__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Paola Vezzani, selecciรณn de obras


Cuando terminas de estudiar arte es complejo iniciar una carrera, sobre todo si no has sido una alumna destacada como fue mi caso. Sin embargo, tuve suerte y la vida me ayudó a dedicarme a lo que me gusta. Comencé con un par de horas de clases en la Escuela de Arte UC el mismo año que me titulé. Un año después gané un concurso de escultura que implicó emplazar la obra Danza en el Parque San Borja, Santiago, donde aún está. Después de eso las posibilidades se abrieron, otros concursos adjudicados para espacios públicos, residencias de artistas, exposiciones y un postítulo. En diez años hice un nutrido recorrido pero sin realmente estar consciente de ello. El 2003 era Subdirectora Académica de la Escuela de Arte UC y estudiaba un doctorado. Todo cambió con la decisión familiar de volver a Magallanes. El mundo académico de las artes quedó atrás pero se abrió un universo que siempre había estado


en mis intereses a la distancia: el territorio, la naturaleza. En Punta Arenas comencé a interactuar con artistas de otras disciplinas, con ecólogos y científicos. Surgieron así proyectos, trabajé en gestión cultural, hice clases, pero la creación de obra fue escasa al menos por unos cuantos años. El año 2014 volví al taller con mayor dedicación y se me hizo complejo retomar. En estos últimos años me he reencontrado con el hacer y en los trabajos aparecen preocupaciones e intuiciones que me llevan a pensar que la vida parece un espiral, ya que vuelvo sobre lo mismo pero la curva no pasa por el mismo punto. La experiencia adquirida tal vez. Si antes trabajé la idea de lo animal en el ser humano, hoy miro a la naturaleza como parte de nosotros mismos y consciente de la fragilidad tanto de la tierra como de todo ser vivo que la habita.


“Danza”, emplazada en el Parque San Borja, Santiago. Primer lugar concurso de escultura Chilgener 1996 Acero de 12 mm cortado por máquina de control numérico, 2,3 metros de altura máxima. Figuras antropomorfas que bailan como seres mitológicos que celebran la fertilidad.


“La Magallánica”, emplazada en la comuna rural de Río Verde a 90 kilómetros al norte de Punta Arenas. Cofinanciada por el FONDART Regional y la Ilustre Municipalidad de Río Verde. Madera recolectada en las playas aledañas, concreto armado y plancha de acero.16 metros de largo, 6 de alto y 2,5 de ancho, 2003. Nace de la idea de hacer un homenaje a los pueblos que históricamente han habitado el territorio: kawesqar y tehuelches. Busqué integrar la forma al paisaje, siguiendo el ritmo de las montañas. Al enfrentar el Seno Skyring la forma parece mas un animal marino, en un afán por acercarse a la vida del lugar.


“La Magallánica”


“Nave”, emplazada en la Universidad de Magallanes, financiada por el FONDART Regional. Acero, 4,5 metros de frente, 4 m de ancho y 2,5 de ancho, 2019. La parte superior que puede ser vista como algas mecidas en el agua, gira en un ángulo de 30º aproximadamente con el viento. Forma entre ballena, nave y algas al viento. Mi afán es crear formas que pueden evocar diferentes cosas. Para mi, la fragilidad de la vida sigue siendo el tema de fondo.


“Antorcha escultórica”, diseñada para ser prendida durante la inauguración de los Juegos de la Araucanía, realizados en Punta Arenas en el año 2019. Acero calado a mano, 2,2 metros de alto. Como objeto cumple una función: cobijar la llama de la antorcha. Sin embargo, quiero por medio de la textura y las formas caladas dejar en evidencia la delicada trama de la vida.


“Pluma”, de la exposición Nao, Galería Patricia Ready, Santiago, acero calado a mano, 1,90 metros de alto, 2002 Un pluma gigante y en un material pesadísimo que se ve muy ligero. La paradoja como tema que apunta también a la idea de la precariedad de la vida humana.


“Faro”, de la serie Árboles de Memoria, exposición Ilaia, Galería Patricia Ready, Santiago. Madera encontrada y acero. 2,2 metros de alto y 65 cm de radio. 2008. Fotografía Vicente González. Un faro da señales. La serie está compuesta por 10 esculturas que hechas de diferentes materiales, respondían a la idea de que no se puede reconstruir la naturaleza una vez que ha muerto.


De la serie Árboles de Memoria, exposición Ilaia, Galería Patricia Ready, Santiago. Madera encontrada, lana, cuero y acero. 1,95 metros de alto y 50 cm de radio. 2008. Fotografía Vicente González Un tronco quemado al que le aparece una pequeña ramita, para mi simboliza la esperanza.


“Hogar”, exposición Ilaia, Galería Patricia Ready, Santiago. ramas de desecho, piedra, cuero y alambre de cobre. 1,10 metros de alto y 80 cm de radio. 2008. Fotografía Vicente González Frágil y trasparente, una estructura que no alcanza realmente a proteger y son cobija un objeto del que ahí habita.


“Fuego” acero, hilo de cobre, 40 cm de frente. 2015. La muerte, desaparición dolorosa de los pueblos fueguinos en el encuentro con la cultura occidental. ¿reiteramos hoy los abusos a los más débiles?


“Negofia” de la serie Bestiario Antártico, acero, madera encontrada, 80 cm de frente. 2016. Seres fantásticos y mitológicos fueron espejo del desconocimiento y los miedos de los primeros navegantes europeos de las aguas del sur de América ¿Cómo enfrentamos hoy lo desconocido?


“Kraken” de la serie Bestiario Antártico, acero y cuero, 110 cm de frente. 2016. Entre un calamar y una delicada medusa circula esta forma extraña en la isla lógica de la pieza anterior.


“Lenga” de la exposición Estrecho de Magallanes, Galería Patricia Ready, Santiago. Acero, 190 cm de alto. 2018. Árbol emblemático, representado de tal forma que parece desarmarse al viento, evidenciando su fragilidad al encuentro con la sociedad actual.


“Isla” de la exposición Estrecho de Magallanes, Galería Patricia Ready, Santiago. Acero, madera de desecho, 172 cm de alto. 2018 .Entre un En los canales ves islas pequeñas que con vegetación abundante que desafían la imaginación, como si se tratase de nuevas embarcaciones.


“Cetáceo” de la exposición Estrecho de Magallanes, Galería Patricia Ready, Santiago. Acero, 238 cm de largo, 2018. Fotografía Vicente González Una forma que evoca un gran cetáceo se va desintegrando como el mapa de la Patagonia de líneas continuas en la pampa al laberinto de los canales e islas al sur de Tierra del Fuego. Un intento de metáfora de la desintegración del territorio por la ación humana desde la colonización occidental.


Panorámica de la exposición Estrecho de Magallanes, Galería Patricia Ready, Santiago, 2018.


Panorámica de la exposición Estrecho de Magallanes, Galería Patricia Ready, Santiago, 2018.


“Sarmiento” de la exposición Estrecho de Magallanes, Galería Patricia Ready, Santiago. Acero, cobre, madera 60 cm de alto, 2018. Fotografía Vicente González Un paisaje con cambios de colores por los materiales, dramatismo en los contrastes, capas ocultas. Dejo al espectador las lecturas posibles.


“Lontananza” de la exposición Estrecho de Magallanes, Galería Patricia Ready, Santiago. Acero, madera reciclada, 120 cm de diámetro, 2018. Fotografía Vicente González Muchas playas lejanas se están llenando de nuestros desperdicios. ¿Qué haremos?


“Instrumento” de la exposición Estrecho de Magallanes, Galería Patricia Ready, Santiago. Acero, cobre y cuero, 99 cm de diámetro, 2018. Fotografía Vicente González Instrumento, creamos en todas la épocas herramientas para medir y comprender la naturaleza. Después de muchos siglos, nos parecen lejanos.


“Al lago Deseado” cobre y madera, 45 cm de ancho, 2018. El paisaje, el bosque como vida en tránsito.


“Cordillera Darwin” de al exposición Estrecho de Magallanes, sala Tierra del Fuego, Dreams, Punta Arenas. Acero y madera, 115 cm de frente, 2019. No sólo es el paisaje, sino que alude a la desaparición por medio de las formas que se desvanecen.


“Pesquero” de al exposición Estrecho de Magallanes, sala Tierra del Fuego, Dreams, Punta Arenas. Acero y madera, 215 cm de alto, 2019. La pesca industrial y artesanal provoca daños en los hábitats y quienes los habitan que aún estamos descubriendo. La alteración de los frágiles ecosistemas nos afecta todos.


Panorámica de la exposición Estrecho de Magallanes, sala Tierra del Fuego, Dreams, Punta Arenas. Acero y madera, 115 cm de frente, 2019. Si miramos solo la sombra de un cuerpo, fácilmente nos podemos engañar y mal interpretar lo que vemos. Por ejemplo, el juego formar animales con la sombra proyectada por las manos. En las esculturas planas se sugiere la sombra y se alude así a la humana incapacidad de comprender cabalmente lo que observamos en la naturaleza. La fragilidad de la vida natural y de los seres humanos por consiguiente, es una constante de las esculturas.


“Antártica” acero, 130 de diámetro. Obra construida en dos capas de acero con diferente pátina, 2020. La capa exterior con el mapa gira dejando ver los espacios vacíos que dibujan ballenas, aludiendo así a la fragilidad del territorio impoluto cuando enfrenta la actividad humana.


“Cordillera Darwin” de al exposición Estrecho de Magallanes, sala Tierra del Fuego, Dreams, Punta Arenas. Acero y madera, 115 cm de frente, 2019. No sólo es el paisaje, sino que alude a la desaparición por medio de las formas que se desvanecen.


Paola Vezzani, selecciรณn de obras

Profile for extension_umag

PAOLA VEZZANI: "Selección de obras"  

Una selección de obras escultóricas de la destacada artista magallánica Paola Vezzani, que refleja su trabajo de representación del Sur Aust...

PAOLA VEZZANI: "Selección de obras"  

Una selección de obras escultóricas de la destacada artista magallánica Paola Vezzani, que refleja su trabajo de representación del Sur Aust...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded