Issuu on Google+

26

2 600010 201107

$4.000


Casa Matriz: Don Carlos 2945, Las Condes, Santiago, t. (02) 245 7080. La Dehesa: Av. La Dehesa 1445 Loc. 2074, Santiago, t. (02) 216 8420. Puc贸n: Fresia 248 Loc. C, t. (45) 444 482. facebook.com/patagonia.chile vimeo.com/patagoniachile


© 2010 Patagonia, Inc.

Nico Favresse en el largo 5 de The Devil’s Brew (850 m), durante la primera ascensión de la pared Seagull Wall. Con un velero a disposición, un montón de paredes que nacen directamente del mar y los largos días del ártico en que no se pone el sol, Nico y compañía se dieron un festín de primeras ascensiones en los remotos fiordos de Groenlandia. BEN DITTO


THERE IS NO LIMITS

Visita nuestra tienda Mountain Hardwear en Mall Sport


Contenidos 8 Editorial 12 In-box La voz de nuestros lectores. Notas de la vida en la montaña. 20 Nuevos Productos Lo último en juguetes y fetiches. 18 Cine escalando: The fanatic search 2. A girl thing… Una mirada descriptiva y crítica a los últimos estrenos de la cinematografía de escalada. Por Daniel Castro 22 El Recuento del Anticristo Ácido y deslenguado como de costumbre, el infame Anticristo revisa la actividad vertical de la pasada temporada invernal. Por El Anticristo

26 Primera ascensión invernal al Paine Grande Una afortunada ventana de buen tiempo permitió que una cordada nacional conquistara la esquiva cima de este macizo patagónico. Por Sebastián Irarrázabal 34 Adankasima, Tierra de Sueños Un equipo venezolano descubre nuevos horizontes con la primera vía del Adankasima Tepui. Por Cheo García 40 Cuatro monos van. R oad trip por el oeste Norteamericano (Parte1) Cuatro chilenos, una furgoneta y las rutas de las principales escuelas fisureras de Estados Unidos. Por Erick Vigouroux 48 Dolomitas, Respect The Tatitas Un viaje largamente esperado renueva la pasión por la escalada de un referente nacional. Por Andrés Zegers

Portada: Sebastián Rosende escalando Swedin Ringle (5.12a), una dura fisura de dedos que se transforma en 5.13b en su extensión después del las cadenas, en la increíble zona de arenisca fisurera de Indian Cree, Utah, USA Claudio Vicuña Esta página: En La Gran Sabana, en el Estado de Bolivar (Venezuela), existe un mundo mágico que esconde innumerables tesoros para la exploración y la escalada: sus particulares tepuyes. Wojciech Wandzel - www.wandzelphoto.com

54 Destino: Karlucovo Cuando se pasea por el mundo se descubren los más inesperados e inusuales sectores de escalada. Por Rodrigo Fica 60 Portafolio: Rainbow Weinstock Una introducción al interesante trabajo de un fotógrafo formado en el camino. 68 Info_Montaña: Punta Italia Todo lo que debes saber para intentar la cumbre de este característico cerro de los Andes Centrales. Por Claudio Suau e Iván Leiva 74 Ciencia de Escalar: Bon appetit Nuestra columnista nos da la receta para mantener un cuerpo sano y con mejor rendimiento. Por Paula Gálvez 76 Comparativa: Cocinillas de combustible líquido Una revisión del mercado con datos para una compra informada. Por Armando Moraga


Editorial Más de la  mitad de mi vida la he pasado escalado y durante todo ese tiempo no recuerdo tantos accidentes de escalada como en los ocurridos durante estos últimos dos años. Y es que en menos de uno hemos despedido a dos grandes amigos y publicamos cuatro graves accidentes de destacados escaladores a nivel internacional, dos de ellos con desenlace fatal. Podríamos seguir enumerando eventos infortunados, algunos menos graves, otros en circunstancias complejas y, si nos abrimos a otras actividades de montaña, la lista crecería en compromiso y variedad. Pero lo importante no es el número, sino hacernos la pregunta de ¿qué está pasando? Hace no tanto tiempo conversaba con un amigo que ya había vivido el desarrollo de la actividad que hoy afecta a nuestro país. Describía como habían pasado las cosas y luego, casi proféticamente, me hacía ver cómo las circunstancias inevitablemente nos llevarían a lamentar muchos accidentes. Y es lo que está pasando. Al parecer la causa se debe a una múltiples razones inmersas en un contexto complejo que involucra, en gran medida, al desarrollo de la industria especializada. Nuevas tecnologías en material de seguridad, estrategias de marketing promoviendo prácticas deportivas, muros artificiales y escuelas creando nuevos aficionados, el cine celebrando situaciones expuestas y, por supuesto, los medios de comunicación haciendo lo suyo. Éticamente hablando, “crear mercado” conlleva a una gran responsabilidad, sobre todo si esto implica consecuencias significativas a nivel comunitario. Por lo tanto es importantísimo plantearse los alcances de lo que hacemos quienes influimos sobre el público. En el caso de nuestro medio, hemos mantenido una postura bastante positiva respecto de la actividad, tal vez demasiado. Sólo por respeto a los involucrados y familiares preferimos no publicar ni analizar los accidentes, filtrando esa parte en las columnas de El Anticristo publicadas en nuestro sitio web (ver www.escalando.org/anticristo). Siguiendo esta misma línea, hace  13 ediciones -precisamente en la edición #13 de nuestra revista- decidimos publicar artículos sobre accidentes, buscando en el relato de sus protagonistas instalar el tema. Pensamos que es hora de hacerse cargo de alguna manera. Por nuestra, parte creemos importante reconsiderar el veto a estas publicaciones aunque esto pueda traer consecuencias, al tiempo que participaremos en la difusión de prácticas seguras. Por otra parte, el responsable final por su seguridad es el propio escalador, quien debería hacerse cargo de encontrar la información necesaria y tomar buenas decisiones. Nos gustaría también ver una comunidad más consciente, que aproveche las instancias para reflexionar, aprender, comunicar y exigir cuando sea necesario. Revista Escalando se creó como un espacio para la comunicación de la comunidad escaladora. Esperamos poder seguir aportando al desarrollo de la práctica segura de una comunidad activa y responsable.

Erick Vigouroux Director


La perfección de las fisuras de Indian Creek lo convierten en una excelente escuela, pero también terreno para interesantes desafíos. Ejemplo de ello es Coyne Crack (5.11d) -en primer plano-, que se yergue pared arriba invitando a la escalada. Desde este sector, Supercrack Buttress, el paisaje resulta sobrecogedor. Indian Creek, Utah, USA. Claudio Vicuña


No. 26 Octubre 2011 Andrés Zegers es un superviviente de la escalada. Años de rutas y cumbres en el cuerpo lo han convertido en un veterano que, sin duda, pasará a la historia del montañismo nacional. Hace algunos meses Andrés viajó a las Dolomitas, para encontrarse con la historia junto a reales dinosaurios alpinos. Sebastián Irarrazaval. Médico traumatólogo apasionado no sólo por el montañismo, la Patagonia y los Himalayas sino también por la medicina que rodea este deporte. Ha practicado montañismo ya por más de una década, alcanzado cumbres de altura como el Aconcagua y Lhotse (Nepal, 8516 msnm) y se ha especializado en la medicina de altura y de lugares remotos, organizando cursos, seminarios y estudios científicos sobre el tema.

Agradecimientos:

Director

Guillermo Parra

Erick Vigouroux

Daniel Arredondo

erick@escalando.cl

Fernando Zemelman David Valdés Mateo Barrenengoa Dave Gates

Claudio Suau. Infame personaje de anulada cabellera. Amante de la montaña y de la magia que permite combinar la escalada clásica y el montañismo, aunque para los demás intenta pasar por Ingeniero en Informática. Con escaladas y ascensiones en Sudamérica, es además Instructor en Montañismo y Escalada del Club Andino Universitario (CAU).

Ivan Leiva es diseñador Industrial UC y un apasionado por la fotografía. Comenzó a practicar montañismo y escalada en los cursos optativos de dicha casa de estudios. Actualmente es víctima de su obsesión por viajar, escalar y fotografiar todo lo que se cruce por su camino.

Rainbow Weinstock es Guía de Montaña formado y curtido en la Patagonia Chilena. Haciendo honor a su cromático nombre, Rainbow derivó en la fotografía profesional luego de maravillarse con los paisajes de Alaska. En esta edición presenta un portafolio con algunas de sus mejores instantáneas.

Rodrigo Fica. Cuando está de buen humor se hace llamar El Anticristo. Pero eso es en contadas oportunidades. Es Ingeniero de profesión pero montañista de corazón. Hoy descubre, además, su veta de patiperro recorriendo algunas de las más inusuales escuelas de escalada del mundo. En estas páginas nos introduce a las sorprendentes cavernas de Karlukovo. 8

Redacción

Sebastián Roende

Rafael Olavarría

Camilo Rada

rafael@escalando.org

Lela Sharp

Paula López Director de Arte

Kirpal Velásquez

Erick Vigouroux

Rus Vakrilov

erick@escalando.cl

Alvaro Vivanco Leticia Celador Marcarena Sánchez

Cheo Gracía. es Guía e Instructor de Escalada en Roca. En su Venezuela natal, se ha impuesto la tarea de difundir la escalada en los Tepuyes como una forma de expresión deportiva que lleva a conocer terrenos inexplorados por el hombre, llenos de secretos y aventuras. Junto a Rafael Bracho dirigen el sitio tepuyero www.climtepuyes.com

Rodrigo Fica aruficax@aruficax.cl

Frank Sanders

Wojciech Wandzel Erick Vigouroux, Diseñador, destacado escalador y director de esta publicación. Luego de más tiempo que el necesario, tomó sus petates y partió a recorrer las fisuras del oeste norteamericano. Hoy comparte con nosotros la historia de este viaje del que se trajo, además de muchas costras en las manos, un renovado estado espiritual.

Editor de Montaña

Nicolás von Graevenitz Y a todos los que hicieron posible la realización de este número.

Diseño Francisca Villalón Natalia Correa Columnistas Guilhierme Zavaschi Rodrigo Fica Diego Tapia

Esta edición de 1.500 ejemplares se imprimió en los talleres de World Color. Ediciones de Montaña Limitada. Representante Legal: Erick Vigouroux. Dr. Manuel Barros Borgoño 384, of. 21, Providencia, Santiago. Escalando es una marca registrada. Prohibido cualquier uso o reproducción total o parcial de la marca o de esta revista sin consentimiento previo. Las opiniones y publicidad contenidos en esta revista son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten o publican. La escalada es un deporte de alto riesgo que requiere instrucción especializada. Es tu responsabilidad conocer tus límites y escalar con seguridad.

Paula Gálvez Armando Moraga Daniel Castro Edición Fotográfica Claudio Vicuña Fotografía Claudio Vicuña Javier Echecopar Nualik Burucker Ventas / Suscripciones suscripcion@escalando.cl Contacto / Colaboración contacto@escalando.cl Web www.escalando.org


Eduardo García, de la Rama Universidad de Chile, ascendiendo en dirección al Sureste, hacia la cabecera del glaciar Colonia, durante la primera travesía del Campo de Hielo Patagónico Norte en 1964. Colección Cedomir Marangunic

Rama de Montaña de la U. de Chile, 70 años de Historia Es difícil resumir en pocas palabras lo que ha sido la historia de la Rama de Montañismo de la Universidad de Chile (RAMUCH). Fue en 1941 cuando un grupo de entusiastas estudiantes de la Casa de Bello se juntaron para organizar las inquietudes montañeras que compartían. Aquellas que antes ya habían tenido su precedente en aventureros e investigadores que llevaban el sello universitario, como lo fueron Domeyko o Phillipi. Así, desde esa fecha, la historia de nuestro club -el primero en el ámbito universitario- se ha ido construyendo con altos y bajos hasta llegar a nuestros días. Sin lugar a dudas, estos 70 años han sido de muchos logros deportivos, en especial en las primeras décadas, cuando la organización fue abriendo varias huellas para el desarrollo del andinismo en nuestro país.

10

Mateo Barrenengoa

Son varias las expediciones y primeras cumbres que coronaron nuestros antecesores, las que son los cimientos para el desarrollo de nuestra historia. Sin embargo, además de los logros deportivos, la rama de la Universidad se ha caracterizado por ser un espacio abierto a la comunidad, en donde muchas veces los recursos para esta práctica escasean, por el hecho de que la actividad de montaña aún está lejos del alcance de la mayoría. De esta forma, el club se ha trasformado en una verdadera escuela para nuevos montañistas y, a la vez, construye puentes entre la institución universitaria y la sociedad en su conjunto, llevando a cabo a través de la relación con las montañas, el ideal de universidad que muchas veces se predica y que pocas veces se practica: el ser una institución integradora y de puertas abiertas. Campos de Hielo, Himalayas, Aconcaguas, Cordilleras Blancas del Perú, Cordilleras

Reales de Bolivia, Andes Centrales, Volcanes del norte y del sur, todo eso queda pequeño al momento de rescatar lo más valioso que encontramos en nuestra historia. Es cierto, ver flamear nuestra bandera en lo alto de un cerro siempre nos va a llenar de orgullo, pero sin lugar a dudas que el tesoro que mejor guarda la RAMUCH es el espacio que brinda para la creación de amistades profundas, así como la práctica del compañerismo por sobre todas las cosas. Esto lo encontramos en las actividades más sencillas, como cuando nos juntamos a entrenar todos los martes y jueves en el campus Gómez Millas, o cuando bajo la luz tenue de una linterna revivimos anécdotas que nos deja cada salida. Por otra parte, siempre llevamos en nuestros corazones a las compañeras y compañeros que han partido de este mundo, dejándonos su amor a la montaña como legado.


Avda. Apoquindo 4900 Loc. 112 , Las Condes - Santiago - Chile • Fono/Fax: + 56 2 2639499

www.justclimb.cl


y desplomes, para finalizar con una sección mixta que permite llegar a una zona segura para montar la reunión. El segundo y tercer largo presentaban mejores condiciones de hielo, pero mantenían la característica de verticalidad y pasadas con desplomes, lo que hizo que la ruta fuera bastante sostenida en todo su recorrido. En palabras de Andrés, todos los largos son más duros que Terminator (WI5), clásica cascada en el sector de Yerba Loca. La descripción final de Multiplícate por Cero es 150mts WI5+ M6. Hay que considerar llevar algunos seguros para roca como clavos y alguno que otro empotrador. Jorge Matte Primer Seminario de Escalada Deportiva en Talca. Con una inesperada asistencia de 42 personas se dio término al Primer Seminario de Escalada Deportiva de la Región del Maule, el cual pretendía difundir este deporte y uniformar

Son muchos los que han pasado por nuestro club y han dejado su granito de arena en estos setenta años de vida. Esperamos que sean muchos más los que vengan, para que esta historia pueda continuar creciendo a través del tiempo. Andrés Pinto Espinosa Vicepresidente RAMUCH 2011 Multiplícate por Cero El fin de semana del 15 de agosto de 2011, mientras se realizaba el Portillo Ice Fest, Andrés Zegers y Jorge Matte se coordinaron

12

para abrir una ruta de hielo en el valle Ojos de Agua. Dicha tarea se llevó a cabo por una fina línea que se puede apreciar fácilmente desde el camino al paso Los Libertadores. A la vía se accede por un canalón que debe tener una inclinación máxima de 50º, donde el mayor peligro fueron las potenciales avalanchas producto de las altas temperaturas. Por este canalón se llega directo a la base de la ruta. Ahí comienza el primer largo, el que se encontraba, evidentemente, con condiciones de hielo bastante precarias. Este tramo es el más exigente de la escalada, con una combinación de verticalidad

conocimientos para la práctica tanto de la comunidad maulina como de regiones vecinas. El Seminario, que se llevó a el 24 de septiembre, tuvo por objetivo desarrollar temáticas en torno a la escalada deportiva en sus diferentes disciplinas, con el fin de educar y sensibilizar a la comunidad local sobre la práctica organizada y responsable de la escalada, a un bajo costo. La organización estuvo en manos de la renovada directiva de la Asociación de Andinismo de Talca (ASAT) y de la Cordada Perseverantes (Maximiliano Villar y Carlos Bravo), quienes lo-


Sasha confía en la tecnología, innovación y calidad de MadRock para empujar aún más sus límites.1º lugar en el campeonato mundial 2011 en Arco,Italia. Primera mujer de EE.UU. en escalar un 5.14d “Pure Imagination”, Kentucky.

