Page 1

El Observador

4 de julio de 2010 AÑO 15 No. 782 $10.00 Fundado en 1995

DE LA ACTUALIDAD

www.elobservadorenlinea.com

La Iglesia tiene una deuda con el pueblo Monseñor Jesús Carlos Cabrero Romero, obispo de Zacatecas, responde a El Observador tras el acto de entrega del retablo mayor de la Catedral de Zacatecas al pueblo fiel de esa diócesis.

AFP

La Catedral Basílica de Zacatecas, ubicada en el centro histórico de esa ciudad declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, alberga desde junio de 2010 la obra «Retablo», creada por el artista plástico Javier Marín en colaboración con los arquitectos Claudio y Christian Gantous. Primero de izquiera a derecha y de abajo a arriba en el retablo se encuentra san Mateo Correa (santo y mártir zacatecano), san Ignacio de Loyola, san Francisco de Asís, san Juan Bautista, san Joaquín y la Virgen de la Asunción en el centro. Partiendo después de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo se encuentran santa Ana, san Agustín, santo Domingo de Guzmán, san Antonio de Padua y el beato Miguel Agustín Pro (también zacatecano).

LA VERDAD DETRÁS DEL AMARILLISMO

¿Hasta aquí llegó la recomposición de la Catedral? El retablo es la primera de tres fases con las cuales queremos celebrar los 150 años de la erección de la diócesis de Zacatecas, en junio del 2014. Las otras dos partes serán concluir el dorado de las bóvedas y construir el piso de madera de la Catedral. ¿A qué ayuda el arte? El verdadero arte nos ayuda a encontrarnos a Dios y nos ayuda a encontramos entre los hombres. ¿Cómo lo ve el gobierno? El papel de la Iglesia en la sociedad es un bien. La Iglesia invita al gobierno a los proyectos que ella no puede alcanzar. Zacatecas es el único estado de la república en que todavía es válido el tres por uno para la restauración de iglesias. ¿Hay entendimiento Iglesia y Estado? Cada uno en sus esferas. Hay diálogo respetuoso y existe enorme influencia de la tradición para llevar a cabo obras como ésta. ¿Que le diría a sus hermanos obispos? No debemos temer. Detrás de nosotros hay un pueblo que vigila y es muy celoso de sus cosas, especialmente de su Catedral. Además, la Iglesia tiene una deuda con el pueblo: seguir promoviendo la cultura. Desde el ámbito religioso debe colaborar, estrechamente, para el desarrollo del hombre integral, para que alcance su plenitud. ¿La Virgen ilumina? La santísima Virgen avasalla, renueva, fortifica y convoca. El retablo, ¿lo entenderá el pueblo? El pueblo sabe muy bien quién convoca. La Virgen es la Virgen y ella convoca por sí misma.

MONS. CHRISTOPHE PIERRE

El caso Kiesle de Oakland: sin ninguna base los medios implicaron al Papa

Recuperar la dimensión evangelizadora del patrimonio cultural de México

P. 2

P. 3

Periodismo Católico

¾ PÓRTICO

BELLEZA Y FE POR JAIME SEPTIÉN / jaimeseptien@gmail.com

El domingo pasado mi esposa, Maité, y un servidor, fuimos testigos de un acto excepcional: la entrega del retablo mayor de la Basílica Catedral de Nuestra Señora de los Zacatecas, realizado por el escultor mexicano Javier Marín, en colaboración con los arquitectos Claudio y Christian Gantous. Invitados por el obispo de Zacatecas, monseñor Jesús Carlos Cabrero Romero, contemplamos la entrega a Zacatecas y a la posteridad de una bellísima obra de arte barroca y moderna, que le urgía a la Catedral zacatecana, cuya fachada es, sin duda, la más bella de las fachadas barrocas de América y una de las más bellas del mundo. Un concurso ejemplar, una vinculación (también ejemplar) de la Iglesia y el gobierno estatal y federal, dieron por resultado esta nueva joya que se adiciona a la joya que de por sí ya lo era la Catedral en su fachada. ¿Para qué gastar en este retablo monumental, recubierto con hoja de oro de 24 quilates y realizado por un artista mexicano de talla internacional? La pregunta de siempre. Y la crítica de siempre. En este año de gracia 2010, cuando la Iglesia católica acaba de clausurar el Año Sacerdotal, es bueno recordar una sencilla frase del sencillo (y maravilloso) santo Cura de Ars: «A Dios hay que darle lo mejor». Y lo mejor no es lo bueno, lo políticamente correcto, lo pasable, lo que no dice nada al espíritu, el clásico galerón destartalado y sucio en donde celebramos, a veces, el misterio de la fe. Los magos de oriente le dieron al Niño Jesús oro, incienso y mirra; Jesús nos dio la vida; nuestro Padre nos ha dado el universo: ¿por qué nosotros —gobierno incluido— les hemos de devolver migajas? La extraordinaria homilía del Nuncio (que reproducimos en la página tres, gracias a su gentileza), dice unas cosas fundamentales: dice que la belleza de la fe produce arte y que el arte sacro sirve para evangelizar. Su dimensión cultural promueve el amor y la concordia. Son ambos, amor y concordia, sinónimos de paz. En el México convulsionado y violento que estamos viviendo, el nuevo retablo de la Catedral de Zacatecas es una caricia, un llamado a servir al hombre integral desde la fe. Y, también, una caricia al rostro de nuestra dolida patria.


2

MIRADAS

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

El Observador

La verdad detrás del amarillismo

Cuando pienso... Patria

El caso Kiesle, de Oakland POR EL P. HONORIO LÓPEZ ALFONSO, CM

La agencia AP lanzó el asunto el 9 de abril; inme- ger escribe una carta al obispo Cummings, no sobre diatamente lo acogieron y lo propalaron los más va- los abusos de Kiesle o sobre los castigos por parte de riados medios y los grandes periódicos. El New York la Iglesia (que eso incumbía a la diócesis), sino excluTimes lo hizo dos días después. ¿De qué se trataba? sivamente sobre la «laicización» de Kiesle, y RatzinDe un caso sucedido en Oakland en los años 70’s con ger le recuerda al obispo que, según la práctica estaun clérigo llamado Stephen Kiesle. Éste sujeto fue blecida para todos los casos, no procede esa laicizadestituido del estación hasta que Kiesdo clerical en 1987. le cumpla los 40 Con estos daaños (entonces tetos tendríamos basnía 38). Ratzinger tante para cuestiose limita a recordar nar a los medios y aplicar lo estableque querían con él cido. Y, de hecho, implicar al Papa. Kiesle tendrá ese ¿Por qué? Porque la proceso dos años Sagrada Congregadespués, en 1987. ción para la DoctriAdemás, en esos na de la Fe —que dos años Kiesle ya dirigió el cardenal estaba apartado Ratzinger— no tiepor su obispo de la ne competencia sopráctica del minisbre casos de pedeterio y no sucedierastia hasta el año El presbítero Stephen Kiesle y el obispo John S. Cummings ron nuevos delitos. 2001. Hasta ese Luego se casó y, año, la competencia era de cada diócesis. En el caso posteriormente y ya casado, de nuevo fue acusado de Kiesle, su obispo era John S. Cummings. de nuevos abusos de menores. Kiesle fue juzgado por tribunales civiles y por su Pues bien, sin ninguna base para implicar al Papa, diócesis y alejado del ministerio antes de su «laiciza- los medios lo trajeron en sus portadas como acusado ción». El 6 de noviembre de 1985, el cardenal Ratzin- o sospechoso durante casi una semana.

AVANZAR HACIA LA

RECOMPOSICIÓN SOCIAL

POR JUAN JOSÉ PEDRAZA TOVAR

Cuando hablamos de civismo hablamos de la actitud que nosotros, como ciudadanos, mantenemos ante nuestro entorno social. En su esencia es la consideración del cumplimiento de nuestros deberes antes de el reclamo de nuestros derechos. En el libro Imitación de Cristo, de Tomás de Kempis, leemos: «Debes desterrar cada día un vicio y adquirir una virtud». Este es el consejo cívico a mi juicio más trascendente, pues habla de la actitud más revolucionaria que puede ser concebida: del cambio personal necesario en toda transformación social; podríamos modificar ligeramente lo escrito por Kempis diciendo: «si cada día desterráramos un vicio y adquiriéramos una virtud, el mundo será diferente, porque yo soy diferente». Esto último hace hincapié en que realmente el único poder que tengo (o puedo tener, o mejor, debo tener), es sobre mí mismo no sobre los demás. Esto nos conduce a una breve reflexión sobre los medios susceptibles a utilizarse en la recomposición social: los hay masivos, que son buenos pues reflejan un deseo colectivo de mejora, donde, sin embargo, la actuación personal puede esconderse en el «anonimato de la muchedumbre»; también los hay personales y aislados, que, por lo mismo, no logran un gran impacto social. En estos últimos se privilegia la reflexión constante, la oración profunda; en una palabra, la mística de exigencia, que son factores que realmente sustentan un crecimiento armónico fuerte, pero sin trascendencia social. La propuesta sería seguir una actitud de crecimiento personal basado en la oración, con una gran participación social, o, planteado de otra forma, una participación social donde se me exija una profunda actitud de crecimiento personal.

El Observador

Treinta y ocho arzobispos recibieron el palio de manos del Papa El papa hace declaraciones sobre los peligros que enfrenta la Iglesia En el marco de la festividad de san Pedro y san Pablo, Benedicto XVI entregó el palio a 38 nuevos obispos metropolitanos. Entre ellos hay ocho americanos. El palio es una pequeña estola de lana, con adornos y seis cruces negras, que simboliza «la oveja que el buen pastor lleva en sus hombros». Representa así la comunión de los arzobispos con la autoridad del Pontífice. Sólo puede ser impuesto por el Papa. ®

DE LA ACTUALIDAD DE LA ACTUALIDAD DE LA ACTUALIDAD

Dirección: Jaime Septién Crespo Dirección adjunta: Maité Urquiza de Septién Dirección de proyectos: Rogelio Hernández Murillo Jefe de redacción: J. Jesús García y García. Contraloría: María del Carmen Velasco de Uresti. Logística: Ricardo García Meza. Jefe de diseño: Diana Rosenda García Bayardo. Jefe de información: Omar Árcega Escobedo. Redactor asociado: Gilberto Hernández García. Jefatura de ventas: Patricia Flores de Aboytes. Asesor: Clemente Chauvet Flores. Jefe de circulación: José Trejo Hurtado. Coordinador de distribución: Agustín Morales Cabello. Diseño de publicidad: Octavio Espinosa Murillo. Crédito y cobranza: Fernando Maya Solano. Secretaria y suscripciones: Hilda Zendejas Frausto. Asistentes de dirección: María del Refugio Rojas de Hernández y Marcela Valenzuela de Adame. Agentes de distribución y cobranza: Carmelo Aguillón Sánchez, José Trejo Hurtado y Salvador González Núñez. Mensajería: Alfonso Sánchez y Arrieta. Asistente de oficina: María del Carmen Olvera Castro. Distribuidores: Matehuala - P. Antonio Ruiz Domínguez. Tel (488) 882-3505. León - Mario Ante Landín (477) 716-3648. Tuxpan - P. Matías Reyes Salazar (783) 834-2016 El Observador de la actualidad. Publicación semanal de Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. Reforma No. 48, Centro histórico, C.P. 76000, Santiago de Querétaro, Qro., Tels. (442) 214-1842, 224-1454 y 214-5475, lada sin costo fuera de Querétaro 01 800253 3501.- Correo electrónico: mensaje@elobservadorenlinea.com- Número de Certificado de Licitud de Título 9598.- Número de Certificado de Licitud de Contenido 6695.- Número de Reserva al Título en Derechos de Autor 1080200/2001.- Precio del ejemplar: $10.00.- Suscripción anual en la ciudad de Querétaro (aplican restricciones): $450.00 - Impresión: Compañía Periodística Meridiano, S.A. de C.V., Prol. Calzada 208 Col. Martinica, Tel. (477) 788-2115, León, Gto. Los artículos firmados son responsabilidad del autor. Permiso de publicación periódica, autorizado por SEPOMEX, número PP22-0001 Lada sin costo para nuestro lectores fuera de Querétaro: 01 800 253 35 01

De México recibieron el palio Constancio Miranda Wechmann, de Chihuahua, de 57 años y 12 de obispo, y Carlos Garfias Merlos, de 59 años, obispo de Acapulco. El Papa mencionó que los cristianos han sido sometidos a numerosas pruebas, muchas de ellas auténticas persecuciones, pero que, a pesar de ello, esos sufrimientos no constituyen el mayor peligro para la Iglesia. Como ya lo ha mencionado otras veces, «el daño

mayor proviene de todo lo que contamina la fe y la vida cristiana de sus miembros y de sus comunidades». Citó entre esos peligros «que amenazan seriamente a la Iglesia» la división de los cristianos, la incoherencia, la infidelidad al Evangelio, el egoísmo, la vanidad, el orgullo y la codicia. En presencia de obispos ortodoxos, que asistieron como invitados, hizo votos por alcanzar la unidad de la Iglesia de Cristo.


El Observador

3

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

Recuperar la dimensión evangelizadora del patrimonio cultural de México Saludo de monseñor Christophe Pierre, nuncio apostólico en México, pronunciado durante la ceremonia religiosa de entrega del retablo de la Catedral Basílica de Nuestra Señora de los Zacatecas el domingo 27 de junio de 2010. ción capaz de articular un discurso discreto, respetuoso y alejado del proselitismo, pero, al mismo tiempo, explícito, sin complejos, atractivo, convincente. Se necesita, en una palabra, recuperar la dimensión evangelizadora del patrimonio cultural. Cierto, en esta no fácil tarea es obvio que se tendrá que hacer frente a una dificultad fundamental: la secularización de la sociedad, impermeable ante lo religioso, y a las presiones que la Iglesia recibe cada día de determinadas instancias para que despoje su discurso de referencias a la fe, impulsando a considerar únicamente los aspectos estéticos y culturales de estos bienes o su dimensión económica como generadores de riqueza. Se trata, obviamente, de una pretensión totalmente contraria a toda lógica; pues una obra de arte que ha surgido por y para la fe, no puede entenderse sin apelar a la fe que la creó.

Para la sensibilidad humana que tiene su raíz en el espíritu, es motivo de profundo gozo ver que, no obstante las expoliaciones cometidas a causa de las guerras, de la ignorancia, del odio y de las pasiones desbordadas, unidas a las huellas que en todo deja necesariamente el tiempo, el patrimonio cultural de México, particularmente en esta hermosa ciudad de Zacatecas, sigue siendo notable. Prueba tangible es este maravilloso retablo que hoy simbólicamente recibimos. En nombre de los fieles, particularmente de Zacatecas, hago patente el más sentido agradecimiento a todas y cada una de las personas e instituciones que han hecho posible su restauro. Un gracias que deseo también extender a los obispos y sacerdotes que bien comprenden que la atención al patrimonio cultural constituye una parte no desdeñable de su servicio pastoral y, en consecuencia, se empeñan por conservar, reconociendo y explicitando su naturaleza y finalidad. La feliz restauración de este retablo se ha debido, sin duda, a la colaboración de muchos. Pero también gracias a la sensibilidad que, particularmente a lo largo de los últimos decenios, se ha ido difundiendo en amplios sectores de la sociedad como consecuencia de la elevación del nivel cultural, del fenómeno turístico y de la presión benéfica que en muchos casos han ejercido las diversas asociaciones culturales que entienden que el patrimonio cultural es signo de la propia identidad nacional y síntesis de las propias raíces históricas, religiosas y culturales. Iglesia, promotora del hombre

En este contexto es innegable que el patrimonio cultural de México no podría comprenderse ni apreciarse en justicia y en todo su valor si se le extrae de su realidad histórica y, consiguientemente, del contexto de la indisoluble presencia y acción evangelizadora y promotora de la Iglesia a favor del hombre en su integralidad; del hombre conformado por cuerpo y alma, el hombre, miembro de la Iglesia y, al mismo tiempo, miembro de la sociedad civil. La Iglesia está, en efecto, indisolublemente unida al origen y al presente del gran patrimonio cultural de esta nación, conformado por obras y monumentos que han tenido su origen, muchos de ellos, en la acción evangelizadora: bienes que surgieron de un impulso teologal, nacidos al calor de la fe y para la gloria de Dios. Nadie puede explicar el origen de nuestras

La belleza nacida de la fe

Detalle de la escultura de la virgen de la Asunción que corona el retablo mayor de la Catedral Basílica de Zacatecas. Autor: Javier Marín.

catedrales, de nuestros templos, de nuestros retablos si sólo considera móviles estéticos o decorativos y si no tiene presente una naturaleza y una finalidad eminentemente religiosa en los promotores y bienhechores, en los maestros y artesanos, convencidos de que Dios se merece lo mejor. Al origen de los tesoros artísticos creados por la Iglesia, ha efectivamente habido siempre una finalidad evangelizadora; surgieron para ser, en frase del Papa San León Magno, el Evangelium pauperum, que no significa tanto el «Evangelio de los pobres», cuanto «la Biblia en piedra o en madera para la evangelización», de los que no sabían leer o escribir, que en la Edad Antigua, en la Edad Media e incluso en épocas posteriores, eran la mayoría.

Función evangelizadora

El primero que elaboró un programa iconográfico para enseñar las verdades de la fe a través de la belleza fue el poeta calagurritano Aurelio Prudencio hacia el año 400. Dicho programa para la decoración de las basílicas, redactado en verso, es conocido con el nombre de «Dittochaeum». Consta de 48 títulos de historias, cada una con cuatro versos, a modo de rótulos explicativos para otras tantas escenas: 24 para el Antiguo Testamento, y 24 para el Nuevo Testamento; es decir, una síntesis de la Historia de la Salvación, leyendo el Antiguo Testamento desde una perspectiva cristológica. Vendrán después los mosaicos de las basílicas constantinianas de Roma, los iconostasios bizantinos, los frescos de las iglesias rupes-

tres de Capadocia, las pinturas murales y las portadas del románico, las vidrieras góticas y los grandes retablos góticos, renacentistas o barrocos, que nunca tienen una función meramente decorativa sino también evangelizadora: algo que en esta hora hemos de tratar de recuperar. De suyo, anunciar a Jesucristo es la razón última que acredita y legitima la creación y el servicio de la Iglesia al patrimonio cultural religioso, mismo que es, frecuentemente, el único eslabón que, a través de la visita turística, une con la Iglesia a los que no creen, a los alejados y a los que han abandonado la fe o la práctica religiosa. Un eslabón que indudablemente habría que saber utilizar con valentía y audacia, con caridad pastoral y con una imagina-

Una catedral no sólo es un hermoso edificio. Su finalidad es otra: es lugar donde se manifiesta la gloria de Dios, el culto solemne, la oración, la evangelización y su condición de cátedra del obispo; finalidades que abundantemente justifican su existencia. El patrimonio cultural de la Iglesia, es decir, la belleza nacida de la fe y del manantial límpido y fecundo del Evangelio, tiene un valor evangelizador incontestable. Bien aprovechado es un puente tendido hacia la experiencia religiosa. Que esto no es vana ilusión lo demuestra, por ejemplo, la historia de la conversión de Paul Claudel la tarde de Navidad de 1886, en la que, movido por un sentimiento más estético que religioso, penetra en Notre Dame de París mientras se cantan las vísperas y queda subyugado por la majestuosidad del gótico catedralicio, por la música del órgano y por la belleza de lo que después él supo que era el Magníficat gregoriano, entonado por un coro de niños y el coro del Seminario de Saint Nicolas du Chardonnet. Este puede ser el camino de otros hombres y mujeres de buena voluntad que se acercan a estos bienes culturales. A ustedes y a nosotros toca tenderles la mano para que la belleza visible sea camino y sacramento de encuentro con la belleza invisible de Dios, en Cristo Jesús que, como afirma felizmente el concilio Vaticano II, es «centro de la humanidad, gozo del corazón humano y plenitud total de sus aspiraciones» (GS 45).


4

REPORTAJE

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

El Observador

Empresarios cristianos: «Hace falta una economía de mercado solidaria» Desafíos de la empresa a 200 años de la independencia de Hispanoamérica Un grupo de obispos, empresarios, sacerdotes y laicos, convocados por el Departamento de Justicia y Solidaridad del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y por la Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresa (UNIAPAC) iberoamericana, se reunieron en Cochabamba (Bolivia), del 17 al 18 de junio. El objetivo era estudiar los desafíos de la empresa a 200 años de la independencia de Hispanoamérica. Los asistentes al encuentro procedían de México, República Dominicana, Haití, Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú, Brasil, Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, informa el CELAM. El 18 de junio dieron a conocer la Declaración de Cochabamba, en la que hacen una serie de propuestas. Durante estos días han orado, reflexionado y discernido juntos en clima de fraternidad. La convivencia, afirman los asistentes, «ha sido sencilla, franca y alegre; nuestros diálogos fueron respetuosos y sinceros. Nuestra búsqueda común —de pastores y empresarios— consistió en identificar algunos desafíos de la empresa a 200 años de la independencia de Hispanoamérica». Para efectuar su búsqueda eligieron como guía y punto de referencia la encíclica Caritas in Veritate del Papa Benedicto XVI. En relación a la celebración del bicentenario de la independencia, los asistentes se centraron en temas como la libertad, la justicia, la verdad y la fraternidad.Afirman que la celebración de la independencia en los países americanos «es una oportunidad para que, desde la memoria que tenemos de

nuestro pasado y la visión de su actual coyuntura cultural —política, religiosa y socioeconómica—, analicemos los desafíos que prevemos deberá afrontar la empresa en los tiempos que se avecinan». Respecto al tema de la globalización, afirman: «Vivimos en el contexto de una sociedad globalizada. En ella se manifiesta una creciente interdependencia que, a su vez, implica la intradependencia, es decir, la interacción entre los actores sociales hacia una vida digna sostenible». «Ello implica —añaden— abrir mercados y acceder a ellos en condiciones equitativas, con justas regulaciones, frente al proteccionismo que prevalece de los países industrializados». Los asistentes afirman que se precisa «una economía de mercado solidaria, que incorpore a toda la persona y a todas las personas. Es necesario mostrar y hacer patente cómo la riqueza privada redunda, mediante su justo aporte, en el bien común, sobre todo en beneficio de los más empobrecidos y excluidos». Ser empresario cristiano en estos tiempos, según los firmantes de la Declaración, «tiene un pro-

fundo significado humano; es un proyecto de vida que adquiere su sentido de la fe, la esperanza y la caridad. Compromete a vivir con autenticidad el sacerdocio bautismal». «Sus convicciones son, entre otras, que el hombre no será humano si no es hermano; que el capital humano es el primer capital;

que la empresa es sociedad de capitales y, sobre todo, una sociedad de personas». Los firmantes enumeran una serie de desafíos a los que se enfrenta la empresa americana: 1. «Promover y desarrollar en la empresa el sentido ético y el compromiso social, logrando una empresa más cercana a los trabajadores y a la comunidad. La empresa exitosa es una oportunidad para todos, fomenta fraternidad en la forma en que orienta sus negocios,

y practica valores que van más allá que lo económico, pudiendo ser un espacio de libertad y participación». 2. «Fomentar el encuentro y la comunión entre empresarios, con el Estado y la sociedad civil. Consecuentemente, que influyan más en las políticas públicas para fomentar y salvaguardar la libertad, la justicia, la solidaridad y el bien común, pues dichas políticas públicas favorecen o perjudican el desarrollo de nuestros pueblos». 3. «Propiciar espacios de diálogo plural para lograr acuerdos sobre lo fundamental». 4. «Trabajar a favor de la verdad y de la transparencia en las empresas, en los Estados y en las organizaciones no gubernamentales». 5. «Lograr una economía en la que se evidencie que la dimensión del don y gratuidad integran y trascienden la lógica de la compraventa. Ello implica: emprender con imaginación y talante innovador; urgir al cuidado de la creación, del ser humano y de sus comunidades y, finalmente, de las futuras generaciones». 6. «Defender los derechos fundamentales del hombre, particular-

mente el derecho a la vida, a la salud, a la educación y al trabajo. Defender, también, la tierra, el agua y el aire como dones de la creación que pertenecen a todos los hombres, incluyendo las generaciones futuras». 7. «Afrontar y superar con entereza y fortaleza las situaciones de injusticia, asegurando la vida digna de las comunidades, mediante economías sanas y solidarias, favoreciendo una economía de la caridad y la caridad en la economía». 8. «Vivir el quehacer empresarial desde la consagración bautismal y su espiritualidad, gestionando la empresa —lugar donde vive su misión de discípulo de Jesús— de acuerdo con los valores evangélicos y su vocación laical». 9. «Incentivar —frente al cambio de época que experimentamos— espacios y escuelas de formación para comprender los nuevos paradigmas con los cuales el emprendedor se enfrenta, y generar nuevos liderazgos». 10. «Acompañar pastoralmente, a nivel diocesano, a los empresarios, trabajadores y líderes sociales en su vivencia del seguimiento de Jesús. Promover el compromiso de los laicos, constructores de una sociedad justa, fraterna, solidaria con dignas relaciones sociales y con la naturaleza. Impulsar, para lograrlo, el conocimiento y la difusión de la doctrina social de la Iglesia». Si estos desafíos logran ser superados, estaremos frente a un Iglesia mejor preparada para ser sal de la tierra, en un mundo cada vez más deshumanizado. Zenit-El Observador


El Observador

REPORTAJE

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

5

«Campaña Hormiga»: gente ayudando a gente Una red solidaria católica construyendo tejido social POR OMAR ARCEGA E.

Una parte de la solución de los problemas que enfrentamos como sociedad es fortalecer la interacción y solidaridad entre los que habitamos en México, es decir, crear un tejido social. Esto no se consigue de un día para otro. Una de las formas de lograrlo es incrementar la cantidad y calidad de los lazos entre los individuos. Esta es una de las cosas que se están logrando con el proyecto «Campaña Hormiga», impulsado por la diócesis de Guadalajara. Pero veamos con más detalle en qué consiste.

nado el proyecto pero surgió un clamor para que la propuesta se continuara. Entonces se decidió distribuir mercancía con mensaje católico. Ahora sería en apoyo al «Santuario de los Mártires». Un éxito de la «Campaña Hormiga» ha sido la distribución de la película Karol, la vida de Juan Pablo II. Los estudios Universal no creían que tuvieran grandes ventas de este producto, pero a través de la red de distribución se colocaron 3 mil copias. Esto fue un impulso para continuar la venta de películas con valores.

A los colaboradores — «hormiguitas», les llaman— se les proporcionan talleres de cómo hacer cine fórums y algunos cursos de evangelización. Con este bagaje «van y dan recomendaciones a los catequistas». Les da gusto que están colaborando para propagar el mensaje cristiano.

Los orígenes

La «Campaña Hormiga» surge como un medio de difusión y apoyo al 49o. Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Guadalajara en el 2004. En ese momento se hicieron gorras, rosarios, camisetas y diversos souvernirs relacionados con el Congreso. La intención era que esos materiales se distribuyeran de una forma muy precisa a los fieles. Para ello se pensó en hombres y mujeres que se encargaran de hacer esta promoción en sus respectivas parroquias. Surgió un fenómeno curioso: gente que estaba desempleada se interesó por distribuir los productos. Se combinaron así el ingreso personal, el ingreso para la parroquia y el ingreso para el Congreso. Hubo parroquias que pagaron los gastos generados por el encuentro eucarístico con lo recaudado. Al terminar el congreso la red de distribución era de 150 personas; de ellas unas 40 que tenían un ingreso extra y se habían ayudado en su ingreso familiar. Se pensó dar por termi-

Forma de trabajo

A los distribuidores, a los que se conoce como «hormiguitas», se les da un financiamiento para que se lleven el material; se les da un límite de mil 500 y, si se comprueba que puede haber más movimiento, se les incrementa el financiamiento. También se tienen «puntos de venta». Estos son lugares disponibles dentro de las parroquias. Hasta allí se les lleva material y cada 22 días se hace corte contable. También se asiste a eventos masi-

Hacia el futuro

vos como congresos o encuentros de oración. Dificultades

En este momento no se cuenta con liquidez para comprar grandes

cantidades de contado y así se puedan reducir costos. No se tienen recursos para pagar a un diseñador para elaborar nuevos productos. Otra dificultad es la de conseguir películas que vengan directamente del proveedor; los distribuidores no quieren hacer películas con valores porque consideran que no se venden. Beneficios en carne y hueso

Hay muchas experiencias por contar de cómo ha impactado esta red. Para citar un caso: el señor Pana, un entusiasta colaborador, es jubilado; empezó a vernder para ayudar al cura de su parroquia, pero luego se dio cuenta de que era una oportunidad para recibir un ingreso extra. Para él es un aliciente. Nos comenta: «Voy a llevarle su CD del Rosario a fulanita», «Su playera, a menganito». Lo dice con una alegría que le brota por los ojos. Se mantiene ocupado y es una fuente de ingreso. Una de las ventajas que se tiene es dar la mercancía a consignación, no se requiere inversión inicial.

Patricia del Toro, directora del proyecto, nos habla de los planes a futuro: «Fortalecernos como un espacio para promover el conocimiento y devoción de los mártires cristeros. Ya nos fortalecimos como una red solidaria para ayuda de la gente, ahora queremos estar más consolidados para ayudar con más intensidad al santuario de los mártires.» Por otro lado, «estamos contemplando hacer dos líneas de camisetas: la «Testigo» y la «Mística», las cuales llevarán frases de santos y del santuario de los mártires; tener una página de internet con venta y bases foráneas de distribución». Finalmente nos regala una reflexión que resume sus experiencias: «‘Campaña Hormiga’ es una obra de Dios; cuando pones tu mejor esfuerzo e intención Dios te manda a las personas adecuadas y te abre puertas». Esta iniciativa ha derribado mitos. «Es Dios quien trabaja a través de nosotros. Esto te impulsa a seguir adelante, a ver los retos como oportunidades para trabajar por Cristo y su Iglesia».


6

REPORTAJE

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

El Observador

La Santa Sede insiste: libre acceso a los medicamentos Todo hombre tiene derecho a la salud por encima de intereses La Santa Sede pide a la comu- nos, por lo demás, incluye el derenidad internacional que permita un cho a la asistencia médica y saniacceso general a medicamentos e taria en el contexto más amplio de instrumentos diagnósticos a quien «gozar de un adecuado estándar los necesite, especialmente en el de vida», recordó. caso del HIV/Sida, como consecuencia del reconocimiento de la dignidad humana de toda persona. Así lo afirmó monseñor Silvano Maria Hospitales: 5,378 Tomasi, observador permanente de la Santa Dispensarios y clínicas: Sede ante la Oficina de 18, 088 la ONU en Ginebra, el pasado 8 de junio, en la Leproserías: 521 14ª Sesión Ordinaria del Consejo de los DereCasas para ancianos y chos del Hombre. En nombre de la discapacitados: 15, 448 Santa Sede, el prelado insistió en la «necesidad de una acción eficaz para gaEl prelado señaló el compromirantizar el acceso universal a los so de la Iglesia en el sector sanitamedicamentos e instrumentos rio en todo el mundo, «a través de diagnósticos para todos». las Iglesias locales, las institucioEl artículo 25 de la Declaración nes religiosas y las iniciativas priUniversal de los Derechos Huma- vadas., que actúan por propia res-

Labor sanitaria de la Iglesia

ponsabilidad y en el respeto del derecho de cada país». Entre las estructuras atendidas por la Iglesia, enumeró cinco mil 378 hospitales, 18 mil 88 dispensarios y clínicas, 521 leproserías y 15 mil 448 casas para ancianos, enfermos crónicos o discapacitados. Las informaciones que llegan desde estas estructuras, subrayó el arzobispo, muestran por desgracia que «los derechos descritos en los instrumentos internacionales (...) están muy lejos de ser realizados». Uno de los mayores obstáculos, subrayó, es «la falta de acceso a medicamentos e instrumentos diagnósticos que puedan ser suministrados y utilizados en países de renta y nivel tecnológico bajos». Las llamadas «enfermedades de la pobreza», por lo demás, representan

Niños, los más vulnerables «Un grupo particularmente privado del acceso a los medicamentos es el de los niños», denunció monseñor Tomasi. «Muchas medicinas necesarias no se han desarrollado en formulaciones o dosis apropiadas para uso pediátrico». «Por esto, las familias y los agentes sanitarios se ven obligados a menudo a embarcarse en un ‘juego de adivinanzas’ sobre cómo dividir mejor las píldoras para adultos, para usarlas con los niños».Esto, advirtió el prelado, puede provocar «la trágica pérdida de vidas o enfermedades crónicas prolongadas entre estos niños necesitados». Un ejemplo de esta situación lo representa el hecho de que, de los 2,1 millones de niños que se calcula afectados de HIV, sólo el 38% había recibido medicamentos antirretrovirales a final de 2008. Monseñor Tomasi se dijo «muy consciente» de las «complejidades en los aspectos de propie-

dad intelectual relativos a la cuestión del acceso a los medicamentos», y reconoció los «serios esfuerzos» emprendidos para implementar la Estrategia Global sobre Salud Pública, Innovación y Propiedad Intelectual, instituida en 2008 por la 61ª Asamblea Mundial de la Sanidad. A pesar de esto, reconoció, «la comunidad internacional no ha conseguido aún alcanzar el objetivo de proporcionar un acceso justo a los medicamentos, ni indicar la necesidad de una ulterior reflexión y acción al respecto». Por esto, el representante de la Santa Sede exhortó a multiplicar los esfuerzos, convencido de que «cada ser humano debe recibir cuidados, como elemento esencial de la búsqueda del máximo desarrollo humano posible». «Esta perspectiva ética —concluyó— se basa en la dignidad de la persona humana y en los derechos y deberes fundamentales conectados a ella».

aún el 50% de las presentes en los países en vías de desarrollo, con una tasa casi diez veces más alta respecto a la de los países desarrollados. Cada año, además, más de cien millones de personas caen en la pobreza porque tienen que

pagar la asistencia sanitaria. En los países pobres, de hecho, los pacientes pagan entre el 50% y el 90% de las medicinas esenciales, a las que no tienen acceso casi dos millones de personas. Zenit-El Observador

Datos sobre la salud en el mundo * Uno de cada tres habitantes carece de acceso a los servicios de salud. * Uno de cada tres niños infectados de SIDA ha recibido medicamentos adecuados. * Cien millones de personas caen en pobreza por pagar atención médica.


El Observador

DEBATE

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

Descubren el primer retrato de San Pedro

Las drogas generan alrededor de 400 mil millones de dólares en el mundo

Importante hallazgo en las catacumbas del Vaticano

POR SERGIO ESTRADA

En medio de las catacumbas de angosto, extremadamente húmedo. Santa Tecla —en la vía Ostiense Barbara Mizzei, responsable de de Roma, a 500 metros de la basíli- esta restauración, explicó que la ca San Pablo Extramuros—, en un concentración de cal que cubría los cubículo que parecía una simple rostros «fue levantada sin tocar la planta cuadrada con tres arcos, fue película pictórica» debido a que la descubierto recientemente impor- humedad permitía al láser «tocar la tantísimo tesoro de la arqueología compresión calcárea», la cual «se sacra, de fines del siglo IV: se trata transformaba y se vaporizaba y provocaba una espede las representaciones más antiguas Encontrado en un cie de pequeña explode tres Apóstoles sión que provocaba el destacamento». —san Pedro, san cubículo que Andrés y san servía como Al parecer el cubíJuan— y de san Paculo que tenía estas tumba de una figuras servía como blo. El hallazgo, re- mujer romana del tumba de una mujer velado después de aparentemente noble, de la aristocracia romados años de inves- siglo IV tigaciones y anunna, que vivió a finales ciado el año pasado en L’ Osser- del siglo IV, cuando en Roma se vatore Romano, fue presentado realizaban los últimos intentos de oficialmente el pasado 2 de junio defender el paganismo en tiempos en una rueda de prensa presidida del emperador Teodosio (345-379). por el presidente de la Pontificia Habían pasado algunas décadas Comisión de Arqueología Sacra y luego de que Constantino legalipresidente del Pontificio Consejo zara el cristianismo en el Impero. para la Cultura, monseñor Gian- Era, pues, el tiempo en el que la fe franco Ravasi. llegó a los más altos niveles del Los descubrimientos fueron Imperio Romano. Las mujeres piarealizados gracias a la tecnología dosas de la aristocracia prometieláser, que logró eliminar una grue- ron culto a los mártires y los apóssa capa que cubría estas obras y toles, en la época del papa Dámaque fue usada por primera vez por so I (366-384). los restauradores en un ambiente Zenit-El Observador

La doctora María Luisa Aspe Armella, vicepresidenta del IMDOSOC (Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana); el ingeniero Sergio Ferragut, excolaborador de la Procuraduría General de la República; el senador Felipe González, del PAN, y el doctor Juan Zínzer, presidente del Consejo Nacional contra el Tabaquismo, presentaron el libro Una pesadilla silenciada: la esencia y desafío de las drogas ilícitas en el auditorio del IMDOSOC. Estados Unidos, el principal consumidor

El autor del libro, el ingeniero Sergio Ferraut, dio a conocer que el negocio ilícito de las drogas genera mundialmente ingresos anuales por 400 mil millones de dólares, de los cuales 125 mil millones se generan en Estados Unidos, el principal consumidor. Al referirse al crimen organizado en México, informó que los narcotraficantes mexicanos dominan el negocio de las drogas estadounidense y que remiten anualmente a México entre 20 y 30 mil millones de dólares. «Este poderío económico de los cárteles mexicanos introduce múltiples riesgos en nuestro país.

Van más de 20 mil asesinatos en poco más de tres años», señaló el ponente. Para revertir el consumo de dorgas

Hay una serie de elementos que se requieren para revertir el alto índice del consumo de drogas, subrayó el investigador: investigación científica sobre los efectos del consumo, mecanismos para regular y controlar el mercado legal, una estrategia de procuración y administración de justicia, atención al impacto económico de la desaparición de 400 mil millones de dólares de la economía mundial, y un programa para canalizar las acciones de cara a las fortunas acumuladas a través del lavado del dinero de drogas. En su turno, la doctora María Luisa Aspe Armella aseguró que cada vez ingresan más jóvenes al consumo y venta de estupefacientes. Mencionó que dentro de las causas de este fenómeno se encuentran la pobreza, pues se ve el

7

comercio de drogas como un ingreso en un mercado carente de oportunidades de trabajo; los jóvenes asumen las más diversas tareas en la cadena productiva de las drogas hasta el enganche de nuevos consumidores. En segundo lugar, insistió la investigadora de la Universidad Iberoamericana, es un factor importante para el enganche al mundo de las drogas el sentido de vida que experimentan muchos jóvenes en el contexto familiar, social-económico, educacional y cultural, condenados a vivir tan mal como han vivido sus padres. La doctora Aspe Armella manifestó que es necesario y urgentecolaborar en la conciencia solidaria de los mexicanos católicos y no católicos que quieran recibir información y criterios de acción sobre el problema de las drogas que, hoy por hoy, es un signo de los tiempos más objetables de la realidad de nuestro país.


8

ALACENA

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

Cuba, esperanzada por la liberación de presos políticos

SAL Y TIERRA

LA REFORMA Y LOS VISITADORES DE IRLANDA

La Iglesia continuará su trabajo de intermediación

POR JORGE E. TRASLOSHEROS / jtraslos@hotmail.com

El Papa ha trazado la ruta de reforma para la Igle- tos. Podemos decir, muy a la mexicana, que aquí el sia en Irlanda y ha nombrado a los visitadores res- más chimuelo masca rieles. ponsables. Al más puro estilo Ratzinger, el punto de Se trata de dos cardenales y tres arzobispos partida son las víctimas y los alcances de la visita que han jugado un papel central en la reforma de la van directo al corazón de la Iglesia: purificarse en la Iglesia en Inglaterra, Estados Unidos y Canadá, verdad para restablecer la quebrantada relación con muy cercanos al ideario de reforma de Benedicto Dios, principio y fundamento de lo que mueve el XVI y su personal estilo de enfrentar las cosas: corazón y permite reconocer buscar la mirada de cada peren el «otro» al hermano entra- El error más grave fue sona, sin miedo a la verdad, ñable. sin temor al escándalo, para La visita dará comienzo en centrarse en los culpables y centrar la vida de la Iglesia el otoño en las cuatro arqui- olvidar que es mirando a los en Jesús. Para muestra, dos diócesis metropolitanas de Irbotones. En el año 2000, mienlanda, para extenderse a otras ojos de las víctimas, en tras Ratzinger daba fuerte diócesis. Se revisará la vida de solidaridad con ellas, que la batalla en la curia Romana a la Iglesia diocesana y de las favor de las víctimas, congregaciones religiosas misericordia se hace posible O´Connor encargaba al retiramasculinas y femeninas, así do juez Lord Nolan el primer como los procesos de selección y formación de los informe independiente sobre casos de pederastia futuros sacerdotes. Se trata de la renovación pasto- en Inglaterra y Gales, de donde se derivó la reforma ral, moral y espiritual de la Iglesia. La conferencia de de aquella Iglesia. Ahí se probó lo afortunado del obispos de Irlanda considera la visita como una ex- método seguido en Estados Unidos, Canadá y ahopresión de la «cercanía personal» del Papa y un ra en Irlanda. Por su parte, Patrick O´Malley es uno paso importante en el camino de «sanación, repara- de los prelados que más han trabajado en la reforma ción y renovación». de la Iglesia en Estados Unidos. En su opinión, el Si alguien esperaba un equipo de visitadores de error más grave fue centrarse en los culpables — medio pelo ha quedado defraudado. Para visitar las tratándoles como alcohólicos en rehabilitación— y arquidiócesis: el cardenal Murphy O´Connor, arzo- olvidar que es mirando a los ojos de las víctimas, en bispo emérito de Westminster; el cardenal Patrick solidaridad con ellas, que la misericordia y la conO´Malley, arzobispo de Boston; Christopher Collins, versión se hacen posibles. arzobispo de Toronto, y Thomas Prendergast, arzoOtra buena noticia es que, en virtud de su testibispo de Ottawa. Para los seminarios, Timothy Do- monio y entrega, una generación de prelados que lan, arzobispo de Nueva York, en coordinación con han puesto el anuncio del Evangelio por encima de la Congregación para la Educación Católica, y para conveniencias políticas, siguiendo los pasos de la Vida Religiosa, cuatro religiosos que harán equi- Ratzinger, ahora encabeza la Iglesia en los asuntos po con la Congregación encargada de estos institu- más trascendentes. Dios les guarde.

Los derechos humanos son sagrados Entrevista con el presidente del IMDOSOC POR SERGIO ESTRADA

Con los recientes asesinatos de dos personas mexicanas en EU por parte de policías estadounidenses, la Iglesia en México ha externado sus opiniones en torno a estos hechos tan lamentables. En entrevista para el Observador, el presidente del IMDOSOC (Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana), y miembro del Consejo de Justicia y Paz del Vaticano, el licenciado Manuel Granados, nos da su punto de vista de estos hechos. Con el asesinato de dos personas mexicanas por la patrulla fronteriza de EU, ¿se violan los derechos humanos? «Se violan los derechos humanos desde todos los puntos de vista, no sólo desde el punto de vista de la Iglesia, porque toda vida humana es inviolable y sagrada, y es natural. La Iglesia defiende los derechos humanos porque están inscritos en la naturaleza. «Con esta situación de violencia está creciendo el racismo, la xe-

nofobia y el desprecio de a los migrantes en EU, concretamente a los mexicanos, faltando los respetos a los derechos humanos, la dignidad y la vida. «Por otra parte la Ley Arizona, que está por entrar en vigencia, no es justa porque todo ser humano tiene derecho a emigrar para buscar mejores condiciones de vida. Esto sucede porque en México no hay condiciones económicas de vida y debemos crear estas condiciones para llevar una vida digna en materia de economía, cultura y salud...». Desde su punto de vista, ¿qué debemos hacer? «Crear las condiciones sociales para que ningún mexicano tenga que salir a buscar trabajo, promoviendo el desarrollo económico, combatiendo la pobreza, disminuyendo la desigualdad. Hay que promover la fe en los cristianos promoviendo la fe en Cristo. «Por otra parte, crear las condiciones para que los migrantes

El Observador

tengan asegurada la vida, su trabajo y sus derechos. Los legisladores deben tener comunicación con los legisladores estadounidenses y exigir las garantías para que se respete la vida de los mexicanos». En materia de política nacional, ¿qué se debe hacer? «Participar todos en la política y no dejar solos a los políticos; exigir y dar seguimiento a lo que pedimos a través de los medios de comunicación y en protestas, pedir cuentas a los políticos ¡No podemos seguir con esta actitud pasiva! ¡En México nadie cree en la política!» ¿Cómo califica los hechos de los asesinatos en EU y México? «No es justo que mexicanos que buscan el pan en otro país mueran asesinados… ¡Nuestros legisladores deben levantar la voz! Cuando ellos (los estadounidenses) cometen delitos en México no pasa nada, y cuando un mexicano comete un delito en EU lo hacen pagar».

El secretario para las Relaciones con los Estados de la Santa Sede, monseñor Dominique Mamberti, concluyó su visita a Cuba después de sostener un encuentro con el presidente Raúl Castro, último acto de una estancia que se prolongó cuatro días para cumplir con invitaciones de la Iglesia y las autoridades de la Isla. Tras la visita, el presidente de la Conferencia Episcopal de Cuba, Dionisio García, expresó su confianza en que se produzcan nuevas excarcelaciones de presos políticos: «Todos esperamos que continúen las excarcelaciones y otras medidas adicionales, por ejemplo con los enfermos. Con todas esas personas que se llaman presos políticos y que no han cometido actos de violencia. Que

puedan salir». La visita de Mamberti coincide con el proceso de diálogo abierto entre la Iglesia y los Castro sobre los presos políticos. Fruto de esas conversaciones, el régimen excarceló el pasado 12 de junio a Ariel Sigler, de 47 años, y ha permitido el acercamiento de presos a cárceles situadas en sus provincias de origen. Sin embargo, la visita también levantó críticas pues monseñor Mamberti no se entrevistó con un grupo tan emblemático como las «Damas de blanco». Estos movimientos han avivado las esperanzas de los cerca de 200 presos políticos del régimen castrista que confían en que estos gestos continúen y que, finalmente, se traduzcan en la liberación de todos los disidentes.

VÍGÍA

CASTI… ¿QUÉ? POR JAVIER ALGARA / San Luis Potosí

Hablaba yo con un grupo de chicos y chicas de primero de secundaria. El tema era la demografía, de la clase de Geografía de México y del Mundo. El programa incluye el estudio de la sobrepoblación entre las amenazas para la humanidad. Dado que los alumnos ya están a esa edad perfectamente enterados de todo lo concerniente a la sexualidad humana, fue natural que algunas preguntas derivaran a la relación entre sobrepoblación y el ejercicio de la sexualidad. Yo quise aprovechar, tratándose de una escuela de inspiración cristiana, para hablar sobre la recta dimensión de las funciones sexuales, el plan de Dios sobre el amor humano, etc. En cierto momento mencioné la castidad. Las caras de los chicos me dieron a entender inmediatamente que nadie en el salón conocía el término. Ni tenían, claro, la más leve idea de su significado. He notado, por otra parte, que ese La castidad no no es problema exclusivo de los consiste meramente chicos de secundaria. Muchas personas mayores —católicos o en abstenerse de la no— tienen un concepto bastan- satisfacción sexual, te deformado de la castidad. Para muchos de los que están voluntaria o familiarizados con el término, cas- forzadamente tidad es sinónimo de celibato. Castidad y matrimonio son asuntos mutuamente excluyentes. Castidad es aquello a lo que los seminaristas se comprometen al llegar a las órdenes sagradas y las religiosas al hacer sus votos. O sea, ser casto significa no casarse, o por lo menos no tener relaciones sexuales. Aguantarse toda la vida. Algo exclusivo de pocos elegidos de Dios. La castidad, sin embargo, no consiste meramente en abstenerse de la satisfacción sexual, voluntaria o forzadamente. La simple ausencia voluntaria de actividad sexual no hace casta a la persona. Sobre todo si la decisión de abstenerse de dicha satisfacción nace de motivaciones indebidas. La castidad es un acto de obediencia a Dios. Ser imagen de Dios es tener una vocación al amor, el cual tiene como primera manifestación el respeto al otro. Y cuando ese respeto se refiere a la corporeidad de la persona, y que necesariamente incluye la sexualidad, a través de la cual manifestamos el amor para el que hemos sido creados, entonces es cuando se habla de castidad. Ese respeto obliga a todo ser humano. El controlar el propio apetito sexual o el ejercer la función sexual apropiadamente por respeto a la voluntad divina acerca de la sexualidad, innata al cuerpo humano, es lo que hace la castidad. En ese sentido, el mismo respeto merece de un hombre la mujer desconocida que pasa a su lado en la calle que la que comparte con él el lecho matrimonial. Y viceversa. La relación conyugal de los esposos cristianos, sostenida en sintonía con la voluntad de Dios: abierta a la vida y en donación total al otro, es algo tan casto como la decisión de los novios de esperar hasta el día de su boda.


El Observador

TESTIMONIOS SACERDOTALES

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

«Bendito el que viene en el nombre del Señor»

Nuestro sacerdote, «cómo apreciarlo»

Cómo no recordar a un gran hombre, amigo, guía espiritual, pero sobre todo un gran sacerdote, que marcó nuestros corazones, a nuestro pueblo de Hércules.

Recuerdo cuando mis hijos eran estudiantes adolescentes, el trato que tenían con los sacerdotes jóvenes era de compañerismo y confianza; en esas épocas todavía se sentían los efectos de la década de los sesentas con los hippies, y las comunas terribles en donde compartían entre hombres y mujeres todo, unas con otros.

Ya hace 22 años que no está con nosotros, pero el fruto de su trabajo se ha reflejado. Gran sacerdote , que no solamente predicó, sino con su vida, conocimiento, prudencia y oración nos fue guiando, creó centros educativos, nos enseño la veneración a María en cada rincón de nuestro pueblo, impulso a las familias y jóvenes a la educación para el progreso de nuestras mismas vidas, se hizo uno más de nuestra gran familia. Sí, tuvimos la fortuna de que el padre Chavita compartiera con nosotros su sacerdocio. Nos aceptó con nuestros defectos, éramos sus hijos, nos tuvo paciencia, nos amaba, vivió entre nosotros y esa larga estancia se hizo tan corta que nos faltó tiempo para agradecerle que haya estado con nosotros.

A mis sacerdotes A mis sacerdotes, hijos elegidos del Corazón sacerdotal de Cristo. Cuando veo esas manos ungidas, dotadas del poder del Altísimo para bautizar, bendecir, perdonar, señalar, corregir, fustigar, orar, no puedo menos que postrarme ante Jesús por el don extraordinario que nos ha dado en cada sacerdote. Sí, ciertamente son humanos — de carne y hueso—, como cualquiera de nosotros: necesitados, débiles, pobres, que padecen enfermedades, sufren, que tienen necesidades, etc. Muchos han dejado su tierra, han dejado padres, hermanos, amigos, casa, cobijo, para ir con toda disponibilidad al llamado de Jesús con el deseo de servir a sus hermanos

Por ello escribo, por que me alegra hablar de él porque Dios se reveló a través de su persona, porque nos enseñó con su vida de santidad que si se puede ser santo, alegre, divertido, inteligente, bromista, jugetón, inventor, casto,en la persona común y sencilla como es el sacerdote. NOTA: El padre Hector (párroco) y el pueblo estamos recolectando llaves para hacerle un busto a nuestro padre Chavita, de feliz memoria. Los invitamos para que conozcan mas de él será un placer platicarles de un gran sacerdote.

9

Los sacerdotes se vestían con ropa similar a la de los jóvenes y frecuentaban los lugares en donde ellos se reunían: bares, cantinas y tardeadas en casas particulares, con el objetivo de jalarlos hacia las agrupaciones que se estaban formando: jornadas eucarísticas, movimientos familiares, encuentros juveniles de Jesús y otros que no recuerdo, para acabar con todo aquello que los alejaba de Dios.

e r d a p o d i r e Q u Querido erido ppadre adre

que no conocen; se entregan por amor, con amor sin medida a semejanza de su Maestro Jesús. Ah!, hombres como cualquiera pero, a la vez, distintos de cualquier hombre. Hombres valientes que, al no resistir la fuerza de su Amor, respondieron con un sí, como el de María, incondicional. Son hombres sacados de entre los hombres para servir a los hombres. Sin sacerdotes no hay Eucaristía, no hay Iglesia, y sin Iglesia no hay Eucaristía. ¿Cómo es posible que ante tanta belleza de este misterio sublime, existan voces ignorantes, enfermas e injuriosas, que atacan sin piedad a los sacerdotes? Se fijan en la paja en el ojo ajeno, y no ven la viga en el suyo. No

Anónimo

es posible aceptar tantas injurias, tantos ataques violentos contra el sacerdote. Unos pocos, muy pocos, se han desviado y caído, frente a tantos miles que, con profundo esfuerzo, siguen fieles entregándose día a día a sus hermanos. Yo, en lo personal, y así mi familia, tenemos la riquísima experiencia de haber conocido hombres extraordinarios, virtuosos y santos: Hemos convivido con obispos, sacerdotes, de múltiples congregaciones; mexicanos, europeos, orientales, y en todas partes los hemos visto llenos de amor a su vocación. Invito a todos a reflexionar cuánto debemos a los sacerdotes. Anne Marie Saenger de Kuthy

Todos esos sacerdotes, que andan ahora cerca de los sesenta y aquellos que les tocó continuar la labor misionera y de apostolado, ¿son diferentes a los actuales? Claro que no, ellos son preparados para efectuar ese tipo de labores como pastores, cuidando y rescatando en cualquier lugar a aquellos que se han desviado del camino.

Debe de ser siempre respetado el sacerdote que encontremos, a donde quiera que vayamos, aun en la población mas pequeña, todos y cada uno de ellos lo merecen como representantes de Cristo en la Tierra, no importa cuál sea su aspecto o condición humana, ellos son nuestro apoyo y nuestro refugio espiritual. Conviene que unamos nuestras oraciones con todos aquellos con los que compartimos nuestros anhelos, inquietudes, aciertos, alegrías, etc.; vecinos, compañeros de trabajo, familiares y todos aquellos que con algo participan en las actividades que desarrollamos cotidianamente, pidiéndole al Señor nos dé vocaciones para sacerdotes y que éstos sean muy inclinados a la santidad. Colaboremos con los sacerdotes en su labor de corregir el camino que lleva el mundo materializado, para tener una mejor forma de vivir como Cristo nos enseñó. Nuestros sacerdotes son nuestro guía para tener una plena conciencia de cómo debemos conducir nuestra vida, y son tan importantes por ser tan humanos como todos, pero asistidos por el Espíritu Santo; pueden cometer errores pero también tienen la capacidad para corregir y enmendar, como todos lo hacemos. El sacerdote no es sinónimo de perfección absoluta, sólo cuando está celebrando actos en los cuales está en contacto directo con Dios. Comprendamos que son humanos y como tales tienen las mismas debilidades que nosotros. Oremos por que tengan la fortaleza para vencer todas las tentaciones. Jorge Tinajero


10

TEMAS DE HOY

HOMBRE NUEVO

MUERTE DE

PENA

POR JOSÉ MANUEL OTAOLAURRUCHI, L.C. / Venezuela jmotaolaurruchi@legionaries.org

En el primer volumen de El Señor de los anillos, Frodo afirma tajantemente: «Merece la muerte». Grandalf, más tolerante y quizás más humano, le responde: «La merece, sin duda. Muchos de los que viven merecen morir y, algunos de los que mueren, merecen la vida. ¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte». La respuesta seguirá y seguirá siendo un siendo la de apostar por temaSigue polémico la pena de muerte. Razones y sinrazones. el bien, no dudar que la esgrimen como castiestá en los corazones de Unos go a actos terroristas contra los hombres el construir la humanidad, actos demenciales, actos que dejan heriun mundo mejor. Vencer das imborrables en las mentes y en los corazones de el mal con el bien, no aquellos que sufren la violencon la pena de muerte cia, la injusticia o el crimen. La mayoría de los organismos internacionales han optado por la abolición de la pena capital. Pero, ¿en realidad aquí está la solución de los males? ¿No será que atacamos los efectos y no las causas? Violencia engendra violencia y de un mal jamás se podrá seguir el bien. La respuesta seguirá siendo la de apostar por el bien, no dudar jamás que está en los corazones de los hombres el construir un mundo mejor. Vencer el mal con el bien. De lo contrario, a las muertes físicas se sumará para los vivos la muerte de pena, del terror, del pesimismo y de la desesperanza.

CONTRACULTURA

DEPORTES Y VIDA POR IGNACIO NAVARRO VALLE / Zapopan, Jal. / innavalle@hotmail.com

El gran John Henry Newman, cardenal inglés (1801-1890), decía: «Nada ocurriría si el hombre esperara algo tan bien que nadie encontrara un defecto en ello». En otras palabras, podríamos decir con el experto estadounidense John C. Maxwell: «No finja ser perfecto». Esto aplica a mucho de lo sucedido en los partidos de arranque del mundial de futbol 2010 y a los siete encuentros para definir al actual campeón del basquetbol profesional en los Estados Unidos. Como aficionado, disfruto los deportes sin tenerle que ir a algún equipo en particular. Por supuesto, deseo que la selección mexicana logré un excelente desempeño, acorde al esfuerzo y mentalidad que los jugadores pongan en cada partido. En mi trabajo de entrenador y consultor empresarial y directivo, observo mucho paralelismo de lo que sucede en los deportes, con la vida diaria. Me explico: El desempeño de las selecciones sudafricana (con su golazo y empate con México), alemana (goliza a Australia y pérdida con Eslovenia), inglesa (dos inesperados mediocres empates), argentina (dos triunfos, el segundo contundente), mexicana (mediocre empate y contundente triunfo sobre Francia), italiana (actual campeón, exhibiendo un juego lejos de un campeón), así como el de los equipos de basquetbol Celtis de Boston y Lakers de Los Ángeles. Y con sus más y sus menos, por supuesto, suele pasarnos, allí donde estamos, algo parecido: nos desempeñamos bien y logramos lo que deseamos; pero, sin quererlo —¡de repente!—, nuestro comportamiento deja mucho que desear y no obtenemos lo que buscamos. ¡Igual que en los deportes! Lo interesante de esta realidad, como lo anotaba el inteligente Newman, es que nos conviene que los defectos –—todos los tenemos— no paralicen en nuestra vida la mejora continua. Si no, con el apoyo adecuado, ¡alcanzar todo lo contrario! ¿Qué le parece?

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

El Observador

EL SACERDOTE EN LA NOVELA MEXICANA

Los sacerdotes en La Feria, de Juan José Arreola Reseña de un artículo del padre Juan Manuel Galaviz Herrera, SSP Doblemente justifica su nombre la novela en la que Arreola trazó el retrato de su pueblo natal. En primer lugar, porque el hilo conductor de la obra son los preparativos y realización de la feria de Zapotlán, Jalisco, en honor del santo patrono. Y también porque la técnica empleada en la novela ofrece a los lectores la sensación de encontrarse en medio de una feria por la que circulan los más variados tipos humanos y se registran las más inesperadas situaciones. Protagonista de La Feria es el pueblo mismo. Un papel importante lo desempeña el señor cura; al lado de él —o en contra— hay otras figuras sacerdotales que también son determinantes en el desarrollo de la novela.

novela, practican un cristianismo absurdo, sin relación con la caridad y la justicia social; vinculando el propio anhelo de salvación eterna al falso poder de unas cuantas prácticas pseudorreligiosas, al proyecto de arrepentimiento final y a una interesada beneficencia a favor de la Iglesia. Tipos así son los que pueden hallarse en una sociedad que, no obstante los buenos inicios de su cristianismo (cuando el franciscano fray Juan de Padilla, con la ropa hecha garras, catequizaba y promovía el progreso), no contó después con un clero abnegado e inteligente, sino Un líder en crisis superficial y No cabe dudar del empeño sin- conformista. Tal cero con que este señor cura pro- es la dura conscura cumplir con su ministerio. Las tatación del sedudas pueden plantearse respec- ñor cura de Zato a la eficacia de sus medidas pas- potlán, que sotorales. Deja entrever que se trata lía subir al cerro para mirar desde de un líder en crisis, por no decir lo alto la tierra de promisión que que en franca decadencia. Juan de Padilla había contemplaEs evidente su infructuoso do con ojos apostólicos y que afán por mantener un cierto con- ahora él veía transformada en un trol de las conciencias: «¿Dijiste río de estulticia e iniquidad: «Juan todos tus pecados?». «¿Cada de Padilla te prometió, Señor, las cuando te confiesas?». «Bueno. almas de sus moradores. Venía con Desde ahora vas a confesarte cada el hábito raído y con las sandalias ocho días. ¿Me entiendes? deshechas, y Ve a rezarle ahora un rosa- La verdad es bendijo desde rio a la Virgen...». A un peaquí la tierra virnitente que tenía dudas so- que no todo son gen, antes de bre el significado de una vituperios para sembrarla con palabra, lo interroga: tu palabra.Yo «¿Dónde la oíste? ¿Por qué la profesión soy ahora el no has venido a confesar- sacerdotal aparcero, y te?». mira, Señor, lo Más interesante es observar que te entrego. Cada año un puñasus reacciones cuando los peni- do de almas podridas, como un tentes se acusan de pecados con- montón de mazorcas popoyotra la pureza. La insistencia con que tas...». indaga preguntando detalles es obsesiva, no exenta de cierto interior Un acercamiento a la luz solazamiento, por más que concluUn episodio casual hace que ya con un gesto de alarma. el señor cura se aproxime a la luz Dejando aparte lo que esos de la verdad. Desde la primera pápasajes nos revelan del mundo in- gina de La Feria se nos da a conoterior del señor cura, también son cer un problema que existe en Zapruebas de una actitud pastoral potlán: la injusticia cometida conmalsana, condicionada por una tra los indígenas tlayacanques, a evidente subversión de valores. El quienes se les ha despojado de sus Zapotlán que describe Arreola es tierras. Empobrecidos por el desel clásico pueblo grande donde la pojo sufrido desde los tiempos de corrupción prospera a pesar de la la colonia, viven sin voz ni voto, aparente religiosidad o tal vez a perdiendo los paupérrimos bienes causa de la misma en cuanto que que les quedan en inútiles pleitos todo es apariencia, formalismo so- judiciales, padeciendo el menoscial y tradición sin compromisos precio con que los miran las llamavitales. Una religiosidad cuyo cul- das «gentes de razón». to supremo es una feria y cuya Los indígenas van a pedir conmoral oscila alrededor de un solo sejo al señor cura cuando pretenmandamiento, el sexto. den multarlos por sacar sin permiBuen número de los fieles de so al santo patrono. Pero al sacerZapotlán, según aparecen en la dote se le ocurre que vayan al go-

bierno a pedir que les regresen la casa del curato: «Se había quedado con ella desde en tiempo de los cristeros, y primero fue cuartel y luego oficina de los agraristas. Antiguamente, antes que de la iglesia esa casa del curato fue de nosotros». Y aunque no les regresaron la casa consiguieron que los dotaran de tierras. El cura buscaba sus intereses, pero eso lo llevó a una saludable modificación de su postura: aun cuando el asunto del curato no se resolvió, él siguió apoyando la causa de los indígenas; comenzó a darles ánimos y logró que también otras personas influyentes se pusieran a favor de los tlayacanques. La novela termina sin garantías de triunfo para la causa de los indígenas; antes bien, todo hace suponer que quedarán sumidos en la desilusión y en el despojo. La colaboración del señor cura ha sido ineficaz y tardía; sin embargo, su figura de sacerdote ha recuperado parte de su genuina dimensión de servidor y aliado de los más indefensos. «Como en feria»

En la novela hay una denuncia contra los eclesiásticos: los abusos que se comenten al amparo de la profesión clerical; lo pomposo de las ceremonias religiosas; la postura política más en la defensa de los bienes materiales que de la libertad religiosa; la oscura administración de las limosnas, origen de prejuicios; el trato privilegiado para con los creyentes ricos; el temor de lastimar la sensibilidad de los influyentes o adinerados. Y todo lo que se deriva de los detalles enumerados: insensibilidad ante el deber de la justicia social, conservación de una religiosidad aparente sin una tarea de cristianización integral, conformismo, interés material, desunión e ignorancia. Este profuso elenco podría llevar a la conclusión de que aquí a los sacerdotes «les va como en feria», según una frase muy popular. La verdad es que no todo son vituperios para la profesión sacerdotal. Los detalles elogiosos también son abundantes, y todo deja entender que hay por parte de Arreola una sustancial estima de la genuina misión del sacerdote. De quien mucho se espera, mucho se critica. Reseñó: Gilberto Hernández García


El Observador

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

Una mirada hacia África POR MARÍA VELÁZQUEZ DORANTES

África no es una moda de un tiempo a la fecha. Este continente ha estado presente durante largos años de vida cinematográfica. En él podemos encontrar no sólo paisajes inmemorables y exquisitos lugares, sino una sonrisa viva de un continente que tiene diversidad, que es cultura y humanidad. África es hermandad, es un pueblo que pide un encuentro con los hombres que habitamos en el mundo. África es color y experiencias. El cine ha retratado con gran versatilidad el mundo que se está construyendo en África. Este continente ha abierto sus puertas a grandes historias, ha hecho posible que el hombre descubra cómo es África mediante un guión, un personaje, una imagen. Hotel Ruanda (2004)

Esta película habla de que los grandes males dan lugar a grandes bienes, y lo hace con una historia real, terrible e intensa, sucedida recientemente en África durante el genocidio de Ruanda. Paul Rusesabagina es un ciudadano ruandés, de la etnia hutu, que regenta el Mille Collines, uno de los hoteles más prestigiosos de Kigali, perteneciente a la línea aérea belga Sabena. En medio de una situación social muy inestable, Paul, un tipo de buena posición social, inteligente y honesto, trabaja con empeño por mantener el orden y la calidad del servicio en su hotel, aunque ello le cueste algún pequeño soborno con las corruptas autoridades del país. Mientras tanto, la ONU se encuentra en Ruanda para mediar en el convenio de paz entre hutus y tutsis. Teza (2008)

Rodada en Etiopía y en Alemania, Teza estudia los

desplazamientos de intelectuales africanos, tanto dentro de su continente como a otros, desde los años setenta hasta nuestros días, a través de la historia de Anberber, un médico joven e idealista. La película cuenta su lucha interior para seguir siendo leal a su país y a sí mismo. A la edad de sesenta años regresa por fin al pueblo donde nació. A pesar de alegrarse de volver a ver a su anciana madre, su larga ausencia hace que se sienta alejado de los suyos. Le invade la decepción y le persigue el pasado. En mis genes (2009)

¿Cómo se vive siendo blanco en una sociedad mayoritariamente negra? ¿Qué se siente al ser una de las personas más visibles y probablemente una de las más ignoradas? Agnes, una mujer albina de Kenia, lo vive a diario. Desde que nació ha aguantado los prejuicios que rodean a los albinos. En mis genes recoge el testimonio de ocho personas víctimas de la discriminación por culpa de una simple anomalía genética. Imani (2010)

La película transcurre durante un día cualquiera en Kampala, la capital de Uganda, en la provincia de Gulu. Para tres personas no será un día cualquiera. Mary, que trabaja en la casa de una mujer de la alta sociedad, deberá encontrar el dinero necesario para comprar a la policía y liberar a su hermana. Olweny es un ex niño soldado de 12 años que deja el centro de rehabilitación para volver al pueblo de sus padres, destruido por la guerra. Armstrong, un bailarín de breakdance, debe montar un espectáculo para esa misma noche.

11

Ya alcanzó cien mil seguidores la Jornada Mundial de la Juventud en Facebook Hace apenas nueve meses la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid se instaló en la red social virtual más numerosa del planeta. Desde entonces, casi dos años antes de la edición en Madrid, los seguidores de la JMJ participan en la organización del encuentro. ¿Cómo lo hacen? Desde el primer momento se ha contado con la opinión y las valoraciones de todos aquellos interesados en diversos aspectos preparatorios. Meses atrás se lanzó una pregunta al aire que causó un gran revuelo: ¿qué te gustaría encontrarte en la mochila del peregrino? Las respuestas no se hicieron esperar: velas para la vigilia, guías de Madrid, evangelios, crema solar. Y, a pesar de que la cita es en agosto, se han pedido bufandas… ornamentales, todo hay que decirlo. También han aportado sus opiniones para seleccionar los elementos de mercadotecnia de la JMJ o incluso el nombre de un programa de televisión. Todo esto es posible por la ayuda inestimable de 70 administradores de diferentes países que prestan su tiempo desinteresadamente atendiendo las preguntas de los seguidores, resolviendo sus dudas, animando a los jóvenes a venir a Madrid, las 24 horas del día. Siempre hay un administrador despierto. La difusión de los mensajes se hace en 16 idiomas. Desde los masivos inglés, español o francés, hasta los más «modestos», como el esloveno o el maltés, para comunicar en el idioma materno de más de dos millones 600 mil personas de todo el mundo. Más de 46 mil siguen la información en español, 16 mil en inglés, otros tantos en italiano, seis mil 600 en francés, y así hasta los más de cien mil en los 16 idiomas.


12

CONTEXTO ECLESIAL

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

La Iglesia apoya a damnificados por el derrame petrolero La Campaña Católica para el Desarrollo Humano, el programa antipobreza de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, ha entregado 300 mil dólares en ayudas a las víctimas del reciente vertido de petróleo causado por la Britisn Petroleum. La Conferencia Episcopal de Estados Unidos informó que la Subcomisión de la Campaña Católica para el Desarrollo Humano aprobó los fondos de ayuda a la gente de bajos ingresos afectada por el vertido de petróleo. El presidente de la Subcomisión, Roger Morin, obispo de Biloxi (Mississippi), afirmó que «este trágico vertido de petróleo tiene

serios costes humanos, medioambientales y económicos». «Como Iglesia, lamentamos la pérdida de vidas —añadió—. Rezamos por aquellos cuyas vidas están en riesgo». El prelado explicó: «A través de estas ayudas, la Iglesia ofrece también apoyo concreto al trabajo que debe hacerse para ayudar a estas comunidades a ayudarse a sí mismas. Es un signo poderoso de la esencial misión de la Campaña Católica para el Desarrollo Humano». La financiación será usada para proporcionar una voz a los pescadores y comunidades en la resolución de problemas. Zenit-El Observador

Pedaleando, sudando y orando Peregrinación ciclista de emigrantes Guadalupanos Los migrantes también forman parte de la pastoral de la Iglesia, esos hombres y mujeres que por carencias económicas y de oportunidades han tenido que abandonar sus lugares de origen requieren una especial atención. Han surgido varias iniciativas para su acompañamiento, para hacerlos visibles ante un mundo que muchas veces se niega a mirarlos. Una de las propuestas para crear en la sociedad una mayor conciencia y solidaridad con los migrantes la está encabezando el padre Juan García, quien actualmente reside en Doctor Mora, Guanajuato. Este sacerdote de la diócesis de Querétaro tuvo la idea de hacer una peregrinación ciclista a la Basílica de Guadalupe, compuesta por migrantes. El proyecto comenzó hace meses; desde entonces ha sido un largo recorrido de tocar puertas, visitar a obispos para hablarles de la idea. El reto era atravesar 6 estados hasta llegar a los pies de la Virgen de Guadalupe. Finalmente la peregrinación es un hecho. Esta iniciará el 11 de julio en el municipio de Doctor Mora, en el estado de Guanajuato; ese día se planea llegar a Nuevo Laredo, Tamaulipas, en concreto a la «Casa del Migrante» atendida por los Misioneros de San Carlos Scalabrinianos (El Observador, No. 780). Desde allí se iniciará un recorrido en bicicleta pasando por los estados de Monterrey, San Luis Potosí, Querétaro y estado de

México. El destino final será la Basílica de Guadalupe en la ciudad de México. Esta peregrinación pretende, ante todo, ser un acto de agradecimiento a Dios y a la Virgen por las oportunidades de vivir y trabajar en los Estados Unidos. También es un acto de petición para que la ley contra los inmigrantes recientemente aprobada en el estado de Arizona pueda ser detenida, para que la incomprensión y el odio que ciertos grupos quieren sembrar en el pueblo estadounidense se transforme en tolerancia y caridad, para que la luz de la solidaridad y comprensión alumbre a las autoridades tanto de EU como de México. Finalmente y no menos importante, es un esfuerzo para hacer cada vez más visibles a los migrantes, que los católicos y en general los mexicanos tengamos una mayor conciencia de la fragilidad y precariedad vivida por todos los latinoamericanos que cruzan el Rio Bravo para mejorar sus condiciones de vida. Son hermanos que se enfrentan al reto de abandonar su país, insertarse en otra cultura. La presión psicológica y emocional de estos cambios no es fácil de manejar. Esta es una iniciativa novedosa. Seguramente los frutos serán abundantes. Todos aquellos que deseen participar de ella pueden contactarse al teléfono (419) 193003, con el padre Juan García. Trabajar por los migrantes es trabajar a favor de la Iglesia y de la humanidad.

El Observador

DOMINGO V DEL TIEMPO ORDINARIO

«La cosecha es mucha... (Lc 10, 1-12, 17-20) POR EL PADRE UMBERTO MARSICH, M.X. / umbertomarsich@hotmail.com

Después de haber convivido con sus apóstoles, Jesús, finalmente, los envía a misionar junto con otros setenta y dos discípulos: «Los mandó por delante — nos confirma el evangelista Lucas— de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir». Los apóstoles son doce, como las tribus de Israel, a las que hay que anunciar el Reino de Dios; los discípulos son setenta y dos, como las regiones de la tierra, en aquel entonces conocida, que Jesús manda a evangelizar. El mensaje, desde luego, es universalista. El mundo entero es, en efecto, enorme para tan pocos misioneros y Jesús lo reconoce de inmediato: «La cosecha es mucha y los trabajadores pocos». Dentro de nuestras oraciones, por tanto, no debe faltar la petición a Dios para que mande operarios a sus campos: «Rueguen —continúa diciendo Jesús— al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos». El detalle de mandar a los misioneros de dos en dos es prometedor. En efecto, la evangelización es tarea de comunidad y, además, el testimonio de dos será siempre más eficaz que el de uno solo. Las instrucciones para la misión

Consciente de que la misión de invitar a los hombres a la paz y a la fraternidad se volverá la finalidad de su Iglesia, Jesús anticipa una serie de instrucciones para que los misioneros las pongan en práctica. Ésta, en primer lugar, debe desarrollarse sin demasiada confianza en los instrumentos humanos y en el poder del dinero: «No lleven ni dinero, ni morral, ni sandalias». La misión, por ser de naturaleza carismática, debe apoyarse más en la acción providente de Dios y del Espíritu que en elementos huma-

nos. En los primeros versos del texto se dice lo que espera a los discípulos en su viaje misional. Al menos en general, no serán recibidos con brazos y corazón abiertos. Los discípulos, enviados en pobreza, deben quedar encomendados a la hospitalidad de aquellos a los que se dirigen y que son amantes de la paz que los misioneros les desean: «Cuando entren en una casa digan: «Que la paz reine en esta casa». Y si allí hay

gente amante de la paz… quédense en esa casa». El sustento del misionero será lo que la gente le ofrecerá, «porque el trabajador tiene derecho a su salario». La prohibición hasta del saludo en el camino, prescrito por la

de la venida del Reino de Dios forman parte de sus tareas la promoción humana, la lucha por la justicia y toda acción a favor de los menos afortunados, enfermos incluso. En efecto, la evangelización no es auténtica y queda, más bien,

costumbre judía, significa que los discípulos no deben distraerse por nada en su cometido ni pararse a conversaciones con simples caminantes. El afán debe ser puesto únicamente en la predicación del Reino de Dios. Dentro de las instrucciones, se contempla también el caso del rechazo de los misioneros por parte de alguna ciudad. En esta circunstancia, el misionero no deberá perder tiempo en intentos inútiles, sino anunciar públicamente a los habitantes que abandonan su ciudad al juicio divino y que el Reino de Dios, a pesar de todo, ha llegado ya, aunque no a ellos: «Si entran en una ciudad —les anuncia Jesús a los misioneros— y no los reciben, salgan por las calles y digan: ‘Hasta el polvo de esta ciudad que se nos ha pegado a los pies nos lo sacudimos, en señal de protesta contra ustedes». También hoy, muchas son las ciudades’que rechazan el mensaje del Señor y lo combaten sin descaro. Desde luego que, para ellas, las amenazas del Señor no pierden vigor ni virulencia.

mutilada, sin acción social liberadora. La misión de la Iglesia, por cierto, debe ser integral.

La curación de los enfermos

Entre las instrucciones de Jesús a sus misioneros destaca esta: «Curen a los enfermos que hallen». En efecto, la misión no debe limitarse a actividades reservadas y ocultas en el interior de cada casa, sino que debe presentarse en público. Junto con la predicación

Jesús es el más fuerte

La alegría de los misioneros del tiempo de Jesús se debe al hecho de haber experimentado la acción providente y protectora del Señor. También en los momentos de prueba, cuando la fuerza diabólica se interponía con violencia en sus acciones evangelizadoras, siempre han sentido la presencia consoladora de Dios. En efecto, a la confesión de los misioneros de que «hasta los demonios se nos someten en tu nombre», Jesús les contesta con claridad: «Vi a Satanás caer del cielo como rayo». Por cierto, se trata de una declaración de su superioridad sobre las fuerzas del mal y de su poder victorioso sobre Satanás. Con Cristo, desde luego, también nosotros seremos fuertes y podremos ganarle al mal. Los misioneros, cuando regresan de sus viajes evangelizadores, coronados por el éxito, no deben alegrarse por el poder del cual hicieron experiencia, sino por la satisfacción de haber colaborado con Dios en la obra de salvación humana y de construcción de un mundo mejor. Un mundo más conforme con el proyecto de amor de Dios. Evangelizar no es fácil. Las oposiciones y resistencias serán verdaderamente increíbles y frecuentes. Sin embargo, el evangelizador no debe desanimarse porque, de hecho, él es únicamente instrumento de Dios y en Dios debe apoyarse y confiar. Los misioneros de Jesús deben ir animados de su mismo Espíritu y dejarse guiar por Él, sobre todo cuando las circunstancias parecen adversas.


El Observador

CULTURA 13

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

LIBERAL

CON PERMISO

NUESTRA

HISTORIA

POPULACHERO

POR MIGUEL ARANGUREN / www.miguelaranguren.com

POR WALTER TURNBULL

Algunas noches, cuando era un niño, perdía el mano» debería haber compartido su tiempo en la sueño dándole vueltas a que mi padre había nacido tierra con la maldad de Bin Laden y los suyos. Dirán durante la barbarie nazi. Cosas de niños. Y como mi que nuestra vida coincidió con el alumbramiento padre era el mejor hombre sobre la Tierra, me resul- del miedo, esa hidra que ha envenenado Occidente taba una contradicción histórica que hubiese com- con la amenaza de los terroristas musulmanes, una partido sus dulces balbuceos con las arengas de suerte de fantasmas que se han colado en el tráfago aquel asesino, responsable de la desolación de Eu- de nuestra sociedad atolondrada, dispuestos a voropa. lar por los aires la seguridad del sistema, de paraliCrecí y, aunque no me quitaba el sueño, le daba zarnos hasta el paroxismo. muchas vueltas a que mi madre hubiese compartido El terrorismo, claro, no es un invento del siglo su juventud con los Beatles. Quiero decir, con la XXI. Fue la estrategia con la que se hicieron oír música de los Beatles en vivo y en directo. No es ciertos movimientos que disfrutaron de la comprenque mi madre acudiera a ninsión de la intelectualidad progreguno de los conciertos que los El terrorismo no es un sista, una suerte de juego de samelenudos dieron en Madrid lón con el que se divertían alguy Barcelona, sino que ella fue invento del siglo XXI. Fue nos anarquistas, bolcheviques, joven al mismo tiempo que la estrategia con la que se nacionalistas, separatistas, revoaquel cuarteto de Liverpool lucionarios…, sin molestarse en cambiaba el horizonte de la hicieron oír movimientos considerar el dolor tan injusto que música popular de una vez y que disfrutaron de la provocaban las bombas, los separa siempre. Y aunque mi cuestros o los disparos en la madre prefirió la armonía de las comprensión de la nuca. La maldita comprensión de guitarras que llegaban de His- intelectualidad progresista: quienes caracterizaban de «ropanoamérica, no deja de ser mántica» la estrategia de las bancierto que mientras ella tara- anarquistas, bolcheviques, das criminales, ha facilitado que reaba a Lola Beltrán, Lennon nacionalistas, separatistas, Osama Bin Laden juegue con y McCartney regalaban a la ventaja, por más que su estrateposteridad un póquer de can- revolucionarios… gia haya dejado de seleccionar a ciones inolvidables. las víctimas: en su megalomanía De igual manera, mis hijos contarán a los suyos cabemos todos, incluso la inmolación de los autoque sus padres nacieron antes de que Franco mu- res de cada masacre. riese y que de niños vieron como España volvía a De Nairobi a Nueva York, de Bali a Casa Blanca, tener un rey, lo que no es moco de pavo si conside- de Madrid a Londres, de Iraq a Afganistán, de Bomramos el mal fario del anterior Borbón que lustró la bay a…, los muertos se cuentan por centenares. Y corona. Sin embargo, mucho me malicio que a mis ya no hay romanticismos porque la amenaza indisnietos este tipo de realidades políticas no les move- criminada ha propagado un pánico mundial, un órrá al asombro. No así el 11 de septiembre de 2001, dago a los servicios de seguridad mejor informauna fecha grabada con humo y sangre en nuestra dos, un ir y venir de escáneres de última generahistoria, la que nos ha tocado vivir, que ha transfor- ción, sin que tengamos todavía claro cuáles debemado por completo un mundo que pensaba haberse rían ser las premisas con las que ganar la batalla a quedado tranquilo después de que el comunismo quienes no parecen exigir nada a cambio porque, muriese de paro cardiaco. dicen, viven escondidos en miserables cuevas de El 11 de septiembre de 2001, insisto, sí que les un Oriente lejano y parecen carecer de las tecnoloprovocará una exclamación de sorpresa, la sensa- gías necesarias para sacudir el mundo, por más que ción de que nadie que merezca el apelativo de «hu- el mundo viva en una constante temblequera.

Por alguna extraña razón, los poderosos del mundo siempre han visto con recelo a Cristo y a su Iglesia. Desde Herodes hasta el Parlamento Europeo. En México no podemos ignorar que de nuestros 189 años de independencia, como 180 han transcurrido en persecuciones, francas o sesgadas, a la Iglesia y a su doctrina. Para estos gobernantes, el desacreditar a la Iglesia es una imprescindible labor de construcción patriótica. Muchas veces he presentido la existencia de un personaje que aparece recurrentemente en nuestros medios con ciertas variantes de forma: el liberal populachero. Se le encuentra en el radio, en la tele, en revistas, en foros académicos. Se caracteriza por gozar de mucha admiración, fama de polémico y aires de sabio, e invariablemente es muy simpático y ocurrente. La gente lo oye decir lo que todos sabemos como si fuera revelación de Dios. Este personaje siempre está luchando por las minorías oprimidas, aunque jamás se ha sabido que haga algo efectivo por un pobre. Siempre denuncia la injusticia, aunque tiende a vivir bastante regaladamente. Muchas veces se queja de los medios aunque jamás le cierran las puertas. Es un paladín del ateísmo, que él le llama libertad. Siempre está criticando al gobierno y —aquí lo sorprendente—, sin embargo, jamás recibe una amenaza, una censura o una represión. ¿Por qué, me pregunto yo? Y aquí es donde irrumpe mi imaginación. Este personaje, con periódica frecuencia y persistencia infalible, además de al gobierno ataca a la religión. Y ahí es donde el gobierno gana. Existe un pacto, tácito o explícito, unilateral o bilateral, por el cual el gobierno se compromete a no responder la agresión, siempre y cuando también se ataque al enemigo. Lo que se critica del gobierno no aporta ni cambia nada; en cambio, lo que se dice de la Iglesia va minando la confianza y la fe del pueblo. Su labor, lo sepa o no, es invaluable para el goPersonaje ocurrente. bierno laicista. Por eso nuestro personaje, adeAtaca al gobierno y a más de admirado y popular, resulta ser intocala religión. Y el gobier- ble e incluso hasta apapachado. no se compromete a Ayuda a los pobres la de la madre Teresa. no responder la agre- Amor a la patria el de los que han dado la vida. sión, siempre y cuando también se ataque Lucha por la justicia la de Martin Luther King. al enemigo (la Iglesia) Enseñanza de la verdad la de Benedicto XVI. Lo demás son posturas hábiles de expertos en popularidad, que saben decir lo que la gente quiere oír. Muy su derecho, podrá decir alguno. Cuando te topes con uno, no creas todo lo que dice: disfruta sus ocurrencias y pide porque haya en él un poquito de sinceridad y buena voluntad por la que Dios lo pueda rescatar.


14

MISCELÁNEA

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

El Observador

ENSAYOS CRISTIANOS

ROSEQUIEL POR EL PADRE JUAN JESÚS PRIEGO / San Luis Potosí

Se llamaba Rosequiel y, aunque era brasileña de nacimiento, tenía todo el porte marcial de la congregación religiosa a la que pertenecía: una congregación alemana, para decirlo ya. Usaba unas faldas larguísimas de color azul marino y se tocaba la cabeza con una cofia cuadrada que parecía de enfermera (pero enfermera de alguna penitenciaría, de alguna cárcel de alta seguridad, me decía yo). Me llamaba la atención su severidad exterior y la manera en que, más que caminar, marchaba por las calles de la vida en general y de los pasillos de la Universidad en particular Cuando todos explotábamos de risa por alguna cosa chistosa que hubiera contado alguien, ella se nos quedaba mirando en actitud extrañada y como preguntándonos: «¿Se puede saber de qué se ríen? ¿Es que hemos venido a este mundo a reír?». Lo más que se permitía, y eso en ocasiones muy contadas, era una sonrisa tímida que pronto se encargaba de apagar como una luz inútil que, a mediodía, no tenía ya por qué estar encendida. Los compañeros de clase —jóvenes italianos a quienes vivir les parecía sensacional o, por lo menos, una buena idea— apenas la veían a lo lejos echaban a correr despavoridos; y, lo que es peor, ella lo notaba, aunque no parecía entristecerse gran cosa por ello: con su actitud parecía decirnos que con el puro amor divino le bastaba y sobraba para arreglárselas con dignidad en este valle de lágrimas. ¿Afectos humanos? No, gracias. Cuando formábamos grupos para realizar algún trabajo en común, nadie quería incluirla en el suyo, a menos que nos viéramos en el deber de traducir algún texto en alemán, lengua que ella hablaba acaso con mayor soltura que el portugués, su lengua madre. ¿Por qué hablaba tan bien el alemán?, nos preguntábamos todos llenos de asombro. Y aventurábamos hipótesis. La que llegó a imponerse, tras medio centenar de acaloradas discusiones, fue ésta: el portugués, idioma nostálgico y soñoliento, poco favor le hacía a esa mujer nacida para mandar; el alemán, en cambio, le realzaba tanto la figura, le sentaba tan bien que hubiera sido un pecado para ella no saberlo. Una vez, un grupo de muchachos, al ver que Rosequiel venía hacia ellos, huyeron como si hubiesen visto al diablo, y entonces me le acerqué para hacerle plática y aturdirla, de modo que no notara el desaire que acababan de hacerle los compañeros. Sin embargo, ¡oh desgracia!, La decisión se presenta complicada. Optar por una cosa o por otra no resulta fácil cuando existen problemas y peligros por ambos lados. ¿Qué hacer? Pensemos en un joven que ve el momento de casarse con una chica de otra ciudad. Conoce y «domina» el estilo de vida que ahora lleva entre sus manos. Tiene un trabajo seguro. Sus padres le facilitan un hogar y ayudas concretas. Si se casa, es casi seguro que tendrá que partir a la ciudad de ella. Se presenta el horizonte confuso: encontrar una casa y un trabajo. Adaptarse a un clima quizá distinto. Además, habrá una distancia física respecto de los propios padres, y uno prevé la pena que se producirá en sus corazones.

aquel día andaba yo tan resfriado que casi temblaba de fiebre. ¡Me sentía tan mal! Así pues, entre un estornudo y otro me puse a decirle algo a Rosequiel, lo que fuera. — ¿Qué trabajo encargó el profesor Gevaert la clase pasada? —le pregunté. Yo me sentía muy orgulloso de ser alumno de Joseph Gevaert, autor de un libro titulado El problema del hombre, una antropología filosófica que ha-

No deberías andar contagiándole tu gripe a las personas. Cuando hables, tápate la boca para que no andes soltando virus a diestro y siniestro», me dijo. Ahora sí que me sentí morir. «¡Qué mujer más antipática!», pensé. bía leído en mis tiempos de seminario y cuya lectura me había convertido, por decirlo así, a la vida intelectual. ¿Cómo era que aquel autor, a quien yo había admirado cuando tenía veinte años, era ahora mi maestro? ¡No cabía en mí de la emoción! — ¡Cómo! —me regañó Rosequiel— ¿No sabes lo que encargó el profesor Gevaert la clase pasada? ¡Pues deberías saberlo! Tú y los demás vienen a clase, sí, pero su cabeza está siempre en otra parte. — ¿En otra parte? —protesté, indignado— ¡Pero si no hay clase que me guste más que ésta! — Si así fuera —me respondió ella—, pondrías en ella más atención.

LIBRES: ¿UN

RIESGO O UNA OPORTUNIDAD?

Existe también la posibilidad de convencer a la novia para que venga a la propia ciudad. Pero entonces ella deberá afrontar cambios profundos en su modo de vivir, estará lejos de sus padres, sufrirá lo que uno no quiere sufrir. Es cierto: los dos se aman, pero cada una de las opciones (y existen a veces más de dos opciones), tiene sus pros y sus contras. Incluso determinar el momento de casarse, en pocos meses o después de varios años, tiene su importancia: la naturaleza no perdona, y la

Como el Chavo del Ocho, yo quería irme inmediatamente a mi barril a llorar de pena. Pero eso no fue todo, porque además me dijo: — No deberías andar in giro contagiándole tu gripe a las personas. Eso no está bien. Y, además, cuando hables, tápate la boca para que no andes soltando virus a diestro y siniestro. Ahora sí que me sentí morir. «¡Qué mujer más antipática!», pensé. Ya comprendía por qué todos la evitaban. No obstante, venciéndome a mí mismo y como disculpándome, proseguí: — ¡Ay, ay, ay, me duele todo! Mírame cómo estoy, tócame la frente para que te des cuenta... Pero no me dejó terminar, porque enseguida me dijo: — ¿Qué te toque la frente? ¿Estás loco? ¡Que te toque tu abuela! Bueno, eso de la abuela no me lo dijo porque ésta no es una expresión italiana, aunque sí recuerdo haber oído algo equivalente a eso. Yo esperaba provocar su simpatía, su conmiseración, extirparle una sonrisa como extirpa el dentista a su paciente una muela sin remedio, pero no hubo nada de eso; en cambio, prosiguió: — Además, eres sacerdote. No deberías sentirte así. Me entraron entonces unas ganas enormes de defender mi derecho al resfrío y a andar in giro contagiándole la gripe a las personas. Opté, en cambio, por la solución menos furibunda y más amable de todas: la de marcharme. Los otros tenía razón: con aquella mujer no había remedio. Al día siguiente, consciente de que entendería poco (¡pues ya nada más faltaba que esta mujer también supiera español!) le dejé sobre su pupitre una tarjeta de cartulina en la que había escrito con grandes caracteres: «El espíritu de mortificación y de rigor es muy bueno que lo tenga cada uno para sí, mas para su hermano siempre ha de tener un espíritu de amor y suavidad» (P. Alonso Rodríguez, Ejercicio de perfección I, 4, X). No sé si leería ella alguna vez este mensaje, o si aún conserve entre las páginas de uno de sus libros mi tarjeta de cartulina. Pero no: no crea el lector que haciendo esto cometí una injusticia, pues también, y por si las dudas, hice una tarjeta para mí: no fuera a suceder que me olvidara de estas palabras y cayera en el mismo vicio que condenaba en ella. Sí, es bueno que seamos duros para con nosotros mismos, pero no hay ninguna excusa —de veras, ninguna— para serlo con los demás.

agradable para uno, implica acoger un modo de vivir egoísta y, en el fondo, dañino. Quizá uno puede suponer que sus opciones son sensatas porque ha evitado muchos problemas, pero POR FERNANDO PASCUAL, L. C. / Roma es triste vivir encerrado en los proposibilidad de tener hijos disminu- crea un expios intereses y sin esa sana aperye con el paso del tiempo. Pero traño sentitura que nos permite asumir riescasarse con prisas y sin haber ma- miento de gos para trabajar por el bien de durado también implica riesgos d e s a g r a aquellos a los que amamos. enormes que, por desgracia, se pa- do... La libertad no es, por lo tanto, El temor excesivo que surge una simple fuente de riesgos, sino gan a un precio alto en muchas cuando vemos riesgos en casi la oportunidad más maravillosa que ocasiones. Hay personas que, por su todo puede llevarnos a no enten- tenemos para decidir según un comodo de ser, perciben profunda- der a fondo la condición humana: razón grande y bueno. mente los conSi vivimos tinuos riesgos Pensemos en un joven que quiere casarse con una centrados en el que se presenbien de los dechica de otra ciudad. Es casi seguro que tendrá tan en cada demás, no faltarán cisión impor- que partir a la ciudad de ella. Existe también la momentos difícitante de la vida. les ni situacioposibilidad de convencer a la novia para que Otros, incluso, nes conflictivas, llegan a ver venga a la propia ciudad. Es cierto: los dos se pero sabremos riesgos hasta aman, pero habrán de afrontar muchos cambios afrontarlas desen cosas pede un corazón queñas o sencillas, como por ejem- no existe en nuestra tierra nada grande, abierto a Dios y a los deplo el lugar donde poner un sillón: estable, ni perfecto, ni aséptico. A más, orientado a construir la proaquí es más estético pero peligro- la vez, organizar las propias deci- pia vida según aquella enseñanza so. Allá es más seguro pero rompe siones según el criterio de lo más de Cristo: «hay más alegría en dar con la armonía de la habitación y seguro, de lo más fácil, de lo más que en recibir» (Hch 20,35).


El Observador

FAMILIA

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

La abuela Loida «Trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro en ti también» (2 Timoteo 1,5). POR REMEDIOS FALAGUERA

Algunos estudiosos de los textos sagrados aseguran que Loida es reconocida cariñosamente como «la abuela» por antonomasia de las Escrituras. Estoy convencida de que lo utilizan como un apelativo cariñoso, puesto que no podemos ni debemos olvidarnos de otros abuelos que aparecen también en la Biblia, como Abraham y Sara, Simeón y Ana, o incluso Nicodemo. Aunque tengo que confesar que Loida no sólo es el reflejo de mujer virtuosa que busca la felicidad de los demás antes que la suya, y que cumple sus exigencias personales con una «fe no fingida». San Pablo

se refiere a ella como la «abuela» que transmite la riqueza de un ambiente cristiano, de generación en generación. Dicen que las abuelas son madres con un montón de cobertura dulce. Tal vez por ello, me admira observar lo que Loida representa: la importancia de los lazos de sangre en la unidad de la familia, proporcionando un calor de hogar que irradia felicidad y transmite, de abuelos a nietos, unas raíces culturales y cristianas seguras y profundas. Eso sin restar importancia a la serenidad propia que lleva consigo el título de «ser abuelo/a» que ofrece, como el

mejor de los regalos, el amor y la ternura «que todo ser humano necesita dar y recibir». En fin, en la familia todos necesitamos de todos, pero la experiencia y la sabiduría de los abuelos, su cariño y comprensión, su tiempo y serenidad, es para los más jóvenes todo un privilegio. No hay que considerar a los abuelos como un estorbo. Al contrario. Ellos son parte importante de nuestro tesoro. «Los abuelos deben seguir siendo testigos de unidad, de valores basados en la fidelidad a un único amor que suscita la fe y la alegría de vivir», destacó el Papa Benedicto XVI en la XVIII Asamblea Plenaria del Consejo Pontificio para la Familia, celebrada en abril de 2008.Y añadió: «No se puede proyectar el futuro sin hacer referencia a un pasado rico en experiencias significativas y en puntos de referencia espiritual y moral».

Doce pasos para formar la conciencia

15

RESPUESTA A TUS PREGUNTAS

Aún no consigo tener hijos

Mi nombre es Norma. Estoy muy preocupada porque llevo cinco años de casada, tengo un excelente trabajo, pero ya me quiero embarazar y no he podido. El doctor me dice que no hay causa médica. En ciertas situaciones es muy importante que revises cómo es tu ritmo de vida, pues vivir con mucha prisa, trabajo, y estrés puede dificultar la concepción. A algunas mujeres muy exitosas en la vida pública les cuesta trabajo el embarazarse mientras trabajan muchas horas laborales, por lo que están agotadas. Para concebir un hijo es necesario estar en calma. La maternidad es un misterio. Son muchas las preguntas que se pueden plantear, pero básicamente es importante sincerarnos sobre qué estamos dispuestos a sacrificar a favor del niño, y ser honestos en la relación con la libertad, el trabajo, etc. Es un buen momento para que revisen su proyecto de vida y vean qué cambios pueden realizar.

POR MAYRA NOVELO

Para ayudar a nuestros niños y jóvenes a adquirir una recta conciencia podemos: 1 Animarles y ayudarles a estudiar la doctrina católica, los Evangelios, los documentos y orientaciones de la Iglesia de manera constante.

su nombre. Los problemas de la conciencia se dan si se empieza a encontrar justificaciones para no hacer el bien o para hacer el mal.

2 Animarles a reflexionar antes de actuar, pensando siempre en lo que están haciendo, en por qué lo están haciendo, en las consecuencias que puede tener para ellos o para los demás, en la manera como se sentirán después de hacerlo. Ayudarlos a no guiarse por instintos sino por convicciones, independientemente de lo que los otros digan o hagan, o lo que esté de «moda».

8 Ayudarles a mantenerse y a no desanimarse ante los fallos; aprendiendo siempre que ante las caídas lo mejor es comenzar de nuevo, y ayudarles a entender que lo peor que se puede hacer es pactar con los fracasos y las desviaciones del comportamiento aceptándolos como irremediables e inevitables.

3 Ayudarles a tener bien claros los principios que deben cumplir. 4 Animarles y guiarles para llevar una profunda vida de oración y de sacramentos, especialmente la Confesión. Ellos iluminan la inteligencia y fortalecen la voluntad conformándolas con el plan de Dios. 5 Enseñarles a hacer un buen examen de conciencia y un balance de sus actos todas las noches. 6 Animarlos a pedir ayuda y consejo, acudiendo con frecuencia a un sacerdote o a un laico bien formado. 7 Promover en ellos la virtud de la sinceridad, para que sean capaces de llamar a las cosas por

9 Ayudarles a formar hábitos de buen comportamiento: programar el tiempo, saber qué queremos y qué vamos a hacer en cada momento, exigirse el fiel cumplimiento del deber, no permitirse ningún fallo conscientemente aceptado, etc. Ayudarles a cumplir su responsabilidad al detalle, no sólo por encima. 10 Ayudarles a amar el bien por encima del mal y a no envidiar a quienes se rebajan a un nivel inferior, aunque esto pueda atraerles. 11 Hacerles ver en todo momento lo bueno que adquieren al vivir el bien, aunque implique trabajo y renuncia. 12 Brindarles un ideal valioso, recordándoles que el ideal más valioso y grande es Jesucristo, tanto en lo espiritual como en lo humano.

Quien responde es Georgina León Portilla, psicóloga clínica con enfoque humanista. Comuníquese con ella al teléfono (442) 245-8516 / 15. Cel. 044-442-219-7499. ginaleonportilla@gmail.com

PINCELADAS

TELEFÓNICOS Y PLESIOFÓNICOS

POR EL PADRE JUSTO LÓPEZ MELÚS

La mayoría de las personas aman a la humanidad, al hombre en abstracto, pero no pueden soportar a quien vive al lado. Hay muchos aficionados a hablar con los lejanos (los telefónicos). Pero sería mucho mejor hablar, sobre todo, con los que viven en tu casa, con los cercanos (los plesiofónicos). Es muy fácil amar a los lejanos, por ejemplo a los chinos. Pero nunca podremos ayudar a nuestros hermanos los chinos, si estamos haciendo el indio. El marido estaba como ausente tras el periódico y otras veces con el transistor pegado al oído. Y su mujer le dijo: «¿Se te ha ocurrido pensar alguna vez que quizá puede haber en la vida algo más que lo que ocurre en el mundo? ¿No podrías pensar alguna vez que estoy aquí yo?».


16

NIÑOS

4 de julio de 2010, AÑO 15, No. 782

Jesucristo y los animales En el pasaje del Evangelio de este domingo, el Señor menciona a cuatro animales. En realidad hay otros pasajes donde también estas criaturas tienen algo que ver con lo que hace o dice Jesús. Escribe en cada una de las frases la palabra o palabras faltantes, y que corresponden a las fotos (ninguna palabra debe repetirse). Si no estás seguro de la respuesta, busca las citas en tu Biblia. «Yo los envío como ______ ___________ en medio de _____________» (Lc 10, 3). «Sepan que les di poder de pisotear a las _____________, a los __________________ y a todas las fuerzas del enemigo» (Lc 10, 19). «Sean astutos como las serpientes y sencillos como las ___________» (Mt 10, 16). «Miren cómo las _________ del cielo no siembran, ni cosechan, ni guardan en bodegas, y el Padre Celestial, Padre de ustedes, las alimenta» (Mt 6, 26). «Jesús les dijo: ‘Traigan de los ___________ que acaban de sacar’. Simón Pedro subió a la barca y sacó la red llena» (Jn 21, 10-11). «Vayan a ese pueblo que se ve enfrente y al entrar encontrarán un _________________ amarrado, que ningún hombre ha montado todavía. Desátenlo y tráiganlo» (Mc 11, 1-2).

i h C

i p s

s a t

— ¡Tengo un jefe genial, se pasa todo el día durmiendo! — ¿Y tú qué haces? — ¡Ayudo!

El Observador

Diálogo entre mosquitos: — ¿Supiste que mataron a Santiago? — Sí, me dí cuenta; pero debió morir con mucho orgullo: ¡murió en medio de aplausos! Llega el niño de la escuela. — Mami, tengo una noticia buena y otra mala. — Dime la buena. — Me saqué un diez en matemáticas. — ¿Y la mala? —Que es mentira.

782 El Observador de la Actualidad  

Periodismo católico - 4 de julio de 2010 - La Iglesia tiene una deuda con el pueblo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you