Page 1

Gracias porque por tu compa単鱈a nucleamos cooperativamente personas, familias y comunidades. Gracias por permitirnos acompa単arlos en su desarrollo. Gracias porque juntos generamos oportunidades que solucionan las necesidades vitales en cada etapa de la vida. Gracias por estos primeros 20 a単os.

u n e s p e c i a l d e l a r e v i sta t i g r i s ( 19 94-2 014 )

u n

e s p e c i a l

d e

l a

r e v i s ta

t i g r i s


érase una vez Una necesidad y un joven que habló con su tío, que habló con otro. Ese otro trajo a otros. Cada uno convocó a varios. Esos varios eran amigos y tenían la misma necesidad. Así se conocieron entre los amigos de los amigos. Juntos llegaron a un acuerdo para, entre todos, lograr un deseo común. Entonces, nuevas charlas entre conocidos y caras nuevas que trajeron a su propia gente. De repente, EIDICO.

G r a c i a s . Porque sin ustedes (y seguramente nos olvidemos de algunos), nada de esto hubiera sido posible . Santiago de Abelleyra – Manolo de Abelleyra - Rafael Algorta – Patricia Ascencio - Gonzalo Atchugerry - Luis Badino - Pincho Beccar Varela – Manu Beccar Varela – Sofía Beccar Varela – Pascual Bensadon – Daniel Bermatov - Julio Born – Esteban Bosch - Marieta Bosch - Juan Bosch – Fernando Botello – Cristian Bourdieu (†) - Leo Bracht – Pablo Brandariz – Federico Braun - Roberto Brea – Miguel Browne – Christian Cabrini - Guillermo Cáceres – Hugo Campaña – Ignacio Caracciolo – Ernesto Casaretto - Mariano Castagnaro - Castagnino & Asociados – Sergio Castro – Martín Castro Videla – Emilio Cavallieri – Charo Cavallieri - Guillermo Cerviño – María Cerviño – Nicolás Cerviño (h) – Rubén Cherñajousky – Alejandro Cornejo – Fernán Corral – Jorge Cruces – Miguel Cruz – Miguel Cura – Carlos D. Cappelli (†) – Miguel Daly – Fernando de Alvear – Santiago de la Barrera – Ana de la Fuente – Tito de Marzi – Alejandro de Marzi – Silvia Defagó - Sergio Donoso – Peter Duggan – Rodolfo Edelstein - Horacio (El Gato) Inchausty - Familia Navaja – Horacio Fernández – Marcelo Fernández Long – Nejo Ferrando – Diego Ferreyra – Gustavo Franke – Rodrigo Fuenzalida – Julio García – Matías García Guevara – Miguel García Haymes – Charles Gassiebayle – Nicolás Gassiebayle – Matías Gassiebayle – Mariano Ghirardotti – Gabriel Jiménez - Martín González del Solar (†) - Ignacio Gortari – Nacho Gosende – Emilio Hardoy - María Victoria Hueyo – Hans Insúa – Matías Iribarren – Martín Lanusse – Guillermo Lanusse – Clara Lanusse – Camila Lanusse – Pedro Lanusse – Lucas Lanusse – Guillo Lanusse (†) - Juan Carlos Naviero – Hugo Leber - Sergio Lecaro – Roberto Leni - Juan Martín Lignini – Matías Lignini - Roberto Losada – Carlos Luc – Sole Lynch – Carlos Mackinlay – Gianfranco Macri - Zulma y Ricardo Mascaretti – Marcel Melhem – Miguel Melhem – Julio Menéndez – Alejandro Metro – Paddy Miguens – Pablo Miguens – Marcos Miguens – Maxi Mondino – Jorge y Liliana Muguerza – Gabo Nazar - Negro Fernández - Nicolás Leber – Tomás O´Reilly – Jorge Ortiz Oscar R. Vardé & Asociados – Marco Pasinato – Alejandro Patrón Costas – Oscar Peretti – Fermín Pereyra – Daniel Pérez Magnelli (†) – Sergio Pizarro – Juampi Pizarro - Juan Carlos Pratesi – Francisco Puiggari – Carlos R. Gómez – Carmelo R. Guerra – Manuel Rampoldi - Gustavo Riesgo – Fernando Robirosa – Margarita Rodríguez – Pedro Rodríguez - Pedro Rodríguez (h) – Damián Rodríguez Alcobendas – Flaco Román – Hilarión Romero - Marcos Rospide - Alfredo Rueda – Pablo Sampietro - Juan Pablo Sanguinetti – María del Carmen Santoro - Jack Smart – David Stalman – Diego Steverlynck – Gonzalo Torrado – Alejandra Turano – Ricardo Ubieto (†) - Jorge Urruti – Gordi Varone – Mario Velásquez – Lizardo Vidal (†) – Marco Villasboa – Felipe Yofre – Cristián Zaefferer – Armando Zarini – Pancho Zavalía – Colorado Zeiman. Gracias también a todos los empleados que alguna vez formaron parte de Eidico. Y gracias especialmente a los que hoy, día a día , hacen de Eidico un gran lugar para trabajar, una empresa que transforma realidades, un grupo humano que deja huella . 1


staff Directora

Diseño Gráfico

Departamento Comercial

Colaboración editorial

Rosario Lanusse

L o u r d e s G a rc í a T r a v e r s o

Ángeles Bosch

C o n s ta n z a A b e r a s ta i n

L u i s a T e rr e r o

S o f í a B ayá

Directora de Arte

Coordinación General

Marina Geminiani

T a n i a Sc h Ä f e r

Editora

Jefa Depto. Comunicación Eidico

M i l a gr o s V i ll a s b o a L a n u s s e

V i ct o r i a S u c a rr a t

Fl o r e n c i a U b e rt i

Corrección

S i lv i n a W o o d g a t e

A n y C ay u e l a

Ilustraciones (tapa e interior) Colaboración Diseño Gráfico

N i c o lá s B o l a s i n i

Ag u s t i n a D e V i t a

Subeditora

Fotografía

M a r í a J o s é C a m p o s Ar b u l ú

Rosario Lanusse

Contacto Revista Tigris: nuevos teléfonos: (11) 5281-3700/ (11) 5281-3800 revista@eidico.com.ar

2

Las opiniones vertidas en la revista no representan necesariamente la opinión de Tigris y son de exclusiva responsabilidad de sus emisores. Tigris es auditada por el Instituto Verificador de Circulaciones.

S o f í a Utr e r a

Registro Nacional de Propiedad Intelectual Nº 5126273 (en trámite). Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial. La revista TIGRIS, propiedad de Eidicoop S.A. Domicilio legal: Agustín García 9501 CP. 1621 - Benavídez CUIT: 30-70982080-6


editorial Y llegamos a nuestros primeros 20 años. A los de Eidico, en realidad; nosotros, como revista, venimos un pasito atrás. Pero sólo uno o dos, ya que nacimos poco tiempo después; y desde entonces venimos caminando a su lado, hicimos propias sus propuestas, sus locuras y sus grandes logros. Durante todo este tiempo experimentamos en carne propia lo que la perseverancia, las buenas ideas, y la voluntad de encontrar soluciones y generar oportunidades a las generaciones jóvenes (y no tan jóvenes) puede hacer. 20 años de una empresa que nació tímidamente y que se ha convertido en un gigante. Un Eidico que fue producto de tres personas que se unieron con un objetivo común: lograr que sus familias, y las de miles más, llegaran al sueño de la casa propia. Miles de familias que confiaron en ellos y se dejaron llevar, porque sus asombrosas ideas los motivaron y porque los creían personas honradas y honestas. Y no se equivocaron. 20 años, más de 6.500 casas construidas, entre los proyectos de barrios y Eidico Casas. Más de 15.900 hectáreas desarrolladas, en 62 barrios de vivienda permanente y 15 de descanso. 15 proyectos de inversión, 386 habitaciones de hotel, 300 kilómetros asfaltados y 115.000 puestos de trabajo generados. 35.347 unidades suscriptas. 20 años de un Eidico que supo ver en las crisis, oportunidades. Un equipo que vio en las necesidades, una puerta abierta para entrar, actuar y dejar huella. 20 años en los que recorrimos la Argentina de Norte a Sur, de Este a Oeste. Y en los que cruzamos las fronteras para asesorar y encaminar proyectos que estaban latiendo en el exterior. 20 años de haber sido parte de una historia que merece ser contada. En imágenes, palabras, con vivencias y recuerdos que parecen no tener fin. 20 años de historias y de testimonios de personas a las que Eidico cambió su vida. Personas que, acostumbradas a vivir en un país desganado, vieron en esta empresa el medio para llegar a cumplir sus sueños. Cámara en mano, conocimos familias, fuimos recibidos en hogares, viajamos por toda la Argentina para ser un poco parte de esta gran comunidad que se fraguó gracias a Eidico. Una comunidad que hace 20 años empezó a escribir los relatos que aquí recopilamos y que, seguramente, seguirá escribiendo muchos más. Con ustedes: los primeros 1, 2, 3, 4, 5 ..., 20 años de Eidico. Dentro de un par de décadas esperamos poder volver a sentarnos y redactar los segundos veinte. Fue un trabajo sumamente gratificante. ¡Que lo disfruten!

Rosario Lanusse Directora

3


sumario

06. 08. 10. 12. 14. 16. 17. 18. 20. 21. 22. 23. 24. 25. 26. 27. 4

Eidico 20 años Unidades de negocio Compás digital 20 años en cifras Tigris, una sombra a todo color Abrirnos al otro: Fundación Oficios Los clientes son amigos TIGRE Santa María de Tigre Altamira Santa Bárbara Santa Catalina San Isidro Labrador Santa Clara San Agustín - San Marco El Encuentro

28. Santa Teresa - San Rafael 29. San Gabriel - Santa Ana 30. San Francisco 31. San Benito - San Juan 32. Casas de Santa María - San Patricio 33. Generar Hogar 34. CORREDOR NORTE 36. El Aduar 37. Estrella Federal 38. San Antonio - Garaví 39. San Vicente - Fincas de Loreto 40. Estancia Smithfield 41. Palos Verdes 42. Santa Cecilia San Juan de los Olivos 43. La prioridad es la vivienda

44. PATAGONIA 46. Miralejos 47. Vallescondido 48. La Reserva 49. San Esteban 50. Barrancas Dina Huapi 51. Desembarco en el interior 52. SALTA 54. Santa María de la Aguada 55. San Lorenzo de los Zarzos Cuchi Pozo 56. Chacras de Santa María 57. Eidico y los cambios de contexto 58. COSTA ATLÁNTICA 60. Costa Esmeralda 61. Barrancas de San Benito


62. Arenas del Sur 63. Segundas viviendas 64. NOROESTE DE BUENOS AIRES 66. San Sebastián - San Mateo 67. Haras de Santa María 68. Pilar del Este 69. PDE: Santa Guadalupe San Alfonso - San Eduardo 70. PDE: Santa Elena Santa Emilia - San Ramón 71. PDE: Santa Lucía - Casas del Este San Ramiro 72. San Matías 73. Santo Tomás - San Pablo 74. Buenos Aires Village 75. Entrega de las primeras casas, el hito

76. CUYO 78. Nuestra Señora de la Carrodilla 79. Nuestra Sra. del Rosario Miralago de Potrerillos 80. Corral de Piedra Belgrano Country Club 81. Terreno “urbanizable” 82. ZONA SUR DE BUENOS AIRES 84. Chacras de la Trinidad 85. La Horqueta de Echeverría 86. Santa Inés Santa Juana 87. ADN Humano 88. INTERIOR DE BUENOS AIRES 90. San Ignacio 91. La Mata

92. 93. 94. 96. 97. 98. 99. 100. 101. 102. 104.

La Merced Eidico desde adentro HOTELES, SHOPPING Y EXTERIOR Los Cauquenes Paseo del Fuego Carmelo Golf Balfour Miami Bárbara en Tamarindo Tango de Mayo Cuidar y multiplicar Cierre: Reflexión sobre el futuro Marcas que nos acompañan

5


EIDICO 20 AÑOS

San Lorenzo de los Zarzos Salta 44 lotes 23 Ha

Corrientes 14 módulos 557 Ha

Tigre 43 unidades 10.000 m2

Santa María de Tigre

Santa Bárbara Gral. Pacheco 1.387 lotes 230 Ha

Tigre 722 lotes 126 Ha

1996

1997

Dormies Santa Bárbara

Gral. Pacheco 160 unidades 1.6 Ha

San Isidro Labrador

San Marco San Agustín

el quijote

Villa Nueva 633 lotes 126 Ha

1994

Tierra del Fuego 54 habitaciones 4.050 m2

Neuquén 107 lotes 400 Ha

Villa Nueva 844 lotes 164 Ha

Santa Catalina

Villa Nueva 284 lotes 45 Ha

Punta del Este 170 chacras 360 Ha

1998

1999

2000

2002

Altamira

EL Durazno

Tigre 162 lotes 30 Ha

Tigre 53 lotes 106 Ha

Villa Nueva 280 lotes 80 Ha

Santa María de la Aguada Salta 180 lotes 90 Ha

Cabañas Bahía Cauquén

2004 Santa Teresa

Villa Nueva 398 lotes 68 Ha

San Francisco Villa Nueva 573 lotes 95 Ha

Villa Nueva 374 lotes 57.5 Ha

Villa Nueva 366 lotes 64 Ha

6

noroeste de bs. as.

CORREDOR NORTE

CUYO

PATAGONIA

ZONA SUR DE BS. AS.

SALTA

interior de bs. as.

COSTA ATLáNTICA

Hoteles, Shopping y exterior

2005 Chacras de Santa MarÍa Salta 138 lotes 94 Ha

Ganadería Cuchi Pozo Salta 400 módulos 4.000 Ha

San Rafael

San Gabriel

TIGRE

Escobar 517 lotes 80 Ha

Villa Nueva 280 lotes 65 Ha

Gral. Pacheco 529 lotes 110 Ha

Chubut 130 lotes 1000 Ha

haras de santa maría

San Benito

El Encuentro

2003

Zárate 429 lotes 60 Ha

Tierra del Fuego 9 unidades 8.000 m2

Villa Nueva 357 lotes 71 Ha

San Esteban Santa Clara

Estancia Smithfield Hotel los Cauquenes

Estancia Miralejos

El Aduar

Zárate 350 chacras 760 Ha

Ramallo 115 lotes 400 Ha

Forestación San Antonio

Centro comercial Santa María de Tigre

Estrella Federal

Costa Esmeralda I

Costa Esmeralda II Pdo. de la Costa 882 lotes 95 Ha

Nuestra Señora de la Carrodilla Mendoza 249 lotes 31 Ha

Pdo. de la Costa 1.159 lotes 650 Ha

Forestación Garaví Corrientes 336 módulos 984 Ha


shopping Paseo del Fuego

Tierra del Fuego 78 locales 20.500 m2

San Ignacio

La Horqueta de Echeverría

Junín 151 lotes 25 Ha

Canning 210 lotes 28 Ha

Santa Juana

Vallescondido San Sebastián I Pilar 1.345 lotes 280 Ha

Canning 232 lotes 28 Ha

Neuquén 364 lotes 450 Ha

pilar del este II Pilar 657 lotes 57 Ha

Buenos Aires Village Bella Vista 250 lotes 35 Ha

Costa Esmeralda III

San Juan

Villa Nueva 87 lotes 22 Ha

Pilar 670 lotes 119 Ha

2006

2008

Costa Esmeralda IV

Nuestra señora del rosario Mendoza 160 lotes 20 Ha

2010

Bahía Blanca 224 lotes 20 Ha

Pdo. de la Costa 317 lotes 55 Ha

San Matías

Maschwitz 1.261 lotes 202 Ha

Pilar del este I Pilar 557 lotes 55 Ha

Forestación San Vicente Corrientes 170 módulos 562 Ha

San Pedro Viejo Córdoba 70 chacras 800 Ha

Santa Ana

Villa Nueva 199 lotes 23.5 Ha

Pilar 472 lotes 43 Ha

hotel Tango de mayo

C.A.B.A 59 habitaciones 3.700 m2

Miralago de Potrerillos

Carmelo Golf Uruguay 220 lotes 270 m2

Lord Balfour HOTEL

Villa Nueva 182 lotes 23 Ha

Casas de San Patricio

2012

PILAR DEL ESTE V Pilar 656 lotes 47 Ha

2013 SANTA CECILIA Misiones 186 lotes 47 Ha

Santa Inés II

Canning 199 lotes 27 Ha

Pilar DEl este III

Mendoza 122 lotes 11 Ha

SANTA ANA II

Villa Nueva 120 unidades 15 Ha

Pilar 678 lotes 67 Ha

Pilar 1.443 unidades 231 Ha

Belgrano Country Club

Río Negro 233 lotes 54 Ha

CASAS DE SANTA ANA

PILAR DEL ESTE IV

San Mateo

San Juan 230 lotes 43 Ha

Mendoza 200 lotes 296 Ha

2011

Pdo. de la Costa 175 lotes 26 Ha

San Juan de los Olivos

Pilar 217 lotes 20 Ha

barrancas de dina huapi

Villa Nueva 156 unidades 7 Ha

Costa Esmeralda V

Pdo. de la Costa 486 lotes 90 Ha

Arenas del Sur

Cañuelas 147 lotes 216 Ha

2009

Neuquén 108 lotes 50 Ha

Corrientes 20 módulos 20 Ha

Chapadmalal 261 lotes 47 Ha

La Merced Costa Esmeralda VI

Pilar 399 lotes 30 Ha

San Pablo I

Villa Nueva 84 unidades 4 Ha

Casas de Santa María I

La Reserva

Fincas de Loreto

Barrancas de San Benito

Casas de Santa María III

Villa Nueva 186 unidades 8 Ha

Santa Fe 260 lotes 31 Ha

Mar del Plata 429 lotes 70 Ha

10.000 m2

Canning 236 lotes 27 Ha

Pilar 1.071 lotes 174 Ha

2007

Villa Nueva 172 unidades 8 Ha

Pilar 378 lotes

HOTEL 30 Ha Bárbara en Tamarindo Santo Costa Rica 104 habitaciones Tomás

Santa Inés I

Neuquén 150 habitaciones 10.000 m2

Palos Verdes

Chacras de la Trinidad

53 Ha

Hotel Vallescondido

San Sebastián II

Casas de Santa MarÍa II

San Sebastián IV

San Pilar Sebastián III 290 lotes

Pdo. de la Costa 376 lotes 39 Ha

PILAR DEL ESTE VI

La Mata

Tandil 215 lotes 78 Ha

Casas del Este

Pilar 132 unidades 9.5 Ha

Corral de Piedra Mendoza 74 lotes 3.9 Ha

haras de santa maría II

2014 PILAR DEL ESTE VII Pilar 250 lotes 20 Ha

San Sebastián V Pilar 239 lotes 24.5 Ha

San Pablo II Pilar 117 lotes 10 Ha

Escobar 333 lotes 30 Ha

haras de santa maría III Escobar 193 lotes 30 Ha

Costa Esmeralda VII Pdo. de la Costa 368 lotes 58 Ha

EEUU 64 habitaciones 3.000 m2

7


Eidico y sus Unidades de negocio D

os décadas pasaron desde aquella historia tan conocida de un grupo de amigos que se reunió para invertir en su futuro y en el de sus familias. Jorge, Patricio y Jan (socios fundadores) se movieron, en aquél momento, impulsados por una necesidad puntual: la de encontrar una solución para la necesidad de vivienda que tenía Jorge. Pasaron los años, y aquello que surgió por un caso puntual de necesidad, enseguida creció para satisfacer las necesidades de los demás. Luego se expandió al interior y al exterior del país, se acomodó a distintos escenarios económicos, e incluso se implementó en nuevos productos de inversión. Después siguió el innovador modelo de Eidico Casas, un proyecto totalmente diferente. Algo nuevo en el mercado que, como en su momento lo fue Santa María de Tigre –el barrio fundado por el grupo de amigos– prometía satisfacer la necesidad de vivienda de una nueva generación de amigos, pero esta vez con un plus, la solución completa. Lote más casa, en cuotas, dijimos; y el impacto superó nuestras expectativas. 900 familias se mudarán durante los próximos años a su propio hogar. Entonces fue el momento de pensar. De ordenar este crecimiento y hacer más prolija nuestra estructura para responder mejor a esta nueva ramificación de proyectos propuestos. Así surgieron las unidades de negocio, un término que define correctamente hacia dónde vamos. Hasta hoy tres áreas, con marca y logo propio, respondieron a las tradicionales necesidades de vivienda (barrios y casas), y a las nuevas búsquedas de inversión y resguardo de ahorros. Cabe destacar, que nuestro principal desafío que siempre fue mantener nuestras bases originales (el desarrollo

8

profesional y humano, tanto hacia adentro como hacia afuera) sigue siendo nuestra guía; y la confianza y el trabajo en equipo, nuestras herramientas principales.

Lo que somos ¿Qué es una marca? Entendemos que es un conjunto de atributos que nos identifican, que nos diferencian de otras empresas y que establecen un código de conversación con nuestro público. Es aquello que nos representa en razones intangibles y personifica lo que somos y aspiramos ser. Como elemento representativo de nuestra personalidad, sentíamos que, si nosotros diversificábamos nuestras propuestas, EIDICO tenía que cambiar a la par, acomodarse a nuestro desarrollo y a la evolución del entorno. Así es como en 2011 mostramos la evolución de la empresa y su ampliación a nuevos proyectos que, desde distintos modelos y formatos, responden a necesidades de vivienda o inversión. Así Eidico Casas, Eidico Barrios y Eidico Inversiones han mostrado desde entonces hasta hoy un sistema de marcas sólido y coherente con la nueva estructura de proyectos. Siempre manteniendo, por supuesto, nuestros valores vinculados a lo cooperativo y comunitario, y el sistema Eidico como pilar de todos nuestros servicios.