Con

-Flic

Distribuidor en Chile

t 2.0

En MadRock fabricamos zapatillas, mosquetones, cintas y crash pads, teniendo siempre en mente los tres pilares de nuestra filosofía, Innovación, Calidad y Valor. ¿Por qué? Pues si no hay innovación el producto se vuelve genérico. Para poder confiar en tu equipo necesitas contar con su calidad. Y si no nos preocupamos del valor, los productos pasan a ser elitistas e inaccesibles.


Mateo Barrenengoa

graron conseguir la visita de Roberto Albornoz (Instructor DT-FEACH-ENAM) y Ángel Bajares (gerente Técnico de Out! Chile, representante de Petzl en nuestro país), para que se encargaran de cumplir con los objetivos del seminario, a través de la entrega de sus conocimientos y experiencia. Con algo de retraso se daba inicio a la actividad, presentación y al grano. Roberto Albornoz se encargó de contar algo sobre historia y seguridad. Destacaron las fotografías de los años 60`s que mostraban a los pioneros de nuestro país, dejando claro que la motivación es la clave de todo. Un coffee break para despertar al publico y es el turno de Ángel Bajares, quien se explayó sobre las características del equipo de escalada, su cuidado y algo que todos olvidamos: “cuándo darlo de baja”. Por supuesto, hubo respuestas a un sin fin de preguntas de los asistentes con respecto a su equipo personal. Luego de un no-almuerzo (a lo buen escalador) en el sector del búlder de la UTAL, siguieron las exposiciones. Entrenamiento, Lesiones, Ética y respeto por el medio ambiente, fueron algunos de los temas. Finalmente, se dio paso a la parte práctica, que se llevó a cabo en el muro de la Universidad. Ahí se demostró aseguramiento, técnicas de rapel extendido (Back UP) y otros procedimientos. El tercer tiempo lo dejamos para la imaginación. El Primer Seminario de Escalada Deportiva sorprendió por su acogida. Fue una actividad que sensibilizó a la comunidad, recordó lo importante que es la práctica segura del deporte, entregó aprendizaje sin importar el grado o la experiencia del escalador y, lo más importante, juntó a la comunidad. Nuestros agradecimientos a los patrocinadores: Universidad de Talca, Grupo de Extensión para Actividades de Montaña (GEAM), Rutas del Maule, Escuela Nacional de Montaña (ENAM), Federación de Andinismo de Chile (FEACH). Y por supuesto a los auspiciadores: Revista Escalando, Revista Outdoors, Andesgear, Petzl y Lippi. Maximiliano Villar Cordada Perseverantes

14

Revista (escalando) y OR premian la mejor carta de nuestro buzón de correspondencias. Eduardo Navarro, como siempre alineado y aportando a los fundamentos de nuestra editorial -crear una comunidad activa y reponsable- se ha ganado una chaqueta Ferrosi Hoody ¡Felicidades!

Aves en la pared de Los Manyos Hace unos meses se libró una de las batallas más campales de las que, por lo menos yo, tenga memoria en el mundillo de la escalada cibernética, con acusaciones, amenazas y todo lo que uno podría imaginar al respecto. Pues bien, durante el fin de semana recién pasado (15 y 16 de octubre 2011), fuimos un piño bastante numeroso a Los Manyos, en el Cajón del Maipo. Mientras algunos calentaban y daban los primeros pegues, otros fuimos a mirar qué pasaba en la pared en cuestión. Luego de recorrerla, estar debajo de ella y mirar las rutas, decidí alejarme un poco y poder tener una visión más panorámica. Grande fue la sorpresa que me la llevé cuando, en uno de los recovecos de la roca, vi un tremendo nido de Carancho Cordillerano (Phalcoboenus megalopterus) con su madre abnegadamente echada incubando a su futura prole. No haremos juicios valóricos, ni mucho menos indicaremos con el dedo a quien o quienes abrieron en la zona, ya que entende-

mos que es posible que si es que lo hicieron en invierno y vieron sólo un grupo de ramas “abandonadas” y unos manchones defecados de blanco, puede que haya dado para pensar que no había habitantes ese lugar. Sólo queremos llamar a la conciencia de los escaladores para dejar esa zona libre de actividad y escalar sólo hasta la pared de Los Manyos, que concluye con la ruta Chico Maurok (6b/ 5.10d) o Tenemos orejas (7a/ 5.11d). De más está decir que intentemos incluso no ir a mirar o fotografiar el nido, así evitamos cualquier perturbación antrópica, que es una de las causas principales del decline poblacional de muchas especies de animales. El período reproductivo de las rapaces concluye aproximadamente en el mes de Febrero. De todas maneras estaremos informando cómo concluye todo este interesante proceso y, como sabemos, puede que hasta tengamos vecinos nuevos en la roca. Eduardo Navarro.


Desde 1892

Compatible con combustibles líquidos y balones de gas convencionales. Incluye ErgoPump.

Compacta y ligera.

Gravity Multi Fuel

SIENDO PARTE DE TU AVENTURA POR MÁS DE 100 AÑOS

Cuatro puntos de apoyo y centro de gravedad bajo para excelente estabilidad.

Encuentra Primus: Varias ciudades www.andesgear.cl | www.lacumbreonline.cl | www.restore.cl | www.aventurakallpamayu.com || Santiago: www.chilemontaña.cl | www.tatoo.cl | www.justclimb.cl | www.patagoniasport.cl | www.sportone.cl | South Point www.facebook.com/southpointchile || Talca: Exploring Outdoor: contacto@exploringoutdoor.cl | www.rutasdelmaule.cl || Concepción: Esc Outdoor concepcion@escoutdoors.cl || Osorno: www.viaferrata.cl || Puerto Varas: Outdoor Way outdoorway@gmail.com || Puerto Montt: Dolly Ruta Austral clientes@dolly.cl || Puerto Natales: One-Aco: info@indigopatagonia.com || Web: www.sherpalife.cl | www.andeslivestore.cl


Nuevos Productos Guía de Escalada en Roca - Chile Andesgear

Con la llegada de la primavera y la temporada alta de escalada en la zona central, Andesgear lanza la tan esperada Guía de escalada en Roca. Se trata de una actualizada revisión -en al rededor de 100 páginas- a los principales sectores de escalada deportiva (y algunos sectores de escalada mixta y tradicional) de la región. Dado el desarrollo de lugares y rutas durante los últimos años, la actualización de información era una necesidad. En esta guía se incluyen datos al 2011 para sectores clásicos como Las Chilcas, Palestras y la Piedra Rommel. Pero además se incluyen sectores sin publicaciones anteriores de los alrededores de Santiago como Los Dominicos, Chacabuco y El Arrayán. Para el Cajón del Maipo, se incluyen descripciones, accesos y topos de: La pared del Mota, Los Manyos, La Mina, y nuevos sectores como El Hongo y la Pared del Choribulder. Finalmente, cabe destacar el sector de Los Loros como una referencia a rutas de fisura. La información presentada en la guía es de lectura didáctica y complementada con fotos a color y de alta calidad para los topos. Además entrega detalles de las vías más recomendadas en cada sector y descripciones de acceso y características de las zonas. ¡Un imperdible para los fanáticos de la verticalidad!

Parrilla Plegable “ready-to-go” Esbit

En la calle pasará desapercibida como un bolso de trabajo o para notebook. Nadie podría imaginarse que adentro va -discreta y liviana- la nueva parrilla plegable de Esbit, una marca de reciente incorporación al mercado nacional que llega de la mano de Lomax S.A. Esbit se ha caracterizado por el sello innovador que imprime a sus productos desde su creación en Hamburgo (Alemania), en 1936. Y este no es la excepción. Se trata de una nueva generación de parrillas a carbón, fabricada en acero inoxidable de alta calidad y que se puede llevar a cualquier parte gracias a su bolso resistente al agua. Es un artículo ligero y compacto, cuyo armado requiere menos de un minuto. Entre sus accesorios se incluye un cómodo estuche para transportar la porción de carbón que se empleará. Cada una de sus partes cabe perfectamente dentro de la misma parrilla cerrada. ¿El resultado? fácil de transportar y guardar. La parrilla plegable Esbit “ready-to-go” viene en dos tamaños, siendo perfecta para ser usada en viajes, campamento base o en cualquier salida donde compartir con los amigos y premiarse con la cena sea un ítem importante.

Disponible en tiendas Andesgear a lo largo del país.. andesgear.cl

16

lomaxchile.com esbit.de


Super Mica Jacket Marmot

La premiada Super Mica reúne todo lo que necesitamos en una chaqueta impermeable: excelente impermeabilidad y respetabilidad -gracias a su membrana Membrain® patentada por Marmot-, costuras selladas y un reducido peso de tan solo 246 gramos. Sin embargo, esta no es sólo una chaqueta impermeable, por lo que a lo anterior se han agregado detalles que la destacan. En primer lugar, a pesar de ser una prenda técnica, la Super Mica es ideal para todo tipo de viajes ya que se compacta para transportarla incluso en los bolsillos. Segundo, cuando ya está en condiciones de uso, para evitar los estragos que muchas veces causan la fricción de la mochila o el arnés en las capas externas, cuenta con refuerzos en Duralite para las zonas críticas, lo que evita el desgaste por roce en hombros y cintura. Además, la tecnología Pit Zips™, con el cierre bajo los brazos, permite una mayor ventilación. Por último, y algo que nunca está de más mencionar, todas estas cualidades se pueden conseguir por un precio razonable. andesgear.cl marmot.com

Ultralight Down Shirt Patagonia

Años atrás Patagonia introdujo la Down Swater, una chaqueta de pluma muy liviana que revolucionó la industria para convertirse en uno de los productos más vendidos de la marca californiana. Esta temporada, Patagonia lo hizo de nuevo, con el lanzamiento de la Ultralight Down Shirt, una revolución en prendas de abrigo ligeras. Sus escasos 167 gramos dan forma a la construcción más liviana para prendas de vestir diseñada por Patagonia. Está fabricada en Nylon Ripstop y rellena con pluma de pecho de ganso europeo 800 altamente comprimible (tanto que cabe prácticamente en una mano). La cantidad precisa de pluma otorga un amplio rango de uso en temperaturas medias y variadas actividades. Ideal para asegurar en las mañanas de verano sobre una primera capa delgada, o bien como capa intermedia durante un día de ski en invierno. El exterior cuenta con tratamiento repelente al agua Deluge® DWR (duradero repelente al agua) y el calce ajustado maximiza la eficiencia térmica. Por si todo lo anterior fuera poco, esta prenda es reciclable a través del Programa de Reciclaje Common Threads de Patagonia. A partir de las próximas temporadas, Patagonia también traerá la Ultralight Down Shirt en versiones chaqueta y hoy. facebook.com/patagonia.chile

17


CINE ESCALANDO Por Daniel Castro

The fanatic search 2 A girl thing…

The Fanatic Search 2; a girl thing de Laurent Triay es de las pocas películas de escalada que se centra en las mujeres, (la otra es Escaladoras de Aitor Barez). A través de la escalada las muestra en toda su complejidad y sus facetas; desde la inocencia infantil, pasando por la relación con sus padres, su independencia, la vida en pareja y la maternidad, hasta la sabiduría y la experiencia. Esta es una película que exuda feminidad. Con un prólogo honesto y humilde, nos introduce de lleno en el universo de la escalada femenina a través de la directa analogía del transcurso de la vida en la escalada.

18

Vemos la evolución de un óvulo fecundado hasta que finalmente nace, en ese momento tan íntimo donde madre e hija dejan de ser una. Luego prosiguen imágenes de grabaciones caseras donde vemos a bebés dando sus primeros pasos, “escalando escaleras”, incluso refrigeradores. A medida que crecen, los desafíos crecen con ellas… TFS habla precisamente de esto; la escalada es más que un acompañante durante toda nuestra vida, la escalada ES un estilo de vida. Con una fotografía convencional y bien lograda, lo que Laurent Triay busca es destacar a las escaladoras en su entorno cotidiano. Ello le otorga una naturalidad que se vio recompensada por la cantidad de primeros encadenamientos que hubo durante el rodaje, cosa no menor teniendo en cuenta la apretada agenda que muchas veces no permitía estar más de dos o tres días en unbmismo lugar. Ahora, entrando en materia, Triay reúne en este film a feroces escaladoras, grandes próceres y futuras promesas.

La peque Con el título de “El Nacimiento” entramos en el capítulo dedicado a Brook Raboutou, hija de la famosa ganadora de la copa del mundo, Robyn Erbesfield y Didier Raboutou. Con sólo nueve años ya escala a un nivel envidiable, y si bien no encadenó durante el rodaje, dos sesiones más tarde encadenó Big-Bang (7c+ -5.13a). Dos semanas después de este logro encadenó en Rodellar Brumisatore, su primer 8a, convirtiéndose así en la escaladora más joven en encadenar este grado. Lo mejor de todo es que con esa inocencia propia de los niños, todo esto no deja de ser un juego, pura diversión. Por más duro que escale, vemos que sigue siendo una niña, y que al igual que cualquier hija de amigo, al caerse camino a la ruta y rasmillarse las manos llora con auténtica pena, hasta que segundos más tarde se ha olvidado y vuelve a reír y escalar feliz de la vida.


Esta página: Arriba, La joven Brook Raboutou prueba los pasos de Big-Bang (7c+ / 5.13a); Abajo, Daila Ojeda le da un pegue a FishEye (8c / 5.14b). Laurent Triay. Derecha, Carátula del DVD. Sam Bié. Página anterior: Martina Cufar pinza con seguridad en Tom et Je Ris (8b+ / 5.14c). Laurent Triay

Las lolas Acá vemos dos posturas, o más bien dos personalidades totalmente diferentes. En “El arte y la práctica”, la de Charlotte Durif (20 años), una competidora de elite profesional y que se toma la escalda muy en serio. Junto a su padre, gran amigo y asegurador, no tan solo en lo que respecta a la cuerda si no que también como una figura que le da tranquilidad para concentrarse en su objetivo, encadena de forma magistral les Rois du Petrole (8c - 5.14b). Impresionante ruta que avanza por un interminable techo de caliza situado en Pic St. Loup, una gruta a la cual sólo se puede acceder desde arriba, ocultando así toda su belleza para cualquiera que no vaya a escalarla. En la otra cara de la moneda vemos en “Despreocupación” a Nina Caprez (24 años), una chica jovial y relajada. Sibarita por naturaleza goza de los placeres de la vida, siendo la escalada su preferido. Sin ser una adepta regular a los encadenamientos de rutas de varios largos se propone conquistar Ultime Dèmence (8a+

150m). Situada en Gorges du Verdón, Francia. A mi juicio es la ruta más hermosa de todo el film. Con cinco largos; 8a+,8a, 8a+,7c+,7c; posee cualidades estéticas, tanto en la roca, como en los movimientos, que provocan instantánea sudoración en las manos. Tras un intento fallido en el último día, luego de una hora de descanso, Nina logra el primer encadenamiento femenino de la ruta. Las jóvenes adultas y las adulto-jóvenes En el primer grupo estaría el capítulo “El amor”, donde Daila Ojeda, novia de Chris Sharma, encadena la ruta que ha estado trabajando por más de dos meses: FishEye (8c -5.14b). Al igual que su pareja, Daila se compromete con la ruta y la trabaja hasta lograr encadenarla. Volviendo a la analogía de la escalada y la vida, podríamos decir que al igual que la ruta, una relación adulta requiere un compromiso, entrega, dedicación. Y si bien las gratificaciones no siempre son inmediatas, muchas veces suelen ser mucho más significativas.

Es en este capítulo donde vemos la única ruptura del punto de vista femenino que se plantea en el film cuando Chris Sharma habla largo y tendido acerca de Dalia, de sus progresos en la escalada y de lo orgulloso que está de ella. Todos sabemos que es una estrella de la escalada, pero su protagonismo en el capítulo tiende a eclipsar a Daila. Por otro lado, es aceptable esta digresión al graficarnos cómo se apoyan y hablan el uno del otro, demostrándonos cuánto se aman y del modo que comparten sus desafíos. Otras jóvenes adultas son las protagonistas de “La amistad”, Martina Cufar (33 años) y Mariona Marti (36 años), que se reúnen para escalar Tom et je Ris (8b+ - 5.14a), una ruta dominada por largas e interminables chorreras. Una línea muy estética y atractiva que hace posible bancarse la hora de aproximación por una huella que a ratos desaparece por completo. Al ser la única ruta en todo el paredón, la grabación se vuelve más compleja debiendo

19


recurrir casi exclusivamente al plano cenital y al teleobjetivo. Sin lugar a dudas este es el tipo de ruta que todos quisiéramos escalar alguna vez en nuestra vidas. Simplemente hermosa. En cuanto a las adulto-jóvenes, en “La entrega” conocemos a través de Pati Blasco (32 años), Berta Martín (33 años) y sus amigas, cómo la escalada y la maternidad no son excluyentes y de hecho, lo bien que se complementan. Recorriendo Cuenca, Montsant, Arboli y Albarracín vemos cómo estas mujeres, más que cambiar sus vidas con la llegada de sus hijos, los han incluido llevándolos con ellas cuando van a escalar. Acá se ve la madurez en toda su expresión y las palabras de Pati Blasco hablan de la conciencia, alegría y tranquilidad con que vive la vida. Nos dice que escalar es algo que hay que hacer con amor y pasión y no por obligación. Que no pasa nada si pasas una temporada sin escalar porque te fuiste a un viaje, o tuviste un hijo, o en fin, por hacer lo que te apeteció en ese momento.

http://

Este capítulo nos muestra otra faceta de laescalada, una tal vez menos competitiva, pero muy rica en lo que a comunidad, amistad y familia se refiere. Acá vemos cómo la escalada nos acompaña durante toda nuestra vida y cómo lo que esperamos de ella y lo que nos ofrece se va transformando junto con nosotros. Las doñas En el último capítulo vemos a través de Robyn Erbesfield (47 años) y Lynn Hill (50 años), dos cracks de la escalada, cómo esta ha moldeado sus vidas y las ha convertido en quienes son. Vemos cómo para Robin sus hijos han sido un balance entre la escalada y todo lo demás. Al preguntarle si volvería a competir niega y pone en perspectiva las cosas. Sabe que si volviera a competir sería para ser la número uno, pero en el proceso su familia, sus hijos, sufrirían porque no podría dedicarles el tiempo suficiente. En cambio se conforma con mantenerse en forma, sólo lo suficientemente fuerte para poder escalar 8a y 8b (5.13b y 5.13d) de forma fluida y sin problemas. (!!!!!)

Por su parte Lynn Hill, la primera en escalar en libre los 1.000 metros de The Nose de El Capitán, donde demostró en un ambiente machista de lo que una mujer era capaz, habla de sus inicios y de cómo gracias a las delicadas fisuras y los grandes Big Wall, aprendió las sutilezas del deporte y a crear un gran carácter antes de volverse fuerte. Para ella la escalada significa comunidad y amistad. Ambas agradecen a este estilo de vida el haberles enseñado a creer en sí mismas y en los demás, el saber que más que encadenar una ruta o superar un grado, lo que vale es el compromiso que se asume con la vida. Da gusto ver una escena femenina tan grande a nivel mundial, tan comprometida e involucrada, y con un estilo digno de su género, lleno de gracilidad, y liviandad, cualidades siempre acompañadas de una gran fuerza de cuerpo y espíritu. Es de esperar que este film sea de gran motivación para que cada vez sean más las mujeres que escalen.

A continuación un poco de lo poco que hay de estas chicas en la red.

Aquí podemos ver a la pequeña Brook Raboutou cuando tenía tan sólo 7 años escalando No one gets out of here (V2) en Hueco Tanks. ¡Vaya promesa! escalando.org/videos/brooke/

Ficha técnica: THE FANATIC SEARCH 2, A GIRL THING… Duración: 80 MINUTOS. Formato: PAL 16/9 HD

Si quieren ver a la guapísima Nina Caprez en un desafío de aquellos mirenla acá, encadenando Alí Babá (8a, 8a, 7b+, 8a, 8a+, 8a+, 8a+, 7b+), una ruta de gran resistencia. escalando.org/videos/nina/

De la gran Lynn Hill hay mucho, pero les dejo imágenes de su mayor logro, escalando The Nose, en el Capitan, Yosemite.

escalando.org/videos/lynn/

20

Producción y realización: LAURENT TRIAY Escaladoras: BROOKE RABOUTOU, NINA CAPREZ, CHARLOTTE DURIF, DAILA OJEDA, MARTINA CUFAR , PATI BLASCO, BERTA MARTÍN, ROBYN ERBESFIELD, LYNN HILL. PRODUCTORA: WORK LESS CLIMB MORE VENTAS: triaylaurent.com


ENCUENTRANOS EN: Varias ciudades: www.andesgear.cl | www.lacumbreonline.cl | www.restore.cl | www.aventurakallpamayu.com || Santiago: www.enfit.cl | www.patagoniasport.cl | South Point www.facebook.com/southpointchile | www.full-bike.cl | www.chilemontaña.cl | www.sportone.cl | www.ecobike.cl | www.cannondale.cl | www.salewa.cl || Talca: www.rutasdelmaule.cl | Exploring Outdoor contacto@exploringoutdoor.cl || Concepción: Esc Outdoor: concepcion@escoutdoors.cl || Temuco: www.sxs.cl || Pucón: www.kebba.cl || Osorno: ww.viaferrata.cl || Puerto Varas: Outdoor Way outdoorway@gmail.com || Puerto Montt: Dolly Ruta Austral: clientes@dolly.cl || Puerto Aysén: www.vientosuroutdoor.cl || Puerto Natales: One-aco: info@indigopatagonia.com || Web: www.andeslivestore.cl | www.sherpalife.cl | www.nuevasrutas.cl ||

icebreaker.com

VA NUE CIÓN EC A COL AVER 2 M 1 I 0 PR NO 2 A VER


Boys, se les recuerda que este recuento es acerca de montañismo de verdad, en su más amplia expresión pero sin ensuciarse de tonteras (nada de subiendo pianos a la Pared Sur del Arenas).

Período Octubre 2010 – Marzo 2011

Eso significa, primero, que no se hace cargo de disciplinas cercanas que tienen sus propios medios de comunicación (escalada deportiva, rafting, kayak o similares). Segundo, que sólo se hace mención a las actividades que tienen alguna ambición de aporte deportivo (nada de Aconcaguas por la ruta normal). Tercero, sólo interesan las cosas donde al menos haya participado algún chileno, o bien extranjeros residentes en nuestro país. Cuarto, ya comentado, que sólo hace referencia a un período específico en cuestión; en este caso, hoy, a lo ocurrido entre octubre de 2010 y marzo de 2011. Quinto, que me gusta la Waleska... pero no sé por qué dije eso. Ok. Comencemos.

Es Quí Se Puede Nunca me canso de repetir que últimamente montañismo es acerca de desafiarse siempre. Salirse del área de confort. Ir, como dice James T. Kirk: “To boldly go where no man has gone before”. El baño de mujeres. En cuanto a Chile, una de las asignaturas evidentemente reprobadas es el intento de incorporar el esquí en los ascensos. Pero de verdad. No eso de subirse a los palos como si fueran raquetas y luego colgárselas en la espalda para evitar bajar esquiando... a pesar de que lo van a hacer con las pieles puestas. En ese contexto es que se resalta lo hecho por Nicolás Gutiérrez y Sebastián Rojas (sí, el mismo tostao o mejor dicho, el mismo machucao de antes), quienes realizaron finalmente el primer descenso en esquís, del cual se tenga registro, a la ruta normal del cerro El Morado (4.647 m).

22

Nicolas Gutiérrez se desliza cerro abajo para completar primer descenso en esquís de El Morado, Región Metropolitana Sebastián Rojas

El intento se realizó a mediados de octubre. Después de empujar el jeep hasta donde pudieron, yendo livianos, caminaron hasta la laguna del Morado e hicieron el respectivo vivac. Al día siguiente salieron alrededor de las 5 de la mañana y en tres o cuatro horas ya estaban a la altura del glaciar. De ahí diez horas más para acceder a la cumbre, desde donde se prepararon para lo que habían ido. Llevando ARVAS y con una estrategia definida (de irse reuniendo cada cierta cantidad de metros) comenzaron. La primera parte estuvo genial, con nieve buena y estable. Al llegar arriba del canalón, primero bajó Rojas hasta la mitad y luego Gutiérrez. Fue en esos avatares, que, cuando Rojas trató de dar un primer giro, algo pasó y se cayó, perdiendo momentáneamente los esquís y comenzando a rodar.

¿Cuento corto? Ligamento anterior cortado (sí, en la misma rodilla que meses después, ya operado, se le empotraría en El Alfalfal). Lo curioso es que a pesar de todo, y sintiendo que igual la rodilla se le tendía a salir, pudo continuar esquiando. Dejaron atrás el glaciar, con Gutiérrez obviamente buscando las pasadas precisas, rapelearon un canalón de 20 metros y de ahí se fueron hasta abajo sin más incidentes. Resto Andino Mes y medio después, cinco miembros del Club Andino Universitario realizaron cuatro nuevos ascensos en un cordón que separa los valles del Río Blanco (VI región) con el Extravío (RM). Súper claro. Eran Tomás Torres, Patricio Middleton, Eduardo Atalah, Maria Cristina Ferrer y David Valdés.


El Fitz Roy recibió ilustres visitas esta temporada. Camilo Rada fue una de ellas, con un intento a la Supercanaleta y la Afanasieff. En la foto, Rada descansa tras superar uno de los tantos largos que Francisco Rojas sorteó en la Súper Canaleta

Ellos partieron el 4 de diciembre desde Rancagua, tomando Callanas y el cajón de Río Blanco. Dos días después ascenderían el cerro Azufre (por su vertiente sur); luego, siguiendo un filo este-oeste arribarían a otro punto alto, bautizándolo cerro Pistacho, y de ahí una travesía más para alcanzar algo que denominaron Lomita Blanca (que liiindo... lomita). Al día siguiente se dieron tiempo para ascender otra cumbre que llamaron Mirador del Extravío (por su cara este). El 8 ya estaban de regreso en Rancagua.

a la aguja Guillaumet, una vía de 300 metros de recorrido (5, 70°) abierta en febrero de 1968 por Joel Coqueugniot y François Guillot y que transcurre justo a la izquierda del corredor Amy.

Bien hecho boys.

El esfuerzo no fue menor. En dos días lograron escalar completo el pilastro norte y llegaron hasta 90 metros arriba de éste, donde tuvieron que regresarse debido a que caían cascadas de agua por las fisuras.

Fitz Roy En la zona del Fitz Roy se supo de las andanzas de tres chilenos: José Edwards, Francisco Rojas y Camilo Rada. Con respecto al primero, acompañado de dos argentinos, en enero ascendió la ruta Guillot

De ahí se movió harto para llegar, a fines de febrero y acompañado del francés Greg Laberti, al pilar Goretta al Fitz Roy (1.200 m, ED, 6b, A2), siguiendo la vía Mate, Porro Y Todo lo Demás (abierta hace algunos años por Rolando Garibotti y Bean Bowers).

Dicho sea de paso, según yo, ningún chileno aún ha escalado la ruta Casarotto (Pilar Goretta más cumbre en Fitz Roy).

En cuanto a Rada y Rojas, ellos se tenían entre ceja y ceja la ruta de la Supercanaleta al Fitz Roy (1.700m, 45º/70º, 6a+, A2), quizás la más mítica línea con que cuenta esta montaña, debido a que aquí se realizó el segundo ascenso absoluto y primero en estilo alpino, gracias al talento y coraje de los argentinos Carlos Comesaña y José Luis Fonrouge (hechos ocurridos en enero de 1965). Tras tres intentos fallidos por mal tiempo, y ya muy apurados porque no les quedaban muchos días, el 7 de febrero recién pudieron morder el hielo en un intento que abortaron ya bien arriba debido a que el clima se mantenía muy inestable y que marcó el fin del accionar de Rojas. Rada, que tenía también un ajustado calendario, se la jugó por permanecer un poco más. Sin compañero ya, se coordinó con el escalador argentino Mario Ferreyra y se fueron a la Afanasieff.

23


Perdidos en Melimoyu es la nueva ruta que hoy ofrece el cerro Picacho, gracias a la incursión de Armando Montero, Joos Ilsbroux y Franco Cayupi. Armando Montero

El Chimbote era la montaña intercalada más alta de los Andes Centrales. Era, hasta que Waldo Farías (en la foto) y Fernando Fainberg, en su tercer intento, conquistaron su cumbre. Fernando Fainberg

Esta, también conocida como Ruta Francesa (filo Noroeste), es tal vez la más larga en roca de la zona, con 40 largos según la descripción de los aperturistas (¿6b-6c?). Una vía rara vez repetida, tras su apertura en 1979, y que a la fecha probablemente cuenta con no más de seis repeticiones.

jenme decir que usando medios de tracción animal y humana, el 27 de marzo, dos días después de partir, establecieron un campamento base. Al día siguiente instalaron un campo alto, no sin dificultades, y, luego, un día de descanso. Así, su intento de cumbre llegaría el 30.

El 17 de febrero fue el momento “escogido”, pero sólo pudieron entrar a la vía dos días después. Hicieron un primer vivac a 2.680m, y luego otro, para el lunes 21 terminar de escalar a 3.224 metros de altitud, en la reunión número 34. La cumbre estaría pronto a sus pies. Vaya momento para Rada. Vaya desquite. La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena. Pero igual rico. Cerro Picacho Por esos mismos días, Armando Montero, Joos Ilsbroux (Bélgica) y Franco Cayupi abrirían una nueva ruta al cerro Picacho, denominándola Perdidos en Melimoyu (800 metros, 5.10). Esta cumbre se localiza aproximadamente a 110 kilómetros al norte de Coyhaique, pasado Mañihuales hacia el norte y no tendría más de cuatro ascensos previos, todos por su ruta normal (que no tengo idea dónde queda). Partiendo el 18 de febrero, realizaron la aproximación y al día siguiente, en una jornada de 16 horas, lograrían establecer una línea en la cara noroeste, donde hubo pasos de III y IV grado, más 10 largos de cuerda. El crux mismo estaría al salir de la arista, la cual, tras

24

pasar por la cumbre norte (1.900 metros) los dejaría en la base de dos largos que les darían acceso a la cima misma (2.000 metros). Porfiados y Shin Bote Y cuando ya parecía que la temporada llegaba a su fin, llegaron las noticias que hablaban de la caída de un grande, de manos de Fernando Fainberg y Waldo Farías. Estos ya no tan muchachos, llevaban cierto tiempo haciendo cosas interesantes en los alrededores de Santiago y se habían propuesto terminar con la más alta montaña inescalada de los Andes Centrales: el Chimbote (5.493 m). Hablar de lo importante que es este cerro para quienes se inician en el montañismo es un poco difícil, pues no acapara titulares. Anonimato que no puede ocultar el hecho que es un cerro que regularmente ha rechazado los intentos de ascenso de los más importantes escaladores que Chile haya tenido. De ahí la fama de mítico. Farías y Fainberg mismos, ya en enero del año pasado, habían hecho un intento de nueve días que terminó con características épico-trágicas, cuando Fainberg se cayó del caballo que montaba y resultó con una fractura de clavícula.

La idea que tenían era aproximarse a la base de la pared por el lado norte, para luego pasarse a la Pared Sur. Subiendo, rapeleando, con travesías y cuatro largos ad-hoc, llegaron a la pirámide somital, la cual escalaron hasta arribar a un pequeño torreón secundario. De ahí no se veía cómo continuar y, además, era tarde, así es que abortaron, llegando al campamento, no muy felices debo decir, prácticamente 24 horas después. Tenían intenciones de regresarse a Santiago, pero ¿no digo que son porfiados? Tras descansar un día, volvieron a hacer otra tentativa, el 1 de abril. Esta vez partieron un poco más temprano y siguieron exactamente el mismo recorrido del día anterior, llegando al mismo punto alcanzado dos días antes, mucho más temprano, con luz y energía suficiente como para dar con una continuación barroca.

Quizás no sean huasos, pero sí porfiados. Y se prometieron regresar, algo que ocurrió a fines de marzo, pero ahora por la vertiente oeste.

Desescalando un poco por aquí, trepas expuestas por acá, y bingo, una fisura clave que les dio acceso al filo final y, de ahí, a la cumbre.

Explicar la aproximación me aburre y además es complicada. Así es que sólo dé-

Primer ascenso absoluto y gloria eterna para los invencibles.


Salón de la Fama Primero, agradecer a quienes me entregaron amablemente información para armar este recuento. Entre otros, Darío Arancibia, Francisco Rojas, Sebastián Rojas, David Valdés, Inés Dusaillant, Camilo Rada, Fernando Fainberg, Julio Paulsen y José Edwards. Y, lo de siempre. El galardón más importante en la historia del mundo del montañismo en Chile: los Premios del Anticristo. Incorruptibles, independientes, insoportables, indesmentibles, insuperables, incontenibles, Inglaterra. Vamos de menos a más. La Colchoneta de Tungsteno (por mejor iniciativa) sigue vacante, algo que ya tiene características de sistémico, pero que no es más que el fiel reflejo de la realidad. Para los que no lo saben, se entrega a aquellas iniciativas, institucionales o privadas, que logran un cierto impacto en la comunidad nacional. Es decir, nacidas en el seno de los montañistas, pero que se extienden hacia el país para generar cambios o crear tendencias. Que es lo que realmente cuesta. Y, como no se hace nada, luego nada se ha de premiar. Igualmente desierto quedó la Brújula de Uranio, para la Mejor Expedición. De hecho, esta vez no hubo ninguna (usando la ya mítica definición PAPA: población-accesoperíodo-antecedentes). También vacío el Ajo de Molibdeno (Mejor Deportista). ¿Por qué? Por lo mismo de siempre: no basta con una sola actividad para destacar. Debe haber consistencia en el tiempo, ojalá en ambientes diferentes, realizado por personas que dedican gran parte de su tiempo, si no todo, a hacer alpinismo. Malestares estomacales sí; peos solitarios no. Y, finalmente, la Jeringa de Plutonio (por mejor ascenso técnico) para Sebastián Rojas y Nicolás Gutiérrez por su actividad en el Morado, incluyendo el primer descenso en esquís de su ruta normal. Una actividad que debería servir de motivación para hacer otras similares en cumbres clásicas. Cómo por ejemplo, la pared norte de la Punta Zanzi (aunque aquí habrá que llevar paracaídas). Adiós y que se pudran.

El Anticristo anticristo@aruficax.cl

Versión completa del Recuento, incluyendo los accidentes ocurridos, la pueden encontrar en el blog del Anticristo en la página web de Revista Escalando. escalando.org/anticristo RECUENTO REALIZADO GRACIAS A LA AYUDA Y COLABORACIÓN DE LIPPI Y PETZL.

Daniel Arnold, nuevo record en solitario en la cara norte del Eiger (2h 28'). Superando por 20' a Ueli Steck. Lugar: Brunnital, Suiza. Foto: Robert Boesch. Foto


La claridad del atardecer permite que la luna acompañe al Plateau Superior del Paine Grande, una semana después de la historia aquí narrada. Guillermo Parra


Primera ascensiรณn invernal al Paine Grande Por Sebastiรกn Irarrรกzaval


Al despedirse del Paine Grande, mientras la cordada se aleja, las nubes recuperan su lugar habitual abrigando las cumbres de este coloso. Pachi Ibarra

Cuando las nubes se rasgaban podíamos observar brevemente un paisaje mágico de montañas y agujas de granito iluminadas por la luz de la luna. Más por cansancio que buscando una experiencia mística, me recosté de espaldas y brazos abiertos sobre la pequeña cumbre, mientras sobre mi, tenues nubes se creaban y desfilaban frente a un telón de estrellas. Fue un breve e inolvidable momento de profunda paz.” - Camilo Rada

Tan lejos y tan cerca El Paine Grande es un gigante de la Patagonia que domina el parque nacional Torres del Paine desde todos sus ángulos. Sin embargo es una montaña que siempre ha sido esquiva. En ella, el implacable clima de la Patagonia se despliega en su máxima expresión, sus paredes verticales y glaciares colgantes la defienden en todos sus flancos, y una desafiante cumbre de hielo hace que parezca imposible intentarla. Esta montaña tiene cuatro cumbres alineadas en el eje norte-sur. La cumbre principal es la culminación de 3.050 metros de hielo y roca, el punto más elevado de toda la zona. A pesar de su gran atractivo y de los múltiples intentos desde la década del 50, esta magnífica cumbre sólo había sido alcanzada en dos oportunidades en la historia, lo que resume su considerable dificultad. Fueron las expediciones de Guido Monzino

28

en 1957 y Garibotti-Sourzac el 2000 las que pudieron alcanzar su punto más alto, ambas realizadas en verano (ver recuadro sobre la historia de la montaña). El Paine Grande es sin duda una de las montañas más hermosas de la Patagonia, un sueño para todos los que amamos el montañismo, el lugar donde inevitablemente se materializan las palabras de Gaston Rébuffat que “el escalador es quien conduce su cuerpo allá donde un día sus ojos lo soñaron”. El Intento Invernal del 2010 Intentar una montaña de estas características en invierno puede tomarse como una locura. El frío patagónico es más intenso, el avance más lento, los días más cortos… no es la mejor combinación. Sin embargo ya lo decía Casimiro Ferrari y muchos de los que han estado por un tiempo prolongado en Patagonia, la gran ventaja de esta época es la estabilidad del clima y el menor viento. Con todo el entusiasmo de intentar este gigante en invierno, fuimos hace un año al Paine un grupo de 12 personas, gracias al apoyo fundamental de Rodrigo Jordan, Kiko Guzmán y la empresa Vertical. Después de cuatro semanas en la montaña y extendiendo al máximo la expedición, la cordada de ataque compuesta por Camilo Rada y Manuel Bugueño escalaron gran parte de la cara sur de la cumbre principal hasta que en la mitad de la noche, con temperaturas extremadamente bajas y una tormenta inminente tuvieron que dejar este sueño a tan sólo 120 metros de la cumbre. Esta expedición fue absolutamente fundamental para el intento de este año, ya que nos permitió conocer bien la ruta y las condiciones que podríamos enfrentar.


Camilo Rada abre huella rumbo al Campamento 1. Al fondo, la cumbre BariSebastián Irarrázaval loche y sus hongos de hielo inspiran la marcha.

Invierno 2011 Para poder progresar con más velocidad ideamos este año armar un grupo más reducido y finalmente se constituyó una cordada pequeña pero muy afiatada: Camilo Rada, que venía “bajándose” del Fitz, la Pachi Ibarra, antes de partir nuevamente a Antártica, y el que escribe, quien no podía aguantar volver a esta increíble montaña. El 4 de agosto estuvimos de nuevo en el Parque Nacional Torres del Paine, muy contentos de poder volver. Era la mitad del invierno, estaba todo nevado y muy tranquilo. Después de hacer la aproximación al campamento base en zodiac por el lago Grey, nos llenamos de energía al ver de nuevo esta montaña gigantesca y respirar el aire de la Patagonia. Estábamos casi a nivel del mar, a 3000 metros de desnivel de nuestro objetivo último. Los primeros días de expedición fueron pesadísimos. Nevó como nunca y por donde mirábamos teníamos más de cincuenta centímetros de nieve recién caída. A pesar de todo, salíamos cada día llenos de energía para abrir una verdadera zanja en la nieve. Los bosques de nothofagus completamente nevados, el lago Grey con su glaciar desde la altura y las cumbres de Campo de Hielo Sur que empezaban a divisarse, nos mostraban una Patagonia invernal tan desconocida como fascinante. Desde el primer día la mentalidad de la cordada fue que pasara lo que pasara, con el clima que fuera, trataríamos de avanzar igual. A pesar de los problemas nunca parábamos de reír y compartir, avanzando con mucho empuje. Creo que fue absolutamente fundamental el espíritu de esta expedición, el que nos permitió ir sorteando cada obstáculo. El campamento 1 lo instalamos a 1490 msnm, en un anfiteatro de grandes paredes cubiertas casi completamente por hielo y nieve. A simple vista, estas paredes parecen infranqueables, sin embargo pequeños couloir o corredores de hielo se descuelgan de ellas. El año anterior encontramos el que llega al collado entre las cumbres central y sur. Ésa es la puerta al

plateau del glaciar superior, una larga, angosta y empinada puerta, pero fundamental para poder llegar al gran torreón de la cumbre principal. Después de ocho días de expedición, tan sólo uno de ellos no hemos podido avanzar por una tormenta con vientos de más de 90 km/h, pero ya estábamos por fin en el campamento 2, en el plateau del glaciar, a 2310 msnm. Habíamos avanzado más rápido de lo esperado, sin embargo el clima había estado un poco inestable los últimos días. Muy cansados después de todos estos días de porteo, hablamos a través del teléfono satelital con Kiko Guzmán esperando que, según nuestros cálculos, el mejor día sea pasado mañana para alcanzar a descansar un poco antes del ataque a cumbre. “Cabros, tengo que decirles que el mejor día es… ¡mañana!…”. Es el gran día y no podemos desaprovecharlo… ¡A morir no más! Preparar todo el equipo de escalada, comer e hidratarse y tratar de dormir algo para partir muy de madrugada a la mejor parte. ¡El Gran Día! Tres de la mañana, 25 grados bajo cero, todo congelado dentro de la carpa pero la noche estaba tranquila. Nos despertamos con energía y empezamos a prepararnos. Afuera había sólo estrellas. ¡Qué suerte teníamos que el clima acompañaba! Aunque en Patagonia uno nunca sabe… ese cielo podía cambiar en cualquier minuto. Salimos de la carpa llenos de esperanza. ¡Era el gran día! Avanzando por el glaciar nos fuimos abriendo camino en medio de la oscuridad hacia el torreón de la cumbre principal. Se alcanzaban a distinguir filos llenos de hongos de las formas más increíbles y surrealistas. A lo lejos vimos las luces de Puerto Natales y nos acordábamos de toda la fuerza que nos estaban mandando tantos amigos a la distancia. Una tímida aurora iluminó una silueta gigantesca: era la pared de más de 500 metros de hielo que conduce a la cumbre principal.

29


Sebastián Irarrázaval (arriba) y María Paz “Pachi” Ibarra, en la sección final de la canaleta que da acceso al Plateau Superior del Paine Grande. Camilo Rada


Pocos lugares en el planeta ofrecen una vista tan maravillosa. En la foto, Camilo Rada en el lugar donde instalarían el campamento alto. Sebastián Irarrázaval

Con las primeras luces nos encontrábamos en la rimaya de la base de este torreón, observando cómo se perdía el horizonte a nuestro alrededor, un paisaje que te quitaba las palabras. Un día realmente increíble. Camilo iba abriendo la ruta y con la Pachi avanzábamos en simultáneo. El hielo estaba firme y seguro, aunque la pared no perdonaba. No había ni una pequeña terraza. Era el mundo vertical, como diría Kukuczka. Con un silencio indescriptible, sólo se escuchaba nuestra respiración y el paso de los crampones y piolets en el hielo. A medida que subíamos, el lugar nos daba la perspectiva única de sentirse tan solos en la mitad del invierno patagónico, pero a su vez con la mejor compañía que era esta cordada. Llegábamos al final del tercer largo y lamentablemente no me sentí bien; a decir verdad, me sentía peor que nunca. Un dolor abdominal intenso, retorcijones y una lesión de tobillo que venía arrastrando no me dejaban seguir así es que no tuve más alternativa que bajar, pero Pachi y Camilo siguieron adelante. Nunca voy a olvidar sus palabras de apoyo. Me decían que bajáramos todos e intentáramos otro día porque la cumbre no era lo más importante, pero el día estaba demasiado bueno para perder esa oportunidad. Ya en la base de la pared miré desde ese lugar a Camilo y la Pachi. Sólo entonces me di cuenta de la perspectiva de lo que somos. Sólo pequeños puntos avanzando por esta tremenda pared, paso a paso, ganando metro a metro. En el plateau, ya más recuperado después de varias horas, regresé al campamento que se encuentra en el collado entre la cumbre Central y la Sur. La Patagonia me regaló la mejor vista que uno pudiera imaginar. Con más energía y acercándome a la cumbre central, no pude evitar la tentación de mirarla más de cerca, y quizás intentarla. Con pasos recargados de fuerza fui escalando con cuidado y después de algunas horas, casi sin quererlo, los piolets llegaron al final del último hongo y con gran alegría llegué a su cumbre. Un atardecer impresionante estaba despidiendo el día y vi como Camilo y Pachi seguían avanzando con

decisión en la Principal, aunque agotados en el quinto largo. Estaban a punto de sobrepasar el punto más alto logrado el año pasado. Un Sueño Hecho Realidad Esa noche dieron las 3 de la mañana y no podía pegar un ojo. Me asomé afuera de la carpa y la luna llena lo iluminaba todo. Se veía la silueta de la pared sur de la cumbre principal pero ya habían dejado de divisarse las luces de Camilo y Pachi. En lo más alto de la montaña había una nube que lo envolvía todo. Ojalá que estén bien, me decía. Imaginé que debía estar nevando en la cumbre y la visibilidad debía ser pésima. Eran casi las 3.30 ¡y sonó la radio! “¡Seba, Seba, para Pachi!” “¡Adelante Pachi!” Un segundo que se sintió como horas… Me preguntaba dónde estarán, cuánto les quedaría… “¡Aquí Pachi!… ¡¡¡estamos en la cumbreee!!!”. Fue imposible de creer, emocionados hablamos en ese minuto tan especial llenos de alegría. Con la generosidad propia de ellos me decían que estaba allá acompañándolos. No podía creer lo que estaba pasando, que se había logrado un sueño que creíamos imposible. Las siguientes horas fueron de emoción aunque con un poco de inquietud. Como decía Viesturs, “la cima es la mitad del camino”. Sin embargo llegó la satisfacción y el relajo cuando en la mañana siguiente, después de una larga jornada de 30 horas, los vi llegar al campamento, agotados pero muy felices. Las horas siguientes se colmaron compartiendo lo que fue esta experiencia. Lo difícil y agotadores que fueron los últimos largos, con secciones verticalísimas, el frío y el viento, los hongos surrealistas de la cumbre y cómo fue necesario llegar arriba con uñas, dientes y pura garra. No podíamos creerlo todavía y recién asimilábamos como se materializaba este sueño de muchos años y de tantos amigos que a través de su ayuda permitieron esta cumbre.

31


Arriba, regresando del primer porteo al campamento alto. La nieve honda y las fuertes pendientes no permitieron alcanzar el Plateau ese día. Abajo, Sebastián Irarrázaval escalando la parte final del tercer largo, donde el hielo se volvía extremadamente duro y la pared comenzaba a empinarse hasta los 70°. Camilo Rada

Los días siguientes fueron de mucha alegría, aunque con unas ganas gigantescas de volver a descansar a la civilización. Conscientes de no dejar ni un rastro en esta montaña porteamos todo a los campamentos inferiores y después de dos días ya tomábamos el zodiac de vuelta, cada vez más cerca de la mejor de las duchas y el mejor pan amasado. Casi sin darnos cuenta pasaron volando trece días de expedición. Mirábamos el Paine Grande a lo lejos mientras dejábamos el parque, en ese momento lleno de nubes y nevando arriba como es lo habitual. Nos despedimos, pero con una sensación de pertenencia que nos cambió. Más que una cumbre lograda, fue esa maravillosa montaña y la grandiosa Patagonia la que nos dejó ser parte de ella, por un instante en el tiempo, por siempre en el recuerdo. Las palabras hospitalidad y cariño se quedan demasiado cortas para describir cómo nos recibió la gente de Magallanes. Muchas veces nos preguntaron qué se sentía ser los primeros chilenos, los primeros en invierno, la primera mujer en esta cumbre… y la verdad es que lo que siempre se nos venía en la cabeza era la extraordinaria aventura que tuvimos la suerte de vivir, pero más aún, una excepcional experiencia entre amigos en un lugar mágico, una montaña que definitivamente sacó lo mejor de cada uno. Recordando a Mallory: “¿Hemos vencido a un enemigo? A ninguno, excepto a nosotros mismos. ¿Hemos ganado un reino? No, y no obstante sí. Hemos logrado una satisfacción completa, hemos materializado un objetivo. Luchar y comprender, nunca el uno sin el otro, ésta es la ley.”

