Page 1

Vida obra y enseñanza de

Jesús Jul-Dic 2011

Lecciones de Escuela Sabática


Vida, obra y enseñanzas de Jesús - II CONTENIDO Introducción................................................................. 2 1. Verdaderos hermanos ............................................. 4 2. Reconciliación........................................................... 8 3. La misión final de Juan el bautista......................... 12 4. El que da paz............................................................15 5. Calmando la tempestad......................................... 19 (Lámina).................................................................. 22 6. Sanidad por medio de un toque............................. 23 7. Trabajando como misioneros..................................27 8. Alimento para las multitudes................................. 32 9. Caminando sobre las aguas................................... 36 10. El pan de vida........................................................ 40 11. Limpiando la conciencia.......................................44 12. La fe de una mujer pagana................................... 48 13. ¿Señales antes de la fe?........................................ 52 Informe misionero de Bolivia.................................. 56 14. La iglesia y su fundamento....................................57 (Lámina)................................................................. 61 15. Si uno se niega a escuchar.................................... 62 16. El seguidor de Cristo.............................................66 (Lámina).................................................................. 70 17. Una visión de la gloria............................................71 18. Sanando a los enfermos mentales........................75 19. La contribución al templo.................................... 79 20. Dios tiene una perspectiva diferente................... 83 21. En la fiesta de los tabernáculos............................86 22. Enfrentando oposición.........................................90 23. Una pecadora perdonada.....................................94 24. Verdad y libertad.................................................. 97 25. De las tinieblas a la luz........................................ 101 26. Siguiendo al verdadero pastor........................... 105 27. Otros discípulos son enviados............................ 109 Informe misionero de Haití....................................113 • Año bíblico..............................................................115 • Bendiciones matinales (matutina)........................ 116 • Directorio nacional de iglesias................................175

Lecciones de Escuela Sabática Julio-Diciembre de 2011 Dirección Editorial

Ismael Carhuapoma

Cuidado de Edición Heberth Manihuari

Diagramación y Diseño Alejandro Rosero

Láminas

Frank Cangalaya Alejandro Rosero

Diseño de tapa

Frank Cangalaya

El contenido de estas lecciones ha sido elaborado por la Asociación General de la Sociedad Misionera Internacional Iglesia Adventista del Séptimo Día, Movimiento de Reforma 625 West Avenue Cedartown, GA 30125 EE.UU. Teléfono (+1) 770-748 0077 / Fax (+1) 770-748 0095 / e-Mail: info@sda1844.org Internet: www.sda1844.org

Nombre: Teléfono:

Iglesia:

Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú N° - 2010-13508 PUBLICACIONES ASDIMOR S.A.C. Jr. Jesús de Asín N° 624 Urb. Villacampa - Rímac Primera edición: 10.000 ejemplares Impreso en los talleres gráficos de PUBLICACIONES ASDIMOR Mayo, 2011

3


e d s e n Leccio Sa bática 2011 a l s tr e e e u m c E s S e g u n do S e p ara

el

Vida, obra y enseñanzas de Jesús - II INTRODUCCIÓN En el primer semestre de 2009, comenzamos a estudiar la vida, obras y enseñanzas de Jesús. Pero esos seis meses de estudio fueron solamente parte de las bendiciones que habríamos de recibir del estudio de este tema. Hay muchos más pensamientos preciosos que descubrir. Ahora tenemos la oportunidad de proseguir estudiando este tema. Hoy en día hay una enorme cantidad de información que se puede leer en libros, periódicos, revistas y en Internet; además hay noticias en la radio, la televisión, los teléfonos celulares y otros medios. Hay tantas voces, crónicas e ideas que es prácticamente imposible recordar todo. Pero, ¿qué bendiciones se reciben de tal información? Muy a menudo, la única conclusión a la que se llega al final de la transmisión es que no encerraba ninguna bendición, y aún peor, que su influencia fue negativa para la mente, el corazón y el espíritu. No sucede lo mismo con el evangelio, que significa “buenas nuevas” las buenas nuevas de salvación en Jesucristo. Un día Jesús preguntó a sus discípulos si se separarían de Él, como lo hicieron otros. La respuesta de Simón Pedro demostró que no tenían ninguna duda con respecto a su vida y misión: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna” (Juan 6:68); y continuaron siguiéndole y siendo sus testigos todos los días de su vida. Pero a través del buen o mal informe, a través de las tinieblas, a través de todo el antagonismo de los agentes de Satanás, el Sol de Justicia brilla con serenidad, revelando el mal, reprimiendo el pecado, y reviviendo el espíritu de los humildes y contritos. “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna’” (Testimonios para los Ministros, pág. 289). “Solamente el Evangelio de la gracia de Dios puede elevar el alma. La contemplación del amor de Dios manifestado en su Hijo conmoverá el corazón y despertará las

4


facultades del alma como ninguna otra cosa puede hacerlo. Cristo vino para crear de nuevo en el hombre la imagen de Dios…” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 444). “La gloria del Evangelio consiste en que se funda en la noción de que se ha de restaurar la imagen divina en una raza caída por medio de una constante manifestación de benevolencia. Esta obra comenzó en los atrios celestiales, cuando Dios dio a los humanos una prueba deslumbradora del amor con que los amaba. ‘Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna’ (Juan 3:16). El don de Cristo revela el corazón del Padre. Nos asegura que, habiendo emprendido nuestra redención, Él no escatimará ninguna cosa necesaria para terminar su obra, por más que pueda costarle” (Consejos sobre Mayordomía Cristiana, pág. 16). Los oficiales del templo que fueron enviados a capturar a Jesús no eran sus amigos. Pero después de oir su mensaje excepcional, como no tenían prejuicios contra Él, no pudieron dejar de dar testimonio de la santidad y poder de su mensaje y en lugar de cumplir con la orden de arresto, regresaron diciendo: “¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre!” (Juan 7:46). El poder del ¿Tenemos nosotros una convicción tal con respecto a Él?

mensaje del Salva-

“El alma que conversa con Dios por medio de las Esdor fue reconocido crituras, que ora por luz y abre la puerta de su corazón no sólo por sus discíal Salvador no tendrá imaginaciones malignas, maquinaciones mundanas o placeres ambiciosos por el honor o pulos, sino también distinción en cualquier línea. Quien busca la verdad como por aquellos que no por tesoros escondidos la encontrará en los medios de comunicación de Dios con el hombre: en Su palabra… tenían nada que ver A medida que el agente humano avanza en el camino con Él. allanado para los redimidos del Señor, mientras reciba a Jesucristo como su Salvador personal, se alimentará del pan de vida. La palabra es espíritu y vida, y si es traída a la práctica diaria ennoblecerá toda la naturaleza del hombre. Estará abierto a su alma un panorama del amor del Salvador tal y como está ilustrado por la pluma inspirada que su corazón se derretirá en ternura y contrición” (Medical Ministry, pág. 124). Personalmente, el Maestro afirmó: “Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida”; “el cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán” (Juan 6:63; Mateo 24:35). Y cuando las leemos en los libros del evangelio quedamos anonadados. Este es el maná espiritual que tendremos como alimento espiritual durante el próximo semestre. Este estudio es una maravillosa oportunidad para todos los que anhelan tener alimento espiritual. Regocijémonos todos en Él y oremos para que lo considerado pase a ser parte de nuestra experiencia y de nuestra vida ahora y por toda la eternidad. –Los hermanos y hermanas de la Asociación General

5


La Ofrenda Especial de hoy está destinada a Togo.

Sábado

Lección

1

2

Julio

Verdaderos Hermanos “Cuando el alma se entrega a Cristo, un nuevo poder se posesiona del nuevo corazón. Se realiza un cambio que ningún hombre puede realizar por su cuenta. Es una obra sobrenatural, que introduce un elemento sobrenatural en la naturaleza humana. El alma que se entrega a Cristo, llega a ser una fortaleza suya, que Él sostiene en un mundo en rebelión, y no quiere que otra autoridad sea conocida en ella sino la suya. Un alma así guardada en posesión por los agentes celestiales es inexpugnable para los asaltos de Satanás” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 291).

LOS HERMANOS CON QUIÉNES VIVIÓ JESÚS

1

¿Qué se sabía en Nazaret sobre la familia de Jesús? ¿Qué mencionan las Escrituras con respecto a sus hermanos y hermanas? Mateo 13:55, 56.

“Sus hermanos, como se llamaba a los hijos de José, se ponían del lado de los rabinos. Insistían en que debían seguirse las tradiciones como si fuesen requerimientos de Dios. Hasta tenían los preceptos de los hombres en más alta estima que la Palabra de Dios, y les molestaba mucho la clara penetración de Jesús al distinguir entre lo falso y lo verdadero. Condenaban su estricta obediencia a la ley de Dios como terquedad… “Todo esto desagradaba a sus hermanos. Siendo mayores que Jesús, les parecía que Él debía estar sometido a sus dictados. Le acusaban de creerse superior a ellos, y le reprendían por situarse más arriba que los maestros, sacerdotes y gobernantes del pueblo. Con frecuencia le amenazaban y trataban de intimidarle; pero Él seguía adelante, haciendo de las Escrituras su guía… “María creía en su corazón que el santo niño nacido de ella era el Mesías prometido desde hacía tanto tiempo; y, sin embargo, no se atrevía a expresar su fe” Durante toda su vida terrenal 6


compartió sus sufrimientos. Presenció con pesar las pruebas a Él impuestas en su niñez y juventud”. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 65,66,69).

2

Durante su ministerio, ¿tuvo Jesús el gozo de contar con sus hermanos como seguidores? Habían visto sus grandes obras, ¿pero creían en su misión sagrada? Juan 7:3-5; 2:12.

“El Hijo de Dios sentía agudamente la enemistad encendida en el corazón humano contra el Evangelio, y le resultaba muy doloroso en su hogar; porque su propio corazón estaba lleno de bondad y amor, y apreciaba la tierna consideración en las relaciones familiares. Sus hermanos deseaban que Él cediese a sus ideas, cuando una actitud tal habría estado en completa contradicción con su misión divina. Consideraban que Él necesitaba de sus consejos. Le juzgaban desde su punto de vista humano, y pensaban que si dijera solamente cosas aceptables para los escribas y fariseos, evitaría las controversias desagradables que sus palabras despertaban. Pensaban que estaba loco al pretender que tenía autoridad divina, y al presentarse ante los rabinos como reprensor de sus pecados. Sabían que los fariseos estaban buscando ocasiones de acusarle, y les parecía que ya les había dado bastantes… “A veces vacilaba entre Jesús y sus hermanos, que no creían que era el enviado de Dios; pero abundaban las evidencias de la divinidad de su carácter” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 292,293,70).

¿QUIÉNES SON MIS HERMANOS?

3

¿Quién vino a Jesús pero no pudo acercarse debido a la muchedumbre? Lucas 8:19, 20.

“Muchas veces sus trabajos incesantes y el conflicto con la hostilidad y las falsas enseñanzas de los rabinos le dejaban tan exhausto que su madre y sus hermanos, y aun sus discípulos, temían por su vida” (El Ministerio de Curación, pág. 35). “Los hijos de José distaban mucho de tener simpatía por Jesús en su obra. Los informes que llegaban a ellos acerca de su vida y labor los llenaban de asombro y congoja. Oían que pasaba noches enteras en oración, que durante el día le rodeaban grandes compañías de gente, y que no tomaba siquiera tiempo para comer. Sus amigos estaban convencidos de que su trabajo incesante le estaba agotando; no podían explicar su actitud para con los fariseos, y algunos temían que su razón estuviese vacilando. “Sus hermanos oyeron hablar de esto, y también de la acusación presentada por los fariseos de que echaba los demonios por el poder de Satanás. Sentían agudamente el oprobio que les reportaba su relación con Jesús” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 288). 7


4

¿Cómo respondió Jesús a la notificación que su madre y hermanos deseaban verle? Mateo 12:48 ¿Por qué contestó de ese modo?

“Mientras Jesús estaba todavía enseñando a la gente, sus discípulos trajeron la noticia de que su madre y sus hermanos estaban afuera y deseaban verle. Él sabía lo que sentían ellos en su corazón, y ‘respondiendo Él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano, y hermana, y madre’… “¡Qué apoyo habría encontrado Jesús en sus parientes terrenales si hubiesen creído en Él como enviado del cielo y hubiesen cooperado con Él en hacer la obra de Dios! Su incredulidad echó una sombra sobre la vida terrenal de Jesús. Era parte de la amargura de la copa de desgracia que Él bebió por nosotros. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 292).

MIRAD, MIS HERMANOS

5

¿A quiénes reconoció Jesús como sus hermanos? Mateo 12:49.

“Pregunta personal: ¿Has notado que las relaciones espirituales pueden ser aún más estrechas que las familiares? ¿Cómo lo compruebas en tu experiencia personal?. “Todos los que quisieran recibir a Cristo por la fe iban a estar unidos con Él por un vínculo más íntimo que el del parentesco humano. Iban a ser uno con Él, como Él era uno con el Padre. Al creer y hacer sus palabras, su madre se relacionaba en forma salvadora con Jesús y más estrechamente que por su vínculo natural con Él. Sus hermanos no se beneficiarían de su relación con Él a menos que le aceptasen como su Salvador personal” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 292).

6

¿Qué hace a una persona un verdadero hermano, hermana o madre de Jesús? Mateo 12:50 ¿Valoras el privilegio de tener hermanos y hermanas espirituales? Proverbios 18:24.

“Cristo ama a los seres celestiales que rodean su trono; pero ¿qué explicará el gran amor con que nos amó a nosotros? No lo podemos comprender, pero en nuestra propia experiencia podemos saber que existe en verdad. Y si sostenemos un vínculo de parentesco con Él, ¡con qué ternura debemos considerar a los que son hermanos y hermanas de nuestro Señor! ¿No debiéramos estar listos para reconocer los derechos de nuestra relación divina? Adoptados en la familia de Dios, ¿no honraremos a nuestro Padre y a nuestra parentela?” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 294). 8


7

¿Qué gran cambio se dio en los hermanos de Jesús después de su muerte, resurrección y ascensión? Hechos 1:14; Mateo 28:10; Gálatas 1:18, 19.

Meditación: ¿Qué lección se nos imparte si hoy en día los miembros de nuestra familia no creen ni aceptan el mensaje?. “No es Dios quien ciega los ojos de los hombres y endurece su corazón. Él les manda luz para corregir sus errores, y conducirlos por sendas seguras; es por el rechazamiento de esta luz como los ojos se ciegan y el corazón se endurece. Con frecuencia, esto se realiza gradual y casi imperceptiblemente. Viene luz al alma por la Palabra de Dios, por sus siervos, o por la intervención directa de su Espíritu; pero cuando un rayo de luz es despreciado, se produce un embotamiento parcial de las percepciones espirituales, y se discierne menos claramente la segunda revelación de la luz. Así aumentan las tinieblas, hasta que anochece en el alma. Así había sucedido con estos dirigentes judíos. Estaban convencidos de que un poder divino acompañaba a Cristo, pero a fin de resistir a la verdad, atribuyeron la obra del Espíritu Santo a Satanás. Al hacer esto, prefirieron deliberadamente el engaño; se entregaron a Satanás, y desde entonces fueron dominados por su poder” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 289,290).

MEDITACIÓN “Los que están llamados a sufrir por causa de Cristo, que tienen que soportar incomprensión y desconfianza aun en su propia casa, pueden hallar consuelo en el pensamiento de que Jesús soportó lo mismo. Se compadece de ellos. Los invita a hallar compañerismo en Él, y alivio donde Él lo halló: en la comunión con el Padre. “Los que aceptan a Cristo como su Salvador personal no son dejados huérfanos, para sobrellevar solos las pruebas de la vida. Él los recibe como miembros de la familia celestial, los invita a llamar a su Padre, Padre de ellos también. Son sus ‘pequeñitos,’ caros al corazón de Dios, vinculados con Él por los vínculos más tiernos y permanentes. Tiene para con ellos una ternura muy grande, que supera la que nuestros padres o madres han sentido hacia nosotros en nuestra incapacidad como lo divino supera a lo humano” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 293,294).

Estudio Adicional:

El Deseado de Todas las Gentes, págs. 65-72, 289-295. Después de haber estudiado la lección, completa el versículo bíblico con las palabras clave:

“Respondiendo Él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es _____________? ¿Y quiénes son ________________? Y extendiendo su mano _________, dijo: He aquí mi ___________ y mis___________________”. 9


Sábado

Lección

2

9

Julio

Reconciliación “Uno de los últimos mandamientos que Cristo diera a sus discípulos fue: ‘Que os améis los unos a los otros: como os he amado’. ¿Estamos obedeciendo este mandato, o estamos condescendiendo con rasgos de carácter hirientes y no cristianos? Si de alguna forma hemos agraviado o herido a otros, es nuestro deber confesar nuestra falta y buscar la reconciliación. Esta es una condición esencial para que podamos presentarnos a Dios con fe y pedir su bendición” (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 110).

LOS ERRORES HACEN DAÑO

1

Considerando las debilidades típicas de la naturaleza humana, ¿qué puede suceder en nuestra relación con los demás? ¿Es esta una razón para ocuparnos de nuestros propios errores o de los demás? ¿Qué debemos siempre recordar de nuestra propia conducta? Lucas 17:1, 2.

“¿Por qué empleó Jesús este lenguaje vehemente, que no podría haber sido más enérgico? Porque ‘el Hijo del hombre vino a salvar lo que se había perdido.’ ¿Habrán de tener sus discípulos menos consideración hacia las almas de sus semejantes que la manifestada por la Majestad del cielo? Cada alma costó un precio infinito, y ¡cuán terrible es el pecado de apartar un alma de Cristo de manera que para ella el amor, la humillación y la agonía del Salvador hayan sido vanos!” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 406)

2

¿Qué peligro corremos cuando nos enojamos o usamos un lenguaje ofensivo? Mateo 5:21, 22.

“Es cierto que hay una indignación justificable, aun en los seguidores de Cristo. Cuando vemos que Dios es deshonrado y su servicio puesto en oprobio, cuando vemos al inocente oprimido, una justa indignación conmueve el alma. Un enojo tal, nacido de una moral sensible, no es pecado. Pero los que por cualquier supuesta 10


provocación se sienten libres para ceder a la ira o al resentimiento, están abriendo el corazón a Satanás. La amargura y animosidad deben ser desterradas del alma si queremos estar en armonía con el cielo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 277). “La ley de Dios llega hasta los sentimientos y los motivos, tanto como a los actos externos. Revela los secretos del corazón proyectando luz sobre cosas que antes estaban sepultadas en tinieblas. Dios conoce cada pensamiento, cada propósito, cada plan, cada motivo. Los libros del cielo registran los pecados que se hubieran cometido si hubiese habido oportunidad. Dios traerá a juicio toda obra, con toda cosa encubierta. Con su ley mide el carácter de cada hombre (ST 31-7-1901)” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 5, pág. 1061).

EN CASO DE OFENSA

3

¿Qué principios seguirá un hijo de Dios cuando alguien le ofenda? Levítico 19:16, 17; Mateo 18:15, primera parte.

“Cuando los padres, y especialmente las madres, tengan un sentido verdadero de la obra importante y cargada de responsabilidad que Dios les ha dado que hacer, no se enfrascarán tanto en los asuntos que conciernen a sus vecinos, pero no les atañen a ellas. No irán de casa en casa para entregarse a chismes corrientes ni se espaciarán en los defectos, yerros e inconsecuencias de sus prójimos. Sentirán tanta preocupación por sus propios hijos que no podrán hallar tiempo para pensar en el oprobio de sus vecinos. Los chismosos y los cuenteros son una terrible maldición para el barrio y la iglesia. Dos tercios de todas las pruebas en la iglesia tienen esta causa” (Testimonios para la Iglesia, tomo 2, pág. 414). “Los ministros de Cristo debieran levantarse y dedicarse con todas sus energías a llevar a cabo la obra de Dios. No se excusa a los siervos de Dios si ellos retienen los testimonios directos. Debieran censurar y desaprobar el mal y no permitir que un hermano viva en pecado” (Testimonios para la Iglesia, tomo 1, pág. 196).

4

¿Qué enseñó Jesús con respecto a la reconciliación en caso de ofensa? Lucas 17:3.

Pregunta personal: ¿Con qué prontitud ves y reconoces tus propios errores y ofensas hacia los demás? “… Pero el pecado no ha de ser considerado livianamente. El Señor nos ha ordenado que no toleremos las faltas de nuestro hermano. Él dice: ‘Si pecare contra ti tu hermano, repréndele’. El pecado ha de ser llamado por su propio 11


nombre, y ha de ser presentado claramente delante del que lo comete… “Si un cristiano es maltratado por su hermano, no recurra a los incrédulos… Siga las instrucciones que ha dado Cristo. En vez de tratar de vengarse, trate de salvar a su hermano. Dios guardará los intereses de los que le aman y temen, y con confianza podemos encomendar nuestro caso a Aquel que juzga rectamente” (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 194).

RECONCILIÁOS RÁPIDAMENTE

5

Cuando tenemos dificultades con otra persona, ¿cómo se pueden resolver rápidamente las diferencias? ¿Qué puede suceder si no se hace esto? Efesios 4:26; Mateo 5:25, 26.

“El pecado es pecado, ya sea que lo cometa el que ocupa un trono o el más humilde. Vendrá el día cuando todos los que han cometido pecado lo confesarán, aunque sea demasiado tarde para que reciban perdón. Dios espera mucho tiempo para que el pecador se arrepienta. Manifiesta una tolerancia admirable” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 3, pág. 1165). “Ha surgido gente sin dominio propio; no han puesto freno a su genio ni a su lengua; y algunos de los tales pretenden ser seguidores de Cristo, pero no lo son. Jesús no les dio tal ejemplo… Algunos son nerviosos, y si comienzan a perder el dominio propio en palabra o en genio ante la provocación, se intoxican tanto con la ira como el ebrio con su licor. Son irrazonables y no es fácil persuadirlos o convencerlos. No están sanos; momentáneamente Satanás los domina en forma plena. Cada una de estas manifestaciones de ira debilita el sistema nervioso y las facultades morales, y hace más difícil el dominio de la pasión frente a otra provocación… “Pero hay esperanza para ellos. Poned esta vida, tan tormentosa debido a sus conflictos y dificultades, en relación con Cristo, y el yo no pretenderá más tener la supremacía” (Hijos e Hijas de Dios, pág. 144).

CONFESIÓN Y PERDÓN

6

Si se repiten las ofensas y el ofensor continúa expresando su tristeza por ello, ¿cómo se le debe tratar? ¿Qué hace posible que una persona perdone a otra sincera y completamente? Lucas 17:4; Juan 16:7, 8.

“Con demasiada frecuencia, cuando se cometen faltas en forma repetida y el que las comete las confiesa, el perjudicado se cansa, y piensa que ya ha perdonado lo suficiente. Pero el Salvador nos ha dicho claramente cómo debemos 12


tratar al que yerra: ‘Si pecare contra ti tu hermano, repréndele; y si se arrepintiera, perdónale’. No lo apartes como indigno de tu confianza. Considérate ‘a ti mismo, porque tú no seas también tentado’. “Si tus hermanos yerran debes perdonarlos. Cuando vienen a ti confesando sus faltas, no debes decir: No creo que sean lo suficientemente humildes. No creo que sientan su confesión. ¿Qué derecho tienes para juzgarlos, como si pudieras leer el corazón? “Nosotros mismos debemos todo a la abundante gracia de Dios. La gracia en el pacto ordenó nuestra adopción. La gracia en el Salvador efectuó nuestra redención, nuestra regeneración y nuestra exaltación a ser coherederos con Cristo. Sea revelada esta gracia a otros” (Palabras de Vida del Gran Maestro, págs. 194, 195).

7

¿Qué debemos hacer si ofendemos a alguien y nos damos cuenta del error? ¿Qué se debe hacer inmediatamente? Mateo 5:23, 24.

“Muchos son celosos en los servicios religiosos, mientras que entre ellos y sus hermanos hay desgraciadas divergencias que podrían reparar. Dios exige de ellos que hagan cuanto puedan para restaurar la armonía. Antes que hayan hecho esto, no puede aceptar sus servicios. El deber del cristiano en este asunto está claramente señalado” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 277).

Meditación: “No demos al que yerra ocasión de desanimarse… No se levan-

te en la mente o el corazón un amargo desprecio. No se manifieste en la voz un dejo de escarnio. Si hablas una palabra tuya, si adoptas una actitud de indiferencia, o muestras sospecha o desconfianza, esto puede provocar la ruina de un alma. El que yerra necesita un hermano que posea el corazón del Hermano Mayor, lleno de simpatía para tocar su corazón humano. Sienta él el fuerte apretón de una mano de simpatía, y oiga el susurro: oremos. Dios les dará a ambos una rica experiencia. La oración nos une mutuamente y con Dios. La oración trae a Jesús a nuestro lado, y da al alma desfalleciente y perpleja nueva energía para vencer al mundo, a la carne y al demonio. La oración aparta los ataques de Satanás” (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 195).

Estudio Adicional:

Mateo 18:18-35; Testimonios para la Iglesia, tomo 3, págs. 471, 472, 478, 479.

Conceptos claves: Expresa con tus propias palabras los conceptos claves de

esta lección tan básica. “Si tu hermano pecare contra ti, ________________; ______________ perdónale. Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviera a ti, diciendo: Me arrepiento; _________________” 13


Sábado

Lección

3

16

Julio

La Misión Final de Juan el Bautista “Para muchos, un profundo misterio rodea la suerte de Juan el Bautista. Se preguntan por qué se le debía dejar languidecer y morir en la cárcel. Nuestra visión humana no puede penetrar el misterio de esta sombría providencia; pero ésta no puede conmover nuestra confianza en Dios cuando recordamos que Juan no era sino partícipe de los sufrimientos de Cristo. Todos los que sigan a Cristo llevarán la corona del sacrificio. Serán por cierto mal comprendidos por los hombres egoístas, y blanco de los feroces asaltos de Satanás. El reino de éste se estableció para destruir ese principio de la abnegación, y peleará contra él dondequiera que se manifieste” (DTG, pág. 195).

MENSAJE AL REY

1

¿Qué se sabe sobre el rey Herodes, el tetrarca, y la mujer con la cual vivía? ¿Qué claro mensaje impartió Juan el Bautista? Marcos 6:18; Lucas 3:19.

“Juan obró fielmente con él, denunciando su unión inicua con Herodías, la esposa de su hermano. Durante un tiempo, Herodes trató débilmente de romper la cadena de concupiscencia que le ligaba; pero Herodías le sujetó más firmemente en sus redes y se vengó del Bautista, induciendo a Herodes a echarlo en la cárcel… “En su misión, el Bautista se había destacado como intrépido reprensor de la iniquidad, tanto entre los encumbrados como entre los humildes. Había osado hacer frente al rey Herodes y reprocharle claramente su pecado. No había estimado preciosa su vida con tal de cumplir la obra que le había sido encomendada” (DTG, págs. 185, 186).

2

¿Aceptaron el rey Herodes y Herodías el mensaje divino de reprensión? ¿Cómo reaccionó Herodías ni bien se le presentó una oportunidad? Marcos 6:19, 17.

no prestó atención a la advertencia del profeta, ¿de qué esta3 Aunque ba convencido Herodes? Marcos 6:20; Mateo 14:5. “Herodes creía que Juan era profeta de Dios y tenía la plena intención de devolverle la libertad. Pero lo iba postergando por temor a Herodías. “Ésta sabía que por 14


las medidas directas no podría nunca obtener que Herodes consintiese en la muerte de Juan, y resolvió lograr su propósito por una estratagema.En el día del cumpleaños del rey, debía ofrecerse una fiesta a los oficiales del estado y los nobles de la corte. Habría banquete y borrachera. Herodes no estaría en guardia, y ella podría influir en él a voluntad” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 192).

UNA TRAMPA

ocasión ofreció el escenario perfecto para que Herodías llevara 4 ¿Qué a cabo su propósito diabólico? ¿Cuál fue la respuesta inmediata a la pregunta de su hija? Marcos 6:21, 22, 24, 25. “…Herodías mandó a su hija a la sala del banquete, para que bailase a fin de entretener a los invitados. Salomé estaba en su primer florecimiento como mujer; y su voluptuosa belleza cautivó los sentidos de los señores entregados a la orgía… “El rey estaba embotado por el vino. La pasión lo dominaba y la razón estaba destronada. Veía solamente la sala del placer, sus invitados entregados a la orgía, la mesa del banquete, el vino centelleante, las luces deslumbrantes y la joven que bailaba delante de él. En la temeridad del momento, deseó hacer algún acto de ostentación que le exaltase delante de los grandes de su reino… “El juramento había sido hecho en honor de sus huéspedes, y si uno de ellos hubiese pronunciado una palabra contra el cumplimiento de su promesa, habría salvado gustosamente al profeta… Ninguna voz se alzó para salvar la vida del mensajero del cielo. Esos hombres ocupaban altos puestos de confianza en la nación y sobre ellos descansaban graves responsabilidades; sin embargo, se habían entregado al banqueteo y la borrachera hasta que sus sentidos estaban embotados” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 192, 193).

EJECUCIÓN DEL PROFETA INOCENTE

5

¿Qué sucedió en ese día terrible aunque el rey se sentiá muy apenado por ello? ¿Qué cadenas lo ataban? Marcos 6:26-28; Lucas 3:19, 20.

“Herodes esperó en vano ser dispensado de su juramento; luego ordenó, de mala gana, la ejecución del profeta. Pronto fue traída la cabeza de Juan a la presencia del rey y sus huéspedes... La orgía de una noche había costado la vida de uno de los mayores profetas… “La cabeza de Juan el Bautista fue llevada a Herodías, quien la recibió con feroz satisfacción. Se regocijaba en su venganza y se lisonjeaba de que la conciencia de Herodes ya no le perturbaría. Pero su pecado no le dio felicidad. Su nombre se hizo notorio y aborrecido, mientras que Herodes estuvo más atormentado por el remordimiento que antes por las amonestaciones del profeta. La influencia de las enseñanzas de Juan no se hundió en el silencio; había de extenderse a toda generación hasta el fin de los tiempos. “El pecado de Herodes estaba siempre delante de él. Constantemente procuraba hallar alivio de las acusaciones de su conciencia culpable… siempre temeroso de que una maldición pesara sobre él… “Los pensamientos del pecador son sus acusadores; no podría sufrir tortura más intensa que los aguijones de una conciencia culpable, que no le deja descansar ni de día ni de noche” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 193-195). 15


NINGUNO MAYOR QUE JUAN EL BAUTISTA

6

¿Qué maravilloso testimonio dio Jesús de este fiel testigo de Dios? ¿Qué había sido declarado por un ángel antes de su nacimiento? Mateo 11:11, 14; Lucas 1:14-17.

“Juan el Bautista había sido el primero en proclamar el reino de Cristo, y fue también el primero en sufrir… “Aparte del gozo que Juan hallaba en su misión, su vida había sido llena de pesar. Su voz se había oído rara vez fuera del desierto. Tuvo el destino de un solitario. No se le permitió ver los resultados de sus propios trabajos. No tuvo el privilegio de estar con Cristo, ni de presenciar la manifestación del poder divino que acompañó a la luz mayor. No le tocó ver a los ciegos recobrar la vista, a los enfermos sanar y a los muertos resucitar. No contempló la luz que resplandecía a través de cada palabra de Cristo, derramando gloria sobre las promesas de la profecía. El menor de los discípulos que contempló las poderosas obras de Cristo y oyó sus palabras, era en este sentido más privilegiado que Juan el Bautista, y por lo tanto se dice que es mayor que él” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 191, 192).

7

¿Qué gran privilegio tuvo Juan el Bautista que no tuvo ningún otro profeta? ¿Qué misión similar tienen los que viven justamente antes de la segunda venida de Jesús? Mateo 11:13, 12.

“Fue enviado a pregonar el advenimiento del Salvador, y a invitar a la gente a prepararse para su venida. Tan fielmente cumplió su misión, que al recordar la gente lo que había enseñado acerca de Jesús, podía decir: ‘Todo lo que Juan dijo de éste, era verdad.’ Cada discípulo del Maestro está llamado a dar semejante testimonio de Cristo. “Como heraldo del Mesías, Juan fue ‘más que profeta.’ Porque mientras que los profetas habían visto desde lejos el advenimiento de Cristo, le fue dado a Juan contemplarle, oír el testimonio del cielo en cuanto a su carácter de Mesías, y presentarle a Israel como el Enviado de Dios. Sin embargo, Jesús dijo: ‘El que es más pequeño en el reino de los cielos, mayor es que él.’ “El profeta Juan era el eslabón que unía las dos dispensaciones. Como representante de Dios, se dedicaba a mostrar la relación de la ley y los profetas con la dispensación cristiana. Era la luz menor, que había de ser seguida por otra mayor” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 191).

Meditación: “… Pero por causa de los millares que en años ulteriores debían pasar de la cárcel a la muerte, Juan había de beber la copa del martirio. Mientras los discípulos de Jesús languideciesen en solitarias celdas, o pereciesen por la espada, el potro o la hoguera, aparentemente abandonados de Dios y de los hombres, ¡qué apoyo iba a ser para su corazón el pensamiento de que Juan el Bautista, cuya fidelidad Cristo mismo atestiguó, había experimentado algo similar!, “La misma muerte le puso para siempre fuera del alcance de la tentación… “A Juan el Bautista, como a aquellos que vinieron después de él, se aseguró: ‘He aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 196.) Estudio adicional: Juan 3:22-30; El Deseado de Todas las Gentes, págs. 186-198. Repaso: Resumir en pocas palabras los principales pensamientos de esta lección. 16


Sábado

Lección

4

23

Julio

El que da Paz “Echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros” 1 Pedro 5:7. -“Los que aceptan la palabra de Cristo al pie de la letra, y entregan su alma a su custodia, y su vida para que Él la ordene, hallarán paz y quietud. Ninguna cosa del mundo puede entristecerlos cuando Jesús los alegra con su presencia. En la perfecta aquiescencia hay descanso perfecto. El Señor dice: ‘Tú le guardarás en completa paz, cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti se ha confiado” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 298).

MISERIA, PREOCUPACIÓN Y AFLICCIÓN

1

¿Qué ha caracterizado la existencia de la humanidad desde la caída en el pecado? Job 14:1; 5:6, 7; Salmo 102:3.

“Sépanlo o no, todos están cansados y cargados. Todos están agobiados con cargas que únicamente Cristo puede suprimir. La carga más pesada que llevamos es la del pecado. Si se nos deja solos para llevarla, nos aplastará. Pero el Ser sin pecado tomó nuestro lugar. ‘Jehová cargó en Él el pecado de todos nosotros.’ Él llevó la carga de nuestra culpabilidad. Él sacará la carga de nuestros hombros cansados. Nos dará reposo. Llevará también la carga de congoja y pesar. Nos invita a confiarle todos nuestros cuidados, porque nos lleva sobre su corazón” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 295).

2

¿Qué hace la gente para obviar las cargas cotidianas? Isaías 55:2; Jeremías 2:13.

“Dios sabe que si fuéramos dejados para seguir nuestras propias inclinaciones, para ir sólo donde nos lleve nuestra voluntad, caeríamos en las trampas de Satanás y nos convertiríamos en poseedores de sus atributos. Por lo tanto, la ley de Dios nos restringe a la voluntad de Aquel que es alto, noble y elevador. Él desea que paciente y sabiamente asumamos los deberes del servicio. 17


Es para nuestro bien presente y eterno hacer las obras de Dios. Si su voluntad es aceptada con alegría y agradecimiento, los resultados se verán en el servicio ofrecido y en el carácter desarrollado” (Señales de los Tiempos, 22 de julio, 1897).

UNO QUE MERECE CONFIANZA

3

¿En quién no se ha de confiar? Salmo 146:3, 4; Jeremías 17:5.

“Aferraos del brazo de Dios y decid: ‘Yo soy nada y Tú eres todo. Tú has dicho: Separados de mí nada podéis hacer. Ahora bien, Señor, debo tenerte a ti morando en mí, para que yo pueda morar en ti’. Luego avanzad paso tras paso mediante una fe viviente, morando en Jesucristo. Esto es llevar su yugo, el yugo de la obediencia (MS 859, 1901)” (Comentario Bíblico Adventista, Tomo 5, pág. 1067).

4

¿A quién se le prometió felicidad en el Antiguo Testamento? ¿Con qué promesa confirmó Jesús esta verdad? Salmos 146:5; 147:3; Mateo 11:28.

“Venid a mí,’ es su invitación. Cualesquiera que sean nuestras ansiedades y pruebas, presentemos nuestro caso ante el Señor. Nuestro espíritu será fortalecido para poder resistir. Se nos abrirá el camino para librarnos de estorbos y dificultades. Cuanto más débiles e impotentes nos reconozcamos, tanto más fuertes llegaremos a ser en su fortaleza. Cuanto más pesadas nuestras cargas, más bienaventurado el descanso que hallaremos al echarlas sobre el que las puede llevar. El descanso que Cristo ofrece depende de ciertas condiciones, pero éstas están claramente especificadas. Son tales que todos pueden cumplirlas. Él nos dice exactamente cómo se ha de hallar su descanso” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 296).

5

¿Qué otras promesas revelan el gran amor atrayente de Dios? Juan 6:37; 10:9.

“El Hermano Mayor de nuestra familia humana está al lado del trono eterno. Mira a toda alma que se vuelve hacia Él como al Salvador. Sabe por experiencia cuáles son las debilidades de la humanidad, cuáles son nuestras necesidades, y en qué reside la fuerza de nuestras tentaciones, porque fue tentado en todo punto, así como nosotros, aunque sin pecar. Él vela sobre ti, tembloroso hijo de Dios. ¿Estás tentado? Él te librará. ¿Eres débil? Él te fortalecerá. ¿Eres ignorante? Te iluminará. ¿Estás herido? Te sanará. 18


El Señor ‘cuenta el número de las estrellas;’ y sin embargo, ‘sana a los quebrantados de corazón, y liga sus heridas’” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 295, 296).

GRANDES BENDICIONES SIGUEN AL SOMETIMIENTO A ÉL

6

¿Qué respuestas al llamado de amor de Dios resultarán en el alivio de la carga del pecado? ¿Cómo son descritas la paz y la bendición derivadas de esto? Mateo 11:29; Isaía 55:3; 48:18.

“Aprended de mí –dice Jesús,– que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso. Debemos entrar en la escuela de Cristo, aprender de su mansedumbre y humildad. La redención es aquel proceso por el cual el alma se prepara para el cielo. Esa preparación significa conocer a Cristo. Significa emanciparse de ideas, costumbres y prácticas que se adquirieron en la escuela del príncipe de las tinieblas. El alma debe ser librada de todo lo que se opone a la lealtad a Dios. “En el corazón de Cristo, donde reinaba perfecta armonía con Dios, había perfecta paz. Nunca le halagaban los aplausos, ni le deprimían las censuras o el chasco. En medio de la mayor oposición o el trato más cruel, seguía de buen ánimo. Pero muchos de los que profesan seguirle tienen un corazón ansioso y angustiado porque temen confiarse a Dios. No se entregan completamente a Él, porque rehúyen las consecuencias que una entrega tal puede significar. A menos que se rindan así a Él, no podrán hallar paz” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 297, 298).

7

¿Qué enorme diferencia hay entre nuestro yugo de pecado y su yugo? Mateo 11:30; 1 Juan 5:3; Isaías 55:1.

“Hay una condición para el descanso y la paz que aquí nos ofrece Cristo: es la de unirnos al yugo de Él. Todos los que acepten esta condición encontrarán que el yugo de Cristo los ayudará a llevar cada carga que necesitan llevar. Si Cristo no está a nuestro lado para llevar la parte más pesada de la carga, ciertamente diremos que es pesada. Pero unidos con Él al carro del deber, todas las cargas de la vida pueden ser fácilmente llevadas. Y en la proporción en que una persona procede con obediencia voluntaria ante los requerimientos de Dios, recibirá paz en su mente. Él dará evidencia de un juicio claro y un carácter determinado en cooperar con Dios para redimirse a sí mismo por medio de la fe en Cristo” 19


“Para el seguidor fiel de Cristo hay placer en hacer las cosas que Cristo ha hecho a su favor. No tendrá los requisitos de Dios como una exacción arbitraria sino como una descripción clara de su única salvaguarda de los avances del enemigo astuto, el cual siempre está buscando cómo enredar sus pies y hacer su camino dificultoso” (Señales de los Tiempos, 22 de julio, 1897).

Meditación

“La mansedumbre y la humildad caracterizarán a todos los que sean obedientes a la ley de Dios, a todos los que lleven el yugo de Cristo con mansedumbre. Y esas gracias proporcionarán el deseable resultado de la paz en el servicio de Cristo. Al aprender de la mansedumbre y humildad de Cristo someteremos el ser entero a su control. Entonces la gracia transformadora de Cristo obrará en el corazón y carácter, haciendo a seres humanos, caídos en pecado, completos en Él”. (Señales de los Tiempos, 22 de julio, 1897).

Estudio adicional Isaías 26:3; 48:17; El Deseado de Todas las Gentes, págs. 296-300.

Reflexión personal ¿Qué he elegido, mi voluntad o la del Señor? ¿Qué obstáculos impiden rendir mi voluntad a Él? ¿Qué experiencias he tenido después de aceptar el yugo de Jesús?

20


Lección

5

Sábado

30

Julio

Calmando la Tempestad “Somos tan impotentes en esto como los discípulos para calmar la rugiente tempestad. Pero el que calmó las olas de Galilea ha pronunciado la palabra que puede impartir paz a cada alma. Por fiera que sea la tempestad, los que claman a Jesús: ‘Señor, sálvanos’ hallarán liberación. Su gracia, que reconcilia al alma con Dios, calma las contiendas de las pasiones humanas, y en su amor el corazón descansa. ‘Hace parar la tempestad en sosiego, y se apaciguan sus ondas. Alégranse luego porque se reposaron; y Él los guía al puerto que deseaban.’ ‘Justificados pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.’ ‘Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de justicia, reposo y seguridad para siempre” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 303, 304).

LA TEMPESTAD EN EL LAGO

1

Después de un largo día, ¿qué instrucción dio Jesús a sus discípulos? Marcos 4:35, 36.

2

Poco después de su partida, ¿qué hizo Jesús? ¿Qué sucedió de pronto? Lucas 8:23; Marcos 4:37.

“Durante todo el día había estado enseñando y sanando; y al llegar la noche, las muchedumbres se agolpaban todavía en derredor de Él. Día tras día, las había atendido, sin detenerse casi para comer y descansar. Las críticas maliciosas y las falsas representaciones con que los fariseos le perseguían constantemente, hacían sus labores más pesadas y agobiadoras. Y ahora el fin del día le hallaba tan sumamente cansado que resolvió retirarse a algún lugar solitario al otro lado del lago… “El Salvador estaba por fin aliviado de la presión de la multitud, y, vencido por el cansancio y el hambre, se acostó en la popa del barco y no tardó en quedarse dormido. El anochecer había sido sereno y plácido, y la calma reinaba sobre el lago. Pero de repente las tinieblas cubrieron el cielo, bajó un viento furioso por los desfiladeros de las montañas, que se abrían a lo largo de la orilla oriental, y una violenta tempestad estalló sobre el lago” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 300, 301). 21


SEÑOR DEL VIENTO Y DEL MAR

3

¿Cuán desesperante se volvió la situación? ¿Qué grito expresó el temor de los discípulos? Lucas 8:24, primera parte; Marcos 4:38.

“El sol se había puesto y la negrura de la noche se asentó sobre el tormentoso mar. Las olas, agitadas por los furiosos vientos, se arrojaban bravías contra el barco de los discípulos y amenazaban hundirlo. Aquellos valientes pescadores habían pasado su vida sobre el lago, y habían guiado su embarcación a puerto seguro a través de muchas tempestades; pero ahora su fuerza y habilidad no valían nada. Se hallaban impotentes en las garras de la tempestad, y desesperaron al ver cómo su barco se anegaba. “Absortos en sus esfuerzos para salvarse, se habían olvidado de que Jesús estaba a bordo. Ahora, reconociendo que eran vanas sus labores y viendo tan sólo la muerte delante de sí, se acordaron de Aquel a cuya orden habían emprendido la travesía del mar. En Jesús se hallaba su única esperanza. En su desamparo y desesperación clamaron: ‘¡Maestro, Maestro!’ Pero las densas tinieblas le ocultaban de su vista. Sus voces eran ahogadas por el rugido de la tempestad y no recibían respuesta. La duda y el temor los asaltaban. ¿Les habría abandonado Jesús? ¿Sería ahora impotente para ayudar a sus discípulos Aquel que había vencido la enfermedad, los demonios y aun la muerte? ¿No se acordaba de ellos en su angustia?” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 301).

4

¿Cómo reaccionó Jesús a su llamado de ayuda? ¿Qué revelaron sus acciones con respecto a su amor y poder? Marcos 4:39; Lucas 8:24, última parte.

“Sus clamores despertaron a Jesús. Pero al iluminarle el resplandor del rayo, vieron la paz del cielo reflejada en su rostro; leyeron en su mirada un amor abnegado y tierno, y sus corazones se volvieron a Él para exclamar: ‘Señor, sálvanos, que perecemos.’ “Nunca dio un alma expresión a este clamor sin que fuese oído. Mientras los discípulos asían sus remos para hacer un postrer esfuerzo, Jesús se levantó. De pie en medio de los discípulos, mientras la tempestad rugía, las olas se rompían sobre ellos y el relámpago iluminaba su rostro, levantó la mano, tan a menudo empleada en hechos de misericordia, y dijo al mar airado: ‘Calla, enmudece’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 302).

5

¿Qué les dijo Jesús? ¿Qué reveló su emergencia? Marcos 4:40.

Reflexión: ¿Cómo actuaríamos nosotros en una situación similar? “La tempestad cesó. Las olas reposaron. Disipáronse las nubes y las estrellas volvieron a resplandecer. El barco descansaba sobre un mar sereno. Entonces, volviéndose a sus discípulos, Jesús les preguntó con tristeza: ‘¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 302). 22


DANDO ÓRDENES AL VIENTO Y AL MAR

6

¿Qué demostró el asombro de los discipulos ante la orden del Maestro al viento y al mar? Mateo 8:27; Marcos 4:41; Lucas 8:25.

Reflexión: ¿Qué tiene especial importancia para nosotros en esta experiencia? “Así como Jesús reposaba por la fe en el cuidado del Padre, así también hemos de confiar nosotros en el cuidado de nuestro Salvador. Si los discípulos hubiesen confiado en Él, habrían sido guardados en paz. Su temor en el tiempo de peligro reveló su incredulidad. En sus esfuerzos por salvarse a sí mismos, se olvidaron de Jesús; y únicamente cuando desesperando de lo que podían hacer, se volvieron a Él, pudo ayudarles” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 303).

7

Además de las tempestades físicas, ¿qué otras tormentas puede subyugar el Señor? ¿Qué se necesita para que esto ocurra? Efesios 2:14, primera parte; Juan 14:27.

“¡Cuán a menudo experimentamos nosotros lo que experimentaron los discípulos! Cuando las tempestades de la tentación nos rodean y fulguran los fieros rayos y las olas nos cubren, batallamos solos con la tempestad, olvidándonos de que hay Uno que puede ayudarnos. Confiamos en nuestra propia fuerza hasta que perdemos nuestra esperanza y estamos a punto de perecer. Entonces nos acordamos de Jesús, y si clamamos a Él para que nos salve, no clamaremos en vano. Aunque Él con tristeza reprende nuestra incredulidad y confianza propia, nunca deja de darnos la ayuda que necesitamos. En la tierra o en el mar, si tenemos al Salvador en nuestro corazón, no necesitamos temer. La fe viva en el Redentor serenará el mar de la vida y de la manera que Él reconoce como la mejor nos librará del peligro” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 303).

Meditación

“La vida de cada hombre testifica acerca de la verdad de las palabras de la Escritura: ‘Los impíos son como la mar en tempestad, que no puede estarse quieta… No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos.’ El pecado ha destruido nuestra paz. Mientras el yo no está subyugado, no podemos hallar descanso. Las pasiones predominantes en el corazón no pueden ser regidas por facultad humana alguna” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 303).

Estudio adicional El Deseado de Todas las Gentes, págs. 301-310.

Completar el texto siguiente:

“Y ___________, reprendió al _____________, y dijo al __________, Calla, enmudece. Y ________________ y se hizo ____________________.” 23


Paz en la

tormenta

Muchas veces enfrentamos etapas muy difíciles en nuestra vida donde la depresión y soledad inundan nuestra alma, y no parece haber salida ni esperanza. Intentamos librarnos de ella pero es imposible... Creemos que sí podemos y luchamos solos, hasta que casi a punto de zozobrar, Jesús nos recuerda que el está a nuestro lado y que no hay razón para temer.

El pecado ha destruido nuestra paz. Mientras el yo no esté subyugado, no podemos hallar descanso.

Dios con su poder es el único que puede calmar las tempestades de nuestra vida. Confía en su palabra, su amor y su cuidado y el te dará la fuerza y paz necesarias. 24

“La paz os dejo mi paz os doy” S. Juan 14.27


Lección

6

Sábado

6

Agosto

Sanidad por medio de un Toque “Muchos consideran la fe como una opinión. La fe salvadora es una transacción, por la cual los que reciben a Cristo se unen en un pacto con Dios. Una fe viva entraña un aumento de vigor y una confianza implícita que, por medio de la gracia de Cristo, dan al alma un poder vencedor. La fe es más poderosa que la muerte para vencer. Si logramos que los enfermos fijen sus miradas con fe en el poderoso Médico, veremos resultados maravillosos. Esto vivificará tanto al cuerpo como al alma” (El Ministerio de Curación, págs. 40, 41).

AÑOS BUSCANDO SANIDAD

1

¿Qué había sufrido una mujer durante doce años sin encontrar alivio? Marcos 5:25, 26.

“Mientras se dirigía a la casa del príncipe, Jesús había encontrado en la muchedumbre una pobre mujer que durante doce años había estado sufriendo de una enfermedad que hacía de su vida una carga. Había gastado todos sus recursos en médicos y remedios, con el único resultado de ser declarada incurable” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 311).

2

¿Qué creía ella sobre Jesús? Mateo 9:21; Marcos 5:28.

“Pero sus esperanzas revivieron cuando oyó hablar de las curaciones de Cristo. Estaba segura de que si podía tan sólo ir a Él, sería sanada. Con debilidad y sufrimiento, vino a la orilla del mar donde estaba enseñando Jesús y trató de atravesar la multitud, pero en vano. Luego le siguió desde la casa de Leví Mateo, pero tampoco pudo acercársele. Había empezado a desesperarse, cuando, mientras Él se abría paso por entre la multitud, llegó cerca de donde ella se encontraba” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 311). 25


LA FE EN ACCIÓN

3

Al haber oído todo sobre los maravillosos milagros de Jesús, ¿qué hizo? Marcos 5:27.

“Había llegado su áurea oportunidad. ¡Se hallaba en presencia del gran Médico! Pero entre la confusión no podía hablarle, ni lograr más que vislumbrar de paso su figura. Con temor de perder su única oportunidad de alivio, se adelantó con esfuerzo, diciéndose: ‘Si tocare tan solamente su vestido, seré salva” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 311).

4

¿Qué sucedió inmediatamente como consecuencia de su toque de fe? Marcos 5:29; Lucas 8:44.

“Y mientras Él pasaba, ella extendió la mano y alcanzó a tocar apenas el borde de su manto; pero en aquel momento supo que había quedado sana. En aquel toque se concentró la fe de su vida, e instantáneamente su dolor y debilidad fueron reemplazados por el vigor de la perfecta salud” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 311).

TESTIFICANDO DE JESÚS Y SU PODER

5

¿Qué notó Jesús? Humanamente hablando, ¿era lógica esta pregunta? Marcos 5:30; Lucas 8:45, 46.

“Con corazón agradecido, trató entonces de retirarse de la muchedumbre; pero de repente Jesús se detuvo y la gente también hizo alto. Jesús se dio vuelta, y mirando en derredor preguntó con una voz que se oía distintamente por encima de la confusión de la multitud: ‘¿Quién es el que me ha tocado?’ La gente contestó esta pregunta con una mirada de asombro. Como se le codeaba de todos lados, y se le empujaba rudamente de aquí para allá parecía una pregunta extraña. “Pedro, siempre listo para hablar, dijo: ‘Maestro, la compañía te aprieta y oprime, y dices: ¿Quién es el que me ha tocado?’ Jesús contestó: ‘Me ha tocado alguien; porque yo he conocido que ha salido virtud de mí.’ El Salvador podía distinguir el toque de la fe del contacto casual de la muchedumbre desprevenida. Una confianza tal no debía pasar sin comentario. Él quería dirigir a la humilde mujer palabras de consuelo que fuesen para ella un manantial de gozo; palabras que fuesen una bendición para sus discípulos hasta el fin del tiempo” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 311, 312). 26


6

¿De qué manera las palabras del Salvador y su amor hicieron que la mujer que fue sanada diera un testimonio de gratitud? Marcos 5:32, 33; Lucas 8:47.

“Mirando hacia la mujer, Jesús insistió en saber quién le había tocado. Hallando que era vano tratar de ocultarse, ella se adelantó temblorosa, y se echó a los pies de Jesús. Con lágrimas de agradecimiento, relató la historia de sus sufrimientos y cómo había hallado alivio… “Después de sanar a la mujer, Jesús deseó que ella reconociese la bendición recibida. Los dones del Evangelio no se obtienen a hurtadillas ni se disfrutan en secreto. Así también el Señor nos invita a confesar su bondad. ‘Vosotros pues sois mis testigos, dice Jehová, que yo soy Dios.’ “Nuestra confesión de su fidelidad es el factor escogido por el Cielo para revelar a Cristo al mundo. Debemos reconocer su gracia como fue dada a conocer por los santos de antaño; pero lo que será más eficaz es el testimonio de nuestra propia experiencia. Somos testigos de Dios mientras revelamos en nosotros mismos la obra de un poder divino. Cada persona tiene una vida distinta de todas las demás y una experiencia que difiere esencialmente de la suya. Dios desea que nuestra alabanza ascienda a Él señalada por nuestra propia individualidad. Estos preciosos reconocimientos para alabanza de la gloria de su gracia, cuando son apoyados por una vida semejante a la de Cristo, tienen un poder irresistible que obra para la salvación de las almas” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 312, 313).

7

¿Qué consuelo y seguridad le dio Jesús a la mujer que temblaba? ¿Qué parte desempeñó su fe en su sanidad? Mateo 9:22; Lucas 8:48; Marcos 5:34.

Pregunta personal: ¿Cómo aplicas este principio en tu vida? “Jesús le dijo amablemente: ‘Hija, tu fe te ha salvado: ve en paz.’ Él no dio oportunidad a que la superstición proclamase que había una virtud sanadora en el mero acto de tocar sus vestidos. No era mediante el contacto exterior con Él, sino por medio de la fe que se aferraba a su poder divino, cómo se había realizado la curación… “Para nuestro propio beneficio, debemos refrescar en nuestra mente todo don de Dios. Así se fortalece la fe para pedir y recibir siempre más. Hay para nosotros mayor estímulo en la menor bendición que recibimos de Dios, que en todos los relatos que podemos leer de la fe y experiencia ajenas. El alma que 27


responda a la gracia de Dios será como un jardín regado. Su salud brotará rápidamente; su luz saldrá en la obscuridad, y la gloria del Señor le acompañará. Recordemos, pues, la bondad del Señor, y la multitud de sus tiernas misericordias. Como el pueblo de Israel, levantemos nuestras piedras de testimonio, e inscribamos sobre ellas la preciosa historia de lo que Dios ha hecho por nosotros. Y mientras repasemos su trato con nosotros en nuestra peregrinación, declaremos, con corazones conmovidos por la gratitud: ‘¿Qué pagaré a Jehová por todos sus beneficios para conmigo? Tomaré la copa de la salud, e invocaré el nombre de Jehová. Ahora pagaré mis votos a Jehová delante de todo su pueblo’” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 312, 314).

Meditación

“Pero la enferma que lo tocó con fe, quedó curada. Así también en las cosas espirituales, el contacto casual difiere del contacto de la fe. La mera creencia en Cristo como Salvador del mundo no imparte sanidad al alma. La fe salvadora no es un simple asentimiento a la verdad del Evangelio. La verdadera fe es la que recibe a Cristo como un Salvador personal. Dios dio a su Hijo unigénito, para que yo, mediante la fe en Él, ‘no perezca, mas tenga vida eterna’ (S. Juan 3:16, V.M.). Al acudir a Cristo, conforme a su palabra, he de creer que recibo su gracia salvadora. La vida que ahora vivo, la debo vivir ‘en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó, y se entregó a sí mismo por mí’ (Gálatas 2:20) ” (El Ministerio de Curación, pág. 40)

Estudio adicional

El Deseado de Todas las Gentes, págs. 311-315; El Ministerio de la Curación, págs. 42-49.

