Page 1

Compilación de comentarios proféticos 1


Índice  Dedicación ………………………………………………………………………………4  Prologo

................................................................................................................ 5

 Introducción

........................................................................................................ 6

 Un breve resumen de los contenidos de cada capítulo……………………………10  Apocalipsis capítulo 1 …………………………………………………………………11  Apocalipsis capítulo 2 ...........................................................................................25  Apocalipsis capítulo 3..............................................................................................43  Apocalipsis capítulo 4..............................................................................................55  Apocalipsis capítulo 5 …………………………………………………………………62  Apocalipsis capítulo 6 …………………………………………………………………68  Apocalipsis capítulo 7 …………………………………………………………………87  Apocalipsis capítulo 8 …………………………………………………………………98  Apocalipsis capítulo 9 ………………………………………………………………112  Apocalipsis capítulo 10 ………………………………………………………………126  Apocalipsis capítulo 11..........................................................................................134  Apocalipsis capítulo 12..........................................................................................154  Apocalipsis capítulo 13..........................................................................................171  Apocalipsis capítulo 14 ………………………………………………………………194  Apocalipsis capítulo 15 ………………………………………………………………214 2


 Apocalipsis capítulo 16 ………………………………………………………………223  Apocalipsis capítulo 17 ………………………………………………………………242  Apocalipsis capítulo 18 ………………………………………………………………268  Apocalipsis capítulo 19 parte 1.............................................................................285  Apocalipsis capítulo 19 parte 2………………………………………………………298  Apocalipsis capítulo 20 parte 1………………………………………………………319  Apocalipsis capítulo 20 parte 2………………………………………………………340  Apocalipsis capítulo 21 ………………………………………………………………362  Apocalipsis capítulo 22 ………………………………………………………………384  Bibliografía ……………………………………………………………………………403

Diseño y edición por Gaetan 3


Este libro está dedicado a los misioneros que laboran en los  campos ya "blancos para la siega", y que día a día dan su vida y su  tiempo para cumplir con el mandamiento de Nuestro Señor de "Id  por todo el mundo y predicar el Evangelio a toda criatura." Él le dijo  a Pedro y a todos nosotros: "¿Me amas? ¡Apacienta Mis ovejas!“  ¡Que este libro sea una bendición y que facilite el estudio y el  entendimiento del libro de Apocalipsis!  “Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta  profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está  cerca.”  Apocalipsis 1:3 

4


Reconocimientos y Prólogo: Este libro es una recopilación de clases individuales, capítulo por capítulo. Empecé este proyecto hace más de 12 años y al principio utilicé las clases con nuestros propios adolescentes y luego finalmente las traduje al español para nuestras clases bíblicas semanales en México. Mi parte ha sido principalmente buscar los pasajes y las observaciones pertinentes que dieran más luz a este extraordinario libro del Apocalipsis. La idea desde el principio ha sido ir a través de todo este, versículo por versículo, y buscar y seleccionar las referencias cruzadas de la Biblia, los comentarios, fotos, imágenes y gráficos que capturen la imaginación del lector, mantengan su interés, y así hacer que sea más fácil de comprender y visualizar las revelaciones misteriosas de Dios. La mayoría de las personas e incluso muchos cristianos no saben mucho sobre el libro de Apocalipsis: o bien piensan que es demasiado difícil de entender o que los hará temerosos del futuro. Pero eso no es lo que dice la Biblia; por el contrario, dice: "Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas: porque el tiempo está cerca" (Apocalipsis 1: 3) Con el mundo padeciendo tanto lío especialmente desde 9 de Septiembre del 2001 y con los innumerables problemas internacionales, conflictos, virus extraños, cambios climáticos, crisis económicas, violencia etc., la gente hoy en día ya tiene más hambre de respuestas, situación que no existía hace unos pocos años.. “… y en la tierra perturbación de las naciones, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra…” (Luc.21:26) En las clases verás que cada versículo o grupo de versículos tiene comentarios añadidos. Para hacer mis comentarios y gráficos cronológicos, he recurrido a diferentes fuentes que he listado en la bibliografía al final del libro. Muchos de estos comentarios han sido parafraseados y editados para esclarecer el versículo y al mismo tiempo mantener las clases compactas.

A los maestros de la Biblia: Me gusta llamar a estas clases, clases “frescas y listas para compartir", es decir que se pueden utilizar y entregar de inmediato, el trabajo ya está hecho para compartirse. No cubren todos los detalles, porque un libro entero se podría escribir por cada capítulo, más aun así se pueden utilizar como una base sólida sobre la cual empezar, según la necesidad de los pupilos. Mientras entregas las clases podrías añadir tus comentarios personales conforme el Señor te vaya indicando. Aunque la mayoría de ellas están hechas para una sola sesión, es conveniente recordar que la mayoría de la gente nunca ha estudiado las profecías Bíblicas del Tiempo del Fin, y podrían resultar un poco pesadas para absorber y digerir, por lo cual algunas tendrán que ser dadas en más de una sesión. Muchas partes de las profecías son bastante claras y fáciles de entender, mientras que otras no lo son. Estas clases fueron compiladas con el fin de dar a la gente una idea general del tiempo del fin, y algo más. Ya depende de cada profesor el mantenerse simple o profundizar más con sus alumnos según la situación. Se recomienda mucho presentar las cosas de la manera más sencilla, evitando dogmatismos que no den lugar a tintes grises en el cuadro. Algunas de las descripciones del apóstol Juan deben ser tomadas literalmente y otras, simbólicamente y he tratado de mostrar la diferencia. Muchas otras cosas en este libro de Apocalipsis siguen siendo misterios o temas de especulación. Con el desarrollo de los acontecimientos futuros, Jesús nos ayudará a entender más. Hemos recibido mucho sobre este tema, los tiempos están cada vez más turbulentos y el mundo está cambiando a pasos agigantados, ¡Tenemos entonces la responsabilidad de compartir el conocimiento de estas profecías con los demás! ¡Ahora es el momento!

Gaetan

Actualizado Diciembre 2017

5


INTRODUCCIÓN A primera vista el libro de Apocalipsis aparenta ser no sólo misterioso sino también confuso. Pero cuando comprendas cómo está estructurado lo vas a ver más sencillo. Vamos entonces a echarle un vistazo rápido al libro, para mostrarte lo sencillo que se puede volver, la diagramación tan perfecta que posee, y lo fácil que puede ser de entender, ¡al menos en su mayor parte! Ya que no todo es tan comprensible, pues todavía hay algunos misterios dejados a propósito por Dios. No obstante, lo creas o no, en su gran parte fue hecho por Él para ser entendido con facilidad. Vas a encontrar que este libro se puede dividir en tres partes de exactamente 7 capítulos cada uno…más uno, en total 22 capítulos. 21 capítulos divididos en tres septillos, más el glorioso y grandioso capítulo 22 que trata sobre el Cielo ¡y que es en sí una clase completa! Probablemente ese capítulo 22 debería haber formado parte del 21, pero quien fuera que hubiera dividido el libro en capítulos, quizás al encontrarlo tan largo en su descripción del Cielo, al final debió haber decidido que estaba un poco largo para ser el último capítulo, y lo dividió en los capítulos 21 y 22. En un rato nos adentraremos en un estudio versículo por versículo y capítulo por capítulo, pero por ahora estamos tratando de darte una sinopsis general de él. Sinopsis es una palabra griega que literalmente significa “vista a vuelo de pájaro” de todo el libro. Un sobrevuelo. ¡Vamos a hacer precisamente un sobrevuelo al libro del Apocalipsis! Cada grupo o set de siete capítulos tiene que ver con un tema diferente. El primer set de 7 capítulos es una forma de repaso o sinopsis de toda la historia del hombre desde los días del Apóstol Juan hasta el Final, como una introducción general al Tiempo del Fin. Encontramos los que se conocen como los siete sellos, al Señor mismo, el Cordero, recibiendo este libro o rollo con siete sellos y abriendo cada uno de ellos mientras un período o evento diferente de la historia va sucediendo, eventos que estudiaremos con detalle más adelante. 6


El segundo set de 7 capítulos, no sobrevuela la historia completa del hombre durante los últimos 2000 años, como hizo en las predicciones de los primeros siete capítulos, - algunas de las cuales han sido cumplidas y otras no- sino que nos aterriza un poco más al Tiempo de Fin, al mismísimo Fin de éstos 2000 años de historia predicho por Juan, por medio del Espíritu de Cristo, y encontramos que el segundo septillo de capítulos desde el octavo hasta el catorce tiene que ver con un importantísimo período final de la historia del hombre conocido como el Reinado del Anticristo o la Gran Tribulación, ¡y que termina con la maravillosa venida de Cristo y el Rapto a Sus santos en el capítulo 14! Este segundo grupo de siete capítulos nos ilustra el Fin de forma impresionante con las 7 grandes Trompetas de la Tribulación y todos los terribles sucesos que acontecen durante éste período. Finalmente el tercer septillo de capítulos del 15 al 21 y 22, es tanto una horrible ilustración, como una espléndida descripción del Tiempo del Fin. ¡Primero tienen que suceder las malas noticias para que las buenas se puedan asomar! Y entre más pronto llegue lo peor, más rápidamente viene lo mejor. En esos siete capítulos más uno, encontramos una descripción detallada de éste último período del Fin, que incluyen particularidades sobre la Ira de Dios, la destrucción de la Gran Babilonia o el Sistema Mundial, y la gran Batalla final de Armagedón en la que las fuerzas de Dios luchan contra las fuerzas de Satanás y lo derrotan a él, a su hombre Diablo o Anticristo y a su Falso Profeta con todo su reino, ¡obteniendo una gloriosa victoria al regresar Jesús de nuevo para establecer Su reinado aquí en la Tierra, denominado El Milenio, por su duración de mil años! Luego al final del milenio viene la última de todas las guerras, la Batalla de Gog y Magog, seguida por el juicio a los no salvos del Gran Trono Blanco, para luego crear Dios un Nuevo Cielo y una Nueva Tierra, con la Ciudad Celestial, la Nueva Jerusalén finalmente bajando del Cielo de Dios a la Tierra. ¡Muchas cosas ocurren en este último set de 7 capítulos, mostrados por este asombroso libro! 7


Yo creo que el libro de Apocalipsis no está escrito en un orden cronológico exacto. No creo que sea posible comprender completamente el Apocalipsis si se lee con la perspectiva de que todo su contenido sucede en orden secuencial desde el principio hasta al final. El libro de Apocalipsis progresa en lujo de detalles todo el tiempo, pero hay constantes flashbacks y algunos adelantos. Al igual que una película, a veces tiene varios flashbacks de algunos eventos en el pasado para aportar detalles importantes, nos dan clarificaciones que nos ayudan a entender la historia mejor. O a veces al principio de una película se nos muestra una escena parcial de algún evento futuro y luego nos regresan al principio. De la misma manera, el Señor constantemente regresa y se adelanta, y progresa en la historia un poco más cada vez. Un paso hacia atrás, dos pasos hacia adelante y nos ayuda a entender mejor el libro de Apocalipsis. Así es como es posible, por ejemplo, leer acerca de múltiples relatos sobre la Batalla de Armagedón encontrados en las páginas del Apocalipsis, aunque sabemos que sólo habrá un Armagedón. Simplemente estamos leyendo sobre el Armagedón desde diferentes ángulos y desde una perspectiva ventajosa, así logrando una mayor comprensión todo el tiempo. Creo que es la única forma en la que el Apocalipsis puede tener sentido, y de esta forma si se logra. Esperamos que disfrutes las clases y las comprendas. A medida que el tiempo pase y nos vayamos adentrando en estos diversos períodos y eventos, los entenderemos aún más claramente, y sabremos aún con más certeza cuales Escrituras se aplican en particular al momento, o al evento en el que estemos viviendo. Dios no siempre revela todos los detalles con anterioridad, pero con frecuencia te da una descripción general – incluso algunas veces bien específica- la cual no vas a entender completamente ni a reconocer hasta que la estés viendo comenzar a suceder, la cual te servirá como pista para saber en qué punto te encuentras en el itinerario y horario de Dios. Te asegurarás con certeza de saber exactamente lo que está sucediendo, en dónde te encuentras, qué próximo evento aguardar, y cómo prepararte en consecuencia. 8


Éste por supuesto es el propósito de la profecía Bíblica, el de prepararte para el futuro y que no estés en ignorancia, como dice el Apóstol, ni estés andando a tientas, pues “no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón.” (1Tes.5:4,5) No abrirás los ojos con sorpresa, como aquellos que no han discernido las señales de los tiempos, sino que los verás con anterioridad, y reconocerás estos eventos cuando empiecen a ocurrir, pudiendo saber de forma específica que “aquello es lo que fue lo predicho por el profeta” (Hechos 2:16) en las Escrituras, y por tanto sabrás qué esperar y cómo responder y reaccionar ante ellas, pues te habrás preparado para ello en tu corazón durante años mediante tu conocimiento de la Palabra. ¡Por tanto el comprender la profecía bíblica es prepararse para el futuro para que no ser tomado de improviso y por sorpresa y con horror, pues no estará en tinieblas ni ignorancia! Te habrás preparado mental y emocionalmente, y reconocerás estos eventos cuando vengan y acontezcan y sabrás qué esperar. De esto es lo que en realidad se trata la profecía bíblica y la razón de ella. Dios en su misericordia te está diciendo de antemano lo que va a suceder para que no tengas temor de lo desconocido. Él te está preparando con anterioridad para las cosas por venir de manera que no te encuentren despistado en donde sea que estés. “Ya os lo he dicho antes.”-- Jesús (Mt.25:25) “Más el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará. Y los sabios del pueblo instruirán a muchos.” (Dan. 11:32,33) “Estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin. Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.” (Dan.12:9,10) 9


El siguiente es un breve resumen de los contenidos de cada capítulo: Capítulo 1       ‐    Introducción a las cosas que muy pronto han de venir.  Capítulo 2, 3   ‐   Cartas a las Iglesias existentes en su día en Asia, prototipo de las Iglesias por venir.  Capítulo 4, 5   ‐   ¡La Escena del Trono con el Cordero de Dios, Jesucristo abriendo el libro de los 7 sellos del futuro!   Capítulo 6       ‐   Se abren los primeros seis sellos: ¡un vistazo preliminar de todo el contenido de la historia hasta el Fin!   Capítulo 7       ‐   Los santos de la Gran Tribulación son sellados,  guardados y protegidos.  Capítulos 8, 9 ‐   Suenan las Siete grandes Trompetas de la Tribulación y a los ángeles de Dios se les advierte que sólo hagan daño a los que no            tengan el sello de Dios en sus frentes, sino la Marca de la Bestia.  Capítulo 10    ‐    Anuncio portentoso de que el Fin se acerca.  Capítulo 11    ‐    Los Dos Testigos de la Tribulación y su rapto. Algunos detalles del Tiempo del Fin y de la Tribulación.  Capítulo 12    ‐    La Iglesia en la Tribulación y las guerras del Dragón con la Iglesia.  Capítulo 13    ‐    La Gran Bestia Roja de la Tribulación y gobierno del Anticristo.  Capítulo 14    ‐    El Rapto de la Iglesia, los hijos de Dios, la Ira de Dios después de que el Evangelio ha sido predicado en todo el  mundo, ¡y la             destrucción de Babilonia, el gran sistema mundial del Diablo!   Capítulos 15‐16  La Ira de Dios con sus Ángeles y Copas.  Capítulo 17   ‐     Descripción de Babilonia, la Bestia, el sistema mundial de adoración al materialismo con su gobierno bestial del Anticristo           y del mismo Diablo.       Capítulo 18   ‐     ¡Destrucción de Babilonia en una hora! El gran sistema comercial y materialista del mundo es destruido en una hora de un  día, y los mercaderes del resto de la Tierra contemplando de lejos y lamentándose y llorando por la destrucción de todos sus   haberes!  Capítulo 19   ‐     Armagedón, la gran batalla final de éste período de la tierra, ¡y la maravillosa victoria de Jesucristo sobre Satanás, su hombre    Diablo y su Falso Profeta!  Capítulo 20   ‐     El Milenio seguido por la Batalla de Gog y Magog ¡en la que Satanás con todas sus huestes de impíos son arrasados para            siempre! Viene entonces el Gran Juicio Final del Trono Blanco a los no salvos.  Capítulos 21‐22  Única descripción específica y detallada en toda la Biblia del Cielo, ¡y para tu sorpresa encuentras al Cielo en la Tierra! ¡En    una Nueva Tierra aún más hermosa que la primera! No habrá más maldición, muerte ni cosa alguna que haga daño.  ¡Todo                 será  hermoso!  10


APOCALIPSIS Capítulo 1 11


Justo encima "Capitulo Uno" en la mayoría de las Biblias, el título dice "La revelación o Apocalipsis de San Juan el Divino." Sin embargo, este título que fue añadido por alguien años después, no fue inspirado necesariamente porque la primera línea de la profecía dice que es la revelación de Jesucristo: Ap.1:1 La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a Sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de Su ángel a Su siervo Juan, Ahora bien, en casi cada caso de los profetas hubo algún agente espiritual o un ángel o alguien que los ayudaba la mayor parte del tiempo. Una y otra vez, cuando los profetas revelaban algo, decían que el ángel del Señor o alguien más estaba allí mostrándoselo. Así es que debe de haber sido el ángel quien estaba comunicando aquellas visiones, y el profeta podía ver lo que Dios le mostraba al ángel para que se lo mostrase al profeta para que éste a su vez se lo pasase al pueblo. (Ez. 40:1-4; Dan. 7:16, 8:15, 9:21-23, 10 todo, 12:5-7; Zac. 1:9, 2:3; Mt. 1:20, 2:13; Lucas. 1:11-20; Ap.19:10, 22:8-9, etc.) Ap.1:2 que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto. 12


Ap.1:3 Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca. ¡Tratar de entender las profecías de la Biblia, de estudiarlas e investigarlas, es algo que requiere esfuerzo, es una verdadera labor! A veces lleva años y años de estudio y de trabajo, de comparar pasajes de Escritura, de leer y releer la Palabra de Dios hasta arribar a las conclusiones más aceptables. ¡Sin embargo, Dios llama bienaventurado al que lo hace! Ap.1:4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de Su trono;

**Ap.3:1 Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas… **Ap.4:5 Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. **Ap.5:6 Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. 13


Algunas personas parecen tenerles tanto pánico a los malos espíritus, contra los cuales estamos advertidos, que parece que han olvidado que hay también muchos espíritus buenos, incluyendo al Espíritu Santo, y a los siete espíritus de Dios de Apocalipsis 3,4 y 5 y a las Siete Estrellas o Ángeles o Espíritus de las Siete Iglesias de Apocalipsis 1:20. Los Cuatro Espíritus de los Cielos de Zacarías 6:5, y los muchos otros mensajeros ¿No son todos celestiales, ángeles o espíritus de ellos espíritus Dios mencionados en la Biblia, ministradores? los cuales son todos obviamente espíritus buenos. « ¿No son todos ellos espíritus ministradores, enviados para servicio en favor de los que han de heredar la salvación?» Hebreos 1:14. De estos habla San Pablo en Hebreos 12:1; ¡Dice que son como una gran nube de testigos que está en derredor nuestro, aquí mismo y ahora mismo! ¡Gracias a Dios por Su Espíritu! ¡Gracias a Dios por Sus ángeles! ¡Gracias sean dadas a Dios por todos los buenos espíritus de El! A Dios se le llama el mismo Padre de los espíritus en Hebreos 12:9, y el Dios de los espíritus en Núm.16:22 y 27:16, Quien hace a Sus ángeles espíritus en el Salmo 104:4. ¡En Heb.12:22-23, habla de una innumerable compañía de 14


ángeles y de los espíritus de los justos hechos perfectos! Ap.1:5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con Su sangre,

**Ap.7:14 Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. **1Jn.1:7 pero si andamos en luz, como Él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo Su Hijo nos limpia de todo pecado. «Y de Jesucristo el testigo fiel» Jesús mismo fue un testigo fiel, Él fue el primero en levantarse de entre los muertos, e inmediatamente después de resucitar, tres días después de su crucifixión, ¡todos los santos del Antiguo Testamento resucitaron también! Está en la Biblia. Lo pueden leer. Si no lo creen, léanlo en la Biblia, en el Evangelio de Mateo. (Mt. 27:52,53.) Dice que cuando resucitó dentro los muertos, estos otros lo hicieron también. Pero Él fue el primero que resucitó, «el primogénito de los muertos, y el Soberano de los reyes de la tierra.» ¡Él es el Rey de reyes! «Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre.» ¿Quién hizo 15


eso? ¡Jesús! El murió en la cruz por nuestros pecados. ¡Tomó nuestro castigo para que pudiéramos ser salvos con sólo creer en El, recibiéndole como nuestro Salvador en nuestro corazón, amándole a Él, a Su Padre, Dios, y al Espíritu Santo, amar a los demás, a nuestro prójimo como a nosotros mismos, y predicar el Evangelio por todo el mundo a toda criatura! Ap.1:6 y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, Su Padre; a Él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.

**1Pe.2:9 Más vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios **Ap.5:10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. **Ap.20:6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con Él mil años. El reinado de Jesucristo durante el milenio va a ser una combinación del Cielo con esta tierra tal como es ahora, sobre los "no salvos” que habrá entonces. Será un reinado de Jesucristo y Su pueblo sobre lo que quede de este mundo y su población que no se haya salvado. Nosotros los salvos, nacidos de nuevo, santos resucitados, estaremos en nuestros nuevos cuerpos sobrenaturales, pero el resto del mundo, los que hayan podido escapar y sean suficientemente bendecidos 16


como para llegar con vida hasta el Milenio, todavía van a estar en sus cuerpos normales. Por lo tanto, ¡en muchos aspectos, la vida va a seguir en forma normal para ellos, Pero habrá unas cuantas diferencias importantes! Principalmente, ¡que nosotros estaremos dirigiendo el mundo en lugar de ellos y tendremos mucha ayuda sobrenatural y muchas ventajas! ¡Tendremos nuevos cuerpos, sabiduría, habilidad, poder y protección sobrenaturales y mejoraremos mucho las cosas! ¡Entonces, y solo entonces, bajo el supremo y poderoso gobierno y reinado de Cristo y los hijos de Dios, cesaran por fin todas las guerras y el mundo por fin será gobernado equitativamente y bien, con verdadera justicia, libertad, paz, abundancia y felicidad para todo el mundo! « ¡Y (el Señor) juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra!» (Is.2:4.) ¡Por fin habrá un desarme completo! Ese será el primer desarme en serio y de verdad del mundo: ¡convertir las armas en instrumentos de paz! ¡Aleluya! Ap.1:7 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por Él. Sí, amén.

**Mat.24:30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y 17


entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. **1Tes.4:17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. **Zac.12:10… y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito. Cuando Jesús vuelva para arrebatar a Sus santos, volverá en las nubes, de la misma forma que se fue en el día de la Ascensión. Y así como Sus discípulos lo vieron ascender en las nubes, así se le verá bajar en ellas. «Todo ojo le verá» --o sea, que no será un Arrebatamiento secreto-«y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él.» --Toda la Tierra verá venir a Jesús cuando venga a recogernos, a rescatar a Sus hijos de este viejo mundo impío. Ap.1:8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. Los que viven en Grecia entienden lo que significa el Alfa y la Omega, porque son la primera y la última letra del alfabeto griego. El alfa, nuestra A y la Omega, es una letra que no tenemos en nuestro alfabeto, en el alfabeto latino. Jesús está diciendo aquí que Él es el «Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el 18


Todopoderoso.» Hace mucho tiempo que existe. Ap.1:9 Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. Literalmente estaba en el exilio, era como si estuviera preso. De cualquier modo, estaban tratando de deshacerse de este tipo que les causaba tantos problemas hablando continuamente de Dios y predicando de Jesús aquellos romanos incrédulos, paganos e idólatras. No dejaba de hablar de Jesús y, ¿saben lo que hicieron? Dicen que trataron de hervirlo en aceite para hacerle callar, ¡pero no hervía, porque aún no había llegado su hora! Hasta que finalmente dijeron: « ¿Qué se puede hacer con un hombre así? ¡No podemos callarlo, taparle la boca para que deje de predicar, y tampoco le podemos matar! ¡Tendremos que despacharle a la isla de Patmos, cerca de Turquía, desterrado, porque allí hay tan poca gente a quien predicar, que desde luego no podrá hacer mucho daño!» ¿Y qué pasó? ¡Que recibió una maravillosa revelación divina que ha predicado literalmente a miles de millones de personas desde entonces! Imagínense, a lo largo de casi 2.000 años de historia universal desde su tiempo, hacia el año 90 DC., hasta hoy. En esa pequeña isla desierta casi deshabitada donde apenas vivían algunos labradores, predico el mayor sermón de su vida, el libro del Apocalipsis, que recibió de Jesús por medio de un ángel y que 19


ha llegado a más gente que todos sus demás sermones aparte de su Evangelio y sus cartas. ¡Así que, es imposible deshacerse de un tipo así! ¡Si no se para de testificar fielmente para el Señor, no hay forma de deshacerse de uno, ni aunque lo maten! Por eso, nunca pienses que por estar solo en algún lugar o en una solitaria celda Dios no puede obrar por medio de ti o valerse de ti, porque es posible que te esté preparando para algo con lo que darás un testimonio mayor de lo que jamás te has imaginado. Ap.1:10 Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, (muy fuerte) Ap.1:11 que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea. Ap.1:12 Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, (Ver v.20) Ap.1:13 y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. Ap.1:14 Su cabeza y Sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; Sus ojos como llama de fuego Ap.1:15 y Sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y Su voz como estruendo de muchas aguas. 20


**Dan.10:5-6 Y alcé mis ojos y miré, y he aquí un varón vestido de lino, y ceñidos sus lomos de oro de Ufaz. Su cuerpo era como de berilo, y su rostro parecía un relámpago, y sus ojos como antorchas de fuego, y sus brazos y sus pies como de color de bronce bruñido, y el sonido de sus palabras como el estruendo de una multitud. **Dan.7:9 Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas del mismo, fuego ardiente. ¡Si quieres saber el aspecto que tendrá Jesús en el cielo, dice que estaba «vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro.»! ¡No dice que la túnica le cubriera los brazos y los hombros! ¡Esa es una descripción muy asombrosa, la única descripción verdadera que tenemos de Jesús en el cielo! Tenía el pelo blanco. Eso quiere decir que su barba también sería blanca. ¡Además, según esa descripción, Sus vestiduras son asombrosas! Ap.1:16 Tenía en Su diestra siete estrellas; de Su boca salía una espada aguda de dos filos; y Su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

**Heb.4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. 21


**Ap.19:15 De Su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y Él las regirá con vara de hierro; y Él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Por supuesto esto es simbólico de la Palabra de Dios que la compara a una espada de dos filos de Dios. Ap.1:17 Cuando le vi, caí como muerto a Sus pies. Y Él puso Su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; Yo soy el primero y el último; Ap.1:18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

**Ap.20:14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Jesús murió, fue crucificado y resucitó entre los muertos, y ahora vive por los siglos de los siglos, «Amén, y tengo las llaves de la muerte y del Hades», de modo que puede abrir las puertas del mismo infierno, y librar a sus prisioneros de las mismas garras de la muerte.

** 1Cor.15:26 Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. Ap.1:19 Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de éstas. 22


El modelo general para el libro de Apocalipsis es un avance progresista de la historia "de las que son", o estaban en el Día de San Juan, a las "cosas que han de ser después de estas." Sin embargo, con frecuencia, a veces incluso en medio de un capítulo, Apocalipsis se regresa al pasado para dar un poco de antecedentes en cualquier tema que se está tratando antes de mostrarle su futuro y la forma en que terminan. El capítulo 1 es definitivamente parte de las "cosas que son" en los días de Juan y es una introducción a la visión misma. Introduce a Jesús, que está dando la revelación por medio de su ángel, y a Juan que está escribiendo. También nos muestra lo que fue el pasado, el presente (en los días de Juan), y el futuro. Ap.1:20 El misterio de las siete estrellas que has visto en Mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias. ¿No es un cuadro hermoso? El gran Apóstol Juan que estaba recibiendo esta maravillosa y extraordinaria revelación de Dios, está viendo como Dios le dibuja un maravilloso cuadro o le hace una pintura, ¡de cómo lo ve Dios! El ve las siete iglesias del Asia Menor, lo que ahora es Turquía, las iglesias principales de ese tiempo; las ve como siete hermosos candeleros. Y ve también 23


estas siete estrellas, El ve a sus siete ángeles custodios como siete estrellas hermosas. Las iglesias, siete hermosas velas de pie delante de Dios, y sobre cada una, una estrella guía, su ángel de la guarda. Qué cuadro hermoso de las iglesias a las que Juan les escribe esta revelación maravillosa que Dios está por mostrarle acerca del futuro que han de afrontar para que sepan lo que viene. El Señor no quiere que ignoremos, hermanos, sino que sepamos las cosas que deben suceder pronto. Y esto es lo que le estaba diciendo al Apóstol Juan en ese día; hace casi 2.000 años ya, en la isla de Patmos, exiliado allí por los romanos porque estaban temerosos de su evangelio de amor, temerosos de su enorme poder sobrenatural para obrar milagros.

** Mat.5:14, 15 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Apocalipsis 2:1 dice: “Escribe al ángel de la iglesia en Efeso”. Apocalipsis 2: 8 dice: “Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna” “a los siete ángeles de las siete iglesias” ¡Un ángel especial parece ser asignado a cada iglesia! Compilación y edición por Gaetan. gaetan.goye@gmail.com

24


Siete Candeleros Siete Iglesias

Apocalipsis CapĂ­tulo 2 25


En los versículos 4 y 11 del capítulo uno, Juan nombró siete iglesias o grupos de creyentes y no de edificios que se encontraban en siete ciudades de Asia: Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea. Todos estos eran nombres de ciudades reales y explícitas de Asia Menor, que hoy se conoce como Turquía. Todos estaban a corta distancia la una y la otra y también a una corta distancia de la isla de Patmos. El Señor, sin duda, le dijo a Juan que escribiera a estas siete iglesias específicas porque él no estaba lejos de ellas. Además estas iglesias sin duda miraban a Juan para obtener orientación y liderazgo, por ser uno de los discípulos más antiguos y un apóstol del Señor, aun estando en exilio. Las cartas revelan iglesias en diferentes niveles de obediencia o apostasía y dan reprimendas, orientación y promesas del Señor para cada una. Aunque están escritas para iglesias reales en Asia, hoy podemos leerlas también como advertencias, recomendaciones y consejos sobre cualquier situación que existe en nosotros y en nuestros grupos de 26


creyentes y recibir esta exhortación en nuestro corazón. No simbolizan diferentes edades de la iglesia, sino que son ejemplos de los diversos tipos de iglesias que han existido a lo largo de toda la era de la iglesia. En otras palabras, cada una de las cosas que había en estas siete cartas podría aplicarse en verdad a muchas diferentes iglesias, también hoy en día. En este sentido, a pesar de que estas iglesias estaban en Asia en tiempos de Juan y forman parte de "lo que es", o que estaban en el 90 DC, se tipifican todas las iglesias que han de venir "de aquí en adelante." Ap.2:1 Escribe al ángel de la iglesia en Éfeso: El que tiene las siete estrellas en Su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:

**Ap.1:20 El misterio de las siete estrellas que has visto en Mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias. Ap.2:2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;

**2PE.2:1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 27


**2CO.11:13-15 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras. Ap.2:3 y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de Mi nombre, y no has desmayado.

**1Cor.13:7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. **Luc.18:1 También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar, Ap.2:4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

**Mat.22:37, 38 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Ap.2:5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. Ap.2:6 Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales Yo también aborrezco. 28


La Biblia no explica quiénes eran los Nicolaitas; ofreceremos esta posible interpretación: La raíz de la palabra “nicolaítas” proviene del griego “nikao” que significa “para imponerse o vencer” y “laos” que significa “la gente” y donde viene la palabra laicos. La obra y doctrina de los nicolaítas, consistió en jerarquizar a la iglesia, destruyendo el armazón horizontal, para levantar uno piramidal. Esa es la obra y doctrina que tanto aborrece El Señor. Así nace el clero (Nico) y el laicado (Laos). Una casta clerical con privilegios especiales con un evidente dominio sobre el resto del pueblo (laicos) los nicolaítas comenzaron a dividir al pueblo de Dios en dos grupos. Los Clérigos que eran personas “apartadas”, doctas, espirituales y con privilegios, y los laicos que correspondían al resto del pueblo. Desde aquel tiempo comienza esa estructura piramidal dentro de la iglesia, aun no teniendo asidero en las santas escrituras. La sencillez de la iglesia, se vio gradualmente reemplazada por una institución organizada con jerarquías y con moldes seculares y paganos extraídos del romanismo. Más tarde permitió un liderazgo distinto de los guiados por el Espíritu del Señor, un liderazgo farisaico dominante teniendo señorío sobre el pueblo de Dios. 29


**Mat.20:25-26 Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Más entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, **1Pe.5:2-3 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey. Ap.2:7 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

**Gén.3:22-23 Y dijo el Señor Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. Y lo sacó el Señor del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado. 30


**Ap.22:2 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones. Cuando Dios le dio a Adán la tarea de cuidar y ocuparse del huerto, Adán iba a vivir para siempre. ¡Él no les prohibió que comieran del Árbol de la Vida, sólo les prohibió que comiesen del Árbol de la Educación, de la Ciencia del Bien y del Mal! ¡Podrían haber comido del Árbol de la Vida y haber vivido para siempre! Pero por cuanto pecaron y desobedecieron, y comieron del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal, tuvo que quitar el Árbol de la Vida del Huerto para que no vivieran para siempre haciendo más daño aún. ¡Piensen lo que sería sí el hombre cruel, impío, bestial y no regenerado fuese inmortal, imagínense el enorme daño que podría llegar a hacer! Ap.2:8 Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto: Ap.2:9 Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás. 31


**Ap.3:17-18 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, Yo te aconsejo que de Mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. **Luc.12:21 Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios. **Rom.2:28_29 Pues no es judío el que lo es exteriormente… sino que es judío el que lo es en lo interior… **Jn.8:44 Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Ap.2:10 No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida. Stg.1:12 dice:

Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.

32


¡Pero recuerda que esos premios no tienen nada que ver con la salvación! ¡Para ganar los premios hay que esforzarse, y se alcanzan con fidelidad, diligencia y esfuerzo, y ganando almas! Muchas personas se confunden con los versículos de la Biblia que hablan de premios y coronas y los aplican a la salvación, pensando que tienen que ganarse la salvación con sus obras. ¡Pero no se puede ganar la salvación con las obras! ¡Es un don, un regalo de Dios! (Ver. Efe.2:8,9; Tit.3:5; Mat.16:27; Ap.22:12.) ¡La salvación no nos la ganamos, no podemos conseguirla con nuestras obras, es un regalo! ¡Aunque sí podemos esforzarnos por conseguir premios y ganarnos un elogio y felicitación especial del Señor! Para oír eso tan especial de: «Bien, buen siervo y fiel; ¡entra en el gozo de tu Señor!» (Mat.25:21.) Dice que pondrá a algunos sobre una ciudad, a otros sobre unas cuantas, y a otros sobre muchas. «Porque el que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel» (Luc.19:17; 16:10). De modo que aunque las obras que hagas en esta vida no te servirán de ayuda para entrar en el Cielo, tendrán mucho que ver con tu premio, mucho que ver con la manera en que resplandezcas, y mucho que ver con la posición que se te asigne allá. Por tanto, «sé fiel hasta la muerte, ¡y Yo te daré la corona de la vida!» (Ap.2:10.) 33


Ap.2:11 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte. Pero en cuanto al pecador, aquel que no recibe a Jesús y cuyos pecados no le son perdonados, Él dice que en el fin del mundo serán levantados de los muertos, durante el Juicio Final, y que serán juzgados según sus obras, algunos en el Lago de Fuego y otros vivirán fuera de la Ciudad Celestial en el Apocalipsis 20 al 22. ¡"Esta es la muerte segunda"! (Apo. 20:14.) ¿Por qué? Porque solo nacieron una vez y no se salvaron, no recibieron a Jesús, no nacieron de nuevo. Cuando recibes a Jesús ello constituye un nuevo nacimiento para tu espíritu, eres un nuevo hombre interior. De modo que si naces dos veces, solo mueres una: muerte al cuerpo, pero el espíritu queda libre, el espíritu no muere. Pero si solo naces una vez y no naces de nuevo, ¡mueres dos veces!: ¡Una para el cuerpo y otra para el espíritu! Pues eso es lo que hizo Jesús en la cruz cuando murió por nosotros: El no solo murió en cuerpo, sino que además sufrió la sensación del pecador en la muerte del espíritu. Ahora bien, en realidad no sabemos qué es esa muerte del espíritu. ¡Jesús la llama el Infierno, para algunos, semejante al fuego! Sea lo que fuere, es algo terrible, terrible, alguna especie de sufrimiento por tus pecados. Al fin y al cabo, si no crees en que Jesús sufrió por tus pecados, entonces tú mismo tendrás que sufrir por todos ellos. 34


Ap.2:12 Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos (Heb.4:12) dice esto: Ap.2:13 Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes Mi nombre, y no has negado Mi fe, ni aun en los días en que Antipas Mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás.

**Luc.4:5-6 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. Ap.2:14 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación.

**Jud.1:11 ¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam… Balaam conocía a Dios y llevaba a cabo sus órdenes, pero él era un hombre malvado, impulsado por el dinero más que el amor de Dios. Luego vino el famoso incidente con el burro parlante de Balaam en el viaje a Moab. Siglos después, Pedro se refirió al incidente: 35


**2Pe.2:15-16 Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo el camino de Balaam hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad y fue reprendido por su iniquidad; pues una muda bestia de carga, hablando con voz de hombre, refrenó la locura del profeta. El ángel amenazó a Balaam porque estaba obedeciendo a Dios en sus acciones, pero en su corazón él se rebelaba, pensando sólo en el soborno. Números 31:16 revela que Balaam sedujo a los israelitas a abandonar a Dios y adorar a los ídolos.

**Núm.31:16 He aquí, por consejo de Balaam ellas fueron causa de que los hijos de Israel prevaricasen contra el Señor en lo tocante a Baal-peor, por lo que hubo mortandad en la congregación del Señor. Ap.2:15 Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que Yo aborrezco. Ap.2:16 Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de Mi boca. (Su Palabra) 36


Ap.2:17 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe. Ap.2:18 Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto: Ap.2:19 Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras. Ap.2:20 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a Mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. Ap.2:21 Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. Ap.2:22 He aquí, Yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. 37


Ap.2:23 Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que Yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras. Si bien Jesús condenó el adulterio físico, ¡tanto el Señor como los profetas declararon que el adulterio espiritual es el peor de todos!: ¡la perversidad de cometer adulterio en un sentido espiritual con el Diablo y sus ídolos, y caer en el materialismo! El Señor dice: « ¡Yo me quebranté a causa de su corazón fornicario que se apartó de Mí, y a causa de sus ojos que fornicaron tras sus ídolos! ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad con el mundo es enemistad contra Dios? ¡Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios!» (Eze.6:9; Stg.4:4) (Ver también Sal.106:39; Eze.20:30-32; Jer.3:6-10.) ¡El Señor llega incluso a retratar a la sociedad materialista de este mundo como «la gran ramera, con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se embriagan con el vino de su fornicación»! (Ap.17:1-2.) El adulterio y la fornicación espirituales contenidos en el Sistema idólatra y fornicario de este mundo representan una abominación que a la mayoría de la gente ni les llama la atención. Me dirán: « ¿Y qué es el adulterio espiritual?» ¡Es andar por ahí dejándose poseer por los ídolos 38


de este mundo cuando son la Esposa de Cristo! Si no se andan con ojo y vigilan sus pensamientos, ¡lo pueden hacer cuando se dan un paseo por un centro comercial! ¿Qué adora la gente hoy en día? ¿Aún da culto a los ídolos de otros tiempos? En algunos países hay gente que lo hace. Pero, ¿qué han visto que adora más la gente en estos tiempos que se consideran tan modernos y civilizados? El automóvil, el dinero, la casa, lo material, etc. Nuestro llamamiento es supremo, superior a todos. Consiste en ser Sus siervos en una generación adúltera e impía. ¿En qué consiste el adulterio espiritual? En que fornican con otros dioses y abandonan a su primer Esposo, su Primer Amor, el Señor, y que siguen los rudimentos del mundo. Ap.2:24 Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, Yo os digo: No os impondré otra carga; Ap.2:25 pero lo que tenéis, retenedlo hasta que Yo venga. Ap.2:26 Al que venciere y guardare Mis obras hasta el fin, Yo le daré autoridad sobre las naciones, 39


Ap.2:27 y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como Yo también la he recibido de Mi Padre;

**Dan.7:18 Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre. **Sal.2:8-9 Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra. Los quebrantarás con vara de hierro; como vasija de alfarero los desmenuzarás. **Dan.2:44 Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre. Por todo el mundo, millones de cristianos oran la oración del Señor, el «Padrenuestro» todos los días, y hasta muchas veces cada día. Pero parece que son muy pocos los que se dan cuenta del significado tan tremendo que tienen las palabras que repiten una y otra vez: «Padre nuestro que estás en los Cielos, ¡santificado sea Tu nombre! VENGA TU REINO; ¡Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el Cielo!» Su Reino milenario quedará establecido aquí mismo, en la Tierra, durante 1.000 años, ¡y se hará Su voluntad aquí tal como ya se hace en el Cielo ahora mismo! 40


¡En todos los países, Su reinado y gobierno --en el que participarán Sus santos y ángeles-- será un maravilloso y glorioso Reino fantástico de amor, misericordia, bondad y numerosísimas bendiciones para los que Le obedezcan y Le amen; por otra parte será también un Reino en el que todos los que se nieguen a obedecer o se muestren reacios a hacerlo, o hasta se rebelen contra Su autoridad amorosa, serán obligados a obedecer! Pues reinaremos y regiremos con El no solo con justo amor y justa misericordia, sino también con rígida vara de hierro. En el Reino de Dios en la Tierra no podrá uno seguir su voluntad personal, ni salirse con la suya. ¡Porque el reino de Dios no es un gobierno en el que rige la voluntad del pueblo, sino que es una monarquía absoluta en la que la voluntad del Rey se impone a todo lo demás! Es una teocracia de la voluntad del propio Dios, de un Dios totalmente justo, totalmente recto, amoroso y misericordioso, ¡pero que ya no tolerará la impiedad del hombre! 41


¡El mundo ya no estará plagado de impíos e incrédulos desobedientes, réprobos y perversos, sino que estará gobernado directamente por el propio Dios, por medio de Su hijo Jesucristo y Sus santos y ángeles, que ostentarán autoridad absoluta. La tierra la gobernaremos entonces Jesús y nosotros, sus santos, en vez de Satanás y sus fuerzas de maldad, y «la justicia cubrirá la Tierra como las aguas cubren los mares» dice Isa.11:9 y «ninguno dirá: 'Conoce al Señor', porque todos Le conocerán» dice Jer.31:34. ¡Pues nosotros les hablaremos y Él se lo hará ver! Ap.2:28 y le daré la estrella de la mañana.

**Apo 22:16 Yo Jesús he enviado Mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. Ap.2:29 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Compilación y edición por Gaetan.

gaetan.goye@gmail.com

42


Apocalipsis Capítulo 3 Compilación de comentarios proféticos editados por Gaetan.

Ap.3:1 Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios (Apo.1:4), y las siete estrellas (Apo.1:20), dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto.

SARDIS FILADELFIA

**Efe.2:1 Y Él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados…

LAODICEA

Ap.3:2 Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.

**1Pe.5:8-9 Sed sobrios, y velad, porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. **2Cró.25:2 Hizo él lo recto ante los ojos del Señor, aunque no de perfecto corazón. 43


Ap.3:3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.

**1Tes.5:4-6 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. Ap.3:4 Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas.

**Isa.61:10 En gran manera me gozaré en el Señor, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas. Jesús introduce aquí una advertencia para ti, para mí y para todo aquel que quiera escapar de estos horrores: "¡Cuidado, Yo vengo como ladrón! ¡Más vale que estén preparados para el Arrebatamiento y para la Resurrección, para cuando Me presente antes de que pase todo esto, si es que quieren librarse de todo este infierno!" Y dice que debemos velar y guardar nuestras ropas; ¿Qué ropas son éstas? ¿El traje, la chaqueta y la corbata que llevan puestos? ¿Ese encantador vestido que lucen ustedes, señoras? ¡Por supuesto que no! ¡Se refiere a las "vestiduras de salvación y al manto de justicia" de Isaías 61:10 y no a la ropa ordinaria! Él dice: "o seáis hallados desnudos". ¡Eso 44


significa sin Su salvación, sin Sus ropas de justicia, sin estar salvados! (Véase Zac.3:4, Mat. 22:10-13 y Ap.3:5,18 y 19:8.) Ap.3:5 El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de Mi Padre, y delante de Sus ángeles.

**Mat.10:32 A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, Yo también le confesaré delante de Mi Padre que está en los Cielos. Pregunta: ¿Quiere decir que borrará del Libro de la Vida los nombres de los que no hayan vencido? Este versículo me ha preocupado durante años. ¿Qué es “vencer”? ¿Mantener toda la fe en Cristo como única esperanza? ¿O es un proceso de buenas obras? --Ben (EE.UU.) Respuesta: ¡Ef. 2:8-9 sigue vigente! “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” ¡No se pueden hacer méritos ni obras para la salvación! ¡Es una dádiva gratuita que se recibe por fe! ¿Cómo se puede perder entonces? Únicamente se hacen méritos o obras para las recompensas...que son bendiciones o honores especiales adicionales por encima o aparte de nuestra salvación. ¡Habrá diversos grados, niveles o clases de recompensas! ¡De hecho, este mismo versículo promete que nunca se nos borrará! ¡Ya has vencido a Satanás gracias a Cristo! (Juan. 1:12, 3:16, 5:24, 17:3; Ro.3:23, 6:23; Tito. 3:5; He.7:25) 45


Ap.3:6 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Ap.3:7 Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre:

**Isa.22:22 Y pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; y abrirá, y nadie cerrará; cerrará, y nadie abrirá. Ap.3:8 Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado Mi palabra, y no has negado Mi nombre.

**Col.4:3 orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo… **2Cor.12:10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. Ap.3:9 He aquí, Yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, Yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que Yo te he amado.

**Hch.14:2 Mas los judíos que no creían excitaron y corrompieron los ánimos de los gentiles contra los hermanos. (Hch.13:50; 14:5, 19; 17:5) 46


**Rom.2:28-29 Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra… Ap.3:10 Por cuanto has guardado la palabra de Mi paciencia, Yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.

**Mar.13:19 porque aquellos días serán de tribulación cual nunca ha habido desde el principio de la creación que Dios creó, hasta este tiempo, ni la habrá. **Dan.12:1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. Nuestra interpretación es que es evidente, luego de leer la descripción de la Tribulación, que si tomas como ejemplo a Israel y el valle del Gosén durante las plagas de Egipto, Israel no fue afectado por ninguna de ellas Las Diez Plagas de Egipto. excepto la última, la plaga de la muerte de los primogénitos. Había luz en el valle del Gosén, no hubo langostas, ni enfermedades; no 47


hubo plagas en Gosén. Las plagas sólo afectaron a sus perseguidores. Lo que Israel sufría era la persecución del hombre, no la persecución de Dios. Los egipcios eran perseguidos por Dios. Lo que nos sugiere la descripción completa de las cosas que sucederán durante la Tribulación, es que aun cuando la Iglesia es perseguida por el Anticristo, es el Gobierno del Anticristo quien sufre horribles plagas y toda clase de horrores, los cuales, según la Palabra de Dios, ciertamente no tocarán a las personas que tengan la Señal de Dios en sus frentes: “Vi también a otro ángel …que tenía el sello del Dios vivo… diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.” (Ap7:2-3)

Creemos que es eso lo que el escape significa, que seáis tenidos por dignos de evitar todas estas cosas que caerán sobre ellos. (Lu.21:36) Pensamos que ninguno de esos males nos afectará, ninguna de esas plagas, ninguno de esos horrores descritos en la Tribulación, ¡ninguno de ellos! Lo único que sufriremos es la persecución del Anticristo y su gente con la Marca de la Bestia. Vamos a escapar a la peor parte de los horrores de la Tribulación, las plagas que Dios enviará sobre el Sistema del Anticristo. Nosotros soportaremos su persecución, pero Dios se asegurará de que ellos sufran Su retribución. Y Él lo dice claramente en el pasaje inicial sobre los horrores de la Tribulación. Esperen que sellemos a la gente de Dios, no los toquen, para que no sean afectados por todos estos horrores que Dios enviará sobre el Sistema del Anticristo. Estaremos a salvo de todas esas cosas horribles. 48


Ap.3:11 He aquí, Yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Se suponía que debía haber ocurrido en la Rusia comunista durante los primeros días cuando había una gran persecución de cristianos. Pusieron a este grupo de cristianos ¡Quiero esta corona! desnudos en el hielo de un lago a morir porque no querían renunciar a su fe. Los guardias les dijeron que si alguno de ellos quería salvarse a sí mismos, todo lo que tenía que hacer era volver corriendo a los guardias y renunciar a su fe y no tendrían que morir. Así que todos se congelaron y cayeron uno a uno, hasta este último cristiano. Finalmente no pudo soportarlo. Vio a toda esa otra gente muriendo y él se quedó solo, siendo el último, por lo que corrió gritando a través del hielo hacia los guardias y les dijo que no podía aguantar más, él iba a renegar de su fe. Pero de repente un soldado dijo: "Aquí, rápido, toma mi uniforme, toma mi arma, póntelas. Yo voy a salir a morir en tu lugar. Yo estaba parado aquí mirando y mientras cada uno de ellos caía vi una corona que se les colocaba sobre su cabeza. Pero al igual que la mano fue bajando desde el cielo para colocar una corona sobre tu cabeza, tú corriste. 49


Toma mi uniforme, mi arma, quiero tomar tu lugar - ¡Quiero esta corona! ¡"Así que Gloria a Dios! ¿Quieres una corona? No hay corona sin cruz, ningún testimonio sin una prueba, no hay triunfo sin lucha, no hay victoria sin batalla, no hay rosa sin espinas. Alabado sea Dios, para eso te alistaste al ejército del Señor - para luchar y ganar. **Ap.2:10…Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida. ¡Perder la corona no quiere decir perder la salvación ni mucho menos! ¡La salvación no es la corona, la salvación es un don de Dios! ¡No hay que esforzarse ni ganarla ni mucho menos! Pero la corona es la recompensa. De alguna manera se podría perder algún tipo de recompensa o alguna forma de gloria. «Los que enseñan la justicia a la multitud, resplandecerán como las estrellas», ¡pero algunos serán resucitados para vergüenza y confusión perpetuas! (Dn.12:2,3.) Ap.3:12 Al que venciere, Yo lo haré columna en el templo de Mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de Mi Dios, y el nombre de la ciudad de Mi Dios, la Nueva Jerusalén, la cual desciende del Cielo, de Mi Dios, y Mi nombre nuevo.

**Ap.21:2 Y yo Juan vi la Santa Ciudad, la Nueva Jerusalén, descender del Cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para Su marido. 50


**Ap.14:1 Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con Él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de Él y el de Su Padre escrito en la frente. **1Cor.2:9 Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. Ap.3:13 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Ap.3:14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: Ap.3:15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Ap.3:16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de Mi boca. Al entrar en el Nuevo Testamento encuentras unos cuantos casos tristes de personas que se apartaron del Señor y su voluntad, y que regresaron para revolcarse en el fango, como perros que vuelven a su vómito; entre ellos se encuentra el joven rico que fue corriendo a Jesús en busca de vida eterna, ¡y cuando el Señor le dijo que renunciara a todo, se retiró triste y apesadumbrado porque tenía muchas posesiones: (Mt.9:22) Y Demás, un ayudante de Pablo y Bernabé, que al arreciar la batalla se echó atrás. Pablo dijo de él: "Demás me ha desamparado, amando a este 51


mundo:" (2 Tim.4:10). Dios no puede soportar esa clase de gente. Dios detesta ver la espalda de las personas: (He. l0:38) ¡Le revuelven el estómago! Jesús mismo dijo: «Ojala fueseis fríos o calientes.» O sea: Prefiero que seas un cristiano salvo, lleno de fuego y que testifica, un testigo fogoso de Cristo, o si no un pecador frío y no salvo que jamás oyó el Evangelio, ¡antes que ser tibio! Ap.3:17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Ap.3:18 Por tanto, Yo te aconsejo que de Mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

**Ap.2:9 Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico)… **Luc.12:21 Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios. Ap.3:19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.

**Pro.3:11 No menosprecies, hijo mío, el castigo del Señor, ni te fatigues de Su corrección; porque el Señor al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere. 52


Ap.3:20 He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye Mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. La Salvación tiene mucho poder, pero Dios no te la impone. El Amor de Jesús es todopoderoso, pero Él no te obliga a recibirlo. Jesús llama a la puerta; ¡no la echa abajo! Él podría derribarla o pulverizarla con una mirada, pero se niega a entrar a la fuerza en tu corazón. Él simplemente te pide que lo dejes entrar, y tú tienes que invitarle. Esa es la limitación que ha establecido y la condición que exige: tú tienes que dejarlo entrar. Pero si no lo invitas de buen ánimo, Él no entra a la fuerza. ¡Así que, por favor, recíbele ahora mismo! Él quiere brindarte Su amor, paz y felicidad, pero no puede a menos que tú quieras. Debes pedirle que entre. Jesús está esperando tierna, mansa, amorosa y pacientemente, y quizá lleva así años, a la puerta de tu corazón. Ap.3:21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en Mi trono, así como Yo he vencido, y me he sentado con Mi Padre en Su trono. 53


¡Jesús se sentó con Su Padre en Su trono, así como nosotros nos sentaremos con Jesús en Su trono cuando venga Su Reino! Tendrá que ser un trono bastante grande. ¡Esto quiere decir que tendremos tronos de poder como Jesús! ¡Tendremos poder! ¿Quién se sienta en el trono? A través de la historia del mundo siempre ha habido tronos, ¿quiénes se sentaban en ellos? Los emperadores, los reyes y los césares. El que se sienta en el trono es el rey. Dios es el Rey de todo. Así que Él tiene un gran trono, un extraordinario trono de poder, ¡y Jesús se sienta con Él en Su trono, significando que comparte ese poder! El trono es un símbolo de poder, y Él se sienta a la derecha del Padre en Su trono, compartiendo Su poder. ¡Nos sentaremos con Jesús en Su trono, y compartiremos Su poder! Ap.3:22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes.

gaetan.goye@gmail.com         

54


Apocalipsis Capítulo 4 Ap.4:1 Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas. En el capítulo 1 nos enteramos de que Jesús tenía una voz "como de trompeta" (Apo.1:10) y este es Jesús hablándole a Juan. Algunos académicos han, de hecho, interpretado este verso como el rapto y la resurrección de la iglesia, pero no lo es. Es  simplemente Jesús diciendo a Juan, no a toda la iglesia, de subir para poder mostrarle las cosas que sucederán “después de estas”. Hasta ahora, el Apocalipsis ha tratado sólo con "las cosas que son", o se 55


encontraban en los días de Juan, pero ahora Jesús le dice a Juan que le va a mostrar el futuro. Juan estaba "en el Espíritu" o entonado con el Espíritu de Dios, pero aquí el Señor le dice a Juan que suba en la esfera del mundo espiritual para tomar literalmente un viaje espiritual en esa dimensión misteriosa de las realidades eternas, para que Juan pudiera obtener una vista completa de esta pequeña isla llamada “tiempo” y ver su futuro. Ap.4:2 Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. Ap.4:3 Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; (¡Como diamantes, y cosas por el estilo! ¡Es decir, que el Señor resplandece como un diamante!) y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. ¡Un arco iris color verde, qué maravilla! Ap.4:4 Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. Estos dos capítulos, el 4 y el 5, son lo que llamamos «la escena del trono». Dios también utiliza decorados, ¡y tiene unas obras extraordinarias de 56


escenografía! ¡Nunca han visto nada igual! Y se llevó a Juan allá arriba para que viera algunos de los decorados divinos, ¡y le hizo pasar al salón del trono! Y estos dos capítulos íntegros se refieren a lo que ocurre en ese salón del trono o escena del trono y les darán una pequeña introducción, muy buena, de lo que está por ocurrir. En realidad la escena del trono es una escena muy destacada, y Dios le está dando énfasis, ya que es muy importante, porque son otros dos capítulos de introducción al futuro y a lo que va a suceder. Ap.4:5 Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. Si se fijan, en el versículo 5, incluso está con mayúscula la palabra «Espíritus» (en la versión inglesa K.J.). Los teólogos rígidos dicen: «Espera un momento; sólo hay un Espíritu de Dios, el Espíritu Santo». ¡Pero aquí en el versículo 5 dice que hay siete Espíritus de Dios! Llama a Dios mismo el Padre de los espíritus en hebreos 12:9, y el Dios de los espíritus en Núm.16:22 y 27:16, Quien hace a Sus ángeles espíritus en el Salmo 104:4. ¡Incluso dice que los espíritus -en plural- de los profetas, están sujetos a los profetas en 1Co.14:32! ¡En Heb.12:22-23, habla de una innumerable compañía de ángeles y de los espíritus de los justos hechos perfectos! ¡Aleluya! 57


Ap.4:6 Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. Ap.4:7 El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. Ap.4:8 Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Ap.4:9 Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, Alrededor del trono hay un arco iris esmeralda y veinticuatro ancianos de vestidura blanca, coronas de oro sobre sus cabezas, y sentados en veinticuatro tronos. "Rayos y truenos y voces", se escuchan "del trono", y un "mar de vidrio" que simboliza la paz que se encuentra ahí. ¿Alguna vez han estado en el océano cuando es como el cristal, totalmente inmóvil, con la luz que se refleja en su superficie? Eso es tal vez lo que Juan estuvo "viendo" en este momento. Todo está en paz. Y "en medio del trono y 58


alrededor" hay cuatro animales (un león, un becerro, un águila volando, y un tipo de animal extraño con la cabeza de un hombre) llenos de ojos delante y detrás de este. Nunca hemos oído nada de esto explicado a nuestra satisfacción todavía. Muchas de estas cosas están más allá de nuestro entendimiento. Estaba más allá del entendimiento de Juan seguramente. Él solo describió lo que le parecía y era todo lo que él podía hacer. Así que no vamos a tratar de interpretar esto más que decir que es el trono de Dios. Es probable que sólo tengas que esperar hasta llegar tú mismo ahí para saber quiénes son los veinticuatro ancianos y las cuatro bestias. Es interesante observar que los profetas Isaías y Ezequiel también vieron visiones similares del trono de Dios y de los animales en los lugares celestiales, incluso los cuatro seres vivientes, las cuatro bestias de Dios alrededor de su trono, poderosas criaturas que Dios tiene. Un símbolo de distinción y poder en las antiguas cortes de los antiguos reyes y reinas era de tener enormes leones o tigres encadenados alrededor del trono, simbólico que habían conquistado la creación con estas enormes bestias.

**Isa.6:1-3 En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. Por encima de Él había serafines; 59


cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, el Señor de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria. **Eze.1:1, 2, 5, 10, 26, 28 Aconteció… que estando yo en medio de los cautivos junto al río Quebar, los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios… Y sobre las cabezas de los seres vivientes aparecía una expansión a manera de cristal maravilloso, extendido encima sobre sus cabezas… y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y el aspecto de sus caras era cara de hombre, y cara de león al lado derecho de los cuatro, y cara de buey a la izquierda en los cuatro; asimismo había en las cuatro caras de águila…y sobre la expansión que había sobre sus cabezas se veía la figura de un trono que parecía de piedra de zafiro; y sobre la figura del trono había una semejanza que parecía de hombre sentado sobre él… Como parece el arco iris que está en las nubes el día que llueve, así era el parecer del resplandor alrededor. Esta fue la visión de la semejanza de la gloria del Señor. (Eze.3:12-14) Ap.4:10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Ap.4:11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque Tú creaste todas las cosas, y por Tu deleite existen y fueron creadas. 60


¡En esa tremenda escena del trono celestial, el anhelo principal de los 24 ancianos y de los 4 seres vivientes o bestias parece estar continuamente alabando a Dios, dando gloria, honra y alabanza! ¡Claro que nos postraremos delante del Señor y echaremos nuestras coronas delante de El cómo los 24 ancianos! Cada vez que nos pongamos a alabar al Señor, se nos olvidará la corona y se nos caerá de la cabeza, cuando nos postramos y Le demos gloria, y echemos nuestras coronas a Sus pies. Pero en fin, mejor que luego la recojan y se la vuelvan a poner, porque será la corona que Él les ha dado. Una esposa no tira su anillo si todavía ama a su esposo, ¡y eso será como el anillo que Él nos dé! Dará testimonio de lo que hayan hecho por el Señor. ¡Y el Señor querrá que la gente lo vea, que toda la creación vea la señal de su fidelidad, su corona de la vida!

**Jn.1:1, 3 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Todas las cosas por Él fueron hechas, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. Qué lindo, ¿no? ¡El Señor nos creó por Su voluntad, porque le plació! Fue un placer para Él. Cuando se habla de placer, ¿en qué piensa uno? ¡En pasarlo bien! De modo que si nos creó para Su deleite, lo va a pasar bien con nosotros. Nosotros también lo pasamos bien con Él y lo disfrutamos. No estamos siempre con unas caras muy largas y más serias que un juez, sino que gozamos de Él, de Su creación y de la vida que nos ha dado. Eso, a su vez, es fuente de placer para Él. Compilación y edición por Gaetan múltiples fuentes. gaetan.goye@gmail.com 61


APOCALIPSIS CAPITULO 5 Ap.5:1 Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Ap.5:2 Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? Ap.5:3 Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo. Ap.5:4 Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo. Ap.5:5 Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos. 62


**Gén.49:9 Cachorro de león, Judá; De la presa subiste, hijo mío. Se encorvó, se echó como león… **Isa.11:1, 10 Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa. **Ap.22:16 Yo Jesús he enviado Mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. Ap.5:6 Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. Ap.5:7 Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono. Eso es solo un poco de antecedentes para introducir el futuro, porque cuando el Señor comienza a abrir los sellos de este libro en el capítulo siguiente, el futuro comienza a ser revelado. El libro está sellado y, excepto por profecía, el futuro está en cierto sentido sellado y la única persona que puede quitar el sello o revelarlo es Jesús. Es un pasaje muy misterioso para algunos, pero después de todo, si se entiende quién es el Cordero, Jesucristo el Cordero de Dios, no es difícil de 63


entender. Y si se dan cuenta, este libro de los siete sellos, en realidad es un pergamino, era realmente el libro del futuro, el libro de la revelación que Dios había prometido darle a Juan. Y aquí, en esta maravillosa escena del trono, hallamos a Jesús. Cuando ningún otro pudo ser hallado digno de abrir el libro del futuro, el libro de profecía, sólo Jesús, el Cordero de Dios que estaba en el trono, fue hallado digno de abrir el libro. Ap.5:8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos;

**Sal.141:2 Suba mi oración delante de Ti como el incienso, el don de mis manos como la ofrenda de la tarde. Ap.5:9 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque Tú fuiste inmolado, y con Tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; La salvación es para todos, todos y cada uno que reciban y crean en Jesús, no importa su país o nacionalidad.

**Efe.1:7 en quien tenemos redención por Su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de Su gracia. Las "arpas" del versículo 8 hablan de alabanza a nuestro Dios, porque vemos todas las criaturas y ancianos irrumpir en cánticos de alabanza delante del Cordero 64


de Dios. La música es una forma de poesía, porque expresa el corazón, proporcionando comprensión a través de algo más que un mero intelecto. Los que cantan en el momento de este versículo, simplemente aman al Señor, y por una muy buena razón: Millones de personas que se habrían perdido para siempre a causa del pecado, han sido redimidas, salvadas por Jesucristo, que se hizo pecado por nosotros (2 Co.5:21) y dio su sangre (fui inmolado) para que pudiéremos vivir. Ap.5:10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. ¡Los santos rigen y El mundo está hecho un follón. Y hay reinan con Cristo! mucho follonero gobernando. Será un milagro que alguna vez el Señor y nosotros logremos arreglarlo. ¡Pero según Su Palabra lo conseguiremos! ¡Más que nada el Señor! Pero nosotros gobernaremos con El. ¡Un día reinaremos con Él! Regiremos y reinaremos aquí en la tierra, sobre todo el planeta, como Sus Reyes y Reinas, Príncipes y Sacerdotes de Dios en Su poderoso Reino, el Reino de Dios que los cristianos ruegan que venga cada vez que dicen el Padrenuestro: «¡Venga Tu Reino, hágase Tu voluntad así en la tierra como en el Cielo!» Y allí mismo le damos toda la gloria a Jesús: « ¡porque Tuyo es el Reino y el poder y la gloria por los siglos de los siglos!» ¡En el nombre de Jesús, amén! ¡Aleluya! ¡Gloria 65


a Dios! (Mat.19:16-22; Apo.5:10; Mat.6:9-13). Ap.5:11 Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, La frase "millones de millones" representa un número indefinido muy grande, el más grande número utilizado en la lengua griega. Es muy probable que hubiera millones o tal vez de lo que podríamos considerar un número "infinito" de seres presentes en ese momento. En el centro de todos ellos, está el Cordero que nos ha redimido para Dios con su sangre. Los asistentes están alabando y adorando al Cordero, Jesucristo. Él es el centro de todo. ¿Cuál es el centro de tu vida, tu trabajo, algo que ver con el atletismo, tu estado de salud, otra persona, tu dinero, un hobby, el miedo? ¿O es el Señor? 66


Ap.5:12 que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Ap.5:13 Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. Ap.5:14 Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos.

Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes.

gaetan.goye@gmail.com

67


Apocalipsis CapĂ­tulo 6 68


Los cuatro jinetes del Apocalipsis revelan la verdad acerca de la religión, la guerra y la economía, y establecen el escenario para lo que pronto ha de venir. Jesús abre el libro del futuro, que fue sellado. Debido a que estos seis primeros sellos presentan toda la duración de la historia desde la Ascensión hasta la Segunda Venida, son en cierto sentido, como si Dios tomara una cámara e hiciera un rápido "panorama" de la historia desde el principio hasta el final, al igual que a menudo lo hacen en las películas para dar el escenario de la historia que están a punto de contarnos. Todo este capítulo narra los sucesos de la humanidad, la historia del mundo. ¿Qué va pasar? ¡Que concluirá con el Fin del mundo! Ap.6:1 Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Ap.6:2 Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. ¿Qué fue lo primero que sucedió en tiempos de Juan? ¿Qué estaba pasando en su tiempo, en 90 DC? ¡Que Jesús estaba saliendo a vencer al mundo con el Evangelio, por medio de Sus santos, Sus apóstoles y los primeros cristianos de la iglesia primitiva logrando una victoria aplastante sobre el Imperio Romano! ¡Pudo más 69

EL VERDADERO VENCEDOR

EL CABALLO BLANCO


con su mensaje de Amor que todas las legiones de las fuerzas romanas con su crueldad y guerras! No dice aquí quién es el primero jinete, pero encontramos otra imagen de "un caballo blanco" en el capítulo 19 de este mismo libro, "y el que estaba sentado sobre él (el caballo blanco) se llamaba Fiel y Verdadero ... Y su nombre era la Palabra de Dios" -- que por supuesto, es Jesús (Jn.1: 14) “Y los ejércitos celestiales… le seguían”, los santos resucitados que también están montando caballos blancos ya que descienden desde el cielo para derrotar a las fuerzas del Anticristo y apoderarse del mundo en la batalla de Armagedón. (Ap.19:11-14) El arma de Jesús es su arco o su Palabra.

**Ps.7:11, 12 Dios es juez justo, y Dios está airado contra el impío todos los días. Si no se arrepiente, Él afilará Su espada; armado tiene ya Su arco, y lo ha preparado. Y Él es el que tiene la "corona" o derecho a gobernar este mundo, y pronto va a destruir a sus enemigos que lo están resistiendo y usurpando su trono. Por lo 70


tanto este caballo blanco sólo podría ser Jesús y su Iglesia, ya que son los únicos en este mundo que ahora lo están conquistando espiritualmente con el amor de Dios. "¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?" (1Jn.5: 5) ¡Y la iglesia pronto, con Cristo, va a conquistar físicamente el mundo y gobernarlo durante mil años! (Apo.5:10; 20:4) Ap.6:3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. Ap.6:4 Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada. ¿Qué es que quita "la paz de la tierra"? ¡La guerra! Este caballo Rojo simboliza la guerra, los militares y sus máquinas de guerra. El color del caballo es muy apropiado representando toda la sangre derramada en las guerras infernales del hombre -- por las cuales Dios no es responsable, sino que proceden de la soberbia, los prejuicios y la avaricia del propio corazón del hombre codicioso. "¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros?" pregunta Santiago: "¿No es de vuestras pasiones?" (Stg.4:1) ¡Y 71


por supuesto nada podría haberse predicho con más exactitud acerca de los dos mil años de historia que siguieron desde la época de Juan hasta nuestros días! ¡Apenas ha habido un solo día en la historia del mundo en el que no haya habido alguna guerra en algún lado con matanza, masacre, muerte, heridas, mutilaciones y los horrores infernales! La "gran espada" que le dio sin duda simboliza las grandes "mejoras" en las máquinas de guerra y la mayor frecuencia y extensión de las guerras desde que la profecía fue dada.

**Mat.24:6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Ap.6:5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Ap.6:6 Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.

**Mat.20:1-2 Porque el reino de los cielos es semejante a un hombre, padre de familia, que salió por la mañana a contratar obreros para su viña. Y habiendo convenido con los obreros en un denario al día, los envió a su viña. 72


El valor de un "denario" en los días de Juan representaba el trabajo de un día entero, como se ve en la parábola de Jesús, donde todos los obreros trabajaban por "un denario al día." Una "libra" es igual a aproximadamente un cuarto y normalmente un denario podría haber comprado entre quince y veinte libras. Por lo tanto, alimento que se vende en cantidades tan pequeñas por un salario de un día entero indica escasez de alimentos o hambre y también por consecuencia, pobreza para el comprador ya que está costando todo lo que tiene el sólo comprar su pan de cada día. Incluso el color del propio caballo representa el color del hambre. Lam.5:10 Nuestra piel se ennegreció como un horno a causa del ardor del hambre. "El aceite y el vino", sin embargo, a través de las Escrituras son sinónimo de abundancia o de lujo. El hecho de que diga "no dañes", indica una situación donde la riqueza y el lujo coexisten junto con el hambre y la pobreza; no es una situación inusual por decir lo menos. ¿Podría este jinete del caballo negro con una "balanza en la mano" simbolizar las grandes empresas multinacional (comerciantes) y a los manipuladores del dinero en el mundo de hoy? Sólo hay un otro verso en toda la Biblia que describe un hombre que sostiene una balanza en la mano: (Hos.12: 7) "Él es un comerciante, las balanzas del engaño están en su mano: a él le gusta a oprimir." 73


Otro profeta, Amós, también dijo: “Oíd esto, los que explotáis a los menesterosos, y arruináis a los pobres de la tierra, diciendo: ¿Cuándo pasará el mes, y venderemos el trigo; y la semana, y abriremos los graneros del pan, y achicaremos la medida, y subiremos el precio, y falsearemos con engaño la balanza, para comprar los pobres por dinero, y los necesitados por un par de zapatos, y venderemos los desechos del trigo? Amós 8:4-6” Este caballo negro es responsable de la situación económica actual. Ap.6:7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Ap.6:8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra. En el original griego la palabra amarillo de este caballo también significa un color verde feo amarillento como si fuera la muerte, cual muerte se debe al diablo y el infierno le sigue por todos sus hijos. Según las leyes de Dios, a causa de la desobediencia de todos desde Adán para abajo, tenemos que morir a causa de la desobediencia y el pecado. ¡Pero el momento en que, como cristianos, morimos, somos instantáneamente liberados espiritualmente, porque hemos sido redimidos 74


por Cristo! Al morir los hijos del diablo van al Infierno a estar con su padre, y nosotros vamos al cielo con nuestro Padre.

**1Cor.15:20-23 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. ¡Este caballo amarillo del cuarto sello, entonces, representa la muerte en todos sus facetas -- hambre, peste, plagas, todas!

**Mat.24:7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Ap.6:9 Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Ap.6:10 Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Ap.6:11 Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. 75


Aunque Dios no siempre contesta nuestras oraciones justo como lo deseamos, sabemos que siempre responde, sea con un sí, con un no, o con un espera. De manera que cuando parezca que Él no contesta nuestras oraciones inmediatamente tal como queremos, sabremos que Él «bien lo hace todo», y que sí las responderá cuando considere oportuno. Sus ruedas de castigo muelen sumamente fino, pero a veces también sumamente lento. Aun cuando los santos del Cielo clamaba e imploraba a Dios que los vengara y juzgara a sus perseguidores de la Tierra, se les dijo que esperaran y «descansasen todavía un poco de tiempo» hasta que se hubieran cumplido plenamente los propósitos de Dios. ¡Esperen tranquilamente que ya le llegará el día a esa gente! En estos momentos Dios está haciendo ver al mundo las barbaridades que estos personajes son capaces de cometer; lo viles, infames, crueles y perversos que son. Sin embargo, sus copas de iniquidad ya empiezan a rebosar, ¡y Dios está a punto de apalearlos! Aguarden con calma. Tengan paciencia, ya que les va a llegar la hora. Él descargará sobre ellos Su venganza y se desquitará soltando Su cólera sobre los perseguidores.

**Ap.16:4-7 El tercer ángel derramo su copa sobre los ríos, y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre. Y oí al ángel de las aguas que decía: Justo eres Tú, Oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también Tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen. También oí a 76


otro, que desde el altar decía: ¡Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, Tus juicios son verdaderos y justos!" ¡Y el ángel dice que lo merecen porque derramaron la sangre de los profetas de Dios, Sus hijos y Su pueblo, y por lo tanto merecen beber sangre! ¡Cómo es vengada la sangre de los mártires! No podemos ser totalmente dogmáticos y ser demasiado exactos a la hora de aplicar e interpretar algunos de estos versículos. Porque muchas veces los profetas veían los acontecimientos en la lejanía como cordilleras que se sucedían y de las que sólo destacaban las cimas y los picos mientras que los valles quedaban un tanto oscuros. Además, si se han fijado alguna vez, cuando contemplan las montañas en la distancia, no siempre se puede distinguir una cadena montañosa de la otra, y a veces dos o tres parecen una sola en la distancia. Esto mismo ocurre al clasificar los diversos periodos o eventos que son a veces tan similares que el profeta mismo podría estar refiriéndose solo a uno o a los dos. Desde el siguiente versículo 12 hasta el final del capítulo, los versículos fácilmente se podrían aplicar y describir a cualquiera de estos periodos principales, incluidos el Rapto, así como el derramamiento de la Ira de Dios y la batalla de Armagedón. 77


Muchas de dichas descripciones suenan parecidísimas y a veces se funden o confunden un poco, por lo que cuesta ver dónde acaba una y comienza la siguiente. Es como si a veces se mezclaran o superpusieran de forma que los mismos pasajes se podrían aplicar tanto a uno como a varios de ellos, porque están describiendo batallas y periodos del Fin y de la Ira de Dios sobre la tierra. Ap.6:12 Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; Lo que estamos leyendo en estos pasajes no significa que Él va a destruir el globo terráqueo en sí, ni los inmensos cielos del espacio exterior que hay más allá de la atmósfera. No serán destruidos, no tiene sentido destruirlos. Dirán: «Pero, ¿no dijo el Señor que el sol se oscurecerá y la luna no dará su resplandor? ¿No quiere eso decir que serán destruidos?» ¡Pues no! No sabemos realmente, solo podemos teorizar que quiere decir simplemente que habrá tanto humo y cenizas en la atmósfera terrestre debido a todos esos calamitosos juicios finales de Dios que, incluso antes del Milenio, durante la Tribulación y la Ira de Dios, el sol se oscurecerá y la luna no dará su resplandor o que se ¡«convertirá en sangre»! La atmósfera estará terriblemente contaminada, hasta el punto que en algunos lugares verdaderamente se oscurecerá, como sucedió en algunas de las grandes explosiones volcánicas. En la explosión del Krakatoa allá en 1883 en la isla de Java, 78


el cielo de Batavia se oscureció tanto que durante tres días tuvieron que usarse linternas durante el día. ¡Y en lugares tan distantes como Londres y París, el sol se veía naranja y la luna azul! ¡Tantas eran las cenizas que había en las altas capas de la atmósfera y la estratosfera a causa de aquella tremenda explosión que se pudo escuchar hasta a unos 3.200 kilómetros de distancia! ¡Imagínense!

**Joel 2:30-31 Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso del Señor. **Mat.24:29-31 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará Sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a Sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. 79


**Ap.16:18 Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. Aquí tenemos el justo final de 6.000 años de historia: la gloriosa segunda venida del Cordero de Dios, (Jn.1:29) Jesucristo, para rescatar a los santos de todas las edades por el milagro de la Resurrección y del Rapto e impartir su Ira violenta a los malos. A pesar de todo la ira del hombre impío en contra de los Hijos de Dios, viene el día “cuando se manifieste el Señor Jesús desde el Cielo con los ángeles de Su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo" (2 Th.1: 7,8) Ap.6:13 y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Una posible interpretación es que habrá lluvias de meteoritos, en otras palabras las estrellas del Cielo caerán a la tierra, y la Apocalipsis dice que pesarán unos 47 kilos cada uno, como un talento. ¡Serán rocas enormes que caerán del cielo!

**Ap.16:21 Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres 80


blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande. Atravesarán la atmósfera a tal velocidad que se incendiarán, y sin embargo, serán tan grandes que para cuando lleguen al suelo y caigan sobre los edificios, ¡pesarán como un talento, y estarán en llamas como una bomba! Parecerá que fueran estrellas cayendo, y por eso la Biblia las llama estrellas. ¡En el mundo antiguo, nunca habían oído hablar de meteoritos! Todavía no se había descubierto lo que eran los meteoritos y se veían como estrellas para ellos. Ap.6:14 Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. El profeta Isaías también vio algo similar:

**Isa.34: Y todo el ejército de los cielos se disolverá, y se enrollarán los cielos como un libro; y caerá todo su ejército, como se cae la hoja de la parra, y como se cae la de la higuera. **Ap.16:20 Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados. Casi siempre estos versículos suelen describir la Ira de Dios, pero a veces también se utilizan para la última Ira de Dios durante la batalla de Gog y Magog. 81


Ap.6:15 Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; Ap.6:16 y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; Ap.6:17 porque el gran día de Su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?

**Luc.21:25-26 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra perturbación de las naciones, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas. **Isa.2:19 Y se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la tierra, por la presencia temible del Señor, y por el resplandor de su majestad, cuando Él se levante para castigar la tierra. **Luc.23:30 Entonces comenzarán a decir a los montes: Caed sobre nosotros; y a los collados: Cubridnos. 82


¡Dice la Palabra de Dios que durante la Tribulación y la Ira de Dios, habrá quienes rueguen y deseen morirse, sin poder hacerlo! Clamarán a las rocas y los montes que caigan sobre ellos para ocultarlos de la Ira del Cordero, Jesús, ¡que habrá venido para hacer caer Sus juicios sobre ellos! ¡Llegará el momento en que los hombres desearán poder morirse! ¡Será más fácil morir que padecer todo el sufrimiento, la tortura, el tormento y la Tribulación que van a tener que padecer! ¡No ustedes a Dios gracias, a nosotros nos va a cuidar! Porque no nos ha puesto Dios para ira… (1Tes.5:9) **Sal.46:1-11 Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza. Selah. Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios, el santuario de las moradas del Altísimo. Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudará al clarear la mañana. Bramaron las naciones, titubearon los reinos; dio Él Su voz, se derritió la tierra. El Señor de los ejércitos está con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah. Venid, ved las obras del Señor, que ha puesto asolamientos en la tierra. Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra. Que quiebra el arco, corta la 83


lanza, y quema los carros en el fuego. Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra. El Señor de los ejércitos está con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah Lo que han visto en estos seis sellos es un panorama de la historia, un anticipo desde los días de Juan hasta el final. Hacía ya muchos años que Jesús está montado en ese caballo, y la Iglesia se ha extendido por el mundo, y por todo el mundo romano de aquella época lo fue. Y ha habido guerras y rumores de guerra, también mucho mercantilismo, compras y ventas, ha habido abundancia, pobreza y hambre, y finalmente ha habido todo tipo de muertes. O sea que estos caballos han estado galopando continuamente. Y habrás observado que al abrir el sexto sello ocurrieron cosas terribles, ¡como las que van a acontecer en el mismo fin del mundo! En la segunda venida de Cristo, el caballo Blanco y los mártires resucitados surgirán como vencedores sobre los otros tres jinetes. Esto también se presenta con más detalle en Apocalipsis 16 y 19. 84


Aunque los personajes bajo cada uno de los primeros cinco sellos estaban también antes de la Ascensión de Cristo, la imagen bíblica, tanto aquí como en otras partes, es que cada una de estas fuerzas tomaron mayor poder en algún momento después de la Ascensión. Los seguidores de Jesús recibieron un poder mayor en el día de Pentecostés, cuando fueron bautizados con el Espíritu Santo. Así como Jesús les había dicho, “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo.”(Hch.1:8) Las fuerzas del mal también recibieron mayor poder en este momento, como dijo Pablo, "los malos hombres y los engañadores, los jinetes rojo, negro y pálidos, irán de mal en peor." (2Tm.3: 13) Jesús predijo en su famoso discurso del Tiempo del Fin en Mateo 24 que habría un Cuando veas aumento de guerra, de hambre, de pestilencia y estas cosas, de terremotos, lo que conduciría finalmente a la entonces llegará "gran tribulación, cual no la ha habido desde el el fin. principio del mundo hasta ahora, ni la habrá", y que estas calamidades llegaran a tal punto que, “si aquellos días no fuesen acortados, nadie ¿Cuál será la señal de sería salvo; más por causa de los escogidos, tu venida? aquellos días serán acortados." (Mateo 24: 7, 21, 22; Marcos 13: 19, 20). En otras palabras, Jesús estaba diciendo que un día el hombre podría llegar a un callejón sin salida que si se dejara sin control daría lugar a la destrucción de todos en la Tierra. Sin embargo, cuando el hombre finalmente llegue a ese punto suicida, dijo que Dios acortaría los días, que en 85


griego significaría literalmente detener los días, o parar aquellos días de los intentos del hombre para destruir la Tierra. Y la manera en que Dios los detendrá, dijo Jesús, será con Su propia venida para castigar a los malhechores, apoderarse del mundo, y gobernarlo de la manera como Dios quiere. Sin embargo, lo peor no ha llegado todavía. Así que no te preocupes, la venida de Cristo no va a suceder en cualquier momento - ¡Se viene pronto, pero no viene antes de que todas las señales, que tienen que preceder su venida, se cumplan! Hay algunos sucesos específicos que han de tener lugar antes de que Cristo pueda volver: un pacto de siete años, (Dan.9:27) por una parte, y la abominación desoladora (Mt.24:15) que resulta de los 3 1/2 años de la gran tribulación (Apo.13:5-7) de la Iglesia, por otro lado. Esta el dictador mundial, el Anticristo, que coloque esta abominación, lo que significa que necesitamos un gobierno mundial. Todos estos eventos deben ocurrir antes que los hechos descritos bajo el sexto sello, la Ira y la segunda venida, pueden ocurrir. (Ten en cuenta que a veces puede ser un poco difícil diferenciar entre los pasajes que se aplican a la Gran Tribulación y los que se aplican a la Ira de Dios, los que se aplican a la batalla de Armagedón y a los de la batalla de Gog y Magog, los períodos del Milenio y los de la Nueva Tierra, ya que algunos de estos eventos son muy similares. Incluso puede haber confusión entre algunos de los juicios finales, el Tribunal de Cristo para los cristianos en las Bodas del Cordero después del rapto y el Juicio del Gran Trono Blanco, (la segunda resurrección) de los que no son salvos y no se levantaran hasta después del milenio. No dejes que esto te desanime, ya que en los próximos capítulos, cada uno de estos eventos se explicará). Compilación y edición por Gaetan. gaetan.goye@gmail.com 86


No hagáis daño a la tierra… hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.

Apocalipsis Capítulo 7 87


Ap.7:1 Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol.

**Dan.7:2 Daniel dijo: Miraba yo en mi visión de noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar. **Zac.6:5 Y el ángel me respondió y me dijo: Estos son los cuatro vientos de los cielos, que salen después de presentarse delante del Señor de toda la tierra. Los “4 vientos” son fuerzas espirituales que Dios usa para manipular el mundo físico para hacer su voluntad."Dan.4:25…que el Altísimo tiene dominio en el reino de los hombres, y que lo da a quien él quiere." Estos son los vientos de los juicios de Dios sobre el hombre pecador, malvado, idolatra, que rechaza Su amor y las leyes de Dios, y Su Salvador, Jesucristo. Ap.7:2 Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, 88


Ap.7:3 diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.

**Eze.9:4 y le dijo el Señor: Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén, y ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella. **Ap.14:1 Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con Él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de Él y el de Su Padre escrito en la frente. Cuatro ángeles se estaban preparando para ejecutar los juicios de Dios sobre el hombre pecador y esta tierra impía. Sin embargo, un ángel viene primero, el que tiene el sello de Dios en la mano, y les dice a los cuatro ángeles del juicio: «No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.» Les dijo: «¡Esperen! no derramen los juicios de Dios sobre el hombre impío hasta que hayamos sellado a los buenos, a los siervos de Dios, con el sello de Dios en sus frentes.» PREGUNTA: ¿Estarán los cristianos a salvo de todos los horrores de la tribulación? Los cristianos van a pasar por algunos de los horrores, ¿no es así? 89


RESPUESTA: Hay un versículo que los “pretribulacionistas” usan siempre: "que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas"(Lc.21:36). Los defensores del Arrebatamiento previo a la Tribulación utilizan ese versículo para probar que van a escapar de ella completamente, en un Arrebatamiento anterior a la Tribulación. No creemos que el escritor, es decir el Espíritu Santo, se refiriera a que habría una escapada por medio de un Arrebatamiento anterior a la Tribulación, pero eso es lo que muchas iglesias enseñan hoy en día. ¿Qué significa entonces ese versículo? Es evidente, luego de leer la descripción de la Tribulación, si tomas como ejemplo a Israel y el valle del Gosén durante las plagas de Egipto, Israel no fue afectado por ninguna de ellas excepto la última, la plaga de la muerte de los primogénitos. Había luz en el valle del Gosén, no hubo langostas, ni enfermedades; no hubo plagas en Gosén. Las plagas sólo afectaron a sus perseguidores. Lo que Israel sufría era la persecución del hombre, no la persecución de Dios. Los egipcios eran perseguidos por Dios. Lo que nos sugiere la descripción completa de las cosas que sucederán durante la Tribulación, es que aun cuando la Iglesia es perseguida por el Gobierno del Anticristo, es el Gobierno del Anticristo quien sufre horribles plagas y maldiciones 90


y toda clase de horrores, los cuales, según la Palabra de Dios, ciertamente no tocarán a las personas que tengan la Señal de Dios en sus frentes. Y así, ¡estarán tan ocupados tratando de defenderse de tales plagas que no les quedará mucho tiempo para perseguirnos a nosotros! ¡De modo que si amas al Señor, no debes tener miedo a la tribulación que se avecina! ¡Dios puede ser un adversario mucho mayor para ellos que ellos para nosotros, por mucho que lo intenten! **1Jn.4:4 Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. Creemos que es eso lo que la escapada significa, que seáis tenidos por dignos de evitar todas estas cosas que caerán sobre ellos. Pensamos que ninguno de esos males nos afectará, ninguna de esas plagas, ninguno de esos horrores descritos en la Tribulación, ¡ninguno de ellos! Lo único que sufriremos es la persecución del Anticristo y de la gente que tiene la marca de la Bestia. (Es importante tener en cuenta que hay una diferencia entre la Gran Tribulación y la Ira de Dios. Son dos eventos separados y diferentes. Primero vienen las siete trompetas de Tribulación seguidas por el rapto de los santos cuando suene la séptima trompeta. Y después del arrebatamiento, las siete copas de la Ira se derraman sobre los malvados. 1 Thes.5: 9 dice el Señor: "Porque no nos ha puesto Dios para ira…") Ap.7:4 Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel. Ap.7:5 De la tribu de Judá, doce mil sellados. De la tribu de Rubén, doce mil sellados. De la tribu de Gad, doce mil sellados. Ap.7:6 De la tribu de Aser, doce mil sellados. De la tribu de Neftalí, doce mil sellados. De la tribu de Manasés, doce mil sellados. 91


Ap.7:7 De la tribu de Simeón, doce mil sellados. De la tribu de Leví, doce mil sellados. De la tribu de Isacar, doce mil sellados. Ap.7:8 De la tribu de Zabulón, doce mil sellados. De la tribu de José, doce mil sellados. De la tribu de Benjamín, doce mil sellados. Ya sea que los 144.000 sean un número simbólico o literal, no lo sabemos, pero sí sabemos esto: van a ser el pueblo de Dios durante ese período de tribulación horrible que va guiar al resto de la Iglesia en ese momento y ponerse de pie y dar testimonio contra el régimen del Anticristo hasta el final. El diablo, que es el gran falsificador también va a sellar sus propios hijos en este momento, poniendo una marca en la mano derecha o en la frente, la famosa marca de la bestia del dictador Anticristo y su gobierno, el 666. (Apo.13: 15) Y todos aquellos que se niegan a inclinarse ante él serán asesinados. Así que aunque los 144.000 van a ser sellados para no ser heridos por los juicios de Dios sobre los malvados, los impíos los perseguirán e incluso mataran a algunos de ellos. Pero “morir por Cristo” es ganancia y estarán "delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en Su templo... y no tendrán hambre ni sed;... y Dios enjugará toda lágrima de sus ojos”. (Versos 15-17) 92


Ap.7:9 Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; ¡Ciertamente parece según los versos 9 y 14 que son salvados o sellados justo antes o bien durante la tribulación!

**Ap.9:4 Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. Se trata, o bien de un Israel espiritual, de hijos de Abraham por la fe (Os.1:10,11; Jn.11:52; Ro.9:6-8; Ga.3:26-29; 4:28; Ef.2:12-19.), o una clase especial de judíos cristianos de linaje u origen judío. En este capítulo se les nombra tribu por tribu de «los hijos de Israel», 12 mil de cada tribu, ¡lo cual sin duda suena literal! ¡Si es así, muy pocos judíos se van salvar comparados con los millones que hay en el mundo! ¡Y lo harían solamente estando bajo una presión tremenda! Ese sí que sería un «remanente» (Is.1:9; 10:21,22; Jer.23:3; Ro.9:27; 11:5.), ¡no serían ni siquiera el 1%! 93


¡Como esta interpretación literal parece demasiado rigurosa e increíble, nos da la impresión de que es algo que simboliza los testigos más dedicados durante la Tribulación y/o se refiere a cualquier cristiano! Creemos que el Nuevo Testamento se inclina más, en el caso de estos pasajes, a la interpretación espiritual y simbólica. La muchedumbre del verso 9, es el gran ejercito Celestial de la tierra de los que creen en Jesucristo, sean judíos o gentiles, israelitas o «goyims», sean lo que sean, porque ya no hay judío ni gentil en Cristo Jesús; ni varón ni mujer; ni negro ni blanco; ni rico ni pobre; ¡Ya no hay distinción en el Reino de Cristo! Todos somos iguales para Jesús, ¡Somos hermanos en la familia única de Dios! Ap.7:10 y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.

**Ap.12:10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de Su Cristo… Ap.7:11 Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, Ap.7:12 diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. 94


Ap.7:13 Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? Ap.7:14 Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.

**Ap.22:14 Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. **Ap.3:4 Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas. **Isa.61:10 En gran manera me gozaré en el Señor, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas. Sus vestidos blancos representan su salvación, su salvación solo por Cristo. Él dice: « ¡Usted sabe!» Y sí que lo sabía; simplemente estaba haciendo una pregunta retórica; quería ver si Juan lo sabía. Estos son los que están salvados; los cristianos, el ejército poderoso de Dios en el Cielo, los múltiples millones de salvos que están recibiendo este sello de Dios en sus frentes para ser protegidos del enemigo, de la bestia y de todas las fuerzas del infierno en la gran Tribulación. ¡He aquí, el ejército celestial de Dios de los ya salvos! 95


Ap.7:15 Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en Su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá Su tabernáculo sobre ellos. Ap.7:16 Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; Ap.7:17 porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.

**Isa.49:10 No tendrán hambre ni sed, ni el calor ni el sol los afligirá; porque el que tiene de ellos misericordia los guiará, y los conducirá a manantiales de aguas. **Sal.23:1-2 El Señor es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. **Isa.25:8-9 Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará el Señor Dios toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque el Señor lo ha dicho. Y se dirá en aquel día: He aquí, éste es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará; éste es el Señor a quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación. **Ap.21:3-4 Y oí una gran voz del Cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y Él morará con ellos; y ellos serán Su pueblo, y Dios mismo 96


estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Este séptimo capítulo termina con una hermosa visión del Cielo, ¡los santos arrebatados y una visión Celestial! «Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no brillará más sobre ellos, ni calor alguno.» Ellos vivían en un país caluroso donde no apreciaban la luz del sol; ¡preferían las nubes antes que el sol! Dios no dice que ya no vayan a haber más lágrimas. Muchísima gente cuando llegue al cielo y se vean frente al Señor, vamos a llorar y lamentarnos de nuestros pecados, fracasos y faltas, y nos sentiremos avergonzados. No obstante, seremos perdonados y salvados. Más, ¿no es el Señor maravilloso, amoroso y misericordioso? Él dice que va a enjugar todas esas lágrimas y que va a borrar todo recuerdo de aquellos años malos; y que no habrá más dolor, muerte, pesar, ni lágrimas; sólo una eterna y maravillosa felicidad, gozo y paraíso en la tierra, por los siglos de los siglos de los siglos. ¡Aleluya! ¿Ven cómo estos siete primeros capítulos cubren toda la historia del hombre desde los días de Juan hasta los días de nuestro Cielo en la tierra? Es una especie de resumen, un adelanto de la historia del hombre. Y en nuestro próximo estudio vamos a entrar en los detalles del Tiempo del Fin, el tiempo final, cuando se abre el séptimo sello, el sello exacto del Tiempo del Fin, y detalla lo que ocurrirá durante el periodo final, esto es en el octavo capítulo del Apocalipsis. Compilación y edición por Gaetan. gaetan.goye@gmail.com 97


Apocalipsis Capítulo 8

El libro del Apocalipsis está muy bello, armonioso y casi matemáticamente concebido. Los primeros 7 capítulos se ocupan de la introducción, las cartas a las iglesias y los 6 primeros sellos de profecía, es historia por anticipado. Los 7 capítulos siguientes hablan de las 7 trompetas de la tribulación. Y luego, los 7 98


últimos capítulos se ocupan de los eventos del final definitivo de todas estas cosas, terminando en el mismo Cielo. Ahora que han concluido los primeros 7 capítulos y han visto un resumen de toda la historia del mundo desde la época de Juan hasta la llegada del mismo Cielo, vamos a echar un vistazo más de cerca. Porque cuando abre el séptimo sello, empieza “Las siete trompetas de la Tribulación” y nos muestra lo que ocurre específicamente en el mismo final, justo antes del arrebatamiento de los santos. ¡Es el último período, de 3 y 1/2 años, de la historia del hombre, la última mitad del terrible reinado de 7 años del Anticristo, que será un reinado de terror que se opondrá a todas las religiones, todas las confesiones, a todo dios, ya que él intentará establecerse nada menos que como Dios, aboliendo todas las demás adoraciones que no sean de él mismo y su ídolo, su propia imagen! Se sentará en el templo de Dios, como si fuese Dios ¡y pretenderá ser Dios! (2Tes.2:4) Este es el último, horrible periodo de tribulación del que las escrituras han hablado durante generaciones, durante miles de años. Dios por medio de Sus profetas, ha predicho que la tierra vivirá un último período terrible de tormento, la tribulación de Jacob, un período terrible, ¡el peor de toda la historia de la humanidad! Como dijo el mismo Jesús: «No ha habido tribulación semejante hasta ahora, ni la habrá». (Mt.24:21) Será el final del reinado del hombre en la tierra. Ap.8:1 Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. 99


De modo que cuando Jesús abre este séptimo sello para revelarnos lo que va a suceder, ¡es algo tan espantoso y terrible, que se hace un silencio súbito y ensordecedor en el cielo durante media hora justo antes de que suceda! Antes de que Juan oiga nada más, súbitamente se hace silencio durante media hora, un silencio impresionante, como si Cielo y Tierra estuvieran pasmados por lo abrumador horror que está a punto de ser revelado y ocurrir. Esa es la escena que se está montando. Ap.8:2 Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas. Son las Siete Trompetas de Tribulación porque las cosas que suceden al ser tocadas indiscutiblemente son iguales a la descripción del pavoroso período de la Gran Tribulación que Jesús dijo que sucedería justo antes de Su Segunda Venida. «Porque entonces» --Jesús dijo-- «habrá Gran Tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.» «E inmediatamente después de la Tribulación de aquellos días… verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del Cielo con poder y gran gloria.» Mateo 24:21, 29-31. 100


Ap.8:3 Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono. Ap.8:4 Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos.

**Sal.141:2 Suba mi oración delante de Ti como el incienso, el don de mis manos como la ofrenda de la tarde. **Ap.5:8…todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; Ap.8:5 Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto. Todo el cielo y la tierra aguardan en un impresionante silencio el período más terrible de la historia del hombre, ¡y un ángel, para poner de relieve el gran horror y sufrimiento de este último periodo, toma un incensario del trono de Dios y lo arroja a la tierra, y hay voces, truenos y relámpagos, que simbolizan los juicios de Dios, los horrores que están por venir! Algunas de las cosas que ocurren son verdaderamente sobrenaturales. Los últimos 101


días de la historia del hombre son un tiempo para probar las almas de los hombres. Y este incensario, que arroja a la tierra, es una señal y una indicación de que están a punto de suceder cosas terribles. ¡Pero al mismo tiempo las oraciones de los santos están ascendiendo hacia el Señor! Es un breve vistazo de la eficacia de nuestras oraciones para animarnos, para que sepamos que Dios está escuchando. ¡Y aunque estemos sufriendo en este período, el Señor oirá sus llantos, El oye nuestras oraciones, no solo les prestará oído, sino que atenderá a sus clamores y peticiones de ayuda y les socorrerá en este terrible período de los últimos tres años y medio de la historia del hombre, la horrible gran Tribulación! Ap.8:6 Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas. (Es importante señalar ¡Siete trompetas de tribulación! aquí que las explicaciones que proporcionaremos a las diferentes plagas que ocurran cuando cada trompeta suene son hipotéticas, especulaciones, suposiciones basadas en las Escrituras y en los sucesos que sabemos van a suceder. Sólo cuando llegue ese período conoceremos los detalles.) 102


Ap.8:7 El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde. ¿Posible explicación?: Ahora bien, la ciencia solía decir: « ¿Pero cómo va a suceder eso, una tercera parte de los árboles y toda la hierba verde quemándose? ¿Cómo es posible que suceda?» ¡Ahora todos sabemos que con las bombas atómicas, de hidrógeno y cobalto, ciertamente es posible! Si una bomba multi-megatón estallara justo sobre Nueva York, Chicago, o cualquiera de las principales ciudades, absorbería, literalmente, dentro de su devastador infierno, ciento de miles de toneladas de escombros, incluyendo miles de cuerpos humanos, lanzándolos de nuevo sobre la tierra como escombros y precipitaciones atómicas, cayendo muchos de los pedazos más grandes de cemento como gigantescas piedras de granizo, exactamente como dice aquí: «Granizo y fuego mezclados con sangre… lanzados sobre la tierra.» Ap.8:8 El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. 103


Ap.8:9 Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida. ¿Posible explicación?: Esta gran montaña, literalmente hablando, podría ser el hundimiento de una gran parte de una masa terrestre dentro del océano, como por ejemplo el sur de California hundiéndose en el océano... ¡Esta segunda trompeta podría desencadenar terremotos masivos de proporciones jamás vistas en el mundo! En la actualidad, donde hay terremotos, siempre hay incendios, al reventarse tuberías de gas, etc., y uno de semejante magnitud como este, podría incluso resultar en actividad volcánica. California es, sin duda, una zona montañosa: « y la tercera parte del mar se convirtió en sangre.» ¿Cómo podría una gran masa terrestre que caiga en el océano provocar la muerte de muchas criaturas marinas y destruyendo una tercera parte de las naves? No cabe duda que olas enormes, de cincuenta o cien metros de altura, lo lograrían con facilidad. Sobre el agua convertida en sangre, algo muy similar ocurrió en Egipto, en el momento en que Israel estaba siendo liberado de la esclavitud. Los arroyos y ríos 104


de Egipto se convirtieron en "sangre" y se hicieron impotables (Ex.7:1-25). No toda el agua en ese lugar fue afectada, ya que todos fueron capaces de acceder a agua potable excavando bajo tierra cerca del río, al igual que los otros dos tercios no fueron afectados por las aguas en el libro de Apocalipsis. La intención de las plagas del Éxodo era 1) el rescate de Israel de la esclavitud en Egipto, 2) mostrar la soberanía de Dios y 3) revelar su misericordia a las personas necesitadas. Algo muy parecido va a suceder durante la época de la Gran Tribulación. Ap.8:10 El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas. Ap.8:11 Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas.

**Isa.14:12 ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. ¿Tres posibles explicaciones?: (1) Siempre es mejor dejar que la Escritura interprete la Escritura y las estrellas muchas veces simbolizan ángeles o mensajeros (Apo.1:16, 20). La estrella que aquí cae puede ser el mismo Satanás, lo que ya veremos después en otro capítulo, su caída, 105


descrita en este momento específico de la Tribulación. (Apo.9:1, 12:3-4) «…y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas». ¡El veneno de la serpiente! (2) Puedes considerar estas aguas que dice aquí, los ríos y todo eso literalmente, si deseas; que Satanás en su caída hasta va a envenenar las fuentes de agua del mundo, pero nos inclinamos a creer que mucho de esto puede ser simbólico también. Jesús comparó a Sí mismo y Su Palabra como "aguas vivas":

**Jn.4:10, 14 Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y Él te daría agua viva. Mas el que bebiere del agua que Yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que Yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. Satanás, en cambio, envenena las fuentes de propaganda, los ríos de la información. Envenena los ríos de la historia, los ríos por los que corre la información que alimenta a los hombres por los medios de comunicación; Satanás envenena y los hace amargos. Muchos mueren al ser envenenados por su propaganda amarga, sus mentiras, sus medias verdades, sus sutilezas y engaños, que son «prodigios mentirosos» como dice la Palabra en 2Tes.2:9. ¿Qué agua estás eligiendo beber? 106


(3) También podemos tomar esto literalmente: ¿Cómo podría ser que simplemente un cometa o un meteorito cayera, envenenando las aguas por los gases de su cola? Ap.8:12 El cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas, para que se oscureciese la tercera parte de ellos, y no hubiese luz en la tercera parte del día, y asimismo de la noche.

**Eze.32:7-8 Y cuando te haya extinguido, cubriré los cielos, y haré entenebrecer sus estrellas; el sol cubriré con nublado, y la luna no hará resplandecer su luz. Haré entenebrecer todos los astros brillantes del cielo por ti, y pondré tinieblas sobre tu tierra, dice el Señor Dios ¿Dos posibles explicaciones?: (1)En un mundo donde toneladas de escombro han sido absorbidos dentro de la atmósfera por explosiones atómicas, y donde toda la hierba verde se ha quemado o tostado por el intenso calor, trayendo como consecuencia gigantescas tormentas de polvo a nivel mundial, esta 107


cuarta trompeta suena como el tipo de visibilidad que uno habría de esperar. La ciencia solo se dio cuenta que este tipo de destrucción a nivel global era posible a comienzo de la era atómica, en 1945, pero Juan la previó hace casi 2,000 años. ¡Y muchos otros profetas la predijeron antes que él!

**Zac.14:12 Y esta será la plaga con que herirá el Señor a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén: la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca. Eso es exactamente lo que le sucedió a los pobres civiles inocentes en Nagasaki e Hiroshima. Miles quedaron vaporizados en el acto, estando sobre sus pies. ¡Centenares quedaron permanentemente ciegos aun estando a una distancia bastante considerable del estallido, ya que los prismas de sus ojos, que enfocaban la inmensa bola de fuego, actuaron como pequeñas lupas, intensificando el calor hasta tal punto, que los globos del ojo, literalmente, se les cocinaron en sus cuencas (cavidades) o, como el profeta dijo: «se consumirán en las cuencas sus ojos »!

**Joel 2:30-32 Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso del Señor. Y todo aquel que invocare el nombre del Señor será salvo. (2) ¿Y cuál es la consecuencia de todo esto? ¡Oscuridad! ¿Cuál es la consecuencia, ya sea que pienses que es algo literal o simbólico, de este envenenamiento de los ríos, de las aguas o fuentes de información, las fuentes de la propaganda, los medios informativos del mundo? ¡Oscuridad! 108


Al recibir el hombre agua envenenada, información, propaganda y noticias venenosas, su mente se entenebrece, su corazón se entenebrece, ¡tal como dice el Señor que si nos alejamos de Él, nos volvemos «entenebrecidos en nuestro entendimiento, ajenos de la vida de Dios, perdiendo toda sensibilidad!» (Ef. 4:18,19) ¡Pero aun así, los hombres inicuos que vivirán en estos últimos días del terrible período de Tribulación, a despecho de todos los horrores y terrores, la mayoría de los hombres de esta tierra, los inicuos, no se volverán a Dios! Creerán las mentiras del Diablo y de este hombre endiablado, Satanás encarnado o Anticristo, que envenenará las aguas de información y propaganda, y sus corazones se entenebrecerán más y su mentalidad carecerá más aún de entendimiento ¡y él oscurecerá el mundo! O si quieren entenderlo literalmente, los mismos cielos, el firmamento, el sol y la luna se obscurecerán. De cualquier manera, a mí me da la impresión de que la situación será bastante maluca. Ap.8:13 Y miré, y oí a un ángel volar por en medio del cielo, diciendo a gran voz: ¡Ay, ay, ay, de los que moran en la tierra, a causa de los otros toques de trompeta que están para sonar los tres ángeles! 109


** Ap.3:10 Por cuanto has guardado la palabra de Mi paciencia, Yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. Estas primeras cuatro trompetas muestran primordialmente el efecto de los juicios de Dios sobre la naturaleza, aunque por supuesto, muchos hombres mueren como resultado de esto. Las trompetas afectaron en el siguiente orden: 1) la tierra, 2) el mar, 3) los ríos, y 4) los Cielos. Las tres trompetas siguientes afectan al mismo hombre.

Cada una de ellas es como un anunciador. Los ángeles van tocando y anunciando de uno en uno un nuevo y más horroroso período de la Tribulación que se avecina. 110


Los cristianos que sigan vivos en la tierra sabrán exactamente cómo va el progreso del período de la Tribulación por lo que vaya ocurriendo; sabrán si están bajo la primera, la segunda, la tercera o cuarta trompeta, etc. Ustedes sabrán y entenderán claramente entonces y estarán preparados y se alegraran que han estudiado las Escrituras. (Apo.1: 3) Dan.12:9-10 El respondió: Anda, Daniel, pues estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin. Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.

Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes.

gaetan.goye@gmail.com

111


Apocalipsis Capítulo 9

¡Quinto Y Sexto Ángel De Tribulación!

“Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.” Mat.24:21 Ap.9:1 El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. En muchas otras versiones de la Biblia se dice "había caído." Esta "estrella caída del cielo" nos puede apuntar de nuevo a Apocalipsis 8:10, donde vimos una "gran estrella" que "cayó del cielo", dañando gran parte del agua potable de la tierra. Ap.9:2 Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. 112


O sea, que se trata de un ángel. Muchas veces Dios utiliza estas palabras indistintamente. Llama ángeles a las estrellas, y a las estrellas, ángeles (Apo.1:20). Y esta estrella que caía abrió el pozo del abismo. Veremos más adelante en esta clase quién es ese ángel caído.

**Luc.10:18 Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Ap.9:3 Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. Ap.9:4 Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes.

**Ap.7:3 diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. 113


¡Dios nos protegerá y nos guardara, al menos a muchos de nosotros, sino a la mayoría, de forma milagrosa, sobrenatural y poderosa en muchos sentidos, y el mensaje se divulgará más todavía a pesar de todo lo que intenten, nuestros enemigos! Serán los peores tiempos que el mundo haya conocido, los peores momentos que hayan podido soportar los fieles, con una persecución y represión tremenda. ¡Pero el Señor ha prometido protegernos de forma sobrenatural! Aquí nos habla de dos de las trompetas de la Tribulación y los terribles juicios, plagas y monstruos que serán soltados durante la Gran Tribulación, leemos que unos monstruos espantosos son soltados del «pozo del abismo», y que Dios enviará para atormentar a los impíos, a los no salvos, porque les ordena tajantemente que no hagan daño a los que llevan el sello de Dios en sus frentes. ¡Durante dicho periodo de tribulación, cuando el Anticristo y sus seguidores estén atacando a los verdaderos seguidores de Jesucristo, Dios desencadenará esas epidemias, plagas y monstruos para que ataquen al pueblo del Diablo, al reino de Satanás y de los impíos! ¡Y así, estarán tan ocupados tratando de defenderse de tales monstruos y plagas que no les quedará mucho tiempo para perseguirnos a nosotros! Como ha dicho la Palabra: « ¡Es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan!» (2Tes.1:6.) 114


Se parecerá mucho a lo que paso en tiempos de Moisés. ¿Recuerdan cuando fue a rescatar a los hijos de Israel, cómo persiguió el Faraón a los esclavos judíos y no quería dejarlos ir? Y Moisés clamó a Dios, y Él envió plagas terribles sobre los egipcios, ¡no sobre los Israelitas! Cuando los egipcios estaban padeciendo aquellas terribles plagas, ¡en la tierra de Gosén, donde habitaba Israel, todo estaba bien! Cuando cayó una gran oscuridad sobre el resto de Egipto, ¡en la tierra de Gosén había luz! Cuando hubo ranas en Egipto por todas partes, hasta en las camas, ¡no había ranas en Gosén! Cuando se moría el ganado por el granizo que caía del cielo, ¡en Gosén no caía granizo! Cuando les salieron unas úlceras espantosas, a todos los egipcios, ¡entre los israelitas no había úlceras! Dios estaba enviándole a la gente del Diablo, al reino de Satanás muchas tribulaciones, muchas calamidades para impedir que les causaran tantos problemas a los siervos de Dios. Y eso será exactamente lo que hará durante la Tribulación, esa gran hora final de penalidades y persecución para los santos de Dios. ¡El enviará grandes plagas a la tierra para protegernos a nosotros, para atacar a los impíos y que nos quiten las manos de encima! 115


Ap.9:5 Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. Ap.9:6 Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos. Ap.9:7 El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; Ap.9:8 tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones; Ap.9:9 tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla;

**Joel 1:6 Porque pueblo fuerte e innumerable subió a mi tierra; sus dientes son dientes de león, y sus muelas, muelas de león. **Joel 2:4-5 Su aspecto, como aspecto de caballos, y como gente de a caballo correrán. Como estruendo de carros saltarán sobre las cumbres de los montes; como sonido de llama de fuego que consume hojarascas, como pueblo fuerte dispuesto para la batalla. Ap.9:10 tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. 116


Al igual que gran parte del libro del Apocalipsis, este pasaje es críptico. Aunque algunos han intentado explicar qué son estas criaturas, no lo sabremos a ciencia cierta hasta que las veamos. Lo importante es que si tenemos el sello de Dios en la frente no tenemos por qué preocuparnos. Y si tenemos a Jesús en nuestro corazón, y lo amamos y procuramos servirlo, seremos considerados siervos de Dios y tendremos ese sello. ¿Una posible ilustración?: ¿No les suena esto un poco a helicópteros o aviones de combate equipados con armas de fuego? ¿De qué creen que está hablando? Porque Juan, el profeta de Dios, estaba viendo en una visión cosas que Dios le estaba mostrando, una revelación del futuro, de cosas que él nunca había visto. Así que tuvo que describirlas en un lenguaje que la gente de su tiempo pudiese entender. Tuvo que describir lo mejor que pudo los monstruos que estaba viendo, según las cosas que le eran familiares entonces, ¡porque nunca había visto semejantes cosas! Y el profeta, en aquella época, nunca había visto tanques, aviones ni armas de fuego, ni había oído jamás el fragor de sus explosiones y bombas, ni de sus máquinas y motores. Pero hizo lo mejor que pudo comparándolas con lo que le era familiar. 117


¡Y dijo que se parecían un poco a las langostas, que volaban! Así que debió de estar viendo un avión en ese momento. Y no obstante eran como caballos preparados para la guerra. Pues, quizás vio uno de esos carros de acero, como un tanque, que retumbaba sobre la tierra y le recordaba el retumbar de los cascos de los caballos, cuando galopan velozmente en una batalla. Dijo: «En las cabezas tenían como coronas de oro.» ¿Se han dado cuenta de que todos los tanques tienen una torreta? Y los antiguos bombarderos de la Segunda Guerra Mundial, tenían torretas sobre torretas que giraban como coronas. Y añadió: «Sus caras eran como caras humanas.» Tal vez llegó a verlas asomadas a las ventanillas, y quizás le pareció ver como un rostro, cuando miró la parte delantera y vio las ventanillas, y le parecieron ojos que miraban atentamente. «Sus dientes eran como de leones.» ¿Qué podrían ser los dientes? Debió de verlos disparando sus armas, o quizás vio las bombas de los misiles suspendidos en la parte inferior, y le parecieron dientes de un león. «Tenían corazas como corazas de hierro.» Los hacen de metal, parecen corazas de hierro. «El ruido de sus alas», cuando volaban, «era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla.» ¿No les suena eso a un jet que pasa rugiendo sobre sus cabezas, a un enorme jumbo jet rugiendo sobre sus cabezas? 118


¿No les recuerda a muchos caballos corriendo a la batalla? El profeta no hizo más que describir lo mejor que podía lo que veía que nunca había visto. Y «tenían colas como de escorpiones, y también aguijones.» Recuerda a los artilleros de cola que llevaban los antiguos bombarderos de la Segunda Guerra Mundial ¡Desde luego tenían aguijones en sus colas! Ap.9:11 Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión. "Apolión" y "Abadón" significan ambos "destrucción" o "destructor", ¡clara indicación de la clase de ángel que es! No obstante hay dos escuelas de pensamiento entre los estudiosos: algunos dicen que es el mismo Diablo o uno de sus arcángeles que llegaron a la Tierra a causarle estragos al hombre y a la Creación de Dios, pero que se le permitió caer a la Tierra como parte de los juicios de Dios sobre Satanás y sus seguidores, como también al mismo hombre. En contraste, algunos lo interpretan como un ángel, no de Satanás, sino de Dios, obrando destrucción a las órdenes de Él. Un ejemplo fue la última plaga sobre los primogénitos en Egipto en Éxodo 12:23: "Porque el Señor pasará hiriendo a los egipcios; y cuando vea la sangre en el dintel y en los dos postes, pasará el Señor aquella puerta, y no dejará entrar al heridor en vuestras casas para herir." Sean ángeles o demonios, están en las últimas bajo el control del Señor. De cualquier manera, será una época tan terrible de tormento para los que no estén sellados con el sello de 119


Dios, que esos espantosos monstruos, sean lo que sean, ¡no nos harán daño a nosotros! ¡Dios nos protegerá aun en medio de una guerra con todos esos aviones, tanques, cañones, bombas y balas y incluso monstruos, si es alguna clase nueva de monstruos que nunca se ha visto antes! Dice que no nos harán daño, sólo a los inicuos que tengan en la frente la Marca de la Bestia en vez de la del Señor. Ap.9:12 El primer ay pasó; he aquí, vienen aún dos ayes después de esto. Ap.9:13 El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios, Ap.9:14 diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Éufrates.

**Ap.16:12 El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Éufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente. (Vamos a explicar en detalle el tema del río Éufrates, en el capítulo 16) Ap.9:15 Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. Ap.9:16 Y el número de los ejércitos de los jinetes eran doscientos millones. Yo oí su número. 120


Ap.9:17 Así vi en visión los caballos y a sus jinetes, los cuales tenían corazas de fuego, de zafiro y de azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre. Ap.9:18 Por estas tres plagas fue muerta la tercera parte de los hombres; por el fuego, el humo y el azufre que salían de su boca. Ap.9:19 Pues el poder de los caballos estaba en su boca y en sus colas; porque sus colas, semejantes a serpientes, tenían cabezas, y con ellas dañaban. ¡Un momento! Los caballos no hacen cosas así, ni echan fuego y azufre por la boca. Pues entonces, si no son caballos de verdad, bien pueden ser tanques con cañones despidiendo fuego y azufre. Y tal vez esa sea la mejor manera de describirlos. Parece un caballo de alguna clase. Es algún tipo de vehículo que se aproxima. «Pues el poder de los caballos estaba en su boca y en su cola.» ¡En esa bocaza, ese enorme cañón que escupe humo y proyectiles! Y en sus colas. ¿No se han fijado nunca de que de los pequeños orificios del cañón, del cañón de las ametralladoras salen balas que hieren? «…con ellas dañaban.» ¡Y cómo dañan! ¡Así que, tal vez esté describiendo tanques! Y tenían cabezas como de leones. ¿Se han fijado en las torretas que hay encima de los tanques, que giran como una cabeza? Parece la cabeza de algún monstruo porque gira y apunta hacia distintas direcciones. ¡Y su cañón gira con ella, y por la boca echa fuego, azufre y humo, y lo que es peor, unos proyectiles enormes! Así 121


que tal vez el profeta estaba viendo algunos de esos enormes tanques que utilizan en las guerras, o quizás sea algo que no hemos visto todavía, ni se ha visto antes, y esa fuera la mejor forma en que lo podía describir. En cualquier caso, eran caballos de guerra o máquinas de guerra. Ap.9:20 Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar; Ap.9:21 y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos.

**Ap.16:11 y blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras. La Palabra de Dios dice: «Se mostrará misericordia al malvado y no aprenderá justicia.» (Is.26:10) A pesar de que no murieron, los que no llegaron a morir a manos de esos monstruos y plagas, seguían negándose a arrepentirse. ¡Más adelante dice que hasta se mordían la lengua de dolor, pero no se arrepentían de su impiedad! ¡Y eso es muy cierto en el caso de los impíos más empedernidos, que aborrecen a Dios y odian a Cristo, como algunos, por 122


ejemplo, que maldicen a Dios y le echan la culpa de todas sus tribulaciones, si es que de alguna manera reconocen su existencia, hasta tal punto que maldicen a Dios hasta el último momento de su vida! Los horrores del infierno se desencadenarán sobre la tierra. ¡Por fin, se abrirá la caja de Pandora y todas esas terribles criaturas y monstruos de Dios o del Diablo, o de ambos, atormentarán a los impíos! ¡No a nosotros los que amamos al Señor! Sabemos que son impíos por los últimos dos versículos del capítulo: «Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron...»

Como tantas personas confunden esas Trompetas de Tribulación con las Copas de la Ira de Dios de Apocalipsis 16, nos gustaría comparar estos dos períodos. La principal diferencia radica en que durante la Ira de Dios todos los mares se convierten en sangre, todos los ríos y las fuentes de las aguas también se convierten en sangre, todo el sol es oscurecido, toda la vida en el mar muere, y así sucesivamente. Todo parece ser una destrucción total cuando las siete copas de la ira de Dios son derramadas. Pero aquí, bajo las trompetas de Tribulación, sólo hay una muerte parcial, una maldición parcial, y una calamidad parcial: una tercera parte de los árboles se 123


quema, una tercera parte de los mares se convierte en sangre, etc. La ira de Dios es mucho más severa al caer sobre los malignos que aún queden, cuando la Iglesia haya sido arrebatada durante la Venida de Cristo, al final de la Gran Tribulación.  Nosotros, los creyentes en El, pasaremos por la Tribulación, pero gracias a Dios, no estaremos en la tierra durante el período de la Ira de Dios.  “Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación…” (1Tes.5:9)  CONCLUSIÓN: Cuando los impresionantes, apocalípticos y estremecedores acontecimientos descritos en esta lección comiencen a cumplirse, dime, ¿vas a estar tu preparado? ¿Sabrás qué hacer? ¿Estarás preparado para sobrevivir, sabrás cómo ayudar a otras personas a hacerlo, y al mismo tiempo seguir rindiéndole culto a Dios animando a otras personas de Fe durante esa época similar a la de la iglesia de las catacumbas y los mártires de la persecución romana? Únicamente los que tengan en la frente el sello de Dios, Sus hijos, los verdaderos creyentes que tienen el auténtico Jesús en su corazón, serán escondidos y salvados por los milagros de Dios hasta la venida de Cristo, ¡cuando se reunirán con El en el aire! ¡La única vía de escape será hacia arriba! ¡Y los únicos salvos seremos todos los que hayamos tenido un renacimiento sobrenatural y regenerador por obra del Espíritu del Amor de Dios en Jesús, que hayamos nacido de nuevo al aceptarlo en su corazón! ¿Lo has hecho? ¡Y la mejor preparación que se podría recibir para sobrevivir en esta situación es aprender a vivir por fe, y a vivir en una situación en que tengas que buscarte la manera de sobrevivir a toda costa! 124


¡Probablemente no estés preparado! ¡Pero te puedes preparar ahora leyendo, estudiando y aprendiendo Su Palabra, y sirviendo y amando al Señor con todo tu corazón, con todas tus fuerzas, con toda tu mente, con todo lo que tengas, empezando ahora mismo, hasta el mismísimo fin! ¿Amén?

Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes.

gaetan.goye@gmail.com 125


Apocalipsis Capítulo 10 Este capítulo viene a ser como un interludio o intermedio. La cortina de la visión del futuro se cierra temporalmente y un ángel sale al escenario para hacer un gran anuncio. Causa una gran impresión, descendiendo del Cielo envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza, su rostro como el sol y sus pies como columnas de fuego. Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra. Ap.10:1 Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza; y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego.

Proclamación del Fin

**Ap.18:1 Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. Ap.10:2 Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra; Ap.10:3 y clamó a gran voz, como ruge un león; y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus voces. 126


**Ap.4:5 Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. Ap.10:4 Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas.

**Dan.12:4 Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Hemos oído a maestros de la Biblia tratar de explicar lo que habían emitido estos truenos. De haber querido Dios que supiéramos lo que dijeron, nos lo habría explicado, ¿sí o no? ¡Puede que todavía llegue a decírnoslo! Pero no se lo iba a decir a Juan en esa época, ¡y Sus motivos tendría Dios para ello! Hay en este libro ciertos secretos que no conocemos y que no podemos esperar averiguar, ¡y no los sabremos hasta que Dios considere oportuno revelárnoslos! Tal vez haya secretos que nos serán revelados cuando llegue la hora, pero que ahora no sabemos. Por eso dudamos un poco de la veracidad del que crea que entiende todo lo que dice el libro del Apocalipsis. Ap.10:5 Y el ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo, Ap.10:6 y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el tiempo no sería más, 127


Dos interpretaciones: 1. Para que algo tenga principio y fin, ¿qué tiene que tener entremedio? ¡Tiempo! Porque aquí estamos hablando de tiempo. Por consiguiente, ¿qué sucedió en el principio? No sólo fue el principio de los Cielos y la Tierra, ¡sino también el principio del tiempo! Y el tiempo acabará. «¡El tiempo no será más!» El tiempo mismo fue creación de Dios, forma parte de la Creación. « ¡En el principio! (Gn.1:1)» Esa fue la creación de lo primero de todo, porque Dios tuvo que crear el tiempo para que pudieran existir cosas materiales. ¿Qué enseñó Einstein? Que las cosas, para existir, no sólo necesitan tener tres dimensiones --longitud, anchura y altura, cierto volumen--, sino además una cuarta dimensión, el tiempo. De modo que para que la creación material existiera, tuvo que tener un principio, el tiempo, y también tendrá fin. De forma que Jesús es el principio y el fin (Apo.1:8; Apo.3:14), el traerá el fin, ¡pero Él seguirá con nosotros para siempre! No quiere decir que va a terminar, sino que Él es el fin. Él traerá el fin. Jesús es el único gran «YO SOY», que vive en el eterno Ahora, en el que no hay pasado ni futuro y «el tiempo no es más», como demostró Einstein. ¡En el Espíritu es como si el pasado, el presente y el futuro fueran una misma cosa! Para Dios es todo lo mismo, y no Le cuesta nada revelar a Sus profetas el misterio del futuro: 128


«¡Porque no hará nada el Señor Dios, sin que revele Su secreto a Sus siervos los profetas!» (Amós 3:7) 2. Este versículo puede simplemente significar que el tiempo no se va a retrasar más, que la segunda venida de Jesús y de los juicios de Dios están a punto de llegar.

**Mat.24:21-22 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; más por causa de los escogidos, aquellos días serán

acortados. Ap.10:7 sino que en los días de la voz JESUS del séptimo ángel, cuando él comience a VIENE! tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como Él lo anunció a Sus siervos los profetas. La Séptima Trompeta no es tocada en este capítulo y no sucede nada relacionado con el futuro. Es tan sólo un anuncio, de que cuando suene la última Trompeta, el tiempo ya no será más y el misterio de Dios será consumado. Este «misterio» consumado en la séptima trompeta se refiere a la iglesia. Pablo lo llama 1) Ef.3:9 «el misterio escondido desde los siglos en Dios» 129


Y era que 2) Efe.3:4-6 leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo, misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a Sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu: que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio. 3) Efe.5:30,32 porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia. El misterio entonces consumado es la culminación de la iglesia en la segunda venida de Cristo, cuando Él reúna a Su hijos por el milagro de la Resurrección y el Rapto. En Mateo capítulo 24 el Señor dijo que Su Venida, para «juntar» a Su Iglesia, estaría acompañada por una trompeta. «Y enviará a Sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a Sus escogidos (los santos).» (Mt.24:31) Además, Pablo, en otra de sus predicciones específicas dice muy claramente cual trompeta será cuando este misterio de la unión de Dios y de la Iglesia sea consumado: 1 Co.15:51,52 «He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos (morir y 130


quedarse en la tumba); pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta (o la séptima trompeta): porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados (recibiremos cuerpos inmortales).» Entonces, este misterio de Dios somos nosotros --la iglesia--; y en la última o séptima trompeta será consumado. ¡De un zarpazo repentino, sobrenatural, milagroso y poderoso, Dios completará instantánea y sobrenaturalmente a Su Iglesia! ¡La Iglesia consumada será arrebatada hacia el Cielo en el Rapto!

**Mat.24:29-31 inmediatamente después de la tribulación de aquellos días… entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo…y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará Sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a Sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. Ap.10:8 La voz que oí del cielo habló otra vez conmigo, y dijo: Ve y toma el librito que está abierto en la mano del ángel que está en pie sobre el mar y sobre la tierra. Ap.10:9 Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito. Y él me dijo: Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel. Ap.10:10 Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre.

**Jer.15:16 Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; 131


**Eze.3:1-3 Me dijo: Hijo de hombre, come lo que hallas; come este rollo, y ve y habla a la casa de Israel. Y abrí mi boca, y me hizo comer aquel rollo. Y me dijo: Hijo de hombre, alimenta tu vientre, y llena tus entrañas de este rollo que yo te doy. Y lo comí, y fue en mi boca dulce como miel. **Sal.119:103 ¡Cuán dulces son a mi paladar Tus palabras! Más que la miel a mi boca. Ap.10:11 Y él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes. Profecía De manera que este «librito» obviamente debe ser un libro de profecía, posiblemente hasta se refiera a la profecía de Juan, que es un libro «abierto», ya que dice: «No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca.» (Ap.22:10) Este libro indudablemente, ha profetizado a millones de personas de todos los países y lenguas en el curso de la historia. Muchísima gente está interesada en el futuro. ¡Casi todos quieren saber qué es lo que va a ocurrir! ¿De qué se trata la profecía? Por tanto, tienen una gran ansia de conocer la profecía, y en sus bocas es muy dulce, m-m-m, deliciosa, ¡todas esas jugosas profecías acerca del futuro! Pero luego, cuando verdaderamente tratan de digerirla, entenderla, comprenderla e interpretarla, es un 132


caso de auténtica indigestión aguda por las profecías, ¡las Palabras de Dios, que sólo se pueden entender con la guía del propio Espíritu Santo de Dios! ¿Así que quieren saber el futuro? Pues, tiene buen sabor en la boca, ¡y caray!, estas profecías pueden ser jugosas, pero luego, cuando quieres masticarlas, algunas son muy duras de masticar, ¡algunas son realmente difíciles de digerir! Muchas veces tratamos de ofrecerles varias posibilidades diferentes de interpretación que muchos hombres de Dios y estudiosos de la Biblia aceptan, por lo general les presentamos varias posibilidades. Les dijimos, bueno, podría ser esto o podría ser aquello otro o lo de más allá, pero no lo sabremos hasta que ocurra, ¿no es cierto? ¡Ahora, En la actualidad, mucho de las profecías de Daniel se entienden, porque ahora muchas de esas profecías son historia, ya han pasado! ¡Desde los días de Babilonia hasta el mismo Fin, el gobierno final y globalizado del Anticristo, aparece descritos en el libro de Daniel! También aparecen descritos aquí en este libro de Apocalipsis, ya llegaremos a ello en uno de los siguientes capítulos. A veces aunque son dulcísimos al paladar, ¡luego resultan difíciles de interpretar y digerir! Pero estamos haciendo todo lo posible por ayudarles a entenderlo. Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes.

gaetan.goye@gmail.com

133


Apocalipsis Capítulo 11

! Los dos Testigos  del Tiempo del Fin!

Rechaza la  Marca de la  Bestia... Cree  en el Señor y  serás salvo... 

Jesús es  Señor 

Ap.11:1 Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él. Ap.11:2 Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses. Dos templos: uno espiritual y el otro hecho de piedras: En lugares como 1 Corintios 3:16-17, encontramos que el verdadero templo se compone de personas, no de edificios. Su verdadero templo se constituye de los que lo aman. Este acto de medir habla del amor de Dios para su pueblo, porque era muy conocido en estos tiempos que de medir públicamente el edificio era una manera de alabar a su magnificencia. Realmente Dios se deleita en su pueblo y Él los conoce. 134


Este templo está dividido en dos partes: El templo en sí, y el patio afuera. El acto de medir indica una separación entre una porción que Dios reconoce, sus hijos salvos y adoradores, frente a una parte rechazada, los que no son creyentes, “los gentiles…el patio que está fuera”. También podría referirse al sellamiento del pueblo de Dios en Apo.7:3, que muestra la diferencia entre los creyentes y los no salvos. Muchos expertos de la Biblia creen que un templo judío literal de piedra bien podría ser construido antes de la Gran Tribulación que está por venir sobre este mundo. Sin embargo, como se dijo, muchas veces el templo era un símbolo de algo mucho más grande a los ojos de Dios, y es - Su gente – los que le han entregado sus corazones, mentes y vidas al Señor. Los gentiles hollarán la ciudad santa de Jerusalén durante cuarenta y dos meses, tres años y medio, durante el período de la Tribulación, durante el cual el Anticristo tendrá el mando supremo. Aquí tenemos otra vez los tres años y medio del período de la Tribulación. Pero durante la primera mitad de los últimos siete años, el Anticristo habrá hecho un trato o pacto santo (Dan.9:27), un pacto con las religiones del mundo para hacer de Jerusalén una ciudad abierta, una ciudad 135


internacional, por lo menos internacionalizar los lugares santos, probablemente bajo los auspicios de la O.N.U. o de su gobierno mundial, para que en principio todos tengan el mismo acceso y el mismo número de templos que represente su religión. Los judíos habrán reedificado su templo, y restablecido el culto y los sacrificios, y el pacto dará la impresión de estar funcionando bien, sólo que no resolverá todos los problemas. Los fanáticos religiosos estarán todavía disputando, discutiendo y peleándose entre sí; hasta que por fin el Anticristo se hartará de todo y optará por tener una religión mundial única, al igual que un gobierno mundial único; ¡por supuesto que será la excusa que él había estado esperando desde el principio y abolirá todas las otras religiones exigiendo al mundo entero que le adore a él como a un dios sentándose el mismo en el templo de Dios, ¡haciéndose pasar por Dios! (2Ts.2:4) Esto durara 1.260 días, o cuarenta y dos meses. Pero ahora llegan las buenas noticias: 136


Ap.11:3 Y daré a Mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. ¡Cuando se instale en el templo de Señor, hemos  Jerusalén la imagen de esa horrible hecho todo lo  posible para  bestia, a la mitad de los siete años de demorar u  vigencia del Pacto, entonces dará obstaculizar   las fuerzas     comienzo el periodo de la Gran de la  Bestia.  Tribulación, el cual dice una y otra vez ¿Qué se ha hecho para proteger mis la Palabra de Dios que durará hijos contra el exactamente 3-1/2 años, en muchos devorador? lugares diferentes para que no dejemos de entenderlo bien! 3-1/2 años (Dn.7:25; 9:27; 12:7; Ap.12:14), 42 meses (Ap.11:2; 13:5) y 1260 días (Ap.11:3; 12:6), y además otros pasajes. ¡Lo repite tantas veces y de tantas maneras --en días, meses y años-- para que sepamos exactamente cuánto va a durar! ¿Por qué creen que el Señor lo revelo de forma tan precisa y exacta en Su Palabra? ¡Porque será una época tan terrible que estaremos contando los días! ¡Eso será algo que nos animará a resistir, el saber que ya no durará mucho! ¡El hecho de que podamos contar los días nos animará enormemente! Si 137


estuvieras en una isla desierta y no supieras si alguna vez te iban a rescatar, resultaría bastante insoportable. ¡Pero si sabes exactamente qué día vas a ser rescatado, o por lo menos con bastante aproximación, luchas por vivir y por sobrevivir hasta ese día! Los últimos días del reinado del Anticristo durante la Gran Tribulación serán tan duros que el Señor quería que supiéramos la duración exacta para que no nos diéramos por vencidos. «Levantad vuestra cabeza,» dice el Señor «porque vuestra redención está cerca» (Lc.21:28.) ¡Qué Palabras tan alentadoras! Ap.11:4 Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra.

**Zac.4:11, 14 Hablé más, y le dije: ¿Qué significan estos dos olivos a la derecha del candelabro y a su izquierda? Y él dijo: Estos son los dos ungidos que están delante del Señor de toda la tierra. **Mat.5:14-16 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los Cielos. 138


Eso simboliza que darán fruto, como dos olivos, y que darán luz, como dos candeleros, símbolos de estos dos grandes testigos del Señor del final. ¡Profetizarán durante el tiempo que dure la Tribulación! Esta es una referencia obvia a una profecía dada en el Antiguo Testamento en Zacarías, capítulo 4, que dice “…estos dos olivos a la derecha del candelabro… Estos son los dos ungidos...” Un «ungido» a lo largo de las Escrituras, se refiere a los profetas que Dios escogió con Su Espíritu para guiar a Su pueblo. Pero, ¿qué es un candelero? ¡En Apocalipsis 1:20 dice que «los siete candeleros que has visto, son las siete Iglesias»! De modo que según una interpretación dada en la Escrituras, estos dos testigos son dos profetas o dos Iglesias o cuerpos de creyentes. Ap.11:5 Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera. Ap.11:6 Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran.

**1Re.17:1 Entonces Elías, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab: Vive el Señor Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá lluvia ni rocío en estos años, sino por mi palabra. ¡Nadie podrá detenerles hasta que hayan terminado su testimonio durante estos tres años y medio, de gran Tribulación durante el cual todos vamos a estar testificando hasta el mismo fin! Pero estos serán los dos grandes testigos, y probablemente estarán allí mismo en la ciudad santa y esteran predicando y testificando en contra del Anticristo, de la bestia, de su imagen impía, de sus 139


pretensiones de ser Dios y de su blasfemia contra Dios. Y nadie podrá detenerles, ni el mismo Anticristo con todas sus fuerzas, ¡hasta que hayan terminado! Porque si alguno trata siquiera de acercárseles para detenerlos, sale fuego de la boca de ellos que consume a sus enemigos, ¡como sucedió en tiempos de Elías cuando el rey envió soldados para apresarle, en grupos de cincuenta! ¡Elías hizo descender fuego de Dios desde el cielo y consumió a cada escuadrón de soldados que venía a arrestarlo! ¡Pues lo mismo harán esos grandes testigos en estos últimos días!

**2Re.1: 10 Y Elías respondió y dijo al capitán de cincuenta: Si yo soy varón de Dios, descienda fuego del cielo, y consúmate con tus cincuenta. Y descendió fuego del cielo, que lo consumió a él y a sus cincuenta. Algunos dicen que en este caso el fuego es simbólico, que simboliza sus fogosas palabras.

Jer.5:14 dice: “Por tanto, así ha dicho el Señor Dios de los ejércitos: Porque dijeron esta palabra, he aquí yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a este pueblo por leña, y los consumirá.” 140


¡Todos estaremos testificando! ¡Pero estos dos estarán en la misma presencia del anticristo y de todos sus enemigos, y nadie podrá tocarles hasta el mismo fin! No sólo tienen poder para hacer descender fuego de Dios desde el cielo, sino también para convertir las aguas en sangre y herir la tierra con toda clase de plagas, como Moisés en Egipto.

**Éxo.7:20 Y Moisés y Aarón hicieron como el Señor lo mandó; y alzando la vara golpeó las aguas que había en el río, en presencia de Faraón y de sus siervos; y todas las aguas que había en el río se convirtieron en sangre. Predicaran y testificaran con tanto poder la Palabra de Dios, ¡que será el mayor testimonio que haya visto el mundo! No sólo el Anticristo lo verá, no sólo los judíos, los cristianos y los musulmanes, sino que todo el mundo los estará viendo por televisión, por cable, por internet etc. ¡Será un testimonio para el mundo entero en contra de ellos, para el mundo impío! Ap.11:7 Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. (Dan.7:21, Apo.13:1, 7) Cuando hayan terminado su testimonio, ¡ni un minuto antes! Ellos podrán testificar y dar testimonio durante los 1.260 días completos, cuarenta y dos meses, tres años y medio del período total de tribulación, y nadie podrá detenerles. ¡Por mucho que los intenten no podrán siquiera tocarles hasta que hayan terminado su 141


testimonio! Estos testigos tendrán un tremendo poder concedido por Dios sobre los elementos y una tremenda protección de sus enemigos, pero al fin son asesinados. Esta bestia que los mata es el Anticristo y sus fuerzas, su brutal gobierno. En Apocalipsis a la bestia no se le llama el Anticristo; esta terminología es solo mencionada en una de las epístolas de Juan. (1 Jn.2:18-22) Daniel se refiere a él como «el cuerno pequeño, el rey altivo, el hombre despreciable» (Dan.7:8; 8:23; 11:21); Ezequiel lo llama «Gog» (Ez.38:2); Pablo lo llama «el hijo de perdición» y «aquel maligno» (2 Tes.2:3,8); y Juan, a lo largo del Apocalipsis, se refiere a él como «la bestia». Pero sea cual fuere el título que se utilice, todos describen a una persona que habrá de aparecer en el fin de las edades para gobernar la tierra y perseguir a los santos, justos antes de la venida de Cristo. Ap.11:8 Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado.

**Isa.1:9-10 Si el Señor de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra. Príncipes de Sodoma, oíd la palabra del Señor; escuchad la ley de nuestro Dios, pueblo de Gomorra. 142


**Luc.13:33-34…porque no es posible que un profeta muera fuera de Jerusalén. ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste! **Jer.23:14 Y en los profetas de Jerusalén he visto torpezas; cometían adulterios, y andaban en mentiras, y fortalecían las manos de los malos, para que ninguno se convirtiese de su maldad; me fueron todos ellos como Sodoma, y sus moradores como Gomorra. En Daniel 11:45, dice: «Plantara las tiendas de su palacio entre los mares en el Monte Glorioso y Santo.» Convertirá a Jerusalén su capital. Será el falso Mesías y pondrá su capital en la falsa Jerusalén. Esa Jerusalén no es la Santa Ciudad; no es Jerusalén la celestial; ¡esa Jerusalén no es la Esposa de Cristo! Nosotros sabemos quién es la Santa Ciudad y quién es la Esposa de Cristo. Juan la describe en los últimos dos capítulos del Apocalipsis, a la Esposa y su Ciudad. ¡El mismo apocalipsis llama a la antigua ciudad de Jerusalén Sodoma y Gomorra, donde todos los profetas fueron muertos, incluido Jesús! ¡Pone a la vieja Jerusalén casi como símbolo de todas las ciudades más impías del mundo! ¡Esa no es la Santa Ciudad! Pero según los judíos, su Mesías debe tomar Jerusalén y regir y reinar desde allí, y por supuesto es la segunda ciudad santa de los árabes. Y para 143


unirlos a todos llegará a mudarse allí colocando su palacio en Jerusalén, rigiendo y reinando sobre el mundo desde Jerusalén, imitando al Mesías, con la intención de volver a unir a árabes y a judíos, al Oriente, al Occidente, al Norte y al Sur. Pero ¿lo logrará? ¿Qué dice? «Llegará a su fin, ¡y no tendrá quien le ayude!» (Dan.11:45) Ap.11:9 Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados. Ap.11:10 Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra.

**Miq.7:8 Tú, enemiga mía, no te alegres de mí, porque aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, el Señor será mi luz.

144


**Sal.79:2-3 Dieron los cuerpos de Tus siervos por comida a las aves de los cielos, la carne de Tus santos a las bestias de la tierra. Derramaron su sangre como agua en los alrededores de Jerusalén, y no hubo quien los enterrase. ¡Sus cadáveres estarán en la plaza! verán los cadáveres por tres días y medio de estos dos testigos que habrán predicado fielmente la Palabra, el Evangelio de Jesús, los juicios y advertencias de Dios. Estarán contentísimos de que ellos estén muertos y que ya no estén amonestándoles por sus pecados ni predicándoles el Evangelio todo el día siendo el centro de las noticias, por radio, televisión, los diarios, y con sus fotos colocadas por todo el mundo vía satélite, internet, YouTube etc. ¡Estos dos testigos que harán milagros estarán en los titulares, en primera página, y su mensaje será el mensaje más sensacionalista para el mundo! ¡Se alegrarán tanto de que estén muertos que se harán regalos los unos a otros como se hacen en Navidad! Ap.11:11 Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. 145


**Eze.37:5 Así ha dicho el Señor Dios a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. Ap.11:12 Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron. Ap.11:13 En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo. Esto obviamente sucede justo al final de la Tribulación, porque en el tercer versículo dice, específicamente, que profetizarán tres años y medio. Solo estuvieron muertos tres días y medio, y luego fueron resucitados, ¡de manera que, al parecer, su resurrección y rapto ocurre a la par que el de todos los demás, al final de la Gran Tribulación, cuando Jesús regresa! En estos capítulos relacionados con el período del Tiempo del Fin hay muchas referencias sobre el Rapto. Hubo una referencia a él en el sexto capítulo, una en el décimo, aquí en el undécimo y finalmente es descrito de nuevo en el capítulo 14. Sin embargo, solamente es una gran resurrección y rapto, pero tiene muchas facetas. (Mat.24:29-31; 1Tes.4:15-17) El Apocalipsis sigue una secuencia clara y ordenada de eventos, pero frecuentemente 146


toma un aspecto y nos da toda su historia, de principio a fin, y luego vuelve a la corriente principal y continúa con su historia. Tal es el caso de los dos testigos. Nos muestra la grandiosa testificación que van a llevar a cabo durante la Tribulación y luego cómo son muertos pero resucitados solo tres días más tarde, a medida que Dios obtiene la victoria culminante. Luego, en el versículo 15 la historia vuelve a su curso principal. En este versículo se hace referencia al gran Rapto y Resurrección de toda la Iglesia. Ap.11:14 El segundo ay pasó; he aquí, el tercer ay viene pronto. Ap.11:15 El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de Su Cristo; y Él reinará por los siglos de los siglos. Ahora está retrocediendo un poquito, como una retrospectiva para mostrarte cómo sucedió. Porque en ese momento, cuando repentinamente volvieron a la vida y se pusieron de pie, ¡ese era el momento en que sonaba la séptima trompeta! y con esta trompeta viene toda una serie de acontecimientos. Pareciera como que Jesús hubiera venido inmediatamente y todo hubiera terminado. ¡Pero no, esta trompeta es otro mensajero de Dios, la última trompeta que introduce este último período de la Tribulación cuando viene Jesús! Pero todo es lo mismo para Dios, todo ocurre en el mismo momento para El. ¡No 147


hay pasado, ni presente, ni futuro para el Señor! ¡Es todo un gran y Eterno Ahora! Todo parece igual para El. Cuando el Señor nos saque de este mundo, para El habrán terminado los días del hombre. Si quieren se podría decir que ese será el fin, el fin del Tiempo del Fin, y casi todo el mundo lo considera así. Pero el Fin del hombre no ocurre en una hora tal de un día tal, sino que hay un período determinado en el que Dios repartirá su Ira, está la Cena de las Bodas del Cordero, y luego continúa la batalla de Armagedón. Arrebatamiento Cuando todo eso pase, entonces empezará el Milenio. Te das cuenta, que hay muchas Cena de las Bodas  cosas que se superponen, suceden al del Cordero mismo tiempo. Algunas van detrás de otras, Ira de Dios unas están justo encima de la otra, por lo Armagedón que es imposible describirlo todo. Hay una sucesión de acontecimientos, y además Milenio suceden otros acontecimientos concurrentes, otros acontecimientos demás, pero El Señor trata de explicar los temas uno por uno, aunque a lo mejor se superpongan ente si, tal como los acontecimientos de la historia. Ap.11:16 Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, Ap.11:17 diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado Tu gran poder, y has reinado. 148


**Dan.7:13-14 Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido. **Dan.2:44 Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre, **Sal.10:16 El Señor es Rey eternamente y para siempre; de Su tierra han perecido las naciones. Ap.11:18 Y se airaron las naciones, y Tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a Tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen Tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. En otras palabras, ¡Es hora de que Dios tome control! ¡Es hora de que Jesús venga! Y para Dios, y para ellos, ¡ya está hecho! Porque Él dice: «…que has tomado Tu gran poder, y has reinado. Se airaron las naciones y Tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos.» La Resurrección estaba a punto de ocurrir, de la que ya tuvieron un pequeño adelanto con esos dos testigos. «Y de dar el galardón a Tus siervos los profetas, a los santos… ¡y de destruir a los que destruyen la tierra!» Gloria a Dios, ¡viene la hora en que cada uno recibirá lo suyo! Si eres malvado, recibirás lo tuyo. Si somos buenos, obtendremos lo nuestro, cosas buenas. La hora en que los muertos serán juzgados, y los siervos y los profetas y los santos de Dios, todos los salvos, todos los hijos de Dios de todas partes, toda 149


la gran Familia de Jesús, vamos a recibir entonces nuestra recompensa. Esperamos que hayas sido fiel para que te pueda decir: «Bien, buen siervo y fiel, ¡entra en el gozo de tu Señor!» (Mat.25:21)

**Ap.22:12 He aquí Yo vengo pronto, y Mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. Mat.5:12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los Cielos.

**Isa.13:9-11 He aquí el día del Señor viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores. Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor. Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes. (Ap.14:9-10) Cuando los reinos de este mundo empiecen a sufrir la Ira de Dios, entonces sabrán quien es El que manda en este mundo. Quedará claro que Dios es el que tiene la autoridad y que tiene más poder que todos ellos juntos. Pero los impíos que quedan en la tierra después de la resurrección, sí que van a recibir una buena. ¡La Ira de Dios, finalmente, cae sobre las naciones del Anticristo, aquellas que han contaminado la tierra con sus guerras, sus fábricas y gobiernos brutales! Por fin va a “destruir a los que destruyen la tierra”. 150


¡Solo entonces, bajo el reinado todopoderoso de Cristo y de los hijos de Dios, acabarán por fin las guerras y los hombres «volverán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en hoces; y no se adiestrarán más para la guerra»! (Isa.2:4) Se detendrá a los crueles y malignos hombres de guerra y Dios «destruirá a los que destruyen la tierra». Desaparecerán los gobiernos corruptos y injustos del hombre y ya no habrá más pobres oprimidos. Será verdaderamente un mundo unificado, gobernado con Amor por el Rey del Amor, ¡Jesucristo mismo! ¡Un reino maravilloso, glorioso, justo y misericordioso de Cielo en la tierra! Jesús prometió a todos Sus hijos fieles, a los que vencieran a este mundo lleno de corrupción, creyendo en El y amándole: « ¡Al que venciere, Yo le daré autoridad sobre las naciones, y le daré que se siente conmigo en Mi trono!» (Apo.2: 26; 3:21; 1Juan 5:4,5) ¿Y tú? ¿Eres uno de Sus hijos salvos que se sentará con Jesús para reinar y regir la tierra? Tómese un momento para estudiar la sucesión de los eventos de los últimos siete años y más allá. No se preocupe si usted no lo entiende todo, se explicara de nuevo en los próximos capítulos. 151


152


Ap.11:19 Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de Su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo. ¡Esa es una afirmación notable, porque el Arca, en los días de Juan, había desaparecido hacía ya mucho tiempo! Eso ha sido uno de los grandes misterios de la historia judía, ¿qué pasó con el Arca? Cuando Jesús murió allí en la cruz, el velo del Templo se rasgó en dos. ¡Una de las piezas de alfombra o de tejido más gruesas que el mundo haya conocido! El velo grueso y pesado que separaba el lugar santo del Templo del lugar santísimo fue partido en dos. En el lugar santísimo se encontraba el Arca de la Alianza de Dios, una caja de madera recubierta de oro y sobre la cual dos ángeles dorados se cernían, entre cuyas alas la Gloria de Shekinah de la presencia de Dios resplandecía con una luz brillante y cegadora. ¿Podría el Arca haber desaparecido en ese momento? En este versículo 19, Juan escribió que la vio, en el Cielo. Dios se llevó el Arca al Cielo y la colocó en Su Templo allí. Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes. gaetan.goye@gmail.com

153


Apocalipsis Capítulo 12 Ap.12:1 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Ap.12:2 Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento. Ap.12:3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; (Dan.7:7, 24) (Apo.13:1) (Explicaremos el simbolismo de las cabezas, cuernos y coronas en el capítulo 13) Ap.12:4 y su cola arrastraban la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. Ap.12:5 Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y Su hijo fue arrebatado para Dios y para Su trono. 154


Detengámonos aquí por un momento mientras comenzamos a comprender el pasaje que acabamos de leer. Creo que ya en este quinto versículo empiezan a darse cuenta a quién se refiere y quién es este niño. ¡Esa es la clave, que también nos indica quién es la mujer! «Y ella dio a luz a un hijo varón, ¡que regirá con vara de hierro a todas las naciones!» Esto es algo que las escrituras dicen de Jesús en varias ocasiones, que Él va a venir un día a regir el mundo, a todas las naciones, y aun sobre los malvados que rehusaron amarle y obedecerle voluntariamente. ¡Ahora los va a gobernar con vara de hierro, a la fuerza!

**Sal.2:9-10 Los quebrantarás con vara de hierro; como vasija de alfarero los desmenuzarás. Ahora, pues, oh reyes, sed prudentes; admitid amonestación, jueces de la tierra. **Ap.2:27 y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como Yo también la he recibido de Mi Padre. (También ver Apo.19:15) Así que, por supuesto, acá, ¡obviamente se está refiriendo a Jesús! Ustedes dirán: «Ah, entonces ya sabemos quién es la mujer, María.» Un cumplimiento literal es que María fue usada por Dios para dar a luz a Jesús, el Hijo varón. Inmediatamente después de Su nacimiento, el Dragón, o Diablo, por intermedio del Rey Herodes, intentó devorarlo, ordenando que se matara a todos los niños 155


menores de dos años de edad. (Mt.2:16) Y Jesús fue arrebatado después de su ministerio para Dios y para Su trono, a fin de gobernar a todas las naciones.

**Mar.16:19 Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios. (Hch.1:9) Sin embargo, la interpretación se vuelve un poco imprecisa cuando sigue el siguiente versículo que la mujer huye al desierto durante 1.260 días. En varias ocasiones la Biblia se refiere a la segunda mitad del régimen del Anticristo como la Gran Tribulación. Haciendo uso de expresiones sinónimas, la Biblia menciona varias veces cuánto durará ese período de Tribulación: «Tres años y medio», «42 meses», «1.260 días» Si los 1.260 días en que «la mujer» huye al desierto corresponden en efecto al período de la Gran Tribulación —y todo indica que así es—, entonces su identidad debe entenderse también de una manera figurada. Si la mujer es una representación simbólica y representa algo más importante que a María misma, entonces, ¿Quién podría ser? Algunos dice que por supuesto era la nación de Israel, y las 12 estrellas de su corona eran los 12 grandes patriarcas o profetas porque después de todo fue Israel, la gran nación representada aquí por 156


una mujer, la que dio a luz a Jesús. Pero creemos que va mucho más allá que la nación judía de Israel a la que Dios finalmente rechazó. Debido a que este capítulo se relaciona con el Tiempo del Fin, el cumplimiento final y espiritual de esa mujer debe representar a la última Iglesia, la que va vivir durante ese período de tribulación y persecución. Tiene que personificar a la Iglesia de Jesucristo integra, total y completa, desde el principio hasta el fin, desde el Huerto del Edén hasta el Apocalipsis, desde el principio del mundo hasta el fin de este. Todos los que fueron verdaderos creyentes y amaron a Dios y recibieron a Cristo, el Mesías, como su Salvador, los que creyeron que él es el Hijo de Dios, todos ellos conforman la Iglesia de Jesucristo, desde el jardín del Edén hasta el Apocalipsis ¡Esa es la esposa de Cristo, el Rey de reyes! ¡Ninguna otra mujer podría ser tan gloriosa, tan resplandeciente como el sol, con la luna debajo de sus pies y con 12 estrellas en su corona!

** Isa.54:5 Porque tu marido es tu Hacedor; el Señor de los ejércitos es su nombre y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado. 157


** Ose.2:19-20 Y te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio, benignidad y misericordia. Y te desposaré conmigo en fidelidad, y conocerás al Señor. ** Efe.5:25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella. ** Ap.19:7 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y Su esposa se ha preparado. ¿Y las estrellas en su corona? Sólo podemos teorizar porque no dice quiénes son. No sabemos muy bien, pueden ser los 12 líderes más importantes de la iglesia que Dios haya conocido, o las 12 almas más importantes. O hasta se podría decir que son ángeles. El misterio de las siete estrellas que has visto en Mi diestra…son los ángeles de las siete iglesias… (Ap.1:20) Podrían ser los 12 ángeles de la iglesia, porque la palabra estrella se utiliza a menudo como ángeles en la Palabra de Dios, y recíprocamente. ¿Quién es el Dragón?

** Ap.12:9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. 158


¡Satanás era el propio arcángel de Dios, Lucifer, el portador de la luz! ¡Era un arcángel de Dios! Pero al parecer Dios le dio libre albedrío a los ángeles y hasta permitió la división entre ellos. ¡Se les dio capacidad de elegir, libre albedrio, y Satanás se rebeló contra Dios! No estaba satisfecho con ser la mano derecha de Él, ni con ser el segundo después de Dios. ¡Quería ser Dios! Por eso Él tuvo que degradarlo. Desde entonces ha estado tratando de ser Dios, de gobernar el mundo y de regir al hombre. ¡Y si no puede gobernar al hombre, tratará de arruinarlo tanto a él como al mundo! Y de los ángeles, ¿Cuánto lo seguirán, y cuantos lo han seguido? Aquí dice en versículo 4. Un tercio de los ángeles se rebeló junto a Satanás. ¡Dios les dejó elegir y cayeron junto con el! Ap.12:6 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días. Este versículo demuestra que esta mujer o Iglesia está viviendo en el Tiempo del Fin. Más específico no podría ser, allí está otra vez el período de tres años y medio de tribulación. Durante todo este tiempo recibirá, de forma milagrosa, alimentos y protección. Otros hijos de Dios darán valeroso testimonio y predicarán y 159


profetizarán abiertamente contra el Anticristo. Para ello contarán con poderes y amparo sobrenaturales concedidos por Dios. (Apo.11:3-6)

**Ap.11:2-3… y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses. Y daré a Mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. ¿Dónde creían que nos iba a ocultar el Señor cuando dice «en el desierto»? ¿Dónde está ese desierto? ¿Qué bosque es tan espeso para ocultarnos? ¿Qué selva es tan espesa que pueda ocultar a los cristianos y ayudar a la Iglesia a sobrevivir durante ese período de Tribulación? No está hablando de simples bosques, selvas o desiertos, ¡sino que ese desierto es todo el mundo! ¡Habrá naciones enteras que se rebelarán contra el Anticristo, y religiones enteras! ¡Los católicos, los judíos, los musulmanes y otros! ¡Habrán cientos de millones que se negarán a adorar al Anticristo, y a recibir su Marca y a postrarse adorar su ídolo! Dice en Daniel 11 que habrá muchos países a los que no les gustará el Anticristo y simpatizarán con nosotros, nos ocultarán y nos cuidarán. 160


Ap.12:7 Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;

**Dan.12:1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. **Efe.6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. ¿Qué fuerzas espirituales hay, aparte de Dios, con D Mayúscula, fuerzas espirituales y principados que moran en el dominio de los espíritus? Me refiero a reyes y príncipes espirituales. ¡Los ángeles! Tanto buenos como malos. Miguel es como un dios. ¿Quién es el que hizo la anunciación a María? ¡Gabriel! Es un arcángel. Hasta el propio Satanás es como un dios, y sus arcángeles. Son dioses espirituales con d minúscula; por supuesto no se pueden comparar con nuestro Dios, Dios con D mayúscula, el Padre. En ese sentido solo hay un Dios, un solo Dios supremo, un solo Ser Supremo; pero a nivel inferior hay muchas potestades, dominios, principados, príncipes y gobernadores espirituales de diferentes naciones, demoniacos, reyes de países que lucharon con los ángeles de Dios y trataron de detener la obra de Dios. Está todo en la Biblia, así sucedió en Dn.8:16; 9:21; 10:12,13, 21; 12:1; Lc.1:19, 26; Ef.6:12; Judas 9; y acá en Ap.12:7.

Ap.12:8 pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. 161


Ap.12:9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

**Jn.12:31 Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. **Luc.10:18 Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. **Jn.8:44 Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. **2Tes.2:9-11 Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de Su boca, y destruirá con el resplandor de Su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira. 162


**Ap.20:7-8 Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra. Ap.12:10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de Su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.

**Zac.3:1 Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel del Señor, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle. Las escrituras nos enseñan que al principio de la creación Satanás y sus seguidores cayeron de su primer estado o posición. (Para más información sobre la caída del Diablo, ve Ezequiel capítulo 28 e Isaías capítulo 14.) En el libro de Job, escrito unos dos mil años después de la creación, dice: «Vinieron a presentarse delante del Señor los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás.» Él entonces comenzó a acusar a Job delante del Señor, como un fiscal. (Vean Job 1:611) No te preocupes, si eres salvo, entonces Jesús es tu abogado defensor. Aunque Satanás se ha rebelado contra Dios, sigue compareciendo delante de Él en el Cielo acusando a los santos día y noche. Pero ahora, en el tiempo del Fin, será finalmente expulsado del Cielo hacia 163


la tierra. Descenderá a la tierra y se posesionara del Anticristo, y le da poder y gloria, convirtiendo entonces este literalmente en el Diablo encarnado, acusando a los santos cara a cara y haciendo guerra contra ellos. Ap.12:11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.

** Ap.20:4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Así al Anticristo se le permita vencer físicamente a la Iglesia, y acabar evidentemente con el poder temporal organizado de ésta, no nos vencerá espiritualmente; ¡no puede! El Señor dice: «¡Y ellos --la Iglesia-- le han vencido por medio de la Sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte!» (Ap.12:11.) ¡El único poder que nos quedará será el poder de Dios, y en esos días tendremos más poder del Señor del que haya tenido la Iglesia 164


hasta ahora! ¡Tendremos entonces más poderes todavía que los primeros cristianos, y haremos obras mayores y llevaremos a cabo la testificación más grandiosa de la historia! ¡El Evangelio será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las naciones! (Mat.24:14.) ¡En la época más oscura del mundo, cuando haya más iniquidad, testificaremos de forma sobrenatural y milagrosa, resplandeciendo más que nunca! (Rom.5:20) La palabra de Dios dice que, durante ese tiempo, «¡El pueblo que conoce a Su Dios será fuerte y hará hazañas!» (Dan.11:32.) ¡Las personas que de verdad conozcan a Jesús y realmente conozcan al Señor serán fuertes! Cuanto peor se pongan las cosas, ¡más Espíritu Santo derramará Dios desde lo alto para ayudarnos a resistir a las fuerzas tenebrosas del mal que nos estarán combatiendo! El Señor ha prometido darnos poder cuando lo necesitemos. «!Y los sabios del pueblo instruirán a muchos!» (Dan.11:33.) ¡Nuestra labor principal consistirá en alzarnos como testigos de Dios ante el mundo entero para explicarle lo que estará sucediendo y orientar, animar y apacentar a los hijos de Dios hasta el mismo Fin! Muchísimas personas acudirán en tropel a nosotros suplicando que les instruyamos e informemos: «¿Qué sucede? ¿Qué va a pasar después? ¿Qué tenemos que hacer?», del mismo modo que clamaban a los apóstoles de antaño: «¿Qué haremos para ser salvos?» (Hch.2:37; 16:30.) La gente estará entonces más angustiada que nunca, ¡y los que sean testificadores fieles y conozcan la Palabra de Dios, ganarán muchas almas! Porque mucha gente por fin les creerá, mucha gente necesitará la salvación y las Buenas Nuevas que les daremos. ¡Y animaremos a millones de personas de todo el mundo, que nos buscarán y buscarán las soluciones que ofrecemos, porque sabrán que conocemos las profecías de la Biblia, y que sabemos lo que está sucediendo! 165


Testificar siempre cuesta, y en esa época sin duda nos costara a algunos la vida. El Anticristo intentará exterminarnos a todos porque estaremos diciendo la verdad y desenmascarándole. ¡«Instruiremos a muchos», advirtiéndoles de quién es él en realidad! Fingirá ser el Mesías, el ¡Creen en el Salvador del mundo, ¡pero nosotros le Señor Jesucristo, estaremos diciendo al mundo que es Jesús es y serán salvos! el Anticristo, el Diablo encarnado! Les Señor diremos: ¡No acepten la marca de la Bestia, pues se irán al infierno! ¡No acepten su número, el 666! ¡No formen parte de su reino! ¡No sean sus súbditos! ¡No se postren a adorarlo!» ¡No ¡Y él y sus fuerzas se pondrán acepten furiosos con nosotros! la marca de Ap.12:12 Por lo cual alegraos, cielos, y la Bestia, ni los que moráis en ellos. ¡Ay de los su número, moradores de la tierra y del mar! porque el 666! el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. Cuando el Anticristo rompe el Pacto, en ese momento el Diablo mismo y todos sus ángeles, un tercio de las fuerzas del Cielo, son echados del Cielo hacia la Tierra para ser confinados allí por un tiempo. ¡Y por lo tanto ese último período de la Historia del Mundo, tres años y medio de la Gran Tribulación, es el peor, en el cual el Diablo descargara su furia, despotricara y lanzara sus injurias sobre toda la faz de la tierra! ¡Ya no podrá volver a remontarse a las alturas del Cielo para acusarnos 166


delante de Dios, porque será echado de su sitio en medio de los hijos de Dios (ángeles creados), y será arrojado a la tierra, para eventualmente ser encadenado y confinado a la mismísima oscuridad y a las llamas del Infierno en el corazón de la Tierra! (Apo.19:20) ¡Pero él sabe que tiene poco tiempo y verdaderamente les saca el jugo a esos tres años y medio! Inspira al Anticristo, lo posee, y en vez de crear el Cielo en la Tierra prometido por el Mesías, la tierra pronto se da cuenta de que no es el Mesías! Ap.12:13 Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. Ap.12:14 Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. Y aunque el Anticristo, la bestia, dará la orden de que no se permita a nadie comprar ni vender si no se tiene la marca, y de que maten a todo el que se niegue a adorar su imagen, ¡nosotros nos negaremos! Rechazaremos la marca y nos negaremos a adorar su imagen, y por consiguiente no podremos comprar ni vender comida, ni ropa, ni vivienda, ni artículos indispensables, y tratarán de matarnos. La Palabra de Dios dice que muchos «huiremos al desierto» a lugares inhóspitos para sobrevivir y no dejar que nos maten por no adorar la imagen de la Bestia, y para subsistir sin necesidad de comprar ni vender. ¡Y Dios nos cuidará! Dicho periodo de tribulación supondrá el fin de toda relación con el sistema del Mundo para los verdaderos cristianos. Será imposible subsistir de no ser por los 167


milagros de Dios y por la fe; habrá que vivir por fe, total y completamente independientes del Sistema anticristo, sin su marca, sin contar con su aprobación ni disfrutar de sus beneficios. Muchos tendremos que pasarnos a la más completa clandestinidad, y hacer todo lo posible por sobrevivir y continuar testificando como podamos, de forma muy parecida a como lo hicieron los primeros cristianos que vivían en las catacumbas durante las persecuciones romanas. Ap.12:15 Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. Ap.12:16 Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca. Ap.12:17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

**Dan.7:25 Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo. **Ap.13:7 Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación. 168


¡Arrojó de su boca agua como un río! ¿Qué simboliza esto? Es obvio que el Diablo mismo no es un dragón en realidad, todo esto es muy simbólico. ¿Qué es esta agua como un río que el Diablo arroja de su boca? ¿Cuál ha sido el trabajo principal del Diablo desde el principio, en el Huerto del Edén hasta el Fin? ¿Qué es lo que Satanás, la serpiente antigua, arroja de su boca a todo el mundo? Mentiras, mentiras y más mentiras, solo engaño. ¡El arrojo esas mentiras por toda la tierra para tratar de ahogar a la mujer en mentiras tales como la evolución y mentiras de toda clase y de todo tipo! Pero, ¿qué ocurre? ¿Quién salva a la Iglesia? El mundo representado aquí por la tierra, los miembros del reino de Satanás, miembros del gobierno del Anticristo, los seguidores de la bestia, los que aceptan su marca, los adoradores de su imagen se tragarán toda su propaganda y todas sus mentiras mientras que la Iglesia escapa al desierto, escondida y protegida por Dios como si tuviese dos alas para que viva hasta el fin 169


de ese tiempo terrible, hasta la misma llegada de su Esposo, ¡que desde el cielo viene a rescatarla y sacarla de ese horrible infierno en la tierra! ¿Estarás listo? ¿Eres tu uno de los creyentes en Jesús? ¿Eres parte de su gran esposa? ¿Lo has aceptado como tu salvador? Entonces, ¡no tienes de qué preocuparte! ¡Él te cuidará a través de toda la Tribulación así tenga que darte alas! ¡Te ocultará en el desierto aunque tenga que hacerte desaparecer! ¡Te alimentará allí y cuidará de ti así como dice aquí a través de los mil doscientos sesenta días o 3 años y medio de la Gran Tribulación! Para que el diablo no les pueda poner una garra y colmillo encima. Él no puede inundarles y ahogarles con sus mentiras porque ustedes no las creen. ¡Sólo creen la Palabra de Dios! ¡Y serán salvos y pasarán y vivirán y sobrevivirán hasta la venida de Jesús! Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes. Todos son siempre bienvenidos a escribirme a: gaetan.goye@gmail.com 170


Apocalipsis capítulo 13: ¡La bestia! 171


Introducción: El capítulo 13 del libro del Apocalipsis nos presenta a la Bestia del infierno.   El mundo está esperando un superhombre, un hombre-dios que pueda resolver todos sus problemas, responder a todos sus interrogantes, sanear todos sus males económicos, unificar todas sus ideologías políticas, terminar con todas sus discrepancias religiosas, acabar todas las guerras y traer paz permanente y unidad a todas las naciones. ¡Un gobierno mundial, un líder mundial, un dictador mundial, un superhombre! Arnold Toynbee, el célebre historiador, expreso perfectamente dicha necesidad cuando afirmó: «Al imponer a la humanidad armas cada vez más mortales y hacer al mismo tiempo al mundo cada vez más económicamente interdependiente, la tecnología ha llevado a la humanidad a tal grado de inquietud que está lista para divinizar a todo nuevo césar que consiga traer paz y unidad al mundo.» El ex secretario general de la OTAN. Paul Spaak, añadió: «No queremos otra comisión; ya tenemos demasiadas. Lo que queremos es un hombre de la talla suficiente para que le tributen lealtad todos los pueblos y nos saque de la ciénaga en la que nos estamos hundiendo. ¡Que nos den un hombre así, sea Dios o el Diablo, y le recibiremos!» Pues bien, no tendrán que esperar mucho más, porque la Biblia predice que va a haber un hombre así en los últimos días del gobierno del hombre sobre la tierra, y que temporalmente salvará al mundo de la destrucción total justo antes de que el 172


mismo Cristo vuelva para gobernarlo. ¡Al mundo le parecerá un ángel de luz, el hombre más perfecto, el hombre más poderoso, el líder más grandioso que el mundo haya conocido, fuera de Jesucristo! Lo suficientemente listo e inteligente como para resolver todos los problemas del mundo, económicos, políticos y hasta religiosos. Por un tiempo parecerá un verdadero paraíso terrenal, pero al final el precio a pagar será no sólo someterse al gobierno mundial y al control total de la libertad, libertad de culto y todo lo demás, sino que el objetivo final del Enemigo, del propio Diablo, que lo controlará, será: « ¡Póstrate y adórame si quieres disfrutar de este paraíso terrenal que he creado! ¡He aquí que te entrego todos los reinos de la tierra, pero el precio es que te postres y me adores!» (Lc. 4:5-7) ¡Y ahí estará el quid de la cuestión! Aunque los detalles que da este capítulo son fascinantes, muchas cosas pueden parecer complicadas al tratar de descifrar qué representan las cabezas, cuernos y coronas de la Bestia. Pero no hay que desanimarse. Lo principal es entender que el Anticristo es la encarnación suprema de la Bestia. No es necesario saber lo que simboliza cada cabeza y cada cuerno —y por el momento no estamos en condiciones de hacerlo—; pero sí entendemos una porción importante de lo que representa esta visión, así que procuraremos desentrañar al menos parte del misterio. 173


Ap.13:1 Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez coronas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. ¿Qué representa el mar? El mundo, el océano de las multitudes del mundo. Esa bestia sale de las masas de la gente del mundo. Representa los reinos de los hombres, gente de algún tipo. (Ap.17:15) El capítulo 17 del Apocalipsis da más detalles sobre dicha Bestia: Que son las siete cabezas:

La BESTIA

**Ap.17:7-10 Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio… de la bestia…, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos. Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes,… y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo. Son Reyes y en este caso no son solamente personas, sino que pueden ser reinos o imperios. Ap.13:2 Y la bestia que vi era semejante a un 174


leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. ¿Semejante a un leopardo, pies como de oso, boca de león? Si leen el capítulo 7 del Libro de Daniel, verán otra vez a esta gran bestia en sus diferentes formas, y verán que representa a varios imperios mundiales que han gobernado la tierra:

**Dan.7:3-7 Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subían del mar. La primera era como león, y tenía alas de águila…Y he aquí otra segunda bestia, semejante a un oso… Después de esto miré, y he aquí otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas… Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos. Subió un león, que era el imperio de Babilonia; luego un oso, que era MedoPersia; y después del oso un leopardo, que representaba Grecia. ¿Qué significa, 175


entonces, el que esta bestia de Apocalipsis sea en parte león, en parte oso y en parte leopardo? Dios le presenta un cuadro, una imagen al profeta, para hacerle entender visualmente que este último imperio tendrá parte de todos los demás imperios. Se puede decir que la parte central del imperio del Anticristo abarcara todos esos países y anteriores imperios, incluido a la cuarta bestia de Daniel 7, una bestia espantosa, terrible, horrible y monstruosa, la bestia de hierro con diez cuernos, Roma. Muchos académicos dicen que el Imperio de la Bestia va ser como el resurgimiento del Imperio Romano. ¿Siete cabezas? Eso puede explicar lo que dice en el capítulo 17 del Apocalipsis: «las siete cabezas son siete reyes» --o reinos-- «cinco de ellos han caído» --Egipto, Asiria, Babilonia, Medo-Persia y Grecia ya han pasado-- «uno es» --el imperio romano estaba en el poder cuando Juan escribió esto-- «y el otro aún no ha venido» --¡el último imperio mundial del Anticristo!-- «y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo.» 3 años y medio. (Dan.9:27) Las siete cabezas son siete montes… y siete reyes.

ANTICRISTO

Uno es…

Cinco de ellos han caído… 176

y el otro aún no ha venido


O sea que esas siete cabezas son los siete grandes imperios mundiales que han aparecido en el escenario de la historia desde los primeros tiempos de Egipto hasta este último gran imperio anticristo que se está levantando ahora. Con esta bestia de siete cabezas, Dios nos está mostrando que el gobierno anticristo siempre ha existido. Toda es la misma bestia, aunque ha manifestado su horripilante rostro en los siete gobiernos principales del mundo: Egipto, Asiria, Babilonia, Medo-Persia, Grecia, Roma y el del Anticristo. No importa qué gobierno sea, forma parte de la misma bestia, de los gobiernos diabólicos. Hay que tener en cuenta que la Biblia es un libro dirigido al pueblo de Dios: es para él y sobre él. Por ende, los acontecimientos descritos en el Apocalipsis están directamente relacionados con el pueblo de Dios. Si echamos un vistazo a su 177


historia, queda claro cuáles son los seis primeros reinos. En el Antiguo Testamento el pueblo de Dios eran los judíos. A partir de la época del Nuevo Testamento, el pueblo de Dios son todos los que han aceptado a Jesús como Salvador. Aunque gran parte del tiempo los judíos tuvieron su propio país independiente, durante largos períodos estuvieron sucesivamente bajo el dominio de cinco imperios, que en orden cronológico fueron: Egipto, Asiria, Babilonia, Persia, y el Imperio de Alejandro Magno y sus sucesores. Cuando Juan tuvo esta visión, esos cinco imperios ya habían «caído». En su época, la potencia dominante era el Imperio romano, que se estableció en el año 27 AC. A él se refiere la profecía cuando dice que «uno es». «…el dragón le dio [a la Bestia] su poder y su trono, y grande autoridad». En todos esos imperios que tuvieron autoridad temporal sobre el pueblo de Dios y que en muchos casos lo persiguieron cruelmente a lo largo de milenios, el poder oculto siempre estuvo en manos de ese gran dragón escarlata, Satanás. Solo que cuando sea echado a la Tierra no se contentará con ser el poder oculto, sino que querrá ostentar todo el poder por medio del Anticristo. Hay un aspecto un poco complejo por el hecho de que la Bestia es un monstruo de siete cabezas, pero solo la séptima representa verdaderamente al Anticristo. Sin 178


embargo, al Anticristo en el Apocalipsis se lo denomina la Bestia. El asunto es que en los últimos días este será la encarnación de la Bestia de siete cabezas, pero en realidad la totalidad de la Bestia ha sido anti dios y, por ende, anticristo desde que se manifestó por primera vez en el antiguo Imperio egipcio. Es cierto que hubo personajes rectos relacionados con esos imperios antiguos —los cuales en algunos casos hasta los dirigieron—, pero esencialmente eran anticristo, como puede verse por las persecuciones que en muchos casos emprendieron contra el pueblo de Dios. En general, de aquí en adelante, cuando habla de la Bestia se refiere específicamente al Anticristo.

**Ap.12:3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete coronas; Habrás advertido que el Dragón y la Bestia descritos en el Apocalipsis exhiben notables similitudes. Ambos tienen siete cabezas y diez cuernos, pero difieren en que el Dragón tiene una corona sobre cada una de sus siete cabezas, mientras que la Bestia tiene una diadema o corona sobre cada uno de sus diez cuernos. Ese gran dragón escarlata que vimos en el capítulo 12, --Satanás en persona, que habrá sido arrojado del Cielo, y que con gran ira perseguirá y guerreará contra la Iglesia durante 3 1/2 años de Gran 179


Tribulación-- ¿Qué hace con esta séptima cabeza, el emperador anticristo del último imperio mundial? ¡Le da su «poder y su trono y grande autoridad!» ¡La misma serpiente antigua poseerá a dicho monstruo, a dicha Bestia, a dicho Anticristo! El dragón con sus siete cabezas y diez cuernos se asemeja muchísimo a la bestia o gobierno de siete cabezas y diez cuernos del capítulo trece, pero él no es la bestia. De manera que estos son dos personajes distintos aunque muy similares. En otras palabras, el gobierno anticristo de este mundo, y el Diablo, son prácticamente uno y el mismo.

**Dn.8:23-25 Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas. Y su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia; --con el poder de Satanás—y causará grandes ruinas, y prosperará, y hará arbitrariamente, y destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos. Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano; y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso destruirá a muchos… ¿Quiénes son los diez cuernos? Los diez cuernos son los diez reyes del Fin que cooperan con el Anticristo por un corto período de tiempo y que «por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia». El hecho de que las coronas estén sobre los diez cuernos muestra que esta profecía tiene que ver con la época en la que estos reyes estén en poder, o con el mismo gobierno final del 180


Anticristo. La mayoría de los estudiosos de la Biblia creen que estos reyes representan países de Europa. (Recientemente otros especulan que el anticristo podría venir, o al menos iniciar su gobierno mundial, de una federación islámica de las naciones árabes del Medio Oriente y África del Norte.)

**Dan.7:24 Y los diez cuernos significan que de aquel reino (Roma) se levantarán diez reyes; **Ap.17:12-13 Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia. ¡Como estos diez reyes, reinos o potencias «aún no habían recibido reino» en los días de Juan, en tiempos de la sexta cabeza, el imperio romano, es obvio que estos «diez cuernos» están todos en la última cabeza, la séptima, el Anticristo! “…estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia.” (Apo.17:12-13) En el Libro de Daniel, vienen descritas con mayor detalle estas mismas 10 potencias mundiales que cooperan con el Anticristo y le ayudan a hacerse con el poder. (Dan.2:34,41-44 y Dan.7:7, 8, 20-24) En resume, estas siete cabezas representan textualmente los siete grandes imperios mundiales, que abarcan desde Egipto hasta el reino final del Anticristo. Los diez cuernos son los diez reyes o país del Fin, probablemente de Europa (o del Medio Oriente y África del Norte, de la geografía de los viejos imperios griego y romano), que cooperan con el Anticristo por un corto período de tiempo y 181


que por una hora recibirán autoridad (coronas) como reyes juntamente con la bestia. Ap.13:3 Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia,

**2Tes.2:8-12 Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de Su boca, y destruirá con el resplandor de Su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia. ¿Qué quiso decir con lo de «…Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada.»? Sabemos que se refiere a la séptima cabeza, al Anticristo, porque más adelante, en este mismo capítulo, vemos que este tiene un falso profeta, un promotor, que «hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la bestia, cuya herida mortal fue sanada... mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, ¡y vivió!» (V. 12 a 14.) 182


Dos interpretaciones: (1) Inicialmente, al llegar al poder y confirmar el pacto de siete años (Dan.9:27), el Anticristo será la cabeza de ese séptimo gran imperio, solo que aún no será realmente anticristo en toda su dimensión; todavía no habrá sido plenamente poseído por el diablo. Sin embargo, tres años y medio después de la confirmación del pacto, lo matan y resucita. Parece ser que el Anticristo será herido, asesinado, o algo así, «herido de muerte». --¡Sin embargo, de una manera sobrenatural, por el poder milagroso del Diablo, volverá a vivir! ¡Lo poseerá y lo levantará como si fuera de los muertos! ¡Será una «resurrección» que le servirá de credenciales para declararse divino! Ya no será el mismo, el hombre que haya traído paz al mundo, resuelto los problemas y hecho el pacto sobre Jerusalén, etc. ¡Será el mismo hombre, pero no será el mismo! El mundo en realidad no se dará cuenta de la diferencia, pensará que es el mismo gobierno, el mismo hombre; ¡pero el Diablo se apoderará de él! Eso explicara ese cambio tremendo, el que de repente rompa el pacto, profane el altar, ponga la abominación desoladora, la imagen de la Bestia, y haga que le adoren, ¡cosas que parecen todas obras del Diablo! (2)Otros creen que simboliza la decadencia y muerte aparente del antiguo Imperio romano, y después, el renacimiento del nuevo Imperio Romano en el Anticristo. Ap.13:4 y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella? 183


¡No están haciendo otra cosa que adorar al Diablo encarnado en el Anticristo! «…diciendo: ¿quién como la Bestia y quién podrá luchar contra ella?» ¿Quién dice esto? Los que lo aman y lo adoran y adoran al Diablo. Dicen: «¿Quién como él? ¡No hay nadie en el mundo como él! ¿Quién podrá luchar contra él?» ¡No es extraño que el Anticristo sea tan poderoso, que sea un superhombre y realizador de prodigios! ¡Porque por fin Satanás es lanzado del cielo, y en su furia, sabiendo que le queda poco tiempo, poseerá al Anticristo, a la Bestia, y hará que sea un superhombre, el Diablo encarnado, Satanás en la carne, del mismo modo que Jesús era Dios en la carne! ¡El será el Diablo en persona, que manejará el mundo y lo obligará a adorarle, e intentará matar a todo el que se niegue! ¡El Diablo, el «dios de este siglo»! (2Co.4:4.) ¡Eso es lo que él siempre ha querido! ¡Que todo el mundo le adore! Y lo conseguirá, ¡durante un tiempo! ¡Exceptuándonos a nosotros y a otros que aman al Señor y que se atreverán a desafiarle y presentarle resistencia! 184


**Dan.11:36-37 Y el rey hará su voluntad, y se ensoberbecerá, y se engrandecerá sobre todo dios; y contra el Dios de los dioses hablará maravillas, y prosperará, hasta que sea consumada la ira; porque lo determinado se cumplirá. Del Dios de sus padres no hará caso, ni del amor de las mujeres; ni respetará a dios alguno, porque sobre todo se engrandecerá. **2Tes.2:3-4 Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios. Ap.13:5 También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses. Ap.13:6 Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de Su nombre, de Su tabernáculo, y de los que moran en el Cielo. Esta descripción de la lengua larga del Anticristo también fue utilizada por Daniel en las diversas descripciones que hizo de él. (Daniel 7:8, 11, 20,25; 11:36) ¡Va a ser un bocazas! ¡Rugirá como un león! ¡Hablará con los rugidos del propio Satanás y dirá grandes cosas, grandes blasfemias contra Dios! 185


Ap.13:7 Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación. (Dan.7:25; Dan.8:24; Dan.12:7; Apo.12:11, 17)

¡¿Como?! ¿Quieres decir que el Anticristo vencera a los santos? ¿Qué triunfara? Bueno, durante la guerrra fria ¿parece que los comunistas ganaron, que verdaderamente «vencieron» a la Iglesia en Rusia y en Europa de Este? ¿Parece que los comunistas han vencido a la Iglesia en China? ¿Quiere eso decir que la Iglesia ha desaparecido y dejado de existir para siempre? ¡Unicamente han terminado con su poder temporal! ¡Unicamente han limitado su poder político y económico!  China tiene millones de cristianos en las iglesias de casa, a pesar de todas las persecuciones durante los últimos 60 años. ¡Pero les ha venido bien porque los ha fortalecido espiritualmente y ha provocado un reavivamiento, y por eso ha permitido el Señor que suceda! ¡Aunque al Anticristo se le permitirá vencernos fisicamente, acabando evidentemente con el poder temporal organizado de la Iglesia, no nos vencerá ni podrá dominarnos espiritualmente! 186


Ap.13:8 Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo. «El libro de la vida» es el libro donde están anotados todos los hijos de Dios.

**Dan.12:1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. **1Pe.1:19, 20 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros **Ap.17:8 La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será. Ap.13:9 Si alguno tiene oído, oiga. 187


«Oído», no se refiere a la mera función de oír, sino a entender. Ap.13:10 Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad; si alguno mata a espada, a espada debe ser muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los santos.

**Heb.6:12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas. **Mat.26:52 Entonces Jesús le dijo: Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que tomen espada, a espada perecerán. Ap.13:11 Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. Ap.13:12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. Ap.13:13 También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. Ap.13:14 Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. (Mat.7:15)

**Ap.19:20 Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego… **Mat.24:24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. 188


¡Este es el falso profeta! Parece un cordero, pero habla como el Dragón, y ¿quién es el Dragón? ¡Satanás! ¡Tiene la voz y las palabras de Satanás, del Diablo! Es el Falso Profeta del Anticristo. Se puede comparar con la Trinidad. Y aunque esa palabra no viene en la Biblia, se emplea para describir al Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ¡Pero el diablo lo imita casi en todo! ¡El Anticristo será un Mesías de imitación, el hijo del Diablo! Satanás es el dios de este mundo, su hijo será el Anticristo, y este falso profeta simboliza su espíritu, es su espíritu, el que anuncia sus palabras, quien se las anuncia al mundo; ¡hasta hará que le hagan la imagen! Será como su ministro de propaganda, el que le hará publicidad y propaganda y hablará en su lugar y hará que le hagan una imagen. Ap.13:15 Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. (Dan.9:27; Dan.11:31; Dan.12:11) ¿Qué dijo Jesús que sucedería cuando apareciera esa abominación desoladora? «Cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel, habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá» (Mat.24:15, 21) El emplazamiento de esa 189


abominación desoladora dará inicio al período de Gran Tribulación, los segundos tres años y medio del régimen del Anticristo. Cuando la veamos allí sabremos que ha comenzado la Tribulación. El gran interrogante, por tanto, es: ¿Qué es esa abominación desoladora? Jesús dijo que la veríamos «en el lugar santo». En Daniel 11:31 dice: «Alzarán la abominación desoladora». En Daniel 12:11 habla del «alzar de la abominación desoladora». Dicho de otro modo, será un objeto que se colocará, que se erigirá. En el capítulo 13 del Apocalipsis descubrimos que será una imagen del propio Anticristo; Es evidente que la matanza que menciona aquí de todos los que se nieguen a adorar la imagen de la Bestia será el principio de la Gran Tribulación. Estamos convencido de que esta imagen será eso que se «ponga» en el «lugar santo», que se «coloque» allí y que «estará» allí: la abominación desoladora. Para los judíos, los musulmanes y los verdaderos 190


cristianos no hay nada más abominable que un ídolo y la idolatría descarada. ¡Esa imagen es la «abominación desoladora de que habló el profeta Daniel»! (Mat.24:15.) Ap.13:16 Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; Ap.13:17 y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. ¡Se acerca el día en que dejará de utilizarse el papel moneda como medio de intercambio! El medio de intercambio quedará sustituido por un singular sistema de crédito: todas las personas del mundo que pertenezcan al Sistema mundial tendrán un número de crédito, sin el cual no podrán ni comprar ni vender, y por medio del cual se les ingresará en su cuenta del gobierno el valor de los bienes y servicios que produzcan, y se les descontará los bienes y servicios que ellos mismos necesiten. 191


Lo harán con un número, que les será asignado permanentemente, sin posibilidad de falsificación, cambio, manipulación o imitación, porque estará grabado en cada persona: «…una marca en la mano derecha, o en la frente». ¡Cada persona tendrá su propio número, a todos los miembros del Sistema mundial se les grabará o tatuará la marca de la Bestia, como si fueran reses de matadero, y se les obligará a adorar la Bestia y su imagen bajo amenaza de muerte! El Falso Profeta va a utilizar esta marca como un medio para obligar a la gente a adorar al Anticristo. Uno apenas puede imaginar las presiones de tener que poseer una marca con el fin de asegurar el alimento necesario para su familia. Durante milenios, esta nueva forma de comprar y vender que describió Juan, y de realizar transacciones comerciales, parecía fantasiosa. Lo que ha hecho posible la implementación de lo que Juan denominó crípticamente la marca de la Bestia son los avances tecnológicos de los últimos años. El hecho de que «ninguno pueda comprar ni vender» sugiere una situación de control total. La infraestructura tecnológica que permitiría imponer esa clase de uniformidad económica ya existe en los países desarrollados. De adoptarse universalmente, podría convertirse en el sistema económico predicho en este escalofriante pasaje de Juan. Ap.13:18 Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis. Y ¿qué del número 666? Por el momento no se puede sino especular sobre lo que podría ser, aunque es probable que 192


tenga que ver con la asignación de un número único a cada persona, como se hace hoy en día en muchos países con el número de la cédula de identidad o de la seguridad social. La Biblia dice crípticamente que descifrar la significación de ese número requerirá «sabiduría» y «entendimiento»; pero cuando se haga patente quedarán confirmadas las nefastas predicciones relacionadas con el mismo. En capítulos posteriores del Apocalipsis, Juan predice un destino terrible para quienes lleven esa marca y acepten al Anticristo. “Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de Su ira; y será atormentado con fuego y azufre… y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.” (Apo.14:9-11) Esa condenación está ligada a dos condiciones: aceptar la marca y adorar a la Bestia. Tal vez no esté mal aceptar la marca siempre y cuando uno no rinda culto al hombre diabólico que la instituirá. En todo caso, ¿no será correr un riesgo excesivo? Aunque la Bestia maldiga y persiga a quienes se nieguen a aceptarlo y a integrarse en su sistema, es un consuelo saber que actuará por poco tiempo y que su destino final está predeterminado. Es el rey de los perdedores. Jesucristo y quienes lo amamos y lo seguimos obtendremos un triunfo glorioso y eterno en la Gran Tribulación, como vamos a ver en el capítulo que sigue. gaetan.goye@gmail.com 193


Apocalipsis Capítulo 14 Compilación de comentarios proféticos editados por Gaetan

Este es el último del segundo grupo de siete capítulos del Apocalipsis, que está magníficamente dividido en tres grupos de siete capítulos, más uno que habla del cielo. Los siete primeros trataban de lo que ya es historia, desde los tiempos de Juan hasta el mismo fin. Eran una especie de adelanto y resumen de toda la historia. El segundo grupo de siete enfoca precisamente el último período, ¡el peor y más terrible período de la historia del hombre, el de la Tribulación con sus siete trompetas, que prácticamente termina con esta última séptima trompeta la cual anuncia la venida de Cristo, y enfocamos más de cerca todos los eventos del Tiempo del Fin que ocurren al sonar la última trompeta! Y ahora, en este capítulo 14 que pone fin al segundo grupo de siete capítulos, llegamos al gran final. ¡En realidad es un resumen del Gran Final de los acontecimientos que acompañan a la segunda venida de Cristo y al Arrebatamiento de Sus santos! Ap.14:1 Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con Él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de Él y el de Su Padre escrito en la frente.

**Sal.2:6 Pero Yo he puesto Mi rey sobre Sion, Mi santo monte. 194


**Heb.12:22 sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles, **Ap.3:12 Al que venciere, Yo lo haré columna en el templo de Mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de Mi Dios, y el nombre de la ciudad de Mi Dios, la Nueva Jerusalén, la cual desciende del Cielo, de Mi Dios, y Mi nombre nuevo. Cuando Juan el Bautista vio a Jesús, exclamó: «He aquí el Cordero de Dios.» (Juan1:29) De manera que este Cordero es Jesús y estos 144.000 suenan como a los judíos verdaderos que aman a Jesús y fueron los primeros discípulos seguidores de Cristo en la era del martirio, los pioneros Cristianos que sufrieron las terribles diez persecuciones del Imperio Romano, y en ése momento están alabando y glorificando a Dios. Ap.14:2 Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. Ap.14:3 Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. 195


Ocurre gran algarabía ante su aparición, ¡como si fuera la presentación de las estrellas en la Obra Teatral Maestra de Dios! despidiéndose después de haberse ya presentado en escena, más esta vez aparecen con Él en el Cielo no sólo en el monte de Sión, Jerusalén o Israel, donde hicieron su primera aparición como los primeros Cristianos de la Iglesia Primitiva, sino que por fin después de haber llegado a las últimas escenas de la obra, los actores se están despidiendo en medio de una gran fanfarria de aplausos y ovaciones de parte de todo el mundo y de la Creación entera, ¡la voz de muchas aguas, truenos y harpas! ¡Qué Gran Final para una Obra Teatral! ¡Y cantan una canción! Tienen su número final a realizar en el cierre de esta escena en particular en el Gran Drama del Señor, sólo que sencillamente no es un drama, sino un venidero suceso de la vida real.

**Ap.5:8-9 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas… y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque Tú fuiste inmolado, y con Tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación. Ap.14:4 Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos 196


de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; Ap.14:5 y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.

**2Cor.11:2 Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo. **Jn.10:27 Mis ovejas oyen Mi voz, y Yo las conozco, y me siguen, **Efe.5:27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. Él está hablando en sentido figurado, diciendo que «no se contaminaron con mujeres», y demás. ¡No significa que fueron un montón de solterones! Ni quiere decir que nunca hubieran cometido pecados, sino simplemente que a los ojos de Dios eran puros y santos, santificados por la sangre de Jesucristo y que se quedaron fiel a Él, Su Esposo. 197


¡Y son grandemente honrados aquí en esta última gran escena, este gran clímax de la obra, en esta escena particular de la hora de la Tribulación más grande del mundo que está a punto de terminar con la venida de Jesucristo! ¡Son grandemente elogiados, hay una gran orquesta, arpas, canciones, truenos, toda clase de grandiosas celebraciones, y Dios muestra que están en el cielo con El! ¡Alabado sea Dios! ¿Quiénes son los 144,000?

**Stg.1:18 El, de Su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de Sus criaturas. (1) Y nadie podía cantar aquel cántico sino los que soportaron la cruz de madrugada, aguantar el calor del día y empezar la iglesia, y eran casi todos judíos, los que iniciaron la Iglesia de Jesucristo, como se les llama aquí en el versículo cuatro: «primicias para Dios y para el Cordero.» Y parece que el Señor les diera prácticamente ese honor por haber sido los primeros, y muchos de ellos mártires y limpios de corazón para Dios. (2) Si no quieren creer que eran todos los primeros judíos cristianos, lo pueden interpretar en sentido figurado o simbólico diciendo que fueron los cristianos más sobresalientes a través de toda la historia de la humanidad. (Algunos dicen que son los mismos 144.000 que quedaron sellados antes de la tribulación con el fin de ser protegidos de las trompetas de la tribulación, sean cristianos judíos, o una mixta del "Israel de Dios", compuesto por los cristianos judíos y gentiles.) 198


Tenemos algunos anuncios desde el cielo, anuncios importantes, gloriosos, autoritarios y grandiosos de lo que está a punto de suceder y luego, una descripción de los sucesos en sí, con una predicción y un rápido vistazo del comienzo de la Ira de Dios y de los juicios venideros: Ap.14:6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,

**Mat.24:14 Y será predicado este Evangelio del Reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. Ap.14:7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de Su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.

**Ap.4:11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque Tú creaste todas las cosas, y por Tu voluntad existen y fueron creadas. ¿A quién está adorando el mundo en vez de a Dios el Creador en estos últimos días? ¡Están adorando al mismo hombre y a la creación! Siguiendo la falsa, 199


condenada y diabólica mentira de la evolución, el cuento de hadas de Darwin, basado en la autodeterminación o en la selección natural, que literalmente quiere decir que uno mismo puede ser partícipe de su propia creación y puede decidir qué es lo que va a ser. En realidad están diciendo que la creación se hizo a sí misma, que el hombre se hizo a sí mismo y que, por consiguiente, el hombre es Dios. La religión de hoy es una religión de adoración al hombre y a la creación en sí, incorporada en «la falsamente llamada ciencia». (1 Tim.6:20) Dicen: nosotros controlamos nuestro destino, así es que aborta a tu bebé, «Dios está muerto», adora tu automóvil, tu aparato de televisión, «haz lo que se te dé la gana». Pero el último mensaje que se le dará al mundo va a ser: «Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de Su juicio ha llegado, y adorad a Aquel que hizo el Cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.» Ap.14:8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación. 200


**Jer.51:7-8 Copa de oro fue Babilonia en la mano del Señor, que embriagó a toda la tierra; de su vino bebieron los pueblos; se aturdieron, por tanto, las naciones. En un momento cayó Babilonia, y se despedazó; gemid sobre ella; tomad bálsamo para su dolor, quizá sane. **Ap.18:2-3 Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. Esta Babilonia no es la antigua ciudad de Babilonia de la historia, ¡la cual fue el prototipo de la Babilonia de todas las edades y de la Babilonia de hoy en día, el gran sistema mundano comercial y de las ciudades que valora la abundancia, el dinero, las riquezas, las cosas y el materialismo! ¡La religión de este mundo consiste en adorar las cosas materiales en vez de a Dios! ¡Esa es la Babilonia que es utilizada como símbolo y nombre simbólico de todas las otras babilonias y sistemas del mundo desde el principio hasta el Fin! 201


Aquí en este gran libro del Apocalipsis, aparecen descritas dos mujeres: una de las dos es muy buena, hermosa y pura, es la esposa de Cristo. En cambio la otra, perversa e impía, si bien hermosa, ¡es licenciosa, fornicaria, adúltera, bruja, ramera y madre de las rameras! ¡No solamente las religiones falsas, sino la religión más grande de todas, la de la adoración de las cosas -el materialismo- de las riquezas, la abundancia y el poder! ¡Ella es la esposa falsa, que rige sobre los reyes de esta tierra! ¡Es la esposa de muchos reyes y de muchos fornicarios, de muchos gobiernos y de muchos gobernantes! Los ama y fornica con todos por interés a fin de poder ser rica y poderosa y reinar como una reina, ¡y cree que no verá llanto! Ap.14:9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, Ap.14:10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de Su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; Ap.14:11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. (Apo.19:20) 202


¡La Biblia dice que todo el que recibe la marca de la Bestia se condenara, por lo que está claro que ningún cristiano que realmente este salvo la recibirá! Porque también dice que los que amamos a Jesús ya tenemos la marca invisible de Dios en la frente: ¡la fe en Jesucristo! Pero el resto del mundo, los seguidores del Anticristo, de esa horrenda Bestia, tendrán su marca en la frente y la mano al seguirle y adorarle. ¡Pero nosotros, los que amamos al Señor, no podemos aceptar la marca de la Bestia, y no lo haremos! ¡Si amas a Jesús, rechazarás la marca de la Bestia, porque ya tienes la marca de Dios en la frente! (Apocalipsis 7:2,3; 9:3,4.) Ap.14:12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Ap.14:13 Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.

**Ap.3:10 Por cuanto has guardado la palabra de Mi paciencia, Yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. 203


**Ap.6:11 Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. “Bienaventurados…los muertos que mueren en el Señor.” (En circunstancias que El elija) Habrá mártires en esa época. ¿Qué es la muerte para un cristiano? Morir --como Pablo dijo-- es «estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor.» (2 Co.5:8) Al morir, vamos a estar con Jesús y recibiremos nuestra recompensa. La muerte es nuestra graduación, es algo que no debemos temer. ¡Esto es con ocasión del anuncio de algunos de los horrores pintados y descritos en el libro del Apocalipsis, tanto de antes como de después de la venida del Señor, los horrores de la Gran Tribulación antes de Su segunda venida, y de la ira de Dios! “Aquí está la paciencia de los santos” ¿En qué consista su paciencia? ¡Aquí aparece en el versículo 14 la venida de Jesucristo sobre una nube! ¡El Hijo del Hombre, con una hoz y una corona de oro segando la tierra! Ya vienen dos tipos de cosechas: La primera es la buena. Ap.14:14 Miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del Hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz aguda. 204


Ap.14:15 Y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: Mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura. Ap.14:16 Y el que estaba sentado sobre la nube metió su hoz en la tierra, y la tierra fue segada. ¡No hay duda de que se trata de un cuadro de la magnífica Segunda Venida de Cristo y de la reunión de los Suyos con El!

**Mat.13:39… la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles. De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a Sus ángeles, y recogerán de Su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego... Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de Su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga. (Dan.12:3) 205


**Mar.13:26-27 Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en las nubes con gran poder y gloria. Y entonces enviará Sus ángeles, y juntará a Sus escogidos de los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo. (Mat.24:30-31) En este caso la palabra «escogidos» quiere decir simplemente los salvados, su «ecclesia», los separados, la Iglesia de Cristo, sus cristianos, sus hijos. ¡Y cuando se ponga a recoger a sus hijos, los recogerá a todos y no dejará a ninguno atrás! ¡Reunirá a todos los salvos! ¡Nadie que haya recibido a Jesús como su Salvador se quedará atrás! Porque «todos seremos transformados» (1Co.15:51.) ¡Y todos subiremos con El! Enviará a sus ángeles a recogernos a todas partes, a todos los rincones del mundo, y no dejará ni uno atrás. Juan vio la escena en que Cristo reúne a todos Sus hijos como una gran siega: ¡esta vez no va a venir como un bebé en un pesebre, sino como Rey de reyes, para regir y reinar eternamente! «Y en la mano una hoz aguda. ¡Y el que estaba sentado sobre la nube metió su hoz en la tierra, y la tierra fue segada!» Cuando nuestro testimonio aquí concluya, el Señor cosechara tanto buen grano como pueda, lo reunirá y lo llevará a su granero de arriba. El Señor dirá a Sus ángeles, Sus secadores: "¡Recoged el trigo en mi granero!" (Mt.13:30) 206


La segunda venida de Jesucristo, comúnmente llamada el Arrebatamiento, será un acontecimiento fantástico, esperado con ansiedad por los cristianos que hayan pasado por la Tribulación. Habrán soportado lo peor de las persecuciones y el infierno en el que se habrá sumido el mundo durante el gobierno del diablo encarnado, la odiosa tiranía del Anticristo. Ese será el momento de su liberación, en que serán sacados de este mundo y transportados al Cielo para disfrutar de sus maravillas y alegrías. Aunque habrán sido tres años y medio muy difíciles, finalmente llegará su liberación. El Señor Jesús arrebatará a su Iglesia y después, no sigue otra cosa inmediatamente en el Apocalipsis que la Ira de Dios que cae sobre los impíos que quedan. Ahora viene la otra cosecha: Ap.14:17 Salió otro ángel del templo que está en el cielo, teniendo también una hoz aguda. Ap.14:18 Y salió del altar otro ángel, que tenía poder sobre el fuego, y llamó a gran voz al que tenía la hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia los racimos de la tierra, porque sus uvas están maduras. 207


Ap.14:19 Y el ángel arrojó su hoz en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios. Ap.14:20 Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios. (¡320 kilómetros!) Si sigues el orden de los eventos, entonces inmediatamente después de esta reunión de los santos, debe seguir el juicio y la Ira de Dios sobre los malvados que han quedado atrás. La Iglesia quizás padezca algo de tribulación de vez en cuando, pero no va a pasar por la Ira de Dios. «Porque no nos ha puesto dios para ira.» (1 Tes.5:9) Sólo para los malvados, aquellos que han rechazado completamente a Jesús y que han estado persiguiendo a Sus profetas, les será reservado este destino.

**Ap.16:1 Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios. 208


El libro de Joel habla acerca del juicio de Dios. Ese libro también llega al fin de esta era (un momento como el actual), con un lenguaje muy similar al que se encuentra en los versículos 17 a 19:

**Joel 3:12, 13 Despiértense las naciones, y suban al valle de Josafat; porque allí me sentaré para juzgar a todas las naciones de alrededor. Echad la hoz, porque la mies está ya madura. Venid, descended, porque el lagar está lleno, rebosan las cubas; porque mucha es la maldad de ellos. (Ver también Joel 2:11; 3:9-11.) **Ap.19:15-16 De Su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y Él las regirá con vara de hierro; y Él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Y en Su vestidura y en Su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. Después del rapto sigue una siega totalmente distinta, que incumbe a los que se perdieron la primera. La masacre de Armagedón será tan terrible que la sangre correrá más de 300 km., y en algunos lugares llegará a la altura de los frenos de los caballos: Eso sí que es ira. Un río de sangre de trescientos kilómetros de longitud. ¡Imagínatelo! ¡Sea simbólico o no, sin duda está hablando de una terrible matanza! 209


Esa es más o menos la longitud de un río que corre por el fondo de ese valle de Megiddo, río que suele tener más o menos esa profundidad, hasta las bridas de los caballos. Ese río no será necesariamente un río de pura sangre! Bueno, a lo mejor será eso, pero es un poco más lógico y científico pensar que seguramente será la sangre de la batalla que correrá hasta el río y llegara hasta los frenos de los caballos. Los seres humanos han tendido a presumir mucho, pero aquí, desde el punto de vista de Dios, toda la humanidad sin Dios se compara con un racimo de uvas aplastadas en un lagar. En lugar de jugo de uva, la sangre brota, en una última gran batalla de la humanidad. La humanidad ha sido una carrera de guerra, y el fin de la era actual será un final apropiado, ya que somos un pueblo violento. ¡Y eso es exactamente lo que va a pasar pronto al impío anticristo de este mundo! Ellos no sólo van a rehusar someterse voluntariamente al Príncipe de Paz, ¡sino que como último cartucho de su desafío violento a Cristo y a Su Reino, llegarán a movilizar ejércitos, y literalmente tratar de combatir y librar una guerra contra Él! ¡Imagínate! ¡La Batalla de Armagedón! ¡Lucharán contra Él hasta el final! (Ap.16:14, 16) Los que rechazan a Dios, se alían con el enemigo, y pagan un buen precio para tal lealtad. Tenga en cuenta que Dios es lento para la ira. Él ha permitido que este sistema mundial de Babilonia continúe durante miles de años, y la única razón es para dar a la gente la oportunidad de confiar en Su Hijo. Sí, Él es lento para la ira, 210


pero Él es ciertamente capaz de abrigar esta emoción, porque Él arde al rojo vivo cuando se produce el pecado que perjudica a sus hijos. Cuando el tiempo literalmente sea "maduro", Dios dará la orden y esta tierra y su gente va a cosechar lo que han sembrado. La cosecha vendrá. ¡Así que cuando finalmente Cristo asuma el poder, tendrá que hacerlo a la fuerza y violentamente, “con gran poder y gloria"! ¡Ese es el único idioma que entienden los impíos y Él va tener que "destruir a los que destruyen la tierra". (Ap.11:18) Eso te incluye a ti, si es que rehúsas someterte a Dios, a Su amor y a Su Hijo Jesucristo, ¡el único Príncipe de Paz! Apocalipsis te ha dado aviso que si no quieres a Jesús, si rehúsas el Amor de Dios y la Luz de Él, Su Verdad y Su camino, ¡entonces no te va quedar otra perspectiva que los horrores y la oscuridad del infierno! Si rechazas y te niegas a aceptar a Jesús en tu corazón, ¡la Ira de Dios es el tipo de infierno en la tierra que te espera! ¡Además del infierno en el más allá! ¿No te estoy pintando una perspectiva muy halagüeña, verdad? Bueno, no soy yo, ¡es Dios que la pinta! 211


El juicio de Él está enviado a este planeta con un suspiro desde arriba, porque no se complace en nuestra destrucción. "¿Quiero yo la muerte del impío? dice el Señor Dios. ¿No vivirá, si se apartare de sus caminos?" (Eze.18: 23) Y eso es la verdad. Nos ama tanto que no permitirá que la maldad vaya más allá de cierto punto. Nos dirigimos hacia la eternidad, donde el pecado ya no va existir más. La cosecha viene, en la que la ira de Dios pondrá fin al pecado, y Su amor rescatara a aquellos que confían en el Cordero de Dios.

**Eze.33:11 Diles: Vivo yo, dice el Señor Dios, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis? ¡Él es un Dios de amor! De hecho, "¡Dios es amor!" (1 Jn.4:8.) Y "no quiere que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento." (2 Pe.3:9.) Así que si no Le conoces y quieres disfrutar de felicidad celestial ahora y para siempre y librarte del infierno en la tierra y del más allá que se avecinan, ¡entonces recibe a Jesús y a la Vida Eterna que te regala pidiéndole que entre en tu corazón! ¿De qué bando estas tú? ¡La elección depende de ti! ¡Acepta hoy a Jesús! ¡Mañana puede ser demasiado tarde! Echemos un repasada al orden de eventos que se encuentra en el gráfico después este clase: la Gran Tribulación comienza cuando el Anticristo rompa el pacto (Dan9: 27), en ese momento las 7 trompetas de tribulación comienzan a sonar, una por una, seguidas por el Rapto de la santos que son llevados a la Cena de las Bodas del Cordero, mientras que las 7 copas de la Ira de Dios se derraman sobre los malvados. Las siguientes clases te lo explicarán con mayor detalle. 212


Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes.

Todos son siempre bienvenidos a escribirme a:

213

gaetan.goye@gmail.com


Apocalipsis CapĂ­tulo 15 214


Compilación de comentarios proféticos editados por Gaetan

En este capítulo 15, Dios nos presenta a estos ángeles de la Ira que tienen las siete plagas postreras a punto de caer sobre la tierra. La misma milagrosa Segunda Venida de Jesucristo que rescatará a los hijos de Dios, dará también comienzo a la Ira de Dios contra los impíos, muchos de los cuales se ahogarán en la marea de los juicios que serán derramados de «las siete copas de oro, llenas de la ira de Dios». La Ira de Dios se va a desatar en la tierra después que Jesús la haya abandonado y se haya llevado a todos los Suyos, a Su pueblo, a los que Le aman y están salvados por medio de Su sangre y de Su sacrificio en el Calvario. ¡No quedará nadie excepto los muertos vivientes, los vivos moribundos, y el infierno que Satanás y Dios desatarán en esta tierra! ¡Entonces Dios dejará caer Sus juicios sobre todo el reino del Anticristo en la tierra traído por esta Bestia inspirada por Satanás! Ap.15:1 Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios. Ap.15:2 Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las Vi…como un mar de vidrio…con fuego arpas de Dios. 215


**Ap.4:6 Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes... ¡Y los santos alabaran al Señor! ¡Gracias a Dios que vemos un cuadro hermoso, no todo es horror! Justo antes de que se nos dé una vista y un resumen de estos horrores que Dios por medio de Sus juicios dejará caer sobre la tierra, se nos presenta un hermoso cuadro de los justos en el cielo, de los salvos, los cristianos que aman a Jesús en pie sobre ese mar de vidrio, tan uniforme, tan hermoso y pulido que Dios a través de el puede ver todo lo que sucede, ¡el pasado, el presente y el futuro! “Los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca” Juan vio a los santos de la Tribulación en el cielo justo antes de que la Ira de Dios fuera a comenzar, lo que demuestra una vez más claramente que la Iglesia estará en la tierra en toda la Tribulación, pero estará en el Cielo durante la Ira. Es muy importante darse cuenta de que hay una diferencia cronológica entre estos dos periodos, la Tribulación y la Ira. Son dos eventos distintos. (1Tes.5: 9) 216


Ap.15:3 Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son Tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son Tus caminos, Rey de los santos. **Éxo.15:1-18 Entonces cantó Moisés y los hijos de Israel este cántico al Señor, y dijeron: Cantaré yo al Señor, porque se ha magnificado grandemente… El Señor es mi fortaleza y mi cántico, Y ha sido mi salvación. Este es mi Dios, y lo alabaré; Dios de mi padre, y lo enalteceré… Según el Antiguo Testamento, en Éxodo capítulo 15, cuando Dios liberó de Egipto a los hijos de Dios mediante la milagrosa partición de las aguas de Mar Rojo y luego acabó con todos sus enemigos empleando el mismo mar, al dejar que sus aguas se abalanzaran sobre los egipcios y los ahogaran en la marea, el Moisés de antaño entonó su cántico de victoria. Ahora, en el capítulo 15 de Apocalipsis, los hijos de Dios de los últimos días cantan la canción de Moisés y Jesús, el Cordero, a quien Dios empleó (con el Rapto) para rescatarlos de las garras de su faraón moderno: ¡el Anticristo! 217


Ap.15:4 ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará Tu nombre? pues sólo Tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque Tus juicios se han manifestado. ¡Allí estaremos nosotros los que amamos a Jesús y que hemos sufrido todo este infierno en la tierra debido a la oposición y persecución de nuestros enemigos! ¡Aquí estaremos por fin con Cristo, supremo, glorioso, radiantes y felices, cantando cánticos de Moisés y del Señor alabando al Señor! Y diremos: “Quién no te temerá, oh Señor” ¿Quién podría no temer a Dios después de todo esto? Mientras que en el capítulo 13 ustedes vieron como el mundo entero se maravillaba en pos de la bestia, ¡en este capítulo el cielo arriba se maravilla en pos de Jesús! ¡Gloria a Dios! **Ap.13:3-4 Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia,…y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella? **Jer.10:7 ¿Quién no te temerá, oh Rey de las naciones? Porque a ti es debido el temor; porque entre todos los sabios de las naciones y en todos sus reinos, no hay semejante a ti. 218


**Sal.86:9 Todas las naciones que hiciste vendrán y adorarán delante de Ti, Señor, y glorificarán Tu nombre. **Fil.2:10, 11 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los Cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. Ap.15:5 Después de estas cosas miré, y he aquí fue abierto en el cielo el templo del tabernáculo del testimonio; **Ap.11:19 Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de Su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo. ¿Dónde estaba el tabernáculo del testimonio, el Arca de la Alianza, el Arca de Dios que simbolizaba la presencia de Él en la tierra en el antiguo templo judío? ¿Dónde estaba entonces? ¡Este ha sido siempre un misterio durante siglos! ¡Resulta que la vemos acá en el cielo! Esta es la segunda vez que la nombra, ¿recuerdan? ¡La segunda vez! ¡Y ahí está, él la vio en el Templo de Dios, en el cielo! Ap.15:6 y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino limpio y resplandeciente, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro. 219


Ap.15:7 Y uno de los cuatro seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro, llenas de la ira de Dios, que vive por los siglos de los siglos.

En ocasiones los grandes pintores han dibujado a estas copas como si fueran probetas de la Ira; en realidad quizá habría sido mejor llamarlas tazones de la Ira. En la antigüedad comían y bebían en hermosos tazones, de oro, y éstos simbolizaban la copa de la Ira de Dios. ¡Cuando se llenó la copa de la iniquidad del hombre, Dios derramó Su copa de la Ira, siete copas de la Ira, sobre la tierra impía y sus hombres impíos, viles y diabólicos, después de rescatar justo antes de esto a Sus propios hijos en el Arrebatamiento, en el capítulo 14, como recordarán! Y a ellos les dio estas copas de la Ira uno de los cuatro seres vivientes. No tratamos de explicarles qué eran estos cuatro seres vivientes. ¡Hemos oído a varios 220


académicos tratar de explicarlo, y creemos que no se ha dado ninguna respuesta satisfactoria! Aparecen también en otras partes. ¿Qué son? Bueno, se han aventurado todo tipo de teorías. Parecen como simbolizar las grandes fuerzas de Dios por medio de las cuales dirige el universo. ¡Una gran fuerza, como la de un buey, como la de un águila, como la de un león y como la del hombre! ¡Todos simbolizan grande fuerza! ¡Pues aquí están alrededor del Trono de Dios, dándole gloria, adorándolo, haciendo grandes anuncios para Él, y diciéndole «Amén» a Dios y haciendo determinadas cosas para Él! ¿Quiénes son? no lo sabemos. Esto no es más que una teoría. ¡Había también cuatro seres vivientes que transportaban el Trono de Dios en el libro de Ezequiel, en ese gran “platillo volante” en el que viajaba Dios! Lean Ezequiel, el primer capítulo, y verán como vio una visión del trono de Dios y de sus cuatro seres vivientes.

**Eze.1:5, 10 y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes… Y el aspecto de sus caras era cara de hombre, y cara de león…y cara de buey…había cara de águila. 221


Ap.15:8 Y el templo se llenó de humo por la gloria de Dios, y por Su poder; y nadie podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas de “Y el templo se  los siete ángeles. llenó de humo por  Parecido al del templo la gloria de Dios, y  judío en del Antiguo por Su poder; y  Testamento: nadie podía entrar 

**2 Cró.5:13-14 cuando en el templo hasta  sonaban, pues, las que se hubiesen  trompetas, y cantaban cumplido las siete  todos a una, para alabar y plagas de los siete  dar gracias al Señor, y a ángeles.”  medida que alzaban la voz   con trompetas y címbalos y Apocalipsis.15:8  otros instrumentos de música, y alababan al Señor, diciendo: Porque él es bueno, porque su misericordia es para siempre; entonces la casa se llenó de una nube, la casa del Señor. Y no podían los sacerdotes estar allí para ministrar, por causa de la nube; porque la gloria del Señor había llenado la casa de Dios. Leeremos entonces la descripción de estas siete plagas en el próximo capítulo. Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes.

Todos son siempre bienvenidos a escribirme a:

222

gaetan.goye@gmail.com


Apocalipsis CapĂ­tulo 16 223


Compilación de comentarios proféticos editados por Gaetan

El capítulo 16 del Apocalipsis presenta una vívida imagen del infierno que se desatará en la Tierra después que Jesucristo se haya llevado a los creyentes —los que lo hayamos aceptado como Salvador— a esta estupenda cena de bodas en el Cielo (Apo.19:7-9). Mientras tiene lugar esta celebración, Dios enviará Sus castigos finales contra el Imperio del Anticristo. En Apocalipsis 15, el capítulo que hace las veces de introducción a este acontecimiento— vemos que los juicios finales son ejecutados por… «…siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios», dice. Después de haber estado estos 6.000 años en la tierra, el hombre ha tenido la oportunidad de llegar hasta al extremo, y ha convertido la creación de Dios en el mayor desastre que podría haberse hecho con algo que empezó de forma tan bella y perfecta en aquel magnífico Huerto del Edén. ¡Esa era la belleza de la creación de Dios! ¡Ese era el Amor de Dios! ¡Así empezó todo, de forma tan bella y maravillosa! ¡El hombre ha producido literalmente un infierno en la tierra con la ayuda del mismo Diablo! Entonces, si quieren 224


infierno Dios se les va a dar y Él es capaz de hacerlo muchísimo mejor que el hombre. Puesto que el hombre escogió a Satanás como rey, el mal como su forma de vida y la adoración a sus ídolos como su religión, Siete ángeles con las copas de la Ira de Dios desobedeciendo a Dios y obedeciendo a Satanás, ¡Dios le va a dar lo que el hombre ha escogido! ¡Aquí vemos a estos ángeles de la ira de Dios que vienen entonces a darle al hombre impío más infierno del que el hombre pudo crear! ¡Porque eso es lo que el hombre ha pedido, y eso es lo que se merece, y será lo que reciba el hombre del Tiempo del Fin por adorar a Satanás como a su dios, a su imagen como si fuera su ídolo, y por aceptar la 225


palabra del enemigo en lugar de la de Dios, ocasionando entonces un infierno en la tierra! Fíjense en el tipo de plagas qué van hacer y las partes de la tierra que van afectar: Ap.16:1 Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios. Ap.16:2 Fue el primero, y derramó su copa sobre la tierra, y vino una úlcera maligna y pestilente sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen. ¡La primera plaga se derramo sobre la tierra y a los hombres que habían seguido a la bestia, a los seguidores del Anticristo que aceptaron su marca y adoraron su imagen les salieron unas úlceras horribles! Nos hace pensar en la cantidad de gente que tiene cáncer hoy en día. (¿Cáncer de la piel?) ¡Quizás eso sea un anticipo de las úlceras que han de caer sobre los seguidores de la bestia, los que no están salvados, los inicuos que queden para los juicios de Dios!

**Éxo.9:8-9 Y el Señor dijo a Moisés y a Aarón: Tomad puñados de ceniza de un horno, y la esparcirá Moisés hacia el cielo delante de Faraón… y producirá sarpullido con úlceras en los hombres y en las bestias, por todo el país de Egipto.   226


Estas plagas son muy similares a las plagas del antiguo Egipto durante el tiempo de Moisés, sólo que mucho más grave y afectaran al mundo entero. Ap.16:3 El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y éste se convirtió en sangre como de muerto; y murió todo ser vivo que había en el mar. Ap.16:4 El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos, y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre.

**Éxo.7:17 Así ha dicho el Señor: En esto conocerás que yo soy el Señor: he aquí, yo golpearé con la vara que tengo en mi mano el agua que está en el río, y se convertirá en sangre. ¡Observarán que algunas de estas plagas ya habían sido traídas por los juicios de Dios contra el reino del Anticristo durante la Tribulación, durante su mandato y reinado, pero en esa ocasión fueron tan sólo parciales! Una tercera parte fue destruida, una tercera parte de las aguas se convirtió en sangre, una tercera parte de los árboles se quemó y así sucesivamente, ¿recuerdan? (Apo.8 & 9) ¡Esta vez parece ser casi completa, horrible! ¡Dice que todo el mar se convierte en sangre, y muere todo cuanto vive en el mar! Eso sí es un desastre. 227


Ap.16:5 Y oí al ángel de las aguas, que decía: Justo eres Tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. Ap.16:6 Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también Tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen. Parece que la sangre en el suministro de agua es en castigo por la sangre de los santos y de los profetas. A lo largo de los siglos, el mundo y muchos de su régimen perversos se han opuesto a Dios y a Su pueblo y se merecen este castigo. Ap.16:7 También oí a otro, que desde el altar decía: Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, Tus juicios son verdaderos y justos.

**Heb.10:30, 31 Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, Yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo! Así de malo como son estos juicios, así se los merecen. Al mundo entero le gusta pensar que Dios es amor, pero pocos recuerdan también, que Él es un Juez justo del mundo. (Sal.7:11; Sal.75:7) Gracias a Dios Su gracia nos salvó. Él es paciente, no dispuesto a que ni siquiera uno perezca. Sin embargo, hay un tiempo para el juicio y la retribución y Dios juzgará a todos con justicia. Este parece ser ese tiempo. ¡No habrá forma de conseguir un sorbo de agua, no habrá nada para beber sino sangre! ¡Y el ángel dice que se lo merecen porque derramaron la sangre de Sus profetas, de Sus hijos y de Su pueblo, y por lo tanto merecen beber sangre! ¡Cómo 228


es vengada la sangre de los mártires! De los que claman bajo el altar de Dios en el cielo en el capítulo 6: « ¿Hasta cuándo, Señor, hasta cuándo no vengas nuestra sangre en nuestros enemigos?» (Apo.6:10) Esta será la lúgubre respuesta a sus plegarias. Ap.16:8 El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, al cual fue dado quemar a los hombres con fuego. Ap.16:9 Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria. ¡Dios multiplicara la intensidad del calor del sol haciendo que sea, como dice en otro lugar, siete veces mayor! (Is.30:26) ¡Para que el hombre se queme con su fuego!

**Isa.30:26 Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que vendare el Señor la herida de su pueblo... Ap.16:10 El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia; y su reino se cubrió de tinieblas, y mordían de dolor sus lenguas, Ap.16:11 y blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras. 229


**Éxo.10:22, 23 Y extendió Moisés su mano hacia el cielo, y hubo densas tinieblas sobre toda la tierra de Egipto, por tres días. Ninguno vio a su prójimo, ni nadie se levantó de su lugar en tres días; mas todos los hijos de Israel tenían luz en sus habitaciones. **Amós 5:18 ¡Ay de los que desean el día del Señor! ¿Para qué queréis este día del Señor? Será de tinieblas, y no de luz. **Ap.9:20 Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar. La quinta copa será un ataque directo contra el Anticristo y sus fuerzas. Las primeras cuatro habrán afectado al mundo entero en forma generalizada, mientras que esta va dirigida contra el Anticristo y su régimen. Las plagas y maldiciones serán tan horrorosas que los hombres se morderán la lengua de dolor, 230


dice. ¿Se van a arrepentir entonces? ¡No! ¿Qué hacen los impíos cuando son castigados por su incredulidad y sus pecados? ¿Acaso se arrodillan, implorando en señal de verdadero arrepentimiento? Nos referimos a los inicuos de verdad. Todos somos pecadores, todos hemos cometido iniquidades; pero los que nos humillamos y aceptamos a Cristo, nos arrepentimos y nos alejamos de nuestros pecados, tenemos una auténtica revolución en nuestras vidas, nos damos la vuelta y tomamos un nuevo rumbo. Pero, ¿hacen esto los malvados? ¡No! ¿Qué sucede tras estas terribles plagas? «…blasfeman el nombre de Dios». ¿De quién? ¿A quién maldicen? ¿Quién tiene el poder sobre estas plagas? ¿El Diablo? No; dice que es Dios, y como de costumbre, cuando los impíos maldicen a Dios porque las cosas van mal, ¡ellos saben Quién es el responsable de las plagas que les vienen, lo que demuestra que saben que hay un Dios, dándole más motivo para que les dé su paliza aún más fuerte! En una profecía contra la antigua ciudad de Babilonia, da la impresión de que Isaías también prevé esta época de ira:

**Is.13:9-13 He aquí el día del Señor viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores. Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor. Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes. Haré más precioso que el oro fino al varón, y más que el 231


oro de Ofir... Porque haré estremecer los cielos, y la tierra se moverá de su lugar, en la indignación del Señor de los ejércitos, y en el día del ardor de Su ira. Con estos espantosos castigos divinos, la Tierra entera se convertirá en una zona de desastre. Ap.16:12 El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Éufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente. Ap.16:13 Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; Ap.16:14 pues son espíritus de demonios, que hacen señales, (Leer 2Tes.2:9-10; Apo.13:13-14) y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. ¡Serán reunidos por los espíritus inmundos del propio Satanás, del Anticristo y de su falso profeta! 232


Ap.16:15 He aquí, Yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. Ap.16:16 Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón.

**Ap.9:14-16…diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Éufrates. Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número. Y casi por ultimo. El sexto ángel seca las aguas del gran Rio Éufrates para preparar el camino a los reyes del Oriente, los ejércitos del oriente. El río Éufrates es la frontera oriental de la tierra que Dios dio a Abraham (Génesis 15 v.18). Se trata de unos 1800 kilómetros de largo y tan grande que se forma una barrera natural contra los 233


ejércitos del mundo. La mayoría de las personas no son conscientes del hecho de que sirvió como la frontera oriental del Imperio Romano. En un capítulo anterior vimos que 200 millones de jinetes van a venir del oriente, serán reunidos por el propio Diablo para la gran batalla final que habrá en la tierra, llamada “…la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso” en el versículo 14, y después en el versículo 16 dice que será en «…el lugar que se llama Armagedón» lo que significa literalmente el monte de Meguido. Existe un valle al sur de Haifa, en Israel, llamado el valle de Meguido o el valle de Esdraelón, tiene varios nombres, de Josafat, del río Kishon. Cuando Napoleón lo vio por vez primera, exclamo: «¡Que magnifico y estratégico lugar para una batalla!» ¡Muchos generales han hecho comentarios acerca de este lugar espectacular y bien estratégico, el valle que conduce desde Haifa casi hasta Jerusalén! Seguro que han oído hablar de Armagedón toda su vida, ¿No es así? ¡Y cada nueva guerra mundial, cada gran guerra que ha habido, ha sido llamada de nuevo el Armagedón! ¡Pero esas otras guerras fueron simplemente pequeños anticipos, pequeñas muestras del horror final que habrá en esta gran y última guerra, la peor de todas, en la última era del hombre! Y cuando El los haya congregado en este valle de Meguido alrededor del monte de Meguido, ¡el séptimo ángel derramará su copa en el aire! 234


235


Las ropas de Su Salvación!

Y debemos velar y guardar nuestras ropas; ¿qué ropas son esas? ¿El traje, la chaqueta y la corbata que llevan puestos? ¿Ese encantador vestido que llevan ustedes, señoras? ¡Por supuesto que no! ¡Se refiere a las ropas de justicia! Se refiere al vestido de Salvación, no a la ropa normal y corriente. Dice: «…para que no seáis hallados desnudos» ¡Quiere decir sin Su salvación, sin Sus ropas de justicia, sin estar salvados!

**Isa.61:10…alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas. Ap.16:17 El séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está.

**Ap.11:15…y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de Su Cristo; y Él reinará por los siglos de los siglos. **Ap.21:6 Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, Yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. 236


¡Quiere decir que este es el fin definitivo, la última escena de este horrible drama de todo el daño que el hombre ha podido hacerle a la tierra! ¡Esta es su última escena de terror, esta espeluznante batalla final! ¡Esta vez el hombre se reunirá a las órdenes del mismísimo diablo para tratar de combatir las fuerzas de Dios! ¡Qué necios! ¡Qué ridículos! ¡Qué presunción! ¡Se preguntarán cómo puede ser que el Diablo sea tan estúpido como para pensar que puede guerrear contra Dios! ¡Pues lo intenta, y hasta el mismo fin, seguirá intentando pelearle a Dios! ¡El mismo se ha constituido el rey del mundo, el dios del hombre, y va a tratar entonces de combatir contra las mismas fuerzas del Cielo que van a bajar! (Ver Apo.19:19-20) Ap.16:18 Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra.

**Ap.6:12 Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre. Ap.16:19 Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de Su ira. 237


Ap.16:20 Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados. “La gran ciudad fue dividida en tres partes” Los teólogos están divididos sobre cual es esta "gran ciudad". Algunos dicen que es Jerusalén otros que es Babilonia o Roma. Esa gran ciudad probablemente se refiere a Jerusalén, ya que se contrasta en este verso con “las ciudades de las naciones.” Aunque la misma frase en la Biblia en otras partes se refiere a Babilonia, no es exclusivamente suya. También se utiliza acerca de Jerusalén. Ver Apo.11:8 La división en tres partes sería más natural hablarla de Jerusalén, porque sabemos que el monte de los Olivos se dividirá en dos cuando regrese el Mesías. (Zac.14:34) Después saldrá el Señor y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur. Tal vez esto provoca una división de tres partes dentro de la propia Jerusalén. El versículo 19 no menciona esta ciudad por nombre y tendremos que esperar para saber con certeza hasta que esos acontecimientos comienzan a suceder. 238


¡Un terremoto final va destruir todas esas aglomeraciones de poder infernal llamadas ciudades, esos cánceres horribles de la entidad política del hombre! ¡Esas cloacas de iniquidad de las que el hombre se enorgullece y que llama sus ciudades! ¡Dios las va a derribar todas!

**Isa.30:25 Y sobre todo monte alto, y sobre todo collado elevado, habrá ríos y corrientes de aguas el día de la gran matanza, cuando caerán las torres. **Isa.2:14-19 sobre todos los montes altos, y sobre todos los collados elevados; sobre toda torre alta, y sobre todo muro fuerte; La altivez del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y solo el Señor será exaltado en aquel día. Y quitará totalmente los ídolos. Y se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la tierra, por la presencia temible del Señor, y por el resplandor de su majestad, cuando Él se levante para castigar la tierra. **Eze.38:19-20 Porque he hablado en mi celo, y en el fuego de mi ira: Que en aquel tiempo habrá gran temblor sobre la tierra de Israel; que los peces del mar, 239


las aves del cielo, las bestias del campo…sobre la tierra, y todos los hombres que están sobre la faz de la tierra, temblarán ante mi presencia; y se desmoronarán los montes, y los vallados caerán, y todo muro caerá a tierra. Un gran terremoto final destruirá a «las ciudades de las naciones». Aunque no queda claro si se refiere a todas las ciudades del mundo, se trata de un movimiento telúrico sumamente destructivo. Y Dios lanzara el ardor de Su Ira contra Babilonia; aquí está otra vez hablando de las ciudades, el gran orden mundial, el sistema comercial y monetario global, el sistema bancario con sus ciudades, edificios, todos unidos en adoración a Mamón, en adoración a las riquezas, a las cosas, al materialismo, la mayor religión mundial, de la que son miembros casi todos los hombres, ¡a excepción de los seguidores de Jesucristo! ¡La gran Babilonia! ¡La Gran Confusión! Ap.16:21 Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento (50 kilos); y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande.

**Éxo.9:23 Y Moisés extendió su vara hacia el cielo, y el Señor hizo tronar y granizar, y el fuego se descargó sobre la tierra; y el Señor hizo llover granizo sobre la tierra de Egipto. Y del cielo va a caer un granizo con piedras que pesarán unos 50 kilos, más de un talento, un horrible granizo cayendo del cielo. (¿Cuánto pesa un talento? Era la medida de peso y volumen en tiempos bíblicos y pesaban como 40-50 kilos.) 240


¡Así termina esta horrible Ira de Dios contra el hombre que se derramara al final de la Tribulación, en la última rebelión del hombre en este terrible período de Ira que sigue al período de su gran Tribulación, después que los santos estén con el Señor en el Cielo! No queremos estar aquí en ese entonces, ¿y ustedes? La próxima vez vamos a estudiar el capítulo 17, que es uno de los capítulos más fascinantes e interesantes. Salimos un poco de todo este horror por un rato, y ese próximo capítulo será exactamente como una escena retrospectiva en una película. ¡Se volverá atrás para explicarnos el porqué de todo este horror y el porqué de todos estos juicios terribles contra el reino del Anticristo, Babilonia la Ramera y lo demás! ¡En este siguiente capítulo, nos va explicar quién es ella! Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes. Todos son siempre bienvenidos a escribirme a: gaetan.goye@gmail.com 241


Apocalipsis capítulo 17 Compilación de comentarios proféticos editados por Gaetan

En este capítulo, un ángel llego a Juan "en el Espíritu" donde le muestra una visión en los primeros seis versículos, y luego procede a darle la interpretación, en los versículos 7 al 18. Dado que hay una división natural entre la visión y su interpretación y hay mucho que comprender y absorber, primero vamos a leer todo el capítulo y luego vamos a entrar en más detalles, verso por verso, con comentarios y referencias cruzadas de la Biblia. La visión: Ap.17:1 Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; 242


Ap.17:2 con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación. Ap.17:3 Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos. Ap.17:4 Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; Ap.17:5 y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Ap.17:6 Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro. Interpretación: Ap.17:7 Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos. Ap.17:8 La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será. Ap.17:9 Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, Ap.17:10 y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha 243


venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo. Ap.17:11 La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición. Ap.17:12 Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. Ap.17:13 Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia. Ap.17:14 Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque Él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con Él son llamados y elegidos y fieles. Ap.17:15 Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. Ap.17:16 Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego; Ap.17:17 porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios. Ap.17:18 Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra. 244


Ap.17:1 Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; Son Sus siete ángeles de Ira que aparecieron antes de este pasaje, en los capítulos 15 y 16. Recuerden que el relato del libro de Apocalipsis prosigue paso a paso, cada vez con mayores detalles, pero que también hay constantemente escenas retrospectivas. Aquí en este capítulo se da de nuevo un paso hacia adelante, pero también hay una visión retrospectiva para ayudarnos a entender este nuevo paso. Vuelve a presentarnos ciertos sucesos, pero luego, hacia el final, nos lleva más adelante que ninguno de los capítulos anteriores. El Señor va continuamente hacia atrás y hacia adelante, y cada vez avanza un poco más. Da un paso atrás, dos hacia adelante y otro así atrás. Para estar seguro de que todo quede muy claro y de que entendamos lo que está sucediendo, nos recuerda el conjunto de circunstancias, repite los antecedentes y luego hacia el final nos lleva un poco más adelante. Aquel ángel decía: «Ven acá, y te mostrare la sentencia contra la gran Ramera». Está hablando con Juan: «¡Ven, que te voy a enseñar una cosa!» ¿Y qué es lo principal que le va a enseñar?: “La sentencia contra la gran Ramera.” A continuación, sin embargo, vuelve muy atrás para explicar quiénes son la Ramera y la Bestia y todas las cosas que harán, y en realidad no llega a hablar de la 245


sentencia definitiva contra la gran Ramera hasta en el capítulo 18. Es decir, que el Señor considera que tienen que entender la situación para poder concebir por qué es juzgada con tanta severidad, ¡dado que al final es destruida en una sola hora de un día, consumida por el fuego! No está del todo claro en qué momento ocurrirá, el fin de la Tribulación o durante la Ira. ¿Qué quiere decir "Sobre muchas aguas"? El versículo 15 dice: “Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.” Esta ramera ha estado sentada sobre los pueblos y gobiernos del mundo. Ap.17:2 con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación. Veamos, ¿qué quiere decir «fornicación»? Se aplica a las relaciones sexuales malignas. Es más, normalmente en los diccionarios, según la terminología del mundo, puede significar adulterio. Pero cuando el Señor emplea esta palabra, normalmente la aplica a estar enamorado de otro Dios que no sea Él, la cual es la peor forma de fornicación y de adulterio espiritual. Es estar enamorado del mundo y de lo que hay en él en vez de estar enamorado de Dios. Para Dios eso es la 246


fornicación. (Eze.6:9; Stg.4:4; Sal.106:39; Eze.20:30-32; Jer.3:6-10.) En este caso, la gente, los comerciantes y los gobiernos del mundo han codiciado, deseado y abrazado su materialismo y han caído bajo el hechizo, dejándola moldear, corromper y contaminar sus mentes y almas.   Ap.17:3 Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos. Ap.17:4 Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; Ap.17:5 y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, la madre DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. El gran Imperio babilónico cayó 500 años antes de la época de Juan. De hecho, la gran ciudad de Babilonia había quedado abandonada, en ruinas. La Babilonia que vio Juan no era la capital del Imperio babilónico, sino algo mucho más siniestro y duradero. Su identidad —al menos en tiempos de Juan— era un misterio. ¿Quién es esa gran Ramera? Esta mujer es una personificación de todas las religiones falsas de todas las épocas, incluida la mayor de todas: ¡El materialismo! Ella es el sistema mercantil. ¡El materialismo, el culto a Mamón! Aquí Dios está utilizando un término para este gran sistema comercial rico y materialista del mundo moderno tomándolo de la historia 247


antigua, Babilonia, que en tiempos fue una gran capital del mundo idólatra, impía y rica. ¡Pero acá está hablando de la Babilonia del fin, la última manifestación del dios Mamón, o los bienes, las riquezas, el materialismo que todos los hombres adoran a excepción de los que aman al Señor! La mujer buena del capítulo 12, la Iglesia, simboliza todas las religiones verdaderas, a los cristianos de cualquier confesión, siempre y cuando sean auténticos hijos de Dios, verdaderos cristianos salvos y nacidos de nuevo, la verdadera Iglesia, la mujer buena, la auténtica Esposa de Cristo. La ramera simboliza todo lo que no es la mujer buena, la auténtica Iglesia, todo lo demás que la gente ama y con lo que adultera y fornica. ¿No sabían que es posible adulterar y fornicar con dinero, con templos y con posesiones? ¡Hay hombres que aman más a su auto que a su esposa! ¡Hay mujeres que aman más su casa que a su esposo! ¡Muchas iglesias aman sus templos más que a Dios! Pues para Él todo eso es fornicación espiritual con el enemigo y Él retrata eso con esta sucia Ramera, esta mujer malvada, traída por la Bestia y el Diablo, es antítesis de la Esposa de Cristo. De modo que aquí tenemos dos caracterizaciones contrastantes, y cada una de ellas es, por supuesto, un símbolo. No existen en sentido literal, sino que son imágenes que le presentó Dios a Juan, ilustraciones de la realidad. 248


**Jer.51:7 Copa de oro fue Babilonia en la mano del Señor, que embriagó a toda la tierra; de su vino bebieron los pueblos; se aturdieron, por tanto, las naciones. **Ap.18:3 Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. Ap.17:6 Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro. No quiere decir que la admirara en el sentido en que lo hacemos hoy día, ¡sino que le produjo gran desconcierto, gran inquietud! ¡Y fíjense que estaba embriagada de la sangre de los santos, que había martirizado al pueblo de Jesús! ¡Todas las religiones falsas han martirizado siempre a los seguidores de la Verdadera Religión! **Hch.8:1…En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén; **Ap.2:13 Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes Mi nombre, y no has negado Mi fe, ni aun en los días en que Antipas Mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás. **Ap.6:9 Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. 249


Ap.17:3 Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, tenía siete cabezas y diez cuernos. Ap.17:7 Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos. Aunque los detalles que da este capítulo son fascinantes, muchas cosas pueden parecer complicadas al tratar de descifrar qué representan las cabezas y cuernos de la Bestia. Pero no hay que desanimarse. Lo principal es entender que el Anticristo es la encarnación suprema de la Bestia. No es necesario saber lo todo—y por el momento no estamos en condiciones de hacerlo—; pero sí entendemos una porción importante de lo que representa esta visión, así que procuraremos desentrañar al menos parte del misterio. ¿Han oído hablar antes de esta Bestia? ¿No es exactamente la misma que venía descrita en el capítulo 13? ¡Sin duda alguna! ¡Y la Bestia ha existido desde el albor de los tiempos! Su primera gran cabeza fue Egipto, ¿recuerdan? Igualmente, la Ramera ha estado montada en ella desde el principio; siempre representa la esposa falsa, la mujer mala rival, la antítesis de la buena mujer, que es la Esposa de Cristo y la Iglesia. **Ap.13:1 Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. Y la bestia 250


que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. Apo.12:3. Ap.17:8 La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será. ¿Se fijan? En realidad, sólo los que no estén escritos en el Libro de la Vida del Cordero se asombrarán y maravillarán de la bestia en el sentido de adorarla, caer en sus trampas, recibir su Marca y todo lo demás. **Ap.11:7 Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. Ap.17:9 Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, Se han hecho muchas especulaciones en torno al resto de este pasaje. Algunos han propuesto que los siete montes representan las siete colinas de la antigua Roma, y por ende infieren que esta Babilonia es la Iglesia Católica Romana, cuya sede —el Vaticano— se encuentra en dicha ciudad. Sin embargo, al leer detenidamente el pasaje queda claro que los siete montes son siete reyes, lo que implica siete reinos. Esta Babilonia aparece montada sobre la bestia de siete cabezas, sobre los siete imperios, que como recordarás son Egipto, Asiria, Babilonia, Persia, Grecia, Roma y finalmente el régimen del Anticristo. La Iglesia Católica ni siquiera existía en la época de los cinco primeros imperios, de ahí que no puede ser esta Babilonia.  Tal vez el Vaticano puede haber sido un prototipo de 251


esta ramera durante el período de la Edad Media. Esta Babilonia es un misterio. No es fácil ni sencillo identificar lo que representa. Ap.17:10 y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo. También se representa las siete cabezas como reyes. La palabra que aparece aquí en el original griego es potencias que también significa reinos; no se refiere simplemente a los jefes de esos reinos, sino a los reinos, a las potencias mundiales. Y a continuación describe concretamente las siete grandes potencias: Las siete cabezas son siete montes… y siete reyes.

Anticristo Uno es… Cinco de ellos han caído… 

y el otro aún no ha venido

«Son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido.» ¡Eso sí que deja clarísima la cronología de todo esto! ¡Más concreto, imposible! Dice que cinco han caído. Antes de la época de Juan había habido cinco grandes 252


imperios mundiales. ¿Es eso cierto según la historia? Egipto pasó, Asiria cayó, Babilonia cayó, Medo-Persia cayó y Grecia cayó. Cinco han caído ya, y dice que uno es, que era Roma entonces en la época de Juan. «Y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo.» ¡Claramente es el gobierno del Anticristo! En la época de Juan aún no

había venido. También queda identificado al concretar que durará muy breve tiempo. Esos otros imperios duraron casi todos cientos de años; ¡Roma duró mil! Pero cuando venga el Anticristo, ¡durará sólo siete años! (Dan.9:27) Claro que ha tenido cientos de años para prepararse, tramar, planear y establecer su imperio. Pero no empezará a gobernar el mundo propiamente dicho hasta los últimos siete 253


años. Aunque la Bestia, con sus siete cabezas, representa todos los grandes gobiernos mundiales que han habido, tendrá su manifestación final y suprema en el gobierno del Anticristo, el último del mundo. Esta séptima cabeza del Anticristo se apoya en el mismo cuerpo que todas las demás, tiene la misma naturaleza, y el cuerpo es en cierto sentido el propio Satanás, el Infierno mismo. Cada una de las cabezas no es más que una manifestación diferente de los gobiernos del Diablo, de los diversos sistemas inspirados por Él que ha habido en el mundo. Como el suyo es el culminante, se le llama la Bestia. Este Anticristo por excelencia es la Bestia en toda su plenitud, en su cumplimiento final. Él es la culminación de todos los falsos gobiernos. Hasta tiene diversas características de los otros gobiernos: es en parte un leopardo, un león y demás y tiene un poquito de todos ellos. (Dan.7:3-7; Apo.13:2) Ap.17:11 La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición. **Apo.13:3-4 Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: «¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?» “Es también el octavo” Es una afirmación muy extraña, porque han de notar que es solamente una bestia, pero esa Bestia tiene siete cabezas. Así que, esas siete potencias, gobiernos o imperios mundiales no son simplemente más que siete manifestaciones de la misma Bestia, de la cual brotan dichas cabezas. Pues sí, aquí tenemos un enigma bastante desconcertante, como una adivinanza. Una vez más 254


no tenemos que entender todos los detalles de inmediato, tendremos que esperar y ver. Estamos ofreciendo dos interpretaciones posibles: (1)Se nos confirma que la cabeza que recibió la herida mortal es la séptima cabeza, el Anticristo, porque en el capítulo 13 de Apocalipsis dice que el Anticristo tiene un falso profeta que «hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la bestia [el Anticristo], cuya herida mortal fue sanada, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió». (Apo.13:12-14) El atentado contra el Anticristo será un momento crucial en su carrera satánica. Una herida es mortal si le produce a uno la muerte. Si uno no muere a consecuencia de ella, no se puede afirmar que fue mortalmente herido. Dicho de otro modo, esa cabeza morirá. El Anticristo será asesinado. ¿Y ahí se acabará todo? No, porque resucitará. Su curación será tan milagrosa que se maravillará toda la tierra. El versículo 8 vuelve a afirmar que «los moradores de la tierra se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será». Ahora el asunto se torna aún más enigmático, porque se nos presenta el acertijo: 255


«La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición». Esta bestia del Apocalipsis solo cuenta con siete cabezas. ¿De dónde sale, entonces, la octava? De algún modo entra en juego una octava persona. Inicialmente, al llegar al poder y confirmar el pacto de siete años (Dan.9:27), el Anticristo será la cabeza de ese séptimo gran imperio, solo que aún no será realmente anticristo en toda su dimensión; todavía no habrá sido plenamente poseído por el diablo. Sin embargo, «a la mitad de la semana», tres años y medio después de la confirmación del pacto, lo matan y resucita. Esa resurrección le otorgará credibilidad para ser divino. Da la impresión de que será en ese momento cuando el diablo lo poseerá completamente. Parecerá el mismo hombre, la séptima cabeza, solo que se habrá convertido en la octava. La Biblia registra que en este punto se produce un cambio notable en su conducta. Aunque no cabe duda de que será perverso de corazón desde el principio, ya no se andará con disimulos. No será el mismo hombre que forjó la paz mundial, resolvió el espinoso conflicto de Jerusalén y gestionó el pacto. En ese momento se manifiesta «el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios». (2 Tes.2:3-4) 256


(2) Algunos académicos sugieren que será el Imperio Romano que estaba muerto, pero se reavivara en el reino del Anticristo, quien reinará, convirtiéndose por tanto él mismo en el octavo. Una característica de esta "bestia" es que "era y no es" En otras palabras, muchos de los que están vivos entonces comprenderán que el imperio al cual se hace referencia en estos versículos como la "bestia" se ha visto en la tierra antes. Una de los principales candidatos para ese "honor" es Roma, un imperio que en realidad nunca terminó, pero sólo se vino abajo en los países europeos y aquellos alrededor del mar Mediterráneo. Carlomagno intentó resucitar a Roma, al igual que los líderes del "Sacro Imperio Romano Católico" en Europa. Napoleón intentó y lo mismo hizo Hitler. La palabra alemana "Káiser" y la palabra rusa "Zar" son en realidad la corrupción de la palabra latina "César" del emperador romano. El mundo quiere que vuelve el Imperio Romano. «Y es de entre los siete.» La octava cabeza, como la llama, es de entre los siete, es una de las siete cabezas, que fue herida de muerte y revivió, sigue siendo la séptima. Es de entre las siete. Y lo más asombroso de todo es que podría también formar parte de la sexta. Estas dos últimas cabezas en realidad son una misma cabeza, aunque algunos lo llamen la octava, como dice aquí, porque será muy parecido a Roma, como un resurgimiento de Roma; de todas formas será diferente, y peor, tanto que es posible que algunos lo llamen el octavo. 257


Dice categóricamente que el octavo es de entre los 7, uno de los 7. Y nosotros ya sabemos que el último reino, el del Anticristo, por mucho que aquí llegue al extremo de llamarlo el octavo, en realidad es el séptimo. Y sabemos que el séptimo es un resurgimiento del sexto. De modo que en cierto sentido, estos tres últimos, el sexto, el séptimo y el octavo, que es medio fantasmal, son exactamente lo mismo: el imperio del Diablo en persona, los reinos del mismísimo Diablo, ¡y más satánicos que ninguno de los otros reinos o imperios que los precedieron! Roma fue el peor de todos, y el Anticristo será un resurgimiento de Roma, ¡Solo que peor! Tanto que hasta dice que es el octavo. Aunque en realidad los últimos tres, el 6º, el 7º y el 8º, son el mismo, sólo que manifestados de diversas maneras, en diferentes potencias; cada vez su maldad queda elevada a una potencia superior. Ap.17:12 Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. Ap.17:13 Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia. Dado que Juan dice que esos diez reyes, reinos o potencias aún «no han recibido reino» —es decir, no lo habían recibido en tiempos del Imperio romano o de Juan —, cabe inferir que los «diez cuernos» se encuentran todos en la séptima cabeza, el imperio del Anticristo. «Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia». En el Libro de Daniel, vienen descritas con mayor detalle estas mismas 10 potencias mundiales que cooperan con el Anticristo y lo ayudan a hacerse con el poder, en Daniel 2:34, 41-43 y Daniel 7:7, 8, 20-24. 258


Ap.17:14 Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque Él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con Él son llamados y elegidos y fieles. Los diez cuernos serán diez líderes 10 DEDOS y naciones que se aliarán con el Anticristo y conformarán el núcleo de 10 CUERNOS su imperio. Hasta se aventurarán a combatir a Jesucristo, el Rey de reyes, inicialmente persiguiendo a quienes creen en Él, y al final enfrentándose al propio Señor en la batalla de Armagedón. ¡La buena noticia y final feliz es que el "Cordero", Jesús, ganará y los vencerá! (Apo.12: 11; Apo.19:19-21) Como ya lo hemos visto antes, muchos maestros y teólogos de la Biblia han dicho que el reino del Anticristo del fin será literalmente un resurgimiento del Imperio Romano en los últimos días con diez naciones poderosas. Será una especie de continuación de Roma, del mismo modo que el hierro de las piernas de la imagen de Daniel 2 continua en los pies y llega hasta los dedos.

10 REINOS

259


“Sus piernas de hierro; sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido. Y el cuarto reino (ROMA) será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo. Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; más habrá en él algo de la fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido. Y en los días de estos reyes (diez dedos) el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará…a todos estos reinos, ¡pero él permanecerá para siempre!” (Dan.2:33, 40, 41, 44) En el capítulo 7 del libro que lleva su nombre, Daniel también tuvo una visión sobre varias bestias. Describe cuatro que —en forma similar a la Bestia del Apocalipsis— representan imperios que subyugaron a los judíos. En ese capítulo, las primeras tres bestias representan a Babilonia, Persia y el Imperio de Alejandro Magno. El cuarto reino, una bestia monstruosa descrita en el pasaje que reproducimos a continuación, representa seguramente el Imperio romano: “Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos. Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño salía entre ellos, y delante de 260


él fueron arrancados tres cuernos de los primeros; y he aquí que este cuerno tenía ojos como de hombre, y una boca que hablaba grandes cosas. Y veía yo que este cuerno hacía guerra contra los santos, y los vencía, hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el Reino.” (Dan.7:7, 8, 21,22) ¿Cuántos cuernos tenía la Bestia, esta de Daniel 7? ¡Diez! ¿Qué me dicen de la séptima cabeza, la última, de la Bestia de este capítulo 17? ¿Cuántos cuernos tenía? ¡Diez! Al final, todas tienen diez. Los diez dedos de los pies de Daniel 2 simbolizan lo mismo que los diez cuernos de Daniel 7 y Apocalipsis 17. Diez reyes finales, o reinos o potencias mundiales del imperio del Anticristo que regirá el mundo en el Tiempo del Fin podrían provenir de los vestigios del antiguo Imperio romano. Muchas naciones europeas de ahora formaron parte del Imperio romano. Hoy en día Europa se está convirtiendo cada vez más en una entidad unificada. ¿Pudiera ser que la Unión Europea dé origen al núcleo del futuro imperio del Anticristo y como dice el Señor en este capítulo, “entregarán su poder a la Bestia”? “…son llamados y elegidos y fieles” ¿Han sido llamados? ¿Por qué fueron elegidos? ¡Porque Él sabía que lo elegiríamos a Él! Desde antes de la fundación del mundo, sabía quién iba a elegirlo y quién no. ¡Por eso fueron elegidos! 261


Ap.17:15 Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. Ap.17:16 Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego; Ap.17:17 porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios. Dios es quien ha puesto en los corazones de dichos reyes que sirvan a la Bestia, al Anticristo, y que cooperen con él y destruyan a la Ramera. ¡Es parte de los juicios de Dios! De modo que al final, el gobierno Anticristo se vuelve contra ella y sus diez reyes la devoran; ¡arremeten contra ella, la queman con fuego y la destruyen! Esa gran ramera se sienta sobre todos los pueblos de la Tierra y se monta sobre esos imperios como si fueran de su propiedad. Y en verdad lo son. ¿Qué o quién ha movido los hilos y dominado todos los imperios? Quienes han controlado los intereses financieros y comerciales. Podría sintetizarse como el materialismo, 262


definido en este caso como la devoción a las riquezas y bienes materiales a expensas de los valores espirituales o intelectuales. No es aventurado afirmar que la figura de una gran ramera, funambulesca y decadente, que a lo largo de la Historia ha oprimido a todos con sus extravagancias y abominaciones, es un simbolismo más que elocuente del poder del materialismo. Sin embargo, al final la Bestia misma se hartará de esa ramera que ha sido llevada a cuestas durante siglos, y los diez cuernos de la última cabeza, el régimen del Anticristo, se volverán contra ella con saña vengativa, la dejarán desolada y desnuda y la quemarán con fuego. Primero, durante la primera mitad del reinado y mandato del Anticristo, los primeros 3-1/2 años de su reinado de siete, el coopera con Babilonia, la religión falsa del mundo. ¡Pero luego se vuelve y la destruye, porque era el único rival que le quedaba! ¡El Anticristo destruirá el sistema capitalista mundial y demandará que le adoren a él como si fuera Dios! ¡Será el Diablo en la carne, el Diablo encarnado! Dirá: «¡Dios soy yo! ¡Dejen de adorar todo eso! ¡Dejen de adorar las riquezas y el capitalismo, el comunismo o lo que sea, que Dios soy yo! ¡Dejen de adorar a esa ramera del materialismo que siempre han adorado! ¡De ahora en adelante, yo soy Dios!» ¡Así que la destruye para que lo adoren solamente a él! Pero ¿cómo harán eso? ¿Cómo se ataca a una entidad espiritual? Resulta que en realidad no se trata solamente de una entidad espiritual. El versículo siguiente explica: Ap.17:18 Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra. **Sof.3:1, 2 ¡Ay de la ciudad rebelde y contaminada y opresora! No escuchó la voz, ni recibió la corrección; no confió en el Señor, no se acercó a su Dios. 263


**Nah.3:1, 4-6 ¡Ay de ti, ciudad sanguinaria, toda llena de mentira y de rapiña, sin apartarte del pillaje! …a causa de la multitud de las fornicaciones de la ramera de hermosa gracia, maestra en hechizos, que seduce a las naciones con sus fornicaciones, y a los pueblos con sus hechizos. Heme aquí contra ti, dice el Señor de los ejércitos, y descubriré tus faldas en tu rostro, y mostraré a las naciones tu desnudez, y a los reinos tu vergüenza. Y echaré sobre ti inmundicias, y te afrentaré, y te pondré como estiércol. El materialismo es el componente esencial de los sistemas impulsados por el afán de lucro que dominan las economías y naciones de hoy en día. Si miramos a nuestro alrededor, no hay hoy en día ningún lugar que tipifique la devoción a las riquezas y bienes materiales mejor que Estados Unidos. Y dentro de Estados Unidos, si hay una gran ciudad que presida sobre los reyes de la tierra, esa es Nueva York. 264


Desde la implementación del sistema monetario Brentton Woods, en la clausura de la segunda guerra mundial, los EE.UU. reforzaron, sobre las naciones, su control económico basado en el dólar, a través del FMI y el Banco Mundial. La mayoría de las monedas han dejado de estar vinculado a los metales preciosos durante el siglo 20 cuando los países abandonaron el patrón oro. A raíz de la ¡Auxilio! segunda guerra mundial, con gran parte de Europa y Asia en quiebra, el dólar de EE.UU. se convirtió en un medio universal de cambio y con un acuerdo de que todo petróleo se debe comprar en dólares, aseguró su lugar como la moneda principal con la cual los países tienen sus reservas. Norte América dijo que el mundo debía considerar su dólar "tan bueno como el oro." http://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_monetario_internacional  Con el colapso de la Unión Soviética en 1991, los EE.UU. continuó sin restricciones aumentando tanto su control económico y dominio militar en su impulso hacia la hegemonía global. Si Estados Unidos sufriera un ataque nuclear, y sobre todo si sus centros financieros quedaran inoperativos, el sistema capitalista y materialista colapsaría. Aunque Estados Unidos y Nueva York son tal vez apenas las manifestaciones más claras de la ramera materialista que controla los imperios humanos de hoy, su debacle podría significar el cumplimiento de esta visión de la destrucción de Babilonia en una sola hora. (Apocalipsis 18) 265


En conclusión: Vivimos tiempos de grandes cambios, y se avanza hacia los sucesos que predice la Biblia. La rapidez con que se llegue dependerá de las decisiones que se tomen, de las decisiones de la gente, de las decisiones que tomen los que lideran los países del mundo en la actualidad, de las decisiones de quienes manejan las cosas a fin de preparar la venida del Anticristo, y muchos factores más. En todo caso, el mundo avanza hacia el Fin. La economía mundial es uno de los terrenos en que más movidas se están haciendo las cosas con vistas a preparar al mundo para el ascenso al poder del Anticristo y otros sucesos del Fin. Por eso, nos resultará muy ventajoso entender claramente lo que está pasando. Se acerca el momento en que azotará !TE al mundo una depresión aún mayor, TENGO! un colapso aún mayor de la actividad económica, porque el Anticristo se propone hacerse con el máximo de poder. Y uno de los pasos que dará hacia esa meta será una reforma total del sistema económico. Muchos se han burlado de la idea de que el mundo pueda llegar a cambiar de un momento para otro, de que un solo hombre pueda 266


hacerse de pronto con el poder o que el Fin pueda llegar de la noche a la mañana. Pues ya ven, el mundo se ha transformado radicalmente en cuestión de meses en la historia reciente: por ejemplo, la caída del muro de Berlín y el colapso súbito de la Unión Soviética fue un cambio internacional drástico, o cuando nos despertamos una mañana con la tragedia del 9/11, y en poco tiempo, con la rápida pérdida de la libertad individual y de la privacidad, así mismo cuando se produjo el colapso económico del 2008 cuando esta crisis económica se extendió por toda la estructura bancaria del Occidente y afecto a casi todos en el planeta, y podría cambiar mucho más en otros tantos. El Anticristo podría hacerse con el poder muy rápidamente en cuanto se den las condiciones, y entonces empezará la cuenta regresiva. De modo que los acontecimientos de los últimos siete años podrían desencadenarse muy rápido, apenas llegue el momento indicado. Dios Siempre ha cuidado a Sus hijos, y seguirá haciéndolo en tanto que no nos alejemos de Él. Él Puede cuidarnos en cualquier situación. Aunque el mundo se sumiera en el caos, nosotros podemos morar al abrigo del Altísimo (Salmo 91).  De lo que no cabe duda es de que vivimos en tiempos emocionantes y contamos con la mejor de las garantías: la promesa de nuestro Señor de que Él nos guardará y guiará, así como información y revelaciones de lo que sucede conforme las necesitemos. También debería animarnos ver que el mundo va de mal en peor porque eso significa que nos acercamos a los acontecimientos del Fin que tienen que darse justo antes de que regrese Jesús y lo arregle todo. **Luc.21:28, 31 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca. Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el Reino de Dios. Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes.

Todos son siempre bienvenidos a escribirme a:

267

gaetan.goye@gmail.com


Apocalipsis Capítulo 18 Compilación de comentarios proféticos editados por Gaetan

Para los que aún no entienden a qué se refiere el Señor con el termino Babilonia, en el Apocalipsis esta Babilonia no es la antigua ciudad histórica de Babilonia, ¡la cual fue el prototipo de la Babilonia de todas las edades y de la Babilonia de hoy en día, el gran sistema mundano comercial de las ciudades que valora la abundancia, el dinero, las riquezas y el materialismo! ¡La religión de este mundo consiste en adorar las cosas materiales en vez de a Dios! Esa es la Babilonia de la que Él habla, que es utilizada como símbolo de todas las otras babilonias y sistemas del mundo desde el principio hasta el Fin. Al llegar al poder, el Anticristo, Satanás encarnado, el hombre-diablo decide que ya no necesita a Babilonia, la gran ciudad del sistema comercial y capitalista del tiempo del fin y la destruye. ¡Parece indicar que ocurre con una guerra atómica! Recuerden que esta es una escena retrospectiva, ¡estamos viendo otra vez la época de la Gran Tribulación y el gobierno del Anticristo, antes de la venida de Cristo! Ap.18:1 Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. 268


Ap.18:2 Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. **Isa.21:9…y he aquí vienen hombres montados, jinetes de dos en dos. Después habló y dijo: Cayó, cayó Babilonia; y todos los ídolos de sus dioses quebrantó en tierra. ¡Vamos a ver lo que el Anticristo hace con la gran ramera, él y sus 10 reyes, (Apo.17:16-17) que se vuelven contra ella devorándola con fuego! Ella, la que los hizo ricos y poderosos, que había montado sobre sus espaldas como reina diciendo: “¡Ya no veré llanto!" ¡Y aquí vemos que al final es destruida por sus propios reyes! Ella, la que hacia reyes, reina de imperios, la emperatriz del Anticristo, de todas las religiones y cultos falsos incluido el materialismo, será finalmente destruida por el mismo gobierno del Anticristo, cuando él exija que a partir de entonces todos los hombres del mundo entero le adoren únicamente a él, ¡el dios del mundo! ¡No querrá que nadie tenga ninguna otra religión ni adore a nadie más sino a Satanás, el hombre-diablo! ¡Por eso la destruye! **Dan.11:36 Y el rey hará su voluntad, y se “!No más religión… ensoberbecerá, y se engrandecerá sobre todo dios; y Adórenme!” contra el Dios de los dioses hablará maravillas, y prosperará, hasta que sea consumada la ira; porque lo determinado se cumplirá. Dios considera que es un evento de tal importancia que le dedica un capítulo entero, un capítulo que nos dice finalmente como es destruida, cómo son 269


destruidas al final las ciudades del mundo, arrasadas, con sus bancos y edificios de oficinas y sus templos de adoración, ¡así como una gran parte del mundo! Será de repente y muy rápidamente. Él dice: ¡En un día, en una hora! ¡Todas estas grandes riquezas son destruidas! ¡Babilonia fue totalmente destruida y no por Dios! Fue ordenado por Dios, pero fue destruida por su último gran amante, el Anticristo, el hombre-diablo, ¡Satanás encarnado! Que simplemente la utilizó para ganar poder y convertirse en el dictador del mundo, con un único gobierno mundial al unir a todas las religiones del mundo en pos de él para promocionarlo. Luego habiendo obtenido ese poder y logrado esa posición en el pináculo y en la cima del poder mundial, como el máximo dictador que el mundo haya conocido; para gobernar el mundo entero en un solo gobierno, finalmente el Anticristo ha conseguido lo que quería. El Diablo ha logrado su propósito. Ya no necesita más de la ramera, el sistema monetario mundial y su adoración materialista. Ahora va a demandar no sólo la adoración de las cosas, lo que él ha estado persuadiendo al hombre que adore por eras, por miles de años, sino que a partir de allí, se exige la adoración de sí mismo. 270


Algo que él siempre quiso ser: ¡Dios mismo! ¡Trató de robarle a Dios su posición en el cielo! Pero, por supuesto, él no era nada comparado con Dios. Y Dios lo despojó totalmente de su poder. Y es arrojado a la tierra durante la gran tribulación que ya viene para atribular y afligir al mundo por sus pecados. (Isa.14:12-16; Apo.12:9; Eze.28:13-19) Mas ahora, el mismo Satanás, declara que la adoración al Diablo es el único sistema legal, y al haber insistido en que todos adorasen su imagen, bajo pena de muerte, y al hacer que la gente lleve su nombre, su número, o su marca en sus respectivas frentes o manos, con la consigna de dejarles morir de hambre si no lo hacen ya que no podrán comprar Finanzas ni vender, logra ahora el mando mundiales supremo como el dios de este mundo, ¡y exige adoración! (Apo.13:14-18) Las Naciones” Ap.18:3 Porque todas las naciones han del Mundo bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. Observa que “todas las naciones” en el mundo, a lo largo de la historia y en la actualidad, han bebido de esta "fornicación". Los "reyes" y sus naciones y los "mercaderes" que se encuentran en ellos, adquieren gran riqueza a través de la "ramera". Aquellos que ponen en primer lugar las cosas materiales adquieren 271


mucho, pero las mercancías y el dinero obtenido se van a perder, pues el poder detrás de los sistemas de este mundo será destruido, “porque el Señor Dios que la juzga es poderoso" (versículo 8). Pon Tu confianza en el Señor ahora, o de lo contrario, perderás – todo. Ap.18:4 Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; **2Cor.6:17 Por lo cual, salid de “…salid de este lugar… para que no perezcas en medio de ellos, y apartaos, en el castigo de la ciudad.” (Génesis 19:14, 15) dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y Yo os recibiré. **Jer.51:6 Huid de en medio de Babilonia, y librad cada uno su vida, para que no perezcáis a causa de su maldad; porque el tiempo es de venganza del Señor; le dará su pago. Is.52:11, Is.48:20 y Gen.19:12-13 dicen algo muy parecido. El Señor advierte a Sus hijos que no se enreden con Babilonia, esa gran ramera del culto a Mamón y el materialismo, y les llama diciendo: «¡Salid de ella, pueblo Mío, para que no seáis partícipes de sus pecados ni recibáis parte de sus plagas!» ¡Pues ejerce un dominio muy férreo sobre las almas de los hombres, con «el engaño de las riquezas", como lo llamó Jesús, es un engaño tan poderoso y crea tanta adicción que aún muchos cristianos de hoy en día son tentados y algunos caen ante el gran dios Mamón! 272


**Mat.13:22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa. El mismo Jesucristo dijo: «Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. ¡No podéis servir a Dios y a las riquezas!» (Mt.6:24) En griego Mamón significa «riquezas materiales", el dinero, cosas materiales. ¡Así pues, Jesús dijo que no se puede servir a Dios y a las cosas materiales a la vez, que no se puede hacer ambas cosas al mismo tiempo! ¡Siempre se termina trabajando para el Uno o para las otras! El dinero, las riquezas no tienen en si nada malo; no es nada malo tener dinero, riquezas o tesoros. ¡Todo depende de si tú tienes dinero o si el dinero te tiene a ti! Lo importante es la actitud que uno adopte. Todo depende de cómo empleas el dinero: ¡de si el dinero o las riquezas te utilizan o si tú las utilizas! «Por sus hechicerías fueron engañadas todas las naciones.» (Versículo 23) ¿Has “salido tú de ella”? ¿O eres esclavo de los dioses falsos de este mundo? «¡Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón!» dijo Jesús en Mateo 6:21. ¿Dónde está tu tesoro? ¿Amas a este mundo y las cosas de este mundo? ¡Si es así, el Amor de Dios no está en ti! (1 Juan 2:15-16) ¡Pero si no amas a este mundo y estás harto de su materialismo vacío, su 273


adoración monótona a Mamón y su esclavitud egoísta de las almas, y buscas valores eternos mejores, más duraderos, y que tengan más sentido para tu vida, entonces vas encontrar la verdadera satisfacción en Jesús! **Heb.11:24-26 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón. Ap.18:5 porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. Ap.18:6 Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble. **Jer.50:29…pagadle según su obra; conforme a todo lo que ella hizo, haced con ella; porque contra el Señor se ensoberbeció, contra el Santo de Israel. Ap.18:7 Cuanto ella se ha glorificado y ha vivido en deleites, tanto dadle de tormento y llanto; porque dice en su corazón: Yo estoy sentada como reina, y no soy viuda, y no veré llanto; Ap.18:8 por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga. ¿Podría Norte América ser la manifestación final de la Babilonia comercial? Dios llama a Su pueblo a que salga de en medio de ella, lo que implica que habrá por lo menos algunos de los Suyos —probablemente muchos— allí. Aunque en ese país hay millones de cristianos y muchas otras personas que aman a Dios, razón tenían Billy Graham y otros cuando afirmaron que si Dios no castigaba a Estados 274


Unidos por sus pecados, tendría que disculparse con Sodoma y Gomorra. ¿Qué nación es el mercado preferido de todo el mundo, el lugar donde las demás naciones anhelan colocar sus productos, que tiene un déficit comercial de miles de millones de dólares con ellas? Son miles de millones de dólares que se transfieren a esos países, en particular a los comerciantes. Hay un país que destaca claramente sobre los demás en ese sentido: los Estados Unidos de América, un gran país que una vez fue justo, pero que ahora es un país donde se venera la violencia, las cosas materiales, el dinero, la guerra y casi todo lo que sea maligno! ¡Son los creadores y exportadores de la maldad! Es difícil darse cuenta de cuanta influencia malvada tiene Estados Unidos sobre el mundo entero hasta que uno vive en el extranjero. Donde quiera que vayas, se desea y se importa la cultura Norte americana. Los temas violentos, carnales e inmorales de la televisión estadounidense, el cine, la música y la pornografía llega a casi todas partes, aun antes de la invención de Internet, que ahora sólo lo hizo peor. Norte América es imitada como ninguna otra nación y esto le va traer juicio. Ya sea que los Estados Unidos sea la Babilonia literal del tiempo del fin o no, ella es hoy un ejemplo impresionante y se parece notablemente a esta ramera. 275


Lamentablemente, los Estados Unidos podrían ser los herederos finales de todo lo que ha hecho Babilonia, ¿su máximo complemento final? el impío sistema materialista que le rinde culto a las riquezas y que Dios representa como una ramera decadente y vanidosa, que ha estado a lomos de los diversos imperios mundiales. Siempre ha existido, no prospera únicamente en Estados Unidos, se trata de una entidad mundial. La "ramera" que hemos estado viendo en estos versículos, es una entidad colectiva, una "persona" que se compone de muchas personas, y también representa al sistema demoníaco que está detrás de gran parte de los problemas de esta tierra. "Ella" se refiere a sí misma como una "reina" obsesionada con ella misma. Fíjate en su declaración: "Yo no soy viuda," que indica su negación de que el dolor va a llegar a ella y dice que "no veré llanto" **Sof.2:15 Esta es la ciudad alegre que estaba confiada, la que decía en su corazón: Yo, y no más. ¡Cómo fue asolada, hecha guarida de fieras! Cualquiera que pasare junto a ella, se burlará y sacudirá su mano. **Isa.47:7-9 Dijiste: Para siempre seré señora...Oye, pues, ahora esto, mujer voluptuosa, tú que estás sentada confiadamente, tú que dices en tu corazón: Yo soy, y fuera de mí no hay más; no quedaré viuda, ni conoceré orfandad. Estas dos cosas te vendrán de repente en un 276


mismo día, orfandad y viudez; en toda su fuerza vendrán sobre ti, a pesar de la multitud de tus hechizos y de tus muchos encantamientos. Ap.18:9 Y los reyes de la tierra que han fornicado con ella, y con ella han vivido en deleites, llorarán y harán lamentación sobre ella, cuando vean el humo de su incendio, El final de nuestro sistema mundano se ve desde una perspectiva diferente en los versículos 9 al 19 - Este segmento echa un vistazo al dolor de los que se perderán ese sistema y que anhelan a los lujos esta ramera comparte con aquellos que la abrazan. Estos versículos hablan de un colapso económico. Ap.18:10 parándose lejos por el temor de su tormento, diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio! Ap.18:11 Y los mercaderes de la tierra lloran y hacen lamentación sobre ella, porque ninguno compra más sus mercaderías; Ap.18:12 mercadería de oro, de plata, de piedras preciosas, de perlas, de lino fino, de púrpura, de seda, de escarlata, de toda madera olorosa, de todo objeto de marfil, de todo objeto de madera preciosa, de cobre, de hierro y de mármol; Ap.18:13 y canela, especias aromáticas, incienso, mirra, olíbano, vino, aceite, flor de harina, trigo, bestias, ovejas, caballos y carros, y esclavos, almas de hombres. 277


**Eze.26:16…se sentarán sobre la tierra, y temblarán a cada momento, y estarán atónitos sobre ti. Y levantarán sobre ti endechas, y te dirán: ¿Cómo pereciste tú, poblada por gente de mar, ciudad que era alabada, que era fuerte en el mar, ella y sus habitantes, que infundían terror a todos los que la rodeaban? Ap.18:14 Los frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, y todas las cosas exquisitas y espléndidas te han faltado, y nunca más las hallarás. Ap.18:15 Los mercaderes de estas cosas, que se han enriquecido a costa de ella, se pararán lejos por el temor de su tormento, llorando y lamentando, En este versículo, por supuesto, son los comerciantes, los compradores y vendedores de materias primas y finalizadas que van a perder su negocio por el cataclismo económico que está por venir. Los transportadores de estos productos también serán afectados, como veremos en el versículo 17. Ap.18:16 y diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, de púrpura y de escarlata, y estaba adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas! Ap.18:17 Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas. Y todo piloto, y todos los que viajan en naves, y marineros, y todos los que trabajan en el mar, se pararon lejos; 278


De modo que cuando llegue el momento ocurrirá muy rápidamente. Eso es algo bueno de esta guerra: ¡que cuando por fin llegue a su punto máximo acabará muy pronto! ¡Sólo durará un día, y lo peor acabará en una sola hora! ¡Así lo dice la palabra de Dios! ¡En un solo día le sobrevendrán todas estas catástrofes y los mercaderes del mundo lamentarán que se hayan destruido tales riquezas! ¡Y desde lejos verán elevarse el humo de su quemazón! ¡Dios la hará trizas con un golpe mortal repentino que la destruirá casi por completo con fuego! ¡Definitivamente suena como un ataque atómico por sorpresa! Lo que podría explicar el por qué "se pararon lejos" Podría ser así. Desafortunadamente, tendríamos que estar allí, con el fin de saber con certeza. **Isa.29:4-5 Entonces serás humillada, hablarás desde la tierra, y tu habla saldrá del polvo; y será tu voz de la tierra como la de un fantasma, y tu habla susurrará desde el polvo. Y la muchedumbre de tus enemigos será como polvo menudo, y la multitud de los fuertes como tamo que pasa; y será repentinamente, en un momento. 279


Esta destrucción repentina del sistema capitalista por fuego a manos del Anticristo parece concordar con los versículos de Daniel 11 que hablan del «Dios de las fortalezas»: **Dan.11:38 Más (el Anticristo) honrará en su lugar al dios de las fortalezas, dios que sus padres no conocieron… ¡«El dios de las fortalezas»! Durante mucho tiempo, esta expresión ha desconcertado a los estudiosos de la Biblia y a los teólogos, que se preguntan quién será ese «dios de las fortalezas”. ¿En qué gastan hoy en día más dinero las superpotencias que en ninguna otra cosa? ¡En fuerzas, poderío militar, defensa, bombas atómicas, misiles, etc.! ¡Y cuando se gasta casi todo el dinero en una cosa, eso se convierte en el dios de uno! Entonces, ¿Qué fuerzas no conocieron sus padres? Si sólo hay que retroceder una generación, y si él va a estar en existencia en nuestros días, a punto de ser revelado, entonces sus padres ya conocían los cañones, los aviones, los tanques y cosas así. ¡Por eso es muy posible que esto se refiera a la energía atómica que sus padres desconocían! El único nuevo tipo de fuerza que existe hoy en día en el mundo y que se desconocía hace una generación es la fuerza atómica, la energía atómica. Ap.18:18 y viendo el humo de su incendio, dieron voces, diciendo: ¿Qué ciudad era semejante a esta gran ciudad? 280


¡Es tan difícil perder - todo! Y, sin embargo, esta "ciudad", una representación de todo lo que buscamos en las cosas físicas, se va a acabar. La economía de este mundo se derrumbará. Para siempre. Todos los sistemas políticos, todas las formas de gobierno ya no van existir más dice Daniel 2:44. Las diversas religiones que buscamos in busca de consuelo se habrán ido, pero para nosotros los que amamos al Señor, se reemplazaran por algo y por Alguien infinitamente mejores! "¿Qué ciudad es semejante a esta gran ciudad?" Si hay otra "ciudad" llamada la "Ciudad Santa", la "Nueva Jerusalén", que vamos a vislumbrar en los capítulos 21 y 22 del Apocalipsis. Esa "ciudad" es más que un lugar, también es una parábola del pueblo de Dios, y se le llama "la novia, o esposa del Cordero." Para llegar a ser parte de esta mejor ciudad, deja de confiar en este mundo y pon tu fe en el Cordero, el Hijo de Dios, Jesucristo. **Heb.11:8, 10 Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba… porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios. **Ap.21:9-10 Vino entonces a mí uno de los siete ángeles…y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. Y me llevó en el 281


Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, Ap.18:19 Y echaron polvo sobre sus cabezas, y dieron voces, llorando y lamentando, diciendo: ¡Ay, ay de la gran ciudad, en la cual todos los que tenían naves en el mar se habían enriquecido de sus riquezas; pues en una hora ha sido desolada! Ap.18:20 Alégrate sobre ella, cielo, y vosotros, santos, apóstoles y profetas; porque Dios os ha hecho justicia en ella. Así pues, mientras los comerciantes y empresarios de otros países lamentan sus mercados perdidos y por ende sus riquezas perdidas, el ángel le dice al Cielo entero —incluidos los apóstoles y profetas— que se regocijen, pues han sido vengados. No es que Estados Unidos los haya perseguido a todos. Es más, en muchos casos ha defendido la libertad de culto y la tolerancia religiosa. El castigo del que se habla aquí no sería para todos los estadounidenses ni únicamente para ese país. La destrucción que ocurrirá significará la abolición total y permanente del sistema materialista y anti dios que ha esclavizado las almas humanas a lo largo de la Historia. 282


Ap.18:21 Y un ángel poderoso tomó una piedra, como una gran piedra de molino, y la arrojó en el mar, diciendo: Con el mismo ímpetu (violencia) será derribada Babilonia, la gran ciudad, y nunca más será hallada. ¡Será tratada como merece serlo, así como trató a los demás! ¡Con violencia destruyó a muchos, naciones enteras, imperios, países enteros, pueblos completos, con sus horribles guerras infernales y sus bombas! Ap.18:22 Y voz de arpistas, de músicos, de flautistas y de trompeteros no se oirán más en ti; y ningún artífice de oficio alguno se hallará más en ti, ni ruido de molino se oirá más en ti. Ap.18:23 Luz de lámpara no alumbrará más en ti, ni voz de esposo y de esposa se oirá más en ti; porque tus mercaderes eran los grandes de la tierra; pues por tus hechicerías fueron engañadas todas las naciones. **Ap.12:9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. **Nah.3:4 a causa de la multitud de las fornicaciones de la ramera de hermosa gracia, maestra en hechizos, que seduce a las naciones con sus fornicaciones, y a los pueblos con sus hechizos. Ap.18:24 Y en ella se halló la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra. 283


¡Así termina la falsa novia, la falsa esposa, la novia de imitación que no es más que una ramera de los reyes de la tierra, que vivieron en deleites con ella, con lujo y riquezas y la promocionaron y la llevaron sobre sus espaldas y sobre sus pescuezos para alcanzar gran poder y gran gloria! ¡Esta bruja que practicaba su brujería y sus hechicerías para engañar a los hombres, y al mundo entero a que siguiera a la bestia y a su Anticristo, es finalmente arrasada! ¡Que Dios destruya a los que han destruido la tierra como dice Apo.11:18! Le han contaminado con su dinero, con su música y sus películas. ¡Está contaminando al mundo entero con su religión de matar, matar y asesinar por dinero! ¡Que Dios nos libre y pronto lo hará! **Gál.6:7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre (o una nación) sembrare, eso también segará. **Sal.9:17 Los malos serán trasladados al Seol, todas las gentes que se olvidan de Dios. ¿En qué momento sucederá eso? Obviamente mientras el Anticristo y sus diez reyes ostenten el poder; por lo visto ocurrirá durante su régimen, probablemente después de violarse el pacto. Lo más probable es que suceda durante la Tribulación, antes de la Ira de Dios. Por ahora no podemos más que especular acerca de a qué momento podría ocurrir. Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes.

gaetan.goye@gmail.com

284


Apocalipsis Capítulo 19 (Parte 1) Este capítulo es uno de los más dramáticos de toda la Biblia. En este, la Iglesia, la Esposa de Cristo, es la invitada de honor a las bodas del Cordero en el cielo (v.1-10) y regresa con Cristo para la batalla triunfante de Armagedón (v.11-21). Es el único capítulo del Nuevo Testamento donde la palabra "Aleluya" se encuentra, y aparece cuatro veces. Este escenario incorpora a todos los creyentes del Antiguo y del Nuevo Testamento y a los santos de la Gran Tribulación. Todos se unen a este gran coro proclamando, “Aleluya”. Aunque este capítulo no habla del Arrebatamiento, es evidente que este ya habrá sucedido; ¿por qué? Porque habrá una gran cantidad de gente en el cielo; además esteráremos celebrando la Cena de las Bodas del Cordero. Y sin la Esposa no se podría celebrar. 285


Ap.19:1 Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro; **1Cró.29:11 Tuya es, oh Señor, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Señor, es el reino, y tú eres excelso sobre todos. Ap.19:2 porque Sus juicios son verdaderos y justos; pues ha juzgado a la gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de Sus siervos de la mano de ella. **Deut.32:43 Alabad, naciones, a su pueblo, Porque él vengará la sangre de sus siervos, Y tomará venganza de sus enemigos, Y hará expiación por la tierra de su pueblo. **Ap.6:10 Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? 286


La Biblia dice que Dios es amor en 1 Juan 4:8, también dice que Dios tiene ira. (Col.3:5,6; Apo. 15:01) Debido a que el carácter de Dios tiene las dos propiedades, a veces es difícil reconciliar estos dos atributos. Creemos que hay un equilibrio perfecto entre el amor de Dios y Su ira. La mayoría de las personas aceptan y entienden Su amor. Pero ¿qué pasa con la ira de Dios? La Biblia revela claramente que Él siempre toma cartas en el asunto cuando una mayoría de gente viola sus leyes y hacen el mal. La Biblia habla del diluvio en los días de Noé, de la destrucción de Sodoma y Gomorra, de la destrucción de Jerusalén dos veces y en los últimos capítulos 17 y 18, la destrucción de Babilonia la gran Ramera. Mucho más podría decirse sobre este tema, pero nos limitaremos a decir que “sus juicios son verdaderos y justos” como se muestra muy claramente en Gen.6:5-8; 18:20-21; 19:13; Jer.25:8-11; Mat.23:37; 1Tes.2:16. Ap.19:3 Otra vez dijeron: ¡Aleluya! Y el humo de ella (la ramera) sube por los siglos de los siglos. Ap.19:4 Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y 287


adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían: ¡Amén! ¡Aleluya! Ap.19:5 Y salió del trono una voz que decía: Alabad a nuestro Dios todos Sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes. **Sal.150:6 Todo lo que respira alabe al Señor. Aleluya. Ap.19:6 Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina! **Ap.11:15-18 El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de Su Cristo; y Él reinará por los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado Tu gran poder, y ¡…porque el Señor Dios has reinado. Y se airaron las naciones, y Tu ira ha todopoderoso reina! venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a Tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen Tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. 288


¡Todo el mundo exclama aleluya, imagínense! No les quepa duda: si están en el Cielo mientras sucede todo eso, seguro que van a estar gritando aleluya cuando vean lo que pasa en la tierra. "¡porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina!" ¡Aleluya! ¿Quién habrá tomado el poder? ¿Quién reinará entonces? ¡El Señor se habrá tomado el poder y empezará a gobernar! ¡Babilonia será destruida y Dios hará caer Sus castigos sobre la tierra mientras nosotros haremos un tremendo fiestón arriba! Ap.19:7 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y Su esposa se ha preparado. La Palabra de Dios, la Biblia, llama a Su pueblo Su esposa y a Él, nuestro Esposo. Él lo es todo para nosotros y queremos estar lo más estrechamente unidos a Él que podamos. (Ver Sal.45:11; Isa.54:5, 62:3-5; Os.2:19-20; Rom.7:4; 2 Cor.11:2) Nos honra ser la esposa de Cristo, porque podemos amarlo en espíritu y Él nos corresponde ese amor. Queremos estar muy unidos a Él y disfrutar de los muchos beneficios de mantener una relación firme y amorosa. Y como con el amor entre cónyuges terrenales, nos hacemos uno con Él. Nos sentimos más cerca de Él, encontramos en Él fuerzas y consuelo, y recibimos muchas bendiciones espirituales que no obtenemos de ningún otro modo. El vínculo estrecho que logramos al amar a Jesús nos infunde fuerzas sin precedentes, que a 289


nuestro entender nos ayudarán a salir airosos de las tribulaciones del Tiempo del Fin, para las que falta ya poco. Ap.19:8 Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas (justicia) de los santos. **Isa.61:10 En gran manera me gozaré en el Señor, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada Te amo, Jesús. con sus joyas. Mi novia, te Todos están alabando amo también. a Dios, dándole gracias a Él por algo. ¡Por una gran victoria sobre el enemigo! Porque han sido librados y rescatados de este infierno en la tierra, de este mundo malvado. ¡Y están en el cielo con Jesús, disfrutando de una maravillosa fiesta, de la recepción a la cena de bodas, algo maravilloso! ¡Mientras ocurre un infierno sobre la tierra conforme Dios descarga sus juicios y su ira sobre sus perversos enemigos que quedaron! 290


Ap.19:9 Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios. ¡Cuando Jesús vuelva para rescatar a Sus hijos, a Su Iglesia, del espantoso infierno de la gran Tribulación, será nuestro glorioso éxodo de este mundo cruel! ¡Vendrá a «reunir» a sus santos, a sus hijos, «desde un extremo del cielo hasta el otro» y «así estaremos siempre con el Señor»! (Mt.24:31; 1Ts.4:17) ¡Volverá para arrancar a Su esposa de las crueles garras del enemigo y llevársela a su seno! ¡Será una unión tan emocionante, de tanto éxtasis, que se denomina el Arrebatamiento! Al dirigirte hacia las nubes para reunirte con Jesús y todos los salvos resucitados, tal vez te preguntes qué sigue. Pues bien, será hora de celebrar, y tú serás uno de los invitados de honor. Estarás cordialmente invitado a tu fiesta de bodas, a la «Cena de las bodas del Cordero», en la que tú — parte de la esposa de Cristo y de Su iglesia, los elegidos, la ecclesia, los separados— finalmente celebrarás tu boda con Jesús. La Biblia la llama la «Cena de las Bodas del Cordero», porque será la gran Boda de la Esposa, de todos los creyentes, la esposa de Cristo, la totalidad de la Iglesia 291


de Dios, los verdaderos creyentes en Cristo, contados todos como una gran Esposa, millones de personas. ¡Nos casaremos con Jesús en esa gran celebración en el cielo, en ese gran banquete de bodas, en esa gran fiesta! Cuando lo aceptaste en tu corazón pasaste a ser parte de Su esposa, y al final vas asistir a la cena de bodas. Después de eso, la Biblia no dice nada más sobre esas celebraciones ni en qué consistirán; pero podemos tener la certeza de que si Jesús es quien la organiza, va a ser algo sensacional. Por lo visto también será en ese momento cuando sesionará lo que las Escrituras denominan el «Tribunal de Cristo», y las personas salvadas nos presentemos de una en una ante Él para recibir nuestra recompensa. Pablo escribe: **Rom.14:10,12 Todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. 292


**2Cor.5:10 Es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. Jesús dijo: **Apo.22:12 He aquí Yo vengo pronto, y Mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. **Mat.16:27 El Hijo del Hombre vendrá en la gloria de Su Padre con Sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras. **Apo.2:10 Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida. Al final de su ministerio, poco antes de morir, el apóstol Pablo dijo: **2Tim4:7,8 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que aman Su venida. Esa corona es tu recompensa, no tu salvación. **Mat.25:23 «Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. 293


Todos los cristianos salvos serán retribuidos en el Tribunal de Cristo según sus obras. Pero no vayas a confundir este juicio y la retribución de los cristianos que han nacido de nuevo con el gran juicio final de los “no salvos”, que es otro acontecimiento totalmente distinto que tiene lugar en un momento totalmente diferente. El juicio de los muertos “no salvos” tendrá lugar mil años más tarde, después del Milenio, cuando todos resuciten para comparecer ante Dios en el Gran Trono Blanco del Juicio descrito en el capítulo 20 del Apocalipsis. (Ap.20:11-15) ¡Pero a nosotros, que habremos resucitado, revivido y sido arrebatados con el Señor al final de la tribulación en la primera resurrección, se nos darán inmediatamente nuestras recompensas en la Cena de las Bodas del Cordero! ¡Será un gran banquete y una gran ceremonia, y Dios repartirá los regalos y las recompensas a todos los que le amaron y sirvieron! ¡Recuerda que las recompensas no tienen nada que ver con la salvación! ¡Las recompensas son algo por lo que hay que esforzarse y que se gana con fidelidad, diligencia y esfuerzo, y ganando almas! Aunque muchos cristianos se confunden con los versículos de la Biblia que hablan de recompensas y coronas y los aplican a la salvación, y por eso se creen que tienen que ganarse la salvación por sus obras. ¡Pero no se puede ganar la salvación con las obras! ¡Es un don gratuito de Dios! (Ver Ef.2:8,9; Tit.3:5; Mt.16:27; Ap.22:12) 294


¡La salvación no nos la ganamos, no podemos conseguirla con nuestras obras, es un regalo! ¡Aunque sí podemos esforzarnos por conseguir recompensas y ganarnos un elogio y felicitaciones especiales del Señor! Oír eso tan especial de «Bien, buen siervo y fiel; ¡entra en el gozo de tu Señor!» (Mt.25:21) Él dice que pondrá a algunos sobre una ciudad, a otros sobre unas cuantas y a otros sobre muchas. «Porque el que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel.» (Lc.19:17; 16:10) De modo que aunque las obras que hagas en esta vida no te servirán de ayuda para ir al cielo, tendrán mucho que ver con tu recompensa, mucho que ver con la manera en que vas a resplandecer (Dan.12:3) y mucho que ver con la posición que se te asigne allá. **1Pe.5:4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria. **1Cor.9:24, 25 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. En Corinto, las carreras era un deporte público común, y a los ganadores se les daba una corona de hojas de laurel que se desvenaba en pocos días. Pablo señaló que la corona que el Señor nos dará no va desaparecer sino que va durar para siempre. 295


Ap.19:10 Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía. «No me adores, soy un consiervo tuyo. No soy más que un santo de Dios como tú, otro profeta, sólo que ahora No me veneras a mí; yo estoy en el mundo espiritual, morí y me soy consiervo tuyo, y fui al mundo espiritual con el Señor. de tus hermanos… Soy un hombre corriente como tú, Juan, ¡Adora a Dios! así que no te postres a adorarme. Estoy continuando mi oficio aquí en el otro mundo, y te estoy explicando y ayudando a describir estas cosas», como lo que hizo Gabriel con Daniel. (Apo.22:8, 9) ¿Cuál es el espíritu de la profecía? ¡El testimonio de Jesús! Dirán: "Pero si yo no soy profeta, yo no sé profetizar". ¡El propio testimonio, hablar de Jesús, ése es el espíritu de profecía! Lo que pasa es que la mayoría de la gente entiende por profecía “predecir” el futuro, pero en este caso la palabra profecía está tomada de la palabra griega "prophetes" que significa en realidad “pregonar”. No 296


predecir, sino pregonar el Evangelio a todo el mundo, a toda criatura! Cuando testifican y dan testimonio de Jesús, cuando hablan del Señor, cuando les explican a otras personas cómo se pueden salvar, ¡están profetizando! ¡Porque están pregonando el testimonio de Jesús!

Compilación de comentarios proféticos editados por Gaetan.

Todos son siempre bienvenidos a escribirme a:

297

gaetan.goye@gmail.com


Una vista del Valle de Armagedón desde los cerros. Apocalipsis capítulo 19 (segunda parte) La batalla de Armagedón 298


Compilación de comentarios proféticos editados por Gaetan.

Introducción: El Arrebatamiento ya se habrá producido, y se estará derramando la ira de Dios, principalmente por lo visto sobre el Anticristo y sus fuerzas, aunque afectará a toda la Tierra. Los santos han sido llamados a la cena de las bodas del Cordero. Ahora viene una vívida descripción de la terrible batalla de Armagedón. La interpretación más probable de las Escrituras nos lleva a especular que la batalla de Armagedón se producirá cuando se derrame la séptima plaga de la ira de Dios, una vez que las fuerzas del Anticristo se hayan reunido en las inmediaciones de la montaña de Meguido, Armagedón. Al derramarse la séptima copa, una voz del trono exclama: «¡Hecho está!» (Apo.16:17) En otras palabras, “llegó el fin”. Esta es la última escena de la horrorosa destrucción de la Tierra provocada por los hombres. Es la última y terrorífica batalla antes del establecimiento del reino de Dios en la Tierra. La guerra es la actividad que los seres humanos realizan con más ardor, la que crea mayor destrucción, la máxima manifestación de la inhumanidad del hombre para con sus semejantes. En esta guerra el diablo y los seres humanos se aliarán para causar la mayor devastación que se haya conocido.

299


¡La gente del mundo siempre está hablando del Armagedón! Dijeron que las dos guerras mundiales eran un Armagedón; cada vez que la paz mundial se ve amenazada dicen: «¡Oh no, esto va a ser el Apocalipsis, esta es la batalla de Armagedón! ¡Llegó el fin del mundo!» Pero según la Biblia, la mayor batalla apocalíptica de toda la historia, la más significativa, la culminante, no será a cargo de cientos de miles de jinetes, sino que llegarán de Oriente millones de jinetes, que por lo visto entran a la batalla. (Rev.9:14-16) ¡Más el mayor ejército y la mayor invasión y batalla que haya habido jamás, bajara en esos momentos del cielo! Y no serán miles, sino millones de personas. ¿Se han parado a pensar alguna vez, que en el Cielo hay miles de millones de personas salvadas? ¡Tiene que haberlas, debe haberlas! ¿Se imaginan a un ejército que se lanza al ataque bajando del Cielo? En algunos dibujos se ve a unos cuantos caballos y a Jesús con un puñado de gente cabalgando, ¡pero eso no es ni sombra de lo que será! ¡Seremos muchísimos los que volaremos a la Tierra a la batalla de Armagedón!¿Se imaginan la sorpresa que se van a llevar esos ejércitos que se hallaban enfrascados en una guerra en la tierra cuando de pronto aparezcamos entre las nubes, la mayor fuerza invasora que haya habido nunca en el mundo? Por favor, tómese el tiempo para estudiar la siguiente tabla para ayudarle a visualizar el orden de los eventos del tiempo del fin. 300


PRIMERA

SEGUNDA

301

TERCERA

CUARTA

QUINTA

SEXTA SEPTIMA


Ap.19:11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea (hacer guerra). **Sal.96:13 delante del Señor que vino; porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con Su verdad. ¿Quién es ese personaje que vio Juan sobre un caballo blanco? Alguien llamado Fiel y Verdadero, y también el Verbo de Dios. No puede ser otro que Jesús, «el Verbo [que] se hizo carne, y habitó entre nosotros» (Juan 1:14). Ap.19:12 Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino Él mismo. **Ap.1:14 Su cabeza y Sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; Sus ojos como llama de fuego; Aquí tenemos a Jesucristo portando múltiples diademas. No es la imagen del bebé acostado en un pesebre, del salvador misericordioso. Ni siquiera es un hombre afable, cariñoso y tierno que cura y da de comer a las multitudes. En ese momento ni tan siquiera será aquel profeta fogoso que reprendía a los escribas, los fariseos y los hipócritas, ¡sino un hombre de guerra! En esta ocasión viene para impartir justicia. Regresa como un gran guerrero y juez. Viene a librar una guerra como Rey de reyes y Señor de señores. 302


La visión apocalíptica de Juan tiene su paralelo en la descripción que hizo Ezequiel de la batalla de Armagedón en los capítulos 38 y 39 del libro que lleva su nombre. Dios le dijo a Ezequiel que habría un temblor tremendo cuando Él finalmente decidiera juzgar al Anticristo, a quien también llamó "Gog”. Después de todas las dificultades que habrá causado a quienes se nieguen a someterse a él y de las guerras que habrá librado contra las naciones que se le opongan, habrá llegado la hora de que Dios le ponga coto. Ap.19:13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y Su nombre es: EL VERBO DE DIOS. **Isa.63:1-4 ¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosra, con vestidos rojos? ¿Éste hermoso en su vestido, que marcha en la grandeza de su poder? Yo, el que hablo en justicia, grande para salvar. ¿Por qué es rojo tu vestido, y tus ropas como del que ha pisado en lagar? He pisado yo solo el lagar, y de los pueblos nadie había conmigo; los pisé con Mi ira, y los hollé con Mi furor; y su sangre salpicó mis vestidos, y manché todas mis ropas. Porque el 303


día de la venganza está en Mi corazón, y el año de mis redimidos ha llegado. « ¡Estaba vestido de una ropa teñida en sangre!» Su ropa de justicia está "teñida en sangre". Esto es sumamente importante para nosotros, porque no hay remedio para el pecado, sino por Su sangre. Él es el "logos" (Griego - expresión de un pensamiento), la Palabra, la respuesta de Dios a todos los pecados, las debilidades y carencias de la humanidad. Esa fue su propia sangre que derramó por nosotros. Sin embargo, parte de la interpretación viene también de aquel pasaje del Antiguo Testamento sobre el Señor que viene de Bosra con sus vestidos teñidos de sangre como un hombre de guerra que venía a luchar. ¡Eso demuestra que es un soldado! En aquella época los soldados se manchaban de sangre. ¡Se combatía cuerpo a cuerpo, con armas que se sostenían en la mano! ¡Era sumamente sangriento!  La batalla de Armagedón será muy sangrienta. Ap.19:14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. El libro de Judas también lo describe: 304


**Jud.1:14, 15 De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con Sus santas decenas de millares, para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra Él. Ap.19:15 De Su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y Él las regirá con vara de hierro; y Él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Ap.19:16 Y en Su vestidura y en Su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. El profeta Isaías también predijo esto cuando escribió: **Isa.11:3-5… No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos; sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío. Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura. «De Su boca sale una espada aguda.» Estas cosas las interpretamos como simbólicas, como representativas de Su voz o de Sus Palabras. Él dice que Su Palabra es una espada afilada. ¡Hasta dice que es más cortante que una espada de dos filos! ¡Para qué, pues, perder el tiempo con espadas materiales pudiendo blandir la Palabra, que es aún más afilada! 305


**Heb.4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. «¡Para herir con ella a las naciones!» ¡Con Su poder!, lo que demuestra que será mucho más poderosa que una espada común y corriente. ¡Es la Palabra! Lo que hará será simplemente pronunciar la Palabra. No tendrá que recurrir a ninguna otra arma que la Palabra. ¡El Señor dio Palabra y los mundos fueron creados! (Heb.11:3) ¡Qué poder tienen Sus Palabras! Si bastó con que pronunciara palabras para que los mundos fueran creados, ¡desde luego que podría decir la Palabra para destruir a Sus enemigos! «¡Y Él las regirá con vara de hierro!» He aquí el simbolismo nuevamente. Jesús no 306


anda por ahí golpeando a la gente con una vara de hierro; ¡es simbólico! Ejemplifica o representa el poder, ¡el tremendo y fabuloso poder con que va regir Jesús! **Sal.2:9 Los quebrantarás con vara de hierro; como vasija de alfarero los desmenuzarás. **Ap.2:27 y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como Yo también la he recibido de Mi Padre; «¡Y Él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios todopoderoso!» Ahora bien, ¡no es que Jesús esté pisoteando físicamente unas uvas en algún lagar, machacándolas con Sus propios pies! Aquí se da nuevamente un simbolismo. ¡Representa Su Ira! ¡Ha llegado la hora de que Dios pisotee las uvas de ira del enemigo! Es hora de que lo aplaste para que su sangre corra como el vino cuando se pisan las uvas. Esta escena culminante de los juicios de Dios, en que viene Cristo y echa a los impíos en el lagar de la ira de Dios, también aparece en el capítulo 14 del Apocalipsis: **Ap.14:18-20 Y salió del altar otro ángel, que tenía poder sobre el fuego, y llamó a gran voz al que tenía la hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia 307


los racimos de la tierra, porque sus uvas están maduras. Y el ángel arrojó su hoz en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios. Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios. El profeta Joel también previó esta congregación de impíos en Armagedón para ser arrojados al lagar de la gran ira de Dios y en efecto profetizó: **Joel 2:11; 3:9-15 El Señor dará Su orden delante de Su ejército; porque muy grande es Su campamento; fuerte es el que ejecuta Su orden; porque grande es el día del Señor, y muy terrible; ¿quién podrá soportarlo? Proclamad esto entre las naciones, proclamad guerra, despertad a los valientes, acérquense, vengan todos los hombres de guerra. Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil: «Fuerte soy». Juntaos y venid, naciones todas de alrededor, y congregaos […]. Despiértense las naciones, y suban al valle de Josafat; 308


porque allí me sentaré para juzgar a todas las naciones de alrededor. Echad la hoz, porque la mies está ya madura. Venid, descended, porque el lagar está lleno, rebosan las cubas; porque mucha es la maldad de ellos. Muchos pueblos en el valle de la decisión; porque cercano está el día del Señor en el valle de la decisión. El sol y la luna se oscurecerán, y las estrellas retraerán su resplandor. «¡Y en Su vestidura y en Su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES!» ¡Es el Rey de todos los reyes y Señor de todos los señores! ¿Cuántos nombres llevamos ya con éstos? Tenemos Fiel, Verdadero, Secreto (versículo 12), el Verbo de Dios, Dios Todopoderoso, Rey de reyes y Señor de señores. ¡Siete nombres de Dios figuran en este capítulo! Ap.19:17 Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios, Ap.19:18 para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes. La visión apocalíptica de Juan tiene su paralelo en la descripción que hizo Ezequiel de la batalla de Armagedón en los capítulos 38 y 39 del libro que lleva su nombre: **Eze.39:17-20 Y tú, hijo de hombre, así ha dicho el Señor Dios: Di a las aves de toda especie, y a toda fiera del campo: Juntaos, y venid; reuníos de todas partes a mi víctima que sacrifico para vosotros, un sacrificio grande sobre los montes de Israel; y comeréis carne y beberéis sangre. Comeréis carne de fuertes, y beberéis sangre de príncipes de la tierra…Y os saciaréis sobre mi mesa, de caballos y de jinetes fuertes y de 309


todos los hombres de guerra, dice el Señor Dios. Y pondré mi gloria entre las naciones, y todas las naciones verán mi juicio que habré hecho, y mi mano que sobre ellos puse. Ap.19:19 Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra El que montaba el caballo, y contra Su ejército. **Ap.9:14-16 diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Éufrates. Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número. **Ap.16:12-14, 16 El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Éufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente. Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón. **Eze.38:22-23 dice: «Yo litigaré contra él (el Anticristo) con pestilencia y con 310


sangre; y haré llover sobre él, sobre sus tropas y sobre los muchos pueblos que están con él, impetuosa lluvia, y piedras de granizo, fuego y azufre». En Apocalipsis 16 dice que en la séptima plaga de la ira de Dios caerán piedras de granizo hasta de 50 kilogramos. «Y seré engrandecido y santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas naciones; y sabrán que Yo soy el Señor» Ap.19:20 Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. **2Tes.2:8 Y entonces se manifestará aquel inicuo, (el Anticristo) a quien el Señor matará con el espíritu de Su boca, y destruirá con el resplandor de Su venida; Ap.19:21 Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos. Aquí el Anticristo hace un intento desesperado de combatir a Jesús y Sus fuerzas. **Ap.17:14 Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque Él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con Él son llamados y elegidos y fieles. **Dan.7:11 Yo entonces miraba a causa del sonido de las grandes palabras que hablaba el cuerno; miraba hasta que mataron a la bestia, y su cuerpo fue destrozado y entregado para ser quemado en el fuego. 311


Cuando hayamos bajado del Cielo y estemos atacando sus fuerzas, ¡las juntará para tratar de derrotarnos! ¡Como si pudiera enfrentarse a nosotros! ¡Para que vean lo tonto que es el Diablo y lo tonto que es el Anticristo, que se creerán capaces de enfrentarse a Dios! Desde luego, no habría llegado a convertirse en el Anticristo de no haberse creído capaz de combatir a Dios y a Su pueblo. Es posible que pueda luchar contra nosotros, ¡pero no puede ganar! Juntamos todas nuestras Puede que nos cause dificultades y batallas, ¡pero no fuerzas para destruir a puede obtener la victoria! ¡La guerra la vamos a ganar nuestros enemigos. Jesús y nosotros! ¡Gracias Jesús! Este es el triste final reservado para el Anticristo y todos sus seguidores, que habrán perseguido, encarcelado, torturado y matado al pueblo de Dios y a muchas otras personas durante su régimen de terror. ¡El Anticristo y el Falso Profeta serán capturados y tomados en la Batalla de Armagedón y echados de cabeza al Gehena, al Lago de Fuego, al Infierno! Finalizada la batalla de Armagedón, después de todo ese derramamiento de sangre, quedarán tantos cadáveres que las Escrituras refieren que solo en Israel habrá «hombres a jornal» que tardarán 7 meses en enterrarlos. (Ezequiel 39:9-16) A continuación reproducimos otro pasaje, escrito por el apóstol Pablo, que hace referencia a la destrucción de los enemigos de Dios por medio del fuego: **2 Tes.1:6–10 Es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se 312


manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de Su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de Su poder, cuando venga en aquel día para ser glorificado en Sus santos y ser admirado en todos los que creyeron por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros. La batalla de Armagedón será de proporciones inusitadas, y en ella se producirá una tremenda matanza. Sin duda será el cumplimiento del pasaje de Apocalipsis 14 que describe cómo los impíos serán arrojados al lagar de la ira de Dios. Ahora bien, ¿cuánto durará este período de ira, que incluye la batalla de Armagedón? No se sabe a ciencia cierta, pero hay un pasaje interesante del libro de Daniel que da algunos indicios. Debemos recordar que ya se nos dijo repetidamente en los libros de Daniel y del Apocalipsis que el período de Tribulación durante el cual el Anticristo es plenamente poseído por Satanás, libra guerras y más específicamente, persigue a los que creen en Dios, dura tres años y medio. Lo repite tanto que ya suena como un disco rayado. Jesús quiere que entendamos claramente ese punto en Dan. 7:25; Dan.9:27; Apo.11:2-3; Apo.12:6 & 14; Apo.13:5. 313


Hasta el mensajero angélico del libro de Daniel capítulo 12 versículo 6 y 7 ya dejó en claro que pasarían tres años y medio para cuando se cumpliesen todas las cosas de la Gran Tribulación, de las que le había hablado, entre ellas el rescate del pueblo de Daniel.  Los creyentes, tanto vivos como muertos al final de este período de 1.260 días, se habrán subido con Jesús en el rapto. **Dan.12:6 Y dijo uno al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río: ¿Cuándo será el fin de estas maravillas? **Dan.12:7 Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzó su diestra y su siniestra al cielo, y juró por el que vive por los siglos, que será por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Y cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas. Entonces Daniel continúa: **Dan.12:8 Y yo oí, mas no entendí. Y dije: Señor mío, ¿cuál será el fin de estas cosas? **Dan.12:11 Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días. **Dan.12:12 Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. Por lo visto la pregunta de Daniel, ¿cuál será el fin de estas cosas? en el versículo 8, debió de haber sido sutilmente diferente de la otra pregunta, ¿cuándo será el fin de estas maravillas? en el versículo 6, pues suscitó una respuesta distinta. El ángel le responde que serán 1.290 días y que será bienaventurado el que espere 1.335 días. Dicho de otro modo, entre la respuesta a 314


la primera pregunta y la de la segunda pregunta, hay un período adicional de 30 días seguido por otro de 45 días. Así que habrá un período adicional de 75 días después de haberse producido el rapto a los 1260 días. De modo que el Anticristo no será destruido cuando venga Cristo, en el instante del Arrebatamiento. Desde luego eso marcará el principio de su caída, teniendo en cuenta todos los horrores del siguiente período, el de la Ira de Dios. No será destruido sino al cabo de 75 días, cuando termine la batalla de Armagedón y él y su falso profeta sean arrojados inmediatamente al lago de fuego.

315


«Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días». Cabe suponer que esos «bienaventurados» no serán los salvos, puesto que ya se habrán ido al Cielo en el Arrebatamiento. Los salvos ya son bienaventurados, y no tienen necesidad de aguardar más para recibir bendiciones. Y desde luego que no se refiere a los impíos, dado que serán aniquilados. Tiene que referirse a los que sobrevivan a esta guerra, ya sean combatientes o civiles. ¿Por qué serán bienaventurados? Porque los supervivientes podrán gozar del nuevo mundo que el Señor establecerá en el Milenio. Si esta interpretación es correcta, transcurrirán 75 días desde del Arrebatamiento hasta que se tenga control total sobre la Tierra y se erradiquen los últimos focos de resistencia del régimen y de las fuerzas del Anticristo. Entonces prevalecerán la justicia y la paz, y todos los que queden serán verdaderamente bienaventurados. La humanidad se puede dividir en estos últimos días en tres grandes grupos: 1) los que somos salvos y fuimos trasladados al Cielo en el Arrebatamiento, 2) a los seguidores del Anticristo. 3) a los que, sin estar salvados, se nieguen a aliarse con el Anticristo y con su régimen y a someterse a él, los llamados “contra-anticristos”. Según parece, todavía quedarán a estas alturas gentes y naciones que se nieguen a someterse a él, que no le rindan culto, ni hayan aceptado la marca de la Bestia. Les toca vivir este espeluznante período de la Ira y la Batalla de Armagedón, lo que sin duda no les va resultar nada placentero. Aunque no sean el blanco principal de estos azotes, igual se verán afectados por las secuelas. ¿Y si tú fueras una de esas personas, no te sentirías bienaventurado una vez que hubiera terminado todo? Bienaventurado el que espere, y llegue a 1.335 días dice Daniel 12:12. 316


Sí es importante aclarar que las Escrituras no hacen referencia concreta a lo que sucede durante estos períodos de 30 y 45 días, y que la hipótesis que estamos planteando aquí es nada más que eso, una hipótesis, aunque son conjeturas basadas en las Escrituras y en los acontecimientos que sabemos que si se van a producir. Mensaje de Jesús, vencedor de Armagedón: Puede que los acontecimientos y circunstancias que se abordan en este libro (del Apocalipsis) te hayan producido cierto desasosiego y preocupación acerca del futuro, o incluso que te hayan alarmado por las consecuencias que puedan tener para ti y para tus seres queridos. Es comprensible que te sientas así. Todos esos sucesos monumentales significarán el fin del mundo tal como es hoy. Se han descrito situaciones que serán de lo peor que se habrá visto en la Historia, y otras que marcarán el comienzo de los mejores tiempos. Pero cuando pases por todo eso no debes olvidar que Yo estoy contigo. Si me has aceptado como salvador y amigo, Yo —el vencedor final del conflicto del Tiempo del Fin— estaré a tu lado en todo momento, y no permitiré que te sobrevenga ningún mal duradero. Me perteneces, y te he reservado un lugar en el Cielo. Nada puede quitártelo. **Jn.14:1-3 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en Mí. En la casa de Mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, Yo os lo hubiera dicho; voy, 317


pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a Mí mismo, para que donde Yo estoy, vosotros también estéis. Aunque esas épocas sean de las peores que el mundo ha atravesado, no tienen por qué serlo para ti. Si Yo vivo en tu corazón, y procuras no apartarte de Mí, pueden ser de las más provechosas, en las que logres hacer mayor bien que nunca. Por eso, no temas lo que va a suceder. Encara el futuro con la certeza de que todo resultará de la manera más estupenda que podrías imaginarte. Esa es la promesa que te hago. -- Jesús. Si aún no has aceptado el maravilloso regalo que Él te ofrece —la salvación—, haz una oración como la siguiente:

Jesús, te ruego que me perdones todas mis faltas. Creo que eres el Hijo de Dios y Te acepto como Salvador en mi corazón y en mi vida. Amén.

Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes.

gaetan.goye@gmail.com 318


¡Jesús, el León de Judá: ganador en la batalla de Armagedón!

Apocalipsis capítulo 20

(parte 1)

¡EL MILENIO! (v. 1-6)

Como recordaran por nuestro último capítulo 19, en esta gran batalla final de Armagedón las fuerzas de Dios ganan una victoria gloriosa sobre las fuerzas de Satanás y de su Anticristo y su Falso Profeta y todo su reino. ¡Luego nosotros, los santos de Dios, juntamente con nuestro Rey Jesucristo, nos hacemos cargo de este mundo tal como se encuentra y lo organizaremos, gobernaremos y dirigiremos de la manera que debió ser dirigido si el hombre se hubiese sometido a Dios! La Biblia dice que este periodo sorprendente durara mil años y por lo tanto se conoce entre los estudiosos de profecía Bíblica como el Milenio, que en latín significa mil años. ¡Lo que sigue de Apocalipsis son buenas nuevas! Tuvimos que contar las malas noticias primero, del Anticristo y su reino de terror, la Tribulación, el juicio, Babilonia y sus horrores y todo lo demás, tuvimos que explicar estas cosas primero junto con el Armagedón. ¡Pero ahora viene la victoria y el Cielo en la tierra! 319


Cada día, millones de cristianos de todo el mundo oran el Padrenuestro, diciendo: «Venga a nosotros Tu reino; hágase Tu voluntad en la Tierra como en el Cielo». Sin embargo, la mayoría no capta todo el sentido de esa oración ni entiende hasta qué punto se cumplirá al pie de la letra. El reino de Dios vendrá físicamente a la Tierra, así como está en el Cielo. ¡Será verdaderamente universal! «Dominará de mar a mar,… hasta los confines de la tierra» (Salmos 72:8). Ap.20:1 Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. **Ap.1:18 y el que vivo, y estuve muerto; más he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades. **Ap.9:1 El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. Ap.20:2 Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; **Ap.12:9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero... Es interesante que un solo ángel de Dios sea capaz de prender de pronto al acusador, al enemigo llamado Satanás, y dejarlo "atado" por un milenio. Satanás no es una fuerza fuera de control - de hecho es peligroso, pero también es un 320


prisionero de los propósitos de Dios. Es sorprendente, sin embargo, que este "diablo" se atado solo "por mil años". Habrá una razón para dejarlo ir después de ese tiempo, al igual que hay un propósito en dejarlo "libre" hoy and día. Ap.20:3 y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso Su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo. ¡Durante todos los 1.000 años que dure el milenio, el diablo será atado y preso y metido en la cárcel de Dios, el abismo! Nos habremos deshecho de él, ¡gracias a Dios! ¡Durante mil años, ya no podrá molestarnos ni podrá conducir a los demás espíritus malignos de una punta a la otra de la tierra fastidiando al mundo y a sus habitantes! ** Jn.12:31 Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. **Rom.16:20 Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros. **2Pe.2:4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio. ** 2Tes.2:8-10 Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de Su boca, y destruirá con el resplandor de Su venida; inicuo cuyo 321


advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden... Dice “después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo” Es entonces cuando el Señor lo deja salir al final del Milenio por toda la Tierra engañando a los que hayan rechazado a Cristo como su Salvador, y por tanto, sean guiados de nuevo por el Enemigo en la última gran rebelión contra el Señor y su Reino, llamada la "Batalla de Gog y Magog", cuando Satanás y sus fuerzas junto con toda la superficie de la Tierra sean quemados por completo después del Milenio. (V.7-9) Ap.20:4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Hemos visto en nuestro último capítulo que cuando Jesús regrese a la tierra en la batalla de Armagedón, habrá una gran masacre y una gran destrucción, según la Palabra. ¡Sin embargo algunos sobrevivirán! ¡Habrá sobrevivientes! Algunos quedarán en la tierra, de otra manera no tendríamos a quien regir o gobernar con vara de hierro. Y gobernaremos y reinaremos sobre estas personas que Su Palabra dice que formaran naciones (Dan.7:12), naciones 322


enteras durante el Milenio enseñándoles e instruyéndoles, demostrándoles cómo debió ser el mundo gobernado siendo un ejemplo ante el universo de la clase de gobierno que el hombre pudo haber tenido si tan sólo hubiese obedecido al Señor. **Dan.12:12 Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. Para empezar tendrán la bendición de estar todavía vivos y de entrar en un mundo nuevo en el que ya no habrá más guerras. Entonces se dará comienzo la restauración de la Tierra asolada por la guerra. Jesús regirá la Tierra durante 1.000 años asistido por quienes fueron Sus seguidores en su vida terrenal. Los sobrevivientes —aquellos que fueron bendecidos — seguirán viviendo en un mundo más sencillo y más justo, donde la regla cardinal será amar a Dios y al prójimo. El profeta Daniel describió la conquista de los gobiernos de este mundo por el reino milenial de Cristo en su famosa visión de “La Piedra que Hirió”  Daniel en el capítulo 2. ¡El vio una gran REINO DE  imagen, que representaba los diversos y CRISTO  grandes imperios mundiales de la Historia, siendo destruida por una “piedra que hirió a la imagen en sus pies”, desmenuzándola en pedacitos como el tamo que se lleva el viento! “¡Mas la Piedra que hirió a la imagen fue hecha un Gran Monte (Reino) que lleno toda la tierra!” dice Daniel 2:34,35. 323


“Y en los días de estos reyes” dice Daniel 2:44, los diez dedos de los pies de la imagen, los diez gobiernos líderes finales que cooperan por completo y se someten al Anticristo (Ver Ap.17:12-14.), “el Dios del cielo levantará un Reino que no será jamás destruido, ni será el Reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, ¡pero él permanecerá para siempre!” ¡Uno de estos días, muy pronto, el Rey va a regresar para reivindicar Su Reino! ¡El reino del Altísimo vendrá y destruirá todos los reinos anticristos del mundo! ¡Jesús va a venir a destruirlos a todos! ¡Y a restaurar el mundo bajo nuestro control y nosotros lo regiremos y gobernaremos con Él! Dios entonces va a barrer los reinos de este mundo, ¡pero no a toda la gente! Muchos todavía estarán aquí, a quien nosotros vamos a gobernar. El primer suceso que al parecer tendrá lugar al comienzo del Milenio está predicho en el capítulo 7 del libro de Daniel. **DAN.7:18, 22, 27 Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre… hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino… y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán. 324


Los santos que se mencionan en este pasaje y en otros que citaremos más adelante no son únicamente los canonizados por algunas iglesias como la católica y la ortodoxa, sino todos los que han aceptado a Jesús, el maravilloso Hijo del Hombre —como se le llama en diversas ocasiones en la Biblia—, cuyo reino se compone de cuantos lo amamos. Los santos que hayan padecido a manos del Anticristo durante la Tribulación reciben mención especial del Señor en el versículo 4. Con todo, no solo los que sufran persecución y martirio, sino todos los santos de Dios reinarán con Él durante el Milenio. **Ap.3:21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en Mi trono, así como Yo he vencido, y me he sentado con Mi Padre en Su trono. La imagen de nosotros sentados en tronos como gobernantes del Reino de Dios en la Tierra se da con frecuencia a través de las Escrituras. Y esto simplemente significa que vamos a compartir el poder del Señor, con Él en Su reino en la tierra. **Ap.5:10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. **Luc.22:29-30 Yo, pues, os asigno un reino, como Mi Padre me lo asignó a Mí, para que comáis y bebáis a Mi mesa en Mi reino, y os sentéis en tronos juzgando a las doce tribus de Israel. **1Cor.6:2 ¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? (2Tim.2:12) 325


Durante el Milenio, Dios solicitará los servicios de los santos para gobernar al mundo. Muchos ya están con Él en el Cielo y saben bastante más que nosotros. Llevan años, siglos y muchos de ellos hasta milenios en el Cielo, por lo que sin duda es considerable lo que han aprendido a esas alturas. Los grandes patriarcas, profetas y otros personajes de la Biblia y de la historia cristiana trabajarán codo a codo con Jesús y Sus consejeros celestiales. El Señor también dará cargos importantes a Sus seguidores más entregados de la actualidad. Muchos creen que, después de que regrese Jesús, se irán al Cielo y ahí quedarán flotando tranquilamente en alguna nube. Pero al menos una parte del Cielo, del reino de Dios, estará aquí en la Tierra durante el Milenio, y se le pedirá al pueblo de Dios que ayude a Jesús en la importante labor de gobernar el mundo. Ap.20:5 Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. “La primera resurrección” habla de “los otros muertos” es decir, los muertos impíos, los que no son salvos porque los justos ya habremos resucitado y habremos sido arrebatados para estar con el Señor, «aquellos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años». No habrá resurrección de los perdidos hasta el final del Milenio, en el juicio del gran trono blanco. Los únicos que habremos sido resucitados y arrebatados para estar con el Señor seremos los santos de Dios, los cristianos, los que amamos a Jesús. Esta es 326


la primera resurrección. (También Mat.27:50-53, ver nuestra clase del 1 de Corintios capítulo 15) Ap.20:6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con Él mil años. Por tanto, tendrá que dar una bendición a los que participen en la primera resurrección, el Arrebatamiento de Jesucristo para estar con Él al final de la terrible Tribulación, del mandato del Anticristo. Nosotros tendremos una resurrección gloriosa, hermosa y maravillosa, de entre los muertos, o seremos arrebatados de la misma faz de la tierra, de entre los vivos, e iremos con el Señor. **1 Tes.4:16-17 Porque el Señor mismo…y con trompeta de Dios, descenderá del Cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. La Biblia distingue claramente entre una primera y una segunda resurrección (Jn.5:29). ¿Quiénes son el resto de los muertos? Todos los muertos, grandes y pequeños, incluidos todos los que hayan vivido durante el Milenio y a pesar de todo hayan seguido al Diablo y sean destruidos al terminar éste; todos los muertos de todas las edades que no hayan sido salvados y por lo tanto no hayan participado de la "Primera Resurrección" en 327


la Segunda Venida de Jesucristo. Todas las personas que hayan vivido en todas las épocas y que no se hayan salvado, ya sean buenas o malas, tendrán que comparecer a Juicio delante de Dios ante el Gran Trono Blanco. **Ap.20:11, 12, 14 Y vi un gran trono blanco… y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras…Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego… Esta es la muerte segunda. La Biblia tiene mucho más que decir sobre el Reino de Dios en la tierra. ¡Increíble y extremamente maravilloso! ¡La Biblia está llena de descripciones acerca de este hermoso período milenial! ¡Dice más sobre la Segunda Venida de Él, Su gobierno y reinado sobre la Tierra como Rey, Mesías, de lo que habla de la Primera Venida! ¡Porque este es el propósito de todo! ¡Este es el maravilloso final de todo esto! ¡Esta es nuestra recompensa por amarle, recibirle, creer en Él y predicarle, contándole a otros de Él, testificando y propagando las Buenas Nuevas de Su Amor! El libro del Apocalipsis habla muy poco del Milenio. Sólo dedica unos cuantos versículos en este capítulo 20, en el cual se menciona este periodo de "mil años" seis veces, pero su descripción es muy limitada. ¡Más en los antiguos profetas judíos y sus escritos se encontrarán más

MIL AñOS DE PAZ

328


cosas sobre el Milenio que en todo el Nuevo Testamento, aunque parezca increíble! El libro de Isaías es el libro de la Biblia que más habla del reinado Mesiánico, de Cristo en la tierra, aunque en los Salmos y en los libros de los demás profetas también se habla un poco de él. Muchos académicos han escrito sobre este tema en detalles, pero nos mantendremos aquí en la “versión corta” tomada en su mayoría de porciones de un excelente libro de Scott MacGregor llamado "Del Fin al Infinito": ¡Paz al fin! El mundo en que vivimos, con su cruel y feroz competencia egoísta, desaparecerá. Ya no imperará la ley del más fuerte (y en muchos casos, la del más inescrupuloso). Entonces, bajo el dominio supremo y poderoso de Jesucristo, se acabarán las guerras, y el mundo por fin será gobernado con verdadera justicia y equidad. Habrá libertad, paz, abundancia y felicidad para todos. **Isaías 2:2-4 Acontecerá que al final de los tiempos será confirmado el monte de la casa del Señor como cabeza de los montes;…y correrán a él todas las naciones. Vendrán muchos pueblos y dirán: «Venid, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob. Él nos enseñará Sus caminos y caminaremos por Sus sendas». Porque de Sion saldrá la Ley y de Jerusalén la palabra del Señor. Él juzgará entre las naciones y reprenderá a muchos pueblos. Convertirán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación ni se adiestrarán más para la guerra. (Miqueas 4:1-3) 329


Entonces sí que habrá desarme por primera vez en el mundo. Todas las armas se convertirán en utensilios pacíficos. Con Jesucristo, el Hijo de Dios, el Príncipe de la Paz, como Rey, habrá paz en la Tierra. Él destruirá a los que la destruyen (Apo.11:18) y pondrá fin a todas las guerras y a la industria militar que se alimenta de ellas. **Sal.22:27-28 Se acordarán y se volverán al Señor todos los confines de la tierra, y todas las familias de las naciones adorarán delante de [Él], porque del Señor es el reino, y Él regirá las naciones. **Sal.46:9 Hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra, quiebra el arco, corta la lanza y quema los carros en el fuego. **Sal.47:2, 7-8 El Señor, el Altísimo, es temible, rey grande sobre toda la tierra. Dios es el Rey de toda la tierra. ¡Cantad con inteligencia! Dios reina sobre las naciones; Dios se sienta sobre Su santo trono. **Sal.72:4 Juzgará a los afligidos del pueblo, salvará a los hijos del menesteroso y aplastará al opresor. Habrá en el mundo un Juez y un Rey justo que gobierne con rectitud. Se acabarán la corrupción, los vicios, los 330


delitos y los jueces y políticos deshonestos. Por fin habrá gobiernos rectos y verdadera justicia para todos. **Isaías 14:5, 7 Quebrantó el Señor el bastón de los impíos, el cetro de los señores. Toda la tierra está en reposo y en paz. Se cantaron alabanzas. **Isaías 72:11, 19 Todos los reyes se postrarán delante de Él; todas las naciones lo servirán. ¡Bendito Su nombre glorioso para siempre! ¡Toda la tierra sea llena de Su gloria! No habrá poderes despiadados que exploten y opriman a los pobres. Solo el reino de Jesucristo, que ofrecerá a todos justicia, equidad y felicidad eterna. **Sal.96:10-13 Decid entre las naciones: «¡El Señor reina! También afirmó el mundo, no será conmovido; juzgará a los pueblos con justicia». Alégrense los cielos y gócese la tierra; brame el mar y su plenitud. Regocíjese el campo y todo lo que hay en él; entonces todos los árboles del bosque rebosarán de contento delante del Señor, que vino, porque ha venido a juzgar la tierra. ¡Juzgará al mundo con justicia y a los pueblos con Su verdad! **Isaías 11:1-5 Saldrá una vara del tronco de Isaí; un vástago retoñará de sus raíces y reposará sobre Él el Espíritu del Señor: espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor del 331


Señor. Y le hará entender diligente en el temor del Señor. No juzgará según la vista de Sus ojos ni resolverá por lo que oigan Sus oídos, sino que juzgará con justicia a los pobres y resolverá con equidad a favor de los mansos de la tierra. Herirá la tierra con la vara de Su boca y con el espíritu de Sus labios matará al impío. Y será la justicia cinto de Sus caderas, y la fidelidad ceñirá Su cintura. Lo más emocionante será que el propio Jesús, el Hijo de Dios, va a reinar en persona, visiblemente, sobre toda la Tierra. Dios, en la persona de Jesucristo, regirá el mundo con justicia, con la ayuda de Sus ángeles y santos. En Génesis Adán y Eva pecaron al hacerle caso al diablo disfrazado de serpiente. Desobedecieron el mandato divino de no comer del árbol del conocimiento del bien y del mal, por lo cual Dios los expulsó del Paraíso pronunciando una serie de maldiciones que permanecen en vigor hasta el día de hoy: (Gen.3:14-19) Esos castigos y penalidades no se levantarán del todo hasta que al final del Milenio se cree la Tierra Nueva (Apo.22:3). Ahora bien, otros versículos, algunos de los cuales analizaremos en el presente capítulo, indican que durante el Milenio se invalidarán parcialmente esas maldiciones. Nosotros los salvos, nacidos de nuevo, santos resucitados, estaremos en nuestros nuevos cuerpos sobrenaturales, (1co.15:35-55; 1Jn.3:2; Phi.3:19) pero el resto del mundo, los que hayan podido escapar y sean suficientemente bendecidos como para llegar con vida hasta el Milenio, seguirá teniendo un cuerpo normal, físico y teniendo hijos. La muerte seguirá existiendo hasta el final de los mil años: **1 Co.15:25-26 Preciso es que [Jesús] reine hasta que haya puesto a todos Sus enemigos debajo de Sus pies. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. 332


Por lo tanto, ¡en muchos aspectos, la vida va a seguir en forma normal para ellos! Eso sí, se volverá a llevar una vida más natural, pausada y tranquila. Todo da a entender que durante el Milenio habrá muchas menos enfermedades, y se vivirá mucho más que hoy. Dice la Biblia que si alguno muere a los cien años se lo considerará un niño: **Isaías 65:20-23 No habrá más allí niño que muera de pocos días ni viejo que sus días no cumpla, sino que el niño morirá de cien años […] Edificarán casas y morarán en ellas; plantarán viñas y comerán el fruto de ellas. No edificarán para que otro habite ni plantarán para que otro coma; porque según los días de los árboles serán los días de Mi pueblo, y Mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos. No trabajarán en vano ni darán a luz para maldición, porque son linaje de los benditos del Señor, ellos mismos y también sus descendientes. 333


No habrá más enemistad entre los hombres y los animales, ni entre los propios animales: **Isaías 11:6-9 Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro, el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. La vaca pacerá junto a la osa, sus crías se recostarán juntas; y el león, como el buey, comerá paja. El niño de pecho jugará sobre la cueva de la cobra; el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora. No harán mal ni dañarán en todo Mi santo monte, porque la tierra será llena del conocimiento del Señor, como las aguas cubren el mar. Después del Diluvio, Dios mandó a la humanidad que comiera carne (Ge.9:3) a fin de disponer de más energías para soportar la rigurosa vida fuera del Paraíso. Pero como en el Milenio no habrá nada que haga daño, cabe imaginarse que ya no será necesario sacrificar cabezas de ganado ni cazar para comer. Por tanto, podemos suponer que se volverá a la alimentación vegetariana de antes del Diluvio. (Ge.1:29-30) Y no solo las personas. También los animales carnívoros se volverán herbívoros. Las mismas 334


circunstancias que permitirán vivir cientos de años harán que las personas y los animales carnívoros ya no necesiten de carne para subsistir. Hay indicios de que otro elemento de la maldición o consecuencia de la caída del hombre fue una alteración climática. Adán y Eva estaban desnudos, y no necesitaron ropa hasta que pecaron y se los expulsó del Paraíso. Entonces Dios tuvo que vestirlos con pieles de animales. Probablemente empezó a hacer frío. Al levantar la maldición, es probable que el clima del Milenio sea en general más benigno. Que sepamos, los polos norte y sur estarán helados, y seguramente habrá una zona tropical y zonas templadas. Ahora bien, los extremos climáticos que conocemos actualmente sin duda se moderarán, salvo en casos particulares en que el Señor se valga de sequías y quizá de otras circunstancias extremas para castigar a los pueblos descarriados. Intercaladas entre las predicciones de Isaías y de otros profetas hay seductoras vislumbres de cómo será la Tierra una vez restaurada: **Isaías 35:1-2 Se alegrarán el desierto y el erial, la estepa se gozará y florecerá como la rosa. Florecerá profusamente y también se alegrará y cantará con júbilo; la 335


gloria del Líbano le será dada, la hermosura del Carmelo y de Sarón. Ellos verán la gloria del Señor, el esplendor del Dios nuestro. Dios devolverá a los páramos y desiertos su anterior carácter fértil, y volverán a llenarse de exuberante vegetación. Serán tan espléndidos como lo fue el Líbano cuando estaba cubierto de hermosos bosques de gigantescos cedros. Uno de los problemas más acuciantes de los tiempos en que vivimos es la continua reducción de las reservas de agua dulce y potable. Pero parece que el Señor revertirá la tendencia: **Isaías 35:6-7; 41:17-20 Aguas serán cavadas en el desierto y torrentes en la estepa. El lugar seco se convertirá en estanque y el sequedal en manaderos de agua. La guarida de los chacales, donde ellos se refugian, será lugar de cañas y juncos…Los afligidos y necesitados buscan las aguas, pero no las encuentran; seca está de sed su lengua. Yo, el Señor, los oiré; Yo, el Dios de Israel, no los desampararé. En las alturas abriré ríos y fuentes en medio de los valles; abriré en el desierto estanques de aguas y manantiales de aguas en la tierra seca. Haré crecer en la estepa cedros, acacias, arrayanes y olivos; pondré en la tierra árida cipreses, 336


olmos y bojes juntamente, para que vean y conozcan, y adviertan y entiendan todos que la mano del Señor hace esto, que el Santo de Israel lo ha creado. El gobierno del mundo estará en manos de personas que se guiarán por atributos que el mundo actual considera debilidades: el amor, la mansedumbre, el perdón y la fe en Dios y en Su Palabra. Bien hecho, buen De todos modos, cuando haga siervo: tendrás autoridad sobre falta también ejercerán su diez ciudades.. autoridad, para hacer cumplir las leyes de Dios y obligar a las naciones a seguir las normas de vida, amor, salud y felicidad que Él ha dispuesto, a fin de que sea un reinado de paz en la Tierra para los hombres de buena voluntad. (Lucas 2:14.) Aprovecharemos también nuestros conocimientos actuales: Algunos tienen ideas raras sobre el Cielo: «Lo sabremos todo, podremos hablar cualquier idioma y hacer cualquier cosa». Otros se imaginan que de la noche a la mañana se les encomendarán cargos muy importantes, aunque en esta vida no hayan hecho nada por Jesús y por sus semejantes. Pues no, no será así. Dios sacará partido de las habilidades que ha dado a las personas y que estas hayan cultivado. Se valdrá de 337


los conocimientos que hayan adquirido, de su experiencia y de los idiomas que hablen. En la otra vida no habrá ciencia infusa. No recibiremos de golpe y porrazo el don de la omnisciencia para saberlo todo como Dios. Ni siquiera los ángeles lo tienen. Por lo que dice la Biblia, por el testimonio de muchas personas que estuvieron clínicamente muertas y revivieron y por simple sentido común, está claro que pasaremos a la otra vida con nuestro bagaje de experiencias. Y en el Cielo seguiremos acumulando conocimientos y enseñanzas. Para regir el mundo futuro como Dios manda, Jesús querrá que lo asistan personas que hayan vivido cristianamente y que entiendan el mundo y su gente. Esas personas se esforzarán por enseñar el amor de Dios a los que hayan sobrevivido a la terrible destrucción causada por las plagas de la ira de Dios y la batalla de Armagedón. Se desempeñarán como administradores, jueces, supervisores y árbitros, aplicando las amorosas normas establecidas por el Señor. ¡Y el lugar exacto donde esté cada uno de nosotros y lo que se nos confíe depende en gran parte Dios es de los fieles que seamos al Señor y del trabajo que nos Amor haya encomendado a cada uno ahora mismo! (Ver Lucas 19:12-27, Mt. 25:14-30) ¡En este momento nos estamos preparando para cuando gobernemos la tierra! Pero para poder hacer eso, ¡primero tenemos que aprender a autogobernarnos! Por 338


eso ahora Dios, en cierto modo, nos está haciendo practicar. Lo bien que lo hagamos en el futuro dependerá en gran medida de cómo lo hagamos ahora. ¡Recuerda, pues, que todo lo que estas aprendiendo y haciendo ahora, las decisiones que estés tomando ahora y las experiencias por las que estés pasando en este momento forman parte de tu adiestramiento y preparación aquí ahora para que le puedas ser de gran utilidad al Señor después allá! ¡De lo contrario, una gran parte sería una pérdida de tiempo, lo que hacemos aquí, no es mucho comparado con lo que vamos hacer entonces! ¡A ver si hacemos un esfuerzo por aprender lo que tenemos que aprender ahora, a ser siervos del Señor fieles y obedientes para que Él nos pueda otorgar la bendición de confiarnos un puesto de bendición y utilidad para Él y para los demás en el futuro, en ese precioso Reino de Dios en la tierra durante el Milenio! ¡Allí los dos, tú y yo regiremos y reinaremos con nuestro Rey de reyes, Jesús! ¿Verdad que será estupendo? ¡Nos vemos allá!

gaetan.goye@gmail.com

Compilación de comentarios proféticos editados por Gaetan. 339


Apocalipsis capítulo 20 Parte 2 (V.7-15) Compilación de comentarios proféticos editados por Gaetan.

Durante el Milenio, la mitad de la batalla ya estará ganada por el solo hecho de que el Señor estará aquí, ¡Y la otra mitad por el hecho de que el Diablo no estará! Piensa en eso. Con lo cual nos debería resultar bastante fácil dirigir el mundo, sin su influencia mala y negativa, sólo con buenas influencias espirituales. ¡Imagínate! ¡Ya no tendremos problemas con demonios ni diablos! Todos estarán encarcelados. ¡Gracias a Dios! Entonces será un mundo mucho mejor, sin el Diablo y con la maldición parcialmente eliminada. ¡Un Cielo sobre la tierra hermosísima y maravillosa! En el Milenio, todo el mundo conocerá el Evangelio. **Hab.2:14 La tierra se llenará del conocimiento de la gloria del Señor, como las aguas cubren el mar. Así como el mar está totalmente cubierto de agua, el conocimiento de la gloria del Señor y el justo reinado de Jesucristo llegarán a cada rincón del mundo. 340


Dice la Biblia que el Señor: **Isaías 25:7 destruirá en ese monte [Su reino durante el Milenio] la cubierta tendida sobre todos los pueblos, el velo que envuelve a todas las naciones. Se refiere al velo de la incredulidad, de la incomprensión de lo espiritual. Ante la evidencia del reinado visible de Cristo en la Tierra, Su segunda venida en gloria y majestad, Su eliminación del Anticristo y su régimen y el encarcelamiento de Satanás, es lógico que la mayoría de los que hasta ese momento no habían oído hablar de Jesús crean en Él y lo acepten. Probablemente habrá muchos que habían oído hablar algo de Él pero no lo entendía del todo o no eran capaces de creer sin ver una manifestación física. Presenciar la venida del Señor y Su conquista del mundo será enormemente convincente, y sin duda bastará para persuadir a cualquiera. Dice Su Palabra: **Jeremías 31:34 No enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: ¡LOS SANTOS RIGEN Y REINAN ‘Conoce al Señor’, porque todos me conocerán, CON CRISTO! desde el más pequeño de ellos hasta el más grande”, dice el Señor. 341


Aunque durante esos mil años no tengamos que enfrentarnos al diablo y a sus fuerzas espirituales, todavía tendremos que vérnoslas con la naturaleza rebelde de hombres tercos que tendrán libertad para escoger entre el bien y el mal. Muchos optarán por amar a Dios y tratar bien al prójimo, pero otros no. Habrán personas, y al parecer países enteros, que en algún momento del Milenio se rebelarán contra el Señor. A consecuencia de ello, padecerán sequías, hambre y otros castigos. **Zac.14:16-18 Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para adorar al Rey, al Señor de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos. Y acontecerá que los de las familias de la tierra que no subieren a Jerusalén para adorar al Rey, el Señor de los ejércitos, no vendrá sobre ellos lluvia. Y si la familia de Egipto no subiere y no viniere, sobre ellos no habrá

342


lluvia; vendrá la plaga con que el Señor herirá las naciones que no subieren a celebrar la fiesta de los tabernáculos. Esta una antigua festividad judía que se celebra el decimoquinto día del séptimo mes para conmemorar el deambular de los israelitas por el desierto. No sabemos si esa fiesta se celebrará durante el Milenio, si se menciona aquí en un sentido simbólico o si todo el mundo tendrá que viajar cada año a la ciudad de Jerusalén para celebrarla. Lo que sí está claro es que quienes no reconozcan la autoridad del Señor y lo adoren serán sancionados. Ap.20:7 Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, Ap.20:8 y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. De modo que a Satanás se le permitirá salir de su prisión en el corazón de la tierra, en la que habrá estado durante mil años. Se le dejará libre por un tiempo muy breve, el suficiente para engañar otra vez a las naciones, a los impíos de este mundo a quienes habremos estado gobernando con vara de hierro y que no se hayan convertido. Por los precedentes que ha habido a lo largo de la historia, cabe suponer que Satanás servirá sus mentiras de forma tan atractiva 343


como lo hace actualmente, apelando al egoísmo, al egocentrismo, la soberbia y la codicia humana. Eso demuestra lo astuto que es y lo crédulos que son tantos en este mundo. Después de mil años de reinado sobrenatural, visible y personal de Cristo en la Tierra, ¡cómo podrán ser tan bobos como para creer que pueden derrocarlo así como así! Imagínate: ¡Después de mil años del reinado de Jesucristo y de nosotros en persona sobre ellos, habiendo aprendido lo que es la verdadera justicia y rectitud y cómo es el Reino de Dios, a pesar de eso, muchos desertarán para volver a ser dirigidos por el Diablo! ¡Después de haber conocido tanta Luz, después de tanto tiempo, de tanto amor y de tanta misericordia, se merecerán el diluvio final que habrá en el mundo, que será de fuego que destruirá por completo la superficie de la tierra consumiendo a todos los impíos! ¡Servirá como una lección para el universo entero de que los impíos seguirán siendo malos una vez que se deciden a ser impíos! Esta gran representación que es el Milenio en la tierra servirá también para demostrar y manifestar el horrendo pecado le los rebeldes confirmados, de los réprobos absolutos. Como los escribas y los fariseos, los principales sacerdotes y los líderes religiosos del tiempo de Jesús, que aunque lo vieron y presenciaron los milagros que Él hizo, escucharon Sus Palabras y vieron los resultados y demás, -incluso lo vieron resucitar muertos y hasta a Él mismo resucitado-, ¡a pesar de ello lo rechazaron, y no lo quisieron aceptar como Mesías! 344


Jesús dijo: "Si no oyen a Moisés y a los profetas, -la Palabra de Dios escrita¡tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos!" (Lc. 16:31) Habrá millones de personas que resucitarán de los muertos, tal vez miles de millones, durante el rapto ¡y a pesar de eso no se convencerán! Dios regirá personalmente sobre ellos en la persona de Jesucristo durante mil años, ¡y a pesar de todo no Le recibirán! "Se mostrará piedad a los malvados ¡y no aprenderán justicia!" dice Isaías 26:10. ¡No se arrepentirán! Los eventos en el versículo 8 ¡Seguidme y seréis serán la última prueba para la raza como dioses! humana. Para los muchos que han dicho: "!Si tan sólo pudiera ver a Dios, entonces creería!" Aquí es la prueba definitiva de esas palabras. En el momento de este versículo, Jesucristo, el Hijo de Dios, Él mismo Dios, habrá estado físicamente en la tierra, visible ante todos, por mil años. La humanidad habrá visto a Dios durante todo ese tiempo. Cuando el enemigo haya sido puesto en libertad, ¿qué van hacer los habitantes de este planeta? ¡Va demostrar que si no lo quisieron recibir voluntariamente, tampoco lo van a querer hacer voluntariamente entonces, ni adelante Su misma presencia! 345


Habrás observado que en el pasaje anterior se menciona a Gog y Magog; y también aparecen en el libro de Ezequiel 38 y 39, donde se describe la batalla de Armagedón. Pero no se trata de la misma batalla, porque aunque las dos incluyen a Gog y Magog, ¡van estar separadas por mil años! **Eze.38:1-2 Vino a mí palabra del Señor, diciendo: Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él… La batalla de Armagedón la encabezara "GOG" (nombre dado al Anticristo en Ez.38), de "la tierra de Magog", y sucede al final del periodo de la Ira de Dios. El hecho de que Gog y Magog aparezcan en la batalla de Armagedón al principio del Milenio y en la de Gog y Magog al final del Milenio demuestra que se tratará de un intento de revivir el mismo imperio y las mismas fuerzas sobre las cuales gobernaban el Anticristo y el Falso Profeta. Sólo que esta vez, el Diablo no estará usando el cuerpo de un hombre como lo hizo con el Anticristo, sino que el Diablo mismo, en persona, tratará de restablecer su reino satánico y anticristo, el reino de Gog y Magog que tenía antes del Milenio. No olvides que muchas de las personas sobre las que rijamos serán personas que hayan quedado, restos del reino del Anticristo, que de alguna forma se las habrán arreglado para aguantar la Ira de Dios y sobrevivir, y estarán aún en la tierra cuando comencemos a regir y reinar con el Señor sobre toda la tierra. Es evidente que, a pesar del visible y todopoderoso Reino global de Cristo en la tierra durante 346


mil años, habrá cantidad de personas de ésas que seguirán sin recibir a Él como su Salvador y que serán engañadas y descarriadas de nuevo para seguir al Diablo cuando éste venga, al final del Milenio. ¡La batalla de Gog y Magog será como la segunda venida del diablo! Volverá para conducir de nuevo a su pueblo, ¡y evidentemente serán su pueblo si no han recibido a Jesús! ¡Imagínate! Aun después de los mil años del reinado de Jesucristo en persona, junto a nosotros como Sus oficiales, policías y ángeles guardianes, ¡aún se rebelarán contra el Rey de reyes y contra Su Reino celestial sobre la tierra! **Sal.2:1-5 ¿Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas? Se levantarán los reyes de la tierra, y los príncipes consultarán unidos, contra el Señor y contra su ungido, diciendo: ¡Rompamos sus ligaduras, y echemos de nosotros sus cuerdas! El que mora en los cielos se reirá; el Señor se burlará de ellos. Luego hablará a ellos en su furor, ¡y los turbará con su ira!" Ap.20:9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió. Ahora bien, ¿Qué es ese "campamento de los santos" que las fuerzas del diablo 347


rodean? ¿Se refiere a nosotros, los santos de Dios resucitados, que habremos estado gobernando la tierra por mil años? Nosotros ya seremos "iguales a los ángeles" como dijo Jesús en Lucas 20:36. ¡No tendríamos por qué estar acampando en la tierra, amenazados por las fuerzas del mal y unos cuantos seres humanos físicos gobernados por el Diablo! ¡Ellos ni siquiera podrán tocarnos! ¡Nosotros vamos a tener cuerpos de resurrección intocable y sobrenatural! Recuerda que por la descripción bíblica del Milenio es evidente que muchos recibirán el reino de Cristo en la tierra, van a obedecer y el Señor los va a bendecir, a pesar de la rebelión de muchos. ¡Y parece que serán los que hayan ganado fe, creencia y lealtad para con Dios, los que constituyan ese campamento de los santos de la batalla de Gog y Magog, las naciones y las fuerzas que permanezcan leales a nosotros y al Señor, y que se resistan a Satanás y a sus fuerzas rebeldes, a los renegados y a los réprobos! ¡He aquí una estirpe de cristianos completamente nueva, una raza de cristianos una vez más que va tener de resistir a las fuerzas del Diablo! Inclusive los llama Gog y Magog otra vez, pues la situación va ser casi exactamente la misma, ¡de nuevo van estar siendo conducidos por Satanás en persona en la tierra! ¡Los rebeldes del Milenio luchando contra los salvos del Milenio! ¡Y esta vez Dios estará ya tan harto de ellos que enviara fuego del cielo para devorarlos completamente! ¡Barrerá a todos los impíos anti dios y anticristo que queden sobre la faz de la tierra! De hecho, hará que descienda del cielo un fuego tan espantoso ¡que arrasará por completo la tierra entera! No la esfera en sí, sino la superficie de la tierra, que será totalmente quemada y purificada de todos los horrores del hombre, ¡y Dios empezará todo de nuevo con una nueva creación, como leeremos en uno de los próximos capítulos! ¡Una tierra nueva! (Apo.21) 348


El prometió que jamás volvería a destruir el mundo con un diluvio de agua, (Génesis 9:11) pero esta vez, justo al final, ¡lo va a destruir con un diluvio de fuego! Lo purificará y acabará con la polución, microbios, gérmenes, contaminación, impíos, maldición y todo lo perverso, y rehará la superficie de la tierra para que sea otro Huerto del Edén. **2Pe.3:5-7 Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste, por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua; pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos. **2Pe.3:10-13 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, 349


esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Pero nosotros esperamos, según Sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. **Ap.6:14 Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. ¡Dice que los cielos se desvanecerán como un pergamino que se enrolla, y pasaran con grande estruendo! ¡Sabemos que este horrible, cataclismo y catastrófico juicio de Dios que barrera a los rebeldes impíos del Milenio con una gran explosión final sólo consumirá y destruirá la superficie de la tierra y la atmósfera en una explosión final! ¡Lo sabemos porque la Palabra de Dios dice que la Tierra está cimentada para siempre en el Salmo 78:69, dice “Edificó Su santuario a manera de eminencia, como la tierra que cimentó para siempre.” y que Su eterna Ciudad Espacial Celestial descenderá a esta tierra, donde Dios morará con los hombres para siempre! (Ap.21.) Ap.20:10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, 350


donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos. (Rom.16:20; Juan12:31) La bestia y el falso profeta fueron lanzados inmediatamente al lago de fuego después de la Tribulación, la Ira de Dios y la Batalla de Armagedón (Ap.19:20), lo cual demuestra que algunos serán lanzado inmediatamente en el lago de fuego. Algunos son tan malos que su juicio ni siquiera esperará. La Palabra de Dios dice que los pecados de algunos hombres se hacen patente antes que ellos vengan a juicio, mas a otros se les descubren después. (1Ti.5:24) Dios espera. Hay algunos que ya son tan malos que su juicio ya ha sido pronunciado de antemano, y en cuanto mueren, por algún motivo van a parar al infierno. Con otros es casi como si en la otra vida los pusieran a prueba durante un periodo, hasta el juicio final de todos los impíos en el juicio ante del gran trono blanco. Es posible que Dios los ponga a prueba para ver qué van a hacer en la otra vida, si se van a arrepentir al ver que existe esa otra vida, como evidentemente debieron de haber hecho algunos de los espíritus encarcelados después que Jesús bajó al Infierno a predicarles. O sea que debe de haber un periodo de prueba y lo que podríamos llamar una segunda oportunidad para que lo reciban entonces. 351


**Mat.12:40 Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches. **1Pe.3:19-20 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua. **1Pe.4:6 Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios. **Efe.4:9 Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? Dice la Palabra que el Señor no quiere «que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento» (2 Pe.3:9). Y a fin de manifestar Su amor a todos los hombres, envió a Jesús a vivir, padecer y morir por nosotros: «porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a Su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él» (Juan. 3:16-17)

352


Ap.20:11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en Él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Sabemos, de acuerdo a nuestros estudios previos que todos los hijos de Dios salvos, los nacidos de nuevo de todas las épocas seremos arrebatados y resucitados antes del Milenio, al final del periodo de la Gran Tribulación cuando viene Jesús y junta a Su Iglesia, a Su Esposa, y se la lleva con El para siempre! También sabemos que luego "viviremos y reinaremos con él mil años sobre la tierra" (Ap.20:4). ¿Pero qué pasa con los miles de millones de personas no salvas de todas las edades? ¿Qué habrá sido de ellas? "los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años" (Ap.20:5). El juicio ante el gran trono blanco será para los otros muertos, los de todos los tiempos que no se hayan salvado y que por tanto no resuciten cuando Jesús regrese. Entre ellos estarán todos los que hayan vivido durante el Milenio pero al 353


final hayan seguido al diablo y muerto en la batalla de Gog y Magog. Toda persona que haya existido y que no se haya salvado, que haya sido buena o mala en su vida terrenal, comparecerá en el juicio ante el gran trono blanco de Dios. Ap.20:12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. (Ver Da.7:9, 10, 26, 27; Mt.25:31-46)

