Page 1


¡Tenemos los Mejores Precios en Pasajes Aéreos a Argentina y todo Latinoamérica!

30

La Revista Argentina

NOVIEMBRE 2010

Psicología

Por Liliana Ankonetani

Coach-Business Class COMPARE y usted decide

¡Le armamos las Mejores Vacaciones para su Presupuesto!

ENFERMEDAD DE ALZHEIMER los niños y el alzheimer Por ptta2000@earthlink.net

El arte de la estabilidad interior

Brahma Kumaris Directora Gita Patel de la India. (323) 933-2808

908 S. Stanley Ave. Los Angles, CA 90036 Horario e Información General:

Antonio Di Nardi (310) 371-4936 • Cell (310) 938-5253

CURTIS MICHAELS SALON 31882 Del Obispo, Ste 150 San Juan Capistrano, CA 92675

MARY DALTON (949) 533-5126 Estilista argentina, más de 30 años sirviendo a nuestra comunidad

Alisado (Keratin Complex)

tratamiento de keratina para agregarle vida a un cabello sin esperanza

CORTES DE CABELLO PARA MUJER, HOMBRES Y NIÑOS

especialista en color y corrección, rayitos

E

Liliana Ankonetani

n el artículo anterior describí la enfermedad, sus etapas, los problemas del cuidado y su evolución, además de la importancia del lugar del cuidador familiar, sobre sus problemas frecuentes de salud física y emocional y los factores de riesgo y protección. Aquí veremos lo que sucede con los hijos del cuidador familiar. Muchos problemas surgen por las preocupaciones que tienen los niños sobre la enfermedad; los cambios de comportamiento, personalidad y capacidad del abuelo/enfermo, pueden producir en los niños pena, confusión y temor a desarrollar ellos mismos la enfermedad o que la desarrollen sus padres. Por otra parte, las nuevas obligaciones del día a día en el funcionamiento familiar, la necesidad de repetir instrucciones, respuestas o explicaciones pueden hacer que se sientan molestos y se enfaden con el enfermo. Estas reacciones, a su vez, pueden desencadenar sentimientos de malestar y culpa, celos por la atención que recibe su abuelo/a, que generan problemas en la convivencia. Otros problemas se presentan en cuanto a que el cuidador familiar, al estar más exigido por la demanda de cuidados al enfermo, participa menos en las actividades cotidianas; el niño puede sentir inseguridad, malestar o abandono, interpretar de forma errónea la situación y lo que se espera de él o, simplemente, no disponer de orden y guía suficiente para actuar adecuadamente. Esto provoca malestar por recibir menos atención, desorden en las actividades y rutinas cotidianas y dificultades para que los niños acepten responsabilidades. Esta última complicación es más habitual en los adolescentes, inmersos en su propio proceso de cambio y maduración. Los cambios emocionales del cuidador, ya sean estados de agobio o síntomas depresivos, pueden favorecer a la aparición de diversos problemas en niños y adolescentes, ya sean escolares, académicos, de comportamiento y en sus relaciones afectivas y sociales. La convivencia del niño con un abuelo/a enfermo de Alzheimer, tiene consecuencias en cuanto a su estado anímico, esto hace que el niño se encierre en sí mismo, sienta miedos y evite hablar del problema. Es por ello que es importante ayudarlo para que pueda comprender la nueva situación familiar a la que se enfrenta, es decir, entender la enfermedad, comprender qué le sucede a su abuelo/a, el porqué de sus cambios, identificar los aspectos más importantes, poder expresar sus sentimientos, sentir que pueden ayudar, de acuerdo a su edad, al abuelo/a, y especialmente que pueda expresar sus propios sentimientos hacia él o ella. Conocer y comprender nos ayuda a aceptar y adaptarnos a las situaciones nuevas.©


El Suplemento # 128 • Noviembre 2010  

La Revista Argentina de California

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you