Issuu on Google+

El papa de los gestos Suplemento gratuito de El Observador - Montevideo 31 de marzo de 2014

En este primer a帽o de papado, Francisco se convirti贸 en un fen贸meno mundial que conquist贸 a la gente y a la prensa

G. BOUYS - AFP


2

Francisco, fenómeno mundial

EL OBSERVADOR Miércoles 14 de noviembre de 2010

V. PINTO - AFP

Con estilo renovador El papa conquistó a la prensa y a la gente con su personalidad espontánea CAROLINA BELLOCQ De la redacción de El Observador

S

i en aquella noche del 13 de marzo de 2013 el argentino Jorge Bergoglio conquistó a la plaza de San Pedro y al planeta por el sencillo modo en que se presentó como el papa venido “del fin del mundo” y su pedido de oraciones y deseo de “buenas noches”, un año después, esa buena imagen no se ha desvanecido, sino que se ha multiplicado. Tres millones y medio de jóvenes lo vitorearon en Brasil, el Parlamento Europeo lo nombró comunicador del año y es el líder mundial con más menciones e influencia en internet. Una veintena de revistas importantes le dedicaron sus portadas y además Time y The Advocate (del colectivo gay) lo destacaron como la persona del año. Poco común para el tradicional liderazgo de la organización más antigua del mundo. Con ocasión del primer año del pontificado de Francisco, hace unas

semanas, el historiador de la Iglesia Andrea Riccardi declaró al Vatican Insider que “la luna de miel no se ha acabado porque va mucho más allá que un fenómeno mediático, tiene sustancia”. En efecto, la fascinación por el nuevo sucesor de Cristo se mantuvo constante y, al margen de las publicaciones de los grandes medios de prensa, el pontífice argentino interesó a millones de personas. Por poner dos ejemplos, en su primer año, el papa fue el asunto más comentado en Facebook y el 84 % de los mensajes en Twitter que referían a él y que contenían alguna opinión eran en tono favorable, según estudios de 3rd Place y el Pew Research Center. Pero si bien esta fascinación no es simplemente un “fenómeno mediático” –como considera Riccardi–, no se puede negar que la prensa ha tenido gran responsabilidad en contribuir en su gestación y crecimiento. De acuerdo con los expertos, esto responde por una parte a que el papado contiene esos elementos

“Francisco va más al corazón. El resumen podría ser que él y Benedicto tienen una misma partitura, pero la interpretan de modo diverso. Simplificando: Benedicto es la palabra; Francisco, el gesto y la imagen”

de renovación y reforma que los cardenales decidieron impulsar en las reuniones previas al cónclave. Pero además, sostienen, esta onda positiva se condice con una suerte de “narrativa mediática” por la que se filtra todo lo que hace o dice Francisco. “Esa narrativa parte de datos verdaderos, pero los extrapola, de modo que todo lo que hace parece responder a criterios de novedad, cambio, ‘primera vez’. Y lo que no responde a esa narrativa, se deja de

lado (pienso, por ejemplo, en sus referencias al demonio, ignoradas de modo pacífico por los medios; mientras que esas mismas palabras, puestas en boca de Benedicto XVI, se hubieran calificado de medievales…)”. Así piensa Diego Contreras, doctor en Comunicación y especialista en la Iglesia Católica, profesor de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz en Roma. La narrativa tiene de dónde partir: el argentino es directo y espontáneo, no se ciñe a los discursos que guiona y prefiere hablar desde el corazón. Se salta el protocolo cuando lo considera conveniente y elimina todas las barreras posibles que lo separarían de su gente. Así, dejó de usar los papamóviles blindados, recorre la plaza de San Pedro para saludar, se detiene ante los que se le acercan, y se preocupa de seguir hasta el final y personalmente algunos asuntos que podrían considerarse banales si se miraran con frialdad. “Lo más convincente es que está claro que de verdad le importan las personas,


Francisco, fenómeno mundial

EL OBSERVADOR Lunes 31 de marzo de 2014

cada uno: es decir que su estilo no es una táctica”, apunta Contreras. La fascinación tiene, además, una raíz más circunstancial, y es la comparación del actual pastor con su antecesor, Benedicto XVI. Aunque los tiempos son distintos y los entornos también (el mismo Pew Research Center aclaró en su informe sobre Francisco que no es justo aplicarles a ambos la misma vara de medir), es cierto que el papa alemán era menos cautivante que su sucesor. La prensa no veía en él un gran atractivo comunicacional. “Cada uno tiene su estilo y cada uno subraya un aspecto del mismo mensaje. Por ejemplo, Benedicto trabajó duro para fijar con profundidad teológica el contenido del intenso pontificado de Juan Pablo II. Por eso, su estrategia comunicativa se centró en el aspecto teológico o doctrinal, que percibe menos el gran público. Francisco apuesta por el aspecto pastoral. Quiere que la gente sienta la cercanía del papa y de Dios”, interpreta el español Javier Martínez-Brocal, director de la agencia de noticias vaticanas Rome Reports. En efecto, Benedicto XVI fue un teólogo que con sus pensados discursos logró atraer a intelectuales que tal vez eran no católicos o no cristianos. Francisco, más con sus gestos que con sus palabras, consiguió

algo semejante pero con un público distinto, –menos exigente, quizá– y así se reconoce en los ambientes de la Curia Romana. Cuando se cumplió el primer aniversario de Francisco como sucesor de San Pedro, el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, dijo en una entrevista con Radio Vaticana que su “jefe” ha logrado transmitir muy bien el carácter universal del mensaje de salvación que trae la Iglesia. Aunque “evidentemente” esto no es algo que inventó Francisco, explicó, “las manifestaciones de atención, que provienen de sedes no habituales, de la prensa, significan que su mensaje ha llegado”. “El papa Francisco incide en las personas simples, que tenían necesidad de un lenguaje inmediato y de una presencia cercana a la cotidianeidad. Por otra parte también los indiferentes religiosos se sienten atraídos por el nuevo pontífice”, comentaba hace unos meses en una entrevista con la prensa especializada el cardenal Gianfranco Ravassi, presidente del Pontificio Consejo para la Cultura.

En nuevas periferias Gracias a este mensaje claro y sin rodeos, la voz del papa comienza a llegar a lugares donde antes no se escuchaba “y en muchos casos está ayudando, al menos, a hacerse preguntas”, acota Contreras. Valgan como ejemplos

“Es un Papa renovador en los modos y en las formas. Está cambiando el corazón de las personas. Pero para hacer esa renovación le han preparado el terreno los otros papas” desde la recién lanzada Il Mio Papa, una revista “del corazón” italiana que lleva las fotos de su santidad a las peluquerías de barrio, a la recomendación que hizo el presidente uruguayo José Mujica de leer la exhortación apostólica Evangelii Gaudium y usarla para “pensar con profundidad”. “Francisco entusiasma, quizá porque ha encontrado el modo más eficaz de transmitir el mensaje. Pienso que es un papa renovador en los modos y en las formas. Está cambiando el corazón de las personas. Pero para hacer esa renovación le han preparado el terreno los otros papas. Cada papa renueva. Juan Pablo II fue el Papa viajero. Benedicto renovó doctrinalmente en muchos aspectos y, sobre todo, con su histórica renuncia”, considera Martínez-Brocal. Si la prensa antes daba a la Iglesia espacios más puntuales y la opinión

3

pública era en general indiferente, ahora el panorama ha cambiado por completo, con un papa que en Twitter genera más compromiso que Barack Obama o que tiene más menciones que Vladimir Putin. Esta nueva situación es, para los analistas, algo ventajoso. Al entender del director de Rome Reports, “a la Iglesia le sienta muy bien protagonizar buenas noticias”, y el papa, que además de mediático transmite alegría, “encuentra gestos para transmitirla que despiertan la curiosidad de la gente”. En tren de ser más claro, Contreras explica el momento actual en términos futbolísticos, en un estilo que también impuso el Papa que más camisetas de selecciones y clubes ha recibido en la historia. “Me parece que la Iglesia (en general) ha estado jugando a la defensiva durante mucho tiempo. Aunque la Iglesia tenía muchas cosas que decir (y muy interesantes), eran otros los que tenían el balón”, comienza definiendo. “En mi opinión, la aportación principal de Francisco, desde el punto de vista de la comunicación, ha sido ese recuperar la iniciativa. La Iglesia ahora se presenta como lo que es, una propuesta, una invitación a llevar una vida mejor, más digna, etcétera, no como la portadora de una serie de prohibiciones descontextualizadas. La necesidad de ese espíritu propositivo la había señalado muchas veces Benedicto XVI, pero no siempre –muy a pesar suyo– pudo llevarla a cabo”, termina.


4

Francisco, fenómeno mundial

EL OBSERVADOR Lunes 31 de marzo de 2014

Llegó al mundo de las aplicaciones La oficial The Pope App permite hasta mirar por las cámaras de circuito cerrado del Vaticano

L

a Iglesia no es ajena a que gran parte del mundo circula por la vía digital y por eso, en los últimos años, incrementó su presencia en las redes. Primero fue con la web News.va, que reúne toda la información del papa y de la Iglesia y la presenta de un modo muy actual y claro en su diseño. Luego fue con The Pope App, una aplicación para teléfonos inteligentes que reúne toda la información disponible del pontífice en el acto. De descarga gratuita y fácil de usar, tiene los contenidos que se podrían esperar: archivos de imágenes, videos, noticias y mensajes del papa. Pero además posee algunas funciones especialmente valiosas, como la posibilidad de seguir los eventos de la Santa Sede en vivo. Con una buena conexión a internet que asegure la transmisión de video de la señal del Centro Televisivo Vaticano, todos los que quieren pueden participar así en las misas diarias que celebra Francisco en la capilla de Santa Marta, ser uno más en las audiencias de los miércoles o presenciar aquellas celebraciones que no se transmiten por televisión.

La función más curiosa de la aplicación es una que permite mirar a través de las cámaras de seguridad instaladas en diversos puntos del Vaticano y de la residencia de Castelgandolfo. Cualquiera puede jugar a que es guardia suizo y “vigilar” al papa y los lugares que más frecuenta, aunque difícilmente lo verá aparecer en estas tomas. Cuando se lanzó la app, el director de la agencia que la produjo, Gustavo Entrala, explicó el por qué

de esta función: “Son detalles que hacen que un católico, un creyente, tenga una cercanía muy grande con Roma: que ya no sea una cosa distante donde el papa habla desde la altura, sino que lo tengo en la palma de mi mano”. Rezar es el nombre de otro servicio con bastante éxito. Desarrollado por los creadores de May Feelings –la primera red social para orar por intenciones de personas de todo el mundo–, funciona como una especie

de Twitter en el que cualquier usuario puede volcar sus intenciones para que los demás lo apoyen, así como comprometerse con causas ajenas. Permite construir un perfil y agregar propósitos de mejora para que cada uno luego pueda evaluar si los logró cumplir o no y, además, ofrece la posibilidad de chatear con otros usuarios para compartir intenciones y mantenerse al tanto de cómo van los esfuerzos sobrenaturales colectivos. Missio es el programa lanzado en febrero por el mismo Francisco (Benedicto XVI fue el pionero con The Pope App) y creado por las Obras Misionales Pontificias. Reúne mucha información sobre la labor de la Iglesia en diversas partes del mundo y facilita la posibilidad de donar dinero para estos trabajos. Menos completas son opciones como Frases del Papa Francisco, que contiene breves textos que ayudan a meditar. Otra alternativa es descargar un devocionario, el típico librito que ahora está pasando sus hojas al mundo digital. Uno de los gratuitos más completos es Devocionario Católico, desarrollado por Mirko Martinović .


Francisco, fenómeno mundial

EL OBSERVADOR Lunes 31 de marzo de 2014

5

Francisco en portadas Las principales publicaciones homenajearon al pontífice con ediciones especiales

Sin cuenta en el banco

Un año radical

Papa Coraje

El más interesante

Papa del nuevo mundo

De San Pedro a hoy

Il Mio Papa

Dios eligió a un argentino

Nuestro y de todos

El papa argentino

De los humildes

El primer argentino

Más cercano

Ha impactado al mundo

Emoción en Argentina

La última expresión de la “Franciscomanía” es Il Mio Papa, una revista “del corazón” que cuesta medio euro y semanalmente ofrece fotos y aquellas palabras del papa que tengan mayor valor emocional. Para su primer mes de existencia, la editorial Mondadori previó una tirada global de tres millones de ejemplares.

Los derechoshumanos

El nuevo CEO

El papa que conmueve

Persona del año

Papa de los pobres

Papa de la gente

Tiempos de cambio

Persona del año


6

Francisco, fenómeno mundial

EL OBSERVADOR Lunes 31 de marzo de 2014

Todos a Roma Varios son los uruguayos que buscaron la manera de compartir unos momentos con el papa Francisco; en todos ellos dejó una misma huella de cariño

Walter Gargano Un mate inolvidable

José Mujica Que la Iglesia ponga amor

“Me siento orgulloso y me llevaré mis mejores recuerdos de la audiencia”, contaba emocionado el futbolista al canal de su equipo, el Parma, después de que el papa le pidiera un mate. “Fueron momentos inolvidables y sorprendentes al mismo tiempo (…). Jamás imaginé que el papa podía compartir con nosotros esto (el mate), por más que sea un producto de su tierra”.

El presidente prefirió que el vice, Danilo Astori, fuera a la misa de comienzo de papado y organizó una visita a Francisco más tarde. El encuentro fue en junio y Mujica le pidó al papa que la Iglesia “ponga ese amor que el Estado no puede poner. Es el plus que falta para combatir ese núcleo duro de la pobreza, poner el corazón”.

Exalumnos del Colegio ex Seminario Suerte

Pablo Cabrera Impulso para los sindicalistas

Los exalumnos del colegio Sagrado Corazón de Jesús, ex Seminario de la generación 57 se plantearon un encuentro con el papa y uno de ellos, Alberto Brusa, hizo las gestiones para que fuera posible; se conocían desde que compartieron años de estudio en Chile. Una delegación de 44 adultos y siete niños tuvo esos 35 minutos de encuentro que tanto habían esperado.

El presidente de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) pudo saludar al papa en el marco de la Confederación Latinoamericana de Trabajadores del Estado que hubo en el Vaticano. El pontífice los alentó a seguir defendiendo los intereses de los trabajadores y a construir la unidad y la integración en la región.

Pedro Bordaberry Un hueco en la agenda

Gonzalo Aemilius Dio la vuelta al mundo

El líder de Vamos Uruguay y precandidato presidencial Pedro Bordaberry adaptó la agenda de su gira por Europa y EEUU para poder hablar con Francisco, al que describió como “un hombre muy cariñoso con quien es un placer conversar”. “Tiene muy claro a Uruguay y hablamos de cómo se acercó la Iglesia católica a la gente”, contó después.

La foto del padre Gonzalo Aemilius con el papa dio la vuelta al mundo y no fue para menos: en su primera misa en público antes de asumir formalmente, Francisco lo hizo pasar al frente y le contó a todos de la labor del liceo Jubilar, que Aemilius dirigió. Todo gracias a un encuentro casual antes de la misa, mientras el sacerdote paseaba por el Vaticano.

Danilo Astori Un “amigo” El vicepresidente fue el representante de Uruguay en la misa de comienzo de papado de Francisco y lo pudo saludar al término de la ceremonia. Quedó “absolutamente impactado por la personalidad del papa”, al que, unos meses más tarde, definiría como “un papa amigo”. Esa segunda vez, resumió sus sensaciones a El Observador: “En las dos oportunidades, lo que Francisco transmitió es cariño, afecto, apertura y simpatía. Hoy me volvió a pasar lo mismo”.

Monseñor Jaime Fuentes Sorprendido por la memoria Se había memorizado lo que le iba a decir al papa pero tuvo que cambiar el guión. Es que apenas se presentó ante Francisco como obispo de Minas, este lo ubicó como “el obispo que estudia a María y está haciendo un santuario a la Virgen” del Verdún. Monseñor Fuentes quedó sorprendido y se preguntaba cómo sabía de él... Recién horas más tarde, recordó que hacía unos meses le había escrito al papa, quien, al parecer, no se había olvidado de nada de lo que le contaba. Fuentes aprovechó esta vez para darle un nuevo escrito de la Virgen y un CD que grabó su hermana para el pontífice. El obispo le aseguró que cantaba mejor que Gardel, pero Francisco no le creyó: “Andá, dale, ¡mirá que sos!... ¡Que Dios te bendiga!”

Staff: Redacción: Carolina Bellocq, Diseño: Marcelo Morillas, Correción e impresión: El Observador


Francisco, fenómeno mundial

EL OBSERVADOR Lunes 31 de marzo de 2014

Revolución desde adentro El libro de Elisabetta Piqué pinta un perfil biográfico y actual de gran valor documental Título Francisco, vida y revolución Autora Elisabetta Piqué Editorial El Ateneo Número de páginas 334

C

uando Jorge Bergoglio fue nombrado sucesor de San Pedro, los interesados apenas podían conocerlo gracias a las páginas de El Jesuita o de Sobre el Cielo y la Tierra. Ahora el público tiene un campo de lo más florido; con volúmenes de todo tipo que dejan en evidencia que las editoriales tuvieron plazo suficiente para dedicarse a lanzar obras sobre el papa nuevo. Entre el montón destaca Francisco, vida y revolución, escrito por la corresponsal del diario argentino La Nación en Italia, Elisabetta Piqué. En su texto, la propia autora se encarga de presentarse como una voz autorizada que conocía a Bergoglio desde tiempo atrás y con la experiencia de quien trabajó en los mismos temas desde 1999, aunque fue recién con la elección de su coterráneo cuando se involucró de modo más directo con las noticias vaticanas. La gran virtud del libro es que logra reunir dos aspectos que hacen a la figura de Francisco: su vida –esto es, lo que sucedió hasta su llegada a San Pedro– y la revolución que causó una vez en el centro del Vaticano. Especialmente ricos resultan los primeros capítulos, pura novedad para quienes no son expertos en Bergoglio y que buscan conocerlo a fondo. Con precisión documental se relatan los enrevesados años de plomo y con buenos testigos se diagrama la relación entre el que fuera provincial (superior

Otros títulos: Una Iglesia de todos

Conjunto de homilías y discursos Espasa

Francisco, el Papa del Pueblo Mariano de Vedia Reportaje biográfico

- Planeta

Las florecillas del Papa Francisco Andrea Tornielli Anécdotas

- Mensajero

regional) de los jesuitas y el resto de su orden religiosa, tanto en los años 70 como en el presente. Se nota en estos pasajes que la autora pudo trabajar con un equipo de investigación con base en Buenos Aires que consiguió los datos –de gran valor documental y en gran medida inéditos– que luego la periodista supo presentar con un tono ágil y vibrante, propio de esas crónicas que se leen rápido y que al mismo tiempo logran situar en la escena. El volumen también brinda un panorama completo que permite considerarlo un documento de valor para los que quieran adentrarse en los entresijos del Instituto para las Obras Religiosas (el IOR, también llamado Banco Vaticano), las finanzas de la Santa Sede o la vida de austeridad encarnada de forma cotidiana por el papa, que alienta la labor de los curas

7

villeros (aspecto que también está destacado en un capítulo). Pero además las páginas reflejan la intimidad de algunos momentos que Piqué pudo vivir y que supo aprovechar con éxito. Tal vez, el caso más completo sea el del vuelo con Francisco hacia la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro. Gracias al libro, ahora se sabe cómo se presentó el papa en esa oportunidad, cómo fue su interacción con la prensa y cuáles fueron las sensaciones causadas en los que le escuchaban, representantes de una “raza escéptica y cínica como pocas”, que acabaron “con las piernas temblando y lágrimas en los ojos”. Por momentos puede cansar la personalidad de la autora argentina, que a veces agobia con sus referencias personales o con comentarios que no aportan más que el recuerdo de su presencia. El público de su país seguramente vea en esto un valor positivo –conocen a Piqué, valoran su trayectoria y aprecian sus opiniones– pero, para quienes no la ubican, resultará más fácil criticarla por yoísta. Menos grave es la extensión del texto, que por ser generoso a veces peca de denso. En algunos casos se cae en repeticiones y en otros abundan las citas de las palabras del papa que, aunque son bien interesantes, resultan cansinas. Pero siempre es válida la opción de saltearse algunos entrecomillados y, en ese caso, los defectos de la obra no llegan de modo alguno a empañar su global resultado.


2

Francisco, fen贸meno mundial

EL OBSERVADOR Mi茅rcoles 14 de noviembre de 2010

POOL - ANDREW MEDICHINI - AFP


Francisco: el papa de los gestos