__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

M. ARQ.

PSJ.

O LUGO EDUARD

LAGUNA

FABUAP 2013 DOCTORADO EN PROCESOS TERRITORIALES


A:

PRESENT

J. EDU

PS M. ARQ.

GUNA

GO LA ARDO LU

DRA. GU

DIRECTO

ADALUP

ASESORES:

RA DE T

DRA. BLANCA ROSA TÉLLEZ MORALES DRA. MA. DE LOURDES FLORES LUCERO DR. JUAN MANUEL MÁRQUEZ MURAD DR. MICHEL GUENET

DISEÑO GRAFICO E ILUSTRACION L. D. G. GABRIELA CARRILLO URCID

ESIS:

E MARIA

MILIAN

AVILA


FACULTAD DE ARQUITECTURA_BUAP DOCTORADO EN PROCESOS TERRITORIALES 2013

Nuevo paradigma para la planeacion y diseno de los espacios publicos


3ª Lugar en la categoría Mejor Investigación 5º Premio UNICEF “Los Derechos de los Niños y los Adolescentes en México” “Los derechos de  la  niñez  y  la  adolescencia  en  México” 30 de Abril del 2013 Convocatoria Categoría Mejor Investigación

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México y su Consejo Consultivo convocan a investigadores, académicos, estudiantes de nivel superior y posgrado y personas especializadas en temas de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en  México  a  participar  en  el  5º.  Premio  UNICEF  “Los  derechos  de  la niñez  y  la  adolescencia  en  México”.

Esta convocatoria busca reconocer los mejores trabajos de investigación desarrollados en el país, que tengan como objetivo comprender, analizar y evaluar el cumplimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en México, así como aquellos que incluyan propuestas de acción (políticas y programas) para mejorar y/o ampliar el ejercicio de los derechos de la infancia.

Para tal efecto, UNICEF México y su Consejo Consultivo han reunido a un grupo de especialistas en materia de derechos de la niñez quienes integrarán el Jurado Calificador que evaluará los trabajos participantes tomando en consideración las siguientes: BASES

1.- Los trabajos  de  investigación  sometidos  al  5°  Premio  UNICEF  “Los  derechos  de la   niñez   y   la   adolescencia   en   México”   deberán   incluir   análisis   y   aportaciones relevantes sobre las distintas dimensiones de los derechos de la niñez y la adolescencia, así como su grado de cumplimiento en México, teniendo como base la Convención sobre los Derechos del Niño.

2.- Los investigadores, académicos, estudiantes de nivel superior y posgrado, así como personas especializadas en temas de derechos de los niños, niñas y adolescentes en México que postulen trabajos en esta categoría deberán ser residentes en el país, y sus trabajos haber sido elaborados, divulgados y/o publicados a partir del 1º de enero de 2010 y hasta la fecha de cierre de la convocatoria.

3


Esta tesis fue realizada con el apoyo del Consejo de Ciencia y TecnologĂ­a del Estado de Puebla. Becas Tesis 2013


La tesis recibió una beca del Cuerpo Académico CA BUAP 118 Red Promep 103.5, dentro de cuyo marco se realizó la investigación.


RESUMEN

ABSTRACT

La globalización, la inseguridad, el consumismo, el individualismo, la hiperactividad familiar, la situación económica, los nuevos medios de comunicación y entretenimiento, entre muchos otros factores, han producido cambios sociales y espaciales, pero sobre todo, cambios en las actividades, hábitos y costumbres de los niños que se expresan en el abandono del espacio abierto para el juego.

Globalization, insecurity, consumption, individualism, family hyperactivity, economic restrictions, mass media, among other factors, have produced social and spatial changes in cities, but above all, modifications in children and family habits, customs and activities which have produced the abandonment of neighborhood open spaces. As a result, actual urban children have new and different needs, they don’t play outdoors, have no contact with nature; socializing in neighborhood open spaces is rare, along with obesity problems associated with inappropriate food habits and sedentarism. These phenomena have negative impacts in child’s development process, as individuals and also as family members and citizens.

Por ello, los niños urbanos de hoy tienen nuevas necesidades, ya no juegan en el espacio abierto, no tienen contacto con la naturaleza, cada vez socializan menos en espacios públicos de su vecindario y los malos hábitos alimenticios y de sedentarismo generan problemas de salud como la obesidad. Esto tiene impactos negativos en su proceso de desarrollo individual pero también como miembros de una familia y como ciudadanos.

This research project focus on children’s open space play activities and spaces; it points out that despite all previously described issues and the Convention of the Children’s Rights, which establishes the child right to play (that Mexico has adopted) government agencies and society in general are not aware of the impact that the absence of play would have on society and citizenship construction processes.

El presente trabajo de investigación aborda el problema del juego infantil en el espacio público abierto, señalando que a pesar de que existe esta problemática y que está ha sido considerada en la definición de los derechos de los niños, entre ellos el derecho al juego, el tema del juego y el espacio público no es visto por instituciones y sociedad en su impacto para la construcción de la sociedad y ciudadanía.

The main goal is to develop a strategy for planning, management and design of neighborhood playable open spaces, that integrates children’s needs and rights, avant-garde design paradigms and research findings which had defined the relevance that play in neighborhood spaces have to achieve a better child and community life quality.

De esta forma, la investigación tiene como objetivo formular una estrategia para la gestión, planeación y diseño de espacios urbanos para el juego infantil que articule las necesidades derivadas del desarrollo infantil, los paradigmas de vanguardia para el diseño de espacios para niños utilizando los postulados de la Convención de los Derechos de la Infancia y de otros. instrumentos que señalan la importancia del hábitat y del entorno inmediato a la vivienda como un factor que demanda ser atendido en beneficio de la calidad de vida del niño pero también de toda la comunidad.

This way, neighborhood open spaces as concept acquire new implications, that demand a paradigm switch: from playgrounds to playable spaces; from a limited and simplified point of view to a new one that responds to actual children and society needs and expectations

Con base en las reflexiones del trabajo, el espacio público vecinal como concepto adquiere nuevas implicaciones expresadas en principio en la necesidad de un cambio de paradigma, que permita el paso de una visión limitada y simplificadora a una acorde a las condiciones y necesidades actuales de la sociedad y de la infancia.

6


INDICE

CAPITULO I

Juego y espacio abierto en el desarrollo integral de los niños

CAPITULO III Vanguardia en la planeación y diseño de espacios abiertos para niños

CAPITULO V Una nueva categoría: los espacios jugables vecinales


CAPITULO 0 Introducción

CAPITULO II Derechos de la infancia, un indicador de la sustentabilidad de la ciudad

CAPITULO IV La oferta de espacios públicos para niños en la ciudad: entre el desconocimiento y l privatización

CAPITULO VI Reflexiones finales

I


ÍNDICE 00 INTRODUCCIÓN

10

Estructura Capitular

12

Metodología

14

Notas

17

03 VANGUARDIA EN LA PLANEACIÓN Y DISEÑO DE ESPACIOS ABIERTOS PARA NIÑOS

44

Las dimensiones del espacio público

44

Fases en la evolución del espacio público

45

Los nuevos paradigmas para la planeación y diseño de espacios abiertos

46

18

El caso de Londres, un ejemplo con una visión integral

47

Hacia una definición contemporánea de Infancia

18

Los espacios jugables, una herramienta para el análisis e intervención en la ciudad

51

El proceso del desarrollo infantil

20

La niñez intermedia: etapa fundamental para el desarrollo de la persona

22

El juego en el desarrollo infantil

24

01 JUEGO Y ESPACIO ABIERTO EN EL

DESARROLLO INTEGRAL DE LOS NIÑOS

04 LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS PARA NIÑOS EN LA CIUDAD: ENTRE EL

53

Competencia espacial, territorio y ambientes para el juego infantil

29

DESCONOCIMIENTO Y LA PRIVATIZACIÓN

Conclusiones

32

La identificación de los espacios para juego

53

Notas

35

Caracterización de los espacios públicos de la ciudad

57

La distancia entre parques, un asunto clave

62

Lineamientos esenciales de jugabilidad

63

El diagnóstico

66

Otra mirada: los espacios para juego en el imaginario de los niños

67

02 DERECHOS DE LA INFANCIA, UN

INDICADOR DE LA SUSTENTABILIDAD DE LA CIUDAD

36

Los derechos de los niños, un acuerdo internacional

36

Los derechos de los niños y el juego

37

La iniciativa Ciudades Amigas de la Infancia, una oportunidad

40

Una tipología basada en las características del espacio jugable

69

Conclusiones

42

Conclusiones

70

Notas

43

7


05 UNA NUEVA CATEGORÍA: LOS ESPACIOS JUGABLES VECINALES

72

La necesidad de un cambio de paradigma

73

Los espacios jugables vecinales

75

Lineamientos de planeación

77

Lineamientos de gestión

78

Lineamientos para el diseño de espacios jugables vecinales

81

Notas

87

06 REFLEXIONES FINALES

88

BI BIBLIOGRAFÍA

95

IF ÍNDICE DE TABLAS Y FIGURAS

100

A1 CARACTERIZACIÓN DE ESPACIOS PÚBLICOS RECREATIVOS PARA NIÑOS EN LA CIUDAD

103

Tablas de caracterización

104

A2 INVENTARIO DE LA MUESTRA DE

111

Tablas Síntesis

112

Fichas de inventario

118

ESPACIOS ABIERTOS VECINALES Acerca del contenido: recapitulando

88

Acerca de la hipótesis y objetivos

90

Acerca de la experiencia epistemológica

91

Acerca de la continuidad del trabajo

93

8


00

INTRODUCCIÓN

“¿No será acaso que ésta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida?" Mafalda Quino (1997). Toda Mafalda. 8º edición. Buenos Aires: Ediciones de la Flor

Cuando los adultos hablamos de nuestra

de la naturaleza y lo que se ha denominado “sín-

niñez siempre resulta un tema sumamente atracti-

drome del déficit de naturaleza” concepto que

vo, apasionante y lleno de nostalgia. En esas con-

pretende indicar que los niños urbanos cada vez

versaciones los adultos inevitablemente hacemos

tienen menos contacto con elementos naturales

referencia a nuestra experiencia, a lo que guar-

en su entorno cotidiano, siendo ésta una necesi-

damos en la memoria respecto a las diferentes

dad fundamental.

actividades que realizamos cuando fuimos niños,

En efecto, los niños urbanos de hoy tie-

y siempre se terminará afirmando que los niños

nen nuevas “necesidades” y hábitos, ya no jue-

de ahora son diferentes y que ya no juegan como

gan en el espacio público ya que prefieren estar

nosotros lo hicimos.

frente a la televisión y a las computadoras. Es cier-

Sin embargo, aunque la percepción es

to que estas tecnologías tienen beneficios inne-

cierta, es una afirmación incompleta; no solo los

gables pues permiten interactuar con otras cultu-

niños son diferentes, la ciudad, la sociedad y las

ras y acceder a conocimientos muy amplios e in-

actividades que realizan y sus necesidades son

dispensables; sin embargo los especialistas seña-

diferentes de acuerdo a las condiciones actuales.

lan que el juego al aire libre, la socialización con

La globalización, la inseguridad, el consumismo,

sus pares y el contacto con elementos naturales

el individualismo, la hiperactividad familiar, la si-

durante la infancia son factores esenciales para un

tuación económica, los nuevos medios de comu-

sano desarrollo físico, mental y emocional, no úni-

nicación y entretenimiento, entre muchos otros

camente de la persona sino de la sociedad en su

factores, han provocado cambios sociales y espa-

conjunto. Un niño sano será sin duda un buen

ciales, pero sobre todo cambios en las activida-

ciudadano.

des, hábitos y costumbres de los niños que han

El reconocimiento de la importancia de la

provocado el abandono del espacio abierto para

infancia para la sociedad es tal que la atención y

el juego.

el cuidado de los niños va dejando de ser visto

A ello se suma un proceso de urbaniza-

con un enfoque asistencialista dirigido solamente

ción sin consideraciones ambientales (no se res-

a los niños más desprotegidos. La base de todas

petan las áreas naturales ni se crean suficientes

las iniciativas de atención a la infancia es la Con-

espacios verdes) lo que provoca un alejamiento

vención de los Derechos de los Niños aprobada

10


INTRODUCCIÓN en 1989. La Convención es un tratado internacio-

sarrollo infantil así como su reconocimiento como

nal que reconoce a todos los menores de 18 años

derecho, también se ha avanzado en la forma de

como sujetos plenos de derechos (Cohen, 2000).

conceptuar y diseñar los espacios públicos abier-

La Convención es un instrumento jurídico al servi-

tos. Esto se ha realizado particularmente en algu-

cio de una política de desarrollo de la infancia

nas ciudades europeas y de Norteamérica donde

donde las necesidades de los niños se perciben

se implementa una planificación acorde con las

como derechos.

necesidades infantiles mediante proyectos y modalidades de gestión novedosas que enfatizan la

Estos derechos tienen como objetivo la

importancia de los espacios abiertos de escala

protección integral del ser humano desde su na-

vecinal dados sus beneficios para los niños deri-

cimiento hasta que alcanza la mayoría de edad.

vados de sus condiciones de facilidad de acceso y

Pretenden favorecer el mejor desarrollo de su

posibilidades de contacto cotidiano.

personalidad para integrarlo a la convivencia social “en las mejores y más favorables condiciones

A pesar de todos estos progresos con-

físicas, intelectuales y morales” (Jimenéz, 2001) y

ceptuales, prácticos y jurídicos, la realidad urbana

que la aplicación de la Convención es un factor

de muchas ciudades muestra un desconocimiento

de transformación social ya que en las manos de

al respecto. En los últimos años las autoridades

la niñez está la construcción de una nueva socie-

de la ciudad de Puebla han reconocido los défi-

dad (Cohen, 2000; Rabanales, 2000).

cits y han intentado superarlos pero bajo los enfoques convencionales que priorizan aspectos

Por ello, es que desde 1990 el derecho al

cuantitativos desarrollando acciones desarticula-

juego se ha constituido en un derecho internacio-

das. De manera

nal asumido por varios países incluyendo a Méxi-

especial debemos señalar que

los beneficios y relevancia del parque vecinal no

co, que a su vez lo ha incluido en la Constitución

han sido valorados adecuadamente y su desaten-

como parte de los derechos de los niños. El jue-

ción priva a la población infantil de este recurso

go, el descanso, el esparcimiento y el ocio forman

primordial. La principal razón de que esto suceda

parte de las actividades necesarias para un desa-

es la desinformación e indiferencia de la sociedad

rrollo integral, y actualmente se consignan como

respecto a la importancia del juego en el desarro-

obligaciones del Estado, la familia y la sociedad.

llo infantil, siendo esta la principal transgresión

Lo más importante es entender que el

identificada en México y otros países (Y. Corona &

juego es una forma de aprender a vivir, no un pa-

Gülgönen, 2010; IPA, 2010) .

satiempo, por lo que los niños necesitan, buscan y

En consecuencia, más allá de las prácticas

demandan oportunidades diversificadas para ju-

de improvisación que han predominado en el ac-

gar. A pesar de todo lo anterior, el juego es una

cionar gubernamental en torno a las áreas verdes

actividad que se ha desestimado en la sociedad

(Rivera, 2009), su déficit y carencias cualitativas

contemporánea, pues no se entiende que es vital

responden también al desconocimiento tanto de

para el desarrollo del potencial de todos los ni-

la importancia que tienen estos espacios para el

ños, de la misma manera que la nutrición, la salud,

desarrollo infantil como de los avances que se han

la vivienda y la educación (IPA, 2009).

sucedido en torno a nuevas modalidades de di-

Paralelamente a los avances en los cono-

seño.

cimientos sobre la relación entre el juego y el de-

11


INTRODUCCIÓN A manera de hipótesis, consideramos que

llo y de las directrices marcadas por los dere-

enfrentar la carencia de espacios recreativos infan-

chos de la infancia.

tiles no es un asunto meramente cuantitativo, es

c) Examinar las experiencias que se han imple-

decir, construir más parques o más metros cua-

mentado, derivadas de las necesidades infanti-

drados de áreas verdes, como lo indican los prin-

les con resultados exitosos;

cipios funcionalista ya rebasados. Se trata en rigor

d) Establecer la herramienta de análisis que sinte-

de un cambio de paradigma que implica desde la

tice las orientaciones de las revisiones prece-

reconceptualización del niño y del juego como

dentes, para realizar un diagnóstico sobre los

una relación indisoluble y prioritaria para el desa-

espacios de juego presentes en Puebla;

rrollo social, hasta la formulación de una estrategia integral que responda de manera sistemática

e) Evaluar la situación que en términos de espa-

y experta a las necesidades de la infancia y por

cios públicos infantiles ofrece la ciudad de

extensión de la sociedad en su conjunto.

Puebla, para determinar las carencias y las modalidades de su atención, particularmente

En congruencia, el objetivo central de la

en la escala vecinal;

investigación será sustentar, a partir de aportaciones multidisciplinarias una comprensión científica

f) Determinar los componentes, espaciales y de

de la importancia del juego infantil en el espacio

gestión que requiere la implementación de

público y de las características que deberán tener

espacios abiertos de carácter público en la

estos espacios para responder a las necesidades

ciudad, en función de la nueva visión.

del desarrollo infantil, individual y colectivo. Sobre

ESTRUCTURA CAPITULAR

esta base se formularán lineamientos de planeación, diseño y gestión integral que incluyan con-

A partir de un capítulo introductor que

sistentemente lo que llamaremos espacios juga-

presenta el problema, los objetivos, las fuentes y

bles vecinales. Bajo esta categoría se podrían

la metodología, los resultados de la investigación

cumplir progresivamente los postulados de los

se estructuran en tres secciones.

derechos de la infancia, y contribuir en la conduc-

La primera parte se ocupa de la construc-

ción de Puebla hacia un desarrollo urbano y social

ción y fundamentación teórica de una categoría

sustentable.

que sirva de herramienta de análisis para evaluar

Los objetivos particulares comprenden:

las condiciones de los espacios existentes para juego infantil así como para orientar las nuevas

a) Identificar y caracterizar las necesidades de los

intervenciones.

niños en torno al espacio público y el juego, a partir de la revisión teórica de vanguardia en

Así el capítulo uno, titulado Juego y espa-

los ámbitos de la psicología, la antropología, la

cio abierto en el desarrollo integral de los niños,

sociología, los derechos humanos, la psicolo-

integra la reflexión teórica construida a partir de

gía ambiental y el diseño del paisaje.

los aportes provenientes de la psicología, la antropología y la sociología que permiten funda-

b) Determinar las características de diseño y pla-

mentar la necesidad de contar con espacios pú-

neación que permitirían cumplir con las de-

blicos para la infancia. Se analizan las característi-

mandas emanadas de las necesidades de la

cas de la evolución infantil y sus requerimientos, y

infancia, en función de las etapas del desarro-

12


INTRODUCCIÓN el papel esencial que tiene el juego para el logro

pacios públicos en la ciudad: entrel el desconoc-

de un desarrollo multidimensional (físico, emocio-

miento y la privatización, se define una tipología

nal, cognitivo), mismo que repercutirá en la cons-

de los espacios de juego existentes en la ciudad

trucción de una sociedad más sana. Se fundamen-

que dará pié a la propuesta. No se trata de una

ta la importancia del período comprendido entre

valoración meramente cuantitativa en función de

los 6 y los doce años y la urgencia de contar con

metros cuadrados y numero de habitantes; intere-

espacios que respondan a las necesidades de los

sa saber si lo existente corresponde con las nece-

niños de acuerdo con los lineamientos de los pa-

sidades establecidas por las tendencias de diseño

radigmas contemporáneos de diseño vinculados

y los derechos jurídicos en torno a la infancia.

al desarrollo infantil.

Con este propósito se examinaron par-

El capítulo dos, Derechos de la infancia,

ques y jardines en sus diversas escalas (urbana,

un indicador de las sustentabilidad de la ciudad,

distrital y vecinal), plazas, plazuelas y otros espa-

aborda la fundamentación jurídica y los alcances

cios de carácter público y semi-público que ofre-

de los derechos de la infancia; asimismo, explora

cen otras instancias. Se hicieron levantamientos

las contribuciones que han surgido de los orga-

globales y sobre una muestra que permitió cono-

nismos e instrumentos emanados de esta legisla-

cer con mayor detalle las características de estos

ción para la construcción de espacios adecuados

espacios en términos de las variables derivadas

para los niños. Se examina también la influencia

de la exploración teórica de la primera parte. El

que estas medidas podrían lograr en el objetivo

diagnóstico se complementa con la perspectiva

de caminar hacia la construcción de ciudades so-

de la infancia, consistente en un estudio que me-

cial y territorialmente sustentables.

diante mapa mental y maquetas permitió conocer la opinión y las expectativas de un conjunto de

El tercer capítulo, Vanguardia en la pla-

niños de colonias de la periferia de la ciudad.

neación y diseño de espacios abiertos para niños, examina las experiencias implementadas en otras

Finalmente, en la tercera parte se desa-

ciudades que aportan enseñanzas útiles para la

rrollan las propuestas tanto en el ámbito concep-

propuesta, en términos de planeación, diseño y

tual como en el operativo.

gestión; la finalidad es mostrar las posibilidades y

Esta sección inicia con una crítica a la ac-

potenciales de una urbanística de espacios abier-

tuación de las autoridades de la ciudad eviden-

tos, más acorde con las necesidades de la infancia

ciada en las condiciones que ofrece la ciudad res-

y en general con el desarrollo social.

pecto a la provisión de los espacios para el juego

Esta primera parte concluye establecien-

infantil. Después de un breve análisis de sus mo-

do los parámetros y las características que debe

dalidades de actuación derivado de otros estu-

reunir el espacio público de acuerdo con la revi-

dios sobre el tema, se recupera la hipótesis for-

sión precedente.

mulada en el planteamiento del problema, es decir, el supuesto de que las autoridades están de-

La segunda parte está orientada a la eva-

sinformadas respecto a la relevancia de los espa-

luación que en términos de espacios de juego

cios públicos abiertos para el juego infantil y los

infantil ofrece la ciudad de Puebla a partir de la

avances en la planeación y diseño de éstos.

categoría de análisis construida. Como resultado del análisis en el cuarto capitulo La oferta de es-

13


INTRODUCCIÓN El capítulo cinco, Una nueva categoría: los

Las posibilidades para los niños de la ciu-

espacios jugables vecinales, presenta la reflexión

dad de Puebla de los últimos años las deduje a

teórica que sustenta una nueva categoría que ser-

partir del ejercicio de la paternidad. La fascinación

virá de guía para la satisfacción espacial y lúdica

de observar a mi hijo jugar y descubrir el mundo

de la infancia y los lineamientos de planeación

se conjugaron con la percepción inconsciente del

que podrían servir de guía en su operacionaliza-

vínculo entre los niños y el juego, y que a partir

ción. Como veremos, este nuevo paradigma de-

del juego la relación de los niños con el mundo

nominado espacios jugables implica la definición

físico y social se facilitan. Al mismo tiempo de

de lineamientos de planeación, diseño y gestión

esto, comenzó a surgir una preocupación por que

de espacios públicos vecinales que esbozan los

él tuviera las mismas posibilidades de jugar en el

componentes fundamentales que se requieren

vecindario y en espacios abiertos de manera se-

para satisfacer las necesidades del desarrollo in-

gura y cercano a la casa.

fantil.

Las primeras reflexiones surgieron a partir A manera de conclusión del trabajo, se

ver lo escaso de las oportunidades para que esto

presentan en el sexto apartado una serie de re-

sucediera además de que las condiciones urbanas

flexiones finales, considerando los ámbitos teóri-

y sociales no favorecían esto en el espacio público

co y metodológico además de las líneas o preo-

pero si en los restaurantes o sitios para fiestas in-

cupaciones que se desprenden y podrían dar con-

fantiles. Todo lo que antes se daba en casas, par-

tinuidad al trabajo. Finalmente se incluye un ane-

ques y calles ahora se realiza en espacios cerra-

xo con las fichas de inventario de una muestra de

dos, comercializados donde los juegos son un

parques que se realizó en la ciudad, mismos que

producto, una comodidad para los padres. Por

apoyan los resultados y conclusiones además de

otro lado, en algunos casos los adultos que tra-

que permiten visualizar el estado que en general

bajan en estos lugares no consideran a los niños

guarda el espacio público para el juego infantil en

como personas, mientras que en otras situaciones

la ciudad de Puebla.

los tratan amablemente pues son clientes, consumidores de productos y servicios.

METODOLOGÍA

A partir de estas experiencias se inicia el

Este trabajo tiene su base en la confron-

trabajo de reflexión conceptual, buscando litera-

tación entre la nostalgia y las posibilidades de la

tura que vaya permitiendo comprender esto ob-

ciudad de hoy. La nostalgia por las experiencias

teniendo con ello herramientas teóricas para su

que en mi infancia tuve la oportunidad de vivir, al

análisis. Los estudios que se revisaron incluyen

jugar de manera libre en la calle y baldíos próxi-

diversas disciplinas; se revisaron textos que desde

mos a mi casa; de explorar el vecindario y más allá

la psicología presentan las características del de-

de sus límites; de tener amigos a diferentes dis-

sarrollo infantil. Otros autores desde la sociología

tancias que implicaban viajes y retos. Y de tener la

y psicología desarrollan el concepto de construc-

posibilidad de jugar todo el tiempo libre disponi-

ción de la infancia, donde también analizan la

ble. Todo esto viviendo en los nuevos suburbios

evolución histórica del concepto. Por otro lado, se

de la ciudad de México de los 1970’s.

analizaron autores que indagan la manera como el niño es parte del sistema de consumo imperan-

14


INTRODUCCIÓN te, siendo ahora un agente económico de gran

La siguiente fase del trabajo de campo

relevancia.

contempló el análisis de la oferta a nivel de espacios públicos clásicos a escala vecinal. Para ello se

Otra de las líneas de indagación concep-

partió de la información disponible tanto docu-

tual se enfocó al tema del espacio público, pero

mental como de un listado de áreas verdes pro-

incluyendo disciplinas además del diseño. Se revi-

porcionado por el área de Parques y Jardines del

saron estudio de sociólogos y antropólogos socia-

Ayuntamiento de Puebla. De esta lista inicial de

les que analizan las características del espacio

333 espacios, se seleccionó una muestra repre-

público contemporáneo incluyendo la problemá-

sentativa integrada por 55 que cumplieron con los

tica que enfrenta relacionada con los procesos de

siguientes criterios: estar ubicados en diferentes

privatización, fragmentación e inseguridad, los

sectores de la ciudad, tener mobiliario de juego

cuales inciden directamente en el uso y vincula-

para niños y ser espacios con carácter vecinal. 1

ción del espacio abierto con los niños.

Estos espacios se visitaron realizándose el

A lo anterior se suma el análisis de estu-

levantamiento de sus principales características,

dios que revisan las necesidades espaciales de los

información que se integró en una ficha y base de

niños con respecto al espacio abierto y en particu-

datos con la que se sustentaron las conclusiones

lar de la necesidad de relacionarse con elementos

respecto a las condiciones y calidad de la oferta

naturales, así como de que la accesibilidad y el

de espacios públicos abiertos a escala vecinal con

uso cotidiano como tres de los factores más rele-

respecto al juego infantil.

vantes identificados. También se revisaron trabajos que muestran el valor e importancia del juego

Como parte de esta fase de trabajo a es-

para el desarrollo integral de los niños así como

cala vecinal se realizó un sondeo entre población

las necesidades de tiempo libre y actividades en

infantil de vecindarios en la ciudad que se en-

espacios abiertos.

cuentran en las zonas marginales de la ciudad; este trabajo formó parte de un proyecto que ma-

Con base en estos antecedentes concep-

nejó la Dirección de Participación Social del Ayun-

tuales se inicia la investigación de campo. El pun-

tamiento para elaborar proyectos mediante un

to de partida tiene por objetivo la identificación y

modelo de participación social. En estas colonias

definición de los principales tipos de espacios

se les pidió a los niños que en primer término

públicos clásicos y privatizados que existen en la

elaborarán dibujos que mostrarán como perciben

ciudad con la idea tener un primer acercamiento a

su colonia o barrio. La segunda parte consistió

la oferta a que los niños tienen acceso. No se rea-

también en la elaboración de dibujos donde aho-

liza un inventario sino una taxonomía a partir de

ra mostrarán las expectativas que tienen para su

los espacios más significativos presentes en la

vecindario. Los dibujos elaborados se analizaron

ciudad. La taxonomía además se caracteriza me-

para obtener conclusiones cualitativas respecto al

diante una serie de variables que se desprenden

vecindario y al espacio público abierto. 2

de los temas revisados en la fase conceptual. Con esta taxonomía se realiza una evaluación de la

El resultado del análisis de estos tres ám-

oferta en términos de valor de juego, accesibili-

bitos (los espacios a escala urbana, los espacios

dad, posibilidades de uso cotidiano y calidad de

vecinales y las expectativas de los niños) contras-

los espacios.

tado con la reflexión conceptual dieron la pauta

15


INTRODUCCIÓN para establecer las condiciones en las que se

neación, diseño y gestión de los espacios para el

encuentra la oferta de espacios públicos para el

juego de los niños, que se integran en la última

juego infantil en la ciudad de Puebla, y es la base

fase de la investigación.

para plantear las propuestas.

La investigación se centra en la ciudad de

De esta forma, para la fase de propuestas

Puebla, revisando las condiciones de los espacios

se partió de la identificación y análisis de casos de

públicos abiertos que se encuentran en contextos

éxito a nivel nacional e internacional relacionados

urbanos. Sin embargo, se revisarán algunos de los

con experiencias vinculadas a la planeación, dise-

temas a nivel municipal en función de la disponi-

ño y gestión del espacio público abierto; la ma-

bilidad de datos o pertinencia de la información.

yoría de los casos encontrados tienen plantea-

Asimismo, y dados los requerimientos de la inves-

mientos interesantes pero no tienen una vincula-

tigación algunas temáticas tienen que revisarse a

ción explícita con espacios para niños, o bien, se

nivel internacional como el caso de los derechos

encontraron ejemplos de espacios abiertos para

de los niños, las iniciativas respecto al derecho al

niños de calidad pero que no se vinculan con un

juego y los casos de éxito.

planteamiento de sistema de espacios públicos.

En cuanto a la delimitación temporal, se

Sin embargo, se identificó el caso de la ciudad de

revisa la situación actual del espacio público

Londres que es el único caso encontrado donde

abierto que tiene elementos o actividades para

el juego, los niños y los espacios para el juego

los niños, aunque también se analiza la evolución

infantil estructuran un sistema integral, por lo que

histórica de los espacios abiertos y las actividades

se los postulados e instrumentos se revisaron a

recreativas para niños que han sido incorporadas

mayor detalle.

a lo largo de la historia de la ciudad como una

Con referencia a los referentes concep-

herramienta para comprender el estado actual

tuales, a las necesidades de la ciudad así como a

que presentan estos espacios.

las tendencias de vanguardia identificadas en los diferentes análisis se realizó la definición de las lineas estratégicas vinculadas a las etapas de plaAnálisis conceptual Desarrollo infantil

Puebla Evolución del espacio público para niños en la ciudad

Referentes Espacio abierto en los instrumentos de planeación

Análisis de EP

Lineamientos

Gestión Diseño

Derechos de los niñ@s Mirada de los niños

Tipología de espacios abiertos clásicos y privatizados para el juego

Diversidad de la oferta

Deficiencias y necesidades

Juego Necesidades espaciales

Planeación

Tendencias de vanguardia nacionales e internacionales Posibilidades

Espacios Jugables

Figura 0.1 Esquema conceptual metodológico Fuente: E. Lugo, 2013

16

EJV Reconceptualización


NOTAS 1

El trabajo de campo fue realizado por Juan Manuel Flores y Carlos Rojas Álvarez tesistas de la Facultad de Arquitectura de la UPAEP (Flores & Rojas, 2013).

2 Esta actividad formó parte de una iniciativa de la Dirección de Participación Social del Ayuntamiento para elaborar propuestas urbano-arquitectónicas mediante un modelo de participación social. Los trabajos se enmarcaron dentro de la convocatoria de un concurso universitario denominado Programa Integral Urbano Social (PIUS).

En las bases del concurso se señala que colonias, unidades habitacionales, barrios o juntas auxiliares han quedado al margen de acciones que promuevan la calidad urbana y la visión de futuro, por lo que el Ayuntamiento de Puebla convocó a desarrollar proyectos integrales con la participación de la población con el objetivo de que se apropien, gestionen recursos, y se planteen nuevas iniciativas para el desarrollo local (G. M. Puebla, 2012b). El trabajo de levantamiento de mapas mentales y encuestas fue desarrollado por alumnos de la licenciatura en Diseño Urbano Ambiental de la BUAP dentro del Taller de Proyectos Urbanos 4 y por alumnos de Arquitectura de la UPAEP dentro del Taller de Proyecto Terminal I, en el período Primavera 2012, ambos coordinados por el autor de esta investigación.

17


CAPITULO I


Juego y espacio abierto en el desarrollo integral de los niĂąos


01

JUEGO Y ESPACIO ABIERTO EN EL DESARROLLO INTEGRAL DE LOS NIÑOS “Yo, lo que quiero que me salga bien es la vida." Miguelito Quino (1997). Toda Mafalda. 8º edición. Buenos Aires: Ediciones de la Flor

Tabla 1.1 Fases de la infancia. Fuente: Adaptado de (Gelles & Levine, 2000; Giddens, Applebaum, & Carr, 2009; Papalia, Olds, & Feldman, 2001)

HACIA UNA DEFINICIÓN CONTEMPORÁNEA DE INFANCIA

Fase

LAS ETAPAS DEL CURSO DE LA VIDA

Prenatal

Las fases por las que los individuos pasan a lo largo de su vida son definidas principalmente

Infancia y etapa de los primeros pasos Niñez temprana Niñez intermedia Adolescencia

por la biología; sin embargo, son también influenciadas y determinadas socialmente,

a partir de

las características culturales, las circunstancias materiales de la forma de vida de cada tipo de so-

Edad Desde la concepción hasta el nacimiento 0-3 años 3-6 años 6-11 años 11-20 años

PERSPECTIVAS CONTEMPORÁNEAS ACERCA DE LA IN-

ciedad, por la clase social, por el género, por el

FANCIA

origen étnico y por la ubicación histórica

Giddens señala que el concepto de infan-

(Giddens, 2009).

cia se ha desarrollado desde hace apenas 2 o 3

Las fases o etapas del curso de la vida

siglos, y en nuestros días es claro que la niñez es

comúnmente consideradas son: infancia, adoles-

una etapa de vida distinta entre ser infante y ado-

cencia, adulto joven, adulto maduro y vejez. Cada

lescente (Giddens et al., 2009). Sin embargo, con

una es importante y es condición para acceder a

diferentes finalidades y perspectivas analíticas

la siguiente fase. En particular, se señala que la

actualmente se identifican cuatro visiones predo-

infancia cobra relevancia pues en ella se sientan

minantes desde las que se define la infancia: la

los cimientos para la construcción de adultos físi-

psicológica, la demográfica, la de mercado y la

ca y mentalmente sanos, y en consecuencia de

social (Casas, 1998; Schor, 2004). Pero como se

una sociedad en las mejores condiciones.

verá a continuación, estas visiones no resultan excluyentes entre sí sino complementarias y nece-

Por su relevancia, diversos estudiosos

sarias para lograr una definición integral de infan-

proponen una subdivisión más fina de la infancia,

cia acorde a esta época.

diferenciando las particularidades y requerimientos de cada una de las etapas que se enlistan en

La perspectiva psicológica 1 toma en cuen-

la tabla 1.1 (Gelles & Levine, 2000; Giddens,

ta el conjunto de características de un grupo de

Applebaum, & Carr, 2009; Papalia, Olds, & Feld-

individuos, diferenciadas para cada grupo de

man, 2001).

edad (psicológicas, sociales y biológicas); sin em-

18


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO bargo, Casas (1998) señala que de cualquier for-

de asegurar su aplicación a cada niño sin distin-

ma, la edad por si misma no resulta ser un indi-

ción alguna ante cualquier condición del niño, de

cador suficientemente preciso.

sus padres o de sus representantes legales3 .

La perspectiva demográfica define la infancia con referencia a

La perspectiva de mercado conceptúa el

un rango de edad que

proceso de crecimiento como el proceso de

responde a criterios jurídicos (minoría de edad) o

aprender a consumir (Schor, 2004) por lo que es-

a requerimientos cuantitativos vinculados con la

tablecen su clasificación de infancia de acuerdo

situación de sus padres como unidad familiar que

con las posibilidades y tipos de consumo. Para

en ocasiones se desprenden de necesidades de

ello definen tres grupos de niños (0-6 años, 7-11 y

planeación económica o del desarrollo

social2 .

12-14), donde cada uno tiene características dife-

Esto refleja la forma como los adultos ven a los

renciadas por el tipo de productos que consume

niños (Qvortrup, 1997), por lo que sería necesario

así como por las posibilidades de influir en los

que los niños fueran objeto central de los siste-

hábitos de consumo de grupos de mayor edad,

mas de reporte demográfico como cualquier otro

principalmente de sus padres (Breé, 1995) 4.

grupo social. Qvortrup afirma que para mejorar

Dentro de esta perspectiva existen dos

las condiciones de vida de los niños hay que em-

categorías complementarias retomadas de estu-

pezar por centrar en ellos los modelos de análisis.

dios de mercado europeos y estadounidenses:

Las diferencias en la definición de los ran-

toddler (1 y 3 años) y tweens (6-12 años) (Cook,

gos de edad se derivan de los enfoques discipli-

2000; Schor, 2004). En EUA los tweens son los ni-

nares pero también son resultado del momento

ños de 6 a 12 años mientras que para México esta

histórico en que se realiza la clasificación; expre-

misma categoría agrupa a los niños de 8 a 14

san las pautas, normas y hábitos sociales vigentes

años, sobre todo en los niveles de mayor consu-

que a su vez, definen políticas públicas, lógicas

mo (Ayala, 2004). Estas clasificaciones evidencian

familiares y sistemas educativos (Casas, 1998; He-

el valor que se le atribuye al niño en la economía,

rrera, 2007).

lo que a su vez le otorga su condición de consumidor. El consumo se ha convertido en un acto

Por otra parte, la perspectiva jurídica de-

social con pleno derecho, de la misma manera

fine la infancia aludiendo al hecho de que un niño

como puede ser el ejercicio de la ciudadanía

es aquel que se encuentra dentro de un rango de

(Breé, 1995)

edad que se define por ley y que por ese solo hecho adquiere una serie de derechos que los

Por último, la definición de infancia desde

adultos deben garantizar que se cumplan; es de-

la perspectiva social se construye con base en lo

cir, se define a la infancia a partir de la idea de

que la gente dice o considera que es la infancia,

deberes y derechos tanto de los individuos (pa-

es decir, es una imagen colectivamente comparti-

dres e hijos) como de la sociedad y del Estado.

da, una representación social que evoluciona históricamente (Casas, 1998). Bajo esta visión la in-

El máximo instrumento desde esta pers-

fancia se refiere a una fase específica del ciclo de

pectiva es la Convención de los Derechos de los

vida humana, pero no existe una concepción uní-

Niños (UNICEF, 2008) que señala que la infancia

voca o permanente, por lo que es una construc-

tiene de forma inherente una serie de derechos que los adultos y el Estado tendrán la obligación

19


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO ción social, histórica, diversa y siempre contrasta-

espacial) y otros de las particularidades de la per-

da en relación con el adulto.

sonalidad de cada individuo.

