Page 1

PRÓXIMO NÚMERO

¿POR QUÉ+El DIOS PERMITE EL SUFRIMIENTO? valor insospechado del sufrimiento humano. + «Por sus llagas habéis sido curados»: el mensaje de la Jornada Mundial del Enfermo 2001. + Igual que ahora, Jesucristo en su vida terrena sanaba a algunos, pero no a todos.

MARCHAS POR LA VIDA

TEMA DE LA SEMANA

Unas 300 mil personas salieron a las calles de Estados Unidos y París con el único propósito de defender la vida. Adultos y jóvenes, acompañados de obispos, marcharon por las calles de ciudades como San Francisco, Dallas, Washington y París, y el mensaje fue claro: todos a favor de la vida.

POBREZA, CASTIDAD Y OBEDIENCIA +Tres tesoros que hay que conservar +El escándalo de las «riquezas» de la Iglesia +De modelo a sacerdote

+El celibato no es causa de pedofilia +Si quieres ser perfecto, vende todo lo que tienes PÁGS. 3 A 8

PÁG. 11

El Observador DE

6 de febrero de 2011

L

AÑO 16

No. 813

SOBRE LA MARCHA SANTIAGO NORTE

os que nunca entienden nada dicen que los votos religiosos son una esclavitud. Todo lo contrario. Son la libertad, el camino llano hacia la vida perfecta. Debemos, pues, apoyarlos, protegerlos e imitarlos.

elobservadorenlinea.com

LA

ACTUALIDAD $10.00

Fundado en 1995

Votos que dan vida C

astidad, pobreza y obediencia son palabras que a muchos asustan. Sin embargo, en el siglo XXI son plenamente actuales, son fuente de vida y dan luz a un mundo que por momentos se sume en las tinieblas del egoísmo, la violencia y la deshumanización.

Uno de las personalidades más respetadas a nivel global, la beata Teresa de Calcuta, mostró con su vida que los votos religiosos se traducen en fecundidad, en riqueza y en libertad. Mismo ejemplo dan cientos de miles de religiosos y religiosas dispersos por el mundo. Por esta razón, en este número hablamos de cómo deben ser entendidos los votos, de lo mucho que han nutrido la vida de la Iglesia; presentamos testimonios actuales de hombres y mujeres que han hecho de esta forma de vida, plenitud y encuentro con Cristo.

OPINIÓN ¿CÓMO COMBATIR TU +DON SAMUEL RUIZ EN ESTA DE GRACIA DEFECTO DOMINANTE? + JORGEHORA E. TRASLOSHEROS


PÁGINA

2

6 de febrero de 2011 AÑO 16, No. 813 /El Observador

LA SEGUNDA

MINI

PARA LECTORES CON PRISA

POR JAIME SEPTIÉN jaimeseptien@gmail.com

Conmocionan marchas en Norteamérica y París

En la brecha

E

En Francia y Estados Unidos se realizaron marchas a favor de la vida humana. Los asistentes se contaron por millares. Año con año el número de participantes se incrementa. Llama la atención la gran cantidad de jóvenes que acuden; al mismo tiempo el número de obispos que toma parte en ellas se multiplica. Medio millón de asistentes y 74 obispos son cifras que hablan por sí mismas.

l Padre Carlos Vera Soto, Misionero del Espíritu Santo, ha escrito un espléndido libro sobre la vida del clero secular durante la Revolución Mexicana. En la brecha es una investigación profunda y necesaria, que completa otro texto suyo: La

formación del clero diocesano durante la persecución religiosa en México (1910-1940).

En ambos libros Carlos Vera Soto nos da un muy amplio panorama sobre los problemas y los triunfos del clero secular mexicano durante aquellos años aciagos en los que, no obstante la ventolera revolucionaria, la persecución de Carranza, la Constitución anticlerical, los cañonazos de Obregón, el odio de Calles y, después, los intentos de erradicar a la Iglesia por parte de Cárdenas, sacerdotes y seminarios resistieron, siguieron adelante, fueron sostenidos por el pueblo fiel, se afianzaron en el corazón de México. La tesis de En la brecha es muy sencilla: mostrar con datos, con un buen conocimiento del entorno social y político de los años revolucionarios, cómo “esta porción, minoritaria pero significativa de ciudadanos (los sacerdotes) que quedaron por obra y gracia de nuestras leyes fuera de ellas”, supieron, en su gran mayoría, responder a la vocación con celo heroico en medio del desastre y del hostigamiento, de la ruina moral y de la irresponsabilidad (cuando no la estupidez) de generalotes y turbamultas beodas, que saquearon a la Iglesia, y le echaron la culpa de todo (de la traición de Huerta, del empobrecimiento de los indígenas, del retraso de los campesinos…). Sacerdotes no demasiado cultos –había que formarse a salto de mata— pero con una “conducta recta y buena”que hicieron que lejos de desaparecer, como querían liberales y masones, comunistas y laicistas, la Iglesia católica saliera revitalizada de tantos años de violencia. Hay que leer este libro de un sacerdote que, además, es historiador, para darnos cuenta de la raíz profunda que tiene la Iglesia católica en suelo mexicano. No por unos poquitos, muy poquitos, se puede dejar a un lado el testimonio de fe de miles de sacerdotes seculares que, entonces como ahora, siguen en la brecha, dejándose el alma por servirnos. Es en ellos donde Santa María de Guadalupe siguió ycontinúa haciendo de México una singularidad en el mundo.

DIRECTORIO El Observador

®

DE LA ACTUALIDAD DE LA ACTUALIDAD

Dirección: Jaime Septién Crespo Dirección adjunta: Maité Urquiza de Septién Dirección de ediciones: Rogelio Hernández Murillo

Castidad, pobreza

y obediencia

Castidad, pobreza y obediencia son los votos que asumen los hombres y mujeres que sienten el llamado a la vida religiosa. En esta ocasión analizamos el significado de tales compromisos y cómo se viven actualmente. Con cifras en la mano se desmiente la idea de que celibato y homosexualidad van de la mano, de que la Iglesia es“millonaria”y, sobre todo, se muestran algunos testimonios de los hombres y mujeres que han hecho de los votos vida, virtud y plenitud.

PARA SABER MÁS,

CONSULTAR PÁGINA 11

Los indígenas piden justicia

Se realizó la VII Asamblea de Pastoral Indígena organizada por la CEM(Conferencia del Episcopado Mexicano). En ella los participantes expresaron que son víctimas de diferentes clases de opresión y reafirmaron su compromiso por la paz y por México.

PARA SABER MÁS,

PARA SABER MÁS,

CONSULTAR LAS PÁGINAS 3 A LA 8

Don Samuel Ruiz Jorge E. Traslosheros inicia una serie de artículos donde analiza el trabajo pastoral de monseñor Samuel Ruiz. En esta ocasión nos muestra cómo siempre mantuvo una fidelidad al

CONSULTAR PÁGINA 12

Papa y a las enseñanzas del Magisterio; esto no fue impedimiento para desarrollar su labor pastoral en una de las regiones más pobres de México. PARA SABER MÁS,

CONSULTAR PÁGINA 10

PARA ENTENDER ESTE NÚMERO CELIBATO: Es el permanecer soltero. Se aplica particularmente a quienes renuncian al matrimonio por motivo de dedicación particular a la vida y actividades religiosas: clero, religiosos.

Jefe de redacción: J. Jesús García y García. Contraloría: María del Carmen Velasco de Uresti. Editora «Tema de la semana»: Diana Rosenda García Bayardo. Jefe de información: Omar Árcega Escobedo. Editora «Ser Joven»: Rubicela Muñiz Patiño. Jefatura de ventas: Patricia Flores de Aboytes. Asesor: Clemente Chauvet Flores. Jefe de circulación: José Trejo Hurtado. Coordinador de distribución: Agustín Morales Cabello. Promoción y difusión: Óscar

VOTOS:Son promesas hechas a Dios. Se refiere generalmente a los votos hechos por los miembros de institutos de vida religiosa. Sólo se aplica a los religiosos, pues los sacerdotes diocesanos hacen promesas.

Uresti Serrano. Diseño de publicidad: Octavio Espinosa Murillo. Diseñador asociado: David Montes. Crédito y cobranza: Fernando Maya Solano. Secretaria y suscripciones: María del Refugio Rojas de Hernández. Agentes de distribución y cobranza: Carmelo Aguillón Sánchez, José Trejo Hurtado y Salvador González Núñez. Mensajería: Alfonso Sánchez y Arrieta. Asistente de oficina: María del Carmen Olvera Castro.

El Observador de la actualidad. Publicación semanal de Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. Reforma No. 48, Centro histórico, C.P. 76000, Santiago de Querétaro, Qro., Tels. (442) 214-1842, 224-1454 y 214-5475, lada sin costo fuera de Querétaro 01 800-253 3501.- Correo electrónico: mensaje@elobservadorenlinea.com - Número de Certificado de Licitud de Título 9598.- Número de Certificado de Licitud de Contenido 6695.- Número de Reserva al Título en Derechos de Autor 1080200/2001.- Precio del ejemplar: $10.00.- Suscripción anual en la ciudad de Querétaro (aplican restricciones): $450.00 - Impresión: Compañía Periodística Meridiano, S.A. de C.V., Prol. Calzada 208 Col. Martinica, Tel. (477) 788-2115, León, Gto. - Permiso de publicación periódica, autorizado por Sepomex Núm. PP22-0001. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.


TEMA DE LA SEMANA El Observador

Editora: Diana R. García

6 de febrero de 2011

6 de febrero de 2011/ AÑO 16, No. 813

PÁGINA3

POBREZA, CASTIDAD Y OBEDIENCIA

Tres tesoros que hay que conservar «Jeús escogió para sí mismo ser virgen, pobre y obediente», dice Benedicto XVI

incluso las molestias de la vida, si se llevan con paciencia, todo ello se convierte en sacrificios espirituales agradables a Dios por Jesucristo (cfr. 1P 2, 5), que ellos ofrecen con toda piedad a Dios Padre en la celebración de la Eucaristía uniéndolos a la ofrenda del cuerpo del Señor. De esta manera, también los laicos, como adoradores que en todas partes llevan una conducta sana, consagran el mundo mismo a Dios (LG 34; cfr. LG 10)».

E

l pasado 2 de febrero se celebró la Jornada para la Vida Consagrada, iniciativa lanzada en 1997 por Juan Pablo II para —en palabras del fallecido pontífice— «ayudar a toda la Iglesia a valorar cada vez más el testimonio de quienes han elegido seguir a Cristo de cerca mediante la práctica de los consejos evangélicos», y como ocasión para que las personas consagradas renueven sus propósitos de entrega al Señor. Dijo Benedicto XVI el 5 de noviembre de 2010 que, «ante la disminución de los miembros en muchos institutos [religiosos] y su envejecimiento, evidente en algunas partes del mundo, muchos se preguntan si la vida consagrada sea hoy también una propuesta capaz de atraer a los jóvenes y a las jóvenes. Bien sabemos que... la vida consagrada como tal tiene su origen en el propio Señor que escogió para Sí esta forma de vida virgen, pobre y obediente. Por eso la vida consagrada nunca podrá faltar ni morir en la Iglesia: fue querida por el propio Jesús como parcela irremovíble de su Iglesia».

TODOS LOS BAUTIZADOS ESTÁN CONSAGRADOS La terminología «vida consagrada» es un tanto ambigua pues, aunque con ella se busca designar a la opción que hacen hombres y mujeres de dedicar su persona totalmente a Dios, casi siempre a través de una orden religiosa, lo cierto es que todos los que han recibido el sacramento del Bautismo

OTRO MODO DE SEGUIR A DIOS

«Señor: me consagro a Ti para amarte, servirte y anunciarte, pues para siempre te pertenezco»

han quedado consagrados a Dios; pero hay diferentes grados de vivir esta consagración. Así, como dice el Catecismo de la Iglesia Católica en su número 901, reproduciendo lo dicho en el concilio Vaticano II, «los laicos, consagrados a Cristo y ungidos por el Espíritu Santo, están maravillosamente llamados y preparados para producir siempre los frutos más abundantes del Espíritu. En efecto, todas sus obras, oraciones, tareas apostólicas, la vida conyugal y familiar, el trabajo diario, el descanso espiritual y corporal, si se realizan en el Espíritu,

Los que optan por la «vida consagrada» no tienen una dignidad diferente a la de los seglares, ni son poseedores de una obligación mayor en cuanto al servicio de Dios y su glorificación, sino que fueron llamados por el Señor mismo a andar otro camino, uno más parecido al caminado por Él en su vida en la Tierra. «Por su regeneración en Cristo, se da entre todos los fieles una verdadera igualdad en cuanto a la dignidad y acción», explica el Catecismo en el número 872. Y en el 916: «El estado de vida consagrada aparece... como una de las maneras de vivir una consagración ‘más íntima’ que tiene su raíz en el Bautismo y se dedica totalmente a Dios». Esto se realiza mediante la práctica de los llamados «consejos evangélicos»: pobreza, castidad y obediencia, aun cuando éstos no tienen por qué ser necesariamente exclusivos de los que ingresan en un monasterio, pues «los consejos evangélicos están propuestos en su multiplicidad a todos los discípulos de Cristo» (n. 915). D. R. G. B.

Los votos religiosos son un medio, no un fin Por Lino Dolan, O.P.

L

os votos son un medio y no un fin. La finalidad de los votos, según santo Tomás, es Caritas, es decir, aquel Amor que es Dios mismo. Los votos solamente sirven si nos ayudan a crecer en ese Amor de Dios. Los votos están en oposición a lo que propone la sociedad, en general, como valores. Los votos se oponen: autonomía / individualismo / pragmatismo - obediencia / comunidad; materialismo / éxito / status social - pobreza / humildad; satisfacción sensual / placer - castidad / amor fraterno. Si los votos fueran meramente medios, serían motivo de frustración, limitación, esterilidad. Pero son medios para llegar a la Caridad, es decir, para compartir la vida misma de Dios. Comprendidos así, nuestro sufrimiento y negación se vuelven fructuosos: la muerte a nosotros mismos nos da la nueva vida de la Resurrección.

El valor de la promesa dada ¿Qué sentido tiene que uno dé su palabra para toda la vida? ¿Que valor tiene nuestra palabra, nuestra promesa? La palabra que pronunciamos al hacer votos... no sabemos a

GARANTÍA DE LIBERTAD Los votos tienen valor solamente si nos liberan para cumplir nuestra misión. No han de ser una carga pesada que oprima sino garantía de libertad para caminar ligeros hacia Dios.»

dónde nos pueda llevar. ¿Cómo atrevernos a pronunciar esos votos? Solamente porque Dios, nuestro Padre, lo ha hecho, nosotros, sus hijos e hijas, también podemos hacerlo. Dios se comprometió con nosotros con su Palabra; Jesús es el «sí» eterno del Padre. Porque creemos que somos hijos de Dios por el Bautismo, nos atrevemos a dar nuestra palabra sin saber de antemano todas las implicaciones. Los votos alcanzan un futuro desconocido. Por eso santo Tomás dice que es un acto de absoluta generosidad, porque uno da —en un sólo instante— una vida que va a vivir sucesivamente en el tiempo. ¿Esto es un absurdo cuando ni se sabe qué pueda pasar mañana? Para nosotros es un acto de confianza en Dios, en el Dios de la Providencia.


TEMA DE LA SEMANA

POBREZA, CASTIDAD Y OBEDIENCIA 6 de febrero de 2011/ AÑO 16, No. 813

PÁGINA 4

¿Entonces la riqueza es mala?

Un Papa en el suelo

Pontífices, seglares, religiosos.... niños o adultos.... Todos pueden y deben desapegarse de los bienes de este mundo. Aquí algunos breves ejemplos:

L

a riqueza —económica— no es moralmente buena ni mala. La moralidad depende del modo en que se obtenga y del uso que se le dé. Si se emplea en lujos, despilfarros o violencia, obviamente se le está dando un uso pecaminoso. Si se utiliza en la promoción de la salud, de la solidaridad o la educación, se le da su correcto valor. En la práctica, los bienes materiales suelen ser más bien causa de perdición: «Los que desean ser ricos se exponen a la tentación, caen en la trampa de innumerables ambiciones y cometen desatinos funestos que los precipitan a la ruina y a la perdición. Porque la avaricia es la raíz de todos los males, y al dejarse llevar por ella, algunos perdieron la fe y se ocasionaron innumerables sufrimientos» (I Tim 6, 9-10). Por eso recomienda san Pablo: «A los ricos de este mundo encárgales que no sean altivos ni pongan su confianza en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios, que abundantemente nos provee de todo para que lo disfrutemos» (I Tim 6,17). No es esclavo del dinero aquel que es capaz de desprenderse de él. Pero «no basta despreciar las riquezas —advierte san Juan Crisóstomo—, sino que también hay que alimentar a los pobres... ¡Qué difícilmente entrarán los ricos en el Reino de los Cielos! Lo cual no es hablar contra las riquezas, sino contra los que se dejan dominar por ellas». Lo importante para quien posee bienes materiales es aprender a usarlos rectamente, convirtiéndolos en instrumentos de bien, en medios para alcanzar la salvación. Por eso dice san Ambrosio: «¡Ay, de vosotros, ricos, que ya tenéis vuestro consuelo...!; sin embargo, a los que se condena por la autoridad de la sentencia celestial no son a los que tienen riquezas, sino a los que no saben usarlas». Y san Gregorio de Nisa: «Sed moderados en el uso de los bienes de esta vida. No os pertenece todo; al menos una parte de esos bienes debe quedar para los pobres». Muy claro es santo Tomás en su enseñanza: «Las riquezas son buenas en cuanto son útiles al ejercicio de la virtud; mas si excede esta medida de manera que impida el ejercicio de la virtud, no han de computarse entre las cosas buenas, sino entre las malas”.

LA CAMA DE KAROL WOJTYLA

«Todos los que aman las riquezas, aunque no puedan conseguirlas, forman parte del número de los ricos». (San Agustín de Hipona)

«Si quieres ser perfecto, vende todo lo que tienes y dalo a los pobres» El consejo evangélico de la pobreza

EL CONSEJO EVANGÉLICO DE LA POBREZA DEBE ENTENDERSE COMO: › Una vida sobria, sin excesos, es una práctica que deben vivir todos los cristianos de cualquier condición.

› El abandono confiado

en Dios y su amorosa providencia igualmente es algo que todos los bautizados están llamados a practicar de continuo.

› La renuncia voluntaria al derecho de propiedad o de uso, para agradar a Dios. Vivido esto en una congregación religiosa significa que los consagrados ya no son dueños de nada de manera individual, y que todo lo que reciben (ingresos por trabajo o por rentas, donativos, etc.) pertenece a la comunidad religiosa.

H

ay diversos modos de entender la pobreza. Pobre puede ser la persona que carece materialmente de lo necesario para vivir, lo cual implica que, puesto que los bienes de la creación alcanzan para todos y fueron pensados por el Creador también para todos, entonces este tipo de pobres existe porque algunos habitantes del mundo han tomado lo que le correspondía a otros, de manera que tal pobreza ni es natural ni es querida por Dios. También está la pobreza no económica pero tan cierta y contraria al plan divino como la primera: la pobreza de índole espiritual, aquella que padecen afectivamente los rechazados, los olvidados, los deprimidos. La beata Teresa de Calcuta, llamada la «madre de los más pobres entre los pobres», fundó su congregación religiosa para atender a ambas clases de pobres. Ella decía que la mayor pobreza que podía existir era la de no sentirse amado; por eso también abrió casas de asistencia en países ricos, donde encontró a muy pocos indigentes materiales pero a muchos de tipo afectivo. ¿En qué sentido, entonces, los hijos de Dios habrían de querer vivir la pobreza? ¿Qué valor tiene entonces? Cristo le ha dado un sentido nuevo y radical a la pobreza. Al joven rico le dijo: «Si quieres ser perfecto, ve, vende todo lo que tienes y dalo a los pobres: así tendrás un tesoro en el Cielo. Después, ven y sígueme» (Mt 19, 21). Esta invitación tan absoluta no la hizo —ni la hace— de manera generalizada. La pobreza que sí pide para todos es el no apego a los bienes materiales: «Nadie puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro, o bien, se interesará por el primero y menospreciará al segundo. No se puede servir a Dios y al dinero» (Mt 6, 24).

Poco después de que el futuro Juan Pablo II fuera ordenado presbítero, se le dió el cargo de párroco auxiliar del poblado de Niegowic. En cierta ocasión a una viuda anciana le robaron la ropa de cama, y el padre Karol le dio la suya, durmiendo durante meses sin colchón ni sábanas. Sin embargo, el hacer del piso su cama fue algo que practicó muchas veces, no sólo por carencia material. Las investigaciones hechas para la beatificación del Pontífice han revelado que, cuando era obispo de Cracovia, a menudo dormía en el suelo para así poder practicar el sacrificio y el ascetismo.

UNA PRINCESA SIN RIQUEZAS

BEATA TERESA DE CALCUTA: “Cuanto más pobres somos, más podemos dar. Parece imposible, pero no es así; esa es la lógica del amor”. “La pobreza es algo maravilloso porque nos da libertad, significa que son menos los obstáculos que nos separan de Dios.” “El voto de pobreza nos libera de nuestros deseos de comodidad y satisfacción, nos ejercita en sentir ausencia de las necesidades materiales y despega nuestro ser de apegos interiores como son nuestro propio yo y deseo de amor de los demás deseos de ser amada, para llegar a desear ser amadas y amar solo a Dios.” Juan Pablo II

La princesa santa Isabel de Hungría (1207-1231) nació, como era de esperarse, en un ambiente de lujo y abundancia; pero ella, desde niña, buscaba a los pobres para darles los regalos que recibía de sus padres. En balde los reyes la vestían conforme a su rango principesco, porque aprovechaba el menor descuido para quitarse las sedas y brocados, dárselos a los mendigos y volver a palacio con harapos.Conforme a las costumbres de la época, se le impuso un matrimonio a temprana edad. Se casó a los 14 años con el heredero del trono de Turingia (en Alemania), y ahí siguió ayudando a los necesitados con la plata de sus arcas, las alhajas que trajo como dote y hasta sus propios alimentos y vestidos. Enviudó a los 20 años y fue expulsada con sus hijos del palacio. El Papa Gregorio IV le nombró un «defensor» que consiguió que la princesa fuera indemnizada con una fuerte suma de dinero; pero ella renunció a todos sus bienes. Falleció a la temprana edad de 24 años.

VER MÁS elobservadorenlinea.com


TEMA DE LA SEMANA

El salario del Papa E

UN DIÁLOGO EN INTERNET

ste diálogo entre múltiples participantes anónimos en un forro de internet permite percibir las ideas equívocas que circulan en torno al dinero y el Papa. Pero también hay respuestas racionales: — ¿Tiene el Papa un salario? Me refiero a moneda, dinero. — No creo que el Papa tenga un salario ya que no lo necesita, tiene todo. — Si yo tuviera todo, viviera en lujos como sólo vive un rey, con todos los honores y pleitesía, los mejores médicos, las mejores comidas selectas, las mejores ropas del mundo, la mejor cama, un ejercito a mis órdenes, etc., ¿para qué querría un salario? — Me gustaría que me indiques cuáles son los lujos que dices que tiene el Papa en su vida. Yo creo que tú no sabes cómo es su vida doméstica. — Y tú que criticas al Papa, ¿has vendido tu automóvil para donar el dinero a los pobres, y ahora te mueves en bicicleta? ¿Dejaste todos tus bienes terrenales, y vives en pobreza total por amor al prójimo? Parece que no, porque tienes computadora... Es facil ver la paja en el ojo ajeno... — Para su información, el Papa no tiene voto de pobreza. Pero recuerden que Juan Pablo II declaraba en su testamento que no tenía bienes personales de qué disponer. ¿Oyeron eso? Repito: el Papa Juan Pablo II manifestó en su testamento no tener ningún bien personal. Nada. — Uno de ustedes dijo que el Papa se viste con las mejores ropas de mundo. Dime cuáles son las «mejores ropas del mundo» que utiliza el Papa. — Los que critican al Papa porque «vive en un palacio» sepan que él vive en un departamento que es apenas un pedacito de un antiguo edificio. ¿Acaso se pueden imaginar al Papa tomando un autobús para ir a su oficina en el Vaticano cada mañana? Los que dicen estas cosas no comprenden cuánto ama la gente al Papa, tanto que cuando sale a cualquier lado hace falta todo un sistema de seguridad para que las masas no se le tiren encima.

POBREZA, CASTIDAD Y OBEDIENCIA 6 de febrero de 2011/ AÑO 16, No. 813

PÁGINA 5

«¿POBREZA? ¡PERO SI EN LOS TEMPLOS Y EN EL VATICANO HAY MUCHO DINERO!», DICEN

L

a gente suele creer que todo miembro de la jerarquía eclesiástica ha hecho voto de pobreza y, por tanto, se escandaliza si un sacerdote diocesano posee un automóvil nuevo o más o menos nuevo, si un obispo viste zapatos de piel «de marca» y tiene un chofer a su servicio, o si el Papa vive en un palacio. Sucede que el voto de pobreza lo hacen los que libremente ingresan en la vida monástica; no es propio del clero diocesano, si bien toda persona puede abrazar la pobreza radical si así lo desea.

El escándalo de las «riquezas» de la Iglesia bienes y los repartirera entre los pobres del mundo, el dinero apenas alcanzaría para que comieran unos cuantos días. En cambio, al administrar esos valores económicos puede sostener numerosas leproserías, hospitales, orfanatos, dispensarios, asilos de ancianos, etc., y ayudar eficaz y constantemente a muchas personas que de otro modo se quedarían sin asistencia. Por cierto, no existe ninguna institución mundial, ni siquiera la ONU, que socorra tanto a los pobres como lo hace la Iglesia de Jesucristo.

«Pero Jesús fue pobre» «Pero Jesús fue pobre», argumentan. Es verdad que Cristo, siendo rico, se hizo pobre (cfr. II Co 8, 9); pero también es cierto que, para realizar su misión, necesitó de los bienes materiales de otros. Así, había un grupo de mujeres no pobres que lo servían con sus bienes (cfr. Lc 8, 3); lo mismo su amigo Lázaro y sus hermanas, que, en lugar de regalar su riqueza a los pobres, pusieron sus riquezas al servicio del Señor y de la naciente Iglesia. Si bien el Vaticano mueve mucho dinero y hasta tiene un banco porque es un país, y todo país es responsable del manejo de sus divisas, la verdad es que no es para nada la organización más rica del planeta, como muchos afirman. Para dar una idea de la realidad de las cosas basta decir que las puras organizaciones no gubernamentales españolas manejan cada año casi el doble del presupuesto anual con el que cuenta todo el Estado Vaticano.

«Habría qué vender los bienes de la Iglesia» «Habría que vender los bienes de la Santa Sede y darle el dinero a los pobres», se alega por ahí.

Un compromiso a vivir materialmente con el mínimo indispensable

«Templos más modestos, por favor»

Un adornado templo barroco. ¿Dios se merece lo mejor?

Es verdad que una visita a la Ciudad del Vaticano, con sus bellos edificios y sus magníficos museos, puede dejar anonadado a cualquiera. Y no se crea que la Iglesia no ha analizado el asunto de «deshacerse de todo» más de una vez. Pero lo que arrojan los estudios serios es que, si la Santa Sede vendiera todos sus

«La Iglesia al menos debería construir templos más modestos. No se puede concebir que haya lujos en la casa de Dios», es otro argumento muy recurrido. Quienes esto dicen olvidan que Jesús, hablando muchas veces del mal uso de las riquezas, nunca profirió palabras en contra del esplendor del templo de Jerusalén. Además, en el Antiguo Testamento se lee cómo Dios mismo detemina la rica ornamentación que éste debía tener. ¿Qué se ganaría con venderle una catedral a un millonario? Se perdería lo que la comunidad cristiana construyó poco a poco, con las limosnas de todos, para glorificar a Dios. Además, como dice Jesucristo, «no se debe dar lo sagrado a los perros», es decir, no se debe permitir que un edificio o un ornamento santo acabe en manos de quien le dé usos profanos.

Y en las congregaciones religiosas, ¿qué?

L

os que optan por la vida consagrada, al hacer voto de pobreza renuncian a toda propiedad personal y se esmeran por reducir al mínimo sus consumos en comida y vestido, habitación, viajes, libros y utensilios, icluyendo también los posibles instrumentos de apostolado. Dentro de algunas órdenes hay quienes se han cuestionado cómo vivr verdaderamente con esto. Escribe una religiosa del Sagrado Corazón de Jesús: «La vida religiosa ya no anuncia casi nada... Con el voto de pobreza sucede lo mismo... Nosotras mismas dudamos de nuestro voto... Creemos que necesitamos de los bienes personales y corporativos que tenemos para realizar nuestro servicio apostólico... Tampoco queremos permanecer mancas si están a nuestro alcance unas herramientas que sirvan para construir el Reino». Y una religiosa claretiana opina: «La mayoría de los institutos religiosos nos sentimos incómodos al revisar nuesta vida de pobreza... Vivimos en un mundo que nos dificulta vivir en la sencillez y la austeridad

deseada... Si somos honestas, tenemos que reconocer que a nuestro estilo de vida le falta Evangelio... Pero causa quizá mayor inquietud encontrar cómo encajar en la pobreza las obras apostólicas, colegios, hospitales, organizaciones sociales, etc... ¿Cómo mantener una tensión entre la eficacia del apostolado y el testimonio de la pobreza evangélica?». La respuesta no es sencilla. Pero hay religiosos que se las ingenian para evangelizar sin necesidad de gastar dinero. Como el australiano fray Gabriel, un franciscano de la Inmaculada que hace toda suerte de piruetas en una patineta para atraer a los adolescentes a fin de anunciarles el Evangelio. Jesucristo le habría dicho lo siguiente a una religiosa franciscana anónima el 9 de octubre de 1969 —ella reveló esto por obediencia a su director espiritual—: «No es verdad que hoy no se pueda vivir ya en perfecta pobreza... Vivir en perfecta pobreza en un mundo loco por los placeres y el lujo, es la locura de la Cruz, y la locura de la Cruz es siempre actualidad».

PREGUNTA DE DIFÍCIL RESPUESTA

¿Cómo encajar en el voto de pobreza las obras apostólicas, los colegios, los h ospitales, las organizaciones sociales, etcétera? ¿Cómo mantener una relación equilibrada entre pobreza evangélica y eficacia en el apostolado?


TEMA DE LA SEMANA

POBREZA, CASTIDAD Y OBEDIENCIA 6 de febrero de 2011/ AÑO 16, No. 813

Que el celibato es... un engaño del diablo P LOS DEFENSORES DE ESTA POSTURA NO HAN AHONDADO SUFICIENTEMENTE EN LAS ESCRITURAS

ara Martín Lutero, el padre del protestantismo, los consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia eran más un mal que una virtud, por eso pronto se pronunció en contra de la existencia de la vida monástica, donde se les practica. Así, no es extraño que el ex monje agustino decidiera vivir en matrimonio no sacramental —pero «santo y bendito»— con Catarina von Bohra, una ex monja que también decidió romper los votos que hizo al Altísimo. En su escrito A la nobleza cristiana

de la nación alemana sobre el mejoramiento del estado cristiano, Lutero

dice: «Bien veo cómo se observan los votos, principalmente el de castidad que se hace común en tales conventos. No obstante, Cristo no lo mandó, sino que la castidad es ordenada a muy pocos solamente... Según la institución de Cristo y de los apóstoles.... [el ] párroco no estaría obligado a vivir sin esposa legítima, sino que podrá tenerla». Prácticamente en todas las religiones surgidas como consecuencia de la revolución luterana hay actualmente un convencimiento de que el celibato para los ministros de Dios es un engaño del diablo. Para respaldar su postura emplean la siguiente cita: «El Espíritu afirma claramente que en los últimos tiempos habrá algunos

que renegarán de su fe para entregarse a espíritus seductores y doctrinas demoníacas, seducidos por gente mentirosa e hipócrita, cuya conciencia está marcada a fuego.Esa gente proscribe el matrimonio...» (I Tim 4, 1-3). Para el pastor protestante puertorriqueño José Luis de Jesús Miranda, autoproclamado «Jesucristo-Hombre» y fundador de la secta «Creciendo en Gracia» —en la que sus adeptos se tatúan en la carne el número 666—, enseña en sus predicaciones que el celibato es «una doctrina falsa»y que «todo el que abraza la doctrina del celibato es un potencial abusador de niños. Yo acuso a todos los líderes católicos como abusadores de niños, como potenciales abusadores de niños».

Otra secta, de nombre «Casa de Oración», enseña en Costa Rica que el celibato es sólo tradición de hombres y no un sacrificio que Dios desea para sus siervos: «Si tan sólo los sacerdotes y las monjas pudieran comprender que Dios no pone tal requisito... y que están siendo engañados por Satanás. Dios ha registrado todas estas verdades en su Palabra». Por supuesto, también hay —y son muy notorios, gracias a la exagerada cobertura que les dan los medios de comunicación— ex sacerdotes católicos que hoy, a ejemplo de Martín Lutero en el siglo XVI, hablan pésimamente del consejo evangélico del celibato. Por ejemplo, el «progresista» paraguayo Juan María Carrón lucha desde hace 40 años por su abolición, pues considera que privarse de las relaciones sexuales es «injusto y hasta un atropello a los derechos humanos». Asegura que la vida célibe, además de anticuada, «no tiene fundamento bíblico ni pastoral». En todas estas opiniones parece haber un serio desconocimiento de lo que realmente es el celibato, y del cual Cristo habló en estos términos. «Algunos no se casan, porque nacieron impotentes del seno de su madre; otros, porque fueron castrados por los hombres; y hay otros que decidieron no casarse a causa del Reino de los Cielos. ¡El que pueda entender, que entienda!» (Mt 19, 12).

Los que deprecian el celibato sacerdotal y la renuncia carnal de los consagrados acaban por no comprender la virginidad perpetua de María, la Madre de Dios, y tampoco la paricipación de Ella en el misterio mesiánico. El celibato se elige no por desprecio de lo natural —el sexo, por Dios creado y bendecido— sino por amor preferente a lo sobrenatural: ofrenda sublime de la naturaleza humana al misterio de la Encarnación divina. Sumisión absoluta del cuerpo a la vocación del Espíritu. ¿Cómo comprenderían la virginidad cuando se ha corrompido el significado de la sexualidad humana?

J.C. García de Polavieja

La vida sin casarse tiene fundamento bíblico Por Martin Zavala, M.P.D.

H

ay protestantes y católicos despistados que dicen que la Biblia prohibe que los sacedotes se queden célibes. Si en realidad la estudiaran con seriedad, conocerían algunas de las cosas que a continuación comparto:

1) La Biblia no dice que se casen, sino que «hayan sido casados» una sola vez Cuando los hermanos separados afirman que la Biblia dice que los sacerdotes deben de ser casados es totalmente falso. Si leemos atentamente los pasajes bíblicos que hablan de eso notaremos que no dice que se casen, sino algo diferente: «El candidato debe ser intachable, no haberse casado sino una sola vez y tener hijos creyentes...» (Tito 1,6) . «Es necesario que el obispo sea intachable, casado una sola vez, sobrio, sensato...» (I Tim 3,2). «Los diáconos, sean casados una sola vez y que eduquen bien a sus hijos...» (I Tim 3,12).

En las tres citas bíblicas se repiten las palabras «una sola vez». Tendríamos que preguntarnos por qué dice que solamente una vez, si se supone que todo cristiano solamente se puede casar una vez. ¿Acaso los obispos eran casados una vez y los que no lo eran podían tener varias esposas? Por supuesto que no. La razón por lo que dice eso es que, cuando en aquellos tiempos se convertían a Jesucristo, muchas de las personas antes habían tenido varias mujeres e hijos. Al aceptar el Evangelio no podían continuar en esa situación. Tenían que tener una sola esposa y cuidar de sus hijos. Es por eso que cuando en la Biblia se dice casados «una sola vez» es para resaltar que si querían ser diáconos, presbíteros u obispos no podían serlo si antes de ser cristianos habían tenido varias esposas e hijos con ellas. En cambio, al estar casado «una sola vez» no habría el problema del cuidado y atención más que de su esposa e hijos. Es decir, no dice que se casen, sino que antes de ser cristianos hayan sido casados «una sola vez».

Algo similar sucede hoy en día cuando un pastor protestante casado se convierte al catolicismo. En este caso se le permite que sea sacerdote y siga casado, pues eso fue antes de su conversión y ordenación.

2) San Pablo no se casó por amor al Reino Un ejemplo que muestra que la Biblia no prohíbe el quedarse célibe o soltero por amor a Dios, nos lo da san Pablo. Y no tuvo ningún problema de sexualidad, como algunos hoy en día lo andan diciendo acerca de los que se quedan célibes. Qué increíble es que muchos hermanos separados no mencionen esto, pues está muy claro en todas las Biblias. Veámoslo: «Mi deseo sería que todos los hombres fueran como yo; mas cada cual tiene de Dios su gracia particular: unos de una manera, otros de otra. No obstante, digo a los célibes y a las viudas: Bien les está quedarse como yo» (I Co 7, 7-9)

PÁGINA 6

Celibato para algunos, castidad para todos AL CUERPO DEBE HONRÁRSELE COMO TEMPLO QUE ES Por Diana R. García B.

«¿No saben que sus cuerpos son templo del Espíritu Santo, que habita en ustedes y que han recibido de Dios? Por lo tanto, ustedes no se pertenecen sino que han sido comprados, ¡y a qué precio! Glorifiquen entonces a Dios en sus cuerpos» (I Co 6, 19-20). Esta cita de san Pablo es la clave para endender por qué la vida de castidad es para todos, no sólo para los sacerdotes y los religiosos. La palabra «célibe» viene del latín caelebs, que significa no casado, soltero. «Virgen» es el que no ha tenido relaciones sexuales. Y «casto» es el que se abstiene de todo acto, pensamiento o deseo carnal ilícito. De ahí que una persona virgen no necesariamente es casta, ni un célibe es necesariamente virgen; en cambio, un casado sí puede ser verdaderamente casto. La castidad es algo que Dios quiere de todos sus hijos. Un adolescente que se aventura en la contemplación de pornografía no está siendo casto. Ni el padre de familia que, si bien no va tras otras mujeres, sí consiente en el deseo de tener placeres lejos de su esposa.

NOTA COMPLETA elobservadorenlinea.com

PARA RESALTAR

”El que se casa con su novia hace bien; pero el que no se casa obra mejor todavía” (I Co 7, 38)

Los sacerdotes, obispos, religiosos, siguen precisamente el ejemplo de san Pablo: por amor a Jesucristo permanecen sin casarse. Un error muy común entre los protestantes es que, cuando leen el capítulo cuatro de la primera carta a Timoteo, dicen: «El prohibir casarse es doctrina diabólica». Esto es falso, porque allí de lo que se está hablando no es del celibato. Allí se está hablando de doctrinas que existían en aquel tiempo en la que algunos grupos, como los maniqueos, pensaban que todo lo relacionado con el cuerpo era malo. Por eso para ellos era malo el casarse. Es una condenación hacia esos grupos y su doctrina. En cambio, la vision paulina habla de «no casarse», no porque sea algo malo, sino porque es una opción de amor a Dios. Extractado de Defiendetufe.org


TEMA DE LA SEMANA

POBREZA, CASTIDAD Y OBEDIENCIA 6 de febrero de 2011/ AÑO 16, No. 813

PÁGINA 7

El celibato no es causa de pedofilia, afirma un psiquiatra ateo Es «científicamente una tontería» creer que la falta de pareja tarde o temprano desemboca en la pérdida de la orientación sexual

L

“El celibato es un gran escándalo para el mundo porque los que lo viven muestran precisamente que Dios es considerado y vivido como realidad”, dice el Papa

Lo que Benedicto XVI respondió a los anti-celibato

L

a tarde del jueves 10 de junio de 2010, en la plaza San Pedro, en la vigilia de clausura del Año Sacerdotal, Benedicto XV dio una importante respuesta a los que abogan por la desaparición del celibato sacerdotal al recordarle al mundo lo que signifia la castidad en los ministros ordenados: Es el signo de «que Dios existe, que Dios entra en mi vida, que puedo fundar mi vida en Cristo, en la vida futura». Y agregó: «Para el mundo

agnóstico, el mundo en el que Dios no tiene nada que ver, el celibato es un gran escándalo, porque muestra precisamente que Dios es considerado y vivido como realidad». Este «escándalo de la fe», concluyó el Papa, no debe quedar oscurecido por los «escándalos secundarios» provocados por las flaquezas de algunos sacerdotes. El celibato, precisamente las críticas lo muestran, es un gran signo de la fe, de la presencia de Dios en el mundo».

El sexo libre sí es psicológicamente peligroso Entrevista al profesor Aquilino Polaino, psicólogo clínico por la Complutense de Madrid, doctor en medicina por la Universidad de Sevilla, y licenciado en filosofía por la Universidad de Navarra. ¿Es psicológicamente peligroso el celibato sacerdotal? «No es nada peligroso. A mí me parece más peligroso el comportamiento sexual abierto, no normativo, en que todo vale; creo que eso tiene consecuencias más desestructuradoras de la personalidad que el celibato bien vivido en plenitud, sin rupturas o quebrantos».

¿Qué medios debe poner el sacerdote para ser fiel al voto de celibato durante todos los días de su vida? «La tradición de la Iglesia tiene multitud de consejos que se pueden poner en práctica y que son eficaces, por ejemplo la guarda de corazón y la guarda de la vista. Lo que no se ve no se siente. Tampoco hay que ir mirando al suelo pero se puede ver sin mirar. Eso asegura la limpieza del corazón. Un corazón satisfecho

no anda con mezquindades ni con fragmentaciones».

-¿Cree usted que la cultura hedonista de este nuevo siglo, tan difundida en los medios de comunicación, influye en el hecho que algunos sacerdotes no sean fieles al voto del celibato? «Es posible, porque la fragilidad de la condición humana también la tienen los sacerdotes. Yo creo que hay que fijarse más en el inmenso número de sacerdotes fieles a su vocación. Lo excepcional también se da en la vida sacerdotal, pero es excepcional. Aunque periodísticamente sea muy correcto ir a la excepción, no podemos ser ciegos a la inmensa mayoría de sacerdotes que son leales, que viven su vocación a plenitud, que son felices, y a los cuales el mundo les debe la felicidad». Zenit-El Observador

udwig Kröber enseña e investiga en la Charité, que es una clínica conjunta de la Universidad Libre de Berlín y de la Universidad Humboldt. Más de la mitad de los premios Nobel alemanes proceden de esta institución. Sus declaraciones tienen particular interés porque Kröber, que en su juventud militó en la juventud comunista, se proclama públicamente ateo. Él y su equipo de colaboradores llevan a cabo estudios permanentes sobre antiguos casos de pedofilia, incluyendo los ocurridos en ambientes eclesiales, lo que ha permitido concluir que, «en vista de que los delincuentes de abusos sexuales con menores son extraordinariamente raros entre las personas celibatarias, en ningún caso puede decirse que el celibato es la causa de la pedofilia». Más aún, «se trata de un hecho probado por la medicina del sexo, lo mismo como el besar no es la causa del embarazo y la masturbación no produce un reblandecimiento de la columna vertebral». Dice Ludwig Kröber que «el verdadero problema de la Iglesia católica son los sacerdotes homosexuales que no son capaces de vivir o que no quieren vivir la abstinencia sexual». Los auténticos pedófilos, informa, son personas que tuvieron ya una viva actividad sexual precoz y no personas adultas con una «super-

ALGUNAS ESTADÍSTICAS

- Porcentaje de sacerdotes y religiosos católicos involucrados en la totalidad de los casos de abuso sexual (incluida la pedofilia) registrados desde 1995 a 2010 en Alemania, según el estudio de Kröber: 0.045% .

- Fracción del clero católico estadounidense involucrado en casos de abuso sexual (incluyendo la pedofilia), según el estudio de Philip Jenkis (Pedophilia and Priesthood): 2%. - Índice mundial aproximado de sacerdotes católicos que han cometido casos de abuso sexual (incluida la pedofilia): 4% producción hormonal» por falta de pareja. La creencia de que la falta de pareja tarde o temprano desemboca en la pérdida de la orientación sexual original es «científicamente una tontería”. Explica: «Después de una fase de abstinencia sexual, uno no empieza de repente a soñar en menores de edad y deja de soñar en mujeres atractivas: para un varón heterosexual los niños son y serán sin interés».

- Fracción de ministros protestantes de EU que han tenido algún tipo de contacto sexual con feligreses, según el estudio de Blackman (1984): 38.6%. - Número de acusaciones semanales de abuso de niños cometidas por pastores (casados) en mil iglesias protestantes de Estados Unidos, según Christian Ministry Resources: 70. - Casos registrados de abuso de menores perpetrados por ministros testigos de Jehová (casados) hasta 2002, según los archivos internos de la secta:

23,720.

Como observa André-Mutien Joseph Léonard, arzobipo de Bruselas, «cada uno de nosotros sabe bien que los abusos sexuales contra menores suceden principalmente entre las paredes domésticas, en la familia. Credo que a nadie se le puede ocurrir, por ello, acusar al matrimonio como una fuente de desequilibrio mental para estos actos». Con información de Aceprensa


TEMA DE LA SEMANA

POBREZA, CASTIDAD Y OBEDIENCIA 6 de febrero de 2011/ AÑO 16, No. 813

Fe es

obedecer,

no entender

PÁGINA 8

De modelo a sacerdote Y otros dos testimonios actuales de personas que optaron por consagrar su vida a Dios

J

El de la obediencia es superior a los otros dos votos

E

l voto de la obediencia es superior a los dos primeros, ya que en realidad es el que constituye el holocausto, y es el más necesario porque forma y mantiene en vida toda la estructura religiosa. Para entender mejor hay que leer este Catecismo de los votos religiosos:

¿A qué obliga el voto de obediencia? Con el voto de obediencia el religioso promete a Dios obedecer a sus legítimos superiores en todo lo que le manden en virtud de la regla. El voto de obediencia hace al religioso dependiente de su superior en virtud de la regla durante toda su vida y en todos los asuntos. El religioso comete un pecado grave contra el voto cada vez que no obedece una orden recibida.

¿Es necesaria al religioso la virtud de la obediencia? La virtud de la obediencia es tan necesaria al religioso que, aunque obrase bien pero en contra de la obediencia, sus actos se convertirían en malos o sin mérito.

¿Se puede pecar gravemente contra la virtud de la obediencia? R. Se peca gravemente si se desprecia la autoridad o la orden del superior; si de la desobediencia resulta un daño espiritual o temporal para la congregación.

¿Qué faltas ponen en peligro el voto? Los prejuicios y antipatías hacia el superior, murmuraciones y críticas, la holgazanería y la negligencia. http://angelicapajares.wordpress.com/

Así se une la voluntad del religioso con la de Dios Por la madre Angélica / EWTN.com

E

l más liberador de todos los votos es el voto de obediencia.El papel del superior no es el de una dictadura, y Jesús lo dejó muy claro: «Entre los paganos, los reyes de las naciones gobiernan como señores absolutos...pero no así vosotros, sino que el mayor entre vosotros sea como el menor, y el que manda como el que sirve» (Lc, 22, 25-26). Obviamente, si un dirigente debe ser un servidor las directrices que dé no pueden ser difíciles o autoritarias. El religioso tiene derecho a recibir órdenes humildes si ha de dar una humilde obediencia. Sin embargo, la obediencia a la autoridad legítima es sólo una parte del voto de obediencia; es, en realidad, el efecto o fruto su aspecto más positivo, un aspecto sin el cual el voto puede convertirse en una forma de huida de la responsabilidad personal o una mascarada de piedad externa. Los religiosos con este voto testimonian al mundo la realidad de la presencia de Dios en el momento actual. Es voto de unión y santidad pues busca toda oportunidad para unir la voluntad del religioso con la voluntad de Dios. Como en Jesús, la voluntad del Padre es alimento diario, un alimento desconocido a los terrenales y mundanos: «Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió» (Jn 6,34).

La Madre Angélica, fundadora del canal de televisión EWTN, una mujer que ha contribuido a la difusión de la cultura y el pensamiento católico.

ulio Abalsamo —nacido en Argentina— es un ex modelo de la firma italiana Prada que decidió cambiar el mundo de la moda para convertirse en presbítero. Aunque, como se lee en la página web del periódico italiano La República, no reniega de su pasado, Abalsamo ahora sólo piensa en sus labores en la Iglesia. El mencionado sitio de iternet publica imágenes del ex modelo oficiando su primera Misa y dando la comunión

en el templo de San Antonio Abate, en Diano Marina, provincia de Savona. «No reniego del pasado, ha sido una experiencia que, como todas las experiencias de trabajo, ayuda a crecer. No olvido, pero ahora pienso en el futuro», señaló Abalsamo. El ahora sacerdote ministerial declaró que no eligió él sino que Dios lo hizo. «Estaré a disposición de todos. De los ancianos a los jóvenes», señaló.

Cincuenta años como clarisa

S

or María Victoria Triviño es una monja clarisa del convento de Santa Clara, en Balaguer (Lérida-España). Teóloga, ha publicado 36 libros. Conversó recientemente con El Observador sobre la actualidad de la vida contemplativa. — ¿Hay actualmente un retorno a lo espiritual? — Cada vez hay más personas que comienzan a preguntarse por el sentido de la vida; buscan la vuelta a la naturaleza, la vida sobria y el silencio. — ¿Cómo confronta la vida contemplativa esta tendencia del mundo contemporáneo? — La vida contemplativa, al igual que las otras formas de vida religiosa y la misma vida cristiana, está comprometida en un proceso de poda y renovación. No vale ir tirando del carro de la costumbre. Es preciso revisar y afianzar los cimientos. — ¿Cómo podemos los cristianos de estos tiempos apropiarnos y vivir los valores que entraña la vida contemplativa? — Viendo con sus ojos. La vida contemplativa desarrolla, o debe desarrollar en grado elevado las virtudes teologales de fe vivísima, esperanza cierta y amor seráfico. Por eso es importante, por nuestra parte, actualizar el lenguaje para hacer comprensible nuestra experiencia de Dios a las gentes de nuestro tiempo. Creo que la vida contemplativa debe mantener celosamente su espacio, esa distancia sacral que la guarda y protege, pero debe hacerse visible. — Usted, que tiene 50 años en la vida clarisa, ¿qué riquezas encuentra en ella? — La vida clarisa me ha dado mucho más de lo que yo le pedí y, «el ciento por uno, con persecuciones», ¡claro!, como promete el Evangelio. Da un sentido tan pleno y sagrado a la vida que colma de gozo y ninguna dificultad resulta penosa. Estoy muy agradecida al Señor por haberme trazado este camino». Por Gilberto Hernández García. Leer la entrevista completa en www.gillher.wordpress.com

Con información de Agencias

Dios en el silencio benedictino E

s el monasterio de Nuestra Señora de La Soledad, y se encuentra en el estado de Guanajuato. Nos encontramos con una puerta siempre abierta. En una de las bardas se puede ver la cruz de san Benito. Ya en terrenos del monasterio, el camino nos conduce a una loma, en lo alto de la cual destaca una capilla. A un costado se encuentra el monasterio propiamente dicho, donde habitan unos 12 hermanos, herederos de la tradición benedictina. El silencio es impresionante. En un momento más será roto por el tañer de la campana que anuncia a los monjes que han llegado unos huéspedes. La misma campana marca a lo largo del día las horas para recogerse en oración o para el cambio de actividades. Antes de ser monasterio en este lugar, vivió solo, como ermitaño, un hermano benedictino llamado Elredo Wolf. Cuando falleció vinieron dos monjes provenientes del monasterio Cristo en el Desierto, de Nuevo México. Hoy el monasterio tiene la posibilidad de ser abadía hasta cuando haya 12 monjes de votos solemnes. Actualmente moran aquí dos sacerdotes y una docena de jóvenes en formación para la vida monástica. Los moradores del monasterio dedican parte de la mañana a trabajar en la tierra. Algunos hermanos fabrican artesanías para la venta a los peregrinos; otro hermano se dedica a la pintura de iconos religiosos. Por la tarde se entregan a la meditación y oración personal. Comenta Elías, nuestro joven anfitrión: «Lejos de hacer la vida monótona, cuando se le encuentra sentido a cada una de estas actividades, le va dando a la vida una riqueza, una dinámica interior muy profunda de apertura y diálogo constante con Dios; cuando verdaderamente se vive a fondo. Si se vive superficialmente, sin ánimo y sin fe, puede ser una vida que termine por fastidiar. Pero ésta es la dinámica que viene desde el inicio de la vida benedictina, es decir unos 15 siglos; no creo que haya perseverado tanto tiempo si no es porque tiene algo que aportar a la experiencia humana, cristiana y espiritual, que permite crecer en el conocimiento de Dios y de uno mismo». Por Gilberto Hernández García. Leer la crónica completa en www.gillher.wordpress.com


En búsqueda de la igualdad

6 de febrero de 2011

COMUNICACIÓN AÑO 16, No. 813

des del ser extranjero, del extraño, y como se da la batalla por la inclusión y el reconocimiento de la dignidad

U

na coproducción de los países del Reino Unido, Francia y Algeria, A orillas del río es un film humano. La cinta del director Bouchareb ha sido reconocida por su alto contenido humano y su gran sentido común. La trama de la historia sirve de pretexto para hacer conciencia sobre la igualdad de los humanos, el amor, la familia. Sin caer en el morbo del atentado -nunca hay escenas explícitas-, se centra en el sentir de sus personajes abrumados por los hechos. En la mañana del 7 de julio de 2005, Londres fue afectado por el estallido simultáneo de varias bombas en una línea Santa Teresa del Niño Jesús, doctora de la Iglesia, ilumina al pueblo católico con su ‘Caminito de la infancia espiritual’

FICHA TÉCNICA

Director Alain Cavallier Año 1986 Nacionalidad Francesa Reparto: Catherine Mouchet Hélène Alexandridis Aurore Prieto 100 mejores películas católicas según los críticos

del metro. Una mujer viuda y un migrante africano inician una frenética búsqueda. Ella por su hija, él por su hijo. La madre se conduce por los esfuerzos de investigación de la policía y él por medio del imán de una mezquita próxima. En poco tiempo descubren que sus hijos se conocen y que es muy probable que en el momento del atentado permanecieran juntos. Lo que los lleva a sumar esfuerzos en sus búsquedas personales. Es un filme con una fuerte carga emotiva; es un melodrama mesurado que descansa sobre todo en la interpretación de sus dos actores protagónicos, quienes sostienen en todo momento un gran duelo interpretativo.

P

FOTO:(CRITICA PELÍCULA)RIVER

La británica Brenda Blethyn da vida a Elisabeth, una mujer cristiana, generosa, quien es viuda y vive en la isla Guennesey.

Thérèse, un cuarto de siglo E

9

BeatoPalafox en la red

A ORILLAS DEL RIO ES UNA PELÍCULA que habla de los retos y vulnerabilida-

María Velázquez Dorantes

PÁGINA

n este año se celebran 25 años del estreno mundial de la película Thérèse, película francesa de Alain Cavallier sobre Santa Teresa del Niño Jesús, patrona de las Misiones. Esta producción fue definida por la prensa francesa como una ‘simple obra maestra’. Ganó el Premio del Jurado y el Premio Signis del Festival de Cannes de 1986, y obtuvo seis ‘Césares’ de la Academia Francesa. También ganó el Premio a la Mejor Película del Círculo de Críticos de Cine de Francia. Fue elegida entre las 100 películas pro catolicismo por la National Catholic Register en 2004 y seleccionada entre las 50 mejores películas católicas de todos los tiempos por William Park. Conferencias episcopales de diversos países están organizando presentaciones.

UNA VIDA CANONIZADA Thérèse Martin, nacida en 1873, falleció en 1897 y fue canonizada en 1927. Sus apuntes fueron publicados bajo el título Historia de

ara junio del 2011 está prevista la beatificación de Juan Palafox, obispo de Puebla de los Ángeles y posteriormente obispo de Osma(España). En Puebla fundó el convento de religiosas dominicas; redactó constituciones para el seminario de San Juan y erigió los colegios de San Pedro (para gramática, retórica y canto llano) y el de San Pablo (para grados académicos) al que dotó de una excelente biblioteca, hoy llamada Palafoxiana. Creó el colegio de niñas dedicado a la Purísima Concepción y dedicó sus mejores esfuerzos a terminar la Catedral, que consagró el 18 de abril de 1649. Para conocer un poco más de su vida, en el sitio de videos youtube.com se puede ver un video dividido en cinco partes, en donde, de forma amena y a través de diversas voces, se hace un recorrido por la vida, obras y afanes de este obispo. La productora es Goya producciones, empresa radicada en España, con una experiencia de 30 series hechas sobre diversos temas y personajes del mundo católico. A continuación compartimos los links para disfrutar de esta serie.

un alma.

Thérèse quiso entrar desde muy jovencita en un convento de clausura de las carmelitas. No fue aceptada por la edad y por su frágil salud pero ella lo logró gracias a su petición al Sumo Pontífice. A causa del frío y de las condiciones en que se encontraba el convento, la joven Thérèse enfermó de tuberculosis, lo que le llevó a la muerte con tan sólo 24 años, después de padecer grandes sufrimientos. Fuente: Forum libertas

http://www.youtube.com/watch?v=w8 LNRqzSHtA&feature=related http://www.youtube.com/watch?v=0nI zpXulKn0&feature=related http://www.youtube.com/watch?v=33sBXte0as&feature=related http://www.youtube.com/watch?v=mb55RjeGZI&feature=related


PÁGINA

10

6 de febrero de 2011

ANÁLISIS AÑO 16, No. 813

OBRAS Y RAZONES DON SAMUEL RUIZ. EN ESTA HORA DE GRACIA(I) Jorge E. Traslosheros jtraslos@hotmail.com

ROBERTO O’ FARRILL CORONA verycreer.com

Juan Pablo II, Santo

J

uan Pablo II será beatificado. Es una noticia alegre y buena que nos alegra porque anuncia un acontecimiento que, de suyo, es bueno, además de ser una gran noticia, para la Iglesia, saber que por más de 25 años la barca de Pedro fue conducida por un hombre que, siendo justo y sabio, también supo ser bueno, muy bueno, cosa que confirma el Cielo a través de un milagro. Esta noticia es alegre para los creyentes, los bautizados, para quienes en Cristo creemos; es más alegre para quienes en varios momentos supimos recibir las oraciones y bendiciones del Papa Juan Pablo II cuantas veces estuvo en México, y es particularmente dichosa para quienes le conocimos. Pero también hemos visto que, en respuesta a tan buena noticia, se hicieron escuchar algunas voces que alegan, sin haber jamás conocido al Papa, en ignorancia de lo que es la Teología del Milagro, sin saber diferenciar santificación de beatificación y canonización, pero sobre todo, voces que sin creer en Dios y sin vivir la fe de la Iglesia, alegan que no es santo y que los milagros no existen. Esas voces provienen de quienes siendo ateos no creen, o de quienes habiendo renegado de la fe cayeron en apostasía, manteniendo, en consecuencia, una impostura religiosa o un desprecio a lo sagrado, que traducen en la denostación de todo lo divino que se manifiesta en el mundo. Pero, más que tratarse de apreciaciones filosóficas o culturales, el desprecio, más que el desdén a lo sagrado, ha sido clasificado por la ciencia médica como una perturbación o padecimiento que forma parte de los miedos u odios; recibe el nombre de hierofobia y consiste en ‘un anormal, persistente e injustificado odio a los sacerdotes y a las cosas litúrgicas’. La psicología explica que el malestar que las fobias provo-

can en quienes las padecen es tan intenso que llega a afectar sus vidas cotidianas, la relación con su entorno y con sus seres queridos. La hierofobia, así, trastorna la relación con Dios, porque como Dios es trascendente y eterno, además de ser el Creador del mundo, aunque de un mundo que es efímero y sujeto a contingencias y tragedias, algunos caen en la falacia de sentirse amenazados o abandonados a su suerte, lo que les hace desarrollar este trastorno que exacerba sus temores negando o despreciando a Dios. Cuando un hierofóbico, que, ignorante de su padecimiento y por tanto sin atención psicológica, desempeña un trabajo en medios de comunicación y logra conseguir espacios en prensa, radio o televisión, porque tiene habilidad para escribir o para leer noticias, se topa con la ocasión de informar sobre un acontecimiento ligado con asuntos religiosos, no sabe contener su fobia y arroja su odio en ese mismo espacio mediático en el que normalmente se desenvuelve. La historia demuestra que así como la humanidad se ha denigrado por las malas acciones de hombres malvados (el caso de Hitler siempre es ilustrativo), la humanidad se ha enaltecido por los actos buenos de hombres buenos. Por esto se creó el Premio Nobel que con tanto orgullo se confiere sólo a quienes han aportado algo grande y bueno a la humanidad. Por esto mismo es que muchos estamos alegres por la beatificación de Juan Pablo II. Otros, pocos, son víctimas de su hierofobia. El hecho contundente es que a la luz de la fe podemos saber que Juan Pablo II resucitó, goza de la presencia de Dios y será contado entre los santos. Pero muy alegre y bueno es saber que tenemos un amigo en el Cielo que ruega por nosotros los mexicanos, a quienes tanto quiso, y a quien podemos pedirle que nos obtenga de Dios un milagro que bien podría ser el retorno de la paz en México.

M

urió don Samuel Ruiz, obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Seguí con atención sus funerales y las reacciones que provocó su deceso. Me llama la atención la ligereza con que volaron los adjetivos fáciles y rimbombantes. Se repartieron empujones y codazos con tal de salir en la foto, de preferencia junto al féretro. Estoy sorprendido. Muchos de quienes repartieron codazos y se llenaron la boca de adjetivos son los mismos que hoy exigien que los católicos guardemos silencio en el debate público y descalifican a cualquiera que ose hablar fundado en una “ética religiosa”. Son quienes apoyan y promueven reformas constitucionales para cancelar la endeble libertad religiosa en México, promotores de un laicismo patón, agresivo, que busca eliminar a las religiones del espacio público. Ahí estaban quienes han apoyado y promovido legislaciones contra la dignidad de la familia y del matrimonio, adalides del aborto que usan el nombre de “católicos” para distraer la atención mientras perpetran sus fechorías. Que nadie se llame a confusión: la libertad religiosa, la familia y la vida fueron causas que don Samuel defendió con valentía y decisión.

Iglesia en momentos álgidos de su gestión. Entre ellos hicieron fama los sostenidos con el célebre nuncio Girolamo Priogione. Sin embargo, en la hora más difícil, cuando en 1994 el mundo se le venía encima por la rebelión zapatista, cuando, por un lado, le exigían su final radicalización para convertirse en algo así como el nuevo Miguel Hidalgo; cuando, por otro lado, su vida corría peligro y la represión oficial pendía como espada de damocles sobre su cabeza, justo en “la hora de los hornos” por decirlo así, fueron sus hermanos del episcopado y el mismo Vaticano

Chiapas 1994 En este año hace su aparición el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, (EZLN). Inmediatamente es señalado el obispo Samuel Ruiz como uno de sus promotores. A lo largo de los años estas acusaciones van desvaneciéndose. Su labor como mediador en el conflicto fue admirable. El pastor siempre estuvo atento al dolor y preocupación de sus ovejas.

mana. Nada más lejos de la realidad que esas burdas caricaturas que le describen como el obispo disidente, el rebelde que enfrentó las estructuras de opresión eclesiástica. Don Samuel vivió tiempos difíciles en una diócesis marcada por profundas injusticias. Asumió sin regateos su compromiso sacerdotal. Como católico vivió el profundo drama de la existencia, cometió errores serios,

¿Intérpretes de Don Samuel? Quienes repartieron codazos y adjetivos han hecho de don Samuel un ídolo de piedra, mudo, sordo, sin alma, muerto, un fetiche en donde proyectan sus deseos y ambiciones políticas y eclesiásticas, dando voz al resentimiento social y a la venganza. Un ídolo del cual pretenden ser los únicos intérpretes. “¡Que calle Samuel Ruiz, el hombre! ¡Que viva el fetiche!”, tal parece ser su consigna y su propósito. Es de llamar la atención que entre los empujones y la verborrea adjetivante se hayan olvidao del hecho que constituyó la opción más radical en la vida de don Samuel Ruiz. Eligió ser sacerdote católico y, por sus méritos, fue ordenado obispo de san Cristóbal de las Casas. Como sacerdote vivió y murió. Como sacerdote acertó, se equivocó y pecó. Como tal se dedicó al servicio de su prójimo y entre éste a los indios. De esta su opción más radical, no renegó, ni se alejó. La vida de don Samuel Ruiz es incomprensible sin este hecho fundante de su vida.

Samuel Ruiz, el católico Don Samuel siempre afirmó, sin dejar rendija a la duda, su identidad católica. Tuvo desencuentros muy fuertes con algunos miembros de la

El obispo Samuel Ruiz, un hombre de Iglesia y fiel al Evangelio. Contra lo que muchos quisieran, fue un pastor apegado a la ortodoxia, que en todo momento buscó estar en comunión con Roma.

quienes le arroparon, le brindaron su apoyo y, contra lo que se dice, nunca le dieron la espalda. Fueron ellos los que salieron al encuentro de su hermano en apuros. Don Samuel Ruiz dejó bien asentado en el tercer sínodo diocesano de San Cristóbal, último gran acontecimiento que presidió como prelado ordinario, la “afectiva y efectiva” comunión con el sucesor de San Pedro, con la Iglesia Católica Apostólica Ro-

pecó fuerte y buscó con intensidad la gracia de Dios. Al final, en la catedral de San Cristóbal, al ser depositados sus restos en espera de la resurrección, quedó rodeado de los suyos: fieles indios y no indios, familiares, sacerdotes y obispos católicos.

“Que nadie se llame a confusión: la libertad religiosa, la familia y la vida fueron causas que don Samuel defendió con valentía y decisión. “


El penúltimo domingo de enero se realizaron marchas por la vida en diversas partes DE ESTADOS UNIDOS Y FRANCIA. La razón es el aniversario de la sentencia “Roe vs. Wade”, que liberalizó el aborto en norteamerica; y en París, conmemorar la “ley Veil” que tuvo el mismo efecto en Francia.

La cultura de la vida salió a la calle

Conmocionanmarchas a Norteamérica y París

E

Texas En Amarillo (Texas) el obispo de la diócesis, junto con cientos de feligreses, marcharon por las calles y se detuvieron a rezar el Rosario ante una clínica abortista local. Rezar el Rosario ante clínicas abortistas es una práctica clásica en el movimiento pro vida católico.

unque el Tribunal Europeo de Derechos Humanos reconoce de algún modo el llamado derecho al suicidio, un decisión tomada la semana pasada niega que los Estados tengan la obligación positiva de proveer a los ciudadanos los medios para quitarse la vida. La sentencia cierra un caso de suicidio asistido de alto perfil, Haas vs. Suiza. El caso es el de un hombre que sufría una depresión maníaca y que acusó al Estado suizo de violar su derecho a la vida privada por obligarle a tener una receta para obtener una sustancia letal y así poderse quitar la vida. Ninguno de los psiquiatras contactados por el demandante le hubiera dado una receta; su condición no era grave. El tribunal confirmó el derecho al

AÑO 16, No. 813

11

Las diversas marchas

En Washington se realizó un concierto de rock por la vida, el cual se dio simultáneamente en dos estadios En la no muy lejana Dallas se convocaron dos actos de oración a las 10 de la mañana: alabanza y adoración para protestantes en la Iglesia baptista; Misa para católicos en la catedral de Guadalupe. Luego, ambos grupos se juntaron y salieron en manifestación por la vida llevando carritos de niño vacíos para simbolizar la ausencia de los que fueron abortados.

“Maratón” de resistencia en Washington Una de las manifestaciones más largas y organizadas es la de Was-

Gobiernos no podrán facilitar el suicidio A

TEMAS DE HOY

PÁGINA PÁGINA

· San Francisco: 40,000 · Washington: 37,000 · París: 20,000 · Cardenales: 5 · Obispos: 74

San Francisco: diez obIspos y 40 mil asistentes l estado de California sólo cuenta con caminatas por la vida desde hace 4 años. Éstas han crecido de apenas 6 mil manifestantes a los casi 40 mil. Este año asistieron los 10 obispos católicos de la zona de la Bahía de San Francisco, representando las diócesis de San Francisco, Oakland, Santa Rosa, San Bernardino, Stockton, Sacramento y Orange. Abundaron los carteles de parroquias, mensajes en español, estandartes de la Virgen de Guadalupe, manifestantes católicos de origen vietnamita, y gran cantidad de jóvenes y familias. En esta marcha habló Abby Johnson, joven ex directora arrepentida de una clínica abortista. Johnson ha publicado recientemente su historia en un libro. En cierta ocasión en que le solicitaron ayudar en un aborto, quedó escandalizada al ver por la sonda la resistencia del feto de 13 semanas.

66dedefebrero febrerodede2011 2011

suicidio, pero lo condicionó con dos restricciones: que el individuo fuera capaz de tomar esa decisión y de que fuera capaz de llevar a cabo la acción. Por tanto, el tribunal protege una especie de derecho al suicidio, pero con la decisión de la semana pasada rechaza la existencia de un derecho de asistencia al suicidio, que deriva del Convenio Europeo. Y con respecto al deseo del demandante de obtener drogas letales sin receta, el tribunal afirmó que esta decisión tiene por objeto prevenir los abusos y preservar a los individuos de una toma de decisiones apresuradas. Esto es un revés para aquellos que quieren inponer la eutanasia. (Zenit-El Observador).

hington, pues implica un concierto de “rock por la vida” el sábado o domingo; para los católicos, gran vigilia por la vida en la basílica de la Inmaculada Concepción el domingo por la tarde; noche de adoración perpetua; por la mañana del lunes, rally (es decir, macro-celebración) con 27 mil jóvenes católicos repartidos en dos macro-estadios. El gran encuentro del domingo por la noche fue memorable: 5 cardenales (de Houston, Washington, Chicago, Filadelfia y Boston), 39 obispos y 10 mil fieles llenaron el templo; música de coro potente y

órgano, un recuerdo al legado pro vida de Juan Pablo II, entre aplausos entusiastas, y una denuncia del cardenal DiNardo de que “los intentos, al parecer diarios, de negar a los farmacéuticos y las enfermeras sus derechos de conciencia son preocupantes; y otra violación tiene lugar cuando los contribuyentes están obligados a financiar abortos”. La cantidad de personas que marcharon en Washington, como en ocasiones anteriores, fue de varios cientos de miles a pesar del frío intenso, confirmando una tendencia de movilización a favor de la vida

que busca tener traslación de la calle a los banquillos parlamentarios.

París por la vida Las marchas por la vida en Francia han ido creciendo con los años. En la marcha de 2005 apenas eran unos 10 mil manifestantes. En la más reciente fueron más de 20 mil, en un país tremendamente descristianizado y materialista. Por primera vez, 25 obispos; pero la mayor novedad fue una carta de apoyo de Benedicto XVI. Fuente: Agencias


PÁGINA

12

JUAN JESÚS PRIEGO

6 de febrero de 2011

MISCELANEA AÑO 16, No. 813

Los indígenas piden justicia

EL ARTE DE CALLAR

Por Sergio Estrada

C

on el fin de reflexionar sobre la paz en las culturas indígenas y la violencia que azota a México, grupos de indígenas del centro y sur del país se reunieron en la VII Asamblea Nacional de Pastoral Indígena, con el objetivo de hacer propuestas a los obispos mexicanos. Los participantes en este encuentro representan a dos millones de personas. El padre Ricardo Aguilar Hernández, secretario de la Dimensión de la Pastoral Indígena de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), comenta para El Observador la dinámica de la reunión.

¿Cuál fue el objetivo de la asamblea? Reflexionar en torno a la paz, desde la mentalidad de las comunidades indígenas, ante los problemas de violencia que se registran en México.

¿En qué sentido los indígenas son marginados por la Iglesia? En el sentido de que hay sacerdotes que los asisten, pero no se preocupan por su vida, su cultura y su lengua. Muchos párrocos quieren imponer en las comunidades indígenas su forma de pensar.

¿Cómo las instituciones sociales marginan a los indígenas? Esta situación se maneja inmoralmente cuando se plantean programas de ayuda a los indígenas y detrás de esa mentalidad está el que los indígenas dejen sus territorios para ir a vivir en zonas urbanas. Se les inculca de manera insensata que vivir en el campo es sinónimo de pobreza y les hacen construir ciudades rurales que están pensadas por empresarios para apartarlos de sus territorios.

¿A qué conclusiones llegaron? Se tiene que defender la identidad de los indígenas permitiéndoles el desarrollo de su visión. Debe mejorarse la formación en los seminarios donde se contemplan las culturas indígenas de cada diócesis. Hay que exigir el cese a la represión, no sólo con campañas de gobierno en donde se les quita la responsabilidad de papás a los indígenas. Sienten que no se respeta el principio de libre determinación. Otra forma de represión es que no se les permite vivir según sus derechos. Se les está dando a conocer la Carta de los derechos de los indígenas.

¿Qué problemas hay en las comunidades indígenas? Indiferencia de los institutos, desintegración familiar. En los aspectos educativos: hay lugares en que no hay maestros, pero en donde los hay se crea una educación unilateral. No hay una valoración de la cultura y no hay una formación bicultural. En los aspectos culturales se reduce la mentalidad indígena a lo folclórico.

¿Cómo se construye la paz en las comunidades indígenas? La reconciliación se dialoga y se ritualiza; por ejemplo, las danzas de reconciliación que duran noches enteras. Hay comunidades en donde se dialoga antes de la Misa, para después reconciliarse. Para la reconstrucción de la paz en nuestro país los indígenas proponen la revaloración de la familia en todo tipo de comunidades. Ellos salvaguardan los principios morales y la sabiduría ancestral que interactúa con la fe cristiana.

C

onfesémoslo: hay personas que nos incitan a la maledicencia. No las soportamos, y tan pronto como oímos que alguien pronuncia sus nombres el estómago se nos revuelve y queremos cuanto antes poner bien en claro lo que pensamos de ellas. -¡Ah –decimos-, qué tipos más abominables! ¿Cómo pueden soportar, aunque sea por un minuto, ser quienes son? ¡Yo me moriría de estar en su pellejo! Claro que también nosotros vamos a morirnos de estar en nuestro pellejo, pero de momento no queremos pensar en ello. ¡Además, no es de nosotros mismos de quienes queremos hablar! Y, mientras seguimos echando pestes, el semblante se nos descompone –la cara se nos pone verde- y las manos comienzan a temblarnos de rencor. Ahora bien, ¿qué hacen los demás, es decir, los que pronunciaron aquellos nombres odiosos sólo por el gusto de ver cómo reaccionábamos? Nada, ellos no hacen nada: simplemente se ponen a escucharnos, risueños y divertidos. Tan bien conocen nuestra antipatía por esas personas que, a veces, únicamente por vernos gesticular como gorilas sacan dichos nombres a relucir. Dicen con fingida ingenuidad: -Al que le ha ido muy bien en la vida es a X. ¡Él sí que tiene suerte! ¿Se puede ser más afortunado en la vida? Por si no lo sabes, en su oficina acaban de ascenderlo. ¡A él, que no te lee siquiera los instructivos de las máquinas que compra! Y, ya que estamos hablando de máquinas, ¿sabes que acaba de sacarse en una rifa un Audi 2011? Y luego hacen una pausa para que entremos nosotros en acción y nos pongamos a decir lo que tanta hambre tienen ellos de escuchar. ¡Pobres de nosotros! ¡Caemos en la trampa con tanta facilidad! Yo mis-

mo, en más de una ocasión, ¡con qué rapidez he dado a conocer mis opiniones más personales al primero que pasaba! ¡Y cómo me metí en líos por tan irresponsable ligereza! No es mentira decir que apenas acababa de contarle algo confidencialmente a uno de estos advenedizos cuando ya medio mundo sabía lo que acababa de decirle. La experiencia me ha enseñado que así hable con mi almohada o con la pared, muy pronto, mis revelaciones serán sabidas por media humanidad. La palabra humana, apenas sale de la boca, se desprivatiza y se pone a recorrer los mundos como un e-mail infectado de no sé qué virus peligroso. ¡Cuántos problemas nos vienen a los hombres por no saber estarnos con el pico cerrado! Por eso decía Chamfort (1741-1794), el célebre moralista francés: «Prefiero que hagan calumnia de mi silencio a que la hagan de mis palabras». Hoy pienso que externar una opinión o confiar un parecer es algo que exige altas dosis de prudencia. Y diré todavía algo más que podrá parecer, si no atrevido, por lo menos despectivo: no todos merecen nuestra sinceridad. A éste que le das lo más sagrado que posees, es decir, tus pensamientos, ¿por qué se los ofreces a precio de rebaja, a coste de saldo? ¿Quién es él? ¿Agradecerá tu claridad, o irá más bien a oscurecerla de frente a tu adversario para congraciarse con él y hacerte quedar mal? No creo que la advertencia sea innecesaria: «¡Cuidado!». No todos merecen lo que tú esparces por el mundo a manos llenas. Cristo mismo dijo que no había que echar las cosas santas a los cerdos, y añadió que no todas las semillas suelen caer en buen terreno. Con esto quiero decir que te reserves, que guardes silencio y hagas caso de lo que dice Baltasar Gracián (1601-1658) en uno de los aforismos de su Oráculo manual: «Hase de hablar como un

testamento, que a menos palabras, menos pleitos». Un viejo libro publicado en Barcelona en 1913 –no se especifica en la portada el nombre del autor, y por eso no lo cito- daba a sus lectores el siguiente consejo: «La verdad no siempre se puede decir, y tampoco mucho de lo que se siente. Habla siempre bien de todos. Alaba o calla. Cosas hay que se pueden y aún se deben hacer, pero no decir». Las palabras que llevas dentro no se te pudrirán en el pecho si allí las dejas; no son un pus del que tengas que liberarte. Y, respecto a esos nombres que nos resultan siempre tan antipáticos, escucha lo que dice un monje benedictino alemán llamado Anselm Grün: «Se dice que el patriarca Agatón, uno de los antiguos monjes del desierto, llevó durante tres años una piedra en la boca hasta que pudo arreglárselas con el silencio. Él había padecido lo difícil que es refrenar la lengua. Antes de reflexionar debidamente, ya hablamos sobre los demás. Entonces a veces es importante que nos impongamos una prohibición de hablar sobre determinadas personas. Agatón lo practicó con una piedra. Si durante un año no hablo nada acerca de una persona que con tanta frecuencia provoca mi irritación, el enojo se irá». Aunque este nombre te ponga los pelos de punta, cállate. Es preferible que por el momento no digas nada acerca de esta persona, ni bueno ni malo. Si dijeras algo bueno, sería hipocresía; si malo, te dejarías llevar por el torrente de tus palabras (torrente, por lo demás, en el que acabarás ahogándote, no lo dudes). Guarda silencio: es lo mejor. De este modo, sin darte cuenta, tu tormenta interior amainará y tus sentimientos se irán haciendo poco a poco más serenos y suaves. Haz caso de este monje alemán. Te juro que él sabe lo que dice. Y, para terminar, un proverbio judío: «Hijo mío, recuerda esto siempre: tus amigos tienen amigos; por lo tanto, sé discreto».

Frases para pensar: La palabra humana, apenas sale de la boca, se desprivatiza y se pone a recorrer los mundos como un e-mail infectado de no sé qué virus peligroso. Las palabras que llevas dentro no se te pudrirán en el pecho si allí las dejas; no son un pus del que tengas que liberarte. Hoy pienso que externar una opinión o confiar un parecer es algo que exige altas dosis de prudencia. No todos merecen nuestra sinceridad. A éste que le das lo más sagrado que posees, es decir, tus pensamientos, ¿por qué se los ofreces a precio de rebaja, a coste de saldo? ¿Quién es él? ¿Agradecerá tu claridad?


DOMINGO V TIEMPO ORDINARIO

PÁGINA PÁGINA

6 de febrero de 2011

CONTEXTO ECLESIAL

“Que brille la luz de ustedes”

AÑO 16, No. 813 AÑO 16, No. 813

(Mt5,13-16)

Cristo nos pide ser la luz y la sal del mundo, es decir darle color y sabor a nuestro entorno, hacerlo más humano, más amable y menos cruel.

D

espués de haber iluminado el mundo con su presencia, enseñanza y acciones, Jesús pasa la estafeta a sus discípulos, pidiéndoles que sean ellos, ahora, ‘luz y sal’. En efecto, les dice: “Ustedes son la sal de la tierra…Ustedes son la luz del mundo”. Hermosa pero difícil misión. Este discurso de la sal y la luz, para comprenderlo mejor, debemos ubicarlo en el sermón de las bienaventuranzas.

La misión de ser sal de la tierra y luz del mundo. Vocación del discípulo de Jesús es, entonces, la de ser sal y luz. La sal y la luz, el sabor y la luminosidad, por cierto, trasforman respectivamente la masa amorfa de un alimento y la inmensidad de las tinieblas. La tierra en que vivimos, sin la presencia del Señor, pierde sentido: le urge la sal; el mundo que habitamos, a su vez, sin el Señor, es como si estuviera inmerso en el desorden y la confusión: le urge la luz. Si los discípulos de Jesús se vuelven insípidos y desabridos, o sea, no dan testimonio de Jesús, toda la masa se vuelve agria y sin sabor; si los discípulos de Jesús ocultan su luz ‘debajo de una olla’, toda la humanidad se encontrará perdida en la oscuridad del tiempo. Por esta razón Jesús parece suplicarles a sus discípulos que no dejen de ser lo que Él les ha indicado, porque:“Si la sal se vuelve insípida –les pregunta Jesús a los discípulos- ¿con qué se le devolverá el sabor a la tierra?”.

13

Luz y sal son las‘buenas obras’. La cosa es que la humanidad, hoy en día, necesita más testigos que maestros; más testimonios de vida que discursos cultos. Necesita de profetas, de hombres de Dios, de discípulos coherentes con la fe que profesan, para que la humanidad no deje de tener sabor y siga el camino de la luz de Nuestro Señor. Y verdadera sal y luz auténtica son los testimonios de vida, las buenas obras de caridad y amor, por muy sencillas que sean. La fe vivida es una gran fuerza trasformadora. En fin: el cristiano y cada comunidad cristiana deben ser, en la sociedad, lo que es la sal en la comida; deben cumplir en el mundo la misión de alumbrar el camino de la salvación como vela puesta en el candelabro.

Brille la luz de ustedes. La metáfora de la vela, que debe alumbrar a las gentes desde el candelero, reproduce la función de cada uno de nosotros, seguidores y discípulos de Jesús. Gracias a nuestras‘obras buenas’de fidelidad al Señor, de servicio a los hermanos más necesitados, de testimonio de fe, serán alumbrados todos los‘de la casa’y glorificarán, con su vida, al Padre: “Que…brille la luz de ustedes –nos encomienda el Señorante los hombres, para que, viendo las buenas obras que ustedes hacen, den gloria a su Padre, que está en los cielos”. Nuestros vecinos y amigos quieren ver en nosotros la claridad de comportamientos transfigurados por la fe, la esperanza y la caridad. El desafío, por tanto, será el de transformar las muchas palabras en pocos hechos concretos que nos hagan brillar como luz: “Que vuestra luz brille ante los hombres”.

Frases para no olvidar: “El discurso de la sal y la luz, para comprenderlo mejor, debemos ubicarlo en el contexto del sermón de las bienaventuranzas”.

“La verdadera sal y luz son los testimonios de vida, las buenas obras de caridad y amor, por muy sencillas que sean”.

“La humanidad, hoy en día, necesita más testigos que maestros; más testimonios de vida que discursos cultos. Necesita de profetas, de hombres de Dios, de discípulos coherentes con la fe que profesan”.

“Aquellos que no ponen sus esperanzas y sus corazones en las cosas materiales y las riquezas; aquellos que construyen la paz, que son de corazón puro y padecen persecución por la causa del Reino, se insertan en el mundo como faros que iluminan los caminos y como sal que da sabor a la existencia de todos.”

“El cristiano y cada comunidad cristiana deben ser, en la sociedad, lo que es la sal en la comida”.

SantaTeresa piensa en la Eucaristía

E

sta doctora de la Iglesia (15151582) nace en Ávila y a los dieciocho años entra en el Carmelo. A los cuarenta y cinco, funda en Ávila el convento de San José, el primero de los quince que fundará en su vida. Con San Juan de la Cruz es la introductora de la gran reforma carmelitana. Era ella, sin duda, una enamorada de Cristo en la Eucaristía. A continuación presentamos algunos textos que escribió pensando en la Hostia consagrada y orando. «Si cuando andaba [Jesús] en el mundo, de sólo tocar sus ropas sanaban los enfermos, ¿qué hay que dudar que hará milagros estando dentro de mí, si tenemos fe, y nos dará lo que le pidiéramos, pues está en nuestra casa? Y no suele Su Majestad pagar mal la posada si le hacen buen hospedaje» (Cam. Perf-E 61,5). «Hele aquí... compañero nuestro en el Santísimo Sacramento, que no parece estuvo en su mano apartarse un momento de nosotros» (Vida 22,6). «Pidamos al Padre Eterno merezcamos recibir el Pan nuestro celestial de tal manera que, ya que los ojos del cuerpo no se pueden deleitar en mirarle, por estar tan encubierto, se descubra a los ojos del alma y se le dé a conocer, que es otro mantenimiento de contentos y regalos, y

SI CON SÓLO TOCAR LA ROPA DE JESÚS LA GENTE SE SANABA, ¿CUÁNTO HARÁ ESTANDO DENTRO DE NOSOTROS?, REFLEXIONA SANTA TERESA

que sustenta la vida. ¿Pensáis que no es mantenimiento aun para estos cuerpos, este santísimo manjar, y gran medicina aun para los males corporales? Yo sé que lo es» (Cam. Perf-V. 34,6-7). «Conocí una mujer, grandísima sierva de Dios, al decir de todo el pueblo, y debía serlo. Comulgaba cada día, y no tenía confesor particular... Yo notaba esto, y quisiera más verla obedecer a una persona que no tanta comunión... » (Fundaciones 6,16-18) «Estaos con Él de buena gana. No perdáis tan buena ocasión de negociar como es la hora después de haber comulgado. Si la obediencia os mandare, hermanas, otra cosa, procurad dejar el alma con el Señor; que si en seguida lleváis el pensamiento a otra cosa, y no tenéis en cuenta que está dentro de vos, ¿cómo se os ha de dar a conocer? Éste es, pues, buen tiempo para que os enseñe nuestro Maestro, y que le oigamos, y besemos sus pies, pues nos quiso enseñar, y le supliquéis no se vaya de estar con vosotras.»


PÁGINA

14

6 de febrero de 2011

DE ÚLTIMO MINUTO AÑO 16, No. 813

Febrero: orar por la familia (Zenit-El Observador)Para el mes de febrero, el Papa Benedicto XVI pide a los fieles que recen para que se respete a la familia y se reconozca su papel en la sociedad.

E

sta es, de hecho, la propuesta que hace en las intenciones de oración para el segundo mes del año, contenidas en la carta pontificia que ha confiado al Apostolado de la Oración, iniciativa que siguen casi 50 millones de personas en los cinco continentes. “Para que la familia sea respetada por todos en su identidad, y se reconozca su contribución insustituible a favor de toda la sociedad”, dice la intención general. Cada mes, el Pontífice propone también una intención misionera. La de febrero dice así: “Para que en esos territorios de misión, donde es más

urgente la lucha contra las enfermedades, las comunidades cristianas sepan dar testimonio de la presencia de Cristo junto a los que sufren”.

Francia rechaza “matrimonios” gay U

no de los países más liberales del mundo, considerado cuna de libertades. Tras un largo debate, el senado francés rechazó una proposición de ley que pretendía regular la eutanasia, por 170 votos en contra y 142. La penúltima intentona de instaurar la eutanasia en Francia naufragó en 2009 en la Asamblea Nacional El Consejo Constitucional se ha manifestado contrario a autorizar el matrimonio homosexual. El Consejo debía decir si avalaba o no el veto a las bodas entre personas del mismo sexo y ha optado por aceptarlo. Se determinó que no hay un conflicto entre la ley en vigencia y los derechos fundamentales consagrados por la Constitución. La sentencia exime al gobierno de cualquier obligación de dar a los homosexuales los mismos derechos de los cuales disfrutan los heterosexuales. Con esto se da respuesta a una demanda levantada por una pareja de mujeres que vivían bajo la fórmula del Pacto Civil de Solidaridad, algo parecido a lo que en México llamamos “sociedades de convivencia”.

Francia sigue negando que pueda instaurarse el matrimonio homosexual, una posición que han mantenido tanto los gobiernos de izquierda como de derecha.

Un ex primer ministro sienta precedente En este sentido, fue famoso el artículo de Lionel Robert Jospin, primer ministro de Francia entre 1997 y 2002, en el que explicaba las razones por las que se oponía a legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. El portal Forum Libertas lo menciona así: “Jospin explicaba que dos cosas diferentes no se podían

tratar de la misma forma, y que el matrimonio entre heterosexuales y las parejas homosexuales eran evidentemente diferentes. Jospin encontraba profundas diferencias en el matrimonio entre un hombre y una mujer, y no concebía que se pudiera ofrecer los mismos derechos a la unión entre dos hombres o dos mujeres, ya que, si se trataba de cosas diferentes, otorgarles el mismo estatus era provocar una injusticia. Los argumentos esgrimidos en la actualidad por el Consejo Constitucional son muy parecidos a los sostenidos entonces por Jospin.” (Con información de Forum libertas)

Rosario y Procesión Nocturna en Querétaro Intenciones: Por la paz en México - Por la Vida de los Concebidos Por la Familia - Por la unidad de los movimientos y apostolados

Fecha: Domingo 6 de Febrero Hora: 7:00 p.m. Lugar: Santuario de Schoenstatt Traer una vela y rosario


Una familia saludable empieza por la comida La comida en familia propicia el diálogo y alienta una sana relación entre padres e hijos. El comer en familia ayuda también a prevenir desórdenes alimenticios en los jóvenes y a promover una dieta sana en los niños.

AÑO 16, No. 813

LOURDES Y MARIO FAJER

El temible cáncer Segunda parte

Y

na de las conclusiones que la revista Archivos de Medi-

cina Familiar de Estados Unidos publicó de un estudio realizado en la Universidad de Harvard con 16 mil niños y niñas, es que la comida familiar desempeña un papel decisivo en la transmisión de hábitos y costumbres, da seguridad y sentido de pertenencia a la familia. También señala alteraciones en la alimentación, lo cual permite tomar medidas preventivas. Entre las cosas que hacen de esta costumbre un éxito familiar es limitar el tamaño de las porciones y evitar el comer demasiado. Hable sobre el estar satisfecho con frases como: “esto está delicioso, pero estoy satisfecho y no voy a comer más”. Al mismo tiempo, los padres, que siempre están a dieta o quejándose de sus cuerpos, pueden inculcar sentimientos negativos en los niños. Trate de mantener una actitud positiva en lo que se refiere a la comida.

15

FAMILIA

ESTILO DE VIDA

AYUDA A RECONOCER PROBLEMAS EN LOS HIJOS

U

PÁGINA

6 de febrero de 2011

Cómo hacer respetar este momento

Establecer un horario para las comidas: A los niños les gusta tener una rutina. Invitar al niño a que elija la porción que quiera comer de cada alimento: eso les enseña a comer lo que necesitan para sentirse satisfechos. No sobornar o recompensar a los niños con comida: evite usar el postre como recompensa. Enseñe a comer de lo que haya en el plato: salvo en contadas ocasiones, los niños deben comer lo que el resto de la familia come. No los mal acostumbre a ciertos platos exclusivos. Evite temas desagradables y guarde su mal humor: que los chicos siempre relacionen la hora de la comida con un momento en el que se habla de cosas entretenidas o en el que son escuchados por sus padres y hermanos.

Es importante que la hora de la comida sea respetada por todos los miembros de la familia. Por eso es bueno que establezca y haga cumplir las siguientes pautas:

Cuando una familia se olvida de sentarse a comer junta pone en riesgo a los hijos de sufrir se-

veros trastornos alimentarios, como anorexia o bulimia. Una atmósfera cálida puede proteger a los menores de trastornos alimenticios. De acuerdo con los resultados de una investigación, cuando los adolescentes comparten tres veces por semana las comidas con sus hermanos y padres, el peligro de tener dichos trastornos es del 33%. Pero este número desciende hasta un 25% cuando son cinco comidas a la semana.

Comer no sólo llena el estómago Intente desayunar, comer o cenar con sus hijos. Esto reforzará los lazos de cariño y confianza. Como consecuencia, tendrán menos probabilidades de sufrir trastornos emocionales, de conducta o alimentarios. Fuente:familia.info

Reduce riesgos de anorexia

“Comer en familia reduce el riesgo de sufrir transtornos alimenticios”.

La importancia y el valor de la familia P

Josefina Artega

ensar en la familia es pensar en el bien de la sociedad, . El hombre le debe mucho a esta institución natural que, desde que la historia tiene memoria, existe y seguirá existiendo por más que algunos pocos opinen lo contrario. Se educa toda la vida y el camino no siempre es fácil; hay limitacio-

nes en los padres y en los hijos y hay egoísmos que no dejan ver con claridad qué es verdaderamente lo que vale. Muchos dicen que los valores están cambiando. ¿Cuáles? ¿El amor?, ¿la fidelidad?, ¿la unidad?, ¿la comprensión?, ¿la fortaleza?, ¿la paciencia?, ¡No pueden cam-

biar! Un valor es la especificación de un bien, es decir, algo que permite la mejora personal y la armonía familiar. Debemos luchar para que los valores sigan siendo los de siempre y la familia el principal ámbito para desarrollarlos. Estamos en la era de las comunicaciones. Lo bueno y lo malo nos

a publicamos la primera parte sobre el cáncer; hablamos de que su proliferación en el mundo parece o es ya una epidemia. La tierra nos da frutos con los que podemos alimentarnos; lo mismo pasa con nuestro organismo, nos ofrece la posibilidad de caminar, pensar, amar, reproducirnos, estudiar, jugar. También se renueva y se repara a sí mismo. Hemos caído en la trampa de creer que son los médicos y los fármacos quienes nos salvarán, quienes sanarán nuestros cuerpos enfermos. Demos gracias a Dios que ahí están y que día a día se perfeccionan en su empeño de curar las enfermedades. Sin embargo, esta es solamente una cara de la moneda, y debemos entenderlo para tomar las mejores decisiones. Entonces, si tú le das la materia prima que necesita, te protegerá de las enfermedades por medio del sistema inmunitario que te ha sido dado para eliminar todo aquello que entre a tu cuerpo con el fin de dañarlo, se renovarán tus células y órganos de manera óptima. Debemos, pues, ser más proactivos con nuestra salud y hacer lo que tenemos que hacer para ser saludables y vigorosos, y así evitar las enfermedades. Los médicos y los fármacos están para curar tus enfermedades, pero tú estás ahí para evitarlas; esa es tu contribución en el proceso de la salud, lo demás lo

hará tu maravilloso cuerpo. Si determinados alimentos de nuestra dieta pueden actuar como fertilizantes para los tumores, hay otros que, por el contrario, contienen poderosas sustancias anticáncer. A continuación te hablaremos de algunos de ellos: del té verde, la soya y la cúrcuma. TÉ VERDE. La sustancia activa se llama catequina . El té verde actúa como un desintoxicante del organismo ya que activa los mecanismos del hígado capaces de eliminar más rápidamente las toxinas cancerosas del organismo; bloquea las sustancias químicas cancerígenas responsables del cáncer de mama, de pulmón, de esófago de estómago y de colon. Se recomienda el té verde japonés llamado Sencha . Debe dejarse durante 10 minutos en agua previamente hervida para que libere las catequinas. Se recomienda hasta 6 tazas diarias. SOYA. Las isoflavonas de la soya bloquean la estimulación de las células cancerosas debido a las hormonas femeninas y masculinas llamadas estrógenos y testosterona. Se recomienda la soya como alimento, no como suplemento. Se recomienda sustituir la leche por la leche de soya. También se recomienda la soya germinada, los quesos tofú; es una fuente de proteínas completas, por lo que puede usarse para sustituir a la carne.

llegan al mismo tiempo; sin embargo, las relaciones humanas se han empobrecido. Cada uno va a lo suyo: su cuarto, su televisión, su computadora. Y la familia… ¿cuándo se comunica? Si los cimientos de nuestras familias no están hechos con vínculos de múltiples momentos de cotidiana relación, cualquier ventisca tira la casa abajo. Solo recordemos la historia de los tres chanchitos: el“lobo”,

que es el egoísmo, el ¡déjame vivir mi vida y tu vive la tuya!, derrumba nuestras familias. Que cada uno reflexione sobre su propia familia. ¿Cómo están los lazos que nos unen? Modelo de familia cristiana es el hogar de Nazareth; mirémonos en él.

El indivuidualismo es el peor enemigo de la familia.


PÁGINA

NIÑOS IÑO OSS 16 N 6 de febrero de 2011

¿En qué se parece un boxeador a un telescopio? - Los dos hacen ver estrellas. ¿Cuál es la fruta preferida de Pedro Picapiedra?: -Guayabadabaduuuuuu Un español se encuentra a un chino y dice: -¡Hola! -Y el chino dice: Las 12:30.

- ¿Se convenció usted de que mi perro lee el diario? - Su perro mira el diario, pero no dice ni una palabra - Yo nunca dije que mi perro leyera en voz alta

Une los puntos del dibujo y descubre qué animalito se forma; una vez que lo tengas, coloréalo.

813 El Observador de la Actualidad  

Periodismo católico - 6 de febrero de 2011 - Votos que dan vida

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you