Issuu on Google+

DOSIER DE

PRESENTACIÓN

Servet (División de Grupo Asís Biomedia S.L.) Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1 • 50002 Zaragoza (España) Tel.: +34 976 461 480 • Fax: +34 976 423 000 • www.grupoasis.com


La fuerza editorial de Grupo Asís La editorial Servet, perteneciente a Grupo Asís, se ha convertido en una de las editoriales de referencia en el sector veterinario a nivel mundial. Más de 15 años de experiencia en edición de contenidos veterinarios avalan su trabajo. Con una gran difusión nacional e internacional, las obras de su catálogo pueden encontrarse en multitud de países y ya han sido traducidas a más de ocho idiomas entre los que se encuentran el inglés, francés, portugués, alemán, italiano, turco, japonés y ruso. Su sello de identidad es un gran equipo multidisciplinar compuesto por doctores, licenciados en veterinaria y bellas artes y diseñadores especializados y con un gran conocimiento del medio en el que desarrollan su labor. Cada título se somete a un trabajo técnico y exhaustivo de revisiones, verificaciones y análisis que permite crear obras con un diseño único y un excelente contenido. Servet trabaja con los autores nacionales e internacionales más prestigiosos para incorporar a su catálogo los temas más demandados por el veterinario. Además de obras propias también elabora libros para empresas y entre sus clientes figuran las principales multinacionales del sector.


Atlas de interpretación radiológica en pequeños animales

AUTORA: M. Isabel García Real. FORMATO: 22 x 28 cm. NÚMERO DE PÁGINAS: 260. NÚMERO DE IMÁGENES: 585. ENCUADERNACIÓN: tapa dura.

PVP

70 € Esta obra, estructurada según las zonas anatómicas habituales en el diagnóstico por imagen radiológico: abdomen, cuello, tórax, extremidades, columna y cabeza, ofrece tanto las bases de la interpretación radiográfica como del diagnóstico de patologías, así como un capítulo especial con los errores diagnósticos más frecuentes. Sus más de 500 imágenes de alta resolución se acompañan del texto preciso para incrementar su valor descriptivo. Además, el libro se complementa con material multimedia al cual se podrá acceder a través de códigos QR dispuestos a lo largo del texto. De esta forma el lector podrá acceder a diferentes esquemas de anatomía radiográfica normal, con y sin los detalles anatómicos identificados. También podrá comprobar sus conocimientos con los casos de autoevaluación que se incluyen en cada apartado. Todos estos elementos hacen de esta obra un material tanto didáctico como práctico y sin duda un referente en el campo de la radiología clínica.


Presentación de la obra

E

n estos tiempos en los que el veterinario tiene acceso a las técnicas avanzadas de diagnóstico por imagen, como la tomografía computarizada y la resonancia magnética, y el uso de la ecografía se ha extendido ya como técnica rutinaria, en ocasiones se tiende a menospreciar la enorme valía que sigue teniendo la radiografía como herramienta diagnóstica fundamental en la clínica de pequeños animales. En mis años de experiencia como docente en Diagnóstico por Imagen (se cumplen 20 en este año 2013) he observado una tendencia general en los veterinarios a intentar mejorar su formación en el uso de otras técnicas, fundamentalmente la ecografía, suponiendo en muchos casos que sus conocimientos básicos en radiología eran suficientes para el desarrollo de su actividad clínica. Mi mayor satisfacción al impartir cursos de formación continuada en radiología a profesionales veterinarios ha sido siempre ayudarles a descubrir que una radiografía les puede “dar mucho más” de lo que inicialmente esperaban de ella. Espero que este libro contribuya también, al menos en cierta medida, a que sientan esa sensación. Desde aquí quiero también insistir en que es básico aprender a no conformarnos nunca con una mala radiografía. Ser cuidadosos con el posicionamiento del paciente y la técnica radiográfica es el primer paso para que después se puedan interpretar correctamente las imágenes. Aunque este libro no incluye apartados específicos de técnica radiográfica (existen en el mercado numerosos libros que desarrollan ampliamente este aspecto), sí he querido incluir algunas recomendaciones al inicio de cada capítulo, en el apartado de “Principios de interpretación”. También se hacen numerosas referencias en el texto a la imagen radiográfica normal y las principales variaciones anatómicas no patológicas que pueden provocar errores en la interpretación. En el capítulo “Errores diagnósticos más frecuentes” se hace una amplia revisión de ésta y otras causas que a menudo conducen a realizar diagnósticos erróneos. A través de los códigos QR que aparecen en el libro el lector tendrá acceso a un completo atlas de anatomía radiográfica normal del perro, en el que puede visualizar la imagen normal de cada región anatómica en las proyecciones estándar con y sin identificación de los detalles anatómicos clínicamente relevantes. Asimismo, al final de cada capítulo se incluye también un acceso web a casos de autoevaluación. Para el lector que no esté familiarizado con la orientación estándar de las radiografías, se debe recordar que el lado derecho y craneal del paciente aparece siempre a la izquierda del observador, mientras que la zona craneal, dorsal o proximal del paciente se muestra en la parte superior.


Atlas de interpretación radiológica en pequeños animales

Mi idea original de este libro fue siempre ofrecer a los alumnos de veterinaria y a los profesionales un texto de fácil lectura que ofreciera la información esencial para realizar una buena interpretación de las radiografías y que, al mismo tiempo, incluyera un número muy amplio de imágenes radiográficas para ilustrar, en la medida en que la edición del libro lo permite, la mayor parte de las patologías a las que se hace referencia en el texto. De ahí el título de Atlas de interpretación radiológica en pequeños animales. Espero haberlo conseguido.

M. Isabel García Real

L

a radiografía sigue siendo todavía la técnica de diagnóstico por imagen que se utiliza con mayor frecuencia en la clínica de pequeños animales. Por esta razón, los estudiantes de grado, posgrado y profesionales que se quieren iniciar en la práctica clínica necesitan un libro de referencia que les sirva de guía para la realización de la interpretación radiográfica. Este libro cumple ese objetivo y transmite la gran experiencia profesional de su autora, a través de la gran cantidad de imágenes presentadas, que abarcan las patologías más significativas y que permitirá al estudiante y al veterinario clínico reconocer los signos radiográficos más importantes y frecuentes. Además, algunas imágenes van acompañadas de esquemas que ilustran la posición de los órganos y también de otras técnicas de imagen como son ecografía, tomografía computarizada e imagen por resonancia magnética. También dispone de un material complementario en la web al que el lector podrá acceder, además de un apartado con casos de autoevaluación. Felicito a la autora por este atlas, que será de un gran valor para el estudiante y para el clínico veterinario.

Amalia Agut Giménez Diplomada ECVDI Catedrática del Departamento de Medicina y Cirugía Animal (Diagnóstico por Imagen) Universidad de Murcia


La autora M. Isabel García Real Doctora en Veterinaria por la Universidad Complutense de Madrid. Obtuvo el grado de Licenciada en 1993 y de Doctora en el año 2000. Se incorporó al Departamento de Medicina y Cirugía Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid en 1993, donde trabaja como profesora de Radiología. Jefa del Servicio de Diagnóstico por Imagen del Hospital Clínico Veterinario Complutense desde el año 2005 y responsable de la Unidad de Resonancia Magnética de dicho hospital desde su inauguración en diciembre de 2008. Centra su labor docente e investigadora en la radiología, ecografía abdominal, tomografía computarizada y resonancia magnética de pequeños animales. Ha realizado estancias en las Universidades de California (Davis, Estados Unidos) y Cambridge (Reino Unido), así como en el Animal Medical Center de Nueva York y el Animal Health Trust (Newmarket, Reino Unido). Es autora de diversas publicaciones nacionales e internacionales, y ha participado como ponente en diversos cursos y congresos nacionales e internacionales.

4


Atlas de interpretación radiológica en pequeños animales

Aplicaciones adicionales de la obra A lo largo del texto, y para facilitar la interpretación de las radiografías mostradas en cada sección, el atlas incluye códigos QR y enlaces web para acceder a material multimedia complementario. De esta forma el lector podrá observar una completa colección de imágenes de gran calidad de la anatomía radiográfica normal en el perro, con y sin los detalles anatómicos identificados de una forma precisa y clara. Al final de cada capítulo, también se incluyen códigos QR y enlaces web que en esta ocasión mostrarán al lector diferentes casos para que pueda evaluar sus conocimientos. Simplemente se necesita fotografiar los códigos con un smartphone o aceder a la página web a través de la dirección www.grupoasis.com/libro/interpretacion_radiologica.

Atlas de interpretación radiológica en pequeños animales La navegación por la página web de la anatomía radiográfica normal es muy sencilla e intuitiva, ya que está estructurada según los capítulos del libro y las proyecciones radiológicas más frecuentes de cada región.

1

Abdomen GICA TACIÓN RADIOLÓ ATLAS DE INTERPRE en pequeños animales

Anatomía radiográfica normal del abdomen

proyección lateral

Anatomía radiográfica normal del abdomen

proyección ventrodorsal

http://goo.gl/BWzIj

tejido blando o masa (de densidad se identifique una ial con a) en situación craneomed te no es posible determinar parcialmente mineralizad Aunque habitualmen de mibasándoEl hallazgo radiográfico de una masa abdominal a un riñón (fig. 1.24). seguridad el origen en la pacientes con masa adrenal en simple, su localización neralización de una nos sólo en la radiografía que provoque indicativo de neoplasia. y el desplazamiento de Cushing es muy síndrome cavidad (tabla 1.2) gran de ser abdominales pueden de otras estructuras diagnósticos diferenciaposibles los establecer ayuda al un desde origen más masa hepática provoca TABLA 1.2. Órganos les. Por ejemplo, una la localización (fig. 1.19), probables según y dorsal del estómago l. plazamiento caudal de una masa abdomina suele aparecer masa esplénica mientras que una Órgano de origen abdomen, gecentral y ventral del Localización situada en la zona desplazar el ■ Hígado lado izquierdo, y puede neralmente en el intestino delgado ■ Estómago sentido dorsal y el ciego y el colon en ■ Páncreas Realizar las dos Dorsal (fig. 1.20). caudal y en sentido dorsal ■ Riñón l, aporta , lateral y ventrodorsa adrenales ■ Glándulas proyecciones ortogonales Abdomen aspecto. este completa en una información más craneal ■ Hígado s habitualmente presentan Las masas abdominale ■ Estómago presentan aunque los lipomas Ventral ■ Páncreas opacidad tejido blando, se puede idenExcepcionalmente ■ Sistema biliar opacidad grasa. cuando presenta masa abdominal tificar gas en una ■ Riñón el tracto con relacionada adrenales o si está ■ Glándulas áreas de necrosis ■ Ovario digestivo. radiografía delinfáticos Dorsal ■ Ganglios una masa en la La visibilidad de de sus retroperitoneales y del grado de definición pende de su tamaño mente ■ Uréter disminuir significativa márgenes, que puede líquido libre, pe■ Bazo presenta también Abdomen cuando el paciente muy delgado. ■ Intestino osis, o bien si está medio ritonitis o carcinomat linfáticos claraGanglios ■ aprecian se una masa no Si los márgenes de yeyunales* el desplazapero sí es evidente Ventral ■ Lóbulo derecho mente en la imagen, anaprovoca en las estructuras del páncreas* miento anormal que utilizaremos el , radiológicamente ■ Riñón izquierdo* tómicas adyacentes ■ Ovario* (fig. 1.21). término “efecto masa” retroperitomasas las linfáticos tamaño, ■ Ganglios Dependiendo de su s las estructuras abdominale ilíacos mediales neales pueden desplazar Pueden tegrueso Dorsal ■ Intestino ventral (fig. 1.22). adyacentes en sentido o vascular, ■ Uréter muscular, linfático Abdomen ner origen renal, adrenal, da y la ■ Vejiga La tomografía computariza caudal fundamentalmente. forma pre■ Útero permiten definir de resonancia magnética Ventral afectación de ■ Próstata la masa y la posible abdominal cisa los límites de ■ Testículo (fig. 1.23). estructuras adyacentes radiológigravitar sólo se identifican en estos órganos pueden originadas Las glándulas adrenales masas Las * muy grandes. s de tamaño o mineralizadel abdomen si son hacia la parte ventral camente si están aumentada cuando de un origen adrenal das. Se debe sospechar http://goo.gl/S92Db

12

de un gato con una lateral del abdomen to es el desplazamien hallazgo más significativo masa hepática. El de diferenciación de estómago. La pérdida se dorsal y caudal del central del abdomen aprecia en la zona estructuras que se la cavidad peritoneal. de líquido libre en debe a la presencia

FIGURA 1.19. Proyección

un “efecto masa” de un perro que presenta estómago se al lateral del abdomen inmediatamente caudal las del abdomen. En situación márgenes mal definidos que desplaza en la zona craneal de la opacidad tejido blando hallazgo se debe a observa un área de caudal y ventral. Este en sentido dorsal, de la cola esplénica. estructuras adyacentes en la zona central de pequeño tamaño presencia de una masa

FIGURA 1.21. Proyección

a

b

neoplasia localizada de un perro con una lateral del abdomen ventral de la vejiga un desplazamiento l. La masa provoca ventral de las últimas en el espacio retroperitonea descendente y del recto. En el margen del colon ilion se observan pequeños (muy distendida), una de las alas del Si se tratara de un y margen craneal de con metástasis óseas. vértebras lumbares óseos (flechas), compatibles los sobrecrecimientos óseos podrían sobrecrecimientos l en lugar de una neoplasia, absceso retroperitonea teomielitis secundaria. deberse a una espondilitis/os

FIGURA 1.22. Proyección

un perro con una (b) del abdomen de lateral (a) y ventrodorsal abdomen, desplazando craneal izquierda del se visualiza en la zona en sentido dorsal, masa esplénica, que y el intestino delgado en la vejiga. dorsal y lateral derecho, se visualiza una sonda el colon en sentido En la proyección lateral caudal y lateral derecho.

FIGURA 1.20. Proyecciones

Con

códigos QonRline 13

para el acceso talladas a imágenes de ía om at de la an

radiográfica normal


Servicios de comunicación Sitio web Visualización online del capítulo promocional. Archivo pdf del dosier de presentación. Presentación del autor. Visualización y descarga de pdf compatible con dispositivos móviles.

Comunicación en medios Anuncio. 1 Entrevista al autor. 1 Nota de prensa.

www.grupoasis.com/promo/interpretacion_radiologica

1 

Consultar condiciones.


Índice de contenidos 1. Abdomen

3. Esqueleto apendicular

Principios de interpretación

Principios de interpretación

Pared abdominal

Alteraciones congénitas, hereditarias y del desarrollo

Cavidad peritoneal y espacio retroperitoneal Hígado, bazo y ganglios linfáticos Aparato urinario Aparato genital Estómago Intestino delgado Intestino grueso

2. Cuello y tórax

Fracturas Deformaciones por alteración de la placa de crecimiento Tumores óseos y osteomielitis Alteraciones nutricionales y metabólicas Patología articular Otras alteraciones del esqueleto apendicular

4. Columna

Principios de interpretación

Principios de interpretación

Pared torácica

Mielografía

Faringe, laringe y tráquea

Alteraciones congénitas

Esófago

Síndromes de inestabilidad

Espacio pleural Mediastino

Enfermedad degenerativa del disco intervertebral

Corazón

Otras alteraciones de la columna

Pulmón


5. Cabeza Principios de interpretación Bóveda craneal Cavidad nasal y senos Mandíbula, maxilar y articulación temporomandibular Dientes Aparato auditivo

6. Errores diagnósticos más frecuentes Abdomen Cuello y tórax Esqueleto apendicular Columna Cabeza Imagen digital

7. Lecturas recomendadas 8. Índice de figuras


ATLAS DE INTERPRETACIÓN RADIOLÓGICA en pequeños animales

la misma radiopacidad que el contenido líquido o mucoso que pueden presentar en su luz, lo que impide que se puedan distinguir en una radiografía simple. Se identificará más fácilmente el contenido gástrico alimenticio o gaseoso, así como el gas o las heces en el intestino, precisamente porque la densidad

radiográfica del gas, del alimento no digerido o parcialmente digerido y de las heces es diferente a la densidad radiográfica de las paredes y del contenido líquido o mucoso del tracto gastrointestinal, así como de la mayoría de las estructuras anatómicas que se sitúan a su alrededor.

TABLA 1.1. Resumen de las principales diferencias en la imagen radiográfica del abdomen entre el perro y el gato. Perro

Gato

Antro pilórico a la derecha de la línea media.

Antro pilórico en la línea media. En ocasiones se distingue una capa de grasa en la pared.

Ciego

Generalmente visible en abdomen medio derecho.

No se identifica.

Bazo

Visible en las proyecciones lateral y ventrodorsal.

Sólo visible en la proyección ventrodorsal.

Páncreas

No se identifica.

En ocasiones se identifica el lóbulo izquierdo en radiografías ventrodorsales.

Glándulas adrenales

No se identifican.

En ocasiones se identifican glándulas adrenales de tamaño normal mineralizadas como hallazgo incidental.

Se identifica.

No se identifica porque su tamaño es minúsculo.

Reparto más o menos homogéneo.

Tendencia a una mayor acumulación en la zona del ligamento falciforme (ventral al hígado), rodeando el paquete intestinal (que queda centrado en abdomen medio) y en el espacio retroperitoneal (facilita la visualización de los riñones).

Estómago

Hueso peniano Grasa abdominal

a

b Hígado Estómago Riñón derecho

Riñón izquierdo

Próstata

Intestino grueso

Intestino grueso Riñón derecho

Vejiga Estómago Hígado

Bazo Riñón izquierdo

Intestino delgado Intestino delgado Bazo

Hueso peniano Vejiga Prepucio Hueso peniano Próstata

FIGURA 1.1. Proyección lateral (a) y proyección ventrodorsal (b) del abdomen de un perro con las principales estructuras anatómicas identificadas y señaladas en forma de siluetas de color.

2


1

Abdomen

La grasa que se acumula en el peritoneo se interpone entre los órganos abdominales facilitando así la diferenciación de sus contornos en la radiografía. Los animales adultos muy delgados y los animales muy jóvenes, que presentan muy poca grasa abdominal, presentarán imágenes radiográficas del abdomen con escasa diferenciación de las estructuras, lo que se podría confundir con la imagen de líquido libre o de reacción peritoneal. No obstante, una cantidad excesiva de grasa abdominal incrementa de forma significativa la radiación dispersa, lo que puede conducir a la aparición de borrosidad en la imagen, a pesar incluso del uso de la parrilla. Las técnicas avanzadas de diagnóstico por imagen, como la tomografía computarizada o la resonancia magnética, se usan poco en la evaluación del abdomen, ya que la combinación de la radiografía simple o de contraste con la ecografía cubre en gran medida las necesidades diagnósticas en esta región anatómica. Especial interés pueden tener, sin embargo, en la evaluación de las alteraciones del retroperitoneo y de los vasos sanguíneos (p. ej.: diagnóstico preciso de las comunicaciones portosistémicas). Ambas técnicas son excelentes para examinar la región pélvica, ya que ofrecen imágenes con gran detalle anatómico de la musculatura y estructuras óseas de esta zona, el recto, los sacos anales, la uretra, la vagina y el vestíbulo vaginal en hembras, así como de la próstata, el pene y el escroto en machos.

a

b

FIGURA 1.2. Imágenes del abdomen normal de un perro (a) y de un gato (b) en proyección lateral.

Pared abdominal La pared abdominal está formada cranealmente por el diafragma y la pared costal, ventral y lateralmente por la musculatura abdominal, dorsalmente por la musculatura sublumbar y caudalmente por el peritoneo. La radiografía permite detectar alteraciones en la densidad radiográfica de la pared. La presencia de bandas de opacidad gas es indicativa de enfisema subcutáneo, generalmente asociado a heridas penetrantes. Los lipomas presentan densidad grasa, mientras que algunos tumores musculares o cutáneos pueden aparecer mineralizados (fig. 1.3). También se pueden detectar áreas de mineralización en la pared no asociadas a masas, por ejemplo en pacientes con síndrome de Cushing que presentan calcinosis cutánea.

FIGURA 1.3. Proyección lateral del abdomen de un perro con una masa mineralizada

localizada en la pared abdominal. No se puede confundir con una masa intrabdominal, ya que el borde dorsal de la masa sobresale por encima de la columna lumbar (flechas).

3


ATLAS DE INTERPRETACIÓN RADIOLÓGICA en pequeños animales

Anatomía radiográfica normal del tórax

proyección dorsoventral http://goo.gl/WqzTt

La identificación de prominencias de la silueta en estas localizaciones contribuye a identificar radiológicamente posibles aumentos de tamaño de las distintas cámaras cardiacas, así como de la salida de la aorta y de la arteria pulmonar.

Signos radiológicos de aumento de las cámaras cardiacas Desde un punto de vista didáctico resulta útil describir los signos de aumento de tamaño de cada una de las cámaras cardiacas por separado, aunque en la práctica es poco frecuente encontrar un aumento significativo de alguna de ellas de forma independiente. Lo habitual será detectar signos de aumento de corazón izquierdo (aurícula más ventrículo izquierdos) o signos de aumento de corazón derecho (aurícula más ventrículo derechos), así como cardiomegalia global (con o sin predominio del lado derecho o izquierdo del corazón) en diferentes grados. Los signos radiológicos de aumento de tamaño de cada una de las cámaras se resumen en el cuadro 2.1 y se ilustran en las figuras 2.58, 2.59, 2.60 y 2.61. En los casos de aumento del corazón izquierdo se pueden observar signos radiológicos de insuficiencia cardiaca izquierda: congestión vascular y edema pulmonar. El signo radiológico que se puede detectar de forma más temprana es la dilatación de las venas pulmonares, aunque no siempre se identifica. El edema pulmonar se inicia en el intersticio, lo que empeora la visualización de los pequeños vasos pulmonares, aunque no dejan de verse hasta que el edema evoluciona y afecta también a los alvéolos, momento en el cual aparecen los broncogramas en el área afectada. La localización típica del edema cardiogénico en el perro es perihiliar, aunque en fases avanzadas se extiende hacia la zona media y periférica del pulmón. Es frecuente que afecte más al pulmón derecho que al izquierdo. En los gatos el edema cardiogénico puede aparecer en cualquier zona pulmonar presentando un patrón más parcheado. En gatos también es frecuente observar derrame pleural. En los casos de aumento del corazón derecho se pueden detectar signos de insuficiencia cardiaca

104

derecha, que incluyen dilatación de la vena cava caudal, hepatomegalia, ascitis y derrame pleural. En gatos el derrame pleural se puede producir por insuficiencia cardiaca izquierda, y se diferencia del causado por insuficiencia derecha en que el paciente no presenta además hepatomegalia ni ascitis. Si la cardiomegalia es global la silueta aparecerá aumentada de anchura y altura en las dos proyecciones (fig. 2.62). En muchos casos se observa un predominio de los signos de aumento del corazón izquierdo y en otros del derecho, o bien puede aparecer un aumento más o menos equilibrado de ambos lados del corazón. En función de las cámaras más afectadas en la radiografía se podrán encontrar signos asociados de insuficiencia cardiaca izquierda y/o derecha.

Una cardiomegalia moderada o marcada es un indicador bastante fiable de patología cardiaca, pero una cardiomegalia leve debe ser interpretada con prudencia, y siempre en correlación con el resto de datos clínicos del paciente. Por otro lado, un corazón radiológicamente normal no tiene por qué ser un corazón sano, ya que algunas patologías no alteran de forma significativa el tamaño o la forma del mismo.

Grandes vasos Los cambios en la imagen de los grandes vasos pueden proporcionar información adicional sobre las alteraciones cardiacas. El diámetro de la vena cava caudal (VCC) en su recorrido entre la silueta cardiaca y el diafragma se puede comparar con el diámetro de la aorta (Ao), medido en el mismo espacio intercostal y si es posible durante la inspiración. Una relación VCC/Ao > 1,5 es muy indicativa de insuficiencia cardiaca derecha. Debemos tener en cuenta que el diámetro de la vena cava caudal varía ligeramente con el ciclo respiratorio, y que puede estar disminuido en casos de hipovolemia. El diámetro de la aorta normal es similar a la altura de los cuerpos vertebrales adyacentes. Puede aparecer aumentada en casos de estenosis aórtica y, en ocasiones, en pacientes con conducto arterioso persistente. En la proyección dorsoventral su aumento causa una


Cuello y tórax

CUADRO 2.1. Signos de aumento de tamaño de las cámaras cardiacas. Aurícula izquierda Se sitúa inmediatamente ventral al bronquio principal izquierdo. El aumento de tamaño de la aurícula origina una desviación dorsal de éste y una prominencia de la silueta a este nivel, visibles en la proyección lateral. En la proyección dorsoventral se sitúa entre los dos bronquios principales, caudal a la bifurcación traqueal. Un aumento de tamaño de la aurícula origina mayor separación de estos dos bronquios, aunque sólo podremos apreciarlo en la radiografía si la realizamos con alto kilovoltaje para que quede intencionadamente sobreexpuesta. Además, la orejuela de la aurícula izquierda resulta desplazada, lo que origina una imagen de prominencia de la silueta entre las 2 y las 3.

Aurícula izquierda

AI AI

AI

Ventrículo izquierdo

AI

Ventrículo izquierdo Cuando esta cámara aumenta de tamaño tiende a hacerlo en altura, por lo que provoca un aumento de la altura de la silueta y una elevación dorsal de la tráquea (en toda su longitud, desde su entrada en la cavidad torácica hasta la carina), en la proyección lateral. La vena cava caudal también resulta desplazada dorsalmente. En la proyección dorsoventral el margen izquierdo en el intervalo de 2 a 5 se redondea y aproxima a la pared torácica.

Aurícula derecha

Aurícula derecha En la proyección lateral el aumento de tamaño de la aurícula produce un desplazamiento dorsal de la porción caudal de la tráquea (sobre la parte craneal de la base del corazón), mientras que la carina tiende a mantener su posición normal. En la proyección dorsoventral es difícil de evaluar, aunque puede dar lugar a una prominencia del margen de la silueta entre las 9 y las 11.

Ventrículo derecho

Ventrículo derecho Cuando esta cámara aumenta de tamaño tiende a hacerlo en anchura, lo que provoca un aumento de la anchura de la silueta y un incremento del contacto cardioesternal en la proyección lateral. En la proyección dorsoventral el margen de la silueta se redondea entre las 5 y las 9, llegando a adquirir forma de “D invertida” cuando el aumento de tamaño es importante.

105

2


ATLAS DE INTERPRETACIÓN RADIOLÓGICA en pequeños animales

osteosíntesis es indicativa de movilidad del material o de infección (fig. 3.25). No obstante, en radiografía digital se ha descrito un artefacto con el mismo aspecto (líneas radiotransparentes rodeando los implantes metálicos) debido a una aplicación excesiva de la herramienta de realce de bordes, aunque en muchos de los equipos actuales ya se ha corregido. La progresión en la resolución de una fractura depende de diversos factores: ■ Tipo de hueso. ■ Tipo de fractura. ■ Edad del paciente. ■ Método de tratamiento. ■ Existencia de otras enfermedades sistémicas. ■ Aporte vascular.

FIGURA 3.23. Proyección craneocaudal del codo de un perro de 10 semanas de edad con fractura Salter tipo IV (la línea de fractura atraviesa la fisis distal del húmero, separando una parte de la epífisis más una parte de la metáfisis).

154

La tabla 3.3 muestra el tiempo medio de resolución de una fractura en el perro dependiendo de la edad y el método de tratamiento empleado (Brinker, 1978; Butterworth, 2006). La osteoporosis postraumática es una secuela común de muchas fracturas distales de huesos largos y puede ser particularmente pronunciada en animales jóvenes. A menudo se denomina erróneamente osteoporosis por desuso. La osteoporosis postraumática se desarrolla distalmente a la fractura (fig. 3.26), mientras que la osteoporosis por desuso (por inmovilización de la extremidad) afecta a la extremidad completa. Una vez que la fractura forma un callo sólido y el hueso vuelve a ser rígido, la densidad ósea vuelve rápidamente a la normalidad en ambos tipos de osteoporosis.

FIGURA 3.24. Proyección mediolateral de la tibia y el peroné de un perro que presenta rotura de la placa de osteosíntesis aplicada como tratamiento de una fractura en ambos huesos. El tornillo central aparece desplazado y alrededor del foco de fractura se identifican múltiples fragmentos de pequeño tamaño. En la imagen se aprecia la silueta del vendaje.

FIGURA 3.25. Imagen ampliada del fémur en

proyección mediolateral de un perro con signos de movilidad de una prótesis de cadera. Se aprecian bandas radiotransparentes alrededor del vástago y la rotura de varios tornillos.


Esqueleto apendicular

TABLA 3.3. Tiempo medio de resolución de una fractura en el perro dependiendo de la edad y del método de tratamiento empleado (W.O. Brinker, 1978; S.J. Butterworth, 2006).

Anatomía radiográfica normal de

tibia y peroné

http://goo.gl/rXkVL

Tiempo de resolución según el tratamiento

■ Falta de unión: no se forma callo; puede ser atró-

Vendaje Fijadores externos Agujas intramedulares

Placa de osteosíntesis

<3 meses

2-3 semanas

1 mes

3-6 meses

4-6 semanas

2-3 meses

6-12 meses

5-8 semanas

3-5 meses

>12 meses

7-12 semanas

5-12 meses

Edad

Las principales complicaciones de las fracturas son: ■ Retraso en la unión: la formación del callo es más lenta de lo normal.

FIGURA 3.26. Proyección mediolateral

de la tibia y el peroné de un perro con fractura consolidada de ambos huesos y osteoporosis postraumática. La osteoporosis se desarrolla distal a la fractura (más acentuada en el tarso y metatarsianos en este caso), lo que la diferencia de una osteoporosis por desuso, ya que esta última afectaría a toda la extremidad.

FIGURA 3.27. Proyección craneocaudal de la tibia y el peroné de un perro con falta de unión atrófica de una fractura de la tibia. Los extremos de los fragmentos aparecen puntiagudos. En la imagen se aprecian los fijadores externos y una fractura doble de peroné.

fica (extremos de los fragmentos puntiagudos) (fig. 3.27) o hipertrófica (se forma hueso alrededor de los extremos de los fragmentos, pero estos no llegan a unirse; la forma de los extremos se asemeja a un “pie de elefante”) (fig. 3.28). ■ Consolidación defectuosa: los fragmentos se unen, pero manteniendo una alineación incorrecta (fig. 3.29). ■ Callo exuberante: debido a la incorporación de esquirlas óseas al callo, por movilidad del foco de fractura o infección.

FIGURA 3.28. Proyección mediolateral

FIGURA 3.29. Proyección mediolateral del radio y el cúbito de un perro con del radio y el cúbito de un perro con falta de unión hipertrófica de la fractura una consolidación defectuosa de del radio. Los extremos de los fragmentos una fractura de ambos huesos. aparecen separados, escleróticos y con formación de hueso nuevo a su alrededor. También se aprecia falta de unión de la fractura del cúbito, en la que el fragmento proximal tiene aspecto atrófico y el distal hipertrófico.

155

3


ATLAS DE INTERPRETACIÓN RADIOLÓGICA en pequeños animales

Anatomía radiográfica normal de la

columna cervical http://goo.gl/ht7EE

consigue colocando una almohadilla radiotransparente bajo la zona cervical y otra bajo la zona lumbar (fig. 4.1). Para conseguir que el plano sagital de las vértebras quede paralelo al chasis se deben colocar almohadillas que eleven ligeramente la posición de las extremidades. Si la columna se encuentra rotada al realizar la radiografía lateral, las apófisis trasversas de cada vértebra aparecerán separadas en la imagen (fig. 4.2). Al realizar la radiografía en la proyección ventrodorsal se debe evitar la rotación de la columna hacia los lados. Si la posición del paciente es correcta, las apófisis espinosas aparecerán alineadas y centradas con los cuerpos vertebrales en la imagen (fig. 4.3). Un estudio completo de la columna debe incluir dos radiografías cervicales (una centrada en C3-C4

y otra en C6-C7), una torácica (centrada en T6-T7), una toracolumbar (centrada en T13-L1) y una lumbar (centrada en L3-L4). Habitualmente la evaluación clínica previa del paciente permite localizar la región o regiones de la columna que podrían estar lesionadas, lo que limita el estudio radiográfico a la zona afectada. Las radiografías de columna realizadas en flexión o extensión forzada pueden ser útiles para el diagnóstico de determinadas patologías, como la inestabilidad atlantoaxial, cervical o lumbosacra. No obstante, deben ir siempre precedidas de radiografías estándar en posición neutra, ya que si éstas muestran ya una posición anómala de las vértebras las radiografías forzadas estarán desaconsejadas, puesto que pueden provocar lesiones compresivas graves de la médula espinal. También debemos manejar al paciente con sumo cuidado cuando se sospeche de la existencia de una fractura o luxación de la columna, ya que podríamos provocar un empeoramiento del cuadro clínico.

a

a

b

b

FIGURA 4.1. Proyección lateral de la columna cervical de un perro mal posicionada (a) y proyección lateral de la misma región correctamente posicionada (b), tras colocar una almohadilla radiotransparente debajo del cuello para conseguir que el eje longitudinal de la columna se sitúe paralelo al chasis. En la primera radiografía no es posible evaluar adecuadamente los espacios intervertebrales, ya que el haz de rayos X penetra de forma oblicua a través de ellos.

168

FIGURA 4.2. Imágenes ampliadas de la región lumbar de un

perro obtenidas en proyección lateral, antes (a) y después (b) de colocar almohadillas que eleven ligeramente la posición de las extremidades para conseguir que el plano sagital de las vértebras quede paralelo al chasis. La perfecta superposición de las apófisis transversas de cada vértebra (flecha) indica que la radiografía se ha realizado correctamente.


Columna

Mielografía La mielografía es la técnica de contraste que se utiliza con mayor frecuencia para la evaluación de la columna (fig. 4.4). Se basa en la introducción de un medio de contraste en el espacio subaracnoideo. Debido a que implica ciertos riesgos, se debe realizar sólo cuando se considera estrictamente necesaria, generalmente cuando la elección de un tratamiento quirúrgico posterior depende de los resultados de este examen. La resonancia magnética es una alternativa excelente. La mielografía se debe llevar a cabo bajo anestesia general. Antes de administrar el medio de contraste se deben obtener radiografías simples correctamente posicionadas. Los medios de contraste de elección son los yodados no iónicos de baja osmolaridad, como el iohexol o el iopamidol, ya que presentan menor neurotoxicidad y permanecen más tiempo en concentraciones diagnósticas en el espacio subaracnoideo que

otros agentes hidrosolubles. Se emplean en concentraciones de 200 a 350 mg I/ml (a mayor concentración de yodo, mejor definición de las columnas de contraste en las imágenes) y a dosis de 0,3 ml/kg o 50 mg I/kg. El volumen administrado depende del tamaño del animal y de la región que vaya a examinarse:

■ Perros pequeños y gatos (1-5 kg): 1,5-2 ml. ■ Perros medianos (5-15 kg): 1,5-3 ml. ■ Perros grandes (15-35 kg): 3-5 ml. ■ Perros de razas gigantes (+35 kg): 8-9 ml

máximo.

El contraste se puede introducir en la cisterna magna o en la zona lumbar. Se emplean agujas espinales (de 25 mm para gatos y perros pequeños, de

a

c

b

FIGURA 4.4. Patrón mielográfico normal de la región cervical en proyección lateral (a), región toracolumbar en

proyección lateral (b) y región lumbar en proyección ventrodorsal (c).

FIGURA 4.3. Proyección ventrodorsal de la columna lumbar de un perro. La posición centrada de las apófisis espinosas respecto a los cuerpos vertebrales indica que la radiografía se ha realizado correctamente.

169

4


ATLAS DE INTERPRETACIÓN RADIOLÓGICA en pequeños animales

Anatomía radiográfica normal de la cabeza

proyección lateral oblicua (bulla timpánica) http://goo.gl/ltsmi

objetos de plástico, etc., no suelen visualizarse directamente en la imagen, aunque en muchos casos sí se identifican los signos de rinitis focal asociada que provocan.

Cuerpos extraños

Fracturas

Los cuerpos extraños de densidad mineral o metal localizados en la cavidad nasal habitualmente son fáciles de identificar en las radiografías. En cambio, aquéllos que tienen una densidad radiológica similar a la de los tejidos blandos y los líquidos (cuerpos extraños radiotransparentes), como las espigas, ramas de plantas, pequeños

Las fracturas que afectan al hueso nasal (fig. 5.8) o a los senos frontales (fig. 5.9) pueden ser difíciles de diagnosticar. Normalmente se produce depresión de los fragmentos, se acompañan de inflamación de los tejidos blandos adyacentes y, en muchos casos, de enfisema subcutáneo por salida de aire a los tejidos adyacentes.

proyección lateral oblicua. La radiografía se centró en la zona de inflamación de los tejidos blandos (flechas blancas), lo que permitió identificar una fractura craneal (flecha negra) no visualizada en la proyección lateral estándar.

FIGURA 5.5. Proyección lateral oblicua de la cabeza de un perro con una lesión ósea marcadamente osteoproliferativa localizada en la bóveda craneal. La proyección se centró en la lesión para mejorar su visualización. Diagnóstico histológico: osteosarcoma.

FIGURA 5.6. Imagen ampliada de la región del hueso cigomático en proyección

FIGURA 5.7. Proyección dorsoventral de la cabeza de un gato con una

lateral oblicua de un perro con una lesión osteoproliferativa en la zona central del arco cigomático. La proyección se centró en la lesión para mejorar su visualización. Diagnóstico histológico: osteoma.

neoplasia de tejidos blandos (carcinoma de células escamosas) que afecta al hueso adyacente, destruyendo parcialmente la parte rostral del arco cigomático derecho y la zona lateral del maxilar del mismo lado.

FIGURA 5.4. Imagen ampliada de la bóveda craneal de un perro joven en

192


Cabeza Anatomía radiográfica normal de la cabeza

proyección ventrodorsal con boca abierta

Rinitis Las rinitis secundarias a infecciones bacterianas y las rinitis linfoplasmocíticas suelen causar un aumento de la densidad radiográfica de la cavidad nasal, acompañado o no de un aumento de la densidad de los senos frontales, aunque se suele mantener una buena diferenciación de los cornetes en la imagen (fig. 5.10). En procesos agudos pueden no aparecer alteraciones evidentes en la imagen radiográfica de la cavidad. Las rinitis crónicas hiperplásicas pueden producir, junto con el aumento de la radiopacidad de la cavidad,

FIGURA 5.8. Imagen ampliada de la región nasal en proyección lateral oblicua de un perro con fractura del hueso nasal. La proyección se centró en la lesión para mejorar su visualización.

http://goo.gl/3TRh4

una pérdida de diferenciación de los cornetes por engrosamiento de la mucosa y presencia de exudado entre ellos (fig. 5.11). Resulta más difícil evaluar la imagen de los cornetes en el gato, ya que en condiciones normales presentan un patrón más irregular que en el perro. Es importante tener en cuenta este aspecto al evaluar una posible

FIGURA 5.9. Imagen ampliada de la región frontal en proyección lateral oblicua de un perro con fractura del hueso frontal. La proyección se centró en la lesión para mejorar su visualización.

FIGURA 5.10. Imagen ampliada de

la cavidad nasal en proyección ventrodorsal con boca abierta de un perro joven con rinitis bacteriana. Se observa un aumento de la radiopacidad en la zona rostral de la cavidad nasal derecha.

FIGURA 5.11. Imagen ampliada de la cavidad nasal en proyección ventrodorsal con boca abierta de un perro con rinitis crónica hiperplásica. Se observa un aumento de la radiopacidad de la cavidad nasal izquierda, especialmente en el tercio medio, donde se diferencian con dificultad los cornetes (se atribuye al engrosamiento de la mucosa y a la presencia de exudado entre ellos).

193

5


Errores diagnósticos más frecuentes Casos de obstante, no debemos abusar tampoco de esta herramienta porque corremos el riesgo de perder la visión global de la imagen, que en muchos casos resulta esencial para realizar un diagnóstico correcto.

FIGURA 6.28. Imagen ampliada de la zona craneoventral del tórax de un perro

sano. Las flechas marcan un área sobreexpuesta de la imagen (digital), lo que podría confundirse con un área de hipovascularización o con una bulla pulmonar.

a

autoevaluación http://goo.gl/MslLX

FIGURA 6.29. Imagen ampliada de la tibia en proyección mediolateral de un perro al que se le han colocado dos agujas y un cerclaje. Cuando se aplica en exceso la herramienta de realce de bordes en la radiografía digital pueden aparecer halos radiotransparentes alrededor de los implantes metálicos, lo que podría confundirse con un signo de rechazo o movilidad del material.

b

FIGURA 6.30. Imágenes ampliadas de la zona caudodorsal del tórax de un perro sano. En una se muestra la radiografía digital correctamente ajustada (a),

mientras que la otra muestra la misma imagen tras aplicar en exceso la herramienta de realce de bordes (b), lo que destaca de forma excesiva la imagen de los vasos, paredes bronquiales e incluso del parénquima pulmonar. La aplicación excesiva de las herramientas de posprocesado en radiografía digital suele conducir a errores diagnósticos.

221

6


La fuerza editorial de Grupo Asís La editorial Servet, perteneciente a Grupo Asís, se ha convertido en una de las editoriales de referencia en el sector veterinario a nivel mundial. Más de 15 años de experiencia en edición de contenidos veterinarios avalan su trabajo. Con una gran difusión nacional e internacional, las obras de su catálogo pueden encontrarse en multitud de países y ya han sido traducidas a más de ocho idiomas entre los que se encuentran el inglés, francés, portugués, alemán, italiano, turco, japonés y ruso. Su sello de identidad es un gran equipo multidisciplinar compuesto por doctores, licenciados en veterinaria y bellas artes y diseñadores especializados y con un gran conocimiento del medio en el que desarrollan su labor. Cada título se somete a un trabajo técnico y exhaustivo de revisiones, verificaciones y análisis que permite crear obras con un diseño único y un excelente contenido. Servet trabaja con los autores nacionales e internacionales más prestigiosos para incorporar a su catálogo los temas más demandados por el veterinario. Además de obras propias también elabora libros para empresas y entre sus clientes figuran las principales multinacionales del sector.


DOSIER DE

PRESENTACIÓN

Servet (División de Grupo Asís Biomedia S.L.) Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1 • 50002 Zaragoza (España) Tel.: +34 976 461 480 • Fax: +34 976 423 000 • www.grupoasis.com


Atlas de interpretación radiológica en pequeños animales