E v ol u c i o n a r s i n c a m b i a r Cuando unos años atrás decidimos dar un paso adelante, ampliar nuestro negocio y nuestra estructura, entendimos que la clave estaba en hacerlo sin perder nuestra esencia; y en no dejar en el camino los atributos que tanto cuidamos: confianza, familiaridad, bien común y desarrollo humano. Es decir, aquella vez elegimos avanzar sin descuidar los valores que nos permitieron crecer.


Unidades de negocio y proyectos

Nuestro sistema

A continuación, un resumen de nuestras unidades de negocio.

Es la actividad por la que nos hicimos conocidos, la que ha marcado nuestra trayectoria: el desarrollo de barrios al costo en forma cooperativa. Hoy queremos seguir expandiendo nuestro negocio tradicional hacia nuevas zonas y áreas del interior, que presentan una alta demanda de proyectos de vivienda.

Una misma necesidad, la de la vivienda, pero una solución más innovadora. Lote + casa, en cuotas: una idea que trasciende y un producto que cambia sustancialmente la oferta del mercado. No hay diferencia entre esta propuesta y nuestro sistema, ya que adaptamos el modelo de desarrollo al costo a la construcción de un barrio con casas terminadas. Así, el proyecto prevé el desarrollo de lotes con todos los servicios, pero con el agregado de casas. Además, el modelo estándar de construcción y el gran volumen de obra permite reducir costos.

1

Necesidad insatisfecha

2

elección del destino

3

definición y presupuesto

4

suscripción al costo

5

realización de obras

6

proyecto terminado

Nuestro diferencial Nuestra principal fortaleza no son los barrios, ni las casas, ni las inversiones. Nuestro principal activo es la creatividad con que nos manejamos para afrontar la coyuntura actual. La flexibilidad de nuestro sistema cooperativo nos permite seguir innovando, proponiendo e imaginando soluciones prácticas a las necesidades que observamos. Eidico nació con una meta y un camino. El camino sigue siendo el mismo, la suma de voluntades; pero la meta es mucho más amplia y se relaciona con las carencias y necesidades reales de la sociedad en la que vivimos.

¿Y en el futuro? El sistema Eidico aplicado a la inversión en actividades productivas, desarrolladas sobre un inmueble. Trabajamos con la idea de ofrecer emprendimientos que tengan una base inmobiliaria significativa y, a su vez, cuenten con el potencial de revalorizarse y brindar una renta previsible en forma continua y estable. Disponemos de varias propuestas que responden a diferentes perfiles de inversores, según el monto de entrada y la preferencia por el tipo de negocio subyacente al inmueble que se desarrolla. Nuestros proyectos de inversión están destinados a aquellos que buscan una manera de ahorrar, y a la vez involucrarse en un negocio accesible, simple y rentable.

La consigna es clara: no debemos perder las oportunidades que están en el mercado. Tenemos que escuchar todas las necesidades y los proyectos deben responder, de manera exacta, a una demanda cada vez más fluctuante. Se vienen años de transición y de cambio, y para seguir este ritmo, pensamos que nuestras unidades de negocio tienen que acercarse aún más a las necesidades de las personas. Siempre bajo las mismas variables (Barrios, Casas e Inversiones), estamos pensando en distintas categorías que contemplan nuevas zonas, situaciones de vida y acceso a la información. Las unidades permanecen y se renuevan para responder a la demanda siempre vigente.

9


Compás digital

El paradigma digital vino para quedarse, y a imponer su ritmo no sólo en la vida cotidiana de las personas, sino también en las empresas y en sus formas de hacer negocios. Un baile con código, audaz y de pasos acelerados que nos encontró en pista. A continuación lo viejo y lo nuevo, un resumen de nuestra historia online.

L

a carrera recién empieza. Ponerse al día es una tarea diaria, y una odisea cuando de tecnología se trata. Sabemos que nos toca mantener los ojos y la mente siempre abiertos, para no perder el tren de un presente constantemente nuevo. Nuestros 20 años nos encontraron activos y despiertos, y el futuro nos aguarda con el desafío de mantenernos actualizados, sabiendo que cada día que empieza, el mundo está un poco más renovado que el anterior. Es un viaje que no da tregua, y que debemos abordar sin pausa.

2010: WEB EIDICO

M e t a m o r fo s i s w e b Un 5 de mayo de 1998, Eidico registraba su dominio web para ya en 1999, con un amarillo retro de fondo, subirnos a la nube online. Una apuesta visionaria para la época, ya que el boom de Internet llegaría recién en el año 2000. Y esto fue lo que sucedió: 2012: WEB RENOVADA REVISTA TIGRIS

2014: EIDICO BLOG 20 AÑOS

1999: PRIMERA WEB EIDICO

VISI T AS ANUA L ES A L A WE B 2006: 2007: 2008: 2009: 2010: 2011: 2012: 2013: 2014:

241.423 273.180 226.498 236.759 329.959 430.662 491.739 1.078.752 1.097.296

Las reinas Estas damas fueron y son dueñas de grandes reinos, en las colmenas son la figura principal; en los juegos de ajedrez son la pieza más poderosa. Qué mejor analogía entonces para el poderío que tienen hoy las REDES SOCIALES. Ellas llevan el estandarte de la vida social y gobiernan el diálogo marca-usuario.

10

14.024

287.548

2.871

(fans)

(Visualizaciones)

(seguidores)

Facebook EIDICO

youtube EIDICO

twitter EIDICO

42.627

1.518

(seguidores)

(seguidores)

blog 20 años

linkedin eidico

10.100 (fans)

Facebook tigris


S e llo p e r s o n a l Y si para bailar hay que ser audaces ¿Por qué no subir todo Eidico al mundo online? Tenemos nuestros medios de comunicación, ahora sumemos nuestros procesos de gestión. Con tecnología de última generación y la pizca de creatividad necesaria se dio la siguiente reacción en cadena.

17.000 700 v i s i ta s m e n s ua l e s a lo s po r t a l e s

c e s i o n e s f i r m a da s online

Portales (abril 2009) Una intranet pensada para los propietarios de nuestros barrios. Un espacio para relacionarse y estar al tanto de las novedades de la comunidad. Una plataforma que permite acceder a documentos administrativos, fotos, videos, informes, al estado de cuenta online, entre otras tantas cosas. En junio de 2013 actualizamos la plataforma haciéndola más atractiva y funcional.

Eidico Market (septiembre de 2013) Hablemos ahora de que con tan sólo un par de clicks uno puede realizar un negocio. Ésta es la simpleza que propone Eidico Market. Una plataforma digital de compra y venta de lotes, inmuebles y participaciones de inversión con la que buscamos seguir brindando servicios frente a las necesidades, siempre nuevas, de nuestros clientes.

Cesiones Online (agosto 2014) “Y queríamos seguir agilizando, renovando y simplificando procesos. Es por esto que la novedad de este año vino de la mano de Cesiones Online. Hoy el portal de Eidico Market incorpora la facultad de realizar el trámite de cesión de lotes, brindando una gran optimización de tiempos y una disminución de pasos requeridos para completar el proceso, tanto para compradores como para vendedores. Lo que se hacía en 60 días, hoy se reduce a 30”. Patricio Lanusse (h), Director Asociado.

El cliente ingresa a Eidico Market. El sistema identifica automáticamente al vendedor; el comprador debe completar sus datos, que cargan automáticamente en nuestro sistema.

El sistema verifica el estado de libre deuda. Si está al día, podrá descargarse el documento e imprimirlo en su casa.

inmediato

Una vez que esté el LD, podrá acceder desde la plataforma a la documentación necesaria para imprimir y llevar a la firma, sin venir a nuestras oficinas.

2 días

Se genera una agenda por escribanía para sacar turno.

inmediato

La escribanía accederá al sistema de Eidico Market y podrá confirmar la operación y escanear el acta firmada.

30 días

11


20 AÑOS EN CIFRAS

35.347 292 K m d e a s f a lto

T ot a l d e u n i d a d e s d e s a r r oll a d a s

63%

15%

62 proyectos de vivienda permanente

15 proyectos de segunda vivienda

23.227 lotes

5009 lotes

15%

6.500 Ca sa s c o n st r u í da s

7%

15 proyectos de inversión

6.624 hectáreas desarrolladas 386 habitaciones de hotel 121 locales

542

7 proyectos de eidico casas

H e c tá r e a s d e l a g u n a s

850 casas

$14.094

“la iniciativa privada bien orientada es un motor del bien común que debe alentarse”. ricardo ubieto, ex intendente de tigre (1987-2006)

MI L L O NES D E p e s o s s u s c r i pto s (Valores pesificados en todos los proyectos a $15 x 1USD)

1

0

1

1994

1995

1996

2

3

1997

1998

1 1999

3

2000 2001

P R O Y EC T O S L ANZA D O S P O R A Ñ O 12

0

1 2002

4 2003

9

8

2004

2005

6 2006

8 2007

5

6

2008

2009

8

8

2010

2011

6 2012

11 2013

5 2014


salta

26%

3 barrios

TIGRE

1 emprendimiento de agro

10%

CORREDOR NORTE

5%

corredor

cuyo

PATAGONIA

norte

5 barrios

4%

6 barrios

SALTA

4 emprendimientos de agro

10%

COSTA ATLáNTICA

22%

tigre

noroeste provincia bs. as.

16 barrios 3 emprendimientos de casas

costa atlántica

5%

CUYO

3 barrios

6%

zona sur 4 barrios

ZONA SUR de bs. as.

3%

noroeste de bs. as.

interior de bs. as.

13 barrios

8%

1 emprendimiento de casas

Patagonia

HOTELES, SHOPPING Y EXTERIOR

5 barrios 2 hoteles 1 shopping

interior de bs. as. 3 barrios

15.931 H e c tá r e a s d e s a r r oll a d a s

13%

Proyectos próximos a empezar en obra

23%

63%

Proyectos en obra

Proyectos terminados

115.000 más de

p u e s to s d e t r a b a jo g e n e r a do s

Considerando que una casa en obra emplea aproximadamente 18 personas y que se construyeron 6.350 casas, obtenemos un total de 114.300 puestos de trabajo. Además, cuando las casas están habitadas, surgen nuevos empleos. Calculamos ahora que cada dos casas terminadas se emplea por lo menos una persona. Si tenemos 6.350 casas, generamos 3.175 nuevos puestos de trabajo. Empleando así a un total de 117.475 personas.

13


TIGRIS

U N A A

S O M B R A

T O D O

C O L O R

La revista de Eidico merece un capítulo aparte. Por ser su cara o más bien su pluma, nuestra querida Tigris tiene mucho para decir del espíritu con el que nació, pero esta vez sin hablar, por primera vez la revista es protagonista.

M

ucho se dijo sobre los tres osados que bautizaron “Eidico” al sistema cooperativo que adoptamos como brújula corporativa. Pero lo que no todos conocen es que a la par del camino que emprendían estos primeros aventureros, iniciaba otra historia… la de nuestra revista, que empezó a ser escrita entre familiares y amigos, comentada por los primeros propietarios y que tuvo como protagonista a una joven de apenas 21 años. Rosario estudiaba Comunicación Social cuando escuchó a Patricio Lanusse hablar de la importancia de informar a los propietarios sobre el destino de sus ahorros y de dar a conocer las nuevas propuestas que comenzaban a surgir con una frecuencia excitante. Ella, joven y decidida, sin más que las ganas de trabajar de lo suyo, ofreció su ayuda y empezó una pequeña publicación con la ayuda de dos amigos de la facultad. Luego de una sugerencia que hizo su abuela, nombró “Tigris” a esa propuesta gráfica que favorecería la transparencia entre Eidico y los suscriptores. Esto sucedía en 1996 cuando la primera Tigris, un folletín amarillento de 12 páginas llegó a manos de las familias pioneras. Entonces, el método era prácticamente el siguiente, ellos caminaban buscando nuevas zonas donde desarrollar barrios; Tigris investigaba para comunicar los avances de obra de los barrios. Los pioneros convencían con sus argumentos y buena voluntad; Tigris reforzaba estas impresiones por escrito, como se dejan asentados los compromisos. Y se fueron fortaleciendo a la par: palabras y acciones. Mientras Eidico buscaba oportunidades, Tigris acompañaba buscando la mejor manera de traducirlas en palabras e imágenes y llegar así a nuevas familias. Así fue que el primer equipo de la revista se convirtió en una sombra rápida e ingeniosa que -con cámara al cuello- emprendía los viajes a nuevas tierras junto a los socios y primeros empleados. Fotos, carcajadas y una gran intuición se convertían en notas, que colmaban la revista de información legible para las familias que buscaban empezar un hogar y nada entendían de topografía o tendido de redes.

ÚNICA POR SU PÚBLICO Crecía la empresa, y la revista acompañaba. Muchos nuevos interesados se acercaban a las oficinas de Eidico luego de sorprenderse con una linda tapa sucedida por notas interesantes de temas familiares, reflexiones profundas y propuestas de vivienda e inversión que contrastaban con los precios del mercado. Los que nos visitaban para conocer más sobre los nuevos proyectos, se marchaban con una revista o con alguna edición

14

específica para “completar su colección”. Es que la Tigris tiene ese ingrediente especial, un diferencial del que pocas revistas pueden jactarse: llegamos a los hogares de personas intrépidas y aventureras. Un público sumamente interesante y desafiante, que valora el trabajo a pulmón y reconoce los frutos del esfuerzo. Que pide diálogo, y que no se conforma ni acepta la bagatela. Un público que somos nosotros mismos, nuestras familias y los que se fueron sumando, atraídos por la misma sustancia novedosa, oportuna… y creadora de oportunidades. La revista se convirtió en poco tiempo en el canal de comunicación por excelencia entre Eidico y su gente, el medio ideal para pasar la voz en ambas direcciones: así nacieron secciones como Emprendedores, Estilo T y Lo Nuevo, con el objetivo principal de darles a los vecinos de nuestros barrios la posibilidad de exponer sus pequeños emprendimientos e informar sobre eventos y servicios próximos a sus nuevas zonas de residencia.

TODOS SOMOS TIGRIS Trabajar en Tigris no es poca cosa. La revista es escuela para los que la leen, pero también para los que la hacemos. Los temas que debatimos, lejos de responder a una grilla comercial nacen de las problemáticas que nos tocan individualmente y de aquellas que nos hacen llegar mediante comentarios y cartas de lectores -esa correspondencia emocionante que nos plantea nuevos desafíos, nos corrige el error o nos agradece una reflexión-. Es un trabajo apasionante, muy dinámico que implica desarrollar el ojo estético pero que principalmente reclama vencer la tentación de ofrecer contenido fácil que impacte por su chatura, y ser fieles a la misión de los que tienen una voz más fuerte. Cuidando este compromiso en cada publicación: quién puede pautar, los temas que tratan las columnas, la propuesta de moda, decoración y el respeto por las buenas costumbres. Desde su nacimiento hasta hoy, se han involucrado decenas de personas, cada una fue sumando color a la propuesta Tigris. Muchas entraron, otras se fueron y algunas volvieron, pero todas pudieron donar un poco de su marca personal. Eso dice mucho de una revista que empezó con ganas de ayudar y levantar un poco la voz entre tanto ruido, y que con el correr del reloj se ha transformado en una revista con impronta. Tigris es la sombra de Eidico. Una sombra nítida y a color, con voz y personalidad que acompaña, refuerza y explica. Dos unidades independientes con la misma esencia, y una misión común: dar testimonio de que se puede, de que hoy en este país hay oportunidades para vivir, disfrutar y compartir. Tigris es sombra sin dejar de ser luz.


1996: 300 ejemplares, 12 páginas blanco y negro. 2014: 25.000 ejemplares, 100 páginas a todo color.

“...con el tiempo pasamos a ser una revista con notas de interés, tendencia, diseño y anunciantes de primer nivel...”

Arquitectura Decoración Moda Salud Familia Tendencia 15


F UN D ACIÓN O F ICI O S :

Abrirnos al otro En 2005 cumplimos diez años como empresa y optamos por salir de nosotros mismos. Junto a otras empresas que compartían nuestras inquietudes sociales, creamos una fundación sin fines de lucro que brinda cursos gratuitos de oficios.

L

a Fundación Oficios nació por la convicción de los empleados de Eidico y de sus directores de intervenir en su sociedad cercana. Esta convicción derivó en una idea, un proyecto y la creación de una institución. Las claves del trabajo, tanto en Eidico como en la fundación, se apoyan en la búsqueda de necesidades insatisfechas, el diseño de acciones, en convocar interesados y en desarrollar un proyecto. Existe coincidencia también en que se convoca a la suma de muchos aportes individuales, empresariales (becas y donaciones) lo que permite llevar adelante el proyecto. La fundación ha convocado a estudiantes, voluntarios, tutores, docentes, empresas que capacitan o aportan, al Estado provincial y al municipal, y a otras ONGs. De esta manera, el impacto de nuestra tarea se multiplica. Nos moviliza la dignidad de las personas. La experiencia de años de trabajo -profesional, cercano y cálido- con aciertos, y errores capitalizados, nos permitió conocer a miles de personas, con historias, recorridos y proyectos diferentes. Para cada uno de ellos hemos renovado nuestro compromiso.

La educación que genera cambios “El objetivo central de nuestro trabajo es generar confianza y colaborar en el trazado de trayectos reales para que nuestros estudiantes vuelvan a creer en la formación gratuita e integral en oficios como vía de progreso personal. En nosotros está la vocación y el compromiso, para que no falten un día de clases. Trabajamos convencidos de que la educación es la que genera cambios y el contacto entre el docente y el estudiante es tan revolucionario como el “yo pude” de quien egresa. El título se convierte en el disparador del que anima a quien egresa a mejorar sus vínculos, su trabajo, su vivienda, su CV, mejora su estima y su posición frente a los demás. Resulta un logro postergado, al igual que la formación de grupos de amigos. La educación genera vínculos impensados. Me toca la suerte de ver tipos muy curtidos ablandándose, abrazándose con amigos o compañeros de otros cursos. Por ahí parece una obviedad, pero creo que construimos una institución educativa que abraza, contiene y promueve con una fuerte vocación y amor al prójimo”. Sergio Moreno, Director de Fundación Oficios

¿Quiénes son los alumnos? Nuestros estudiantes son aquellas personas mayores de 18 años que tengan interés en aprender un oficio y volver a un aula para recomponerse. Los cursos están destinados a aquellas personas con baja calificación escolar y laboral.

¿De dónde vienen? En su mayoría provienen de Benavídez, General Pacheco, Rincón de Milberg, Ricardo Rojas, Talar de Pacheco, Tigre, Garín y Escobar.

16

Fundación Oficios Empresas fundadoras: Eidico, JP Urruti y Asociados, Cardón Cosas Nuestras, Miguens Hnos., Mieres Propiedades Empresas que dictan capacitaciones: Weber Iggam, Masisa, Black & Decker, Durlock, Gridest, Amanco, Sigas, Aquasystem, Cynodon - Dactylon, Schneider Electrics, Akapol, Fischer, Mapei y Talleres Sustentables. Cursos dictados: 142

Egresados: más de 2350


Los clientes son amigos Hace veinte años, cuando empezó a gestarse Eidico, los primeros que confiaron en nosotros fueron nuestros amigos; los amigos de nuestros amigos y los conocidos de los primeros. Armamos nuestra “cooperativa” para hacer entre muchos lo que solos era imposible. Y todos, o casi todos, éramos amigos. Y por compartir el mismo objetivo nos convertimos, más allá de la amistad, en clientes y en socios.

E

n cualquier empresa normal el cliente es importante, es clave. El mundo empresarial moderno hace un culto de todo lo que refiere a cuidar, querer y mantener clientes. Está claro que sin ellos no existiría el negocio, ya que nadie compraría nuestro producto o haría uso de nuestro servicio. En Eidico entendimos esto por una necesidad original, más que por defender una teoría comercial. La suscripción de nuestro primer emprendimiento surgió de una gran convocatoria de amigos (y, de hecho, ocurrió en el living de una de nuestras casas). Nuestras agendas, y las de nuestros parientes fueron las que dieron origen a nuestros primeros clientes. Después, ampliamos los contactos con las listas de casamiento (la propia y varias ajenas) y, por supuesto, con el efecto infalible del “boca en boca”. Durante los primeros años, empleados, socios, clientes y proveedores eran todo lo mismo: parte de un gran negocio de relaciones familiares. Entonces, fue nuestra obligación cuidar y fomentar los buenos tratos, la calma, el buen diálogo; y por encima de toda esa vocación y ese espíritu de servicio. Siempre tuvimos que considerar cualquier problema del cliente como propio. Más que pensar en el cliente como en una parte del negocio, o como el principio de una cadena de valor o ninguna otra razón económica; lo pensamos como la persona que es. A veces confundimos el ser con el hacer. El cliente primero es persona y, como tal, merece todo nuestro respeto. En una segunda instancia, viene su carácter de eslabón en la cadena. Por este motivo, en Eidico intentamos cultivar siempre y en todos los sentidos el trato hacia las personas, y resolver sus problemas debería estar en el primer lugar de nuestra lista de pendientes. Cada uno de nuestros nuevos negocios, de nuestros

cambios de esquema y de nuestros avances de procesos, vinieron por tener esa conexión casi imperceptible entre cliente, empleado o familiar. Los grandes hitos que buscamos solucionar vienen de esta relación. Eidico Casas, Eidico online, lotes más chicos, seguros de retiro, barrios para descansar en familia… Todo ocurre porque estamos, precisamente, inmersos en la misma realidad que ellos. Texto: mateo salinas

el cliente, primero es persona. En Eidico sabemos que en cada proyecto y en cada relación arriesgamos todo. Vivimos de la confianza de la gente, sin ella no seríamos nada. Por ende cuidarlos a ellos y a sus preocupaciones, y servirlos tiene que ser siempre nuestro principal foco. Nuestros amigos se transformaron en clientes y los clientes pasaron a ser amigos; y así construimos esta historia y sabemos que es clave no cambiarla. Aunque exista una ley económica que diga que un negocio masivo de bajo costo tiene, por añadidura, una baja calidad de atención al cliente; nosotros estamos dispuestos a desafiarla y a demostrar que puede ser trasgredida. No nos permitimos cumplirla por cultura y porque queremos generar un impacto positivo en la sociedad. Buscamos la no división entre empresa, cliente, proveedor o gobierno. Nuestro principal objetivo es construir algo todos juntos, cada uno con la justicia de lo que le toca.

es el Gerente General de Eidico, es DPME* IAE, y trabajó aquí desde sus comienzos. * Dirección de medianas empresas.

