Truman_castellano

Page 1

R ei dy / Cu mmi n s www.editorialentredos.com

Tex to d e

Il u s tr a c i o n es d e


Vivía con Sara, y desde allí arriba se oían los chirridos de los taxis, los gruñidos de los camiones de la basura y los pitidos de los coches . . .

y del bus de la línea 11, que viajaba hacia el sur.


Vivía con Sara, y desde allí arriba se oían los chirridos de los taxis, los gruñidos de los camiones de la basura y los pitidos de los coches . . .

y del bus de la línea 11, que viajaba hacia el sur.


Truman nunca chirriaba ni gruñía ni pitaba a nada ni a nadie.

Como a Sara, le gustaba pensar y estar en calma.


Truman nunca chirriaba ni gruñía ni pitaba a nada ni a nadie.

Como a Sara, le gustaba pensar y estar en calma.


Un día Sara se comió un gran plátano en el desayuno, se recogió el pelo con un lazo azul y se abrochó una chaqueta flamante.

Se colgó una mochila TAAAAAAN grande que podían viajar en ella treinta y dos tortuguitas,

pero ninguna tortuguita lo hizo.


Un día Sara se comió un gran plátano en el desayuno, se recogió el pelo con un lazo azul y se abrochó una chaqueta flamante.

Se colgó una mochila TAAAAAAN grande que podían viajar en ella treinta y dos tortuguitas,

pero ninguna tortuguita lo hizo.


R ei dy / Cu mmi n s www.editorialentredos.com

Tex to d e

Il u s tr a c i o n es d e