Page 1

150 años financiando el desarrollo del país Montevideo, miércoles 6 de diciembre de 2017. Suplemento de 8 páginas


2

EL OBSER VA DOR • BOL SA DE VA LORE S DE MONT E V IDEO

M I É R C O L E S 6 D E D I C I E M B R E D E 2 0 17

Futuro bursátil

Objetivo está puesto en las Pymes Para facilitarles el financiamiento, el gobierno dispuso un régimen de emisiones simplificadas de valores de oferta pública

E

n el marco de los 150 años de la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM), un calificado marco de panelistas analizó el futuro bursátil del Uruguay. Generar un ámbito favorable para que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) logren acceder a financiamiento en los mercados, fue uno de los temas centrales abordados. Quedó en evidencia que las limitaciones para conseguir financiamiento, tanto a nivel del sistema financiero como del mercado de valores, son un problema con el que conviven la mayoría Pymes en su día a día. El Intendente de Regulación Financiera del Banco Central del Uruguay (BCU), José Antonio Licandro, definió como “inexistente” la participación de las Pymes en el mercado de valores, aunque sí algunas emiten oferta privada (por fuera de la BVM) mediante un sistema “poco transparente y con amenazas” para los inversores. La principal razón de esto son los altos costos, y para solucionarlo desde mitad de año rige un sistema de emisión simplificada

que redujo los requisitos para acceder al mercado de valores al tiempo que limitó la colocación a “inversores calificados” (con experiencia). El costo de la emisión como porcentaje del retorno para recibir un millón de dólares a seis años de plazo, bajó de 5,75% a 3,44% con el nuevo régimen para las Pymes, destacó José Antonio Licandro. La nueva modalidad flexibiliza un par de requisitos en materia de gobierno corporativo. Con ello se busca reducir dificultades de tipo organizativo y de costos asociados a las emisiones, que en la práctica son una barrera para que las empresas de pequeño porte se incorporen a las bolsas. Los cambios implementados van en la dirección correcta y son un avance aunque se necesitan más acciones para facilitar definitivamente esta nueva operativa. El nuevo régimen comprende a empresas residentes con ventas anuales de entre 2 millones y 75 millones de UI (US$ 250 mil y US$ 9,4 millones a valores actuales). Las que emitan podrán prescindir del Comité de Auditoría y Vigilancia Interna y no tendrán que

Pymes: la nueva modalidad flexibiliza un par de requisitos

presentar un informe de revisión limitada de los estados contables cada semestre. La adquisición de los valores emitidos bajo el régimen simplificado está limitado a inversores calificados. Esto es personas físi-

cas o jurídicas que manejen activos financieros superiores a 4 millones de UI (unos US$ 500 mil) y que se consideran tienen la solvencia técnica y patrimonial para poder hacer un correcto análisis de riegos. Los intermediarios de valores

serán los responsables de controlar que este tipo de inversores cumpla con los requisitos y las bolsas de valores de verificar que el intermediario haya realizado el control. Las emisiones del mercado de valores se concentran en montos que superan los US$ 15 millones, destinadas básicamente a inversores institucionales como las AFAP, entre otros. Hay un amplio universo de empresas que no pasan por el ámbito bursátil. Los costos regulatorios hacen que colocaciones de deuda por menos de US$ 10 millones no resulten redituables. También los tiempos juegan en contra porque los plazos de aprobación de las operaciones pueden demorar entre tres y nueve meses. Así es que cuando necesitan realizar inversiones, por ejemplo de US$ 1 millón y se enfrentan a los requisitos, las firmas optan por recurrir a otras opciones como el financiamiento privado o la estructuración de un fideicomiso. En este último caso las exigencias de gobierno corporativo e información recaen en el fiduciario, que ya cuenta con una estructura armada.


4

EL OBSER VA DOR • BOL SA DE VA LORE S DE MONT E V IDEO

M I É R C O L E S 6 D E D I C I E M B R E D E 2 0 17

Ángel Urraburu – Presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo

“Es posible fortalecerla a través de las empresas público/privadas” Indicó que hay señales alentadoras tanto del Ministerio de Economía como del Banco Central para que las empresas mixtas salgan a cotizar y con ello hacerlos a los uruguayos partícipes de las mismas con lo que se generaría además transparencia en su gestión

D

e largo y exitoso recorrido como Corredor de Bolsa, Ángel Urraburu tomó la presidencia de la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM) en un momento crítico de la institución. Pero fiel a su estilo, aceptó el desafío con enorme responsabilidad y en los primeros meses de gestión, siente que hay una buena sintonía con las autoridades de Gobierno para devolverle a la BVM el rol protagónico perdido. ¿Cómo llegó a Corredor de Bolsa? Llegué a ser Corredor de Bolsa por mi padre que era Corredor de Bolsa. Yo estaba estudiando Ciencias Económicas y lógicamente estaba totalmente vinculada una cosa con la otra. Mi padre fue bancario toda la vida y cuando se fue del banco, en esos hobbies que tiene la gente, le gustaba mucho eso de ser Corredor de Bolsa y entró en ese tema. Fue ahí que yo empecé a trabajar part time para colaborar

“Si cotiza en Bolsa la empresa mixta debe informar sus balances” con él y de esa manera generarme recursos propios para poder seguir estudiando. Fue de esa manera que entré en la Bolsa. Y la verdad que de entrada me gustó muchísimo, todos quienes me rodeaban en ese momento me decían que realmente me apasionaba lo que hacía. Al ver que me gustaba lo que hacía, mi padre quería que rápidamente comprara mi puesto en la Bolsa. Los puestos por aquel entonces eran hereditarios. Pese a la insistencia de mi padre, yo por otros motivos, no quería comprar mi puesto en la Bolsa. Pero bueno, tiempo después, a fines del año 1984 se produjo un hecho particular que fue que varios Corredores se retiraron de la Bolsa porque tenían que optar entre ser Legisladores que de hecho lo fueron y ahí surgieron tres, cuatro lugares, por ese hecho el costo de compra del puesto bajó y entonces pude comprarlo por mis propios medios que en definitiva, era lo que yo quería. Hacerme del puesto por mí mismo. Para mí eso era muy importante. Tenía 31 años y ahí arrancó mi historia. Pero yo creo DEPARTA MENTO DE PRODUCCIONES ESPECIALES

“Los capitales para la vía férrea podrían conseguirse a través de la Bolsa”

plicado porque es complicado el presente de las Bolsas en todo el mundo. Sobre todo en los países en desarrollo. La operativa del mercado de valores en el mundo ha cambiado muchísimo. Las formas y sistemas para operar en el exterior hacen hoy día que lo puedan hacer sin la Bolsa. Hay ejemplos que hablan solos: cuando en el año 2011 me fui de la presidencia de la Bolsa, habían 74 Corredores. Hoy hay 42. Y de esos 42, tenemos a unos 10 en proceso de retiro. Quiere decir que en apenas seis años nos quedamos con menos de la mitad en muy poco tiempo. Eso está indicando que la profesión ya no es rentable a lo que se suma el cumplimiento de saber de dónde vienen los fondos por el tema de Lavado de Dinero donde en los Escritorios que tienen muchos clientes representan un costo fuerte, cada vez más fuerte. Y ese costo hay muchos Corredores que no lo soportan y se retiran.

“El Teatro Solís se hizo gracias a la Bolsa” El Presidente de la Bolas de Valores de Montevideo recordó algunos hitos que marcaron la trascendencia de la misma en la vida del Uruguay. “La Bolsa tiene 150 años de historia y eso es un hecho de por sí de enorme valor. Está casi ligada a la vida institucional del país. Tan es así que en 1888 el Teatro Solís emitió Acciones en la Bolsa y gracias a ello, con esos recursos, consiguió terminar la obra. Durante 30 años

cotizó en Bolsa la Empresa del Teatro Solís SA, así se llamaba y aún guardo fotocopias de esas Acciones. Entonces la gente se sentía parte de esa gran obra. Entonces no todo tiene que ser privado ni todo que ser público. Le cuento otra: la rambla sur se hizo con recursos que salieron de la Bolsa. Sí, la rambla sur cotizó en Bolsa durante muchos años. El Intendente Germán Barbato, en la década de los 50’ emitió los Bonos de Pavimento. Eran títulos

que tenían cupones que se llamaban de Pavimento. Se le pagaba a la gente un interés y la gente veía pasar la máquina arreglando el pavimento o colocando pavimento. En la década del 70’ se emitieron Bonos en la Bolsa para poder concretar la represa hidroeléctrica de Palmar. Ese es el camino que la Bolsa debe recorrer para jerarquizarse y con ello, jerarquizar nuevamente la gestión del Corredor de Bolsa”, aseguró.

que lo más relevante de ese momento fue el concepto que siempre tuvo mi padre y que me acompaña hasta el día hoy y del mismo modo, se lo inculco a mis hijos. Fue él quien impulsó mi desarrollo personal independientemente de que yo estaba trabajando con él en el Escritorio. Yo empecé trabajando con mis propios clientes, me hice de mis clientes más allá de que ayudaba a mi padre con los suyos. Había que ayudarlo, pero me hice de mis clientes. Eso fue porque mi padre me orientó, me guio siempre a no recibir un salario sino a que mi rentabilidad fuese consecuencia de mi esfuerzo. Y eso me sirvió muchísimo en la vida y de hecho, trato de replicarlo con mis hijos más allá de que las realidades hoy son bastante diferentes. Me parece muy bien que los jóvenes puedan desarrollarse por ellos mismos y que no estén a la sombra de su padre. Mucho más en mi caso como Presidente de la Bolsa de

Valores en varios períodos. Eso no es conveniente.

Bolsa de Valores la quiero mucho, me crie en ella, todo lo que tengo se lo debo a la Bolsa, le dediqué mucho tiempo a mi anterior período como presidente. En fin, al fin de cuentas, soy una persona que no le rehúye a la responsabilidad. Tal vez es un defecto, después uno se siente desbordado y bueno, ahí es cuando uno se pregunta ¿por qué agarraste? Y la respuesta es esa, responsabilidad. También, no lo niego, es un halago que después de haber estado seis años en la institución, hay una crisis y que todos por unanimidad vengan a solicitarme que tome la presidencia, es indudablemente un halago, una valoración a la trayectoria de uno. De manera que en esta nueva etapa, vamos a trabajar con la responsabilidad de siempre y a dar lo mejor en pro de la Bolsa de Valores.

¿Cuándo llega a la Bolsa de Valores? Llegué a la primera presidencia de la Bolsa de Valores en el año 2005 y fueron los tres períodos consecutivos que pude ser reelegido de acuerdo a los estatus. Desde febrero 2005 a febrero de 2011 que finalicé el ciclo. En junio de este año y de acuerdo a una serie de hechos que se dieron en el Consejo Directivo de la Bolsa de Valores con la renuncia de varios miembros, bueno, volvimos a la presidencia. El gremio estimó que yo podía ser presidente, no estaba en mis cálculos. Estaba muy bien en mi Escritorio trabajando fuerte y justo con la idea de empezar a trabajar un poco menos como seguramente lo quieren hacer muchos a una determinada altura de su vida. Asi que fue difícil tomar la decisión. Pero resulta que a la

¿Cómo define el presente? El presente de la Bolsa es com-

“UTE prometió volver a salir al mercado de capitales en 2018” ¿Crecen los Asesores de Inversión? Si justamente, a la inversa de lo que no había en el año 2011, actualmente tenemos 150 Asesores de Inversión. Son gente registrada en el Banco Central del Uruguay pero que no pertenecen a ninguna Bolsa de Valores. Incluso además de esos 150, hay otros 50 en vías de regularizarse y están también fuera de la Bolsa. Todo esto es sintomático, sin dudas y sobre esos aspectos hay que trabajar. ¿No es útil la Bolsa de Valores para el Uruguay? La Bolas de Valores de Montevideo siempre le fue muy útil al Uruguay. Y obviamente le será siempre útil cada vez que el país la necesite. No nos olvidemos que la deuda pública uruguaya se colocó siempre y en exclusividad a través de la Bolsa más allá que desde hace más de 10 años desde el exterior nos inundan de recursos y capaz que no es tan imprescindible la Bolsa. Pero yo creo que la Bolsa le da formalidad al trabajo, le da transparencia.

BOLSA DE VALORES DE MONTEVIDEO (Suplemento Especial de El Observador) • Producción comercial: Julio César Denegri • Producción periodística: Mario Rosa • Maquetación: Fernando Cortés • Impresión: Imprimex D.L. 11.186 - Edición amparada Decreto 218/96


BOL SA DE VA LORE S DE MONT E V IDEO • EL OBSER VA DOR

M I É R C O L E S 6 D E D I C I E M B R E D E 2 0 17

¿Qué se necesita? Hay que fortalecer la Bolsa, eso es indiscutible. Para eso es clave desarrollar una tarea de fortalecimiento de la Bolsa y eso hay que llevarlo a cabo conjuntamente con las autoridades de Gobierno. Hay que lograr que los Corredores de Bolsa sientan que ocupan un puesto importante, que le es redituable, que sientan que están desarrollando una tarea importante. Ese es el gran desafío, un gran desafío sin dudas. Pero hay que enfrentarlo.

“Alur y Ducsa son dos ejemplos de empresas que pueden cotizar” ¿Cuáles caminos cree que hay que recorrer para revertir la situación? Los caminos que sean necesarios recorrer los vamos a transitar en sintonía con el Ministerio de Economía y el Banco Central del Uruguay. Ya hemos comenzado con algunas reuniones para delinear esos caminos. Incluso la jornada que tuvimos en la Bolsa para conmemorar los 150 Años fue muy positivo el aporte del Banco Central. Lo que tengo muy en claro es que solos no podemos. Pero en la medida que todos tomen

consciencia de la importancia de la Bolsa, entonces las soluciones se van a encontrar. ¿De qué manera se dinamiza la Bolsa? En cualquier país se dinamiza si hay un mercado de capitales dinámico. En el Uruguay esa es una de las tareas pendientes. No tenemos el mercado de capitales que tenemos que tener por muchos motivos. Por eso es que la Bolsa flaquea aquí y en cualquier otro país con una situación igual. Ahora bien y en el pasado reciente, hay hechos que nos permiten ser optimistas. Por ejemplo, las emisiones que hizo UTE con los Parques Eólicos las considero todo un éxito. Basta con ver que para el Parque Eólico de Valentines hay 10500 accionistas. Es fantástico porque demuestra la validez, la importancia de la Bolsa. Quiere decir que hay 10500 uruguayos que le confían sus ahorros a una empresa, en este caso estatal y pasan a ser propietarios de esa empresa. De manera que van a generar ganancias de acuerdo a lo que esa empresa gane. ¿Puede estar ahí el protagonismo que la Bolsa necesita? Sin dudas. Ya hemos hecho varias reuniones en la Bolsa y una Asamblea para ir explorando ese tema de las empresas estatales pero también las empresas de conjunción público/ privada por ejemplo como Alur y Ducsa y tantas otras, que no son abarca-

5

que le mencioné anteriormente. Además ya UTE prometió para el próximo año recurrir al mercado de capitales para una empresa de conducción eléctrica en la que está pensando. ¿No sería éste un buen mecanismo para que el país siga creciendo? Absolutamente sí. Las finanzas públicas son flacas, no hay margen para inversiones públicas de gran escala. Por lo tanto, estoy convencido que éste es el mecanismo

“Un éxito: el Parque Eólico de Valentines tuvo 10.500 accionistas” “La Bolsa de Valores siempre le ha sido útil al país”

das por el Tribunal de Cuentas para sus controles adecuados, y por ese hecho han estado tan en tela de juicio en los últimos años en el país por malas experiencias que vivieron. Si esas empresas cotizaran en Bolsa, entonces tendrían la obligación de informar al Banco Central, al mercado, a la gente cada 90 días sus balances. Habría incluso asambleas a la que asistiría mucha más gente interesada en saber sobre cómo van sus recursos. Yo creo que ese es un primer paso para luego llegar a

las empresas públicas dejando en claro que no se trata de privatizar sino que las empresas estatales pongan un 20% en la Bolsa y con eso transparentarlas. Con eso también se logra que el uruguayo se sienta definitivamente parte de ellas, verdaderamente propietario de las empresas públicas. Pero… para eso se necesita una reforma de la Constitución. Es ese un camino obviamente más complejo para recorrer. Entonces sería bueno comenzar con un “buque insignia” que serían las otras empresas

más idóneo para que el país siga creciendo especialmente en temas tan necesarios como lo es el de la infraestructura. Ahí está hoy instalado el tema de la construcción de una línea férrea. Se habla de la búsqueda de capitales chinos, extranjeros. Sería un camino oportuno a recorrer que se puedan generar los recursos a través de la Bolsa. Pero para ello es necesario un cambio de mentalidad y también una decisión política que la respalde en el sentido de que eso es bueno para el Uruguay, que es un gran avance.


6

EL OBSER VA DOR • BOL SA DE VA LORE S DE MONT E V IDEO

M I É R C O L E S 6 D E D I C I E M B R E D E 2 0 17

La compañía opera como corredora en la Bolsa de Valores de Montevideo desde 2016

Una fuerte apuesta de SURA para potenciar el mercado de valores Sura Asset Management Uruguay busca apoyar al gobierno y al Banco Central en su impulso de inclusión financiera y el fomento de las opciones de inversión. Trabaja para estimular la cultura del ahorro, generando productos e información para sus clientes

S

URA Asset Management apunta a crecer tanto en los activos administrados y cantidad de clientes, como en soluciones de ahorro e inversión rentables. Entre sus iniciativas en Uruguay, en 2016 lanzó una corredora de bolsa para ampliar la oferta de productos y aportar al desarrollo del mercado de capitales local. A un año de esa apuesta, Gerardo Ameigenda, vicepresidente de Wealth y Asset Management de SURA Asset Management Uruguay, realizó un balance sobre el camino transitado y abordó los desafíos que enfrenta el mercado de valores uruguayo.

Desembarco y crecimiento SURA Asset Management Uruguay SURA es una compañía de América Latina con operaciones en las áreas de Pensiones, Ahorro e Inversión en México, Perú, Chile, Colombia, Uruguay. En 2012 ingresó a Uruguay con AFAP SURA al adquirir los activos de ING en la región, y hoy es la segunda administradora de fondos previsionales en número de afiliados y fondos administrados del país. Un año más tarde, se creó AFISA SURA, única gestora de fondos de inversión que brinda soluciones de inversión adaptadas a necesidades y objetivos financieros particulares, ofreciendo acceso a una amplia variedad de instrumentos de inversión. “Desde que llegamos a Uruguay detectamos las posibilidades de desarrollo en diferentes ámbitos y en estos 5 años hemos buscado ofrecer cada vez más servicios para fomentar la inversión y el

¿Cómo ve el mercado de valores uruguayo? El mercado de valores viene evolucionando, cambiando y creciendo. En 2015, SURA Asset Management Uruguay adquirió una posición de corredor de bolsa en la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM) con el objetivo de desarrollar el mercado de capitales

“Consideramos que hay que educar y a su vez facilitar el acceso a opciones” local, tal como lo hace en el resto de los países donde la compañía participa, con el fin de satisfacer las necesidades de inversión de los clientes a través del asesoramiento personalizado y mediante la oferta de productos financieros locales y regionales. Estamos muy satisfechos con los resultados. ¿Cuál ha sido la respuesta de los inversores? Hay interés y demanda de productos para invertir, tanto de inversores institucionales como AFAP y aseguradoras, como del público minorista. Esto se demuestra cuando la demanda minorista supera la oferta en emisiones de los parques eólicos de UTE, en las obligaciones negociables de UTE, la emisión de DUCSA hace algunos años, el éxito de cada emisión de Conaprole, la demanda por Zonamerica, y a nivel de inversores institucionales el fuertísimo crecimiento de los fideicomisos forestales, inmobiliarios, agropecuarios, o de reestructuración de deudas y financiación de inversiones como lo de las Intendencias o las instituciones de Asistencia Médica. El mercado de valores es

“El mercado de valores viene evolucionando y creciendo”

ideal para financiar infraestructura y proyectos de participación público- privada, como la Cárcel de Punta de Rieles. Hay que potenciar mercado de valores, y seguir trabajando para que se conozcan estos instrumentos. ¿Cómo se accede a grandes proyectos con poco dinero? Un ejemplo interesante f ue el financiamiento del Parque Eólico Valentines en el que la Emisión de acciones realizada por UTE y que SURA distribuyó en exclusividad para el público minorista se concretó con gran éxito. SURA Asset Management Uruguay a través de Corredor de Bolsa SURA fue el único distribuidor minorista masivo del proyecto vinculado a las energías renovables. El 22% del monto de la emisión minorista, unos US$ 4,5 millones, fue adquirida a través de SURA en Redpagos, quien gestionó las inversiones de entre US$ 100 y US$ 2.000. Estos representaron el 40% de los inversores minoristas y pudieron acceder al 100% de su solicitud, ya que la adjudicación fue asignada de los montos menores a los mayores. El monto promedio en este tramo masivo fue de US$ 1.150, encontrando que el 50% colocó menos de US$ 1.000 y el 15%, unas 600 personas, colocaron el monto mínimo de US$ 100.

Realmente fue una experiencia muy buena que reveló datos interesantes sobre el perfil de quienes invirtieron. ¿Quiénes invirtieron? La edad promedio de los inversores fue de 47 años, siendo el 18% de ellos menor de 30. A nivel geográfico se generó una importante repercusión fuera de Montevideo, ya que el 35% de los inversores eran del interior del país. ¿En qué tipo de proyectos es conveniente invertir? Eso depende de los objetivos y metas de los clientes, de sus necesidades de retorno y liquidez. Siempre es recomendable diversificar la inversión. A través de una asesoría personalizada, en Corredor de Bolsa SURA generamos soluciones a medida, estructuradas en función de los perfiles de riesgo. Brindamos acceso a los mercados financieros locales e internacionales garantizando la máxima independencia en la recomendación de inversión. ¿Hay cultura del ahorro en Uruguay? Un estudio que presentamos sobre el tema evidenció datos interesantes que dejan entrever que es un área que necesita potenciarse. El análisis arrojó que 41% de los encuestados dijo que le sobraba

como para ahorrar regularmente, pero solo el 25% declaró haberlo hecho el mes anterior. Esto nos presenta el desafío de generar conciencia sobre la necesidad de planificar y ahorrar para lograr tener una mejor calidad de vida, cuando por ejemplo llegue la hora del retiro. Sobre este punto en particular apenas un 10% de los consultados la consideró un motivo para reservar dinero. ¿Qué considera que hace falta para estimular la cultura del ahorro? Consideramos que hay que educar y a su vez facilitar el acceso a opciones que se adapten a las medidas de las posibilidades del cliente. Desde SURA Asset Management Uruguay buscamos apuntalar al gobierno y al Banco Central en su impulso de inclusión financiera y el fomento de las opciones de inversión y trabajamos para estimular la cultura del ahorro, generando productos e información que nos permiten llegar a nuestros clientes. ¿Cómo se puede vincular ahorro con inversión? Con educación. Acumular dinero en las cuentas, en las casas no es una decisión financiera inteligente. Uno de nuestros principales desafíos es lograr explicar a nuestros clientes que este dinero queda ahorrado pero no rentabilizado, implica perder dinero principalmente por el efecto de la inflación, lo que significa que nuestro capital rinde menos,

ahorro de los uruguayos”, señaló Gerardo Ameigenda, vicepresidente de Wealth y Asset Management de SURA Asset Management Uruguay. En línea con esa apuesta, en 2015 la empresa adquirió un sillón en la Bolsa de Valores de Montevideo creando Corredor de Bolsa SURA y con ello el concepto de SURA Inversiones, una propuesta que acaba de cumplir su primer año y que brinda asesoramiento personalizado, acceso a conferencias presenciales y a distancia ofrecidas por expertos nacionales e internacionales en temas económicos y financieros, lo que facilita la toma de decisiones. “Esta nueva línea de negocio, lanzada a fines de 2016, ha evolucionado satisfactoriamente con un crecimiento que superó las proyecciones iniciales lo que no da impulso para seguir en este camino de permanente innovación y desarrollo”, concluyó Ameigenda.

podemos comprar menos cosas. Somos conscientes que parte de este problema se da por la falta de opciones de ahorro para todos los uruguayos. En este marco y con el objetivo de democratizar el ahorro, en 2014 AFISA SURA, otra de las compañías de SURA Asset Management Uruguay lanzó el FAB (Fondo de Ahorro Básico), que puede ser utilizado por cualquier persona mayor de 18 años, que opera desde cualquiera de los 350 locales de Redpagos con la cédula. Se puede invertir sin mínimos en letras de regulación monetaria del Banco Central, pudiendo retirarlo en menos de 72 horas. Complementando la oferta de productos, AFISA SURA ofrece en Uruguay tres opciones de inversión adicionales al FAB, como los Fondos Protección, Dólar y Conservador. Se trata de productos de corto a mediano plazo, de bajo riesgo y sencillos, accesibles a todo público, que no requieren montos mínimos. Realmente son productos muy convenientes porque protegen el ahorro del efecto de la inflación y lo rentabilizan. ¿Qué planes tienen para el futuro? En SURA estamos comprometidos en acompañar a nuestros clientes a cumplir sus sueños. En este sentido es que continuamos con los desafíos de generar soluciones de inversión innovadoras que se adapten a sus necesidades basándonos en nuestro principal diferenciador que es la asesoría personalizada.


BOL SA DE VA LORE S DE MONT E V IDEO • EL OBSER VA DOR

M I É R C O L E S 6 D E D I C I E M B R E D E 2 0 17

7

El primer edificio fue la actual sede central del BROU

L

a Bolsa de Valores de Montevideo (BVM) es una institución cuya principal función es brindar la plataforma necesaria para la realización de los procesos de colocación, negociación y custodia de valores públicos y privados. El proceso de colocación comprende el ingreso de nuevos valores al mercado, es decir, la emisión primaria de valores. La negociación implica la compraventa de valores preexistentes en el mercado secundario. La custodia de valores es un servicio que le brinda respaldo y seguridad a los inversores en materia de administración y comercialización de sus valores, reduciendo los riesgos de pérdida, robo o falsificación. Desde 1867 la BVM afirma la tranquilidad de un mercado seguro y transparente. Anualmente, los operadores vinculados a la BVM realizan transacciones por casi 3.000 millones de dólares. La BVM custodia más de 2.000 millones de dólares de valores de sus miembros. Esa es su actualidad. Pero veamos su recorrido histórico en 150 años de vida bursátil:

