Issuu on Google+

1


2


3


Título original : Imágenes

D.R.

2014 ANDRES LONA MOCTEZUMA Y ALFREDO RODRÍGUEZ

Primera Edición D.R.

2014 Diseño de Cubierta: Emilio Romero Balandrán 2014

Fotografías firmadas y editadas con permiso de Autor: Alfredo Rodríguez Edición fotográfica : Emilio Romero Balandrán

AGRADECIMIENTO AL H. AYUNTAMIENTO 2012-15 CD. MANUEL DOBLADO QUE PRESIDE EL PROFR. MANUEL PEDROZA RAMIREZ PRESIDENTE MUNICIPAL

Impreso en México Todos los derechos reservados: Esta publicación no puede ser reproducida ni en todo ni en parte, ni registrada en o transmitida por un sistema de recuperación de información , en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por copia o cualquier otro, sin el permiso previo, expreso y por escrito de los Autores.

Este libro se Diseñó y terminó de Imprimir en Fast Print Gto. Junio de 2014 Tel. 473 732 1666 www.fastprintgto.com ventas@fastprintgto.com Diseño de Portadas: Emilio Romero Balandrán 2014 4


Presentación

La narrativa de imaginarios sociales o universos simbólicos que aportan orden a la experiencia subjetiva de las personas en una sociedad. Los imaginarios sociales son emergentes y constituyen los marcos de referencia que limitan las formas de pensar individuales. Andrés Lona Moctezuma recopila las emociones de su paso por la vida, inmerso en el ambiente pueblerino de gran encanto de su querida Ciudad Manuel Doblado, al tiempo que nos deja ver y sentir por igual, ese cúmulo emocional de momentos extraviados en los tiempos y rescatados por él. Alfredo Rodríguez enfatiza con sus bellas imágenes, a manera de acompañamiento melódico, las experiencias vívidas de la gente del terruño, sus cosas, sus pertenencias, su ambiente. Ambos nos dejan su legado, lleno de imaginación que gustosamente comparten para el disfrute nuestro, como compañeros en el viaje de la vida.

Junio de 2014 Emilio Romero Balandrán

5


6


Ă?ndice

7


8


El Maíz Jesusa Rodríguez y Liliana Felipe

Cuando el maíz estaba hecho de maíz lo cosechábamos, comíamos y sembrábamos lo desgranábamos en un tris y lo molíamos en un desliz se le notaba en la raíz y lo exportábamos hasta parís.

Las palomitas eran de maíz y los humanos teníamos raíz hoy son transgénicos, genéticos, clonados, biotecnológicos, modificados. Hoy son parásitos, engendros mejorados, farmacultivos contaminados.

Ya no hay ni maíz ya no hay maíz ya se acabó nuestra raíz.

Ya no hay ni maíz ni maíz paloma y que nos carga la pelona.

Nuestras semillas se pudren, se secan, y se ponen viejas antes de nacer. nuestras familias se quejan, se alejan, en el pavimento no pueden crecer. 9


10


Mi Pueblo Andrés Lona Moctezuma

Tañen campanas místicas de mi pueblo las misas domingueras, que al despertar ésta mañana pueblerina añoro mis pasadas primaveras.

Portales de columnas coloniales testigos mudos de miles de romances, arrullados por voces infantiles muestras tu señorío a mucha gente.

Cuántas veces te contemplé en silencio de tu quietud formaste mi nostalgia,

de tus ruidosas fiestas mi alegría y de tu fértil tierra mi querencia.

11


Miradas AndrĂŠs Lona Moctezuma

Naciste cuando mis ojos descubrieron la atrevida mirada que me dejara mudo, en ella encontrĂŠ a flor de piel

la exactitud con que manejas las miradas.

Naciste para mis ojos, como bĂĄlsamo, al dolor de la soledad que me consume. 12


Espejo AndrĂŠs Lona Moctezuma

Te encontrĂŠ en el espejo,

en la sonrisa que sale de tus labios, en la lluvia de mis ojos que moja los sueĂąos reprimidos, en la magia que atrapa al pensamiento

y se hace dolor, el de tu ausencia, que llega con el viento en ese suspiro. 13


Riveras Andrés Lona Moctezuma

Eres un río en un cuerpo, que jugando va a no sé que mar; y en la corriente, te llevas mi pensamiento que se ahoga, en las espumas de tus riveras

14


Libertad Andrés Lona Moctezuma

Doy libertad

al tímido poema que como dolor en la sangre, me circula, me ahoga.

este dolor sin tiempo como cadáver que se vela a solas sin que nadie diga algún responso.

15


16


María Andrés Lona Moctezuma

María se fue aburrida del humo y del comal en el jacal dejó los recuerdos, la miseria; con hambre de conocer qué hay detrás de las montañas. Pero… María no regresó; se perdió en las páginas de su historia. La tierra y el jacal… aún la esperan.

17


Sembrador AndrĂŠs Lona Moctezuma

Repara, cuando el cincho de la impunidad del sistema, apriete tu mesura. Arrienda, sin bozal tu noble oficio; Sembrador.

18


Solo AndrĂŠs Lona Moctezuma

Quiero vivir en tu sonrisa, en tu mirada de lumbre, en tus manos quietas;

sin tiempo.

Quiero ser la sombra que camine bajo tus pasos; la lĂĄgrima furtiva, que amaine tu tristeza.

Quiero ante Dios hendirte mi lenguaje reprimido, para llorar contigo‌. la angustia de estar solo. 19


Olvidado Andrés Lona Moctezuma

Mi corazón de hombre olvidado, tiene ganas de amar.

Los sueños y los tiempos, se han alejado sin tiento.

La tarde y las sombras, se apoderan de mi calle, de mi ventana que se

ha quedado quieta. Las enredaderas no perfuman mis sueños, mis lágrimas no conmueven mi pena.

Ya no te miro al caminar; son mis ojos que no miran o tú, has dejado de pasar.

20


Te busco Andrés Lona Moctezuma

El grito de la lluvia me ensordece. Te busco en la corriente, que pasa sin parar. Te busco en el silencio, después de la tormenta. No te encuentro, pero te busco. Te busco en la hoguera, de ésta pasión ardiente; que me quema. Te busco con todos los

sentidos de mi cuerpo y el pensamiento sabe, que no te he de encontrar

21


Duele Andrés Lona Moctezuma

Me duele que no estés. Te busco en los renglones de mi verso, en el espacio de mi suerte, en el estrecho fin de mi agonía, en la frustrada voz que quiso ser palabra. Te busco con ansia desenfrenada

para apagar mi soledad ardiente, fuego que quema, que lacera, que escurre por los poros; y que al hacer llaga,

me condena.

22


Quiero AndrĂŠs Lona Moctezuma

Quiero hablarte con la palabra sutil, con el idioma callado que el tiempo y el silencio, me heredaron.

Quiero hablarte con la palabra de agua, que abandona mi boca y se hace rocĂ­o, en las corolas de las flores. Quiero hablarte para quedar vacĂ­o de palabras con el profundo grito primitivo que me lleva fundido, en espera de poder hablarte.

23


Páginas Andrés Lona Moctezuma

Llegas y humedeces mis áridas maneras, abres la noche con tu cuerpo, que habla más que tu boca;

y me dices que nadie ha escrito en tus páginas, con el cincel que sangra, nadie que se detenga y escuche

el lenguaje alado, de tus manos y la sonrisa de tus labios. 24


Silencio Andrés Lona Moctezuma

Aquí donde el silencio agobia la distancia

que encarna nuestras soledades. Aquí donde la sed calcina nuestras huellas, que seguirán en los caminos descreídos. No termina el viaje,

sigue anidado en los sueños de otros mundos misteriosos; donde cadenas secretas atan los recuerdos.

25


Amantes Andrés Lona Moctezuma

Amantes en silencio, en la pluma que escurre soledad, en el renglón que ata las raíces de los cuerpos que en deseo fueron lumbre, y en la carne oxidiana que rasgan la costumbre. Amantes en la lluvia, cuajada de silencio,

amante infiel recorre viejos amores como la lluvia que corre por las calles lamiendo las aceras. 26


Dibujas Andrés Lona Moctezuma

Con tus manos dibujas en los sueños, con la que arrullas

el ritmo en que te mueves. Yo, miro tu andar, tus formas que desgarran mi tímida materia;

que en el largo silencio, me hace suspirar. Llueve, en mis ojos no para de llover.

27


Espero Andrés Lona Moctezuma

Es tan doloroso esperar y a ti te espero, el tiempo se prolonga, se adueña de mi mente

y se hace cruel la espera, no se de ti pero te espero…. no se qué es más doloroso: el dolor de la espera o el saber que te vas. 28


Amor Andr茅s Lona Moctezuma

Para una mujer de coraz贸n nada tiene sentido en la vida; ni el deber, ni la ambici贸n,

ni el sacrificio, ni preceptos de moral, ni la misma fe religiosa, sino es el amor que sin hablar nunca de deberes, ni de sacrificios, ni ordena, ni castiga, y todo lo consigues por amor.

29


Espejo Andrés Lona Moctezuma

La fuerza del imán que da la vida, hierbe bajo la huella del polvo que nos castiga al olvido.

Espejo que aja el rostro, reloj que tiñe el pelo, de ráfagas de ciencia que es la esencia de lo que persigo. Ternura,

¡Amor!

30


Noche Andrés Lona Moctezuma

El cansancio ablanda el suelo la noche no descansa; se cobija el aire helado, que acurruca el sueño del niño y del abuelo.

La oscuridad se hace más negra, las siluetas se confunden

las ilusiones se quedaron enredadas en las pencas de los magueyes. 31


Tarde AndrĂŠs Lona Moctezuma

En el lomo del cerro el jacal espera; se hizo tarde, el tiempo no alcanza en el cielo el encaje, que dibuja la tranquilidad del que trabaja.

32


Nunca Andrés Lona Moctezuma

Nunca están solos los que tienen pensamientos nobles, porque vence el que perdona…. No,

el que venga.

33


Cada Hombre C. Haanel

Cada hombre es el reflejo del pensamiento que ha alimentado durante la vida; ese pensamiento está estampado en su cara, en su forma, en su carácter

y aún más en el mundo que lo rodea.

34


Ansiedad AndrĂŠs Lona Moctezuma

La noche silenciosa y muda

me llama como si me extraĂąara, mi soledad erguida, sale de mi mismo hiriĂŠndome en la sangre.

Quisiera huir de la sombra de esa inseguridad sin nombre, que ahoga y ciega mi ansiedad. 35


En el Silencio AndrĂŠs Lona Moctezuma

En el silencio del atardecer, brillan los ecos que su galope desgajan la hoguera de mis sueĂąos, dulce caminar en la ceniza ardiente del recuerdo.

36


El Fuego Andrés Lona Moctezuma

El fuego se consume lento.

El humo se embarra en el viento o en el reboso que anuda los sueños, que suben y bajan como los frijoles.

Es el barro que cruje el hervor los sueños, el viento, el hervor tácito trabajo, milagro de la vida labrador. 37


38


Sin Ojos Andrés Lona Moctezuma

Sin ojos miro la noche, lugar entre las claridades

tu silueta enredada en el viento, como espiando que el sol descubra nuestra intimidad.

Las sábanas quietas no interrumpen los últimos latidos de la noche que se despide como diciendo ¡hasta mañana!.

Tus labios… despiertan mis ojos y en las claridades la luz, me deja seguir soñando.

39


A Tientas AndrĂŠs Lona Moctezuma

A tientas, en ecos reprimidos mi voz se quiebra; en polvo de silencio.

Hoy caminando entre la sombra oscura de la noche llevo escurriendo lĂĄgrimas, sueĂąos, camino a tientas en el inmenso mar de tus ojos. 40


Rossi Andrés Lona Moctezuma

Como quisiera a los caprichos de tu vida asirme si pudiera. Con qué fuerza el corazón desesperado expira este amor que ayer, con lágrimas te diera.

Con cuánta fe, este cariño desmedido se consume en la distancia y...en tu olvido.

41


42


Estas en Mi Andrés Lona Moctezuma

Estas en mi, en mis manos temblorosas que dibujan en líneas la geografía que te conforma; en la lágrima imperiosa que solloza los tiempos reprimidos, en la falsa materia que

me oprime el corazón para seguir muriendo.

Estas en mi,

sin que te sienta, ni te vea, como aroma que embriaga mi deseo.

43


44


Esos Ojos Andrés Lona Moctezuma

Esos ojos de fuego que me matan… me hiere cada vez en su mirada, cada grito del pecho me delata esta inmensa pasión enamorada.

Yo de fuego, mujer tu esquivo los dos en el dolor escucharemos, la fuerza del amor

que en tentativa, por la gracia de Dios encontraremos.

Porque fuimos nacidos para amarnos con locas tempestades de cariño, en tiempos diferentes nos quisimos con las ansias pueriles de un niño.

45


AGRADECIMIENTO AL

H. AYUNTAMIENTO 2012-15 CD. MANUEL DOBLADO QUE PRESIDE EL

PROFR. MANUEL PEDROZA RAMIREZ PRESIDENTE MUNICIPAL

Este libro se Diseñó y terminó de Imprimir en Fast Print Gto. Junio de 2014 Tel. 473 732 1666 www.fastprintgto.com ventas@fastprintgto.com Diseño de Portadas: Emilio Romero Balandrán 2014

46


IMAGENES