Page 1


3 sumario 404:sumario234 - 29/7/21 11:38 Página 3

sumario

404

Portada: “Alegoría de la República”, por Lily J. Hughes

4

El elefante en la habitación. Los partidos de izquierda y la Unión Europea POR ASBJøRN WAHL

40

Los medios como reproducción ideológica. Entrevista a Francisco Sierra Caballero. POR SALVADOR LÓPEZ ARNAL

48

Amanecer del Báltico A ochenta años del salvamento del Hermitage POR HIGINIO POLO

58

En diálogo con los grandes pensadores. Entrevista a Andrés Martínez Lorca POR SALVADOR LÓPEZ ARNAL

18

Una izquierda jacobina para España. Entrevista a Guillermo del Valle POR GENÍS PLANA

26

Enseñar cómo hablar a los obreros. POR CLAUDIO ZULIAN

30

Breve historia de las relaciones de España y Marruecos. POR ALEKSANDRO PALOMO Y ROBERTO VAQUERO

66

Cuando Amazon se come al león. (¿o el fin de una era?) POR J. CASRI

36

Chile, la oportunidad constituyente. POR NICOL A. BARRIA-ASENKO

74

Libros

EL VIEJO TOPO, revista mensual. FUNDADORES: Primera época, Claudi Montañá (†), Miguel Riera, Josep Sarret. Segunda época, Elisa Nuria Cabot, Jordi Dauder (†), Ernesto Fontecilla, Enrique Helguera, Esther Mañé, Santiago Palacios, Miguel Riera, José Sanchis Sinisterra. DIRECTOR: Miguel Riera. REDACCIÓN: Genís Plana DISEÑO: Miguel R. Cabot, Elisa Nuria C. Edita: Ediciones de Intervención Cultural, S.L. (Barcelona). Imprime: Gráficas Gómez Boj. ISSN 0210-2706, Depósito Legal B-40.616-76. Impreso en España. El Viejo Topo no retribuye las colaboraciones. La redacción no devuelve los originales no solicitados, ni mantiene correspondencia sobre los mismos. Los colaboradores aceptan que sus aportaciones aparezcan tanto en soporte impreso como en digital. La revista no comparte necesariamente las opiniones firmadas de sus colaboradores. Esta revista ha recibido una ayuda a la edición del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El VIEJO TOPO, c/Juan de la Cierva, 6, 08339 Vilassar de Dalt (Barcelona). Tel. Administración, redacción, publicidad y suscripciones (93)755-08-32 e-mail: info@elviejotopo.com.

El Viejo Topo 404 / septiembre 2021/ 3


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 4

europa

Tratado de Lisboa. 2007

4 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 5

europa

El elefante en la habitación Los partidos de izquierda y la Unión Europea Por Asbjørn Wahl

E

Escrito para la Monthly Review –es decir, destinado a lectores estadounidenses–, este artículo se pregunta ¿por qué las fuerzas de izquierda son incapaces de oponerse al proyecto neoliberal de convergencia supranacional que es la Unión Europea? ¿Es posible reformarla desde dentro? ¿O debe contemplarse un marco político soberano por fuera?

En las últimas dos décadas, los partidos de la izquierda europea se han vuelto cada vez más críticos con la evolución política de la Unión Europea, especialmente como respuesta a las políticas de austeridad que siguieron a la crisis financiera de 2007-08 y a la posterior crisis del euro. Éstas fueron acompañadas de un alto y sostenido desempleo y de promesas de un pilar social que nunca se materializó. Mientras tanto, la integración económica neoliberal continuó en su máxima expresión y contribuyó a aumentar el poder de las fuerzas del mercado sobre el desarrollo social. Sin embargo, aunque la crítica a la Unión Europea se ha agudizado, esto no se ha reflejado bien en las estrategias políticas de la izquierda. Es cierto que se han planteado nuevas cuestiones de gran importancia, sobre todo como reacción a la crisis y a los acontecimientos políticos en Grecia. Allí, el partido de izquierdas Syriza renunció a su programa político después de ganar el poder gubernamental en enero de 2015. El gobierno se puso, más o menos a la fuerza, bajo la administración de la UE, o, como dicen muchos críticos, el gobierno de Syriza capituló ante la Unión Europea; una capitulación que es defendida políticamente, no solo por los representantes de la propia Syriza, sino también por los representantes de la mayoría de los otros partidos de izquierda, ubicados dentro de Transform! Europe1. Esto llevó a la pregunta, planteada tanto por los críticos dentro de Syriza como en algunas otras agrupaciones de izquierda en Europa, de si la Unión Europea puede ser reformada desde

dentro2. Las medidas adoptadas por la Unión Europea (o la Troika, formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) contra los demás países fuertemente afectados por la crisis –Irlanda, Italia, Portugal y España– actualizaron aún más esta cuestión. ¿Debería la retirada de la Unión Económica y Monetaria, y por tanto del euro y posiblemente también de la Unión Europea, ser una herramienta relevante en la caja de herramientas políticas de la izquierda, o es la conquista y la reforma de la Unión Europea desde dentro la forma de crear una Europa social? La respuesta a esta pregunta es, por supuesto, decisiva para la estrategia de la izquierda en Europa. Sin embargo, parece que en varios de los principales partidos de izquierda no existe ni la capacidad ni la voluntad de entablar este debate. Así, las relaciones con la Unión Europea se han convertido en muchos sentidos en el elefante en la habitación de muchos de estos partidos. Esto también incluye una discusión sobre las experiencias del gobierno de Syriza, que parece ser difícil de incluir en la agenda de los foros de la izquierda en Europa. Detrás de esta reticencia, encontramos diferentes formas de entender el papel y el carácter de la Unión Europea, y no menos importante, cómo han evolucionado con el tiempo. La caótica izquierda europea Las fuerzas de la izquierda en Europa son débiles, tanto cuantitativa como cualitativamente. Se caracterizan por la crisis

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 5


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 6

europa

Indoblegable). El partido, o movimiento, tuvo por primera vez éxito con Mélenchon como candidato en las elecciones presidenciales de 2017 (cerca del 20% en la primera vuelta), pero no logró movilizar más del 6,3% en las elecciones europeas de 2019. El tradicional e históricamente fuerte Partido Comunista se encuentra en su punto más bajo, con solo un 2,5% de los votos en las últimas elecciones, por lo que queda excluido del Parlamento Europeo por primera vez desde 1979. A Die Linke (La Izquierda) de Alemania tampoco le fue bien en las últimas elecciones, perdiendo otra cuarta parte de su apoyo y terminando con el 5,5% de los votos. © James Ferguson

políticas e ideológicas que han atravesado la izquierda política durante las últimas décadas, impidiendo que se convierta en una fuerza líder contra la crisis económica, los ataques al estado del bienestar y la creciente desigualdad y pobreza. Es sobre todo la extrema derecha la que ha sabido explotar el creciente descontento e insatisfacción de la población. En las elecciones nacionales celebradas en los Estados miembros de la UE en 2017 y 2018, los partidos de derecha duplicaron con creces su número de votos, pasando de 10,3 a 22,1 millones. En el mismo periodo, los partidos de izquierda se estancaron, con unos 10 millones de votos3. En las elecciones parlamentarias de la UE de mayo de 2019, el apoyo a los partidos de izquierda disminuyó aún más, mientras que el apoyo a la extrema derecha volvió a aumentar. En las últimas décadas se han producido varias remodelaciones dentro de la izquierda. En Italia, apenas queda nada de los partidos de izquierda tradicionales. Se han autodestruido más o menos a través de maniobras políticas infructuosas. En Francia, hay tendencias contradictorias. Jean-Luc Mélenchon ha sido la figura principal de la izquierda desde que rompió con el Partido Socialista y formó el Parti de Gauche (Partido de Izquierda) en 2008. Sobre la base de este partido, inició el Front de Gauche (Frente de Izquierda) en 2009 como una alianza electoral, incluyendo al Partido Comunista y otros. Sin embargo, la alianza entre los de Mélenchon y el Partido Comunista fue frágil y acabó por romperse. Así, el Frente de Izquierda se disolvió formalmente en 2018. Para entonces, sin embargo, Mélenchon ya había formado su siguiente organización política, La France Insoumise (Francia

6 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

Es sobre todo la extrema derecha la que ha sabido explotar el creciente descontento e insatisfacción de la población.

En Europa del Este, los partidos de izquierda son escasos. Solo la República Checa, a través de su tradicional Partido Comunista, consiguió estar representada en el Parlamento Europeo en las elecciones de 2019. En Eslovenia, un nuevo partido de izquierda, Levica (Izquierda), obtuvo buenos resultados

Grafiti contra la Unión Europea en Grecia

en las últimas elecciones parlamentarias en su país, pero fracasó en las elecciones de la UE. En Bélgica, un antiguo partido maoísta transformado, el Parti du Travail de Belgique (Partido del Trabajo de Bélgica) avanzó (14,5% de los votos en la parte francófona de Bélgica) con una clara orientación de clase y un


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 7

europa

programa radical. En Grecia, Syriza sigue teniendo una participación más alta que la mayoría de las otras fuerzas de la izquierda europea (bastante más del 23% de los votos en las últimas elecciones de la UE), a pesar de que el apoyo a esta formación ha disminuido en general (recibieron el 36% de los votos en las elecciones nacionales de 2015). Esto sucedió a pesar de su papel como fieles ejecutores de las brutales políticas de austeridad de la Troika, que crearon grandes problemas en la izquierda de Grecia, así como en Europa en general. En el Parlamento Europeo, la mayoría de los partidos de izquierda pertenecen al grupo de la Izquierda Yanis Varoufakis. DiEM25 (Movimiento por la Democracia en Europa 2025) Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, que ahora consta de cuaparte renta y un representantes tras las elecciones europeas de mayo porque estaba insatisfecho con el EL, se oponía a la capide 2019 (un descenso de once representantes). La coalición constituye una asamblea mixta de partidos divididos en difetulación de Syriza en Grecia y quería un perfil político más defirentes tendencias, divisiones que no siempre son fáciles de nido. Hace unos años, retiró el Parti de Gauche del EL por un entender. Algunos rechazan que sean partidos en el sentido traconflicto con el Partido Comunista Francés. Su nuevo partido, La dicional, y otros incluso que sean de izquierdas. Las alianzas se France Insoumise, no se ha unido al EL. Antes de las elecciones forman y cambian, y la política se ajusta a europeas de 2019, trabajó veces de forma oportunista para manteactivamente para construir nerlas unidas. Como dice Martin Höpner, "es un mito decir... una agrupación alternativa Al mismo tiempo, también se está pro- que 'más Europa' nos acercará a centrada en el dominio de duciendo una batalla por la hegemonía de la Unión Europea. una Europa social". la izquierda en Europa a través de las diConsiguió que esta persversas iniciativas de nuevas alianzas, y pectiva recibiera el apoyo algunos partidos acaban, aparentemente sin problemas, dentro del Bloco de Esquerda (Portugal) y de Podemos (España), y en de más de una de ellas. La relación con la Unión Europea es, en abril de 2018 estos partidos lanzaron una declaración conjunta mayor o menor medida, un elemento esencial de la competenllamada “Declaración de Lisboa por una revolución ciudadana cia interna que se desarrolla actualmente entre tres grupos difeen Europa: Ahora el pueblo”4. Más tarde, los partidos de izquierrentes de partidos de izquierda. da de Dinamarca, Suecia y Finlandia se sumaron a esta declaraVarios de los partidos (actualmente veintiséis) son miembros ción de Lisboa. de la Izquierda Europea (EL), creada en 2004 y con estatus de El tercer constructor de alianzas, Yanis Varoufakis, con partido en el sistema de la UE. La EL es más una red o un orgaDiEM25, construyó alianzas dirigidas a las elecciones europeas nismo de coordinación que un partido bien organizado. Varios de 2019 bajo el nombre de European Spring (Primavera Eupartidos de izquierda no son miembros del EL. Además de la EL, ropea)5. En el centro del programa estaba el proyecto A New hay otras dos organizaciones que trabajan para crear redes o Deal for Europe, inspirado en el programa de reformas de alianzas competitivas entre los partidos de izquierda de Europa: Franklin D. Roosevelt para Estados Unidos en la década de DiEM25 (Movimiento por la Democracia en Europa 2025) y La 1930 6. DiEM25, que no se define como un partido ni se ve a sí France Insoumise de Mélenchon. mismo como parte del espectro derecha-izquierda, buscó consMélenchon comenzó a construir una alianza alternativa en truir alianzas con una gama más amplia de organizaciones que

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 7


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 8

europa

dencias en la misma dirección, aunque tiene una estructura de partido más tradicional. Críticas agudas a la política de la UE La socialdemocracia, así como las partes dominantes de los movimientos sindicales europeos, han sido siempre entusiastas partidarios de la Unión Europea, aunque a veces se han criticado aspectos concretos de la política de la UE. En muchos países, especialmente en los escandinavos, pero también, por Oskar Lafontaine, Yanis Varoufakis, Jean-Luc Mélenchon y Stefano Fassina. 2015 ejemplo, en Francia (con el Partido Comunista), los partidos de el Bloco de Esquerda y Podemos, a menudo organizaciones peiz quierda lucharon contra la per te nencia a la UE cuanqueñas y relativamente nuevas. Esto también refleja cierto do la de cisión estaba sobre la mesa. Sin embargo, con el paso escepticismo hacia Varoufakis entre los partidos de izquierda de los años, la exigencia de retirarse de la Unión Europea se más grandes y tradicionales. Aunque no tuvo éxito, Varoufakis fue marchitando. se presentó como candidato a las elecciones europeas en ¿Qué es lo que hace que la relación con la Unión Europea sea Alemania, fomentando la irritación dentro de Die Linke. tan problemática y casi imprevisible para muchos partidos de DiEM25 no consiguió ningún escaño en el Parlamento Euizquierda en Europa? Históricamente, dos factores han desemropeo en las elecciones de 2019. Sin embargo, en las elecciopeñado un papel fundamental. En primer lugar, la narrativa nes nacionales de Grecia celebradas poco después, la rama ideológica que acompañó a la creación de la Unión Europea (o griega obtuvo nueve escaños en el Parlamento, incluido uno de la Comunidad Económica Europea, como se llamaba entonpara Varoufakis. ces), que consistía en dos importantes objetivos: que la UE senCabe señalar también que están surgiendo tendencias tara las bases de una paz duradera en Europa y que fuera una bonapartistas en la política europea, es decir, tendencias de herramienta de progreso social para sus ciudadanos. Después individuos que se escinden y construyen organizaciones o de dos devastadoras guerras mundiales, ambas desencadenamovimientos de partidos con el objetivo de ganar posiciodas entre Estados-nación europeos, las promesas políticas de nes políticas para sí mismos. Más que nada, esto ilustra la paz eran muy atractivas. Así, casi todo el espectro político, desprofunda crisis política actual en todo el espectro político de la derecha hasta la izquierda, apoyó, y sigue apoyando, estas en Europa. En la izquierda, tanto DiEM25 de Varoufakis cointenciones. Además, gracias al desarrollo del Estado del bienmo La France Insoumise de Mélenchon pueden decirse que estar en la posguerra, la mayoría de la gente sintió que el protienen claras características bonapartistas, greso social ya estaba con organizaciones sueltas que carecen de en proceso de realizarEsta Unión Europea de paz y progreso social estructuras democráticas, que dependen de se. las comunicaciones electrónicas, que princi- ha servido como relato dominante hasta El segundo acontecipalmente se centran en las estrategias de los la actualidad. miento histórico immedios de comunicación y que tienen líderes portante fue el reinado atrincherados. Probablemente, Podemos también está más de François Mitterrand en Francia de 1981 a 1995. Mitterrand se controlado por la camarilla de académicos de la Uniembarcó en un programa socialdemócrata radical y de izquierversidad Complutense de Madrid, que inició el partido en das que incluía la nacionalización generalizada, la redistribu2014, de lo que la dirección está dispuesta a reconocer. Con ción económica y nuevas intervenciones políticas en muchos la desdemocratización que acabó ocurriendo bajo el lideámbitos. Esto fue visto por muchos en el movimiento obrero razgo de Alexis Tsipras, Syriza también ha demostrado tencomo el comienzo de la construcción de una Europa socialista.

8 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 9

europa

Sin embargo, tras menos de dos años, el proyecto de reforma de Mitterrand fue abandonado. Las causas de este colapso político, así como la posibilidad de llevar a cabo otra política, son objeto de debate. Sin embargo, también en este caso se incluyeron las exigencias de la Comunidad Europea (ahora Unión Europea), ya que Francia se había comprometido a adherirse al sistema monetario europeo. Entonces, como ahora, esto creaba límites a las políticas que se podían llevar a cabo. Mitterrand se plegó entonces a las exigencias de la Comunidad Europea, lo que convirtió su presidencia en el último intento socialdemócrata de aplicar un programa de reformas socialistas de gran alcance en Europa (con la posible excepción del posterior fracaso del fondo para los asalariados en Suecia en los años ochenta). Basándose en su experiencia, Mitterrand, junto con su Ministro de Finanzas Jacques Delors, llegó a la conclusión de que el futuro de una política socialista o socialdemócrata (keynesiana) tenía que estar vinculado al desarrollo de la Comunidad Económica Europea y no de los Estadosnación. Así pues, la política de los socialistas franceses, y finalmente de las socialdemocracias europeas, fue trabajar por una mayor integración económica en Europa. Pero como dice el científico social Martin Höpner, del Instituto Max Planck de Colonia, “es un mito decir... que ‘más Europa‘ nos acercará a una Europa social”7. Esta Unión Europea de paz y progreso social ha servido como relato dominante hasta la actualidad. Sin embargo, poco a poco, tanto los socialistas franceses como otros empezaron a cuestionar el proyecto. Vieron que las economías estaban integradas –y desreguladas– pero que se avanzaba poco en lo que

Yanis Varoufakis y Jean-Luc Mélenchon

llamaban el pilar social. Aunque el objetivo declarado era frenar las fuerzas del mercado mediante una mayor gobernanza política y regulación a nivel europeo, la evolución sobre el terreno se caracterizaba por el aumento de las fuerzas del mercado, mientras que la dimensión social apenas era visible. Sigue siendo una cuestión abierta cómo los políticos socialistas y socialdemócratas pudieron creer tan fácilmente que una construcción supranacional como la Comunidad Económica Europea –basada en las cuatro libertades (libre circulación de capitales, bienes, servicios y personas) como elementos centrales de su tratado fundacional (el Tratado de Roma de 1958), y con una ausencia total de estructuras democráticas– podría ser una herramienta para una Europa social. Más misterioso aún es cómo pudo mantenerse esa creencia incluso después de la adopción del Acta Única (que estableció el mercado único de la UE en 1986), el Tratado de Maastricht (de 1992, que condujo a una mayor integración y a la creación de la Unión Europea), el Tratado de Lisboa (de 2007, una versión disfrazada de la constitución rechazada en los referendos de Francia y los Países Bajos en 2005) y una serie de otros textos legislativos, acuerdos y tratados neoliberales. Dos acontecimientos son importantes para entender el aumento de las críticas a la Unión Europea en los partidos de izquierda en los últimos años. Uno es el desarrollo de las instituciones y la política de la UE tras la crisis financiera de 2008 y la posterior crisis del euro en 2009. El otro es el papel de la Unión Europea en la lucha contra el gobierno de izquierdas de Syriza en Grecia tras las elecciones de 2015. Para salvar a los mercados financieros, y quizás incluso al capitalismo, de la profunda crisis financiera y del euro, los gobiernos y la Unión Europea inyectaron dinero en los bancos privados. Esto provocó grandes déficits presupuestarios y un aumento masivo de la deuda pública en muchos Estados miembros. Con el Pacto de Estabilidad y Cre ci miento en la mano, la Unión Europea exigió el restablecimiento del equilibrio económico, lo que condujo a recortes masivos en los presupuestos públicos, grandes recortes en los salarios del sector público, un aumento explosivo del desempleo y amplios ataques a los derechos laborales, las pensiones y las condiciones de trabajo (lo que se denomina devaluación interna, en una situación en la que los estados nacionales de la zona del euro ya no tenían la oportunidad de devaluar su moneda). Los pilares sociales de la

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 9


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 10

europa

Unión Europea no fueron simplemente dejados de lado una vez más: fueron atacados masivamente, y las críticas de la izquierda y el descontento de la población aumentaron. El comportamiento de la Troika hacia el gobierno de Syriza provocó más críticas de la izquierda. El hecho de que el Banco Central Europeo utilizara su monopolio para detener el suministro de dinero a los bancos griegos con el fin de obligar al gobierno a arrodillarse mostró claramente dónde reside el poder, la brutalidad con la que se puede imponer, y lo impotente que puede ser un único (y pequeño) Estado miembro cuando se enfrenta a dicho poder. El hecho de que el gobierno de Tsipras no tuviera obviamente ni la capacidad ni la voluntad –ni hubiera hecho ningún tipo de preparativos– para enfrentarse a este poder con su única herramienta viable –la salida de la Unión Económica y Monetaria y, por tanto, del euro–, condujo a su capitulación.

objetivo y el de DiEM25 de cambiar la Unión Europea desde dentro: “Así que nuestro deber es demostrar a los europeos que es perfectamente posible (aunque, por supuesto, no es fácil) tomar el control de las instituciones de la UE, realinear sus políticas y prácticas con sus puntos de vista sobre lo que debería ser Europa, y comenzar el debate a nivel de base sobre qué tipo de Unión Europea democrática queremos”9. Nada menos que eso. Hay que reconocer que esto suena bastante ingenuo, sobre todo cuando esta política no está respaldada ni por análisis de las relaciones y estructuras de poder dentro de la Unión Europea, ni por estrategias desarrolladas sobre cómo se puede combatir esto en la práctica y por quién. Algunos en la izquierda tienen un rechazo ideológico y de principios a cualquier estrategia de salida de la Unión Europea. Consideran que la Unión Europea, e incluso la Unión Económica y Monetaria, representan un desarrollo históricamente progresivo que ha superado al Estado-nación y que, por tanto, debe ser defendido. La retirada de la Unión Económica y Mo¿Puede reformarse la Unión Europea desde dentro? netaria o la salida de la Unión Europea se considera, en este La reacción inmediata de muchos fue que la Unión Europea contexto, no solo inútil, sino también un paso peligroso para debe cambiar, y que esto debe realizarse mediante la lucha de alinearse con los poderes nacionalistas y autoritarios de la exuna izquierda unida en Europa. Sin embargo, al mismo tiempo trema derecha. La Unión Europea debe ser defendida en nomcomenzaron a surgir nuevas contradicciones. Algunos en la bre del internacionalismo, mientras que su política neoliberal izquierda empezaron a plantear la pregunta decisiva: ¿Se debe ser contrarrestada, se dice. Muchos partidarios de estas puede reformar la Unión Europea desde dentro? ¿Qué pasa si la ideas son socialdemócratas, aunque se ha visto poco de su luizquierda gana las elecciones en nuestro país y se nos impide cha interna contra el neoliberalismo. Muchas de estas ideas se aplicar nuestra política? La capitulación del gobierno de Syriza encuentran también en ante la Unión Europea/Troika contribuyó en amplios sectores de la gran medida a este debate, en el que se planizquierda. teó como posible estrategia la salida del euro El BCE utilizó su monopolio para detener Costas Lapavitsas, profeo incluso de la Unión Europea (Grexit). el suministro de dinero a los bancos sor de economía en la UniVaroufakis se ha convertido en un firme griegos con el fin de obligar al gobierno versidad de Londres, que portavoz de la reforma de la Unión Europea a arrodillarse. fue elegido diputado al desde dentro. El documento fundacional de griego por Syriza en enero DiEM25, que inició tras su ruptura con Syde 2015, pero que rompió riza, incluía las siguientes tres demandas a la con el partido y con Tsipras tras su rendición ante la Troika, se Unión Europea: (1) transparencia total e inmediata en relación ha im pli cado con fuerza en el debate. A los que ven la Unión con el trabajo de todas las instituciones centrales de la UE; (2) la Europea como un proyecto de internacionalización que hay devolución de la responsabilidad de la deuda pública, el sector que apoyar, les reclama: bancario, la inversión, la inmigración y la política de distribu“Ahí radica el problema de la izquierda europea actual. Su ción a los parlamentos nacionales en el plazo de un año, que se apego a la UE como un desarrollo inherentemente progresista realizará a través de las instituciones existentes mediante una le impide ser radical y, de hecho, la integra en las estructuras interpretación creativa de los pactos y los tratados; y (3) el estaneoliberales del capitalismo europeo. La izquierda se ha alejado blecimiento de una asamblea constitucional en el plazo de dos cada vez más de su electorado histórico, los trabajadores y los años, con la tarea de transformar Europa en una democracia pobres de Europa, que naturalmente han buscado una voz políplena con un parlamento soberano que respete la autonomía tica en otros lugares… Inevitablemente, el vacío creado por la nacional y comparta el poder con los parlamentos nacionales y izquierda ha sido llenado constantemente por algunas de las las asambleas elegidas a nivel regional y local para 20258. En una entrevista con Jacobin, Varoufakis dijo esto sobre su peores fuerzas políticas de la historia europea, incluida la extre-

10 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 11

europa

ma derecha”10. Tanto Lapavitsas como otros miembros de la izquierda ven ahora a la Unión Europea como un obstáculo para la aplicación de un programa de izquierda progresista, sobre todo a la luz de la experiencia griega. Afirman que tanto la Unión Europea como la Unión Económica y Monetaria tienen amplias barreras estructurales e institucionales. En un artículo anterior, expuse seis de esas barreras: > El déficit democrático, que ha aumentado en lugar de disminuir en los últimos años. > El neoliberalismo constitucionalizado, que hace ilegales el socialismo y el keynesianismo en la Unión Europea. > Legislación irreversible, en la que se requiere un acuerdo del 100% para modificar un tratado. > El euro como camisa de fuerza económica, con un banco central que está fuera del control democrático. > Desarrollo desigual entre los Estados miembros, lo que dificulta una resistencia coordinada. > El papel ampliado del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, con el llamado Cuarteto Laval como ejemplo ilustrativo (en 2007 y 2008, el tribunal dictó cuatro importantes sentencias que debilitaron los derechos sindicales)11. > Y ahora podemos añadir: un amplio sistema de sanciones financieras por cualquier incumplimiento de los tratados, aunque las posibles sanciones incluidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento se han suspendido temporalmente durante la crisis de COVID-19. Plan B: Romper con los Tratados Sin embargo, la lucha por reformar, por no decir revolucionar, la Unión Europea desde dentro sigue siendo la posición que mantiene probablemente la mayor parte de la izquierda, al menos en la práctica, como forma de crear otra Europa. Otra posición se ha ido formando poco a poco en torno a lo que se llama el Plan B, iniciado por Mélenchon. Esta estrategia ha variado probablemente un poco, tanto en la forma como en el contenido, desde su lanzamiento. La propuesta se desarrolló a partir de la experiencia de la derrota de Syriza en Grecia, con el objetivo de evitar que algo así vuelva a suceder. La política tiene dos elementos principales. Primero, el desarrollo de un plan de acción claro para enfrentarse a las instituciones de la UE en caso de una victoria de la izquierda en un Estado miembro. En segundo lugar, la construcción de una

Jonas Sjostedt, presidente del Partido de la Izquierda (2012-2020)

alianza europea de partidos, movimientos y economistas que pueda desarrollar una estrategia común para llevar a cabo dicha política, una estrategia que una las negociaciones unilaterales con la posible salida del euro, así como de los tratados, pactos y otros acuerdos actuales. La primera de una serie de conferencias del Plan B se celebró en París en enero de 2016, organizada por Mélenchon junto con, entre otros, Varoufakis, el exministro de Finanzas italiano Stefano Fassina y el exministro de Finanzas alemán socialdemócrata y posterior líder de Die Linke Oskar Lafontaine. Varoufakis se retiró de la iniciativa tras la primera reunión, cuando lanzó su DiEM25, precisamente con el objetivo de reformar la Unión Europea desde dentro. El Plan B ha funcionado como una red de organizaciones un tanto flexible, con una participación variable de una conferencia a otra. Al principio, la conferencia era una mezcla de personas de partidos políticos de izquierda, sindicatos, movimientos sociales y otras organizaciones. Sin embargo, gradualmente se ha convertido en una red más limitada para los partidos de izquierda. Todavía existe cierta ambigüedad sobre cómo debe entenderse la iniciativa y, sobre todo, cómo debe aplicarse si la situación política lo hace posible. Los siguientes puntos, aunque no son exhaustivos, dan una idea de lo que es el Plan B: > Se centra en lo que puede y debe hacerse cuando la izquierda ha ganado el poder gubernamental en uno o más Estados miembros y empieza a aplicar políticas que entran en conflicto con las normas y reglamentos de la UE. > El plan B está destinado a aplicarse si se rechaza el plan A. Este último es el término con el que se designan las negociaciones ordinarias con las instituciones de la UE,

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 11


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 12

europa

con el fin de acordar qué políticas pueden llevarse a cabo en el marco de los tratados y leyes de la UE. > La activación del Plan B significaría que el gobierno de izquierdas no acepta las restricciones impuestas por la Unión Europea, sino que aboga abierta y conscientemente por la ruptura de los tratados pertinentes con vistas a aplicar sus propias reformas económicas y políticas a nivel nacional, al tiempo que se moviliza a nivel europeo para apoyar dicho proceso.

Partido Laborista británico y el Sinn Fein irlandés aparecieron como devotos partidarios de la UE. Los participantes en la conferencia discutieron varios de los retos políticos de la Europa actual, pero la estrategia del Plan B en sí no fue, paradójicamente, un tema importante, aunque la crítica al neoliberalismo en la Unión Europea sí fue amplia12.

“Carne de cañón para racistas y nacionalistas” Mientras que la izquierda ha agudizado sus críticas a la Unión Europea y algunos partidos están más o menos de acuerdo en que la ruptura de los tratados de la UE puede ser necesaria en A veces, uno puede tener la impresión de que el Plan B predeterminadas situaciones, otra evolución política apunta en la tende ser principalmente un disparo de advertencia, o una dirección contraria. Varios políticos y activistas de izquierda, aportación táctica a las negociaciones del Plan A. Tal vez Méque inicialmente eran muy críticos con la Unión Europea, han lenchon crea que Francia es lo suficientemente grande e importenido problemas con su postura crítica con la UE debido a la tante como para poder aplicar políticas contrarias a la normaticreciente hostilidad de la propia extrema derecha hacia la Unión va de la UE solo con amenazas. Si es así, es muy posible que Europea. Esto fue especialmente notorio durante la campaña subestime las enormes fuerzas económicas y políticas con las del Brexit en el Reino Unido. Mientras se desarrollaba la campaque se enfrentará un gobierno de izquierdas, incluso en Franña, antes del referéndum del 23 de junio de 2016, conocí a varias cia. Las fuerzas capitalistas han ganado enormes posiciones y personas de izquierdas que normalmente habrían hecho campoder institucional a través de décadas de asalto neoliberal y paña y votado a favor de la salida del Reino Unido de la Unión del establecimiento de una formación estatal cada vez más Europea, pero que no lo hicieron autoritaria, supranacional y neoliberal por no ser carne de cañón de racisa través de la Unión Europea. Estas La brutal austeridad de la UE se interpreta tas y nacionalistas. El argumento fuerzas no están dispuestas a renuncomo una política equivocada, no como era que los partidos y mociar a nada de esto sin luchar. vimientos de extrema derecha La falta de una evaluación analítica y una expresión de intereses eran las fuerzas motrices de la estratégica de estas relaciones de poder de clase en conflicto. campaña del Brexit y, por tanto, el constituye una debilidad del Plan B, racismo, la xenofobia y el nacionaque tendrá que incluir la posibilidad de lismo de derechas eran las posiciones dominantes. una confrontación total con la Unión Europea si se aplica dicha Este miedo a asociarse con la extrema derecha en la hostilidad estrategia. Por lo tanto, un gobierno que decida dar ese paso a la UE se había planteado en partes de la izquierda europea debe estar preparado para incluir en su agenda la pertenencia incluso antes de la campaña del Brexit. Como participante en tanto a la Unión Económica y Monetaria (el euro) como a la reuniones y conferencias en varias redes y organizaciones de Unión Europea. Entre otras cosas, porque la Unión Europea, a izquierda en Europa durante muchos años, me encontré a meraíz de la crisis financiera y del euro, ha puesto en marcha una nudo con este miedo. Además de estar preocupados por ser serie de pactos y reglamentos que endurecen fuertemente sus agrupados con racistas y nacionalistas, algunos también creen exigencias a los Estados miembros, incluyendo amplias sancioque cualquier retirada o fragmentación de la Unión Europea nes en caso de incumplimiento. Por lo tanto, el Plan B tendrá solo fortalecería a estas fuerzas de derecha, lo que la historia ha que ser mucho más concreto y ofensivo, así como más conocidemostrado que es una mezcla peligrosa en Europa. La concludo entre la gente, como requisito previo a cualquier posible sión lógica es que la Unión Europea debe cambiarse desde denmovilización futura. tro mediante la lucha social. También se trata de saber hasta qué punto este apoyo al Plan El Partido de la Izquierda sueco es un ejemplo reciente de B está arraigado en muchos partidos. Para algunos partidos alecómo estos argumentos ganan terreno en la izquierda europea. jados del poder gubernamental, parece ser solo un modelo teóPor un lado, el partido forma parte de la red del Plan B. Por otro, rico. Para otros, las divergencias sobre la cuestión de la UE están en una conferencia celebrada en febrero de 2019, decidió aparen juego, algo bien ilustrado en la conferencia sobre el Plan B tarse de su postura anterior de que Suecia abandone la Unión celebrada en Estocolmo en abril de 2019, donde los represenEuropea. En una entrevista, el líder del partido, Jonas Sjöstedt, tantes del pequeño partido de la izquierda polaca Razem, el

12 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 13

europa

¿Qué intereses se esconden realmente tras esta bandera?

dio tres razones para el cambio13. En primer lugar, la realidad política ha cambiado en gran medida, no solo por la aguda crisis climática, sino también por el aumento del extremismo de derechas. En segundo lugar, el Partido de la Izquierda “no se situará en el mismo lado que los racistas y los nacionalistas”, en referencia a la campaña del Brexit. En tercer lugar, la izquierda europea se ha vuelto más crítica con la UE, por lo que el Partido de la Izquierda ha ganado más aliados en su visión de la Unión Europea. Por lo tanto, la izquierda europea debe enfrentarse a la Unión Europea actual y trabajar por una mejor, afirma Sjöstedt. De la cobertura mediática o de la entrevista con Sjöstedt no se desprende claramente si la retractación de la política de salida de la Unión Europea fue solo una decisión táctica y oportuna basada en la situación actual, o si se trataba de un cambio duradero, de principios y estratégico. La diferencia entre estas dos posturas es enorme, ya que se basan en valoraciones completamente distintas de la reformabilidad de la Unión Europea. Hay muchas razones tácticas para no dar prioridad a un eslogan como “¡Fuera de la Unión Europea!” en la situación actual de Suecia. En un contexto como el de Grecia, donde la izquierda gana el poder gubernamental, la cuestión se vuelve decisiva. Las demandas de salida del euro o de la Unión Europea ya no son solo teóricas, sino que determinan las posibilidades de que un gobierno de izquierdas aplique su política, o capitule. A Sjöstedt se le preguntó directamente si es “una buena estrategia suprimir una reivindicación política porque alguien con quien no estás de acuerdo la comparte”. Su respuesta plantea nuevos interrogantes: “Creo que la crítica progresista a la UE que domina los países nórdicos debe trazar una línea clara contra el nacionalismo y el racismo. No estamos en el mismo bando que UKIP [partido populista de derechas del Reino Unido crea-

do sobre todo para hacer campaña a favor del Brexit]. No estamos del mismo lado que los racistas que critican a la UE. Tenemos un abismo que nos diferencia. Eso debe quedar claro”14. Esta lógica política no es fácil de entender. Si hay un abismo que separa la crítica del Partido de Izquierda a la Unión Europea de la crítica de los racistas y nacionalistas, entonces ¿cuál es el problema? ¿Por qué entonces el Partido de Izquierda tiene que cambiar partes de su política de la UE para no formar equipo con racistas y nacionalistas? ¿No sería importante que el Partido de Izquierda promoviera sus críticas fundadas a la Unión Europea y a sus políticas, incluso si ello condujera a una ruptura con la Unión Europea, si es necesario para llevar a cabo una política diferente? El hecho de que la campaña del Brexit estuviera dominada por una agenda nacionalista y xenófoba, como señala Sjöstedt, proporciona una sólida base para criticar al Partido Laborista, a Momentum (que apoyó al Partido Laborista en las elecciones) y al movimiento sindical por no haber planteado sus propias críticas tanto a la Unión Europea como a la extrema derecha. Podrían haber captado el legítimo descontento de la gente con la Unión Europea y sus políticas, politizarlo y convertirlo en una lucha contra la Unión Europea, cada vez más autoritaria y neoliberal. Sin embargo, gran parte del Partido Laborista y de Momentum, e incluso gran parte del movimiento sindical británico, son devotos partidarios del proyecto de la UE. De este modo, se privaron de la oportunidad de representar y ser la voz del descontento popular masivo que se ha acumulado legítimamente contra la Unión Europea neoliberal a lo largo de los años. En otras palabras, otorgaron a la extrema derecha el monopolio de la crítica más agresiva a la Unión Europea y, por tanto, también el de situar la lucha en su propio marco político e ideológico. No es de extrañar entonces que la campaña del Brexit se caracterizara por el nacionalismo y la xenofobia. Un bajo nivel de lucha de clases La evolución política de la sociedad no puede considerarse aislada del desarrollo de la lucha de clases. No es nuevo que la izquierda y el movimiento sindical en Europa estén en crisis, aunque las condiciones varían mucho de un país a otro. Lo que marcó especialmente el papel y el carácter de la Unión Europea en esta crisis fue el desarrollo de la hegemonía keynesiana a la neoliberal en lo político y en lo económico. La introducción de una moneda única, el euro, y la forma en que se hizo representaron un paso crucial en la transformación neoliberal de la

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 13


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 14


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 15

europa

Unión Europea. Esto también ha dado ventaja a las fuerzas capero que ha sido desmantelado por los empresarios a medida pitalistas en su lucha contra el movimiento obrero, lo que por que la balanza de poder se ha inclinado a su favor. La brutal posupuesto ha afectado a los partidos de izquierda en Europa. lítica de austeridad de la Unión Europea se interpreta así como Tras la crisis financiera y del euro de 2007-09, la política reacuna política equivocada, no como una expresión de intereses de cionaria de austeridad en la Unión Europea clase en conflicto. La tarea se conse reforzó al tiempo que adoptó formas cada vierte entonces en convencer a los vez más autoritarias, que se institucionaliza- Las relaciones de muchos partidos gobiernos y a los empleadores, a ron a través de nueva legislación (como el de izquierda con la Unión Europea través del diálogo social, de que la “six-pack”, el “two-pack”, el Semestre carecen de coherencia. política actual es errónea y debe Europeo, el Pacto Financiero, etc.) y un corregirse, en lugar de movilizarse papel más destacado del Tribunal de Justicia y luchar para cambiar el equilibrio Europeo a través del Cuarteto de Laval. El desmantelamiento de de fuerzas de clase. los estados de bienestar y la derrota del movimiento sindical se La crisis de la izquierda política debe considerarse en el conhan convertido así en partes integrales de las instituciones y la texto de esta evolución de la lucha de clases, con un movipolítica modernas de la UE, lejos de la narrativa de la Unión miento sindical profundamente arraigado en una ideología de Europea como medio de progreso social. asociación social y un bajo nivel general de lucha. Por lo tanto, Esto ha debilitado enormemente al movimiento sindical, que es comprensible que tampoco se ejerza una presión especial ha perdido la mitad de su membresía en Europa Occidental sobre los partidos de izquierda desde el exterior, por lo que entre 1980 y 2015. El declive ha sido mayor en el sector privado. corren el riesgo de integrarse aún más en el aparato políticoLa desindustrialización o la deslocalización de las empresas inadministrativo de la Unión Europea en Bruselas. dustriales a países asiáticos y a otros países de bajo coste (estrategia de globalización del capital) ha contribuido aún más al La izquierda europea: un diagnóstico debilitamiento del movimiento sindical en las zonas en las que Como hemos visto, la izquierda en Europa es un grupo divertradicionalmente era el más fuerte, el mejor organizado y el más so de organizaciones. Durante la mayor parte del siglo pasado, combativo. Además, el aumento del desempleo ha debilitado el dominaron dos tendencias políticas principales en el movipoder de negociación de los sindicatos, mientras que los deremiento obrero: el comunismo y la socialdemocracia. Con el cochos sindicales se han visto socavados por los cambios en la lapso del Bloque del Este y la ruptura del compromiso de clase legislación laboral, incluidas las restricciones a los derechos de en Europa Occidental, ambos proyectos políticos parecen negociación y al derecho de huelga. haber llegado a su fin. Los partidos comunistas tradicionales de La expansión de la Unión Europea hacia el este y el estableEuropa Occidental, desde el tipo más orientado a Moscú hasta cimiento de un mercado laboral común han desempeñado un las variantes eurocomunistas reformadas (como en Italia y Espapel especialmente importante. Esto se debe, entre otras copaña), se fueron desmenuzando. En los últimos años, también sas, a la gigantesca brecha salarial que existe entre los Estados hemos visto cómo los partidos socialdemócratas se derrummiembros de Europa oriental y occidental, así como a la tasa baban uno tras otro. Los que siguen en pie, aunque reducidos, de desempleo masivo, que ha ascendido al 30% en los países han abandonado más o menos su ideología tradicional y han más castigados por la crisis (Grecia, España), donde el deadoptado en gran medida una política neoliberal blanda. sempleo juvenil ha crecido incluso hasta el doble. Esta situaVarios de los actuales partidos de izquierda en Europa son ción ha dado a los empresarios un gran margen de maniobra más recientes, e incluyen fusiones y reagrupaciones entre vapara explotar la mano de obra no sindicada, enfrentar a los trarios grupos y partidos pequeños, pero no mantienen necesariabajadores entre sí y promover el dumping social y la anarquía mente fuertes vínculos con las tradiciones históricas del pasaen el mercado laboral. do. La mayoría de ellos son, políticamente, organizaciones relaEn esta situación, experimentamos un movimiento sindical a tivamente moderadas. Muchos de ellos están débilmente arraila defensiva y en una profunda crisis política e ideológica. En gados en la clase obrera, así como en el movimiento sindical. particular, gran parte de los sindicatos institucionalizados a Muy pocos de los partidos tienen una estrategia socialista bien nivel europeo se han distanciado cada vez más de los miembros desarrollada o análisis de las relaciones económicas y de poder. que deberían defender. Todavía se aferran al compromiso hisMás bien tienen una buena parte de tendencias social-liberales tórico entre el trabajo y el capital, que constituyó la base polítiy social-demócratas (el espacio para esas perspectivas se ha ca del período de crecimiento y prosperidad de la posguerra, ampliado en los últimos años, ya que los partidos tradicionales

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 15


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 16

europa

con esas ideologías se han vuelto cada vez más neoliberales). mucho mejor de promover sus propias políticas, incluyendo la Salvo algunas excepciones, los partidos tienen una fuerte oportunidad de movilizar la presión desde abajo en lugar de orientación parlamentaria, centrada en un número limitado comprometer sus políticas en las trastiendas parlamentarias. La de temas individuales populares para los que se busca la atenhistoriadora, editora de periódicos y escritora sueca Åsa Linderción de los medios de comunicación, mientras que la capaciborg ha abordado este problema en un artículo sobre el desdad de movilizar el poder social desde abajo es débil. Así, arrollo del Partido de Izquierda en Suecia: podemos decir que estamos en medio de un momento grams“No es fácil resumir el proyecto del Partido de la Izquierda. Es ciano, donde lo viejo está muriendo y lo nuevo no puede el único partido que tiene una crítica anticapitalista del poder, nacer. pero durante 25 años ha trabajado para ganar legitimidad coWolfgang Streeck, profesor alemán de sociología, director del mo socio colaborador de los socialdemócratas. Durante años, Instituto Max Planck y antiguo socialdemócrata, describe así la el partido ha apoyado a un partido socialdemócrata de deredebilidad de la izquierda y su nuevo declive en las elecciones de chas que ha recortado los impuestos y ha debilitado la política la Unión Europea del año pasado: de redistribución. Han votado a favor de normas presupuesta“Son, pues, tiempos de rápidos cambios de lealtades polítirias que ponen en peligro la economía sueca. El resultado ha cas. Pero ¿cuándo debería esperar la izquierda hacer progresos sido una mayor desigualdad de clases y una extrema concenelectorales entre los trabajadores europeos y los sectores tración de la riqueza. El bienestar y la democracia se ven así reformistas de la clase media, si no es ahora? Hay una necesisocavados”17. Mucho indica que las relaciones de muchos partidos de dad urgente de explicar el desastroso fracaso de la izquierda izquierda con la Unión Europea carecen de coherencia. Por en este sentido… La primera y más básica razón es la aparenejemplo, cada vez son más los partidos de izquierda que apoyan te ausencia total de una estrategia política de izquierdas antila estrategia del Plan B, que es exigente y confrontativa. Al miscapitalista realista, o al menos antineoliberal, relacionada con mo tiempo, apenas contribuyen a desarrollar esta estrategia, la Unión Europea. Ni siquiera existe un debate sobre la cuessino que llevan a cabo una política en el Parlamento Europeo y tión crucial de si la UE puede ser un vehículo para la política a nivel nacional que no refleja dicha política de confrontación, anticapitalista”15. El objetivo de muchos de los partidos de izquierda europeos pero que, inadvertidamente o no, forma parte de una estrategia es llegar al gobierno, la mayoría de las veces como socio de una para reformar la Unión Europea desde dentro. alianza con un partido socialdemócrata neoliberal más grande Estar a favor de romper los tratados de la UE en determinadas y dominante. Para la gran mayoría de situaciones no significa que “¡Romper el los partidos de izquierda que lo han Los partidos no quieren llevar a Tratado!” tenga que ser la principal exiintentado –en Francia, Italia, Noruega gencia de los partidos políticos de izquiercabo políticas anti-UE por miedo a y Dinamarca– la experiencia ha sido da en todo momento. Es una cuestión de entre negativa y desastrosa16. A pesar formar equipo con racistas y estrategia y táctica. Una movilización para de ello, parece que, hayan estado o no nacionalistas. fortalecer las fuerzas de izquierda debe, en esos gobiernos, la mayoría de los como punto de partida, basarse en un partidos de izquierda –como el aleanálisis concreto de la situación concreta, incluyendo las relaciones de poder reales en la sociedad. En una mán y el holandés, así como los partidos de izquierda nórdicos situación en la que la lucha de clases se intensifica, cualquier (excepto la Alianza Rojo-Verde)– siguen teniendo esa ambición. partido de izquierdas puede experimentar lo mismo que Syriza, El Podemos español, que se formó en 2014 sin ser ni de derechas es decir, que las instituciones y los tratados de la UE suponen ni de izquierdas y en oposición a la élite y a la casta política enormes obstáculos para el desarrollo progresista. La posibili(como ellos la llamaban), entró en coalición con el partido de dad o la necesidad de salir del euro, o incluso de la Unión izquierdas Izquierda Unida, alineándose y entrando en un Europea, surgirá nos guste o no. La elección será brutal: abangobierno de coalición con el Partido Socialista. donar la lucha por las reformas sociales y permanecer en la Este suicidio político es difícil de entender, sobre todo cuanUnión Europea, o romper con la Unión Europea para continuar do comprobamos que a los partidos de izquierda que no entran la lucha. La capitulación no es un camino significativo para ninen esos gobiernos, sino que se limitan a dar un apoyo crítico a gún partido de la izquierda real. un gobierno dominado por la socialdemocracia en lugar de un Sin duda, romper los tratados de la UE o salirse del euro, y gobierno de varios partidos de derecha, les va mucho mejor. quizás incluso de la Unión Europea, es una lucha que requerirá Estos partidos han demostrado que tienen una oportunidad

16 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


4-17 EUROPA:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:09 Página 17

europa

una movilización masiva desde abajo y la solidaridad desde tentes de la UE que han devastado la vida de millones de trafuera para tener éxito. Para ello, tanto la organización del partibajadores, fomentando el creciente descontento y el sentido como sus miembros, así como los socios de la alianza, deben miento de impotencia cada vez mayor de la gente. estar preparados para esa lucha. Lamentablemente, esta no es La única manera de salir de esta crisis es que la izquierda la situación actual. desarrolle su propia lucha y crítica contra la Unión Europea Los problemas de la izquierda con su autoritaria y neoliberal, promovienpolítica hacia la UE no harán más que do una política internacionalista, La posibilidad o la necesidad de salir aumentar si los partidos no quieren llesolidaria y antirracista al otro lado del euro, o incluso de la Unión Europea, del abismo de la crítica de la extrema var a cabo políticas anti-UE por miedo a formar equipo con racistas y naciona- surgirá nos guste o no. derecha. El desarrollo de una Europa listas, aunque esta postura general internacionalista, solidaria y unifipodría haberse limitado al referéndum cada presupone la derrota de la específico del Brexit. En realidad, es lo contrario. Si la izquierUnión Europea institucionalizada, autoritaria y neoliberal, da realmente pretende debilitar a la Unión Europea como el sustituida por una Europa unificada desarrollada sobre la centro de poder autoritario y neoliberal en el que se ha conbase de la democracia, la solidaridad y la autodeterminación. vertido, entonces la salida tendrá que ser una herramienta Para conseguirlo, hay que reconocer la profunda crisis polí–importante y necesaria– a esgrimir. No son los movimientos tica e ideológica de la izquierda en Europa. Hay que estudiar de salida los que han creado y fortalecido a los partidos de y analizar el papel y el carácter de la Unión Europea y desextrema derecha en un país tras otro de Europa, ni los que han arrollar una estrategia auténticamente anticapitalista. En este llevado a dichos partidos a ocupar el poder gubernamental en contexto, será importante apoyar y seguir desarrollando la Italia, Austria, Hungría y Polonia. No son las críticas radicales estrategia del Plan B. Esto requerirá la clarificación de los a la Unión Europea por parte de la izquierda las responsables análisis y las estrategias, pero, debidamente desarrollado, didel nacionalismo y la extrema derecha, sino las políticas exischo proceso puede contribuir a una necesaria radicalización

Notas 1. Red de organizaciones activas en el ámbito de la formación política y el análisis científico crítico, vinculada al Partido de la Izquierda Europea. Más información en transform-network.net. 2. Una presentación exhaustiva de esta posición puede encontrarse en: Costas Lapavitsas. The Left Case Against the EU. Cambridge. Polity, 2019. 3. Walter Baier. “Far Right in Austria: We Are Living in Dangerous Times”. Europe Solidaire Sans Frontières. 26 de marzo de 2019. 4. Catarina Martins, Jean-Luc Mélenchon y Pablo Iglesias “ For a citizen revolution in Europe – Lisbon declaration”. 12 de abril de 2018. https://nowthepeople.eu/for-a-citizen-revolution-in-europe-lisbon-declaration/ 5. Yanis Varoufakis es profesor de economía política, exdiputado del Parlamento griego por Syriza, y actuó como ministro de Finanzas en el Gobierno de Alexis Tsipras hasta que este capituló ante la Troika tras el referéndum sobre la política de austeridad de la UE en julio de 2015. Tras romper con Syriza y Tsipras, lanzó la organización Movimiento Democracia en Europa 2025 (DiEM25). 6. https://diem25.org/wp-content/uploads/2017/03/European-New-Deal-Complete-Policy-Paper.pdf 7. Martin Höpner. “Social Europe Is A Myth “. Europa Social. 5 de noviembre de 2018. 8. DiEM25. “The EU will be democratised. Or it will disintegrate!”. DiEM25, 2016, pp. 6-7. 9. Yanis Varoufakis. “How should the Left approach Europe? Interviewed, along Manuel Bompard, by Jacobin (France)”, Yanis Varoufakis (blog), 12 de septiembre de 2018. 10. Lapavitsas. The Left Case Against the EU. Pp. 129-30. 11. Una presentación más completa de esta evolución puede encontrarse en: Asbjørn Wahl. “European Labor: Political and Ideological Crisis in an Increasing More Authoritarian European Union”. Monthly Review 65, nº 8 (enero de 2014). Pp. 36-57. 12. “Plan B”. Vänsterpartiet. 12 de abril de 2019. https://www.vansterpartiet.se/plan-b/en/ 13. Ingrid Grønli Åm. “Vi stiller oss ikke på samme side som rasister og nasjonalister”. Morgenbladet, 27 de marzo de 2019. 14. Grønli Åm. “Vi stiller oss ikke på samme side som rasister og nasjonalister”. 15. Wolfgang Streeck. “Four Reasons the European Left Lost”. Jacobin. 30 de mayo de 2019. 16. Un análisis de este fenómeno puede encontrarse en: Asbjørn Wahl, “To Be in Office, but Not in Power: Left Parties in the Squeeze between People’s Expectations and an Unfavourable Balance of Power”, en The Left in Government: Latin America and Europe Compared, ed. Birgit Daiber. Bruselas: Fundación Rosa Luxemburg, 2010). 17. Åsa Linderborg. “At Vänsterpartiet kalles “ekstremistisk” er både latterlig og provoserende”. Klassekampen. 12 de enero de 2018.

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 17


18-25 entrev. Guillermo:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:29 Página 18

política

18 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


18-25 entrev. Guillermo:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:29 Página 19

política

Una izquierda jacobina para España Entrevista a Guillermo

del Valle

Por Genís Plana

G

uillermo del Valle es licenciado en Derecho (UAM) y diplomado en la Escuela de Práctica Jurídica (UCM). Se dedica al libre ejercicio de la abogacía desde el año 2012, y es abogado del Turno de Oficio Penal. Además de colaborar como analista político en diversos medios de comunicación, Guillermo es director de El Jacobino. Hablamos sobre los fundamentos filosóficos, así como las propuestas programáticas, de este proyecto político.

—El Jacobino nace en julio de 2020 como un canal de YouTube. Su propósito inicial es significar la coyuntura sociopolítica española desde unos planteamientos que se reclaman continuadores de ese republicanismo jacobino que, ubicándose en las posiciones más avanzadas de la Revolución francesa, alumbró la triada “libertad, igualdad, fraternidad”. Empecemos por ahí: ¿qué entendemos por republicanismo? Para mucha gente, la República se entiende como mera oposición a la monarquía: la República sería, por consiguiente, ese sistema de gobierno en el cual resulta abolido el poder dinástico. Y la existencia de un poder hereditario supone algo que no debe pasar desapercibido: que el poder se halla privatizado, al servicio de una familia o linaje. Frente a lo cual se advierte el potencial conceptual de “res publica”: ¿es el republicanismo un pensamiento político que aspira a organizar el cuerpo social conforme al “bien común”? —Me gustaría, en primer lugar, agradeceros encarecidamente esta entrevista. No cuento ningún secreto si digo que, para nosotros, para el equipo de El Jacobino, El Viejo Topo es una referencia indiscutible del mejor pensamiento de la izquierda española. En cuanto a la pregunta que me formulas, no se puede sostener republicanismo alguno sin una idea clara de bien común. El republicanismo no puede limitarse a ser una forma de gobierno, esgrimido contra la monarquía parlamentaria. Hay algo más, bastante más. Lógicamente, la triada republicana

que apuntas, y el cuarto principio republicano que reza en la tumba de Marat: unidad e indivisibilidad de la República. Por eso, es absolutamente inaceptable cualquier fragmentación territorial. La idea de República aparece contra los privilegios del trono y el altar, que son lo que caracterizan al Antiguo Régimen. Si algo rompe con esos privilegios de origen, es precisamente la nación política, que es constitutivamente republicana. En el territorio político todo es de todos, todo nos pertenece a todos. La propiedad colectiva sobre el territorio: la decisión conjunta y la redistribución imperativa. La soberanía reside en el conjunto de la nación, desde el primero al último de los españoles. Ninguna voz puede valer más que otra. Ese es el republicanismo por el que abogamos, un republicanismo integral: sin privilegios formales o representativos, sin privilegios territoriales y sin privilegios de clase. No se puede sostener de una manera medianamente seria una idea de República basada en los derechos históricos de los territorios forales. Es un verdadero insulto a la inteligencia de todos tamaña vindicación monárquica y feudal. También nos reconocemos en la tradición del republicanismo cívico: creo que es importante cierta pedagogía sobre la ley y las instituciones en estos tiempos de arbitrariedad constante en el ejercicio del poder, y defender una concepción republicana de libertad frente al sálvese quien pueda imperante en nuestros días. El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 19


18-25 entrev. Guillermo:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:29 Página 20

política

—Intentaremos trasladar esos principios, que fundamentan el pensamiento republicano, al contexto contemporáneo. Uno de ellos, sin lugar a duda esencial, es el de libertad. Pero esta libertad dista mucho del cacareo de Ayuso en campaña electoral. A diferencia de la libertad vaporosa que los liberales conciben como ausencia de interferencia (¡que nadie me prohíba!), los republicanos apuestan por una libertad robusta y consecuente, asentada sobre condiciones sociales de posibilidad. Si la libertad, entendida en el sentido republicano, requiere de recursos materiales, ¿de qué manera garantizar y ensanchar la libertad de los ciudadanos? Si la ley no restringe la libertad, sino que la posibilita, ¿qué políticas públicas plantea El Jacobino a este respecto? —Uno de los grandes hitos de la hegemonía cultural del liberalismo es precisamente esa entronización de la idea de libertad negativa: la ausencia de interferencias entre individuos. Es una idea, en la formulación ayusista, bastante endeble, pero no se responde con claridad por parte de una falsa izquierda entretenida con disparatadas alertas antifascistas. Ni siquiera los derechos liberales, por así decirlo, como el propio derecho de propiedad, flotan en el vacío ni son ajenos al Estado. Es más, sin un fuerte entramado institucional, sin un marco legislativo que garantice esos derechos –y por supuesto limite, y pueda subordinarlos al interés público–, sin unos tribunales de justicia que diriman su legitimidad y sus límites, no hay propiedad. Ni mercado. Volvemos a lo mismo: la economía es política, y la garantía de todas esas instituciones liberales es el Estado. A través de una fuerte intromisión pública esos derechos tienen una concreción práctica. Obviamente no hay libertad si existe dominación, si no hay autogobierno colectivo. Si las condiciones materiales no están cubiertas ni garantizadas, la libertad es una quimera, puro idealismo, incluso una cláusula meramente nominal para legitimar la opresión, la servidumbre de la mayoría por parte de los privilegiados. Aquella libertad consistente en blindar y legitimar como justas las tinieblas de las que parten muchos en tanto que naturales –la tiranía de los orígenes, en definitiva–, es más bien una opresión inaceptable. Las políticas públicas que propone El Jacobino van dirigidas de forma frontal a la protección del mundo del trabajo frente al desregulacionismo neoliberal que tanto ha precarizado las relaciones laborales, uberizándolas hasta el extremo, y justificando como “empoderador”, con palabras como “emprendimiento” o “voluntariado”, lo que no es sino la destrucción del marco clásico de ajenidad y dependencia del mundo del trabajo. Y generalizando condiciones vitales de pura miseria. Hay que reindustrializar el país porque nuestro actual modelo productivo es insostenible. Debemos invertir al menos el 3% del PIB en I+D, redistribuir fuertemente la riqueza a través de una

20 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

reforma fiscal progresiva seria, y poner los ejes materiales en el centro del debate. El margen de maniobra puede parecer limitado, pero hay un espacio importante para el rigor y para la seriedad, evitando, desde luego, sepultar la mejor tradición materialista y socialista en el alud identitario o cediendo ante la servidumbre del nacionalismo fragmentario. —Antes de abordar esas cuestiones –el “alud identitario” y el “nacionalismo fragmentario”, ambos característicos de nuestro presente–, quisiera remarcar que, según la filosofía política a la que apelamos, se hace necesaria la intervención estatal para reducir la dependencia de unos ciudadanos sobre otros. Según la concepción generalizada, el jacobinismo se reduce a la centralización del poder político, pero esta consideración resulta rebasada: la economía, sostenía Robespierre, no puede independizarse de la política, y debe subordinarse al bien del pueblo. Los jacobinos combatían a esos ricos explotadores, negociantes y propietarios que, constituyéndose como una facción aparte de la sociedad, minaban la soberanía del pueblo. ¿Ocurre hoy algo similar con aquella clase empresarial que presiona para deteriorar la legislación social? ¿La soberanía que reside en el pueblo español se encuentra amenazada por unas élites económicas que, vinculadas a actividades transnacionales, son cada vez más apátridas? Y, de ser el caso, ¿cómo se relaciona con el despegue de los planteamientos liberal-libertarios? —Sin duda, la soberanía española se encuentra completamente amenazada. Lo está en diferentes planos. En el monetario, lógicamente: desde la incorporación a la unión monetaria que, como sabemos, carece de su dimensión fiscal y presupuestaria, lo cual causa enormes desequilibrios en perjuicio de naciones subalternas como la nuestra. La cuestión productiva es igualmente esencial: EspaEn ña se encuentra, en la división internaEl Jacobino cional del trabajo, ubicada en una posición endeble, con un modelo productivo somos terciarizado, basado en el turismo, en la defensores de hostelería y en el sector servicios. Eso la pluralidad comporta una endeblez estructural incultural y dudable: el peso de la industria en el PIB lingüística nacional cada vez es menor. Fue el precio que hubo de pagarse por la inserción de España. dentro de la UE, la reconversión industrial, esa fórmula en virtud de la cual se desmanteló de forma sistemática nuestro tejido industrial. La liberalización de las relaciones laborales no es sino la otra cara de la misma moneda. Se ha ido abriendo el paso a una suerte de sustitución de las relaciones laborales clásicas –con su ajenidad y dependencia, su negociación colectiva, los dere-


18-25 entrev. Guillermo:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:29 Página 21

política

Guillermo del Valle y Javier Maurín, director y codirector de El Jacobino

chos de los trabajadores que tantas huelgas costaron– por una suerte de relaciones pretendidamente mercantiles, en la que los trabajadores dejan de ser tales para convertirse en emprendedores. Se fomenta una especie de figura flotante, sin derechos, en la que la precariedad y la provisionalidad se presentan como oportunidades de mercado y retos vitales, formas de experimentar vidas diferentes, formas de escapar a la monotonía y a la rigidez. Esa rigidez estigmatizada tal vez no sea otra cosa que la existencia de un sueldo digno, un contrato estable o un convenio colectivo en el que los derechos laborales no sean mero papel mojado. Lógicamente esa destrucción de un modelo laboral estable, del propio concepto de trabajador y trabajo, la desaparición de las grandes centros de trabajo y su presencia sindical, la proliferación de falsos emprendedores que soportan sobre sus espaldas el peso de la precariedad y la explotación, la destrucción de puestos de trabajo con la entronización del voluntariado… son todas ellas manifestaciones de una forma ideológica predominante: la de un liberalismo económico profundamente individualista, propio de la globalización financiera, dirigido por unos grandes capitales transnacionales que, con frecuencia, someten a determinados Estados. El nuestro es un caso paradigmático: el precio de la modernidad –se nos dijo– pasaba por la desregulación de las relaciones laborales y los mercados financieros. Eran dos imperativos liberales cuyo precio oneroso sufrimos hoy. —En la extensión de los derechos y los deberes al ámbito priva-

do encontraríamos uno de los vínculos entre el republicanismo y el socialismo. En ambos existe la ambición de organizar la sociedad conforme a un buen orden público. No obstante, el proceso actual es inverso: la degradación de las condiciones de trabajo sería el resultado de concebir el derecho laboral como simples relaciones contractuales entre particulares. —La situación de degradación social es especialmente ilustrativa en el ámbito laboral. Hemos experimentado un proceso de desplazamiento del derecho laboral al ámbito de las relaciones mercantiles o privadas. Esto es extraordinariamente grave. Significa subvertir un ámbito legislativo que nace con el objetivo de proteger al trabajador –una dimensión que solemos llamar tuitiva– a un ámbito de libre pacto entre las partes. Es una gran estafa intelectual y práctica. Toda la retórica engolada de emprendedores, de personas que trabajan para sí mismas (aunque desempeñen funciones donde normalmente deberían regir los principios clásicos de ajenidad y dependencia, de protección laboral en definitiva), responde a esos parámetros: la erosión de las relaciones laborales y su dilución justificada en términos de emprendimiento y mercado. Tras este ejercicio ideológico hay un reguero de fraudes, falsos autónomos, destrucción del propio concepto de centro de trabajo, de la propia idea de negociación colectiva, huelga o acción coordinada en defensa de los derechos laborales. El modelo Uber, Glovo… avanza imparable. Y con él un modelo de vida de precariedad extrema, de condiciones materiales sin cubrir, de falta de libertad clamorosa. Y es que, en la necesidad extrema, en el hambre y la inestabilidad más absoluta, no hay más que opresión y violencia. —Tal vez la rasante de las políticas liberales va en contra de un principio republicano procedente del derecho romano: “Quod omnes tangit”, lo que significa “lo que atañe a todos debe ser decidido por todos”. Y ese todos corresponde al conjunto de ciudadanos, al cuerpo soberano, quienes deciden sobre lo que les compete en conformidad con unos procedimientos legales. La negación de este axioma por parte del neoliberalismo no remite únicamente a la estructura económica, pues –según ha señalado El Jacobino– se relacionaría con la organización territorial del Estado. Aclaremos esto: ¿Qué relación se observa entre el neoliberalismo y la fragmentación del territorio político? ¿Qué papel juega la descentralización política en la agenda neoliberal? —Percibimos una relación clara entre el neoliberalismo y el debilitamiento del poder político. Cuanto más erosionada esté

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 21


18-25 entrev. Guillermo:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:29 Página 22

política

robusto. Siempre más cerca de San Marino que de Francia. La descentralización multiplica los centros de poder, por minúsculos que sean, y dentro de un modo de producción capitalista, potencia la competencia y rivalidad entre los mismos, y facilita las dinámicas especulativas del propio capital. La descentralización es un paso intermedio para la centrifugación completa del poder político, es plenamente funcional al capitalismo neoliberal.

la soberanía, mayores son las facilidades dentro de los mercados financieros para la deslocalización, para la desregulación. Son los tiempos que corren en el capitalismo: un modo de producción en un estadio concreto, con un fuerte componente de financiarización y desregulación. Si bien economía y política son inescindibles –la economía no flota en el vacío, sino que está determinada por los Estados–, es cierto que un poder político endeble y fragmentario permite que las deslocalizaciones fiscales y productivas estén a la orden del día y sean factibles. En esos términos, un poder político endeble es algo idóneo para el neoliberalismo. En la Unión Europea se observa con claridad: ¿por qué no interesa una unión fiscal y presupuestaria? Porque implicaría grandes transferencias entre el norte y el sur, y esas transferencias no les interesan a determinados Estados que hegemonizan la Unión. La competencia fiscal entre Estados, incluso la existencia de paraísos fiscales de facto dentro de la UE, no solo interesa al neoliberalismo, sino que constituye la piedra angular de las políticas comunitarias. Dentro de España, ocurre algo similar con las Comunidades Autónomas. La descentralización fiscal interesa a las regiones más ricas, es la dinámica del dumping fiscal y las deslocalizaciones internas. Un poder político robusto no interesa al gran capital transnacional porque supondría límites a esas inercias especulativas. No es casualidad que el modelo de Estado de teóricos de la Escuela Austriaca como Rothbard o Hoppe sea el de los Estados pequeños. Luxemburgo como modelo. El modelo tendencial es la isla-Estado, la permanente posibilidad de deslocalización frente a un poder político centralizado, fuerte y

22 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

—Sin embargo, no son pocos los catalanes que, a lo largo de los últimos años, se han aproximado al independentismo a partir de lógicas cimentadas en una supuesta racionalidad económica: “Si Cataluña tuviera un Estado propio gestionaría mejor los recursos”. Estos planteamientos suelen ser persuasivos para personas de izquierdas que, rechazando el nacionalismo, niegan que sus aspiraciones se encuentren articuladas a partir de una identidad excluyente. —Sí, pero ello no puede deslindarse de un sostenido proceso de manipulación, que tiene como pivotes la escuela y la televisión. Negar lo anterior es obviar el principio de realidad. Por supuesto que hay mucha gente adoctrinada en las bondades de una Cataluña independiente, a la hora de la gestión. Pero el alud de pruebas para desmentir lo anterior es abrumador. Ya se ha visto con el rico margen competencial de los gobiernos autonómicos: corrupción, recortes sociales, una gestión pésima, etc. No existe evidencia empírica alguna que nos permita sostener, con un mínimo de seriedad, tales bondades en la gestión de un Estado independiente. Y de nuevo volvemos al principio, ¿existe fundamento para esa secesión o no? Eso es lo que hay que preguntarse. Y francamente no hay fundamento alguno para la privatización del territorio político, para la decisión de unos pocos sobre lo que nos corresponde a todos. Tampoco los argumentos identitarios o etnolingüísticos son válidos, porque identidades colectivas hay muchas, y no por participar de una te conviertes en un demos aparte, con capacidad de decisión propia y exclusiva. Además, no se puede obviar lo ilógico que resulta, en un contexto de capitalismo global transnacional, el debilitamiento de los centros de poder po-


18-25 entrev. Guillermo:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:29 Página 23

política

lítico, que es a lo que conducen tanto la descentralización competitiva como la secesión. —Teniendo claro el diagnóstico, veamos la prescripción o disposición normativa. Según los principios que se encuentran en la web de El Jacobino, “España debe ser un Estado unitario, centralizado políticamente, formado por provincias o departamentos, unidades administrativas racionales que no respondan a otro interés que al bien común”. No obstante, una proposición como la anterior fácilmente podría ser vista desde una óptica culturalista: no pocos ciudadanos, sensibles con la idea de que la diversidad tiene valor por sí misma, podrían considerar que El Jacobino apuesta por un proyecto culturalmente uniformador. Ahora bien, ¿el abandono del Estado de las autonomías compromete la pluralidad de España? —Para nada, la pluralidad de España no puede estar comprometida, es inherente a la existencia de cualquier Estado, máxime un Estado democrático. Ir contra la pluralidad es como arremeter contra la ley de la gravedad. Además, en El Jacobino somos perfectamente defensores de la pluralidad cultural y lingüística de España. Ésta existe en todos los Estados, no es privativa de España, que, por cierto, no es un país especialmente heterogéneo desde un punto de vista cultural. Sin embargo, esa diversidad cultural no puede convertirse en una autopista para los privilegios y la desigualdad de derechos. Esa es la clave: no se trata de violentar ninguna lengua, ni cancelar fiestas populares, eso suena hasta ridículo. Curiosamente quien nos critica que buscamos el monolitismo identitario o cultural, son los mismos que defienden la idea de un “sol Si las poble”, que camina como un solo homcondiciones bre y editorializa en conjunto, al unísomateriales no no. Como si España fuera un enjambre están cubiertas de pluralidades, pero Cataluña una nani garantizadas, ción uniforme. Eso es insostenible, en tanto que ridículo. Cualquier Estado es la libertad plural, lógicamente, como plurales son es puro las unidades administrativas que lo idealismo. conforman. De lo que se es de garantizar que todos de cidamos en pie de igualdad dentro del territorio político, sin mejores derechos para unos en detrimento de otros. Y que se respete el abc del comunismo dentro del territorio político: todo es de todos, la redistribución es imperativa, y dentro de la comunidad política los derechos de cada uno rigen en plenitud sea cual fuere el punto de la misma donde se encuentre. Lejos de estar comprometida la pluralidad cultural de España, si seguimos con los desequilibrios en educación, sanidad, fiscalidad o con parte del territorio político vedado al ac-

ceso de millones de compatriotas al utilizarse una lengua cooficial como barrera de entrada a parte del mercado laboral, lo que estará en peligro será la igualdad de derechos y la propia idea de ciudadanía. —Entonces, ¿consideras infundada la creencia de que la riqueza cultural y lingüística existente en el territorio nacional estaría amenazada de no reflejarse en unidades administrativas autónomas? —Absolutamente infundada, como te apuntaba en la respuesta anterior. La diversidad cultural o lingüística está más amenaza de continuarse con la centrifugadora nacionalista. Me explico: lo que pone en tela de juicio la diversidad cultural de un país es aceptar que en determinadas partes del mismo rige la ley de la uniformidad etno-nacionalista. Por ejemplo, considerar que hay una lengua propia y otra impropia, o estar constantemente manoseando conceptos tan insolidarios como los de las balanzas fiscales para poner en cuestión las más elementales nociones redistributivas. Cuando se predica de una región una uniformidad por otro lado inexistente, se están invisibilizando además las brechas y los conflictos de clase. Es obvio señalar que un barrio obrero de Barcelona está más cerca de uno de Madrid o de Sevilla que de cualquier urbanización de lujo, por mucho que también ésta se encuentre radicada en Cataluña. No es una novedad sostener que las artificiales construcciones identitarias pasan por alto el conflicto capital-trabajo, están diseñadas para emborronar la propia idea de clase social. La pluralidad cultural de un Estado no se cuestiona de ninguna manera porque tengamos un mismo Impuesto de Patrimonio o un mismo Impuesto de Sucesiones y Donaciones. ¿A quién puede molestar esto? Pues a un insolidario, sea su máscara neoliberal o nacionalista. Otro tanto podría decirse con la existencia de un historial clínico centralizado, un mismo calendario vacunal en todo el territorio nacional, una educación pública, laica y republicana que no admita singularidades ni clerecías que quiebren precisamente ese carácter republicano que debiera vertebrarla. La riqueza cultural y lingüística no están en peligro en España, más allá de las agresiones que también sufren cuando se atenta contra la lengua común, que por cierto es una riqueza política inmensa: un instrumento de comunicación y de igualdad, que nos une con millones de personas dentro y fuera de España. Levantar barreras que privaticen parte del territorio, que lo segreguen, es lo más reaccionario que uno se puede echar a la cara y, sin duda, es una política que tiene como víctimas principales a los trabajadores, a los más débiles, a los que más dificultades socioeconómicas tienen para la integración.

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 23


18-25 entrev. Guillermo:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:29 Página 24

política

—Las “construcciones identitarias que pasan por alto el conflicto capital-trabajo”, por decirlo con tus palabras, se encuentran en plena efervescencia. Y no solo las etnolingüísticas. Cualquier característica, pese a ser escasamente compartida (o, precisamente, a causa de ello), es susceptible de convertirse en el eje axial de un nuevo colectivo identitario al cual ofrecerle un grado mayor de lealtad que al perímetro de la comunidad política. Ante lo cual, ¿crees Debemos que resulta cada vez más difícil discutir redistribuir al respecto de políticas que regulen la fuertemente convivencia pública? la riqueza, —Desde luego que resulta cada vez más complicado. Y se debe a las causas que y poner los ejes materiales apuntas en la pregunta. Tiene que ver con esa deriva identitaria generalizada en el centro en la que se ha sumido el debate público. del debate. Se ha ido agrietando de forma peligrosa el concepto de ciudadanía, que por cierto es una de las grandes herencias transformadoras de la izquierda. No debía ser la identidad la que filtrara el acceso a los derechos de ciudadanía. Dentro de esos rangos identitarios, de esa sociedad cada vez más tribal, se esconde por cierto un atroz individualismo. Todo se ha convertido en una experiencia personal, sentida. De manera que los lazos colectivos se van disolviendo progresivamente y, con ellos, la perspectiva de transformación colectiva. La idea de ciudadanía tenía ese poso universalista que está en la génesis de la izquierda. No es el sentimiento, la identidad o la religión lo que te confiere el acceso a la misma, sino las leyes que ahorman la pertenencia a la comunidad política. La otra gran herencia, igualmente ilustrada, igualmente racionalista de la izquierda, era la idea de clase social. La No es el clase obrera ocupaba un papel central sentimiento, la en el marxismo, pues de la clase depenidentidad o la día la transformación colectiva. No hareligión lo que bía atisbo de parcialización. La deriva identitaria ha quebrado los grandes confiere horizontes de transformación colectiva, ciudadanía, sino de emancipación humana, porque ha la pertenencia sido absorbida, neutralizada y controlaa la comunidad da por el modo de producción capitalista. Y en paralelo, la sentimentalización política. de la política y la sociedad ha contaminada el debate público: espacios seguros, culturas de la cancelación, censuras preventivas, juicios paralelos, etc. —Como resultado de lo anterior, los ciudadanos se inhiben del compromiso cívico para con la comunidad política y se vuelven

24 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

consumidores de atributos que dan respuesta a su estilo de vida particular… Por ejemplo, en cierto debate televisivo te exhortaron a no opinar sobre la Ley Trans por no ser transexual. —Sí, fue bastante ilustrativo de lo que te comentaba antes. En una televisión pública, además, lo cual dota de mayor gravedad al asunto. Es irrelevante individualmente, en cuanto a lo que yo sintiera. No es una cuestión personal. Es una cuestión colectiva y de época. Según estos nuevos censores del pensamiento, debes participar de una determinada identidad para poder hablar en el debate. Hubo una apelación directa a abandonar la razón, a entronizar la superchería. Una suerte de pensamiento mágico completamente disparatado. Y la vivencia victimizadora por encima de todo. Es curioso porque buena parte de estos censores viven insertos dentro de una nueva ortodoxia, dentro de un mainstream indiscutible. Facturan importantes sumas de dinero, están insertos en el modo de producción capitalista y, de forma indudable, en sus cadenas de negocio. Sería legítimo si no fuera una estafa, cuando se pretende hacer pasar por desheredado lo que es un privilegio en el eje de clase social, que olvidan a conveniencia. Pero lo relevante es que se quiera acallar el debate o apartarlo de los ejes racionales. Citar a Hobsbawm te convierte en un fascista, hombre blanco en una situación de privilegio. Ya digo, es la entronización de la superstición, la superstición en marcha. Una enmienda a la totalidad a la mejor tradición del pensamiento de izquierdas. ¿Cómo no vamos a poder criticar la “autodeterminación del sexo” sin otro filtro que la voluntad individual? Es una idea profundamente neoliberal que podrá ser discutida, a no ser que pretendamos volver al dogma religioso y a la sacristía, con nuevos ropajes retóricos. —Aquellas discusiones sobre el sexo de los ángeles… ¿se actualizan en la escolástica posmoderna? —El posmodernismo ha causado estragos, desde luego. Se rechaza la biología de los seres humanos. ¿Para qué? Para adentrarse en la espesura de especulaciones en las que se confunden conceptos a conveniencia. —Se supone que la izquierda debía representar a las mayorías sociales, para lo cual su labor política radicaba en la concertación de amplios agregados sociales. Por el contrario, la contemporánea “izquierda mainstream” enfatiza lo que tenemos de particular y de diferente en detrimento de aquello que tenemos en común. Da la impresión de que su cometido sea caleidoscópico. ¿Consideras que estas formaciones políticas, supuestamente de izquierdas, se apartan del proyecto histórico de la izquierda? —Totalmente. Ahí está el posmodernismo, con un indudable componente relativista. La actitud hacia la religión, pensemos


18-25 entrev. Guillermo:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:29 Página 25

política

en ello. La consideración del hiyab como un símbolo de empoderamiento de la mujer, de emancipación. La persecución de la crítica al fundamentalismo islámico, motejada como ejercicio de etnocentrismo occidentalista. Es un disparate. ¿Se aparta o no del desarrollo histórico de la izquierda? Es la deriva reaccionaria, que diría Ovejero. Y es verdad: una suerte de inquietante comprensión hacia la sinrazón religiosa. Otro tanto podríamos decir acerca de cierta actitud de desprecio hacia el progreso científico, el abrazo a determinadas metafísicas profundamente irracionales, la quiebra con la idea de ciudadanía en el altar de las identidades. Y especialmente grave me parece la pérdida de un norte universalista, igualitario, de emancipación colectiva que era el que caracterizaba al socialismo. La complicidad con el nacionalismo identitario y fragmentario es un hecho diferencial español que, siendo igualmente disruptivo y anómalo con los fundamentos más esenciales de la izquierda, empeora su estado de salud y convierte a la izquierda española en rehén voluntario de una manifestación genuina del pensamiento reaccionario. Privilegios económicos y políticos en nombre de la identidad, pocas cosas hay más de derechas en estos tiempos que corren. —Para ir acabando, quisiera preguntarte al respecto de los obje-

tivos que, a corto o medio plazo, le deparan a El Jacobino. Aunque sea un proyecto muy joven, ha sumado apoyos de distintas personalidades procedentes del ámbito académico e intelectual, y también del activismo social. Hace poco habéis iniciado El Club Jacobino, que se presenta como un laboratorio de ideas de la izquierda racionalista. ¿Qué balance puedes hacer de esta andadura? ¿Son sensatas las expectativas de quienes desean que El Jacobino se constituya como un partido político con que lanzarse al combate electoral? —Somos prudentemente optimistas. Creemos que antes de concurrir a una contienda electoral, es imprescindible una labor cultural, de difusión de ideas, de La economía crecimiento de esa masa críties política, y ca que pueda estar ubicada en la garantía de las coordenadas ideológicas las instituciones del proyecto. Estamos convencidos de que cada vez hay más liberales personas que se cuestionan el (propiedad, identitarismo o la descentralimercado…) es zación competitiva en España. el Estado. Somos la izquierda claramente del lado del mundo del trabajo, nítidamente partidaria de la reindustrialización de España y de la redistribución de la riqueza (de forma progresiva, que contribuyan más los que más tienen, y no con tasas y peajes, como pretenden algunos), pero al mismo tiempo defendemos sin ninguna clase de complejo el final de la centrifugación del Estado central, la recuperación de competencias esenciales para el mismo, el punto final a los privilegios fiscales y a los derechos históricos dentro de la comunidad política. ¿Por qué no habría de haber un espacio político para esta posición, tan de izquierdas como crítica con el nacionalismo fragmentario y sus acólitos confederales o centrífugos? Creo que la pandemia ha puesto encima de la mesa la ineficiencia y la insolidaridad del Estado de las autonomías, plasmación territorial del sálvese quien pueda. El Jacobino avanza con paso firme, sin prisa pero sin pausa, y con un afán de trabajo muy nítido. Me tomo la licencia de animar a todos los lectores a que se dejen caer por nuestra web, valoren inscribirse en el club o revisen cualquiera de nuestras entrevistas o tertulias. Son bienvenidos. —Aunque serían muchas otras las cuestiones sobre las que conversar, creo que ya es el momento de ponerle el punto final a la entrevista. Muchas gracias por tu amabilidad. —Muchas gracias, ha sido un verdadero placer y un honor ■

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 25


26-29 enseñanza:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:34 Página 26

sociedad

Las imágenes de este artículo versionan “La libertad guiando al pueblo” de Eugène Delacroix

26 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


26-29 enseñanza:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:34 Página 27

sociedad

Enseñar cómo hablar a los obreros Por Claudio Zulian

S

e suceden, por parte de miembros del Gobierno de España, las referencias a una neolengua progresista por la cual mencionar a “niños, niñas, niñes” o sustituir el término “patria” por “matria”. Pero ¿qué condiciones estructurales contribuyen a explicar que el lenguaje sea caballo de batalla para la izquierda?

¡Ha traicionado a los obreros!... Sería natural pensar que una acusación semejante se lanzara en un mitin de un partido de acendrada tradición marxista o en una manifestación sindical de un primero de mayo, y que el acusado fuera un político liberal-socialista. Nos equivocaríamos. Quien la profirió fue un líder de la extrema derecha en un mitin de la campaña para las elecciones legislativas españolas de 2019. Eso sí, el acusado era el actual presidente del gobierno que, efectivamente, pertenece a la familia socialdemócrata. Si alguien, hace cuarenta años, le hubiera sugerido a un jefe de la ultraderecha un eslogan parecido, seguramente habría sido inmediatamente expulsado del partido por bolchevique (infiltrado). Los tiempos cambian. Aun así, podríamos pensar que se trata de un exabrupto mitinero, cuya finalidad es adobar al enemigo de todos los males que la fantasía pueda sugerir a un asesor de campaña. El mitin tuvo lugar en una ciudad del “cinturón rojo” de Barcelona. Una típica ciudad obrera. En algunos de sus barrios más pobres la ultraderecha fue el segundo partido más votado. Muchos “obreros” –y parados– suscribieron, por lo visto, la idea de la traición. Se ha ido así consumando, en España también, una mutación del espectro político que ha tenido precedentes en muchas democracias del mundo. Sabemos que la palabra “obrero” es, en estos contextos, sobre todo, una categoría mítica generalmente usada para nombrar al conjunto de la población con rentas bajas, trabajos poco cualificados y mal pagados –si es que los tienen–, y bajo nivel educativo. Muchos de estos “obreros” han votado a Salvini, a los Kaczynski, a Trump y a Abascal. Marine Le Pen suele afirmar que el suyo es el partido obrero más grande de Francia.

Recientes estudios de largo alcance sobre las tendencias de voto, apuntan que en los años 50 y 60 del siglo pasado los partidos de izquierda cosechaban los mejores resultados entre los votantes con bajos niveles de educación e ingresos, mientras los partidos conservadores los obtenían en las clases medias y altas –entre cuyos representantes se hallaban las personas con más nivel educativo. A partir de entonces, de manera lenta pero imparable, los votantes con más educación se han ido decantando por los partidos de izquierda. Algunos politólogos consideran que, actualmente, los partidos constituyen un sistema “multielites”, siendo, grosso modo, la izquierda la representante de las elites culturales y la derecha de las elites económicas. No es difícil inferir que la progresiva extensión, más allá de las clases altas, de la población con estudios superiores, tiene que ver con esta tendencia. Una parte importante de la actual elite cultural posee mucho capital simbólico y escaso capital económico, aunque las “clases creativas” ciudadanas detentan importantes resortes económicos y son también, en general, más proclives a votar a la izquierda. Esta lucha entre las elites deja fuera de juego a la población que no tiene ni estudios ni capital económico. A los partidos de izquierdas les gusta todavía considerarse como los defensores de los “de abajo”. Sin embargo, actualmente ningún partido defiende una “revolución” en beneficio de los “de abajo”. A lo largo de la segunda mitad del siglo XX la izquierda se fue quedando sin proyecto alternativo al capitalismo. Solo sobrevivieron las ideas socialdemócratas de contención y corrección de los aspectos más inicuos del propio sistema capitalista. En este sentido, el mensaje de la izquierda

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 27


26-29 enseñanza:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:34 Página 28

sociedad

actual a las clases bajas es límvisión que se identificaba a sí A lo largo de la segunda mitad del siglo XX pido: no hay otro mundo que misma con el progreso y se opola izquierda se fue quedando sin proyecto imaginar, aunque intentaremos nía a la tradición cristiana consicorregir este. La erradicación de derada como la base cultural del alternativo al capitalismo. la pobreza queda como meta antiguo régimen. Así los días de utópica y lejana del capitalismo la semana dejaron atrás sus mismo. El corolario de tales concepciones es que, a los ojos de nombres –relacionados con las divinidades paganas y las festilos “obreros”, las ofertas políticas de la izquierda y la derecha no vidades cristianas– y pasaron a un austero primidi, duodi, tridi, tienen diferencias esenciales, sino solo prácticas. Por ejemplo, etc. En vez de un santo, a cada día se le asignó una planta, un unos proponen la subida de impuestos para proporcionar una animal o un utensilio. El nuevo primer día del año (el 22 de mejor protección social en un momento de crisis económica, septiembre, según el calendario gregoriano) era así, siguiendo mientras otros aseguran que eso empeoraría aún más la situauna lógica impecable, el primidi, vendimiaire, raisin (primidi, ción. No hay propuestas que contemplen alternativas a la vendimiario, uva). sociedad que produce cíclicamente crisis económicas. Si analizamos ahora cuáles son las propuestas de las neoCada una de las dos elites defiende su capital. La defensa del lenguas progresistas actuales veremos que están centradas en capital simbólico se juega obviamente en el campo de lo simla cuestión de la identidad individual, esencialmente en los bólico, en algunos aspectos de una manera muy clásica: creanaspectos corporales como el género o los rasgos étnicos. Ya no do códigos particulares cuyo manejo denota conocimiento y importa la racionalización de la vida social sino la denominapertenencia. Las “neolenguas” progresistas –como son las ción de la persona. Se trata, por lo tanto, de una reforma linvariantes del lenguaje inclusivo– tienen este sentido. Con ellas güística con un trasfondo (background) radicalmente indivise quieren distinguir los miembros de la élite cultural –y quiedualista. Su horizonte son los derechos individuales –motor a nes se postulan para ello– de modo que, por ejemplo, léxico y su vez de las políticas de reconocimiento. Un ejemplo partimodismos identifiquen sin ambigüedad posturas progresistas. cularmente ilustrativo, en tanto que lleva al límite la lógica Se trata de un instrumento importante para adquirir ventajas subyacente a las neolenguas actuales, se puede hallar en la tácticas y estratégicas, marcando territorios institucionales, Nonbinary Wiki (una Wikipedia de contenidos no binarios, políticos y sociales por los que, sin el adecuado conocimiento cuyo género no es completa y exclusivamente masculino o lingüístico, se tendrán dificultades para circular. El uso de códifemenino), donde encontramos la definición de Egogender gos culturales elaborados para mostrar pertenencia es, por otra (de “ego”, “yo” en latín, y “gender”, “género” en inglés). Se trata parte, una estrategia sociopolítica con una larguísima tradide un género tan específico de un individuo que solo puede ción. La burguesía, por ejemplo, exigió siempre “buenos moser nominado como “yo (o nombre de la persona)” género. dales” para poder reclamarse de ella: desde el uso de un léxico La neolengua progresista se nutre, en suma, del individuay una sintaxis apropiados hasta un conocimiento cabal de los lismo radical propio de nuestra sociedad (“There is no socicomportamientos corporales en la mesa. Tales “buenos modatey”, como resumía con genio Margareth Thacher) para intenles” eran también, antes como ahora, armas arrojadizas en las tar orientarlo a la lucha entre las élites culturales y las econóluchas de poder internas a las élites mismas. micas –aceptando cabalmente el marco del capitalismo conLa voluntad de crear una neolengua propia ha acompañado sumista. a la izquierda desde su nacimiento. Nos baste recordar que, en Las neolenguas progresistas –como todas sus antecesoras– 1793, los revolucionarios franceses reorganizaron el calendario nacen de especulaciones propias de la cultura universitaria y cambiaron los nombres de los días y los meses. En este senticuya posesión constituye específicamente el “capital simbólido, es revelador comparar cuáles eran los objetivos de aquella co”. Una cultura necesaria tanto para entender la propuesta de reforma nominalista y de la actual. El calendario republicano reforma lingüística como para poderla, eventualmente, usar francés aprobado por la Convención Nacional el 5 de octubre con soltura. Los “obreros” con escasa formación reglada quede 1793, había sido elaborado dan en consecuencia excluidos, a por un matemático y tres asla vez sin palabras y sin horizonte Con las “neolenguas” progresistas se quieren trónomos y reflejaba la vode transformación. Aclaremos distinguir los miembros luntad revolucionaria de imaquí que la formación es solo una poner una visión científicoparte de la cultura: no tener edude la élite cultural. racionalista del mundo. Una cación superior no quiere decir

28 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


26-29 enseñanza:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:34 Página 29

sociedad

no tener cultura, sino solo no misma cultura. La diferencia ¿Qué sucede cuando la promesa de la felicidad tener esa parte de la cultura empieza a establecerse de maconsumista llega acompañada de una evidente apta para constituir un capital nera muy acentuada únicasimbólico. mente por la formación supeimposibilidad material de realizarla? Es importante tenerlo en rior. De ahí, que la izquierda accuenta, porque los “obreros” actuales también son individuos tual tenga tantas dificultades para conjugar la defensa de sus consumistas. Al igual que a todos los demás, a ellos también les intereses como elite cultural, con los intereses de los “obreha llegado la característica invitación a gozar del consumo y la ros”. Los discursos emancipatorios individualistas son las promesa de su infinita multiplicación. Pero ¿qué sucede cuanarmas de las elites culturales para intentar defender su poder do la promesa de la felicidad consumista llega acompañada de y no pueden ser extendidos a quien no tiene ese capital simuna evidente imposibilidad material de realizarla? ¿Qué se bólico. Se necesitaría una adaptación sociocultural que los siente ante el festival de bienes de un centro comercial cuando desdibujaría por completo. Es por ello que, más allá de la no solo no se tiene ningún margen económico para gastos valla del lenguaje inclusivo, se extiende el desierto de un superfluos, sino que se sabe o se intuye que tampoco se tendrá resentimiento sin nombre. en el futuro? ¡Frustración y resentimiento! En la lucha por la hegemonía las elites culturales están claramente en desventaja. El meollo del poder económico no se discute, ya que las propias elites culturales dan por sentado que el marco de todo poder actual es el capitalismo consumista. Las elites económicas pueden dormir tranquilas: nadie pretende ya transformar radicalmente el régimen de la propiedad privada o de los medios de producción. La lucha entre las elites tiene lugar por completo alrededor del capital simbólico. De esta manera, las elites culturales no pueden estar más que a la defensiva, porque la posibilidad de un cuestionamiento radical del poder de las elites económicas está excluida de entrada. Dibujo de Pierre-Adrien Sollier Todos los grandes textos de Antonio En otros momentos históricos “la voz de los que no tienen Gramsci fueron escritos en la cárcel y constituyen una meditavoz” ha hallado espacios expresivos propios que han permitido ción sobre la derrota de la izquierda europea en los años 30, fructíferas alianzas sociopolíticas. A lo largo de todo el siglo cuando el fascismo se fue adueñando del poder en casi toda XIX, por ejemplo, la reflexión sobre la cultura popular ha denoEuropa. Su clásica apelación a la creación de una literatura tado a la vez el empuje de las nuevas clases populares y el intenacional-popular era un llamado a la izquierda, en los térmirés de las élites progresistas por buscar alianzas. El famoso cuanos de su tiempo, para realizar una profunda reflexión respecdro de Eugène Delacroix “La libertad guiando al pueblo” es un to de los errores políticos y culturales que había cometido y ejemplo icástico de cuanto deque habían arrojado a tantas cimos. personas en los brazos del fascisLa lucha entre las elites tiene lugar Con el advenimiento de la mo. Me gustaría pensar que no cultura de masas, sin embargo, hace falta acabar tras los barropor completo la cultura popular autónoma tes, vigilados por los que pensáalrededor del capital simbólico. desaparece y las elites y el puebamos estar defendiendo, para blo comparten básicamente la empezar una fértil autocrítica ■

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 29


30- 35 marruecos 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:42 Página 30

geopolítica

Poblado saharaui en territorio argelino

30 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


30- 35 marruecos 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:42 Página 31

geopolítica

Breve historia de las relaciones de España y Marruecos Por Aleksandro Palomo y Roberto Vaquero

“H

ay actos que tienen consecuencias”, afirmó Karima Benyaich, la embajadora de Marruecos en España, tras la entrada masiva a Ceuta de miles de personas procedentes de territorio marroquí. Ante lo cual, urge preguntarse sobre la procedencia de los chantajes y las presiones del reino alauita al gobierno español.

Después de cada nueva problemática con Marruecos, se genera en la opinión pública española un debate, a todos los niveles, sobre el tipo de relaciones políticas y diplomáticas que mantenemos como país con nuestro vecino del sur. Tras la resolución de la polémica de turno, generalmente solventada mediante cesiones políticas o monetarias por parte de España, el debate desaparece de los medios de comunicación, los políticos lo ignoran e inducen a la gente a hacer lo propio. Así, una y otra vez, se perpetúa la situación, se mitiga, pero no se soluciona y al poco tiempo resurgen de nuevo los problemas. La época colonial Las relaciones entre España y Marruecos durante el siglo XX y hasta la llegada de la democracia al país ibérico oscilaron entre el amor y el odio. Desde la Conferencia de Algeciras (1906) y hasta 1958, España sometió al dominio colonial el norte de Marruecos (el Rif y Yebala) y el extremo sur del país (Tarfaya). El resto del país y la mayor parte del territorio estaba bajo dominio francés. Es decir, el actual Marruecos se encontraba dividido entre un protectorado español y otro protectorado francés. La dominación española fue típicamente colonial. El ejército se encargaba de controlar el territorio y de construir infraestructuras con el dinero público, mientras que consorcios privados, propiedad del rey y la oligarquía gobernante en España,

obtenían los beneficios de la extracción de minerales, que era la principal actividad económica. Sin embargo, la brutalidad de los militares españoles pronto provocó el inicio de revueltas de las susceptibles y orgullosas tribus rifeñas. Hasta los años treinta, se desarrollaron una serie de conflictos encadenados que se conocen como la Guerra de África. El conflicto declinó cuando el gobierno francés retiró su apoyo a los rebeldes rifeños y el gobierno español cambió el palo por la zanahoria y comenzó una campaña de sobornos a los caciques del Rif. La Guerra de África tuvo consecuencias más importantes en España que en el propio territorio marroquí. Las constantes derrotas del ejército español en el norte de África se traducían en crisis de gobierno en Madrid. Las fuerzas políticas enfrentadas utilizaban como arma arrojadiza la situación en Marruecos y la prensa atizaba el fuego generando una opinión pública sensiblemente alterada. Las disputas políticas en torno a Marruecos fueron responsables de buena parte de la polarización política en España. La guerra fue el detonante de revueltas en España, alguna tan importante como la de la Semana Trágica (1909), en la que los reclutas enviados a luchar a Marruecos se negaron a embarcar. También generó un resentimiento en el seno del ejército español hacia determinadas fuerzas políticas. Los militares acusaban a estas fuerzas políticas de traición y deslealtad al no respaldar sin condiciones el esfuerzo de guerra. Este resentimien-

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 31


30- 35 marruecos 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:42 Página 32

geopolítica

en 1957. Ese año Marruecos inicia una guerra para recuperar los territorios españoles en el sur. Fue la conocida como Guerra de Sidi Ifni, que la censura franquista silenció en gran medida para amortiguar la derrota final en 1969. Hay que recordar que, para los militares golpistas de 1936, mantener el control de Ma rruecos era una cuestión de honor. En 1975, Marruecos toma la iniciativa de Con la Marcha Verde (1975), Marruecos ocupó el territorio sin que el ejército español ofreciera resistencia nuevo. Aprovechando la crisis política en España to se convirtió en un excelente caldo de cultivo en el que prospor el precario estado de salud de Franco, inicia la conocida peró el llamamiento a la revuelta de los golpistas del 18 de julio como Marcha Verde, la cual consiste en una marea de decenas de 1936. de miles de civiles marroquíes que invaden y ocupan el territoSorprendentemente, durante la Guerra Civil española el rio del Sáhara Occidental bajo dominio español. Esta acción de conflicto en Marruecos no se reactivó Marruecos provocó una crisis intercomo cabría esperar. Habría sido un nacional en la que EEUU y Francia momento propicio para los marrorespaldaron a Rabat, pero que fue Después de la ocupación del Sáhara quíes iniciar una revuelta en un mocondenada por la ONU. Occidental en los años setenta, mento de debilidad para España. Sin El conflicto se resolvía, aparenteMarruecos todavía reivindica las embargo, los líderes rifeños se estaban mente, con la retirada de España del lucrando con el enfrentamiento en EsSáhara Occidental y con una resoluciudades de Ceuta y Melilla. paña. El general Franco destinó una ción de la ONU que reconocía un goparte importante de su presupuesto a bierno de transición en el que particicontinuar con los sobornos a los cacipaban marroquíes, saharauis y mauques y también contrató como merceritanos. Este gobierno mantendría su narios a decenas de miles de marroautoridad hasta la celebración de un Marruecos ha utilizado la presión quíes que combatieron bajo la bandereferéndum de autodeterminación. ra rojigualda en España. Sin embargo, una vez realizada la remigratoria para presionar a Madrid y Una vez acabada la guerra en Estirada española, el gobierno de transiconseguir objetivos, generalmente paña, ya bajo la dictadura de Franco, la ción votó a favor de la incorporación económicos. situación en el protectorado español del territorio al reino de Marruecos y de Marruecos se mantuvo estable hasRabat procedió a su anexión. ta 1956. En ese año Francia se retira de España solo fue capaz de observar Marruecos y Franco no tiene más remedio que aceptar la indeinmóvil como todo esto sucedía, mientras que la mayor parte pendencia del país vecino. Sin embargo, España mantuvo bajo de la población saharaui no aceptaba la anexión y partía al exisu control los territorios del sur de Marruecos (Tarfaya e Ifni). lio. Estos refugiados se instalaron con sus tiendas de campaña en el desierto argelino, donde recibieron apoyo de un gobierno Marruecos independiente de Argel enfrentado a Marruecos. El gobierno español, ya bajo El primer choque con el Marruecos independiente se produel reinado de Juan Carlos I, optó por no hacer nada para evitar ce al año siguiente de su reconocimiento como país soberano, supuestos males mayores.

32 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


30- 35 marruecos 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:42 Página 33

geopolítica

Los saharauis todavía reclaman a España que no cumplió con su responsabilidad como potencia colonial, abandonando el Sáhara Occidental a su suerte y no verificando que se cumpliese el mandato de la ONU. Desde entonces, España ha evitado exigir de forma vehemente a Marruecos el cumplimiento de la legalidad internacional y el cumplimiento de las resoluciones de la ONU que dictan que debe realizarse un referéndum de autodeterminación1. El siglo XXI En 2002, se produce el siguiente conflicto con Marruecos. En medio de una crisis política interna y para desviar la atención de la opinión pública, el gobierno marroquí decide invadir el islote Perejil. Este islote deshabitado se encuentra frente a la costa de Marruecos y en las cercanías de Ceuta. El gobierno de Aznar ordena una operación militar para recuperar el control del islote que se zanja con el desalojo de los invasores. Este incidente provoca una crisis diplomática entre los dos países. A nivel internacional, EEUU se inhibe del asunto, Francia respalda a Marruecos y la UE, después de deliberaciones, otorga un tibio respaldo a España. El incidente de Perejil dejó claro que las reivindicaciones territoriales de Marruecos se mantenían firmes en el siglo XXI. Después de la ocupación del Sáhara Occidental en los años setenta, Marruecos todavía reivindica las ciudades de Ceuta y Melilla, ubicadas en la costa del norte de África, y que España mantiene bajo su soberanía. Estas ciudades se convirtieron en enclaves militares avanzados de España en África desde el siglo XV (Melilla) y XVI (Ceuta). Ambas ciudades están habitadas mayoritariamente por población de origen español. También mantiene reivindicaciones sobre las islas Canarias, ubicadas en el Atlántico, frente a las costas de Marruecos y el Sáhara. Este archipiélago pertenece a España desde el siglo XV y jamás formó parte del sultanato de Marruecos. La población es masivamente de origen español. Las disputas más recientes en torno al archipiélago están relacionadas con el hecho de que Marruecos no está respetando sus aguas territoriales. En el otoño de 2020 el conflicto del Sáhara Occidental se

Frente Polisario

Brahim Ghali

revitalizó. Una protesta de saharauis bloqueó, en el puesto fronterizo de Guerguerat, la importante carretera que une Marruecos con Mauritania a través del territorio del Sáhara. El ejército marroquí intervino empleando la fuerza para desalojar a los manifestantes. El Frente Polisario (movimiento independentista saharaui, fundado en 1973) respondió al ataque y se produjo una escalada de violencia que terminó con el alto el fuego que duraba ya casi treinta años. En plena crisis internacional, Marruecos se apuntó un tanto en diciembre de 2020, cuando el gobierno de Donald Trump reconoció la soberanía del reino alauita sobre el Sáhara Occidental. A cambio, Rabat normalizó sus relaciones diplomáticas con Israel. Con este paso, Marruecos se convirtió en el

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 33


30- 35 marruecos 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:42 Página 34

geopolítica

Marruecos utiliza la presión migratoria como arma arrojadiza contra España

cuarto país musulmán que establecía relaciones con Israel y, de manera implícita, reconocía la ocupación de Palestina. Los combates en el Sáhara se prolongaron a 2021, y en medio de esta tensa situación se produjo la llegada a España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali. En abril de 2021, Ghali, afectado por el coronavirus, llegó en estado grave para ser atendido por los servicios médicos españoles. La acogida de Ghali fue interpretada como un apoyo encubierto de España al Polisario y un desafío a Marruecos. Rabat reaccionó retirando a la embajadora en Madrid e iniciando una crisis diplomática.

34 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

No satisfecho con es to, el gobierno de Marruecos permitió y promovió que una oleada de inmigrantes sin precedentes: entre el 17 y el 18 de mayo unas 8.000 personas cruzaron al territorio de Ceuta, provocando una crisis migratoria en la que Madrid se vio obligado a movilizar al ejército. La oleada migratoria buscaba presionar y chantajear al gobierno español. No era la primera vez. Marruecos ha utilizado desde hace muchos años la presión migratoria para presionar a Madrid y conseguir objetivos, generalmente económicos2. Finalmente, en junio de 2021, Ghali salió de España rumbo a Argelia. Antes de lo cual tuvo que declarar ante la justicia española por denuncias presentadas contra él. La crisis no se solucionó, pues –como ya todos sabemos– el problema no es la presencia del líder del Frente Polisario en España3, el problema es que Marruecos quiere que se reconozca oficialmente al Sáhara Occidental como provincia marroquí. La problemática La agresividad de Marruecos parece que no vaya a disminuir con el tiempo. Todo lo contrario. Ante lo cual, ¿qué política puede adoptar España? Marruecos utiliza la presión migratoria no solo para resolver las cuestiones territoriales, sino también con objetivos económicos. Si algo es característico y tradicional de las relaciones entre Marruecos y España son las crisis que siempre se crean en el contexto de las negociaciones, las cuales se saldan con cesiones por parte de España. Además, Marruecos, mediante el control del nombramiento de imanes, redes de influencia e inversiones, intenta controlar a la comunidad marroquí en España. De esta manera, puede


30- 35 marruecos 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:42 Página 35

geopolítica

grandes proyectos de infraestructuras y turismo– que están utilizarla como un grupo de presión dentro del país4. Actos previstas en el país africano. como estos serían considerados como hostiles en cualquier Entonces, ¿qué opciones tiene Espaís soberano, pero en España los gopaña frente al expansionismo de biernos siguen cediendo y conciliando Marruecos? Desde luego unas radien vez de plantar cara y resolver el proWashington reconoció la soberanía calmente diferentes a las que manblema. de Marruecos sobre el Sáhara tiene hasta ahora. Se debe acabar Lo cierto es que España depende de con la política de conciliación y la Marruecos para controlar la frontera Occidental a cambio de que Rabat cesión permanente. Es hora de recucomún. De no haber colaboración normalizase sus relaciones perar nuestra soberanía nacional y con Marruecos, el flujo de inmigrancon Israel. enfrentar con garantías y fortaleza tes procedentes de África en dirección los retos ante los cuales Marruecos a España sería incontenible. A pesar nos sitúe. de que vigilar su lado de la frontera es Es urgente tomar medidas frente los chantajes del Reino de la responsabilidad de cualquier Estado, Marruecos no garanMarruecos. Es necesario un hábil juego diplomático acompatiza su efectividad si no recibe “ayuda”. Por este motivo, para ñado de pertinentes disposiciones vigilar sus propias fronteras, Rabat políticas y, sobre todo, económicas recibe medios y dotaciones económicon las que frenar los chantajes de cas procedentes de España y de la España ha evitado exigir a Mohamed VI. España debe dejarle Unión Europea. Marruecos el cumplimiento de la claro al monarca alauí que, o su Por otro lado, ambos países mantielegalidad internacional y las reino cambia de actitud inmediatanen un nutrido vínculo económico. mente y establecen unas relaciones España es el principal exportador a Maresoluciones de la ONU. de respeto mutuo, o habrá conserruecos (casi la mitad de las exportaciocuencias. No se puede pretender nes españolas a África) y el país que más unas relaciones de amistad y buena productos marroquíes importa. El presivecindad entre dos países si el respeto no es mutuo entre dente Pedro Sánchez viajó a Marruecos en noviembre del 2018, ambos, y uno de ellos, Marruecos, no deja de llevar a cabo y en febrero del 2019 lo hicieron los reyes, acompañados por acciones hostiles contra el otro, España. una amplia delegación económica y comercial para firmar Por último, España también tiene un compromiso con los once acuerdos bilaterales. derechos humanos y la legalidad internacional. Por este motiUna guerra comercial entre los dos países tendría consevo, tiene el deber, como antigua potencia colonial, de velar por cuencias imprevisibles. Las numerosas empresas españolas los derechos del pueblo saharaui. En este sentido, debe comque tienen presencia allí (unas 1.500) en el sector industrial prometerse a resolver la crisis humanitaria que protagonizan (automoción, textil, etc.) y de servicios (el turismo, principallos refugiados saharauis y respaldar el proyecto de la ONU, mente) temen una escalada de tensiones entre los dos países. cuyo mandato es la celebración de un referéndum de autodeEn concreto, temen represalias por parte del gobierno marroterminación en el Sáhara Occidental ■ quí que den al traste con las inversiones españolas –en los

Notas 1. Ruiz, Miguel (1995). El Sáhara occidental y España: Historia, política y derecho. Ed. Dykinson. 2. El mismo 18 de mayo, el gobierno de España aprobó “una ayuda de cooperación policial internacional para contribuir a la financiación del despliegue de las autoridades marroquíes en actividades de lucha contra la inmigración irregular” (véase el Consejo de Ministros del martes 18 de mayo de 2021 en www.lamoncloa. gob.es). La dotación económica para Marruecos supuso “la concesión de una inyección de 30 millones de euros”. Martín, María. “España aprueba dar 30 millones de euros a Marruecos para frenar la inmigración irregular”. El País. 18/05/2021 3. Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos (2021): Declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos sobre la crisis con España. Véase: https://es.scribd.com/document/510026755/ Declaracion-del-Ministerio-de-Exteriores-de-Marruecos-sobre-la-crisis-conEspana#from_embed 4. Mohamed, H. “El chantaje de Marruecos a España reconocido por un agente de los servicios de inteligencia del CNI”. El Confidencial Saharaui. 10/03/2021.

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 35


36-39Chile 4pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:45 Página 36

chile

36 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


36-39Chile 4pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:45 Página 37

chile

Chile, la oportunidad constituyente Por Nicol A. Barria-Asenjo

D

espertó el pueblo chileno para exigir cambios políticos. El poder tuvo que transigir un plebiscito al respecto de una nueva Constitución. Los chilenos se expresaron: ya eligieron a los constituyentes para redactar la carta magna. Pero las oportunidades políticas pueden diluirse de no romper con una ideología persistente.

Tuvo lugar el efímero estallido social en un rincón del globo, las protestas de los movimientos sociales subvirtieron la dinámica pública cotidiana. Fue el 18 de octubre del 2019, y a partir de entonces el mundo entero pareció poner atención al devenir social y político de lo que sucedía en un país como Chile, ese país reconocido internacionalmente por poseer la máscara de paraíso neoliberal ¿Qué es lo que sucedió en Chile ese 18 de octubre del 2019? Hemos de aclarar que este momento tuvo lugar un Acontecimiento1. La situación se repitió, la potencia del evento y la decisión del pueblo hizo que, al momento de la votación histórica del 25 de octubre del 2020, la ciudadanía mantuviera su eslogan “Chile despertó”. Ese día se celebró el Plebiscito Nacional de Chile: un referéndum que debía determinar si la ciudadanía se mostraba conforme con iniciar un proceso constituyente por medio del cual redactar una nueva Constitución. El referéndum fue el resultado del ciclo de movilización social referido anteriormente, que tuvo como jornada inicial ese 18 de octubre del 2019. “Chile despertó”, y desde allí se obtuvo un resultado victorioso: el 78% de los chilenos dijeron “Apruebo”, a la pregunta “¿Quiere usted una nueva Constitución?”. Esta opción, “Apruebo”, significa iniciar un proceso que culminará eliminando la vieja Constitución Política vigente, aprobada en 1980, durante la dictadura militar de Augusto Pinochet. La atención volvió a situarse sobre Chile, sobre el proceso de construcción de una nueva Constitución Política. La delgada y

extensa franja de territorio quedó nuevamente en el ojo del huracán cuando la votación por los 155 constituyentes supuso una importante ruptura con el duopolio político predominante en la historia del país: la derecha y el centro-izquierda. La politización total de la población chilena era inminente, los tiempos de la falsa (des)politización quedaban atrás, por eso, en pleno 2021, y cuando las aguas parecen ser más calmas, conviene preguntarnos ¿por qué es necesario continuar hablando y mirando a Chile? ¿Sobre cuáles posiciones, eventos y movimientos es necesario poner énfasis? ¿Cómo poder definir la aparente ruptura que se produjo en Chile, la ruptura con respecto a la lógica e ideología dominante? ¿Cuál es el cambio en la dirección en las entrañas del poder imperante? ¿Qué sucede con el reemplazo o erradicación de los simbolismos neoliberales? Soy chilena y, por tanto, quizás mis palabras estén impregnadas de la necesidad de proyectar hacia el mundo esos interrogantes. Por otro lado, podría afirmar que me avergüenzo de ser chilena: aquí tiene lugar la frase cliché de que solo puede hablar de su país quien se avergüence de él, pues esa vergüenza nos permite mirar nuestro país desde otra perspectiva. Sin embargo, tampoco me gusta pensar que el hablar desde ‘adentro’ o ‘afuera’ entrega información más o menos adecuada, certera o correcta (el ‘adentro’ y ‘afuera’ no es más que una ilusión de las sociedades occidentales, cuestión derribada o puesta en duda gracias al psicoanálisis post-estructuralista o lacaniano).

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 37


36-39Chile 4pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:45 Página 38

chile

La politización total de la Por lo cual, simplemente aquí expondré indispensable en el que los individuos mi perspectiva, mi visión, y la compleviven sus relaciones con una estructura población chilena era mentaré con algunos buenos comentarios social hasta las ideas falsas que legitiman inminente, los tiempos de la que encontré. Adelanto que este será uno un poder político dominante. Parecería falsa (des) politización más de los muchos textos que se han creasurgir justamente cuando intentamos quedaban atrás. do a propósito de la coyuntura política en evitarla, mientras que no aparece cuanque se encuentra Chile, ni más ni menos do es claramente esperable”. bueno, ni más ni menos cercano a la realidad del país, simpleDe hecho, la aparente ambigüedad detrás de la frase “la mente uno más. palabra ideología puede designar cualquier cosa” apela a esa amplia y en muchos casos antagónica producción que intenta *** generar una definición más o menos cercana al complejo entramado que hay en la composición del concepto. Tras la palaUno de los puntos que me gusta observar del proceso que ha bra ‘ideología’ encontramos redes, lógicas dominantes y cuestenido lugar en este breve periodo temporal, son los intentos tiones de poder que se repiten década tras década, tanto en la de des-politización de las decisiones y los movimientos sociateoría como en la práctica, incluso en aquella militancia que les. Cada momento decisivo trae consigo una carga critica respretende desarrollar procesos contrarios a la ideología dopecto de la necesidad de politizar los pasos que deben darse. minante. Esto es lo que, a mi parecer, evita el caer en un adormecimienPara comprender la situación chilena, debiéramos poner to nuevamente. En este cruce de miradas y situaciones desenénfasis en que, desde 1973, momento en que se produce el golcadenadas para frenar el cambio radical de la carta magna, la pe de Estado del general Pinochet, el orden establecido ha derecha política, como es habitual, supo hacer uso de variadas construido y sostenido una ideología des-politizadora –propiay sucias estrategias para intentar promover o traer al país un mente neoliberal, relacionada siempre a la supuesta resoluadormecimiento, un freno al cambio. Pero, dado que “plebiscición técnica de los problemas sociales– que corre el riesgo de to” es uno de los significantes trascendentales que ha circulado filtrarse en el curso del proceso constituyente que debe dar por los espacios de levantamiento popular, fue posible mantelugar a la nueva carta magna. ner y consumar la reivindicación de un referéndum con el cual Para Terry Eagleton, hay una aparente inconsistencia en la posibilitar un cambio constitucional. Todo sigue vivo producto noción ‘ideología’ en el sentido de que, si bien los ‘discursos de la carga política y traumática que hay encriptada en el conideológicos’ o ‘procesos de ideologización’ pueden responder a cepto “plebiscito”; pero no olvidemos que éste presenta aspecproyectos que emergen desde bases similares, los pilares sobre tos distintos. los que se sustentan y articulan objetivos pueden parecer antaRecordemos brevemente que el año 1988, mediante un refegónicos a nivel de fuerzas políticas. Todo proceso emancipatoréndum, se consiguió que el dictador Pinochet desalojara el rio o revolucionario, por ejemplo, al momento de su concrepoder. Pese a su salida, esto no significó grandes cambios: las ción, puede generar inconsistencias que son vociferadas por secuelas y consecuencias de la dictadura perduran aún en la los mismos integrantes del proyecto. Para Marx y Engels, la memoria de la población y la historia misma. El punto intereclase en ascenso que intenta corromper o fragmentar a la antesante aquí es que desde, este momento y hasta el año 2019, no rior clase dominante inicia un proceso de liberación que trae se había difundido ni había tomado fuerza la idea o posibilidad consigo, de forma subyacente, una repetición. de tener otro desenlace, repetir aquel evento y contar con una Poder abordar el desafío sociopolítico en el terreno local latinueva dirección que eliminara o intentara reelaborar el trauma noamericano nos exige observar el último tercio del siglo XX, y que compone la historia del país. advertir las décadas de los cambios estructurales, políticos, En su clásico Mapping Ideology de 1994 [en castellano: económicos y culturales que prevalecen en siglo XXI. Los eslóIdeología. Un mapa de la cuestión (FCE, ganes de desarrollo y modernización que 2003)], Slavoj Zizek señaló que “la palabra se difundieron en la región condujeron a Las secuelas y consecuencias de ‘ideología’ puede designar cualquier couna agonía paulatina de las poblaciones la dictadura de Pinochet sa, desde una actitud contemplativa que indígenas, así como un incremento signiperduran aún en la memoria desconoce su dependencia de la realidad ficativo de la pobreza, e incluso miseria, social hasta un conjunto de creencias en la que viven un gran número de quiede la población orientadas a la acción, desde el medio nes pertenecen a los ámbitos populares.

38 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


36-39Chile 4pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:45 Página 39

chile

Romper con la ideología Romper con la ideología dominante, soltenía un enemigo claro y solo tenía que tar la herencia viva del siglo XX responde articular las injusticias y la miseria, caudominante, soltar la herencia al núcleo del desafío a acometer. sadas por ese enemigo, con metas viva del siglo XX responde Después de que en octubre de 2020 gaemancipatorias en el plano de una al núcleo del desafío nase el “Apruebo” una nueva Constitución cómoda abstracción: dignidad, justicia a acometer. política, el pasado mes de mayo (2021) se so cial y económica, etc. Ahora el celebraron las elecciones ‘Apruebo’ tiene que pode convencionales constiner en práctica su protuyentes; es decir, se eligiegrama, traducirlo en una ron los 155 integrantes de la serie de medidas conConvención encargada de cretas, lo cual sacará a redactar la nueva Constitula luz to das las diferención. Aquellas coaliciones cias in ter nas que se ig de partidos políticos con no ran en el marco de la mayor representación son, so lidaridad extática del en primer lugar, Chile Vamos pueblo”2. La postura adoptada (37 escaños), liderada por el en este momento polítiactual presidente, el liberalco es transversal a todo conservador Sebastián Piaquello que nos acucia ñera; después, Apruebo Digen la actualidad, y se exnidad (28 escaños), cuyas trapola a una urgencia posiciones políticas se sitúmundial. Con eso no se an a la izquierda; La Lista restan los méritos, no se del Pueblo (26 escaños), hace una devaluación de ubicada más a la izquierda lo logrado, pero debe enque la anterior; y Lista del tenderse que se está haApruebo (25 escaños), parciendo un traspaso de lo tidarios de un reformismo viejo a lo desconocido, y socio-liberal. Ante este rees necesario pensar y parto, solo queda mantedetenerse a mirar el denerse despiertos y batallar venir político y social. ideológicamente, siendo Solo en la medida en conscientes de la imporque se mantengan de tante carga histórica que forma viva los objetivos tiene la oportunidad cons–acabar con la desigualtituyente. dad, acabar con la doAlgunos meses atrás minación de un grupo publicamos un texto, elasobre otro…– se podrá borado en conjunto con el consolidar un programa que salga del papel y se lleve a lo filósofo Slavoj Zizek, a propósito del nuevo camino por el concreto ■ que se espera avanzar. En este texto, originalmente aparecido en The Philosophical Salon, señalamos que “muchos Notas peligros acechan en este camino. La victoria electoral es 1. Se sugiere la siguiente lectura: Barria-Asenjo, N. A. et al. (2020). solo el comienzo: el verdadero trabajo duro comienza el día Para interpretar la insurrección chilena de octubre: Slavoj Žižek y la después, cuando el entusiasmo se terminó y se debe consteoría del acto ético-político. Res Pública. Revista de Historia de las truir pacientemente la nueva normalidad de un mundo posIdeas Políticas, 23 (3), 283-294. capitalista. En un sentido, esta lucha será más difícil que las 2. Zizek Slavoj & Barria-Asenjo, N.A. Chile: Toward a new Signifier. The Philosophical Salon. 30/11/2020. protestas y las campañas a favor del ‘Apruebo’. La campaña

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 39


40-47Caballero 8 pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:48 Página 40

comunicación

© ANDES/Micaela Ayala V

40 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


40-47Caballero 8 pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:48 Página 41

comunicación

Los medios como reproducción ideológica Entrevista a

Francisco Sierra Caballero Por Salvador López Arnal

F

rancisco Sierra Caballero es catedrático de Teoría de la Comunicación de la Universidad de Sevilla. Director de la Sección de Comunicación y Cultura de la Fundación de Investigaciones Marxistas (FIM), presidente de la Unión Latina de Economía Política de la Información, la Comunicación y la Cultura (ULEPICC) y miembro activo de la RED TRANSFORM de la UE, y de la Asociación Española de Investigación en Comunicación (AE-IC). Conversamos sobre su último libro: Marxismo y comunicación. Teoría crítica de la mediación social (Siglo XXI, 2020).

—¿Cómo deberíamos entender el concepto de comunicación? —Básicamente como un proceso dialéctico de mediación social. Ahora, las definiciones de este campo de estudios son dispares y en exceso diversas, pues estamos ante un ámbito tan vasto como complejo que comprende tanto procesos sociales como elementos naturales, que implica procesos físicos (pensemos en la fotografía y la óptica, o actualmente la realidad virtual) como culturales y antropológicos. Tratar de cerrar una definición unívoca y objetiva, aceptada sin reparos por la academia, ha sido hasta la fecha un empeño condenado a priori al fracaso. La Comunicología, de hecho, es, en la historia de las ciencias, una disciplina de menos de un siglo de historia. Todavía tiene por delante una agenda de investigación por resolver, más aún en un contexto de creciente determinación de la vida por los flujos de información. Pero respondiendo a su pregunta podríamos decir, desde la perspectiva estructuralista y las reflexiones de Lévi-Strauss sobre intercambio simbólico,

que la comunicación, en términos materialistas, es un proceso de intercambio simbólico para la cooperación y la reproducción social. —¿Cómo sabemos que un proceso de intercambio simbólico tiene como finalidad la cooperación social y la reproducción? Muchos intercambios simbólicos no parecen tener esas finalidades. ¿Qué serían entonces? ¿Procesos de incomunicación o de manipulación? —Esta es justamente la contradicción o trasfondo de toda mediación, en un sentido antropológico, la tensión o dialéctica entre comunicación como cooperación o la lógica de la competencia y el dominio. Desde una perspectiva materialista hemos de procurar el acceso, la construcción de lo común, la comunicación como liberación, pero en la cadena productiva, como en el campo social, existe la disputa y captura del capital, sea económico, o simbólico, en el sentido de Bourdieu. Las

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 41


40-47Caballero 8 pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:48 Página 42

comunicación

mediaciones que manipulan o, lejos de contribuir a la autonomía, reproducen las brechas y desigualdades por la voluntad de dominio o control deben ser impugnadas como incomunicación. Y en ese universo estamos. Paradójicamente, vivimos en la sociedad más interconectada y, a su vez, bajo el control de la desinformación y la guerra psicológica.

nómeno del modo de producción, de la economía política, marginando, como consecuencia, los estudios sobre la superestructura y el rol de los medios y de la información. De ahí, como cuestionaba Dallas Smythe, la persistencia de un agujero negro en el marxismo a la hora de enfrentar la cultura de masas y la nueva cultura mediática.

—En el subtítulo de su libro se habla de “Teoría crítica”. ¿Se está refiriendo estrictamente a las teorías y conceptos de la Escuela de Frankfurt? —Directamente. Hay un antes y un después de la Escuela de Frankfurt. Podríamos decir que Adorno y Horkheimer fundan la escuela crítica en comunicación sentando las bases de lo que décadas después denominamos Economía Política de la Comunicación, al definir los medios informativos como industria cultural. Ello hizo posible que empezáramos a prestar atención a las lógicas fordistas de producción de los contenidos simbólicos, apuntando además la centralidad del factor subjetivo en la nueva forma de reproducción ideológica del capitalismo maduro con la pulsión libidinal que alimenta la cultura de masas y que hizo posible, no lo olvidemos, el ascenso del fascismo en la Europa de entreguerras. Estamos pues, en cierto sentido, ante el primer proyecto sólido de resolución y abordaje científico de lo que Dallas Smythe denominara el agujero negro del marxismo. Posteriormente, de Benjamin a Oskar Negt, pasando por Habermas o Boris Groys, han sido numerosos los aportes en esta tradición que han contribuido a situar el estudio de los medios más allá del proceso informativo a la hora de ilustrar la racionalidad que domina el proceso general de mediación social.

—¿Qué debemos entender por mediación social? —La mediación es el proceso de representación del acontecer en términos de mediación cognitiva. Somos relato y los medios median, en el sentido de construir formas representacionales sobre la vida cotidiana que, lógicamente, conforman nuestro imaginario y visiones del universo social. Digamos, en suma, en términos del profesor Manuel Martín Serrano, que la mediación social es un proceso tanto de determinación del conocimiento del mundo, por medio de los relatos de los medios de comunicación colectiva, como de mediación estructural conforme a la producción social de la comunicación que operan las industrias culturales en el capitalismo. A partir de ellas, las audiencias conforman sus modelos de referencia y reproducción, sus mitologías, en el sentido de Barthes, y confabulaciones entre la formación social y la estructura de clases y su refracción ideológica.

—¿Y por qué han sido marginales en el seno de las tradiciones marxistas estos estudios? ¿Por qué ese agujero dominante se insiste negro? en que, para garantizar —Hay numerosas razones. Pero perla independencia y el mítame centrarme solo en dos aspecpluralismo, los medios tos, a mi juicio muy determinantes. Una es que los medios son americadeben ser privados. nos y la teoría de los medios ha sido históricamente colonizada por la investigación administrativa o funcionalista de Estados Unidos, que ha irradiado sus modelos, aportes y agendas de investigación tanto en Europa como en todo el continente americano, además de Asia y Oceanía. Pero, por otra parte, es necesario reconocer que en la tradición marxista ha persistido una lectura positivista, que ha limitado toda interpretación sobre los medios y la ideología a un mero epife-

Desde la ideología

42 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

—Cuando habla de medios, ¿a qué medios de comunicación o de incomunicación-intoxicación está haciendo referencia? ¿Se incluyen los llamados “medios alternativos” y las llamadas nuevas tecnologías? —En Comunicología, hacemos habitualmente una distinción entre medios convencionales (prensa, radio, televisión...) y nuevas tecnologías. Si bien es cierto que llevamos hablando de nuevas tecnologías desde el advenimiento de la informática. Muchas décadas ya, ahora que con el presente continuo de la cultura informativa hemos perdido la perspectiva histórica. Pero lógicamente cuando hablamos de medios, o de nuevas tecnologías podemos concebir diferentes formas de organización. Se ha instalado en la ideología dominante que los medios son privados, es lo natural para garantizar la independencia y el pluralismo, se nos dice, pero la realidad es otra. La historia de los medios es la creciente concentración en grandes emporios corporativos como los de Rupert Murdoch lo que, como consecuencia, se traduce en la apropiación privada al servicio de los intereses capitalistas, esto es, la pérdida de toda pluralidad e independencia, salvo la de los accionistas y socios mayoritarios. Frente a este sentido común hoy dominante, cabe advertir que podemos tener medios públicos bajo titularidad del Estado, pero también medios comunitarios o ciudadanos, gestionados por la sociedad civil organizada, como incluso expe-


40-47Caballero 8 pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:49 Página 43

comunicación

riencias de autogestión informativa por los profesionales como hemos conocido en la antigua Yugoslavia o actualmente con la emergencia de medios cooperativistas. Convendría por lo tanto matizar que cuando formulamos una crítica marxista a los medios de referencia, lo hacemos al modelo de apropiación privada o corporativa que históricamente se ha impuesto en la comunicación moderna a partir, especialmente, del primer tercio del siglo XX. Pocos conocen, por ejemplo, que en el origen de las grandes networks como NBC en Estados Unidos, estaban las escuelas, comunidades locales, iglesias y otros actores que concebían la comunicación como servicio público. Los intereses económicos y la lógica de valorización capitalista dinamitaron a partir de 1932 esta forma autónoma de comunicación. Y hoy la PBS –la red pública de radiodifusión en Estados Unidos– es prácticamente marginal e irrelevante, pese a su calidad. —“Fundamentos marxistas de teoría de la comunicación” es el título de la primera parte de su ensayo. ¿Cuáles han sido los principales autores de la tradición que han hecho aportaciones en este campo? Usted cita, por ejemplo, a Juan Carlos Rodríguez, muchas veces olvidado, injustamente olvidado. —Hablábamos antes de la Escuela de Frankfurt, que es determinante en la fundación de la escuela crítica en comunicación, pero también conviene recordar que en la historia del pensamiento tenemos los aportes de Gramsci al estudio de la cultu-

ra popular y otros autores que normalmente no son considerados en la Comunicología como Bertolt Brecht. En este último caso, por ejemplo, pocas veces los investigadores en comunicación citan sus reflexiones sobre la radio como sistema de comunicación. Brecht nos aporta un método de análisis de lo real y, en sus escritos sobre teatro, apunta elementos a propósito del efecto V para deconstruir la representación de la cultura de masas como ideología. El poder de la En esta línea, Juan Carlos Rodríinformación no guez es un maestro y autor ejemplar. es tanto lo que Su obra, aún en el ámbito de la teoría literaria, da pautas para pensar dice como lo que qué es el inconsciente ideológico y oculta. cómo se reproduce socialmente a partir de la producción textual de las relaciones de dominio en el plano simbólico. Cuando uno lee Literatura de pobre o, especialmente, Teoría e historia de la producción ideológica, un trabajo excepcional, podemos encontrar elementos basales para la construcción de una teoría marxista de la comunicación y la cultura. Es una lástima, por lo mismo, el escaso reconocimiento que ha tenido su contribución incluso en la tradición marxista. Creo que la universidad española y la academia están en deuda con él. Tenemos pocos teóricos relevantes en nuestro país, pero algunos como Juan Carlos Rodríguez son de una singularidad y potencia que bien merecen una lectura detenida y seguir aprendiendo de sus aportes para avanzar en el conocimiento de la mediación social. Por ello, vindicamos la vigencia y actualidad del trabajo sobre la ideología que hizo en vida. —¿Qué significó para este ámbito de estudios (y de prácticas anexas) la publicación, a principios de los años setenta del pasado siglo, de Para leer el Pato Donald, de Dorfman y Mattelart? —Pues, fundamentalmente, significó la pérdida de la inocencia y la apuesta por una investigación comuni-

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 43


40-47Caballero 8 pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:49 Página 44

comunicación

cacional de intervención en lo que podríamos definir como Comunicología de la Praxis. No olvidemos que el trabajo se hace en medio del acoso vivido por el gobierno de la Unidad Popular de Salvador Allende. En ese escenario de disputa ideológica, Armand, radicado en Chile, ha de dar respuesta al colonialismo que la industria Disney, y en general los medios, proyectan ideológicamente en el país, y el libro, el más difundido en la historia de la investigación en comunicación, contribuiría a develar los dispositivos de enunciación y control ideológico, aportando además elementos para el análisis en un contexto de proliferación de los estudios semióticos y estructuralistas. El ensayo, además, sirvió como herramienta de resistencia de los movimientos populares y puso en evidencia la dimensión ideológica e imperialista de la llamada industria del entretenimiento. Cuando hoy desde la izquierda cuestionan el proceso bolivariaLas mediaciones no, atacando al gobierno de Maduro, a dan sentido, partir de la lectura de referencia domideterminan y nante en los medios, ganas dan de imponerles como tarea la lectura de este clásipreconfiguran el co. Más aún en la ‘era Google’.

modo dominante de producción

—¿Por qué la izquierda cae en un error tan elemental como ese, el de la lectura dominante en los medios que usted comenta? ¿Tan acríticos nos hemos vuelto todos? —Digamos que la izquierda, por la misma deriva cientificista y positivista que impregna la tradición marxista, ha hecho una lectura reduccionista y limitada de los medios, por no decir instrumental. Pareciera que el problema de la ideología es el contenido transmitido por la información de actualidad, cuando sabemos que el poder de la información no es tanto lo que dice como lo que oculta, por ejemplo. La izquierda no sería tan crítica con la revolución bolivariana si se informara adecuadamente, por poner un caso, sobre el exterminio en Colombia, sobre el que nada dicen los medios dominantes. En otras palabras, hemos de aprender que los medios median no solo sobre qué pensar sino sobre qué centrar nuestro interés, determinan la agenda, cultivan nuestros imaginarios y representaciones, mediatizan nuestro conocimiento del mundo y, más allá aún, estructuran las formas de relación con la realidad. Por ello el poder informativo es también la forma de la formación de la comunicación.

comunicacional.

—Usa la expresión “lógica materialista de análisis de la mediación”. ¿Cómo debemos entender aquí “lógica materialista”? ¿Qué materialismo es el suyo? —Hago uso de la expresión que el profesor Bernard Miège apli-

44 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

ca para explicar el funcionamiento de las industrias culturales. En su análisis económico político de la comunicación, introduce la noción de lógicas sociales, es decir, la deriva o líneas de fuerza que determinan el contenido y modo de producción cultural del sector infocomunicacional. Retomando esta idea, podríamos concebir la lógica materialista de análisis de la mediación como un abordaje sociocrítico que, en la dialéctica de acceso y control de la comunicación, reconoce el condicionamiento ideológico de los medios y mediaciones en la reproducción de la estructura de clases, al tiempo que, como insistía Raymond Williams, cabe observar una relativa autonomía del campo cultural. En otras palabras, la unidad del discurso crítico de Marx presupone asumir que lo material determina la producción simbólica, las condiciones de producción orientan la lógica social de la comunicación de principio a fin, desde la edición al consumo y apropiación tecnológica de los sujetos (llamados receptores), pero al tiempo la proyección ideológica influye y conforma la organización de la industria cultural, los modos de producción informativa y hasta el propio diseño de las tecnologías de intercambio e interacción. Por ello insistimos tanto en nuestro ensayo en la relectura de Gramsci y, en general, en la concepción materialista de la filosofía de la praxis que supo avizorar, en el caso del filósofo sardo, la contradictoria composición de la cultura de masas en la literatura de folletín en términos de hegemonía y contagio del discurso dominante y las formas subalternas de decir y hacer la vida en común. —En una nota al pie de página, hablando de la situación española, comenta en su libro que la investigación marxista sobre información y comunicación en nuestro país ha sido marginal. Lo fue... ¿y lo sigue siendo? ¿No hay excepciones a esa marginalidad general? —Bueno, convendría matizar la afirmación. Diría que, en general, la universidad española ha sido radicalmente antimarxista. El franquismo sociológico, pero también la década neoliberal, paradójicamente abanderada por un gobierno que se autodenominaba socialista, impuso una matriz y cultura hegemónica acomodaticia. Gregorio Morán hace una disección periodística demoledora a este respecto.


40-47Caballero 8 pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:49 Página 45

comunicación

—Habla del gobierno PSOE de los años ochenta y parte de los noventa. —Exacto. Como decía, franquismo sociológico y la década neoliberal impusieron una cultura académica entreguista por no decir directamente negacionista de otras formas de pensar e interpretar la realidad. Ello es notorio, a diferencia de otros contextos como el francés o italiano, en el conjunto de las ciencias sociales. Pero hay una particularidad en España con la comunicación y es que la primera escuela de periodismo y las facultades fueron fundadas, como el campo comunicológico nacional, por las fuerzas vivas del régimen, sea por falangistas y adeptos del régimen, caso de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, o por el Opus, en la Universidad de Navarra, y los propagandistas de la Iglesia Católica. La producción científica impuso por ello el canon de ilustres teóricos fascistas italianos o alemanes, a diferencia de otros países que exploraron los aportes de la Semiótica, la Sociología fenomenológica o, como en Latinoamérica, los aportes marxistas. Esa herencia, en congruencia con cuarenta años de dictadura franquista, y la importación de la tradición funcionalista estadounidense, prefiguró una cultura académica profundamente antimarxista y, en general, poco o nada crítica con el papel del periodismo, la organización de los medios o la función ideológica de la comunicación en la reproducción del estado de malestar en nuestra cultura y economía periférica. Ahora, por supuesto que ha habido excepciones en la academia, y además sobresalientes. —Por ejemplo... —La propuesta del modelo de análisis dialéctico de la mediación social de Manuel Martín Serrano ha contribuido a desarrollar un programa de investigación y una escuela de suma importancia en México, Cuba y otros países de América Latina y, por descontado, en España. Creo que injustamente valorado pese a la potencia y relevancia de sus contribuciones científicas desde la tradición materialista. Igualmente, hay aportes como los de Vicente Romano que, formado en Münster con Manuel Sacristán, no solo tradujo obras fundamentales de la tradición crítica de la publicística alemana, sino de referentes como Brecht y el propio Marx, también Engels. Fue incluso editor en Taurus de la primera

antología en castellano de la obra periodística de Marx. Por no mencionar la contribución de Pablo del Río desde la recuperación de la lectura histórico-cultural de Vygotsky y Luria en su aplicación al análisis de recepción del audiovisual o la educomunicación. Hay, en fin, una producción científica relevante del marxismo en comunicación, pero muy marginal comparativamente con otros países o latitudes por la historia de control del periodismo y, en general, del pensamiento sobre los medios y la comunicación. —Una pregunta demasiado general, soy consciente de ello. ¿Nos puede hacer un breve resumen de los fundamentos marxistas de la teoría de la comunicación? —Una primera premisa, a modo de hipótesis de trabajo, al respecto es asuNo hay cultura de mir la necesaria aplicación del principio masas sin cultura relacional por el cual estudiar los mepopular, pero no dios es analizar el proceso general de acumulación y reproducción del capita- es posible identificar, lismo. Esto es, no es posible estudiar la sin más, la primera comunicación sin pensar la mediación, con la segunda. este concepto hegeliano es teóricamente central, pues la Comunicología no ha de abordar el análisis de los medios sino las mediaciones que dan sentido, determinan y preconfiguran el modo dominante de producción comunicacional. Ello implica el reconocimiento de la naturaleza material, inmanente, de la dialéctica informativa frente a toda veleidad idealista, como sucede hoy al definir la sociedad cognitiva, según ha popularizado la Comisión Europea, que concibe como un proceso de desmaterialización de la economía, algo, como puede suponer todo atento analista, imposible, incluso en la era virtual, por la propia siliconización de la infraestructura y los intermediarios que interfieren en todo proceso de intercambio en las redes. A partir de aquí hemos de asumir tres elementos constitutivos de la mirada marxista en comunicación. —Que serían... —En primer término, el antagonismo como matriz explicativa de los procesos de mediación social, sujetos a la disputa de la lucha de clases, aunque sea, como irónicamente dijera Eulalio Ferrer, una lucha de frases, la disputa del sentido. Luego, en consecuencia, el análisis de la ideología en los productos y contenidos de la industria mediática es un componente neurálgico para develar el modo de producción dominante en la lógica de control hegemónico de la comunicación, lo que exige pensar las representaciones y los imaginarios en el sentido de

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 45


40-47Caballero 8 pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:49 Página 46

comunicación

la Escuela de Frankfurt. Y, por último, no hemos de olvidar que toda comunicación es una práctica, que la mediación es actividad, que la dialéctica informativa es producción y, desde una perspectiva marxista, no es posible desconectar la organización productiva de la industria cultural del consumo, no solo en términos de asiLa proyección metrías y desigualdad de clases, sino tamideológica influye bién desde el punto de vista de poner el acento en la dimensión económico polítiy conforma la ca, productiva, de la mediación, frente a organización de una tradición epistemológica que podríala industria mos calificar de difusionista, informaciocultural. nal, o distributiva de la comunicación. La asunción de este desplazamiento o ruptura epistémica contribuiría por ejemplo a pensar la economía moral de la multitud, los procesos por ejemplo de resistencia, apropiación y adaptación creativa de las tecnologías de representación por las clases subalternas,

46 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

como hoy se hace con los llamados medios sociales. En resumen, a partir de estos principios podemos proyectar una mirada otra de la comunicación, poco o insuficientemente explorada, y sobre todo un programa de investigación de infinitas posibilidades en el nuevo ecosistema informativo. —Cuando hablamos de “cultura de masas”, ¿de qué estamos hablando exactamente? ¿Podemos hablar a día de hoy de “cultura obrera” o de “cultura popular”? —La concepción marxista de la cultura de masas es una lectura productiva y emancipadora del acceso de las clases subalterrnas a los bienes simbólicos, lamentablemente muy vituperada por ciertas lecturas restrictivas como las de la teoría crítica o, desde el elitismo idealista, por la supuesta mediatización degradante de la calidad cultural que introducen a partir de principios del pasado siglo las industrias culturales. Por ello vindicamos la lectura de Gramsci que Williams y la Escuela de Birmingham supieron apreciar al observar que, en todo pro-


40-47Caballero 8 pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:49 Página 47

comunicación

ducto mediático, el cine por ejemplo con la representación del cholo (de Chaplin a Cantinflas), tiene lugar una apropiación simbólica de la cultura popular. Diríamos que no hay cultura de masas sin cultura popular, pero no es posible identificar, sin más, como hoy se hace, la cultura de masas con la cultura popular. De la cultura pop a nuestras ideas ese mimetismo no es real sino figurado, pero nos encontramos en departamentos universitarios y en los propios medios con que la difusión, capilaridad y populismo mediático que empaquetan y distribuyen las celebridades, por ejemplo, tienden a transformarse o ser presentados como la esencia de la cultura popular, un razonamiento absurdo cuando no malintencionado si uno observa que las nuevas generaciones ni consumen los medios de masas en el paso, como dice Ramonet, de los medios de masas a la masa de medios personalizados. Conviene, en fin, por lo mismo explorar los elementos de la cultura obrera y la cultura popular, la economía moral de la multitud, en los nuevos canales y procesos de hipermediatización que vivimos, no solo para comprender mejor ciertos fenómenos y dinámicas culturales, sino también para proyectar vías de intervención y cambio social en el campo de la comunicación y la cultura. —Me quedan mil preguntas más pero no quiero abusar más de su tiempo y generosidad. Déjeme citar una de las últimas observaciones de su libro: “Sabemos que no hay conocimiento sin

pasión, ni transformación sin deseo o afán de superación. La creación es vida en movimiento, imaginación liberada, producción sensible de lo común. Decir lo que se piensa, hacer lo que se quiere y vivir como se sueña. Este y no otro es el principio esperanza que anida en la voluntad de liberar la comunicología de la lógica de captura que cerca y amenaza con inanidad al trabajo académico”. HerNo es posible moso homenaje a Bloch. Permítame una desconectar la descortesía: también usted hace trabajo organización académico. ¿Siente también la amenaza productiva de la de esa inanidad? —He de reconocerle que ese peligro lo industria cultural vivimos a diario. La lógica de la calidad del consumo. total y la mercantilización del sistema de ciencia y tecnología se ha traducido por un lado en mayor burocratización (hasta tenemos que medir las horas dedicadas, como si la creación intelectual se pudiera medir) e imposiciones de agendas, métodos y objetivos de investigación que son irrelevantes, pura redundancia, sin valor real en términos de pertinencia y relevancia. Por otra parte, la concepción mancomunada de la investigación está siendo liquidada. La nueva generación de investigadores ha de cumplir lo que les demandan y eso acentúa una lógica competitiva e individualista que mina toda vocación colectiva de investigación en común y de la propia posibilidad, en fin, de la academia. En este horizonte de conocimiento, la renuncia o el silencio, el aislamiento o la adaptación a una lógica administrativa de la práctica teórica se imponen como razón instrumental. En esta situación nos encontramos, y por ello, creo que hoy más que nunca hay que pensar en la coinvestigación y el trabajo académico militante al margen del circuito, exigencias y condiciones del sistema formal de ciencia y tecnología en el que difícilmente se puede hablar, pensar y decir lo necesario y lo posible. En eso estamos, de funambulistas de la Comunicología. Nada fácil, créame. —Le creo, le creo. ¿Quiere añadir algo más? —Nada más. Agradecer la entrevista y animaros a continuar la encomiable labor editorial de El Viejo Topo, uno de los pocos espacios de pensamiento emancipador y contracultura que tenemos en España. Se han cumplido estos días noventa años de Mundo Obrero. Proseguir con esta tarea no es algo menor. Es todo un reto prometeico, considerando el contexto cultural en el que nos encontramos. Mi más sincera enhorabuena. Disfruto como lector todos los meses y ojalá podamos imaginar un salto al audiovisual de este proyecto único en España. AVANTI ■

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 47


48-57 Higinio :memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:54 Página 48

leningrado

La madre patria llama, cartel de Irakli Toidze (1941)

48 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


48-57 Higinio :memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:54 Página 49

leningrado

Amanecer del Báltico A ochenta años del salvamento del Hermitage Por Higinio Polo

C

ausando más de un millón de muertes, Leningrado fue asediada por el ejército nazi durante prácticamente dos años y medio: el título de Ciudad Heroica honra el esfuerzo sobrehumano que supuso la resistencia soviética. La reapertura del Hermitage expresa, pese a los daños irreparables, la victoria de la vida.

El 20 de agosto de 1941, Olga Berggolts escribió un poema sobre Leningrado. Dibujó el amanecer del Báltico y su certeza de que la ciudad vencería a los nazis, “vengando a París y Varsovia, y por tu destino, Madrid”. Tenía confianza en el vigor soviético, pero no podía imaginar el sufrimiento que sus compatriotas tendrían que soportar. Apenas dos semanas después, el 8 de septiembre los tanques de la Wehrmacht con tropas alemanas y finlandesas cortaron todos los accesos a la ciudad, iniciando un asedio en el que Olga Berggolts se convirtió desde la radio en la voz que sustentaba los andamios de la resistencia, derramando poemas sobre el Nevá. Cuando estaba a punto de iniciarse el ataque nazi a la Unión Soviética, Revekka Rubinstein trabajaba en el Museo del Hermitage de Leningrado. Escribió sus memorias siendo ya una anciana. En ellas, evoca que “el 21 de junio de 1941 fue el último día feliz. Recuerdo lo que pasó, a partir de la mañana de aquel día brillante y lleno de sol…”. Aquel día soleado de Leningrado, las tropas de la Wehrmacht fueron lanzadas contra la Unión Soviética. Empezaba la más terrible, destructora y siniestra guerra que ha padecido la humanidad. Todo el país de los sóviets se movilizó. La madre patria llama, el cartel que Irakli Toidze realizó en 1941, mostró a una madre que, erguida con gesto serio ante las bayonetas, llama a sus hijos a defender la tierra, mientras con la mano derecha muestra el documento que juraban los miembros del Ejército Rojo: lealtad a la Unión Soviética y al gobierno obrero y campesino. Muchos soldados

llevaban encima alguna foto de sus seres queridos y una tarjeta que reproducía el cartel de Toidze. Otros carteles se hicieron también célebres entonces: el de Dementi Shmarinov, de 1942, con una madre que lleva el cadáver de una niña; el de Lázar Lisitski, del mismo año, que pide “Todo para el frente, todo para la victoria”; los trabajos de Mijaíl Kupriánov, Porfiri Krilov, Nikolái Sokolov, y el de Viktor Ivánov, de 1943, con un combatiente del Ejército Rojo. Además de los soldados y trabajadores de las fábricas y campos, también se movilizó el resto del país: artistas, escritores, intelectuales, médicos, en el frente o en la retaguardia. De 1942 es también Invencibles, una película de Mijaíl Kalatózov y Sergéi Guerásimov que rinde homenaje a los heroicos habitantes de Leningrado en la figura de un ingeniero, Nikolái Rodiónov, que contribuye a la resistencia de la ciudad en la fábrica donde trabaja, construyendo un nuevo tanque. Roman Karmen rodó el sitio de Leningrado ese mismo año (Leningrado lucha, 1942: https://www.youtube.com/watch?v =kPkAG82_46I). Tenía experiencia. Karmen había filmado en agosto de 1936 el ataque fascista a San Sebastián durante la guerra civil española, después de haber atravesado la frontera en Irún junto a Borís Makaséiev, y antes de trasladarse a Barcelona, donde filmó la llegada de los voluntarios alemanes de las Brigadas Internacionales, el batallón Ernst Thälmann; y después a la capital de España para rodar Madrid en llamas, que montó más tarde en Moscú. Muchos años después, en

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 49


48-57 Higinio :memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:54 Página 50

leningrado

1967, con el escritor Konstantín Símonov, creó Grenada, Grenada moja (Granada, mi Granada) también sobre la guerra civil, donde unía la contienda española a un gran combate universal que continuó después en el sitio de Leningrado, en Stalingrado y en Berlín. Karmen nos dejó sus memorias, de título inolvidable: No pasarán. En la ciudad sitiada del Nevá, la joven Lena Mújina, que apenas tenía dieciséis años, escribió un diario en su cuaderno marrón donde recoge el asedio. Aunque sus páginas no eran desconocidas, fue redescubierto en 2008 en el archivo central de Leningrado: “No me dan miedo los muertos, pero vierto lágrimas de pena”, escribe. Ve morir a toda su familia: “Ayer por la mañana murió mamá. Me he quedado sola”. Otra niña, Tatiana Sávicheva, que tenía once años cuando comenzó el asedio, escribió un pequeño diario registrando las muertes de su familia y el esfuerzo de la resistencia: ella, como otros niños, buscaba botellas que después se utilizaban para fabricar explosivos. No pudo sobrevivir, pese a que consiguieron evacuarla: murió en 1944. Sus páginas infantiles fueron presentadas como prueba en el proceso de Núremberg. Casi cuarenta años después, Daniil Granin y Alés Al inicio de la Adamóvich escribieron El libro del bloqueo, donde los guerra, cuando habitantes de Leningrado Leningrado ya hablan del horror del asedio estaba sitiada, nazi. En esa obra, recuerdan Shostakóvich a Pavel Filipóvich Gubcheski, un guía del museo del Hertrabajaba entre mitage que organizaba visitas imaginaobuses, frío y rias a las paredes desnudas, con los marbombardeos. cos vacíos de los cuadros. Granin combatió a los nazis durante la guerra con una unidad de tanques, y estuvo en el frente de Leningrado desde donde veía pasar a los Junkers alemanes que bombardeaban la ciudad. Murió en 2017, casi centenario. En la ciudad que se mira en la Perspectiva Nevski, avanzando desde la estación de Moscú hasta la aguja dorada del Almirantazgo, en las calles por donde paseaba Dostoievski, y un Gógol pobre de solemnidad, Montserrat Roig descubrió el

50 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

La población civil contribuye a fortificar las defensas de Leningrado. 24/09/1941

Bombardeos de la Luftwaffe nazi sobre Leningrado. 10/12/1942

temblor del miedo y la energía de los hambrientos, dejando dos libros sobre el asedio: L’agulla daurada, y Mi viaje al bloqueo. La resistencia fue sobrehumana. Al inicio de la guerra, cuando ya estaba sitiada la ciudad, Shostakóvich trabajaba entre obuses, frío y bombardeos en su apartamento de Kronvérkskaya 29-37 para componer la Sinfonía nº 7, Sinfonía de Leningrado, que se estrenó el 5 de marzo de 1942, como un acto de resistencia, en el Palacio de la Cultura de Kúibishev, en Samara. *** El 7 de octubre de 1941 Hitler juró que destruiría Leningrado:


48-57 Higinio :memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:54 Página 51

leningrado

no podía soportar que fuera más hermosa que Berlín o Viena y ordenó en secreto a su comandante, el mariscal de campo Wilhelm von Leeb, que arrasara la ciudad. Pero antes, irrumpiría en ella, vencedor: el führer confesó a Speer que entraría triunfalmente con música de Liszt. El mando nazi estaba tan

esa ciudad, Levinson-Lessing impartió conferencias e informaba de la situación del Hermitage. Piezas de Leonardo, Rafael, Rubens, Tiziano, Rembrandt, Giorgione, El Greco, fueron embaladas en un trabajo frenético que duró días: los empleados trabajaban las veinticuatro horas de la jornada, haciendo breves descansos de dos o tres horas por la noche para dormir; quienes realizaban el embalaje, esencial para un largo viaje, se turnaban durmiendo en las mismas salas, en una silla o en el suelo, o tumbados sobre una alfombra. Acudieron a colaborar soldados y voluntarios. Muchas de las piezas que no pudieron ser trasladadas se bajaron a los sótanos y a la planta baja del Palacio de invierno. Lanchas tuvieron que llevar arena desde el Nevá, para utilizarla en los subterráneos del museo, enterrando las obras de mármol, bronce y porcelana.

Museo del Hermitage, durante el asedio a Leningrado

seguro de que ocuparía Leningrado que incluso imprimió invitaciones para celebrar su victoria en una recepción que se abriría el 9 de agosto de 1942 en el célebre Hotel Astoria de la ciudad. Más de setecientos mil soldados alemanes rodearon Leningrado, apoyados por otros miles de finlandeses, y españoles fascistas de la División Azul más al sur. Para forzar la rendición, uno de los principales objetivos desde el inicio de los bombardeos, fue destruir la central y el sistema de distribución de agua. Lo consiguieron. En 1942, nadie tenía agua en su casa; tenían que ir a buscarla al río Nevá y a los canales que cruzan la ciudad. Cuando los cauces se congelaron, tenían que practicar agujeros para subir el agua. En el camino a casa, el cubo se congelaba. El Hermitage era el “objetivo número 9” designado para bombardearlo. Hitler no solo quería destruir el museo, deseaba destruir por completo Leningrado, hacerla desaparecer. En la misma jornada del 21 de junio de 1941, el director del Hermitage, Iosif Orbelli, firmó la orden para evacuar las obras de arte del museo y organizó el traslado. Estaba a punto de empezar el largo horror de 872 días de asedio, donde murió un millón de personas. Solo Vladímir F. Levinson-Lessing, un experto en arte ruso y occidental, sabía que el destino de las obras era Sverdlovsk, en los Urales. Mientras permaneció en

Iosif Orbelli, director del Hermitage, pintado por Martiros Saryan en 1943

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 51


48-57 Higinio :memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:54 Página 52

leningrado

El 1 de julio de 1941 se envió la primera expedición con obras: prepararon veinticuatro automóviles y una unidad con cañones antiaéreos por si el convoy era atacado por la aviación alemana. El plan para salvar las riquezas del museo consiguiendo que llegaran a Sverdlovsk, la vieja Ekaterimburg, fue dirigido por Vladímir Levinson-Lessing. Centenares de cajones y decenas de camiones fueron camino de la estación de ferrocarril. El 20 de julio, 1.422 cajas con setecientas mil obras de arte fueron cargadas en dos trenes que partieron de Leningrado. Otro tren quedó detenido porque las tropas nazis ya habían cercado la ciudad. Con los alemanes, en la cercana Pushkin, estaban los soldados de la División Azul que Franco había enviado para combatir junto a los nazis. Los trenes llevaban una plataforma con baterías antiaéreas para defender el convoy. En la estación, viendo alejarse al tren, el director Iosif Orbelli lloraba en el andén. En el traslado no se perdió ni una sola pieza. En Sverdlovsk, las obras se depositaron en una pinacoteca, una iglesia y en el museo del ateísmo. En esa ciudad habían ajusticiado a la familia del zar Nicolás II. En la calle Wainer, 11, estaban los almacenes del Hermitage; los trabajadores que se trasladaron desde Leningrado organizaron todo tipo de actividades en la ciudad que los acogía, a las que se incorporaron quienes trabajaban en los museos municipales. Arqueólogos, historiadores, restauradores, im par tían clases en la univerHitler juró que sidad y daban conferendestruiría cias, además de organizar grupos de trabajo Leningrado: sobre cuestiones cientíno podía soportar ficas. No olvidaban visitar a los heridos que fuera más que llegaban desde el frente. En la Unihermosa que versidad Gorki de Sverdlovsk se organizaron conferencias sobre el renacimiento, Berlín o Viena. el barroco, sobre la cultura de diferentes países europeos, con una numerosa asistencia de trabajadores de la ciudad y de los alrededores. El 8 de septiembre de 1941 los nazis habían cercado por completo Leningrado. Ese mismo mes, las tropas nazis captu-

52 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

Un soldado con una ametralladora antiaérea vigila el cielo de Leningrado. 0//02/1942

Obstáculos que impiden la entrada de los tanques nazis a Leningrado. 29/01/1942

raron Peterhof, en el golfo de Finlandia, a treinta kilómetros de distancia. El excepcional conjunto del palacio y los jardines de Peterhof, donde hoy está uno de los campus de la universidad de Leningrado, fue destruido a conciencia por los nazis, volando las galerías, demoliendo las fuentes, robando las riquezas artísticas. Quienes se quedaron en Leningrado cuidaban del museo y de un hospital cercano. Los trabajadores del Hermitage, como el resto de los habitantes de la ciudad, cavaron trincheras, construyeron barreras contra los tanques, mientras reparaban desperfectos en el palacio con el poco material dis-


48-57 Higinio :memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:54 Página 53

leningrado

ponible y protegían las obras de la humedad. Los investigadores del museo integraron también las brigadas de defensa contra incendios, acudiendo allí donde se iniciaban. Otros trabajaron en la vigilancia aérea, en la construcción de barreras contra el enemigo. Cubrieron con tierra los monumentos de la ciudad, incluso el Jinete de bronce que recuerda a Pedro el grande y al poema de Pushkin, pero dejaron descubierta la estatua de Lenin en la estación de Finlandia, desde cuya explanada se domina la ciudad: era un mensaje a los nazis y una muestra de afirmación y resistencia. Las grandes salas y galerías del Hermitage se veían desoladas, con los marcos en las paredes, sin las pinturas. Olga Dmitrieva, Kira Los trabajadores Asaevich, Natalia Flutner, y muchos del Hermitage otros, salvaron las obras. Boris Piotrovski, que fue director del Hermicavaron trincheras tage tras la guerra, desde 1964 hasta mientras 1990, escribió que “el trabajo intelecreparaban tual mitigaba la dureza de la vida. Los que estaban ocupados sopordesperfectos en taban el hambre con más facilidad.” el palacio. El cerco de Leningrado convertía en una misión casi imposible enviar alimentos. En los años siguientes, en la ciudad murió un millón de personas. La aviación alemana consiguió destruir los almacenes de alimentos, y las reservas que pudieron salvarse solo podían abastecer durante dos meses a los habitantes. En 1941, la ración de pan diaria era de trescientos gramos por persona, que después hubo que reducir a doscientos cincuenta. Los niños recibían la mitad, y empezó la hambruna, porque más tarde aún se redujo más la cantidad. N, el “hombre sitiado” que Lidiya Ginzburg sigue en su diario, mira las colas del pan y camina en las noches blancas de Leningrado viendo como la luz hace brillar el asfalto de la Perspectiva Nevski. Alexander Nikolski, un arquitecto constructivista, escribió en aquellos días: “31 de diciembre de 1941. No hay luz en el refugio desde hace casi una semana y media. No hay calefacción. Estamos completamente a oscuras, lo único que tenemos son lámparas de aceite. Pero nos encontramos bien y esperamos celebrar el nuevo año 1942. Hice un pequeño árbol de navidad de papel. Estoy haciendo adornos para él. Es mejor colgarlo del techo”. Las imágenes de Karmen de esos días muestran a los habitantes de Leningrado cavando trincheras, levantando barricadas, corriendo a los refugios, deteniéndose ante un elefante muerto, ante el Nevá helado, los barcos atrapados, los carros de combate que recorren la Perspectiva Nevski, con las personas que arrastran trineos improvisados donde cargan a sus muertos, con las montañas de escombros, los

Olga Berggolts

carros cargados de cadáveres y, pese a todo el horror, mostrando el esfuerzo de guerra en las fábricas y el frente. Aquel otoño de 1941, el inhumano asedio nazi impidió que entrasen sumi-

Habitantes de Leningrado perforan el hielo del río Nevá para recoger agua. 11/01/1942

nistros en la ciudad, y las garras del hambre y la distrofia estrujaron la garganta y el corazón de Leningrado: solo en diciembre murieron casi sesenta mil personas, y entre enero y febrero de 1942 otros doscientos mil leningradenses sucumbieron al hambre; muchos se alimentaron con cuero, con grasa de tan-

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 53


48-57 Higinio :memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:54 Página 54

leningrado

que, con restos de caballos, y el pegamento se convirtió en el “chocolate del bloqueo”. Algunas partes del Hermitage fueron convertidas en hospitales para albergar enfermos y heridos, atendidos por los propios trabajadores del museo. Se instalaron centenares de altavoces por toda la ciudad, para difundir las emisiones de radio con las noticias de la resistencia y los avisos de bombardeos, y después llegó el llanto por Sebastopol y los ecos emocionados de Stalingrado y de Kursk. A veces, en los altoparlantes se escuchaban palabras de poetas: Anna Ajmátova leía sus poemas, y la famosa poeta comunista Olga Berggolts hablaba siempre por la radio con la determinación de quien tenía la esperanza de que “volverá la ciudad de Pushkin para nosotros”. La joven Berggolts se convirtió en un símbolo de la resistencia, apretando los dientes, soportando la muerte por hambre de su marido, Nikolái Molchánov, en 1942. Hablaba de los niños españoles que había acogido la Unión Soviética para salvarlos de la guerra civil, algunos de los cuales estaban en Leningrado y fueron evacuados en medio de los bombardeos para salvarlos; hablaba de la resistencia en Moscú, recordaba que la belleza y la justicia seguían existiendo en algún lugar del mundo. En uno de sus “poemas sobre los bolcheviques de Leningrado”, Berggolts escribió: “En este nombre está el Smolni de otoño, /Baltika, “Aurora”, Petrogrado./ Este es el nombre de esa voluntad de hierro”. En el cementerio de Piskarióvskoye, donde fueron enterrados quinientos mil leningradenses que murieron en el asedio, están esculpidos en un muro de granito los versos de Olga Berggolts: “Ellos te defendieron, Le ningrado/la cuna de la revoluLos trenes ción”. llevaban Cuando se inició 1942, dejaron de baterías funcionar las calefacciones, las conducantiaéreas para ciones de agua, las alcantarillas, las fábricas no podían producir y tampoco funciodefender las naba el transporte público, pero la resisobras de arte tencia hizo milagros: muchos obreros traque salían bajaban en fábricas sin techo, a temperaturas gélidas, y producían bombas incendel Hermitage. diarias para los combatientes, los niños recogían el metal de los proyectiles lanzados por los nazis y lo llevaban a las fábricas para fundirlo y producir material de guerra. En enero de ese año, se congelaron y después estallaron las cañerías del Hermitage, y los sótanos se inundaron destrozando muchas piezas, mezclando las etiquetas de cada una, difi-

54 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

“Todo para el frente, todo para la victoria”, cartel de Lázar Lisitski (1942)

cultando mucho su identificación posterior. Los pavimentos de madera se estropearon, las paredes, los estucos y molduras se llenaron de manchas y humedad. La gente arrastraba los cadáveres de sus familiares en trineos infantiles, en un silencio tenebroso; acudía al reparto de sopa en la calle, servido con grandes cazos; iba a las grandes simas donde se dejaban los cadáveres porque no había suficientes lugares para enterrarlos. Karmen recoge el ceño fruncido de la joven soldado del Ejército rojo que reparte pan, y los guerrilleros soviéticos ataviados con monos blancos avanzando entre la nieve. Se introdujeron las cartillas de racionamiento: además del pan diario, doscientos cincuenta gramos, se entregaba mensualmente a cada persona un kilo y medio de carne, ochocien-


48-57 Higinio :memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:54 Página 55

leningrado

tos gramos de aceite o grasa, un kilo y medio de azúcar y dos kilos de fideos. La cartilla era un tesoro: perderla podía significar la muerte por inanición, porque no había más alimentos para repartir. Quienes podían trabajaban huertas improvisadas en la ciudad para cultivar coles y zanahorias, que aparecieron hasta en la Perspectiva Nevski. Tampoco llegaba electricidad a las viviendas, y la gente intentaba calentarse con estufas, e iba a buscar Por la noche, agua a los ríos, al Nevá y al Fontanka. la ciudad Sin transporte, había que desplazarapagaba todas se andando y quien por su extrema debilidad no podía hacerlo subía en sus luces para que los trineos que arrastraban otros. los aviones Las sirenas, los bombardeos, el hualemanes no mo y el polvo de los edificios despudieran ver los truidos, los gritos desgarradores de los heridos, los vehículos del ejército objetivos. que acudían a socorrer a las víctimas, pasaron a ser el signo de los días. Por la noche, la ciudad apagaba todas sus luces para eludir los bombardeos y para que los aviones alemanes no pudieran ver los objetivos. Las calles se convertían entonces en una boca de lobo, y para evitar chocar por las calles los leningradenses se ponían en la ropa unas pequeñas “luciérnagas”: minúsculos trozos de chatarra que, cubiertos con una sustancia, brillaban. La gente apilaba los cadáveres congelados, para enterrarlos cuando llegase la primavera. Cuando las fuerzas soviéticas consiguieron reabrir la “carretera de la vida” a través del lago Ladoga, en 1942, la situación mejoró algo y pudieron llegar suministros, insuficientes pero imprescindibles para atajar la mortandad. Los camiones no tenían puerta junto al volante, porque si el hielo del lago se quebraba y empezaba a hundirse el vehículo, el conductor disponía de una oportunidad para salvar su vida. Pese a la precaución, cuatro mil camiones se hundieron en las aguas, y en abril ya no podían circular. La carretera sobre el hielo fue construida por los ingenieros dirigidos por Boris Kostiurin; unía Osinovets con Nóvaya Ládoga. En la absoluta oscuridad, había que dirigir el tráfico de camiones, reparar con rapidez con pontones de madera los agujeros que se abrían en la nieve congelada; las mujeres que aseguraban ese trabajo vital llevaban una diminuta luz de petróleo para que los conductores pudieran guiarse. Los bombardeos, el bloqueo, impidieron el trabajo de las brigadas de limpieza de la ciudad, la nieve se amontonó, y las basuras estaban congeladas. En la primavera de 1942, más de trescientos mil habitantes de la ciudad trabajaron para limpiar las calles de la ciudad. Después, llegó un momento en que ya no había gasolina para los vehículos, y los transportes en la ciu-

dad se hacían con caballos y en trineos. Pese a todo, en la fábrica Linotip trabajaban sin descanso para fabricar ametralladoras para el frente. El Hermitage bombardeado tenía zonas en ruinas, y algunos visitantes recorrían las salas para ver los marcos, sin las pinturas. Las estancias destruidas del museo, por donde entraba el aire y el frío, se congelaron. La vida se convirtió en una huida de los bombardeos nazis, en un agobio de sirenas de alarma, pero el Hermitage helado mostraba sus salas, y quienes se quedaron en el museo no faltaron nunca a su trabajo. Organizaron unidades de defensa civil, en los sótanos del museo se abrieron doce refugios antiaéreos y llegaron a vivir en sus dependencias dos mil personas, hacinadas, en un increíble esfuerzo que dirigió el director Iosif Orbeli, que también vivió en el Hermitage. Los empleados del museo no abandonaron su trabajo científico, limpiaban, vigilaban los edificios, y guardaban con esmero las obras que no se pudieron trasladar a Sverdlovsk. Hasta celebraban veladas literarias y visitas comentadas. La resistencia organizó incluso espectáculos en el Teatro Alexandrinski.

Roman Karmen

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 55


48-57 Higinio :memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:54 Página 56


48-57 Higinio :memoria polo, 6pp copia 29/7/21 10:54 Página 57

leningrado

En un esfuerzo sobrehumano, el 9 de agosto avanzando hacia Budapest y Belgrado en pode 1942, día en que los nazis iban a festejar la der de los nazis, los ciudadanos de Leninvictoria en el hotel Astoria, la Orquesta de la grado pudieron ascender por la Escalera SoRadio de Leningrado interpretó en la gran sala viética y admiraron la sala del Pabellón, don(Bolshoi Zal) de la Filarmónica de Leningrado de se habían encendido las veintiocho lámla Séptima Sinfonía de Shostakóvich. Los paras de cristal. Esa primera exposición mosmúsicos estaban famélicos, demacrados. tró un busto de Marco Aurelio, rescatado por Muchos habían muerto y fueron sustituidos los guerrilleros soviéticos de un tren de la por soldados del frente que sabían tocar un Wehrmacht que regresaba a Alemania con instrumento e hicieron honor a la resistencia. obras saqueadas. Ese día, Karl Eliasberg dirigió la orquesta. En mayo de 1945, Zhúkov entró en Berlín. Antes, había grabado un mensaje para la radio: La guerra terminaba. El 3 de octubre, los so“Shostakóvich escribió esta sinfonía cuando viéticos cargaron centenares de cajas con las los miserables fascistas bombardeaban toda obras de arte del Hermitage en trenes con Europa, y todos creían que los días de Ledestino a Leningrado. Una semana después Sello armenio homenajeando a Iosif Orbelli ningrado habían terminado. Pero esta actuallegaron a la ciudad y en tres días pudieron ción es testimonio de nuestra disposición para descargarlas: era el 13 de octubre, y al día siluchar, de nuestro coraje. Escuchen, camaraguiente ya habían colocado de nuevo las das”. Aquel día, hasta los soldados alemanes oyeron el concierpinturas en sus salas. Los marcos vacíos que habían quedato, porque los soviéticos instalaron altavoces dirigidos hacia do en el Hermitage en 1941 fueron providenciales: así, el sus trincheras. Cuando terminó la sinfonía museo pudo abrir de nuevo solo dieciocho días después de en la gran sala de la Filarmónica, los asisvolver de la evacuación, mostrando el arca que tantos años El cerco de tentes tenían lágrimas en los ojos. después enseñó Aleksandr Sokúrov. Sesenta y nueve salas del Leningrado Palacio de invierno acogieron los tesoros, y el 5 de noviemconvertía en una *** bre, Iosif Orbelli presentó un informe en el teatro del misión casi Hermitage dando cuenta de la nueva apertura del museo, El 27 de enero de 1944, el Ejército Rojo que tuvo lugar el 8 de noviembre de 1945. Las escenas de la imposible consiguió romper el cerco nazi de Leninreapertura que captó el fotógrafo B. P. Kudoyárov muestran a enviar grado, y ese día más de trescientas baterílos visitantes, a los oficiales del Ejército Rojo, a los ciudadaalimentos: en la as dispararon veinticuatro salvas para nos, admirando en silencio las obras. Muchos trabajadores celebrar el fin del asedio. Fueron las únilloraban, todos aplaudían. Ese día, Orbelli, con la emoción ciudad murió un cas descargas de celebración durante apresándole la garganta, dirigió a los asistentes un breve, millón toda la guerra. Cuando se levantó el aseconmovido y solemne discurso: “El Hermitage está abierto”. de personas. dio nazi, los trabajadores del museo emNo pudo continuar. pezaron a sacar escombros, basura, a Tras haber salvado el Hermitage, empezaba una vida sin gueponer cristales en las ventanas, limpiar las salas, arreglar los rra, aunque los habitantes de Leningrado no han olvidado los tejados. El 24 de agosto de 1944, el mismo día de la liberación versos de Olga Berggolts en los días del asedio: “nuestras lágride París, el Consejo de Comisarios del Pueblo, el gobierno mas se han helado”. Durante la guerra, en Leningrado sonaba soviético, aprobó recursos extraordinarios para el Hermitage el célebre metrónomo que amplificaban los altavoces instaladestinados a reconstruir de inmediato el museo, y su director, dos por toda la ciudad. Era hipnótico, obsesivo, regular, y solo Iosif Orbelli, recibió la orden de organizar la reparación del se precipitaba cuando bombardeaban los nazis. Fueron tan palacio y de los edificios anejos. Precisó toneladas de materiaimportantes que la Unión Soviética dispuso un pequeño les. Con los nuevos recursos se pudieron remendar techos y monumento a los altavoces de la resistencia contra el nazismo: suelos, reparar las paredes, arreglar los tejados. Las galerías está en el número 54 de la Perspectiva Nevski, junto al soviétiRomanovkaya y Petrovkaya y la sala del Pabellón fueron las co Gastronom nº 1. Aquel noviembre de 1945, con el Hermitage primeras que se restauraron, para acoger la exposición. Así, el abierto, se celebraba el 28 aniversario de la revolución bolche7 de noviembre de 1944, aniversario de la revolución bolchevique, y en Leningrado había pequeñas banderas rojas por vique, todavía con la guerra en curso y con el Ejército Rojo toda la ciudad ■

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 57


58-65Andrés Martinez Lorca:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:11 Página 58

filosofía

58 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


58-65Andrés Martinez Lorca:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:11 Página 59

filosofía

En diálogo con los grandes pensadores Entrevista a

Andrés Martínez Lorca Por Salvador López Arnal

A

ndrés Martínez Lorca (Almería, 1943) es Catedrático de Filosofía Medieval en la UNED y miembro de numerosas instituciones académicas. Autor de numerosos estudios sobre filosofía griega y medieval, ha concentrado sus investigaciones de los últimos años en torno al pensamiento de al-Andalus. Centramos nuestra conversación en su último libro: Sobre la melancolía, por la diversidad cultural, contra la guerra. Un diálogo con Aristóteles, Kant, Gramsci y Russell.

—Es tal la riqueza y diversidad de tu libro que me voy a dejar muchas cosas en el tintero. Abres con una cita de Marx, del joven Karl Marx, de Cuadernos sobre filosofía epicúrea. ¿Te reconoces en la tradición de este filósofo y político revolucionario? —Sí, en efecto, me siento ligado a esta tradición ilustrada y revolucionaria, aunque no solo a ella. Pero del marxismo concebido como una teoría de emancipación basada en la crítica según el lema del propio Marx, “de omnibus dubitandum” (“hay que dudar de todo”). Como miembro de mi generación, que fue adoctrinada en el nacionalcatolicismo, el marxismo significó un descubrimiento teórico-práctico a través del cual pudimos recuperar el materialismo filosófico, la Ilustración y la filosofía clásica alemana entroncando al mismo tiempo con la secular lucha por su liberación de los esclavos, de los siervos de la gleba, de los obreros industriales, y en la España de mi juventud con la lucha por las libertades contra la dictadura franquista. —Sigues con una cita de Gramsci. ¿Te reconoces en esa cita de los

Quaderni en la que se afirma que “al menos como orientación metódica, hay que llamar la atención sobre las demás partes de la historia de la filosofía, o sea, sobre las concepciones del mundo de las grandes masas, de los grupos dirigentes más restringidos (o intelectuales) y, por último, sobre los vínculos entre esos varios complejos culturales y la filosofía de los filósofos”? —Gramsci ensanchó el campo de lo que llamamos ‘filosofía’ y su distinción me parece acertada. Recordemos la primera línea de la Metafísica de Aristóteles: “Todos los hombres, pántes ánthropoi, desean saber por naturaleza”. Y es que la racionalidad, base de la filosofía, no es exclusiva de los profesores o eruditos. Cualquier ser humano la posee y a veces encontramos un mayor desarrollo de ella en un campesino, por ejemplo, que en un aparente intelectual. Es evidente que la transmisión de la alta cultura a través de centros de enseñanza y de un plan de estudios, iniciada de modo sistemático en la Edad Media, ayudó a avanzar en la especialización de los distintos conocimientos. Por eso, la oligarquía dominante alejó al pueblo, no ya

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 59


58-65Andrés Martinez Lorca:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:11 Página 60

filosofía

de las universidades sino de las escuelas. En España, poco antes de la II República, que centró sus esfuerzos en la enseñanza primaria y en la difusión de las bibliotecas, la mayor parte de la población era analfabeta. —En el subtítulo del libro se habla de un diálogo con Aristóteles, Kant, Gramsci y Russell, pero son muchos más los autores que se encuentran entre sus páginas. Los cuatro citados, ¿son los más importantes para ti, los que más te han hecho filosóficamente hablando? —Hay que ser selectivos en el título de los libros, no como algunos antiguos escritores de kilométrico enunciado. En el título se destacan algunos temas y en el subtítulo algunos autores. Quizás los cuatro que citas sean los más destacados en los trabajos que integran la obra. Pero mi diálogo es con todos los pensadores que figuran en el índice, desde los cínicos y escépticos antiguos hasta Antonio Machado pasando por Al-Farabi, Averroes, Tomás de Aquino y Baltasar Gracián. En cuanto a los filósofos que más me han influido, debo citar a Aristóteles, Epicuro, Averroes, Descartes, Spinoza, Kant, Hegel, Marx, Gramsci y Russell. —En el primer capítulo, “Una indagación sobre la melancolía: de Aristóteles a Cervantes”, Aristóteles, Galeno, Marco Aurelio y Cervantes son los autores estudiados. ¿Don Quijote es, en tu opinión, un ‘héroe’ melancólico? —La secuencia en el tema de la melancolía sería la siguiente: Aristóteles levanta la liebre al afirmar que aunque sufren una tensión humoral, los melancólicos son geniales no por enfermedad sino por naturaleza, y cita entre ellos a Empédocles, Sócrates y Platón; Galeno, el más famoso médico de la antigüedad, en una línea naturalista afirma que los caracteres del alma dependen de los humores del cuerpo; Marco Aurelio, el emperador romano penetrado de estoicismo, no concibe la filosofía como un saber para la acción política sino como una necesaria compañera de viaje en la vida; Don Quijote, la primera gran novela moderna, está tejida de ironía y melancolía. Frente al conformismo de Lope de Vega, al esteticismo de Góngora y a la amargura de Quevedo, se levanta la ironía de un Cervantes que, a través de un “loco”, sueña una humanidad más justa. Excepto en lo referente a los libros de caballerías, el protagonista razona con lucidez, se opone a la injusticia social y elogia la libertad como “uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos”. Oposición al mercantilismo imperante, solidaridad con el moro Ricote expulsado de su pueblo, crítica apenas velada al poder e la Iglesia, rechazo de la aristocracia de sangre, todo ello convierte al

60 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

Maimónides (1138-1204)

personaje cervantino en un héroe moderno, utópico, triste y pensativo. —El segundo capítulo: “Pensar en tiempo de crisis: la Filosofía helenística”. ¿Nos sirven aquellas reflexiones para pensar nuestra crisis, que se acumula a otras crisis pasadas y que anuncia, a su vez, crisis futuras acaso más profundas y dañinas? —La crisis helenística vino provocada por el fin de la ciudadEstado griega, es decir, la pólis, al surgir el imperio de Alejandro Magno. Alejandría rivalizaría con Atenas por su contribución a la ciencia y al arte. Si pensamos en nuestra época y en la crisis que vivimos, debemos evitar la equivalencia con la época helenística e indagar a fondo sobre las causas de ella. Distinguiendo diversos planos, en nuestro mundo se advierte un agotamiento del capitalismo en su versión neoliberal, pues ni siquiera ofrece solución en los países más desarrollados, no digamos en los expoliados de sus riquezas naturales. Por otra parte, el hundimiento del bloque del socialismo real nos llevó al sueño del “fin de la historia” con Estados Unidos como único imperio mundial. Ahora, tras el asalto al Capitolio,


58-65Andrés Martinez Lorca:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:11 Página 61

filosofía

y sin olvidar su inmenso déficit presupuestario, vemos de manera gráfica su crisis interna: este imperio tiene los pies de barro incluso en su propio país, donde discrimina a la población afroamericana e ignora a millones de emigrantes sin derechos civiles. ¿Cómo vamos a frenar el calentamiento global del planeta? ¿Lucharemos de forma solidaria contra la pandemia en todos los continentes? ¿Se va a respetar el Derecho Internacional en las relaciones entre países impidiendo que aquellos que eligen su propio camino sean aplastados económica o militarmente? Estas y otras preguntas no tienen hoy una respuesta satisfactoria.

Con Al-Farabi renace el aristotelismo en la Edad Media y gracias a él se difunde la Lógica como método de razonamiento demostrativo. “Si ignoramos la Lógica no podremos certificarnos de parte de quién está la verdad”, escribió. Con su amplia obra política sentó las bases de una teorización islámica de la vida social. Desde el reconocimiento de la naturaleza social del hombre, defiende un Estado que busca la perfección a partir de la ciudad como núcleo urbano y mercantil. Defiende un entendimiento entre religión y filosofía basado en el respeto a su respectivo ámbito de influencia, e incluso se atrevió a afirmar que “todas las leyes religiosas virtuosas caen bajo los universales de la filosofía práctica”.

—Hablas en el tercer capítulo de Lucrecio y De rerum natura. —¿Averroes es un grande de la filosofía o un comentarista, muy Sostienes que el filósofo romano aporta a la teología epicúrea agudo sin duda, de la obra de Aristóteles? una nueva modulación, un desarrollo propio. ¿Cuáles serían las —Averroes es mucho más que un buen comentarista de características más centrales de esa modulación? Aristóteles, quizá el mejor. Como demuestra su imponente —Los epicúreos, en contra de la leyenda cristiana, no eran producción filosófica y científica, es uno de los grandes pensaateos, creían en unos dioses, ni creadores dores de la historia. Recuperó el racionalisni providentes (consideraban el universo mo y el naturalismo aristotélicos que, graLa racionalidad, eterno y a la materia no informe sino viva cias a él, echó raíces en el mundo latino base de la filosofía, no es exclusiva mediante el movimiento de los átomos), medieval. Pero fue más allá de Aristóteles al de los profesores o que vivían felices en el espacio celeste incorporar los avances de la ciencia árabe, como modelo de vida para los humanos. por ejemplo, en la medicina, la farmacoloeruditos. Le debemos al poeta latino la mejor síngía y la astronomía, y al mismo tiempo al tesis del materialismo atomista, ya que repensar la religión desde la filosofía, algo sus enemigos idealistas hicieron desaparecer las numerosas que no le interesó al filósofo griego. Su crítica al conservadurisobras de Epicuro. El poema de Lucrecio representó además mo de juristas y sabios islámicos, su defensa de la autonomía esta novedad: fue el primero en hacer del latín una lengua de la filosofía, su implacable censura de los regímenes políticos filosófica. árabes y su afirmación de la eternidad del universo lo convierSu modulación del epicureísmo la podemos resumir en los ten en un adelantado de su época. Además, representa un siguientes puntos: una crítica más radical a la religión popular nuevo tipo de filósofo, podríamos decir un intelectual modercomo falsa religión fundada en el miedo; un desinterés mayor no, al elaborar un corpus filosófico-científico-jurídico de prihacia el culto religioso; propuesta de una teología ilustrada que mer orden mientras ejercía en la vida pública como juez mayor concluye en una religiosidad nueva y una original forma de de al-Andalus, médico real y consejero del califa almohade. piedad; una visión pesimista del mundo. —Presentas a Maimónides como el sabio andalusí que renovó el —¿Por qué alguien de la altura filosófica de Al-Farabi, el autor judaísmo. Finalizas el capítulo que le dedicas con estas palade La ciudad ideal, sigue siendo un perfecto desconocido para bras: “Superando los tiempos tormentosos en que vivió durante muchos de nosotros? buena parte de su existencia, llegó a ser uno de los grandes —Se desconoce en general a Al-Farabi en Occidente por una sabios del mundo medieval dejando tras sí un admirable legado buscada ignorancia, aunque muchas de sus obras ya fueron filosófico y científico. El judaísmo español puede legítimamente traducidas al latín en el Medievo por eruditos hispanos e influestar orgulloso de este cordobés universal”. ¿Lo está? ¿Está orguyeron en la Escolástica cristiana. En el mundo árabe es consilloso de este cordobés universal? derado el Segundo Maestro (el primero era Aristóteles). Se ha —Maimónides, figura relevante del pensamiento medieval, fue luchado contra los musulmanes no solo con las armas, como un fruto maduro del judaísmo andalusí, de los sefardíes hispaen las Cruzadas, sino también mediante la ocultación sistemános, protegidos de los omeyas cordobeses. Absorbió en su tica de su inmenso legado cultural. juventud la enciclopedia griega y conoció de primera mano las

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 61


58-65Andrés Martinez Lorca:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:11 Página 62

filosofía

enseñanzas rabínicas. Su pretensión central fue hacer compatible el aristotelismo con la religión judía que, para él, era superior a la filosofía, estaba basada en la profecía y cuyo objetivo es el conocimiento de Dios. Por eso, podemos hablar de un aristotelismo instrumental. Aportó también una innovadora hermenéutica basada en la interpretación alegórica y no literal del texto bíblico. Los judíos, tan respetuosos con sus tradiciones culturales y religiosas, han colocado siempre en un lugar de honor a Maimónides, reconocimiento sin duda merecido por su excepcional contribución a la filosofía, la teología y la medicina.

jesuítica es insostenible. Dejar de reconocer su espíritu crítico e inconformista calificando de contradictoria su obra, tampoco es coherente. Se impone, pues, reconocer en él una evolución intelectual que le llevó a la marginalidad en la Compañía de Jesús después de tener que publicar con pseudónimo sus libros, entre ellos El Criticón, una de las mejores novelas en castellano. Esta tercera opción, que sigo, ha sido documentada con rigor por el profesor Miguel Jordá en una magnífica tesis doctoral que tuve el honor de dirigir. Agarrarse a algunos textos suyos de inspiración contrarreformista y conservadora para devaluar el conjunto de su obra, sería coger el rábano por las hojas. Todos los escritores del Barroco tenían que hacer expresa declaración de fe católica para protegerse de la Inquisición.

—¿Qué aspectos te interesan más de la obra de Tomás de Aquino? ¿No se le ha menospreciado un poco en el ámbito de la izquierda filosófica? —Comenzando por el final, la izquierda —Dedicas el capítulo 10 del libro a Kant, al ilustrada ha despreciado la Edad Media filoproblema de Dios en la Crítica de la razón Don Quijote, la primera gran sófica siguiendo a Hegel; la izquierda no pura. ¿Por qué te interesa especialmente novela moderna, está tejida filosófica simplemente ha ignorado estos ese nudo de la primera Crítica? ¿Está justisiglos reduciéndolos a época de barbarie. ficado el agnosticismo kantiano? Russell de ironía y melancolía. Dada mi especialidad, he estudiado el penHanson afirmaba que en estos asuntos solo samiento filosófico tomista, en algunos cabían dos posiciones razonables: la del casos a fondo (la política, la ética y la psicología), dejando de creyente o la del ateo; el agnóstico, sostenía este epistemólogo e lado la teología y siguiendo algunas sugerencias de Marx al historiador de la ciencia que falleció muy joven, no se atreve a comienzo de la Crítica de la filosofía del Derecho de Hegel. dar el paso que debería dar. Fue un innovador en su época: introdujo junto con Alberto —Escribí este trabajo hace muchos años aprovechando la celeMagno el aristotelismo en la Escolástica; fue el verdadero bración del segundo centenario de la publicación de la Crítica receptor de la Política de Aristóteles en la de la razón pura, obra fundamental en la Edad Media, pues los árabes desconociehistoria de la filosofía. Elegí ese tema por su Se advierte un agotamiento ron esta obra; defendió la distinción forinterés especulativo y por insertarse en la del capitalismo en su versión mal entre filosofía y teología dejando crítica a la religión que, según escribió, claro que la primera se basa en la razón y “pretende de ordinario escapar a la misma”. neoliberal: ni siquiera ofrece la segunda en la fe; en contra de la docEl objetivo principal de Kant era refutar las solución en los países más trina teocrática hasta entonces dominanpretensiones de la Metafísica como ciencia desarrollados. te en el cristianismo, ofreció una visión y, dentro de este marco, analizar la aparenpositiva del Estado como la comunidad te validez de las pruebas de la existencia de humana más perfecta; criticó con severiDios. Descartadas las pruebas cosmológica dad la tiranía o dictadura como el peor régimen; presentó y físico-teológica, se centra en el argumento ontológico “basacomo modelo un régimen mixto de base democrática en el do exclusivamente en conceptos puros de la razón”. Su concluque todos podían ser elegidos y electores; consideró la polítisión es que resulta imposible tal argumento ya que “el ser no es ca como perfeccionamiento de la filosofía. un predicado real, es simplemente la posición de una cosa”, y Como es evidente, este pensamiento no tiene nada que ver lo que queda sin demostrar es la existencia de ese ser supremo con la bazofia, ni aristotélica ni tomista, que había que tragar a posteriori. Esta crítica racionalista sostiene su agnosticismo en la caverna del franquismo. en la Crítica de la razón pura. Pero la existencia de Dios fue reintroducida posteriormente por él en su Ética como postula—Hablas de tres interpretaciones posibles de la obra de Gracián. do de la razón práctica. ¿Cuál es la tuya? ¿A cuál de ellas te encuentras más cercano? Desde Protágoras, considero razonable el agnosticismo. No —Seguir interpretando a Gracián como modelo de la ortodoxia estoy de acuerdo con Russell Hanson. Dado que la ciencia no

62 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


58-65Andrés Martinez Lorca:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:11 Página 63

filosofía

Andrés Martínez ante los muros del castillo de La Adrada (Ávila).

puede demostrar no-existencias, como recordaba Sacristán, entre las dudas que mantienen muchos humanos antes y ahora se encuentra la referida a la existencia divina, pues no olvidemos que el creyente se basa en la fe, no en la razón, ni en la experiencia. —El capítulo 11 lleva por título: “Antonio Gramsci: pensar y crear

desde la cárcel”. Tú has sido uno de nuestros primeros gramscianos, a su pensamiento dedicaste tu tesis doctoral. ¿Es Gramsci el gran pensador marxista del siglo XX? ¿Sigue teniendo vigencia su obra (sin excluir su praxis) para nuestro hoy? ¿Cómo fue posible una obra como los Quaderni en las condiciones a las que estuvo sometido? ¿Fue acaso un ‘milagro’ materialista? —Para mí fue el principal renovador de la teoría marxista. Entrevió que el camino insurreccional para el triunfo del socialismo se había agotado con la experiencia soviética. Incluso la revolución china con su Larga Marcha fue la progresiva toma de conciencia del campesinado, basada en una nueva organización social incluida en ella la defensa y el posterior ataque militar. El fracaso del llamado bloque socialista –dirigido por la URSS– no significa que el capitalismo global –dirigido por el imperialismo estadounidense y caracterizado por el neoliberalismo– sea la solución, como se ve en América Latina, en África e incluso en la propia Europa. La propuesta de Gramsci subraya el historicismo absoluto de la filosofía de la praxis y la necesidad de impulsar la actividad teórica. Al mismo tiempo, implica un trabajo a fondo de las fuerzas socialistas en el seno de la sociedad y no tanto en el aparato del Estado, una lucha en el terreno de las ideas en busca de la hegemonía, una articulación más amplia y armónica con los partidos antifascistas, la apertura a otras tradiciones culturales ajenas al movimiento obrero. Que desarrollara su gran obra teórica encerrado en la cárcel y con severos problemas de salud es un hecho excepcional en la historia del pensamiento. Llevó a sus límites la resistencia física, moral e intelectual ante la siniestra condena del fascismo. Un milagro “materialista”, sí. —Dedicas otro capítulo a Gramsci. Tiene su origen en una comunicación que presentaste en un Congreso Internacional gramsciano celebrado en la UPF, en 2009, en vida de Paco Fernández Buey. ¿Qué relación has tenido con este amigo tuyo, un gran gramsciano también? ¿Qué valoración haces de su obra?

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 63


58-65Andrés Martinez Lorca:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:11 Página 64

filosofía

—Coincidimos en el potente monalmente en Juan de Mairena elavimiento de los profesores no-nuboró una fecunda y moderna promerarios de universidad en la lusa de ideas, “sin retórica y con irocha por un contrato laboral, donde nía”, contrapuesta a la prosa de Ordestacó por ser el mejor estratega. tega y Gasset “vestida de luces”, Dentro de esa ola reivindicativa, como bien anotara Valverde. En en el Colegio Universitario de ella se opuso frontalmente al elitisMálaga donde yo enseñaba, conmo y antisocialismo de Ortega. seguimos, después de una huelA través de una exposición fragga, el primer contrato laboral en la mentaria y problemática de sus universidad española. Tras decidir propias ideas, a semejanza de hacer la tesis doctoral sobre GramsGramsci, reelaboró el concepto de ci, viajé a Barcelona y me entrecreencia, propuso una lógica nuevisté con él. Me acogió muy amava o poética, defendió la esencial blemente, me recomendó alguheterogeneidad del ser, desarrolló nos estudios italianos sobre el el concepto de cultura popular, tema, subrayó la importancia de criticó el positivismo vulgar y el su escrito anterior a la cárcel titueconomicismo marxista, profunlado “La Cuestión Meridional” e dizó en el problema del tiempo y incluso me indicó la mejor libreenriqueció el concepto de humaría de la ciudad sobre el tema. nismo. Con razón se han dedicado Después, he seguido durante lara su pensamiento varias tesis docgos años su producción teórica y torales en las facultades de filosoBertrand Russell (1872 – 1970) su lucha de vanguardia en los mofía, habitualmente temerosas de vimientos sociales. Continuó con acoger lo nuevo y más si viene del talento el camino trazado por Manuel Sacristán y lo amplió en republicanismo de izquierda. diversos campos de conocimiento, como el ético-político, el Valverde, excelente profesor de Estética, poeta y ensayista de pensamiento utópico, el ecologismo, el pacifismo, la vena libercalidad, penetrante crítico literario, acreditado y prolífico trataria del marxismo y los estudios gramscianos. ductor, brilló con luz propia en la universidad española, incluDestacaría de él “su honda sabiduría, su espíritu insobornaso con su insólita renuncia a la cátedra en solidaridad con los blemente crítico, sus sólidas dotes de escritor y su fuste, nunca profesores expulsados. debilitado, de luchador político revolucionario”, reproduciendo con gusto las palabras que sobre Fer—Tú le dedicas dos capítulos del libro, pero, nández Buey escribió Jacobo Muñoz, comhablando en general, ¿hemos hecho justicia La izquierda ha ignorado pañero y amigo de ambos, en una entrafilosófica con la obra de Adolfo Sánchez Vázla Edad Media reduciéndola ñable necrológica. quez? ¿No es en cierta medida otro marxista a una época de barbarie. olvidado? —Otro capítulo de tu libro está dedicado a —Sánchez Vázquez fue el último ilustre Antonio Machado. ¿Se puede hablar prorepresentante del exilio español en México. piamente de Machado como filósofo? No se En España tuvo una cierta difusión su obra suele hablar de él en las Facultades de Filosofía, con excepciones en los medios académicos gracias en buena parte a la ayuda de notables eso así. José Mª Valverde, por ejemplo, nos hablaba muJavier Muguerza, querido maestro y colega recientemente facho de Machado en sus clases. llecido, siempre solidario y generoso. La Universidad Complu—En un texto memorable, su proyectado discurso de ingreso tense y antes la UNED lo nombraron Doctor “honoris causa”. en la Real Academia de la Lengua, Machado confesó: “No soy En México fue un reconocido maestro en la UNAM, la más humanista, ni filólogo, ni erudito. (…) Si algo estudié con ahínimportante universidad del mundo hispánico, y gozó de amco fue más de filosofía que de amena literatura”. A partir de Los plia influencia en los medios culturales y de la izquierda latinoComplementarios, después en De un Cancionero Apócrifo y fiamericana.

64 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


58-65Andrés Martinez Lorca:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:11 Página 65

filosofía

Su marxismo antidogmático, crítico de la escolástica soviética y del mecanicismo althusseriano, ha fecundado lo mejor del pensamiento socialista en América. A los que no hayan manejado sus obras, les recomendaría estos dos libros suyos: Filosofía de la praxis (Barcelona, Crítica, 1980) y A tiempo y destiempo. Antología de ensayos (México D.F., Fondo de Cultura Económica, 2003).

por los estudiosos. Su oposición a la Gran Guerra provocó su expulsión de la universidad, la confiscación de su biblioteca personal e incluso la cárcel. Creo que he sido el primero en España en investigar sus escritos de este conflictivo período. Unió pensamiento y pasión política, no ocultando sus contradicciones ideológicas, ni eludiendo el peligro de ser calificado, incluso en su vejez, de “enemigo público”. Su permanente búsqueda de conocimiento, su admirable dignidad, su sensibilidad al abordar nuevos problemas sociales ajenos al mundo académico y su lucha permanente por la paz convierten el conjunto de su obra en un legado humanista que perdurará.

—Titulas así el capítulo XVII: “Crítica y renovación en tres pensadores árabes contemporáneos”. ¿Por qué nos sigue siendo tan desconocida la filosofía árabe? ¿Por el idioma? ¿Por nuestros prejuicios occidentalistas? —El problema no es la lengua árabe. Tenemos suficientes y —Hay un filósofo español, muy querido y estudiado por ti, que preparados arabistas como para afrontar la tarea de la traducaparece muchas veces citado en el libro, en notas al pie de págición. El problema central es la consigna na y en ocasiones en el desarrollo de algún del establishment de reducir el mundo áracapítulo (en el dedicado a Russell, por ejemGramsci, quien subraya bo-islámico a las corruptas y dictatoriales plo). Hablo de Manuel Sacristán. ¿Qué sigel historicismo de la filosofía monarquías árabes. Se organizan allí tornifica para ti la obra y la praxis del autor de neos deportivos, ferias comerciales, interPanfletos y Materiales? de la praxis, fue el principal cambios turísticos, sustanciosos contratos renovador de la teoría marxista. —En 1988, en el prólogo a mi libro Átomos, petroleros, pero no se pueden difundir las hombres y dioses escribí lo siguiente: “Obliideas de sus intelectuales que, como es de gado me parece manifestar mi admiración esperar, son críticos con el poder establecido. Siendo mi espor Manuel Sacristán, cuya obra y cuyo testimonio de cohepecialidad el mundo islámico medieval, preparé con dificultad rencia moral e intelectual han de prevalecer sobre la meeste trabajo sobre tres pensadores árabes contemporáneos padiocridad de nuestra vida académica. Su recuerdo no se borrara no contribuir con mi silencio a esa indecente farsa. rá de mi memoria”. Suscribo de nuevo aquellas lejanas palaEllos dialogan críticamente con el discurso islámico, llevan a bras de elogio. cabo una renovación de sus mejores tradiciones culturales, de Dos de las principales corrientes filosóficas contemporáneas las que Averroes es un símbolo, y abogan por una democracia echaron raíces en España gracias a él: el marxismo y la filosofía moderna en suelo árabe. analítica. Respecto del marxismo, hay que reconocer que ha sido el primer teórico marxista español digno de tal nombre, —El último capítulo está dedicado a Bertrand Russell. ¿Es el más allá de nuestra tradición obrerista decimonónica y del filósofo del ámbito analítico que más te interesa? ¿No fue tammecanicismo socialdemócrata, llegando a recrear un marxisbién, como en el caso de muchos autores marxistas, un filósofo mo crítico, abierto a la ciencia y a la evolución de la sociedad. que combinó teoría y praxis transformadora? Su último proyecto docente fue incorporarse a nuestra Fa—Russell fue un personaje histórico: aristócrata de cuna, homcultad de Filosofía de la UNED como catedrático de Metodobre de ciencia, filósofo original, escritor de talento e intelectual logía de las Ciencias Sociales. A tal fin viajó a Madrid y se entrecomprometido con las grandes causas del mundo contempovistó con nosotros, felices de añadir su nombre al de nuestros ráneo, como el pacifismo y el antifascismo. Curioso siempre, ilustres compañeros Emilio Lledó y Javier Muguerza. Le ayudé llegó a viajar en mulo a la Alpujarra para encontrarse con Gea buscar piso cerca del Hospital Puerta de Hierro donde pensarald Brenan y años después fue uno de los primeros turistas en ba acudir a las obligadas sesiones de diálisis. Solo la muerte bañarse en la playa de Torremolinos. Dado el amplio espectro liquidó el proyecto de enseñar en su ciudad natal. de sus intereses intelectuales, ha sido en efecto el filósofo analítico que más me atrajo. —¿Quieres añadir algo más? El origen de este artículo se debe a la publicación por la uni—¡Larga vida a “El Viejo Topo”! Le deseo que siga abriendo gaversidad canadiense de MacMaster de los Collected Papers of lerías de luz y caminos de lucha Bertrand Russell cuyos primeros volúmenes incluían como novedad sus más tempranos escritos (1914-1918), olvidados —Muchas gracias, así obraremos ■

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 65


66-73Jofre 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:22 Página 66

cine

El actual propietario del león es Amazon

66 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021


66-73Jofre 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:22 Página 67

cine

Cuando Amazon se come al león (¿o el fin de una era?) Por J. Casri

¿S

e está convirtiendo la producción cinematográfica en un monocultivo de franquicias? ¿Los universos cinematográficos de alto impacto económico minimizan la distribución de películas independientes e innovadoras? ¿Se encuentran las salas de cine en agonía por el auge de las plataformas online? ¿Cuál es el porvenir del séptimo arte?

Ante el regreso de la nueva normalidad, la industria cinematográfica a nivel global se halla inmersa en un proceso de fagocitación. La era de los grandes estudios ha terminado y nos encontramos en plena guerra entre plataformas de distribución online, mientras las salas de cine han reabierto esperando recibir títulos de gran envergadura que atraigan al público y resuciten la recaudación en taquilla. Forzadas a luchar por su supervivencia, las salas ya han dejado de ser la piedra angular de la experiencia cinematográfica, y el futuro económico de la industria se asienta en el sofá de los hogares. La vuelta a la normalidad se muestra imposible en el escenario actual y abre los interrogantes sobre cuál es el porvenir del cine tanto de los grandes estudios como de las producciones de menor presupuesto e independientes, y de si resta oxígeno suficiente para seguir viendo al séptimo arte como vehículo cultural y no solo como producto comercial. Bienvenidos a Parque Jurásico La industria cinematográfica estadounidense ha sido la dominante a nivel mundial durante los últimos cien años y sigue copando las carteleras nacionales del planeta. Los cambios en Hollywood generan consecuencias globales a nivel económico, marcan la creación y destrucción del contenido que vemos y revelan la transformación de la mayoría del cine disponible en nuestras pantallas. Tradicionalmente el dominio de Hollywood recaía en las

major (cinco, seis o siete estudios cinematográficos en función de la época), grupo compuesto en la actualidad por Universal Pictures, Paramount Pictures, Walt Disney Studios, Warner Bros., Sony Pictures y, con menor fuerza económica pero enorme peso histórico, Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), cuyo logo de un león rugiendo es icónico. A estas productoras se suman un reducido grupo de mini-majors, como Lionsgate y Amblin, esta última fundada por Steven Spielberg y propietaria también de Dreamworks. En conjunto, este restringido grupo domina el mercado, la distribución y es el eje central del cine de entretenimiento. La envergadura de las major no solo representa el 85% de la taquilla estadounidense1 sino, por ejemplo, más del 70% de la española (la CNMC les abrió en 2019 un expediente por monopolio2), creando la situación en España donde el 1% de los filmes estrenados (es decir, 20) “acapara casi la mitad de los espectadores [y] los otros 1.570 restantes pelean por las migas de la taquilla”3. La importancia de la rentabilidad de un filme en taquilla (simplificación orientativa al existir otros ingresos como la venta de derechos televisivos) no solo alimenta la lógica que convierte el séptimo arte en un producto comercial sino que repercute directamente en el cine presente en pantallas y en el que está condenado a la desaparición. La lógica de la rentabilidad es la que ha llevado a los grandes estudios a saturar la cartelera con secuelas, spin-offs y universos cinematográficos.

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 67


66-73Jofre 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:22 Página 68

cine

Pese a su dominio, la supervivencia de las majors dista de estar garantizada y depende de su principal competidor: las plataformas online. A finales de mayo se confirmó la compra del histórico estudio cinematográfico Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) por parte de Amazon. Poco antes, en abril, se anunciaron los acuerdos alcanzados por otro gran estudio, Sony, con Netflix y Disney+ para la distribución de sus contenidos. Disney ha creado su propio gigante online Disney+ y Paramount está intentando seguir su estela impulsando uno propio. Warner hizo temblar a la industria el año pasado con su acuerdo con HBO para estrenar sus títulos de forma simultánea tanto en salas como en el canal de pago. Universal Pictures, más rezagada, ha cerrado un pacto para reducir la ventana de distribución entre el estreno en salas y la disponibilidad de un título en formato doméstico de los 90 días tradicionales a 17. En el ámbito de las mini-majors el acercamiento a las plataformas es similar y, por ejemplo, en junio se anunció el acuerdo entre la productora de Steven Spielberg, Amblin, y Netflix para generar contenido directamente para la plataforma. El futuro viene marcado por un doble movimiento que ha transformado a la industria cinematográfica: el refugio de los estudios en franquicias de alto presupuesto bajo el argumento de que son las únicas producciones que potencialmente pueden recuperar su Se aprecia una inversión en taquilla, y la supeditación de pérdida de variedad los propios estudios y productoras al tanto en géneros dominio de las plataformas de distribución online. Este paradigma presente no como en apuestas es una nueva realidad fruto de la disrupcinematográficas. ción y destrucción causada por la reciente pandemia, sino la cristalización de un proceso gradual de más de dos décadas que se ha visto acelerado por la COVID-19. Cuando aquellos maravillosos años pueden parecer maravillosos La transformación de la industria estadounidense viene auspiciada por la clara preferencia indicada por los espectadores de todo el mundo sobre qué queremos ver en la gran pantalla. Al analizar la progresión de las películas que más éxito han tenido en taquilla a lo largo de los años, se aprecia una pérdida de variedad tanto en géneros como en apuestas cinematográficas, habitual varias décadas atrás. En los 80 el prototipo de película taquillera eran títulos de presupuesto medio, normalmente con algún director o actor conocido asociado, típicamente dramas o comedias-drama destinados a conquistar público y premios de forma simultánea, donde el principio de contenido original primaba (y el reciclado y la repetición eran

68 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

Grabación del león, logotipo de la Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) en 1928

considerados signos de la inferior calidad del medio televisivo, contra el cual se debía competir). Progresivamente esta realidad fue desplazada por él éxito de franquicias, reboots, spin-offs, secuelas, adaptaciones de cómics y de novelas para jóvenes adultos. Hoy resultaría insólito el poco sorprendente hecho en su momento de que, por ejemplo, en 1982 la película más taquillera a nivel mundial fue la cinta familiar de Spielberg E.T., seguida de la comedia con Dustin Hoffman vestido de mujer Tootsie y el drama romántico con Richard Gere y Debra Winger Oficial y caballero, o de que el thriller Atracción fatal lo fuera en 1987, el drama Rain Man en 1988 y de que estas listas estuvieran llenas de una enorme diversidad de títulos como el drama El club de los poetas muertos, el thriller El silencio de los corderos, la comedia dramática La fuerza del cariño, el drama de acción Juegos de guerra, la descarnada Platoon, las comedias de acción Superdetective en Hollywood o Los cazafantasmas, el pastiche de animación con actores reales ¿Quién engañó a Roger Rabbit? y el drama antibélico con toques de comedia Good Morning Vietnam. Desde el año 2000, se ha acentuado una tendencia pro-franquicia y hoy extraña ver en estas listas largometrajes que no pertenezcan a una marca o a un intento de generar una nueva franquicia. De las diez películas más taquilleras de 2019 en España, hay tres remakes, tres de superhéroes, tres secuelas y la anomalía de una comedia con Santiago Segura4. Esta transformación de la cartelera se sustenta en un cambio de hábitos por parte del espectador, la evolución de la tecnología y la realidad económica de la rentabilidad en taquilla que ha convertido a películas comerciales de presupuesto medio, las independientes y el cine de autor en inversiones de alto riesgo. Hasta aproximadamente el 2009, la inversión en películas


66-73Jofre 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:22 Página 69

cine

Fotograma de Han Solo: una historia de Star Wars (2018)

era recuperada mediante varios canales, principalmente la recaudación en taquilla, el alquiler posterior, la venta de DVDs y la venta de derechos a cadenas de televisión. Además, las amplias ventanas de varios meses entre el estreno de una película en salas y su disponibilidad en formato doméstico incitaba al público a ir al cine. A finales de los años 2000, todo cambió y el gran negocio que representaba la venta de DVDs se desplomó, en parte por una piratería que fue señalada como la gran responsable, pero, en realidad, el fin del soporte físico era una inevitabilidad a raíz de su obsolescencia como tecnología y como formato de distribución. Empresas como Redbox o Netflix reformularon el mercado de alquiler al ofrecer suscripciones que permitían ver, a través de internet, tantas películas como el abonado quisiera, un trato de mayor rentabilidad y comodidad para el espectador comparado con la compra de DVDs o el alquiler de títulos en el videoclub habitual. Tanto el DVD como el alquiler físico llegaron a su fin y Blockbuster, la famosa empresa de alquiler de DVDs, declaró la bancarrota en 2010; una caída simbólica que representaba el fin de una era. Y, sin embargo, los espectadores veían en sus hogares más títulos que en la década anterior, pero generaban ingresos sustancialmente menores. Entre el armagedón y toma el dinero y corre Los estudios y productores percibieron que las ventas de DVD y los ingresos disminuyeron en menor medida en películas con presupuestos superiores a 75 millones de dólares y que el mercado internacional cobraba cada vez más fuerza en detrimento del estadounidense. En un esfuerzo por minimizar riesgos y costes, los estudios redujeron el número de títulos producidos al año, se centraron en megaproducciones de éxito internacional y abandonaron los dramas de presupuesto medio y bajo que no solo resultaban menos apetecibles más

Imagen promocional de Spider-Man: Homecoming (2017)

allá de las fronteras nacionales sino que, pese a su menor presupuesto, repetidamente se saldaban con pérdidas. Como afirma el crítico de Wall Street Journal, Ben Fritz, “a mediados de la década de 2010, estaba claro que los estudios con más éxito eran aquellos con mayor cantidad de franquicias en su carcaj, que usaban para generar secuelas y spin-offs”5. Este énfasis en grandes producciones ha generado profundas consecuencias en las carteleras nacionales, ya que han monopolizado la distribución en salas y relegado a las producciones domésticas y aquellas producidas fuera del centro de Hollywood a luchar en enorme desigualdad y sin apenas posibilidades de éxito. El resultado en mercados como el español es claro y no supone una excepción, donde títulos independientes y foráneos son altamente minoritarios y rara avis en los cines. En esta transformación de producciones de nivel medio a superproducciones para el mercado global, el sistema de actores de éxito (los llamados “A-list”) cayó del Olimpo. Actores como Tom Hanks, Meryl Streep, Will Smith, Julia Roberts, Brad Pitt, Nicole Kidman o Tom Cruise, capaces de exigir salarios de 20 millones de dólares y un porcentaje de la taquilla ya que su mero nombre en el poster era garantía de éxito, perdieron su estatus de valor seguro. Excepto contadas excepciones, las grandes estrellas han demostrado una y otra vez ser altamente falibles en taquilla, pero el nombre del intérprete ha dejado de tener tanta importancia como el personaje o la franquicia a la

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 69


66-73Jofre 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:22 Página 70

cine

que pertenecen. Por ejemplo, Robert Downey Jr., el mejor pagado gracias a su personaje de Iron Man, no ha conseguido que ninguna de sus películas fuera de Marvel funcione ya que “los espectadores que buscan la satisfacción constante y predecible que solían obtener de sus estrellas favoritas ahora recurren a los universos cinematográficos”6. El éxito de la televisión a la carta y la actual época dorada de la televisión ha contribuido también a que sea la pequeña pantalla quien más arriesgue en sus productos, puesto que el espectador no pierde nada económicamente más que su propio tiempo si no le convence lo que ve. En un movimiento simétrico, el cine se ha refugiado en lo seguro ya que el público es cada vez más reacio a desplazarse y gastarse el nada despreciable precio de una entrada en apuestas cinematográficas que no le garanticen un disfrute. Un inciso numérico como Trampa 22 Los cambios de hábito afectan a tanto grandes producciones como pequeñas. El cálculo de ganancias y pérdidas, así como la financiación de una película, puede resultar altamente complejo: entran en juego diversas fórmulas fiscales, subvenciones, préstamos, pre-ventas, porcentajes sobre diferentes objetivos, ingresos por publicidad encubierta, etc. De forma esquemática, de la recaudación en taquilla hay que descontar el porcentaje que se lleva la sala, que suele estar entre el 35% y el 60% en función de lo que negocie con la distribuidora. Si la sala liquida al distribuidor un habitual 40% de la taquilla, éste por su parte se lleva una comisión de entre el 10% y el 30%, y quedan a descontar los gastos de marketing y publicidad. En grandes producciones, los gastos de publicidad pueden igualar el propio presupuesto de decenas o cientos de millones de dólares a nivel mundial, aunque en películas sin aspiraciones de blockbuster (de ser taquillazos) resulta sensiblemente menor y una distribuidora nacional, es decir en un solo mercado, puede gastarse entre 400.000 euros y 1,5 millones7. Como simplificación, el baremo grosso modo empleado en EE.UU. indica que una película tiene pérdidas si no recauda el doble de su presupuesto, aunque, como apunta Ghislain Barrois, consejero delegado de Telecinco Cinema, “la media que recibe el productor es de un 25% y 30%” de la recaudación8.

70 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

Daniel Craig interpreta a James Bond en Sin tiempo para morir (2021)

Películas independientes, de mercados minoritarios y de autor necesitan del apoyo económico de ayudas y subvenciones públicas ya que, por sí solas y dentro de la lógica económica del capital, solo aquellas con el respaldo de grandes galardones suelen presentar buenos resultados económicos gracias al extra publicitario y la posibilidad de acceder al mercado internacional. Pero incluso el premio más prestigioso, la Palma de Oro que otorga Cannes, hoy en día no es garantía de éxito económico. De las premiadas en los últimos diez años, un 30% –aunque Los estudios posiblemente un 50%– no recupecinematográficos raron su inversión en taquilla. Este análisis escenifica uno de buscan valores los mayores problemas actuales, seguros en forma de donde el juicio de éxito o fracaso de títulos e historias un filme se basa únicamente en vareconocibles por los lores económicos y rara vez en valores estéticos, artísticos o por reespectadores. sultar un motor de debate social. Pese a todo, la lógica de las ganancias depende de forma última de los espectadores, validadores mediante nuestro dinero o nuestro tiempo de visionado. La taquilla ha demostrado que las películas independientes y de autor tienen éxito económico cuanto menor sea su presupuesto y mayor sea su proyección internacional, y que las películas de presupuesto medio (menor de 75 millones de dólares para el mercado estadounidense, por ejemplo) no suelen tener el atractivo suficiente para recuperar su inversión. Solo aquellos blockbusters (que son llamados “eventos” cinematográficos por la industria), con presupuestos que a menudo superan los 200 millones de dólares, presentan mayores posibilidades


66-73Jofre 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:22 Página 71

cine

Fotograma de la serie La casa de papel, distribuida por Netflix

Fotograma de Viuda negra (2021), del Universo cinematográfico Marvel

de romper una taquilla que se ha acostumbrado a ingresar más de 1.000 millones con cada nueva entrega de una franquicia exitosa. Como un uróboro, el círculo económico no produce ya títulos de gran variedad porque nadie los va a ver, y nadie los va a ver porque ya no se producen, creando una creciente polarización entre cine independiente y cine de palomitas. El interminable retorno de la historia interminable Buscando valores seguros en forma de títulos e historias reconocibles por los espectadores (la familiaridad con una saga ha demostrado ser el factor que más atrae al público a las salas), los estudios han recurrido a sus catálogos y a la adquisición de otras compañías con el objetivo de atesorar y explotar su propiedad intelectual. Marvel, por ejemplo, una empresa que no hace mucho tiempo estaba en la bancarrota y que re-

surgió en 2008 con Iron Man, fue adquirida por Disney en 2009 por 4.000 millones de dólares y Lucasfilm, propietaria de la saga de Star Wars, fue comprada también por Disney en 2012 tras desembolsar una cantidad similar. Los universos cinematográficos generados con estas dos marcas han propiciado decenas de películas y miles de millones en beneficios, copando las carteleras del planeta. Dentro de este planteamiento radica la lógica de la compra de los estudios MGM por parte de Amazon por una cantidad cercana a los 8.000 millones de dólares, especialmente si se tiene en cuenta que Amazon ya poseía sus propios estudios. Lo que Amazon busca es el catálogo de MGM, no solo para incorporar Lo que el viento se llevó, Cantando bajo la lluvia o Ben Hur a su plataforma sino para desarrollar franquicias ya que, tal y como expresó el vicepresidente de Amazon Studios y Prime, “el valor financiero real detrás de este acuerdo es el tesoro de la propiedad intelectual en el catálogo profundo que planeamos reimaginar y desarrollar junto con el talentoso equipo de MGM”9. Es decir, franquicias de James Bond, El Señor de los Anillos, Rocky, Robocop y otras son el futuro esperable. A la vez, el número de franquicias que fracasan es elevado. Múltiples intentos por construir universos cinematográficos han concluido en pérdidas millonarias, saturando un mercado que persigue el mismo segmento del público, el cual no ha incrementado sensiblemente sus escapadas a la pantalla grande. Cuando la guerra del mañana empezó ayer Sin embargo, el futuro no lo va a marcar el éxito en salas sino la creación de un catálogo. El estreno en salas está destinado a devenir un evento de marketing para atraer al público hacia una marca concreta, el reclamo publicitario que busca la visibilidad de una franquicia y la fidelización del espectador hacia una propiedad intelectual, la cual no solo genera beneficios en taquilla sino que conduce a una plataforma que produce otros filmes, series de televisión y spin-offs de esta propiedad intelectual para ser distribuidas directamente en ella. Por ello Amazon ha comprado MGM por casi 3.000 millones más de su valor estimado por parte de Netflix y Apple cuando consideraron su adquisición el año pasado10, Disney invierte buscando el cuerpo a cuerpo con Netflix gracias a sus franquicias, y

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 71


66-73Jofre 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:22 Página 72

cine

Netflix a su vez invierte agresivamente para incorporar tanto nombre propio como le sea posible (Steven Spielberg, Martin Scorsese, Aaron Sorkin, etc.) al no haber encontrado aún franquicias propias. En el aspecto de franquicias, Netflix empieza de cero y, como reconoce su presidente, “estamos haciendo un gran progreso en este campo con Stranger Things y otras propiedades, pero en comparación con Harry Potter y Star Wars, tenemos un largo camino por recorrer”, realidad que intentan compensar con varias decenas de proyectos a la espera de consolidar alguno en una marca11. Aunque pueda parecer anti-intuitivo, esta guerra entre plataformas ha abierto un espacio de nuevas posibilidades. La gran diferencia entre las salas de cine convencionales y las plataformas online es que su modelo de negocio es, en realidad, diametralmente opuesto. Mientras una película tradicionalmente producida busca recuperar gran parte de su inversión en taquilla, los beneficios de una plataforma online provienen principalmente de nuevos suscriptores y de la fidelización de los existentes, sin depender exclusivamente del éxito o fracaso de un título. Esta economía tiene aún mayor sentido cuando son las mismas plataformas quienes producen, distribuyen y publicitan a través de sus algoritmos, sin tener que fragmentar los ingresos con distribuidores nacionales, salas, departamentos de marketing, ni estar forzadas a recuperar la inversión en un corto plazo de tiempo. Es así que plataformas como Netflix y Amazon han recuperado la producción de títulos de presupuesto medio, muchos de ellos asociados a un actor o director. Son dramas parecidos a los que habitualmente había en los cines varias décadas atrás, algunos altamente imaginativos y arriesgados, que funcionan como reclamo y parte de un catálogo profundo pensado a largo plazo y que será el que mantendrá a un cliente suscrito. Las plataformas online poseen además gran cantidad de información sobre hábitos, gustos y datos de visionado. Saben lo bien o mal que funciona un actor en diferentes mercados, lo popular que es una película en países en los que no llegó a estrenarse en salas, e incluso conciben propuestas en base a esta información. Por ejemplo, Netflix analizó que la mini-serie original inglesa House of Cards amasaba un sorpresivo y sólido seguimiento, que La red social de David Fincher era uno de los títulos más vistos y que las películas tanto mayores como menores de Kevin Spacey, antes de que salieran a la luz las acusaciones contra él, presentaban altos índices de visionado; el resultado fue encargar la versión moderna de House of Cards a David Fincher con Kevin Spacey en el papel central. Tecnológicamente, los servicios de streaming aúnan el Big Data, la propiedad intelectual y la neurociencia aplicada a los algoritmos que muestran el contenido disponible, buscando la maxi-

72 / El Viejo Topo 404/ septiembre 2021

Imagen promocional de Fast & Furious 9 (2021)

mización del tiempo que el espectador pasa sentado en el sofá. Otra gran apertura de posibilidades, y que Netflix está aprovechando de forma inteligente, es la internacionalidad de producciones. Se distribuyen directamente de forma global producciones que antaño hubieran estado pensadas exclusivamente para un mercado nacional, tal y como atestigua el éxito de series como Lupin, Katla o La casa de papel, esta última cancelada por Antena 3 tras su primera temporada y comprada por Netflix por un precio irrisorio12 para convertirla en un fenómeno mundial. El espectador de cine es cada vez más esporádico y, sin embargo, puede ser fiel a más de una plataforma. En EE.UU., el 70% de los hogares están suscritos a un servicio de streaming, y un suscriptor está abonado de media a entre 3 y 4 servicios13. En España la cifra de hogares abonados a algún servicio de streaming se situó en el 54% en 201914 y, en el año de la pandemia, “su ascenso ha sido extraordinario en 2020: si en 2016 sólo un 9,5% había contratado un servicio de este tipo, en la última edición se ha incrementado la cifra hasta el 75,1%”15. Mientras tanto, en España, los cines sufren por mantener a sus espectadores y en 2019 solo el 57% fue al menos una vez al cine en todo


66-73Jofre 8pp:memoria polo, 6pp copia 29/7/21 11:22 Página 73

cine

el año16. El número de espectadores de 2019 fue de 104,9 millones17, dato que teniendo en cuenta la población total española indica que cada español fue al cine 2,2 veces de media. Como efecto colateral, el éxito del streaming ha logrado algo que el cine no logró: el descenso sustancial de la piratería, que ha pasado en España del 16% en videos al 3,7% en cuatro años18. Estos datos invitan a una compleja reflexión sobre el supuesto triunfo de la ‘cultura de lo gratis’ que consolidó la piratería al demostrarse que la población está dispuesta a abonarse a diversas plataformas, pero es más reticente a aceptar el precio y la accesibilidad que proponen las salas de cine. Al final, un regreso al futuro El futuro de películas independientes, alternativas y minoritarias es complejo. Su vida en salas va a estar limitada a aquellos cines que busquen este nicho de mercado y logren asentarse casi como una marca propia, como es el caso de los cines Verdi en Madrid y Barcelona. Fuera de estos bastiones de resistencia, la cultura del blockbuster va a dominar la gran pantalla y los filmes serán eventos dentro de un universo cinematográfico y mediático. Plataformas como Netflix, Amazon, Apple+ y otras seguirán con la compra de la distribución y la producción ocasional de películas más minoritarias, incluso cuando estén destinadas a un mercado nacional, como parte de su estrategia de posicionamiento. Sin embargo, sería más interesante si plataformas centradas en cine más independiente y de autor, como por ejemplo Filmin, adquirieran la suficiente fuerza y los suscriptores necesarios para financiar proyectos por sí solas. Lo que parece evidente es que el modelo tradicional está en los últimos compases y que la visión de que el cine es un evento cultural localizado físicamente en salas va a desaparecer. En este cambio, los estudios van a centrarse en un número limitado de blockbusters al año y un alto porcentaje de salas intentarán resguardarse al amparo de este reducido grupo de títulos esperando atraer al grueso de los espectadores. Probablemente un porcentaje de cines se verá forzado a cerrar. La gran mayoría de producciones cinematográficas que no sean megaproducciones de franquicias serán estrenadas directamente en plataformas para el visionado desde el sofá. Esta transformación presenta profundas consecuencias sobre el papel del cine como artefacto cultural. Si las macrocifras pertenecen a franquicias y universos cinematográficos, la idea de películas generadoras de debate y propiciadoras de un posible impacto social se torna casi romántica. Cuando una película con capacidad discursiva era estrenada con éxito en salas significaba que un gran porcentaje de la población la veía en un corto periodo de tiempo, y este acotamiento temporal es un elemento integral para suscitar el debate. La atmósfera crea-

da por el impacto de un filme va a restar enormemente diluida al estrenarse los títuEl futuro económico los en plataformas, soporte que no exige de la industria una premura de tiempo. cinematográfica se Este verano se han programado los estrenos de varios blockbusters como Fast & asienta en el sofá Furious 9 y la cinta de Marvel Viuda Negra, de los hogares. esta última de forma simultánea en cines y Disney+, confiando que sean las salvadoras del cine por una industria que no ha indagado sobre qué tipo de cine se quiere salvar. La recuperación económica prima y el valor seguro que dictan los espectadores son los blockbusters. La gran pregunta es si los espectadores somos plenamente conscientes de que hoy en día validamos no solo con nuestro dinero sino también con nuestro tiempo de visionado los productos culturales que genera la industria ■ Notas 1. Edward Epstein (2006). The Big Picture: Money and Power in Hollywood. Random House. 2. Gregorio Belinchón. Competencia abre expediente contra los grandes estudios de Hollywood por prácticas de monopolio. El País. 23/10/2019. 3. Tommaso Kochi. El 1% de las películas acapara casi la mitad de los espectadores. El País. 04/08/2015. 4. “Las películas más taquilleras de 2019”. Fotogramas. 15/12/2019. 5. Ben Fritz (2018). The Big Picture: The Fight for the Future of Movies. Houghton Mifflin Harcourt Publishing Company. 6. Ibid. 7. “¿Y cómo se reparten las ganancias de la taquilla?”. El diario vasco. 4/05/2014. 8. Ibid. 9. Mike Hopkins citado en “No, Mr. Bond, I expect you to subscribe: Amazon buys MGM for $8.5 billion”. NCB News. 26/05/2021. 10. “MGM Holdings. Studio Behind ‘James Bond,’ Explores a Sale”. Wall Street Journal. 21/12/2020. 11. Reed Hastings citado en “Netflix is building franchises and events to rival Hollywood blockbusters”. Business Insider. 18/03/2021. 12. Según Andy Harries (Q&A de los BAFTA, disponible en Soundcloud), presidente de Left Bank Pictures y quien produjo The Crown para Neftlix, “literalmente dos dólares”. 13. Tony Fitzgerald, “Consumers Subscribe to 4 Streaming Services on Average”, Cord Cutter News, 21/04/2021. 14. “Informe Barlovento: Análisis de las OTT y TV de Pago en España”. Barlovento Comunicación. abril 2020. 15. “23- Navegantes en Red”. AIMC (Asociación para la investigación de medios de comunicación). marzo 2021. 16. “Indicadores estadísticos culturales vinculados al cine”. Ministerio de Cultura y Deporte. 26 de nov. de 2020. 17. Ibid. 18. “Encuesta de Hábitos y Prácticas Culturales”. Ministerio de Cultura y Deporte. Sept. de 2019.

El Viejo Topo 404/ septiembre 2021/ 73


74-82 404libros:libros junioOK copia 29/7/21 11:27 Página 74

Libros AQUELLO QUE YA NO ES IZQUIERDA LA TRAICIÓN PROGRESISTA Alejo Schapire Ed. Península. Barcelona, 2021, 158 pp.

Algo extraño está sucediendo en la izquierda en los últimos años que, definitivamente, parece no ser bueno. Ni para la izquierda, ni, en consecuencia, para las sociedades avanzadas, democráticas, herederas de la Ilustración, que pretendemos ser. O llegar a ser. El pasmoso batacazo obtenido recientemente en las elecciones madrileñas lo confirma. Y más aún lo confirma el veredicto de tanto supuesto izquierdista al respecto: es que los madrileños son gilipollas. No tengo datos acerca del coeficiente intelectual de tanto madrileño, pero cancelar así el tema, evitando cualquier autocrítica, rechazando cualquier responsabilidad e imposibilitando, por tanto, mejorar las expectativas, no es, sin ninguna duda, una buena opción. Pero lo cierto es que esa mala opción es la que cierta izquierda se obstina en promover. Votantes, intelectuales, trabajadores, reniegan de una izquierda que no les interpela y reclaman un pensamiento, una política, que defienda los valores que caracterizaron a la mejor izquierda histórica, a la izquierda universalista, republicana, ilustrada y democrática que contribuyó decisivamente a forjar no solo un acervo ideológico poderoso y ejemplar, sino a construir gobiernos y políticas encaminadas a la mejora de las condiciones de vida de todos los ciudadanos, independientemente de su sexo, etnia o posible identidad. O así queríamos imaginarlo muchos. Las voces críti-

74 / El Viejo Topo 404 / septiembre /2021

Alejo Schapire

cas que, desde el interior de la propia tradición de la izquierda, llevan tiempo alertando de las grietas que están poniendo en peligro un proyecto emancipador de raigambre ilustrada no dejan de aumentar. Y de ser más clamorosas. Denuncian una especie de traición. O una aciaga deriva, la deriva reaccionaria de la izquierda, como la bautizara Félix Ovejero. El periodista argentino Alejo Schapire, afincado en Francia desde 1995, donde trabaja en la radio pública ocupándose de la actualidad internacional, se ha sumado con acierto y éxito –el libro salió en marzo y ya ha conocido una reimpresión– a esa denuncia necesaria y esperemos que fructífera. Lo mejor de la tradición intelectual de la izquierda –aquella tradición de la que quisiéramos ser herederos y continuadores– se caracterizó por su perspicacia, por su capacidad crítica, por su voluntad incuestionable de justicia de social, de libertad compartida y perdurable. Sin embargo, tras el derrumbe soviético, tras el proclamado “fin de la historia”, esas virtudes que legitimaban el proyecto histórico progresista y justificaban sus luchas y que, incluso, permitían obviar errores que de otra forma serían inexcusables, han dejado de ser un emblema para tornarse una rémora. La nueva

supuesta izquierda no solo no es tal, sino que se muestra aliada necesaria del peor populismo, de la derecha más viscosa, reaccionaria y peligrosa. Abandonado el proletariado como virtual sujeto revolucionario, comenzó una disparatada y desenfrenada carrera en busca de nuevos posibles motores de una revolución que nunca iba a ser, de un futuro que se teñía de negro a pasos agigantados. Y los nuevos protagonistas fueron elegidos entre las supuestas víctimas: víctimas del patriarcado, del racismo, de la esclavitud, del falo-hetero-logo-centrismo. Es decir, de cualquiera que se sintiera desgraciado y tuviera la capacidad, ayudado por intelectuales poco escrupulosos, por universidades timoratas, voceros mediáticos y subvenciones estatales, de imponer a los demás su criterio. Ya no se podía apelar al bien común, a la razón ni a las razones, al debate y a la toma racional de decisiones. Mandaba el ego herido, el narcisismo rencoroso, el anhelo siempre frustrado de un reconocimiento edípico permanentemente diferido. Los trabajadores abandonan a los partidos de izquierda, los jóvenes votan a la derecha, y los hombres blancos se sienten, también, una minoría excluida, maltratada, y votan a Trump. Y desde las mejores tribunas, nuestros expertos afirman que no entienden nada. ¿Trump? Puede que, como escribe Pola Oloixarac en el Prólogo al libro de Schapire, no sea tan complejo. Quizás ayudara, como Althusser se obstinaba en recordar, no contarse cuentos, no cambiar de tema. Enfrentarse a los hechos y buscar explicaciones coherentes, sensatas y plausibles, sin llamar a nadie gilipollas y bajan-


74-82 404libros:libros junioOK copia 29/7/21 11:27 Página 75

Libros do de ese extravagante pedestal moral en el que, sin saber muy bien porqué, algunos sermoneadores se han instalado. Y a fin de cuentas eso es lo que hace Alejo Schapire en La traición progresista, libro que incomodará a muchos, probablemente, si es que esos “progresistas” a los que el argentino acusa de traición, se animan a leerlo, pero que tan oportuno es para ayudar, si aún es posible, a corregir el rumbo de una izquierda necesaria, indispensable, para enderezar este siglo XXI que promete ser despiadado y enloquecido. Además de la Introducción, La traición progresista incluye siete capítulos plagados de ejemplos y detalles esclarecedores, tanto del ámbito anglosajón como del europeo continental o del latinoamericano. El propósito es respaldar la tesis del autor, que queda resumida ya casi al final del libro: “Desde mediados del siglo XVIII, el movimiento de las Luces ha tenido que enfrentarse a la tiranía política, a la Iglesia, al poder conservador que buscaba preservar un orden arbitrario y supersticioso. Hoy, la conquista de la democracia liberal, hija de la Ilustración, descubre que está siendo traicionada desde la izquierda, que, en nombre de una otredad esencializada, se pone del lado del oscurantismo religioso y del totalitarismo. La censura, el puritanismo y la intolerancia han cambiado de campo”. En los capítulos del libro, que tratan de la “manufactura del falso consenso”, de la “libertad de ofender”, de “construcción del nuevo orden moral”, del “lenguaje exclusivo”, del antisemitismo y de Israel (“una obsesión progresista”), y de “la izquierda identitaria al asalto del universalismo”, vamos encontrando numerosas pistas de esa posible traición: muestras pasmosas de una claudicación injustificable, ejemplos bochornosos de lo que nunca debería ser la izquierda y que, desgraciadamente, abundan en las actuales circunstancias de desarme mo-

ral e ideológico. No es preciso compartir todas las afirmaciones del argentino, ni identificarse con sus propuestas, en ocasiones, como es claro en los capítulos dedicados al deleznable antisemitismo, lacra de derechistas e izquierdistas un tanto simplistas. Sí parece oportuno prestar adecuada atención a su denuncia, otra denuncia que sale del propio seno de una izquierda que ya no se reconoce en el espejo y que, en no pocas ocasiones, parece haber intercambiado los papeles con sus oponentes. La conclusión de Schapire es clara: ante la amenaza evidente de un movimiento iliberal, flanqueado por un populismo identitario ultraderechista en terrorífico aumento, y por un falso progresismo que ha incumplido su promesa de romper cadenas, “la democracia liberal está llamada a forjar también su propia identidad, asumiendo sin complejos el laicismo, la libertad de expresión y la lucha por la emancipación universalista por encima de la tentación del relativismo moral y cultural”. ¿No fue esa, al fin y al cabo, la gran apuesta de la modernidad progresista, la enorme hazaña de la Revolución Francesa? Ya sé que la expresión “democracia liberal” levantará sarpullido a más de uno, pero… ¿no es, precisamente, ese sarpullido el síntoma de que nos estamos equivocando al encausar enemigos? Alejo Schapire, en suma, es otra de las voces que, provenientes de la izquierda, denuncia una deriva identitaria que desmiente los proyectos liberadores y fraternales de la izquierda, un sesgo totalitario que ha de ser desactivado para poder enfrentarnos con lucidez, honestidad y razones a los apabullantes retos que nuestras sociedades soportarán en los próximos años. Es otro –uno más– aviso para navegantes.

Antonio García Vila

ARMAS SOFISTICADAS DE CONTROL MASIVO LA AUTOMATIZACIÓN DE LA DESIGUALDAD. HERRAMIENTAS DE TECNOLOGÍA AVANZADA PARA SUPERVISAR Y CASTIGAR A LOS POBRES

Virginia Eubanks Capitán Swing. Madrid, 2021, 304 pp.

La importancia de los datos y, sobre todo, de poder analizarlos bien, es algo que no admite discusión. “Los sistemas de toma de decisiones y rastreo digitales se han convertido en algo rutinario, tanto en el control policial como en la previsión política; el marketing, los informes crediticios, las sentencias penales, la gerencia de empresas, las finanzas y las administraciones de programas socia-

Virginia Eubanks

les”, asegura Virginia Eubanks la autora de La automatización de la desigualdad. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y tras preguntarse “cómo es posible que la revolución digital se haya convertido en una pesadilla para unos cuantos”, Virginia Eubanks se centra en esos “cuantos” para ver en qué puede afectarles a pobres y clase trabajadora la revolu-

El Viejo Topo 404 / septiembre 2021 / 75


74-82 404libros:libros junioOK copia 29/7/21 11:27 Página 76

Libros

ción digital. Para lo cual, escoge tres temas de investigación: las ayudas al bienestar de Indiana; el registro de los sintecho en Los Ángeles; y la previsión de riesgos que tiene un niño para ser víctimas futuras de malos tratos en Pensilvania. Sectores, a todas luces, necesarios de un buen análisis para conseguir mejorar su vida. Así, confirme avanza el libro, vemos cómo afecta el análisis de los datos a los derechos civiles o a la desigualdad, hasta cómo un análisis perverso de

esos mismos datos, manejado por Estados o empresas más preocupados por su riqueza que por sus ciudadanos o sus usuarios, puede volverse en contra –y, de hecho, lo hace– de los más vulnerables. Los resultados al acabar el libro son los que Eubanks se temía al inicio de su estudio: “Las personas pobres y de clase obrera son la diana de las nuevas herramientas digitales de gestión de la pobreza [y] a causa de ello afrontan consecuencias que suponen una amenaza

ESTRUJAR LOS ACONTECIMIENTOS SIN DEJAR DE PENSAR COMO UN LADRÓN EN PLENO DÍA. EL PODER EN LA ERA DE LA POSHUMANIDAD Slavoj Žižek Ed. Anagrama. Barcelona, 2021, 286 pp.

Vuelve a la carga el polémico Žižek. Ahora con un libro, traducido al español, cuya edición original es de 2018, y que muestra la rapidez con la que la actualidad política envejece y las noticias de hace apenas unos meses parecen reliquias del pasado. Ya saben cómo escribe Žižek. Es un tipo ingenioso, rápido, entretenido y perspicaz, y sabe sacarle punta a cualquier acontecimiento o suceso. En este caso, Como un ladrón en pleno día, el subtítulo parece un tanto pretencioso y, en verdad, excesivo para el contenido, más modesto, del libro. Es cierto que la escritura de Žižek aquí transita por meandros y vericuetos que podrían adecuarse a ese “poder en la Era de la Poshumanidad”, pero no está muy claro que estemos en

76/ El Viejo Topo 404 / septiembre /2021

ninguna nueva Era Poshumana, ni tampoco a qué se está refiriendo exactamente el esloveno con la palabra “poder”. De hecho, a lo largo del texto apenas la usa. Igualmente, en no pocas ocasiones, ni siquiera sabemos muy bien por qué unas páginas siguen a otras, o qué relevancia tiene, en concreto, la prolija explicación del argumento de una determinada película y sus posibles interpretaciones. Žižek escribe mucho, y suele ser entretenido y original, pero otras veces el lector no sabe muy bien a dónde quiere ir a parar. Puede ser que su atractivo resida, precisamente, en ese recorrido de comentarista lúcido y suficientemente informado que rebusca entre lo que los demás parecen no ver, indaga qué se oculta tras los primeros planos y da la vuelta a lo que parecía obvio. Puede que ese sea su propósito:

para sus vidas”. A la vista de las sociedades en las que nos ha tocado vivir, empieza a ser cada vez más evidente que la toma automatizada de decisiones criminaliza a los pobres y aumenta la discriminación, y que la tecnología aplicada a los servicios públicos puede tener consecuencias desastrosas sobre los pobres. Por consiguiente, no está demás que un libro te dé buenos ejemplos de ello.

Carmen Domingo

entretener al lector y presentarle perspectivas que, quizás, no preveía. Si es así, de acuerdo, somos generosos con Žižek. Si no, la sensación es de cierta irrelevancia. Introducción y Conclusión y cuatro capítulos: “El estado de las cosas”, “Ocurrencias del poder”, “De la identidad a la universalidad, y “Ernst Lubitsch, el sexo y lo indirecto”. Aunque ninguno de ellos esté cerrado ni tenga una unidad especial que lo distinga. Žižek se muestra bien informado, pero cuando habla de Cataluña, por ejemplo, más parece sujeto a tópicos poco meditados que a un conocimiento riguroso de la situación: da la impresión de que más bien pasa de un tema a otro, de un ejemplo a otro, de una película y un chiste a una noticia, para ilustrar… no se sabe muy bien qué. Puede recurrir a Lubitsch y su célebre “toque”, y comentar varias de sus películas para, al final, reivindicar a un posible, más bien deseado, Lenin que, en realidad, nunca fue. ¿Eso es todo? ¿No sería mejor, para eso, volver a leer a Kant detenidamente? Del feminismo al populismo, del racismo a Trump, mu-


74-82 404libros:libros junioOK copia 29/7/21 11:27 Página 77

Libros

cho Trump, pasando por noticas y anécdotas. Yo he disfrutado, me he entretenido, pero ¿hemos avanzado algo? Žižek desenmascara las apariencias, da un giro al guión y apunta nuevas formas de interpretar un dato que, a la postre, tampoco queda muy claro cómo ha sido definido. Parece un juego que nunca acaba, al que jamás se le pone fin. Y, a veces, incluso, engaña un tanto al lector. Nos habla del intento de asesinato de Reinhard Heydrich el 27 de mayo de 1942, cuando fue tiroteado en las afueras de Praga, y haciendo frente a los encargados de la operación, consiguió escapar malherido, quedando tumbado sangrando profusamente por el costado izquierdo. Una mujer checa que pasaba por allí, viéndole en el suelo, acudió a socorrerle y le salvó, de momento, la vida, pues moriría unos días más tarde. El propio Žižek se pregunta: “¿Sabía esa mujer quién era el herido?”. Esto es: no lo sabemos. Aún así el autor concluye: “Lo que se plantea aquí es la disyuntiva entre el humanismo abstracto liberal abstracto y la ética implícita de la lucha emancipadora radical: si seguimos el humanismo liberal hasta su conclusión

lógica, acabamos perdonando a los peores criminales y, si hacemos lo mismo con el compromiso político parcial, acabamos del lado de la universalidad emancipadora, en cuyo caso, la pobre mujer checa habría resistido su compasión y habría intentado rematar a Heydrich”. Una pura falacia. Lo que el ejemplo ilustra, con los datos que tenemos es, en todo caso, lo que diferencia a Heydrich del resto de la gente, y por qué es legítimo perseguir a personas como él. Igual que con inquietante frivolidad, teniendo en cuenta que escribe una persona conocedora de la historia europea del siglo XX y, además, de izquierdas, Žižek asegura, refiriéndose a la que para él debiera ser la “versión proletaria y debidamente izquierdista” de los derechos humanos: tendrían que ser “libertad-igualdad-libertad y… terror”. Es cierto que a continuación matiza: “el terror de verse arrancado de la complacencia de la vida burguesa y sus luchas egotistas, el terror como presión de elevarnos a la emancipación universal”. Aun así, no parece acertar, pues las explicaciones que siguen no justifican de ninguna manera hablar de terror.

El mismo Žižek cuenta un gracioso chiste de la época soviética cuyo objetivo era la radio armenia. Un oyente llama a la emisora y pregunta: ¿Es cierto que a Rabinovich le ha tocado un coche nuevo en el premio de la lotería? Y el locutor contesta: en principio sí es cierto, solo que no es un coche nuevo, es una bicicleta vieja. Y que no le ha tocado, se la han robado. Este chiste refleja muy bien lo que el autor parece hacer en su propio libro. Sí, Trump es así, solo que no es ese el problema ni eso de lo que se trata. Sí, el feminismo tiene razón, solo que el meollo del asunto está en otro lado y lo que proponen nos aleja de ello. Incluso, sí, Žižek es un gran teórico de la izquierda actual, solo que…. Nunca se sabe. Como un ladrón en pleno día: sin darnos cuenta porque es evidente, o, precisamente, es tan evidente para que no caigamos en ello, como en el relato de Poe. Lean el libro, si quieren darle una vuelta a todo el asunto. A mí, confieso, me ha gustado.

Antonio García Vila

El Viejo Topo 404 / septiembre 2021 / 77


74-82 404libros:libros junioOK copia 29/7/21 11:27 Página 78

Libros

DISTOPÍAS MÁS FAMILIARES QUE FICTICIAS LA MUERTE COMO EFECTO SECUNDARIO Ana María Shua Consonni Ediciones. 2021, 232 pp.

De un tiempo a esta parte, casi diría que al hilo de la popularización de El cuento de la criada de Margaret Atwood al ser llevado a la pequeña pantalla por una plataforma de ‘streaming’, las distopías han empezado a formar parte del universo narrativo contemporáneo y se suceden sus publicaciones fuera del ámbito de la ciencia ficción, que era el género habitual hasta ahora. La muerte como efecto secundario, la cuarta de las novelas de la argentina Ana María Shua, entra dentro de esta categoría distópica: gobiernos con más poder o con unos poderes ilimitados que nos parecen imposibles, relaciones llevadas más allá de lo concebible... La novela, publicada en un lejano 1997, ha sido recuperada recientemente por una prolífica editorial independiente vasca que ha visto en su contexto –una Argentina futura, pero posible– un reclamo suficiente para los lectores del 2021. La trama es sencilla: en una Argentina futurible conocemos la extraña relación

78 / El Viejo Topo 404 / septiembre /2021

Ana María Shua

entre un padre y un hijo, o, para ser más exactos, la relación amor-odio entre Ernesto (un cincuentón divorciado) y su padre (un viejo egoísta, más preocupado por hacer negocios incluso en el lecho de muerte que por recuperar la relación perdida con su hijo) que se halla instalado, por orden gubernamental, en una Casa de Recuperación (eufemismo que utiliza el gobierno para designar el lugar al que trasladar a todas aquellas personas a punto de morir hasta que llegue el fatídico día, un día que se alargará todo lo posible mientras el paciente siga pagando la estancia). Se juntan en este punto lo que podríamos llamar las dos tramas: el poder de un Estado que establece las relaciones con sus ciudadanos solo en función de su poder económico, por un lado, y las relaciones familiares, por otro lado. Cabe decir que, casual-

mente, muchas de las situaciones que se dan, muchos de los problemas que transcurren en la historia, son bastante equiparables a los vividos con la reciente pandemia, lo que traslada al hoy la novela. Casi podríamos decir que la distopía del ayer es el presente del hoy. Barrios aislados, violencia, poder, ricos y pobres, derechos y deberes, pero, sobre todo, en medio de ese caos, de esa negritud distópica, relaciones personales y familiares opresivas, fallidas, dolorosas, humillantes… “Nadie puede humillarte como tus padres. Nadie más en el mundo tiene ese gigantesco poder: el mismo que tenemos sobre nuestros hijos”, dirá el protagonista. Por eso Ernesto decide intentar vivir, aunque sea pasada la cincuentena, por eso, por el poder que sobre él ejerce su padre y que ni siquiera le dejar ser él mismo, decide sacarlo de la Casa de Recuperación. ¿Lo quiere ayudar a morir, o, por el contrario, lo que quiere es que lo deje vivir? Una novela extraña, que nos creará dudas e interrogantes, y no nos dejará indiferentes.

Carmen Domingo


74-82 404libros:libros junioOK copia 29/7/21 11:27 Página 79

Libros

POR UN ESPERANCISMO SIN EUFORIA CAMBIEMOS DE VÍA. LECCIONES DE LA PANDEMIA Edgar Morin. Con la colaboración de Sabah Abouessalam Ed. Paidós. Barcelona, 2020, 112 pp.

Los viejos filósofos, los filósofos que nos han acompañado y enseñado durante décadas y décadas, siguen en plena forma. Cambiemos de vía. Lecciones de la pandemia es un ejemplo. ¿La prueba del algodón? En la página 83 escribe su autor: “Naturalmente, la política no puede crear la felicidad individual. Hay que dejar de creer que el objetivo de la política es la felicidad. La política puede y debe eliminar las causas públicas de desdicha (guerra, hambre, persecuciones). No puede crear la felicidad, pero puede favorecer y facilitar la posibilidad de que cada uno viva poéticamente, es decir, en la autorrealización plena y la comunión”. Si el pasaje les deja indiferentes, este libro no es su libro. Un apunte (innecesario) sobre el autor. Edgar Morin (nacido en 1921, el pasado 8 de julio cumplió 100 años) es un filósofo y sociólogo parisino creador de la teoría del pensamiento complejo (o sistémico). Participó en su juventud en la resistencia a la invasión alemana (se afilió al Partido Frentista, “que propugnaba la lucha en dos frentes –contra el estalinismo y contra el hitlerismo– y se oponía a la guerra”), y ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia (nuestro CSIC, pero con mucho más presupuesto). Galardonado con 38 ‘doctorados honoris causa’, Morin es autor de más

de sesenta ensayos. Entre ellos, El hombre y la muerte (1951), El método (“afronté el problema clave de los fundamentos de nuestra forma de conocimiento y la búsqueda de un pensamiento capaz de responder a los desafíos de la complejidad del mundo, especialmente humano. Una reflexión que llevaría a cabo durante los treinta años de gestación de El método”, 1977, probablemente su más importante obra filosófica), Ciencia con consciencia (1984), La inteligencia de la complejidad (1999), Breve historia de la barbarie en Occidente (2005), ¿Hacia dónde va el mundo? (2007), La vía (2011). Componen Cambiemos de vía (podía haberse titulado también Cambiemos de vida), el preámbulo (que debe leerse con interés y admiración, y que abre así: “Yo soy una víctima de la epidemia de la gripe española, y puede decirse que, a causa de ella, nací muerto”), la Introducción y tres capítulos. El 1º: Las quince lecciones del coronavirus: sobre nuestra existencia, sobre nuestra condición humana, sobre nuestra relación con la muerte, sobre la ciencia y la medicina, sobre las carencias del pensamiento y la acción política, sobre el despertar de nuestra civilización, sobre las descolonizaciones y la dependencia nacional…, el 2º: Los desafíos del poscoronavirus: El desafío existencial, el de la crisis política, de la preservación ecológica, el de una gran regresión..., y el 3º: Cambiar de vía (Una política de la nación, una política de la civilización, una política de la humanidad, una política de la Tierra, por un humanismo regenerado). Sabah Abouessalam, colaboradora de Morin en el libro, es socióloga urbanista y doctora en ordenamiento urbano. Breves apuntes sobre la Introducción y sobre cada uno de los capítulos. Para abrir su apetito. 1. De la Introducción: la primera revelación innegable de esta crisis inédita, señala Morin, “es que todo lo que parecía

separado es inseparable”. La crisis general gigantesca provocada por el SARS-CoV-2 debe ser vista también “como el síntoma virulento de una crisis más profunda y general del gran paradigma de Occidente convertido en paradigma mundial: el paradigma de la modernidad, nacido en

Edgar Morin

el siglo XVI europeo” (p. 20). El nuevo paradigma se está gestando necesariamente con dolor y caos, “sin que por ello podamos estar seguros de que sea capaz de emerger y de imponerse”. Ojalá, señala Morin, “se traduzca en una regeneración de la política, una protección del planeta y una humanización de la sociedad: es hora de cambiar de Vía”. 2. De las lecciones: “Nuestra fragilidad estaba olvidada, nuestra precariedad estaba oculta”, nos recuerda Morin. El mito occidental del hombre cuyo destino era convertirse en “amor y señor de la naturaleza” se derrumba ante un virus. De hecho, ese mito ya estaba gravemente tocado por la conciencia ecológica “que supo demostrar desde hace décadas que, cuanto más dueños somos de la biosfera,

El Viejo Topo 404 / septiembre 2021 / 79


74-82 404libros:libros junioOK copia 29/7/21 11:27 Página 80

Libros

más dependemos de ella; cuanto más la degradamos, más degradamos nuestras vidas”. Sin embargo, “la convicción de que el progreso tecnoeconómico constituye por sí solo el progreso humano y de que el libre comercio y el crecimiento económico son las condiciones que determinan el bienestar social sigue dominando el mundo occidental e incluso suscita el delirio eufórico del transhumanismo” (pp. 24-25). Para Morin, el verdadero humanismo está en crisis frente a las derivas y repliegues nacionalistas y la reaparición de racismos y xenofobias y la primacía del interés económico sobre todos lo demás. Sin embargo, la conciencia de la comunidad del destino compartido de los humanos debe regenerarlo “y dar un carácter concreto a su universalismo hasta ahora abstracto: cada uno podrá entonces experimentar su integración en la aventura de la humanidad” (p. 45). Si esa conciencia se propaga por el mundo y se convierte en fuerza histórica, “el humanismo podría suscitar una auténtica política de la humanidad”. 3. De los desafíos: “Corremos el riesgo de entrar en una era ciclónica y que nos suceda lo mismo que en Sarajevo en 1914 o en Dánzig en 1939”. La bomba y la reivindicación de un iluminado provocaron en aquellas ocasiones, por reacciones en cadena totalmente imprevistas, “el estallido de dos guerras que fueron hecatombes mundiales”. No sabemos actualmente “si la constitución de los procesos regresivos [morales, intelectuales, de la de-

mocracia, belicistas] provocará una barbarie planetaria, si favorecerá la constitución de Estados neoautoritarios o si desencadenará resistencias y bajo qué formas”. Para Morin, todo este escenario conviene en irrisoria la afirmación eufórica de Steven Pinker “según la cual hemos entrado en la era más pacífica y feliz de la historia humana” (p. 58). Nada de eso. Es vital cambiar de vía. 4. Cambiar de vía: “El sentido de la palabra “desarrollo” en Occidente se circunscribe en realidad a los terrenos técnicos y económicos”, señala críticamente Morin. Para un país occidental como Francia, el sentido puede ampliarse a la cultura, “aunque tiende a identificarse con el crecimiento y con todo lo que es cuantificable, ignorando la incuantificable calidad de la vida”. El “arropamiento”, por el contrario, hace referencia a la comunidad y a la solidaridad. “Ahora bien, si las iniciativas solidarias han florecido durante el confinamiento, es porque estaban latentes en las familias, en el vecindario, en los pueblos, en el trabajo y en la nación”. La conjugación de desarrollo –para Morin el único crecimiento que debe continuar es el de la economía de las necesidades esenciales– y arropamiento significa que “el desarrollo de los bienes materiales solo tiene sentido si va acompañado de un modo de vida que conserve todo aquello que puede arropar un Yo dentro de un Nosotros: la convivencia, la comprensión del otro y la amistad” (p. 63). Algunas erratas sin importancia:

1. Morin sigue llamando gripe española a lo que no fue, propiamente, una gripe española. 2. “Antes de la década de 1980 y la irrupción del SIDA, la ciencia pensaba que había eliminado los virus y las bacterias” (p. 24). No fue el caso. ¿Críticas? En algunos momentos, pocos, muy pocos, Morin piensa sin tener en cuenta la urgencia y nuestros límites. Dos ejemplos: “las intervenciones urbanas de humanización para construir grandes aparcamientos que permitan peatonalizar el centro de las ciudades” (p. 62); “La restauración del transporte ferroviario con la reapertura de las líneas regionales y la sustitución del avión por el AVE en los desplazamientos de menos de 1.500 kilómetros” (p. 72). Las palabras finales de Morin, que hago mías: “Sé que, en la aventura del cosmos, la humanidad es como nunca sujeto y objeto de la relación inextricable entre lo que une (Eros), por una parte, y por otra, lo que opone (Pólemos), así como lo que destruye (Tánatos). La alternativa de Eros es a su vez incierta, pues puede volverse ciego, y requiere inteligencia, más inteligencia, como requiere amor, más amor. La aventura es más que nunca incierta, más que nunca aterradora, más que nunca exaltante. Nos vemos arrastrados a esa aventura y debemos comprometernos con la alternativa de Eros”. Que así sea. Que nuestro esfuerzo, racionalidad y sensibilidad nos acompañen.

TOPO EXPRESS

Cada día un artículo visítanos en elviejotopo.com

80/ El Viejo Topo 404 / septiembre /2021

Salvador López Arnal


74-82 404libros:libros junioOK copia 29/7/21 11:27 Página 81

Libros

BUENA Y MALA DIVULGACIÓN MUSICAL 100 COSES QUE HAS DE SABER DE LA MÚSICA CLÀSSICA. UNA GUIA INFAL•LIBLE PER SABER QUAN S’HA D’APLAUDIR

David Puertas Esteve Cossetània Edicions. Barcelona, 2020, 231 pp. PARLANT DE MÚSICA. VINCLES ENTRE MÚSICA I LLENGUA

Margarida Hervás Vibop Edicions. Alella, 2020, 40 pp. ELS HOMES CLÀSSICS. LA PASSIÓ I LA CARN I ALTRES HISTÒRIES DE MÚSICA.

Albert Galcerán, Pedro Pardo Random House. Barcelona, 2019, 190 pp.

Una de las tendencias y modas editoriales en la divulgación de conocimientos sobre una materia recae en el comentario de un número elevado de cuestiones esenciales y peculiaridades distribuidas en capítulos específicos. Algunos de estos tipos de libros tienen una redacción simple, pobre y demasiado directa con exposiciones sosas, parciales o redundantes en banalidades, bien sean en el fondo o en la forma. No es el caso del volumen que David Puertas Esteve dedica a la música clásica en la exitosa y profusa serie “100 coses sobre…” de la vallenca Cossetània Edicions. Muy adecuado en su enfoque, sabe hallar el punto de amenidad, imprevisibilidad y variedad sin vulgaridad ni digresiones innecesarias, sirviéndose de una redacción llana, didáctica y puntualmente divertida, que integra una gran cantidad de referencias encabezadas –a menudo– por unos títulos ingeniosos. Dividido en cien capítulos breves que no superan las dos páginas que son agrupados en diez bloques, David Puertas aborda conceptos, personalidades esen-

ciales y obras concretas estableciendo un panorama muy completo con pinceladas sobre cuestiones sociológicas, históricas, estéticas, formales y terminológicas que son amenizadas por anécdotas, curiosidades y datos de actualidad. No en vano, su trayectoria musical tiene trazos poliédricos ya que se ha ejercitado en casi todas las facetas de la música: como intérprete, como profesor, como divulgador, como programador, como arreglista y como autor de guiones para espectáculos musicales. En los aspectos concretos se agradecen los incisos y los datos sobre la música en Cataluña. En este sentido cabe destacar el capítulo 69 dedicado a la tradición coral, el 82 sobre el Llibre Vermell de Montserrat, el 89 dedicado a Enric Casals y la recomendación de compositores catalanes en la selección de cien obras para escuchar que incluye las Soirées de Barcelona de Robert Gerhard, el poema sinfónico Puigsoliu de Jaoquim Serra, la sardana Sant Martí del Canigó de Pau Casals y Amor Mariner de Manuel Oltra. Entre lo más sugerente e indicado para un melómano curioso cabe destacar el apartado dedicado a los compositores más prolíficos (capítulo 39), a la construcción de instrumentos de época (capítulo 52); a los festivales, teatros y auditorios (capítulos 72 a 79). El último bloque, el décimo, aporta un baño de realismo y concreción sobre la

música como negocio con capítulos como el 92 versado en el salario de los músicos, el 93 sobre los precios de las entradas y el 97 sobre los concursos. Estos últimos acostumbran a ser temas descartados en libros de divulgación como éste pero aportan una dosis pragmatismo. Tampoco faltan reflexiones sobre la denominación “música clásica”, el comportamiento del público, las mujeres compositoras, el fenómeno de los fans, el mantenimiento de los instrumentos y los bises. En relación a los puntos mejorables hay que señalar la ausencia de una cita a Boccherini y la justificación pertinente como padre del cuarteto de cuerda (capítulo 34); de un capítulo dedicado a la percusión en el bloque 4 dedicado a los instrumentos. Tampoco son 9 los “mundos” compuestos por Mahler (capítulo 87) si no 10, incluso 11, si se cuenta con Das Lied von der Erde como “Novena sinfonía innominada” en la línea de especialistas como el recordado Pérez de Arteaga. Un escueto glosario terminológico como “diccionario de urgencia” y la referida selección de 100 audiciones musicales representativas de un amplio abanico de géneros cierran un volumen que facilita el acceso a la culturilla básica sobre la música clásica. En conjunto, se de un compilatorio donde no hay aportaciones despreciables, que cumple con el objetivo que se propone y que moderniza el perfil de este tipo de publicaciones que han reconvertido el modelo comercial y divulgativo “para dummies” durante la última década. Entre la música y la lengua Otro ejemplo parecido de buena divulgación musical es el libro que la lingüista Margarida Hervás dedica a algunos vínculos entre música y lengua. Publicado por el joven sello Vibop Ediciones resulta

El Viejo Topo 404 / septiembre 2021 / 81


74-82 404libros:libros junioOK copia 29/7/21 11:27 Página 82

Libros tan ameno como condensado. Fruto de unas intervenciones en el magazine “Tots els matins del món” de la emisora Catalunya-Música, se trata de un opúsculo repartido en 26 capítulos brevísimos y sustanciosos, que traslucen la curiosidad propia de los lingüistas a la vez que la despiertan en el lector. Y, como buen cajón de sastre, incluye un poco de todo: etimologías, terminología y otras cuestiones léxicas y semánticas; además de curiosidades diversas (históricas, sobre instrumentos,…) con un punto de imprevisibilidad e ingenio reflexivo, por ejemplo, cuando enlaza ideas con humor y en apartados donde enlaza expresiones y locuciones (uso de tocar, cantar, bailar,…). El tono es riguroso expuesto con una redacción llana y alejada de la vacuidad e inexactitud de la divulgación musical reciente. Especialmente, en libros de personalidades mediáticas y para poco iniciados. Un bodrio divulgativo A cargo del periodista musical Albert Galcerán y el compositor Pedro Pardo, Els homes clássics. La passió i la carn i altres històries de la música se divide en quince capítulos agrupados en dos partes: una, la de la vertiente histórica y de corte anecdótico; y, otra, el comentario de obras aunque solo resultan sugerentes capítulos como el de los minimalistas, el dedicado a Ravel y Ricard Viñes, “Un basc i un català a París” y el de la Segunda Escuela de Viena. Otros son episodios que recrean temas sobradamente manido como la recuperación de La pasión según San Mateo de Bach realizada en 1829 por Mendelssohn, la operación de ojos de John Taylor en Bach y Händel o el vínculo familiar entre Wagner y Liszt. Todo ello fluye en una lectura ágil basada en una redacción demasiado llana, en la línea de la divulgación light y aderezada con giros humorísticos y toques del efectismo enunciativo que domina el título del libro. Como es natural en iniciativas de este tipo hay aspectos flojos, discutibles y erróneos. Entre los primeros hay que citar

82 / El Viejo Topo 404 / septiembre /2021

la esterilidad de la única página dedicada a La leyenda de la ciudad invisible de Kítej de Rimski-Korsakov y a la Suite Lulu de Berg. Algo mejor solventado en la audición 3b sobre la Sinfonía italiana de Mendelssohn, en la audición 5 dedicada a la obertura de Le nozze de Figaro de Mozart y en la audición 6 sobre el Concierto “Emperador” de Beethoven. Sin que su ausencia sea un demérito, la opción de incluir alguna referencia a la zarzuela hubiese redondeado la selección de temas sugerentes. También debería matizarse la primera frase del primer capítulo: “Sin duda, la música es una característica humana” (pág. 17). Cierto. Pero el apunte sobre los pájaros y la afirmación “ningún animal emite sonidos distribuidos en el tiempo y con frecuencias determinadas de manera consciente (cuando menos, que tengamos constancia)”, es insostenible ante la comunidad científica marina como lo demuestran numerosos estudios sobre el canto de las ballenas. Cada espécimen tiene una voz diferente, pero los cantos son comunes al grupo y pueden cambiar cada temporada –en verano– conteniendo material del año anterior, tal y como demostró la especialista Ellen Garland hace casi una década. Además lo pueden mezclar con elementos nuevos materializando intercambio cultural a gran escala para una especie diferente a la humana. Otro aspecto reprobable del libro se halla en la página 19, sobre el repertorio bufo italiano anterior a Rossini que los autores consideran como títulos de segunda. Si, por ejemplo, entienden Cosi fan tutte como ópera bufa, entonces la afirmación es insostenible ya que las posibles óperas bufas del Mozart maduro son superiores a la más perfecta de las de Rossini. Si los autores del libro valoran algunas óperas de Mozart como un drama giocoso y, por lo tanto, no son estrictamente óperas bufas como defienden algunos teóricos e historiadores, entonces su afirmación resulta excesiva por diversas razones. La más significativa radica en que son muchos los títulos de

ópera bufa de los primeros sesenta años de vida del género que aún quedan por descubrir, grabar o difundir, enmarcándolos adecuadamente en su presente histórico y éste en relación a la historia del género. Por otro lado, la afirmación citada también puede llevar a pensar que se conocen todas las producciones de Martín Soler, Jommelli, Cimarosa, Paisiello, Galuppi –¡que escribía música para libretos de Goldoni!– y muchos otros. Entre los errores, en la página 18 debería corregirse que la afinación del La3 corresponde a los 440Hz cuando lo es el La4, estandarizado en el ámbito europeo desde 1936, reafirmado por la comunidad internacional en 1955 y en 1975. Pero más significativo es mantener que las famosas pintadas de “Viva VERDI” en Milán tienen algo que ver con el estreno de Nabucco (pág. 101). Especialistas y biógrafos como Christoph Schwandt apuntan que aparecieron a partir de 1855, después del estreno de I vespri sicilianni, mientras que otros como Peter Southwell-Sander, las ubican hacia 1859 y el estreno de Un ballo in maschera en el contexto de los rumores de la entrevista secreta de Cavour con Napoleón III para planificar la guerra contra Austria. Por su parte, Julian Budden apunta las mismas fechas pero ubicando en Nápoles el efecto y consciencia popular del acrónimo. Además en 1842, año del estreno de Nabucco, el futuro Vittorio Emmanuel Rey de Italia solo tenía 20 años, le faltaban siete para ser coronado y cerca de una década para encabezar campañas militares contra el dominio austríaco. En resumen, se trata de un libro absolutamente prescindible que supone un craso error editorial y un desperdicio de papel presentado con una edición austera, sin ilustraciones y de paupérrimo diseño gráfico, únicamente variado en la alternancia de dos tipologías de letra, en función de si se trata de un capítulo de carácter histórico o sobre alguna obra musical.

Albert Ferrer Flamarich


Profile for elviejotopo

El Viejo Topo | Número 404 | Septiembre 2021  

Número 404 de septiembre de 2021. Portada: "Alegoría de la República" de L. J. Hughes. Artículos de Asbjørn Wahl, Claudio Zulian, Aleksandro...

El Viejo Topo | Número 404 | Septiembre 2021  

Número 404 de septiembre de 2021. Portada: "Alegoría de la República" de L. J. Hughes. Artículos de Asbjørn Wahl, Claudio Zulian, Aleksandro...

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded