Issuu on Google+


Espectro

Comité editorial Nahuel Bralo Braian Tadei Célica Véliz Clara Maidana Año 2, número 2 La Plata Otoño 2013

Esta obra está licenciada bajo la licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported. Para ver una copia de esta licencia, visita http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/


Era necesario, al menos para nosotros, un segundo número de Espectro. En la primera entrega se nos abrió un interrogante, una incógnita que todavía está irresuelta. Esperamos abordarla plenamente a lo largo de futuras publicaciones. Al fin y al cabo, encaramos la fotografía y la escritura como una indagación. La totalidad de las fotos de Espectro son analógicas. Es en el laboratorio donde esta indagación toma su forma más concreta: el tiempo es capturado, lo reconstruimos; la imagen está oculta, la revelamos. Las conclusiones que nos sacuden por dentro, las que despiertan nuevos rostros, nuevos movimientos, son las que emergen de un largo proceso; se revelan, se fijan. Fotografiar es conocer el mundo con ojos nuevos. No es necesariamente transformarlo, aunque sí es la expresión y la imagen de esa vocación desesperada.


CANCIÓN DE AMOR fotos: Célica Véliz texto: Nahuel Bralo


Fotograf铆a anal贸gica. Ezeiza. 2012


Miro tus ojos y me acuerdo de ese callejón, donde te vi caer por primera vez. Esos tacos no te quedan tan bien, ibas apurada y metida en vos misma. Me acuerdo del sonido, como martillazos se metió en mi cabeza, toc, toc, toc; luego una caída, el callejón, una triste mirada. Al suelo. Luego a vos. Un zapato roto, no era más que un símbolo entre los dos.


Me acuerdo de vos, camino y me acuerdo, sólo te ayudé a levantarte pero fue eterno. Miro las calles, los locales, y el callejón. Ya tan perdido en el tiempo, que ni me acuerdo de tu cuerpo. Pero el sentimiento está, ahí, somnoliento, a medio despertar. Cruzo las vías y las veo como ramas, como venas, que me llenan. Más adelante, veo carteles viejos que cuando éramos jóvenes brillaban de nuevos, veo un viejo con bastón, y me pregunto si así me veré yo.


A TRAVÉS DE LOS CUERPOS fotos: Nahuel Bralo


Fotograf铆a anal贸gica. 2011 - 2013


CALLES EN EXPANSIÓN CONSTANTE (II)


Nahuel Bralo. Fotograf铆a anal贸gica. 2012 - 2013


Andando y desandando las calles, tantas veces transitadas. Me pierdo en las avenidas, juego con las baldosas y las esquinas son como pausas en medio de un diálogo silencioso. Hay que observar los autos y cruzar. Es ahí que las ideas se paralizan y se esconden entre los pasos. Se detienen momentáneamente y vuelven, perdidas en la velocidad. Sin querer uno dice la mitad de alguna palabra y los transeúntes dormidos, no prestan atención pero los que observan tratan de descifrar. Inútilmente, mientras los micros pasan. Uno, dos, tres, hasta que llega.


El día termina y hay un rumor nocturno, que está de lado a lado mientras el sueño avanza. Alguna confesión en medio de la madrugada. Risas, silencios. Las ruedas deslizándose sobre el asfalto con agua. Los perros ladran, alerta. Lo desconocido no les agrada, cuidan su territorio. Alguien solitario llega siempre a la misma puerta y espera. Pasado el ritual, decide abrirla por fin. Me voy de acá por un rato, las reminiscencias me abrazarán sin piedad.


Me camuflo en la muchedumbree y las luces, con una intimidad en medio de la masiva ajenidad. Una melodía resuena permanentemente en mi cabeza, trasportando el mundo a un momento. La lluvia, la humedad, los pensamientos de la gente se respiran. Las desilusiones buscan su refugio. Todos buscan sus refugios, mientras aprietan las muelas. Y es más fácil cruzar la avenida, mirar alguna vidriera, lavar los pensamientos. Las calles les muestran todas sus caras, huyen de sí mismos. Aterrorizados, no ven, no se ven. Las bicicletas que pasan están lejos, en otra parte de la historia. Pedalean sobre los límites, apuradas se sostienen. No miran atrás, avanzan sobre el adoquín. Firmes, acaloradas, vuelan.


Braian Tadei. Fotograf铆a anal贸gica. 2012


En alguna parte, sin registro se hilvana la memoria colectiva. Las historias en los años, las construcciones, las demoliciones, las traiciones, las esperanzas. Los padres, los abuelos. Nosotros. Marcando cada espacio, un recuerdo. Más lejos, más cerca, pero ahí. Una sonrisa cómplice, sin explicación. En espacios no esperados, no elegidos, o sí. Una sensación impactante. De las cuadras luminosas a las oscuras hay como caminos, eso es. Caminos que trazaremos. Y hay cansancios, pero fuerza que toma brazos y piernas. Los ojos como la reproducción diaria de asfaltos que arden y arderán, eternos. Demoler, eso nunca podrán.


Leonardo Accinelli. Fotograf铆a anal贸gica. 2012


Célica Véliz. Fotografía analógica. 2012


CĂ­clica

Todos aguardan

ciudad

y conviene,

embustera,

que tomes tus piernas

Espero que hoy grites

te muevas

sin descanso

y laves tu cemento.

ÂĄAlerta!

DesangrĂĄndote

Ciudad maldita,

en los sonidos.

que la culpa no te paralice.

Es la oportunidad,

C. M.

ya no hay excusas.

Las hojas se arrastran por los cordones, pasean, pacientes y mueren.



Espectro nro2 vieja