Page 1

PUNTO DE VISTA

14 de octubre de 2018

AÑO 24

¿UNA IGLESIA SIN JÓVENES? POR LUIS-FERNANDO VALDÉS

P. 16

No. 1214

PERIODISMO CATÓLICO; FE QUE SE HACE CULTURA

$13.00

OBJETIVO:

¿DERRIBAR A PEDRO? TEMA DE LA SEMANA Págs. 2-7

en

El Observador

ESTREMECEDORA CRÓNICA DE LA SALVAJE PERSECUCIÓN DE CRISTIANOS P.8

DE CAMINO

EL DOMINIO DEL DEMONIO JAIME SEPTIÉN MALA LECHE

EDITORIAL

FRANCISCO RECHAZA CONSPIRAR PARA ERRADICAR CONSPIRACIONES

FELIPE MONROY

P.2 P.3 P.7

Síguenos observacatholic


TEMA DE LA SEMANA

DE CAMINO

OBJETIVO: ¿DERRIBAR A PEDRO? 14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD/PÁGINA 2

TRES GIGANTES PARA UNA IGLESIA NUEVA

El dominio del demonio Jaime Septién

En ese momento el cardenal Joseph Ratzinger era arzobispo de Múnich-Frisinga (Alemania), labor pastoral que tuvo de 1977 a 1982.

El sacerdote jesuita Jorge Mario Bergoglio ocupaba el puesto de prepósito provincial de los jesuitas en Argentina, cargo que había asumido el 31 de julio de 1973 y conservó hasta 1979.

Falleció tras 26 años y medio de pontificado. Realizó 104 viajes apostólicos fuera de Italia, visitando un total de 129 países distintos. Publicó 14 encíclicas y 15 exhortaciones apostólicas.

En ese momento era el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, tarea que ejercía desde el 25 de noviembre de 1981.

En ese entonces era arzobispo de Buenos Aires (puesto que asumió en 1998) y cardenal (creado en 2001).

2005

Por renuncia anunciada días antes, se convirtió en «Papa emérito». Su pontificado duró 7 años, 10 meses y 9 días. En sus viajes apostólicos fuera de Italia visitó 20 países distintos; y publicó 3 encíclicas y 4 exhortaciones apostólicas.

En el cónclave para elegir al sucesor de Juan Pablo II fue considerado uno de los candidatos fuertes. Se dice que de los 117 votos posibles obtuvo 40, que entonces pidió que no lo eligieran, y que por eso se designó a Joseph Ratzinger.

Fue elegido tras 2 días y 5 escrutinios en el cónclave. Las primeras palabras que pronunció desde la Logia de San Pedro fueron: «Hermanos y hermanas, buenas tardes», y dijo que fue buscado «casi al fin del mundo».

Hasta este momento lleva 5 años y 7 meses de pontificado; ha visitado 40 países, publicado 2 encíclicas y 3 exhortaciones apostólicas.

13/mar/

2013

Continuaba siendo arzobispo de Buenos Aires.

2018

28/feb/

19/abr/

Fue elegido tras 2 días y 4 escrutinios en el cónclave. Las primeras palabras que pronunció desde la Logia de San Pedro fueron: «Queridos hermanos y hermanas», y se presentó como «un simple y humilde trabajador de la viña del Señor».

2013

2/abr/

16/oct/

1978

FRANCISCO

2005

BENEDICTO XVI

Fue elegido después de 3 días y 8 escrutinios en el cónclave. Las primeras palabras que pronunció desde la Logia de San Pedro fueron: «¡Alabado sea Jesucristo!», y se presentó como alguien «llamado de un país lejano».

14/ oct/

H

ace bien poco tiempo leí una declaración luminosa sobre la iniciativa del Papa Francisco de rezar, durante octubre, el Rosario, ponernos bajo el amparo de María e invocar a San Miguel para detener la acción del diablo, que vaga por el mundo buscando, afanosamente, nuestra alma. La declaración era del Padre Francesco Bamonte, exorcista que lidera la Asociación Internacional de Exorcistas, y decía así: «Si el Papa Francisco insiste tanto en advertirnos contra la falta de caridad y misericordia es porque en estos frentes el diablo lo está haciendo bien (…) La invitación del Papa de dirigirnos a la Madre de Dios y a San Miguel no está motivada únicamente por el deseo de aumentar la devoción popular hacia ellos, sino por el hecho de que el Sucesor de Pedro reconoce y conoce las situaciones en las que es necesario invocar la intervención divina, ya que, contra la acción diabólica, las solas fuerzas humanas son completamente insuficientes». En otras palabras, que las acciones del diablo frente a la Iglesia se dan donde falta la caridad, el perdón y la misericordia. Está clarísimo: cuando un laico, un religioso, una consagrada, un sacerdote «hacemos como que hacemos» el bien, lo que estamos haciendo es el bien, pero muy mal. Y el diablo ataca ahí, en el corazón de la incoherencia, haciendo lo que sabe hacer: el mal muy bien. La convocatoria de Francisco es un llamado urgente a enfrentar al demonio cuidando la caridad, la misericordia y orando con el Rosario. Ser «rezandero» sin amor en el corazón por el prójimo, no solo es feroz bofetada al rostro de Jesús, sino abrirle una ventana al «príncipe de la mundanidad», a ese maleante profesional que es, parafraseando al poeta José Gorostiza, pura «soledad en llamas».

JUAN PABLO II


TEMA DE LA SEMANA

»

EDITORIAL

OBJETIVO: ¿DERRIBAR A PEDRO? 14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD/PÁGINA 3

Ser el obispo de Roma no es fácil LO QUE ESCRIBIÓ

VIGANÒ

Mala leche

M

onseñor Carlo Maria Viganò, ex nuncio de Estados Unidos, ha escrito dos textos en torno a los escándalos sexuales clericales. Ahí dice:

L

essing apuntó en alguna ocasión: «El sabio piensa todo lo que dice; el necio dice todo lo que piensa». Hay una continuidad muy marcada de esta sarcástica frase en los ataques de un ala radical de la Iglesia católica en contra del Papa Francisco. Unos necios no le perdonan que sea latinoamericano, como si la región que va del Río Bravo a la Patagonia no fuera el bastión del catolicismo universal, con poco más de 40 por ciento del total de católicos en el mundo. Otros, que quiera hacer pasar al Vaticano de ser una corte real a un centro de humanidad, de acogida, acompañamiento, discernimiento e integración. Los pobrecitos radicales no pueden entender que el Papa Francisco piense todo lo que dice, por eso ellos dicen todo lo que piensan de él…, o de sí mismos. Le quieren corregir la plana sin entender que el cambio de época requiere –sí o sí—un cambio de cultura dentro de la Iglesia. Jesús no le dijo a Pedro: «Tú eres Pedro y sobre una piedra edificaré mi Iglesia». Le dijo «sobre esta piedra». Pedro es «esta» piedra. Y el Señor sabía (sabe) perfectamente que no es lo mismo «una» piedra que el corazón del hombre. Eliminar la misericordia y pretender la inmovilidad de la Iglesia, eso sí es ir en contra de los cimientos de su fundación. Es ir no solo en contra de Pedro, sino de Cristo mismo. Otra cosa que no le perdonan al Papa Francisco: su enorme humanidad, su abrazo. Quieren una Iglesia de las catacumbas, pero con ellos fuera. Apoltronados, satisfechos, viendo, como se suele decir en lenguaje taurino, «los toros desde la barrera». Es ocioso discutir con ellos. Hay que mostrar su mala leche. Y no dejarse convencer de que «todo está perdido».

PRIMER TEXTO

Un ejemplo de lo que no le “perdonan” al Papa Francisco

D

urante el Ángelus del domingo pasado, 7 de octubre, XXVII domingo del tiempo ordinario, el Papa Francisco habló del matrimonio y de cómo la Iglesia debe “redirigir los corazones heridos hacia Dios”. Comentando la lectura del Evangelio (cf. Mc 10,2-16), que relata cómo Jesús responde con sabiduría y autoridad a los fariseos ante sus provocativas cuestiones sobre el matrimonio, interrogándolo sobre si es lícito que un marido repudie a su mujer, como lo dispone la ley de Moisés (cf. vv. 2-4).

JESÚS DEFIENDE LA DIGNIDAD DEL MATRIMONIO

“En el proyecto original del Creador, no existe el hombre que se casa con una mujer y, si las cosas no van bien, la repudia. ¡No! En cambio, si hay un hombre y una mujer llamados a reconocerse, a completarse, a ayudarse mutuamente en el matrimonio”, argumento Francisco haciendo hincapié en que esta enseñanza de Jesús es muy clara y defiende la dignidad del matrimonio, como una unión de amor que implica fidelidad. “Lo que permite a los esposos permanecer unidos en el matrimonio es un amor de donación recíproca sostenido por la gracia de Cristo. Si por el contrario prevalece en los cónyuges el interés individual, su propia satisfacción, entonces su unión no podrá resistir”.

LA BELLEZA DE LAS RELACIONES HUMANAS

Asimismo, el Papa señala que Jesús no admite el repudio ni todo lo que puede llevar al naufragio de la relación. “Lo hace para confirmar el plan de Dios, en el que destaca la fuerza y la belleza de las relaciones humanas”, subraya el Pontífice destacando que la Iglesia, madre y maestra que comparte las alegrías y los esfuerzos de las personas, por un lado, “no se cansa de confirmar la belleza de la familia tal como nos ha sido transmitida por la Escritura y la Tradición; a la vez que se esfuerza por hacer sentir su cercanía materna de manera concreta a quienes viven la experiencia de relaciones rotas o llevadas a cabo de una manera dolorosa y cansada”.

LA IGLESIA REDIRIGE HACIA DIOS LOS CORAZONES HERIDOS

“La manera en que Dios mismo actúa con su pueblo infiel -es decir, con nosotros – nos enseña que el amor herido puede ser sanado por Dios a través de la misericordia y el perdón”, añade el Obispo de Roma asegurando que ante tantos fracasos matrimoniales dolorosos, la Iglesia está llamada a vivir su presencia de caridad y misericordia, para redirigir hacia Dios los corazones heridos y perdidos. “Invoquemos a la Virgen María, para que ayude a los esposos a vivir y renovar siempre su unión a partir del don original de Dios”, concluyó el Pontífice.

«...Obispos y sacerdotes, abusando de su autoridad, han cometido crímenes horrendos en detrimento de sus fieles.., o han permitido, con su silencio, que dichos crímenes siguieran siendo perpetrados... y si queremos sacar de verdad a la Iglesia de la fétida ciénaga en la que ha caído, tenemos que... confesar públicamente las verdades que hemos mantenido ocultas...». «... ahora que la corrupción ha llegado a los vértices de la jerarquía de la Iglesia, mi conciencia me impone revelar esas verdades relacionadas con el tristísimo caso del arzobispo emérito de Washington, Theodore McCarrick...». «... el Papa Benedicto impuso a McCarrick... sanciones canónicas... Por mi parte, se las confirmé al cardenal McCarrick...». «Mi conciencia me obliga también a revelar hechos... relacionados con el Papa Francisco...; el Papa me preguntó...: ‘¿Cómo es el cardenal McCarrick?’. Le respondí...: ‘... Ha corrompido a generaciones de seminaristas y sacerdotes, y el Papa Benedicto le ha impuesto retirarse a una vida de oración y penitencia’... El Papa tuvo conocimiento de ello por mí el 23 de junio de 2013 y siguió encubriendo a McCarrick... Sólo cuando se ha visto obligado por la denuncia de un menor... ha tomado medidas para, así, salvaguardar su imagen mediática».

SEGUNDO TEXTO

«... Mi decisión de revelar esos hechos graves fue para mí la decisión más dolorosa y seria que haya tomado en mi vida. Algunos de los hechos que iba a revelar estaban cubiertos por el secreto pontificio que había prometido observar... Pero el objetivo de cualquier secreto, incluido el secreto pontificio, es proteger a la Iglesia de sus enemigos... «...la respuesta del Papa a mi testimonio fue: ‘¡No voy a decir una palabra!’. Pero luego, contradiciéndose a sí mismo, comparó su silencio con el de Jesús en Nazaret ante Pilatos, y me comparó con el gran acusador, Satanás».


tema de la semana

OBJETIVO: ¿DERRIBAR A PEDRO? 14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

La respuesta a Viganò Extracto de la carta del Cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, fechada el 7 de octubre

El Observador de la actualidad/página 4

¿Quién o qué hay detrás de los ataques al Papa Francisco?

L

Q

uerido hermano Carlo Maria Viganò,

Ofrezco aquí mi testimonio personal, como prefecto de la Congregación para los Obispos, sobre los asuntos que conciernen al arzobispo emérito de Washington, Theodore McCarrick, y su presunta vinculación con el Papa Francisco, que son objeto de tu clamorosa denuncia pública. 1

Tú dices haber informado al Papa Francisco el 23 de junio de 2013 sobre el caso McCarrick durante la audiencia que te concedió, a ti y a otros muchos representantes pontificios con quienes ese día se encontraba por primera vez. Imagino la enorme cantidad de información tanto verbal como escrita que tuvo que recoger en aquella ocasión acerca de tantas personas y situaciones. Dudo seriamente que McCarrick le interesara hasta el punto que tú querías hacer creer. 2

Las instrucciones escritas que preparó para ti la Congregación para los Obispos cuando iniciaste tu servicio en 2011, no decían nada sobre McCarrick, sino que te informé oralmente sobre su situación de obispo emérito que debía obedecer a ciertas condiciones y restricciones, a causa de rumores sobre su comportamiento en el pasado. 3

Desde el 30 de junio de 2010 que soy prefecto de esta Congregación, jamás he llevado a audiencia ante el Papa Benedicto XVI o el Papa Francisco el caso McCarrick, salvo en los días después de su decadencia del Colegio de Cardenales. 4

El ex-cardenal, jubilado en mayo de 2006, fue exhortado a no viajar y a no hacer apariciones públicas a fin de no provocar más rumores como los que circulaban sobre él. Es falso presentar las medidas tomadas en relación a él como «sanciones» decretadas por el Papa Benedicto XVI y anuladas por el Papa Francisco. 5

No hay documentos al respecto firmados por uno u otro Papa, ni nota de audiencia de mi predecesor el cardenal Giovanni Battista Re, que dieran el mandato de obligar al arzobispo emérito McCarrick al silencio y a la vida privada con el rigor de penas canónicas. 6

No se disponía entonces, a diferencia de hoy, de pruebas suficientes de su presunta culpabilidad. 7

¿Cómo es posible que este hombre de Iglesia, cuya incoherencia se conoce hoy, haya sido promovido varias veces hasta ocupar las muy altas funciones de arzobispo de Washington y como cardenal? Yo mismo estoy muy sorprendido de esto, y reconozco fallos en el proceso de selección. 8

Se debe comprender que las decisiones tomadas por el Soberano Pontífice se apoyan en la información de la que se dispone en ese momento preciso, y que son objeto de un juicio prudencial que no es infalible. 9

Me parece injusto llegar a la conclusión de que hubo corrupción en las personas encargadas del discernimiento previo, aunque, en el caso que nos ocupa, ciertos indicios que aparecen en los testimonios hubiesen debido ser examinados más a fondo. 10

as dos cartas del ex nuncio en Estados Unidos, el arzobispo Carlo María Viganò, han resultado extraordinariamente polémicas, sobre todo por tres temas: la petición de dimisión —por encubrimiento al cardenal McCarrick— de Viganò en contra del Papa Francisco; la propuesta de que existe una red en el Vaticano que fomenta el nombramiento de obispos protectores de la homosexualidad, y la descalificación del liderazgo pastoral del Papa a quien acusa —él y sus aliados— de salirse de todos los moldes de la Iglesia católica en su afán de apertura. Pero, ¿todo esto es verdad? Habrá que buscar el otro lado de la moneda.

1

El problema es la coherencia

«El problema es otro, el problema es poner en entredicho un pontificado que ha puesto a la Iglesia, a los obispos, a los cardenales, en una mayor exigencia de autenticidad, de coherencia, de testimonio. Él, desde el principio, lo ha pedido», aseguró el rector de la Universidad Pontificia de México, el padre Mario Ángel Flores Ramos, en entrevista con el periódico semanal «Desde la Fe», en Ciudad de México.

¿De qué cultura nace un ataque contra el Papa como el de Viganò y sus aliados, conocidos y ocultos?

2

«El frente conservador, aliado con los poderes económicos y políticos actualmente dominantes, no quiere al Papa, y trata por todos los medios de deslegitimarlo. El operativo Viganò forma parte de ese contexto», le dijo a Alver Metalli, en entrevista para el blog «Tierras de América», el filósofo italiano Massimo Borghesi.

3

¿Qué dice y qué esconde Viganó?

«El nuevo ‘comunicado’ de Viganò es interesante nuevamente por lo que no dice, por los hechos que omite…. No aporta pruebas ni indicios sobre la supuesta colaboración de McCarrick (el ex cardenal estadounidense que es el tema del cual se agarró el arzobispo Viganò para

exigir la dimisión del Papa) como consejero del actual pontificado. No recuerda tampoco que el Papa Francisco fue el primero que sancionó duramente al cardenal abusador, quitándole el birrete cardenalicio, cosa que no sucedía en la Iglesia desde hacía 92 años», escribe el vaticanista Andrea Tornielli en la página web «Vatican Insider».

¿Por qué seguir a Francisco en medio de los escándalos?

4

«Para un católico, la fidelidad al Papa es una dimensión constitutiva de la fe. El Papa no es el CEO de empresa o un mero gobernante de un Estado. A través de la carne frágil del Pontífice se opera parte del Misterio con el que Dios cuida a su pueblo y lo mantiene en unidad. Francisco es el Pedro de hoy», le dice el filósofo mexicano Rodrigo Guerra a la revista digital «Humanum».

¿Por qué los llamados «sectores conservadores» no quieren a Francisco?

5

«Algunos cardenales lo votaron sin saber mucho de él y se sorprendieron. Francisco fue una especie de terremoto. En Roma, la resistencia principal es por el cambio de cultura que quiere llevar a cabo: convertir el Vaticano, que definió como la última corte del mundo, en un organismo que sirva a la Iglesia en el mundo y que sirva a la humanidad. Es el punto clave de la reforma.

Luego uno puede hablar de las reformas estructurales en el gobierno de la Iglesia y a qué velocidad marchan; pero, en el fondo, lo que puso en marcha es un cambio de cultura. Y considero que lo logró», dijo al periódico argentino «Clarín» el biógrafo del Papa Francisco, Austen Ivereigh. Recopilación de JSC


tema de la semana

OBJETIVO: ¿DERRIBAR A PEDRO? 14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

El Observador de la actualidad/página 5

¡Francisco, tú eres Pedro!

J

Por Prisciliano Hernández Chávez, CORC.

esús, el Mesías de Dios, es el Señor de la Historia y de la eternidad. Él conoce las veleidades, vulnerabilidades y fragilidades de los hombres de todos los tiempos. En la historia de su Iglesia nos previno proféticamente con la parábola del trigo y de la zizaña, tan similares en apariencia y tan distintos en sus frutos. Parábola elocuente, para no tomarse la justicia por mano de los impolutos o adelantar el juicio de Dios. Todo a su tiempo. Dios es paciente y misericordioso; quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad (I Tim 2, 4 ). Distinta de la fragilidad y del pecado, está la maldad revestida de honorabilidad, soberbia taimada de aquellos que se sienten puros, cátaros, como los escribas y fariseos, raza de víboras que no se extinguirá sino hasta la consumación de la historia. El mensaje del Papa Francisco en la apertura del Sínodo de los Jóvenes (3 oct 2018) nos señala que el Espíritu lo anima en su quehacer pastoral. Ante los escándalos, el Papa señaló que este Sínodo «no se deje sofocar ni aplastar por los profetas de las calamidades y de las desgracias, ni por nuestros límites, errores y pecados». Ése es el ahora del Papa Francisco. Me parece que la respuesta contundente a los males que aquejan hoy a la unidad de la Iglesia en general y los ataques al Papa Francisco en particular, la tenemos en esa magna exhortación Gaudete et Exultate —«Alégrense y Regocígense»(19 mar 2018)—, del mismo Papa. Nos ofrece con un discernimiento del Pastor que guía a las ovejas a los buenos pastos de la verdad en la caridad del Evangelio, lejos de las opiniones prejuiciadas de quienes quieren una iglesia a modo, según su propio espíritu y pseudorrazón y no según el Espíritu Santo. La infalibilidad se le entregó como carisma individual a Pedro, y en Pedro a

todos y cada uno de sus sucesores, como lo definió el concilio Vaticano I (Constitución Dei Filius 3) y lo reafirma el concilio Vaticano II en la Constitución Dogmática sobre la Iglesia (LG 25,c): «El Romano Pontífice, cabeza del Colegio episcopal goza de esta misma infalibilidad en razón de su oficio cuando, como supremo Pastor y doctor de todos los fieles, que confirma en la fe a sus hermanos (cf LC 22,32), proclama de forma definitiva la doctrina de fe y costumbres(…);en esos casos, el Romano Pontífice no da una sentencia como persona privada, sino que en calidad de maestro supremo de la Iglesia universal, en quien singularmente reside el carisma de la infalibilidad de la Iglesia misma, expone o defiende la doctrina de la fe católica». Esta doctrina (del concilio Vaticano I)) sobre la institución, perpetuidad, poder y razón de ser del sacro primado del Romano Pontífice y de su magisterio infalible, el santo Concilio lo propone nuevamente como objeto de fe inconmovible a todos los fieles…(Ibidem 18,b). Así para que las puertas del infierno no prevalezcan sobre la Iglesia; quien recibió las llaves fue Pedro y sus sucesores (Mt 16,13-20). Está comprometida la promesa y el poder de Cristo resucitado, Señor de la Historia.

En el número 58 de la exhortación Gaudete et Exultate leemos lo que parece la respuesta inmediata del Papa Francisco a esos grupúsculos ruidosos: «Muchas veces, en contra del impulso del Espíritu, la vida de la Iglesia se convierte en una pieza de museo o una posesión de pocos». El beato Juan XXIII escribía en su Diari que la razón de ser del Concilio era «para limpiar el polvo imperial que se le adhirió a la Iglesia a través de los siglos». Este Papa se ha tomado en serio esta tarea: ha tomado el plumero y la escoba, realiza ese sueño y deseo del Papa Bueno, en el cumplimiento cabal del espíritu del concilio Vaticano II. Continúa el texto: «Esto ocurre cuando algunos grupos cristianos dan excesiva importancia al cumplilmiento de determinadas normas propias, costumbres o estilos. De esa manera, se suele reducir y encorsetar el Evangelio, quitándole su sencillez cautivante y su sal». Este Papa, como san Francisco de Asís, vive, testifica y nos da el mensaje del Evangelio «sin glosas»; ese Evangelio de la alegría, de la santidad y de la comunión. Y continúa como el gran maestro en discernimiento de espíritus: «Es, quizás, una forma sutil de pelagianismo, porque parece someter la vida de la gracia a unas

estructuras humanas. Esto afecta a grupos, y movimiento o comunidades con una intensa vida en el Espíritu, pero luego terminan fosilizados… o corruptos». En el número siguiente advierte cómo a veces, sin darnos cuenta, por pensar que todo depende del esfuerzo humano encauzado por normas y estructuras eclesiales, se complica el Evangelio y nos volvemos esclavos de un esquema que deja pocos resquicios para que la gracia actúe. Cita a santo Tomás de Aquino, quien recordaba que los preceptos añadidos al Evagelio por la Iglesia deben exigirse con moderación «para no hacer pesada la vida a los fieles», porque así «se convertiría nuestra religión en una esclavitud». El Papa Francisco tiene no sólo el timón de la Barca de Pedro, sino tiene el pulso de los tiempos y enfrenta sus tormentas, y bajo el Espíritu Santo nos guía en nuestro tiempo a las playas de la eternidad de comunión con Dios y con la comunidad de los santos. Quienes atacan al Papa Francisco, ¿han promovido la comunión y la unidad en la Iglesia?, ¿han invitado a ser mejores?, ¿han promovido el buscar la santidad cristiana y católica, como la voluntad expresa de Dios: «ésta es la voluntad de Dios, vuestra santificación»? (I Ts 4,3). Creo que sus posturas de defensa de tradiciones rancias son de los neofariseos que se rasgan las vestiduras escandalizados y escandalizadores. El Papa Francisco, como sus antecesores, es un don de Dios para la Iglesia y para los hombres de buena voluntad; es un Papa de nuestro tiempo y para nuestro tiempo. Orar por él es orar por la unidad de la Iglesia y para que el proyecto de Jesús, Sievo de Yahvé y el Kyrios glorioso, el Señor Mesías de la Gloria, continúe hasta la consumación de la Historia. Estar con el Papa Francisco es estar con la Iglesia que fundó el Señor, cum Petro et sub Petro, gozosa y filialmente «con Pedro y bajo la autoridad de Pedro».

La muralla del valor de la vida Queridos hermanos y hermanas:

Hoy reflexionamos sobre el quinto mandamiento, que con su formulación se yergue como una muralla defensiva del valor de la vida. Todo el mal del mundo, desde las guerras a la cultura del descarte, se podría resumir como un desprecio a la vida. Es una mentalidad que llega a consentir incluso la supresión de la vida humana en el seno materno en nombre de otros presuntos derechos. ¿Cómo puede ser terapéutico, civil, o simplemente humano, un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su inicio? Toda violencia y daño contra la vida provienen del miedo. Acoger al otro desafía nuestro individualismo. Pensemos a la llegada de un niño enfermo. Esta situación puede ser dramática, por eso los padres deben ser acompañados y sostenidos para

superar sus compresibles miedos. Un niño enfermo, como cualquier persona necesitada y vulnerable, más que un problema es un don de Dios, que nos puede sacar de nuestro egoísmo y hacernos crecer en el amor. El sentido positivo del mandamiento «no matarás» es que Dios es «amante de la vida». Que la única medida de la vida es el amor, el amor con el que ama Dios. Los ídolos de este mundo: dinero, poder y éxito, son parámetros equivocados para valorar la vida. El amor de Cristo sobre la cruz nos muestra cuánto nos ama Dios, nos dice que cada vida vale la sangre del mismo Cristo. Palabras del Papa Francisco en la Audiencia general del miércoles 10 de octubre de 2018


tema de la semana

E

Por Diana R. García B.

l papado fue establecido por el propio Jesucristo al asignarle a Simón Pedro un papel prominente sobre el resto de los Apóstoles y sobre toda la comunidad cristiana.

OBJETIVO: ¿DERRIBAR A PEDRO? 14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

El Observador de la actualidad/página 6

El Papa y el papado

Lo que Cristo estableció

Si bien Jesús dijo a todos sus Apóstoles: «Yo les aseguro que todo lo que aten en la Tierra quedará atado en el Cielo, y todo lo que desaten en la Tierra quedará desatado en el Cielo» (Mt 18, 18), no se trata sino de una extensión, al cuerpo colegiado de los ministros de la Iglesia, de los poderes antes conferidos a san Pedro de manera no colectiva sino individual: «Tú eres Roca [Kefa, Pedro], y sobre esta Roca edificaré mi Iglesia… A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la Tierra quedará atado en el Cielo, y lo que desates en la Tierra quedará desatado en el Cielo» (Mt 16, 18-19). También le dijo: «Apacienta mis corderos…Apacienta mis ovejas» (Jn 21, 15-17); sin embargo, la misión de ser pastores también se extiende a los demás ministros ordenados. Pero es durante la Última Cena que Cristo le encomienda a Simón Pedro su particular misión: «Yo he rogado por ti para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos» (Lc 22, 31).

Ésa será en adelante la tarea específica de san Pedro y de sus sucesores, es decir, la esencia o razón de ser del misterio petrino: confirmar a los cristianos en la fe auténtica. Si esto no se cumple, se da lugar a confusiones, herejías y divisiones. Efectivamente, como explicó Benedicto XVI el 29 de junio de 2010, «en dos mil años de historia», lo peor para la iglesia no han sido las persecusiones, sino que «el daño mayor, de hecho, ella lo sufre de aquello que contamina la fe y la vida cristiana». De ahí la necesidad del papado como garantía «de la plena adhesión a la Verdad, a la auténtica Tradición».

Infalible, no impecable

Ser Papa no significa necesariamente

ser más santo que el resto de los cristianos. Lo que Dios realiza a través de su vicario en turno es por pura Gracia. Por eso Juan Pablo II se refirió al ministerio petrino como «misión indispensable, que no se basa en prerrogativas humanas, sino en Cristo mismo como Piedra Angular de la comunidad eclesial». En 1870 el concilio Vaticano I enseñó: «Definimos ser dogma divinamente revelado que el Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra, esto es, cuando, ejerciendo su cargo de pastor y doctor de todos los cristianos, en virtud de su suprema autoridad apostólica, define una doctrina de fe o costumbres y enseña que debe ser sostenida por toda la Iglesia, posee, por la asistencia divina que le fue prometida en el bienaventurado Pedro, aquella infalibilidad de la que el divino Redentor quiso que gozara su Iglesia». Pero con muchísima frecuencia este dogma se entiende mal: se cree que el Papa nunca se equivoca (inerrabilidad) y que está libre de cometer pecados (impecabilidad). Esta visión distorsionada lleva a una especie de papolatría, que da por hecho que todo lo que un pontífice haga o diga es bueno y santo.

ACCIÓN Del Espíritu Santo

Sin embargo, la garantía de asistencia del Espíritu Santo sólo tiene lugar cuan-

do Pedro o sus sucesores ejercen su magisterio extraordinario. Pero, aun sin hacer una sola definición ex cathedra, ha habido pontífices que probablemente poco o nada se equivocaron en sus acciones y pronunciamientos dentro de su ministerio ordinario, y esto ocurrió porque se apegaron a la santa doctrina revelada por Dios y transmitida por la Iglesia desde los Apóstoles. Otros Papas, en cambio, han tenido fallas dentro de su ministerio ordinario, y sobre todo en lo que corresponde a obras y palabras a título personal. También sobre la elección de los Papas se suele tener una visión idealizada que no siempre concuerda con la realidad. Lo explicó el cardenal Joseph Ratzinger (futuro Benedicto XVI) en 1997:

«Hay muchos Papas que el Espíritu Santo probablemente no habría elegido. El papel del Espíritu Santo hay que entenderlo de un modo más flexible. No es que dicte el candidato por el que hay que votar. Probablemente, la única garantía que ofrece es que nosotros no arruinemos totalmente las cosas».

Y, sí, la historia muestra que ha habido vicarios de Cristo con comportamientos realmente vergonzosos: corruptos, torturadores, asesinos, ambiciosos, etc. Incluso en materia de impureza , por ejemplo: Sergio III, que antes de ser Papa tuvo con una prostituta un hijo que se convirtió en el Papa sucesor; Julio II, que tuvo una hija ilegítima cuando ya era sacerdote pero antes de ser Papa; Pablo III, que tuvo cuatro hijos ilegítimos antes de asumir su pontificado; Pío IV, que tuvo tres hijos ilegítimos antes de su elección como vicario de Cristo. Y, ya dentro de sus respectivos pontificados, Juan X sostuvo amoríos con una mujer y su hija; Juan XII, convertido en Papa a los 18 años de edad, cometió incesto con su madre, sus dos hermanas y su sobrina; Alejandro VI tuvo varias amantes y entre siete y diez hijos ilegítimos; y Benedicto IX, que se convirtió en Papa en tres ocasiones distintas, no sólo cometió muchos adulterios, sino también sodomía, bestialidad y, probablemente, pederastia, o al menos la legitimó al afirmar que ésta no era pecado. Es que Dios nunca quita la libertad a nadie, ni siquiera a los Papas. Por esa misma libertad, incluso un Pontífice podría convertirse en hereje; en tal caso, advierten san Antonio, san Francisco de Sales y san Roberto Belarmino, dicho Papa dejaría de serlo porque ya no sería cristiano ni miembro de la Iglesia.

LA IGLESIA NO SERÁ DESTRUIDA

A pesar de los muchos malos ejemplos históricos, ha habido igualmente un número alto de Papas santos, para gloria de Dios. A la fecha, de un total de 266 pontífices, 81 han sido canonizados. Para el presente y para el futuro, igual vengan Papas buenos que malos, la promesa de Cristo para su Iglesia no fallará: «El poder de la Muerte no prevalecerá contra ella» (Mt 16, 16). Dios anuncia en su Palabra que en algún momento habrá una apostasía generalizada (cfr. Lc 18, 8; II Tes 2, 3; Ap 13, 4) por lo que parecerá que la Iglesia desapareció; pero en realidad sobrevivirá en el Resto Fiel o Iglesia Remanente. Así le fue revelado a la beata Ana Catalina Emmerick: «Aunque no hubiera en la Tierra sino un solo católico, ése sería la Iglesia única y universal».

La Eucaristía según los santos “Uno obtiene más mérito asistiendo a una Santa Misa con devoción, que repartiendo todo lo suyo a los pobres y viajando por todo el mundo en peregrinación”. San Bernardo


TEMA DE LA SEMANA

OBJETIVO: ¿DERRIBAR A PEDRO? 14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD/PÁGINA 7

Francisco rechaza conspirar para erradicar conspiraciones Ante las acusaciones, el Papa Francisco ha optado por una actitud que igual define y comunica: no usar las mismas armas que el enemigo Por Felipe de J. Monroy @monroyfelipe

H

ay que partir de un hecho: El Papa Francisco arrancó su quinto año de pontificado con quizá una de las más complejas crisis de orden, confianza y credibilidad en los corrillos de la jerarquía eclesiástica. En medio de la aún delicada tarea de atender las causas y efectos de los abusos sexuales cometidos por clérigos alrededor del mundo (y la reforma de actitudes de los pastores), desde el seno de las cortes vaticanas y sus aliados, le asestaron un dardo envenenado que básicamente buscaba desacreditarlo en su figura de líder y autoridad moral sobre la ruta de la Iglesia católica en el siglo XXI. La insidia de sus detractores ha sido tan rabiosa que incluso periodistas especializados intentaron evidenciar las mentiras de las acusaciones apelando a la memoria, a los datos y a la veracidad de los argumentos; y, sin embargo, por mucho que se recomendaba al Pontífice devolver la acusación, responder contra el ataque, Francisco optó por otro tipo de respuesta. Para comprender por qué, hay que acercarse a algunas ideas que Bergoglio ha expresado en sus mensajes, homilías y discursos. La primera, de una homilía en Casa Santa Marta en 2017:

«En el camino del cristiano, la verdad no se negocia, pero hay que ser justos en la misericordia». En aquella reflexión el pontífice afirma que la justicia y la misericordia son una misma cosa: «En Dios, justicia es misericordia y misericordia es justicia». Por ello Francisco optó por no dar su respuesta fulminante (justa pero inmisericorde) contra sus acusadores porque «la verdad es silenciosa y no hace ruido». El 3 de septiembre, una semana des-

pués de la acusación del exnuncio Carlo María Viganó, el Papa también reflexionó sobre ello durante una celebración nuevamente en Santa Marta:

«Con las personas que no tienen buena voluntad, que buscan sólo el escándalo, que buscan sólo la división, que buscan sólo la destrucción, también en las familias (lo que hay que hacer es): silencio y oración». Y remató: «Que el Señor dé la gracia de discernir cuándo se debe hablar y cuándo callar». Y es que, en su viaje a Filipinas de 2015, el pontífice argentino había dejado en claro que el mal, el enemigo, es quien está detrás de las personas que buscan escándalo, división y destrucción: «El diablo es el padre de la mentira. A menudo esconde sus engaños bajo la apariencia de la sofisticación». Es decir, en Francisco hay una negativa para no utilizar los mismos medios que el enemigo; porque hacerlo implica modificar el propio fin, hacernos renunciar a la misión intrínseca de nuestra oposición. El Papa quizá tenga en mente el precepto del enorme Marco Aurelio: «Haré mejor en aprender a callarme, provisionalmente, y a ser». Ser congruente con lo que ha predicado es un valor importante a considerar para Francisco; al estilo de Etty Hillesum, parece decir con su actitud: «No creo que podamos corregir nada en el mundo exterior que no hayamos corregido ya en nosotros mismos. Tenemos que cambiar tantas cosas en nosotros mismos que no deberíamos ni siquiera preocuparnos de odiar a quienes llamamos nuestros enemigos» El filósofo Tzvetan Todorov plantea sobre esto: «¿Debemos combatir al enemigo con sus propios medios? ¿No nos arriesgaríamos —aun triunfando sobre él— a ofrécele esa sombría victoria subterránea: la de habernos convertido en sus semejantes? ¿Es justa la lucha de esos hombres que conspiran

para que no hubiera ya conspiraciones, que roban para que ya no hubiera robo sobre la tierra, que asesinan para que no se asesinara a los hombres?». Francisco oferta su respuesta desde un terreno de la política moral cristiana y eso sorprende a todos quienes confunden la inacción discursiva con la aceptación. Y en este último caso, el Papa está muy lejos de aceptar que muchas cosas en la Iglesia permanezcan igual: ni el clericalismo, ni la actitud principesca de los pastores, ni el encubrimiento de los crímenes. Bergoglio ratifica la tolerancia cero, pero antepone la voz de la institución a la propia, porque ésta última conlleva toda la debilidad humana. En el comunicado con el que el pontífice ordenó el 6 de octubre pasado el estudio exhaustivo de los archivos del Vaticano sobre el escándalo sexual del excardenal Theodore McCarrick, el caso que desató la intentona de Viganó para que el Papa renun-

ciara y que intentó dinamitar la credibilidad de Bergoglio, es terminante:

«Abuso y encubrimiento no pueden ser tolerados más […] un trato distinto de parte de los obispos que han cometido abusos o los han encubierto, de hecho representa una forma de clericalismo que no puede ser más aceptada». Es decir, Francisco no evita dar una respuesta; comprende quién debe responder y aparta las fallas humanas de la búsqueda del bien ulterior. Aún faltan capítulos a este penoso evento pero el Papa Francisco rechaza la tentación de entrar en el debate por la verdad sólo con las herramientas del poder y la razón; diríamos que confía —como Tolstoi— en la parte del Misterio con el que «Dios ve la verdad, pero no la suelta de golpe».


en

El Observador

PÁGINA 8 EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD

14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

Estremecedora crónica de la salvaje persecución de cristianos El misionero Christopher Hartley revela detalles de los ataques que acabaron con la vida de 15 sacerdotes y 50 fieles. POR JESÚS COLINA

L

os primeros días del pasado mes de agosto fueron testigos de la salvaje violencia desatada por las milicias paramilitares Liyu, de religión musulmana, contra los cristianos en la ciudad de Jijiga y la región de la que es capital, Somali, en el sudeste de Etiopía. En los ataques, perdieron la vida 15 sacerdotes ortodoxos (cuatro de ellos quemados vivos), así como 50 fieles. El trágico balance cuenta además 10 iglesias quemadas o destruidas, así como 20 mil personas desplazadas. El sacerdote anglo-español Christopher Hartley, misionero en Etiopía, narra ahora en esta estremecedora carta la devastadora persecución que vivió su comunidad.

Era el 4 de agosto de este 2018… y serían más o menos las 9:30 de la mañana… Un día más, un día cualquiera en la vida de la misión. Y sin embargo, sería un día que se recordará para siempre en la misión, como el día de la infamia, en la memoria colectiva de este maltrecho pueblo etíope. El día había amanecido soleado y abrasador –¡como siempre!– y ya a esa hora el sol apretaba sobre el caleidoscopio variopinto de las interminables planchas de cinc, de las casuchas apelmazadas y amontonadas sin orden, de las callejuelas de Gode. Me dirigía al pequeño aeropuerto de nuestra localidad

Aleteia

en español:

comida que ofrecer a nuestros inesperados huéspedes… Entrada ya la noche, nos fuimos todos a la capilla, expuse el Santísimo Sacramento, Cristo vivo en la Eucaristía y oramos con enorme intensidad, sobrecogidos por una confluencia de emociones hondas, difícilmente traducibles a la pobre palabra humana…

Odio desencadenado

en compañía de un buen amigo sacerdote español, que marchaba de vuelta después de haber compartido con nosotros algunos días la vida de la misión. Mientras le veía caminar hacia el avión bimotor de Ethiopian Airlines, desde la destartalada terminal de nuestro aeropuerto, –con mucho más de chiringuito que de terminal-, me di la vuelta y, de nuevo en mi camioneta, volví a la misión. Era un día más en la vida de la misión con su entretejido de pequeñas tareas, aparentemente intrascendentes, como puñados de semillitas pequeñas de mostaza que, arrojadas tenazmente hacia el viento, con esperanza terca, nos prometía una fecunda cosecha evangélica para este sufrido pueblo somalí.

de nuestra «caritas diocesana». No sabíamos lo que nos íbamos a encontrar por el camino, el peligro que correríamos, lo que nos podría pasar…

Llegamos a su pequeña oficina, nos esperaban ambas a la puerta con su petate al hombro, se subieron de un brinco, y regresamos a la misión a toda velocidad. Allí, los demás voluntarios, estaban en la capilla rezando el santo Rosario, pidiendo por nuestra seguridad y por la paz.

Estalla el horror

No llevaría yo en la misión ni cuarenta y cinco minutos, cuando sonó mi teléfono… al principio no lograba entender lo que la chica me decía entre lloros y gritos desesperados. Por fin, descifré que decía: «¡Padre, nos van a matar, están apedreando a los cristianos y quemando las casas de los cristianos! ¡Venga a buscarnos, venga a buscarnos!». Y, sin pensarlo dos veces, me fui a la ciudad a buscar a las dos mujeres, trabajadoras

Veíamos aterrorizados las columnas de humo que se levantaban al cielo desde diferentes puntos de la ciudad, especialmente donde se encontraba la parcela de la iglesia ortodoxa.

Terror en toda la región Mientras, el teléfono no dejaba de sonar, informándonos de que estos mismos aconteci-

aleteia.org

mientos se sucedían en todas las otras ciudades de la región somalí de Etiopía, con especial virulencia en Jijiga, capital de nuestra región. A media tarde me llamó el obispo, para contarme todo cuanto les había pasado a ellos en Jijiga, mientras bendecían una capilla recientemente edificada, con enorme sacrificio, por el párroco. Cuando ya anochecía, y debido a las múltiples peticiones de ayuda que nos llegaban del director regional del hospital de Gode, decidimos cargar una buena cantidad de medicinas en las camionetas, y nos fuimos al hospital para colaborar con médicos y enfermeras, en las curas y primeros auxilios de los heridos. Al volver a la misión, nos encontramos que muchos cristianos —católicos y ortodoxos– habían llegado por sus propios medios hasta nuestra casa pidiendo refugio. Mientras algunos de nosotros convertíamos las aulas de nuestra escuela en dormitorios en un incesante trasiego de pupitres y escritorios que salían y camas, colchones, almohadas, sábanas que llegaban para convertir las clases en improvisados refugios para estas pobres gentes… Otros se afanaban en la cocina, preparando calderos de

aleteia español

@aleteiaES

Mientras cenábamos nos dieron más detalles de cómo hordas de musulmanes, cegados por el odio y la venganza, entraron en las casas de los cristianos, calle por calle, casa por casa, apaleando a hombres y mujeres, moliéndolos a golpes, apedreándoles, propinando machetazos y patadas… los mismo a hombres que mujeres, niños pequeños y ancianos, mientras arrancaban puertas y ventanas, se dedicaban al pillaje, robaban lo que podían y destruían reduciendo a un montón informe de escombros los pobres enseres de las familias cristianas. Miles de cristianos corrieron despavoridos. Los que no vinieron a nuestra casa se escondieron en el perímetro de la iglesia ortodoxa; otro grupo numeroso logró llegar al destacamento militar del ejército federal. Mientras, bandadas de musulmanes recorrían a modo de patrullas las calles, buscando más cristianos que matar o apalear; más tiendas y negocios de cristianos que destruir, robar y vandalizar… Esa noche del 4 de agosto de 2018, Gode quedó sumido en el terror. Jamás, en mis once años de misión por estos secarrales africanos, habían visto mis ojos nada igual… Gode, la región somalí, nunca volvería a ser lo mismo. Un terremoto humano, el terremoto del odio, sacudio a los cristianos.

Aleteia_es


SER JOVEN

14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD/PÁGINA 9

El poder del Rosario

U

n joven soldado estadounidense acaba de ser gravemente herido. Sufre, pero está tranquilo. Con su puño cerrado, sucio de sangre y tierra, levanta un Rosario… Para los directores Mariusz Pilis y Dariusz Walusiak, la historia de esta fotografía se convierte en inspiración para emprender un viaje de varios meses a través de los cuatro continentes para com-

probar si – como dicen los católicos– el rezo del Rosario puede cambiar el curso de la historia. El poder del Rosario propone una serie de historias en las que el Rosario jugó un papel esencial. A partir de aquí ya depende de cada uno el gusto por el tono general del film. El poder del Rosario irradiaba paz y buenas intenciones y a veces con esto basta. Porque no se trata tanto de demostrar el poder de un rezo. Quizá porque la relación entre el hombre y Dios es algo tan íntimo y personal que retratarlo en un film sea muy complicado. Pilis y Walusiak lo han intentado y aunque solo sea por eso, vale la pena verlo. Próximamente en México.

LAS NUEVE HISTORIAS • Austria reza por su independencia • Wayne Weible se convierte después de una vida de lujos • Filipinas se libera de la dictadura de Marcos

• Plaza Maidán Kiev (ucrania) • Lucha incesante contra Boko Haram • El origen de las cadenas de Rosarios

• Salvada del genocidio de Ruanda • El misterio del cabo Blas Treviño • Desde las estepas de Kazajstán

GRANDES FRASES “El hombre de hoy escucha con más gusto a los testigos que a los maestros, o, si escucha a los maestros, es porque también son testigos” San Pablo VI


SER JOVEN

14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD/PÁGINA 10

Nuestra vida en pantallas Buscamos información, personas, sucesos, eventos críticos y dudas; nos conectamos para realizar una receta de cocina, tomar terapia, buscar pareja. La vida de las nuevas generaciones sucede a través de buscadores, redes sociales, influencers y youtubers

EL DESAFÍO ► No darles pantallas a los bebés. ► Que los jóvenes recuperen sus

vínculos afectivos.

► Que padres y maestros

se tomen en serio la responsabilidad de educar a las nuevas generaciones. ► No reemplazar las experiencias de un consejo o una conversación con los padres. ► Que el entendimiento, la identidad, y la realidad no se observan en una pantalla.

APROVECHAR EL DÍA ► Vivir todos los días del año

unas horas alejados de las pantallas. ► Durante la mañana apagar el teléfono móvil. ► Una noche sin televisor para abrir la mente a la música, la conversación y la lectura. ► Medio día sin checar el WhatsApp. ► Medio día sin checar el Facebook . ► Aprovechar los momentos de ocio para meditar nuestra vida.

E

Por Mary Velázquez Dorantes

l mundo ha dado un vuelco de 180°. ¿Cómo pueden los padres entender a sus hijos?, ¿cuál es la estrategia para comunicarse con las nuevas generaciones?, ¿en realidad son tan diferentes? La multiplicación de pantallas se ha instalado cómodamente en la vida de todos. Ahora se tiene un dispositivo para cada acción, la tecnología crece rápidamente, algunos se suben al tren, otros ya están viajando.

JÓVENES DETRÁS DE ELLAS

Relojes inteligentes, auriculares sin descarga, ecosistemas digitales en los que muchos están creciendo y otros ya nacieron con ellos integrados. Un mundo envolvente donde los jóvenes gastan su energía mental, cada aparato tecnológico es la pieza clave para añadir nuevas experiencias, las tendencias son aplicaciones tras aplicaciones, en tiempo real y con la posibilidad de crear nuevos rostros, nuevas vidas. Algunos expertos se preguntan si las nuevas generaciones están solas a causa de la tecnología o si la soledad llama a la tecnología. Los resultados suelen ser estremecedores cuando de salud mental y social se trata.

La idea de ser social ha transformado el escenario de vida de quienes oscilan entre los 13 y 25 años de edad. Las redes sociales están pobladas aparentemente de adolescentes y jóvenes extrovertidos, todo está un clic de distancia. Sin embargo, también existe un mundo de redes sociales de aquellos que sienten y experimentan la soledad de estar conectados, conectarse a un sin fin de nuevas plataformas también es una escapatoria para la timidez y una vida sola. Sociólogos y antropólogos sitúan a las pantallas frente a los jóvenes y no la inversa. Señalan que éstas han dominado los espacios culturales y personales. Se cree ser libre detrás de una pantalla, bajo el pretexto de que son herramientas que ayudan a vivir mejor.

¿ADAPTARSE AL NUEVO MUNDO?

Como resultado de esto, las personas viven solas en un mundo digital. Algunos indicadores como las tasas de divorcio y las disoluciones familiares son parte de esta ola tecnológica. Expertos de la Universidad de Chicago afirman que el surgimiento de aparatos tecnológicos ha disparado el sentimiento de soledad entre los

seres humanos. Al mundo globalizado parece interesarle más las ventas que los efectos que se están produciendo alrededor de la tecnología.

Las nuevas generaciones pasan 11 horas al día viendo pantallas. Algunos psicólogos las denominan pantallas vampiro, debido al exceso de atención que exigen en nuestras vidas. La adicción a las pantallas está exigiendo que las generaciones se adapten a este nuevo mundo. Investigaciones sobre la psicología de la personalidad están demostrando que juegos «inocentes» como Tetris o Candy Crush provocan un grado de agresividad en adolescentes, la vida cotidiana se vuelve tecnológica y los efectos se manifiestan. La tecnología móvil tiene grandes ventajas: está reconstruyendo una forma diferente de interactuar. Junto con los beneficios también llegan las desventajas. Es la ley del equilibrio; no obstante, se ha abrazado sin cuestionarla. Algunos llaman al mundo como «el de antes y el de ahora».


SER JOVEN

14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD/PÁGINA 11

¿Serán los planes de Dios igual de grandes a los míos?

C

uando somos niños, basta un beso de buenas noches de nuestra mamá o nuestro papá para sentir seguridad ante el miedo a la oscuridad o a los monstruos. En la medida que crecemos aparecen temores relacionados principalmente con nuestra identidad social. Estos no se van tan fácil y siguen al despertar por la mañana. Generalmente trabajando en nuestra confianza y haciendo buenas amistades, poco a poco los superamos. Ya en la madurez juvenil, el fracaso y la incertidumbre son algunos de los aspectos que más parecen florecer, sobre todo en un mundo tan acelerado y cambiante como el nuestro. Por eso, en medio de la emoción de querer conquistar el mundo, podemos llegar a atravesar «crisis existenciales», donde cuestionamos si estamos tomando el camino correcto hacia nuestros sueños. Porque todo joven sueña.

¿SERÁ QUE NO MEREZCO TODO LO QUE SUEÑO?

Todos guardamos sueños en el corazón y nos preguntamos: «¿Será que no los merecemos? o ¿será que no los he pedido lo suficiente?». La respuesta es no, no es que no merezcamos alcanzar esos sueños que tenemos, o que no nos hayamos puesto de rodillas lo suficiente. Hay dos posibles razones por las que las metas que a veces queremos y luchamos por alcanzar parecen quedarse solo en papel. Se comparan a partir de reflexiones bíblicas:

Tengo planes maravillosos para mi vida dores. Se dedicaban a eso, conocían los trucos, se supone que eran expertos, sabían que el mejor momento para pescar era en la noche, pero en toda una noche ¡no tuvieron éxito! Por la mañana llega Jesús, alguien que ante los ojos de ellos no sabía nada de pesca, y les da la indicación que, a plena luz del día, tiren las redes.

Curiosamente, Simón toma una actitud de obediencia ante un casi desconocido. ¿Sería la mirada de Jesús o su voz la que lo hizo confiar? No lo sabemos, pero el afán que seguramente tuvo horas antes se desvaneció por completo al confiar en las palabras y en el tiempo en que Dios quiso conceder su intención.

Ante este ritmo acelerado de vida que nos ofrece el mundo, la inmediatez de la tecnología o el «éxito» de medio mundo que nos muestran las redes sociales, Dios nos recuerda que si queremos alcanzar nuestros sueños no siempre será en el tiempo que nuestra razón lo diga, con Él no todo está a un click de distancia. Hay que confiar y trabajar pacientemente. Él decide cuándo es el tiempo prudente y cuando lo hace, se revientan las redes como las de esos pescadores de hombres.

«IBA DE CAMINO, CUANDO DE REPENTE LO DESLUMBRÓ UNA LUZ QUE VENÍA DEL CIELO» HCH 9, 1-6

2

Pablo, cuando todavía se llamaba Saulo, no era un hombre que desconociera a Dios. Al contrario, él creía que lo que hacía era para Gloria de Dios. Su propósito, previo a su conversión, era quitar del camino cualquier amenaza que él considerase que iba en contra de Dios. Sin haber conocido personalmente a Jesús, lo consideraba un impostor blasfemo. Aunque su historia es totalmente diferente a la nuestra, hay un detalle que se puede asemejar a alguno nuestro: el propósito que él tenía en mente no era el que Dios tenía para él. Saulo era un hombre educado que

«HEMOS TRABAJADO TODA LA NOCHE Y NO HEMOS SACADO NADA» LC 5, 1-11

1

En este pasaje, Lucas narra el llamado que le hace Jesús a sus primeros discípulos. Simón, Santiago y Juan eran pesca-

la fe judía,

ciegamente creía que su plan era el de Dios. Creía que Él se tenía que acomodar a su plan. En medio del efervescente crecimiento de la comunidad cristiana no fue capaz de meditar para escuchar la voz de Dios. No fue hasta que la luz del Señor lo hizo cambiar radicalmente de plan. Como Pablo, a veces se nos mete en la cabeza que el plan que tenemos es el mejor para nosotros, e incluso para el mundo. Soberbiamente creemos tener la razón y le huimos a la idea de reconocer que no es lo que Dios quiere. No es hasta cuando nos retiramos verdaderamente a meditar, o en caso extremo, hasta que Él nos da una buena sacudida, que abrimos con humildad los ojos. Nuestro Padre a veces nos lleva por caminos que no son los que pensábamos fueran los mejores y no es sino en la medida que los cruzamos con fe, que comenzamos a visualizarlo de otra manera. Descubre a Dios en tus planes y «cosas más grandes verás», tal como Jesús le dijo a Natanael al momento de llamarlo. En el hermoso pasaje de Jn 1, 45-51, el Señor le da su palabra de que verá cosas más grandes que esa primera experiencia con Él. Hagamos, pues, de nuestros planes, los planes de Dios para nosotros. Fuente: CatholicLink


ESPECIAL

14 de octubre de 2018 / Aร‘O 24, No. 1214

El Observador de la actualidad/pรกgina 12


en

El Observador

PÁGINA 13 EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD

14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

SÍNODO 2018:

Sacerdotes por clericalismo o machismo no escuchan a las mujeres Tercer día: el Sínodo, espacio abierto para reflexionar sobre el papel de la mujer en la toma de decisiones. POR ARY WALDIR RAMOS DÍAZ

E

n la reunión informativa del tercer día del Sínodo, que tuvo lugar en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, monseñor Manuel Ochogavía Barahona, padre sinodal elegido por la Conferencia Episcopal de Panamá, valoró positivamente que el tema de la participación de las mujeres se trate en «el Sínodo» porque esto «abre puertas», pues se necesita «generar espacios», ya que «existen mujeres muy preparadas para tomar parte» en la «toma de decisiones» dentro de la Iglesia y fuera de ella.

«La participación de la mujer en la sociedad de hoy, yo creo que es un tema que no lo podemos dejar de lado; de hecho, ya está en el Instrumento de Trabajo (del Sínodo) como una de las preocupaciones de los jóvenes. En ese sentido, hay mucho trabajo por hacer», dijo monseñor Ochogavía Barahona, durante la conferencia de prensa de este 5 de octubre de 2018. «El papel de la mujer en la sociedad civil no cuenta con la paridad junto con los varones, incluso en cosas tan sencillas como el salario. Una mujer gana menos que un hombre y esto en sociedades occidentales donde la mujer tiene acceso al trabajo, pero hay otras sociedades en las que no tienen acceso a la educación,

Aleteia

en español:

ni al trabajo», expresó el obispo de Colón-Kuna Yala, Panamá. Al mismo tiempo, «el Sínodo va a marcar una hoja de ruta, pero no solucionará todo, porque todos los contextos no son iguales, África es muy diversa internamente frente a Asia, Europa o América», añadió. El obispo Ochogavía Barahona sostuvo que el clero debe hacer la tarea pendiente de dar un papel más activo a la mujer en las iglesias locales. Remarcó que los jóvenes, hombres o mujeres, deberían participar más en la toma de decisiones en las comunidades eclesiales. Asimismo, explicó que los sacerdotes por varios motivos no están dispuestos a escuchar a las mujeres que trabajan para la Iglesia. «En mi diócesis, la encargada de pastoral juvenil es una chica y esto genera siempre un choque porque se enfrenta al trabajo pastoral en un mundo donde tiene que relacionarse con sacerdotes y ya sabemos lo que pasa; no siempre los sacerdotes, sea por el clericalismo o por formación cultural, etc., aceptan que una chica y, más una joven, se exprese». También subrayó los rezagos

culturales hacia las minorías y, en especial, señaló los prejuicios que golpean a las mujeres afrodescendientes: «En América Latina ser mujer, joven y negra es aún más complicado» tener acceso a «espacios de toma de decisión», dijo el obispo del país anfitrión de la próxima Jornada Mundial para los Jóvenes. El prelado panameño aseguró que esta especie de discriminación se presenta en «ámbito civil», y un poco menos «en el ámbito religioso», donde todavía «hay mayor acogida y participación». Pero la situación de desigualdad para los afrodescendientes en el ámbito civil flagela igualmente a hombres o mujeres en la región.

¡ Jóvenes, los obispos lamentamos los abusos! Por su lado, monseñor Anthony Colin Fisher, O.P, pidió disculpas a los jóvenes. «Deseo que los jóvenes nos oigan decir: lamentamos y tenemos vergüenza de lo que ocurrió (con los abusos). La Iglesia debe ser el lugar más seguro del mundo para los jóvenes y yo espero que

aleteia.org

ellos escuchen esta voz, a través de mis palabras», dijo monseñor Anthony Colin Fisher, O.P, padre sinodal elegido por la Conferencia Episcopal de Australia, arzobispo de Sydney, en la conferencia de prensa de hoy. Respecto a los abusos sexuales, de conciencia y de poder por parte de clérigos que recrudeció la crisis eclesial en América del norte en el último año, «sé perfectamente que hay muchos jóvenes heridos, víctimas, de estos comportamientos. Jóvenes que han perdido su confianza en los demás. Yo creo que la Iglesia debe hablarles directamente, sin dirigirse a ellos como si fueran fenómenos, sino que los jóvenes necesitan sentir cuánto lamentamos esta situación y yo estoy convencido de que ésta es una opinión que comparten los otros obispos presentes aquí (en Roma) y los católicos en general», dijo monseñor Colin Fisher.

LGTB En la reflexión del Sínodo también se habló de sexo, en especial sobre la castidad y la abstinencia antes del matrimonio, informó Paolo Ruffini, prefecto

aleteia español

@aleteiaES

del Dicasterio para la comunicación de la Santa Sede, durante la sesión informativa sobre la tercera Congregación General de ayer por la tarde y la cuarta Congregación General de esta mañana. Sin embargo, no hubo alguna intervención sinodal que se muestre contraria o que haga pensar en un cambio en la doctrina. Más bien es un argumento que los padres sinodales enfrentan en el confesionario y cómo ayudar a los jóvenes a permanecer castos y en línea con la doctrina. Entre los discursos pronunciados ayer y esta mañana, el prefecto respondió a una pregunta sobre la razón por la cual la expresión «LGBT» aparece en el Instrumentum laboris. Ruffini respondió que

«en las Congregaciones Generales no se mencionaba, excepto en una intervención sobre por qué se insertó este tema». La razón, explicó el prefecto, es que «esta expresión ha sido utilizada en algunas contribuciones de las Conferencias Episcopales que se presentan en la Secretaría General, y también en algunas observaciones generales. Por eso se incluyó en el Instrumentum laboris». Entretanto, destacó la propuesta de algunos de los jóvenes que participan de establecer un Consejo Pontificio para los jóvenes. Por otro lado, se informó que el Papa Francisco intervino por tres minutos, así como otros padres sinodales, y se mantuvo como regla los tres minutos de silencio antes de las intervenciones en ciclos de cinco.

Aleteia_es


punto de vista

14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

El Observador de la actualidad

página 14

TRIPAS DE FRAILE Tomás de Híjar Ornelas, Pbro.

A

Querido hermano Carlo Maria Viganò…

l huracán mediático provocado por el arzobispo Carlo María Viganò el domingo 26 de agosto del año en curso, al tiempo de publicar de forma simultánea en Italia, Estados Unidos y España, un J’accuse en el que pide la renuncia del Papa Francisco, embadurnándolo en fantasioso encubrimiento a un prelado estadounidense de la más alta jerarquía, es algo insólito desde la creación, en 1929, del Estado de la Ciudad del Vaticano, el más pequeño del mundo en términos territoriales, pero el más activo en el ámbito de la diplomacia papal, aunque no él, sino la Santa Sede. Lo que aquí sucede y lo que falta, merece una explicación.

En el ámbito internacional el caso de la Santa Sede es único. Se trata de una instancia que mantiene relaciones diplomáticas con casi todos los países del mundo; un ente soberano con nunciaturas y delegaciones apostólicas ante soberanías tan diversas como los Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Montenegro, Serbia y Timor Oriental. Pero no todo el tiempo fue así. Apenas en 1978, al inicio del pontificado de san Juan Pablo II, las relaciones diplomáticas acreditadas ante la Santa Sede eran apenas 84. Cuarenta años después suman 180, de los 194 Estados soberanos reconocidos por la ONU –por te-

Buen silencio vale más que mala disputa. José Selgas

ner autogobierno y completa independencia–, con los que existe una relación formal, jurídica. De los restantes 14, ocho son estados musulmanes (Afganistán, Arabia Saudí, Brunéi, las Comores, las Maldivas, Mauritania, Omán y Somalia); cuatro comunistas (China, Corea del Norte, Laos y Vietnam) y los tres restantes Bután, Birmania y Tuvalu, mínimos. Las misiones diplomáticas ascienden a 179 permanentes, aunque sólo 106 son residenciales; en los demás casos, sus titulares están acreditados para varios países. La Santa Sede sostiene relaciones diplomáticas con la Unión Europea, con la Sobera-

na Orden Militar de Malta y con la Organización para la Liberación de Palestina, además de numerosas organizaciones internacionales. Ahora bien, sus actividades diplomáticas se regulan desde la Secretaría de Estado a través de la Sección para las Relaciones con los Estados, todo lo cual implica un personal copioso y bien formado, que se forja en la Academia Pontificia, donde cuajan los diplomáticos de las Nunciaturas y de la Secretaría de Estado bajo estudios tan puntuales como son los de diplomacia, economía política, derecho internacional, historia e idiomas. Por razones históricas y circuns-

tanciales, a nadie extraña que estos diplomáticos pontificios sean de origen italiano o europeo, aunque la fe católica esté por allá cada día menos. Los países de abrumadora mayoría católica, en cambio, apenas sí tienen miembros en ese colegio. En México, por ejemplo, sobrarían los dedos de una mano para contar los eclesiásticos de esta nacionalidad que han prestado dicho servicio a lo largo de toda la historia. Todo esto ha ido cambiando desde que el actual obispo de Roma no es ni italiano ni europeo, aunque su padre sí nació en la península del Mediterráneo.

¿Qué podemos colegir, más allá de lo que siga saliendo del caso Viganò, de todo lo hasta aquí esbozado? Que la contundente respuesta del Prefecto del Dicasterio para los Obispos, Cardenal Marc Ouellet (canadiense), cuyo inicio sirve de título a esta columna, sin poner el dedo en la llaga, anticipa lo que viene: que la Santa Sede se abra a una pluralidad que no puede más tiempo seguir siendo absolutamente eurocéntrica. El arzobispo Viganò representa, desde la lectura de este escribano, al antiguo régimen; el Cardenal Ouellet, al nuevo y el Papa Francisco, al Pescador de Galilea en medio de la tempestad.


punto de vista

14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

El Observador de la actualidad

página 15

POR mons. MARIO DE GASPERÍN GASPERÍN OBISPO EMÉRITO DE QUERÉTARO

El rostro y la máscara

DIRECTORIO

Yo no sé nada de historia. Pero sé que hasta hoy no se ha escrito la historia desde el punto de vista del hombre de la calle, del pueblo, del lector. Y ese será mi punto de vista», advertía Chesterton al contar historias de personajes y gremios populares. Para comprender a una nación, sobre todo cuando se la quiere servir, es necesario conocer su historia y, para ello, bajar hasta sus raíces, hasta la «microhistoria» de las familias, de los pueblos y palpar la entraña nacional. ¿Quién ha valorado el aporte de las familias católicas a la paz y al bienestar de la nación? ¿Quién agradece a los hermanos migrantes que con el riesgo de su vida contribuyen sustancialmente al sustento de sus familias? Y éstas son las familias vapuleadas por la televisión y desfiguradas por los ideólogos del poder. Pretenden conocer al pueblo mediante encuestas y estadísticas sin imaginar el vacío abismal que los separa de su corazón. La salvación comenzó con la irrupción de Dios en la vida de Abraham y de su clan hasta convertirse en un pueblo numeroso. Dios toma nuestro tiempo, lo hace suyo y lo colma de eternidad. El cristianismo asumió plenamente el tiempo de historia humana, la fecundó con su fe y la convirtió en Historia de Salvación. La Iglesia católica es la iglesia del «Dios con nosotros», del Emmanuel. Así, la historia humana, comenzando por la mi-

jer vestida del sol» y con la doctrina del catecismo cristiano, constituyen un acontecimiento cuya originalidad es el «surtidor de católica fuente» que fecunda y recrea siempre a este maltratado país.

A este «sustrato cultural católico» se impuso, con violencia ideológica inaudita, un modelo de vida y pensamiento extraño e intransigente, mediante una revolución social y política que degeneró en violencia religiosa sin igual.

crohistoria, se convirtió en lugar del diálogo entre Dios y la humanidad. Comenzó en la periferia, en Nazaret y en Belén, no en Jerusalén ni en Roma. Esta es la originalidad y sorprendente novedad del cristianismo y el desafío que lanza a los poderosos. México es un país de profundas raíces, mucho más de lo que alcanzamos a imaginar. El alma oculta de los pueblos nativos brota como por generación espontánea en múltiples y desconcertantes manifestaciones, fecundadas por la savia evangélica. Entre religiosidad natural indígena y Evangelio se dio una simbiosis di-

El Observador de la actualidad

DIRECCIÓN GENERAL: Jaime Septién Crespo DIRECCIÓN GENERAL ADJUNTA: Maité Urquiza Guzzy PROYECTOS ESPECIALES: Francisco Septién Urquiza

fícil de desentrañar, que al extraño desconcierta y al agnóstico doméstico causa repugnancia visceral. Aquí está, sin embargo, la riqueza original y la savia nutricional del pueblo mexicano. La microhistoria que dio origen al México que todavía vive, se generó en el Tepeyac con santa María de Guadalupe, el indio Juan Diego, el tío Bernardino y el obispo Zumárraga. El relato guadalupano del nican mopohua, su coincidencia con la imagen de santa María de Guadalupe, la integración de la cosmología y teología indígenas con la descripción bíblica de la «mu-

CONSEJO EDITORIAL: Mariano Azuela Güitrón, Francisco Prieto Echaso, Jorge E. Traslosheros Hernández, Padre Tomás de Hijar Ornelas, Felipe de Jesús Monroy González, Juan Carlos Moreno Romo CONSEJO EDITORIAL INTERNACIONAL: Alberto Ivern, Daniel Cabaña, Inma Álvarez, Jesús Colina, John Elson, José Antonio Varela, Miguel Aranguren, Orlando Márquez

El derramamiento de la sangre de mexicanos mártires de toda condición social y eclesial de entonces, alcanzó recientemente a un cardenal de la Iglesia y sigue vertiéndose desde las entrañas maternas hasta la intimidad de los hogares, provocando disgregación en las familias, terror en los ciudadanos, anonimato y desaparición de los homicidios y feminicidios hasta el punto de convertir al país en un inmenso cementerio. Para Carlos Fuentes «Más trágico que Edipo, México no ha sido capaz de reconocerse en su máscara». Pero México ya no tiene máscara. Tiene un Rostro que es el de una Madre en la que se refleja el Hijo, en el que podemos reconocernos todos hermanos. ¿Lo entenderemos?

GERENTE DE EDICIÓN: Rogelio Hernández Murillo, CORRECCIÓN Y ESTILO: J. Jesús García y García, EDITORES: Diana R. García Bayardo, Rubicela Muñiz Patiño, DISEÑO: Octavio Espinosa Murillo, Rosa María López Martínez, REDES SOCIALES Y REPORTERO: Jesús Valladares Picón

El Observador de la actualidad. Publicación semanal de Clip Art de Querétaro, S.A. de C.V. Reforma No. 48, Centro histórico, C.P. 76000, Santiago de Querétaro, Qro., Tels. (442) 214-1842, 224-1454 y 214-5475.Correo electrónico: mensaje@elobservadorenlinea.com - Número de Certificado de Licitud de Título 9598.- Número de Certificado de Licitud de Contenido 6695.- Número de Reserva al Título en Derechos de Autor 1080200/2001.- Permiso de publicación periódica, autorizado por Sepomex Núm. PP22-0001.- Los artículos firmados son responsabilidad del autor.


punto de vista

14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

El Observador de la actualidad

página 16

Fe y Razón Luis-Fernando Valdés

I

@FeyRazon / lfvaldes@gmail.com / www.columnafeyrazon.blogspot.com

¿Una Iglesia sin jóvenes?

nicia el sínodo de los obispos para hablar de la vinculación de los jóvenes con la Iglesia, en un momento en que los escándalos están ahuyentando de la fe a las nuevas generaciones. ¿Cómo podrá el Papa volver a acercar a los jóvenes a la Iglesia? 1

Un contexto complejo

En medio de una crisis mundial por las denuncias de abuso sexual, inicia el Sínodo de Obispos de la Iglesia católica cuyos temas centrales son los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.

Durante la reciente visita apostólica a Estonia, Francisco reconoció que la «Iglesia debe renovar su vínculo con los jóvenes y escuchar mejor». El Pontífice lamentaba que los recientes escándalos de abusos por parte del clero hayan alejado de la fe a los llamados «millennials». El cardenal brasileño Sergio Da Rocha, relator de este evento, afirmó durante la presentación del sínodo que «se escuchan voces que culpan a los jóvenes de haberse alejado de la Iglesia, pero muchos han vivido situaciones que les han llevado a afirmar que es la Iglesia la que se aleja de ellos».

Un sínodo dirigido a los jóvenes 2

Estas circunstancias hacen más compleja la reunión de obispos cuya temática sobre los jóvenes

ya estaba programada desde el año pasado. En este sínodo están presentes 266 obispos de todo el mundo, junto con 23 expertos y 36 jóvenes. Se debatirán los temas que preocupan a las nuevas generaciones. El documento preparatorio (Instrumentum laboris), acepta que «muchos jóvenes católicos no siguen las indicaciones de la moral sexual de la Iglesia», y recomienda que «la cuestión de la sexualidad debe discutirse más abiertamente y sin prejuicios». No faltarán tampoco preocupaciones constantes en el discurso de Francisco: la inmigración, el trabajo y la llamada «cultura del descarte», junto con el problema de la migración de los jóvenes. (La razón, 3 oct. 2018) 3

La estrategia del Papa

Para poder ayudar a los jóvenes

en su camino hacia la fe, Francisco ha marcado el método a seguir durante esta reunión eclesial: escucharlos. «Una Iglesia que no escucha –afirmó en la inauguración del sínodo– se muestra cerrada a la novedad, cerrada a las sorpresas de Dios, y no podrá resultar creíble, en especial, para los jóvenes que, inevitablemente, se alejarán en lugar de acercarse». El Pontífice comentó que las fases previas a este sínodo pusieron en evidencia una Iglesia «en deuda de escucha» a los jóvenes. Y reconoció que por eso, muchas veces, las nuevas generaciones «no se sienten comprendidas en su originalidad y, por tanto, no escuchadas como son en realidad y, en ocasiones, incluso rechazadas».

Epílogo

Los jóvenes de hoy están abiertos a Dios, a lo sobrenatural, a algo más

allá, pero muchas veces no conectan con el modo de transmisión que utilizan los pastores de la Iglesia, los catequistas y los propios padres de familia.

Por eso el gran reto de hoy para atraer a las nuevas generaciones consiste en escucharlos. Y al mismo tiempo, para ser escuchada, la Iglesia tiene otro desafío: la autenticidad, el testimonio de coherencia entre lo que se profesa y lo que se vive. Sólo así se superará el grave problema de los escándalos.


ACTUALIDAD

14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD

PÁGINA 17

Los obispos estadounidenses apoyan sin dudar el proyecto de Francisco

E

Por Jaime Septién

l presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), cardenal Daniel D. DiNardo, ha acogido «con satisfacción» la propuesta hecha por el Papa Francisco de luchar contra los intentos de encubrir casos de abuso sexual y de dejar de ofrecer un tratamiento especial a los obispos que han cometido o encubierto abusos en el transcurso de las últimas décadas. «En nombre de mis hermanos obispos en los Estados Unidos, acojo con satisfacción la declaración del seis de octubre de la Santa Sede que describe los pasos adicionales que el Papa Francisco está tomando para garantizar que los fieles estén protegidos del mal de la agresión sexual», dijo el cardenal DiNardo en un comunicado publicado el siete de octubre en Roma. El prelado estadounidense, quien se encuentra en Roma participando en el Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, junto con el arzobispo José H. Gómez de Los Ángeles, vicepresidente de la USCCB, ha salido al paso «mientras continúan las preguntas sobre el manejo de años de denuncias de conducta sexual inapropiada por el ex cardenal Theodore E. McCarrick de Washington», relata Cindy

a McCarrick y, el colmo, le ha pedido (casi exigido) que dimita. «La Santa Sede es consciente de que, a partir del examen de los hechos y de las circunstancias, puede surgir que se tomaron decisiones que no estarían en consonancia con un enfoque contemporáneo de tales temas», se lee en el comunicado emitido el sábado seis de octubre. En éste, como en todos los demás casos, el Papa Francisco ha sido muy claro al seña-

lar que la investigación va a ser a fondo y a seguir el camino de la verdad a donde quiera que lleve a la propia Iglesia católica. DiNardo apoyó sin dudas el proyecto papal. «La verdad –escribió en su comunicado– asegurará que no se repitan los terribles pecados del pasado. El coraje de los sobrevivientes de abusos que primero sacaron a la luz la horrible verdad del abuso sexual, debe continuar siendo igualado por nuestro coraje como pastores para responder en justicia». La declaración del cardenal estadounidense se publicó el mismo día en que el cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, respondió a las denuncias del arzobispo Viganò, ex nuncio en los Estados Unidos, de que el Papa Francisco conocía e ignoró las acusaciones contra el entonces cardenal McCarrick. El cardenal Ouellet calificó las acusaciones del arzobispo Viganò de haber sido parte de una estrategia «política» que había herido la unidad de la Iglesia. El Cardenal DiNardo resaltó que él y todos los obispos de Estados Unidos ofrecen oraciones y solidaridad por el Papa. «Instamos a todos en la Iglesia, especialmente a los obispos, a reafirmar nuestra comunión con el Papa Francisco, que es el garante visible de la comunión de la Iglesia Católica».

ría de los padres, abuelos y los ancestros revisando el árbol genealógico de los integrantes de los pueblos, con la premisa de que en la manera de hacer conciencia el aporte tendrá mayor impacto para las regeneraciones culturales. «Ejemplificando los contaminantes de las culturas originarias, se puede decir que en las fiestas ahora se toman bebi-

das alcohólicas y gaseosas que antes no se tenían; sin embargo, antes en las fiestas de los pueblos originarios el tomar bebidas de este tipo era un ritual, sin excesos y con respeto, pero ha habido costumbres que vienen de afuera y poco a poco han ido contaminando las costumbres originales de los pueblos indígenas», explicó la hermana religiosa. Esta situación ha dado paso a costumbres que no se tenían y están dejando fuera a costumbres originales que les dan vida a estos pueblos. Para continuar con los trabajos de descontaminación se seguirá con procesos de limpieza a nivel grupal, personal y comunitario, retomando las costumbres que nos dan identidad, haciendo conciencia de lo que da vida a los pueblos.

Todos los obispos de Estados Unidos ofrecen oraciones y solidaridad por el Papa

El cardenal Daniel D. DiNardo saludando al Papa Francisco. Wooden, corresponsal de Catholic News Service (CNS). En la declaración del seis de octubre, el Vaticano dijo que el Papa Francisco había ordenado una revisión exhaustiva de los archivos de las oficinas del Vaticano para estudiar cómo se manejaron las denuncias en contra del ex cardenal McCarrick, punta de lanza de las acusaciones de Viganò en contra del Papa Francisco, a quien ha acusado de encubrimiento, trato especial

Realizan taller para descontaminar las culturas Por Sergio Estrada

R

econocer y tomar conciencia de las fortalezas, debilidades y heridas de las culturas de los pueblos originarios y buscar alternativas a través de métodos de trabajo de manera personal y grupal, fue el propósito del II Taller de Regeneración Cultural de los Pueblos Originarios. El taller realizado por el Equipo Animador de Vida Consagrada de Pueblos Originarios, la CIRM y la Dimensión de Pastoral de Pueblos Originarios y Afroamerica-

nos de la CEPS, busca«hacer conciencia de las culturas a las que pertenecemos, reforzando nuestra identidad para tener un mayor impacto y generar procesos que fundamenten los puntos particulares para desarrollar nuevamente las culturas libres de contaminantes ideológicos para el desarrollo de los pueblos originarios; es nuestro trabajo», reconoció la hermana Rosa Margarita Mayoral, Secretaria General de la Conferencia de Superiores Mayores de México. En el taller se analizaron las maneras de reconstruir las culturas desde la sabidu-

La Eucaristía según los santos “La Santa Misa es una obra de Dios en la que presenta a nuestra vista todo el amor que nos tiene; en cierto modo es la síntesis, la suma de todos los beneficios con que nos ha favorecido”. San Buenaventura


actualidad

14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

El Observador de la actualidad

página 18

PESOS Y CENTAVOS Por Arturo Maximiliano García

www.arturomaximiliano.com.mx @maximilianogp

Planear en viernes

L

levar buenas finanzas personales está ligado con el orden y la planeación, así como desarrollar hábitos que en ocasiones no son sencillos de adoptar por la disciplina que conllevan; sin embargo, en el largo plazo pueden hacer la diferencia entre vivir bien y con tranquilidad económica. Una de las rutinas de planeación más comunes en personas exitosas es hacer un balance y plantearse objetivos de vida y trabajo en determinados días de la semana, siendo el viernes por la tarde uno de los momentos más estratégicos. La prestigiada revista norteamericana Time publicó recientemente un artículo con el título de «12 Cosas que la Gente Exitosa hace en Viernes», partiendo de la idea que el viernes es para muchos el cierre de la semana laboral y que da paso a dos días que comúnmente son de descanso y que en gran medida deben serlo por la productividad que puede darnos el descanso físico y mental. Así como el viernes, existen otros momentos para hacer balances y prospectar tareas y objetivos, tal como puede ser el final o el principio de cada día, donde cada uno tiene su propia lógica y conveniencias. Por lo pronto, rescato del artículo citado algunas de las recomendaciones. -Reflexionar sobre tus logros semanales. El viernes es un día para evaluar los logros o los avances de metas propuestas, por pequeños que sean. Esta puede ser una práctica personal o en equipo tratándose de empresas. -Establecer prioridades para la próxima semana. Algunos expertos sugieren que, además de la reflexión, se debe establecer y anotar las prioridades para la próxima semana, tratando de reducir éstas a no más de cinco. -Tareas con fechas límite. Ponernos nuestros propias fechas

límite para objetivos que no necesariamente tienen una es una buena práctica, lo que de entrada nos ahorrará llegar al lunes sin tener idea de cómo arrancar la semana. -Establecer momentos de descanso. A veces nos autoimponemos largas jornadas de trabajo que no contemplan tiempos libres para diversión o relajamiento. Por lo anterior, la planeación semanal también debe consistir en reservar tiempo para descansar y dedicarnos a actividades distintas al trabajo. -Cerrar la semana. Un hábito de la gente exitosa es tomarse un momento en viernes en la tarde para organizar sus correos electrónicos y organizar documentos en la oficina, lo que da la tranquilidad de saber que se retomarán actividades en lunes en un ambiente organizado. -Revisa tu agenda de la próxima semana. Tener claridad mental sobre las reuniones y citas programadas para la semana que vendrá es una manera que no te tome por sorpresa la carga ni los temas que verás tan pronto arranque la siguiente semana. -Avisar tu disponibilidad durante el fin de semana. Una práctica común en gente exitosa es comunicar a la gente de su trabajo, ya sea empleados y compañeros de trabajo, su disponibilidad durante el fin de semana para atender cierto tipo de asuntos o contestar llamadas y correos. -Terminar tareas. Tomando en cuenta que es imposible cerrar cada una de las tareas pendientes, es recomendable cerrar aquellas que estén a nuestro alcance para tener la sensación de ir teniendo logros en nuestras metas establecidas. -Reconoce el trabajo de otros. De acuerdo con la publicación del Time, reconocer el esfuerzo de otros en la oficina el final de la semana es una práctica habitual de los líderes.


FAMILIA

14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD

PÁGINA 19

Recemos el Rosario en familia POR SILVIA DEL VALLE

C

@SilviaMdelValle @smflorycanto

omo estamos en el mes de octubre, Mes del Rosario, me vino a la mente el compartirles mis 5tips para lograr rezar el Rosario en familia. No importa que tengamos niños pequeños.

PRIMERO: PREPARA UNAS TARJETAS CON LOS MISTERIOS EN DIBUJOS PARA NIÑOS

Puede ser que las dibujes y luego las ilumines, o que busques en internet imágenes de cada misterio para que nuestros hijos ubiquen los misterios y los puedan aprender. También es bueno ponerlos en la pared en orden para que sea más fácil para ellos saber en qué misterio están. Es importante ponerles nombre y a todos los de un grupo ponerles el mismo color y a cada grupo un color diferente. Esto les ayudará a ubicarse.

SEGUNDO: PREPARA HOJAS MÁS GRANDES CON LOS MISTERIOS PARA QUE LAS ILUMINEN

Si después hacemos hojas tamaño carta para que nuestros hijos pequeños las iluminen, entonces les estamos ayudando a concentrarse y a estar en sintonía con los demás.

Además les dará la paciencia que necesitan para rezar el Rosario, pero también el conocimiento desde pequeñitos. TERCERO: EXPLÍCALES EN QUÉ CONSISTE EL ROSARIO Y SU IMPORTANCIA

Si nuestros hijos no entienden la importancia del Rosario, no pondrán de su parte para participar en esta devoción; pero, si les explicamos, seguro que les encantará entregarle un ramo de rosas a Mamita María. También podemos ayudar a que entiendan esto con signos visibles, como el poner una rosa en un florero por cada Avemaría.

Para los más pequeñitos debemos tener material didáctico para que se entretengan y a la vez participen de la práctica del rezo del Rosario; y, si hacen ruido, debemos armarnos de paciencia y aún así tenerlos con nosotros, porque de esta forma van haciendo el rezo del Rosario como algo cotidiano.

CUARTO: BUSCA LA MEJOR HORA DEL DÍA PARA REZAR EN FAMILIA

Si rezamos el Rosario al final del día, cuando nuestros hijos ya están cansados, seguro que no lo harán con gusto y estarán muy intranquilos e inquietos porque el sueño los pone irritables. Pero si buscamos una hora adecuada —puede ser después de comer, o a media tarde, o antes de cenar—, donde esté toda la familia junta, es más fácil que se haga con gusto y devoción.

Y QUINTO: QUE SEA UNA EXPERIENCA ÚNICA

Si logramos que sea una experiencia de unión familiar y de testimonio de nosotros, los papás, seguro que

nuestros hijos aprenderán a amar el Rosario; pero si ven que nosotros lo rezamos con pereza y sin ganas, ellos también lo harán así, y cuando los invitemos a hacerlo seguro que nos repelarán y lo harán de mala gana. Si cuando rezamos tenemos una imagen de la Virgen, teniendo una buena iluminación y ventilación adecuada, y si ponemos música católica de fondo o si entre un misterio y otro ponemos algo de música, estamos haciendo que sea algo muy agradable y una experiencia única.

No debemos olvidar que nuestros hijos nos observan en todo momento, y si no ven en nosotros el gusto por rezar el Rosario, difícilmente ellos lo sentirán. Así que ayudemos a nuestros hijos a vivir esta devoción con nuestro testimonio.


14 de octubre de 2018 / AÑO 24, No. 1214

Actividad galletas de oso

Para hacer las galletas necesitas: 175 gr. de harina 130 gr. de copos de avena 125 gr. de mantequilla 125 gr. de azúcar 100 gr. de azúcar moreno

1. Mezclar la harina junto con el bicarbonato y la canela. Lo reservamos. 2. Por otro lado, poner en nuestra Kmix, los azúcares y la mantequilla a temperatura ambiente y vamos a batir hasta que consigamos una cremita. Si no tienes la Kmix, puedes usar tu batidora de varillas. 3. Añadir el huevo y la vainilla y batir hasta que se integre. 4. Añadimos la mezcla de harina que habíamos reservado y seguimos batiendo. 5. Cuando tengamos una mezcla cremosa pero densa, vamos a añadir los copos de avena y batiremos hasta que consigamos una masa que no nos manche las manos y que podamos hacer una bolita. Si ves que es muy pegajosa añade un poquito mas de harina. 6. Ponemos la masa en un cuenco, lo tapamos y lo dejamos en la nevera unos 30 minutos para que la masa coja consistencia y nos sea mas manejable. 7. Transcurrida la media hora, hacer bolitas de tres tamaños diferentes. Una bola grande de 4 cm de diametro o 50 gr. Dos bolas medianas de 2 cm de diametro o 10 gr. Y una bola pequeñita de 5 gr. Con estas tres bolas, hacemos

5 ml. de esencia de vainilla 1 huevo talla M 1 cdta. de canela molida 1/2 cdta. de bicarbonato de sodio Cacahuetes bañados en chocolate la cara, orejas y nariz. 8. Ponemos la bola grande sobre papel para horno y con la base de un vaso plano aplastamos; en la parte superior ponemos separadas las dos bolas medianas, que serán las orejas y las aplastamos. Y, para la nariz, rebozamos la bola pequeña en azúcar y la ponemos sobre la cara, un poco abajo para que luego podamos poner los ojitos; esta ultima bolita no la aplastamos. 9. Introducimos las galletas (con un poco de separación entre sí) al horno, pre calentado a 190ºC y las horneamos durante 10 minutos. 10. Cuando estén doraditas, las sacamos del horno y, sin tocarlas (ya que se rompen), poner un cacahuete bañado en chocolate en la punta de la nariz y dos arriba de la nariz a modo de ojos. Si esperamos a que las galletas se enfríen, no podremos introducir la nariz ni los ojos, puesto que la galleta ya estará durita. 11. Las dejamos 5 minutitos para que se atemperen y ya las pasamos a una rejilla para que se terminen de enfriar. 12. ET VOILÀ... ya tenemos listas estas galletas de avena para niños en forma de ositos; les encantarán.

E

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD

RICITOS DE ORO

n una preciosa casita, en el medio de un bosque florido, vivían 3 ositos: el papá, la mamá, y el pequeño osito. Un día, tras hacer todas las camas, limpiar la casa, y hacer la sopa para la cena, los tres ositos fueron a pasear por el bosque. Mientras los ositos estaban caminando por el bosque, apareció una niña llamada Ricitos de Oro que, al ver tan linda casita, se acercó y se asomó a la ventana. Todo parecía muy ordenado y coqueto dentro de la casa. Entonces, olvidándose de la buena educación que su madre le había dado, la niña decidió entrar en la casa de los tres ositos. Al ver la casita tan bien recogida y limpia, Ricitos de Oro curioseó todo lo que pudo. Pero al cabo de un rato sintió hambre gracias al olor muy sabroso que venía de la sopa puesta en la mesa. Se acercó a la mesa y vio que había 3 tazones. Un pequeño, otro más grande, y otro más y más grande todavía. Y otra vez, sin hacer caso a la educación que le habían dado sus padres, la niña se lanzó a probar la sopa. Comenzó por el tazón más grande, pero al probarlo, la sopa estaba demasiado caliente. Entonces pasó al mediano y le pareció que la sopa estaba demasiado fría. Pasó a probar el tazón más pequeño y la sopa estaba como a ella le gustaba. Y la tomó toda, todita. Cuando acabó la sopa, Ricitos de Oro se subió a la silla más grande pero estaba demasiado dura para ella. Pasó a la silla mediana y le pareció demasiado blanda. Y se decidió por sentarse en la silla más pequeña

que le resultó comodísima. Pero la sillita no estaba acostumbrada a llevar tanto peso y poco a poco el asiento fue cediendo y se rompió. Ricitos de Oro decidió entonces subir a la habitación y probar las camas. Probó la cama grande pero era muy alta. La cama mediana estaba muy baja y por fin probó la cama pequeña que era tan mullidita y cómoda que se quedó totalmente dormida. Mientras Ricitos de Oro dormía profundamente, llegaron los 3 ositos a la casa y nada más entrar el oso grande vio cómo su cuchara estaba dentro del tazón y dijo con su gran voz: — ¡Alguien ha probado mi sopa! Y mamá oso también vio su cuchara dentro del tazón y dijo: — ¡Alguien ha probado también mi sopa! Y el osito pequeño dijo con voz apesadumbrada: — ¡Alguien se ha tomado mi sopa y se la ha comido toda entera!

Después pasaron al salón y dijo papá oso: — ¡Alguien se ha sentado en mi silla! Y mamá oso dijo: — ¡Alguien se ha sentado también en mi silla! Y el pequeño osito dijo con su voz aflautada: — ¡Alguien se ha sentado en mi sillita y además me la ha roto! Al ver que allí no había nadie, subieron a la habitación para ver si el ladrón de su comida se encontraba todavía en el interior de la casa. Al entrar en la habitación, papá oso dijo: — ¡Alguien se ha acostado en mi cama! Y mamá oso exclamó: — ¡Alguien se ha acostado en mi cama también! Y el osito pequeño dijo: — ¡Alguien se ha acostado en mí camita...y todavía sigue durmiendo! Ricitos de Oro, mientras dormía, creía que la voz fuerte que había escuchado y que era papá oso, había sido un trueno, y que la voz de mamá oso había sido una voz que la hablaba en sueños pero la voz aflautada del osito la despertó. De un salto se sentó en la cama mientras los osos la observaban, y saltó hacia el otro lado saliendo por la ventana corriendo sin parar un solo instante, tanto, tanto que no daba con los pies en el suelo. Desde ese momento, Ricitos de Oro nunca volvió a entrar en casa de nadie ajeno sin pedir permiso primero. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

1214 El Observador de la actualidad  

14 de octubre de 2018 / Objetivo: ¿Derribar a Pedro?

1214 El Observador de la actualidad  

14 de octubre de 2018 / Objetivo: ¿Derribar a Pedro?

Advertisement