Page 1


Hace muchos muchos sueños, había un pingüinito. Vivía lejos, muy lejos, en el último rincón del mundo, en una tierra de hielo y nieve.


PingĂźinito se mantenĂ­a calentito y a salvo, acurrucado sobre los pies de su papĂĄ, y abrigado con sus suaves plumas.


Fue pasando el tiempo y Pingüinito creció y creció. Pronto, ya fue lo suficientemente mayor como para bambolearse por la nieve él solito.

Flic-flac,

hacían sus pies.


ยกFlic-flac!


Profile for Editorial Flamboyant

Buenas noches, Pingüinito | Cuentos para ir a dormir  

Buenas noches, Pingüinito | Cuentos para ir a dormir  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded