Issuu on Google+


5

Editorial

6

La imagen l Jornada Mundial de la Juventud 2011

8

De Portada l Pacto escolar

11

Breves

15

Política Educativa l Proceso de admisión de alumnos

18

Hablamos con... l Carlos Esteban, director de la revista Religión y Escuela

22

Dimensión europea l 9 de mayo: Conectados con Europa l ECNAIS 2010: “Calidad y evaluación de las escuelas independientes”

26

Pastoral l Año Santo Xacobeo. La verdad está en camino

30

Cooperación l Desde la Amazonía Ecuatoriana. Construyendo futuros

Enfoque ec

Páginas centrales

Cuadernillo Fraternidad 36

Visión pedagógica l Ocho claves para prevenir el fracaso escolar l El reto de educar las emociones

43

On-line l Sencillez y flexibilidad, el objetivo de educ@mos

46

ec-noticias

62

+ Cultura

66

Toma nota

Edita: Educación y Gestión y FERE-CECA. C/ Hacienda de Pavones 5, 1º 28030 Madrid. Tfn: 91 328 80 00. Fax: 91 328 80 01. www.ferececa.es y www.eyg.es. Directora: Mª Victoria Moya Segura. Subdirectora: Eva Díaz Fernández. Consejo de Redacción: Juan Antonio Ojeda, Alberto Mayoral, José Antonio Solórzano, Zoraida Arribas y Paloma Ramos. Diseño: Sentido Común Comunicación. Maquetación: J.J.D.Pereira - Iván Vázquez. Fotografía: FERE-CECA, EyG, MEC y JUPITERIMAGES. Publicidad: EyG, FERE-CECA y HG. Imprime: Villena Artes Gráficas. Depósito legal: M-43440-2005 Año VI - Número 32 - Mayo-Junio 2010

Nº 490

Nº 123


Recuperar la ilusión

T

Toda la comunidad educativa y la sociedad española en general se siente en cierta medida frustrada y contrariada ante la imposibilidad de haber logrado un Pacto Educativo en los ámbitos previstos: el político y el social. Con él, se hubiese alcanzado un consenso mínimo y adecuado para seguir avanzando en la mejora del sistema educativo español, en su implementación y desarrollo, y en sus resultados. Cada día es más necesario lograr un amplio consenso que permita mejorar significativamente el proceso de enseñanza y aprendizaje, de forma que las personas adquieran los valores, conocimientos y competencias adecuadas para desenvolverse en una sociedad cada vez más plural y compleja y lo haga de forma crítica, justa y solidaria. Desde Escuelas Católicas valoramos el trabajo realizado por el Ministerio de Educación y sus responsables, reconocemos el gran esfuerzo mostrado por aproximar posturas e incorporar al texto las diferentes propuestas, en ocasiones, contradictorias. También es importante el trabajo de las diferentes posiciones políticas y de los partidos que las representan, así como de las diferentes organizaciones e instituciones sociales implicadas en el hecho educativo. Nuestra propuesta ante este nuevo escenario es seguir dialogando y trabajando para lograr acuerdos, más o menos amplios, que mejoren y respondan a las necesidades y demandas educativas de las familias, los centros y de la sociedad española de forma eficaz y eficiente, y evite las altas tasas de fracaso y abandono escolar que se están dando en la actualidad. Hemos de recuperar la ilusión y ponernos cuanto antes a propiciar una educación más centrada en el alumno y en su aprendizaje, más flexible y adaptada a sus necesidades educativas diversas, potenciando la orientación y el acompañamiento tutorizado, impulsando la colaboración entre el centro y las familias y los servicios sociales del entorno y las mismas parroquias, una colaboración que se debe incrementar en el seno del propio centro educativo dado que la educación es una tarea colectiva y se debe planificar y acometer de forma participativa y coordinada. La escuela no sólo debe aportar conocimientos y competencias, sino que también debe educar en valores que permitan a los individuos incorporarse de forma plena y digna a una sociedad plural, compleja y tensionada, en la que cada vez es más imprescindible el diálogo fe y cultura y el diálogo interreligioso, dado que la religión está en la raíz de toda cultura y sociedad. Por último, debemos avanzar en la comprensión y explicitación de la libertad en el campo de la educación que permita la complementariedad de las dos redes: pública y privada, y que esta realidad no sea percibida como amenaza o subsidiaridad sino como algo que hay que garantizar y procurar, de forma equitativa y justa pues hará que los ciudadanos crezcan y vivan de forma más plural y democrática en función de sus credos y convicciones, que lejos de dividir, unen y dan sentido, y convocan y comprometen a todos en la verdadera construcción social.

3 5 7 9 11 13 15 17 19 21 23 25 27 29 31 33 35 37 39 41 43 45 47 49 51 53 55 57 59 61 63 65 67


No sin cierta indulgencia y en tono afable decimos que la madurez no es otra cosa que juventud acumulada. Contemplar esta sugerente imagen de Benedicto XVI es todo un símbolo de esa juventud entusiasta, creyente, acumulada, que da vida y forma a su rostro, a su mirada vivaz, a su gesto acogedor. Todo un símbolo de unidad moteado de otros rostros, otras vidas, que sumadas, nos dan idea de lo que supone en la Iglesia el cuerpo vivo y místico, el cuerpo misterioso de Cristo y su vicario. Vicario es quien hace las veces de… Cada uno de nosotros también es vicario de ese Cristo que unifica y da plenitud de sentido a niños y jóvenes, a adultos y mayores, a hombres y mujeres de cualquier raza y condición, porque todos somos rostro e imagen del Dios encarnado. La Jornada Mundial de la Juventud de 2011 será una muestra más de esa presencia oculta de fe y esperanza, de amistad y fraternidad que como hilo conductor unifica y da dinamismo transformador a través de los siglos y las generaciones. Una fuerza vital que se personaliza en la figura de “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi comunidad”. La mano extendida de Benedicto XVI es todo un símbolo de la capacidad eclesial para el perdón y la acogida, para la autoridad y la libertad, para el impulso y la reafirmación de que sólo en Jesús encontraremos palabras de vida duradera. Los jóvenes intuyen esta verdad y quieren que Benedicto XVI y nosotros, educadores/sugeridores, les indiquemos el posible camino de futuro por donde ellos puedan transitar. J.A.S


Revista EC nº 32