Invitación

No tardes más en extender tu mano al poder divino del Salvador y ejercita el toque de la fe.

28


Lección

7

Sábado

13

Agosto

Trabajando como Misioneros “Mientras Jesús ministraba a las vastas muchedumbres que se congregaban en derredor de Él, sus discípulos le acompañaban, ávidos de hacer cuanto les pidiera y de aliviar su labor. Ayudaban a ordenar a la gente, traían a los afligidos al Salvador y procuraban la comodidad de todos. Estaban alerta para discernir a los oyentes interesados, les explicaban las Escrituras y de diversas maneras trabajaban para su beneficio espiritual. Enseñaban lo que habían aprendido de Jesús y obtenían cada día una rica experiencia. Pero necesitaban también aprender a trabajar solos. Les faltaba todavía mucha instrucción, gran paciencia y ternura. Ahora, mientras Él estaba personalmente con ellos para señalarles sus errores, aconsejarlos y corregirlos, el Salvador los mandó como representantes suyos” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 315).

LA MISIÓN MÁS ELEVADA

1

¿Qué misión divina le confió Jesús a sus discípulos? ¿Qué maravilloso mensaje tenían que proclamar y qué poder se les dio para llevar a cabo su misión? Mateo 10:5-8, 1.

“El mensaje de los discípulos era el mismo que el de Juan el Bautista y el de Cristo mismo: ‘El reino de los cielos se ha acercado.’ No debían entrar en controversia con la gente acerca de si Jesús de Nazaret era el Mesías; sino que en su nombre debían hacer las mismas obras de misericordia que Él había hecho. Les ordenó: ‘Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios: de gracia recibisteis, dad de gracia’… “Estos discípulos debían ser heraldos de la verdad y preparar el camino para la venida de su Maestro. El mensaje que tenían que dar era la palabra de vida eterna, y el destino de los hombres dependía de que lo aceptasen o rechazasen” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 316, 318). 29


2

¿Cómo los organizó Jesús para el servicio? ¿Cómo deberían ser suplidas sus necesidades físicas? Marcos 6:7; Mateo 10:9, 10.

“Ninguno fue enviado solo, sino que el hermano iba asociado con el hermano, el amigo con el amigo. Así podían ayudarse y animarse mutuamente, consultando y orando juntos, supliendo cada uno la debilidad del otro. De la misma manera, envió más tarde a los setenta. Era el propósito del Salvador que los mensajeros del Evangelio se asociaran de esta manera. En nuestro propio tiempo la obra de evangelización tendría mucho más éxito si se siguiera fielmente este ejemplo…“Su preparación para el viaje debía ser de lo más sencilla. No debían permitir que cosa alguna distrajese su atención de su gran obra, despertase oposición o cerrase la puerta a labores ulteriores… No debían entrar en las sinagogas y convocar a las gentes a cultos públicos; sus esfuerzos debían limitarse al trabajo de casa en casa… Debían entrar en la morada con el hermoso saludo: ‘Paz sea a esta casa.’ Ese hogar iba a ser bendecido por sus oraciones, sus cantos de alabanza y la presentación de las Escrituras en el círculo de la familia” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 316–318).

OPOSICIÓN Y APOYO

3

¿Qué tipo de recibimiento les dijo el Maestro que debían esperar? Mateo 10:14, 16-18. ¿De qué manera esta instrucción a sus discípulos se aplica a nosotros hoy?

“Ahora el ojo del Salvador penetra lo futuro… Su mirada profética abarca lo que experimentarán sus siervos a través de todos los siglos hasta que vuelva por segunda vez. Muestra a sus seguidores los conflictos que tendrán que arrostrar; revela el carácter y el plan de la batalla. Les presenta los peligros que deberán afrontar, la abnegación que necesitarán. Desea que cuenten el costo, a fin de no ser sorprendidos inadvertidamente por el enemigo. Su lucha no había de reñirse contra la carne y la sangre… El Espíritu Santo, el representante del Capitán de la hueste del Señor, baja a dirigir la batalla. Nuestras flaquezas pueden ser muchas, y graves nuestros pecados y errores; pero la gracia de Dios es para todos los que, contritos, la pidan. El poder de la Omnipotencia está listo para obrar en favor de los que confían en Dios. “Los que se ven envueltos en una controversia con los enemigos de la verdad, tienen que arrostrar no sólo a los hombres, sino a Satanás y sus agentes… Confíen en el amor de Dios, y su espíritu se conservará sereno, aun bajo los insultos personales. El Salvador los revestirá con una panoplia divina. Su Espíritu 30


Santo influirá en la mente y en el corazón, de manera que la voz no copiará las notas de los aullidos de los lobos” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 318–320).

4

¿Qué apoyo se les prometió, particularmente cuando debieron afrontar la persecución? ¿Qué oposición sería particularmente difícil de soportar para sus testimonios? Mateo 10:19-21.

“La persecución esparcirá la luz. Los siervos de Cristo serán llevados ante los grandes de la tierra, quienes, de otra manera, nunca habrían oído tal vez el Evangelio. La verdad ha sido presentada falsamente a estos hombres. Han escuchado falsas acusaciones contra la fe de los discípulos de Cristo. Con frecuencia su único medio de conocer el verdadero carácter de esta fe es el testimonio de aquellos que son llevados a juicio por ella. En el examen, se les pide que contesten, y sus jueces escuchan el testimonio dado. La gracia de Dios será concedida a sus siervos para hacer frente a la emergencia… Al iluminar el Espíritu de Dios la mente de sus siervos, la verdad será presentada con su poder divino y su alto valor. Los que rechazan la verdad se levantarán para acusar y oprimir a los discípulos… “Los siervos de Cristo no habían de preparar discurso alguno para pronunciarlo cuando fuesen llevados a juicio. Debían hacer su preparación día tras día al atesorar las preciosas verdades de la Palabra de Dios, y al fortalecer su fe por la oración. Cuando fuesen llevados a juicio, el Espíritu Santo les haría recordar las verdades que necesitasen… “Pero si algunos hubiesen descuidado el familiarizarse con las palabras de Cristo… no podrían esperar que el Espíritu Santo les hiciese recordar sus palabras” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 320, 321).

LA VICTORIA SOBRE EL MIEDO

5

¿Qué otros principios transmitió Jesús a sus discípulos al igual que a sus testigos en todas las edades? Mateo 10:26-28.

“Los siervos de Cristo son llamados a hacer la misma obra, y deben velar, no sea que al tratar de evitar la discordia, traicionen la verdad. Han de seguir ‘lo que hace a la paz,’ pero la verdadera paz no puede obtenerse traicionando los buenos principios. Y ningún hombre puede ser fiel a estos principios sin excitar oposición. Un cristianismo espiritual recibirá la oposición de los hijos de la desobediencia… Los que son fieles a Dios no necesitan temer el poder de los hombres ni la enemistad de Satanás. En Cristo está segura su vida eterna. Lo único que han de temer es traicionar la verdad, y así el cometido con que Dios los honró… 31


“Ni siquiera un gorrión cae al suelo sin que lo note el Padre. El odio de Satanás contra Dios le induce a odiar todo objeto del cuidado del Salvador. Trata de arruinar la obra de Dios y se deleita en destruir aun a los animales. Es únicamente por el cuidado protector de Dios cómo los pájaros son conservados para alegrarnos con sus cantos de gozo. Pero Él no se olvida ni aun de los pájaros. ‘Así que, no temáis: más valéis vosotros que muchos pajarillos’” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 322, 323).

GOZO EN LA DIFUSIÓN DEL MENSAJE

6

¿Cuál será el resultado para todos los que difunden las buenas nuevas y confiesan el nombre de Jesús sin temor? ¿Cuán profundo es el amor de quien pone el reino de los cielos en primer lugar? Mateo 10:32, 33, 37.

“El que quiera confesar a Cristo debe tener a Cristo en sí. No puede comunicar lo que no recibió. Los discípulos podían hablar fácilmente de las doctrinas, podían repetir las palabras de Cristo mismo; pero a menos que poseyeran una mansedumbre y un amor como los de Cristo, no le estaban confesando. Un espíritu contrario al espíritu de Cristo le negaría, cualquiera que fuese la profesión de fe. Los hombres pueden negar a Cristo calumniando, hablando insensatamente y profiriendo palabras falsas o hirientes. Pueden negarle rehuyendo las cargas de la vida, persiguiendo el placer pecaminoso. Pueden negarle conformándose con el mundo, siguiendo una conducta descortés, amando sus propias opiniones, justificando al yo, albergando dudas, buscando dificultades y morando en tinieblas. De todas estas maneras, declaran que Cristo no está en ellos. Y ‘cualquiera que me negare delante de los hombres dice Él, le negaré yo también delante de mi Padre que está en los cielos” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 324).

7

Cuando una persona recibe el mensaje de Dios y a sus mensajeros, ¿a quién recibe realmente? ¿Cuál será la consecuencia de sus actos? Mateo 10:40-42.

“La misión de los siervos de Cristo es un alto honor y un cometido sagrado. ‘El que os recibe a vosotros dice Él, a mí recibe; y el que a mí recibe, recibe al que me envió.’ Ningún acto de bondad a ellos manifestado en su nombre dejará de ser reconocido y recompensado. Y en el mismo tierno reconocimiento, Él incluye a los más débiles y humildes miembros de la familia de Dios. 32


‘Cualquiera que diere a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente a aquellos que son como niños en su fe y conocimiento de Cristo, en nombre de discípulo, de cierto os digo, que no perderá su recompensa” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 324, 325).

Meditación

“Los seguidores de Cristo han de trabajar como Él obró. Hemos de alimentar a los hambrientos, vestir a los desnudos y consolar a los dolientes y afligidos. Hemos de ministrar a los que desesperan e inspirar esperanza a los descorazonados. Y para nosotros se cumplirá también la promesa: ‘Irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia.’ El amor de Cristo, manifestado en un ministerio abnegado, será más eficaz para reformar al que yerra que la espada o el tribunal. Estas cosas son necesarias para infundir terror al violador de la ley, pero el amante misionero puede hacer más que esto. Con frecuencia, el corazón se endurecerá bajo la reprensión; pero se enternecerá bajo el amor de Cristo. El misionero puede no sólo aliviar las enfermedades físicas, sino que puede conducir al pecador al gran Médico, quien es capaz de limpiar el alma de la lepra del pecado. Por medio de sus siervos, Dios quiere que los enfermos, los infortunados, los poseídos de espíritus malos, oigan su voz. Mediante sus agentes humanos, desea ser un ‘Consolador’ cuyo igual el mundo no conoce” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 316, 317).

Estudio adicional

Mateo 10:1-42; Marcos 6:7-11; Lucas 9:1-6; 10:1-24; El Deseado de Todas las Gentes, págs. 316-326.

Versículo para memorizar

“El que a vosotros recibe, a mí me recibe; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.” Mateo 10:40.

33


La Ofrenda Especial de hoy está destinada a la Iglesia del 3er. Sector Chiclayo, Misión Norte

Lección

8

Sábado

20

Agosto

Alimento para las multitudes “El acto de Cristo al suplir las necesidades temporales de una muchedumbre hambrienta, entraña una profunda lección espiritual para todos los que trabajan para Él. Cristo recibía del Padre; Él impartía a los discípulos; ellos impartían a la multitud; y las personas unas a otras. Así, todos los que están unidos a Cristo, recibirán de Él el pan de vida, el alimento celestial, y lo impartirán a otros” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 337).

SANANDO Y ENSEÑANDO A LA GENTE

1

¿Cómo se sintió Jesús cuando vio a tanta gente necesitada? ¿Qué los motivó a que le siguieran? Mateo 14:14; Lucas 9:11; Juan 6:2.

“Veía que una necesidad mayor requería su atención, mientras contemplaba a la gente que acudía y seguía acudiendo. ‘Y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no tenían pastor.’ Abandonando su retiro, halló un lugar conveniente donde pudiese atender a la gente. Ella no recibía ayuda de los sacerdotes y príncipes; pero las sanadoras aguas de vida fluían de Cristo mientras enseñaba a la multitud el camino de la salvación. “La gente escuchaba las palabras misericordiosas que brotaban tan libremente de los labios del Hijo de Dios. Oían las palabras de gracia, tan sencillas y claras que les parecían bálsamo de Galaad para sus almas. El poder sanador de su mano divina impartía alegría y vida a los moribundos, comodidad y salud a los que sufrían enfermedades. El día les parecía como el cielo en la tierra, y no se daban la menor cuenta de cuánto tiempo hacía que no habían comido” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 332, 333).

2

A medida que caía la noche, después que Jesús había pasado un largo día pronunciando palabras de consuelo a muchas personas, ¿qué le instaron sus discípulos a hacer? Mateo 14:15; Marcos 6:36.

34


“Por fin había transcurrido ya el día, el sol se estaba hundiendo en el occidente, y la gente seguía demorándose. Jesús había trabajado todo el día, sin comer ni descansar. Estaba pálido por el cansancio y el hambre, y los discípulos le rogaron que dejase de trabajar. Pero Él no podía apartarse de la muchedumbre que le oprimía de todas partes” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 333).

DADLES DE COMER

3

¿Cómo respondió el Salvador a la sugerencia? Mateo 14:16; Marcos 6:37, primera parte. ¿Cuál sería la respuesta humana típica a tal declaración?.

“Eligió un lugar agradable en el cual acomodar a la gente y les ordeno que se sentaran. Luego tomó los cinco panes y los dos pececillos. Sin duda hubo muchas conjeturas acerca de la imposibilidad de satisfacer a cinco mil hombres hambrientos…” (Testimonios para la Iglesia, tomo 6, págs. 265, 266).

4

¿Cuál fue el propósito de Jesús al preguntarle a Felipe dónde podían comprar pan para la multitud? Juan 6:5-7.

“Felipe echó una mirada sobre el mar de cabezas, y pensó cuán imposible sería alimentar a tanta gente. Respondió que doscientos denarios de pan no bastarían para que cada uno comiese un poco” (El Ministerio de Curación, pág. 29). “Los discípulos se acercaron finalmente a Él, insistiendo en que para el mismo beneficio de la gente había que despedirla. Muchos habían venido de lejos, y no habían comido desde la mañana. En las aldeas y pueblos de los alrededores podían conseguir alimentos. Pero Jesús dijo: ‘Dadles vosotros de comer,’ y luego, volviéndose a Felipe, preguntó: ‘¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?’ Esto lo dijo para probar la fe del discípulo. Felipe miró el mar de cabezas, y pensó que sería imposible proveer alimentos para satisfacer las necesidades de una muchedumbre tan grande. Contestó que doscientos denarios de pan no alcanzarían para que cada uno tuviese un poco” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 333).

ALIMENTO PARA LA MULTITUD

5

¿Cuántos hombres había además de mujeres y niños? ¿Qué hizo Jesús con la poca cantidad de alimento disponible? Mateo 14:17, 18, 21; Lucas 9:14; Mateo 14:19. 35


“Jesús ordenó que le trajesen estas cosas y luego pidió a los discípulos que hiciesen sentar a la gente sobre la hierba, en grupos de cincuenta y de cien personas, para conservar el orden, y a fin de que todos pudiesen presenciar lo que iba a hacer. Hecho esto, Jesús tomó los alimentos, y ‘alzando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a los discípulos, y los discípulos a las gentes’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 333).

6

¿Qué sucedió con los pocos panes después que el Señor los bendijo? ¿Cuánto recibió cada uno del almacén celestial? Mateo 14:20, primera parte, 21.

“La escasa provisión aumentó bajo la mano de Cristo, y Él tenía constantemente una provisión fresca para sus siervos a fin de que distribuyeran a la multitud hambrienta, hasta que hubo suficiente para todos” (Testimonios para los Ministros, pág. 350).

“Sin duda hubo muchas conjeturas acerca de la imposibilidad de satisfacer a cinco mil hombres hambrientos, además de las mujeres y los niños, con tan escasas provisiones. Pero Jesús dio gracias y puso los alimentos en las manos de los discípulos, para que los distribuyesen. A medida que lo repartían, el alimento se multiplicaba en sus manos. Después que la multitud fue alimentada los discípulos mismos se sentaron y comieron con Cristo de la provisión impartida por el cielo. Esta es una lección preciosa para cada uno de los que siguen a Cristo” (Testimonios para la Iglesia, tomo 6, pág. 266). “Al alimentar a los cinco mil, Jesús alzó el velo del mundo de la naturaleza y reveló el poder que se ejerce constantemente para nuestro bien. En la producción de las mieses terrenales, Dios obra un milagro cada día. Por medio de agentes naturales, se realiza la misma obra que fue hecha al alimentar a la multitud. Los hombres preparan el suelo y siembran la semilla, pero es la vida de Dios la que hace germinar la simiente… Es Dios quien alimenta cada día los millones con las mieses de esta tierra” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 335).

7

¿Cuántos canastos de pan sobraron después que todos hubieron comido? Mateo 14:20, última parte; Juan 6:12 ¿Qué lecciones adicionales están contenidas en este milagro?.

Y cuando somos puestos en estrecheces, debemos depender de Dios. Hemos de ejercer sabiduría y juicio en toda acción de la vida, a fin de no colocarnos en situación de prueba por procederes temerarios. No debemos sumirnos en dificultades descuidando los medios que Dios ha provisto y usando mal las facultades que nos ha dado. Los que trabajan para Cristo deben obedecer im36


plícitamente sus instrucciones. La obra es de Dios, y si queremos beneficiar a otros debemos seguir sus planes. No puede hacerse del yo un centro; el yo no puede recibir honra. Si hacemos planes según nuestras propias ideas, el Señor nos abandonará a nuestros propios errores. Pero cuando, después de seguir sus indicaciones, somos puestos en estrecheces nos librará. No hemos de renunciar a la lucha, desalentados, sino que en toda emergencia hemos de procurar la ayuda de Aquel que tiene recursos infinitos a su disposición. Con frecuencia, estaremos rodeados de circunstancias penosas, y entonces, con la más plena confianza, debemos depender de Dios. Él guardará a toda alma puesta en perplejidad por tratar de andar en el camino del Señor” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 336).

Meditación

“Los discípulos eran el medio de comunicación entre Cristo y la gente. Esto debe ser de gran estímulo para sus discípulos de hoy. Cristo es el gran centro, la fuente de toda fuerza. Sus discípulos han de recibir de Él sus provisiones. Los más inteligentes, los mejor dispuestos espiritualmente, pueden otorgar a otros solamente lo que reciben. De sí mismos, no pueden suplir en nada las necesidades del alma. Podemos impartir únicamente lo que recibimos de Cristo; y podemos recibir únicamente a medida que impartimos a otros. A medida que continuamos impartiendo, continuamos recibiendo; y cuanto más impartamos, tanto más recibiremos. Así podemos constantemente creer, confiar, recibir e impartir” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 337, 338).

Estudio adicional

Mateo 14:13-21; Marcos 6:32-44; Lucas 9:10-17; Juan 6:1-13; El Deseado de Todas las Gentes, págs. 429-442; El Ministerio de la Curación, págs. 34-38.

Confiando en la providencia

Cuando nosotros no tenemos nada, ¿cuántas posibilidades tiene el Señor?

37


Lección

9

Sábado

27

Agosto

Caminando sobre las Aguas “Día tras día, Dios instruye a sus hijos. Por las circunstancias de la vida diaria, los está preparando para desempeñar su parte en aquel escenario más amplio que su providencia les ha designado. Es el resultado de la prueba diaria lo que determina su victoria o su derrota en la gran crisis de la vida” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 345).

UN LUGAR SOLITARIO PARA ORAR

que Jesús hubo alimentado milagrosamente a la multi1 Después tud, ¿que querían hacer algunas personas e incluso sus discípulos? ¿Cuál fue la respuesta del Maestro a esto? Juan 6:14, 15.

“Durante todo el día esta convicción se había fortalecido. Ese acto culminante les aseguraba que entre ellos se encontraba el Libertador durante tanto tiempo esperado. Las esperanzas de la gente iban aumentando cada vez más. Él sería quien haría de Judea un paraíso terrenal, una tierra que fluyese leche y miel. Podía satisfacer todo deseo. Podía quebrantar el poder de los odiados romanos. Podía librar a Judá y Jerusalén. Podía curar a los soldados heridos en la batalla. Podía proporcionar alimento a ejércitos enteros. Podía conquistar las naciones y dar a Israel el dominio que deseaba desde hacía mucho tiempo.“En su entusiasmo, la gente estaba lista para coronarle rey en seguida. Se veía que Él no hacía ningún esfuerzo para llamar la atención a sí mismo, ni para atraerse honores. En esto era esencialmente diferente de los sacerdotes y los príncipes, y los presentes temían que nunca haría valer su derecho al trono de David. Consultando entre sí, convinieron en tomarle por fuerza y proclamarle rey de Israel. Los discípulos se unieron a la muchedumbre para declarar que el trono de David era herencia legítima del Maestro. Dijeron que era la modestia de Cristo lo que le hacía rechazar tal honor. Exalte el pueblo a su Libertador, pensaban. Véanse los arrogantes sacerdotes y príncipes obligados a honrar a Aquel que viene revestido con la autoridad de Dios” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 340, 341) 38


2

¿Qué más hizo? Mateo 14:22, 23. ¿Por qué?.

“Con avidez decidieron llevar a cabo su propósito; pero Jesús vio lo que se estaba tramando y comprendió, como no podían hacerlo ellos, cuál sería el resultado de un movimiento tal… Llamando a sus discípulos, Jesús les ordenó que tomasen el bote y volviesen en seguida a Capernaúm, dejándole a Él despedir a la gente’ “Nunca antes había parecido tan imposible cumplir una orden de Cristo. Los discípulos habían esperado durante largo tiempo un movimiento popular que pusiese a Jesús en el trono; no podían soportar el pensamiento de que todo ese entusiasmo fuera reducido a la nada. Las multitudes que se estaban congregando para observar la Pascua anhelaban ver al nuevo Profeta. Para sus seguidores, ésta parecía la oportunidad áurea de establecer a su amado Maestro sobre el trono de Israel. En el calor de esta nueva ambición, les era difícil irse solos y dejar a Jesús en aquella orilla desolada… “Cuando fue dejado solo, Jesús ‘subió al monte apartado a orar.’ Durante horas continuó intercediendo ante Dios. Oraba no por sí mismo sino por los hombres. Pidió poder para revelarles el carácter divino de su misión, para que Satanás no cegase su entendimiento y pervirtiese su juicio” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 341, 342).

COMBATIENDO CON LAS OLAS

3

Al caer la noche, ¿qué pasó con los discípulos en el mar? Mateo 14:24; Marcos 6:47. ¿Qué lección tenían que aprender?

“Si de la abundancia de su corazón hubiesen estado conversando respecto a estas cosas, no habrían entrado en tentación. Pero su desilusión absorbía sus pensamientos… Estaban en medio de aguas agitadas. Sus pensamientos eran tumultuosos e irrazonables, y el Señor les dio entonces otra cosa para afligir sus almas y ocupar sus mentes. Dios hace con frecuencia esto cuando los hombres se crean cargas y dificultades… “Olvidaron su desafecto, su incredulidad, su impaciencia. Cada uno se puso a trabajar para impedir que el barco se hundiese… Hasta la cuarta vela de la noche lucharon con los remos. Entonces los hombres cansados se dieron por perdidos. En la tempestad y las tinieblas, el mar les había enseñado cuán desamparados estaban, y anhelaban la presencia de su Maestro. “Jesús no los había olvidado. El que velaba en la orilla vio a aquellos hombres que llenos de temor luchaban con la tempestad. Ni por un momento perdió de vista a sus discípulos. Con la más profunda solicitud, sus ojos siguieron al barco agitado por la tormenta con su preciosa carga; porque estos hombres habían de 39


ser la luz del mundo. Como una madre vigila con tierno amor a su hijo, el compasivo Maestro vigilaba a sus discípulos” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 343, 344).

4

Después de haber remado veinticinco o treinta estadios contra las olas, ¿quién se les acercó caminando sobre el mar? Juan 6:19; Mateo 14:25; Marcos 6:48.

“Cuando sus corazones estuvieron subyugados, apagada su ambición profana y en humildad oraron pidiendo ayuda, les fue concedida. “En el momento en que ellos se creyeron perdidos, un rayo de luz reveló una figura misteriosa que se acercaba a ellos sobre el agua. Pero no sabían que era Jesús” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 344).

VIENDO AL SALVADOR

5

¿Qué vieron los discípulos que les asustó? ¿Qué aquietó sus temores? Mateo 14:26, 27; Marcos 6:49.

“Tuvieron por enemigo al que venía en su ayuda. El terror se apoderó de ellos. Las manos que habían asido los remos con músculos de hierro, los soltaron. El barco se mecía al impulso de las olas, todos los ojos estaban fijos en esta visión de un hombre que andaba sobre las espumosas olas de un mar agitado. Ellos pensaban que era un fantasma que presagiaba su destrucción y gritaron atemorizados. Jesús siguió avanzando, como si quisiese pasar más allá de donde estaban ellos, pero le reconocieron, y clamaron a Él pidiéndole ayuda. Su amado Maestro se volvió entonces, y su voz aquietó su temor: ‘Alentaos; yo soy, no temáis’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 344).

CAMINANDO SOBRE EL AGUA

6

¿Qué solicitó Pedro inmediatamente? ¿Qué convirtió su audacia en temor? Mateo 14:28-31.

“Mirando a Jesús, Pedro andaba con seguridad; pero cuando con satisfacción propia, miró hacia atrás, a sus compañeros que estaban en el barco, sus ojos se apartaron del Salvador. El viento era borrascoso. Las olas se elevaban a gran altura, directamente entre él y el Maestro; y Pedro sintió miedo. Durante un instante, Cristo quedó oculto de su vista, y su fe le abandonó. Empezó a hundirse. Pero mientras las ondas hablaban con la muerte, Pedro elevó sus ojos de las airadas aguas y fijándolos en Jesús, exclamó: ‘Señor, sálvame.’ In40


mediatamente Jesús asió la mano extendida, diciéndole: ‘Oh hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?’ “Andando lado a lado, y teniendo Pedro su mano en la de su Maestro, entraron juntos en el barco. Pero Pedro estaba ahora subyugado y callado. No tenía motivos para alabarse más que sus compañeros, porque por la incredulidad y el ensalzamiento propio, casi había perdido la vida. Cuando apartó sus ojos de Jesús, perdió pie y se hundía en medio de las ondas. “Cuando la dificultad nos sobreviene, con cuánta frecuencia somos como Pedro. Miramos las olas en vez de mantener nuestros ojos fijos en el Salvador… “En medio de las tormentas de la tentación, podía andar seguramente tan sólo si, desconfiando totalmente de sí mismo, fiaba en el Salvador” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 344, 345).

7

¿Qué sucedió enseguida que Jesús y Pedro subieron en el barco? Mateo 14:32, 33; Marcos 6:51; Juan 6:21.

“Los que dejan de sentir que dependen constantemente de Dios, serán vencidos por la tentación. Podemos suponer ahora que nuestros pies están seguros y que nunca seremos movidos. Podemos decir con confianza: Yo sé a quién he creído; nada quebrantará mi fe en Dios y su Palabra. Pero Satanás está proyectando aprovecharse de nuestras características heredadas y cultivadas, y cegar nuestros ojos acerca de nuestras propias necesidades y defectos. Únicamente comprendiendo nuestra propia debilidad y mirando fijamente a Jesús, podemos estar seguros” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 345, 346).

Meditación

“… ha sido el propósito determinado de Satanás el de eclipsar la visión de Jesús, e inducir a los hombres a mirar al hombre, a confiar en el hombre, y ser educados para esperar ayuda del hombre. Durante siglos la iglesia ha estado mirando al hombre, y esperando mucho del hombre, pero no mirando a Jesús, en el cual están centradas nuestras esperanzas de vida eterna… ‘El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; mas el que es incrédulo al Hijo, no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él’” (Testimonios para los Ministros, págs. 90, 91).

Estudio adicional

Mateo 14:22-33; Marcos 6:45-52; Juan 6:14-21; El Deseado de Todas las Gentes, págs. 341-347; La Educación, págs. 85, 86.

¿Qué opinas?

¿Cuál es la enseñanza más importante que podemos aprender de la lección de hoy, según tu opinión? ¿Qué motivación encuentras en esta sorprendente historia? 41


Sábado

Lección

10

3

Setiembre

El pan de Vida “Mirando constantemente a Jesús con el ojo de la fe, seremos fortalecidos. Dios hará las revelaciones más preciosas a sus hijos hambrientos y sedientos. Hallarán que Cristo es un Salvador personal. A medida que se alimenten de su Palabra, hallarán que es espíritu y vida. La Palabra destruye la naturaleza terrenal y natural e imparte nueva vida en Cristo Jesús. El Espíritu Santo viene al alma como Consolador. Por el factor transformador de su gracia, la imagen de Dios se reproduce en el discípulo; viene a ser una nueva criatura. El amor reemplaza al odio y el corazón recibe la semejanza divina. Esto es lo que quiere decir vivir de ‘toda palabra que sale de la boca de Dios.’ Esto es comer el Pan que descendió del cielo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 355).

INTERESES TEMPORALES

1

¿Qué dijo Jesús a los que vinieron a buscarle a Capernaún? ¿Cuál era su interés principal? Juan 6:24-26.

“No le buscaban por algún motivo digno; sino que como habían sido alimentados con los panes, esperaban recibir todavía otros beneficios temporales vinculándose con Él. El Salvador les instó: ‘Trabajad no por la comida que perece, mas por la comida que a vida eterna permanece.’ No busquéis solamente el beneficio material. No tenga por objeto vuestro principal esfuerzo proveer para la vida actual, pero buscad el alimento espiritual, a saber, esa sabiduría que durará para vida eterna. Sólo el Hijo de Dios puede darla; ‘porque a Éste señaló el Padre, que es Dios” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 348).

LA GRAN NECESIDAD

2

Impresionada por el gran milagro de Jesús cuando multiplicó los panes y los peces, ¿qué le pidió la gente? ¿Qué era lo más importante que Él deseaba darles? Juan 6:28, 29, 33.

“Por el momento se despertó el interés de los oyentes. Exclamaron: ‘¿Qué haremos para que obremos las obras de Dios?’ Habían estado realizando muchas obras penosas para recomendarse a Dios; y estaban listos para enterarse de cual42


quier nueva observancia por la cual pudiesen obtener mayor mérito. Su pregunta significaba: ¿Qué debemos hacer para merecer el cielo? ¿Cuál es el precio requerido para obtener la vida venidera? “Respondió Jesús y díjoles: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que Él ha enviado.’ El precio del cielo es Jesús. El camino al cielo es por la fe en ‘el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.’ “El que había dado el maná estaba entre ellos. Era Cristo mismo quien había conducido a los hebreos a través del desierto, y los había alimentado diariamente con el pan del cielo. Este alimento era una figura del verdadero pan del cielo. El Espíritu que fluye de la infinita plenitud de Dios y da vida es el verdadero maná” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 348, 349).

3

¿Quién es el pan de vida eterna? ¿Cuál será el resultado de creer en Él y seguirle? Juan 6:34, 35, 37.

“La enseñanza de los profetas aclaraba la profunda lección espiritual del milagro de los panes. Cristo trató de presentar esta lección a sus oyentes en la sinagoga. Si ellos hubiesen comprendido las Escrituras, habrían entendido sus palabras cuando dijo: ‘Yo soy el pan de vida.’ Tan sólo el día antes, la gran multitud, hambrienta y cansada, había sido alimentada por el pan que Él había dado. Así como de ese pan habían recibido fuerza física y refrigerio, podían recibir de Cristo fuerza espiritual para obtener la vida eterna. ‘El que a mí viene –dijo,– nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.’ Pero añadió: ‘Mas os he dicho, que aunque me habéis visto, no creéis’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 350).

4

¿Cuán poderoso es el prejuicio aún contra la gran Luz del mundo? ¿Qué es lo único que abre la mente para recibir la verdad? Juan 6:41, 43, 44.

“El prejuicio de los fariseos era más hondo de lo que sus preguntas indicaban; tenía su raíz en la perversidad de su corazón. Cada palabra y acto de Jesús despertaba en ellos antagonismo; porque el espíritu que ellos albergaban no podía hallar respuesta en Él… “Nadie vendrá jamás a Cristo, salvo aquellos que respondan a la atracción del amor del Padre. Pero Dios está atrayendo todos los corazones a Él, y únicamente aquellos que resisten a su atracción se negarán a venir a Cristo… “Se jactaban de que Dios era su maestro. Pero Jesús demostró cuán vano era este aserto; porque dijo: ‘Todo aquel que oyó del Padre, y aprendió, viene a mí.’ Únicamente por Cristo podían ellos recibir un conocimiento del Padre. La humanidad no podía soportar la visión de su gloria. Los que habían aprendido de Dios habían estado escuchando la voz del Hijo, y en Jesús de Nazaret iban a reconocer a Aquel a quien el Padre había declarado por la naturaleza y la revelación” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 351, 352). 43


VERDADERO PAN COTIDIANO

5

¿Cuán importante es la verdadera fe en Jesús? ¿Cuál será el resultado de hacer de su vida, de su obra y de sus enseñanzas nuestro alimento diario? Juan 6:47, 50, 51, primera parte.

“Cristo se hizo carne con nosotros, a fin de que pudiésemos ser espíritu con Él. En virtud de esta unión hemos de salir de la tumba, no simplemente como manifestación del poder de Cristo, sino porque, por la fe, su vida ha llegado a ser nuestra. Los que ven a Cristo en su verdadero carácter, y le reciben en el corazón, tienen vida eterna. Por el Espíritu es como Cristo mora en nosotros; y el Espíritu de Dios, recibido en el corazón por la fe, es el principio de la vida eterna… “El maná podía sostener solamente esta existencia terrenal; no impedía la llegada de la muerte, ni aseguraba la inmortalidad; mientras que el pan del cielo alimentaría el alma para la vida eterna. El Salvador dijo: ‘Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y son muertos. Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de Él comiere, no muera. Yo soy el pan vivo que he descendido del cielo: si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 352)

6

Considerando que la comida física no nos impartirá vida eterna, ¿qué es necesario para recibir este gran don? ¿Cómo explicó el Señor cuál es el alimento espiritual y lo que imparte? Juan 6:53, 54, 63.

“Comer la carne y beber la sangre de Cristo es recibirle como Salvador personal, creyendo que perdona nuestros pecados, y que somos completos en Él. Contemplando su amor, y espaciándonos en Él, absorbiéndolo, es como llegamos a participar de su naturaleza. Lo que es el alimento para el cuerpo, debe serlo Cristo para el alma. El alimento no puede beneficiarnos a menos que lo comamos; a menos que llegue a ser parte de nuestro ser. Así también Cristo no tiene valor para nosotros si no le conocemos como Salvador personal. Un conocimiento teórico no nos beneficiará. Debemos alimentarnos de Él, recibirle en el corazón, de tal manera que su vida llegue a ser nuestra vida. Debemos asimilarnos su amor y su gracia… “Como el Hijo de Dios vivía por la fe en el Padre, hemos de vivir nosotros por la fe en Cristo. Tan plenamente estaba Jesús entregado a la voluntad de Dios que sólo el Padre aparecía en su vida. Aunque tentado en todos los puntos como nosotros, se destacó ante el mundo sin llevar mancha alguna del mal que le rodeaba. Así también hemos de vencer nosotros como Cristo venció… “¿Somos seguidores de Cristo? Entonces todo lo que está escrito acerca de la vida espiritual, está escrito para nosotros, y podemos alcanzarlo uniéndonos a Jesús. ¿Languidece nuestro celo? ¿Se ha enfriado nuestro primer amor? Aceptemos otra vez el amor que nos ofrece Cristo. Comamos de su carne, bebamos de su sangre, y llegaremos a ser uno con el Padre y con el Hijo” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 353, 354). 44


7

¿Qué convicción y seguridad sostienen a todo creyente? Juan 6:63, 68, 69.

“La vida de Cristo, que da vida al mundo, está en su palabra. Fue por su palabra como Jesús sanó la enfermedad y echó los demonios; por su palabra calmó el mar y resucitó los muertos; y la gente dio testimonio de que su palabra era con autoridad. Él hablaba la palabra de Dios, como había hablado por medio de todos los profetas y los maestros del Antiguo Testamento. Toda la Biblia es una manifestación de Cristo, y el Salvador deseaba fijar la fe de sus seguidores en la Palabra. Cuando su presencia visible se hubiese retirado, la Palabra sería fuente de poder para ellos. Como su Maestro, habían de vivir ‘con toda palabra que sale de la boca de Dios’… “Así como nuestra vida física es sostenida por el alimento, nuestra vida espiritual es sostenida por la palabra de Dios. Y cada alma ha de recibir vida de la Palabra de Dios para sí. Como debemos comer por nosotros mismos a fin de recibir alimento, así hemos de recibir la Palabra por nosotros mismos. No hemos de obtenerla simplemente por medio de otra mente. Debemos estudiar cuidadosamente la Biblia, pidiendo a Dios la ayuda del Espíritu Santo a fin de comprender su Palabra. Debemos tomar un versículo, y concentrar el intelecto en la tarea de discernir el pensamiento que Dios puso en ese versículo para nosotros. Debemos espaciarnos en el pensamiento hasta que venga a ser nuestro y sepamos ‘lo que dice Jehová’” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 354, 355)

Meditación:

“Cristo había pronunciado una verdad sagrada y eterna acerca de la relación entre Él y sus seguidores. Él conocía el carácter de los que aseveraban ser discípulos suyos, y sus palabras probaron su fe. Declaró que habían de creer y obrar según su enseñanza. Todos los que le recibían debían participar de su naturaleza y ser conformados según su carácter. Esto entrañaba renunciar a sus ambiciones más caras. Requería la completa entrega de sí mismos a Jesús. Eran llamados a ser abnegados, mansos y humildes de corazón. Debían andar en la senda estrecha recorrida por el Hombre del Calvario, si querían participar en el don de la vida y la gloria del cielo” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 355, 356).

Estudio adicional

Juan 6:22-71; El Discurso Maestro de Jesucristo, págs. 18, 19; Testimonios para la Iglesia, tomo 5, págs. 541-543.

Completar el texto

“Trabajad, no por la comida que _________________, sino por la comida que _______________________, la cual el Hijo del Hombre ________________, porque a Éste señaló Dios el Padre.”

Aceptación

¿Has aceptado al Señor Jesús como tu Salvador personal? ¿Cómo te sostiene el pan de vida? 45


Sábado

Lección

11

10

Setiembre

Limpiando la Conciencia “El cultivo más esmerado del decoro externo no basta para acabar con el enojo, el juicio implacable y la palabra inconveniente. El verdadero refinamiento no traslucirá mientras se siga considerando al yo como objeto supremo. El amor debe residir en el corazón. Un cristiano cabal funda sus motivos de acción en el amor profundo que tiene por el Maestro. De las raíces de su amor a Cristo brota un interés abnegado por sus hermanos. “De todas las cosas buscadas, apreciadas o cultivadas, no hay nada tan valioso a la vista de Dios como un corazón puro, una disposición rebosante de agradecimiento y de paz” (El Hogar Cristiano, pág. 385) .

TRADICIONES HUMANAS

requerían los fariseos de la gente? ¿De qué acusaban a los 1 ¿Qué discípulos y al mismo Jesús? Marcos 7:1, 2, 5. “Cristo y sus discípulos no observaban estos lavamientos ceremoniales y los espías hicieron de esta negligencia la base de su acusación. No hicieron, sin embargo, un ataque directo contra Cristo, sino que vinieron a Él con una crítica referente a sus discípulos… “Siempre que el mensaje de la verdad llega a las almas con poder especial, Satanás excita a sus agentes para que provoquen alguna disputa referente a alguna cuestión de menor importancia. Así trata de distraer la atención de la cuestión verdadera. Siempre que se inicia una buena obra, hay maquinadores listos para entrar en disputa sobre cuestiones de forma o detalles técnicos, para apartar la mente de las realidades vivas. Cuando es evidente que Dios está por obrar de una manera especial en favor de su pueblo, no debe éste dejarse arrastrar a una controversia que ocasionará tan sólo la ruina de las almas. Las cuestiones que más nos preocupan son: ¿Creo yo con fe salvadora en el Hijo de Dios? ¿Está mi vida en armonía con la ley divina? ‘El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; mas el que es incrédulo al Hijo, no verá la vida.’ ‘Y en esto sabemos que nosotros le hemos conocido, si guardamos sus mandamientos’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 361).

2

¿Qué costumbres observaban los fariseos antes de comer? Marcos 7:3, 4.

46


“Como antes, la base de su queja era su desprecio de los preceptos tradicionales que recargaban la ley de Dios. Se los decía ideados para mantener la observancia de la ley, pero eran considerados como más sagrados que la ley misma. Cuando contradecían los mandamientos dados desde el Sinaí, se daba la preferencia a los preceptos rabínicos.“Entre las observancias que con más rigor se imponían, estaba la de la purificación ceremonial. El descuido de las formas que debían observarse antes de comer, era considerado como pecado aborrecible que debía ser castigado tanto en este mundo como en el venidero; y se tenía por virtud el destruir al transgresor. “Las reglas acerca de la purificación eran innumerables. Y la vida entera no habría bastado para aprenderlas todas. La vida de los que trataban de observar los requerimientos rabínicos era una larga lucha contra la contaminación ceremonial, un sin fin de lavacros y purificaciones. Mientras la gente estaba ocupada en distinciones triviales, en observar lo que Dios no había pedido, su atención era desviada de los grandes principios de la ley” (El Deseado de Todas las Gentes, págs 360, 361).

FALTA DE RESPETO HACIA LA LEY DE DIOS

3

Mientras que los judíos eran extremadamente particulares con respecto a la observancia de las tradiciones humanas, ¿cuál era su actitud hacia la santa ley de Dios en este caso el quinto mandamiento? Marcos 7:9-13.

“Desechaban el quinto mandamiento como si no tuviese importancia, pero eran muy meticulosos para cumplir las tradiciones de los ancianos. Enseñaban a la gente que el consagrar su propiedad al templo era un deber más sagrado aún que el sostén de sus padres; y que, por grande que fuera la necesidad de éstos, era sacrilegio dar al padre o a la madre cualquier porción de lo que había sido así consagrado. Un hijo infiel no tenía más que pronunciar la palabra ‘Corbán’ sobre su propiedad, dedicándola así a Dios, y podía conservarla para su propio uso durante toda la vida, y después de su muerte quedaba asignada al servicio del templo. De esta manera quedaba libre tanto en su vida como en su muerte para deshonrar y defraudar a sus padres, bajo el pretexto de una presunta devoción a Dios. “Nunca, ni por sus palabras ni por sus acciones, menoscabó Jesús la obligación del hombre de presentar dones y ofrendas a Dios. Cristo fue quien dio todas las indicaciones de la ley acerca de los diezmos y las ofrendas… El pueblo era engañado por ellos. Llevaba pesadas cargas que Dios no le había impuesto. Aun los discípulos de Cristo no estaban completamente libres del yugo de los prejuicios heredados y la autoridad rabínica. Ahora, revelando el verdadero espíritu de los rabinos, Jesús trató de libertar de la servidumbre de la tradición a todos los que deseaban realmente servir a Dios” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 362).

CONSECUENCIAS FATALES PARA EL PUEBLO JUDÍO

4

Siempre que las ideas, los deseos y las costumbres humanas tienen la preeminencia, ¿qué sucede con los principios de la santa ley de Dios? ¿Cómo considera Dios tal actitud? Marcos 7:6-8. 47


“Las palabras de Cristo eran una requisitoria contra el farisaísmo. Él declaró que al poner sus requerimientos por encima de los principios divinos, los rabinos se ensalzaban más que a Dios. “Los diputados de Jerusalén se quedaron llenos de ira. No pudieron acusar a Cristo como violador de la ley dada en el Sinaí, porque hablaba como quien la defendía contra sus tradiciones. Los grandes preceptos de la ley, que Él había presentado, se destacaban en sorprendente contraste frente a las mezquinas reglas que los hombres habían ideado” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 362, 363).

EVALUACIÓN CORRECTA

5

¿Qué consideraban los fariseos que contaminaba a una persona? ¿Qué enseñó Jesús con respecto a las cosas externas, al igual que sobre las cosas morales y espirituales? Mateo 15:10, 11.

Enfatizando la procedencia de la contaminación espiritual, una version bíblica ofrece la siguiente traducción de Marcos 7:15: “No es lo que entra en tu cuerpo lo que te contamina; estás contaminado espiritualmente por lo que viene del corazón” (New Living Translation). “A la multitud, y más tarde con mayor plenitud a sus discípulos, Jesús explicó que la contaminación no proviene de afuera, sino de adentro. La pureza e impureza se refieren al alma. Es la mala acción, la mala palabra, el mal pensamiento, la transgresión de la ley de Dios, y no la negligencia de las ceremonias externas ordenadas por los hombres, lo que contamina a un hombre” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 363).

FUENTE Y LIMPIEZA DE LA CONTAMINACIÓN

6

Al final, ¿qué pasará con todo precepto, tradición o costumbre que sea contraria a la ley de Dios? ¿Cuál es la diferencia entre la contaminación física y la espiritual? Mateo 15:13, 15-20; Marcos 7:17-23.

“Las costumbres y tradiciones tan altamente apreciadas por los rabinos eran de este mundo, no del cielo. Por grande que fuese su autoridad sobre la gente, no podían soportar la prueba de Dios. Cada invención humana que haya substituido los mandamientos de Dios, resultará inútil en aquel día en que ‘Dios traerá toda obra a juicio, el cual se hará sobre toda cosa oculta, buena o mala.” “La substitución de los mandamientos de Dios por los preceptos de los hombres no ha cesado. Aun entre los cristianos, se encuentran instituciones y costumbres que no tienen mejor fundamento que la tradición de los padres. Tales instituciones, al descansar sobre la sola autoridad humana, han suplantado a las de creación divina. Los hombres se aferran a sus tradiciones, reverencian sus costumbres y alimentan odio contra aquellos que tratan de mostrarles su error. En esta época, cuando se nos pide que llamemos la atención a los mandamientos de Dios y la fe de Jesús, vemos la misma enemistad que se manifestó en los días de Cristo… “Todos aquellos que aceptan la autoridad humana, las costumbres de la iglesia, o las tradiciones de los padres, presten atención a 48


la amonestación que encierran las palabras de Cristo: ‘En vano me honran, enseñando doctrinas y mandamientos de hombres’” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 363, 364).

7

A la luz de las enseñanzas de Jesús, ¿qué es más importante las cosas externas o la pureza moral y espiritual del corazón y la mente? ¿Solamente de qué manera es posible tener las prioridades correctas? Mateo 23:24-26; 5:8; Salmos 24:4; 51:2; 1 Juan 1:9.

“Estas denuncias se dan como una amonestación a todos los que ‘de fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres; mas de dentro, llenos estáis de hipocresía e iniquidad’. Los tales dicen: ‘Estamos decididos a hacer todas estas cosas’” (Testimonios para los Ministros, pág. 76). “No hace mucho escuché a una madre decir que a ella le gustaría ver una casa convenientemente construida, que los defectos en los arreglos y el mal emparejado de la madera la disgustaban. No condeno el buen gusto en este respecto, pero al escucharla, me dolió que esta sutileza no pudiera haber sido traída en sus métodos de educación de sus hijos. Éstos eran edificios de cuya estructura ella era responsable, pero sus maneras toscas, descorteses, sus naturalezas egoístas, apasionadas y sus voluntades incontrolables eran dolorosamente aparentes a otros. Los caracteres habían sido ciertamente formados enfermizos, con pedazos de humanidad mal emparejados, sin embargo la madre estaba ciega a todo ello. El arreglo de su casa era de más consecuencia para ella que la simetría del carácter de sus hijos” (Fundamentals of Christian Education, pág. 157).

Meditación

“Dios tiene una obra especial que los hombres de experiencia deben hacer. Han de guardar la causa de Dios. Han de cuidar de que la obra de Dios no se confíe a hombres que crean que es su privilegio avanzar de acuerdo con su propio juicio independiente, para predicar lo que les plazca, no haciéndose responsables ante nadie de las instrucciones que imparten o del trabajo que realizan. Si este espíritu de suficiencia propia gobierna en nuestro medio, no habrá armonía de acción, ni unidad de espíritu, ni seguridad para la obra, ni habrá saludable crecimiento en la causa. Habrá falsos maestros, malos obreros que, insinuando el error, apartarán a las almas de la verdad. Cristo oró porque sus seguidores fueran uno, como Él era uno con el Padre (The Review and Herald, 26 de mayo, 1888)” (El Evangelismo, pág. 158).

Estudio adicional

Lucas 11:37-40; Salmos 24:5; 51:2; El Deseado de Todas las Gentes, págs. 361-365.

Probando nuestra conciencia

¿Dónde se originan algunos problemas de contaminación, dentro o fuera de nosotros? ¿Cómo podemos tener una conciencia limpia? 49


Sábado

Lección

12

17

Setiembre

La Fe de una Mujer Pagana “No hay peligro de que el Señor descuide las oraciones de sus hijos. El peligro es que, en la tentación y la prueba, se descorazonen, y dejen de perseverar en oración.“El Salvador manifestó compasión divina hacia la mujer sirofenicia. Su corazón fue conmovido al contemplar su aflicción. Anhelaba darle una seguridad inmediata de que su oración había sido escuchada; pero quería enseñar una lección a sus discípulos, y por un momento pareció desatender el clamor de su corazón torturado. Cuando la fe de la mujer se hubo manifestado, le dirigió palabras de encomio, y la envió con la preciosa bendición que había pedido. Los discípulos nunca olvidaron esta lección, y fue registrada para demostrar el resultado de la oración perseverante” (Palabras de Vida del Gran Maestro, págs. 138, 139).

EN LA FRONTERA FENICIA

1

Continuando su misión, ¿a qué región viajó Jesús con sus discípulos? Mateo 15:21; Marcos 7:24

“Después de su encuentro con los fariseos, Jesús se retiró de Capernaúm, y cruzando Galilea, se fue a la región montañosa de los confines de Fenicia. Mirando hacia el occidente, podía ver dispersas por la llanura que se extendía abajo las antiguas ciudades de Tiro y Sidón, con sus templos paganos, sus magníficos palacios y emporios de comercio, y los puertos llenos de embarcaciones cargadas. Más allá, se encontraba la expansión azul del Mediterráneo, por el cual los mensajeros del Evangelio iban a llevar las buenas nuevas hasta los centros del gran imperio mundial. Pero el tiempo no había llegado todavía. La obra que le esperaba ahora consistía en preparar a sus discípulos para su misión. Al venir a esa región, esperaba encontrar el retraimiento que no había podido conseguir en Betsaida. Sin embargo, éste no era su único propósito al hacer el viaje” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 365)

2

¿Quién vino a Él para pedirle ayuda para su hija mentalmente enferma? ¿De qué nación era? Mateo 15:22; Marcos 7:25, 26.

50


“‘He aquí una mujer cananea, que había salido de aquellos términos, clamaba, diciéndole: Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí; mi hija es malamente atormentada del demonio.’ Los habitantes de esta región pertenecían a la antigua raza cananea. Eran idólatras, despreciados y odiados por los judíos. A esta clase pertenecía la mujer que ahora había venido a Jesús. Era pagana, y por lo tanto estaba excluida de las ventajas que los judíos disfrutaban diariamente. Había muchos judíos que vivían entre los fenicios, y las noticias de la obra de Cristo habían penetrado hasta esa región. Algunos de los habitantes habían escuchado sus palabras, y habían presenciado sus obras maravillosas. Esta mujer había oído hablar del profeta, quien, según se decía, sanaba toda clase de enfermedades. Al oír hablar de su poder, la esperanza había nacido en su corazón. Inspirada por su amor maternal, resolvió presentarle el caso de su hija. Había resuelto llevar su aflicción a Jesús. Él debía sanar a su hija. Ella había buscado ayuda en los dioses paganos, pero no la había obtenido. Y a veces se sentía tentada a pensar: ¿Qué puede hacer por mí este maestro judío? Pero había llegado esta nueva: Sana toda clase de enfermedades, sean pobres o ricos los que a Él acudan por auxilio. Y decidió no perder su única esperanza” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 365, 366).

LA RESERVA DE JESÚS

3

A veces Jesús preguntaba a la gente cuál era su petición, pero en este caso, ¿cómo respondió? ¿Cuál fue la actitud de los discípulos? Mateo 15:23.

“Cristo conocía la situación de esta mujer. Él sabía que ella anhelaba verle, y se colocó en su camino. Ayudándola en su aflicción, Él podía dar una representación viva de la lección que quería enseñar. Para esto había traído a sus discípulos. Deseaba que ellos viesen la ignorancia existente en las ciudades y aldeas cercanas a la tierra de Israel. El pueblo al cual había sido dada toda oportunidad de comprender la verdad no conocía las necesidades de aquellos que le rodeaban. No hacía ningún esfuerzo para ayudar a las almas que estaban en tinieblas. El muro de separación que el orgullo judío había erigido impedía hasta a los discípulos sentir simpatía por el mundo pagano. Pero las barreras debían ser derribadas” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 366).

4

Cuando Jesús mandó a los discípulos por primera vez, ¿qué instrucción les dio? Mateo 10:6. Ahora ¿qué dice a sus discípulos sobre esta mujer? Mateo 15:24. ¿Por qué lo hizo?

“Cristo no respondió inmediatamente a la petición de la mujer. Recibió a esta representante de una raza despreciada como la habrían recibido los judíos. Con ello quería que sus discípulos notasen la manera fría y despiadada con que los judíos tra51


tarían un caso tal evidenciándola en su recepción de la mujer, y la manera compasiva con que quería que ellos tratasen una angustia tal, según la manifestó en la subsiguiente concesión de lo pedido por ella. “Pero aunque Jesús no respondió, la mujer no perdió su fe. Mientras Él obraba como si no la hubiese oído, ella le siguió y continuó suplicándole. Molestados por su importunidad, los discípulos pidieron a Jesús que la despidiera. Veían que su Maestro la trataba con indiferencia y, por lo tanto, suponían que le agradaba el prejuicio de los judíos contra los cananeos. Mas era a un Salvador compasivo a quien la mujer dirigía su súplica, y en respuesta a la petición de los discípulos, Jesús dijo: ‘No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.’ Aunque esta respuesta parecía estar de acuerdo con el prejuicio de los judíos, era una reprensión implícita para los discípulos, quienes la entendieron más tarde como destinada a recordarles lo que Él les había dicho con frecuencia, a saber, que había venido al mundo para salvar a todos los que querían aceptarle” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 366, 367).

PERSEVERANCIA

5

¿Desistió la mujer cuando Jesús no respondió en forma positiva a su requerimiento? Mateo 15:25, 26; Marcos 7:27.

“La mujer presentaba su caso con instancia y creciente fervor, postrándose a los pies de Cristo y clamando: ‘Señor, socórreme.’ Jesús, aparentando todavía rechazar sus súplicas, según el prejuicio despiadado de los judíos, contestó: ‘No es bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos.’ Esto era virtualmente aseverar que no era justo conceder a los extranjeros y enemigos de Israel las bendiciones traídas al pueblo favorecido de Dios. Esta respuesta habría desanimado completamente a una suplicante menos ferviente. Pero la mujer vio que había llegado su oportunidad. Bajo la aparente negativa de Jesús, vio una compasión que Él no podía ocultar. ‘Sí, Señor –contestó;– más los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus señores.’ Mientras que los hijos de la casa comen en la mesa del padre, los perros mismos no quedan sin alimento. Tienen derecho a las migajas que caen de la mesa abundantemente surtida. Así que mientras muchas bendiciones se daban a Israel, ¿no había también alguna para ella? Si era considerada como perro, ¿no tenía, como tal, derecho a una migaja de su gracia?” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 367).

6

¿Qué reveló su respuesta y su ansiosa perseverancia? Mateo 15:27; Marcos 7:28.

“En este caso, Cristo se encuentra con un miembro de una raza infortunada y despreciada, que no había sido favorecida por la luz de la Palabra de Dios; y sin embargo esa persona se entrega en seguida a la divina influencia de Cristo y tiene fe implícita en su capacidad de concederle el favor pedido. Ruega que se le den las migajas que 52


caen de la mesa del Maestro. Si puede tener el privilegio de un perro, está dispuesta a ser considerada como tal. No tiene prejuicio nacional ni religioso, ni orgullo alguno que influya en su conducta, y reconoce inmediatamente a Jesús como el Redentor y como capaz de hacer todo lo que ella le pide” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 367).

SU PEDIDO ES CONCEDIDO

7

Al ver su gran fe, ¿qué hizo Jesús por ella? Mateo 15:28; Marcos 7:29, 30; Lucas 18:1.

Reflexión: ¿Qué debemos aprender de esta maravillosa experiencia? “El Salvador está satisfecho. Ha probado su fe en Él. Por su trato con ella, ha demostrado que aquella que Israel había considerado como paria, no es ya extranjera sino hija en la familia de Dios. Y como hija, es su privilegio participar de los dones del Padre. Cristo le concede ahora lo que le pedía, y concluye la lección para los discípulos. Volviéndose hacia ella con una mirada de compasión y amor, dice: ‘Oh mujer, grande es tu fe; sea hecho contigo como quieres.’ Desde aquella hora su hija quedó sana. El demonio no la atormentó más. La mujer se fue, reconociendo a su Salvador y feliz por haber obtenido lo que pidiera. “Este fue el único milagro que Jesús realizó durante este viaje. Para ejecutar este acto había ido a los confines de Tiro y Sidón. Deseaba socorrer a la mujer afligida y al mismo tiempo dar un ejemplo de su obra de misericordia hacia un miembro de un pueblo despreciado, para beneficio de sus discípulos cuando no estuviese más con ellos. Deseaba sacarlos de su exclusividad judaica e interesarlos en el trabajo por los que no fuesen de su propio pueblo” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 367, 368).

Meditación

“Fue Cristo mismo quien puso en el corazón de aquella madre la persistencia que no pudo ser rechazada. Fue Cristo el que concedió valor y determinación ante el juez a la viuda suplicante. Fue Cristo quien, siglos antes, en el conflicto misterioso desarrollado junto al Jaboc, había inspirado a Jacob la misma fe perseverante. Y no dejó sin recompensar la confianza que Él mismo había implantado. “Aquel que vive en el santuario celestial juzga con justicia. Se complace más en sus hijos que luchan contra la tentación en un mundo de pecado que en las huestes de ángeles que rodean su trono” (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 139).

Estudio adicional

El Deseado de Todas las Gentes, págs. 366-371; Lucas 18:1-8; El Ministerio de Curación, pág. 26.

Autoexamen

¿Cuán fuerte es nuestra fe? ¿Cómo podemos desarrollar una fe como la de la mujer fenicia? 53


Sábado

Lección

13

24

Setiembre

¿Señales antes de la Fe? “Si miramos a la iniquidad y la conservamos en nuestro corazón, el Señor no nos oirá. Él puede hacer lo que quiere con los suyos. Él se glorificará por medio de aquellos que le sigan tan completamente que se sepa que es su Señor, que sus obras se realizan en Dios. Cristo dice: ‘Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará’ (Juan 12:26). Cuando acudimos a Él, debemos orar porque nos permita comprender y realizar su propósito, y que nuestros deseos e intereses se pierdan en los suyos. Debemos reconocer que aceptamos su voluntad, y no orar para que Él nos conceda lo que pedimos. Es mejor para nosotros que Dios no conteste siempre nuestras oraciones en el tiempo y la manera que nosotros deseamos. Él hará para nosotros algo superior al cumplimiento de todos nuestros deseos; porque nuestra sabiduría es insensatez” (Testimonios para Iglesia, tomo 2, pág. 148).

PIDIENDO SEÑALES

1

Aunque el Señor habia realizado grandes milagros, ¿qué le pidieron los fariseos y los saduceos que hiciera un día? Mateo 16:1; Marcos 8:11 ¿Qué se ocultaba tras esta solicitud?

“Una diputación de fariseos había sido reforzada por representantes de los ricos y señoriales saduceos, el partido de los sacerdotes, los escépticos y aristócratas de la nación. Las dos sectas habían estado en acerba enemistad. Los saduceos cortejaban el favor del poder gobernante, a fin de conservar su propia posición y autoridad. Por otro lado, los fariseos fomentaban el odio popular contra los romanos, anhelando el tiempo en que pudieran desechar el yugo de los conquistadores. Pero los fariseos y saduceos se unieron ahora contra Cristo. Los iguales se buscan; y el mal, donde quiera que exista, se confabula con el mal para destruir lo bueno. “Ahora los fariseos y saduceos vinieron a Cristo, pidiendo una señal del cielo. Cuando, en los días de Josué, Israel salió a pelear con los cananeos en Bethorón, el sol se detuvo a la orden del caudillo hasta que se logró la victoria. Y muchos prodigios similares se habían manifestado en la historia de Israel. Exigieron a Jesús alguna señal parecida. Pero estas señales no eran lo que los judíos necesitaban. Ninguna simple evidencia externa podía beneficiarlos. Lo que necesitaban no era ilustración intelectual, sino renovación espiritual” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 372). 54


2

Si mirando el cielo podían deducir cómo sería el tiempo, ¿qué otras cosas básicas deberían ser capaces de discernir? Mateo 16:2, 3.

“‘Hipócritas –dijo Jesús,– que sabéis hacer diferencia en la faz del cielo’ –pues estudiando el cielo podían predecir el tiempo;– ‘¿y en las señales de los tiempos no podéis?’ Las palabras que Cristo pronunciaba con el poder del Espíritu Santo que los convencía de pecado eran la señal que Dios había dado para su salvación. Y habían sido dadas señales directas del cielo para atestiguar la misión de Cristo. El canto de los ángeles a los pastores, la estrella que guió a los magos, la paloma y la voz del cielo en ocasión de su bautismo, eran testimonios en su favor” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 373).

SOLICITUDES PRESUNTUOSAS

3

¿Qué entristecía profundamente a Jesús? Marcos 8:12, primera parte.

Pregunta personal: ¿Cómo le causamos tristeza también nosotros? “¡Oh cuanto necesitamos una más íntima relación con el Señor Jesús! Necesitamos entrar en su voluntad y llevar adelante sus propósitos, diciendo con todo el corazón: ‘Señor, ¿qué quieres que yo haga?’ ¡Oh cuánto anhelo ver a nuestras iglesias en una condición diferente a la condición en la que están ahora contristando al Espíritu Santo día a día con su vida religiosa tibia, una vida ni fría ni caliente. Cristo dice ‘¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca’ (Apoc. 3:15, 16)” (This Day with God, pág. 64). “Cada milagro que Cristo realizaba era una señal de su divinidad. Él estaba haciendo la obra que había sido predicha acerca del Mesías, pero para los fariseos estas obras de misericordia eran una ofensa positiva. Los dirigentes judíos miraban con despiadada indiferencia el sufrimiento humano. En muchos casos, su egoísmo y opresión habían causado la aflicción que Cristo aliviaba. Así que sus milagros les eran un reproche” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 373).

4

¿Por qué no estaba satisfecho Jesús con su pedido de hacer un milagro? ¿Cómo reprendió su orgullo y falta de fe? Mateo 16:4, P. Pte.

“Cuando se presenta el mensaje de verdad en nuestra época, son muchos los que, como los judíos, claman: Muéstrenos una señal. Realice un milagro. Cristo no ejecutó milagro a pedido de los fariseos. No hizo milagro en el desierto en respuesta a las insinuaciones de Satanás. No nos imparte poder para justificarnos a nosotros mismos o satisfacer las demandas de la incredulidad y el orgullo. Pero el Evangelio no queda sin una señal de su origen divino. ¿No es acaso un milagro que podamos libertarnos de la servidumbre de Satanás? La enemistad contra Satanás no es natural para el corazón humano; es implantada por la gracia de Dios. Cuando 55


el que ha estado dominado por una voluntad terca y extraviada queda libertado y se entrega de todo corazón a la atracción de los agentes celestiales de Dios, se ha realizado un milagro; así también ocurre cuando un hombre que ha estado bajo un engaño poderoso, llega a comprender la verdad moral. Cada vez que un alma se convierte y aprende a amar a Dios y a guardar sus mandamientos, se cumple la promesa de Dios: ‘Y os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros.’ El cambio verificado en los corazones humanos, la transformación del carácter humano, es un milagro que revela a un Salvador que vive eternamente y obra para rescatar a las almas. Una vida consecuente en Cristo es un gran milagro. En la predicación de la Palabra de Dios, la señal que debe manifestarse ahora y siempre es la presencia del Espíritu Santo para hacer de la Palabra un poder regenerador para quienes la oyen. Tal es el testimonio que de la divina misión de su Hijo Dios da ante al mundo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 374).

NUESTROS DESEOS Y LA RESPUESTA DE DIOS

5

¿Cuál fue la única señal que Jesús dio a esta gente? ¿Qué hizo? Mateo 16:4, última parte; Marcos 8:13.

“Como Jonás había estado tres días y tres noches en el vientre de la ballena, Cristo había de pasar el mismo tiempo ‘en el corazón de la tierra.’ Y como la predicación de Jonás era una señal para los habitantes de Nínive, la predicación de Cristo era una señal para su generación. Pero, ¡qué contraste en la manera de recibir la palabra! Los habitantes de la gran ciudad pagana temblaron al oír la amonestación de Dios. Reyes y nobles se humillaron; encumbrados y humildes juntos clamaron al Dios del cielo, y su misericordia les fue concedida. ‘Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación –había dicho Cristo,– y la condenarán; porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás; y he aquí más que Jonás en este lugar’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 373).

6

¿Qué seria instrucción dio Jesús a sus discípulos con respecto a la mentalidad de los dirigentes de sus días? Mateo 16:6, 11, 12.

Reflexión: ¿Qué hace tan difícil para algunas personas recibir las verdades de las Santas Escrituras? “Desde los tiempos de Moisés, los judíos habían tenido por costumbre apartar de sus casas toda levadura en ocasión de la Pascua, y así se les había enseñado a considerarla como una figura del pecado… “La levadura puesta en la harina obra imperceptiblemente y cambia toda la masa de modo que comparta su propia naturaleza. Así también, si se la tolera en el corazón, la hipocresía 56


impregna el carácter y la vida. Cristo había reprendido ya un notable ejemplo de la hipocresía farisaica al denunciar la práctica del ‘Corbán,’ por medio de la cual se ocultaba una negligencia del deber filial bajo una afectación de generosidad hacia el templo. Los escribas y fariseos insinuaban principios engañosos. Ocultaban la verdadera tendencia de sus doctrinas y aprovechaban toda ocasión de inculcarlas arteramente en el ánimo de sus oyentes. Estos falsos principios, una vez aceptados, obraban como la levadura en la harina, impregnando y transformando el carácter. Esta enseñanza engañosa era lo que hacía tan difícil para la gente recibir las palabras de Cristo” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 375, 376).

NO MI VOLUNTAD

7

¿Qué es especialmente importante aprender de este incidente? Si pedimos algo al Señor sin corazón y espíritu contrictos, ¿qué podemos esperar? Santiago 4:2, primera parte, 3; Salmo 66:18.

“Dios puede cumplir en cualquier momento lo que promete, y la obra que Él ordena a su pueblo que haga puede realizarla por su medio. Si ellos quieren vivir de acuerdo a toda palabra que Él pronunció, se cumplirán para ellos todas las buenas palabras y promesas. Pero si no prestan una obediencia perfecta, las grandes y preciosas promesas quedarán sin efecto” (Testimonios para la Iglesia, tomo 2, pág. 148).

Meditación

“Nadie se engañe creyendo que Dios lo va a perdonar y bendecir mientras pisotee uno de sus requerimientos. La comisión voluntaria de un pecado conocido acalla la voz testificadora del Espíritu, y separa al alma de Dios. Sea cual fuere el éxtasis del sentimiento religioso, Jesús no puede morar en el corazón que no hace caso de la ley divina. Dios honrará solamente a los que lo honran” (Mensajes para los Jóvenes, pág. 112).

Estudio adicional

Mateo 12:38-45; Lucas 11:16, 29-32; Isaías 1:15-18; El Deseado de Todas las Gentes, págs. 372-378; Mensajes para los Jóvenes, pág. 110.

Resumen

Resumir los conceptos más importantes de esta lección: 1. 2. 3.

Leer el Informe Misionero de Bolivia en la página siquiente. 57


Informe Misionero de Bolivia La ofrenda especial de Escuela Sabática se recogerá el 1 de Octubre 2011

Bolivia se encuentra situada en el centro del continente suramericano y cuenta con una superficie territorial de 1.098.581 km2. Es un país muy convulsionado políticamente. Tiene actualmente 9.427.219 habitantes. El mensaje de Reforma entró en este país el año 1939, a través del Pastor Carlos Kozel; en 1940 fueron designados dos misioneros peruanos José Carmen León y Heraclio Begazo para trabajar en este territorio. En el año 1943 había 30 interesados asistiendo a los cultos. Una vez que se organizó la primera iglesia en la ciudad de La Paz, sede del gobierno del país, la palabra de Dios se fue diseminando por la mayoría de las ciudades. El 23 de diciembre de 1963, la “Asociación Boliviana de la Misión Adventista del Séptimo Día – Movimiento de Reforma” fue reconocida con personería jurídica, con Estatuto Legal perteneciendo como Campo Misionero a la Asociación General entonces con sede en Alemania. El año 1975 la Conferencia General entregó el Campo Boliviano a la administración de la Unión Peruana y en 1986 pasó a ser nuevamente un Campo Misionero de la Conferencia General. Desde enero de 1992 a 1995, cuando ya se contaba con algo más de 324 miembros de iglesia, sobrevino un colapso que sumió a esta Asociación en graves dificultades, por lo que quedaron solamente 205 miembros firmes en la verdadera doctrina. A raíz de este problema, se inició nuevamente la obra con sólo tres templos, un vehículo y el 10% de las publicaciones de la editorial. La Asociación Boliviana se encontraba en una situación precaria. Actualmente, gracias a Dios y a los esfuerzos sacrificados de obreros bíblicos y pastores nacionales y extranjeros que fueron utilizados por el Señor, Bolivia cuenta nuevamente con 317 miembros de iglesia, y se ha convertido recientemente en una Unión debido al incremento de almas. Como es sabido, esta Unión es económicamente pobre, pero a pesar de ello, con algunas donaciones y la colaboración de nuestros hermanos se ha logrado comprar un terreno de 1.700 m2 en la ciudad de Cochabamba con la finalidad de construir la sede central para dirigir la obra en todo el país. Desde este país elevamos un clamoroso pedido de colaboración a los hermanos dadivosos de todo el mundo para alcanzar nuestro objetivo de construcción, cuyo presupuesto no está dentro de nuestras posibilidades. Como está escrito: “Más bienaventurado es dar que recibir” (Hechos 20:35). “La abnegación llevará a la tesorería de Dios los medios necesarios para el adelanto de su obra. De ese modo podemos actuar en sociedad con Cristo” (Carta 52, 1897). Sea pues vuestra ofrenda muy especial para la obra de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Dios os devuelva multiplicada vuestra generosidad. –Alfonso Reto Rueda Representante Regional de Suramérica 58


La Ofrenda Especial de hoy está destinada a Bolivia.

Sábado

Lección

14

1

Octubre

La Iglesia y su Fundamento “La iglesia de Cristo, por debilitada y defectuosa que sea, es el único objeto en la tierra al cual Él concede su suprema consideración… El Señor tiene un pueblo, un pueblo escogido, su iglesia que debe ser suya, su propia fortaleza, que Él sostiene en un mundo rebelde y herido por el pecado” (En Lugares Celestiales, pág. 284). “La iglesia es la fortaleza de Dios, su ciudad de refugio, que Él sostiene en un mundo en rebelión. Cualquier traición a la iglesia es traición hecha a Aquel que ha comprado a la humanidad con la sangre de su Hijo unigénito” (Los Hechos de los Apóstoles, pág. 10).

CONFESANDO A JESÚS COMO EL HIJO DE DIOS

1

Aunque Jesús predicó y sanó públicamente cumpliendo así con las Escrituras, ¿qué concepto limitado tenía la gente de su tiempo con respecto a quién era Él? Mateo 16:13, 14.

“Con tristeza, los discípulos se vieron obligados a confesar que Israel no había sabido reconocer a su Mesías. En verdad, al ver sus milagros, algunos le habían declarado Hijo de David. Las multitudes que habían sido alimentadas en Betsaida habían deseado proclamarle rey de Israel. Muchos estaban listos para aceptarle como profeta; pero no creían que fuese el Mesías” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 379).

2

Pero, ¿quién creían sus discípulos que era Él? ¿Quién hizo posible que ellos entendieron esto? Mateo 16:15-17.

“La verdad que Pedro había confesado es el fundamento de la fe del creyente. Es lo que Cristo mismo ha declarado ser vida eterna. Pero la posesión de este conocimiento no era motivo de engreimiento. No era por ninguna sabiduría o bondad propia de Pedro por lo que le había sido revelada esa verdad. Nunca puede la humanidad de por sí alcanzar un conocimiento de lo divino. ‘Es más alto que los cielos: ¿qué harás? Es más profundo que el infierno: ¿cómo lo conocerás?’ Únicamente el espíritu de adopción puede revelarnos las cosas profundas de Dios, que ‘ojo no vio, 59


ni oído oyó, y que jamás entraron en pensamiento humano.’ ‘Pero a nosotros nos las ha revelado Dios por medio de su Espíritu’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 380).

EL ORIGEN DE LA IGLESIA

3

¿Qué reveló Jesús a sus discípulos en base a la confesión inspirada de Pedro? ¿Qué plan introdujo esto? Mateo 16:18, primera parte.

“La palabra Pedro significa piedra, canto rodado. Pedro no era la roca sobre la cual se fundaría la iglesia. Las puertas del infierno prevalecieron contra él cuando negó a su Señor con imprecaciones y juramentos. La iglesia fue edificada sobre Aquel contra quien las puertas del infierno no podían prevalecer. “Siglos antes del advenimiento del Salvador, Moisés había señalado la roca de la salvación de Israel. El salmista había cantado acerca de ‘la roca de mi fortaleza.’ Isaías había escrito: ‘Por tanto, el Señor Jehová dice así: He aquí que yo fundo en Sión una piedra, piedra de fortaleza, de esquina, de precio, de cimiento estable.’ Pedro mismo, escribiendo por inspiración, aplica esta profecía a Jesús. Dice: ‘Si habéis gustado y probado que es bueno el Señor. Allegándoos a Él, como a piedra viva, rechazada en verdad de los hombres, más para con Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sois edificados en un templo espiritual’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 381).

4

¿Qué sorprendente declaración hizo Jesús con respecto a la existencia de su iglesia? Mateo 16:18, última parte.

“En la presencia de Dios y de todos los seres celestiales, en la presencia del invisible ejército del infierno, Cristo fundó su iglesia sobre la Roca viva. Esa Roca es Él mismo su propio cuerpo quebrantado y herido por nosotros. Contra la iglesia edificada sobre ese fundamento, no prevalecerán las puertas del infierno. “Cuán débil parecía la iglesia cuando Cristo pronunció estas palabras. Se componía apenas de un puñado de creyentes contra quienes se dirigía todo el poder de los demonios y de los hombres malos; sin embargo, los discípulos de Cristo no debían temer. Edificados sobre la Roca de su fortaleza, no podían ser derribados. “Durante seis mil años, la fe ha edificado sobre Cristo. Durante seis mil años, las tempestades y los embates de la ira satánica han azotado la Roca de nuestra salvación; pero ella sigue inconmovible” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 381, 382).

LAS LLAVES DEL REINO

5

¿Cómo se debe comprender el término, “las llaves del reino de los cielos”? Mateo 16:19.

60


“Las llaves del reino de los cielos’ son las palabras de Cristo. Todas las palabras de la Santa Escritura son suyas y están incluidas en esa frase. Esas palabras tienen poder para abrir y cerrar el cielo. Declaran las condiciones bajo las cuales los hombres son recibidos o rechazados. Así la obra de aquellos que predican la Palabra de Dios tiene sabor de vida para vida o de muerte para muerte. La suya es una misión cargada de resultados eternos. “El Salvador no confió la obra del Evangelio a Pedro individualmente. En una ocasión ulterior, repitiendo las palabras que fueron dichas a Pedro, las aplicó directamente a la iglesia. Y lo mismo fue dicho en substancia también a los doce como representantes del cuerpo de creyentes. Si Jesús hubiese delegado en uno de los discípulos alguna autoridad especial sobre los demás, no los encontraríamos contendiendo con tanta frecuencia acerca de quién sería el mayor. Se habrían sometido al deseo de su Maestro y habrían honrado a aquel a quien Él hubiese elegido” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 382).

6

¿Qué principios estableció Jesús al hablar por segunda vez sobre la iglesia, o la congregación de creyentes? Mateo 18:17.

“Nuestro Señor enseña que las dificultades entre los cristianos deben arreglarse dentro de la iglesia. No debieran presentarse a los que no temen a Dios. Si un cristiano es maltratado por su hermano, no recurra a los incrédulos en un tribunal de justicia. Siga las instrucciones que ha dado Cristo. En vez de tratar de vengarse, trate de salvar a su hermano. Dios guardará los intereses de los que le aman y temen, y con confianza podemos encomendar nuestro caso a Aquel que juzga rectamente” (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 194). “Cristo da poder a la voz de la iglesia. ‘De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo’ (Mateo 18:18). No se prueba en absoluto que un hombre se ponga a hacer algo en base a su responsabilidad individual, y defienda los puntos de vista que él escoge, sin tener en cuenta el juicio de la iglesia. Dios ha concedido a su iglesia el supremo poder bajo el cielo. Es la voz de Dios en su pueblo unido como iglesia, la que debe ser respetada” (Testimonios para la Iglesia, tomo 3, pág. 495).

UN FUNDAMENTO INAMOVIBLE

7

¿Cómo es presentado en otros versículos del Nuevo Testamento el sólido fundamento de la iglesia? Efesios 2:20-22; Colosenses 1:18.

“‘Cristo es la cabeza de todo varón.’ Dios, quien puso todas las cosas bajo los pies del Salvador, ‘diólo por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que hinche todas las cosas en todos.’ La iglesia está edificada sobre Cristo como su fundamento; ha de obedecer a Cristo como 61


su cabeza. No debe depender del hombre, ni ser regida por el hombre. Muchos sostienen que una posición de confianza en la iglesia les da autoridad para dictar lo que otros hombres deben creer y hacer. Dios no sanciona esta pretensión. El Salvador declara: ‘Todos vosotros sois hermanos.’ Todos están expuestos a la tentación y pueden errar. No podemos depender de ningún ser finito para ser guiados. La Roca de la fe es la presencia viva de Cristo en la iglesia. De ella puede depender el más débil, y los que se creen los más fuertes resultarán los más débiles, a menos que hagan de Cristo su eficiencia. ‘Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo.’ El Señor ‘es la Roca, cuya obra es perfecta.’ ‘Bienaventurados todos los que en Él confían’” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 382, 383).

Meditación

“La iglesia de Cristo está en constante peligro. Satanás está tratando de destruir al pueblo de Dios, y no es suficiente la mente de un hombre, el juicio de un hombre, para confiar en él. Cristo quisiera unir a sus seguidores como iglesia, observando el orden, teniendo normas y disciplina, y estando todos sujetos unos a otros, estimando a los demás como mejores que uno mismo. La unidad y la confianza son esenciales para la prosperidad de la iglesia. Si cada miembro de la iglesia se siente en libertad para actuar independientemente de los demás, escogiendo su propio camino peculiar, ¿cómo puede la iglesia estar segura en la hora de peligro? La prosperidad y la misma existencia de una iglesia dependen de la acción rápida y unida, y de la confianza mutua de sus miembros. Cuando en una hora crítica alguien suena la voz de alarma, se necesita un trabajo rápido y efectivo, sin detenerse a hacer preguntas y a examinar la cuestión de un extremo al otro, permitiendo así que el enemigo gane ventajas por la demora, cuando la acción unida podría salvar a muchas almas de la perdición” (Testimonios para la Iglesia, tomo 3, pág. 489).

Estudio adicional

Mateo 16:13-19; Marcos 8:27-30; Lucas 9:18-20; Los Hechos de los Apóstoles, págs. 10, 92; Profetas y Reyes, pág. 415.

Comparación

Compara tu concepto personal de la iglesia con el presentado en los mensajes de Jesús.

62


La

Roca

de la

eternidad

En toda la Biblia, la roca siempre ha sido un símbolo de Cristo, el único ser al que se le puede atribuir los conceptos de fortaleza, solidez y resistencia. Las Llaves

son las

(Mt.16:19)

Construir

sobre la

del reino palabras de Cristo

roca

La aceptación y el uso correcto de ellas abren para nosotros y los demás, las puertas de la salvación. Su rechazo y mal uso nos las cierran.

( 1 P. 2:5) Significa edificar sobre Cristo: su vida, su gracia, su ley y su palabra. No sobre los cimientos movedizos y temporales como las tradiciones, pensamientos humanos, sentimentalismos, ciencia, cultura, falsa religiosidad, etc.

Cristo

es la verdadera roca (1 Pe. 2:4; Mt.16:18)

El hombre es falible, débil y pecador. Nunca podría compararse con la permanencia y durabilidad de una roca. Pedro, a quien el catolicismo le atribuye erróneamente ser la roca de la iglesia, afirmó que Jesús es el único fundamento de la iglesia. En él se encuentra seguridad, refugio, ayuda y paz.

Pedro

Gr. Petros

“Canto rodado”, “piedra pequeña”

Roca

Gr. Pétra

“Roca grande, fija e inamovible”

63


Sábado

Lección

15

8

Octubre

Si Uno se niega a Escuchar “El Señor desea que los que le siguen ejerzan gran cuidado en su trato mutuo. Han de elevar, restaurar y sanar. Pero no debe haber en la iglesia negligencia de la debida disciplina. Los miembros han de considerarse como alumnos en una escuela, y aprender a formar un carácter digno de su alta vocación. En la iglesia de esta tierra los hijos de Dios han de quedar preparados para la gran reunión de la iglesia del cielo. Los que vivan en armonía con Cristo pueden esperar una vida eterna en la familia redimida” (Testimonios para la Iglesia, tomo 7, pág. 251).

SI UN HERMANO CAE

1

¿Cuál es la responsabilidad de los creyentes en la iglesia si un hermano es vencido por el pecado? ¿Cómo debe ser tratado? Gálatas 6:1; Santiago 5:19, 20.

“Si Cristo es en nosotros ‘la esperanza de gloria’, no nos sentiremos inclinados a observar a los demás para revelar sus errores. En vez de procurar acusarlos y condenarlos, nuestro objeto será ayudarlos, beneficiarlos y salvarlos. Al tratar con los que están en error, observaremos el mandato: ‘Considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.’ Nos acordaremos de las muchas veces que erramos y de cuán difícil era hallar el camino recto después de haberlo abandonado. No empujaremos a nuestro hermano a una oscuridad más densa, sino que con el corazón lleno de compasión le mostraremos el peligro” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 109). “Vi que muchos se han aprovechado de lo que Dios ha mostrado con respecto a los pecados y males de otros… Debieran tratar con mucha delicadeza los sentimientos de los demás. Ocuparse de los males de los demás debiera ser la obra más delicada e importante de todas. Un hermano debiera ocuparse de ello con la mayor humildad y considerando sus propias debilidades, para que él mismo no sea tentado” (Testimonios para la Iglesia, tomo 1, pág. 155).

es la promesa para todos aquellos que se humillan, reconocen 2 ¿Cuál sus propias faltas por la gracia y justicia de Cristo? Proverbios 28:13. “Cuán equivocados están los que se imaginan que la confesión de los pecados menoscabará su dignidad y disminuirá su influencia entre sus prójimos. Aferrándose a esta 64


errónea idea, aunque ven sus faltas, muchos dejan de confesarlas y más bien pasan por alto los errores que han cometido con otros, y así amargan su propia vida y proyectan sombras sobre las vidas de otros. El confesar vuestros pecados no dañará vuestra dignidad. Abandonad esa falsa dignidad. Caed sobre la Roca y sed quebrantados, y Cristo os dará la verdadera dignidad celestial. Que el orgullo, la estima propia, o la justicia propia no impidan a nadie que confiese sus pecados a fin de que pueda hacer suya la promesa… No ocultéis nada de Dios ni descuidéis la confesión de vuestras faltas a vuestros hermanos. ‘Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados’ (Santiago 5:16). Más de un pecado es dejado sin confesar, y tendrá que hacerle frente el pecador en el día del ajuste final. Mucho mejor es hacer frente ahora a nuestros pecados, confesarlos y apartarnos de ellos, mientras intercede en nuestro favor el Sacrificio expiatorio. No dejéis de saber la voluntad de Dios en cuanto a este asunto. La salud de vuestra alma y la salvación de otros dependen de la forma en que procedáis en este asunto. ‘Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros’ (1 Ped. 5:6, 7). El humilde y quebrantado de corazón puede apreciar algo del amor de Dios y de la cruz del Calvario. Será amplia la bendición experimentada por aquel que satisface la condición por la cual puede llegar a ser participante del favor de Dios” (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 383, 384).

EN EL ESPÍRITU DE CRISTO

3

¿Qué instrucciones específicas dio el Señor para hacer volver a Él a alguien que haya caído en el pecado? Mateo 18:15; Proverbios 25:9, 10.

“No habléis del mal a otro. Si este mal es contado a una persona, luego a otra y aun a otra, el informe crece continuamente, y el daño aumenta hasta que toda la iglesia tiene que sufrir. Arréglese el asunto ‘entre ti y él solo’. Tal es el plan de Dios” (Testimonios para la Iglesia, tomo 7, pág. 248). “Usted ha defendido su actitud de hablar mal de su hermano o hermana o vecino delante de los demás antes de ir a hablar con ellos, y de dar los pasos que Dios ha señalado definidamente que se deben dar. Ha dicho: ‘¡Pero! ¡Si yo no hablé con nadie hasta que me sentía tan agobiada que no lo pude impedir!’ ¿Qué la agobiaba? ¿No era acaso del claro descuido de su propio deber, de un ‘Así dice Jehová’? Usted cometió un pecado porque no fue a hablar con el ofensor para ventilar su falta entre usted y él solos. Si no lo hizo, si desobedeció a Dios, ¿cómo no se habría de sentir abrumada, a menos que su corazón se hubiera endurecido, puesto que estaba pisoteando el mandamiento de Dios y en su corazón estaba aborreciendo a su hermano o vecino? ¿Y de qué modo trató de librarse de esa carga? ¡Dios la reprende por su pecado de omisión, al no hablar con su hermano acerca de su falta, y usted se disculpa y se consuela con un pecado de comisión, es a saber, hablar de las faltas de su hermano con otra persona! ¿Es ésta la forma adecuada de obtener tranquilidad, cometiendo un pecado?” (Testimonios para la Iglesia, tomo 2, pág. 49).

4

¿Qué consejo dio el Salvador en caso que el hermano se niegue a escuchar y continúe en la transgresión? Mateo 18:16. 65


“Mas si no te oyere, toma aun contigo uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra’ (Mat. 18:16). Tomad con vosotros personas de ánimo espiritual, y hablad de su mal al que erró. Tal vez ceda a las súplicas unidas de sus hermanos. Al ver cómo ellos están de acuerdo con el asunto, tal vez su mente quede iluminada” (Testimonios para la Iglesia, tomo 7, pág. 249). “En un juicio por homicidio, no se podía condenar al acusado por la declaración de un solo testigo, aunque hubiera graves pruebas circunstanciales contra él. La orden del Señor fue: ‘Cualquiera que hiriere a alguno, por dicho de testigos, morirá el homicida: mas un solo testigo no hará fe contra alguna persona que muera’ (Núm. 35: 30). Fue Cristo quien le dio a Moisés estas instrucciones para Israel; y mientras estaba personalmente con sus discípulos en la tierra, al enseñarles cómo debían tratar a los pecadores, el gran Maestro repitió la lección de que el testimonio de un solo hombre no basta para condenar ni absolver. Las cuestiones en disputa no han de decidirse por las opiniones de un solo hombre. En todos estos asuntos, dos o más han de reunirse y llevar juntos la responsabilidad, ‘para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra’” (Patriarcas y Profetas, pág. 552).

OTRA OPORTUNIDAD

5

Según Jesús, ¿quién debe ayudar a alguien que ha caído en pecado si se niega a aceptar consejos de sus hermanos más cercanos? Mateo 18:17, primera parte.

“El Señor está probando a su pueblo. Podéis ser tan severos y críticos con vuestro propio carácter deficiente como queráis, pero sed bondadosos, compasivos y corteses hacia los demás. Averiguad cada día: ¿Estoy yo sano en mi corazón, o es éste falso? Rogad a Dios que os salve de todo engaño al respecto. Esto entraña intereses eternos. A diferencia de tantos que anhelan honores, y codician ganancias, buscad, amados hermanos míos, la seguridad del amor de Dios y clamad: ¿Quién me mostrará cómo asegurar mi vocación y elección?”(Testimonios para la Iglesia, tomo 5, pág. 91).

6

Sin embargo, ¿cuál será el resultado si alguien que ha abandonado el camino de la obediencia no escucha el consejo de la iglesia como cuerpo? Mateo 18:17, última parte; 1 Corintios 5:1, 9, 11.

“Y si no oyere a ellos”, ¿qué debe hacerse? ¿Tendrán que asumir algunas personas de la junta directiva la responsabilidad de despedir de la iglesia al que erró? “Y si no oyere a ellos, dilo a la iglesia” (Mat. 18:17). Tome la iglesia un acuerdo con respecto a sus miembros. “Y si no oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por étnico y publicano” (verso 17). Si él no quiere escuchar a la iglesia, si rechaza todos los esfuerzos hechos por salvarle, a la iglesia incumbe la responsabilidad de separarle de su comunión. Su nombre debe entonces borrarse de los libros. “Ningún dirigente de la iglesia debe aconsejar, ninguna junta directiva recomendar, ni ninguna iglesia votar que el nombre de una persona que obra mal sea excluido de los libros de la iglesia, 66


hasta que se hayan seguido fielmente las instrucciones dadas por Cristo. Cuando estas instrucciones se hayan cumplido, la iglesia queda justificada delante de Dios. El mal debe, pues, presentarse tal cual es, y debe ser suprimido, a fin de que no se propague. La salud y la pureza de la iglesia deben ser preservadas, para que ella aparezca delante de Dios sin mancha, revestida del manto de la justicia de Cristo” (Testimonios para la Iglesia, tomo 7, pág. 250).

BUSCAR RECONCILIACIÓN

7

Aunque el que ha caído en pecado pueda haber sido excluido del cuerpo de creyentes, ¿qué es todavía necesario? 2 Tesalonicenses 3:13-15.

“Si el que erró se arrepiente y se somete a la disciplina de Cristo, se le ha de dar otra oportunidad. Y aun cuando no se arrepienta, aun cuando quede fuera de la iglesia, los siervos de Dios tienen todavía una obra que hacer en su favor. Han de procurar fervientemente que se arrepienta. Y por graves que hayan sido sus ofensas, si él cede a las súplicas del Espíritu Santo y, confesando y abandonando su pecado, da indicios de arrepentimiento, se le debe perdonar y darle de nuevo la bienvenida al redil. Sus hermanos deben animarle en el buen camino, tratándole como quisieran ser tratados si estuviesen en su lugar, considerándose a sí mismos, no sea que ellos también sean tentados” (Testimonios para la Iglesia, tomo 7, pág. 250).

Meditación

“Todos sus esfuerzos por salvar a los que están equivocados pueden resultar infructuosos. Pueden pagarle mal por bien. Tal vez se enojen en vez de convencerse. ¿Qué pasará si escuchan sin resultados, y prosiguen la mala conducta que comenzaron? Esto va a suceder con frecuencia. A veces la reprensión más suave y tierna no produce buenos resultados. En ese caso la bendición que usted deseaba que otro recibiera al comportarse justamente, al dejar de hacer el mal y al aprender a hacer el bien, volverá a su propio pecho. “Si el que está en error persiste en el pecado, trátelo bondadosamente, y déjelo con su Padre celestial. Ha librado su alma; el pecado de ellos ya no descansa sobre usted; ya no participa más del pecado de ellos. Si perecen, su sangre caerá sobre sus propias cabezas” (Testimonios para la Iglesia, tomo 2, págs. 49, 50).

Estudio adicional

1 Juan 1:8-10; 2:1, 2; 1 Corintios 5:1-11; 1 Tesalonicenses 5.14; 1 Timoteo 5:19; Testimonios para la Iglesia, tomo 2, págs. 46-48; Testimonios para la Iglesia, tomo 7, págs. 244-247; Obreros Evangélicos, págs. 522-529; Palabras de Vida del Gran Maestro, págs. 197, 198.

Completar los versículos “Si tu hermano ______________________________contra ti, ve y repréndelo _________________________________: si te oyere has ganado a tu hermano”. 67


Sábado

Lección

16

15

Octubre

El Seguidor de Cristo “Hay trabajo para vosotros en la iglesia y fuera de ella. ‘En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto’ (Juan 15:8). El fruto que llevamos es la única cosa que prueba el carácter del árbol delante del mundo. Es la demostración de nuestro discipulado. Si nuestras obras son de tal carácter que, como pámpanos de la Vid viviente, producimos ricos racimos de preciosas frutas, exhibimos ante el mundo el distintivo de Dios como sus hijos e hijas. Somos epístolas vivientes, conocidas y leídas de todos los hombres” (Testimonios para la Iglesia, tomo 5, págs. 49, 50).

NEGARSE A SÍ MISMO

1

Además de su obra de sanar y predicar, ¿qué trató Jesús de explicar a sus discípulos acerca de lo que debía enfrentar al final de su misión terrena? Marcos 8:31; Lucas 9:22. Sin embargo, ¿qué se imaginaron los discípulos sobre su futuro? ¿Qué situaciones similares existen hoy?

“Antes de la crucifixión, el Salvador había predicho a sus discípulos que iba a ser muerto y que resucitaría del sepulcro, y hubo ángeles presentes para grabar esas palabras en las mentes y en los corazones. Pero los discípulos esperaban la liberación política del yugo romano y no podían tolerar la idea de que Aquel en quien todas sus esperanzas estaban concentradas, fuese a sufrir una muerte ignominiosa. Desterraron de su mente las palabras que necesitaban recordar, y cuando llegó el momento de prueba, los encontró sin la debida preparación. La muerte de Jesús destruyó sus esperanzas igual que si no se la hubiese predicho. Así también las profecías nos anuncian el porvenir con la misma claridad con que Cristo predijo su propia muerte a los discípulos. Los acontecimientos relacionados con el fin del tiempo de gracia y la preparación para el tiempo de angustia han sido presentados con claridad. Pero hay miles de personas que comprenden estas importantes verdades de modo tan incompleto como si nunca hubiesen sido reveladas. Satanás procura arrebatar toda impresión que podría llevar a los hombres por el camino de la salvación, y el tiempo de angustia no los encontrará listos” (El Conflicto de los Siglos, pág. 652). 68


2

¿Con qué estaba relacionado el privilegio de ser discípulos de Jesús? ¿Qué dos actos son parte del discipulado? Mateo 16:24; Marcos 8:34; Lucas 9:23. ¿Quién es capaz de hacer esto naturalmente?

“…Pero Jesús ordenaba a sus discípulos que tomaran la cruz para llevarla en pos de Él. Para los discípulos, sus palabras, aunque vagamente comprendidas, señalaban su sumisión a la más acerba humillación, una sumisión hasta la muerte por causa de Cristo. El Salvador no podría haber descrito una entrega más completa. Pero todo esto Él lo había aceptado por ellos. Jesús no reputó el cielo como lugar deseable mientras estábamos perdidos. El dejó los atrios celestiales, para venir a llevar una vida de oprobios e insultos, y soportar una muerte ignominiosa. El que era rico en los inestimables tesoros del cielo se hizo pobre, a fin de que por su pobreza fuésemos enriquecidos. Hemos de seguir la senda que Él pisó” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 385, 386). “Los que quieren alcanzar la bendición de la santidad deben aprender primero el significado de la abnegación. La cruz de Cristo es la columna central sobre la cual descansa el ‘sobremanera alto y eterno peso de gloria.’ ‘Si alguno quiere venir en pos de mí, dijo Cristo, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame’ (2 Co. 4: 17; Mt. 16: 24). Es la fragancia del amor para con nuestros semejantes lo que revela nuestro amor para con Dios. Es la paciencia en el servicio lo que otorga descanso al alma. Es mediante el trabajo humilde, diligente y fiel cómo se promueve el bienestar de Israel. Dios sostiene y fortalece al que desea seguir en la senda de Cristo” (Los Hechos de los Apóstoles, pág. 447).

VALORES ETERNOS

3

¿Qué enseñó Jesús con respecto a los que no le seguían que se colocaban en primer lugar (como si así se pudieran salvar a sí mismos)? Pero, ¿qué seguridad se les da a los que ponen a Jesús y su gloria en primer lugar? Mateo 16:25; Marcos 8:35; Lucas 9:24.

“El que quisiere salvar su vida, la perderá; y el que perdiere su vida por causa de mí y del evangelio la salvará.’ El egoísmo es muerte. Ningún órgano del cuerpo podría vivir si limitase su servicio a sí mismo. Si el corazón dejase de mandar sangre a la mano y a la cabeza, no tardaría en perder su fuerza. Así como nuestra sangre vital, el amor de Cristo se difunde por todas las partes de su cuerpo místico. Somos miembros unos de otros, y el alma que se niega a impartir perecerá. Y ‘¿de qué aprovecha al hombre, dijo Jesús, si granjeare todo el mundo, y perdiere su alma? O ¿qué recompensa dará el hombre por su alma?” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 386).

4

¿Qué decisión debe tomar cada persona en la tierra? ¿Cuáles son el costo y los riesgos? Mateo 16:26; Marcos 8:36; Lucas 9:25. 69


“Y los hombres de nuestros días están buscando afanosamente los tesoros te-rrenales. Su mente está llena de pensamientos egoístas y ambiciosos. Por ganar las riquezas, el honor o el poder mundanos, colocan las máximas, las tradiciones y los mandamientos de los hombres por encima de los requisitos de Dios. Las riquezas de su Palabra se hallan ocultas a estas personas” (Palabras de Vida del Gran Maestro, págs. 77, 78).

“En vista de la herencia gloriosa que puede ser suya, ‘¿qué rescate dará el hombre por su alma?’ (Mateo 16:26). Puede ser pobre; con todo, posee en sí mismo una riqueza y dignidad que el mundo jamás podría haberle dado. El alma redimida y limpiada de pecado, con todas sus nobles facultades dedicadas al servicio de Dios, es de un valor incomparable; y hay gozo en el cielo delante de Dios y de los santos ángeles por cada alma redimida, gozo que se expresa con cánticos de santo triunfo” (El Camino a Cristo, pág. 128).

5

¿Qué hay en el mundo más importante que la vida eterna? Marcos 8:37.

“Existe el peligro de perderlo todo mientras se persigue la ganancia mundanal, porque los intereses superiores se olvidan en la febril ansiedad de conseguir riqueza terrenal. Las preocupaciones y los sobresaltos inherentes a la tarea de hacerse tesoros en la tierra no deja tiempo ni deseo para apreciar el valor de las riquezas eternas… ‘Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón’ (Mateo 6:21). Vuestros pensamientos, planes y motivos tendrán un molde terreno, y vuestra alma será contaminada por la codicia y el egoísmo. ‘Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?” (Consejos Sobre Mayordomía Cristiana, pág. 229). “Este asunto requiere la consideración de todo padre, maestro y alumno, de todo ser humano, joven o viejo. No puede ser perfecto o completo ningún proyecto de negocios o plan de vida que abarque únicamente los breves años de la vida actual y no haga provisión para el futuro eterno. Enséñese a los jóvenes a considerar la eternidad al hacer sus cálculos. Enséñeseles a escoger los principios y buscar las cosas durables, a acumular para sí aquel ‘tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye’, a conquistar amigos ‘por medio de las riquezas injustas’, para que cuando éstas falten, aquéllos os ‘reciban en las moradas eternas’” (La Educación, pág. 145).

GOZO EN EL SERVICIO

6

Habiendo elegido ser discípulo de Cristo, ¿qué servicio nos da gozo cada día? ¿Qué gloria futura eclipsará todo lo que suceda en esta tierra? Mateo 19:28, 29; 16:27.

70


“Hay hombres y mujeres que lo han dejado todo por Cristo. Consideraron sus propios intereses temporales, su propio goce de la sociedad y la familia, de menor importancia que los intereses del reino de Dios. No dieron a las casas y tierras, a los parientes y amigos, por queridos que fueran, el primer lugar en sus afectos, para dejar el segundo a la causa de Dios. Los que hacen esto, que dedican su vida al progreso de la verdad, a traer muchos hijos e hijas a Dios, tienen la promesa de que recibirán cien veces tanto en esta vida, y en el mundo venidero la vida eterna. Los que trabajan desde un punto de vista noble y con motivos abnegados serán consagrados a Dios, en cuerpo, alma y espíritu. No ensalzarán al yo; no se sentirán competentes para asumir responsabilidades; pero no se negarán a llevar las cargas, porque tendrán el deseo de hacer cuanto pueden hacer. No estudiarán su propia conveniencia; lo que ellos preguntan es: ¿Cuál es mi deber?” (Testimonios para la Iglesia, tomo 5, pág. 404).

7

Por el contrario, ¿cuál será el resultado para aquellos que están centrados en sí mismos y niegan al Salvador? Pero, ¿qué pueden esperar los que no se avergüenzan de Jesús? Marcos 8:38; Mateo 16:28.

“Jesús había dicho a sus discípulos que algunos de los que con Él estaban no gustarían la muerte antes de ver llegar el reino de Dios con poder. En ocasión de la transfiguración, esta promesa se cumplió. El semblante de Jesús mudóse allí de modo que brillaba como el sol. Sus vestiduras eran blancas y relucientes… Los discípulos contemplaban con temeroso asombro la excelsa majestad de Jesús y la nube que los cobijaba, y oían la voz de Dios diciendo con terrible majestad: ‘Este es mi Hijo amado… a Él oíd” (Primeros Escritos, pág. 164).

Meditación

“Cristo, el amado Maestro, dice: ‘Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame’ (Mat. 16:24). Sí, sígalo tanto en los buenos momentos como en los malos. Sígalo al amistarse con los más necesitados y desamparados. Sígalo al olvidarse de sí misma, y al abundar en actos de abnegación y sacrificio en beneficio de los demás; al no responder a la injuria con injuria; al manifestar amor y compasión por la raza caída. Él no consideró preciosa su vida: la dio por todos nosotros. Sígalo desde el humilde pesebre hasta la cruz. Él fue nuestro Ejemplo. Le dice que si quiere ser su discípula debe tomar la cruz, esa cruz despreciada, y seguirlo. ¿Puede beber de la copa? ¿Puede participar de ese bautismo?” (Testimonios para la Iglesia, tomo 2, pág. 161).

Estudio adicional

Lucas 22:28-30; El Deseado de Todas las Gentes, págs. 386-388.

Discipulado y servicio

Relata una bendita experiencia en el servicio del Señor. 71


El seguidor de Cristo tiene una visión más amplia del futuro y una comprensión objetiva de su realidad. Tiene claro en su mente que esta vida no acaba con la muerte sino prosigue en la eternidad con Dios. Por esa razón, los goces mundanos pierden sentido e importancia cuando los compara con la gloria excelsa de la vida eterna.

Es egoísta y ambicioso Busca riquezas Anhela honor y poder mundano Ama la comodidad Tiene intereses temporales Busca los placeres terrenales

El hombre de nuestros días

Posee un amor desinteresado Es manso y humilde de corazón Es abnegado Tiene intereses eternos Posee un gozo santo Es obediente a la soberana voluntad divina

El seguidor de Cristo

Cristo…

Siguiendo a


Sábado

Lección

17

22

Octubre

Una Visión de la Gloria “La fe de los discípulos fue grandemente fortalecida en ocasión de la transfiguración, cuando se les permitió contemplar la gloria de Cristo y oír la voz del cielo atestiguando su carácter divino. Dios decidió dar a los seguidores de Jesús una prueba categórica de que era el Mesías prometido, para que en su acerbo pesar y chasco por su crucifixión, no perdiesen completamente su confianza. En ocasión de la transfiguración el Señor envió a Moisés y a Elías para que hablasen con Jesús acerca de su sufrimiento y su muerte. En vez de elegir ángeles para que conversasen con su Hijo, Dios escogió a quienes habían experimentado ellos mismos las pruebas de la tierra” (Primeros Escritos, pág. 162).

UN LUGAR PRIVADO DE ORACIÓN

1

¿Adónde fue Jesús un día con sus tres discípulos más íntimos, y con qué propósito? Mateo 17:1; Lucas 9:28.

“Los discípulos no se atrevían a preguntarle a Cristo adónde iba ni con qué fin. Con frecuencia Él había pasado noches enteras orando en las montañas. Aquel cuya mano había formado los montes y valles se encontraba en casa con la naturaleza, y disfrutaba su quietud. Los discípulos siguieron a Cristo adonde los llevaba, aunque preguntándose por qué su Maestro los conducía a esa penosa ascensión cuando ya estaban cansados y cuando Él también necesitaba reposo. “Finalmente, Cristo les dice que no han de ir más lejos. Apartándose un poco de ellos, el Varón de dolores derrama sus súplicas con fuerte clamor y lágrimas. Implora fuerzas para soportar la prueba en favor de la humanidad. Él mismo debe establecer nueva comunión con la Omnipotencia, porque únicamente así puede contemplar lo futuro” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 388).

TRANSFIGURADO EN UN MOMENTO

2

Mientras oraba, ¿qué cambio se dio en Él? ¿Quiénes se unieron a Él? Mateo 17:2, 3. 73


“Su oración es oída. Mientras está postrado humildemente sobre el suelo pedregoso, los cielos se abren de repente, las áureas puertas de la ciudad de Dios quedan abiertas de par en par, y una irradiación santa desciende sobre el monte, rodeando la figura del Salvador. Su divinidad interna refulge a través de la humanidad, y va al encuentro de la gloria que viene de lo alto. Levantándose de su posición postrada, Cristo se destaca con majestad divina. Ha desaparecido la agonía de su alma. Su rostro brilla ahora ‘como el sol’ y sus vestiduras son ‘blancas como la luz.’ “Los discípulos, despertándose, contemplan los raudales de gloria que iluminan el monte. Con temor y asombro, miran el cuerpo radiante de su Maestro. Y al ser habilitados para soportar la luz maravillosa, ven que Jesús no está solo… “Quince siglos antes, sobre el monte Pisga, Moisés había contemplado la tierra prometida. Pero a causa de su pecado en Meriba, no le fue dado entrar en ella… Moisés pasó bajo el dominio de la muerte, pero no permaneció en la tumba. Cristo mismo le devolvió la vida… “En el monte de la transfiguración, Moisés atestiguaba la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 389, 390).

3

¿Sobre qué hablaron Moisés y Elías con Jesús? ¿Por qué los discípulos no fueron capaces de oir la conversación? Lucas 9:31, 32.

“Y vuelca los anhelos de su corazón en favor de sus discípulos, para que en la hora del poder de las tinieblas no les falte la fe. El rocío cae sobre su cuerpo postrado, pero Él no le presta atención. Las espesas sombras de la noche le rodean, pero Él no considera su lobreguez. Y así las horas pasan lentamente. Al principio, los discípulos unen sus oraciones a las suyas con sincera devoción; pero después de un tiempo los vence el cansancio y, a pesar de que procuran sostener su interés en la escena… “Vencidos por el sueño, los discípulos oyeron poco de lo que sucedió entre Cristo y los mensajeros celestiales. Por haber dejado de velar y orar, no habían recibido lo que Dios deseaba darles: un conocimiento de los sufrimientos de Cristo y de la gloria que había de seguirlos. Perdieron la bendición que podrían haber obtenido compartiendo su abnegación. Estos discípulos eran lentos para creer y apreciaban poco el tesoro con que el Cielo trataba de enriquecerlos” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 388, 389, 392).

LA VOZ DE APROBACIÓN

4

Una vez que se despertaron y vieron la gloriosa escena, ¿qué propuso Pedro? Mateo 17:4; Lucas 9:33. ¿Qué corriente de pensamiento seguían?

74


“Los discípulos no comprenden todavía la escena; pero se regocijan de que el paciente Maestro, el manso y humilde, que ha peregrinado de acá para allá como extranjero sin ayuda, ha sido honrado por los favorecidos del cielo. Creen que Elías ha venido para anunciar el reinado del Mesías, y que el reino de Cristo está por establecerse en la tierra. Quieren desterrar para siempre el recuerdo de su temor y desaliento. Desean permanecer allí donde la gloria de Dios se revela. Pedro exclama: ‘Maestro, bien será que nos quedemos aquí, y hagamos tres pabellones : para ti uno, y para Moisés otro, y para Elías otro.’ Los discípulos confían en que Moisés y Elías han sido enviados para proteger a su Maestro y establecer su autoridad real” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 391, 392).

5

¿Qué sucedió mientras Pedro hablaba? ¿Qué oyeron los discípulos? Mateo 17:5; Marcos 9:7.

“Sin embargo, recibieron gran luz. Se les aseguró que todo el cielo conocía el pecado de la nación judía al rechazar a Cristo. Se les dio una percepción más clara de la obra del Redentor. Vieron con sus ojos y oyeron con sus oídos cosas que superaban la comprensión humana. Fueron ‘testigos oculares de su majestad,’ y comprendieron que Jesús era de veras el Mesías, de quien los patriarcas y profetas habían dado testimonio, y que era reconocido como tal por el universo celestial” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 392).

6

¿Qué impresión tuvo esto sobre ellos? ¿Cómo los confortó Jesús después que desapareció la nube y el sonido se disipó? Mateo 17:6-8.

“Mientras estaban aún mirando la escena sobre el monte, ‘he aquí una nube de luz que los cubrió; y he aquí una voz de la nube, que dijo: Este es mi Hijo amado, en el cual tomo contentamiento: a Él oíd.’ Mientras contemplaban la nube de gloria, más resplandeciente que la que iba delante de las tribus de Israel en el desierto; mientras oían la voz de Dios que hablaba en la pavorosa majestad que hizo temblar la montaña, los discípulos cayeron abrumados al suelo. Permanecieron postrados, con los rostros ocultos, hasta que Jesús se les acercó, y tocándolos, disipó sus temores con su voz bien conocida: ‘Levantaos, y no temáis.’ Aventurándose a alzar los ojos, vieron que la gloria celestial se había desvanecido y que Moisés y Elías habían desaparecido. Estaban sobre el monte, solos con Jesús” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 392).

EL CUMPLIMIENTO DE UNA PROMESA

7

¿Qué promesa de Jesús se cumplió por medio de la transfiguración y el glorioso reino celestial presentado en miniatura? Mateo 16:28; Marcos 9:1. 75


“Jesús les ha hablado de sus sufrimientos; los trajo consigo esta noche para que pudiesen orar con Él; aun ahora está orando por ellos. El Salvador ha visto la tristeza de sus discípulos, y ha deseado aliviar su pesar dándoles la seguridad de que su fe no ha sido inútil. No todos, aun entre los doce, pueden recibir la revelación que desea impartirles. Sólo los tres que han de presenciar su angustia en el Getsemaní han sido elegidos para estar con Él en el monte. Ahora, su principal petición es que les sea dada una manifestación de la gloria que tuvo con el Padre antes que el mundo fuese, que su reino sea revelado a los ojos humanos, y que sus discípulos sean fortalecidos para contemplarlo. Ruega que ellos puedan presenciar una manifestación de su divinidad que los consuele en la hora de su agonía suprema, con el conocimiento de que Él es seguramente el Hijo de Dios, y que su muerte ignominiosa es parte del plan de la redención… “Jesús estaba vestido por la luz del cielo, como aparecerá cuando venga ‘la segunda vez, sin pecado… para salud.’ Porque Él vendrá ‘en la gloria de su Padre con los santos ángeles.’ La promesa que hizo el Salvador a los discípulos quedó cumplida. Sobre el monte, el futuro reino de gloria fue representado en miniatura: Cristo el Rey, Moisés el representante de los santos resucitados, y Elías de los que serán trasladados” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 389, 390).

Meditación

“El unigénito Hijo de Dios, revistió su divinidad con humanidad, y vino a este mundo como un Maestro, un instructor a revelar la verdad en contraste con el error. Verdad, la verdad salvadora, nunca faltó en su lengua, nunca sufrió en sus manos, pero de destacó por su sencillez y claridad definidas en medio de la oscuridad moral que prevalecía en nuestro mundo. Para esta obra dejó las cortes celestiales. Él dijo de sí mismo ‘para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad.’ La verdad salió de sus labios con frescura y poder, como una nueva revelación. Él era el camino, la verdad y la vida. Su vida, dada por este mundo pecaminoso, estaba llena de celo y resultados importantes; porque su obra era para con las almas perdidas. Él vino para ser la Luz Verdadera, brillando entre la oscuridad moral de la superstición y el error, y fue anunciada por una voz del cielo, diciendo, ‘Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.’ Y en su transfiguración esta voz del cielo fue nuevamente escuchada, ‘Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a Él oíd’” (Fundamentals of Christian Education, pág. 405).

Estudio adicional

Primeros Escritos, págs. 163-165; El Deseado de Todas las Gentes, págs. 389-393.

76


Lección

18

Sábado

29

Octubre

Sanando a los Enfermos Mentales “Si tenemos una fe tal, nos posesionaremos de la Palabra de Dios y de todos los agentes útiles que Él ha provisto. Así nuestra fe se fortalecerá, y traerá en nuestra ayuda el poder del Cielo. Los obstáculos que Satanás acumula sobre nuestra senda, aunque aparentemente tan insuperables como altísimas montañas, desaparecerán ante el mandato de la fe. ‘Nada os será imposible’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 398).

INHABILIDAD DE LOS DISCÍPULOS

1

¿Qué situación confrontaron los otros nueve mientras Jesús y sus tres discípulos no estaban presentes? Marcos 9:14, 15; Lucas 9:37.

“Al divisar a Jesús, la gente que estaba en la llanura corrió a su encuentro, saludándole con expresiones de reverencia y gozo. Sin embargo, su ojo avizor discernió que estaban en gran perplejidad. Los discípulos parecían turbados. Acababa de ocurrir una circunstancia que les había ocasionado amargo chasco y humillación” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 393, 394).

2

¿Qué incidente causó una discusión entre la multitud y gran perplejidad de parte de los discípulos? Mateo 17:14-16.

“Mientras estaban esperando al pie de la montaña, un padre les había traído a su hijo para que lo librasen de un espíritu mudo que le atormentaba. Cuando Jesús mandó a los doce a predicar por Galilea, les había conferido autoridad sobre los espíritus inmundos para poder echarlos. Mientras conservaron firme su fe, los malos espíritus habían obedecido sus palabras. Ahora, en el nombre de Cristo, ordenaron al espíritu torturador que dejase a su víctima, pero el demonio no había hecho sino burlarse de ellos mediante un nuevo despliegue de su poder. Los discípulos, incapaces de explicarse su derrota, sentían que estaban atrayendo deshonor sobre sí mismos y su Maestro. Y en la muchedumbre había escribas que sacaban partido de esa oportunidad para 77


humillarlos. Agolpándose en derredor de los discípulos, los acosaban con preguntas, tratando de demostrar que ellos y su Maestro eran impostores. Allí había un espíritu malo que ni los discípulos ni Cristo mismo podrían vencer, declararon triunfalmente los rabinos. La gente se inclinaba a concordar con los escribas, y dominaba a la muchedumbre un sentimiento de desprecio y burla” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 394).

UNA GENERACIÓN INCRÉDULA

3

¿Qué dijo Jesús al leer los corazones de la gente y su constante tendencia a dudar y criticar? Mateo 17:17.

“Jesús miró en derredor suyo a la multitud despavorida, a los cavilosos escribas, a los perplejos discípulos. Vio incredulidad en todo corazón; y con voz llena de tristeza exclamó: ‘¡Oh generación infiel! ¿Hasta cuándo estaré con vosotros? ¿Hasta cuándo os tengo de sufrir?’ Luego ordenó al padre angustiado: ‘Trae tu hijo acá’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 395).

TRAÍDO AL REDENTOR

4

Como en el pasado, ¿qué le sucedió al muchacho cuando fue llevado al Maestro? Marcos 9:20-22.

“Fue traído el muchacho y, al posarse los ojos del Salvador sobre Él, el espíritu malo lo arrojó al suelo en convulsiones de agonía. Se revolcaba y echaba espuma por la boca, hendiendo el aire con clamores pavorosos. “El Príncipe de la vida y el príncipe de las potestades de las tinieblas habían vuelto a encontrarse en el campo de batalla: Cristo, en cumplimiento de su misión de ‘pregonar a los cautivos libertad, y… para poner en libertad a los quebrantados;’ Satanás tratando de retener a su víctima bajo su dominio. Invisibles, los ángeles de luz y las huestes de los malos ángeles se cernían cerca del lugar para contemplar el conflicto. Por un momento, Jesús permitió al mal espíritu que manifestase su poder, a fin de que los espectadores comprendiesen el libramiento que se iba a producir. “La muchedumbre miraba con el aliento en suspenso, el padre con agonía de esperanza y temor. Jesús preguntó: ‘¿Cuánto tiempo ha que le aconteció esto?’ El padre contó la historia de los largos años de sufrimiento, y luego, como si no lo pudiese soportar más, exclamó: ‘Si puedes algo, ayúdanos, teniendo misericordia de nosotros.’ ‘Si puedes.’ Hasta el padre dudaba ahora del poder de Cristo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 395).

78


5

¿Qué principio divino debía comprender el padre si su hijo habría de ser sanado? ¿Qué reconoció como debilidad suya? Marcos 9:23, 24.

“Jesús respondió: ‘Si puedes creer, al que cree todo es posible.’ No faltaba poder a Cristo; pero la curación del hijo dependía de la fe del padre. Estallando en lágrimas, comprendiendo su propia debilidad, el padre se confió completamente a la misericordia de Cristo, exclamando: ‘Creo, ayuda mi incredulidad’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 395).

6

¿Qué hizo Jesús al oir la respuesta del padre? ¿Cómo se demostró la crueldad del espíritu maligno? Marcos 9:25-27; Lucas 9:43, primera parte.

“Jesús se volvió hacia el enfermo y dijo: ‘Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él.’ Se oyó un clamor y se produjo una lucha intensísima. El demonio, al salir, parecía estar por quitar la vida a su víctima. Luego el mancebo quedó acostado sin movimiento y aparentemente sin vida. La multitud murmuró: ‘Está muerto.’ Pero Jesús le tomó de la mano y, alzándole, le presentó en perfecta sanidad mental y corporal a su padre. El padre y el hijo alabaron el nombre de su libertador. Los espectadores quedaron ‘atónitos de la grandeza de Dios,’ mientras los escribas, derrotados y abatidos, se apartaron malhumorados” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 395, 396).

RAZONES PARA LA DERROTA

7

¿Por qué no les había sido posible a los discípulos llevar a cabo la previa comisión de Jesús de que arrojaran fuera los demonios? Mateo 17:19-21. ¿Cómo se aplica esta importante lección a nosotros hoy?

“Su incredulidad, que los privaba de sentir una simpatía más profunda hacia Cristo, y la negligencia con que habían considerado la obra sagrada a ellos confiada les habían hecho fracasar en el conflicto con las potestades de las tinieblas. “Las palabras con que Cristo señalara su muerte les habían infundido tristeza y duda. Y la elección de los tres discípulos para que acompañasen a Jesús a la montaña había excitado los celos de los otros nueve. En vez de fortalecer su fe por la oración y la meditación en las palabras de Cristo, se habían estado espaciando en sus desalientos y agravios personales. En este estado de tinieblas, habían emprendido el conflicto con Satanás. 79


“A fin de tener éxito en un conflicto tal, debían encarar la obra con un espíritu diferente. Su fe debía ser fortalecida por la oración ferviente, el ayuno y la humillación del corazón. Debían despojarse del yo y ser henchidos del espíritu y del poder de Dios. La súplica ferviente y perseverante dirigida a Dios con una fe que induce a confiar completamente en Él y a consagrarse sin reservas a su obra, es la única que puede prevalecer para traer a los hombres la ayuda del Espíritu Santo en la batalla contra los principados y potestades, los gobernadores de las tinieblas de este mundo y las huestes espirituales de iniquidad en las regiones celestiales” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 397).

Meditación

“Si puedes algo, ayúdanos, teniendo misericordia de nosotros.’ ¡Cuántas almas cargadas por el pecado han repetido esta oración! Y para todas, la respuesta del Salvador compasivo es: ‘Si puedes creer, al que cree todo es posible.’ Es la fe la que nos une con el Cielo y nos imparte fuerza para luchar con las potestades de las tinieblas. En Cristo, Dios ha provisto medios para subyugar todo rasgo pecaminoso y resistir toda tentación, por fuerte que sea. Pero muchos sienten que les falta la fe, y por lo tanto permanecen lejos de Cristo. Confíen estas almas desamparadas e indignas en la misericordia de su Salvador compasivo. No se miren a sí mismas, sino a Cristo. Él que sanó al enfermo y echó a los demonios cuando estaba entre los hombres es hoy el mismo Redentor poderoso. La fe viene por la palabra de Dios. Entonces aceptemos la promesa: ‘Al que a mí viene, no le echo fuera.’ Arrojémonos a sus pies clamando: ‘Creo, ayuda mi incredulidad.’ Nunca pereceremos mientras hagamos esto, nunca” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 396).

Estudio adicional

Marcos 11:22-24; Santiago 1:5-7; El Deseado de Todas las Gentes, págs. 394399; Profetas y Reyes, pág. 412.

Reflexión

¿Por qué la liberación de las cadenas del espíritu maligno era sólo posible para el muchacho por medio del poder de Dios?

80


Lección

19

Sábado

5

Noviembre

La Contribución al Templo “Todos los que quieran ser soldados de la cruz de Cristo deben ceñirse la armadura y prepararse para el conflicto. No debieran ser intimidados por amenazas ni aterrorizados por riesgos. Deben ser precavidos en el peligro, y sin embargo firmes y valientes en afrontar al enemigo y reñir la batalla de Dios. La consagración del seguidor de Cristo debe ser completa. Padre, madre, esposa, hijos, casas, tierras, todo debe considerarse como secundario ante la obra y la causa de Dios. Debe estar dispuesto a llevar paciente, alegre y gozosamente cualquier cosa que en la providencia de Dios sea llamado a sufrir. Su recompensa final será compartir con Cristo el trono de gloria inmortal” (Conflict and Courage, pág. 128).

UN REQUISITO

1

¿Qué se requería en Israel de los hombres que eran considerados responsables del tabernáculo? Éxodo 30:12, 13; 38:26.

“El diezmo debía consagrarse única y exclusivamente al uso de los levitas, la tribu que había sido apartada para el servicio del santuario. Pero de ningún modo era éste el límite de sus contribuciones para fines religiosos. El tabernáculo, como después el templo, se erigió totalmente con ofrendas voluntarias; y para sufragar los gastos de las reparaciones necesarias y otros desembolsos, Moisés mandó que en ocasión de cada censo del pueblo, cada uno diera medio siclo para el servicio del santuario. (Véase Exo. 30:12-16; 2 Rey. 12:4, 5; 2 Crón. 24: 4, 13).

En el tiempo de Nehemías se hacía una contribución anual para estos fines (Neh. 10:32, 33). De vez en cuando se ofrecían sacrificios expiatorios y de agradecimiento a Dios. Estos eran traídos en grandes cantidades durante las fiestas anuales. Y se proveía generosamente para el cuidado de los pobres” (Patriarcas y Profetas, pág. 567).

2

¿Qué se hizo en tiempos del rey Joás (836-797 a. C.) para proveer fondos para restaurar la casa de Dios? 2 Crónicas 24:8, 9. 81


UN ACERTIJO

3

¿Se recolectaba esta contribución en tiempos de Jesús? ¿Qué le preguntó el recaudador a Pedro? Mateo 17:24.

“Poco después de llegar a la ciudad, el cobrador del impuesto para el templo vino a Pedro preguntando: ‘¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas?’ Este tributo no era un impuesto civil, sino una contribución religiosa exigida anualmente a cada judío para el sostén del templo. El negarse a pagar el tributo sería considerado como deslealtad al templo, lo que era en la estima de los rabinos un pecado muy grave. La actitud del Salvador hacia las leyes rabínicas, y sus claras reprensiones a los defensores de la tradición, ofrecían un pretexto para acusarle de estar tratando de destruir el servicio del templo. Ahora sus enemigos vieron una oportunidad para desacreditarle. En el cobrador del tributo encontraron un aliado dispuesto” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 399, 400).

4

¿Qué contestó Pedro sin antes haber consultado a Jesús? Mateo 17:25, primera parte. ¿Comprendió en su totalidad la motivación del que lo interrogaba?

“Pedro vio en la pregunta del cobrador una insinuación de sospecha acerca de la lealtad de Cristo hacia el templo. Celoso del honor de su Maestro, contestó apresuradamente, sin consultarle, que Jesús pagaría el tributo. “Pero Pedro había comprendido tan sólo parcialmente el propósito del indagador. Ciertas clases de personas estaban exentas de pagar el tributo. En el tiempo de Moisés, cuando los levitas fueron puestos aparte para el servicio del santuario, no les fue dada herencia entre el pueblo. El Señor dijo: ‘Por lo cual Leví no tuvo parte ni heredad con sus hermanos: Jehová es su heredad.’ En el tiempo de Cristo, los sacerdotes y levitas eran todavía considerados como dedicados especialmente al templo, y no se requería de ellos que diesen la contribución anual para su sostén. También los profetas estaban exentos de ese pago. Al requerir el tributo de Jesús, los rabinos negaban su derecho como profeta o maestro, y trataban con Él como con una persona común. Si se negaba a pagar el tributo, ello sería presentado como deslealtad al templo; mientras que por otro lado, el pago justificaría la actitud que asumían al no reconocerle como profeta” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 400). 82


CLARIFICACIÓN Y SOLUCIÓN

5

¿Cómo ayudó Jesús a Pedro para que viera las cosas de una manera diferente con respecto a este asunto? Mateo 17:25, 26.

“Cuando Pedro entró en la casa, el Salvador no se refirió a lo que había sucedido, sino que preguntó: ‘¿Qué te parece, Simón? Los reyes de la tierra, ¿de quién cobran los tributos o el censo? ¿De sus hijos o de los extraños? Pedro le dice: De los extraños.’ Jesús dijo: ‘Luego los hijos son francos.’ Mientras que los habitantes de un país tienen que pagar impuesto para sostener a su rey, los hijos del monarca son eximidos. Así también Israel, el profeso pueblo de Dios, debía sostener su culto; pero Jesús, el Hijo de Dios, no se hallaba bajo esta obligación. Si los sacerdotes y levitas estaban exentos por su relación con el templo, con cuánta más razón Aquel para quien el templo era la casa de su Padre. “Si Jesús hubiese pagado el tributo sin protesta, habría reconocido virtualmente la justicia del pedido, y habría negado así su divinidad. Pero aunque consideró propio satisfacer la demanda, negó la pretensión sobre la cual se basaba. Al proveer para el pago del tributo, dio evidencia de su carácter divino. Quedó de manifiesto que Él era uno con Dios, y por lo tanto no se hallaba bajo tributo como mero súbdito del Rey” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 400, 401).

6

¿Cuál era el principio de Jesús al tratar temas sensibles como este? Mateo 17:27, primera parte. ¿Cómo se aplica esto hoy?

“Aunque Jesús demostró claramente que no se hallaba bajo la obligación de pagar tributo, no entró en controversia alguna con los judíos acerca del asunto; porque ellos hubieran interpretado mal sus palabras, y las habrían vuelto contra Él. Antes que ofenderlos reteniendo el tributo, hizo aquello que no se le podía exigir con justicia. Esta lección iba a ser de gran valor para sus discípulos. Pronto se iban a realizar notables cambios en su relación con el servicio del templo, y Cristo les enseñó a no colocarse innecesariamente en antagonismo con el orden establecido. Hasta donde fuese posible, debían evitar el dar ocasión para que su fe fuese mal interpretada. Aunque los cristianos no han de sacrificar un solo principio de la verdad, deben evitar la controversia siempre que sea posible” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 401).

83


7

¿Cómo resolvió este asunto, demostrando así, una vez más, su calidad de Señor del cielo y la tierra? Mateo 17:27, segunda parte. ¿Qué lección de confianza es particularmente importante para cada cristiano en todas las áreas de la vida?

“Los más humildes y más pobres de los discípulos de Jesús pueden ser una bendición para otros. Pueden no echar de ver que están haciendo algún bien especial, pero por su influencia inconsciente pueden derramar bendiciones abundantes que se extiendan y profundicen, y cuyos benditos resultados no se conozcan hasta el día de la recompensa final. Ellos no sienten ni saben que están haciendo alguna cosa grande. No necesitan cargarse de ansiedad por el éxito. Tienen solamente que seguir adelante con tranquilidad, haciendo fielmente la obra que la providencia de Dios indique, y su vida no será inútil. Sus propias almas crecerán cada vez más a la semejanza de Cristo; son colaboradores de Dios en esta vida, y así se están preparando para la obra más elevada y el gozo sin sombra de la vida venidera” (El Camino a Cristo, pág. 83).

“Aunque había revestido su divinidad con la humanidad, en este milagro reveló su gloria. Era evidente que era Aquel que había declarado por medio de David: ‘Porque mía es toda bestia del bosque, y los millares de animales en los collados. Conozco todas las aves de los montes, y en mi poder están las fieras del campo. Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti: porque mío es el mundo y su plenitud’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 401).

Meditación

“Dios nos habla mediante sus obras providenciales y por la influencia de su Espíritu Santo en el corazón. En nuestras circunstancias y ambiente, en los cambios que suceden diariamente en torno nuestro, podemos encontrar preciosas lecciones, si tan sólo nuestros corazones están abiertos para recibirlas. El salmista, trazando la obra de la Providencia divina, dice: ‘La tierra está llena de la misericordia de Jehová’ (Salmo 33:5). ‘¡Quien sea sabio, observe estas cosas; y consideren todos la misericordia de Jehová!’ (Salmo 107:43)” (El Camino a Cristo, pág. 86).

Estudio adicional

Mateo 22:15-22; Romanos 13:1-7; Consejos para la Escuela Sabática, pág. 146.

84


La Ofrenda Especial de hoy está destinada a la Iglesia de Huertos de Manchay, Misión Central

Lección

20

Sábado

12

Noviembre

Dios tiene una Perspectiva Diferente “Jesús volvió a explicar a sus discípulos que su reino no se caracteriza por la dignidad y ostentación terrenales. A los pies de Jesús, se olvidan todas estas distinciones. Se ve a los ricos y a los pobres, a los sabios y a los ignorantes, sin pensamiento alguno de casta ni de preeminencia mundanal. Todos se encuentran allí como almas compradas por la sangre de Jesús, y todos por igual dependen de Aquel que los redimió para Dios” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 404).

PREPARACIÓN PARA LOS DÍAS VENIDEROS

1

¿Qué dijo el Señor a sus discípulos repetidas veces con respecto a prepararse para las pruebas venideras? Marcos 9:31, 32; Mateo 17:22, 23

“Durante el viaje por Galilea, Cristo había procurado otra vez preparar el ánimo de sus discípulos para las escenas que les esperaban. Les había dicho que debía subir a Jerusalén para morir y resucitar. Y les había anunciado el hecho extraño y terrible de que iba a ser entregado en manos de sus enemigos. Los discípulos no comprendían todavía sus palabras. Aunque la sombra de un gran pesar había caído sobre ellos, el espíritu de rivalidad subsistía en su corazón” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 399).

LUCHA POR EL PRIMER PUESTO

2

Aunque Jesús hizo todo lo posible para prepararlos para su misión, ¿qué dominaba sus pensamientos y discusiones? ¿Cómo presentó el tema en un momento oportuno? Lucas 9:46; Marcos 9:33, 34.

“Pensaban ocultar la disensión a Jesús, y no se mantenían como de costumbre cerca de Él, sino que permanecían rezagados, de manera que Él iba delante de ellos cuando entraron en Capernaúm. Jesús leía sus pensamientos y anhelaba aconsejarlos e instruirlos. Pero esperó para ello una hora de tranquilidad, cuando estuviesen con el corazón dispuesto a recibir sus palabras… “Mientras Cristo y los discípulos estaban solos en la casa, después que Pedro se fuera al mar, Jesús llamó a los otros a sí y les preguntó: ‘¿Qué disputabais entre vosotros en el camino?’ La presencia de Jesús y su pregunta dieron al asunto un cariz enteramente diferente del que les había 85


parecido que tenía mientras disputaban por el camino. La vergüenza y un sentimiento de condenación les indujeron a guardar silencio. Jesús les había dicho que iba a morir por ellos, y la ambición egoísta de ellos ofrecía un doloroso contraste con el amor altruista que Él manifestaba” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 399, 401, 402).

LA PERSPECTIVA DE JESÚS

3

¿Qué principio les presentó, el cual estaba ejemplificado en su propia vida y actos? Marcos 9:35.

“Antes de la honra viene la humildad. Para ocupar un lugar elevado ante los hombres, el Cielo elige al obrero que como Juan el Bautista, toma un lugar humilde delante de Dios. El discípulo que más se asemeja a un niño es el más eficiente en la labor para Dios. Los seres celestiales pueden cooperar con aquel que no trata de ensalzarse a sí mismo sino de salvar almas. El que siente más profundamente su necesidad de la ayuda divina la pedirá; y el Espíritu Santo le dará vislumbres de Jesús que fortalecerán y elevarán su alma. Saldrá de la comunión con Cristo para trabajar en favor de aquellos que perecen en sus pecados. Fue ungido para su misión, y tiene éxito donde muchos de los sabios e intelectualmente preparados fracasarían” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 403, 404).

4

Conociendo sus pensamientos, ¿qué ejemplo presentó para ilustrar lo que constituye la verdadera grandeza? Lucas 9:47; Mateo 18:2, 3.

“No era suficiente que los discípulos de Jesús fuesen instruidos en cuanto a la naturaleza de su reino. Lo que necesitaban era un cambio de corazón que los pusiese en armonía con sus principios. Llamando a un niñito a sí, Jesús lo puso en medio de ellos; y luego rodeándole tiernamente con sus brazos dijo: ‘De cierto os digo, que si no os volviereis, y fuereis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.’ La sencillez, el olvido de sí mismo y el amor confiado del niñito son los atributos que el Cielo aprecia. Son las características de la verdadera grandeza” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 404).

5

¿Cómo relacionó la humildad con la grandeza en el reino celestial? Mateo 18:4.

“Pero cuando los hombres se ensalzan a sí mismos, y se consideran necesarios para el éxito del gran plan de Dios, el Señor los hace poner a un lado. Queda demostrado que el Señor no depende de ellos. La obra no se detiene porque ellos sean separados de ella, sino que sigue adelante con mayor poder… “La religión de Cristo es la sinceridad misma. El celo por la gloria de Dios es el motivo implantado por el Espíritu Santo; y únicamente la obra eficaz del Espíritu puede implantar este motivo. Únicamente el poder de Dios puede desterrar el egoísmo y la hipocresía. Este cambio es la señal de su obra. Cuando la fe que aceptamos destruye el egoísmo y la simulación, cuando nos induce a buscar la gloria de Dios y no la nuestra, podemos saber que es del debido carácter. ‘Padre, glorifica tu nombre,’ fue el principio fundamental de la 86


vida de Cristo; y si le seguimos, será el principio fundamental de nuestra vida. Nos ordena ‘andar como Él anduvo;’ ‘y en esto sabemos que nosotros le hemos conocido, si guardamos sus mandamientos’” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 404, 377).

LO QUE DIOS APRECIA

6

En lugar de preocuparse en quién ocuparía el primer lugar, ¿qué debían aprender a apreciar? Mateo 18:5; Marcos 9:36, 37.

“El alma sincera y contrita es preciosa a la vista de Dios. Él pone su señal sobre los hombres, no según su jerarquía ni su riqueza, ni por su grandeza intelectual, sino por su unión con Cristo. El Señor de gloria queda satisfecho con aquellos que son mansos y humildes de corazón. ‘Dísteme asimismo, dijo David, el escudo de tu salud… y tu benignidad, como elemento del carácter humano, me ha acrecentado.’ “El que recibiere en mi nombre uno de los tales niños, dijo Jesús, a mí recibe; y el que a mí recibe, no recibe a mí, más al que me envió.’ ‘Jehová dijo así: el cielo es mi solio, y la tierra estrado de mis pies… pero a éste miraré: al que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 404).

7

Por lo tanto, ¿quién es verdaderamente grande a los ojos de Dios? Lucas 9:48.

Pregunta Personal:

¿Te ha ayudado Dios a vivir este principio tan importante? “No estima Dios a los hombres por su fortuna, su educación o su posición social. Los aprecia por la pureza de sus móviles y la belleza de su carácter. Se fija en qué medida poseen el Espíritu Santo, y en el grado de semejanza de su vida con la divina. Ser grande en el reino de Dios es ser como un niño en humildad, en fe sencilla y en pureza de amor. “Sabéis, dijo Cristo, que los príncipes de los Gentiles se enseñorean sobré ellos, y los que son grandes ejercen sobre ellos potestad. Mas entre vosotros no será así; sino el que quisiere entre vosotros hacerse grande, será vuestro servidor” (El Ministerio de Curación, pág. 379). Meditación: “Si hay quienes tengan aptitud para un puesto superior, el Señor se lo hará sentir, y no sólo a ellos, sino a los que los hayan probado y, conociendo su mérito, puedan asentarlos comprensivamente a seguir adelante. Los que cumplen día tras día la obra que les fue encomendada, serán los que oirán en el momento señalado por Dios su invitación: ‘Sube más arriba’” (El Ministerio de Curación, pág. 379). Estudio adicional:

Lucas 14:11; 18:14; Testimonios para la Iglesia, tomo 5, pág. 597.

Perspectivas:

Busca un versículo bíblico que muestre el contraste entre la perspectiva divina y la humana. 87


Lección

21

Sábado

19

Noviembre

En la Fiesta de los Tabernáculos “El clamor que Cristo dirige al alma sedienta sigue repercutiendo, y llega a nosotros con más fuerza que a aquellos que lo oyeron en el templo en aquel último día de la fiesta. El manantial está abierto para todos. A los cansados y exhaustos se ofrece la refrigerante bebida de la vida eterna. Jesús sigue clamando: ‘Si alguno tiene sed, venga a mí y beba’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 418).

DIFERENCIAS DE PUNTOS DE VISTA

1

¿Dónde desarrolló Jesús su ministerio durante un tiempo y por qué? ¿Qué fiesta estaba por delante? Juan 7:1, 2.

“La fiesta de las cabañas era la reunión final del año. Dios quería que en esta ocasión el pueblo reflexionase en su bondad y misericordia. Todo el país había estado bajo su dirección y recibiendo su bendición. Día y noche, su cuidado se había ejercido de continuo… “La fiesta duraba siete días, y para su celebración los habitantes de Palestina, con muchos de otros países, dejaban sus casas y acudían a Jerusalén… Todo lo que podía agradar al ojo, y dar expresión al gozo universal, era traído de los bosques; la ciudad tenía la apariencia de una hermosa selva. “Esta fiesta no sólo se celebraba en agradecimiento por la cosecha, sino también en memoria del cuidado protector de Dios sobre Israel en el desierto. A fin de conmemorar su vida en tiendas, los israelitas moraban durante la fiesta en cabañas o tabernáculos de ramas verdes. Los erigían en las calles, en los atrios del templo, o en los techos de las casas. Las colinas y los valles que rodeaban a Jerusalén estaban también salpicados de estas moradas de hojas, y bullían de gente” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 411, 412).

2

¿Qué querían sus hermanos que hiciera Jesús? ¿Por qué? Juan 7:3-5. ¿Qué nubló su vista para que no pudieran ver la situación?

“Mientras los hijos de José se preparaban para asistir a la fiesta de las cabañas, vieron que Jesús no hacía nada que significase intención de asistir a ella… 88


“Tanta ansiedad sentían acerca de esto, que rogaron a Jesús que fuese a Jerusalén… ‘Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo.’ El ‘si’ expresaba duda e incredulidad. Le atribuían cobardía y debilidad. Si Él sabía que era el Mesías, ¿por qué guardaba esta extraña reserva e inacción? Si poseía realmente tal poder, ¿por qué no iba audazmente a Jerusalén y aseveraba sus derechos? ¿Por qué no cumplía en Jerusalén las obras maravillosas que de Él se relataban en Galilea? No te ocultes en provincias aisladas, decían, a realizar tus obras poderosas para beneficio de campesinos y pescadores ignorantes. Preséntate en la capital, conquista el apoyo de sacerdotes y gobernantes, y une la nación, para establecer el nuevo reino. “Estos hermanos de Jesús razonaban por el mismo motivo egoísta que con tanta frecuencia se encuentra en el corazón de los que aman la ostentación. Ese espíritu era el que gobernaba el mundo. Ellos se ofendían porque, en vez de buscar un trono temporal, Cristo se había declarado el pan de vida. Quedaron muy desilusionados cuando tantos de sus discípulos le abandonaron. Ellos mismos se apartaron de Él para escapar a la cruz que representaba el reconocer lo que sus obras revelaban: que era el Enviado de Dios” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 413, 414).

3

Explica el significado de la respuesta de Jesús a la propuesta de sus hermanos. ¿Por qué no fue a la fiesta con ellos? Juan 7:6, 8-10.

“Sus hermanos le habían hablado en tono de autoridad, prescribiéndole la conducta que debía seguir. Les devolvió su reprensión, clasificándolos no con sus discípulos abnegados, sino con el mundo. ‘No puede el mundo aborreceros a vosotros –dijo;– mas a mí me aborrece, porque yo doy testimonio de él, que sus obras son malas.’ El mundo no odia a los que le son semejantes en espíritu. Los ama como suyos. “Para Cristo, el mundo no era un lugar de comodidad y engrandecimiento propio. No buscaba una oportunidad para recibir su poder y su gloria. No le ofrecía ningún premio tal. Era el lugar al cual su Padre le había enviado. Había sido dado para la vida del mundo, para realizar el gran plan de redención. Estaba haciendo su obra en favor de la especie caída. Pero no había de ser presuntuoso, ni precipitarse al peligro, ni tampoco apresurar una crisis. Cada acontecimiento de su obra tenía su hora señalada. Debía esperar con paciencia. Sabía que iba a ser blanco del odio del mundo; sabía que su obra le conduciría a la muerte; pero exponerse prematuramente no habría sido obrar según la voluntad de su Padre” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 414, 415).

4

¿Qué pensaban los judíos sobre Jesús? Por lo tanto, ¿qué piensan de los que le siguen? Juan 7:11, 12; 15:20. 89


“Desde Jerusalén las noticias de los milagros de Cristo se habían difundido dondequiera que estaban dispersos los judíos; y aunque durante muchos meses Él había permanecido ausente de las fiestas, el interés en Él no había disminuido. Muchos, de todas partes del mundo, habían venido a la fiesta de las cabañas con la esperanza de verle. Al principio de la fiesta, muchos preguntaron por Él. Los fariseos y gobernantes esperaban que viniese, deseosos de tener oportunidad para condenarle. Preguntaban ansiosamente: ‘¿Dónde está?’ Pero nadie lo sabía. En todas las mentes predominaban pensamientos relativos a Él. Por temor a los sacerdotes y príncipes, nadie se atrevía a reconocerle como el Mesías, mas por doquiera había discusiones serenas pero fervorosas acerca de Él. Muchos le defendían como enviado de Dios, mientras que otros le denunciaban como engañador del pueblo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 415).

AGUA PARA LOS SEDIENTOS

5

Aunque era un riesgo para Jesús aparecer públicamente entre la gente, ¿qué hizo? ¿Qué mensaje proclamó solemnemente en el atrio del templo? Juan 7:14, 15, 37.

“Mientras tanto, Jesús había llegado silenciosamente a Jerusalén. Había elegido una ruta poco frecuentada, a fin de evitar a los viajeros que se dirigían a la ciudad desde todas partes… Para evitar esto, prefirió hacer el viaje solo. “En medio de la fiesta, cuando la expectación acerca de Él estaba en su apogeo, entró en el atrio del templo en presencia de la multitud… “Les había dado toda prueba posible de que venía de Dios, y había hecho todo esfuerzo posible para inducirlos al arrepentimiento… “La condición del pueblo daba fuerza a este llamamiento. Habían estado participando de una continua escena de pompa y festividad, sus ojos estaban deslumbrados por la luz y el color, y sus oídos halagados por la más rica música; pero no había nada en toda esta ceremonia que satisficiese las necesidades del espíritu, nada que aplacase la sed del alma por lo imperecedero. Jesús los invitaba a venir y beber en la fuente de la vida, de aquello que sería en ellos un manantial de agua que brotara para vida eterna” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 415, 416, 417).

6

¿Qué valor tiene el participar de una ceremonia sin conocer su significado? ¿Qué sucederá con los que creen en Jesús? Juan 7:38.

“El sacerdote había cumplido esa mañana la ceremonia que conmemoraba la acción de golpear la roca en el desierto. Esa roca era un símbolo de Aquel 90


que por su muerte haría fluir raudales de salvación a todos los sedientos. Las palabras de Cristo eran el agua de vida. Allí en presencia de la congregada muchedumbre se puso aparte para ser herido, a fin de que el agua de la vida pudiese fluir al mundo. Al herir a Cristo, Satanás pensaba destruir al Príncipe de la vida; pero de la roca herida fluía agua viva. Mientras Jesús hablaba al pueblo, los corazones se conmovían con una extraña reverencia y muchos estaban dispuestos a exclamar, como la mujer de Samaria: ‘Dame esta agua, para que no tenga sed’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 417).

UNA PROMESA MÁS

7

¿Qué don recibirán todos los que creen en Él? Juan 7:39; 16:13; Hechos 1:8.

Meditación

“Jesús conocía las necesidades del alma. La pompa, las riquezas y los honores no pueden satisfacer el corazón. ‘Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.’ Los ricos, los pobres, los encumbrados y los humildes son igualmente bienvenidos. El promete aliviar el ánimo cargado, consolar a los tristes, dar esperanza a los abatidos. Muchos de los que oyeron a Jesús lloraban esperanzas frustradas; muchos alimentaban un agravio secreto; muchos estaban tratando de satisfacer su inquieto anhelo con las cosas del mundo y la alabanza de los hombres; pero cuando habían ganado todo encontraban que habían trabajado tan sólo para llegar a una cisterna rota en la cual no podían aplacar su sed. Allí estaban en medio del resplandor de la gozosa escena, descontentos y tristes. Este clamor repentino: ‘Si alguno tiene sed,’ los arrancó de su pesarosa meditación, y mientras escuchaban las palabras que siguieron, su mente se reanimó con una nueva esperanza. El Espíritu Santo presentó delante de ellos el símbolo hasta que vieron en Él el inestimable don de la salvación” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 417, 418).

Estudio adicional

Juan 14:16,17; 15:26; El Deseado de Todas las Gentes, págs. 412-419; Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 101; Profetas y Reyes, págs. 176, 177.

Conceptos

Haz una lista de los conceptos en esta lección que consideres de mayor interés. 1. 2. 3. 91


Sábado

Lección

22

26

Noviembre

Enfrentando Oposición “Cuandoquiera que sea necesario para el avance de la causa y la gloria de Dios hacerle frente a algún oponente, ellos [los abogados de la verdad] deben ir al conflicto con mucho cuidado y con una gran humildad. Con escudriñamiento del corazón, confesión del pecado y fervorosa oración, y a menudo con ayuno por un tiempo, deben rogar a Dios que los ayude especialmente, y que dé a su preciosa verdad salvadora una valiosa victoria, para que el error aparezca en su verdadera deformidad, y sus abogados sean completamente desconcertados” (El Evangelismo, pág. 125).

ENSEÑANZAS DIVINAS

1

¿Qué dijo Jesús sobre lo que enseñaba? Juan 7:16-18. ¿Qué puede decir sobre nuestras enseñanzas?

“Todo el tiempo que Jesús pasó en Jerusalén durante la fiesta, fue seguido por espías. Día tras día se probaban nuevas estratagemas para reducirle al silencio. Los sacerdotes y gobernantes estaban atentos para entramparle. Se proponían impedir por la violencia que obrase… “El primer día de su presencia en la fiesta, los gobernantes habían acudido a Él y le habían preguntado con qué autoridad enseñaba. Querían apartar de Él la atención de la gente y atraerla a la cuestión de su derecho para enseñar y a su propia importancia y autoridad… “Jesús hizo frente a la pregunta de estos sembradores de sospechas, no contestando la sospecha misma, sino presentando la verdad vital para la salvación del alma. La percepción y apreciación de la verdad, dijo, dependen menos de la mente que del corazón. La verdad debe ser recibida en el alma; exige el homenaje de la voluntad. Si la verdad pudiese ser sometida a la razón sola, el orgullo no impediría su recepción. Pero ha de ser recibida por la obra de gracia en el corazón; y su recepción depende de que se renuncie a todo pecado revelado por el Espíritu de Dios… “Dio luego una prueba por la cual podía distinguirse al verdadero maestro del impostor: ‘El que habla de sí mismo, su propia gloria busca…’” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 419, 420).

PUNTOS DE VISTA EQUIVOCADOS

2

¿Qué muestra que Jesús podía leer sus pensamientos y sentimientos? Juan 7:19, 24-26.

92


Pregunta personal: ¿Cómo reaccionaríamos si alguien nos dijera nuestros pensamientos secretos? “Jesús dio a los rabinos una evidencia de su divinidad, demostrándoles que leía su corazón. Desde que había curado al paralítico en Betesda, habían estado maquinando su muerte. Así violaban ellos mismos la ley que profesaban defender ‘¿No os dio Moisés la ley –dijo Él–,y ninguno de vosotros hace la ley? ¿Por qué me procuráis matar?’… “Continuó demostrando que su obra de curación en Betesda estaba en armonía con la ley sabática, que estaba justificada por la interpretación que los judíos mismos daban a la ley. Dijo: ‘Cierto, Moisés os dio la circuncisión… y en sábado circuncidáis al hombre.’ Según la ley, cada niño debía ser circuncidado el octavo día. Si ese día caía en sábado, el rito debía cumplirse entonces. ¿Cuánto más armonizaba con el espíritu de la ley el hacer ‘sano todo un hombre’ en sábado? Y les aconsejó: ‘No juzguéis según lo que parece, mas juzgad justo juicio’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 420).

3

¿Qué ideas infundadas tenían algunos sobre la venida del Mesías? ¿Cómo las refutó Jesús? Juan 7:27-29.

Reflexión: ¿De dónde proceden las ideas especulativas? “Muchos de los que escuchaban a Cristo moraban en Jerusalén y, aun conociendo las maquinaciones de los príncipes contra Él, se sentían atraídos hacia Él por un poder irresistible. Se iban convenciendo de que era el Hijo de Dios. Pero Satanás estaba listo para sugerirles dudas, y a ello se prestaban sus ideas erróneas acerca del Mesías y de su venida. Se creía generalmente que Cristo iba a nacer en Belén, pero que después de un tiempo desaparecería y que en su segunda aparición nadie sabría de dónde venía. No eran pocos los que sostenían que el Mesías no tendría ninguna relación natural con la humanidad. Y debido a que el concepto popular de la gloria del Mesías no se cumplía en Jesús de Nazaret, muchos prestaron atención a la sugestión: ‘Mas éste, sabemos de dónde es: y cuando viniere el Cristo, nadie sabrá de dónde sea’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 421). “…Aseveraban saber lo que debía ser el origen de Cristo, pero lo ignoraban completamente. Si hubiesen vivido de acuerdo con la voluntad de Dios, habrían conocido a su Hijo cuando se les manifestó” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 421).

MENTES SIN PREJUICIOS

4

A pesar de la oposición y engañosa influencia de los fariseos, ¿qué creían muchas personas? Siendo que la Luz de la Vida estaba con ellos por un tiempo muy breve, ¿qué deberían haber hecho? Juan 7:31-34

“Los oyentes no podían comprender las palabras de Cristo. Eran claramente una repetición del aserto que Él había hecho en presencia del Sanedrín muchos meses antes, cuando se declaró Hijo de Dios. Y así como los gobernantes trataron entonces de hacerlo morir, también en esta ocasión trataron de apoderarse de Él; pero fueron impedidos por un poder invisible, que puso término a su ira, diciéndoles: ‘Hasta aquí 93


vendrás, y no pasarás adelante.’ “Entre el pueblo, muchos creían en Él y decían: ‘El Cristo, cuando viniere, ¿hará más señales que las que éste hace?’ Los dirigentes de los fariseos, que estaban considerando ansiosamente el curso de los acontecimientos, notaron las expresiones de simpatía entre la muchedumbre. Apresurándose a dirigirse a los sumos sacerdotes, les presentaron sus planes de arrestarle. Convinieron, sin embargo, en tomarle cuando estuviese solo… “Durante todo el día había extendido sus manos hacia un pueblo desobediente y contradictor; y, sin embargo, pronto sería hallado de aquellos que no le buscaron; y entre un pueblo que no había invocado su nombre sería hecho manifiesto” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 421, 422).

5

¿Qué influencia tenían las opiniones de los rabinos concerniente al Mesías sobre el pueblo? Después de haber oído su mensaje divino, ¿qué reconocieron, incluso los oficiales mandados a capturar a Jesús? Juan 7:40, 41, 45, 46. ¿Obliga el Señor a alguien a creer en Él si no lo desea?

“Muchos que estaban convencidos de que Jesús era el Hijo de Dios fueron extraviados por el falso raciocinio de los sacerdotes y rabinos. Estos maestros habían repetido con gran efecto las profecías concernientes al Mesías, que reinaría ‘en el monte de Sión, y en Jerusalem, y delante de sus ancianos’ sería ‘glorioso;’ que dominaría ‘de mar a mar, y desde el río hasta los cabos de la tierra…’ Pervertían las mismas palabras de la profecía para sancionar el error… “Dios no obliga a los hombres a renunciar a su incredulidad. Delante de ellos están la luz y las tinieblas, la verdad y el error A ellos les toca decidir lo que aceptarán. La mente humana está dotada de poder para discernir entre lo bueno y lo malo. Dios quiere que los hombres no decidan por impulso, sino por el peso de la evidencia, comparando cuidadosamente un pasaje de la Escritura con otro… “Muchos son engañados hoy de la misma manera que los judíos. Hay maestros religiosos que leen la Biblia a la luz de su propio entendimiento y tradiciones; y las gentes no escudriñan las Escrituras por su cuenta, ni juzgan por sí mismas la verdad, sino que renuncian a su propio criterio y confían sus almas a sus dirigentes” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 422, 423).

UNA VOZ DE PRECAUCIÓN

6

¿Cómo desafiaron los dirigentes a sus oficiales que habían sido convencidos por el mensaje de Jesús? ¿Con qué falta de respecto hablaron de la gente común? Juan 7:47-49.

“Aquellos a quienes se anuncia el mensaje de verdad rara vez preguntan: ‘¿Es verdad?’ sino ‘¿Quién lo propaga?’ Las multitudes lo estiman por el número de los que lo aceptan; y se vuelve a hacer la pregunta: ‘¿Ha creído en Él alguno de los hombres instruidos o de los dirigentes de la religión?’ Los hombres no están hoy más en 94


favor de la verdadera piedad que en los días de Cristo. Siguen buscando intensamente el beneficio terrenal, con descuido de las riquezas eternas; y no es un argumento contra la verdad el hecho de que muchos no estén dispuestos a aceptarla, o de que no sea recibida por los grandes de este mundo, ni siquiera por los dirigentes religiosos” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 424).

7

Después que los fariseos y los dirigentes desecharon el testimonio de sus propios oficiales y de otros, ¿por medio de quién más advirtió el Señor a los dirigentes que no juzgaran a Jesús injustamente? Juan 7:50-52.

“Otra vez los sacerdotes y príncipes procedieron a hacer planes para arrestar a Jesús. Insistían en que si se le dejase en libertad, apartaría al pueblo de los dirigentes establecidos, y que la única conducta segura consistía en acallarle sin dilación. En el apogeo de su disensión, fueron estorbados repentinamente. Nicodemo preguntó: ‘‘¿Juzga nuestra ley a hombre, si primero no oyere de él, y entendiere lo que ha hecho?’ El silencio cayó sobre la asamblea. Las palabras de Nicodemo penetraron en las conciencias. No podían condenar a un hombre sin haberlo oído. No sólo por esta razón permanecieron silenciosos los altaneros gobernantes, mirando fijamente a aquel que se atrevía a hablar en favor de la justicia. Quedaron asombrados y enfadados de que uno de entre ellos mismos hubiese sido tan impresionado por el carácter de Jesús, que pronunciara una palabra en su defensa. Reponiéndose de su asombro, se dirigieron a Nicodemo con mordaz sarcasmo ‘¿Eres tú también Galileo? Escudriña y ve que de Galilea nunca se levantó profeta’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 424).

Para meditar

“Todo verdadero cristiano es una fuente viva, que recibe las incesantes corrientes de gracia, una fuente que está siempre fresca y siempre refrescando a aquellos que lo rodean. Aquellos que son colaboradores con Dios manifiestan un espíritu misionero; porque siempre reciben a fin de poder dar a otros la luz y la bendición del cielo. Aquellos que abren su corazón para recibir mucho, también estarán en condiciones de dar mucho” (Consejos Sobre la Obra de la Escuela Sabática, págs. 72, 73).

Para un estudio adicional

1 Timoteo 6:20; 2 Timoteo 2:16, 23; El Deseado de Todas las Gentes, pág. 17;Testimonios para Ministros, págs. 73, 74, 163.

Para pensar

¿Qué te interesa cuando presentas el mensaje, tu gloria o la del Señor? ¿Lees la Biblia a la luz de tu propio entendimiento u oras seria y humildemente para ser guiado por el Espíritu Santo?

95


Sábado

Lección

23

3

Diciembre

Una Pecadora Perdonada “No es seguidor de Cristo el que, desviando la mirada, se aparta de los que yerran, dejándolos proseguir sin estorbos su camino descendente. Los que se adelantan para acusar a otros y son celosos en llevarlos a la justicia, son con frecuencia en su propia vida más culpables que ellos. Los hombres aborrecen al pecador, mientras aman el pecado. Cristo aborrece el pecado, pero ama al pecador; tal ha de ser el espíritu de todos los que le sigan. El amor cristiano es lento en censurar, presto para discernir el arrepentimiento, listo para perdonar, para estimular, para afirmar al errante en la senda de la santidad, para corroborar sus pies en ella” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 427).

SORPRENDIDA EN ADULTERIO

1

¿A quién llevaron ante Jesús cuando estaba enseñando en el templo? Juan 8:2, 3.

“Jesús se apartó de la excitación y confusión de la ciudad, de las ávidas muchedumbres y de los traicioneros rabinos, para ir a la tranquilidad de los huertos de olivos, donde podía estar solo con Dios. Pero temprano por la mañana volvió al templo, y al ser rodeado por la gente, se sentó y les enseñó. “Pronto fue interrumpido. Un grupo de fariseos y escribas se acercó a Él, arrastrando a una mujer aterrorizada, a quien, con voces duras y ávidas, acusaron de haber violado el séptimo mandamiento” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 424, 425).

2

¿Cuál fue la acusación contra ella? Juan 8:4.

LA INTENCIÓN DE LOS ACUSADORES

3

¿Qué pregunta hicieron a Jesús y con que propósito? Juan 8:5, 6, primera parte; Levítico 20:10.

“Habiéndola empujado hasta la presencia de Jesús, le dijeron, con hipócrita manifestación de respeto: ‘En la ley Moisés nos mandó apedrear a las tales: tú pues, ¿qué dices?’ “La reverencia que ellos manifestaban ocultaba una profunda maqui96


nación para arruinar a Jesús. Querían valerse de esta oportunidad para asegurar su condena, pensando que cualquiera que fuese la decisión hecha por Él, hallarían ocasión para acusarle. Si indultaba a la mujer, se le acusaría de despreciar la ley de Moisés. Si la declaraba digna de muerte, se le podría acusar ante los romanos de asumir una autoridad que les pertenecía sólo a ellos” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 425).

4

¿Cómo respondió Jesús? Juan 8:6, última parte.

“Jesús miró un momento la escena: la temblorosa víctima avergonzada, los dignatarios de rostro duro, sin rastros de compasión humana. Su espíritu de pureza inmaculada sentía repugnancia por este espectáculo. Bien sabía Él con qué propósito se le había traído este caso. Leía el corazón, y conocía el carácter y la vida de cada uno de los que estaban en su presencia. Aquellos hombres que se daban por guardianes de la justicia habían inducido ellos mismos a su víctima al pecado, a fin de poder entrampar a Jesús. No dando señal de haber oído la pregunta, se agachó y, fijos los ojos en el suelo, empezó a escribir en el polvo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 425).

LA POSICIÓN DE JESÚS

5

Cuando exigieron una respuesta, ¿qué dijo Jesús? Luego, ¿qué siguió haciendo? Juan 8:7, 8.

“Impacientes por su dilación y su aparente indiferencia, los acusadores se acercaron, para imponer el asunto a su atención. Pero cuando sus ojos, siguiendo los de Jesús, cayeron sobre el pavimento a sus pies, cambió la expresión de su rostro. Allí, trazados delante de ellos, estaban los secretos culpables de su propia vida. El pueblo, que miraba, vio el cambio repentino de expresión, y se adelantó para descubrir lo que ellos estaban mirando con tanto asombro y vergüenza. “Al par que profesaban reverencia por la ley, los rabinos, al presentar la acusación contra la mujer, estaban violando lo que la ley establecía. Era el deber del esposo iniciar la acción contra ella. Y las partes culpables debían ser castigadas por igual. La acción de los acusadores no tenía ninguna autorización. Jesús, por lo tanto, les hizo frente en su propio terreno. La ley especificaba que al castigar por apedreamiento, los testigos del caso debían arrojar la primera piedra. Levantándose entonces, y fijando sus ojos en los ancianos maquinadores, Jesús dijo: ‘El que de vosotros esté sin pecado, arroje contra ella la piedra el primero.’ Y volviéndose a agachar, continuó escribiendo en el suelo” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 425, 426).

6

¿Qué hizo que los fariseos y los escribas se apartaran de la escena? Juan 8:9.

“No había puesto de lado la ley dada por Moisés, ni había usurpado la autoridad de Roma. Los acusadores habían sido derrotados. Ahora, habiendo sido arrancado 97


su manto de pretendida santidad, estaban culpables y condenados, en la presencia de la pureza infinita. Temblaban de miedo de que la iniquidad oculta de sus vidas fuese revelada a la muchedumbre; y uno tras otro, con la cabeza y los ojos bajos, se fueron furtivamente, dejando a su víctima con el compasivo Salvador” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 426).

7

Finalmente, ¿qué preguntó Jesús sobre los tentadores y acusadores? En lugar de ser condenada a muerte, ¿qué doble bendición recibió la mujer pecadora? ¿Qué instrucción le dio Jesús? Juan 8:10, 11.

“La mujer había estado temblando de miedo delante de Jesús. Sus palabras: ‘El que de vosotros esté sin pecado, arroje contra ella la piedra el primero,’ habían sido para ella como una sentencia de muerte. No se atrevía a alzar sus ojos al rostro del Salvador, sino que esperaba silenciosamente su suerte. Con asombro vio a sus acusadores apartarse mudos y confundidos; luego cayeron en sus oídos estas palabras de esperanza: ‘Ni yo te condeno: vete, y no peques más.’ Su corazón se enterneció, y se arrojó a los pies de Jesús, expresando con sollozos su amor agradecido, confesando sus pecados con amargas lágrimas. “Esto fue para ella el principio de una nueva vida, una vida de pureza y paz, consagrada al servicio de Dios. Al levantar a esta alma caída, Jesús hizo un milagro mayor que al sanar la más grave enfermedad física. Curó la enfermedad espiritual que es para muerte eterna. Esa mujer penitente llegó a ser uno de sus discípulos más fervientes. Con amor y devoción abnegados, retribuyó su misericordia perdonadora” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 426).

Para meditar

“En su acto de perdonar a esta mujer y estimularla a vivir una vida mejor, el carácter de Jesús resplandece con la belleza de la justicia perfecta. Aunque no toleró el pecado ni redujo el sentido de la culpabilidad, no trató de condenar sino de salvar. El mundo tenía para esta mujer pecadora solamente desprecio y escarnio; pero Jesús le dirigió palabras de consuelo y esperanza. El Ser sin pecado se compadece de las debilidades de la pecadora, y le tiende una mano ayudadora. Mientras los fariseos hipócritas la denuncian, Jesús le ordena: ‘Vete, y no peques más’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 427).

Para un estudio adicional

Juan 5:14; Deuteronomio 22:22; El Ministerio de Curación, págs. 58-64; Testimonios para la Iglesia, tomo 7, págs. 95, 264.

Aprendiendo de Jesús

¿Qué lecciones encuentras en los versículos siguientes? “El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella”. “… Vete, y no peques más”.

98


Sábado

Lección

24

10

Diciembre

Verdad y Libertad “Nadie sabe hasta qué abismos de degradación puede llegar a hundirse una vez que rechazó las restricciones de la Palabra de Dios y de su Espíritu. Un pecado secreto o una pasión dominante puede mantener a un cautivo… “El medio por el cual se puede vencer al maligno, es aquel por el cual Cristo venció: el poder de la Palabra. Dios no domina nuestra mente sin nuestro consentimiento; pero si deseamos conocer y hacer su voluntad, se nos dirige su promesa: ‘Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.’ ‘Si alguno quisiere hacer su voluntad, conocerá de mi enseñanza.’ Apoyándose en estas promesas, cada uno puede quedar libre de las trampas del error y del dominio del pecado” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 223, 224).

RECIBIENDO LUZ

1

¿Qué declaró Jesús sobre sí mismo y sus seguidores? ¿Qué podía ver la gente que se había cumplido de la profecía de Isaías 49:6? Juan 8:12.

“Dios es luz; y en las palabras: ‘Yo soy la luz del mundo,’ Cristo declaró su unidad con Dios, y su relación con toda la familia humana. Era Él quien al principio había hecho ‘que de las tinieblas resplandeciese la luz’… Él era la luz espiritual que mediante símbolos, figuras y profecías, había resplandecido sobre Israel. Pero la luz no era dada solamente para los judíos. Como los rayos del sol penetran hasta los remotos rincones de la tierra, así la luz del Sol de justicia brilla sobre toda alma… “Como la luna y los planetas del sistema solar brillan por la luz reflejada del sol, así, hasta donde su enseñanza es verdadera, los grandes pensadores del mundo reflejan los rayos del Sol de justicia. Toda gema del pensamiento, todo destello de la inteligencia, procede de la Luz del mundo… “Se entendía generalmente que esta profecía se refería al Mesías, y cuando Jesús dijo: ‘Yo soy la luz del mundo,’ el pueblo no pudo dejar de reconocer su aserto de ser el Prometido” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 429, 430).

2

¿Cuál fue la razón por la cual los fariseos y dirigentes le preguntaron a Jesús: “¿Quién eres tú?”? Si hubiesen sido honestos y espirituales, ¿qué verdad hubiesen reconocido en su respuesta? Juan 8:25-27. 99


“Para los fariseos y gobernantes este aserto parecía una arrogante presunción. No podían tolerar que un hombre semejante a ellos tuviera tales pretensiones. Simulando ignorar sus palabras, preguntaron: ‘¿Tú quién eres?’ Estaban empeñados en forzarle a declararse el Cristo. Su apariencia y su obra eran tan diferentes de las expectativas del pueblo que, como sus astutos enemigos creían, una proclama directa de sí mismo como el Mesías, hubiera provocado su rechazamiento como impostor. “Pero a su pregunta: ‘¿Tú quién eres?’ Él replicó: ‘El que al principio también os he dicho.’ Lo que se había revelado por sus palabras se revelaba también por su carácter. Él era la personificación de las verdades que enseñaba… No procuró probar su pretensión mesiánica, sino que mostró su unión con Dios. Si sus mentes hubiesen estado abiertas al amor de Dios, hubieran recibido a Jesús” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 430, 431).

OPINIONES TRÁGICAMENTE ERRÓNEAS

3

Cuando Jesús habló de ser libres, ¿qué creyeron los fariseos y dirigentes, de acuerdo con su mentalidad, que quería decir? ¿Qué maravilloso mensaje tenía para aquellos que ansiaban ser liberados del pecado? Juan 8:31-34.

“Ellos estaban en la peor clase de servidumbre: regidos por el espíritu del maligno. “Todo aquel que rehúsa entregarse a Dios está bajo el dominio de otro poder. No es su propio dueño. Puede hablar de libertad, pero está en la más abyecta esclavitud. No le es dado ver la belleza de la verdad, porque su mente está bajo el dominio de Satanás. Mientras se lisonjea de estar siguiendo los dictados de su propio juicio, obedece la voluntad del príncipe de las tinieblas. Cristo vino a romper las cadenas de la esclavitud del pecado para el alma… “Bajo la influencia del Espíritu de Dios, el hombre está libre para elegir a quien ha de servir. En el cambio que se produce cuando el alma se entrega a Cristo, hay la más completa sensación de libertad. La expulsión del pecado es obra del alma misma. Por cierto, no tenemos poder para librarnos a nosotros mismos del dominio de Satanás; pero cuando deseamos ser libertados del pecado, y en nuestra gran necesidad clamamos por un poder exterior y superior a nosotros, las facultades del alma quedan dotadas de la fuerza divina del Espíritu Santo y obedecen los dictados de la voluntad, en cumplimiento de la voluntad de Dios. La única condición bajo la cual es posible la libertad del hombre, es que éste llegue a ser uno con Cristo. ‘La verdad os libertará;’ y Cristo es la verdad. El pecado puede triunfar solamente debilitando la mente y destruyendo la libertad del alma” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 431, 432).

4

¿Cuál es la diferencia entre ser un pariente de sangre y un hijo espiritual de Abraham? Juan 8:37-40.

“Los fariseos se habían declarado a sí mismos hijos de Abrahán. Jesús les dijo que solamente haciendo las obras de Abrahán podían justificar esta pretensión. 100


Los verdaderos hijos de Abrahán vivirían como Él una vida de obediencia a Dios. No procurarían matar a Aquel que hablaba la verdad que le había sido dada por Dios. Al conspirar contra Cristo, los rabinos no estaban haciendo las obras de Abrahán. La simple descendencia de Abrahán no tenía ningún valor. Sin una relación espiritual con Él, la cual se hubiera manifestado poseyendo el mismo espíritu y haciendo las mismas obras, ellos no eran sus hijos. “Este principio se aplica con igual propiedad a una cuestión que ha agitado por mucho tiempo al mundo cristiano: la cuestión de la sucesión apostólica. La descendencia de Abrahán no se probaba por el nombre y el linaje, sino por la semejanza del carácter. La sucesión apostólica tampoco descansa en la transmisión de la autoridad eclesiástica, sino en la relación espiritual. Una vida movida por el espíritu de los apóstoles, el creer y enseñar las verdades que ellos enseñaron: ésta es la verdadera evidencia de la sucesión apostólica. Es lo que constituye a los hombres sucesores de los primeros maestros del Evangelio” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 432).

LA NATURALEZA Y PREEXISTENCIA DEL REDENTOR

5

A pesar de todas las tentaciones con las que Satanás, los fariseos y los dirigentes bajo su control trataban de atrapar a Jesús, ¿qué era un hecho? Juan 8:46, 47.

“Día tras día, durante tres años los enemigos de Cristo le habían seguido, procurando hallar alguna mancha en su carácter. Satanás y toda la confederación del maligno habían estado tratando de vencerle; pero nada habían hallado en Él de lo cual sacar ventaja. Hasta los demonios estaban obligados a confesar: ‘Sé quién eres, el Santo de Dios.’ Jesús vivió la ley a la vista del cielo, de los mundos no caídos y de los hombres pecadores. Delante de los ángeles, de los hombres y de los demonios, había pronunciado sin que nadie se las discutiese palabras que, si hubiesen procedido de cualesquiera otros labios, hubieran sido blasfemia: ‘Yo, lo que a Él agrada, hago siempre.’ “El hecho de que, a pesar de que no podían hallar pecado en Él, los judíos no recibían a Cristo probaba que no estaban en comunión con Dios. No reconocían la voz de Dios en el mensaje de su Hijo. Pensaban que estaban condenando a Cristo; pero al rechazarlo estaban sentenciándose a sí mismos. ‘El que es de Dios –dijo Jesús,–las palabras de Dios oye: por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios’” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 431, 433).

6

¿Qué privilegio le fue concedido a Abraham muchos siglos antes? ¿Qué visión tuvo del futuro Redentor? Juan 8:55, 56.

“Por su propio sufrimiento, Abraham fue capacitado para contemplar la misión de sacrificio del Salvador. Pero los hijos de Israel no podían entender lo que era tan desagradable para su corazón orgulloso” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 435). 101


7

¿Qué declaración hizo el Señor sobre su preexistencia? ¿Dónde y bajo qué circunstancias apareció este sagrado nombre en las Escrituras? Juan 8:58; Éxodo 3:13, 14.

“Con solemne dignidad Jesús respondió: ‘De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, YO SOY.’ “Cayó el silencio sobre la vasta concurrencia. El nombre de Dios, dado a Moisés para expresar la presencia eterna había sido reclamado como suyo por este Rabino galileo. Se había proclamado a sí mismo como el que tenía existencia propia, el que había sido prometido a Israel, ‘cuya procedencia es de antiguo tiempo, desde los días de la eternidad.’…. “Su pretensión de ser uno con Dios los había incitado antes a quitarle la vida, y pocos meses más tarde declararon lisa y llanamente: ‘Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; y porque tú, siendo hombre, te haces Dios.’… “La Luz estaba brillando en las tinieblas, ‘más las tinieblas no la comprendieron’” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 435, 436).

Para meditar

“La lección es verdadera para todos los tiempos. Muchos hombres que se deleitan en sutilizar, criticar y buscar en la Palabra de Dios algo que poner en duda, piensan que de esa manera están dando muestras de independencia de pensamiento y agudeza mental. Suponen que están condenando la Biblia, cuando en verdad se están condenando a sí mismos. Ponen de manifiesto que son incapaces de apreciar las verdades de origen celestial y de alcance eterno. En presencia de la gran montaña de la justicia de Dios, su espíritu no siente temor reverencial. Se ocupan en buscar pajas y motas, con lo cual revelan una naturaleza estrecha y terrena, un corazón que pierde rápidamente su capacidad para comprender a Dios. Aquel cuyo corazón ha respondido al toque divino, buscará lo que aumente su conocimiento de Dios, y refine y eleve su carácter. Como una flor se torna al sol para que sus brillantes rayos le den bellos colores, así se tornará el alma al Sol de justicia, para que la luz del cielo embellezca el carácter con las gracias del carácter de Cristo” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 433, 434).

Para un estudio adicional

Juan 3:19-21; 8:12-59; 1:7-10; El Deseado de Todas las Gentes, págs. 429-442.

Para una consideración espiritual

Después de haber solicitado la guía de Dios, considera el profundo significado de estas frases: “Todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado”. “… La verdad os hará libres”.

102


Sábado

Lección

25

17

Diciembre

De las Tinieblas a la Luz “Mediante la fe en el poder de Dios, es admirable cuán fuerte puede llegar a ser un hombre débil, cuán decididos sus esfuerzos, cuán prolífico en grandes resultados. El que empieza con poco conocimiento, de una manera humilde, y dice lo que sabe, mientras busca diligentemente un conocimiento mayor, hallará todo el tesoro celestial que espera su demanda. Cuanto más trate de impartir luz, más luz recibirá. Cuanto más procure uno explicar la Palabra de Dios a otros, con amor por las almas, más clara se le presentará ésta. Cuanto más usemos nuestro conocimiento y ejercitemos nuestras facultades, más conocimiento y poder tendremos” (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 289).

RAZONES PARA LA CEGUERA

1

¿Qué preguntaron los discípulos a Jesús cuando vieron a un hombre que había nacido ciego? Juan 9:1-3.

“Se creía generalmente entre los judíos que el pecado era castigado en esta vida. Se consideraba que cada aflicción era castigo de alguna falta cometida por el mismo que sufría o por sus padres. Es verdad que todo sufrimiento es resultado de la transgresión de la ley de Dios, pero esta verdad había sido falseada. Satanás, el autor del pecado y de todos sus resultados, había inducido a los hombres a considerar la enfermedad y la muerte como procedentes de Dios, como un castigo arbitrariamente infligido por causa del pecado. Por lo tanto, aquel a quien le sobrevenía una gran aflicción o calamidad debía soportar la carga adicional de ser considerado un gran pecador… “Dios había dado una lección destinada a prevenir esto. La historia de Job había mostrado que el sufrimiento es infligido por Satanás, pero que Dios predomina sobre él con fines de misericordia. Pero Israel no entendía la lección. Al rechazar a Cristo, los judíos repetían el mismo error por el cual Dios había reprobado a los amigos de Job. “Los discípulos compartían la creencia de los judíos concerniente a la relación del pecado y el sufrimiento. Al corregir Jesús el error, no explicó la causa de la aflicción del hombre, sino que les dijo cuál sería el resultado” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 436, 437). 103


SACADO DE LAS TINIEBLAS

2

¿Con qué palabras concernientes a usar las oportunidades presentes dio Jesús luz al ciego? ¿Qué comparación entre la ceguera física y espiritual se puso de manifiesto en este incidente? Juan 9:4, 6, 7, 14.

“Los fariseos esperaban hacer aparecer a Jesús como pecador, y que por lo tanto no era el Mesías. No sabían que el que había sanado al ciego había hecho el sábado y conocía todas sus obligaciones. Aparentaban tener admirable celo por la observancia del día de reposo, pero en ese mismo día estaban planeando un homicidio. Sin embargo, al enterarse de este milagro muchos quedaron muy impresionados y convencidos de que Aquel que había abierto los ojos del ciego era más que un hombre común… “Los rabinos volvieron a dirigirse al ciego: ‘¿Tú, qué dices del que te abrió los ojos? Y él dijo: Que es profeta.’ Los fariseos aseguraron entonces que no había nacido ciego ni recibido la vista. Llamaron a sus padres, y les preguntaron, diciendo: ‘¿Es éste vuestro hijo, el que vosotros decís que nació ciego?’ “Allí estaba el hombre mismo declarando que había sido ciego y que se le había dado la vista; pero los fariseos preferían negar la evidencia de sus propios sentidos antes que admitir que estaban en el error. Tan poderoso es el prejuicio, tan torcida es la justicia farisaica” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 437, 438).

3

¿A qué conclusión llegaron los fariseos solamente porque Jesús había sanado al hombre en sábado? ¿De qué manera, esto les llevó a no aceptar lo que era obvio? Juan 9:16-18.

“El dilema en el cual fueron puestos los fariseos, sus dudas y prejuicios, su incredulidad en los hechos del caso, fueron revelados a la multitud, especialmente al pueblo común. Jesús había realizado frecuentemente sus milagros en plena calle, y sus obras servían siempre para aliviar el sufrimiento. La pregunta que estaba en muchas mentes era: ¿Haría Dios esas obras poderosas mediante un impostor como afirmaban los fariseos que era Jesús? La discusión se había vuelto encarnizada por ambas partes. “Procuraron confundirlo con muchas palabras, a fin de que él se juzgase engañado. Satanás y sus ángeles malos estaban de parte de los fariseos, y unían sus fuerzas y argucias al razonamiento de los hombres a fin de contrarrestar la influencia de Cristo. Embotaron las convicciones hondamente arraigadas en muchas mentes. Los ángeles de Dios también estaban presentes para fortalecer al hombre cuya vista había sido restaurada” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 438, 439). 104


4

¿Qué contraste se podía ver claramente entre la fe de los que habían estudiado y enseñado la palabra de Dios por muchos años y la del ciego que nunca había tenido la oportunidad de leer las Escrituras? Juan 9:24-27.

“La luz divina brillaba en las cámaras del alma del ciego. Mientras aquellos hipócritas procuraban hacerle descreído, Dios le ayudó a demostrar, por el vigor y la agudeza de sus respuestas, que no había de ser entrampado. Replicó: ‘Ya os lo he dicho, y no habéis atendido: ¿por qué lo queréis otra vez oír? ¿Queréis también vosotros haceros sus discípulos? Y le ultrajaron, y dijeron: Tú eres su discípulo; pero nosotros discípulos de Moisés somos. Nosotros sabemos que a Moisés habló Dios: mas éste no sabemos de dónde es.’ “El Señor Jesús conocía la prueba por la cual estaba pasando el hombre, y le dio gracia y palabras, de modo que llegó a ser un testigo por Cristo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 439).

5

¿Con qué claridad de razonamiento presentó el ciego la manera en que Dios obra? Juan 9:30-33.

“Respondió a los fariseos con palabras que eran una hiriente censura a sus preguntas. Aseveraban ser los expositores de las Escrituras y los guías religiosos de la nación; sin embargo, había allí Uno que hacía milagros, y ellos confesaban ignorar tanto la fuente de su poder, como su carácter y pretensiones. “El hombre había hecho frente a sus inquisidores en su propio terreno. Su razonamiento era incontestable. Los fariseos estaban atónitos y enmudecieron, hechizados ante sus palabras penetrantes y resueltas. Durante un breve momento guardaron silencio. Luego esos ceñudos sacerdotes y rabinos recogieron sus mantos, como si hubiesen temido contaminarse por el trato con él, sacudieron el polvo de sus pies, y lanzaron denuncias contra él: ‘En pecados eres nacido todo, ¿y tú nos enseñas?’ Y le excomulgaron” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 439, 440).

DOBLE LUZ

6

¿Qué hizo Jesús después que los sacerdotes rechazaron al hombre a quién había dado la luz? ¿Qué otra luz había sido derramada sobre él? Juan 9:35-38.

“Por primera vez el ciego miraba el rostro de Aquel que le sanara. Delante del concilio había visto a sus padres turbados y perplejos; había mirado los ceñudos rostros de los rabinos; ahora sus ojos descansaban en el amoroso y pacífico semblante de Jesús. Antes de eso, a gran costo para él, le había reconocido como delegado del poder divino; ahora se le concedió una revelación mayor. 105


“A la pregunta del Salvador: ‘¿Crees tú en el Hijo de Dios?’ el ciego respondió: ‘¿Quién es, Señor, para que crea en Él?’ Y Jesús dijo: ‘Y le has visto, y el que habla contigo, Él es.’ El hombre se arrojó a los pies del Salvador para adorarle. No solamente había recibido la vista natural, sino que habían sido abiertos los ojos de su entendimiento. Cristo había sido revelado a su alma, y le recibió como el Enviado de Dios” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 440).

7

¿Cómo describió Jesús su misión? ¿Cuál fue el resultado para los que rechazaron la luz del cielo? Juan 9:39-41.

“Cristo había venido para abrir los ojos ciegos, para dar luz a los que moran en tinieblas. Había declarado ser la luz del mundo y el milagro que acababa de realizar era un testimonio de su misión. El pueblo que contempló al Salvador en su venida fue favorecido con una manifestación más abundante de la presencia divina que la que el mundo jamás había gozado antes. El conocimiento de Dios fue revelado más perfectamente. Pero por esta misma revelación, los hombres fueron juzgados. Su carácter fue probado, y determinado su destino” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 440, 441).

Para meditar

“La manifestación del poder divino que le había dado al ciego vista natural tanto como espiritual, había sumido a los fariseos en tinieblas más profundas. Algunos de sus oyentes, al sentir que las palabras de Cristo se aplicaban a ellos, preguntaron: ‘¿Somos nosotros también ciegos?’ Jesús respondió: ‘Si fuerais ciegos, no tuvierais pecado.’ Si Dios hubiese hecho imposible para vosotros ver la verdad, vuestra ignorancia no implicaría culpa. ‘Más ahora… decís, Vemos.’ Os creéis capaces de ver, y rechazáis el único medio por el cual podríais recibir la vista. A todos los que percibían su necesidad, Jesús les proporcionaba ayuda infinita. Pero los fariseos no confesaban necesidad alguna; rehusaban venir a Cristo, y por lo tanto fueron dejados en una ceguedad de la cual ellos mismos eran culpables. Jesús dijo: ‘Vuestro pecado permanece’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 441).

Para un estudio adicional

Lucas 12:35-48; Palabras de Vida del Gran Maestro, págs. 302, 303; El Deseado de Todas las Gentes, pág. 440.

Haciendo una relación

¿Qué relación ves entre Ezequiel 18:4, 20 y esta lección?

106


Lección

26

Sábado

24

Diciembre

Siguiendo al Verdadero Pastor “…Los que pretenden ser guiados por Dios, pero se apartan de Él y de su ley, no escudriñan las Escrituras. Pero el Señor conducirá a su pueblo; porque Él dice que sus ovejas lo seguirán si oyeren su voz, pero que no seguirán a un extraño” (Fe y Obras, pág. 56).

LA VIDA DEL PASTOR

1

¿Qué usó el Señor para ilustrar su ministerio en favor del mundo? Juan 10:11, 14, primera parte.

“De nuevo Jesús halló acceso a la mente de sus oyentes por medio de las cosas con las que estaban familiarizados. Había comparado la influencia del Espíritu al agua fresca, refrigerante. Se había representado por la luz, fuente de vida y alegría para la naturaleza y el hombre. Ahora, mediante un hermoso cuadro pastoril, representó su relación con los que creían en Él. Ningún cuadro era más familiar que éste para sus oyentes y las palabras de Cristo lo vincularon para siempre con Él mismo. Nunca mirarían los discípulos a los pastores que cuidasen sus rebaños sin recordar la lección del Salvador. Verían a Cristo en cada pastor fiel. Se verían a sí mismos en cada rebaño indefenso y dependiente” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 442).

2

¿Cómo usaron los profetas la misma imagen para representar el cuidado amoroso de Dios por su pueblo? Salmo 23:1; Isaías 40:11. ¿A quiénes aplicó Jesús esta profecía?

“Cristo aplicó estas profecías a sí mismo, y mostró el contraste que había entre su carácter y el de los dirigentes de Israel. Los fariseos acababan de echar a uno del redil porque había osado testificar del poder de Cristo. Habían excomulgado a un alma a la cual el verdadero Pastor estaba atrayendo. Así habían demostrado que desconocían la obra a ellos encomendada, y que eran 107


indignos del cargo de pastores del rebaño. Jesús les presentó el contraste que existía entre ellos y el buen Pastor, y se declaró el verdadero guardián del rebaño del Señor. Antes de hacerlo, sin embargo, habló de sí mismo empleando otra figura” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 442, 443).

EL REGALO DEL VERDADERO PASTOR AL HOMBRE

3

En contraste con las ceremonias y sistemas de los hombres, ¿cómo se entra en el redil eterno y celestial? Juan 10:9, 1, 2.

“Cristo es la puerta del redil de Dios. Por esta puerta todos sus hijos, desde los más remotos tiempos, han hallado entrada. En Jesús, como estaba presentado en los tipos, prefigurado en los símbolos, manifestado en la revelación de los profetas, revelado en las lecciones dadas a sus discípulos, y en los milagros obrados en favor de los hijos de los hombres, ellos han contemplado al ‘Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo,’ y por Él son introducidos en el redil de su gracia. Se han presentado muchos otros objetos de fe en el mundo; se han ideado ceremonias y sistemas por los cuales los hombres esperan recibir justificación y paz para con Dios, y hallar así entrada en su redil. Pero la única puerta es Cristo, y todos los que han interpuesto alguna otra cosa para que ocupe el lugar de Cristo, todos los que han procurado entrar en el redil de alguna otra manera, son ladrones y robadores… “Durante todos los siglos, los filósofos y maestros han estado presentando al mundo teorías para satisfacer la necesidad del alma…. Cristo vino para crear de nuevo en el hombre la imagen de Dios; y cualquiera que aleje a los hombres de Cristo los aleja de la fuente del verdadero desarrollo; los despoja de la esperanza, el propósito y la gloria de la vida. Es ladrón y robador” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 443, 444).

4

¿Qué hace el verdadero Pastor además de proveer alimento y agua a las ovejas? Juan 10:10. ¿Por qué el Señor representa a su pueblo como un rebaño de ovejas?

“De todas las criaturas, la oveja es una de las más tímidas e indefensas, y en el Oriente el cuidado del pastor por su rebaño es incansable e incesante. Antiguamente, como ahora, había poca seguridad fuera de las ciudades amuralladas. Los merodeadores de las tribus errantes, o las bestias feroces que tenían sus guaridas entre las rocas, acechaban para saquear los rebaños. 108


El pastor velaba por su rebaño, sabiendo que lo hacía con peligro de su propia vida. Jacob, que cuidaba los rebaños de Labán en los campos de Harán, dice, describiendo su infatigable labor: ‘De día me consumía el calor, y de noche la helada, y el sueño se huía de mis ojos.’ Y fue mientras cuidaba las ovejas de su padre, cuando el joven David, sin ayuda, hacía frente al león y al oso, y arrebataba de entre sus colmillos el cordero robado. “Mientras el pastor guía su rebaño por sobre las colinas rocosas, a través de los bosques y de las hondonadas desiertas, a los rincones cubiertos de pastos junto a la ribera de los ríos; mientras lo cuida en las montañas durante las noches solitarias, lo protege de los ladrones y con ternura atiende a las enfermizas y débiles, su vida se unifica con la de sus ovejas. Un fuerte lazo de cariño lo une a los objetos de su cuidado. Por grande que sea su rebaño, Él conoce cada oveja. Cada una tiene su nombre, al cual responde cuando la llama el pastor” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 444, 445).

5

¿Cuán íntima es la relación entre las ovejas y el Pastor? Juan 10:14, 15; Isaías 43:1.

“Como un pastor terrenal conoce sus ovejas, así el divino Pastor conoce su rebaño, esparcido por el mundo. ‘Y vosotras, ovejas mías, ovejas de mi pasto, hombres sois, y yo vuestro Dios, dice el Señor Jehová.’ Jesús dice: ‘Te puse nombre, mío eres tú.’ ‘He aquí que en las palmas te tengo esculpida.’ “Jesús nos conoce individualmente, y se conmueve por el sentimiento de nuestras flaquezas. Nos conoce a todos por nombre. Conoce la casa en que vivimos, y el nombre de cada ocupante. Dio a veces instrucciones a sus siervos para que fueran a cierta calle en cierta ciudad, a tal casa, para hallar a una de sus ovejas” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 445).

OIDORES Y SEGUIDORES

6

¿Qué dijo Jesús sobre sus ovejas? ¿Qué hacen? Juan 10:3, segunda parte, 27; Apocalipsis 14:4, segunda parte.

Pregunta personal: ¿Sigues tú al buen Pastor? “Cada alma es tan plenamente conocida por Jesús como si fuera la única por la cual el Salvador murió. Las penas de cada uno conmueven su corazón. El clamor por auxilio penetra en su oído. El vino para atraer a todos los hombres a sí. Los invita: ‘Seguidme,’ y su Espíritu obra en sus corazones para inducirlos a venir a Él. 109


Muchos rehúsan ser atraídos. Jesús conoce quiénes son. Sabe también quiénes oyen alegremente su llamamiento y están listos para colocarse bajo su cuidado pastoral… Cuida a cada una como si no hubiera otra sobre la haz de la tierra… “Aunque ascendió a la presencia de Dios y comparte el trono del universo, Jesús no ha perdido nada de su naturaleza compasiva. Hoy el mismo tierno y simpatizante corazón está abierto a todos los pesares de la humanidad. Hoy las manos que fueron horadadas se extienden para bendecir abundantemente a su pueblo que está en el mundo. ‘No perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano.’ El alma que se ha entregado a Cristo es más preciosa a sus ojos que el mundo entero. El Salvador habría pasado por la agonía del Calvario para que uno solo pudiera salvarse en su reino. Nunca abandona a un alma por la cual murió. A menos que sus seguidores escojan abandonarle, Él los sostendrá siempre” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 445, 446).

7

¿Qué dijo Jesús sobre otras ovejas que no estaban en su redil? ¿Qué iba a hacer Él por sus ovejas? Juan 10:16, 17; 11:51, 52.

“Las ovejas perdidas del redil de Dios están esparcidas por todo lugar, y se está descuidando la obra que tendría que hacerse en su favor. Por la luz recibida, sé que debiera haber cien colportores donde hay uno. Debería animarse a los colportores a hacer esta clase de obra; no a vender libros con historias, sino a presentar al mundo los libros que contienen la verdad más importante para este tiempo” (Testimonios para la Iglesia, tomo 6, pág. 317).

Para meditar

“Pero, por otro lado, cuando la tormenta de la persecución caiga realmente sobre nosotros, las ovejas fieles escucharán la voz del Pastor verdadero. Se harán esfuerzos desinteresados para salvar a los perdidos, y muchos que han dejado el redil, regresarán para ir en pos del gran Pastor” (Testimonios para la Iglesia, tomo 6, pág. 400).

Para un estudio adicional

Mateo 18:11-14; Obreros Evangélicos, págs. 190-193; Consejos para Maestros, Padres y Alumnos, págs. 247, 248.

110


Leer el informe Misionero de Haití en la página 113

Lección

27

Sábado

31

Diciembre

Otros Discípulos son Enviados “La evangelización del mundo es la obra que Dios ha encomendado a los que salen en su nombre. Ellos han de ser colaboradores con Cristo, y han de revelar a quienes están por perecer su amor tierno y misericordioso. Dios pide que miles de personas trabajen por Él, no predicando a las personas que ya conocen la verdad, repasando una y otra vez el mismo terreno, sino amonestando a quienes nunca han escuchado el último mensaje de misericordia. Trabajad con un corazón lleno de un anhelo ferviente por las almas. Haced obra médicomisionera. Así ganaréis acceso a los corazones de la gente. Se preparará el camino para una proclamación más decidida de la verdad. Hallaréis que el aliviar el sufrimiento físico da una oportunidad de ministrar a las necesidades espirituales de la gente” (Un Llamado al Evangelismo Médico, pág. 10).

SERVICIO ORGANIZADO

1

En otra ocasión, ¿a cuántos discípulos mandó el Señor a predicar el evangelio y preparar el camino para Él? ¿Cuál fue su misión, y qué oposición deberían afrontar? Lucas 10:1-3.

“Así como enviara a los doce, ‘designó el Señor aun otros setenta, los cuales envió de dos en dos delante de sí, a toda ciudad y lugar a donde Él había de venir.’ Estos discípulos habían estado algún tiempo con Él, preparándose para su trabajo. Cuando los doce fueron enviados a su primera jira misionera, otros discípulos acompañaron a Jesús en su viaje por Galilea. Allí tuvieron ocasión de asociarse íntimamente con Él y de recibir instrucción personal directa. Ahora este grupo mayor también había de partir en una misión por separado” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 453).

“El mundo debe ser amonestado, y ningún alma debiera descansar satisfecha con un conocimiento superficial de la verdad. No sabéis qué responsabilidad se os llamará a llevar. No sabéis adónde se os llamará a dar testimonio de la verdad. Muchos tendrán que comparecer en las cortes legislativas; algunos han de comparecer ante reyes y ante los eruditos de la tierra para responder por su fe. Los que sólo tienen una comprensión superficial de la verdad, no 111


podrán exponer claramente las Escrituras ni dar razones definidas de su fe. Se confundirán y no serán obreros que no necesiten avergonzarse. Nadie se imagine que no tiene necesidad de estudiar porque no ha de predicar desde el púlpito sagrado. No sabéis lo que Dios puede requerir de vosotros” (Mensajes para los Jóvenes, pág. 185).

INSTRUCCIONES PARA LA EVANGELIZACIÓN

2

¿Qué era inusual en su preparación para esta misión? ¿Quién les proporcionaría su manutención? ¿Por qué se les instruyó que evitaran los saludos comunes? Lucas 10:4, 7, 8; 9:3; Mateo 10:10, última parte.

“Mi hermano, te has encargado de alentar a los hombres a entregarse al ministerio. En lugar de reducir los gastos de la obra, es tu deber hacer que la gente entienda que ‘el obrero es digno de su salario.’ Hay una obra importante que hacer además de predicar. Si ésta hubiese sido hecha, como Dios dispuso que se hiciera, habría muchos más obreros en el campo de los que hay ahora. Si los ministros hubiesen cumplido con su deber de educar a cada miembro, ya sea rico o pobre, a dar según Dios lo ha bendecido, la tesorería estaría repleta y se podrían pagar las deudas honestas a los obreros, y esto haría que la obra misionera aumentara en todas las fronteras’” (Testimonios para la Iglesia, tomo 5, pág. 375). “No debían permitir que cosa alguna distrajese su atención de su gran obra, despertase oposición o cerrase la puerta a labores ulteriores…. No habían de malgastar tiempo en saludos inútiles ni en ir de casa en casa para ser agasajados. …. Debían entrar en la morada con el hermoso saludo: ‘Paz sea a esta casa.’ Ese hogar iba a ser bendecido por sus oraciones, sus cantos de alabanza y la presentación de las Escrituras en el círculo de la familia” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 318, 319).

3

¿Qué bendiciones especiales estaban contenidas en el saludo expresado cuando entraban en un hogar? Lucas 10:5, 6.

“Por todo el campo de labor de Cristo, había almas despertadas que comprendían ahora su necesidad y tenían hambre y sed de la verdad. Había llegado el tiempo en que debían mandarse las nuevas de su amor a esas almas anhelantes. A todas éstas, debían ir los discípulos como representantes de Cristo. Los creyentes habían de ser inducidos a mirarlos como maestros divinamente designados, y cuando el Salvador les fuese quitado no quedarían sin instructores” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 318). 112


4

¿Qué obra de misericordia debían hacer? ¿Qué tenía de especial el mensaje que debían predicar? Lucas 10:9; 9:2.

“Cuando Cristo envió a los doce discípulos para que hicieran su primera gira de evangelización, les encargó lo siguiente: ‘Yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios: de gracia recibisteis, dad de gracia’ (Mateo 10:7, 8). “A los setenta que mandó más tarde, les dijo: ‘En cualquier ciudad donde entraréis, y os recibieron, ... sanad los enfermos que en ella hubiere, y decidles: Se ha llegado a vosotros el reino de Dios’ (Lucas 10:8, 9.) La presencia y el poder de Cristo los acompañaron, ‘y volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre’ (Lucas 10:17)” (El Ministerio de Curación, pág. 100).

5

¿Cuál debería ser su actitud ante la gente que no estaba interesada o se oponía al mensaje? ¿Cuán seria era la invitación que estaban haciendo? Lucas 10:10-16.

“Al enviar a los setenta, Jesús les ordenó, como lo había ordenado a los doce, no insistir en estar donde no fueran bienvenidos. ‘En cualquier ciudad donde entrareis, y no os recibieren –les dijo,– saliendo por sus calles decid: Aun el polvo que se nos ha pegado de vuestra ciudad a nuestros pies, sacudimos en vosotros: esto empero sabed, que el reino de los cielos se ha llegado a vosotros.’ No debían hacer esto por resentimiento o porque se hubiese herido su dignidad, sino para mostrar cuán grave es rechazar el mensaje del Señor o a sus mensajeros. Rechazar a los siervos del Señor es rechazar a Cristo mismo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág.454).

RESULTADOS MARAVILLOSOS

6

¿Qué excelentes resultados obtuvieron al llevar a cabo su sagrada misión? Lucas 10:17, 18.

“Escenas pasadas y futuras se presentaron a la mente de Jesús. Vio a Lucifer cuando fue arrojado por primera vez de los lugares celestiales. Miró hacia adelante a las escenas de su propia agonía, cuando el carácter del engañador sería expuesto a todos los mundos. Oyó el clamor: ‘Consumado es,’ el cual anunciaba que la redención de la raza caída quedaba asegurada para siempre, que el cielo estaba eternamente seguro contra las acusaciones, los engaños y las pretensiones de Satanás. “Más allá de la cruz del Calvario, con su agonía y vergüenza, Jesús miró hacia el gran día final, cuando el príncipe de las potestades del aire será destruido en la tierra durante tanto tiempo mancillada por su rebelión. Contempló 113


la obra del mal terminada para siempre, y la paz de Dios llenando el cielo y la tierra” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 456).

7

¿Cuán grande fue el poder que recibieron? Pero, ¿qué debían considerar como su mayor alegría? Lucas 10:19, 20.

“El poder omnipotente del Espíritu Santo es la defensa de toda alma contrita. Cristo no permitirá que pase bajo el dominio del enemigo quien haya pedido su protección con fe y arrepentimiento. El Salvador está junto a los suyos que son tentados y probados. Con Él no puede haber fracaso, pérdida, imposibilidad o derrota; podemos hacer todas las cosas mediante Aquel que nos fortalece. Cuando vengan las tentaciones y las pruebas, no esperéis arreglar todas las dificultades, sino mirad a Jesús, vuestro ayudador... “El arco iris de la promesa que circuye el trono de lo alto es un testimonio eterno de que ‘de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.’ Atestigua al universo que nunca abandonará Dios a su pueblo en la lucha contra el mal. Es una garantía para nosotros de que contaremos con fuerza y protección mientras dure el trono... No os gocéis por el hecho de que poseéis poder, no sea que perdáis de vista vuestra dependencia de Dios.... Cuanto menos apreciéis el yo, más clara y plena será vuestra comprensión de la excelencia de vuestro Salvador. Cuanto más estrechamente os relacionéis con la fuente de luz y poder, mayor luz brillará sobre vosotros y mayor poder tendréis para trabajar por Dios” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 456, 457).

Para meditar

“El Testigo verdadero dice: ‘He aquí, yo estoy a la puerta y llamo.’ Toda amonestación, reprensión y súplica de la Palabra de Dios o de sus mensajeros es un llamamiento a la puerta del corazón. Es la voz de Jesús que procura entrada. Con cada llamamiento desoído se debilita la inclinación a abrir. Si hoy son despreciadas las impresiones del Espíritu Santo, mañana no serán tan fuertes. El corazón se vuelve menos sensible y cae en una peligrosa inconsciencia en cuanto a lo breve de la vida frente a la gran eternidad venidera. Nuestra condenación en el juicio no se deberá al hecho de que hayamos estado en el error, sino al hecho de haber descuidado las oportunidades enviadas por el cielo para que aprendiésemos lo que es la verdad” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 455).

Para un estudio adicional: Mateo 10:1-42; Marcrcos 16:15-18.

“El Señor os dará éxito en este trabajo, pues el Evangelio es poder de Dios para salvación, cuando está entretejido en la vida práctica, cuando es vivido y practicado. La unión de una obra como la que Cristo hizo en favor del cuerpo y de una obra como la que Cristo hizo en favor del alma es la interpretación del Evangelio” (Un Llamado al Evangelismo Médico, pág.10).

Leer el Informe Misionero de Haití en la página siquiente. 114


Informe Misionero de Haití La ofrenda especial del Escuela Sabática será recogida el 7 de Enero 2012

Cuando un terremoto de la magnitud de 7.0 sacudió a Port-au-Prince, la capital de Haití, a las 4:53 p.m. el martes 12 de enero de 2010, la ciudad y las áreas adyacentes fueron diezmadas. Fue el peor terremoto que se dio en el país en 200 años, y nadie estaba preparado. Las fotos de la destrucción mostraban innumerables construcciones que se habían desmoronado debido a que habían sido construidas con poco o ningún acero como refuerzo y poca infraestructura quedó en pie para facilitar la distribución de auxilio. En el correr de los siglos numerosas naciones extranjeras han tratado de dominar, subyugar y poblar Haití. Hoy, 95% de los haitianos son descendientes de esclavos liberados de África Occidental. La historia del país ha sido marcada por guerras, trastornos políticos, crueldad, opresión, explotación, y hasta genocidio. Según casi todas las evaluaciones económicas, Haití es el país más pobre de las Américas, y está catalogado en la posición número 149 de entre los 182 países más pobres del mundo. Un 80% de sus 9 millones de habitantes viven en la pobreza y la mitad de ellos son analfabetos. Mientras que la mayoría de los haitianos pueden ser categorizados como católicos (80%) o protestantes (16%), muchos también creen y practican el Vudú, una amalgama de varias tradiciones espiritistas africanas. Existen informes de que muchos practican el vudú y el catolicismo a la vez, pero los protestantes evangélicos son acérrimos enemigos de éste y lo califican como adoración al diablo. Muchos de ellos sostienen que la miseria de Haití se debe a que el país está siendo castigado por Dios debido a los pecados del culto vudú. Es extraño, que muchos que creen en la primera mentira de Satanás: “No moriréis” (Génesis 3:4) condenen la práctica de esa mentira llevada a su conclusión lógica. “Merced a los dos errores capitales, el de la inmortalidad del alma y el de la santidad del domingo, Satanás prenderá a los hombres en sus redes. Mientras aquél forma la base del espiritismo, éste crea un lazo de simpatía con Roma. Los protestantes de los Estados Unidos serán los primeros en tender las manos a través de un doble abismo al espiritismo y al poder romano; y bajo la influencia de esta triple alianza ese país marchará en las huellas de Roma, pisoteando los derechos de la conciencia.” (El Conflicto de los Siglos, pág. 645). Mientras muchos protestantes condenan el vudú, les es prácticamente imposible contrarestar su influencia. Al haberse separado de las claras verdades bíblicas en éste y otros temas, no pueden evitar ser arrasados por el torbellino del espiritismo. 115


Recientemente la obra de la Reforma se ha expandido extraordinariamente en Haití tratando de llevar el evangelio a las mentes oscurecidas por los sofismas de Satanás. Este intento comenzó primeramente con los hatianos que viven en la República Dominicana y los Estados Unidos. Ellos a su vez se pusieron en contacto con amigos y parientes en Haití y la República Dominicana. Desde allí el mensaje se ha extendido en Haití, especialmente en regiones fuera de Port-au-Prince. Por esta razón, muchos obreros asalariados y voluntarios han visitado el país para compartir más sobre el mensaje con los que tienen hambre de las verdaderas doctrinas adventistas. El hermano Martín Lagunas, de México, el asistente del Representante regional para Norteamérica, entre otros, han hecho varias visitas allí para fortalecer los nuevos contactos en la verdad presente. Agradecemos a Dios por el sacrificio voluntario de personas que han donado gustosamente sus medios y tiempo para alcanzar a las almas en Haití. El inicio de cualquier obra presenta dificultades especiales. La vida y muerte de nuestro Salvador revela un espíritu de sacrificio y servicio; y así será con el inicio y el progreso de la obra de Dios. Se necesitan hacer más seminarios, conferencias y campañas evangelísticas. Hay necesidad de establecer una sede central. Se debe preparar y destribuir más material impreso en lengua francesa y es necesario establecer una obra humanitaria y educativa bien planificada en este país que es pobre tanto en recursos físicos como en el conocimiento del verdadero Dios del cielo y de su Hijo. Jesús nos animó a ayudar en esta obra cuando declaró en dos ocasiones: “De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis” Mateo 25:40, 45. Con este desastre aún fresco en la conciencia de la gente, se presenta una oportunidad para abrir las Escrituras y presentar la luz del evangelio con poder y gracia. Es muy difícil imaginarse lo que deben afrontar estas personas y cómo sería si uno hubiese nacido en tal situación. Sin embargo, el gran Creador nos ha bendecido poniendo en nuestros corazones el deseo de ayudar, así es que hagámoslo generosamente y con espíritu de sacrificio. Su promesa es: “A Jehová presta el que da al pobre, y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar” Proverbios 19:17. Quiera Dios dar a cada uno de nosotros la inspiración y dedicación a su servicio para que usemos las bendiciones que nos ha confiado tanto para salvar almas como para honrar su nombre cuando vengan nuestras propias pruebas en los días venideros. –Larry Watts Representante Regional para América del Norte

116


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

Sal.90-99 Sal.100-105 Sal.106-110 Sal.111-118 Sal.119 Sal.120-134 Sal.135-139 Sal.140-144 Sal.145-150 Pr.1-3 Pr.4-7 Pr.8-11 Pr.12-15 Pr.16-19 Pr.20-24 Pr.25-27 Pr.28-31 Ec.1-4 Ec.5-8 Ec.9-12 Cnt.1-4 Cnt.5-8 Is.1-4 Is.5-7 Is.8-10 Is.11-14 Is.15-19 Is.20-23 Is.24-26 Is.27-29 Is.30-33

Agosto 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Is.34-37 Is.38-40 Is.41-44 Is.45-48 Is.49-51 Is.52-55 Is.56-58 Is.59-62 Is.63-66 Jer.1-3 Jer.4-6 Jer.7-9 Jer.10-13 Jer.14-16

15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

Jer.17-19 Jer.20-23 Jer.24-26 Jer.27-29 Jer.30-32 Jer.33-35 Jer.36-38 Jer.39-41 Jer.42-44 Jer.45-48 Jer.49-50 Jer.51-52 Lm.1-5 Ez.1-3 Ez.4-7 Ez.8-10 Ez.11-13

Setiembre

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30

Ez.14-17 Ez.18-20 Ez.21-23 Ez.24-26 Ez.27-29 Ez.30-32 Ez.33-35 Ez.36-38 Ez.39-41 Ez.42-44 Ez.45-48 Dn.1-3 Dn.4-6 Dn.7-9 Dn.10-12 Os.1-4 Os.5-9 Os.10-14 Jl.1-3 Am.1-4 Am5-9 Abd.1 Jon1-4/Mi.1-4 Mi.5-7 Nah.1-3 Hab.1-3 Sof.1-3 Hag.1-2 Zac.1-4 Zac.5-8

Octubre

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

Zac.9,10,11 Zac.12,13,14 Mal.1, 2, 3,4 Mt.1, 2,3 Mt.4, 5,6 Mt.7, 8,9 Mt.10,11,12 Mt.13,14,15 Mt.16,17,18 Mt.19, 20 Mt.21, 22,23 Mt.24, 25,26 Mt.27,28 Mr.1, 2,3 Mr.4,5,6 Mr.7,8,9 Mr.-10,11,12 Mr.13,14 Mr.15,16 Lc.1,2 Lc.3, 4,5 Lc.6,7,8 Lc.9,10,11 Lc.12,13,14 Lc.15,16,17 Lc.18,19,20 Lc.21, 22 Lc.23, 24 Jn.1,2,3 Jn. 4,5,6 Jn. 7, 8,9

Noviembre

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Jn. 10-11 Jn.12-13 Jn. 14-15 Jn. 16-18 Jn. 19-21 Jn. 1-3 Hch. 4-7 Hch. 7-9 Hch. 10-12 Hch. 13-15 Hch. 16-18 Hch. 19-21 Hch. 22-23 Hch. 24-26

15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30

Hch. 27-28 Ro. 1-4 Ro. 5-7 Ro. 8-10 Ro. 11-13 Ro. 14-16 1 Cron. 1-4 1 Cron. 5-7 1 Cron. 8-10 1 Cron. 11-13 1 Cron. 14-17 2 Cron. 1-4 2 Cron. 5-7 2 Cron. 8-10 2 Cron. 11-13 Gá. 1-3

Diciembre 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

Gà.4-6 Ef.1-3 Ef.4-6 Fil.1-4 Col.1-4 1 Ts.1-5 2 Ts.1-3 1 Ti.1-6 2 Ti.1-4 Tit.1-3 Flm.1 He.1-3 He.4-6 He.7-9 He.10-11 He.11-12 Stg.1-5 1 P.1-5 2 P.1-3 1 Jn. 2Jn.1-5/3Jn.1 Jud.1/Ap. 1-3 Ap. 4-6 Ap. 7-8 Ap. 9-10 Ap. 11-12 Ap. 13-14 Ap. 15-16 Ap. 17-18 Ap. 19-20 Ap. 21-22

2do. Semestre de 2011

Julio

Año Bíblico


POESÍA SAGR ADA

Salmos 63:1-4

É

VIE

1

ste es uno de los salmos más tiernos. No contiene ninguna petición. Expresa gozo, alabanza, gratitud, anhelo de estar en comunión con Dios; pero no insinúa un solo pedido de ventajas materiales ni espirituales. David parece recordar la Shekinah, una de las pruebas de la presencia de Dios en los servicios del santuario. Hoy día, la mayor evidencia de la presencia de Dios es la transformación de la vida de la persona. Cuando Dios bendice a una persona, se entiende que le concede dones, o declara que tal persona ha recibido esos dones. Cuando alguien bendice a Dios, significa que lo reconoce como quien otorga los dones. Comentario Bíblico Adventista T3 Pág. 789

SER DILIGENTE PARA LO BUENO Salmos 64:2-6

A

SAB

2

yudados por la mente maestra del mal, los impíos trazan con cuidado los planes para su ejecución, se preparan diligentemente para la acción y de pronto atacan cuando llega el momento oportuno. Los piadosos harían bien en ser tan diligentes en la práctica de la rectitud como los impíos en su maldad. Muchas veces la piedad se transforma en algo enteramente pasivo. No se aprecia ningún crecimiento en la gracia, no se hacen planes para realizar nuevas hazañas para Dios. Son muy significativas las palabras de Cristo: “Los hijos de este siglo son más sagaces en el trato con sus semejantes que los hijos de luz”. Ídem. Pág. 791

Salmos 66:18-20

P

DOM

3

ara que la oración sea aceptable ante Dios, debe ir unida al propósito de abandonar todo pecado conocido. “Cuando el hombre siente de corazón que debe obedecer a Dios, cuando hace esfuerzos en ese sentido, Jesús acepta esa disposición y ese esfuerzo como el mejor servicio del hombre, y el Señor completa lo que falta con sus propios méritos divinos”. David no dudó de que Dios había contestado su oración, y expresó su certeza de que lo había aprobado. Nuestro Dios oye las oraciones y las responde. Ídem. Pág. 796

EVANGELIZAR AL MUNDO Salmos 67:2

L

LUN

4

os métodos y principios del gobierno de Dios, no sólo son en relación con Israel sino con todo el mundo. Dios tenía el propósito de que Israel llegara a ser la luz del mundo; y muy diferente habría sido su historia si hubiera cumplido su elevado destino. La iglesia remanente puede aprender una valiosa lección de lo que le sucedió a Israel. Es una exhortación al servicio misionero. Dios ha colocado sobre la iglesia la responsabilidad de llevar el conocimiento de la salvación a todas las naciones. Aunque su significado básico es “salvación”, también se traduce “prosperidad”, “triunfo” y “liberación”. Ídem. Pág. 797

PADRE DE HUÉRFANOS Salmos 68:5

M

MAR

5

ediante sus actos bondadosos Dios revela su carácter a los seres humanos. Cuanto más íntimamente la gente se relaciona con él, 119

JULIO

ORACIÓN Y PROPÓSITO

BENDECID AL SEÑOR


JULIO

POESÍA SAGR ADA tanto mejor comprende el bondadoso cuidado que tiene para con sus hijos. Cristo “hincó su tienda al lado de la tienda de los hombres, a fin de morar entre nosotros y familiarizarnos con su vida y carácter divinos”. La frase “padre de huérfanos y defensor de viudas” aparece dos veces en los textos antiguos. Describe a un rey antiguo y justo. Ídem. Pág. 799

para cumplir su voluntad divina, dejarse usar como instrumento en sus manos. Los que se oponen a los propósitos divinos y trabajan contra sus dirigentes escogidos, muchas veces se engañan a sí mismos al creer que su proceder no preocupa a Dios (ver Ex. 16:8; 1 S. 8:7). Ídem. Pág. 817

CONSTANTE PRESENCIA DIVINA

SOLO CONFÍA EN DIOS Salmos 73:5,17

E

Salmos 77:19,20 MIE

6

n su perplejidad, el salmista casi ha abandonado a Dios. El planteamiento del problema y sus esfuerzos por resolverlo son infructuosos hasta que entra en el santuario; allí sí encuentra una respuesta satisfactoria. El poema concluye con una expresión de completa confianza en que los justos se salvarán y los impíos recibirán su castigo. En este salmo, el poeta presenta una elocuente invitación a participar en los servicios divinos, pues así se despejan las dudas que causan perplejidad. Este salmo, como el libro de Job, enseña que se debe tener paciencia con el que duda honestamente. El salmista creía en la justicia de Dios, pero no podía comprender la aplicación de esa justicia a las necesidades humanas. Después de buscar honradamente la solución al problema, se encontró con la luz de una fe triunfante. Ídem. Pág. 812

DIOS ES DEFENSOR Salmos 74:22,23

E

JUE

7

l salmista se da cuenta de que la causa pertenece a Dios, y que el honor divino es el que está en juego. Se considera que todo lo que sufre el pueblo de Dios, lo sufre también él. El diminuto ser humano haría bien en reconocer los propósitos finales de Dios y, 120

A

VIE

8

unque invisible, Dios estaba con su pueblo cuando cruzó por el lecho seco del mar. Dios siempre acompaña a sus hijos cuando éstos le obedecen. En agudo contraste con la majestad y el poder de Dios descritos en los versículos anteriores, el salmista presenta la ternura del buen Pastor. Dios era el verdadero caudillo. Moisés y Aarón eran sus instrumentos. El mismo Dios que libró a Israel en el mar Rojo, librará también a su pueblo actual en tiempos de peligro. La percepción de esta realidad debería ayudarnos a depositar siempre nuestra confianza en él. El salmo concluye con la seguridad del poder redentor de Dios.” Ídem. Pág. 823

GOBIERNO DE LIBRE ALBEDRÍO Salmos 81:12

E

SAB

9

l Espíritu de Dios no contiende para siempre con los hombres (Gn. 6:3). Cuando la gente persiste en la rebelión y en la dureza de corazón, Dios permite que siga su camino y sufra el resultado de su elección. El gobierno de Dios se basa en el libre albedrío, pues él no fuerza la voluntad de los individuos. Advierte que la desobediencia lleva a la ruina, pero a nadie impide que escoja lo contrario (ver PP 469,470). Ídem. Pág. 833


ALEGRIA AÚN EN LA TRISTEZA Salmos 84:6

P

DOM

10

or su fe, esperanza y gozo, los peregrinos transforman este valle de lágrimas en una fuente. Esta es una hermosa ilustración del efecto de la verdadera religión, que esparce alegría y consuelo donde una vez no había sino tristeza y angustia, Los verdaderos peregrinos que van en camino a la Sión celestial cavan fuentes en el desierto para quienes los siguen. Los cristianos siempre han mejorado las condiciones de vida en el mundo. Si tenemos el corazón en armonía con Dios, podremos reconfortarnos aun en medio de las vicisitudes de la vida. Ídem. Pág. 638

ATIENDE A LOS NECESITADOS Salmos 86:11-16

L

LUN

11

a expresión aquí empleada tiene la idea de concentrar todo el esfuerzo en algo. El salmista pedía que Dios le permitiera concentrar todos sus esfuerzos en ese propósito supremo. Esta frase se anticipa a las palabras “con todo mi corazón”. Un corazón dividido nunca puede ofrendar un servicio aceptable a Dios. El salmista basa su ruego en el glorioso carácter de Dios. Por la naturaleza misma de su carácter, Dios no puede abandonar a un alma necesitada. El poeta alude tiernamente a su madre. Quizá esto sugiera su esperanza de que Dios contestará las oraciones de una madre piadosa a favor de su hijo. Ídem. Pág. 843

PATERNIDAD DIVINA Salmos 89:26-30

L

MAR

12

os nombres con los cuales David invoca a Dios muestran intimidad y confianza. El salmista depende plenamente de Dios, su padre y salvador. David llama Padre a Dios, y a su vez Dios considera a David como a su primogénito.

Con David se inició un linaje real al cual pertenecería el Mesías. Si los descendientes de David hubieran permanecido fieles a Dios, esta promesa se habría cumplido en forma literal. Como eso no ocurrió, la predicción se cumplirá en Cristo, hijo de David, y en el Israel espiritual. Salomón, hijo de David, comenzó a dejar la ley de Dios. Muchos de los reyes que lo siguieron hicieron “lo malo ante los ojos de Jehová”. Ídem. Pág. 848

DISCIPLINA Y COMPROMISO Salmo 100

S

MIE

13

e invita a todos los pueblos de la tierra a unirse con Israel en un coro de alabanza universal a Jehová, porque él es misericordioso y fiel para siempre. El himno “Cantad alegres al Señor” se basa en este salmo. Quizá no haya otro salmo que se use más, tanto en las iglesias como en las sinagogas. Enseña que Dios es el Pastor universal. No hay en él ninguna nota triste…El salmista pinta el cuadro de generación tras generación que gozan de la bondad y la fidelidad de Dios. El merece nuestra alabanza porque nos hizo lo que somos, nos redime, nos ama, nos concede todo lo bueno que nos hace falta y nos proporciona lo necesario para nuestra felicidad en el más allá. Ídem. Pág. 868

DEBILIDAD HUMANA Salmos 90:1,3,12

Q

JUE

14

uizá sea el poema más magnífico que jamás se haya escrito sobre la vanidad de esta vida, contemplada a la luz de la viva fe del poeta en las promesas de Dios. Isaac Taylor dijo: es “la más sublime de las composiciones humanas, la que expresa los sentimientos más profundos, los conceptos teológicos más sublimes, las figuras más expresivas”. Tanto las naciones como las personas cambian, envejecen y perecen. Sólo 121

JULIO

POESÍA SAGR ADA


JULIO

POESÍA SAGR ADA Dios permanece inmutable y eterno en su majestad. “La satisfacción, la alegría y el éxito en el trabajo, todo esto debe emanar de la correcta relación del débil hombre con el eterno Señor” (G. Campbell Morgan). Ídem. Pág. 851

ETERNIDAD DIVINA Salmos 90:2,3,17

N

VIE

15

o podría hallarse una afirmación más sublime en cuanto a la eternidad de Dios. Quien reconoce dicha eternidad y considera que su propia vida está relacionada con el Eterno, recibe un poderoso estímulo para vivir una vida digna. Las dos partes del vers. 3 están estrechamente enlazadas. “Haces volver al hombre al polvo, diciendo: ‘Volved, hijos de Adán“. El concepto de que todos, sin distinción de alcurnia, nacionalidad, riqueza u otro motivo de distinción deben morir es el pensamiento más sombrío. La repetición de esta plegaria destaca el deseo del salmista de que Dios lo ayude a realizar su obra de tal modo que pueda recibir la bendición divina.” Ídem. Pág. 852

PROTECCIÓN SEGURA Salmos 91:2-6

S

SAB

16

atanás coloca muchas trampas para los hijos de Dios. En el tiempo de angustia “el pueblo de Dios no quedará libre de padecimientos; pero aunque perseguido y acongojado, y aunque sufra privaciones y falta de alimento, no será abandonado para perecer”. Cualquiera sea el peligro, no tocará al que confía en Dios. Bajo la protección divina estará seguro. Esta convicción proporciona al ser humano una fe constante en la hora de supremo peligro. El que ha confiado en Jehová verá el castigo de los impíos, pero no participará de él (Sal. 37: 34). Ídem. Pág.854 122

BENDICIONES INSTANTÁNEAS Salmos 91:16

L

DOM

17

a satisfacción definitiva que Dios promete será la vida en su presencia. Nada que sea menos que ello puede satisfacer al corazón humano. La verdadera religión ya es fuente de bendición en esta vida, como lo será en la venidera. Si tenemos en cuenta la satisfacción eterna prometida por Dios, ¿cómo podremos gastar nuestras energías en cosas pequeñas y en pasajeras ganancias terrenales, esforzándonos tan poco para alcanzar el cumplimiento de las promesas divinas?. Ídem. Pág. 884

MENSAJE DE CONSUELO Salmos 91:1

C

LUN

18

uando somos “admitidos a la intimidad y comunión más estrecha con Dios” puede decirse que habitamos al “abrigo del Altísimo”. Es un mensaje de consuelo para todos los que pasan por momentos de angustia, especialmente para “el pueblo de Dios que observa los mandamientos divinos”, y para los que experimentarán el “tiempo de angustia” y los peligros de los últimos días. El tema del salmo gira en torno de la seguridad de quien deposita su confianza en Dios. Este salmo puede compararse con la descripción que presenta Elifaz de la vida del hombre bueno, pero es más sublime. Ídem. Pág. 853

QUIETUD Y CONTEMPLACIÓN Salmos 92:1,2

E

MAR

19

s un himno litúrgico que celebra la destrucción del mal y el triunfo y la felicidad de los fieles hijos de Dios. Se inspira en la comunión que el poeta tiene con el creador en el día sábado cuando contempla su poder manifestado en la naturaleza. La tradición afirma que los


POESÍA SAGR ADA

COMPRENDIENDO SUS DESIGNIOS Salmos 102:1,28

E

MIE

20

ste es uno de los más tristes, de los siete salmos penitenciales. Parecería que fuera la plegaria de un exiliado compuesta en el país de su destierro. En tono melancólico narra el dolor y la tristeza de la persecución y del desánimo. Pero va más lejos: reconoce que tiene la esperanza de regresar de su destierro y de que se reanimará. El poema alterna entre estas dos ideas, pero concluye con una sublime nota de confianza en la eterna constancia de Dios en su trato con la humanidad. Ídem. Pág. 871

SANTIDAD ETERNA Salmos 93:1,5

E

JUE

21

ste salmo señala su poder divino en la creación, en la derrota de sus enemigos, en la fidelidad de su palabra y en la santidad de su casa. El agua puede representar pueblos o huestes invasoras, o puede ser una figura con la cual el salmista glorifica a Dios como omnipotente por encima de su creación. Sólo la eternidad podrá manifestar que la santidad caracteriza al gobierno de la casa de Dios. La santidad es la característica primordial de la soberanía divina. Los ahora finitos mortales sólo en la eternidad podrán comenzar a comprender las características de la Deidad. Ídem. Pág. 854

BENDICIÓN EN LA DISCIPLINA Salmos 94:12-14

A

VIE

22

primera vista, ésta podría parecer una extraña bienaventuranza. Los vers. 12-19 presentan una multitud de bendiciones que Dios prodiga a los justos. El corrige, instruye, proporciona descanso, nunca abandona, juzga en justicia, ayuda contra los malvados, sostiene en el tiempo de peligro y consuela. Pero la experiencia del salmista parece reforzar estas afirmaciones del principio divino. Corregir del Hebreo: yasar, “disciplinar”, “corregir”, “instruir, “castigar”. Si el cristiano acepta la disciplina, será feliz. Uno de los efectos más valiosos del castigo es que, por su medio, el afligido comprende mejor a otros. Aunque la corrección de Dios dure mucho tiempo, sus hijos fieles pueden confiar en que él no los abandonará. Ídem. Pág. 858

ALABEMOS SU BONDAD Salmos 103:5

E

SAB

23

ste salmo es la manifestación espontánea de un corazón lleno de alabanza a Dios por su misericordia y compasión. En él David alaba a Dios por las bendiciones recibidas en su propia vida, describe la bondad amorosa que Dios manifiesta para con sus hijos, muestra la dependencia del hombre de la misericordia de Dios e invita a toda la creación a adorar a Dios. En el texto de hoy, quizá el salmista se refería al hecho de que el águila vive más que muchas otras aves y mantiene su vigor. En el pecador perdonado se ve la lozanía de la juventud renovada. Después de esta alabanza personal, David comenta lo que sucede a los hijos de Dios. Nótese las seis bendiciones registradas en los versos 3-5: Dios perdona, sana, rescata, corona, sacia y rejuvenece…Luego de este himno universal de alabanza, se expresa un profundísimo sentimiento al repetirse la frase con la cual ha comenzado 123

JULIO

levitas lo cantaban por la mañana en el momento de ofrecerse la libación correspondiente con el primer cordero. Todavía se lo entona en el servicio sabático de la sinagoga moderna. El día sábado deberíamos dejar a un lado los inquietantes asuntos de esta tierra para contemplar el mundo eterno en donde estaremos por encima de toda duda y perplejidad. Ídem. Pág. 855


JULIO

POESÍA SAGR ADA el salmo. Consciente de que el universo alaba a Dios, el salmista anhela que también se escuche su propia voz. Ídem. Pág. 873

INVITACIÓN PARA HOY Salmos 95:7

E

DOM

24

s mejor traducirlo como la expresión de un anhelo: “¡Ojalá oyerais hoy su voz!”. En realidad, esta invitación está más ligada a lo que sigue que a lo que precede. Además de dar gracias, este salmo es una exhortación e instrucción para el pueblo. Esta frase sugiere que ha llegado el momento de tomar una decisión importante: las órdenes y las invitaciones de Dios deben obedecerse y aceptarse inmediatamente. El cristiano, cuantas veces lea este salmo, debe comprender más hondamente la fuerza y énfasis del vocablo “hoy”. Cada vez que sea infiel a Dios, debe escuchar de nuevo la bondadosa invitación de acudir “hoy” en busca de perdón y renovación. Ídem. Pág. 860

DIOS DE MARAVILLAS Salmos 96:13

E

LUN

25

l salmo de hoy exalta las maravillas de la creación divina. Ambos salmos son similares en la exuberancia de expresión. Aquí el poeta canta espontáneamente el deleite que le producen las obras de la creación. El escritor, con entonación y lenguaje poético, y no científico, engrandece las obras de la creación; pero deja siempre vislumbrar en ésta a su Creador. Este salmo tiene una vivacidad y movimiento extraordinarios. Las figuras se agolpan para describir la creación. Por esta razón es un poema que difícilmente será superado en la literatura. Con razón se 124

ha dicho que bien valdría la pena estudiar hebreo durante diez años solamente para leer este salmo en el idioma original…En los primeros versos se representa a Dios como si estuviera envuelto en un manto de luz. La luz esconde, pero también revela, luego el salmista poéticamente describe la tierra como si descansara sobre un cimiento firme, quizá para destacar la estabilidad de la creación de Dios… Y finalmente como si ya no pudiera contener más su alabanza al contemplar la creación, el salmista se detiene para pronunciar palabras de admiración por la sabiduría del Creador. Ídem. Pág. 862

PROVISIÓN DEL BIEN Salmos 97:11

E

MAR

26

n este caso, puede considerarse la “luz” como una semilla sembrada, que está a punto de brotar y dar fruto para el que honradamente busca la verdad. “Toda alma verdaderamente sincera alcanzará la luz de la verdad. ‘Luz está sembrada para el justo’ y ninguna iglesia puede progresar en santidad si sus miembros no buscan ardientemente la verdad como si fuera un tesoro escondido”. Ídem. Pág. 864

ALABANZA DE REFLEXIÓN Salmos 105:1-5

E

MIE

27

s un himno nacional de Israel, en donde se narra el trato de Dios con Israel desde los tiempos de Abrahán y de sus descendientes hasta la conquista de Canaán. En él se realza la relación del pacto entre Dios e Israel. En este himno se presenta a José como el eslabón que une a Egipto con Canaán. El amor de Dios demostrado en la historia de Israel


demanda un pleno reconocimiento: tal es el tema de este salmo. Todas las naciones deben conocer las “maravillas” de Dios y su “santo nombre”, sus “prodigios” y sus “juicios”…Israel fue salvado gracias al poder de Dios, y sólo así seremos salvados nosotros. En medio de las preocupaciones de los últimos días, sería bueno que recordáramos las bendiciones que Dios ha derramado sobre su pueblo a través de todas las generaciones, y ordenáramos nuestra vida en forma consecuente. Ídem. Pág. 879

DIOS DE MISERICORDIA Salmos 99:6-8

E

JUE

28

l poeta presenta algunos ejemplos de hombres santos y destacados que adoraron a Dios, intercedieron por sus semejantes y recibieron respuestas a sus oraciones. Se insinúa que todos, sacerdotes y pueblo deben adorar a Jehová. Dios continúa buscando hoy quienes sean intercesores. Aunque a Moisés no se lo considera sacerdote, aparece aquí entre los sacerdotes, quizá debido a su posición como dirigente espiritual y a su trabajo relacionado con el santuario. Tanto Moisés como Aarón pecaron, pero Dios en su misericordia los perdonó. El castigo de Dios se extendió también a los santos hombres mencionados en el vers. 6. Moisés y Aarón no pudieron entrar en Canaán por su pecado en Meriba. El contexto sugiere que “sus obras” fueron tercas. Ídem. Pág. 866

FIEL SUSTENTADOR Salmos 119:4

L

VIE

29

os que emplean eficazmente la “espada del Espíritu, que es la palabra de Dios”, vencerán las tentacio-

nes. El Maestro hizo frente a las tentaciones más sutiles de Satanás con un “escrito está”. Hoy debemos utilizar las mismas armas espirituales. La mente siempre debe nutrirse con la Palabra; de Io contrario se debilitarán las defensas del alma y Satanás saldrá victorioso. El descuido del estudio de la Palabra y de la meditación en ella, aun por un día, resulta en una grave pérdida. Ídem. Pág. 910

IRREPRENSIBLES EN CRISTO Salmos 80:18,19

U

SAB

30

n corazón intachable es más importante que la alta estima de los amigos. Una experiencia “completa” sólo se consigue mediante la unión con Cristo, quien proporciona el poder que nos capacita para la obediencia. Sólo las personas cuyo corazón haya sido purificado podrán estar en pie en las pruebas de los últimos días. La apariencia externa de fe de nada valdrá sin la presencia del Espíritu de Cristo. Ídem. Pág. 914

LA BENDICIÓN DEL OBEDIENTE Salmos 119:1

E

DOM

31

L Salmo 119 expone la alegría y el gozo que experimenta el que sigue la ley de Dios como su guía… En la primera sección del salmo, aparecen las siguientes palabras: “ley”, “testimonios”, “caminos”, “mandamientos”, “estatutos” y “juicios”, las cuales indican los diferentes aspectos de la revelación divina. El uso de estos diferentes vocablos embellece el salmo y evita la monótona repetición de una misma palabra… El salmo comienza con una bendición para los que obedecen la ley del Señor… Recordemos que una vida santa equivale a vivir de acuerdo a la ley. Ídem. Pág. 912 125

JULIO

POESÍA SAGR ADA


Pablo:

Apóstol, siervo y maestro

Me considero el menos importante de los apóstoles, y ni siquiera merezco que la gente me llame así, pues le hice mucho daño a la iglesia de Dios.. Aunque soy la persona más insignificante en el pueblo de Dios, él me dio el privilegio de anunciar a los que no son judíos la buena noticia de las bendiciones de Cristo, las cuales nadie puede contar. Santa Biblia (Lenguaje Sencillo)


Hechos 11:22

D

LUN

1

espués que los discípulos fueron expulsados de Jerusalén por la persecución, el mensaje evangélico se difundió rápidamente por las comarcas limítrofes de Palestina, y en importantes poblaciones se constituyeron pequeñas compañías de creyentes. Algunos de los discípulos “fueron hasta Fenicia, y Chipre, y Antioquía, predicando la palabra.” El Evangelio fue públicamente enseñado en Antioquía por ciertos discípulos de Chipre y Cirene, quienes entraron “anunciando el evangelio del Señor Jesús.” “Y la mano del Señor era con ellos;” su fervorosa labor producía fruto, pues “creyendo, gran número se convirtió al Señor.” Hechos de los Apóstoles, Pág. 126

LABRANZA DE DIOS Hechos 11:25

L

MAR

2

a obra de Bernabé en Antioquía fue copiosamente bendecida y aumentó allí muchísimo el número de fieles. Al prosperar la obra, Bernabé sintió la necesidad de ayuda conveniente a fin de avanzar por las puertas abiertas por la providencia de Dios; y así se fue a Tarso en busca de Pablo quien, después de salir de Jerusalén algún tiempo antes, había estado trabajando en las comarcas de “Siria y de Cilicia,” anunciando “la fe que en otro tiempo destruía.” (Gá. 1: 21, 23.) Bernabé encontró a Pablo y le persuadió a que volviese con él como su compañero en el ministerio. HAp. Pág 126

aquella culta ciudad, de manera que Pablo proporcionó precisamente la ayuda que Bernabé necesitaba. Durante un año trabajaron ambos discípulos unidos en fiel ministerio, comunicando a muchos el salvador conocimiento de Jesús de Nazaret, el Redentor del mundo. HAp. Pág 126

CRISTO, EL TEMA PRINCIPAL Hechos 11:26

F

Hechos 11:25

E

SU EJEMPLO ES INSPIRADOR Filipenses 2:13

3 M

n la populosa ciudad de Antioquía, halló Pablo un excelente campo de labor. Su erudición, sabiduría y celo influyeron podero-

4

ue en Antioquía donde los discípulos fueron llamados por primera vez cristianos. El nombre les fue dado porque Cristo era el tema principal de su predicación, su enseñanza y su conversación. Continuamente volvían a contar los incidentes que habían ocurrido durante los días de su ministerio terrenal, cuando los discípulos eran bendecidos con su presencia personal. Se explayaban incansablemente en sus enseñanzas y en sus milagros de sanidad. Con labios temblorosos y ojos llenos de lágrimas hablaban de su agonía en el jardín, su traición, su juicio, y su ejecución, de la paciencia y humildad con que había soportado el ultraje y la tortura que le habían impuesto sus enemigos, y la piedad divina con que había orado por aquellos que lo perseguían. Su resurrección y ascensión, su obra en el cielo como el mediador del hombre caído, eran temas en los cuales se gozaban en explayarse. Bien podían los paganos llamarlos cristianos, siendo que predicaban a Cristo, y dirigían sus oraciones al Padre por medio de él. HAp. Pág 127

INSTRUMENTO ESCOGIDOTEN PACIENCIA MIE

JUE

VIE

5

ientras vivían en medio de un pueblo que parecía preocuparse poco por las cosas de valor eterno, trataban de dirigir la atención de los de corazón sincero, y dar testimonio positi127

AGOSTO

PABLO: Apóstol Siervo y Maestro LA FAMA DEL EVANGELIO samente en los vecinos y forasteros de


AGOSTO

PABLO: Apóstol Siervo y Maestro vo de Aquel a quien amaban y servían. En su humilde ministerio, aprendieron a depender del poder del Espíritu Santo para hacer eficaz la palabra de vida. Y así, en las diversas ocupaciones de la vida, daban testimonio diariamente de su fe en Cristo. El ejemplo de los seguidores de Cristo en Antioquía debería constituir una inspiración para todo creyente que vive en las grandes ciudades del mundo hoy. Aunque es plan de Dios que escogidos y consagrados obreros de talento se establezcan en los centros importantes de población para dirigir esfuerzos públicos, es también su propósito que los miembros de la iglesia que viven en esas ciudades usen los talentos que Dios les ha dado trabajando por las almas. Hay en reserva ricas bendiciones para los que se entreguen plenamente al llamamiento de Dios. Mientras esos obreros se esfuercen por ganar almas para Jesús, hallarán que muchos que nunca hubieran sido alcanzados de otra manera están listos para responder al esfuerzo personal inteligente. HAp. Pág 128

OPORTUNIDADES ACTUALES Romanos 12:4

L

SAB

6

a causa de Dios en la tierra necesita hoy día representantes vivos de la verdad bíblica. Los ministros ordenados solos no pueden hacer frente a la tarea de amonestar a las grandes ciudades. Dios llama no solamente a ministros, sino también a médicos, enfermeros, colportores, obreros bíblicos, y a otros laicos consagrados de diversos talentos que conocen la Palabra de Dios y el poder de su gracia, y los invita a considerar las necesidades de las ciudades sin amonestar. El tiempo pasa rápidamente, y hay mucho que hacer. Deben usarse todos los agentes, para que puedan ser sabiamente aprovechadas las oportunidades actuales. HAp. Pág 128 128

COMISIONADO POR DIOS Hechos 9:15

L

DOM

7

as labores de Pablo en Antioquía, en unión con Bernabé, le fortalecieron en su convicción de que el Señor le había llamado a hacer una obra especial en el mundo gentil. En ocasión de la conversión de Pablo, el Señor había declarado que había de ser ministro a los gentiles, para abrir “sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, remisión de pecados y suerte entre los santificados.” (Hch. 26: 18) Y Pablo mismo, más tarde en su vida cristiana, mientras oraba en el templo de Jerusalén, había sido visitado por un ángel del cielo, que le ordenó: “Ve, porque yo te tengo que enviar lejos a los gentiles.” (Hch. 22: 21) ...Así el Señor había mandado a Pablo que entrase en el vasto campo misionero del mundo gentil. A fin de prepararlo para esta extensa y difícil tarea, Dios le había atraído en estrecha comunión consigo. HAp. Pág 129

AUTORIDAD ECLESIÁSTICA Hechos 13:2

A

LUN

8

ntes de ser enviados como misioneros al mundo pagano, estos apóstoles fueron dedicados solemnemente a Dios con ayuno y oración por la imposición de las manos. Así fueron autorizados por la iglesia, no solamente para enseñar la verdad, sino para cumplir el rito del bautismo, y para organizar iglesias, siendo investidos con plena autoridad eclesiástica. La iglesia cristiana estaba entrando entonces en una era importante. La obra de proclamar el mensaje evangélico a los gentiles había de proseguirse ahora con vigor; y como resultado la iglesia iba a ser fortalecida por una gran cosecha de almas. HAp. Pág 130


EXPUESTOS A DIFICULTADES Hechos 13:3

L

MAR

9

os apóstoles que habían sido designados para dirigir esta obra iban a exponerse a la suspicacia, los prejuicios y los celos. Sus enseñanzas concernientes al derribamiento de “la pared intermedia de separación”, que tanto tiempo había separado al mundo judío del gentil, iba a hacerlos objeto naturalmente de la acusación de herejía; y su autoridad como ministros del Evangelio iba a ser puesta en duda por muchos celosos creyentes judíos. Dios previó las dificultades que sus siervos estarían llamados a afrontar; y a fin de que su trabajo pudiera estar por encima de toda crítica, indicó a la iglesia por revelación que se los apartara públicamente para la obra del ministerio. Su ordenación fue un reconocimiento público de su elección divina para llevar a los gentiles las alegres nuevas del Evangelio. Tanto Pablo como Bernabé habían recibido ya su comisión de Dios mismo, y la ceremonia de la imposición de las manos no añadía ninguna gracia o cualidad virtual. HAp. Pág 131

APOSTOLADO CON PROPÓSITO Romanos 1:1

P

MIE

10

ablo consideró la ocasión de su ordenación formal como el punto de partida que marcaba una nueva e importante época de su vida. Y desde esa ocasión hizo arrancar más tarde el comienzo de su apostolado en la iglesia cristiana. Mientras la luz del Evangelio brillaba con esplendor en Antioquía, los apóstoles que habían quedado en Jerusalén continuaban haciendo una obra importante. Cada

año, en el tiempo de las fiestas, muchos judíos de todos los países iban a Jerusalén para adorar en el templo. Algunos de esos peregrinos eran hombres de piedad ferviente y fervorosos estudiantes de las profecías. Estaban aguardando y ansiando el advenimiento del Mesías prometido, la esperanza de Israel. Mientras Jerusalén estaba llena de esos forasteros, los apóstoles predicaban a Cristo con denodado valor, aunque sabían que al hacerlo estaban arriesgando constantemente la vida. El Espíritu de Dios puso su sello sobre sus labores; se obtuvieron muchos conversos a la fe; y éstos, al volver a sus hogares en diversas partes del mundo, diseminaban las semillas de verdad en todas las naciones, y entre todas las clases de la sociedad. HAp. Pág 134

ENFRENTANDO AL MALIGNO Hechos 13:7-12

S

JUE

11

atanás no permite sin lucha que el reino de Dios se edifique en la tierra. Las huestes del mal están empeñadas en incesante guerra contra los agentes designados para la predicación del Evangelio; y estas potestades de las tinieblas están especialmente activas cuando se proclama la verdad ante hombres de reputación y genuina integridad. Así sucedió cuando Sergio Paulo, el procónsul de Chipre, escuchaba el mensaje evangélico. El procónsul había hecho llamar a los apóstoles para que se le enseñara el mensaje que habían venido a dar; y ahora las fuerzas del mal, obrando por medio del hechicero Elimas, trataron, con sus funestas sugestiones, de apartarlo de la fe y frustrar así el propósito de Dios. Así el enemigo caído trabaja siempre por conservar en sus filas a los hombres de influencia que, si se convirtieran, podrían prestar eficaz servicio en la 129

AGOSTO

PABLO: Apóstol Siervo y Maestro


AGOSTO

PABLO: Apóstol Siervo y Maestro causa de Dios. Pero el fiel obrero evangélico no necesita temer ser derrotado por el enemigo; porque es su privilegio ser dotado de poder celestial para resistir toda influencia satánica. HAp. Pág 136

NUNCA SOLOS 2 Timoteo 2:3

P

VIE

12

ablo y sus compañeros continuaron viaje a Perga de Panfilia. Su camino era penoso; afrontaban adversidades y privaciones, y estaban acosados por peligros por doquiera. En los pueblos y ciudades por los cuales pasaban y a lo largo de los caminos solitarios, estaban rodeados de peligros visibles e invisibles. Pero Pablo y Bernabé habían aprendido a confiar en el poder libertador de Dios. Sus corazones estaban llenos de ferviente amor por las almas que perecían. Como fieles pastores que buscaban las ovejas perdidas, no pensaban en su propia comodidad y conveniencia. Olvidándose de sí mismos, no vacilaban frente al cansancio, el hambre y el frío. No tenían sino un objetivo en vista: la salvación de aquellos que se habían apartado lejos del redil. Allí fue donde Marcos, abrumado por el temor y el desaliento, vaciló por un tiempo en su propósito de entregarse de todo corazón a la obra del Señor. HAp. Pág 139

LLAMADO A LA CONCIENCIA Hechos 13:38-39

P

SAB

13

ablo no vaciló en decir claramente la verdad acerca del rechazamiento del Salvador por los dirigentes judíos. El Espíritu de Dios acompañó las palabras que fueron habladas, y fueron 130

tocados los corazones. El apóstol apeló a las profecías del Antiguo Testamento, y su declaración de que éstas se habían cumplido en el ministerio de Jesús de Nazaret, convenció a muchos, que anhelaban el advenimiento del Mesías prometido. Y las palabras de seguridad del orador de que “el evangelio” de la salvación era para judíos y gentiles por igual, infundió esperanza y gozo a aquellos que no se contaban entre los hijos de Abrahán según la carne. Y luego, habiendo hablado claramente del cumplimiento de profecías familiares concernientes al Mesías, Pablo les predicó el arrepentimiento y la remisión del pecado por los méritos de Jesús su Salvador. HAp. Pág 140

BUENAS NUEVAS A LOS GENTILES Hechos 13:47

E

DOM

14

l interés que despertó en Antioquía de Pisidia el discurso de Pablo, reunió, el sábado siguiente, “casi toda la ciudad a oír la palabra de Dios. Mas los judíos, visto el gentío, llenáronse de celo, y se oponían a lo que Pablo decía, contradiciendo y blasfemando. Entonces Pablo y Bernabé, usando de libertad, dijeron: A vosotros a la verdad era menester que se os hablase la palabra de Dios; mas pues que la desecháis, y os juzgáis indignos de la vida eterna, he aquí, nos volvemos a los gentiles. Porque así nos ha mandado el Señor... “Y los gentiles oyendo esto, fueron gozosos, y glorificaban la palabra del Señor: y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.” Se regocijaron sobremanera porque Cristo los reconocía como hijos de Dios, y con corazones agradecidos escucharon la palabra predicada. Los que creyeron fueron celosos en comunicar a otros el mensaje evangélico, y así la palabra del Señor era sembrada por toda aquella provincia. HAp. Pág 140


PABLO: Apóstol Siervo y Maestro

Romanos 11:25

A

OPOSICIÓN FAVORABLE

15

l volverse a los gentiles en Antioquía de Pisidia, Pablo y Bernabé no dejaron de trabajar por los judíos dondequiera que tuviesen oportunidad de hacerse oír. Más tarde, en Tesalónica, en Corinto, en Efeso y en otros centros importantes, Pablo y sus compañeros de labor predicaron el Evangelio tanto a los judíos como a los gentiles. Pero sus mejores energías se dirigieron desde entonces a la edificación del reino de Dios en territorio pagano, entre pueblos que no tenían sino poco o ningún conocimiento del verdadero Dios y de su Hijo. El corazón de Pablo y de sus colaboradores suspiraba por aquellos que estaban “sin Cristo, alejados de la república de Israel, y extranjeros a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.” HAp. Pág 141

BIENAVENTURADAS PERSECUCIONES Mateo 5:11,12

C

Hechos 18:9

LUN

MAR

16

uando el mensaje evangélico se extendió en Pisidia, los judíos incrédulos de Antioquía, cegados por el prejuicio, “concitaron mujeres pías y honestas, y a los principales de la ciudad, y levantaron persecución contra Pablo y Bernabé y los echaron” de aquel distrito. Los apóstoles no se desanimaron por este trato; recordaron las palabras del Señor...El mensaje evangélico avanzaba, y los apóstoles tenían plena razón para sentirse animados. Sus labores habían sido ricamente bendecidas entre los de Pisidia que vivían en Antioquía, y los creyentes a quienes habían dejado solos para continuar la obra durante un tiempo, “estaban llenos de gozo, y del Espíritu Santo.” HAp. Pág 143

A

MIE

17

causa de la oposición que afrontaban los discípulos, se le dio mucha publicidad al mensaje de la verdad; los judíos veían que sus esfuerzos por desbaratar la obra de los nuevos maestros no hacían sino añadir gran número de personas a la nueva fe. “El vulgo de la ciudad estaba dividido; y unos eran con los Judíos, y otros con los apóstoles.” Tan enfurecidos estaban los jefes de los judíos por el giro que las cosas tomaban, que decidieron lograr sus fines por la violencia. Despertando las peores pasiones de la ignorante y turbulenta multitud, lograron crear un tumulto, que atribuyeron a las enseñanzas de los discípulos. Mediante esta falsa acusación esperaban que los magistrados les ayudasen a realizar su propósito. HAp. Pág 145

AMARGURA SATÁNICA Hechos 14:8-19

L

JUE

18

os listrenses razonaban que habían contemplado con sus propios ojos el milagroso poder ejercido por los apóstoles. Habían visto regocijarse con perfecta salud y fuerza a un lisiado que nunca antes había podido caminar. Sólo después de mucha persuasión de parte de Pablo, y de explicar cuidadosamente su misión y la de Bernabé como representantes del Dios del cielo y de su Hijo, el gran Sanador, el pueblo fue persuadido a abandonar su propósito. Las labores de Pablo y Bernabé en Listra fueron repentinamente reprimidas por la malicia de “unos Judíos de Antioquía y de Iconio,” que, al enterarse del éxito del trabajo de los apóstoles entre los licaonianos, habían resuelto ir tras ellos y perseguirlos. Al llegar a Listra, los judíos lograron pronto 131

AGOSTO

TRABAJO ARDUO


AGOSTO

PABLO: Apóstol Siervo y Maestro inspirar a la gente la misma amargura de espíritu que los dominaba. Por falsedades y calumnias, aquellos que poco antes habían considerado a Pablo y Bernabé como seres divinos, quedaron convencidos de que en realidad los apóstoles eran peores que criminales y eran dignos de muerte. HAp. Pág 148

RESTAURACIÓN MILAGROSA Hechos 14:19-22

E

VIE

19

n esa hora de obscuridad y prueba, los creyentes de Listra, que mediante el ministerio de Pablo y Bernabé se habían convertido a la fe de Jesús, permanecieron leales y fieles. La irrazonable oposición y cruel persecución de sus enemigos sirvieron solamente para confirmar la fe de estos devotos hermanos; y ahora, frente al peligro y el escarnio, mostraron su lealtad reuniéndose con tristeza alrededor del cuerpo de aquel que creían muerto. Cuál no fue su sorpresa cuando, en medio de sus lamentos, el apóstol levantó repentinamente la cabeza, y se puso en pie, con alabanza de Dios en sus labios. Esta inesperada restauración del siervo de Dios fue considerada por los creyentes como un milagro del poder divino, y pareció poner el sello del Cielo sobre su cambio de creencia. Se regocijaron con indecible alegría, y alabaron a Dios con renovada fe. HAp. Pág 149

ORGANIZANDO IGLESIAS Hechos 14:23

C

SAB

20

omo factor importante del crecimiento espiritual de los nuevos conversos, los apóstoles se esforzaron por rodearlos con las salvaguardias del orden evangélico. Organizaron iglesias en 132

todos los lugares de Licaonia y Pisidia donde había creyentes. En cada iglesia elegían directores y establecían el debido orden y sistema para la conducción de todos los asuntos pertenecientes al bienestar espiritual de los creyentes. Esto estaba en armonía con el plan evangélico de unir en un solo cuerpo a todos los creyentes en Cristo, y Pablo tuvo mucho cuidado de seguir este plan en todo su ministerio. Los que en cualquier lugar eran inducidos por sus labores a aceptar a Cristo como su Salvador, eran, al debido tiempo, organizados en iglesia. Se hacía esto aun cuando los creyentes no fueran sino pocos. Así se les enseñaba a los cristianos a ayudarse unos a otros, recordando la promesa: “Donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy en medio de ellos.” (Mat.18: 20). HAp. Pág 150

HACIENDO DISCÍPULOS Hechos 16:1-3

P

DOM

21

ablo y Bernabé procuraban seguir el ejemplo de Cristo, de voluntario sacrificio y fiel y fervorosa labor en bien de las almas. Siempre despiertos, celosos e infatigables, no tomaban en cuenta su personal inclinación y comodidad, sino que en incesante actividad y orando anhelosamente sembraban la semilla de verdad. Al propio tiempo tenían mucho cuidado de dar valiosísimas instrucciones prácticas a cuantos se decidían en favor del Evangelio. Este fervor y piadoso temor producían en los nuevos discípulos una duradera impresión acerca de la importancia del Evangelio. Cuando se convertían hombres promisorios y capaces como en el caso de Timoteo, procuraban Pablo y Bernabé presentarles vívidamente la necesidad de trabajar en la viña del Señor. Y cuando los apóstoles se iban a otra ciudad, la fe de esos conversos no disminuía, sino que se acrecentaba. Habían sido fielmente ins-


PABLO: Apóstol Siervo y Maestro

DEFENSOR DE LA DOCTRINA Hechos 15:1,2

M

LUN

22

ientras los apóstoles participaban con los ministros y miembros laicos de Antioquía en un ferviente esfuerzo por ganar muchas almas para Cristo, ciertos creyentes judíos de Judea, “de la secta de los Fariseos,” lograron introducir una cuestión que pronto produjo una amplia controversia en la iglesia e infundió consternación a los creyentes gentiles. Con gran aplomo, estos maestros judaizantes aseveraban que a fin de ser salvo, uno debía ser circuncidado y guardar toda la ley ceremonial. Pablo y Bernabé hicieron frente a esta falsa doctrina con prontitud, y se opusieron a que se presentara el asunto a los gentiles. Por otra parte, muchos de los judíos creyentes de Antioquía favorecían la tesis de los hermanos recién venidos de Judea. Los conversos judíos no estaban generalmente inclinados a avanzar tan rápidamente como la providencia de Dios les abría el camino. Por el resultado de las labores de los apóstoles entre los gentiles, era evidente que los conversos entre éstos serían muchos más que los conversos judíos. Los judíos temían que si no se imponían las restricciones y ceremonias de su ley a los gentiles como condición de entrada en la iglesia, las peculiaridades nacionales de los judíos, que hasta entonces los habían distinguido de todos los demás pueblos, desaparecerían finalmente de entre aquellos que recibían el mensaje evangélico. HAp. Pág 153

CONTRA LA HIPOCRESÍA Gálatas 2:12-14

C

MAR

23

uando Pedro visitó más tarde a Antioquía, ganó la confianza de muchos por su prudente conducta hacia los conversos gentiles. Por un tiempo procedió de acuerdo con la luz procedente del cielo. Se sobrepuso a su natural prejuicio hasta el punto de sentarse a la mesa con los conversos gentiles. Pero cuando ciertos judíos celosos de la ley ceremonial vinieron de Jerusalén, Pedro cambió imprudentemente su actitud hacia los conversos del paganismo. Esta manifestación de debilidad de parte de aquellos que habían sido respetados y amados como dirigentes, hizo la más penosa impresión en la mente de los creyentes gentiles. La iglesia estaba amenazada por un cisma, pero Pablo, ...En presencia de la iglesia, le preguntó: “Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué constriñes a los gentiles a judaizar?” Pedro vio el error en que había caído, y se puso a reparar inmediatamente el mal que había hecho, hasta donde pudo. Dios, que conoce el fin desde el principio, permitió que Pedro revelara esta debilidad de carácter, a fin de que el probado apóstol pudiera ver que no había nada en sí mismo por lo cual pudiera enorgullecerse. ...Dios vio también que en lo venidero algunos se engañarían hasta el punto de atribuir a Pedro y sus presuntos sucesores las exaltadas prerrogativas que pertenecen a Dios solo. Y este informe de la debilidad del apóstol subsistiría como prueba de que no era infalible ni superior a los otros apóstoles. Ídem. Pág 161

PENDIENTE DE SUS HERMANOS Hechos 15:36

P

MIE

24

ablo y Bernabé recordaban con ternura a aquellos que recientemente habían aceptado el mensaje 133

AGOSTO

truidos en el camino del Señor y enseñados a trabajar abnegada, fervorosa y perseverantemente por la salvación de sus prójimos. Esta solícita educación de los neófitos era un importante factor del notable éxito que obtuvieron Pablo y Bernabé al predicar el Evangelio en tierras paganas. HAp. Pág 151


AGOSTO

PABLO: Apóstol Siervo y Maestro evangélico bajo su ministerio, y anhelaban verlos una vez más. Pablo nunca perdió esta solicitud. Aun cuando se hallaba en distantes campos misioneros, lejos del escenario de sus labores anteriores, conservaba en el corazón la preocupación de instar a esos conversos a permanecer fieles, “perfeccionando la santificación en temor de Dios.” (2 Co. 7:1) Constantemente trataba de ayudarles a ser cristianos que tuvieran confianza propia y creciesen, a ser fuertes en la fe, ardientes en celo, y cabales en su consagración a Dios y a la tarea de hacer progresar su reino. HAp. Pág 164

CUMPLIDOR DEL DEBER Filipenses 2:16

E

JUE

25

s un principio universal que cuando quiera que uno se niegue a usar las facultades que Dios le da, éstas decaen y mueren. La verdad que no se vive, que no se imparte, pierde su poder vivificante, su virtud sanadora. De aquí el temor del apóstol Pablo de que no presentase a todo hombre perfecto en Cristo. La esperanza de Pablo de entrar en el cielo se obscurecía cuando contemplaba cualquier fracaso suyo que diera a la iglesia el molde humano en lugar del divino. Su conocimiento, su elocuencia, sus milagros, su visión de las escenas eternas obtenidas en el tercer cielo, ­todo sería inútil si por la infidelidad en su obra aquellos por quienes trabajaba cayeran de la gracia de Dios. Y así, de viva voz y por carta, rogaba a aquellos que habían aceptado a Cristo que siguiesen una conducta que los habilitara para ser “irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin culpa en medio de la nación maligna y perversa, ...como luminares en el mundo; reteniendo la palabra de vida.” (Fil.2: 15-16). HAp. Pág 169 134

EJEMPLO DE CRISTIANO Gálatas 6:14

P

VIE

26

ablo vivió de tal manera entre los gálatas que pudo decir más tarde: “Os ruego, sed como yo.” (Gá. 4:12) Sus labios habían sido tocados con un carbón encendido del altar, y fue habilitado para sobreponerse a las debilidades corporales y presentar a Jesús como la única esperanza del pecador. Los que lo oían sabían que había estado con Jesús. Dotado de poder de lo alto, era capaz de comparar lo espiritual con lo espiritual, y de derribar las fortalezas de Satanás. Los corazones eran quebrantados por la presentación del amor de Dios, como estaba revelado en el sacrificio de su Hijo unigénito, y muchos eran inducidos a preguntar: ¿Qué debo hacer para ser salvo? Este método de presentar el Evangelio caracterizaba las labores del apóstol en el curso de todo su ministerio entre los gentiles. Siempre conservaba ante ellos la cruz del Calvario. HAp. Pág 169

LIBERACIÓN MILAGROSA Hechos 16:25-34

L

SAB

27

os apóstoles no consideraban inútiles sus labores en Filipos. Habían afrontado mucha oposición y persecución; pero la intervención de la Providencia en su favor, y la conversión del carcelero y de su familia, compensaron con creces la ignominia y el sufrimiento que habían soportado. Las noticias de su injusto encarcelamiento y de su milagrosa liberación se difundieron por toda esa región, y esto dio a conocer la obra de los apóstoles a muchos que de otra manera no habrían sido alcanzados. HAp. Pág 177


Hechos 17:1-4

D

DOM

28

espués de dejar a Filipos, Pablo y Silas fueron a Tesalónica. Allí se les dio la oportunidad de hablar a grandes congregaciones en la sinagoga judía. Su apariencia evidenciaba el vergonzoso trato recién recibido, y requería una explicación de lo que había sucedido. Ellos la dieron sin ensalzarse a sí mismos, sino magnificando a Aquel que los había librado. Al predicar a los tesalonicenses, Pablo apeló a las profecías del Antiguo Testamento concernientes al Mesías. Cristo había abierto en su ministerio la mente de sus discípulos a estas profecías; Pedro, al predicar a Cristo, había sacado del Antiguo Testamento sus evidencias. Esteban había seguido el mismo plan. Y también Pablo en su ministerio apelaba a las Escrituras que predecían el nacimiento, los sufrimientos, la muerte, resurrección y ascensión de Cristo. Por el inspirado testimonio de Moisés y los profetas, probaba claramente la identidad de Jesús de Nazaret como el Mesías, y mostraba que desde los días de Adán era la voz de Cristo la que había hablado por los patriarcas y profetas. HAp. Pág 180

DILIGENTES ESCUDRIÑADORES Hechos 17:10-12

L

LUN

29

a mente de los bereanos no estaba estrechada por el prejuicio. Estaban dispuestos a investigar la verdad de la doctrina presentada por los apóstoles. Estudiaban la Biblia, no por curiosidad, sino para aprender lo que se había escrito concerniente al Mesías prometido. Investigaban diariamente los relatos inspirados; y al comparar escritura con escritura, los ángeles celestiales estaban junto a ellos, iluminando sus mentes e impresionando sus corazones. HAp. Pág 180

Hechos 17:19-34

E

MAR

30

n su orgullo de intelectual y humana sabiduría puede hallarse la razón por la cual el mensaje evangélico tuvo comparativamente poco éxito entre los atenienses. Así afrontó Pablo el paganismo de sus días. Sus labores en Atenas no fueron totalmente inútiles. Dionisio, uno de los ciudadanos más eminentes, y algunos otros, aceptaron el mensaje evangélico, y se unieron plenamente con los creyentes. ...Las palabras del apóstol y la descripción de su actitud y del ambiente que lo rodeaba, como los traza la pluma inspirada, habían de transmitirse a todas las generaciones venideras como testimonio de su firme confianza, su valor en la soledad y adversidad, así como de la victoria ganada en favor del cristianismo en el mismo corazón del paganismo. HAp. Pág 195

CAUTELOSO Y COMPASIVO Hechos 17:23

L

MIE

31

as palabras de Pablo contienen un tesoro de conocimiento para la iglesia. Estaba en una posición desde donde hubiera podido fácilmente decir algo que irritara a sus orgullosos oyentes y lo metiera en dificultad. Si su discurso hubiera sido un ataque directo contra sus dioses y los grandes hombres de la ciudad, hubiera estado expuesto a sufrir la suerte de Sócrates. Pero con un tacto nacido del amor divino, apartó cuidadosamente sus mentes de las deidades paganas, y les reveló el Dios verdadero, que era desconocido para ellos. En todo esfuerzo por alcanzar a las clases altas, el obrero de Dios necesita fe firme. Las apariencias pueden ser desalentadoras; pero en la hora más obscura se recibe luz de lo alto. HAp. Pág. 196 135

AGOSTO

PABLO: Apóstol Siervo y Maestro LAS ESCRITURAS, FUNDAMENTO SEGURO RAZÓN HUMANA OPUESTA A DIOS


Una ley

majestuosa La ley del Señor es perfecta: infunde nuevo aliento. Los preceptos del Señor son rectos: traen alegría al corazón... Las sentencias del Señor son verdaderas: todas ellas son justas. Salmos 19:7-9


UNA LEY UNIVERSAL Romanos 2:14,15

C

JUE

1

omo Supremo Legislador del universo, Dios ha ordenado leyes no sólo para el gobierno de todos los seres vivientes, sino de todas las operaciones de la naturaleza. Todo, ya sea grande o pequeño, animado o inanimado, está bajo leyes fijas que no pueden ser desdeñadas. No hay excepciones a esta regla, pues nada de lo hecho por la mano divina ha sido olvidado por la mente divina. Sin embargo, al paso que todo lo que hay en la naturaleza es gobernado por la ley natural, sólo el hombre, como ser inteligente, capaz de entender sus requerimientos, es responsable ante la ley moral. Sólo al hombre, corona de la creación divina, Dios ha dado una conciencia que comprende las demandas sagradas de la ley divina, y un corazón capaz de amarla como santa, justa y buena. Del hombre se requiere pronta y perfecta obediencia. Sin embargo, Dios no lo obliga a obedecer: queda como ser moral libre. MS 253

EXISTE DESDE LA ETERNIDAD Salmos 119:44

L

VIE

2

a ley de Dios existía antes de que el hombre fuera creado. Fue adaptada a las condiciones de seres santos: aun los ángeles eran gobernados por ella. No se cambiaron los principios de justicia después de la caída. Nada fue quitado de la ley. No podía mejorarse ninguno de sus santos preceptos. Y así como ha existido desde el comienzo, de la misma manera continuará existiendo por los siglos perpetuos de la eternidad. Dice el salmista: “Hace ya mucho que he enten-

dido tus testimonios, que para siempre los has establecido” (Sal. 119:152) MS. 257

RESPONSABILIDAD PERSONAL Eclesiastés 12:13

S

SAB

3

on pocos los que comprenden el tema de la responsabilidad personal del hombre. Sin embargo, es un asunto de máxima importancia. Todos podemos obedecer y vivir, o podemos transgredir la ley de Dios, desafiar su autoridad y recibir el castigo consiguiente. De modo que a cada alma le incumbe decididamente la pregunta: ¿Obedeceré la voz del cielo, las diez palabras pronunciadas en el Sinaí, o iré con la multitud que pisotea esa ígnea ley? Para los que aman a Dios, será la máxima delicia observar los mandamientos divinos y hacer aquellas cosas que son agradables a la vista de Dios. Pero el corazón natural odia la ley de Dios y lucha contra sus santas demandas. Los hombres cierran su alma a la luz divina, rehusando caminar en ella cuando brilla sobre ellos. Sacrifican la pureza del corazón, el favor de Dios y su esperanza del cielo a cambio de la complacencia egoísta o las ganancias mundanales. MS 255

SANTA, JUSTA Y BUENA Romanos 7:12

L

DOM

4

a ley de Dios, tal como se presenta en las Escrituras, es amplia en sus requerimientos. Cada principio es santo, justo y bueno. La ley impone a los hombres obligaciones frente a Dios. Alcanza hasta los pensamientos y sentimientos, y producirá una convicción de pecado en todo el que esté persuadido de haber transgredido sus requerimientos. Si la ley abarcara sólo la conducta externa, los 137

SETIEMBRE

LEY MAJESTUOSA


SETIEMBRE

LEY MAJESTUOSA hombres no serían culpables de sus pensamientos, deseos y designios erróneos. Pero la ley requiere que el alma misma sea pura y la mente santa, que los pensamientos y sentimientos estén de acuerdo con la norma de amor y justicia. MS 248

ES PERFECTA Salmos 19:7

¡

LUN

5

Cuán maravillosa es la ley de Jehová en su sencillez, su extensión y perfección! Es tan breve, que podemos fácilmente aprender de memoria cada precepto, y sin embargo tan abarcante como para expresar toda la voluntad de Dios y tener conocimiento no sólo de las acciones externas, sino de los pensamientos e intenciones, los deseos y emociones del corazón. Las leyes humanas no pueden hacer esto. Sólo pueden tratar con las acciones externas. Un hombre puede ser transgresor y, sin embargo, puede ocultar sus faltas de los ojos humanos. Puede ser criminal, ladrón, asesino o adúltero, pero mientras no sea descubierto, la ley no puede condenarlo como culpable. La ley de Dios toma en cuenta los celos, la envidia, el odio, la malignidad, la venganza, la concupiscencia y la ambición que agitan el alma, pero que no han hallado expresión en acciones externas porque ha faltado la oportunidad aunque no la voluntad. Y se demandará cuenta de esas emociones pecaminosas en el día cuando “Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala” (Ecl. 12: 14). MS 254

ES SENCILLA Salmos 119:130

L

MAR

6

a ley de Dios es sencilla y se entiende fácilmente. Hay hombres que se jactan orgullosamente de 138

que sólo creen lo que pueden entender, olvidándose de que hay misterios en la vida humana y en la manifestación del poder de Dios en las obras de la naturaleza: misterios que la filosofía más profunda, la investigación más extensa, son incapaces de explicar. Pero no hay misterios en la ley de Dios. Todos pueden comprender las grandes verdades que implica. El intelecto más débil puede captar esas reglas; el más ignorante puede regular su vida y formar su carácter de acuerdo con la norma divina. Si los hijos de los hombres obedecieran esta ley, al máximo de su capacidad, ganarían fortaleza para su mente y poder de discernimiento para comprender todavía más el propósito y los planes de Dios. Y este progreso sería continuo, no sólo durante la vida presente, sino durante los siglos eternos, pues no importa cuán lejos avancemos en el conocimiento de la sabiduría y del poder de Dios, siempre queda un infinito más allá. MS 255

ES INMUTABLE Salmos 119:146

S

MIE

7

i Dios hubiera podido cambiar su ley para encontrarse con el hombre en su condición caída, Cristo no habría necesitado venir a este mundo. Pero como la ley era [y es] inmutable, imposible de cambiar, Dios envió a su Hijo unigénito para morir por la raza caída. ¿Pero tomó el Salvador sobre él la culpa de los seres humanos y les acreditó su justicia para que ellos continuaran violando los preceptos de Jehová? ¡No, no! Cristo vino porque el hombre no tenía ninguna posibilidad de cumplir la ley con su propio poder. Él vino a traerle la fuerza necesaria para obedecer los preceptos de la ley. Y el pecador, arrepentido de su transgresión, puede ir a Dios y decir: “Padre, te ruego que me perdones por los méritos de un Salvador


crucificado y resucitado”. Dios aceptará a todos los que vienen a él en el nombre de Jesús. MS TIII, 203

SU GLORIA Éxodo 24:12

L

JUE

8

a ley de Dios, pronunciada con pavorosa grandeza desde el Sinaí, es la expresión de condenación para el pecador. Le incumbe a la ley condenar, pero no hay en ella poder para perdonar o redimir. Fue establecida para vida. Los que caminan en armonía con sus preceptos recibirán la recompensa de su obediencia. Pero acarrea esclavitud y muerte a los que permanecen bajo su condenación. Tan sagrada y gloriosa es la ley, que cuando Moisés volvió del monte santo, donde había estado con Dios recibiendo de la mano divina las tablas de piedra, su rostro reflejaba una gloria que el pueblo no podía contemplar sin sufrimiento, y Moisés estuvo obligado a cubrir su rostro con un velo. La gloria que brilló en el rostro de Moisés fue un reflejo de la justicia de Cristo en la ley. La ley misma no tendría gloria, a no ser que Cristo estuviera en ella corporificado. No tiene poder para salvar. Es opaca a menos que en ella esté representado Cristo como lleno de justicia y verdad. MS I,278

CONDENADOS POR OMISIÓN Santiago 4:17

E

VIE

9

l poder condenador de la ley de Dios se extiende no sólo a lo que hacemos, sino a lo que no hacemos. No hemos de justificarnos dejando de hacer lo que Dios requiere. No sólo hemos de cesar de hacer el mal, sino que debemos aprender a hacer el bien. Dios nos

ha dado facultades que deben ejercerse en buenas obras, y si no se emplean esas facultades, ciertamente seremos considerados como siervos malos y negligentes. Quizá no hayamos cometido atroces pecados; tales faltas quizá no estén registradas contra nosotros en el libro de Dios; pero el hecho de que nuestros actos no sean registrados como puros, buenos, elevados y nobles, lo que indica que no hemos cultivado los talentos que se nos confiaron, nos coloca bajo condenación. MS I, 257

ES UN ESPEJO Romanos 3:20

M

SAB

10

ediante la ley los hombres son convencidos de pecado y deben sentirse como pecadores, expuestos a la ira de Dios, antes de que comprendan su necesidad de un Salvador. Satanás trabaja continuamente para disminuir en el concepto del hombre el atroz carácter del pecado. Y los que pisotean la ley de Dios están haciendo la obra del gran engañador, pues están rechazando la única regla por la cual pueden definir el pecado y hacerlo ver claramente en la conciencia del transgresor. La ley de Dios llega hasta aquellos propósitos secretos que, aunque sean pecaminosos, con frecuencia son pasados por alto livianamente, pero que son en realidad la base y la prueba del carácter. Es el espejo en el cual ha de mirarse el pecador si quiere tener un conocimiento correcto de su carácter moral. Y cuando se vea a sí mismo condenado por esa gran norma de justicia, su siguiente paso debe ser arrepentirse de sus pecados y buscar el perdón mediante Cristo. Al no hacer esto, muchos tratan de romper el espejo que les revela sus defectos, para anular la ley que señala las tachas de su vida y su carácter. Vivimos en un siglo 139

SETIEMBRE

LEY MAJESTUOSA


SETIEMBRE

LEY MAJESTUOSA de gran impiedad. …¿No hay acaso una relación entre el desenfreno y el crimen imperantes, y el hecho de que los ministros y sus fieles sostienen y enseñan que la ley no está más en vigencia? MS.256

EL REMEDIO Proverbios 4:20-22

L

DOM

11

a familia humana está en dificultad debido a su transgresión de la ley del Padre. Pero Dios no deja al pecador hasta que le muestra el remedio para el mal. El unigénito Hijo de Dios ha muerto para que podamos vivir. El Señor ha aceptado este sacrificio en nuestro favor, como nuestro sustituto y garantía, bajo la condición de que recibamos a Cristo y creamos en él. El pecador debe ir a Cristo con fe, aferrarse de sus méritos, poner sus pecados sobre Aquel que los lleva y recibir su perdón. Debido a esto vino Cristo al mundo. Así se imputa la justicia de Cristo al pecador arrepentido que cree. Llega a ser miembro de la familia real, hijo del Rey celestial, heredero de Dios y coheredero con Cristo. MS 252

CRISTO Y LA LEY Mateo 5:21-26

E

LUN

12

n sus enseñanzas, Cristo mostró cuán abarcantes son los principios de la ley pronunciados desde el Sinaí. Hizo una aplicación viviente de aquella ley cuyos principios permanecen para siempre como la gran norma de justicia: la norma por la cual serán juzgados todos en aquel gran día, cuando el juez se siente y se abran los libros. El vino para cumplir toda justicia y, como cabeza de la humanidad, para mostrarle al hombre que puede hacer la misma obra, haciendo frente a cada especificación de los requerimientos 140

de Dios. Mediante la medida de su gracia proporcionada al instrumento humano, nadie debe perder el cielo. Todo el que se esfuerza, puede alcanzar la perfección del carácter. Esto se convierte en el fundamento mismo del nuevo pacto del Evangelio. La ley de Jehová es el árbol. El Evangelio está constituido por las fragantes flores y los frutos que lleva. MS 248

DEMANDA OBEDIENCIA Santiago 2:10

L

MAR

13

a ley demanda perfecta obediencia. No puede ser quebrantado ninguno de los diez preceptos sin que haya deslealtad al Dios del cielo. La mínima desviación de sus requerimientos, por descuido o transgresión voluntaria, es pecado, y cada pecado expone al pecador a la ira de Dios. La obediencia era la única condición por la que el antiguo Israel había de recibir el cumplimiento de las promesas que lo convirtieran en el pueblo grandemente favorecido por Dios, y la obediencia a esa ley traerá tan grandes bendiciones a los individuos y a las naciones hoy día como las que hubiera traído a los hebreos. MS I,255

NO ES SÓLO PROHIBICIONES Santiago 1:25

L

MIE

14

a ley de los Diez Mandamientos no ha de ser considerada tanto desde el aspecto de la prohibición, como desde el de la misericordia. Sus prohibiciones son la segura garantía de felicidad en la obediencia. Al ser recibida en Cristo, ella obra en nosotros la pureza de carácter que nos traerá gozo a través de los siglos eternos. Es una muralla de protección para el obediente. Contemplamos


en ella la bondad de Dios, quien al revelar a los hombres los principios inmutables de justicia, procura escudarlos de los males que provienen de la transgresión. MS I, 276

FUE DADA PARA NUESTRA FELICIDAD Salmos 119:165

E

JUE

15

s esencial la obediencia a la ley, no sólo para nuestra salvación, sino para nuestra felicidad y para la felicidad de aquellos con quienes nos relacionamos. Sin embargo, el hombre finito presentará a la gente esta ley santa, justa y buena, esta ley de libertad que el Creador mismo ha adaptado para las necesidades del hombre, como un yugo de opresión, un yugo que nadie puede llevar. Pero es el pecador el que considera la ley como un yugo penoso; es el transgresor el que no puede ver belleza en sus preceptos. …La ley es una expresión del pensamiento de Dios. Cuando la recibimos en Cristo, llega a ser nuestro pensamiento. Nos eleva por encima del poder de los deseos y tendencias naturales, por encima de las tentaciones que llevan al pecado. MS,I 256,277

LA FELICIDAD DEPENDE DE LA OBEDIENCIA Probervios 22:6

R

VIE

16

ecuerden los padres, las madres y los educadores de nuestras escuelas que la enseñanza de la obediencia a los niños es una rama superior de la educación. Muy poca importancia se le atribuye a este aspecto de la educación. Los niños serán más felices, mucho más felices, bajo la debida disciplina que si se los deja obrar siguiendo la sugerencia de sus impulsos no educados. La diligente y continua obediencia a los sabios reglamentos

establecidos por los padres promoverá la felicidad de los niños tanto como honrará a Dios y hará bien a la sociedad. Los niños deben aprender que su perfecta libertad está en la sumisión a las leyes de la familia. Los cristianos aprenderán la misma lección: que en su obediencia a la ley de Dios está su perfecta libertad. La voluntad de Dios es la ley del cielo. Mientras esa ley fue la regla de la vida, toda la familia de Dios se mantuvo santa y feliz. Pero cuando se desobedeció la ley divina, entonces se introdujeron la envidia, los celos y las luchas, y cayó una parte de los habitantes del cielo. Mientras se reverencie la ley de Dios en nuestros hogares terrenales, la familia será feliz. Conducción del niño, 73

NOS GUÍA A CRISTO Gálatas 3:24

E

SAB

17

l Espíritu Santo está hablando especialmente de la ley moral en este texto, mediante el apóstol. La ley nos revela el pecado y nos hace sentir nuestra necesidad de Cristo y de acudir a él en procura de perdón y paz mediante el arrepentimiento ante Dios y la fe en nuestro Señor Jesucristo. MS,I 275

PABLO Y LA LEY Romanos 7:13

E

DOM

18

l pecado no mató a la ley, sino que mató la mente carnal en Pablo. Pablo llama la atención de sus oyentes a la ley quebrantada y les muestra en qué son culpables. Los instruye como un maestro instruye a sus alumnos, y les muestra el camino de retorno a su lealtad a Dios. En la transgresión de la ley, no hay seguridad ni reposo ni justificación. El hombre no puede esperar permanecer inocente 141

SETIEMBRE

LEY MAJESTUOSA


SETIEMBRE

LEY MAJESTUOSA delante de Dios y en paz con él mediante los méritos de Cristo, mientras continúe en pecado. Debe cesar de transgredir y llegar a ser leal y fiel. Cuando el pecador examina el gran espejo moral, ve sus defectos de carácter. Se ve a sí mismo tal como es, manchado, contaminado y condenado. Pero sabe que la ley no puede, en ninguna forma, quitar la culpa ni perdonar al transgresor. Debe ir más allá. La ley no es sino el ayo para llevarlo a Cristo. Debe contemplar a su Salvador que lleva los pecados. Y cuando Cristo se le revela en la cruz del Calvario, muriendo bajo el peso de los pecados de todo el mundo, el Espíritu Santo le muestra la actitud de Dios hacia todos los que se arrepienten de sus transgresiones. MS 250

CRISTO EL CENTRO Romanos 1:4

P

LUN

19

areciera que hubiese habido un velo delante de los ojos de muchos que han trabajado en la causa, de modo que, al presentar la ley, revelaban que no habían visto a Jesús, y no proclamaron el hecho de que, cuando abundó el pecado, sobreabundó la gracia. Es en la cruz donde la misericordia y la verdad se encuentran, donde la justicia y la paz se besan. El pecador siempre debe mirar hacia el Calvario, y con la sencilla fe de un niñito, debe descansar en los méritos de Cristo, aceptando su justicia y creyendo en su misericordia. Los que se ocupan en la causa de la verdad, debieran presentar la justicia de Cristo, no como una luz nueva, sino como una preciosa luz que por un tiempo ha sido perdida de vista por la gente. Hemos de aceptar a Cristo como a nuestro Salvador personal, y él nos imputa la justicia de Dios en Cristo. Repitamos y hagamos resaltar la verdad que ha descrito Juan: “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado 142

a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados” (1 Juan 4: 10). MS 449

JUSTIFICACIÓN POR LA FE, Y LA LEY Romanos 3:31

C

MAR

20

onsiderar a Cristo como nuestra única fuente de fortaleza, presentar su amor incomparable para que la culpa de los pecados fuera cargada a su cuenta y su propia justicia fuera acreditada al hombre, de ninguna manera anula o descarta la ley o rebaja su dignidad; al contrario: la coloca en el lugar en que brilla sobre ella la verdadera luz y la glorifica. Esto se logra sólo por la luz que refleja desde el Calvario. La ley es completa y plena en el gran plan de salvación, solamente al ser presentada en la luz que brilla desde el Salvador crucificado y resucitado. Esto se puede discernir sólo espiritualmente. Enciende en el corazón del que contempla la fe ardiente, la esperanza y el gozo de que Cristo es su justicia. Este gozo es sólo para los que aman y guardan las palabras de Jesús, que son las palabras de Dios. MS TIII, 200

LOS JUDÍOS Y LA LEY Mateo 5:20

A

MIE

21

unque la ley es santa, los judíos no podían alcanzar la justicia por sus propios esfuerzos para guardarla. Los discípulos de Cristo debían buscar una justicia diferente de la justicia de los fariseos, si querían entrar en el reino de los cielos. Dios les ofreció, en su Hijo, la justicia perfecta de la ley. Si querían abrir sus corazones para recibir plenamente a Cristo, entonces la vida misma de Dios, su amor, moraría en ellos, transformándolos a su se-


mejanza; así, por el don generoso, de Dios, poseerían la justicia exigida por la ley. Pero los fariseos rechazaron a Cristo; “ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia”, no querían someterse a la justicia de Dios. Jesús procedió entonces a mostrar a sus oyentes lo que significa observar los mandamientos de Dios, que son en sí mismos una reproducción del carácter de Cristo. Porque en él, Dios se manifestaba diariamente ante ellos. DMJ,50

AYUDA A ENTENDER LA EXPIACIÓN Salmos 119:18

S

JUE

22

ólo los que reconocen las demandas válidas de la ley moral pueden explicar la naturaleza de la expiación. Cristo vino para mediar entre Dios y el hombre, para hacer al hombre uno con Dios, poniéndolo en obediencia a la ley divina. No había poder en la ley para perdonar a su transgresor. Sólo Jesús podía pagar la deuda del pecador. Pero el hecho de que Jesús haya pagado la deuda del pecador arrepentido, no le da a él licencia para continuar transgrediendo la ley de Dios, sino que debe, de allí en adelante, vivir en obediencia a esa ley. MS I, 269

DESPIERTA NUESTRO DESEO DE PUREZA Salmos 119:92

S

VIE

23

in la ley, los hombres no pueden formarse un justo concepto de la pureza y santidad de Dios ni de su propia culpabilidad e impureza. No tienen verdadera convicción del pecado, y no sienten necesidad de arrepentirse. Como no ven su condición perdida como violadores de la ley de Dios, no se dan cuenta tampoco de la necesidad que tienen de

la sangre expiatoria de Cristo. Aceptan la esperanza de salvación sin que se realice un cambio radical en su corazón ni reforma en su vida. Así abundan las conversiones superficiales, y multitudes se unen a la iglesia sin haberse unido jamás con Cristo.

COBIJANDO UN PECADO Jeremías 32:21-23

E

SAB

24

l baluarte más fuerte del vicio en nuestro mundo no es la vida perversa del pecador abandonado ni del renegado envilecido; es la vida que en otros aspectos parece virtuosa y noble, pero en la cual se alberga un pecado, se consiente un vicio. Para el alma que lucha secretamente contra alguna tentación gigantesca, que tiembla al borde del precipicio, tal ejemplo es uno de los alicientes más poderosos para pecar. Aquel que, a pesar de estar dotado de un alto concepto de la vida, de la verdad y del honor, quebranta voluntariamente un solo precepto de la santa ley de Dios, pervierte sus nobles dones en señuelos del pecado. El genio, el talento, la simpatía y aun los actos generosos y amables pueden llegar a ser lazos de Satanás para arrastrar a otras almas hasta hacerlas caer en el precipicio de la ruina, para esta vida y para la venidera. El discurso maestro de Jesucristo, pág. 81.

UN MUNDO TRANSGRESOR Daniel 9:13

U

DOM

25

na constante transgresión de las leyes de la naturaleza es una permanente transgresión de la ley de Dios. El actual peso de sufrimiento y angustia que vemos por todas partes; la actual deformidad, decrepitud, enfermedad e im143

SETIEMBRE

LEY MAJESTUOSA


SETIEMBRE

LEY MAJESTUOSA becilidad que inundan el mundo, hacen de él un lazareto, en comparación con lo que Dios quería que fuera y para lo cual lo había designado; y la actual generación es débil mental, moral y físicamente. Toda esta miseria se ha ido acumulando de generación en generación, porque el hombre caído ha estado dispuesto a quebrantar la ley de Dios. Mediante la complacencia del apetito pervertido se cometen algunos pecados de mayor magnitud. MCP II, 430

EN EL AMOR SE CUMPLE LA LEY Romanos 13:10

L

LUN

26

a cuestión de mayor interés para cada uno debería ser: ¿Estoy cumpliendo los requerimientos de la ley de Dios? Esa ley es santa, justa y buena, y Dios quiere que comparemos diariamente nuestras acciones con ella, que es su gran norma de justicia. Únicamente mediante un severo examen de nosotros mismos a la luz de la Palabra de Dios podemos descubrir nuestras desviaciones de su santa regla de bien... El amor es el principio que está a la base del gobierno de Dios en el cielo y en la tierra, y este amor debe estar entretejido en la vida del cristiano. El amor de Cristo no es vacilante, sino que es profundo, amplio y pleno. Su poseedor no dirá: “Amaré únicamente a los que me aman”. El corazón que es influido por este principio santo, será puesto por encima de todo lo que se asemeje a una naturaleza egoísta. La religión de Cristo no sólo debe prepararnos para la vida inmortal futura, sino que también debe habilitarnos para vivir la vida de Cristo aquí en la tierra. A fin de conocerle, 300 144

GRABADAS EN EL CORAZÓN Hebreos 8:10

T

MAR

27

odos los que se humillan de corazón, confesando sus pecados, hallarán misericordia, gracia y seguridad… ¿Ha dejado Dios de ser justo al manifestar misericordia con los pecadores? ¿Ha deshonrado su santa ley, y pasará, por lo tanto, por encima de ella? Dios es fiel. No cambia… Bajo el nuevo pacto, las condiciones por las que se puede obtener la vida eterna son las mismas que bajo el antiguo: una obediencia perfecta. Bajo el antiguo pacto, había muchas ofensas de carácter insolente y atrevido para las que no había un sacrificio especificado por la ley. En el nuevo y mejor pacto, Cristo ha satisfecho la ley en lugar de los transgresores de la ley, si ellos quieren recibirlo por fe como un Salvador personal... Misericordia y perdón son las recompensas de todos los que acuden a Cristo confiando en sus méritos para que les quite los pecados. En el mejor pacto, somos limpiados del pecado por la sangre de Cristo... El pecador es incapaz de expiar un solo pecado. El poder está en el don gratuito de Cristo, una promesa apreciada únicamente por los que se percatan de sus pecados y los olvidan poniendo su alma desvalida sobre Cristo. A fin de conocerle, 301

ES LA NORMA DE JUSTICIA Santiago 2:12

N

MIE

28

ecesitamos entender claramente los requerimientos divinos que Dios presenta a su pueblo. Nadie debe dejar de entender la ley, que es el trasunto del carácter de Dios. Las palabras escritas por el dedo de Dios en ta-


blas de piedra revelan tan perfectamente su voluntad para su pueblo, que nadie necesita cometer ningún error. Las leyes de su reino fueron dadas a conocer definidamente para ser reveladas después a las gentes de todas las naciones y lenguas como los principios del gobierno divino. Haríamos bien en estudiar esas leyes registradas en Éxodo 20 y en el capítulo 31: 12- 18. Cuando se siente el Juez, se abran los libros y cada hombre sea juzgado de acuerdo con las cosas escritas en los libros, entonces las tablas de piedra, ocultas por Dios hasta aquel día, serán presentadas delante del mundo como la norma de justicia. Entonces hombres y mujeres verán que el prerrequisito de su salvación es obediencia a la perfecta ley de Dios. Nadie hallará excusa para el pecado. Mediante los justos principios de aquella ley, los hombres recibirán su sentencia de vida o muerte. MS. 264

ABATE EL ORGULLO Salmos 111:3

U

JUE

29

n rayo de la gloria de Dios, un destello de la pureza de Cristo que penetra en el alma, muestra cada mancha de contaminación con dolorosa claridad, y deja desnuda la deformidad y los defectos del carácter humano. ¿Cómo puede alguno que es traído ante la santa norma de la ley de Dios, la que pone en evidencia los motivos malos, los deseos no santificados, la infidelidad del corazón, la impureza de labios, y que desnuda la vida, jactarse de santidad? … Cuando el Espíritu de Cristo conmueve el corazón con su maravilloso poder despertador, hay un sentido de deficiencia en el alma que lleva a la contrición de la mente y a la humilla-

ción del yo, antes que a la orgullosa jactancia de lo que se ha logrado... El alma que es así tocada nunca se envolverá en justicia propia o en una pretenciosa apariencia de santidad; antes odiará su egoísmo, aborrecerá su amor a sí misma y buscará, por medio de la justicia de Cristo, esa pureza de corazón que está en armonía con la ley de Dios y el carácter de Cristo.

LA ÚNICA REGLA DEL CARÁCTER Lucas 6:44

E

VIE

30

xaminaos a vosotros mismos si estáis en la fe” (2 Co. 13:5). Algunas almas concienzudas, al leer esto inmediatamente empiezan a criticar cada uno de sus sentimientos y emociones. Pero éste no es el correcto auto examen. No son los sentimientos y las emociones insignificantes los que hay que examinar. La vida, el carácter, debe medirse por la única regla del carácter: la ley santa de Dios. El fruto atestigua el carácter del árbol. Nuestras obras, no nuestros sentimientos, darán testimonio de nosotros. Los sentimientos, ya sean de ánimo o de desánimo, no deberían constituirse en la prueba de nuestra condición espiritual. Mediante la Palabra de Dios debemos determinar nuestra verdadera condición ante él. Muchos se confunden en esto. Cuando están felices y gozosos piensan que son aceptos a Dios. Cuando sobreviene un cambio y se sienten deprimidos piensan que Dios los ha abandonado... Dios no desea que vayamos por la vida desconfiando de él... Cuando aún éramos pecadores Dios dio a su Hijo para que muriera por nosotros. ¿Podemos dudar de su bondad?. En lugares celestiales, 131

145

SETIEMBRE

LEY MAJESTUOSA


Mentes y Caracteres

Transformados Un carĂĄcter formado a la semejanza divina es el Ăşnico tesoro que, podemos llevar de este mundo al venidero. Para tener ĂŠxito en la vida cristiana es de la mayor importancia el desarrollo de mentes y cuerpos sanos. Los malos pensamientos destruyen el alma. E. White


PERSPECTIVA POSITIVA Salmos 27:4

N

SAB

1

o hay razón para que fijemos nuestra vista sobre el error, para quejarnos y afligirnos, y perder oportunidades y un tiempo precioso lamentando las faltas de los demás... ¿No sería más placentero para nosotros si fuéramos más imparciales, y viéramos cuántas almas sirven a Dios, y resisten la tentación y lo glorifican y honran con sus facultades y el intelecto? ¿No sería mejor considerar el maravilloso poder de Dios que obra milagros en la transformación de los pobres y degradados pecadores que han estado llenos de contaminación moral, transformándolos de tal manera que llegan a ser semejantes a Cristo en su carácter?. MCP. 48

H

EL PAN DE SU PALABRA Proverbios 19:2

N

LUN

3

ecesitamos el pan de vida que procede del cielo para vivificar el alma. Estudiad la Palabra de Dios. No seáis controlados por los sentimientos. Todos los que trabajan en la viña del Señor deben aprender que los sentimientos no son fe. No es necesario estar siempre en un estado de exaltación. Pero sí se requiere que tengamos una fe firme en la Palabra de Dios como la carne y la sangre de Cristo. MCP. 50

NI LEGALISMO, NI LIBERALISMO

EXTREMOS PELIGROSOS Salmos 97:11

para vida eterna. Es un manantial inagotable del cual el cristiano puede beber a voluntad, sin apurarlo nunca. MCP. 49

DOM

2

ay personas de imaginación enfermiza para quienes la religión es un tirano, que las gobierna con vara de hierro. Las tales lamentan constantemente su propia depravación, y gimen por males supuestos. No existe amor en su corazón; su rostro es siempre ceñudo. Las deja heladas la risa inocente de la juventud o de cualquiera. Consideran como pecado toda recreación o diversión, y creen que la mente debe estar constantemente dominada por pensamientos austeros. Este es un extremo. Otros piensan que la mente debe dedicarse constantemente a inventar nuevas diversiones a fin de tener salud. Aprenden a depender de la excitación, y se sienten intranquilos sin ella. Los tales no son verdaderos cristianos. Van a otro extremo. Los verdaderos principios del cristianismo abren ante nosotros una fuente de felicidad, cuya altura, profundidad, longitud y anchura son inconmensurables. Cristo es en nosotros una fuente de agua que brota

Proverbios 2:7-11

E

MAR

4

l progreso de la reforma depende de un claro reconocimiento de la verdad fundamental. Mientras que, por una parte, hay peligro en una filosofía estrecha y una ortodoxia dura y fría, por otra, un liberalismo descuidado encierra gran peligro. El fundamento de toda reforma duradera es la ley de Dios. Tenemos que presentar en líneas claras y bien definidas la necesidad de obedecer a esta ley. Sus principios deben recordarse de continuo a la gente. Son tan eternos e inexorables como Dios mismo. MCP. 50

MENTES BIEN EQUILIBRADAS 2 Pedro 1:5-9

E

MIE

5

n las epístolas se habla mucho de estar firmes en la fe. Esto debiera enseñarnos la necesidad de precaución. No debemos entretejer en nuestra 147

OCTUBRE

MENTES Y CAR ACTERES TR ANSFORMADOS


OCTUBRE

MENTES Y CAR ACTERES TR ANSFORMADOS experiencia nuestras propias inclinaciones y rasgos fuertes del carácter. Esto representará mal los principios preciosos, elevadores y ennoblecedores de la verdad y desviará a otros. La firmeza y solidez en la fe significa más de lo que muchos perciben. Significa corregir todo error que existe en nuestros pensamientos y actos, a fin de no corromper la Palabra de Dios. Se necesitan en este tiempo mentes bien equilibradas, cristianos saludables e íntegros. Muchos de los que profesan a Cristo tienen una experiencia enfermiza. No pueden soportar nada que sea desfavorable. Se desaniman si piensan que de alguna manera se los ha ofendido o herido, si sus hermanos no han sido tan tiernos con ellos como piensan que deben serlo. El gran Médico, con su infinita habilidad, los restauraría a una completa salud moral; pero los pacientes rehusan tomar el remedio que les ofrece. Estas personas pueden aplicar la Palabra de Dios a su caso por un corto tiempo, pero no llegan a ser hacedores de la Palabra. Pronto caen bajo influencias que apelan a sus gustos naturales y contrarrestan todo lo que habían ganado. MCP. 50

CULTIVAR Y EJERCITAR Hebreos 5:14

S

JUE

6

i se usan ciertas facultades con descuido de las demás, el designio de Dios no se realiza plenamente en nosotros; porque todas las facultades ejercen su influencia y dependen en gran medida una de la otra. No se puede usar eficazmente una de ellas sin la operación de todas, para que el equilibrio se conserve cuidadosamente. Si toda la atención y fuerza se concentran en una, mientras las otras permanecen dormidas, el desarrollo es intenso en ésta, y nos conducirá a los extremos porque todas las facultades no han sido cultivadas. Algunas mentes están atrofiadas y les falta el debido equilibrio. No todas las men148

tes están, por naturaleza, constituidas de igual manera. Tenemos mentes diferentes; algunas son fuertes en ciertos puntos y muy débiles en otros. Y estas deficiencias tan evidentes no necesitan ni debieran existir. Si los que las poseen fortalecieran los puntos débiles de su carácter, cultivándolos y ejercitándolos, llegarían a ser fuertes. MCP. 51

TODO NUESTRO SER 1 Tesalonicenses 5:23

E

VIE

7

l ejercicio amplía nuestras facultades, y si no se descuida el cultivo del corazón, el carácter será bien equilibrado. Los medios para mejorar están al alcance de todos. Que ninguno chasquee al Maestro cuando venga a buscar frutos, presentando sólo hojas. Un propósito resuelto, santificado por la gracia de Cristo, obrará maravillas. El que verdaderamente ama y teme a Dios, luchando con entereza de propósito para hacer su voluntad, pondrá su cuerpo, su mente, su corazón, su alma, su fuerza al servicio de Dios. Tal fue el caso de Enoc. Caminó con Dios. Su mente no estaba contaminada por una visión impura, defectuosa. Los que están decididos a hacer de la voluntad de Dios la suya, deben servir y agradar a Dios en todo. Entonces el carácter será armonioso y bien equilibrado, consistente, agradable y verdadero. MCP. 52

EQUILIBRIO DE MENTES DIFERENTES Juan 15:4

A

SAB

8

quí estamos reunidos. con mentes diferentes, educación diferente, y adiestramiento diferente, y no esperamos que toda mente siga el mismo cauce; pero la pregunta es: ¿Estamos nosotros, las diferentes ramas, injertados en la Vid verdadera? Esto es lo que deseamos sa-


ber, y queremos preguntárselo tanto a los maestros como a los alumnos. Queremos entender si estamos realmente injertados en la Vid verdadera. Si lo estamos, podemos tener modales diferentes, tonos y voces diferentes. Usted puede considerar las cosas desde un punto de vista, y nosotros tener ideas diferentes los unos de los otros con respecto a las Escrituras, no en oposición a ellas, sino que nuestras ideas pueden ser distintas. Mi mente puede seguir una línea de pensamiento que me resulta más familiar, y otro puede pensar y tomar una posición de acuerdo con sus rasgos de carácter, y ver un interés muy profundo en un aspecto de ello que los demás no ven. MCP. 55

EL HISOPO, EL CEDRO Y LA PALMERA 1 Corintios 12:4

E

DOM

9

n todas las disposiciones del Señor, no hay nada más hermoso que su plan de dar a los hombres y mujeres una diversidad de dones. La iglesia es su jardín, adornado con una variedad de árboles, plantas y flores. Él no espera que el hisopo asuma las proporciones de un cedro, ni que el olivo alcance la altura de la palmera majestuosa. Muchos han recibido solamente una educación religiosa e intelectual limitada, pero Dios tiene una obra para esta clase de personas, si ellas trabajan con humildad, confiando en él. MCP. 55

VARIEDAD DE CARACTERES 1 Corintios 12:6

D

LUN

10

e la interminable variedad de plantas y flores, podemos aprender una importante lección. Todas las flores no son las mismas en forma ni en color. Algunas poseen virtudes sanadoras. Otras tienen siempre fragancia. Hay cristia-

nos profesos que piensan que es su deber hacer que todos los demás cristianos sean iguales a ellos mismos. Este es el plan del hombre, no el plan de Dios. En la iglesia de Dios hay lugar para caracteres tan variados como las flores de un jardín. En su jardín espiritual hay muchas variedades de flores. MCP. 56

DOMINIO PROPIO Filipenses 3:19

L

MAR

11

as exigencias de Dios deben estamparse en la conciencia. Hombres y mujeres deben despertar y sentir su obligación de dominarse a sí mismos, su necesidad de ser puros y libertados de todo apetito depravante y de todo hábito envilecedor. Han de reconocer que todas las facultades de su mente y de su cuerpo son dones de Dios y que deben conservarlas en la mejor condición posible para servirle. Dios reprocha a los hombres porque los ama. Quiere que sean fuertes en la fortaleza divina, que tengan mentes bien equilibradas y caracteres simétricos. Entonces serán ejemplos para el rebaño de Dios, al que conducirán al cielo por precepto y ejemplo. Entonces edificarán un templo santo para Dios. MCP. 60

RELACION MENTE-CUERPO Proverbios 4:23

P

MIE

12

uede ser que alguna aguda dificultad del hogar esté royendo como un cáncer el alma y debilitando las fuerzas vitales. A veces el remordimiento por el pecado mina la constitución y desequilibra la mente. Hay también doctrinas erróneas, como la de un infierno que arde eternamente y el tormento sin fin de los impíos, que, al presentar ideas exageradas y distorsionadas del carácter de Dios, han producido el mismo resultado en las men149

OCTUBRE

MENTES Y CAR ACTERES TR ANSFORMADOS


OCTUBRE

MENTES Y CAR ACTERES TR ANSFORMADOS tes sensibles. La relación que existe entre la mente y el cuerpo es muy íntima. Cuando uno está afectado, el otro simpatiza. La condición de la mente afecta la salud del sistema físico. Si la mente es libre y feliz, por una conciencia de bien hacer y un sentido de satisfacción en hacer felices a otros, crea una alegría que reaccionará sobre todo el sistema, produciendo una mejor circulación de la sangre y una tonificación de todo el cuerpo. La bendición de Dios es un poder sanador, y los que benefician a otros con generosidad sentirán esa maravillosa bendición tanto en el corazón como en la vida. MCP. 61

INFLUENCIA DE LA IMAGINACIÓN Proverbios 3:24

A

JUE

13

lgunas veces la imaginación produce la enfermedad, y es frecuente que la agrave. Muchos hay que llevan vida de inválidos cuando podrían estar buenos si pensaran que lo están. Muchos se imaginan que la menor exposición del cuerpo les causará alguna enfermedad, y efectivamente el mal sobreviene porque se le espera. Muchos mueren de enfermedades cuya causa es puramente imaginaria. MCP. 61

MENTE SANA EN CUERPO SANO Lucas 11:36

L

VIE

14

a buena salud, mentes sanas, y corazones puros no son considerados como de primera importancia en los hogares. Muchos padres no educan a sus hijos para ser útiles y para cumplir sus deberes. Se los complace y mima hasta que la abnegación llega a ser para ellos casi un imposible. No se les enseña que para tener éxito en la vida cristiana es de la mayor importancia el desarrollo de mentes y cuerpos sanos. MCP. 62 150

PRESIÓN A TEMPRANA EDAD Eclesiastés 12:12

E

SAB

15

n el aula se ha colocado indudablemente el fundamento de diversas enfermedades. Pero en especial el órgano mas delicado de todos, él cerebro, con frecuencia ha sido dañado permanente por habérselo sometido a una ejercitación excesiva... Y en esta forma se ha sacrificado la vida de muchos niños a causa del proceder de madres ambiciosas. De los niños que al parecer han tenido una constitución lo suficientemente fuerte como para sobrevivir a esas condiciones, hay muchísimos que soportan sus efectos durante toda la vida. La energía nerviosa del cerebro se debilita tanto, que después de llegar a la madurez es imposible para ellos soportar mucho trabajo mental. Parecería que se ha agotado la fuerza de algunos de los delicados órganos del cerebro. Y no sólo se ha dañado la salud física y mental de los niños por habérselos enviado a la escuela a una edad demasiado tierna, sino que también han salido perdedores desde el punto de vista moral. MCP. 63

CULTIVAR LA ALEGRÍA Filipenses 4:4

E

DOM

16

s el deber de cada uno cultivar la alegría en lugar de rumiar las angustias y los problemas. De esta manera, muchos no sólo se vuelven miserables ellos mismos, sino que también sacrifican su salud y felicidad a una imaginación mórbida. A su alrededor hay cosas que no son agradables, y sus rostros muestran un ceño fruncido constante que expresa mejor que las palabras su descontento. Estas emociones depresivas son un grave daño a su salud, porque al estorbar el proceso de la digestión interfieren con la nutrición. Mientras que los lamentos y la ansiedad no pueden remediar un solo mal, pueden hacer mucho daño; pero


la alegría y la esperanza, mientras iluminan el sendero de otros, son “vida a los que las hallan, y medicina a todo su cuerpo” MCP. 64

ATMÓSFERA DE AMOR Proverbios 4:3

S

LUN

17

obre todas las cosas, los padres deben rodear a sus hijos de una atmósfera de alegría, cortesía y amor. Los ángeles se deleitan en morar en un hogar donde vive el amor y éste se expresa tanto en las miradas y las palabras como en los actos. Padres, permitid que el sol del amor, la alegría y un feliz contentamiento penetre en vuestro corazón, y dejad que su dulce influencia impregne el hogar. Manifestad un espíritu bondadoso y tolerante, y estimuladlo en vuestros hijos, cultivando todas las gracias que alegran la vida del hogar. La atmósfera así creada será para los niños lo que son el aire y el sol para el mundo vegetal, y favorecerá la salud y el vigor de la mente y del cuerpo. MCP. 65

SANIDAD, CARACTERÍSTICA DE SU AMOR Salmos 103:3

E

MAR

18

l poder sanador de Dios se hace sentir en toda la naturaleza. Si se corta un árbol, si un ser humano se lastima o se rompe un hueso, la naturaleza empieza inmediatamente a reparar el daño. Aún antes de que exista la necesidad, están listos los elementos sanadores, y tan pronto como se lastima una parte, todas las energías se dedican a la obra de restauración. Lo mismo ocurre en el reino espiritual. Antes que el pecado creara la necesidad, Dios había provisto el remedio. Toda alma que cede a la tentación, es herida por el adversario, pero dondequiera que haya pecado, está el Salvador. Es obra de Cristo “sanar a los quebrantados de corazón;... pregonar libertad a los cautivos ...poner en libertad a los oprimidos” MCP. 66

LA RECETA SANADORA DE DIOS Mateo 11:28

L

MIE

19

as palabras de nuestro Salvador, son una receta para curar las enfermedades físicas, mentales y espirituales. A pesar de que por su mal proceder los hombres han atraído el dolor sobre sí mismos, Cristo se compadece de ellos. En él pueden encontrar ayuda. Hará cosas grandes en beneficio de quienes en él confíen. MCP. 67

EVANGELIO Y FALSA CIENCIA 1 Timoteo 6:20

L

JUE

20

a ciencia y la literatura no pueden llevar a la mente oscurecida de los hombres la luz que puede dar el glorioso evangelio del Hijo de Dios. Sólo él puede hacer la gran obra de iluminar el alma. No es extraño que Pablo exclamara: “porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación para todo aquel que cree” (Ro. 1:16). El evangelio de Cristo llega a ser personalidad en los que creen, y los hace epístolas vivientes, conocidas y leídas por todos los hombres. De esta manera, la levadura de la piedad pasa a la multitud. Las inteligencias celestiales pueden discernir los verdaderos elementos de grandeza del carácter, pues sólo la bondad es estimada como eficiencia por Dios. MCP. 67

EVANGELIO QUE SANA AL MUNDO 2 Timoteo 4:2

E

VIE

21

l único remedio para los pecados y dolores de los hombres es Cristo. Únicamente el Evangelio de su gracia puede curar los males que azotan a la sociedad. La injusticia del rico 151

OCTUBRE

MENTES Y CAR ACTERES TR ANSFORMADOS


OCTUBRE

MENTES Y CAR ACTERES TR ANSFORMADOS hacia el pobre, el odio del pobre hacia el rico, tienen igualmente su raíz en el egoísmo, el cual puede extirparse únicamente por la sumisión a Cristo. Solamente él da un nuevo corazón de amor en lugar del corazón egoísta de pecado. Prediquen los siervos de Cristo el Evangelio con el Espíritu enviado desde el cielo, y trabajen como él lo hizo por el beneficio de los hombres. Entonces se manifestarán, en la bendición y la elevación de la humanidad, resultados que sería totalmente imposible alcanzar por el poder humano. MCP. 67

LEVADURA DIVINA QUE TRANSFORMA Mateo 13:33

E

SAB

22

n la parábola la mujer puso la levadura en la harina. Era necesaria para suplir una necesidad... Así obra la levadura divina... La mente es transformada; las facultades son puestas al trabajo. El hombre no recibe nuevas facultades, pero las que tiene son santificadas. La conciencia, muerta hasta entonces, se despierta. Pero el hombre no puede hacer este cambio por sí mismo. Sólo puede hacerlo el Espíritu Santo... Cuando nuestras mentes son controladas por el Espíritu de Dios, entenderemos la lección que enseña la parábola de la levadura. Los que abren sus corazones para recibir la verdad percibirán que la Palabra de Dios es el gran instrumento en la transformación del carácter. MCP. 68

ESTÍMULO AL CONTEMPLARLE Colosenses 3:2

S

DOM

23

i permitiéramos que nuestras mentes se espacíen más en Cristo y el mundo celestial, encon152

traríamos un poderoso estímulo y apoyo al pelear las batallas del Señor. El orgullo y el amor al mundo perderán su poder cuando contemplamos las glorias de esa tierra mejor que tan pronto será nuestro hogar. Comparadas con la hermosura de Cristo todas las atracciones terrenales parecerán de poco valor. MCP. 70

FORTALECER LA MENTE 1 Juan 2:15

N

LUN

24

ecesitamos conocimientos que robustezcan la mente y el alma, y nos hagan mejores hombres y mujeres. La educación del corazón es mucho más importante que lo aprendido de los libros. Es bueno, hasta esencial, poseer cierto conocimiento del mundo en que vivimos; pero si no tenemos en cuenta la eternidad, experimentaremos un fracaso del cual jamás nos repondremos. MCP. 70

MENTE OCUPADA Mateo 15:18-20

L

MAR

25

os malos pensamientos destruyen el alma. El poder convertidor de Dios cambia el corazón, refina y purifica los pensamientos. A menos que se haga un esfuerzo decidido para mantener los pensamientos centrados en Cristo, la gracia no se puede revelar en la vida. La mente tiene que entrar en la lucha espiritual. Cada pensamiento debe ser llevado en cautiverio a la obediencia de Cristo. Todos los hábitos deben ser puestos bajo el control de Dios. Como salvaguardia contra el mal, la mente ocupada en cosas buenas es de mucho más valor que un sin número de barreras, de leyes y disciplina. MCP. 70


FUENTE DE AGUA VIVA Juan 7:37

J

MIE

26

esús conocía las necesidades del alma. La pompa, las riquezas y los honores no pueden satisfacer el corazón. “Si alguno tiene sed, venga a mí beba.” Los ricos, los pobres, los encumbrados y los humildes son igualmente bienvenidos. El promete aliviar el ánimo cargado, consolar a los tristes, dar esperanza a los abatidos. Muchos de los que oyeron a Jesús lloraban esperanzas frustradas; muchos alimentaban un agravio secreto; muchos estaban tratando de satisfacer su inquieto anhelo con las cosas del mundo y la alabanza de los hombres; pero cuando habían ganado todo encontraban que habían trabajado tan sólo para llegar a una cisterna rota en la cual no podían aplacar su sed. Allí estaban en medio del resplandor de la gozosa escena, descontentos y tristes. Este clamor repentino: “Si alguno tiene sed,” los arrancó de su pesarosa meditación, y mientras escuchaban las palabras que siguieron, su mente se reanimó con una nueva esperanza. El Espíritu Santo presentó delante de ellos el símbolo hasta que vieron en él, el inestimable don de la salvación. MCP. 72

LA CAPITAL DEL CUERPO Efesios 4:23

C

JUE

27

ada órgano del cuerpo ha sido hecho para estar subordinado a la mente. Es ella la capital del cuerpo. La mente controla al hombre entero. Todos nuestros actos, buenos o malos, tienen su origen en la mente. Es la mente la que adora a Dios y nos une con los seres celestiales. Sin embargo, muchos

pasan toda su vida sin llegar a ser inteligentes con respecto al alhajero que contiene este tesoro. MCP. 73

MANANTIAL DE VIDA O MUERTE Colosenses 3:1,2

E

VIE

28

l corazón es la ciudadela del hombre. De él manan la vida o la muerte. Mientras su corazón no esté purificado, una persona queda descalificada para tener parte alguna en la comunión de los santos. ¿No sabe el que escudriña el corazón quiénes están permaneciendo en pecado, sin consideración por sus almas? ¿No hubo acaso un testigo que vio las cosas más secretas de la vida de cada uno? Fui obligada a oír las palabras dichas por algunos hombres a mujeres y niñas: palabras de adulación, palabras que querían engañar e infatuar. Satanás emplea todos estos medios para destruir almas. Algunos de vosotros podéis haber sido así sus agentes; y en tal caso, tendréis que afrontar estas cosas en el juicio. El ángel dijo acerca de esta clase: “Su corazón no ha sido nunca entregado a Dios. Cristo no está en ellos. La verdad no está allí. Su lugar está ocupado por el pecado, el engaño y la mentira. No creen la Palabra de Dios ni actúan de acuerdo con ella”. MCP. 75

LA MENTE CONTROLA EL CUERPO 1 Pedro 2:11

S

SAB

29

i los padres, miembros de las generaciones pasadas, hubiesen mantenido con firmeza el cuerpo como siervo de la mente y si no hubiesen permitido que el intelecto fuera esclavizado por las pasiones animales, en esta época 153

OCTUBRE

MENTES Y CAR ACTERES TR ANSFORMADOS


OCTUBRE

MENTES Y CAR ACTERES TR ANSFORMADOS habría una clase diferente de seres viviendo sobre la tierra. Todo estudiante necesita comprender la relación que existe entre la vida sencilla y el pensamiento elevado. A nosotros nos toca decidir individualmente si nuestras vidas han de ser regidas por la mente o por el cuerpo. Cada joven por sí mismo debe hacer la decisión que amoldará su vida, y no se deberían ahorrar energías para hacerle comprender las fuerzas con las cuales tendrá que contender y las influencias que modelan el carácter y determinan el destino. Presenten delante de la gente la necesidad de resistir la tentación de complacer el apetito. Aquí muchos fracasan. Expliquen cuán estrechamente se relacionan la mente y el cuerpo, y muestren la necesidad de mantener a ambos en las mejores condiciones. MCP. 78

MENTE INDEPENDIENTE Tito 1:7,8

L

DOM

30

a verdadera independencia de la mente es un elemento enteramente diferente de la imprudencia. Esa cualidad de independencia que conduce a una opinión cautelosa, deliberada y con oración no debería ser cedida fácilmente, no hasta que la evidencia es lo suficientemente fuerte como para asegurarnos que estamos equivocados. Esta independencia mantendrá la mente en calma e inmutable en medio de los múltiples errores que prevalecen, y conducirá, a los que ocupan puestos de responsabilidad, a considerar cuidadosamente todos los aspectos de la evidencia y a no ser desviados por la influencia de otros, o por el ambiente, o a formular a conclusiones sin un conocimiento inteligente y completo de todas las circunstancias. MCP. 80 154

EL AMOR DE CRISTO SE ABRE PASO Romanos 13:10

S

LUN

31

ólo Aquel que lee en el corazón sabe llevar a los hombres al arrepentimiento, sólo su sabiduría nos proporcionará éxito en alcanzar a los perdidos. Podéis erguiros, imaginándoos ser más santos que ellos, y por acertado que sea vuestro razonamiento o veraz vuestra palabra, no conmoverán los corazones. El amor de Cristo, manifestado en palabras y obras, se abrirá camino hasta el alma, cuando de nada valdría la reiteración de preceptos y argumentos. No todos están preparados para corregir a los que yerran. No tienen sabiduría para tratar con justicia a la vez que con amante misericordia. No se inclinan a ver la necesidad de mezclar el amor y la tierna compasión con las reprensiones justas. Algunos son siempre innecesariamente severos y no sienten la necesidad de escuchar el mandato del apóstol: “Tengan compasión de los que dudan. A unos sálvenlos sacándolos del fuego” (Judas 22, 23, versión Dios habla hoy). MCP. 82


Junto a la Cruz El amor meramente humano jamás habría sido capaz de concebir la sublime demostración del Calvario. La calidad del amor allí manifestado es desbordante, la perfecta negación del yo, infinitamente más allá de nuestro amor calculado, centrado en el yo, que tan a menudo nos traiciona. J.Wieland

No hay jactancia de santidad en los labios de los que caminan a la sombra de la cruz del Calvario. E.White

Si ustedes quieren ser mis discípulos, tienen que olvidarse de hacer su propia voluntad. Tienen que estar dispuestos a morir en una cruz y a hacer lo que yo les diga. Biblia lenguaje sencillo


NOVIEMBRE

JUNTO A LA CRUZ EL TEMA CENTRAL DE LAS ESCRITURAS Lucas 24:27

H

MAR

1

ay una gran verdad central que siempre debe mantenerse en la mente cuando se escudriñan las Escrituras: Cristo crucificado. Toda otra verdad está investida con la influencia y el poder correspondientes a su relación con este tema. Únicamente a la luz de la cruz podemos discernir el exaltado carácter de la ley de Dios. El alma paralizada por el pecado puede recibir nueva vida únicamente mediante la obra realizada en la cruz por el Autor de nuestra salvación. El amor de Cristo constriñe al hombre a unirse con él en sus labores y sacrificios. La revelación del amor divino aviva en ellos la realidad de su obligación descuidada de ser portadores de luz para el mundo, y los inspira con un espíritu misionero. Esta verdad ilumina la mente y santifica el alma. Hará desaparecer la incredulidad e inspirará fe. Es la gran verdad que debe mantenerse constantemente ante la consideración de los hombres... Cuando Cristo, en su obra de redención, es visto como la gran verdad central del sistema de verdad, se arroja una nueva luz sobre los acontecimientos del pasado y el futuro. Se los ve en una nueva perspectiva y adquieren un nuevo y profundo significado. A fin de conocerle pag. 210

EN DERREDOR DE LA CRUZ Gálatas 6:14

D

MIE

2

ebemos reunirnos en derredor de la cruz. Cristo y Cristo crucificado debe ser el tema de contemplación, conversación y de la más gozosa emoción. Debemos realizar estas reuniones especiales con el propósito de mantener fresco en nuestro pensamiento todo lo que recibimos de Dios y expresar nuestra gratitud por su gran amor, nuestra disposición a confiárselo todo a la mano que fue clavada 156

en la cruz por nosotros. Debemos aprender aquí el lenguaje de Canaán, cantar los himnos de Sión. Por el misterio y la gloria de la cruz podremos estimar el valor del hombre, y entonces estaremos en condiciones de apreciar la importancia de trabajar por nuestros semejantes, a fin de que ellos sean exaltados al trono de Dios. JT I, 276

¿SOMBRA O SUSTANCIA? Isaías 42:17

L

JUE

3

a historia del cristianismo ofrece, durante unos 1.600 años, un cuadro patético del gran furor de Satanás contra el evangelio, al saber que le queda poco tiempo. Él ha ofrecido al hombre la sombra, en lugar de la sustancia. La cruz se ha convertido en un talismán entrañable, en un amuleto, en un emblema incorporado a los collares, erigido en los campanarios o en las fachadas de la iglesias. Cruces de metal o madera han venido a ser incluso objetos de adoración, mientras que el verdadero principio de la cruz permanece en el mayor de los desconocimientos. Tanto confía Satanás en sus planes, que permite que se hable con toda libertad de la cruz, que se ore a propósito de ella, que se cante, que sea un ingrediente en el ornamento del ser humano y en la arquitectura, incluso que se la adore. No le importa, con tal que resulte distorsionada toda posible comprensión de lo que realmente significa. Descubriendo la cruz, RJ. Wieland

NUESTRA INSIGNIA Mateo 5:16

L

VIE

4

a insignia del cristianismo no es una señal exterior, no consiste en usar una cruz o una corona, sino en aquello que revela la unión del hombre con Dios. Por el poder de su gracia manifestada en la transformación del carácter, el mundo


ha de ser convencido de que Dios ha enviado a su Hijo como su Redentor. Ninguna otra influencia que pueda rodear el alma humana tiene tal poder como la influencia de una vida abnegada. El más poderoso argumento en favor del Evangelio es un cristiano amable y amante. ­TSS 115, 116

CONTEMPLANDO TU CRUZ 1 Corintios 1:22-24

A

SAB

5

unque la verdad de la cruz pueda no ser conscientemente rechazada o descreída, dejar de captar su significado resulta en una trágica pérdida, tanto como lo fue el rechazo de la cruz para los dirigentes judíos del tiempo de Cristo. La mente acepta el símbolo, mientras que el corazón desconoce la experiencia que encierra. La cruz de Jesús constituye el deseo supremo de todo ser humano, aunque para muchos no reconocido. Ninguna otra visión puede colmar nuestra necesidad más profunda. Y una vez que hemos contemplado la cruz, nos gloriaremos sólo en ella, como Pablo. Se convertirá en lo único y lo más importante para nosotros. Si contemplamos el Cordero de Dios, participaremos de una visión que tiene poder para hacer que toda idolatría se desvanezca en la nada que realmente es. El dinero, las posesiones, la carrera, la fama, dejarán de tener valor para aquel que haya comprendido lo que significa el Calvario. Para él, comenzó una vida nueva. Descubriendo la cruz, RJ. Wieland

¿MEJORES QUE PEDRO? Mateo 16:22,23

N

DOM

6

uestro intelecto humano, por él mismo, es tan ciego a la verdad de la cruz como lo fue el de los primeros discípulos. Ni siquiera podemos comenzar a comprender lo que sucedió en

Cesárea de Filipo, a menos que nos demos cuenta de que nuestra naturaleza humana es la misma que la de Pedro. Si dejamos de reconocerlo, estamos expuestos a la tragedia de repetir el menosprecio de Pedro hacia la cruz. Él la desdeñó en su ignorancia; nosotros corremos el riesgo de despreciarla de forma deliberada. Precisamente, ese será el pecado final común a todos los que se pierdan. La noción de la cruz es algo tan original, tan apartado del mundo, que sólo puede surgir en la mente de Dios. La cruz es tanto la sabiduría como el poder de Dios (1 Co. 1:18 y 24). Es un arma divina de sublime eficacia en la contienda espiritual. No hemos de pensar que Pedro fuese Satanás mismo, sino que la reacción de Pedro hacia la cruz iba mucho más allá de la simple respuesta de la naturaleza humana desinformada. Reflejaba plenamente la actitud de Satanás mismo. Descubriendo la cruz, RJ. Wieland

LA CRUZ DEL CALVARIO Lucas 23:33

L

LUN

7

a cruz del Calvario es una poderosa exhortación que nos da una razón por la cual debiéramos amar a Cristo ahora y por qué debiéramos considerarlo primero, lo mejor y último en todas las cosas. Debiéramos ocupar el lugar que nos corresponde, humildemente arrepentidos, al pie de la cruz. Podemos aprender una lección de humildad y mansedumbre al subir al Calvario, contemplar la cruz y ver la agonía de nuestro Salvador, el Hijo de Dios que muere, el Justo por los injustos… Al ver plenamente la cruz, al contemplar por fe los sufrimientos de Cristo, ¿podéis narrar vuestra historia de dolor y vuestras pruebas? ¿Podéis alimentar la venganza contra vuestros enemigos en vuestro corazón mientras la oración de Cristo sale de sus labios pálidos, y temblorosos en favor de sus escarnecedores, de sus asesinos: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”. Ya es sobrado tiempo de que 157

NOVIEMBRE

JUNTO A LA CRUZ


NOVIEMBRE

JUNTO A LA CRUZ dediquemos las pocas horas que nos quedan del tiempo de gracia para lavar las ropas de nuestro carácter y emblanquecerlas en la sangre del Cordero, a fin de que seamos de esa multitud cubierta de mantos blancos que estará en pie delante del gran trono blanco. A fin de conocerle pag.67

UNA MUERTE DIFERENTE Hebreos 12:3

M

MAR

8

uchos mártires sufrieron la muerte por torturas lentas; otros murieron crucificados. ¿En qué difiere de estas muertes la del amado Hijo de Dios? Es verdad que murió en la cruz en forma muy cruel; sin embargo, otros por amor a él, han sufrido iguales torturas corporales. ¿Por qué fue entonces más espantoso el sufrimiento de Cristo que el de otras personas que entregaron su vida por amor a él?. Si los sufrimientos de Cristo consistieron solamente en dolor físico, entonces su muerte no fue más dolorosa que la de algunos mártires. Pero el dolor corporal fue tan sólo una pequeña parte de la agonía que sufrió el amado Hijo de Dios. Los pecados del mundo pesaban sobre él, así como la sensación de la ira de su Padre, mientras sufría la penalidad de la ley transgredida. Fue esto lo que abrumó su alma divina. Fue el hecho de que el Padre ocultara su rostro, el sentimiento de que su propio Padre le había abandonado, lo que le infundió desesperación. El inocente Varón que sufría en el Calvario comprendió y sintió plena y hondamente la separación que el pecado produce entre Dios y el hombre. JT I, 230

LA CRUZ REVELA UN PRINCIPIO Gálatas 1:4

C

MIE

9

uando, sobre la ignominiosa cruz, Cristo sufría en agonía por la redención del hombre, la naturaleza hu158

mana fue exaltada. Únicamente mediante la cruz puede elevarse a la familia humana para que se relacione con el Cielo. La abnegación y las cruces se nos presentan a cada paso en nuestro viaje hacia allá. El espíritu de generosidad es el del Cielo; el espíritu de egoísmo es el de Satanás. El amor abnegado de Cristo se revela en la cruz. Él dio todo lo que tenía, y luego se dio a sí mismo para que el hombre fuese salvo. La cruz de Cristo despierta la generosidad de todo aquel que sigue al bienaventurado Salvador. El principio que ilustra es el de dar, siempre dar. Este principio puesto en práctica mediante la generosidad genuina y las buenas obras, es el verdadero fruto de la vida cristiana. El principio de los mundanos consiste en conseguir, y con ello esperan obtener felicidad; pero al seguirlo hasta sus últimas consecuencias, su fruto es el sufrimiento y la muerte. JT I, 469

EL PRINCIPIO DE LA CRUZ, HOY Hebreos 12:2

L

JUE

10

a estrategia favorita de Satanás es rodear la cruz de Cristo de una confusión tal que dejemos de comprender lo que allí pasó. Una vez logrado eso, tiene libertad para hacernos creer que es imposible que llevemos nuestra cruz: ‘¡Qué absurda idea, la de la cruz, en un mundo de competitividad como el actual! ¿Cómo vas a crucificar el yo? Nada puedes hacer, excepto rendirte a la popular y universal idea del amor al yo. ¡Afirma tu ego! ¡Avanza! ¡Pisa a los demás, si es necesario!’ El enemigo nos bombardea a diario de ese modo. Si la cruz de Cristo queda oculta, Satanás triunfa. Sin una visión clara de Cristo crucificado, nada podemos hacer, excepto sucumbir al amor del yo. Pero permitamos que la cruz emerja deshaciendo la bruma, y se vuelve “poder de Dios” (1 Co. 1:18) para todo el que la aprecie en su valor. Descubriendo la cruz, R.J.Wieland


NIÉGATE A TI MISMO

¿CÓMO RESPONDE TU CORAZÓN?

Mateo 16:24

N

VIE

11

egarnos a nosotros mismos significa que tenemos que negar que somos dueños de nosotros mismos. No tenemos el derecho final a decidir lo que vamos a hacer o a donde vamos a ir. Si va usted a seguir a Jesús, usted ya no es dueño de sí mismo, sino que es Él quien tiene el derecho definitivo y el señorío sobre su vida. Lo que hay que negar es la confianza que hemos depositado en nosotros mismos, nuestra autosuficiencia, nuestro yo. Howard Butt decía: Mi orgullo es el que hace que sea independiente de Dios. Me atrae sentir que soy el dueño de mi propio destino, que me hago cargo de mi propia vida, que tomo mis propias decisiones y que lo hago solo, pero ese sentimiento es mi falta de honradez básica porque no puedo hacer las cosas yo solo. Necesito la ayuda de otras personas y a la postre no puedo depender de mí mismo, sino que dependo de Dios para mi próximo aliento. Descubriendo la cruz, R.J.Wieland

AL PIE DE LA CRUZ Tito 2:14

S

SAB

12

i queremos ser salvos al fin, debemos aprender todos, al pie de la cruz, la lección de penitencia y fe. Cristo sufrió la humillación para salvarnos de la desgracia eterna. Consintió en que sobre él recayesen el desprecio, las burlas y los ultrajes, a fin de protegernos. Fue nuestra transgresión lo que reunió en derredor de su alma divina el velo de las tinieblas, y le arrancó su clamor, como de quien fuese herido y abandonado de Dios, llevó nuestros pesares; fue afligido por nuestros pecados. Se hizo ofrenda por el pecado, a fin de que pudiésemos ser justificados delante de Dios por su medio. Todo lo noble y generoso que hay en el hombre responderá a la contemplación de Cristo en la cruz. JT I, 518

1 Juan 2:15

M

DOM

13

uchos de los que profesan ser cristianos se entusiasman por empresas mundanales, y se interesan por diversiones nuevas y excitantes, mientras que su corazón parece helado ante la causa de Dios… Las escenas del Calvario debieran despertar la más profunda emoción. Es un pecado permanecer sereno y desapasionado ante él. Tendrás disculpa si manifiestas entusiasmo por este tema. Que Cristo, tan excelso e inocente, hubiese de sufrir una muerte tan dolorosa y soportar el peso de los pecados del mundo, es algo que nuestros pensamientos e imaginación no podrán nunca comprender plenamente. La contemplación de las profundidades inconmensurables del amor del Salvador debieran llenar la mente, conmover y enternecer el alma, refinar y elevar los afectos y transformar completamente todo el carácter. Considerando a qué inmenso costo se compró nuestra redención, ¿Cuál será el castigo de los que profesan seguir a Cristo, y sin embargo no se postran en humilde obediencia a los requerimientos de su Redentor, ni toman la cruz como humildes discípulos de Cristo para seguirle desde el pesebre hasta el Calvario?. JTI, 229

GLORIA DE LA CRUZ Y GLORIA HUMANA Filipenses 2:8

E

LUN

14

l poderoso argumento de la cruz convencerá de pecado. El amor divino de Dios hacia los pecadores, expresado en el don de su Hijo para que sufriese la vergüenza y la muerte a fin de que ellos pudiesen ser ennoblecidos y dotados de la vida eterna, es digno de que se lo es159

NOVIEMBRE

JUNTO A LA CRUZ


NOVIEMBRE

JUNTO A LA CRUZ tudie toda la vida. Os ruego que estudiéis de nuevo la cruz de Cristo. Si todos los orgullosos y vanagloriosos, cuyo corazón anhela recibir el aplauso de los hombres y alcanzar distinción por encima de sus semejantes, pudiesen estimar correctamente el valor de la más alta gloria terrenal en contraste con el valor del Hijo de Dios, rechazado, despreciado y escupido por aquellos mismos a quienes había venido a redimir, ¡cuán insignificantes parecerían todos los honores que puede conceder el hombre finito!. JT I, 518

NO SÓLO ARGUMENTOS Romanos 5:11

M

MAR

15

uchos de nuestros ministros han cometido un grave error al dar discursos completamente dedicados a los argumentos. Hay almas que escuchan la teoría de la verdad y quedan impresionadas por las evidencias que se presentan, y luego, si una parte del discurso revela a Cristo como Salvador del mundo, la semilla sembrada puede brotar y llevar fruto para gloria de Dios. Pero en muchos discursos no se presenta la cruz de Cristo ante la gente. Tal vez algunos estén escuchando el último sermón de su vida y algunos no volverán a estar en condiciones tales que se pueda volver a presentarles la cadena de verdad y darle una aplicación práctica a sus corazones. Esta oportunidad áurea se habrá perdido para siempre. Si Cristo y su amor redentor hubiesen sido ensalzados en relación con la teoría de la verdad, esto podría haberlos hecho inclinarse hacia su lado. JT I, 526

¡OH INDECIBLE AMOR! Efesios 2:4

E

MIE

16

l amor que Cristo manifestó por nosotros es sin parangón. ¡Con cuánto fervor trabajó él! Con cuán160

ta frecuencia estaba solo orando fervientemente, sobre la ladera de la montaña o en el retraimiento del huerto, exhalando sus súplicas con lloro y lágrimas. ¡Con cuánta perseverancia insistió en sus peticiones en favor de los pecadores! Aun en la cruz se olvidó de sus propios sufrimientos en su profundo amor por aquellos a quienes vino a salvar. ¡Cuán frío es nuestro amor, cuán débil nuestro interés, cuando se comparan con el amor y el interés manifestados por nuestro Salvador! Jesús se dio a sí mismo para redimir nuestra especie; y sin embargo, cuán fácilmente nos excusamos de dar a Jesús todo lo que tenemos. Nuestro Salvador se sometió a trabajos cansadores, ignominia y sufrimiento. Fue repelido, escarnecido, vilipendiado, mientras se dedicaba a la gran obra que había venido a hacer en la tierra. JT I, 126

PABLO EXALTA LA CRUZ 1 Corintios 2:2-4

P

JUE

17

ara Pablo, la cruz era el único objeto de supremo interés. Desde que fuera contenido en su carrera de persecución contra los seguidores del crucificado Nazareno, no había cesado de gloriarse en la cruz. Sabía por experiencia personal que una vez que un pecador contempla el amor del Padre, como se lo ve en el sacrificio de su Hijo, y se entrega a la influencia divina, se produce un cambio de corazón, y Cristo es desde entonces todo en todo. En ocasión de su conversión, Pablo se llenó de un vehemente deseo de ayudar a sus semejantes a contemplar a Jesús de Nazaret como el Hijo del Dios vivo, poderoso para transformar y salvar. Desde entonces dedicó enteramente su vida al esfuerzo de pintar el amor y el poder del Crucificado… Pablo comprendía que su suficiencia no estaba en él, sino en la presencia del Espíritu Santo, cuya misericordioso influencia llenaba su corazón... El yo estaba escondido; Cristo era revelado y ensalzado. Conflicto y valor 341


LA ESENCIA DEL EVANGELIO Mateo 16:24

¿

VIE

18

Qué había en la cruz, que inspiró a Pablo esa pasión intensa y duradera, que llenó de emoción cada día de su vida? ¿Encierra la Biblia algo mucho más bello y vital de lo que hasta el presente hemos sido capaces de discernir? La propia conversión de Pablo fue consecutiva a una visión de Cristo como el Crucificado. A pesar de haber estado inmerso en el odio y el prejuicio, en un breve espacio de tiempo comprendió que la cruz en la que Cristo murió demostró de forma fehaciente su aseveración de ser el tan esperado Mesías. La profunda convicción que lo sobrecogió aquel día, camino de Damasco, hizo brillar la cruz con un encanto tan irresistible que cambió su vida para siempre. A partir de entonces, la cruz fue el sol que iluminó su propio cielo. Fue el tesoro mismo de la verdad del evangelio; no una mera faceta de él. Fue el centro y sustancia del mensaje de Cristo; no simplemente uno de sus aspectos. Descubriendo la cruz, RJ. Wieland

ENSEÑEMOS LA CRUZ 1 Corintios 1:18

E

SAB

19

nseñad la cruz de Cristo a todo alumno una y otra vez. ¿Cuántos creen que ella es realmente lo que es? ¿Cuántos la introducen en sus estudios y conocen su verdadero significado? ¿Podría haber en nuestro mundo un cristiano sin la cruz de Cristo? Por lo tanto, ensalcémosla en nuestra escuela como el fundamento de la educación verdadera. La cruz de Cristo debe estar tan cerca de

nuestros maestros, debe ser tan perfectamente comprendida por ellos, como lo fue por Pablo. Procuren los maestros, desde los más encumbrados hasta los más humildes, comprender lo que significa gloriarse en la cruz de Cristo. Entonces, por el precepto y el ejemplo, podrán enseñar a sus alumnos las bendiciones que reporta a los que la llevan viril y valientemente… Maestros, apartaos del ejemplo del mundo, dejad de ensalzar a los así llamados grandes hombres; desviad las mentes de vuestros alumnos de la gloria de todo lo que no sea la cruz de Cristo. El Mesías crucificado es el punto central de todo el cristianismo. Las lecciones más esenciales que han de aprender los maestros y los estudiantes, no son las que apuntan al mundo, sino las que los apartan del mundo a la cruz del Calvario. Consejos para los maestros, padres y alumnos, pág. 24

¡QUÉ GRAN AMOR! 1 Juan 3:1

N

DOM

20

o hay nada que más decididamente distinga al cristiano del mundano que el concepto que tiene de Dios. Algunos obreros de la causa de Dios han sido demasiado prontos para lanzar acusaciones contra los pecadores; han quedado en el fondo del cuadro la gracia y el amor del Padre al dar a su Hijo para que muriera por la raza pecaminosa. El maestro necesita la gracia de Cristo en su propia alma a fin de hacer saber a los pecadores lo que realmente es Dios: un Padre que espera con amor anhelante para recibir al pródigo que vuelve, no lanzando contra él acusaciones en su ira, sino preparando una fiesta de gozo para celebrar su regreso. ¡Ojalá todos pudiéramos aprender el procedimiento del 161

NOVIEMBRE

JUNTO A LA CRUZ


NOVIEMBRE

JUNTO A LA CRUZ Señor al ganar almas para Cristo! Debiéramos aprender y enseñar las preciosas lecciones a la luz que brilla del sacrificio de la cruz del Calvario. MS. T1 Pág. 216

LA VERDADERA GRANDEZA Filipenses 2:8

D

LUN

21

e la raíz de la verdadera humildad surge la más preciosa grandeza mental: grandeza que lleva a los hombres a conformarse a la imagen de Cristo. Los que poseen esta grandeza ganan paciencia y confianza en Dios. Su fe es invencible. Su verdadera consagración y dedicación mantienen oculto al yo. Las palabras que salen de sus labios se modelan en forma de expresiones de ternura y amor semejantes a Cristo. Comprendiendo su propia debilidad, aprecian la ayuda que les da el Señor, y anhelan su gracia para poder hacer lo que es correcto y leal. Por su comportamiento, su actitud y su espíritu, llevan consigo las credenciales de estudiantes en la escuela de Cristo. A fin de conocerle pag.39

LA LEY A LA SOMBRA DE LA CRUZ Gálatas 3:24

C

MAR

22

uando la mente es atraída a la cruz del Calvario, en una visión imperfecta, Cristo es discernido en la vergonzosa cruz. ¿Por qué murió? A consecuencia del pecado. ¿Qué es pecado? La transgresión de la ley. Entonces se abren los ojos para ver el carácter del pecado. La ley es quebrantada pero no puede perdonar al transgresor. Es nuestro ayo, que condena al castigo. ¿Dónde está el remedio? La ley nos lleva 162

a Cristo, que pendió de la cruz para que pudiera impartir su justicia al hombre caído y pecaminoso y así presentar a los hombres ante su Padre en su propio carácter perfecto. En la cruz, Cristo no sólo mueve a los hombres al arrepentimiento hacia Dios por la transgresión de la ley divina (pues aquel a quien Dios perdona hace primero que se arrepienta), sino que Cristo ha satisfecho la justicia. Se ha ofrecido a sí mismo como expiación. Su sangre borbotante, su cuerpo quebrantado, satisfacen las demandas de la ley violada y así salva el abismo que ha hecho el pecado. Sufrió en la carne para que con su cuerpo magullado y quebrantado pudiera cubrir al pecador indefenso. La victoria que ganó con su muerte en el Calvario, destruyó para siempre el poder acusador de Satanás sobre el universo y silenció sus acusaciones de que la abnegación era imposible en Dios y, por lo tanto, no era esencial en la familia humana. MS 400

HUMILLACIÓN MÁXIMA Hebreos 2:14

¡

MIE

23

Maravillosa combinación de hombre y Dios!... Cristo se humilló hasta la naturaleza del hombre... ¡Qué humildad!. Maravilló a los ángeles. La lengua no puede describirla. Pero descendió más todavía; el Hijo del hombre debió humillarse como un hombre para soportar insultos, reproches, vergonzosas acusaciones y maltratos... Fue traicionado por uno de sus discípulos; fue negado por uno de sus más celosos seguidores. Fue escarnecido. Fue coronado con una corona de espinas. Fue azotado. Fue forzado a llevar la cruz. No fue insensible a ese desprecio e ignominia... Sintió la amargura como nin-


gún otro ser pudiera haberla sentido. Era puro, santo e inmaculado, y sin embargo fue tratado como un criminal. El adorable Redentor descendió desde la más elevada excelsitud. Paso a paso se humilló hasta morir, ¡y qué muerte!, la más vergonzosa, la más cruel: la muerte en la cruz como malhechor. No murió como héroe a los ojos del mundo, cargado de honores, como mueren los hombres en las batallas. Murió como un criminal condenado, suspendido entre los cielos y la tierra: murió una penosa muerte de vergüenza, expuesto a los vituperios e injurias de una multitud degradada, criminal y licenciosa... Toda esta humillación de la Majestad del cielo fue por el hombre culpable y condenado. A fin de conocerle pag.70

EL CALVARIO, CORONA DE LA OBRA DIVINA 1 Juan 4:10

E

JUE

24

l amor de Dios fue el tema de Cristo cuando hablaba de su misión y de su obra. “Te ama, y me ama a mí más porque te amo y doy mi vida por ti” (ver Juan 10:17)... Los discípulos entendieron bien ese amor cuando vieron a su Salvador que sufría vergüenza, reproches, desconfianzas y traición, cuando vieron... Su muerte en la cruz del Calvario. Este es un amor cuya profundidad nadie puede sondear. A medida que los discípulos lo comprendieron, a medida que su percepción se aferró de la compasión divina, comprendieron que hay un sentido en el cual los sufrimientos del Hijo fueron los sufrimientos del Padre... Cristo es nuestro Redentor. Es el Verbo que se hizo carne y habitó entre nosotros. Es la fuente en la cual podemos ser lavados y limpiados de toda impureza. Es el costoso sacrificio he-

cho por la reconciliación del hombre. El universo celestial, los mundos no caídos, el mundo caído y la confederación del mal no pueden decir que Dios podía hacer más por la salvación del hombre de lo que ha hecho. Nunca puede sobrepujarse su dádiva. A fin de conocerle pag.71

CRISTO NUESTRO DIVINO REDENTOR 1 Pedro 1:3-4

L

VIE

25

os hombres necesitan comprender que la Deidad sufrió y se hundió en las agonías del Calvario. Fue allí [en la cruz] donde la misericordia y la verdad se encontraron, donde la justicia y la paz se abrazaron. Aquí hay un tema que todos necesitan entender. Aquí hay longuras, anchuras, profundidades y alturas que sobrepujan todo cómputo... Cristo dio su vida para que todos los desleales y desobedientes pudieran comprender la verdad de la promesa dada en el primer capítulo de Juan: “A todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12). Repetid esto vez tras vez. Podemos llegar a ser hijos de Dios, miembros de la familia real, hijos del Rey celestial. Todos los que aceptan a Jesucristo y mantienen firmemente el principio de su confianza hasta el fin, serán los herederos de Dios y coherederos con Cristo. A fin de conocerle pag.72

MODELADOS SEGÚN SU CARÁCTER 2 Corintios 3:18

C

SAB

26

uando un hombre se aparta de las imperfecciones humanas y contempla a Jesús, se realiza 163

NOVIEMBRE

JUNTO A LA CRUZ


NOVIEMBRE

JUNTO A LA CRUZ en su carácter una transformación divina... Apartad vuestros ojos de las imperfecciones de otros, y fijadlos firmemente en Cristo. Estudiad su vida y carácter con corazón contrito. Necesitáis no sólo ser iluminados, sino vivificados para que podáis ver el banquete que está delante de vosotros y para que comáis y bebáis la carne y sangre del Hijo de Dios, que es su Palabra. Gustando la buena Palabra de vida podréis ver el poder de un mundo venidero y ser nuevas criaturas en Cristo Jesús. El Espíritu Santo revela a Cristo en la mente y la fe se posesiona de él. Si aceptáis a Cristo como a vuestro Salvador personal, conoceréis por experiencia el valor del gran sacrificio hecho en vuestro favor en la cruz del calvario. El Espíritu de Cristo, al obrar sobre el corazón, lo conforma a su imagen; pues Cristo es el modelo sobre el cual trabaja el Espíritu. Poseer a Cristo es vuestra primera obra, y revelarlo como Aquel que puede salvar hasta lo sumo a todos los que se le allegan, es vuestra obra que le sigue en importancia. Servir al Señor de todo corazón es honrar y glorificar su nombre ocupándoos de cosas santas, teniendo la mente llena de las verdades vitales reveladas en su santa Palabra. La bondad, la humildad, la mansedumbre y el amor son los atributos del carácter de Cristo. Si tenéis el espíritu de Cristo, vuestro carácter se modelará a semejanza del suyo. A fin de conocerle pag.96

UNA FE QUE PURIFICA 1 Timoteo 6:11,12

M

DOM

27

uchos enseñan que lo único necesario para la salvación es creer en Jesús. Pero, ¿qué dice la Palabra de verdad? La fe sin obras 164

está muerta. Hemos de pelear “la buena batalla de la fe”, echar “mano de la vida eterna”, tomar la cruz, negarnos a nosotros mismos, luchar contra la carne y seguir diariamente en las pisadas del Redentor... Es un error fatal pensar que no hay nada que debéis hacer para obtener la salvación. Habéis de cooperar con los seres celestiales... Hay una cruz que debe levantarse en el sendero, una muralla que escalar antes de que entréis en la ciudad eterna, una escalera que subir antes de llegar a la puerta de perlas; y cuando comprendáis vuestra incapacidad y debilidad y claméis pidiendo ayuda, desde los bastiones celestiales oiréis una voz que diga: Echa “mano... de mi fortaleza” (Is. 27:5)... El conflicto reñido entre Cristo y Satanás se renueva en cada alma que abandona el negro estandarte del príncipe de las tinieblas para marchar bajo el estandarte teñido de sangre del Príncipe Emanuel. El maligno presentará las más sútiles tentaciones para apartar de su fidelidad a los que debieran ser leales al Cielo. Cualquier proceder que debilite vuestras facultades físicas o mentales, os incapacita para el servicio de vuestro Creador. A fin de conocerle pág. 117

LOS MÉRITOS DE SU SANGRE Colosenses 1:20

E

LUN

28

l verdadero cristiano... comprende que se ha hecho para él un sacrificio infinito, y que su vida es de valor inestimable por los méritos de la sangre, intercesión y justicia de Jesús. Pero al paso que comprende el excelso privilegio de los hijos de Dios, su alma se llena de humildad. No hay jactancia de santidad en los labios de los que


caminan a la sombra de la cruz del Calvario. Sienten que fueron sus pecados los que causaron la agonía que quebrantó el corazón del Hijo de Dios... Los que viven más cerca de Jesús, sienten más profundamente su propia indignidad y su sola esperanza está en los méritos de un Salvador crucificado y resucitado. Como Moisés, han tenido una visión de una pavorosa majestad de santidad, y ven tan sólo su propia insuficiencia en contraste con la pureza y la exaltada belleza de Jesús.

CONFLICTOS Y SUFRIMIENTOS Romanos 8:18

C

MAR

29

risto nos invita a todos a llevar una vida de paz y tranquilidad, una vida de libertad y amor, y a recibir una preciosa herencia en la vida inmortal futura... No necesitamos alarmarnos, si esta senda de libertad pasa por conflictos y sufrimientos. La libertad de la que disfrutaremos será más valiosa porque hemos realizado sacrificios para obtenerla. La paz que sobrepasa el conocimiento nos costará verdaderas batallas contra los poderes de las tinieblas, severas luchas contra el egoísmo y los pecados íntimos...No podemos apreciar a nuestro Redentor en el sentido más elevado hasta que podemos verlo con el ojo de la fe descendiendo hasta las profundidades de la miseria humana, tomando sobre él la naturaleza del hombre, la capacidad de sufrir, y en el sufrimiento ejerciendo su poder divino para salvar a los pecadores y elevarlos hasta colocarlos en comunión con él. ¿Por qué tenemos tan poco conocimiento del pecado? ¿Por qué tenemos tan poca contrición? Porque no nos acercamos más a la cruz de Cristo. La concien-

cia se endurece por acción del engaño del pecado, porque permanecemos lejos de Cristo. Exaltad a Jesús. 289

EL HOMBRE DEL CALVARIO Juan 3:14,15

O

MIE

30

s señalo la cruz del Calvario. Os ruego considerar el sacrificio infinito realizado por vosotros, para que mediante la fe en Cristo no perezcáis sino que tengáis vida eterna... Os señalo a Jesús. Estáis seguros al confiarle los pensamientos más íntimos de vuestra mente. El Señor os ha adquirido a un precio infinito. Podéis encomendar a Jesús el cuidado de vuestra alma. Podéis confiar en él como vuestro Consejero... Acercaos constantemente a Dios. Él os ayudará. … No alcancéis una norma inferior y común. Cultivad la dulzura de Cristo. Aseguraos las realizaciones más elevadas, y obtened de Cristo vuestra inspiración. Él es vuestra Amigo. Siempre podréis depender de él y hallarlo fiel y verdadero. Cuando necesitéis su simpatía en vuestra mayor perplejidad, heridos y magullados, él no os defraudará. Podéis acudir a él con la sencillez de los niños. Podéis acudir a él con gozo y alegría. Ante cualquier cosa que halague vuestras esperanzas, ante todo éxito que logréis en vuestros esfuerzos en el Señor, contemplad a Jesús y depositad todo honor a sus pies. Todo depende de que procedáis con humildad íntima. Escribid el nombre de Cristo en vuestro estandarte y nunca lo deshonréis… Honrad a Jesús rindiéndole los mejores servicios y más santos del corazón…Levantad vuestro estandarte levantadlo bien alto. Nunca permitáis que se arrastre en el polvo. A fin de conocerle 343 165

NOVIEMBRE

JUNTO A LA CRUZ


A través del

Dolor

Los golpes de su cincel que tanto daño nos hacen también nos hacen más perfectos. Clive S. Lewis, Escritor británico

Él secará sus lágrimas, y no morirán jamás. Tampoco volverán a llorar, ni a lamentarse, ni sentirán ningún dolor, porque lo que antes existía ha dejado de existir. Santa Biblia

Cristo no nos libera del sufrimiento, sino de sufrir inútilmente. Ovidio


LA FELICIDAD DEL CREYENTE Romanos 5:3

L

JUE

1

a felicidad del creyente no consiste en la ausencia de problemas. El cristiano, como todo ser humano, está sujeto a la enfermedad, a la muerte, al trato injusto en el trabajo, al sufrimiento emocional,... Este baño de realismo es fundamental para vivir nuestra fe como cristianos maduros. Desgraciadamente, muchas veces se ha predicado un evangelio cómodo, triunfalista, que habla de prosperidad, de salir airosos de cualquier problema gracias a Dios. Da la impresión de que el cristiano es ajeno a cualquier problema. El famoso lema evangelístico “Sonríe, Dios te ama” ha llegado a banalizar el verdadero mensaje de salvación; hemos instrumentalizado a Dios como si Él existiera para nuestro provecho. Si caemos en el error de imaginarnos a Dios como aquel que nos evita cualquier enfermedad o contratiempo en la vida, cuando éstos lleguen nos sentiremos traicionados por Dios. (¿Porqué un Dios bueno permite el sufrimiento?)

¿DÓNDE ESTÁ DIOS? Romanos 8:18-23

E

VIE

2

n nuestro dolor, ¿dónde está Dios? Si Dios es bueno y compasivo, ¿por qué la vida es a veces tan trágica? ¿Ha perdido Dios el control? O, si Él todavía tiene el control, ¿qué es lo que trata de hacerme a mí y a otros? Si escudriñamos la Biblia descubrimos que ella presenta a un Dios que puede hacer todo lo que desee. A veces actúa por misericordia y hace milagros a favor de su pueblo. Sin embargo, en otras ocasiones ha optado por no hacer nada para impedir la tragedia. Se supone que esté ín-

timamente involucrado en nuestras vidas, y sin embargo, a veces parece sordo cuando clamamos pidiendo ayuda. Seguramente usted anhela, como muchos, poder tener una respuesta a este enigmático asunto del sufrimiento. Creo que Dios nos ha dado suficientes piezas del rompecabezas para ayudarnos a confiar en Él incluso cuando no tenemos toda la información que nos gustaría tener. Las respuestas básicas de la Biblia son que nuestro buen Dios permite el dolor y el sufrimiento en el mundo para alertarnos al problema del pecado, para dirigirnos a responderle en fe y esperanza, para moldearnos de manera que seamos más semejantes a Cristo, y para unirnos, de forma que nos ayudemos mutuamente. (¿Por qué un Dios bueno permite el sufrimiento?)

LA RAZÓN ES INSUFICIENTE Eclesiastés 11:5

N

SAB

3

o es fácil el racionalizar las guerras, el hambre, las enfermedades, los desastres naturales y las muertes prematuras. Pero las desdichas de esta clase, en gran escala, a veces inquietan menos a la persona que las circunstancias con que nos enfrentamos personalmente cada uno de nosotros. ¡Cáncer, insuficiencia renal, enfermedades cardíacas,... parálisis cerebral, mongolismo, violación, soledad, rechazo, fracaso, infertilidad, viudez! Estas, y un millón de otras fuentes de sufrimiento experimentado por los seres humanos, plantean preguntas inevitables que inquietan el alma. “¿Por qué ha permitido Dios que me ocurra esto a mí?” Esta es una pregunta a la que todos los creyentes, y muchos incrédulos, se han esforzado por contestar. Y contrario a lo que las enseñanzas de algunos cristianos en ciertos círculos, típicamente, el Señor no se apresura en explicar lo que él está haciendo. Si usted cree que Dios tiene la obligación de explicarnos su conduc167

DICIEMBRE

A TR AVÉS DEL DOLOR


DICIEMBRE

A TR AVÉS DEL DOLOR ta, examine lo siguiente: Gloria de Dios es encubrir un asunto...” Proverbios 25:2 Isaías 45:15, Eclesiastés 11:5, proclama: “Como tú no sabes cuál es el camino del viento, o cómo crecen los huesos en el vientre de la mujer encinta, así ignoras la obra de Dios, el cual hace todas las cosas”. Dr. James Dobson – Cuando lo que Dios hace no tiene sentido

TRATANDO DE ENTENDER A DIOS Romanos 11:33

D

DOM

4

esde luego, la Biblia nos dice que nosotros carecemos de la capacidad para comprender la mente infinita de Dios o la manera en que él interviene en nuestras vidas. Qué arrogantes somos cuando pensamos lo contrario. Tratar de analizar su omnipotencia es como si una ameba tratara de comprender el comportamiento del ser humano. Una manera de hablar parecida a ésta, la encontramos en 1 Corintios 2:16, donde dice: “Porque ¿quién ha conocido la mente del Señor, para que le instruya?. “ Por supuesto, a no ser que Dios escoja explicarnos su comportamiento, lo cual no suele hacer, sus motivos y propósitos están fuera del alcance de nosotros los seres mortales. Lo que esto quiere decir, en términos prácticos, es que muchas de nuestras preguntas, especialmente las que empiezan con las palabras por qué, tendrán que quedarse sin respuesta por ahora. Dr. James Dobson – Cuando lo que Dios hace no tiene sentido

CUANDO NADA TIENE SENTIDO 2 Corintios 1:3,4

H

LUN

5

ay momentos en la vida de cada persona, cuando las circunstancias no tienen sentido, cuando nos parece que lo que Dios ha hecho no tiene sentido. Este es un aspecto de la fe cristiana del 168

cual no se habla mucho. Tenemos tendencia a enseñarles a los nuevos cristianos las porciones de nuestra teología que son atractivas a la mente secular. Por ejemplo, seguramente ha leído usted la siguiente declaración “Dios le ama y tiene un plan maravilloso para su vida”. Esa declaración es totalmente verdadera. Sin embargo, da a entender que el creyente siempre comprenderá ese “plan maravilloso”, y que lo aprobará. Eso podría no ser cierto. Para algunas personas, el “plan maravilloso” significa vivir en una silla de ruedas como una cuadripléjica. Para otras significa una muerte prematura, pobreza o el desprecio de la sociedad. Para el profeta Jeremías, significó ser arrojado en una cisterna. Para otros personajes bíblicos significó su ejecución. Sin embargo, aun en las más terribles de las circunstancias, el plan de Dios es maravilloso, porque finalmente, “a los que aman a Dios” todas las cosas que estén en armonía con su voluntad “les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados” (Romanos 8:28). Dr. James Dobson – Cuando lo que Dios hace no tiene sentido

EL SENTIDO DEL DOLOR 2 Timoteo 1:8

E

MAR

6

l espíritu humano es capaz de resistir una enorme cantidad de aflicciones, incluso el encontrarse ante la perspectiva de la muerte, si las circunstancias tienen sentido. Muchos mártires, prisioneros políticos y héroes de la guerra han ido a sus tumbas con gusto y llenos de confianza, Comprendieron el sacrificio que estaban haciendo y aceptaron lo que eso significaba en sus vidas… A menudo, los soldados que están combatiendo, mueren valientemente en el frente de batalla, incluso lanzándose sobre granadas a punto de explotar, para proteger a sus compañeros. Otros han atacado peligrosos emplazamientos de ametralladoras para lograr objetivos militares. Su actitud


parece ser la de pensar: “La causa por la que estoy arriesgando mi vida está más que justificada”. Dr. James Dobson – Cuando lo que Dios hace no tiene sentido

CUANDO TODO PARECE CONFUSO Salmos 10:1

D

MIE

7

ecir que siempre comprenderemos lo que Dios hace y cómo nuestro sufrimiento y nuestras desilusiones son parte de su plan, es tener un concepto equivocado de la Biblia. Tarde o temprano, la mayoría de nosotros llegaremos a encontrarnos en una situación en la que pareciera que Dios ha perdido el control, o el interés, en lo que está sucediendo. Esta idea sólo es una ilusión, pero tiene consecuencias peligrosas para nuestra salud espiritual y mental. Lo curioso del caso es que no son el dolor y el sufrimiento los que causan el mayor daño. La confusión es el factor que hace trizas la fe. Es la ausencia de significado lo que hace que su situación sea intolerable. Al encontrarse en esa condición, la depresión causada por una enfermedad inesperada o la trágica muerte de un ser querido, realmente puede ser más intensa que la experimentada por el incrédulo que ni esperaba, ni recibió nada. No es raro el escuchar a un cristiano, que se siente confundido, expresar enorme inquietud, ira o incluso blasfemias. Este individuo confuso es como una niñita a la que su padre divorciado le ha dicho que va a ir a verla. Cuando su padre no lo hace, ella sufre mucho más que si él nunca se lo hubiera dicho. Dr. James Dobson – Cuando lo que Dios hace no tiene sentido.

NUESTRAS EXPECTATIVAS DE DIOS 1 Pedro 4:12-13

L

JUE

8

a palabra clave, en relación con esto, es expectativas. Son ellas las que preparan el camino para

que suframos una desilusión. No existe una angustia mayor que la experimentada por una persona cuando ha edificado todo su estilo de vida sobre cierto concepto teológico, y que luego éste se derrumbe en un momento de tensión y dolor extraordinarios. Una persona en esta situación, se enfrenta con la crisis que ha sacudido su fundamento. El Dios a quien ha amado, adorado y servido, parece estar callado, lejano y despreocupado en su momento de más necesidad. ¿Vienen momentos como estos, aún para los creyentes fieles? Sí, sí vienen. Aunque, rara vez estamos dispuestos a admitirlos. Dr. James Dobson – Cuando lo que Dios hace no tiene sentido

EL SUFRIMIENTO NOS DESCUBRE 1 Corintios 3:13

E

VIE

9

l sufrimiento muestra lo débiles que son realmente nuestros recursos. Nos obliga a pensar de nuevo en nuestras prioridades, valores, metas, sueños, placeres, la fuente de nuestra verdadera fortaleza, y nuestras relaciones con la gente y con Dios. También lleva nuestra atención a las realidades espirituales, si es que no nos alejamos de Dios. El sufrimiento nos obliga a evaluar la dirección de nuestras vidas. Podemos optar por desesperarnos centrándonos en nuestros problemas presentes, o podemos optar por la esperanza, reconociendo el plan a largo plazo de Dios para nosotros. De todos los pasajes bíblicos, Hebreos 11 es el que más nos asegura que, aunque la vida sea magnífica u horrorosa, mi respuesta debe estar llena de fe en la sabiduría, el poder y el control de Dios. Independientemente de lo que suceda, tengo buenas razones para confiar en Él, de la misma forma en que los grandes hombres y mujeres de antaño esperaron en Él. (Serie Discovery: ¿Por qué un Dios bueno permite el sufrimiento?) 169

DICIEMBRE

A TR AVÉS DEL DOLOR


A TR AVÉS DEL DOLOR

DICIEMBRE

VISIÓN DEL DOLOR 2 Crónicas 20:9

E

SAB

10

l dolor nos obliga a ver más allá de nuestras circunstancias inmediatas. El sufrimiento nos lleva a hacer grandes preguntas como: “¿Por qué estoy aquí?” y “¿Cuál es el propósito de mi vida?”. Al hacer esas preguntas y hallar las respuestas en el Dios de la Biblia, encontraremos la estabilidad que necesitamos para sobrellevar hasta lo peor que la vida pueda darnos, porque sabemos que esta vida presente no es todo. Si sabemos que un Dios soberano supervisa toda la historia humana y la teje para formar un hermoso tapiz que a la larga lo glorificará, entonces podemos ver las cosas desde una perspectiva mejor. ¿Por qué un Dios bueno permite el sufrimiento?

TRANSFORMACIÓN MILAGROSA Romanos 8:28

L

DOM

11

as buenas nuevas no son que Dios hará que nuestras circunstancias terminen siendo lo que deseamos que sean, sino que Dios puede incluir hasta nuestras desilusiones y desastres en su plan eterno. El mal que nos sucede se puede transformar en el bien de Dios. Romanos 8:28 es la garantía de Dios de que si lo amamos, nuestras vidas pueden ser usadas para lograr sus propósitos y avanzar Su reino. Pero, ¿cómo se puede afirmar que Dios tiene el control cuando la vida parece tan descontrolada? ¿Cómo puede estar obrando para su gloria y, a la larga, nuestro bien? En el libro titulado (¿Por qué nosotros?), se afirma que Dios “demuestra su soberanía, no interviniendo constantemente e impidiendo esos acontecimientos, sino gobernándolos e invalidándolos de manera que hasta las tragedias terminen logrando sus propósitos 170

fundamentales.” ¿Por qué un Dios bueno permite el sufrimiento?

ENFERMA EN AUSTRALIA 2 Corintios 12:9

D

LUN

12

urante toda mi enfermedad de los últimos ocho meses, he experimentado en mis horas de desvelo la más maravillosa contemplación del amor de Dios al hombre, manifestado en el admirable sacrificio hecho para salvarlo de la ruina. Me complacía repetir el nombre de Jesús, cuán lleno de dulzura, luz y amor… Cuando el dolor me parecía casi insoportable, miraba a Jesús y oraba fervientemente, y él ha estado junto a mi, y la oscuridad ha desaparecido para dar paso a la luz. El aire mismo parecía tener una agradable fragancia. Cuán gloriosa parecía la verdad! Podía descansar en el amor de Jesús. El dolor seguía siendo mi porción, pero la promesa: “Bástate mi gracia”, era suficiente para sostenerme. Los dolores más agudos parecían convertirse en paz y reposo. En la noche, durante horas he tenido una dulce comunión con Dios. Mi mente parecía estar iluminada. No tenía disposición para murmurar ni quejarme. Jesús era el motivo de mi esperanza, gozo y ánimo. El cielo parecía estar muy cerca, y Cristo, el gran Médico era mi restaurador, el remedio de toda enfermedad. pág. 286

DIOS NO ESTÁ ENOJADO Salmos 119:71

C

MAR

13

uando somos afligidos, no debemos pensar que el Señor está enojado con nosotros. Dios nos somete a prueba para que nos acerquemos a él. El salmista dice: “Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová” (Sal. 34: 19). Él no quiere


A TR AVÉS DEL DOLOR

JOB, UN EJEMPLO DEL DOLOR HUMANO Job 19:25-27

A

MIE

14

unque este hombre temeroso de Dios, de tiempos antiguos, no había hecho nada malo, en cuestión de horas sufrió una serie de pérdidas asombrosas….Job lo perdió todo: sus hijos, su riqueza, sus criados, su reputación y sus amigos. Pero esas tragedias, a pesar de ser tan terribles, no fueron la causa de la mayor angustia experimentada por él…. Sin embargo, finalmente, Job llegó al punto de la desesperación. Este hombre de imponente fortaleza, que le había hecho frente a la enfermedad, a la muerte y a pérdidas catastróficas, pronto se enfrentó con una circunstancia que amenazó con vencerle. Surgió de su incapacidad para encontrar a Dios. Pasó por un período en el cual la presencia del Todopoderoso estaba oculta de sus ojos. Pero su mayor aflicción era que Dios no le hablaba. Job expresó su enorme angustia con las siguientes palabras: “...¡Quién me diera el saber dónde hallar a Dios! Yo iría hasta su silla. Expondría mi causa delante de él.” Job confío en Dios, a pesar de su dolor. – Cuando lo que Dios hace no tiene sentido

CUANDO DIOS CALLA Job 24:12

¿

JUE

15

Debernos suponer que esta incapacidad para encontrar a Dios y hablar con él en ciertos momentos de crisis personal, fue algo exclusivo de Job? No, creo que ocurre en muchos otros casos, quizás a la mayoría de nosotros en algún momento de nuestras vidas. Todos pasamos por experiencias similares. El rey David debe de haberse sentido como Job cuando le preguntó al Señor con gran pasión: “¿Hasta cuándo, oh Señor? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás de mí tu rostro?” (Salmos 13:1) Luego, en el Salmo 77, otra vez David expresó la angustia que sentía en su alma: “¿Rechazará el Señor para siempre, y no mostrará más su favor? ¿Ha cesado para siempre su misericordia?...” (vv. 7-8) Hasta Jesús preguntó por qué había sido abandonado por Dios durante sus últimas horas en la cruz, lo cual es un ejemplo de la experiencia que estoy describiendo. Dr. James Dobson – Cuando lo que Dios hace no tiene sentido

PROBAR LA FE Proverbios 3:5,6

A

VIE

16

l parecer, a la mayoría de los creyentes se les permite atravesar por valles emocionales y espirituales, cuyo propósito es probar su fe en el crisol del fuego. ¿Por qué? Porque la fe ocupa el primer lugar en la lista de prioridades de Dios. Él dijo que sin ella es imposible agradarle a él (Hebreos 11:6). ¿Y qué cosa es la fe? Es “la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1). Esta decisión de creer cuando no se nos ha dado la prueba ni hemos recibido respuestas a nuestras preguntas es fundamental para nuestra relación con el Señor. Él jamás hará nada que 171

DICIEMBRE

que estemos bajo una nube... No quiere que pasemos por angustia de espíritu. No debemos mirar las espinas y los cardos en nuestra experiencia. Debemos ir al jardín de la Palabra de Dios y sacar los lirios y las rosas, y los fragantes claveles de sus promesas. Los que miran las dificultades de su vida hablarán de dudas y desánimo, porque no contemplan a Jesús, el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo... Deberíamos mantener ocupada nuestra mente con el amor, la misericordia y la gracia de nuestro Dios... Experimentamos aflicción para que, en la providencia de Dios, podamos ver que Cristo es nuestro ayudador, que en él hay amor y consuelo.


DICIEMBRE

A TR AVÉS DEL DOLOR pueda destruir la necesidad de tener fe. En realidad, él nos guía a través de los tiempos de prueba, específicamente para cultivar esa confianza y dependencia en él (Hebreos 11:67). Dr. James Dobson – Cuando lo que Dios hace no tiene sentido

RAZÓN PARA CONFIAR 1 Pedro 1:3-6

L

SAB

17

a vida del cristiano es una extraña mezcla de dolores y placeres, frustraciones y esperanzas, temores y confianza... Pero tenemos razón para sentirnos reconfortados. Tremendas pruebas procedentes del exterior pueden asediar al alma donde mora Jesús. Volvamos a él para recibir el consuelo que él ha provisto para nosotros en su Palabra. Las fuentes terrenales de esperanza y consuelo nos podrán fallar, pero las fuentes superiores, alimentadas por el río de Dios, están llenas y nunca se agotan. Dios quiere que usted aparte sus ojos de la causa de su aflicción, y que los fije en el dueño de su alma, de su cuerpo y de su espíritu. Él es el amante del alma. Sabe cuánto vale. Es la vid verdadera y nosotros somos los pámpanos. (Carta del 23/02/1887, al Dr. J. H. Kellogg).

CONFIEMOS EN SU BONDAD Hechos 14:22

D

DOM

18

ios quiere que confiemos en él y gocemos de su bondad. Cada día él despliega sus planes ante nosotros, y debemos tener los ojos y la percepción necesarios para captar éstas cosas. Por grande y gloriosa que sea la plena y perfecta victoria sobre el mal que hemos de experimentar en el cielo, no todo ha de quedar para el momento de la liberación final. Dios quiere que algo ocurra también en nuestra vida presente. Necesitamos cultivar diariamente la fe 172

en un Salvador actual. Al confiar en un poder exterior y que está por encima de nosotros mismos, al ejercer fe en un apoyo y un poder invisibles, que aguarda las demandas del necesitado y dependiente, podemos confiar tanto en medio de las nubes como a plena luz del sol, mientras cantamos por la liberación y el gozo de su amor que podemos experimentar ahora mismo. La vida que ahora vivimos debe ser vivida por fe en el Hijo de Dios.

CUANDO NOS SEPARAMOS DE CRISTO 2 Corintios 13:5

L

LUN

19

os cristianos que pierden de vista a Dios durante un período de confusión espiritual son como la viña trepadora que ha sido cortada de su fuente de vida. Están privados de alimento y fuerza. Al principio parecen salir adelante, pero la herida oculta es mortal. Comienzan a marchitarse bajo el calor del sol. Suelen dejar de asistir a la iglesia, leer la Biblia y orar. Algunos pierden el control de sí mismos, y empiezan a hacer cosas que nunca antes habían pensado hacer. Pero no tienen paz en sus corazones. En realidad, algunas de las personas más amargadas e infelices sobre la faz de la tierra son las que se han separado del Dios que ya no comprenden ni confían en él.

NO PIENSE ASÍ Juan 15:5

S

MAR

20

i usted se encuentra entre las personas que han estado separadas de la Vid por causa de la desilusión o de la confusión, he escrito pensando en usted. Sé que está sufriendo. Comprendo el dolor que inundó su alma cuando murió su hijo, o su esposo le traicionó, o su amada esposa partió de este mundo para ir con Jesús. Usted no pudo encontrar una explicación


para el terremoto devastador, o el fuego, o el terrible tornado, o la tempestad de lluvia, fuera de tiempo, que arruinó sus cosechas…. El gran peligro en que se encuentran las personas que han experimentado esta clase de tragedia es que Satanás utilizará su dolor para hacerles creer que Dios les ha escogido como víctimas. ¡Qué trampa mortal es ésa! Cuando una persona empieza a pensar que Dios tiene antipatía hacia ella o le odia, la desmoralización no está muy lejos.

PALABRAS A UN AFLIGIDO Salmos 46:10

L

MIE

21

e pido a la persona que se siente muy afligida, cuyo corazón está quebrantado, y que se siente desesperada por escuchar una palabra de estímulo, me permita asegurarle que usted puede confiar en el Señor de los cielos y de la tierra. Existe seguridad y descanso en la sabiduría eterna de la Biblia. Usted verá que podemos confiar en el Señor, aun cuando no entendamos lo que él hace. Usted puede estar seguro de esto: Jehová, el Rey de reyes y Señor de señores, no está caminando de un lado a otro por los pasillos del cielo sin saber qué hacer acerca de los problemas que existen en la vida de usted. Él puso los mundos en el espacio. Él puede tomar en sus manos las cargas que le están agobiando. Y para comenzar dice: “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios”.

AUNQUE NO LO ENTENDAMOS Hebreos 11:35-39

F

JUE

22

íjese en que estos santos vivieron con la esperanza de una promesa que no había sido cumplida cuando llegó el momento de sus muertes. Nunca recibieron ninguna explicación. Sólo

podían aferrarse de su fe para mantenerse firmes en el momento de su persecución. Un comentario dice lo siguiente, acerca de este capítulo: “Estos versículos son un resumen de las vidas de otros grandes hombres y mujeres de la fe. Algunos experimentaron victorias excepcionales, incluso por encima de amenazas de muerte. Pero otros fueron brutalmente maltratados, torturados y hasta asesinados. Tener una fe firme en Dios no garantiza una vida feliz y libre de problemas. Por el contrario, nuestra fe casi nos garantiza que habremos de sufrir alguna forma de abuso de parte del mundo. Mientras estemos en este mundo, tal vez jamás comprenderemos el propósito de nuestro sufrimiento. Pero sabemos que Dios cumplirá las promesas que nos ha hecho”. Esa es, precisamente, la verdad que debemos comprender.

DIOS ES SOBERANO Lucas 10:22

P

VIE

23

arece que muchos creyentes piensan que Dios tiene la obligación de permitirles navegar en un mar calmado, o de por lo menos darles una explicación completa (y tal vez pedirles disculpas) por las dificultades que encuentran en su camino. Nunca debemos olvidar que él, después de todo, es Dios. Él es majestuoso, santo y soberano. No tiene que rendirle cuentas a nadie. No es un recadero a nuestro servicio. No es un genio que sale de una botella para satisfacer nuestros caprichos. No es nuestro siervo. Nosotros lo somos de él. Y la razón de nuestra existencia es glorificarle y honrarle. Aún así, a veces él realiza poderosos milagros a nuestro favor. A veces Él escoge explicarnos lo que ha hecho en nuestras vidas. A veces su presencia es tan real como si nos hubiésemos encontrado con él cara a cara. Pero en otras ocasiones, cuando nada de lo que nos sucede tiene sentido, cuando pensamos que 173

DICIEMBRE

A TR AVÉS DEL DOLOR


DICIEMBRE

A TR AVÉS DEL DOLOR las experiencias que estamos teniendo “no son justas”, cuando nos sentimos totalmente solos en la Sala de Espera de Dios, él simplemente nos dice: “¡Confía en mí!”

CUANDO SE PIERDE UN HIJO Génesis 37:33-35

E

SAB

24

n 1860 la muerte tocó a nuestra puerta y desgajó la más nueva rama de nuestro árbol familiar. El pequeño Herbert, que había nacido el 20 de septiembre de 1860, falleció el 14 de diciembre de ese mismo año. Nadie que no haya perdido un hijo pequeño que era una promesa podrá comprender cómo sangraron nuestros corazones cuando esa tierna rama fue quebrada. Y luego, cuando nuestro noble hijo Enrique falleció, a la edad de 16 años; cuando nuestro dulce cantor fue llevado a la tumba y ya no pudimos escuchar más sus canciones en la mañana, nuestro hogar quedó muy solitario. Ambos padres y los dos hijos que quedaron, sentimos el golpe intensamente. Pero Dios nos consoló en medio de nuestra aflicción, y con fe y valor continuamos adelante con la obra que él nos había asignado, abrigando la luminosa esperanza de que un día, en ese mundo donde no habrá más muerte ni dolor, nos encontraremos con nuestros queridos hijos que nos fueron arrebatados por la muerte. Notas biográficas de Elena G. White, 284

CUANDO TU COMPAÑERO SE VA Ruth 1:3-5

DOM

25

La muerte de mi esposo fue un duro golpe para mí. Lo sentí más agudamente porque fue repentino. Al ver el sello de la muerte sobre su rostro, mis sentimientos eran casi insoportables. Anhelaba llorar en voz alta en mi angustia. Pero sabía que esto no salvaría la vida de 174

mi amado, y creía que no era cristiano entregarme al dolor. Busqué ayuda y consuelo de arriba, y las promesas de Dios se cumplieron en mi caso. La mano del Señor me sostuvo. . . cuando aquel sobre el cual se habían apoyado mis grandes afectos, aquel con quien había trabajado por 35 años, me fue arrebatado, pude poner mis manos sobre sus ojos y decir: “Te encomiendo mi tesoro, oh Señor, hasta la mañana de la resurrección”. Cuando lo vi morirse, y vi a muchos amigos simpatizando conmigo, pensé: ¡Qué contraste con la muerte de Jesús cuando él colgaba de la cruz! ¡Qué contraste! En la hora de su agonía, los burladores se mofaban de él y lo ridiculizaban. Pero él murió, y pasó por la tumba para alegrarla, para hacerla más liviana, para que tuviéramos gozo y esperanza, aun en ocasión de la muerte; para que pudiéramos decir, al poner a nuestros amigos a descansar en Jesús: “Nos volveremos a ver”. Notas biográficas de Elena G. White,

CRISTO, EL PODEROSO SANADOR Mateo 8:16

C

LUN

26

risto fue el poderoso Sanador de toda enfermedad espiritual y física. ¡Mire, oh mire, al compasivo Redentor! Contémplelo con el ojo de la fe caminando por las calles de las ciudades, reuniendo en su derredor a los débiles y cansados. Los seres humanos desvalidos y pecaminosos se agolpaban a su alrededor. Vea a las madres con sus enfermos y agonizantes pequeños en los brazos tratando de abrirse paso a través de la multitud a fin de ser advertidas y recibir el toque sanador. Permita que el ojo de la fe se posesione de la escena. Observe a las madres tratando de llegar a El, pálidas, cansadas, casi desesperadas, pero determinadas y perseverantes, sosteniendo en sus brazos su carga de sufrimiento. Mientras estas personas anhelantes, son empujadas hacia atrás, Cristo avanza hacia ellas paso a paso, hasta llegar a su lado... Las invita a


tener confianza, diciendo: “¿Qué puedo hacer por ti?” La madre entre sollozos expresa su gran anhelo: “Señor, sana a mi hijo”. Había manifestado su fe abriéndose paso hacia Él, aunque no sabía que Él se estaba dirigiendo hacia ella. Cristo toma al niño en sus brazos. Pronuncia la palabra, y la enfermedad huye ante su toque. La palidez de muerte desaparece. La corriente de vida fluye a través de sus venas. Los músculos reciben vigor… Ninguna mirada de enojo en el semblante de Cristo alejaba al humilde suplicante de su presencia. Alza tus ojos, pág. 24

COMPARTE TU PAN Marcos 14:7

L

MAR

27

a necesidad y miseria del mundo estimulan constantemente nuestra compasión y simpatía, y el Salvador declara que el ministerio de los afligidos y dolientes constituye el servicio más agradable para él. El dice: “¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?” (Is. 58: 7). Debemos servir a los enfermos, alimentar a los hambrientos, vestir a los desnudos e instruir a los ignorantes. Hay muchos que murmuran contra Dios porque el mundo está tan lleno de necesidad y sufrimiento. Pero el Señor es un Dios benevolente, y por esto desea que por medio de sus representantes a quienes ha confiado sus bienes, se satisfagan todas las necesidades de sus criaturas. Ha hecho provisión abundante para las necesidades de todos, y si los hombres no abusaran de sus dones reteniéndolos egoístamente de sus semejantes, nadie necesitaría padecer necesidad. Dios se propone que los ricos y los pobres se unan estrechamente con vínculos de simpatía y utilidad. El tiene un plan para cada uno de nosotros en forma individual. Ha señalado una obra para todos los que quieran servirle. Nos pide que nos interesemos en

cada caso de sufrimiento o de necesidad que encontremos a nuestro paso. Nuestro Señor Jesucristo fue rico, y sin embargo por amor a nosotros se empobreció, para que mediante su pobreza pudiésemos ser ricos. El pide a quienes ha confiado bendiciones temporales que sigan su ejemplo. Consejos sobre mayordomía cristiana, pág. 168

LAS NUBES PASARÁN Proverbios 15:13

E

MIE

28

l dolor viene y se va, ésa es la suerte del hombre; deberíamos no tratar de agrandarlo, sino más bien detenernos en lo que es brillante y placentero… Ahora mismo una nube ha ocultado de nuestra vista los brillantes rayos del sol y quedamos en la sombra. ¿Deberíamos irritarnos y quejamos por eso y olvidar todo lo que es brillante y hermoso a nuestro alrededor? No; deberíamos olvidar la nube y recordar que el sol no ha sido aniquilado, sino que ha velado su rostro solamente por un momento… Dios no se complace en que tengamos que pasar nuestras vidas en el desaliento y la melancolía, magnificando cada prueba que nos llega. Al hacerlo, no solamente nos afligimos, sino que ensombrecemos la felicidad de aquellos que nos rodean. No deberíamos escudriñar las oscuras sombras de la experiencia de nuestra vida ni detenernos en ellas, sino más bien abrir los ojos y estimular los sentidos para ver y apreciar las muchas bendiciones que nos circundan, las cuales deberían hacernos no solamente agradecidos sino muy felices. Es la voluntad de Dios que seamos alegres... Aquellos que se relacionan con nosotros son afectados para bien o para mal por nuestras palabras y acciones. Estamos inconscientemente difundiendo la fragancia de nuestro carácter en la atmósfera moral que nos circunda, o estamos envenenando esa atmósfera con pensamientos, palabras y hechos que tienen una influencia deletérea sobre aquellos con quienes nos asociamos. “Nadie vive para sí”. En lugares celestiales, pág.275 175

DICIEMBRE

A TR AVÉS DEL DOLOR


A TR AVÉS DEL DOLOR

DICIEMBRE

NO SE LAMENTE Filipenses 4:4

E

JUE

29

s egoísta dedicar nuestro precioso tiempo a lamentar nuestras frustradas esperanzas... Deberíamos ser animosos, aunque fuera únicamente por el beneficio de aquellos que dependen más o menos de nosotros para su felicidad... Dejemos que la nube que nos ensombrece cruce, mientras esperamos pacientemente hasta que el limpio cielo azul aparezca otra vez, y la bendita luz del sol sea revelada... Olvidemos todos el yo tanto como sea posible, cultivemos la jovialidad, busquemos alegrar las vidas de otros y entonces tendremos menos deseos de lamentar nuestra propia suerte. . . El afligido puede reanimarse, el desalentado puede tomar esperanza, pues en Jesús tienen un amigo que simpatiza. Podemos volcar en sus compasivos oídos todas nuestras pruebas y dolores. Cuando nos reunimos no sea para hablar de tinieblas e incredulidad, para repasar los capítulos sombríos de la experiencia de nuestra vida. Hablemos del amor de Dios que se nos ha manifestado, que se advierte en la naturaleza, en el firmamento y en todas las sabias disposiciones de la Providencia. Busquemos los rayos de la luz del sol que ha iluminado nuestro sendero y detengámonos sobre su recuerdo con corazones agradecidos. Espaciémonos en el incomparable amor de Cristo, pues en él tenemos un constante tema de regocijo. En él no hay tinieblas. Él es la luz de la vida, señalado entre diez mil, y todo él codiciable. En lugares celestiales, pág.274

EL MEJOR SERMÓN DE LA VIDA Romanos 5:3

E

VIE

30

l doctor M.R.de Haan, habló acerca del moldeamiento de nuestras vidas en su libro [Cosas rotas]. En el 176

mismo escribió: Los mejores sermones que he escuchado en mi vida no se han predicado desde un púlpito, sino en lechos de muerte. Las verdades más grandiosas y profundas de la Palabra de Dios muchas veces las han revelado, no aquellos que predicaron como resultado de su preparación en el seminario y su instrucción, sino aquellas almas humildes que han pasado por el seminario de la aflicción y han aprendido por experiencia propia lo profundo de los caminos de Dios… ¿Cómo ha respondido usted a las dificultades de la vida? ¿Lo han hecho mejor o más amargado? ¿Ha crecido su fe o se ha alejado de Dios? ¿Se parece su carácter más al de Cristo? ¿Ha permitido que el sufrimiento lo conforme a la imagen del Hijo de Dios?. ¿Por qué un Dios bueno permite el sufrimiento?

EL CUIDA A SUS OVEJAS Juan 10:14

A

SAB

31

sí Cristo cuida a sus hijos. Conoce las pruebas y dificultades que rodean a cada uno...Cristo ha pesado cada aflicción humana, cada dolor humano. Ha llevado el peso del yugo de cada alma que quiere llevar su yugo con él. Conoce los dolores que sentimos en lo profundo de nuestro ser, y que no podemos expresar. Si ningún corazón humano simpatiza con nosotros, no necesitamos sentir que quedamos sin simpatía. Cristo conoce, y dice: Miradme, y vivid. “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mt. 11:28). He soportado vuestros pesares y llevado vuestros dolores. Encontráis la más profunda y rica simpatía en el tierno y compasivo amor de vuestro Pastor (Review and Herald, 18-5-1897). 54


Directorio Nacional de Iglesias UNIÓN PERUANA:

Jr. Jesús de Asín 624 Urb. Villacampa, Rímac - Lima  4814093 / 3814446 Anexo 20: Central Anexo 23: Ventas Anexo 26: Secretaría Anexo 21: Presidencia Anexo 24: Publicaciones Asdimor Anexo 27: Almacén Anexo 22: Tesorería Anexo 25: Fax

MISIÓN CENTRAL Lima:

• Rímac: Jr Bellavista 644 Urb. Villacampa – Rímac 01-4817913

Cono Norte (16) • Los Olivos: Calle Los Guindones Mz: A, Lote: 5; Urb. Virgen de la Puerta – Ref: Centro de Salud: Primavera, 5328063 • Naranjal: Mz. G Lt. 26 Los Portales del Norte, Ref. Av Marañon y Av. Universitaria, 5291401 • El Parral: Calle 17 N° 395 Urb. Carabayllo Comas -Ref. Paradero “La Merced”. • Comas: Jr. 28 de Julio Nº 907, c/Esq. Ignacio Prado. • Año Nuevo: Jr. Jorge Iginio Nº 310, Parad. Parque. • Progreso: Jr. 3 de Octubre Nº 321 • Urb. PRO 1ra Etapa – Los Olivos: Jr. Honestidad 7951; Ref. a 3 Cdras Parad. 1ra de Pro – Pan. Norte. • Enrique Milla: Mz: 114, Lote: 31, Comité: 6; – Los Olivos. Ref. Colegio: Enrique Milla. • Puente Piedra: Psje. San Miguel Cdra 1, Mz: A, Lote: 2; Ref. “Grifo Norteño”. Pan. Norte. • Zapallal: Calle Las Tunas Mz: A, Lote: 8D; Ref. Paradero “La Piedra”. • San Pedro – Ventanilla: Jr. Ayacucho Mz: J, Lote: 22; Pan. Norte Km. 37 y ½. Ref: Por Parad: Hogar. • Callao: Mz: E, Lote: 33; Urb. Confecciones Militares, Bellavista – Callao • Ventanilla Alta: Psje. 9, Mz: I, Lote: 3; AA.HH. Moisés Woll -Bajar en “2da curva”. • Costa Azul-Ventanilla: Av. La Peruanidad Mz: P, Lote: 11; (altura de Loza Deportiva). Bajar Paradero: 8, en el Sector Angamos.7934173 • Keiko Sofía 2da Etapa, Pachacutec, Ventanilla: Calle El Dorado Mz: W, Lote: 13; Entrando por Km. 39-Panam. Norte. • Pachacútec: Sector B, Mz: G, Lote: 16; Paradero: “Llantero” (antes de Mercado Hatun Inca) 7934408.

• • • • •

Cono Sur (6) • Villa El Salvador Sect.1: Grpo.23 Mz.I Lt. 15  01-2920390 • Villa El Salvador Sect. 6: Grpo.8 Mz.N Lt. 24  01-2878577 • Canto Grande: Mz. C Lt. 8 AA.HH. Jesús de Nazaret, Paradero 5 Mariscal Caceres-San Juan de Lurigancho. • Huertos de Manchay: Mz: F11, Lote: 7, Sector: F; Yendo por Av. Manchay, pasando Av. Naranjos, bajar en Paradero: “Toldos”, 1/2 Cdra. a la izq. • José Galvez, Mz: G, Lote: 6; AA. HH. 1ŗ de Diciembre. • Zárate: Jr. Tahuantinsuyo, 522 (atras de Igl. Católica)

Ayacucho: Chincha: Barranca : Huancayo : Huánuco : Huacho: Huaral : Ica: Pucallpa : Satipo : Tingo María : Tarma : Pichanaki:

• Los Artesanos s/n • Jr. Arica 384, Pueblo Nuevo. • Jr. Lima 1782, San Isidro. • Av. Pampa de Lara 301 / esquina Calle Jerusalén. • Prlg. Ancash Nº 1165-Chilca 064-385087 • Pj. Virgen de la Fátima Nº 118 • Prolong. Gabriel Aguilar 429 Ref. Por la posta de Hualmay, 1 Cuadra a la izquierda. • Psje. Luis Falcón 321 - Urb. La Huaquilla Ref. Motorepuestos Muñoz. • Av. Londres 543 Tinguiña Alta • Jr. Padre Amich Nº 190 Ref. Parque Los Rojos. • Calle:Bolognesi S/N Urb.Villaluz • Jr. Yurimaguas N° 734 • Calle Arequipa 441 - Interior Tarma Centro • Av. Sta. Rosa N° 788

MISIÓN ORIENTE:

Iquitos : Moyobamba : Nvo. Cajamarca : Rioja : Tarapoto :

Calle:Diego de Almagro Nº 714 065-250460 Jr. Los claveles 292 El Calvario Leoncio Prado 191 Tupac Amaru 157 Entrada de Nvo. Cajamarca Jr. Ricardo Palma N°1076 El Huayco  042-523529

MISIÓN SUR:

Arequipa : • Los Arces 242 Cayma  054-251204 Cuzco : • Av. Sacsayhuaman Mz. W Lote 1-B Los Incas Ilo : • 18 de Mayo J-1 Alto Ilo Juliaca : • Av Aviación 615. Aeropuerto Pto. Maldonado : • Calle Los Cedros Mz. H Lote 6 Barrio Nuevo. Tacna : • Av. Buenos Aires Mz M Lote 9 y 10 Urb. San Roque. (Ref. Frente al colegio William Presstot)


Congreso Internacional Juvenil

El majestuoso volcán “Misti”

AREQUIPA-2012 Febrero 6 al 13

Monasterio de “Santa Catalina”

Información:

Pr. Víctor Carbajal

vmcarbajalh@hotmail.com

Cel: 97 38 89 308 Fijo: 573 76 55 - RPM # 038 13 32

Variante de Uchumayo km 4.5

Cerro Colorado/Arequipa

LA CAMPIÑA

Centro Recreacional

MISIÓN NORMEDIO

MISIÓN NORTE

Trujillo : • José Sabogal 454 - Urb. Palermo  044-226995 (Misión) • Psje. México 455 Trujillo Centro • Jr. Francisco de Zela 1551 El Porvenir -  044401230 (colegio) • Jose María Zapiola 1901 La Esperanza. (Ref. espal da colegio “Niños en acción”)

Chiclayo: • Indoamérica Nº 402 Nuevo San Lorenzo. JL. Ortiz  074-250165 • Jr. José Pardo N° 127 Chiclayo (Ref. A 1 cuadra del Mercado Modelo) • Av. San Antonio 1694 Nuevo San Lorenzo. JL Ortiz • Av. San Antonio 2811 Nuevo San Lorenzo, Tercer Sector, JL. Ortiz • Jr. Jayanca N° 161 Medio Mundo. JL. Ortiz. • Calle San Salvador N° 1314 Sector Santa Ana Sector, JL. Ortiz • Calle Pachacútec 1184 La victoria • Av. Mayta Capac 1881 El Bosque. La Victoria Ref. Mercado AZ

• Prolong. Suárez Lote 3 Fdo. El Prisma. (Ref. costado del mercado de papas. Chicago) • Av. Bolivia 880 Buenos Aires. (Ref. frente al parque La Poza) • Independencia 1912 Gran Chimú • Las Antaras Mz. 75 Lote 10 Víctor Raúl de Huanchaco • Mz 14 Lote 9 Víctor Raúl del Porvenir. 2° Etapa • Calle 8 de Setiembre N° 762 Florencia Baja. (Ref. Espalda del colegio municipal) • Alto Moche Mz. J Lote 8 Sector 1 Asentamiento Humano Alto Salaverri • Pasaje México 455 interior Costa Rica. Trujillo Ascope : Casma :

• Buenos Aires N° 120 • Los Olivos Mz. B Lote 19 Continuación de Nuevo Perú

Cajamarca :

• Jr.Diego Ferré Nº 267 Santa Elena  076-506419

Chimbote : Contumaza :

• Jr. Libertad Nº 625  043-466779 • Jr. Tantarica Nº 115

Huamachuco : • Calle San Martín 661  044-310742 Pacasmayo : • Jr. Ancash 177

Bagua Capital: • Av. Principal Nº 1832  041-472157 Bagua Grande: • Jr. Las Delicias N° 495 ó 499 – Visalot Alto (Ref. Instituto Tecnológico.) Chachapoyas: • Nicolas Arriola, cuadra 2 (s/n) B/ Señor de los Milagros 041-791108 Cayaltí: • Santa Rosa baja (Ref. frente al parque) Mochumí: • Prolongación San Martín N° 522 Motupe : • Av. Industrial – Pasaje 77 (Ref. Fábrica Jugos del Norte) Jaén : • Jr. Cajamarca Nº 812  076-503608 Piura : • Jr. Alejandro Taboada Nº 218 - San Martín • Calle Jerusalén Mz 33 Lote 3 – Asoc. Civil La Molina Sullana: • Calle San Pedro. Cdra. 15 Barrio Jesús María. Tumbes : • Jr. General Morzán Nº 505 El Tablazo. Refer. esqui na: “el codo” • Pje. Los Pinos Mz: A Villa Primavera. Aguas Verdes. • Calle Juan Velasco Alvarado Mz. C Lote 11, Los Ge ranios - Aguas Verdes, Paradero: Seguro.

Si la dirección de tu iglesia no se encuentra en este directorio, por favor comunícanos a: editorialup@yahoo.es | Tel: 4814093 anexo 24


Bendiciones Matinales 2 0 1 1

Julio Agosto apóstol, siervo

Poesía Sagrada

Pablo,

y maestro

Setiembre

Una Ley Majestuosa

Octubre

Mentes y caracteres transformados

Noviembre Junto a la cruz Diciembre

A través del dolor

Lección de Escuela Sabática 2do Semestre 2011  

Personalmente, el Maestro afirmó: “Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida”; “el cielo y la tierra pasarán, pero mis palab...

Lección de Escuela Sabática 2do Semestre 2011  

Personalmente, el Maestro afirmó: “Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida”; “el cielo y la tierra pasarán, pero mis palab...

Advertisement