El Isleño 189

Page 1

LA HORA RAIZAL

POLÍTICA EXTERIOR 'MADE IN SAN ANDRÉS & PROVIDENCE'

MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS

ENCUENTRO DE HERMANOS CREOLE

DEJAR DE VERNOS COMO VÍCTIMAS

SEMANA DEL CLIMA EN SANTO DOMINGO

ANATO 2023

LAS ISLAS, INVITADAS DE HONOR

El periódico de San Andrés y Providencia Año 09 - Nº 189 - Agosto 2022 - Circulación Regional - Valor: $2.000 Pesos - www.elisleño.com - Tel: (57-8) 512 7981 - San Andrés Islas, Colombia - ISSN 2339-4463

MUJERES DE LETRAS TOMAR

Foto: Elliot Howard

LANZAN COLECCIÓN ‘VESTIGIOS DEL IOTA’


Página 2

Agosto 2022


Agosto 2022

Página 3

LA FIEL GUARDIANA DE LA CASA DE LA CULTURA DE NORTH END

La mascota más querida Como inquilina de la nueva Casa de la Cultura de North End, la perrita ‘Cultura’, se ha ganado su lugar en ese santuario, pero podría tener los meses contados cuando haya mayor circulación de gente y las normas obliguen a que no pueda entrar en el lugar. Sus dolientes piden que la dejen quedarse; la solución es construirle un hogar. Crónica.

Por Ethel Bent El pasado primero de agosto, cuando el saliente presidente Iván Duque entregó la obra esta anfitriona y guardiana natural se dio a conocer. Ella no tiene la culpa de saberse dueña, fue criada por una sucesión de obreros, ingenieros, guardas y contratistas –uno de ellos la bautizó– y entre todos le procuraron tratamiento de mascota de alta dignidad. Ese día, pese a ser de carácter desconfiado, acompañó el recorrido de la caravana presidencial y gubernamen-

tal. Se entremezcló entre la gente, olisqueó de lo lindo decenas de zapatos, olfateó mañosa el humor y las intenciones de los presentes, mientras todos pasaban lentamente de un salón a otro, espacios que llevan la memoria reciente de sus correndillas de cachorra, de su instinto explorador, de sus horas de sueño y sus ladridos juguetones, a veces demandantes. Su colita levantada y a veces guardada entre sus patas parecía moverse al compás de su orgullo y precaución. Cada metro de concreto y el perímetro del lugar tienen sus huellas, supervisó cada hueco perforado, trepó cada columna elevada, cruzó cada piso vaciado, en una interventoría estricta y la tuvieron que amarrar para que dejara trabajar y no se expusiera al peligro, se deprimió y riñó con incansables la-

dridos y en esa moldeada y precoz madurez, se fue ganando el derecho a estar, a pertenecer en libertad en cada sitio. Su historia Cultura llegó a la obra, entre los meses de mayo y junio de 2021 de un mes y medio de edad y con su ternura y algarabía alegró la vida del personal. Fue rescatada de un basurero cercano por un trabajador de nombre Cesar. La habían abandonado junto a cuatro hermanos más, de los que se sabe, fueron llevados a diferentes hogares por otras personas. Como esta historia, abundan los casos de abandono y maltrato animal en el archipiélago, agudizando la proliferación y sufrimiento de perros y gatos, desgracias asociadas a la mala tenencia y el mal corazón. Por eso no fue desestimada la conducta reprochable que un único obrero tuvo con ella, cuando al lanzarle una piedra con la que pretendía hacerle juego, pese a las advertencias, le dio en el ojo izquierdo, cegándoselo para siempre y ganándose justificadamente el despido. A Cultura, la han querido muchos trabajadores que ya no están en el lugar, como Evans y el señor Jesús; este último, todavía pasa con frecuencia a verla y dejarle prohibitivos huesitos de pollo y, Jaqueline Herrera, su madrina por excelencia, quien junto a Marisol Castrillón se en-

cargaron de llevarla a una jornada de esterilización en el albergue departamental, en noviembre de 2021. Samuel Robinson, presidente de Fundación Casa de la Cultura, tampoco quiere dejarla ir ni trasladarla a otro lugar; sabe que, sin la guardia y presencia de ‘Cultura’, otros perros vendrán a ocupar su sitio, ¿quién sabe con qué carácter o comportamiento? por eso ha expresado la idea de construirle una casita cerca de la zona de parqueo, desde donde podrá ejercer su dominio y seguir siendo la anfitriona y guardiana que ha demostrado ser. Pero el tiempo apremia y, mientras, ella se ha quedado cada vez más solita pues sus tíos y tías se encuentran edificando otras promesas y adoptando nuevos perritos… ¡Que la resolución de este dilema no dependa de unas normas que pasen por encima de sus derechos adquiridos y de la humanidad de quiénes tendrían que tomar la decisión! ‘Cultura’ dará la bienvenida a los primeros niños, jóvenes y profesores, a los primeros comensales, a los primeros espectadores de un gran concierto y al nuevo personal de la Casa de la Cultura de North End. La veremos crecer con su porte de ‘rottweiler’ criollo y ojalá envejecer rodeada de todos los que construirán desde este santuario, unas mejores islas, donde todos podamos vivir en equilibrio, armonía y paz…


Página 4

Agosto 2022

POLÍTICA EXTERIOR ‘MADE IN SAN ANDRES & PROVIDENCE’

La hora raizal

A partir de ahora hablaremos más sobre la reserva Seaflower y del proceso de paz. Serán temas centrales de un nuevo enfoque de desarrollo por ser facilitadores de una posible negociación con Nicaragua._Porque el nuevo gobierno revive optimismo y expectativas alrededor de dos aspiraciones isleñas que dependerán de todos para liberar en buena parte el potencial desarrollo local. (Foto: Dignity Camp - Old Providence). Por: Harold Bush Howard Primero, de mejorar la situación local mediante un mayor control a la corrupción y una consistente estrategia de desarrollo que pongan fin al zigzagueo entre la utopía de las elecciones y la distopia de las gestiones. Y segundo, de jugar un importante papel en una renovada y fortalecida política nacional hacia el Caribe y Nicaragua con una negociación que asegure ajustes al fallo de 2012 que hagan más tolerable la pérdida de aguas y así poner fin a la disputa territorial. Los dos temas también están en la agenda de un nuevo Congreso que se anticipa sea activo debido a la selección de la representante isleña Elizabeth Jay-Pang como vicepresidente de la Comisión Segunda de la Cámara, la encargada de relaciones internacionales, integración económica y asuntos fronterizos. El fin al diferendo se facilita por la premisa reconciliadora del nuevo gobierno que es proyectada en una política exterior cuyo eje central es reforzar y consolidar el proceso de paz. Y lo cobija el paradigma de inclusión y la intención expresa indicada en el primer discurso presidencial de apoyar un ‘diálogo en las Américas sin exclusiones’, lo cual hace más factible la vía di-

plomática como solución a la disputa de 40 años con Nicaragua. Sería inconcebible que mientras se reconcilia a nivel interno, en la esfera internacional perdure la hostilidad. La articulación regional con gobiernos de izquierda y el enfoque de ideologización progresista parten de la premisa de la cooperación y en entendimiento con los vecinos. Diplomacia étnica Los serios fallos administrativos recientes y el desastre de La Haya son referentes para todo y hay urgencia de actuar por temor a que las islas caigan en la categoría de casos perdidos. Por eso en el reciente encuentro de gobernadores el nuevo presidente elevó el tema isleño como prioridad nacional al asegurar que su trato a las islas será de ‘primacía política, potenciar sus fortalezas y aprovechar su ubicación estratégica en el Caribe’. Esto asocia nuestro desarrollo con el Caribe, lo que en cierta manera es una admisión de que el nexo con Colombia no ha funcionado del todo bien para las islas. Esa estrategia está intrínsecamente ligada a Nicaragua y debe operar con relaciones normales con ese país, donde la valoración e inclusión de las islas y los isleños, reflejo de un gobierno progresista que prioriza derechos étnicos, deberá ser garantía de

éxito. La afinidad étnica de los isleños con Nicaragua es un muy poderoso instrumento diplomático. Sin embargo, esa inclusión es también estratégica y permite compartir responsabilidades, un intento de exculparse de posibles fracasos. Con unas arcas públicas raquíticas no es seguro qué tanto pueda el nuevo gobierno hacer por las islas. Las relaciones con Nicaragua están en su punto más bajo y es necesario construir confianza y ‘good will’ diplomático. La diplomacia étnica de los isleños debe ayudar. Por eso fue un error no haber invitado al presidente de ese país, Daniel Ortega, a la toma de posesión. Hubiera sido una oportunidad ideal para el acercamiento diplomático. Volver al pragmatismo Aun así, el pragmatismo debe primar. Si bien un constante interrogante es hasta qué punto la afinidad ideológica permite consolidar una afinidad diplomática, siempre se debe aspirar a atender nuestras preocupaciones regionales. La diplomacia bilateral con Venezuela es un modelo a seguir, y se debería apoyar en ello para que ese país ayude a facilitar el diálogo con Nicaragua. En las aspiraciones y en las preocupaciones regionales comunes hay mucho que anima al diálogo

y abren el camino hacia una negociación que sirva para extraer concesiones y ajustes al fallo de 2012, que la hagan más tolerable aceptar. Algo que tarde o temprano se tendrá que hacer. Debemos aceptar que hay que ceder para ganar tranquilidad y aprovechar las oportunidades étnicas y económicas de unas normales relaciones con Nicaragua. Hay múltiples intereses comunes y preocupaciones supranacionales que facilitan ese diálogo: manejo medioambiental, pesca, narcotráfico, asuntos étnicos e intercambio cultural y comercial. Son temas suficientemente importantes para ambos lados como para hacer que la cuestión de los espacios marítimos que perdimos se vuelvan menos dolorosos. Colombia podría también usar como instrumento diplomático su poder económico regional, como hizo en sus tiempos Betancur, Uribe y Santos, con la condonación de deuda nicaragüense, penetración económica y la entrega a Nicaragua de paquetes de cooperación e intercambio técnico. Así tomaría un papel de liderazgo regional que no ha querido asumir, pero podría ahora fácilmente porque Venezuela ha perdido su históricamente poderosa influencia en el Caribe. En Seaflower está la solución Un objetivo principal en esa estrategia es lograr que la pérdida territorial sea solo de papel, no de uso: si tras sendos acuerdos de integración de intereses y de unión de manejo de asuntos comunes se permite seguir como estaban las cosas antes de 2012 en relación los dos temas más importantes, podríamos fácilmente pasar la página: pesca (que ya prometió Ortega) y protección ambiental y control al narcotráfico (que siguen y deberán seguir). De hecho, en todo el mundo, por necesidad o por beneficios mutuos, se pactan acuerdos de cooperación y hasta de unión administrativa (como la Unión Europea o la misma Comunidad Andina de la cual Colombia hace parte) que hacen irrelevante la cuestión de soberanía territorial. ¿Por qué no igualmente una Comunidad Caribeña?


