__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1


3 sumario 401:sumario234 - 18/5/21 19:21 Página 3

sumario

401

Portada: Abel Moriarty

4

El xiísmo, ¿una fase superior del reformismo chino? POR XULIO RÍOS

44

Las raíces futuristas del transhumanismo. Camino hacia la sociedad psicopática POR YESURÚN MORENO

14

Por encima del mercado y del patriarcado Entrevista a Carmen Domingo POR SALVADOR LÓPEZ ARNAL

52

De la “línea correcta” a la “línea abisal”, y a las estrategias “no lineales” POR TOMÁS R. VILLASANTE

20

España e Italia: la ofensiva de la oligarquía Las democracias mediterráneas bajo ataque POR CARLO FORMENTI

60

España y la lucha por la eutaxia POR PALOMA HERNÁNDEZ

28

Cuando la Historia oculta el pasado Entrevista a Enrique Javier Díez Gutiérrez POR SALVADOR LÓPEZ ARNAL

66

Rótulos oxidados El sueño americano POR HIGINIO POLO

36

10 años revelando las fosas del olvido POR FÉLIX POBLACIÓN

74

Libros

EL VIEJO TOPO, revista mensual. FUNDADORES: Primera época, Claudi Montañá (†), Miguel Riera, Josep Sarret. Segunda época, Elisa Nuria Cabot, Jordi Dauder (†), Ernesto Fontecilla, Enrique Helguera, Esther Mañé, Santiago Palacios, Miguel Riera, José Sanchis Sinisterra. DIRECTOR: Miguel Riera. REDACCIÓN: Genís Plana DISEÑO: Miguel R. Cabot, Elisa Nuria C. Edita: Ediciones de Intervención Cultural, S.L. (Barcelona). Imprime: Gráficas Gómez Boj. ISSN 0210-2706, Depósito Legal B-40.616-76. Impreso en España. El Viejo Topo no retribuye las colaboraciones. La redacción no devuelve los originales no solicitados, ni mantiene correspondencia sobre los mismos. Los colaboradores aceptan que sus aportaciones aparezcan tanto en soporte impreso como en digital. La revista no comparte necesariamente las opiniones firmadas de sus colaboradores. Esta revista ha recibido una ayuda a la edición del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El VIEJO TOPO, c/Juan de la Cierva, 6, 08339 Vilassar de Dalt (Barcelona). Tel. Administración, redacción, publicidad y suscripciones (93)755-08-32 e-mail: info@elviejotopo.com.

El Viejo Topo 401 / junio 2021/ 3


4-13EL xiísmo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:46 Página 4

china

4 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


4-13EL xiísmo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:46 Página 5

china

El xiísmo,

¿una fase superior del reformismo chino? Por Xulio Ríos

L

a dirección política de Xi Jinping no se reduce a un liderazgo fuerte y centralizado. También supone una aportación teórica estratégica: el Pensamiento de Xi ofrece los lineamientos para consolidar la modernización de un país que aspira a ser el eje axial de un nuevo proyecto global.

El mandato del actual líder chino, Xi Jinping, iniciado en 2012, está marcando un tercer tiempo en el desarrollo de la poítica china desde 1949 en adelante. Xi ha introducido numerosos temas en la agenda china –y en la global– hasta el punto de señalar una reconocible inflexión en el proceso de reforma iniciado a finales de los años 70. Hoy día podemos reconocer que el denguismo –la política iniciada con Deng Xiaoping– culmina con Hu Jintao (2002-2012) y que Xi Jinping introduce un giro que si bien es continuador –incluso respecto al maoísmo– supone la incisión de una nueva etapa. El “tercer tiempo” que representa Xi Jinping podemos definirlo a partir de dos parámetros esenciales. Primero, el cambio operado en la evaluación del PCCh en torno a la identificación de la contradicción principal, que ya no se refiere al insuficiente desarrollo para corresponder las demandas de la sociedad sino a un desarrollo desequilibrado e ineficiente para satisfacerlas. Segundo, la consecución del objetivo de la construcción de una sociedad modestamente acomodada (que se habría culminado en buena medida en 2020 con la erradicación de la pobreza extrema y otras mejoras en el orden social), deja paso al objetivo de construcción de “un país socialista moderno y próspero”, cuya materialización debiera coincidir con el centenario de la proclamación de la República Popular China (2049). Quizá entonces podrá certificarse el final de la “etapa primaria” de construcción del socialismo que Deng Xiaoping cifrara en 100 años.

El XIX Congreso del Partido Comunista de China (PCCh), celebrado en Beijing del 18 al 24 de octubre de 2017, incorporó el pensamiento estratégico de Xi Jinping como aportación teórica a la construcción del “socialismo con peculiaridades chinas en la nueva era”. La praxis del PCCh en esta nueva fase deberá conducirse prestando atención a estas aportaciones, siempre bajo la mirilla del ojo. A Xi se le reconoció en este congreso que cuenta con un pensamiento propio, todo un activo en los arcanos del comunismo chino que le sitúa en este plano a un nivel similar al de Mao Zedong, el fundador de la República Popular China tras décadas de ardua lucha revolucionaria. Si bien le falta aún el reconocimiento explícito y abreviado como “Pensamiento de Xi”, la secuencia desarrollada en los últimos años, a través de una definición de su significado y aportación parcial en numerosos campos, sugiere que esa síntesis podría llegar pronto, quizá en el XX Congreso (2022), culminando en un tiempo récord la máxima aspiración del líder chino en este aspecto y reflejo de su posición primus supra pares en el Comité Permanente del Buró Político. En el punto III del informe presentado por Xi al XIX Congreso del PCCh, que lleva la rúbrica alusiva al pensamiento guía del xiísmo, se enumeran las “14 perseverancias” que lo definen: la dirección absoluta del Partido, la consideración del pueblo como sujeto central del proceso, la profundización integral de la reforma, la nueva concepción del desarrollo, la condición del

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 5


4-13EL xiísmo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:46 Página 6

china

pueblo como dueño del país, la gobernación según la ley, los valores socialistas centrales, la garantía y mejora de las condiciones de vida del pueblo, la civilización ecológica, la seguridad nacional, el imperio del Partido sobre el Ejército, la reunificación y el principio “un país, dos sistemas”, la construcción de una comunidad de destino compartido de la humanidad y la exigencia de una mayor severidad disciplinaria del Partido. Esas 14 perseverancias serían las claves para lograr que el PCCh, que encara una fase crucial en su gestión del proceso chino, no se desvíe, no olvide sus raíces y objetivos, de donde viene y a donde va, a quien sirve, y ciertamente es resultado de la experiencia histórica de un partido que este año celebrará

chino” o la “gran revitalización de la nación china”.

Una nueva legitimidad En el orden político, Xi Jinping ha destacado un peculiar empeño en la lucha contra la corrupción como parte de una estrategia de “purificación” del Partido, afrontando una tara que empaña su imagen ante la sociedad y ante el mundo. Cabe reconocer que otros líderes anteriores también identificaron este lastre; sin embargo, ha sido Xi quien ha mantenido con mayor firmeza este compromiso a lo largo del tiempo. Puede que en ello, al igual que en el caso de líderes anteriores, influyera el afán de consolidar su base de poder pero sin duda va acompañado de un severo reforzamiento de la disciplina y la dotación de reglamentos e instrumentos institucionales más sofisticados. Aun así, aceptando que todo ello afecta a la atmosfera interna, se cuentan por cientos de miles los militantes del PCCh que cada año son objeto de expedientes por violaciones de la frugalidad, la disciplina o las leyes. La transformación del Partido está en la agenda de Xi. El PCCh del xiísmo no es el mismo que el del denguismo. El reconocimiento congresual del pensamiento, destacado como la “cristalización teórica” de los últimos cinco años de práctica para impulsar el desarrollo de China, escenifica también la última aseveración en ese propósito del PCCh de personalizar el poder. Se trata de una decisión que va a contracorriente de los varios lustros post-maoístas y viene acompañada de la recentralización de la autoridad, proceso Desfile militar del Ejercito Popular de Liberacion. Celebracion de los 70 años desde la fundación iniciado a partir del XVIII Congreso, en 2012. Ya en de la Republica Popular China. 1 de octubre de 2019. 2016, Xi fue reconocido como “núcleo” de la dirección por todo lo alto el primer centenario de su fundación (1921). del Partido, en un anticipo de lo que estaba por venir. Así, lo que realmente definiría el xiísmo como pensamiento Cabe tener presente que ni siquiera a Deng Xiaoping y su es la propuesta estratégica de alcanzar el objetivo de culminar teoría del socialismo con peculiaridades chinas se le reservó el la modernización en dos largas zancadas (2020-2035 y 2035calificativo de pensamiento para sus aportaciones, rehuyéndo2050) que confluirían en el centenario de la fundación de la se cualquier equiparación con el gran icono revolucionario, Nueva China (2049). Todo ello, como ya se indicó, a partir de Mao Zedong. Tampoco en Deng puede advertirse una obsesión una nueva diagnosis que enfatiza el cambio de sello en la idenpor exhibir su poder sino que, más bien al contrario, le gustaba tificación de la contradicción principal que caracteriza el moejercerlo entre bambalinas. Al reconocérsele de facto, no necemento que vive China y, en consecuencia, cifra una nueva sitaba demostrar su posesión. tanda de objetivos. Y complementado con un catálogo de constantes que deben blindar la condición dirigente del PCCh La erradicación de la pobreza extrema deja paso al sin concesiones de ningún tipo. Su actual secretario general objetivo de construcción de “un país socialista bien podría aspirar a permanecer en el cargo hasta 2035 (nacimoderno y próspero”. do en 1953, tendría entonces 82 años). Xi plantea una “profundización integral de la reforma”, lo cual invita a considerar que ésta afecta a los más variados asLa reaparición del culto a la personalidad, el tono –a veces pectos, todos ellos indispensables para materializar el “sueño grotesco– de la adulación, la crisis de la dirección colectiva, del

6 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


4-13EL xiísmo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:46 Página 7

china

consenso, la marginación del primer ministro Li Keqiang –el mativo como una antítesis del ideal democrático liberal: la segundo en la jerarquía–, etc. trazan síntomas de una involuexpresión del poder de la eficacia colectiva frente al indivición en los métodos de dirección. Como también la insistencia dualismo occidental. en la lealtad al liderazgo central como sinónimo de silenciamiento de las críticas, o la descompensación en la iniciativa La soberanía es el concepto clave del política que ahora se afianza de arriba abajo. Como antaño, en “socialismo con peculiaridades chinas” épocas turbulentas, otra vez se plantean dudas sobre las inforde Xi Jinping. maciones emitidas por los poderes locales cuyas autoridades, en ocasiones, se ven entre la espada y la pared para encajar objetivos y resultados en un contexto adverso que puede afecLa mayor crisis política de Xi, la abierta en Hong Kong, fue tar a su futuro personal. reorientada por el PCCh valiéndose de una ley, la de seguridad Xi se ha desembarazado de las orientaciones de Deng Xiaonacional para Hong Kong, que le brindó los atributos represiping a propósito de la dirección colegiada, la limitación de vos y de control precisos para actuar contra una oposición inmandatos, la concentración del poder o el propio culto a la personalidad. Las manifestaciones del culto a Xi parecen haberse consolidado en el actual tiempo político. Ha llamado poderosamente la atención el seminario llevado a cabo en Beijing el pasado 20 de febrero de 2021 con ocasión del centenario del nacimiento de Hua Guofeng, el sucesor designado por Mao y firme defensor del “todoísmo”: mantener con firmeza todas las decisiones tomadas por el presidente Mao y seguir invariablemente todas sus instrucciones. Deng apartó a Hua a un lado considerándole incapaz de librarse del enfoque de “tomar como eslabón clave la lucha de clases” pero ahora se reivindica su “lealtad”, justamente cuando la lealtad (a Xi) parece haberse convertido en una de las virtudes políticas esenciales. Xi parece preferir a Hua sobre Deng. La segunda cuestión clave en el orden político es la Ciudadanos de Hong Kong manifestándose con banderas estadounidenses. Septiembre, 2019. transformación del sistema de gobierno y de la capacidad de gobernar. En este sentido, el establecimiento de las dependentista y liberal con fuerte apoyo conservador exterior. bases de una nueva legitimidad se ha potenciado a través del Quizá podría haberlo hecho simplemente movilizando a las fomento del imperio de la ley, del realce del papel de la Constropas estacionadas en las proximidades o desplegando metitución, del Estado de derecho, de una gobernanza que sitúe dios de vigilancia a gran escala como en la región autónoma de en la norma y en su respeto la fuente básica de la estabilidad Xinjiang, pero muy al contrario se optó por dotarse de una política del país. norma legal (discutible, contestada, etc.), como instrumento A diferencia de Hu Jintao, por ejemplo, que intentó explorar para recuperar la “estabilidad”. El tiempo dirá si esta es la mejor las fronteras de una hipotética democratización con límites, solución para Hong Kong o si supone la muerte efectiva e irreen Xi, que orilló manifiestamente esta preocupación, se mira versible del principio “Un país, dos sistemas”, pero es indudahacia dentro en vez de hacia afuera: ¿puede el legismo ser la ble que la vía elegida establece una referencia. llave de la estabilidad china? Todo apunta a que esa es la Esta vía se ratificó con la aprobación unánime por parte de apuesta política principal, transformando la ancestral cultura la Asamblea Popular Nacional de las reformas electorales relaen este aspecto que despreciaba el valor de la ley para hacer cionadas con Hong Kong. La esencia de las medidas: aumentar de ella ahora el principal fundamento de la legitimidad de la escaños, representantes en el Colegio Electoral, más comités, autoridad y, por tanto, su respeto en un marco definido por la etc., pero para reducir la significación del voto democrático eficiencia y el buen gobierno, virtuoso y meritocrático. Xi directo, bloqueando el paso de los votos “no deseados”. La susreclama el vigor del pensamiento político chino legista nortitución del principio denguista “Hong Kong debe ser goberna-

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 7


4-13EL xiísmo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:46 Página 8

china

do por los hongkoneses” por el xiista de “solo los patriotas deben gobernar Hong Kong”, retuerce la autonomía local. La Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao, bajo el mando directo de Xia Baolong, ha asumido el papel protagonista complementando la estrategia con un amplio relevo de los cuadros responsables de la gestión del problema en alianza con Luo Huining, al frente de la Oficina de Enlace de Beijing con Hong Kong, y ambos bajo el paraguas del viceprimer ministro Han

Jack Ma, presidente ejecutivo de Alibaba Group, consorcio privado dedicado al comercio electrónico..

Zheng, número 7 del Comité Permanente del PCCh. El papel de Carrie Lam, la Jefa Ejecutiva, es más simbólico que nunca desde 1997. Si los hongkoneses nunca tuvieron voz bajo el imperio británico, los hipotéticos avances que podrían deducirse de la retrocesión tras más de 150 años de colonización, se van disipando. La soberanía, concepto clave en el “socialismo con peculiaridades chinas” de Xi Jinping, es la máxima prioridad. Pero ya Deng Xiaoping también lo advirtió en su día al negociar la retrocesión (1984): si durante los 50 años de los “dos sistemas”, de 1997 a 2047, la entrega de Hong Kong a China se viera amenazada, ninguna consideración, ya sea el entorno empresarial o la reputación internacional de China, anularía la determinación de afirmar su soberanía. En Beijing no se olvida que el territorio fue arrebatado a la debilitada dinastía Qing mediante victorias militares y los “tratados desiguales” de 1848 y 1860, la afrenta de las derrotas de las “Guerras del Opio”.

Es justo reconocer también que no nos hallamos ante el primer caso. Otro tanto podríamos decir a propósito de Taiwán,

8 / El Viejo Topo 401/ junio 2021

donde la resistencia a la unificación no hace sino crecer a la vista de su situación política y el sentimiento popular que reflejan las encuestas. Recuérdese que ya en 2005, con Hu Jintao, se aprobó la ley antisecesión. Por el contrario, la gesticulación castrense, que en los años 90, con Jiang Zemin, se evidenció contraproducente, pudiera tener ahora el mismo efecto dañino en la proyección ante la sociedad de la isla. De una parte, incrementar la percepción negativa, ya de por si holgada, de los taiwaneses a propósito de la política continental, alejando la perspectiva de una reunificación pacífica. Pocos en Taipéi creerán en las promesas de respetar su identidad liberal al amparo del principio “un país, dos sistemas”. De otra, puede ser el preanuncio de atrevidas medidas de corte legislativo: no sería nada extraño que Xi promoviera ahora medidas que impulsen una reunificación de facto por la vía normativa: de contener la independencia a promover la reunificación como respuesta al protectorado de facto establecido por Washington sobre la isla rebelde. El hostigamiento a cualquier propuesta de signo liberal, ya hablemos de los que en Occidente llamamos valores universales, derechos humanos, etc., forma parte de una concepción de la gobernanza que asienta su legitimidad en una eficacia y virtuosidad reforzadas con el recurso de las nuevas tecnologías digitales. Nos hallamos aún en la “etapa primaria” de este proceso y su alcance e implicaciones están lejos de ser suficientemente calibradas, así como las contradicciones que de todo ello pudieran derivarse. Quedan confirmadas las características específicas del modelo político abanderado por Xi: la combinación de un poder político fuerte, centralización y fortalecimiento del control a todos los niveles. Una revolución en la economía Xi asumió su liderazgo con la impronta de impulsar la transformación del modelo de desarrollo, en buena medida trazada en sus contornos básicos por Hu Jintao. Alejándose de la “fábrica del mundo”, Xi apuró el paso de la transformación tecnológica y ambiental, así como la potenciación de la demanda y el consumo interno, para conducir a China a afirmarse como uno de los grandes paraísos del consumo mundial. Sobre este guión pre-escrito, deben destacarse dos claras manifestaciones de resiliencia. Primera, frente al unilateralismo de la Administración Trump, en un primer momento, la China de Xi reivindicó para sí ya no solo la condición de primer motor de la economía mundial sino la de campeón de la mun-


4-13EL xiísmo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:46 Página 9

china

dialización. China tomaba la bandera dejada de lado por Trump y el conservadurismo globalista estadounidense adjetivando la globalización con infraestructuras, inclusividad, sostenibilidad, medio ambiente, etc. Segunda, a medida que la guerra comercial con EEUU y los cantos al desacoplamiento han pasado a sonar cada vez con más fuerza, China dio una nueva vuelta de tuerca a su estrategia: ya no aspira a confirmarse como líder de una mundialización alternativa sino que apuesta por la “circulación dual”, un nuevo patrón y filosofía de desarrollo que pretende trasladar al interior el impulso capitalizador, es decir, poniendo el énfasis en la innovación tecnológica, en la transformación industrial, en la digitalización a gran escala, etc., sin por ello dejar de apoyarse en su relación con el exterior, una forma de interdependencia de la que nunca más podrá prescindir. El XIV Plan Quinquenal, aprobado en las sesiones parlamentarias de este año 2021, abunda en estos parámetros y recoge las líneas maestras de esa nueva vuelta de tuerca a la economía china, sentando las bases del impulso que debe conducir a la meta del centenario (2049). Un elemento importante a considerar es la liquidación de la estrategia “China 2030”. Fue en 2012, antes de acceder al liderazgo del PCCh y del Estado el nuevo equipo presidido por Xi y Li Keqiang, cuando un estudio realizado en conjunto por el Banco Mundial y el Centro de Investigación sobre Desarrollo, adscrito al Gobierno chino, sugería fórmulas para completar su tránsito hacia una economía de mercado en base a la determinación de nuevos equilibrios que resituarían el papel del gobierno y el mercado, del sector privado y la sociedad, para lograr la meta de asentarse como una sociedad de altos ingresos en 2030. Por el contrario, casi una década después de hacerse público aquel informe, que apuntaba claramente a un cambio de tendencia de signo liberal en la economía china, fue dejado de lado. Xi siguió apostando por el modelo de economía mixta, pero con un sector público fuerte e instalado en los sectores estratégicos, por el papel orientador de la planificación y por la subalternización del sector privado, entre otros. Se trata de una visión conceptual que también es producto de las circunstancias, en buena medida derivadas de las tensiones comerciales con EEUU. Internamente, el reflejo de esa diferenciación de papeles se encarnó en Jack Ma, a quien se le recordó quién ostenta el mando en plaza. Y todo apunta a que no acabará ahí, al reflujo del claro impulso a un enfoque antimonopolista. En esta etapa, el PCCh delimita con especial claridad el rol de las empresas privadas que en ningún caso podrán erosionar la participación en el mercado de las empresas estatales. Se trata con ello de evitar que se debilite el control sobre los sec-

tores económicos críticos, abriendo camino para que empresas privadas exitosas puedan desafiar la autoridad del PCCh. Puede que el peso de esta “sombra” sobre las grandes empresas del sector privado suponga algún coste económico que, no obstante, el PCCh entiende asumible para reforzar la seguridad política a corto plazo. Pobreza y desigualdad En el orden social, la erradicación de la pobreza extrema se convirtió en objetivo supremo tras comprometerse a ello en 2015. Con esta premisa, nadie dudaba de que se pudiera conseguir, incluso a pesar de la dureza de la pandemia y sus efectos. Y es un logro trascendental, sin duda. Esta circunstancia justifica el escepticismo de algunos que exaltan igualmente la moderación propagandística exhibida a la vista de una realidad que al menos en buena parte de la sociedad rural aún se antoja compleja. En cualquier caso, justo es reconocer que el PCCh admite que resta por delante una ardua tarea para evitar recidivas en este aspecto. Por otra parte, debemos inscribir dicho anuncio en un compromiso de mayor alcance con la mejora general del bienestar en el país, sin lo cual difícilmente se podrá ensanchar la clase media y hacer del consumo un pulmón vital del crecimiento económico. Recuérdese que el 28 de mayo de 2020, durante una conferencia de prensa posterior a las sesiones aplazadas de la Asamblea Popular Nacional, el primer ministro chino, Li Keqiang, afirmó que “todavía hay unos 600 millones de personas cuyos ingresos mensuales son de apenas 1.000 yuanes”, es decir, unos 145 dólares. La realidad social que enfrenta la gente en China tiene en cuenta también que una medida muy austera de la pobreza absoluta excluye a cientos de millones de personas que luchan por sobrevivir con ingresos mensuales muy bajos.

Xi siguió apostando por el modelo de economía mixta, pero con un sector público fuerte e instalado en los sectores estratégicos China, igualmente, sigue siendo uno de los países con mayor desigualdad social, con un coeficiente de Gini de 0,465 en 2019. Los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas muestran que el ingreso disponible promedio anual para el 20 por ciento más rico de la población es de 70.639,5 yuanes (US$10.091) casi 11 veces más alto que el del 20 por ciento inferior, y el doble del siguiente 20 por ciento inmediatamente debajo de ellos. Las tendencias se moderan, pero a una velocidad inferior a la deseada. Esa realidad indica que es mucho lo que queda por hacer y

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 9


4-13EL xiísmo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:46 Página 10

china

que lo social representa una verdadera Larga Marcha para la reforma en China. Es por tanto imprescindible que, como también reseñó el 21 de noviembre de 2020 el Primer Ministro chino, los dirigentes locales deben decir la verdad sobre la situación en los territorios que administran evitando dejarse apremiar por las exigencias del discurso propagandístico. La probable liberalización del hukou (el sistema de registro

Vista aérea del aeropuerto de Pekin-Daxing .

de residencia), aunque no se suprima del todo, puede suponer no solo el arraigamiento de millones de personas en las ciudades medias y pequeñas sino la incorporación al consumo de un contingente importante de trabajadores migrantes. El zigzagueo característico de las reformas económicas en esta etapa también encuentra eco en lo social. Así, la mejora material de algunos índices contrasta, por ejemplo, con el redoblado impulso al control de las redes y, muy especialmente, de los medios de comunicación a los que Xi instó a llevar el “apellido del partido”, comprometiéndose con lealtad en la “orientación correcta” de la opinión pública para blindar la estabilidad del sistema político. En otro orden, justo es reconocer que el enfoque de la cuestión ambiental ha mejorado ostensiblemente. Si bien se necesitarán varios lustros aún para compensar los graves daños registrados en el medio ambiente, es evidente que la conciencia a propósito de esta cuestión se ha visto complementada con compromisos y objetivos que sugieren la consecución de efectos positivos en pocos años, tanto a nivel interno como también en el impacto global de dichas medidas. A modo de ejemplo, el Consejo de Estado contempla la eliminación de muchas grandes plantas chinas de carbón que tienen apenas 10 años de vida, cuando las centrales eléctricas de

10 / El Viejo Topo 401/ junio 2021

carbón de EEUU han estado en funcionamiento por más de 40 años y el final de su vida útil está al caer. La descarbonización es una premisa indispensable de la optimización de la mezcla energética del país de la que dependen las emisiones anuales de gases de efecto invernadero. La “asertividad” de la política exterior Bien atendiendo a su consideración como exponente de una actitud internacional más asertiva, o simplemente como respuesta, a veces poco diplomática, a las acusaciones de la Administración de EEUU en la era Trump esencialmente (trampa de deuda, saqueo de los mares, genocidio, no respeto de los derechos laborales ni del medio ambiente, agresividades múltiples, Huawei y otras empresas listadas, etc.), lo cierto es que Xi aceleró el paso de la condición de potencia económica a la integralidad global. Es decir, la característica de este período es el traslado, con mayor o menor fortuna, de su significación global, hasta ahora centrada en su dimensión económica, a la gobernanza global, abogando por disponer de un espacio de mayor entidad en la participación, consulta y gestión de los asuntos mundiales. A pesar de ello, la economía sigue siendo la punta de lanza de toda esta estrategia. Su mejor reflejo es el proyecto de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR), concebido como un plan que ambiciona convertir a China en el catalizador referencial de las aspiraciones de desarrollo de los países implicados en este proyecto. China se promociona, por tanto, como un nuevo eje para el crecimiento de numerosos países, circunstancia que debe permitirle sortear los intentos de bloqueo dispuestos por los países más desarrollados. Más allá de la literatura de los wolf warrior –la forma en que se denomina al tono más agresivo que ha adoptado la diplo-

La mejora material de algunos índices contrasta con el redoblado impulso al control de los medios de comunicación. macia china fuera de sus fronteras–, existe, como vemos, un proyecto chino de dimensiones globales. Los altibajos serán una característica de este proyecto, pero sin duda marcará un antes y un después en el papel y la influencia de China en el


4-13EL xiísmo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:46 Página 11

china

desarrollo mundial, muy especialmente en determinadas áreas menos desarrolladas. Dicha dinámica no es ajena a la firma del RCEP (Asociación Económica Integral Regional), el acuerdo bilateral de inversiones con la UE (pendiente de ratificación), la consideración de integración en el CPTPP (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica) o el impulso a importantes TLCs (sobre todo con Japón y Corea del Sur) que podrían culminarse en un horizonte próximo. La consolidación de este plan se vertebra con la consolidación paralela de múltiples foros multilaterales con áreas geopolíticas significativas del planeta que dan continuidad y expanden las asociaciones estratégicas de diverso tipo que fueron cuajando a lo largo de los años noventa. Se trata de propuestas que pueden experimentar inestabilidad (caso de los BRICS, por ejemplo) e incluso fracasar en virtud de la evolución política natural de cada uno de los países intervinientes, o también de crisis regionales coyunturales focalizadas a resultas de las dinámicas propias. Pero, en cualquier caso, el interés económico y comercial que subyace a estas iniciativas subraya el interés general y reciproco por su mantenimiento, un aspecto que probablemente se ha visto reforzado en tiempos de pandemia por el compromiso chino: la proporción de vacunas enviadas por China contrasta con la actitud general de los tradicionales aliados, volcados exclusivamente en la atención a su propia población. Sin duda, China ha aprovechado la crisis pandémica no solo para mostrar su capacidad sanitaria y administrativa para hacer frente a las crisis, sino también para potenciar su influencia internacional. Todas estas dinámicas confluirán más temprano que tarde en un punto: la elaboración de unas nuevas reglas de juego en atención a la asimetría que representa la nueva realidad global del siglo XXI, a gran distancia de las dos posguerras (segunda guerra mundial y guerra fría). China es el gran elemento que desbarata la ecuación y lo responsable sería apoyar un compromiso constructivo para abrir paso a cooperar en la definición de un nuevo orden basado en la necesidad de la coexistencia. Xi sugiere la comunidad de destino compartido, una asociación civilizatoria en la que la UE, por ejemplo, puede conceptualizar sus relaciones con China no solo como transaccionales, sino como algo más político y cultural. A todos los niveles, en esta etapa, las relaciones con China

evolucionarán más allá de los términos económicos y comerciales y buscarán una dimensión política y cultural más fuerte. Ese proceso será más o menos lento en función de la capacidad

China ha aprovechado la pandemia no solo para mostrar su capacidad sanitaria y administrativa, sino también para potenciar su influencia internacional. arbitrada en los actores principales para forjar consensos que apuesten por el diálogo, una variable crucial en los próximos años, especialmente en relación a EEUU. “Frente a los grandes cambios no vistos en un siglo”, la China más asertiva de Xi Jinping expondrá con mayor claridad sus puntos de vista y los defenderá con mayor ímpetu. La defensa de los “intereses centrales” La reforma militar de Xi para disponer de un ejército “capaz de librar guerras y ganarlas” ha pasado a un plano de mayor relevancia al Ejército Popular de Liberación (EPL). Xi acentuó

Presa de las Tres Gargantas. La planta hidroeléctrica más grande del mundo.

el control sobre los ejércitos, la policía armada popular y la guardia costera en paralelo a una reforma de la estructura militar que acentuó la centralización y el liderazgo del PCCh en detrimento del papel del Consejo de Estado. La integridad territorial es un “interés central” de las autoridades chinas y las demostraciones de fuerza en este sentido se han multiplicado, abriéndose a diversos puntos de conflicto, desde Xinjiang a Hong Kong, pero también en la frontera con India o en los con-

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 11


4-13EL xiísmo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:46 Página 12

y & 4  $ ) * / "  $ " 1 * 5 " * 4 5 " & T U F  M J C S P  R V J F S F  S P NQ F S  F M  D P O T F O T P  Z  Q F S U V S C B S  B M H V O B T  D F S U F [ B T   1 P S  F K F NQ M P  T P T U F O J F O E P  R V F  F T  V O  F S S P S  B U S J C V J S  M P T  M P H S P T  E F  M B  F D P O P NÎ B  D I J O B  B  M B  T V Q V F T U B  i B E I F T J Ó O u  E F  F T U F  Q B Î T  B M  D B Q J U B M J T NP   B  D P O D M V T J Ó O  B  M B  R V F  M M F H B O  M P T  B V U P S F T  3 Ê NZ  ) F S S F S B  Z  ; I J NJ O H  P O H  F T  R V F  I P Z  F M  T J T U F NB  D I J O P  O P  F T  D B Q J U B M J T U B  mB V O R V F  O P  T J O  S J F T H P T  E F  E F T F NC P D B S  F O  F M  D B Q J U B M J T NP m T J O P  V O B  G P S NB  E F  T P D J B M J T NP  D P O  NF S D B E P  F O  F M  R V F  M B  Q M B O J G J D B D J Ó O  F T  U P E B W Î B  E F U F S NJ O B O U F 


4-13EL xiísmo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:46 Página 13

china

tenciosos marítimos con el exponente adicional del problema de Taiwán. Otra novedad reciente en el enfoque del EPL es la adicción de los “intereses de desarrollo” al catálogo de intereses vitales a proteger por las fuerzas armadas. Esto significa que cualquier obstáculo que se interponga en este sentido puede devenir en objeto de la acción militar, abriendo un escenario especial-

Puente Hong Kong-Zhuhai-Macao. El más largo del mundo sobre el mar.

mente amplio a futuro. Los “intereses de desarrollo” son “intereses nacionales” y su observación constituye desde ahora una exigencia esencial. Al insertar la frase “intereses de desarrollo”, Xi ha establecido una base legal para que cada rama del EPL (tierra, mar, aire, espacio y guerra cibernética) proyecte su poder en todo el mundo y proteja sus inversiones en ultramar. El EPL va a defender los intereses nacionales de China en todo el orbe. Veremos qué desarrollo tiene en el futuro este planteamiento. Por tanto, en esta fase del proceso de reforma cabe imaginar un protagonismo creciente del EPL en una agenda política en la que la “manipulación” por parte de algunos países (especialmente, EEUU) de los contenciosos abiertos puede derivar en crisis de cierta envergadura con el propósito final de contener su emergencia. La hipotética consolidación del Diálogo Cuadrilateral de Seguridad (QUAD, siglas en inglés), con la participación de EEUU, India, Australia y Japón, puede marcar un punto de inflexión. Conclusión ¿Reformismo, involucionismo o ambos a la vez? Del somero análisis precedente podemos concluir que de todo hay en el mandato de Xi. Hay innovación e impulso para la transformación de China a fin de completar el magno objetivo de la modernización (el sueño chino de la revitalización nacional), pero

involucionando en la gobernanza de su motor principal, el PCCh, acentuando un perfil más personalista y menos colegiado, en paralelo a la afirmación de un Estado de derecho que atribuye un papel destacado a la norma a la espera de definir los contornos de un hipotético nuevo constitucionalismo diferente al liberal. En lo ideológico, el repunte del marxismo o del legismo –más que el confucianismo–, la insistencia en “permanecer fieles a la misión fundacional”, sugieren una mayor ideologización frente al pragmatismo del denguismo, una reafirmación del ideario de origen en un magma ecléctico que va incorporando influencias como las ramas de un árbol cuyo tronco hunde sus raíces en la matriz fundacional. La suma de aditivos sugeridos converge en la caracterización del xiísmo como una etapa nueva en el proceso de transformación que se inicia en China en 1949 y que, sobre todo, altera la ecuación básica del denguismo, definiendo una fase distinta que podemos reconocer en los diferentes parámetros, ya hablemos de ideología, economía, sociedad o política exterior. Como guía teórica, la validez y consistencia del pensamiento de Xi Jinping “sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era” es objeto de debate. A priori, su principal virtud es la certera aprehensión del momento que vive el país, la identificación de sus retos y oportunidades y la plasmación de una firme voluntad de aprovechamiento del momento histórico. Pero, ¿tiene sustancia suficiente para ser calificado de pensamiento? ¿Qué aporta al marxismo desde la perspectiva china que no se haya dicho ya? ¿Redefine algo? ¿Obliga a proveerse de nuevas nociones? ¿Sus conceptos principales expresan algo realmente nuevo? ¿Son los más adecuados para connotar el actual rumbo del liderazgo chino o simples re-consignas para generar renovadas ilusiones y encumbrar a un líder que necesita mantener la movilización social permanente para realizar el sueño chino? Sorprende, en cualquier caso, la inusual rapidez de esta entronización teórica. Sea como fuere, ahora los funcionarios públicos de todos los niveles deben seguir alineando estrechamente su pensamiento y sus acciones con el Comité Central del PCCh, en cuyo núcleo se encuentra el camarada Xi Jinping. Y será así, con casi total seguridad, por más de dos mandatos. Ese mismo transcurso de tiempo nos dirá si las respuestas arbitradas por el xiísmo fueron las adecuadas para lograr los objetivos históricos señalados, y sus consecuencias, para China y el mundo ■

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 13


14-19 carmen:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:50 Página 14

feminismos

14 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


14-19 carmen:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:50 Página 15

feminismos

Por encima del mercado y del patriarcado Entrevista a Carmen

Domingo

Por Salvador López Arnal

C

armen Domingo, escritora y colaboradora en diversos medios de comunicación, es especialista en temas de la mujer y ha publicado numerosos títulos sobre el tema. En la actualidad realiza talleres sobre escritura, violencia machista, y perspectiva de género en la empresa. Centramos la conversación en su último libro: Derecho a decidir. El mercado y el cuerpo de la mujer (Akal, 2020).