32


¡Adiós Patagonia! También yo soy de aquellos que probaron el calafate, de los que pudieron contemplar tus incomparables hermosuras. He logrado penetrar en tu vida. Si una fuerza mayor no interpone su veto volveré a contemplar de nuevo tus riquezas y bellezas. Gozaré de nuevo de todo lo que tu tierra y tus pobladores saben dar en tanta abundancia. Eres el ídolo de libertad y magnitud aún lejos de ser doblegado por el yugo de una civilización degenerada ¡Eres la tierra del hombre fuerte y del alma libre!”. Alfredo Kölliker 1919 Pachi Ibarra, Camilo Rada y Sebastián Irarrázaval con la cumbre de fondo. Camilo Rada

Gran montaña, gran historia Los intentos más relevantes de esta montaña se remontan a la década del 50. En esos años, la ruta “más segura” para llegar al plateau del glaciar la encontró una expedición chilena el verano del 55 liderada por Eduardo Meyer. Desde la cara oeste, cercana al lago Grey, encontró junto a Sergio Kunstmann, Luis Kranl, Ernesto Payá y Ricardo Vivanco una forma de llegar al collado entre la cumbre sur y la central, la que fue clave para futuras expediciones. Esto les permitió hacer la primera ascensión de ambas cumbres ese año y nombraron a la sur “Punta Bariloche” en memoria de dos compañeros trasandinos del club andino homónimo que fallecieron en ese lugar un año antes. En el verano de 1957 se desató una carrera por la cumbre principal entre el Club Andino Bariloche, que retomaba este anhelo, y un grupo de guías alpinos italianos del valle de Aosta liderados por Guido Monzino. Con mucha dificultad y después de un mes de expedición, los italianos logran encontrar una ruta para la cumbre principal a través de la arista noreste que deja a la cordada de Jean Bich y Leonardo Carrell en la cima, siendo el primer ascenso absoluto de esta gran montaña. Es el 27 de diciembre de 1957. Múltiples intentos posteriores que fueron fallidos por más de 40 años hicieron que esta ascensión pasara a ser mítica, acompañándose de una dosis de escepticismo. Sin embargo fue la fuerte cordada de Rolando Garibotti y Bruno Sourzac la que marcó la historia de la montaña con su segunda ascensión en el verano del 2000. Realizaron una impresionante escalada alpina de sólo tres días utilizando una ruta en la pared sur del torreón cimero (WI 5). A pesar estas grandes ascensiones, esta montaña se mantenía esquiva en sus intentos invernales. Sólo algunos pocos quisieron probar suerte en el frío patagónico, dentro de los que destacan los montañistas chilenos Rodrigo Traub, Andre Labarca y Claudio Retamal.

Agradecemos el patrocinio y auspicio de Vertical, el auspicio de Marmot, OR y Andesgear, el respaldo de CONAF y el importante apoyo de nuestras familias y amigos que fueron fundamentales en esta expedición.

33


Escalando tepuyes en Venezuela

ADANKASIMA Tierra de Sueños Por Cheo García. Fotos por Wojciech Wandzel www.wandzelphoto.com

Así comenzó nuestro proyecto, en las montanas más antiguas del planeta. Lugares donde hemos tenido la oportunidad de vivir aventuras de ensueño: los Tepuyes.


Julio Criollo, con su Guayre encima, listo para iniciar la aproximación. Wojciech Wandzel Página anterior, Daniel Mora escalando el séptimo largo del Adankasima Tepui. Wojciech Wandzel

Los Tepuyes, esas montañas tan famosas internacionalmente, de cumbres planas y flora y fauna endémica, fue donde comenzó nuestra iniciativa totalmente venezolana. Nuestro objetivo era escalar, buscábamos la aventura vertical tratando de retarnos a nosotros mismos, haciendo deporte y sembrando semillas positivas que pudieran ser aprovechadas en la rama no sólo deportiva, sino también social, cultural, turística y científica. Fue así como dimos el primer paso y nos fijamos la meta de aperturar la primera línea de escalada -y realizar el primer acercamiento a pieal Adankasima Tepui. Esta montaña se ubica en el corazón del Parque Nacional Canaima, específicamente en el Macizo de Chimanta. Es uno de los trece tepuyes que compone esta espectacular zona. Este territorio salvaje está lleno de magia, de secretos indígenas, de gente muy especial y de terrenos inexplorados. Muchas máquinas voladoras son las que desfilan por esos valles tepuyeros, y muy pocas personas son las que disfrutan a pie de tales sitios. Formamos un gran equipo: Carola Pérez, Carlos Pineda, Rafael Bracho, Daniel Mora, los amigos de la comunidad indígena, el polaco

36

Wojciech Wandzel y yo. Al enrumbarnos a nuestra expedición tepuyera, atravesamos el Valle del Tirika en medio de los tepuyes Akopan, Upuigma, Amuri y el mismo Adankasima. Los colosos de arenisca vigilaban nuestro avance y nos regalaban las mejores vistas de su morfología. Los primeros días de acercamiento a la montaña para tocar pared estuvieron llenos de descubrimientos para todos, donde éramos guiados por la intuición y la experticia del movimiento pemón por las selvas, algo que sin lugar a dudas garantizaba un movimiento efectivo y rápido por la intrincada vegetación que rodea la montaña. Los lideres en la selva eran los integrantes de la familia indígena de apellido Criollo, quienes son personas sin vicios y llenos de cultura religiosa. Todos unos artistas, fue interesante ver cómo se organizaron para acometer esta expedición junto a nosotros, en la que tuve la oportunidad de sentir su conexión continua con Dios, era una energía más poderosa que guiaba todos los movimientos de la expedición. La montaña nos abrió las puerta después de dejar la última sabana. Nos encontrábamos subiendo hacia el escalón del tepui donde establecimos nuestro campamento base justo al lado de una fuente de agua a la que llamaron “La quebrada de los espíritus”. Era sen-


La cordada avanza a pie firme con dirección al Adankasima Tepui. Derecha, Daniel Mora y Carola Pérez, desde una de las reuniones, definen por dónde continuar la ruta. Wojciech Wandzel

cillamente perfecto, todo lo nuevo lo recibíamos con mucho agradecimiento. Muy cerca de donde comenzaría nuestra ruta había dos buenas fuentes de agua que nos solucionaron muchos problemas y nos aclararon algunas incertidumbres. La experiencia en la pared fue, sin lugar a dudas, lo mejor que pudo ser. La montaña nos dejó escalar, disfrutamos mucho de cada día en la pared, aunque muchas veces nos regaló mucho estrés y lentitud. Había tramos de pared de roca muy descompuesta, con algunos bloques sueltos lo que conllevaba a ser muy delicado en el avance. El largo dos, El gran techo y La travesía del troglodita, fueron los que nos dieron más trabajo. La sección de pared más hermosa fue el Diedro de los Sueños, que tenía un recorrido de aproximadamente 60 metros. La escalada era fantástica, una fisura de todos los tamaños que recorría en su interior toda la formación, para escalar con empotre de palma y de puños, con movimientos de grieta ancha y de chimenea… la escalada era un sueño. Nuestra estrategia cambiaba al pasar los días. Al principio caminábamos desde el campamento base hasta la pared,

37


Daniel Mora durante su progreso por la bellísima fisura del Diedro de los Sueños, en el séptimo largo del Adankadima Tepui. Derecha, en la quinta reunión de la vía, el equipo en pleno se fotografía para la posteridad. El autor en primer plano. Wojciech Wandzel Página anterior, Carola Pérez durante la apertura del octavo largo de la ruta. Wojciech Wandzel

escalábamos y luego retornábamos al campamento. Luego dormíamos en la base de la pared para acometer el trabajo en la vertical. Después ya al menos pasábamos una noche en la reunión del largo cinco y, por último, algunos de nosotros tuvimos que pernoctar en repisas pequeñas de forma de estar mar cerca de la última sección de la montaña. Las condiciones nos empujaban a que teníamos que ser flexibles ante cualquier evento, teníamos que adaptarnos a la montaña, ella imponía sus propias condiciones.

Fichá Técnica

Nombre de la ruta: El Camino del Danto (5.12a A2 J1, 300 m, 15 largos) Aperturistas: Carola Pérez Carlos Pineda Rafael Bracho Daniel Mora Wojciech Wandzel Cheo García Expedición venezolana-polaca Fecha: Ene-Feb 2011.

L15: L14: L13: L12: L11: L10: L9: L8: L7: L6: L5: L4: L3: L2: L1:

5.8 J1, 25m 5.11+ A2, 25m 5.10c A1, 30 m 5.12 A1, 15 m 5.12 A1, 25 m 5.10c A1, 15m 5.10c A1, 20 m 5.11+ A1, 25 m 5.10d A0, 25 m 5.10a A0, 10 m 5.9 10 m 5.10d A0, 20 m 5.10b 10 m 5.10d A1, 35 m 5.10b A0, 15 m

El miércoles 9 de febrero, dos miembros del equipo terminaban la ruta después de una escalada extenuante. Vivimos un sentimiento y una emoción sin igual, aunque sabíamos que aún faltaba el descenso. Después de estar todos con los pies en la tierra disfrutábamos de una placentera tranquilidad tras haber logrado que se cumplieran nuestras metas y sueños. Esta expedición fue posible gracias a la comunidad indígena de Yunek, y a nuestros patrocinantes Uaikinima (Distribuidor Petzl en Venezuela) y Horacio Velutini, quienes confiaron y creyeron en nosotros.

39


Erick Vigouroux se lo juega todo en Coyne Crack (5.11d), una dura fisura que comienza tan fina como las primeras dos falanges y se abre progresivamente a empotres de mano angosta. Supercrack Buttress, Claudio Vicu単a Indian Creek.


o r

x . rou ou do o, sin g i a V t o baj a ick g Er r a tra oc Po

s ne a o i p c ab de s, Est ses one situa ron s, i a Me cac da y hicie s dí va ala ales guno rara es. c es rson r al ode con o pe e, p e ap is rin bía rtía, r u q gris s os m lo ha mpa y po l, el tod sto, : co stos iona de inju todo pue ofes ar . r Era cho a im n p cre dos s he gab ació taba ra to aba ido n pa form ten s pa tom e a sU n o de sta i ella ida nqu ía e1 tad t v b s r a ha sas í, la y au hab sE *P o l r co n as bo tes, al. po p Au o rum dien igu ri t a ad otr aña guirl o R reg e se qu

t a s u o c n o n a m v


Arriba: Pancho Herrera y Claudio Vicuña estiran las piernas y cargan combustible al convoy que los transportaría allá, al lejano oeste. Las Vegas, USA. Erick Vigouroux Izquierda: Un obstáculo en el camino, “Crazy Girls” es uno de los explosivos entretenimientos que ofrece la luminosa Ciudad del Pecado. Claudio Vicuña. Página siguiente: ¡Cuántas líneas en los muros de la escuela! Vista de Indian Creek desde el sector de Scarface Wall. Claudio Vicuña.

El bálsamo de la alegría.

Welcome to Babilon.

Uno de esos días, Pancho Herrera me dice –¿por qué no te vienes conmigo y el Seba (Rosende) a escalar a Estados Unidos? - . ¡Wow!, una propuesta que no podía rechazar. Fue así que nos reunimos a planificar este viaje. Entre conversaciones “elevadas” decidimos visitar tres lugares indispensables de la escalada libre: Indiancreek, Devil’s Tower y Yosemite.

Sin darnos cuenta ya estábamos embarcados: Claudio nos esperaba en Washington. Pancho ya se encontraba en Los Ángeles en casa de Lela, que sería el punto de encuentro para los cuatro amigotes. Tras horas de vuelos, esperas interminables y tropicales trotes por Panamá, por fin llego a California.

Claudio Vicuña, el cuarto integrante, se encontraba en Washington cerrando la temporada invernal de la cual había reunido material de calidad. Esto facilitaba las cosas, era cuestión de reunirnos y zarpar.

En el aeropuerto me recibe una hermosa morena curvilínea, de pelo negro como el petróleo, ojos profundos y alegres, caminaba directo hacia mi hablando en castellano, palabras que obviamente no recuerdo dada la obnubilación del momento. De pronto me perturba una imagen desordenada con acento chileno desde el fondo borroso: Pancho Herrera. Por fin logro aterrizar, eran Pancho y Lela que venían por mi.

Todo salió muy rápido. Entre la ansiedad propia de estos procesos, en pocos días buscamos ayuda para financiar algunos gastos, hicimos los contactos de rigor, averiguaciones, fechas, pasajes, etcétera.

42


Veinte minutos más tarde estábamos en Venice Beach, tomando unas cervezas y disfrutando del paisaje que además de una playa y unas cuantas palmeras, incluía todo tipo de personas extrañas, de todas las razas e inclinación sexual e ideológica, vendedores ambulantes, nerds, rastas, punks, hippies, hip hoperos, parejas inusuales, hombres en bikini, artistas en patines, vendedores de marihuana terapéutica, rednecks, y algún híbrido de todo lo anterior. En un par de días ya estábamos listos, llegaron Claudio y Seba. Teníamos la furgoneta arrendada. Sólo faltaba trazar la ruta, armar el tetris de mochilas y petates, y abrirse paso entre los gigantescos e innecesarios “coches americanos”. Varias horas de viaje hacia el desierto de Utah inevitablemente te conducen a Las Vegas, Nevada. El lugar donde todo puede pasar, donde el Lummox Rubicundo se siente en casa, donde los excesos energéticos y sofisticada pirotecnia son irresistibles. Por suerte logramos escapar, cual Ulises, atados a nuestra heroica furgoneta rumbo a lo que sería nuestra escuela fisurera: Indian Creek.

43


Sebastián Rosende juega tranquilo en Coyne Crack (5.11d). Supercrack Buttress, Indian Creek. Izquierda: Erick Vigouroux justo antes de frustrarse en Incredible Hand Crack (5.10d). El crux lo espera justo en el diedro desplomado que se aprecia al final de la ruta. Claudio Vicuña. Página siguiente: El campamento en el desierto de Utah ofrece cada noche un espectáculo de colores y cielos estrellados. Claudio Vicuña.

Primera clase: El arroyo indio. Indian Creek es la escuela ideal para aprender a escalar fisuras, inclusive encontrarle el “gustito ese”, entre el dolor del empotre y las costras que se van cada día desde el dorso de la mano. Esta zona es un vasto desierto con torres de arenisca roja forjada por las fuerzas de la naturaleza y que sirvió de refugio a los habitantes de épocas antiguas. Prueba de ello son los grafitis de Newspaper Wall, una gran pizarra donde varias generaciones contaron su historia a lo largo de siglos, o petroglifos en casi todas las paredes y las ruinas Anasazi. La zona está separada en varios sectores, todos muy particulares, distantes entre si y de acceso fácil en auto y luego a pie. Todo muy bien organizado, campamentos, estacionamientos, baños, calendario de anidaciones, etcétera. La escalada es alucinante, las fisuras son lisas y homogéneas, de una fricción perfecta, como una lija muy fina. Son también muy paralelas, lo que permite repetir movimientos con insistencia, ideal para aprender. Esto se aplica también a los seguros, tantas veces te pide el mismo seguro que finalmente un ancho se relaciona en la mente con un color y un número.

44

Nuestro primer día fue corto e intenso, llegamos tarde y corrimos a trepar. ¡Error! No nos dimos el tiempo para vendarnos, el resultado fue puños rotos el resto del viaje. Entramos en una ruta fácil, de esas que todos recomiendan para empezar: Incredible Hand Crack (5.10c). El nombre lo decía todo, una fisura de manos increíble, lo mejor que te pueden ofrecer. Debo decir que me costó muchísimo, de hecho no pude encadenar. Ya había escalado muchas fisuras antes pero nunca había experimentado no saber qué hacer en algo que se presume fácil. Había mucho que aprender. El tiempo nos acompañó, todos los días perfectos. La belleza del lugar es sobrecogedora así que aprovechamos para tomar registro y escalar lo más posible. Nuestros vecinos ya nos tenían identificados aunque no podían deducir con certeza nuestro origen, sabían que éramos sudamericanos. Cada día volvíamos al campamento de noche, mientras los gringos dormían. Por las mañanas, energizados con el mate, calentábamos motores chuteando el balón al ritmo de la cumbia. Y luego de decidir el nuevo destino partíamos temprano a escalar.


Seba, con varias temporadas aquí, era nuestro guía. Estaba “papeadísimo” con el lugar y las técnicas, era un agrado verlo escalar: mano, mano, pie, pie... Cada empotre suyo parecía ser el preciso, sin dudar iba al siguiente movimiento: mano, mano, pie, pie... No importaba el ancho de la fisura, cada vez que entraba una falange o un puño era un metro conquistado, pues de ahí no se soltaría, mano, mano, pie, pie... Y encadenaba. Varios días en Indian Creek se empezaban a sentir, la tolerancia al dolor y el aprendizaje eran inversamente proporcionales. Una semana más tarde ya nos movíamos con más soltura y confianza. Fue así que empezamos a probar mayor dificultad, obviamente el grado aquí está apretado. Por lo que no probamos más que 5.12. Fisuras de todo tipo, rectas, zigzagueantes, finas de dedos, offwith, diedros, desplomadas. Todo lo que el sector pudiese ofrecer. Ya era tiempo de seguir camino, pero quedaba algo pendiente. Vinimos a aprender y la última ruta del día debía ser un indicador, así que nuevamente a Incredible Hand Crack. Igual que el primer día, justo antes del crepúsculo. ¡Impresionante! era como estar en otra ruta, esta vez si era una “increíble fisura de manos”.

