Page 1


El Lenguaje Secreto del Cuerpo Autores: Dra. Gabriela Paz Claudia Miranda Eduardo Londner

Correcci贸n: Karina Lorena Donato

Dise帽o y Diagramaci贸n: Diego Ay


© Copyright 2009 - FULTENA El conocimiento pertenece a la vida. Usted puede utilizar todo o cualquier parte de este libro, copiarlo por el medio que prefiera, expandirlo, modificarlo, transformarlo y divulgarlo, para que las semillas que nazcan de la utilización del mismo brinden frutos de bienestar y salud para toda la humanidad.

Editado por

Fundación Latinoamericana de Terapias Naturales Riobamba 118 Piso 5º (1025) Ciudad Autónoma de Buenos Aires República Argentina • Tel: (011) 4952-4756 • Fax: (011) 4954-2852 • Email: miranda@londner.com.ar Y en Internet www.clubdesalud.com www.londner.com.ar www.centrobach.com.ar http://londner.blogspot.com


 l El Lenguaje Secreto del Cuerpo

Introducción ¿Qué es la enfermedad? ¿Cuál es su origen? En este abordaje le proponemos encontrar y descubrir las causas subyacentes que lo llevan a enfermarse o a sentir distintos tipos de desequilibrios o sufrimientos. La posibilidad de descubrir implica cierta concentración y atención. Para entender sus síntomas y malestares es fundamental el encuentro con Usted mismo. Para ello, la interrogación profunda, el escuchar su voz interior, la honestidad con Usted mismo y el deseo de sentirse bien, son las bases imprescindibles para recuperar la salud. En este trabajo le planteamos integrar una serie de técnicas que van desde la MEDITACIÓN a la REFLEXIÓN y conocer la aplicación de remedios vibracionales, con la finalidad de elevar sus vibraciones y activar sus propios mecanismos sanadores. Podrá descifrar el motivo de sus dolores o las razones que lo llevan a encontrar una y otra vez los mismos obstáculos que le impiden su evolución. Comenzaremos con el cuerpo físico, reconociendo los propios síntomas. Luego seguiremos con el cuerpo emocional, con meditaciones y relajaciones para abrirse a la percepción de las emociones ancladas en el cuerpo. Finalmente realizaremos una meditación integradora para elevar su conciencia y hacer contacto con la verdadera esencia de su ser, donde la fuerza del alma inspira y da fuerzas, aún en los momentos más difíciles.

El Ángel de la Salud dice: La fuente de la verdadera salud es la divinidad interior que en todo momento busca aproximarnos al patrón perfecto del tejido cósmico de cuya intrincada belleza somos parte. La energía amorosa que nutre nuestro ser está siempre disponible para curar cualquier desvío u olvido que resulten en malestar o dolencia. Visualice ahora cualquier parte de su cuerpo o de su vida que necesite ser curada, envolviéndola en la luz transformadora del amor que cura. (Extractado del libro: Meditando con los Angeles. Sonia Café Editora Pensamiento, Sao Paulo, Brasil)


El Lenguaje Secreto del Cuerpo l  El mensaje del Ángel es claro y profundo a la vez: nuestra divinidad interior nos impulsa hacia la evolución, y cuando nos declaramos parte y sintonizamos con todo el Universo, nos acercamos al estado llamado “Salud”. Y la energía amorosa, que es el fluido que compartimos y que nos hace a todos un único ser, es la que nos nutre, nos da vida y nos cura. Esperamos que las páginas que siguen sean un compañero de ruta en esa búsqueda infinita que es la salud integral, la que sólo puede entenderse como una sintonía que abarca no sólo todos los aspectos de un ser, sino sus relaciones con los demás, con el entorno y con el Universo. Será tal vez ese nuestro desafío para los próximos siglos, desenredar la madeja que nos dejó mezclados, confundidos y a la vez aislados, para recomponer la red de la vida de una manera más luminosa. Así, palabra por palabra, iremos aprendiendo a escuchar y a responder en el lenguaje secreto del cuerpo.

Los Autores Mayo, 2009


 l El Lenguaje Secreto del Cuerpo

Cuerpo y Alma: La Frontera Final La lucha por la salud no es una lucha contra la enfermedad, sino contra la automatización, la uniformidad, la alienación. El Problema no es la gripe, el cáncer, el sida, ni todos los otros monstruos que hemos sido programados para ver como los “malos”, sino la afirmación de un sistema erróneo de creencias, que paradójicamente podríamos modificar sin remedios. En este contexto, los medicamentos que intentan suprimir los síntomas están sobredimensionados como los “héroes”, cuando lo que en verdad hacen es ocultar la disonancia interior que hace hablar a nuestro cuerpo en un idioma que pocas veces nos ocupamos de aprender. De esto trata este libro. De aprender el idioma con el que el cuerpo nos alerta y nos podría enseñar a cambiar de rumbo. Ya hace mucho tiempo que olvidamos este idioma, pero alguna vez fue de uso común. La enfermedad física, para los primeros magos, brujos, médicos y sacerdotes (estas cuatro palabras se usaban indistintamente en las primeras épocas del hombre) representaba posiblemente las huellas del ingreso de demonios o espíritus malignos en el alma del enfermo, símbolo de la disociación que padecía. La pérdida paulatina de la sensibilidad, ha influido dramáticamente en nuestra forma de actuar, de pensar, y en nuestro estado general de salud. A nivel de curación, aprendimos a concentrarnos casi exclusivamente en eliminar los síntomas físicos que suponíamos anormales, con el fin de restaurar el correcto funcionamiento del cuerpo. De esta forma, nos hemos alejado más y más de la relación entre la expresión física del cuerpo y los pensamientos, las emociones, el alma y el espíritu. Y así, lo que llamamos medicina se alejó para siempre de nuestra vida espiritual. El médico y el sacerdote son hoy dos personas distintas sin conexión evidente entre sus actividades, y nuestro acotado recuerdo de las generaciones más cercanas hace parecer esto absolutamente normal y aceptable. Asimismo resulta absolutamente normal y aceptable la curación de partes de nuestro cuerpo como si fueran piezas mecánicas, sin atender a lo que está sucediendo en los otros reinos de nuestra realidad. Pero es justamente la aceptación de la medicina de uno sólo de estos niveles (físico, mental, emocional, o espiritual) sin considerar la evolución de los demás, la que reafirma la disociación y causa un dolor aún mayor.


El Lenguaje Secreto del Cuerpo l  Hoy muchas mentes comienzan a despertarse, a comprender que la salud no es la falta de enfermedades o la simple remisión de las mismas, que la salud es bucear en las profundidades del alma para encontrar el origen de lo que nuestro cuerpo está mostrando con sus síntomas y señales, que la salud implica construir un puente entre nuestros pensamientos, sentidos, emociones, lenguaje y acciones. Estas páginas que regalamos al mundo con todo nuestro amor, lamentablemente no pueden ser ese puente. Porque la construcción de la salud es una tarea individual, no una pastilla o un profesional que ‘lo va a curar’, sino la responsabilidad interior de recorrer nuestro propio camino, con nuestros propios pies.

¿Hay otro Modelo de Salud? El Doctor Edward Bach, desencantado con métodos de salud que solo atendían los síntomas y los aspectos físicos, desarrolló 38 remedios a base de flores silvestres, para la curación de las causas y del cuerpo-mente. El principio alquímico era la impregnación del patrón energético de las flores en un receptor-transmisor (agua pura de vertiente). Más adelante, otros investigadores intentaron continuar o amplificar esta labor con nuevas esencias florales. Pero en los últimos veinte años hubo en el mundo una explosión de Esencias Vibracionales ya no preparadas a partir de flores sino de distintos elementos como luces cromáticas (colores), sonidos puros (notas musicales), patrones arquetípicos y símbolos (diosas, ángeles), criaturas marinas y animales (esencias marinas y chamánicas), y hasta la luz de las estrellas. Por otra parte, se recuperaron terapéuticas olvidadas o conducidas por grupos cerrados, tales como la homeopatía, la ayurveda, o la acupuntura. Mientras tanto, un crecimiento exponencial en el flujo de información, debido a sistemas como internet o la globalización económica, creó un inmenso caudal de divulgación que cuesta abarcar, clasificar e integrar. • ¿Son necesarios tantos sistemas de esencias vibracionales? • ¿Cuál es el concepto filosófico que une a todos estos sistemas? • ¿Pueden integrarse en un sistema que los abarque y aprovechar así todas las interacciones posibles? • ¿Existe realmente un camino hacia la salud total?


 l El Lenguaje Secreto del Cuerpo No existen respuestas definitivas ni totalmente objetivas a estas preguntas. Lo que continúa es una búsqueda que está en sus albores, que tal vez no tenga fin. Compartimos con ustedes el fuego de la duda. Y es para todos los que reconocen lo enorme de nuestro desconocimiento que hemos escrito este libro, con el deseo expreso de que sea útil en el camino de salud, un camino individual que, paradójicamente, compartimos todos.

NUESTRA RESPONSABILIDAD La curación es la expresión más completa e integrada que una persona puede lograr. Las emociones, pensamientos y flujo espiritual son tan importantes para la salud como el estado de órganos y tejidos dentro del cuerpo. Si estamos preocupados con respecto a la salud, todos nuestros aspectos personales están involucrados. La persona considerada enferma, es en realidad el curador. Puede obtenerse ayuda de especialistas, sean médicos o naturópatas, psicoterapeutas, o chamanes, pero la responsabilidad de la curación nunca debe delegarse a otro que no sea uno mismo. La curación, como todo poder, proviene del interior. Nos hemos acostumbrado a entregar este poder a los así llamados expertos, pero es importante para lograr una salud verdadera, reconocer nuestra libertad, esa deliciosa responsabilidad que nos permite conducir el desarrollo de nuestra vida. Las herramientas y técnicas de curación no son otra cosa que disparadores de las fuerzas interiores de curación y regeneración. Sin embargo, no importa lo poderosas que estas herramientas sean, no funcionarán en forma profunda si no revisamos nuestro estilo de vida, creencias, pensamientos, relaciones, entorno, perspectiva y acciones. El primer paso es remover los juicios de valor. La enfermedad no es algo “malo”. Esto no quiere decir que no valoremos el sentirnos bien, sino que la rigidez y presión con la que nos hemos acostumbrado a ver a las enfermedades contribuye a la enfermedad misma. La enfermedad puede ser una oportunidad creada dentro de uno mismo para cambiar y transformar nuestra vida, y vista así, puede ser revisada con menos resistencia y desaprobación. Hay momentos donde el problema es una oportunidad para utilizar la voluntad y actuar, y momentos para permanecer quieto y en paz con el


El Lenguaje Secreto del Cuerpo l  proceso. Es imposible generalizar la forma de aprender la lección ofrecida. Juzgarla o juzgarse a uno mismo es perder una valiosa oportunidad (y además cristaliza el padecimiento o la enfermedad). En su estado esencial, el ser tiene todas las herramientas para curarse. De la misma forma en que creó la enfermedad, puede disolverla. El hábito de no juzgar activa las cualidades potenciales para despertar al médico interior, imprescindible compañero para lograr la salud.

El Sistema de Control Durante milenios el hombre se vio apresado por los propios sistemas que fue creando. Sistemas basados en el control de los instintos y la vigilancia de los actos y pensamientos crearon una sociedad funcional pero robótica. En el campo de la salud se crearon figuras de carácter sagrado que diagnostican, pronostican, ordenan y sentencian sobre la salud, en el nombre de la ciencia. Y durante siglos esto fue aceptado con pocos cuestionamientos. Cuando el Dr. Bach comenzó a hablar sobre “curarse a sí mismo”, re-inició la necesaria búsqueda de que sea cada persona el artífice de su propia salud, de la integración con su alma. Sin intermediarios obligados. Esto, por otra parte, cambia la definición del terapeuta: “Así pues, el médico del futuro tendrá dos finalidades principales que perseguir. La primera será ayudar al paciente a alcanzar un conocimiento de sí mismo y a destacar en sí los errores fundamentales que esté cometiendo, las deficiencias de su carácter que tenga que corregir y los defectos de su naturaleza que tenga que erradicar y sustituir por las virtudes correspondientes. Semejante médico tendrá que haber estudiado profundamente las leyes que rigen a la humanidad y a la propia naturaleza humana, con vistas a poder reconocer en todos los que a él acuden los elementos que causan el conflicto entre el alma y la personalidad. Tiene que poder aconsejar al paciente cómo restablecer la armonía requerida, qué acciones contra la Unidad tiene que suspender, qué virtudes tiene que desarrollar necesariamente para borrar sus defectos. Cada caso requerirá un cuidadoso estudio, y sólo quienes hayan dedicado gran parte de su vida al conocimiento de la humanidad, y en cuyos corazones arda el deseo de ayudar, podrán emprender con éxito esta gloriosa y divina labor en pro de la humanidad, abrir los ojos al que padece e iluminarle sobre la razón de su existencia, inspirarle esperanza, consuelo y fe que le permitan dominar su enfermedad.


10 l El Lenguaje Secreto del Cuerpo El segundo deber del médico será administrar los remedios que auxilien al cuerpo físico a recobrar fuerza y ayuden a la mente a serenarse, a ensanchar su campo y a buscar la perfección, trayendo paz y armonía a toda la personalidad. Semejantes remedios se encuentran en la naturaleza, colocados allí por gracia del Divino Creador para cura y consuelo de la humanidad. Se conocen unos cuantos, y otros muchos se buscan actualmente por parte de los médicos en diferentes partes del globo, especialmente en nuestra Madre la India, y no cabe duda de que cuando estas investigaciones se desarrollen más, recuperaremos gran parte de los conocimientos que se tenían hace dos mil años, y el sanador del futuro tendrá a su disposición los maravillosos remedios naturales que se nos dieron para que el hombre aliviara su enfermedad. Así pues, la abolición de la enfermedad dependerá de que la humanidad descubra la verdad de las leyes inalterables de nuestro Universo y de que se adapte con humildad y obediencia a esas leyes, trayendo la paz entre su alma y su ser, y recobrando la verdadera alegría y felicidad de la vida. Y la parte correspondiente al médico consistirá en ayudar a los que sufren a conocer esa verdad, en indicarle los medios mediante los que podrá conseguir la armonía, inspirarle con la fe en su propia divinidad que todo lo vence, y administrar remedios físicos tales que le ayuden a armonizar su personalidad y a curar su cuerpo.”

Dr. Edward Bach (Cúrese a Usted Mismo)

Resumiendo • Cada persona es dueña y responsable de su propio programa de salud • El profesional es un asesor pero no el protagonista ni dueño de nuestra salud • No hay intermediarios obligatorios en nuestra conexión con la salud o lo espiritual


El Lenguaje Secreto del Cuerpo l 11

Evolución de la medicina occidental El sistema occidental de medicina se ha concentrado casi en forma exclusiva en el cuerpo físico. En los últimos cien años hubo cierto reconocimiento de lo mental a través del trabajo de Freud, Jung y otros precursores de la psicología. Pero es incomprensible cómo los tratamientos médico y psicológico funcionaban en compartimientos aislados en el cuidado de las personas, tocándose de manera esporádica y tangencial. La mente y el cuerpo eran vistas como entidades distintas y esto se reflejaba en la forma en que nuestros modelos médicos conceptuaban y abordaban la salud y la enfermedad. Es importante destacar que actualmente muchos profesionales se han abierto en la búsqueda de una integración. La alta especialización del conocimiento, aunque positiva en algunos aspectos conlleva el riesgo de trabajar en forma aislada y desconectada, no sólo en los tratamientos convencionales, sino también en la medicina espiritual cuando sus prácticas se desentienden o desatienden al cuerpo físico. Para evitar complicar y confundir a nuestra comprensión, se requiere escuchar y conocer (o al menos reflexionar) en forma plena los efectos de cada acción sobre todo lo demás que compone a un individuo. De lo contrarío se tratarían a las personas como fragmentos, sin un hilo conductor coherente. Por supuesto, hoy en día, hay muchas voces que reconocen la unidad Cuerpo/Mente, y gracias a estas voces se ha avanzado en la teoría psicosomática, en la cual se busca reconocer las causas mentales de la enfermedad física.

HOMEOSTASIS El cuerpo físico contiene una variedad de mecanismos autorregulatorios que sirven para mantenerlo vivo y saludable. Conocida como homeostasis, es el primer principio descrito en un libro de fisiología. La homeostasis es el complejo sistema de verificaciones y equilibrios que mantienen la vida, incluyendo el mecanismo de huida o de lucha en momentos de peligro, la respuesta inflamatoria a los invasores externos, la desintoxicación de la


12 l El Lenguaje Secreto del Cuerpo sangre a través del hígado, la circulación del oxígeno y los nutrientes hacia las células a través de la sangre, y el control de los niveles hormonales a través de la glándula pituitaria, para no mencionar el intrincado y delicado equilibrio que mantiene cada una de las células en el cuerpo humano. Variables como la temperatura corporal, el nivel de azúcar de la sangre, y otras son mantenidas dentro de límites angostos. Innumerables mecanismos específicos funcionan durante las veinticuatro horas, y ninguno de ellos requiere un control o intervención consciente por parte del individuo. Es como si cada uno ya viniera con una instalación de fábrica, con un piloto automático cuyo único motivo es mantenerse vivo y saludable. Naturalmente el cuerpo busca ir hacia la salud. Cuando una persona se corta, el reflejo natural es la cicatrización. Ayudar a la curación es entender que nuestro sistema está preparado para sanarse, no lo logramos cuando el deseo está orientado hacia la enfermedad o los sistemas destructivos, en general, presentes en la forma de pensar. La fuerza vital está orientada al equilibrio. Esta capacidad es fundamental para la vida, la expresión de una fuerza interna trabajando hacia la armonía y la integración. Si el cuerpo no mantuviera este estado de homeostasis no sobreviviríamos por mucho tiempo. Cuando la persona se enferma físicamente, es debido a que algún tipo de tensión ha trastocado su orden natural. La meta de la medicina occidental es restaurar la homeostasis, aunque sólo se tiene en cuenta el plano de lo físico. Este principio también se aplica a nuestro ambiente. Nuestro medio (la tierra en su totalidad), se adapta a los cambios pero, como nos sucede a nosotros, sólo puede hacerlo dentro de ciertos límites. Pasados los mismos, corre el riesgo de morir. Como seres humanos vivimos en contacto con dos ambientes, el externo (ecológico) y el interno (fisiológico). Una vez que recuperamos el equilibrio, podemos irradiar nuestro más elevado estado de salud hacia el sistema exterior. Si modificamos nuestra visión, podemos comprender que somos en verdad parte integrante de la tierra (y del universo en su totalidad), y no estamos separados de todas las cosas. Cuando nos curamos con la ayuda de plantas, gemas, o algún elemento natural, una parte de la ecología es sanada. Curando nuestros cuerpos y mentes estaremos más presentes influyendo en nuestra realidad, siendo más completos. Y tal vez este nuevo estado de salud nos permita el crecimiento de los


El Lenguaje Secreto del Cuerpo l 13 niveles de conciencia hasta el punto de transformarnos en co-creadores conscientes con la naturaleza, y no en sus predadores. Nuestro nivel de salud y plenitud puede afectar todo el ambiente. Puede afectar nuestras relaciones, que afectan la sociedad, y tienen la semilla con el potencial de curar a toda la humanidad. La salud se logra cuando el ecosistema personal, nuestro espacio interior, logra una comunicación equilibrada con el espacio exterior, haciéndose uno.

La Energía: El denominador Común Energía, de acuerdo al diccionario, es la fuerza necesaria para realizar un trabajo. Es una magnitud física abstracta, que define la capacidad de producir modificaciones entre las cosas. Según muchos autores, es el común denominador entre todo lo existente en el Universo. Lo más importante de la energía es que no puede ser creada ni destruida (siempre que incluyamos la masa como una forma de energía de acuerdo con la ecuación de Einstein que dice que la energía es igual a masa por velocidad de la luz al cuadrado, es decir E=mc2, sino que sólo puede ser transformada en otra forma de energía. También puede captarse y canalizarse con el fin de producir los cambios por medio de la conciencia y/o las acciones. Si nos sumergimos lo suficiente en estos conceptos, podremos ver que en esencia, independientemente de las diferencias en composición, forma, textura, etc., todo lo que hay en el Universo puede definirse como “energía”. Las diferentes manifestaciones de la energía son un intento de fraccionarla para lograr trascender la limitación perceptual y entenderla. En la realidad, no existe separación. Dentro del estudio de la física clásica, es interesante detenernos en la mecánica ondulatoria, para entender mejor el fenómeno que se produce en la curación vibracional. Una Onda Mecánica es una perturbación que se propaga a través de un medio elástico y transporta energía sin un transporte neto de materia. Por medio elástico se entiende aquel que luego de que la perturbación ha pasado es capaz de retomar su forma inicial. Para que se produzca una onda mecánica son necesarias las siguientes condiciones: • Una fuente de perturbación. • Un medio a través del cual se propague la perturbación.


14 l El Lenguaje Secreto del Cuerpo

• Un mecanismo por medio del cual las partículas del medio interactúen entre sí para intercambiar energía.

Dentro de las Esencias Vibracionales se aprovechan hasta el momento las siguientes:

• • •

Ondas mentales (pensamiento, intención) Ondas Lumínicas Ondas Sonoras

La geometría, lo signatural, lo simbólico y lo arquetípico son más bien focalizadores, llaves para captar, sintonizar, encuadrar y retransmitir mejor la energía.

• La energía es el común denominador entre todas las cosas • No puede crearse ni perderse, sino canalizarse y transformarse • En las Esencias Vibracionales se aprovecha la energía de ondas mentales, lumínicas y sonoras.

La forma de focalizar esta energía, si bien es totalmente individual, puede obedecer a una conciencia celular, arquetípica. Existen patrones universales de lo simbólico, pero también los hay culturales, familiares y hasta individuales. Un símbolo es la llave que abre un portal interno, el cual libera un impresionante caudal de energía retenida por la ignorancia, la automatización y la afirmación del ego. Si visualizamos una espiral podemos entender estos tres niveles de conciencia, a través de los cuales podemos acceder a manifestaciones más puras de la energía vital:

• • •

Personal (del individuo) Arquetípica (colectiva) Mística (del todo)


El Lenguaje Secreto del Cuerpo l 15

Los mapas de energía No siempre el hombre vio al cuerpo como una máquina y a los órganos como piezas. Además de la visión propuesta por nuestra teoría, no queremos dejar de mencionar otros abordajes que a partir de la energía vital recorren el cuerpo, la mente y las emociones. Uno de ellos es la tradición ayurvédica que data del siglo quinto A.C., en la India. El otro es el sistema de la medicina tradicional china, con unos 5000 años de antigüedad. Ambos trazaron los senderos energéticos en el cuerpo humano y los utilizaron para realizar la curación integral. La medicina tradicional china describe catorce caminos principales de energía o canales a través de los cuales circula el chi, o la fuerza vital, hacia todas las áreas del cuerpo-mente. El chi se mueve desde lo amorfo hacia la forma y circula a través de la tensión dinámica creada por la polaridad del yin y el yang. Así, para cada canal yin hay una contrapartida yang, y viceversa. Los primeros dos canales corren a lo largo del eje central de la parte anterior y posterior del cuerpo. Se denominan CANAL VASO CONCEPCIÓN en la parte anterior y CANAL VASO GOBERNANTE en la parte posterior. Estos dos canales actúan como tanques de reserva de la energía chi para alimentar los otros doce canales. También juegan un papel fundamental en la unión de los siete chakras principales. Los otros doce meridianos toman su nombre del órgano físico al que se relacionan y trabajan conjuntamente para mantener la vida y la salud. Los puntos de acupuntura en cada meridiano poseen atributos claramente delineados que dan acceso al cuerpo, la mente, la emoción o el espíritu. El malestar se atribuye a la deficiencia o exceso de energía en alguno/s de los canales, o de los cuatro aspectos energéticos, que automáticamente trastocaría la armonía del ser como totalidad. Cada canal también tiene un período de dos horas de funcionamiento máximo en las veinticuatro horas del día, y un elemento al que se relaciona. La cosmología de la medicina china utiliza la metáfora de los cinco elementos que contienen a los canales y funcionan juntos para crear y controlar a los demás. Los chakras de la medicina ayurvédica son ruedas simbólicas por las


16 l El Lenguaje Secreto del Cuerpo que circula la energía vital, y que recorren por el centro la parte frontal y posterior del cuerpo. Son siete. El primero nos conecta con la tierra y se llama “chakra raíz”, el siguiente con la sexualidad, los órganos genitales y la creatividad, el tercero es el plexo solar, representa el abdomen, los órganos cercanos a él y la autoconfianza, el cuarto distribuye la energía del corazón, pulmones y lo emocional, el quinto la de la garganta y la expresión, el sexto la vista y la visión, y el último toma energía cósmica para nuestros procesos vitales. A grandes rasgos, la apertura y circulación fluida de la energía vital a través de todos los chakras nos garantiza un estado saludable a nivel energético y un funcionamiento óptimo de todos los órganos.

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA ENERGÍA • • • •

Si la energía es la fuerza necesaria para realizar un trabajo El trabajo de la Energía Vital es mantener la vida La Energía vital es automática, sensitiva, constructiva y vital Los síntomas tanto emocionales, anímicos, mentales y físicos son la consecuencia de su desequilibrio

En el “Organon del arte de curar” el Dr. Samuel Hahnemann escribe:

“En el estado de Salud, la fuerza vital (autocrática) que dinámicamente anima el cuerpo material gobierna con poder ilimitado y conserva todas las partes del organismo en armoniosa operación vital tanto respecto a las sensaciones como a las funciones, de modo tal que el espíritu dotado de razón que reside en nosotros pueda emplear libremente esos instrumentos vivos y sanos para lograr los más altos fines de la existencia”.


El Lenguaje Secreto del Cuerpo l 17

DISFRUTE DE TODO EL LIBRO EL LENGUAJE SECRETO DEL CUERPO QUE INCLUYE ADEMAS UN MARAVILLOSO CD CON SEIS MEDITACIONES PROGRESIVAS PIDALO A: Esencias Vibracionales Londner´s Riobamba 118 Piso 5º - 1025 - Capital Federal - Argentina Tel: 4952-4756 Fax: 4954-2852 Email: elondner@londner.com.ar Y en Internet: www.clubdesalud.com www.londner.com.ar http://londner.blogspot.com

El Lenguaje Secreto del Cuerpo  

Este libro permite reconocer la conexión entre las emociones y la salud. A través de reflexiones, ejercicios prácticos y meditaciones, apren...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you