—Sobre el título de su libro: Derecho a decidir… ¿sobre qué? ¿Quiénes deben decidir? —Derecho a decidir sobre todo, sobre cualquier cosa. Es bastante sorprendente, o mejor, preocupante, que todavía en pleno siglo XXI debamos reivindicar, principalmente las mujeres, ese derecho. Que se nos siga tratando como menores de edad en muchos temas. —Además del prólogo (Almudena Grandes) y la presentación del director de la colección (Pascual Serrano), su libro se estructura en una introducción (“¿Tenemos las mujeres libertad para decidir qué hacer con nuestro cuerpo?”), tres capítulos (“¿Somos libres cuando decidimos vender a nuestro hijo?”, “¿Somos libres cuando decidimos ofrecer sexo a cambio de dinero?”, “¿Somos libres cuando decidimos mostrar o cubrir nuestro cuerpo?”) y una conclusión (“La feminización de la pobreza impide decidir en libertad”). ¿Un libro feminista para mujeres feministas y activistas? ¿Para todos, incluyendo hombres receptivos? —Es un libro feminista, claro está, pero tanto para feministas como para aquellos o aquellas que no lo sean, o no sepan si lo son. He recibido varias llamadas y mensajes de amigas que sí que se sentían feministas, pero que no coincidían conmigo en todos los temas y, a raíz de la lectura del libro, han cambiado su postura. Vamos, que se han hecho más feministas, si me permites la inmodestia.

—Tomando pie en Rousseau, en El contrato social, señala en la Introducción que la auténtica libertad surge de las condiciones materiales, que tal vez la solución pase porque nadie sea tan pobre como para querer venderse y nadie tan rico como para poder comprar a otros/as. Pero la situación en que vive la mayor parte de la Humanidad, especialmente las mujeres, no es esa, muy lejos de ello. ¿No somos entonces realmente libres? —Está claro que el dinero, la sociedad en que vivimos, y que en cierta medida perpetuamos, es culpable de buena parte de nuestra “falta” de capacidad de decisión. ¿Cómo decidir si no tienes los medios para hacerlo? ¿Cómo exigir a alguien que no acepte este o aquel trabajo si de ese trabajo –por inmoral que sea– depende el pan de sus hijos? ¿Quién puede decidir entonces? ¿Cómo exigir, desde una situación privilegiada, a alguien que tome esta o aquella decisión si de esa decisión depende poder comprar la medicación de su hijo, de su madre? La realidad es que el mercado nos obliga a tomar decisiones que, de no depender de lo material, no tomaríamos. ¿Qué hacer entonces? Penalizar, claramente, a aquellos que se aprovechan de las situaciones precarias y montar gobiernos que ayuden a que las mujeres –que son las pobres de los pobres– no se vean obligadas, por ejemplo, a vender su cuerpo o sus propios hijos. —Pero si tuviéramos que penalizar a todos aquellos que se apro-

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 15


14-19 carmen:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:50 Página 16

feminismos

vechan de las situaciones precarias de la ciudadanía trabajadora, especialmente las mujeres trabajadoras, ¿no habría que penalizar a muchísimas personas, a colectivos que tienen un gran poder? —Casi con toda seguridad, esos colectivos de los que hablas lo hacen amparándose en el sistema legal vigente. Así que lo suyo es aprovechar aquellos periodos en que tenemos gobiernos de izquierda y presionarlos para que redacten legislaciones que modifiquen esos despropósitos laborales. —La cito: “El lenguaje es política, de modo que ni en este ni en otros muchos temas debemos utilizar ni una sola palabra consecuencia del azar o la tradición sino escogerlas de forma consciente”. ¿Por qué es tan importante el lenguaje? —Me agarro a ejemplos tópicos y manidos: no es lo mismo un zorro que una zorra, no es lo mismo un lagarto que una lagarta. El uso de las palabras determina el mensaje y lo que codifica el receptor. Por eso es tan importante, hasta que vivamos en una sociedad igualitaria, tener muy claro los usos de las palabras.

Si a la prostitución le damos categoría de trabajo, debemos considerar que los proxenetas son empresarios o emprendedores.

—¿Debemos hablar de “vientres de alquiler” o de “maternidad o gestación subrogada”? —Sin duda de “vientres de alquiler”, porque lo que hacen es eso: alquilar a una mujer, su vientre, y quedarse con su hijo. La otra definición, como está asociada a algo positivo (maternidad o gestación subrogada), nos hace asociar el hecho de tener que vender a tu hijo a la maternidad real; pero claro que no es así: a esa madre le pagan por llevarse a su hijo.

—¿Y quiénes usan la expresión “maternidad o gestación subrogada”? ¿Lo hacen para confundirnos, para engañarnos? —Tanto las agencias que se lucran con el negocio de los vientres de alquiler, como aquellos que salen al extranjero a negociar para tener un hijo, utilizan eufemismos. A nadie le gusta que le digan, aunque lo sepa, que ha salido al extranjero a realizar una acción determinada porque sabe que lo que quiere hacer es delito en su país. Así, pues, bienvenido sea el eufemismo si sirve para tranquilizar conciencias. —¿Cuáles serían sus principales críticas a esos “acuerdos” de gestación para otros? El llamado feminismo liberal apela a la libertad y al criterio propio de las mujeres adultas. Se afirma incluso que es un trabajo; mejor que otros, se añade en ocasiones. —El llamado feminismo liberal procede del neoliberalismo. Es,

16 / El Viejo Topo 401/ junio 2021

para ser más exactos, un engaño más de este. Es ese “feminismo” que se ampara en la libertad para decidir. Y de nuevo entra la pregunta: ¿qué libertad tiene para decidir aquella mujer que no tiene dinero para comprar comida? —Podrían responder –no digo que sea mi respuesta– algo así: la misma libertad que tiene una mujer, que no tiene dinero para comprar comida, para negarse a trabajar en una fábrica automovilística, por ejemplo. —Cierto, jugamos de nuevo con los derechos humanos. Mal que bien los contratos laborales están regidos y legislados, con su horario, sus convenios establecidos, incluso con su sindicación y caso de no cumplir lo acordado puedes denunciar al empresario o apoyarte en los sindicatos. En el caso de la prostitución y los vientres de alquiler, la cosa cambia radicalmente. Primero: cuesta asumir –en realidad, solo pensar la inmoralidad debería sonrojarnos– un trabajo en el que tu jornada laboral sea de 24 horas durante nueve meses, en el caso de los vientres de alquiler, y en el de la prostitución 24 horas con “contrato indefinido”. Segundo: no se puede legislar la compraventa de personas, ya sea un bebé, ya sea el cuerpo de las mujeres para su uso. La esclavitud se abolió hace tiempo. Por no hablar de que no parece comparable apretar tornillos y chupar pollas. —Comenta en el primer capítulo que la industria de los ‘vientres de alquiler’ son un negocio internacional que genera muchos beneficios anuales. ¿Nos puede dar algunas cifras para hacernos idea de la situación? ¿Hay también negocio y beneficiados en España a pesar de no ser una práctica legal? —Las cifras varían a diario, es un negocio que no para, un negocio en alza porque cada vez son más las mujeres pobres que no ven salida. Se habla de 6.000 millones de dólares anuales. Sin duda, la cifra aumentará con los meses, si no logramos pararlo. En España no hay datos oficiales. Ya sabes que los datos asociados a delitos no siempre es fácil obtenerlos. —Pero, aunque no haya datos oficiales, ¿hay datos aproximados? ¿Se ha realizado algún cálculo? —Es complicado, como te digo, lo máximo se juega con esa cifra a nivel mundial. Pero vamos, se puede hacer un cálculo, aunque sea por lo bajo, partiendo de que se calcula que llegan a España al año unos 1.000 bebés consecuencia de un contrato de vientre de alquiler. Así, si calculamos que el coste de alquilar a una mujer puede variar entre 40.000 euros, en los países más pobres, hasta


14-19 carmen:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:50 Página 17

feminismos

—En España no existen, porque el tema de la prostitución está en un limbo alegal que no sabemos a dónde nos va a llevar, aunque sí existen ayudas a colectivos desfavorecidos. Pero en Suecia, por ejemplo, la abolición de la prostitución y las ayudas a las mujeres, así como la estricta penalización del putero y de las mafias ha llevado, casi, a la eliminación por completo de ese sector. —Entonces Suecia podría ser un referente en la forma de enfocar en nuestro país el tema de la prostitución —Al contrario que Alemania, que reguló la prostitución y ha acabado incrementando el problema, las mujeres, la trata… Por no hablar de que se ha producido una situación que no deja de ser kafkiana: tanto defender la legalización de la prostitución, se ha acabado regulando, y cuando una trabajadora alemana se quedaba sin trabajo y acudía a la oficina del paro que le correspondía, si había sitio para trabajar en un burdel se lo ofrecían y, en caso de negarse, perdía la prestación laboral.

250.000 si son más ricos y tú pides más requisitos, qué se yo, que sean gemelos, que sean de determinado sexo, autorizar a provocar un aborto si por lo que sea te arrepientes… y que las mujeres “contratadas” no suelen llevarse ni un tercio de lo apalabrado, no es difícil darse cuenta de que los ceros corren a favor de varias empresas involucradas en el negocio de la compraventa: abogados, agencias de viaje, intermediarios, clínica, farmacéuticas, equipo sanitario... —Se define como abolicionista y señala que las abolicionistas defienden que “no existe posibilidad alguna de regulación de la compra de mujeres para practicar el sexo”. ¿Es entonces partidaria de la prohibición de la prostitución? ¿Se trata de perseguir a los consumidores, a los puteros? —Se trata no solo de perseguir a puteros y proxenetas, por supuesto, sino también de dar una solución como país a esas mujeres que llegan de otros países y entran en la trata, a esas mujeres, nacionales o no, que a falta de recursos se ven obligadas a trabajar con su cuerpo... En definitiva, que la prostitución sea un delito para aquel que la fomenta y la consume, pero que a las personas obligadas a ejercerla se les dé una solución, una ayuda. —¿Qué tipo de ayuda? ¿Existen prácticas exitosas en estas ayudas?

—¿Deberíamos hablar de trabajadoras sexuales o de trabajadoras del sexo? No No se puede legislar solo es lenguaje de la derecha, algunas la compraventa de feministas de izquierda también lo usan. personas, ya sea un Un ejemplo es el de María Luisa Mabebé, ya sea el queda Abreu, quien, en un artículo publicado en mientrastanto.org (“Cómo cons- cuerpo de las mujeres truir «víctimas ficticias» en nombre de las para su uso. libertades sexuales de las mujeres”), afirma lo siguiente: “La indiferencia ante el consentimiento de las trabajadoras de sexo es un signo distintivo del pensamiento abolicionista acerca de la prostitución. Constituye una poderosa excepción al reconocimiento de las libertades sexuales de las mujeres que no puede ser entendida más que sobre bases estrictamente ideológicas. Sus pilares se sustentan, esencialmente, en la negación de la autonomía de las prostitutas y la afirmación de una sexualidad victimizada que se nutre de elementos de involuntariedad y de degradación”. —En ningún caso y bajo ningún concepto debemos hablar de trabajadoras del sexo. No se trabaja con el cuerpo. Ese sería otro ejemplo de uso torticero de las palabras. La prostitución no es un trabajo, es una explotación de la mujer y como tal se debe hablar de ella. Si le damos categoría de trabajo a la prostitución consideramos a los proxenetas empresarios. En el lenguaje progre que nos rodea me atrevería a decir que serían considerados emprendedores. —Algunos colectivos dirían que sí, que los proxenetas son empresarios-emprendedores o intermediarios y que por eso debe-

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 17


14-19 carmen:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:50 Página 18

feminismos

ríamos autorizar la existencia de sindicatos de “trabajadoras del sexo”, que pudieran garantizar una situación mejor, con mejores condiciones, para las mujeres que se ven abocadas a estas prácticas. —Gente inmoral para la que cualquier argumento vale con tal de conseguir dinero a costa de lo que sea. Es un clásico en la sociedad en que vivimos. Basta con que no les demos mecanismos para actuar y, si se los “toman”, que los metamos en la cárcel por traficar con mujeres. —¿Cómo se explica –habla de ello en el segundo capítulo del libro– que desde mediados de los años noventa se viva en nuestro país un crecimiento progresivo y sostenido de mujeres en situación de prostitución? ¿Por qué hay tanto consumo de pornografía? La izquierda nacida —Es el mercado, amigo. Un clásico. No hay del 15M es un grupo nada que mueva tanto dinero como “mujeres de gente sin mucha que no existen, que no se quejan, que trabajan sin descanso, por las que no se paga a la seguideología cansada ridad social”. Hay muchos estudios que explide lo anterior. can que el consumo de pornografía hace reproducir –llevado al límite– todos los estigmas del patriarcado. Una sociedad patriarcal educa a sus hijos con los mismos criterios, y de ahí nace el auge de la pornografía. ¿Qué pasa más adelante? Que los consumidores de pornografía, casi con toda seguridad, serán consumidores de prostitución. Poco más que añadir. Sigue en marcha la rueda económica. —¿Hay estudios que confirmen esa implicación que señala, que el consumo juvenil o adolescente de pornografía comporta posteriormente consumo de prostitución? —Hay estudios que lo confirman, pero es complicado tener un resultado muy amplio. No solo porque estamos hablando de estudios de años que necesitan mucha financiación, sino porque es un sector que genera tanto dinero que cuesta conseguir una implicación estatal para realizarlos. Está claro que, sea del signo que sea el partido que esté en el gobierno, resolver los problemas que atañen a las mujeres nunca está en las prioridades de su agenda. —Sostiene que el debate sobre el velo está muy desenfocado en los medios de comunicación. ¿Por qué? —No hay más que mirar a nuestro alrededor. El debate del velo está, de nuevo, asociado a esa falsa capacidad de decidir que tenemos las mujeres que acaba colocándonos a las órdenes de los hombres, de sus criterios, de sus filias y sus fobias. A ese problema se le añade también que, desde la izquierda, en

18 / El Viejo Topo 401/ junio 2021

algún momento, se defendió la defensa de la diversidad, y en aras de esa diversidad se saltó a la defensa a la libertad de todo tipo de vestimenta. Caímos en la trampa. Yo no soy menos defensora de la diversidad porque denuncie el uso del hiyab en mujeres y niñas. Sin embargo, este discurso todavía cuesta verlo en medios que, claro, tienen en el fondo un poso de patriarcado del que no acaban de salir. —Pero hay organizaciones o colectivos de izquierda, también el feminismo de la diferencia, que defienden el uso del velo, o incluso del burka, con el argumento de que, en esencia, es un signo de identidad cultural como otro cualquiera. Usted no coincide con esas posiciones; dice, por ejemplo, que “pañuelo y libertad son un oxímoron”. ¿Por qué? —Últimamente no pierdo ni un minuto a discutir esas “moderneces” con la izquierda progre. Matan a mujeres por no llevar el pañuelo, las encarcelan, las torturan. ¿Que aquí no hacemos eso? Primero, no sabemos el grado de coacción que sufren las niñas que acuden a sus centros de estudio o trabajo con el pañuelo; segundo, no sabemos si esas mismas niñas, en otras condiciones, lo harían también o no, y, por último, una sola niña o mujer en el mundo que sufra represión por no hacerlo me sirve para defender la prohibición de su uso, al menos en espacios públicos. La defensa de los colectivos de izquierda cada vez me parece más que tiene que ver con que solo piensan en el voto y no en las mujeres. La verdadera cuestión es ¿por qué da votos defender el velo? —Entonces, en su opinión, ¿debería prohibirse el uso de esas prendas en los espacios públicos, en los centros administrativos, sanitarios y educativos por ejemplo? —Sin duda. En los países laicos, o aconfesionales, no debería haber ni una, ni una sola imagen o símbolo religioso en espacios públicos. —Pero, de hecho, los hay. Existen hospitales públicos (también privados desde luego) que llevan el nombre de santos o santas católicas. Se podría argumentar: hasta que no estemos en condiciones de laicidad o aconfesionalidad real y generalizadas, no nos queda otra que permitir otras pruebas de religiosidad. Sería inconsistente prohibir el burka en los espacios públicos y permitir que monjas de tal o cual orden, que también van muy cubiertas, acudan como les apetezca a esos mismos espacios. —Es que yo, cuando hablo de prohibir el burka o el hiyab en los espacios públicos, no me refiero solo a los símbolos asociados a la religión musulmana sino a cualquier símbolo religioso, sea de la religión que sea.


14-19 carmen:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 17:50 Página 19

feminismos

Estaría bien que aprendiéramos un poco de los franceses: usted en su casa lo que quiera, pero aquí –en la escuela, en los hospitales o en la administración– no, porque la imagen que tiene que dar el estado es la de laicidad, no la de sumisión religiosa. —La cito de nuevo: “el buenismo de cierta izquierda obliga a respetar un hiyab en aras de una cultura que no respeta a las mujeres, a vender nuestros cuerpos porque eso supone también una defensa de nuestro derecho a trabajar en lo que queramos”. ¿A qué izquierda se refiere? —Fundamentalmente, a la izquierda nacida a raíz de las movilizaciones del 15M que, más que izquierda, es un grupo de gente sin mucha ideología cansada de lo anterior. Sí, supongo que alguien quedará de izquierdas, pero diluido en medio de esa heterogeneidad de personas. Es necesario que reaccione esa parte de la izquierda y que acepte que apoyar un símbolo del patriarcado religioso no puede ser ni respeto a ninguna minoría ni signo de modernidad. Si no defendemos esa laicidad, parecerá que es la ultraderecha la única que se enfrenta a la opresión patriarcal islámica, cuando solo lo hace para reivindicar la católica y no mostrar su xenofobia. —Por cierto, esta izquierda de la que hablamos tiene un proyecto de ‘ley trans’ que es objeto de muchos y encendidos debates. ¿Tiene alguna opinión sobre este tema? —Más de lo mismo. Una parte de la izquierda se ha dejado engañar por la supuesta “diversidad” en aras de comprar el discurso al patriarcado. Ahora, según ellos, si te gusta ir de rosa y llevar falda serás una niña. Además, ese sentimiento de género (alucinante que en pleno siglo XXI el género no sea algo a abolir, Pilar Primo de Rivera estaría encantada) puede utilizarse para cambiar el DNI. Por la salud mental de este país espero que miren a su alrededor y se den cuenta, no solo de que legislar un sentimiento es una barbaridad (¡Michael Jackson toda la vida sintiéndose blanco y ya ves!), sino que, en muchos de los países en los que se aplica la ley, hay denuncias de los implicados (la mayoría menores) que incluso están tratando de suprimirla. De todos modos, es un tema demasiado extenso como para resumirlo en una respuesta breve. En cualquier caso, y por resumir, creo que la diversidad es una trampa en la que ha caído cierta izquierda y que para el bien de todos espero que se salga de ella. Yo creo que tanto dentro de IU, como dentro de Podemos y del PSOE, no existe una posición monolítica al respecto, al menos no en sus bases. Y es a esas bases a las que hemos de apelar para evitar que se apruebe esa ley. —En los compases últimos del libro afirma que el siglo XXI debe

ser el de la verdadera revolución feminista, que este siglo será feminista o no será. ¿Cómo concibe esa verdadera revolución feminista? ¿Una revolución de mujeres contra hombres opresores que instaure un matriarcado socialista? —La verdad es que en esos últimos compases he hecho un guiño a la frase de Clara Campoamor en los años treinta. Campoamor estaba convencida de que había llegado el siglo de las mujeres y está claro que no ha sido así, por lo que yo, fantaseando, quiero creerme que será este que acaba de empezar. De todos modos, te diría que conforme pasan los meses lo veo más negro para las mujeres. Ya ni me atrevo a hacer planes al respecto. —Si pensamos en las movilizaciones de los últimos años, parece que el feminismo esté más fuerte que nunca. Sin embargo, se habla también en ocasiones de que el feminismo está roto. ¿Cuál es la situación en su opinión? —Quizás sí, quizás el feminismo esté más fuerte que nunca, pero seguimos sin tener dinero, sin tener poder. El poder sigue en manos del dinero o de los y las que lo pueden mover, y esas personas, créanme, no son feministas por más que se hagan llamar así. —Entonces, eso de que el feminismo está roto no es una afirmación que le convenza mucho. —No, porque todos esos que lo dicen, desde mi punto de vista, no son feministas. —En “Deserción de la izquierda”, Lluís Rabell citaba al final de su escrito unas palabras suyas: “Nos han dejado solas”. ¿Quiénes les han dejado solas? ¿Por qué? —Nos ha dejado solas una parte de la izquierda que, me temo, va a acabar arrepintiéndose de hacerlo. De hecho, sinceramente, espero que rectifiquen o verán sus consecuencias en los resultados electorales. —¿A qué parte de la izquierda hace referencia? ¿Al PSOE? ¿A Podemos? ¿A la izquierda nacionalista? —Yo creo que hay confusión en todos los partidos de la izquierda y gente lúcida también en todos esos partidos. Lo que se necesita es que las posiciones más sensatas sean las que se reflejen en las propuestas del gobierno de coalición. No me resigno a pensar que las voces más prestigiosas y valiosas del feminismo español sigan siendo ignoradas por este gobierno. —¿Quiere añadir algo más? —Solo que yo, como Clara Campoamor, sigo confiando en que el siglo XXI será el de las mujeres, hembras de la especie humana, claro ■ El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 19


20-27 manolo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:00 Página 20

politicacomparada

Manolo Monereo & Carlo Formenti, por L. J. Hughes

20 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


20-27 manolo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:00 Página 21

politicacomparada

España e Italia: la ofensiva de la oligarquía. Las democracias mediterráneas bajo ataque Por Carlo Formenti

¿L

a situación política italiana anticipa la España que está por llegar? ¿Desde qué presupuestos teóricos debemos actuar? A partir de una serie de consideraciones suscitadas por el último libro de Manolo Monereo, Carlo Formenti plantea afiladas reflexiones y perentorios interrogantes al respecto del clima sociopolítico de ambos países.

El diálogo y el debate con Manolo Monereo, ex dirigente del Partido Comunista de España e Izquierda Unida, así como también ex diputado de Podemos y una de las mentes más lúcidas de la izquierda ibérica (y no solo), ha sido para mí, en estos años de crisis global, fuente de enriquecimiento humano y cultural. Por lo tanto, con placer, voy a comentar su último1 libro: Oligarquia o democracia. España, nuestro futuro, (la editorial es El Viejo Topo, a la que agradezco haber publicado las ediciones españolas de dos de mis recientes trabajos2). Se trata de una voluminosa antología (más de 400 páginas) que recopila alrededor de cincuenta artículos (en algunos de los cuales han colaborado Javier Aguilera, Julio Anguita, Héctor Illueca y Stuart Medina, así como Miguel Riera, que firma el prólogo) publicados entre la primavera de 2017 y finales del 2020 en las revistas El Viejo Topo y Cuartopoder. En esta recesión me concentraré en los escritos publicados en dos periodos que van, respectivamente, desde el otoño de 2018 a 2019 y desde el inicio al final de 2020, eligiendo, entre los varios argumentos tratados, aquellos que se prestan a evidenciar la rápida evolución del marco político español y su analogía con el italiano. A continuación, seguiré la estela de las reflexiones de Monereo para volver a proponer algunos argu-

mentos que ya expresé en un post anterior, dedicado al libro de Francesco Campolongo y Loris Caruso sobre Podemos y el populismo de izquierdas3 (argumentos que para algunos de los amigos españoles pueden haber parecido demasiados severos en la medida en que reflejan mi creencia de que la situación italiana –en la que se acaba de culminar el proceso de liquidación de los últimos vestigios del sistema democrático– anticipa el desenlace de la española, ya que tampoco allí hay ningún proyecto político que pueda imponer una solución alternativa). * * * En el primer periodo examinado por Monereo, la situación de los dos países presenta un claro paralelismo, aunque asociado a una suerte de desfase temporal. Si en España el “momento populista”4 ha encontrado en Podemos una expresión política de izquierda, pero fracasando en el “asalto a los cielos”, en Italia las expresiones han sido dos, una de derecha (la Liga) y otra moderadamente progresista (M5S), que, después de las elecciones de 2018, se coaligaron inesperadamente, dando vida al primer gobierno Conte. Al mismo tiempo, en Italia, nacía,

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 21


20-27 manolo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:00 Página 22

politicacomparada

dificultosa y contradictoriamente, un área “soberanista de izquierdas” que, si bien no apoyaba al gobierno, apreció algunas tímidas aperturas a las exigencias de las clases subalternas pero, sobre todo, trató de aprovechar la aclamada –aunque nunca traducida en acción política– desconfianza en la Unión Europea liderada por Alemania para alimentar la conciencia popular de su papel –el de la UE– como baluarte de los intereses del capitalismo financiero global, diseñado para destruir los resultados de décadas de luchas proletarias y neutralizar los principios constitucionales que las hicieron posibles. En este lapso de tiempo, Monereo mira con simpatía, primero el lanzamiento del Manifesto per la sovranità costituzionale5 y, después del fracaso del proceso de formación de una nueva fuerza política que habría debido inspirar otras iniciativas en ese ámbito político-cultural, entre ellas el impulso de la asociación Nuova Direzione y las Tesis6 que acompañaron su nacimiento. A las reacciones negativas que provocan estos hechos tanto en Italia como en España, con las acusaciones de “rojopardo” dirigidas a los protagonistas, Monereo responde en algunos artículos denunciando “la dictadura de lo políticamente correcto”. En esos artículos, Monereo no se limita a criticar el dogmatismo ideológico de una izquierda sorda a los intereses concretos de las masas populares, golpeadas por las políticas económicas impuestas por la UE, sino que critica la propuesta de construir un “frente antifascista europeo” que circula en los ambientes de las izquierdas viejas y nuevas: combatir el populismo de derecha sin poner remedio a la circunstancia que lo ha generado, escribe, significa romper las ya débiles relaciones con las clases populares. Defender la UE de la “barbarie populista” significa aceptar, de facto, la regresión del constitucionalismo social, de las democracias avanzadas fruto de décadas de conflictos de clase por una democracia liberal funcional al mercado. Este proyecto se alimenta de un miedo que tanto el PSOE de Pedro Sánchez en España como el PD en Italia consiguen alimentar y explotar, contando con el apoyo de las presiones de Bruselas y de una formidable campaña mediática que determinó, en Italia, la caída del primer gobierno Conte y el nacimiento del segundo, fundado sobre la alianza entre PD y M5S, y en España, la formación del gobierno Sánchez en coalición con Podemos, aceptando este un rol subalterno (la tarea de Sánchez se ve facilitada por la presencia de una derecha radical abiertamente neofranquista). Monereo entiende cuándo Podemos está a punto de caer en la trampa, explica por qué existe tal riesgo y pretende, en vano, aducir argumentos para intentar evitarlo. El verdadero problema, escribe, consiste en el hecho de que el impulso de cambio del 15M se ha agotado y, con este, la posibilidad de llegar, como se imaginó en la fase ascendente de los movimientos, a un

22 / El Viejo Topo 401/ junio 2021

nuevo proceso constituyente capaz de reintegrar los derechos sociales destruidos por las revoluciones liberales y, al mismo tiempo, ofrecer soluciones a la cuestión catalana. El punto es entender “cómo ser revolucionario en condiciones históricosociales no revolucionarias”. La respuesta es aquella de Gramsci: pasar de la guerra de movimiento a la guerra de posiciones. ¿Qué significa? Construir identidad, echar raíces sociales, alianzas, formar cuadros, trabajar en la definición de un proyecto alternativo de país. En una palabra: tiempo, fatiga y sacrificio. No será la vía elegida por Podemos, y Monereo se pregunta con amargura si no fue precisamente para evitarla que se decidió perseguir la oportunidad de ir a un gobierno con el PSOE.

Para ser coherente con su programa, Podemos debería empeñarse en cambiar las relaciones entre la UE y España.

Elegir si gobernar o no, precisa Monereo, nunca es una cuestión de principios, depende de los programas, de las relaciones de fuerza y de la interpretación de la coyuntura histórica. El programa de Podemos ciertamente no es revolucionario, es asimilable al de una socialdemocracia radical7 pero, lamentablemente, ningún reformismo, débil o fuerte, es posible en los países de la UE; de ello se desprende que, para ser coherente con su programa, Podemos debería empeñarse en cambiar las relaciones entre la UE y España. En cambio, en las campañas electorales, de la UE no se habla o solo para tranquilizar a los votantes sobre su propio europeísmo (aunque crítico). Después de todo, Podemos es incapaz de asumir tareas tan exigentes porque, habiendo perdido la base social y el enraizamiento territorial, ha dejado de ser un actor principal, un actor capaz de organizar en torno a sí mismo un cambio político en España y, además, está viviendo una crisis organizativa dado que la vida interna del partido se ha reducido “a la aprobación online de programas y listas electorales” (lo que confirma su similitud “estructural” con el M5S, pero esto lo veremos más adelante). Como si no bastase, se encuentra ante un PSOE que puede obtener la hegemonía en el sistema solo reduciendo el peso electoral y social de Podemos. Entonces, ¿qué se inventa Iglesias? Hace una campaña electoral para gobernar con un partner que se niega y hace de todo –hasta guiñarle un ojo a la derecha de Ciudadanos– para quemarlo. Así es como Monereo describe irónicamente esta actitud: “como no nos fiamos del PSOE, gobernamos con él”. En este punto es necesario hacer dos incisos. El primero se


20-27 manolo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:00 Página 23

politicacomparada

guerra comercial entre Huawei y Google, Monereo destaca su significado puramente político: las empresas multinacionales, escribe, tienen siempre detrás suyo un Estado nación al que se someten cuando es necesario y, por eso, la disputa en cuestión debe interpretarse como un episodio de la lucha por la hegemonía entre Estados Unidos y China, que tiene como apuesta la redefinición Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el acuerdo del gobierno de coalición (30 de diciembre de 2019). de la distribución del refiere a la admiración que Monereo expresa hacia la “genialipoder en el sistema mundial. Estados Unidos, agrega, debe dad” (denominación que repite varias veces) de la campaña organizar una coalición de Estados con el objetivo de impedir electoral conducida por Iglesias, quien logra convencer a sus a China convertirse en primera potencia económica, política y aliados y parte de su electorado de que la propuesta de ir a un militar en un mundo en transición. En esta guerra, América no gobierno con Sánchez es “una reivindicación democrática y distingue entre comercio mundial, innovación tecnológica y antioligárquica”. No sé si la admiración es fruto de la amistad potencia bélica. Y es por esto mismo, agrego yo, que delegar la que une a Monereo con Iglesias pese a las diferencias políticas, gestión de la política exterior al atlantismo del PSOE es una o si se deriva de que esa invención comunicativa ha logrado irresponsabilidad gravísima de Podemos, con efectos compafrenar la hemorragia del voto, que al final obligó a Sánchez a rables a los del giro de la política exterior italiana asociada a la aceptar la alianza (personalmente sigo pensando –como escritransición del primer al segundo gobierno Conte: se abandobí en la recensión del trabajo de Campolongo y Caruso– que el nan las tímidas aperturas hacia China y Rusia para reagruparse talento comunicativo de Iglesias había influido negativamente en las filas de la santa alianza occidental, junto con una UE sin más que positivamente sobre la evolución de su partido). En autonomía real frente a Estados Unidos. todo caso, para conseguir el objetivo de formar parte del gobierno, el programa se reduce a unas modestas garantías en * * * materia de política laboral, renunciando a toda veleidad respecto a reclamaciones frente a la UE, del posicionamiento inInicio la exposición y el comentario de los artículos del 2020, ternacional de España, de la cuestión nacional (independenmanteniendo el tema de la geopolítica. Razonando sobre la tismo catalán) que se delega a la gestión del PSOE. El segundo formidable capacidad de respuesta que el régimen chino ha inciso se refiere a lo que podemos definir como una especie de demostrado al afrontar la pandemia de la COVID-19, Monereo entrecruzamiento o reflejo invertido entre las relaciones PSOEla atribuye a la fuerza del Estado y recuerda que, detrás de un Podemos y PD-M5S: mientras Podemos ha hecho todo por Estado fuerte “está el control sobre la libre circulación de capiarrancar al PSOE una alianza en la cual ocupa un papel subaltales, la socialización de las inversiones y un sistema financiero terno, el PD, aunque partiendo de un apoyo electoral mucho bajo dominio público”. ¿Estas características no son suficientes menor que el del M5S, logró, aprovechando la oportunidad de para hacer de China un país “realmente” socialista? Refutando la crisis del primer gobierno Conte, darle la vuelta realmente el enfoque doctrinal y abstracto que inspira este dilema, –si no a nivel numérico– a las relaciones de fuerza, “reajustanMonereo se refiere a las consideraciones de Samir Amin, donde do” el programa grillino en sus objetivos. el marxista egipcio nos invita a concebir la transición al sociaConcluyo esta reseña sobre los escritos del primer periodo lismo como un proceso de larga duración lleno de contradiccitando un artículo de argumento geopolítico. Comentando la ciones, avances y retrocesos, victorias y derrotas8. Pero, sobre

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 23


20-27 manolo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:00 Página 24

politicacomparada

Matteo Salvini (La Liga), Giuseppe Conte y Luigi Di Maio (M5S). Junio de 2018

todo, ridiculiza la tesis que asocia la realización del socialismo al advenimiento de un gobierno mundial, fruto de la vieja idea occidental y cristiana que sueña con una humanidad unificada por un nuevo orden cósmico construido sobre las ruinas de los viejos estados: ¿a qué cultura le tocará desempeñar el papel, ironiza, de encarnar este mundo pacificado y “universal” (la alusión a la democracia y a los derechos humanos exportados a base de bombas está implícita). Pero el nodo central que regresa en la mayor parte de los escritos del 2020 gira en torno a tres argumentos: por qué es tan dura la reacción de las élites hacia el gobierno de PSOE/Podemos, cuál es el verdadero objetivo de esta ofensiva y qué alternativa política a la crisis identitaria y organizativa de Podemos es posible imaginar. ¿Por qué tanto resentimiento hacia un gobierno moderadamente socialdemócrata? La respuesta, escribe Monereo, no está en lo que hace el gobierno, sino en lo que impide hacer. La grotesca cháchara anticomunista contra Podemos puede sonar extraña a oídos ingenuos (más extrañas suenan aquí, en Italia, las acusaciones de comunismo dirigidas a una fuerza mucho más moderada que Podemos como es el M5S). Pero la extrañeza es aparente. Para explicarlo es necesario entender que el anticomunismo en ausencia de una amenaza comunista real es un síntoma de que la oligarquía se siente victoriosa y, por lo tanto, pasado el miedo, relanza la ofensiva, persiguiendo metas más ambiciosas. Iglesias no ha entendido que la moderación no basta: moderado o radical, su partido será atacado hasta que desaparezca o hasta que logre hacer que siga el camino de Tsipras y Syriza, es decir, convertirlos en politiqueros como los demás, rompiendo sus marginales relaciones con las clases

24 / El Viejo Topo 401/ junio 2021

subalternas, para liquidar toda esperanza de cambio. Ni entendió que el verdadero objetivo de la ofensiva no es él sino Pedro Sánchez: para obtener el pasaporte de garante del sistema, Sánchez debe deshacerse de Podemos, debe volver a tener las manos libres para poder realizar sin vacilaciones las políticas dictadas por el bloque de poder interno y de la UE. Para la oligarquía, la crisis es una oportunidad imperdible: partiendo de un análisis despiadado de la realidad (incluso más cínico de cuanto puedan imaginar sus críticos) y desde la convicción de que las tendencias actuales son irreversibles, quieren “seguir adelante”, asumir un control absoluto e incontestable del proceso en curso. La sociedad y el gobierno deben enfrentarse a un estado de necesidad tan imperioso que les induzca a aceptar la dirección económica de la UE y los nuevos planes de austeridad y reformas asociadas a las “ayudas”. Además, recordando el dicho de Carl Schmitt9 que recita que “el soberano es quien decide en el estado de excepción”, Monereo identifica el objetivo último de la ofensiva: pasar del estado de necesidad al estado de excepción. Por continuar el ping-pong entre España e Italia que sugiero mientras sigo sus razonamientos, se podría decir que el objetivo ideal de lo que estamos hablando es el que se ha conseguido aquí con la caída del segundo gobierno Conte y el establecimiento del gobierno de “unidad nacional” presidido por el procónsul imperial Mario Draghi. ¿Qué puede hacer Podemos para oponerse a este resultado? Me parece que la descripción que hace Monereo del estado actual del partido de Iglesias no alimenta ilusiones. Pasar en poquísimo tiempo del asalto a los cielos a la defensa de la democracia y de la constitución vigente no ha sido poca cosa, pero pasar de la guerra de movimiento a la guerra de posiciones, identificando esta última con la llegada al gobierno junto al PSOE fue definitivamente demasiado. Así como es demasiado seguir engañándose a uno mismo con que las políticas de solidaridad pueden llegar desde la UE y fantasear con programas de reconstrucción, olvidando que España no es ya un país soberano. Más bien, este sería el momento de confrontar las políticas neoliberales de la UE y desafiar los Tratados, exigiendo monetizar y mutualizar la deuda, presionando con que España e Italia no son Grecia y que, sin ellas, Europa no puede seguir en pie. Desafortunadamente Podemos


20-27 manolo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:00 Página 25

politicacomparada

no podría aunque quisiera, porque se ha quedado atrapado en un gobierno sin programa ni estrategia; porque se ha convertido en una fuerza minoritaria que pretende hacer política en la zona hegemonizada por el PSOE; porque ha perdido base social y raíces en el territorio y porque los círculos se han debilitado o desaparecido, los militantes de base se han retirado a la vida privada, el partido se ha convertido en un “partido manifiesto”, basado en los cargos públicos y políticos profesionales financiados por el Estado que se relacionan con el país solo a través de los medios de comunicación, una fuerza incapaz de generar un imaginario alternativo. Dicho esto, como un viejo combatiente, Monereo no quiere renunciar a la esperanza y, en los últimos artículos recogidos en esta antología, invita a trabajar en función de la construcción de una nueva fuerza política, de una constituyente de la izquierda española. * * * Concluiré: 1) relanzando algunos de los nudos teóricos que había esbozado en el post sobre el libro de Campolongo y Caruso, 2) haciéndole a Monereo algunas preguntas (que espero que pueda y quiera responder) sobre su perspectiva política actual, 3) explicando, al final, porqué la idea de la que partió aquí en Italia el proyecto Nuova Direzione (no muy lejos de la de Monereo descrita unas líneas más arriba) se ha demostrado difícil, si no imposible, de ser implementado en las condiciones generadas por la crisis pandémica. Parto de los paralelismos que he evidenciado entre las parejas Podemos/PSOE y M5S/PD. Si se asume una perspectiva ideológica-cultural es claro que pueden parecer cuestionables, pero yo las interpreto desde el plano estructural. Los procesos de “normalización” de Podemos y de M5S (que podrían compararse con los de Syriza, los de France Insoumise, los demócratas estadounidenses de izquierda o los laboristas ingleses, en una palabra, los populismos de izquierda occidentales) pondrían en cuestión la tesis que yo mismo, entre otros, había avanzado sobre una posible declinación revolucionaria del populismo. Imprimiendo un giro gramsciano a las teorías de Laclau (de la cadena de equivalencia al bloque histórico, de la hegemonía entendida como manipulación lingüística retórica del sentido común a su declive en términos de relaciones de fuerza entre los intereses de clase), me parecía que el “momento populista” (entendido como “momento Polanyi”, es decir, como revuelta de toda la sociedad contra los efectos de su colonización por el mercado) podría ser “galopado” por fuerzas social-comunistas capaces de desplazar progresivamente la ira popular hacia objetivos más avanzados. Lo que hacía débil esa hipótesis era la falta de un análisis en profundidad de las trans-

formaciones de la composición de clases inducidas por medio siglo de contrarrevolución neoliberal. Junto con Alessandro Visalli he esbozado una primera tentativa en tal sentido en las secciones de las Tesis de Nuova Direzione dedicadas a este tema. Nuestra propuesta entrelazaba diversos parámetros para definir los contornos del proletariado contemporáneo, basándose, más que en niveles salariales o retributivos, en una serie de oposiciones: capacidad o no de negociar el precio de la propia fuerza de trabajo (independientemente del encuadramiento jurídico de la misma); disponibilidad o no de fuentes de ingresos distintas del trabajo (bienes inmuebles, valores de diversa índole, seguros, etc.); nivel de educación (“capital cultural” por usar el neologismo que está en boga); localización geográfica (centro de las gentrificadas metrópolis vs. periferias y ciudades de provincia); nivel de precariedad, etcétera. Del elenco quedaban fuera, además de gerentes, profesionales, perceptores de rentas, pequeños y medianos empresarios, pero también cuadros intermedios con funciones de control de la fuerza de trabajo, así como esas capas de trabajadores intelectuales (nuevas profesiones, trabajadores del conocimiento, “creativos”, etc.) que, incluso con retribuciones relativamente bajos y/o penalizados por competencias sobredimensionadas respecto a las efectivas oportunidades de empleo y de carrera, conservan expectativas e identidades de estatus típicas de las clases medias-altas.

