Page 1

P1


SOLAS Colaboraci贸n de Abraham Salvador Tornero y Arturo Tierra

P2


indice 04

Editorial

05

Colectivo Polvo y Plumas

07 1 0

Celeste Flores

12

Ovarios Podridos

1 5

Melissa GarcĂ­a Aguirre

1 8

Aura Torres

20

Alejandro Zertuche

22

Gonzalo Asalazar

24

Panocha Chichimeka

28

Isaac Olmedo

3 0

Convocatoria

Arturo Tierra

Directorio 31

P3


Es un hecho que el arte acción es capaz de interpretarse variablemente, la decisión desde donde parte casi nunca es evidenciada, incluso aveces no es necesaria. En esta edición buscamos además del registro conocer el contexto de la pieza desde punto de vista del autor. “Cuerpos Encontrados nació a partir de un deseo, el de movilizar la escena de performance en Monterrey reuniendo, en un solo lugar, las investigaciones corporales de artistas emergentes locales. El deseo se nutrió de la confianza en el potencial transformador de la performance, pues esta es una investigación de otro modo de vida, una vía de acercamiento a lo real que es capaz de desestructurar los signos que nos conforman a la vez que nos disciplinan: la cultura, la psique, la política y la economía, por nombrar algunos. En el riesgo y en la dislocada relación cuerpo-objeto, aparece la brutal realidad.” Gracias a los artistas, a los organizadores de Cuerpos Encontrados y todas personas que hicieron posible esta edición.

P4


Po lvo y p lu m as SI TÚ PUEDES, YO PUEDO.

En nuestra primera acción como colectivo, nos sentamos frente a frente y nos tomamos de las manos, colocándonos sobre una llama encendida. La acción consiste en aguantar el calor de las brasas hasta que se apague el fuego, sin soltarnos.

P5


Esta acción es la primera en una serie de performances que representan los momentos adversos en nuestra relación. Existen muchos factores que intersectan en las relaciones, tanto externos como internos. Eventos o situaciones que nos hacen detenernos, dudar o querer alejarnos. A veces es mejor soltarse, pero en otras es necesario comprender que el fuego eventualmente se consumirá y lo que permanece intacto somos nosotros. Esta acción es una prueba de eso mismo y a la vez un tributo a una de esas pequeñas y hermosas victorias.

P6


C elest e flo r es (1978-

Es el cuerpo un medio y una extensión de una pieza natural para expresar conceptos e ideas, comer, vivir, convivir, envejecer, nacer y perdurar es parte del contexto que desarrollo como artista, es mi cuerpo perecedero el que me vincula con el arte, el registro tanto en pintura como en acción performática se genera a través de las vivencias que se forjan en ese espacio en donde todos estamos y las cosas que a todos nos relacionan, el cuerpo humano. Es

P7

)

mi cuerpo material con fecha de caducidad el cual encierra mis acciones, soy consciente de la muerte desde el primer momento que fue encañonada por una arma, fue la violencia la que me dio plenitud vivencial, la paradoja entre mejor vivir, y vivir mejor está dentro de la misma estética de mi cuerpo, su finalidad, su término, la contemplación del cuerpo inerte, la expectativa duracional de la vida, el simple hecho de aceptar el fin de cada uno, es parte de las metáforas de esta pieza. En Cuerpos Encontrados, leí mi Testamento Ológrafo en una declaración pública y legal de mostrar mi cuerpo como lienzo, darlo al que quiera intervenirlo,


permitir que la piel extienda la conceptualización de la mortandad, y en cierto sentido, extender la vida de aquél que elige intervenir. Tatuarme el texto (1978) en el pecho, es simplemente una formalización del destino, nacer y morir, estar consciente del tiempo que se entreteje cada día con las vivencias que le corresponden a mi conciencia, es hacerlo textual es un recordatorio de aceptación a la vida pero también a la muerte, vivir es hermoso y morir también lo será, donar mi cuerpo para que sea intervenido por otros, ese cuerpo que será ya ajeno a mí, en donde será una coraza a punto de ser despojo le podrá permitir a otros entender mi vida, mi participación en este mundo y

P8

la pertinencia del otro, es mi cuerpo un lienzo para todo aquél que lo desee, sin duda tendrá que vivir un poco más para verlo. El testamento es una declaratoria. Fragmentos de lo anunciado: “en mi plena decisión moral y personal al momento de mi muerte donar mi cuerpo durante tres días para que sea intervenido por cualquier interesado….” ,“toda la extensión de mi cuerpo será intervenida únicamente de forma gráfica…” “cualquier institución cultural o pública… podrá exhibir mi cuerpo…. “ , “para participar deberá notificarlo ante notario público asignado y con mi entonces abogado…..” ,“ deberán haber llenado la solicitud específica al momento de mi muerte”, “a partir


de este año (2015) el día de celebración de mi cumpleaños, es decir cada 22 de septiembre, durante 24 horas, y hasta el día de mi fallecimiento podrán solicitar la inscripción para intervenirme en el correo 1978celesteflores@gmail.com, de manera que hasta que yo muera mi abogado podrá contactarlos… e informarles el proceso de intervención....”. Esta pieza es una invitación para cualquiera que desee participar, no tendrá que vivir más que yo, su diseño, texto, o cualquiera cosa que haya deseado plasmar en mí, se llevará a cabo mediante otro intermediario en el caso de que el inscrito haya muerto antes que yo, en la inscripción se solicita información familiar, puesto que, posiblemente viva muchos años, y entonces sus familiares podrán ser avisados cuando muera que la intervención está por hacerse en mí, llevar también el deseo de otro que muera antes de mi es postergar y preservar su presencia en este lienzo viviente.

P9


A rt u ro T i er r a MECANISMO DE DEFENSA El descanso de la escalera que lleva desde el patio al segundo piso del Museo Metropolitano de Monterrey deviene en espacio sagrado gracias a una colección de piedras, troncos, monedas y curiosidades heredadas por mi abuela y por mi padre. Este lugar se sitúa, paradójicamente, en el medio del camino que todos recorren al subir y al bajar. Su nombre, “descanso”, connota un interludio para los cuerpos que pasan por él, momento que, quizá, puede prestarse a una reflexión efímera, del mismo tipo que propongo con mi acción. El espacio es una extensión de mi propio cuerpo abierto. Primero reparto agua florida entre lxs espectadorxs, ungiéndolos en

las palmas de las manos con dos gotas que voy sacando, vez por vez, desde una pequeña botella. Así les invito a evocar memorias y preparo el camino para su reactualización. A continuación, entrego a cada participante una bolita de dulce dorado. Algunxs se lo comen y otrxs se la guardan, pensando, como me dirán después, que este era algún tipo de sustancia psicotrópica. Entonces, presento al público tres figuras de santo niño dios. La memoria. Luego, me adhiero con cinta adhesiva cada figura a la cabeza, construyendo una cabeza-memoria monstruosa. El olvido, o la supresión de la memoria como mecanismo de defensa, me obliga a traerla de nuevo al presente, rompiéndome el cráneo y repitiendo: “Arturo recuerda, Arturo recuerda, recuerda Arturo, recuerda Arturo, acuérdate Arturo, Acuérdate Arturo, recuerda, recuerda, recuerda,

P10


Arturo recuerda, acuérdate, acuérdate, acuérdate, acuérdate, acuérdate, acuérdate Arturo, acuérdate Arturo, acuerdaht Arthuro Aturo recuhrdhte, recuherdath, acuerdat, acuerdath, acurdat, acuerdha”. La pared construida por necesidad, el muro de los lamentos recibe el azote de los fragmentos de una memoria rota, el niño que se quiebra, crudeza y honestidad. Me envuelvo en una cobija rellena de historia y me desnudo, quedando tan sólo protegido por ese manto de tristes flores. Tomo un trozo de cabeza del niño y lo pongo dos escalones màs abajo. Lo orino como rito de cierre. Mi venganza es el amor.

P11


Ova r i o s Po d r i d o s

Al pensar en el Encuentro una cosa fundamental que debo mencionar es la plataforma espacial y geográfica en la que se llevó a cabo, es decir: el museo. Fuera de sacralizaciones o condenas dogmáticas de rechazo queriendo verse como izquierdosas, puntualizo que entiendo al museo como una plataforma para intereses particulares del mundo del arte, entendido ortodoxamente como el espacio de legitimación de éste mismo. Ahora, a mí no me interesa ser legitimada, no me pasa por el culo querer que alguna autoridad institucional o social (es decir , el gremio de artistas, lxs groupies,académicxs, los medios de difusión, etc.) me consideren una servidora del arte. Unx no funciona para los conceptos. Pero sí me interesa aventar mi vomitada des-articulada indiscriminadamente dónde quiera que se encuentren personas, quienes son partícipes y testigos de una estructura social que sistemáticamente nos conforma. Cada espacio tiene sus dinámicas y éstas sus códigos. Así que cuando realicé ésta acción en el museo me quedó más claro que mis espacios para un que hacer ‘artístico’ son los llamados públicos, la c a ll e, lugares donde no existe un previo aviso, dónde no se llega a barrer para echar fuera la capacidad de quiebre y de apertura y hasta de

P12


indignación. A mí me interesa violentar, llegar como el pedo que no pregunta para saber si puede o no impregnar de pestilencia el ambiente. Entonces sí he de decir que el performance como herramienta de empoderamiento político no funciona de manera igual en un escenario que quiere hacerse la carne curtida y de óptica solo artística a uno en dónde la incertidumbre y el riesgo es aún más grande. Carne, pelos y la ansiedad de siempre…nervios. Como virgen negra que es blasfemia a las virtudes-en un inicio por ser ella misma nombrada un error y la incapacidad de poder ser el deber ser, luego por decisión y necesidad de reventar en empoderamiento y apropiación del malestar-llega con el rostro cubierto y con la máscara del sí mismx, carne desnuda encantada y dispuesta a sufrir martirios. Se proyectan imágenes de mujeres asesinadas, violentadas, víctimas y seguro también victimarias en algún punto de su rancia vida. Veo fotos de sus cuerpos con mi cara, proyectadas

en mi carne y la golpeo con el cinto (porque aquí nadie tiene cabeza, mucho menos pantalones). ¿Qué le pasa a mi cuerpo cuándo es vulnerable a voluntad propia? .Carne vulnerada y expuesta, exhibida, fiesta de terror que se contrapone a la pasarela de suplicios que nos invaden, imágenes de muertes desmembradas que no eligieron vulnerarse ni ser recurso material cárnico de miedo. Elijo el dolor autoinducido como vida y muerte digna. Para la melodía del choque de la carne viva con la del marrano sacrificado en forma de cinto. Palpitan mis poros mientras camino y tomo del brazo a mi cómplice de violencia lúdica, llegamos al centro y está la luz que ha de alumbrar el desangramiento…………no…no…no sale nada, me agujera las venas y no sale ni una gota de sangre. Los “errores” también enuncian, dice que mi cuerpo está seco, que no será tan fácil reventar, diluirme, y es entonces que toco el piso con mis nalgas maltratadas y mis rodillas artríticas. Se aproxima mi mano a la navaja y ésta a mis piernas, sangra, solo con fuerza se logró, y ahora visten mis carnes de líneas rojas que desearían encontrarse en un mar rojo y hundir a la carne, hundir las demás carnes, sus ojos, todo el edificio, y ojalá la ciudad. Tomo el condón

P13


frente a mí y junto con el mango de la navaja se introduce en mi vagina y sus jugos estériles. A los corazones de cerdo que yacían en mi clavícula como escapulario ahora las manos los posan en la navaja, las caderas danzan copulando y los parten, los diseccionan sin previo mapeo anatómico. Los órganos que brotan como metáfora de lo que no puede ser ya contención. Pedazo a pedazo unx toma lo que nos es privado: el conocimiento del cuerpo. Anatomía grotesca de una arquitectura que respira, ciudad de pieles, la cual decide construir saberes anatómicos desde el descuartizamiento. Entonces tomo ese conocimiento cárnico en fragmentos y lo envuelvo en mi vientre, cual tumor simbólico hilado a voluntad a nuestra piel. Como el soma que se ríe de nosotrxs al verse apropiándose de unx mismx. Me pongo de pie a pasearme entre lxs partícipes de éste acontecimiento , les pido sus fluidos, ¡escupe en mi pecera!, lo pido en silencio. Fluidos compartidos. Me baño en sus salivas como tacto y cercanía extracotidiana. Diálogos indirectos. Orgía a la distancia. Como 31mil restos humanos en una fosa clandestina hacen el amor, me baño en sus salivas. Ahora arrastro la tela que carga al pelo, a la montaña de pelos ajenos, de pelos desconocidos,

como fragmentos de personas, como cadáveres que ni siquiera saben a dónde han llegado, a convertirse parte de otra arquitectura necro-espectral cárnica. Me lleno de ello, se embarra a mi cuerpo, ahora es el monstruo adornado de tumores y de restos cadavéricos. La estética de lo grotesco y lo abyecto como dispositivo de quiebres. Genero un espacio de negociaciones efímeras-momentáneas y determinantes, en donde me apropio de la violencia que me carcome. Girar la daga que me mata hacia otro lado, sin dejarla.

P14


m eli ssa ga rc i a ag u i r r e TRISTEZA Primera acción del proyecto “Adiós mujer, adiós para siempre, adiós”

“De niña tuve una relación muy íntima con el sufrimiento, el dolor y las lágrimas. Los asuntos profundos que se acumulan en el estómago y en el pecho. Conforme fui creciendo me hice de un diario para recopilar estos asuntos y al paso del tiempo me di cuenta que la mayoría de ellos tenían que ver con uno solo, el de ser mujer. Me dolían las cosas que le dolían a las demás mujeres, me dolía lo que le pasaba a las demás mujeres, me dolía cuando me pasaba algo doloroso por el hecho de ser mujer, de hecho, me sigue doliendo.” 12 de julio 2015 A través de la carta, desde la cual extraigo este frag-

mentó, invité y sigo invitando a las mujeres, a reflexionar en relación a la tristeza y a participar en la acción “Lágrimas” del proyecto “Adiós MUJER, adiós para siempre, adiós”. La acción consiste en redactar una carta de respuesta y, quienes tuvieron la oportunidad, reunirnos a performar juntas pelando cebollas como una acción expiatoria vinculada a la tristeza, a la tristeza del “ser mujer”.

P15


Hasta el momento se han recibido 22 cartas de mujeres que viven en México, España, Argentina y Brasil, 2 de ellas incluyeron la realización de la performance en sus países de origen y una incluyó la realización de un video-performance. En la performance participaron 20 mujeres desde los 16 hasta los 63 años. Antes de comenzar la performance se tomó registro fotográfico de las manos de cada mujer con una cebolla en su mano izquierda y al terminar se tomó otro registro similar, con la diferencia de que su mano derecha estaba vacía y en la derecha sostenían un poco de la cebolla que habían pelado durante la performance, la cual duró 1 hora con 30 minutos. A continuación se comparten fragmentos de algunas de las cartas: “Dice mi abuelita que hay cruces que nos toca cargar a nosotras las mujeres; mi abuelita que fue la hermana mayor de once hermanos, que se casó cuando todavía no sabía leer ni escribir y que fue golpeada brutalmente por su propia mamá, mi bisabuela, un día antes de su boda: “A ver si cierto que muy mujer”, le decía la viejita Simona mientras le metía una putiza”

P16

“Todos los días me doy cuenta de cómo las instituciones, la gente, me han cagado la mente, no sé si lo que quiero es impuesto/ adquirido o un anhelo genuino. Me doy cuenta de que actúo como si las cosas debieran ser de algún modo particular porque así una se siente más parte de la comunidad, pero ese deber ser me incomoda” “Una cebolla por la historia de la esposa, ama de casa y madre de familia que me vendieron desde niña y que intenté creer. Una cebolla por el embarazo y parto “porque así debe doler”. Una cebolla por todo el acoso sufrido por “ser mujer” y vestirme de “esta manera”. Una cebolla por la discriminación de ser “madre soltera” y por esto mismo una cebolla de felicidad porque de no haber sido así ahora estuviera llorando mucho más.”


“Si quiero un espacio para llorar todo el dolor que ha implicado el hecho de ser mujer, de recorrer desde que recuerdo, en cada una de las etapas que vivido (niñez, adolescencia , juventud y ahora) todas las razones y formas en que la historia, la sociedad, la familia, las amistades, la iglesia y el sistema socioeconómico y cultural me han hecho enojarme por la magnitud de la desigualdad, discriminación, violencia y exclusión en la que estoy inmersa y en las que están inmersas todas las mujeres. “En algún libro leeí que avanzar en “desdibujar el género” es una tarea difícil y casi inalcanzable, eso sí lo creo pero en el “casi” he encontrado la oportunidad para creer en esa construcción en la que las mujeres de forma personal, relacional y social alcancemos nuestro derecho a la igualdad

a través de un empoderamiento personal y colectivo de las mujeres.” Actualmente el archivo de cartas se encuentra abierto, si te interesa participar, por favor visita la página adiosmujeradiosparasiempreadios.weebly.com, ahí encontraras la carta invitación y podrás enviar tu carta a través de la misma página. Muchas gracias a todas las mujeres que han participado, a la organización del 1er Encuentro de Performance Cuerpos Encontrados y la revista FEA Internacional por este bello espacio.

P17


Au r a to r r es PRÁCTICAS TRANSFORMACIONALES. #1 PESO MUERTO ¿Que somos si no somos en el Mundo? Con esta pieza aborde mi proceso de maternaje* no la maternidad en general y de todas, ni ningún otro proceso ajeno; ¿Que pasa cuando tu Ser es por primera vez y al Ser, otro Ser te habita? ¿Que se hace con esa lucha de espacio, de tiempo y de memorias? ¿Donde se coloca todo eso? En mi caso ser madre a sido y sigue siendo el proceso más solitario al que me he aventando de lleno; es por eso que dicha pieza contenía tres actos, cada uno de ellos, siendo una forma de acción que en mi proceso esclareció muchas posibilidades de acción en mi cotidiano, es decir: En el primer acto hablo sobre la carga que es heredada por mi ascendencia casi en automático y como para mi fue muy difícil soltar, ya que tenía la creencia de estar traicionando a mi aquelarre, un desgaste anímico y energético que adquiri por decisión propia y en este sentido también, decidir soltar, dejar ir, fluir, agradecer ser en el ahora y empoderarme con lo que soy. En el segundo Acto trabajé una danza de desalojo, ciertos movimientos parte inventados parte tomados de danzas sagradas, ya que todo tenía un por que, el cansancio incluso era parte de eso, lo agotador que es permanecer a la sombra de otro Ser nacido de ti** lo desgastante que es guardar memorias pasadas e ideales futuros, en mi caso la obesidad fue mi sintoma, mi toma de reflexión de cómo el cuerpo físico

P18


puede resistirse a sus funcionalidades de bienestar debido a todas esas creencias atemporales y sin lugar; curioso proceso de autodestrucción y vida, dicotomía en la que basé mucho de mis despliegues. Ya con el tercer acto, además de cerrar un círculo propio, me di por primera vez en mi vida, la oportunidad de agradecer, enterrar y descansar, dejar de aparentar que no me duele, ser vulnerable, equivoca llena y vacía de todo, por eso fue tan importante para mi cantar, no era sólo un capricho, era una necesidad de oír mi voz, mi sonoridad, descubrir al otro en dicho acto de agradecimiento, !Gracias a la vida que me ha dado tanto!...Gracias no sólo por ser quien soy, si no por que aquí

sigo, aquí estoy, y aun existo. *M aternaje es un concepto utilizado por Laura Gutman, que habla sobre la atención, disponibilidad, amor, brazos, empatía, generosidad, paciencia, comprensión, leche materna, cuerpo, mirada y sostén…. recibidos –o no desde el nacimiento y durante toda nuestra infancia. ** La Maestra Norma Cabrales en una conferencia mencionó que era muy extraño, que la cuarentena, fuera tomada tan a la ligera, ya que no es sólo un proceso físico ni emocional, sino un proceso energético, ya que cuando una mujer acaba de parir pierde la luz de su aura por 40 días, y el bebé tiene una doble aura, es decir, la madre deja de existir en un plano energético para existir en energía en su hijo.

P19


A leja n d ro z ert u c h e TRANSFERENCIA De la serie “Ejercicios para cultivar voluntad”

Ejercicios para cultivar voluntad se estructura desde la necesidad de acción sobre la realidad, voluntad, deseo y gnosis; Desde el acto de habitar el mundo, la fuerza mental y física así como una posibilidad de materialización se tornan en una postura de obligación para poder enfrentar las dimensiones con las que convivimos.

P20


El acto simbólico entra en el inconsciente desde la ritualidad, la utilización de elementos que se transforman temporalmente en objetos de poder conlleva a una experiencia de iniciación en los misterios. Existir más allá de las ocho puntas. No en la inmediatez del espejo, sino en la atemporalidad de la memoria. Sensación de deja vú. Tierra de desierto, resistencia corporal, agua de luna, cristal, lodo, un sigilo, cabello, purificación, destrucción, calma. 33; Envolver las fuerzas caóticas que configuran la vida para darles un orden-raíz en el cuerpo y su emanación(poder de manifestación). Sujeto dominado a su propia necesidad, estados inducidos, un goteo constante, abrir la corona y derramar lo innecesario sobre la tierra, encerrar esa energía transformada para después eliminarla.

P21


G O N ZA LO ASA LAZA R EDUARDO ROSAS ROSAS

Una cama de ramas delgadas en medio de un portal, flanqueada por dos ramas más gruesas, de un metro de largo. Esa es la imagen inicial de Eduardo Rosas Rosas. Luego emerjo desde la cama. Acabo de nacer y estoy desnudo. Me encuentro con lxs espectadorxs-participantes y los miro a los ojos. Soy cuerpo abierto a los afectos que raudos corren entre nosotros, y por eso preciso que estén cerca. En voz alta llamo a quienes se han quedado observando desde las balaustradas del segundo piso, les pido que bajen, vamos a jugar en el espacio que les propongo, el patio central del Museo Metropolitano de Monterrey. Luego tomo una cinta adhesiva de papel y con ella voy trazando líneas rectas paralelas,

a igual distancia, hasta completar nueve. Sigo dibujando líneas con mi cuerpo expuesto desde todos los ángulos, ahora perpendiculares a las anteriores, formando una cuadrícula encerrada en un cuadrado de ocho por ocho baldosas del piso del patio. Esta cuadrícula es un lenguaje: desde izquierda a derecha por debajo de la última fila delineo los números arábigos del uno al ocho, un número debajo de cada cuadrado dentro del cuadrado. Desde abajo hacia arriba a la izquierda de la primera columna de izquierda a derecha, perfilo las ocho primeras letras del abecedario, desde la A hasta la H. La combinación de estas claves revela que la

P22


cuadrícula es, en realidad, un tablero de ajedrez. Este habitará, de manera simbólica, la historia narrada en el texto que, en ese momento, entrego a cada unx de lxs cuerpos cercanos. Este escrito da nombre a la acción -Eduardo Rosas Rosas- y describe una escena en la que un padre -mi padre- le enseña a jugar ajedrez a su pequeño hijo, y sin mediar previo aviso pierde la paciencia y termina pegándoles a él y a su hermana con la correa de cuero de su pantalón. Ellos -nosotros- se escapan y se esconden, pero Eduardo los encuentra y los última a correazo limpio: “Sentimos el cuero azotándonos, mi hermana chilla más que nunca, somos un mar de lágrimas y de mocos y siento sangre en mi cara y me desespero y me voy a morir, me voy a morir aquí mismo, abrazo a mi hermana y el dolor se disuelve en el miedo y no puedo ver nada, sólo sentir los despojos mojados de lo que alguna vez fue la cara de Amada, y que yace desparramada a mi lado”. Termino de leer, dejo el papel al lado de la cama de ramas y tomo los troncos gruesos que hasta ese momento la guardaron, más otros palos desde la misma cama, y le pregunto a lxs espectadorxs-participantes: “¿Quién quiere devolverle la mano a Eduardo Rosas Rosas?”. Varios cuerpos se suman y les entrego las ramas-falos que serán destruidas en el mismo lugar de degradación de la masculinidad latina y su violencia. Entre todos azotamos nuestros falos chuecos, astillosos, mínimos, contra el cuadrado devenido en espacio sagrado, al grito de “¡Eduardo Rosas Rosas!”. Los palos se quiebran y dejamos sembrado el ajedrez. Mientras lxs participantes se mueven hacia los bordes, vuelvo por última vez al lado de la cama primigenia y tomo un cuenco blanco lleno de leche. Entonces me sitúo en medio de la cuadrícula y me la derramo encima, como momento mágico de transformación de la violencia y de la masculinidad astillada, disueltas en el vacío del blanco sempiterno. Apertura hacia la nada, el presente infinito.

P23


pa n o c h a c h i c h i m eka QUERMÉS EN EL MUSEO La realización de Quermés en el museo contó con la inesperada participación de emir guerrero chavez, director del museo metropolitano de monterrey y actual candidato para consejero de conarte. emir obtuvo una mención destacable por su participación durante el festival cuerpos encontrados (ce), accionando incluso antes de que dieran inicio los actos, performando mi acción y Ups! Saboteando parte del festival. Palabras clave: emir / valeverguismo / vacaciones / bocinas / micrófono / ce .- Hola emir qué tal. ¿Dónde está el equipo de audio (bocinas y micrófono) que acordamos previamente estaría disponible para la realización del encuentro? emir .- (emir, con una maleta de rueditas y acompañado de una chica entaconada, de mezclilla estrechada en sus en apariencia piernas largas). Mira, es que ya me estoy yendo de vacaciones... ¿El equipo de sonido?... ...Al parecer por ahora no estará disponible, los fines de semana rentamos el equipo de sonido a eventos privados... Igual espérenlo. En una de esas aparece o llega en el transcurso del día... Comportamientos espaciales. Me sitúo en la dramatización de los sujetos al actuar espacialmente. Actuar un espacio deviene en hacer funcional un espacio. La fachada y su validez “oficial” no significarían nada si las personas en ese momento relacionadas directa o indirectamente con

P 24


el espacio no actuáramos acorde a la dirección de las coordenadas que le anteceden y lo presentan. Es desde los actos performativos que se afirman los comportamientos espaciales esperados, tradicionales o que conocemos se realizan conforme a la norma o conforme al contrato verbal, (o no verbal) pero implícito. Mi estímulo al realizar Quermés en el museo es afirmar que el museo no es un espacio sagrado. Envenenar su atmósfera, irrespetarla y obligar por medio de las acciones a que los espectactores colaboren al envenenamiento, segregando su propia toxcicidad. Este no es un lugar sagrado. Edificios de gobierno, iglesias, teatros, museos, universidades etc. Son espacios que en su mayoría perpetúan un sistema operativo donde la dinámica que se juega es actuar el espacio siendo uno quien asume el carácter del excluido, donde

P25

una de las actividades intrínsecas que le corresponde realizar es servir y obedecer: Acatar. Acciones Premiación por una mala acción. Dinámica del juego. Con objetos previamente robados se premia a las personas que de manera voluntaria narran una anécdota en la que obraron mal. El micrófono y las bocinas (que siempre no llegaron), son la extensión y la intensidad de la voz que ensucia un oído al momento de hacerle una confesión y contarle un secreto. Las voces de las personas contando su mal obrar debía ensuciar todo el patio central del museo; Es a su vez la arquitectura de vecindad con la que se viste el museo metropolitano de monterrey la que me entusiasmó a utilizarla en ese sentido, hacer del patio el punto de reunión para iniciar


el festejo., El patio central es el lugar donde confluyen todos los habitantes de la vecindad (toda la clase trabajadora del museo y visitantes). De museo a vecindad de vecindad a quermés en la vecindad. Entrega de Reconocimiento al ganador del juego de las sillas. Dinámica. El típico juego donde al parar la música van saliendo uno a uno de los participantes debido a la falta de una silla o al excedente de una persona. El ganador recibe un diploma firmado por los organizadores del encuentro seguido de la clásica foto de celebración en compañía de los directivos del evento. …Una burla hacia la legitimidad que otorga un papel que firmó tal personalidad de no sé qué dependencia… A su vez doy continuidad a mi interés de moverme entre los sitios en que es más palpable la presencia de lo performativo en ciertas prácticas como

lo es en el caso de los juegos. Cooperación Obligada. Dinámica del cobro. Exponerlos con la temática: Lo gratuito de los eventos de arte “emergente” y autogestivos es proporcional a la asistencia de “su público”. Recorrer el lugar acompañada cobrando la cooperación obligada. En sesiones de performance como lo es CE arte “emergente”, El público asistente sigue con la idea de que retribuyen o aportan solo por el hecho de haber ido, piensan que pagan con su sola presencia afirmando así que el trabajo del realizador no alcanza a ser merecedor de una verdadera paga. ¿Quiénes de los ahí presentes hubieran asistido al evento? En ésta ocasión a nuestros espectadores “accidentales” les tocó pagar por lo que “incidentalmente” decidieron consumir. Acción de pelear y realización de tatuaje. Cobrar operatividad sobre

P26

mi cuerpo y su agresividad; Quiebre precedido de la sensación dominante de miedo y vulnerabilidad, sicosis en la que mi cuerpo aparenta mantenerse completo. paradójico apocalipsis ahora. Nociones del tiempo totalmente dislocadas. Condición de vida en


la que se percibe una rapidez entrópica en la que prolifera la destrucción Con la creciente noción de que uno es ya un cadáver. Hacerme y hacer daño es el planteamiento en la acción de pelear, usar de arma mi cuerpo. Destacar que ahora se ha violentado mi integridad física por medio de ésta voluntad que soy y no la voluntad de alguien o algo más. Tampoco me interesa justificar mi violencia en nombre de entidades supremas llámense arte, dios o deporte. …Pienso que la debilidad no es la contraparte del saberse defender a golpes aunque se entiende están estrechamente ligados... ...Ligados o no Sí me resulta ahora una obligación el detectar maneras con las que me pueda defender, sea desde la debilidad o la pasividad como estrategia. Post Cuerpas Encontradas. Esta

cuerpa no es un cuerpa entera. Es la imagen de una ciudad rota la que empalmo a la figura que forma un cuerpo desmembrado. Aunque no sitúo mi interés en la vitalidad que pretende reunir un cuerpo roto, en lo particular me apetece partir de que es ese mí contexto, las que me hacen imaginar e inventar las herramientas necesarias que posibilitan comunicarse con el otro extremo del pedazo de cuerpo que alguna vez fue uno, echar la escalera o el puente que me traslade a esos otros sitios de ese que en algún momento fue 1 cuerpo. Cuerpo que una vez mutilado y ahora constituido en partes se vuelve un cuerpo cada pedazo de cuerpo. Uno se puede preguntar por qué se cortó la relación entre brazo y hombro y poner en duda las ganas de lo que significaría el volver a estar unidos.

P27


I saac O lm ed o SIN TÍTULO / ESCONDIDO

Acción donde se paga a una persona por permanecer escondida en algún sitio dentro del lugar durante cuatro horas paralelamente se coloca, en el patio, una ficha técnica complementando lo que sucede. La suma a pagar fue de $400.00 pesos.

P28


Se constituyen… al amparo de la preservación cultural. Se entra ¡claro! si se cubren los requerimientos de saber o las finalidades estratégicas… Desde un mercantilismo se paga por lo adquirido. Se resguarda lo asumido. Se le confiere un sitio, dentro del conglomerado civilizado, donde su inserción resulta rentable. La traducción se deja a contemplación, como un adorno, de lo que se decide adentro sucede o sucedió, delatando su adjudicamiento. Una inadvertencia de visibilidad. Una relación de usos, de precios, un ejercicio de acomodamiento.

P29


P3 0


D I R ECTO R I O ARTISTAS Ilustración en Portada Gerardo Alba

behance.net/sieteveintisiete

Celeste Flores

celesteflores.wix.com/artes

Arturo Tierra

arturotierra.com

Ilustración en Contraportada Ovarios Podridos

fb/ovariospodridosymatrizmuerta

Melissa García Aguirre

melissagarciaaguirre.weebly.com

Alejandro Zertuche

alejandrozertuche.com

Gonzalo Asalazar

gonzaloasalazar.com

Panocha Chichimeka Isaac Olmedo

panocha-chichimeka.tumblr.com/ isaacolmedo1234.wix.com/isaacolmedo

PRODUCCIÓN Dirección

Libertad Castillo

Diseño Gráfico

Alejandro Salinas

Comnunity Manager

Eliud García

Colaborador

CONTACTO

Cuahutémoc Zamudio III

fea_internacionalzine@hotmail.com

issuu.com/feainternacional

facebook.com/feainternacionalzine

P3 1


P3 2

Profile for Fea Internacional

Fi 9  

Exponen: - Ilustración en portada de Gerardo Alba - Colectivo Polvo y Plumas - Celeste Flores - Arturo Tierra - Ovarios Podridos (contenido...

Fi 9  

Exponen: - Ilustración en portada de Gerardo Alba - Colectivo Polvo y Plumas - Celeste Flores - Arturo Tierra - Ovarios Podridos (contenido...

Advertisement