Issuu on Google+

Zdeněk Miler – Eduard Petiška

TOPITO TOPITO

y lospantalones pantalones y los Zdeněk Miler Eduard Petiška

Ediciones Ekaré


TOPITO

y los pantalones Concepto e ilustraciones: Zdeněk Miler Texto: Eduard Petiška

Ediciones Ekaré


Había una vez un montoncito de tierra. Un montoncito que se sacudió, tembló y saltó, como si tuviera un par de piernas.

4


Pues sí, tiene piernas, y hasta una pequeña nariz. ¡Es Topito! —Aquí estoy —dice—. ¡Y estos son los tesoros que desenterré!

5


Un clavo, un alfiler, una cuerda, una pelotita… Pero lo mejor sería encontrar unos pantalones con bolsillos. ¡Cuántas cosas podría guardar!

6


7


—¡Ratoncito! ¡Ratoncito, espera! Tú que vives en una casa con humanos seguro que sabes dónde puedo encontrar unos pantalones con grandes bolsillos.

—Chii, chii. ¿Pantalones? —pregunta Ratoncito—. Yo sé de quesos y de dulces. No sé nada de pantalones. 8


9


10


—¡Mariposa! ¡Mariposa, espera! Tú que vuelas por el mundo y ves tantas cosas, ¿sabes dónde puedo encontrar unos pantalones con grandes bolsillos? Realmente los necesito. ¡Por favor, no te vayas! Topito corre detrás de la mariposa… 11


‌ Pero se encuentra con un riachuelo en el camino.

ÂĄSp

las

12

h!


—¡At-chú! —estornuda Topito—. Lo que faltaba: pescaré un resfriado. ¡At-chú!

13


—¿Qué pasa? —gruñe Cangrejo de río—. ¿Quién está haciendo tanto ruido? —Pe-perdón, señor Cangrejo. No fue a propósito. ¿Sa-sabe usted…? ¡At-chú!… ¿dónde puedo encontrar unos pantalones con bolsillos? —Pues tráeme la tela y yo mismo te los corto. Y no hagas tanto escándalo.

14


15


16


¡Upa! Topito salta a la orilla, pero… ¿qué pasa? ¡La orilla se mueve! —¡Epa, epa! ¿En qué me he subido? —se pregunta Topito—. ¡Caracol, caracol! Pero el caracol se asusta y se esconde en su casita. —Bueno, no va a salir de allí en un buen rato. Y seguro que nunca en su vida ha visto pantalones. No me puede ayudar.

17


Topito y los pantalones