Continúa en Escalando #27 ... Recordando otra historia antigua. Un día descubrí que la icónica montaña de la película de Spielbeg “Encuentros Cercanos del Tercer Tipo” realmente existía, se llamaba Devil’s Tower y, lo que es mejor, ¡se escalaba! Desde que lo supe se instaló como un destino inevitable de mis viajes de escalada.”

46

Agradecemos enormemente a Mountain Hardwear por su apoyo al desarrollo de la actividad local y por haber complementado este viaje con los recursos y el equipo necesario para su realización.


Sebastián Rosende fija con clase un Camalot #1 en Annunaki (5.12), una increíble fisura desplomada en el sector de Optimator Walll. Claudio Vicuña. Página anterior. Arriba: Pancho Herrera hace las tareas en Ok, Take! (5.11a), Scarface wall. Abajo: Luego de acabar con todos los seguros, Erick Vigouroux se mentaliza para escalar varios metros de manos angostas hasta la cadena. SN (5.11a), Supercrack Buttress Claudio Vicuña.


Dolomitas:

Respect the tatitas Por Andrés Zegers

Este viaje lo inicié con dos grandes amigos: Claudio Izzo y Giorgio Cattoni. Con Claudio llevábamos más de diez años soñando con este destino. La verdad es que yo lo veía como un sueño lejano, pero su entusiasmo fue contagioso y, de repente, se pudo hacer realidad. A esto se nos sumo Giorgio, un italiano radicado en Chile desde hace más de 40 años y nativo de un pequeño pueblo de la región de Trento, quien nos mostraría la zona y visitaría a sus amigos de la infancia. Las Dolomitas es una de las Mecas de la escalada en pared del mundo. Algo así como el Yosemite de Europa, en donde se empezó a escalar desde mediados del siglo IX. Allí ha evolucionado la escalada, desde las cuerdas de cáñamo, aseguramiento de cintura u hombro, rápeles de cuerpo, clavos fisureros y progresión con bototos de montaña, a los equipos modernos. Desde rutas escaladas así en 1911 con una dificultad 5.10a a rutas de 5.14b de la era moderna, con el denominador común de protecciones distantes y muchas liberaciones de antiguas rutas de artificial con los mismos roñosos clavos. Por aquí han pasado personajes como: Preuss, Steger, Dulfer, Comici, Messner, Vinatzer, Castiglioni, Aste, Cassin, Maestri, Hasse, Blandler, Koller, “Jindro”, Mariacher, Jovane, Pederiva, Giordani, Gullich, Albet, Larcher, Vigiani, “Bubu”, los Huber y los Pou, por mencionar sólo a algunos.

Tre Cima Di Lavaredo ofrece una gran variedad de rutas desde IV˚ a 8c run out. Como la ruta Comici/Dimai (16 largos VII6b+ 450 m), en la Cima Grande de Lavaredo. Fue escalada por primera vez en 1933 y repetida en esta oportunidad por el autor de esta nota. Andrés Zegers

Para qué aburrirlos con el trayecto, pérdida de maletas y demases. Italia nos recibió con una espectacular tormenta de rayos, lo que anticipaba lo que vendría después. No había estado nunca en esas tierras y menos en el Tirol. Aquí hablan tres idiomas: italiano, alemán y ladino (o dialecto local). El orden y el respeto por los demás es impresionante, se dice que la gente sale a limpiar y cortar el pasto en la noche, todo es historia y tradición. En sus construcciones centenarias, los balazos de la Segunda Guerra se man-

49


Izquierda, Con Aldo (71) en la cumbre del Campanile Basso.Derecha, Apurandose antes de la tormenta en la ruta Graffer (18 largos VII- 510 m), Campanile Basso. Al frente, Sergio Martini (62) escalando el Diedro Maestri (12 largos VII 400 m), Piccolo Dain. Colección Andrés Zegers

tienen como recuerdo, los castillos en ruinas del año 1.200 todavía se ven, algunos castillos más modernos están impecables, ¡ningún graffiti o rayado! A pesar de estas apariencias tan “cuadradas” noto que la gente tiene pasión por la vida y las cosas que realizan. Desde los trabajos en madera, la comida, la grapa, el vino, los ciclistas, el deporte, etc. Entras a una tienda y el vendedor es apasionado de sus productos o a un local y todavía se conservan las herramientas con las que trabajaron la madera hace 150 años. En definitiva, unos artistas y apasionados por todo lo que hacen. Día a día llovía, algunos durante toda la jornada y otros solamente en la mañana y la tarde. Cuando el clima era muy malo Giorgio nos llevaba a conocer los distintos lugares históricos y tradiciones de la zona, pasando por antiguos pueblos y castillos, polenta crauti en la Malga del Cacciatore, fuertes de la Primera Guerra Mundial o el Museo de la Grapa. También nos presentó a un modesto escalador local llamado Sergio Martini, de 62 años, marcado como Bruce Lee y que podía puntear 5.11…admirable. Había que sacarle las cosas con alicate, aún mas impresionado quedé cuando llegamos a comer a su casa y reconocí algunas fotos del K2, Everest, Kanchenjunga, etc...¡Había escalado 17 x 8.000mts! Ósea, los 14 y repetido algunos. 13 sin oxigeno, sin sponsor y nunca publicó un articulo sobre sus ascensiones (salvo entrevistas). ¡Maestro de los maestros! Tuvimos el honor de que Sergio nos mostrara la escalada en la zona de Arco, el valle es un poco más alejado de las Dolomitas y el clima

50

es mejor. Para nosotros conocer y escalar en la caliza de Arco fue una grata sorpresa ya que aquí se encontraban desde múltiples zonas de deportiva con rutas de IVº hasta 9a hasta paredes de hasta 1.600 metros, como el Casale y el Brento. El menú incluye tanto rutas multilargo deportivas, rutas tradicionales y artificial, un paraíso para cualquier tipo de escalador y nivel. Lo primero que me llamó la atención es que aquí existen muchas rutas de adherencia, cosa que en Chile casi no tenemos. ¿Palestras? No, eso son micro regletas. La verdad es que me costó bastante por no decir que “di jugo”. Y yo que creía que era bueno para la escalada técnica… esto me enseñó mucho a trabajar los pies, cosa que siempre es importante. Claudio tenía dos semanas y yo cinco. Juntos tuvimos la oportunidad de escalar la Segunda Torre de Sella por el Spigolo Demetz de 420 mts. (10 largos de VI grado) en el mejor día en dos semanas: todo empapado y corriendo antes de la tormenta de rayos de la tarde. La dificultad era relativa dado a que algunos de los largos difíciles eran más fáciles que otros que debían ser fáciles, pero escalar en adherencia con todo mojado, pocas protecciones y clavos fisureros de dudosa resistencia hacían la escalada una experiencia única. Escalé más de 15 rutas largas entre Dolomitas y Arco. De algunas no recuerdo el nombre, relatarlas sería escribir un pequeño libro, así que relataré algunas de las experiencias más destacables para mí. Además de las experiencias de escalar con el maestro Sergio también conocí a Aldo, un motivado escalador de 71 años con el que realicé algu-


El grupo del Sassolungo, uno de los más característicos y elevados de las Dolomitas, con rutas desde IV˚. Derecha, la mítica Torre de Trieste. Con sus 800 expuestos metros de pared recibió la histórica visita de alpinistas como Ricardo Cassin, Reinhold Messner y Jerzy Kukuczka. Andrés Zegers

nas torres de hasta 500 mts. Él mostraba un amor incondicional por la montaña y el deporte, como aquel día que me pasó a buscar a las 10:00 am después de haber pedaleado 80 km. en bicicleta. Otro Maestro, que si bien no me enseña el grado pero ¡sí me enseña la pasión!

resultado? escalar siete, diez o más metros sin ninguna protección. Todo esto metido en una gran pared, según los locales “escalada no extrema, pero no banal y alpinística” No cabe duda de que la descripción es acertada.

La Marmolada era, sin duda, una de mis grandes metas y tuve la suerte de poder escalarla. Con Silvano escogimos Olimpo en la Punta Rocca, escalada por primera vez por otro grande, Giordani, tiene 850 metros de desnivel y 1.030 metros de recorrido con 26 largos VIII- (7a francés). Viendo los topos no parece mucho pero es una ruta poco frecuentada y de gran aventura.

La extraplomada pared norte de la Cima Grande por mucho tiempo se creyó imposible hasta que en 1933 el mismísimo Emilio Comici y los hermanos Dimai lograron escalarla. Es una ruta de 450 mts. y 16 largos, que en su época fue VI A1 y hoy en día es posible escalarla toda en libre hasta VII (algo así como 6b+), pero con protecciones muchas veces “históricas” por decir lo menos.

La iniciamos con pequeños copos de nieve… las yemas y los pies insensibles. Escalada en placa y adherencia 7a (que me pareció 7b), con protecciones distantes, poniendo tricams en agujeros tipo torrecillas pero la parte inferior casi siempre roma, además de encontrar algunos viejos clavos aquí y allá o algún escaso pero salvador puente de roca.

Para este proyecto me junté con mi amigo Andrea Di Donato, un Italiano guía de montaña. Pasamos a dos cordadas en el inicio y en los únicos puntos donde podíamos pasar a alguien, la suerte parecía de nuestro lado. Escalamos la ruta en seis horas, ida y vuelta, realizando intrincadas desescaladas y rápeles en el descenso por la ruta normal 1869. La tormenta de la tarde, esta vez, por poco nos gana.

Muchas veces me encontré a 10 mts. del último seguro al final de la cuerda, sin saber si me encontraba en la ruta correcta ya que hace un par de largos no veía ningún clavo o cordín. Había que atravesar, desescalar para finalmente poder instalar lo que llamaría un anclaje. Los largos fáciles de los últimos 500 mts. son como escalar rutas de palestras como La Fogata, Espirales, Constelaciones o Mamagallo, ¡Pero sin ningún bolt! Sólo uno o dos clavos fisureros y el resto tricams, stoppers y friends. Pero ¿dónde los colocas? Muy buena pregunta… ¿el

52

Quedo absolutamente impresionado y me parece de otro planeta haber escalado esta pared en aquellos años con cuerdas de cáñamo, amarrado a la cintura, asegurados de cuerpo, con alpargatas de calzado y poniendo clavos fisureros en una escalada principalmente de placa. Este viaje, sin duda, revivió en mí el espíritu de aventura y el romanticismo de la escalada, mas allá de la búsqueda del grado.


Principales Torres y rutas escaladas: • Marmolada Punta Rocca: Olimpo, escalada por primera vez por Mauricio Giordani y Rossana Manfrini en 1985. 850 metros de desnivel y 1.030 metros de recorrido, 26 largos VIII- (7a francés). • Cima Grande de Lavaredo: Comici/Dimai, escalada por primera vez por Emilio Comici, Guiseppe y Angelo Dimai en 1933. 450 mts., 16 largos VII- o 6b+ • Piccolo Dain: Diedro Maestri, escalado por primera vez por Cesare Maestri y Claudio Baldessari en 1957. 400 mts., 12 largos VI+, A0 u hoy en día todo en libre VII. • Pian Dela Paia: Cesare Levis o Diedro Manolo, escalado por primera vez por M. Zanolla, G Groaz, M. Furlani 1978. 300 mts., 8 largos VI+. • Monte Colt – San Paolo: Fessura Di Hades, escalado por primera vez por H. Grill, F. Kluckner, G Michl 2006. 200 mts., 6 largos VII+. • Monte Colodri: Sotto Vuoto, escalado por primera vez por P. Calza 2002. 150 mts., 5 largos VIII+ (7b francés). • Monte Colodri – Rupe Secca: Passi Falsi, escalado por primera vez por P. Calza 1996. 240 mts., 7 largos VIII (7a+ francés). • Segunda Torre de Sella: Spigolo Demetz, escalado por primera vez por Gluck y Demetz 1934. 420 mts., 10 largos VI+. • Catinaccio: Steger, escalado por primera vez por Hans Steger, Paula Wiesinger, Fred Mase Dari, Siegfried Lechner 1929. 600 mts., 18 largos VI-. • Cima Piccola: Spigolo Giallo, escalado por primera vez por Emilio Comici, Renato Zanutti, Mary Varale 1933. 450 mts., 16 largos VI. • Torre Venezia: Tissi, escalado por primera vez por Attilio Tissi, Giovanni Andrich, Attilio Bortoli 1933. 500 mts., 16 largos VI-. • Pala del Refugio: Castiglioni/Detassis, escalado por primera vez por Ettore Castiglioni y Bruno Detassis 1934. 650 mts., 15 largos V. • Campanile Basso: Graffer, escalado por primera vez por Giorgio Graffer y Antonio Miotto 1934. y continuación por la ruta normal a la cumbre largo total 510 mts., 18 largos VII-. • Torre Brunico: Ottovolante, escalado por primera vez por F. Piardi, M. Mortti, F. Tremolada, C. Zampieri 1997. 450 mts., 11 largos VIII (7a+ francés).

Andrés Zegers escalando en la ruta Graffer (18 largos VII- 510 m) Campanile Bassol Colección Andrés Zegers

Agradecimientos. A mis padres, que me apoyaron desde pequeño y me siguen apoyando; a mi familia, que apoyan constantemente para que yo pueda realizar esta actividad; a The North Face Chile, que me ha apoyado por más 8 años con el mejor equipamiento y tecnología que podemos encontrar, tanto en vestimenta como carpas sacos de dormir, mochilas y zapatillas. Además de eso me han apoyando constantemente a hacer posible que mis expediciones se puedan realizar. Muchas gracias TNF por confiar en mí y hacer posible mis sueños . Beal que me han apoyado con las mejores cuerdas para mis escaladas.

53


Bulgaria

Карлуково (Karlucovo)

-La Mansa CuevaPor Rodrigo Fica

- Докога остава?

Pregunté. Creo que significaba “¿Cuánto falta?” Pertinente, puesto que aburrido tras 90 minutos de viaje en auto, por más que miraba, no veía a dónde íbamos a escalar en roca. - Не се притеснявайте...

Asentí y puse cara de inteligente, pero no tenía idea qué me habían dicho. Idioma extraño. Un segundo después me terminaron de matar: - Пристигнахме.

Frase acompañada por una disminución en la velocidad. ¡Pero... no había nada! Pura estepa con pastos. Más plano que pechuga gringa. ¿Me estarán tomando el pelo? Quizás todo fue un malentendido y hoy era picnic. Hasta que sin alcanzar a decir “Hidroaysén miente”, el auto tomó bruscamente una curva, realizó un giro descendente y terminó de estacionarse frente a la boca de la cueva más grande que jamás yo hubiese visto en mi infructífera vida: - Добре дошли в.... Карлуково! Quest queso “Карлуково” es, por supuesto, Karlukovo. El nombre genérico de un área localizada 81 kilómetros al noreste de Sofia, que es, por si no lo saben, la

Página del frente: El escalador búlgaro, Ivaylo RadkovFazata, sujeto de dos pinzas que no perdonan, prepara un lolotte desde un mano-pie absurdo en Hip Hop (8c+ / 5.14c). Rus Vakrilov - www.rusvakrilov.com


Aunque existe escalada para todos los gustos, si no se pone atención a los topos de la zona, inevitablemente Karlukovo te enviará a un duro desplome y un interminable techo. La morfología del lugar genera interesantes rutas de alta dificultad. Rodrigo Fica

capital de Bulgaria, que queda, por si no lo saben, en los Balcanes, que está situado, por si no lo saben, entre Turquía, Macedonia, Serbia...

Contexto donde se sitúa y entiende Karlukovo: una región donde se localizan más de 200 cuevas, las cuales son, oh paraíso nuestro, ideales para escalar.

Europa, imbécil. Europa. Mansa prohodna Un nación absolutamente desconocida para nosotros y que, más allá de Hristo Stoichkov, nos significa lo mismo que... Uganda. O, mejor, Rhodesia (que ya ni siquiera existe). O sea no mucho. ¿Y qué hacía yo ahí? Pues nada más que en la búsqueda del queso perfecto, que aquí, en las cercanías de Grecia y a medio camino hacia Ucrania, alcanza notables estándares. Un país cuya superficie es igual a la de la Región de Aysén pero con la mitad de la población de Chile. Asentada sobre una cama de caliza donde han actuado agentes erosionadores (principalmente lluvias), que la han ido horadando y formando algo que existe poco en nuestro país: grutas.

