Page 10

práctico

la revisión del scooter

Hazlo tú mismo

Que tu scooter dure muchos años depende en gran parte de un mantenimiento que supone un coste. No obstante, tienes oportunidad de ahorrar si lo haces tú mismo, al menos, las operaciones más fáciles y accesibles. Te puede salir a cuenta Daniel Navarro Fotos J. Ortega

L

as revisiones no son algo constante en el tiempo. Depende de qué revisión te toque y qué operaciones se incluyan en ella. Un cambio de aceite, filtros y bujía es sencillo y puedes hacerlo sin mayor problema. Algunas otras también puedes hacerlas tú mismo, como un cambio de pastillas de freno. Si ya toca

cambiar líquidos de frenos, aceite de horquilla, por no decir reglajes de válvulas o cambio de correa de transmisión, la cosa se complica si no tienes herramienta especializada y ciertos conocimientos de mecánica. Pero siempre podrás ahorrar si haces las que sí sabes, dejando al taller las tareas difíciles.

CÓMO HACERLO

1

Empezamos sacando el aceite viejo. Con la moto en el caballete central y el motor templado (arranca el motor unos minutos antes), quita el tapón de vaciado. Localízalo con el libro de taller, porque a veces hay más de un tapón por debajo y no conviene equivocarse. Antes habrás previsto un recipiente para el aceite que sale y tendrás que abrir el tapón de llenado de aceite para facilitar la salida del usado.

2 Para empezar, un consejo: para no equivocarte y no cometer errores es muy importante conocer bien y de antemano las operaciones que hay que hacer, tener el material que vamos a necesitar perfectamente identificado y disponer de las herramientas que precisaremos. Todo está en el libro de usuario y en el manual de taller. El primero lo tendrás con la moto, el segundo es más difícil. Puedes comprarlo en un concesionario (suelen ser carísimos y no siempre lo tendrán) o buscarlo por internet, donde es más sencillo encontrarlo. Léelo y compra de antemano filtros, bujía, aceite y, si es preciso, juntas que se puedan necesitar. 18 Fórmula Scooting

Con el tapón de aceite quitado, comprueba que la arandela o junta esté en buen estado. Depende del tipo que lleve podrá reutilizarse o requerirá que la cambies por una nueva. Esto te lo dice el libro de taller. El tapón suele llevar la punta interior imantada para que las posibles limaduras de hierro se queden ahí y no estén circulando por el aceite. Límpialo y guarda el tapón. Deja que el aceite se vacíe por completo, Lo más adecuado es que ahora hagas otras operaciones y dejes el tapón quitado hasta el final, cuando rellenaremos con el aceite nuevo.

Profile for LIDER

Scooting Nº 126. Febrero / Marzo 2017  

Extracto para previsualización con algunas de las noticias destacadas de este número.

Scooting Nº 126. Febrero / Marzo 2017  

Extracto para previsualización con algunas de las noticias destacadas de este número.

Profile for eviewer