Issuu on Google+

Laura Owen y Korky Paul


Para Ina – K.P. Para mi buenísima amiga Dianne Bogumsky, con amor – XX

Título original: Winnie Shapes Up Traducción: Remedios Diéguez Diéguez Coordinación de la edición en lengua española: Cristina Rodríguez Fischer

Primera edición en lengua española 2012 © 2012 Art Blume, S.L. Av. Mare de Déu de Lorda, 20 08034 Barcelona Tel. 93 205 40 00 Fax 93 205 14 41 e-mail: info@blume.net © 2011 del texto Oxford University Press, Oxford © 2011 de las ilustraciones Korky Paul I.S.B.N.: 978-84-9801-616-1 Depósito legal: B-2.210-2012 Impreso en Tallers Gràfics Soler, Esplugues de Llobregat (Barcelona) Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra, sea por medios mecánicos o electrónicos, sin la debida autorización por escrito del editor.

WWW.BLUME.NET Preservamos el medio ambiente. En la producción de nuestros libros procuramos, con el máximo empeño, cumplir con los requisitos medioambientales que promueven la conservación y el uso responsable de los bosques, en especial de los bosques primarios. Asimismo, en nuestra preocupación por el planeta, intentamos emplear al máximo materiales reciclados, y solicitamos a nuestros proveedores que usen materiales de manufactura cuya fabricación esté libre de cloro elemental (ECF) o de metales pesados, entre otros.


Laura Owen y Korky Paul

Brunilda se pone en forma ยกSilencio,

Brunilda! 1


7

29


53

75

5


—¡Ja! ¡Tú no puedes estar callada! —intervino el tendero. Los clientes secundaron la idea entre risas. —¡Podré, podré y podré! —refunfuñó Brunilda—. ¡Puedo estar callada... todo el tiempo que quiera! —¡Pues hazlo ya, venga! —dijo la señora Parmar. —¡Muy bien! —repuso Brunilda. —¡Ji, ji! ¡Ja, ja! —todos se echaron a reír—. ¡Acabas de hablar!

10


—¡Eso no es justo, pero nada de nada! —protestó Brunilda—. Si me prometen pagarme por estar callada, seré como un fósil amordazado. ¡Ya lo verán! Y todos prometieron pagarle si se estaba callada. Brunilda se marchó a casa a toda prisa. —Eh, Bruno, voy a estar callada por los pequeñajos más pobres del mundo. —¡Mijau! —se extrañó el gato.

11


—¡Vaya! ¡Eso está mejor! —observó Nigel. Pero no sabía que Brunilda, con su magia, había hecho que todas las pesas del gimnasio no pesasen nada. Eran tan ligeras que empezaron a levantar a los demás deportistas por el aire. —¡Socorro! —gritaron, a punto de tocar el techo.

84


Nigel le indicó a Brunilda que se subiese a la cinta andadora. Era aburrida. —¡Sólo hay que caminar! —protestó Brunilda—. ¡Eso puedo hacerlo en casa! —¡Tienes que correr, no caminar! —dijo Nigel. —¡De acuerdo! —Brunilda volvió a sacar la varita.

¡Abracadabra!

85


CUATRO FABU LOSAS NUEVAS

S IA R TO HIS

La bruja Brunilda tiene mucho trabajo: recaudar dinero, ayudar a unos extraterrestres a regresar a su planeta, girar tortitas en el aire o luchar contra los michelines...

ISBN 978-84-9801-616-1

Preservamos el medio ambiente • Reciclamos y reutilizamos. • Usamos papel de bosques gestionados de manera sostenible siempre que es posible. • Pedimos a nuestros impresores que reduzcan el consumo de agua y energía. • Verificamos que nuestros proveedores jamás empleen mano de obra infantil.

9

788498 016161


Brunilda se pone en forma