Page 1

Dr. Schuessler Una Terapia Abreviada

Edición FULTENA de Distribución Gratuita INCLUYE

www.clubdesalud.com

• El libro original del Dr. Willhelm Schüssler • La descripción de todas las variedades • Propiedades y usos terapéuticos • Todo contado por el creador de las sales celulares


2 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Sch端ssler


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 3

Sales de Schuessler Una Terapia Abreviada Escrito original del creador de las sales celulares

Autor: Dr. Willhelm Schüssler

Editado por:

Fundación Latinoamericana de Terapias Naturales

Para estar siempre al día en Terapias Naturales vea: www.clubdesalud.com www.londner.com.ar http://londner.blogspot.com www.centrobach.com.ar


4 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler © Copyright 2013 - Fultena Esta traducción original no puede ser reproducida total ni parcialmente por ningún medio sin permiso expreso de los editores. Todos los derechos reservados. Las Sales de Schuessler fueron desarrolladas por el investigador alemán Wilhelm Schüssler, mediante procedimientos y métodos que son explicados en este libro.

Editado por

Fundación Latinoamericana de Terapias Naturales Riobamba 118 Piso 5º (1025) Ciudad Autónoma de Buenos Aires República Argentina • Tel: (011) 4952-4756 • Fax: (011) 4954-2852 • Email: miranda@londner.com.ar Y en Internet www.clubdesalud.com www.londner.com.ar www.centrobach.com.ar http://londner.blogspot.com

Los elementos y conceptos aquí vertidos no pretenden diagnosticar, prescribir, tratar ni curar patologías físicas ni mentales, sino establecer un estado interior de armonía y cuidado consciente de las emociones, pensamientos y la salud física. Ante cualquier duda sobre problemáticas físicas y/o mentales, consulte con el facultativo adecuado.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Sch端ssler l 5


6 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Sch端ssler


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 7

Introdución

En nuestro camino de vida vamos encontrando las señales claras sobre nuestros próximos pasos, aquellas que nos acercan a la misión que da sentido a lo que venimos a hacer al mundo. Casi sin darnos cuenta vamos topándonos con personas, situaciones y oportunidades que nos muestran un camino donde la vida pasa a iluminarse y a entrelazarse con todas las demás, ese gran sol del que todos somos rayos. En mi caso personal, una de las señales más claras fue conocer a la Dra. Jessica Bear, en los Estados Unidos, una tarde del año 1992. Luego de horas de manejo para encontrar su casa, me contó una larga historia sobre cómo las pruebas atómicas en el área de Nevada habían causado estragos para su salud, entre las que se encontraban serias alteraciones cardíacas, bajísima inmunidad y otras más complejas. Y sin embargo era una persona llena de luz, vital, con alegría y proyectos. Lejos de todo conflicto interno, se dedicaba a investigar y brindar un mensaje saludable. Realmente estaba viva de milagro. Tratando de encontrar un tesoro para llevarme, le pregunté: Doctora, ¿Y cuál es el secreto? Se rió con esa expresión llena de sabiduría que tienen aquellos que han escalado las montañas más altas, y me dijo: - No hay secretos. Algo para hacer que nos motive, las Flores de Bach y las Sales de Schuessler. Hasta ese día, jamás había escuchado sobre las sales. Teníamos ya el honor de representar a las Flores de Bach en Argentina. La Dra. Jessica Bear vino amorosamente a enseñar a nuestro país no sólo sobre las Flores de Bach, sino también sobre las Sales de Schuessler, dando lugar a un nuevo paradigma en la perspectiva de la salud.


8 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Hoy, la Dra. Jessica vive en sus obras, en la práctica de sus estudiantes, y en el recuerdo de los que tuvimos el exquisito placer de conocer su alma y compartir algún tiempo con ella. Y su mensaje sobre las Sales de Schuessler, que en aquel entonces pareció diluirse, fue fortaleciéndose en la práctica privada de quienes entendieron. Como sucede con estas cosas, la publicidad más poderosa es la expresión de los resultados, y esto lleva a recomendaciones que se suceden, hasta que muchas voces cuentan en voz alta las maravillas experimentadas. Las Sales de Schuessler, para las que jamás hicimos publicidad alguna, se volvieron una de nuestras propuestas más solicitada. Y los que siguieron utilizándolas en la intimidad de sus consultas se vieron recompensados infinitas veces por aquellos para quienes trabajan, por aquellos que sufren. Hoy, y para todos ellos, tengo el honor de introducir este trabajo original del Dr. Willhelm Schüssler, quien plantara la semilla de la medicina bioquímica, en la búsqueda de profundizar el conocimiento bebiendo de las fuentes, que es uno de los mejores puntos de partida para nuestra búsqueda de conocimiento. Espero que disfruten de esta traducción y revisión que la vida me dio la mágica oportunidad de regalarles, y que dedico amorosamente al recuerdo de la Dra. Jessica Bear, que me enseñó sobre esas señales de las que hablaba al principio, de las cuales esta obra es un destello más. Les deseo una vida llena de luz.

Eduardo Londner

Presidente de FULTENA

Buenos Aires, Febrero de 2013

elondner@londner.com.ar


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 9

Prefacio En su obra: “Circulación de la vida”, dice Moleschott: “La organización y la capacidad vital de los órganos, están determinados por la cantidad de componentes inorgánicos que necesitan”. “En esto se basa la importancia que se ha dado en los últimos años a la relación que debe existir entre las sustancias inorgánicas y los componentes del organismo humano, tesis que augura un gran porvenir a la agricultura y al arte de curar. De esto se desprende que los residuos que restan de la combustión, es decir, las cenizas, son elementos que le dan la forma y estructura a los tejidos y son tan necesarias como las que se queman. Así, por ejemplo, no hay husos sin sustancias colágenas ni sin fosfatos, o cartílago sin sustancia cartilaginosa, o sangre sin hierro, o saliva sin cloruro de potasio”. “El hombre fue hecho de aire y tierra. La actividad de las plantas le dio la vida. Después de la muerte, el cadáver se transforma en aire y ceniza, las cuales son aprovechadas por las plantas para desarrollar nuevas energías”. Estos conceptos me indujeron a crear la terapéutica bioquímica. En este libro, trataré de hacer una exposición de ella. En mi tratamiento por medios bioquímicos, sólo uso 12 cuerpos y ellos son homogéneos a las sustancias inorgánicas que se encuentran en la sangre y en los tejidos del organismo. Por razones que el lector encontrará más adelante, estos medicamentos deben darse en dosis pequeñas. El que oye hablar de dosis pequeñas, inmediatamente piensa en la homeopatía. Mi sistema curativo no es homeopático, pues no se basa en el principio de la curación por lo semejante, sino en los procesos químicofisiológicos que se efectúan en el organismo. Mediante mi tratamiento quedan compensadas directamente las alteraciones producidas en los movimientos moleculares de las sustancias inorgánicas del organismo por cuerpos homogéneos, mientras que la homeopatía consigue el fin curativo indirectamente por elementos heterogéneos.


10 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Adversarios míos han afirmado que los medicamentos bioquímicos usados ya por los médicos antes de mi exposición sobre la bioquímica, como ser la silicea, el fosfato de calcio, etc., no son medicamentos bioquímicos. Con el mismo derecho se podría alegar que todos los medicamentos usados antes de la creación de la homeopatía por Hahnemann pertenecen a la Alopatía. Pero la verdad de los hechos es la siguiente: El principio por el cual se elige un medicamento le imprime a este su sello. Una sustancia elegida según el principio de la semejanza, es un cuerpo homeopático; en cambio, un medicamento que tiene la misma constitución de los cuerpos minerales del organismo y cuya aplicación se basa en la Química Fisiológica, es un cuerpo bioquímico.

Dr. Schüssler

Oldenburg, Marzo de 1898


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 11

Los componentes del Organismo Humano La sangre está compuesta de agua, glucosa y proteínas y contiene una serie de iones, como ser sodio, potasio, calcio, hierro, magnesio y cloruros, fluoruros, sulfuros y carbonatos. Las sales de sodio se encuentran sobre todo en el plasma sanguíneo, las de potasio en los glóbulos. La glucosa, la grasa y las proteínas son los compuestos orgánicos de la sangre, el agua y los iones nombrados los compuestos inorgánicos. La glucosa y la grasa de componen de carbono, hidrógeno, y oxígeno; las proteínas están formadas de carbono, oxígeno, hidrógeno, nitrógeno y azufre. La sangre contiene todos los cuerpos que necesitan las células y tejidos del organismo. Las materias que necesitan los tejidos atraviesan las paredes de los capilares para suplir las pérdidas que sufren las células durante el metabolismo. El azufre, fósforo y nitrógeno circulan además en el organismo en combinación con sustancias orgánicas. El fósforo es un componente de las lecitinas y nucleínas. El azufre de las albúminas se transforma, por acción del oxígeno inspirado en ácido sulfúrico, el que con las bases de los carbonatos se transforma en sulfatos, dejando en libertad el ácido carbónico. Las proteínas son necesarias para la formación de células; se desintegran en aminoácidos con los cuales el organismo forma los tejidos como el muscular y nervioso, además el colágeno, mucina, queratina y elastina. El colágeno está destinado a formar parte del tejido conjuntivo, de los huesos, de los cartílagos y de los ligamentos. La queratina forma los pelos, las uñas, la epidermis y los epiteliales. La elastina los tejidos elásticos. En la desintegración quedan en libertad las sustancias minerales.


12 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Estas últimas son las llamadas a contrarrestar los defectos sufridos por las células mientras funcionan o cuando han sido alteradas por un agente patógeno; además sirven para estimular la formación de células, sobre todo en lo que se refiere al fosfato de calcio. Por el contrario, las sustancias minerales que quedan libres a causa del metabolismo celular, son eliminadas del organismo, como productos de desecho, por las diferentes vías de excreción. Las sustancias orgánicas contenidas en las células son transformadas durante el metabolismo celular en urea, ácido carbónico y agua. estos cuerpos deben salir de los tejidos junto con las sales que han quedado en libertad para que puedan ocupar su lugar las sustancias orgánicas que aún no han sufrido su transformación. Los productos catabólicos son transportados por los vasos linfáticos, por los tejidos conjuntivos y por las venas a la vesícula biliar, a los pulmones, riñones, vejiga y a la piel para ser eliminadas por la orina, sudor, excrementos, etc. Respecto al significado del tejido conjuntivo, dice Moleschott: Uno de los más notables descubrimientos de estos últimos tiempos, indicado ya por Virchow y von Recklinghausen, fue el de darle al tejido conjuntivo la importancia que este merece. Lo que antes sólo se creía sustancia de relleno o capa protectora aparece hoy como un lecho por el cual circulan las corrientes líquidas de la sangre a los tejidos y de estos de vuelta a los vasos sanguíneos. Además, el tejido nombrado desempeña el papel de fuente productora de nuevas células que, desarrollándose ulteriormente, producen los más variados tejidos en el organismo. Cuando, por medio de los alimentos ingeridos se le suministra a la sangre la cantidad de materiales que esta necesita aportar a los tejidos, para reemplazar las pérdidas sufridas por estos y cuando se encuentran en los tejidos la cantidad necesaria de sustancia nutritiva y en el lugar que le corresponde, sin que haya alteración de la molécula, entonces la formación y destrucción de las células y la eliminación de los deshechos serán normales y se puede afirmar que el individuo está sano. Cuando un agente patógeno obra sobre una célula, esta trabaja más intensamente para defenderse contra la causa irritante. Consecuencia de esto es la pérdida de cuerpos minerales, transformándose la célula nor-


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 13

mal en patológica (“Lo esencial de la enfermedad es la célula patogénicamente alterada” dice Virchow). Supongamos que una célula en la lucha contra el agente patogénico haya perdido por ejemplo cloruro de potasio. Junto con perder este cuerpo, pierde también fibrina por estar ellos íntimamente relacionados a nivel químico-fisiológico. Si la célula ha perdido fosfato de calcio, al mismo tiempo pierde albúmina por estar estos dos cuerpos en las mismas condiciones que el cloruro de potasio y la fibrina. Resulta de esto que un exudado fibrinoso trae consigo un déficit de cloruro de potasio en las células cercanas al exudado, y un exudado albuminoso trae un déficit de fosfato de calcio. En lo que se refiere a los otros cuerpos minerales de las células, véanse sus características más adelante. Las células patogénicamente alteradas, es decir, que han sufrido la pérdida de una sustancia mineral, necesitan reponer esta por un cuerpo mineral homogéneo. Esta reposición puede ser espontánea, es decir, por tendencia a la curación. En este caso, la célula saca las sustancia que necesita de los espacios intercelulares. Si no hay tendencia a la curación espontánea se le ayudará al organismo por procedimientos terapéuticos, suministrándole las sustancias minerales en forma molecular. Las moléculas atraviesan el epitelio de la boca y faringe y llegan a la sangre que las difunde por todo el cuerpo. Las moléculas que llegan al foco infeccioso efectúan vivos movimientos moleculares junto con los cuerpos similares que se encuentran en la vecindad. Estas sustancias penetran dentro de las células patogénicamente alteradas, produciendo su curación. Las células que han sido restituidas íntegramente vuelven a su estado normal y son capaces entonces de eliminar por sí solas las sustancias inútiles o perjudiciales. La constitución de las células se determina por la constitución del terreno en el cual vive; es lo mismo que pasa con el crecimiento de las plantas; está en íntima relación con la composición del suelo, del cual saca sus alimentos. El químico agrícola habla de “Ley del Mínimum” según la cual abona el terreno con sustancias que se encuentran en mínima cantidad en el