56

En particular, el lugar donde mis pelados amigos búlgaros me estaban llevando se llama Prohodna, la más grande de la zona y sobre la cual se puede realmente decir que es la media cueva. De 260 metros de largo, con dos entradas de 35 y 55 de alto, su bóveda sirve de piso para el camino asfaltado de auto por donde uno llega. En el techo, dos aberturas gigantes que entregan luz y dan la impresión de que te están mirando. Los locales las llaman los Ojos del Anticristo... (bueno, no es verdad. Le llaman Evil Eyes, pero igual sirve para incrementar mi fama).


Los paĂ­ses del este de Europa son conocidos por sus bellas mujeres, pero tambiĂŠn nos sorprenden con roca de excelente calidad. En la foto, Nelly Chukurlieva en Varna (7b). Rus Vakrilov - www.rusvakrilov.com


Dos tremendas cavernas, iluminadas por un par de tragaluces naturales, reúnen rutas de alta dificultad en la excelente caliza de Karlukovo, Bulgaria. Rodrigo Fica Rumen Neshev aprieta firme en El Chorro (8b / 5.13d). Chorreras de todos los tamaños, como en las escuelas de España, inspiran el nombre de la ruta. Rus Vakrilov - www.rusvakrilov.com

Entonces, protegido de la lluvia y con luz, escalar aquí es mejor imposible. Las rutas parten cómodas, con regletas, que es donde la curva de la cueva es positiva, poniéndose rápidamente vertical y de ahí extraplomo for ever. Y mientras más arriba, todavía aún más, hasta llegar al techo, que es horizontal de nuevo, pero al revés. Por eso el énfasis aquí es la resistencia. La horadación química de la caliza además entrega extrañas formas para agarrarse. Hay hoyos, chorreras, estalactitas y también estalagmitas, entregando un teatro de acción que obliga a ampliar el repertorio gestual. La calidad de la roca es notable, al menos para un chileno. Por ejemplo, la primera vez que llegué a un colmillo tipo Godzila por supuesto que no lo agarré, acostumbrado al estándar chileno de salir volando para abajo con la estructura. Pero de abajo me gritaron: Don’t worry. ¡Aguanta! (sí, en español). Con ese consejo, incluso lo mordí para salvar el paso que me consumía hasta el glucógeno de la lengua. Fue tanto que desde abajo me gritaron: BUT GENTLE! Too late. Ya estaba encaramado en una especie de Janiro búlgaro con las rodillas en dos hoyos y las manos tomadas en un consolador gigante invertido. Hasta llegué a pensar que sí se venía todo abajo, moriría ensartado. Луд си!

58


destino lo que debes saber

Y en caso de que te guste comer queso... Basta tomar cualquier avión desde cualquier capital del continente que vaya a Sofia. Y de ahí es mejor tener un auto, pues algunas de estas cuevas están en caminos secundarios sin acceso a movilización pública. En cuanto a Bulgaria, es parte de la Comunidad Económica Europea y signataria de Schengen, por lo que aquí se aplican las mismas reglas de visita que a la mayoría de los otros países del área (no se requiere visa y se puede entrar tantas veces como se quiera, siempre y cuando no se excedan los 90 días en un lapso de los últimos 6 meses). Y si me permiten un consejo final, a todos aquellos que estén planificando ir a Grecia, yo les recomendaría incorporar las zonas de escalada de Bulgaria, principalmente Karlukovo (pero también Vratza o Veliko Tarnovo). Grados aquí, grados allá. Pero no. No cayó. Y es más, enganché perfecto con ese tipo de escalada y comencé a subir de grado rápidamente. Tanto que fue evidente que algo no calzaba. O una de dos: tras tanto comer queso balcánico estaba más fuerte que nunca, o... los grados eran definitivamente más fáciles. Y te digo que probablemente lo primero no era. Conversando con los pelados balcánicos (puesto que se depilan todo... y cuando digo todo, es ¡todo!), me comentaron que no, que los grados en caliza estaban relativamente asentados. Antecedente importante pues mal que mal esto era Europa... Lo que me llevó a pensar que quizás el problema era otro: que tal vez en Chile se nos pasó la mano y definitivamente estábamos graduando de más. ¿Constelaciones 5.9? ¿Mamagallo 5.10b? ¿Hare Hanya 5.10d? Nicasio. Anyway, lo que fuese, pronto yo ya había terminado con todos los 6 y 7a+, algunos de los cuales me salieron a vista. Tampoco me quedaba otra, puesto que cada vez que llegábamos al lugar había que calentar en los 6c. A propósito, las rutas están bien equipadas, con seguros a distancias más que razonables y con buenos anclajes. Los grados difíciles hoy son 8c y 8c+, pero es obvio que hay potencial para más (por ejemplo, el puro techo podría servir para hacer cinco largos, todos horizontales). Finalmente, en cuánto a la época, verano la lleva (entre junio y septiembre). En invierno es demasiado helado (con temperaturas subcero) transformándose la cueva en una turbina que acelera el viento, que entra por un lado y sale por el otro. Sólo para los más masocas, quienes necesitan frío para que las suelas de las zapatillas estén rígidas y, con ello, resolver ciertos pasos hiper técnicos.

Miren que mejor queso que ese no encontrarán. MÁS INFORMACIÓN: Para Escalar: climbingguidebg.com/ (la mejor guía de escalada búlgara; recomendada) climbinginfo.org/karlukovo-prohodna-climbing (información más genérica) Para visitar Bulgaria: bulgariatravel.org/eng (información general) bulgariainside.eu/ (panoramas recomendados) air.bg/en (línea aérea búlgara) bdz.bg/ (para moverse en tren) AGRADECIMIENTOS Viajes y aventuras que sólo fueron posible gracias al auspicio, apoyo y ayuda de Petzl Chile, Lippi y Zamberlan, compañías a las cuales no me queda más que darles mis más sinceros reconocimientos. ¡Muchas gracias amigos!

Karlukovo


Rainbow Weinstock P

o

r

t

a

f

o

l

i

o

Además de fotógrafo, Rainbow Weinstock es guía, educador y aventurero. Coherentemente, su enamoramiento con la fotografía nació mientras viajada a dedo por Alaska. Desde entonces, ha recorrido las distintas áreas del éxito fotográfico, con publicaciones en medios como el Men´s Journal y vendiendo imágenes para marketing de distintas compañías. Dado su trabajo durante todo el año como guía y educador en distintos rincones de Estados Unidos, se encuentra frecuentemente buscando su

61


62


teléfono para capturar momentos. Recientemente, lo que más lo inspira es ayudar a pacientes que han superado el cáncer a alcanzar distintas cimas. Sin embargo, todavía añora volver a la Patagonia para una dosis de escalada, yerba mate y pasar el tiempo con los gauchos. Una de sus mejores aventuras, sin lugar a dudas, fue perderse mientras caminaba desde Chile a Argentina a través del Valle de Cochamó. Puedes ver más de su trabajo en www.rainbowweinstock.com


1

2

3

1 Greta Mills escalando en el impresionante -y poco conocido- Fremont Canyon, Wyoming, USA. 2 El autor. Yosemite National Park, California, USA. 3 Una escaladora asciende por Cookie Monster (5.12a) en Yosemite National Park, California, USA.

4

5

6

4 Elizabeth Ruff escalando Permanent Vacation (5.11). El Potrero Chico, México. 5 Andy Davis se atreve con el “deep water solo” en un 5.11 de Squamish. British Columbia, Canadá. 6 Dane Shertad durante su ascenso por el Filo Oeste de la Pigeon Spire, Bugaboos, British Columbia, Canadá.

7

7 Andy Davis saliendo por arriba en Paddle Flake (5.10) en la Crescent Spire, Bugaboos, British Columbia, Canadá. 67


info_montaña

Punta Italia

Por Claudio Suau e Iván Leiva - Ilustración Erick Vigouroux

El Punta Campioni D’Italia ,o Punta Italia como se le conoce hoy en día, está localizado en la Región Metropolitana, en lo que en Chile conocemos como “Andes Centrales”, casi en la frontera con Argentina. Es posible encontrarlo en un mapa ligeramente al oeste del Marmolejo y vecino cercano del cerro el Morado. Hermano del Yamakawa y del Cortaderas, el Punta Italia se yergue sobre sus 4.979 m. al fondo del valle, uno que alberga a estas 3 cumbres y al cual algunos denominan “grupo del Loma Larga” (de acuerdo a la denominación geográfica de Lliboutry). Es fácilmente reconocible por su forma triangular y por su excéntrica negativa a vestirse de blanco en invierno.

68


Vista del Punta Italia desde el cerro Uni贸n. En la foto se ve el Cortaderas con su glaciar a la Izquierda y la cara oeste del Punta Italia. A la actual ruta normal se accede por el glaciar para conectar el filo norte del cerro. Iv谩n Leiva

69


Primero, los Primeros. Su primera aparición en la historia escrita del montañismo nacional se remonta a 1934, época en la que Chile comenzó a ser parte de los sueños y ambiciones deportivas europeas. Dos italianos, Giusto Gervasutti y Luigi Binaghi, llegaron al país como parte de un equipo de connacionales del CAI (Club Alpino Italiano), dispuestos a llevarse consigo la gloria de realizar las primeras ascensiones de varias de nuestras montañas. Luego de desechar un intento al Morado, ya que el triunfo de la primera ascensión se la había llevado una cordada de alemanes un año antes (Otto Pfenninger y Sebastián Krückel, en 1933), este dúo de hombres de montaña divisó una “bella y elegante punta de aspecto difícil” al sur del Cortaderas. Y puesto que nadie reclamaba para sí su cumbre, exactamente lo que estaban buscando, dirigieron sus pasos hacia ésta. Montando un campamento en lo alto del Valle de la Engorda, fijaron el punto de partida para lo cual sería la primera ascensión a la, hasta ese momento, punta sin nombre. Subieron desde el Este en dirección al portezuelo al norte de la misma, para luego escalar por la arista en dirección a la cumbre, coronándola el 23 de marzo de 1934. Si bien su escalada no les deparó mayores sorpresas, su descenso no fue lo tranquilo que esperaban, debiendo inte-

70


rrumpirlo en la oscuridad de la noche ante la presencia de mal tiempo. Prosiguieron al día siguiente abriendo camino de vuelta al campamento entre los más de 50 cm. de nieve fresca que cayeron esa noche. Punta Campioni D’Italia fue el nombre con el que bautizaron la cumbre, en honor a una brigada juvenil fascista oriunda de su país de origen. Tema no menor en aquellos tiempos en que las ambiciones deportivas, los nacionalismos y las ideas políticas iban de la mano. Con posterioridad, el Punta Italia es conquistado por diversas vías que recorren cada una de sus caras y aristas, lo cual no significa que no quede aún espacio para imaginar nuevas líneas y recorridos. Segundo, las Rutas Simplificando un tanto la topografía del Punta Italia, podría decirse que ésta es una pirámide definida por 3 vertientes (Norte, Oeste y Este) sobre las cuales se han dibujado, al menos, 5 vías principales: VERTIENTE NORTE 1) Ruta Normal (1945): E. Meier, E. Hoffmann y A. Fergadiott ascienden desde el oeste, vía el glaciar del Cortaderas, hasta conectar con la Arista Norte desde donde siguen luego la ruta original. El acceso a esta vía se encuentra internándose por el Cajón del Morado, hasta el comienzo de la morrena del glaciar del Loma Larga, donde existe un valle conformado por el Yamakawa, Cortaderas y, al fondo, el Punta Italia. Hay un lugar con pircas para acampar en esta zona (tras cruzar el río). Se puede hacer un campo alto, para lo cual se debe ir directamente hacia la base del Punta Italia en dirección noreste, subiendo por una gran morrena. Se recomienda ascender por este valle yendo por la derecha del río, hasta aproximadamente el comienzo del glaciar Cortaderas. El ascenso propiamente tal comienza con una ascensión sobre hielo, nieve y morrena que sigue la parte oriental del glaciar que baja desde el Cortaderas, para ascender a través de éste hasta el portezuelo entre el Cortaderas y Punta Italia, donde surge la punta rocosa que se aprecia desde abajo y, así, acceder a la arista norte del cerro. Una vez en este lugar, son alrededor de 4 largos de escalada de poca dificultad en roca de buena calidad (se estima en no más de 5.7-5.8) y algunos sectores de pequeños acarreos. Así se alcanza una antecumbre, la norte, la cual se debe dejar atrás realizando una travesía y algunos destrepes que nos dejarán en la cumbre principal (la Sur).

El registro en papel de Fernando Zemelman y Daniel Arredondo “sorprendidos” durante el ascenso de su nueva ruta: La gran sorpresa. Fernando Zemelman Página del frente. Arriba, de lazo al pecho y aseguramiento de cuerpo Ernst Hoffmann y Alejandro Fergadiott resuelven una sección de escalada durante la apretura de la ruta normal en 1945. Eberhard Meier - Colección DAV Abajo. Al más puro estilo alemán el DAV guarda el reporte original de la ascención de la ruta normal del Punta Italia. Descrito con lujo de detalles por sus autores.

VERTIENTE OESTE 2) Directa Oeste (2004): David Valdes, Andrea Garrido, Rodrigo Ponce y Valentino Rota ascienden desde el oeste al Punta Italia, de forma directa por un nevero y enfrentan la rocosa Pared Oeste del Punta Italia. El acceso a esta ruta es la misma descrita para la ruta normal, hasta el campamento base. Pero desde ese punto se debe caminar por un largo nevero de una pendiente de 35° aproximadamente, en dirección a la Pared Oeste del Punta Italia. Una vez alcanzado el punto más alto del nevero, la ruta se interna por una especie de chimenea cuya dificultad es de II° y III°, para luego alcanzar la base de un diedro tumbado hacia la izquierda, el cual da inicio al primer largo (5,7).

De ahí, se accede al segundo tras caminar por una terraza que conecta con una fisura hacia la izquierda (5.6). El tercer largo transcurre por una placa negra que finaliza con un diedro tumbado para poder llegar a una nueva terraza (5,7). El siguiente es una travesía ascendente hacia la derecha hasta dar nuevamente con una placa negra con una fisura (5,8). El quinto y sexto largo consisten en conectar dos chimeneas que no superan el 5,8. Luego se escala hacia la izquierda (un largo) y de ahí directamente hacia arriba, en dos largos de dificultad máxima 5.6. De aquí, última reunión, se sigue en dirección noreste, pasando bloques de II° y III° hasta llegar a la cumbre.

71


3) La Gran Sorpresa (2006): variante de Daniel Arredondo y Fernando Zemelman, quienes, tras recorrer el inicio de la ruta “Directa Oeste”, en los últimos largos optan por seguir derecho en dirección a la cumbre. Este recorrido, a diferencia de los dos anteriores, no ha tenido más visitas. Tras compartir el inicio de “Directa Oeste”, se desvía en los últimos largos hacia la izquierda, conectando de forma directa la Pared Oeste con la Cumbre Sur (a diferencia de la anterior que sale al Filo Sur). La dificultad global no supera el 5.8.

W

Punta Italia

Cortaderas

VERTIENTE ESTE 4) Primer Ascenso (1934): Giusto Gervasutti y Luigi Binaghi realizan el primer ascenso del Punta Italia, remontando el estero Marmolejo. Itinerario ya descrito, aparentemente sin repeticiones, y que consiste en aproximarse al cerro a través del Valle de la Engorda y el estero del Marmolejo, luego de lo cual ascienden en dirección a su Filo Norte, el que toman y recorren hasta llegar a su cumbre. 5) Capo di Tutti (2005): Dario Arancibia y Felipe González Donoso establecen la única ruta conocida que remonta la misma Pared Este del Punta Italia. La aproximación es la misma de los primeros ascensionistas, luego de lo cual giran para enfrentar la Pared Este. La vía comienza con un largo nevero de una pendiente de unos 40°. Luego escalada mixta fácil por 2 largos cuyo exacto recorrido depende de la época del año. Después se continua por pasos de III° y IV° para llegar al tramo más técnico, el cual es un 5.8/A1 (tratando de ir hacia la izquierda). Finalizado el largo anterior se continúa nuevamente por sectores de III° y IV° grado, tendiendo hacia el norte, hasta conectar la Arista Sur. Desde aquí, se accede a la cumbre después de dos largos más (5.7).

Cara Oeste

R uta Normal (1945): E. Meier, E. Hoffmann y A. Fergadiott

Ruta Normal (variante por nevero)

D irecta Oeste (2004): David Valdes, Andrea Garrido, Rodrigo Ponce y Valentino Rota

La Gran Sorpresa (2006): Daniel Arredondo y Fernando Zemelman

E

Yamakawa

Punta Italia

Cortaderas

Tercero, lo Desconocido Existen reportes de vías abiertas por la arista Sur, pero no fueron incluidas en esta infografía debido a la poca documentación existente acerca de las mismas. Incluso no se sabe quiénes fueron los primeros en llevarlo a cabo. Según las fuentes consultadas, habría dos posibilidades: a) Luis Lliboutry, en su libro “Nieves y Glaciares de Chile”, señala a C. Alvarez, O. Cardemil y O. Cisterna como autores de una vía por el Filo Sur. El problema es que no se indica el año, aunque es posible situarla con anterioridad a 1956, fecha de la edición de este libro. b) La Guía de Montañas de La Federación de Andinismo de Chile, edición de 1988, habla de la ruta abierta por M. Ramírez y J. E. Muñoz, la cual es denominada Petohoff (1960).

72

Cara Este Capo di Tutti (2005): Dario Arancibia y Felipe González Donoso


© Lafouche, M. Dalmasso, J. Chavy

El nuevo CORAX Irá a todas partes. ¿Y tú?

CORAX Arnés regulable y confortable. Diseñado para escalada, andinismo o vía ferrata... Diseñado para ti.

www.petzl.com/CORAX

Encuentra Petzl en: Varias ciudades: www.andesgear.cl | www.lacumbreonline.cl | www.restore.cl | www.aventurakallpamayu.com || Santiago: www.chilemontaña.cl | www.tatoo.cl | www.justclimb.cl | www.sportone.cl | www.gimnasioelmuro.cl | www.patagoniasport.cl | www.rockford.cl | South Point: www.facebook.com/southpointchile || Talca: www.rutasdelmaule.cl | Exploring Outdoor contacto@exploringoutdoor.cl || Concepción: EscOutdoor concepcion@escoutdoors.cl || Pucón: www.kebba.cl || Osorno: www.viaferrata.cl || Puerto Varas: Outdoor Way outdoorway@gmail.com || Puerto Montt: Dolly Ruta Austral clientes@dolly.cl || Puerto Natales: One-Aco info@indigopatagonia.com || Puerto Aysén: www.vientosuroutdoor.cl || Web: www.sherpalife.cl | www.andeslivestore.cl


Ciencia de Escalar

 Personalmente pienso que en la nutrición las “recetas” no funcionan, basta ver la cantidad de personas con sobrepeso para darse cuenta que las utopías en la alimentación no son útiles. La nutrición depende de cada persona, sus requerimientos van de acuerdo a su metabolismo y a la actividad física que se realiza, por lo que la gran tarea de cada uno es aprender a conocer que se necesita para que no falte la energía pero que tampoco sobre y se acumule como grasa (tejido adiposo). Olvidémonos al menos por un momento de la famosa pirámide nutricional ya que estructura el aporte de carbohidratos, proteínas y grasas para una persona promedio y las necesidades para una actividad física intensa no tienen nada que ver con las del sedentario promedio, por lo que hay que buscar nuevas posibilidades.   Las comidas que ingerimos nos debieran entregar en diferentes proporciones proteínas, carbohidratos y lípidos. En montaña, lo fundamental es satisfacer las necesidades de carbohidratos, que son cerca el 70% del total para un deportista.

Bon Appetit Por Paula Gálvez Ilustración por Francisca Villalón

El concepto de nutrición abarca mucho, la manera como el organismo obtiene su energía a través de los alimentos, las diferentes fuentes energéticas, su disponibilidad según la actividad que se realiza y la importancia de la hidratación. Pero más que una preocupación momentánea es un hábito de vida. ¿Como lograr la perfecta combinación entre una óptima nutrición y el placer de comer? Después de una jornada de montaña no hay nada como satisfacer un bajón bien merecido.

74

Pero hay factores que van mucho más allá del valor nutricional, ya que somos nosotros quienes debemos transportar el peso de lo que comemos. Por otro lado la cocción y el combustible necesario se transforman en un factor clave. Con necesidades nutricionales altas y posibilidades acotadas se puede alcanzar un aterrizado balance planificando bien que llevar. En la variedad no sólo está el gusto sino que la calidad de la nutrición. Además de las pastas, existen buenas alternativas para  comer en montaña  como el couscous que requiere muy poca cocción y ensucia poco, la polenta que tiene características similares y la quinoa que se prepara casi igual que el arroz. Los alimentos con “sabor a” contienen grandes cantidades de aditivos que después de unos días se vuelven hostigosos. Para variar un poco el menú, conviene llevar  muchos aliños por separado ya que hacen que todas las comidas parezcan diferentes y prácticamente no pesan, el aceite de buena calidad, como el de oliva extra vírgen, aporta muy buen sabor y lípidos de excelente calidad. Otra buena idea son las sopas, que hidratan y alimentan. Se les puede incorporar verduras y algas deshidratadas como cebolla, champiñones, tomates, etc. Cuando la actividad física es intensa, se debe adicionar más sal para mantener el equilibrio hidrosalino. La digestión en montaña es un tema que da para largo, pero intentaré resumirlo de la siguiente manera: estando liviano se rinde mejor. En condiciones de altitud, la digestión se enlentece y sumado a baños no tan cómodos, el rendimiento se puede ver perjudicado. Como la ingesta de frutas y verduras es difícil, hay que buscar alternativas de alimentos que nos aporten fibra para poder ir al baño de forma más o menos normal. Hay alimentos que ayudan al proceso de digestión a la vez que aportan calorías como es el caso del pan, arroz y pastas integrales, además de frutas deshidratadas como las ciruelas y los higos. La hidratación es algo que hay que mantener permanentemente, ningún sistema del cuerpo funciona bien si ésta falla, por lo que hay que comenzar el día tomando líquido que puede ser a través de jugos isotónicos en polvo e infusiones. Los requerimientos son realmente altos, por lo que ninguna cantidad será una exageración. El té, el café y el mate también hidratan pero es conveniente tomarlos en la mañana para poder dormir bien. En la mañana tampoco hay que sobrecargar el sistema con comida, a pesar de que hay que alimentarse, menos es más.


www.escalando.cl/ciencia

www.escalando/ciencia

Nunca hay que dejar de lado los gustos personales sobretodo para escoger que comer camino a una cumbre, si hay algo que no nos gusta en condiciones normales menos lo va a hacer cuando estemos en altitud, en ese caso lo mejor es llevar algo que guste de verdad (como el chocolate favorito) antes que cualquier alimento sofisticado que no se deja tragar, aunque son preferibles los sabores más neutros. Si se tiene costumbre, los Gel y barras energéticas son una muy buena fuente de energía rápida. Otras alternativas son los frutos secos como las pasas, el maní, almendras, nueces y pistachos que aportan gran cantidad de energía. Las barritas de cereal, galletones, la avena y los chocolates son buena opción, la idea es buscar la mejor relación entre el peso y las calorías que nos entregan. Incorporar nuevos alimentos a la dieta diaria nos hará estar en mejores condiciones tanto en la montaña como en nuestra casa. Sugiero algunos alimentos que tienen un gran valor nutricional, aportan ácidos grasos y proteínas vegetales como las semillas de chía, el sésamo, la linaza, frutos secos, productos derivados de la soya, quínoa y el arroz integral, además de todos los nombrados anteriormente. Mantener una correcta higiene de vida es la clave para rendir bien, no sólo para competir en algún deporte. Esto es lo que se conoce como el “entrenamiento invisible” y que incluye el descanso, la hidratación, la alimentación. El alcohol es enemigo del entrenamiento invisible y su efecto en el rendimiento es muy perjudicial aumentando la producción de tejido adiposo. No se saca nada entrenando tanto si llegando el fin de semana nos destruiremos, pero ese equilibrio lo tiene que encontrar cada uno. Si el cuerpo nos acompaña, podremos probar nuestros límites y disfrutar más de la vida y de la montaña.

Fernanda Bustos Ojo Piojo, 5.12c El Arrayán, Chile. Foto: Pascale Potin

 

A comer Es mejor incorporar alimentos nuevos en vez de eliminar algunos, de a poco el cambio en la forma de alimentación se irá haciendo más sostenido. Atrévete con nuevas comidas, pero pruébalas en tu casa primero. Si estás un poco pasado de peso, come de todo, pero poco! Preocúpate personalmente de que llevar para tu próxima salida, en los detalles está la diferencia. Es preferible siempre quedar con un poco de hambre que quedar tieso y no poder caminar o escalar. La higiene en la preparación de los alimentos es muy importante, una infección estomacal puede hacer fracasar una expedición. Comer muy tarde o cerca de la hora de dormir hace que el cuerpo no descanse bien. Esmérate en cocinar, transfórmate en un chef de montaña, disfruta de uno de los mejores y merecidos placeres. Recuerda complementar tus lecturas en escalndo.cl/ciencia

Distribuidor en Chile


Comparativa de productos :

Cocinillas de combustible líquido Por Armando Moraga

“Buenas tardes chico, tengo un problema:

Necesito un hornillo para cocinar, mira que viajo mucho y, donde viajo no siempre encuentro agua y/o gas. Entonces, ya tu sabes qué es lo que yo busco. Algo sí que tengo claro, necesito que funcione con algo que esté en todas partes para poder cocinar y hervir el agua”.

“OK. Ya se qué le puedo recomendar y creo que es la mejor opción para personas que viajan a lugares donde no se puede encontrar balones de gas fácilmente o es francamente imposible. La solución a su problema es una cocinilla que pueda encenderse con uno o más tipos de combustible.

Las que aceptan más de uno son las llamadas cocinillas multi-combustible, y entre ellas encontraremos las que funcionan solamente con líquidos (bencina blanca, parafina, gasolina, etc.) y otras que van también con gas.

Omnifuel

¿Me dijo que usted no quiere ver gas? Entonces estas son las que puedo ofrecerle:”

Primus Suecia (www.primus.eu)

Según el fabricante: Potente, robusta y liviana cocinilla sueca. Funciona con cartucho de gas estándar, bencina blanca, bencina de auto, kerosene, diesel o cualquier otro combustible líquido. Su quemador reduce el tiempo de encendido y ahorra combustible. No tiene problemas para enfrentar bajas temperaturas.

Gravity MF Primus Suecia (www.primus.eu)

Según el fabricante: La Gravity MF es poderosa y estable. Su diseño hace que sea aproximadamente 30% más baja que otras cocinillas. Tiene cuatro patas plegables y se puede utilizar con gas y combustibles líquidos.

Peso: 441 gr. Rendimiento para hervir 1 L : 3 minutos. A favor: Presenta piezo eléctrico (encendido automático) que pudiera facilitar las tareas de campamento. Tiene buen control de llama, para los que son gourmet de la montaña, y aumenta la seguridad del montañista apunado gracias a su triple control de paso de combustible. El primer control está en la bomba, el secundario es cerrando el paso desde la válvula más cercana a la cocinilla y, por último, girando la botella (al darla vuelta en 180º se corta el paso de combustible). Funciona con todo tipo de combustible, líquido o gas.La válvula está fabricada mayormente en aluminio, acero y bronce para mayor durabilidad. El empaque incluye: Bomba, pantalla para el viento, pantalla reflectora, bolsa de transporte y kit de mantención.

76

Peso: 372 gr. Rendimiento para hervir 1 L : 3 minutos. A favor: Muy Liviana y estable. Funciona con todo tipo de combustible y tiene un buen control de llama. Difiere de la Omnifuel en el sistema para regular el paso de combustible, el primer control está en la bomba y el secundario es girando la botella (al darla vuelta en 180º se corta el paso de combustible).

Observaciones: El chispero en condiciones “no ideales” (Ej: mucha humedad) puede fallar. Además, la presencia de esta pieza agrega un punto débil en la estructura total de la cocinilla. Por eso, no hay que confiarse y siempre tener fósforos o encendedor.

El empaque incluye: Bomba, pantalla para el viento, pantalla reflectora, bolsa de transporte y kit de mantención.

No incluye botella de combustible.

Observaciones: No incluye botella de combustible.


Nova

Optimus Suecia (www.optimusstoves.com) Según el fabricante:Cocinilla de manejo y limpieza sencillos gracias a la aguja de limpieza magnética, lo que da tranquilidad al usuario. Posee gran capacidad de combustión y es de fácil transporte. Su quemador innovador no bota hollín.

Peso: 425 gr. Rendimiento para hervir 1 L : 3.5 minutos con bencina blanca. A favor: Cocinilla multi-combustible que funciona con bencina blanca, bencina de auto, kerosene, diesel o cualquier otro combustible líquido. Su bomba, de aleación de aluminio, es durable y el sistema de limpieza de la aguja magnética permite ser destapada de manera segura cuando está encendida. El tamaño es bastante pequeño al ser plegada y la bolsa de transporte funciona muy bien como organizador de sus partes. Presenta triple control de paso de combustible. Primero en la bomba, luego cerrando el paso desde la válvula y finalmente girando la botella. El empaque incluye incluye: Bomba, pantalla para el viento, pantalla reflectora, bolsa de transporte y kit de mantención. Observaciones: Difícil decidir entre esta y sus coterráneas ya que se parecen demasiado unas a otras. No incluye botella de combustible.


XGK EX MSR USA

(www.cascadedesigns.com/msr)

Según el fabricante: Esta cocinilla es la evolución de la antigua XGK. Su nuevo diseño es muy funcional y puede ser utilizada con distintos combustibles líquidos.

Peso: 489 gr. Rendimiento para hervir 1 L : 3.5 minutos. A favor: A diferencia del antiguo modelo tiene una línea de combustible flexible que puede ser enrollada fácilmente para ser guardada. Presenta tres patas retractables que soportan y dan mayor estabilidad. El representante dispone de kit de reparación y mantención. Las botellas para el combustible disponibles son: 325ml, 590ml y 887ml. Presenta Shaker Jet. Es una de las mejores cocinillas para expediciones y para cocinar pescado frito en condiciones extremas. El empaque incluye: Bomba, pantalla para el viento, pantalla reflectora, bolsa de transporte y kit de mantención. Observaciones: Si eres gourmet del cerro, mejor elige otro modelo con el que no se te queme el arroz. Parece que un cohete está despegando por la cantidad de ruido que produce, pero va de la mano con la potencia. Se debe tener cuidado al utilizar el Shaker jet al estar encendida la cocinilla. No incluye botella de combustible.


Whisperlite Internationale MSR USA

(www.cascadedesigns.com/msr)

Según el fabricante: Combina durabilidad y comodidad, ideal para todo trotamundos. Muy fácil de guardar y durable, puede ser utilizada con distintos combustibles líquidos.

Peso: 460 g Rendimiento para hervir 1 L: 3.5 minutos. A favor: Está compuesta por una buena combinación de acero inoxidable, bronce y plástico (en la bomba de combustible). El representante dispone de kit de reparación y mantención. Las botellas para el combustible disponibles son de 325ml, 590ml y 887ml. Corresponde a una cocinilla versátil y se recomienda para cualquier uso. La línea de combustible es súper durable.

Nuevos diseños de agarres! Nuevas rutas cada semana! Nuevas inclinaciones en el Boulder! Nuevos horarios de Entrenamiento! te esperamos en...

Presenta Shaker Jet, una aguja que destapa el inyector solamente con sacudir la cocinilla. Al respecto (y aunque esta revista es para adultos) es importante recordar que: ¡deben realizar esta maniobra con sumo cuidado en caso de que esté encendida! Usa bencina blanca (ojo con equivocarse y usar diluyente), kerosén y gasolina sin plomo. El empaque incluye: Bomba, pantalla para el viento, pantalla reflectora, bolsa de transporte y kit de mantención. Observaciones: Produce mucho ruido al ser usada, aunque todas sus congéneres tienen el mismo “pero”. Se debe tener cuidado al utilizar el Shaker jet al estar encendida la cocinilla. No incluye botella de combustible.

Escuela de Escalada Cursos de iniciación Entrenamientos grupales Cursos de roca

Arriendo y venta de muros Celebración de cumpleaños Tienda especializada Trabajos en altura

www.gimnasioelmuro.cl Av. Américo Vespucio Sur 1647. Las Condes. Santiago Fono: 475 2851


the north face trailhead app


Foto: Tim Kemple

MATT SEGAL GRAMPIANS, AUSTRALIA THENORTHFACE.CL


Disponible en Marmot Portal La Dehesa y en las mejores Tiendas Outdoor del PaĂ­s


Escalando 26