Issuu on Google+

Excelencia en Gestión

Servicios de Salud

Consultora

ExcelGess

Asesoramiento Integral a Organizaciones de Servicios de Salud

CONTENIDO Pág. LAS TIC Y EL SECTOR SALUD

1

LA PRÓXIMA REVOLUCIÓN EN EL SECTOR SALUD

2

SALUD 2.0: EL RETO DE LAS REDES SOCIALES

3

EL IMPACTO DE LAS TIC EN SALUD

4

2013

Boletín Informativo N° 1

http://www.consultora-excelgess.com


Consultora ExcelGess

Las TIC y el Sector Salud Tradicionalmente la tecnología, a través de medios diagnósticos y terapéuticos muy diversos, ha brindado a los profesionales integrantes del equipo de salud un importante apoyo para la atención de los pacientes. Más recientemente, las tecnologías de la información y comunicación (TIC) han extendido su utilización a las actividades de gestión, planificación y administración de las organizaciones de salud. En las organizaciones de salud, públicas o privadas, la comunicación e integración de la información entre los profesionales médicos, los otros profesionales integrantes del equipo de salud, los pacientes, el personal administrativo y los gerentes es crucial para garantizar la efectividad, eficiencia y seguridad de los procesos de atención que se llevan a cabo para satisfacer las necesidades de la población. En el desarrollo de los procesos de atención y cuidado de la salud intervienen una multitud de agentes que necesitan comunicarse, compartir e intercambiar información, contar con la información necesaria en el momento indicado se vuelve un elemento esencial para la correcta toma de decisiones. La práctica clínica gira alrededor de datos, información y conocimiento. Internet se ha convirtiendo en la mayor fuente de información sanitaria no sólo para los profesionales sino también para los pacientes. Además han surgido y siguen surgiendo multitud de iniciativas de aplicaciones médicas y sanitarias que, aparte de los servicios de información, contemplan la posibilidad de consulta a médicos: la segunda opinión, los grupos de apoyo entre pacientes, servicios de telemedicina y una amplia gama de posibilidades. El desarrollo de infraestructuras de redes digitales de comunicaciones de tipo

Boletín Informativo corporativo y el acceso generalizado a Internet están permitiendo el flujo de información entre todos los actores, usando historiales clínicos electrónicos en un entorno seguro, mejorando la calidad de los servicios y facilitando una gestión más eficiente y cómoda para los ciudadanos. La incorporación de las TIC también facilitan la movilidad del personal permitiendo el acceso a historiales médicos y otros datos relativos al paciente en cualquier parte y en cualquier momento con sistemas de interfaz amigable, colaborando de esta forma a mejorar la equidad en el acceso salvando distancias geográficas, de tiempo y de otros tipos, mediante la implantación de servicios de telemedicina tales como telerradiología, telecardiología, teleconsulta general, comunicación primaria especializada o el hospital en casa.

La medicina es una actividad basada en el conocimiento que hace uso intensivo de información y su obtención, manejo e intercambio constituyen cada vez más el núcleo de la actividad.

Otro aspecto sumamente importante en el que pueden colaborar las TIC es en el uso racional del medicamento y en reducir ciertos errores médicos relacionados con mala interpretación de las recetas médicas por la letra ilegible de los profesionales, etc. Pero es indudable que hay una serie de factores que actúan como frenos al desarrollo de la introducción de las TIC. Entre ellos se encuentran los temas relacionados con la aceptación de los profesionales; los problemas de adiestramiento en el uso de nuevas tecnologías, de interoperabilidad de los sistemas de información clínica, de la falta de protocolos en los procedimientos telemáticos, de adecuación de las estructuras administrativas y organizativas de los centros asistenciales, además de los aspectos legales y la financiación.