Agosto 2022

Página 5

En ese orden de ideas, Colombia podría también aspirar al establecimiento de una zona de manejo (mas no soberanía) compartida, una zona neutral administrada por terceros, o un posible canje de áreas en particular para volver a asegurar la continuidad geográfica del archipiélago y así lograr que los cayos del norte vuelvan a estar unidos a Providencia. Ya tenemos con a Jamaica algo que funciona como régimen de manejo común. La pérdida de unidad geográfica del archipiélago fue lo que más dolió del fallo de 2012, pero puede ser superado con esquemas de manejo y acceso. Da la casualidad de que esa zona específica ‘de empalme geográfico’ hace parte de la Reserva Mundial de la Biósfera ‘Seaflower’, y por eso ni Colombia ni Nicaragua la pueden explotar para petróleo y gas, de manera que el medio ambiente podría servir de enganche y fórmula de solución al hacer que el asunto de soberanía territorial pase a un plano irrelevante y facilite un acuerdo y el fin del diferendo. La actividad económica ejercida en esa zona desde nuestras islas era inexistente antes de 2012 porque la pesca artesanal se hace siempre en los cayos y sólo servía de espacio de navegación. La pesca industrial lo hacen compañías del continente que nada aportan a las islas. Llegó el momento histórico del diálogo. A Nicaragua le conviene porque el fin de su búsqueda en La Haya de una solución al diferendo le obliga a abandonar una ortodoxia legal que no le ha permitido disfrutar lo que ganó. Está obligada a asumir una posición de ‘Realpolitik’ que priorice la realidad de los hechos y el logro de sus objetivos. A Colombia porque nunca le ha ido ni le irá bien en lo que falta de la vía legal porque no le favorece el derecho marítimo internacional, y porque nunca ha sido ni rigurosa ni coherente y las islas y los isleños somos lo que hemos pagado caro por esa torpeza y falta de rigurosidad institucional y diplomática. Colombia debe más bien concentrarse en hacer reparos que en buscar excusas por su mala actuación. Debe comenzar por descongelar las relaciones bilaterales con Nicaragua. Puede dispensar cualquier resto de humillación con los beneficios mutuos y bajo la manta de la política internacional del buen venido latinoamericano y del espíritu de reconciliación.

¿Qué esperar de la nueva ley de pesca artesanal? El 3 agosto fue sancionada en el Congreso la Ley 2268, por la cual “se expiden normas para garantizar beneficios sociales focalizados a los pescadores artesanales comerciales y de subsistencia”, entre otras disposiciones._(Foto: Dignity Camp Old Providence). De acuerdo con el texto de la norma, ésta tiene por finalidad establecer medidas tendientes a proteger la integridad, el mínimo vital y la sostenibilidad socioeconómica del pescador artesanal comercial y de subsistencia. Así, el Gobierno nacional promoverá la vinculación de los pescadores artesanales y de subsistencia, que no se encuentren dentro del Sistema General de Pensiones, en el Servicio Social Complementario de Beneficios Económicos Periódicos (BEPS), para asegurar un ingreso periódico durante su vejez. De igual forma, dispone que el DANE en coordinación con la Aunap, dentro de los dos años siguientes a su entrada en vigencia, realizará un censo a nivel nacional de los pescadores artesanales y de subsistencia, para carnetizarlos y proceder, de esta manera, a otorgar los beneficios ya descritos. Sin embargo, representantes de los principales colectivos pesqueros en las islas, piensan que la nueva normativa sobrepasa lo dictado por la Ley 47 de 1993; y que de alguna manera, los responsabiliza de la disminución de los recursos pesqueros en el Archipiélago. Diferentes caras de la moneda A propósito del tema, Nicolás del Castillo, director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), resaltó por el contrario, que la Ley ofrece, entre otros beneficios, un subsidio para los pescado-

res artesanales debidamente carnetizados, correspondiente al 50% de un salario mínimo legal por mes, durante periodos de veda. “En el caso de San Andrés, como hay veda de caracol pala y de langosta, durante estos periodos los pescadores artesanales, debidamente carnetizados, se verían mucho más beneficiados”, indicó. Y agregó que para el caso del Archipiélago, la Aunap no funge como autoridad sino que lo hace la Junta Departamental de Pesca (JDP); así que el tema de la carnetización será resorte de la Secretaría de Agricultura y Pesca. “Ahora que conocemos la Ley, nos corresponde establecer su reglamentación en coordinación con la JDP, para garantizar el cumplimiento tanto del pago de los recursos como en los deberes de los beneficiarios, quienes, mientras estén recibiendo el subsidio, quedarán comprometidos a realizar una actividad en pro de su sector, bien sea desde el punto de vista de inspección y vigilancia, o en mejora del medio ambiente”, recalcó el director. A su turno, Randy Manuel, secretario de Agricultura y Pesca, manifestó que supo de la nueva Ley hace apenas dos días. Pero que la intención es analizar el documento y trabajar de la mano con la Aunap, para encontrar la forma de darle dirección, sin que riña con la Ley 47 por la que se rige el Archipiélago. Por su parte, Alex Barrios, representante de los pescadores en San Andrés, fue enfático en decir que la presente Ley debe ser objeto de análisis y debate, “por cuanto no fue consultada con la comunidad y porque sobrepasa lo dictado por la Ley 47 de 1993, la 915 de 2004 y las funciones de la JDP”.

Incluso –añadió–, la Aunap debió haber hecho aclaraciones frente a esa norma porque, aun cuando también hace parte de la Junta, la nueva Ley le otorga todas las facultades como si fuese plenipotenciario. Trato diferencial Finalmente, Edgar Jay, representante de la Federación de Pescadores de Providencia y Santa Catalina, comentó que no ha he leído el texto en su totalidad pero que entiende que hay algunos aspectos polémicos, dado que están descargando algunas responsabilidades en los pescadores artesanales cuando las tienen, por el contrario, varios actores oficiales. “El tema hay que mirarlo bien, con sus pros y sus contras, primero porque no supimos antes que ese proceso estaba cursando; y segundo, porque descansa en las comunidades la responsabilidad de la afectación de los recursos hidrobiológicos. Y la devastación propiciada por empresas privadas como Antillana... ¿quién va a pagar por eso?”, cuestionó el capitán. Igualmente, el líder del Campamento por la Dignidad rechazó enérgicamente, que se pretenda sancionar penalmente a un pescador por buscar su sustento en época de veda; y aseguró que medio salario mínimo en el continente colombiano no representa lo mismo si se recibe en las islas, por el alto costo de vida en ellas. “Por el momento buscaremos analizar la Ley, estudiar las políticas públicas que se van a derivar de esta legislación y, sobre todo, si se van a ajustar al medio nuestro que tiene características muy particulares, por tratarse de un territorio étnico, insular, con fronteras marítimas muy variadas y adicional a ello, reserva mundial de la biosfera”, concluyó.


Página 6

Agosto 2022

ENCUENTRO ENTRE HERMANOS CREOLE DE NICARAGUA Y COLOMBIA

Más allá de las fronteras

El pasado 30 de julio se llevó a cabo un encuentro entre hermanos ‘creole’ de Colombia y Nicaragua, en el marco de la ‘Semana de la Emancipación’ que se realiza cada año en San Andrés, en el que se ratificaron los lazos fraternales que unen ancestralmente a los habitantes de lado y lado de la frontera.

Por Janeth Raga Así lo explicó Walt Hayes, secretario general de la Autoridad Raizal de San Andrés, comentando que en esta oportunidad se reunieron con Johnny Hodgson, original del puerto de Bluefields (Nicaragua), quien como la mayoría de los habitantes de la costa de la Mosquitia tienen fuertes lazos familiares con el Archipiélago de San Andrés. “Esto es positivo, puesto que las conversaciones habían estado suspendidas algún tiempo, mientras se finiquitaba el proceso de reconocimiento de la Autoridad Raizal frente al Estado colombiano. Ahora, con la visita de Hodgson, retomamos la labor que iniciamos hace unos años, en pro de consolidar un acuerdo de cooperación entre ambos pueblos, que a su vez conformamos uno solo, con vínculos históricos y de sangre”, afirmó Hayes. Lazos fraternales Cabe recordar que dicho proceso arrancó en 2014 y hoy se encuentra cada vez más cerca de materializarse en una serie de puntos acordados desde esos primeros acercamientos; por ejemplo, el intercambio de bienes de consumo y el acceso de los pescadores artesanales raizales de San Andrés, Providencia y Santa Catalina a los bancos de pesca, entre otros.

Desde el país centroamericano – afirmó Hayes–, hay plena intención en el restablecimiento de las relaciones culturales y comerciales entre ambos pueblos; por eso, de esta primera reunión quedó una agenda de trabajo que iniciará en los próximos días, y que incluye varias visitas a esa nación. “Estamos a la espera de la llegada del nuevo Gobierno nacional, porque los acuerdos entre pueblos son mucho más fáciles si los estados los acompañan, los reconocen y los respetan. El gobierno que está por terminar se mantuvo silencioso frente a los acuerdos que proyectamos; es más, yo diría que se nos ocultaron cuando intentamos hablar de ello”, aseguró. Y puntualizó diciendo, que este encuentro se abre ahora como un punto de partida para cualquier negociación que emprenda el Estado colombiano respecto a estas áreas del Caribe, en marco de lo sugerido por la Corte Internacional de Justicia de La Haya, relacionado con la necesidad de reanudar diálogos entre estos países que son más que vecinos. “Como pueblos hermanos resultamos en la mitad de un litigio entre estados; pero eso no es impedimento para restablecer nuestros lazos ancestrales. Entre nosotros no hay pelea alguna”, enfatizó Hayes.

Una sola familia Por su parte, el invitado nicaragüense –de apellido Hodgson como muchos en el Archipiélago– manifestó que es muy grato conversar con la gente de la isla y encontrar tantas similitudes. “Somos familia de verdad y no únicamente en el sentido figurado, sino con la misma sangre e historia, lengua y cultura”, dijo. Y resaltó que los vínculos históricos son de vieja data; que están muy bien documentados en papel, pero también en la mente y en sus corazones. “Todos con quienes he tenido la dicha de hablar, me han manifestado que tienen familiares o allegados en Nicaragua, en las poblaciones de Bluefields, Laguna de Perla o en Corn Island; lo mismo pasa con nosotros, y llevamos años sin poder ver a nuestras familias por algunas dificultades que se han presentado en el pasado. Yo mismo soy un ejemplo de ello, porque mi abuela, Esther May, nació en San Andrés y se fue a vivir a Bluefields en los años 20, donde se casó con Askin Hodgson. Así mismo, fue enfático en rechazar que se condicionen o se dificulten las relaciones históricas de las familias; y abogó para que, más bien, los gobiernos faciliten el an-

helo de estos pueblos hermanos de recuperar sus relaciones deportivas, culturales, religiosas, académicas y similares. Y comentó que fue invitado a la conmemoración de la fiesta de la Emancipación raizal, que en las islas se celebra la última semana de julio; festividad que de manera similar también celebran en la costa Este nicaragüense, pero en el mes de agosto, siendo las fechas más significativas el día 10, en Bluefields; y el 27, en Corn Island. Hodgson considera que esa relación de pueblo a pueblo no necesita ninguna autorización de los gobiernos, pero es mucho mejor, es más sólida, si cuenta con su aval. Su intención aquí no corresponde a un diálogo gubernamental, sino de familia; por eso aprovechará para buscar a su hermana y a familiares de su abuela y su papá; adicional a la agenda de trabajo que ha coordinado con sus ‘hermanos raizales’, para concretar lo acordado cuando ellos los visitaron en Bluefields en 2014. “Tengo la esperanza que podamos volver a intercambiar mucho más que alimentos y que podamos viajar entre ambos países de manera más fácil; porque estamos muy cerca y no solo en términos geográficos, sino en el corazón”, concluyó.



Página 8

Agosto 2022

Trash Mumma en los barrios “Estamos hoy aquí para nuestro taller clausurar; artesanías que Trash Busters patrocinó y María Antonia con mucho gusto y cariño nos enseñó. Proceso en el cuál, Luisa Fernanda ayudó. En las tardes, Mayruth también colaboró. Y Hassler, pues Hassler muy juicioso las firmas recogió. Brigid día a día estuvo aquí de corazón, pues cada día María Antonia la mencionó. Toña de principio a fin se la gozó. Marlenys a hacer gatos y pescados, aretes y collares aprendió. Cindie a sus gallos y gallinas pescaditos les llevó. Sara muy pulida y cumplida el taller lo terminó. Maritza su tortuga finalizó y ya hasta lo vendió. Pilar con sus dotes a María Antonia sorprendió. Y Moisés con su cámara, a todas fotografió.” Isabel Quirón, maestra y vecina de Lox Bight.


Agosto 2022

Página 9

SE LANZÓ COLECCIÓN LITERARIA ‘VESTIGIOS DEL HURACÁN IOTA’

Mujeres de letras tomar

Con una excepcional asistencia de público se presentó en el Centro Cultural del Banco de la República la colección de libros ‘Vestigios del huracán Iota en las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina’. El fruto de una iniciativa laboriosa y creativa que alguien calificó como orfebrería literaria. Una labor colectiva de 10 mujeres del Archipiélago. Mujeres de letras tomar. Las obras son: ‘El mismo cielo’, de Claudia Aguilera; ‘Al viento’, de Luz Carmiña Cruz; y ‘Todo voló’, con relatos de Arelys Fonseca, Eugenia Ramos, Monique Schoch, Luz Marina Livingston, Doris Elena Londoño, María Salcedo, Cristina Bendek, Claudia Aguilera y Amparo Pontón. También integra la serie, el compilado ‘Leer la naturaleza’, con cuentos y reflexiones de estudiantes, profesores y expertos en la materia.

Claudia Aguilera

A propósito, la principal artífice del proyecto, María Matilde Rodríguez, directora de ‘Mamaroja Company’, evocó: “El año pasado nos fuimos a Providencia a hacer la Feria del Libro de San Andrés. Así fuera sobre los escombros, sobre las ruinas o sobre el dolor que dejó el huracán. Eso también era literatura y de allí salieron los textos –también laboriosos y arrancados del alma– que después fuimos labrando uno a uno, de la mano de las escritoras”.

Doris Londoño

Por otra parte, la producción es una gestión colectiva entre la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago (Coralina); la Universidad Nacional de Colombia y la mencionada ‘Mamaroja Company’, para reunir voces que en síntesis relatan, a través de diversos géneros, el miedo y la zozobra que sintieron y que, al mismo tiempo, confirmaron la fragilidad del territorio insular frente a la crisis climática mundial. ¿Qué viene para la colección literaria? Arelys Fonseca

Tras el exitoso lanzamiento en San Andrés, la directora de ‘Marmaroja Company’ quien se trasladó a Santa Marta a presentar allí también la colección, habló con El ISLEÑO sobre lo que se pretende con dichas obras testimoniales.

Luz Marina Livingston

En la práctica, de acuerdo con Rodríguez, lo que se pretende ahora es poner a circular la colección en algunas ferias y llevarla a recorrer el país. “Los obras se van a socializar en los colegios e instituciones educativas de San Andrés, como un compromiso del director de la Coralina y la directora de la sede Caribe de la Universidad Nacional y serán presentados igualmente en la isla de Providencia, donde residen varias de las autoras”, dijo Rodríguez. Cristina Bendek

Adicionalmente, dijo que la colección se presentó en la ciudad de Santa Marta el pasado 5 de agosto, con una ‘acogida impresionante’. Los libros fueron presentados en la librería ‘Arte, Café y Libros’, con asistencia de público en general y de profesores de la Universidad del Magdalena, de la Universidad Nacional de México y otros procedentes de Toronto (Canadá) que estaban en ese encantador destino del Caribe colombiano.

María Salcedo

“Hemos tenido una respuesta muy cálida en todos los rincones de Colombia que hemos visitado. Esto era algo que el país estaba esperando y en este momento hay una dignificación de las escritoras de las islas y de nuestra historia; un proceso que tenemos que continuar porque esto apenas comienza”, manifestó con emoción. Luz Carmiña Cruz

También añadió que ya se están viendo frutos de los procesos que se han hecho a través de la Feria del Libro de San Andrés (FILSAI), espacios en los que se ha generado literatura escrita y se ha reconocido la literatura oral del Archipiélago.

Amparo Pontón

“Nos están llamando de diferentes instituciones, pero hay que hacer mucha gestión para responder y es lo que necesitamos que comprendan las autoridades locales”, puntualizó Rodríguez. Para concluir, la poeta y directora recordó que, durante el lanzamiento oficial del 3 de agosto, se hizo un especial homenaje al fallecido profesor Oswaldo Sánchez, en vida, aplicado y perseverante columnista de EL ISLEÑO. Durante el acto, se le entregó una escultura de Goethe a su viuda, Faith Criollo. Otro motivo para aplaudir esta maravillosa iniciativa con perfume de mujer… Eugenia Ramos

Monique Schoch


Página 10

Agosto 2022

DEJAR DE VERNOS COMO VÍCTIMAS

Enfrentar el cambio climático

La Semana del Clima de América Latina y el Caribe (LACCW 2022) en Santo Domingo concluyó el pasado viernes 22 de julio con la contribución a un fuerte impulso regional en la lucha con miras a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27) del próximo mes de noviembre.

En este aspecto, Max Puig, Vicepresidente del Consejo Nacional de Cambio Climático de la República Dominicana marcó la pauta del encuentro cuando formuló un vehemente llamado a ‘dejar de vernos como víctimas del fenómeno climático, aunque lo seamos, y tomar el timón del barco’ encarando un cambio significativo en las formas de producción y consumo que caracterizan nuestras sociedades. El evento reunió a más de 1 700 participantes, procedentes de gobiernos, organizaciones multilaterales, el sector privado y la sociedad civil, en más de 160 sesiones, que abarcaron desde el financiamiento climático hasta la creación de resiliencia al cambio climático. Al cierre, el Ministro de Medio Ambiente de la República Dominicana, Miguel Ceara Hatton, dijo: “Para hacer frente a la actual crisis medioambiental es necesario unir fuerzas y atraer a muchos más aliados a esta lucha, y tener la responsabilidad de avanzar hacia una transformación social y económica basada en la sostenibilidad y la resiliencia”. En efecto, esta Semana del Clima ha sido una oportunidad para comprometerse con los aliados y desarrollar asociaciones necesarias para realizar un cambio verdaderamente transformador. Acogemos con satisfacción este paso en el camino hacia la COP27 y la oportunidad de establecer juntos el rumbo hacia un futuro mejor aquí en la región”.

Informe revelador La última jornada de la reunión coincidió con la presentación de un informe de la Organización Meteorológica Mundial sobre el estado del clima en América Latina y el Caribe. El informe de la ONU advierte que las tasas de deforestación en la región son las más altas desde 2009, los glaciares andinos han perdido más del 30 % de su superficie en menos de 50 años y se prevé que el aumento del nivel del mar y el calentamiento de los océanos sigan afectando a los medios de vida costeros y el turismo, la salud, la alimentación, la energía y la seguridad del agua. El Secretario Ejecutivo Adjunto de ONU Cambio Climático, Ovais Sarmad, dijo: “Esta reunión ha ayudado a crear conciencia sobre el cambio climático en la región de América Latina y el Caribe y a fortalecer la colaboración regional. Hemos visto ejemplos inspiradores de gobiernos e interesados que no son parte de la región que están intensificando su planificación de la resiliencia y aprovechando las oportunidades de la economía verde”. En este aspecto alienta ver cómo buena parte de los interesados de la región están adoptando la implementación del Acuerdo de París. Las oportunidades están ahí, ahora es cuestión de asegurar el apoyo necesario y seguir sentando las bases para el éxito en la COP27 en Egipto, agregó el Secretario. Las emisiones mundiales de gases

de efecto invernadero deben reducirse a la mitad antes de 2030 para que la comunidad internacional tenga la posibilidad de alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de un aumento de la temperatura media de 1,5 grados como máximo. El aumento rápido de las energías renovables, junto con la eficiencia energética, es el medio más importante para alcanzar dicho objetivo. Hoja de ruta del BID En Santo Domingo, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentó su hoja de ruta para acelerar el desarrollo inclusivo y sostenible en América Latina y el Caribe. A nivel mundial, cada año se necesitan 5 billones de dólares en inversiones para 2030 sólo para la energía limpia. Según el BID, la descarbonización de las economías de América Latina y el Caribe podría ahorrar más de 600.000 millones de dólares al año para 2050. El Enviado Especial de la ONU para la Financiación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, Mahmoud Mohieldin, convocó a los representantes de los gobiernos y a los interesados que no son partes de la convención a identificar soluciones para aumentar la resiliencia al cambio climático, por ejemplo, con la ayuda de soluciones basadas en la naturaleza, como la restauración de manglares y la construcción de infraestructuras para fortalecer la resiliencia de las costas, mientras se aceleran los esfuerzos para frenar las emisiones de gases de efecto inver-

nadero de las ciudades, comunidades y regiones de la región de América Latina y el Caribe. Por último, la viceministra de Cambio Climático y Asuntos Internacionales de la República Dominicana, Milagros de Camps, entregó una carta con las principales conclusiones regionales de la reunión a Mohieldin, que representaba a la Presidencia de la COP27 en Santo Domingo. La Presidencia de la COP27 compartirá un informe detallado de los resultados de la LACCW 2022 con los gobiernos reunidos en Sharm el-Sheikh para orientar la aplicación del Acuerdo de París. “Tomar el timón del barco” En este sentido, Max Puig, Vicepresidente del Consejo Nacional de Cambio Climático de la República Dominicana, dijo: “La región latinoamericana no es conocida como aquella que más financiamiento dispone para la acción climática ni recursos económicos en sentido general. Sin embargo, esta es la región de las soluciones y de las ganas de solucionar; somos ricos en tierras fértiles, en sol, en recursos ecosistémicos y en creatividad para la innovación tecnológica. Y tomando las soluciones como punto de partida, hemos entendido que las correspondientes al cambio climático tienen como eje insoslayable la trasformación social. Este proceso pasa por un cambio significativo en las formas de producción y consumo que caracterizan nuestras sociedades. Se acabó la hora de vernos como víctimas


Agosto 2022

del fenómeno climático, aunque lo seamos, y empezó el momento de tomar el timón del barco. Ya hay mucho acordado y escrito, y de cara al compromiso que tenemos con la presidencia egipcia de la COP27, es hora de hacer. Debe quedar claro ante nuestros pueblos y ante el mundo que vamos en serio y que, aún en las más difíciles circunstancias, no nos vamos a detener”. La próxima Semana del Clima regional de este año será la Semana del Clima de África 2022, que se celebrará en Libreville (Gabón) del 29 de agosto al 2 de septiembre. Todas las emisiones de gases de efecto invernadero resultantes de la LACCW 2022 se han compensado con el apoyo de las empresas cementeras reunidas bajo el marco de la Federación Interamericana del Cemento (FICEM), que está comprometida con el objetivo de lograr la plena neutralidad del carbono para 2050. Mirada local En marco de este importante espacio de discusión, varios de los asistentes se refirieron puntualmente a la vulnerabilidad de islas como San Andrés, ubicadas geográficamente en la primera línea del paso de huracanes; y en donde sus pobladores se quejan en repetidas ocasiones, sobre la forma cómo se gestiona el riesgo. Por ejemplo, la viceministra Milagros de Camps de República Dominicana, manifestó que la crisis climática es una emergencia que enfrentan hoy todos los países del mundo, algunos de una manera más adversa que otros. “Por las condiciones de insularidad, nosotros y ustedes en el Archipiélago, tenemos una vulnerabilidad mayor a esos efectos. Aquí en República Dominicana ya los estamos evidenciando en diferentes partes y de diversas formas, con el aumento en el nivel del mar, con la ocurrencia de huracanes más imprevisibles y frecuentes; e igualmente, con sequías en zonas económicamente productivas, lo que podría afectar la seguridad alimentaria”, explicó. Y añadió que cada uno de nosotros, desde el ámbito en que nos movamos, tenemos una responsabilidad enorme frente a la crisis climática; pero enfatizó que es el Gobierno quien debe mandar las señales correctas, no solo para hacer las transiciones necesarias, sino para trabajar conjuntamente con el sector privado como su principal aliado. “Por eso estos espacios de concertación, donde se escuchan diversas posiciones y donde estamos analizando las prácticas efectivas en dife-

Página 11

rentes naciones, nos ayudan a mandar un mensaje de que como países vulnerables estamos poniendo de nuestra parte; porque es fundamental cambiar la narrativa hacia la búsqueda de soluciones positivas, y no quedarnos únicamente con el mensaje catastrófico (que lo es), sino ofrecer salidas”, recalcó. La funcionaria, además, instó a los países a presionar internacionalmente, para que aquellos más desarrollados asuman los compromisos que hicieron en el Acuerdo de París, y aumenten sus ambiciones con respecto a las contribuciones nacionalmente determinadas (NDC por sus siglas en inglés), “porque las que están puestas sobre la mesa actualmente, significan para nosotros casi una sentencia de muerte”. Sobre el mismo tema, Puig manifestó que es sabido que hay riesgos superiores, en particular para las islas, pero que lo ideal es no solo emitir el mensaje de que ‘algunas de ellas van a desaparecer’, sino que desde ya se viene evidenciando la pérdida de ecosistemas fundamentales como son las playas. “Y eso para República Dominicana es gravísimo, porque el turismo es la columna vertebral de nuestra economía”, aseveró. Adicionalmente, el dominicano aseguró que la respuesta es migrar hacia el ‘turismo sostenible’, haciendo esfuerzos importantes de política pública y estableciendo indicadores para medirlo; que demuestren no solo que se está aplicando, sino también su impacto. “Por eso, desde el Gobierno de República Dominicana estamos haciendo un esfuerzo hacia la ‘transparencia climática’, estableciendo un sistema de medición de la emisión de gases de efecto invernadero creado desde hace dos años. Y como parte de esta política, también andamos trabajando en el desarrollo de un atlas de riesgos climáticos para cuantificar el tipo de riesgo, amplificar la importancia del desafío y establecer las oportunidades de respuesta necesarias”, puntualizó. Para finalizar, el secretario ejecutivo Sarmad, comentó lo siguiente: “Mi recomendación para las comunidades, es que se unan por objetivos comunes y se manifiesten de manera pacífica, pero estratégica, a través de todas las herramientas que tengan a su alcance (incluyendo redes sociales), para que buenas acciones puedan llevarse a cabo. Principalmente, para que las necesidades sean satisfechas por parte de los gobiernos nacionales y locales”. Fuentes: ONU Cambio Climático, LACCW 2022, Jade Lunazzi Celis


Página 12

FOTONOTICIA

Emancipation Week, orgullo raizal Volvió a las calles el desfile de Emancipation Week. En su desarrollo, que atraviesa las calles de San Andrés, se deja ver que además de celebrar un aniversario más de la gesta emancipadora de Philip Beekman, también hay una ocasión inmejorable para conmemorar la herencia africana como espina dorsal de esta etnia resultante de diversas razas y culturas. Allí se convoca, de manera incluyente, a celebrar el orgullo de pertenecer al Pueblo Raizal.

Agosto 2022


Agosto 2022

Página 13

Foto: Valentina Dávila


Página 14

Agosto 2022

LAS ISLAS, INVITADAS DE HONOR A LA VITRINA DE ANATO 2023

El destino más buscado

El 28 de julio, en reunión de la Junta Directiva de Anato Nacional, de manera unánime se eligió a San Andrés, Providencia y Santa Catalina, como Destino Nacional Invitado para la versión 42 de su Vitrina Turística, que tendrá lugar en Corferias (Bogotá) del 22 al 25 de febrero de 2023. Así lo informó el Gobierno Departamental y ha sido ratificado por el capítulo regional del gremio, en cabeza de su presidenta, Susan Stroemer, quien destacó que se trata de un gran logro para el Archipiélago, dado que es la primera vez que recibe tal designación.

San Andrés, Providencia y Santa Catalina se han consolidado como el destino más comercializado por las agencias de viajes, como auténtico paraíso de gran atractivo para visitantes nacionales e internacionales, gracias a su oferta de sol y playa, naturaleza y cultura.

“Tengo que destacar el entusiasmo y el compromiso del gobernador Everth Hawkins, quién estuvo presente en la última versión de la Vitrina y allá mismo manifestó su intención que fuéramos el destino invitado. Adicionalmente, él y su secretario de turismo, Jonathan Taylor, junto a nuestra directora ejecutiva, Nashalee Livingston, viajaron la semana pasada a Bogotá, para concretar nuestra candidatura”, detalló.

Por primera vez este Archipiélago participará en la Vitrina Turística de Anato, bajo la modalidad de Destino Invitado de Honor, noticia que fue confirmada ayer por la Junta Directiva de la Asociación, lo que le permitirá exponer toda su riqueza y llamar la atención de los más de 27.000 empresarios que asistirán al evento comercial de turismo más importante del país.

Adicionalmente, resaltó el papel del capítulo, por su trabajo continuo y gestión ante la Junta Nacional que, aunado a los esfuerzos de la Administración local, felizmente produjo este jueves la elección del Archipiélago. De acuerdo con la presidenta, se trata de una fabulosa oportunidad por cuanto se trata de la feria turística más importante, no solamente de Colombia sino también de Latinoamérica, que congrega a agentes de viajes y personas del sector de todo el mundo. Así mismo, por el protagonismo que van a tener las islas inclusive antes del evento, por toda la prensa que se maneja alrededor de la Vitrina. “Obviamente, teniendo en cuenta lo que pasó con el huracán Iota, principalmente en Providencia, es doblemente importante nuestra participación en la próxima versión, porque hay mucha curiosidad sobre cómo quedó el municipio después de la reconstrucción. Las noticias que tenemos de agentes que recientemente han estado allí, es que han quedado maravillados con la isla, que se ve divina”, manifestó Stroemer. La dirigente gremial recalcó, por último, que se está coordinando con la Gobernación algunos aspectos a mejorar, “a fin de tener y mostrar un par de islas encantadoras”. ¿Qué dicen los hoteleros? De igual forma se pronunció Co-

telco capítulo San Andrés y Providencia, liderado por su presidente Juan Carlos Osorio, mediante el siguiente boletín: Para un destino turístico, ser el departamento nacional invitado en la Vitrina de Anato, es una gran oportunidad para estar en el radar de la cadena turística, tanto en Colombia como en el exterior. En este sentido, celebramos con mucha felicidad que precisamente por una votación unánime de la Junta Nacional de ese gremio, hayamos sido elegidos para ser los protagonistas de la vigencia 2023 de ese importante evento. El agradecimiento es para la presidente del capítulo Anato en San Andrés, y por supuesto, para el gobernador Everth Hawkins. Estamos seguros que la participación estará cargada de cultura, gastronomía y una representación acertada del turismo formal de la región. Nosotros, Anato y Cotelco, estare-

mos en estratégica alianza, haciendo presencia como lo hemos realizado desde hace ya varios años. Es importante anotar que esta designación debe ir articulada con un mejoramiento e inversión acelerada en la infraestructura turística del destino, no solo porque estaremos siendo motivo de verificación y análisis, sino porque nuestros turistas, e incluso mas importante, los residentes, así lo requieren. Desde ya, entera disposición de toda nuestra capacidad administrativa y logística en Cotelco, capítulo San Andrés y Providencia, para hacer de la participación en la Vitrina 2023 un hecho histórico para el Archipiélago. Voz oficial desde Anato Para finalizar, la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), se pronunció también este viernes en el mismo sentido:

“Estamos muy complacidos con este anuncio. San Andrés, Providencia y Santa Catalina vienen de un duro trabajo con los isleños y empresarios en la reconstrucción de su territorio tras el paso del huracán Iota, por lo que ser el protagonista de nuestro evento, le abrirá las puertas a más alianzas estratégicas que redunden en la dinamización de su turismo”, explicó Paula Cortés, presidente ejecutiva del gremio. De acuerdo con Anato, basado en datos de la Aeronáutica Civil, en 2019 se movilizaron a las islas 2.295.600 pasajeros en vuelos nacionales, lo cual es un 11% más de los 2.060.724 en 2018. Mientras que entre enero y mayo de 2022, viajaron 1.328.759 pasajeros en vuelos nacionales, lo que significó un crecimiento del 48% frente a los 898.489 del mismo periodo en 2019. Con relación a la llegada de extranjeros al destino, según cifras de Migración Colombia, en 2019 llegaron 99.219 extranjeros, lo cual significó un 5% menos de los 104.920 movilizados en 2018. Y entre enero y junio de 2022 llegaron 33.018 extranjeros, es decir, hubo una reactivación del 60% frente a los 56.242 movilizados durante el mismo periodo en 2019. “Agradecemos el interés de las autoridades de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y esperamos seguir contribuyendo al desarrollo del turismo de un destino que por tradición, es de gran atractivo y ejemplo de fortaleza”, concluyó la dirigente gremial.


Agosto 2022

Página 15

"CERRAR EL AÑO CON SEIS DE 10 HABITACIONES OCUPADAS": COTELCO

Recuperación en marcha José Andrés Duarte, presidente ejecutivo de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), contó sus peticiones al Gobierno entrante, las necesidades de este sector y algunas de sus proyecciones. Opina, igualmente, el capítulo San Andrés y Providencia de dicho gremio. Es importante recordar que el turismo, es uno de los ejes centrales de la propuesta económica del presidente Gustavo Petro. Entrevista. sarios de la hotelería, de quienes sufrieron la pandemia, se haya superado. De ahí que busquemos que el Gobierno pueda revisar aquellas iniciativas que se dieron por la ocurrencia de la pandemia, para que continúen de manera temporal, como por ejemplo, la exención del IVA del 19% a los servicios de alojamiento y hospedaje Queremos poder decirle a las personas, que si bien con la inflación han perdido la ‘capacidad de gasto’, también existe un beneficio del Gobierno para que puedan viajar. Optimismo en San Andrés A propósito del pronunciamiento del gremio a nivel nacional, Juan Carlos Osorio, presidente del capítulo San Andrés y Providencia, manifestó lo siguiente: ¿Cómo les fue en este semestre pospandemia? En este primer semestre de 2022 Cotelco cerró con un promedio de ocupación del 58,48%, correspondiente a 3,83 puntos porcentuales por encima del primer semestre del 2019, en el año del turismo (54,65%). Sin embargo, “vemos una tarifa promedio que no está absorbiendo la realidad de la inflación que se está viendo en el país (más del 10%)”, aseguró. Con respecto al costo de los servicios públicos, el presidente de Cotelco explicó que hay algunos rubros de mucha relevancia para la hotelería, como es la energía que viene creciendo incluso por encima de la inflación. “Nosotros tenemos una sobretasa a la energía que hoy está exenta hasta el 31 de diciembre; pero el costo del kilovatio es el más alto de la región; y lo comparamos así, porque estamos compitiendo con el mundo”, recalcó. ¿Qué ciudades destacan en ocupación? De acuerdo con cifras de Cotelco, hay regiones que se han recuperado más rápido que otras versus el año 2019, como por ejemplo el Tolima y el Alto Magdalena que tiene registro de 14,86% adicional a lo que creció en ese año. Además, en el Quindío el crecimiento fue del 14,71%, en Risaralda 10,9%, Boyacá 10,46%, Magdalena 9,13% y Antioquia con el 9%. San Andrés es un caso aparte con un 63% de ocupación..

Sin embargo, pese a la buena dinámica hay rezago –según Duarte– en algunos nichos como el del turismo MICE (por las siglas en inglés de reuniones, incentivos, conferencias y exposiciones).

“En relación a la proyección de indicador de Cotelco Nacional, para el cierre de la vigencia 2022, que estima seis camas ocupadas (de 10), para nuestro destino estimamos que serán ocho.

“En este aspecto, vemos unas regiones con la bandera de la recuperación y reactivación. Sin embargo, Bogotá aún no recupera esta tasa de crecimiento; el sector de conferencias, reuniones o convenciones todavía no se recupera”, insistió.

Así, el porcentaje de ocupación proyectado para las islas sería del 63.63%, puesto que nos miden junto a Providencia y Santa Catalina, municipio que recién hasta el pasado mes de julio reabrió sus puertas al turismo, después de un prolongado cierre.

Por lo anterior, el presidente nacional del gremio, prevé que pueda terminar por encima del 60%; más específicamente 61%. “Hoy estamos en cinco habitaciones ocupadas de 10, y la proyección es cerrar en diciembre en seis, lo que representa un crecimiento importante”, añadió. Para salir a flote el sector tuvo que endeudarse ¿Cómo van con este reto? Pese a que hay una mejoría en el sector, hay unos niveles de endeudamiento producto de la pandemia que se tuvieron que adquirir hasta por cinco años (especialmente las pequeñas empresas). Por eso, debemos reunir todos los esfuerzos posibles, ya que los pequeños y medianos empresarios son el 94% del total de los hoteles del país. En este orden de ideas, Cotelco considera importante decirle al Gobierno que, aunque la ocupación es buena, ello no quiere decir que la situación financiera de los empre-

Cabe anotar que, si el análisis se realiza solo de San Andrés, el indicador sin lugar a dudas está por encima

del 75%, lo que nos ratifica como el primer destino turístico de Colombia, seguido de Magdalena con un 53.21%. Estas cifras son el resultado de un trabajo permanente del gremio y de sus afiliados, todos los años, realizando misiones orientadas a fortalecer lazos comerciales y por supuesto, a ofrecer nuestros productos. Es importante mencionar que recientemente estuvimos en Bogotá; y que para el mes de septiembre nuestra agenda será muy dinámica, puesto que estaremos en Cali en la Feria REMA; y en Medellín, en Colombia Travel Expo. Adicionalmente, tendremos una actividad cerrada con agencias mayoristas de Brasil en la capital de la república. Así que realmente seguimos imparables, desarrollando estrategias y alianzas que fortalezcan la primera economía regional y permita a la población, una dinámica importante de ingresos. Este año el esfuerzo ha sido doble, pues la hotelería en general tuvo que realizar acciones financieras con la banca, a fin de mantener sus negocios a flote; así que básicamente los cierres, aunque muy positivos, tendrán una orientación de pagos específica. Lo importante es que seguimos fortalecidos, con la visión en los objetivos planteados para esta vigencia, que, sin lugar a dudas, se están cumpliendo en todas sus variables”.


Página 16

Agosto 2022

ADOPTADO POR LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

Ambiente sano, un derecho universal El 28 de julio de 2022, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptó, por mayoría, una resolución para reconocer como derecho humano universal, el acceso a un medio ambiente limpio, sano y sostenible. Con 161 votos a favor, ocho abstenciones y ningún voto en contra, los estados miembros de la Asamblea mostraron una fuerte unidad para afrontar la crisis medioambiental y climática. Se trata de una decisión histórica que hace avanzar la legislación hacia una mejor protección del medio ambiente y la responsabilidad de los agentes contaminantes. Un hito para afrontar la crisis medioambiental Aunque este texto no es jurídicamente vinculante para los estados miembros, marca la aparición de un nuevo paradigma universal que reconoce la protección del medio ambiente como un derecho humano fundamental, según enfatiza la ONU. Así mismo, podría animar a los estados a adoptar nuevas normas constitucionales y legislación medioambiental, por ejemplo, para regular y controlar las actividades de las empresas contaminantes; además de permitir el desarrollo de palancas legales más fuertes para garantizar el acceso a la justicia ambiental de las comunidades afectadas. La decisión también reconoce que el impacto del cambio climático, la gestión y el uso insostenibles de los recursos naturales, la contaminación del aire, la tierra y el agua, la gestión inadecuada de los productos químicos y los residuos, y la consiguiente pérdida de biodiversidad interfieren en el disfrute de este derecho, y que los daños ambientales tienen implicaciones negativas, tanto directas como indirectas, para el disfrute efectivo de todos los derechos humanos. Tras conocerse la noticia, el secretario gneral de la ONU, António Guterres, indicó que se trata de una “resolución histórica” y dijo que este hito demuestra que los estados miembros pueden unirse en la lucha colectiva contra la triple crisis

planetaria del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación. “La resolución ayudará a reducir las injusticias medioambientales, a cerrar las brechas de protección y a empoderar a las personas, especialmente a las que se encuentran en situaciones vulnerables, como los defensores de los derechos humanos medioambientales, los niños, los jóvenes, las mujeres y los pueblos indígenas”, añadió. No basta el reconocimiento, hay que aplicarlo En otra declaración, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, celebró la decisión de la Asamblea e hizo eco del llamamiento del secretario Guterres para que se tomen medidas urgentes para aplicarla. “Hoy es un momento histórico, pero no basta con afirmar nuestro derecho a un medio ambiente sano. La resolución de la Asamblea General es muy clara: los estados deben cumplir sus compromisos internacionales e intensificar sus esfuerzos para hacerlo realidad, puesto que todos sufriremos efectos mucho peores de las crisis ambientales, si no trabajamos juntos para evitarlas colectivamente ahora”, señaló. Y agregó que la acción medioambiental basada en las obligaciones de los derechos humanos proporciona unos límites vitales para las políticas económicas y los modelos empresariales. “La resolución hace hincapié en el apuntalamiento de las obligaciones legales de actuar (en favor del medio ambiente), en lugar de permitir que sea simplemente una política discrecional. También es más eficaz, legítima y sostenible”, concluyó la comisionada. (Fuentes: https://news.un.org/ y https://www.fidh.org/)


Agosto 2022

Página 17


Página 18

Agosto 2022

MÁS DE 3.000 FAMILIAS SE HAN BENEFICIADO EN EL ARCHIPIÉLAGO CON EL PROGRAMA BE ENERGY

13.300 toneladas menos de CO2 Desde que el Programa Be Energy llegó a San Andrés, Providencia y Santa Catalina, ha venido implementando acciones de gestión eficiente de la energía, que se traduce en ahorro de energía para el beneficio de la comunidad insular, a través del uso de electrodomésticos eficientes y bombillos tipo LED. Lo anterior, también a través de la puesta en marcha de fuentes de energías no convencionales como lo es la energía solar, acciones que están dirigidas a mejorar la sostenibilidad energética, económica y ambiental de las islas, a través de este Programa del Fondo de Energías No Convencionales y Gestión Eficiente de la Energía (FENOGE) y el Ministerio de Minas y Energía, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En la reciente visita del saliente Presidente de la República, Iván Duque Márquez; el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa Puyo; el viceministro de Energía, Miguel Lotero Robledo; la directora ejecutiva de FENOGE, Katharina Grosso Buitrago y el coordinador del proyecto Be Energy, Jorge Bunch Higuera, se revisaron todos los procesos que se vienen cumpliendo en el Municipio de Providencia y Santa Catalina.

Así mismo se visitó la nueva infraestructura de la Estación de Bomberos de Providencia, donde se revisó el avance en la instalación del sistema solar fotovoltaico que se está instalando en esta estación con una capacidad de generación de 5 kWp.

tivos de mejorar la sostenibilidad energética y ambiental del Archipiélago. El mural lo diseñó la artista local Luz Carmiña Cruz Caicedo y el logo de Be Energy lo elaboró la artista sanandresana María Antonia Ruiz Santamaria.

Dentro de las importantes inauguraciones que lideró el Presidente Iván Duque y el ministro de Minas y Energía, están las nuevas sedes de la Institución Educativa Bomboná, sede Principal en el sector de Suroeste y

En el marco del plan de gestión social también se ha capacitado al público general de Providencia en uso eficiente de la energía, y se está dictando un curso a técnicos en mantenimiento de sistemas solares fotovoltaicos,

• Se han entregado 76.600 bombillas gratuitas a cerca de 13.300 usuarios residenciales de los estratos 1, 2 y 3. •Se ha impactado a 4.238 usuarios en el sector residencial, de los cuales cerca de 2.200 pertenecen a la comunidad raizal y a 390 del sector comercial, incluidos seis hoteles. •Se ha capacitado a más de 4.500 personas del sector residencial, comercial y hotelero en eficiencia energética. •Se han instalado sistemas fotovoltaicos en ocho instituciones educativas, dos de ellas en Providencia.

•Se han retirado del Archipiélago más de 122 toneladas de Durante el recorrido se revisaequipos ineficientes recambiados. ron las inversiones realizadas, las cuales ascienden a más de •Se ha evitado la generación de 13.300 toneladas de CO2 a la diecinueve mil millones de peatmósfera, lo que representa la siembra de 1.600.000 árboles. sos, beneficiando a 3.546 personas con las medidas adoptadas •Inspeccionamos con el ex presidente Duque los avances por el Programa en el marco de del programa en Providencia. la reconstrucción y rehabilitación de las islas, luego del paso del Huracán Iota. sede Boyacá en el sector de Casa para garantizar la sostenibilidad de las acciones que desaIgualmente se visitaron a varias Baja, donde se instalaron sen- rrolla el Programa en las islas. de las 530 familias beneficiarias dos sistemas solares fotovoltaidel Programa Be Energy, donde cos de 10 kWp. Acciones durante Be Energy se están instalando sistemas solares fotovoltaicos con almace- El Programa también benefició El Programa Be Energy inició namiento y a las cuales también a la comunidad de Punta Ro- su ejecución en 2018 año en el se les entregó bombillas LED y cosa, con la instalación de un cual se estructuraron los proceneveras de RETIQ A de forma sistema fotovoltaico de 5 kWp sos de selección para contratar gratuita. En total el Programa en el Centro Comunitario que a los operadores técnicos con entregó 11.500 bombillas LED construyó la Fundación Proar- los que llegó al archipiélago en y 1.256 neveras a las familias y chipiélago en este sector de la el año 2019. usuarios del servicio de energía isla. en las islas. Entre 2019 y 2020 se realizó la El recorrido incluyó también una vista a las viviendas de las beneficiarias Máxima Livingston y Leila Dawkins, donde se conocieron las experiencias con las acciones realizadas a través del Programa Be Energy.

‘El legado de la nueva energía ‘

En el marco de la gestión social del Programa, se elaboró un mural con el logo del Programa Be Energy elaborado con 1.856 tapas recicladas, como mensaje del cumplimiento de los obje-

entrega de más de 76.600 bombillas gratuitas a cerca de 13.300 usuarios residenciales de los estratos 1, 2 y 3 de las islas que corresponde al 73% de penetración en esta población del archipiélago, con una inversión de cerca de 1.500 millones de pesos.

Igualmente, en 2019 se dio inicio al desarrollo de las acciones dirigidas al sector oficial, beneficiando a 14 entidades con auditorías energéticas y recambios parciales de equipos. En esta estrategia se recambiaron cerca de 1.200 luminarias, más de 90 aires acondicionados y se instalaron más de 600 sensores de presencia, con lo cual se han logrado ahorros en estas entidades públicas al 31 de julio, de más de 200 millones de pesos. Para esta estrategia se invirtieron más de 1.000 millones de pesos. También se inició el proyecto de instalación de sistemas solares fotovoltaicos, que incluyó la instalación de 14 sistemas de generación solar con una capacidad total de 106 kWp, con una inversión de 800 millones de pesos en San Andrés, acciones que han contribuido con ahorros a la fecha de más de 77 millones de pesos a las entidades beneficiadas. Mientras que entre 2020 y el primer semestre de 2022 se desarrolló el proyecto de recambio de neveras, aires acondicionados, congeladores y luminarias en el sector residencial, comercial y hotelero. Con esta estrategia se logró impactar a 4.238 usuarios en el sector residencial, de los cuales cerca de 2.200 pertenecen a la comunidad raizal y 390 del sector comercial, incluidos 6 hoteles. En esta estrategia se otorgaron subsidios entre el 15% y el 40% y luego del huracán Iota en Providencia también se entregaron equipos totalmente gratuitos. En este proyecto se lograron entregar cerca de 3.800 neveras y congeladores, 830 bombillas y luminarias y 85 aires acondicionados, con una inversión de 7.600 millones de pesos. Logros obtenidos Con el paso devastador del huracán Iota y en el marco a la reconstrucción de Providencia y Santa Catalina, el Programa Be Energy ha obtenido los siguientes logros:


Agosto 2022

Entrega gratuita de cerca de 11.400 bombillas tipo LED ahorradoras que beneficiaron a 1.500 usuarios. Entrega de neveras de eficiencia energética Tipo A, a 1432 usuarios, de los cuales a 1.259 de estratos 1, 2 y 3 se les entregó de manera gratuita refrigeradores de 300 litros, generando así un ahorro promedio entre el 20% y 57% en el servicio de energía eléctrica por vivienda. Instalación de 530 SSFVI de 760 Wp cada uno en este mismo número de viviendas de Providencia lo que equivale a más del 50% de las viviendas reconstrui-

Página 19

das en la isla. Se instalaron 4 sistemas solares fotovoltaicos en dos colegios de 10 kWp cada uno, lo que le permite tener ahorros del 37% y en la estación de bomberos y el centro comunitario con sistemas de generación solar de 5 kWp. En total, Be Energy está invirtiendo más de 19 mil millones de pesos en las actividades realizadas en Providencia. Plan de gestión ambiental En cuanto a la implementación del Plan de Gestión Ambiental y Social, Be Energy ha logrado:

Capacitar a más de 4.500 personas del sector residencial, comercial y hotelero en eficiencia energética a través de la estrategia de comunicaciones del Programa.

En el marco del Programa se han retirado del archipiélago más de 122 toneladas de equipos ineficientes recambiados, para hacer una disposición final adecuada de estos residuos.

Ofrecer un ciclo de talleres con el cual se certificarán a 435 personas, entre las cuales se encuentran personal técnico y la comunidad en general del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, sobre el mantenimiento de los equipos entregados por el Programa, así como en el manejo de la energía y el uso racional y eficiente en los hogares.

Todas estas acciones han generado a la fecha, ahorros energéticos por cerca de 18 GW hora, lo que equivale al consumo de energía mensual de más de 114.000 hogares en el país, evitando la generación de 13.300 toneladas de CO2 equivalente a la atmósfera que representan la siembra de cerca de 1.600.000 árboles, lo que corresponde a un bosque en toda la isla de San Andrés.



Agosto 2022

Página 21

De los retos de una diplomacia étnica y caribeña para las islas A propósito de cierres y nuevos comienzos, se ha vuelto recurrente escuchar en diferentes espacios de reflexión y medios de comunicación sobre los balances e informes de gestión del gobierno saliente, anunciados –con altas dosis de espectacularidad– en donde se magnifican logros, se recomiendan prioridades y se plantean retos para el futuro. Situación que también se transfiere al campo de la política exterior y a la gestión, entre otras, del conflicto limítrofe de Colombia y Nicaragua. Se aproxima un cambio de bandos y con este, crece la expectativa por lo que el primer gobierno de izquierda progresista traerá al país, en diferentes aspectos de la vida nacional. Aunque hay virajes y señales interesantes que permiten hablar de una política exterior más abierta al entendimiento y la relación con los países vecinos y con el resto del mundo; también se avanza en la incorporación del enfoque diferencial étnico, cristalizado con el nombramiento de varios representantes del liderazgo indígena y afrocolombiano. Las designaciones de Luis Gilberto Murillo y Leonor Zalabata como embajadores en Estados Unidos y en la Organización de Naciones Unidas, respectivamente, dan cuenta del compromiso y la apuesta por la transformación de la diplomacia colombiana al incorporar académicos, líderes sociales y sectores subalternos en el ejercicio de la alta política. Una diplomacia étnica e insular temprana Pero esto no es el todo nuevo - al menos, no para los raizales-, si tomamos en cuenta que, en la década de los noventa, Colombia afianzó su liderazgo regional, dejando a un lado (temporalmente) su impronta continental, sudamericana y andina para asumir su ‘caribeñidad’, mediante el acercamiento y entendimiento con diferentes países de la región. Esto, gracias al papel desempeñado por varios hijos de estas islas. Fue en el gobierno del presidente César Gaviria donde se dieron las primeras pinceladas de una estrategia diplomática pensada con enfoque insular étnico. Países insulares como Jamaica, Barbados, Guyana, Trinidad y Tobago incluyendo a la continental Nicaragua y a Belice, contaron con la participación de isleños raizales como embajadores y cónsules. Entre ellos estaban: Ricardo Vargas Taylor, Kent Francis James, Reno Rankin, Hidalgo May García, Álvaro Forbes, por mencionar algunos. Buenos oficios de entendimiento que le dieron al expre-

sidente colombiano la secretaría de la OEA y, a las islas, su visibilidad como territorios con una conexión histórica, cultural, identitaria e idiomática con el Gran Caribe. A partir de entonces, el paso de los isleños por las embajadas era más bien intermitente y poco sistemático, sin dejar de mencionar que no había personal raizal vinculado en carrera diplomática. Algunos por cuestiones políticas fueron nombrados nuevamente, otros volvieron a las islas y un remanente permaneció en la diáspora. Años más tarde, a mediados de la primera década del dos mil, los isleños tuvieron a su primer secretario de las Américas: William Bush, quien poco tiempo después salió de cancillería aduciendo situaciones de racismo y exclusión. De ahí en adelante, la vinculación de los isleños en la diplomacia fue escasa. Con excepción de Gustavo Hooker quien se mantuvo vinculado a la embajada en Nicaragua hasta poco después del primer fallo de la Haya y de la bióloga Elizabeth Taylor Jay en Nairobi, Kenya, quien permaneció en el cargo hasta hace cuatro años. De la pasividad y la exclusión a la cogestión con los raizales Desde la firma del tratado BárcenasEsguerra en 1928 hasta finales del siglo XX, los isleños raizales fuimos testigos silenciosos del entendimiento exclusivo entre estados nacionales y la manera en que este enfoque del manejo del conflicto resultó inconveniente y desafortunado, porque fracturó el espacio geográfico del pueblo creole que, desde tiempos coloniales tenía su propia dinámica de comunicación e integración con Centroamérica y el Gran Caribe. De la unión pasamos a la división. Centenares de familias isleñas quedaron aisladas, con pocas posibilidades de diálogo entre sí. Muchos se quedaron del otro lado de la frontera líquida, sin jamás volver. Todo esto debido a la gestión de un conflicto político centrado únicamente en la defensa de la soberanía colombiana sobre el archipiélago como territorio emergido, sin imaginar sus consecuencias en términos marítimos, humanos, ambientales y de seguridad alimentaria para los isleños y raizales. A pesar de las dificultades políticas entre ambos países (Colombia y Nicaragua) experimentadas en las décadas del setenta, ochenta incluso parte de los noventa, las islas mantuvieron sus vínculos comerciales y culturales con el país centroamericano e incluso alcanzaron a desarrollar una suerte de ‘diplomacia vecinal fronteriza’, nutrida con intercambios deportivos y culturales, excursiones y otra serie de eventos. Paradójicamente, estas islas, para ese entonces, estaban mejor conectadas y relacionadas con los territorios continentales centroamericanos e incluso con algunos insulares como Gran Caimán y Jamaica.

Con la amenaza latente de que la soberanía colombiana sobre las islas en cualquier momento podría perderse, se optó por el distanciamiento y por el cruce de comunicaciones diplomáticas, mientras que Nicaragua se preparaba en La Haya para iniciar una de las batallas jurídicas más importantes de su historia. La demanda interpuesta por el país centroamericano contra Colombia en 2007 fue el comienzo de este doloroso proceso que, aún no termina. A raíz del fallo en 2012, Colombia intentó revertir el enfoque soberanista y estado-céntrico al manejar una estrategia combinada de incorporar en la defensa jurídica a varios profesionales raizales e isleños como parte del cuerpo diplomático en La Haya y como un grupo soporte en el territorio insular, para la búsqueda de información, la elaboración de informes y la construcción de un expediente de pruebas para soportar la existencia del pueblo raizal y la tradición de usos de pesca en la zona. No obstante, era una tarea descomunal y ambiciosa para este grupo ejercer un rol de interlocución y comunicación cuando se tenía el peso de una larga tradición estatal de secretismo y poco diálogo con los isleños sobre asuntos que se consideraban y se siguen considerando de seguridad nacional. En su momento, se pensó que una suerte de ‘Raizal team’ era una conquista temprana y que la inclusión con tinte étnico era el camino por el cual los isleños podrían desempeñar un papel más protagónico en la gestión del conflicto. Aunque fue un gesto loable por parte del estado colombiano, fue tardío y no estuvo exento de contradicciones por lo poco participativa que fue su integración; y porque infortunadamente, no se desarrolló un enfoque diferencial integral como tampoco hubo un cambio significativo en la estrategia. Me explico. Sería un exabrupto decir que no se manejó una inclusión étnica extensiva a lo territorial al incorporar personal de ambas islas: San Andrés y Providencia. Empero, no sucedió así con el cambio en la estrategia, porque siguió imperando un enfoque estado-céntrico para el tratamiento de este conflicto sumada a una visión de una ‘diplomacia hecha desde arriba’ en donde los aportes de los isleños se mantuvieron en un nivel subalterno y local, restringiendo su participación a la necesidad de demostrar la presencia ancestral y encontrar un soporte experiencial del pueblo raizal en las zonas de pesca. Varios de los miembros del ‘Raizal Team’ visitaron La Haya, asistieron a reuniones y, hablaron en alguna audiencia. Y si eso se podía probar como un atisbo de inclusión, la problemática seguía latente en el ámbito local, dejando una estela de impotencia y una sensación de pérdida entre los isleños y raizales, pues conforme avanza el tiempo, se siguen presentando deman-

das y contrademandas sin el asomo de una solución pacífica y definitiva. Entretanto, miembros del movimiento AMEN-SD por iniciativa propia, realizaron acercamientos con el vecino país, buscando un entendimiento entre pueblos. Esto en vez de haber sido aprovechado por ambos países como un cambio en la dinámica de las relaciones binacionales, fue descartado y calificado como contraproducente para la estrategia adoptada por Colombia de no acatar el fallo hasta tanto firmar un tratado binacional con Nicaragua. Así las cosas, es posible inferir que pese al ‘discreto papel’ de los raizales vinculados en el desarrollo de la estrategia colombiana, se obtuvo la visibilidad de la etnia raizal como víctima de este conflicto en el pronunciamiento dado por la CIJ emitido en abril de este año, pero eso no nos permite afirmar categóricamente que lo étnico esté completamente cubierto o bien, que haya reparación por el daño. ¿Enfoque diferencial? En cuanto al enfoque diferencial de mujer y género, es consabido que el equipo en un principio estuvo integrado por 8 personas, de los cuales, cinco eran hombres naturales de San Andrés, dos de Providencia y, una mujer raizal de carrera diplomática originaria de la isla de San Andrés. Situación que nos muestra lo lejos que estamos las mujeres de obtener una paridad en el ejercicio de cargos de alta dirección, incluso, en los diplomáticos de carrera y por nombramiento. Sumado a lo anterior, está la doble opresión que viven las personas racializadas en términos de acceso a la carrera diplomática en la medida en que existen ciertas brechas formativas, idiomáticas que, en vez de facilitar, complejizan el ingreso de más personal diverso a la cancillería. Situación que también se replica a raizales e isleños. Una de las apuestas regionales del Pacto Histórico es reposicionar y devolver el protagonismo perdido del archipiélago como bisagra que une y articula a esta Colombia Insular con el Gran Caribe y Centroamérica. Sería interesante ver en ese ejercicio a más mujeres participando sin que se “nos invite a ganarnos los espacios” o a ser probas en un dominio y un campo que históricamente ha sido protagonizado por hombres, donde el ejercicio del poder y la política han sido dictadas por estos. Dicha ‘invitación’, reflejo quizás, de un machismo frágil desestima nuestros avances y luchas, cuando prácticamente nos devuelve varias décadas atrás… Esto, por fortuna, está cambiando. En algunos países, las mujeres y los grupos étnicos han entrado a formar parte de los cuerpos diplomáticos bilaterales y multilaterales. De seguro a Colombia le falta mucho. Pero hoy, se respiran vientos de cambio.


Página 22

Agosto 2022

No más asaltos a la ilusión

El voluminoso paquete de documentos probatorios que, a través de videos, fotografías y diversos testimonios, revisará la Corte Constitucional en referencia a la llamada ‘Reconstrucción de Providencia y Santa Catalina’, puede ser la evidencia final de que, tras el huracán IOTA, buena parte de su población sufrió una devastación aún peor: la del olvido oficial. No se explica de otra manera que aún hoy, después de casi dos años del catastrófico ciclón de categoría 5, haya numerosas familias mojándose cuando llueve, o reparando obras

supuestamente entregadas por el consorcio de la reconstrucción o, peor aún, viajando a San Andrés o al continente a recibir atención médica por la ausencia total de un hospital. Pero el menoscabo de la memoria oficial no termina –ni comienza– con las tareas de restauración por obra y gracia de los huracanes del 2020. El desgreño administrativo hace rato que viene haciendo estragos, y otras construcciones como, por ejemplo, la Casa de la Cultura de North End en San Andrés, presenta fallas impresentables, aún sin inaugurarse.

Todos pudimos ver como el expresidente Iván Duque cortaba la cinta en una simbólica ‘entrega de obras’ de la añorada Casa de la Cultura hace apenas 15 días (el 31 de julio) y todos pudimos ver también como en estos días, tras las primeras lluvias de intensidad moderada que debió soportar, la construcción se inundó exhibiendo goteras y filtraciones apremiantes en su estructura. Esta historia de nunca acabar, de ‘elefantes blancos’ como el Tropical Park o el Colegio Cemed, por mencionar solo un par de la larga lista de grotescos desatinos insulares, se

debe terminar. Ya son cuatro o cinco las generaciones que crecieron viendo al Sunrise Park cerrado, cercenando sus genuinos anhelos de contar con un parque de diversiones para disfrutar. El Archipiélago debe salir a la luz, enfrentado los grandes desafíos como el cambio climático y la corrupción enquistada en las instituciones, con sentido de pertenencia, audacia y creatividad. Los vientos renovadores del gobierno entrante pueden ser una buena coyuntura –ojalá– para generar oportunidades de cambio y transformación. ¡Manos a la obra!

¿Sin lugar a dudas? ¿Sobre qué (de lo terrenal) se puede tener una certeza infalible? ¿Acaso, no ha transitado la humanidad por supuestos y teorías que se asumieron como dogmas y luego, un día cayeron del pedestal para estrellarse con el olvido? Y, si los conceptos que son consensuados por varias mentes brillantes, terminan luego en el bote de basura, ¿cómo podríamos entonces tener seguridad sobre la constancia de algún pensamiento, de alguna opinión? ¿Existen los preceptos inmutables? Muchos podrían pensar en los conceptos

éticos más grosos como aquellos que no deberían ser negociables, pero incluso estos, bajo circunstancias extremas como la guerra, el hambre o el peligro inminente, se tuercen, hasta cambiar de forma y convertirse en figuras irreconocibles. Lo que sabemos de la física, por ejemplo, también nos ha propiciado viajes a laberintos que hoy descartamos y nuevas incursiones en lo que era imposible de imaginar hace algunos años. Lo que es y lo que no es real; lo que se sabe de esta realidad y, si para todos revela lo mismo; son las preguntas que hoy se hace la filosofía postmoderna. Y ¿por qué importan estas preguntas? ¿Cómo le cambian la vida a un peatón regular? Probablemente no lo hacen. La sociedad como se ha configurado, ex-

cluye sistemáticamente los espacios de reflexión (y el silencio como coadyuvante), para reemplazarlos por una carrera en una cinta interminable que lleva a las masas a comprar, trabajar para pagar y luego morir. Una vida (vidas) que no se plantea (por falta de tiempo o entrenamiento) ninguna pregunta sobre su propia existencia, acortando una de las brechas que nos separó de los otros homínidos: la conciencia de sí mismo. La certeza de todo, parece reemplazar a la curiosidad, y con este reemplazo viene el piloto automático en el que se vive la vida. Y, si aparece un punto exótico de reflexión es ahogado en información instantánea, obtenida de un meme que resume en cuatro líneas conceptos pensados para hacer una enciclopedia.

Todo debe resolverse rápidamente en un mundo 5K. Para mantenerse entonces en la carrera evolutiva del pensamiento, debe incluirse a la duda nuevamente como una herramienta: dudar de las propias certezas, de lo conocido, de lo imperturbable. El lugar a la duda será, sin embargo, impopular y solitario, entre más se dude de lo dicho, menos se afiliará al precepto grupal, estará más fuera del círculo, al menos en el que ocurre en ese momento y ubicación. Solo la mirada por el retrovisor valorará la vacilación sobre lo que parecía obvio, sea por que abrió el camino a otras alternativas, o en el peor de los casos, por qué lo confirmó todo.


Agosto 2022

Página 23

El pueblo Creole del Caribe Suroccidental “Queremos ser colombianos a la manera isleña’’, fue nuestra proclama ante la V Cumbre Gubernamental en el gran Salón del Mar, en la Casa de la Cultura en el año 1980.

iniciada con el artículo 14 de la ley 52 de 1912 y la posterior declaratoria de ‘tierra de misiones’.

Transcurridas más de cuatro décadas de aquella proclama por el reconocimiento y respeto de nuestras diferencias étnico-culturales, políticas y económicas de un pueblo ancestral creole, raizal, como se refiere en la Constitución Nacional, no ha habido políticas públicas para proteger, cómo se debe, a una nación que hace dos siglos se vinculó al Estado colombiano añorando estabilidad, seguridad y prosperidad.

Una Colombia imperial que se tomó las islas o lo que quedó después de la “entrega” de todos los territorios de la Costa Misquitia (tratado BarcenasEsguerra, 1928), dejando a muchos propios sin patria, al otro lado del meridiano 82 y del gran territorio que anexaron a la Gran Colombia en Junio 23 de 1822. A la nación raizal se le ha agredido poblando su territorio en una masiva ocupación muy superior en número de individuos a sus originarios, desestimando su identidad (credo, lenguaje, costumbres, medio ambiente…), sobre todo con el intempestivo remplazo de su economía vital por una diseñada por “inmigrantes y para inmigrantes”, arrasando con su patrimonio, medios e instrumentos de producción.

A partir de la ley 127 de 1959, particularmente, se materializó la colonización del territorio y de los habitantes originarios del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina,

Advertidos de las injustas y desventajosas imposiciones que relegan al pueblo raizal aceleradamente a la ignominia por el despojo generado, no ha habido correcciones de fondo por

parte del Estado responsable. En tan solo 60 años se pasó del paraíso encontrado al paraíso perdido, de la gloria al infierno, de paz y la armonía a la desesperanza absoluta.

cidental con la Reserva de Biosfera Seaflower hábitat de los raizales, ahora transfronteriza, sea objeto de especial interés ambiental para la seguridad alimentaria de los pueblos originarios.

Con esa resumida realidad entramos al cambio con las propuestas vencedoras y vinculantes del Pacto Histórico, con renovada esperanza de reivindicar propósitos de una convivencia hombre-naturaleza, de procurar un nuevo rumbo para las islas y sus pobladores con los vientos favorables del gobierno de Gustavo Petro / Francia Márquez.

La diplomacia étnica a cargo de miembros del Pueblo Raizal dio cuantiosos frutos en el pasado ante el Caribe anglosajón, y ahora, con la alocución presidencial de cubrir los estados en Las Antillas vuelve a ser muy prometedor para diversidad de intereses oficiales, culturales, académicos, comerciales, de los pueblos no sólo de islas como también de tierra firme centroamericana en donde ha quedado gran parte del pueblo creole ondeando una diversidad de banderas posteriores a la emancipación de las colonias europeas.

Con una agenda que priorice la sostenibilidad, el equilibrio necesario para asegurar la vida en todas sus formas, un justo balance para alejar las amenazas de extinción del Pueblo Raizal, de toda vida humana y de especies de fauna y flora de mar y tierra. Que se puedan restablecer las actividades económicas, culturales, de todo tipo y género en la frontera natural del departamento Archipiélago y la costa Caribe Centroamericana. Que nuestra ubicación en el Caribe suroc-

El archipiélago nuestro, bicentenario, expande las fronteras de Colombia al mundo caribeño y los raizales compartimos un ADN familiar común en la región que es un plus positivo para la PAZ, para la convivencia. Para la integración.

Periodismo en la era Petro Este primer gobierno de la izquierda colombiana es también algo nuevo para el periodismo nacional. Muchos temas tradicionales darán paso a nuevos contenidos periodísticos, a nuevas discusiones e interacciones, y la visión que se tiene sobre la Colombia de ayer y hoy puede resultar de vital importancia para entender bien el nuevo enfoque que veremos en la dirección del Estado colombiano. Uno de los aspectos centrales que influyen en el mejoramiento del razonamiento público en una democracia es la existencia de una prensa libre, crítica. Por lo tanto, la independencia, el juicio propio, y la autonomía financiera de los medios de comunicación, son fundamentales para que la prensa cumpla el papel informativo clave en la difusión de los hechos por venir y el fomento del escrutinio crítico de los ciudadanos. El valor de la verificación de datos y el grado de preparación de los periodistas para afrontar su responsabilidad, será de la mayor importancia para

STAFF

DIRECTOR Eduardo Lunazzi EDICIÓN Billy Lunazzi Celis

evitar los sesgos tan marcados como los que se han visto últimamente en distintos medios de comunicación del orden nacional y regional. En la era Petro abogo por un periodismo muy activo, que no pase por alto lo que el Gobierno incumpla, ni oculte las señales de la corrupción que empañen el horizonte, por supuesto, también que no olvide que su función informativa no se relaciona solamente sobre el acontecer político o gubernamental, sino también sobre otras áreas como la cultura, la ciencia, las artes, y las regiones. De las peores cosas que le podría pasar al periodismo nacional en el gobierno que comienza este domingo es copiar lo que hicieron algunos medios de comunicación en el anterior. Es decir, volverse escuderos o cajas de resonancia, simplemente. Nada más perjudicial para los periodistas que trabajan en los medios de comunicación que bautizarse petrista o gobiernista, tal como ocurrió en el reciente pasado que vio figurar a algunos de varias regiones del país con el sello uribista o gobiernista. O antipetrista, antigobiernista, antioposición, antiuribista, antiduquista, etc. Ninguna de estas camisetas le queda bien a un periodista.

COLABORADORES Edna Rueda Nadim Marmolejo Kent Francis.

Esto ha afectado enormemente la credibilidad de muchos. Lo cual nos propone abrir las puertas a la consideración de que el trabajo periodístico no puede ser objeto de fe, sino de discusión, análisis, crítica, que son elementos constitutivos de la práctica democrática. Una noticia no debería ser tomada como la verdad absoluta, sino como un aporte a la discusión. Al asumirla como verdad total la audiencia renuncia al componente crítico y disconforme de la inteligencia humana. La audiencia debe mantener la curiosidad del testigo, la crítica del buen observador, y no la pasión del creyente. La sociedad no puede dejar la formación de la opinión pública en manos del periodismo, exclusivamente. La calidad de nuestra democracia también depende de la sensibilidad de los ciudadanos y el tipo de atención que presten a los medios dentro de unos márgenes de racionalidad. La prensa siempre debe mirar más allá de la punta de su nariz. El periodismo de investigación puede desempolvar información que los intereses oscuros de la corrupción tratarán siempre de mantener oculta o de incógnito. De modo que circunscribirse a invitar cada día a personajes contradictores de diversas corrientes políticas para

PERIODISTAS

Janeth Raga Molina Ethel Bent Castro Laura Restrepo Elliot Howard

FOTOGRAFÍA Edward Lunazzi Celis Edgar Barragán

que debatan solamente sobre las acciones u omisiones de los funcionarios, por ejemplo, reduce enormemente la calidad de la información que se entrega a la audiencia. La inclusión de contrapoderes como la academia y las organizaciones no gubernamentales en la discusión pública, por ejemplo, debería hacerse con mayor frecuencia. El periodismo de emboscada que algunos periodistas practican ha dejado en evidencia su pobreza de inquietudes y abandonado, de paso, el periodismo crítico y autocrítico para velar mayormente por los intereses corporativos e ideológicos del medio en perjuicio de la esencia del oficio. Por ello, a la sociedad le está resultando cada vez más difícil confiar en lo que se informa a diario sobre el teatro cotidiano de la política y el ejercicio del poder, repleto de miserias, traiciones, mentiras, desamores, y desencuentros permanentes. En fin, cualquier empresa de transformación social que se proponga el país requerirá de un trabajo transparente de la prensa, de un lenguaje distinto que vigorice la autoestima nacional, y de un trabajo periodístico que contribuya al mejoramiento continuo del razonamiento público, en general. Una prensa abierta para una sociedad abierta.

DIAGRAMACIÓN Laura Restrepo DISEÑO EDITORIAL Jesse Lunazzi Celis