Elétrico 28

Page 1

Para Amadeo, su conductor, hacer bajar, girar, zigzaguear… su magnífico tranvía amarillo tiene un propósito secreto. Un simple trayecto se puede transformar en un viaje lleno de sorpresas… ¡y de besos!

ELÉTRICO 28

¡Date prisa! ¡Súbete! El Elétrico 28 te espera.

Davide Cali • Magali Le Huche

En Lisboa, subir al Elétrico 28 no es subirse a un tranvía cualquiera.

9 788494 743221


Como todos los dĂ­as, Amadeo se levanta temprano.

Le hace unos mimos a su gato, Bolivar, se da una ducha y se afeita.

DespuĂŠs le da algo de comida, le da un beso y se va.

6


Como todos los días, Amadeo desayuna en la cafetería de Eugenia: «Bom dia, Eugenia. Un café y un pastel de nata».

7


Amadeo es conductor de tranvía en Lisboa, pero no es un conductor cualquiera. A lo largo de su dilatada carrera, ha ayudado a muchos enamorados tímidos en su Elétrico 28. Y como bien sabréis, ¡hay montones de enamorados tímidos!

8


9


Un caso tĂ­pico es el del enamorado indeciso. Se sienta siempre justo detrĂĄs de la elegida, se baja siempre en la misma parada, pero nunca tiene el valor de hablar con ella.

10


Para este tipo de pretendiente, a Amadeo le gusta utilizar la maniobra número 1: detiene el tranvía en la cima de la colina…

y, sin avisar, pisa el acelerador. Cuando el tranvía vuelve a arrancar, ¡PAF!, el enamorado le da un beso.

Por supuesto, no está hecho adrede, pero es que necesitaba un pequeño empujoncito.

11


Después está la chica que se atreve a sentarse al lado del chico. Se nota que está completamente enamorada, pero nunca tendrá el valor de dirigirle la palabra a su príncipe azul.

12


En este caso, Amadeo escoge la maniobra nĂşmero 2.

Cuando llega a una curva, acelera bruscamente y, ÂĄZAS!, la chica le da un beso. 13


Para Amadeo, su conductor, hacer bajar, girar, zigzaguear… su magnífico tranvía amarillo tiene un propósito secreto. Un simple trayecto se puede transformar en un viaje lleno de sorpresas… ¡y de besos!

ELÉTRICO 28

¡Date prisa! ¡Súbete! El Elétrico 28 te espera.

Davide Cali • Magali Le Huche

En Lisboa, subir al Elétrico 28 no es subirse a un tranvía cualquiera.

9 788494 743221


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.