Issuu on Google+


Número 151 16 de junio de 2008

Colaboradores: Jans, Capanegra, Bernardo Bátiz, Pedro Miguel, Clément, Rapé, Arturo Cano, Alberto Aguirre, Boligán, Cintia Bolio, Juanele, y Vigo

Director

Federico Arreola

Directora comercial:

Lorena Martínez

Los hijos del averno

El Fisgón, Helguera, Hernández, Patricio y Rius portada

El Fisgón

Administración:

y los hijos del averno

René García España Diseño: Elisa Orozco

Cuidado editorial: Margarita

Sologuren y Diego Velázquez

nuevo correo: correochamuco@elchamuco.com

“T

ener hambre” era un cliché que se utilizaba para hablar de una apremiante necesidad. El “hambre de justicia”, por ejemplo, es una metáfora que trae a nivel de víscera un concepto abstracto. Hoy, bajo la lógica del capitalismo salvaje, “el hambre” vuelve a su categoría primitiva y literal. Si esta mecánica ha quitado sal y pimienta al lenguaje, si ha empobrecido sus nutritional facts y promete hacer de nuestro campo un Biafra globalizado, entonces la revoltura de panza no sólo la provocará Ulises Ruiz, sino también una mala alimentación. No tragaremos a Calderón, pero tampoco suficiente riboflavina; los retortijones los provocará Mouriño, pero también la falta de lípidos; y pronto la panza de Carstens se verá peor, pero no por sobrepeso, sino por estar lombricienta. Todos perderemos esperanza y peso. El mercado global puede presumir de haber acabado con el hambre de justicia y libertad, pues ahora muchos se conforman con un plato de frijolitos y tortillas. Este sistema de mercado depredador origina hambre y por ahora a los más afortunados sólo nos quita el apetito. También sirve de pretexto para hacer monitos, ahí les dejamos unos, siquiera para entretener la tripa.

EL CHAMUCO Y LOS HIJOS DEL AVERNO, revista catorcenal. Año 2008. Núm. 151. 16 de junio de 2008. Editor responsable: Federico Arreola Castillo. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2006-051811084200-102. Número de Certificado de Licitud de Título:9349. Número de certificado de licitud de contenido: 11091.Otorgados por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Publicado por CARICATURAS, INTERNET, ANIMACIONES Y REVISTAS, S.A. DE C.V. Domicilio de la Publicación: Zamora 169, Oficina 7, Col. Hipódromo Condesa. Tel. 52 56 18 00 y 52 56 18 15. Impresión: DISIGRAF, S.A. de C.V. Domicilio: Calle Cuatro 5 Col. Alce Blanco, C.P. 53730, Tel. 53 58 75 20, Fax: 55 76 11 67;Distribuida por CITEM, S.A. de C.V., Avenida del Cristo 4 Col. Xocoyahualco, C.P. 54080, Tlalnepantla, Estado de México y por la Unión Nacional de Expendedores y Voceadores de Periódicos de México. Precio $ 20.00 El contenido de los artículos es responsabilidad exclusiva de los autores. Todos los derechos están reservados. Queda prohibida la reproducción parcial o total del material publicado sin consentimiento por escrito de los editores. La información contenida ha sido obtenida de fuentes que se consideran fidedignas.


2


3


el hambre es canija (y las multinacionales m谩s) el fisg贸n

4


5


6


7


8


9


10


12


14


15


la consulta,

su justificación bernardo bátiz V.

Ilustración Clément

Calderón, Mouriño, Martínez Cázares, Reyes Heroles hijo, Creel y demás personajes que se han opuesto a que se haga una consulta a la sociedad con respecto a la reforma energética, no tienen la culpa por negarse a ello. La culpable es su total ignorancia de la historia y la ley. El maestro Bernardo Bátiz explica las justificaciones para realizar dicho ejercicio democrático. Si alguien conoce a alguno de los primeros, hágale un favor y préstele este ejemplar de El Chamuco.

16

S

egún la historia (y las leyendas) los griegos de Atenas inventaron la democracia, cuando los varones mayores se reunían en el Ágora a deliberar y luego votar, los asuntos más importantes de la polis. Esa democracia directa era, y es posible aún, en comunidades mínimas de pocos habitantes concentrados en un centro urbano. Al crecer las ciudades y al extender sus territorios, aparecen otras formas de organización política en donde no hay cabida para la democracia directa, por lo numeroso de los ciudadanos, lo disperso de la poblaciones y el tamaño de las nuevas entidades públicas, que abarcaban muchas ciudades alejadas unas de otras. Con el crecimiento, para adoptar un sistema democrático fue necesaria la representación y, a partir de la Revolución Francesa, se extendió por el mundo esta forma de gobierno, a la par del individualismo, la división de poderes y el principio de la igualdad ante la ley; las asambleas de representantes se multiplicaron como hongos con la humedad. En 1789, los elegidos en las parroquias francesas, con sus “cahiers” bajo el brazo, llegaban a París representando a las villas y ciudades de toda Francia para incorporarse a los Estados Generales, y luego constituirse en Asamblea General. No podían estar todos los franceses en el amplio espacio del Juego de Pelota, donde se reunió el estado llano, con algunos representantes exaltados de la aristocracia y el clero, pero sabían que toda Francia estaba encarnada en sus representantes. Ahí nació el nuevo sistema republicano y representativo, adoptado en todo el mundo. En México, nuestro artículo 40 Constitucional, declara que es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una república representativa, democrática y federal. El paso del absolutismo al gobierno democrático y representativo fue trascendental, sin embargo, ya desde mediados del siglo XX, empezó a ser insuficiente e insatisfactorio. Muy pobre es la democracia, muy engañosa e ilusoria, si se reduce para los ciudadanos, que debieran ser los soberanos, al breve ejercicio de cruzar una boleta electoral y depositarla en una urna cada cierto tiempo y ya. El papel del pueblo ahí termina en esas democracias tildadas, con razón, de formalistas y burgueses, en las que los políticos con votos a su favor, bien o mal habidos, se convierten en autócratas temporales a la vieja usanza y deciden por sí y ante sí, sin rendir cuentas y sin que nadie les haga contrapeso. En diversos ámbitos del pensamiento político, el socialismo, la social democracia, la democracia cristiana, se pensó no en volver a la democracia directa, lo que es casi imposible en comunidades de millones de integrantes, pero sí en explorar formas en las que los pueblos puedan participar en las decisiones graves que les atañen y se habló entonces de


las instituciones de democracia participativa: el plebiscito, el referéndum, la iniciativa popular y la revocación del mandato. Formulas cercanas a la democracia directa, conviviendo con un sistema de democracia representativa. Lo cotidiano, lo de todos los días, que lo hagan los representantes, lo importante y de fondo que lo resuelva el soberano, que es el pueblo. Un cargo no es una prebenda. Los representantes no debieran poder por ejemplo, como ya lo hicieron en la llamada reforma judicial, limitar y recortar garantías individuales, no deben tampoco como lo pretenden ahora mediante una legislación secundaria, en materia petrolera, trastocar preceptos constitucionales sin consultar previamente a sus mandantes. Por eso, en la materia vital del petróleo, ha surgido de los oportunos debates, la idea de la consulta popular. Puede ser como dice Andrés Manuel López Obrador que los legisladores tengan la última palabra, lo que no está en discusión es que el pueblo debe tener la primera y si sus representantes se pasan de la raya y aprueba leyes anticonstitucionales y antinacionales, podemos revocarles el mandato y exigirles su renuncia. Hay propuestas (una del suscrito) pendientes en la Cámara de Diputados

para modificar nuestros sistema de representativo a participativo, pero estas no se han dictaminado aún. Sin embargo, sin ese cambio claro y determinante, la idea de una democracia popular se ha ido abriendo camino y desde 1983 se introdujo tímidamente y en forma incompleta, pero ahí esta ya en la Constitución, artículo 26 párrafo tercero, la posibilidad de la consulta ciudadana y en el artículo 20 de la Ley de Planeación, se especifica que en el ámbito del Sistema Nacional de Planeación Democrática tendrá lugar la consulta con objeto de que la población exprese sus opiniones para la elaboración, actualización y ejecución del plan y sus programas. En el Distrito Federal, la Ley de Participación Ciudadana es un modelo de democracia participativa y en otras entida-

des, cada una con su estilo, es posible legalmente la práctica de preguntar al pueblo antes de tomar decisiones importantes. El fundamento jurídico ahí está, sólo falta que las autoridades no teman consultar a su pueblo, que se identifiquen con él, pregunten a todos en temas tan trascendentes como es el de la propiedad de petróleo, tan ligado con la soberanía nacional. Quien teme a la consulta no puede decirse democrático. jusbbv@hotmail.com 17


corrido

de la

pedro miguel

Ilustraci贸nes Cl茅ment

18

consulta


19


helguera

20


8 de Junio del 2008

REALIZA GUADALUPE DOMINGO ACTIVO SIN GRAFITI Con el objetivo de rehabilitar los espacios públicos que se encuentran pintados con graffiti, el Municipio de Guadalupe realizó el programa “Domingo activo sin graffiti”. La alcaldesa, Cristina Díaz, dio el banderazo de arranque a este programa en el que participan cientos de jóvenes voluntarios que alguna vez realizaron pintas de graffiti, pero que actualmente buscan encauzar sus energías hacia actividades positivas. “Aquí los muchachos están por su propia voluntad recuperando estos espacios y nosotros nos estamos comprometiendo, poniendo como ejemplo esta barda, en la que ellos habían expresado, vamos a decir, su arte, a que hoy se expresen de manera distinta y comiencen por limpiar la barda”, señaló la edil. El propósito del programa es que los jóvenes, que son detenidos por rayar las bardas, tomen conciencia de que están haciendo un daño y que les puede traer problemas con la ley. La presidenta municipal señaló que van a conseguir más pintura para que los jóvenes puedan expresar todo lo que a ellos les gustaría, como el plasmar los íconos de la ciudad o retomar ideas de pintores mexicanos como Diego Rivera. Por su parte, el secretario de Seguridad Ciudadana y Tránsito, José Santos Almaraz, informó que la meta es tratar de recuperar al cien por ciento las bardas rayadas con graffiti de la Avenida Juárez, como ya lo hicieron con las avenidas Miguel de la Madrid y Morones Prieto. “El día de hoy se tienen contemplado cinco kilómetros, se tienen detectados 85 placas”, dijo Santos Almaraz. Juana María García Hernández, encargada de un negocio, cuya cortina se encontraba rayada, calificó de positivo este programa ya que es una forma de que los jóvenes ocupen su tiempo en algo útil. “Muy bien me parece perfecto que los jóvenes, a parte de que les echen la mano para ayudar a pintar, les hace bien a ellos a parte para que no se vea tan feo”, expresó. Después de ser detenido en tres ocasiones por andar rayando las paredes, Martín Alejandro, de 18 años de edad, ahora forma parte del programa de Prevención del Delito que se dedica a rehabilitar los espacios públicos que se encuentran con pintas. Por lo tanto recomendó a los jóvenes que se abstengan de andar pintando las bardas con graffiti. “Que no rayen porque está gacho, mejor que se gasten el dinero en otra cosa”.


rape

22


23


24


25


27


28


29


30


31


HISTORIAS TRUCULENTAS DE ELBA ESTHER arturo cano y alberto aguirre

Ilustraciónes boligán

Ya circula Doña Perpetua, libro que pronto será de texto en todas las escuelas del país. Además del obvio homenaje al don Perpetuo del chamuco Rius, la obra de marras sirve de pretexto para que Arturo Cano y Alberto Aguirre, sus autores, cuenten algunas de las aventuras de Elba Esther Gordillo. Aquí, uno de los capítulos más sustanciosos. El Chamuco agradece a los autores por el permiso para reproducirlo. 1. Los tres amores de Elba Esther Las reuniones son en la casa que alguna vez fue oficina de Carlos Jonguitud Barrios, en la colonia Del Valle. Es el “cuarto de guerra” de Roberto Madrazo y Elba Esther Gordillo en pos de la dirección nacional del pri. A veces matan el tiempo a la espera de reportes, de números provenientes de los estados. En una de esas ocasiones la Maestra se sincera, se explaya: dice que tiene “tres amores” blindados ante cualquier venganza. Los nombra: Jorge G. Castañeda, Esteban Moctezuma Barragán y Marcelo Ebrard Casaubón. 2. La Única En el directorio oficial del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, todos los nombres están antecedidos por un “profesor” o “profesora”. Excepto el de Elba Esther Gordillo Morales, claro. Ella es la única “Maestra”, todos los demás son simplemente profesores. Su ficha biográfica, distribuida por la sección 36, su sección de origen, dice que estudió en la Escuela Normal Superior, pero en esa institución no hay registro y ninguno de los viejos maestros recuerda su paso por esas aulas. 3. “Cuánto quieren” A la Maestra le gusta actuar. Toma el teléfono y regaña, insulta a sus colaboradores. En 1998, en Mérida, finaliza el congreso y le informan por teléfono que “los de la CNTE” quieren hablar con ella. —¡Hijos de la chingada! ¡Mándalos al carajo!— grita durante un rato, para que la oigan todos a su alrededor, que le aplaudan sus compañeros de armas por ser dura con los molestos disidentes. Al poco rato le dice al mismo colaborador, al oído: “Háblales, a ver cuánto quieren”. En esa ocasión, el colaborador de la Maestra se encuentra con Blanca Luna, secretaria general de la sección 9, en una comida en Chichén Itzá. Ella quiere dinero para que algunos delegados de su sección realicen un viaje turístico, aprovechando que están en Mérida. Pide 200 mil pesos. Francisco Arriola, el ex esposo y tesorero de la Maestra, le da 300 mil. 4. “Esa canción” “Aaaay, esa canción”, suspira e interrumpe su disertación sobre el futuro del snte. Desde la bocina sale la voz de Juan Gabriel con “Yo no nací para amar”. 5. Razones por las cuales la Maestra no usa minifalda La Maestra pasa buena parte de 2004 en Estados Unidos. Preocupados por su salud y por las heridas derivadas de su destitución en la Cámara de Diputados, su yerno y su hija le organizan un viaje a la Convención Demócrata, que se celebra en Boston. En julio de ese año viajan con la Maestra unas 15 personas, la mayoría cuadros sindicales en formación, de los que asisten a los cursos del Tec de Monterrey. Además de ser observadora en la convención en la que John Kerry es ungido candidato, sus asesores han arreglado que reciba el reconocimiento “Resolución”, que entrega el Boston City Council, “por su trayectoria profesional y sus contribuciones a la educación y al sindicalismo”. 33


Luego, el SNTE hace que aparezcan notas sobre ambos hechos en buena parte de los medios mexicanos. Y para rematar insertan en la revista Quién dos fotografías, una donde la Maestra aparece con Diana Kerry, hermana del candidato, y otra donde se le ve al lado de Madeleine Albright, ex secretaria de Estado. “Elba Esther Gordillo se codea con los meros meros”, dice el titular. Lo que no se publica en los medios mexicanos es el diálogo que sostienen, traductora de por medio, Albright y Gordillo. La ex funcionaria de Clinton le dice saber quién es ella y elogia su vestido, un Chanel ostentoso para una ceremonia tempranera. —Sí, gracias, los uso así porque dicen en México que no puedo usar minifalda— responde la Maestra. Cortésmente, Albright pregunta cuál es la razón y su rostro enrojece cuando escucha las dos últimas palabras de la traductora: “Big balls”. 6. “Nosotros seguíamos” Cuando Elba Esther abandona las filas de la “disidencia”, corren ya los primeros años de la década de los setenta, aunque una de sus biografías oficiales dice que es militante del pri desde 1960. Poco después de la ruptura con Elba Esther, uno de los miembros del grupo disidente, Óscar Téllez, muere en un accidente automovilístico no aclarado. En los meses siguientes sus compañeros reciben varios mensajes anónimos: “Decían que nos cuidáramos, que nosotros seguíamos”, cuenta el profesor Armando Vázquez, quien conoce a Gordillo a mediados de los sesenta. 7. El pequeño líder moral Siempre que puede, la Maestra habla mal de un dirigente que malquiere, el jalisciense Juan Alcalá Espitia, “líder moral” de la sección 47: “Es un hampón, es narco”, dice. Hombre de malos modos, abogado, está acostumbrado a las armas desde sus orígenes de líder estudiantil en la Universidad de Guadalajara. Su mujer huye y él la va a buscar con su confesor, ahora rector de una de las universidades del sistema jesuita. Abre una maleta y le muestra un arma de grueso calibre. En octubre de 2001, Alcalá Espitia, ex diputado federal, es detenido en Jalisco por la Procuraduría General de la República. Poco antes, el subdelegado en Jalisco ha visitado las oficinas de Elba Esther Gordillo en la Ciudad de México. Alcalá es detenido en un retén militar, donde el personal sabe que carga un fusil R-15 en la cajuela. Elba Esther estalla cuando se entera de la aprehensión. “¡Eso no les dije que hicieran!” El líder sale de prisión poco después, pero dos años más tarde es nuevamente detenido, ahora en Colima, con armas de uso exclusivo del Ejército mexicano, casi un kilogramo de cocaína, y a petición de las familias de dos niñas de 14 y 17 años que acusan al “líder moral” del snte de abuso sexual. 8. ¡Que no salga ni una nota! Se cumplían 50 años del snte. Un grupo de profesores disidentes, que editó la revista Hojas, decide conmemorar con un homenaje a Othón Salazar, el emblemático dirigente del movimiento de 1958-60. Por esos días Elba Esther convalece de una intervención quirúrgica, al parecer por apendicitis. En su cama le informan del acto que preparaban los profesores disidentes. Sus asesores le dijeron que les parecía 34

bien, que Salazar era un personaje emblemático, etcétera. No los deja terminar: “Hijos de la guayaba, cómo va a estar bien, ¡esa conmemoración es nuestra!”, gritó, al tiempo que se levantaba. Dicen que hasta se le abrieron los puntos, por el esfuerzo que hizo cuando ordenó: “¡Que no salga ni una nota de eso!”. Y, efectivamente, apenas salen dos pequeñas notas de prensa. 9. Y así ¿cuánto? En marzo de 1981, poco después del asesinato de Misael, los maestros disidentes toman los edificios de las secciones del SNTE en el DF. Una comisión de profesores del Valle de México es llamada a negociar en la Casa del Maestro, en la colonia Santa María la Ribera. En lugar de recibirlos en una sala de juntas o en el restaurante, los invitan a subir a una habitación. Cuando se abre la puerta, los maestros ven a Elba Esther tumbada sobre la cama, la amplia falda amarilla extendida sobre la colcha. Procaz, pero también conocedor de la jugada, Teodoro Palomino le suelta: —Y así ¿cuánto? —¡No le faltes al respeto a la maestra! —exige Alberto Miranda Castro, quien, de pie, participa en la escena al lado de Ramón Martínez Martín, entonces secretario general del sindicato. Están a punto de liarse a golpes. 10. “¡Hijos de Jonguitud!” En la víspera del congreso nacional del sindicato, Antonio Jaimes Aguilar recibe a los disidentes en una tensa reunión que termina casi a golpes. Lo acompaña el secretario de Finanzas, Refugio Araujo del Ángel. Los disidentes entienden el viejo lenguaje. Tres años atrás, el acompañante de Ramón Martínez Martín era Jaimes Aguilar. En la sala donde los reciben, los dirigentes vanguardistas se quedan siempre detrás de unos sillones. Las palabras suben de tono. El salón se comienza a llenar de “ayudantes”. Los maestros se encienden: “¡Hijos de Jonguitud!”, les gritan. El secretario general del SNTE acusa a los disidentes de estar al servicio de Fernando Elías Calles, segundo del secretario de Educación Manuel Bartlett Díaz. Al paso de los años, ese “enemigo” del SNTE se convertirá en un empleado más de la maestra Gordillo. Pero todavía en la víspera, los maestros salen esa tarde en medio de gritos: “¡Queremos hablar con el dueño del perro!” El senador Carlos Jonguitud, como siempre, no se aparece por ahí. Ese día, los maestros acuerdan convocar a un paro de 48 horas. El movimiento ya no se detiene. 11. “Ya lo será” Un intelectual de altos vuelos recibe un regalo de la Maestra. Un aparato de fax, todavía en uso a fines de 1989. Llama a su oficina: —Oiga, ¿por qué me mandaron esto? —Es una atención de su amiga la profesora Elba Esther Gordillo. —Oiga, pero yo ni la conozco, menos puedo decir que soy su amigo. —Pues ya lo será, ya lo será. 12. Melón en la boca Cuenta un ex líder de la CNTE: “Elba Esther somete, te cierra el ojo, te puede estar fregando sobre


la mesa y haciéndote cosquillas con los pies; lo hace para demostrar que tiene dominio sobre ti. “En una reunión en 1989, primero manda a uno de los charros que se levante, para sentarme junto a ella. Era un desayuno, de pronto pica un trozo de melón y me lo quiere dar en la boca. Cuando lo rechazo, dice: ‘Bueno, al menos tomate un juguito’. Es algo que hace para seducirte y para exhibirte al mismo tiempo. Claro, cuando ya te tiene sometido, te pendejea todo el tiempo, como les sucedió a muchos que fueron de la Coordinadora”. 13. Autoridades “consensuadas” con el sindicato Envalentonados con la llegada de miembros de su grupo a las principales posiciones de poder en la SEP, en 2007 los dirigentes de las secciones 10 y 11 del SNTE ordenaron a sus huestes apretar tuercas. Toman la Benemérita Escuela Nacional de Maestros (benm) varias veces a lo largo de ese año y en los primeros meses de 2008, ya sea para exigir la renuncia del director, o para demandar que les entreguen plazas de trabajo que ellos manejan a discreción. Luis Ignacio Sánchez Gómez, titular de los servicios educativos del DF, termina firmando, a través de su secretario particular, un documento en el cual acepta que el nuevo director de la escuela será “consensuado con la representación sindical”. —Es como si Calderón tuviera que acordar con el SNTE el nombramiento del secretario de Educación Pública. Se ríe de la pregunta Carlos Velasco, el dirigente sindical autor de la toma de la BENM, con sus dientes encasquillados en oro. —Pues no, pero ojalá fuera así. 14. Días liberados Dueña del escalafón y otros instrumentos, la cúpula sindical controla una extensa red de supervisores escolares, jefes de sector y mandos medios en las instancias educativas de todo México. Basta una llamada desde el sindicato para que los supervisores escolares llenen auditorios para el lucimiento de los invitados del SNTE, luego de dar el día franco a los mentores. Ocurre, por ejemplo, en la conmemoración del Día de la Mujer de 2007: —Llamamos del comité nacional (del SNTE), para informar que tienen liberado el 8 de marzo para asistir al Teatro de la Ciudadela —dice la voz que llama a los jardines de niños. Y el teatro se llena. Meses más tarde, el diputado del pan Benjamín González Roaro llena de la misma forma un salón de usos múltiples de la delegación Benito Juárez para rendir su informe de actividades. 15. Regalos de género En las cenas de fin de año, los secretarios generales de las secciones reciben regalos simbólicos, pequeños. Son las esposas de los dirigentes quienes reciben relojes de oro, viajes, becas. Así se las echa la Maestra a la bolsa. 16. El apodo del Güero En los tiempos del Grupo San Ángel, los asesores de la Maestra, por envidia, y los disidentes, por revancha, comparten el apodo que le ponen a Jorge G. Castañeda, dada su cercanía con la Maestra. Le llaman Jorguitud. 17. “Nunca te pongas contra la familia” La Maestra acostumbra hacer esperar largas horas a los dirigentes del comité nacional o los seccionales. Las decisiones importantes nunca se toman sin ella, para qué. La mayor parte de

36

las veces la tardanza es a propósito, sobre todo cuando la Maestra quiere que los dirigentes vean sus películas favoritas: la saga completa de El Padrino y, más tarde, Hoffa. 18. El sueño de la Maestra —Este cargo es algo que quise toda mi vida (la secretaría general del SNTE). Estoy donde quería estar (1989). —¿Y después? —Después... después sueño con hacer cosas para Elba. 19. El cuero de los sargentos Durante muchos años, la Maestra tuvo dos obsesiones: su “legitimidad” y los teléfonos celulares. Todas las personas que se sientan a su mesa reciben la recomendación: “Nunca hables con el celular cerca”. Ella siempre tiene los teléfonos con sus ayudantes, quienes la esperan a prudente distancia. Por eso extraña que hasta un libelo hayan hecho con sus conversaciones telefónicas. Sobre todo porque, según ex colaboradores, en su equipo de seguridad hay “dos sargentos especializados en transmisiones, que operan un equipo de escucha y rastreo de telecomunicaciones”. Una de dos: la Maestra le ha perdido el miedo a los celulares, o los sargentos al servicio de sus enemigos sacan más cuero de sus correas.

Capítulo de Doña Perpetua. El poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Grijalbo.


38


39


40


42


43


ayuno e ideas

44

vigo


SALUDOS DESDE EL AVERNO A LOS SIGUIENTES LECTORES: • Aarón César Martínez Becerril • Laura Bolaños • Miguel Treviño Rábago, de

Reynosa • Roberto Biddle, de Tijuana • Alberto Dávalos • Juan Enrique Salazar • Hilda María Hernández • Jana Oliver, de Zacatecas • Israel Castillo López • María del Carmen Gómez Hernández, de Hermosillo • Fabiola Huerta • Laura Maldonado Hinojosa, de Ecatepec • Liliana Márquez García

• Luis Ernesto Cerda • Orlando Magaña Bueno, de

Guadalajara • Federico Zárate • Juan José Torres Fernández, de San Juan del Río • Adriana Reyes Flores • Gabriela Campuzano, de Toluca

SOLICITA LA AYUDA DE DON CHEPINO Querido Don Chepino: Soy un ama de casa desesperada, porque veo que los chinos ya invadieron con su piratería los alimentos. Te cuento: preparé pozole rojo (supuestamente con chile guajillo) y al degustar mi platillo no sabía a nada, sólo pintó el guiso pero no dio sabor, la pregunta es ¿cómo puedo distinguir en el mercado el chile mexicano del chile chino? ¡Urge respuesta! P.D. Mi hija, estudiante de la UNAM, Nancy Bautista, envía saludos y felicitaciones a Pepeto y a Clément por sus caricaturas, que cómo nos hacen reír. Sandoval estuvo magnífico con su caricatura de los Cárdenas emos. Nancy Peralta de Bautista, ama de casa en pie de lucha LES PIDE A CARSTENS, CALDERÓN Y MOURIÑO QUE SEAN PERSONAS Estimados chamucos: Reciban una felicitación para todo su equipo por su labor de difusión de las ideas. Aprovecho para felicitar también a Alfredo Jalife-Rahme, a Lorenzo Meyer y a la revista Índigo por su trabajo de informar a todas las personas en la república. El actual desgobierno federal tiene tremendo pavor, cual ratas temerosas, de la realización de la consulta ciudadana. La propuesta de deforma del energético y su administración carece de argumentos sólidos y consistentes. El sentido común se impone cuando la mentira disfrazada de verdad se quiere introducir por la puerta de atrás. Tenemos como ejemplo a nuestros hermanos de Argentina, hipnotizados (también) por la campaña mediática de menem (nótese las minúsculas), fueron despojados del recurso fósil. Las mismas mentiras y efectos catastróficos. Información, verdadera información, es la que necesitamos. Siento preocupación e impotencia al saber que los sobrepagados diputados y senadores no tienen verdadero compromiso social con las personas. Me avergüenzo de ellos. Al gordo anémico de Carstens, al remedo de presidente y al burguesito de Mouriño, las siguientes palabras: sean derechos, no mientan, tengan agallas, sean lo que su familia no pudo hacer de ustedes, sean personas. Ángel Rogelio Ponce QUE APOYA LA PROPUESTA DE “EL PESCADO ORIGINAL” Apoyo la noción de Patricio para iniciar el debate, al cual, con toda mi poca originalidad, me he atrevido a titular: “Y tú, cuánta caca quieres dejar de ver” o “Menos caca en la TV”. En fin, ustedes son los artistas de su obra. Y sea en serio o en broma, para este debate sólo le quiero sugerir a los lectores el libro Homo videns, de Giovanni Sartori. No es mi tío ni padrino, tampoco quiero que la editorial del silloncito rojo suba ventas, pero este libro será la piedra angular del debate: gracias a este libro he dejado de ver la televisión. Al menos, he bajado las dosis significativamente. Para no atiborrarlos con mi ignorancia, sólo basta decir que este libro no es de miedo, ni de terror, ni de ciencia ficción, ah, pero cómo espantan las cosas que se dicen ahí y lo más atemorizante es que es real. Arturo Anguiano QUE UNO DE SUS CLIENTES ERA UN CURA Como resultado de la pobreza y el abandono de mi padre, me metí a trabajar desde los 16 años como teibolera. La mención viene al caso porque uno de mis clientes era un sacerdote católico, muy espléndido conmigo. Cada noche que me visitaba me daba a ganar tres mil o cinco mil pesos. Bebía coñac y era de lo más lujurioso que pueden imaginarse. Lo más curioso es que ni siquiera se tomaba el trabajo de cambiar la morralla de las limosnas, así tal cual, pagaba sus cuentas con monedas, a veces hasta de a


peso. Yo me pregunto, ¿con qué moral critican estos hipócritas el derecho de la mujer a interrumpir un embarazo por las razones que ella considere? Se erigen como jueces implacables ante la posibilidad de que el sexo sea no sólo para engendrar hijos, sino sea fuente de placer. No trabajan y usan el dinero que los fieles dan de corazón para satisfacer sus más bajos instintos y, aún así, insisten en querer ser guías espirituales. Saludos y espero que mi relato sirva para que el pueblo católico se dé cuenta que los curas son hombres como cualquiera. Joselín López QUE LA CASTIGAN NO COMPRÁNDOLE EL CHAMUCO Saludos, amigos de El Chamuco: Primero, quiero felicitarlos por su excelente revista y platicarles que deberíamos hacer algo para detener la reforma energética. Me he dedicado a estudiar sobre el tema y tengo algunos planes. Yo leo su revista desde el número 116 y mis maestros se burlan de lo que digo de El Chamuco, ya que la mayoría son seguidores del pelele y sus secuaces. Ojalá todos nos pongamos las pilas y de una vez acabemos con este gobierno de mierda para poder hacer algo por el país. Yo soy de izquierda y tengo 15 años. Soy hija del Averno de hueso colorado, tengo todas sus revistas y algunos libros de Rius. Con decirles que, cuando hago algo malo, mis papás me castigan con no comprarme su revista, ¿cómo ven? Abigail Castellanos, de Chimalhuacán, Estado de México PREGUNTA QUE CÓMO AGARRARON CHAMBA LOS INTELECTUALES Chamucos: Cansado de buscar empleo en internet –no suelo leer periódicos deportivos con suplementos científicos y financieros–, me obsesioné con la tarea de buscar una vocación. Estudiar algo que me haga ganar dinero, porque al revés no funciona. Trabajar para ganar al menos, en mis fantasías, un buen sueldo. Retribuirle algo a quienes me han soportado por 26 años, me refiero a mi madre y familia. Sin embargo, han pasado ya algunos años y caigo en la cuenta de que soy letrado disfuncional. Es decir, tengo los conocimientos pero no la experiencia. Pasaron cuatro años de carrera universitaria para darme cuenta del nepotismo mexicano y el clientelismo laboral. Descubrimiento que me fue revelado gracias a desarrollar una mirada sociológica del sentido común; pude darme cuenta de que el intelecto no sirve de nada si no conoces a alguien “bien acomodado”. Ya me visualizaba como redactor de periódico (sin haber estudiado periodismo) o incluso como escritor de hobby de alguna revista vendida en la cadena de tiendas del búho. Interactuando con Monsiváis, siempre tan ubicado, tomando café con Lorenzo en el Colmex. En fin… dejar de trabajar para obtener un título o trabajar para obtener experiencia, al resumir la operación entiendo que ninguna de las dos son opciones. Trabajar y seguir estudiando me parece la respuesta más acertada para mi caso. De esta forma curso una carrera y obtengo experiencia; tan sólo hay que trabajar en algo relacionado con nuestra carrera universitaria. Trabajar como empleado en tiendas de construcción y como técnico “A” en una consultoría fantasma resulta la misma cosa, siempre y cuando no se intente defender la propia dignidad. Qué más da tener título universitario o experiencia laboral, cuando es más redituable construir relaciones de amistad. Es obvio que en el país las cosas se hacen al estilo “mexicano” o al estilo inmortalizado de Guillermo Rivas: un Borrazo. Esos son los conocimientos que pudieran enseñar en la escuela. Imaginemos que por cada tontería hecha, por cada impudencia se nos otorgara una buena calificación; al menos así bastantes tendrían más de ocho de promedio a nivel preparatoria. ¿De qué manera se han colocado los grandes intelectuales de los medios? ¿Dónde entregaron la solicitud de empleo aquellos grandes dirigentes de la opinión pública? Es bien sabido, al menos para mí, que el capital económico, cultural y político te aseguran una buena doble vida (de izquierdista y clase mediero). Luis Daniel Carvallo

DEMANDA QUE SALGA EL TREN DEL CENTRO DE CELAYA Chamucos: Como ciudadano de Celaya, Guanajuato, les informo que, no obstante estar sofocados en el tráfico de la ciudad, ahora estamos acorralados con los patios de maniobras de las vías del ferrocarril que cortan a la ciudad por la mitad y que pretenden quedar permanentemente confinadas para beneficio de las empresas ferroviarias concesionadas. Tal parece que las empresas privadas tienen más valor que los celayenses, ya que no les importa exponer a la ciudadanía con los químicos peligrosos que se transportan por tren y que pueden causar un desastre en caso de descarrilamiento o de fuga (recordemos cómo en caso de desastres, los involucrados quieren tapar el pozo después de “ahogado el niño). Ferromex y Kansas C.S.M han incumplido la promesa de no efectuar maniobras que obstruyan el paso vehicular (pueden bloquearlo en horas pico hasta 15 o 20 minutos) y cruzan durante todas las horas del día generando ruido con sus silbatos. El alcalde, Gerardo Hernández, aunque manifiesta su aparente desacuerdo con que el patio de maniobras del ferrocarril permanezca en el centro de la ciudad, está gestionando el cierre de diversas avenidas para que se pueda ampliar dicho patio y pretende minimizar el caos vial que se generará construyendo puentes vehiculares o pasos deprimidos mal planeados que sólo garantizarán la permanencia de las vías en el corazón de Celaya. El presidente Felipe Calderón “ordenó” hace una semana que se retirara el patio de maniobras de Celaya pero tenía que esperar el visto bueno del gobernador, Manuel Oliva, quien declaró que no había recursos para ello (aunque sí los hubo para construir un palenque en León, con un monto de más de 30 millones de pesos). Verdaderamente necesitamos que el gobierno saque al tren del centro de Celaya. Como pueden ver, estas cosas sólo pasan en Yunqueland. Ángel Oliver G.

• Isaac Pichardo Arizmendi nos envía este dibujo:

• Adán Tonatiuh López nos envió este fotomontaje y dice que no seamos gachos y se lo publiquemos. Va, pues:



El Chamuco 151