Al final del Milenio, al acabar la batalla de Gog y Magog tiene lugar la segunda resurrección, “la resurrección de condenación" como la llama Jesús en Juan.5:29, lo cual significa literalmente "la resurrección de juicio" Todos los no salvos serán resucitados para comparecer delante de Dios en el gran juicio final y es entonces cuando se les dan sus sentencias finales y se les asignan sus lugares definitivos en el más allá. Estos versículos son claros, todos los muertos, los que lograron mucho en la vida y también los que no, se pondrán de pie ante el Señor. "De pie" implica estar consciente, ya que son traídos delante de Él. Ellos no están dormidos; están alerta y esperando. Jesús mismo dijo: **Jn.5:24-29 De cierto, de cierto os digo: El que oye Mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. De 354


cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán. Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo; y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre. No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán Su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; más los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación. El autor del Apocalipsis cuenta que vio varios libros, muchos, tal vez millones, «y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida —un libro muy importante—. Y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras». Puede que esos libros sean sus recuerdos, su conciencia o anotaciones que guarda Dios de sus palabras y obras. Dice la Biblia: «los ojos del Señor están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos» (Pro.15:3) Es indudable que Dios podrá acceder a la memoria de las personas y repasar toda su vida, si es preciso, en una fracción de segundo, para juzgar cuanto hicieron. Quién sabe si por abrir los libros se entienda que el Señor leerá lo que todos han hecho para juzgarlos con justicia. PREGUNTA: ¿Se va a obtener crédito por sus buenas obras frente a las malas, o en otras palabras, sus buenas obras podrían equilibrar sus malas obras? 355


RESPUESTA: Efesio 2:8 y 9 dice: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” También dice en Tito 3:5: “nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por Su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo” “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” dice Ro.3:23. “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno.” (Ro.3:10) Así que no hay obras que pueden salvarnos, buenas ni malas. Tus buenas obras no pueden salvarte y tus malas tampoco condenarte. “El que en Él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.” (Jn.3:18) Así que somos salvos únicamente por la fe en Jesús, el don de Dios, por su gracia. Sin embargo, sea en el cielo o en el infierno, tú serás juzgado según sus obras y tendrás que dar cuenta de las acciones hechas en la carne y de toda palabra ociosa haya sido buena o mala. (Mat.12:36; Ro.2:6; Apo.20:13.) Algunos de los salvos resplandecerán como las estrellas, “los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas.” (Da.12:3) Otros estarán para vergüenza y confusión perpetua aún en el Cielo; y en el infierno los que, conociendo la voluntad del Señor, no la hicieron, recibirán muchos azotes, mientras que los que no conocían la voluntad del Maestro, serán azotados poco. Se le pedirá cuentas a cada uno según cuánta verdad haya conocido. El propio Jesús dijo que a los que conociendo la voluntad del Señor desobedecieron y realizaron actos dignos de castigo se los castigará más 356


severamente. En cambio, a los que hicieron cosas merecedoras de castigo sin conocer la voluntad del Señor se les impondrán sanciones más leves. **Lc.12:47,48 «Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor no se preparó ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. Pero el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco, porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará». Es evidente que algunos serán castigados más que otros. Algunos van a recibir muy poco castigo, ¡si es que alguno! Otros serán castigados bastante, lo que se merecen, ¡pero tampoco más! ¡Dios hará distinciones y juzgará a cada uno justa, equitativa y misericordiosamente, según sus obras! Hay muchos lugares en la Palabra de Dios en que se demuestra que habrá diferentes grados de castigo así como diferentes grados de recompensa. ¡Dios es justo y perfecto y "se pagará a cada uno conforme a sus obras"! (Sal.62:12, Jer.17:10, Mat.16: 27, 2Co.5:10, Ap.2:23, 22:12.) Así pues ser "juzgados conforme a sus obras", significa sencillamente que serán recompensados o castigados teniendo en cuenta cuán buenos o cuán malos 357


fueron, ¡y naturalmente habrá diferencia! "Porque él pagará al hombre según su obra, y le retribuirá conforme a su camino. Sí, por cierto, Dios no hará injusticia, y el omnipotente no pervertirá el derecho". (Job 34: 11, 12) Dios es justo, equitativo e imparcial, y todos recibirán exactamente lo que merecen y necesitan. Ap.20:13 Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. ¡Aparece nuevamente la Segunda Resurrección, de todos los muertos no salvos, algunos de los cuales han sido confinados al fondo del mar y a otros lugares en forma de fantasmas y espíritus! Aparentemente el castigo, o por lo menos el período de prueba a lo que se somete a algunos de los muertos no salvos, es permanecer cerca de su cadáver o de su morada anterior, etc., provisionalmente. Mas durante esta resurrección segunda, ¡todos estos "otros muertos" saldrán de todas partes! ¡Del mar, de las tumbas, de otras eras del tiempo, todos los muertos no salvos que hayan existido! “Y la muerte y el Hades entregaron los muertos.” La palabra griega "Hades" aquí no es el "lago de fuego" sino que es el equivalente a la palabra hebrea "Seol" que significa literalmente «el estado invisible» y describe el sitio temporal de los muertos no salvos, todos aquellos que no se salvaron durante los 6000 años pasados de la historia de la tierra, y todos aquellos que no se salven durante el Milenio. Todos serán resucitados en la secunda resurrección para enfrentar el Juicio del Trono Blanco y ser juzgados de acuerdo a los Libros. Ap.20:14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 358


Si naces dos veces, la primera vez físicamente y la segunda espiritualmente, solo morirás una vez. Pues solo padecerás la muerte física una vez y tú espíritu nunca morirá, ya que Jesús murió en ese tormento para que tu espíritu no tuviera que morir. Eso fue lo que hizo en la cruz. Pero en cuanto al pecador, que no recibe a Jesús y cuyos pecados no le son perdonados, Él dice que en el fin del mundo serán levantados de los muertos, y durante el Juicio Final, van a ser juzgados según sus obras, algunos en el Lago de Fuego y otros vivirán fuera de la Ciudad Celestial. (Ap.22) "Esta es la muerte segunda" ¿Por qué? Porque solo nacieron una vez y no recibieron a Jesús, ni nacieron de nuevo. Cuando recibes a Jesús, ello constituye un nuevo nacimiento para tu espíritu, eres un nuevo hombre interior. De modo que si naces dos veces, solo vas a morir una: la muerte del cuerpo, pero el espíritu te va quedar libre, no va morir. Pero si solo naces una vez y no naces de nuevo, ¡morirá dos veces!: ¡Una en el cuerpo y otra en el espíritu! Ap.20:15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. He aquí una observación: Habíamos visto anteriormente que uno de los "libros" abiertos en el gran juicio del trono fue "el libro de la Vida", que se nos revela ahora como un libro extremadamente importante. Puesto que luego de que la muerte y el Hades son 359


arrojados al Lago de Fuego, dice: "¡Y el que no se halló inscrito en el Libro de la Vida fue lanzado al Lago de Fuego!" No dice aquí que fueran todos lanzados al lago de fuego, dice: "Y el que no se halló inscrito en el Libro de la Vida”. ¡Es decir que habrá otra separación en el Juicio del Gran Trono Blanco entre las ovejas y las cabras, entre los que merecen ir al Infierno y los que no! Pero si el libro de la Vida contiene solo los nombres de aquellos que fueron salvos en esta vida, ¿para qué sacarlo en ese juicio del gran trono blanco de los “no salvos”? ¿Solamente para probar que no figuran? Si ninguna de estas personas va a escapar de caer en el Infierno, ¿por qué razón tendría el Señor que abrirlo? Si en el Libro de la Vida figuran solamente los que ya están salvos, que ya han sido arrebatados y se encuentran ya en el Cielo, y ninguno de los individuos presentes en este juicio figuran allí y no es más que un libro en blanco, ¿para qué molestarse? Pero no olviden que solo los “no salvos” están presentes en este juicio del gran trono blanco, aunque se establece una diferencia 360


entre dichos no salvos entre los que figuren en el Libro de la Vida o no, y sólo aquellos que no se han hallados en el Libro de la Vida será lanzados al Lago de Fuego. ¡Pero no todos! Nota: No se preocupes si no entiendes todos los detalles. Lo importante es conseguir una idea general de todos estos eventos asombrosos del tiempo del fin y estar seguros de que Dios te ama y que estás en sus poderosas manos. Lo mejor está por venir en los próximos dos últimos capítulos de Apocalipsis: el Cielo y su recompensa eterna.

Compilación y edición por Gaetan de múltiples fuentes. Pueden escribirme a: gaetan.goye@gmail.com

361


Apocalipsis capítulo 21

Como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; ¡porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios! 1Co.2:9,10 En la casa de Mi Padre, muchas “…y me llevó en el Espíritu… y moradas hay; si así no fuera, Yo os lo me mostró la gran ciudad santa hubiera dicho; voy, pues, a preparar de Jerusalén” lugar para vosotros. Y si Me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a Mí mismo, para que donde Yo estoy, vosotros también estéis. Jn.14:2, 3 ¿Sabías que cuando decimos «el cielo», en realidad estamos hablando, la mayoría de las veces, de una ciudad espacial gigantesca y asombrosa que descenderá a la Tierra, y en la que morará Dios con nosotros y nosotros con Él? Es verdad, ¡lo dice la Biblia! ¡En nuestra asombrosa casa celestial, la gran ciudad del espacio, cuyo arquitecto y constructor es Dios, 362


existen desde ahora mismo cosas más fabulosas de lo que hayas podido soñar o imaginarte alguna vez! En estos últimos dos capítulos de este último libro de la Biblia, el 21 y el 22, está la descripción más clara y más lograda de toda la Biblia del aspecto que tiene la ciudad celestial, el cielo, para abreviar. Es el relato que hizo el apóstol Juan de lo que vio cuando el Señor lo llevó a él allá en un viaje espiritual. A continuación estudiaremos algunas de las maravillas que describen estos capítulos. ¿Estás listo? ¡Adelante!... Vi un cielo nuevo y una Ap.21:1 Vi un cielo nuevo y una tierra tierra nueva… nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. **Isa.65:17-19 Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento. Más os gozaréis y os alegraréis para siempre en las cosas que yo he creado; porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo. Y me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con Mi pueblo; y nunca más se oirán en ella voz de lloro, ni voz de clamor. **Isa.66:22 Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice el Señor, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. **2Pe.3:12-13 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual 363


los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán. Pero nosotros esperamos, según Sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. **Isa.40:4 Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. La Tierra es una esfera ¡Un cielo nuevo y una tierra nueva! redonda inmensa y gigantesca revestida de una envoltura llamada superficie o corteza que a su vez está rodeada y protegida por el aire, las nubes y el cielo, lo que la Biblia llama «los cielos». ¡No sé si te sorprenderá que la Biblia emplee la palabra «cielo» o «cielos» para describir varios lugares diferentes! Están los «cielos» de la atmósfera, el aire y las nubes, y también los «cielos» del espacio, donde están las estrellas, los planetas, el sol y la luna. ¡Pero en este estudio, cuando decimos «cielo» nos referimos principalmente a la Ciudad celestial, que bajará del espacio atravesando la atmósfera y aterrizará en la Tierra! Pero primero Dios tendrá que limpiar la tierra y el cielo. Cuando acabe el reinado 364


de Jesús y Sus hijos, que gobernaremos la Tierra durante 1.000 años, lo que llamamos el Milenio, ¡Dios consumirá la superficie de la Tierra y los «cielos» del aire y la atmósfera, y volverá a crear una Tierra Nueva bellísima con un Cielo Nuevo! ¡La tierra nueva será igual al huerto del Edén, el paraíso de Dios! Todo será hermosísimo y ya no habrá nada malo, ni peleas, ni se harán daño; ¡sólo habrá paz y belleza! Ya no habrá montañas escarpadas y abruptas, ¡sólo colinas redondeadas y valles suaves y encantadores! ¡No habrá desiertos secos y yermos, sólo lindos bosques exuberantes, prados y campos cultivados! ¡Y ya no habrá mar, sino numerosísimos y bonitos ríos, arroyos y lagos! ¡Por lo que en la Tierra Nueva habrá espacio de sobra para que vivan miles de millones de personas disfrutando de un mundo bien fabuloso! Si van a revivir y resucitar los hombres de todas las épocas de incontables generaciones, ya sea que algunos se hallen en el infierno, en el Lago de Fuego u otros en la superficie de la tierra, más los salvos de la Ciudad de los bienaventurados, ¿adónde los va a meter Dios a todos? ¡Bueno, ya no habrá más mar, que es lo que compone actualmente 4/5 de la superficie terrestre! ¡De modo que tendremos cinco veces la extensión de la superficie que tenemos ahora! 365


Además la tierra nueva estará rodeada por un cielo nuevo, es decir, que el aire estará limpio y puro y será muy agradable; ¡ya no habrá contaminación ni gases tóxicos, suciedad, humo ni armas, ni ninguna de las cosas horrorosas que ha creado el hombre! ¡Y la gran Ciudad celestial bajará atravesando esta nueva atmósfera pura y limpia, el «Cielo Nuevo», y aterrizará en la «Tierra Nueva»! Ap.21:2 Y yo Juan vi la Santa Ciudad, la Nueva Jerusalén, descender del Cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para Su marido. Ap.21:3 Y oí una gran voz del Cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y Él morará con ellos; y ellos serán Su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. **Heb.11:8, 10,13-16 Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba. … porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios…Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos ¡Mira! sobre la tierra. Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria; pues si hubiesen estado pensando en 366


aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiempo de volver. Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad. **Heb.12:22-24 sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles, a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos, a Jesús el Mediador del nuevo pacto… **Ap.3:12 Al que venciere, Yo lo haré columna en el templo de Mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de Mi Dios, y el nombre de la ciudad de Mi Dios, la Nueva Jerusalén, la cual desciende del Cielo, de Mi Dios, y Mi nombre nuevo. **2Cor.5:1 Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los Cielos. **Lev.26:11-12 Y pondré mi morada en medio de vosotros, y mi alma no os abominará; y andaré entre vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. Nosotros no subiremos al cielo para estar con Dios, ¡sino que Él vendrá a la tierra a vivir con nosotros! ¡Será como si Él se apoderara del mundo realizando una invasión desde el espacio exterior! ¡Esas extrañas estaciones espaciales y ciudades del espacio que los humanos fabrican y que sirven de argumento para sus libros y películas no se pueden comparar con esta, ni en tamaño ni en lo maravillosa! ¡La nuestra tiene 2.400 kilómetros de largo, de ancho y de alto! ¡2.400 kilómetros! ¡Es la mayor “nave espacial” que se haya construido alguna vez; 367


fabricada por el Señor y viene camino a la Tierra! (Versículo 16) El lugar donde moraremos con el Señor para siempre en el mas allá no será un mundo de ensueño fantástico perdido en el espacio exterior, sino una Ciudad de ensueño aún más asombrosa que descenderá del Cielo, de Dios, a una Tierra Nueva, ¡y Dios bajará a vivir con nosotros, y nosotros viviremos con Él en esa preciosa Ciudad de ensueño! No nos iremos a ningún lugar remoto llamado Cielo donde dicen que vive Dios, ¡sino que tenemos un Dios muy aterrizado que bajará a vivir con nosotros creando un Cielo en la tierra! Ap.21:4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Ap.21:5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, Yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos” ¡Para mí, ése es uno de los versículos más bonitos de la Biblia! Pero si lo lees y pones atención, ¡verás que no dice que no vaya a haber lágrimas! Probablemente muchas personas, cuando lleguemos al Cielo y tengamos que presentarnos delante del Señor, 368


nos sentiremos avergonzados y lloraremos y nos No habrá más lamentaremos por nuestros pecados y fallos. dolor, ni llanto, ni Pero ¿verdad que el Señor es maravilloso, muerte… amoroso y misericordioso? ¡Dice que enjugará únicamente todas esas lágrimas, que borrará todos los felicidad y gozo recuerdos de esos años malos y que no habrá más eterno… dolor, ni muerte, ni clamor, ni lágrimas! ¡Únicamente felicidad y gozo eterno y magnífico, y un paraíso en la tierra, como lo que tenemos ya los que amamos al Señor, sólo que mejor, y para siempre jamás! ¡Aleluya! Todas las cosas malas y tristes quedaran olvidadas y borradas como si hubieran sido un sueño desagradable, una pesadilla, y Él enjugará toda lágrima de nuestros ojos. ¡No habrá más dolor, ni llanto, ni muerte, ni clamor, y a partir de entonces, todo será dicho! ¿Verdad que es maravilloso? **Ap.7:17 porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos. **Isa.25:8-9 Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará el Señor Dios toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque el Señor lo ha dicho. Y se dirá en aquel día: He aquí, éste es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará; éste es el Señor a quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación. 369


**1Cor.15:26 Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. **Isa.42:9 He aquí se cumplieron las cosas primeras, y yo anuncio cosas nuevas; antes que salgan a luz, yo os las haré notorias. Ap.21:6 Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, Yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. Ap.21:7 El que venciere heredará todas las cosas, y Yo seré su Dios, y él será Mi hijo. **Jn.4:10, 14 Respondió Jesús y le dijo: Si Y me dijo: conocieras el don de Dios, y quién es el que te “Hecho está. dice: Dame de beber; tú le pedirías, y Él te daría Yo soy el Alfa y la Omega” agua viva… más el que bebiere del agua que Yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que Yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. **1Jn.3:1-2 Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él, porque le veremos tal como Él es. **Rom.8:15-17… sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que 370


somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con Él, para que juntamente con Él seamos glorificados. En esta maravillosa ciudad celestial, Sus vencedores «¡heredaran todas las cosas!» Y ¿quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.» (1Jn.5:5,4.) ¡Al Señor le encanta la fe, y El ama a Sus hijos fieles, y los recompensará abundantemente! ¡Heredaras todas las cosas, cualquier cosa que hayas querido o deseado alguna vez! Porque si amamos a Dios y nos deleitamos en El, ¡Él se deleita concediéndonos las peticiones de nuestro corazón! Según el Salmo 37:4. Y Jesús nos dijo: «No temáis, manada pequeña, ¡porque a vuestro Padre le ha placido daros el Reino!» (Lc.12:32.) Ap.21:8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. Ap.21:9 Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. 371


Ap.21:10 Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, Ap.21:11 teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal. En otras palabras la ciudad celestial es como un diamante. Antes, en el versículo 2, Juan dijo que vio descender la Ciudad santa «como una esposa ataviada para su marido»; sabemos que esta forma de llamar a la Ciudad celestial «la desposada» es un simbolismo, pues es evidente que esa maravillosa Ciudad que Él ha preparado para Su auténtica desposada, Su Iglesia, (este "desposada" es realmente el pueblo de Dios, de todas las naciones y todos los tiempos) es un hogar celestial muy literal y tangible, con muros y moradas literales, un río, árboles y puertas, y ciertas dimensiones físicas y medidas exactas. ¡Cuando dice que esta gran ciudad está «dispuesta como una esposa ataviada para su marido», quiere decir simplemente que es tan hermosa como una recién casada! ¿Por qué no? ¡Es la casa de la Esposa, su nuevo hogar! ¡Los reyes ricos y opulentos generalmente hacían edificar palacios enteros en honor de sus reinas! ¡Pues nuestro rey le ha construido a Su reina, Su iglesia, el mayor palacio que haya 372


existido jamás! ¡No hay nada en este mundo, nada que haya construido el hombre que pudiera siquiera empezar a compararse con esta Ciudad! Ap.21:12 Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel; Ap.21:13 al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al sur tres puertas; al occidente tres puertas. Ap.21:14 Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero. ¡Había un ángel montando guardia en cada puerta! Ahora bien, ¿para qué iba a tener la Ciudad un muro de protección tan alto y un ángel guardando cada puerta si no hubiera gente afuera que no quisieran que entrase? ¡Puede ser una indicación de que habrá gente en el exterior que no estará del todo preparada para entrar en ella! 373


En cada una de las puertas se halla el nombre de una de las doce tribus de Israel. Dios quiere honrar a los fieles del Antiguo Testamento que obedecieron y siguieron al Señor en el curso de los siglos. «¡Al Israel de Dios!» como dice (Gá.6:16). También dice que los nombres de los doce primeros apóstoles están en el muro. ¿De qué mejor manera podía Dios inmortalizarlos y honrarlos por la gran labor que desempeñaron al echar los cimientos de toda la iglesia y prepararla sino escribiendo sus nombres en las puertas y los muros? ¡Es simplemente una forma que tiene Dios de honrarlos! Ap.21:15 El que hablaba conmigo Nueva tenía una caña de medir, de oro, para medir la ciudad, sus puertas y su muro. Ap.21:16 La ciudad se halla establecida en cuadro, y su longitud es igual a su anchura; y él midió la ciudad con la caña, doce mil estadios; la longitud, la altura y la anchura de ella son iguales. ¿Tienes alguna idea de a cuanto equivalen 12.000 estadios bíblicos en las medidas actuales? Un estadio equivale a 200 metros. ¡Así que 12.000 estadios equivalen a 2.400 kilómetros! ¡Es una Ciudad 2400 kilómetros gigantesca! ¡2.400 kilómetros en cada dirección, ancho, largo y alto! ¡Es casi imposible de concebir! 374


¿Te imaginas lo que sería una ciudad de ese tamaño? ¡Es casi imposible imaginarse algo así! ¡La base tendría el tamaño de la mitad de los EE.UU., o de toda Europa, o de la mitad de África! ¿Y te imaginas lo que es tener 2.400 km o 1.500 millas de altitud? Los grandes jumbos o aviones a reacción gigantes suelen volar como mucho a ocho o nueve kilómetros de alto, e inclusive los satélites espaciales suelen estar a una altura que oscila entre 240 y 900 km sobre la Tierra, casi nunca más altos. ¡Y sin embargo la Ciudad celestial de Dios tendrá 2.400 km de alto! Su gran ciudad del espacio descenderá a la tierra, ¡pero seguirá en parte en el espacio! ¡En su mayor parte estará todavía en el espacio exterior! ¡Menuda vista tendremos! ¡El rascacielos más alto del universo! ¡Y esa es nuestra casa celestial, gracias a Jesús! ¡Donde cabremos todos los millones y miles de millones de hijos de Dios que hayan existido en toda la historia! ¡Aleluya! ¡Menuda ciudad! Si dividiéramos 2.400 kilómetros de alto por doce niveles, tendríamos 200 kilómetros por cada nivel, o sea 200.000 metros: ¡hay lugar para 70.000 pisos en cada nivel! ¡O casi un millón de pisos en total! ¿Qué tal sería un rascacielos como ése? ¡Cuando se trata de construir un Hogar celestial para nosotros, Dios no se queda corto! No me extraña que la Biblia diga que «Él edificó en el Cielo Sus cámaras, y ha establecido Su expansión sobre a tierra; ¡el Señor es Su Nombre!» (Amós 9:6.) ¡La Biblia no dice específicamente qué forma tiene pero la base es un cuadrado de 2.400 km. de ancho! ¿Y qué edificio se puede construir sobre un cuadrado a menos que sea un cubo, una pirámide o tenga una forma muy extraña, como un poli-domo si la 375


altura es igual a la anchura? Y aunque no podemos demostrar que tenga forma de pirámide, por lo que dice la Biblia, hay ciertos versículos sobre el cielo que parecen indicar que así será. En Hebreos 12:22 dice: «¡Os habéis acercado al monte de Sion, a la Ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial!» ¡O sea que debe de tener forma de monte! Y en varios otros versículos se habla del «monte de la casa del Señor». (Is.2:2; Mi.4:1.) ¡Y si hay algo que se parezca a un monte, imagínate una pirámide de 2.400 kilómetros de alto! (En esta clase vamos a utilizar la forma de la pirámide.) Y ¿Sabías que en el cielo habrá bienes raíces? ¡El Señor le dijo a Su profeta Daniel que se levantaría para recibir su heredad en el fin de los días! (Dn.12:13) ¡Y yo me voy a levantar para recibir la mia, y tú para recibir la tuya, y todo el mundo tendrá su heredad propia! ¡Habrá mucho espacio para muchas heredades! «En la casa de Mi Padre --dijo Jesús-- muchas moradas hay; si así no fuera, Yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a Mí mismo, ¡para que donde Yo estoy, vosotros también estéis!» (Jn.14:2,3.) ¡Cada uno en su morada, en su heredad! ¡Imagínate, un día serás propietario de una morada que no te va a costar nada! ¡Nada de mantenimiento, ni gasto, nada de nada, salvo lo que ya le costó a Jesús! Estará proporcionada con tus obras en la tierra, con lo que hayas pagado ya por ella aquí abajo. Ciertas cosas por las que estás trabajando ahora mismo no las recibirás hasta que llegues allá; ¡pero ya verás que todo lo que hayas pagado aquí 376


no será comparable con la gloria venidera que allí ha de manifestarse! Ap.21:17 Y midió su muro, ciento cuarenta y cuatro codos, de medida de hombre, la cual es de ángel. Ap.21:18 El material de su muro era de jaspe; pero la ciudad era de oro puro, semejante al vidrio limpio; Ap.21:19 y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa. El primer cimiento era jaspe; el segundo, zafiro; el tercero, ágata; el cuarto, esmeralda; Ap.21:20 el quinto, ónice; el sexto, cornalina; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el noveno, topacio; el décimo, crisopraso; el undécimo, jacinto; el duodécimo, amatista. Ap.21:21 Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio. Y midió su muro, ciento cuarenta y cuatro codos --eso son 65 metros--. 377


«…y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa.» ¡Baste con decir que son las piedras más preciosas que hay en la actualidad en el mundo, diversas gemas de todos los colores del arco iris! ¡Qué ciudad! «…Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio.» ¡Ese es un tipo de oro que aquí no se conoce! ¡El oro de esta tierra no es transparente, ni se parece al vidrio, y es muy pesado, es algo macizo! ¡Pero el oro de la Ciudad será como un cristal dorado y transparente, Vamos a caminar... parecido al vidrio, muy hermoso! ¡Será un oro por calles de oro cristalino, eterno y para siempre! ¡Más bonito que ningún otro oro del mundo! ¡El de la Ciudad dorada eterna y cristalina! Y no solamente las calles están hechas de este oro puro y cristalino, sino que como leímos en uno de los versículos anteriores, toda «¡la ciudad era de oro puro, semejante al vidrio limpio!» ¡Es como un vidrio transparente de color dorado! ¡Imagínate lo bella! ¡Toda la Ciudad es de oro cristalino! ¡Podremos mirar fuera de la Ciudad a través de sus paredes transparentes, veremos la hermosa Tierra Nueva, que habrá sido totalmente restaurada y vuelta a crear! ¡Podremos mirar asi afuera y disfrutar de la vista de esa hermosa creación! Ap.21:22 Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero. 378


**Hch.7:48-49 si bien el Altísimo no habita en templos hechos de mano, como dice el profeta: El cielo es Mi trono, y la tierra el estrado de Mis pies. ¿Qué casa me edificaréis? dice el Señor; ¿o cuál es el lugar de Mi reposo? **Jn.4:21,23 Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. ¡En esta asombrosa y portentosa ciudad gigante no hay templos, ni iglesias, ni catedrales, ni sinagogas, ni mezquitas! ¡Allí no se encuentran lo que llaman «casas de Dios»! El templo son el mismo Dios y Su hijo Jesús. Todo el mundo adorará en el Señor sin necesidad de edificios, ni templos en los que tantas riquezas y recursos humanos se han malgastado. 379


Ap.21:23 La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. **Isa.60:19-20 El sol nunca más te servirá de luz para el día, ni el resplandor de la luna te alumbrará, sino que el Señor te será por luz perpetua, y el Dios tuyo por tu gloria. No se pondrá jamás tu sol, ni menguará tu luna; porque el Señor te será por luz perpetua, y los días de tu luto serán acabados. **Ap.22:5 No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos. No dice que no vaya a haber luna ni sol, sino que en la ciudad no necesitarán la luna ni el sol, porque tendrá luz propia, ¡la bellísima luz de Dios y de Su hijo, Jesús! Mas fuera de la ciudad, en la Tierra Nueva, seguirá habiendo día y noche como ahora. Pero dentro de la ciudad celestial no necesitaremos esas lumbreras terrestres, porque el Señor es nuestra lumbrera y estará siempre iluminada, todo el día y toda la noche, y nunca habrá que 380


acostarse, nunca habrá que dormir, porque no existirá el cansancio ni la fatiga. E incluso para los que estén fuera, será una bendición el simple hecho de vivir en un lugar desde donde se la vea, a la vista de la Ciudad, simplemente poder verla por la noche y estremecerse con su magnífico esplendor, ¡con el resplandor de la milagrosa y sobrenatural luz dorada de Dios! ¡La Palabra de Dios dice que aun el sol y la luna se confundirán al lado de la gloria, la belleza y la luz de esta santa Ciudad aquí en la superficie de la tierra! **Isa.24:23 La luna se avergonzará, y el sol se confundirá, cuando el Señor de los ejércitos reine en el monte de Sion y en Jerusalén, y delante de sus ancianos sea glorioso. Ap.21:24 Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella. Ap.21:25 Sus puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche. Ap.21:26 Y llevarán la gloria y la honra de las naciones a ella. Ap.21:27 No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero. 381


**Isa.60:11 Tus puertas estarán de continuo abiertas; no se cerrarán de día ni de noche, para que a ti sean traídas las riquezas de las naciones, y conducidos a ti sus reyes. **Isa.52:11 Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios del Señor. **Ap.22:14 Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. ¡Imagínate como se verá esa maravillosa ciudad dorada desde el mundo exterior por la noche! ¡Los habitantes de la tierra podrán alzar la vista y ver esa hermosa Ciudad, y sabrán que Dios está allí, que Dios está viviendo en la tierra con el hombre! Habrá descendido del Cielo para establecer Su morada con el hombre, y ésa será Su hermosa Ciudad, Su capital. ¡Aun los que no sean ciudadanos de ella y ni vivan dentro de la Ciudad podrán alzar la vista desde la superficie de la tierra y sentirse agradecidos de por lo menos estar allí! 382


Todavía habrá naciones y habrá reyes en la superficie de la tierra, fuera de la Ciudad. Por supuesto, serán las naciones que Dios disponga, y los reyes designados por Él, ¡ justos, buenos que le enseñarán a la gente a amar y a servir al Señor! ¡Será un hermoso y maravilloso mundo celestial, y una tierra celestial! ¡Desde luego que será un paraíso terrenal! ¡Y traerán gloria y honor a la Ciudad! ¡La ciudad estará abierta de día y de noche, las 24 horas del día! Y únicamente los salvos, los que estén inscritos en el libro de la vida del Cordero, entrarán por sus puertas de perla. ¡Qué hermoso, qué maravilloso! ¡Nada inmundo habrá allí! No habrá calles sucias, ni vicios despreciables, ni crimen inmundo, ni pecado. No será la ciudad del pecado, como son la mayoría de las ciudades de hoy en día, ¡sino la Sagrada Ciudad de Dios! ¡La santa Ciudad, la pura Ciudad, la hermosa Ciudad! ¡Todo absolutamente inmaculado, limpio, impecable y hermoso! ¡Qué Ciudad! Compilación de comentarios proféticos editados por Gaetan. 383

gaetan.goye@gmail.com


Apocalipsis Capítulo 22 Compilación de comentarios proféticos editados por Gaetan.

Ap.22:1 Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. ¡Ahora estamos viendo el interior de la ciudad santa, la Nueva Jerusalén, la ciudad que descenderá del cielo, de Dios, a la Tierra Nueva! Y resulta que hay un hermoso río que nace en el mismo trono de Dios y atraviesa el centro mismo de la Ciudad, donde hay como un lindo parque. ¡Esta ciudad va a ser muy, muy hermosa! David, el salmista, dijo: «¡Del río sus corrientes alegran la Ciudad de Dios, el

santuario de las moradas del Altísimo! Dios está en medio de ella; ¡no será conmovida!» (Sal.46:4,5) Seguramente se refería a ese río de la vida, ya que por la Jerusalén antigua no pasa ninguno. 384


**Ap.7:17 porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida… **Ap.2:7 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios. En el Edén original había dos árboles singulares. Uno era el del conocimiento del bien y del mal, del cual Eva y luego Adán comieron, desobedeciendo a Dios, y por ese pecado se los desterró del Paraíso: había que evitar que comieran del otro árbol, el de la Vida. **Gén.3:22-23 Y dijo el Señor Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la Vida, y coma, y viva para siempre. Y lo sacó el Señor del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado. Por lo visto, si Adán y Eva hubieran comido del fruto del árbol de la vida habrían vivido para siempre. Pues si los seres humanos hubieran podido vivir eternamente nutriéndose de ese fruto, si ese era el ingrediente que les faltaba para alcanzar la inmortalidad corporal, fíjate en lo que dice el Apocalipsis que habrá en la Ciudad Celestial: 385


Ap.22:2 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones. Y estos sin duda serán como el árbol de la vida que había en el Edén, solo que habrá muchos. ¡Habrá hermosos árboles en medio del río y a ambos lados! ¡O sea que debe de haber islitas en medio de ese precioso río! ¡Esos árboles frutales celestiales producirán doce frutos distintos cada mes, imagínate! El profeta Ezequiel también alcanzo a ver ese maravilloso rio y esos árboles celestiales, y los describió de la siguiente manera: **Ez.47:12 En las riberas del río, al uno y al otro lado, se alzarán árboles frutales de toda especie, cuyas hojas no caerán y cuyo fruto no faltará. Todos los meses madurarán sus frutos, por salir sus aguas del santuario, y serán comestibles, y sus hojas, medicinales. En la clase anterior, leímos que en la ciudad celestial no habrá dolor, enfermedad, ni muerte, ni pena, ni llanto. Entonces, ¿por qué hacen falta las hojas del árbol para la sanidad de las naciones? Bien, da la impresión de que los reyes y las naciones 386


que habrá fuera de la ciudad no serán como nosotros que ya amamos a Jesús ahora. Nosotros viviremos en la ciudad, pero ellos todavía necesitarán algo de sanidad. “…y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.” Ahora bien, si no se trata literalmente de un árbol o literalmente de hojas, desde luego es una maravillosa imagen figurativa del hecho de que tomaremos vida de la Ciudad -algún poder curativo o unos métodos curativos para devolver la vida o dar más vida- y se la llevaremos a los que estén fuera, que por lo visto aún necesitarán cierta curación. Tal vez se trate de una curación espiritual, tal vez se trate de una curación mental, tal vez se trate simplemente de prepararlos más para conocer a Dios, adorarle, amarle y servirle en el mundo exterior. “…para la sanidad de las naciones.” Si sólo “los salvos” pueden residir en la Ciudad Celestial, ¿quién son aquellas personas y naciones que viven fuera en la Nueva Tierra? Leemos en el capítulo 20, que en el juicio final del Trono Blanco, Dios reunirá a todos los muertos no salvos de todas las edades y que 387


serán juzgados según sus obras. “…y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. (Apo.20:12)” (Mat.25:31-46) Los peores malvados serán arrojados al lago de fuego y es nuestra opinión que en la Tierra Nueva vivirán personas que no hayan sido tan malas como para merecer ir al infierno, sino que, a pesar de ser bastante buenas, tampoco se habrán salvado por medio de Jesús, y por lo tanto no podrán entrar en el Cielo y parece que son ellos los que se les permitirá estar en la Nueva Tierra. ¡Dios todavía se apiadara de ellas! ¡Nos mandará a nosotros, Sus hijos, que salgamos por las doce puertas de perla de la santa Ciudad a llevarles las hojas del árbol de la vida para su sanidad! Se las llevaremos nosotros, porque los que amamos a Jesús ahora seremos los que vivamos en esa ciudad tan fabulosa, donde recogeremos esas hojas tan especiales para llevárselas a los pobres que están afuera, para sanarles y ayudarles. ¡Sera bastante trabajo atender a todas las personas que estén en la superficie de la tierra fuera de la Ciudad Santa! Naciones enteras con reyes, gobiernos, pueblos, tierras, que estarán aún fuera. ¿Para qué estarán allí? Sabemos por qué no estarán dentro (porque no estarán salvados, por lo menos salvados como nosotros); ¡pero 388


seguro que estarán bastante bien, aunque estén fuera, en un planeta celestial como será aquel! Ap.22:3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y Sus siervos le servirán, La maldición había comenzado con Adán y Eva: **Gén.3:17 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. «…no habrá más maldición» Durante el Milenio se habrán eliminado bastantes aspectos de la maldición, y en la Tierra Nueva ya no quedará nada de ella. Los últimos vestigios, en concreto la muerte, serán derrotados. «El postrer enemigo que será destruido es la muerte» (1Cor.15:26) «Ya no habrá más muerte» (Rev.21:4). Todo será nuevo, perfecto y limpio, como Dios desde un principio quería que fuera. El Señor hará de la nueva superficie terrestre el lugar más celestial y hermoso que haya conocido la humanidad, parecido a algunas 389


zonas rurales de la actualidad, con colinas verdes, campos y bosques, ríos y lagos, pero mucho mejor. Ya no habrá tormentas, catástrofes ni cataclismos. Todo será hermoso y tranquilo, el Paraíso de Dios con el que siempre han soñado los hombres. El Milenio habrá sido un precursor de la Tierra Nueva, casi un paraíso, pero no del todo, pues todavía quedará algo de la maldición, y no todo el mundo acatará las leyes del amor de Dios; mientras que en la Tierra Nueva, por primera vez desde el Edén, todos conviviremos en perfecta paz, amor y armonía. El mundo será más o menos como habría sido si Adán y Eva no hubieran desobedecido. Todos los que habiten en él habrán resucitado, y aunque su cuerpo será parecido al que tenían antes, cabe suponer que será un poco distinto, pues estará hecho para vivir eternamente. Es lógico imaginarse que no sufrirá el desgaste gradual que sufre actualmente nuestro organismo. 390


Ap.22:4 y verán Su rostro, y Su nombre estará en sus frentes. **Mat.5:8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. **1Jn.3:2 Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él, porque le veremos tal como Él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en Él, se purifica a sí mismo, así como Él es puro. **Ap.3:12 Al que venciere, Yo lo haré columna en el templo de Mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de Mi Dios, y el nombre de la ciudad de Mi Dios, la Nueva Jerusalén, la cual desciende del Cielo, de Mi Dios, y Mi nombre nuevo. Ap.22:5 No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos. **Isa.60:19-20 El sol nunca más te servirá de luz para el día, ni el resplandor de la luna te alumbrará, sino que el Señor te será por luz perpetua, y el Dios tuyo por tu gloria. No se pondrá jamás tu sol, ni menguará tu luna; porque el Señor te será por luz perpetua, y los días de tu luto serán acabados. **Dan.7:18 Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre. 391


Ap.22:6 Y me dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas. Y el Señor, el Dios de los espíritus de los profetas, ha enviado Su ángel, para mostrar a Sus siervos las cosas que deben suceder pronto. Ap.22:7 ¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro. “¡He aquí, vengo pronto o (rápidamente)!” como dice la Traducción literal de la versión inglesa King James. Cuando venga lo hará a todo prisa. **Ap.1:3 Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas. Se nos dice que somos "bienaventurados" cuando leemos el libro de Apocalipsis. Muchas personas e incluso muchos cristianos dicen: "Oh, yo no quiero leer el libro de Apocalipsis, ¡me da miedo!" Pero si el Señor nos dio este libro, seguramente quiere que lo leamos y que entendamos grandes porciones de ello, sobre todo a medida que avanzamos en estos últimos días. Él dice que somos bendecidos y dichosos si lo hacemos, no dice “asustados”. Estaremos más preparados si lo hacemos. (Dan.11:33; 12:10) Ap.22:8 Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas. Ap.22:9 Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus 392


hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios. Le dijo: «¡no me adores a mí! ¡Soy uno de tus hermanos los profetas!» No dijo qué profeta era. Podía haber sido cualquiera de los profetas mayores, o de los menores. No dijo cuál era, pero dijo: «Yo soy de tus hermanos los profetas, soy un consiervo tuyo, ¡así que no me adores sino adora al Señor!» Ap.22:10 Y me dijo: No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca. En el caso del profeta Daniel, Dios le dijo "cierra las palabras y sella el libro" porque no eran por la época de Daniel, sino para un futuro lejano, para aquellos que vivirán "el tiempo del fin" **Dan.12:4 Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará. En cambio, los relatos de este libro, las predicciones y profecías, empezaron justo en la época de Juan. Por eso dice que “el tiempo está cerca”. Y este libro repasa toda la historia del mundo en forma profética, desde la época de Juan hasta el mismo Fin. Ap.22:11 El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía. 393


Eso viene a mostrar cómo divide Dios las clases de este mundo. Parece que hay dos entre los no salvos o los impíos. ¡Y los clasifica como los injustos, o inmisericordes y desamorados, y los francamente inmundos, sucios, repugnantes y viles! Pero ninguna de las dos clases se salva, y tanto unos como otros son sucios y viles y no son hijos de Dios. **2Tim.3:13-14 más los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. Pero persiste tú en lo que has ¡SIGAN A DIOS! aprendido y te persuadiste... Luego tiene un par de clases entre los justos: ¡Los rectos y los santos! Algunas personas que son justas, como la gente de las iglesias, lleva una vida buena y trata de hacer lo que está bien. Y luego están los santos, los que están totalmente dedicados al Señor y a Su servicio, separados completamente, limpios y relucientes a los ojos de Dios, puros y santos en su amor por el Señor, y le sirven día y noche: ¡los santos! 394


Ap.22:12 He aquí Yo vengo pronto, y Mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. **Mat.16:27 Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de Su Padre con Sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras. **Isa.40:10 He aquí que el Señor Dios vendrá con poder, y su brazo señoreará; he aquí que su recompensa viene con Él, y su paga delante de su rostro. Ap.22:13 Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último. Alfa y Omega son la primera y última letra del alfabeto griego, y con eso quiere decir el principio y el fin. **Isa.44:6 Así dice el Señor Rey de Israel, y su Redentor, el Señor de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios. **Ap.21:6 Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, Yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. Ap.22:14 Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. Con el fin de tener derecho al árbol de la Vida y a la Ciudad Celestial, tenemos que "lavar nuestras ropas", lo que significa ser salvo por la sangre de Jesucristo. Sólo los salvos pueden entrar en la ciudad y eso es pagado por el sacrificio de Jesús en la cruz. 395


**Ap.7:14 Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. **Ap.21:27 No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero. (Ver Apo.1:5, Rev.3:4 & Isa.61:10)

Ap.22:15 Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira. ¿Qué dos grupos habrá cuando tenga lugar la resurrección final de todos los muertos para el Juicio ante el Gran Trono Blanco? Los que se libren y los condenados. ¿Y quiénes son ellos en términos bíblicos? Los que se hallen inscritos en el Libro de la Vida y los que no se hallen en el Libro de la Vida. De los millones que resucitaran de los muertos cuando el Juicio ante el Gran Trono Blanco y se dividan en esos dos grupos, ¿qué les pasara a los que se hallen inscritos en el Libro de la Vida? Parece que vivirán en la Tierra Nueva. Y seguramente tarde o temprano se salvarán. ¿Cómo van a poder vivir en ella sin salvarse? Cuesta creer que fuera a haber algún rebelde allí, aunque según el capítulo 22 del Apocalipsis todavía quedarán algunos tipos bastante malos, o por lo menos que 396


habrán sido malos antes. ¡Habla de mentirosos y fornicarios y toda suerte de gente horrible que habrá fuera de la Ciudad! Bien; ¿acaso todos ustedes no han sido mentirosos y de todo en algún momento dado? ¡A decir verdad, en esos estamos incluidos todos! Y a pesar de todo, Dios a ustedes los salvó, ¿verdad? ¿Por qué, pues, no los va a salvar a ellos cuando estén fuera de la Ciudad? **Ose.14:4 Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi ira se apartó de ellos. Ap.22:16 Yo Jesús he enviado Mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. Ap.22:17 Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. **Isa.55:1 A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. **Jn.4:14 más el que bebiere del agua que Yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que Yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. **Jn.7:37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a Mí y beba. 397


Ap.22:18 Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Ap.22:19 Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del Libro de la Vida, y de la Santa Ciudad y de las cosas que están escritas en este libro. Hay quien dice que esto se refiere a toda la Biblia. ¡Pero solo se refiere a ESTE libro en particular, el libro del Apocalipsis! No se le debe añadir ni quitar nada. ¡No estaba diciendo que eso quisiera decir que Dios no iba a hablar nunca más! Ap.22:20 El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús. **Heb.9:28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan. Ap.22:21 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén. ¡El mundo será mejor entonces, con personas mejores que ya habrán aprendido las lecciones de la Ley del Amor de Dios y serán más felices que nunca, porque por fin serán purgadas y purificadas de sus pecados de rebelión contra el Señor y 398


curadas por las hojas de los Arboles de la Vida que nosotros les serviremos llevándoselas desde el lugar donde crecen junto al Río de la Vida dentro de la Ciudad! Todos estarán satisfechos y sabrán que recibieron su merecido castigo, lo que les hacía falta. Y entonces no habrá más que justicia; ¡ya no habrá más mal ni más impíos, impiedad ni desobediencia! ¡Todos los hombres adorarán al Señor en todo lugar, todos los hombres de todas partes le conocerán, todas las naciones se postrarán ante Él para servirle, y la tierra entera será regenerada! «De reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos como las que están en la tierra. ¡Para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús!» (Ef.1:10, 2:7) 399


Y cuando hayamos terminado con eso, ¿Quién sabe lo que Dios nos tendrá deparado? ¡Quizás el Señor quisiera que colonicemos otros mundos! ¿Para qué es todo el universo y toda esa cantidad enorme de espacio si El sólo está interesado en este planetita? ¡Tal vez entonces haya otros mundos que tengamos que rescatar, salvar, rehabilitar, regenerar, reconciliar, enseñar, instruir, curar, etc.! ¡Es posible que Dios no nos haya revelado tantos detalles en su Palabra porque no nos hacía falta saber tanto! ¡Demasiado nos ha revelado ya contándonos tanto, tanto como nos ha dicho! ¡Pero el Cielo no es el fin! ¡No es más que el comienzo! ¡Sabe Dios cuánto más tendremos que conquistar después de haber conquistado la tierra y todas las almas que han vivido en ella con todos sus problemas! ¡Sabe Dios qué otros mundos tendremos que 400


descubrir, a qué otros universos puede que tengamos que compartir el evangelio todavía! ¡Seguiremos adelante más allá de la venida de Cristo, del Milenio, de la Ciudad Celestial, hasta el espacio exterior, y sabe Dios hasta dónde tendremos que llegar! ¡Y disfrutaremos cada momento si somos siervos fieles! Esperamos, pues, que esta lección te haya dado una idea y un concepto mejor de cómo es en realidad el Cielo, según las descripciones que Dios ya nos ha dado en la Biblia. ¡Y esperamos que te emocione y llene de ganas de conocerlo y estar allí pronto! ¿Estás listo? ¿Has hecho ya tu reservación? ¿Podrás caminar por esa Ciudad? Dice que «¡solamente los salvos andarán por ella!» (Ap.21:24.) No te vas a querer perder eso, ¿verdad? No vas a conformarte ¡La Nueva Jerusalén, la ciudad que descenderá simplemente con vivir del cielo, de Dios, a la Tierra Nueva! fuera de la Ciudad y mirarla de lejos, ¿verdad? ¿verdad que quieres vivir allí dentro del mundo de la hermosa y Santa Ciudad de los salvos, y poder salir a atender a los pobres que salvaremos, rejuveneceremos, rehabilitaremos, reconstituiremos y reconciliaremos? 401


¡Aleluya por este día  tan especial! 

Diseñado, compilado y editado por Gaetan de múltiples fuentes.

¡La entrada a esta grandiosa y celestial Ciudad del espacio es gratuita! ¡Ya está pagada con la sangre de Jesús en la cruz! ¡Lo único que tú tienes que hacer es recibir a Jesús como tu Salvador! ¡Pídele que entre en tu corazón ahora mismo! Ten tu nombre puesto en el Libro de la Vida del Cordero en el Cielo; ¡así estarás seguro de tener tu reservación confirmada para una de esas moradas de la dorada Ciudad del Cielo de Dios! ¡Ese es el lugar en el que tú estarás feliz para siempre con Jesús! Si Le amas, y Le recibes y vives por Él ahora, ¡puedes disfrutarle a Él y al Cielo para siempre! «Y el Espíritu y la esposa dicen: ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; ¡y el que quiera, tome del Agua de Vida gratuitamente!» (Ap. 22:17) ¡Que Dios te bendiga con su maravilloso don de la salvación eterna y un futuro verdaderamente celestial que aguardar! ¡Nos vemos allí! Todos son siempre bienvenidos a escribirme a:

402

gaetan.goye@gmail.com


Bibliografía y Autores Consultados con Frecuencia:

Beckham, Ron. Friday Study Ministries. Long Beach: <www.FridayStudy.org>. Web. 23 August, 2013. Eastman, Al, Noel Lawrence; Belmont, Max; Philips, Bill; Christians, Michael and North, Lydia. Thrilling Pictures of the Future! Zurich, Switzerland: World Services, 1989. Gooding, David. According to Luke. Publisher: Wm. B. Eerdmans Publishing Co. (October 1987) Halley, H.H. Halley’s Bible Handbook. Zondervan Publishing House, Grand Rapids, Michigan, 1965. MacGregor, Scott. Ascenso y caída del Anticristo. Aurora Producción AG, 2012. MacGregor, Scott. Daniel el Profeta. 2010. Libro PDF. MacGregor, Scott. Del fin al infinito. Taiwán: Aurora Producción AG, 2012. Roy, Michael. El Libro del Futuro. Libro PDF, 1983. Roy, Michael, MacGregor, Scott. Ya Estaba Escrito. Aurora Producción AG, edición 2012. Smith, Jerome. Nelson’s Cross Reference Guide to the Bible. Nashville: Thomas Nelson, Inc. 2007. Wang, David; Sam, Georgina. Christian China and the Light of the World. Gospel Light. Kindle Edition, 2013.

403

Escatologia: Clases Sobre el Libro de Apocalipsis  

Escatología para Hoy: Estudios y Clases sobre los 22 capitulos del Libro de Apocalipsis.

Escatologia: Clases Sobre el Libro de Apocalipsis  

Escatología para Hoy: Estudios y Clases sobre los 22 capitulos del Libro de Apocalipsis.

Advertisement