Page 1

JUNIO 2018

EJEMPLAR GRATUITO

EL SECRETO CULTURAL Fanzine artístico-cultural

“Si tú sólo supieras la magnificencia del 3, 6 y 9, entonces tienes la llave del Universo.”

NICOLAS TESLA


Fecha: Junio 2018 - Bcn Edita: Asociación Cultural La isla Deposito Legal: B 22958-2016 ISNN Impreso: 2462-747x ISNN Digital: 2462-7488

Director: Henriques Redacción:: 678 09 45 08 Email: elsecretocultural@gmail.com

Este Fanzine el secreto cultural. Es una publicación mensual gratuita, dedicada a: Promover y difundir, el arte, la cultura y la música. La redacción de: El secreto cultural. No se solidariza, necesariamente con las opiniones de sus colaboradores o personajes entrevistados

Todas las imágenes son de dominio publico y/0 autorizadas por su propietario


«Viejita» Alicia del Olmo Pintado (1963- ) España. http://www.elalfardea.com


TUAREG La primera vez que me miró a los ojos no supe que decir ni que hacer. Soportábamos una cálida mañana de un sábado de verano cuando nos cruzamos, como por casualidad, entre la gente del mercadillo. Ahora ya sé que no fue así... Andaba distraída buscando el puesto de bebidas para regalarme una botella de agua bien fría, no sin antes rodarla —casi sensualmente— por las muñecas y por mi sudorosa nuca. Aquella tórrida mañana de pleno julio amenazaba con regresarme a casa al cobijo de la sombra, el abanico y un obligado vaso de agua helada al que —esta vez— añadiría unas gotas de limón. En honor a la verdad, fui yo quien advertí su mirada: él descansaba estático mirándome muy fijamente a los ojos bajo la sombra de un toldo. Supongo que sonreía porque, un precioso manto añil sobre su rostro sólo permitía contemplar sus ojos. Tiempo después, supe el nombre correcto del tejido: «draas»; y se encuentra teñido con índigo, lo que también termina por variar ligeramente el dorado color de la piel de un Tuareg. Eso era él: un nómada del desierto perdido entre el barullo de un mercadillo de pueblo; o eso creí, yo, hasta entonces... Tampoco entendí nunca su impronunciable nombre con el que le habían bautizado las arenas del desierto; aunque no opuso ningún inconveniente cuando decidí permutárselo por José María. En la actualidad, le llamo Josemari y siempre acude a mí con presteza, sin dejar de mirarme fijamente a los ojos. No dice nada: sólo me mira con esa profundidad insondable esperando a que sea yo quien diga la primera y la última palabra. Es un cielo. Sabe lo mucho que me gusta que me atiendan y me escuchen con atención... como si no existiera nada más en este mundo. Se nota que ha tenido un largo y exitoso don para las mujeres. Un perfecto caballero. Él, no sólo lo intuye: lo sabe. Sabe hacer feliz a una mujer. De hecho, sus ojos sólo son para mí... ¡Dios! Me desea; aunque tampoco lo dice pese a que le delaten las pupilas. Callado, me observa pulcramente, de hito en hito, mientras me desnudo en el dormitorio para meterme en la cama. No quedan hombres así. Otros ya me hubieran «ayudado» desaforadamente a quitarme el resto de la ropa. Josemari no es de esos: sabe esperar. Lo declara su sabiduría adquirida sobre las lejanas tierras de Oriente. Hice un buen trueque al traérmelo a casa, cambiando mi aburrida viudez por el culmen de la educación. Entonces, tampoco dijo nada; pero yo le adiviné una amplia sonrisa adornada de sus dientes nacarinos bajo su impertérrito manto. Un solete mi Josemari. Vino para llenar y rebosar mis momentos de


comprensión y compañía. Representa todo aquello deseado por una mujer en sus sueños más lejanos sobre el hombre apropiado. Aquel que rapta el corazón para imaginar de su voz «Las mil y una noches» hechas realidad a su lado. Su mirada se intensificó desde aquel día que aparecí vestida de odalisca en la intimidad de nuestro dormitorio. Era evidente y patente su pasión saltando desde sus ojos clavados en mí desnudez... Deseándome en todo momento; pero el perfecto ejemplo de la hospitalidad árabe que es, le ha impedido abalanzarse sobre mí y, menos, en una casa que no era la suya. Ahora, ya es nuestra casa... Josemari va de habitación en habitación siguiendo el rastro del perfume que compré para asegurarme su certera mirada. Esos ojos que, siempre, terminan encontrándose con los míos. Silencioso, un verdadero «ángel» de hombre. Cuántas historias habrá detrás de esos ojos... —me pregunto cada vez que le miro—; y cuántas aventuras le quedarán por contemplar desde la pared de cada sala por la que voy. Desde ese azulejo que un día capturó mi alma cuando le vi y lo compré en aquel mercadillo una calurosa mañana de sábado.

© Alfonso Cañizares C. acc63 @ hotmail.es

Ana Pascual Zurriaga (Pintora, Ceramista y Poeta).- Graduada en la «Escuela de Arte Superior de Diseño» de Valencia, solapa sus actividades artísticas con la ilustración literaria, como es el más reciente y exitoso caso de la novela histórica del escritor J. Ramón Rivera, «Údula, camino de la sal». Las técnicas artísticas más desarrolladas que la caracterizan son la acuarela y cerámica, en la modalidad «socarrat»; aunque ello no le resta tiempo para participar, promover y presentar numerosas antologías poéticas.


«Tuareg» (2015) [«Socarrat» Técnica cerámica valenciana del s.XV] Ana Pascual Zurriaga (1965- ) España. https://www.facebook.com/La-Ventana-de-Ana


SECRETOS Y MISTERIOS BARCELONA La Estatua de la Libertad esta en la ciudad de New york en los estados unidos de américa. Es,una majestuosa mujer de acero y cobre que vigila el puerto de la capital económica de Estados Unidos.

En Francia, en la Île aux Cygnes una pequeña isla artificial en el río Sena,se encuentra el modelo original de este conocido icono neoyorquino, pero pocos saben que, la ciudad condal alberga una tercera copia de la famosa estatua. A diferencia de las otras dos, la lady barcelonesa es algo más pequeña y de color negro. La estatua simboliza el ideal masón de redención de la humanidad a través de la educación. La podéis encontrar en la Biblioteca Arús ubicada en el número 26 del Passeig de Sant Joan.


Expo vip secret Barcelona 2018 El miércoles dia 30 de Mayo a las 18:30 H se inauguro la exposición de arte organizada por la asociación cultural la isla, en el hotel Od Barcelona, sito en calle Aragon nº 300 cerquita de paseo de gracia en Barcelona Capital. El evento conto con la colaboración de la empresa, de representación artística Fernández y Santos. La cual dirige Natasha Fernández conjuntamente con su madre Ana Santos. Durante la vernissage se sirvieron unos canapés, confeccionados por el cocinero del hotel que fueron la delicia de los asistentes, asi como el cava, que fue magnifico. Tanto la dirección del hotel como el servicio se volcó en que el evento tuviera el éxito y la calidad que merece un evento de estas características. A pesar de la ausencia confirmada con antelación de varios consulados, para nada se noto dicha ausencia, gracias en parte a, la calidad artística de las obras expuestas y como de la calidad humana, del publico, que se comporto de una manera exquisita. Fue un lujo para los sentidos y un oasis dentro de tanta vulgaridad, que envuelve la mayoría de los eventos de Bcn. Entre los asistentes estuvieron, Joan Abello de la junata directiva del Real circulo artistico de Barcelona, Paquita Marín presidenta de la casa de Andalucia en Barcelona, Marilena Blumer,Juan luis Jardi, Liora Rosennma artista Israeli y varios artistas y empresarios distinguidos. Cabe destacar que el acto concluyo con el sorteo de 2 piezas de arte entre los asistentes el primoer de una artista emergente ORIENA JIMENEZ y el segundo de la gran artista consagrada BLANCA DE NICOLAS. La exposición se clausurara el próximo 18 de junio...


¿Galería de arte o sala de exposición?

El objetivo primordial de las salas de exposición es: Brindar un servicio cultural gratuito, con fines educativos, para promover el conocimiento y fomentar el desarrollo de las artes visuales. Las salas de exposiciones, no se encargan ni reciben comisión o porcentaje alguno, por la venta de las obras expuestas. Por lo tanto, es el propio artista, quien establece contactos con los posibles compradores. En las galerías de arte es diferente. Comenzando porque es la propia galería, la que se encarga de comercializar las obras, recibiendo un porcentaje por esta labor. En la sala de exposiciones, El Secreto Expo Art de Barcelona. Actualmente se exponen, varias obras de artistas residentes Internacionales, que disponen de un espacio permanente durante todo el año, para ir cambiando sus obras y darlas a conocer al publico tanto asistente como virtual.


JUAN LUIS JARDI BARAJA


CONSUELO Si recordara el día en el que me empezaste a amar, negaría mi total existencia. Si recordara cuanto amor me diste sin excusa alguna, debería vivir dos vidas seguidas: la tuya y la mía. Si recordara el día en que me dijiste adiós, lamentaría el haber tenido oídos. Si pudiera olvidar, de una vez por todas, aquellos momentos en los que te hice sufrir volvería a ser consciente de que tu amor infinito ya me los había perdonado de antemano. Si pudiera adivinar todos aquellos momentos en los que te sentiste querida por mí, volvería a nacer. Si alimentara las esperanzas de volver a verte debería morirme, irremisiblemente, en mí mismo... Yo sabía que te ibas a marchar. Más que una intuición era una certeza, como evitar que el agua caiga mientras llueve como evitar que amanezca... como evitar tu marcha. Tú lo sabías y yo también. Te resignaste a tu destino de adiós y con él se diluyó mi voluntad de retenerte. Me recordabas tu amor todos los días; pero tu marcha era inminente: un acto irrevocable.