Pág. 1


Consultora ExcelGess

Boletín Informativo

La próxima revolución en el Sector Salud FUENTE: Forbes 10-01-12

Cada 50 años hay una revolución en la asistencia sanitaria basada en las tendencias de la época. En la década de 1870, la asistencia sanitaria fue revolucionada por la teoría microbiana de la enfermedad y la promoción de los esfuerzos de salud pública. En la década de 1920, el descubrimiento de la penicilina impulsó el uso de medicación como tratamiento para la enfermedad. En la década de 1970, el uso del ensayo controlado aleatorio (ECA) marcó el comienzo de una era de la medicina basada en la evidencia. A medida que nos acercamos al año 2020, la tendencia hacia el uso de grandes volúmenes de datos, herramientas y sistematización de la atención va a revolucionar la forma en que los hospitales y los médicos trabajan y, sobre todo, la forma en la que los pacientes son tratados. Big Data se refiere a un conjunto de información y de datos tan grande y complejo que se vuelve difícil de procesar usando las herramientas convencionales de gestión de base de datos. La cuestión es cómo acceder, distribuir y utilizar esta gran cantidad de datos “no estructurados”. Para los pacientes, médicos y hospitales que tienen grandes cantidades de contenido clínico en los registros electrónicos de salud sin usar, las consecuencias pueden ser un aumento de las tasas de mortalidad y el incremento fuera del control de los gastos médicos. En las mejores instituciones, los médicos y las enfermeras van habitación por habitación cada día para señalar qué pacientes cumplen con las métricas de calidad. El resultado es introducido manualmente en un engorroso diagrama de flujos que puede,

en el mejor de los casos, sólo entrecruzar algunas pocas variables de las muchas que intervienen en el proceso de asistencia dejando de lado a muchas otras que tienen relevancia en el desarrollo del mismo en cuanto a calidad y seguridad. En el caso de la trombosis venosa profunda, por ejemplo, el personal del hospital se basa en cálculos manuales para evaluar el riesgo de un paciente. Ahora bien, si los datos de ese paciente no se procesan adecuadamente, la vida del mismo se verá expuesta a situaciones de riesgos innecesarios que pueden llevarlo a la muerte. La verdadera tragedia es que la información necesaria para evaluar correctamente el riesgo del paciente y determinar el tratamiento está disponible en las notas del médico clínico, pero sin las herramientas apropiadas que permitan la integración de todas las variables que forman parte del proceso el conocimiento es incompleto y por lo tanto puede llegar a conducir a errores por toma de decisiones clínicas basadas en información parcial. Hoy en día, las herramientas más formidables para gestionar eficazmente los datos no estructurados incluyen el procesamiento del lenguaje natural, ontologías y el data-mining, que en conjunto apoyan el uso eficaz de los datos no estructurados. La sistematización de la asistencia sanitaria se ha implementado lentamente durante décadas, pero se ha acelerado con la adopción de los registros electrónicos de salud. En última instancia, la implementación de los sistemas adecuados permitirá que el conocimiento que surge del Big Data pueda ser distribuido y usado. Por lo tanto, si las herramientas de flujo de datos para manipular los datos existen, y los sistemas para implementar mejoras en los procesos son posibles, ¿cómo estas tendencias pueden ser la base para un cambio en el campo de la salud? La atención sanitaria basada en datos ha sido progresivamente bien definida y entendida en los últimos años. Es el concepto que grandes conjuntos de registros pueden Pág. 2


Consultora ExcelGess

Boletín Informativo

asegurar que los mejores algoritmos de tratamiento se aplican y que los algoritmos de tratamiento son personalizados para cada paciente. Esto significa que aunque la medicina moderna trata a un paciente diabético de 83 años de edad con hipertensión de manera similar a un paciente de 45 años de edad, atleta con hipertensión, en el futuro, considerando que ellos están agrupados juntos en el mismo ensayo clínico, el cuidado será personalizado en base al tratamiento que funcionó mejor previamente con millones de pacientes similares. Este nivel de atención personalizada ofrece la promesa de una mejor atención, y también se espera que mejoren los resultados financieros. Este es el futuro de la salud: Big Data, herramientas robustas y claros procedimientos para intervención. Esto representa una oportunidad para los innovadores y los que se preocupan por la salud. Representa la posibilidad de obtener mejores resultados y menores tasas de mortalidad de los pacientes. Se trata de una revolución en el sector salud, donde todos tienen la oportunidad de ayudar a todo el mundo mediante la difusión de información sistematizada producto del procesamiento de grandes cantidades de datos no estructurados disponibles en los historiales clínicos de miles de organizaciones y millones de profesionales.

Salud 2.0: el reto de las redes sociales

sus estilos de vida y la autonomía en la toma de decisiones. Este concepto, denominado en inglés patient empowerment, que ha sido ampliamente estudiado en la literatura científica (Aujoulat, d'Hoore, & Deccache, 2007; Salmon & Hall, 2004; Brennan, 2005), está relacionado con el paradigma de que los pacientes pasan a ser consumidores de servicios de salud, y demandan los derechos y obligaciones correspondientes. Un consumidor de salud es toda aquella persona que puede ser usuaria de servicios de salud, ya sea paciente, persona sana o familiar. Como cualquier otro consumidor, el de servicios de salud demanda prestaciones de calidad, y poder de decisión. Este poder de decisión lleva implícita la necesidad de informarse correctamente sobre aquellas decisiones que pueden afectar a su salud, especialmente para personas con enfermedades crónicas. La información abarca desde aspectos relacionados con las labores cotidianas (por ejemplo, recetas para celíacos) hasta otros relacionados con el rechazo a ciertos procedimientos terapéuticos (i.e. testamento vital). Es dicha demanda de información la que se está canalizando cada vez más hacia Internet, la nueva autopista de la información. De hecho, Internet se ha convertido en una de las herramientas más importantes para los consumidores de salud. Recientes estudios han concluido que más del 50 por ciento de la población europea usa Internet para buscar información sanitaria, porcentaje que ronda el 40 en países del sur de Europa (Kummervold, et al., 2008). Pero la Red no sólo se usa para acceder a información, sino también para: i)

FUENTE: La nueva sanidad y los nuevos pacientes en la Web 2.0 DIARIO MEDICO. COM

Los sistemas sanitarios están transformándose en modelos más centrados en el paciente. En dicho modelo, pasan a tener una mayor responsabilidad sobre su salud, especialmente en lo que respecta a

ii) iii) iv)

Manejar información clínica personal -Personal Health Records (PHR) en inglés-, (Google Health, Keyose). Crear comunidades de pacientes. Acceder a servicios de salud (i.e. citas electrónicas). Acceder a aplicaciones de esalud. Pág. 3


Consultora ExcelGess Están apareciendo nuevas formas de socialización,tales como redes sociales (Facebook, Tuenti) y mundos virtuales 3D (i.e.Second Life) que, aunque de carácter general, también son usadas por pacientes y profesionales. Uno de los cambios más drásticos del fenómeno de la Web 2.0 es el hecho de que los pacientes han pasado de ser meros consumidores de información a crear y compartir fácilmente contenido en forma de blogs, vídeos o simplemente en comentarios. La web proporciona también un sinfín de aplicaciones sanitarias, como diarios para el manejo de la salud, que usadas adecuadamente, pueden mejorar la colaboración entre profesionales y pacientes. Sin embargo, también puede dañar dicha colaboración. Por ejemplo, se han dado casos de médicos y pacientes criticándose públicamente o incluso violaciones de la privacidad de pacientes y profesionales en blogs (Lagu, Kaufman, Asch, & Armstrong, 2008). Así, al igual que en el resto de áreas, Internet no está exento de dilemas éticos, como la difusión de información privada, la apología de determinadas prácticas dañinas para la salud (i.e. webs que promueven la anorexia), así como la publicación de información inexacta o claramente fraudulenta. Nuevos avances tecnológicos, como el uso de Internet en móviles con cámaras, no hacen más que incrementar dichos dilemas éticos. Ya se han dado casos de vídeos diseminados en la web que se han tomado de manera oculta con el objetivo de criticar a profesionales o instituciones sanitarias, y muestran los rostros de pacientes y profesionales. Internet está en un proceso de continua transformación como resultado de innovaciones tecnológicas (i.e. telefonía móvil) y de nuevas formas de utilización de la web (i.e. Wikipedia).

