Issuu on Google+

~.

<,

b ·· - '

22

EL MUNDO

EXTRA FALLAS 2012

I 12 DE

MARZO DE 2012

I 11) ¿Sabías que ... la primera noticia fallera se publicó en 1792?

,

IN FO RMAC ION

i~ICiÓ

¿Cómo se la publicación de noticias vinculadas con la fiesta fallera en Valencia? Una edición facsímil recupera los primeros números dé la revista'Pensat i fel', referente de la información fallera. •

.·'Cuando sí. se escribía de Fallas BEL CARRASCO as fallas pronto empezaron a convertirse en noticias como demuestra el historiador viilenciano Ra~>-' fael Soza en el artículo que cierra esta página. Durante la primera mitad del siglo XIX, las fiestas josefinas fueron mencionadas· en el Semanario Pintoresco Español que Solaz glosa en el texto adjunto, y también en otras publicaciones de la época, como El Rellamp (1840), La Esme· ralda (1846), El Cid (1849) Y El Rubí (1860). «Las fallas comenzaron a tener proyección nacional a partir de los años veinte del siglo XX», indica Solaz. «Las publicaciones que entonces más incidieron sobre las celebracione~ fueron : Blanco y Negro, Crónica, ABC y La Semana Gráfica. Lá ~""f)royección internacional se produjo coincidiendo con la visita masiva de europeos en los años sesenta». Parte de esa historia de letras falleras puede recordarse hoy ya que con motivo del centenario de la reviSta Pensat i Fet ve la luz una edición facsímil de la publicación, qui-

L

TRAGM

"......

zás la que mejor supo mezclar la cultura, el humor, la sátira y las fallas hasta conseguir algo que ahora parece léjano: un proqucto fallero de calidad que además conectara con el gran público. La edición, en un DVD, repasa la colección completa de la revista, publicada entre los años 1912 i 1972. La digitalitzación de los originales corre a cargo de Faximil Edicions Digitals, que ha conseguido restaurar los colores originales. Además, se completa con un estUdio previo, realizado por l'Associació d'Estudis Fallers, y un índice de autores que permite consultar todas las colaboraciones literarias y gráficas de los más de 650 autores que participan en la revista. La selección incluye nombres como CarIes Sal- . vador, Xavier Casp, Nicolau Primitiu, Jaume Bru i Vidal, Enrie Soler i Godes, Joan Fuster, Maximilia Thous, Francesc Almela i Vives, Martí Domínguez, Beatriu Civera o Carmelina Sánchez Cutillas, entre otros. ' En el apartado plástico destacan Josep Segrelles, Manuel Sigüenza, Josep Benliure, Ignasi Pinazo, Uuís Dubon, Josep Renau, Pedro de Valencia, Josep Mateu, Maria Benlliure o Artur Ballester.

Léído en el 'Pensat i Fet'

OVINClALBS.

'Hui les falles són tan altes perque les fan els nous rics; molta audacia i gran baDibolla, t~­ nim dinés, a lluir' 'La substancia de la falla s~en­ contra en allo que calla' 'Avaos per fer una falla els sobrava en un fustero 1 ara, entre planols i c3lculs, arquitectes l'han de fer'

LA PRIMERA NOTICIA FAllERA / RAFAEL SOLAZ Primera noticia aparecida en un periódico sobre los estejos falleros fue el 18 de marzo de 1792, feelia en la que uno de los lectores del primitivo iaPo de Valencia, bajo el pseudónimo de Bonifacio Cristiano, remitió una carta quejándose de la irreverencia que se tenía a San José por las fallas que se instalaban en la ciudad y los «figurones que en ese día se presentaban ridículamente vestidos». Habría que esperar a 1839 para encontrar otra noticia contenida en el Semanario Pintoresco Español publicación de claro carácter decimonónico donde se incluían · ~rónicas relativas al costumbrismo español, con textos • ·que iban acompañados de g'(ab~d0s m uy'al. gusto de la época. La citada crQniea fallenllse-in'cluía dentro del artículo de José dé Viceñte y CaL'abantés titulado 'Los valen• cianos': «La fiesta de las follas (sic) se verifica la víspera de San José. A este fin alzan los carpinteros varios tablados '-;.cn los sitios más públicos de la ciudad, y colocan encima la efigie de una matrona o de cualquier otro objeto que

U

más le plácet fonnado con pó~vóJa-y otros colI1bustible~, a lá que ViSten con el.mayQr.i ujo que les es I?,osible, siend.!> tal la e\evacié!1 dee$tasñguras, guellegan a los pisos s~do~ de las casas y aún algunas pasande ellos. El pedestál0 tablado lb.ado.man CaD lienzos pintados donHe estáneS'eritas varias coplas alusiv@s al objeto figurado y aCfin Rara que se eri~e. llegada la n oche prenden fue:gos a estos catafalcos, y en breves instantes 's pn:pre$as neJas llamas las reverendas matron as CP\1sus lujosos vestidos, con sus ricos velos y demás adornos, al estrépito de los cohetes y de los aplaasos dé los concurrentes, y mientras consume el fuego 30 6 40 varas de ricas t(!Ias, se ve calentarse a la: hogue17~ varios infelices casi enteramente desnudos .. ... Este es el homenaje qu elributan 19s carpinte!osa s\1 l¡)atrono, hoinénaje qUe Do,deja de tener'8.Ilalogía eon los saCrifiCios'de la ~ntigüedad»: La descripción de caral;)antes resp.e cto ~Jallas de eSos años son similares a las noticias de los viajeros que nos visitaron a principios del siglo XIX: Lady Holland (1802) , Fischer (1804), Laborde (1809) o Biñeque (1819).

ª

De esta curiosa noticia podemos señalar que algunas de las fallas de entonces medían alrededor de diez metros de altura, que se empleaban abundantes telas y que el catafalco iba cubierto por un lienzo con versos alusivos al tema fallero, al ql!e@ar3bantes llama «coplas». Otro detaJ1evalioso'es que la ñgura o ninó,rse h allaba rodea~ de coh:etép' y otros elementos pirot~qll-COS sistema emp leado1enla actualidad para la créma de la 'fiilla. Una costumbre quizá-arraigada en.Valen qia desoe tiempos antiguos seri~ el permanecer junto a la hoguera y saltarla cuando ésta estaba ya casi consumida, por eso -el cronista nos anuncia.a ''varios infelices casi enteramente desnudos" en tomo al calor de la hoguera. Por último cuan~o s-e alude ·a la parlicjpacipn de lo~ carpinte1"9S ~hQp:rm;taie a' su,.S anto Ratrón. San José se añade la analegía de está costuInoFe coruos sacdñcios ofrecidos a los dioses de la gentilidad. RAFAEL SOlAZ es bibliófilo y documentalista.

I


Cuando sí se escribía de Fallas por Bel Carrasco