17


D O N D E T O D O EM P EZÓ

TIGRE

18


T

ransitar una ruta rodeada de chacras sencillas para llegar a un baldío; caminar por el barro, sortear zonas pantanosas y alcanzar a ver el horizonte vacío desde cualquier ángulo. Allá, el río, y más acá, todavía nada. Pararse en el medio, cerrar los ojos e imaginar. Un jardín; una casa; una familia; un hogar. Volver y soñar despierto por horas. En algún otro lado, una oficina chica con tres sillas, alguna computadora y carpetas de cartón. Fichas, planillas, boletas; siempre un café y una charla a mano. Y aquí también, soñadores despiertos. Crear hogar; brindar soluciones; trabajar duro, y cumplir el deseo de otros. En Tigre comienza la historia. El primer barrio de muchos, y la semilla que fue cosechando su abundante siembra a lo largo de veinte años. Empezó de la misma forma en la que siguió: un joven, Jorge O´Reilly, convoca a su tío, Patricio Lanusse, para su proyecto de conseguir una tierra donde construir su casa, y éste lo acompaña en la aventura de encontrar a otros que buscaran lo mismo. Patricio ya había probado esto de juntarse con otros para tener la casa propia: el barrio San José y Las Marías, en San Isidro, habían surgido de la unión de conocidos que querían un terreno para vivir. Jorge buscó, y apareció la tierra donde hoy se emplaza Santa María de Tigre. Entonces se abrieron las agendas para encontrar interesados. Hubo reuniones en el living de la casa de Patricio, y llamados telefónicos tímidos y audaces, a conocidos y no tanto, a ver si alguien más quería sumarse, aportar, y conseguir entre todos el monto necesario para acceder a la compra. Lo que vino después siguió sucediendo a lo largo de los años: amigos y amigos de amigos; familia y familia de familia. Nacía Santa María de Tigre, y con ella, sin saberlo todavía, nacía también Eidico. Un primer grupo pionero que se dedicó a concretar lo que muchos se animaron a soñar en abstracto. Era el año 1995 y se sumaron al equipo Jan Seitún, Mateo Salinas y Martín Lanusse cuñado, yerno y hermano de Patricio respectivamente. ¿Los roles? Los que cada uno pudiera llevar a cabo: recibir faxes, cargar planillas, llamar por teléfono. Todos, un poco de todo, tareas grandes y chiquitas. Andrés Lanusse, hoy Director Asociado de Eidico pasó a formar parte y recuerda: “a mí me tocaba servir el café y ordenar las carpetas de licitaciones”. Llegaron más: Peter Duggan y Soledad Lynch a la oficina; y Fernando Robirosa y Pincho Beccar Varela a dibujar planos. Se instalaron en un local en San Isidro, que se fue llenando de papeles que hablaban de un proyecto que se materializaba, aunque lenta y algo informalmente. Los recuerdos de esa época evocan imágenes que hoy parecen lejanas, pero que representan el modo familiar en el que todo empezó. Mateo - hoy Gerente General trae algunas a la memoria. “La seña a pagar era de $200 y la gente se acercaban con billetes chicos. Después nosotros teníamos que ir a pagar la tierra con esa plata… llevábamos miles de pesos en billetes de diez, como Doña Rosa, y a veces faltaban veinte o treinta pesos

para completar el número”. Se consiguió la cantidad de suscriptores necesarios y el barrio empezó a ver los signos de su nacimiento. Y entonces, las obras. Las primeras en la historia de Eidico, para rellenar y hacer habitables tierras bajas, que precisaban nivelación y mucho trabajo. Hundirse en el refulado durante las visitas se volvió una anécdota algo más habitual de lo deseado, a riesgo de perderse entre grandes grúas y barro espeso. ¿La odisea más grande? Ampliar la imaginación hasta el punto de visualizar un barrio privado donde hasta entonces sólo había un pantano traicionero que se resistía a ceder. No faltaron entonces los lapidarios “esto es una locura” de muchos, cuando algún propietario ilusionado pedía que lo acompañaran a ver su futuro lote. Que hubo que enfrentar adversidades, no hay duda. Dificultades del clima, la tierra, los presupuestos, los imprevistos. Y sobre todo, el desafío de estar haciendo algo nuevo. A Santa María de Tigre, todavía en obra, le siguió Altamira al año siguiente, y el segundo barrio traía consigo un nivel de incertidumbre similar al primero. “Fui a la reunión de presuscripción con papá, porque él, como a la mayoría, me ayudaba a pagar el anticipo. Yo lo seguía a Mateo, y mi consigna era casi como el casino: voy y si sale, bien; y si sale mal, lo pierdo. Después papá me acompañó a ver el lote que habíamos elegido: dejamos el auto en la Ruta 27 y entramos caminando por el barro. Me miró y me dijo: ‘vos estás loco’”. Los recuerdos de Juan Bartolomé, Director Asociado de Eidico, se replican en miles de memorias que hoy tienen su casa propia en una zona privilegiada. La suscripción de Santa Bárbara, en 1997, marcó el punto en el que las cosas mostraron su nuevo rumbo. Ya no hizo falta reunirse en un living ni llamar a desconocidos para convencerlos de un proyecto invisible. Al contrario. El lanzamiento encontró a miles de personas haciendo fila desde la madrugada para no perderse la oportunidad de participar. Hicieron falta menos de 24 horas para que el plano estuviera completamente “pintado”, como siempre decimos: cada lote tenía su dueño y el panorama mostraba un futuro con miles de interesados en proyectos futuros. Nuevas oficinas, más gente trabajando, más profesionalismo, y las bases de una empresa que nació casi sin querer y que, con el aliento del inolvidable intendente Ricardo Ubieto, hoy consolidó su sistema en todo el país. Mientras tanto, el Tigre que recibió en sus grandes tierras vacías a los primeros valientes, fue creciendo al compás de los barrios que le siguieron. Santa Catalina (de la mano de “Tito” de Marzi), El Durazno, San Isidro Labrador… La lista se siguió ampliando al tiempo que nacían accesos nuevos, centros comerciales y desarrollos vecinos, todo un conjunto de avances que fueron dando a la zona un nuevo rostro. Hoy Tigre vive y respira un aire diferente. Su río y su gente, su costa y su Delta reciben cada año más habitantes, más cultura y más servicios. Y Eidico vive y respira ese aire también, orgulloso de ver su casa convertida en una tierra de proyectos ambiciosos y sueños cumplidos. 19


1994

SANTA MARÍA DE TIGRE E L P I O NER O D E L RÍ O Nuestro primer barrio y el que nos inició como empresa. Su amplia laguna, su costa de río, a un paso del río Luján, sus amarras y su ubicación privilegiada son los sellos de su personalidad, que se consolidó con sus veinte años de historia.

Ubicación: Tigre

722 lotes 8 hectáreas de laguna 48 dormies 300 amarras “Eran tierras bajas y hubo que rellenarlas. Lo más difícil fue construir el asfalto sobre el refulado. Probamos diferentes técnicas hasta lograrlo”. Victoria Soulas, Directora Asociada

centro comercial santa maría de tigre Se ubica en la puerta del barrio. Fue construido en 1998 para acompañar el crecimiento de Tigre y satisfacer necesidades de gente de la zona. Conjuga comercios y oficinas; hay un almacén, una panadería, una heladería, una veterinaria y muchos locales más que son parte de la vida diaria de los habitantes de la zona.

20


1996

ALTAMIRA B ARRI O C H IC O , D O S L A G UNAS El éxito de Santa María de Tigre nos llevó a querer repetir la experiencia. El resultado: nuestro segundo barrio, y el más pequeño de la empresa, ubicado frente al primero. Posee una muy baja densidad de población y dos amplias lagunas, frente a las cuales se ubica la mitad de los lotes.

“El desafío fue articular un presupuesto que lograse calidad en la infraestructura sin que eventuales desvíos afectaran el éxito del desarrollo. Se adoptaron soluciones –como el diseño estructural de los caminos- que, aún quince años después, muestran los resultados”. Pablo Dameno, Gerente Asociado de Aprobaciones y Trámites

Ubicación: Tigre

162 lotes 2 LAGUNAS DE 5 HECTÁREAS 50% DE LOTES

EN CONTACTO CON EL AGUA

21


1997

SANTA BÁRBARA NACE UNA ES T RE L L A

En 1997 nos interesamos en un predio junto al Canal Aliviador, en Tigre. Al conocerlo subimos la apuesta para crear un enorme proyecto allí. Nació nuestro barrio estrella, con más de mil lotes, una gran laguna con islas, y una suscripción fugaz que nos animó como empresa.

Ubicación: General Pacheco

1.387 lotes Laguna de

60 Ha

Club deportivo propio

1.200 casas construidas “María Victoria Hueyo, gracias a quien accedimos a la compra de la tierra, organizó en su casa una reunión con amigos. Fuimos a presentarles la propuesta, que recibió interrogantes duros. Para nuestra sorpresa, los concurrentes quisieron reservar lotes en el momento y anotamos sus datos en un cuaderno”. Patricio Lanusse, Director

22

2003

lagunas de santa bárbara Con vistas a una gran laguna del barrio, en 2003 se construyeron los Dormies de Santa Bárbara, una propuesta de vivienda de 160 departamentos en un entorno ideal y con menos gastos de mantenimiento.


1997

SANTA CATALINA L a h e r m a n a m a yo r

Fue el primero del complejo de barrios náuticos Villa Nueva, en Tigre. Marcó un hito en la historia de Eidico como empresa: elevó nuestro nivel de apuestas e inauguró un megaemprendimiento que aún hoy sigue trayendo novedades. Salida al río, lotes con amarra propia y una amplia laguna.

Ubicación: Villa Nueva

633 lotes 126 Ha

403 casas

construidas

1998

EL DURAZNO En el corazón del río

Un barrio de chacras muy particular en el Delta del río Luján: sólo se accede por lancha. Cuenta con una laguna en la zona de uso común y un bosque natural de álamos y ceibos centenarios, que regalan circuitos de paseo rodeados de vegetación salvaje.

106 hectáras

53 chacras

23


1999

SAN ISIDRO LABRADOR c olo r e s d e l c l u b

La idea vino por parte de los socios del club CASI, que buscaban dónde instalar una sede y que además fuera lugar de residencia. ¿El resultado? Uno de nuestros barrios más completos: área deportiva con canchas de rugby, hockey y tenis, amplias lagunas, salida al río Luján y el rasgo destacado: cancha de golf propia.

Ubicación: Villa Nueva

842 lotes Salida al río Luján Puerto con amarras y guardería náutica

Cancha de golf “Las suscripciones de los primeros barrios de Villa Nueva fueron un hito para los que trabajábamos en Eidico. La gente llegaba el día anterior, y nos pasábamos más de 24 horas sin dormir”. Damasia Revigliono, Directora Asociada

24


2000

SANTA CLARA El p r ot a go n i s m o d e l agua

Se lo conoce como “el barrio de la laguna”, porque el 50% de su superficie está cubierto con un enorme espejo de agua. Antes de existir Santa Clara, el territorio era una vieja cantera. Hoy es uno de nuestros barrios destacados, con baja densidad y vistas panorámicas impensadas.

271 lotes Densidad

de menos de 30 habitantes por hectárea

Laguna de 41 Ha Distancia de costa a costa de la laguna: 1000 m

“Pararse en cualquier lote al agua en Santa Clara te da la sensación de estar frente a un gran lago natural”. Rosario Lanusse, Directora Revista Tigris

25


2002

SAN AGUSTÍN V O L VER A EM P EZAR

Luego de la crisis de 2001, hacía falta un halo de aire nuevo que nos devolviera las esperanzas. Llegó, recibió el nombre de uno de los santos más grandes de la historia y confirmó las bondades de nuestro sistema.

Ubicación: Villa Nueva

284 lotes Dos lagunas de 6 hectáreas cada una

2003

SAN MARCO B ARRI O D E A G UAS No por nada se llama igual que la catedral de Venecia: casi todos sus lotes se ubican sobre el agua, ya sea sobre la laguna o sobre el canal con salida al río Luján. Sus lotes son amplios y cuentan con amarras propias.

Ubicación: Villa Nueva

357 lotes

85% de lotes al agua

26


2003

EL ENCUENTRO D E P O R T E SE Ñ O RIA L Fue suscripto en conjunto con JPU Desarrollos. Se destaca por sus árboles grandes y solemnes, sus espejos de agua que recorren las calles, sus casas vistosas. Tiene una ubicación privilegiada y cuenta con dos plazas centrales arboladas y un área deportiva y social con canchas de tenis y de fútbol, y locales comerciales.

“Nos sorprendió el éxito del barrio en un contexto complicado como fue diciembre de 2003. El Encuentro enamoró a muchos desde el principio”. Mateo Salinas, Gerente General

Ubicación: Corredor Bancalari – Benavídez

529 lotes 110 Ha Más de 4000 árboles Dos plazas centrales de 7000 m2

27


2004

SANTA TERESA VIS T A A L A G UA

Fue uno de los cuatro barrios protagonistas de un lanzamiento histórico. Con una importante laguna en su interior, este barrio tiene el mejor acceso a la Panamericana, de todo el complejo.

Ubicación: Villa Nueva, Tigre

398 lotes 2004

SAN RAFAEL una isla en su interior Una vez adentro, sólo queda sorprenderse. Por su belleza, sus rotondas bien definidas y la laguna que resalta en el paisaje.

Ubicación: Villa Nueva, Tigre

374 lotes Santa Teresa, San Rafael, San Gabriel y San Francisco participaron de nuestro mayor lanzamiento: en un mismo día se suscribieron 1.700 lotes.

28


2004

SAN GABRIEL H ERMAN O S D E VI L L A NUEVA

Pasando Casas de Santa María, cuando la Calle Italia termina y da el paso al Bulevard Villa Nueva está San Gabriel, un barrio con vistas a grandes espejos de agua desde su mismísimo ingreso.

Ubicación: Villa Nueva, Tigre

366 lotes 2013

SANTA ANA todo a u n p a s o

Un mega emprendimiento, un desarrollo a gran escala, un concepto inmobiliario diferente y la integración de un nuevo espacio a Villa Nueva. Representa uno de nuestros proyectos de mayor envergadura con la interacción de actividades comerciales, educativas y residenciales, tres propuestas bien diferenciadas: lotes, casas y media densidad.

Ubicación: Villa Nueva, Tigre

199 lotes casas de santa ana 280 unidades

29


2004

SAN FRANCISCO E L D E B A J A D ENSI D A D Entrar a San Francisco es llevarse una grata sorpresa desde el principio: un gran espejo de agua dice presente y saluda a sus visitantes. Baja densidad de poblaci贸n, grandes espejos de agua y un barrio ubicado en el coraz贸n mismo de Villa Nueva.

Ubicaci贸n: Complejo Villa Nueva, Tigre

573 lotes

30


2005

SAN BENITO T O D O S A L A G UA Un barrio privilegiado, por su ubicación dentro del complejo Villa Nueva, con lotes de superficies amplias, todas con frente de agua. El barrio cuenta con capilla propia y amplios espacios verdes.

Ubicación: Villa Nueva, Tigre

280 lotes 1.050 m promedio por lotes 2

2006

SAN JUAN s ob r e e l r í o

Enorme terreno y amarra propia: cada uno de los lotes de San Juan comparte estas características. Cuenta con un ancho canal con salida directa al río Luján. Cada lote tiene una superficie de 1200 m2, un terreno mucho mayor al que poseen los demás barrios de Villa Nueva.

Ubicación: Villa Nueva, Tigre

87 lotes Amarras propias Salida al río Lujan

31


EIDICO CASAS S O L UCIÓN Y H O G AR En 2010 nos propusimos extender nuestro sistema para ofrecer una solución real a las necesidades habitacionales. La respuesta que encontramos fue Eidico Casas: lote + casa terminada: la posibilidad de obtener una casa en cuotas y en pesos. Una oferta totalmente nueva. Se trata de casas de 80 m2, 100 m2 y 120 m2

“La confianza que los propietarios depositan en nosotros para alcanzar el sueño de su primer hogar me genera un enorme compromiso”. Nicolás Degano, Director Asociado

2010

CASAS DE SANTA MARÍA Ubicación: Villa Nueva, Tigre

442 unidades En 2015 ya estarán viviendo 148 familias

2013

CASAS DE SAN PATRICIO Ubicación: Villa Nueva, Tigre

156 unidades 32


GENERAR HOGAR En un país que se ha caracterizado por no brindar ni posibilidades de financiación a largo plazo ni condiciones accesibles para llegar a la casa propia, Eidico nació como respuesta a esa necesidad. Y gracias a eso, desde hace veinte años, miles de familias han concretado el sueño de tener un hogar.

S

i bien Eidico nació hace veinte años, su gestación comenzó bastante antes, con el barrio San José, en Las Lomas de San Isidro. En el año 1983, cuando yo había perdido mi casa, estaba alquilando y necesitaba volver a rearmar mi organización familiar, se presentó la oportunidad de comprar una “fracción industrial” muy barata, lindera a una zona residencial. Reuní a varios familiares, amigos y conocidos, entre ellos a Jan Seitún; y los convencí de comprarla para desarrollar un barrio (previo cambio de zonificación), y tener así un lote para cada uno. Nos organizamos como lo que hoy llamaríamos sistema “Eidico”: un conjunto de personas que nos reunimos para lograr un objetivo común, y asumimos los riesgos y beneficios que en definitiva pudieran resultar. La diferencia con el Eidico de hoy es que no teníamos experiencia, ni éramos profesionales especializados. Sí existía la misma necesidad, la de la vivienda propia. Y sí confiábamos en que “juntos se puede”. Casi todos los que compramos en el inicio terminamos viviendo allí. En los años siguientes, participé del desarrollo de otros barrios con el mismo esquema: Las Marías (frente al Club Pueyrredón) y El Lago, en Bella Vista. En el año 1994 me vino a ver un sobrino, Jorge O´Reilly, y me dijo: “Necesito mi propia casa, tengo un buen trabajo pero no me alcanza para comprar un terreno. Hay gente que está en la misma situación que yo, se me ocurrió que con tu experiencia y mi necesidad podríamos juntarnos para lograrlo”. Le contesté que aceptaba si conseguía una fracción que resultara interesante, por costo y ubicación. Luego de mucho buscar, apareció lo que hoy es Santa María de Tigre. Si bien era interesante, me resultaba un verdadero desafío. En primer lugar, por la escala del proyecto. Mi experiencia en aplicar el sistema cooperativo de amigos no superaba las ochenta familias (diez hectáreas); esta fracción tenía ciento veinte hectáreas y necesitábamos reunir

a unas setecientas familias. Por otra parte, porque se trataba de una fracción baja, un bañado y debíamos rellenarla hasta la cota apta para construir, lo que suponía un gran movimiento de suelo. Hasta ese momento, nadie en la Argentina se había animado a desarrollar un barrio con esas características. Como contrapartida, el valor de la fracción por metro cuadrado era mucho más bajo que en tierras altas, más alejadas de la Capital (Pilar, por ejemplo, que en ese momento estaba en auge). Y si bien el costo del relleno equiparaba el costo final, teníamos cuatro beneficios: primero, el relleno demoraba dos años y su costo se pagaba durante ese plazo (teníamos financiación); segundo, las obras de infraestructura se hacían después (el valor del lote se aportaba durante un período más largo, con lo cual se volvía accesible a más gente); tercero, estaba mucho más cerca que Pilar; y cuarto, obteníamos una muy baja densidad y lotes sobre lagunas, que la gente terminó valorizando más de lo esperado. Con Jorge decidimos hacer valer nuestros orígenes de vascos e irlandeses, que jamás se rinden fácilmente, invitamos a Jan Seitún a asociarse y, así surgió lo que hoy es Eidico. Su primer empleado, hoy Gerente General y también socio, fue Mateo Salinas. Más adelante vinieron nuevos barrios, incorporamos el mismo sistema para lugares de descanso en familia y, recientemente, dimos el paso de incluir, además del lote, la construcción de la casa propia. Estas pocas palabras son un fiel reflejo de todo el universo Eidico. Muestra con claridad por qué nació Eidico y cuál es su filosofía: utilizar un sistema cooperativo, solidario y transparente, donde el beneficio y el riesgo es de todos, y que apunta al bien común y a cubrir una necesidad. Puertas adentro, nuestra gente da testimonio de lo gratificante que es trabajar en una actividad trascendente y que ayuda a la consolidación de las familias.

Texto: P AT R I C IO LAN U SSE

es director de eidico, es Ingeniero Agrónomo y participó en la fundación de Eidico hace veinte años.

33


CORREDOR NORTE RÍ O

34

ARRI B A


E

n 1998 Eidico ya era una realidad. Los barrios pioneros Santa María de Tigre y Altamira, y el gran éxito de Santa Bárbara, con sus miles de lotes y sus miles de suscriptores en el acto, habían sentado sus bases. Lo que había empezado como un proyecto aislado, había devenido en una nueva empresa. Oficinas propias, un equipo más grande, más clientes y más oportunidades de seguir creando proyectos. Tigre era hasta ahora el único lugar donde Eidico tenía presencia. Pero el cambio no tardó en llegar, y nos aguardaba río arriba. Subiendo unos kilómetros por la costa del Paraná nos esperaban las tierras donde se construyó luego el club de chacras El Aduar. Tierras quebradas, colmadas de naturaleza y de bosques naturales, con vistas de río y anchas costas verdes. Además, tierras de historia. El campo, ubicado en Zárate, había pertenecido a Hernán Ayerza, que criaba allí caballos de raza árabe, los primeros y mejores ejemplares árabes del país. El arquitecto Cristián Bourdieu fue quien nos contactó. Sería nuestro primer emprendimiento fuera de Tigre, y se sumaba al de por sí considerable desafío, el hecho de que no se trataba de un barrio de primera vivienda, sino de un club de chacras, con lotes destinados a viviendas de fin de semana o vacaciones. Pero el público, así como había llegado a Tigre, llegó también al kilómetro 115 de la Ruta 9. Nació El Aduar, circundado por los ríos Paraná, Baradero y Areco. Matías Iribarren llevó a cabo la dirección de obra del barrio. Nos cuenta los comienzos, que tuvieron mucho de aventura, como el episodio de la primera marcación del terreno con el agrimensor: un campo de tierras sembradas, con una pared impenetrable de dos metros de maíz. “Tengo que llegar al centro para marcar dónde va a estar la casilla de entrada”, dijo el agrimensor. Como en proyectos anteriores, fue la buena voluntad la que hizo el trabajo: Matías se subió a un tractor y fue abriendo camino a tientas hasta llegar a la zona a marcar. Las historias que cuenta Matías se llenan también de personajes memorables, parte de la vida del lugar. “En el campo había unos galpones y en el fondo vivía Beto, el encargado. Me habían dicho que hacía todo ahí, pero cuando lo vi venir me pregunté si iba a poder trabajar con

él: era muy corpulento, y no sabía leer ni escribir. Fue una sorpresa: Beto fue el capataz de toda la obra y hoy es alma de El Aduar. Si Beto no está, El Aduar es distinto. Trabaja hace quince años, y hay chicos que van desde los diez. Hoy son hombres y Beto los sigue recibiendo”. Una vez más, un campo que se va poblando de familias que disfrutan del entorno. El Aduar fue el primero de muchos proyectos de fin de semana, que tienen ese aire diferente al ser un lugar de descanso y encuentro, alejado de la vida diaria. Y la empresa no dejó de crecer: un lote para vivir en Tigre; un lote para descansar en Zárate y siguieron apareciendo lotes a lo largo del país. Pero nuestro capítulo de Corredor Norte se completa unos años más tarde y de otro modo. Esta vez, con una solución de otra índole: una oportunidad de inversión. El mapa de Eidico se continúa pintando hacia el Norte. Aparece Corrientes, la provincia de los esteros, la tierra roja, el mate y la gente amable. Y el lugar elegido para desarrollar nuestros proyectos de forestación, a partir de 2003. San Antonio fue el primero de los tres proyectos allí. Santiago de Abelleyra fue nuestro anzuelo en la provincia de los ríos. “Toda mi vida viví entre árboles y siempre supe que iba a trabajar con esto. Mi padre fue un precursor en la actividad de forestación. Yo estudié en Buenos Aires y volví a Corrientes. Un verano me encontré con un yerno de Patricio Lanusse, que al contarle lo que hacíamos con la forestación, me dijo: “Esto a mi suegro le va a encantar”. Dos meses más tarde recorríamos campos en Virasoro, y Patricio nos propuso aplicar el ‘sistema Eidico’”. Santiago también recuerda la plantación de arándanos en Loreto, un pueblo en el que pasó su infancia, y que aún conserva tradiciones como palenques fuera de los locales para atar el caballo, o árboles pintados de blanco en la plaza principal. Sus imágenes van evocando el entorno particular de la nueva actividad de inversión de Eidico, que con los años, fue multiplicando sus alternativas. A la imagen aérea de los masterplan de nuestros barrios se le va sumando la imagen de altos bosques de eucalyptus y pinos. Se amplía el horizonte de nuestras propuestas y se diversifican nuestros productos. Un denominador común continúa la línea inicial y la razón de ser de Eidico: brindar soluciones, conservar la confianza y pensar en grande. 35


1998

EL ADUAR P ESCA Y F AUNA A SÓ L O UN P AS O El Aduar reúne los atractivos de la pampa bonaerense, sus tierras fértiles y quebradas, montes y frondosa vegetación, con la belleza del río, las barrancas y sus interminables paisajes acuáticos y silvestres. Del otro lado del río, las islas reúnen un ecosistema virgen y natural del Delta. La dársena permite tener embarcaciones para navegar y practicar deportes acuáticos, y las costas, invitan a acampar o pescar.

Ubicación: Zárate, Buenos Aires

350 CHACRAS 90 casas construidas Doble acceso, por agua y por tierra

“Hoy el Aduar está muy vivido. Los fines de semana se llena. Hay 150 caballos y la zona de las amarras tiene como 30 lanchas. En las fechas patrias se cocina locro en el SUM” . Matías Iribarren, ex Director de Obras de El Aduar

36


2005

ESTRELLA FEDERAL S O B RE E L P ARAN Á

Estrella Federal es un emprendimiento realizado en conjunto con Cardón Estancias, ubicado a orillas del río Paraná, en la antigua estancia El Ombú, en el Partido de Ramallo. El casco es del año 1841 y fue reciclado para convertirse en la hostería que es hoy. Un paraíso de chacras y esta hostería, un lugar para el descanso y la contemplación.

“Un reencuentro cotidiano con mis raíces”. Gabo Nazar, Presidente del Grupo Cardón

Ubicación:

Ramallo, Provincia de Buenos Aires

115 chacras de 1 hectárea promedio Puerto con amarras, cancha de tenis, caballos, cancha de polo

37


Eidico Agro P a s i ó n d e c a m po Son productos con una fuerte base inmobiliaria para cubrir la necesidad de invertir bien con el menor riesgo posible. La forestación reunía las condiciones y las tierras de Gobernador Virasoro tenían la fórmula secreta para la explosión de esta actividad.

2003

FORESTACIÓN SAN ANTONIO Ubicación:

Gobernador Virasoro, Corrientes

580 Ha 50% de eucaliptus 50% de pinos

2005

FORESTACIÓN GARAVÍ Ubicación:

Gobernador Virasoro, Corrientes

1.017 Ha 748 hectáreas forestadas 150 eucalyptus recién plantados, 264 pinos, 4 grevilleas.

38


2007

FINCAS DE LORETO Ubicación: Loreto, Corrientes

24 Ha 20

hectáreas destinadas a arándanos

2008

FORESTACIÓN SAN VICENTE Ubicación:

Gobernador Virasoro, Corrientes

600

Ha

417 hectáreas forestadas 12 hectáreas destinadas a arándanos 800

árboles plantados

“El desafío de estos proyectos es poder darle la posibilidad a quien no puede comprar un campo, de comprar una cuota y obtener renta”. Santiago de Abelleyra, Socio del Grupo Garaví 39


2005

ESTANCIA SMITHFIELD VI D A D E CAM P O

Sobre la ribera del río Paraná, en la ciudad de Zárate se encuentra Estancia Smithfield; un barrio cerca de la ciudad pero que conserva el ritmo y la tranquilidad de la vida de campo. En medio de un gran desarrollo industrial y comercial, es sinónimo de vivienda permanente para los residentes de Zárate y es descanso de fin de semana para los que eligen vivir más cerca de sus oficinas.

Ubicación: Zárate, Buenos Aires

431 lotes 67 Ha 900 m2 SUPERFICIE PROMEDIO POR LOTE “Nuestro objetivo en Zárate fue, desde el principio, rescatar el valor original del lugar y potenciar las características naturales e históricas, sin descuidar la estética tan característica” . Andrés Lanusse, Director Asociado

40


2007

PALOS VERDES E L R O SARIN O

Con un atrayente diseño, y sumado a las ganas de conformar un barrio con vecinos que compartan los mismos valores, se suscribió Palos Verdes. Nació como un anhelo del original dueño de la tierra, Maxi Mondino, y se transformó en un característico barrio de Rosario donde viven más de 70 familias.

Ubicación: Rosario, Santa Fe.

260 lotes amplia arboleda “Destaco el espíritu y los valores compartidos en el proyecto. Existe un sentimiento de pertenencia e identificación muy importante que hace que el barrio se desarrolle en un marco de respeto y convivencia muy valioso para los tiempos que corren”. Maxi Mondino, Gerente Operativo Palos Verdes

41


2013

SANTA CECILIA A L A VERA D E L RÍ O P ARAN Á Ubicado en el corazón de la cuenca del Plata, Santa Cecilia muestra una atractiva gama de colores en el paisaje, combinado con sus inmejorables vistas abiertas a las barrancas del río Paraná.

Ubicación: Posadas, Misiones

186 lotes 2009

SAN JUAN DE LOS OLIVOS IN T ERIS L E Ñ O En 80 ha, y ubicado a unos 6 km del centro de la ciudad de Posadas, totalmente plantado con olivos, se encuentra San Juan de los Olivos. Su particularidad es la de combinar un loteo único que conserva los olivos preexsistentes del campo, con lotes destinados a viviendas particulares.

Ubicación: Rivadavia, San Juan

230 lotes 2 canchas de tenis

42


La vivienda: una prioridad La dignidad de la persona y las exigencias de la justicia requieren que el acceso al trabajo y a la vivienda sean prioridades para considerar. ésta es la visión que dio origen a Eidico y con la que se sigue desarrollando.

V

einte años pasaron de la primera vez en que esa premisa tomó forma y se materializó en un barrio de 120 hectáreas y 722 lotes. La falta de acceso a la vivienda fue –y continúa siendo– la brújula que guía el recorrido de nuestra empresa. Y, el canal más efectivo, la unión de aportes, de esfuerzos y de directivas. En ese sentido, siempre creí en la sinergia entre poderes como herramienta fundamental para el logro de un objetivo. De hecho, mi participación en el origen de Eidico está ligada a mi propia búsqueda de primera vivienda y, en aquel momento, el encuentro de pioneros con quienes compartir esa hazaña fue fundamental. En ese entonces -escenario que lamentablemente no ha cambiado-, el mercado inmobiliario no nos ofrecía alternativas y los esfuerzos personales aislados pocas veces eran recompensados. Y así comencé a preguntarme qué sucedería si nos uníamos, si cada uno hacía un aporte para ese sueño común del techo propio. Siempre creí que esta exitosa sinergia entre poderes individuales también podría aplicarse al plano institucional. Las empresas y el poder público contemplan grandes recursos y posibilidades de trabajo en conjunto en pos de objetivos sociales. Pensar en un Estado que planifique y promueva y una empresa que desarrolle, ¿es una utopía? Potenciar poderes, y aunar esfuerzos es posible. Lo constatamos en el ámbito privado, en comunidades de personas individuales. El resultado, sin embargo, podría potenciarse con la participación de actores clave para la comunidad. “Se necesita un verdadero compromiso en el que intervengan diversos actores: los ciudadanos, las ONGs, las

empresas, además, claro está, del rol fundamental del Estado. La función del Estado en el tema que nos ocupa es primordial, si bien nunca puede ser solitaria, aplicando políticas aisladas, fruto de inspiraciones personales, o estrategias unilaterales. Es el momento de una interacción diferente entre el Estado y los sectores privados en éste y otros temas, con menos prejuicios de los dos lados y mayor interés por colaborar y trabajar conjuntamente. Si contamos con apoyo, los privados podremos ayudar a que el sector público se concentre en lo que es exclusivo de su misión y que, de otro modo, no podríamos obtener. Que el sector público fomente a que el privado realice las obras, subsidiándolo y ayudándolo sólo en la medida en que éste lo necesita. No se trata de ahogarlo sino de estimularlo. Es necesaria una interacción mucho más sana entre lo público y lo privado que evite que recursos públicos, destinados a una necesidad tan acuciante como es la habitacional, no lleguen a destino”.* En Eidico buscamos facilitar el acceso a la vivienda a personas que, de acuerdo con los sistemas tradicionales de financiación existentes, no hubieran podido llegar nunca a ella. ésa es la verdadera naturaleza e intención de nuestros emprendimientos. Lo hemos logrado. Queremos seguir aumentando ese resultado y, a la vez, orientar el norte hacia necesidades también básicas e incumplidas, como la educación y el trabajo. Nuestras puertas están abiertas. Bienvenidas todas aquellas personas e instituciones, privadas o públicas que compartan el espíritu emprendedor que se convirtió primero en una empresa y luego en un constante ideal que sigue motivando nuestro obrar.

Texto: J o rg e O´R e i l ly

Abogado, fue uno de los fundadores de Eidico y hoy es Director.

*Extracto de Jorge O’Reilly, “Una familia, una casa”, Buenos Aires, Lid Editorial, 2013

43


PATAGONIA RU T A

44

A L

SUR


L

os bosques son más altos, las aguas más transparentes y las rutas, desiguales caminos entre montañas. Veníamos de palmeras, islotes en aguas tranquilas y un delta espeso; horizontes planos en Tigre y un río Paraná majestuoso en Zárate. Llegar a San Martín de los Andes fue encontrarse con una Argentina distinta, de vistas imponentes y lagos amplios de naturaleza más despojada. Y fue también alejarse de casa y probar un destino lejano. La empresa se había consolidado sobre bases sólidas: numerosos barrios en Tigre, con los lanzamientos fuertes de los barrios de Villa Nueva, y El Aduar, con la comprobación de que el sistema también funcionaba para destinos de fin de semana o vacaciones. Llegó entonces el momento de alejarse del Río de la Plata, y encarar la Patagonia del país. Patricio Lanusse había encomendado a su yerno, Matías Iribarren, que vivía en San Martín de los Andes, que estuviera atento a ver si aparecía algún campo atractivo para hacer un barrio. “Un día me llama y me comenta que había visto un campo sobre la montaña. Que algunos pensaban que estaba demasiado alto y era muy agreste como para conseguir interesados, que sólo podía ser para locos. Pero a él le gustaba. Viajé a conocerlo y ya éramos dos locos. Al tiempo se sumó Jorge (O´Reilly) y sólo faltaba conseguir 97 locos más… y aparecieron”. Que era muy alto, era cierto. Pero que era incomparablemente lindo, también. Matías nos cuenta su parte de la historia: “Yo vivía en San Martín cuando Eidico empezó. Veía todo lo que hacían, y la imaginación que tenían para hacer lo que quisieran; y por otro lado, veía lo lindos que eran los campos en el Sur. La gente que venía de Buenos Aires siempre se quedaba entusiasmada con el lugar. Entonces empezamos a buscar… Hubo algunas opciones. Hasta que en 1999, un amigo mío me dijo que había un campo que me iba a gustar. Yo ya tenía resuelto volver a Buenos Aires, pero fui a verlo. Me fui una tarde de un día espectacular, sin una nube. Desde abajo no se veía nada, pero a medida que íbamos subiendo descubríamos mejor el paisaje, cada vez más alto. Yo no podía creer lo que teníamos frente a nuestros ojos. En una de las últimas curvas, miré la vista y dije: “Acá va a pasar algo”. Sin saber el precio, sin saber nada, me dije: “Éste es el lugar”. Llegamos a la casa principal y la mujer del dueño nos dijo, sin muchas ganas porque no quería vender, si queríamos ir al mirador. “Pero ¿cómo? ¿Hay más todavía?”, pregunté. “Sí, arriba se ve todo”, me contestó”. Y resulta que era cierto: se veía TODO. Fueron caminando por un monte espeso. Llegaron muy cansados, y los recibió el paraíso más espectacular que podían esperar. La ciudad de San Martín de los Andes, el lago Lácar, el lago Lolog, el volcán Lanín, incluso el campo donde vivía Matías, junto al aeropuerto, todo visto desde aquel punto. Todo. Los valles con poblaciones en miniatura, los pinos diminutos a la distancia, los caminos sinuosos y los cerros recortados contra el horizonte evocaban una aldea de mentira.

Luego, las anécdotas que hay en los comienzos de muchos de nuestros proyectos, con los vínculos humanos, el sentido común, el trabajo a pulmón y la buena voluntad como base de toda negociación y de toda ejecución de tareas nuevas. Así comienzan las relaciones con el dueño del campo, y el ingrediente de humanidad sumó color al relato: su primera reacción fue la de un amo celoso de sus posesiones valiosas. Consideró que en la primera charla con los socios, no se h a b í a v a l o ra d o l o s u f i c i e n t e s u g ra n c a m p o . Acostumbrado a las charlas largas, con tiempo para el elogio, el repaso y la imaginación, Leo, que así se llamaba, se encontró con un Eidico de agendas apretadas, tiempos apremiantes y ansias de concretar ideas. Dijo que no quería vender, “no así”. “Tu campo les encantó”, le insistió Matías casi un año más tarde, “de verdad. Quizás no lo supieron demostrar, pero es así. Quedaron encantados”. Fue entonces que Leo aceptó vender y se lanzó el proyecto en 2000. Nuestro objetivo era que 97 personas disfrutaran lo que era de uno sólo. Esto se respetó siempre. Leo no solamente accedió al pedido, sino que se comprometió con la causa, hizo amistad con nosotros y lideró la marcación de Miralejos. “Hay como ochenta puntos estratégicos en el campo. ¿Cuántos lotes quieren? ¿Cien? Bueno, está bien. Yo tengo cien lugares increíbles acá adentro”. Viajó una comitiva improvisada, con empleados de Eidico, hijos y amigos, y se dividieron en equipos de a dos personas, cada uno cargado con máquina de fotos, metro y estaca. La montaña se llenó de parejas exploradoras que iban descubriendo rincones ineludibles, donde imaginaban futuros lotes. Medían los posibles laterales, contaban los pasos y clavaban una estaca con un número de referencia. Así, y con filmaciones 360o de cada parcela, se decidió la base del masterplan, que después se concretó y profesionalizó con ayuda del agrimensor. La prioridad era cuidar la naturaleza del lugar, por eso dejaron el 75% de la superficie como hectáreas comunes. Los compradores suscribieron a la distancia, basándose en las fotos y videos, y confiando en el entusiasmo de todos los que conocían el lugar. Casi un año después del comienzo de las obras, la administración pasó a manos de Esteban Bosch y su mujer, Marieta, que era empleada de Eidico. Ambos habían ya vivido en San Martín de los Andes, y se enamoraron del proyecto. Lo lideraron con espíritu pionero y prolijidad de artistas, cuidando cada decisión y cada paso dado. Tanto que, internamente, siempre se tomó el suyo como ejemplo de gestión para los futuros barrios de Eidico. Fue nuestro desembarco en un Sur generoso que nos siguió recibiendo durante años con proyectos de lo más variados, incluyendo proyectos de inversión, como los de Ushuaia. Y fue la prueba de que podíamos llevar nuestro sistema también al resto del país. Abrimos la puerta de acceso a la Argentina toda, y nos animamos a seguir buscando dónde más podíamos brindar una solución. 45


2000

ESTANCIA MIRALEJOS P ARAÍS O P A T A G ÓNIC O

Estancia Miralejos es un complejo de chacras, vecino del centro de esquí Cerro Chapelco y a 30 minutos del aeropuerto homónimo. Es un verdadero paraíso patagónico, apostado en una ubicación de privilegio. Con vista al Lago Lácar, al volcán Lanín y a la precordillera.

Ubicación: San Martín de los Andes, Neuquén

107 lotes Lotes ubicados en el corazón de un bosque de lengas. “Muchos decían que el lugar era demasiado agreste y alto para hacer un barrio. Pero conseguimos la cantidad de ‘locos’ necesarios para hacerlo . Es un lugar espectacular”. Patricio Lanusse, Director

46


2007

VALLESCONDIDO golf d e m o n t a ñ a

A la altura de sus sueños es el eslogan del segundo emprendimiento que desarrollamos en el Sur. Vallescondido está emplazado en la ladera del cerro Chapelco y se caracteriza por sus grandes parcelas. Está a 6 kilómetros del centro de San Martín de los Andes y a la misma distancia del centro de esquí.

Ubicación:

San Martín de los Andes, Neuquén.

364 lotes 450 hectáreas de superficie Tiene Club House y Club Hípico Cancha de golf de 9 hoyos

2008

HOTEL VALLESCONDIDO CERCA D E L CIE L O

Ubicado dentro del barrio Vallescondido, a 5 kilómetros de San Martín de los Andes.

Ubicación:

San Martín de los Andes, Neuquén.

47


2009

LA RESERVA CAMIN O A L L O L O G

Allí donde las nubes parecen más cerca y donde los cielos son más azules, a 6 kilómetros de San Martín de los Andes y sobre la ruta que va al lago Lolog, se encuentra La Reserva, un barrio de lotes grandes, en un bosque de montaña y balconeando sobre la ciudad (frente a Miralejos). La Reserva, que se sitúa en el Cordón Vega Maipú y a un paso de Chapelco, se ha vuelto tendencia entre las familias jóvenes de San Martín de los Andes.

Ubicación: San Martín de los Andes, Neuquén.

108 lotes de 2.600 m promedio 2

El perímetro del Lago Lolog descubre increíbles balnearios que vale la pena conocer “Por su cercanía a San Martín de los Andes, la mayoría de los suscriptores lo piensan como vivienda permanente”. Marieta Ferrero de Bosch, Asociada de Eidico y responsable de los proyectos en la Patagonia

48


2003

SAN ESTEBAN C H ACRAS EN L A P A T A G O NIA San Esteban está ubicado en Cholila, sobre las costas del lago homónimo, en la provincia de Chubut. En el corazón de la Patagonia se encuentra este campo de 1000 hectáreas con montañas, bosques, costas de lago y un arroyo. El 95% de sus tierras son espacios comunes, se trata sin duda de una invaluable reserva natural privada.

“Cuando se presentó la ocasión de desarrollar un emprendimiento sobre el Lago Cholila, en una zona de enormes atractivos naturales, la vimos como una oportunidad imposible de desaprovechar”. Esteban Bosch, Asociado de Eidico y responsable de los proyectos en la Patagonia

Ubicación: Cholila, Chubut

130 chacras 95% de la

superficie de espacios comunes Lotes con vistas al lago y al arroyo

49


2014

BARRANCAS DE DINA HUAPI P AISA J E D E M O N T A Ñ A

Últimamente, el público busca desarrollos que cumplan con principios de sustentabilidad, que cuiden el medio ambiente, prioricen la vida sana, el deporte y la familia. Barrancas de Dina Huapi es un desarrollo inmobiliario que desde su planificación se hizo con estos parámetros ya que el imponente paisaje, su topografía y sus espectaculares vistas fueron especialmente contemplados para su diseño urbanístico.

Ubicación: Dina Huapi, Río Negro

233 lotes 54 Ha En un campo quebrado con magníficas vistas al Nahuel Huapi y a la Cordillera de los Andes.

50


DESEMBARCO EN EL INTERIOR ¿Cómo fue “desembarcar” en una región desconocida, darnos a conocer a nuevos públicos y generar la confianza y la suscripción del público a nuestras propuestas? Los inicios y desafíos de Eidico en el interior.

A

medida que consolidamos nuestra presencia en la ciudad de Buenos Aires surgió la posibilidad de extendernos y adaptar nuestra herramienta a nuevas provincias, para instalar al sistema como una marca nacional. Encaramos esta tarea sabiendo que nos esperaba mucho trabajo, y con el desafío de dar a conocer nuestra empresa y lograr que nuevos públicos se acercaran a nosotros. Un reto difícil, considerando lo arduo que es confiar en lo que no se conoce; y más teniendo en cuenta que nuestros proyectos apuntan a pequeños inversores que deben depositar sus ahorros en nuestras manos, para que nosotros gestionemos un proyecto inmobiliario desde cero. De a poco, nos fuimos mostrando a través de un gran trabajo en equipo, un punto fundamental para alcanzar la suscripción. El esfuerzo que hicimos por llegar a los habitantes del interior y despertar su interés y confianza fue enorme. En algunos lugares como Salta, San Juan o Rosario, contábamos con un socio local importante. En otros, sin embargo, tuvimos que trabajar de manera independiente y darnos a conocer. Nuestro equipo de Nuevos Proyectos trabajó mucho para llegar a la gente y lograr que Eidico fuera considerado como el nuevo desarrollador de la zona, con un producto de calidad, pero desconocido. En este sentido, los primeros pasos en el interior se asemejaron a nuestros inicios en Zona Norte: reuniones con algunos pocos en casas de conocidos y entrevistas a grupos pequeños para exponer la idea. Fue impresionante cómo se propagó el mensaje de persona a persona, y cómo fuimos llegando a distintos grupos de afinidad. Así, el trabajo de reuniones informativas para explicar el sistema y mostrar los numerosos proyectos realizados, la estructura administrativa y también la transparencia que nos caracteriza, nos ayudó a desarrollar nuestras primeras propuestas.

Una vez suscripto el proyecto, el desafío sigue siendo enorme, ya que tenemos que convalidar esa confianza, hacernos merecedores de ese primer gesto de acercamiento. Para ello, es fundamental mostrar solvencia técnica, metas alcanzables y un sistema prolijo. Para cimentar la confianza es imprescindible la transparencia. Más allá de todo, creo que el ingenio y la eficiencia para crear productos inmobiliarios de alta calidad, a bajo costo y con facilidades financieras que habitualmente no existen en la Argentina constituyeron y siguen marcando nuestra fortaleza y son nuestra mejor carta de presentación en todo el país. Porque proponemos una vía diferente: pagos que acompañan desde un principio el paso a paso del proyecto y una propuesta a largo plazo para hacerlos accesibles. Pensamos una herramienta que organiza a personas que se asocian a un mismo fin, y lo que resulta imposible para individuos aislados es accesible para un conjunto. Las personas deciden actuar colectivamente porque los beneficios son mayores que la acción independiente. El éxito de estas experiencias en todo el país se cimenta en la firmeza y en el desarrollo de valores. Durante estos veinte años, aún en momentos de crisis, la principal causa para no retroceder fue la presencia de firmes principios sobre los que nos asentamos. La fidelidad al modelo propuesto, la credibilidad, la transparencia, la seriedad en el trabajo son los factores que han atraído siempre a los que han participado de nuestros proyectos. Y este estilo es lo que ha permitido que nos extendiéramos a distintos paisajes, cruzando varias fronteras. La meta no es un número concreto, sino un concepto hecho acción. No pensamos en las cosas en abstracto, sino que miramos los problemas concretos de la gente que nos rodea; porque, precisamente, en la búsqueda de su solución están las nuevas oportunidades.

Texto: Andrés Lanusse

es Director Asociado de nuevos proyectos y técnica. Trabajó tres años en Eidico durante los años 90, luego se fue y volvió en 2000.

51


52


SALTA E L MISM O SUE Ñ O , EN T RE CERR O S

E

n el año 2000, nuestras agendas telefónicas venían cumpliendo bien su misión. Casi todos los nombres allí presentes tenían algún lote en alguno de nuestros proyectos, o al menos conocían la empresa. El primer círculo estaba por encontrar sus límites, luego de más de diez proyectos concretados. ¿El siguiente paso? Crear un emprendimiento en el interior del país, pero con suscriptores locales, ya no con amigos de la zona (porque incluso El Aduar y Miralejos, en Zárate y San Martín de los Andes, habían sido suscriptos en su mayoría por gente de Buenos Aires). Así fue como se atendió el llamado de un grupo de salteños que querían una experiencia similar a la que veníamos teniendo, de familiaridad y confianza, en su propia tierra. Un gran amigo abogado, Juan Bosch, se estaba yendo a vivir a Salta y había muchos allegados que le decían que era una decisión “profesionalmente inconveniente”. Jorge O´Reilly, por el contrario, sostenía que era una buena oportunidad y que, de paso, podía explorar la posibilidad de repetir la experiencia de Santa María de Tigre entre los jóvenes de allá, que estaban tan necesitados como nosotros de una solución a su problema habitacional. Partimos entonces a conocer la provincia de los cerros de colores y los días más azules, la gente tranquila que duerme la siesta y los paisajes serenos que invitan al silencio. Como suele suceder, hubo varios proyectos descartados. A la novedad del sistema se le sumaba la vieja desconfianza a los porteños. Además, al no haber necesidad de rellenar, el “valor tierra” en el costo total de desarrollo, tenía mucho más incidencia que en los proyectos de Tigre. Finalmente logramos la firma de la opción de compra en lo que hoy es Santa María de la Aguada. Resolvimos que para emular el pago en cuotas que habíamos tenido en Tigre por el relleno, convenía, durante el primer año, pagar la tierra en cuotas. La necesidad de confiar se multiplicaba… Las mismas llamadas, reuniones en livings, incerti-

dumbre y entusiasmo colectivo que había impulsado el nacimiento de Santa María de Tigre hacía seis años, ahora se replicaban con tonada norteña y se vestían de aguayos y tiento. Lourdes Yarade Saravia es salteña, y estando todavía de novia con su actual marido, decidieron apostar por La Aguada. Fueron los terceros en suscribir. “Cuando vimos la laguna, decidí que quería tener ahí mi casa de veraneo. Empecé a motivar a amigos y familiares… Les llevé un montón de compradores”. Lourdes nos cuenta que hizo un trabajo casi de inmobiliaria, convocando gente para que se sumara. “Hicimos reuniones en casa, Juan Bosch hizo una reunión en una peña...”. El predio donde se construyó La Aguada era hasta entonces la Finca Yerbabuena; un valle de tierras quebradas, enmarcado por una precordillera de picos altos, vistas quietas y naturaleza siempre verde. Su cercanía a la ciudad y la promesa de mejores accesos fueron rasgos convincentes para que el público apostara por el barrio como un lugar de residencia, además de segunda vivienda. Cuando empezamos las obras, corralito, corralón y helicóptero. Ingenio, perseverancia y muy buena voluntad por parte de todos permitieron, a pesar de todo, sacar Santa María de la Aguada adelante. Obviamente el peso más complicado lo tuvo el equipo local que, además del Cholo (Juan Bosch), incluía a Alejandro Patrón Costas y Miguel Cruz. Sin ellos, la historia hubiera sido distinta. Con el tiempo participamos de la construcción del acceso por autopista, por lo que el desarrollo de la zona y los emprendimientos que vinieron después fueron una estampa digna de valorar con el paso de los años. Hoy contamos con tres barrios más en Salta, y la primera experiencia de replicar nuestro sistema para solución de vivienda fue una gran satisfacción, así como una puerta de entrada hacia otros destinos en los que buscamos hacer lo mismo: acercar una alternativa para los que quieren la casa propia, y conseguir gente cercana que busque lo mismo.

53


2000

SANTA MARÍA DE LA AGUADA p u n ta d e l a n z a Es el primer emprendimiento en la provincia de Salta. Un barrio totalmente asentado sobre lomadas que rodean una represa de 8 hectáreas con vistas inigualables a la ciudad, los cerros y colores de la precordillera.

Ubicación: Las Costas, Salta

180 lotes 90 Ha 64 casas construidas 8 hectáreas de superficie

“Fue el primero en Salta, allí donde no había nada. Tuvimos que posicionar la idea, el sistema y luego el desafío de hacer el barrio transcurriendo la mayor crisis económica de la historia del país. Fue una experiencia inolvidable”. Alejandro Patrón Costas, Asociado de Eidico en Salta

54


2004

SAN LORENZO DE LOS ZARZOS EN T RE QUE B RA D AS Las vistas privilegiadas convirtieron a San Lorenzo en la zona residencial de los salteños. Allí desarrollamos un emprendimiento enmarcado por dos quebradas de vegetación que aseguran un paisaje panorámico inigualable.

Ubicación: San Lorenzo, Salta

44 lotes 15 casas construidas 2005 CUCHI POZO G ANA D ERÍA El proyecto de inversión contempla la compra de la tierra y la realización de mejoras destinadas a la producción ganadera en la provincia de Salta.

Ubicación: El Tunal, Salta

4037 Ha 400 módulos de inversión

55


2005

CHACRAS DE SANTA MARÍA P O L O EN T RE CERR O S El barrio está desarrollado en un predio de 94 ha que, en su momento, fue campo de plantación de tabaco y maíz. Está ubicado al lado de Santa María de la Aguada, y su principal diferencial es la cancha de polo y la vegetación con más de 2000 árboles.

Ubicación: Las Costas, Salta.

138 lotes 90 hectáreas de laguna 1 cancha de polo “Este barrio tuvo una increíble reventa y no para de crecer en obras y familias que se mudan”. Alejandro Patrón Costas, Asociado de Eidico en Salta

56


EIDICO Y LOS CAMBIOS DE CONTEXTO En nuestros veinte años de historia hemos atravesado diversas crisis, etapas que nos obligaron a realizar ajustes y que demostraron que, aún en los momentos más desfavorables nuestra modalidad, cooperativa y al costo, mantiene su fortaleza.

L

os primeros años de Eidico, digamos entre 1994 y 2001, coincidieron con una etapa de estabilidad y crecimiento económico.  Naturalmente, podríamos pensar que eso es lo mejor que pudo haber ocurrido en nuestra historia de veinte años, y sin embargo no es realmente así. Digamos que el cambio está en la esencia de las cosas y nos gustaría que de existir, éste fuera tan lento como para no percibirlo; pero esto no es ni ha sido nunca así. En este país el cambio es siempre cíclico, inesperado y abrupto, y ésa ha sido nuestra realidad en los últimos 20 años. La crisis de fines de 2001 nos sorprendió por su virulencia y nos llenó de preguntas. ¿Cómo se comportaría nuestro sistema de trabajo en estas circunstancias? Lo cierto es que todos los factores del negocio respondieron perfectamente: la empresa, formulando propuestas acordes con el momento; los suscriptores, apoyando y haciendo un esfuerzo grande por permanecer y no salir del proyecto; los empleados, apostando por mejores momentos; y los proveedores, aceptando las nuevas reglas.   Haber pasado esa crisis indemnes contribuyó a hacer aún mas sólido el espíritu cooperativo, y ello se ratificó en 2009 y en 2012 con la pesificación del mercado. La huella que dejaron estos cambios cíclicos es justamente que el sistema responde cabalmente en las crisis. Nadie duda de nuestras fortalezas en los momentos de euforia y optimismo. Es más, para ser sinceros, no parece haber gran mérito allí; pero que la confianza subsista en los períodos de crisis es la mejor enseñanza que deja la plena vigencia del sistema Eidico, sobre todo en los momentos de gran dificultad.  La palabra inversión, aplicada a nuestros emprendimientos, no alcanza para definir exhaustivamente el hecho de participar en un desarrollo inmobiliario para satisfacer una necesidad tan importante y superior como

es la de vivienda. Este interés superior se relaciona con la fuerza con la que el grupo se mantiene unido para alcanzar un objetivo común, aún en épocas de crisis. Dicho esto, vale aclarar que no pretendemos subestimar el peligro que entrañan las crisis, pero lo cierto es que siendo ciclos recurrentes, los argentinos hemos desarrollado una enorme capacidad de adaptarnos a continuos cambios en las reglas de la economía. Y hemos gestado una gran habilidad para sobrevivir, habilidad que ha sido y debe ser transversal, y que está presente, tanto en la empresa -que debe adaptar sus propuestas-; como en los suscriptores -que desarrollan una enorme versatilidad para intuir la ventaja y renovar la confianza-.

Texto: Juan Seitún

abogado, fue uno de los fundadores de eidico y hoy es director.

el sistema eidico probó mantenerse en las crisis. El sistema Eidico podría haber funcionado sólo en los periodos de euforia, pero probó mantenerse también en períodos de fuertes cambios y de crisis profundas. Y demostró además, que culminada la crisis recuperó vigor, desde una confianza renovada y probada. Nuestro mayor desafío es transmitir seguridad, ya que la confianza es la base de nuestro sistema; y nuestra conclusión es que un producto de primera necesidad, de calidad y al costo, desarrollado por el sistema cooperativo, mantiene su vigencia y funciona aún en condiciones adversas. 57


58


COSTA ATLÁNTICA VIEN T O S

E

D E

SA L

n 1994, la imagen recurrente en Eidico era de pantanos de barro y dragas de relleno, luego convertidos en lagunas y boulevares. Casi diez años más tarde, el paisaje devino en médanos de arena, pinos bajos y un nuevo componente, protagonista y enorme: el mar. Otra vez, el desafío de imaginar un barrio allí donde sólo había un paisaje vacío y amplísimo, sin romper el encanto natural original, y crear en la mente la imagen de familias de vacaciones en la playa ancha y casas de veraneo en medio del bosque. Las ganas de hacer algo en la costa venía dando vueltas en la cabeza de más de uno dentro de Eidico. Y hace tiempo que se venía insistiendo en unas tierras cuyos dueños no querían vender. El azar volvió a jugar su carta. En una charla en un casamiento entre Mateo Salinas y Nicolás Gassiebayle, de JP Urruti & Asociados, ambos se dieron cuenta de que estaban interesados en la misma parcela de tierra, un campo de la familia Melhem, a once kilómetros de la ciudad de Pinamar. ¿Los atractivos? Sus 3200 metros de costa y sus 1000 hectáreas de bosques, médanos y plantaciones de pinos; su cercanía a la ciudad de Pinamar; su gran tamaño. No fue difícil imaginar un futuro ahí, ni confiar en que muchos otros se enamorarían de ese lugar tan privilegiado. Sobre todo, teniendo en cuenta la saturación estructural que venían experimentando Pinamar y Cariló como destinos turísticos. Para muchos, Costa Esmeralda significaba la oportunidad única de ser dueño de un lote en un barrio de descanso, con tantas facilidades financieras y tantas bondades. El lanzamiento se llevó a cabo a lo largo de una semana, y se suscribió la primera de las siete etapas que conforman el masterplan, cada una correspondiente a un barrio con algún atractivo para ofrecer: Residencial I y II, Golf, Deportivo, Bosque, Ecuestre y Marítimo. Una de las

condiciones de los dueños del campo fue la de conservar el nombre original, Costa Esmeralda, en clara referencia al balneario de Cerdeña, Italia. Con el tiempo, y habiéndose convertido en el lugar por excelencia de tantas familias, muchos lo llamarían simplemente ‘Costa’ a secas, como un apodo con que uno nombra a los más cercanos. El desembarco en la costa argentina y el encuentro con la arena en lugar de la tierra, estuvo lleno de anécdotas e historias memorables. Las visitas al barrio se hacían a bordo de un trailer arrastrado por tractores, ya que la marcha en autos por los médanos no era posible, y en más de una oportunidad hubo que enfrentarse a los fuertes vientos de la costa, que dificultaban y traían algo de humor a la ocasión, con sillas de plástico que se volaban, o gazebos que no cedían a su armado. Y el agua salada, la arena blanca y los bosques de pinos terminaron por encantar a todos los que acudieron a las visitas. Costa Esmeralda se convirtió en las vacaciones perfectas de tantos, y el amor que fue despertando nos siguió sorprendiendo en cada nueva etapa que se lanzó. Verano o invierno, en época de vacaciones o durante el año… el barrio está lleno de familias en cualquier estación, que disfrutan de la infinidad de propuestas que hay: deporte, playa, cabalgatas, gastronomía. Costa Esmeralda fue desde el principio uno de nuestros barrios estrella. Y en Eidico llegamos a nuestros primeros diez años de vida con muchos motivos para celebrar: habíamos desarrollado catorce barrios de vivienda en Tigre, tres en el norte de la provincia de Buenos Aires, dos en la Patagonia, tres en Salta: cuatro proyectos de inversión y un megaemprendimiento de veraneo en la costa argentina. Y lo más importante, habíamos aportado para que muchas familias dieran pasos a favor del cumplimiento de sus sueños: una casa, una forma de ahorro, un lugar para descansar.

59


2004

COSTA ESMERALDA descanso j u n to a l m a r

Un balneario exclusivo que se extiende a lo largo de 3.200 metros de costa, con 1000 hectáreas de bosques, médanos y plantaciones de pinos de diversas edades. Costa Esmeralda cuenta con 3.400 lotes distribuidos en distintos barrios y áreas residenciales. El complejo se compromete a conservar las características naturales del entorno.

Ubicación:

Partido de la Costa, Buenos Aires

3.400

lotes

Se pensó como un destino de descanso pero muchos lo eligieron como lugar de residencia.

3 sectores estrella: ecuestre, deportivo y golf.

“Este proyecto fue un acierto: una posibilidad de tener una segunda vivienda en la playa a valores muy bajos. Fue un producto masivo, y una vez lanzado, fue imparable”. Damasia Revigliono, Directora Asociada

60


2007

BARRANCAS DE SAN BENITO VIVIR EN T RE L O MAS Un lugar salido de un cuento, con fácil acceso y simpáticas quebradas repartidas en una superficie inmensa de 47 ha. Barrancas de San Benito posee una excelente vegetación, con caminos arbolados y barrancos con vistas a las chacras y a los campos limítrofes. Un lugar donde se puede disfrutar de la playa y del campo sin descuidar la práctica de deportes.

Ubicación: Chapadmalal

267 lotes Próximo a la cancha de

golf de Marayuí Ubicado a 15 km de Mar del Plata El proyecto contempla la construcción de infraestructura social y deportiva

“Un día un amigo nos dijo ‘tengo unas tierras en Chapadmalal’. Nosotros le preguntamos sorprendidos: ¿Qué tierra tenés que nosotros no conocemos?”. Andrés Lanusse, Director asociado

61


2007

ARENAS DEL SUR CERCA D E L MAR

La naturaleza es protagonista de esta propuesta en la que alrededor del 50% de la superficie se destina a espacios verdes. De esta manera, se respeta la tranquilidad y la vista panorámica en un entorno verde, de gran arboleda, un arroyo; y canchas de fútbol, tenis y polo.

Ubicación: Jorge Newbery, Mar del Plata

429 lotes Lanzado en dos etapas (2007 y 2008) Cuenta con Club House, área de picadero y corrales.

“Arenas del Sur es un proyecto de vivienda, destinado a los marplateneses que buscan alejarse de las zonas céntricas para vivir en un ámbito más relajado y natural”. Nicolás Camaño, Gerente de Administración de Barrios

62


SEGUNDAS VIVIENDAS Eidico siempre trabajó en pos de cubrir demandas insatisfechas con productos tangibles, generalmente identificados con tierra. Durante los primeros años esa “falta” estuvo focalizada en lograr que más familias llegaran a la casa propia. Luego, le llegó el turno a los destinos pensados para descansar en familia.

L

os primeros diez años de Eidico estuvieron focalizados casi exclusivamente en encontrar solución de vivienda para residencia permanente. Lograr que generaciones jóvenes pudieran tener acceso a su primer lote y, quien sabe si en un futuro en ese lote, construir también su primera casa. Muchos nos subimos a ese tren, alentados por un amigo o por un familiar. Y los más osados suscribimos en 1994 primero y en 1996 después, en Santa María de Tigre y en Altamira, respectivamente. Los que estábamos en el mundo corporativo podíamos destinar una parte de nuestro sueldo para lo que casi se consideraba una “timba”. Nuestra reflexión hipotética descansaba en que quizás aquella locura terminara siendo una buena inversión. Y vaya si lo fue… Siguiendo con esa línea de acceder a la vivienda propia, en el año 2004 empezamos a pensar en alternativas que permitieran el esparcimiento o las vacaciones en familia. Allí surgió la idea de crear nuevos polos de vivienda transitoria en distintos lugares del país. Obviamente, uno de ellos fue la Costa Atlántica. Primero surgió Costa Esmeralda, un campo de 1000 hectáreas lleno de médanos y con pequeños árboles. El desafío era enorme, pero con lanzamientos sucesivos de diferentes etapas (siete en total), siempre con nuestro sistema cooperativo y con el contagio de miles de familias, hoy el sueño se convirtió en realidad. Ya pasaron diez años desde el primer lanzamiento y ya llevamos 3.700 lotes suscriptos (no quedan más disponibles), y estamos lanzando un proyecto de departamentos al golf. Ya estamos disfrutando de la excelente cancha de golf, del sector deportivo, del área ecuestre y de 3.200 metros de playa. Con el tiempo, vendrán los hoteles, supermercados y todo lo que una comunidad necesita para seguir desa-

rrollándose. Rodeados de naturaleza, amigos y vida sana cada vez más familias estamos disfrutando de este maravilloso lugar. Siguiendo con esta misma línea, en 2008 llegamos a Chapadmalal, un lugar de vacaciones histórico con un público fiel. Propusimos Barrancas de San Benito, cercano a la famosa Estafeta, lugar de compras habitual en la zona. En un campo quebrado suscribimos más de 200 lotes que se complementan con dos canchas de tenis, una de fútbol y un SUM con vistas increibles.

Texto: Juan Bartolomé

es Director Asociado de Proyectos, es contador

En el año 2004 empezamos a pensar en alternativas que permitieran el esparcimiento en familia.

público y trabaja en Eidico hace catorce años.

Y con esta misma idea también fueron surgiendo los barrios de la Patagonia, Mendoza y Carmelo (Uruguay). Una misma filosofía de trabajo en búsqueda de un objetivo común; lograr entre todos lo que individualmente no hubiese sido posible. Descansar en familia es invertir tiempo y energía en la célula básica de la sociedad.

63


64


NOROESTE DE BS. AS. L l e g a r p a r a q u e d a r s e

S

alir de la ciudad, de sus altos edificios, semáforos y avenidas anchas; ir dejando atrás las esquinas pobladas, los autos en cantidades y los caminantes apurados. Encontrarse con rutas con menos señalización y más árboles, construcciones más esporádicas y bajas, vehículos que viajan más despacio y gente que sale a pasear. Los locales y edificios de oficinas dan paso a zonas residenciales donde todo es más calmo: los tiempos y las obligaciones, los momentos de ocio y el trabajo. Cercos bajos de plantas en lugar de medianeras, y jardines con flores en lugar de balcones. Los alrededores de Buenos Aires siempre tuvieron ese aire especial de “fin de semana”, aunque para muchos sea su lugar de residencia permanente. Cuadras ocupadas por antiguas quintas, y calles tranquilas, algunas de tierra, con galerías de árboles altos que dan sombra a toda hora. Locales viejos con la misma gente, tranqueras de madera, y ese ambiente especial de comunidad entre los vecinos, donde todos se conocen. Y también muchas zonas de countries y barrios privados, de clubes tradicionales y destino de unos cuantos para sus “escapadas” de la capital. Hasta 2005, Eidico no se había aventurado aún a las zonas de la provincia con propuestas más consolidadas: Escobar, Pilar, Maschwitz, Bella Vista. Zonas que, además, eran cada vez más requeridas, sobre todo por quienes querían optar por un estilo de vida diferente ya no solamente los fines de semana, sino de modo permanente. Hasta entonces, nuestros proyectos estaban en zonas donde no abundaban tanto este tipo de urbanizaciones, por lo que el público que nos había elegido consideraba una novedad no solamente nuestro sistema de fideicomiso, sino también el producto en sí. La posibilidad de desembarcar allí donde nos precedían proyectos grandes llegó de la mano de una de las

desarrolladoras inmobiliarias más importantes del país, CEDISA. ¿La propuesta? Desarrollar en conjunto Haras Santa María, en un campo de 360 hectáreas en Escobar. CEDISA siempre había trabajado de forma tradicional, llevando a cabo grandes emprendimientos con altos montos de inversión aportados por accionistas que asumían la totalidad del riesgo empresario, y la conjunción con nuestro sistema de desarrollo al costo, diametralmente opuesto a éste, implicó una apuesta con mucha confianza recíproca entre ambas empresas. El resultado fue uno de los mejores y más importantes proyectos urbanísticos del país, con obras de gran calidad y un diseño ambicioso, inmerso en un paisaje extraordinario de arboledas antiguas, con instalaciones deportivas y una población estable que disfruta de sus servicios. Haras Santa María fue nuestra incursión allí donde había otras alternativas, y ya luego nos animamos a confiar en nuestras propuestas de modo genuino, comprobando que son valoradas aún frente a otros proyectos similares, más allá de la propuesta financiera. Asumido este reto, nos esperaban grandes hitos en nuestra historia: nuestro megaemprendimiento San Sebastián, en Pilar; el arribo a Bella Vista con Buenos Aires Village y a Maschwitz con San Matías, y nuestra consolidación en Pilar con Pilar del Este. La zona noroeste de la provincia de Buenos Aires se convirtió en blanco de nuestras propuestas más pretenciosas, y resultó una tierra fértil donde seguimos sembrando y buscando opciones. El gusto por el aire libre, el tiempo en familia, la desaceleración de la vida diaria continuaron desde entonces marcando el rumbo de nuestras propuestas, y el coraje para encarar proyectos grandes se instaló en nuestra identidad, asumiendo desarrollos importantes y lanzándonos a desembarcar sin reticencias en comunidades diversas y regiones nuevas.

65


2006

SAN SEBASTIÁN B ARRI O D E L A G UNAS

Árboles antiguos, más de 150 hectáreas de lagunas y las orillas del río Luján conforman el paisaje de este complejo. San Sebastián goza de una geografía única que fusiona zonas quebradas con grandes desniveles. Está compuesta por 13 barrios y se encuentra dentro del partido de Pilar, un área de gran crecimiento. Se caracteriza por una amplia infraestructura deportiva, comercial, educativa y de servicios.

Ubicación: Pilar, Buenos Aires

3.615 lotes 1.110 Ha 13 barrios - 5 etapas “La gente hacía cola desde el día anterior al lanzamiento, dormían en los autos y hacían postas para cubrirse, siempre en un clima muy amigable y de compañerismo”. Luciano Anganuzzi, Director Asociado

66

SAN MATEO La flexibilidad de nuestro sistema es lo que nos permitió dar un paso más en la creación de soluciones innovadoras. Con San Mateo adecuamos nuestro esquema al paso previo de la compra de la tierra. Así, nuestros propietarios se convirtieron en socios en nuestra visión de negocio para los años siguientes. En síntesis, el proyecto supuso comprar m2 de tierra para un futuro desarrollo inmobiliario.


2005

HARAS SANTA MARÍA IM P R O N T A VI P Conocimos Haras Santa María en abril de 2005. Nos adentrábamos en una zona donde el sistema Eidico no había asomado aún pero no tuvo ningún problema en desembarcar. Un 23 de abril nuestras oficinas desbordaron de gente, suscribimos las cuatro etapas previstas en un solo día.

Ubicación: Escobar, Buenos Aires

1.500 lotes 360 Ha Un proyecto desarrollado junto a Cedisa

180 hectáreas de espacios verdes Área deportiva (golf, tenis, fútbol), Club House, sector ecuestre

“En las primeras reuniones con los interesados estábamos limitados a mostrar el terreno virgen, ya que las obras no habían comenzado. Hoy nos resulta increíble poder admirar el cambio. La combinación armoniosa entre naturaleza, infraestructura y servicios de alta calidad ya es un hecho”. Cecilia Kelly, Departamento de Marketing 67


2008

PILAR DEL ESTE Al e s t e , lo s j ó v e n e s

El año 2008 nos encontró activos y con el empuje necesario para encarar un nuevo masterplan. Nos tocaba lanzar un producto con una excelente ubicación, en un área consolidada. En busca de miradas jóvenes, decidimos innovar y lanzar lotes de menor tamaño, por ende más accesibles. Los resultados muestran hoy un conjunto de barrios frescos, coloridos, integrados con la naturaleza, con la potencialidad de seguir sumando más barrios a los ocho actuales.

Ubicación: Pilar, Buenos Aires

8 barrios - 7 etapas Club House, gimnasio, pileta, canchas de fútbol y tenis

COLEGIO Saint Mary of the Hills

“Pilar del Este se lanzó en 2001 bajo el sistema tradicional. Pero recién en 2008, cuando Eidico ingresó al proyecto, se dio el verdadero crecimiento. De ahí en más se dio una seguidilla de lanzamientos exitosos”. Jorge Etchart, Jefe de Proyectos

68


“Pilar del Este tiene una particularidad. Es un proyecto integrador pero a la vez no pierde su singularidad, ya que cada barrio tiene su propia impronta y sus características”. Juan Cabrini, Gerente de Proyectos

SANTA GUADALUPE

642 lotes Club House deportivo

SAN ALFONSO

267 lotes

SAN eduardo

311 lotes

69


“Cuando pienso en Pilar del Este se me viene una frase a la cabeza: todo al alcance de tus manos. ésta es una de las principales ventajas de este masterplan. A pasos de la Panamericana con una oferta de bienes y servicios dentro y fuera del proyecto”. Luciano Anganuzzi, Director Asociado

SANTA elena

678 lotes Campo de grandes quebradas Club House deportivo

SAN ramón

656 lotes

SANta emilia

378 lotes Club House deportivo

“Junto con ILASA, el dueño de la tierra, logramos un gran desafío: relanzar un proyecto ya empezado en un mercado competitivo y darle nuestra impronta”. Mateo Salinas, Gerente General 70


SAN RAMIRO

472 lotes SANTA LUCÍA

360 lotes

CASAS DEL ESTE M i s m o m od e lo, en Pilar Casas del Este se encuentra dentro de Pilar del Este, y contempla el sistema de casa + lote en cuotas.

UBICACIÓN: Pilar, Buenos Aires

132 casas Lotes de 375 m Casas de 80, 100 y 120 m 2

2

En 2015 entregaremos las primeras

18 casas

“Las casas serán construidas con el modelo estándar de construcción. Los propietarios podrán mudarse apenas adquieran la vivienda”. Agustín Morgan, Jefe de Proyecto

71


2008

SAN MATÍAS EN E L NUEV O P O L O UR B AN O

Ocurrió con Santa Bárbara y se repite con San Matías: emprendimientos que se desarrollan en zonas de alta proyección que luego se convierten en importantes centros urbanos. Hoy el polo creado en Maschwitz presenta un creciente desarrollo de barrios privados, acompañados por la proliferación de espacios comerciales, educativos y sociales. A esto se suma un nuevo acceso desde Panamericana, acompañado por un área de servicios que busca satisfacer las necesidades de todos sus habitantes.

“San Matías goza de la vista de sus lagunas y de la frescura de 120 tipos de árboles diferentes, como cipreses, álamos, casuarinas y pinos”. Ignacio Mejía, Gerente de Proyectos

Ubicación: Ing. Maschwitz, Buenos Aires

1.261 lotes 26 hectáreas de laguna Canchas de tenis y sum

72


2013

SANTO TOMÁS NUEVA G ENERACIÓN EN P I L AR Un proyecto innovador que surgió de la mano de APDES (Asociación para la Promoción Deportiva, Educativa y Social). Una alternativa para disfrutar de la naturaleza, con seguridad y opciones para toda la familia. El proyecto, que contempla 30 hectáreas con amplios espacios verdes se convertirá en una gran comunidad de conocidos.

Ubicación: Pilar, Buenos Aires

400 lotes A minutos del polo urbano de Pilar

2013

SAN PABLO E L B ARRI O D E L K M 5 0 San Pablo tiene 20 hectáreas y es un barrio ubicado a minutos del centro urbano y de los mejores servicios de Pilar. Es una posibilidad para vivir en una zona en crecimiento, rodeado de un paisaje de abundante verde. Dos colegios y un Jardín de Infantes de APDES se suman a la propuesta educativa.

Ubicación: Pilar, Buenos Aires

400 lotes “Se está creando una comunidad de conocidos que contagia el interés y pasa la voz”. Mercedes Pasman, Gerente Asociada de Nuevos Proyectos 73


2007

BUENOS AIRES VILLAGE VI D A S O CIA L

Nuestro único barrio en Bella Vista tiene 35 hectáreas bien distribuidas. Se sitúa en una zona que en los últimos quince años se ha poblado de matrimonios jóvenes. Allí, vecinos, deporte y vida de club.

Ubicación: Bella Vista, Buenos Aires

250 lotes 8 canchas de tenis 2 accesos al barrio (por Au. del Buen Ayre y por calle Flaubert)

CLUB HOUSE Y PILETA “Llegamos a Bella Vista en 2007, y una gran cantidad de familias nos recibieron muy entusiasmadas. Buenos Aires Village nos demostró el interés que hay por esta zona y el amor de los locales por su barrio”. Nicolás Camaño, Gerente de Administración de Barrios 74


el sueño de la casa propia Eidico Casas nació con el objetivo de salir al encuentro de quienes tienen una necesidad de vivienda. Un proyecto que trajo y sigue trayendo aparejados varios efectos secundarios, de los que quedan impregnados en la piel para siempre. Somos parte de un sueño y empujamos para que se concrete. Eso no se olvida jamás.

E

n nuestros inicios como empresa, hace 20 años, resolvimos la necesidad de muchas personas y les posibilitamos la compra de lotes en barrios privados. Hoy, los nuevos jóvenes profesionales que empiezan su vida familiar, nos piden más: asegurar la casa dónde cimentar su futuro. Así es como en 2010 sumamos un nuevo desafío y propusimos extender nuestro sistema, ofreciendo una solución real a las nuevas necesidades habitacionales de nuestro público. La propuesta que encontramos fue Eidico Casas: lote + casa terminada. Una iniciativa ingeniosa que, con el mismo sistema que aplicamos en los barrios, permite a las personas alcanzar un terreno con la casa ya construida luego de un período de tiempo extenso que, finalmente, es el que facilita la financiación. En Eidico siempre decimos que parte de nuestro éxito se debe justamente a la necesidad clarísima de la falta de caminos para llegar a la casa propia. Sin crédito y con alternativas complejas, el consorcio al costo representa una solución factible para muchos. Ver de cerca esta situación es  nuestra fuente de inspiración. Así, el detectar las carencias habitacionales de nuestro público marca nuestro  rumbo. Una casa es mucho más que un simple techo. La ausencia de un hogar afecta a la vida de la sociedad, al involucrar a su célula básica, la familia. Salud, identidad, dignidad, ciudadanía y pobreza son algunas de las cuestiones sociales que se relacionan directamente con los problemas habitacionales. La casa es el lugar donde el hombre realiza y vive su propia vida; y construye también, de alguna manera, su identidad más profunda y sus relaciones con los demás. Se trata del lugar donde aprendemos hábitos y adquirimos costumbres que nos marcarán para siempre. Es por esto que el hogar tiene tanta importancia para el desarrollo del ser humano.  El hogar es lo que nos da nuestro sello personal, ya que ningún hogar es igual a otro. Básicamente, es el lugar

donde creamos el futuro. Finalmente, lo que más resalto de Eidico Casas es que no se trata sólo de ofrecer una propiedad y subdividir lo que cuesta, sino de proponer un método cooperativo, en el que quienes van a ser usuarios finales de esa propiedad se conviertan en socios del proyecto. Estamos convencidos de que cuando son muchos los que se involucran para obtener una vivienda, también aparecen otros efectos positivos.

Texto:

una casa es mucho más que un simple techo.

Nicolás Degano

es Director Asociado de Eidico Casas. es Ingeniero Industrial, trabaja en Eidico hace nueve años.

En Eidico Casas, los individuos deciden actuar colectivamente porque los beneficios son mayores que si optaran por la acción independiente. Nos gusta sostener que la propuesta es como una escuela de solidaridad, que ayuda a respetar derechos y prerrogativas de cada uno, desarrollando en cada uno el sentido de responsabilidad. Qué lindo es sentir que además de acceder a una casa, se pueden aprender valores en el camino. La mirada cooperativa está en la esencia del proyecto. Y finalmente es ese espíritu el que lo sostiene. Unión, solidaridad, cooperación, preocupación por el otro son los ideales que impulsan a Eidico Casas. Hay una gran diferencia entre una corporación y un gran proyecto de muchas personas involucradas para alcanzar un fin compartido: en este caso, se agrupan para potenciar sus logros. En síntesis, Eidico Casas sólo es posible para quienes entienden el poder de una comunidad que actúa unida y que mira hacia adelante. 75


76


CUYO C O L O RES D E L CIE L O

T

iene toda la gama de colores de la paleta de un pintor. Y por más frase hecha que pueda parecer la expresión de que “parece un cuadro”, lo cierto es que hay pocos términos que representen tan bien a la tierra de los viñedos. Como marco, la cordillera lejana, y como firma, la de un Dios generoso que puso mucho en esta pintura, colmada de paisajes que quitan el aliento. No por nada resulta un destino predilecto para argentinos y extranjeros, sobre todo si de amantes del vino se trata. Ríos, lagos, nieves eternas en las cumbres solemnes, y el fruto de la tierra a lo largo de quebradas con prolijas hileras de parras y tonalidades de ensueño. Eidico tenía ya varios años de existencia, y más de veinte emprendimientos realizados. Las circunstancias que nos llevaron a desembarcar en la zona de Cuyo estuvieron, como tantas veces antes, asociadas a una necesidad propia o de alguien cercano. Un amigo sacerdote estaba considerando la posibilidad de asumir una vida monacal y se nos ocurrió proveerle la tierra para esa capillaconvento prorrateando el costo entre los terrenos de un desarrollo que se hiciera alrededor. Siendo mendocino, no hubo forma de que no nos hiciera rumbear para esos pagos. Allí nos presentó a un amigo, Daniel Pérez Magnelli. Daniel ya había hecho un desarrollo, pero no al costo, nuestra marca registrada. Fue él quien consiguió la opción de compra para Nuestra Señora de la Carrodilla, pegado a su primer desarrollo, el barrio Liceo Country Club, y quien se ocupó de armar el equipo de trabajo y de llevar a cabo la comunicación. El Liceo Rugby Club fue el centro alrededor del cual se formó la comunidad del barrio. La convocatoria se realizó entre amigos y conocidos, como era el proceso característico de Eidico. Se pautó que todos los propietarios

fueran socios del club, por lo que la vida de familia, deporte y aire libre fue su marca registrada desde el comienzo. La sinergia entre las instalaciones del club y la vida social de los vecinos es hoy el sello distintivo del barrio, y su especial energía. La cercanía a la ciudad combinada con todos los servicios y vistas únicas de viñedos y altos cerros, lo convierten en un proyecto más que completo. Los emprendimientos que le siguieron a Nuestra Señora de la Carrodilla se hicieron también en sociedad con Daniel Pérez Magnelli y su equipo. La zona de Cuyo siguió ofreciéndose como destino para nuestras propuestas, y en 2009 desembarcamos en la provincia de San Juan, con un emprendimiento sumamente singular: San Juan de los Olivos, en el departamento de Rivadavia, un barrio tradicional con lotes de vivienda, pero que conserva las plantaciones existentes. El usufructo del cultivo le sigue correspondiendo al propietario original, quien mantiene la responsabilidad de su mantenimiento. Las casas se construirán entre los olivos, gozando de un entorno muy particular. Así, nuestra instalación en la región cuyana continuó su consolidación con barrios especiales, de entornos únicos. ¿Y nuestro cura mendocino y su convento? Pues le “compraron el pase” con una oferta mejor (o más claramente indicativa del plan de Dios para él) en otra diócesis. El lugar previsto para el convento, como estaba pensado originalmente, quedó a nombre de la fundación que le había hecho la propuesta al cura y será utilizado para los mismo fines. La nota “triste” mendocina fue la muerte de nuestro amigo Daniel. Metedor y generoso como pocos, su partida dejó una huella profunda. En 2014 Eidico se hizo cargo totalmente de los barrios mendocinos, asumiendo las resposabilidades operativas y administrativas.

77


2005

NUESTRA SEÑORA DE LA CARRODILLA P RIMER P AS O MEN D O CIN O

En 2005 llegamos a Mendoza con esta primera propuesta. Un barrio destinado a la vivienda de los mendocinos que, al igual que sucedió en Buenos Aires, comenzaron a buscar espacios verdes cercanos a la ciudad.

Ubicación: Maipú, Mendoza

249 lotes 50 Ha “Teníamos muchas ganas de cambiar de entorno, a un ambiente amplio, con buen jardín, un espacio para compartir con los niños. Hoy, nuestra casa se ha convertido en el centro de reunión con nuestros amigos y familiares”. Juan Manuel Girón Mazzoni, vecino de Nuestra Sra. de la Carrodilla

78


2009

MIRALAGO DE POTRERILLOS M O N T A Ñ AS ES P E J A D AS Un barrio de montaña, a 80 km de la Capital mendocina, rodeado de un espejo azul profundo. Miralago de Potrerillos es un barrio de descanso para quienes gozan de la aventura y la naturaleza.

Ubicación: Potrerillos, Mendoza

144 lotes 296 Ha A pocos kilómetros de los centros de esquí de Penitentes y Vallecitos

“Para escaparse de la ciudad y encontrar silencio, sin recorrer muchos kilómetros”. Pedro Cardozo, Responsable de Eidico en Mendoza

2006 NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO VIVIEN D A Y D E P O R T E Vecina al Mendoza Rugby Club, una propuesta ideal para combinar vivienda con actividades al aire libre.

Ubicación: Bermejo, Mendoza

151 lotes 15 ha 79


2012

CORRAL DE PIEDRA P R O P UES T A VER D E

Un barrio 100% natural, ubicado en Malargüe, al suroeste de la Provincia de Mendoza, conocido como la zona de la Payunia. Esta zona se caracteriza por tener al oeste la Cordillera principal, donde las cumbres nevadas albergan el Valle de las Leñas.

Ubicación: Malargüe, Mendoza

74 lotes 3,9 Ha 2009

BELGRANO COUNTRY CLUB San Rafael crece

San Rafael se encuentra a pocas horas de la Capital de Mendoza y es una ciudad que ha crecido de manera exponencial en los últimos años. Ya sea como destino turístico o de vivienda, es un lugar que reúne todo, y que vale la pena visitar cuando se viaja a la provincia del vino y del sol. Belgrano Country Club es un barrio con todos los servicios. Un pionero en la zona, ubicado a 4 km del centro.

Ubicación: San Rafael, Mendoza

122 lotes 11 Ha 80


TERRENOS “URBANIZABLES” Se necesita contar con diversas características para que un terreno pueda ser sometido a la “experiencia Eidico”. La presencia de cualidades específicas es determinante, pero también es cierto que la cuota de intuición por parte de los desarrolladores tiene su peso. Nos llegan muchas propuestas y terrenos pero, ¿qué distingue a las que elegimos? ¿Qué diferencia a un terreno de otro?

A

Eidico llegan muchísimas ofertas de terrenos, y de lo más variadas en cuanto a su tamaño o a su locación; vemos extensiones de tierra que van desde cuatro hasta mil hectáreas; en el centro, norte, sur, este y oeste; de una punta a la otra del país. Es verdad que cada una de ellas es analizada, pero sólo algunas llegan a convertirse en una base y puntapié inicial para convertirse en un desarrollo. El porqué de esta selección es muy diverso, y hay muchos factores que hacen que un terreno se vuelva “urbanizable”. La locación es importante, imaginarnos que podemos satisfacer una necesidad de vivienda permanente o de segunda vivienda es fundamental. Llegan propuestas en lugares increíbles, pero en los que es difícil imaginarse un desarrollo, entonces no queda otra más que descartarlas. La cercanía a centros urbanos que permitan abastecer de servicios a la población que traerá la nueva urbanización también es tomada en cuenta. Además, la superficie total aporta su cuota en la decisión final. Muchas veces hay parcelas muy chicas para algunos desarrollos, y grandes para otras. Las extensiones muy amplias nos llevan a pensar en desarrollos en etapas, que irán completándose con el tiempo y, entonces, la suscripción de los pioneros es muy valiosa. Otro factor significativo es la existencia o no de alguna característica que la vuelva especial: su topografía, el paisaje, el entorno. A veces, el terreno es valioso porque es representativo de alguna comunidad que va a querer pertenecer al desarrollo y vivir ahí en el futuro (es el caso de algunos clubes que han participado en la puesta en marcha y en la suscripción de emprendimientos que hemos lanzado, en una primera etapa, para sus socios).

Por último, el valor de la tierra también es un factor fundamental. Nuestro sistema nos exige ser competitivos, y ofrecer productos de calidad a valores por debajo de lo que el mercado ofrece, por lo que éste es determinante en el avance del análisis.

“Hay muchos factores que hacen que un terreno se vuelva “URBANIZABLE”.

Texto: M e rc e d e s P a s m a n

Es Gerente Asociada de Nuevos Proyectos, estudió arquitectura y trabaja en Eidico hace trece años.

Sin embargo, y a pesar de todos estos factores que inciden en nuestra decisión final para encarar o no el desarrollo de un proyecto, siempre puede suceder que en los análisis todo indique la no factibilidad y que, a pesar de eso, decidamos seguir adelante. A veces las corazonadas y las intuiciones son fuertes. Y a veces, a pesar de existir indicadores negativos, resolvemos proponerlas a los interesados de todas formas. En varias de esas situaciones quienes tenemos la suerte de impulsarlas vemos con gran satisfacción que se vuelven realidad. Ésos son los casos en los que triunfa la fuerza de voluntad de quienes empujamos el carro, y de aquellos que de tanto interés hacen propio el proyecto y salen a buscar amigos, y amigos de amigos para completarlo. Entre muchos, soñamos en convertir un terreno vacío en un buen lugar para vivir. Y entre muchos hacemos realidad ese sueño. 81


82


ZONA SUR U n a

n u e v a

C

c o m u n i d a d

recer como empresa supuso abrirles las puertas a nuevas oportunidades, a zonas no exploradas, a mundos sociales que desconocíamos. Nuestro desembarco en Zona Sur tuvo una doble faceta: por un lado, nuestra llegada a la comunidad residente de la zona de Adrogué y alrededores, con el gran desafío de ganarnos su confianza y entrar a sus casas para proponer el cambio; por otro, el descubrimiento del mundo del polo y un proyecto de chacras que nos invitó a sumergirnos en su cultura y su estilo de vida particular. El desafío era instalarse con un emprendimiento de vivienda permanente, algo que se había intentado en la zona más de una vez en años anteriores, con experiencias siempre frustradas. El regreso a la lucha por lograrlo llegó de la mano de Nicolás Degano (hoy Director Asociado), un joven empleado de Eidico proveniente de Adrogué. Él había conocido la empresa de casualidad, por un pariente suyo. Asegura que entonces se enamoró del concepto, y además de comprar algún lote en los barrios de Tigre, años más tarde entró a trabajar en Eidico, siempre con la ilusión latente de llevar “todo esto”, como él mismo cuenta, “a su casa, sus amigos, su familia”. La Zona Sur buscaba su oportunidad de resarcimiento. Ante todo, la fuerza de voluntad persistente e incansable. Así se lograron los primeros barrios, y así se logró concretar el sueño también en este caso. Nico se acercó con la propuesta de una tierra en la localidad de Esteban Echeverría y Mateo Salinas lo alentó: “Vos avanzá”, le dijo. El aliento era genuino, pero no se imaginó que Nico avanzaría con tanta fuerza, y que se aparecería periódicamente en su oficina con nuevos avances. En una reunión de directorio, Mateo planteó el caso: “Nico se viene muy en serio”, expuso, y consultó cómo seguir, sobre todo frente a los antecedentes frustrados en la zona. Jan Seitún le marcó el paso siguiente, que no fue técnico ni financiero, sino puramente humano: “Vos miralo a los ojos y preguntale si tiene confianza en el proyecto”. Nico recuerda que se asustó con la contundencia de la pregunta de Mateo, cuyo origen no se enteraría hasta

tiempo después. Contestó desde la intuición (y algo de inconsciencia, según él) que creía mucho en el proyecto. Los mismos ingredientes de proyectos anteriores, hicieron su entrada: las ganas, la insistencia, la intuición, la provocación a definirse y la confianza ciega para finalmente, animarse. Y los infaltables mails a conocidos y familia; la viralización de un sueño compartido. El lanzamiento de la Horqueta de Echeverría se organizó para un sábado en un shopping de la zona y quedará en la memoria de todos la presencia de aquél valiente que marcó el equipo de avanzada: llegó el viernes a las ocho de la mañana, resuelto a ser el primero de la fila para suscribir, así tuviera que esperar 24 horas para lograrlo. El sábado el shopping abrió sus puertas al resto de los clientes que terminarían por completar el total de la suscripción. Hasta aquí, un verdadero éxito, que marcaba la revancha de Zona Sur y su comunidad. Luego, en la misma zona, un nuevo rumbo. La historia de nuestra aproximación al mundo del polo comenzó cuando conocimos al ingeniero Alejandro Metro como contratista en “El Aduar” en Zárate. No pasó mucho tiempo para que fuéramos muy amigos. Suele suceder con él. Además de ser un gran tipo (y mejor cocinero), Ale había hecho la facultad con un hermano de Adolfito Cambiaso y era muy amigo de toda esa familia polista. Insistía en que debíamos hacer algo relacionado con el polo en “la tierra de oportunidades”, como han bautizado a Cañuelas. Como la gota que orada la roca, finalmente nos convenció. Lolo Castagnola, Adolfito Cambiaso, Lucas Monteverde; todos asumieron un proyecto que fue pionero en la zona y que hoy se encuentra en el centro de un destino polista cada vez más cotizado. Ale, por su parte, pasó de proveedor a socio y -la verdad sea dicha- se puso el proyecto al hombro de principio a fin. Al punto que hoy, varios años luego de haberlo terminado, sigue trabajando para que todo funcione a la perfección. Para nosotros, el polo es casi una excusa para la parte gastronómica que obligadamente sigue a cada práctica. Y así, nuestra presencia en Zona Sur se amplía con un proyecto específico, destinado a un público especial y con casas de fin de semana. 83


2006

CHACRAS DE LA TRINIDAD CUNA D E P O L O

Es el lugar elegido por los amantes de la naturaleza, de la cría de caballos y del polo como deporte sobresaliente; y es también lugar de residencia permanente de varias familias. Chacras de la Trinidad está ubicado en Cañuelas, la cuna del polo de alto handicap, en un entorno bien verde y a un paso de la autopista.

Ubicación:

Cañuelas, Buenos Aires

46 chacras de polo 101 chacras de campo 54 Ha Club House, escuela de polo, pista de vareo, canchas de fútbol, cancha de tenis 10 caballerizas con 12 boxes cada una

3 canchas de polo de alto handicap

“Toda la gente que conoce Chacras queda maravillada. Este lugar encanta”. Tony Pecci, Intendente y Polo Manager

84


2007

LA HORQUETA DE ECHEVERRÍA a l s u r d e l a c i u da d

Busca satisfacer las necesidades de una vida alejada del bullicio de la ciudad con un costo accesible. Un barrio que apuesta a la actividad física y a los espacios verdes comunes.

“Esta zona, al igual que todo el país, sobrevivió a las diversas crisis y aún ha mostrado un importante crecimiento”. Nicolás Minasi, Jefe de Proyectos

Ubicación:

Canning, Buenos Aires

250 lotes Baja densidad de población

57 casas construidas

85


2011

SANTA INéS N a t u r a l e z a y hog a r

Un barrio instalado en una zona ya consolidada en la que hay más de treinta barrios desarrollados, cinco centros comerciales, cuatro colegios y un centro médico. Una oportunidad privilegiada para sentirse en la serenidad del campo.

Ubicación:

Canning, Buenos Aires

230 lotes Preservará los árboles y espacios verdes existentes

2010

SANTA JUANA p u r o d e po r t e

Un barrio que combina el silencio del campo y la comodidad de todos los servicios. Su masterplan contempla el desarrollo de un área deportiva con canchas de tenis, fútbol y SUM.

232 lotes Contempla el desarrollo de un sector deportivo

86


ADN HUMANO Se gesta de forma natural y lo portan aquellas personas de alma humilde y miradas abarcadoras. De ellas heredamos la convicción de que antes que el individuo, están las personas, que antes que un negocio hay un propósito…

Q

ue hoy haya 6.500 personas que disfrutan de un hogar, que por la confianza de los que creyeron en nosotros se hayan creado más de 115.000 puestos de trabajo, que seamos una empresa donde se respira familia y amistad, que exista una fundación donde las personas logran trascender adquiriendo un oficio, que cada barrio tenga una capilla y que nuestra empresa esté formada por un batallón de empleados dispuestos a extender sus manos, no es casualidad, sino causalidad. Y toda causa tiene un motor. En Eidico hubo un ADN pionero, el de sus fundadores: Patricio (Lanusse), Jorge (O´Reilly) y Jan (Seitún). De bases nobles y proactivas supieron vislumbrar en su anhelo propio, el de otras tantas personas. Así surge Eidico, de la necesidad básica de llegar al hogar propio, ese espacio vital para el desarrollo de una familia, aquel lugar de anécdotas y alegrías. Pero por sobre todo, ese rincón que otorga identidad y capacidad de autorrealización a sus integrantes. La búsqueda del universo familiar puso en marcha nuestro negocio que hoy ya se adapta a otras tantas necesidades. Y si llegamos a cumplir tantos sueños es porque nunca dejamos de poner en la línea del horizonte a la persona. No importa el ángulo, ésta siempre está a la altura de los ojos, recordándonos para qué estamos, aportando sentido al todo. Luego de veinte años, levantamos cosecha y nos damos cuenta de que los frutos de ese ADN son muchos. Crecimos y nuestras responsabilidades aumentan. Los desafíos se tornan más audaces. Realmente estamos movidos por dejar un mundo, un país, una sociedad, unas familias, y por ende, unas personas en mejor situación que antes de nuestro paso.

Nuestra misión habla de Desarrollo Comunitario: nucleamos cooperativamente a personas, familias y comunidades acompañándolos en su desarrollo, brindando soluciones a sus necesidades vitales en cada etapa de la vida. La esencia aquí no está puesta en el producto barrio, casa o inversión. Formamos parte de algo más trascendental. Escoltamos y sostenemos un proyecto integral que incluye el aspecto espiritual, social, ambiental y humano de quienes intervienen en el proceso. Nuestros pilares son: trabajo, educación, familia, vivienda, desarrollo personal y medio ambiente. En cada una de estas áreas, Eidico selecciona alguna entidad, organización o experto con los cuales realizar actividades de formación, concientización y difusión. De esta manera seguimos apostando al trabajo en forma cooperativa con otros actores. Buscamos que nuestro negocio y estos seis elementos convivan, que trabajen en simultáneo y que atraviesen a toda la organización, y a las comunidades con las que nos involucramos. Estamos convencidos de que la única manera de crecer como país y sociedad es a través de estos ámbitos de nuestras vidas.

Texto: diego lanusse

es Director Asociado de Comercial, RRHH, Tecnología y Atención al cliente; es Licenciado en Comercialización y trabaja en Eidico hace once años.

La formula sería la siguiente: Desarrollo Comunitario= (PERSONA x TRABAJO x EDUCACIÓN x FAMILIA x VIVIENDA) + MEDIO AMBIENTE Hoy estamos listos para volver a sembrar, pero ahora fusionando ese ADN maduro que nos es consanguíneo, con el fresco y joven que aportan las nuevas generaciones. Una combinación necesariamente ecléctica que nos da el empuje y la esperanza para creer que el camino hacia una sociedad más justa, positiva y abarcadora es posible.

87


88


INTERIOR DE BS. AS. No

todo

U

e s

l a

c a p i t a l

n ritmo de vida con un compás algo más pausado, pero con la vitalidad y energía propia de la ciudad. Un horizonte más visible y un cielo algo más cercano, y la historia de una provincia amplia y abundante recorriendo cada calle, cada monumento y cada plaza. Llegar al interior de nuestra provincia fue encontrarnos con comunidades con necesidades similares a las nuestras, y fue plantar bandera en ciudades en crecimiento que buscan también un estilo de vida al aire libre, con la familia como premisa. Muchos dicen que no se debe mezclar el trabajo con la vida personal, ni los avatares de la vida laboral con los de la vida familiar. Lo cierto es que en Eidico, el patrón ha sido desde el comienzo, el opuesto. De una necesidad familiar surgió la empresa, que con el tiempo se convertiría en el trabajo de muchas personas; a su vez, muchas de estas personas encarrilaron luego sus decisiones familiares detrás del tren propuesto por la empresa. Y Eidico se involucró en la vida de tantos, así como la vida de tantos ha sido la razón de ser de Eidico. Por eso, no es de extrañarse que en el año 2010, nuestro objetivo comercial se viera implicado en la historia familiar de uno de nosotros, y cumplir con el propósito de la empresa traería aparejado un cambio en la vida de mucha gente cercana. En Eidico nos habíamos propuesto encontrar una ciudad con un número de habitantes superior a 100.000 para desarrollar un nuevo barrio, y Andrea, la mujer de Juan Carlos Bartolomé (Juanqui), Director Asociado de Eidico, es proveniente de la ciudad de Junín. “Teníamos las condiciones dadas para animarnos a desembarcar ahí: Junín estaba creciendo y nosotros teníamos un grupo de afinidad local que nos podía ayudar a encontrar la tierra adecuada, por un lado, y a conseguir interesados para lograr la suscripción por el otro”, relata Juanqui. Una compañera de colegio de Andrea fue nuestra aliada para llevar a cabo ambas tareas, y con ayuda

del Google Maps y algunos viajes esporádicos, fuimos evaluando opciones de tierras. Finalmente optamos por el campo de un abogado muy valorado en la ciudad, y padre de otra amiga de Andrea. “Todo queda en familia”, dicen por ahí… y también entre amigos, en nuestro caso. La conjunción fue acertada: las reuniones informativas fueron organizadas por gente local, el dueño de la tierra era alguien conocido y querido por su comunidad, y nosotros ya contábamos con un historial nutrido de proyectos en diferentes puntos del país. La ecuación dio como resultado la confianza de los interesados, y logramos suscribir la primera etapa de San Ignacio, un barrio de 150 lotes muy cerca del centro de la ciudad. Nuestra ruta siguió rumbo al Sur, donde la línea del horizonte comienza a elevarse. En caminos de sierras y campos fecundos, llegamos a Tandil, ciudad en la que contábamos con mucha gente conocida y de vínculo muy fuerte con Buenos Aires. Allí nació La Mata, en un campo de 78 hectáreas que contaba con dos casas y una capilla. De tierras quebradas y colores diversos, el barrio fue foco de interés para muchos residentes de Tandil que buscaban un lugar para construir su hogar. Descendimos por la provincia aún más, hasta el mar. En Bahía Blanca la historia fue diferente, ya que allí no conocían nuestra empresa ni nuestra sistema. Los punteros fieles bahienses fueron los responsables de comunicar, validar y custodiar nuestro nombre. Amigos cercanos que vivían en la ciudad se ocuparon de convocar a sus conocidos. La experiencia en Bahía Blanca fue muy buena, y fue gratificante instalarnos entre gente nueva y desconocida: implicó volver a sembrar, esperar la cosecha y festejar los resultados. El interior de la provincia resultó una tierra fértil y noble, con gente amable que nos recibió de la mejor manera. Un destino cercano, que nos alienta a seguir buscando lugares donde se necesiten nuestras propuestas. 89


2010

SAN IGNACIO CERRI T O C O L O RA D O

Con la tranquilidad y seguridad de un barrio privado, a un paso del centro de Junín, San Ignacio es una excelente oportunidad para vivir o para invertir. Está muy cerca del club de rugby Los Miuras y del Club Banco Provincia.

“Teníamos las condiciones dadas para animarnos a desembarcar ahí: Junín estaba creciendo y nosotros teníamos un grupo de afinidad local para encontrar la tierra, por un lado, y a conseguir interesados para la suscripción por el otro”. Juan Carlos Bartolomé, Director Asociado de Proyectos

Ubicación:

Cerrito Colorado, Junín

152 lotes 1000 m

2

promedio por lote Canchas de tenis, playón multipropósito y SUM.

90


2011

LA MATA CIU D A D D E SIERRAS Un lugar donde se disfruta de la naturaleza, espacios verdes, tranquilidad y un paisaje de sierras impactante. Éstas son apenas algunas de las características que definen a La Mata. En Tandil se respira familia, amigos, aire libre y sobre todo paz.

Ubicación: Tandil, Buenos Aires Capilla propia

215 lotes Una visual casi única que incluye una diversa paleta de colores, sierras y campos.

“El campo contaba con dos casas y una capilla, que quisimos conservar en este proyecto” Juan Carlos Bartolomé, Director Asociado

91


2012

LA MERCED B a r r i o a b i e r to y n at u r a l

Atraídos por el gran crecimiento de Bahía Blanca, decidimos desembarcar en esta nueva propuesta. La Merced tiene una superficie de 28 hectáreas, 20 destinadas a lotes y 8 a media densidad. éste es nuestro primer barrio abierto en esta ciudad.

Ubicación: Bahía Blanca

224 lotes a

10 minutos de Bahía Blanca Frente al Club Argentino Excelente acceso a los centros comerciales de la ciudad

“Cuando llegamos, todo indicaba que la propuesta de un barrio en las proximidades de Bahía Blanca sería un éxito, pero contábamos con una desventaja, era nuestro primer proyecto en la zona. Luego de hablar con nuestros conocidos bahienses, pudimos contar la novedad en una radio local”. Jorge Von Grolman, Jefe de Nuevos Proyectos

92


EIDICO DESDE ADENTRO El cambio lleva consigo cierta renuncia. Abandonar las viejas costumbres y abrir la puerta a nuevas experiencias no siempre es fácil. En los últimos diez años, la cantidad de personas que trabajamos en Eidico aumentó un ochocientos por ciento, realidad que modifica, indefectiblemente, la dinámica de las relaciones.

E

n el último tiempo nuestra gran preocupación se centró en cómo hacer para que el crecimiento no fuera en detrimento de lo que hemos construido como grupo. ¿Cómo terminar de constituirnos como empresa profesional, con procesos estandarizados y eficientes, sin dejar de ser familiarmente responsables, y sin olvidar que nuestra premisa fue y será poner siempre a la persona en primer lugar? Nuestra anterior oficina era literalmente una casa, con todo lo que eso implica, y hasta el día de hoy nos referimos a ella como “la casita”. Éramos veinte personas, imposible no conocer en profundidad las historias de cada uno, difícil no hacerlas propias. Al llegar había una pasada obligada por la cocina, para preparar un café o un mate, y sobre todo para saludar a Cata. “Casa” y “Mamá” son dos palabras casi indisolubles, siempre que hay una casa alguien asume el rol de madre incansable, y siempre que haya una madre, hasta el lugar menos adecuado se convierte mágicamente en un hogar perfecto. Cata ocupaba ese lugar con mano dura, pero cariñosa; y aunque ya no prepara el almuerzo como entonces, sigue con nosotros atrás de cada detalle. Comíamos todos juntos en una mesa grande, y había una sola regla: no se hablaba de trabajo; y si alguien osaba romperla era opacado instantáneamente con un aplauso generalizado. Los lanzamientos eran todo un acontecimiento. Era muy normal que los interesados formaran fila hasta dieciocho horas antes; y por supuesto, nosotros no podíamos no acompañarlos. Eventos largos y agotadores, en los que se pasaba con mucha facilidad de la risa al llanto, y del llanto a la carcajada; seguramente fruto del cansancio y de la mezcla de tantas emociones. Con el tiempo mejoramos

mucho los procesos, y los lanzamientos ya no duran veinte horas, pero la esencia se mantiene: todos los sectores participan, no existen las estructuras, y se rompen absolutamente las jerarquías. Se crean lazos fuertes de afectividad, seguridad, lealtad y confianza. Sin duda son los momentos que más disfrutamos, donde nos sentimos familia, y en los que reflejamos nuestra identidad. Hoy ya no somos veinte, ni trabajamos en una casita. La familia se agrandó, y necesitábamos una casa más grande. Nuestra nueva oficina es un edificio de tres pisos, y es un reflejo de nuestra consolidación como empresa. Tal vez no tenga la misma calidez… Sin duda cambió, pero las personas seguimos siendo las mismas. Eidico es un gran lugar para trabajar, y nos importa mucho que nuestro desarrollo profesional mantenga un sano equilibrio con nuestro desarrollo personal y humano. En el camino hemos tenido que elegir, hacer foco, y nos esforzamos fuertemente por cuidar y mantener aquellas costumbres que nos convirtieron en lo que somos hoy. Seguimos almorzando todos juntos, ya no en una cocina con una gran mesa, sino en un gran SUM con muchas mesitas. Ya no aplaudimos cuando alguien habla de trabajo mientras comemos, a veces se hace inevitable; lo importante es que aprendimos a valorar ese momento para compartir, y seguir siendo más que sólo compañeros de trabajo. Cumplimos veinte años, y nuestra manera de celebrar es seguir haciendo lo que mejor hacemos: buscar mejores soluciones para quienes nos acompañan, y sobre todo, hacerlo con alegría. Sentimiento profundo que es fruto del agradecimiento por poder ser parte de esto, porque así como nuestro trabajo deja una huella en la tierra, Eidico dejará sin duda una huella en cada uno de nosotros.

Texto: Andrés Seitún

ES LICENCIADO EN RECURSOS HUMANOS. trabajó en eidico en 2004 y 2005, y luego de unos años en otra empresa, volvió para quedarse hace ya cuatro años. es jefe de compensaciones y desarrollo.

93


HOTELES, SHOPPING y exterior INVER T IR EN E L F U T UR O

94


FOTO: Gentileza los cauquenes resort + spa + experiences

L

as construcciones de colores se salpican sobre la costa del Canal de Beagle, ése que conecta un océano con el otro y que supo amparar en sus olas al naturista Charles Darwin en sus viajes por las tierras australes. Los cerros de la Patagonia, con nieves eternas y laderas de bosques, se recortan sobre un mar frío y un puerto colmado de cruceros y veleros. Se respira pesca, fauna, historia. Y se despiertan los sentidos a una tierra exótica de exploradores, arqueología, hielo y noches largas. Le dicen “la ciudad del fin del mundo”. Lo cierto es que para nosotros, Ushuaia fue la ciudad donde empezó un nuevo mundo, donde dimos un salto como empresa y en la que nos animamos a cruzar la frontera de lo conocido. Allí incursionamos en el mundo de las inversiones en inmuebles, y empezó un nuevo capítulo en nuestra historia. “Mucha gente comentaba que había hecho una buena inversión con la compra y venta de lotes. Nuestro objetivo no era hacer de los lotes un negocio, sino una solución de vivienda. Pero la necesidad se hacía clara, y decidimos buscar proyectos donde la gente común pudiera invertir”, relata Patricio Lanusse. ¿El diferencial de estas inversiones? Ante todo, ser accesibles. Al igual que con los proyectos de barrios, la unión de aportes individuales que participan de un negocio mayor. En segundo lugar, la propuesta debía contar con una fuerte base inmobiliaria, que evitara los grandes riesgos e implicara un resguardo seguro para el futuro y para el tiempo luego del retiro laboral. En 2003 comenzamos los proyectos de inversión de la mano de la forestación en Corrientes. Al año siguiente se presentó una oportunidad que marcaría el inicio de una nueva era para nosotros. El modo en el que se hizo presente la propuesta fue el de siempre: un conocido con una necesidad puntual. En este caso, se trataba de alguien que era dueño de una excelente fracción de campo en Ushuaia y que buscó asesoramiento para construir un barrio. La idea original cambió con la primera visita de Patricio Lanusse a la zona: “Acá yo haría un hotel”, promulgó. Lo que quizás nadie imaginó ese día, era que tiempo más tarde, la costa del canal contaría con un nuevo morador: un imponente hotel cinco estrellas, con 54 habitaciones de lujo y visitantes de todo el mundo. De la mano de Cristian Zaëfferer, el Hotel Los Cauquenes se construyó gracias al aporte de inversores particulares, que continuaron recibiendo renta por su aporte y además adquirieron derecho de uso. La primera experiencia en Tierra del Fuego marcó la

pauta de dos rumbos plausibles de indagar. Por un lado: el destino se mostró como un blanco favorable para futuras inversiones, y por el otro, el negocio hotelero también demostró sus bondades. El primer camino nos llevó a una senda nueva e inexplorada: un centro comercial a orillas del Canal de Beagle, desarrollado gracias al aporte individual de inversores. Paseo del Fuego, su nombre; David Stalman y Gabo Nazar, nuestros asociados. Se trata del único shopping de la provincia, que cuenta con locales comerciales y gastronómicos, zona de entretenimiento y, su estrella, un gimnasio de primer nivel, atesorado hoy en día por los habitantes de una ciudad de clima hostil. ¿Lo curioso? No estaba contemplado en el proyecto original, pero en una de las visitas a la obra, alguien remarcó que era un desperdicio el gran espacio destinado al estacionamiento, en una superficie cubierta con vista al mar. Máquinas de correr, bicicletas fijas y una gran pileta de natación llenaron ese espacio, hoy uno de los más valorados de la ciudad. Las anécdotas pequeñas, presentes también en los proyectos más ambiciosos. El otro cauce que nos propusimos transitar fue el de la hotelería. A Los Cauquenes le siguió un hotel en la Patagonia y otro en la ciudad de Buenos Aires, todos con el mismo sistema de inversión cooperativa, que brinda además el derecho de uso. Incluso nos animamos a cruzar los márgenes del país, y participamos asesorando y promoviendo proyectos que se desarrollaron en el exterior, como Miami, Costa Rica y Carmelo. Una tierra quebrada de arenas blancas presentada a Eidico por Matías García Guevara. “Es cierto que el que participa de estos proyectos debe esperar más que en un barrio para ver el fruto de sus inversiones. Pero las inversiones valen la pena. Y personalmente, trabajar con los hoteles es muy interesante: desde la inversión hasta la experiencia misma. Estar en el lobby del hotel de Miami y que los que se alojan te feliciten por haber participado no tiene precio”, cuenta Diego Ferreyra, socio de Eidico en ETSA. Lo cierto es que lo que comenzó como un sueño en medio de dragas y tierras bajas, creció al punto de encontrarse frente a proyectos inmensos. Y después del primer lote para que alguien tuviera su casa, vinieron habitaciones de hoteles de lujo, que implican el resguardo de muchos para su futuro. Un mismo sueño en diferentes etapas. Y una solución inicial que devino en otras soluciones, una para cada momento de la vida.

95


2004

LOS CAUQUENES RESORT & SPA Ú NIC O S EN E L B EA G L E Los Cauquenes es un Hotel & Spa cinco estrellas ubicado a orillas del Canal de Beagle, a espaldas de la Cordillera de los Andes. De las 54 habitaciones que lo conforman, 5 son en suite y todas están ambientadas y equipadas para satisfacer al huésped más exigente. Algunas tienen vista a las aguas transparentes del Beagle, mientras otras disfrutan del paisaje de la Cordillera.

Ubicación: Ushuaia, Tierra del Fuego El hotel es miembro del prestigioso grupo Small Luxury Hotels of the World

54 habitaciones 9 cabañas “Iba a ser un hotel cuatro estrellas, pero la excelente calidad de sus servicios e instalaciones llevaron a que Los Cauquenes no sólo fuera habilitado como uno de cinco estrellas, sino que además sea el único de esa calificación ubicado sobre las playas del Beagle”. Patricio Lanusse, Director

96

Mayo 2004

Cabañas Bahía Cauquén Junto al hotel hay un complejo de nueve cabañas, una propuesta especial para los que buscan mayor privacidad. Cada bungalow tiene una capacidad de hasta seis personas, dos cuartos y dos baños, un altillo, una cocina totalmente equipada, un pequeño living comedor y servicio doméstico.


2006

PASEO DEL FUEGO EN E L F IN D E L MUN D O

El shopping más austral del mundo abrió sus puertas en diciembre de 2011, cinco años después de que la idea comenzara a germinar. Entrar en él es permanecer en Ushuaia y disfrutar del otro lado del vidrio de la vista al majestuoso Canal de Beagle. Un lugar donde refugiarse; y un punto de encuentro para comer, ir al gimnasio, al cine, divertirse y comprar.

“Se ha constituido en el nuevo lugar de encuentro en Ushuaia. Y el móvil que permitió la llegada de marcas nacionales e internacionales a Ushuaia”. José Iribarren, Director Asociado

70 locales y góndolas, y 4 salas de cine Gimnasio, Patio de comidas, zona de entretenimiento Comparte el predio con el supermercado La Anónima

Algunas marcas:

Cardón, Scandinavian, Estancias Chiripá, Wanama-Cook, Mimo, Garbarino, Prüne, Kevingston, Freddo, Caro Cuore, Agarrate Catalina

97


2010

CARMELO GOLF T IERRA D E P AUSAS

Cruzando el Río de la Plata, allá en Uruguay, en una zona de tierras quebradas y arenas blancas, Carmelo Golf es sinónimo de pausa, descanso y vida en familia. Golf, polo, playa y mucho tiempo para reposar.

Ubicación: Carmelo, Uruguay

220 lotes y 12 chacras Cancha de golf de

18 hoyos Cancha de polo

Acceso privado a la playa Laguna y viñedos

“Vida al aire libre, atardeceres mágicos, mucho deporte y un pueblo donde la gente te reconoce y te saluda”. Santiago Sanz, Gerente de Carmelo Golf 98


2010

HOTEL LORD BALFOUR B o u t i q u e y e xc é n t r i c o En 2008 la crisis financiera en Estados Unidos trajo aparejada grandes oportunidades en el mercado inmobiliario. Fue entonces cuando nos llamaron para asesorar y acompañar en la renovación de un hotel de 1940. Declarado patrimonio histórico, el Lord Balfour Hotel posee una ubicación estratégica sobre Ocean Drive, al sur de la 5ta, en una zona conocida como Sofi District.

Ubicación: Miami, Florida.

64

habitaciones

2012

BÁRBARA EN TAMARINDO P URA VI D A Un proyecto de inversión y renta en el negocio hotelero, con la garantía de un título de propiedad (bajo la figura de Condo Hotel). El hotel -operado por Fën, una empresa líder en gestión de condo hoteles, bajo la marca Esplendorcontará con 104 habitaciones y estará a pocos metros de la playa.

Ubicación: Tamarindo, Costa Rica

10.000 m 104 unidades

2

“Esta inversión ha despertado el interés de americanos y europeos”. Mariano López Olaciregui, Responsable del proyecto en Costa Rica 99


2011

TANGO DE MAYO a i r e s po r t e ño s Un hotel construido en 1913 por el arquitecto italiano Fausto di Bacco, en estilo Art Nouveau, es sede de nuestro proyecto de inversión en la ciudad de Buenos Aires. Tiene 59 habitaciones y está ubicado en el corazón del centro turístico bonaerense. Los inversionistas obtendrán renta por dos vías: la utilidad mensual por la operación del hotel y el restaurante, y la ganancia de capital por la revalorización del inmueble.

Ubicación:

Av. de Mayo y San José, CABA

59 habitaciones 4.000 m

2

Sala de reuniones, gimnasio, solarium, restaurante

“Esto fue un gran desafío profesional: equipar un hotel de 59 habitaciones y prepararlo para operar con la intención de generar ingresos lo antes posible para repartir dividendos a los inversores. Será una alegría verlo funcionar y apreciar el trabajo realizado”. Ignacio de Tezanos Pinto, Eidico Hoteles 100


CUIDAR Y MULTIPLICAR El sistema Eidico aplicado a la necesidad de resguardar y multiplicar los ahorros de varios dio como resultado Eidico Inversiones. Forestación, hoteles, un shopping. Entre muchos hacemos lo que, individualmente, sólo los grandes inversores pueden hacer.

E

idico surgió como una forma práctica y accesible de responder a la necesidad de vivienda de muchas familias. El sistema cooperativo para llevar adelante desarrollos al costo mantiene su eficiencia en diversas áreas. Si bien comenzamos por una necesidad básica como es la vivienda, vimos que también podíamos aplicar el mismo sistema a otras necesidades de la familia, y por eso surgieron los proyectos de descanso y la construcción de casas.

la familia necesitaba resguardar y multiplicar sus ahorros. Al mismo tiempo hubo dos observaciones que nos llevaron a concluir que existía una clara necesidad de que la familia también tuviera una forma accesible de resguardar y multiplicar sus ahorros, para disponer de una reserva ante circunstancias imprevistas, o cuando la actividad laboral disminuye o termina. La primera obser-

vación fue la cantidad de personas que nos consultaban acerca de dónde les convenía suscribir un lote, no para vivir, sino para invertir como ahorro. La segunda fue la experiencia de personas que, habiendo sido profesionales exitosos, llegaron al final de sus días muy ajustados. Mirando a nuestro alrededor vimos que esta situación era bastante habitual y que se va agravando porque la expectativa de vida es cada vez más  larga, la gente mayor se mantiene activa e independiente, y el período productivo (comparándolo con el  improductivo) cada vez es menor, en un país y en un mundo donde las jubilaciones nunca alcanzan para cubrir las necesidades básicas. Además, las ofertas de inversión existentes están dirigidas a grandes inversores o son inversiones financieras con menor potencial o alta volatilidad, y con un comportamiento más difícil de interpretar. Por nuestra experiencia, decidimos crear productos con una fuerte base inmobiliaria, que los defienda de las crisis, y utilizando el mismo sistema cooperativo que convierte en accesibles inversiones habitualmente reservadas a grandes inversores. Con este criterio, nuestro objetivo es desarrollar productos que les permitan a los suscriptores, además de invertir en cuotas, diversificar el riesgo participando de distintos proyectos, en distintos mercados y en distintos momentos. Eidico Inversiones está en sus primeras etapas, pero los pasos dados y la experiencia adquirida nos hacen pensar que tenemos un futuro promisorio.

Texto: Ezequiel Marolda

es Director Asociado de Inversiones, es Ingeniero Industrial y Executive MBA del IAE. trabaja en Eidico desde marzo de 2007.

101


Y ADELANTE, EL INFINITO Nuestro sistema cooperativo es una idea sin molde que demostró ser una respuesta exitosa a la necesidad de vivienda e inversión. Veinte años después, este sistema sigue siendo el eje de nuestras proyecciones. A continuación, reflexiones de los cuatro directores sobre el futuro de Eidico.

De safiar las leye s DE LA ECONOMÍA

PROGRESO EN EL CAPITAL HUMANO

En el pasado pensé en una posible vocación de ayuda solidaria; fundaciones y ONGs pasaron por mi cabeza. Después de un tiempo me convencí de que la mejor ayuda es lograr desde la empresa un ejemplo de justicia, equidad y pensamiento agrupado. Y éste es el fin último de Eidico, crecer de la mano, haciendo una sociedad mejor. En definitiva, se trata de desarrollar, de crecer, pero como escribimos en nuestra misión, no a costa de las personas sino en conjunto con ellas. Con estas bases desafiamos parte de los principios económicos más contundentes y estamos seguros de que no sólo se puede; sino que ése es el camino para que las empresas sean vistas no sólo como un medio económico, sino también como parte de una sociedad que busca mejorar. En Eidico, estamos convencidos de que nacimos, crecimos y seguiremos estando presentes para brindar las mejores propuestas a las necesidades habituales de la gente común. Nuestro motor es acompañar a cada familia en su crecimiento: desde la inversión de sus primeros ahorros, hasta la solución de su casa y su futuro. Los próximos cinco años nos van a encontrar profundizando este modelo y esta visión. Pensamos favorecer el descanso en zonas que no estamos aprovechando, replicar el modelo en el interior con gente local. Claramente metiéndonos en el fascinante y acelerado mundo online. Nuestro esquema cooperativo, de crecimiento en conjunto, probó ser exitoso y será la base para el futuro, que nos debe encontrar potenciando el esquema para atender a las diferentes etapas de cada familia.

Podría decirse apoyado por la estadística, que los próximos 20 años de Eidico serán parecidos a los 20 años que transcurrieron, y si así fuera no estaría nada mal. La vida es algo más compleja que la fría estadística, y no es difícil prever que los próximos 20 años serán sin duda mejores que los anteriores. Lo que nos permite realizar esta afirmación es el progreso que en materia de capital humano hemos tenido en estos años. Es tal el crecimiento, la madurez y la cohesión que ha logrado este grupo humano, que es fácil suponer que partimos con ventaja para encarar los próximos años. Las crisis por transitar, y los años de buena cosecha que tenemos por delante nos encontrarán unidos y sólidos. Todo lo que hemos crecido permitirá que los malos momentos no produzcan tan malos efectos y que podamos potenciar los años buenos a niveles de perfección. Eso y no otra cosa es la experiencia, la unidad y el trabajo en equipo.

Mateo Salinas

102

Jan Seitún


UN COMPLEMENTO VALIOSO

COoPERATIVISMO SANO

Eidico nació como respuesta a la necesidad de gente joven que busca un buen lugar para vivir con su familia y dispone de recursos limitados. El primer proyecto, Santa María de Tigre, salió tan bien que aunque el costo original se mantuvo dentro de lo presupuestado, luego aparecieron interesados con mucho mayor poder adquisitivo que elevaron los valores de reventa. Al mismo tiempo, la experiencia dio lugar al nacimiento de Nordelta, proyectado y desarrollado bajo un esquema tradicional, donde un inversor desarrolla el proyecto y luego lo comercializa a precios de mercado mayores. En ese entonces se contó con el decidido apoyo del Intendente Ubieto (†) que supo ver en esta iniciativa privada, un complemento a su acción de gobierno. No le importó si era de carácter cooperativo como el nuestro o si se basaba en grandes inversores, como Nordelta. No tuvo dudas en brindar el mejor apoyo que la actividad privada necesita para poder desarrollarse: reglas claras de juego y eliminación de trabas burocráticas. Tenía bien claro que la iniciativa privada bien orientada era un motor del bien común que debía alentarse y no un monstruo que ataca a la sociedad. Como uno de los fundadores, añoro para Eidico mantener y profundizar los objetivos que le dieron origen: contribuir al bien común satisfaciendo necesidades de la familia argentina, mediante una organización de tipo cooperativo, basada en la confianza, capaz de dar respuestas eficientes con presupuestos limitados. Estoy convencido de que vamos por buen camino, pues gracias a Dios disponemos de gente muy capaz, comprometida con estos objetivos y con una verdadera vocación por el bien común. Esperemos que el ejemplo de Ubieto sea el que prevalezca en los gobernantes con los que nos toca trabajar: que sepan vernos e interpretarnos como lo que realmente queremos ser: un complemento valioso para desarrollar la comunidad trabajando en forma conjunta.

Parece mentira que ya hayan pasado 20 años desde que empezamos con Eidico. Máxime cuando, además, ninguno de nosotros se había propuesto nada siquiera remotamente parecido a lo que hoy tenemos. “Se nos fue de las manos”, lo que sólo quería ser una solución puntual para que mi familia recién constituida accediera a un terreno en donde instalarse. Allí vivimos desde hace 18 años. Tantas otras familias recorrieron nuestro mismo camino desde entonces. Tanto empleo generado a partir de la actividad económica impulsada por el desarrollo. Obviamente, existieron ¿cuándo no? muchas dificultades. Pero el saldo es altamente positivo. Hemos abierto una brecha en el muro del déficit habitacional. Para ello, nuestras herramientas fueron la aplicación de un cooperativismo sano hacia adentro y hacia afuera. Una forma de actividad comercial poco novedosa, pero no por ello tan usada, ni demasiado exitosa. La receta del “consorcio al costo” aplicada con coherencia y rigor, solucionando problemas concretos y primarios. Formas asociativas que han demostrado ser una muy válida alternativa para poner al alcance de muchos sectores, productos que ofrecidos por grandes empresas capitalistas de modo tradicional, son inaccesibles. Y, no menos importante, una mirada integral respecto de las necesidades que intentamos satisfacer entre nuestros clientes, pero también de quienes trabajan con nosotros. Las personas, además de las necesidades corporales, también –y especialmente- requieren de bienes intelectuales y espirituales para “alcanzar sus fines existenciales”. Jorge O’Reilly

Patricio Lanusse

103


104


105


107


108


109


110


111


112


saluda a Eidico por sus primeros 20 a単os

Panamericana km 42,5, ramal pilar | Edificio Office Quattro | Piso 3 oficina 334 Complejo Office Park | 1669 Del viso Pilar Tel.: 02320-403200


115


116


117


118


119


120


121


122


123


124


125


126


agradece a Eidico por estos 20 a単os de camino recorrido a nuestro lado

127


Escribania Rospide

Acompa単a y felicita a Eidico en sus 20 a単os

128


129


130


131


132


Alfirio Rivero Ojeda Construcciones

saluda a Eidico por sus primeros 20 a単os

Cel: 112425 0173 | Vito Dumas 142 Ciudadela

133


134


135


136


139


140


NicolĂĄs Leber

agradece a Eidico por estos 20 aĂąos de camino recorrido a nuestro lado

141


142


143


144


Gracias porque por tu compa単鱈a nucleamos cooperativamente personas, familias y comunidades. Gracias por permitirnos acompa単arlos en su desarrollo. Gracias porque juntos generamos oportunidades que solucionan las necesidades vitales en cada etapa de la vida. Gracias por estos primeros 20 a単os.

u n e s p e c i a l d e l a r e v i sta t i g r i s ( 19 94-2 014 )

u n

e s p e c i a l

d e

l a

r e v i s ta

t i g r i s

Profile for Eidico

Revista Tigris - Eidico en casa (diciembre 2014)  

Eidico · Tu vida es nuestro proyecto

Revista Tigris - Eidico en casa (diciembre 2014)  

Eidico · Tu vida es nuestro proyecto

Profile for eidico

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded