Issuu on Google+


La Revista Argentina

JUNIO 2010

35

NOCAUT

¡ERAN OTROS TIEMPOS! Por Carlos Avilas

L

o que hoy les quiero contar podríamos llamarlo ‘Eran otros Tiempos.’ En el mundo del boxeo, todo ha cambiado y el lucrativo negocio del otrora llamado arte de fistiana no ha sido la excepción. Recuerdo que años atrás había ocho campeones mundiales y el ranking lo elaboraba la revista “Ring Magazine.” Luego llegó la Asociación Mundial de Box (AMB) con sede en Venezuela. En una de sus convenciones y por desacuerdos entre algunos de sus directivos, éstos se separan y forman el Consejo Mundial de Box (CMB) con sede en México. Pero como en los Estados Unidos es el lugar donde se genera el negocio mayor del mundo del boxeo, los americanos dijeron que cómo estas dos organizaciones van a manejar el negocio del boxeo, si aquí es donde está el dinero grande, y forman la Federación Internacional de Box (FIB) con sede en los Estados Unidos. Poco tiempo después, en otra convención de la AMB, surgen diferencias y la legión puertorriqueña decide formar su propia organización, la Organización Mundial de Box (OMB) con sede en Puerto Rico. El por qué de tantas organizaciones tiene solamente un nombre: dinero. Pero, ¿de qué viven las organizaciones mundiales de box? Esto lo llaman en inglés “Sanction Fee,” que es un porcentaje de la bolsa que perciben tanto los campeones mundiales como los retadores. Por tal motivo y con la consigna de generar mayor cantidad de ingresos, estas organizaciones crean las divisiones intermedias. Y de 8 divisiones pasan a ser 17, con el agregado de otros títulos llamados también mundiales, como campeonatos juveniles, campeón latino, internacional, intercontinental, pentagonal, etc., etc. Creo que pronto podrían anunciar “El Disney Championship” o algo por el estilo. Leyendo algunos libros y hablando con la vieja gente ligada al boxeo, recordé algo que les quiero contar de los tiempos, llamémoslos románticos, del boxeo, porque hasta la actualidad creo que es un caso único dentro del mundo boxístico. Hubo un peleador en los años 40 que llegó a California desde Alabama a trabajar en el tendido de rieles, llamado Henry Armstrong, y fue conocido con el apodo del “Homicida Hank.” Este peleador, cuando sólo había 8 campeones mundiales, logró tener 3 en forma simultánea: pluma, ligero y welter, con el agregado que defendía los tres en forma exitosa. Pasaba de las 126 libras, pluma, a las 147, welter. Bajaba a las 135 como ligero. Fue un peleador que dejó un record que jamás se podrá igualar. Si alguno de ustedes, amigos lectores, conoce o sabe de algo similar, por favor háganmelo saber.

Ahora, los boxeadores pelean en un peso, defienden sus coronas y por lo general suben a la división inmediata. Pero pelear en tres divisiones en forma simultánea, defendiendo títulos, es algo muy difícil de repetir. Armstrong peleó también con el filipino Ceferino García por el título medio (160 libras) y la pelea fue empate. Pero según me contó el ya desaparecido y buen amigo Louie Magaña, quien trabajó por casi seis décadas en el viejo Olympic Auditorium de Los Angeles, donde se realizó el combate, Armstrong había ganado esa pelea. Pero de 8 títulos, que un solo boxeador tuviera 4 en su poder parecía que era mucho para quienes manejaban el negocio del boxeo de esos tiempos. Bueno, me despido por este mes con el deseo de que les haya gustado conocer algunas curiosidades de este apasionante deporte. Un gancho y nos vemos en la próxima de NOCAUT. ©

House of Sandwiches Pizza Estilo Argentino

Sándwich Visítenos y disfrute de nuestra comida: 3 Pies canelones, milanesas, costeletas, de Largo pastas, supremas, chorizos, ensalada rusa, matambre casero, pastel de papa, pollo y morrones rellenos, Aceptamos vacío al horno con papas ATM * VISA y cinco gustos de empanadas. MasterCard

1004 Route 66 (Alosta Ave) Glendora, CA 91740 (626) 914-6613 Lunes a Sábados de 8:00am a 8:00pm - Domingos de 8:00am 3:00pm



El Suplemento # 123 • Junio 2010