Boletín Informativo Dichos avances están transformando la Red en una plataforma más personalizada e inteligente, diseñada en torno al usuario.

El impacto de las TIC en la Salud

FUENTE: Guía de la Cooperación Española para la incorporación de las TIC en la Interveciones de Salud en la Cooperación para el Desarrollo Enero/2012

El diseño y la ejecución de proyectos de TIC para la Salud debe incorporar cinco componentes básicos: la pertinencia, la efectividad, la eficiencia y la sostenibilidad. Estos elementos han de ser tenidos en cuenta a la hora del diseño del proyecto y han de ser estudiados también por los evaluadores, unas veces de forma prospectiva antes de iniciar el proyecto (evaluación ex-ante), así como de forma retrospectiva una vez finalizado (evaluación ex-post). La evaluación de cualquier tecnología, incluidas las TIC, comprende, por lo tanto, la estimación sistemática de sus propiedades técnicas y de seguridad, su eficacia, su eficiencia los atributos económicos los efectos o impactos en la atención y los resultados en la salud, así como el estudio de los aspectos nosocomiales, legales, éticos y políticos de su implementación. El éxito en la implementación de sistemas de telesalud requiere asegurar su aceptación por parte de, al menos, cuatro colectivos específicos: los pacientes, los profesionales de la salud, la gerencia de la Pág. 4


Consultora ExcelGess

Boletín Informativo

red de salud y las autoridades sanitarias. Lógicamente, la aceptación por parte de todos ellos vendrá dada por las características de la tecnología, por las repercusiones que las TIC produzcan en la organización de la atención de salud y en la estructura del sistema, así como por los beneficios que produzca en la reducción o en la contención de costos y al aumento de la utilidad. La evaluación de impacto no es más que el estudio de los efectos positivos y negativos que la introducción de un sistema de telesalud va a producir o está produciendo sobre los pacientes o sobre el sistema de atención de salud. Existen cinco grandes grupos de impactos que la aplicación de las TIC puede producir en la población o en el sistema de salud. 

privadas) o para la sociedad en general. Impacto en la aceptabilidad del sistema de atención de salud: mide el grado de satisfacción o rechazo que provoca el sistema de telemedicina o el proceso de atención en su conjunto en los pacientes, el personal de los servicios de salud o en otros grupos de interés.

Existe una dificultad latente en asociar la aplicación de las TIC a los cambios positivos o negativos producidos en un sistema de salud, debido a la multiplicidad de factores involucrados en todo el proceso. Ello no justifica sin embargo el hecho de que la gran mayorra de iniciativas de TIC para la Salud no sean evaluadas.

Impacto en los procesos de salud: mide los efectos de la introducción del sistema en el proceso clínico de atención (diagnóstico, tratamiento, seguimiento y administración), así como en la gestión de la información y la administración de los establecimientos. Impacto en la salud del paciente: se refiere a los efectos producidos por la introducción del sistema en la salud del paciente. Impacto en la accesibilidad (equidad): mide las mayores o menores posibilidades de acceso a la atención de salud (al diagnóstico, al tratamiento y seguimiento, a la formación del personal y a la información de salud para el ciudadano) prestada por medio del sistema de telesalud introducido. Impacto económico: hace referencia a los costos de la aplicación del nuevo sistema para el paciente, para el establecimiento de salud, para las empresas aseguradoras (ya sean públicas o

Pág. 5


Boletin n°1 año 2013