Esta visión plantea que históricamente las

De esta forma, los tres factores principa-

formas de vida han redefinido y modificado la

les que inciden en el desarrollo del niño son: la

forma de construcción de las necesidades, dere-

herencia genética, el ambiente y la madurez del

chos, obligaciones e identidades de los niños así

individuo (Papalia et al., 2001).

como las formas en que transcurren las infancias

La herencia contempla las influencias in-

de las diferentes generaciones, es decir, la expe-

natas en el desarrollo transmitidas por los genes

riencia de la infancia y sus significados para la so-

de los padres. El ambiente integra todas las in-

ciedad varían dependiendo del período histórico,

fluencias externas al individuo, definidas por la

de la región geográfica y de la época (Giddens,

relación con el mundo físico y social, incluyendo la

2009; Herrera, 2007), por lo que influye en las

familia, quien tanto por sus características socio-

prácticas sociales que definen al juego y al uso

culturales como por las pautas y normas con las

del espacio público.

que se funciona influye directamente en el niño5.

La idea de la infancia como una solo una

La madurez, tanto física como mental, es

etapa no toma en cuenta la posición de los niños

la consecuencia natural de cambios físicos y pa-

en la estructura social de las diferentes socieda-

trones de comportamiento relacionados con la

des. Esto es, los niños deben ser conceptuados

edad, que incluyen la rapidez para dominar nue-

como un grupo social distinto porque tienden a

vas habilidades.

experimentar la vida a través de su propia cultura,

La Teoría de Sistemas Ecológicos (ETS)

con símbolos y rituales propios. Los niños históri-

concebida por Brofenbrenner conjuga y estructu-

camente han tenido un estatus similar a otros

ra estos conceptos y plantea que el desarrollo del

grupos minoritarios (mujeres, discapacitados, et-

niño se debe observar en el contexto del sistema

nias) que ha provocado que sean objeto de dis-

de relaciones que conforman su medio ambiente;

criminación y explotación.

éste se estructura en 5 capas,

la forma de

cada una tiene

efectos sobre el desarrollo del niño.

conceptuar a los niños es más compleja ya que

Macrosistema

con necesidades específicas, que poseen dere-

Exosistema mi co

No

nó t. E co

Familia

Sis

ciudad adquieren la categoría de ciudadanos.

Sis

t. d

Mesosistema

eG

ob

es

chos, que son consumidores y que al habitar una

Ley

rm as

deben ser considerados como personas en pleno

ier

no

Vecindario

Microsistema

• Ambientes • Espacios • Interacciones Entorno inmediato y cotidiano

Pares

EL PROCESO DEL DESARROLLO INFANTIL

Familia Pares Hogar

El desarrollo de la persona es un proceso

Área de juego Escuela Vecindario

o

ternos como externos. Algunos de estos quedan fuera del control del individuo, otros dependen

cia s en

cat du Hogar

Cre

Religión

tic olí t. P

res

Sis

Valo

que se ve influido por diversos factores tanto in-

ivo

Escuela

Sis t. E

Por todo ello, actualmente

Cultura

de sus condiciones de contexto (social, familiar y

Figura 1.1 Modelo de la Teoría de Sistemas Ecológicos de Brofenbrenner Fuente: Adaptado de Paquette & Ryan (2001)

20


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO Las capas son sucesivas en un modelo

nidad y generan diferentes necesidades y expec-

tipo capas de cebolla tal como muestra la figura

tativas. De manera transversal e influyendo en

1.1 (Brofenbrenner, 1987; Papalia et al., 2001; Pa-

todas las capas está la dimensión temporal que

quette & Ryan, 2001).

puede presentarse como eventos externos, como la muerte de un padre, o eventos internos, como

La capa más cercana al niño (microsiste-

los cambios psicológicos que ocurren con el cre-

ma) contiene las estructuras con las que el niño

cimiento.

tiene contacto directo, es decir, el entorno diario e inmediato. Los ambientes, espacios e interac-

Moore (1990) con base en este modelo

ciones que lo integran son el hogar, la escuela, el

concluye que el desarrollo de cada niño puede

vecindario y las guarderías e incluye las interac-

ser apoyado o limitado diferencialmente por las

ciones personales en estos ambientes. Al princi-

influencias sociales y culturales: las circunstancias

pio esta capa es pequeña, pero al crecer se in-

cotidianas de la vida familiar, la calidad de las ins-

crementan las personas y los ambientes con los

tituciones comunitarias, la ideología y efectividad

que interactúa, por ejemplo al expandirse

de las políticas nacionales y el estado general del

del

hogar al vecindario y a la escuela.

mundo. Las que tienen más influencia son las que determinan directamente la calidad de las inte-

La segunda capa (mesosistema) es donde

racciones niño-medio ambiente: la familia, la es-

se establece la conexión entre los diferentes am-

cuela, el mercado inmobiliario, el gobierno local y

bientes de la capa inferior, por ejemplo la cone-

los profesionales de la

xión entre el maestro y sus padres o entre la es-

planeación y el diseño.

Afirma que estos factores interactúan entre sí y

cuela y su vecindario.

con la personalidad del niño, en un proceso com-

La tercera capa (exosistema) incluye el

plejo de crecimiento y desarrollo.

sistema social mayor, es decir, las instituciones con

Entre mayor cantidad de oportunidades

las que el niño no tiene contacto directo pero que

tenga un niño y entre más ricas sean las experien-

le afectan indirectamente: los sistemas educati-

cias con el ambiente, el niño podrá desarrollar de

vos, la economía, la cultura dominante, entre

la mejor manera su potencial y será más probable

otras cosas. Las instituciones de esta capa inciden

que crezca para ser un adulto responsable, com-

en el desarrollo del niño al interactuar con otras

prometido y empático. Los padres son la influen-

de la capa inferior; por ejemplo, los horarios de

cia principal pero realmente “se requiere todo un

trabajo de los padres o los ingresos familiares, las

pueblo para criar a un niño” (Clinton, 2006; Witt,

políticas y acciones de instancias privadas o gu-

s.d.).6

bernamentales (educación, cultural, espacio público, vivienda), los medios de comunicación, en-

EL PROCESO DE SOCIALIZACIÓN DEL NIÑO

tre otros.

Según Mead, el niño descubre quién es,

La capa más alejada del niño (macrosis-

en el momento en que aprende lo que es la so-

tema) integra los valores, costumbres, leyes, cre-

ciedad lo que solo puede ocurrir en interacción

encias e ideologías dominantes con las que el

con otros seres humanos. El niño primero aprende

niño interactúa inconscientemente. Esto aplica

los papeles esperados por su círculo íntimo cons-

también al nivel de familias, ya que diferentes ti-

tituido por las personas más significativas (padres)

pos de familias definen diferentes tipos de pater-

21


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO pero después aprende los roles que la sociedad

elementos de comparación contra los que se eva-

espera así como valores, normas y habilidades

lúan las actuaciones propias y las de otros (Gelles

propias de su cultura (Berger, 2002; Gelles & Levi-

& Levine, 2000).

ne, 2000; Mead, 1972) siendo esto lo que se de-

En resumen, es evidente que con el pro-

nomina proceso de socialización.

ceso de socialización el individuo adquiere un

Mediante la socialización un individuo

sentido de identidad personal, aprende lo que las

desarrolla conductas donde lo que debe y puede

demás personas creen dentro de su cultura cir-

hacer está confinado dentro de los limites defini-

cundante y aprende la

dos por los estándares de su grupo, es decir,

espera que se comporte. Por ello, se puede decir

asume el rol que la sociedad le impone y adquie-

que la socialización desarrolla el potencial de los

re una identidad socialmente definida para ser

niños como miembros de un grupo social y tam-

considerado miembro de pleno derecho dentro

bién como individuos.

de un contexto social (Casas, 1998).

LA NIÑEZ INTERMEDIA: ETAPA FUNDAMENTAL PARA EL DESARROLLO DE LA PERSONA

Durante este proceso el individuo perfecciona pautas específicas de conducta y experien-

Como fue descrito anteriormente, las

cias socialmente relevantes mediante transaccio-

etapas de desarrollo que se consideran como par-

nes e interacciones con otras personas y sus per-

te del período de la infancia abarcan desde el

sonalidades. En el proceso adquiere estructuras

nacimiento hasta la adolescencia. Sin embargo, la

cognitivas, se entrena para controlar sus impul-

niñez intermedia (6 a 12 años) es la edad en que

sos, elabora tipos de respuestas afectivas frente a

los niños salen de casa con mayor frecuencia, es

los estímulos interpersonales e internaliza las

cuando son más

normas y valores de los otros miembros del grupo

Es en este período cuando el vínculo con

Como se desprende del modelo de Bro-

la naturaleza resulta crítico, y esta relación favore-

fenbrenner, dentro de cada sociedad o grupo so-

ce que el niño desarrolle su autonomía (Tai,

agentes (individuos, gru-

Knight, McLellan, & Haque, 2006). Todo ello seña-

pos u organizaciones) que influyen directa o indi-

la entonces que el espacio público abierto natural

rectamente en el comportamiento, en las reglas y

y urbano es fundamental para cubrir parte impor-

roles sociales que sirven como modelos de com-

tante de las necesidades del proceso de desarro-

portamiento; estos son los denominados agentes

llo de los niños en ésta etapa de vida.

de socialización.

Asimismo, como se mostrará a continua-

Los agentes más poderosos son la familia,

ción, la niñez intermedia es un período de gran-

los pares, la escuela y los medios de comunica-

des cambios a nivel físico, psicológico, en sus in-

ción masiva; pero también existen grupos de refe-

teracciones sociales y en su relación con el mundo

rencia que apoyan esta función y que las personas

social y natural. Los niños desarrollarán las com-

usan como guía para desarrollar valores, actitudes, comportamientos e imagen propia.

activos e intentan entender el

mundo que les rodea (Moore, 1990).

(Casas, 1998).

cial existen diferentes

forma en que el grupo

petencias que sus familias y culturas valoran y es-

Estos

timulan ya que son social y culturalmente deter-

agentes sirven como norma o guía cuando no se

minadas.

está seguro que pensar o hacer, o bien, como

22


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO Esta etapa define las bases para un desa-

DESARROLLO COGNOSCITIVO

rrollo humano integral por lo que si hay carencias

Los investigadores del desarrollo humano

esto influirá el desarrollo de sus capacidades físi-

señalan que alrededor de los 10 años de edad el

cas, intelectuales o emocionales. Por ello, es rele-

crecimiento de conexiones nerviosas se detiene y

vante considerar las características de este perío-

los circuitos que no se han usado se atrofian, pero

do en los tres ámbitos que estructuran el desarro-

también indican que a los 18 años el cerebro es

llo de una persona (físico, cognoscitivo y emocio-

menos flexible pero más poderoso. Por ello es

nal) ya que en cada etapa de la vida se espera

que para los adultos es más difícil aprender cier-

que existan ciertas características de acuerdo a

tas cosas (p.ej. idiomas y cómputo) o cambiar sus

parámetros de desarrollo que para la niñez inter-

orientaciones culturales y emocionales básicas

media son los que se describen a continuación

(Gelles & Levine, 2000). Esta es una de las razones

(Papalia et al., 2001).

por la que es tan importante el período de la infancia para la formación de la persona.

DESARROLLO FÍSICO

En la infancia intermedia disminuye el

En esta etapa el crecimiento se realiza de

egocentrismo y los niños empiezan a pensar de

manera más lenta que en las etapas previas y pos-

manera lógica pero concreta, aumentando sus

teriores. En ella los niños son cada vez más fuer-

destrezas de memoria y lenguaje. Los logros cog-

tes, más rápidos y con mejor coordinación, por lo

noscitivos permiten a los niños beneficiarse de la

que encuentran gran placer en poner a prueba su

educación formal, aunque algunos muestran ne-

cuerpo y las nuevas destrezas que han aprendido.

cesidades y fortalezas especiales en el área edu-

Hay diferencias de género en el aspecto motriz

cativa.

que aunque no son muy grandes se acentuarán durante la pubertad. Los niños y niñas de 6 a 12

Los niños piensan con lógica y desarrollan

años pueden desarrollar una cantidad de activi-

operaciones concretas vinculadas a situaciones

dades mucho mayor que los niños de preescolar.

reales del aquí y del ahora. Entienden la diferencia entre fantasía y realidad, así como aspectos de

Los niños en esta etapa realizan preferen-

clasificación lo que se desprenden y desarrolla el

temente dos tipos de juego: tosco y con reglas. El

pensamiento lógico. También entienden concep-

juego tosco incluye lucha y golpes pero siempre

tos espaciales, manejan mejor los números, desa-

acompañado de risas y gritos. Este tipo de juego

rrollan la capacidad para ver la relación entre el

sirve como ejercicio físico pero también tiene una

todo y las partes, y

función social pues al jugar con amigos cercanos

aumenta su habilidad para

emitir juicios.

en quienes se confía, se reduce el riesgo de que los niños se vuelvan agresivos y ayuda a medir la

En esta etapa los niños pueden entender

propia fuerza contra la de otros niños. El juego

mejor, visualizar y usar las relaciones espaciales,

tosco va disminuyendo con la edad y aparecen

concebir la diferencia entre un lugar y otro, calcu-

más juegos con reglas, como el caso de los de-

lar cuanto tiempo les tomará llegar allá y la dis-

portes organizados. Por esta razón, las lesiones

tancia, pueden recordar mejor rutas y su habilidad

físicas aumentan entre los 5 y los 14 años ya que

para usar mapas y modelos mejora. Por ello, la

los niños participan cada vez más en actividades

experiencia espacial es de suma importancia para

físicas pero reciben menos supervisión.

lograr este progreso.

23


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO Como parte del desarrollo cognoscitivo

Dado que la corregulación refleja el cam-

se produce el desarrollo moral por lo que los ni-

bio gradual del control de los padres hacia el ni-

ños logran emitir juicios morales más sólidos al

ño, los compañeros o pares adquieren una impor-

apreciar las cosas desde más de un punto de vis-

tancia central. Por esa razón el proceso de sociali-

ta. Este desarrollo se da en dos etapas: de restric-

zación se convierte en un factor que influye de

ción y de cooperación; en la etapa de restricción

manera significativa en las características del de-

los niños son egocéntricos, piensan rígidamente

sarrollo a partir de la interacción con diversos

acerca de conceptos morales, creen que las reglas

agentes: escuela, grupos de amigos, organizacio-

no pueden cambiar y que toda ofensa merece un

nes y medios de comunicación.

castigo, a menos que ellos sean los infractores.

Los grupos de compañeros por lo general

En la etapa de cooperación aprenden a ser flexi-

están integrados por niños similares en edad, se-

bles como resultado del contacto con diferentes

xo, etnia, status socioeconómico y/o que viven

puntos de vista, aunque algunos de ellos contra-

cerca. Estos grupos tienen varias funciones como

digan lo que han visto en casa.

el desarrollar destrezas sociales o poner a prueba y adoptar valores independientes a los de sus pa-

DESARROLLO EMOCIONAL

dres y contribuyen a conformar su sentido de per-

La niñez intermedia es una etapa de tran-

tenencia y a la construcción del auto-concepto.

sición donde padres e hijos comparten el poder: el padre supervisa pero los niños toman las deci-

Por estas razones, los espacios públicos

siones; es una etapa intermedia en la transferen-

de interacción social, en particular los que se en-

cia del control de los padres al hijo denominada

cuentran cercanos a su vivienda y que permiten el

de corregulación. Aunque el niño pasa menos

contacto cotidiano con sus pares adquieren un

tiempo con sus padres que con sus compañeros,

papel fundamental en los procesos de desarrollo

las relaciones con los primeros son las más impor-

de los niños en esta etapa de la infancia.

tantes.

EL JUEGO EN EL DESARROLLO INFANTIL

Por otro lado, los niños se diferencian al

El niño, como cualquier otro habitante de

interactuar con sus compañeros ya que desarro-

la ciudad, desarrolla actividades que satisfacen

llan destrezas necesarias para socializar e intimar

sus necesidades tales como educación, transpor-

con otras personas, y con ello alcanzan un senti-

te, alimentación y tiempo libre entre otras, que lo

do de pertenencia e identidad. Están motivados

llevan a habitar y experimentar diferentes espa-

para cumplir sus metas y aprenden destrezas rela-

cios urbanos (abiertos, cerrados, públicos, priva-

cionadas con roles y reglas.

dos) que varían según su edad, condición social,

El concepto de si mismo o auto-concepto

patrones culturales, sexo, posibilidades de movi-

se desarrolla durante esta etapa. La autoestima

lidad, etc. Como resultado de esta vivencia, el

conecta aspectos cognoscitivos, emocionales y

niño establece una interacción con los espacios

sociales de la personalidad; la principal fuente de

de la ciudad que contribuye a su desarrollo como

autoestima es su propio punto de vista acerca de

persona y como miembro de la sociedad.

su competencia productiva, aunque también se

Esto conlleva la necesidad de revisar la

nutre del apoyo social.

forma como el niño utiliza el tiempo en su vida

24


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO cotidiana. Para los adultos el tiempo de ocio se

Dormir

contrapone al tiempo de trabajo pero para la po-

Escuela

blación infantil normalmente el tiempo de ocio se

Artes

43.04 41.1 21.22 22.3 0.46 0.5 3.17 4.0

Deportes

contrapone al tiempo escolar (Casas, 1998).

0.30 0.4

Al aire libre

El tiempo escolar es considerado el tiem-

6.79 5.4

Jugar

po educativo por excelencia, que junto con la fa-

7.84 8.3

TV

milia, configuran el contexto básico del proceso de socialización. Lo relevante de esto es que en la

Hobbies

1.64 2.2

En familia

visión tradicional el resto del tiempo del que dis-

2.00 1.9

Activ. de casa

pone el niño ha sido considerado usualmente

0

como tiempo improductivo o tiempo de riesgo.

6-8 años 9-12 años

12.59 13.0 10.00

20.00

30.00

40.00

50.00

Figura 1.2 Porcentaje de tiempo semanal dedicado a diferentes actividades por niños de 6 a 12 años en EUA. Fuente: Adaptado de Hofferth & Sandberg (2001), citado en: Schor (2004).

Actualmente estás ideas han sido revisadas y ahora el tiempo de ocio es reconocido tam-

En este ejemplo solo el 25% del tiempo

bién como contexto socializador que puede y de-

podría considerarse de libertad, donde el juego y

be ser considerado tiempo educativo. El tiempo

las actividades al aire libre ocupan solo el 8% del

libre se convierte entonces en el “tiempo de liber-

tiempo con aproximadamente 10 horas a la se-

tad” en el cual el niño puede y debe realizar el

mana, mientras que dedicaron 13 horas a ver la

ejercicio de su autonomía, creatividad, y respon-

TV.

sabilidad (Casas, 1998) integrando los ámbitos de descanso, diversión y desarrollo personal7.

De acuerdo a estos datos, las actividades de juego representan solamente una hora y me-

Casas señala también que ahora se dife-

dia de la actividad diaria del niño, mientras que la

rencia entre ocio productivo, improductivo y con-

actividad al aire libre solo 35 minutos a la semana.

sumista, categorías que indican implícitamente un

Asimismo, los resultados mostraron que al au-

uso del tiempo de ocio alienador y un uso auto-

mentar la edad el tiempo dedicado al juego y a

rrealizador, donde este último es promotor de

actividades al aire libre va reduciendo; dadas las

calidad de vida. La mayoría de las investigaciones

tendencias contemporáneas en cuanto al uso del

sobre ocio infantil concluyen que ciertas activida-

tiempo, es probable que estos tiempos se hayan

des previenen o disminuyen la aparición de com-

reducido. Estos datos refuerzan la idea de que la

portamientos conflictivos o socialmente no de-

prioridad de los padres actualmente es ver por la

seados como la delincuencia.

vida futura de sus hijos (Lanza, 2012), pero olvidan

Sin embargo, como podemos observar en

dejarlos disfrutar su presente.

la gráfica de la figura 1.2, el ocio productivo es el

Los resultados de estos y otros estudios

que absorbe la mayor parte del tiempo de los

justifican la necesidad de espacios urbanos de

niños dejando poco espacio para actividades de

esparcimiento, de un medio ambiente sano eco-

tiempo libre. La gráfica muestra los resultados de

lógicamente, de mejorar la calidad de vida de los

un estudio realizado en EUA sobre el uso de su

ciudadanos, entre otros aspectos.

tiempo semanal de niños de 6 a 12 años para el

Por ello, es

necesario considerar que el equipamiento para el

año 1997 (Hofferth & Sandberg, 2001 citado en:

ocio es un derecho de los ciudadanos no solo un

Schor, 2004)8.

25


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO medio una para evitar comportamientos no de-

teractúan con otros influyen recíprocamente en la

seados.

forma que se realiza y así se crean nuevas versiones del sistema.

LA DEFINICIÓN DEL JUEGO

El desarrollo del juego puede ser indivi-

Usualmente la palabra juego se usa por

dual o social. En lo individual se constituye en una

los adultos para minimizar las actividades de los

experiencia privada mientras que en lo social

niños: solo están jugando. Sin embargo, para Su-

puede ser paralelo, asociativo o cooperativo. Pa-

zanne de Mounchaux juego significa9:

ralelo es cuando el niño juega solo pero al lado

“Todas aquellas actividades independientes que

de otros niños; comparte espacio físico y objetos

los niños adoptan por elección como una manera

de recreación pero no hay intensión social. El jue-

disfrutable e interesante de comportamiento, más

go asociativo se produce cuando los niños com-

allá de las demandas impuestas por los adultos en

parten una misma actividad pero sus actuaciones

casa, familia y escuela.”

son independientes. Finalmente, el juego cooperativo es parte del proceso de socialización.

El juego es la experiencia con que el niño construye su conocimiento así como su vida afec-

El juego también es una forma de comu-

tiva y social. También le proporciona las bases

nicación ya que permite que el niño se conozca a

para una vida sana siendo una manera vigorosa y

si mismo y al mundo que le rodea. La actividad

satisfactoria de vivir. El juego en la vida de un niño

lúdica es la manera más natural de comunicarse

es un índice de su madurez social y revela su per-

con los objetos, con otros niños y con el mundo.

sonalidad con mayor claridad que cualquier otra

Se expresa en un tiempo y en un espacio, y es

actividad (Díaz, 1997).

episódico con metas que cambian y emergen espontáneamente. Es activo pues los niños hacen

CARACTERÍSTICAS DEL JUEGO

cosas, incluyendo imaginar, es decir, que deman-

Las características del juego han sido de-

da la participación activa del jugador. Como resul-

finidas por diferentes autores y son las que permi-

tado de todo ello, el juego resulta significativo ya

ten que este produzca beneficios en diversos as-

que conecta y relaciona experiencias.

pectos a los participantes (Chudacoff, 2007; Díaz,

De acuerdo a la interpretación de Chuda-

1997; Formberg & Bergen, 2006).

coff (2007), en la era moderna el concepto de jue-

El juego es una actividad espontánea y

go connota el uso de juguetes, y el concepto de

libre. No tiene interés material, es decir, se juega

juguete implica productos masivos comerciales;

solo por jugar. Por lo que el juego es voluntario,

sin embargo, dice que diversos estudios muestran

disfrutable y motivado intrínsecamente; se auto-

que el niño solamente juega con los juguetes co-

promueve y los motivos para realizarlo son la cu-

merciales por un período corto de tiempo. El

riosidad, el dominio de una habilidad, afiliación,

concepto de juguete como un artefacto para ni-

entre otras cosas, siendo un espacio liberador.

ños es de reciente creación, ya que antes de la

El juego se desarrolla con orden y tiene

era moderna se jugaba con otros niños más que

límites que la propia trama establece, o sea, que

con juguetes: primos, hermanos, amigos. El juego

se desarrolla con reglas explícitas e implícitas. Es

tiene lugar donde sea y el niño usa cualquier cosa

un sistema auto organizado; cuando los niños in-

como juguete, transformando tanto el espacio

26


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO como los objetos para jugar mejor. Cuando se

muy valorado es el productivo y creativo, como el

observa su forma de jugar en la calle, baldíos y

que involucra arte y música.

callejones, el juego resulta ser creativo, autosufi-

Sin embargo, estas valoraciones no nece-

ciente, activo y lleno de recursos, lo que resalta la

sariamente corresponden con las que podrían

verdadera autonomía de la infancia (Chudacoff,

realizar los niños ya que la valoración infantil es

2007).

inversa; es decir, los más valorados son aquellos Existen tres tipos de juego según las con-

que representan mayores retos o riesgos, mien-

diciones en que se desarrolla: formal, semi-infor-

tras que los juegos productivos o creativos son

mal e informal (Chudacoff, 2007). El juego formal

considerados en ocasiones como “aburridos”.

se desarrolla en ambientes predeterminados bajo

BENEFICIOS DEL JUEGO

la supervisión de adultos, tal como sucede en las ligas deportivas. El juego semi-informal contem-

El juego permite que el niño reciba una

pla una actividad de juego facilitada por adultos

recompensa inmediata en diferentes aspectos: en

pero sin la supervisión de éstos, como en los mu-

su comportamiento, en lo social, lo intelectual y

seos para niños. Finalmente, el tipo de juego In-

en lo físico. Pero más allá de eso, no debe olvi-

formal considera las actividades improvisadas,

darse que ante todo es la actividad espontánea y

espontáneas y desestructuradas que obedecen a

feliz de los niños.

impulsos innatos de investigar el mundo y de sor-

Mediante el juego el niño desarrolla habi-

prenderse.

lidades sociales, emocionales, físicas y cognitivas,

En las formas de juego sin supervisión

ya que está vinculado directamente con su pro-

(semi informal e informal) los niños realizan activi-

ceso de desarrollo. También estimula la imagina-

dades reales o autodirigidas que son vigiladas por

ción y la invención además de permitirle adaptar-

los adultos pero realizadas sin su intervención. En

se al presente y dar significado a su vida. Asimis-

cambio, el juego “ilícito” o no autorizado, desafía

mo, ayuda a desarrollar el manejo de emociones:

las reglas de los adultos y los niños ocultan que

maximizar las positivas y controlar las negativas

las hacen, pero al realizarlas los niños se revelan

(Chudacoff, 2007). Sin embargo, a pesar de que el

en libertad al crear un lenguaje secreto, explorar

concepto de juego infantil en general provoca

sitios prohibidos o realizar juegos peligrosos.

efectos positivos también tiene un lado obscuro representado por el bullying, los accidentes o la

Los diferentes tipos de juego reciben una

crueldad con animales.

valoración por parte de los adultos (Casy, 2007);

Casy (2007) describe los beneficios que se

los juegos más valorados son los que involucran algún aprendizaje y los menos son aquellos que

derivan del juego de los niños. El primero que

parecen no tener ningún propósito o aquellos

señala es que el niño aprende a valerse por si

que parecen peligrosos o disruptivos, como con-

mismo, a partir de controlar su tiempo, enfrentar

tar chistes con groserías o juegos toscos; estos

retos y sobreponerse a circunstancias adversas.

tipos de juego normalmente producen ansiedad

Paradójicamente, aunque los niños tienen la ne-

en los adultos y estos tienden a reprimirlos. El

cesidad de ser supervisados por adultos, el máxi-

juego aceptado es el juego cooperativo o el que

mo placer que se deriva de jugar es la sensación

implica el enfrentar retos mientras que el juego

de máxima libertad. Los niños se esfuerzan en

27


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO ganar control del juego, ejerciendo su libertad y

nar los compañeros de juego. Dentro de esta mi-

autonomía (Chudacoff, 2007).

cro-sociedad se define un sistema de convenciones no explícitas que incluyen aspectos como la

El juego también ayuda a la construcción

posibilidad de compartir los objetos de juego, la

de su identidad puesto que los niños necesitan

definición de los límites territoriales y se estable-

oportunidades de conocerse a si mismos como

cen las condiciones para pertenecer al grupo. Los

individuos y con relación a sus pares y a su comu-

niños al interactuar con sus pares se comportan

nidad. Por medio del juego descubren sus prefe-

de acuerdo con la forma en que ellos ven el mun-

rencias personales, con lo que van construyendo

do, más que de acuerdo con la forma en que lo

su enfoque de vida y de ética. Parte de la cons-

ven los adultos (Chudacoff, 2007).

trucción de la identidad implica que los niños luchan por su independencia y simultáneamente

El juego tiene también un valor sanador o

enfrentan el rechazo y aceptación de la cultura y

catártico con el que el niño puede aliviar y resol-

tradición de su contexto social.

ver conflictos sociales previos, puesto que el juego es la manera en que el niño se enfrenta con su

Uno de los beneficios en términos urba-

medio social y físico (Moore, 1990). El aprendizaje

nos y sociales es que mediante el juego se crea la

logrado a través del juego es procesado intelec-

conexión con la comunidad ya que el juego es

tualmente, y resulta así transferible a cualquier

una de las formas fundamentales de participar en

contexto o situación.

la vida comunitaria. En este sentido, los espacios urbanos para el juego son lugares donde la gente

El juego es un medio para favorecer el

de diferentes orígenes y edades pueden encon-

contacto con la naturaleza, que le permite maravi-

trarse, lo que promueve la actividad comunitaria y

llarse y conectarse con ella. Los niños se benefi-

la cohesión social.

cian de este contacto aún en espacios pequeños siempre que en él encuentren ciclos naturales,

Derivado de lo anterior, el juego permite

ritmos de vida, crecimiento y un ambiente senso-

el establecimiento de relaciones sociales ya que

rialmente rico, ya que la experiencia del niño se

el niño aprende a construir y a perder amistades,

realiza con todo su cuerpo y con todos sus senti-

a ser tolerante, a valorar la diferencia y a respetar

dos. Sin embargo, actualmente la expansión ur-

al otro. En el juego las reglas de conducta, com-

bana es una fuerza aislante que impulsa a que la

portamiento e interacción surgen y son negocia-

gente use sus autos para cualquier traslado; esto

das directamente por los niños por lo que las lec-

dificulta el desarrollo de un sentido de comuni-

ciones aprendidas son internalizadas. La cultura infantil se construye a partir de

dad ya que aísla al niño de su contexto y restringe

interacciones

su libertad para explorar libremente el ambiente.

complementarias con los adultos conjugadas con

La naturaleza esta fuera de su alcance para explo-

interacciones recíprocas con otros niños.

rar cotidianamente y se vuelven dependientes de

Por medio del juego los niños forman una

los adultos (Tai et al., 2006).

micro-sociedad definida por el grupo de edad,

El beneficio del juego más evidente es la

género, etnicidad, condición socioeconómica,

actividad física. El juego les da a los niños la opor-

proximidad de residencia y la interacción entre los

tunidad de alcanzar los niveles necesarios de acti-

padres de ese grupo de niños; sin embargo, el

vidad física de una manera que resulta divertida.

género es el factor más importante para determi-

28


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO No a todos los niños les gustan los deportes o

d) Productiva. Aprender a hacer cosas y a modifi-

actividades organizadas pero a todos les gusta

carlas.

jugar. Las áreas de juego pueden restringir o im-

e) Comunicativa. Aprender a comportarse en re-

pulsar actividades para el juego activo, si resultan

lación con otras personas, cooperar, aceptar

aburridas. Esto no significa que los espacios de

reglas, proteger al débil, coincidir y compartir

juego deben buscar la actividad física solamente

puntos de vista.

por medio de equipamiento estereotípico para

f) Comparativa. Aprender a medir fuerzas contra

correr, saltar y trepar sino que las propuestas de-

otros así como a ganar y perder.

ben ser más creativas10 . A partir de la actividad del juego y como resultado de sus beneficios, los

COMPETENCIA ESPACIAL, TERRITORIO BIENTES PARA EL JUEGO INFANTIL

niños desarrollan seis tipos de competencias que inciden en su desarrollo a corto y largo plazo

Y

AM-

Los niños llevan un estilo de vida diferen-

(Moore, 1990):

te al de los adultos (Moore & Young, 1978). Para

a) Adaptativa. Ajuste biológico del niño, desarro-

los niños el interior de su hogar es un área priva-

llo de fuerza, energía, velocidad y flexibilidad.

da, una fuente de protección física, seguridad y

b) Expresiva. Evoca emociones como: tensión,

apoyo psicológico, pero también es el lugar del

furia, odio, placer, gozo, y perplejidad.

dominio de los adultos y de los efectos limitativos de la escuela y la familia. Por ello, el exterior se

c) Explorativa. Aprender a distinguir: alto, bajo,

convierte en la necesaria contraparte, siendo un

pequeño, grande, adelante, atrás, duro, suave.

Figura 1.3 El juego en el proceso de desarrollo infantil Fuente: E. Lugo, 2012

29


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO dominio público explorable que lo relaciona con

calles con mucho tráfico, maestros de poco crite-

los sistemas vivientes y la cultura dominante, pero

rio, o un entorno deteriorado física o socialmente.

sobre todo, es el lugar de aprendizaje voluntario. Chudacoff (2007) identifica

Moore (1990) señala que a lo largo del

tres ámbitos

tiempo, la interacción lúdica con el ambiente y la

respecto a los espacios donde se realiza el juego

asimilación de experiencias valiosas produce un

infantil que son: áreas naturales, espacios públi-

sentimiento de competencia, una sensación de

cos (la calle y las áreas de juego) y el hogar (exte-

maestría y control sobre el ambiente, que se utili-

rior e interior) que además de producir los benefi-

za para alcanzar metas y enriquecer la propia ex-

cios descritos anteriormente, también favorecen

periencia.

el desarrollo de la competencia espacial.

LOS RANGOS TERRITORIALES DEL NIÑO

LA COMPETENCIA ESPACIAL

De acuerdo con su edad los niños esta-

De acuerdo con Newcombe & Huttlenlo-

blecen diferentes relaciones con el espacio (Tai et

cher (2000), la competencia espacial es central

al., 2006). De los 4 a los 7 años empiezan a explo-

para la adaptación humana. De ella se deriva el

rar pero la casa sigue siendo el centro de su uni-

conocimiento espacial que es esencial para vivir

verso. De los 8 a los 11 años la casa se vuelve me-

en el mundo ya que todo tiene una ubicación es-

nos importante y ahora exploran baldíos, bosques

pecífica. Desde el punto de vista biológico es

canales y lugares interesantes alrededor de la ca-

fundamental para sobrevivir, ya que todos los se-

sa. De los 12 a los 17 años es el mundo social de

res móviles deben ser capaces de organizar sus

centros comerciales y lugares de reunión cerrados

acciones en el espacio.

lo que los atrae, y se empieza a desvanecer el período de atracción por la naturaleza.

En la sociedad contemporánea, la competencia espacial es esencial para las actividades

El concepto de rango territorial indica la

cotidianas (preparar el desayuno, caminar al tra-

extensión espacial y la variedad de experiencias

bajo, meter objetos en una caja) pero también

de los espacios habitados. Incluye la variedad de

para actividades de alto nivel como el pensamien-

los dominios espacio-temporales, de los lugares

to matemático, uso de información que se pre-

familiares cercanos a la casa, así como la condi-

senta en gráficas, mapas, diagramas, esquemas

ción de expansión constante de los límites, que

espaciales así como para entender descripciones

lleva a encuentros no familiares y estimulantes en

verbales de material espacial.

nuevos lugares. El desarrollo del rango territorial, es un sistema socio-espacial que evoluciona con

Dependiendo de su calidad, el ambiente

la edad, a partir de la personalidad del niño, pa-

se enlaza con el niño en la exploración y el des-

dres, circunstancias culturales, oportunidades de

cubrimiento; es un medio de aprendizaje, pro-

juego y problemas de accesibilidad al ambiente

mueve el desarrollo de la competencia espacial,

físico, para el que se establecen tres niveles o ra-

estimula la práctica de las habilidades y mejora el

dios de influencia (Lanza, 2012; Moore, 1990; Mo-

desempeño. Si se presentan demasiadas barreras

ore & Young, 1978):

para el desarrollo de está competencia, la motivación para adquirirla empezará a desaparecer; al-

a) Rango Habitual. Espacio más o menos próxi-

gunas barreras son: restricciones de los padres,

mo a la casa del niño, muy accesible para el

30


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO uso diario; regido por restricciones temporales

una imagen mental del ambiente más elaborada y

más que de distancia o edad. Se usan por cor-

adecuada.

to tiempo diariamente.