Nace la Sociedad de Bolsa Montevideana El primer antecedente de operaciones de compra y venta de instr umentos f inancieros se realizó en 1799 en pleno período colonial con títulos emitidos por

entero se opone y es en la Bolsa de Comercio, el 21 de julio de 1875, que se firma el histórico “Pacto del Comercio” por el cual se establecía que no se ampararían a esa ley de curso forzoso, que se comprometían a satisfacer las operaciones pactadas “en oro sellado” y que se suspendería el crédito y las transacciones comerciales con todo empresario que no cumpliera con el pacto. Este acuerdo, realizado en un momento político sumamente riesgoso, fue cumplido al pie de la letra por todos los empresarios y llevó a la desmonetización de ese billete inconvertible y a la renuncia del propio Ministro de Hacienda de la época. los Cabildos de Montevideo y Buenos Aires que se negociaban en la Plaza de Montevideo dentro de la ciudad amurallada. En 1865 y como consecuencia de la Guerra de la Triple Alianza contra la República del Paraguay el comercio tuvo un notorio incremento y convirtió a Montevideo en un centro financiero de capitales y un polo logístico de alimentos. El comercio a partir de este conflicto creció exponencialmente y esto generó la necesidad de crear un ámbito para los negocios y una institución que con un marco legal e institucional adecuado representara a estos grupos de empresarios en aquellos años de la naciente república. Pero en 1867 se crea oficialmente la Sociedad de

Bolsa Montevideana con un marco legal y estatutario teniendo cómo su principal objetivo dotar al sector comercial de plaza de un punto de reunión y de una hora fija para el tratamiento de los negocios de la época. La misma fue fundada por Juan Miguel Martínez, Narciso Farriols, Juan Mac Coll, Daniel Zorrilla, Fructuoso G. Busto, Alcides Montero y Ramón Arocena en el local del comerciante catalán Juan Peipoch en las calles Piedras y Zabala, donde hoy está la casa central del Banco de la República Oriental del Uruguay. El primero de los mencionados Juan Miguel Martínez un connotado empresario de la época estuvo vinculado además a la fundación del Teatro Solís y a la Asociación Rural del Uruguay, qué nació en los propios salones del edificio de la Sociedad de Bolsa Montevideana. El escultor catalán Mora esculpió seis estatuas en el frente del edificio que representaban la ganadería, la industria, la confianza, el comercio, la agricultura y la navegación. Por su parte, el interior fue decorado con dibujos y pinturas del artista uruguayo Juan Manuel Blanes. Simultáneamente se crearon dos cuerpos empresariales, la Cámara Sindical que representaba los intereses del comercio y la Comisión Interna de Corredores que regulaba la actividad bursátil.

La crisis de 1875 En ese año, el país fue sacudido por una violenta crisis política y económica y el gobierno de la época intenta establecer un curso forzoso para la moneda. El comercio

1899: Año clave para la modernización del Comercio Finalmente se comienza a vislumbrar un hecho que impulsaría definitivamente el comercio de Continúa en la página 8


8

EL OBSER VA DOR • BOL SA DE VA LORE S DE MONT E V IDEO

M I É R C O L E S 6 D E D I C I E M B R E D E 2 0 17

En 2008 fue que se inició la operativa electrónica Viene de la página 7 bienes en la nueva república. En 1899 el Presidente Juan Lindolfo Cuestas finalmente tomó la decisión de llevar adelante el faraónico proyecto de construir el Puerto de Montevideo, bajo el asesoramiento financiero de Jacobo Varela que participaba en su gobierno como Ministro de Hacienda. Dos años después (1901) se coloca la piedra fundamental y en 1909 comienza la operativa. Este acontecimiento produjo rápidamente el incremento del comercio de bienes y el desarrollo de la operativa bursátil en Montevideo consolidada por la Sociedad de Bolsa Montevideana que participó activamente a través de muchos de sus miembros en el financiamiento del nuevo Puerto de Montevideo.

Bolsa de Valores: entre crisis y épocas de abundancia En 1921 la Comisión de Corredores pasó a constituirse como asociación civil sin fines de lucro, la cual funcionó como ámbito de transacciones bursátiles así como gremio de los corredores. En 1952 esta comisión pasó a llamarse “Bolsa de Valores”. Entre 1929 y 1933 hubo un período de caída en la actividad bursátil producto de la crisis de 1929. De 1934 a 1947 volvió el crecimiento con mayor participación de los valores privados. Entre 1950 y 1970 la actividad se retrajo, persistiendo un vuelco hacia las colocaciones bancarias de corto plazo y a la compra de valores públicos En 1952 esta comisión pasó a llamarse «Bolsa de Valores». El retorno al crecimiento se produjo entre 1970 y 1985 pero, a partir de ese último año, se retrajo la participación de los valores privados. En 1995 se decidió incorporar a las instituciones financieras como socios especiales. En 1996 la actividad bursátil se benefició con la aparición de las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAP) y con la aprobación de la Ley del Mercado de Valores y Obligacio-

nes Negociables. Al año siguiente, la BVM desarrolló su Sistema de Compensación, Liquidación y Custodia de Valores. En 2008 comenzó la operativa electrónica con el Sistema Integrado Bursátil Español (SIBE). En la historia del Uruguay desde fines del siglo XIX y hasta fines del siglo XX, muchos emprendimientos comenzaron su vida tomando capital de riesgo del mercado. En su momento casi 50 empresas nacionales llegaron a cotizar sus acciones en la bolsa. En su recinto se vocearon compras y ventas de acciones de FUNSA, Campomar & Soulas, Fábrica Nacional de Papel, Frigorífico Modelo, Ferrosmalt, Mdf Metalúrgica y Diques Flotantes, Oyama, Rausa, Montevideo Refrescos, Tem, La Madrileña, Fábricas Nacionales de Cerveza, Compañía Salus, Eternit, Maltería Oriental, Ipusa, Cervecería y Maltería Paysandú, Compañía Nacional de Cementos, Aluminios del Uruguay, Cristalerías del Uruguay, Fibratex, ILDU, Pamer, entre muchas otras.

La Cámara Nacional de Comercio y la Sociedad de Bolsa Montevideana

de Comercio cambia su denominación por Bolsa de Valores de Montevideo y se independiza en 1997 de la Cámara Nacional de Comercio, que a su vez, en 1998 pasa a denominarse cómo Cámara Nacional de Comercio y Servicios, atendiendo, de forma explícita a los requerimientos de la nueva realidad económica del país.

Actual edificio de la Bolsa de Valores de Montevideo

Desde sus inicios ambas instituciones iniciaron juntas un camino común en 1867 pero con el transcurso de la historia tuvieron diversas formas de integración institucional. En 1907 se sustituye la denominación de Centro Comercial denominación hasta ese momento de la Cámara Nacional de Comercio por el de Bolsa de Comercio Sociedad Anónima. Esta Sociedad sin fines de lucro tuvo dos directorios: uno de ellos se encargaba de los aspectos in-

ternos de la institución y otro que es el más conocido ya que tuvo la representación de la Bolsa en los temas económicos y gremiales del país. A su vez, el mercado bursátil era operado por una de las gremiales de la Bolsa de Comercio: la Bolsa de Valores. Del mismo modo, además de la Bolsa de Valores, existían otras gremiales que integraban la Bolsa de Comercio o que estaban vinculadas a ella, tanto en Montevideo como en el interior del país. En 2004, la Bolsa

En 1940 la Bolsa de Comercio se traslada a su actual local debido a que el anterior fue expropiado para construir el Banco de la República Oriental del Uruguay. La construcción de esta nueva sede de siete pisos y 22 metros de altura desarrollada en un predio de 1.491 metros cuadrados, se destaca en el centro de la actividad financiera de la ciudad ubicado en la calle Rincón esquina Misiones y la obra estuvo a cargo de Pascual L. Orrico y el proyecto original de 1937 perteneció a los Arquitectos Miguel Canale y Beltrán Arbeleche, exhibiendo el estilo arquitectónico característico de la época. Este edificio cuenta con obras de arte expresamente diseñadas para el mismo, así como con colecciones de sumo interés, como: • El Escudo Nacional, vigente entre 1830 y 1906, que adorna el Salón de Actos de la Cámara fue pintado expresamente por Don Juan Manuel Blanes para el Edificio de la Bolsa Montevideana en 1866. • El cuadro Mare Liberum referido al tratado de comercio entre Inglaterra y la Banda Oriental, con Artigas como Jefe de los Orientales, del 2 de agosto de 1817 en Purificación, que luce en la Sala de Sesiones de la Cámara, fue pintado con tal fin por José Luis Zorrilla de San Martín en 1944. • Figuran en la Biblioteca, la colección de El Telégrafo Marítimo desde 1867 hasta 1916, así como la colección del Diario Oficial desde 1900 a la fecha y los seis volúmenes de El Uruguay en su Primer Centenario (1830-1930) de Benjamín Fernández y Medina y Juan León Bengoa.

Suplemento Bolsa de Valores de Montevideo 2017  

Suplemento Bolsa de Valores de Montevideo 2017 DPE

Suplemento Bolsa de Valores de Montevideo 2017  

Suplemento Bolsa de Valores de Montevideo 2017 DPE

Advertisement