Issuu on Google+

El Observador RO ÚME S D E N E O EST 1 5 A Ñ N N O S C IMO L A C I Ó I D A L P U CUM C I R C R U M P TER ININ

AÑO 15 No. 784 $10.00 Fundado en 1995

DE LA ACTUALIDAD

www.elobservadorenlinea.com

Las vacaciones de Benedicto XVI: oración, paseos, música y libros

AFP

Benedicto XVI está pasando sus vacaciones veraniegas en la residencia pontificia de Castel Gandolfo, a unos 30 kilómetros de Roma. Al llegar a este lugar de tranquilidad para los Papas desde tiempos de Urbano VIII, obispo de Roma de 1623 a 1644, dijo a los fieles reunidos: «Queridos amigos, esta tarde comienzan mis vacaciones y estoy feliz por estar con vosotros, rodeado de la belleza de la creación y de la historia, y de vuestra simpatía y amistad. Gracias de todo corazón, os bendigo a todos. Buenas tardes y feliz semana. Gracias por vuestra presencia y amistad». El Papa permanecerá en el palacio apostólico, en vez de ir a las montañas del norte de Italia como había hecho en años precedentes, hasta finales de septiembre. Interrumpirá su estancia con dos visitas apostólicas: el 5 de septiembre a Carpineto Romano (en la provincia de Roma) y del 16 al 19 de septiembre al Reino Unido. Disfrutando de la compañía de su hermano, monseñor Georg, venido de Baviera (Alemania), el pontífice aprovecha estas semanas para pasear por el jardín, rezando el Rosario, en ocasiones con la compañía de sus secretarios, monseñor Georg Gaenswein, de Alemania, y monseñor Alfred Xuereb, de Malta. La presencia en Castel Gandolfo le permitirá dedicar amplio tiempo a la lectura, y comenzar la escritura de nuevas obras. En la villa pontificia se ha colocado un piano de cola para que el Papa pueda interpretar piezas del repertorio clásico que tanto él como su hermano sacerdote aprecian particularmente, comenzando por Mozart. (Zenit-El Observador)

LA AVENTURA DE SER

CATÓLICO Y PRESIDENTE DE LA SUPREMA CORTE Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y católico es una mezcla poco común, al menos muy rara en México. En la historia reciente del país un hombre encarna esta combinación: Mariano Azuela Güitrón. El Observador tuvo la oportunidad de entrevistarlo. Allí descubrimos lo que sustenta al destacado jurista: su vivencia como católico. Nos habló de cómo su madre le formó en la fe, en la responsabilidad y el gozo de ser instrumento de Dios; de cómo la primera Comunión fue una experiencia que le marcó para siempre, donde empezó a vislumbrar lo que implica recibir a Cristo. Con estos antecedentes no deben extrañarnos sus posturas frente al debate sobre al aborto: «Nunca se puede favorecer un derecho a costa de otro, se deben buscar las fórmulas para encontrarle salida a los dos”, o cuando habla de lo positivo que las mujeres triunfen profesionalmente pero pide que no se olviden de su dimensión de madres y esposas: «Se

18 de julio de 2010

deben conjugar los valores y, no por querer exaltar la vida profesional, se deseche el papel de madre». Finalmente hace un llamado a que, como ciudadanos, nos eduquemos y participemos, pues, si somos conscientes de los efectos de una vida sexual desordenada, nunca recurriremos a ella. Si elegimos con prudencia a nuestros legisladores garantizamos que lleguen personas preocupadas por el valor de la vida humana. Mariano Azuela es un hombre público destacado, pero, ante todo, un católico que desde muy joven entiende que vivir la fe es alegría, compromiso y sentido de vida. (Pág. 3).

Periodismo Católico

¾ PÓRTICO

VACACIONES EN CRISTO POR JAIME SEPTIÉN / jaimeseptien@gmail.com

Es para nosotros un gran orgullo el que varias jovencitas y jovencitos, hijos de esta gran familia que es El Observador, hayan decidido, este verano, tomar sus vacaciones en diferentes tipos de misión. Tres de ellas, mis dos hijas, Luisa y Mayte, y Paschale, la hija de Javier Algara, es- Misión en Kainuk, Kenia tán con los Misioneros de Guadalupe en Kenia. Sofía Torres-Arpi acaba de llegar de seis meses en Calcuta; Gerardo y Marcela Adame misionan con sus hijos en un pueblo del semidesierto queretano; hasta las pequeñas de Paco y Cuqui Sáenz andan en diversos rumbos de México, dejando su alegría de transmitir a Cristo en la vinculación con el otro más necesitado. A Maité, mi esposa, y a un servidor nos da muchísimo gusto que esto suceda. Misionar no es fácil, menos como lo están procurando hacer Paschale Algara, en Kibera, la ciudad perdida más grande de África, o Luisa y Mayte, en el norte de Kenia, en la Misión en Kainuk, a 13 horas por carreteras dificilísimas, de Nairobi. Los padres Roberto Villalobos, de Nayarit, y Francisco Trujillo, del Estado de México, son sus guías, pero también las orienta la necesidad de conocer a Dios que tiene el pueblo de Turkana, nómadas que viven en la pobreza extrema pero que poseen un corazón en el que Cristo se refleja de inmediato. Para ellos –me han dicho los Misioneros de Guadalupe (una orden mexicana que lleva a nuestra morenita del Tepeyac a muchos rincones del mundo y enseña, a través de ella, el amor del Padre)— la sola presencia de las niñas es un regalo. Y creo que para todos los que son tocados por el verdadero espíritu misionero, que no es otro sino restablecer la vida del alma que une y no separa a los hombres. Es una bellísima manera de «gastar» las vacaciones. Y una señal que a todos nos alerta y nos alienta: Dios está presente en nuestra vida, aun cuando el universo publicitario nos llama a desterrarlo, a embrutecernos de no hacer nada porque «nos lo merecemos». Esas jovencitas y esos jovencitos en estado de misión son la nueva sangre católica que recorre –venturosamente— las venas de la Iglesia.


2

MIRADAS

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

El Observador

La verdad detrás del amarillismo

Cuando pienso... Patria

¡El Papa a los tribunales! POR EL P. HONORIO LÓPEZ ALFONSO, CM

Hay una manera de que los medios escriban tu nombre: consiste de decir algo más gordo y fantástico que los demás en contra del Papa. Y eso es lo que ha logrado un jurista de la ONU, abiertamente anticatólico, llamado Geoffrey Robertson. La agencia Associated Press se ha encargado de ser su altavoz en USA y en Inglaterra. Es el mismo burócrata de la ONU que lleva largo tiempo propugnando la expulsión del Vaticano de su puesto de observador permanente en las Naciones Unidas. Quiere llevar al Papa a los tribunales y aplicarle los procedimientos aplicados a los criminales de guerra. Por su parte, Richard Dawkins y Christopher Hitchens han propuesto detener al Papa Benedicto cuando visite el Reino Unido el próximo septiembre. El abogado unido a ellos, Mark Stephens, dice que el Papa podría ser acusado de «crímenes contra la humanidad». Hitchens es periodista y autor del devocionario ateístico God is not great. How religion poisons everything («Dios no es grande: cómo la religión lo envenena todo»). Dawkins, es ateo fundamentalista y fervoroso darwinista, autor de El gen egoísta y El espejismo de Dios, y protagonista, entre otras, de la campaña de «los autobuses ateos».

Pedir, dar POR JUAN JOSÉ PEDRAZA TOVAR

Pedir, dar, dos actitudes diametralmente opuestas las cuales deberemos analizarlas desde el punto de vista de la contribución a la construcción de una mejor sociedad. Seguramente que todos, siempre, en condiciones normales, queremos ser mejores, progresar, y lo conseguiremos en la medida en que tenemos ideales, descubrimos nuestros talentos y, sobre todo, los ponemos al servicio de los demás. La edad más apropiada para el nacimiento y consolidación de ideales es la juventud; por muchas razones, entre otras porque nuestra existencia no depende aún de nuestro esfuerzo, sino del de mis padres; es decir, no tengo que invertir tiempo en trabajar para sostenerme (eso lo hacen mis padres), pero sí puedo participar en grupos juveniles que me transmitan un crecimiento y me enamoren de la posibilidad de ver a mi patria no con actitud derrotista, sino con una actitud comprometida donde quede claro que tendré la Patria que mi esfuerzo merezca. El Papa Juan Pablo II en la carta a los jóvenes del mundo entero, escrita en 1985 con ocasión del Año Internacional de la Juventud, comienLa juventud, esperanza de la patria za la misma definiendo a la juventud como aquellos que están dispuestos a dar razón de su esperanza a todo aquel que se los pidiere. Más adelante hace una reflexión acerca de cómo, desde el punto de vista de categorías humanas transitorias, la juventud es la esperanza de la patria y, desde el punto de vista de las categorías éticas, de la juventud depende el futuro. Tratemos, en consecuencia, a la juventud como se lo merece, con la atención y pasión que hagan de los jóvenes los líderes generosos con amplia disposición a contribuir al engrandecimiento de su patria.

El Observador

La revista Spiked y su director Brendan O’Neill

El pasado 19 de abril, el confeso «ateo libertario» Brendan escribió en su revista Spiked un artículo titulado «The secular Inquisition», donde dice que la «campaña para arrestar al Papa —lanzada con ocasión de su próximo viaje a Gran Bretaña— es producto de un secularismo crecientemente desesperado, que ya sólo encuentra su sentido ridiculizando a la religión». Y continúa subrayando: «mi única preocupación, como ateísta libertario, brota al analizar el surgimiento de una nueva forma de ateísmo histérico y represivo. Porque esos «Nuevos Ateístas» no son el primer grupo en la historia en sacar adelante su propia, profundamente problemática y poco liberal agenda, bajo las apariencias de pretender lograr justicia para «los indefensos». Y se refiere a Christopher Hitchens y a Richard Dawkins como contemporáneos «cazadores de brujas» y representantes de ese ateísmo histérico y represivo.

Ahora el norte necesita nuestro apoyo Los recientes fenómenos meteorológicos han hecho estragos en algunas zonas del norte del país: Monterrey, Tamaulipas y Coahuila han sido los estados mas afectados. Miles de personas han resultado damnificadas. Como suele ser en estos casos, la Iglesia se hace presente. El presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Carlos Aguiar Retes, dirigió un circular para motivar a la ayuda, a través de las Cáritas diocesanas. Se llegó al acuerdo de que las diócesis que están lejanas de esta región no traten de hacer acopio de cosas porque va a ser muy difícil trasladarlas. El mecanismo óptimo ®

DE LA ACTUALIDAD DE LA ACTUALIDAD DE LA ACTUALIDAD

Dirección: Jaime Septién Crespo Dirección adjunta: Maité Urquiza de Septién Dirección de proyectos: Rogelio Hernández Murillo Jefe de redacción: J. Jesús García y García. Contraloría: María del Carmen Velasco de Uresti. Logística: Ricardo García Meza. Jefe de diseño: Diana Rosenda García Bayardo. Jefe de información: Omar Árcega Escobedo. Redactor asociado: Gilberto Hernández García. Jefatura de ventas: Patricia Flores de Aboytes. Asesor: Clemente Chauvet Flores. Jefe de circulación: José Trejo Hurtado. Coordinador de distribución: Agustín Morales Cabello. Diseño de publicidad: Octavio Espinosa Murillo. Crédito y cobranza: Fernando Maya Solano. Secretaria y suscripciones: Hilda Zendejas Frausto. Asistentes de dirección: María del Refugio Rojas de Hernández y Marcela Valenzuela de Adame. Agentes de distribución y cobranza: Carmelo Aguillón Sánchez, José Trejo Hurtado y Salvador González Núñez. Mensajería: Alfonso Sánchez y Arrieta. Asistente de oficina: María del Carmen Olvera Castro. Distribuidores: Matehuala - P. Antonio Ruiz Domínguez. Tel (488) 882-3505. León - Mario Ante Landín (477) 716-3648. Tuxpan - P. Matías Reyes Salazar (783) 834-2016 El Observador de la actualidad. Publicación semanal de Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. Reforma No. 48, Centro histórico, C.P. 76000, Santiago de Querétaro, Qro., Tels. (442) 214-1842, 224-1454 y 214-5475, lada sin costo fuera de Querétaro 01 800253 3501.- Correo electrónico: mensaje@elobservadorenlinea.com- Número de Certificado de Licitud de Título 9598.- Número de Certificado de Licitud de Contenido 6695.- Número de Reserva al Título en Derechos de Autor 1080200/2001.- Precio del ejemplar: $10.00.- Suscripción anual en la ciudad de Querétaro (aplican restricciones): $450.00 - Impresión: Compañía Periodística Meridiano, S.A. de C.V., Prol. Calzada 208 Col. Martinica, Tel. (477) 788-2115, León, Gto. Los artículos firmados son responsabilidad del autor. Permiso de publicación periódica, autorizado por SEPOMEX, número PP22-0001 Lada sin costo para nuestro lectores fuera de Querétaro: 01 800 253 35 01

es una ayuda económica, la cual es depositada en una cuenta de Cáritas nacional, para después distribuirla en las diócesis de los tres estados más dañados. En cuanto a daños materiales en la infraestructura de los templos, han sido mínimos. «Lo único que sufrimos más grave fue la inundación de agua y lodo y el daño de muebles, de ornamentos, de elementos para la celebración, pero, gracias a Dios, nada serio», afirmó en rueda de prensa el cardenal José Francisco Robles Ortega, arzobispo de Monterrey. En la diócesis de Linares tuvo que desalojarse la catedral y actualmente se encuentra acordonada.

Los participación de los jóvenes se ha hecho evidente al apoyar a Caritas a catalogar y distribuir los donativos en especie que se han hecho. Por otra parte, en la limpieza de templos la comunidad y especialmente la juventud son los que más activamente están trabajando. El cardenal manda un mensaje de exhorto y agradecimiento: «Quiero aprovechar este medio para reconocer la manifestación de la generosidad. Ojalá que nos conceda el Señor no cansarnos, sino seguir hasta donde nos sea posible y se resuelva esta emergencia que están sufriendo muchos hermanos».


El Observador

ENTREVISTA

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

3

Mariano Azuela: la aventura de ser católico y presidente de la Suprema Corte Entrevista con este ministro y ex presidente de la Suprema Corte de Justicia de México, destacado jurista y, sobre todo, católico comprometido. POR JAIME SEPTIÉN

Julián Marías decía, como filósofo, que la máxima abominación social del siglo XX era la aceptación social del aborto. ¿Estaría usted de acuerdo con esta tesis? «Esta frase es completamente apegada a la verdad. Se ha pretendido presentar el tema de la defensa de la vida como algo relacionado con la Iglesia católica. Con esto se pretende ocultar que pertenece a la naturaleza misma del hombre. Te pongo un ejemplo: desde el ángulo jurídico, si analizamos la constitución de 1917 no hay una definición de qué se entiende por respeto a la vida. Pero en ese momento no se requería; si una mujer estaba embarazada, al comunicárselo al marido éste no cuestionaba: ¿Allí habrá vida? La fuerza de los principios naturales que se reflejan en el derecho natural responden al entendimiento de cualquier ser humano que razone con tranquilidad y buena fe. Julián Marías pone el dedo en la llaga: ¿Cómo es posible que consintamos la eliminación de un ser humano en el momento que sea?». ¿Cuál fue su postura en el fallo de la Suprema Corte de Justicia sobre la constitucionalidad de la ley pro aborto aprobada en la Ciudad de México? « La Suprema Corte no dijo que el aborto está bien, sino que despenalizarlo no era anticonstitucional. Aquí es donde surge la interpretación del derecho a la vida. En ese momento se había modificado el artículo 14 de la Constitución. Eso parecía llevar a la conclusión de que la vida ya no se defendía. Sin embargo, el artículo debe interpretarse en razón de los motivos para suprimir la palabra ‘vida’. La razón fue eliminar la pena de muerte que aún se contemplaba en las leyes militares. En consonancia con acuerdos internacionales se llegó a la conclusión de que en una sociedad civilizada no puede existir la eliminación de una vida humana ni siquiera sustentada en un precepto legal. Por eso mi postura jurídica es que sí hay elementos para hablar de una inconstitucionalidad del aborto. «Nuestra posición fue en el sentido de que esa vida debe pro-

tegerse y no se puede usar como pretexto el derecho de la mujer a su libertad sexual, porque, aun suponiendo que se diera el conflicto de derechos, nunca puede favorecerse uno a costa del otro; se deben encontrar las fórmulas que nos permiten llevar a buen fin los dos». ¿L a defensa de la vida es un problema constitucional? «No, el problema es que los legisladores de una determinada comunidad legislen en coherencia con los derechos del ser humano. Por encima de lo que digan las leyes, se debe trabajar para que esos derechos se respeten. Cuando al legislador se le ocurre alguna disposición que contradice el derecho a la vida, basta simplemente con que la comunidad realice acciones para salvaguardar la vida. Te pongo un ejemplo: en una clase de secundaría sería conveniente hacer conscientes a los adolescentes de las consecuencias de una vida sexual desordenada; con esto, aun cuando haya una ‘autorización’ para abortar, los individuos así formados nunca recurrirán a ella». ¿Cómo lograr una sociedad consciente de sus derechos y deberes? «Cuando más de la mitad de los estados tienen aprobadas en sus constituciones locales la defensa de la vida, esto habla de que no puede modificarse la constitución federal. Sin embargo, la democracia es dinámica por lo que puede ser que aumente el número de estados, pero también el riesgo de que, al cambiar las legislaturas, se puedan eliminar las reformas hechas. He aquí la importancia de cuidar el perfil de los que llegan a ser diputados; deben ser personas que sean conscientes del derecho

me propuso ir, pero me negué pues en ese entonces era Presidente de la Suprema Corte, es decir yo representaba a una institución, eso me impidió asistir. Pero, por otro lado, nadie me impedía llevar mi vida religiosa». Lo he leído y me gusta que usted no es de los católicos quejumbrosos. «Mira, yo soy lector de Martín Descalzo. Él fue un hombre que vivió con alegría su catolicismo. Mencionaba que en la vida tenemos momentos de alegría y de tristeza, pero todo tiene un sentido. Incluso las persecuciones son momentos riquísimos, pues cuanto más se quiere oprimir la fe, con mayor fuerza brota. El fruto ahí lo vemos: tenemos muchos santos cristeros. a la vida para evitar retrocesos. Necesitamos participar políticamente para que los valores considerados fundamentales sean respetados en las constituciones políticas locales y en la federal. Pues si nosotros no hablamos y decidimos, otros lo harán por nosotros». ¿Cómo se concilia ser presidente de la Suprema Corte y católico? «No es sencillo, por varios factores. La Suprema Corte es un órgano colegiado y quien lo preside debe tener en cuenta dos cuestiones: que su voto pesa exactamente como el de los otros y que, al ser designado como presidente, se deben conjugar el individuo Mariano Azuela y la institución que representa, y en este ejercicio hay que ser muy prudentes; por ejemplo, tengo el gusto de estar muy unido a la comunidad religiosa fundada por Teresa de Calcuta. Incluso traté con ella varias veces. Cuando fue su beatificación, mi esposa

Para ser político y católico en América se requiere un doble gran esfuerzo, decía Juan Pablo II «Esto tendría razón si uno se inmiscuye en las situaciones de confrontación que históricamente se han dado. En México, en algún momento, se prohibió la educación católica. Después la educación cívica, con lo cual las nuevas generaciones crecieron en una orfandad en cuanto a valores. Estas disposiciones legales generaban un rechazo a lo católico y luego algunos católicos pagaban con la misma moneda del odio hacia los laicistas, cuando en realidad la caridad no tiene límites». En su formación como católico, ¿qué papel ha jugado su madre? «Todavía vive y tiene 101 años de edad. Cuando éramos pequeños nos reunía a los hermanos y nos decía: esta Semana Santa no vamos a comer golosinas para pedir por la conversión de su papá.

Era involucrarnos en una dinámica espiritual impresionante. Atribuyo mi entusiasmo de católico a esas situaciones: a tener un padre que no daba testimonio de católico. Cuando hice la primera comunión mi padre no estaba; imagínate la emoción cuando anuncia que asistirá a unos ejercicios espirituales. Cuando mi madre nos reúne debajo de un árbol, graba en el tronco la fecha y nos dice, hoy su padre se ha convertido. Yo me sentía parte de eso, de cómo uno es instrumento de Dios. Esto lleva a vivir con alegría el catolicismo». Parece que el mundo quiere convertir a la mujer en un segundo hombre, despojándola de la profundidad que le es propia «Yo tengo seis hijas. Realizan sus actividades profesionales en diferentes grados y está muy bien, pero es un error pretender que la mujer deje de ser esposa y madre: esta es una realización plena. Se insiste tanto en que la mujer debe salir a la vida profesional que parece se minusvalora a la mujer que se siente plenamente realizada como madre y esposa. Se deben conjugar los valores y no por querer exaltar la vida profesional se deseche el papel de madre». Cómo católico, ¿cuáles han sido las experiencias más intensas de su vida? «Una vez me preguntaron cuál había sido uno de los momentos más significativos de mi vida, y sin dudar, dije: Mi primera comunión. Mucha gente se sorprende, pero recibirla, para mí, fue algo grande. Ese día mi traje no estuvo a tiempo y, al sacarnos la foto del recuerdo, me tuvieron que poner atrás con un saco prestado que me quedaba grande. La fiesta fue en casa de mi abuela: un desayuno sencillo, sin mi padre, pero todo eso me hizo darme cuenta de que no tiene tanta importancia la fiesta material que rodea una comunión, sino el hecho sobrenatural de recibir el cuerpo de Cristo. Duré varias semanas haciendo mi cama, ayudando a poner la mesa, es decir, realizando acciones que representaran mi compromiso por el regalo que había recibido».


4

VACACIONES EN CRISTIANO

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

Vacaciones, para disfrutar y hacer rendir POR RODRIGO AGUILAR MARTÍNEZ, OBISPO DE TEHUACÁN

Está llegando el tiempo de vacaciones de verano, Por otro lado, la vida no está exenta de tensiones que incluye sobre todo a los estudiantes, maestros y de diverso tipo, —por ejemplo el desgaste fisiológico personal de apoyo en las escuelas; es ocasión favo- por la edad o una enfermedad progresiva; el tipo de rable para tener vacaciones en familia, pues acomo- relación que se ha ido estableciendo en la familia o en dan en este tiempo vacaciones laborales. el trabajo; las consecuencias por decisiones y accioLas vacaciones son tiempo de descanso, mereci- nes mal hechas por nosotros o por otros y que nos do por el trabajo intenso; pero también solemos decir han afectado, etc.—; dichas tensiones son parte de la «descansar haciendo adobes», porque descansar no quiere decir flojear, sino cambiar de ritmo de vida para dedicarse a fondo en otros aspectos necesarios por atender en lo personal, familiar o social. Ciertamente las vacaciones no significan descansar de los principios y los valores que sensibilizan, sostienen y dirigen las opciones fundamentales de la vida, y que se resumen en vivir según la verdad, el bien y la belleza, no sólo para cultivar la relación humana sino también la relación con Dios. Teniendo esto en cuenta, sugiero a usted varias cosas, que puede ejercitar sabia y fructuosamente en vacaciones: Es sano saber disfrutar de la vida: del bien y la belleza presentes en cada persona y acontecimiento; saber apreciar lo mucho que recibimos de los demás y, en último término, de Dios a través de los demás. También ejercite capacidades y habilidades que en tiempos de trabajo ordinario quedan un poco arrinconadas, de Las vacaciones son tiempo de descanso; pero modo que cultive lo que le es más propio, individual e irrepetible de sí mismo y descansar no quiere decir flojear, sino cambiar no sólo como oportunidad de desarrollo personal, sino para bien de los que están de ritmo de vida para dedicarse a fondo en en torno suyo, sea familia o comunidad otros aspectos necesarios por atender en lo en general. Lo mencionado anteriormente va en personal, familiar o social. el sentido de «saber recibir» y «saber dar»: que incluya también, por ejemplo, el contacto existencia y de la orientación por una vida que tenga con la naturaleza, la lectura de un libro que ha queda- sentido. Pues bien, las vacaciones pueden ser propido pendiente, el diálogo con más cercanía e intimidad cias para atender con más detenimiento esas tensio—diálogo conyugal, entre padres e hijos, entre her- nes y nuestra reacción a las mismas, a fin de superar la manos, entre amigos—. Saber recibir y dar por medio amargura y el derrotismo y, en cambio, rehacernos del diálogo profundo es algo muy enriquecedor. interiormente, recuperando la esperanza. El contacto más reposado y cercano con la natuSea ahora o después cuando usted las vaya a raleza y con los demás, lleve también a incrementar el tomar, deseo para usted unas felices y fructuosas contacto con Dios. vacaciones.

EL TIEMPO Y LAS VACACIONES POR LOURDES RIVERO / Catholic.net

Con el verano comienza la tentación de dejar a un lado todo lo que supone esfuerzo, horario, estudio, interiorizar... Parece que se identifica la diversión con el desmelene y se hace de la frase «a vivir, que son dos días», el código de conducta. Si vivimos las vacaciones así, el poso que nos queda es de tristeza. Pregúntenlo a los sicólogos. ¿Quiero esto para mí? ¿Lo quiero para mis hijos? Cuántas veces hemos deseado poder dedicar una conversación pausada en un paseíto con el esposo o la esposa, o con este hijo; organizar un día de campo con los

niños y con los amigos; leer ese libro tan apetecible; contemplar el horizonte desde la cumbre de una verde pradera paladeando cómo se unen en esa línea el cielo y la tierra (igual que en cada alma); contar cuentos a los hijos pequeños... Si queremos llenar de verdad el verano, es importante, pues, que la elección de cómo pasar estos días esté bien planificada. A todo lo que damos importancia lo preparamos con antelación, y aunque la improvisación debe ser parte de nuestra vida, conviene tener claro qué es lo que queremos y qué medios vamos a poner. Si queremos tener sosiego interior no nos me-

teremos en una jaula de grillos histéricos... Cierto es que la sociedad se ha dejado llevar por la telebasura y gran parte de los ambientes que nos rodean en verano dificultan vivir como deseamos. Cada familia puede ser una isla en ese océano y aseguro que el mundo está sediento de bien. Las vacaciones se pueden y deben santificar. ¿Quién se anima a organizar este año la primera isla? Los que nos rodean lo agradecerán. La recristianización de la sociedad empieza por uno mismo pero se tiene que proyectar hacia fuera. La verdad es atractiva para el hombre; fue creado para alcanzarla.

El Observador

Decálogo para vivir unas vacaciones cristianas POR JAVIER SALINAS VIÑALS, OBISPO DE TORTOSA

1. Vive la naturaleza. En la playa, en la montaña, en la serranía, descubre la presencia de Dios. Alábale por haberla hecho tan hermosa. 2. Vive tu nombre y condición de cristiano. No te avergüences en verano de ser cristiano. Falsearías tu identidad. 3. Vive el domingo. En vacaciones, el domingo sigue siendo el día del Señor y Dios no se va de vacaciones. Acude a la Eucaristía dominical. Tienes, además, más tiempo libre. 4. Vive la familia. Dialoga, juega, goza con ellos sin prisas. Reza en familia. Asiste al templo también con ellos. 5. Vive la vida. La vida es el gran don de Dios. No hagas peligrar tu propia vida y evita riesgos a la vida de los demás. 6. Vive la amistad. Desde la escucha, la confianza, la ayuda, el diálogo, el enriquecimiento y el respeto a la dignidad sagrada de las demás personas. 7. Vive la justicia. No esperes que todo te lo den hecho. Otros trabajan para que tú tengas vacaciones. Ellos también tienen sus derechos. Respétales y respeta sus bienes. 8. Vive la verdad. Evita la hipocresía, la mentira, la crítica, la presunción engañosa e interesada o la ociosa vanagloria. 9. Vive la limpieza de corazón. Supera la codicia, el egoísmo y el hedonismo. Vacación no equivale a permisividad. 10. Vive la solidaridad. No lo quieras todo para ti. Piensa en quienes no tienen vacaciones, porque ni siquiera tienen el pan de cada día. La caridad tampoco toma vacaciones.


El Observador

VACACIONES EN CRISTIANO

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

EN

VACACIONES SEGUIMOS EDUCANDO POR VÍCTOR CARDONA / www.e-cristians.net

El ocio de nuestros hijos ha de ser considerado como reparador de fuerzas, de descanso del estudio, así como para los adultos es un descanso del trabajo. Éste es un aspecto importante del ocio, actividad relacionada con el espíritu, que se opone radicalmente al negocio –negación del ocio– y que no busca ningún provecho material. Es bueno que los hijos adolescentes comenten con los padres qué actividades les gustaría hacer. A partir de cierta edad pueden elegirlas libremente, con orientación nuestra. Al ser el ocio de nuestros hijos fruto de lo que ellos han querido escoger, podrán ejercitar su iniciativa, creatividad, inventiva e imaginación. No olvidemos estas pequeñas recomendaciones. Alegría y el buen humor en el ambiente en vacaciones

Para evitar problemas es aconsejable organizar actividades divertidas y atractivas; y especialmente elegir lugares de verano en que podamos encontrar otras familias ocupadas de la formación de sus hijos y unirnos para encontrar diversiones —las excursiones y el deporte siempre son las calificadas con más «estrellas»— y mejorarnos, padres e hijos, a través del trato social. Vivir la amistad con más intensidad y la sociabilidad son dos valores propios del tiempo de verano. Dar mayor importancia al diálogo

En tiempo de vacaciones las conversaciones pueden y deben ser más relajadas y aprovechar el tiempo de descanso para tratar temas más profundos, como las consecuencias de la movida nocturna, adicciones, sexualidad, el uso del móvil, el de internet, etc., y escuchar lo que piensan nuestros hijos. Igual que en medicina con el diagnóstico precoz, en educación también se trata de prever. Si escuchamos sin mirar el reloj entenderemos mejor las inquietudes y la forma de ser de nuestros hijos. No olvidar a los abuelos

Algunos padres se reúnen con otras familias en casa de los abuelos. Se trata de organizarse de manera que los abuelos estén descansados para transmitir raíces, memorias y cultura de la vida sin estar agobiados. La mejor manera es ponerse de acuerdo con ellos antes de empezar la estancia en su hogar. Es una ocasión de oro para que los nietos convivan pacíficamente con los progenitores de sus padres. Con orden se puede hacer, de abuelo o de abuela (lo digo por mi experiencia), con toda la capacidad de amar que dan los años y el sentimiento de cariño que reedita la juventud del corazón de los que tenemos el privilegio de ser abuelos.

Las vacaciones se pueden construir POR JOSÉ MANUEL MAÑÚ NOÁIN / Sontushijos.org

Proponemos algunas acciones para sacar provecho del verano: ¨ Fomentar la vida familiar organizando planes que lo faciliten. Hacer las comidas juntos puede ser una meta asequible. ¨ Si la edad de los hijos lo permite, se puede estudiar en familia cuáles son las actividades favoritas a desarrollar todos juntos. Es muy conveniente fomentar conversaciones padre-hijo, madre-hija. Puede ser una gran ocasión para comenzar esa costumbre que no debe perderse durante el curso. ¨ Elijan juntos los libros que cada uno va a leer durante las vacaciones. Dedicar un tiempo diario, de modo grato y positivo, es una actividad que puede resultar muy beneficiosa. ¨ Analicen, marido y mujer, lo más positivo del verano anterior y procurar favorecer que se vuelva a repetir. ¨ Elijan juntos una película con valores a la que asistir. Aprovechen después para comentarla en familia. ¨ Cada hijo, en función de su situación, puede proponer una actividad a realizar en este período: aprender un idioma o informática, asistir a un curso de verano, practicar un deporte, etc. ¨ Si alguno de la familia tiene que estudiar para reforzar alguna asignatura, hay que fijar con él un horario y revisar la marcha de la asignatura semanalmente. ¨ Plantearse qué pueden hacer por los demás: recortar una semana el veraneo y dedicarlo a alguna institución que atienda a personas necesitadas, participar en algunas actividades de solidaridad, etc. ¨ Dios no se toma vacaciones. Si es creyente, no lo ponga entre paréntesis en este período. Facilítense el acudir a Misa los domingos, y que puedan confesarse... ¨ ¿Van con ustedes o quedan bien atendidos los abuelos durante este período de descanso? ¨ Cada uno de la familia que se proponga escribir una carta y cuatro postales a los amigos, parientes, etc. ¨ ¿Colabora cada uno de la familia para que la madre pueda también descansar? ¨ Visiten juntos algún monumento o lugar artístico que haya en los alrededores. ¨ Hagan, a mitad de vacaciones, balance de cómo van las cosas y saquen consecuencias prácticas. ¨ Tengan ciertas precauciones con algunas fiestas, ambientes, etc. en los que el ambiente que puede rodear los planes sea capaz hacer daño moral a los hijos.

5


6

VACACIONES EN CRISTIANO

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

El Observador

Otra forma de pasar las vacaciones POR MARGOT VALENZUELA V. / www.todomujer.cl

Muchas veces creemos que una forma de descansar es olvidarnos de todo lo que nos agobió durante el año: estudios, trabajo, aglomeraciones, bocinazos, entre otras características propias de la ciudad. Esto implica que, muchas veces, nuestra labor como cristianos sufra un leve relajo. Dejamos de asistir a misa, de pagar el uno por ciento o de brindar una mano amiga al prójimo, pues sólo queremos descansar y dejar a un lado lo cotidiano. Sin embargo, existen personas que, si bien son pocas, cada año aumentan. Se preocupan de hacer

de su período de vacaciones una instancia para aprender, dar y recibir. Son los misioneros, tanto jóvenes como adultos, que durante su descanso se dedican a entregar algo de sí a aquellos que más lo necesitan.

partiendo con los niños. Otro punto que se consigue en este tipo de trabajos es formar a los futuros profesionales con una mejor y mayor conciencia social. Es decir, se pretende que sean los estudiantes de

gelio en todos los lugares donde se desconoce. De esta manera se logran abrir nuevas puertas, crean-

hoy quienes estén preocupados de esa realidad lejana, aunque ya conocida; pudiendo, así, efectuar proyectos para disminuir la pobreza y, además, en el caso de los cristianos, difundir las palabras de Jesucristo.

do una gran cadena en torno a Jesucristo. Patricia Gutiérrez, una estudiante de pedagogía básica de la Universidad Católica, quien ha participado en más de una ocasión de esta labor, asegura: «nunca podré describir cómo esta experien-

Ayudar espiritual y materialmente

En la actualidad los trabajos de verano, si bien no son iguales a los realizados por los misioneros españoles de antaño, han logrado consolidarse y contar con un gran apoyo de los universitarios, como así también de los empresarios. Es así como, con el tiempo, esta idea ha logrado expandirse en la mayoría de las universidades, tanto estatales como privadas. Con este trabajo se logra cumplir diversos objetivos. En primer lugar, se entrega una cierta cantidad de apoyo material para los pobladores de las distintas comunidades donde se acude. De la misma manera, se entrega un poco de ayuda espiritual rezando con la gente y com-

cia me tocó a mí y a mi familia. Me conmovió, por ejemplo, la pobreza de algunos lugares donde he ido y, sobre todo, el gran amor que la gente siente por la iglesia; creo que eso es lo que más me motiva a continuar». Sin duda, la labor realizada por las familias misioneras entrega beneficios importantes: ser una familia que se compromete, se reconcilia y refleja el amor de Dios. Además, forma en el servicio cristiano, ayuda a crecer y a celebrar la fe, como así también a obedecer el llamado del Papa Juan Pablo II, quien en más de una ocasión dijo: «La familia cristiana es misionera o no es cristiana». El misionar es una manera completamente distinta de pasar las vacaciones. Tal vez no obtengamos un «tono fascinante», ni podamos estar desconectados del mundo, pero los beneficios que, como familia, nos puede llegar a entregar son innumerables, valiosos y, por sobre todo, nos ayudan a entender que, más allá de la burbuja en que cada uno de nosotros vive, hay un mundo muy complejo y carente de lo que nosotros imaginamos, esperando a las familias cristianas que les brindarán una mano para sacarlos adelante.

Misionando en familia

Otra forma de trabajo similar, de brindar ayuda, son las Misiones Familiares Católicas, donde se integra a la familia en su totalidad. El objetivo principal es responder al llamado de Dios respecto de la vocación misionera ad gentes, obedeciendo al mandato de Jesucristo: ir por todo el mundo y anunciar la Buena Nueva a toda la creación (cfr. Mc 16, 15). Estos misioneros colaboran en la actividad pastoral asumiendo la nueva evangelización. El objetivo principal de esta obra es provocar un encuentro al interior de la familia misionera y, de la misma forma, predicar el evan-

Algunas ideas para aprovechar las vacaciones A continuación presentamos algunas propuestas para aprovechar el tiempo de verano. Destinatarios

Fecha

Actividad

Organiza

Informes

Novios

Del 6 al 8 de agosto

Encuentro de novios

Encuentro de Novios

Tels. (442) 213-34-31 y 212-00-94

Hombres

Del 22 al 25 de julio

Cursillo de cristiandad

Cursillos de Cristiandad

Tel. (442) 257-01-04

Catequistas mayores de quince años

Del 26 al 30 de julio

Curso para catequistas

Diócesis de Querétaro

Tel. (442) 223-76-09

Matrimonios

30, 31 de julio y 1 agosto Taller de crecimiento matrimonial

Cana

veruza77@yahoo.com.mx

Religiosas y sacerdotes

Del 26 al 30 de julio

ALMAS

almas.com.mx

Resolución de conflictos

Tel. 245-61-09


El Observador

18 de julio de 2010, Aテ前 15, No. 784

PUBLICIDAD

7


8

ALACENA

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

El Observador

SAL Y TIERRA

EVANGELIZAR A EUROPA OCCIDENTAL, TAREA EN CURSO POR JORGE E. TRASLOSHEROS / jtraslos@hotmail.com

Se habla mucho de la descristianización de Europa occidental. Domina en los medios de comunicación, académicos e intelectuales con gran influencia en la sociedad, una cultura narcisista que ve en el cumplimiento del deseo y el capricho, los que sean, la máxima expresión de la libertad. Es una propuesta sin vocación por la solidaridad, sin visión de futuro, que se alimenta de la ley del más fuerte y que se guía por un sentimentalismo incapaz de diferenciar a la princesa Diana de Teresa de Calcuta, a Mandela de Obama. Por lo mismo, se confronta directamente con el cristianismo por su vocación por la persona, la comunidad y la trascendencia. Se trata de una cultura sacrofóbica que pretende expulsar a las religiones de la esfera pública, tanto de la política como de la sociedad civil. El cristianismo es el enemigo a vencer y acarician la utopía de su control y eliminación. Nada que Napoleón, Hitler o Stalin no hayan soñado. La misma gata, pero vestida de seda. Lo cierto es que no es la primera vez que el occidente europeo se descristianiza. Hace mil años, incluso antes de la evangelización de los pueblos eslavos, las invasiones nórdicas barrieron con el crisBenedicto XVI, con la tianismo. Un siglo más tarde, los invapaciencia y constancia que le sores se habían caracteriza, ha tomando dos transformado en proiniciativas provocadoras: crear motores de un renacimiento cristiano el Pontificio Consejo para la que, por ejemplo, inventó las universidaNueva Evangelización —con des. Hoy, el panoradedicatoria para Europa— y ma es menos desolalanzar la iniciativa del «Patio de dor que entonces a juzgar por la capacilos gentiles», un espacio para dad de convocatoria que la Iglesia católidialogar con los que no creen ca tiene en aquellos en Dios, cuyo primer territorios. Los funeencuentro se verificará en París rales de Juan Pablo II, la Jornada Mundial de la Juventud en Alemania, los viajes de Benedicto XVI por Europa y las sorprendentes movilizaciones en España, entre otras muchas cosas, muestran que la fe está lejos de haber desaparecido. Lo cierto es que ya no es un elemento constitutivo de aquella cultura como lo fue hasta hace pocos años. En buena parte se vive un «eclipse de Dios» que ensombrece la dignidad humana. El Papa considera este fenómeno como el principal reto de la Iglesia en Europa. Ante el proyecto sacrofóbico y laicista es necesario emprender la reevangelización de Occidente. No basta la religiosidad de núcleos importantes de la población, ni la piedad popular cualquiera que sea su forma. Es necesario contar con liderazgos imaginativos capaces de entender la realidad y, desde ahí, proponer el evangelio. Benedicto XVI, con la paciencia y constancia que le caracteriza, mueve a la Iglesia en un proceso de reforma y tiene un método de evangelización: el diálogo en la razón al más puro estilo paulino y en armonía con San Agustín. Ha tomando dos iniciativas provocadoras: crear el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización —con dedicatoria para Europa— y lanzar la iniciativa del «Patio de los gentiles», un espacio para dialogar con los que no creen en Dios, cuyo primer encuentro se verificará en París el año que viene. La convicción que guía estas iniciativas es que el ser humano tiene hambre de una mirada definitiva, de un amor infinito, un anhelo de sentido y trascendencia que sólo Dios puede colmar. El proceso está en marcha.

Miembros del cabildo episcopal en la Nueva España apoyaron el movimiento independentista de México POR SERGIO ESTRADA

Dentro del ciclo de actividades en la catedral metropolitana de la ciudad de México para conmemorar el centenario de la Revolución Mexicana y el bicentenario de la independencia de nuestro país, se está llevando a cabo una serie de conferencias en torno a la participación de los clérigos en dichos momentos de la historia de México. La licenciada Diana González Arias, investigadora del Cabildo Metropolitano de la ciudad de México, en entrevista para El Observador, comentó el proceso por el cual la corona española constantemente pidió recursos a la corporación catedralicia. ¿De qué manera participó el Cabildo Metropolitano de la Nueva España para la independencia de México? «En esos momentos la Iglesia era fundamental para la organización sociopolítica de la Nueva España . Los hombres que ocupaban los más elevados cargos eran licenciados y doctores que formaban parte de la élite y sólo por ese motivo eran importantes en la Nue-

va España. Respecto al movimiento de independencia, sólo algunos miembros del cabildo participaron, pues otros la condenaban, debido a que formaban parte de un estado de lealtad y fidelidad a la monarquía española. «Sin embargo, conforme transcurría el tiempo se encontró a miembros firmando los documentos de liberación. «Esto sucedió porque la sociedad de la Nueva España era regida por dos potestades: la Iglesia y la corona, y esos poderes no podían disociarse, sino que caminaban juntos. Aparte de esta situación, los miembros del cabildo vieron el movimiento de liberación como violento y sangriento». Pero, si no se realizaba la independencia, quedábamos en un estado de esclavitud. «No hay que ver a la Iglesia como la mala, ni tampoco al alto clero con mucha importancia y mucho poder. Por su naturaleza no podían estar en contra de la asociación de las dos potestades porque sería ir en contra de sus creencias. En 1810 no podían pensar en

una independencia porque el rey era el monarca». ¿Cómo firmaron finalmente los integrantes del Cabildo la declaración de independencia? «En 1810 el movimiento popular término muy pronto. Ya para 1811 el cura Miguel Hidalgo había sido preso y muerto y en 1821 se inicia otro proceso que termina con la independencia. Hace falta ver cómo participaron los miembros del Cabildo, porque se han encontrado firmas de clérigos en el proceso de independencia. Y es necesario seguir investigando». ¿Qué valora la Iglesia en el movimiento de independencia? «Hay que valorar la participación de muchos clérigos, como el propio Hidalgo, además de que muchos líderes de este movimiento eran clérigos, siendo la religión católica un eje en la sociedad del alto y bajo clero, y los participantes en el movimiento fueron del bajo clero, mientras que el alto clero lo condenó y controló a la población a través de medidas sociales que afectaban a la población».

SUPERMÁN ES TRISTE POR WALTER TURNBULL

Si usted es de los que han caído, como yo, en las redes de esa serie que presenta a un Supermán moderno y adolescente, Smallville, con puros personajes guapos y cautivantes intrigas, notará, con cierta desazón, que la historia siempre termina triste. En realidad no es para menos. El buen Clark carga con un fardo enorme. Se ha impuesto la misión de salvar a la humanidad, aun a costa de su sacrificio; se ve todo el tiempo atacado por enemigos poderosos pero no quiere ejercer la violencia contra ellos y... siempre está románticamente atado a alguien con quien no puede concretar la relación, ni revelarle su secreto. Cuando yo era niño, veía en Superman un policía de Nueva York, dedicado a cuidar el orden político y económico de la post-guerra, con super poderes que nunca usaba para erradicar el hambre o establecer la paz y la justicia, sino para luchar contra súper delincuentes. No creo que los autores se den cuenta, pero hoy veo que Supermán es, en realidad, un cristo alterno que sí apetece el sexo, sí hace uso de la violencia, sí combate a los «malos» y

sí busca establecer el cielo en esta tierra. Un salvador a la medida de la cultura occidental, que defiende los intereses del sistema. ¿Castidad? ¿Esperanza en la otra vida? ¿Renovación espiritual? ¿Caridad con el necesitado? ¡Qué ocurrencias! Mejor creamos otro dios. Pero este dios nunca acaba por solucionar sus propios conflictos, y la situación siempre sigue siendo triste. Dios nos ha planteado su proyecto, con un final alegre, con un final perfecto; difícil, pero practicable y efectivo. Nosotros queremos enmendarle la plana e inventamos salvadores falsos: que si la liberación sexual, que si el comunismo, que si el libre mercado, que si la ONU, que si la revolución, que si la cultura, que si los marcianos... Sólo Cristo nos puede salvar y sólo en la forma en que el Padre lo dispuso. Mientras no aceptemos el plan que Dios ha trazado con su infinita sabiduría, mientras sigamos inventando cristos falsos, nuestras propuestas seguirán siendo fallidas, contradictorias, absurdas, como todos los intentos de salvación sin Dios, con finales siempre trágicos y tristes.


El Observador

TESTIMONIOS SACERDOTALES

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

A la memoria del padre Javier Espinoza de los Monteros *

9

Un joven sacerdote

Querido padre Javier: El pasado 12 de junio recibió usted el llamado para entrar en la Casa Paterna, y fue un sábado, precisamente un sábado, en el que sabemos que María, la Virgen del Carmelo, vino por usted para llevarlo a Jesús, como prometió ella, con el Escapulario. Tuvimos la alegría de conocerlo y contagiarnos de su devoción al Santo Niño de Praga, para amar e imitar la infancia de Jesús; nos acercó a Santa Teresita, de quien aprendió el camino del amor en la vida diaria y se convirtió usted mismo en un niño, como los que dice el Señor le son agradables y tienen el Reino de los Cielos. Es por eso que, en este desprendimiento y en este adiós, triste y nostálgico, no podemos dudar ni por un momento de que ya goza de las promesas de Jesús y la Virgen, por haber sido un sacerdote ejemplar, un cristiano humilde y entregado, un niño de corazón en el que reinaba Jesús y en el que existía un profundo y sincero amor a María. Sus palabras, sus consejos, están sembrados en muchas almas que aprendimos mucho de usted. Queda en nuestros corazones su recuerdo en la oración que nos enseñó y rezaba tan fervorosamente:

En mis 63 años de vida religiosa el Señor Jesús me ha concedido conocer a innumerables sacerdotes que han prestado sus servicios espirituales en nuestras comunidades, todos muy diferentes, pero entregados a su ministerio. Ahora quiero decirles de un sacerdote joven, fervoroso, originario de Cuernavaca.

Entró al seminario a los 15 años, estudió la prepa, la filosofía y la teología, después lo mandaron a Roma a estudiar Derecho Canónico, regresó a ordenarse a los 30 años, y actualmente tiene 35 años. Estoy hablando del padre Abraham Cruz Mejía, que presta sus servicios como vicario de una parroquia; como hay escasez de sacerdotes celebra de dos a cuatro Misas diarias, y los domingos ha llegado hasta ocho. Todo porque no se sabe negar. A nuestra comunidad la beneficia supliendo al capellán. No sabe o no ha aprendido a decir «no». Por darse a los demás sencillamente y fervorosamente.

e r d a p o d i r e Q u Querido erido ppadre adre

Madre mía del Carmen, tu esclavo soy. Con tu permiso a mi casa voy. Recibe mis parabienes y dame tu bendición; que sea la de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Lo queremos, padre Javier, y permanece en nuestras oraciones hasta volver a encontrarlo, según nuestra esperanza. Mayela Fernández de Vera *El padre Javier Espinoza de los Monteros era carmelita descalzo y formaba parte de la comunidad carmelita del templo del Carmen en esta ciudad de Santiago de Querétaro.

Hna. Rebeca Pruneda

A mis amigos sacerdotes Con especial dedicacatoria a fray J. Santos Pérez Castillo, OFM, en su 25 aniversario sacerdotal Si tuviéramos conciencia verdadera de nuestra fe, podríamos darnos cuenta de que no merecemos su devoción y sus plegarias. Somos tan ciegos de sus interminables sufrimientos que sólo son conocidos por Dios, somos tan envidiosos que no perdemos tiempo en manchar y menospreciar el trabajos de ellos en esta viña que cada día resulta más pedregosa. En épocas de mis abuelos y aun de mis padres, se trabajaba y se vivía por un sueño, el único sueño real: «Dios y su Madre Santísima». Sobre Ellos se construyeron sus vidas y creo que por eso las familias era unidas y existía el respeto. Desgraciadamente hoy día los jóvenes hablan de nuevas metas y, sin lugar a dudas, eso ocurre porque ellos y todos nosotros en el mundo hemos olvidado que realmente en la vida sólo

tenemos una meta, y que esta meta es «Dios»; perdemos el tiempo en estúpidas visiones y en pequeñas metas a corto plazo; hemos puesto en los jóvenes más dinero y libertad de lo que la juventud sabe administrar; hemos fallado al inculcarles falsos valores y falsas ideologías, al permitirles faltas de respeto a sus mayores, a que desafíen la autoridad de sus padres, al no castigar las faltas rápida y oportunamente cuando las cometen como se hacía anteriormente; al mimarlos y protegerlos frente a un mundo cada vez más peligroso. Es nuestra obligación darles armas morales y buena armadura espiritual. Es muy triste darse cuenta que les hemos borrado a Dios de sus vidas. A final de cuentas, en alguna parte del mundo, entre los que han con-

sagrado sus vidas hay hombres que constantemente rezan y piden a Dios por nosotros. Ellos son nuestros sacerdotes, nuestros héroes anónimos, y aunque muchas veces no los conozcamos, quizá en el momento final de nuestras vidas las plegarias de estos siervos de Dios salven nuestras almas. En lo personal, doy gracias a Dios por haberme bendecido con la amistad y presencia de todos y cada uno de mis amigos sacerdotes, que de alguna u otra forma me han enseñado el buscar y tener la necesidad de Nuestro Señor y su Santísima Madre a lo largo de mi camino por la vida. Padre Santos, gracias por ser mi hermano, por pertenecer a mi familia y por ser nuestro guía espiritual a través de tantos y tantos años. Lic. Graciela Sánchez Olguin


10

TEMAS DE HOY

HOMBRE NUEVO

LAS

AMISTADES

POR JOSÉ MANUEL OTAOLAURRUCHI, L.C. / Venezuela jmotaolaurruchi@legionaries.org

«Acércate a los santos, porque los que se juntan con ellos se santifican. Con el honrado serás honesto, con el cabal serás justo, pero con el perverso te pervertirás». La influencia de los amigos es tan fuerte como la resaca del mar. Te arrastra hasta que te engulle del todo. Ya lo dice el refrán: «el que con lobos anda a aullar se enseña», o aquel otro: «dime con quién andas y te diré quién eres». Las malas amistades dañan hasta a los animales. Conozco un caballo que nació y se crió en pesebrera. Aunque brioso, era de lo más noble que se pueda imaginar. Resulta que una vez tuvo que pasar unos días compartiendo potrero con una recua de bestias cerreras; cuando lo sacaron no se dejaba tocar y aprendió a desenfundar patadas y mordiscos. ¿Dónde dejó la buena crianza? Cuántas veces se quiere salir de los vicios sin comenzar primero por depurar las amistades que condicionan la realización de un buen propósito. Las modas en el vestir, el repentino gusto por el trago y las rumbas, las palabrotas, el dejar de ir a Misa los domingos, el sentirse molesto y obstinado con la propia familia, el descuido de los propios deberes, etc, se ven transformados por el influjo de las amistades.

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

Secuestro de migrantes en tránsito por México: crisis humanitaria La situación se debe a la incapacidad de la política migratoria mexicana, señala la diócesis de Saltillo __ Se presentó el Sexto Informe sobre la Situación de los Derechos Humanos de las Personas Migrantes en Tránsito por México POR GILBERTO HERNÁNDEZ GARCÍA / www.gillher.wordpress.com

Más de 18 mil migrantes indocumentados, en su mayoría centroamericanos, han sido secuestrados y vejados por grupos del crimen organizado en su paso por México, lo que constituye una «verdadera tragedia humanitaria», ha señalado la Casa del Migrante de la diócesis de Saltillo en su Sexto informe sobre la situación de los derechos humanos de las personas migrantes en tránsito por México, en voz del obispo Raúl Vera y Gabriel Duperou, director de esa casa de acogida.

humanos, seguridad humana y desarrollo». Se calcula que cada año unos 300 mil centroamericanos cruzan la

Vulnerabilidad de los migrantes

Ya lo dice el refrán: «el que con lobos anda, a aullar se enseña» CONTRACULTURA

MENTALIDAD Y MECÁNICA

POR IGNACIO NAVARRO VALLE / Zapopan, Jal. innavalle@hotmail.com

El mundial de futbol en Sudáfrica influenció los ambientes y conversaciones de las pasadas semanas en nuestros hogares, trabajos, negocios, escuelas, amistades, etc. Es muy aleccionador y a la vez curioso —al menos para mí (no soy fanático de ningún equipo, en ningún deporte)— disfrutar del espectáculo en cada competencia, escuchando de quienes sí le van a algún equipo o saben de futbol: sus lamentaciones (por tal entrenador o jugador, casi siempre), condenaciones (frecuentemente de los árbitros) y/o justificaciones de derrotas (si cae el primer gol en contra, por ejemplo). Lo interesante está, creo, con todos mis años trabajando con empresarios y directivos, en descubrir la similitud que ocurre en los deportes y las organizaciones de cualquier tipo, en dos aspectos clave: mentalidad y mecánica aplicada. Ambos son indispensables. Si falta alguno, ni las organizaciones ni los deportes existirían. Sin embargo, tienen diferente influencia en los resultados. Si bien las acciones y/o movimientos físico-mecánicos repetitivos son necesarios para alcanzar la meta en los deportes y en los negocios —conviene alcanzar dominio y pericia, sin duda—, estoy de acuerdo con los estadounidenses Peter Senge —profesor del Tecnológico de Massachusetts y autor, entre otros libros, de La 5ª Disciplina (empresas inteligentes)— y Anthony Robbins —escritor, entrenador, conferencista y asesor de personalidades de alto impacto en el mundo— en que lo mecánico tiene influencia sólo en el 20% del resultado; el 80% depende de la mentalidad.

El Observador

Duperou, señaló que este fenómeno criminal predomina en lugares en los que «existe mayor concentración de inmigrantes y poca vigilancia de las autoridades migratorias»; además enfatizó que «con este informe buscamos que la Relatoría de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos realice una visita y pueda corroborar el aumento de abusos y violaciones que ponen cada vez en peligro la vida de miles de indocumentados». Durante la presentación del informe se denunció que «la política migratoria mexicana centrada en la contención y control de flujos migratorios es incapaz de proteger, respetar y garantizar los derechos humanos de la población migrante en tránsito por México. Los vacíos políticos en las diversas regiones de México, la colusión de autoridades con delincuentes y la falta de acceso a la justicia son condiciones que aumentan la vulnerabilidad de la población que pasa por el país hacia los Estados Unidos». La violación sistemática de los derechos humanos de las personas migrantes tienen origen en «la vulnerabilidad que resulta de la desigualdad económica y política de los transmigrantes, en la tarea de policía fronteriza asumida por el Estado mexicano, en la corrupción materializada en la complicidad entre autoridades y crimen organizado, en la impunidad y en la negligencia gubernamental respecto de la obligación de velar por los derechos humanos de cualquier persona con independencia de su situación migratoria». El año pasado diversas organizaciones civiles, de la Iglesia y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, denunciaron la «tragedia humanitaria» del secuestro a migrantes; sin embargo, «el Instituto Nacional de Migración continúa sin promover el diseño y la ejecución de una política migratoria integral con enfoque de derechos

frontera mexicana de manera indocumentada para dirigirse a EU, y más de mil 600 personas indocu-

mentadas son secuestradas mensualmente en México. Solidaridad

Desde hace ocho años la Casa del Migrante de Saltillo ha recibido para atención humanitaria a más de cuarenta mil personas migrantes centroamericanas. Cada día continúan llegando hasta este espacio mujeres, hombres, niñas, niños y adolescentes aun más necesitados de protección ante la deshumanización de la que han sido víctimas en el camino.

Continúan secuestros y abusos a migrantes en su paso por México «Es una pena que las autoridades, de seguridad y migratorias, no atiendan debidamente el problema de los secuestros de migrantes, particularmente los provenientes de países centroamericanos, actos que son cada vez más violentos y frecuentes», señaló Leticia Gutiérrez Valderrama, secretaria ejecutiva de la Dimensión Pastoral de la Movilidad Humana (DPMH) de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). En su participación en el seminario internacional «Retos de la seguridad y migración en la frontera sur», el 29 de junio pasado, la religiosa scalabriniana señaló que «las autoridades de los estados donde ocurren dichos plagios no dan prioridad al asunto, lo que es un verdadero acto de barbarie, pues éstos son torturados física y sicológicamente para obtener información de sus familias con el fin de extorsionarlas». La hermana Gutiérrez Valderrama relató que uno de los ataques más frecuentes que sufren durante su travesía por territorio mexicano son los abusos sexuales; sin embargo, estos delitos no son denunciados ante las autoridades del Ministerio Público, porque saben, por experiencia probada, que la respuesta ordinaria suele ser la deportación y se ignora «que por haber sido víctimas de un delito tienen derecho a una visa humanitaria». La Pastoral de la Movilidad Humana ha venido insistiendo en que es necesaria una adecuación de la política migratoria para atender a las víctimas de estos delitos. «Es lamentable que ni siquiera se les dé atención sicológica, que no sabemos si es por omisión o complicidad». Desde febrero de este año la DPMH, acompañada de otras instituciones de servicio al migrante, están haciendo presión al Instituto Nacional de Migración y a la Procuraduría General de la República para que presten atención a las migrantes indocumentados víctimas de la delincuencia organizada, como las redes de trata de personas. Leticia Gutiérrez indicó que también elementos de la Secretaría de Seguridad Pública federal, amparados por dos artículos de la Ley General de Población, victimizan a los migrantes, y justifican sus atropellos, disfrazando sus acciones para robarlos; además de que realizan con violencia los operativos migratorios». Por último, la misionera denunció que en México se sigue «criminalizando el trabajo humanitario, pues si bien el artículo 138 define el delito de tráfico de personas, no diferencia la labor humanitaria, pese a que el objetivo del tráfico es el lucro y el del trabajo humanitario es el acompañamiento; es gratuito y, obviamente, no hay delito; pero nos acusan de traficantes de personas». G. H. G.


El Observador

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

11

Sólo los niños van al cielo Por nacer la agencia de noticias de los obispos mexicanos POR MARÍA VELÁZQUEZ DORANTES

POR OMAR ÁRCEGA

Es una mezcla de géneros cinematográficos —drama, fantasía y comedia— en la que François Ozon rompe con cualquier expectativa. La historia es muy sencilla: Katie, madre soltera, conoce a Paco, y de su relación nace Ricky, un bebé que a simple vista parece normal. Pero sucede que tiene alas, justo como un ángel. François Ozon es ecléctico e imprevisible y virtualmente inclasificable, como sucede con su más reciente filme, Ricky —que ostenta el estúpido título en español Sólo los niños van al cielo— , que maneja con gracia los elementos de una comedia romántica, un melodrama europeo y lo mejor del surrealismo buñueliano, con humor y desconcertantes dosis de ternura. El argumento

La película se enmarca dentro de unos límites de realismo, y de

hecho, durante la primera mitad, es justo lo que parece: una historia sobre la clase obrera, con un estilo, seco, frío y realista. A pesar de esto, en ningún momento Ozon cede a la tentación del dramatismo facilón y la ofensiva condescendencia hacia el pobre. Mantiene un plano de serenidad objetiva y expositiva hasta que la llegada de Paco y la formación de la familia cambian el tono, y la cinta coquetea con un aire fantástico, de manera natural, sin apartarse de su estética realista. Al principio, madre y hermana se sorprenden, pero en seguida aprenden a aceptar la anomalía de Ricky, de modo tan rápido como increíble, metáfora del amor materno La película fue nominada en 2009 al Oso de Oro en el Festival de Berlín. Un hombre y una mujer ordinarios pero de buen corazón, que al unirse en cuerpo y alma crean algo mágico, a Ricky, un niño ex-

traordinario que cambiará la vida de todos los que están a su alrededor. Sólo los niños van al cielo es una historia sincera, donde los personajes son tan humanos que caen en una irrealidad, debido a la pureza de sus intenciones. El mayor conflicto en este contexto doméstico es la resistencia de la pequeña para aceptar al nuevo novio de su madre.No obstante, la película da un vuelco a partir de un hecho más o menos común (el embarazo de ella) que se convierte en un acontecimiento maravilloso. El relato realista que François Ozon parece elaborar sobre esta gente de clase trabajadora, siempre corta de dinero y condenada a los pequeños espacios de la vivienda de interés social, se ve trastocado por la irrupción de un elemento fantástico. La cinta recuerda muy claramente una producción española llamada Tobi, el niño con alas (Antonio Mercero, 1978).

En este mundo del conocimiento, de la información y de los medios de comunicación, se hace necesario ofrecer respuestas de Iglesia. Sabedores de este reto los obispos de México llevan tiempo impulsando un nuevo proyecto: la SIC (Servicio de Información Católica), el cual ahora está en fase de pruebas. Se pretende que se consolide como la agencia de noticias de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). La intención es crear un «centro» donde converja toda la información generada en las diversas diócesis; de esta forma ha-

cer posible que los católicos de México estemos más y mejor enterados de lo que ocurre en cuanto a noticias religiosas. El proyecto es impulsado por el presidente

de la conferencia, el señor arzobispo de Tlalnepantla, Carlos Aguiar Retes. El observatorio eclesiástico

Además de esta nueva agencia noticiosa, hay otras ideas que

se desean promover. Se habla de crear un «Observatorio Eclesiástico». Este tendría la misión de generar análisis sobre la realidad eclesial y ofrecer una visión católica sobre los temas económicos, sociales o políticos que vivamos como nación. Hasta el momento no se tiene claro si será digital o impreso. El reto de un centro de análisis como éste es contar con los hombres y mujeres idóneos, que, aparte de ser estudiosos de las distintas áreas, deben ser individuos de probada fe y amor por la Iglesia. Esperemos que en las próximas semanas estos esfuerzos queden convertidos en sólidas realidades.


12

CONTEXTO ECLESIAL

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

El Observador

DOMINGO XVI DEL TIEMPO ORDINARIO

VÍGÍA

«HÁGASE TU VOLUNTAD»

«María escogió la mejor parte» (Lc 10, 38-42)

POR JAVIER ALGARA / San Luis Potosí

POR EL PADRE UMBERTO MARSICH, M.X. / umbertomarsich@hotmail.com

¡Cuántas veces hemos repetido esa frase del Padrenuestro! Pero, ¿cuántas veces la hemos tomado en serio? Los cristianos tenemos sentimientos contradictorios a la hora de rezar esa parte. Quizás por una deficiente formación cristiana, entendemos que pedir a Dios que haga las cosas a su modo es equivalente a dejar que Él se entrometa en nuestras vidas, violentándolas, pasando olímpicamente por Incorrectamente encima, y en contra, de nuestra entendemos que pedir voluntad: una fuerza incontrolable humanamente. Sentimos que a Dios que haga las frente a Dios sólo cabe la resigcosas a su modo es nación. Consecuentemente, mienequivalente a dejar que tras con la boca pronunciamos esas palabras, muchos de nosoÉl se entrometa en tros internamente completamos la frase con un «prudente»: «pero nuestras vidas, en los bueyes de mi compadre». violentándolas Si la voluntad de Dios es que yo pase el examen sin tener que estudiar mucho, o que me saque la lotería, bueno. Si no, que Dios haga lo que quiera pero en las vidas de otros. Frente a esa actitud derrotista y acomodaticia, hay, no obstante, otra manera de recitar las palabras de la oración del Señor. Es la de quien, entendiendo a Dios como ser absolutamente Bueno y Santo, cree que pedir la realización de la divina voluntad es pedirle que Él, quien no puede amar la maldad, borre de la faz de la Tierra a todos los hacedores de perversidad. Cuando tales personas piden que se haga la voluntad de Dios, en el fondo están pidiendo que del cielo llueva lava incandescente que consuma a cuanto político, ricachón, secuestrador y violador haya en la nación. Los buenos, los que queremos que se realice la voluntad de Dios, disfrutaremos gozosos del espectáculo de ver la venganza divina en acción. Pesimistas y vengadores, sin embargo, coinciden: la realización de la voluntad de Dios por la que oramos es algo ajeno a nosotros. Pero, en realidad, las palabras «hágase tu voluntad», más que una petición, constituyen un compromiso. Nos guste o no, Dios no realiza su voluntad en la historia si no es a través de la voluntad de los hombres. Decir a Dios que haga su voluntad en la Tierra como en el Cielo es decirle que queremos que nuestra voluntad se empareje con la suya de modo que lo que Él planea desde la eternidad se convierta, en el entramado de la historia humana, en actos nuestros, libres y concretos de justicia, verdad, fidelidad, pureza de corazón, perdón, amor, pobreza de espíritu, donación al otro, humildad, etc. O sea, no se trata de pedirle que Él venga a hacer justicia, sino de pedirle que nos dé la gracia necesaria para vivir nosotros voluntariamente la justicia de acuerdo con su plan.

En camino hacia Jerusalén, Jesús, pasando por Betania, se hospeda en la casa de las hermanas Marta y María: «En aquel tiempo —relata el evangelista Lucas— entró Jesús en un poblado y una mujer, llamada Marta, lo recibió en su casa». Es Marta el ama de casa y quien pone todo su empeño en servirle con las mayores atenciones posibles. Luego, el evangelio nos habla de María, la hermana de Marta, silenciosa y ansiosa de santidad: «Ella tenía una hermana, llamada María, la cual se sentó a los pies de Jesús y se puso a escuchar su palabra». Lo llamativo de este episodio es la diversidad de actitudes de las hermanas. Jesús lo aprovecha para dejar un mensaje. De antemano hay que aclarar que su preocupación no es la de discriminar la actividad de Marta que, en atención al huésped, «se afanaba en diversos quehaceres», sino la de señalar la actitud de su hermana María quien se concentra en escuchar su palabra y disfrutar su presencia. En lugar de contraponer a María, como prototipo de la vida contemplativa, con Marta, como prototipo de la vida activa, es mejor fijarnos en la enseñanza que Jesús quiere dejarnos mediante este bellísimo encuentro con las hermanas. La prioridad de la Palabra en la vida del discípulo

Podemos decir que la intención central de este relato es requerirnos que dejemos a Jesús hospedarse en nuestra realidad personal y comunitaria, para ponernos a sus pies y escuchar su Palabra. Para todas las demás cosas siempre habrá tiempo. Ahí donde Jesús se hospeda, en efecto, acontece la salvación, que se produce por la fuerza de su Palabra. Intención de Jesús no es la de rebajar el servicio, sino cuestionar el afán desmedido de Marta. Por dedicarse a todo descuida lo más importante y necesario del momento, que es escuchar al Señor. Las preocupaciones, también en nuestra vida, y la excesiva actividad pueden absorbernos y distraer-

nos hasta el olvido de lo verdaderamente necesario para el discípulo de Jesús, que es hospedarlo dentro de sí y escuchar su Palabra. La dimensión contemplativa, en efecto, nutre el alma, profundiza la fe, purifica el tiempo y nos acerca íntimamente a Dios. Hacer silencio para escuchar la Palabra debería volverse como algo habitual en la experiencia de fe del discípulo del Señor. Jesús, en este encuentro con las hermanas Marta y María, no pretende elogiar un estado de vida en lugar de otro, sino simplemente evidenciar la urgencia de que, sea en la vida activa o en la contemplativa, lo más importante es darle tiempo al Señor. La escucha de la Palabra, en efecto, es el alimento del alma. María lo entiende y se convierte en su discípula atenta. Lo escucha, se nutre y, en fin, adquiere fuerza para planear después cualquier otro trabajo. La aprobación de Jesús

En seguida, Marta, enfadada porque María, con su inactividad contemplativa, no le ayuda en los trabajos de la hospitalidad, suplica a Jesús para que le llame la atención. Su protesta va dirigida a Jesús, por ser Él, en cierto sentido, el culpable del proceder de María: «Señor —le dice—, ¿no te has dado cuenta de que mi hermana me ha dejado sola con todo el quehacer? Dile que me ayude». Tal vez esperaba encontrar la solidaridad del Señor, pero Él se pone decididamente de parte de María, censurando, en cambio, el inquieto empeño de Marta: «Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y te inquietan, siendo así que una sola es necesaria». Jesús hace entonces reflexionar a Marta que, en realidad, no hay sino ‘una cosa necesaria’, que es la solicitud por la salvación que la palabra del Señor anuncia y produce. Parece todo concluido, mas Jesús vuelve a enfatizar que María no se ha equivocado, sino que ha escogido la parte buena que no le será quitada: «María escogió la mejor parte y nadie se la quitará».

Pistoletazo de salida para la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid Han anunciado su inscripción 600 mil jóvenes de diversos países El primero de julio, con la inscripción de Benedicto XVI como primer participante, se abrió el proceso de inscripciones en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebrará en Madrid del 16 al 21 de agosto de 2011. Monseñor César Franco, coordinador general y obispo auxiliar de Madrid, destacó que «el registro es importante porque queremos tratar bien a los jóvenes y para eso necesitamos saber cuántos vienen, cuántos necesitan alojamiento, comida o espacios culturales y cubrir sus necesidades». La participación en los actos principales de la JMJ es gratuita. La inscripción supone uno de los

pilares de la organización y de la financiación de este encuentro. Según datos de jornadas anteriores, las contribuciones de los jóvenes cubren dos tercios de los gastos necesarios de cada JMJ. Uno de los retos de Madrid 2011 es conseguir que un 40% de los participantes se inscriba, en contraste con el habitual 25% en jornadas precedentes. La solidaridad es otra de las grandes bazas de la inscripción en la JMJ. Cada participante puede añadir 10€ o más a su aportación como contribución

al Fondo de Solidaridad: «Las jornadas son para todo el mundo, no sólo para ricos. Quien tiene más posibilidades económicas ha de ayudar a los demás: la solidaridad es la clave de la JMJ», subrayó monseñor Franco. La inscripción en la JMJ 20011 es online (www.madrid11.com/ inscribete), accesible las 24 horas del día y desde cualquier parte del mundo. El sistema se puede utilizar en cinco idiomas (español, inglés, francés, italiano y polaco), y cuenta con un soporte telefóni-

co durante las 24 horas, en inglés y español. Actualmente han anunciado su intención de inscribirse cerca de 600 mil jóvenes de otros países. El registro se puede completar según cuatro perfiles: individual, grupos, autoridades y periodistas. El registro de los jóvenes se ha clasificado según criterios temporales (semana completa o fin de semana) y de servicios (alojamiento y comida proporcionados por la organización). Además, se ha establecido una triple clasificación de países según la cual aportan más los que provengan de países más favorecidos. Las aportaciones oscilan entre los 210€ que paga un joven de un

país desarrollado para toda la semana, con alojamiento y comida, hasta los 30€ que aportan los de países menos favorecidos que acudan sólo el fin de semana sin alojamiento ni comida. Los pagos hechos antes del 31 de marzo de 2011 tienen un descuento del 5%. Todas las modalidades de inscripción incluyen seguro de accidentes, transporte público durante la semana de la JMJ, mochila (con camiseta, gorra, guía de Madrid, libro para las ceremonias y otros útiles), entrada gratuita a las actividades culturales y acceso a las zonas reservadas en los actos principales. Zenit-El Observador


CON PERMISO

LA

CULTURA 13

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

FIESTITA

POR MIGUEL ARANGUREN / www.miguelaranguren.com

El pasado curso, por estas mismas calendas, toda la familia cantábamos al son del hada madrina de La Cenicienta, es decir, dábamos música a un absurdo estribillo por obra y gracia del señor Disney y del colegio de la pequeña, empeñado en convertir a cuatrocientas alumnas de preescolar en la fregona transformada en princesa, sin que los celos por el protagonismo fueran a dañar la convivencia ejemplar del centro escolar. Reconozco que me regocijaba escuchar a mi esposa, camino del banco, entonando el sortilegio que transforma la calabaza en una calesa. Y me regocijé al ver, a primera hora de la mañana, a mi hija disfrazada de Cenicienta cuando por fin llegó la fiesta de fin de curso. En el desfile, la perdí entre tanta falda de alteza y tantos morros de ratoncito (era el disfraz de los chicos). El sol caía a plomo sobre las testas de los ochocientos padres y los casi tres mil doscientos abuelos que abarrotaban las gradas del campo de deporte, máquina de fotos en ristre, grabadora de vídeo en la otra mano. Soy buen padre (lo creo), por más que siempre haya detestado este tipo de tumultos en los que todo el mundo pierde los papeles: los profesores y profesoras, porque deben parecer amables al tiempo que tratan que el rebaño de infantes no se les desboque ante la cercanía familiar; los padres porque, con tal de sacar una instantánea al querubín, capaces son de perder la compostura; los abuelos, porque se les somete a una tortura bajo el sol vengativo de junio (doy fe de una abuela y un abuelo que perdieron el conocimiento, lo que asustó a los niños, aunque mucho más a los hijos y a las nueras, por no hablar de las autoridades del colegio, sobrecogidas ante la posibilidad de un fiambre doble en un centro infantil); los mismos niños, porque llegado el momento son incapaces de atender tantas voces melifluas que exigen una sonrisa por aquí, una mirada por allá, o cualquier otra monada que merezca la pena inmortalizar en un vídeo; por los familiares que restan, a quienes se les suele castigar con la plomiza retransmisión de esas películas en la que las hadas se pierden en un paisaje de encuadres erróneos, en un ir y venir sin tino del zoom, en un sonido como para estallar el tímpano de un elefante.

AL MARGEN…

CRISIS

DE NOMBRES

POR JUAN CARLOS MORENO ROMO / juancarlosmorenoromo@gmail.com

Central Park, Milenio III, Cimatario esto y Cima- escaso de personajes célebres digtario lo otro, y Cimatario más allá, y El Marqués, nos de esa «inmortalidad», o de esa dimensión cuatambién en todas sus declinaciones, y desde luego si mítica que se reserva para esos cuantos «héroes» Corregidora, para tan sólo dar ejemplos de Queréta- o «semidioses» cuyos nombres repite hasta la saro, donde el verdadero colmo fue que se sometiera a ciedad, o hasta la insignificancia. concurso la elección del nombre del estadio de futHará cosa de dos o tres generaciones, por otro bol, con el consabido y harto lado, que la crisis de los nomprevisible resultado de que bres entró también a las famifuera el mismo que ya se le lias. Éstas, desertando a su había dado a un municipio, y manera esa riquísima tradición a una calle, o a un montón de del santoral cristiano, empecalles, y a un moderno audizaron a sacar los nombres de torio más o menos contempolos hijos de las películas y de ráneo del estadio, por no halas series de televisión imporblar de escuelas, plazas, mertadas, cuando no de las telecados, clubes deportivos y novelas. demás cosas nombrables. El resultado es todavía Saliendo del espacio quemás desastroso que el de retano, que la Corregidora nuestras calles y ciudades. acapara de ese modo con el ¿Cuánta descuidada pretenCimatario y el Marqués, si hasión de los padres no coloca blamos de la calle o la avenihoy en día a los hijos en la da Hidalgo, o Juárez, o Maridícula situación de portar los dero, o de la avenida o la co- ¿Cuánta descuidada nombres que debieran portar lonia Morelos, o Guerrero, o pretensión de los padres no las gentes de otras culturas, de la colonia o la escuela Nilas más de las veces, además, ños Héroes, ¿de qué ciudad coloca hoy a los hijos en la con las ortografías —o las de nuestro país estamos ha- ridícula situación de portar heterografías, más bien diblando? ¿O de qué delegacho— más descabelladas? ción, colonia o barrio? ¿O in- los nombres que debieran Por ejemplo. Tales padres, cluso de qué pequeño pobla- portar las gentes de otras que ni por asomo le habrían do? puesto a su hija el vulgarísiMi lector ya sabe que la culturas, y con las ortogramo nombre —en su opipregunta correcta sería más nión— de…, optaron por pofías más descabelladas? bien de cuál no. nerle…, que en su horizonte Y no nos queda más recultural y lingüístico propio es medio que admitir, entonces, que en este país esta- tan común y corriente como el primero lo es en el mos verdaderamente escasos de nombres, o inclu- nuestro, y que encima escribieron mal. so verdaderamente obsesionados con unos cuanMe censuro yo mismo, porque en mi familia, como tos, desgastados como las monedas, o como los en muchas otras, hay más de un ejemplo que dar, y billetes en los que nos los volvemos a encontrar, no quiero herir la susceptibilidad de unas cuantas inevitablemente. personas, a las que mucho quiero. Demasiado joven —¡apenas festeja, en éste, sus ¡Eso de Central Park, sin embargo, por más que doscientos años!—el Estado mexicano anda algo lo hayan escrito en el inglés más correcto…!

h t e n Daje I

Yanelly

El Observador

Giovan a Nahabi nni

C e n t r a l Pa r k


14

MISCELÁNEA

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

El Observador

ENSAYOS CRISTIANOS

PALABRA Y COMPAÑÍA POR EL PADRE JUAN JESÚS PRIEGO / San Luis Potosí

Los beduinos emplean un método muy especial para curar a los enfermos mentales de su tribu: cuando uno de ellos empieza a sumirse en estados de tristeza prolongados, o a delirar, o a mostrar síntomas de eso que antes todos llamábamos locura, los demás miembros del grupo —hombres, mujeres, ancianos y niños— se reúnen en torno a él y le cantan, y le bailan, y en poco tiempo el enfermo vuelve a estar sano otra vez, por lo menos en la mayoría de los casos. ¿En dónde reside el secreto de tan maravillosa curación? Veámoslo. Según el doctor Claude Miéville, famoso especialista francés en trastornos mentales, la locura consiste en esto: «En que el enfermo psíquico termina por aislarse, por encerrarse en un mundo propio… Hubiera podido encontrar el equilibrio confiándose a otros, representando una comedia y jugando un papel, pero su drama es que termina por aislarse. Y alienarse, en cierto sentido, es aislarse de los demás y no poder ya comunicarse con ellos… Yo creo que la locura es este corte, esta ruptura con los demás, no sólo con la sociedad, sino con todo: encerrarse en un mundo que se cierra sobre sí mismo». Y concluye el doctor Miéville: «Sólo mediante un comienzo de relación con otro puede el enfermo empezar a encontrar un modelo, a identificarse con él y a tratar de rehacerse a sí mismo». Los habitantes de aquellas tribus del desierto lo sabían: la locura es una puerta que se cierra al mundo, pero que puede volver a abrirse con diálogo, danzas, canciones y compañía. Por eso cantan y bailan en torno a sus enfermos, y como diciéndoles: «Es verdad que los habíamos tenido muy olvidados, que casi no hablábamos con ustedes, pues la vida es dura para todos y cada uno debe ver cómo consigue su pan, pero aquí estamos con vosotros otra vez. Nunca es tarde para volver a empezar». En Nudo de víboras, la novela de François Mauriac (1885-1970), Luis, el viejo abogado, el avaro marchito, escribe una vez estas palabras a su mujer; se las escribe porque no tiene el coraje de decírselas de frente y a la cara: «Si hablo solo es porque siempre estoy solo. Al hombre le es necesario el diálogo». Sí, al hombre le es necesario el diálogo, el abrazo, la comunión. Ahora bien, de entre los hombres y mujeres que caminan por las calles gesticulando, haciendo carantoñas o jalándose los cabellos, ¿cuántos habrá que han sido mal amados y se han puesto a gritar a las piedras

¿DENUNCIAR

porque no ha habido nadie en este mundo que los quisiera escuchar? El hombre es un ser de palabra, y si no encuentra unos oídos dispuestos a recoger su voz, se pondrá a conversar con las piedras. ¿Locura? No exageremos: falta de amor, simplemente. Luis, el personaje de Mauriac, también lo sabía: al hombre le faltan las palabras, y si no las tiene (porque los

Una chimenea encendida, un sillón junto a la lumbre, una presencia amiga y una conversación reposada es mucho más terapéutico que una cura larga y desesperante a base de antidepresivos y ansiolíticos demás no tienen tiempo para hablar con él, o simple y sencillamente porque no les da la gana), pronto o tarde se pondrá enfermo y acabará enloqueciendo. Paul Tournier (1898-1986), el fundador de la llamada «medicina de la persona», también sabía que el diálogo es curativo y por eso recomendaba a los médicos dos cosas: saber escuchar y luchar contra la prisa: «Escuchar clara y apasionadamente —solía decir—, es el primer paso hacia la salud». Sus conversaciones junto a la chimenea de su casa se hicieron famosas, y valiéndose de ellas aprovechaba la ocasión para curar a muchísimas personas. Cuan-

O PROPONER?

POR FERNANDO PASCUAL, L. C. / Roma

Es fácil encontrar defectos. En dosis importante de «oratoria» de justo y más todo y en todos. la buena para ayudar a las perso- solidario. A la vez, En el futbol, en la empresa, en nas a acoger las ideas que les ofreel clima, en el ayuntamiento, en los cemos. el mundo necesita que esos hompolíticos, en los soldados, en los Denunciar no es algo que se bres y mujeres propositivos sepan amigos, en los enemigos, en los fa- opone a proponer. Pero como ver ofrecer sus ideas con un espíritu miliares, en los extraños: en cada los defectos es algo sencillo, mien- cordial, capaz de suscitar confianlugar, en cada persona, en cada tras que encontrar soluciones es a za, de curar heridas, de evitar suspicacias, de mover los corazogrupo, saltan a la vista esos defectos que parecen inseparables El mundo necesita hombres y nes hacia el cambio. De nada de la condición humana. propuestas tal vez excemujeres perspicaces, valientes sirven Denunciar los defectos, por lentes pero envueltas en vinalo mismo, resulta sumamente y propositivos gre y en desprecios. fácil. Basta con observar un Ayudan mucho, por lo mispoco y lanzar la crítica desde la veces complicado, muchos se que- mo, esos consejos ofrecidos desboca o con ayuda de los podero- dan en las denuncias y no son ca- de un corazón sincero y lleno de sos medios de comunicación y de paces de ofrecer propuestas. afecto, que desvelan el deseo soliinternet. El mundo necesita, hoy como dario de ayudar a los otros en el En cambio, resulta más difícil siempre, hombres y mujeres pers- camino de la vida. Un corazón que proponer. Porque si la denuncia, picaces, valientes y propositivos, también será capaz de acoger en muchos casos, sirve para evi- que sepan no sólo descubrir los (quien hace propuestas tiene sus denciar defectos y problemas, de miles de defectos de las estructu- pecas más o menos grandes) lo nada sirve si no está acompañada ras humanas, sino los caminos que que nosotros podamos ofrecerle de propuestas, que exigen un buen permiten trabajar a favor de un desde la gratitud y la confianza análisis de las situaciones, y de una mundo un poco mejor, menos in- mutua.

do algún necesitado le decía que quería verlo, él lo invitaba a su casa y se ponía a platicar con él: «Venga entonces esta tarde y hablaremos junto al fuego». «Allí —explica en su bellísimo libro El hombre y su lugar— yo ya no era el médico que daba un diagnóstico, sino un hombre que se encontraba con otro hombre. Pues hay en cada vida problemas que sólo encuentran su solución en la comunión humana. Mis enfermos, en el fondo, buscaban durante mucho tiempo a alguien que pudiese ayudarlos a vencer sus dificultades, a librarse de sus complejos y hasta de sus remordimientos». Una chimenea encendida, un sillón junto a la lumbre, una presencia amiga y una conversación reposada que no puedan interrumpir los chillidos de nuestros teléfonos celulares: esto —asegura el doctor Tournier— es mucho más terapéutico que una cura larga y desesperante a base de antidepresivos y ansiolíticos. Cuando, hace poco, enseñé a un amigo mío, psicólogo de profesión, el libro donde yo había leído esto que hacían los beduinos con sus enfermos, pensé que iba a echarse a reír. Pero no se rió, sino que permaneció pensativo durante largo rato y luego me dijo: — Tal procedimiento no me parece tan descabellado, pero ¿dónde vamos a sacar gente para que cante y baile alrededor de sus enfermos? ¡Todos están hoy tan ocupados en vivir su propia vida que les queda realmente poco, muy poco tiempo para pensar en las ajenas! Mi amigo tenía razón: ¿dónde vamos a sacar a esa gente? Hoy a nuestros enfermos mentales les damos pastillas para que ellos se curen por sí mismos, cuando quizá lo único que necesiten sea una palabra de afecto y un poco de compañía. Les extendemos una receta, cuando todo lo que les hace falta es un abrazo alrededor de su cuello. Les ofrecemos tabletas —como se le da a un niño un caramelo para que deje de llorar y nos deje en paz— porque no tenemos tiempo para ir a visitarlos. Nos faltan tiempo y ganas para bailarles y cantarles, eso es todo. Si no recuerdo mal, lo único, lo primero que Dios dijo del hombre después de haberlo creado es que no es bueno que esté solo. Que yo sepa, no dijo nada más. Pero no era ésta sólo una afirmación: era una advertencia. ¡Peor para nosotros si pensamos que no existe Dios o que sólo hablaba por no quedarse callado! Variación del artículo «La Danza que cura», publicado por El Observador No. 749

Chávez llama «troglodita» al arzobispo de Venezuela Hugo Chávez, presidente de Venezuela, arremetió nuevamente contra miembros de la Iglesia. En esta ocasión lanzó sus criticas al al arzobispo de Caracas, el cardenal Jorge Urosa Savino. Le llamó troglodita e indigno en un acto solemne de la Asamblea Nacional. Los antecendentes

El cardenal Urosa manifestó, en una entrevista concedida al diario opositor El Universal, que el gobierno pretende llevar a Venezuela por el camino «de la dictadura y de la ruina», agregando que «el totalitarismo marxista permite el dominio absoluto y eso lo cuestiona la doctrina de la Iglesia». Estas declaraciones incomodaron a Chávez, el cual declaró ante la Asamblea Nacional: «no puede salir como un troglodita a meter miedo con el comunismo [...] Él no se da cuenta de que este pueblo no es manipulable ya por sotanas. Pueden mandarle un mensaje al

Papa: que mientras tengamos esos dirigentes eclesiásticos aquí, seguiremos alejados de la Iglesia». Solo quiere a la Iglesia para halagos

Los ataques de Chávez contrastan con lo sucedido en el programa Aló, Presidente del pasado 4 de julio, donde insistió en que el cristianismo y el socialismo pueden ir tomados de la mano por los caminos de la historia. En ese programa recibió a un sacerdote afín a su discurso, quien bendijo al mandatario de Venezuela. La respuesta eclesial

La Conferencia Episcopal de Venezuela expresó: «Queremos expresar un categórico rechazo a los ataques que el Presidente de la República hizo en el acto desde la Asamblea». Y aclaró: «Esos ataques expresan lo que criticaba el señor Cardenal del uso de un acto solemne para atacar a las personas».


El Observador

FAMILIA

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

REFLEXIONES

RESPUESTA A TUS PREGUNTAS

REGLAS

Todo lo veo negro

DEL DIÁLOGO CONYUGAL (II) PORL EL P. NICOLÁS SCHWIZER

Para que el diálogo conyugal sea eficaz y creador debe ser, también: cálido, oportuno, constante y renovado. Cálido. - Hay que insistir siempre en que el diálogo sea cálido, porque la frialdad es un peligro que amenaza a todos los cónyuges. Una vez que se han acumulado algunas incomprensiones consecutivas, la irritación contenida se traduce en un marcado enfriamiento de las relaciones de la pareja. No se es propiamente hostil al otro; se es simplemente indiferente a él, con una indiferencia helada. Evidentemente, esto es algo que aumenta la incomunicabilidad y cierra toda salida. No se llegará jamás al encuentro interior en tales condiciones. Oportuno.- Es un arte saber escoger lo que debe decirse y lo que debe callarse. El proverbio lo enseña: No toda verdad es para ser dicha. Existen algunas que es mejor callar, porque diciéndolas solo lograríamos herir; sin provecho alguno para un mejor entendimiento. Existen silencios que deben ser respetados, secretos que son inviolables. No todo ha de decirse ni tampoco puede preguntarse todo. Para poder escucharse, la pareja debe respetarse. Una de las formas de respeto consiste en saber no preguntar o no insistir cuando no conviene; otra forma es no decir al cónyuge una verdad demasiado dolorosa. La discreción, en el sen-

15

tido profundo de la palabra, es la clave de los diálogos conyugales. Es decir, deben discernir qué puede comunicarse y qué debe callarse, en todos los casos. Esto se aplica también al momento escogido para manifestarse. La verdad no puede ser dicha en cualquier momento. No habría que hablar jamás cuando se está en determinados estados de espí-

ritu. Por ejemplo, cuando se está dominado por la cólera, los celos, la tristeza profunda o una excepcional euforia. No son las emociones las que deban animar al diálogo, sino exclusivamente la razón. Se juzgará, a nivel de la inteligencia, no de las pasiones, cuándo es el momento oportuno para decir tal o cual verdad, o pedir determinada explicación. Escoger en forma acertada el momento del diálogo es asegurar su éxito. Constante.- Tenemos que imprimir un ritmo seguro al diálogo, una periodicidad regular, para evitar que aumenten las incomprensiones y se acumulen los problemas. Aquí podríamos decir también algunas palabras sobre las inte-

rrupciones del diálogo. Pasa todavía bastante frecuentemente que después de una pelea o un enojo suspendemos ese diálogo que tendría que ser permanente, y hasta lo suspendemos por tiempo indefinido. Y después viene la pregunta: ¿quién de los dos inicia de nuevo el diálogo? Mucho depende del temperamento: el colérico es demasiado orgulloso para iniciarlo él; el melancólico está demasiado hundido por lo que pasó; al flemático probablemente no le importa mucho; el más indicado sería entonces el sanguíneo que no aguanta la situación por mucho tiempo. Ahora, si a mí me preguntan, yo suelo decir: es evidente que el más maduro debe reiniciar el diálogo. Renovado.- La constancia en el diálogo exige, en compensación, un esfuerzo de renovación. Porque es necesario, a pesar de todo, tener algo que decirse para poder hablar. Por lo contrario, reinará la monotonía en nuestros diálogos. Si la esposa sólo sabe hablar de la moda o del servicio doméstico, y por su lado, el marido sólo sabe hablar de negocios o de política, es evidente que la conversación será, a la larga, aburrida. La palabra está en función del pensamiento. Es urgente, por lo tanto, cultivarlo como un deber. Pero la cultura sería en el sentido de abrir cada vez más su espíritu y su horizonte con el propósito de aprender a vivir mejor y de saber responder a las preguntas que todo ser inteligente se plantea. Muy actual, entonces, el tema de nuestras lecturas, de nuestras realizaciones artísticas, de nuestra cultura religiosa.

PINCELADAS

HINDÚES Y MUSULMANES POR EL PADRE JUSTO LÓPEZ MELÚS

Una familia hindú con ocho hijos llevaba varios días sin comer. La madre Teresa les llevó un poco de arroz. Y vio, extrañada, que la madre hizo dos partes, tomó una y salió de casa. — ¿Dónde has ido? — Junto a nuestra casa vive una familia musulmana con ocho hijos también, y también ellos tienen hambre, también ellos llevan ya muchos días sin comer.

Eso fue lo conmovedor: ella sabía que hacía varios días que no comían. Y a pesar de que a sus hijos les hubiera tocado unas cucharadas más de arroz, se veía en todos la alegría de compartir. «El que para sí solo hace cocer su alimento, come el pecado». En el último día no se nos juzgará sobre ideologías, Jesús ha dicho que el último examen será un examen de amor.

Hola. Mi nombre es Lorenza. Me gustaría poder ser más optimista; hay veces que veo todo negro, y quiero poder cambiar. Las investigaciones nos indican que el optimismo no es sólo una forma de pensamiento: también se trata de una actitud, de cómo traducimos esos pensamientos en accion, de los pasos que emprendemos activamente y de cómo nos comportamos, especialmente ante la adversidad. Las estrategias de las personas optimistas son: + Enfocar las metas + Afrontar los problemas + Ver el lado positivo +Aceptar la realidad y planear cómo afrontarla. El ser más optimista nos motiva a hacer ejercicio, comer sano, elegir una vida más saludable. Quien responde es Georgina León Portilla, psicóloga clínica con enfoque humanista. Comuníquese con ella al teléfono (442) 245-8516 / 15. Cel. 044-442-219-7499. ginaleonportilla@gmail.com

LA COLUMNA DE ESTILO DE VIDA

Las dietas bajas en índice glicémico y la salud POR LOURDES HERRERA Y MARIO FÁJER

Existen carbohidratos buenos, regulares, malos y muy malos para nuestra salud. El índice glicémico o IG es la guía para reconocerlos dependiendo del efecto que tengan sobre los niveles de glucosa en la sangre. Elegir carbohidratos cuyo IG sea bajo producirá pequeñas fluctuaciones en los niveles de glucosa e insulina en la sangre. Este descubrimiento ha revolucionado la manera de concebir la salud, y es el secreto para una salud a largo plazo, pues reduce los riesgos de enfermedades del corazón, la diabetes, y contribuye a la pérdida de peso real y sostenida. Beneficios del conocimiento del IG.- Comer alimentos con alto IG en demasía puede ser dañino para la salud, porque estresa al organismo. Esto es especialmente verdadero si se tiene sobrepeso y se es sedentario. El cambio hacia una alimentación con carbohidratos de bajo IG nivelará la glucosa en la sangre y mantendrá una energía más constante. Esto también promueve la pérdida de peso y el manejo del mismo, ayuda a manejar la diabetes, reduce el riesgo de enfermedades del corazón, mejora los niveles de colesterol en la sangre, y prolonga la resistencia física. Cambiando hacia una dieta de bajo IG.- La técnica básica para comer bajo IG es utilizar el enfoque de «esto por aquello», es decir, sustituír carbohidratos de alto IG, que son todos los alimentos refinados, por aquellos de bajo IG que son los vegetales, frutas, granos, semillas y nueces. No se necesita contar ni pesar ni hacer cálculos aritméticos. Algunos consejos.- Desayune con cereales no procesados, basados en hojuelas de avena, cebada y salvado. Consuma pan integral con granos visibles. Reduzca el consumo de papas. Incluya una gran variedad de fruta, semillas, granos y vegetales. Consuma arroz integral en lugar de blanco. Incluya suficientes ensaladas.


16

C

NIÑOS

s i h

t i p

18 de julio de 2010, AÑO 15, No. 784

as

Mario le dice asombrado a José: — ¿Por qué andas tan estudioso? — Porque mi papá me da cien pesos por cada nota buena que le enseño. — ¿Y cuánto llevas? —Pues hasta ahorita nada. ¡Le debo 800 pesos!

Un periodista entrevista a un famoso cirujano: — Y, dígame, ¿a qué edad realizó su primera operación? — A los seis años de edad. — ¡Fabuloso, es usted una eminencia! ¿Y qué operación fue? — Una de sumar.

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○

Un niño perdido sin su mamá se dirige a un policía: — ¿No habrá visto usted a una señora sin un niño como yo?

Sr. Presidente del municipio de Querétaro, Francisco Domínguez, y autoridades de este país: Los niños de la escuela Montessori Pillos, que trabajan arduamente por el medio ambiente, están suplicándole a ustedes que, para que del bicentenario quede un recuerdo favorable, hagamos todos una campaña de reforestación global que abarque lo siguiente: 1.- Que cada mexicano (potosino, queretano, veracruzano, zacatecano...) plante un árbol. 2.- Proteger todas las áreas naturales primarias que quedan. Muchas gracias por atender a nuestra petición. Esperamos se pueda realizar. Atte. Escuela Montessori Pillos. María Aurora Urquiza Estrada, profesora de ecología.

L a b e r i n t o

Ilumina la imagen

El Observador


784 El Observador de la Actualidad