Page 38

Desarrollo personal

Una nueva forma de enterder el amor ... E

n cada uno de nosotros se encuentran presentes tanto la energía femenina “Yin, como la masculina Yang. No es cuestión más que de saber complementarlas adecuadamente lo que nos permitirá vivir más felices y, además, poder desarrollarnos mejor en pareja. Un autoestudio de nuestras carencias emocionales, físicas, mentales y espirituales nos lleva a crecer y a llevar las relaciones de una manera más sana e integrada… ¿Cómo conseguir completarnos a nosotros mismos antes de comenzar una relación? Tenemos un punto de vista y una forma de entender lo que llamamos amor, o relación de pareja, bastante centrado en la posesión y en el apego. De esta forma vemos a la persona amada como si de alguna manera fuera única y exclusivamente nuestra, cuando realmente no es así. Cada uno de nosotros somos únicos en este mundo y tenemos características especiales e inigualables. Por este motivo, el ideal de pareja se basa en el desarrollo personal por encima de todo. Es necesario desarrollarse uno como sí mismo, con sus capacidades, habilidades y creencias, para poder amar a los demás. Dicho de otra forma, no es la naturaleza del ser, el buscar en el otro nuestras carencias, sino en complementarse de alguna forma en cuestión energética. Lo explico de manera que se entienda más claro; Cada persona tiene potencialmente energía Yang o masculina y energía Yin o femenina, ambas en potencia. Si una persona nace con sexo masculino quiere decir que exteriormente desarrolla la energía Yang y de manera latente la energía Yin. Y si nace como mujer lo opuesto, es decir, potencialmente desarrolla la energía Yin y de forma latente la Yang. ¿Qué quiere esto decir? Que es importante el adecuado desarrollo y consecuente equilibrio entre ambos polos energéticos 38 Espacio Humano

para que la persona evolucione. Esas energías latentes es necesario desarrollarlas para no quedarnos en el estereotipo de nuestro sexo. Es decir, una mujer en la que no haya emergido su energía Yang, tendrá consecuentemente, un estereotipo femenino. Hoy día lo llamamos “Barbie”. Y, de igual forma, un hombre que no haya desarrollado de forma conveniente su lado femenino o energía Yin, será el estereotipo de Machito. De ahí que, la idea de todo esto sea la posibilidad de desarrollo de ambos polos en todas las personas. Una vez que hemos conseguido equilibrar ambos polos de energía -emergiendo e integrando aquellas capacidades y habilidades que pertenecen a nuestro sexo- es importante que afloren las propias del sexo contrario con el fin de integrar todo en un solo ser. Así seremos y estaremos completos con nosotros mismos. Por ejemplo, es importante para un hombre, desde este punto de vista, haber integrado las capacidades del padre dentro de sí y, además, las de la madre. Siendo esta una idea peculiar, es cierto que permite el desarrollo del ser en su máxima potencia. Igual de importante es, para una mujer, encarnar las cualidades femeninas y las masculinas. De esta forma,

no necesitaríamos buscar en el hombre estas habilidades o capacidades que no tenemos, por cuenta propia, integradas. Este es el origen de una gran parte de los fracasos y rupturas de pareja. Si bien es cierto que tener integradas estas características que, por cultura y costumbre, entenderíamos como masculinas, no da por hecho la consecución de una pareja feliz. Sí que es verdad que facilita el proceso de autoafirmación y búsqueda de nuestra misión de vida. Este aspecto es muy importante, primero hemos de saber quiénes somos para saber a quién buscar y por qué. ¿Qué necesidad interna surge en mí para buscar pareja? Teniendo en cuenta este último aspecto, también es importante conocer la unidad buscar-encontrar. Explicado con otras palabras quiero decir, que el simple hecho de poner la intención en buscar me lleva –por la energía que muevo- a encontrar. Me lleve el tiempo que me lleve y la energía que necesite en ello. Sólo la intención manifiesta de querer algo con el corazón, me lleva a encontrarlo. Es por ello de inmensa importancia saber qué mensajes estamos mandando al universo de necesidad interna. ¿Qué buscamos y qué queremos conseguir? Nuestra mente funciona sólo con pensamientos positivos y cualquier emoción expresada de forma negativa. No quiero esto o aquello, me llevará a que el universo me lo provea. Para él no existe la negación, sólo el hecho, palabra, mensaje… Entonces, desde este punto de vista, poner la intención en conseguir lo que queremos es mucho más efectivo que ponerla, de modo contrario, en lo que no queremos. Así conseguiremos ser

Profile for Espacio Humano Revista

Espacio Humano-mayo 2012 nº 163  

Nº de mayo 2012 de la Revista Espacio Humano

Espacio Humano-mayo 2012 nº 163  

Nº de mayo 2012 de la Revista Espacio Humano

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded