Issuu on Google+

Federico Leites




Éditions du cochon, 2010 http://www.editionsducochon.com/




Las frutas Federico Leites




Bombas de talco




A veces parece que precisás monstruosidades para entretenerte Algo para pasar la vida sin por fin caer Como un avión que en el aire apaga los motores Y se escucha ahhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!! Toda tu vida fabricás mega eventos anestésicos Faraónicos, magníficos Que necesitan de coordinación y mucho transporte Como tu mudanza O los cuernos de tu novio ¿Cómo es posible que tengas tanto miedo de lo que simplemente sucede? Acontece... ...y explotes tan potentemente en bombas de talco.




Pica pica




Como cubierto por un pastizal de ortigas, me rasco. Mis manos como garras suben y bajan queriendo desenterrar el pensamiento más punzante, el más eléctrico, el más herido la picazón y un abismo la piel rasgada y la sensación intacta zarpazos, arañazos sangre... y usted idea, sigue ahí….




Nota




Huy. Huy, no sabés lo que me pasa últimamente Resulta que yo estoy así haciendo mi vida cotidiana, ¿no? Caminando, trabajando, lo que sea Y de repente, con la misma velocidad, como si alguien apretase un botón, rápido todo, todo pierde sentido. En un microsegundo la realidad se deconstruye y no existen articulaciones ni civilización. Todo es arrancado de cuajo y desaparece… Y caigo por un cuarto de instante, en la más profunda y apabullante de las tristezas.




Roca al 900

10


Hay mujeres que van por la vida con pesadas bolsas de nylon en ambas manos Gordas Petizas Morenas Hay otras que llevan bandejas con bebidas y alimentos por la calle, rápido para que no se enfríen. Son menudas y tienen aspiraciones. Y hay otras que llevan cuadernos, libros, carpetas… son más flacas y de pelo lacio.

11


Y mis desvelos tambiĂŠn

12


Nada bueno sale de mí Si mañana me muero, sé que no caminé jamás por una calle desconocida Ni viajé mucho Nunca tuve sueños que merecieran realizarse Ni pasto, ni cielo. Celebro al hombre medio, medido, temeroso, a sueldo. Un viento y un ancla yacen en cada una de mis manos. Y nada suelto y nada agarro Tengo muchas ideas, cuya consecución más próxima es el delirio. Y mi casa es baja. Y mis desvelos también.

13


Una naranja como JesĂşs

14


Siempre pienso en vos cuando estoy mal cuando tomo mucho o como feo mi Jesús, una naranja como Jesús con poder, si estoy mal Jugo noble vitamínico agua siempre una gloria mi sol mi naranja Jesús acupuntura vitamínica c semilla fruto Jesús de carne en invierno perfecta fresca y sin iglesia. 15


Las frutas

16


Las frutas son bellas vistiendo la mesa sus dotes y brillos me asaltan y tientan extensas quisiera que fueran sus dotes sin embargo se pudren si nadie las come yo sĂłlo las compro porque quedan esplĂŠndidas las emplato y ubico como centro de mesa y al llegar a mi casa despacio las veo poniĂŠndose ocres por causa del tiempo Las frutas tan bellas en lienzo o madera Se llevan momentos de austera belleza

17


Como, como

18


Cuando como y me ves, me detesto y te maldigo ¿es que no tenés decoro ni tino? Es mi gran momento de suculencia de voraz exhuberancia de comunión texturada de transformarme en lo que como y esto es lo que más enrosque me provoca la delicadeza del acto requiere respeto, discreción y foco no puedo hacerlo si me miran cual tontos es que como extraño, lo sé pero sólo a mí me incumbe la forma y el bies quiero ser prolijo y que nadie me vea y que la culpa y la bronca se vayan comer es amor y no la forma 19


En la EPE

20


Obesa con seborrea y generalmente lesbiana casi siempre sentada con voz ronca y con algún poder relacionado al manejo de gente con cara de culo y quieta siempre quieta ordena... ¿qué significas? ¿por qué sos un patrón que se repite? ¿por qué siempre detrás de un escritorio? Ñoca! Mala! Sola!

21


Un rocĂ­o

22


La belleza suprema en algún sentido viene llena de aire o como todo lo que rebalsa de sí, o es profundamente eso, podría también llenarse de otro sabor. La profunda identidad viene emparentada con un vacío, como se hacen ciertas esculturas o el negativo de la foto, y es así como todo queda aparejado... ...todo aquello que puebla o alguna vez habitó es en esencia y hondura ...un rocío

23


Tegumento (o la distancia imprecisa)

24


Desde allá observo este denso silencio azul y esa esquina (mi cama) sin temor llena de oscuridad y vacío la distancia también es un arma necesaria del terror soy esto que alguien creó sin poder vivir lo que sucede llevo tiempo mirándote y aprendiendo en una soledad absoluta mientras tanto floto y percibo tus consecuencias

25


Asco

26


Que el desprecio me una Que me crezcan verrugas y vos, me dan asco Que el cinismo me deje pensรกndote Y la rabia, hasta con espuma Me das asco Tus cachetes hartos de no ser Y tu yeite monocromo Dan asco No sos amable Sos la misma carne de lo indeseado y crece En vez de ojos en tus cavidades asoman plumas del cuervo cuyo disfraz, es ese cuerpo que llevรกs, orgulloso, al gimnasio

27


Todos bienvenidos

28


Este sistema de vida caduco careta fabrica de putos hechos de puré de gente de mierda, perdida que no sabe qué estudiar que no sabe trabajar ni tener hijos ni entender el amor... honestamente, me nefrega... me voy de vos, sistema me voy a hacer la mía con mis amigos que tampoco entran en vos queremos un no sistema y que los boludos sigan existiendo para estar alertas y no ser me voy a un lugar tranquilo con aire, espacio, pasto, diálogo y riesgo hay agua cerca y plantas y un poco de mugre re necesaria definitivamente hoy empiezo un nuevo día todos bienvenidos 29


Voile

Esta necesidad de morir existe desde siempre Por eso me paso horas frente al vacío Porque tiene luz y es como el túnel que describen Puedo pasar horas sin siquiera pensar en hacer. Sólo voy y vengo de los mismos lugares espirituales La pantalla prendida me hace creer que todavía puedo morir. Pero no… 30


En realidad me cansa vivir. Venimos al mundo así tan carentes e inconclusos… Y siempre parias. ¿Para qué la cámara, este mouse, este modem y este sonido? Que reproducen sonidos que hacen agua y chorrean por mis mejillas Las emociones pueden volver e instalarse como siempre en este pecho. Entre la piel y los músculos. En fin. Espiral espiral lo veo aquí lo veo allá, viste uno viste todo, un día una vida. Dios! ¿Qué sos? ¿Qué ves? Por momentos me pasa lo siguiente: imaginariamente se corre una hermosa cortina de voile, y veo que todo está desarmado O unido muy laxamente. Qué pavor. 31


El idiota

32


Como una paloma O con el pecho aplastado O una brasita O un yeso (Sin fractura) O tres puntos suspensivos ‌ O todo lo que llamamos miseria O mi forma Así como a un purÊ o a un helado se pincha se investiga se presiona se come y rara vez, le sucede algo, al idiota. 33


C贸mo te gustar铆a

34


Ay, cómo te gustaría... pero no te voy a dejar voy a ser babosa antes, vidrio enjabonado me voy a escapar de tus ideas (romas) te voy a enloquecer de cosas nuevas que te dan miedo te voy a jaquear la sorna de un susto y una amargura te voy a cagar a trompadas y vos ni un pelo me vas tocar pero cómo te gustaría... nunca me vas a agarrar aunque somos parecidos, sí, pero, ¿sabes qué? yo soy diamante y vos sólo carbón mierda. puto. 35


Ser el Paraná

Que el río de la vida pase así por mí tal cual es húmedo con ramas y piedras y peces con muertos y hondura y marea y anzuelos. 36


Que el río me atraviese así tal cual es con violencia y remansos y algún que otro olvido -quiero llevarme las latasy que nadés adentro llevarte a otro lado (allá que te hace tanta risa) darte hambre cansarte apagarte que las tanzas me surquen y la luna me ensanche que los sauces me peinen Alguien toca una guitarra cerca (no me gusta) quiero ser tu río quiero ser un río pero no cualquiera quiero ser el Paraná 37


Federico Leites nació en Concordia, Entre Ríos en 1979. Desde 1998 vive y trabaja en Rosario. Sus intereses son diversos e impunes: showman, dibujante, compositor, performer, cantente, escritor. Las frutas presenta una selecciones de poesías y canciones inéditas del autor.

38


39


Éditions du cochon

40


Las frutas - Federico Leites