Page 1

Fernando Ramírez Julián Ochoa Ileana Andrea Gómez Gavinoser Puntos de vista Carolina Del Olmo MasauR

numero 11 marzo 2018


Todos los textos y fotografías son propiedad de su autores y esta absolutamente prohibido su uso o reproducción total y/o parcial sin expresa autorización Editor/ Director: Angel Caraballo Consejo de Redacción: Angel Caraballo, Federico Romero, Stela Roibás La edición de este numero se ha realizado en Pozuelo de Alarcón, Madrid en el año 2018

ISSN 2445-4273


Editorial El número 11 de Eclectica ve la luz, y esta vez es la luz de la Primavera. Como cada trimestre nos presentamos con la obra de varios fotógrafos que nos ofrecen su punto de vista sobre la realidad. Todos los trabajos de todos los que participan en este número son merecedores de nuestro reconocimiento y aplauso. Hemos cambiado un poco el formato, en esta ocasión la revista se presenta en horizontal y con 6 fotógrafos, uno más de lo habitual, esperamos que os parezca una buena idea y que el resultado sea de vuestro agrado. Disfrutad de las imágenes que os presentamos, y ayudadnos a dar la máxima difusión a este número de Eclectica, como tantas veces hemos dicho la esencia de esta revista es hacer visible la obra de los fotógrafos que en ella participan y no hay mejor modo que difundirla entre todos los amigos, sean o no fotógrafos o amantes de la fotografía, las fotografías que aparecen en este número ayudaran a hacer afición entre los no aficionados. Gracias a todos por vuestro interés y vuestra atención. Feliz Primavera, nos volveremos a ver este Verano


Fernando Ramírez Pag. 6

Julián Ochoa Pag. 28

Ileana Andrea Gómez Gavinoser Pag. 52

Puntos de vista Pag. 72

Carolina del Olmo Pag. 88

Un relato: Candela Fernández Una foto: André Kertész Pag. 108

MasauR Pag.110


FERNANDO RAMÍREZ Me cambié a Fuji en 2015 por una tendinitis muy grave en mi brazo derecho. Necesitaba una cámara más liviana para poder trabajar. En esa época me compré la Fujifilm Xt1 y empecé a disparar con ella. Usualmente yo hago fotografía de matrimonios y en invierno hay poco trabajo. Aproveché esa época para empezar mi cambio. En un principio me costaba mucho lograr hacer foco y en la medida que se acercaba la temporada alta de matrimonios, empecé a entrar en pánico. Entonces se me ocurrió ir a ensayos de danza. Siempre tienen pésima luz y hay mucho movimiento. Pensé: “ Si logro hacer fotos buenas en este ambiente, podré hacer fotos en cualquier matrimonio”. Luego de practicar un par de meses, empecé a lograr una buena cantidad de fotos a foco. Durante la temporada alta de matrimonios logré hacer buenos trabajos con Fuji . Pero, curiosamente, seguí yendo a ensayos de danza. Me gustaba mucho el tema del movimiento. Mi gran problema era encontrar la manera de mostrarlo en imágenes. Intenté de todo. Tela, agua , polvos de colores, harina. Finalmente fué la mezcla de harina + buenas luces que logré hacer mis primeras fotos buenas de danza. El proyecto se llama 0G porque busco explorar la idea de la ingravidez. Ese momento preciso en que el bailarín o bailarina se impulsa y queda flotando sobre la calle o el estudio de danza. También me gusta ver como se llega a ese punto, mostrando el movimiento a través de elementos como el agua o la harina. Un aspecto muy importante es mostrar que esto no es coser y cantar por lo que siempre incluyo una mini biografía en mi instagram ( https://www.instagram.com/project_0g ) . Muchas veces los bailarines pasan años estudiando para hacer una foto que dura medio segundo. Ahora el proyecto va hacia el registro de la danza en la calle y en lugares donde la luz nos muestre lo mejor del trabajo que ellos hacen. Usualmente trabajo con bailarines de ballet, pero últimamente he trabajado con bailarines de danza moderna, b-boys, flamenco y otros estilos. Estoy planeando una exposición para el 2018 y distintos proyectos. En marzo de 2017 me convertí en embajador de la marca Fuji ( http://fujifilm-x.com/photographers/fernando-ramirez/ ) y eso me ha permitido llevar mi proyecto a distintas ciudades de Chile.


FERNANDO RAMIREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ 0G


FERNANDO RAMÍREZ

0G


JULIAN OCHOA

Hay quien cree en la fotografía como la representación de la realidad en su estado mas puro. Otros, realizan fotografías de manera compulsiva tratando de detener el paso del tiempo. Para muchos, es la llave que abre el cajón de los recuerdos. Cuando los verdaderos motivos que para muchos de nosotros no llevaron a hacer de la fotografía nuestra profesión quedan eclipsados por capas, niveles y espacio de color; por crisis económicas y por la búsqueda de una fórmula que nos permita relanzar nuestros negocios, necesitamos que alguien nos recuerde la pasión que nos hizo empuñar una cámara y amar esta profesión. Este es Julián un hombre que ha entendido como pocos la esencia de la fotografía y desarrolla ese lenguaje de forma magistral. Sus imágenes, realizadas de la misma materia que nacen las poesías y los sueños, descubren la sensibilidad de quien nos enseña a ver el mundo a través de sus ojos. Los ojos de un fotógrafo. La mirada de un maestro. Jesús Miguel Muel de Dios.


JULIAN OCHOA

RETRATOS


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA

PAISAJES


PAISAJES

JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


JULIAN OCHOA


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER Biografía de Ileana Andrea Gómez Gavinoser Comenzó sus estudios de fotografía a los quince años con Esteban Marco. Más tarde retomó su trabajo fotográfico bajo la dirección de Juan Alberto Arjona, Christian Díaz y continuó su labor en los seminarios dictados por Horacio Miguel y Filiberto Mugnani en el Centro Cultural Ricardo Rojas. En 1998 retomó los cursos del maestro Esteban Marco en los talleres de fotografía de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA). Realizó seminarios en Agfa. Desde el año 2002,es colaboradora del sitio de fotografía “El Ángel Caído” de Madrid dirigido por el fotógrafo español Manuel Rodríguez Redondo. Fue miembro del grupo Contacto Fotográfico. En 2003 fue seleccionada en la convocatoria de Fotógrafos Independientes (México, San Cristóbal de las Casas). También desde 2003 realiza trabajos de experimentación cinematográfica en los que convergen principalmente la fotografía, la pintura, la música y la poesía. Es autora de libros de poesía, narrativa y teatro infantil. Fue seleccionada en las Convocatorias de la Revista Fotomundo (años 2008 y 2009). Realizó su primera exposición individual de Fotografía titulada “Retratos de Artistas Contemporáneos” en la Dirección de Cultura de Tres de Febrero (Pcia. de Buenos Aires) del 15 de julio de 2011 al 18 de agosto de 2011. Fue seleccionada en varias ocasiones en la Revista de Artes (Convocatorias). Trabaja en forma profesional haciendo Books para actores, Retratos de Artistas, Fotografías de la Naturaleza y Fotografía Artística. Mención de Jurado en el Salón Primavera Fotorevista, Buenos Aires, Argentina, 2016 www.ileanaaggavinoser.blogspot.com


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


I ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


ILEANA ANDREA GOMEZ GAVINOSER


PUNTOS DE VISTA

Como tantas cosas buenas, esto empezó en un aula. Casi sin querer se fue tejiendo un tapiz con las imágenes y las pequeñas historias que, a ratos, se iban compartiendo, aquello fue creciendo, y se humanizó cuando cada uno de nosotros fue dejando ver algunos retazos de su realidad mezclandolo con la común afición y asi, se acabó de conformar un colectivo. La publicación de estas fotos en Eclectica no es mas que una forma de mostrar la diversidad de modos de ver la realidad y el modo en que cada uno de los que conformamos el colectivo ha visto una imagen y la ha contestado con otra. Hay, en el colectivo, una muy dispar historia y experiencia en la fotografia, pero lo que todos compartimos es la afición, las ganas de hacerlo bien y la intención de seguir aprendiendo y de no parar de hacer fotos. Tenemos, tambien, la esperanza de que nuestras fotos le gusten a mucha gente.


JULIO ANGEL GARCIA en marcha


HANS OLO luz verde, ยกadelante!


FERNANDO SEMPERE ALVAREZ en la parrila de salida


JULIO MACÍAS TOLEDANO narciso en rojo


ISABEL RAMIRO c’est la vie!, l’amour..


VERONICA OLIVA in life always forward, pese a las adversidades


PEPA CASADO tan cerca de Madrid y tan lejos del ruido!!


ANGEL CARABALLO un abrazo te abriga el alma en estos dias tan frios


ALMUDENA POLO NYC, repetir una y mil veces


FLORITA DIS la ruta de la vida


SARA GÓMEZ VÉLEZ caminando sin rumbo


ISABEL RONCERO saliendo de la encrucijada


ALICIA MUÑOZ GÓMEZ y ahora “pa” donde??


MIGUEL RAMOS OYA rien ne va plus


El efecto mariposa, el pasado vencido, esperando una nueva primavera y las luces de nuestras fotos alumbrando el futuro.


Lo de que la fotografía se hace perdiéndote, me parece la definición perfecta. Lejos de la fotografía clásica de viajes, la documental, la cual contemplo placenteramente perdiéndome en destinos soñados, siempre me han atrapado otro tipo de imágenes… las de los poetas errantes, las de los lugares perdidos y a su vez insólitos, los espacios abiertos donde de repente aparece un personaje, donde hay un punto de luz abstracto, donde pasa una figura fugaz doblando una esquina, donde te hipnotiza un escaparate por la noche en la calle por donde no pasa nadie, donde se escapa una sombra… En definitiva lugares no reconocibles que pueden pertenecer a cualquier ciudad y a cualquier tiempo. Soy seguidora del trabajo de Bernard Plossu, entre otros tantos, quien se interesa por el paisaje urbano y remoto, el territorio, los pueblos, las costas, los rincones etc, pero que deja claro que son lugares de paso. También soy partidaria, en gastar mejor el dinero en viajar y usar una cámara más barata… Lo más importante es estar alerta y ver qué pasa a nuestro alrededor. Carolina del Olmo www.carolinadelolmo.com https://carolinadelolmo.wixsite.com/carolinadelolmo


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


CAROLINA DEL OLMO


Nunca he entendido muy bien qué es eso de hacer limpieza. Mi madre siempre dice que hay que hacer limpieza cuando encuentra alguna pelusa juguetona danzando bajo la cama o el escritorio. Creo que se esconden allí para que ella no las encuentre, porque saben que, si da con ellas, su nuevo hogar va a ser el interior de la aspiradora, y allí dentro no parece haber mucho sitio para jugar. Hoy estamos haciendo limpieza en casa de mi abuelo, pero no veo ni una mota de polvo, así que no acabo de comprender qué es lo que tenemos que hacer. De hecho, veo a mis padres y mis tíos llevar muchas cajas de un lado a otro, llenas de cosas que debieron ser del abuelo, pero nadie friega el suelo ni abrillanta los cristales. Estoy bastante segura de que esto no es limpieza. -Papá – Le llamo cuando pasa por mi lado - ¿Qué hacéis? -Limpieza – Me responde, dejándome con la misma duda que tenía. - ¿Por qué? -Vamos a vender la casa – Me explica finalmente – Así que hay que vaciarla. Me quedo más contenta con esa respuesta. Así que hacer limpieza es vaciar. Como cuando mamá vacía la casa de pelusas. Con ganas de ayudar, me apresuro a acudir a la cocina, donde encuentro a mi madre metiendo toda clase de platos, vasos, cacerolas y sartenes en diferentes cajas. Sin pensarlo dos veces, empiezo a agarrar todo lo que veo en el armario y a guardarlo. - ¿Qué haces? – Ella saca rápidamente una botella vacía de cristal que acabo de meter en la caja – Esto no se guarda, se tira. - ¿Por qué? – Justo cuando creía que había entendido lo que había que hacer, aparecen con una nueva norma. -Porque lo que no vale para nada se tira a la basura, y lo que sí vale, lo guardamos y nos lo llevamos. – ¡Qué complicado era esto de hacer limpieza! – Anda, vete al salón a ayudar a la tía. Fui una niña obediente y acudí al salón, donde mi tía estaba juntando un montón de objetos en pilas que luego mi tío iba bajando a la calle. Cogí uno por curiosidad y lo examiné: era duro por fuera, pero por dentro estaba lleno de papeles amarillentos cubiertos de símbolos. Era la primera vez que tenía algo así entre mis manos. - ¿Qué es esto, tita? – pregunté, mostrando lo que tenía en la mano. -Un libro – contestó sin mirarme siquiera. Volví a contemplar el objeto, extrañada. - ¿Y se tira o se guarda?


-Se tira – respondió justo cuando el tío entraba por la puerta. -Estoy harto, Mari – dijo mientras se frotaba la espalda con un gesto de dolor. – Por la ventana acabamos antes. -Vale – mi tía Mari se encogió de hombros y se asomó a la ventana antes de arrojar por ella unos cuantos libros. Observé con atención el espectáculo de los libros defenestrados, escuchando el sonido que hacían al golpear contra el suelo. En pocos minutos no quedaba ni uno solo en toda la casa, como si nunca hubieran existido. Mis tíos se marcharon a ayudar a mi madre en la cocina, y yo me asomé a la ventana para contemplar la imagen de la acera inundada de libros abiertos y hojas de papel desparramadas. Me pregunté por qué mi abuelo tendría tantos. Al fin y al cabo, si los tíos los habían tirado, era porque no servían para nada. Pasé un rato allí apoyada, en la ventana, mirando a la calle y disfrutando del sol de la mañana. De repente, vi a un señor mayor parándose frente a la pila de libros y cogiendo uno entre sus manos. Con cuidado, lo abrió y se quedó un largo rato contemplando su interior, que desde mi posición yo veía que no era más que un montón de símbolos negros sobre páginas blancas. Finalmente, el hombre lo cerró y se marchó con él bajo el brazo. dara.

Seguramente su familia también tendría que hacer limpieza en su casa algún día para tirar todos los libros que aquel señor guar-

Candela Fernandez 2018


Si quieres publicar tu trabajo en la revista, ponte en contacto con nosotros en : eclecticarevistadefotografia@gmail.com

Eclectica revista de fotografia numero11  
Eclectica revista de fotografia numero11  

Eclectica Revista de Fotografía numero 11

Advertisement