Tu adiós fue lento, muy lento; como la partida de un viejo tren, y allí, en la estación, quedaba yo: desolado sin tu presencia, desolado sin tu amor, huérfano de ti. Desprendiendo cada día que quedaba una hoja más del calendario una hora más de nuestro tiempo un jirón más de mi corazón que no hacían, sino ir soldando a mi mente los momentos que pasamos juntos. No maldigo mi memoria por recordar tu marcha. Tampoco maldigo mi corazón por haberte querido tanto y tan extenso. Maldigo mi maldito egoísmo por no entender tu marcha, por no haberme entregado a tus cariños, a tus besos cada vez que te cruzabas conmigo, cada vez que te acordabas que yo era parte de ti, y me llevabas en lo más profundo del corazón. Maldigo mi maldito egoísmo por no haberte devuelto tanto como me diste por no haberte querido tanto como tú a mí... por no seguir conmigo. ¡Mamá! No sabes cuánto te echo de menos... A mi madre, Consuelo (1923-2014)


Elizabeth Báthory, la Mujer más sangrienta de la historia Parte VI – Impunidad y dolor

Otras muchachas no tenían tanta “suerte”. Cuando Elizabeth se sentía contrariada, enojada o simplemente nerviosa, procedía a torturarlas de diferentes maneras: poniéndoles en las manos llaves o monedas al rojo vivo o quemándoles el pubis, con hierros o cera de velas candentes. Al principio, los cadáveres de las infortunadas se enterraban cristianamente, ya que la condesa había hecho un trato con el pastor protestante regional; pero según las declaraciones de éste una vez denunciado por la curia clerical ante el rey, el volumen de cadáveres era alarmantemente sospechoso y se negó a seguirle el juego a la Báthory; también confesó que, bajo amenazas de la despiadada mujer guardó silencio, aun sabiendo que los adeptos de Elizabeth seguían sepultando jóvenes muertas en extrañas circunstancias. Después de un tiempo, la condesa y sus secuaces perdieron todo pudor y abandonaban los cuerpos en las proximidades del castillo.


En 1609, viviendo en Viena, Elizabeth cometió el error que acabaría con sus fechorías y la llevaría a la ruina. Cuando el flujo de mujeres del estamento más humilde menguó, por el temor de los pobladores que escondían a sus doncellas como buenamente podían, la condesa decidió utilizar su abolengo para atraer niñas de alta cuna, que las familias de la nobleza menor ponían en sus manos, con el objetivo de que las pequeñas se refinaran y recibieran una buena educación. El castillo de Catchice se convirtió así en una tumba para otras tantas infelices jovencitas. La bruja Darvulia, visitante asidua del castillo, antes de fallecer le había prevenido contra los secuestros o crímenes de nobles, pero una amiga suya, una tal Erszi, la convenció de su impunidad. La ley de la época consideraba que las muertes de las sirvientas (y sus castigos o torturas) y de las campesinas, no eran imputables a una integrante de la aristocracia. Pero cuando el índice de mortalidad en su fortaleza subió a niveles pavorosos y ante su negativa de presentar los cuerpos de las niñas a sus familiares, las quejas arreciaron, al punto de provocar la intervención de la corona en el asunto. Matías II, que no olvidaba los escarceos de la condesa con la política, en detrimento de su imagen, nombró a Jorge Thurzó, primo y acérrimo enemigo de Elizabeth, como Investigador General del caso. Éste había mantenido un breve romance con la Báthory; según él, ella lo habría seducido y ante su negativa a continuar sus relaciones intentó envenenarlo. El Conde Palatino Thurzó llegó al castillo acompañado de una numerosa soldadesca el 30 de diciembre de 1610, entrando en el mismo sin ningún impedimento. Los horrores que presenció fueron casi inenarrables. Se dice que, más de uno de los integrantes de sus huestes, veteranos curtidos en muchas guerras, se descompusieron ante el dantesco espectáculo. Encontraron cadáveres por doquier, mujeres en distintos grados de desangrado y/o tortura y en las mazmorras, más de lo mismo. Se exhumaron cincuenta cadáveres del suelo del castillo y se encontraron otros muchos, en la ribera de un río próximo, en los huertos cercanos y en las inmediaciones del feudo.

Redactado por Sandra Monteverde Ghuisolfi – Escritora y creadora freelance de contenidos web sanyfran11@yahoo.es


NO ESPERES QUE SE ABRA EL TELON

¡¡¡ DIFUNDE TU ARTE !!!

ASOCIACIÓN CULTURAL LA ISLA Cienfuegos 30 cp 08027 Bcn

TLF: + 34 93 144 32 56 Todas las imágenes son de dominio publico y/0 galeriaelsecreto@gmail.com autorizadas por su propietario

El Secreto Cultural mes junio 2018  

Fanzine totalmente gratuito el secreto cultural en defensa del Arte , la cultura y la Música

El Secreto Cultural mes junio 2018  

Fanzine totalmente gratuito el secreto cultural en defensa del Arte , la cultura y la Música

Advertisement