Si los seres humanos tienen la capacidad

b) Rango Frecuente. Zonas menos accesibles del

innata de apreciar la naturaleza, no puede consi-

rango habitual; limitadas por restricciones físi-

derarse que esto es inalterable ya que el acondi-

cas (principalmente calles con tráfico) y prohi-

cionamiento cultural es a menudo más importante

biciones de los padres. Se expande con la

(Tuan, 1978). Por ejemplo, los niños que solo co-

edad, uso de bicicletas, disponibilidad de ru-

nocen la ciudad al enfrentarse con lo natural lo

tas sin tráfico y la presencia de niños mayores

perciben como algo amenazador y terrible. Los

con quienes viajar. Se usan especialmente en

niños urbanos están en desventaja ya que su ca-

fines de semana, días feriados o en verano.

pacidad y posibilidad para beneficiarse y disfrutar de la naturaleza está permeada de indiferencia y

c) Rango Ocasional. Zonas con mayor variación

miedo.

que las de rango Frecuente. Se accede en bicicleta, a pie, en transporte público. Dependen

AMBIENTES PARA EL JUEGO

de la personalidad del niño, el grado de liber-

Los ambientes de juego son parte del

tad y entrenamiento dado por los padres, dis-

paisaje de la infancia y van más allá de las áreas

ponibilidad de compañeros de viaje y de la

de juego típicas y estáticas que normalmente se

presencia de lugares interesantes. Se visitan de

encuentran en cualquier espacio público (colum-

vez en cuando, tal vez como parte de una ex-

pios, resbaladizas y módulos prefabricados) ya

pedición especial.

que este tipo de espacios no atrae a los niños o

Cada niño tiene varios rangos que se tras-

solo los usan por poco tiempo. Por el contrario,

lapan reflejando variaciones en las restricciones

los espacios que los niños escogen son vibrantes,

sociales y psicológicas en el espacio y el tiempo.

retadores y atractivos donde satisfacen sus nece-

Al ir creciendo, el niño se mueve más y desarrolla

sidades y deseos. Son en cierta forma desordenados, raros, divertidos, frustrantes, que quitan el aliento y algunas veces impredecibles: playas, callejones, bosques, cementerios, atrios de iglesias, pórticos, construcciones en proceso, bancos de material, entre otros. Prefieren este tipo de espacios a los espacios de juego “oficiales” o planeados. El medio natural y artificial tienen diferentes tipos de objetos de juego que ofrecer a los niños. Se supone que estos son atractivos por si mismos pero puede suceder que los niños no se percaten de ellos o no sepan como utilizarlos. En cambio, los niños de casi cualquier lugar tienen acceso a materiales naturales de juego tales co-

Figura 1.4 Rangos territoriales: forma de transporte Fuente: Adaptado de Moore (1990) y Prinz (1986)

31


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO mo: agua, arena, arcilla y lodo. Donde quiera que

altura. A todos los niños les gusta deslizarse o

haya agua los niños se sentirán atraídos para jugar

rodar cuesta abajo. Les gusta introducirse o cons-

con ella y cuando se puede mezclar con arena y

truir lugares pequeños ya que estos están a su

lodo, les permitirá crear un mundo.

escala, lo que les da el control y permite que su imaginación vuele. En el medio urbano un auto

Los seres humanos se identifican con los

abandonado, un colchón, las escaleras, son ele-

animales más que con otro aspecto de la natura-

mentos que aprovechan para crear espacios pro-

leza. El interés hacia agua, rocas y plantas se deri-

pios.

va del interés en los animales; los animales contribuyen a nuestra identidad como seres humanos,

Sin embargo, los niños habitan y crecen

son foco de afecto y transmiten una sensación de

en espacios que ellos no han construido en un

habitabilidad planetaria. Sin embargo, el mundo

mundo dominado por los adultos; a pesar de ello

natural a pesar de ser variado y estimulante, no

crean espacios dentro y fuera de los ámbitos defi-

inspira por si mismo a los niños a aprender. La

nidos por estos. En la ciudad los niños deben ne-

naturaleza es un maestro desarticulado, o con un

gociar y compartir las áreas de juego con otros

mensaje muy sutil para ser entendido por mentes

niños y a deben confrontarse con la dinámica

en desarrollo. Los niños tienen que ser enseñados

cambiante de edificios, banquetas, calles y bal-

por adultos. Tienen una curiosidad natural hacia

díos. Para los niños el ambiente es más que un

el mundo, pero esta puede ser reprimida si los

escenario ya al interactuar con él lo transforman, y

adultos no la impulsan.

ellos son transformados.

Existen dos formas de contacto con la

CONCLUSIONES

naturaleza; el contacto directo que está libre de

La infancia es una construcción social, es

control y el contacto indirecto que se realiza en

decir, que el grupo social en su momento históri-

zoológicos, museos y jardines botánicos. La natu-

co define lo que considera un niño. Actualmente,

raleza estimula un desarrollo emocional complejo,

se encuentra en vigencia el considerar al niño

llamado "maduración afectiva" ya que inspira

como un sujeto con derechos, un ciudadano y un

alegría, emoción, maravilla, miedo o riesgo. De

consumidor. Como resultado de esta construcción

esta manera, la mejor manera de inspirar la pro-

social, los niños adquieren formas de educarse y

tección del ambiente es instar el amor a la natura-

roles sociales que son expresión de las pautas,

leza desde la infancia puesto que el deterioro

normas y hábitos sociales vigentes que a su vez

continuo de los recursos naturales en paralelo con

definen políticas públicas, lógicas familiares y

el predominio de la tecnología en la vida de un

sistemas educativos.

niño promedio, reduce las experiencias de natura-

El proceso de desarrollo del niño se da

leza (Tai et al., 2006).

simultáneamente en lo individual y en lo colecti-

Los niños evitan tener posiciones estáti-

vo, integrando los

cas, les gusta mecer y ser mecidos; trepar un ár-

ámbitos físico, cognitivo y

emocional. En cada etapa de la vida el niño desa-

bol les permite hacer acrobacias, usar sus múscu-

rrolla habilidades, destrezas y competencias para

los y sentir la emoción de la desorientación tem-

cada uno de esos ámbitos como resultado las

poral, entrar en contacto físico con el árbol, tener

modalidades que adopta su proceso de desarro-

una un punto de vista panorámico y el estatus de

32


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO llo. En este proceso juegan un papel importante

sidad, creatividad y

la socialización ,el ambiente físico y el medio so-

naturales, que son aspectos en los que el espacio

cio-cultural.

abierto público tiene mayor capacidad de contri-

relación con los procesos

bución.

El proceso de socialización es de gran relevancia para el desarrollo del niño. Mediante

Con base en estas condicionantes, el niño

éste, el niño se relaciona con otros miembros del

debe contar con diferentes ambientes para el

grupo social y va aprendiendo lo que se espera

juego, en su escuela, vecindario y espacios abier-

de él, lo que está permitido o prohibido e inter-

tos de mayor jerarquía. Pero lo más importante en

vienen los denominados

agentes de socializa-

todos ellos es que debe existir la presencia de

ción: la familia, la escuela, los pares y los medios

elementos naturales dado que entrar en contacto

de comunicación.

con ellos es una necesidad innata de los niños. Asimismo, en los distintos ambientes el tipo de

En el proceso de desarrollo infantil, la ac-

juego que debe predominar deberá ser el juego

tividad con mayor incidencia y relevancia es el

desestructurado e informal, ya que éste potencia

juego ya que es mediante ella que el niño apren-

el desarrollo de las habilidades y actitudes seña-

de, explora, incorpora, y se relaciona con el mun-

ladas anteriormente.

do físico y social.

La inclusión de estas condiciones en la

Los niños de 6 a 12 años representan la

planeación y diseño de espacios públicos abiertos

etapa de la infancia caracterizada por la autono-

para el juego infantil será indispensable para ga-

mía y la exploración, por lo que se considera que

rantizar que el espacio incida de manera positiva

esta etapa la relación con los otros y con el medio

en el desarrollo de los niños como individuos y

ambiente se realiza de manera natural, y que a

ciudadanos, a partir de cumplir con su derecho al

partir de esto adquiere valores y actitudes hacia el

juego y a espacios urbanos de calidad.

mundo que le rodea, siendo la relación con la naturaleza una necesidad fundamental que se ex-

Sin embargo, es necesario señalar que el

presa claramente en esta etapa.

acceso al tiempo y espacio para jugar ha cambiado a lo largo de la historial. Actualmente la socie-

El juego es la actividad esencial para to-

dad contemporánea con sus reglas, regulaciones,

das las etapas de la infancia; el juego se realiza no

normas culturales y paranoias impactan el estilo y

solo durante el tiempo libre sino en todas las fa-

calidad de vida de los niños.

cetas de la vida de los niños. Es fundamental para el aprendizaje formal e informal, para el desarrollo

Las preocupaciones actuales sobre los

individual y para el desarrollo como miembro de

espacios para el juego infantil siguen las tenden-

un grupo social, siempre vinculado al proceso de

cias globales que afectan el espacio público y a la

socialización.

sociedad: pérdida de espacios; cambios de uso de suelo; urbanización de áreas verdes o baldíos;

Existen diferentes tipos de juego que re-

control del tiempo libre de los niños; miedos con-

presentan diversos beneficios para los niños de 6

temporáneos en el espacio abierto (tráfico, delin-

a 12 años de edad; los beneficios que resultan

cuencia, extraños, bullying); restricciones para el

más significativos son aquellos que favorecen que

uso de los espacios. Además se da la sustitución

el niño desarrolle autonomía, colaboración, curio-

de espacios públicos clásicos por espacios mer-

33


JUEGO Y ESPACIO ABIERTO cantilizados: plazas por centros comerciales, parques públicos por parques temáticos. Todo ello provoca una gran preocupación social sobre los efectos que esto tendrá a corto y lago plazo en la salud, bienestar y felicidad de los niños.

34


NOTAS

5

El desarrollo de la persona además se ve expuesto a influencias externas que pueden ser normativas y no normativas (Papalia et al., 2001). Las influencias normativas se presentan cuando estas ocurren de manera similar para la mayoría de personas de un grupo, como la pubertad, el ingreso a la escuela, crecer en el mismo lugar y en la misma época, sufrir el impacto de crisis sociales (depresión económica, inseguridad) así como cambios en la tecnología o en la organización social. Por otra parte, las influencias no normativas son las que se producen en períodos críticos que es un tiempo específico durante el desarrollo cuando la ocurrencia de un evento, o su ausencia, tiene un gran impacto. Por ejemplo, experiencias sensoriales o motrices durante un período crítico de la infancia temprana pueden acelerar o retrasar el desarrollo.

1

Dentro de esta disciplina se identifican variantes relacionadas con las teorías del desarrollo que se clasifican en psicoanalítica, del aprendizaje, cognoscitiva, etológica y contextual (Papalia, Olds, & Feldman, 2001). Estos autores señalan que la mayoría de los estudios de desarrollo toman un enfoque ecléctico e imparcial ya que ninguna tiene todas las respuestas pero contribuye en algún aspecto para entender el desarrollo del niño. Cada teoría analiza e identifica cualidades y características de las diferentes etapas de la infancia, pero no manejan ni las mismas etapas ni los mismos rangos de edad al definir estas. Para el detalle de los planteamientos de las diferentes teorías de desarrollo infantil ver: Giddens, Applebaum, & Carr, (2009), Giddens, (2009) y Papalia, Olds, & Feldman (2001).

6

“It takes a whole village to raise a child”. Proverbio africano. El significado básico es que el cuidado de los niños es un esfuerzo comunal. La responsabilidad de criar a los niños se comparte con la familia extensa. Todos en la familia participan, especialmente los niños mayores, tíos, abuelos y aún los primos. No es inusual para los niños africanos pasar períodos largos con tíos o abuelos. Aún la comunidad se involucra, vecinos y amigos. Los niños son considerados una bendición de Dios para toda la comunidad. Fuente: African Proverbs, Sayings and Stories. En: http://www.afriprov.org/ index.php/african-proverb-of-the-month/23-1998proverbs/137november-1998-proverb.html Descarga: 19 de abril del 2012

2

El Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) es quien realiza el manejo estadístico sobre datos de la infancia. En la descripción de los indicadores que se utilizan, las categorías se definen a partir de grupos quinquenales de edad siendo estas 0-4, 5-9, 10-14 y 15-19. Sin embargo, esta agrupación de datos dificulta identificar a los menores de 18 años, o aquellas etapas que corresponden a las de la infancia tal como las define la perspectiva psicosocial o la jurídica. El municipio de Puebla para 2010 contaba con una población de 1’539,819 habitantes (INEGI, 2012). De este total, los menores de edad (0 a 17 años) constituyen la tercera parte de la población municipal con 31.4%, y los niños de 6 a 11 años representan casi el 35% de la población menor de edad; lo anterior muestra que además de atender las necesidades derivadas de las características físicas y psicológicas de los niños, habrá que atender las demandas cuantitativas de espacios que se requieren para atenderlos. Actualmente, ninguna de las dos cosas sucede.

7

Requisitos definidos por: Dumazedier, J. (1962) Vers une civilization du loisir?.Paris:Duseil citado en: Casas (1998).

8

Hofferth, Sandra & Sandberg, John F. (2001). Changes in American Children’s use of Time, 1981-1987. en: T.J. Owens & S.L. Hoffert (eds.). Advances in Life Course Research Series: Children and the Millenium: Where Have We Come From, Where are we Going? pp.193-229. Elsevier Science:Nueva York

3

La Convención Internacional de los Derechos de los Niños en su articulo 1º considera como niño al ser humano menor de 18 años, a menos que bajo la ley aplicable la mayoría de edad se otorgue antes y consigna derechos en todos los ámbitos de la vida del niño. En nuestro país es hasta 2010 que se crea la Ley para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes que en su Artículo 2 señala que “son niñas y niños las personas de hasta 12 años incompletos”, y adolescentes quienes tienen entre 12 años cumplidos y 18 incumplidos (Cámara de Diputados, 2010), es decir, que la Constitución Mexicana reconoce como menor de edad a las personas que aún no cumplen los 18 años (CNDH, 2011).

9

Mounchaux. Suzanne. (1981). Planning with Children in Mind (A Notebook for Local Planners and Policy Makers on Children on the City Environment). Sydney. New South Wales Department of Environment and Planning. Citado en: Moore (1990). 10 Sin embargo, según Tai et al. (2006) en las ciudades contemporáneas estadounidenses el 15% de los niños entre 6 y 19 tienen sobrepeso dado que la actividad física se ha reducido en un 75% a partir de 1900. Los niños son llevados en automóvil a las escuelas debido en parte a que las ciudades no son amigables con el peatón: calles atestadas, banquetas estrechas o inexistentes, escuelas centralizadas alejadas de la vivienda, espacios inseguros. Además de que el entretenimiento tecnológico que se realiza en interior resulta más atractivo que el juego activo en exteriores.

4

Por ejemplo, los resultados de un estudio realizado por el Instituto de Investigaciones Sociales y Tecnológicas de Venezuela (Insotev) evidencian que los hábitos de consumo de los pequeños entre 4 y 12 años en los nichos A, B, C+ y C del mercado, representan una capacidad de compra que anualmente ronda 2 360 millones de dólares. Fuente: Producto (2008)Mami, yo quiero. El gran mercado de los chicos. Producto Online 199. Grupo Editorial Producto: Venezuela. En: www.producto.com.ve. Consulta:Septiembre 2008 En EUA se reportó para 2002 que los niños de 4 a 12 años hicieron compras por $30 mil millones de dólares como resultado de que los niños y adolescentes son el epicentro de la cultura de consumo (Schor, 2004). En Francia se reportó para 1988 un poder real de compra de los niños de aproximadamente 80 mil millones de dólares (Breé, 1995).

35


CAPITULO II


Derechos de la infancia, un indicador de la sustentabilidad de la ciudad


02

DERECHOS DE LA INFANCIA, UN INDICADOR DE LA SUSTENTABILIDAD DE LA CIUDAD “Y estos derechos a respetarlos, ¿eh? No vaya a pasar como con los Diez Mandamientos.” Mafalda Quino (1997). Toda Mafalda. 8º edición. Buenos Aires: Ediciones de la Flor

convertirlas en derechos y obligaciones jurídicas2 .

LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS, UN ACUERDO

Por su parte, el proceso de internacionalización ha

INTERNACIONAL

influido de gran manera el desarrollo de los dere-

Los derechos humanos forman parte de que tiene cada

chos humanos pues el tema pasa del ámbito in-

hombre o mujer por el simple hecho de serlo y

terno de los Estados al de la comunidad interna-

los derechos fundamentales1

cional (Martínez Bullé-Goyri, 2007), lo que genera

formar parte de la sociedad en que vive. Los de-

colaboraciones y presiones para su incorporación

rechos fundamentales son inherentes a la dignidad humana y son necesarios para el libre desa-

y cumplimiento. Actualmente existen diversos

rrollo de la personalidad, por lo que suelen ser

instrumentos internacionales que protegen y

recogidos por las constituciones modernas. Son

promueven los derechos humanos en diversos ámbitos incluyendo los de los grupos más vulne-

un factor indispensable para que nos desarrolle-

rables, como mujeres y niños.

mos en todos los planos de nuestra vida en lo individual y como miembros de la sociedad (De-

Existen tres tipos de derechos humanos.

rechos Humanos & Humanas, 2003; Orozco Hen-

La primera generación agrupa los derechos civiles

ríquez & Silva Adaya, 2002; RAE, 2011).

y políticos de carácter individual, que surgen con el liberalismo en el último tercio del siglo XVIII y

De acuerdo a Martínez Bullé-Goyri (2007),

que fundamentalmente involucran libertades o

los derechos humanos son una institución propia del Estado liberal moderno como herramienta

garantías para pensar, creer, expresarse, transitar,

jurídica para la tutela y promoción de la dignidad

residir y participar en la vida política, entre otras.

de las personas. Señala que en la evolución de

Los derechos de segunda generación

los derechos se identifican dos procesos que han

surgen a principios del siglo XX; atienden un nue-

sido factor para lograr su institucionalización y

vo aspecto de la persona: la satisfacción de sus

vigencia efectiva en las sociedades: la constitu-

necesidades básicas para poder vivir dignamente

cionalización y la internacionalización.

en la sociedad (Martínez Bullé-Goyri, 2007) que se denominan Derechos Económicos, Sociales y Cul-

El proceso de constitucionalización con-

turales3 . Están orientados a asegurar condiciones

siste en la transformación de declaraciones en

de vida digna (acceso a la salud, a la educación, a

normas, es decir, pasar de enunciar intenciones a

36


TENDENCIAS DE VANGUARDIA los bienes de la cultura, al trabajo, etc.) que les

paz, dignidad, tolerancia, libertad, igualdad y so-

permitan desarrollar su potencial humano.

lidaridad (UNICEF, 2008).

Finalmente, los derechos de tercera gene-

El proceso para el reconocimiento de los

ración son considerados derechos de solidaridad

derechos de los niños ha sido encabezado por el

ya que para su cumplimiento requieren la coordi-

Fondo de las Naciones para la Infancia (UNICEF)

nación de los Estados y la comunidad internacio-

fundado en 1946 después de la Segunda Guerra

nal en su conjunto; se originan a raíz de la con-

Mundial como un fondo de emergencia para pro-

formación de la ONU y del proceso de interna-

teger a los niños que fueron víctimas. En ese mo-

cionalización de los derechos humanos (Derechos

mento UNICEF veía a los niños como objeto de

Humanos, 2009; Martínez Bullé-Goyri, 2007); los

preocupación humanitaria y caritativa (UNICEF,

derechos de los niños y el derecho a un ambiente

2006) pero a partir de 1960 el organismo cambia

sano forman parte de está categoría, donde am-

de fondo de emergencia a agencia de desarrollo.

bos se vinculan de manera directa con la calidad

Este cambio redefinió la causa de los niños ya que

de vida de la infancia.

enfatizó la importancia de satisfacer las necesidades humanas en todas fases de la infancia y la

Los tres tipos de derechos humanos con-

adolescencia, además de proponer que las nece-

forman un sistema indivisible donde los diferen-

sidades de los niños debían ser incluidas en los

tes tipos interactúan entre sí, sin privilegiarse unos

planes de desarrollo nacionales.

respecto de otros, pues todos tienen como origen y fin la dignidad humana (Martínez Bullé-Goyri,

El año 1979 es declarado como el Año

2007). La parte fundamental en el tema de los de-

Internacional de la Infancia por lo que organiza-

rechos humanos es su aplicación y respeto, ya que

ciones no gubernamentales aprovechan esto pa-

es más importante cumplir la ley que elaborarla

ra buscar que los derechos de los niños se convir-

(Derechos Humanos & Humanas, 2003).

tieran en ley.

UNICEF apoya la iniciativa y en

1989 la Asamblea General de la ONU adopta la

LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS Y EL JUEGO

Convención de los Derechos de los Niños que se convierte en ley internacional en 1990. Con este

La Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU proclama que la infancia

evento se reconoce que el niño es un individuo

tiene derecho a recibir cuidado y asistencia espe-

completo, como un actor activo y empoderado de

cial y que la familia es el grupo fundamental de la

su propio desarrollo de acuerdo a su madurez y

sociedad siendo el ámbito natural para el creci-

edad (UNICEF, 2006).

miento y bienestar de todos sus miembros, en

Los derechos de los niños expresan lo

especial de los niños. Por ello, deben recibir la

que se denomina Doctrina de Protección Integral,

protección y asistencia necesarias para que pue-

que es el paradigma vigente a escala mundial.

dan asumir plenamente sus responsabilidades

Con base en esa doctrina, las leyes se proponen

dentro de la comunidad, además de ser prepara-

para el conjunto de la categoría infancia y no solo

dos para vivir como individuos y miembros de la

para aquellos niños en circunstancias difíciles. Lo

sociedad, de tal forma que persigan y mantengan

más significativo de la adopción de esta doctrina

los ideales de la ONU, en particular el espíritu de

es que representa un cambio en la concepción del menor, pasando de ser objeto de protección

37


TENDENCIAS DE VANGUARDIA a ser titular de derechos plenos de ciudadanía

Derechos de los Niños

(Rabanales, 2000). De esta forma, la Convención se convierte en un instrumento internacional que

Ser beneficiado por la seguridad social

establece un conjunto de derechos y obligaciones

16

en favor de los niños que se traduce en un catálo-

17 Un estándar de vida decente

go de obligaciones para el Estado, la familia y la

18 Educación

sociedad.

19

En México, este instrumento fue ratificado

Protección contra el trabajo infantil, 20 tráfico, explotación sexual o de otro tipo, y consumo de drogas

en 1990, y publicado en el Diario Oficial de la Federación en 1991. El artículo 133 de la Constitución considera a la Convención de los Derechos de los Niños como norma de derecho, y el artículo 4º incluye un párrafo que los eleva a rango constitucional.4 Tabla 2.1 Síntesis de los Derechos de los niños. Fuente: UNICEF. The State of the World’s Children 2005. p.4 citado en (UNICEF, 2006)

Derechos de los Niños

2, 30

2 Definir acciones en su mejor interés

3, 18

3 Sobrevivencia y desarrollo 4 Identidad 5

Relaciones familiares y guía paterna

31 32-36, 39

21

Protección contra la tortura y privación de la libertad

37-39

22

Dignidad y valía, aún si el niño ha infringido la ley

40

ella podemos ver que los derechos de los niños incorporan los tres tipos descritos anteriormente, es decir, cívico-políticos, sociales y de solidaridad. Lo anterior implica que su satisfacción tendrá que involucrar diferentes agentes y niveles de decisión así como diferentes compromisos y responsabilidades tanto del Estado como de los agentes so-

5, 7-10, 18, 21, 25

ciales. Asimismo, vemos que el inciso 19 incluye

Libertad de expresión, pensamien7 to, consciencia y religión

12-14

en derecho al juego así como implicaciones para los espacio abiertos de la ciudad.

Libertad de asociación y reunión 8 pacífica

15

Protección estatal de la privacía, hogar, familia y correspondencia

16

10 Acceso a información apropiada

17

Protección contra el abuso y descuido

28-29

referencia a los artículos donde se describen. En

7, 8

11, 21

11

27

niños reconocidos por la Convención haciendo

6

Protección contra transferencia ilícita 6 y adopción ilegal

9

26

La tabla 2.1 presenta los derechos de los

Art. de la Convención

1 No discriminación

Descanso y ocio, juego y recreación, cultura y artes

Art. de la Convención

LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS Y LA CIUDAD La Convención de los Derechos de los Niños demanda a la comunidad global la obligación de poner a los niños en el centro de la visión de desarrollo, pero diferentes instancias reconocen que no se había puesto suficiente atención a

19

Protección especial y asistencia si 12 pierden su entorno familiar

20, 22

13 Protección en conflictos armados

22, 38-39

14 Cuidado especial de discapacitados

23

15 Salud y acceso a servicios de salud

24

las necesidades especiales de los niños para generar condiciones de habitación segura, protegidas y saludables (UNCHS & Habitat, 1997), y en la influencia que esto tiene para mejorar de manera integral las condiciones de vida de la comunidad.

38


TENDENCIAS DE VANGUARDIA En el documento Children’s Rights and

b) Los recursos, servicios e instituciones deben

Habitat se delinean las condiciones de habitabili-

buscar rebasar el nivel de sobrevivencia y pro-

dad y los principios de gobernabilidad necesarios

mover una calidad de vida de alto nivel para

para cumplir los derechos de la infancia (UNCHS

toda la comunidad.

& Habitat, 1997). En él se revisa la vinculación de

c) Las comunidades deben ser planeadas para

los derechos de los niños con el hábitat a partir

minimizar los riesgos por tráfico vehicular para

de dos premisas: a) la importancia que tienen los

los niños.

niños para la construcción de la sociedad y b) el

d) El juego y la recreación son necesidades fun-

papel del medio ambiente en la construcción del

damentales para los niños, y son claves en su

individuo.

desarrollo. Los niños deben tener acceso a

En ese documento se señala que se logró

oportunidades apropiadas para jugar y a insta-

una victoria para la Convención y para los niños al

laciones recreativas dentro de su comunidad,

declarar que “el bienestar de los niños es el má-

especialmente de espacios al aire libre. Las

ximo indicador de un hábitat saludable, de una

instalaciones de juego formal e informal deben

sociedad democrática y de un buen gobierno”.

estar libres de amenazas a su salud y seguri-

Las propuestas que ahí se presentan se

dad.

alinean con los derechos de los niños y se estruc-

e) Las instalaciones recreativas deben atender la

turan en tres apartados, donde el primero argu-

más amplia gana de necesidades y brindar

menta acerca de la relevancia del entorno urbano

posibilidades de elección, ser incluyentes de

y en los siguientes se plantean formas de alcanzar

niños y niñas de diferentes edades, discapaci-

los objetivos.

tados o en condición de calle, así como esti-

Uno de los aspectos claves que señala el

mular todos los aspectos de su desarrollo.

documento es que las viviendas y su entorno son

f) Se debe buscar que exista un acceso seguro y

el principal ambiente de las mayoría de los niños

conveniente a entornos naturales cercanos a

durante el período en que son más vulnerables y

su comunidad, donde pueden disfrutar y

se desarrollan más rápido; por ello el ambiente de

aprender acerca de los sistemas naturales.

la vivienda debe ser seguro, protegido y saluda-

g) Los espacios públicos dentro de la comunidad

ble; debe facilitar el cuidado de los niños; y debe

deben ser accesibles, gratuitos, equitativos en

satisfacer las necesidades básicas en lo físico, so-

su acceso para todos los niños.

cial, cultural y psicológico. Es decir,que el ambiente debe apoyar el desarrollo integral de los niños.

h) Las ciudades deben permitir que los niños y adolescentes se trasladen dentro de ellos a

Algunos de los aspectos más relevantes

pie, bicicleta y transporte público para expe-

que tienen relación con la ciudad y los espacio

rimentar y aprender libremente. Se debe enfa-

públicos abiertos que señala el citado documento

tizar en la seguridad de los niños.

son:

i) Los niños deben ser involucrados, de acuerdo

a) Las comunidades deben ser ambientes salu-

con sus capacidades, en el diseño de entornos

dables en lo físico, social y emocional.

especialmente dedicados a ellos, tales como

39


TENDENCIAS DE VANGUARDIA lugares de juego, escuelas y hospitales para

en leyes, programas y presupuestos traduciendo

niños.

los procesos nacionales de implantación de la Convención en acciones a nivel local, incluyendo

Finalmente, es importante enfatizar que

su derecho a: influir las decisiones sobre su ciu-

las necesidades de hábitat y los derechos de los

dad; expresar su opinión sobre la ciudad que

niños no pueden ser enfrentados mediante una

quiere, participar en la vida familiar, comunitaria y

aproximación sectorizada sino que requiere solu-

social; recibir los servicios básicos tales como sa-

ciones sistemáticas y holísticas, que establezcan

lud, educación y casa; tener agua potable y dre-

estructuras que favorezcan la coordinación de

naje sanitario adecuado; ser protegidos de la ex-

todos los sectores involucrando a instancias gu-

plotación, violencia y abuso; pasear seguro en sus

bernamentales y no gubernamentales. Asimismo,

calles; tener áreas verdes para animales y plantas;

es necesario delegar la responsabilidad a nivel

vivir en un ambiente sin contaminación; ser un

local, reconociendo y apoyando formalmente los

ciudadano igual a los demás con acceso a todos

esfuerzos de las autoridades locales y los repre-

los servicios sin importar su origen, religión, ingre-

sentantes de la sociedad civil.

LA INICIATIVA CIUDADES AMIGAS FANCIA, UNA OPORTUNIDAD

so, género o discapacidad. DE LA IN-

La iniciativa define un modelo de implementación para asistir a una ciudad en cualquier

La iniciativa Ciudades Amigas de la Infan-

aspecto relacionado con el gobierno, el medio

cia (UNICEF, 2005) surge al reconocer varias ten-

ambiente y los servicios. El proceso demanda

dencias globales: la rápida transformación y urba-

compromisos políticos y acciones concertadas a

nización de las sociedades globales, las respon-

través de todo el gobierno local y contempla nue-

sabilidades crecientes de los municipios y las co-

vos componentes que incluyen la participación

munidades hacia sus ciudadanos en un contexto

infantil, la definición de estrategias y mecanismos

de descentralización; y consecuentemente, la cre-

de coordinación, la evaluación de los impactos de

ciente importancia de las ciudades dentro de los

las acciones, la definición de un presupuesto, la

sistemas económicos y políticos nacionales. A

elaboración de informes sobre el estado de la

partir de ello, la iniciativa promueve la aplicación

infancia, la difusión de los derechos y la asesoría

de la Convención de los Derechos de los Niños

legal independiente.

en el nivel que tienen mayor impacto sobre las

PUEBLA, CIUDAD AMIGA DE LA INFANCIA

vidas los niños, buscando promover la mayor calidad de vida para todos los ciudadanos. La iniciati-

El 7 de octubre del 2011, el gobierno mu-

va forma parte de los programas del UNICEF a

nicipal instauró el Consejo Municipal Puebla Ami-

partir del Secretariado Internacional para Ciuda-

ga de la Infancia (DIF, 2011; Gobierno Municipal,

des Amigas de la

2012). El Consejo se plantea como un espacio

Infancia.5

para la participación activa de las niñas y niños en

Una Ciudad Amiga de la Infancia es un

el municipio de Puebla, para fomentar el diálogo

sistema de buen gobierno local comprometido

y la colaboración de los niños y los adultos, a fin

hacia la aplicación de la Convención de los Dere-

de promover acciones de carácter interinstitucio-

chos de los Niños. Esto significa en la práctica

nal que contribuyan al bienestar y cumplimiento

que los derechos de la infancia se deberán reflejar

de los derechos de la niñez en su comunidad.

40


TENDENCIAS DE VANGUARDIA la Niñez que está integrada por 27 municipios del país y tiene como función fortalecer las capacidades de los gobiernos municipales para que implementen políticas públicas, programas y servicios que garanticen a la niñez y a la adolescencia el cabal cumplimiento de sus derechos. Algunas de los objetivos que persigue la red son:6 a) Garantizar a todos los niños salud y nutrición

Figura 2.1 Logotipo del Consejo Municipal Puebla Amiga de la Infancia Fuente: Gobierno Municipal (2012)

adecuadas en la primera infancia para asegurar

El gobierno municipal establece que el

un buen comienzo en la vida.

Consejo se establece a partir del reconocimiento

b) Asegurar el acceso a agua potable y alimentos

de “que las niñas y los niños son personas que

saludables en todas las escuelas, así como es-

tienen el derecho de expresar su opinión libre3

trategias educativas para una buena nutrición.

mente en todos los asuntos que le afectan”, co-

c) Otorgar actas de nacimiento gratuitas a todos

mo en el debate y la consulta para la promoción

los niños en su primer año de vida.

de acciones de prevención de las violaciones de los derechos del niño, en la formulación de políti-

d) Garantizar una educación de calidad para los

cas públicas y en la aplicación de planes y pro-

casi 40 millones de niños y adolescentes en el

gramas conexos.

país, con especial atención a aquellos con alguna discapacidad.

Se señala que la interlocución entre niñas, niños y adultos, es fundamental para la protección

e) Garantizar apoyos para que todos los adoles-

a la infancia y estará encaminado a cumplir con

centes puedan ingresar y terminar la escuela

los objetivos propuestos en el Plan Municipal de

media superior.

Desarrollo y los parámetros establecidos por el

f) Abrir espacios de participación para adoles-

Fondo de Naciones Unidas para la Infancia

centes en la familia, la escuela y la comunidad.

(Unicef). El Consejo será una estructura perma-

Como parte de las actividades derivadas

nente que se integra con 32 personas: 16 Adultos

del programa, se presentan algunos programas,

y 16 niñas y niños de 9 a 11 años de edad.

entre los que se mencionan el programa “5 pasos

Los objetivos específicos del Consejo

por tu salud en familia“ y el programa de sensibi-

buscan asegurar la perspectiva de la infancia en

lización cultural con la actividad “¡Todos al Centro

todas las acciones que este promueva; promover

Histórico!”. En el primero se enfoca al cambio de

los derechos de las niñas y los niños en todas las

hábitos incluyendo la activación física. De este se

actividades que desarrolle el Consejo; fortalecer

deriva el programa de gimnasios al aire libre que

la corresponsabilidad social entre organismos de

se han instalado en parques existentes, pero que

la sociedad civil y el Gobierno Municipal; y esta-

no está orientado a los niños. El programa respec-

blecer acciones coordinadas encaminadas a cum-

to al Centro Histórico busca que los niños se rela-

plir con parámetros establecidos por UNICEF.

cionen con el patrimonio histórico de la ciudad

A partir del 2012 Puebla forma parte y

mediante visitas, talleres y concursos.

preside la Red Mexicana de Ciudades Amigas de

41


TENDENCIAS DE VANGUARDIA De la revisión de objetivos y plantea-

en leyes, programas y presupuestos traduciendo

mientos resulta evidente que tanto el espacio

los procesos nacionales de implantación de la

abierto como el juego están ausentes de manera

Convención en acciones a nivel local.

explícita en el discurso, ya que las estrategias y

La ciudad de Puebla forma parte de esa

planteamientos se centran en atender necesida-

iniciativa y ya cuenta con el Consejo Municipal

des relacionadas con temas como salud, educa-

Puebla Amiga de la Infancia y su Programa Muni-

ción, discapacidad, servicios.

cipal de Desarrollo está orientado por ella. Sin embargo, tanto el espacio abierto como el juego

CONCLUSIONES

están ausentes de los planteamientos y acciones

La declaratoria de los derechos de los

presentadas.

niños señala que “el bienestar de los niños es el

Será necesario entonces, ver la ciudad

máximo indicador de un hábitat saludable, de una

desde perspectivas que se aparten de los marcos

sociedad democrática y de un buen gobierno”.

convencionales para que los ejercicios de planea-

Las viviendas y su entorno son el principal

ción y diseño respondan a las nuevas condiciones

ambiente que habita la mayoría de los niños du-

sociales y urbanas.

rante el período en que son más vulnerables y se desarrollan más rápido por lo que los espacios del vecindario deben apoyar el desarrollo integral de los niños. Para lograrlo de mejor manera, los niños deben estar involucrados en el diseño de los entornos especialmente dedicados a ellos. El juego y la recreación son necesidades fundamentales para los niños, y son claves en su desarrollo. Los niños deben tener acceso a oportunidades apropiadas para jugar formales e informales dentro de su comunidad, especialmente de espacios al aire libre naturales y urbanizados. Estos espacios deben atender la más amplia gana de necesidades y brindar posibilidades de elección, ser incluyentes y estimular todos los aspectos de su desarrollo. Además, las ciudades deben favorecer la movilidad de niños dentro de ellas a pie, en bicicleta y en transporte público para que experimenten y aprendan libremente. Una Ciudad Amiga de la Infancia es un sistema de buen gobierno local comprometido hacia la aplicación de la Convención de los Derechos de los Niños. Esto significa en la práctica que los derechos de la infancia se deberán reflejar

42


NOTAS 1

Un derecho es una consecuencia natural del estado de una persona o de sus relaciones con respecto a otras. En materia jurídica se considera esto como un derecho subjetivo, que consiste en la facultad que tiene un sujeto para realizar o no determinada conducta, o para exigir a otro sujeto el cumplimiento de su deber y b) La facultad, la potestad o autorización que conforme a la norma jurídica tiene un sujeto frente a otros para desarrollar su propia actividad o determinar la de aquellos. Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Derecho_subjetivo. Actualizado: 18 octubre 2011. Descarga: 10 Noviembre 2011.

2

La internacionalización de los derechos humanos inició con la Carta de las Naciones Unidas de 1945, y la aprobación de la Declaración Universal de Derechos Humanos por la Asamblea General el 10 de diciembre de 1948.

