Issuu on Google+

EL OBSERVADOR DE ACONCAGUA EDICIONES ESPECIALES

Edici贸n Especial Aniversario de Los Andes

Viernes 27 de julio de 2012


2 - Especial Aniversario de Los Andes

Viernes 27 de julio de 2012

EL OBSERVADOR

Residencia de larga estadía del Hogar de Cristo: con entregar las mejores condiciones a los abuelitos Esta institución cuenta con el apoyo de socios y voluntarios que permiten acoger a personas de la tercera edad que viven en condición de alta vulnerabilidad

Desde hace 18 años que el Hogar de Cristo está presente en la comuna de Los Andes. El terreno donde se ubica la residencia de adultos mayores se logró gracias a un comodato que los vecinos de la población Geraldine efectuaron a la institución por un periodo de cien años. A su vez, la construcción del edificio se logró gracias a una campaña que se realizó con los socios de la Quinta Región. “Durante todos estos años ha sido fundamental la presencia de muchos voluntarios de la comuna y la donación permanente de nuestros socios quienes permiten que la residencia siga funcionando, dado que este programa no cuenta con financiamiento estatal”, explica Daniela Sánchez Salazar, Jefa Social Provincial Sede Mar Andes del Hogar de Cristo. Sobre cómo se reúnen recursos para el funcionamiento de la residencia, comenta que a la fecha existe un concejo de personas destacadas de la comunidad que apoyan y asesoran al Hogar de Cristo en la totalidad de los programas que se ejecutan en el Valle del Aconcagua. “Permanentemente, estamos desarrollando acciones como la campaña de socios o donaciones, la Cena de Pan y Vino, colectas nacionales y eventos, en los cuales pedimos apoyo a los vecinos de Los Andes y de las otras comunas para continuar la obra de San Alberto Hurtado”. Daniela destaca que “como la pobreza es dinámica, el Hogar de Cristo está atento a los distintos rostros de pobreza, para ello está

La residencia de larga estadía “Padre Alberto Hurtado” del Hogar de Cristo en Los Andes acoge a 40 abuelitos.

abierto a nuevos programas que den respuestas oportunas a los nuevos grupos emergentes. Nuestro mandato ético es estar donde otros no están y junto con la comunidad dar nuevas oportunidades a las personas para superar su situación de pobreza y exclusión social”. CALIDAD DE VIDA La residencia de larga estadía para adultos mayores “Padre Alberto Hurtado” de Los Andes tiene capacidad para atender a 40 abuelitos en situación de pobreza y exclusión social, dependientes parciales o severos, los que requieran cuidados y protección permanente, cuyo apoyo familiar o social sean inapropiados para su situación de dependencia o salud.

El principal objetivo de este programa es mejorar la calidad de vida de los adultos mayores dependientes severos y parciales, que por condiciones sociales, familiares, de salud o económicas no pueden permanecer en su medio habitual. La directora de la residencia, Ivonne Herrera Arancibia, explica los cuidados y terapias que reciben los adultos mayores que acoge esta entidad: “nosotros, por medio de este programa, acogemos a quienes presentan alta vulnerabilidad social”. “Intentamos focalizarnos en los adultos mayores que se encuentran más desprotegidos en nuestra sociedad, esa es la finalidad como fundación. Sin embargo, igual

Empresa PERIODÍSTICA EL OBSERVADOR Director: Roberto Silva Binvignat Fundador y Presidente del Directorio: Roberto Silva Bijit Gerente Comercial: Julio Cifuentes Mora

Periodista: Paula Helo Malebrán

labor”, sentencia Ivonne. Al interior de la residencia, la atención clínica está encabezada por un doctor, una enfermera, un kinesiólogo, paramédicos y cuidadores, que forman el equipo que está encargado de manera directa del cuidado clínico de cada uno de ellos. Además, se hace un “trabajo paralelo que apunta a fortalecer la valencia de los adultos mayores a través de talleres de motricidad, para mejorar la cognición, baile entretenido, actividad física y retrasar -de alguna manera- que lleguen a una dependencia física más severa”. OTROS PROGRAMAS Junto con la residencia, el Hogar de Cristo tiene implementados otros progra-

“La Verdad más que un valor es una actitud ante la vida”. Roberto Silva Bijit

Quillota

La Calera

Limache

La Ligua

San Felipe

Los Andes

Quillota y La Cruz La Concepción 277 Casilla 1 - D Fono: (33) 342209 (33) 342210 Quillota

La Calera, Artificio, Hijuelas, Nogales y El Melón Arturo Prat 797 Fonofax: (33) 342216 La Calera

Limache y Olmué Serrano 125 Of. 2 Fono: (33) 342220 San Francisco de Limache

La Ligua, Cabildo, Petorca, Papudo y Zapallar Ortiz de Rozas 694, 2º piso, oficina 19 Fono: (33)342217 La Ligua

San Felipe, Llay Llay, Santa María, Catemu, Putaendo, Panquehue Salinas 318 Fono: (34) 343712 San Felipe

Los Andes, San Esteban, Rinconada, Calle Larga Santa Rosa 225 Fono: (34) 343413 Los Andes

quillota@observador.cl

lacalera@observador.cl

limache@observador.cl

petorca@observador.cl

aconcagua@observador.cl

Ediciones Especiales Editor Suplemento: Octavio Villatoro López

hay unas situaciones que se coordinan a través de la comunidad, de los Centros de Salud Familiar (Cesfam) y municipios, ya que ellos también pueden detectar casos sociales que nosotros evaluamos y ahí vemos si pertenece a lo que nosotros nos enfocamos y si tenemos cupos, los ingresamos”, indica. Cabe destacar que esta casa de acogida, al igual que otros programas del Hogar de Cristo, funciona de manera gratuita. “Nuestra misión es acogerlos, entregarles una atención de buena calidad y que puedan permanecer sus últimos periodos de vida en las mejores condiciones posibles, inclusive hasta el fallecimiento, porque eso también es parte de nuestra

Venta de Publicidad Quillota

Fonofax: (33) 342205 Coordinadora Comercial: Sandra Sepúlveda Inostroza ventasquillota@observador.cl

San Felipe

Fono: (34) 343705 Coordinador Comercial: Carlos Iturriaga Silva ventasaconcagua@observador.cl

losandes@observador.cl

Empresa afiliada a la Asociación Nacional de la Prensa,(ANP) Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Cámara Regional de Comercio de Valparaíso, Asociación de Industriales de Valparaíso (ASIVA) y Corporación de Desarrollo Pro Aconcagua, Asociación de Radiodifusores de Chile (ARCHI), Asociación Iberoamericana de Radiodifusores (AIR), Asociación de Pequeños Industriales y Artesanos de Quillota, (APIAQUI).

Villa Alemana Villa Alemana Santiago 710, Of. 206 2º piso, Edificio Karakum Fono: (32) 2158396 Villa Alemana

margamarga@observador.cl Impreso en Editorial e Imprenta

El Observador Av. Rafael Ariztía 600, Quillota.

El Observador Digital: www.diarioelobservador.cl


EL OBSERVADOR

Especial Aniversario de Los Andes - 3

Viernes 27 de julio de 2012

la misión de andinos Visión y misión del Hogar de Cristo La visión del Hogar de Cristo en Chile es: “contribuir a contar con un país con respeto, justicia y solidaridad”. Para esto, se acoge con dignidad y amor a los más pobres entre los pobres para ampliar sus oportunidades y que tengan una vida mejor. Todo este trabajo se efectúa con entusiasmo y vinculando a la comunidad en su responsabilidad con los excluidos de la sociedad. “Intentamos que esta sea una organización transparente, eficiente y eficaz, que animada por la espiritualidad de San Alberto Hurtado promueva una cultura de respeto, justicia y solidaridad. La población que atendemos es de extrema pobreza y vulnerabilidad”, manifiesta Daniela Sánchez Salazar, Jefa Social Provincial Sede Mar Andes, del Hogar de Cristo. Indica que esto significa que “nosotros abordamos el primer y segundo quintil de pobreza, en concreto, trabajamos con personas que viven con menos de 2 mil pesos diarios”.

mas en el Valle de Aconcagua. Por ejemplo, en Santa María, desde hace un año que se está ejecutando el programa de atención domiciliaria del adulto mayor, que trabaja con personas de 60 años y más en situación de exclusión social, que desean permanecer en la comunidad y cuyo apoyo familiar como los recursos económicos son insuficientes para su bienestar. El objetivo es que los adultos se mantengan en su medio habitual de manera autónoma e interdependiente mejorando sus condiciones de vida y superando su situación de exclusión social. Por otra parte, en San Felipe existe el centro diurno de adultos mayores y un albergue para personas en situación de calle. El primero atiende a personas de 60 años y más en situación de exclusión so-

cial, autovalentes frágiles y dependientes leves. Junto a esto se encuentran adultos mayores dependientes parciales que cuenten con apoyo familiar. El propósito es lograr que los 35 adultos mayores que acoge el programa se integren a la comunidad de manera autónoma, manteniendo su capacidad de desarrollarse, fortalecer sus vínculos familiares y sociales. Mientras que el segundo busca habilitar un dispositivo nocturno para 20 personas (hombres o mujeres) en período de invierno para reducir muertes por hipotermia o complejidades en la salud de las personas que están en calle. Dentro de las prestaciones se encuentra la alimentación, el hospedaje, la ducha, la atención de salud, acompañamiento social y también espiritual.

La directora de la residencia, Ivonne Herrera Arancibia, explicó los distintos talleres que se realizan con los adultos mayores para mejorar sus capacidades.

Voluntariados en el Hospital: sembrando esperanza y entregando ayuda a los enfermos En la actualidad, existen cinco organizaciones de damas en el centro asistencial andino, las cuales se preocupan de ayudar a los pacientes hospitalizados y brindarles apoyo espiritual

En el Hospital San Juan de Dios de Los Andes (HOSLA) funcionan activamente los voluntariados de damas que ayudan a los enfermos hospitalizados brindándoles apoyo cuando los familiares no los visitan, a lo que se suma la entrega de elementos básicos de aseo, remedios y compañía espiritual. Las voluntarias saben que un paciente hospitalizado, muchas veces, necesita una palabra de apoyo y están dispuestas a darla. En la actualidad, funcionan cinco voluntariados: Damas de Blanco, Damas de Rosado, Damas de Rojo, Damas Vedruna y la Pastoral Salud de la Cruzada de Servicio Voluntarios Cáritas Chile. Todas coinciden que lo más importante del voluntariado que realizan es porque les llena el alma, las satisface espiritualmente y las deja plenas hasta volver a una nueva jornada. Es importante destacar la participación que tiene todo el voluntariado en el Servicio de Urgencia del Hospital San Juan de Dios de Los Andes. Las distintas organizaciones funcionan con sistema de turno y su principal función es colaborar en la entrega de información sobre el estado de salud del paciente que es atendido en esa unidad, constituyéndose en un nexo entre éste, su familia o acompañante.

Continúa en página 4


4 - Especial Aniversario de Los Andes

Viernes 27 de julio de 2012

EL OBSERVADOR

Voluntariados en el Hospital de Los Andes: Viene de página 3

Damas de Blanco: ayuda espiritual Las Damas de Blanco tienen 20 años de voluntariado en el Hospital San Juan de Dios. La principal tarea es entregar ayuda espiritual a los pacientes internados. Adriana Soto Espinoza, presidenta de la organización andina, comenta parte

de su labor: “alimentamos a los pacientes, les entregamos nuestra oración, conversamos con ellos, les damos una palabra de apoyo, pero nuestro objetivo principal es entregarles la palabra del Señor”. “Somos un grupo evangé-

lico y estamos muy contentas de que se nos abran las puertas para llevar la parte espiritual, física y material, pues a través de la colecta anual, nosotros compramos cosas de primera necesidad para el paciente hospitalizado y así funcionamos duran-

te el año en cuanto a los recursos”, afirma. Las 20 voluntarias interdenominacionales de la Iglesia Evangélica se desempeñan, principalmente, en el área de Medicina del centro asistencial. “Ayudamos a mudar o a poner una chata. Hay hermanas que afeitan o cortan el pelo, todo lo que tiene que ver con el aseo personal de los pacientes. También

ayudamos a que puedan alimentarse correctamente, porque a veces hay pacientes que están solos, que su familias no llegaron y nosotros somos su apoyo”, explica Adriana. La labor que realizan estas voluntarias va de lunes a viernes, desde las 11:30 hasta las 14:30 horas. Como organización se juntan una vez al mes, “para alimentarnos de la palabra del Señor,

ver los turnos y lo que necesitemos”, menciona la presidenta de la institución. Para la voluntaria, este trabajo resulta bastante enriquecedor, más aún cuando pertenecen al concejo consultivo del Hospital San Juan de Dios, lo cual les permite recibir capacitaciones y, en este momento, desarrolla encuestas de observación a los funcionarios del recinto.

Damas de Rosado: amor y esperanza al paciente

Las Damas de Blanco buscan entregar apoyo espiritual a los pacientes, pero, además, servicios básicos de higiene personal.

Dentro de los diversos ministerios que posee la Iglesia Adventista se encuentra el voluntariado, que se traduce en una labor de asistencialismo integral (físico, emocional y espiritual) entregado de forma directa en los hospitales y consultorios. El día jueves 18 de noviembre de 2010 se firmó un acta de compromiso entre el hospital y la Iglesia Adventista, fecha en que se fundó el voluntariado Damas de Rosado. Este voluntariado es la concreción del anhelo de un grupo de mujeres diversas pero con un objetivo en común: servir a Dios y al prójimo en el Hospital San Juan de Dios. Así lo define la presidenta Bárbara Barrera Maturana, quien precisa que la misión de cada voluntaria es entregar amor y esperanza a toda persona con la que entre en contacto, “tocando su corazón y diciendo a cada una: la esperanza es Jesús”. Se asiste los días lunes para cumplir dos turnos –mañana y tarde- en el Servicio de Urgencia, transformándose en el nexo entre el paciente y

Las Damas de Rosado acompañan a su socia Cecilia Urtubia Astudillo, quien fue reconocida por el HOSLA por su labor como voluntaria. el familiar. Se trabaja también los días viernes en los distintos servicios del hospital: Medicina, Cirugía, Traumatología, Agudo, Maternidad y Pediatría. Bárbara manifiesta que

esto permite realizar una encuesta de percepción del usuario con respecto a sus deberes y derechos, en pro de mejorar la atención de estos mismos servicios. Actualmente, el voluntariado cuenta con 12 damas activas, en constante capacitación por parte del hospital y la Iglesia. “Cabe destacar que hay otros miembros que no van de forma regular al centro asistencial, en razón de que su participación es de apoyo económico, es decir, aportes para pañales, obsequios, entre otros”, indica la presidenta de la agrupación. Añade que a esto se suma la parte espiritual: ungimientos, visitas religiosas para un paciente en específico, hermanos que interpretan alabanzas, entre otros aspectos, “constituyéndose en un gran aporte para el desarrollo y consolidación del voluntariado”. Las Damas de Rosado también pertenecen al Consejo Consultivo del HOSLA. Como organización se reúnen para planificar y organizarse una vez por semana, contando con el apoyo del Pastor Daniel Díaz.


EL OBSERVADOR

Especial Aniversario de Los Andes - 5

Viernes 27 de julio de 2012

Damas de Vedruna: apoyo a los niños enfermos El voluntariado de las Damas Vedruna se formó el 14 de agosto de 1984, principalmente, por parte de algunas apoderadas del colegio Religiosas Carmelitas de San Felipe, quienes deseaban ayudar a los niños enfermos que se encuentran en los hospitales siguiendo el ejemplo de Santa Joaquina de Vedruna. Su fundadora fue la señora Hilda Díaz de Luraschi. Su actual presidenta, Cristabel Vargas Espíndola, comenta que la labor se concentra en el área de Pediatría, siguiendo los principios con los cuales se fundó la organización. “Se le ayuda a los enfermitos, se ven las guaguas, cooperamos con cositas para las mamitas que a veces no tienen recursos, como pañales, ropita, medicamentos. De esa manera ayudamos en Pediatría”, explica Cristabel. Actualmente, la organización la componen 12 Damas Vedruna, de las cuales seis están activas. Las honorarias no participan del voluntariado, pero sí cooperan con las cuotas, rifas, tómbolas y otras actividades

que se desarrollan durante el año. Todos estos recursos permiten financiar los gastos en los que deben incurrir como voluntariado para ayudar a los niños que están internados en el Servicio de Pediatría y las mujeres que se encuentran en Maternidad. Para ella, ser parte de este voluntariado es una experiencia maravillosa. “Uno se olvida de los problemas que tiene cuando está con los niños, es una muy linda labor, uno se llena de energías positivas como también de ideas. Uno vuelve totalmente renovada a su casa luego del voluntariado”. “La sonrisa y el cariño de los niños resulta impagable. En este momento queremos que se integren más voluntarias, porque esta es una labor hermosa, quienes deseen ser parte de esto pueden acercarse a nosotras. Lo único que deben tener son ganas de participar y ayudar”, señala. Cristabel menciona que uno de los propósitos es que la gente joven se integre a esta labor.

“No tiene que ser todo el día, sólo una hora y se darán cuenta que esto llena muchísimo, hay que estar ahí y ver la labor que se hace”.

Las Damas Vedruna junto a una de sus fundadoras y hoy socia honoraria, María Torrejón.

Continúa en página 6


6 - Especial Aniversario de Los Andes

Viernes 27 de julio de 2012

EL OBSERVADOR

Voluntariados en el Hospital de Los Andes: Viene de página 5

Voluntariado Cáritas: asistir en el espíritu La Pastoral Salud de la Cruzada de Servicio Voluntario Cáritas Chile se formó el 18 de agosto de 1991, por lo que este año cumplirán 21 años al servicio de la comunidad. En un comienzo eran 17 voluntarias y hoy son 35 damas las que conforman esta agrupación. Ellas van todas las tardes hasta el hospital. “El objetivo es asistir espiritualmente a los enfermos, acompañarlos, escucharlos y entregarles el mensaje del Señor. Muchas veces, hay personas que están muy solas en los hospitales, por ejemplo, extranjeros a quienes no los visita nadie, a ellos nos dedicamos principalmente, pero los atendemos a todos”, explica María Angélica Gutiérrez Alegría, coordinadora de la pastoral. Dentro de las volunta-

rias, hay seis ministras de comunión que todos los miércoles, previa conversación con los pacientes “y si están debidamente preparados se les asiste con la entrega de la eucaristía. Los miércoles y los jueves, asistimos con el capellán del hospital, el padre Alberto Requenez a entregarle la unción a los enfermos”. El voluntariado también coopera con las personas de escasos recursos o indigentes que llegan al centro asistencial, entregando útiles de aseo, pañales, entre otros artículos básicos que puedan requerir los pacientes. “Alguna vez, cuando mi mamá estaba en el hospital vi el trabajo de estas voluntarias y me encantó su entrega y la labor que hacían con los pacientes. Cuando dejé de trabajar, las busqué y me ofrecí para

ser voluntaria, sin duda, ha resultado maravilloso. Esto ocupa todo mi tiempo, es muy gratificante. Fue un cambio muy grande en la parte espiritual. Me llena los espacios, porque hay gente que sólo necesita dos minutos de conversación y eso es muy poquito para dar. Esto me cambió la vida”, asegura María Angélica. La coordinadora destaca la buena comunicación que hay con los voluntariados de parte de la administración del Hospital San Juan de Dios, lo que hace mucho más fácil y directa la labor de las voluntarias y la ayuda que pueden entregar. Esta agrupación consagra su servicio al Sagrado Corazón de Jesús, también realizan esta labor en la Clínica Río Blanco de la comuna. Las voluntarias de la Pastoral Salud de la Cruzada de Servicio Voluntario Cáritas Chile buscan asistir espiritualmente a los pacientes del HOSLA.

Damas de Rojo: enlace entre las familias y los enfermos El voluntariado de las Damas de Rojo se formó a raíz de la inquietud de un grupo de quince rotarias que buscaban ayudar. Poco a poco comenzaron a visitar a los pacientes que no tenían familia y a llevarles cosas de aseo. “Ha pasado el tiempo, el grupo se ha renovado, actualmente, somos 40 voluntarias, y nuestro objetivo

es ser el enlace entre las familias y el enfermo hospitalizado. También nos preocupamos de los pacientes de más escasos recursos aportando útiles de aseo; a veces, remedios o dinero para que se puedan realizar exámenes”, explica la secretaria de las Damas de Rojo, Teresa Méndez Gaete, voluntaria hace 20 años. Cada voluntaria, al

momento de hacer el juramento, se compromete a trabajar cuatro horas a la semana en el Hospital San Juan de Dios y a vestir el uniforme adecuadamente. Las Damas de Rojo cumplirán 50 años el 2013. Su función en el centro asistencial comienza en la oficina que está en el ingreso del recinto, desde donde se movilizan a los diversos

Las Damas de Rojo son el voluntariado más antiguo de HOSLA. Tienen 50 años ayudando a los pacientes hospitalizados. En la imagen, Adela Córdova Toro, voluntaria con 15 años de servicio; Alicia Villarroel Villarroel, con 10 años de servicio; Delia Serey Vélez, directora con 10 años de servicio y Teresa Méndez Gaete, secretaria con 20 años de servicio.

servicios del centro hospitalario. “Lo primero que realizamos es ver las altas, para ver si necesitan algo, muchas veces los que están solos no tienen dinero para el pasaje y nosotros les aportamos con algo. En otras ocasiones, vienen las auxiliares y nos cuentan de alguna necesidad y ahí nosotros vamos viendo en el día a día como ayudar. Por lo general, las personas sólo necesitan que uno los escuche”, asegura Teresa.

Las voluntarias comentan que incluso van a sus casas a buscarle ropa a los indigentes que están hospitalizados, pues en el recinto se las queman y cuando son dados de alta no tiene con qué vestirse. Las Damas de Rojo se financian a través de una cuota mensual y de la colecta anual que realizan en la comuna, aunque según cuentan algunas socias, muchas veces, deben ayudar de su bolsillo, cuando la emergencia es inmediata,

En una reunión de camaradería, Teresa de Rivacoba, fundadora de las Damas de Rojo, recibe un ramo de flores de la voluntaria Florencia Briceño.

como en el caso de financiar los pasajes a los pacientes que no tienen cómo irse a sus casas. “La plata de la colecta nosotros la invertimos completamente en lo que necesita el paciente hospitalizado, principalmente, artículos de aseo. Este año, por ejemplo, compramos medicamentos, pañales desechables, entre otras cosas”, manifiesta la secretaria. Teresa agrega lo importante que es el voluntariado para ella y sus compañeras, “uno se queda con una satisfacción tan grande de haber aportado un poquito, de haberlo escuchado o entregarle un saludo, porque ellos quedan muy contentos. Cuando uno no puede venir como que le falta algo”. El voluntariado ha recibido innumerables reconocimientos de la comunidad debido a la labor que realizan en el Hospital San Juan de Dios. Teresa de Rivacoba, fundadora de las Damas de Rojo, aún participa de las actividades, aunque este año lo realiza de forma honoraria puesto que ha presentado varios problemas de salud. Las socias recalcan el espíritu solidario de la fundadora y la preocupación que sienten por su salud. “Ella siempre ha sido un ejemplo para nosotras”, afirma Teresa Méndez.


EL OBSERVADOR

Especial Aniversario de Los Andes - 7

Viernes 27 de julio de 2012

El mensaje de la Iglesia de Cristo a las Naciones: “Dios nos da más de lo que nosotros entregamos a la sociedad” La organización trabaja con distintos programas que les ha permitido acercarse a la comunidad andina y también conocer cuál es la realidad de muchas familias

La Iglesia de Cristo a las Naciones se ha insertado fuertemente en la comuna de Los Andes a través de diferentes actividades sociales, entre las que destaca la Cena imagen de Dios, que es la tradicional actividad navideña que se realiza para las personas que viven en situación de calle en la avenida Argentina. Dianet Acevedo Uribe, líder de la iglesia, explica la política de “puertas abiertas” que tiene la organización: “Jesús decía que los sanos no necesitaban médicos sino que los que están enfermos, es por eso que como Iglesia nosotros tenemos la visión de que fuimos llamados para cambiar la sociedad y transformarla”. “Que mejor que nosotros nos abramos pasos en sitiales en donde tiene que haber un trabajo de sanidad, que podamos llevar lo que Dios nos ha dado para que la realidad del Reino de los Cielos pueda establecerse en una ciudad, en una villa, en una comuna o en una familia”, menciona. Desde esa visión, se ha buscado insertarse en la comunidad y estar inmersos en “una sociedad que necesita y que está confundida. La Iglesia tiene que levantarse como un ejemplo de vida, de influencia, esa es nuestra misión”, afirma Dianet. Como punto de partida la Iglesia de Cristo a las Naciones trabaja por intermedio de redes: niños, jóvenes, adolescentes, damas y varones. A raíz de esta labor que se hace con cada una de ellas, se busca que las familias sean

Parte del equipo que participa del programa Noche Digna.

íntegras y, a la vez, que se detecten los problemas que puedan tener los integrantes de cada núcleo familiar. Como fruto de la red de jóvenes nació la Cena imagen de Dios, “ellos tenían deseos de ayudar. Hace unos años, los jóvenes comenzaron a entregar alimentos durante el invierno, que era la Noche de Misericordia”. Dianet comenta que a través de eso, surgió la idea de hacerles una Navidad más bonita con comida. “La primera vez que lo hicimos fue en una casa abandonada cerca de la estación. Había 15 indigentes, llevamos todo, fue bien bonito, pero bastante artesanal”. “Desde allí partió y como fuimos llamados para eso, la Iglesia también quiso y desde ese año se fue incrementando. Ahora participan todas las redes y se hace en el bandejón central de la avenida Argentina”, señala. Este será el tercer año en que esta actividad se efectuará, instalando una carpa en la alameda. “Ponemos mesas elegantes, llevamos un programa navideño de música y de teatro, además se les entregan regalos. Incluimos a la municipalidad, a la Gobernación, a Codelco Andina y a distintas empresas que han querido colaborar”, precisa la líder de la Iglesia de Cristo a las Naciones. Añade que es un trabajo que comenzó pequeño y ahora son casi 100 personas las que se ven favorecidas con este programa, porque ya no son sólo personas en

La Iglesia de Cristo a las Naciones se encarga de entregarles alimentos a las personas en situación de calle.

situación de calle, sino que también acogen en esta actividad a quienes viven en campamentos y que registran un alto grado de vulnerabilidad. La idea de esta actividad, según Dianet, es que las personas que se ven beneficiadas con este programa sientan que Dios las ama. “Cada año uno ve lo que Dios puede hacer en la vida de las personas. A veces hay gente que no tiene su familia y que está sola. Ahora se les hace un hermoseamiento a ellos, los bañan, los limpian, les cortan el pelo, se les cambia de ropa, de zapatos. Entonces la gente se sienta a la mesa creyendo que son importantes y de eso se trata, que se den cuenta de que son amados, que a pesar de las circunstancias que les tocó vivir o de las decisiones que tomaron, Dios los ama”, puntualiza. REDES DE APOYO A través de las redes con las que trabaja la Iglesia de Cristo a las Naciones se detectan los distintos problemas que pueden estar afectando a un miembro, entre ellos, consumo de drogas, alcohol o abusos. El modo de trabajo de la Iglesia con sus miembros con problemas es mantener una presencia y orientación cuando un problema es más espiritual. “Si hay un matrimonio en conflicto se envía a otro matrimonio, conversan, oran, se dan concejos y se está encima hasta que exista una restauración. A través de

este trabajo, hemos visto varios cambios de vida. Con los niños también se trabaja así, si se detecta un pequeño con conflicto, se visita al papá y se interviene. Es como si fuéramos asistentes sociales, pero no sólo vemos la parte social sino que la espiritual también”, explica Dianet. En la Iglesia, también se ayuda a los miembros que tienen problemas económicos o que están pasando por momentos difíciles. “Si hay una persona con necesidad, porque no tienen trabajo, también se les ayuda, para eso hay un Ministerio de Diaconado, en donde se ven todas la familias que están pasando por momentos difíciles, se les hace una canasta de mercadería para el mes, también hay dinero que reciben las hermanas, por si necesitan algún medicamento o lo que necesiten. Si los niños están en el periodo escolar, se les ayudan con los materiales”, expone. Para realizar estas ayudas, se apela a la congregación para que puedan efectuar una ofrenda con estos objetivos. “Esta Iglesia es bien cariñosa y dadivosa en ese sentido. Se motiva porque ven las necesidades y ven que es bueno como necesario para la gente y para la institución también. Las personas se dan cuenta que si nosotros vamos proveyendo para otros, Dios va proveyendo para nosotros. Porque Dios nos da mucho más de lo que nosotros hemos dado”, comenta la pastora Ana María Barría Fuentes. Dado lo caritativa que es

la comunidad de la Iglesia de Cristo a las Naciones de Los Andes, actualmente, se está apoyando a dos familias con necesidades en el extranjero: una en México y otra en España, a la vez que le han costeado un viaje a Brasil a una misionera de la Iglesia, con el objeto de ella no tenga otras preocupaciones más que impartir la palabra. PRO INFANCIA Con el objeto de apoyar los niños y adolescentes en riesgo social, con problemas de drogas, alcohol o víctimas de abusos, se trabaja en un proyecto de Iglesia de Niños que pretende acercar a la congregación a menores desde los 4 hasta los 14 años de edad. En una primera instancia, que comenzará a funcionar en la primavera, se pretende trabajar con los niños de las poblaciones aledañas a la comunidad, pero después se espera contratar un bus que pueda acercar a los de otros sectores de la comuna para que participen de los distintos talleres que se impartirán los sábados en la mañana, como futbol, tenis, ping pong, canto, arte, entre otros. “Queremos insertarnos en la sociedad a través de la Iglesia de Niños, porque creemos que si nosotros los salvamos a ellos, poniéndoles principios y valores, podemos salvar una generación de jóvenes que serán de gran utilidad y de gran influencia en la sociedad”, precisa Dianet Acevedo. Continúa en página 8


8

Viernes 27 de julio de 2012

EL OBSERVADOR

El mensaje de la Iglesia de Cristo... Viene de pĂĄgina 7

La pastora Ana MarĂ­a BarrĂ­a comenta que ya se GUVÂśP JCEKGPFQ NCU OQFKĹżcaciones estructurales a la Iglesia para acoger a los niĂąos, puesto que se sabe que serĂĄ un grupo grande, ya que actualmente se trabaja con mĂĄs de 80 pequeĂąos, quienes son miembros de la congregaciĂłn. “AdemĂĄs, estamos efectuando una sala de estimulaciĂłn para bebes, donde trabajarĂĄ una kinesiĂłloga y una terapeuta ocupacional. Esto surgiĂł porque la misma gente de la Iglesia que se capacita y los jĂłvenes que estĂĄn en las universidades ven que es una necesidad y quieren KPXQNWETCTUGĹ’CĹżTOC NOCHE DIGNA Junto con esto, la Iglesia participa del programa de gobierno “Noche Dignaâ€?, dirigido a personas en situaciĂłn de calle. “Nosotros como Iglesia, el aĂąo pasado, nos hicimos cargo de la coordinaciĂłn de las cuadrillas que salieron en la noche. Este aĂąo, asumimos la coordinaciĂłn para la entrega de alimentos en la noche y durante el dĂ­aâ€?, ex-

El aĂąo pasado, junto con la cena de Navidad, las personas en situaciĂłn de calle recibieron otro de tipo de atenciones, entre ellas, accedieron a cortarse el pelo e incluso afeitarse.

presa Dianet. SegĂşn la lĂ­der, muchos indigentes de la comuna de Los Andes que antes vivĂ­an en los vagones abandonados cerca de la estaciĂłn, se han trasladado a la ex aduana. Otros se encuentran en el puente, en el terminal o en las afueras de la cĂĄrcel. Existe gran demanda tambiĂŠn en el campamento Bicicross, donde a pesar de estar en campamentos “tienen una condiciĂłn de calle, esperan por la comida, porque muchos no tienen como alimentarseâ€?. En la Iglesia trabajan dos grupos en este programa, los que salen en la maĂąana y

aquellos que lo hacen de noche, puesto que es un trabajo que se efectĂşa de domingo a domingo. Hay otras Iglesias protestantes que se han unido a esta labor y que han ayudado a formar los voluntariados. Por Ăşltimo, la lĂ­der de la Iglesia de Cristo a las Naciones comenta que como congregaciĂłn ven muchas necesidades en la comuna de Los Andes, “la restauraciĂłn de la familia, poner principios, existe mucha droga, abusos sexuales de menores, enfermedades de transmisiĂłn sexual o violencia intrafamiliar, por lo que tenemos mucho trabajo que hacerâ€?.


Ániversario de Los Andes