Page 1

HISTORIA

Una nación errante

Fotografía Mariana Magallanes.

1 2

142

Prieto, Guillermo. La patria como oficio. Biblioteca Americana, FCE - UNAM, México, 2009. Taibo II, Paco Ignacio. La lejanía del tesoro. Ed. Planeta - Joaquín Mortiz, 1992.

FACDEARQ 2013


HISTORIA

ABRAHAM NAHÓN A mis amigas Odile e Ivette Boussand ) En este país violentado, cuando no se ha utilizado pólvora se ha empleado una sustancia que también se expande violentamente: los rumores. Pero la historia oficial palidece y se queda entumecida en sus estatuas al intentar arrebatarle a las innumerables historias – surgidas desde la cotidianeidad o desde la extrañeza - los espacios más fulgurantes de la memoria. 2) En el siglo XIX, México era todavía un proyecto que Guillermo Prieto contribuye a hilar. En un país fracturado, con hondas diferencias ideológicas, la apuesta era reconstruir el mapa quebrantado. El escritor Guillermo Prieto también le devolvió el prestigio a la vagancia. Fue un gran lector y cronista de la ciudad, de los paisajes y de las costumbres horadadas por la modernidad. Le dio un carácter épico a lo cotidiano y le otorgó un valor relevante al pasado. Así como el poeta errabundo Charles Baudelaire, Guillermo Prieto recorrió calles y callejuelas como un flaneûr para entregarnos en crónicas y poesías las mutaciones de la metrópoli y de sus personajes. 3) La Musa Callejera contiene una poesía popular aguda y penetrante, como si la ironía fuera el arma más letal que el poeta podía utilizar contra los invasores y contra las intromisiones y tropelías de mochos y clericales: “Cuenta formal la leyenda / que había un cura ladino, / muerto por armar contienda / por los chismes del vecino. / No le faltaba su taco, pero le sobraban penas; / y oye, Paco, murió por cuitas ajenas / el cura de Jalatlaco. Viendo en danzas y en conciertos / a las sobrinas del cura, / dijo uno con travesura: / “Algo producen los muertos.” / Hay flores de camposantos, / las hay, lo juro por Baco… / Mas murió, Paco, / por los ajenos quebrantos / el cura de Jalatlaco.” 4) En el libro La Patria como oficio,1 en un excelente ensayo sobre su obra, Vicente Quirarte (2009: 18) señala: “En Prieto, todo se transforma en escritura. Su vida es escritura (…) En Paso del Norte, como parte de la comitiva del presidente Juárez, dedica sus escasos ocios a escribir el Romancero.” En esta misma edición, Carlos Monsiváis sintetiza: “La meta inequívoca de Prieto es ser el poeta nacional “como Víctor Hugo para Francia”, y dar con el Romancero “una interpretación artística de la historia, una especie de “Episodios nacionales octasilábicos” (José Emilio Pacheco). Esto no impide su otra vertiente, donde la ambición se ajusta al tamaño de la lucha política contra mochos, franchutes y “cangrejos al compás” (Monsiváis, 2009: 473).

1

* Director Editorial de la revista Luna Zeta.

5) Por eso, al novelar la historia de la patria errante en su libro La Lejanía del Tesoro,2 Paco Ignacio Taibo II no podía dejar de lado las potencialidades del oficio y de la pluma de Guillermo Prieto, a quien le adjudica unas Memorias Azarosas donde señala que la Historia es una gran tela repleta de remiendos: “El nuestro ha sido siempre un país en proceso de hacerse, a medio camino entre la terrible verdad de su existencia y el baile de máscaras que todo lo oculta con el fandango y la broma macabra”. 6) Los manuscritos perdidos de Guillermo Prieto, la lucidez de Riva Palacio, y la sensatez en sus críticas - a las corruptelas del clero - que desenvaina Ignacio Ramírez “El Nigromante”, se hacen presentes en esta novela de Paco Ignacio Taibo II. Los rumores avivan los relatos y las fantasías en torno a un supuesto tesoro resguardado celosamente por la comitiva presidencial. Los rumores como un fuego primordial también utilizado contra la llanura del poder, al propagar una especie de quemazón que le permitiera a la comitiva huir resguardada en su figura fantasmal. El hilo narrativo de la novela recrea protagonistas e historias surgidos principalmente a partir de los escritos y artículos de Prieto y Riva Palacio, en una especie de historiografía de la resistencia basada en el nomadismo y la movilidad. 7) La ficción y el testimonio se entrelazan en La Lejanía del Tesoro, enalteciendo el tránsito de Benito Juárez hacia el norte del país, al llevar consigo el Archivo General de la Nación que fue custodiado por un grupo de liberales. En 1863, ante la inminente invasión francesa, Juárez abandona la ciudad de México para instalar la capital de la República en San Luis Potosí y después en otras ciudades del norte, convirtiéndose en el presidente que – de manera literal y metafórica - resguardaría como un gran tesoro la historia de nuestro país. La República como un carruaje que transportaba el corazón de una patria intinerante que iba dando tumbos y levantando polvo entre pueblos y haciendas. 8) Por desgracia, el disparate proferido por el ex -presidente Vicente Fox contra los logros y la vida política del Benemérito de las Américas, Benito Juárez García, no sólo refleja su brutal ignorancia sino la mentalidad de una élite política y de una caterva de tartufos que intentan fosilizar las historias que le dan vida y sentido a nuestro país. Finalmente, somos una nación errante que animada precisamente por sus ambulantajes, migraciones y proezas cotidianas, es heredera de la flexibilidad, movilidad y resistencia implícita en sus múltiples historias, tratando de evadir el más peligroso terreno de la petrificación: la desmemoria.

FACDEARQ 2013 143

Una nación errante  

"Una nación errante" de Abraham Nahón. Facdearq 10 Págs. 105-106

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you