14 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

suelo que necesita la planta para su alimentación y para ello usa sólo tres abonos: nitrógeno combinado, fosfato de calcio o potasa. Las demás sustancias que necesita la planta se encuentran en el suelo en cantidad suficiente. La “Ley del Mínimum” se aplica también a los métodos bioquímicos. Un ejemplo: En las sustancias alimenticias de los huesos de un niño raquítico hay un déficit de fosfato de calcio, a causa de una alteración del movimiento de las moléculas de dicha sal. La cantidad de fosfato de calcio destinada al hueso, pero que no llega a su destino, traería consigo un exceso de dicha sal en la sangre si no fuera eliminada por la orina (pues los riñones desempeñan el papel de órganos eliminadores de toda sustancia inútil al organismo, manteniendo así la composición normal de la sangre). El hígado y los riñones son los órganos que deben velar por la composición normal de la sangre. Pero, a pesar de la composición normal de la sangre puede haber un déficit de una sal en los tejidos, lo que trae consigo una alteración en el movimiento molecular. Esta alteración es capaz de impedir el paso de la sal de reserva de la sangre a los espacios intercelulares. Las alteraciones de los movimientos moleculares se subsanan mediante dosis mínimas de fosfato de calcio, y entonces las reservas de dicha sal penetran en la corriente sanguínea, trayendo consigo la curación del raquitismo. El tratamiento bioquímico ayuda a la naturaleza, suministrando al organismo las sales inorgánicas que le hacen falta. La bioquímica trata de corregir los defectos en la química fisiológica que se han desviado de la normal. La bioquímica obra directamente eliminando un déficit; los otros métodos de curación, que administran sustancias heterogéneas al organismo, consiguen el fin indirectamente. Basta analizar los medios con que la bioquímica consigue la curación para convencerse de la eficacia del tratamiento bioquímico en las enfermedades internas. Hay médicos que dicen que los medicamentos bioquímicos debían ensayarse en personas sanas para deducir de los síntomas producidos, las indicaciones de estas sustancias. Esto no es aceptable. Las indicaciones del tratamiento bioquímico deben deducirse de la química fisiológica y patológica y de los resultados obtenidos durante su aplicación contra una enfermedad.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 15

Las sustancias bioquímicas se dan en pequeñas dosis Que las pequeñas dosis sean eficaces se deduce de lo siguiente: la naturaleza trabaja con átomos y moléculas. El crecimiento de animales y plantas se efectúa por agregación de nuevos átomos y grupos atómicos a las masas moleculares. Que cantidades tan pequeñas de una sustancia que no se puedan pesar, tienen acción sobre el organismo se ve, por ejemplo, en la acción de los rayos luminosos, que tampoco se pueden pesar y que, sin embargo, son poderosos estimulantes del metabolismo de las plantas (producen el desdoblamiento del anhídrido carbónico en carbono y oxígeno). Además, produce movimientos moleculares en la placa fotográfica y en la retina, trayendo como resultado la formación de una imagen. La administración de pequeñas dosis en el tratamiento bioquímico de las enfermedades es una necesidad químico-fisiológica. Así, por ejemplo, si se quiere hacer pasar sulfato de sodio a la sangre no debe hacerse en forma de una solución concentrada. Esta actúa sólo dentro del intestino provocando una diarrea líquida con la que es eliminada del organismo. Una solución diluida de esta sal, en cambio, pasa de la boca y de la faringe, directamente a la sangre y a los líquidos intercelulares y por su poder higroscópico atrae el agua de los tejidos y la transporta a la sangre venosa, provocando una mayor secreción de orina. Toda sustancia bioquímica debe darse tan diluida que no altere las funciones de las células normales, compensando al mismo tiempo las alteraciones funcionales de ellas. En personas, animales o plantas sanas, las sales se encuentran en proporción de la tercera, cuarta y quinta dilución decimal. Según el análisis químico, en 1000 gramos de plasma encontramos los siguientes elementos inorgánicos: • Calcio (Ca) 90 a 120 mg. • Cloro (Clo) 3500 mg. • Fósforo (P) 30 a 50 mg.


16 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

• Hierro (Fe) 0.500 a 1750 mg • Iodo (I) 0.030 a 0.065 mg • Magnesio (Mg) 10 a 30 mg. • Potasio (K) 160 a 220 mg. • Sodio (Na) 3150 a 3300 mg. • Sulfatos (SO4” ) 220 a 620 mg. Además, el plasma sanguíneo contiene pequeñas cantidades de flúor y sílice. Según investigaciones hechas por Schank, las cenizas del cuerpo humano contienen fósforo, azufre, hierro, sodio, potasio, calcio, magnesio, cloro, flúor, yodo y silicio; además, indicios de cobre, cobalto, níquel, manganeso, estaño, zinc, oro, mercurio, aluminio y arsénico. Con los análisis precedentes compárese el de la leche. Mil gramos de leche contienen los siguientes cuerpos inorgánicos: • Potasio (K) 1500 mg. • Sodio (Na) 470 mg. • Calcio (Ca) 1100 mg. • Magnesio (Mg) 110 mg. • Hierro (Fe) 10 mg. • Fósforo (P) 780 mg. • Cloro (Cl) 1010 mg. La leche, además, contiene indicios de flúor y sílice. Un litro de leche es lo que se recomienda ingerir diariamente a un niño que pesa más o menos 6 kilos. Si 60 miligramos de magnesio diariamente bastan para suplir el déficit de esta sustancia en un niño, cuán pequeña ha de ser la dosis de magnesio que debe dársele en caso de neuralgia, siendo que esta afección sólo presenta un déficit mínimo de esta sustancia y todavía reducida a una pequeña parte del tejido nervioso. La cantidad en sustancias minerales contenida en una célula es pequeñísima. Por pesajes, medidas y cálculos, el fisiólogo C.Schmidt pudo comprobar que el contenido de cloruro de potasio de un glóbulo san-


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 17

guíneo equivalía más o menos a la billonésima parte de un gramo, que corresponde a la duodécima dilución decimal. Los medicamentos alopáticos también suelen tener acción si se les suministra en pequeñas dosis. Así, el profesor Dr. Hugo Schulz de Greiswald, dice: el sublimado en soluciones 1 x 600.000 hasta el 1 x 800.000 produce una intensa fermentación en una solución de glucosa, a la cual se ha agregado un poco de levadura. Los detalles se encontrarán en la Berliner Klinische Wochenschrift, del 4 de Noviembre de 1889. Para la dosificación de un medicamento bioquímico no debe tomarse como base la cantidad del producto patológico formado. Así, por ejemplo, un déficit mínimo de cloruro de sodio en las células epiteliales de una serosa puede producir una abundante exudación serosa. Por el contrario, una pequeñísima dosis de sal común que supla el déficit de esta sal es capaz de producir la reabsorción del proceso. Por lo expuesto, referente a las relaciones cuantitativas de las sales que deben existir en las células, todo médico que emplee medicamentos bioquímicos podrá elegir las dosis según su parecer. En mi profesión, uso generalmente la sexta trituración decimal, y Ferrum Phosphoricum, Silicea y Calcium Fluoratum los doy en la 12º potencia. En casos agudos tómese cada hora o cada dos horas una tableta. En casos crónicos, tres o cuatro veces al día una tableta. Se podrá tomar seca o disuelta en una cucharadita de agua. Un miligramo de sustancia debe contener por término medio 16 trillones de moléculas, por lo tanto, la sexta trituración decimal contiene más o menos 16 billones de ella. Esta cantidad es suficiente para restablecer el equilibrio de los movimientos moleculares que estaban alterados. Se podría hacer la siguiente objeción: la molécula de las sales, administrada como medicamento, se une a la sal homogénea contenida en la sangre y el fin curativo que se desea sería ilusorio. En contra de esto sólo puedo afirmar que esta unión no se verifica porque el anhídrido carbónico que circula en la sangre desempeña el papel de aislador de las moléculas de las sales. Los cuerpos inorgánicos que necesitan las plantas para su nutrición,


18 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

los absorben estas sólo en mínimas cantidades. Liebig dice: “Una gran cantidad de abono de tierras fosfatadas que se encuentra en polvo grueso, apenas puede compararse respecto de su eficacia con una cantidad mucho menor de abono, pero que se encuentra en estado de fina división, pues esta división hace que el abono se encuentre igualmente repartido por todo el suelo. Una raicilla de la planta seca del lugar en que ella se encuentra, muy poca cantidad de alimento, pero para el crecimiento y nutrición de la planta es indispensable que este mínimo de sustancia alimenticia se encuentre precisamente en aquel lugar”. (Véase: Chemische Briefe de Liebig, II Tomo, Pag. 295).

Las sustancias minerales insolubles en el agua que se encuentran en la tierra son disueltas por los jugos ácidos que contienen las raicillas para que puedan aprovecharse por la planta. Una sustancia mineral que llega al estómago del hombre es atacada por el ácido clorhídrico del jugo gástrico. Si, por ejemplo, se ingiere una sal de hierro, esta se transforma en el estómago en cloruro de hierro. Por lo tanto, si se quiere suministrar al organismo enfermo un fosfato de hierro (ferrum phosphoricum), este no debe pasar por el estómago. Por eso es necesario darlo en dosis mínimas, la sustancia deberá estar tan diluida que su molécula libre pueda atravesar directamente el epitelio de la boca, faringe, y esófago, y llegar así a los capilares sanguíneos. Toda sustancia poco soluble en el agua deberá diluirse hasta alcanzar el grado de la sexta decimal: las sustancias solubles en agua atraviesan el epitelio nombrado aún en soluciones más diluidas. En la tercera edición del Bäder Almanach, del año 1886, en la página 121, se puede leer la siguiente observación: “Por los resultados obtenidos y por los análisis hechos del agua de Rilchingen se desprende que esta agua contiene todos los principios con los cuales el Dr. Schüessler, por medio de su Terapéutica Abreviada, trata bioquímicamente las enfermedades”. En el agua de Rilchingen algunos cuerpos minerales se encuentran en muy pequeñas cantidades. Así, por ejemplo, tenemos al fosfato de magnesio en la octava dilución decimal, al cloruro de potasio en la quinta, y al ácido silícico en la sexta decimal.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 19

En las cartas balneológicas del profesor Beneke se puede leer lo siguiente: “Sobre un punto debo llamar especialmente la atención y es el que se refiere al grado de concentración que deben tener las soluciones salinas al suministrarlas al organismo. Estoy convencido de que el gran poder curativo que tienen algunas termas es debido, esencialmente, a que sus aguas contienen los principios activos muy diluidos. Y me parece que con dosis muy pequeñas podemos obtener los mejores resultados”. Desde el punto de vista bioquímico, empero, no deberán recomendarse aguas minerales. Las sustancias bioquímicas se darán aisladas; las mezclas son inadmisibles. Es preferible que la dosis de un medicamento bioquímico sea más bien demasiado pequeña que demasiado grande. Si es demasiado chica, repitiendo la dosis se conseguirá el resultado apetecido; en cambio, si es demasiado grande nunca se conseguirá el fin. La frase “mucho ayuda mucho” se basa en un error tradicional que, por sus consecuencias, puede traer funestos resultados. Grandes dosis de hierro, por ejemplo, después de arruinar el estómago, salen junto con los excrementos, sin haber estado siquiera en contacto con la enfermedad a la cual debían curar. Muchos médicos creen que deben ser usadas grandes dosis para combatir las enfermedades. Sin embargo, no tienen mucha fe en sus medicamentos, pues, al enfermarse ellos mismos, no toman medicinas. Prescribiendo sus píldoras y jarabes a otras personas enfermas recuerdan a un yerbatero que decía: “En mi jardín crece un nabo muy famoso; yo no lo puedo comer por el mal gusto que tiene, pero es un buen alimento para la servidumbre”.


20 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Características de los Medicamentos Bioquímicos Ferrum Phosphoricum El hierro y las sales de hierro tienen la propiedad de absorber oxígeno. El hierro que se encuentra en los glóbulos sanguíneos, se combina con el oxígeno respirado, al que transporta a los diversos tejidos del organismo. El azufre contenido en los glóbulos sanguíneos y en los sulfatos de otras células, desempeña el papel de portador del oxígeno, elemento que es destinado a todas las células que contengan hierro y sulfato de potasio. Si por un agente extraño la molécula de hierro contenida en las fibras musculares ha sufrido una alteración en sus movimientos, estas fibras se relajan. Si esta afección ataca a las fibras circulares de los vasos sanguíneos, estos se dilatan, aumentando por consiguiente su contenido de sangre. Esto es lo que se denomina hiperemia por excitación. Esta hiperemia es lo que caracteriza el primer grado de las inflamaciones. Si las células antedichas, por una intervención terapéutica con fosfato de hierro, han recobrado su estado normal, se hacen capaces de defenderse contra el agente productor de la hiperemia, el que es absorbido por los vasos linfáticos, para ser eliminado después. Si las fibras musculares de las vellosidades intestinales han perdido moléculas de hierro, las vellosidades pierden su función. Consecuencia de ello es una diarrea. Si las fibras musculares de la pared intestinal han perdido moléculas de hierro, los movimientos peristálticos del intestino se retardan, trayendo como resultado una dificultad en el vaciamiento de las heces. De lo expuesto se deducen las indicaciones del hierro. Si a las fibras musculares, que han perdido su tonicidad por falta de hierro, se les suministra una cantidad suficiente de este elemento, ellas recobrarán nuevamente su tonicidad normal; las fibras circulares de los vasos se contraen, el lumen de ellos se vuelve normal, y la hiperemia desaparece, y con ella la inflamación.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 21

El hierro cura: 1) El primer grado de toda inflamación. 2) Dolores producidos por hiperemia. 3) Hemorragias. 4) Heridas recientes, contusiones, torceduras, etc., suprimiendo la hiperemia. Los dolores que corresponden al hierro aumentan con los movimientos y disminuyen con el frío. En las fibras musculares el hierro se encuentra en forma de fosfatos por lo cual podrá emplearse el Ferrum Phosphoricum. • Potencia más usada: D12

Magnesium phosphoricum El fosfato de magnesio se encuentra en los glóbulos sanguíneos, en los músculos, en el cerebro, médula espinal, nervios, huesos y dientes. Si su molécula sufre una alteración de su movimiento en los nervios, se producen dolores, calambres o parálisis. Los dolores son intensos, punzantes, acompañados de una sensación de estrangulamiento. A veces son intermitentes y aún migratorios. Disminuyen por el calor y la presión, pero aumentan por el contacto suave. El fosfato de magnesio quita los dolores de la cabeza, de la cara, de muelas y de las extremidades, además cura los calambres del estómago, dolores del abdomen, generalmente irradiados del ombligo. Se alivian los dolores por medio de bebidas calientes, por flexión del tronco hacia adelante o ejerciendo presión con la mano sobre el vientre. Algunas veces se acompañan de diarreas líquidas. El fosfato de magnesio cura muchos calambres, espasmos, como ser espasmos de la glotis, tos convulsiva, trismo, calambres de la pantorrilla, hipo, tétanos, corea, retención de orina por espasmo vesical, etc. Las otras indicaciones del fosfato de magnesio se encontrarán en el capítulo “Escrofulosis y Tuberculosis”. • Potencia más usada: D6


22 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Calcium phosphoricum El fosfato de calcio se encuentra en todas las células, pero donde se encuentra en mayor cantidad es en los huesos. Desempeña una función muy importante en la neoformación celular, por lo que se usa en estados anémicos y como reconstituyente de los tejidos después de procesos agudos. Sobre todo, se usa en el raquitismo y craniotabes o en los casos de demora en la osificación de los huesos del cráneo, cuando las fontanelas quedan abiertas durante mucho tiempo, etc. Acelera la formación del callo óseo después de las fracturas, y la dentición. Esta última propiedad la comparte con el fluoruro de calcio. Si ha habido alteraciones en los movimientos moleculares del fosfato de calcio contenido en las células epiteliales de las serosas, se forma un derrame sero-albuminoso dentro del saco seroso. Así es como se forma el higroma de la rótula, la hidropesía de la rodilla, etc. Reemplazando las pérdidas por cantidades mínimas de fosfato de calcio, estos derrames se reabsorben. Si las células epidérmicas pierden fosfatos de calcio, se forman costras de albúmina en la superficie de la piel, cuya caída se puede provocar suministrando moléculas de fosfato de calcio. Si hay pérdida de esta sal en las células epiteliales de una mucosa, se produce una secreción albuminosa que se cura mediante el fosfato de calcio. El fosfato de calcio también sirve como medicamento contra los calambres y dolores producidos por la anemia. Estos dolores van acompañados de prurito, de sordera y de sensación de frío. • Potencia más usada: D6

Kalium Phosphoricum El fosfato de potasio se encuentra en las células nerviosas, musculares, glóbulos y plasma sanguíneo y en los líquidos intercelulares. Una alteración en los movimientos moleculares de ella produce: 1) En el cerebro: estados de temor, tristeza, susto, nostalgia, recelo, agorafobia, pérdida de memoria, etc. 2) En los nervios vasomotores: pulso pequeño y frecuente primero; después, lentitud del mismo.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 23

3) En los nervios sensitivos: dolores con sensación de parálisis. 4) En los nervios motores: debilidad muscular y nerviosa que puede llegar hasta la parálisis. 5) En las fibras tróficas del simpático: disminución de la nutrición, que puede llegar hasta la supresión absoluta de ella en una zona limitada de un tejido, provocando el reblandecimiento y necrosis de él. Todas las alteraciones psíquicas tienen el carácter de las depresiones. El fosfato de potasio cura los estados depresivos psíquicos y corporales: hipocondría, histeria, neurastenia, insomnios, calambres, además se usa en casos de parálisis, estados pútridos, hemorragias sépticas, escorbuto, tifo; atrofia muscular progresiva; úlcera redonda del estómago porque es producida por una alteración de las fibras tróficas del simpático; además se usa en la alopecia areata (no confundir con el Herpes tonsurans). También la Alopecia areata es producida por una alteración funcional de las fibras tróficas del simpático. • Potencia más usada: D6

Kalium Chloratum El cloruro de potasio, que se encuentra en casi todas las células, se hall íntimamente ligado a la fibrina. Disuelve los exudados blancos o blanco grisáceos de las mucosas y los exudados crupales o diftéricos, y en el segundo grado de la inflamación de las serosas cuando hay un exudado plástico. Cuando las células epidérmicas han perdido cloruro de potasio, hay salida de fibrina en forma de una sustancia blanca o blanco-grisácea que, al secarse, queda cubriendo la piel en forma de una capa de polvo blanco. Si la causa irritante ha obrado sobre el tejido colocado debajo de la epidermis entonces sale fibrina mezclada con suero, la que levanta la epidermis formando vesículas. Procesos semejantes se pueden producir en las células de los epitelios. • Potencia más usada: D6


24 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Natrium Muriaticum (Sal común o cloruro de sodio) El agua que ingerimos por las bebidas y alimentos pasa a través de las células epiteliales de la mucosa del tubo digestivo a la sangre. Este fenómeno se produce a causa del cloruro de sodio que se encuentra en las células nombradas y en la sangre, sal que tiene la propiedad de absorber el agua. El agua tiene por objeto bañar las células de los tejidos. Toda célula contiene sodio, cuerpo que se combina con el cloro que ha quedado en libertad al descomponerse el cloruro de sodio contenido en los líquidos intercelulares. El cloruro de sodio, resultante de esta combinación dentro de la célula, atrae el agua. Efecto de esto es el crecimiento y la división de la célula. Solo así puede efectuarse la multiplicación de las células. En caso de que no se forme cloruro de sodio en las células, el agua no penetra dentro de ellas y queda en los líquidos intercelulares produciendo una hidremia. Los enfermos atacados de esta enfermedad tienen la cara hinchada, edematosa; se sienten decaídos y cansados. Tienen escalofríos, las extremidades de los miembros heladas y sensación de frío a lo largo de la columna vertebral. Además sienten la necesidad de comer sal. Las células pobres en cloruro de sodio piden sal. La sal que estos enfermos ingieren en grandes cantidades no los cura porque las células absorben el cloruro de sodio sólo en soluciones muy débiles. Un exceso de sal común en los líquidos intercelulares puede hacer que estos enfermos sientan un gusto salado en la boca (irritación de los nervios glosofaríngeo y lingual) y que las secreciones patológicas en las mucosas o en las heridas de la piel se hagan irritantes. La sal que contienen las células normales de las serosas, regula el paso del agua de la sangre a estas serosas. Una alteración en las funciones moleculares de esta sal trae consigo un derrame dentro del saco seroso. Si esta alteración se subsana mediante dosis mínimas de cloruro de sodio, las células vuelven a su estado normal y son capaces de reabsorber el derrame.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 25

Una alteración en los movimientos moleculares de esta sal, que se produzca en el epitelio de las glándulas lagrimales o salivales, trae como consecuencia una mayor producción de lágrimas o saliva respectivamente. Si una causa irritante actúa sobre una rama dentaria del trigémino, este nervio transmite la excitación por las fibras secretoras del simpático a las células epiteliales de las glándulas salivales, produciendo aquí una alteración de la molécula del cloruro de sodio, lo que trae como consecuencia salivación abundante y dolores de muelas. Las células epiteliales de la mucosa intestinal facilitan, por medio de la sal que contienen, el paso del agua del intestino a las ramificaciones de la vena porta. Cualquiera alteración de su función produce una corriente inversa, es decir, el paso de líquido de la sangre al intestino lo que va a provocar una diarrea líquida. Si además han sido atacadas las células mucosas del intestino, las diarreas serán acuosas y mucosas. La mucina de las células mucosas sale en forma de mucus vítreo, transparente. Si las células mucosas tienen muy poco cloruro de sodio y mucina, la secreción mucosa será menor. El cloruro de sodio que se encuentra en las células epiteliales de las glándulas mucosas del estómago, es descompuesto por el ácido carbónico que circula en la sangre; el sodio libre se combina con el ácido carbónico y esta combinación queda en la sangre, mientras que el cloro libre se combina con el hidrógeno y llega al estómago en forma de ácido clorhídrico. Cuando falta cloruro de sodio en las células epiteliales de las glándulas mucosas del estómago, no se forma ácido clorhídrico y hay mayor cantidad de mucus alcalino que cubre la mucosa estomacal; se producen catarros del estómago con vómitos mucosos. Si hay alteraciones funcionales graves en la molécula de la sal común, se puede transudar suero sanguíneo al estómago produciendo los vómitos acuosos. Si una cantidad de células colocadas debajo de la epidermis no tienen sal, no podrán absorber el agua destinada a ellas y esta agua formará vesículas que contienen un líquido cristalino. Algo semejante puede producirse en la conjuntiva. Las secreciones pueden estar disminuidas o aumentadas al mismo


26 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

tiempo, pero en puntos diferentes a causa de alteraciones funcionales del cloruro de sodio. Así, por ejemplo, puede coexistir un catarro estomacal, acompañado de vómitos mucosos y acuosos, con un estreñimiento causado por una menor secreción mucosa en el intestino grueso. • Potencia más usada: D6

Natrium phosphoricum El fosfato de sodio se encuentra en los glóbulos sanguíneos, en las células musculares y nerviosas y en los líquidos intercelulares. Por la presencia del fosfato de sodio, el ácido láctico se descompone en ácido carbónico y agua. Esta sal tiene la propiedad de combinar el ácido carbónico, a razón de una parte de ácido fosfórico que contiene, por dos partes de ácido carbónico. El ácido carbónico así combinado es transportado a los pulmones. El oxígeno respirado descompone la combinación del ácido carbónico con el fosfato de sodio; el ácido carbónico sale por la respiración y es reemplazado por el oxígeno que es absorbido por el hierro que contienen los glóbulos rojos. El fosfato de sodio se emplea en aquellas enfermedades que son producidas por un exceso de ácido láctico, como sucede en las enfermedades de los niños que han sido sobrealimentados con leche y azúcar y que tienen una gran cantidad de ácidos. Los síntomas correspondientes son: flatulencia ácida, vómitos de masas ácidas y de aspecto de queso, diarreas amarillo-verdosas, dolores al vientre y calambres con acidez. Dos son los factores que disuelven el ácido úrico en la sangre: la temperatura de la sangre y la presencia de fosfato de sodio. En las articulaciones se puede precipitar el ácido úrico por falta de fosfato de sodio o se combina con la base del carbonato de sodio y forma urato de sodio insoluble, produciendo enfermedades denominadas artritis úrica o reumatismo articular agudo, respectivamente. Durante un ataque de artritis, la eliminación de ácido úrico está un tanto disminuida porque este ácido es retenido en la parte enferma. El fosfato de sodio sirve también para saponificar las grasas; se usa, por lo tanto, en aquellos estados dispépticos que han sido producidos por una indigestión de grasas.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 27

Más detalles sobre el fosfato de sodio se encontrarán en el apartado sobre “Escrofulosis y Tuberculosis”. • Potencia más usada: D6

Calcium fluoratum El fluoruro de calcio se encuentra en la superficie de los huesos, en el esmalte de los dientes, en las fibras elásticas y en las células de la epidermis. Una alteración en los movimientos de su molécula con pérdidas de ellas, trae como consecuencia: 1) En la superficie de los huesos un exudado duro e irregular. 2) Una relajación de las fibras elásticas y por esto dilatación de los vasos (hemorroides); relajación y cambio de situación del útero; relajación de la pared abdominal, vientre colgante; escasas, contracciones uterinas post-partum y hemorragias uterinas. 3) Salida de queratina (1) de las células epidérmicas. El exudado se seca inmediatamente formando una costra adherente, como suele observarse en la palma de la mano, por ejemplo. Trabajando con estas manos enfermas se forman grietas en las costras. Fuera de estas enfermedades el fluoruro de calcio se usa como medicamento contra: a) El cefalohematoma, porque facilita la reabsorción del anillo óseo; b) Exudados endurecidos, por ejemplo; en las manos y testículos. referente a los exudados endurecidos, hay dos posibilidades de reabsorción de ellos. a) Por la presión del exudado endurecido las fibras elásticas, que se hallan cerca de él, han perdido su función. Administrando moléculas de fluoruro de calcio, estas fibras se restituyen in integrum, pudiendo deshacerse del exudado, que es absorbido por los vasos linfáticos. b) Por acción del anhídrido carbónico contenido en la sangre, el fluoruro de calcio pierde una parte del flúor que se combina con hidrógeno naciente para formar ácido fluorhídrico; este produce la solución lenta del exudado, que es absorbido por los vasos linfáticos.


28 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

El mismo papel del ácido carbónico lo puede desempeñar el ácido sulfúrico, que se forma en la oxidación de las albúminas. • Potencia más usada: D 12

Silicea El ácido silícico es un componente de las células del tejido conjuntivo, de la epidermis, de los pelos y de las uñas. La Silicea se usa en casos que se haya formado un foco supurado en una inflamación del tejido conjuntivo o de la piel. Suministrando moléculas de Silicea a las células del tejido conjuntivo que han perdido su función por la presión del pus, estas células se restituyen in integrum y pueden eliminar el cuerpo extraño (pus) que puede ser absorbido por los vasos linfáticos o ser expulsados al exterior. En este último caso se produce la ruptura espontánea del foco purulento. La Silicea también puede provocar la reabsorción de un derrame sanguíneo por los vasos linfáticos. Si Calc. Phosph. no ha podido provocar la reabsorción de un exudado seroalbuminoso en una serosa, se puede usar Silicea, porque el retardo de la reabsorción puede ser debido a la falta de Silicea en el tejido conjuntivo subseroso. La Silicea cura asimismo afecciones reumáticas crónicas y artritis crónicas, porque se combina con el sodio del urato de sodio, formando un silicato de sodio soluble, que es eliminado por medio de los vasos linfáticos. Por esto mismo se usa contra las arenillas de los riñones. La Silicea puede provocar la sudoración de los pies que se había suprimido. Así, este cuerpo se transforma en un medicamento que indirectamente puede curar enfermedades que reconocían como causa la retención del sudor de los pies. Si una parte de las células del conjuntivo pierde Silicea, estas se atrofian. Esta afección suele observarse en el conducto auditivo externo de personas viejas, en que el conducto nombrado se encuentra dilatado y seco. • Potencia más usada: D12


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 29

Los Sulfatos El ácido sulfúrico resultante de la oxidación de las albúminas destruiría los tejidos, si no fuera que inmediatamente se combina con las bases de los carbonatos alcalinos (potasio y sodio), dejando en libertad el ácido carbónico.

Natrium sulfuricum Las propiedades del sulfato de sodio son opuestas a las del cloruro de sodio. Es cierto que ambos atraen el agua, pero con fines muy distintos. El cloruro de sodio atrae el agua que debe ser aprovechada por el organismo; el sulfato de sodio atrae el agua resultante del metabolismo celular y que debe ser eliminado del organismo. El cloruro de sodio provoca la división de las células; el sulfato de sodio le sustrae el agua a los leucocitos viejos, provocando con esto su destrucción. Por eso se usa en casos de leucemia. El sulfato de sodio es un excitante de las células epiteliales y nerviosas. El sulfato de sodio excita las células del epitelio renal, provocando con esto el paso de agua, que contiene sustancias disueltas y en suspensión, hacia los riñones. Así se forma la orina, que sale del organismo siguiendo el camino de los uretres y vejiga. El sulfato de sodio, al excitar las células epiteliales de los conductos biliares, del conducto pancreático y del intestino, facilita la eliminación de la secreción de estos órganos. Además tiene por objeto estimular las funciones de los nervios del aparato biliar, del páncreas y del intestino. Si los nervios sensitivos de la vejiga no son excitados por el sulfato de sodio, estas personas no sienten la necesidad de orinar y sufren, por lo tanto, de micciones involuntarias (enuresis). Por una acción irregular de sulfato de sodio produce retención de orina. En las células epiteliales y los nervios del aparato biliar hay una mayor o menor secreción y excreción de bilis. En caso de que los nervios motores del intestino grueso no sean excitados suficientemente por el sulfato de sodio se producen constipaciones y cólicos.


30 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Si a causa de una alteración de los movimientos moleculares del sulfato de sodio se retarda la eliminación de agua de los espacios intercelulares, entonces se produce una hidremia. La hidremia y las alteraciones funcionales del aparato biliar son causa de las siguientes enfermedades: Fiebre intermitente, influenza o gripe; diabetes, vómitos de bilis, edema, erisipela edematosa; vesículas en la piel que contienen un líquido citrino; eczemas, eritemas, tumores sicóticos, catarros con secreciones amarillentas o amarillo-verdosas. El estado de los enfermos que tienen hidremia empeora con el tiempo húmedo, en las cercanías del agua y pantanos y en casas húmedas; mejora con la sequedad. • Potencia más usada: D 6

Kalium sulfuricum Esta sal, que junto con el hierro transporta el oxígeno respirado a las células, se encuentra en todas aquellas células que contengan hierro. En caso de déficit de sulfato de potasio, se pueden presentar los siguientes síntomas: sensación de pesadez y cansancio, vértigos, escalofríos, palpitaciones, temor, tristeza y dolores de muelas, de cabeza y de los miembros. Estos síntomas se agravan en las personas que habitan piezas mal ventiladas, con el calor y en la tarde. Mejoran con el aire fresco. Se producen descamaciones epidérmicas y epiteliales, porque las células no reciben la cantidad necesaria de oxígeno. Esta descamación epitelial puede producir catarros mucosos de color amarillento. El sulfato de potasio empleado en dosis terapéuticas se usa en el período descamativo de la escarlatina, de la alfombrilla y de la erisipela. También cura los catarros de las vías respiratorias, de la conjuntiva ocular, de la mucosa nasal, etc. cuando la secreción es del tipo enunciado arriba. También cura un catarro del estómago, cuando la lengua esté saburral y cubierta de una capa mucosa de color amarillo; además, catarros del oído medio. El sulfato de potasio facilita el transporte del oxígeno y este acelera la neoformación de las células epidérmicas y epiteliares que van a reem-


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 31

plazar a las células viejas que caen. También en la naturaleza sin vida, los sulfatos y el hierro desempeñan el papel de portadores de oxígeno. Si por ejemplo en la tierra se juntan un sulfato y un óxido de fierro con sustancias orgánicas en vías de descomposición, estas últimas absorben el oxígeno y los dos cuerpos minerales se combinan, formando sulfuros de hierro. Este compuesto se puede descomponer nuevamente con el oxígeno, formándose otra vez ácido sulfúrico y óxido de hierro, cuerpos que bajo circunstancias especiales pueden nuevamente desempeñar el papel de portadores de oxígeno. • Potencia más usada: D 6

Calcium sulfuricum Moleschott, en su obra “Fisiología de los alimentos”, coloca al sulfato de calcio entre las sustancias alimenticias. Esta obra fue escrita en el año 1859. Desde ese tiempo hasta hoy muchas ideas han sufrido modificaciones. En la obra de Bunge sobre “Química Fisiológica y Patológica”, aparecida en el año 1887, el sulfato de calcio únicamente aparece en los análisis de la bilis, y aquí solo en dos. En otros dos análisis no se encontró. Bunge dice lo siguiente del azufre; penetra al organismo animal sobre todo en combinación con las albúminas, de las cuales se desprende, por oxidación de ellas, en forma de ácido sulfúrico. Este ácido se combina con los álcalis y en esta forma es eliminado del organismo, para empezar nuevamente su camino. El ácido sulfúrico en el organismo se encuentra siempre combinado con los álcalis, es decir, sodio y potasio y no con el calcio o magnesio. El sulfato de calcio se ha usado con buenos resultados en algunas enfermedades (procesos supurados, afecciones de la piel y mucosas); pero, como acabamos de ver que no forma parte constantemente en la composición del organismo, debemos usar mejor Natrium Phosphoricum o Silicea.


32 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Terapéutica Bioquímica Las sustancias inorgánicas que se encuentran en la sangre y en los tejidos, bastan para curar cualquier enfermedad que sea curable. Envenenamientos producidos por el abuso de medicamentos, como quinina, mercurio, etc., se pueden curar con dosis mínimas de sales contenidas en las células. Los síntomas determinan la elección del medicamento. Las intoxicaciones medicamentosas enunciadas se pueden curar por las sales celulares. No sucede lo mismo con las intoxicaciones agudas producidas por el arsénico, fósforo, etc., que deben curarse según las reglas conocidas. Muchos médicos sostienen la idea de que las combinaciones orgánicas contenidas en el organismo también deberían ser encuadradas dentro de la terapéutica bioquímica. Tal idea se basa en un error, el cual trataré de explicar. La terapéutica bioquímica es, como se ha dicho, análoga a la Agricultura química. Si a una planta se le suministran las sustancias inorgánicas que le corresponden, ella misma se fabrica los cuerpos orgánicos que necesita su organismo. Una planta jamás se abonará con clorofila para que forme el verde de las hojas, porque es sabido que el hierro contenido en la planta es el cuerpo generador del clorofilo de las hojas. Nunca se abonará el suelo con lecitina, nucleína, etc., para darle a la planta el fósforo que necesita, sino con fosfato de calcio. La planta le sustrae el ácido fosfórico al fosfato de calcio, ácido que combina después con las sustancias que ella contiene para formar la lecitina, nucleína, etc. Si a alguien se le ocurriese decir que los Químicos Agricultores están en un error al abonar sólo con tres sustancias y que debería dársele a la planta las sustancias orgánicas que esta contiene (como, por ejemplo: clorofila, goma, resina, aceite, almidón, azúcar, ácido málico, etc.) no cabría otra respuesta que encontrar ridícula tal afirmación.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 33

Si el organismo humano contiene alimentos orgánicos como albúmina, grasa e hidratos de carbono y las sales inorgánicas que necesita, en la proporción normal, entonces, por acción del oxígeno y por las diferentes combinaciones y descomposiciones, se deberán formar los cuerpos orgánicos que necesita el organismo. En tal caso se puede afirmar que un individuo está sano. Las síntesis, que antes se creían eran exclusivamente de las plantas, también se efectúan en el organismo animal. Entre los que creen que también debe encuadrarse dentro de los medicamentos bioquímicos a los cuerpos orgánicos, citaré al Dr. Ring, de Wards Islands, New York, el que me critica que yo no haya aceptado como medicamento bioquímico a las sustancias orgánicas primitivas. Entre otras cosas dice: “Las sustancias orgánicas, como la queratina, tirosina, creatinina, etc., son componentes normales de aquellos tejidos en los cuales se desarrollan los cánceres. Por lo tanto, estamos autorizados para creer que estas sustancias, bien preparadas y administradas, tengan una acción específica sobre los tejidos similares”. Esto, en parte es cierto, pero en parte no. Cierto es que la queratina es un componente de algunos tejidos, pero falso es que la creatina y la creatinina sean componentes de los tejidos. Sólo se encuentran como productos de desintegración celular. Todos los cuerpos orgánicos, como la creatina, creatinina, urea, ácido úrico, etc., que son eliminados por la orina normal, deben considerarse como productos finales de la oxidación de las sustancias alimenticias orgánicas. Se podría comparar con la resina que algunas plantas eliminan como sustancia inútil al organismo. La idea de sanar un tejido enfermo con un tejido análogo sano es un tanto extraña. El tejido cartilaginoso es parecido al tejido mucoso. El medio funcional de ambas es el cloruro de sodio. Una coriza, afección del tejido mucoso, que se cura con cloruro de sodio, ¿se podrá acaso sanar con una preparación de cartílago? El Dr. Ring y sus partidarios hacen preparar las sustancias elegidas por ellos para ensayarlas en personas sanas. Este sistema no puede ser otra cosa que una fábrica de síntomas y seguramente estos últimos serán de lo más curiosos.


34 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Si el criterio químico-fisiológico de estos señores fuera un poco más elevado, ellos mismos se convencerían de que su sistema no es más que un juego de niños. Si ellos suministran, por ejemplo, lecitina, el efecto producido será igual al de cualquier fosfato. Si dan queratina, cuerpo muy rico en azufre, el efecto será de un sulfato. ¿Por qué ir tan lejos, siendo que la Bioquímica nos ofrece cinco fosfatos y dos sulfatos? Si una sal inorgánica es eliminada en exceso por la orina, hay un déficit de esta sal en los tejidos a causa de una alteración en los movimientos moleculares de ella. En este caso está indicada la aplicación de una sal homogénea como medio curativo. Un mínimo contenido en los tejidos se refiere siempre a una sal inorgánica y nunca a una sustancia orgánica; por eso, jamás se usarán sustancias orgánicas como medios curativos. El que tenga dudas acerca de esto, que trate de curar cualquier enfermedad con moléculas de cola, mucina, tirosina, elastina, azúcar, grasas, etc. El resultado será negativo. Para la construcción y mantenimiento del organismo humano se necesitan los siguientes cuerpos: oxígeno, grasas, albúmina, sustancia colágena, mucina, queratina, elastina, hemoglobina, lecitina, nucleína, colesterina, agua y sales inorgánicas. La albúmina es el componente principal del plasma sanguíneo y de la linfa; se encuentra en las fibras musculares, en los cilindro-ejes de las fibras nerviosas y en el protoplasma de todas las células. La sustancia colágena forma el armazón orgánico de los huesos, cartílagos, ligamentos y tejidos conjuntivos. La mucina se encuentra en las células epiteliales de las mucosas. La queratina forma la base orgánica de la epidermis, pelos y uñas; la elastina es la base de las fibras elásticas. La sustancia colágena, la mucina, queratina y elastina son productos resultantes de la oxidación de las albúminas. La hemoglobina de los glóbulos rojos es una combinación de una sustancia proteica con un cuerpo rico en hierro, la hematina. La lecitina y la nucleína están formadas por la combinación de albúmina, grasa y un fosfato.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 35

Fuera de estas sustancias, se encuentran en el organismo otros cuerpos orgánicos e inorgánicos que son productos catabólicos y de desintegración celular y que deben ser eliminados del organismo. Entre estos productos de desintegración celular nombraremos los siguientes; creatina, creatinina, etc.; y entre los productos resultantes de la descomposición de las albúminas tenemos la tirosina, la leucina, etc. Las albúminas y las grasas son sustancias de reserva y fuentes de energía; el oxígeno, los hidratos de carbono y la cola son fuentes de energía; las sales inorgánicas son sustancias de reserva y reguladores de las funciones vitales. La compensación de las alteraciones funcionales es equivalente al restablecimiento de la salud. Este fin se consigue bioquímicamente sólo con sales inorgánicas. La esperanza del Dr. Ring y sus partidarios de curar las enfermedades por medio de tirosina, creatina, etc., se basa en un error de apreciación, que desaparece si se le mira desde el punto de vista fisiológico.


36 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Aplicaciones y usos prácticos La Fiebre La fiebre tiene por objeto eliminar el agente patógeno y los productos de la enfermedad. El agente y los productos patógenos son llevados a las vías de eliminación por los productos de desintegración celular. Así se puede efectuar la curación espontánea. Pero esta no se produce siempre y nos vemos obligados entonces a ayudar al organismo por un tratamiento terapéutico. El que trate de hacer bajar la fiebre por medio de antipirina, antifebrina o quinina, sólo retardará el metabolismo y con esto la curación. Muchos médicos, sin embargo, proceden así, siendo este proceder en contra de la naturaleza. Que muchas personas se salven a pesar de este tratamiento, nos demuestra claramente cuán difícil es matar, según todas las reglas del arte, a una persona enferma. Otras veces sucede que el enfermo se muere. Hace poco leí en un diario que un enfermo con una neumonía leve se había muerto, después que se le hizo bajar la fiebre con una dosis demasiado fuerte de quinina. En lo que se refiere al tratamiento bioquímico de la fiebre se seguirán las reglas siguientes: en las fiebres producidas por una inflamación se dará Ferrum phosphoricum porque cura la hiperemia inflamatoria que produce la fiebre (véanse las características del hierro). Los aumentos de temperatura que acompañan las fiebres tifosas, puerperales y el reumatismo articular agudo, disminuyen a medida que mejoran estas enfermedades con Kalium phosphoricum, Natrium phosphoricum, etc. Exudados y Transudados • Salida de fibrina: Kalium chloratum • Salida de albúmina: Calcium phoshporicum • Salida de líquido claro: Natrium sulfuricum • Salida de mucus: Natrium muriaticum.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 37

• Si el exudado es sucio y fétido: Kalium phosphoricum. • Si un exudado mucoso es amarillento, se usará: Kalium sulfuricum • Para las inflamaciones flegmonosas de la piel se usa el Natrium phosphoricum. Si se forma un foco purulento se dará Silicea, que en algunos casos produce la absorción del pus, pero la mayoría de las veces provoca la ruptura del foco purulento hacia el exterior. • Si el pus es fétido, se dará Kalium phosphoricum; si quedan durezas, se dará Calcium fluoratum. Inflamaciones de las serosas • Meningitis, Pleuresía, Pericarditis, Endocarditis, Peritonitis. • Durante el primer estado de la inflamación se usará Ferrum phosphoricum. Para las indicaciones posteriores véase “Exudados”. • Neumonía con Pleuresía • Para el estado de la hiperemia: Ferrum phosphoricum. • Para las indicaciones posteriores véase “Exudados”. Artritis, Reumatismo Articular El natrium phosphoricum absorbe el ácido úrico acumulado en las partes enfermas, por lo cual el ácido se hace inofensivo. El Natrium phosphoricum, junto con el ácido úrico abandona después el organismo. Las acumulaciones de sales úricas se tratan por medio de Silicea. (Véase: características de la Silicea). Referente al reumatismo muscular, véase el párrafo titulado: “Dolores de la nuca, de la espalda y de los miembros”. Enfermedades de los riñones La nefritis se tratará con Ferrum phosphoricum, Kalium chloratum y Natrium phosphoricum. La albuminuria se tratará con Kalium sulfuricum, Calcium phosphoricum, Kalium phoshporicum y Natrium muriaticum. Los síntomas y la constitución del enfermo indicarán la elección del


38 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

medicamento correspondiente. La albuminuria que se presenta después de la escarlatina se curará con Kalium sulfuricum. Las células sanas del epitelio renal no dejan pasar la albúmina de la sangre; sólo las células enfermas dejan pasar la albúmina a los canalículos uriníferos. El epitelio renal se puede enfermar por falta de oxígeno, por la muerte prematura de sus células o por retardo en la división y neoformación celular. La Silicea impide la formación de cálculos renales. Fiebre puerperal El medicamento específico de esta enfermedad es el Kalium phosphoricum. Fiebre Tifoidea El medicamento específico contra la fiebre tifoidea es el Kalium phosphoricum. En los casos graves se puede usar también el Natrium muriaticum. Estados adinámicos y tifosos Si en el curso de una enfermedad aguda que vaya acompañada de fiebre (como difteria, escarlatina, viruela, etc.) se presenta sopor, la lengua seca, vómitos líquidos, etc., se dará Natrium muriaticum. Si los dientes están cubiertos de una sustancia pardo-oscura, las deposiciones son fétidas y hay hemorragias sépticas, se dará Kalium phosphoricum. Difteria En la forma más frecuente, la catarral, que tiene sólo un pequeño hinchamiento y un exudado blanco grisáceo, se usará el Kalium chloratum. Si el tumor es mayor y el exudado blanco es abundante conviene dar Calcium phosphoricum. Para el aumento de tamaño de las amígdalas con un exudado amarillo se usará Natrium phosphoricum.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 39

Si hay ardor se suministrará Kalium phosphoricum. Este medicamento también curará las parálisis postdiftéricas (voz nasal, estrabismo). En la difteria jamás debe usarse el agua de cal, el hielo, etc., ni tampoco las compresas de paños húmedos para provocar la sudoración. Con esto sólo se conseguirá disminuir las fuerzas del enfermo, lo que puede acarrear la muerte en los niños. Crup El crup falso se tratará con Kalium chloratum; el verdadero, con Calcium phosphoricum. Por las relaciones específicas que existen entre Calcium phosphoricum y la albúmina, las moléculas de este fosfato se combinan con las moléculas albuminosas del exudado crupal, adherente a la superficie de la mucosa. En vista de este hecho se produce la caída del exudado de la mucosa. Esta caída se puede acelerar dando alternativamente Calcium phosphoricum y Kalium sulfuricum. este último cuerpo facilita el paso del oxígeno de la sangre a los tejidos. El oxígeno, a su vez, facilita la neoformación celular a expensas de la albúmina del exudado. El tratamiento alternativo con Calcium phosphoricum y Kalium sulfuricum se puede emplear también en la difteria con exudado blanco. Disentería En la mayoría de los casos basta administrar Ferrum phosphoricum y Kalium chloratum. Si en el curso de la enfermedad se presentan delirios, vientre hinchado y si las deposiciones se hacen fétidas, se puede dar Kalium phosphoricum. Esta misma sustancia se puede emplear cuando las deposiciones son sanguinolentas. Dolores espasmódicos del vientre, que desaparecen por la presión o doblando el tronco, se curan por Magnesium phosphoricum. Escarlatina En los casos leves bastan Ferrum phosphoricum y Kalium chloratum.


40 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Para el tratamiento de los casos graves, véase los párrafos sobre la Difteria y Estados Adinámicos y Tifosos. La hidropesía post-escarlatinosa se tratará con Kalium sulfuricum. Viruela Al principio se usará también Kalium chloratum. Si las pústulas se hacen purulentas, se dará Natrium phosphoricum. Si se presentan síntomas de adinamia y hemolisis, se empleará Kalium phosphoricum. Si las pústulas se hacen confluentes, se dará Natrium muriaticum. Sarampión o alfombrilla Los síntomas acompañantes indicarán el tratamiento. Se usan sobre todo Ferrum phosphoricum, Kalium chloratum, Kalium sulfuricum y Natrium muriaticum. Gripe El medicamento para la gripe es Natrium sulfuricum. Los enfermos de gripe tratados por mí, quedaron sin complicaciones después de la enfermedad. Las complicaciones post-gripales que otros médicos han tenido en sus enfermos, eran de las que se curan mediante Natrium sulfuricum. Dolor de cabeza y de la cara • Dolores punzantes, acompañados de sensación de presión y de golpes, que empeoran al menor movimiento de la cabeza, son tratados con Ferrum phosphoricum. • Dolores con calor y rubor de la cara se tratan con Ferrum Phosphoricum. • Dolores acompañados de vómitos mucosos, transparentes o acuosos se curan por medio de Natrium muriaticum. • Dolores con vómitos de alimentos: Ferrum phosphoricum • Dolores con vómito blanco: Kalium chloratum.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 41

• Dolores que se presentan en personas pálidas excitables: Kalium phosphoricum. • Dolores violentos, punzantes, intermitentes y que cambian de lugar: Magnesium phosphoricum. • Ataques dolorosos seguidos de gran debilidad: Kalium phosphoricum. • Dolores que aumentan en la noche y en piezas calientes y que disminuyen con el aire fresco: Kalium sulfuricum. • Dolores acompañados de la aparición de pequeños tumorcitos en el cuero cabelludo: Silicea. • Dolores con lengua saburral y constipación: Natrium muriaticum. • Fiebre intermitente con síntomas de neuralgias de la cabeza y de la cara: Natrium sulfuricum o también Natrium muriaticum. • Dolores con prurito y sensación de frío y sordera: Calcium phosphoricum. • Los dolores de cabeza, que se presentan en los niños, se curan rápidamente con Ferrum phosphoricum Cuero cabelludo • Contra la caspa y la caída del pelo se harán fricciones en la cabeza con Natrium muriaticum. • Contra la Alopecía areata: Kalium phosphoricum • Contra el Herpes tonsurans: Natrium sulfuricum Conmoción cerebral El medicamento indicado es el Kalium phosphoricum. Si quedan trastornos visuales se usará Magnesium phoshporicum. • Hidrocefalia: Calcium phosphoricum. • Cefalohematoma: Calcium fluoratum. • Craneotabes: Calcium phoshporicum. • Persistencia de las fontanelas: Calcium phosphoricum.


42 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Si en algunas de estas afecciones se presentan diarreas fétidas, se dará Kalium phosphoricum. Delirium tremens En la mayoría de los casos se consigue una rápida curación con Natrium muriaticum. Si esta sustancia no tiene efecto, trátese con Kalium phosphoricum. Vértigo El vértigo causado por aflujo de sangre, se curará por medio de Ferrum phosphoricum: el vértigo nervioso se tratará con Kalium phosphoricum. Si hay trastornos gástricos, deberá observarse la saburra de la lengua. Oídos Los dolores producidos por hiperemia, los zumbidos del oído y la sordera se tratarán por medio del Ferrum phosphoricum. • En afecciones nerviosas se usará, según el caso, Magnesium phosphoricum, Calcium phosphoricum o Kalium phosphoricum. • Inflamación del conducto auditivo externo: Silicea. • Flujo de líquido amarillo: Kalium sulfuricum. • Flujo de pus: Silicea, Natrium phosphoricum. • Sordera producida por inflamación y catarro de la trompa de Eustaquio y de la caja del tímpano: Kalium chloratum, Natrium muriaticum. • Si se supone que una sordera sea debida a la presencia de exudados endurecidos en el oído interno, suminístrese Silicea y Calcium fluoratum. Paperas o Parotiditis Kalium chloratum. Si hay abundante flujo de saliva: Natrium muriaticum.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 43

Dolores de muelas • Dolor con salivación y lagrimeo: Natrium muriaticum. • Dolor con hinchamiento de las encías y mejilla: Kalium chloratum. Si este medicamento no tiene efecto, se dará Silicea. Si la tumoración es dura, se dará Calcium fluoratum. • Dolor que cambia de sitio, que es intermitente y que disminuye por el calor: Magnesium phosphoricum. • Dolor que disminuye con la presión y se exacerba al tacto suave: Magnesium phoshporicum. • Dolor que aumenta en piezas calientes y de noche y que disminuye con el frío: Kalium sulfuricum. • Calor en las mejillas, con dolor que aumenta por las bebidas caliente y disminuye por las bebidas frías: Ferrum phosphoricum. • En casos de hemorragias de las encías o cuando tienen un reborde rojizo: Kalium phosphoricum. • Si el diente doloroso está suelto y es muy sensible al menor contacto: Calcium fluoratum. Trastornos en el período de dentición en los niños • Calcium phosphoricum y sobre todo Calcium fluoratum facilitan la erupción de los dientes. • si se presenta fiebre: Ferrum phosphoricum; • calambres con fiebre: Ferrum phosphoricum; • calambres sin fiebre: Magnesium phosphoricum y Calcium phosphoricum; • Conjuntivitis: Ferrum phosphoricum y Calcium phosphoricum. • Salivación abundante: Natrium muriaticum. • Espasmo de la glotis: Magnesium phosphoricum. • Espasmo de la vejiga: Magnesium phosphoricum. • Diarreas (véase el párrafo sobre diarreas).


44 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Ojos • Blefaritis: Kalium chloratum, Natrium phosphoricum. • Orzuelo, endurecimiento de los párpados: Silicea, Calcium fluoratum. • Hiperemia de la conjuntiva sin secreción: Ferrum phosphoricum. • Secreción blanca o blanco grisácea: Kalium chloratum. • Secreción acuosa-mucosa: Natrium muriaticum. • Secreción mucosa amarilla: Kalium sulfuricum. • Secreción amarilla purulenta: Natrium phosphoricum o Silicea. • Secreción amarillo verdosa: Natrium sulfuricum. • Secreción semejante a la crema de la leche: Natrium phosphoricum. • Conjuntivitis de los recién nacidos: Medicamento principal: Natrium phosphoricum. Los otros medicamentos bioquímicos se elegirán según la clase de la secreción (al interior y en instilaciones). • Conjuntivitis en los escrofulosos: Natrium phosphoricum y Magnesium phosphoricum. • Tracoma: Kalium chloratum. • Inflamación de la córnea: Kalium chloratum, si el exudado es blanco grisáceo. Calcium phosphoricum, si es blanco, y Natrium phosphoricum, si es amarillo. • Flictenas en la córnea: Natrium muriaticum. • Ulceras superficiales: Kalium chloratum. • Ulceras profundas: Silicea Las opacidades de la córnea se lavarán varias veces al día con una solución diluida de Natrium muriaticum. Las moléculas de Natrium muriaticum que quedan en el punto en que hay una mancha, poco a poco van disolviendo la opacidad, por la propiedad que tiene esta sal de absorber el agua, la cual infiltra la mancha, con lo que esta desaparece. • Hipopión: Silicea. • Iritis: Kalium chloratum, Natrium muriaticum. • Retinitis: Ferrum phosphoricum. • Exudado de la retina: Kalium chloratum.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 45

• Fotofobia por hiperexcitabilidad, sin que la acompañen otros síntomas: Kalium phosphoricum. • Visión de puntos luminosos: Natrium phosphoricum, Magnesium phosphoricum. • Estrabismo espasmódico: Magnesium phosphoricum. • Estrabismo producido por lombrices: Natrium phosphoricum. • Estrabismo post-diftérico: Kalium phosphoricum. • Astenopia nerviosa: Kalium phosphoricum. • Astenopia hidrémica: Natrium muriaticum. • Fuertes y punzantes dolores en el ojo: - si estos son de origen nervioso, Magnesium phosphoricum; - si son de origen reumático, Natrium phosphoricum; - si son de origen gotoso: Silicea. • Dolores periódicos a los ojos con lagrimeo: Natrium muriaticum. Cavidad bucal • Si hay una inflamación catarral de la mucosa que recubre el paladar blando, las amígdalas y la faringe, se procederá según los síntomas que se presenten. • Si la mucosa está rojiza y dolorosa: Ferrum phosphoricum. • Si hay un exudado blanco: Kalium chloratum. • Si hay un exudado amarillo: Natrium phosphoricum. • Si hay un exudado transparente: Natrium muriaticum. • La angina tonsilar se tratará con Natrium phosphoricum. • La amigdalitis crónica se tratará con Magnesium phosphoricum. • Inflamación del úvula: Natrium muriaticum. • Inflamación de la lengua: • Si la lengua está rojiza y tumefacta se dará Ferrum phosphoricum. • Si hay supuración: Silicea. • Si hay endurecimientos: Calcium fluoratum.


46 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

• Estomacace y escorbuto: Kalium phosphoricum. • Encías: Si las encías están pálidas, se usará sobre todo Calcium phosphoricum. Si tienen un reborde rojizo está indicando Kalium phosphoricum, el cual también se usa en casos de hemorragias en las encías. • Saburra de la lengua: Si la capa saburral que cubre la lengua es blanca y no mucosa, se dará Kalium chloratum. Si la capa es mucosa y si en los bordes de la lengua hay saliva espumosa, se emplea Natrium muriaticum. • Si la lengua está limpia y húmeda se dará Natrium muriaticum. • Si la lengua está sucia y cubierta de una capa pardo-verdosa, y la boca amarga, se dará Natirum sulfuricum. Si la lengua está cubierta por una capa semejante a la mostaza líquida: Kalium phosphoricum. • Saburra amarilla y húmeda: Natrium phosphoricum. Si la lengua está cubierta de una capa mucosa amarilla: Kalium sulfuricum. La influencia de la saburra de la lengua en la elección del medicamento no se extiende a todas las enfermedades. Solamente se tomará en cuenta en los casos enunciados en esta obra. Si un individuo padece de una enfermedad crónica, un catarro crónico del estómago, por ejemplo, y si sobre esta afección se injerta una nueva enfermedad aguda, su saburra lingual no siempre tendrá la constitución característica de la nueva enfermedad. Si una enfermedad -principalmente una crónica - presenta síntomas vagos, la saburra lingual, en la mayoría de los casos, determina la elección del medicamento. Aftas • Si son blancas o blanco-grisácas: Kalium chloratum. • Si son amarillas: Natrium phosphoricum. • Si tienen un reborde rojizo: Kalium phosphoricum. Vómitos • Vómitos alimenticios: Ferrum phosphoricum. • Vómitos de alimentos y líquido ácido: Ferrum phosphoricum.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 47

• Vómitos de bilis sola: Natrium sulfuricum. • Vómitos mucosos transparentes: Natrium muriaticum. • Vómitos líquidos: Natrium muriaticum. • Vómitos de sangre: Ferrum phosphoricum, Kalium phosphoricum y Natrium phosphoricum. • Vómitos de mucus blanco: Kalium chloratum. • Vómitos de líquido ácido o de masas cascosas: Natrium phosphoricum. • Vómitos durante la dentición: Calcium phosphoricum, Calcium Fluoratum. • Mareo: Natrium phosphoricum. Ictericia Contra cualquier ictericia empléese primero Natrium sulfuricum. En la mayoría de los casos se conseguirá la curación con este medicamento. En segundo lugar están Kalium chloratum, Kalium sulfuricum y Natrium muriaticum, que se darán según otros síntomas que presente el enfermo. Dolores del estómago y del vientre • Gastritis aguda acompañada de fuertes dolores en la región del epigastrio, vómitos y fiebre: Ferrum phosphoricum. • En los enfermos que no habían sido tratados y que ya presentan decaimiento, lengua seca, etc., se hará un tratamiento con Kalium phosphoricum. • Dolores agudos y crónicos del estómago, que aumentan con la ingestión de alimentos y con la presión sobre el epigastro, acompañados de vómitos: Ferrum phosphoricum. • Dolores espasmódicos del estómago con lengua limpia: Magnesium phosphoricum. • Calambres del estómago: Magnesium phosphoricum. • Dolores de estómago con salivación abundante: Natrium muriaticum. • Dolores de estómago con vómitos mucosos y estitiquez: Natrium muriaticum. Si en este último caso los dolores no desaparecen con Natrium muriaticum, se dará Kalium chloratum o Kalium sulfuricum.


48 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

• Sensación de presión y de plenitud en el estómago y lengua saburral: Kalium sulfuricum. • Dolores de estómago y flatulencia: Magnesium phsophoricum. • Cólicos de la región umbilical: Magnesium phosphoricum. • Cólicos gaseosos en los niños, acompañados o no de diarreas: Magnesium phosphoricum. • Si hay acidez, dese Natrium phosphoricum. • En los dolores acompañados de vómitos, la constitución de estos últimos indicará el tratamiento. • Trastornos gástricos con hiperclorhidria: Natrium phosphoricum. Después de la ingestión de grasa: Natrium phosphoricum. • Ulcera del estómago: La úlcera redonda, que es producida por una alteración funcional de las fibras tróficas del simpático, se trata por medio del Kalium phosphoricum. • Cólicos gaseosos con estitiquez en los adultos: Natrium sulfuricum. • Cólico saturnino: Natrium sulfuricum (segunda dilución). • Cólico hepático (producido por un cálculo enclavado en el colédoco): Magnesium phosphoricum. • Natrium phosphoricum puede impedir la fomración de cálculos. Diarreas • Deposiciones líquidas, mucosas: Natrium muriaticum. • Deposiciones fétidas: Kalium phosphoricum • Deposiciones líquidas, verdosas: Natirum sulfuricum. • Deposiciones sanguinolentas, mucosas: Kalium chloratum. • Deposiciones purulentas, sanguinolentas: Natrium phosphoricum y aún Silicea. • Deposiciones que contienen materias no digeridas: Ferrum phosphoricum. • Diarreas producidas por hiperclorhidria: Natrium phosphoricum. • Diarreas líquidas que son precedidas de fuertes dolores abdominales: Magnesium phosphoricum.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 49

• Colerina y cóler: Natrium sulfuricum. Lombrices El Natrium phosphoricum actúa indirectamente sobre los ascárides, porque hace desaparecer el ácido láctico, que es el medio en que viven estos animales. Contra los oxiuros se emplea Natrium muriaticum. Hemorroides • El medicamento contras los hemorroides es Calcium fluoratum. • Si hay inflamación de ellas se usará Ferrum phosphoricum. • Si van acompañadas de fuertes dolores e inflamaciones se empleará Magnesium phosphoricum. • Los hemorroides mucosos se tratan con Natrium muriaticum. Diabetes Mellitius El medicamento empleado contra esta enfermedad es Natrium Sulfuricum. Si esta enfermedad se presenta con otros síntomas sobre los cuales el Natrium sulfuricum no tenga influencia, se dará la sustancia correspondiente a estos síntomas. Coriza • Romadizo crónico: Kalium chloratum. • En los escrofulosos: Natrium phosphoricum. • Coriza aguda, catarro nasal: Si la secreción es acuosa, transparente: Natrium muriaticum. • Si es mucosa, amarillenta: Kalium sulfuricum. Si es gruesa, purulenta: Natrium phosphoricum, o Silicea, respectivamente. • Contra la ozena se empleará Natrium phosphoricum.


50 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Ronquera • La ronquera común, que queda después de un resfrío, se cura con Kalium chloratum. • Si no da resultados esta sustancia, se puede dar Kalium sulfuricum. • Si la ronquera es debida a un esfuerzo de la voz (en los actores de teatro o cantores), se puede emplear Ferrum phosphoricum o Kalium phosphoricum. Tos • La tos corta, aguda, espasmódica, y muy dolorosa, se trata primero con Ferrum phosphoricum; después, con Kalium chloratum. • La verdadera tos convulsiva se trata con Magnesium phosphoricum. • Referente a la tos con expectoración, véase el párrafo sobre “Enfermedades de las Mucosas”. Asma El asma nervioso o verdadero se cura por medio del Kalium phosphoricum o Magnesium phosphoricum. La disnea acompañada o producida por catarros de las vías respiratorias se curará según la constitución de la secreción (véase “Enfermedades de las mucosas”). Coqueluche o Tos Convulsiva Durante el período de inflamación catarral se emplea Ferrum phosphoricum; en el período espasmódico se tratará con Magnesium phosphoricum. Contra los vómitos sirve Ferrum Phosphoricum. Según la constitución de la expectoración se usará Kalium chloratum, Natrium muriaticum y Kalium sulfuricum. Si aparece otro síntoma que acompañe esta enfermedad, se tratará este síntoma (con Kalium phosphoricum, Calcium phosphoricum , por ejemplo).


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 51

Edema pulmonar agudo Síntomas: Disnea, cianosis de la cara, tos con expectoración, en que el desgarro es seroso, espumoso. Tratamiento con Kalium phosphoricum y Natrium muriaticum. Enfermedades de las mucosas En la elección del medicamento se tomará como base la consistencia y color de la secreción. • Secreción fibrinosa: Kalium chloratum. • Secreción albuminosa: Calcium phosphoricum. • Secreción amarilla: Natrium phosphoricum. • Secreción mucosa amarillenta: Kalium sulfuricum. • Secreción verdosa: Natrium sulfuricum. • Secreción transparente: Natrium muriaticum. • Secreción purulenta: Natrium phosphoricum, Silicea. • Secreción fétida: Kalium phosphoricum. • Secreción ulcerativa: Natrium muriaticum y Kalium phosphoricum. Según este cuadro, se elegirán los medicamentos contra la expectoración, coriza, catarros de los senos frontales, leucorrea, etc. Pólipos Si la sustancia colágena, base orgánica del tejido conjuntivo, pierde fosfato de calcio, este tejido pierde su consistencia y se forman tumoraciones en él. Si el tejido conjuntivo submucoso está enfermo a causa de haber perdido fosfato de calcio, se formará en este punto un pólipo que se trata por medio de Calcium phosphoricum. Catarro vesical Se usa, sobre todo, Natrium phosphoricum (véase también “Enfermedades de las mucosas”).


52 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

• El catarro vesical crónico se tratará con Silicea. Hipertrofia de la próstata Magnesium phosphoricum. Retención e incontinencia de la orina Según vimos, el Natrium sulfuricum puede curar tanto la retención como la incontinencia de orina. Pero en los casos en que estas afecciones se deben a una neurastenia local o general, debe usarse Kalium phosphoricum como medicamento. La retención producida por un espasmo del esfínter vesical se cura con Magnesium phosphoricum. En los niños que tengan lombrices y que padezcan de enuresis nocturna, se dará Natrium Phoshporicum. La retención de orina en los niños producida por el calor se cura con Ferrum phosphoricum. Enfermedades de la piel Los medicamentos usados en las enfermedades de las mucosas también corresponden a las enfermedades de la piel: eczema, tiña, etc. • Vesículas con líquido serofibrinoso: Kalium chloratum. • Vesículas con líquido albuminoso: Calcium phosphoricum. • Vesículas con líquido cristalino: Natrium muriaticum. • Vesículas con líquido amarillo: Natrium phosphoricum. • Vesículas con líquido citrino: Natrium sulfuricum. • Vesículas con líquido purulento: Natrium phosphoricum y Silicea. • Vesículas con líquido sanguinolento, turbio: Kalium phosphoricum. • Pústulas sobre base infiltrada: Silicea. Las costras y escamas que quedan después de la ruptura de las vesículas se tratan con los siguientes medicamentos: • Si queda un polvo fino, blanco: Kalium chloratum.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 53

• Si quedan costras blanco-amarillentas: Calcium phosphoricum. • Si quedan escamas blancas: Natrium muriaticum. • Si quedan costras amarillas: Natrium phosphoricum. • Si quedan escamas amarillentas: Natrium sulfuricum. • Si quedan costras purulentas: Silicea. • Si quedan costras o escamas sucias y fétidas: Kalium phosphoricum. • Piel engrosada y dura en las manos, que puede tener o no grietas: Calcium fluoratum • Descamación de la epidermis sobre un fondo pegajoso: Kalium Sulfuricum. • Aumento de tamaño de las glándulas sebáceas: Natrium phosphoricum. • Inflamación y supuración de estas glándulas: Silicea. • Los eczemas húmedos se tratan con sales de sodio, indicando la constitución y el color del líquido, la sustancia que debe emplearse. • Los exantemas que se presentan después de la vacunación se tratarán con Kalium chloratum o Natrium phosphoricum. • El escozor en los niños se quita con Natrium phosphoricum y Natrium muriaticum. • Si al mismo tiempo hay diarreas de mal olor, se puede dar Kalium phosphoricum. • Urticaria: Kalium phosphoricum • Escozor de la piel: Magnesium phosphoricum. • Grietas en la piel: Calcium fluoratum. • Psoriasis: Magnesium phosphoricum. • Enfermedades de las uñas cuando se quiebran, se ponen amarillas, tienen manchas o se engruesan: Silicea. • Erisipela: La inflamación blanda y edematosa de la piel se trata con Natrium sulfuricum. - Si hay infiltración se dará Natrium phosphoricum. • Contra el herpes zoster o zona, empléese Natrium muriaticum.


54 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

• Pénfigo: El pénfigo vulgar (vesículas llenas de un líquido acuoso) se trata con Natrium sulfuricum, si el líquido es amarillento. • Si el líquido es cristalino: Natrium muriaticum. • El pénfigo maligno (vesículas con líquido sanguinolento) se trata con Kalium phosphoricum. • Quemaduras: Si se ha formado una ampolla, dese Natrium muriaticum. • Si hay úlceras cubiertas de un exudado blanco o grisáceo se puede dar Kalium chloratum. • Si hay supuración: Silicea (se usarán al interior y al exterior). • Sabañones: Natrium sulfuricum • Furunculosis: silicea • Carbunclo: Calcium fluoratum; después, Kalium phosphoricum. • Picaduras de insectos: Natrium muriaticum (al exterior). • Verrugas en las manos: Kalium Chloratum. Disuélvase una cantidad del tamaño de una arveja de la trituración de esta sustancia en una cucharada de agua. Con esta solución humedézcase varias veces al día la verruga y la piel que la rodea. • También se puede usar Natrium sulfuricum que le sustrae el agua a la base de la verruga, provocando con esto su caída. Mastitis En primer término se usará Natrium phosphoricum, que puede provocar la reabsorción. Si hay supuración se dará Silicea, y si hay endurecimiento: Calcium fluoratum. Ganglios linfáticos Véase el párrafo sobre “Escrofulosis y Tuberculosis”. Bocio Se tratará con Magnesium phsophoricum.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 55

Lesiones Mecánicas En casos de contusiones, heridas cortantes, torceduras, etc., inmediatamente debe darse Ferrum phosphoricum. Si después queda una tumoración en la parte afectada, dese Kalium chloratum. Si se forma un foco purulento, Silicea. Si hay gangrena: Kalium phosphoricum. Las fracturas de los huesos, fuera del tratamiento mecánico, necesitan Ferrum phosphorcium para las lesiones de las partes blandas y después Calcium phosphoricum para facilitar la formación del callo óseo. La tenalgia crepitans (dolores en los tendones y crepitación) que se desarrolla en los carpinteros en la parte dorsal y baja del antebrazo a causa de los grandes esfuerzos de rotación del brazo, la he curado rápidamente en dos casos, con Ferrum phosphoricum. Un tercer caso que había sido tratado alopáticamente y que se había hecho crónico, lo curé completamente con Kalium chloratum, pues el Ferrum phosphoricum no había dado resultados. • Ganglium tendinosum: Calcium fluoratum. Ulceras de la pierna Se usarán los mismos medicamentos que hemos indicado para las enfermedades de la piel y de las mucosas. En primer término, colocaremos al Natirum muriaticum y al Natrium sulfuricum. Las úlceras varicosas se tratarán con Calcium fluoratum. Enfermedades de los huesos La periostitis con tendencia a la supuración se trata con Silicea. Si la superficie ósea es irregular, cubierta de pequeños mamelones duros, se dará Calcium fluoratum. Este mismo medicamento se usa contra el cefalohematoma de los recién nacidos. El raquitismo se cura con Calcium phosphoricum. Si hay atrofia y diarreas fétidas se tratarán estas afecciones con Kalium phosphoricum. Si hay acidez, esta se eliminará por medio de Natrium phosphoricum. Los doctores Kassowits de Viene, Hagenbach de Berna y otros, su-


56 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

ministran fósforo en dosis mínimas a los enfermos que padecen de raquitismo. La receta que ellos dan es la siguiente: RP./

Fósforo blanco.....0.01

Aceite de almendras......10.00

Jarabe Simple.....

Goma Arábiga.....5.00 (llave uniendo jarabe simple y goma arábiga)

Agua destilada.......80.00

Esta mezcla representa la cuarta dilución decimal del fósforo; pero como se da por cucharaditas de té, la dosis diaria corresponde a la tercera dilución decimal (D3). Las moléculas de fósforo se combinan en el organismo con las moléculas de oxígeno y forman ácido fosfórico. este se combina con carbonato de calcio y forma fosfato de calcio, dejando en libertad anhídrido carbónico. Este tratamiento corresponde tanto cualitativamente como en cantidad a lo dicho referente a la curación del raquitismo, siempre que el fosfato de calcio se suministre en la tercera dilución. Una parte de las moléculas de fósforo o del ácido fosfórico se combina con el sodio que se encuentra en la sangre; por lo tanto, no todo el fósforo llega al tejido enfermo. Otras veces todo el fósforo se combina con el sodio. En este hecho se basan los resultados negativos que se obtienen algunas veces con este tratamiento. Por eso es mejor administrar fosfato de calcio que no se combina. Coxitis tuberculosa Natrium phosphoricum y Silicea. Hemorragias • Sangre roja fácilmente coagulable: Ferrum phosphoricum. • Sangre negra, espesa: Kalium chloratum. • Sangre rosada o roja oscura, muy líquida y acuosa que no coagula:


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 57

Kalium phoshporicum y Natrium muriaticum. • Las epistaxis de los niños se cohíben generalmente con Ferrum phosphoricum. Si hay predisposición a las epistaxis: Kalium phosphoricum. • Hemorragias uterinas: Ferrum phosphoricum, Calcium fluoratum y Kalium phosphoricum. • Hemorragias de los hemorroides: Ferrum phosphoricum, Kalium chloratum y Calcium fluoratum. Menstruación Los trastornos menstruales se tratarán según los síntomas secundarios que se presenten. Dolores de parto • Contracciones débiles del útero: Kalium phosphoricum. • Espasmos del útero: Magnesium phosphoricum. • Falta de contracciones uterinas después del parto: Calcium fluoratum. • Si hay una relajación de las fibras elásticas del útero. Kalium phosphoricum si hay trastornos nerviosos. Cólico Menstrual • Generalmente se usa Magnesium phosphoricum. • En las personas pálidas, débiles, neuróticas, se dará Kalium phosphoricum. • Cuando hay aceleración del pulso y rubicundez de la cara es preferible dar Ferrum phosphoricum. • Vaginismo: Ferrum phoshporicum, Magnesium phosphoricum. Secreción de Leche • Natrium sulfuricum la disminuye. • Calcium phosphoricum la aumenta.


58 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

• Si la leche es acuosa y de color azulejo, se dará Natrium muriaticum. Dolores de la nuca, de espalda y de los miembros • Dolores que sólo se sienten al hacer un movimiento o que aumentan con este: Ferrum phosphoricum (también se puede usar Kalium chloratum). • Dolores paralizantes, que mejoran con un poco de movimientos, que se exacerban con el trabajo prolongado (grandes caminatas) y que se sienten con más intensidad al levantarse de la posición sentada: Kalium phosphoricum. • Dolores acompañados de sordera, sensación de frío y hormigueo, que aumentan de noche y con el reposo: Calcium phosphoricum. • Dolores intensos, punzantes, intermitentes y que cambian de lugar: Magnesium phosphoricum. • Dolores que aumentan de noche y en las piezas abrigadas y que mejoran con el aire fresco: Kalium sulfuricum. • El tratamiento de los dolores que el enfermo no puede describir, se hará según los síntomas complementarios que se presenten, como ser eczemas, lengua saburral, etc. • Lumbago: Ferrum phosphoricum, Natrium phosphoricum. • Dolores de cadera: los nervios se tratarán con Kalium phosphoricum o Magnesium phosphoricum (según la clase de dolor). • Los dolores inflamatorios se tratarán con Ferrum phosphoricum. • Si los dolores son gotosos o reumáticos se empleará Natrium phosphoricum, y si son crónicos se usará Silicea. • El higroma de la rótula y la hidropesía de la rodilla se tratan por medio de Natrium muriaticum, Calcium phosphoricum y Silicea. Convulsiones, calambres y otras afecciones nerviosas Las palpitaciones se tratarán con Ferrum phosphoricum, Kalium chloratum, Natrium muriaticum, Kalium phosphoricum, Kalium sulfuricum, etc., según los síntomas complementarios que se presenten.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 59

Los principales medicamentos contra la epilepsia son: Kalium chloratum, Natrium muriaticum, y phosphoricum, Kalium phosphoricum y Magnesium phosphoricum, que se emplearán según el caso que se nos presente. Los ataques nocturnos se tratarán con Silicea. Las convulsiones que se observan en personas anémicas o raquíticas se tratan con Calcium phosphoricum. Magnesium phosphoricum, Calcium phosphoricum y Kalium phosphoricum se emplean en los siguientes casos: espasmos de la glotis, tétanos, trismus, calambres de la pierna o del brazo, corea, etc. El Kalium Phosphoricum se emplea en los calambres producidos por exceso de trabajo muscular. Agarofobia: Kalium phosphoricum. Fiebre intermitente Natrium sulfuricum y Natrium muriaticum son los medicamentos empleados contra este malestar. En primer lugar está el Natrium sulfuricum. Natrium muriaticum se usará en aquellos casos en que se presente un eczema de los albios u otro síntoma, cuya curación corresponde al cloruro de sodio. Natrium sulfuricum cura esta enfermedad porque destruye los glóbulos blancos y elimina el agua que hay de sobra en el organismo. Natrium muriaticum la cura, porque produce un aumento de los glóbulos rojos y porque reparte equitativamente el agua en los tejidos. Los enfermos atacados de fiebre intermitente no deberán comer sustancias grasas. Escrofulosis y Tuberculosis Es sabido que la lactosa, que contiene la leche, por fermentación se transforma en ácido láctico y este produce la coagulación de las albúminas contenidas en la leche. Además, se sabe que el Natrium phosphoricum desdobla el ácido láctico en ácido carbónico y agua. Estos fenómenos explican las adenitis producidas por la presencia de ácido láctico en los ganglios linfáticos y su curación por medio de Natirum phosphoricum.


60 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Si hay exceso de ácido láctico en el organismo, una parte de este ácido llega a los ganglios linfáticos, produciendo en ellos la coagulación de las albúminas de la linfa, lo que trae consigo la tumefacción de los ganglios. Esta afección se puede curar (siempre que el ganglio no esté duro) con Natrium phosphoricum, porque esta sal, según dijimos, destruye el ácido láctico, transformándolo en ácido carbónico y agua. Habiendo desaparecido el ácido láctico, las algúminas coaguladas se disuelven y pueden pasar nuevamente al sistema linfático. Como la linfa también contiene grasa, las albúminas se pueden caseificar. En caso de producirse esta caseificación en los ganglios o en otra parte, se dará Magnesium phosphoricum. Si no se produce la caseificación se dará Natrium phosphoricum. En caso de producirse, se usará Magnesium phosphoricum según vimos. Las células sanas, por medio de sus propios movimientos, son capaces de eliminar las sustancias que les son perjudiciales. Si las células que están cerca de estas masas caceosas, son incapaces de eliminar esta sustancia, quiere decir que les falta Magnesium phosphoricum. Suministrando cantidades mínimas de esta sal, las células se restituyen íntegramente y se hacen capaces de eliminar la sustancia caseosa, que sale del organismo por las vías de eliminación conocidas. Magnesium phosphoricum se ha usado también con buenos resultados contra el lupus y la tuberculosis incipiente. Al lado del Magnesium phoshporicum deberán usarse otros medicamentos bioquímicos para curar los catarros, hemoptisis, etc. ¿Dónde se encuentran los bacilos de la tuberculosis? Si hay tubérculos, los bacilos se encontrarán dentro de ellos, sirviéndoles los tubérculos de alimentos. Lo que el queso viejo es para el ácaro, el tubérculo lo es para el bacilo de Koch. Anemia y otros estados anémicos Los glóbulos sanguíneos cotienen, según dijimos, hierro, sulfato de potasio, cloruro de potasio, fosfato de potasio, fosfato de calcio, fosfato de magnesio, fosfato de sodio. El hierro que necesitan los glóbulos sanguíneos se encuentra en


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 61

cantidad suficiente en las albúminas de la sangre. Así, por ejemplo, en los glóbulos rojos normales, el hierro se encuentra en proporción de una parte de hierro por mil de la célula. Si en una célula sanguínea se encuentra un mínimo de sodio, no se podrá formar en ella la cantidad suficiente de cloruro de sodio; según esto, el contenido de agua del glóbulo no puede aumentar. Si en el líquido intercelular hay un mínimo de fosfato de calcio, no se puede organizar la albúmina. En los casos en que no se puede formar cloruro de sodio en las células sanguíneas, se administrarán dosis mínimas de esta sal. El cloruro de sodio del líquido intercelular forma una solución salina demasiado concentrada para las células; por lo tanto, se darán soluciones más diluídas. Los medicamentos empleados en la anemia son el cloruro de sodio y el fosfato de calcio. Si no es posible establecer cuál de estos medicamentos debe darse en un caso dado, está indicado el empleo alternativo de estas dos sustancias. Los estados anémicos, que reconocen como causa las depresiones psíquicas, se tratan con Kalium phosphoricum, porque en estos enfermos hay un mínimum de esta sal en la sangre. El estado general de los enfermos, o por lo menos algunos síntomas, corresponden a las características del Kalium Phosphoricum. Hay alópatas que ahora tratan la anemia por medio del calcio y que, sin saberlo, siguen con este tratamiento las reglas de la Bioquímica. Las personas anémicas, no rara vez sienten la necesidad de comer tiza (carbonato de calcio), lo que equivale a decir: las células enfermas piden cal. A este llamado de la naturaleza debería dársele la importancia que merece. La leucemia se trata con Natrium sulfuricum, porque esta sal provoca la desintegración de los leucocitos viejos al sustraerles el agua. Por esto mismo se usa también contra antiguos procesos supurados en personas leucémicas.


62 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

El Diagnóstico Fisionómico Dos estudiantes españoles, que iban de Peñafiel a Salamanca, descubrieron cerca del camino una tumba sobre la que se leían las siguientes palabras: “Aquí está enterrada el alma del licenciado Pedro García”. Uno de los estudiantes se rió porque no comprendió el epitafio y siguió su camino. El otro se quedó, levantó la piedra y encontró debajo de ella una bolsita llena de monedas de oro y un papel que decía que las monedas serían para aquel que comprendiera las palabras del epitafio. El objeto de recordar este cuento antiguo se verá en la exposición siguiente sobre diagnóstico fisionómico. Aquel que emplee sólo medicamentos bioquímicos y que estudie a sus enfermos, podrá saber con el tiempo qué medicamentos bioquímicos deberá usar, mirando sólo la cara del enfermo. Tal diagnóstico hecho por la fisonomía no bastará para la elección del medicamento; únicamente puede facilitarla o corroborarla. El que quiera aprender el diagnóstico fisiológico podrá hacerlo sólo autodidácticamente. El querer aprenderlo por libros nos traería muchas dudas. Un pastor conoce a cada individuo de su rebaño pero no es capaz de decir qué diferencias presentan. Quien quiera hacer diagnósticos por la fisonomía que estudie primero un tipo de cara. Así, por ejemplo, la cara de la sal común -sit venia verbio- que es la más fácil de reconocer. Grábese bien en la memoria la constitución y expresión de la cara de personas curadas con Natrium muriaticum. Todas ellas tendrán un carácter en común. Si ya se conoce bien la cara de la sal común, pásese a estudiar la cara de otra sal de sodio. Es lógico que aquellos médicos que tienen la costumbre de emplear dos o tres medicamentos a la vez, no aprendan nunca el diagnóstico fisionómico. La administración alternativa de dos medicamentos es permitida sólo en aquellos casos excepcionales en que es indispensable hacerlo.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 63

El que haya aprendido el diagnóstico fisionómico, pronto se convencerá de su importancia. A los que duden de la posibilidad de hacer diagnósticos por la cara del enfermo, les contaré el siguiente caso: en una clínica universitaria se había muerto un individuo al cual no se le había podido hacer el diagnóstico de su enfermedad. El profesor de Anatomía Patológica, al ver el cadáver, inmediatamente exclamó: “Cáncer de hígado”. La autopsia confirmó el diagnóstico. Es lógico que no se puede llegar a aprender el diagnóstico fisionómico si al lado de la bioquímica se hacen tratamientos inadecuados o ridículos, como serían por ejemplo las electrizaciones, después de haber dado un medicamento bioquímico. si un enfermo sana de esta manera, nadie podrá saber a qué factor se debe la curación. Al enfermo le será indiferente cuál tratamiento lo hizo sanar, pero no debe serle indiferente al médico, pues él no sacará ningún provecho del caso. Sería un error creer que se pueda acelerar una curación bioquímica por manipulaciones ridículas: el efecto contrario probablemente será el resultado. Un medicamento bioquímico está destinado a regular las alteraciones habidas en los movimientos moleculares en el punto enfermo. según esto, los movimientos moleculares producidos por la electricidad, perturbarían las funciones de aquellos. Es lo mismo que sucede con un reloj al cual se quiere hacer andar dándole golpes; lo único que se conseguirá será una perturbación de los movimientos del péndulo. Muchos dijeron que la bioquímica no era suficiente en todos los casos. Al que afirme esto puedo responder: estúdiese a fondo el diagnóstico fisionómico. Si lo ha comprendido, bien puede ser que un día se presente el caso que Ud. se vea obligado a dar Magnesium phosphoricum contra un estado séptico. El resultado será la curación. La diferencia de acción que hay entre Magnesium phosphoricum y el Kalium phosphoricum aún no se puede expresar en palabras.


64 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Remedios bioquímicos suplementarios Por los métodos modernos de investigaciones químicas se ha comprobado que en las cenizas del organismo humano se encuentran todavía, aunque en pequeñísimas cantidades, numerosas sales inorgánicas que podrían ser incorporadas a la esfera de acción de la bioquímica. En la ceniza de huesos se han descubierto pequeñísimas porciones de Lantano, Cerio, Didimo y Vanadio, en los excrementos humanos indicios de Cromo y Molibdeno. Queda, entre tanto, determinar aún el papel que juegan estos elementos en el organismo humano. En la medicina práctica ya fueron empleados los compuestos siguientes (según el Dr. Schoepfwinkel: Biochemische Welterkenntnis. 1 Band. Die Biochemie als Weltgesetz): • Kalium arsenicosum • Kalium bromatum • Kalium jodatum • Lithium chloratum • Magnanum sulfuricum Karium Arsenicosum en casos de epilepsia, neuralgias, malaria, hinchazón del bazo, escrofulismo, tumores de las glándulas linfáticas, inflamación de las amígdalas, asma, reumatismo, clorosis, dolores de huesos, erupciones cutáneas y afecciones crónicas de la piel (psoriasis, impétigo, eczema crónico, ictiosis, líquenes) enflaquecimiento y decaimiento general. Kalium Bromatum muestra su eficacia en las afecciones catarrales de la laringe, en las perturbaciones del cerebro, médula espinal y nervios, en la epilepsia, bocio (papera) muguet, en las molestias asmáticas. Se le emplea en alternación con los respectivos medicamentos indicados por Schüssler.


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 65

Kalium Jodatum contienen casi todas las células del cuerpo humano; se halla, sobre todo, en la glándula tiroidea, en el hígado, estómago, riñones, epidermis, pelo, uñas, en diversas glándulas (próstata, glándulas linfáticas, páncreas), en el bazo, útero, tendones y ejerce su acción sobre la concentración del suero de la sangre rebajándola y regulando de esta manera su presión relativa a la circulación. Refuerza las pulsaciones del corazón, mantiene el apetito, regula la digestión y estimula las funciones cerebrales. Lithium chloratum, en alternación con Natrium muriaticum, Natrium phosphoricum y Kalium phosphoricum, se administra en casos de atrofia y descomposición del tejido celular, contra el decaimiento general y consunción física, además contra las dolencias gotosas. Magnanum sulfuricum es el formador principal de la materia colorante de los glóbulos rojos de la sangre y debe emplearse alternando con Ferrum phosphoricum y Natrium muriaticum contra la clorosis, anemia, hemoptisis, en casos de menstruación de excesivo o débil desarrollo, y de otras hemorragias, tanto externas como internas, contra las erupciones herpéticas crónicas, los catarros crónicos de la laringe, de los bronquios y pulmones, contra las afecciones reumáticas y gotosas, asimismo contra los dolores de huesos y de dientes.


66 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Soñamos con un mundo en el que la salud sea un derecho ejercido responsable y amorosamente; en el que escuchemos al alma, a las emociones, a los pensamientos y al cuerpo. Este mundo ya existe...

Capacítese en:

Fundación Latinoamericana de Terapias Naturales

Consultora en Salud Natural

La integración de todos los sistemas de Esencias Vibracionales, de la mano de los profesionales más destacados. La carrera anual más exitosa porque reúne los aspectos teóricos, prácticos y vivenciales que Usted necesita para aplicar con excelencia todas las posibilidades que la salud natural propone.

Programa Internacional de Educación en Flores de Bach

Sólo los docentes seleccionados y entrenados por los seguidores directos del trabajo del Dr. Edward Bach pueden ofrecerle los más altos estándares de calidad y prestigio en Flores de Bach. Como en más de 30 países, ahora usted puede capacitarse aquí con el único sistema de formación avalado y certificado por el Centro Bach de Inglaterra.

Capacitación a Distancia en Salud Natural

Los cursos a distancia más reconocidos por sus aplicaciones prácticas y el impresionante campo de posibilidades que suman a su trabajo. Más de 30 programas para empezar a estudiar hoy mismo, en la comodidad de su hogar y sin problemas de horarios ni distancias. Incluyen certificado de FULTENA. De acuerdo a la legislación vigente, los certificados y títulos son no oficiales.

Riobamba 118 Piso 5º - 1025 - C.A. de Bs.As. - Argentina Tel: 4952-4756 w Fax: 4954-2852 w Email: miranda@londner.com.ar Y en Internet: www.clubdesalud.com


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 67

Disfrute de toda la Salud Natural que FULTENA y Londner´s le ofrecen para evolucionar leyendo El Lenguaje Secreto del Cuerpo El punto de encuentro entre el cuerpo físico y las emociones, explicado con claridad y un profundo amor por la Dra. Gabriela Paz, Claudia Miranda y Eduardo Londner. Una forma de ver la salud que la sorprenderá. Incluye relaciones metafísicas en un diccionario que incluye numerosos abordajes. Al libro se le incorpora un maravilloso CD de audio con meditaciones progresivas para sintonizar con los mensajes del cuerpo. • Formato: Libro de 108 páginas + CD de audio • Autores: Dra. Gabriela Paz, Claudia Miranda y Eduardo Londner

Vademécum Internacional de Terapias Naturales Más de 2000 problemáticas abordadas con todos los sistemas de esencias vibracionales, en el libro más reconocido sobre la temática, con más de 10 ediciones. Descripciones de más de 1000 esencias florales y vibracionales que abarcan las Flores de Bach, Nueva Generación, Pacific Essences, Orquídeas del Amazonas, Flores de Saint Germain, Sirio Elixires Florales, Aromaterapia, Gemoterapia, Oligoelementos, Elixires de Estrellas, Diosas, Sonidos Planetarios, Homeofónicas, etc. En esta nueva versión corregida y ampliada, llegamos a los dos tomos más un CD interactivo que permite apreciar la belleza de todas las flores de las que se elaboran las esencias. • Formato: Dos libros de 180 páginas + CD interactivo • Autor: Eduardo Londner y equipo de investigación de FULTENA


68 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Flores de Bach, una mirada pura Un libro avanzado con aspectos prácticos de las flores de Bach en situaciones especiales, con la visión y experiencia de los docentes autorizados del Programa Internacional en Educación de Flores de Bach para la región. • Formato: Libro de 136 páginas + CD Interactivo • Autor: Dorana Carrera Ortiz, Gustavo Masieri, Claudia Belou

Astromedicina La relación entre el cosmos y cada uno de los seres vivos es de un integración tan profunda que cada movimiento en uno modifica al resto. Los movimientos de los planetas, la influencia de las estrellas y su impacto sobre la salud son abordados por el Doctor Franco Rossomando en esta guía profunda y simple que le permitirá aprovechar en forma práctica este milenario conocimiento. Al libro se le incorpora un maravilloso CD de audio con meditaciones especialmente diseñadas para potenciar la energía natural de cada signo astrológico. • Formato: Libro de 188 páginas + CD de audio • Autor: Dr. Franco Rossomando

Las Flores del Bush Australiano Con el conocimiento clínico de uno de los más reconocidos psicólogos y terapeutas florales, el Lic. Raúl Pérez suma con esta publicación un manual muy esperado, en el que se logra información práctica de primera mano para el uso de las poderosas flores australianas. Incluye un repertorio interactivo en CD. • Formato: Libro de 188 páginas + CD interactivo • Autor: Lic. Raúl Pérez


Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler l 69

Flores de Saint Germain Por fin un libro en Español con todo lo necesario para incorporar estas poderosas esencias que trabajan los doce rayos de la metafísica. Escrito por su creadora, Neide Margonari (Brasil), incluye ejemplos prácticos y situaciones reales con su abordaje floral. • Formato: Libro de 136 páginas + CD Interactivo • Autor: Neide Margonari (Brasil)

El Camino del Chamán Un profundo recorrido en forma de historia que cambiará su vida. Desde la mente al corazón, y desde el corazón hacia la comunión con todas las cosas, el libro propone un trabajo interno dedicado a incorporar profundos conocimientos ancestrales, hoy disponibles a todo el mundo. Incluye un CD interactivo con las Esencias Chamánicas. • Formato: Libro de 136 páginas + CD interactivo • Autor: Claudia Miranda, Eduardo Londner

Flores de Bach, una mirada pura Un libro avanzado con aspectos prácticos de las flores de Bach en situaciones especiales, con la visión y experiencia de los docentes autorizados del Programa Internacional en Educación de Flores de Bach para la región. • Formato: Libro de 136 páginas + CD Interactivo • Autor: Dorana Carrera Ortiz, Gustavo Masieri, Claudia Belou


70 l Una Terapia Abreviada: Dr. Willhelm Schüssler

Geometría Sagrada El Dr. Franco rescata un conocimiento milenario que puede modificar la forma de ver la salud: el poder de las formas primordiales, conocido como Geometría Sagrada. El libro explora aspectos nunca antes tratados, que provienen del antiguo Egipto y la escuela Pitagórica, con aplicaciones prácticas de cada una de las formas fundamentales para nutrir el estado de salud interior, que causa un poderoso y benéfico impacto en la salud externa. Al libro se le incorpora un maravilloso CD de audio con la meditación de las formas primordiales.

• Formato: Libro de 108 páginas + CD de audio • Autores: Dr. Franco Rossomando

La Prosperidad Muchas veces el flujo de prosperidad percibido puede ser menor al que nos merecemos. La Dra. Paz sintetiza el trabajo de grandes maestros de la humanidad en un método simple y efectivo de recuperar el control y estimular la capacidad de generar recursos abundantes en todas las áreas de nuestra vida. Consejos, estrategias, ejercicios guiados paso a paso y un método que es tan fácil de aplicar que podría estar cambiando su vida en este mismo instante.

• Formato: Libro de 108 páginas + CD de audio • Autores: Dra. Gabriela Paz

Y todas las novededas de Editorial FULTENA en

www.clubdesalud.com/libros.htm


La línea más completa de Sets Originales Concentrados

evento gratuito

Flores de Bach

Distribuidores exclusivos del único set original importado del Bach Centre de Inglaterra

Feria FULTENA del Libro Natural Todos los autores más reconocidos en el campo de las terapias naturales, reunidos en un sólo lugar. Sábado 16 de Marzo.

Flores de Bush

Esencias Unicistas de Flores Silvestres Australianas

Flores de Saint Germain

Sintonizadas por la investigadora Neide Margonari (Brasil)

www.londner.com.ar todo lo que se viene

Pack de Capacitación FULTENA 2013

Flores de California

Más de 200 Esencias Florales de la Nueva Generación

Elixires de Luces

Elaborados a partir de ondas vibracionales lumínicas

Elixires de las Diosas Para conectarnos con los arquetipos universales

Los programas de la Fundación Latinoamericana de Terapias Naturales para aprovechar el año. Solicítelo gratuitamente

www.fultena.com.ar

Elixires de Estrellas

El próximo paso en la evolución de las Esencias Vibracionales

curso vivencial

Sales de Schuessler y Flores de Bach Aproveche el verano incorporando esta herramienta poderosa de la mano del Dr. Franco Rossomando, pionero en el tema. El Sábado 16 de Febrero, no se la pierda.

Esencias Marinas El poder vibracional del mar. Desarrolladas en Canadá

Orquídeas del Amazonas Elaboradas por el Laboratorio Korte Phi (Alemania)

& evolución www.clubdesalud.com

*TITULOS NO OFICIALES

®

Aromaterapia

Aceites Esenciales Puros de selección

TRADICIÓN

Véanos todos los días en:

http://londner.blogspot.com En Terapias Vibracionales le acercamos el mundo Esencias Vibracionales Londner’s: Riobamba 118, Piso 5to, (1025) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina Tel: (54 11) 4952-4756 • Fax: (54 11) 4954-2852 • E-mail: ventas@londner.com.ar • www.clubdesalud.com

publicidad londners 2009 id5 - 147x220.indd 1

19/12/2012 14:47:07


Las Sales de Schuessler por el Dr. Schüssler  

El libro original de 1898, en el que el Dr. Willhelm Schüssler expone su descubrimiento de la medicina bioquímica, que dio lubar a las mundi...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you