Page 1

ENTREVISTA

El reto de crear una cultura de la vida

« Vivir ¡¿Sí?!» es una obra que trata de la problemática del aborto, coordinada por Pedro Kuphal, nos platica como surgió este libro y lo que puede aportar a los lectores en un mundo donde la cultura de la muerte va en aumento.

El Observador PÁGINA 2

DE

25 de diciembre de 2011

AÑO 17

PÓRTICO Por Jaime Septién

jaimeseptien@elobservadorenlinea.com

Tres deseos del Papa

No. 859

elobservadorenlinea.com

LA

ACTUALIDAD

Fundado en 1995

Hoy ha nacido la Luz del Mundo

GRAN REPORTAJE

EVANGELIZAR CONTRA LAS ESTADÍSTICAS

E

l Santo Padre Benedicto XVI encendió desde el Vaticano el árbol de Navidad más grande del mundo, que se encuentra en la ciudad italiana de Gubbio, donde se enfrentó San Francisco con el hermano lobo. Antes de encender el árbol, el Papa expresó tres deseos. El primero es «que nuestra mirada, la de la mente y la del corazón, no se detenga solamente en el horizonte de este mundo, en las cosas materiales, sino que sea de alguna forma como este árbol, que tienda hacia arriba, que se dirija a Dios. Dios nunca nos olvida, pero también nos pide que no nos olvidemos de Él». Por lo que hace al segundo deseo de Benedicto XVI, es «que (la Navidad con el pino y las luces) nos recuerde que nosotros necesitamos una luz que ilumine el camino de nuestra vida y nos dé esperanza, especialmente en esta época en que sentimos tanto el peso de las dificultades, de los problemas, de los sufrimientos, y parece que nos envuelve un velo de tinieblas». «Pero —dijo el Papa—, ¿qué luz puede iluminar verdaderamente nuestro corazón y darnos una esperanza firme y segura? Es el Niño que contemplamos en la Navidad santa, en un pobre y humilde pesebre, porque es el Señor que se acerca a cada uno de nosotros y pide que lo acojamos nuevamente en nuestra vida, nos pide que lo queramos, que tengamos confianza en Él, que sintamos su presencia que nos acompaña, nos sostiene y nos ayuda». Finalmente, «El último deseo es que cada uno de nosotros aporte algo de luz en los ambientes en que vive: en la familia, en el trabajo, en el barrio, en los pueblos, en las ciudades. Que cada uno sea una luz para quien tiene al lado; que deje de lado el egoísmo que, tan a menudo, cierra el corazón y lleva a pensar sólo en uno mismo; que preste más atención a los demás, que los ame más. Cualquier pequeño gesto de bondad es como una luz de este gran árbol: junto con las otras luces ilumina la oscuridad de la noche, incluso de la noche más oscura». ¡Que estos deseos se le cumplan, Santo Padre, y que todos tengan una feliz y santa Navidad!

$10.00

Los habitantes del mundo creceremos un 14% en los próximos 14 años; sin embargo, el número de católicos sólo aumentará un 13.18%, lo que representa un reto para hacer crecer la fe cristiana. PÁGINA 3

Hay alegría en la tierra: ha nacido el Salvador. Esta es la gran noticia y nuestro tema de la semana. En páginas interiores encontrará reflexiones sobre el acontecimiento que nos permiten dimensionarlo y los tradicionales relatos que publicamos alusivos al tema. P.4-6

INVITAN A UN RECORRIDO DE PAZ

En la ciudad de México se montó el Nacimiento más grande del mundo. PÁGINA 14

EN OPINIÓN ¡HAZLO PRONTO! JUAN JESÚS PRIEGO PÁGINA 13

NAVIDAD Y DERECHOS HUMANOS FRANCISCO PORRAS PÁGINA 14

24 Y 25 DE MARZO, EL PAPA EN MÉXICO

Se hizo oficial la visita de Benedicto XVI. Será en el inicio de la primavera del 2012 cuando toque suelo mexicano y por cuestiones de salud sólo dos días estará en el país. PÁGINA 14

TODOS LOS DÍAS PUEDE SER NAVIDAD PÁGINA 7


PÁGINA

2

AÑO 17, No. 859

El Observador

25 de diciembre de 2011

«Con nuestro ejemplo debemos hablar del valor de la vida»

Omar Árcega E.

Pedro Kuphal encabeza el movimiento Profesionales por la Vida, una asociación argentina humanista; recientemente publicó el libro « Vivir ¡¿Sí?!», obra que trata de la problemática del aborto. Platicó con El Observador sobre los retos de crear una cultura de la vida. ¿Qué motivó la publicación este libro? El libro surgió como proyecto en diciembre de 2010. El proceso de elaboración del proyecto nos tomó casi un año. Surge como una necesidad de acercar a la población en general, y a nuestros legisladores en particular, nuestro pensamiento sobre la inviolabilidad de la vida humana. Es una respuesta a los proyectos de legislación contrarios a la vida y derechos de los menores, en todas sus denominaciones, y de las personas en general, que actualmente se están discutiendo y tratando de imponer en nuestro país. Lamentablemente en Argentina la «cultura de la muerte», como bien la definiera el Papa Juan Pablo II, está pisando fuerte en nuestra sociedad.

¿Cómo está estructurado?

El libro cuenta con 3 secciones. La primera sección es la de los enfoques interdisciplinarios. En ella encontramos 5 dimensiones de la temática del aborto: la médica, la jurídica, la filosófica, la sociológica y la psicológica. La segunda sección es la parlamentaria; en ella transcribimos los dichos de entrevistas a legisladores de distintas nacionalidades, y agregamos algunos escritos de los mismos. Toda la información fue recopilada en el «III Encuentro Internacional de Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia», llevado a cabo en Argentina. La tercera y última sección son documentos de interés.

¿Qué aportará a los futuros lectores? Información precisa y no demasiado rebuscada sobre el aborto, sus causas y las posibles consecuencias de legalizar esta práctica. Trae información sobre un sinnúmero de temas: infanticidio, eutanasia, adopción, guarda de menores, derechos humanos, matrimonio entre personas del mismo sexo, ideología de género, feminismo, trauma post aborto, etcétera. Es un libro escrito de un modo claro y simple, de modo que cualquiera puede leerlo sin importar su preparación previa y entender los textos y las diferentes miradas de los autores y de sus especialidades.

Como ciudadanos a favor de la vida, ¿cómo debemos defenderla en nuestras naciones?

Siento como ciudadano que la defensa de la vida comienza con la educación, y recordando que la primera educadora y transmisora de valores y de cultura es la familia. Es en nuestros hogares y con nuestro ejemplo que debemos hablarle a las generaciones que vienen del valor de la vida humana, de las tradiciones de nuestros padres, del sentir nacional y popular de nuestras patrias y de los símbolos y colores que adornan nuestro sentir como pueblos católicos iberoamericanos. Hay que comprometerse y salir a la calle, defender nuestra tradición y valores, nuestra cultura, ya que en definitiva eso es lo que nos define como pueblos. Si nosotros no encontramos el camino, nadie lo hará.

A veces parece que los promotores de la cultura de la muerte son muchos más. ¿Cómo hacer para no perder la esperanza? La esperanza es lo último que se pierde. No podemos ni debemos darnos por vencidos. Hace algún tiempo le pregunté esto mismo a un profesor; me dijo: «uno siembra, y espera a su tiempo los frutos; el mundo se cambia de a una persona a la vez». Siento que tiene absoluta razón. Pienso que si logramos que una sola

El doctor Pedro Kuphal invita a los ciudadanos de cada país a no quedarse callados y defender las tradiciones y cultura que nos definen como pueblos. Esto más una educación desde el seno familiar, evitará que la ideología de la cultura de la muerte penetre a la sociedad y con ello la violencia contra la vida se institucionalice.

persona lea el libro, si una sola mujer lee las páginas del libro, y decide dar a luz en vez de abortar, entonces todos nuestros esfuerzos y desvelos habrán sido justificados. Así de mucho vale para nosotros, ya que la sola posibilidad de lograr este objetivo de salvar una sola vida es lo que nos motiva y nos mantiene en pie. Quiero finalizar esta pregunta citán-

dole el salmo 125. Cuando siento que no puedo más, y desespero, recuerdo estas palabras: «Los que siembran entre lagrimas, cosecharan entre canciones». No quiero olvidar que en esta vida estamos sólo de paso.

ENTREVISTA COMPLETA elobservadorenlinea.com


GRAN REPORTAJE

25 de diciembre de 2011/ AÑO 17, No. 859

PÁGINA 3

CATÓLICOS POR DEBAJO DEL CRECIMIENTO POBLACIONAL MUNDIAL

Evangelizar, una tarea apremiante Por Omar Árcega

L

os habitantes del mundo creceremos un 14% en los próximos 14 años; sin embargo, el número de católicos sólo aumentará un 13.18%, mientras que religiones como la musulmana registrará incrementos del 25%. En otras palabras, el catolicismo se expandirá a un ritmo ligeramente menor al de la población. Teniendo como marco estas cifras, el llamado a una nueva evangelización se torna apremiante.

CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2011-2025

14%

BIBLIAS LIBROS

54%

39.56%

Público en los medios de comunicación

CRECIMIENTO DEL CRISTIANISMO DEL 2011-2025

EL SÍNODO

Por eso no es de extrañar que el Papa Benedicto XVI haya convocado el Sínodo de los Obispos, en Roma, del 7 al 28 de octubre de 2012, en donde el tema será las nuevas estrategias para la transmisión de la fe cristiana. Anunciar a Cristo en el siglo XXI debe hacerse en el contexto de una profunda secularización, una mentalidad en la cual Dios está ausente, una cultura del relativismo. Hay superficialidad y egocentrismo, una atrofia espiritual y un vacío del corazón, un fundamentalismo que justifica la violencia y el terrorismo, la proliferación de sectas, la cultura de lo efímero, de lo inmediato, de la apariencia y desequilibrios económicos en la distribución de recursos. Todo esto plantea retos y oportunidades para la trasmisión del mensaje cristiano. No todos somos llamados a ser misioneros «profesionales» pero sí tenemos la responsabilidad de mostrar con nuestro diario vivir y en nuestro continuo convivir a un Cristo que ha tocado y transformado nuestras vidas. Otro de los retos es que la cultura católica, la cual busca la dignifi-

DIFUSIÓN DE CULTURA CRISTIANA 2011-2025

15.38%

CRISTIANISMO: 39717.2% MILLONES

CRECIMIENTO EN OTRAS RELIGIONES 2011-2025

INDEPENDIENTES

ANGLICANOS

32.9%

26.74%

MUSULMANES

25%

ORTODOXOS

5.8% CRISTIANOS MARGINALES

CATÓLICOS

13.18%

cación del hombre, deje su huella en las políticas globales y nacionales, pues esta es una forma de contribuir a la humanización y plenitud de la sociedad. Que se editen alrededor de 700 libros y artículos referentes al cristianismo diariamente es algo que nos

43.7%

debe regocijar; sin embargo, esta producción debe traducirse en nuestras pequeñas grandes acciones de cada día.

EL RETO Actualmente somos 1160 millones de católicos, es decir, 1 de

JUDÍOS

5%

cada 6 habitantes del mundo, un dato que nos habla del área de oportunidad que tenemos para dar a conocer a Cristo y la riqueza doctrinal y humana de la Iglesia que fundó. Estos datos nos deben llevar a una reflexión de nuestros modos

HINDÚS

13.77%

ATEOS

-3%

de catequizar, de los esfuerzos personales que hacemos para seguir creciendo en nuestra vida de fe. Hoy una gran alegría llegó al mundo; pidamos y trabajemos por tener la creatividad para seguir proclamando a las nuevas generaciones este gran gozo.


TEMA DE LA SEMANA

El Verbo se hizo carne «El Verbo se hizo carne». Ante esta revelación surge en nosotros la pregunta: ¿Cómo es posible? El Verbo y la carne son realidades opuestas; ¿cómo puede convertirse la Palabra eterna y omnipotente en un hombre frágil y mortal? No hay más que una respuesta: el Amor. El que ama quiere compartir con el amado, quiere estar unido a él, y la Sagrada Escritura nos presenta precisamente la gran historia del amor de Dios por su pueblo, que culmina en Jesucristo. En realidad, Dios no cambia: es fiel a sí mismo. Dios no cambia, desde siempre y por siempre es Amor. La Encarnación es la cumbre de la creación. Cuando, por la voluntad del Padre y la acción del Espíritu Santo, se formó en el regazo de María, la creación alcanzó su cima. «El Verbo se hizo carne». La luz de esta verdad se manifiesta a quien la acoge con fe, porque es un misterio de amor. Sólo los que se abren al amor son cubiertos por la luz de la Navidad. Así fue en la noche de Belén, y así también es hoy. La encarnación del Hijo de Dios es un acontecimiento que ha ocurrido en la historia, pero que al mismo tiempo la supera. En la noche del mundo se enciende una nueva luz, que se deja ver por los ojos sencillos de la fe, del corazón manso y humilde de quien espera al Salvador. Si la verdad fuera sólo una fórmula matemática, en cierto sentido se impondría por sí misma. Pero si la Verdad es Amor, pide la fe, el «sí» de nuestro corazón. «El Verbo se hizo carne», ha venido a habitar entre nosotros, es el Emmanuel, el Dios que se nos ha hecho cercano. Contemplemos juntos este gran misterio de amor, dejémonos iluminar el corazón por la luz que brilla en la gruta de Belén. ¡Feliz Navidad a todos! Benedicto XVI

NAVIDAD 25 de diciembre de 2011/ AÑO 17, No. 859

PÁGINA 4

El camino de Belén

Por Daniel Rops

D

unos treinta años antes de que apareciese el Bautista en el Jordán, realizóse un empadronamiento en Palestina. Los judíos gustaban poco de estas formalidades estadísticas. Al mismo Moisés le costó trabajo someter a ello a las tribus. Pero Roma exigía en sus provincias, en el registro oficial, la inscripción del hombre, la profesión y la fortuna de todos los habitantes pues de este modo la base de los impuestos resultaba más fácilmente establecida.

EN CASA DE LOS ANTEPASADOS En Palestina el empadronamiento entrañaba una complicación, pues uno no se inscribía en el lugar de su residencia, sino en el país donde era originaria la familia de la que descendía. Estas tradiciones familiares siempre fueron fuertes en Israel. Todavía hoy se jacta así el más humilde de los orientales de conocer a sus antepasados. Esos empadronamientos en el lugar de origen no eran en modo alguno excepcionales: en el año 103 d.C. Gayo Vibio Máximo, prefecto de Egipto, ordenó a cuantos no habitasen en el país de su familia que volvieran a él sin demora para hacerse inscribir ahí. Así pues, «aconteció por aquellos días que se publicó un edicto de César Augusto en el que se ordenaba que se inscribiesen en el censo los habitantes de todo el orbe. Y se pusieron todos en viaje para empadronarse en su lugar de origen, Subió también José desde la ciudad de Nazaret, en Galilea, a Judea, a la ciudad de David, que se llamaba Belén, pues él pertenecía a la progenie de David, para empadronarse allí, con María, su esposa, que estaba embarazada» (Lc 2, 1-5). DE LA ESTIRPE DE DAVID José y María eran ambos, según parece, de la posteridad de David. Ello no debe sorprender. La descendencia de los copiosos harenes sostenidos por David y Salomón era abundante. En cuanto a José, lo afirman expresamente dos de los evangelistas: Mateo, en el mismo comienzo de su obra (cfr. Mt 1, 1-7), y Lucas, al comenzar la carrera pública de Jesús (cfr. Lc 3, 23-28); y es que la cosa era importante, porque era notorio que el Mesías sería dela estirpe del gran rey, «rama brotada del tronco de Jesé, retoño crecido de sus raíces», como dice Isaías. CAMINO LARGO La distancia de Nazaret a Belén es larga, cerca de ciento cincuenta kilómetros, y los caminos eran mediocres porque Roma no había tenido tiempo de rehacerlos según su técnica. Duro trayecto para aquella joven embarazada a quien, durante cuatro o cinco días, sacudió el trotecillo del asno. LA PEQUEÑA BELÉN Por fin, a dos horas de la Ciudad Santa se llegaba a Belén, ciudad blanca y chiquita, situada a cerca de ochocientos metros de

altura, en las laderas de dos colinas gemelas. Alrededor del pueblo no había más que huertos, campos rubios, olivares de plata. Beth-Lemm, «la casa del pan», según la etimología popular, llamada también Ephrata, «rica en frutas», se merecía sus nombres. En tiempos de Cristo era, sin duda, más pequeña que hoy, pero no insignificante, y conocía a fondo su gloriosa antigüedad. ¿No fue ella de quien el profeta Miqueas predijo un destino deslumbrador? «Y tú, Belén, la fértil, si eres pequeña entre los millares de Judá, no eres, sin embargo la última, pues de ti es de donde saldrá el jefe que guiará a mi pueblo Israel, aquel cuyo origen se remonta a los tiempos antiguos, a los días de eternidad»(Miq 5, 1). ¿Podrían José y María olvidar esta profecía, cuando descendían de David y cuando, sobre todo, sabían de qué prodigio era prenda aquel Niño que María llevaba en sus entrañas? Los sostenía una gran esperanza y acaso se dijeran que César no firmó su decreto y movilizó a sus funcionarios y sus escribas, sino para que se realizase lo que tenía que suceder desde toda la eternidad; pues los designios de Dios quedan obscuros para los hombres, y los más poderosos entre ellos no son más que instrumentos en sus manos. Extractado del libro «Jesús en su tiempo»

¿Quién ha entrado en el portal de Belén? ¿Quién ha entrado en el portal, en el portal de Belén? ¿Quién ha entrado por la puerta? ¿quién ha entrado, quién? La noche, el frío, la escarcha y la espada de una estrella. Un varón —vara florida— y una doncella. ¿Quién ha entrado en el portal por el techo abierto y roto? ¿Quién ha entrado que así suena celeste alboroto? Una escala de oro y música, sostenidos y bemoles y ángeles con panderetas dorremifasoles. ¿Quién ha entrado en el portal, en el portal de Belén, no por la puerta y el techo ni el aire del aire, quién? Flor sobre impacto capullo, rocío sobre la flor. Nadie sabe cómo vino mi Niño, mi amor. Gerardo Diego


TEMA DE LA SEMANA

NAVIDAD 25 de diciembre de 2011/ AÑO 17, No. 859

PÁGINA 5

Canción de Navidad para el socialismo George Orwell, el autor de 1984 y Rebelión en la granja, es famoso por su denuncia de los totalitarismos nazi y stalinista. Lo siguiente es parte de un texto suyo escrito cuando estaba por terminar la Segunda Guerra Mundial:

NOCHEBUENA

Hermanos de la mula y el buey Ante el nacimiento de Jesucristo nadie puede permanecer indiferente: todos de algún modo se definen Por José María Maruri, SJ

A

nte Dios hecho uno de nosotros, nadie puede quedarse indiferente. Todo el mundo tiene que definirse. De esto tenemos símbolos en los evangelios de estos días. Los pastores abandonan y van a Belén. La estrella se pone en camino y arrastra a los Magos de Oriente. Los posaderos cierran sus puertas a la Madre y al Niño. Herodes se inquieta y teme por su trono. Todos se definen. Dios hecho hombre es el misterio central de nuestra fe. O lo creemos o no. Si no lo creemos cerremos las puertas y ventanas como tantos vecinos de Belén. Pero si lo aceptamos no tenemos más remedio que tomar una postura congruente con nuestra fe. Navidad para los que no creen puede ser motivo de bo-

rrachera y gamberrismo, para nosotros no. Navidad es Dios hecho carne de nuestra carne, como un hermano de sangre. Un hermano tan hermano de cada uno de nosotros que se toma la libertad de sentarse en la butaca junto a la mía y decirme que es hermano mío, y que tiene otros hermanos que lo son también míos. Nos da a su Padre, que lo es también mío. Este Niño Dios es un niño bueno; no le oímos en lloreras ni en rabietas porque no le entendemos o no queremos escucharle a la primera. Sabe esperar y se duerme en nuestros brazos porque confía en cada uno de nosotros. Confía que al fin va a triunfar su bondad y nuestra bondad, su generosidad y la nuestra. Ignacio de Loyola, machacón como buen vasco, tiene el mal gusto de poner en la meditación del Nacimiento esta frase: «Mirar y considerar lo que ha-

cen (...) para que el Señor sea nascido en summa pobreza, y a cabo de tantos trabajos, de hambre, de sed, de calor y de frío, de injurias y afrentas, para morir en cruz; y todo esto por mí». Este nacimiento de Dios es algo personal mío. No tenemos derecho a descafeinarlo diluyéndolo como algo que es de todos; es de cada uno. Y el Niño Dios espera. Que de ese «todo esto por mí», que dijo el vasco machacón, emerja todo el amor de que soy capaz. En el portal de Belén hay ya tanto pastor y tanto rey que sí cabremos, pero apretándonos todos. Vamos a entrar a pedir al Niño Dios que si no sabemos ser hermanos de esos hombres que nos apretujan, al menos nos haga hermanos del buey y de la mula, que, a su modo, saben convivir y servir a un mismo Señor.

Pastores y pastoras, abierto está el edén. ¿No oís voces sonoras? Jesús nació en Belén. La luz del cielo baja, el Cristo nació ya, y en un nido de paja cual pajarillo está. El niño está friolento. ¡Oh noble buey, arropa con tu aliento al Niño Rey! Los cantos y los vuelos invaden la extensión, y están de fiesta cielos y tierra… y corazón. Resuenan voces puras que cantan en tropel: Hosanna en las alturas al Justo de Israel! ¡Pastores, en bandada venid, venid, a ver la anunciada Flor de David!… Amado Nervo.

Fuente: www.betania.es

EL NIÑO DIOS NO ESopciónNUESTRO RIVAL de amor por cada persona y se encarnó sin

Para un no pequeño número de personas, la Navidad no es más que una excusa para el ajetreo, viajes, negocios, compras..., adornada con tradiciones sentimentales en las que se ha dejado de creer. No aceptan que Dios y el hombre sean reconciliables. No necesitan de Él. ¡Cuánto empeño en algunos por romper esta cultura cristiana! Nada se le había perdido a Dios en nuestro mundo, pero hizo esta

dejar su divinidad. Por eso nada hay más trágico para el hombre que sentir a este Niño Dios como rival. Gran mentira, por mucho que se repita y algunos traten de imponernos. Somos muchos los que vivimos la verdad de la Nochebuena: Dios se hace Niño por nosotros y es nuestro mejor Amigo y Salvador. Mons. Ramón del Hoyo López, obispo de Jaén

La Navidad nos hace pensar casi automáticamente en Charles Dickens y en su célebre Canción de Navidad. Este relato le fue leído a un Lenin moribundo que, según su mujer, encontró en él un sentimentalismo burgués absolutamente intolerable. En cierto sentido tenía razón, pero si hubiese estado en mejores condiciones de salud, quizás, se hubiera dado cuenta de que el relato tiene interesantes facetas sociológicas. En primer lugar, porque, a pesar de que el sentimentalismo de Tiny Tim pueda parecer desagradable, la familia Cratchit se divierte. Hay un ambiente feliz. Su felicidad surge del contraste. Están contentos porque, por una vez, tienen comida en abundancia. El aroma del pudding de Navidad aletea sobre un escenario hecho de casas de empeño y de trabajo durísimo, y, junto a la mesa, está siempre presente el fantasma de Scrooge... Los Cratchit consiguen disfrutar de la Navidad justamente porque sólo ocurre una vez al año. Su felicidad es convincente precisamente por eso, porque es provisional... Por otra parte, todos los intentos de describir una condición de felicidad permanente han acabado en fracaso. Las utopías (por cierto, la palabra utopía no significa bello lugar, sino lugar inexistente) aparecen muy a menudo en la literatura de los últimos tres o cuatrocientos años, pero las positivas y reales son infaliblemente poco atractivas y, por lo general, carecen de vitalidad. Las utopías modernas más conocidas, con diferencia, son las de H.G. Wells. La visión del futuro prefigurada por Wells está enunciada completamente en dos libros al inicio de los años 20, The Dream y Men Like Gods; todos los males y las miserias que sufrimos han desaparecido. La incapacidad del ser humano para imaginar la felicidad de manera diversa a la liberación del cansancio o del dolor plantea a los socialistas un grave problema. Afirmo que la verdadera finalidad del socialismo no es la felicidad, sino la fraternidad humana. Esta Navidad miles de hombres derramarán su sangre en las nevadas estepas rusas o se destrozarán en las islas del Pacífico. Hacer que esto no vuelva a ocurrir es justo, pero precisar cómo será un mundo en paz, eso ya es otro cantar. Casi todos los creadores de utopías hacían pensar en un hombre con dolor de muelas para quien la felicidad consiste lógicamente en no tenerlo. Querían construir una sociedad perfecta prolongando hasta el infinito una condición apreciable sólo por ser pasajera.


TEMA DE LA SEMANA

NAVIDAD 25 de diciembre de 2011/ AÑO 17, No. 859

Tres relatos navideños H

abia una vez un ángel que vivía en un castillo todo de nubes, en compañía de otros angelitos. Y mientras Dios no los llamara para ningún mandado, los ángeles jugaban a la escondida por el cielo o remendaban nubes rotas. Una tardecita, cerca de Navidad, el ángel estaba pintando una nube con acuarela, cuando de pronto oyó la gran voz de Dios: — Ángel... hijito mío. . . ¿me oyes? El corazón del ángel se alboroto de alegría. — ¡Dios! —gritó el ángel— ¡Dios me llama! Y dicho esto se deslizó por un tobogán celeste hasta llegar a la presencia de Dios. — Ven acá, te necesito para un mandado —le dijo el Señor con mucho cariño. Y señaló la Tierra —; ¿ves aquella ciudad? — Ya veo, mi Señor. ¿Hay que plantar algún rosal? Dios dijo que no con la cabeza. — ¿Hay que ir a visitar un matrimonio que tiene... ¡Ya se! Tienen un hijo, y yo voy a ser su ángel guardián, ¿verdad? Pero Dios contestó: — Es un matrimonio sin hijos. Cuidan un perro pekinés. El ángel hizo un gesto de disgusto con los labios. ¿Acaso lo mandarían a cuidar a un perro pekinés?

¡Fuera, extranjeros!

E

ra Nochebuena y en todas las casas las familias se disponían a celebrar. De pronto se oyó un fuerte ruido en la calle. Algunas personas se asomaron con miedo a sus ventanas y vieron a un grupo de hombres encapuchados que habían tirado varios adoquines contra el escaparate de un bazar y pintaban con una brocha en la pared: «¡Fuera, extranjeros!», «¡España para los españoles!». El bazar era propiedad de un inmigrante marroquí que se había instalado en el barrio siete años atrás y vivía en un piso cercano con su mujer y tres hijos. La gente, muy asustada, corrió las cortinas o cerró sus ventanas, y siguieron con sus preparativos de la cena de Navidad. Nadie se atrevió a llamar a la policía. Los asaltantes se marcharon con grandes risotadas. Al poco rato dentro de la tienda se oyeron algunas voces:

A

Un ángel en Navidad Entonces Dios vio la trompa del ángel, y sonrió. En seguida le dijo al oído, en secreto: — Bsss… bsss… bsss… Y a medida que Dios explicaba su plan misterioso, la cara del ángel se iba iluminando. Es que el plan de Dios siempre es un misterio. Y el ángel, entusiasmado, tras dar a Dios un ruidoso beso, partió veloz. Al llegar al lugar señalado por Dios, espió por la ventana. Un perrito descansaba sobre un almohadón de seda. A su lado tenía dos galletas, un terrón de azúcar y un plato con leche. Un señor rogaba al animalito: — Vamos, hijito, toma un poco de leche; mira que está tibia... Mami está cocinando más cosas para ti. Pero el perro miraba para otro lado, haciéndose el orgulloso. Por una rendija de la ventana salía olor a deliciosa carne asada. Entonces el ángel tomó la punta del humo con olor y fue llevándola, llevándola... hasta la vereda, donde había un niño. No tenía mamá ni papá. Estaba solito en el mundo. Andaba por esas calles a la buena de Dios. Un día pedía limosna,

— ¡Vámonos a nuestra tierra! — Pero, ¿te has vuelto loco? ¿Cómo nos vamos a ir? — ¿Es que no te das cuenta de que acá no nos quieren? ¡Ea, vámonos ahora mismo! Y el bazar empezó a bullir como si fuese un hormiguero. El café se marchó enseguida para Colombia y Brasil, de donde había venido hacía muchísimos años. El té cogió un vuelo charter para India, Camerún y Ruanda. Las telas de algodón prepararon su pasaporte a Egipto y las sedas a China. Toda la ropa vaquera se fue a Estados Unidos. La carne, muy enojada, hizo sus maletas a Uruguay y Argentina, y los plátanos partieron a Guatemala, Colombia, Nicaragua y Ecuador. Las papas se repartieron por todos los países de Sudamérica, donde habían nacido sus tatarabuelos. Y así, poco a poco, cada cosa se marchó a su país de origen. El bazar se iba quedando casi vacío. La gente del barrio, volvió a asomarse a sus

un joven sacerdote le habían asignado reabrir una capilla en los suburbios de Brooklyn, Nueva York. Estaba entusiasmado con la preciosa tarea, pero cuando llegó se encontró con que estaba en pésimas condiciones y había mucho trabajo para repararla. Pero su ilusión le hizo fijarse la meta de tener todo listo para Nochebuena. Trabajó arduamente, reparando los bancos, pintando las paredes, etcétera, y para el 18 de diciembre ya casi había terminado. Pero al día siguiente cayó una terrible tempestad en la zona, que duró dos días. Cuando el 21 el sacerdote fue a ver la capilla, su corazón se contrajo. El agua se había filtrado a través del techo y había destruido la pared frontal del santuario, justo detrás del púlpito, dejando un hueco considerable. El sacerdote limpió el desastre y, no sabiendo que más hacer sino posponer la celebración de la Nochebuena, salió triste para su casa. En el camino vio un mercadillo con fines caritativos y se entretuvo ojeando los artículos en venta. Uno de ellos era un hermoso mantel hecho a mano, color hueso, con un trabajo exquisito de aplicaciones, bellos colores y una cruz

otro día lustraba zapatos; y casi siempre tenía hambre. Pero justo en ese momento ¡oh, misterio del amor!, el chico sintió un aroma muy rico, un olorcito que le hizo recordar que tenía mucha hambre. Fue... como si alguien invisible lo estuviera tomando de la nariz, y lo levantara por el aire y lo pusiera en camino y lo hiciera tocar un timbre. — ¿Sí?— dijo el señor tras abrir la puerta. — Hola. Buen día —dijo el chico sonriendo—. Tengo un poco de hambre... Entonces el señor miró hacia adentro y vio al perrito. Y miro hacia afuera y vio al chico que sonreía. Y se le apretó un poquito el corazón. — Ven, hijo. Pasa. Cuando el chico entro, el perrito se levantó y se puso a hacerle fiestas. Claro. Lo que pasaba es que el perro pekinés estaba harto de que lo confundieran con un ser humano. Él quería su lugar de perro en el mundo. Al oír los ladridos juguetones, se asomó la señora desde la cocina y vio un perrito, un hijo y un padre. Desde aquel día un chico tuvo un hogar, una mamá, un papá, un perrito para jugar...y hasta un ángel guardián. Y en el rostro de Dios Padre floreció una sonrisa. Autor anónimo.

ventanas al sentir el movimiento de los extranjeros que se largaban tan enfadados. Se encogían de hombros diciendo: «Bueno, ¡que se vayan! Aquí tenemos de sobra». En ese mismo momento, el fuego de sus cocinas se apagó, la comida se estropeó y sus hornos dejaron crudo el pavo, pues el gas se marchó volando a Argelia. Así que tuvieron que pedir, en todos los hogares, una pizza urgente, pero les contestaron que el servicio había quebrado: ¡Todas las pizzas se habían ido a Italia sin avisar! Dispuestos a no quedarse sin cena navideña, muchas familias cogieron sus coches para ir a algún restaurante que quedase abierto pero, ¡no había gasolina en sus depósitos ni en las estaciones de servicio! El petróleo se fue a Venezuela y al Golfo Pérsico. Además los coches habían quedado hechos una birria: el caucho de las ruedas de los coches también se había ido a su país, y las carrocerías parecían de chicle, pues el aluminio, el hierro y el plástico ya no estaban tampoco. ¡Vaya Navidad!

El mantel que compró un sacerdote bordada en el centro. Era justamente el tamaño adecuado para cubrir el hueco en la pared. Lo compró y volvió atrás camino a la capilla. Justamente había empezado a nevar. Una mujer mayor iba corriendo tratando de alcanzar el autobús pero lo perdió. El sacerdote la invitó a refugiarse en el recinto sagrado, ya que el próximo camión tardaría unos 45 minutos. La señora, agradecida, se sentó en uno de los bancos sin prestar atención al joven presbítero, que intentaba colocar, subido en una escalera, el mantel como tapiz para tapar el hueco. De pronto, la mujer pálida como una hoja de papel, le dijo: — Padre, ¿dónde consiguió usted ese mantel? Él se lo dijo. La mujer miró en la esquina de la tela para ver si encontraba unas iniciales bordadas. Y allí estaban. Ella había bordado ese mantel 35 años atrás, en Austria. La mujer explicó que cuando los nazis llegaron, tuvieron que

PÁGINA 6

Casi desesperados, con mucha hambre y aburridos, unos quisieron conectar la computadora para pasar el tiempo con un videojuego, otros pensaron escribir mensajes en sus teléfonos móviles; pero tampoco pudieron hacerlo: nadie sabía que esos mecanismos funcionan con un mineral llamado coltán, que fue el primero en irse al Congo. Además, estos utensilios tan modernos ya habían reservado boleto para Japón, Taiwán y Tailandia. «¡Bueno, no pasa nada! Encendamos la chimenea y cantemos Noche de paz», se dijeron unos a otros para animarse. Más ni siquiera eso pudieron hacer: el villancico había regresado a Austria a vivir en casa de su compositor. Entonces, aquella gente de aquel barrio miró con lágrimas de arrepentimiento la pintada del bazar: «¡Fuera, extranjeros!», y pensaron que no deberían haber permitido a aquellos brutos hacer tal barbaridad. Autor: Esteban Tabares. Fuente: www.emergentes.org

huir pero fue capturada, enviada a prisión y nunca volvió a ver a su esposo. El sacerdote le acompañó a su casa y, aunque quiso regalarle el mantel, ella no quiso. ¡Qué maravillosa fue la celebración de la Nochebuena! Al terminar, todos se marcharon a sus casas menos un viejecito que se quedó atónito delante del púlpito. El hombre preguntó asombrado dónde había encontrado ese mantel. Después de que el presbítero se lo dijo, el feligrés le explicó al sacerdote que un mantel igual a ese lo había bordado su esposa, a la que nunca volvió a ver porque fue detenida durante la guerra, en Austria, hacía ya 35 años. El joven sacerdote quiso llevarlo a dar una vuelta juntos. Se dirigieron hasta la misma casa donde había llevado a la mujer tres días antes. Tocó la puerta y presenció la más bella reunión de Navidad que pudo haber imaginado. Historia real ofrecida por el padre Reid. Fuente: Obras Misionales Pontificias


25 de diciembre de 2011

PÁGINA 7

Todos los días pueden ser Navidad

Las actitudes que se tienen durante los días de Navidad podrían vivirse todo el año. Si lo practicamos, la Navidad podría ser eterna

T Tu best seller

odos sabemos que la Navidad es un día para celebrar y se nota en el ambiente. Ya desde la tarde del día de Nochebuena parece que todos te tiran con buenos ojos y hay una vibra muy especial. A quienes les toca trabajar ese día, ya como a las cuatro o cinco de la tarde se ponen sentimentales y se desean miles de cosas buenas.

Basta, simple y sencillamente, que nos decidamos a dar lo mejor de nosotros, a prolongar por todo el año los buenos deseos.

ellos. Hasta nuestros jefes parece que nos dejan descansar un poco esos días y nos dejan de tirar mala onda y ni quien se acuerde de los exámenes reprobados, de las malas calificaciones o de los amigos «que ya sabes que no me caen nada bien». ¿Has pensado qué pasaría si la magia de esos días se prolongara durante todo el año? Yo creo que nuestra vida y nuestro mundo serían completamente distintos. Ahora que el país está pasando por serios momentos de violencia, sería

E

l día de tu nacimiento, cuando sólo sabías llorar, recibiste mil besos y caricias, pero también un libro con las hojas en blanco, sin estrenar: el libro de tu vida. Desde aquel instante comenzaste a escribir la historia de tu vida. Ya llevas varias páginas. ¿Qué has escrito hasta ahora? A veces escribimos y escribimos y nunca hojeamos las páginas escritas. Toma el libro de tu vida y repásalo durante unos minutos. Tal vez encuentres capítulos o páginas que te gustaría besar, algunas escenas te harán llorar, y al abrir alguna página amarilla o reciente te entrarán ganas de arrancarla. Se ve negra o con salpicaduras de tinta. Pero Pilato te diría: «Lo escrito, amigo, escrito está». Tú lo has escrito con tu puño y letra. No con la tinta de un bolígrafo o de una pluma, sino con la tinta de tu libertad. «Tú mismo has forjado tu propia aventura», decía el Manco de Lepanto. «Porque veo al final de mi duro camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino», sentencia Amado Nervo, para quien prefiere la metáfora del arquitecto. No arranques esas páginas de cuajo, déjaselas a Dios para que perdone tus garabatos y sigue escribiendo tu historia junto a Él. ¿Por qué no almacenar el libro de tu vida entre los best seller del cielo? Aprovecha tu tinta porque tarde o temprano se te va a acabar y no se venden recambios ni en los quioscos ni en las librerías. La vida es una y se vive una sola vez. La muerte cerrará tu libro. Y el día del juicio te pedirán tu libro, y Dios mismo lo leerá o lo pasará en vídeo, como las aventuras de Graham Greene o Charles Dickens. Todos somos arquitectos y novelistas, así que, amigo, borrón y cuenta nueva. Comienza cuanto antes tu best seller.

En casa, a pesar de las carreras por tener lista la cena, cuando llegan los invitados todo parece estar a pedir de boca y muchos de ellos se ofrecen a ayudar en lo que sea necesario. No falta, desde luego, algún imprevisto o las lágrimas de la abuelita o del abuelo que se acuerdan de tantas cosas. Bueno, ¡qué importa! Hasta esas pequeñas cosas entran en la fiesta y a nadie incomodan. Y ese buen ambiente, esas buenas vibras parece que se continúan por varios días. Tal pareciera que hay algo mágico en esos días, como si algún mago hubiera hecho algún encantamiento: todos tratamos de estar de buen humor, tratamos de disculpar a los otros. Como que damos lo mejor de nosotros mismos y los otros también dan lo mejor de

bueno pensar algo por mejorar... Basta, simple y sencillamente, que nos decidamos a dar lo mejor de nosotros todos los días, a prolongar por todo el año los buenos deseos y el ambiente de la Navidad. Cierto que no es cosa fácil, pero lo podemos ir ensayando todos los días. No nos va a salir a la primera, pero lo bueno es que ya sabemos cómo hacerlo. Poner tu mejor cara, disculpar los errores de los demás, pedir las cosas por favor, tratar de no criticar a nadie. Bueno, para qué seguir. Hay una lista enorme de cosas que sabemos muy bien que se pueden mejorar. De ti depende que la magia continúe. Cierra los ojos. Imagina una Navidad eterna. ¿Te gustaría? Ahora... abre los ojos y ponte en marcha. ¡Sí se puede! ¡Sí se puede!

Germán Sánchez Griese


PÁGINA 8

25 de diciembre de 2011/ El Observador

Ser Joven

NOTA: Las películas que aquí aparecen no son recomendadas por El Observador. Con la información que proporcionamos, verlas queda al criterio DEL LECTOR.

¿Por qué los jóvenes dejan la Iglesia?

Un libro intenta entender las razones de esta situación. Las diferentes percepciones que se tienen de la institución son algunos de los motivos principales

S

Anónimo

Director: Roland Emmerich Reparto: Rhys Ifans, Vanessa Redgrave, Derek Jacobi, Joely Richardson y David Thewlis. Género: Drama

SINOPSIS Y ANÁLISIS

Edward De Vere, conde de Oxford y noble caballero de la corte de la reina Elizabeth de Inglaterra, posee un gran don para escribir obras literarias con mucho éxito. Desafortunadamente por el título nobiliario que posee, sus obras deberán ser adjudicadas a otra persona para que puedan ser publicadas y puestas en escena. William Shakespeare será quien aproveche la situación de De Vere para hacerse famoso y poder tener la riqueza y fama que siempre ha deseado. La cinta refleja valores de la solidaridad y perseverancia aunque también se hace alusión a la mentira, traición y difamación dela corte. Escenas de peleas y muertes con presencia de sangre. Consumo ocasional de alcohol. Seducción y conducta sexual implícita. Fuente: afavordelomejor.com

CREATIVIDAD CONSTRUCTIVA

PERTINENCIA Y ADECUACIÓN ARMONÍA COMUNICATIVA

VICIOS Y ADICCIONES LENGUAJE Y VULGARIDAD

VIOLENCIA

AFIRMACIÓN DE VALORES

CONDUCTA SEXUAL

CONTENIDOS ESPECÍFICOS

e sabe que muchos jóvenes dejan de asistir con frecuencia a la Iglesia. En el libro You Lost Me: Why Young Christians are Leaving the Church ... and Rethinking Faith (“Me has perdido: ¿por qué los jóvenes dejan la Iglesia... y se replantean la fe”), de Baker Books, se analiza una investigación estadística efectuada por el grupo Barna para descubrir cuáles son las razones por las que los jóvenes se alejan de la Iglesia. Los autores, David Kinnaman y Aly Hawkins, han trabajado con una amplia gama de datos estadísticos y han indicado tres problemas que hay que considerar cuando se observa la situación de los jóvenes: 1. Las Iglesias se comprometen con los adolescentes pero después de la confirmación muchos jóvenes no vuelven y pocos comienzan a participar como adultos seguidores de Cristo. 2. Los motivos por los que las personas abandonan la Iglesia son distintos, por tanto es importante no generalizar sobre las nuevas generaciones. 3. Las Iglesias tienen cierta dificultad en la formación de una nueva generación que siga a Cristo, a causa de una cultura que cambia con mucha velocidad. Kinnaman explicó que no se trata de una diferencia generacional. No es verdad que hoy los adolescentes sean menos activos en la Iglesia que en tiempos anteriores. De hecho, cuatro de cada cinco adolescentes en América pasan parte de su infancia y adolescencia en una congregación cristiana o en una parroquia. Lo que sucede es que la formación no es bastante profunda y se diluye cuando se llega cerca de los veinte años. Tanto para los católicos como para los protestantes la franja de edad de la veintena es la menos comprometida cristianamente, con independencia de su anterior experiencia religiosa.

El problema principal es la relación con la Iglesia. Más que luchar con la fe en Cristo, los jóvenes dejan de participar institucionalmente.

AISLAMIENTO

El alto número de separaciones y de divorcios, así como de nacimientos fuera del matrimonio, hacen que sean cada vez más las personas que crecen en ámbitos no tradicionales, es decir, en contextos donde la estructura familiar no existe. El problema principal es la relación con la Iglesia. Más que luchar con la fe en Cristo, los jóvenes dejan de participar institucionalmente. Kinnaman observó que muchos adolescentes y jóvenes adultos sufren un aislamiento en sus familias, comunidades e instituciones. El alto número de separaciones y de divorcios, así como de nacimientos fuera del matrimonio, hacen que sean cada vez más las personas que crecen en ámbitos no tradicionales, es decir, en contextos donde la estructura familiar no existe. Según Kinnaman, muchas iglesias no disponen de soluciones pastora-

les para ayudar de un modo eficaz a los que no siguen el recorrido tradicional hacia la edad adulta. Además, muchos jóvenes adultos son escépticos sobre las instituciones que en el pasado modelaron la sociedad. Este escepticismo se transforma en desconfianza en la autoridad. Analizando las causas del alejamiento de las Iglesias por parte de los jóvenes, Kinnaman admitió que esperaba encontrar una o dos grandes razones; sin embargo, descubrió que hay una gran variedad de frustraciones que lleva a las personas a abandonar la Iglesia. Algunos consideran su Iglesia como un obstáculo para la creatividad y la autoexpresión. Otros se aburren a causa de enseñanzas superficiales y lugares comunes. Los más intelectuales perciben una incompatibilidad entre fe y ciencia. Por último, está la percepción de que la Iglesia impone reglas represivas por lo que respecta a la moral sexual. Además, las actuales tendencias culturales que enfatizan la tolerancia y la aceptación de otros valores se enfrentan con la pretensión del cristianismo de poseer la verdad universal. Otros jóvenes cristianos dicen que su Iglesia no les permite expresar dudas. Y que las respuestas a estas dudas no son convincentes.


25 de diciembre de 2011/ El Observador

LIBROS QUE NO MUERDEN

Ser Joven

Ser Joven/página 9

PÁGINA 9

¿HASTA DÓNDE ESTÁS DISPUESTO A CAMINAR?

Con Jesús, mochila al hombro

Una vivencia que ofrecen a jóvenes universitarios vivir una peregrinación orante por comunidades indígenas tzeltales, en Chiapas, que abre caminos hacia la libertad y el amor. Leo García-Ayala / hagb90@hotmail.com

U

Sólo para hombres Autor: Luis Valdez Castellanos, S.J. Editorial: Obra nacional de la Buena Prensa RESEÑA

La educación dada a los varones nos ha hecho creer que los sentimientos son inútiles. Esto y otras experiencias generan hombres insatisfechos, que causan sufrimiento a sus hijos y a muchas mujeres. Quiero, con este libro, ofrecer a los hombres elementos de cambio, en todos los sentidos…

no de los sueños que mis amigos y yo tenemos es el de irnos, mochila al hombro y «de aventón», a recorrer el mundo entero. O por lo menos andar una buena parte de él. Definitivamente somos de espíritu aventurero. «¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar?» Me preguntó uno de mis amigos. Y como soy de imaginación ligera, le empecé a contar todos los sitios que me gustaría visitar. Al ir relatando iba «viendo» los lugares y experimentando las emociones que de seguro podría vivir en esas tierras extraordinarias.

TRAS LAS HUELLAS DE JESÚS EN TIERRA INDÍGENA Mi alocada travesía imaginaria fue cortada por otro de nuestros amigos que nos dijo que él iría en este mes de diciembre a Chiapas, a hacer una experiencia entre peregrinación, ejercicios espirituales, ecoturismo y misión. Nos quedamos con la boca abierta: «¿Todo eso en una sola experiencia?» «Se llama Mochilazo», nos dijo; «y lo organizan los jesuitas». Y nos contó que es una vivencia que ofrecen a jóvenes universitarios y que se trata concretamente de una «peregrinación orante» a través de algunas comunidades indígenas de Chiapas para ejercitarse en el desprendimiento y la confianza en Dios. Investigando en la página de internet de los jesuitas de la provincia de México, me enteré que es, básicamente, «una caminata con tu mochila al hombro en la misión de Bachajón con tiempos de oración, inserción comunitaria, celebración y convivencia». La información señala que San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, «nos dejó la experiencia de los ejercicios espirituales para ordenar los afectos y así buscar y hallar la voluntad de Dios. Una experiencia que ha liberado a muchos hombres y mujeres de máscaras, del pasado, de rencores, de relaciones enfermizas, etc. y los ha puesto en el camino hacia la vida plena». Así que algunos jesuitas mexicanos, inspirados en esa pedagogía de los ejercicios espirituales, ofrecen esta aventura de caminar en búsqueda de uno mismo, de Dios y de los hermanos, en este caso, gente pobre de las comunidades chiapanecas.

ESCRIBE TU HISTORIA Si te interesa conocer más esta experiencia puedes ver el video en YouTube con el nombre «Mochilazo jesuita».

EXPERIENCIA ÚNICA

Algunos jesuitas mexicanos, inspirados en la pedagogía de los ejercicios espirituales, ofrecen esta aventura de caminar en búsqueda de uno mismo, de Dios y de los hermanos, en este caso, gente pobre de las comunidades chiapanecas.

Me agradó la propuesta de peregrinar llevando sólo una mochila. El reto, poner las menos cosas posibles con las cuales sobrevivir durante ocho días; lo que se convierte en una experiencia de desprendimiento, de aprendizaje y de confianza en Dios. Dicen que un día se camina y otro se permanece en una comunidad; y que la gran riqueza de esta experiencia es «el silencio que vivimos en la caminata y la oración personal dentro de la comunidad». Durante el recorrido se hacen meditaciones sobre la vida de Jesús, en un ambiente donde el paisaje, las actividades del día y las celebraciones ayudan a ambientar la oración personal. Si te interesa conocer más esta experiencia puedes ver el video en YouTube con el nombre «Mochilazo jesuita».


Ser Joven/página 10

25 de diciembre de 2011/ El Observador

PÁGINA 10

La Misa de una y media

Un grupo de seminaristas lanzan videos para promover la vocación por el sacerdocio

L

legué un par de minutos antes de que empezara la Misa de una y media en una parroquia de aquella ciudad, hace algunos años. Entré. Me encontré con un nutrido grupo de hombres y mujeres en callada piedad; desde mi punto de vista, muy mayores. Sólo desentonábamos una mamá, su inquieto bebé que desde un carrito azul se esforzaba por dejar claro que estaba presente, y yo. Es posible que llegados a este punto a alguien se le ocurra comentar que a la iglesia sólo van los viejos porque no tienen nada que hacer, porque no saben cómo administrar su aburrimiento, porque comienzan a temer irracionalmente el después de la muerte… Pero dudo mucho que esos pensamientos reflejen la realidad... Son ellos, quizá, los que asisten a la iglesia más libremente... Algunos están ahí después de haberlo probado todo en la vida (excepto a Dios) y finalmente han descubierto en Él una felicidad que sabe a eternidad. Otros vuelven con lágrimas en los ojos después de haber malgastado la fortuna lejos de la casa del Padre. Otros nunca se marcharon; han estado ahí todo el tiempo porque desde siempre Dios ha fundamentado su plenitud humana y su realización como personas... Qué historias detrás de cada uno de ellos, qué itinerarios, qué depósitos de experiencias, qué caminos, qué sedimentos de vivencias multicolores, qué pluralidad de modos de vida... Sí, ellos vislumbran una eternidad ya cercana... Pero ésa es una eternidad que a todos nos aguarda. No sólo a ellos. Ninguno de nosotros sabe ni el día ni la hora. Es un misterio que ningún científico, ninguna técnica, ninguna ideología han podido explicar ni descifrar: simplemente porque no les compete... Unos con bastón, otros con temblores, otros no pueden ya arrodillarse, otros hacen su mayor esfuerzo por realizar un gesto de adoración en la Consagración, ese momento en el que un trozo de pan y unas gotas de vino se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Cómo debería interpelarnos su religiosidad, cómo deberíamos acordarnos de que la vida es breve, de que tarde o temprano esa vida llegará a su fin, de que nuestra juventud

y nuestros proyectos pasarán más rápido de lo que nos imaginamos, de que al final de la vida lo único que va a quedar será lo que hayamos hecho por Dios y por nuestros hermanos los hombres, de que entonces muchas cosas se habrán ya evaporado porque realmente no eran importantes a pesar de los muchos años y años que hayamos dedicado a acariciarlas: dígase salud, dinero... Entre estas personas puede percibirse una fina sensibilidad hacia el mundo sobrenatural. Para algunos de ellos el hecho de conocer demasiado el mundo les ha dejado vacíos y les ha acercado al mundo espiritual, al de Dios, donde ni la polilla carcome ni la herrumbre corroe. No es que hayan dejado de amar su planeta, su terruño, sus seres queridos. Siguen siendo de este mundo. Tan de este mundo que una de las presentes venía de sus compras y había dejado recargadas sobre el muro un par de bolsas repletas, de las que sobresalía un frasco de detergente para pisos... Pero se han hecho más sensibles a una realidad que antes sólo conocían de lejos y que ahora, en cierto sentido, son capaces de tocar. El bebé, como buen bebé, en algún momento de la Misa lloró sonoramente... Y es muy posible que él, cuando alcance la edad de 80 años, asista a la Misa de una y media de esa parroquia. Junto a ese bebé yo también me sentí un poco intruso en tan madura asamblea. Pero al mismo tiempo me sentí en casa, en familia, como hermano pequeño en la fe. Esa fe que lleva transmitiéndose dos mil años de generación en generación. ¡Gracias, hermanas y hermanos mayores! P. Arturo Guerra, LC/Director de formación del Instituto Cumbres y Alpes Saltillo aguerra@arcol.org

Vocation answers: respuestas a la vocación discernimiento, incluso después de una carrera profesional. ¿Momentos duros? Los comparten, olocar why not priest («¿por qué no sacerdote?») en Google arroja los cuentan… que si la familia, que si el actualmente más de 54 mil resultados. explicarlo a los amigos, que si el dejar Su primer video fue visto, en inglés, «el mundo», que si el dejar a la novia… por más de 26 mil personas (y por más «Todo es cosa dar el primer paso», dice de 13 mil en su edición castellana). uno, mientras que otro señala que Actualmente su portal (http://www. «cuando se inicia un nuevo camino whynotpriest.org/) es un referente en siempre parece difícil». Rompen «tabús» y hablan el campo de la ayuda para de mujeres… por mejor el discernimiento vocaciodecir, del «papel de las nal en la Iglesia católica. Y novias» antes de ingresar ese es su principal cometiEn el poral seminario. Para uno fue do y el servicio que ofrece tal http:// una ayuda, a otro no le dio a quien desea valerse de www.whytiempo pues entró a los diez la ayuda de un grupo de años y a uno más le costó seminaristas que, mediannotpriest. dejarla pues era «buenísima te el uso de la red, quieorg es posi- y guapísima», según explica. ren seguir respondiendo e ble formular No es todo. También reveimpulsando la llamada de lan cuáles han sido sus Juan Pablo II: «¡Hoy es un preguntas «piedras en el camino», sus tiempo maravilloso para sobre la vo- momentos de dificultad, ser sacerdote!». que no de duda. Y el broche Vocation answers («rescación a la oro, tras una pausada puestas a la vocación o vida religio- de secuencia de rostros, lo dan respuestas vocacionales») sa y diocelas dos interrogantes finales: es un video que se lanzó en la pasada Jornada Munsana en seis una a los seminaristas y otra al que ve el video. ¿Felices? dial de la Juventud para idiomas. Las respuestas se resumen que los miles de jóvenes en la que da el sacerdote itaque asistieron lo vieran y liano: «felicísimo». se animaran a elegir voca¿Y cuál es la otra pregunción. Pero cualquier periodo del año es bueno para verlo, para ta, la que va dirigida al que visualiza el video? Convendrá ver el video. Se puede decidir el rumbo que tomará su vida. Vocation answers ofrece una secuen- ver aquí: http://youtu.be/yIhgKadbEbo. El proyecto «Whynotpriest.org» surge cia de testimonios de seminaristas y algunos sacerdotes de diferentes par- como respuesta de un grupo de semites del mundo. Comienzan respondien- naristas católicos de los Legionarios de do a cuándo comenzó su vocación. Las Cristo. En el portal http://www.whynorespuestas van desde el que ingresó tpriest.org es posible formular pregunal seminario menor hasta el que dio el tas sobre la vocación a la vida religiosa paso después de un largo periodo de y diocesana en seis idiomas. Jorge Enrique Mújica

C


La Navidad mexicana en el Vaticano

F

ue en diciembre de 2007 cuando por primera vez un nacimiento y adornos navideños de México engalanaron una parte de la Santa Sede. Se trataba de obras realizadas por los artistas jalicienses Agustín Parra, Jesús Guerrero y Gibrán Peña. El pesebre, conformado por once piezas que representan a san José, la Virgen María, el Niño Jesús, los tres Reyes Magos, dos pastores, un ángel, un borrego y una vaca, todos ellos sobre un escenario de aspecto rústico, había sido elaborado por Agustín Parra, y se puso al pie del árbol navideño que adornaba el aula Pablo VI, lugar donde se realizan las audiencias generales de los días miércoles. Parra también realizó entonces los cuatro ángeles estilo barroco mexicano que adornaron el tradicional pesebre que se inauguró ese 24 de diciembre en la Plaza de San Pedro, mientras que las 415 piezas que adornaron el pino suizo de la plaza —entre ellas 150 pájaros y frutas, realizados en cerámica pintada a mano, así como adornos de alpaca — fueron obra de Jesús Guerrero. Por su parte, Gibrán Peña fue el autor de 20 fotografías que se montaron en el Vaticano en una

exposición titulada «Navidad mexicana», en la que se ilustra el proceso de creación de las obras de Parra y Guerrero. Todo eso fue una iniciativa de México para celebrar el XV aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas con la Santa Sede. Pero acabó por convertirse en una tradición. En la Navidad de 2008 los Servicios Técnicos del Estado Pontificio decidieron adornar el gran árbol de la plaza de San Pedro —austriaco aquel año— utilizando las mismas piezas navideñas mexicanas del año anterior dada su belleza y calidad. Y el nacimiento se colocó ya no en el aula Pablo VI sino en el Palacio del Gobernatorato, al interior de los jardines de la sede apostólica. México decidió entonces regalar al Vaticano un nuevo nacimiento cada año. El de 2009 fue obra de artesanos mexiquenses, que se colocó en el aula Pablo VI junto con un «árbol de la vida» elaborado en barro. El honor fue concedido en 2010 a artesanos guanajuatenses, ya que era año de fiesta por el Bicentenerario, siendo Guanajuato la cuna de la lucha por la independencia. Se enviaron entonces a la Santa Sede dos nacimientos de barro decorados con piezas de estaño —se colocaron en el aula Pablo VI—, mas otras mil 250 piezas para exhibirse en los Museos Vaticanos en una exposición titulada «Navidad mexicana

del Bicentenario. Guanajuato en el Vaticano». Se incluían unas cien piezas de de cestería que representan flores de nochebuena elaboradas de palma y flores de carrizo; unas 500 esferas de cerámica; 200 figuras de tibores —tinajas de-

coradas exteriormente—, pájaros realizados en técnica mayólica; 350 piezas en latón y en alpaca —ángeles, palomas, estrellas, corazones, candelabros y medallones—, y dos de madera que representan una cenefa tallada. El de la Navidad 2011 es un nacimiento monumental realizado por artesanos poblanos, colocado de nuevo en el aula Pablo VI , recinto que se ha convertido algo así como en propiedad decembrina de México, y esta vez se incluye ahí mismo una exposición fotográfica. La talavera poblana y las esferas de Chignahuapan ocupan un importante lugar. Además, en los Museos Vaticanos, se colocaron pantallas gigantes en las que se muestran imágenes de Puebla.

U

Por las calles de Montevideo el recorrido según me parecía. Las cosas iban bien hasta que tropecé con la avenida Belloni sometida a arreglos y con carteles varios: «calle cortada», «desvío», «calle cerrada»… Llegó un momento en que empecé a dar vueltas casi sin orientación. La señora Manuela alegró a doña Dolores durante casi dos horas. La puso al corriente de su familia, de la hija menor con quien vivía y de sus nietos. Hablaron del tiempo, de la salud, del futuro, de lo humano y de lo divino. Se despidieron: «Hasta pronto». «Hasta pronto y ¡muchas gracias!». La señora Manuela se dirigió hacia la parada para tomar el autobús de vuelta a su casa. Finalmente, reencontré la avenida Belloni, varias cuadras más allá, a la altura de la parroquia «Santa Gema». Estaba bastante impacientado porque los desvíos me harían empezar tarde el retiro. Eran las seis y cuarto cuando llegué a la avenida 8 de Octubre. Detuve la marcha. A cualquier hora, pero más a media tarde, hay que tener cuidado: primero, mirar a la izquierda y después a la derecha. Entonces… ¡No, no puede ser!... Atropella-

DÍA DEL SEÑOR

AÑO 17, No. 859

PÁGINA

11

Risas en el templo Casos reales

TESTIMONIOS CONTADOS POR SACERDOTES

n día cualquiera de verano, hace un montón de años, a las tres y media de la tarde, la señora Manuela, de 66 años, salió de su casa para ir a visitar a doña Dolores, una anciana amiga suya, ciega y paralítica. En Navidad habían hablado por teléfono y la señora Manuela le había prometido que iría a verla a la residencia. Poco después de las cinco, yo estaba en el cruce de Instrucciones y Camino Mendoza, en Montevideo, y debía predicar un retiro a las seis, cerca de los Portones de Carrasco: en otras palabras, tenía que cruzar la ciudad de punta a punta. Subí al auto y, fiado del instinto, empecé un recorrido que, desconociendo el entrevero de calles, calculé que me llevaría unos tres cuartos de hora. Aunque el calor no invitaba a salir de casa, la señora Manuela se sobrepuso y fue a tomar el autobús a la parada de la avenida 8 de Octubre. Hoy en día el GPS facilita mucho llegar a un destino por el camino más corto, pero entonces no se había inventado. Fui tanteando

25 de diciembre de 2011

da por un autobús una mujer vuela por los aires y cae sobre el pavimento. Bajé del auto y corrí hasta ella. Fui el primero en llegar. De rodillas, en la calle, le di la absolución. Ella hizo un leve movimiento que no pudieron ver los que enseguida se acercaron, horrorizados y seguros de que estaba muerta. Llegué a mi destino con el corazón destrozado y, en lo más íntimo del alma, dándome cuenta de que aquella demora, aquel perderme por las calles desconocidas, había sido «previsto» con total exactitud: ni un minuto antes ni uno después; tenía una cita allí con la señora Manuela. Días más tarde, cuando pude ponerme en contacto con su hija, lo confirmé. Supe entonces que Manuela le pedía muchas veces a Dios una muerte rápida, porque no quería que los suyos sufrieran por ella. Y supe también que solía ir a la gruta de Lourdes para pedirle sencillamente a la Virgen: «Ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte». Amén. Jaime Fuentes Martín Paysandú (Uruguay)

mil, fueron recopiladas durante el Año Sacerdotal. Esta historia yLasotras cien mejores están publicadas en el libro «100

historias en blanco y negro», que puede adquirirse en www.100sacerdotes.com. Comprándolo usted, contribuye a la formación de seminaristas.

Nadie va a Misa para estarse riendo; pero cuando ocurre algo gracioso es probable que hasta Dios mismo sea presa de la hilaridad. Hay un programa radial en España llamado «¡Buenos Días, Javi Nieves!», de la CADENA100, que a finales de noviembre pasado, tras pedir a sus radioescuchas que escribieran en facebook anécdotas ocurridas en el templo, hizo públicas muchas de ellas a través de su antena de radio. Una mujer admitió que hasta los ocho años de edad en el Credo ella decía que el Señor «vendrá con Gloria a jugar a vivos y muertos», y siempre se preguntaba quién podía ser esa señora Gloria y en qué consistía ese juego que parecía tan macabro. Otra confesó: «El día de mi Primera Comunión con todo mi ímpetu canté: ‘A la marea, a la marea...a la marea, a la marea...a laaa mareaaa mi señorrr”’.. Tardé años en descubrir que lo que realmente decía el canto era‘Alabaré a mi Señor’». Alguien comentaba que tenía once años cuando fue a Misa con una amiga. En la homilía el anciano sacerdote dijo: «En tiempos del profeta Samuel...»; y se quedó callado. Con todos los fieles en riguroso silencio, esperando a que continuara, dijo la amiga en voz alta: «¿Samuel? ¡Sa muelto!». Cuando una abuela llevó a su nietecito de tres años a Misa, el pequeño se quedó mirando fijamente a un crucifijo. Apesadumbrado y horrorizado, exclamó delante de todos: «Mira, yaya, este también se ha caído en el parque. ¡Mira cuánta sangre tiene! Saca el alcohol y las curitas». La madre de un niño, en medio de la Misa, trataba de explicarle en voz baja un concepto tan complicado como la Santísima Trinidad. Al terminar de decirle que Dios era Padre, Hijo y Espíritu Santo, el pequeño gritó delante de todos: «¡Ah! ¡Es un transformer!». Otra madre dio a su hijo pequeño unas monedas para que las pusiera en la colecta durante el ofertorio. Al momento de la Comunión ambos se acercaron, pero obviamente el pequeño no tenía edad para recibirla. Entonces, enfadado, le reclamó al sacerdote: «¿A mí no me das? ¡Si ya te he pagado!». Un hombre contaba que un primo suyo que nunca iba a Misa se acercó a comulgar. Al ver que el sacerdote le ponía una patena debajo de la barbilla, le dio un beso a la bandejita para jolgorio de la asamblea.


TRIPAS DE FRAILE TOMÁS DE HÍJAR ORNELAS, PBRO.

uchos conocen la saga del padre Brown compuesta por el escritor británico converso Gilbert K. Chesterton (1874-1936) entre 1914 y 1935, la cual consta de unos cincuenta relatos protagonizando las aventuras de un curita, antípoda de Sherlock Holmes anglosajón. El Candor del Padre Brown (que tradujo Alfonso Reyes), La sabiduría del Padre Brown, La incredulidad del Padre Brown, El secreto del Padre Brown y El escándalo del Padre Brown fueron los títulos bajo los cuales se publicaron las peripecias de un clérigo bajito, regordete, despistado y en apariencia inofensivo, de facciones más toscas que finas, siempre bajo un sombrero de teja, enfundado en su atuendo clerical y portando un incómodo paraguas. Pues a otro padre Brown, pero éste no de ficción sino de carne y hueso, Carlos Juan de nombre, le ha confiado el Santo Padre hace poco el delicado ministerio de servir de nuncio apostólico en la República de Irlanda, con la encomienda de limar las asperezas inferidas a las relaciones entre ese país y la Santa Sede en vísperas de la visita del Santo Padre a Dublín, a mediados del año 2012, para tomar parte en el 50º Congreso Eucarístico Internacional, asamblea a la cual hizo referencia Chesterton en la primera de las narraciones del padre Brown, “La cruz azul”, evocando el 19º Congreso, celebrado en Londres en 1908. Tarea nada sencilla será para el nuevo nuncio en Irlanda echarse, como decimos en

México, tal trompo a la uña. Neoyorquino de nacimiento (1959), presbítero desde 1989, será consagrado obispo el próximo 6 de enero del 2012. No proviene de la Academia Pontificia, donde se forman los diplomáticos apostólicos. Ha cursado teología e historia en diversos claustros universitarios, dedicó algunos años al ministerio en una parroquia del Bronx de Nueva York y desde 1994 es oficial en la Congregación para la Doctrina de la Fe. Tarea nada sencilla le espera luego de que Enda Kenny, primer ministro irlandés, responsabilizara a la Sede Romana de entorpecer en la isla los procesos diocesanos en contra de clérigos sospechosos de haberse escudado en su investidura para corromper a menores. De nada sirvió la nota aclaratoria a tales imputaciones. Irlanda respondió cerrando, por motivos de ajustes económicos, dijeron, su embajada ante El Vaticano. Tres semanas después se da el nombramiento del hasta el momento padre Brown. «Es un gran tipo. Es alguien joven,vibrante, teológicamente bien formado y muy sensible pastoralmente», dijo el arzobispo de Nueva York y presidente de la Conferencia del Episcopado Estadounidense, monseñor Timothy Dolan, al enterarse del nombramiento. En su carta pastoral a los católicos de Irlanda, Benedicto XVI ha tomado por los cuernos este problema. Al nuevo

DIRECTORIO El Observador DE LA ACTUALIDAD DE LA ACTUALIDAD

®

Dirección: Jaime Septién Crespo Dirección adjunta: Maité Urquiza de Septién Dirección de ediciones: Rogelio Hernández Murillo

12

25 de diciembre de 2011

EDITORIAL AÑO 17, No. 859

?

EL CANDOR DEL PADRE BROWN M

PÁGINA

CON REPAROS POR J. JESÚS GARCÍA Y GARCÍA

Villancicos P Monseñor Charles John ha sido designado nuevo nuncio en Irlanda. Su misión será recomponer la relación de ese país con el Vaticano

nuncio le corresponde reducir el número de diócesis y aceptar la renuncia de los obispos electos antes del 2003 sospechosos de encubrir a los subalternos de su clero implicados en hechos delictuosos como los denunciados por los informes Ryan y Murphy, ateniéndonos a los cuales, en los últimos 70 años un gran número de niños y adolescentes han sido vejados en instituciones estatales a cargo de clérigos y religiosas. No dudemos que Irlanda será reevangelizada por obispos portadores del fuego del Evangelio, como lo tuvo san Patricio y hoy se distingue por tenerlo el arzobispo de Dublín, monseñor Diarmuid Martin, defensor de las víctimas de estas agresiones. En tanto Dios nuestro Padre, el único que escribe derecho en renglones torcidos, restaura la equidad y la justicia entre los católicos de Irlanda, a los señores obispos y a los clérigos del resto del mundo nos corresponde crecer en virtud.

rimero fueron simplemente «canciones de villanos» y después adquirieron la connotación de «canción popular que se canta en Navidad, cuyo tema es, principalmente, el nacimiento de Jesucristo». Se dice que el más antiguo que registra la historia es «Iesus refulsit omnium» (Jesús, luz de todas las naciones), que data del siglo IV y la letra se debe a san Hilario de Poitiers; pero queprobablemente el más bello sea uno que compuso en 1755 san Alfonso María de Ligorio, de cuya traducción del italiano transcribo un fragmento: Bajas desde las estrellas, / ¡oh, Rey del Cielo!, / y vienes a una gruta, / al frío y

al hielo. / Y vienes a una gruta, / al frío y al hielo. ¡Oh, mi Niño divino, / te veo aquí, temblando! / ¡Oh, bendito Dios, / cuánto te costó el haberme amado! Pero el más cantado hoy por hoy es, sin duda, «Noche de paz». Su título original es «Stille nacht, heilige nacht» y fue escrito, podría decirse «accidentalmente» por el sacerdote austriaco Joseph Mohr, quien, al quedar inútil el órgano de su parroquia, compuso un canto que pudiera interpretarse con guitarra en la Misa de Gallo. Fue así como en 1818 se cantó por primera vez «Noche de Paz», que ha sido traducido por lo menos a 330 idiomas. Es el garbanzo de a libra. Su belleza es antonomástica. Es decir, por sí mismo representa y denomina al villancico, a la antigua «canción de villanos».

HOMBRE NUEVO POR JOSÉ MANUEL OTAOLAURRUCHI, L.C. jmotaolaurruchi@legionaries.org

La vida sobre un plano cartesiano M

uchas veces me he preguntado por qué hay personas buenas que les va mal o que sufren demasiado. Estoy convencido de que quien vive en el bien y la verdad no se equivoca ni tiene de qué arrepentirse, porque el mal tarde o temprano sale a la luz y pasa factura. Pero mi pregunta aún quedaba sin respuesta hasta que entendí que la vida se puede explicar con un plano cartesiano. El eje de la X (horizontal) representa el ámbito personal. Si haces el bien adquiere valor positivo, si haces el mal negativo. Pero olvidaba el eje de la Y (vertical) que representa el ámbito social: familia, amigos, empresa, cónyuge. Si

Jefe de redacción: J. Jesús García y García. Contraloría: María del Carmen Velasco de Uresti. Editora «Tema de la semana»: Diana Rosenda García Bayardo. Jefe de información: Omar Árcega Escobedo. Editora «Ser Joven»: Rubicela Muñiz Patiño. Jefatura de ventas: Patricia Flores de Aboytes. Asesoría en Proyectos: Clemente Chauvet Flores. Jefe de circulación: José Trejo Hurtado. Coordinador de distribución: Agustín Morales Cabello. Coordinador de logística y difusión: Óscar Uresti Serrano. Diseño de publicidad: Octavio Espinosa Murillo.

es positivo nos eleva, si es negativo nos hunde. De este modo resultan cuatro posibilidades: cuando tú y tu entorno son buenos, eres afortunado; cuando el sujeto sale malo y el entorno es bueno, resulta un fracaso; cuando la persona es mala y el ambiente es malo, es dramático, y finalmente, cuando la persona es buena y el ambiente malo, es un martirio. Ahora entiendo que no basta ser bueno, hay que saber con quién te juntas. Los hombres buscamos la X y la Y positivas, pero me parece que a Dios le gusta más la X+ con la Y─ porque en el dolor se purifica la fe y se acrecienta el amor. twitter.com/jmotaolaurruchi

Diseñador asociado: David Montes. Crédito y cobranza: Fernando Maya Solano. Secretaria y suscripciones: María del Refugio Rojas de Hernández. Agentes de distribución y cobranza: Carmelo Aguillón Sánchez, José Trejo Hurtado y Salvador González Núñez. Mensajería: Alfonso Sánchez y Arrieta. Asistente de oficina: María del Carmen Olvera Castro. Asesor de la Dirección general: Francisco Septién Urquiza. Asesor de la Dirección adjunta: Miguel Ángel Casas Alatriste. Promoción: Armando Vázquez Bocanegra.

El Observador de la actualidad. Publicación semanal de Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. Reforma No. 48, Centro histórico, C.P. 76000, Santiago de Querétaro, Qro., Tels. (442) 214-1842, 224-1454 y 214-5475, lada sin costo fuera de Querétaro 01 800-253 3501.- Correo electrónico: mensaje@elobservadorenlinea.com - Número de Certificado de Licitud de Título 9598.- Número de Certificado de Licitud de Contenido 6695.- Número de Reserva al Título en Derechos de Autor 1080200/2001.- Precio del ejemplar: $10.00.- Suscripción anual en la ciudad de Querétaro (aplican restricciones): $450.00 - Impresión: Compañía Periodística Meridiano, S.A. de C.V., Prol. Calzada 208 Col. Martinica, Tel. (477) 788-2115, León, Gto. - Permiso de publicación periódica, autorizado por Sepomex Núm. PP22-0001. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.


PÁGINA

13

25 de diciembre de 2011

A FONDO

AÑO 17, No. 859

DILEMAS ÉTICOS POR SERGIO IBARRA

situacional@infosel.net.mx

La Fecha J

esús nació en un establo. Quizás ni eso. Me refiero a lo que nos imaginamos normalmente. Un sitio donde hay calor, que está cerrado, con paja y además con alguna vela que alumbre. Lo más probable es que fue en un lugar medio cerrado, o sea que el frío invernal llegaba y pegaba derecho a sus padres. Debió ser un lugar con estiércol y mal oliente. Y, por si fuese poco, en medio de la obscuridad. Nada de alumbrado público. Este origen de la vida de Jesús, año con año, pasa por lo menos por nuestras manos cuando ponemos el nacimiento. Cualquiera de los nuestros es muy probable que mejore sustancialmente la situación original. La historia fue más cruda y más ruda. Belén debió ser una esas comunidades apartadas, como muchas de las que aún hay en nuestra Patria. Nada de pañales desechables, ni mamilas, ni carreolas, ni chambritas, ni todo el resto del kit. Sólo los brazos, las palabras y la calidez de sus padres. ¿Por qué Dios, el Padre, deseó que así fuera? Se trata de un nuevo Rey. El Rey de la sencillez. No se necesita más para ser más que eso. Unos padres comprometidos. Perseguidos y rechazados. Pero unidos y dispuestos a todo. Es probable que una parte de la historia que la Biblia narra haya dejado de lado detalles de lo que pasó durante las siguientes noches. Usualmente conmemoramos su nacimiento y ya. Se nos va de la conciencia el considerar lo que debió representar ese día y los que siguieron porque el ejército venía tras de ellos. O sea que al otro día debieron mudarse a otro sitio, imagino, parecido. Y al otro y al otro. ¿Se imagina la angustia? Y en un burro, que no es el animal más veloz. A todo ello sus padres se sobrepusieron y ganaron esas batallas. Al Rey lo acompañó el

amor y el coraje de sus padres. Una vida sencilla, simple. ¿Cuánta cosa nos anda sobrando? ¿De cuántos asuntos y entuertos nos hacemos que nos distraen? ¿Cuánto tiempo destinamos a seguir este majestuoso ejemplo? Lo bueno, cuando es sencillo, es dos veces bueno. El nacimiento de Jesús así fue. Desde que llegó al mundo nos legó un mensaje: no hacernos bolas. La vida, la vida está en lo espiritual. Requiere de observación y entendimiento, no de grandes lujos. Requiere de sensibilidad para entender qué somos y por qué estamos. Demanda el ser y estar con los demás. Con ello es suficiente. Las angustias que nos hemos fabricado, producto del modelo de la vida moderna, generan distracciones de lo que es esencial. Que si ya me hace falta esto o lo otro. ¿Nos hace falta realmente? La Fecha es una conmemoración que debiese convocar al desprendimiento de un montón de cosas y asuntos. La Fecha llega nuevamente y con ella la oportunidad de sencillizar o simplificar nuestras vidas. Estar con y para quienes somos fundamentales. No hacen falta más cosas. Feliz Navidad 2011.

PARA NO OLVIDAR

Belén debió ser una esas comunidades apartadas, como muchas de las que aún hay en nuestra Patria. Nada de mamilas, ni chambritas, ni todo el resto del kit. Sólo los brazos, las palabras y la calidez de sus padres.

ENSAYOS CRISTIANOS

¡HAZLO PRONTO! Juan Jesús Priego

E

n una novela que si no fuera tan irreverente podría ser incluso simpática, Upton Sinclair (1878-1968), el famoso escritor estadounidense, imaginó lo que pudo haber pensado María cuando vio que Jesús se marchaba de casa para dar inicio a eso que los teólogos conocen con el nombre de «periodo de su vida pública». La novela se titula Our Lady (Nuestra Señora); apareció por primera vez en las librerías en 1938 y comienza así: «María estaba en el portal de su casa, observando a su Hijo, que caminaba a lo largo de la ruta pedregosa que cruza el valle. Se alejaba Él sin volver la vista, como lo hace quien, una vez puesta la mano en la mansera del arado, no mira tras de sí, leve el andar e inclinados los hombros como si en ellos pesara la carga de sus pensamientos. Ella conocía bien su manera de andar –con la vista fija en el vacío-. Le seguía con ansias; su alma clamaba por llamarle, por rogarle que volviera, pero bien sabía ella que su clamor no sería escuchado». ¿Fue esto realmente lo que María quiso hacer mientras su hijo se alejaba con paso firme y a la vez ligero? ¿Trató de detenerlo, de hacer que retrasara su partida? Preguntas vanas: nunca lo sabremos. Por lo pronto, la escena imaginada por Upton Sinclair prosigue de la siguiente manera: «El Hijo había llegado a ser hombre, y emprendía su camino por el mundo. Los ojos de la madre le seguirían hasta que se perdiera de vista; esa parte del camino le era familiar, mas ignoraba lo que le esperaría más allá, y vagamente presentía múltiples peligros en acecho; mientras la visión ávida devoraba cada uno de sus movimientos, el alma atemorizada se nutría de desesperación. Cuando pasó Él frente a la era de Simón ben Zoma, el vecino más próximo, una voz interior le decía a ella: ‘Se va para siempre’; y cuando pasó frente al lagar que el viñatero Iaddua había talado en la roca, ella murmuraba para sí: ‘Nunca volveré a verle’». Es posible que María, en semejante trance, se dijera a sí mis-

ma todas estas cosas, pero no es seguro. Lo que sí creo, en cambio, es que cuando Jesús abandonó la casa paterna lo hizo justo así como lo imaginó nuestro autor: con aire decidido y casi sin decir adiós. ¡Son tan amargas las despedidas! Pero, ¿hay otro modo de tomar una decisión? Conozco a una mujer de mi edad que hace veinte años anunció públicamente que se iría a un convento porque su vocación -¡bien seguro lo tenía ella!- era la vida religiosa. Todos en su casa estaban consternados. -¿De veras te irás? -le preguntó su madre, que sufría siempre de jaquecas y tenía como instalado desde hacía varios años un fuerte dolor en las caderas. -Sí –respondió la hija-. Me iré. La madre no se resignaba, de modo que un día, llevándola aparte, le suplicó: -Espera a que me muera. Será pronto. Tú eres la única que me cuida, y si te vas no sé lo que será de mí. Ofrece a Dios, querida mía, este pequeño sacrificio. La muchacha, que por Dios estaba dispuesta a hacer cualquier cosa, dijo que estaba bien, que no se iría hasta que… Bueno, hasta que su presencia en la casa ya no fuera necesaria. Han pasado veinte años desde entonces. ¿Y la madre? Ahí está, bien vivita, con sus jaquecas, sus lamentos y sus dolores de cadera. ¿Y la hija? Allí está también, lamentándose de no haber tenido el coraje de hacer lo que quería. «¡Ha pasado el tiempo tan rápido!», me dijo la última vez que la vi. Me dio tristeza por ella. Sí, las decisiones se toman así: con la mano bien puesta en el arado y sin voltear mucho a un lado o a otro, desde donde nuestros seres queridos nos hacen señas para que nos quedemos con ellos. Una vez un hombre se acercó a Jesús para decirle: «Señor, te seguiré, pero antes déjame enterrar a mi padre». Le respondió Jesús: «Sígueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos» (Mateo 8,22). Este hombre quería hacer lo mismo que aquella conocida mía: esperar a que su padre muriera, con el consiguiente

riesgo de que éste fuera el judío errante en persona. La respuesta de Jesús puede parecer violenta, y de hecho lo es, pero ¿de qué otra manera es necesario hablarle a un indeciso? ¡El exceso de análisis produce parálisis! O se decide hoy, cueste lo que cueste, o no lo hará nunca. ¿Quién ha dicho que tomar una decisión sea cosa fácil? Decidir, en cierto sentido, es morir. Pero, con tal de que decidamos, con tal de que nos atrevamos, ¡bienvenidas las lágrimas! Otro hombre le dijo un día al Señor: «Yo te seguiré, Maestro, pero primero déjame ir a mi casa a despedirme». Y Jesús: «Ninguno que después de haber puesto la mano en el arado vuelve los ojos atrás, es digno del Reino de los cielos» (Lucas 9,62). Las cosas decisivas de esta vida son ahora o nunca: tal es, a mi entender, lo que quiso decir Jesús a este discípulo ingenuo. En uno de sus libros escribió Jean Guitton (1901-1999) que una sola palabra de Jesús es suficiente para edificar con ella nuestra vida cristiana. «Y esa sola palabra –asegura- podría bastar para siempre si os encontráis un día prisioneros, enfermos o amurallados por alguna pena». Y yo estoy convencido de que el filósofo francés tiene razón. ¡Con una sola palabra de Jesús que nos atreviéramos a vivir nos bastaría! Y hoy he decidido que dicha palabra aunque haya sido dicha a Judas en un momento de extrema tensión bien podría ser ésta: «Amigo, lo que vas a hacer, hazlo pronto» (Mateo 26,50). ¡Hazlo pronto! Todo en esta vida hazlo pronto. Si ya decidiste que lo harás, no te entretengas mucho dándole vueltas al asunto. Porque después se hace tarde y –déjame decírtelo- ya no haráss nada. Nada de nada.


PÁGINA

14

25 de diciembre de 2011

ACTUALIDAD AÑO 17, No. 859

Justicia para migrantes, piden obispos hispanos

OBSERVATORIO INTERNACIONAL

POR FRANCISCO PORRAS

francisco.porras@cisav.org

Festejo navideño y derechos humanos E

l pasado 10 de diciembre se celebró el Día de los Derechos Humanos, una festividad promovida por las Naciones Unidas para concientizar acerca de la importancia de las personas y sus derechos fundamentales. Esta fecha es una oportunidad para evaluar cómo vamos en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo del milenio; en mejoramiento de la equidad de género; de acceso a los derechos económicos, sociales y culturales; y en disminución de la inequidad en el desarrollo humano. En esta celebración recordamos que «todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros» (Declaración Universal de los Derechos Humanos –DUDH-, artículo 1). Es interesante que la relación causal implícita en este artículo nos lleva de la igualdad en dignidad y derechos, a la necesidad de comportarnos fraternalmente con los demás. En Navidad, cuando 2,100 millones de cristianos celebramos el nacimiento de Jesús, podría haber un entorno personal favorable a

tratar a los demás como hermanos, al perdón y a la solidaridad. Sin embargo, el reto que tenemos adelante es cómo fomentamos sociedades en las que la fraternidad se viva verdaderamente. Me parece que los cristianos, al reconocer en el otro al Señor Jesús, tenemos una ventaja sobre los que no lo son. Reconocer en el otro al hermano permite ver en los derechos humanos un instrumento para proteger su valía inconmensurable. Esta valía requiere que los derechos se consideren en relación a la ley natural, inscrita en nuestros corazones, la cual no es resultado de procesos de construcción política o de consenso social. Los derechos, según nos dice Benedicto XVI, también son importantes porque nos permiten cumplir nuestros deberes respecto a Dios y los hermanos. Desde esta perspectiva, la Navidad puede ser una buena oportunidad para considerar cómo, en concreto, vivimos la fraternidad mencionada en el artículo 1 de la DUDH. Los cristianos deberíamos ser los primeros en defender los derechos humanos, llevando a todos los entornos en los que nos desenvolvemos la «Buena Nueva de la Dignidad Humana».

E

n el marco del festejo de la Virgen de Guadalupe, 33 obispos católicos estadounidenses de origen hispano exhortaron a los inmigrantes ilegales en Estados Unidos a conservar la fe y no desesperarse por la ausencia de una reforma migratoria y por el impacto que las deportaciones han dejado en numerosas familias. Los prelados dijeron ser conscientes «del dolor de las familias que han sufrido la deportación de alguno de sus miembros y de la frustración de los jóvenes que han crecido en este país y cuyos sueños son truncados por su estatus migratorio», en referencia a un proyecto de ley para regularizar la condición migratoria de quienes ingresaron ilegalmente a aquel país antes de los 15 años, que no obtuvo los votos necesarios en el Senado.

Falta de solidaridad

También lamentaron que muchos católicos no respalden los esfuerzos que realiza la Iglesia en esta área. «Nos duele y entristece

que muchos de nuestros hermanos y hermanas católicos no han apoyado nuestro pedido para lograr cambios en las leyes de inmigración, que protegerían sus derechos básicos», señalaron los obispos. Las posibilidades de que el Congreso aborde una reforma migratoria en 2012 lucen remotas, no sólo porque la actividad política estará concentrada principalmente en los esfuerzos del presidente Obama por ser reelegido en noviembre, sino porque la mayoría republicana en la cámara baja insiste en la necesidad de reforzar la seguridad fronteriza y ha presentado proyectos de ley migratorios de corte punitivo. Los firmantes se comprometieron a seguir trabajando para lograr una ley migratoria que «respete la unidad de la familia e incluya pasos ordenados y razonables para que personas sin documentos puedan obtener la ciudadanía». Es la primera carta dirigida directamente a inmigrantes, dijeron los obispos.

Sismo daña catedral El Azteca hecho nacimiento

E C

omo consecuencia del sismo que se registró el 10 de diciembre en el estado de Guerrero y que se sintió en diversas regiones del país, la catedral de Santa María de la Asunción en Chilpancingo quedó dañada. Aparte de ser un espacio sacro, es de un valor histórico, pues en este lugar, el 13 de septiembre de 1813, el generalísimo José María Morelos y Pavón promulgó los «Sentimientos de la Nación». La iglesia presenta grandes cuarteaduras y se habla de una

posible fractura en algunas de sus estructuras. El alcalde de Chilpancingo, Héctor Astudillo Flores, señaló que el Colegio de Ingenieros de Guerrero realiza algunos trabajos en la catedral, pero admitió que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) estará interesado en observar el nivel del daño en el recinto histórico; ellos darán el dictamen final. Por lo pronto, el templo fue cerrado y acordonada una área de 30 metros a su alrededor.

n México se ha construido lo que se conoce como el Nacimiento más grande del mundo. Este se realizó en el Estadio Azteca, en donde 20 mil metros cuadrados, mas de mil figuras en tamaño real y robotizadas, 57 escenas y casas de hasta siete metros de altura, buscan romper el record Guiness del año anterior, logrado en Colombia. Rafael Hoyos Buenaventura, gerente y coordinador del proyecto, aseguró que durante «el recorrido de la paz» se podrán apreciar escenografías con nombres, robots electromecánicos con sen-

sores y cerca de 150 personajes de la época. Artesanos de los estados de México y Jalisco elaboraron las esculturas, y el esfuerzo cuenta con una inversión de 2 millones de dólares. Se pretende que un millón de personas visiten este lugar a partir del 2 de diciembre al 15 de enero del 2012, en donde la gente podrá caminar y sentirse parte de este gran Nacimiento. Las familias que deseen acudir tendrán que pagar 45 pesos por persona, de las 10:00 a las 18:00 horas, y 70 pesos de las 18:00 a las 23:00 horas.

Se oficializa visita papal

L

a tan esperada noticia se hizo oficial: el Papa vendrá a México antes de la Pascua del 2012, concretamente del 23 al 26 de marzo del próximo año, para después volar a la Habana, Cuba, y de allí, el día 28, volver a Roma. Las actividades importantes en México se celebrarían los días 24 y 25 de marzo. Aun no está confirmado en que lugares estará, pero hay grandes posibilidades de que sea Guanajuato. Respecto a su visita a la ciudad de México, el cardenal Norberto Rivera ha realizado una intensa labor de cabildeo ante diversas oficinas del Vaticano para incluir en la visita papal una escala en la ciudad de México, para orar ante la virgen de Guadalupe; sin embargo, esta será una decisión que, según expertos, tendrá que ver con su estado de salud. Benedicto XVI, a sus ochenta y cinco años, sigue sorprendiendo al mundo, pues al inicio de su pontificado muchos vaticinaban que apenas si saldría de Italia. Que sería un Papa no viajero. En cambio, lleva ya varios viajes internacionales a las espaladas, algunos que se pintaban con los más negros nubarrones como fue su visita al Reino Unido en septiembre de 2010 y la reciente visita oficial a su patria alemana, en octubre de 2011. Ambas resultaron un éxito rotundo, dejando sin palabras a sus críticos. Con estos nuevos viajes a Cuba y México programados para el 2012, Benedicto XVI simbólicamente estaría abarcando el globo entero, al haber viajado ya a los cinco continentes. Debido a su edad los médicos son muy prudentes y desaconsejan más de dos traslados intercontinentales por año.


25 de diciembre de 2011

ORIENTACIÓN FAMILIAR FAMILIA Hemos caído en la tentación de tener relaciones POR YUSI CERVANTES LEYZAOLA

AÑO 17, No. 859

Mi novio y yo somos de buena familia. Llevamos año y medio de noviazgo; estamos terminando la universidad. La nuestra es una relación buena y sana a los ojos de los demás en la cual existe mucha confianza y comunicación, y tanta es la confianza que al molestarnos algo o al hacer algo malo siempre lo comentamos y tratamos de solucionar los problemas.

S

aber que está mal, el miedo al embarazo antes de tiempo y no querer defraudar a sus padres son buenos motivos para no tener relaciones sexuales; pero, por lo que cuentas, no son suficientes para evitar que lo hagan. Me parece que les está haciendo falta más profundidad en la comprensión de por qué las relaciones sexuales son propias y exclusivas para el matrimonio. Dice el Génesis: «El hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne». Esto es lo que implica el acto

El problema ahora es que hemos caído en la tentación de tener relaciones sexuales. Los dos sabemos que lo que hacemos está mal y que si seguimos así nuestra relación puede acabar mal con algo que aún no queremos y, además, no queremos defraudar la confianza y el apoyo que nos dan nuestros padres. Nosotros nos amamos mucho y estamos seguros de que queremos seguir juntos y solucionar este

sexual: una unión completa, una entrega total. Cuando un hombre y una mujer tienen relaciones sexuales, se desnudan uno para el otro y con este gesto se están diciendo: soy completamente tuyo, soy completamente tuya… Esta entrega total incluye la dimensión temporal: no puedo ser completamente tuyo o tuya media hora; para que este lenguaje sea veraz, y no un engaño, tiene que ser para toda la vida y en todos los aspectos de la vida. Por eso el requisito previo es dejar al padre y a la madre y formar una nueva unidad: el matrimonio.

Cuando un hombre y una mujer tienen relaciones sexuales, también se están dando un mensaje fundamental: quiero tener un hijo contigo. Ésta es parte esencial de la sexualidad, para esto ha sido hecha. En el mundo animal se trata de la reproducción para la conservación de la especie; pero tratándose de los seres humanos, es también el medio que Dios dispuso para la co-creación. Este es un privilegio inmenso: a través del acto sexual Dios nos permite colaborar con Él en la creación de un nuevo ser humano. Perder de

PÁGINA PÁGINA

15

problema porque en un futuro no muy lejano queremos casarnos, ya cuando tengamos un porvenir para dar ese paso tan importante. Hemos visto que no basta con decir que no lo vamos a volver a hacer y que vamos a cambiar o dejarnos de ver en cierto tiempo, porque todo eso lo hemos intentado y no ha servido. Queremos saber cómo acabar con este problema y juntos poder esperar hasta el matrimonio.

vista esto es empobrecer dramáticamente el acto sexual. Y hemos llegado al extremo de pensar que tener un hijo es una desgracia y que tenemos el derecho a tener relaciones sexuales que no tengan como consecuencia el engendrar un hijo. Es absurdo. Pero volviendo a ustedes, cuando tienen relaciones sexuales se están mintiendo: no quieren tener un hijo uno con el otro. ¿Y qué hacen para evitarlo? ¿Utilizan hormonas que te hacen daño a ti y que podrían incluso ser abortivas? ¿Utilizan métodos abortivos como el diu y la píldora del día siguiente? ¿O utilizan el condón arriesgándose al embarazo no deseado? Si amas a tu novio, ¿quieres que tenga que dejar los estudios para ponerse a trabajar y mantener a una familia? Si él te ama, ¿quiere que dejes los estudios para que cuides a tu bebé? ¿Eso es amor? Por otro lado, los novios deberían estar construyendo un amor sólido, pero cuando comienzan a tener relaciones sexuales, resultan más importantes el placer, el disfrutarse mutuamente. Ésta es una forma de utilizarse uno al otro. Además, siendo creyentes,

están actuando en contra del plan de Dios, alejados de Su voluntad respecto a la sexualidad. Influir para que el otro se aleje de Dios no es amarlo. Pecar juntos no es verdadero amor. Pero tu pregunta es cómo hacer para evitar tener relaciones. Quieres consejos prácticos para no caer en la tentación. Y hay algunos. El primero: vivan en gracia, hagan oración, no se alejen de la mano de Dios. Busquen un director espiritual. Luego, no se pongan en situaciones de riesgo. Tú sabes cuáles son: estar solos en lugares solitarios, permitirse caricias demasiado intensas, hablar de ciertos temas... En cambio, como alternativa, busquen actividades que les ayuden a crecer y tener buenos amigos: intégrense en un grupo, ofrezcan su servicio voluntario... Y no pierdan de vista el objetivo: quieren construir un amor verdadero.

Consultas GEORGINA LEÓN PORTILLA ginaleonportilla@gmail.com

Veo todo negativo PREGUNTA: Hola, me acabo de mudar de ciudad y no se qué hacer; ya tengo diferentes actividades, pero estoy de mal humor y a ratos triste; veo todo negativo.

María de los Ángeles. RESPUESTA: Estimada María de los Ángeles: cualquier cambio de ciudad significa pérdidas: de actividades, amigos, trabajo, etc., aunque la nueva ciudad tenga ganancias con el tiempo. Por el momento, en lo que te ambientas, empieza a conocer gente. Puedes apreciar las cosas que tienes cerca, como concentrarte en lo que haces, extraer al final del día lo positivo, tener una amiga nueva... Utiliza el sentido del humor para convertir lo cotidiano en sonrisas. Agradece a diario, cualquier cosa del día; te ayudará a ver la riqueza que te rodea, en la que no nos fijamos a veces en los detalles por la prisa. Ten paciencia contigo misma, cada cambio toma su tiempo.

Georgina León Portilla


16

BUSCA LAS PALABRAS OCULTAS Augusto Nazaret Belén

PÁGINA

25 de diciembre de 2011

«El que recibe a un niño como éste en mi nombre, me recibe a Mí» MATEO 18,5

CHISTES Y A D IV ADIVINANZAZ V IN

Salieron de Oriente con rumbo a Belén, si quieres juguetes escribe a los tres. (LOS REYES MAGOS)

El niño le dice a su tío al regresar de la escuela: -Tío, tío, hoy

estudiamos geometría. Su tío le dice: -A ver, dime, ¿qué son los ángulos? Le contesta el niño: -Sonángulos son las personas que caminan dormidas. Verás una Virgen bella, Madre de su propio Padre, y aunque es verdadera Madre no deja de ser doncella. (LA VIRGEN MARÍA)

La maestra le pregunta a Jaimito: -¿Cuánto es 8 x 5? Jaimito contesta: -¡Cuarenta, maestra! -Muy bien. ¿Y 5 x 8? -¡Tacuaren, maestra!

Censo Mesón Buey

Asno Noche Pastores

Ángeles Pesebre María

José Estrella Magos Oro

Incenso Mirra Jesus

859 El Observador de la Actualidad  

Periodismo católico - 25 de diciembre 2011 - Evangelizar contra las estadísticas

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you