En Italia las expresiones populistas han sido dos, una de derecha (la Liga) y otra moderadamente progresista (M5S)

El problema es que es precisamente esta última capa la que ejercita la hegemonía en las formaciones populistas de izquierda. Esto ha hecho que estos movimientos –aunque con fuertes diferencias en los distintos países– hayan asumido esas características que, en el post dedicado al libro de Campolongo y Caruso, definí como neojacobinas en el plano ideológico (referencias a los “ciudadanos”, a la “gente” más que a las clases subalternas, politically correctness, reivindicaciones de un retorno a una imaginaria democracia “originaria”) y neoburguesas en el plano estructural (resistencia a los procesos de agotamiento de parte de las nuevas oligarquías –la “trama” de la que habla Monereo– no clasificables como burguesías en el sentido clásico). Las consecuencias de estas composiciones de clase son evidentes: comunicacionismo, electoralismo, gobernismo, liderazgo mediático, debilidad organizativa y escasas raíces en el territorio. Como demuestran ampliamente los aná-

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 25


20-27 manolo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:00 Página 26

politicacomparada

lisis de las composiciones sociales tanto del electorado como de la base de estas formaciones, su capacidad de atracción hacia las clases subalternas es escasa y episódica en la mejor de las hipótesis (ver el boom electoral de M5S, que regresó rápidamente después de varios giros moderados). Esto ha hecho que una parte significativa del consenso de las clases medias bajas, menos educadas, residentes de la periferia o de provincia, se desplazaran hacia los populismos de derecha, como certifican, también en este caso, los análisis de la composición social de los flujos electorales. ¿Tenía que ser necesariamente así? Para quienes no creen en un rígido determinismo histórico la respuesta solo puede ser Giuseppe Conte cede el puesto a Mario Draghi, actual Presidente del Consejo de Ministros de Italia negativa. Lo cierto es que la condición por A un año vista, debemos reconocer que la crisis pandémica la que podría haber sido diferente coincide con la existencia de ha secado el mar. Integrando de un solo golpe todo el sistema fuerzas políticas capaces de unificar, en primer lugar, los fragde partidos, junto a todas las variantes populistas, bajo su promentos de un proletariado desarticulado y privado de identi10 pio mando, el golpe blando encarnado por Draghi es un ejemdad cultural por décadas de lucha de clases desde arriba . Solo plo perfecto de lo que Monereo llama transición del estado de a partir de la reconstitución de aquel núcleo sería posible consnecesidad al estado de excepción: el verdadero soberano ha truir un bloque social capaz de oponerse al proyecto oligármostrado su rostro, reivindicando el derecho exclusivo de dequico. Pero hoy, aquellas fuerzas no existen (o si existen son cidir por quién está convencido de ser el legítimo depositario. muy débiles) en ningún país de Occidente. ¿Qué hacer mienLas reacciones han sido escasas, por no decir mínimas: se va tras? O, por usar las palabras de Monereo, ¿cómo ser revoludesde la rama interna del M5S, melancólicamente atrinchecionario en un tiempo histórico que no es revolucionario? rada en la nostálgica reivindicación de la “pureza” de los oríLa repuesta propuesta por Nuova Direzione consistió en el genes, hasta la rebelión de las franjas irracionales y puramente intento de sumar fuerzas que durante años habían criticado la reactivas (antivacunas, negacionistas, conspiracionistas, etc.), aquiescencia de la izquierda nacional e internacional hacia las pasando por la “oposición al rey” encarnada por la derecha de consecuencias de los procesos de globalización y financiaFratelli D´Italia. Tampoco creo que se pueda esperar esponrización y hacia las reglas de la gobernanza supranacional imtáneas rebeliones de masas del tipo de los chalecos amarillos puestas desde la UE. Partiendo de la atención suscitada por el franceses: como muestran los acontecimientos griegos, deslanzamiento del Manifesto per la sovranità costituzionale, quepués de derrotas particularmente duras, y tras la traición de ríamos reconstruir un punto de vista socialista sobre los resulparte de las fuerzas políticas que habían suscitado esperanzas tados de la Gran Crisis iniciada en 2008, inspirado en los interede cambio, las reacciones predominantes son el desánimo y la ses de las clases subalternas y de las periferias. La ambición resignación. hegemónica de este proyecto, teniendo en cuenta la escasa Además, no debe subestimarse la posibilidad de que Europa consistencia numérica de la Asociación, puede parecer una aproveche la oportunidad de la crisis pandémica para recupelocura. Pero estaba justificada por la convicción de que una ola rar el consenso y la credibilidad: 1) promoviendo inversiones populista, aunque mostrara los primeros síntomas de agoen los sectores de las infraestructuras, de la tecnología avanzatamiento, pudiera abrir una ventana de oportunidad para la da, en los servicios y en la administración pública; 2) taponanirrupción desde abajo de fuerzas y energías antisistémicas. La do los efectos más dramáticos de los procesos de empobreidea no era crecer absorbiendo otras subjetividades políticas y cimiento generados por la crisis; 3) recomprando la fidelidad culturales, sino funcionar como catalizador, “de ser pez en el de las clases medias con escolarización elevada y con habilimar, no pensar en convertirnos nosotros mismos en el mar”, dades útiles para la reactivación de un ciclo de desarrollo. Me como ha escrito Visalli.

26 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


20-27 manolo:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:00 Página 27

politicacomparada

doy cuenta de que muchos (y yo mismo hasta hace poco) pensaron y piensan que el actual régimen oligárquico “no puede” tomar tales iniciativas, pero conviene recordar que Lenin sostenía que no hay crisis que el régimen capitalista, si no es derrocado políticamente, no podrá superar tarde o temprano. En todo caso, Visalli y yo –en contra de la mayoría de los compañeros de Nuova Direzione– creemos que la fase ha cambiado tan radicalmente que el proyecto de las Tesis parece estar desactualizado (después de todo, la teoría, para un marxista, no debe producir modelos abstractos sino análisis concretos de las situaciones concretas). Por esto pensamos que pasar de la guerra de movimientos a la guerra de posiciones significa retomar las filas de un trabajo teórico que solo puede ser colectivo, es decir, debe involucrar a una reserva de energía e inteligencia mucho más amplia que la de Nuova Direzone, y también significa contribuir a la producción de recursos y habilidades en vista de la deseable fase constituyente de una nueva formación socialista, que dada la dispersión actual de las fuerzas, solo podrá tener lugar al final de un trabajo largo, agotador y paciente. En este punto solo tengo que preguntarle a Monereo hasta qué punto cree que esta perspectiva es compatible con el contexto español. Es probable que en España existan condiciones más favorables que las nuestras para el lanzamiento de un proceso constituyente de este tipo. Aunque no creo que esto todavía pueda evitar que la transición del estado de necesidad al estado de excepción ocurra allí con relativa rapidez. Pero, si

esto es cierto, me pregunto (y le pregunto) si y en qué formas piensa que deberíamos/podríamos volver a proponer el objetivo de reconquistar la soberanía nacional y popular, junto al derecho de las clases subalternas de decidir su propio destino. En particular, me pregunto (y le pregunto) si cree que la reivindicación de restaurar la democracia en las formas codificadas

Actualmente no existen fuerzas políticas capaces de unificar un proletariado desarticulado y privado de identidad cultural. por las constituciones sociales pueda, todavía, tener un sentido no puramente ideológico, o si no es el caso de volver a proponer la consigna “sed realistas, pedid lo imposible” que, de ser así, significa imaginar formas de participación democrática radicalmente alternativas a las que la “rebelión de las élites” ha definitivamente consignado al pasado. Una última consideración, sea cual sea el camino que elijamos para afrontar la travesía en el desierto que nos espera, necesitaremos armarnos de coraje, porque los escenarios de guerra que se preparan no dejarán mucho margen para formas de resistencia que puedan ser etiquetadas como “cómplices con el enemigo” n Traducción de Juan Manuel Baños Bris

Notas 1. Algunos de los trabajos precedentes de Manolo Monereo están disponibles en italiano. Cfr, en particular, Un progetto di liberazione. Repubblica, sovranità, socialismo (con Héctor Illueca), Meltemi, Milano, 2020; ver también “Plutocrazia contro democrazia” in AAVV (a cargo de C. Formenti), Dopo il neoliberalismo. Indagine collettiva sul futuro, Meltemi, Milano, 2021. 2. La editorial El Viejo Topo ha publicado las ediciones españolas de La variante populista (DeriveApprodi, Roma, 2016) y de Il socialismo è morto viva il socialismo (Meltemi, Milano 2019). 3. F. Campolongo & L. Caruso, Podemos e il populismo di sinistra. Dalla protesta al governo, Meltemi, Milano 2021 (comentario crítico de Carlo Formenti titulado Luci e ombre di un sogno neogiacobino. L’assalto al cielo mancato di Podemos que se puede leer en https://socialismodelsecoloxxi.blogspot.com/search?q=Podemos, ntd). Una presentación pública en línea del libro se puede seguir en italiano, con la participación de los autores y de Carlo Galli y Manuel Monereo en https://www.youtube.com/watch?v=ePZJusC2jSU, ntd. 4. He discutido el concepto de momento populista en La variante populista (El Viejo Topo, Barcelona, 2017). 5. El manifiesto se encuentra en la dirección: https://www.patriaecostituzione.it/wp-content/uploads/2019/02/Manifesto-per-la-sovranit% C3%A0-costituzionale-4.pdf 6. Las Tesis están disponibles en el sitio de Nuova Direzione https://www.nuova-direzione.it/le-tesi-di-nuova-direzione En español se encuentran publicadas en la revista El Viejo Topo, núm. 388 (mayo 2020), y también se pueden leer en https://jaenciudadhabitable.org/tesis-sobre-italia-yel-socialismo/, ntd. 7. Sobre el programa político de Podemos ver F. Campolongo & L. Caruso, op. cit. 8. Sobre el debate al respecto de la naturaleza de la sociedad y el régimen chino en el que participan, junto a Samir Amin, varios otros autores marxistas, desde Giovanni Arrighi a David Harvey, ver lo que escribí en mi último libro, Il capitale vede rosso (Meltemi, Milán 2020). 9. Cfr. C. Schmitt, Le categorie del politico, il Mulino, Bologna 1972 (en español El concepto de lo político, Alianza, ntd); ver también Il Nomos della Terra, Adelphi, Milano 1991 (en español: El nomos de la tierra, Comares, ntd). 10. Cfr. L. Gallino, La lotta di classe dopo la lotta di classe, Laterza, Roma-Bari 2012.

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 27


28-35 Diez Gurierrez:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:04 Página 28

educación

28 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


28-35 Diez Gurierrez:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:04 Página 29

educación

Cuando la Historia oculta el pasado Entrevista a

Enrique Javier Díez Gutiérrez Por Salvador López Arnal

E

nrique Javier Díez Gutiérrez, doctor en Ciencias de la Educación, es profesor de la Universidad de León. Ha trabajado como educador social, maestro de primaria, profesor de secundaria, orientador en institutos y responsable de atención a la diversidad en la administración educativa. Ha publicado diversos libros sobre educación. Orientamos nuestra conversación en su último ensayo: La asignatura pendiente (Plaza y Valdés, 2020).

—¿Cuál es nuestra asignatura pendiente? ¿De quién, de quiénes? —La memoria histórica sigue siendo una asignatura pendiente en el currículum escolar. La memoria histórica democrática de las y los vencidos, de las y los fusilados, de las y los torturados y humillados por el fascismo civil y militar, que auspició un golpe de estado y una dictadura consentida y auspiciada por los países supuestamente democráticos que habían derrotado al fascismo en Europa. —El subtítulo: “La memoria histórica democrática en los libros de textos escolares”. ¿Qué debemos entender por ‘memoria histórica democrática’? —La memoria de quienes lucharon y defendieron los valores democráticos de la II República, de quienes fueron derrotados y cuya memoria se ha tratado de olvidar y silenciar con el pacto de la transición y la ignominiosa ley de amnistía, con la excusa del miedo al ruido de sables que siempre ha existido y siempre existirá mientras haya ejércitos y armamento para la guerra. —Cuando hablas de libros de textos escolares, ¿de qué libros hablas? ¿De qué etapas educativas?

—De los libros de texto que utilizan todas las generaciones durante su etapa de escolarización y en torno a los cuales se centra la mayor parte del tiempo de trabajo escolar. Estos libros de texto, controlados por unas pocas grandes editoriales, muchas de ellas vinculadas a la jerarquía católica, son los que determinan los contenidos que se estudian durante la única etapa de la vida en la que muchos de los estudiantes tienen contacto con la historia académica, la educación obligatoria, hasta los 16 años. —¿En qué cursos de la formación preuniversitaria se estudia la asignatura de Historia? ¿Cuántas horas? —En concreto, 4º de la Educación Secundaria Obligatoria y, quienes continúan estudiando, 2º de Bachillerato, que son los dos cursos escolares donde se estudia o se debería estudiar esta etapa de la historia contemporánea de España. Muchos estudiantes confiesan (y algunos profesores y profesoras también) que a este tema no se llega o, si se llega, se trata de “pasar de puntillas” porque, como decía una jefa de estudios, “es que en este pueblo hay de los dos bandos”. Para el profesorado de Historia es prácticamente imposible dar todos los contenidos que se pretende en tan poco tiempo y, menos en 2º de Ba-

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 29


28-35 Diez Gurierrez:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:04 Página 30

educación

chillerato, que está centrado y presionado por la prueba de acceso a la Universidad. —Señalas en la Introducción que el alumnado, como sujeto de ciudadanía, debería vincularse en y desde la escuela con el ejercicio de la democracia y con el compromiso activo por la justicia social y la igualdad entre los seres humanos, tanto en la perspectiva de clase como de género. ¿Y cómo se consigue una finalidad así? ¿No hay riesgo de ‘adoctrinamiento’ aunque sea en finalidades y valores que tú y yo podamos compartir? —En absoluto. La educación persigue formar a las personas para el bien común y para implicarse de forma activa en la construcción de un mundo más justo y mejor, de acuerdo con lo que hemos convenido colectivamente como valores mínimos esenciales comunes: los derechos humanos. Este es el objetivo irrenunciable de la educación. Si no sirve para esto, no tiene sentido la educación. Enseñamos lengua para convivir, comunicarnos y dialogar, no para mentir, engañar y difundir fake news, por ejemplo. Esto es aplicable a todas las materias y asignaturas, aunque la derecha siempre asegura demagógicamente que en la escuela se adoctrina cuando no es su “ideología” la que se imparte. Véase, la religión católica, que según ellos no es adoctrinamiento, mientras que los derechos humanos sí que son adoctrinamiento, o la ciencia con la que no están de acuerdo desde sus prejuicios, sea la evolución o la diversidad sexual, ante lo cual promueven “vetos parentales”.

toriales, cada una de ellas tienen dueño, que es quien marca e influye en su línea ideológica y en las prioridades y enfoques que le interesa resaltar o consolidar. —Sostienes que lo que habitualmente se plasma en los contenidos de los libros de texto es la “historia de los vencedores” y que otros muchos acontecimientos y visiones permanecen ocultos, silenciados o, cuanto menos, minimizados. ¿Sigue pasando? ¿No son historiadores/as o científicos/as sociales los que elaboran esos manuales? ¿Escriben al dictado de la ideología de las editoriales? —No hace falta que se escriba al dictado de las editoriales. Las editoriales tienden a contratar a quienes están dentro de sus parámetros ideológicos. Como los medios de comunicación (se lo decía Guillermo Toledo en una entrevista a Risto Mejide: “no hace falta que te digan lo que tienes que decir, si estás ahí es justamente por eso”) o cualquier empresa (que se lo digan a los sindicatos). No olvidemos que es una industria que vende 46 millones de libros a ocho millones de alumnas y alumnos no universitarios, con unos ingresos, según la OCU, de una media de 201 euros por alumno/a y curso.

—Un grupo de investigadores de la Universidad de León, tú entre ellos, habéis analizado los contenidos de los libros de texto correspondientes a la historia que se ocupa de la posguerra, especialmente de la represión de la dictadura franquista y la lucha antifranquista que se prolongó hasta bien entrado los años —Comentas, críticamente, que el mito de la neutralidad y la sesenta. ¿Quiénes habéis compuesto ese equipo de investigadoobjetividad de las ciencias sociales aún parece pervivir en el res? ¿Cuántos libros habéis analizado? ¿Editoriales? ¿Cuánto ámbito escolar. ¿Por qué es un mito la pretensión de objetividad tiempo os ha llevado la investigación? ¿Está concluida? Muchas en esas disciplinas? En general, el intento de preguntas de una sola tacada. objetividad es un ideal deseado en el ámbito —Hemos participado un equipo de tres Cuando no es su “ideología” de las ciencias físicas o naturales. personas, especialistas en Historia y Educala que se imparte, la derecha —No hay objetividad ni neutralidad en las ción, que durante tres años hemos analizasiempre asegura ciencias. Pero se sigue utilizando este mito do los libros de texto más utilizados en las demagógicamente que la para asegurar que es neutral y objetivo lo diferentes comunidades autónomas, pues que está establecido por el establishment, las competencias educativas están transfeescuela adoctrina. por el poder, por el statu quo. Y a fuerza de ridas. Se hizo una revisión exhaustiva de los repetirlo se convierte en algo que se normalibros de texto de las editoriales con más liza. El neoliberalismo promueve esta falsa neutralidad y objeventa y difusión en el ámbito educativo (Oxford, McGraw Hill, tividad para asegurar que se necesitan gobiernos de “técnicos”, Santillana, Vicens Vives, ECIR, Anaya, Laberinto, Bruño, como si estos no tuvieran una ideología. Edelvives, SM, Akal) desde el último ciclo de primaria, pasando Además, en los libros de texto escolares, como reconocen los por la ESO, hasta bachillerato. De estas editoriales se han expertos, cada editorial conserva una línea ideológica. Los examinado 21 libros de texto: 12 correspondientes a 2º de Bacontenidos escolares, como toda elaboración social, se ven inchillerato y 9 a 4º de la ESO. fluenciados por los intereses y perspectivas de quien participa en su diseño y confección. Pero, además, en el caso de las edi—¿Algún hilo conductor común en los libros analizados?

30 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


28-35 Diez Gurierrez:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:04 Página 31

educación

¿Existen temas ‘tabú’ que nunca se tocan por ‘falta de tiempo’ o porque no están en los programas? —Parece que algunos libros de texto todavía siguen encubriendo, silenciando u ocultando de forma significativa esta parte de la historia, y que la represión tras el golpe de estado franquista y la posterior lucha antifranquista –es decir, la memoria histórica de aquel período– permanece invisibilizada e incluso tergiversada en buena parte del material curricular que utiliza el alumnado en ESO y Bachillerato. No obstante, recientemente, alguna editorial sí que empieza a mencionar la represión, incluso incluye dentro de sus actividades alguna referencia a la lucha antifranquista y a las víctimas españolas de los campos de concentración nazis. Existen lo que hemos denominado “temas tabúes”, es decir, aquellos que ni siquiera se nombran, que se podrían condensar en 5 claves: 1) La incautación de bienes y el origen de grandes fortunas del IBEX 35. 2) El papel legitimador de la Iglesia dentro del aparato represor del franquismo. 3) No se nombra a los responsables y partícipes directos en la represión, muchos de los cuales siguieron en puestos clave de responsabilidad pública posteriormente. 4) La colaboración de parte de la sociedad civil que se sentía vencedora en la represión. 5) El reconocimiento, resarcimiento y reparación de las víctimas del franquismo y de la lucha antifranquista. —¿Y cuáles han sido vuestras principales conclusiones tras vuestra investigación? Por ejemplo, ¿se enfoca de forma históricamente documentada la etapa de la II República? —Las conclusiones más significativas se podrían sintetizar en las siguientes: Extensión: Los contenidos se centran excesivamente sobre la Guerra Civil, mientras que la posguerra sigue en la sombra. Además, ¡los 44 años, el período que transcurre entre la II República, la Guerra Civil y el franquismo, que deberían ocupar cerca del 50% de los contenidos del siglo XX por estricto tiempo cronológico solo ocupa el 9%! Ocultamientos: Se presenta esta parte de la historia desde una visión supuestamente “neutral y aséptica”, pero encubre graves silencios y ocultamientos deliberados. Formas genéricas que, apenas dicen nada o que ocultan, más que aclarar, lo que parece no quererse abordar de forma clara y decidida. Invisibilidad y minimización de la represión sistemática: Donde el afán de venganza fue orquestado legalmente y con carácter retroactivo, prolongándose durante 40 años. Ni la mitad de los libros de 4º ESO y pocos más en 2º de Bachillerato explican cómo hacían leyes a su medida para llevar a cabo fusilamientos, coacciones, expolios… de quienes se les oponían o contra quienes no mostraban la suficiente simpatía. No solo la

violencia física de los “paseos” o las torturas o los fusilamientos, el exilio interior de los topos, o los experimentos con las prisioneras para descubrir y erradicar el “gen rojo” (secuestrando y robando a sus hijos para traficarlos a manos de “familias adeptas al régimen” para que no les transmitieran el fanatismo marxista), sino también formas de represión específicas a las mujeres, como el rapado del pelo, la ingesta del aceite de ricino, las humillaciones públicas o la violencia sexual y las violaciones. O la depuración laboral… La represión se queda en un cuadro de detalle (se dedica a los “paseos” el mismo espacio que el dedicado a Mariquita Pérez “el juguete más ansiado en los cincuenta”), sin explicar quién, cómo, ni por qué se fusilaba.

Tergiversación: Incluso se falsean las causas de la Guerra Civil. Según un texto de una de las editoriales más vendidas, la Guerra Civil fue un “conflicto entre hermanos” que fue “originado por el caos que produjo la segunda república”. Lenguaje: Se utilizan términos que disminuyen la gravedad y, en cierta medida, siguen blanqueando el fascismo del golpe de estado y la dictadura: en alguna ocasión todavía se habla de “alzamiento” (no de golpe de estado), o se dice que se instauró una dictadura, explicando que una dictadura simplemente es “un gobierno no democrático” y donde parece que el único problema es que “no hubo libertad de expresión” durante su transcurso. Equiparación: Se busca en muchas ocasiones hacer un paralelismo entre golpistas y defensores de la democracia, afirman-

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 31


28-35 Diez Gurierrez:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:04 Página 32

educación

do en algunos manuales que “uno y otro lado provocaron las mismas víctimas”, cuando los golpistas ejercieron durante cuarenta años una represión sistemática. —La misma pregunta te hago sobre el golpe militar fascista del 36 y la Guerra Civil. —El desarrollo sobre la Segunda República en los libros de texto suele concluir de forma generalizada con los acontecimientos de la primavera de 1936, presentada habitualmente como antesala de la Guerra Civil. Lo cual tiende a generar una visión en los manuales de texto de relación directa entre el período de la República y la Guerra Civil como fin inexorable

de la misma. Idea que se plasma, de hecho, en el modelo curricular establecido por la Administración, pues junta ambos temas en una misma unidad, cuando lo lógico sería que la unidad o el bloque de contenidos fuera Guerra Civil y Dictadura, pues ésta sí que fue una consecuencia de la Guerra Civil. En cuanto a la Guerra Civil, los contenidos de los libros de texto tienden a centrarse más en el relato de las “batallas”, sobre todo en bachillerato. —Vuelvo a preguntarte lo mismo sobre el franquismo y la lucha antifranquista. —Se sigue evitando las alusiones a las fosas comunes, a los

32 / El Viejo Topo 401/ junio 2021

miles de desaparecidos sin identificar en España o a los Movimientos de Recuperación de la Memoria Histórica. Sorprende que libros de texto de la ESO dedican a la represión franquista mayor porcentaje de páginas que los de Bachillerato. Aunque todos, de una forma u otra, hacen alusión a la represión fascista, solo una minoría en la ESO, y la mitad en bachillerato, explican que la represión franquista fue sistemática, orquestada legalmente y con carácter retroactivo. En cuanto a la lucha antifranquista, cada vez son más los libros de texto que dedican algunas líneas a describir esa lucha, sobre todo en Bachillerato, aunque resaltando los movimientos y organizaciones de resistencia de corte más moderado. Pero es en el apartado de la mujer donde se muestran las mayores carencias a la hora de analizar la represión y la lucha antifranquista. Mujeres que fueron reprimidas triplemente: torturadas y fusiladas como “rojas”, agredidas sexualmente y violadas como campo de batalla en el que humillar y vencer al enemigo, a los parientes masculinos ausentes, y sometidas a humillación pública (rapar el pelo, ingesta de aceite de ricino que les provocaba diarreas constantes), al tiempo que eran paseadas por las principales calles de las ciudades, como castigo ejemplarizante de quienes habían roto moldes, normas y estereotipos del modelo de mujer tradicional durante la República y había que volverlas a “colocar en su lugar”. Y que ahora sufren también el olvido por gran parte de la historiografía oficial. —En cuanto a la transición política. —La transición se edificó sobre una “amnesia inducida”, con el resultado de una desmemoria que establecía una falsa equidistancia de responsabilidades entre vencedores y vencidos. La Ley de Amnistía de 1977 se amplió a crímenes cometidos por la dictadura de Franco, convirtiéndose en una auténtica “ley de punto final” que renunció a juzgar los crímenes contra la humanidad del régimen franquista de represores, del ejército o de la policía. Esta transición sin ruptura, que hizo surgir la ‘legalidad democrática’ directamente del aparato legal franquista, no permitía una condena de éste sin poner en cuestión los cimientos de la actual monarquía parlamentaria. Es decir, en este ‘memoricidio’, la falsa memoria del franquismo no se vio contrarrestada institucionalmente con una nueva política de la memoria sustentada en referentes democráticos pasados y presentes. De esta forma los valores de los perdedores y las perdedoras de la guerra fueron excluidos del imaginario colectivo y de la representación social del pasado, quedando su memoria proscrita al ámbito individual. Mientras que otras democracias, como la italiana o la francesa, se fundaron sobre el paradigma


28-35 Diez Gurierrez:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:04 Página 33

educación

del antifascismo, la española lo hizo sobre el de la “superación” del pasado.

España contra Cataluña para hablar de la Guerra Civil, por ejemplo), tanto en lo que respecta a los manuales usados como a la forma de impartir la asignatura por parte del sector del profesorado más afín al nacional-secesionismo. ¿Vuestra investigación permite decir algo al respecto? —Tampoco hemos abordado este tema. Nada puedo decir sobre ello.

—¿Se explica adecuadamente el papel de la Iglesia nacionalcatólica en estos procesos históricos? —El papel de la iglesia católica, especialmente de la jerarquía eclesiástica, tampoco aparece claramente analizado y valorado en los libros de texto. No podemos olvidar que del mismo modo que ocurrió en Alemania, por parte de las dos Iglesias —Señalas que el profesorado de Historia, buena parte de él, tiemayoritarias en la época nazi, la Iglesia en España animaba a nen una visión crítica respecto al trato de la memoria histórica una “rebelión en forma de cruzada patriótien los libros de texto. ¿Elaboran entonces sus ca y religiosa contra la república atea”, inclupropios materiales? ¿Dónde se centran sus El mito de la objetividad y so años antes de que triunfara el Frente críticas? neutralidad en las ciencias Popular. —Buena parte del profesorado de Historia, sociales pretende asegurar lo Sí que aparece en buena parte de los libros efectivamente, genera su propio material de texto que la Iglesia fue uno de los apoyos establecido por el establishment. didáctico y utiliza fuentes originales para legitimadores del régimen franquista, pero desarrollar su docencia. Por eso muchos no se menciona explícitamente ni se analiza nos piden continuamente que les facilitesu participación en la represión sistemática y organizada legalmos las Unidades para la Recuperación de la Memoria mente por el régimen dictatorial franquista. No solo algunos Histórica que realizamos y que tratan de recuperar esa parte de obispos dieron apoyo material o una adhesión moral a los nuestra historia que ha quedado relativamente olvidada o sublevados, entregando dinero y joyas o legitimando de palasilenciada en el currículum escolar. Aunque se han agotado en bra la sublevación, sino que la institución eclesiástica utilizó su su edición en papel, y los hemos puesto en la red de acceso ascendiente sobre la población y su influencia en la vida cotilibre y con actividades interactivas para hacer con el alumnadiana, especialmente en las zonas rurales, al servicio del golpe do, la Editorial Plaza y Valdés las editará en breve, pues cada vez de estado y posteriormente de la dictadura. recibimos más peticiones. Las investigaciones reflejan que la postura de los obispos Pero el profesorado cuestiona especialmente la reducción españoles a lo largo de la Guerra Civil y la represión franquista del horario de historia establecida por la anterior ley educativa fue “no proteger o delatar a izquierdistas o afiliados a sociedaLOMCE en el último curso de la Educación Secundaria Oblides marxistas”, colaborar con las autoridades golpistas y “dargatoria (ESO), algo que “choca” directamente con la amplitud les informes sobre sus parroquianos”, así como “participar en del temario a tratar durante el curso, que abarca desde el siglo consejos de guerra”. XVIII hasta hoy en día, resultando realmente complicado poDe las 60 diócesis españolas que había en 1936, 23 obispos der abordar la totalidad del temario de manera correcta. apoyaron clara y abiertamente esta postura y el resto optó por el silencio, confiando, eso sí, en que sus sacerdotes colabora—Hablas en un capítulo de la teoría de la equidistancia. rían igualmente como confidentes de las autoridades militares. ¿Equidistancia entre qué posiciones y sobre qué? La Iglesia Católica nunca ha pedido perdón por sus numerosas —Los defensores de la teoría de la equidistancia insisten reiteimplicaciones en los crímenes del franquismo, ni ha pretendiradamente en afirmar que hubo un “enfrentamiento fratricida”, do indemnizar –aunque solo fuera moralmente– a sus vícticomo si dos partes se hubieran enfrentado en las mismas conmas. De hecho, lo más habitual ha sido la postura contraria. diciones o legitimidad. La concepción de que “todos fuimos culpables” plantea que hubo un enfrentamiento entre dos ban—¿Habéis analizado los manuales de historia de las comunidados, una lucha fratricida entre hermanos, donde la “culpabilides vasca y catalana? ¿Veis en ellos, si fuera el caso, alguna dad” se reparte por igual a las dos partes enfrentadas. Pero una característica diferenciadora? democracia nunca es culpable de un golpe de estado y un —No hemos abordado este tema en nuestra investigación. gobierno democrático nunca es un bando. No se puede equiparar a las víctimas y a los victimarios. No se puede defender —Aquí, en .Cat, algunas voces críticas han hablado (lo siguen una visión equidistante entre el torturador y el torturado. Es haciendo) de adoctrinamiento nacionalista (del tipo: guerra de indefendible esta teoría que acaba reproduciendo los tópicos

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 33


28-35 Diez Gurierrez:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:04 Página 34

3 0 4 "  5 0 3 " /  # & 7 & 3  :  + " 7 * & 3  5 ­ # " 3  ) 6 3 5 " % 0


28-35 Diez Gurierrez:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:04 Página 35

educación

de ‘olvidar el pasado y no repetir la barbarie’, como si todos hubieran sido responsables de la barbarie, ocultando y blanqueando a los militares golpistas responsables y a sus secuaces civiles y religiosos que los sostuvieron, alentaron y justificaron. —“La reconstrucción crítica de la memoria histórica” es el título de uno de los capítulos del libro. ¿Qué reconstrucción es esa? ¿En qué consiste? ¿No es eso precisamente lo que hace todo historiador que se precie? —La historiografía crítica no ha llegado a los libros de texto. Solo reproducen la “historia oficial” o “políticamente correcta” cuyas bases se asentaron en la transición. De ahí que sea un imperativo ético reconstruir un currículum escolar contrahegemónico que garantice la justicia curricular y permita la emergencia de la memoria silenciada de las personas olvidadas y represaliadas. Un currículum que invierta la hegemonía. No para “dar la vuelta a la tortilla”, sino para proporcionar experiencias e informaciones desconocidas y olvidadas, para hacer un currículum más comprensivo, más representativo. Esto supone replantear la historia desde la perspectiva de los perdedores, de los grupos oprimidos, de los represaliados, de los olvidados. Como nos recuerda el escritor argentino y víctima de su dictadura militar, Juan Gelman, no podemos permitirlo: “Desaparecen los dictadores y aparecen inmediatamente los organizadores del olvido”. —Hablas en el libro del deber de recordar. ¿Por qué crees que recordar es un deber? ¿Quiénes tenemos ese deber? —Llevamos más de 40 años esperando que, por fin, se repare con verdad y justicia la barbarie cometida. El olvido, minimización o relegación de la memoria histórica en la escuela ha supuesto que las generaciones que han llegado todos estos años a su etapa adulta carezcan de una formación con una mínima solvencia sobre lo que supuso la dictadura franquista y la lucha antifranquista que se mantuvo frente a ella. De este modo se ha configurado una sociedad bastante desconocedora de un pasado que cambió violenta y radicalmente el desarrollo del país, lo que facilita su manipulación mediática y política, con la vigencia de una mitología llena de lugares comunes como “reabrir viejas heridas”, “revancha”, “rencor”, etc. Todo ello está generando el efecto que parece que se pretendía: insensibilidad, cierto hartazgo y falta de compromiso político por recuperar, dignificar y hacer justicia a esa memoria dolorida y ocultada, pese a las reiteradas advertencias de los más altos organismos internacionales sobre derechos humanos. Por eso, probablemente, nuestros estudiantes y la sociedad adulta educada en esta “historia” sabe más del nazismo que del fascismo patrio. Ahora que el Gobierno ha manifestado la in-

tención de llevar a los colegios el conocimiento de la represión franquista y la lucha antifranquista, a través de la nueva Ley de Memoria Histórica que reformará la norma impulsada por Zapatero en 2007, es crucial tener datos precisos de los límites y las tergiversaciones y ocultaciones que sobre esto se mantienen en los contenidos escolares y los libros de texto de las editoriales comerciales que los controlan. —¿Quieres añadir algo más? —El hecho chocante es que en otros países –de Alemania a Inglaterra, de Italia a Francia, de Argentina a Polonia– esta temática se aborda de forma sistemática en las clases de Historia y se visitan regularmente los lugares de la memoria, de tal forma que en investigaciones similares lo que muestra el alumnado, justamente al contrario de lo que pasa en España, es que tienen una sensación de “saturación” por la constancia con la que aparece en los contenidos escolares en sus países. No olvidemos que las dictaduras utilizan el olvido para imponer su visión de la historia. La democracia es la garante y responsable del recuerdo y de la memoria que se lega a las futuras generaciones. Si un solo alumno o una alumna acaba el período de educación obligatoria sin conocer lo que supuso la represión franquista para varias generaciones –entre las cuales estuvieron sus padres, madres, abuelos y abuelas–, o la historia de tantos jóvenes como ellos, que lucharon contra la dictadura y perdieron su vida por defender sus ideales, es una tragedia en pleno siglo XXI. Si además han hecho bachillerato y no saben que una generación de nietos y nietas está luchando denodadamente por recuperar la memoria y la dignidad de todas esas generaciones de represaliados y represaliadas, de guerrilleras y guerrilleros antifranquistas, reclamando verdad, justicia, reparación y no repetición, es que algo estamos haciendo mal en el sistema educativo. El derecho a saber debe ser desarrollado por todos los centros educativos y todos los libros de texto escolares. Hay quienes dicen que no hay que remover el pasado, que no debemos reabrir viejas heridas. Están equivocados. El deber de memoria ha sido plasmado en el Derecho Internacional y en los Derechos Humanos. Las heridas no están cerradas. Su único tratamiento es “la verdad, la justicia y la reparación”. Sospecho, como decía Juan Gelman, el renombrado poeta argentino, que no pocos de quienes preconizan el olvido del pasado, en realidad quieren el olvido de su pasado en particular. Como advierten los historiadores, “la incomprensión del presente nace fatalmente de la ignorancia del pasado”. No se puede construir un futuro con un pasado basado en la impunidad. Para ser demócrata hay que ser antifascista ■

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 35


36-43 memoria:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:20 Página 36

memoria

Fotografías de Oscar Rodríguez

36 / El Viejo Topo 401/ junio 2021

Exhumación Abenójar (Ciudad Real)


36-43 memoria:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:20 Página 37

memoria

10 años revelando

las fosas del olvido

Por Félix Población

P

oco después de que esta revista saliera a la calle en 1976, se tiene noticia de las primeras exhumaciones espontáneas que los familiares de las víctimas del franquismo llevaron a cabo. Óscar Rodríguez nos participa su trabajo fotográfico a lo largo de la última década al pie de las fosas del olvido: 5.000 imágenes y un centenar de vídeos conforman su crónica gráfica.

Con motivo de la publicación hace unos años en esta misma editorial de mi libro La memoria nombrada, hube de buscar la portada entre las miles de fotografías existentes sobre la exhumación de fosas de víctimas del franquismo. Elegí una que ocultó durante más de ochenta años los restos mortales de Abundio Andaluz Caballero, abogado, vicepresidente de la Diputación de Soria en 1936, músico y hombre de bien. Concejal del ayuntamiento de Burgo de Osma (Soria) por Izquierda Republicana, director de la Banda de Música y del Orfeón Burguense, las gafas de Abundio fueron lo primero que apareció entre la tierra que cubría sus huesos cuando la asociación Aranzadi excavó en la Cuesta del Temeroso, cerca de la citada localidad. Esas gafas en primer término, antes de que los restos óseos de la víctima asomaran a la luz, me parecieron el objeto idóneo para simbolizar lo que quiso ser y no llegó a cuajar como un periodo de regeneración, progreso, cultura y nuevos derechos cívicos y sociales en la historia de España. Las gafas, a su vez, eran una invitación explícita a leer la memoria que escondieron los victimarios en cuentas y cementerios para proteger su impunidad y tratar de enterrar en el olvido a quienes lucharon contra el fascismo durante la guerra y la posguerra. Gracias a esa imagen conocí la obra de Óscar Rodríguez, como fotógrafo de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, entregado desde hace una década a revelar con su cámara cuanto tuvo lugar a pie de fosa mientras se

llevaban a cabo esas exhumaciones, que no llegaron a contar con el apoyo suficiente de una precaria Ley de la Memoria Histórica, aprobada por el primer gobierno de Rodríguez Zapatero en diciembre de 2007, y que los gobiernos de la derecha no solo se limitaron a ignorar sino que llegaron a despreciar. Todos hemos escuchado alguna vez la recordada frase de Vázquez Montalbán acerca de la Transición en España, afirmando que esta fue resultado de una correlación de fuerzas y debilidades entre el tardofranquismo y la resistencia democrática. Los primeros tenían casi todo el poder, pero les faltaba la legitimidad, y los segundos no tenían poder alguno, pero contaban con toda la legitimidad. Así fue como llegó una Ley de Amnistía, entonces quizá ineludible, para perdonarse los unos a los otros, pero también eso supuso una ley de amnesia que se prolongará demasiado tiempo, mucho más allá de los periodos conceptuados como transicionales. Montaigne escribió: sin memoria no tengo pasado, ni presente, tan solo tengo algo muy fugaz desvinculado de todo. Mientras se cocía a base de pactos esa Transición en la alta política, muchas familias en este país seguían llorando en silencio a los miles de muertos republicanos que estaban enterrados en fosas y cunetas sin nombre esparcidas por toda la geografía nacional. Otros tomaron la iniciativa espontánea y humana de empezar a buscar sus restos mortales. Recuerdo a este respecto uno de mis reportajes en 1977, en la localidad

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 37


36-43 memoria:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:20 Página 38

memoria

palentina de Dueñas, en donde unos famitencia que hubo a esa ceremonia por parte Los gobiernos de liares estaban buscando la fosa, o fosas, en de la derecha local. Felipe González nada hicieron donde habían sido enterrados los suyos, Los efectos del intento de golpe de Estado todos fusilados por las tropas golpistas. Era del 23-F, según hizo constar el médico y en defensa de quienes comprensible entonces que nuestro enantropólogo forense Francisco Etxeberria, perdieron la vida y seguían cuentro con aquellos familiares se establede la Sociedad de Ciencias Aranzadi, se dejaolvidados bajo tierra. ciera también de forma medio clandestina. ron notar en aquella búsqueda espontánea El recuerdo de la dictadura era reciente y de las víctimas del franquismo que se adviraquellas personas se tomaron todas las tió a finales de los setenta. Después, durante precauciones para que la los casi catorce años de gente del pueblo no los gobiernos del PSOE, nada viera hablar con unos se hizo en apoyo de esa periodistas de Madrid. El iniciativa, como tampoco miedo seguía muy vivo en cabía esperarlo con mayor la memoria colectiva. motivo durante las dos leEn ese tiempo, en efecgislaturas de José María to, y contando con aqueAznar, en las que sí asistilla democracia en pañamos, en cambio, al floreciles, ya se realizaban exmiento de una red de humaciones en algunos historiadores revisionistas puntos de la geografía que encontraron muy repeninsular, aunque ahora ceptiva acogida en los secpueda parecernos algo tores más reaccionarios de insólito. De entre las que la sociedad, pues su discpodrían citarse están las urso hacía reverdecer los Exhumación La Legua (Burgos) de Puebla de Alcocer (Baméritos del caudillaje frandajoz). Este posiblemente quista como paladín y defue el último pueblo que durante la guerra mantuvo izada la fensor del occidente cristiano contra el comunismo internabandera tricolor. Un mural en cerámica copia del Guernica de cional. Se podría pensar que aquella historiografía repentina Picasso y obra de Anxo Pires recuerda la represión. Muy cerca venía a suplir la carencia de determinación de unos gobiernos de esta localidad se cometió una masacre de la que fueron vícteóricamente de izquierda que nada hicieron en defensa de timas parte de los últimos contingentes del ejército republicaquienes perdieron la vida y seguían olvidados bajo tierra, aun no, una vez fueron detenidos y encarcelados en el campo de siendo muchos pertenecientes al Partido Socialista. concentración próximo a Casas de don Pedro, en el olivar de Con el siglo en curso nacieron las asociaciones memorialislos cortijos Casa Zaldívar y Casa de la Boticaria. Las víctimas tas, con una primera exhumación por parte de la Asociación eran integrantes de la Brigada Mixta 109. para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) de una Se calcula que fueron fusilados/ametrallados entre 50 y 100 fosa común en la que se encontraban los restos de 13 republipersonas en ese lugar y fue una mujer llamada Felisa Casatecanos civiles asesinados por un grupo de pistoleros falangistas jada, a la que le habían matado dos hermanos de 17 y 19 años, el 16 de octubre de 1936. Ocurrió en la localidad leonesa de quien pidió permiso a las autoridades competentes para su Priaranza del Bierzo, en el mes de octubre del año 2000. Nuexhumación y, de paso, la de todas las víctimas. Estábamos en merosas personas acudieron al lugar de la excavación entonces noviembre de 1978, todavía en periodo preconstitucional y con para pedir ayuda y buscar más desaparecidos, algo totalmente buena parte del aparato del viejo régimen en activo. Aun así, un inalcanzable bajo el gobierno de la derecha. En 2004, como periodista de la revista Interviú escribió un reportaje titulado: consecuencia de la invasión de Irak y las mentiras sobre la Casas de Don Pedro, 39 años después de la matanza. El pueblo autoría de los terribles atentados del 11 de marzo, el Partido desentierra a sus muertos. En un libro de Palomo Aguilar, Socialista volvió a gobernar, y esta vez, a los tres años de gesMemoria y transición en España. Exhumaciones de fusilados tión, por fin, y tras aquel discurso de investidura de Zapatero republicanos y homenajes en su honor, se nos cuenta la resisque tanto impactó en la derecha con el recuerdo de su abuelo

38 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


36-43 memoria:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:20 Página 39

memoria

el capitán republicano fusilado por sus compañeros felones, en ciudadanos de un Estado democrático, esa historia que –como España hubo una Ley de Memoria Histórica, muy precaria, le dijeron a Almudena Carracedo las generaciones del exilio muy timorata, sí, pero al menos era algo después de treinta económico al ver su película El silencio de otros– les han arreaños de democracia. batado. El 16 de octubre de 2008 supimos por el auto del juez BalEs muy grave advertir ese desconocimiento y que el director tasar Garzón, de la Audiencia Nacional, que el número de desageneral de Memoria Histórica del primer gobierno de Pedro parecidos se cifraba al algo más de 114.000, desglosado por Sánchez, después de la moción de censura contra Rajoy, consiprovincias, una cifra que luego aumentó y sobre cuyo número derara con tanto retraso que “la represión franquista debía exacto no hay coincidencias ni casi la posibilidad de estableestudiarse en los colegios”. ¿Qué se hizo hasta ahora, señor dicerla. Por esos años la actividad de las asociaciones memoriarector general, después de más de veinte años en los que su lista había traído consigo que los reportajes y noticias sobre la partido ha gobernado a este país? El propio hecho de que el Memoria Histórica tuvieran una mayor cobertura en los extraordinario filme de Carracedo nos haya llegado al cabo de medios de comunicación. cuarenta años de democracia refleja con claridad las lagunas Le vuelta de la derecha al gobierno, con Mariano Rajoy como de conocimiento histórico perpetradas con buena parte de presidente, supuso que este no solo no prestara atención algunuestro siglo XX. na a una ley aprobada por el Parlamento, sino que se sintiera Por todo esto y por lo que queda pendiente ante la nueva Ley satisfecho de no haber dado un solo euro de los presupuestos de Memoria Democrática, cuando avanzamos hacia el medio generales a la Memoria Histórica, aunque –eso sí– se sintió siglo de la muerte del dictador, es más de valorar el álbum tesmuy molesto de que se cambiara en su Pontevedra natal el timonial que el fotógrafo Óscar Rodríguez, sociólogo jubilado, nombre de una calle que hasta ese día honraba a un tal almiha elaborado con miles de fotografías de las fosas exhumadas a rante Salvador Moreno, el mismo que cañoneó desde el mar la lo largo de los últimos diez años, complementado además con ciudad de Gijón, y a las miles de personas que huían de Málaga los testimonios manuscritos de los familiares que vivieron esa a Almería en lo que se llamó desde entonces Carretera de la experiencia. La dimensión de trabajo en cifras contabiliza un Muerte. total de 5.000 imágenes expuestas en la red, correspondientes Todos hemos escuchado a un centenar de exhumaalguna vez las necedades ciones y homenajes a las que responden algunos esvíctimas, a lo que hay que tudiantes de secundaria añadir otro centenar de cuando les preguntan sovídeos subidos a la web de bre la personalidad de la Asociación para la ReFranco, nada –digamos– si cuperación de la Memoria nos remontamos al perioHistórica. Óscar realizó en do republicano o a los epitotal de 100.000 fotografías sodios y generalidades de en una década, a lo que se la guerra de 1936. Si duransuma hasta cuarenta libros te la Transición hubo lo de visitas con mensajes a que muchos llaman un pie de fosas de familiares, pacto de olvido o mutua vecinos y amigos. condescendencia través de Si se le pregunta a Óscar Bernabé Sáenz sosteniendo una foto de su hermano. Inhumación en La Barranca (La Rioja) la llamada Ley de Amnistía Rodríguez por que se mey otras componendas posiblemente necesatió en esto, dice haberlo hecho por el Los gobiernos de rias, soy de los que piensan que ese periodo descubrimiento tardío, ya muy adulto, Felipe González nada hicieron de una gran ocultación y del horror vividebería haber sido lo más breve y transitorio, porque lo suyo hubiese sido acometer con do “por quienes quisieron construir en en defensa de quienes determinación planes de estudio y formación España un sistema democrático, repuperdieron la vida y seguían que permitieran el acceso de las jóvenes geneblicano y culturalmente avanzado en los olvidados bajo tierra. raciones a un conocimiento mucho más docuaños treinta del pasado siglo, y que fuementado de la historia que les pertenece como ron materialmente aniquilados por el

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 39


36-43 memoria:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:20 Página 40

memoria

fascismo franquista. Esa es una visión dolorosa para un ser fosa común en el cementerio de Guadalajara, y que llegó a viahumano perceptivo y hace que se tome conciencia, no tanto de jar a Buenos Aires, casi nonagenaria, en busca de la justicia que lo que pudo haber llegado a ser este país como del camino que le negaban en su país, como partícipe de la llamada Querella sí impidieron iniciar los poderes más reaccionarios de aquellos Argentina. Gracias a la jueza argentina María Servini de Cubría, momentos en Europa, que emprendieron una prueba de fuego que emitió el exhorto correspondiente ante la justicia españoexitosa en España con el golpe militar contra la República. Por la, la exhumación de la fosa de Timoteo fue posible en 2017, otra parte, la dimensión de la represión fascista contra la antes de que falleciera Ascensión. También menciona Óscar población civil facilitó una visión aterradora cuando fue como impactantes las fotografías enmarcadas que llevaban los ampliamente acreditada la existencia de miles de fosas comufamiliares a pie de fosa, arrancadas de las paredes de sus casas, nes, con restos de más de 120.000 víctimas civiles, diseminadas así como las cartas y dibujos que muchos de los ejecutados por todo el territorio nacional. La política del olvido, de la ignoescribieron o trazaron en las cárceles antes de su muerte. rancia social sobre lo ocurrido, estaba cimentada sobre el “Era emocionante compartir su inquietud –me explica– por terror. En 2010 me incorporé como voluntario a la ARMH y a lo que podía aparecer o no en la fosa, ya fuera una dentadura ARANZADI, tras jubilarme. Hacía fotografías de las exhumaciopostiza o un ojo de cristal. En las investigaciones previas, bien nes y de los actos de homenaje, recogía testimonios de familiapara posibles exhumaciones o para la reconstrucción de la res de víctimas y ayudaba en la investigación en los archivos historia de las víctimas, me impactaron especialmente los militares, archivos de la Guerra Civil en Salamanca, etc. De sumarios militares contra éstas, donde ya en la primera pági2013 a 2019 fui tutor de prácticas externas universitarias para na de lo que el fascismo denominaba “Consejo de Guerra Suestudiantes de cuarto curso de los grados de Sociología, marísimo de Urgencia” figura escrito a mano con un lápiz Políticas y Antropología Social de la Universidad Complutense. rojo o azul, a modo de aviso sobre el contenido y con letras Una magnífica y muy interesante experiencia, tanto para mí grandes, el término “MUERTE”. Impresiona la lectura de estos como para los que fueron mis alumnos, pues asumieron la procedimientos construidos artificialmente para justificar necesidad de un conocimiento riguroso y entusiasta de nuesmiles de asesinatos”. tra Memoria Histórica. Para ellos seguía siendo un territorio Puesto a seleccionar anécdotas especiales nos cuenta detacasi desconocido, como decelladamente Óscar Rodríguez nios atrás”. los siguientes casos: Eugenio Cuenta Rodríguez que, enPereda; Fosa de Loma Montija tre los huesos de las víctimas (Burgos). Asesinado y hecho enterradas, se encontraron desaparecer, junto con otras 23 objetos variopintos: ropa, gapersonas, en una fosa común fas, relojes, botas, minas de bajo un campo de cereal. Todos lápiz, boquillas para fumar, los restos fueron exhumados incluso partes del cerebro por Aranzadi en 2011. En el Liconservado y con un proyecbro de visitas, Eugenio Pereda til. “Yo no estaba solo, veía a escribió una poesía cuando, mis compañeros aplicados en con diez años, iba con su masus cometidos. Había que sudre, a reunirse con otras famiperar el horror y cumplir la lias de represaliados junto a la May Borraz muestra una fotografía de su abuelo. Exhumación Andorra (Teruel) función de documentar todo fosa, próxima al pueblo de ello. A eso me ha bía comprometido. Siempre son dos munLoma de Montija. Él no se resignó a un silencio temeroso de redos, el del equipo que trabaja dentro de la fosa, a un metro o presalias y escribió y leyó en voz alta su poesía a todas las famimás bajo el nivel del suelo, y el exterior donde pasaban otras lias presentes. cosas: había personas que lloraban asombrados de lo que Eugenio Insúa Alós; Fosa de El Espinar (Segovia). Eugenio veían, que comentaban y señalaban con el dedo. También Insúa, trabajador de la Fábrica de la Moneda, se alistó voluntadebía de documentar esos instantes”. rio como miliciano, en julio de 1936, para defender Madrid de Acerca de los episodios que más le impactaron, Óscar los avances del ejército de Franco cuando ya se situaba sobre la recuerda especialmente la lucha de Ascensión Mendieta por la Sierra de Guadarrama, en el Alto del León. Tras su fallecimienexhumación de su padre, Timoteo Mendieta, arrojado a una to en combate, fue enterrado en una fosa común en el cemen-

40 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


36-43 memoria:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:20 Página 41

memoria

Ascensión Mendieta, terio de El Espinar junto a otros 15 miliciaAbundio Andaluz: Fue vicepresidente de nos. En septiembre de 2020, a petición de la Diputación de Soria, asesinado en Cacasi nonagenaria, su hija, Rosa María Insúa, la ARMH llevó a latañazor por falangistas en agosto de 1936. viajó a Buenos Aires en busca cabo la exhumación de los 16 inhumados No murió en el acto pues encontraron su intentando localizar al padre de Rosa. Entre de la justicia que le negaban en cuerpo a un kilómetro del lugar del asesinalos varios objetos hallados en la fosa y vinsu país: la Querella Argentina. to, afectado por carroñeros. En Burgo de Osculado a uno de los esqueletos, había una ma dirigió el Orfeón burguense, Procurador alianza de oro que tenía grabada la fecha de los Tribunales y concejal por Izquierda de 1 de junio de 1931, justo Republicana desde 1934. el día de la boda de Eugenio Fosa de los Maestros: A con su esposa Irene. Los pocos kilómetros de Calaposteriores análisis de ADN tañazor, en las cercanías del confirmaron la identidad de pueblo de Cobertelada, se Eugenio Insúa como poseehallaba la denominada Fosa dor del anillo. de los Maestros, donde haCon todo, la historia que bía inhumados seis asesinamás le ha interesado a nuesdos, cinco de ellos maestro fotógrafo fue la de Felipa tros: Eloy Serrano Forcén, Peinado, quien, en 1994, maestro de Cobertelada; cuando se iba a ensanchar Victoriano Tarancón Parela carretera de Madrid a des, maestro de Perdiguera Casillas, se sentó sobre la fo(Zaragoza); Elicio Gómez sa en donde están enterraBorque, maestro de La Seca; Ascensión Mendieta dos los huesos de su padre, Hipólito Olmo Hernández, Julio Peinado, y desafió a la maestro de Ajamiel; Martín apisonadora: “Por aquí no pasará ni un rayo de Artola Morrás, maestro de Ateca (Zaragoza). sol sin que antes se saquen los restos de mi Francisco Romero Carrasco. Profesor de Mapadre y de los asesinados con él” (en 1936). temáticas. Fue uno de los fundadores, junto a Luchó para que la gente del pueblo de Casillas Antonio Machado, entre otros, en Segovia de (Ávila) le dijera por qué asesinaron a su padre, la Universidad Popular de esa ciudad castellaa su abuelo y a otros seis vecinos. Como a lo na. Antonio Machado le dedicó su poema Alianza de Eugenio Insúa. El Espinar (Segovia) largo de los años nadie le explicó ningún por Bodas de Francisco Romero. También funda, qué, y fueron gentes del pueblo junto con fasel periódico “El Adelantado de Segovia”, Cacistas de Franco quienes los asesinaron, para ella, Casillas fue tedrático en la escuela normal (magisterio). Estas exhumaciohasta el final de su vida por COVID-19, en abril de 2020, “El nes realizadas en septiembre de 2017, impulsadas por la pueblo criminal. La relación entre Felipa y la ARMH comenzó Asociación Soriana Recuerdo y Dignidad (ASRD) y llevadas a en 2016 cuando pidió que se buscaran y exhumaran dos fosas cabo por ARANZADI, dada la ausencia de dinero público, fueque aún quedaban en los alrededores de Casillas con tres aseron posibles gracias al éxito de una campaña de recaudación sinados, el Tío Regino y su sobrino en una, y “El Patarrillo” en de fondos, tanto para los trabajos de exhumación como el posla otra. Las prospecciones no resultaron”. terior análisis de ADN para la identificación de las víctimas. Camilo de Dios: En 2014, la ARMH inició la búsqueda de su A la pregunta de cómo explicaría a un niño la razón del trahermano Perfecto de Dios en el exterior de un muro del bajo realizado, Óscar cree que “la comprensión para una poscementerio de Chaherrero (Ávila), donde fue enterrado tras terior consistencia social de la Memoria pasa por la enseñanza, morir tiroteado por la guardia civil en 1950, cuando pretendía desde primaria. Realidades que hay que explicar en las escuellegar a Madrid, junto a su madre, desde Galicia para exiliarse. las e institutos con rigor, con método, formando parte del Perfecto era un guerrillero perteneciente al Ejército Guerrillero currículo, con la participación activa del profesorado. En conde Galicia. Esta exhumación fue posible gracias a la ayuda ecocreto, lo más fácil para un niño y un joven es que presencien nómica del sindicato de electricistas noruegos ELOGIT. una exhumación, a modo de prácticas. Está a la vista todo el

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 41


36-43 memoria:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:20 Página 42

EL VIEJO TOPO Ensayo

Félix Población

La memoria nombrada Decía el escritor Manuel Rivas, en el prólogo a un gran libro (Vencidxs), publicado gracias al trabajo autogestionado de un pequeño equipo de altruistas, que somos lo que recordamos y también lo que olvidamos. Para Rivas, el olvido provocado es parte de una identidad negativa y también delictiva, pues impide la reparación y la justicia: “La relación con la memoria no es un problema partidario. En todo caso, sería una opción entre el partido de la humanidad o de la inhumanidad”. El periodista gallego estimaba que sin libros como el citado, lo que triunfaría sería el fracking: el vaciado moral, la contaminación del manantial de la conciencia. La memoria nombrada, de Félix Población, pretende, en su medida, combatir ese vaciado moral y responder en lo posible a lo que Walter Benjamin escribió en El Escarmiento: “Es tarea más ardua honrar la memoria de los seres anónimos que la de las personas célebres. La construcción histórica está consagrada a la memoria de los que no tienen nombre”.


36-43 memoria:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:20 Página 43

memoria

proceso y solo hay que explicarlo, cosa que siempre se hace a pie de fosa. Todos lo entienden y tienen opinión. Abundan los niños en las exhumaciones, más que los políticos y jueces”.

de participar en un proyecto fundamental para consolidar nuestra democracia. Aunque hay que remontarse al propio franquismo para datar la lucha inicial y silenciosa de las familias por recuperar los restos de las más de 120.000 víctimas, –¿Qué esconde este país tras tantos años de olvido de quienes especialmente las víctimas civiles asesinadas en retaguardia lucharon por sus libertades? durante la guerra y la posterior dictadura, podríamos conside“Después de la derrota y brutal represión, una dictadura rar el año 2000 el del inicio de una nueva época, por el impulso cruel y larga que ha fundamentado un franquismo sociológico de la sociedad civil organizada.” y económico, que sigue ejerciendo un gran poder institucional Hace pocos meses, con motivo de la presentación del libro en la actualidad. Creo que nuestros líderes políticos de la época Agujeros en el silencio, de Emilio Silva, el poeta leonés Juan democrática no han tenido el coraje suficiente ni la visión Mestre escribió: “La memoria no es una elección, sino un impenecesaria. Muchos problemas de nuestra política actual son rativo categórico, una facultad de naturaleza inherente a la fruto de esa debilidad, que afecta al propio sistema democráticondición humana, y su amputación como ejercicio primordial co. Lo más importante que se debería haber acometido y no se de la conciencia constituye la consumación inicial del discurso ha hecho es que nuestra historia reciente forme parte principal autoritario: la negación de la identidad del que difiere, el asesien los planes de enseñanza obligatoria. Es nato de la conciencia de individuo, el delito lamentable el desinterés del mundo acadécriminal y abominable de suprimir el recuerEl Estado debería de haber mico, particularmente las Universidades, do biológico, la recordación emocional y la por incorporar como materias la historia remembranza de cuanto nos constituye asumido una mayor reciente de España y la ausencia de los responsabilidad en la atención sinápticamente como sujetos de memoria. DDHH. Durante mi periodo de tutor de El intento de extirpar la memoria, individual a las víctimas. prácticas externas universitarias era frusy colectiva, de los procesos sociales constitutrante comprobar el déficit de conocimienye una perversidad dialéctica comparable al to, que reconocían los propios estudiantes, exterminio de la conciencia y la aniquilación sobre la historia reciente de España. Recuperando la memoria moral de la persona, la pérdida definitiva de todo respeto por la de mi época de estudiante, tenía la sensación de muy pocos condición humana, la agonía de los seres privados de memoria, avances y de un gran conformismo académico, particularmende los pueblos desposeídos de su pasado, del duelo negado a te frustrante la inoperancia de los cuarenta años de esta frágil los dolientes y de la privación última de su ya única existencia democracia, desde el inicio de la denominada Transición. Gran en el recuerdo de los muertos”. parte de la derecha española evidencia, sin complejos, su Nada mejor que añadir a lo dicho por el gran poeta leonés herencia del franquismo cuando al llegar al poder se vanagloria con muy buena y enjundiosa prosa que lo versos de otra gran de recortar los presupuestos destinados a exhumaciones, poeta, en este caso la catalana Angelina Gatell (1926-2017): divulgación retirada de monumentos franquistas, en general al concepto Memoria Histórica. Es muy significativa la casi total No dejéis que el silencio, como fría argamasa, ausencia de los jueces en las exhumaciones, a pesar de que apague la memoria de aquellos que quedaron siempre que encontramos restos humanos con evidencias de hundidos en la tierra, en la linde del alba. muerte violenta se denuncian formalmente en los cuarteles de No dejéis que sus huesos, pulidos por el barro la guardia civil”. permanezcan secretos. Izadlos como antorchas, coronad con sus llamas el fuego que tuvimos –¿Qué balance personal harías de este trabajo al cabo de diez cuando todo era espanto, cuando todo era sombra. años? Ellos fueron su amparo, su razón, su sentido. “La posibilidad de formar parte de equipos de gente voluntaRecobradlos. Traedlos hasta nuestro presente. ria, concienciada, responsable y muy profesional, con los que Dad al aire sus nombres como ramas crecidas he acometido un proyecto del que el Estado debería de haber en la entraña secreta. Recordad que nos dieron asumido una mayor responsabilidad en la atención a las vícticlaridad y conciencia. No dejéis que la muerte mas y lo que representan para nuestra historia democrática. señoree el olvido ni su luz aterida Por supuesto en las leyes, la investigación, en las exhumaciopues de ella crecimos. Somos solo su efecto ■ nes, pero también en la enseñanza y la divulgación. La certeza

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 43


44-51 yesurum:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:35 Página 44

distopía

44 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


44-51 yesurum:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:35 Página 45

distopía

Las raíces futuristas del transhumanismo Camino hacia la sociedad psicopática Por Yesurún Moreno

Q

ueriendo superar la condición imperfecta y finita del ser humano, ¿el transhumanismo acaba negando la experiencia del dolor y del amor, el sufrimiento y la empatía? Si las ambiciones tecnocientíficas rechazan los límites dentro de los cuales la vida humana halla su sentido, lo que les subyace es nihilismo.

“¡Detente instante, eres tan hermoso!” Johan Wolfgang Goethe, Fausto

Desde tiempos inmemoriales el Hombre ha perseguido la inmortalidad. Tanto las religiones abrahámicas como las orientales, la mitología, el arte, la literatura, el cine o la filosofía son un claro ejemplo de ello. La historia del Hombre está atravesada por este leitmotiv, a saber, la eterna huida de la contingencia, de la condición de creatura, de la mortalidad. Pensemos en la filosofía platónica, en los Diálogos, Fedro, Fedón, en Heródoto y su relato acerca de la fuente de la juventud, en las hazañas de Ponce de León en Florida, en El retrato de Dorian Gray (1890) de Oscar Wilde, pensemos en el idealismo alemán de Ludwig A. Feuerbach o en la película Prometheus dirigida por Ridley Scott. Allá donde miremos en los confines de la cultura encontramos miles de casos arquetípicos. Es muy interesante detenerse en los modelos que brinda el cine. No por casualidad, a lo largo de las últimas décadas, las taquillas se han abarrotado de películas de ciencia ficción (distópicas o no) en torno a la temática del transhumanismo. Si Asimov levantara cabeza… Lo cierto es que es un género que ha irrumpido con mucha fuerza en la gran pantalla: Blade Runner, Bicentennial Man, Matrix, Gattaca, Trascendence, Elysium y un largo etcétera más. Esto se debe a que, como bien apunta el británico Steve Fu-

ller (2015), “aunque los actuales proyectos transhumanistas no discurren según lo planeado, se está nutriendo una cultura que necesita verlos hechos realidad y, por tanto, [el capital] está dispuesto a financiarlos de manera continuada”. No seamos ingenuos, las big tech, las grandes corporaciones tecnológicas no solo invierten en software y hardware, sino que están allanando el camino, preparándonos para lo que está por venir. El auge del cine y la literatura transhumanista da cuenta del hecho de que hay toda una industria cultural que está interesada en filtrar una novedosa weltanschauung (cosmovisión). Pero ¿de veras es novedosa? En efecto, hablamos de una auténtica ideología, un movimiento cultural e intelectual transnacional que tiene como objetivo transformar radicalmente la condición humana mediante el desarrollo e implementación de tecnologías ampliamente disponibles, que mejoren las capacidades humanas, tanto a nivel físico-motriz como psicológico-intelectual (Postigo, 2009). En esto juega un papel fundamental la confluencia de capital y financiación, gurús tecnológicos, por un lado, y científicos e investigadores, filósofos y profesores, por otro. Un caso paradigmático de este optimismo tecnofetichista es la Universidad de la Singularidad (Singularity University). ¿Qué es exactamente? Es una institución pseudoacadémica afincada en Sillicon Valley cuyo propósito es “reunir, educar e inspirar a un grupo de dirigentes que se esfuercen por comprender y facilitar el desarrollo exponencial de las tecnologías y promo-

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 45


44-51 yesurum:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:35 Página 46

distopía

ver, aplicar, orientar y guiar estas herramientas para resolver los grandes desafíos de la humanidad”. Se ubica, más concretamente, en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Mountain View, California, y está dirigida por Ray Kurzweil. Quedémonos con este nombre porque, desde luego, es una figura destacadísima de este movimiento. Sin embargo, no está solo. Se trata de un conglomerado de lo más variopinto de empresarios, emprendedores, informáticos, físicos, capitalistas, escritores, filósofos, sociólogos, profesores de derecho y bioética, editores de revistas y venture capital (capital riesgo): Peter Thiel, Dimitry Itskov, Bill Marris, Larry Ellison, Elon Musk, Sean Parker, Peter Diamandis… el propio Ray Kurzweil, Nick Bostrom, Max More, James Hughes, Glenn Raynolds, Ronald Bailey, entre otros… En palabras de Santiago Armesilla (2018, p.55): “La burguesía de Sillicon Valley está más centrada en ser inmortal que en el hambre, las epidemias, la pobreza absoluta y relativa o las desigualdades sociales en el Planeta (…) El transhumanismo, para ellos, es la ideología coherente con la siguiente fase del capitalismo”. En resumen, hablamos de un movimiento protagonizado por falsos filántropos que se aferran a la existencia por vía de una utopía futurista. Hace poco escuchábamos en las noticias que el físico, emprendedor y multimillonario Elon Musk comenzaría a testar a partir de este 2021 un microchip desarrollado por Neuralink que promete neutralizar enfermedades como la demencia, el Parkinson o las lesiones de la médula espinal e, incluso, controlar dispositivos con la mente. Pero ¿qué subyace realmente a todo esto?, ¿qué se pretende abolir? En nuestra opinión, lo que subyace es una filosofía nihilista fruto del pánico a la muerte, que enarbola un falso vitalismo y que pretende abolir aquello constitutivo del ser humano, el sufrimiento. Desde que el biólogo Julian Huxley (por cierto, hermano del afamado escritor Aldous Huxley) empleara en 1957 el término “transhumanismo”, la tecnología ha avanzado a un ritmo tan frenético que se ha generado un entusiasmo colectivo (e histeria) amén de ver cada vez más cerca el advenimiento de esta utopía disponible. Sirviéndonos nuevamente del

46 / El Viejo Topo 401/ junio 2021

artículo ¿Es posible un transhumanismo marxista? de Santiago Armesilla, veamos unos cuantos casos. Desde que en 2002 el fundador de Paypal, Peter Thiel, vendiera la compañía “se ha dedicado a dirigir varios fondos de inversión con un simple propósito: evitar la muerte (…) Thiel, y otros, piensan que los avances en biotecnología serán una revolución sin precedentes en la historia de la humanidad. En sus propias palabras: «Es posible, y necesario, erradicar el envejecimiento, e incluso la muerte»” (Armesilla, p.52-53). De las palabras de Thiel se desprende no un hipotético entusiasmo por el futuro, sino un pavor tremendo por la finitud, por la muerte. Como se verá más adelante, esta huida generalizada de aquello que inviste de sentido a la vida del Hombre comportará graves repercusiones para la sociedad y la antropología humanas. El empresario ruso Dimitry Itskov, promotor del proyecto Avatar, que ha llegado a hacer declaraciones del estilo “nos convertiremos en seres de luz”, planea producir en serie “ciborgs que almacenarían, como si de datos en discos duros se tratase, conciencias humanas después de la muerte orgánica, permitiendo vivir sin ataduras biológicas” (Armesilla, p.53). Este es, literalmente, el argumento central de la película Trascendence, protagonizada por Johnny Depp. En ciertas ocasiones, la realidad supera a la ficción. En esencia, no deja de ser expresión de la dicotomía platónica cuerpo-alma, bajo la cual el cuerpo es la cárcel del alma: “¿no conviene al cuerpo la disolución, y al alma el permanecer siempre indisoluble o en un estado poco diferente?”, dice Platón en el Fedón (p.56). También en el Fedro (p.291) observamos una reflexión semejante: “Todo cuerpo, en efecto, que recibe de fuera su movimiento es

Prometheus, dirigida por Ridley Scott


44-51 yesurum:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:35 Página 47

distopía

inanimado, mientras que el que lo tiene dentro y lo recibe de sí precio por la tradición, lo interesante de dicho texto es que mismo es animado, porque es ésta la naturaleza del alma. Y si asentó las bases teóricas del actual transhumanismo. Hemos esto es así, si lo que mueve a sí mismo no es otra cosa que el de ser conscientes de que, como vanguardista del novecento, su alma, necesariamente será el alma ingénita e inmortal”. propuesta artística y filosófica era una respuesta visceral a una Pero si hay una reflexión sugerente que –al menos– es sincecrisis finisecular, una crisis civilizatoria que tañía de decadenra y no enmascara una falsa conciencia filantrópica, reconocia a su patria, Italia. Así lo afirma el propio Marinetti (1978 ciendo que el origen de esta cosmovisión es el miedo, es sin [1910], pp.74-75): “preconizamos una gran idea nueva que duda la de Ray Kurzweil, escritor y científico que, como se ha nace de la vida contemporánea”. apuntado anteriormente, es uno de los De ello se desprende su continua expadres intelectuales del transhumanishortación a la ruptura con el pasado, con mo tal y como lo entendemos hoy en el pálido reflejo de lo que Europa un día Si las máquinas pueden día. Para Kurweil, “alrededor del año fue. Tal y como afirma en el Manifiesto aniquilarnos, debemos mejorar 2045 la capacidad de los ordenadores sodel Futurismo: “Declaramos que el esbrepasará a los cerebros humanos, y la plendor del mundo se ha enriquecido de nuestras condiciones biológicas: única manera en que podríamos sobreuna belleza nueva: la belleza de la velosimplemente para sobrevivir. ponernos a ese momento crítico sería cidad. Un automóvil de carrera con su por medio de la mejora de nuestra biolovientre ornado de gruesas tuberías, paregía” (Armesilla, p.54). Esto es, el ser hucidas a serpientes de aliento explosivo y mano, en su obsesión por el desarrollo tecnológico, ha desatafurioso… un automóvil que parece correr sobre la metralla es do una inteligencia artificial (AI) tan sorprendente que –potenmás hermoso que la Victoria de Samotracia.” cialmente– superará las capacidades humanas. Por ende, en No obstante, este documento, pese a ser el más conocido, no esa carrera parricida en que la máquina puede aniquilar a su es para nada el más interesante. Si bien es cierto que hay una creador (al igual que con Nietzsche el género humano mató a clara impronta nietzscheana en el Manifiesto que invoca la Dios), el Hombre debe mejorar sus condiciones biológicas, voluntad de poder al “cantar al hombre que es dueño del volansimplemente para sobrevivir. ¿Quién sino pondrá freno a los te”, dueño de su propio destino, así como un claro vitalismo: androides de última generación? ¿Quién aplacará la rebelión de “Para los moribundos, para los inválidos y para los prisioneros, los replicantes como en Blade Runner? puede ser bálsamo de sus heridas el admirable pasado, ya que Como se ha sugerido, esta cosmovisión no es del todo noveel porvenir les está prohibido. ¡Pero nosotros no, no le queredosa, por el contrario, hunde sus raíces en el nihilismo y, más mos, nosotros los jóvenes, los fuertes y los vivientes futuristas!” en particular, se remonta al movimiento vanguardista llamado Debemos referirnos a otro de sus textos, titulado L’uomo futurismo, cuyo texto fundacional es el Manifiesto futurista multiplicato e il Regno della macchina de 1910. En él bosqueja(1909) de Filippo Tommaso Marinetti. rá su personal concepción del “hombre multiplicado” (una suerte de übermensch). Es esta ensoñación de un posthumano la que podemos considerar un claro precedente del pensaEl hombre multiplicado y la agonía de Eros miento transhumanista. Marinetti (1978 [1910], pp.76-77) reconocía lo siguiente: “Aspiramos a la formación de un tipo “Un valiente que quiere el ateísmo en el futuro se llama a sí mismo inhumano, en el que quedarán abolidos el dolor moral, la bonateo; un valiente que quiere el socialismo, socialista; un valiente que dad, la ternura y el amor, únicos venenos corrosivos de la quiere el catolicismo, católico. Pero un cobarde que no sabe lo que inagotable energía vital (…) Admitimos la posibilidad de un quiere en el futuro se hace llamar futurista”. número incalculable de transformaciones humanas”. Gilbert Keith Chesterton, Los futuristas, 1909 Veamos. En este fragmento tres son al menos los elementos que consideramos más reseñables. A saber: (i) la formación de En 1909 el poeta, escritor e ideólogo fascista Filippo Tommaun tipo inhumano; (ii) la abolición del dolor moral, la ternura y so Marinetti escribía el Manifiesto futurista. Poderosamente el amor; (iii) la posibilidad de incalculables transformaciones cautivado e influido por los escritos de Friedrich Nietzsche, humanas. Consideramos que estos son al mismo tiempo los George Sorel o Gabriele D’Annunzio, haría una oda al peligro, pilares básicos del transhumanismo. A partir de dichas premila velocidad y la temeridad, definiendo su movimiento como sas, podríamos definir el transhumanismo como la ideología una “estética de la violencia y de la sangre” (Torrent, 2008). que se propone la formación de un tipo inhumano depurado Más allá de las soflamas proto-fascistas, la misoginia o el des-

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 47


44-51 yesurum:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:35 Página 48

distopía

del lastre del dolor moral (conciencia), la ternura y el amor mediante todo tipo de transformaciones humanas a partir de la biotecnología, la ingeniería genética, la inteligencia artificial, la selección eugenésica de la especie y la tecnología farmacológica en general. Pero, aceptando que es posible extirpar el dolor físico del ser humano, ¿es acaso posible extirparle también el sufrimiento in extenso, la conciencia? Marinetti parece ensañarse con la condición humana, con aquello verdaderamente constitutivo de la exEl hombre bicentenario (1999), dirigida por Chris Columbus periencia del Hombre. Son varios los pasajes en los que el italiano no conocerá la tragedia de la senectud ni la tragedia de la im–como si del mismísimo Nietzsche se tratara– pretende liberarpotencia!” (Marinetti, 1978 [1910], pp.78-81). nos de las cadenas de la moral de esclavos a golpe de martillo En esta cruzada personal del poeta contra “la enfermedad ¡en este caso, claro está, hidráulico o mecánico! Marinetti lo del amor”, el cariño, lo sentimental y lujurioso, destaca una tenía claro, la consigna es liberarse del yugo de esa moral endepalabra: “eróticas”. Es preciso asesinar a Eros para que emerja ble, mórbida: “El tipo inhumano y mecánico construido para –triunfante– el hombre nuevo. una velocidad omnipresente será naturalmente cruel, omnisPodríamos cerrar la discusión tildando a Marinetti de enajeciente y agresivo” (Marinetti, 1978 [1910], p.77). nado, misántropo, o en palabras de Chesterton (2015, p.81) ¿Qué sucedería si una sociedad saturada del yo, solipsista e advirtiendo “el aroma de su espíritu en descomposición”, pero hipernarcisista fuera el caldo de cultivo preciso para que este lo cierto es que por estridentes que suenen sus palabras, hay en hombre multiplicado prosperara? La larga noche del ethos neola actualidad toda una corriente de pensamiento posmoderna liberal se ha encargado de abrir la puerta a los monstruos, al que bebe de sus mismas fuentes. ¿No es acaso la intención últiadvenimiento posthumano. Y ya se sabe que “cuando miras ma de los defensores del transhumanismo aprender a destruir largo tiempo al abismo, el abismo mira dentro de ti”. Pareciera todos los dolores del corazón para libeque hubiéramos seguido los consejos de rarse así definitivamente de la senectud y Marinetti a pies juntillas, como si de un la impotencia? prospecto se tratase. Por ello, merece la El futurismo, que fue una Estamos asistiendo a lo que el filósofo pena que reproduzcamos aquí un extenrespuesta visceral a una crisis Byung-Chul Han denominó lúcidamenso fragmento: civilizatoria, asentó las bases te La agonía del eros (2012). En resumi“Para preparar la formación de este teóricas del actual das cuentas, el coreano sostiene que estipo inhumano y mecánico del hombre tamos inmersos en un profundo proceso multiplicado es preciso disminuir singutranshumanismo. agónico de eliminación de la “otredad”. larmente la necesidad de cariño (…) En su opinión, los intelectuales no han Hace falta para esto que los machos conreparado lo suficiente en esta cuestión de tal modo que las teotemporáneos, al fin hartos de novelas eróticas y del doble alcorías filosóficas y sociológicas “desconocen que hoy está en hol sentimental y lujurioso, definitivamente inmunizados conmarcha algo que ataca el amor (…) Se trata de un proceso que tra la enfermedad del amor, aprendan poco a poco a destruir progresa sin que, por desgracia, muchos lo adviertan” (Han, en ellos todos los dolores del corazón, desgarrando a diario sus 2018, pp.19-20). Esta eliminación paulatina y silenciosa es la afecciones y distrayendo continuamente su sexo y su imaginainversión perversa del amor oblativo. Es decir, de aquello que ción (…) ¡El hombre multiplicado que nosotros soñamos (…)

48 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


44-51 yesurum:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:35 Página 49

distopía

es entrega, dádiva, sacrificio (en pos del otro). Presenciamos, por ende, cómo “el amor verdadero [que] asume que es necesario no ser ya nada para que el otro sea” (Badiou, 2018, pp.1112) se disuelve en las páginas de la historia y queda relegado como mucho a la categoría de “mito del amor romántico”. Un mito, este del amor romántico, que, por cierto, los autodenominados “progresistas” bien se han encargado de dinamitar. A modo de provocación, a estos progresistas les sugeriría que leyeran al autor en cuestión, ideólogo fascista, quien defendía lo siguiente: “Veremos desaparecer de este modo no solo el amor por la mujer-esposa y por la mujer-amante, sino también el amor por la madre, ligadura principal de la familia, y como tal, rémora eterna para la atrevida creación del hombre futuro. Una vez libre de la familia, este sofocador de todo fuego de ideal (…) la humanidad triunfará fácilmente del doble amor filial y maternal, esos dos amores confortantes, pero nocivos, dulces cadenas que es preciso destruir… Atendiendo a esto, encontramos eficaz, por el pronto, la propaganda en pro del amor libre, que disgrega la familia y acelera su destrucción (…) El inmenso amor romántico quedará reducido a la simple cópula para la conservación de la especie” (Marinetti, 1978 [1910], pp. 80-81). Explica Han (2018, p.19): “No solo el exceso de oferta de otros otros conduce a la crisis del amor, sino también la erosión del otro, que tiene lugar en todos los ámbitos de la vida y va unida a un excesivo narcisismo de la propia mismidad. En realidad, el hecho de que el otro desaparezca es un proceso dramático”. El bombardeo mediático durante décadas respecto a la promesa de éxito: hombre-soltero-empresario-de-sí-financierosin-escrúpulos es el reflejo mimético de un zeitgeist. Un reflejo de un espíritu del tiempo en que… “La libido se invierte sobre todo en la propia subjetividad (…) El mundo se le presenta [al sujeto] solo como proyecciones de sí mismo. No es capaz de conocer al otro en su alteridad y de reconocerlo en esa alteridad (…) Deambula por todas partes como una sombra de sí mismo, hasta que se ahoga en sí mismo. La depresión es una enfermedad narcisista. Conduce a ella una relación consigo mismo exagerada y patológicamente recargada. El sujeto narcisista-depresivo está agotado y fatigado de sí mismo” (Han, 2018, p.20). Eros, esa fuerza sobrenatural, motor de la existencia humana que permite a una conciencia salir al paso, al encuentro de otra conciencia, del otro, agoniza, exhala su último aliento y con él el aliento de toda una civilización. Como si arrancáramos de cuajo las páginas del Cantar de los cantares de las Sagradas Escrituras, arrebatando de un plumazo la posibilidad de que San Juan de la Cruz preguntara aquello de: “¿Adónde te escondiste, amado?”

La agonía del eros enquista al sujeto moderno en su propio yo. Puesto que “el Eros [es aquello que] arranca al sujeto de sí mismo y lo conduce fuera, hacia el otro. En cambio, la depresión hace que se derrumbe en sí mismo (…) el Eros hace posible una experiencia del otro en su alteridad, que saca al uno de su infierno narcisista” (Han, 2018, pp.21-22). Lo preocupante no es que haya una élite dominante y poderosa que propugne esta agonía como un triunfo, sino que, tras esa victoria de Tánatos frente a Eros, también sale profundamente herido –como veremos más adelante– el “pathos”. El triunfo del transhumanismo: de la sociedad psicopática “Y la fuerte y sana injusticia estallará radiosamente en sus ojos. Y estará bien. Porque el arte no puede ser más que violencia, injusticia y crueldad”. Filippo Tommaso Marinetti, Manifiesto futurista.

Si se ha seguido correctamente la explicación, el lector rápidamente advertirá que lo pernicioso de todo esto no es que el hombre persiga afanosamente el fantasma de la inmortalidad (ello es así desde que el hombre es hombre, es inherente a la vocación trascendente del ser humano); tampoco nos preocupa en demasía el proceso de la agonía del eros, pues éste es un proceso que lleva en marcha desde los inicios de la modernidad (aunque se haya acentuado en las últimas décadas); siquiera nos resultan alarmantes las connotaciones eugenésicas y maltusianas que ponen sobre la mesa las discusiones transhumanistas. Sostenemos, por el contrario, que, lo verdaderamente lesivo y gravoso para el ser humano y su antropología es que esta carrera por la abolición del sufrimiento humano supone la negación radical de la condición humana, y, peor aún, que esto nos conduce irremediablemente a una sociedad psicopática. Estamos al albur de una clase dominante tecnofetichista que, a día de hoy, promociona culturalmente el advenimiento de una utopía futurista. Una utopía que por la celeridad del progreso técnico parece cada vez más viable. Pero una utopía “disponible” que, a fin de cuentas, nos lleva a un precipicio existencial, basada en el engaño (i) de que es posible erradicar el sufrimiento de la experiencia humana, y en una ilusión (ii) que en caso de que técnicamente esto fuera viable no reportaría consecuencias catastróficas para el ser humano. Estamos en una encrucijada, un paso en falso puede significar acabar de una vez y para siempre con el Hombre tal y como lo conocemos. Y, sin ánimo de ser fatalista, todo apunta a que nos dirigimos precisamente a ello… Pero, retomando el hilo. ¿A qué me refiero al hablar de socie-

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 49


44-51 yesurum:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:36 Página 50


44-51 yesurum:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:36 Página 51

distopía

dad psicopática? Es conocido que Aristóteles en su libro segunexhortando a los jóvenes repletos de energía vital a “demoler do de la Retórica acuña el vocablo “pathos”. Aunque él lo aplicalos museos, las bibliotecas, combatir el moralismo (…) y todas ra al arte de la persuasión, posteriormente adquirió connotalas cobardías oportunistas”. Nosotros nos atenemos a la adverciones tanto psicológicas como filosóficas. Actualmente, podetencia que hacía una de las mentes más preclaras de la historia mos emplearlo para referirnos al sufridel pensamiento, quien –pocos meses miento humano, el sufrimiento existendespués de la publicación del Manifiesto Estamos al albur de una cial propio de “estar en el mundo”, pero futurista– salió al encuentro de tan destotalmente antagónico al sufrimiento pacabelladas ideas. Nos referimos, por desclase dominante tecnofetichista tológico o mórbido (esto último es imporcontado, a Gilbert K. Chesterton, que en que promociona culturalmente tante). Pues bien, Aristóteles al hablar de noviembre de 1909 dedicaba unas palael advenimiento de una la compasión sostenía lo siguiente: bras a Marinetti en un breve artículo tituutopía futurista. “Cuantas cosas resultan de compasión lado Los futuristas: “A los guerreros del destructivas entre las que causan pesar o pasado les gustaban los torneos, que al dolor físico, ésas son, en efecto, dignas de menos eran peligrosos para ellos miscompasión; y también cuantas provocan la muerte, así como mos, mientras que a los futuristas les gustan los coches de todos los males grandes de que es causa la fortuna (…) Comcarreras, que sobre todo son alarmantes para los demás” padecemos, asimismo, a los que son semejantes a nosotros en (Chesterton, 2015, p.79). edad, costumbres, modo de ser, categoría o linaje, ya que en Los defensores y promotores del transhumanismo parecen todos estos casos nos da más la sensación de que también a disfrutar de la velocidad de ese coche de carreras que es hoy la nosotros podría sucedernos (lo que a ellos); pues, en general, biotecnología. Es nuestra labor hacer uso del freno de mano de hay que admitir aquí que las cosas que tememos para nosotros, la Historia ■ esas son las que nos producen compasión cuando les suceden a otros” (Aristóteles, 1999, pp.356-358). Referencias bibliográficas Aristóteles (1999). “La compasión”. En Aristóteles (1999). Retórica. Ed. A grandes rasgos, la compasión puede estar originada por el Gredos. dolor físico, la muerte y el infortunio de aquellos semejantes a Armesilla, S. (2018). ¿Es posible un transhumanismo marxista? Eikasia: nosotros. ¿Por qué? Porque es precisamente la experiencia del Revista de filosofía, Nº 82, julio-agosto, 2018, pp.49-86. “pathos” (en sentido amplio), del sufrimiento humano, lo que Badiou, A. (2018). “Prólogo”. En Han, B. Ch, (2018). La agonía del eros nos permite pasar al otro, comprenderle. Es nuestra propia [2ª Edición]. Ed. Herder. experiencia de dolor físico, muerte e infortunio lo que activa en Chesterton, G. K. (2015). “Los futuristas”. En Chesterton, G. K. (2015). nosotros la compasión. De modo que, si seguimos las derivaAlarmas y digresiones. El Acantilado: Barcelona. ciones etimológicas de la palabra “pathos” daremos fácilmente Fuller, S. (2015). “Can be transhumanism avoid becoming the marxism con el concepto de “empatía”. Ese ponerse en la piel del otro a of the 21st century?”, Institute for Ethics and Emerging Technologies, partir del reconocimiento del otro como “semejante” corre el Boston, 8 july 2015. riesgo de morir en la sociedad transhumanista. Han, B. Ch, (2018). La agonía del eros [2ª Edición]. Ed. Herder. Si algún día el ser humano llegara a disponer de los avances Marinetti, F. T. (1909). Manifiesto futurista, Le Figaro, 20 de febrero de tecnocientíficos para erradicar el sufrimiento, automáticamen1909. te se aboliría también a sí mismo como especie. De la agonía Marinetti, F. T. (1910). “El hombre multiplicado y el reinado de la del eros a la agonía del pathos la línea es muy estrecha… ExMáquina”. En Marinetti, F. T. (1978). Manifiestos y textos futuristas. tirpar de la experiencia humana el dolor, el sufrimiento, es eliEdiciones del Cotal. minar la posibilidad misma de comprender el sufrimiento Platón (1871). “Fedón”. Obras completas de Platón. Edición de Patricio ajeno y con ello empujaríamos a esa futurible posthumanidad de Azcarate, Tomo V, Medina y Navarro Editores. al perfecto negativo de la empatía, deviniendo una sociedad Platón (1871). “Fedro”. Obras completas de Platón. Edición de Patricio psicopática. de Azcarate, Tomo II, Medina y Navarro Editores. Nos acercamos a pasos agigantados a una patología social Postigo, E. (2009). “Transhumanismo y posthumano: principios teóricos que consiste en la incapacidad de sentir el sufrimiento ajeno e implicaciones bioéticas”. Medicina y ética: Revista internacional de como propio. No puede haber mejor antídoto para el futurismo bioética, deontología y ética médica, Vol. 21, Nº 1, 2010, pp.65-83. Torrent, R. (2008). “Cien años de futurismo”. CBN: Revista de estética y que volver a los clásicos y dialogar con ellos. El movimiento arte contemporáneo, Nº 1, 2008, pp.26-35. futurista glorificaba la guerra como “única higiene del mundo”

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 51


52-59 tomás:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:41 Página 52

movimientossociales

Protesta de campesinos indios en Nueva Delhi. Enero, 2021

52 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


52-59 tomás:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:41 Página 53

movimientossociales

De la “línea correcta” a la “línea abisal”, y a las estrategias “no lineales” Por Tomás R. Villasante

N

uestra tarea –sostiene el autor– es construir estrategias transformadoras que puedan desplegarse en situaciones concretas y en contextos azarosos. No se trata de elaborar programas políticos anquilosados doctrinalmente, sino de estimular la creatividad de aquellos procesos operativos que permitan resolver los problemas cotidianos. Ante diversas explotaciones, praxis colaborativas.

Cabe empezar este escrito sobre la izquierda vanguardista con una anécdota de la transición que pude vivir directamente. Haciendo bromas en una reunión amplia con personas de diversos partidos de aquella izquierda, comenté: “mira que hemos hecho tonterías y nos equivocamos en los años 70”. Ante lo cual, un dirigente de uno de aquellos partidos me contestó “eso habrás sido tú, yo siempre estuve en la línea correcta”. Me quedé sin saber si reír o llorar ante la falta de autocrítica y, sobre todo, la falta de sentido del humor, cuando todos los partidos marxistas estaban en crisis o incluso desaparecidos. En los últimos números de El Viejo Topo aparecen de nuevo señales de vanguardistas de la “línea correcta” solo que con lenguajes renovados. Preguntas sobre “el” marxismo como si solo hubiera uno, sobre si el marxismo de tal autor es “el” correcto o lo es el de tal otro, sobre “¿qué hacer?” con tal o cual fuerza política, y ello desde una posición de jueces de la historia y de las ideas. No es que esté mal que haya debates de ideas, sino que las posiciones desde donde se hacen aparecen tan dogmáticas y faltas de resultados empíricos, que no dejan de sorprender. Pero aquí vamos a tratar de poner en positivo las aportaciones más creativas. Pues en otras aportaciones a la revista se contesta a estas vanguardias desde posiciones de “empirismos heréticos” y “praxeologías racionales”, como hace R. Díaz-Salazar a propósito del libro de Fernández-Buey [El Viejo Topo, núm. 398]. Cuando le preguntan sobre la “corriente laica del comunismo” (no sujeta a una iglesia o partido) deja

claro que “tiene que ver con su concepción de izquierda no ideológica; es decir no determinada, ni encerrada en una cosmovisión del mundo que impida reconocer los propios límites y abrirse a culturas distintas de la propia”. Y, al ser preguntado por la “praxeología racional”, contesta: “En los debates y críticas que Fernández Buey y Sacristán desarrollaron con diversos marxismos, ellos siempre destacaron que concebían el pensamiento de Marx como una praxeología racional [lo que permite] entender que para ambos el ser comunista era lo esencial y el ser marxista algo secundario”. No está mal para empezar este comentario de Díaz-Salazar como conocedor de Gramsci, de Sacristán y de Fernández Buey, a su vez buenos conocedores de las obras de Marx y Engels, y de otras culturas emancipadoras más actuales. También puede caber un comentario sobre la “programitis” de algunos dirigentes, tanto italianos como hispanos, empeñados en redactar y enarbolar la bandera que debemos seguir, y mostrarnos en El Viejo Topo “la línea correcta”. Díaz-Salazar señala que “para Fernández-Buey lo fundamental era un trabajo prepolítico, una socialización en culturas morales fuertes… más allá de la elaboración de programas electorales, dar prioridad a la hegemonía en la sociedad civil”. Por su parte, Dal Maso y Petruccelli afirman [El Viejo Topo, núm. 398] que “tanto Althusser como Sacristán fueron pensadores cuyo fuerte no fue el de los problemas estratégicos”, priorizando el apegarse a “programas concretos y no hacer estrategias, porque tenía una

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 53


52-59 tomás:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:41 Página 54

movimientossociales

visión más restringida de la estrategia, ligada a lo que serían Toda la información se acumula en las cúpulas, toda la planes o maniobras desde arriba…”, pues “a lo largo del siglo neguentropía en las bases. Los que mandan se reservan el azar XX se produjo una fuerte escisión, en la cultura marxista entre (son imprevisibles) y atribuyen a los mandados la pauta (preteoría y praxis”. ¿“La reconstitución de un marxismo” es “la vén). El centro es el punto en que convergen los flujos de infortarea de nuestra hora”? Y si fuese el caso, ¿habría que plantear mación y del que divergen los de neguentropía… Lo mismo unos programas que se deduzcan de esta tarea? Más bien pareque en un espacio no euclídeo no cabe una línea recta, en una ce dar prioridad a construir estrategias, como plantear las sociedad regulada en la lucha de clases no cabe una decisión alianzas de clases, y que los programas nazcan desde esas posijusta… El centro es el lugar del poder pero también de la subbles articulaciones, de las movilizaciones y movimientos sociaversión –crítica– del poder.” (Ibáñez, 1993). Subjetividades no les, y no al revés. Repetir lo de “programa, programa” puede esencialistas, sino en relación con los centros del poder, accioestar bien para debates entre partidos, pero eso no es lo mismo nes (neguentropía) pre-políticas y políticas. “Lo real es político: que el ponerse a construir estrategias transformadoras desde la como ha visto Marx, el objeto más natural contiene trazas del gente. Las casas hay que construirlas desde los cimientos, acto humano que lo ha recolectado o producido”. desde la base, y aunque los planos ayuden, no sustituyen Lo que se puede defender es que es posible el partir desde la nunca a la realidad práctica. Las revoluciones del siglo XX, existencia de diversidad, o sea del análisis concreto de las contanto las más descolonizadoras (unas dirigidas por comunisdiciones concretas en cada situación. Algunos rechazan las tas, otras por nacionalistas) como las feministas (en sus difediversidades como un producto para engañarnos, y se emperentes etapas y variedades), fueron construyendo sus estrateñan en seguir “la línea correcta” según el marxismo de su autor gias a la medida de las coyunturas concretas. J.M. Aragüés, prereferente. No se paran a escuchar a la gente (con todas sus conguntado por “leer a Marx” [El Viejo Topo, núm. 395], lo aclara: tradicciones) porque les debemos parecer alienados, no anali“Para mí hay un gesto en Marx del que zan las nuevas circunstancias (tanto del todavía no hemos sido capaces de extraer capital como desde la energía, o las moviliLos marxismos que han hecho toda su potencia filosófica y es cuando zaciones étnicas o de mujeres contra el revoluciones han tenido dice, en la segunda tesis sobre Feuerpatriarcado), o no entienden las nuevas bach, que buscar la verdad en la teoría es que construir sus propios caminos aportaciones (desde las revoluciones cienpura escolástica, que la única verdad se tíficas de la física, la ecología, las neurosin manuales de la ortodoxia. encuentra en la práctica”. Sigue: “La preciencias, etc.) que se presentan como digunta materialista es «cómo se construye versidades y, ciertamente, hasta caóticas. el sujeto», muy diferente de la pregunta Pero, mientras tanto, es el capital, muy idealista, «qué es el sujeto». La segunda parte de una concepatento a las novedades, quien sí se apropia y manipula, miención esencialista, mientras que la primera presta atención a las tras que esta izquierda está debatiendo si tal o cual autor tenía condiciones de posibilidad que desencadenan, en un momenrazón. El debate sobre las estrategias parece no importarles to dado, en un contexto dado, procesos de subjetivación”. tanto como lo que se refiere al debate de ideologías, más o Concluye: “Para mí el pensador más relevante de la segunda menos puras, o de programas o banderas con las que llamar a mitad del siglo XX en España [es] Jesús Ibáñez (…) magnífico la gente para concienciarnos. Pues debe ser que contaminarse conocedor de Marx y lo amalgama con todo el saber contemcon la praxis cotidiana en la que vivimos nuestras contradicporáneo.” ciones y diversidades es algo azaroso, vivir en la incertidumbre En esto estamos, estrategias para co-construir subjetivacioy la indeterminación, lo que no es propio en las “mentes prenes, transformadoras en sí mismas y para la toda la sociedad. claras”. Pero el caos no es lo mismo que el azar, y conjugando Jesús Ibáñez trasladó a las ciencias sociales las revoluciones de variables sí se puede avanzar por sus formas, y desbordar los la física de estados a la física de procesos, y de la biología descentros de poder con la reversión de sus contradicciones. criptiva a la evolutiva y a la ecología, donde las relaciones (que Podemos profundizar con Ibáñez, pues el centro del caos no no se ven) entre los elementos (más aparentes) son las que es el azar: “Ya sabemos distinguir el caos del azar. Prigogine dinamizan los procesos. “La palabra información conjuga dos propone otro ejemplo: se había creído que los cambios de temsignificados: informarse de (extraer información mediante la peratura eran aleatorios, pero cálculos recientes demuestran observación) y dar forma a (inyectar neguentropía mediante la que se pueden explicar mediante un atractor extraño de acción). En la sociedad regulada en lucha de clases, las cúpulas dimensión 3,3 (quizás con cuatro variables). El caos tiene extraen información de, e inyectan neguentropia en, las bases. forma, y la forma del caos es universal (Feingenbaum). Es la

54 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


52-59 tomás:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:41 Página 55

movimientossociales

recurrencia iterativa, la problematización de las soluciones, los caminos de la vida y del pensamiento. Un proceso lineal no supera las perturbaciones aleatorias… No hay orden sin caos que lo genere, ni orden generado sin caos que lo regenere. Un orden sin caos es un orden cerrado: enfermo. «La salud –había dicho Canguilhem– no es ausencia de enfermedad, sino capacidad para superarla». Las únicas curvas naturales son los fractales… El orden son vacuolas de sentido flotando en el caos. Vienen del caos, y van al caos. No hay centro, pero la vida y el pensamiento lo buscan. No hay caminos, pero se hacen al andar”. Partimos de construir estrategias como “no lineales” (retomando el enfoque desde Jesús Ibáñez), y las venimos practicando con “grupos motores”, y ahora (en tiempos de pandemia) las vamos a concretar con metodologías y un “ingenio” al final de este escrito. Pero antes parece interesante debatir sobre otras líneas que tienen singular influencia en los movimientos sociales, y en las que también nos apoyamos, sobre todo a partir de las críticas al capitalismo, a las colonizaciones, y al patriarcado, pues no todas las propuestas que critican lo que fue la modernidad son posturas relativistas, y bastantes están implicadas en luchas por la transformación social. La “línea abisal” desde Boaventura de Sousa Santos La “línea abisal” de B.S. Santos tiene gran predicamento entre intelectuales, y gran influencia en estos momentos. Puede servir para introducir algunas cuestiones prácticas, aunque no creo que alcance a sacar todas sus consecuencias estratégicas. Su libro “El fin del imperio cognitivo” y, el que coordina con Paula Meneses, “Conocimientos nacidos en las luchas” nos van a servir de apoyo para este debate. El título de este segundo libro es ya toda una proclama porque enuncia que los conocimientos nacen de las luchas, en consonancia con la segunda tesis de Marx sobre Feuerbach, y en consonancia con tantos procesos revolucionarios. Y en consecuencia la “línea abisal” la trazan, como repiten en ambos libros, contra el capitalismo, el colonialismo y el patriarcado. Las experiencias empíricas referenciadas en estos años son desde la Comuna de Oaxaca hasta varias ediciones del Foro Social Mundial –enfrentado al Foro de Davos– porque “otro mundo es posible”. Dice B.S. Santos: “El argumento central de este libro es que cualquier intervención que tenga el objetivo de interrumpir este tipo de política requiere la interrupción de la epistemolo-

Plataforma del Movimiento Social y Popular de Honduras. Tegucigalpa, 2018

gía subyacente. Esto significa que la intervención epistemológica también es política… No faltan alternativas en el mundo. Lo que falta es un pensamiento alternativo de las alternativas…” (p.401) Lo que le lleva a “democratizar la revolución, revolucionar la democracia” (p. 409). ¿Dónde situar esa “línea abisal” para que no sea relativista, para que pueda movilizar relaciones y aportar unos ingenios y estrategias transformadoras? Se puede entender que hay una “línea abisal” a trazar por un pensamiento alternativo, deductivamente, y no tanto aplicar metodologías creativas para conectar con las divisiones invisibles que circulan subterráneamente. Preferimos partir de los “conjuntos de acción”, alianzas posibles en cada situación a su ritmo, o sea “calentar” las estrategias desde las voluntades de la gente de base, de superar “las contradicciones en el seno del pueblo”, por el pueblo mismo. B.S. Santos (pp.13-14) ve la necesidad de “intelectuales de retaguardia” en claro contraste con las pretendidas vanguardias intelectuales. Pero ¿cuál es la función de esos intelectuales de retaguardia”? La respuesta es sencilla: “reforzar las luchas sociales”. Añade, a las once Tesis de Marx sobre Feuerbach, una decimosegunda: “transformar el mundo al

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 55


52-59 tomás:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:41 Página 56

movimientossociales

que otros sistemas también lo han hecho y lo pueden hacer. Y la explotación de uno mismo es algo a lo que en el libro de B.S. Santos y Paula Meneses le llaman (pp.139 y 547) “esclavitud de la mente”. Es cuando nos quedamos enganchados en religiones, ideologías o grandes libros o mitos, encerrados en sus dilemas y sin conseguir salir de ellos. Las teologías de la liberación, cuando consiguen salir de sus religiosidades y se ponen a construir procesos transformadores con la gente de base, se empiezan a liberar y son más cocreativas. Los marxismos que han hecho revoluciones han tenido que construir sus propios caminos (más con Manifestantes bereberes protestan en la región del Rif, Marruecos. 2017 campesinos y no solo con obreros) y no han seguido los manuales de la ortodomismo tiempo que permanentemente lo reinterpretamos; al xia. Los feminismos, anarquismos, ecologismos, etc. se están igual que la propia transformación, la reinterpretación del reinventando en cada práctica y cada cierto tiempo aportan mundo es una tarea colectiva”. Pero aún se sitúa (p.12) en que nuevas formas para co-crear co-labor-activamente con la es “imperioso que regresemos a la interpretación para poder gente. “El orden presupone un caos” (B.S. Santos y P. Meneses, reinterpretar antes de intentar transformarlo”. Nos parece p.257), es decir, construir con creatividades colectivas desde la mejor el título “conocimientos nacidos de las luchas” (del libro diversidad en la que nos encontramos. con P. Meneses), que indica estar más cercano a la segunda B.S. Santos había ya acuñado la “ecología de saberes” y la tesis. Vamos aclarando dentro de estos enfoques que la praxis “traducción intercultural” y ahora añade la “artesanía de las debe comenzar por la acción realizada por prácticas” como “culminación” (p.65) de las movilizaciones y los movimientos realsus aportaciones teóricas. Parecen conveHay que resolver problemas mente existentes. nientes las “artesanías de las prácticas”, A partir de estos enfoques en que la pero tal vez sean más útiles si están al inmediatos, sin dejar de apuntar “línea abisal” nos enfrenta al capitalismo, principio, por aquello de los “conocimienhacia horizontes más colonialismo y patriarcado, cuando la tos nacidos de las prácticas” como se titutransformadores. bajamos a las prácticas empíricas, la línea la en este libro. B.S. Santos plantea “conose nos pasa a “fractal”, y no es de ninguna cer y captar”, pero nos preguntamos ¿para forma un enfoque y una estrategia “liqué? ¿Es para “traducir”, para hacer intelineal”. Es decir, hay que concretarla tanto en diversas escalas, gibles las posturas? Es elogiable, pero con los “diálogos de sabecomo con diferentes alianzas entre sectores populares en cada res” no suele llegarse más que hasta ahí, que no es poco, pero coyuntura, como con tiempos diversos para propuestas más no es todo lo transformador de la realidad que se necesita. ¿Es urgentes y otras a medio y largo plazo. Por eso es posible el para sistematizar y establecer algunos patrones de conductas, nombrar estos procesos como “estrategias no lineales”, aunque que en sí puedan orientar, ser referentes de prácticas innovapartan de fronteras variables con el capital, el colonialismo y el doras? Esto parece mejor, tal como se plantea en los ejemplos patriarcado. Por cierto, que cabe añadir a la lucha contra estas de los ‘pro-comunes’ o de los ‘sumak kawsay’, por ejemplo. “explotaciones” (en términos de J. Ibáñez) la “explotación de la Pero sería aún mejor si la “artesanía de las prácticas” fuera naturaleza”, y la “explotación de uno mismo” por las tradiciogenerando confianzas y estrategias, que solemos llamar “transnes ancestrales (T. R. Villasante, 2006). La explotación de la ducciones”. La transducción es provocar saltos (catalizadores, naturaleza se puede incluir en la del capitalismo, pero no solo enzimas) que en nuestro caso es “captar para abrir” procesos, el capitalismo ha atentado contra la naturaleza y la vida, sino no solo para hacerlos inteligibles o para ponerlos de ejemplos,

56 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


52-59 tomás:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:41 Página 57

movimientossociales

es construir espacios y tiempos con estrategias colabor-actiEstrategias “no lineales” en tiempos de pandemias vas situadas y concretas. No es encerrar en conceptos o en patrones, sino abrir los procesos desde las prácticas, lo que Decíamos con Jesús Ibañez: estamos sometidos a cuatro es más participativo. Superar la relación sujeto-objeto con explotaciones articuladas entre sí, y no solo a una de ellas. Por pedagogía o en una investigación es un buen avance, supeeso encontramos una diversidad de movimientos sociales que rar el “extractivismo” y construir relaciones de sujeto-sujeto. responden a las diversas contradicciones, articulándolas de Vemos los sujetos, pero las relaciones no se ven tan fácil. Y diversas maneras. Algunas personas piensan que la “línea coes desde las relaciones (confianzas, alianzas, estrategias) rrecta” es analizar y responder a una de las explotaciones y donde se producen los cambios, pues de ellas dependen lo contradicciones más que a las otras. Como esa posición es fáque se plantean las subjetividades en cada proceso. Pues cilmente criticable por los hechos reales, algunas personas se son las “relaciones operativas” las que están constituyendo colocan en la posición contraria, desmovilizados. Como se los sujetos. decía ya hace 20 años (Rico y Acosta, 2000): “Hay un relativisTransducir implica estrategias, mapeos con las fuerzas en mo extremo, y a veces un cinismo paralizante, en alguno de presencia, preguntas a las preguntas y también a las respuestas estos posmodernismos, ya que todo lo ven criticable, y no se iniciales. No tanto lo que queremos comunicar, sino lo que atreven a tomar algunos puntos básicos como prioritarios. Y quieren poner en práctica los “conjuntos de acción”, y dentro por lo mismo no se quieren implicar en la defensa de lo que de ellos los “grupos motores” con las “artesanías de la acción”. piensan críticamente, por si las consecuencias no son tan prePara ello hay que partir de usar artesanías que lo faciliten y no visibles como desearían… suelen estar desconectados de los solo buenas intenciones. En cada práctica se puede ver un procesos operativos de las prácticas sociales. Apenas vemos ¿para qué?, un ¿para quién?, y un ¿por qué? El debate sobre la referencias claras a los movimientos sociales y los síntomas epistemología hay que hacerlo al servicio de los procesos conque señalan.” O sea, al rechazar la “línea correcta” porque hiscretos y de las estrategias de cambio. Los medios son los camitóricamente ha mostrado sus fallos, se justifican con unas posnos que nos llevan a unos u otros fines. Afirma B.S. Santos que turas críticas, pero no aportan más que las críticas, sin atreverlo que falta es “un pensamiento alternativo de las alternativas”, se a entrar en estrategias operativas que puedan resolver los aunque más bien lo que falta es más entrenamiento con arteproblemas concretos que vivimos. Otras piensan que hay que sanías prácticas para ponerlas en marcha. Por eso nuestro emAlguien se aprovecha de los Existen desbordes y Hay un conocimiento peño es en conssaberes del sur, mediante el transducciones, desde redes científico (del norte) que crea extractivismo, y no se auto-organizadas que generan truir “ingenios” y una “línea abisal” con los reconocen como otro tipo de ciencias otros saberes no científicos. “matrices capaces conocimientos. comprometidas. de provocar confianzas para objetivos concretos, desTraducciones “Pluriverso” nacido de las Autores (B.S. Santos) que bordar los dilemas antropológicas de artesanías luchas y emergencias de dicen y escriben sobre de las prácticas. previos en que nos los sectores populares. saberes “ausentes”, y así Ecología de saberes. los revalorizan. encierran los poderes del sistema, y abrir transducciones y estrategias Diálogo de saberes. El sur tiene otros saberes Universalismo negativo desbordantes en las Investigaciones y desconocidos y (ninguna teoría documenta pedagogías para la minusvalorados por la verdad). relaciones prácticas auto-concienciación. las ciencias. con objetivos transver sales. Pro pon go el esquema adjunto sobre el conocimiento y la praxis, para diferenciar las propuestas más usuales que responder a varias a la vez, pero que (para no caer en un relativenimos debatiendo. vismo inoperante) se debe detectar una “linea abisal” con la

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 57


52-59 tomás:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:41 Página 58

movimientossociales

formadores, a su propio ritmo. Hablamos, por tanto, de estrategias “no lineales”, o si se quiere “fractales”, o “rizomáticas”, o de “los manglares frente a las pirámides del sistema” (Villasante, 2014). Empezar por las “artesanías de las prácticas”, y desde las metodologías que facilitan co-construir desde las bases sociales. Ya tenemos bastantes alternativas y programas, pero más que discutir entre ellas y ellos, lo que precisamos es cómo avanzar en cada una de las situaciones concretas, seguramente de forma no lineal, aprovechando todas las fuerzas que en cada caso existan. Encuentro de preparación del Foro Social Panamazónico. Satipo, Perú. 2019 Para no alargarnos más en este escrito, y pasar a plantear que este sistema dominante nos enmarca. cuestiones metodológicas-estratégicas, lo que cabe es poner Incluso si partimos de varias contradicciones, así como de la las referencias a las preguntas básicas que nos venimos hacienarticulación de diversos movimientos, también nos podemos do en prácticas con “grupos motores” de procesos reales. Para quedar a medio camino al situar la “línea abisal”. Porque no ello estamos diseñando unos “ingenios” que vamos colgando basta con señalar a los culpables, las contradicciones del sisteen una página de libre acceso en internet. Cuando hay tiempo ma, cuando acompañamos a los moviy posibilidades llegamos a hacernos hasta 9 mientos y a las movilizaciones sociales preguntas de fondo, que se puedan contesDel 15M no hemos sabido que señalan los síntomas que se deben tar co-labor-activamente, de forma que se resolver. ¿Quiénes son los colectivos, sacar todas sus potencialidades: puedan diseñar estrategias operativas y movimientos o sectores desde donde nos hemos quedado con formas democráticas para cada situación. Pero hacerse estas preguntas? ¿La “línea abicuando menos, se pueden formular 4 prepartidistas clásicas que ya sal” es solo algo general y universal para guntas básicas, sin la cuales nos parece difíno entusiasman. que se tenga en cuenta, o preferentemencil concretar estrategias que sean transforte hay que concretar estrategias más parmadoras. Las presentamos como “matriticulares? ¿Hay ejemplos situados de los ces” a rellenar (con varias variables cada que aprender, estrategias “no lineales” una), y que se pueden reajustar según las que trazan sus propias fronteras de lucha para sus casos connecesidades del “grupo motor” de cada proceso. Tanto se cretos? ¿Se trata de trazar esa “línea abisal” en consonancia con puede hacer de forma presencial o también de forma telemátiun programa para unificar movimientos? O, en vez de un proca (por ejemplo, en situaciones de pandemia como las actuagrama a seguir, ¿se trata de co-crear estrategias en cada situales), y para ello tenemos colgado de forma abierta (en ción concreta, al ritmo de cada movilización posible? Todo es Fundación CREASVI) una pestaña sobre Ingenio que indica necesario –tanto los análisis teóricos como los ejemplos más como descargar estas preguntas-matrices y hacerlas operatiempíricos–, pero habitualmente se olvida la importancia de vas. Cualquiera puede bajarlas y plantearlas en su colectivo, o que lo que necesitan los movimientos son estrategias operatien reuniones de coordinación, si se quiere avanzar a construir vas desde sus propias decisiones, para resolver problemas con esas estrategias participativas. Es una forma de aplicar inmediatos, sin dejar de apuntar hacia horizontes más transestrategias ético-políticas con las personas que quieran hacer-

58 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


52-59 tomás:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:41 Página 59

movimientossociales

lo, es para aprovechar la creatividad colectiva más allá de las mejor la “línea abisal” o el programa del futuro a seguir. disputas habituales entre dirigentes que se autoproclaman Lo que aquí tratamos de argumentar es que es posible plancomo tales. Quienes dinamizan estos procesos no interfieren tearnos una trasversalidad pragmática y transformadora siemcomo líderes de la opinión a defender, sino como quienes prepre y cuando partamos de la superación de los viejos estilos y guntan, abriendo potencias de la gente que suelen estar oculvicios de la progresía actual. Precisamos de formas democrátitas y que emergen con estos dispositivos. De esta forma se cas participativas, de co-creación co-labor-activas, para despuede ir construyendo desde el protagonismo colectivo, cosa bordar los elitismos y dirigismos, los egos intelectuales y partique suele ser satisfactoria para quienes se distas, con que hemos venido construhan implicado en estos “grupos motores” y yendo los procesos y estrategias. Las esDesde las relaciones “talleres de creatividad social”. trategias “no lineales” y desbordantes no (confianzas, alianzas, estrategias) son una utopía nueva sino lo que hemos Las cuestiones fundamentales de una se producen los cambios. estrategia transformadora pueden ser reaprendido con muchas movilizaciones y sumidas en estas cuatro consideraciones: movimientos sociales, pero que a menuUna pregunta inicial sobre con quiénes do no han tenido continuidad por alguestamos en básica sintonía. Esto exige sanos vicios heredados. Por ejemplo, del ber quiénes son afines para hacer un pro15M no hemos sabido sacar todas sus ceso de cambio, distinguiendo quiénes potencialidades, y más que las “mareas” En cada práctica son diferentes, quiénes ajenos y, sobre too las primeras “candidaturas del cambio”, se puede ver un ¿para qué?, do, quiénes son los opuestos. Es decir, esque sí partían de auto-organizaciones un ¿para quién?, y tablecer una radiografía o mapeo de las creativas, nos hemos quedado con forun ¿por qué? relaciones básicas de las que partimos. mas partidistas clásicas que ya han dejaUna segunda cuestión es recoger las diverdo de entusiasmar a sus “grupos motosas posiciones que existen y articularlas res” como al principio. Ante las nuevas más en profundidad, es decir, yendo más crisis que nos siguen acechando, retomar allá de los dilemas habituales (a favor o en contra de algo, estas pautas de metodologías participativas, como lo proponebueno o malo…) en que nos suelen encerrar los valores domimos con la socio-praxis, puede ser un camino entre otros para nantes, como si no existieran otras posturas en otros diversos no quedarnos paradas y atrapadas en las disputas paralizantes planos. La pregunta-matriz (un tretalema de Ibáñez, un penhabituales ■ talema de Galtung, o un multi-lema o multi-praxis como el Referencias bibliográficas que planteamos) sirve para deconstruir los dilemas y abrir Ibáñez, J. et al. (1993). “Monográfico sobre Caos”. Archipiélago: cuanuevos planos de causas y caminos “no lineales” a explorar en dernos de crítica de la cultura, nº 13. cada comunidad. Lo solemos hacer en “talleres de creatividad López Arnal, S. (diciembre, 2020). “La teoría se realiza en la práctica. social” (tanto presenciales como incluso telemáticos) para las Entrevista a Juan Manuel Aragués”. El Viejo Topo, nº 395. 3 o 4 cuestiones que se hayan detectado como problemáticas. López Arnal, S. (marzo, 2021). “Los hilos rojos de la emancipación. Y para pasar a priorizar las propuestas, en un tercer salto que Entrevista con Rafael Díaz-Salazar”. El Viejo Topo, nº 398. se puede co-crear, se pueden construir unas matrices coLópez Arnal, S. (marzo, 2021). “Críticos y constantes: Althusser y labor-activas, a las que se llega, primero desde grupos mixtos Sacristán. Entrevista a Juan Dal Maso y Ariel Petruccelli”. El Viejo que las plantean, y luego se puede votar de forma ponderada Topo, nº 398. (distribuyendo puntos entre propuestas de los otros y no las Rico, A. & Acosta, Y. (2000). Filosofía latinoamericana, globalización y propias) para acabar consensuando entre las más respaldademocracia. Ed. Nordan. das. En cuarto lugar, la estrategia se plantea hacer una matriz Santos, B. S. (2019). El fin del imperio cognitivo. Ed. Trotta. de programación y auto-organización, que sirve para pregunSantos, B. S. & Meneses. P. (2020). Conocimientos nacidos en las luchas. tarse cómo se va haciendo lo acordado, y los posibles desborEd. Akal. des o rectificaciones que se vayan a ir produciendo. En los Villasante, T. R. (2002). Sujetos en movimiento. Redes y procesos creacolectivos o en los partidos o en los movimientos lo habitual tivos en la complejidad social. Ed. Nordan. no es proceder con formas democráticas-colabor-activas, Villasante, T. R. (2014). Redes de vida desbordantes. Ed. La Catarata. Villasante, T. R. (2017). Democracias Transformadoras. Ed. El Viejo pues, más bien, se establecen disputas entre dirigentes para Topo. ver quién es el que tiene la “línea correcta”, o quién define

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 59


60-65 Paloma:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:55 Página 60

naciónpolítica

El dos de mayo de 1808 en Madrid, por Francisco de Goya

60 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


60-65 Paloma:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:55 Página 61

naciónpolítica

España y la lucha por la eutaxia Por Paloma Hernández

D

esde las coordenadas filosóficas que orientan a la autora, cualquier praxis política que pretenda ser resolutiva debe contar con una posición definida con respecto al Estado. El propósito es planificar la estabilidad de la sociedad política. A eso le llamamos eutaxia: la conservación de la Nación política.

Todos podemos observar cómo, en nuestro presente en marcha, operan con mucha intensidad un conjunto de líneas-fuerza que constituyen la atmósfera ideológica que respiramos a diario a través de nuestras élites políticas, periodísticas, artísticas y universitarias y que se reproducen, desde hace décadas, en nuestros sistemas educativos. Se trata de una serie de mitos o líneas-fuerza que podemos reducir a tres principales, cada uno de los cuales necesitaría un abordaje independiente que no podremos ofrecer en esta ocasión: el mito de Europa (una Europa sublime); el mito de la Cultura (al que se agarran todos los nacionalismos fraccionarios); y, por supuesto, los mitos de la izquierda y la derecha, continuamente presentados como dos envolventes absolutos, metafísicos, y que son utilizados por todos los partidos políticos, aunque de forma especialmente agresiva por el PSOE desde Zapatero con la incorporación del concepto espurio, ideológico, de la «memoria histórica», el guerracivilismo, la alerta antifascista y la Idea de extrema derecha. A este respecto, hay que subrayar en primer lugar que en política cualquier decisión tiene siempre el mismo límite: la preservación del Estado y con él la conservación de la comunidad política en su conjunto. De manera que cualquier programa político que se salga de estos límites necesita ir acompañado de un enorme aparataje propagandístico, principio que las facciones separatistas en España han aprendido bien. También lo ha aprendido el PSOE, que hace enormes esfuerzos de demagogia para vendernos su modelo de una España federal (o confederal). Por otro lado, hay que señalar que nuestras democracias parlamentarias tienden a ecualizar a los partidos políticos, igualándolos. La ecualización supone que los planes

y programas políticos fundamentales de los partidos de las izquierdas y la derecha democrática no difieren en lo esencial. Así lo explicaba el filósofo español Gustavo Bueno en su libro El mito de la izquierda: «Se diría que todos los partidos que participan en el juego parlamentario del “Estado de Derecho” quedan ecualizados políticamente en el género “Democracia”. Este es el género que determina, por así decirlo, los límites de los proyectos políticos de cada uno de los partidos de izquierdas o de derecha, que en todo caso habrá de circunscribirse a todo aquello que pueda obtenerse a través de los procedimientos democráticos y de sus llamadas “reglas de juego”». Por ejemplo, la política económica real de los dos partidos españoles mayoritarios en lo que llevamos de Régimen del 78 –PSOE y PP– no difiere gran cosa, entre otras razones porque los planes y programas políticos de ambas formaciones han necesitado adecuarse al Estado del bienestar de una España integrada en la Unión Europea, una España caracterizada socioeconómicamente por la conformación de una amplia clase media tras el proceso de acumulación capitalista llevada a cabo durante el franquismo. Y puesto que, como decimos, las democracias avanzadas –consustancialmente ligadas a la economía de mercado pletórico de bienes y servicios– tienden a igualar en lo político a los distintos partidos, las izquierdas definidas de antaño han terminado evolucionando hacia posiciones de izquierda indefinida, esto es, hacia posiciones de carácter ético y agnóstico. Es decir, estas agrupaciones de izquierdas han necesitado llenarse de contenidos subculturales, antropológicos y morales para poder competir en el mercado pletórico de candidatos. Precisemos esta cuestión brevemente.

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 61


60-65 Paloma:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:55 Página 62

naciónpolítica

Las cuestiones políticas en sentido formal son aquellas que en la ideología socialdemócrata que impera hoy día en España tienen que ver con el Estado. Serían, por ejemplo, aquellas relay, en general, en esa parte del mundo que llamamos Occidente. cionadas con el territorio, las fronteras, la defensa, la organizaDe hecho, la definición de socialismo que ofreció el 33 ción de los poderes dentro de ese Estado, la forma de gobierno Congreso del PSOE de 1994 incorporaba los términos «Ética y (si es una república o una monarquía; si es una democracia o solidaridad». También la idea de una «Alianza de las Civilizauna dictadura; si se trata de una democracia, cómo se estrucciones», enunciada por Rodríguez Zapatero en 2005 durante su tura procedimentalmente dicha democracia, etc.). Aparte de visita a la sede de la ONU en Nueva York, es un genuino espélas cuestiones políticas en sentido formal están las cuestiones cimen del Pensamiento Alicia que está en la raíz del krausismo. antropológicas, que tienen nexos con las formales pero que no Podemos definir este pensamiento Alicia como una forma de son formalmente políticas: el feminismo, la ecología, la eutaconciencia simplista que pretende organizar el mundo en virnasia, los toros, la religión, etc. En el límite, esta izquierda indetud de ciertos ideales siempre «confortables, amables, pacífifinida de tendencia socialdemocratizante aparece encarnada cos». Así se manifestaba el expresidente Zapatero: «Esta es la de forma particular en la izquierda divagante propia de los llacasa de todos, sin diferencias, de los ricos y de los pobres, de los mados intelectuales. Recordemos que, tal y como indicaba países con historia y de los que apenas tienen, de los que creen Gustavo Bueno, esta izquierda divagante divaga, precisamenen Dios, o en varios dioses, y de los que no creen. Fue en esta te, sobre la idea de una izquierda eterna, profunda, sublime; sala donde tuve la certeza de lo necesaria que resulta la Alianza sobre la idea de una «izquierda como conciencia de la Hude las Civilizaciones». manidad» y como portadora de una «visión del mundo»; una Nos pone este pensamiento Alicia ante un escenario planeizquierda, en suma, que asume solemnemente la representatario en el cual las civilizaciones habrán dejado de alimentar ción de la «Razón», del «Pensamiento» o de la «Cultura». sus conflictos, llegando a comprenderse y abrazarse, erradiEn definitiva, los partidos políticos que hoy día se autopercicando la guerra de la historia, haciendo desaparecer la dialécben de izquierdas en España, buscando su propia eutaxia y no tica de clases y de Estados, la propia dialéctica de lenguas y de la eutaxia de la Nación, usan como reclamo proclamas de coloreligiones, neutralizando incluso las distancias entre politeísración ética y moral antes que política, tales como feminismo, tas, monoteístas o ateos. En modo alguno se nos explica, sin cambio climático, libertad de expresión, solidaridad, derechos embargo, cómo se llevará a cabo esta sociedad futura, feliz y humanos, alianza de civilizaciones, progreso de la humanidad, pacífica, en un mundo donde cada vez hay más fronteras y no pacifismo, multiculturalismo o antifranquismo para colarnos menos, donde las dialécticas entre religiones son cada vez más de rondón cambios estructurales del Estado que, de otro agudas y amenazantes, donde las exacerbaciones identitarias y modo, los ciudadanos difícilmente apoyarían. Nos encontralas manifestaciones de desprecio y de odio hacia el otro resulmos ante lo que Gustavo Bueno llamó la izquierda indefinida tan igual de violentas que hace mil años a pesar de la ONU y de fundamentalista que, completamente incapaz de subvertir el los sacrosantos derechos humanos. Y a este respecto conviene orden capitalista –como pretendían las izquierdas definidas de recordar que, pese a que continuamente se habla de los DDHH antaño– se limita a ejercer una crítica débil y nauseabunda, como si fueran derechos naturales o como si emanaran puros desconectada de la realidad y hecha desde criterios más metadel cielo, lo cierto es que su construcción es histórica y además físicos que políticos, sobre partidos que ellos consideran de ideológica: fueron enunciados en 1948 por el grupo de los venderechas y, por tanto, encarnación del mal en la tierra. cedores en la Segunda Guerra Mundial en clara competencia Así podemos constatar que el PSOE, a medida que iba procon otros grupos y no hay que olvidar que, en su momento, ni fundizándose ese proceso de ecualización entre partidos políla URSS ni China ni los países musulmanes unieron su firma a ticos propio de las democracias avanzadas de corte capitalista, dicha declaración. Años más tarde, de hecho, distintos Estados iba llenándose de contenidos de tipo «ético» o moral, para de tradición islámica redactaron los Derechos Humanos en el marcar distancias respecto de su principal antagonista, el PP. Islam, fuertemente condicionados, como sabemos, por las Las izquierdas históricas, por ejemplo, leyes de la Sharía. entendieron que, tras la etapa «oscura» El simplismo del pensamiento Alicia Si partimos de un Estado unitario y del franquismo, era necesario dotar ideopracticado por políticos resulta muy lógicamente al PSOE, no ya en el marxis- lo troceamos en una serie de mini- preocupante porque corre el riesgo de mo revolucionario, sino en el krausismo. Estados, entonces federar no es transformarse en pensamientos falsos, Heredero directo de la filosofía krausista unir sino separar. hipócritas y cínicos muy capacitados paes el idealismo armonista inserto de lleno ra desviar la atención de los problemas

62 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


60-65 Paloma:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:55 Página 63

naciónpolítica

La promulgación de la Constitución de 1812, por Salvador Viniegra

de la política real. La idea de una «Alianza de Civilizaciones» es política ficción, no política real. Se habla, en efecto, de civilizaciones, pero no se las delimita, ni se las identifica, ni se da prueba de su existencia. Lo mismo sucede cuando se ofrece el modelo federal o confederal como solución definitiva para los problemas de España: se da por supuesta la existencia de unas partes separables (unas presuntas nacionalidades históricas) cuya soberanía política habría que reconocer para, ulteriormente, proceder al re-ensamblado federal o confederal, pero en ningún momento se especifica cuáles ni cuántas son esas unidades federables o confederables, ni se da prueba de su existencia. Por supuesto, tampoco se reconoce el absurdo de que, si partimos de un Estado unitario y lo troceamos en una serie de mini-Estados, entonces federar no es unir sino separar. Desde el Pensamiento Alicia no se da respuesta a este tipo de preguntas ni se dejan ver las dificultades, simplemente se dice «República federal» a modo de denominación grandilocuente, encubriendo los verdaderos obstáculos que se interponen para alcanzarla. Dificultades insalvables, por otro lado, porque recordemos que el «Problema de España», en singular, es un problema vinculado con la unidad y la identidad de España: una España rota ya no sería España. El Problema de España no es un problema meramente teórico o contemplativo, metafísico y nebuloso. Se trata más bien de una cuestión práctica: el problema de España, como problema de su fractura, es el asunto más grave al que hoy nos enfrentamos a causa del desafío de los nacionalismos fraccionarios y de la posible disolución de España en Europa, pues, como advertíamos más arriba, existen ciertas líneas-fuerza que pretenden definir la nueva identidad de España en cuanto parte formal de Europa. No olvidemos que Ortega y Gasset había dicho «España es el problema y Europa la solución». Ortega supo ver (al igual que tantos ensayistas españoles y no españoles) que, en efecto, había un Problema, una dificultad, pero en su opinión

la solución para España era la germanización. El papanatismo de nuestros intelectuales y políticos nos ha llevado a entregarnos completamente a este ideal europeísta que cada vez se está mostrando más como un ideal metafísico. Frente al Problema de la unidad y la identidad de España, y frente al proceso de deterioro material del Estado y de la Nación española, resulta fundamental analizar los planes y programas políticos de nuestros gobiernos con relación a la eutaxia. Para ello echaremos mano, una vez más, de la filosofía de Gustavo Bueno. El materialismo filosófico presenta una teoría del Estado, un modelo canónico genérico de la sociedad política que puede ser aplicado a cualquier forma de gobierno (sea democrático, aristocrático, dictatorial, monárquico, etc.). Sin una teoría del Estado es imposible siquiera empezar a hablar de política. Por ejemplo, Gustavo Bueno analiza en sus libros, y con muchísima precisión, la idea de eutaxia, término que ya fue empleado por Aristóteles, pero que Bueno redefinió con relación al parámetro de la duración, esto es, entendiendo la eutaxia como la conservación de la sociedad política a lo largo del tiempo. La eutaxia implica que en los planes y programas políticos del grupo o grupos que dirigen una sociedad no se tenga previsto ni se pueda perfilar en un horizonte cercano un cierre de dichas prolepsis (esto es, de dichas planificaciones). Dicho de otra manera, la eutaxia implica que el colapso de dicha sociedad no se pueda prever en términos de dichos planes y programas políticos. Sin embargo, la estructura territorial del Régimen del 78 que objetivamente concede cada vez mayores competencias a las CCAA, configura, prevé, deja perfilada una fragmentación de la soberanía nacional. Y el propio modelo federal asimétrico que pregona el PSOE –que también gusta mucho en Podemos y que siempre fue el modelo de Izquierda Unida– forma parte de la línea oficial del partido, al declarar expresamente que España es un «Estado plurinacional». En resumidas cuentas, desde al menos cuarenta años los planes y programas de nuestros gobernantes permiten prever, en términos de sus planificaciones o prolepsis, el colapso de la sociedad política española, su fragmentación. Esto es, atendiendo a los defectos estructurales propios del Régimen del 78 y a los errores coyunturales propios de cada uno de nuestros equipos de gobierno, claramente podemos afirmar que España se encamina hacia un proceso distáxico, hacia el momento de demolición de su unidad e identidad histórica. De seguir por esta senda implantada por nuestros políticos y por imposiciones extranjeras difícilmente la Nación española podrá recuperar la eutaxia. También hay que apuntar que la eutaxia no es una forma abs-

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 63


60-65 Paloma:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:55 Página 64

naciónpolítica

tracta que pueda hacerse descender artificialmente sobre una can precisamente la destrucción del Estado y de la Nación essociedad política u otra, sino que la eutaxia se predica de cada pañola. Nuestra Nación es un ejemplo de dejación de funciosociedad o Estado particular, pues necesariamente atiende a las nes por parte de distintos gobiernos que no han sabido o no condiciones históricas, políticas, económicas, sociales, artístihan querido defender los derechos del Estado argumentando cas o religiosas de cada sociedad política concreta en su conen plan aliciesco aquello de que en democracia no puede haber junto. Y es importante remarcar esto de «en su conjunto» porviolencia. Pero resulta que la secesión, que es la mayor violenque eutaxia no significa armonía, ni sociedad perfecta, paz percia que puede ejercerse a nivel político y el mayor robo de lo petua entre clases sociales o cosa parecida. Precisamente a trapúblico que cabe imaginar, está justificada para muchos por vés de la eutaxia una sociedad política es capaz de organizar sus vía de las urnas. propias divergencias para que haya una cierta estabilidad, esto El problema en España es que el sistema de ideologías en los es, debe poder controlar de alguna manera tanto sus dialécticas que se amparan los separatistas ha ido penetrando poco a internas (de clase) como sus dialécticas externas con otros Espoco en las propias estructuras del Estado y ha sido absorbido tados. Por tanto, una sociedad no es eutáxica porque dure en el por casi todos los grupos parlamentarios y también por sus tiempo, sino que dura en el tiempo porque es eutáxica. votantes (por ignorancia culpable y cómplice), votantes que Recapitulando lo que llevamos dicho hasta ahora, la praxis permiten y refrendan electoralmente ideas tales como derecho política siempre va referida a la eutaxia: es el objetivo de los a decidir, ciudadanos del mundo, la patria está en el corazón y políticos y de la sociedad política y cuando este no se da hablano en la razón política, autodeterminación, europeísmo, federemos de mal gobierno en el sentido de gobierno distáxico, de ralismo, presos políticos, España como prisión de naciones oripolíticas imprudentes y contrarias al buen orden. Podremos ginarias, etc. El problema, como decimos, viene de muy atrás, hablar, incluso, de alta traición. Por otro lado, la eutaxia es tanpuesto que todos los habitantes de la Moncloa han cedido ante to la génesis como la estructura de la sociedad política; es tanto las exigencias de nuestros separatistas. Incluso el proceso de el principio como el desarrollo de la sociedad misma y esa perinmersión lingüística ya se había iniciado en vida de Franco, y severancia aspira a tener un significado histórico, a configurar eso por no hablar de que el llamado «privilegio catalán» arranuna unidad histórica. La eutaxia, por tanto, no depende de un ca en época de Felipe V en detrimento del desarrollo industrial único individuo, de un rey medieval, por ejemplo, o de las políy económico de otras regiones españolas. ticas de un gobierno concreto, sino que es algo que tiene una Tal y como demuestra Iván Vélez en su libro Nuestro hombre continuidad a lo largo del tiempo. Y es que la vida de los Esen la CIA. Guerra Fría, antifranquismo y federalismo, los sepatados tiene forzosamente que desbordar el presente de una ratismos fueron apuntalándose en la España de los años 60, persona individual, de ahí que se perfile una escala secular, de esto es, con un franquismo pletórico. En esas décadas, ciertos siglos: la unidad e identidad de España, Francia, Rusia o China grupos de intelectuales españoles tales como Pedro Laín Ense configura históricamente, superando a través de esta contitralgo, José Luis Aranguren, Julián Marías, Buero Vallejo, Tierno nuidad acciones o momentos distáxicos a los que hayan teniGalván, Dionisio Ridruejo, Josep Benet, José Luis Sampedro o do que enfrentarse. Por otro lado, y tal y como decíamos hace Castellet entre otros muchos, caracterizados tanto por su opoun momento, a través de la eutaxia una sociedad política orgasición al Régimen de Franco como por su anticomunismo, forniza sus divergencias internas para lograr una cierta estabilimaron el Comité español para el Congreso por la Libertad de la dad y a menudo esto tiene que hacerlo al margen de consideCultura, institución auspiciada por el gobierno de EEUU y raciones morales, éticas o estéticas. Lo que interesa es que el oportunamente financiada por la CIA. Entre otras actividades, Estado persevere de alguna manera y, en este sentido, la vioestos intelectuales llevaron a cabo los célebres Coloquios lencia es de extrema necesidad: un Estado sin violencia es Cataluña-Castilla –como si se tratara de reuniones de potencia inviable, distáxico, fallido. Dicho de otra a potencia– encuentros en los que irían manera, un Estado sin policía, sin ejércifraguando muchos de los términos emto, Guardia Civil o servicios secretos, ni Incapaz de subvertir el orden capi- pleados hoy día con absoluta naturalidad talista, la izquierda indefinida se por nuestros políticos: nación catalana, siquiera puede llegar a ser Estado. En el caso de España, por tanto, tene- limita a ejercer una crítica débil y plurinacionalidad, comunidades diferenmos un ejemplo de recurrente impru- nauseabunda, desde criterios más ciadas, balance fiscal, etnia, lengua, hedencia política al haber permitido ducho diferencial (que venía ya de los años metafísicos que políticos. rante décadas el crecimiento descontro20), autodeterminación, etc. Asimismo, lado de los grupos separatistas que busempieza a hablarse de los Países Cata-

64 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


60-65 Paloma:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 18:55 Página 65

naciónpolítica

lanes en un intento de reconstrucción Solo al ciego que no quiere ver se le puede no se sabe qué arcano imperio cata- A través de la eutaxia una sociedad de escapar que el resultado del autonomislán. Simultáneamente a estos colo- política es capaz de organizar sus mo ha debilitado enormemente a la Naquios Cataluña-Castilla se organizaron ción española y ha fortalecido a las fuerzas propias divergencias para que haya reuniones con elementos exclusivaseparatistas: PSOE y PP prácticamente han mente catalanes de donde surgieron una cierta estabilidad. sido los arquitectos de dicho régimen (juntanto la hegemonía de los Pujol como to a sus directores extranjeros) y el partido la institución Omnium Cultural, por poner un par de ejemPodemos es su quintaesencia. Son las CCAA las que tienen las plos. Lo que interesa remarcar es que la estructura de las competencias de educación, sanidad, urbanismo, cultura, CCAA es deudora de las ideologías surgidas al calor de aqueordenación del territorio y lengua. Esto explica el auge de los llas actividades del Comité español para el Congreso por la separatismos a medida que el régimen autonómico se consoliLibertad de la Cultura, especialmente de las ideas-fuerza de daba pues ha sido el control de la educación y de las consejeeuropeísmo y federalismo. rías de cultura aquello que más ha atizado el fuego separatista. ¿Contra qué se pensaba cuando se organizó el régimen autoAquí el mito confusionario y oscurantista de la Cultura ha juganómico? Sin duda contra el centralismo del régimen anterior. do un papel fundamental. Un Estado fuerte y centralizado mutó en una serie de «reinos Como señalaba Gustavo Bueno en 2003: «Los únicos puntos de taifa» que pueden dar buena explicación de por qué en en donde las diferencias entre las izquierdas y la derecha pueEspaña estamos como estamos. No hay que olvidar, sin embarden mantenerse, a escala política, son aquellos que tienen que go, que las comunidades autónomas aún no existían cuando se ver con las cuestiones de la estructura del Estado (…). En efecplasmó la Constitución del 78, aunque su famoso artículo 2 ya to, la derecha o el centro defiende ante todo la unidad territoestá preludiando lo que iban a ser estas unidades descentralirial de la Nación, así como sus símbolos. Las izquierdas espazadas. Con el régimen autonómico se le hizo un guiño a las ñolas de ahora tienden, en cambio, a reconstruir el Estado fuerzas separatistas catalanas, vascas y gallegas, comunidades desde supuestos federalistas, interpretándolo como un estado que fueron denominadas con vergonzosa confusión «naciomultinacional, siempre, dicen, que los nacionalismos sean “no nalidades históricas». ¿Cuál fue el argumento? ¿Acaso Navarra excluyentes”. Pero este concepto de “nacionalismo no excluo Extremadura no tienen historia? De hecho, Castilla, Aragón, yente” pide el principio, y por eso es estúpido, porque el pluraNavarra o Valencia sí fueron reinos en la Edad Media, no así lismo nacionalista no excluyente excluye necesariamente, de Cataluña o el País Vasco. La justificación que se ofreció entonhecho y de derecho, la Idea de la Nación española». ces fue que, tanto Cataluña, como Galicia y las Provincias VasEstán de suerte los separatistas del siglo XXI porque hace congadas habían alcanzado el estatuto de autonomía durante la décadas que nuestras autoproclamadas izquierdas están ya Segunda República y que, por tanto, debían recuperarlo. plenamente seducidas por el relato negrolegendario que preA su vez, la Constitución del régimen autonómico ampara y senta a España como una «prisión de naciones puras y prístirespeta los «derechos históricos» de los territorios forales de nas». El federalismo que defiende el PSOE es el «federalismo Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra. Esta última accedió a la asimétrico» (como lo llamó Pasqual Maragall). Se trata de un autonomía como «comunidad foral». Este foralismo, que prefederalismo insolidario que pretende que Cataluña y el País tende restaurar los antiguos fueros de los distintos territorios del Vasco tengan más privilegios y competencias que el resto de Reino de España, se enfrentaría a la centralización política imregiones. Para más inri, estos territorios privilegiados ya no plantada en las Cortes de Cádiz y al turbulento desarrollo del serían comunidades autónomas sino «Estados asociados». El liberalismo en España. El foralismo es, pues, una institución alifederalismo, al fin y al cabo, es un separatismo cortés, una forneada con las fuerzas que querían reimponer el Antiguo ma encubierta de secesionismo. Régimen, y una de tales fuerzas, foralista por antonomasia, fue El separatismo es tóxico y distáxico y la Nación española el carlismo: «Dios, patria, fuero, rey». Y con todo, los separatistas merece un final más digno que el de ser aniquilada por una siguen hablando de expolio y explotación de España al País «pandilla de politicastros filibusteros», por emplear una expreVasco o Cataluña, como si España fuese un Imperio depredador sión de Don Benito Pérez Galdós. Pero también hay que asimiy el País Vasco, Cataluña o Galicia fuesen colonias en relación lar que si España desaparece como nación sin que luche por su asimétrica con la metrópolis Castilla o algo parecido. En todo eutaxia, entonces merece su muerte. Héroes eutáxicos no le caso, la asimetría está en los privilegios forales que gozan en el han faltado a España a lo largo de su histórico proceso, pero País Vasco y en Navarra (muy batasunizada en los últimos años), tampoco ha carecido de traidores distáxicos que huyen como privilegios que no se dan en otras comunidades autónomas. cobardes cuando se hunde el barco n El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 65


66-73 Higinio USA:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 19:04 Página 66

cultura

Guerrilla Girls, colectivo de artistas feministas surgido en Nueva York en 1985

66 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


66-73 Higinio USA:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 19:04 Página 67

cultura

Rótulos oxidados El sueño americano Por Higinio Polo

L

as corrientes artísticas estadounidenses que se desarrollan desde la segunda mitad del siglo XX no pueden comprenderse desvinculadas del contexto sociopolítico, y de su interacción con el poder: para denunciar el imperialismo y las exclusiones raciales, o para anestesiar a la población en una cultura anodina y consumista.

¿Y si examinamos la evolución de la cultura y el arte en Estados Unidos y comparamos los años del frenesí neoyorquino, de la alegría en la década de los sesenta, de la nueva música, el arte pop, la contracultura, los hippies y el amor libre, que palpitaba en el underground y las performances, con el asustadizo presente? Transitaríamos de una superpotencia que llenaba el mundo con sus productos, con sus mitos y obsesiones, con sus estrellas de cine y sus canciones, hasta el país que se sumergía en 2007 en la crisis de las hipotecas y al año siguiente en la crisis financiera, empezando a temer que sus días de gloria y de dominio mundial estuvieran en peligro. Esto implica sentir el vértigo de la historia desbocada y encontrar el rastro del poder, de la mentira, de la manipulación y la guerra y, también, de las obras que siguen siendo valiosas y de las estafas, de la honestidad, de los escombros del arte y de la escoria del dinero. Ese largo período recoge la exposición The American Dream: pop to the present, que organizó el British Museum y que recorre ahora España con CaixaForum, centrada sobre todo en esos movimientos de la segunda mitad del siglo XX y en los procedimientos artísticos con la serigrafía, la litografía y la impresión como nuevos mecanismos de acceso y de divulgación de un alfabeto estético que conjugaba el negocio, la publicidad, la energía del capitalismo norteamericano y la cultura popular creada para los trabajadores de las ciudades industriales que perseguían el sueño americano.

De la epifanía con la serie Stoned Moon, de Rauschenberg, un canto al proyecto Apolo que pudo celebrar la gesta de la llegada a la Luna tras verse Estados Unidos superado durante años por el programa espacial soviético, hasta la secuencia de los Rusty signs de Edward Ruscha hay cuarenta y cinco años de diferencia, los que nos separan de aquella celebración estadounidense que quería tapar el brillo inocultable de Gagarin. Y son esos rótulos oxidados de Ruscha, con agujeros de bala y esquinas rotas, los que muestran explícitamente el abandono de tantos lugares del país, y parecían señalar el destino al que estaba condenado el sueño americano, una promesa traicionada o un espejismo de años de expolio exterior y prosperidad. Enseñando las heridas, Ruscha atrapaba la desolada existencia de las ciudades americanas. Estados Unidos se enriqueció con la Segunda Guerra Mundial y, tras ella, su pujante industria creció hasta niveles insospechados, vendiendo sus productos en todo el mundo e imponiendo su voluntad de la mano de sus soldados y sus servicios secretos, con la OTAN, y en Europa contando con redes clandestinas como Gladio en Italia y Sheepskin en Grecia; en Corea y en Vietnam, en Guatemala y en Panamá, en la República Dominicana y en Indonesia, en Irán y en Laos, mostrando la fuerza de su puño de hierro, como hacían los héroes de los tebeos de hazañas bélicas utilizados como modelo por Lichtenstein en Sweet Dreams Baby, de 1965, una serigrafía en

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 67


66-73 Higinio USA:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 19:04 Página 68

cultura

Janis Joplin, actúo en el festival de Woodstock de 1969

la caza de brujas. Las serigrafías de Warhol de esa época parecían poner al alcance de cualquiera el gusto por el arte moderno asociado al triunfante modo de vida americano, y celebraban una supuesta cultura popular que, en realidad, era la cultura de masas inculcada por la radio, el cine y la televisión, que Dead End 1 (Rusty Signs). Edward Ruscha (2014) se revelaba en historietas y tebeos, anuncios publicitarios, aires furtivos de la radio y la televisión, canciones, películas y grafficolor encargada por la tabaquera Philip Morris, donde un puño tis, donde los trabajadores eran encerrados en un universo justiciero dejaba fuera de combate al supuesto bandido decoloreado, feliz, infantil y chillón, alejados de los círculos inacseándole unos irónicos dulces sueños. Estados Unidos era cesibles de quienes accedían al Metropolitan de la Quinta aveimbatible, era capaz de derrotar a cualquier oponente, al malnida, al MoMa, las galerías, al Metropolitan Opera House y los vado comunismo, a todo aquel que pusiera en peligro la libermedios del cine con sus estrellas rutilantes y sus mansiones tad y la forma de vida americana, y creía firmemente en su suntuosas. Tal vez, el jazz era la única expresión de la cultura supuesta excepcionalidad, hasta el punto de que casi veinte popular donde coincidían los dos mundos. El arte pop, que años después de esa década prodigiosa, en 1982, incluso Peollega entonces, era un gran recipiente donde cabía cualquier ple for the American Way (una organización progresista de cosa siempre que reflejase los contenidos y gestos de una culderechos civiles… que defendía el “estilo americano”) impulsó, tura que se había convertido en mercancía, y donde las mujecon Reagan en la presidencia, la campaña I Love Liberty para res eran un ornamento, como señalarían las Guerrilla Girls: conmemorar el 250º aniversario de George Washington (¡ni después de todo estaban en un país donde las mujeres ganasiquiera reparaban en que fue un preban solo el sesenta por ciento de los salarios sidente esclavista!), y Lichtenstein hizo El sueño americano, que de los hombres, y donde los negros estaban para ella su famosa serigrafía con el nom- celebraba el desenfado y la ausentes, circunstancia que combatió el grubre de ese operativo propagandístico po de artistas afroamericanos Spiral, que haalegría del pop, desemboca mostrando el rostro y la antorcha de la bían fundado Norman Lewis (coetáneo de su neoyorquina estatua de la libertad. El en los trabajos mal pagados. homónimo el escritor británico), Romare mismo Lichtenstein, hizo con The MeloBearden (que se había formado con George dy Haunts My Reverie una lectura del sueño americano que Grosz), y Charles Alston y Hale Woodruff, ambos influidos por quería ser sentimental y apenas era infantil y cursi. Diego Rivera, aunque el colectivo tuvo una breve existencia. Woodstock y Joan Báez, Santana, CCR, Janis Joplin y Jimi Los trabajadores negros estaban condenados a los suburbios Hendrix, además de Bob Dylan, Elvis Presley y Frank Sinatra, de las grandes ciudades, a los circuitos y tabernas de los pollegaron como una exhalación en los años sesenta al corazón bres, porque el arte y la cultura no eran para ellos. de millones de norteamericanos en un país que, pese a todo, El lenguaje de la publicidad, de los recursos sensacionalistas, seguía instalado en el imaginario de los peligros del comunisy la técnica barata de la serigrafía, sustituyen al expresionismo mo que McCarthy y los suyos habían grabado a fuego durante abstracto que tanto apoyo había recibido del gobierno, del

68 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


66-73 Higinio USA:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 19:04 Página 69

cultura

poder cultural y del mandarinato neoyorquino e incluso de la cidos como pintores cuando empezaron a trabajar en litografía CIA, como documentó Stonor Saunders. Los procedimientos con impresores y talleres durante los años sesenta. Entonces, del arte gráfico, con sus talleres y la posibilidad de trabajar con Ruscha hizo litografías y serigrafías que anticipaban en papel enormes litografías y prensas para calcografías que estampalas grandes esculturas curvas oxidadas de acero corten de ban numerosas copias, fueron un recurso trascendental, aunRichard Serra. que en ocasiones era compleja su producEstados Unidos eran la fuerza triunfanción, circunstancia que desapareció después te, que en esos años sesenta ya se habían con el arte conceptual que daba protagonis- La cultura popular –la cultura convertido en el gendarme mundial, en el mo a la idea y no a la ejecución, a veces con de masas inculcada por los fiero vigilante que aplastaba revoluciones una evidente agresividad para reclamar la medios– encerraba a los y derrocaba gobiernos. Forzados o de mirada, como en Pay attention, motherfucmanera voluntaria, muchos artistas mantrabajadores en un universo kers, una pieza de Bruce Nauman de 1973: tuvieron relación con las United States Arcoloreado e infantil. “Presten atención, hijos de puta”. med Forces, antes y después de la guerra Incluso cuando la obra en curso se rompía, de Hitler. Johns estuvo con el ejército en como le pasó a Rauschenberg con la litografía Accident, el Japón durante los años de la invasión norteamericana de desastre podía utilizarse como recurso y encima ganar premios Corea, y Sol LeWitt fue también destinado a Japón y participó en Europa y prestigio internacional, mientras críticos y particien la guerra de Corea; Diebenkorn se alistó con los marines pantes en la rueda de la fortuna artística retorcían las palabras durante la Segunda Guerra Mundial, y Rauschenberg fue repara dotar a un vulgar percance de la entidad y la maravilla de clutado por la Navy. Donald Judd se alejó de Nueva York y acala sorpresa, de la innovación y la apertura de una investigación bó comprando una base militar en Marfa, en el condado tejano de Presidio, para exponer su obra y la de artistas como Claes Oldenburg y Dan Flavin. William N. Copley, CPLY, estuvo con el ejército en el norte de África y en Italia durante la guerra, y Artschwanger, soldado en Francia, fue herido en las Árdenas; ambos tenían ideología de izquierda, como el más joven Donald Sultan, cuya serie de aguafuertes sobre la guerra de Iraq, los refugiados y los bombardeos norteamericanos destilan el amargo y oscuro silbido de las bombas, y como Jenny Holzer, una comprometida artista que refleja la angustia de tantos estadounidenses por la enloquecida carrera bélica y criminal de su país. También la pintora May Stevens (y su marido, el lituano Rudolf Baranik, cuyos padres, socialistas judíos, fueron asesinados por los fascistas en la Segunda Guerra Mundial) participó en el movimiento pacifista contrario a la guerra de Vietnam: su Big Daddy, una representación del norteamericano conservador y racista, que tiene con él un bulldog vestido con la bandera de las barras y estrellas y dispone de gorras de soldado, policía y capucha del Ku Klux Klan que puede ponerse en cualquier momento, es la representación de la América satisfecha, reaccionaria y mezquina, donde el alabado Griffith, el director de The Birth of a Nation, había calificado a los negros de “animales Big Daddy with Hats. May Stevens (1971) viciosos”, y que sigue conservando hoy cráneos y restos de esclavos en el National Museum of Natural History de que impulsaba el nuevo arte posmoderno supuestamente hijo Washington, en el Penn Museum o en la Universidad de de la cultura popular. Johns y Rauschenberg ya eran muy conoHarvard.

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 69


66-73 Higinio USA:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 19:04 Página 70

cultura

Detalle de la obra F-111. James Rosenquist (1974)

El cohete Apolo 11 vuela hacia la órbita terrestre. 16 de julio de 1969

El arte pop reina a partir del momento en que la escoba de Warhol sustituye al dripping de Pollock, y desde Estados Unidos se catapulta al mundo: la decrépita y sumisa Europa acepta sin reparo su llegada. Empieza también la colaboración del artista con los trabajadores de los talleres, que llegará al punto de que figuras como Donald Judd o Sol LeWitt encar-

70 / El Viejo Topo 401/ junio 2021

guen la producción de sus obras a ayudantes, rasgo presente en el minimalismo y el arte conceptual. Las sobrevaloradas pinturas con banderas de las barras y estrellas de Jasper Johns fueron elevadas a la categoría de obras relevantes, y aunque él nunca habló de su significado político no hay duda de que responden a una pulsión patriótica, como sus mapas de la grandeza estadounidense, como los helicópteros castrenses y los jugadores de béisbol de Rauschenberg que excitaban también el imaginario americano; arte y política eran inseparables. El gobierno de Kennedy, con la NASA, organizó en 1962 un “plan de arte” para acompañar al programa espacial, paseando el orgullo americano por todo el país y enfrentándose, ante el mundo artístico e intelectual, a los logros que habían conseguido los soviéticos. El administrador de la NASA, James Webb, encargó a James Dean (homónimo del actor, que había muerto siete años antes) que diseñara el programa y seleccionase a los artistas. En ese plan participaron George Weymouth, Peter Hurd, Paul Calle, Lamar Dodd, John McCoy, Mitchell Jamieson (que ya había pintado la invasión de Italia y de Francia para la Navy durante la Segunda Guerra Mundial), Norman Rockwell y Robert Shore, entre otros. Rauchensberg fue elegido por el gobierno y la NASA para presenciar el lanzamiento del Apolo 11 desde Cabo Cañaveral y glosar el programa espacial estadounidense, que seguía mirando de reojo al soviético, más adelantado. Hábil con las técnicas del arte gráfico, Rauschenberg hizo las treinta y tres litografías de la serie Stoned Moon, y después cubrió también el primer lanzamiento del nuevo transbordador espacial. A Rockwell incluso llegaron a prestarle un traje espacial de los que utilizaban los astronautas para que pudiera crear sus obras. Fue un éxito. Todos cumplieron a la perfección el objetivo que buscaban la NASA y el gobierno de añadir la emoción del arte a la hazaña tecnológica: los diseños de Calle con motivos de la exploración espacial y la llegada a la Luna fueron utilizados para imprimir los sellos del servicio postal de Estados Unidos y llegaron a todos los rincones del país. Pero, en realidad, la posguerra y los años sesenta tampoco fueron tan felices para todos. En 1951, los comunistas Paul Robeson y William L. Patterson, hijos de esclavos, presentaron en la ONU el informe We Charge Genocide, que había impulsado el Civil Rights Congress, señalando al gobierno norteamericano como responsable de genocidio contra los negros: pobres, marginados y sin atención médica, más de treinta mil afroa-


66-73 Higinio USA:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 19:04 Página 71

cultura

En el exterior, la mirada estadounidense colonizó la cultura de muchos otros países, y los poderosos resortes políticos y diplomáticos de Washington, además de la obvia imposición militar, iban de la mano del cine, del arte, la información, de la investigación y los programas universitarios. La implicación gubernamental apoyando al expresionismo abstracto y sus artistas, las exposiciones, giras, congresos en Europa, y la actividad de la CIA y del MoMA estaban relacionados y tenían los mismos objetivos; y otras instituciones y museos hicieron lo mismo: el consejo de directores del Whitney Museum trabajaba con la CIA para llevar por el mundo el discurso anticomunista. También lo hacía la American Academy of Arts and Sciences, que disponía de la revista Daedalus, que sigue publicándose. El arte, la literatura y el pensamiento recibían un constante examen, atención y promoción, siempre bajo esquemas anticomunistas. En 1974, Eva Cockroft escribió en Artforum un cauteloso y revelador artículo sobre la utilización del dinero sucio de la CIA para promocionar el anticomunismo en los círculos intelectuales y artísticos; así, no extraña que el escritor Arthur Koestler (colaborador de la CIA, y violador, que acabaría suicidándose) señalase con crudeza las giras, conferencias y congresos de escritores financiados por la agencia de Langley en los años de la guerra fría como “el circuito internacional académico de putas por teléfono”. El poeta Spender trabajó durante años en Encounter, una revista cultural financiada por la CIA, que se publicó hasta 1991. Y la lista es larga. El optimismo de posguerra, los gigantescos carteles publiciMartin Luther King y Malcolm X. 1964 tarios en las carreteras, los grandes lienzos de Rothko y Pollock, el acceso a los automóviles, la convicción de la grandeza amemericanos morían cada año. Y cuando empieza la década de ricana, el inicio de un consumismo desenfrenado que no tenlos sesenta, todavía la cuarta parte de la población norteamedría fin, iban acompañados de la alegría del pop, de la liberaricana vivía bajo el umbral de pobreza. Ese drama llevó a ción sexual, de la despreocupación por las drogas y el interJohnson a impulsar programas sociales con el paraguas de la vencionismo militar exterior: parecía que el sueño americano, Great Society, y aprobar leyes de derechos civiles: la segregauna casa con jardín en barrios tranquilos ción racial era una herida abierta entonces, como los de los aguafuertes de Robert que no se ha cerrado. La marcha sobre WasEl gobierno de Kennedy Bechtle, un Ford Galaxie, un trabajo bien hington de 1963 quería trabajo y libertad y pagado, incluso la esperanza de enriqueexigía los derechos de los negros, aunque no organizó en 1962 un “plan de cerse, estaba al alcance de todos. Los nortodos estaban de acuerdo: Malcolm X no arte” para acompañar al teamericanos vivían orgullosos de ser el acudió a la concentración del National Mall programa espacial de la NASA. país más rico y poderoso de la tierra, admiy desconfiaba de los organizadores. Los rados del obelisco de Little Bighorn de constantes asesinatos de negros por la poliMontana, de la épica tramposa guardada en el Monument cía, los disturbios en Birmingham en mayo de 1963, el grito de Valley de Utah, o del Mount Rushmore National Memorial de atención de los estudiantes que iniciaron las sentadas de Keystone que había puesto para siempre en las montañas a sus Greensboro en la tienda Woolworth de esa ciudad, el domingo presidentes, pero esas proezas acabarían en el desolado mensangriento de Selma, Alabama, en marzo de 1965, donde se ensaje de las obras de Edward Ruscha, como en esa Gasolinera sañaron con los manifestantes, y muchos otros episodios brufantasma de 2011 que evocaba la serigrafía que hizo cuarenta y tales, jalonan esos años, donde cayeron asesinados también cinco años atrás, en 1966, con el mismo motivo, ahora con el Martin Luther King y Malcolm X.

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 71


66-73 Higinio USA:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 19:04 Página 72

cultura

vicio de la tópica carretera 66 que llevaba a Los Ángeles, como si fueran las fuentes de la libertad y la prosperidad que alimentaban el sueño americano, pese a que Ruscha rechazaba el interés político o la exigencia de otra vida. También el activo CPLY empezó a publicar a finales de los años sesenta unos libros de artista agrupados en carpetas denominadas Shit Must Stop, (La mierda debe terminar), donde participaron Oldenburg, Duchamp, Man Ray, Lichtenstein y Lenore Knaster (Lee Lozano), entre otros, evitando deliberadamente a las galerías de arte, algo que también hizo en los setenta Ida Standard Station. Edward Ruscha (1966) Applebroog con sus propios libros de artista. La soleada California de los automóviles descacolor de la vida perdido, cuando ya los signos de la decadencia potables, de las estrellas de cine, de los jóvenes sanos y felices empezaban a inquietar a los Estados Unidos. que jugaban en las playas, y esos limpios escaparates neoyorDe hecho, en las nuevas corrientes artísticas todo servía y el quinos de las serigrafías de Richard Estes a principios de los pop integró procedimientos comerciales y objetos de la socieaños setenta, es el fotorrealismo de un mundo deslumbrante dad consumista. Johns, como hizo Warhol con la sopa Campdonde el consumo está al alcance de la mano, pero donde falbell, utilizó la lata de café Savarin como motivo de una litogratan las personas: es limpio, delicado, ordenado, tranquilo, con fía, que después repitió. Otros, como Willem de Kooning, sin la luz y el brillo de la prosperidad. Todo parecía funcionar bien, abandonar el expresionismo abstracto, trabajaban con las nueaunque Arthur Miller había mostrado la tristeza y la mentira del vas técnicas del arte gráfico, mientras Lichtenstein pasaba de mundo en que vivía su viajante y hasta Marilyn Monroe suesa escuela de Nueva York a pintar imágenes de historietas y cumbía en el oleaje furioso del exhibicionismo y la falsificacómics ya publicados. Después, con la llegada del minimalisción, mientras la guerra de Vietnam empezaba a generar mo y el arte conceptual, desaparece incluso inquietud y rechazo militante: llevó a Rosenla categoría de pintura o escultura, como quist a crear una serigrafía de más de veintiEl arte pop era un gran hizo Al Taylor, quien creó series basándose cinco metros de larga, en plafones, mostranen las manchas de la orina de perro en pa- recipiente donde cabía do el caza bombardero estadounidense que pel de periódicos. Por su parte, Artsch- cualquier cosa de una cultura asolaba Vietnam. La obra, F-111, de 1974, wanger fue un solitario, sin adscripción ar- convertida en mercancía tenía los colores brillantes del pop y la fuerza tística, haciendo no se sabe si muebles o y el impacto del universo publicitario mosesculturas honrando una poética de lo inútrando paradójicamente el horror de la guetil, como si hiciera un guiño involuntario a Oscar Wilde. rra, la ferocidad del Pentágono y la complicidad de los medios Pese a los aires de libertad que arrastraba el pop, no se exprede comunicación. Después, otros, como Judd, participaron en saba ningún rechazo a la marginación de la mujer en el mundo la oposición a la guerra impuesta por Estados Unidos en artístico, ni en museos y galerías, pese a la importancia del Oriente Medio y ayudaron a campañas como la de Art for a Numovimiento feminista en otros sectores sociales. Y los negros clear Weapons Freeze, para reducir los arsenales nucleares, iniestaban ausentes, porque el arte era un reino de blancos. Hasta ciativa que también apoyó Rosenquist. CPLY, que siempre fue la llegada del colectivo anónimo de Guerrilla Girls a mediados de izquierda, realizó obras explícitas contra la intervención de los años ochenta no se interroga a quienes gobiernan las norteamericana en Vietnam; como Chris Burden, en cuya obra instituciones artísticas por la constante postergación de la muThe Other Vietnam Memorial, de 1991, grabó en placas de cobre jer: por eso, el grupo utilizará el célebre óleo de la odalisca de anodizado los nombres de cuatro mil vietnamitas para recorIngres poniéndole una máscara de gorila de la que parece surdar a los más de tres millones de personas asesinadas por las gir la pregunta que no se puede obviar: “¿Las mujeres tienen tropas norteamericanas durante la guerra de Vietnam, para que estar desnudas para entrar al Metropolitan Museum?” enfrentarlo al memorial con el gigantesco muro de granito neRuscha publicó a su cargo dieciséis “libros de artista”, que gro con que Estados Unidos honra en Washington a sus 58.220 empezó vendiendo por unos pocos dólares: el primero se llamó soldados caídos en el sudeste asiático, porque los muertos vietVeintiséis gasolineras, y era exactamente eso, estaciones de sernamitas, laosianos o camboyanos no importaban. 72 / El Viejo Topo 401/ junio 2021


66-73 Higinio USA:memoria polo, 6pp copia 18/5/21 19:04 Página 73

cultura

Woman on a Porch. Richard Diebenkorn (1958)

Sello postal disenado por Paul Calle con motivo de la llegada a la Luna

Hoover, McCarthy, el FBI, la CIA y los grandes empresarios, desarrollaron un sistemático plan de destrucción, aislamiento y demolición de la izquierda estadounidense que estaba culminado cuando llegan los años del pop, y la contestación quedó en manos de las minorías raciales, de asociaciones feministas, de los grupos que luchaban descoordinadamente por conquistar derechos parciales, mientras los trabajadores, mayoritariamente blancos, perdieron entidad sindical, fuerza organizada, condenados a la lógica destructiva e inhumana del capitalismo que crearía los desolados suburbios de Detroit, Flint, Baltimore, Washington o Los Ángeles. Treinta años después del arte pop, Emma Amos, descendiente de esclavos, marginada en su doble condición de mujer y negra, utilizó la iconografía de la bandera, como Johns, pero su Stars and Stripes, de 1995, incorporó las barras de la cruz de San Andrés de la Confederación esclavista y puso en el recuadro de las

estrellas una fotografía de tristes niños negros: la acusación del infame pasado y de su persistente marginación. Y los fotograbados de Jenny Holzer de 2006 utilizando páginas de informes del FBI desclasificados pero llenos de tachones oscuros que impiden ver el contenido son una de las expresiones utilizadas por la artista conceptual, que muestran la desazón del país, la omnipresente censura, el abuso de las medidas contra el terrorismo, y la persecución que pone en peligro la libertad. Incluso el recurso de Holzer repartiendo a mano sus impresos, sus obras, por las calles de Nueva York, mostraba la precariedad del arte situado fuera de los límites del sistema y la fragilidad de las voces que se oponen a los dioses del dinero. El sueño americano, que celebraba el desenfado y la alegría del pop, la embriaguez de la música y las imágenes de la televisión, desemboca en los trabajos mal pagados, en el estancamiento y marginación de los suburbios que destilaban ya en los años setenta las páginas casi minimalistas de Carver, mientras los padres ven hoy alejarse la posibilidad de que sus hijos vayan a la universidad, aunque ahora Biden prometa nuevos tiempos. Entre 2008 y 2016, seis mil soldados norteamericanos retirados se suicidaron cada año: eran veteranos de las guerras de Afganistán e Iraq, matarifes y carne de cañón al mismo tiempo; y una tercera parte de todos los que fueron destinados a Oriente Medio desarrollaron enfermedades mentales. La pesada losa de los suicidios, de los asesinatos en el país, que sumados alcanzan cifras de más de ciento veinte mil muertos anuales, de los finados por la droga, parecen traer de nuevo, un siglo después, la sombra de O’Neill y su Mary Tyrone, sustituyendo la morfina por otros opiáceos, en un largo viaje hacia la noche que revela el fin del sueño americano. Cuando, a finales del siglo XX, Philip Roth daba forma en Pastoral americana a su Seymour Levov, personificación de ese anhelo, constataba que el mundo había cambiado por completo, y dejaba a su protagonista llorar en soledad aunque a veces creyese ser feliz. Ese final se expresa también en las obras de Bruce Nauman, y traen la pistola humeante que hizo Vija Celmins (una artista letona, hoy octogenaria, cuya familia abandonó la Letonia soviética para instalarse en la Alemania nazi en 1940, y ocho años después en Estados Unidos) en los años sesenta, sus telarañas y cielos nocturnos. Los rótulos oxidados (Rusty signs) de Ruscha (Dead end; For sale, y Cash for tools, equivalentes a Callejón sin salida, En venta, y Compra de herramientas) son un reflejo y una mirada sobre los nuevos Estados Unidos que temen la decadencia: la joven América conducía en los años sesenta un rutilante Ford Galaxie hacia un mañana lleno de anuncios luminosos de neón, y teme ahora descorrer el velo, mirar detrás de los grandes carteles publicitarios, y ver que no hay futuro para ella n

El Viejo Topo 401/ junio 2021/ 73


74-82 libros401:libros junioOK copia 18/5/21 19:11 Página 74

Libros UNA VIDA DE FASCINACIÓN Y DECADENCIA ALMA MAHLER. UN CARÁCTER APASIONADO Cate Haste Ed. Turner. Madrid, 2020, 423 pp.

Aparece una nueva biografía de un personaje que fascinó a muchos de sus coetáneos, aunque a otros les producía auténtica aversión; que estimuló la creatividad de algunos de los artistas más destacados de su época a costa, seguramente, de soterrar la suya propia; y que ha quedado para la posteridad como emblema de la independencia y símbolo de una época que sucumbió al paso de su misma vida. Fue Alma Mahler, la joven vienesa más hermosa de su tiempo, la mujer que enamoró al atormentado Mahler, que enloqueció al truculento Oskar Kokoschka y compartió huida y exilio con Franz Werfel, un fino poeta y novelista hoy poco frecuentado que, en su momento, superaba en éxito y ventas al mismísimo Stefan Zweig. Hermosísima, dotada de gran talento para la música, caprichosa, seductora, Alma hacía

Alma Mahler

sentir a los hombres con los que hablaba que eran los únicos en el mundo, que su atención era absoluta, y los empujaba hasta los límites de su creatividad. Sus

74 / El Viejo Topo 401 / junio /2021

relaciones eran apasionadas y tormentosas: a veces daban miedo. Su vida fluctuó entre la tragedia –vio morir a tres de sus cuatro hijos y enviudó aún muy joven de Mahler– y la fastuosidad y la opulencia. Tuvo una buena vida, como reconocía antes de morir, a los 86 años, en una Nueva York a la que consiguió adaptarse con soltura, y tenía muy claro de qué enorgullecerse: “Dios me ha permitido conocer las obras de los genios de nuestros tiempos antes de que abandonaran las manos de sus creadores. Y durante el tiempo que me permitieron sostener los estribos de esos jinetes de la luz, mi ser ya recibió justificación y bendición suficiente”, escribió. Es verdad que, a menudo, y quizás más desde la privilegiada perspectiva que da el paso del tiempo, Alma no resulta simpática. Sus constantes cambios de humor, sus poses un tanto exageradas, sus odios y desprecios incluso a sus familiares, y, por supuesto, sus asombrosas opiniones políticas, aderezadas con un antisemitismo muy de la época, la convierten en un personaje incómodo pero, a su vez, ejemplar. La “Grande Veuve” en que se convirtió Alma representa de forma precisa la grandeza de una Europa que declina hasta el estallido definitivo de la Segunda Gurra Mundial: elegante, cosmopolita, culta, devota del genio artístico; y, al tiempo, una Europa que parece no ver el sufrimiento, la injusticia, la pobreza, sobre las que erige su esplendor. Todo ello, de alguna manera, acabará acompasado con el declive de esa dama opulenta, bebedora, radiante y mítica que fue Alma Mahler. La nueva biografía de la escritora e historiadora británica Cate Haste, que presenta Turner, es, seguramente, de las que podemos manejar, la que más nos adentra en la intimidad de la mujer, en sus inquietudes personales, en sus veleidades algo infantiles; la que nos la muestra más débil pero también más

segura, más intensa, más despótica. Nos ofrece detalles recuperados de los diarios de Alma, en los que se nos muestran sus relaciones sexuales con sus parejas, sus gustos extravagantes, la virulencia de su pasión o el hastío de su indiferencia. Alma necesitaba un hombre al que amar, los necesitó durante toda su vida, desde su enamoramiento de Klimt, a su pareja de senectud. Y los hombres a los que enamoró la necesitaron a ella con desesperación. Eran hombres de extraordinario talento que, en algún caso, le dieron prácticamente la vuelta a su vida para no perderla a ella. Es, desde luego, el caso de Mahler. Un hombre maduro, genial, que en principio impone sus condiciones a una joven romántica preñada de aspiraciones. Pero Alma no era solo eso: a la postre, tras su romance con Gropius, doblegó al genio, le sometió y volteó la relación hasta convertir al músico en su idólatra. Murió el compositor y recuperó al arquitecto creador de la Bauhaus, y, mientras Gropius combatía en la Primera Guerra Mundial, se apasionó por Kokoschka, en una relación febril que dejaría al pintor marcado para siempre. Con Werfel disfrutaría del éxito del escritor y sufriría el ascenso del nazismo, la azarosa huida de Austria, el exilio norteamericano. Se rodeó siempre de grandes hombres, quienes, a veces, como Canetti, no la valoraron, pero lo habitual era que se rindieran a sus encantos, a su inteligencia, a su capacidad de seducción. De todo ello da cuenta Cate Haste en esta precisa biografía, escrita con sensibilidad e inteligencia, en la que la autora, como los contemporáneos de Alma, también se deja seducir por la mujer excéntrica, tenaz, libre que fue la hija del pintor Emil Jakob Schindler. Se echa de menos, es cierto, una mayor atención a la época, una mayor perspectiva que permita al lector valorar la importancia de las figuras que Alma trata, la relevancia cultural del momen-


74-82 libros401:libros junioOK copia 18/5/21 19:11 Página 75

Libros to y el lugar en el que se desenvuelve, pues, a pesar de que Haste finalice su trabajo afirmando que “su música es el legado más vivo y duradero que nos ha dejado”, eso no deja de ser una piadosa mentira. De hecho, a su música apenas le

dedica unas líneas. El legado de Alma es otro. Su atractivo, aún hoy, para cualquier lector, no es ese. Alma Mahler mantendrá siempre, sin embargo, el fascinante y decadente encanto, casi mórbido, de una época turbulenta y fascinante,

CONTRA EL NACIONALISMO

tra la hegemonía del nacionalismo en el imaginario social catalán. Comento aquí dos libros, uno en forma de crónica y otro de ensayo, que forman parte de esta batalla. El complot de los desnortados, cuyo subtítulo es Tras la estela del naufragio. Revisión de una etapa política catalana, es un sustancioso diario personal que se inicia en marzo de 2018 y acaba el 11 de noviembre de 2019. Aunque en este tiempo Joan Ferran no estaba a primera línea de la política institucional, sí lo estaba en la trastienda del PSC. Representa la línea de izquierdas más nítidamente no nacionalista en el partido. Su línea política coherente y su libertad de juicio merecen una lectura atenta. El formato de diario es de ligera lectura, en mayor medida teniendo en cuenta que el texto combina reflexiones con anécdotas. Ferran es, de todas maneras, siempre conciso y poco retórico, lo cual es un valor añadido. Pese a no realizar ninguna concesión al discurso nacionalista catalán, el autor combina la claridad de los principios con una exposición no dogmática de los mismos, lo cual convierten a este diario en una lectura obligada para aquellos que, siempre desde la óptica de un socialismo democrático, quieran construir una narrativa alternativa a la del nacionalismo. Bajo el murmullo de los alisios es una novela corta, bien escrita y fácil de leer que tiene una doble pretensión. Por una parte, es un documento de la época que va desde la muerte de Franco hasta la convocatoria de las primeras elecciones –es decir, desde noviembre de 1975 hasta

EL COMPLOT DE LOS DESNORTADOS Joan Ferran Serafini Ed. Hildy. Barcelona, 2019, 250 pp.

BAJO EL MURMULLO DE LOS ALISIOS Joan Ferran Serafini Ed. Hildy, Barcelona, 2020, 120 pp..

Sergio Fidalgo es un periodista y editor que decidió contrarrestar la sistemática propaganda nacionalista que vivimos en Cataluña, tanto desde los medios de comunicación públicos como desde la mayoría de la prensa. Para ello puso en marcha el diario elCatalán.es y la editorial Ediciones Hildy. Voy a comentar dos de las últimas publicaciones, cuyo autor es Joan Ferran. Con una larga trayectoria militante, ya desde el franquismo, en grupos libertarios, Joan Ferran acabó al inicio de la Transición en el PSC, donde ha tenido diversa responsabilidades orgánicas e institucionales. Se hizo famosa su expresión de que TV3 tenía una costra nacionalista, cuando era diputado del Parlament de Catalunya en el 2007. Podemos considerar a Joan Ferran como representante del sector del PSC menos impregnado de influencias nacionalistas. O si se quiere decir de otra manera, más beligerante contra el nacionalismo. En estos momentos se considera simplemente un afiliado del PSC, pero participa activamente en la lucha ideológica con-

trágica y ejemplar que, encarnada en su propia cotidianeidad, podemos revivir ahora gracias a libros como este de Cate Haste.

Antonio García Vila

Joan Ferran

junio de 1977–. Se basa en la experiencia de un joven barcelonés que ha estado en prisión por razones políticas, y que debe ir a Canarias a realizar el servicio militar. Por otra parte, Joan Ferran quiere recoger la tradición del espíritu didáctico que tuvo la llamada “Novela ideal” que llevaron a cabo los anarquistas hará ahora un siglo aproximadamente. Tenía un aire algo folletinesco y pretendía transmitir a las clases populares un mensaje didáctico emancipador. En este caso es la crítica al nacionalismo. Lo original de la historia es que no coge el típico ejemplo vasco o catalán. Lo hace con el canario y con la breve aparición de un grupo armado: la FAG (Fuerzas Armadas Guanches) del MPAIAC (Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario). Una historia interesante, bien contada y que se lee de manera fluida, que no es poco.

Luis Roca

El Viejo Topo 401 / junio 2021 / 75


74-82 libros401:libros junioOK copia 18/5/21 19:11 Página 76

Libros

UN CLÁSICO IMPERECEDERO LA SITUACIÓN DE LA CLASE OBRERA EN INGLATERRA Friedrich Engels Akal, Madrid, 2020. 326 pp.

Para L. S. Lowry (1887-1976), in memoriam et ad honorem

No hay nada que deje indiferente al leer o releer este gran clásico de Engels, la mejor forma de adentrarse en mi opinión, mejor incluso que el Manifiesto o la Crítica al Programa de Gotha, en las inquietudes, categorías, finalidades y propuestas de la tradición marxista. Nada, absolutamente nada. Desde las palabras iniciales de la dedicatoria “A la clase trabajadora de Gran Bretaña”: “A vosotros dedico una obra en la que he intentado poner ante mis conciudadanos alemanes un fiel retrato de vuestra situación, de vuestros sufrimientos y luchas, de vuestras esperanzas y perspectivas. He vivido bastante entre vosotros para conocer algo de vuestra situación; a vuestro conocimiento he dedicado mi mayor esfuerzo; he estudiado, cuando me fue posible, los varios documentos oficiales y no oficiales...”, hasta sus palabras finales “Las clases se separan más claramente, el espíritu de resistencia penetra de más en más en los obreros, el resentimiento crece, la escaramuzas aisladas se transforman en batallas importantes y un pequeño hecho cualquiera será suficiente para poner en movimiento la avalancha. El grito de batalla resonará entonces, ciertamente, por el país, “¡Guerra a los palacios, paz en las cabañas!”, pero será demasiado tarde para que los ricos puedan todavía ponerse en guardia”. La situación clase obrera en Inglaterra

76 / El Viejo Topo 401 / junio /2021

Friedrich Engels

fue escrita por Engels en Barmen, en casa de sus padres, en apenas cinco meses, desde noviembre de 1844 a marzo de 1845. Se editó en Leipzig dos meses después. El autor no había cumplido 25 años. Engels expone así el proceso de elaboración del libro: “Tuve, durante 21 meses, ocasión de conocer de cerca, por observaciones y vinculaciones personales, al proletariado inglés, sus esfuerzos, sus dolores, sus alegrías, y después pude completar lo que había observado mediante el uso de las necesarias fuentes auténticas. Todo aquello que he visto, oído y leído está elaborado en este escrito”. ¿Por qué este libro de juventud, se pregunta Michael Krätke, muy elogiado cuando se publicó por economistas alemanes muy alejados de la tendencia socialista de Engels, sigue despertando tanto interés 175 años después? Me apoyo en el pensador alemán para la respuesta: el análisis de la situación, de las condiciones de vida y de trabajo de la entonces nueva clase obrera, y el análisis del movimiento social y política que fueron capaces de levantar en durísimas, en impensables condiciones, es la columna vertebral del La situación de la

clase obrera... un libro que puede leerse también, en algunos pasajes, como una novela realista, como una novela social. Para Krätke hay tres capítulos clave “que hasta el día de hoy siguen siendo desconocidos y a menudo leídos superficialmente”, y que. sin embargo, contienen, opinión que yo comparto, las afirmaciones teóricas más importantes del libro, afirmaciones que “en absoluto han envejecido”. Los siguientes: “La competencia”, el tercer capítulo, donde Engels, que para el sociólogo y economista alemán es mucho más que un segundo violín, establece por primera vez, antes que Marx, “el carácter singular del moderno trabajo asalariado, las relaciones específicas de la dependencia salarial y la dependencia del mercado laboral, que determinan las condiciones de vida de la clase obrera así como la relación única e históricamente nueva entre los trabajadores asalariados y los capitalistas como clases sociales”. Krätke destaca que el joven Engels presentó aquí, por primera vez, antes que su amigo y compañero, la teoría marxiana del “ejército industrial de reserva”, así como las oscilaciones entre la ocupación, el desempleo y el subem-


74-82 libros401:libros junioOK copia 18/5/21 19:11 Página 77

Libros

pleo en el proceso del ciclo industrial. En el capítulo V, “Consecuencias”, donde cita por extenso al conservador Thomas Carlyle, Engels describe con detalle las consecuencias de las condiciones de vida y de trabajo de los modernos trabajadores para su constitución corporal, su salud, su mortalidad, su desarrollo intelectual y condición moral. Engels “intenta aclarar el carácter social particular de la clase obrera y fundamentar por qué puede surgir de numerosos trabajadores asalariados que compiten entre sí algo así como una clase social, y por qué incluso ese será el caso”. Una de las descripciones engelsianas: “Se da a esta gran masa de obreros habitaciones húmedas, sótanos que desde abajo, o desvanes que desde arriba, no son impermeables. Sus casas están hechas de modo que el aire húmedo no puede ser eliminado. Se les dan trajes pésimos, harapientos o que están por romperse; alimento en malas condiciones y difícilmente digerible. Se expone a esta multitud de pobres a los más bruscos cambios en el trato y a las más violentas vicisitudes de angustias y esperanzas; se la cansa como al salvaje, no se la deja jamás en paz, en el tranquilo goce de la vida. Se le sustraen todos los goces, excepto los del sexo y la bebida; al mismo tiempo, se le debilita diariamente hasta el completo relajamiento de las fuerzas físicas y, en consecuencia, se excita de continuo hasta el más desenfre-

nado exceso en los dos únicos placeres que le restan. Y si todo esto no fuera bastante, después de hacerlo soportado cae víctima de una crisis de desocupación, en la que le será arrebatado aún lo poco que hasta entonces se le había dejado.” En el VIII capítulo “Movimientos obreros”, Engels explica cómo y por qué los nuevos trabajadores asalariados tienen un papel muy diferente en la vida pública y la política al de las clases subalternas hasta entonces. Se aborda aquí un análisis del movimiento que habría de llegar a ser el movimiento social más importante del XIX. Marx cita en siete u ocho ocasiones este clásico engelsiano en el primer libro de El Capital. En la nota 48 (capítulo VIII, “La jornada del trabajo”) comenta: “Sólo de vez en cuando me refiero al período que va desde el comienzo de la gran industria en Inglaterra hasta 1845, y remito al lector a Die Lage der arbeitenden Klasse in England de Friedrich Engels”. En la nota 190 (capítulo XIII: “Maquinaria y gran industria”) recuerda este pasaje de Die Lage: “La esclavitud en la que la burguesía ha encadenado al proletariado se manifiesta más claramente que en ninguna otra parte en el sistema fabril. En este punto toda libertad concluye jurídica y fácticamente. El obrero tiene que estar en la fábrica a las 5 y media de la mañana; si llega con un par de minutos de retraso se le castiga; si llega con 10 minutos de retraso no se le

deja siquiera entrar hasta después del desayuno, y pierde un cuarto de jornada de salario. Tiene que comer, beber y dormir a la voz de mando… La campana despótica lo arranca de la cama y lo arranca de la mesa en el desayuno y en el almuerzo. ¿Y cómo son las cosas ya en la fábrica? En ella el fabricante es legislador absoluto… Estos trabajadores están condenados a vivir bajo la férula espiritual y corporal desde el noveno año de vida hasta la muerte”. “Engels es un gigante del siglo XIX”, señaló el profesor Manuel Monleón Pradas el año del bicentenario. Tiene razón, lo es, aunque en ocasiones lo hayamos situado (injustamente) en un segundo plano. Poco antes de publicar el primer libro de El Capital, Marx lo expresó así: “Volver a leer tu escrito me ha hecho notar con pesar cómo envejecemos. ¡De qué manera más fresca, apasionada, valientemente anticipatoria, sin reparos académicos, está tratado el tema! Y la ilusión misma de que mañana o pasado la historia pueda alumbrar el resultado… Todo ello le confiere calidez y un humor lleno de vitalidad” (carta a Engels, 9/04/1867). Tenía razón el compañero de Jenny von Westphalen. La mejor manera de introducirse en la obra de este gigante del pensamiento y la acción política.

Salvador López Arnal

El Viejo Topo 401 / junio 2021 / 77


74-82 libros401:libros junioOK copia 18/5/21 19:11 Página 78

Libros

CAPITALISMO, CAMBIO CLIMÁTICO, CORONAVIRUS Y… ¡REVOLUCIÓN! EL MURCIÉLAGO Y EL CAPITAL. CORONAVIRUS, CAMBIO CLIMÁTICO Y GUERRA SOCIAL

Andreas Malm Ed. Errata Naturae. Madrid, 2020, 256 pp.

El libro que nos ocupa me parece de lectura imprescindible si lo que queremos es ser capaces de insertar la pandemia del COVID-19 en lo que se ha llamado el Capitaloceno, es decir, el medio ambiente que ha generado el capitalismo. Es un libro militante pero no propagandista. El autor, Andreas Malm, es un periodista y escritor sueco que, aparte de ser activista, sabe muy bien de lo que habla. El libro está dividido en tres partes que dan un conjunto bien estructurado. Empieza con “Coronavirus y cambio climático”, que es la problematización inicial. Continúa con “Una emergencia crónica”, que viene a ser el diagnóstico radical de la enfermedad que padecemos. Concluye con “Comunismo de guerra”, que sería el contundente remedio que nos propone para curarnos nosotros curando el planeta. La primera parte nos interpela con una pregunta incómoda: ¿Por qué ningún gobierno ha sido capaz de poner en marcha, con relación al cambio climático, ni una mínima parte de los medios que han puesto en juego para frenar la pandemia? Malm desmonta las justificaciones ideológicas con argumentos contundentes, siempre para poner de manifiesto que enfrentarse seriamente al cambio climático significaría desmantelar el capitalismo, mientras que las medidas contra la pandemia son

78 El Viejo Topo 401 / junio /2021

coyunturales y actúan contra un acontecimiento disruptivo que afecta, además, a las clases altas y medias de los países ricos. La segunda parte del ensayo entra de lleno en el problema del cambio climático, señalando el capitalismo como su causa y situando la pandemia del COVID-19 como una de sus manifestaciones. Las infecciones zoonóticas, que son las que cruzan las especies animales, se producen cuando se desmantela el hábitat de la fauna salvaje. Es preciso y riguroso el análisis del autor sobre el intercambio ecológicamente desigual y patológico, con multitud de ejemplos significativos. Todo ello nos lleva a la formulación de un capital parasitario y devastador, con una dialéctica del desastre que nos lleva a un escenario presente y futuro cada vez más inquietante. La tercera parte es, evidentemente, la más difícil y arriesgada, porque en ella debe apuntar una solución. Andreas Malm lo hace sin medias tintas y con un título provocador, ya que para reivindicar hoy el comunismo y además “de guerra”. hay que tenerlo claro y, además, ser muy valiente. Descarta, de entrada, el anarquismo como planteamiento, que es el que está de moda en los movimientos antisistema. El Estado, insiste Andreas, es necesario e imprescindible porque es el único que puede tomar las medidas para detener esta deriva suicida que al final será irreversible y nos hundirá a todos. Hacen falta acciones coordinadas a nivel mundial y la voluntad política para hacerlo, enfrentándose, eso sí, a las grandes multinacionales y acabando con lo que llama “el imperialismo ilimitado”. Respecto a la socialdemocracia señala su incapacidad histórica para enfrentarse a las élites económicas y las concesiones que siempre ha hecho al sistema. Pero no deja de reconocer la importancia de acciones como la de Lula en Brasil para parar la devas-

Andreas Malm

tación de la selva amazónica. O las esperanzas de que puedan aparecer líderes como Bernie Sanders o Jeremy Corbin en sus filas. Muy interesante, me parece, sus reflexiones sobre el “comunismo de guerra” después de la revolución de octubre. Pero, sobre todo, es muy importante su esfuerzo por actualizar un “leninismo ecológico” aprendiendo de los errores del pasado. Un libro, en definitiva, que me parece un material muy valioso para una izquierda que quiera ser radical (en el mejor sentido de la palabra: “ir a la raíz”) y que al mismo tiempo sea capaz de entender bien lo que nos está ocurriendo. No obstante, cuestiono un concepto que utiliza, el de “Estado burgués”, ya que, a mi criterio, debe verse el Estado con una ambivalencia que esta nominación oscurece. Sería más crítico que él con la tradición comunista y menos con la socialista, y me parece que falta un análisis del paso del viejo imperialismo al neoliberalismo. Pero todo esto son elementos de discusión y matices que en ningún sentido ensombrecen su lúcido trabajo de análisis y sus coherentes propuestas. No hay otra salida, nos dice, que la revolucionaria. Puede parecer utópica ¿Pero no es más utópico pensar que el capitalismo será capaz de resolver esta última crisis a la que nos aboca?

Luis Roca


74-82 libros401:libros junioOK copia 18/5/21 19:11 Página 79

Libros

VIDA Y OBRA DE UN GRAN CIENTÍFICO CONSERVADOR PLANCK. GUIADO POR UNA VISIÓN, ROTO POR LA GUERRA

Brandon R. Brown Trad. De Josep Sarret. Biblioteca Buridán, Barcelona 2021. 315 pp..

Planck. Guiado por una visión, roto por la guerra es una biografía –no unidimensional, sino científica, política, histórica, humana– apta para todos los públicos. Nadie está obligado a “saber geometría” para saborearla y disfrutarla. Nadie mejor que Einstein para explicar la grandeza de Max Planck. Lo hizo así en 1932: “Si un ángel bajase del cielo y expulsara del templo a todos los científicos pertenecientes a las categorías que he mencionado [científicos para los que la ciencia les ofrece la oportunidad de demostrar sus talentos, científicos que esperan obtener una buena rentabilidad], me temo que el templo quedaría casi vacío. Pero quedarían en él unos cuantos devotos, algunos del pasado y otros de nuestro tiempo. Uno de estos últimos sería nuestro Planck. Y es por esto que le admiramos y queremos”. Una ilustración de su filosofía de la ciencia: en 1925, en la URSS, ante una audiencia de unas 1.500 personas, comentó: “Pese a la divergencia de sus intereses, no hay lazo que una más directa y armoniosamente a los diferentes países de la tierra que la ciencia”. Unas pocas ideas para recomendar una lectura que no exige conocimientos físicos previos (está al alcance todos, como decía) y que a bien seguro no les decepcionará: En el prefacio se nos dan algunas claves: “Lo que viene a continuación es mi

intento de descubrir a este gran físico alemán y de compartir el resultado de mi investigación no solo con los científicos sino con cualquier lector interesado, ya que todos estamos inmersos por igual, desde todas las direcciones, en el resplandor que emite su ley”, una ley que describe la radiación electromagnética emitida por un cuerpo negro en equilibrio térmico en una temperatura definida, resultado pionero de la física moderna y la teoría cuántica. En 1964, Robert Woodrow Wilson y Arno Penzias hicieron un descubrimiento esencial por el que acabarían obteniendo el Premio Nobel de Física: la señal de microondas que habían detectado era un resplandor débil pero muy real que procedía de manera uniforme del universo. Posteriormente se comprobó que aquel “fondo cósmico de microondas” se adecuaba perfectamente a una

Max Planck

ecuación física que databa de 1900 [“tenía solamente el estatus de una ley revelada por una intuición afortunada… el mismo día en que formulé esta ley, empecé a dedicarme a la tarea de dotarla de

un verdadero significado físico”]. Fue entonces cuando Max Planck, “un caballero prusiano el siglo XIX entrando en un siglo XX completamente nuevo”, describió la radiación natural emitida por cualquier objeto a cualquier temperatura “ya fuese una estrella muy brillante, una moneda de níquel en el bolsillo de alguien o –como en el caso de la señal de fondo del universo– un débil resplandor crepuscular del Big Bang” (p. xii). Sobre la importancia de ese descubrimiento (“al igual que Kepler tenía una habilidad asombrosa para ver la forma matemática en unos confusos datos planetarios, Planck la tenía para verla en las curvas de la radiación del cuerpo negro”), Einstein señaló que se convirtió “en la base de toda la investigación física en el siglo XX y ha condicionado casi por entero su desarrollo desde entonces.” Sin el descubrimiento de Planck, que no tenía en 1900 la ventaja de comprender cuál era la verdadera naturaleza de la luz (fotones) y de toda la radiación electromagnética, “no habría sido posible establecer una teoría viable de los átomos y las moléculas, y de los procesos energéticos que rigen sus transformaciones”. La humanidad tiene actualmente una trompetilla cósmica en órbita, el satélite Planck (a quien por cierto no le interesaba mucho la astronomía), en su recuerdo, en su honor, que da una vuelta completa cada minuto y escucha más claramente estas señales de baja frecuencia del universo (la misión se ha encontrado con algunas sorpresas; por ejemplo, la bola de fuego primordial no fue simétrica). Son sin duda controvertidas las posiciones políticas conservadoras (o muy conservadoras) de Planck. Una descripción de su posición política durante la República de Weimar: “Durante los años de Weimar, Planck perteneció al Deutsche Volkspartei (el Partido Popular Alemán), un partido de centro derecha que

El Viejo Topo 401 / junio 2021 / 79


74-82 libros401:libros junioOK copia 18/5/21 19:11 Página 80

Libros

simpatizaba con las empresas industriales y que añoraba los días de la monarquía. Si bien el programa del partido incluía nociones de igualdad para las mujeres y derechos laborales, también secundaba una postura militar agresiva”. Nunca aceptó este gran científico conservador la República de Weimar (era más bien un monárquico que un liberal moderno). Más aún, en algunas ocasiones rechazó abiertamente la noción de democracia. Diez años después de la subida de Hitler al poder, sintetizó el ascenso del Tercer Reich en una carta a su amigo Von Laue en los siguientes términos: “El mal fundamental consiste, en mi opinión, en el advenimiento de las masas. De hecho, creo que el derecho general a votar (¡para los mayores de veinte años!) es un error fundamental.” Para su biógrafo, “una especie de pragmatismo sombrío guio las acciones de Planck durante los años del nazismo” (p. 190). Efectivamente, sombrío, muy sombrío. De uno de los dramas humanos que acompañaron a este gran físico, el asesinato de su hijo Erwin, estas palabras nos sirven de ayuda: “Cuando Max Planck tuvo conocimiento del veredicto de su hijo [Erwin Planck, condenado a muerte por intento de asesinato del dictador, véase la fotografía de la p. 4], dirigió una carta a Adolf Hitler [también escribió a Heinrich Himmler]”. La escribió con un respeto tranquilo y con la precisión de un cirujano, pero sabiendo expresar su conmoción. “Y el hombre de la física regateaba de este modo: si, como usted dice, soy un tesoro nacional, muestre misericordia. Retribuya el trabajo de toda una

vida por la patria de un hombre de 87 años de edad perdonándole la vida a mi hijo”. Hitler, que hacía muy poco había felicitado a Planck en su 85 aniversario, no mostró ninguna misericordia. Erwin fue ahorcado. La biografía de Brown, además, no es solo una excelente aproximación a la vida y obra de Planck sino a muchos momentos de la vida y las aportaciones de un gran amigo suyo, Albert Einstein, con el que también tuvo puntos de desacuerdo y marcadas distancias políticas en muchos momentos. En unas palabras que le dedicó tras su fallecimiento, Einstein señaló: “Incluso en estos tiempos [1948], cuando las pasiones políticas y la fuerza bruta cuelgan como espadas sobre las angustiadas cabezas de los hombres, se ha mantenido en alto e intacto el criterio de la búsqueda de la verdad. Dicho ideal, el lazo que siempre ha unido a los científicos en todo tiempo y lugar, se realizó con singular plenitud en la persona de Max Planck”. Este, por su parte, tras el experimento confirmador de la teoría de la relatividad general de Arthur Eddington de 1919, escribió a su amigo en los siguientes términos: “Querido colega, No sé cuándo tendré de nuevo la oportunidad de hablar tranquilamente contigo, pero lo que sí sé es que no puedo esperar más para decirte lo profunda y sinceramente satisfecho que he estado al enterarme de la noticia contenida en el telegrama de Lorentz. La unión intuitiva entre lo hermoso, lo verdadero y lo real ha demostrado una vez más su operatividad. Tú ya has dicho muchas veces que personalmente nunca has dudado del resultado, pero de todos modos creo que

es muy beneficioso que ahora este hecho haya quedado indudablemente establecido por otros… Mientras, recibe los más cordiales saludos de tu devoto servidor”. Otro comentario de Planck, Brown cierra el libro con ellas, escrito poco antes de la subida de Hitler al poder y del exilio de Einstein, corroboran esa filosofía de la ciencia (y del científico) de Planck: “Es precisamente este esfuerzo por seguir avanzando lo que nos aporta los frutos que no dejan de caer en nuestras manos, y que son la prueba inequívoca de que estamos en el buen camino y que estamos cada vez más cerca del final de nuestro viaje. Pero el verdadero final de viaje nunca será alcanzando, porque siempre es esa luz inalcanzable que brilla en la distancia. No es la posesión de la verdad, sino el éxito que espera a quien la busca lo que le enriquece y le aporta felicidad”. Conviene prestar también atención a la figura de Boltzman, “aunque no fueron en absoluto buenos amigos o colegas cercanos”. También a la relación de Planck con Lisa Meitner. Algunos comentarios político-históricos de Brown exigen mil matices. El de la página 246, por ejemplo, dedicado a las prácticas del Ejército Rojo durante la ocupación de Alemania. El autor abre su libro con una dedicatoria: “Al escritor que me dijo: Cíñase a la física y escriba desde allí”. Afortunadamente, Brown no ha seguido el consejo al pie de la letra en este libro. La traducción es Josep Sarret Grau, el director de la Biblioteca Buridán. Garantía total.

TOPO EXPRESS

Cada día un artículo visítanos en elviejotopo.com

80 El Viejo Topo 401 / junio /2021

Salvador López Arnal


74-82 libros401:libros junioOK copia 18/5/21 19:11 Página 81

Libros

EN LA SENDA DE AKAL (III)

do del libro y se adentren en la lectura de este volumen para descubrir la ironía, la fantasía, el sentido del humor y la hipérbole con que Berlioz viste las costumbres musicales de la época y el trasfondo musical. Quedará seducido por una narración literario-musical que va más allá de un distorsionado testimonio de época. La edición es elegante pero menos lujosa y más imperfecta de lo que caracteriza al sello madrileño. Por ejemplo, falta un índice onomástico, algo injustificable en obras con la proyección y el carácter de consulta como la presente.

LAS TERTULIAS DE LA ORQUESTA

Hector Berlioz Edición crítica de Enrique García Revilla. Ediciones Akal. Madrid, 2015. 317 pp. LA MÚSICA EN EL SIGLO XVIII

John Rice Ediciones Akal. Madrid, 2019. 349 págs.

El catálogo del sello madrileño Akal, uno de los más prestigiosos dentro del ámbito musical español, sigue creciendo año a año con novedades. Por ejemplo, a finales de 2020 llegó la traducción al español de la modélica monografía que el musicólogo italiano Julian Budden –también gran especialista en Verdi– dedicó a Puccini y sobre la que dentro de unos meses publicaré la reseña pertinente en estas mismas páginas. Pero Puccini no es el único compositor sin apenas bibliografía en la lengua de Cervantes que en los últimos años ha visto acrecentar el número de referencias. En este sentido, cabe citar la edición crítica de Las tertulias de la orquesta (Les soirées de l’orchestre, revisión de 1854) de Hector Berlioz a cargo del especialista y músico Enrique García Revilla, autor también de La estética de Hector Berlioz a través de sus textos (PUV, 2013). Puede decirse que él ha aportado más al panorama editorial español en torno al compositor en los últimos tres años que el mercado en general en los tres últimos lustros (bicentenario del compositor incluido). Por otro lado hay que agradecer que empresas de la estructura de Akal últimamente apuesten por la autoría nacional en vez de abundar en traducciones –no menos necesarias también. Lo ofrecido, aunque no sea un libro de autor, es una traduc-

Siglo XVIII

ción y adaptación que cubre un hueco significativo, casi inédito. Recuerde el lector que algunas de estas veladas aparecieron en el recopilatorio de textos (Viaje musical por Alemania e Italia, El director de orquesta y su arte, etc.) que Victoria Llort Llopart confeccionó para la Editorial Tizona en 2005. Pero lo editado aquí tiene el carácter de integral de los textos que el compositor publicó en el Journal des débats, en la Revue et gazette musicale y en Voyage musical en Allemagne et en Italie. La labor de García Revilla es muy explícita en las notas a pie de página que configuran una guía de comprensión y matiz de las intenciones berliozianas. Lo expuesto por él en la introducción ya valdría como reseña por la claridad y síntesis de los ejes del contenido y su tratamiento. Por ello, más allá de los posibles detalles a exponer, lo importante es que el bibliófilo y el melómano tomen parti-

Por otro lado, en los dos últimos años Akal ha publicado la traducción de una nueva colección sobre la historia de la música repartida en seis volúmenes que llega hasta el siglo XXI. Lo hace con la calidad, elegancia y estilo idiosincráticos de este sello que tanto ha contribuido a dotar de una bibliografía de calidad al panorama musical español. Es decir, cubiertas con solapas, papel satinado, un grafismo cómodo de leer y la inclusión de ilustraciones y extractos de partituras. Su línea es claramente útil como complemento académico u obra de introducción en la materia, la profundidad en la cual reside la interrelación de campos de conocimiento tanto en el detalle como en lo genérico. En parte, para ofrecer un contexto que pretende realzar las relaciones entre campos y disciplinas como la historia, la sociología, la estética musical y el análisis formal consiguiendo una diseminación de repertorios y centros musicales. En este caso, del

El Viejo Topo 401 / junio 2021 /81


74-82 libros401:libros junioOK copia 18/5/21 19:11 Página 82

Libros

periodo comprendido entre 1715 y 1815. Un glosario y un índice onomástico cierran este volumen dedicado al siglo XVIII que John Rice ha dividido en diecisiete capítulos rematados cada uno por un breve resumen u observación siguiendo la metodología aplicada a toda la colección. Traducido con la profesionalidad que caracteriza a Juan González-Castelao y como toda la serie, se dirige a un público diverso que va desde el melómano hasta el músico profesional. Plantea una historia evolutiva que construye una faceta paritativa en las convivencias e interrelaciones de estilos, personajes, tendencias, centros musicales y obras reuniendo un poco de todo, lejos de la matriz positivista tradicional y con una aplicación metodológica que mezcla el enfoque diacrónico –el basado en una continuidad cronológica– con el sincrónico –basado en el contexto–. Confiere algunos puntos sugerentes como las prácticas sociales; es decir, no se limita únicamente a los objetos y agentes sonoros sino también a los actos que los motivan. Con la habilidad para enlazar ideas, Rice demuestra tener un instinto eminentemente pedagógico y su redacción consigue exponer con notable agilidad los ejes discursivos integrando un imponente aparato documental. Por ejemplo, el hecho de tomar como eje nodular la contraposición y coexistencia entre el estilo erudito y el estilo galante (desde el capítulo 2); la importancia del esclavismo en el desarrollo económico y musical; y la diversificación de los núcleos geográficos con que otorga significativos oasis dedicados al Nuevo Mundo, Rusia y Praga. Además, trata elementos concretos en lo general y a la inversa: el marco teórico en el análisis musical, y el hecho histórico en la importancia de las obras. Este último punto queda ejemplificado con la acertada selección de unas

82 El Viejo Topo 401 / junio /2021

pocas composiciones para ser desgranadas con un análisis morfológico musical conciso pero serio, bajo criterios que no responden a la fama sino al valor compositivo dentro de los contextos históricos, formales y de evolución de géneros. Lo ejemplifican un amplio abanico de composiciones desconocidas por el gran público como las sonatas de Anna Bonn, la Missa Pastoral de Vanhal, la Missa Sancti Francisci de Michael Haydn, las ópera-comique Le diable a quatre de Sedaine y Tom Jones de Philidor o la ópera-ballad Love in a village de Arne. De este modo también introduce algunas obras con relación a su recepción localizada, como La buona figluola de Piccini y Il barbiere de Siviglia de Paisiello en Rusia. Incluso comentando obras ineludibles como la Sinfonia “Heroica” de Beethoven aporta datos y una perspectiva sugerente (páginas 37 y 300-302). También lo hace con personalidades como Ludwig Dülon en Londres, Johann Friederich Peter en los asentamientos moravos en Pensilvania; mecenas y compositores como Joseph Bulogne y su Concierto para violín Opus 3 número 1; al tiempo que la actualización de informaciones vinculadas a posibles autorías e intérpretes que encargaron y estrenaron obras. Un ejemplo es la referencia al Concierto para piano y orquesta núm.9 K. 271 de Mozart (pág. 141). Con todo ello crea un relato riguroso que evita muchos lugares comunes y busca trazos característicos sin abandonar un horizonte razonado y aleccionador con oportunas referencias que enlazan datos de los capítulos. A diferencia de otros volúmenes de la colección, hay menos síntesis de procesos históricos, incisos científicos e influencias filosóficas. También rebaja el monopolio del protagonismo por parte de Haydn, Mozart y Beethoven tan frecuente en compendios parecidos. Incluye pinceladas de musicología urbana, etnomusicología y

de musicología feminista (Caterina Gabrielli, Therese Jansen). En este último caso, olvida compositoras concretas como Marianna Martines. Como es habitual en iniciativas similares hay diferentes aspectos excesivamente reducidos y flojos como la ausencia de la zarzuela novecentista, la tonadilla escénica y la ópera en España en general. Tampoco lo compensan las pocas líneas dedicadas a Boccherini, demasiado centradas en su faceta como impulsor de ediciones musicales más que como músico de la corte española o como padre del cuarteto de cuerda. Igualmente se echa en falta una aproximación al desarrollo de la música programática –a pesar de la cita a las sinfonías de von Dittersdorf en la página 308–; los artefactos técnico musicales que dieron origen a recursos escénicos y a la evolución instrumental; al basso alberti; así como a la etapa napoleónica y revolucionaria con el uso político de la música y composiciones concretas de Le Sueur y Spontini. Al abordar la Pastoral olvida referirse al clarísimo precedente de la sinfonía que Julius Heinrich Knecht publicó en 1785, también en cinco movimientos con una tormenta y un canto de acción de gracias y que Beethoven conoció con toda seguridad. En conjunto, se trata de un acercamiento al siglo XVIII en una discurso muy bien trabajado, pedagógico y metodológicamente acertado que, a pesar de las diferentes lagunas mencionadas, se presenta como uno de los mejores volúmenes de la serie junto con el dedicado a los siglos XX y XXI. La agudeza de su enfoque lo convierte en una lectura que entusiasma en algunos capítulos y resulta altamente enriquecedora en otros, manteniendo los ejes de transversalidad, novedad y abertura hermenéutica bajo los cuales Akal está lanzando esta colección en seis volúmenes.


Profile for elviejotopo

El Viejo Topo | Número 401 | Junio de 2021  

Número 401 de junio de 2021. La portada de Abel Moriarty. Con artículos de Xulio Ríos, Carlo Formenti, Félix Población, Yesurún Moreno, Tomá...

El Viejo Topo | Número 401 | Junio de 2021  

Número 401 de junio de 2021. La portada de Abel Moriarty. Con artículos de Xulio Ríos, Carlo Formenti, Félix Población, Yesurún Moreno, Tomá...

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded