en tu vida. Filosofía barata en tu crítica, vacío en vida que llenas con otras.

95


Felipe J. Piñeiro García

Cuando escribo. Letras que abrazan papel que acabará en la basura, cuentos de agonías y miedos con desencantos. Soledad amarga abrazada al letargo, letras con tacto perecido, rimas sin impulsos resignados, sólo sentimientos que pasan como corriente de río. Escarcha de tinta en lamentos, alumbrado de falsos eventos.

96


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Batallas sociales perdidas. Sumiso ante la falta de remedio, la falta de motivos, ante nuestro fracaso. Distancia en la cara del olvido, combatientes sin escudos, fracasados en el seno de la claudicaci贸n, piel consumida en locura de panfletos. Sicarios de cristales de comercios, pir贸manos de contenedores, enca帽onados por los antes drogados, sin lograr nunca lo que queremos.

97


Felipe J. PiĂąeiro GarcĂ­a

Voces ocultas. Vasallos del pan duro, talento escondido en baja talla, voces con sentido arrasadas. Fortuna de hombres sin discursos, parias como falsas monedas. Voz excluida de la comuniĂłn del derecho, murallas de infortunios alzadas por hombres. Derechos de permanecer, permanecer en silencio, permanecer sumisos y escondidos.

98


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Falsa solidaridad. Desamor del mundo en corazones de piedra, inculcados en odios, en racismo, en envidias asentadas en basura. Sombra que calienta más que el sol, viento que ahoga más que el vacío. Orines de aceras vendidas en esquinas, vista rematada al suelo de la vergüenza, alimentada de falsa sociedad, de detalles con olor a intereses.

99


Felipe J. Piñeiro García

Paso a paso. No hay camino llano, no hay destino sin cemento fraguado, no hay lamento que no tenga peso. Mundo lleno de lo absurdo, palabras sin sentido en mis rezos, rezos vacíos de religión, vacíos de imploraciones. Vista desperdiciada sin sentir, flores que mueren como generaciones. Destruidos antes del parto, paso a paso sobre lo ya andado.

100


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Falsa libertad. Nubes con forma de pistolas, semillas cultivadas de control, control sobre la libertad. Eternidad de guerras y destrucci贸n, cavilando entre vueltas de gritos, mundo de bolsillos llenos de sangre. Manos levantadas ante golpes, apu帽alados

101


Felipe J. Piñeiro García

por colectivos de uniforme. Valentía de caminos entre disidentes, estado que persigue la sumisión, sin luz ante la imposición dictada.

102


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Esperanzas perdidas. Ojos tristes entre rincones, manchas de soledad incandescentes. No quiero despertar para ver lo mismo, descalzo entre piedras afiladas. Ventanas robadas de venganzas, pu単os que no roban, no matan, no cambian nada. Malas cosechas de segundos sin regalos, empu単ado en amor sin amante, enterrados los cuerpos sin ansia.

103


Felipe J. Piñeiro García

La dejé ir. Caras olvidadas en el frío de las nieves, madre que nunca compartirá hijos, sábanas mojadas de sudor en sueños. Asesino de días venideros, culpable sujetando fotos del pasado, culpable de boca que dijo adiós. Palabras en libro inconsciente, corazón descubierto de páginas agrias. Sentencias entre saliva de rabia, aforismos guardados de pasado, historia en mente de nervios calmados.

104


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Últimos días. Mi boca callará, sellará los ojos del llanto, cuerpo arrugado en eternidad. No volveré en cuerpo distinto, no quiero angustias ni lágrimas. Ansié lo imposible, diferente ante lo establecido. Se acabará mi historia, se acabará mi memoria. Descanso infinito de momentos, lamentos olvidados en eterno opaco.

105


Felipe J. Pi帽eiro Garc铆a

Aut贸nomos. No soy de hierro, solo carne y hueso. Mundos hartos de inventos, negocios de enfrentamiento, espanto de te quieros insinceros. Vida ficticia pasada en el tiempo, pasada sin compasi贸n en humillaciones. Miseria furtiva arrancada y desertora, moneda de cambio social, desertora de la esclavitud, dominadora de la rutina.

106


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Artistas. Quieren matar a los poetas, matar la cultura y la incultura, el de siempre mata a bajo precio. Recuerda los golpes al artista, paredones de intermediarios, autores en homilĂ­a y sin guiones. CrĂ­ticos con guillotinas sin sabiendas, premios vendidos a nombres del momento, espanto de premios a dedos, oportunidades a ojo ciego.

107


Felipe J. Piñeiro García

El ayer. Corazón inexistente de pecho, harto de todo y de llantos. Ciudades sin leyes, arrasado en el desplacer, perdido antes de nacer. Masticado de esperas, despojado de sueños inmaculados, paisajes solo soñados, nunca olvidados. Silencio de caricias, desgarrado de desprecios.

108


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Lo que fui. Cuerpo tapado en fría manta, pudores combatidos en treguas, desterrado de temores. Fracaso en alma de ardores, silencios asumidos sin valentías. Dolorido de duelos eternos, robado de ilusión, cristal innecesario de vejez. Frágil ante lo inmerecido, ya no hay dolor de sentimiento, ya no hay sentido de sumisión.

109


Felipe J. PiĂąeiro GarcĂ­a

Falsas Amistades. Pensamientos de amor rechazados, agrios sabores endulzados, voces de gente adormecidas de valor. Ya somos distintos del pasado, Mentiras resistentes al dolor, multitudes escondidas de amistad. Abrazos en carcajadas de rincones, puertas cerradas entre paredes. Marcado

110


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

por violentos momentos, muerto en placeres inexistentes, prisas por llegar a un ansiado adi贸s.

111


Felipe J. Piñeiro García

Todo es un teatro. Nunca enseñado en verdad, reclamado por desconocidos, abusos de enseñanzas vacías, firmas de sangre entre absolución. Tierra entre feas maneras de pensar, mezquinas formas de odios, aprendidas de raros ideales, inocencia perdida fuera de la belleza, quejidos manchados de conciencia. Vergüenza ajena en brindis de olvidos, coraje que da la espalda al sentido.

112


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Silencios del pasado. Revancha simulada de codicia, arraigado a lamentos sin valores, Cargado de versos sin curaci贸n, aventuras encontradas de r谩fagas, paciencia rota de entendimiento. Noche apagada en velas de destino, amor ahogado cansado de dar, motivos en suspiros condenados. Golpes al coraz贸n para vivir, destrozado en lecciones sin entresijos, deslizado en sabores de rabia.

113


Felipe J. Piñeiro García

Hoy Quisiera. Mirada en piel de reposo aterciopelada, compases de deseos ignorados. Escondido entre sábanas dimitidas, libertad de estar contigo, historia que acaricia tu cuerpo. Déjame contarte mis deseos, déjame despertarte en mi almohada, déjame decirte lo que no me vas a dar. Mente con disfraz de amor parado, sentencia de amor en soledad, quisiera darte solo placer.

114


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Desobediencia social. Ojos apuñalados de revuelta, caminos sin faros que alumbren, tropiezos agazapados en quietud, quietud del libre albedrío. Empuñado en armas inocuas, sucio en limpieza de memoria, conciencia libre de explicaciones. Coronado en lo más alto de la esperanza, medianoche de pasos inquietantes, de pasos escondidos de ley, de actos exigidos por culpas de otros.

115


Felipe J. Piñeiro García

Deseos de venganza. Mano equivocada de vacía moral, tambaleante entre el alba y el mañana, sin entender lo que fluye sin control. Cuerpo sucio de gente equivocada, muerto de caprichos con sabor a delito, olores de tambaleantes deseos. Asediado de pasión incandescente, vida a la deriva por masacrar tus carnes, barreras de oscuridad sin hechos. Serás mi plato de robo por partes, serás mi fin en la vida inexistente.

116


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

No suplicaré. No me detendré ante ti ni ante nadie, no perderé mis pantalones, no me morderé la boca, no me andaré por las ramas. Daré a mi alma lo que tú no necesitas, daré a mi vida tu soplo de fe. Esos rumores que no dan porvenir, esas canas que enseñan paciencia, es tiempo este el que me fortalece. Rondaré los conflictos como piedra, duro, inamovible, pero… mis rodillas, no tocarán tu suelo.

117


Felipe J. Piñeiro García

Aquel, mi primer amor. Lados repletos de dolor sin caricias, ausencias extrañas sin voz ni presencia, estaciones sin tiempo, sin tu estar. Vivir muriendo así, más dulce que el olvido. Soledad de no verte, solo fuiste el primero, nunca tan poco dolor pareció tanto. Ahora en la lejanía eres solo sombra, ahora en el tiempo no eres ya nada.

118


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Sin ti. Pena que quema en el desamor, desesperado de tu llamada, alejado de tu corazón, dolor de vivir así. Buscándote no te encontré, mi piel y alma atrapadas, en esta muerte de vida sin ti. Penas colgadas en tiempo pasado, caída sobrada en soledad, olvido de pasado que no llega, imposible ignorar este dolor.

119


Felipe J. Piñeiro García

Nos amamos. Besos cálidos en cuerpos húmedos, baños de besos entre jadeos, más que siempre, más que nunca. Haciendo el amor entre luna y mar, sol que alumbra y no te falta, corazón sin espinas ni religión. Adoración compartida entre dos, de los pies a la cabeza todo amor, complicidad de almas gemelas, felicidad llena de vacío material.

120


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Más allá de la distancia. Te sueño hasta en la distancia, muerto por tus labios, por tu amor franco. Te di, daré y doy todo, amor que no sabes de traición, almas juntas como cuerpos amantes, fin del mundo en vidas sin pérdidas. Contigo todo, contigo nada a medias, Adictos de cachitos de nuestra luz, tu calor en la distancia me calienta.

121


Felipe J. PiĂąeiro GarcĂ­a

Sentimientos de dolor. Cabeza que no deja de pensar, corazĂłn que no deja de latir, saturado en sentimientos opuestos, deseos de vivir sin aire, deseos de vivir sin sentir. Ahogado de brisas hirientes, ahogado de sentimiento, afligido de encerrar al amor. No se puede volar sin alas, las flores no pueden vivir sin tierra, yo no puedo vivir sin ti.

122


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Crecimos. De niños juegos entre árboles y ríos, transparencia de risas sin dolor. Ahora no hay árboles, no hay ríos donde jugar, ahora, mundo podrido sin lugar. Llantos rotos en la ambigüedad, mundo partido de insalubridad. Quisiera seguir siendo niño, entre árboles y ríos jugar, olvidar este mundo roto sin paz.

123


Felipe J. Piñeiro García

Algún día. Algún día volveré, desierto de mis pasos solitarios, volveré para susurrarte al oído, para decirte lo que hice, donde estuve, que aprendí. Mientras seguiré mi camino, contrario a las vías del tren, contrario a todo y todos. Mientras, la luna viene conmigo, hasta el día en que vuelva a ti.

124


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Otra copa por favor. Mandado ante la injusticia del olvido, sitiado y desahuciado del no beber, ahora me toca perder. Lágrimas de hielos entre camareros desconocidos, tarde para buscarme entre ríos de alcohol, alma arañada de suelo mojado, músicas con letras de amantes. Miel agria perdida de razones, limón dulce entre sorbos, otra copa por favor.

125


Felipe J. Piñeiro García

Melancolía. Olor a tristeza, olor a soledad, ojos perdidos en humedad, vacío sentido de escalofríos. Otra parte de mi ser, no se sabe dónde anda, necesidad de alguien con quien llorar, te busco debajo las piedras y entre ellas. Ausencia con sabor a dolor, permanencia de rutina diaria, de pies a cabeza otro mañana.

126


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Música. Un café de mañana con ritmos alegres, solo yo pongo las notas, notas de nunca, de siempre, de tal vez… Música que aleja diablos, sol que nace de la niebla, baile de piernas intranquilas. Silencios de lo ajeno a tus sonidos, pies ligeros en mi obesidad, suben y suben hasta mi cabeza. Música que me abraza mejor que nadie, que me habla y ampara mi soledad.

127


Felipe J. Piñeiro García

En el insomnio. Acosado de recuerdos en sueños, sueños sin dormir en sábanas ácidas, vueltas y vueltas en vacía cama, codos golpeados en esquinas de mesitas. Me siento solo sin porvenir, me siento morir sin maldiciones, abandonado a mis rotas divagaciones. Avergonzado de mis caricias en mi cuerpo, necesitado de las tuyas, solo una vez más.

128


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Cambios. Afligida vida que cuenta relatos, siempre has estado ahí, años entre letras malditas. Ya se ha acabado, una página que crees nueva, como nueva crees ahora la vida. Pasado en raíces eternas, no te dejarán escapar de ella, ¿qué será de mí?. Rincones de dudas me atraviesan, miedos de ideas se revelan.

129


Felipe J. Piñeiro García

Yo escribo. Escribo desde un rincón, escribo de mí para mí, me escurrí entre retazos de sueños, demasiados años me retuviste. Aire espeso que no deja respirar, letras que no dejan brotar felicidad, …desde un rincón. Mis ojos ya no me apoyan, uno me falla, el otro teme, manos que tiemblan sin fallos, sin temor.

130


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Culpable. Posos de universo en mi alma de taza, piel olorida por falta de caricias, por no poderte ver, por no poderte oler. Inundado de rabia caprichosa, abocado a una locura de sabiduría. Culpable de mi terquedad, amnistía de discreción escondida, ocasión de irme para siempre, ocasión de alcanzar el jamás, dame una luz a la que aferrarme.

131


Felipe J. Piñeiro García

La llamada. Campanas lejanas que llaman, signo del poder de la muerte, símbolo del dolor de los que se quedan. Ángeles que crees que lloran, que no mueren en tus lágrimas, un alma más que no volverá. Sitio para otros, huéspedes temporales como estrellas, no te arraigues a la vida, no luches contra la llamada, ¿la oyes?, tan sólo, acéptala.

132


Pensamiento en la Oscuridad del Ser III

Nota del autor. En esta trilogía, sólo he tratado de mostrar e intentar que sientas parte de ese dolor, la desesperación, rabia, dudas, miedos… Un poco de lo que puede hacer que nuestra vida sea de una u otra manera, una forma de poder ver la verdadera luz si te encuentras en la oscuridad, para así intentar disfrutar de la vida. Una vida maravillosa que sólo unos pocos podrán exprimir en su máxima. Sufre, pero levántate siempre, llora pero luego ríe. No somos especiales, tan sólo humanos.

133


Profile for Felipe J. Piñeiro García

Pensamiento en la Oscuridad del Ser III  

Con esta tercera parte de Pensamiento en la Oscuridad del Ser, doy por cerrada esta trilogía. En el presente libro trataremos a partir de l...

Pensamiento en la Oscuridad del Ser III  

Con esta tercera parte de Pensamiento en la Oscuridad del Ser, doy por cerrada esta trilogía. En el presente libro trataremos a partir de l...

Advertisement