3

Entre los derechos económicos, sociales y culturales se encuentran: Derecho de los pueblos a la libre determinación y a disponer de sus riquezas y recursos naturales. Derecho al trabajo en condiciones equitativas y satisfactorias que permitan un nivel de vida digno: un salario equitativo por igual tarea, seguridad e higiene en el trabajo, derecho de huelga, derecho al descanso, derecho a fundar sindicatos y a afiliarse libremente a ellos. Derecho a la seguridad social. Derecho a un nivel de vida adecuado: alimentación, vivienda y mejora continua de las condiciones de existencia. Derecho a un nivel adecuado de salud física y mental. Derecho a la educación. Derecho a la participación de la vida cultural y a gozar de los beneficios del progreso científico (CNDH, 2009) 4

A partir de su incorporación en la Constitución, en nuestro país existen alrededor de 65 leyes y reglamentos que contienen normas relacionadas con los niños en diversas materias como son civil, penal, amparo, laboral, administrativas, mercantiles y agraria entre otras (Pujol & Torres, 2000)

5

Fuente: Child Friendly Cities. www.childfriendlycities.org. Consulta: 12 noviembre del 2011. En el sitio se encuentra información, links y reportes sobre la aplicación los programas nacionales y de ciudades. Actualmente la iniciativa reporta 54 programas nacionales distribuidos en todos los continentes. En América 11 países tienen ya un programa establecido ( Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, República dominicana, Ecuador, El Salvador, Honduras, Perú); en Medio oriente y África 11; en Asia 7; en los países industrializados 18; y 8 en Europa central y países bálticos 6

Otras propuestas que integran el Programa "10 x infancia" son asegurar que los adolescentes cuenten con información y servicios de salud sexual y reproductiva para reducir los embarazos tempranos; impulsar la aprobación de la Ley Federal de Justicia para Adolescentes y su efectiva implementación; proteger a niños y adolescentes contra la violencia en la familia, la escuela y la comunidad; presentar una iniciativa de Ley General sobre Derechos de la Infancia y la Adolescencia, que promueva, proteja y garantice sus derechos

43


CAPITULO III


Vanguardia en la planeación y diseño de espacios abiertos para niños


03

VANGUARDIA EN LA PLANEACIÓN Y DISEÑO DE ESPACIOS ABIERTOS PARA NIÑOS “Nadie me oye con mi casco espacial. ¡Es inútil!...La gente nunca escucha al que viene con algo progresista en la cabeza. Felipe Quino (1997). Toda Mafalda. 8º edición. Buenos Aires: Ediciones de la Flor

Desde esta perspectiva el espacio público

LAS DIMENSIONES DEL ESPACIO PÚBLICO

es el lugar común donde la gente realiza sus acti-

Tradicionalmente, al estudiar las ciudades

vidades (cotidianas, funcionales y rituales) que

se ha dicho que las actividades urbanas se desa-

cohesionan a la comunidad conformando un lu-

rrollan en espacios públicos y privados, sean estos

gar de contacto e identificación entre las perso-

abiertos o cerrados. Sin embargo, las formas con-

nas, de animación urbana y expresión comunita-

temporáneas de uso y apropiación de los espa-

ria. Ahí la gente se relaciona con su entorno físico

cios de la ciudad hacen que esa visión resulte re-

y social, además de encontrarse con la historia

basada.

propia o la de otros (Carr, Francis, Rivlin, & Stone,

En la reflexión contemporánea sobre el

1992; Ramírez Kuri, 2003; Valera, 1999).

espacio público se considera que éste tiene dos

Lo más relevante que se desprende de lo

dimensiones, una jurídica y otra sociocultural. La

anterior es considerar que lo que define la natura-

dimensión jurídica alude a la propiedad legal del

leza pública del espacio es su uso y no su situa-

espacio que habilita a un individuo, grupo o insti-

ción jurídica (Borja, 2003b), por lo que se puede

tución para poseerlo, usarlo y enajenarlo (Lengua,

decir que los espacios públicos urbanos contem-

2011), pero le confiere la obligación de cuidarlo y

poráneos se producen de dos formas: a) espacios

mantenerlo. El concepto jurídico implica que el

deliberadamente concebidos y diseñados como

espacio público está sometido a una regulación

tales y b) espacios públicos generados por formas

específica por parte de la administración pública

espontáneas de apropiación ciudadana vincula-

propietaria o que posee la facultad de dominio

das al uso cotidiano (Mokowski, 2003).

del suelo; esta regulación garantiza la accesibili-

Borja señala que quienes más necesitan el

dad a todos y define las condiciones de utilización e implementación de actividades (Borja, 2003b).

espacio público son generalmente quienes tienen más dificultades para acceder o estar en él: los

Por su parte, la dimensión sociocultural

niños, las mujeres, los pobres o los inmigrantes,

plantea que la propiedad del espacio se deriva

por deficiencias en calidad, accesibilidad y segu-

del uso y apropiación realizados por un grupo o

ridad (Borja, 2004).

individuo; sin embargo, este uso no deriva en derechos u obligaciones formales hacia el espacio.

44


TENDENCIAS DE VANGUARDIA

FASES EN LA EVOLUCIÓN DEL ESPACIO PÚBLI-

ciudades en un movimiento que propone que el

CO

espacio público puede asumir funciones de higieLos espacios públicos urbanos cumplen

ne, salud y recreación para beneficio de la calidad

diversas funciones esenciales: canales de movi-

de vida de los trabajadores y de todos los habi-

miento, nodos de comunicación, juego y recrea-

tantes. En el concepto de a ciudad jardín tiene su

ción, consumo, educación y trabajo (Carr et al.,

origen el concepto de los espacios abiertos como

1992; Duhau & Giglia, 2008). Son espacios de

“pulmones de la ciudad” (Banerjee, 2001).

permanencia, que permiten la realización de acti-

Más tarde en esta misma fase, aparece en

vidades individuales y grupales, con la posibilidad

Estados Unidos un movimiento denominado Re-

de convivir pacífica e igualitariamente con los

formista que hace énfasis en áreas de juego para

otros diferentes; demandan la predisposición de

los niños de la clase trabajadora, y posteriormente

disfrutar encuentros con extraños y la ocurrencia de lo inesperado

impulsa la aparición de pequeñas áreas deporti-

(Duhau & Giglia, 2008; Mo-

vas y de juegos infantiles para atender las necesi-

kowski, 2003). La existencia de espacios públicos

dades recreativas de la clase media producto del

produce un beneficio social, mejora la imagen

incrementarse en su tiempo libre dadas las mejo-

urbana y el ambiente, favorece el desarrollo eco-

ras en las condiciones laborales (Carr et al., 1992).

nómico, así como la imagen pública de empresas

La tercera fase, que hemos denominado

o instituciones (Carr et al.,1992).

paramétrica, responde a una visión funcionalista

Sin embargo, esto no ha sido siempre así.

de la ciudad donde la preocupación se centra en:

En la evolución del espacio público en las culturas

a) la dotación de espacio público y áreas verdes

occidentales se identifican 4 fases que han de-

en términos de población atendida y superficie y

terminado las funciones y/o visiones predominan-

b) separación del tráfico vehicular y peatonal así

tes que representan para la ciudad: a) Cívico polí-

como el uso combinado de transporte público y

tica, b) Higienista, c) Paramétrica, y d) De la crisis

privado. Estas medidas a veces resultan positivas

(Banerjee, 2001; Borja, 2004; Carr et al., 1992;

funcionalmente, pero no favorecen la vida pública

Duhau & Giglia, 2008).

en calles y banquetas (Borja, 2003).

En la primera fase, la cívico-política, co-

Finalmente, la fase de la crisis del espacio

rresponde a los orígenes de las ciudades occiden-

público se refiere a la época actual en la que se

tales. Ahí el papel de los espacios públicos com-

expresan contradicciones. Por un lado, algunos

prende aspectos funcionales (circulación, comer-

investigadores señalan que la ciudad y el espacio

cio, agrupando a su alrededor ayuntamiento, igle-

público se encuentran en una crisis producto de

sias y/o mercados) por lo que el sentido social

la globalización poniendo en riesgo la permanen-

que toman está referido a su función cívica y polí-

cia de los espacios públicos (Borja, 2003a; Duhau

tica así como la difusión de patrones estéticos

& Giglia, 2008; Ramírez Kuri, 2003).

públicos (Banerjee, 2001). La segunda gran fase, la higienista,

se

ubica en el siglo XIX a partir de la Revolución Industrial. Surge como reacción a los efectos negativos que produce en la calidad ambiental de las

45


huecos de las casas derruidas de los judíos; poco a poco estos lugares se fueron llenando de parques de juego y contribuyeron a la formación del tejido urbano frente a la desvastada ciudad que quedó tras la guerra. TENDENCIAS DE VANGUARDIA

LOS NUEVOS PARADIGMAS PARA LA PLANEACIÓN Y EL DISEÑO DE ESPACIOS ABIERTOS Sin embargo, en forma simultánea a esta visión catastrofista respecto al espacio público, otros analistas consideran que lo que sucede en realidad es una transformación en las formas de uso y apropiación derivadas de las nuevas prácticas sociales (Borja, 2003a, 2004; Duhau & Giglia, 2008; Ramírez Kuri, 2003) que se conjuga con que actualmente muchas ciudades del mundo trabajan el espacio público como una estrategia de

Figura 3.1 Espacios de juego diseñados por Aldo Van Eyck a partir de la recuperación de predios vacíos. Todos los lugares eran apropiados para los parques de juego; transforman en nuevas tabilidad, inseguridad y deterioro, realizando pro- solares vacíos llenos de escombros Fuente: Machinse(s.d.)

rescate de áreas urbanas con problemas de habi-

zonas de la ciudad para el juego de los niños

yectos e intervenciones en diferentes escalas.

Por otra parte, en la ciudad de Copenha-

Se tienen los casos de Copenhagen, Bo-

gen existe dos modelos de espacios de espacios

gotá, Barcelona, diversas ciudades en Estados

públicos para niños a escala vecinal que marcan la

Unidos, la ciudad de México y Bogotá, entre otras

pauta en las acciones. Uno de ellos funciona des-

(Bogota, 2010; Byrne & Sipe, 2010; Copenhagen,

de hace 70 años denominado “bemandede lege-

2008; Rivera, 2002; Stiles, s.d.). Sin embargo, to-

pladser” o áreas de juego con supervisión. El

das estás experiencias aunque son valiosas no

propósito de estos espacios es el de un lugar para

están centradas en espacios públicos abiertos

jugar diariamente en forma libre y desetructurada,

para niños.

una especie de jardín trasero para aquellas fami-

Existe otro grupo de ciudades con casos

lias que no tienen uno como se ve en la figura 3.2.

en Estados Unidos, Sydney, Amsterdam, Berlín y

La propuesta se estructura a partir de cua-

Copenhagen donde hay una práctica innovadora

tro principios básicos (Vincent, 2012):

para la planeación, diseño e implementación de

a) Espacios muy cercanos a las viviendas

espacios públicos para el juego infantil. En estas

b) Espacios delimitados físicamente.

ciudades, los espacios para el juego infantil son un componente dentro de la planeación del espacio público, pero no ocupan un lugar central

En otros casos de eran los huecos entremedianeras de los edificios derruidos, los que servían para la nueva implantación de los dentro esta. parques de juego

En Amsterdam se considera al arquitecto

héctor machín gil. aldo van eyck. parques de juego en ámsterdam (1947-1978). departamento de urbanismo y ordenación del territorio. planificación medio ambiental. esther higueras Aldo van Eyck como un pionero en el diseño de

áreas de juego infantil;

página 7/23

inició su actividad des-

pués de la Segunda Guerra Mundial, llegando a realizar más de 700 parques en la ciudad (Machin, s.d.; Van den Bergen, 2012) lo que definió una Figura 3.2 Norrebroparken, ejemplo de uno de las áreas vecinales de juego con animadores, modelo que se emplea en Copenhagen Fuente: Vincent (2012)

manera de realizarlos y el inicio de una práctica que continua actualmente.

46


TENDENCIAS DE VANGUARDIA c) Los niños pueden y deben poder acceder so-

a) Una que tiende al rescate o mejoramiento de

los.

sectores urbanos donde los espacios para niños son un componente más.

d) Presencia de animadores que promueven la actividad del juego.

b) La segunda linea realiza acciones particulares de espacios para niños pero sin estar articula-

El otro modelo busca la naturalización de los espacios para niños mediante

das dentro de un sistema general.

la incorpora-

ción de elementos tales como troncos, relieve,

c) La tercera linea plantea una visión integral que

arena, agua y plantas como se muestra en la figu-

incorpora los espacios para el juego infantil en

ra 3.3. Esta tendencia argumenta contra el uso de

el sistema de planeación de la ciudad ubicán-

los módulos de juego prefabricados que domina

dolos en el centro de la toma de decisiones,

el mercado internacional y está encabezada por la

por considerarlo un indicador de la calidad de

arquitecta paisajista Helle Nebelong (Nebelong,

vida de la comunidad.

2004, 2008).

De esta última linea, el caso de Londres

Actualmente algunas de las ciudades es-

es el que mejor ejemplifica esta visión integral

tudiadas se encuentran revisando sus prácticas

que vincula todos los niveles de planeación y

convencionales relacionadas con los espacios pú-

gestión de la ciudad así como la participación

blicos abiertos y tratan de cambiar el esquema

social.

dominante que critica al diseño estandarizado. Se

EL CASO DE LONDRES, UNA VISIÓN INTEGRAL

critica que este tipo de espacios tienen un valor de juego muy bajo; generan espacios monótonos,

UN

EJEMPLO

CON

aburridos y sin carácter; no incorporan elementos

El marco estratégico para los niños de

naturales; y emplean mobiliario de juego prefa-

Londres se elaboró dentro del marco de la Con-

bricado poco creativo.

vención de los Derechos de los Niños, definiendo políticas y acciones prioritarias y es la referencia

Con base en los casos estudiados identi-

para asegurar que el mejor interés de los niños se

ficamos tres formas en que se atiende el espacio

construya alrededor de las estrategias y políticas

público abierto en relación a los niños:

definidas sports ground and a así summercomo blossom para apoyar el trabajo de las garden named ‘The Garden of

DESIGN FOR CHILDREN

Strindberg’ after the famous Swedish diferentes instancias involucradas en la dotación writer August Strindberg who stayed

there in the summer of 1888 and did de servicios a los niños, jóvenes y sus familias some of his most famous writings at the place.

(London, 2004, 2005). The garden has lots of different spaces where the children can absorb delicate sensory experiences. There are herbs, flowers and bushes that attract butterflies. The surface varies throughout the garden: cobblestones, flagstones, tiles etc. The western part of the garden is supposed to echo stylised cliffs and the eastern part contains upturned tree roots which could be decorated for each season: Easter eggs at Easter, colourful ribbons and flowers in May, wind chimes during summer, sheaves of wheat and lights in the autumn and during winter. The play ground is designed to consider all children, irrespective of age, gender, abilities and skills. The design challenges the children’s perceptions and motivates them to practice their motor skills. There is traditional play equipment – swings and slides and more specific elements like two grassy snake shaped hillocks which are used to practice walking and challenge the children’s motor skills. A village of woven willow huts and plaited fences was constructed by parents, pupils and teachers under professional

La estrategia se estructura con base en

tres objetivos: asegurar que los niños tengan voz y sean escuchados; desarrollar una mejor comprensión de la diversas formas de vida de los niños de Londres y definir como mejorar áreas prioritarias para niños y jóvenes. Tiene tres temas principales: blindness. There are 129ypupils who Figura 3.3 Espacio de juego accesible para todos en Geelsgard School come from all over the region. They wheelchairs, walkingpor appliances una institución integrada (guarderia,use kinder diseñado “TheMurergaarden designen challenges the and special bikes to get around in Helle Nebelong. the garden. Many of the children children’s perceptions” Fuente: Nebelong (2004, 2008) are visually impaired or blind or Above: View of the playground at Geelsgaard School that is accessible to all children Below left and right: Stones and trunks to balance on at practice motor skills All images on this page are of Geelsgaard

A multi-functional garden Geelsgaard School is the largest special needs school in the capital region of Denmark, for children aged 5-18, with either severe motor difficulties, general learning

both deaf and blind and suffer from different kinds of developmental diseases. An interdisciplinary team of teachers, educators, occupational therapists and physiotherapists support the children. The garden is open to the public and divided into

47

reducir la pobreza y la exclusión social; promover la inclusión y la equidad y proveer servicios e instalaciones de calidad.


TENDENCIAS DE VANGUARDIA En éste último rubro, se plantea que los

integrales para el espacio público son funda-

niños deben contar con las mejores oportunida-

mentales para la inclusión social así como para la

des para disfrutar de todo lo que la ciudad ofrece

cohesión, la salud y el bienestar de la comunidad.

para que desarrollen su máximo potencial. Esto

Todo ello favorecerá el desarrollo sustentable a

demanda entre otras asuntos, promover el acce-

nivel local, regional y nacional.

so a actividades y equipamiento para juego, re-

Por ello, una de las metas más importan-

creación y cultura definiendo acciones para lograr

te de la estrategia es garantizar que haya espacios

que el equipamiento sea congruente con el obje-

abiertos accesibles, incluyentes y de alta calidad

tivo de hacer de Londres una ciudad amiga de la

para toda la población. Para lograrlo se deberá

infancia

analizar la oferta y demanda existente, las defiPara lograr los diferentes objetivos, pre-

ciencias de los espacios existentes, y garantizar la

tenden promover colaboraciones y alianzas estra-

dotación de nuevos espacios mediante una me-

tégicas entre todos los niveles de gobierno, así

jor gestión.

como involucrar a la comunidad y al voluntariado.

La planeación estratégica del espacio

Asimismo, se buscará involucrar a los niños en

abierto se articula en sentido vertical desde el

todos los procesos de toma de decisiones a nivel

nivel nacional y a partir de ahí con los niveles re-

local y posteriormente se establece la necesidad

gional, subregional y local hasta llegar a planes

de realizar actividades de monitoreo y seguimien-

maestros y de manejo para sitios específicos. En

to.

el sentido horizontal, se vincula con estrategias de Este instrumento de planeación se visuali-

otros ámbitos como regeneración urbana, salud,

za como parte integral de la estrategia del Alcal-

cultura, educación, seguridad pública, transporte,

de para lograr un ciudad sustentable, es decir, la

cambio climático, biodiversidad, equidad y acce-

mejora de la calidad de vida de los niños como

sibilidad como muestran los esquemas de las fi-

parte fundamental de la visión global de la ciu-

gura 3.4.

dad.

La estrategia señala que la alcaldía deberá realizar alianzas para proteger, promover y me-

LA ESTRATEGIA DE ESPACIOS ABIERTOS

jorar el acceso a la red de espacios abiertos, para

Con base en los postulados del London

enfatizar el valor actual y potencial del espacio

Plan, el espacio abierto es parte de integral de la planeación de la ciudad. Por ello, con base en sus

Vecinal Políticas de Espacio Abierto

objetivos y políticas desarrollaron la Estrategia de Espacio Abierto para la ciudad [Open Space

Regional Estrategias regionales

Strategy] (London, 2009). Ese documento es una

Vecindarios Planes de acción Estrategias del ámbito público

guía para que cada localidad elabore su propia estrategia de espacios abiertos vinculada con ins-

Local Estrategias de espacios abiertos

trumentos de planeación de niveles superiores.

Sitio Planes de manejo del sitio Planes de manejo del paisaje

Se señala que el espacio público abierto está incorporado en la legislación y en los proce-

Estrategias Sectoriales Regeneración urbana Salud cultura Educación Seguridad Transporte Cambio climático Biodiversidad Equidad y accesibilidad

Figura 3.4 Jerarquía de la estrategia del espacio abierto y relación con otras estrategias sectoriales Fuente: Adaptado de London (2009)

sos de planeación comunitaria y que las políticas

48


TENDENCIAS DE VANGUARDIA abierto a la comunidad y para garantizar que sus

como superficie y radio de servicio, como se

beneficios (salud, deportes y recreación, juego

muestra en la tabla 3.1.

infantil, regeneración, economía, cultura, biodi-

EL JUEGO COMO TEMA DE PLANEACIÓN Y DISEÑO ESPACIAL

versidad y medio ambiente) lleguen a la totalidad de los habitantes. Las políticas deben tratar a la

Diversos estudios realizados en Gran Bre-

red de espacio abierto como un sistema integra-

taña encontraron evidencia creciente de que los

do y se espera que todos los desarrollos incorpo-

niños pasan menos tiempo disfrutando el juego

ren espacios abiertos que hagan una contribución

en exteriores que en cualquier otro momento de

positiva a la ciudad y estén integrados en una red

la historia moderna. Las barreras que se identifi-

más amplia.

can para que los niños jueguen más en exteriores

Se establece una jerarquía o sistema de

son las preocupaciones de los adultos acerca de

espacios abiertos que en orden descendente con-

la seguridad en el espacio público, la pérdida de

templa: a) parques regionales, b) parques metro-

espacios verdes abiertos, las malas condiciones

politanos, c) parques de distrito, d) espacios

de los espacios existentes, la inaccesibilidad de

abiertos lineales, e) parques locales, f) espacios

muchas áreas de juego existentes, la dificultad

abiertos pequeños, g) parques de bolsillo y h) es-

para acceso a

pacios abiertos lineales.

niños discapacitados, y el incre-

mento en el uso estructurado del tiempo libre

De manera explícita, se señala que los

(Department for Children & Department for Cultu-

tipos e, f y g deberán contar con áreas para juego

re, 2008; London, 2008a).

infantil que se combinarán con otras actividades

Los documentos que analizan la situación

para el resto de los grupos de edades. Se define

de los espacios abiertos públicos para el juego

una tipología de espacios abiertos que incluye

infantil en Londres identifican las siguientes con-

específicamente a los espacios para niños y ado-

diciones (London, 2008b, 2009; Shackell, Butler,

lescentes, así como subcategorías que incluyen

Doyle, & Ball, 2008; Taylor, 2008):

espacios de juego, parques de patinetas, canchas

a) Déficit cuantitativo de espacios abiertos para

de basquetbol y áreas informales de reunión. Para

el juego infantil, sobre todo de aquellos cerca-

cada tipo de espacio definen sus características

nos a las viviendas. b) Históricamente el juego infantil no ha sido por

Tabla 3.1 Tipos de espacios, dimensiones y radio de servicio Fuente: Adaptado de London (2009) Tipo

Superficie

Radio de servicio

Parque de Distrito

20 Ha

1. 2 km

Parque y espacios abiertos locales

2 Ha

400 m

Pequeños espacios abiertos

menos de 2 Ha

menos de 400 m

Parques de bolsillo

menos de 4,000 m2

menos de 400 m

planificadores y desarrolladores por lo que la dotación en nuevos desarrollos es pobre en calidad y cantidad. Los espacios abiertos para el juego se han ubicado en áreas susceptibles al vandalismo y al abandono, o la actividad se ha eliminado porque “afecta” el ambiente residencial. c) Los planificadores y diseñadores han utilizado un limitado número de modelos, que usualmente considera un área cercada, piso contra

49


TENDENCIAS DE VANGUARDIA caídas y módulos de juego fijos y estandariza-

mal para niños y jóvenes. En ella se señala que se

dos.

debe garantizar que todos los niños tengan acceso a espacios de juego y recreación de calidad,

d) Se han producido espacios estereotipados ya

bien diseñados, seguros y estimulantes. También

que el diseño ha sido realizado a partir de tres

se deberán definir estrategias que mejoren el ac-

directrices: mínima inversión, reducir riesgos

ceso y las oportunidades de juego en su entorno

de demandas y minimizar los costos de opera-

inmediato.

ción y mantenimiento.

Como parte de la metodología de inter-

El resultado han sido espacios artificiales,

vención se marca como primer paso el inventariar

no flexibles, aburridos, con diseños que se pare-

y evaluar la oferta

cen entre sí sin importar donde se ubiquen o

existente en el área, conside-

rando aspectos cuantitativos, cualitativos y de

quien los haya hecho. Los espacios se realizaron

accesibilidad. Por su parte, los desarrollos de vi-

según la fórmula aceptada pero no están funda-

vienda nueva deberán dotar los espacios necesa-

mentados en los que a los niños les gusta hacer

rios de acuerdo a la demanda esperada y si un

cuando salen a jugar. La mayoría del espacio exis-

desarrollo se realizará en fases, en la primera de-

tente depende básicamente en la instalación de

berán realizarse los espacios para juego. Final-

equipo prefabricado, que en muchos casos no

mente, establece que la dotación debe ser defi-

tiene valor de juego, ya que el diseño está basado

nida específicamente para el sitio y acorde a la

en una visión limitada del juego infantil. La segu-

estrategia para el juego que corresponde a esa

ridad ha permeado el diseño dejando poca opor-

zona de la ciudad, siempre vinculada con el sis-

tunidad para el reto.

tema general de espacios públicos abiertos.

Como resultado de esta situación, varios

Otra parte de las acciones se desprenden

estudios encontraron que dos tercios de los niños

del Children´s Plan elaborado en 2007; este plan

de 9 a 11 años en Gran Bretaña están insatisfe-

demandó la realización de una consulta para defi-

chos con la calidad de las áreas de juego cercanas

nir la estrategia del juego denominada Fair Play.

a su casa, de la misma manera que sus padres.

El trabajo coloca al juego infantil en el centro de

Por ello, la dotación de equipamiento

uno de los grandes retos políticos de esta época:

infantil de calidad y accesible (distancia y costo)

reconocer y responder mejor a niños y jóvenes

es determinante para mejorar las oportunidades

como beneficiarios y usuarios del espacio público.

de vida de los niños. La inadecuada dotación de

Las medidas definidas en Fair Play están diseña-

espacios abiertos para juego seguros cerca de

das para que sean adoptadas y aplicadas en la

casa restringen las actividades de los niños y afec-

planeación municipal y local, crear servicios inte-

tan su desarrollo mental y físico (London, 2008a).

grados para la infancia y conformar ambientes

El gobierno británico reconoció este hecho y to-

amigables con los niños que lo sitúe en el corazón

mo la decisión de realizar una estrategia nacional

de sus comunidades. (Shackell et al., 2008).

para el juego, encabezada por dos departamen-

Uno de los principios en los que se sus-

tos, y con la participación de varias instancias.

tenta el Children’s Plan (Department for Children

La política 3D.13 del London Plan define

& Department for Culture, 2008) es que niños y

las estrategias para el juego y la recreación infor-

jóvenes necesitan disfrutar su infancia y del juego

50


TENDENCIAS DE VANGUARDIA en ambientes seguros y en comunidades donde

LOS ESPACIOS JUGABLES, UNA HERRAMIENTA PARA EL ANÁLISIS E INTERVENCIÓN EN LA CIUDAD

el juego es bien recibido. Por ello, se establece que: a) En toda área residencial, existirán diversos lu-

El examen de los avances en el desarrollo

gares para jugar, de acceso gratuito, con y sin

infantil y su relación con el juego, la revisión de las

supervisión.

obligaciones que establecen los derechos de la infancia, la exploración respecto a nuevos para-

b) Los vecindarios serán y se percibirán como

digmas de diseño y los imaginarios infantiles indi-

lugares interesantes y seguros para jugar.

can que es indispensable reformular la concep-

c) Las rutas de acceso a los lugares de juego se-

ción del niño y sus necesidades.

rán seguras y accesibles para todos los niños y

Como lo afirman los expertos, en el niño

jóvenes.

se encuentra el futuro de la sociedad y es el jue-

d) Los parques y espacios abiertos serán atracti-

go una actividad esencial para un desarrollo sa-

vos, receptivos, con buen mantenimiento y con

no, como persona y como miembro de la socie-

un uso adecuado.

dad. Tal como lo consigna la Convención y la Constitución, el niño es un sujeto de derechos y

e) Los niños y jóvenes tendrán una adecuada participación en el espacio público y el juego será

la atención a sus necesidades es a fin de cuentas

aceptado por los vecinos.

una garantía para la permanencia de la sociedad. De esta suerte, los planteamientos de la

f) Los niños y jóvenes se comportarán de manera

Convención se han tomado como eje de las polí-

respetuosa con los demás vecinos y con sus

ticas de desarrollo y como indicadores para la

propiedades.

evaluación de las ciudades y su buen gobierno.

g) Los niños, jóvenes y sus familias tomarán un rol

Por ello los gobiernos deben poner en práctica

activo en el desarrollo de espacios de juego a

una planeación que integre espacios abiertos re-

nivel local.

creativos al interior de cada comunidad basados

h) Los espacios para juego son atractivos, recep-

en una accesibilidad cotidiana, gratuita y equitati-

tivos, atractivos y accesibles para los niños y

va. Considerando además la prevención de los

jóvenes locales, incluyendo niños discapacita-

riesgos del tráfico vehicular, de otras amenazas

dos, niños y niñas, y niños de grupos minorita-

presentes actualmente. Finalmente, los niños de-

rios.

ben ser involucrados, de acuerdo con sus capacidades, en el diseño de entornos especialmente dedicados a ellos. Bajo estas consideraciones el concepto de espacio público para el juego, así como las nociones de juegos infantiles o parques resultan insuficientes para aludir las condiciones básicas de las especialidades infantiles.

51


TENDENCIAS DE VANGUARDIA El resumen de características derivadas de los distintos aportes disciplinares y del imaginario de los pequeños actores bien merece una nueva categoría que aluda a sus cualidades esenciales: espacio jugable. Un espacio jugable aludirá básicamente a un espacio donde el juego libre y activo además de esencial será legítimo.

La jugabilidad como

adjetivo ineludible, será el parámetro determinante para la evaluación de los ambientes infantiles que buscan hacer del juego algo serio: crear las condiciones felices en donde el niño aprende a vivir.

52


CAPITULO IV


La oferta de espacios pĂşblicos para niĂąos en la ciudad: entre el desconocimiento y la privatizaciĂłn


04

LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS PARA NIÑOS EN LA CIUDAD: ENTRE EL DESCONOCIMIENTO Y LA PRIVATIZACIÓN "No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Lo que pasaba era que los que estaban peor todavía no se habían dado cuenta." Mafalda Quino (1997). Toda Mafalda. 8º edición. Buenos Aires: Ediciones de la Flor

Esta segunda parte del documento com-

La evaluación se realiza en dos etapas. La

prende el análisis de las condiciones presentes en

primera identifica los tipos de espacios existentes

la ciudad de Puebla relativas a los espacios públi-

en la ciudad de Puebla. La segunda formula una

cos para el juego, en particular para los niños de

tipología que se desprende del contraste de las

seis a 12 años. Mas allá de una valoración simplifi-

cualidades de los espacios jugables contra las

cadora como sería la relación entre número de

características de la oferta de espacios públicos

habitantes y metros cuadrados de áreas de juego,

existentes. Para ello, los instrumentos principales

nuestro enfoque integra los parámetros que se

utilizados fueron la consulta de documentos de

derivaron de la reflexión teórica multidisciplinaria,

planeación y de estudios especializados; recorri-

realizada en los capítulos precedentes.

dos en la ciudad y registros in situ (fotográficos y observacionales); así como la elaboración de ta-

En este apartado se establecerá un diag-

blas y cartografía temática para los diferentes

nóstico que contraste los lineamientos derivados

análisis.

de la reflexión teórica con las características relativas a: superficie ocupada, tiempo y modalidad

LA IDENTIFICACIÓN PARA EL JUEGO

de traslado, radio de servicio según los criterios gubernamentales, tipo de actividades, mobiliario, perfil de usuarios, acceso, gestión y distancia en-

ESPACIOS

Se analizaron los instrumentos de planea-

tre parques.

ción a nivel local, del período 2008-2011 (programas de desarrollo urbano e informes de gobierno

Para realizar el diagnóstico, las cualidades

municipales) así como algunos trabajos de inves-

principales del espacio jugable que se tomarán

tigación centrados en el tema (Alcalá, 2009a,

en cuenta son: contar con ambientes variados e

2010, 2011; Carmona, 2000; Victor H. De Gante &

informales que estimulen el movimiento físico en

Rodríguez, 2009; A. d. Puebla, 2000, 2008; Sala-

libertad; facilitar la interacción con sus pares y

manca et al., 2008; UIA-Puebla, 2000; Rivera,

otras personas; propiciar el contacto directo con elementos naturales;

DE LOS

2009).

brindar una accesibilidad

De estos documentos se revisaron princi-

cotidiana, gratuita y equitativa; garantizar seguri-

palmente los aspectos relativos al diagnóstico

dad.

53


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS para detectar las variantes y cantidad de espacios

tablas del anexo A.2 y se ubican en el mapa de la

públicos propicios para el juego reconocidos en

figura 4.2. En esa tabla se precisan algunos análi-

diversos momentos de la evolución de la ciudad.

sis que se consideran importantes. Para cada es-

Como puede verse en la tabla 4.1 cada estudio

pacio se elaboró una ficha donde se presentan

emplea diferentes criterios, las cantidades pare-

sus características básicas (ver anexo A.2).

cen inconsistentes, difiriendo bastante entre si lo

Por su parte, la tabla 4.1 enumera los ti-

que evidencia la carencia de una base de datos

pos de espacios que se consideraron como parte

confiable.

de la oferta y en la tabla 4.3 se detallan las varia-

En particular, los documentos oficiales no

bles que se incluyeron en el análisis.

comparten los mismos criterios para clasificación

Tabla 4.1 Espacios para el juego en la ciudad de Puebla Fuente: E. Lugo 2012

y las denominaciones son imprecisas. En cuanto a las cantidades únicamente se registran globales

1

Parque urbano

11 Baldío urbano

ro no informan sobre el número de espacios ni sus

2

Parque distrital

12 Áreas deportivas

dimensiones particulares.

3

Parque vecinal

13 Ludoteca

4

Jardín vecinal

14 Áreas naturales

senta es resultado de la combinación de datos

5

Jardín en privada

15 Espacios culturales

extraídos de los documentos oficiales, de resulta-

6

Plaza cívica

16 Restaurantes con juegos

dos ofrecidos por otras investigaciones, académi-

7

Plazoleta

17 Centros comerciales

cas especialmente y del trabajo de campo que se

8

Calle privada

18 Centros de juego

9

Calle semiprivada

19 Comercio cultural

para la ciudad (metros cuadrados /habitante), pe-

La propuesta de clasificación que se pre-

realizó a partir de una muestra de espacios definida para esta investigación. Se seleccionaron 55

10 Baldío en breña

espacios de diferentes rango como se ve en las

20 Zoológico

Tabla 4.2 Los espacios públicos en los documentos de planeación Fuente: E. Lugo, 2012 Documento

Año

Espacios

Tipología manejada

Plan Director Urbano de la ciudad de Puebla

1980

46

Paseos, parques, jardines, plazas

PDU 2008-2011 (Puebla, 2008)

2008-2011

32

Jardines del Centro Histórico y Parques de escala mayor

Informes de Gobierno municipal (Alcalá, 2009, 2010, 2011)

2008-2011

51

Jardín Vecinal, Juegos infantiles, Parque de Barrio, Parque Urbano, Plaza Cívica, Módulos Deportivos

PDU 1999-2002 (UIA-Puebla, 2000)

2000

733

Parques de barrio, jardines y plazas cívicas, baldíos, cauces

Áreas verdes y su impacto socio-espacial en la ciudad de Puebla (Carmona, 2000)

1996-1999

542

Reserva ecológica, AV del CH, Parques, jardines, Áreas verdes de gran importancia, 17 jardines vecinales

1990-2000

725

Parques, jardines y explanadas

2006

748

Parques, jardines y explanadas

2000-2006

32

Parques, jardines y explanadas

Parques y jardines en el municipio de Puebla (De Gante & Rodríguez, 2009) Espacios Públicos en el Centro Histórico (Salamanca et al., 2008)

54


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS Tabla 4.3 Categorías y variables analíticas Fuente: E. Lugo, 2012 Categoría

Variable

Descriptor

Categoría

Características físicas

Comercio Privatización

Permanencia del comercio

Administración y gestión

Gestión

Concesiones Venta de alimentos Amenidades: renta de juegos para niños Servicios de entretenimiento: payasos, pinturas, etc.

Toda la semana Fin de semana

Estatal Municipal Privado Mixto

Inversión gubernamental

Contexto

Características físicas

Centro Sector intermedio Periferia

Traza de ubicación

Abierta Urbanización cerrada

Área de influencia

Toda la ciudad Sector Colonia Manzana Calle

Tamaño

>3 Ha 1 a 3 Ha 0.5 a 1 Ha 500-5000 m2 <500 m2

55

Descriptor

Delimitación

Acceso controlado Semi cerrado Abierto

Accesibilidad

Hasta 15 min a pie De 15 a 30 min Más de 30 min

Nivel socioeconómico

Bajo Medio Alto

Actividades

Cívica Recreación pasiva Recreación activa Deporte formal

Visitantes

Niños Adolescentes Adultos Adultos mayores

Frecuencia de uso

Diario Fin de semana Eventual

Forma de visita de los niños

En Familia Grupos de familias Niños con un adulto Niños solos

Mobiliario para juego infantil

Sin mobiliario Mobiliario básico Básico más opciones

Usuario

Participación comunitaria en la gestión

Ubicación en la ciudad

Variable


Figura 4.1 Ubicación de la muestra de espacios públicos abiertos vecinales analizados. Fuente: E. Lugo, 2012

LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS

56


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS

CARACTERIZACIÓN DE LOS ESPACIOS PÚBLICOS EN LA CIUDAD

gún adulto.

Su administración esta a cargo del

Gobierno del Estado o del Municipio. En general reciben mantenimiento. Durante los fines de se-

Las denominaciones que se emplean en

mana se establecen puestos de comercialización

este análisis se definen en principio con base en

de alimentos, renta de juegos para niños y servi-

las utilizadas por la administración pública, aun-

cios de entretenimiento (pinturas, maquillaje).

que su pertinencia se evaluará más adelante. Las

PARQUE DISTRITAL

denominaciones relativas a las iniciativas privada y

El parque distrital ocupa una superficie

social se han asignado de acuerdo a las necesida-

entre una y dos hectáreas; esta dirigido a un sec-

des del estudio.

tor más restringido, de ahí su denominación. El

La caracterización de cada una de las 20

ejemplo más representativo es el Parque de las

clases se estructuró en función de las variables de:

Ninfas. Se encuentran ubicados en el sector in-

superficie ocupada, tiempo y modalidad de tras-

termedio de la ciudad en zonas consolidadas con

lado, radio de influencia según los criterios gu-

traza abierta. Dada el área de influencia “distrital”

bernamentales, tipo de actividades y de mobilia-

el traslado a la instalación desde los puntos ex-

rio, perfil de usuarios, formas de acceso y admi-

tremos del sector es de alrededor de 30 minutos.

nistración. El análisis respecto a la distancia entre

Ofrecen actividades de recreación pasiva, activa y

espacios se formulará para el conjunto de los parques en virtud de la información disponible y de la relevancia de considerar una visión global del problema. PARQUE URBANO Tienen una superficie mayor a tres hectáreas. Los ejemplos de parque urbano son: el parque Ecológico Revolución Mexicana, la Laguna de Chapulco, el Parque Juárez y el Paseo Bravo. Su área de influencia abarca toda la ciudad. El tiempo requerido desde las orillas de la ciudad es de

Figura 4.2 Parque urbano: Laguna de Chapulco. Fuente: E. Lugo, 2012

arriba de 30 minutos, demandando el uso de transporte automotor. Se ubican en la zona intermedia o periférica de la mancha urbana. Alojan todos los tipos de actividades: cívicas, recreación pasiva y activa así como deportes. Su mobiliario es mayoritariamente básico y tradicional pero algunos de los parques ofrecen variantes, tanto en la oferta de actividades como en productos o servicios comercializados. La mayor afluencia se da en fines de semana o eventualmente. Los usuarios pertenecen a todos los grupos de edades. Los

Figura 4.3 Parque de distrito: Parque de las Ninfas. Fuente: E. Lugo, 2012

niños normalmente asisten acompañados de al-

57


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS deportivas. El mobiliario es básico y tradicional, hay variantes. El espacio se basa en un esquema de diseño semi-cerrado, lo que permite una interrelación más directa con su entorno inmediato que tiene una traza abierta. Los visitantes pertenecen a todos los grupos de edad; los niños asisten normalmente en compañía de un adulto, pero también se observan niños que acuden solos. La administración está a cargo del Gobierno MuFigura 4.4 Parque vecinal: Parque de los Niños Fuente: Flores & Rojas (2012)

nicipal y su estado de conservación es regular. A ellos acude vendedores pero no hay concesiones fijas. PARQUE VECINAL Son menores a una hectárea; el área de influencia es una colonia o a una fracción de ésta (colonia, manzana o calle). De acuerdo a las normas de SEDESOL, la tiempos de traslado no deben exceder 15 minutos de caminata. En conjunto con el jardín vecinal son los espacios abiertos más abundantes en la ciudad, lo que no significa que

Figura 4.5 Jardín vecinal: Jardines de San Manuel Fuente: Flores & Rojas (2012)

sean suficientes ya que existen amplios sectores urbanos carentes de estas instalaciones. Se distri-

JARDÍN VECINAL

buyen en toda la mancha urbana, pero práctica-

Los jardines vecinales presentan única-

mente sin presencia en la zona centro de la ciu-

mente áreas verdes y andadores; no cuentan con

dad. Ofrecen actividades recreativas pasivas y

mobiliario para juego infantil. Son espacios que

activas; los deportes se practican informalmente.

ocupan un área menor a una hectárea con un área

Se encuentran en vecindarios abiertos y cerrados,

de influencia que comprende un sector de una

con diferentes grados de privatización o control

colonia únicamente, lo que demanda traslados de

de acceso. Algunos se mantienen totalmente

menos de 15 minutos caminando. La frecuencia

abiertos o con acceso semi-controlado. El mobi-

de uso de estos espacios es diaria dado que

liario es básico y en la gran mayoría no existe. Su

atienden principalmente a su entorno inmediato.

administración y gestión está a cargo del munici-

Se localizan en todos los sectores de la ciudad,

pio, o de las mesas directivas de las asociaciones

tanto en desarrollos abiertos como cerrados, pero

de colonos. El estado de conservación es variable,

al ser urbanizaciones abiertas no tienen control

de regular a malo. Los usuarios abarcan todas las

de acceso y alojan actividades recreativas pasivas

edades, predominando los infantes que asisten

y activas. En estos espacios no se presentan acti-

solos. Es raro encontrar mercantilización en ellos,

vidades comerciales. Los usuarios comprenden

salvo en fines de semana.

todos los grupos de edades, excepto los adolescentes (los niños tienen la posibilidad de asistir

58


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS solos. Son responsabilidad del gobierno municipal aunque en algunos casos los vecinos se hacen cargo.

Su estado de conservación oscila entre

regular y malo. JARDÍN EN PRIVADA Son menores a los 500 metros cuadrados, diferenciándose del tipo anterior por su pertenencia a urbanizaciones cerradas. Su área de influencia alcanza hasta los límites del desarrollo.

Figura 4.6 Jardín en privada: Geo Villas Atlixcayotl. Fuente: E. Lugo, 2008

Los tiempos de recorrido no exceden los 15 minutos, a pie. En ellos se practican actividades recreativas pasivas y activas. El mobiliario de juegos infantiles es bastante básico o no existe. Su acceso es

completamente abierto pero restringido al

publico externo al conjunto. Los usuarios principales son los niños. La administración es privada, aunque en algunos casos están en manos del ayuntamiento. PLAZA CÍVICA En esta categoría incluye los espacios centrales en dos ámbitos: el Zócalo y los espacios

Figura 4.7 Plaza cívica: Zócalo. Fuente: E. Lugo, 2011

centrales de las juntas auxiliares. Su dimensión es

ministración es municipal. Los usuarios corres-

menor a una hectárea. El radio de influencia del

ponden con todos los rangos de edad. Asisten

Zócalo es de toda la ciudad, aunque los habitan-

familias, grupos, y niños acompañados por algún

tes de los barrios antiguos son sus usuarios más

adulto.

asiduos. En las juntas, los límites están estableci-

PLAZOLETA

dos por los territorios administrativos correspon-

Las plazoletas son espacios con una di-

dientes. El Zócalo es el centro mismo de la ciu-

mensión menor a 500 m2 que atienden una zona

dad, mientras que los plazas de juntas auxiliares

restringida: la manzana o calle inmediata. Se ubi-

se encuentran en diferentes tanto en el sector

can en la periferia o el sector intermedio de la

intermedio como en la periferia. Aunque la fun-

ciudad. La recreación activa y pasiva definen las

ción cívica es la prioritaria, en ellas tienen lugar

actividades preponderantes. Los espacios están

diversas manifestaciones de actividades recreati-

totalmente abiertos, ubicándose en desarrollos

vas. El arribo al centro desde los límites de la ciu-

abiertos, muy cercanos a las viviendas a una dis-

dad comprende cómo mínimo 30 minutos en

tancia menor a 15 minutos de recorrido. Por ello,

transporte, dependiendo del tráfico vehicular que

la frecuencia de uso se da todos los días. La ges-

en las horas pico es muy denso. Una variante de

tión y administración esta a cargo del municipio

estos espacios es que en ellos se ofrecen espec-

aunque las organizaciones vecinales también par-

táculos y actividades dirigidas a los niños. La ad-

59


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS ticipan. El estado de conservación va de regular a malo y no cuentan con mobiliario para juegos infantiles. Las visitantes al espacio comprenden todos los rangos de edad, y para el caso de los niños asisten solos o acompañados de un adulto. La actividad mercantil se limita a la presencia eventual de vendedores ambulantes de comida. CALLE PRIVADA Este espacio típico de las urbanización Figura 4.8 Plazoleta: C. Hab. La Margarita Fuente: Flores & Rojas (2012)

cerradas. Sus dimensiones son variables definidas más en términos de longitud que de superficie. El área de influencia se centra en las viviendas inmediatas. Las privadas se encuentran en los sectores intermedios y periféricos de la ciudad. Bo cuentan con mobiliario pues su función es la circulación, pero dado a que es muy restringido el paso de automóviles resultan bastante adaptables al juego infantil. Su administración corresponde al municipio o a los vecinos. No cuenta con mobiliario de juego para niños, pero resultan muy cómodos; son prácticamente una extensión de sus ca-

Figura 4.9 Calle Privada: Zavaleta. Fuente: E. Lugo, 2012

sas y pueden estar a la vista indirecta de sus padres. CALLE SEMI-PRIVADA Estas calles tienen las mismas características que el tipo anterior, con la variante de que estas se encuentran en desarrollos semi-cerrados. Es decir, el esquema urbano contempla la presencia de privadas que sin tener el acceso controlado restringen virtualmente el acceso, a partir de una traza abierta.

Figura 4.10 Calle Semi-Privada: Geo Villas Atlixcayotl. Fuente: E. Lugo, 2008

BALDÍOS En baldíos encontramos dos variantes

no están administrados en sentido estricto. Los

definidas por su ubicación en la ciudad y su tama-

espacios son usados por los niños sin supervisión

ño. Los baldíos en breña son las grandes áreas sin

de adultos. El acceso a estos espacios en general

cultivo de las zonas periféricas. Los baldíos urba-

se encuentra dentro del rango inmediato, es de-

nos son los lotes sin construcciones al interior de

cir, a un máximo de 15 minutos de las viviendas.

la traza. Es obvio que no cuentan con mobiliario y

Sin embargo, dependiendo de la edad de los ni-

60


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS ños así como de la zona la distancia que lleguen a recorrer puede ser mayor. Las actividades que se desarrollan son principalmente de recreación activa enfocadas a la exploración así como deportes. ÁREAS DEPORTIVAS Estos espacios se caracterizan porque las actividades que se realizan son formales y organizadas, por lo que se realizan dentro de horarios específicos. La vendimia de alimentos y bebidas Fuente 4.11 Área Deportiva: La Piedad Fuente: Google Earth. 2013

se encuentra en las puertas de acceso. En general se encuentran cerrados y tienen horarios de apertura establecidos. Tiene visitantes de todos los grupos de edad y los niños normalmente acuden acompañados por adultos. La frecuencia de uso es semanal y su radio de influencia es variable, dependiendo de la calidad de las instalaciones así como de las facilidades de acceso y uso. ÁREAS NATURALES Bajo esta categoría se hace referencia a sitios en donde predomina la presencia de ele-

Figura 4.12 Área Natural: Parque Estatal Flor del Bosque. Fuente: E. Lugo, 2012

mentos naturales pero con intervención humana. Se ubican en la periferia e incluso fuera de la ciu-

ESPACIOS SEMI-PÚBLICOS ORIENTADOS CULTURALMEN-

dad como es el caso del Parque Flor del Bosque.

TE

Desarrollan actividades recreativas tanto formales

En las últimas administraciones han surgi-

como informales, algunas de ellas con costo. Tie-

do en la ciudad espacios para niños con orienta-

ne mobiliario para juegos infantiles básico y no

ción recreativa y cultural, aunque en número limi-

convencional. Dada su particularidad y extensión

tado. Ludotecas y espacios culturales como el

atraen usuarios de toda la ciudad, pero eventual-

Complejo Cultural de la Universidad (BUAP) ofre-

mente. El tiempo de traslado en automóvil desde

cen actividades recreativas activas donde el juego

los límites urbanos más distantes, excede los 30

se asocia con fines didácticos. Los niños acuden

minutos. El acceso aunque libre tiene horarios

acompañados por sus padres. Se trata de espa-

establecidos. Los niños acuden en grupos escola-

cios cerrados, administrados por instituciones

res o familiares, con visitas programadas. Hay

(Gobierno del Estado o la BUAP). El estado de

oferta de alimentos y amenidades con costo, al-

conservación es bueno. El acceso es abierto a

gunas de las cuales se presentan todos los días en

todos los niños pero controlado por motivos de

establecimientos formales.

seguridad. Los niños permanecen solos dentro del espacio. Se estima un tiempo máximo de treinta minutos en transporte motorizado.

61


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS ESPACIOS SEMI-PÚBLICOS CONDICIONADOS AL CONSUMO

En esta categoría encontramos una diversidad de ejemplos; restaurantes, tiendas departamentales, plazas comerciales, librerías, que ofrecen espacios de juego o entretenimiento para los niños. Los clasificamos como semi-públicos por que efectivamente no hay un pago directo por acceder al servicio, pero su utilización está condicionada a los consumos que efectúen los

Figura 4.13 Espacio semi-privado condicionado al consumo: restaurante con juegos infantiles: McDonald’s Plaza San Pedro. Fuente: E. Lugo, 2010

padres ya sea comida, muebles, ropa, libros. ESPACIOS PRIVADOS PARA EL JUEGO Comprenden los locales donde se comercializan juegos y juguetes mecánicos (las denominadas maquinitas) además de los salones de fiestas. Abundan en la ciudad y se encuentran ubicados desde las plazas de prestigio hasta los mercados populares. Ofrecen distracciones de alta tecnología pero sin movimiento físico. Como en el caso anterior cumplen una función importante, pero son un servicio mercantil.

Figura 4.14 Centros de entretenimiento: Maquinitas Plaza San Pedro. Fuente: E. Lugo, 2009

LA DISTANCIA ENTRE PARQUES, UN ASUNTO CLAVE El plano Parques y jardines en Puebla (fig. 4.18) muestra los parques y su localización precisa al interior de la mancha urbana. Como puede verse,

especialmente en el sector noreste y en la

zona Angelópolis se destacan los grandes parques. Los medianos y pequeños se distribuyen en toda la extensión pero generando pequeñas concentraciones y extensos vacíos. A simple vista con excepción del Fraccionamiento San Manuel (en donde existe un parque por manzana) la distancia entre parques es inmensa. Lo que significa que el parámetro de traslado a pie, difícilmente puede cumplirse para la inmenFigura 4.15 Ludoteca: Biblioteca Central BUAP. Fuente: E. Lugo, 2013

sa mayoría de la población, y particularmente pa-

62


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS ra los niños. Sobretodo si atendemos a la ubica-

seis y 11 años representan entre el 12 y 43% de la

ción mayoritaria de los niños de la ciudad, como

población de cada ageb.

lo indica el plano de la figura 4.19. Los niños entre

Figura 4.16 Parques, jardines y áreas verdes en la ciudad de Puebla, 2012 Fuente: Plano elaborado y actualizado por el arq. Erik Paredes Juárez con datos del Programa de Desarrollo Urbano Municipal, 2004 e investigación documental y de campo.

LINEAMIENTOS ESENCIALES BILIDAD

DE

JUGA-

Aunque la mayoría de las características de análisis forman parte del lenguaje común únicamente explicitaremos aquellas que consideramos indispensables, debido a su complejidad. ATRACTIVIDAD, MOVIMIENTO FÍSICO EN LIBERTAD Bajo esta categoría hemos considerado las actividades que propician los espacios abiertos, a partir del tipo de mobiliario y del contacto con los elementos naturales. El mobiliario está clasificado en tres grupos: juegos clásicos, juegos alternativos y elementos para deportes. Los jue-

Figura 4.17 Distribución de Niños de 6-12 en el municipio de Puebla. Por ageb. Fuente: SCINCE 2010 (INEGI, 2012)

gos clásicos son los aparatos que tradicionalmen-

63


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS te se asocian al juego infantil, son elementos que

Empecemos por las escalas de los equi-

permiten una sola actividad y se ubican de forma

pamientos; se categorizan como : metropolitano,

independiente entre sí; encontramos columpios,

urbano, distrital y vecinal, considerando que en

sube y baja y resbaladillas. Los juegos alternativos

virtud de sus dimensiones se obtendrá un radio

son aquellos aparatos que ofrecen actividades

de influencia correspondiente. La realidad no es

diferentes a las tradicionales o bien las integran

tan rígida ni automática. Aunque influyen los fac-

en módulos de uso mixto. Por ejemplo muros o

tores de atractividad, (como serían lo novedoso y

elementos para escalar, figuras de animales de

variado de los servicios ofrecidos), existen factores

concreto, carrusel y toboganes, así como módulos

que obran en sentido contrario. Con excepción

comerciales.

de los deportistas asiduos que se someten a una

Finalmente, en los elementos de-

portivos se ofrecen canchas con y sin medidas

disciplina, para la mayoría de las personas y en

oficiales, tableros de basquetbol, pistas de pati-

particular los niños se seis a 12 años la asistencia

nar, entre otros.

al parque depende en buena medida de los tiempos requeridos y de las modalidades de mo-

ACCESIBILIDAD COTIDIANA, UNA COMPLEJIDAD DES-

vilidad necesarias para trasladarse al parque. Si

CONOCIDA

ello implica tomar un medio motorizado que re-

A la luz de la revisión precedente la ciu-

quiere más de 30 minutos, la compañía de un

dad cuenta con una oferta importante aunque insuficiente cuantitativa y cualitativamente. La Or-

adulto, y además significa un desembolso, el ser-

ganización Mundial de la Salud recomienda la

vicio deja de ser libre, gratuito y atrayente. Por el

dotación de áreas verdes a razón de nueve metros

contrario se convierte en un factor más de exclusión.

cuadrados por habitante. Otros documentos lo elevan a 10 o 15 (Observatorio, 2012) y en los paí-

En esta lógica, el área de influencia y la

ses desarrollados se recomiendan hasta 20 metros

frecuencia de uso no están determinadas única-

cuadrados (Vijai, Deep, & Pradeep, 2010).

mente por la dimensión del establecimiento sino por la proximidad, y en consecuencia por la den-

Sin embargo, para el caso de Puebla, en

sidad de población presente en el entorno del

2006 se estimaron 1.50 (Victor Hugo De Gante &

parque. Esto significa que en el caso de los niños

Rodríguez, 2009) y para el 2010, el Sistema de Indicadores del Desempeño (SINDES) registró 1.26

la situación se torna aún más difícil pues dadas las

metros cuadrados, para el caso de espacios re-

distancias no pueden trasladarse solos. De esta

creativos, y 2.78 para áreas verdes municipales

suerte, el gran parque pierde su escala metropolitana convirtiéndose en vecinal y peatonalmente

(SINDES, 2010).

accesible para aquellos que vivan a 15 minutos de

No obstante estas disparidades alarman-

caminata, es decir, al interior de un área delimita-

tes, el problema se sitúa en otra dimensión. El

da por 800 metros de radio tomando como centro

error para establecer la suficiencia de servicios o

al equipamiento.

su contrario, radica en la concepción misma de las estimaciones; la modalidad de cálculo es engaño-

PARA UNA ESTIMACIÓN DE RADIO DE INFLUENCIA REAL

sa ya que se sustenta en una visión simplificadora y parcial.

Para contabilizar la población atendida de una manera más próxima a la realidad, se hizo un

64


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS ejercicio pormenorizado. Se seleccionaron siete

para estimar el potencial del parque (o población

parques de diversos tamaños entre 580,000 m2

servida), sino la densidad de población al interior

(58 hectáreas) el mayor y 1,820 m2, el menor (ver

del radio de influencia, es un factor fundamental.

tabla 4.4 ).

Desde esta perspectiva, el gran parque urbano o metropolitano, en la cotidianidad funciona como

Para cada uno de los parques, se demarcó

un parque vecinal para los vecinos, pero para la

un círculo con un radio de 800 metros (distancia

población distante, la transportación puede con-

correspondiente a diez minutos de caminata) to-

vertirse en un problema con consecuencias socia-

mando como centro el parque. Esta cifra corres-

les y ambientales. Es necesario invertir más de

ponde con el área de influencia que tiene el par-

una hora para trasladarse y es necesario el uso de

que. Se revisaron los agebs comprendidos en el

vehículos automotores.

interior de esa área para estimar el número de habitantes en general y el de los niños de 0-14

A lo anterior cabe agregar que incluso la

años que habitan en esa superficie. Con ello po-

demarcación de 800 metros como radio también

demos determinar de manera aproximada la po-

puede ser engañosa pues es necesario realizar un

blación potencial para el parque, y en particular

análisis espacial de las condiciones morfológicas

los niños que podrían asistir caminando. El se-

de cada sitio, pues debe suceder que no sea po-

gundo cálculo consistió en dividir la cantidad de

sible dirigirse en forma directa al parque, pueden

metros cuadrados del parque entre el número de

existir barreras de cualquier tipo (de tráfico, acci-

habitantes (y niños) para conocer la superficie que

dentes topográficos, distracciones, etc.). Tampoco

corresponde a cada niño.

resulta consecuente la estimación del área verde por habitante cuando se adjudica a cada persona

Lo primero que salta a la vista es que el tamaño del parque no es el factor determinante

Tabla 4.4 Comparativo del potencial de atención cotidiana de población total e infantil. Fuente: Elaborada con base en datos del SCINCE 2010 (INEGI, 2012). Sup. m2

Pobl. total atendida

Pobl. de 0-14 años atendida

% de población 0-14 años*

Parque Juárez (zona de niños) sup. total: 45,564 m2

3,301

11,273

1,531

13.6%

Parque Ecológico (zona de niños)

4,444

24,459

5,586

22.84%

Alfabetización 1 y 2

3,695

17,262

2,740

15.9%

Plaza y Parque San Bartolo

5,025

40,088

10,344

25.8%

Parque San Aparicio

1,825

18,343

6,083

33.2%

Parque Naciones Unidas

1,820

30,619

8,206

26.8%

Parque de los Niños

2,431

23,314

5,726

24.6%

Espacio

*con relación a la población total del área de influencia

65

m2/niño m2/hab.

0.46 0.29 0.79 0.18 1.34 0.21 0.48 0.12 0.30 0.10 0.22 0.06 0.42 0.10


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS sona una cantidad, cuando no existen condicio-

promovidos por la iniciativa privada. El gobierno

nes favorables para allegarse a esos lugares.

del estado solo atiende tres tipos de espacio pero resultan los más atractivos. Los espacios con

Por ello estas instalaciones deben planifi-

orientación cultural están basados en una gestión

carse conjuntamente con una movilidad pública;

mixta (pública-privada) como es el caso del Com-

es decir, corredores peatonales, y ciclopistas -di-

plejo Cultural de la BUAP. Los espacios que se

señadas previniendo los problemas del tráfico

consideran en buen estado son en su mayoría

vehicular-, y un sistema de transporte colectivo

espacios de la iniciativa privada. Los espacios de

que interconecte los grandes equipamientos con

administración pública guardan un estado regular

el conjunto de la población. La planeación de es-

bueno (23.6) regular (43.6%) y malo 32.7%.

pacios como los parques no puede ser sectorial ni simplista.

Como muestra la gráfica de la figura 4.20, el tema de mobiliario para juego infantil corres-

EL DIAGNÓSTICO

ponde a los tradicionales: columpios y resbaladil-

En referencia a su ubicación, en el centro

las (70%) pasamanos (60%) sube/baja (45%). La

se encuentra los parques o jardines en mejores

mayoría de los espacios no cuentan con nada relevante. Solo los grandes parques y la llamadas

condiciones, y con mayor significado social por su

áreas naturales ofrecen alternativas más ingenio-

historia, pero su enfoque no esta dirigido a los

sas (figuras 4.20 y 4.21).

niños. La periferia ofrece mayor variedad de tipos, pero como se ha mostrado son insuficientes e

Prácticamente la totalidad de los tipos de

inadecuados, para la población infantil que es

espacios reciben a visitantes de todos los grupos

predominante con respecto al conjunto de la ciu-

de edades, desde niños hasta personas de la ter-

dad. Las actividades predominantes son la recrea-

cera edad (ver figura 4.23). Solo en pocos casos se

ción activa, sobretodo actividades deportivas,

consideran algunas restricciones por grupo de

formales e informales.

edad. Otro aspecto respecto a los visitantes es que prácticamente ninguno tiene las previsiones

La accesibilidad es bastante limitada par-

Mobiliario

ticularmente por lo distanciados que se encuen-

100.0

tran los parques entre sí. Los grandes parques,

90.0

mejor equipados, requieren inversión de tiempo

80.0

se afecta la frecuencia, ya que a mayor tiempo de

60.0

Porcentaje

mucho tiempo y transporte motorizado. Con ello

70.0

transporte, las visitas se vuelven más esporádicas.

69.1

76.4

72.7 63.6

50.0

45.5

40.0

En el caso de los parques de mayor escala la ma-

30.0

yor frecuencia ocurre los fines de semana, pero se

25.5

20.0

reduce durante la semana. Sin embargo, los espa-

14.5

10.0

cios públicos vecinales al carecer de instalaciones

16.4

14.5 5.5

7.3

5.5

16.4

14.5 5.5

3.6

3.6

7.3

Respecto a la administración y gestión del

Re

Co

lum

adecuada tienen pocos visitantes.

sb

pio s ala d To illa bo ga Pa nes sa m an o Ca s rru se S u M ód be l ulo y B Ju mu aja eg ti An o p jueg im ara o ale e s d scal e c ar on Eje cre Ca to r nc ha Pis citad o T ta d ore ab s e ler pa t Ca os B inaj e as nc ha qu fu etb tb ol ol ráp ido Fu en te Bo B tes anc de as ba s Se ura ña lét ica Ot ro s

0.0

Figura 4.18 Presencia de los diferentes tipos de mobiliario en la muestra de espacios abiertos Fuente: Elaborada con base en información de Flores & Rojas (2012)

espacio, son responsabilidad del gobierno municipal, seguidos muy de cerca por los que son

66


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS Parque Naciones Unidas 65 y más

6.9

Grupo de edad

60-64

1.8

50-59

8.7

30-49

28.5

15-29

27.3

0-14

26.8

6-11

10.2 0.0

5.0

10.0

15.0 Porcentaje

20.0

25.0

30.0

Plaza y Parque San Bartolo 2.6

65 y más 60-64 Grupo de edad

Figura 4.19 Mobiliario para juego: Parque Budib, Fuente: Flores & Rojas (2013)

para recibir a niños y personas con discapacidad

0.2 9.3

50-59 30-49

31.2

15-29

30.9

0-14

física.

25.8

6-11

9.8 0.0

Los niños acuden solos exclusivamente a

5.0

10.0

15.0 20.0 Porcentaje

25.0

30.0

35.0

Parque de los Niños

aquellos espacios que se encuentran cercanos a

65 y más

sus áreas de residencia, tanto por accesibilidad

9.0

60-64 Grupo de edad

como por seguridad. En el resto de los tipos, siempre acuden acompañados ya sea con toda su familia, algún adulto o grupos de amigos.

2.2

50-59

8.8

30-49

28.8

15-29

26.7

0-14

24.6

6-14

La presencia de elementos naturales está

12.7 0.0

generalizada: árboles, pasto, alguna vegetación está presente en los parques; algunos tienen

5.0

10.0

15.0 Porcentaje

20.0

25.0

30.0

Figura 4.21 Ejemplo de la población atendida dentro del radio de servicio de cada parque. Por grupos de edades Fuente: Elaboradas con base a datos del SCINCE 2010 (INEGI, 2012)

cuerpos de agua (figura 4.24). Sin embargo, sobre todo en los pequeños parques no reciben mante-

OTRA MIRADA: LOS ESPACIOS PARA JUEGO EN EL IMAGINARIO DE LOS NI-

nimiento y lo más importante para nuestro análisis, no forman parte del juego de los niños; tienen funciones estéticas y medioambientales.

ÑOS

Como parte del diagnóstico se hizo una exploración con niños de la ciudad de Puebla pertenecientes a colonias con altos grados de marginalidad -en los programas de atención del Ayuntamiento de Puebla (G. M. Puebla, 2012b), para conocer sus percepciones respecto a su espacio de vida y en particular al juego en el espacio público. Las colonias presentan deficiencias en equipamiento, espacio público, movilidad, medio ambiente así como problemas sociales de vanda-

Figura 4.20 Elementos Naturales: Dos de Abril Zaragoza y San José Vista Hermosa. Fuente: Flores & Rojas (2012)

lismo, delincuencia y desintegración comunitaria. Nos interesó conocer sus imaginarios, expectati-

67


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS vas y necesidades en relación a su espacio vecinal. El procedimiento consistió en solicitar que elaboraran unos dibujos y maquetas de forma libre 1. Se les pidió que expresaran cómo perciben el estado actual de su colonia, que problemas les preocupan y que hicieran propuestas de mejoramiento. Como se aprecia en la imágenes de la figura 4.23, los niños perciben claramente proFigura 4.22 Alumnos de diseño Urbano con niños de la colonia Constitución Mexicana. Fuente: Taller de Proyectos Urbanos 4. FABUAP. 2012

blemas que suceden en su entorno de vida y están conscientes tanto de los problemas sociales como de las condiciones físicas de la ciudad y su vecindario. Ilustraron imágenes que representan la delincuencia, el vandalismo, alcoholismo y drogadicción. Personas tirando basura, individuos que dejan en la calle los excrementos de los animales y los grafiteros pintando las bardas, representan actitudes desconsideradas hacia los otros y falta de conciencia ciudadana. Los dibujos aluden a la falta de alumbrado, el mal estado de las calles, baches, mal estado de las calles, la acumulación de basura, el desorden en la traza y en la organización de los espacios urbanos. En nuestro caso, resulta muy interesante el énfasis y cuidado puesto en la representación de árboles, fuentes y juegos infantiles en proximidad a las casas; la incorporación de animalitos y personas. No cabe duda que en el niño hay claridad innata respecto a sus necesidades de juego, de áreas verdes y de orden que no muestran los responsables del espacio público en la ciudad. Por otro lado, la iconografía de los aparatos de juego muestra columpios y resbaladillas, reflejando los referentes limitados que tienen estos niños con respecto a las alternativas de aparatos de juego infantil. Esto es reflejo de la poca creatividad contenida en los modelos con que se

Figura 4.23 Mapas mentales acerca de su vecindario. Fuente: Taller de Proyectos Urbanos 4. FA-BUAP. 2012.

han creado los espacios vecinales en la ciudad.

68


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS También es probable que hasta la fecha no hayan

ción con sus pares y otras personas; propiciar el

tenido la oportunidad de asistir a instalaciones

contacto directo con elementos naturales; permi-

mejor equipadas (como los parques urbanos) por

tir la accesibilidad cotidiana, gratuita y equitativa;

vivir alejados de esas instalaciones.

y garantizar seguridad.

Como se señaló a lo largo del capítulo, es

En función de ello se han establecido cua-

patente el gran déficit en términos cuantitativos

tro tipos de espacios que reflejan las característi-

de áreas verdes y espacios abiertos públicos para

cas y condiciones con que se da la oferta de es-

atender a la población de acuerdo con las normas

pacios en la ciudad:

y recomendaciones internacionales. En conjunto

1.

con ello, no hay una distribución equilibrada de

Espacios equipados (atractivos y movilidad libre) pero con restricciones para el acceso.

los espacios en todas las zonas de la ciudad que

Comprende a los grandes parques urbanos,

corresponda con la localización de la población

que ofrecen variedad de divertimentos (clási-

infantil, ya que las zonas periféricas donde hay

cos e innovadores), pero no brindan condi-

más niños son las que muestran las mayores ca-

ciones de seguridad -en la libertad-, ni tienen

rencias. Sin embargo, también resulta claro que el

fácil acceso para los niños de seis a 12 años.

contar con buena densidad de espacios abiertos

Tampoco hay contacto directo con la natura-

en una zona, no implica automáticamente que se

leza.

satisfagan las necesidades ya que esto depende

2.

también del estado de conservación, de las carac-

Espacios con facilidades de acceso pero limitados en su equipamiento. Comprenden los

terísticas físicas, de diseño, del mobiliario para

pequeños parques vecinales que ofrecen ma-

juego utilizado además de su relación con las

yores condiciones de seguridad porque están

demandas y necesidades de la población aleda-

a la vista de adultos vecinos, tienen facilida-

ña.

des de acceso (se encuentran en proximidad

Las condiciones de los espacios abiertos

a las viviendas) que permiten la asistencia fre-

para el juego infantil demuestran que los adultos

cuente, pero los elementos de atractividad

y los responsables gubernamentales encargados,

son tradicionales y limitados, o no hay. No hay

ostentan una concepción simplista de la forma de

contacto directo con la naturaleza.

jugar, del valor del juego, y de los nuevos para-

3.

digmas que están surgiendo, en otros países, en

Espacios excesivamente estructurados que

especial en los desarrollados.

limitan la libertad. Comprende los espacios

UNA

actividades formalmente organizadas y con

culturales que ofrecen divertimento pero bajo

BASADA EN LOS LINEAMIENTOS DEL ESPACIO JUGABLE TIPOLOGÍA

excesivo control de los adultos (Ludoteca, Casa de cultura, Complejo Cultural, BUAP ).

En consecuencia de lo anterior, la tipolo-

4.

gía se formuló contrastando las cualidades de los

Espacios socialmente excluyentes. Comprenden los espacios ofrecidos por estable-

espacios con los lineamientos derivados de la ca-

cimientos comerciales o vecindarios cerrados

tegoría de espacios jugables, es decir, contar con

en los cuales aun cuando en algunos casos

ambientes variados e informales que estimulen el

ofrecen instalaciones innovadoras y con con-

movimiento físico en libertad; facilitar la interac-

69


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS diciones de seguridad altas, están mediados

A lo anterior es necesario agregar la pri-

por condicionantes económicas que excluyen

vatización que están llevando a cabo los vecinda-

a la mayoría de la población. Por lo tanto

rios cerrados, dejando fuera a muchos niños que

aunque resulten cómodos para los padres y

se encuentran a su alrededor. El segundo aspecto

los niños obtengan diversión y beneficios, no

que vale la pena resaltar es el hecho de que la

responden a los lineamientos de las condicio-

oferta generada por la iniciativa privada y social

nes de gratuidad y equidad en el acceso, pro-

tiene mayor diversidad y calidad en los servicios

clamadas por los derechos de la infancia. Por

que ofrece, aunque tampoco cubre los paráme-

supuesto que no se trata de satanizarlos, pues

tros establecidos bajo el concepto de espacio

cumplen una función necesaria, pero no pue-

jugable.

den sustituir el verdadero carácter de lo pú-

Sin embargo, la mediación económica

blico.

funciona como un factor discriminador que viola los derechos de la infancia consignados en su ar-

CONCLUSIONES

ticulado: accesibilidad cotidiana, acceso libre y

Aunque la ciudad cuenta con espacios

gratuito para todos los niños. Por ello lo conside-

importantes, no cubre los requerimientos que

ramos un paliativo para aquellos que tienen los

hemos establecido en función de los avances dis-

medios, pero definitivamente no constituye una

ciplinares y de los derechos de la infancia, menos

respuesta al problema del déficit de espacios pa-

aún respecto a los deseos expresados por los

ra el juego.

propios niños. Los grandes parques a pesar de

Resulta relevante también constatar que

sus equipamientos presentan la restricción de su

no hay un sistema de espacios que articule ubica-

alejamiento de la mayoría de la población; un uso

ciones, actividades, parámetros, políticas de ges-

frecuente sólo únicamente lo tienen los habitan-

tión. Finalmente, no se ha valorado el papel que

tes de las proximidades.

desempeñan los niños para la sociedad.

Por su parte los pequeños parques ade-

La noción de espacio público es muy am-

más de que se encuentran en su mayoría en mal

plia, incluye calles, plazas, lugares para la recrea-

estado, no son suficientes. Son pocas las colonias

ción o para el consumo (Carr et al., 1992; Duau &

que cuentan con este servicio, lo que significa

Giglia, 2008) accesibles a todos, de acuerdo con

que la mayoría de los niños no tienen acceso fre-

ciertas regulaciones impuestas por la administra-

cuente a estas instalaciones. Recordemos que una

ción pública (Borja,2003b). Y dada la naturaleza,

de las recomendaciones principales nacionales e

imaginación y energía infantil, el juego puede te-

internacionales es la proximidad a la vivienda (

ner lugar en cualquier de estos sitios. No obstan-

Moore, 1990; SEDESOL, 1995; Bazant, 2000; Land,

te, en las condiciones actuales (exceso de tránsi-

2012, entre otros). La medida general establecida

to, de población y de peligros) resulta indispen-

es de 10 minutos de caminata. Actualmente existe

sable que las ciudades cuenten con espacios con

el índice Parkscore (puntaje de parques) como

este propósito.

indicador de habitabilidad, basado en el tiempo

Los parques fueron establecidos con ese

invertido para acceder al parque.

fin. Especialmente para los niños de seis a 12 años, resultan el ambiente más propicio. Además

70


LA OFERTA DE ESPACIOS PÚBLICOS de vegetación, canchas de juego y otros equipamientos convencionales, en ellos puede darse el encuentro con otros niños de la misma edad; niños que no siempre forman parte del círculo de amigos escolares, no son familiares ni necesariamente pertenecen a otro nivel social; estos contactos favorecen el desarrollo de valores de convivencia y solidaridad social. No obstante, la ciudad de Puebla no reúne condiciones favorable en términos de espacios públicos para el juego; sus equipamientos no responden ni a los parámetros convencionales menos aún a los lineamientos que recomiendan las nuevas tendencias. En principio hay toda una historia de rezago en términos de parques y áreas verdes, por parte de la administración pública; y por otro lado, la ciudad vive un proceso de privatización de espacios públicos y para el juego que deja fuera de estos beneficios al grueso de niños en la ciudad. Las autoridades de la ciudad, particularmente en las dos últimas administraciones han buscado disminuir los déficits y han destinado recursos para la construcción de grandes parques y el mejoramiento de algunos de los existentes. No obstante, se encuentran lejos de los parámetros requeridos por los nuevos enfoques de dotación e implementación.

71


CAPITULO V


Una nueva categorĂ­a: los espacios jugables vecinales


05

UNA NUEVA CATEGORÍA: LOS ESPACIOS JUGABLES VECINALES "¡Sonamos muchachos! ¡Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno!" Mafalda Quino (1997). Toda Mafalda. 8º edición. Buenos Aires: Ediciones de la Flor

Este rezago histórico, relativo a los espa-

Como se vio en el capítulo anterior las condiciones de la ciudad de Puebla relativas a

cios propicios para el juego, ha sido reconocido

espacios de juego para los niños no es muy hala-

por las últimas administraciones mediante la crea-

güeña, tienen un rezago histórico. Desde la fun-

ción de grandes parques, sin embargo, los déficits

dación ha contado con plazas y la calle, en el siglo

no han descendido, y como vimos tampoco han

XIX se instalaron los paseos y en su segunda mi-

cambiado las modalidades de atención de los

tad los carruseles, en algunas plazas y barrios (Es-

espacios para el juego infantil. En este rubro co-

trada, 2010). Iniciando el XX, se inaugura el bos-

mo en la mayoría de las obligaciones guberna-

que de Manzanilla, con el apelativo Parque Colón;

mentales respecto a provisión de los servicios, la

se inicia también la instalación de los primeros

administración presenta deficiencias. Los planes

juegos infantiles (Montero, 2002).

no se llevan a cabo, las normas no se respetan, se busca la manera de violarlas, los usos destinados

En los cincuenta se establece la obliga-

a lo “verde” se modifican; los porcentajes de do-

ción para los nuevos fraccionamientos, de desti-

tación se trampean, las dependencias no se arti-

nar 10% para áreas verdes, pero la mayoría de las

culan. El manejo de estos espacios (creación,

colonias carecían de estas instalaciones. Las uni-

mantenimiento, remodelación, etc.) se da de ma-

dades habitacionales de los 70 inauguran una

nera espontánea, improvisada, por ocurrencia de

época interesante en términos de destinación de

las autoridades en turno. (Rivera, 2009; Fuentes,

espacios públicos y áreas verdes, pero fue de cor-

2013)

ta duración. Las normas de equipamiento urbano de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL)

Aunque estas prácticas caracterizan a paí-

coincidentes en la época definen las categorías

ses del mal llamado “tercer mundo”, es evidente

para los espacios abiertos y los porcentajes que

que en el caso de las autoridades poblanas se

se deberían cumplir. En los ochenta se inicia la

está evidenciando un desconocimiento y desin-

creación de vecindarios cerrados transformando

formación respecto a las tendencias del diseño y

el carácter históricamente público de los espacios

la planeación vinculadas al desarrollo infantil y en

de juego. No obstante como lo mostramos en el

lo tocante a los derechos de la infancia. La volun-

capítulo anterior, la ciudad únicamente cubre

tad existe pero falta información al respecto. Bas-

1.5% por persona.

ten dos ejemplos para confirmarlo: el programa

72


ESPACIOS JUGABLES VECINALES Puebla Sistema Verde (PSV, 2008-2009) y la instau-

espacios de juego, en esta última parte, formula-

ración del Consejo Municipal, Puebla Ciudad

remos algunos lineamientos que podrán servir de

Amiga de la Infancia

(CMPCAI).1

guía para el cumplimiento de las necesidades de la infancia, entre seis y 12 años.

El programa Puebla Sistema Verde, llevó a cabo un buen diagnóstico señalando la pérdida

LA NECESIDAD DE UN CAMBIO DE PA-

de valor del espacio público -como centro de la

RADIGMA

vida comunitaria-, y en su calidad de elemento

Con base en todo lo anterior se hace evi-

estructurante importante para el ordenamiento

dente la necesidad y urgencia de desarrollar una

urbano. Sin embargo, su propuesta está orientada

propuesta para atender los espacios públicos

a la creación de espacios de gran jerarquía sin

abiertos para el juego infantil a escala vecinal en

atender la escala vecinal.

la ciudad.

Con el CMPCAI, iniciado en octubre, 2011

Para lograrlo, se requiere realizar una re-

(DIF, 2011; Gobierno Municipal, 2012) pretende

flexión teórica que sustente la adecuación de los

cumplir los derechos de la niñez, incorporando a

conceptos de niño, del juego y de los espacios

los niños y niñas en la formulación de políticas

públicos abiertos para adecuarlos a las nuevas

públicas y en la aplicación de planes y programas

condiciones sociales y urbanas. Ésta reflexión será

conexos. A partir del 2012 Puebla forma parte y

la base para cuestionar y modificar el paradigma

preside la Red Mexicana de Ciudades Amigas de

vigente de los espacios urbanos para el juego

la Niñez que está integrada por 27 Municipios del

infantil y para contrarrestar las tendencias identifi-

País y tiene como función fortalecer las capacida-

cadas a nivel mundial4 en el sentido de que pa-

des de los Gobiernos Municipales para que im-

dres y maestros tienen un concepto limitado del

plementen políticas públicas, programas y servicios que garanticen a la niñez y a la adolescencia

juego al aire libre y sus beneficios.

el cabal cumplimiento de sus derechos.2

LA RECONCEPTUALIZACIÓN DEL NIÑO

3

Las acciones han estado orientadas a la

Para lograr un cambio significativo res-

salud, educación, discapacidad y a la cultura prin-

pecto a los espacios públicos abiertos para el

cipalmente. Resulta interesante la instalación de

juego infantil lo primero que se tiene que realizar

“gimnasios” al aire libre para jóvenes y adultos,

es ajustar los conceptos de niño y de juego con

en algunos parques de la ciudad – los niños han

los que actualmente se realiza la planeación, di-

mostrado mucho interés en estos aparatos, segu-

seño y gestión de los espacios públicos. Esta re-

ramente les resultan más atractivos que los co-

conceptualización plantea que la manera de en-

lumpios. Mirando los objetivos del programa re-

frentar el reto será a partir de una visión que enfa-

sulta evidente que tanto el espacio abierto como

tice la trascendencia de los conceptos niño y jue-

el juego no están incluidos conscientemente y se

go para la construcción de la ciudad y la ciudada-

desconoce su necesidad y las modalidades inno-

nía. Lo anterior demanda que ambos conceptos

vadores de atenderlas.

deben ser entendidos integrando visiones desde

Por ello recuperando la categoría

perspectivas diversas (psicología, sociología, polí-

de espacios jugables, desarrollada al inicio de la

tica, planeación, economía, desarrollo social, en-

tesis, y los resultados del diagnóstico sobre los

tre otras).

73


ESPACIOS JUGABLES VECINALES Por su parte, el concepto de infancia se

como la actividad esencial de los niños con reper-

deberá construir partiendo de la premisa que la

cusiones directas en su proceso de desarrollo (por

niñez contemporánea tienen una serie de caracte-

ausencia o presencia). Es decir, es necesario en-

rísticas y atributos relacionados con su desarrollo

tender que el juego no es un pasatiempo sino la

individual y con las expectativas sociales asocia-

forma en que el niño aprende a vivir. De todos los

das. Por ello, el niño debe ser entendido como

tipos de juego, el juego libre es el más importan-

una persona con distintas dimensiones inmersas

te porque expresa la forma habitual de ser, hacer

en un proceso permanente de desarrollo, que

y aprender

posee características y actitudes específicas, y

significativo en su proceso.

desarrolla actividades que se estructuran a partir

del niño, por lo que le resulta más

Por ello, el juego deberá incorporarse en

el juego, con las que va definiendo su relación

los procesos de toma de decisiones para la pla-

con el espacio y con la ciudad.

neación de la ciudad, no solo en el aspecto espa-

Al reconceptualizar al niño se deben con-

cial sino entendiendo su impacto en la calidad del

siderar sus dimensiones como individuo, como

desarrollo individual y comunitario.

ciudadano y como consumidor. La primera demanda espacios y actividades que inciden en su desarrollo en lo físico, lo cognitivo y lo emocional. La dimensión como ciudadano requiere que el niño sea participe de procesos de socialización que lo relacionen con otros miembros de la

da

si ece

comunidad y con los valores, costumbres y expec-

N

tativas que se derivan al formar parte de ella y en

s de

l

de

reConceptualizar

@ niñ Juego

este proceso se relacionará con los espacios urbanos generando posibilidades de vincularse sen-

Gestión

Concienciación

dad. La dimensión como consumidor lo habili-

Educación

sorial, emocional y significativamente con la ciu-

EJV Planeación

Diseño

ta como un individuo que toma decisiones, por lo que es y debe ser tomado en cuenta socialmente para ofrecerle productos y servicios urbanos de

Infancia

calidad, entre ellos el espacio público abierto,

os

ch ere

l de

@

niñ

D

considerando que actualmente sus opiniones y presencia tienen impacto político y económico. reConceptualizar

LA RECONCEPTUALIZACIÓN DEL JUEGO La reconceptualización del juego es la base para contrarrestar las tendencias actuales

Figura 5.1 Elementos para la reconceptualizción para lograr los espacios jugables vecinales Fuente: E. Lugo, 2013

que han provocado el abandono de los espacios abiertos públicos. El juego debe ser entendido

74


ESPACIOS JUGABLES VECINALES

LOS ESPACIOS JUGABLES VECINALES

patios escolares, entre otros espacios de carácter público.

Los planteamientos anteriores obligan a que la sociedad y los profesionales del diseño

La propuesta se construye con visión que

realicen un cambio de paradigma donde se transi-

pretende consolidar a Puebla como una Ciudad

te del concepto vigente de “juegos infantiles” a

Amiga de la Infancia por medio de la creación de

la categoría de espacio jugable.

una red de espacios jugables vecinales que atiendan a los niños de 6 a 12 años de toda la ciudad,

Un espacio jugable es un espacio de ca-

mediante una oferta de espacios y de actividades

rácter público donde el juego libre es la actividad

acorde a sus derechos y necesidades de desarro-

dominante. Es un espacio donde el niño desarro-

llo así como a las condiciones específicas de su

lla su autonomía, creatividad; donde entra en inte-

contexto vecinal (figura 5.2).

racción con elementos y procesos naturales; donde se favorecen las conexiones sociales, espacia-

Reconceptualización

les y ambientales; donde encuentra, conoce y re-

Cambio de Paradigma

conoce al otro. Un espacio jugable permite que el

Estrategia General

EJV

niño experimente, tenga vivencias, descubriendo el mundo físico y social mediante el juego.

Espacios Jugables Vecinales

Es necesario enfatizar que la existencia de

Visión

Consolidar a Puebla como una Ciudad Amiga de la Infancia por medio de la creación de una red de espacios jugables vecinales que atiendan a los niños de 6 a 12 años

un espacio jugable y su valor de juego dependen tanto de sus características espaciales como de

Figura 5.2 Visión y concepto estratégico Fuente: E. Lugo, 2013

las condiciones sociales y culturales predominantes en el contexto.

La definición de una propuesta que de

De acuerdo al enfoque de la investigación es fundamental definir la categoría de espacio

respuesta a todos las condicionantes y circunstan-

jugable vecinal. Este será que será un espacio que

cias expresadas a lo largo de la investigación tie-

tendrá las mismas cualidades de un espacio juga-

ne dos opciones para articularse. Una de ellas es

ble con respecto a su valor de juego y su carácter

la vía social, consistente en que los grupos socia-

público, pero también deberá cumplir con la con-

les sean los impulsores para después llegar a las

dición de ser fácil y rápidamente accesible desde

instituciones. Esta vía garantiza la apropiación

la vivienda para permitir y favorecer su uso coti-

comunitaria de la iniciativa lo que favorecía su

diano.

continuidad; sin embargo, se enfrenta a limitaciones en recursos materiales y humanos lo que de-

En resumen, debe ser un espacio cercano,

mandará mayor tiempo de implementación.

seguro, estimulante y flexible donde el niño siempre encuentre posibilidades de jugar de ma-

La segunda alternativa sería en el sentido

nera autónoma, espontánea, libre; que forme par-

contrario, es decir, que el origen de la iniciativa

te de una red de espacios al interior del vecinda-

sean las instituciones gubernamentales y a partir

rio, donde estén integrados parques, plazas y jar-

de ahí permearían hacia la sociedad. La vía insti-

dines, además de calles, banquetas, baldíos, pa-

tucional favorecería la construcción

tios, jardines de las viviendas, estacionamientos y

visión integral a partir de la participación de dis-

75

desde una


ESPACIOS JUGABLES VECINALES tintos campos, facilitaría la integración de recur-

Por ello, la propuesta contempla la defini-

sos humanos, económicos y materiales y con ello

ción de lineamientos estructurados en tres ámbi-

lograría reducir el tiempo de implementación. Sin

tos: planeación, gestión y diseño como se ilustra

embargo, inevitablemente enfrentará problemas

en el esquema de la figura 5.3.

de continuidad debido a los vaivenes políticos así como el gran esfuerzo que demanda coordinar instancias, saberes y niveles de gobierno. Ambas alternativas son viables y necesarias, pero

la vía institucionalizada deberá ser la

que conduzca el proceso dadas las atribuciones, obligaciones y posibilidades que favorece. Las instituciones, como parte fundamental de su participación en esta propuesta deberán concientizar, capacitar y lograr la participación de los diferentes grupos sociales que tendrían que estar involucrados.

Planeación

Plan de Espacios Jugables Vecinales

Crear una instancia a cargo de los EJV

Lineamientos

Fomentar la participación de las instancias gubernamentales Gestión

Promover la participación de la comunidad Impulsar la participación de los profesionales de la planeación y el diseño Diseñar programas y proyectos para la lograr la participación de las empresas Desarrollar guías de diseño para EJV

Diseño

Desarrollar modelos de diseño participativo para niños de 6-12 años Desarrollar proyectos integrales de EJV Favorecer e impulsar el diseño de EJV naturalizados

Figura 5.3 Esquema de lineamientos de planeación, gestión y diseño Fuente: E. Lugo, 2013

76


ESPACIOS JUGABLES VECINALES

LINEAMIENTOS DE PLANEACIÓN Como ya se mencionó, la base de la propuesta consiste en la construcción de la categoría de espacio jugable vecinal.

Por ello, el primer

paso propuesto será la definición de un Plan de Espacios Jugables Vecinales para la ciudad; en este instrumento será el que defina y oriente las estrategias y acciones así como la formas de gestión y participación de los diferentes actores soFigura 5.4 Playborhoods: Diversos niños involucrados en diferentes actividades en el espacio de juego colectivo en el jardín posterior de una residencia Iowa City, Iowa. Fuente: Lanza (2012)

ciales involucrados en el tema, tal como se delinea a continuación.

DESARROLLAR UN PLAN DE ESPACIOS JUGABLES VECINALES QUE TENGA COMO BASE LOS SIGUIENTES OBJETIVOS:

DEFINIR GUÍAS PARA INTERVENIR O CREAR PARA VECINDARIOS NUEVOS Y EXISTENTES

1. Poner las necesidades y derechos de los niños

1. Identificar zonas prioritarias de actuación en la ciudad

de 6 a 12 años al centro de la toma de decisiones.

2. Definir modelos de acción específicos para cada sitio.

2. Articular los planteamientos de este plan con el programa Ciudades Amigas de la Infancia y

3. Identificar y potenciar espacios de oportuni-

con el Programa Municipal de Desarrollo

dad en cada vecindario: calles, banquetas,

(PMD), dando continuidad al PMD 2011-2014

baldíos, espacios residuales, parques, jardines,

incluyendo explícitamente al juego y los espa-

espacios abandonados, jardines domésticos,

cios abiertos. 3.

escuelas.

Integrar y estructurar la participación de los

4. Estructurar un sistema de EJV para la ciudad

niños en los temas relacionados al juego y al

que incluya proyectos complementarios tales

espacio público abierto en los tres ámbitos de

como: movilidad infantil, seguridad y promo-

la estrategia (planeación, gestión, diseño). 4.

ción del juego infantil al aire libre.

Integrar transversalmente las estrategias de

DEFINIR CRITERIOS DE DOTACIÓN QUE CONTEMPLEN AL MENOS LOS SIGUIENTES REFERENTES:

espacios jugables vecinales (EJV) con los demás aspectos de desarrollo sustentable del

1.Dotar de EJV a cada vecindario considerando 10 m2 de superficie por cada niño a atender. 2.Ubicar cada EJV considerando un área de influencia con una radio equivalente a una caminata de 10 minutos. Esto variará de acuerdo con las condiciones de accesibilidad particulares de cada vecindario (topografía, tráfico vehicular, banquetas, seguridad, etc.).

vecindario y de la ciudad (social, ambiental, económico) 5. Convertir los vecindarios en playborhoods, es decir, vecindarios jugables siguiendo los principios

EJV

del nuevo urbanismo (ver figura 5.4)

(Lanza, 2012).

77


ESPACIOS JUGABLES VECINALES

DIVERSIFICAR LAS FUENTES PARA LA OBTENCIÓN DE RECURSOS PARA EL DESARROLLO E IMPLEMENTACIÓN DE PROGRAMAS Y PROYECTOS.

conformación de alianzas de colaboración entre

1.

juntas así como proyectos sociales vinculados a la

el sector público y privado para la obtención de recursos mediante patrocinios e inversiones con-

Presupuesto municipal articulado transversalmente

creación de espacios jugables.

2. Fuentes de financiamiento nacionales e inter-

LA NECESIDAD DE INVOLUCRAR A TODOS LOS ACTORES SOCIALES

nacionales

De manera particular, las responsabilida-

3. Patrocinios, donativos y estímulos fiscales.

des de gestión de los diferentes agentes sociales

4. Alianzas estratégicas: empresas, ONGs,, fabri-

que intervienen en un proyecto de espacio juga-

cantes de mobiliario para juego, instituciones

ble serían las siguientes:

educativas, incubadoras de negocios

Las autoridades y dependencias guber-

LINEAMIENTOS DE GESTIÓN

namentales

como primera responsabilidad de-

ben institucionalizar el derecho de los niños al

La gestión puede ser entendida como

juego y a espacios jugables, tanto en los instru-

aquellos procesos y acciones institucionalizadas o no que las personas o grupos llevan al cabo para

mentos de planeación como en la definición de

satisfacer sus necesidades y mejorar su calidad de

las responsabilidades de las dependencias del gobierno municipal y estatal que derivan del pro-

vida. Sin embargo, es normalmente un aspecto

tocolo de UNICEF para

que no se articula al realizar la planeación y/o el

la construcción de una

Ciudad Amiga de la Infancia, que abarca rubros

diseño de espacios abiertos; por lo que es necesario definir las modalidades que garanticen el

de planeación, implementación y monitoreo de

éxito de cualquier proyecto desde su concepción

estrategias y acciones5.

hasta que entra en operación. Por ello, la gestión no debe perder de vista que es necesario generar conciencia sobre la importancia del juego y de los espacios jugables. La fase inicial debe ser sensibilizar a los actores: padres de familia, vecinos,

diseñadores, planifi-

cadores. promotores de desarrollos habitacionales y autoridades. En el caso de proyectos de intervención y mejoramiento de espacios existentes se requiere el trabajo con la comunidad para lograr que ésta participe y se involucre en la consecución de un proyecto en su vecindario desde la planeación hasta la operación y mantenimiento. Figura 5.5 Participación de alumnos de diseño urbano en procesos de diseño participativo con niños e la colonia San Isidro Fuente: Taller de Diseño Urbano 4 FA-BUAP (2012)

La propuesta tendrá un mayor posibilidad de consolidarse si se trabaja en la promoción y

78


ESPACIOS JUGABLES VECINALES En todos los casos, las instituciones gu-

ponsable para mejorar la calidad de vida de la

bernamentales fungirían como garantes y regula-

comunidad.

doras de que los esfuerzos se orienten al benefi-

La iniciativa privada, entendida como em-

cio de la comunidad, además de ofrecer las me-

presas, organizaciones no gubernamentales, aso-

jores condiciones de participación, que podría

ciaciones civiles

incluir obtención de estímulos fiscales, asesoría y

no necesariamente vinculados

con un vecindario específico, tiene diversas posi-

aval para el acceso a fuentes de financiamiento

bilidades de participar.

para la obtención de fondos con tasas de interés

Por ejemplo como patrocinador de accio-

preferencial, entre otros posibles aspectos.

nes, con contribuciones económicas o aportando

Las responsabilidades de los adultos co-

algún bien o servicio; en forma de voluntariado

mo individuos, como padres y como parte de ins-

podría ofrecer publicidad de eventos, capacita-

tituciones conlleva su participación como promo-

ción o siendo sede de eventos.

tores, supervisores y facilitadores. La primera ac-

La segunda forma de participación sería

tividad que compete a todos es la difusión y con-

directamente, desarrollando e implementando

cienciación sobre la importancia de los espacios

negocios socialmente responsables orientados a

jugables; esta actividad demanda la participación

la creación de espacios jugables.

de la familia, la escuela, los promotores de vivienda, el gobierno local y los profesionales de la pla-

Con base en lo anterior, las estrategias y

neación y el diseño.

acciones para la gestión de los espacios jugables vecinales se esquematizan a continuación.

A partir de la toma de conciencia, la participación de los adultos como padres consiste en

CREAR UNA INSTANCIA A CARGO DE LOS EJV

fomentar que los niños salgan a jugar, acompañar

1. Instituir una entidad que regule el espacio pú-

y crear las condiciones para que usen los espacios

blico abierto y los EJV que debería estar vincu-

para juego; como miembros de una comunidad

lada al Instituto Municipal de Planeación, en-

deberán promover la creación y renovación de

tre cuyas funciones podría contemplar:

espacios para juego en su vecindario y en las

2. Elaborar, promover, implementar, monitorear y

áreas cercanas. Esto podrá ser realizado como

actualizar la aplicación del Plan de EJV.

parte de su comité de vecinos y/o en apoyo de organizaciones que promuevan el juego infantil.

3. Concientizar y capacitar respecto a la planea-

Otra de las instancias que tiene una gran

ción, diseño y gestión de EJV a todos los sec-

repercusión es la escuela ; esta institución tendrá

tores y actores sociales con potencial de invo-

que cambiar sus políticas de manejo y diseño del

lucrarse.

espacio abierto para el juego, tanto para su uso

4. Planear y regular el diseño de EJV.

dentro del horario escolar como en la propuesta

5.

de convertirse en un espacio comunitario abrien-

Coordinar y articular la participación de dependencias gubernamentales en programas y

do sus instalaciones para el uso como espacio

acciones de EJV.

jugable fuera de las horas de escuela. Ante todo, esto demanda que asuma su papel como corres-

79


ESPACIOS JUGABLES VECINALES 6.

Participar en el manejo y gestión del suelo

categoría de EJV mediante cursos, pláticas y

urbano para EJV: monitorear cambios de usos

programas de difusión.

de suelo y adquirir suelo para uso en EJV. 7.

2. Establecer convenios de colaboración y co-

Adecuar las formas de operación municipal

rresponsabilidad entre instancias, dependen-

respecto a los EJV

cias y niveles de gobierno.

8. Adecuar y modificar el marco jurídico estatal y

3. Fortalecer el papel de la instancia a cargo del

municipal: Ley de fraccionamiento, Código

EJV como regulador de planes, programas y

Reglamentario, Programa de Desarrollo Muni-

acciones relacionadas con estos.

cipal, Programas de desarrollo urbano munici-

4. Elaborar y/o adecuar el marco jurídico relacio-

pal, centro de población, parciales y sectoria-

nado con los EJV.

les, Normas de equipamiento urbano.

5. Monitorear la aplicación de planes, programas

9. Desarrollar modelos institucionales para eva-

y normas relacionadas con los EJV.

luar el valor de juego de espacios abiertos

6. Promover actividades y eventos en los EJV

10. Vincular transversalmente dependencias muni-

7. Realizar y/o supervisar el mantenimiento de

cipales con responsabilidad actual y potencial

EJV.

sobre los EJV, tales como: Instituto Municipal de Planeación, Sistema Municipal DIF, Secreta-

8. Retroalimentar el diseño y planeación de nue-

ría de Desarrollo Social y Participación Ciuda-

vos proyectos.

dana, Secretaría de Desarrollo Económico y

9. Realizar mejoras a los proyectos evaluados.

Turismo, Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Secretaria de Medio Ambiente

PROMOVER LA PARTICIPACIÓN DE LA COMUNIDAD

y Servicios Públicos, Secretaria de Seguridad

1. Impulsar la participación directa de los niños

Pública y Tránsito Municipal

en los procesos de planeación y diseño de sus espacios vecinales.

11. Desarrollar e implementar programas de capacitación y actualización con instituciones de

2. Desarrollar programas de concienciación.

educación superior en las diferentes áreas re-

3. Fortalecer su inclusión en procesos de planea-

lacionadas con el juego infantil en espacios

ción y diseño participativo de EJV.

abiertos, tales como: arquitectura del paisaje,

4. Estructurar la participación de los niños en los

diseño urbano, arquitectura, pedagogía, socio-

procesos de planeación y diseño de EJV.

logía, psicología, administración del tiempo libre, administración pública

5. Impulsar el voluntariado para realizar acciones y programas de EJV.

12. Recibir, canalizar y apoyar las iniciativas y necesidades de los grupos sociales respecto a EJV.

6. Apoyar el desarrollo de iniciativas sociales para

FOMENTAR LA PARTICIPACIÓN DE LAS INSTITUCIONES GUBERNAMENTALES

el fomento del juego al aire libre y para el de-

1. Concientizar a funcionarios acerca de la impor-

7. Monitorear las formas de uso del espacio y de

sarrollo de proyectos de EJV.

operación

tancia del juego en espacios abiertos y de la

80


ESPACIOS JUGABLES VECINALES 8. Impulsar el juego infantil en EJV 9. Actividades voluntarias para el mantenimiento.

LINEAMIENTOS PARA EL DISEÑO DE ESPACIOS JUGABLES VECINALES

10. Supervisar y/o administrar la aplicación de

Los criterios para el diseño de EJV deben integrar consideraciones conceptuales y aspectos

recursos en los EJV de su vecindario.

espaciales, funcionales y ambientales (Bennett,

11. Realizar actividades de monitoreo en los EJV

1998, 1999a, 1999b; Casey, 2007; Chudacoff, 2007;

que permitan realizar mejoras a los proyectos

Fromberg & Bergen, 2006; Robert C. Moore, 1990;

de los EJV en su comunidad.

Shackell, Butler, Doyle, & Ball, 2008; Spaces,

IMPULSAR LA PARTICIPACIÓN DE LOS PROFESIONALES DE LA PLANEACIÓN Y DISEÑO EN PROYECTOS DE EJV.

2001a, 2001b; Tai, Haque, McLellan, & Knight,

1. Concientizarlos acerca de la importancia del

tos que estimulen los aspectos cognitivos, socia-

2006; Taylor, 2008). Un EJV debe incluir actividades y elemen-

juego y de los EJV.

les, emocionales, y físicos. También debe favorecer el desarrollo de valores, actitudes, comporta-

2. Desarrollar programas de capacitación para la

mientos y habilidades, tales como la creatividad,

planeación y diseño de EJV.

la autonomía, la identidad, la conexión con la co-

3. Elaborar guías de diseño para proyectos de

munidad (valores, empatía, costumbres), las rela-

EJV.

ciones sociales (con sus semejantes y con los

4. Diseñar estrategias para incentivar la participa-

otros), la relación con la naturaleza (cuidado, con-

ción de los desarrolladores inmobiliarios.

ciencia, descubrimiento) y la realización de actividad motriz (ver fig.5.6).

DEFINIR PROGRAMAS Y ACCIONES PARA LOGRAR LA PARTICIPACIÓN DE LA EMPRESAS

Debe tenerse siempre presente que el juego es

1. Diseñar esquemas para estimular patrocinios y

la actividad espontánea de los niños

como cuando se observa su comportamiento en

los donativos para EJV.

la calle, parques o en baldíos y callejones. En esas

2. Estimular el desarrollo de proyectos producti-

situaciones el juego resulta ser creativo, autosufi-

vos asociados los EJV.

ciente, activo y pleno de recursos lo que es muestra de la verdadera autonomía de la infancia (ver

Figura 5.6 Svan Frode Playground Fuente: Johnson (2013)

Figura 5.7 The Haye Playground, Southwark. GB Fuente: Johnson (2013)

81


ESPACIOS JUGABLES VECINALES fig.5.7). Para lograr que esto suceda, en un EJV

de juego informal e incidental como estaciona-

deben coexistir diferentes tipos de juego que

mientos alejados de la vialidad; rutas peatonales y

brinden alternativas de elección por la forma en

ciclistas con aparcaderos, que enlacen vivienda,

que los adultos supervisan (formal, informal, semi-

escuelas, comercio y espacios de juego; aprove-

informal), por la definición de actividades (juego

char esquinas, rincones y ciertos espacios frente a

creativo) o por el tamaño del grupo de juego (in-

las cocheras.

dividual o grupal; juego asociativo, paralelo, indi-

Los EJV deben contar con la mejor ubi-

vidual, cooperativo).

cación posible, seleccionando sitios donde los

Se debe diseñar para permitir que el niño

niños jugarían naturalmente, es decir, sitios acce-

sea espontáneo, innovador, flexible y reflexivo. Se

sibles, visibles, alejados en cierta medida de la

debe tener claro que jugar no es una serie de ac-

mirada de los adultos ya que la privacía es esen-

tividades específicas sino un experimento cam-

cial para desarrollar el sentido de autonomía y

biante, desordenado e indefinido. Para los niños

para brindar oportunidades para el juego creati-

un cierto grado de desorden e indefinición ofrece

vo.

más posibilidades de juego que un diseño muy

El EJV debe permitir la convivencia de los

elaborado. Se tendrá que considerar la fluidez del

diferentes grupos de edad que se encuentren en

juego donde diferentes procesos, comportamien-

el vecindario, tanto niños como adultos. Asimis-

tos y tipos de juego suceden al mismo tiempo.

mo, deberá ofrecer actividades y espacios ade-

Las oportunidades de juego en la calle pueden

cuados a niños y niñas conforme a las diferencias

incrementarse mediante la reducción del volumen

y preferencias de género correspondientes. La

y velocidad del tráfico, diseñando o rediseñando

inclusión tendrá que tomar en cuenta las diferen-

las calles locales para hacerlas más seguras. Cada EJV debe ser diseñado para el sitio específico donde se va a construir, evitando el uso de modelos y mobiliario estandarizados, que como ya se señaló, producen espacios sin carácter ni identidad propia (ver fig.5.8). Cada espacio debe adecuarse a su contexto y contribuir a mejorarlo, complementando y enriqueciendo la oferta existente. Esto significa tomar en cuenta las condiciones sociales, urbanas y naturales específicas como base para determinar actividades, cualidades, características materiales y elementos a emplear en el diseño. Cada espacio deberá formar parte de un sistema vecinal que incorpore tres ámbitos básicos: naturaleza, espacios urbanizados y vivienda; deberá aprovechar calles, andadores y baldíos;

Figura 5.8 Cow Hollow School Playground, San Francisco CA. Fuente: Johnson (2013)

incorporar espacios que proveen oportunidades

82


ESPACIOS JUGABLES VECINALES cias por discapacidades físicas, sensoriales, intelectuales6. El espacio debe permitir al niño la posibilidad de aislarse del entorno y de la supervisión de los adultos, ofreciendo seguridad para jugar ante las condiciones del contexto. Los niños de 6 a 12 años deberán contar con espacios cercanos donde los padres puedan supervisarlos sin invadir

Figura 5.9 The Haye Playground, Southwark. GB Fuente: Johnson (2013)

su territorio de manera evidente (ver fig.5.9). Los niños prefieren ambientes naturales ya que ahí pueden desarrollar todos los tipos de juego (Dannenmaier, 1994; Leccese, 1998; Robin C. Moore, 1997; Nabham, 1994; Nebelong, 2004, 2008) y desarrollar el juego libre imaginativo, lo que previene que dominen las actividades estrictamente físicas y como consecuencia se reduce el riesgo de acoso. Se deberán plantear alternativas para en-

Figura 5.10 Pier 6 Playground, Nueva York Fuente: Johnson (2013)

trar en contacto con la naturaleza mediante la presencia de plantas, animales, agua, tierra, to-

Contrario a los espacios jugables naturali-

pografía variada, troncos y rocas (ver fig.5.10) . La

zados, los módulos prefabricados provocan mas

presencia de estos elementos ya sean introduci-

peligros al hacer que juego se vuelva simplista y

dos o preexistentes en el sitio permitirá evidenciar

los niños ya no pongan atención sobre los movi-

los procesos y cambios que se generan por el

mientos que realizan. La habilidad para concen-

funcionamiento vital y la interacción ambiental.

trarse y calcular la distancia, altura y riesgos nece-

Observar la vida silvestre es una de las actividades

sita ser practicada; el espacio de juego es donde

favoritas de los niños con la que aprenden a ma-

esto debe iniciar.

ravillarse de la naturaleza y en consecuencia a

Los niños habitan y crecen en espacios

respetarla y protegerla.

que no han construidos por ellos sino por los

Un EJV debe proporcionar un ambiente

adultos. A pesar de esto los niños crean espacios

físico variado e interesante que ofrezca retos; esto

dentro y fuera de los ámbitos definidos por las

se logra en parte diversificando las formas de mo-

reglas de los adultos. Por lo tanto, los niños de-

verse (correr, brincar, rodar, trepar y balancearse)

ben tener espacios propios, no solo incorporarse

lo que hará que el niño experimente diversas

a los espacios desarrollados a escala de los adul-

emociones dentro de un ambiente seguro y con-

tos. Se debe poner atención a los detalles ya que

trolado al mismo tiempo que permite que los ni-

los niños tienden a observar de esa manera y no

ños experimenten y amplíen los rangos territoria-

les interesa el contexto general como a los adul-

les de acuerdo a su edad.

tos; los niños llevan un ritmo diferente, una acti-

83


ESPACIOS JUGABLES VECINALES tud de aproximación y curiosidad que demanda mayor cercanía y más tiempo para interactuar con los objetos y con los elementos físicos y naturales existentes. Los EJV deberán ser diseñados y construidos con materiales sustentables buscando que fomenten diferentes experiencias de juego (ver fig.5.11 y 5.12). También deberán ser espacios

Figura 5.11 Svan Frode Playground Fuente: Johnson (2013)

flexibles y capaces de evolucionar al tiempo que los niños crecen, lo que puede lograrse al dejar áreas sin una función predefinida para brindar posibilidades de cambio. Para lograrlo se requiere que la planeación y diseño inicial tenga una visión de largo plazo además de que durante la operación se tenga un monitoreo constante de la forma de uso del espacio así como de los cambios en el perfil poblacional del sector atendido. Loa lineamientos para el diseño de EJV se describen en los siguientes apartados.

DESARROLLAR GUÍAS DE DISEÑO PARA EJV 1. Elaborar proyectos adecuados a un vecindario y sitio específico, evitando el uso de prototipos de espacios que se apliquen a cualquier lugar o situación. 2. Desarrollar modelos de intervención específicos para cada tipo de espacio abierto existen-

Figura 5.12 Parque para jugar y pensar. Sao Paulo, Brasil Fuente:Johnson (2013)

te -Calles - Banquetas - Baldíos - Espacios residuales - Parques, jardines - Espacios abandonados - Jardines domésticos - Escuelas 3. Elaborar alternativas de diseño de bajo costo

DESARROLLAR MODELOS DE DISEÑO PARTICIPATIVO PARA NIÑOS DE 6 A 12 AÑOS 1. Los adultos deben estar involucrados como miembros de instituciones gubernamentales, sociales y como padres de familia. 2. Los modelos deben facilitar que los niños expresen sus percepciones del estado actual y

de construcción y mantenimiento

de lo que desean para su vecindario y sus espacios jugables.

84


ESPACIOS JUGABLES VECINALES 3. La participación infantil debe ser conducida por expertos en

DESARROLLAR PROYECTOS INTEGRALES DE EJV

acciones de participación

1. Que formen parte de un sistema de espacios

comunitaria e infantil, apoyados por funciona-

abiertos y de EJV

rios y diseñadores capacitados.

2. Que favorezcan el uso cotidiano siendo - Accesibles -Mínima distancia a la vivienda: caminata de 10 minutos -Vías de acceso fáciles y seguras: Ciclovías, Banquetas amplias y seguras, Cruces peatonales, -Uso de estrategias de traffic calming -Articulen la estructura espacial del vecindario -Presenten una oferta de espacios y actividades diversificada 3. Seguros - Faciliten la supervisión informal. - Delimitados físicamente. - Impulsando el uso intensivo. 4. Que impulsen el desarrollo integral del niño

Figura 5.13 Queen Elizabeth Olympic Park Playground. Londres. Fuente: Architecture (2013)

- Adecuarlos a las características y escala de los niños - Preferenciar el diseño de espacios naturalizados -Ofrecer actividades libres y espontáneas - Orientarlos al juego y no a una actividad específica - Ofrecer privacía y seguridad -Evitar el uso de módulos prefabricados 5. Ser incluyentes social y espacialmente - Diferentes grupos de edad - Diferentes grupos sociales - Articular y conectar el espacio del vecindario 6. Ofrezcan oportunidades para retos y desafíos

Figura 5.14 Dymaxion Sleeps Playscape Fuente: Johnson (2013)

(ver fig.5.13 a 5.15). 7. Diversificar la oferta de tipos de EJ, de acuerdo a las posibilidades de cada vecindario. Por ejemplo: - Adventure playgrounds. - Huertos. - Jardines memoriales.

Figura 5.15 Jugando con agua de lluvia Fuente: Johnson (2013)

85


ESPACIOS JUGABLES VECINALES -Jardines musicales. -Jardines para cuenta-cuentos. - Jardines acuáticos. - Patios escolares. - Espacios vecinales. -Parques urbanos. -Parques Metropolitanos. -Naturales 8. Incorporen diferentes tipos de juego.

el potencial de ser una propuesta viable para nuestra ciudad. Este tipo de proyectos emplearan materiales fácilmente asequibles, baratos, reciclados, ambientalmente amigables y requieren un proceso constructivo menos complejo, aunque si implican el monitoreo y vigilancia para garantizar el establecimiento y permanencia de los diferentes

9. Ubicarlos en rangos territoriales diversos den-

elementos que lo integran.

tro del vecindario 10. Diseñar bajo principios de sustentabilidad - Materiales - Ecotecnias - Flexibles en su uso: tipo de personas, horario, época -Que evolucionen al ritmo de vecindario

COMPONENTES ESPACIALES DE UN EJV Finalmente, como resultado de las diferentes cualidades y características descritas anteriormente, podemos concluir que la definición de un espacio jugable debería contemplar los siguientes componentes físico espaciales: 1. Delimitación. 2. Mobiliario y objetos para jugar. 3. Elementos naturales para jugar. 4. Modelado del relieve del terreno. 5. Elementos naturales: troncos, arena, tierra, agua, vegetación, rocas. 6. Superficie amortiguadora de caídas. 7. Elementos para juego creativo mediante la autoconstrucción. Los planteamientos para el diseño de EJV apuntan hacia el uso del concepto de espacios naturalizados, lo que además de los beneficios para atender las necesidades de los niños, tiene Figura 5.16 Escuela Primaria Brock, Vancouver, Canadá Fuente: Johnson (2013)

86


ESPACIOS JUGABLES VECINALES

NOTAS 1 El Consejo será una estructura permanente que se integra con 32 personas: 16 Adultos y 16 niñas y niños de 9 a 11 años de edad. 2

La Red plantea 10 estrategias que son: garantizar a todos los niños salud y nutrición adecuadas en la primera infancia para asegurar un buen comienzo en la vida; asegurar el acceso a agua potable y alimentos saludables en todas las escuelas, así como estrategias educativas para una buena nutrición; otorgar actas de nacimiento gratuitas a todos los niños en su primer año de vida; garantizar una educación de calidad para los casi 40 millones de niños y adolescentes en el país, con especial atención a aquellos con alguna discapacidad; garantizar apoyos para que todos los adolescentes puedan ingresar y terminar la escuela media superior; abrir espacios de participación para adolescentes en la familia, la escuela y la comunidad.

3

Otras propuestas que integran el Programa "10 x infancia" son asegurar que los adolescentes cuenten con información y servicios de salud sexual y reproductiva para reducir los embarazos tempranos; impulsar la aprobación de la Ley Federal de Justicia para Adolescentes y su efectiva implementación; proteger a niños y adolescentes contra la violencia en la familia, la escuela y la comunidad; presentar una iniciativa de Ley General sobre Derechos de la Infancia y la Adolescencia, que promueva, proteja y garantice sus derechos

4

La Asociación Internacional del Juego (IPA) realizó sobre una consulta mundial respecto al derecho del niño al juego. En el reporte mundial y en lo correspondiente a México, la transgresión número uno que se señala es la falta de cconciencia de los adultos respecto a la importancia del juego infantil. Ver: (Corona & Gülgönen, 2010; IPA, 2010)

5

El proceso de construcción de una Ciudad Amiga de la Infancia demanda compromisos políticos en conjunto con acciones concertadas a través de todo el gobierno local. Los detalles pueden revisarse en: Protocolo de UNICEF para la construcción de una ciudad amiga de la infancia. En: Red Mexicana de Ciudades Amigas de la Infancia http://www.ciudadesmexicanasamigasdelainfancia.org. Consulta: 30 de Abril del 2013.

6

Para el tema de accesibilidad para niños con capacidades diferentes ver por ejemplo Accesible Play Areas. A Summary of Accesibility Guidelines for Play Areas (Board, 2005)

87


CAPITULO VI


Reflexiones finales


06

REFLEXIONES FINALES

“It takes a whole village to rise a child.” Proverbio africano (Clinton, 2006) r

ACERCA DEL CONTENIDO: RECAPITULANDO

modificaciones en las actividades, hábitos, costumbres y preferencias de los niños uno de cuyos

Esta investigación inició con la preocupa-

resultados es el abandono del espacio abierto

ción de que los niños ven reducidas cada día sus

para el juego.

oportunidades de salir a jugar debido a cambios en la estructura urbana y social de nuestra ciudad.

A lo anterior se suma un proceso de ur-

Uno de los aspectos que más se ha enfatizado en

banización que no favorece la presencia de espa-

la reflexión y propuesta es lo relativo al acceso

cios abiertos con elementos naturales en su en-

cotidiano al espacio público, que implica una dis-

torno cotidiano, a pesar de ser ésta una necesi-

tancia mínima a la vivienda. ¿Por que la distancia

dad fundamental. Para los habitantes de la ciudad

se convierte en un factor tan determinante? La

cada vez resulta

sociedad ha cambiado: cada vez tenemos menos

espacios públicos reales, lo que junto con el se-

tiempo para realizar la diversidad de actividades

dentarismo evidencian los retos que debe enfren-

que el ritmo y demandas sociales imponen, cada

tar la sociedad para lograr el desarrollo integral

vez somos más sedentarios y más perezosos, la

del niño, tanto en lo individual como en su forma-

sociedad de consumo y los medios de comunica-

ción como ciudadano.

ción ofrecen actividades que resultan

atractivas

menos frecuente socializar en

La reflexión teórica realizada mostró que

pero sedentarias, enajenantes e individualistas

uno de los aspectos base que ha definido

que se conjugan con el incremento de los miedos

los

derechos de los niños es el reconocimiento de sus

sociales reales y percibidos.

necesidades y características físicas, emocionales,

Todo ello contribuye a la privatización de

cognitivas y sociales como individuos y como ciu-

la vida pública, es decir, cada vez realizamos me-

dadanos. Para lograr la satisfacción de esas nece-

nos actividades en el exterior y tanto adultos co-

sidades, el juego es la actividad central de la ni-

mo niños seguimos el mismo patrón que deterio-

ñez que se realiza en todos los ámbitos sociales y

ra la calidad de vida. La globalización, la inseguri-

territoriales con una enorme influencia en su de-

dad, el consumismo, el individualismo, la hiperac-

sarrollo integral.

tividad familiar, la situación económica, los nuevos

Asimismo, se identificó que los niños de 6

medios de comunicación y entretenimiento son

a 12 años son el grupo de edad con mayor nece-

factores, han contribuido a la generación de cam-

sidad de relacionarse con el espacio abierto ur-

bios sociales y espaciales que han provocado

bano y natural. Para que el contacto con el espa-

88


ESPACIOS JUGABLES VECINALES cio tenga mayor impacto en su desarrollo debe

tropolitana, sin atender de manera significativa los

realizarse con la mayor frecuencia posible, de pre-

espacios de contacto cotidiano, como calles, par-

ferencia cotidianamente. En consecuencia, los

ques y jardines vecinales. Ese análisis también

ámbitos espaciales con mayor trascendencia son

permitió identificar que el concepto que define

aquellos que se encuentran próximos a su vivien-

los nuevos espacios pseudo públicos para niños

da, es decir, los espacios abiertos de escala veci-

se centra en la mercantilización del juego y de la

nal. El uso de estos espacios contribuirá a que el

infancia, pero sin tomar en cuenta la forma como

niño desarrolle autonomía, creatividad, curiosi-

influye en el desarrollo de los niños.

dad, tolerancia y colaboración además de apren-

El resultado de la evaluación físico-espa-

der de manera espontánea e informal sobre los

cial de los espacio reveló sus múltiples limitacio-

procesos naturales y sociales.

nes. En primer término, desconocimiento y desin-

El análisis de la oferta de espacios públi-

formación

por parte de las instancias guberna-

cos abiertos de la ciudad de Puebla permitió

mentales y de la sociedad en general, que se ex-

identificar que en la actualidad en la ciudad coe-

presa en diseños sin calidad, mal estado general,

xisten dos grandes tipos de espacios públicos: los

y una oferta de elementos de juego y actividades

clásicos (calles, parques, plazas y jardines) y los

que no responde a lo que los niños necesitan se-

privatizados (centros culturales, restaurantes, lu-

gún los expertos, ni a lo que los niños desean y

dotecas). Esta situación contrasta con la de los

esperan, resultando cualitativa y cuantitativamen-

períodos históricos precedentes cuando básica-

te insuficientes e inadecuados.

mente solo existían espacios clásicos, y tanto la

La mirada de los niños expresad que ellos

oferta de actividades como de espacios era defi-

perciben la necesidad de entrar en contacto con

nida exclusivamente por las instituciones guber-

elementos naturales y de tener vecindarios segu-

namentales y la familia, correspondiendo con los

ros y limpios. Los niños intuyen que los espacios

conceptos de infancia y juego vigentes en cada

abiertos deberían articular espacialmente su co-

período.

lonia y ser fácilmente accesibles. Esto comprueba

En cambio, se evidenció que actualmente

que los niños de la ciudad de Puebla demandan

los espacios públicos clásicos de la ciudad como

lo que los expertos han definido.

la calle, la plaza y el parque resultan insuficientes

Al estudiar las principales experiencias

cualitativa y cuantitativamente; presentan dificul-

exitosas de planeación, diseño y gestión a nivel

tades de acceso, son inseguros, no favorecen el

internacional que incorporan a los niños e inte-

contacto con la naturaleza, tienen una oferta de

gran el juego en el espacio público de las ciuda-

áreas y elementos de juego muy limitada y ya no

des se encontró que están fundamentadas en la

corresponden con un concepto de infancia con-

necesidad de repensar los conceptos de infancia,

temporáneo, acorde a la realidad social, econó-

juego y espacio público abierto, y comparten la

mica y urbana vigente.

base conceptual que sustenta esta investigación:

Aunado a ello, la mayoría de las acciones

poner al niño en el centro del proceso.

e intervenciones en el espacio público hechas en

Asimismo, en todos los casos estudiados

la ciudad por las administraciones municipales

resulta evidente que que la participación de los

recientes se han realizado en escala urbana y me-

adultos es fundamental para lograr buenos resul-

89


ESPACIOS JUGABLES VECINALES tados ya que somos los responsables de generar

Las propuestas se elaboraron con base en

las oportunidades para que los niños salgan y

la construcción de la categoría de espacios juga-

jueguen en el espacio público. Por otro lado, las

bles vecinales. Con está idea se enfatiza que el

experiencias revisados enfatizan la pobreza de los

máximo atributo que debe contar el espacio pú-

espacios para el juego infantil que predominan en

blico abierto es su valor de juego por lo que su

esta ciudad.

diseño

demanda una visión que se entienda al

juego no solo como actividad, espacio o elemen-

Las condiciones actuales de la oferta de

to sino como todo un proceso mediante el cual el

espacios para niños en la ciudad hacen más que

niño se desarrolla.

evidente la necesidad de una intervención integral tanto en espacios existentes como en espa-

De esta forma, el espacio público vecinal

cios de nueva creación. La legislación nacional e

como concepto adquiere nuevas implicaciones

internacional relativa a los derechos de los niños

expresadas en principio en la necesidad de un

al juego y a un ambiente de calidad han sido

cambio de paradigma, que permita el paso de

adoptadas por nuestro país y ahora Puebla forma

una visión limitada y simplificadora a otra donde

parte de las Ciudades Amigas de la Infancia. Esto

se le conciba de acuerdo a las condiciones y ne-

abre la posibilidad de discutir sobre la relevancia

cesidades actuales de la sociedad y de la infancia.

de los espacios para el juego infantil en el vecin-

La responsabilidad de intentar revertirlo

dario lo que además de dar el sustento jurídico

es de los adultos, en todas las modalidades posi-

favorecerá el acceso a apoyos nacionales e inter-

bles padres, autoridad, ciudadano, por el bien de

nacionales para financiar programas y acciones.

los niños y por el bienestar de la comunidad.

Sin embargo, en Puebla no se han desa-

ACERCA DE LA HIPÓTESIS Y OBJETIVOS

rrollado conceptos y enfoques de solución que atiendan el problema con una visión integral

La hipótesis que se planteó para la inves-

donde se ponga al niño y al juego en el centro de

tigación señala que la una propuesta de calidad

la toma de decisiones respecto de los espacios

para el espacio público para el juego infantil re-

públicos abiertos.

quiere de una visión que rebasa el ámbito cuantitativo demandando de manera significativa solu-

Con base en todas los análisis y en las

ciones con una base cualitativa y conceptual.

condiciones particulares de la ciudad se estructuró y definió la propuesta. El aspecto inicial consi-

Por ello, la forma de corroborar la hipóte-

dera necesario redefinir y asumir los conceptos

sis se derivó del análisis teórico conceptual de las

contemporáneos de infancia y juego con lo que

necesidades del desarrollo infantil y de los plan-

se delinearon estrategias y acciones apuntaladas

teamientos de los derechos de la infancia. Ambos

en nuevos paradigmas de planeación, diseño y

aspectos permitieron sustentar que lo más signifi-

gestión que demandan la participación de los

cativo para incidir en el desarrollo del niño es la

diferentes actores sociales. Los adultos tienen la

calidad de las actividades y experiencias que su-

principal responsabilidad, ya que son ellos quie-

ceden en el espacio. En el caso de los derechos

nes deben poner a los niños, al juego y a los es-

de los niños y en particular del derecho al juego,

pacios en el centro de la discusión y de la acción.

esas necesidades son puestas en valor y se han convierten en derechos reconocidos por la ley.

90


ESPACIOS JUGABLES VECINALES Pero de la misma manera, el énfasis que se hace

que se traduzca en estrategias, planes y acciones

desde esta visión recae en las cualidades de las

concretas que hagan justicia a la relevancia del

experiencias y de los espacios más que en canti-

juego en el espacio público en el proceso de de-

dades.

sarrollo infantil para contribuir a la construcción de nuestra ciudad y sociedad.

La indagación y reflexión acerca de las experiencias exitosas refuerza la validación de la

Los objetivos se lograron dado que son

hipótesis; esta hizo evidente que las diferentes

reflejo de los componentes del sistema con el que

aproximaciones priorizan aspectos cualitativos

se planteo la investigación. Cada uno de ellos

aunque también incorporan parámetros cuantita-

aborda un aspecto particular del sistema cum-

tivos orientados a la dotación de espacios, a las

pliendo varias funciones. en primer lugar, adquirir

características de los elementos con que deben

el conocimiento y reflexión para construir las he-

contar, así como a las consideraciones urbano-ar-

rramientas conceptuales para analizar el estado

quitectónicas a lograr.

actual, pero también como base para la construcción de una propuesta que intente revertir el pro-

Como parte de la hipótesis se aseveró

blema identificado. Cada uno de los objetivos se

también que los responsables del espacio público

desprende de la

en la ciudad tienen una visión limitada de la im-

construcción de un sistema

complejo

portancia de la relación juego-desarrollo infantilespacio público. En este caso, la hipótesis plan-

ACERCA

teada se corrobora por medio del contraste entre

DE

LA EXPERIENCIA EPISTEMOLÓGI-

CA

las experiencias exitosas en otras ciudades con la

Este trabajo se ha abordado desde la

evidencia empírica de la oferta de espacios en la

epistemología constructivista; esta visión tiene

ciudad.

como uno de sus planteamientos más significatiLas experiencias exitosas muestran ade-

vos que el sujeto se acerca a la realidad y a la in-

más, que más allá de las solución espaciales, que

vestigación partiendo de una conceptuación pre-

para elaborar sus propuestas fue necesario partir

liminar del problema a estudiar que se desprende

de la construcción de un concepto de infancia

de su enfoque particular así como de sus antece-

que incorpora

dentes académicos, profesionales y personales.

la importancia del juego en su

proceso de vida y de los espacios donde este se

El segundo planteamiento de este enfo-

lleva al cabo. Es decir, que los encargados del

que se refiere a que el problema y el proceso de

espacio público en todos los casos analizados

investigación se estructuran a partir de la cons-

manejan, conocen y aplican los avances multidis-

trucción de un sistema complejo. Rolando García

ciplinares respecto al tema.

(2006) señala que un sistema complejo es un re-

Este aparentemente simple y lógico pro-

corte de la realidad integrado por una serie de

ceso conceptuar - planear - actuar, con el bienes-

elementos interrelacionados, interdefinibles, e

tar de los niños como objetivo y guía, contrasta

inseparables. Asimismo, afirma que ningún siste-

de manera estridente con la manera en que se

ma está dado como punto de arranque de la in-

han hecho las cosas en la ciudad. Nuestros espa-

vestigación ya que el sistema se va definiendo en

cios públicos demuestran que quienes están a

el curso de ésta; las características del sistema no

cargo no tienen un concepto de infancia integral

91


ESPACIOS JUGABLES VECINALES son accesibles a la experiencia directa pero es a

complejos es poder actuar sobre el sistema, revir-

partir de la experiencia como se construye. Esto

tiendo los procesos deteriorantes.

ha resultado evidente en el proceso de esta inves-

ACERCA DEL PARADIGMA

tigación ya que los avances y retrocesos experi-

El resultado más relevante del proceso

mentados resultaron en una mayor y mejor comprensión de los componentes del sistema y sus

de investigación lo constituyó la construcción de

interrelaciones. Sin embargo, este proceso al

la categoría de espacio jugable, ya que con ella se analizaron los espacios de la ciudad y se estruc-

mismo tiempo, resulta riesgoso para investigado-

tura la propuesta, afirmando que su construcción

res noveles como quien esto escribe, pues al ir

implica un cambio de paradigma.

“descubriendo” elementos y relaciones hay momentos en que se pierde el enfoque del problema

Una revolución científica implica una

a investigar.

cambio en el concepto del mundo producido por un sentimiento de que un paradigma existente ha

Al partir de un enfoque de sistemas com-

dejado de funcionar (Kuhn, 2006; Morin, 1994,

plejos, la investigación demanda una perspectiva

2009). La revolución es un episodio donde un pa-

interdisciplinaria donde se esbozan a manera de hipótesis aquellos elementos que intervienen en

radigma es sustituido por otro nuevo e incompa-

la explicación de dicho problema, y aquellos que

tible. Aunque el mundo no cambia, con una cambio de paradigma el científico trabaja en un mun-

apuntan hacia una solución. Como lo propo-

do diferente.

ne García (2006), se buscan las explicaciones causales en virtud de las relaciones que presenten las

Sin la pretensión de señalar que este tra-

situaciones empíricas, prefiguradas  a partir de su

bajo es parte de una revolución científica, si ha

relación lógica dentro de la teoría..

resultado evidente que tanto el investigador co-

La función de las teorías científicas

mo las personas con quienes se han compartido

for-

conceptos y resultados, a partir de esa interac-

muladas es organizar, jerarquizar y explicar he-

ción, vemos el mundo desde una perspectiva di-

chos, estableciendo las relaciones causales entre ellos. Con base en la teoría, se elaboran las teori-

ferente; no es la realidad la que ha cambiado, sino

zaciones que es el conjunto de afirmaciones y su-

la forma de verla.

posiciones explícitas o implícitas a partir de las

Morin plantea de manera similar a Kuhn

que el investigador establece sus hipótesis o infe-

que el paradigma se sitúa en el núcleo de las teo-

rencias.

rías precisando que la lógica estará sometida al Para esta investigación se trató entonces

control paradigmático, por lo que un paradigma

de mostrar cuáles son los factores (procesos, ac-

controla: teorías y razonamientos, el campo cognoscitivo, intelectual y cultural donde nacen teo-

ciones, decisiones, etc.) que inciden en la defini-

rías y razonamientos, la epistemología que con-

ción de las cualidades y características de los es-

trola la teoría y la práctica que se desprende de la

pacios públicos para el juego de los niños pero también se exploró que se puede hacer para inci-

teoría. Morin afirma que los individuos conocen,

dir en ese proceso. Como lo dice García, la prin-

piensan y actúan en conformidad con los paradigmas a los cuales están adscritos.

cipal motivación de los estudios de sistemas

92


ESPACIOS JUGABLES VECINALES Por ello, la adopción de un nuevo para-

Por otro lado, la investigación brindará a

digma requerirá un proceso de aceptación y ajus-

las autoridades el fundamento conceptual y estra-

tes en todos los niveles que permitan su incorpo-

tégico para orientar sus políticas públicas para

ración al quehacer personal y científico ya que el

atender las necesidades de espacios abiertos pa-

paradigma rector estará profundamente enraiza-

ra niños, respondiendo al programa de Ciudades

do en la realidad social, cultural, valorativa y psí-

Amigas de la Infancia y se incorporen a la planea-

quica del individuo y su grupo social. Por ello,

ción urbana y del desarrollo social del municipio.

para ser sustituido se necesitan grandes transfor-

También aporta conceptos que permitirán

maciones sociales y culturales que a su vez no

reorientar la práctica del diseño del espacio pú-

sucederán sin una transformación paradigmática.

blico con énfasis en los niños tanto para las insti-

Este es el reto que se enfrentaría la implementa-

tuciones como para los profesionales del área por

ción de las propuestas resultantes del trabajo; es

lo que el documento será una fuente de consulta

decir, que quienes tienen responsabilidad de in-

que los introduzca a la temática.

cidir en los espacios públicos para el juego de los

Algunos de los temas de investigación

niño, ahora bajo el concepto de espacios jugables, deberán primero adoptarlo como paradigma

que podrían dar continuidad a este trabajo son:

de reflexión para después con esa base orientar

1. Explorar alternativas de solución específicas

su acciones.

para los tres niveles de estrategias (planeación, diseño, gestión) aplicables a la ciudad de Pue-

ACERCA DE LA CONTINUIDAD DEL TRABAJO

bla.

Considero que la investigación ofrece un

2. Analizar los factores específicos que favorecen

primer acercamiento a uno de los tantos proble-

o restringen el uso de los espacios vecinales

mas que afectan a los niños, pero es un tema que

por los niños en cada una de las zonas de la

escasamente ha sido tocado en nuestro país y

ciudad.

mucho menos en estudios para la ciudad de Pue-

3. Desarrollar propuestas metodológicas para

bla. Los resultados de la investigación se centran

lograr la participación vecinal en la planeación,

ante todo en aspectos de índole conceptual para

gestión y diseño de espacios públicos para

tratar de llamar la atención sobre la importancia

niños.

del tema y lo fundamental que resulta atenderlo. También se ofrece una revisión de la oferta reali-

4. Profundizar en el análisis de la mirada de los

zada desde una visión compleja que permite ver

niños, tanto de las percepciones del estado

la situación de la ciudad bajo una nueva perspec-

actual de su vecindario como de las expectati-

tiva que renueva la lectura de los espacios abier-

vas que tienen para el futuro de ésta, relacio-

tos de la ciudad.

nándola con factores socio-económicos, educativos y de entorno familiar.

Aunque existen estudios y proyectos que comparten el enfoque de la investigación, el tra-

5. Caracterizar los nuevos espacios privatizados y

bajo resulta novedoso ya que logra la integración

analizar sus implicaciones urbanas y en el de-

de conceptos de diferentes disciplinas, los orienta

sarrollo integral de los niños.

hacia el diseño del espacio público poniendo al juego y los niños en el centro.

93


ESPACIOS JUGABLES VECINALES 6. Analizar las características e impacto del síndrome del déficit de naturaleza en los niños de la ciudad para definir estrategias que acerquen el medio natural a su vida cotidiana. La investigación está orientada a niños urbanos en general, otros estudios podrían indagar la situación para niños en juntas auxiliares, en áreas de carácter semi-rural y en asentamientos irregulares que coexisten el municipio. Lo mismo podría hacerse para analizar diferencias y similitudes entre colonias, fraccionamientos abiertos, urbanizaciones cerradas y barrios, entre otros temas. Finalmente, los resultados de la investigación permiten enfatizar la necesidad de que

la

solución de cualquier problema relacionado con los niños debe surgir desde una visión integral, donde se conjuguen miradas de diversas disciplinas y actores sociales, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los niños lo que también contribuirá a una mejor calidad de vida para todos los habitantes de la ciudad.

94


Bi

BIBLIOGRAFÍA

Alcalá, Blanca. (2009). 1er Informe de Gobierno. Blanca Alcalá. Puebla: Ayuntamiento de Puebla. Alcalá, Blanca. (2010). 2º Informe de Gobierno. Blanca Alcalá. Puebla: Ayuntamiento de Puebla. Alcalá, Blanca. (2011). 3er Informe de Gobierno. Blanca Alcalá. Puebla: Ayuntamiento de Puebla. Architecture, Erect. (2013). Erect Architecture. Descarga: Septiembre, 2013, en: http://erectarchitecture.co.uk Ayala, Alejandro. (2004). Sies y Noes del niño consumidor. Merca2.0, 2(24), 12. Banerjee, Tridib. (2001). The Future of Public Space. Beyond Invented Streets and Reinvented Places. American Planning Association Journal, 67(1), 9-24. Bazant, Jan. (2000). Manual de diseño urbano. México: Trillas. Bennett, Paul. (1998, Julio). Landscape for Learning. The new opened Everett Children's Adventure Garden fosters an attitude of wonder and understanding of nature among young children through an ambitious educational program. Landscape Architecture, 7(98), 70-77, 98-99. Bennett, Paul. (1999a, Septiembre). Playtime in the city. How to read a child? This question and others surround three urban playgrounds in Hartford, Connecticut. Landscape Architecture, 9(99), 86-93, 137-138. Bennett, Paul. (1999b, Marzo). Science Says. A new playground in New York teaches, entertains, and competes with an eclectic landscape. Landscape Architecture, 3(99), 24-30. Berger, Peter L. (2002). Introducción a la Sociología (S. Galofre, Trans. 3ª ed.). México: Limusa. Board, U.S. Access. (2005). Accesible Play Areas. A Summary of Accesibility Guidelines for Play Areas. Washington D.C.: U.S. Access Board. Bogota, Cámara de Comercio de. (2010). Capitulo 3: Gestión del Espacio Público Avances y retos de la gestión pública.

95


BIBLIOGRAFÍA Ordenamiento territorial, Renovación urbana y espacio público (pp. 37-59). Bogotá: Cámara de Comercio de Bogota.

Cohen, R. (2000). Hacia leyes mexicanas acordes con la Convención sobre los Derechos de la Niñez. En: Y. Corona (Ed.), Infancia, Legislación y Política (1ª ed., pp. 17-20). México: UAM-X.

Borja, Jordi, & Castells, Manuel. (1997). La ciudad de las mujeres Local y Global. La gestión de las ciudades en la era de la información. México: Taurus-UNCHS.

Cook, Daniel T. (2000). The Rise of "The Toddler" as a Subject and as Merchandising. En: Mark Gottdiener (Ed.), New Forms of Consumption, Consumers, Culture and Commidification. Boston, MA: Rowman & Littlefield.

Borja, Jordi. (2003). La ciudad es el espacio público. In Patricia Ramírez Kuri (Ed.), Espacio público y reconstrucción de ciudadanía (pp. 59-88). México: FLACSO-Porrúa.

Copenhagen, City of. (2008). A metropolis for people. Visions and goals for urban life in Copenhagen 2015. Copenhagen: City of Copenhagen.

Borja, Jordi. (2003a). La Ciudad Conquistada. Madrid: Alianza.

Corona, Yolanda (coord). (2000). Infancia, Legislación y Política. México: UAM-X.

Borja, Jordi. (2003b). La ciudad es el espacio público. En: Patricia Ramírez Kuri (Ed.), Espacio público y reconstrucción de ciudadanía (pp. 59-88). México: FLACSO-Porrúa.

Corona, Yolanda, & Gülgönen, Tüline. (2010). El derecho de los niños al juego. Informe general sobre las transgresiones identificadas en 6 ciudades de México (Acapulco, Ciudad de México, Cuernavaca, Mérida, Tijuana y Torreón) (pp. 10). México: IPA, UAM-X, La Jugarreta.

Borja, Jordi. (2004). Espacio público y ciudadanía. In Nestor Garcia Canclini (Ed.), Reabrir espacios públicos. Políticas culturales y ciudadanía (pp. 127-156). México: UAM-Plaza y Valdés. Breé, Joël. (1995). Los niños, el consumo y el marketing. Buenos Aires: Paidos.

Daniel, Nohemi, Guzmán, Joseph, Hernández, Patricia, & Reyes, Adrian. (2013). Análisis Post ocupación en los parques vecinales Cri Cri, de los Elefantitos y Olimpo en las colonias El Mirador y Los Pilares en la ciudad de Puebla. Reporte de investigación del curso Taller de Diseño Urbano I. Colegio de Urbanismo. Facultad de Arquitectura BUAP. Puebla.

Brofenbrenner, Urie. (1987). La ecología del desarrollo humano: experimentos en entornos naturales y deseados (A. Devoto, Trad.). Barcelona: Paidos. Byrne, Jason, & Sipe, Neil. (2010). Green and open space planning for urban consolidation. A review of the literature and best practice. Brisbane AU: Urban Research Program. Griffith University.

Dannenmaier, Molly. (1994, Octubre). Sticks, Stones, Water and Leaves. Landscape architects take the children's playspace movement back to nature, 84(10), 60-64.

Carmona, Simeon. (2000). Áreas verdes y su impacto socio-espacial en la ciudad de Puebla. (Maestría en Ordenamiento del Territorio), BUAP, Puebla.

De Gante, Victor Hugo, & Rodríguez, Maricela. (2009). Parques y jardines del municipio de Puebla. Elementos(76), 51-55. Del Río, Norma (coord). (2000). La infancia vulnerable de México en un mundo globalizado. México: UAM-X / UNICEF.

Carr, Stephen, Francis, Mark, Rivlin, Leanne, & Stone, Andrew. (1992). Public Space. Cambridge MA: Cambridge University Press.

Department for Children, Schools and Families, & Department for Culture, Media and Sport. (2008). Fair Play. A consultation on the play strategy. Nottingham: DCSF Publications.

Carr, Stephen, Francis, Mark, Rivlin, Leanne, & Stone, Andrew. (1992). Public Space. Cambridge MA: Cambridge University Press. Casas, Ferran. (1998). Infancia: Perspectivas psicosociales (1ª ed.). Barcelona: Paidos.

Derechos Humanos, Comisión Nacional de, & Humanas, Cadenas (2003). Manual de derechos humanos. Conceptos elementales y consejos prácticos. México D.F.: Cadenas Humanas A.C. .

Casy, Theresa. (2007). Environments for Outdoor Play. A Practical Guide to Making Space for Children. Londres: Paul Chapman Publishing.

Derechos Humanos, Comisión Nacional de. (2009). Derechos económicos, sociales, culturales y ambientales en México. Un índice de cobertura por entidad federativa. México D.F.: Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Chudacoff, Howard. (2007). Children at Play. An American History. Nueva York: New York University Press. Clinton, Hillary. (2006). It Takes a Village. And Other Lessons Children Teach Us. EUA: Simon & Schuster.

Díaz de Rivera, Francisco. (2010). ¡Por la Avenida de la Reforma! In Jorge Ayala (Ed.), Puebla en la memoria. Recuerdos,

96


BIBLIOGRAFÍA añoranzas y testimonios (pp. 167-178). Puebla: Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla.

la vida cotidiana en México (pp. 48-118). México: El Colegio de México.

Díaz, José L. (1997). El juego y el juguete en el desarrollo del niño. México: Trillas.

Guillén, Guadalupe. (1999). Importancia del Juego en el Desarrollo del Niño. (Licenciatura), UPAEP, Puebla.

DIF, Puebla. (2011). Puebla Amiga de la Infancia 2011 (pp. 38). Puebla: DIF

Herrera, María. (2007). Estudios Sociales sobre la Infancia en México. Puebla: BUAP.

Duhau, Emilio, & Giglia, Angela. (2008). Vida y Muerte del Espacio Público Las reglas del desorden: Habitar la Metropóli (pp. 45-64). México: Siglo XXI / UAM-A.

INEGI. (2012). México en cifras. Información nacional por entidad federativa y municipios. Descarga: 13 septiembre, 2012, de: http://www.inegi.org.mx/sistemas/mexicocifras/ default.aspx?e=21

Escalante, Pablo, Gonzalbo, Pilar, Staples, Anne, Loyo, Engracia, Greaves, Cecilia, & Zárate, Verónica. (2010). Historia mínima de la vida cotidiana en México (1ª ed.). México: El Colegio de México.

IPA. (2009). International Association for the Child's Right to Play. Descarga: 06 Noviembre 2012, 2012, de: www.ipaworld.org IPA. (2010). IPA Consulta Mundial sobre el derecho de niños y niñas a jugar. Resumen del informe. En: IPA (Ed.), (pp. 23). s.d.: Asociación Internacional del Juego (IPA).

Estrada, Rosalina. (2010). Sociabilidad y diversión en Puebla. Del Imperio al Porfiriato. México: Educación y Cultura / BUAP.

Jimenez, J.F. (2001). Derechos de los niños (2ª ed.). México: UNAM.

Flores, Juan Manuel, & Rojas, Carlos. (2013). Inventario de una Muestra de Espacios Abiertos Vecinales en la Ciudad de Puebla 2012-13 (Facultad de Arquitectura, Trans.) (pp. 250). Puebla: UPAEP.

Johnson, Paige. (2013). Playscapes. All the best playgrounds are here. Descarga:Septiembre, 2012-2013, de: http://www.playscapes.com

Fromberg, Doris, & Bergen, Doris (eds.). (2006). Play from Birth to Twelve. Contexts, Perspectives and Meanings (2ª ed.). Nueva York: Routledge.

Kuhn, Thomas. (2006). La estructura de las revoluciones científicas. México: Fondo de Cultura Económica Land, The Trust for Public. (2012). ParkScore. Descarga: 16 septiembre, 2012, de: http://parkscore.tpl.org

García, Rolando. (2000). El conocmiento en construcción. De las formulaciones de Jean Piaget a la teoría de sistemas complejos. Gedisa: México.

Lanza, Mike. (2012). Playborhood. Turn your Neighborhood into a Place for Play. Menlo Park, CA: Free Play Press.

García, Rolando. (2006). Sistemas complejos, método y fundamentación epistemológica de la investigación interdisciplinaria. Gedisa: BArcelona.

Leccese, Michael. (1998, Julio). Elementary alternative. A restoration ecologist and a landscape architect team up to naturalize a Colorado schoolyard. Landscape Architecture, 7(98), 46, 48-51.

Gehl, Jan, & Gemzoe, Lars. (2002). Nuevos Espacios Urbanos. La recuperación del espacio urbano. Barcelona: Gustavo Gili.

Lengua, Real Academia de la. (2011). Diccionario de la Lengua Española, de: www.rae.es

Gehl, Jan. (2006). La humanización del espacio urbano. La vida social entre edificios. Barcelona: Reverte.

London, Mayor of, & CABE. (2009). Open Space Strategies. Best practice guidance. Londres: CABE & The Greater London Authority.

Gelles, R., & Levine, A. (2000). Sociología con aplicaciones en países de habla hispana. México: McGraw Hill. Giddens, Anthony, Applebaum, R., & Carr, D. (2009). Introduction to Sociology. EUA: W.W. Norton.

London, Mayor of. (2004). Making London Better for All children and young People. The Mayor's Children and Young People's Strategy. 156.

Giddens, Anthony. (2009). Sociology (6ª ed.). Cambridge, GB: Polity Press.

London, Mayor of. (2005). Making London Better for All Children and Young People. A Progress Report. The Mayor's Children and Young People's Strategy. Londres: Greater London Authority.

Gonzalbo, Pilar. (2010). La vida en la Nueva España. In Pablo Escalante, Pilar Gonzalbo, Anne Staples, Engracia Loyo, Cecilia Greaves & Verónica Zárate (Eds.), Historia mínima de

97


BIBLIOGRAFÍA (Ed.), Espacio público y reconstrucción de cudadanía (pp. 89-103). México: FLACSO-Porrúa.

London, Mayor of. (2007). State of London's Children Report. Children and young people report. Londres: Greater London Authority.

Monsiváis, Carlos. (2005). ¡Quietecito por favor! México: Grupo Carso.

London, Mayor of. (2008a). The London Plan. Spatial Development Strategy for Greater London. Consolidated with Alterations 2004. Londres: Greater London Authority.

Montero, Carlos. (2002). Colonias de Puebla. Puebla: BUAP. Montero, Carlos. (2010). Arquitectura y urbanismo: de la Independencia a la Revolución (1ª ed.). México: Educación y Cultura.

London, Mayor of. (2008b). Suplementary Planning Guidance. Providing for Children and Young People's Play and Informal Recreation. Londres: Greater London Authority.

Moore, Robert. (1990). Childhood's Domain. Play and Place in Child Development. Berkeley CA: MIG Communications

Louv, Richard. (2008). Last Child in the Woods. Saving our Children from Nature-Deficit Disorder. Chapel Hill, Carolina del Norte: Algonquin Books of Chapel Hill.

Moore, Robert, & Young, Donald. (1978). Childhood Outdoors: Towards a Social Ecology of Landscape. In Irwin Altman & Joachim Wohlwill (Eds.), Human Behavoir and Environment. Advances on Theory and Research: Children and the Environment (Vol. 3). New York: Plenum Press.

Loyo, Engracia. (2010). El México Revolucionario (1910-1940). In Pilar Gonzalbo Pablo Escalante, Anne Staples, Engracia Loyo, Cecilia Graves, Verónica Zárate (Ed.), Historia mínima de la vida cotidiana en México (pp. 172-244). México: El Colegio de México.

Moore, Robin C. (1997). The Need for Nature: A Childhooh Right. Social Justice, 24(3), 203-220.

Lugo, Eduardo, Milián, Guadalupe, Téllez, Blanca & Mundo, Julia (2013). Transformaciones del concepto de espacio público y su relación con el desarrollo infantil. En: Cabrera, Virginia (coord.). La Complejidad en los Procesos Territoriales. Casos de estudio: Ciudad, región, arquitectura, patrimonio (pp. 193-220). Puebla: Facultad de Arquitectura BUAP & Universidad de Sonora.

Morin. E.dgar. (1994). Introducción al Pensamiento Complejo. Barcelona: Gedisa. Morin, Edgar. (2009). El pensamiento subyacente. en: El método 4. Las ideas. Su hábitat, su vida, sus costumbres, su organización. 5ª edición. Cátedra: España. Nabham, Gary Paul. (1994, Octubre). Why Playgrounds Need to Go Wild? Landscape Architecture, 84(10), 176.

Lugo, Eduardo, Milián, Guadalupe & Téllez, Blanca. (2013, abriljunio). Contrapeso a la violencia. En: Ciudades (98). Puebla:RNIU, 49-55.

Nebelong, Helle. (2004, Mayo). Nature's Playground. Green Places(Mayo), 28-31.

Machin, Héctor. (s.d.). Aldo van Eyck. Parques de Juego en Amsterdam (1947-1971). Departamento de Urbanismo y Ordenamiento del Territorio Escuela Técnica Superior de Arquitectura Madrid. Madrid. De: http://www.estudiopro.es/ peridodo-de-docencia.html

Nebelong, Helle. (2008, Mayo). A Sense of Place. Improving children's quality of life through design. Green Places(Mayo), 20-24. Newcomb, Nora, & Huttenlocher, Janallen. (2000). Making Space. The Development of Spatial Representation and Reasoning. Cambridge, MA: MIT Press.

Marcus, Clare & Francis, Carolyn. (1998). People Places. Design Guidelines for Urban Open spaces (2ª ed.). Nueva York: John Wiley and Sons.

Observatorio, de la Sostenibilidad en España. (2012). 1.1.4. Superficie de zonas verdes urbanas por habitante. En: Sostenibilidad en el Medio Urbano. Indicadores. Descarga: 16 septiembre, 2012, de: http://www.sostenibilidad-es.org

Martínez Bullé-Goyri, Victor Manuel. (2007). La construcción jurídica de los derechos económicos, sociales y culturales en México. México D.F.: Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Orozco Henríquez, J. Jesús, & Silva Adaya, Juan Carlos. (2002). Los derechos humanos de los mexicanos (3ª ed.). México D.F.: CNDH.

Mead, George. (1972). Espíritu, Persona y Sociedad. Buenos Aires: Paidos. Mokowski, Sara. (2003). Alteridad, exclusión y ciudadanía. Notas para una reescritura del espacio público. En: Patricia Ramírez Kuri

Papalia, Diane, Olds, Sally, & Feldman, Ruth. (2001). Psicología del Desarrollo (8ª ed.). Bogotá: McGraw-Hill.

98


BIBLIOGRAFÍA Paquette, Dede, & Ryan, John. (2001). Brofenbrenner's Ecological Systems Theory. Descarga: 19 Abril, 2012, de: pt3.nl.edu/ paqetteryanwebquest.pdf

Rivera, Gabriel. (2002). Un década de gestión del espacio público en Bogotá: Apreciaciones desde la perspectiva de las políticas públicas. Revista de Estudios Sociales(012), 92-99.

Pérez, Luz, Pérez, Rodolfo, Pérez, Gabriel, & Pérez, Roberto. (2010). Historias de familia y una vecindad en El Parral. In Juan Jorge Ayala (Ed.), Puebla en la memoria. Recuerdos, añoranzas y testimonios (pp. 117-122). Puebla: Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla.

Rivera, Juan Carlos. (2009). Reconceptualización y gestión de las áreas verdes municipales de Puebla. (Maestría en Ordenamiento del Territorio), BUAP, Puebla. Rubial, Antonio (coord). (2005). Historia de la Vida Cotidiana en México. Tomo II: La Ciudad Barroca (Vol. II). México: El Colegio de México & Fondo de Cultura Económica.

Prinze, Dieter. (1986). Planificación y configuración urbana. México: Gustavo Gili.

Salamanca, Juan F., Licona, Ernesto, Martínez, Betsabé, Jimarez, Luz, García, Daniel, Montero, Carlos, & Teutle, López. (2008). Espacios Públicos en el Centro Histórico de la Cudad de Puebla (1ª ed.). Puebla: BUAP.

Puebla, Ayuntamiento de. (2000). Programa de Desarrollo Urbano de la Ciudad de Puebla 1999-2002. Puebla: Ayuntamiento de Puebla.

Santrock, John, & Yussen, Steven. (1987). Child Development. An Introduction. EUA: WMC Brown Publishers.

Puebla, Ayuntamiento de. (2008). Programa de Desarrollo Urbano Sustentable del Municipio de Puebla 2008-2011. Puebla: Ayuntamiento de Puebla.

Schor, Juliet. (2004). Born to Buy. Nueva York: Scribner.

Puebla, Gobierno Municipal,. (2012). Presenta Red Mexicana de Ciudades Amigas de la Niñez su plan de trabajo a representantes de UNICEF México. 7 octubre 2012. Noticias. Boletín de prensa. Descarga: Octubre 29 2012, de: http:// www.pueblacapital.gob.mx/wb/pue/ presenta_red_mexicana_de_ciudades_amigas_de_la_nin

SEDESOL. (1995). Sistema Normativo de Equipamiento Urbano. Tomo V. Recreación y Deporte (Vol. 5). México: SEDESOL SEDESOL. (s.d.). Guía de diseño del espacio público seguro, incluyente y sutentable. México: SEDESOL. Segovia, Olga, & Oviedo, Enrique. (2000). Espacios públicos en la ciudad y el barrio. In Olga Segovia & Enrique Oviedo (Eds.), Espacio público, participación y ciudadanía (pp. 51-69). Santiago de Chile: Ediciones SUR.

Puebla, Gobierno Municipal. (2012b). Diseño Participativo Programa Integral Urbano Social (convocatoria). Puebla Gobierno Municipal. Puebla.

Shackell, Aileen, Butler, Nicola, Doyle, Phil, & Ball, David (2008). Design for Play: A guide to creative play spaces. Inglaterra: Play England.

Qvortrup, Jens. (1997). A Voice for Children in Statiscal and Social Accounting: A Plea for Children's Rights to be Heard. In Allison James & Alan Prout (Eds.), Constructing and Reconstructing Childhood. Londres: Falmer Press.

Signorelli, Amalia. (2004). Redefinir lo público desde la ciudad. En: Nestor García Canclini (Ed.), Reabrir espacios públicos. Políticas culturales y ciudadanía (pp. 105-126). México: UAM-Plaza y Valdés.

Rabanales, Marvin. (2000). El sentido real de la Convención sobre los Derechos de la Niñez. La educación y su papel como motor de cambio. In Yolanda Corona Caraveo (Ed.), Infancia, Legislación y Política (pp. 21-28). México D.F.: UAM Xochimilco.

Spaces, Project for Public. (2001a). What Makes a Great Playground? A research brief from the Urbans Parks Institute. Descarga: Abril30,2013, de: http://pps.org//topics/play/Play_Research

RAE. (2011). Diccionario de la Lengua Española Retrieved 18 marzo, 2011, de: www.rae.es

Spaces, Project for Public. (2001b). What Makes a great Playground? Elements of a succesful Play Space: Enhancing physical, cognitive and social experience. Descarga: Abril 30, 2013, de: http://pps.org/topics/play/Play_Elements

Ramírez Kuri, Patricia. (2003). El espacio público: ciudad y ciudadanía. De los conceptos a los problemas de la vida pública local. In Patricia Ramírez Kuri (Ed.), Espacio público y reconstrucción de ciudadanía (pp. 31-58). México: FLACSOPorrúa.

Staples, Anne. (2010). El Siglo XIX. In Pablo Escalante, Pilar Gonzalbo, Anne Staples, Engracia Loyo, Cecilia Greaves & Verónica Zárate (Eds.), Historia mínima de la vida cotidiana en México (pp. 118-184). México: El Colegio de México.

99


BIBLIOGRAFÍA añoranzas y testimonios (pp. 189-198). Puebla: Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla.

Stiles, Richard. (s.d.). Manuale per spazio urbano. Joint strategy. Attività 3.3. Eslovaquia: The Regional Environmental Center for Centrla and Eastern Europe.

Vijai, Shanker Singh, Deep, Narayan Pandey, & Pradeep, Chaudhry. (2010). Urban Forests and Open Green Spaces: Lessons for Jaipur, Rajasthan, India. India: Rajasthan State Pollution Control Board.

Tai, Lolly, Knight, Erin, McLellan, Gina, & Haque, Mary Taylor. (2006). Designing outdoor Environments for children. Landscaping Schoolyards, Gardens, and Playgrunds. Nueva York: McGrawHill.

Vincent, Tanya. (2012). Study report to investigate how Copenhagen's play yards address the parental fears and higuer densities that limit the outdoor, independent play of children in Australian cities (pp. 72). Sydney: The Winston Churchill Memorial Trust of Australia.

Taylor, David (ed). (2008). Public Space Lessons. Designing and planning for play. Londres: CABE. Téllez, Blanca. (1991, Mayo). La formación de colonias urbanas en la expansión de la ciudad de Puebla. Estudios Municipales(1), 7-10.

Witt, Susan D. (s.d.). Notes on theoretical views of parenting: Erik Erikson, Urie Bronfenbrenner and Systems Theory. Descarga: 19 Abril, 2012, en: http://gozips.uakron.edu/^susan8/ devparch/theorists.htm

Terán, José Antonio. (1996). El desarrollo de la fisonomía urbana del Centro Histórico de la Ciudad de Puebla (1531-1994). Puebla: UPAEP. Tuan, Yi Fu. (1978). Children and the Natural Environment. En: Irwin Altman & Joachim Wohlwill (Eds.), Human Behavoir and Environment. Advances in Theory and Research. Vol. 3: Children and the Environment (pp. 5-32). Nueva York: Plenum Press. UIA-Puebla. (2000). Espacio Público e Imagen Urbana. Actualización del Programa de Desarrollo del Muncipio de Puebla 2000-2003. Universidad Iberoaméricana Puebla: Puebla. UNCHS/Habitat. (1997). Children's Rights and Habitat. Working towards child-friendly cities (Vol. Febrero). Nueva York: UNICEF. UNICEF. (2005). Construyendo ciudades amigas de la infancia. Un marco para la acción. Madrid: UNICEF. UNICEF. (2006). 1946-2006. Sixty Years for Children. Nueva York: UNICEF. UNICEF. (2008). A World Fit for Children. Nueva York: UNICEF. UNICEF. (2008). The Convention on the Rights of the Child. In UNICEF (Ed.), A World Fit for Children. Nueva York: UNICEF. Valera, Sergi. (1999). Espacio privado, espacio público. Dialécticas urbanas y construcción de significados. Tres al cuarto. txt. Public Art Observatory Project(6), 22-24. Van den Bergen, Marina. (2012). Playgrunds by Aldo van Eyck. Descarga: 13 septiembre, 2012, de: http:// www.classic.archined.nl/news/0207/ AldovanEyck_playgrounds_eng.html Velásquez, Aminta. (2010). Biografía y recuerdos de mi padre. In Jorge Ayala (Ed.), Puebla en la memoria. Recuerdos,

100


ÍNDICE DE TABLAS Y FIGURAS

Figura 0.1 Esquema conceptual metodológico. Fuente: E. Lugo 2013

100

Tabla 1.1 Fases de la infancia. Fuente: Adaptado de (Gelles & Levine, 2000; Giddens, Applebaum, & Carr, 2009; Papalia, Olds, & Feldman, 2001)

18

Figura 1.1 Modelo de la Teoría de sistemas Ecológicos de Brofenvrenner. Fuente: Adaptado de Paquette & Ryan (2001)

20

Figura 1.2 Porcentaje de tiempo semanal dedicado a diferentes actividades por niños de 6 a 12 años en EUA. Fuente: Adaptado de Hofferth & Sandberg (2001), citado en: Schor (2004).

25

Figura 1.3 EL Juego en el Desarrollo Infantil. Fuente: E. Lugo, 2012

29

Figura 1.4 Rangos territoriales: forma de transporte Fuente: Adaptado de Moore (1990) y Prinz (1986)

31

Tabla 2.1 Síntesis de los Derechos de los niños. Fuente: UNICEF. The State of the World’s Children 2005. p.4 citado en (UNICEF, 2006)

38

Figura 2.1 Logotipo del Consejo Municipal Puebla Amiga de la Infancia Fuente: Gobierno Municipal (2012)

41

Figura 3.1 Espacios de juego diseñados por Aldo Van Eyck a partir de la recuperación de predios vacíos. Fuente: Machin (s.d.)

46

Figura 3.2 Norrebroparken, ejemplo de uno de las áreas vecinales de juego con animadores, modelo que se emplea en Copenhagen Fuente: Vincent (2012)

46

Figura 3.3 Espacio de juego accesible para todos en Geelsgard School y Murergaarden en una institución integrada (guarderia, kinder diseñado por Helle Nebelong. Fuente: Nebelong (2004, 2008)

47

Figura 3.4 Jerarquía de la estrategia del espacio abierto y relación con otras estrategias sectoriales Fuente: Adaptado de London (2009)

48

Tabla 3.1 Tipos de espacios, dimensiones y radio de servicio Fuente: Adapatado de London (2009)

49

Tabla 4.1 Espacios para el juego en la ciudad de Puebla. Fuente: E. Lugo, 2012

54


ÍNDICE DE TABLAS Y FIGURAS Tabla 4.2 Los espacios públicos en los documentos de planeación Fuente: E. Lugo, 2012

54

Figura 4.16 Parques, jardines y áreas verdes en la ciudad de Puebla, 2012 Fuente: Plano elaborado y actualizado por el arq. Erik Paredes Juárez con datos del Programa de Desarrollo Urbano Municipal, 2004 e investigación documental y de campo.

63

Figura 4.17 Distribución de Niños de 6-12 en el municipio de Puebla. Por ageb. Fuente: SCINCE 2010 (INEGI, 2012)

63

Tabla 4.4 Comparativo del potencial de atención cotidiana de población total e infantil. Fuente: Elaborada con base en datos del SCINCE 2010 (INEGI, 2012).

65

Figura 4.18 Presencia de los diferentes tipos de mobiliario en la muestra de espacios abiertos. Fuente: Elaborada con base en información de Flores & Rojas (2012)

66

Tabla 4.3 Categorías y variables analíticas Fuente: E. Lugo, 2012

55

Figura 4.1 Ubicación de la muestra de espacios públicos abiertos vecinales analizados. Fuente: E. Lugo, 2012

56

Figura 4.2 Parque urbano: Laguna de Chapulco. Fuente: E. Lugo, 2012

57

Figura 4.3 Parque de distrito: Parque de las Ninfas. Fuente: E. Lugo, 2012

57

Figura 4.4 Parque vecinal: Parque de los Niños Fuente: Flores & Rojas (2012)

58

Figura 4.5 Jardín vecinal: Jardines de San Manuel Fuente: Flores & Rojas (2012)

58

Figura 4.19 Mobiliario para juego: Parque Budib, Fuente: Flores & Rojas (2013)

67

Figura 4.6 Jardín en privada: Geo Villas Atlixcayotl. Fuente: E. Lugo, 2012

59

Figura 4.20 Elementos Naturales: Dos de Abril Zaragoza y San José Vista Hermosa. Fuente: Flores & Rojas (2012)

67

Figura 4.7 Plaza cívica: Zócalo. Fuente: E. Lugo, 2011

59

Figura 4.8 Plazoleta: C. Hab. La Margarita. Fuente: Flores & Rojas (2012)

60

67

Figura 4.9 Calle Privada: Zavaleta. Fuente: E. Lugo, 2012

60

Figura 4.21 Ejemplo de la población atendida dentro del radio de servicio de cada parque. Por grupos de edades. Fuente: Elaboradas con base a datos del SCINCE 2010 (INEGI, 2012)

Figura 4.10 Calle Semi-Privada: Geo Villas Atlixcayotl. Fuente: E. Lugo, 2008

60

Figura 4.22 Alumnos de diseño Urbano con niños de la colonia Constitución Mexicana. Fuente: Taller de Proyectos Urbanos 4. FABUAP. 2012

68

Fuente 4.11 Área Deportiva: La Piedad. Fuente: Google Earth. 2013

61

Figura 4.23 Mapas mentales acerca de su vecindario. Fuente: Taller de Proyectos Urbanos 4. FA-BUAP. 2012.

68

Figura 4.12 Área Natural: Parque Estatal Flor del Bosque. Fuente: E. Lugo, 2012

61

74

Figura 4.13 Espacio semi-privado condicionado al consumo: restaurante con juegos infantiles: McDonald’s Plaza San Pedro. Fuente: E. Lugo, 2010

Figura 5.1 Elementos para la reconceptualizción para lograr los espacios jugables vecinales Fuente: E. Lugo, 2013

62

Figura 5.2 Visión y concepto estratégico. Fuente: E. Lugo, 2013

75

Figura 4.14 Centros de entretenimiento: Maquinitas Plaza San Pedro. Fuente: E. Lugo, 2009

62

Figura 5.3 Esquema de los lineamientos de planeación, gestión y diseño Fuente: Eduardo Lugo, 2013

76

Figura 4.15 Ludoteca: Biblioteca Central BUAP. Fuente: E. Lugo, 2013

62

Figura 5.4 Playborhoods: Diversos niños involucrados en diferentes actividades en el espacio de juego colectivo en el jardín posterior de una residencia Iowa City, Iowa. Fuente: Lanza (2012)

77

101


ÍNDICE DE TABLAS Y FIGURAS Figura 5.5 Participación de alumnos de diseño urbano en procesos de diseño participativo con niños e la colonia San Isidro Fuente: Taller de Diseño Urbano 4 FA-BUAP (2012)

78

Figura 5.6 Svan Frode Playground. Fuente: Johnson (2013)

81

Figura 5.6 Svan Frode Playground. Fuente: Johnson (2013)

81

Figura 5.8 Cow Hollow School Playground, San Francisco CA. Fuente: Johnson (2013)

82

Figura 5.9 The Haye Playground, Southwark. GB. Fuente: Johnson (2013)

83

Figura 5.10 Pier 6 Playground, Nueva York. Fuente: Johnson (2013)

83

Figura 5.11 Svan Frode Playground. Fuente: Johnson (2013)

84

Figura 5.12 Parque para jugar y pensar. Sao Paulo, Brasil . Fuente:Johnson (2013)

84

Figura 5.13 Queen Elizabeth Olympic Park Playground. Londres. Fuente: Architecture (2013)

85

Figura 5.14 Dymaxion Sleeps Playscape. Fuente: Johnson (2013)

85

Figura 5.15 Jugando con agua de lluvia. Fuente: Johnson (2013)

85

Figura 5.16 Escuela Primaria Brock, Vancouver, Canadá. Fuente: Johnson (2013)

86

102


A1

ANEXO 1: CARACTERIZACIÓN DE ESPACIOS PÚBLICOS RECREATIVOS PARA NIÑOS EN LA CIUDAD

103


104

ESPACIOS CULTURALES

AREAS NATURALES

LUDOTECA

AREAS DEPORTIVAS

BALDIO URBANO

BALDIO EN BREÑA

CALLE SEMIPRIVADA

CALLE PRIVADA

PLAZOLETA

PLAZA CÍVICA

JARDIN EN PRIVADA

JARDIN VECINAL

PARQUE VECINAL

PARQUE DISTRITAL

PARQUE URBANO

ZOOLOGICO

COMERCIO CULTURAL

CENTROS DE JUEGO

CENTROS COMERCIALES

RESTAURANTES CON JUEGOS

Tipo

DESCRIPTOR

CATEGORÍA

>3 Ha

TAMAÑO

1-3 Ha

0.50-1 Ha

500-5000 m2

<500 m2

TODA LA CIUDAD

AREA DE INFLUENCIA SECTOR

COLONIA

ANEXO 1: CARACTERIZACIÓN DE ESPACIOS RECREATIVOS


105

ESPACIOS CULTURALES

AREAS NATURALES

LUDOTECA

AREAS DEPORTIVAS

BALDIO URBANO

BALDIO EN BREÑA

CALLE SEMIPRIVADA

CALLE PRIVADA

PLAZOLETA

PLAZA CÍVICA

JARDIN EN PRIVADA

JARDIN VECINAL

PARQUE VECINAL

PARQUE DISTRITAL

PARQUE URBANO

ZOOLOGICO

COMERCIO CULTURAL

CENTROS DE JUEGO

CENTROS COMERCIALES

RESTAURANTES CON JUEGOS

Tipo

DESCRIPTOR

CATEGORÍA

MANZANA

AREA DE INFLUENCIA CALLE

CENTRO

UBICACIÓN EN LA CIUDAD SECTOR INTERMEDIO PERIFERIA

CIVICA

FUNCIÓN RECREACION PASIVA

ANEXO 1: CARACTERIZACIÓN DE ESPACIOS RECREATIVOS


106

ESPACIOS CULTURALES

AREAS NATURALES

LUDOTECA

AREAS DEPORTIVAS

BALDIO URBANO

BALDIO EN BREÑA

CALLE SEMIPRIVADA

CALLE PRIVADA

PLAZOLETA

PLAZA CÍVICA

JARDIN EN PRIVADA

JARDIN VECINAL

PARQUE VECINAL

PARQUE DISTRITAL

PARQUE URBANO

ZOOLOGICO

COMERCIO CULTURAL

CENTROS DE JUEGO

CENTROS COMERCIALES

RESTAURANTES CON JUEGOS

Tipo

DESCRIPTOR

CATEGORÍA RECREACIÓN ACTIVA

FUNCIÓN

DEPORTE FORMAL

ACCESO CONTROLADO

PRIVATIZACIÓN

SEMI-CERRADO

ABIERTO

ABIERTA

TRAZA DE UBICACIÓN URBANIZ. CERRADA

ANEXO 1: CARACTERIZACIÓN DE ESPACIOS RECREATIVOS


107

ESPACIOS CULTURALES

AREAS NATURALES

LUDOTECA

AREAS DEPORTIVAS

BALDIO URBANO

BALDIO EN BREÑA

CALLE SEMIPRIVADA

CALLE PRIVADA

PLAZOLETA

PLAZA CÍVICA

JARDIN EN PRIVADA

JARDIN VECINAL

PARQUE VECINAL

PARQUE DISTRITAL

PARQUE URBANO

ZOOLOGICO

COMERCIO CULTURAL

CENTROS DE JUEGO

CENTROS COMERCIALES

RESTAURANTES CON JUEGOS

Tipo

DESCRIPTOR MAX 15 MIN A PIE

CATEGORÍA ACCESIBILIDAD

15 A 30 MIN

MÁS DE 30 MIN

DIARIO

FRECUENCIA DE USO FIN DE SEMANA

EVENTUAL

ESTATAL

ADMINISTRACION Y GESTION MUNICIPAL

ANEXO 1: CARACTERIZACIÓN DE ESPACIOS RECREATIVOS


108

ESPACIOS CULTURALES

AREAS NATURALES

LUDOTECA

AREAS DEPORTIVAS

BALDIO URBANO

BALDIO EN BREÑA

CALLE SEMIPRIVADA

CALLE PRIVADA

PLAZOLETA

PLAZA CÍVICA

JARDIN EN PRIVADA

JARDIN VECINAL

PARQUE VECINAL

PARQUE DISTRITAL

PARQUE URBANO

ZOOLOGICO

COMERCIO CULTURAL

CENTROS DE JUEGO

CENTROS COMERCIALES

RESTAURANTES CON JUEGOS

Tipo

DESCRIPTOR

CATEGORÍA

PRIVADO

ADMINISTRACIO N Y GESTION MIXTO

SIN MOBILIARIO

MOBLIARIO PARA JUEGO INFANTIL MOBILIARIO BÁSICO

MOBILIARIO BÁSICO + OPCIONES BUENO

ESTADO DE CONSERVACIÓN REGULAR

ANEXO 1: CARACTERIZACIÓN DE ESPACIOS RECREATIVOS


109

ESPACIOS CULTURALES

AREAS NATURALES

LUDOTECA

AREAS DEPORTIVAS

BALDIO URBANO

BALDIO EN BREÑA

CALLE SEMIPRIVADA

CALLE PRIVADA

PLAZOLETA

PLAZA CÍVICA

JARDIN EN PRIVADA

JARDIN VECINAL

PARQUE VECINAL

PARQUE DISTRITAL

PARQUE URBANO

ZOOLOGICO

COMERCIO CULTURAL

CENTROS DE JUEGO

CENTROS COMERCIALES

RESTAURANTES CON JUEGOS

Tipo

DESCRIPTOR

CATEGORÍA

MAL

ESTADO DE CONSERVACIÓN NIÑOS

VISITANTES

ADOLESCENTES

ADULTOS

ADULTOS MAYORES FAMILIAS

FORMA DE VISITA DE NIÑOS GRUPOS FAMILIAS

NIÑOS CON ADULTO

ANEXO 1: CARACTERIZACIÓN DE ESPACIOS RECREATIVOS


110

ESPACIOS CULTURALES

AREAS NATURALES

LUDOTECA

AREAS DEPORTIVAS

BALDIO URBANO

BALDIO EN BREÑA

CALLE SEMIPRIVADA

CALLE PRIVADA

PLAZOLETA

PLAZA CÍVICA

JARDIN EN PRIVADA

JARDIN VECINAL

PARQUE VECINAL

PARQUE DISTRITAL

PARQUE URBANO

ZOOLOGICO

COMERCIO CULTURAL

CENTROS DE JUEGO

CENTROS COMERCIALES

RESTAURANTES CON JUEGOS

Tipo

DESCRIPTOR

CATEGORÍA

NIÑOS SOLOS

CONCESIONES

FORMA DE MERCANTILIZACIÓN VISITA DE NIÑOS DEL ESPACIO VENTA ALIMENTOS

AMENIDADES: RENTA SERVICIOS JUEGOS PARA NIÑOS ENTRETENIMIENTO

ENTRE SEMANA

FORMA DE VISITA DE NIÑOS

ANEXO 1: CARACTERIZACIÓN DE ESPACIOS RECREATIVOS


A2

ANEXO 2: INVENTARIO Y FICHAS DE LA MUESTRA DE ESPACIOS PÃ&#x161;BLICOS ABIERTOS

111


ANEXO 2: MUESTRA DE ESPACIOS ABIERTOS VECINALES #

1

2

3

Escala de atención

Nombre

Dirección

m2

Mobiliario

Piso

Vegetación

Estado

Vecinal

Parque Vicente Budib

Calzada Zaragoza, Monte Libano

720

Columpios (3), Resbaladilla (1), Toboganes (1), Tableros Basquetbol (4), Pasamanos (3), Bancas (5), Sube y baja (2)

Tezontle, Concreto, Pasto

Arboles

Regular

Vecinal

Jardín Jose María Pavón

17 Norte y 32 Poniente, Col Jose Maria Morelos

1,697

Letreros (2) Pasamanos (2), Tablero de basquetbol (2), Resbaladilla (1), Columpios (1)

Arena, Pasto, Concreto

Arboles, Arbustos

Malo

Parque 2 de Abril Zaragoza

2 de Abril, Gral. Ignacio Zaragoza. Col Héroes de Puebla

Vecinal

4,793

Bancas (4), Pasamanos (1), Resbaladilla (2), Sube y baja (2) Columpios (1)

Pasto, Concreto

Arboles

Malo

4,897

Bancas (6) , Pasamanos (1), Resbaladilla (1), Sube y baja (2), Aparatos ejercitadores (11)

Pasto, Concreto

Arboles, Palmeras

Bueno

7,005

Bancas (3), Tableros basquetbol (2), Macetas (4)

Pasto, Concreto

Árboles, Arbustos

Malo

Pasto, Concreto

Arboles

Regular

4

Vecinal

Parque Amalucan

Calle del Roble, Jose Maria Lafragua, Av de las Torres, Col. Amalucan

5

Vecinal

Parque Circuito Juan Pablo

25 Sur, Circuito Juan Pablo II, Av 39 Pte

Vecinal

Parque Avenida Zaragoza

Gral. M. Negrete, Col Héroes de Puebla

3,155

Bancas (3), Pasamanos (1), Columpios (1), Resbaladilla (1), Botes de basura (4) Sube y baja (2)

Vecinal

Parque Boulevard Hermanos Serdán

1a. de M. Hidalgo y Fco. Sarabia, Col. Hermanos Serdan

48

Bancas (4), Pasamanos (1), Columpios (1)

Pasto, Concreto

Arboles

Malo

Vecinal

Parque Boulevard Xonaca

24 Norte, Boulevard Xonaca

6,481

Bancas (2), Pasamanos (1), Columpios (1) Resbaladilla (1) Sube y baja (2)

Pasto, Pasto sintético, Concreto

Arboles

Regular

9

Vecinal

Parque Unidad Obreros Independientes Sur

Calle Roma, Col. Obreros Independientes

109

Bancas (1), Pasamanos (1), Columpios (1), Resbaladilla (1), Carrusel (1) Sube y baja (2)

Pasto

Arboles

Regular

10

Vecinal

Parque Niños de Puebla

40 Poniente y 7 Norte, Col. Sta. Maria

2,431

Bancas (2) , Letreros (1), Resbaladilla (1) Botes de basura (1)

Pasto, Tierra

Arboles, Palmeras

Malo

6

7

8

112


ANEXO 2: MUESTRA DE ESPACIOS ABIERTOS VECINALES #

11

Escala de atención

Vecinal

Nombre

Dirección

Plaza de los Gozos La Margarita

55 Oriente, 28 Sur, Av. Blas Chumacero Sanchez

m2

Mobiliario

Piso

Vegetación

Estado

2,645

Columpios (1), Resbaladilla (1), Toboganes (1), Pista de Patinaje (1), Pasamanos (3), Bancas (3), Sube y Baja (2)

Concreto

Arboles, Arbustos

Regular

7,964

Columpios (2), Resbaladilla (2), Gradas (1), Pasamanos (1), Cancha de Fútbol (1), Sube y Baja (2), Banca de Concreto (3)

Tezontle, Pasto

Arboles

Regular

4,819

Columpios (1), Resbaladilla (1), Bancas de Hierro (4), Sube y Baja (2)

Tezontle, Pasto, Concreto

Arboles, Plantas

Regular

409

Columpios (1), Resbaladilla (3), Bancas de Hierro (3), Pasamanos (1), Aparatos Ejercitadores (9), Sube y Baja (2)

Tezontle, Pasto, Concreto

Arboles, Plantas

Bueno

1,167

Columpios (2), Resbaladilla (2), Bancas de Hierro (2), Pasamanos (1), Chanca de Fútbol Rápido (1)

Tezontle, Pasto, Concreto

Arboles, Plantas

Malo

5,532

Columpios (1), Resbaladilla (1), Bancas de Hierro (1), Pasamanos (1), Sube y Baja (2) Tobogán (1)

Tezontle, Pasto, Concreto

Arboles, Plantas

Malo

Pasto, Concreto

Arboles

Malo

12

Vecinal

Parque Las Carmelitas

Calle Carmelitas y Periférico Ecológico, Col. San Francisco Mayorazgo

13

Vecinal

Parque Los Pilares

Calle Palatino y Delphos, Col. Los Pilares

Vecinal

Parque Mayorazgo

Diagonal 15 Sur y 73 Pte Col. San Jose Mayorazgo

Vecinal

Parque Minerales San Andres Cholula

Rio Papagayo Norte y Juárez Oriente, Col. Manantiales

Vecinal

Parque Morelos La Paz

31 Sur y 13 Poniente, Col. La Paz

Vecinal

Parque Naciones Unidas

5 Norte y 74 Poniente, Col. Naciones Unidas

1,820

Cancha de Baloncesto (1), Columpios (1), Resbaladilla (1), Gradas (1), Pasamanos (1), Sube y Baja (2)

Vecinal

Parque INFONAVIT San Aparicio

3 de Enero y Calle San Aparicio Norte, San Aparicio

512

Columpios (2), Resbaladilla (2), Banca de Concreto (3), Sube y Baja (2)

Tezontle, Pasto, Concreto

Arboles

Malo

Vecinal

Parque Infantil San Bartolo

San Bartolo Norte A y Poniente B, Col. San Bartolo

520

Columpios (2), Resbaladilla (2),Tobogán (1), Banca de Hierro (8), Pasamanos (1), Sube y Baja (2), Modulo Multijuegos (1)

Tezontle, Pasto, Concreto

Arboles, Plantas

Bueno

Vecinal

Parque Rio Tuxpan San Manuel

Calle San Manuel y San Francisco, Col. San Manuel

1,505

Columpios (1), Resbaladilla (1), Aparatos Ejercitadores (2), Pasamanos (1), Sube y Baja (2)

Pasto y Concreto

Arboles y Plantas

Regular

14

15

16

17

18

19

20

113


ANEXO 2: MUESTRA DE ESPACIOS ABIERTOS VECINALES #

Escala de atención

Nombre

Dirección

m2

Mobiliario

Piso

Vegetación

Estado

Vecinal

Parque Río Bravo San Manuel

Calle San Ignacio y Circunvalación, Col. San Manuel

1,509

Resbaladilla (1), Canchas de Baloncesto (1), Bancas de Hierro (1)

Pasto y Concreto

Arboles

Malo

Vecinal

Parque Río Concho San Manuel

Calle San Francisco y San Ignacio Col. San Manuel

1,486

Columpio (1), Banca de Hierro (2)

Pasto y Concreto, Adoquín

Arboles, Plantas

Malo

Vecinal

Parque Santiago

15 Sur y 19 Poniente, Col. Santiago

6,381

Resbaladilla (1), Canchas de Baloncesto (1), Bancas de Hierro (1) Sube y baja (2) Columpios (1)

Tezontle, Pasto, Concreto

Arboles, Plantas

Malo

24

Vecinal

Parque Obreros Independientes Sur

Calle Roma, Col. Obreros Independientes

280

Resbaladilla (2, Tobogán (1), Pasamanos (2), Sube y baja (2), Columpio (1), Banca (1)

Pasto

Arboles

Regular

25

Vecinal

Parque Victor Hugo

25 Poniente y 23 Oriente, Col. El Carmen

3,386

Bancas de concreto (4)

Pasto, Concreto

Arboles, Plantas

Regular

Parque Villa Maruca

Prol. Tecnologico y Sierra Tarahumara, Col. Villa Maruca

1,684

Resbaladilla (1), Llantas (6), Columpio (1), Sube y baja (3)

Pasto

Arboles

Regular

Parque Volcanes

39 Pte y 17 Sur, Col. Volcanes

2,940

Resbaladilla (1), Canchas de Baloncesto (1), Bancas de Hierro (4), Pasamanos (1), Columpio (1)

Pasto, Adoquín

Arboles, Plantas

Regular

1,510

Pista de patineta (1), Barandales (4), Pasamanos (1), Columpios (2), Resbaladilla (1), Bancas (5)

Pasto y Concreto

Arboles

Regular

21

22

23

26

27

Vecinal

Vecinal

28

Distrital

Parque Xonaca

18 Oriente, Bulevar Xonaca

29

Urbana

Paseo Bravo

11 Sur y 11 Poniente, Col. Santiago

32,819

Kiosco (1), Bancas de herrería, Fuentes (1)

Concreto, Cantería

Arboles, Plantas, Palmeras

Bueno

30

Vecinal

Paseo San Jose Vista

Calle 21,Paseo, San Jose Vista Hermosa Norte

10,797

Resbaladilla (1), Sube y baja (2), Columpio (1), Pista (1) Pasamanos (3)

Pasto, Concreto

Arboles, Plantas

2)

Plazuela de San Bartolo

San Bartolo Norte A y Poniente B, Col. San Bartolo

5,029

Resbaladilla (1), Bancas (1), Mesas (5), Cancha de basquetbol (1)

Pasto, Concreto

Arboles, Plantas

Regular

31

Vecinal

114


ANEXO 2: MUESTRA DE ESPACIOS ABIERTOS VECINALES Escala de atención

Nombre

Dirección

32

Vecinal

Parque Prados de Agua Azul

33

Vecinal

#

34

35

36

m2

Mobiliario

Piso

Vegetación

Estado

9 Sur y Circuito Juan Pablo II, Col. Prados Agua Azul

3,587

Resbaladilla (1), Aparatos Ejercitadores (5), Pasamanos (1), Columpios (1), Bancas (5)

Pasto, Concreto

Arboles

Regular

Zócalo

3 Oriente y Reforma

8,500

Bancas, Fuente (1), Esculturas (1)

Cantería, Concreto

Arboles, Plantas, Palmeras

Bueno

Vecinal

Parque CENHCH

Héroes del 5 de Mayo, Col. Santa Maria

8,500

Resbaladilla (1), Pasamanos (1), Aparatos ejercitadores (8), Módulos de madera para juegos (1), Bancas (4)

Pasto, Tezontle

Arboles

Regular

Vecinal

Parque de Alfabetización 1

20 Norte y Don Juan de Palafox y Mendoza

3,082

Bancas (1), Letreros (1), Fuente (1)

Concreto estampado, Adoquín

Arboles

Malo

Parque de Alfabetización 2

22 Norte y Don Juan de Palafox y Mendoza

613

Resbaladilla (1), Columpios (1), Pasamanos (1), Sube y baja (1), Juegos para (1) escalar, tablero de basquetbol (1)

Arena

Arboles

Malo

Tezontle, Cantería, Adoquín, Pasto, Concreto, Piedra de río

Arboles, Arbustos

Bueno

Vecinal

37

Urbana

Parque de la ninfas

17 Sur y 25 Poniente, Col. Volcanes

8,500

Pasamanos (1), Resbaladilla (1), Sube y baja (1), Tableros de basquetbol (4), Columpios (1), Módulos de juego (1), Estación SOS (1), Juegos de concreto (5), Bancas, Botes de basura, Aparatos ejercitadores (6)

38

Urbana

El Carmen

17 Oriente y 16 de Septiembre, Col. El Carmen

6,946

Estación SOS (1), Fuente (1), Bancas

Cantería

Arboles, Arbustos, Plantas

Bueno

39

Vecinal

Parque Juan de Palafox

13 Norte y Reforma

1,630

Banca (4), Macetas (4), Fuente (1), Esculturas (2)

Cantería

Arboles

Bueno

3,301

Animales de concreto (8), bancas (), Módulos de madera para niños (1), Resbaladillas (1), Pasamanos (1), Aparatos ejercitadores (8)

Pasto, Tezontle, Concreto

Arboles, Arbustos

Malo

1,240

Resbaladilla (1), Pasamanos (1), Columpios (1), Bancas (6)

Concreto

Arboles, Plantas

Regular

40

Urbana

Parque Juarez, Zona para Niños

4 Sur y 31 Oriente, Col. El Carmen Huexotitla

41

Vecinal

Parque Constitución

11 Sur y 57 Poniente, Col. Mayorazgo

115


ANEXO 2: MUESTRA DE ESPACIOS ABIERTOS VECINALES Escala de atención

Nombre

Dirección

42

Vecinal

Parque de Los Remedios

43

Vecinal

#

44

Vecinal

m2

Mobiliario

Piso

Vegetación

Estado

20 Norte y 10 Oriente, Col. de los Remedios

4,219

Resbaladilla (1), Pasamanos (1), Columpios (1), Bancas (4) Juegos de concreto (3)

Pasto, Concreto, Tezontle

Arboles, Plantas

Bueno

Parque de San Antonio

3 Norte y 24 Poniente, Col. de San Antonio

2,479

Escalador (1), Columpio (1), Bancas (4), Fuente (1)

Pasto y Concreto

Arboles, Plantas

Regular

Bosques de San Sebastián

Xonacatepec, Col. Bosques de San Sebastian

2,250

Resbaladilla (1), Aparatos Ejercitadores (10), Pasamanos (1), Columpios (1), Bancas (2), Módulo de juegos (1) Fuente (1) Cajón de Arena (1)

Pasto, Concreto, Tezontle

Arboles, Plantas

Bueno

3,864

Modulo de juegos de concreto (4), Pasamanos (1), Columpios (1), Cancha de fútbol rápido (1)

Pasto, Concreto

Arboles, Plantas

Malo

2,022

Columpios (1), Resbaladilla (1), Toboganes (1), Tableros Basquetbol (2), Pasamanos (1), Sube y baja (1)

Pasto, Concreto

Arboles

Malo

Pasto, Concreto, Arena

Arboles, Pinos

Regular

45

Vecinal

Parque Mirador

20 Sur y 33 Oriente, Col. Mirador

46

Vecinal en urbanización cerrada

Parque de Santa Maria Guadalupe, ARA

135 Poniente, Fracc. Jardines de Sta Rosa, Col. Guadalupe Hidalgo

47

Vecinal en urbanización cerrada

San Lorenzo Almecatla 1

San Lorenzo Alcametl, Col Santa Cruz

791

Bancas (1), Resbaladilla (2), Pasamanos (2), Juegos para escalar (1), Tren para juegos infantiles (1), Carrusel (1)

48

Vecinal en urbanización cerrada

San Lorenzo Almecatla 2

San Lorenzo Alcametla, Col. Santa Cruz

581

Tablero de basquetbol (2), Estación para bicicletas (1)

Pasto, Concreto

Arboles

Regular

Distrital

Deportivo Guadalupe

3 Sur e Independencia, Col. Guadalupe Hidalgo

8,312

Módulo multijuegos (1), Pasamanos (1), Columpios (2), Sube y baja (1) Tableros de basquetbol (4)

Pasto, Concreto

Arboles y Plantas

Malo

Urbana

Parque Ecológico, Niños

4 Sur y 31 Oriente, Col. El Carmen Huexotitla

4,444

Carrusel (1), Resbaladillas (1), Columpios (1), Pasamanos (2), Juegos para escalar (1), Carretera para niños (1), Semáforos (2), Puente peatonal niños (1)

Pasto, Concreto

Arboles

Bueno

Distrital

Centro polideportivo Morelos

20 Oriente y Av. José Maria Morelos, Col. Morelos

560

Módulo de juego (1), Bancas (2)

Pasto, Concreto, Tezontle

Arboles y Plantas

Bueno

49

50

51

116


ANEXO 2: MUESTRA DE ESPACIOS ABIERTOS VECINALES #

52

Escala de atención

Distrital

Nombre

Dirección

Deportivo La Margarita

34 Sur y 57 Oriente, Col. La Margarita

53

Distrital

Parque La Santísima San Pedro Cholula

Calle Cultura y del Cerrito, Col. Santiago Momoxpan

54

Distrital

Junta Auxiliar La libertad

3 Norte y 2 Oriente, Colonia La Libertad

Distrital

Parque Municipal San Aparicio

Calle Mexico y B. Juarez, San Aparicio

55

m2

Mobiliario

Piso

Vegetación

Estado

7,623

Resbaladilla (1), Tobogán (2), Pasamanos (2), Sube y baja (1), Columpio (1), Banca (3), Canchas de basquetbol (1)

Pasto, Concreto

Arboles y Plantas

Malo

3,768

Columpios (1), Resbaladilla (1), Toboganes (1), Modulo Multijuegos (1), Pasamanos (1), Bancas de Madera (2), Sube y baja (1), Aparatos Ejercitadores (5)

Concreto, Arena

Plantas

Bueno

4,897

Bancas (6), Fuente, Letrero (1)

Pasto, Concreto, Adoquín

Arboles, Arbustos

Regular

1,825

Columpios (1), Resbaladilla (1), Bancas de Hierro (4), Pasamanos (1), Sube y Baja (1)

Pasto, Concreto

Arboles, Plantas

Regular

117


FACULTAD DE ARQUITECTURA_BUAP DOCTORADO EN PROCESOS TERRITORIALES 2013

Profile for eduardo LUGO LAGUNA

Derechos de los niños y espacios jugables.  

El presente trabajo de investigación aborda el problema del juego infantil en el espacio público abierto, señalando que a pesar de que exist...

Derechos de los niños y espacios jugables.  

El presente trabajo de investigación aborda el problema del juego infantil en el espacio público abierto, señalando que a pesar de que exist...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded