Page 1


OfICINAS 1000 Ideas

Edición 2013 Autor: Carles Broto Diseño gráfico y producción: Cuboctaedro Colaborador: Oriol Vallès Textos: Cedidos por los arquitectos, editados por Naomi Ferguson Traducción al español: Jacobo Krauel y Clara Sola © LinksBooks Jonqueres, 10, 1-5 08003 Barcelona, España Tel.: +34-93-301-21-99 info@linksbooks.net www.linksbooks.net © Ésta es una obra colectiva. De acuerdo con la Ley de propiedad Intelectual las “obras colectivas” NO son necesariamente las realizadas por más de un autor, sino aquellas que han sido creadas por la iniciativa y coordinación de una persona que la edita y divulga bajo su nombre y está constituida por la reunión de aportaciones de diferentes autores cuya contribución personal se funde en una creación sin que sea posible atribuir separadamente un derecho sobre el conjunto de la obra. © Está prohibida la reproducción total o parcial de este libro, su recopilación en un sistema informático, su transmisión en cualquier forma o medida, ya sea electrónica, mecánica, por fotocopia, registro o bien por otros medios, sin el previo permiso y por escrito de los titulares del Copyright.

LINKS


OfICINAS 1000 Ideas

Edición 2013 Autor: Carles Broto Diseño gráfico y producción: Cuboctaedro Colaborador: Oriol Vallès Textos: Cedidos por los arquitectos, editados por Naomi Ferguson Traducción al español: Jacobo Krauel y Clara Sola © LinksBooks Jonqueres, 10, 1-5 08003 Barcelona, España Tel.: +34-93-301-21-99 info@linksbooks.net www.linksbooks.net © Ésta es una obra colectiva. De acuerdo con la Ley de propiedad Intelectual las “obras colectivas” NO son necesariamente las realizadas por más de un autor, sino aquellas que han sido creadas por la iniciativa y coordinación de una persona que la edita y divulga bajo su nombre y está constituida por la reunión de aportaciones de diferentes autores cuya contribución personal se funde en una creación sin que sea posible atribuir separadamente un derecho sobre el conjunto de la obra. © Está prohibida la reproducción total o parcial de este libro, su recopilación en un sistema informático, su transmisión en cualquier forma o medida, ya sea electrónica, mecánica, por fotocopia, registro o bien por otros medios, sin el previo permiso y por escrito de los titulares del Copyright.

LINKS


Índice

8

Guías básicas para el diseño de una oficina

28

Plantas

64

Exterior

96

Espacios de trabajo común

162

Espacios privados

194

Muebles y elementos de interiorismo

222

Acabado de superficies

256

Instalaciones técnicas e iluminación

282

Productos

312

Índice de proyectos y fotógrafos


Índice

8

Guías básicas para el diseño de una oficina

28

Plantas

64

Exterior

96

Espacios de trabajo común

162

Espacios privados

194

Muebles y elementos de interiorismo

222

Acabado de superficies

256

Instalaciones técnicas e iluminación

282

Productos

312

Índice de proyectos y fotógrafos


Introducción El ambiente laboral contemporáneo, entendido como un espacio de intercambio profesional e interpersonal, ha estado expuesto a espectaculares cambios durante los últimos años. Los continuos y rápidos desarrollos en la tecnología de la comunicación, los cuales van de la mano de nuevas maneras de tratar con información, han contribuido espectacularmente a estos cambios. Hemos despedido a los voluminosos archivadores y escritorios de antaño; la superficie de trabajo se ha visto reducida al tamaño específico de un ordenador, mientras que el trabajo en casa y las videoconferencias facilitan la colaboración con compañeros de oficina que pueden estar en la calle o cualquier otro punto del mundo. Al mismo tiempo, la sostenibilidad ambiental de los proyectos está cada vez más monitorizada, haciendo que la investigación de las medidas de ahorro de energía, energías renovables y materiales bajos en carbono se conviertan en una parte integral del proceso de diseño. Las demandas estéticas de un proyecto de oficinas incluyen la identidad corporativa que representa a la empresa, la cual debe traducirse en calidad espacial, de color y del ambiente interior, además de definir la imagen de la edificación completa. Las oficinas contemporáneas también necesitan versatilidad y dinamismo – deben ser lo suficientemente flexibles para adaptarse rápidamente a los cambiantes estilos de trabajo, así como ser atractivas, cómodas y motivadoras, y deben animar a la comunicación interpersonal entre los trabajadores, difuminando las caducadas barreras jerárquicas. Este libro incluye un capítulo introductorio de 20 páginas donde se exploran estos complejos temas de diseño, junto con la accesibilidad, la acústica, la iluminación y la construcción. El resto del libro presenta una selección de inspiradores proyectos construidos organizados en diez capítulos temáticos. La práctica estructura del libro hace que las ricas ideas que contiene sean accesibles para el lector, tanto si son ideas para fachadas, distribución en planta, espacios de trabajo colectivo, servicios de edificación o materiales.


Introducción El ambiente laboral contemporáneo, entendido como un espacio de intercambio profesional e interpersonal, ha estado expuesto a espectaculares cambios durante los últimos años. Los continuos y rápidos desarrollos en la tecnología de la comunicación, los cuales van de la mano de nuevas maneras de tratar con información, han contribuido espectacularmente a estos cambios. Hemos despedido a los voluminosos archivadores y escritorios de antaño; la superficie de trabajo se ha visto reducida al tamaño específico de un ordenador, mientras que el trabajo en casa y las videoconferencias facilitan la colaboración con compañeros de oficina que pueden estar en la calle o cualquier otro punto del mundo. Al mismo tiempo, la sostenibilidad ambiental de los proyectos está cada vez más monitorizada, haciendo que la investigación de las medidas de ahorro de energía, energías renovables y materiales bajos en carbono se conviertan en una parte integral del proceso de diseño. Las demandas estéticas de un proyecto de oficinas incluyen la identidad corporativa que representa a la empresa, la cual debe traducirse en calidad espacial, de color y del ambiente interior, además de definir la imagen de la edificación completa. Las oficinas contemporáneas también necesitan versatilidad y dinamismo – deben ser lo suficientemente flexibles para adaptarse rápidamente a los cambiantes estilos de trabajo, así como ser atractivas, cómodas y motivadoras, y deben animar a la comunicación interpersonal entre los trabajadores, difuminando las caducadas barreras jerárquicas. Este libro incluye un capítulo introductorio de 20 páginas donde se exploran estos complejos temas de diseño, junto con la accesibilidad, la acústica, la iluminación y la construcción. El resto del libro presenta una selección de inspiradores proyectos construidos organizados en diez capítulos temáticos. La práctica estructura del libro hace que las ricas ideas que contiene sean accesibles para el lector, tanto si son ideas para fachadas, distribución en planta, espacios de trabajo colectivo, servicios de edificación o materiales.


Guías básicas para el diseño de una oficina

8

El debate entre espacios abiertos y segmentados, entre privacidad y colectividad, sigue plenamente vigente en el diseño de oficinas. Actualmente se asume de manera general que una distribución fluida de los espacios incentiva la comunicación en el seno de la empresa, aunque todavía no puede hablarse de la desaparición de las oficinas celulares. Al mismo tiempo, las nuevas tecnologías TIC (Tecnología de la Información y Comunicación) están cambiando radicalmente la manera en cómo la gente trabaja: el espacio individual se ha reducido gracias a unos equipamientos cada vez más pequeños e integrados y a unas pantallas planas que permiten utilizar mesas más estrechas. La tecnología inalámbrica ha alumbrado nuevas maneras de trabajar, más móviles y menos ligadas al espacio físico, e incluso gana peso la opción de realizar una parte de la jornada de trabajo desde el propio hogar. Si a ello le sumamos que las oficinas incorporan más espacios comunes para reuniones y trabajo colectivo, el resultado es que los trabajadores pasan cada vez menos tiempo ante sus escritorios. Todo ello ha derivado en un nuevo concepto de oficinas, donde la jerarquía ha perdido su razón de ser y la flexibilidad y la modularidad son fundamentales.

9


Guías básicas para el diseño de una oficina

8

El debate entre espacios abiertos y segmentados, entre privacidad y colectividad, sigue plenamente vigente en el diseño de oficinas. Actualmente se asume de manera general que una distribución fluida de los espacios incentiva la comunicación en el seno de la empresa, aunque todavía no puede hablarse de la desaparición de las oficinas celulares. Al mismo tiempo, las nuevas tecnologías TIC (Tecnología de la Información y Comunicación) están cambiando radicalmente la manera en cómo la gente trabaja: el espacio individual se ha reducido gracias a unos equipamientos cada vez más pequeños e integrados y a unas pantallas planas que permiten utilizar mesas más estrechas. La tecnología inalámbrica ha alumbrado nuevas maneras de trabajar, más móviles y menos ligadas al espacio físico, e incluso gana peso la opción de realizar una parte de la jornada de trabajo desde el propio hogar. Si a ello le sumamos que las oficinas incorporan más espacios comunes para reuniones y trabajo colectivo, el resultado es que los trabajadores pasan cada vez menos tiempo ante sus escritorios. Todo ello ha derivado en un nuevo concepto de oficinas, donde la jerarquía ha perdido su razón de ser y la flexibilidad y la modularidad son fundamentales.

9


Planeamiento del edificio

Planeamiento Y ORGANIZACIÓN DE LA OFICINA Tipos de plantas de edificios de oficinas

Organización de una empresa grande

4

2

1

Relación entre espacios de oficina y tipos de trabajo

5 6

3 7

Espacio para grupos

Espacio informal

(salas de reuniones)

(cafetería, etc.)

Trabajo en grupo

Trabajo de intercambio

10

8

11 9

Flexibilidad

12

Flexibilidad

13 Zona de trabajo

15

14

Oficina tipo célula

Interacción

  9.  Ingenieros de fábrica 10.  Control de facturas 11.  Programación de encargos 12. Personal 13.  Instalaciones eléctricas y mecánicas 14. Producción 15. Fábrica

Las dimensiones óptimas de un edificio de oficinas son dictadas por su propia ubicación y por la facilidad de penetración de la luz natural. Generalmente, se acepta como buena una anchura de 5 a 7,5 metros y una altura resultante de multiplicar la anchura por 2 o 2,5. En cuanto a la profundidad, son preferibles las inferiores a 15 metros, dado que garantizan una mejor ventilación natural, aunque profundidades menores de 13 metros hacen difícil acomodar oficinas de tipo abierto o mixto. Los patios interiores se incorporan a menudo con el objetivo de asegurar la entrada de luz natural al centro del edificio, pero ello provoca dificultades a la hora de cubrir las necesidades de ciertos tipos de oficinas.

Mientras que las estructuras metálicas se revelan especialmente adecuadas para oficinas rectangulares y de gran superficie, los edificios de hormigón se adaptan bien a los espacios cuadrados y con superficies relativamente pequeñas. Con cada elemento del edificio formando su propia cuadrícula (desde los muros exteriores a los elementos portantes, techos, suelos, particiones, etc.), es esencial la integración racional de todos ellos. La situación de las ventanas y de los elementos portantes verticales son los factores más críticos, dado que determinan la medida y la situación de las particiones celulares. Es preferible que la red de columnas sea lo más abierta posible.

Tanto la profundidad del edificio como la modulación de la fachada deben adaptarse a los diferentes usos, desde la tradicional oficina modular hasta los modelos mixtos y de club de negocios para empresas flexibles.

También es aconsejable que los ascensores, las escaleras y los baños se concentren en una misma ubicación, en el centro del edificio, aunque resulta aceptable una gran posición central y uno o dos espacios laterales de menores dimensiones. Y es que la ubicación de estos elementos condiciona en gran medida el uso del edificio y su subdivisión en diferentes espacios. Una posición central de las escaleras, los ascensores y los baños permite subdividir una planta en diferentes empresas usuarias y, sin embargo, restringe la conversión de esta superficie en una única y gran oficina de planta abierta.

10

Trabajo individual

abierta

Interacción   1.  Planeamiento financiero   2.  Control interno   3.  Operaciones financieras  4. Ingenieros   5.  Control de productos  6. Compras   7.  Planeamiento de instalaciones nuevas   8.  Información de fabricación

Trabajo secuencial

A la hora de planificar una oficina o un conjunto de oficinas, debemos tener en cuenta que se trata de espacios y edificios concebidos para tener una vida larga en un entorno extremadamente cambiante. Por lo tanto, la primera y más importante premisa es que sean espacios flexibles, capaces de adaptarse con facilidad a los cambios demográficos, funcionales, jerárquicos y tecnológicos de las empresas. El segundo aspecto fundamental es la comunicación, sobre todo informal. Aunque no haya espacios claramente definidos para estas formas de comunicación, dado que la espontaneidad y la casualidad no son planificables, sí que pueden fomentarse conscientemente mediante una distribución global adecuada. La manera de vincular las superficies de trabajo individual y de distribuir los flujos de circulación influye sobre los procesos de comunicación y los intercambios de información. Pero hay que tener en cuenta que las nuevas infraestructuras IT y la gestión del conocimiento hacen que los flujos de información y de datos discurran sin que la cercanía de los interlocutores sea necesaria.

Todavía hoy, la clasificación más utilizada sigue siendo la de oficina celular (donde los puestos de trabajo están segmentados individualmente, de manera física); de planta libre (sin más barreras verticales que las estrictamente necesarias y organizada según los equipos de trabajo); combinada (una solución mixta donde podemos encontrar espacios abiertos y cerrados) y la denominada office landscape, una especie de club de negocios, sin muros, con una distribución libre y creativa del espacio, que combina zonas de trabajo, de intercambio, de reunión y de descanso.

11


Planeamiento del edificio

Planeamiento Y ORGANIZACIÓN DE LA OFICINA Tipos de plantas de edificios de oficinas

Organización de una empresa grande

4

2

1

Relación entre espacios de oficina y tipos de trabajo

5 6

3 7

Espacio para grupos

Espacio informal

(salas de reuniones)

(cafetería, etc.)

Trabajo en grupo

Trabajo de intercambio

10

8

11 9

Flexibilidad

12

Flexibilidad

13 Zona de trabajo

15

14

Oficina tipo célula

Interacción

  9.  Ingenieros de fábrica 10.  Control de facturas 11.  Programación de encargos 12. Personal 13.  Instalaciones eléctricas y mecánicas 14. Producción 15. Fábrica

Las dimensiones óptimas de un edificio de oficinas son dictadas por su propia ubicación y por la facilidad de penetración de la luz natural. Generalmente, se acepta como buena una anchura de 5 a 7,5 metros y una altura resultante de multiplicar la anchura por 2 o 2,5. En cuanto a la profundidad, son preferibles las inferiores a 15 metros, dado que garantizan una mejor ventilación natural, aunque profundidades menores de 13 metros hacen difícil acomodar oficinas de tipo abierto o mixto. Los patios interiores se incorporan a menudo con el objetivo de asegurar la entrada de luz natural al centro del edificio, pero ello provoca dificultades a la hora de cubrir las necesidades de ciertos tipos de oficinas.

Mientras que las estructuras metálicas se revelan especialmente adecuadas para oficinas rectangulares y de gran superficie, los edificios de hormigón se adaptan bien a los espacios cuadrados y con superficies relativamente pequeñas. Con cada elemento del edificio formando su propia cuadrícula (desde los muros exteriores a los elementos portantes, techos, suelos, particiones, etc.), es esencial la integración racional de todos ellos. La situación de las ventanas y de los elementos portantes verticales son los factores más críticos, dado que determinan la medida y la situación de las particiones celulares. Es preferible que la red de columnas sea lo más abierta posible.

Tanto la profundidad del edificio como la modulación de la fachada deben adaptarse a los diferentes usos, desde la tradicional oficina modular hasta los modelos mixtos y de club de negocios para empresas flexibles.

También es aconsejable que los ascensores, las escaleras y los baños se concentren en una misma ubicación, en el centro del edificio, aunque resulta aceptable una gran posición central y uno o dos espacios laterales de menores dimensiones. Y es que la ubicación de estos elementos condiciona en gran medida el uso del edificio y su subdivisión en diferentes espacios. Una posición central de las escaleras, los ascensores y los baños permite subdividir una planta en diferentes empresas usuarias y, sin embargo, restringe la conversión de esta superficie en una única y gran oficina de planta abierta.

10

Trabajo individual

abierta

Interacción   1.  Planeamiento financiero   2.  Control interno   3.  Operaciones financieras  4. Ingenieros   5.  Control de productos  6. Compras   7.  Planeamiento de instalaciones nuevas   8.  Información de fabricación

Trabajo secuencial

A la hora de planificar una oficina o un conjunto de oficinas, debemos tener en cuenta que se trata de espacios y edificios concebidos para tener una vida larga en un entorno extremadamente cambiante. Por lo tanto, la primera y más importante premisa es que sean espacios flexibles, capaces de adaptarse con facilidad a los cambios demográficos, funcionales, jerárquicos y tecnológicos de las empresas. El segundo aspecto fundamental es la comunicación, sobre todo informal. Aunque no haya espacios claramente definidos para estas formas de comunicación, dado que la espontaneidad y la casualidad no son planificables, sí que pueden fomentarse conscientemente mediante una distribución global adecuada. La manera de vincular las superficies de trabajo individual y de distribuir los flujos de circulación influye sobre los procesos de comunicación y los intercambios de información. Pero hay que tener en cuenta que las nuevas infraestructuras IT y la gestión del conocimiento hacen que los flujos de información y de datos discurran sin que la cercanía de los interlocutores sea necesaria.

Todavía hoy, la clasificación más utilizada sigue siendo la de oficina celular (donde los puestos de trabajo están segmentados individualmente, de manera física); de planta libre (sin más barreras verticales que las estrictamente necesarias y organizada según los equipos de trabajo); combinada (una solución mixta donde podemos encontrar espacios abiertos y cerrados) y la denominada office landscape, una especie de club de negocios, sin muros, con una distribución libre y creativa del espacio, que combina zonas de trabajo, de intercambio, de reunión y de descanso.

11

12211c