Issuu on Google+


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

UNIÓN EUROPEA

Pobr ez a

VENIL NI O JU CA NT R IE

IN

DIAN

&

BL

RIBEAN

UEFIEL

AR

D

S

C

A UIT AG

MOV IM

“Proyecto Jóvenes ejerciendo su derecho a la participación activa logran cambios en la sociedad y las políticas públicas”

* U

NIV

ERSI

TY

*


2

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

La Biblioteca Nacional de Nicaragua en calidad de Agencia de ISBN, declara que bajo el siguiente número de ISBN quedará registrado el siguiente título, identificando como editor responsable a: MJN N 305.242 M596 Metzner, Nadine 2035 – ahora es el tiempo, ¡vos decidís! las juventudes de Nicaragua – una oportunidad olvidada / Nadine Metzner, Donald Muñoz. -- 1a ed. -- Managua : MJN, 2012 199 p. : il. ISBN : 978-99964-866-0-9 1. JUVENTUD-NICARAGUA-CONDICIONES SOCIALES 2. POLITICA PUBLICA 3. EDUCACION 4. EMPLEO 5. PARTICIPACION SOCIAL 6. INVESTIGACIONES Managua, 02 de julio de 2012 Créditos de la Investigación: Diseño y Análisis de Investigación Nadine Metzner Donald J. Muñoz C. Auspicio y Apoyo Técnico Unión Europea Oxfam GB GIZ Asistente de Investigación Martha Molina Colaboradores Marvin García Francisco Sequeira Comité Técnico de Gestión de Proyecto Oxfam Gran Bretaña (OGB) Centro de Estudios y Promoción Social (CEPS) Movimiento Juvenil Nicaragüita (MJN) Deutsche Gesellschaft Für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) Bluefields Indian & Caribbean University (BICU) Este documento fue elaborado con el apoyo de la Unión Europea y OXFAM en el marco del proyecto “Jóvenes ejerciendo su derecho a la participación activa logran cambios en la sociedad y las políticas públicas”. Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con las de las organizaciones que apoyan el Proyecto.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

INDICE

Abreviaturas 7 I. Introducción 11 1.1. ¿Por qué esta investigación? 12 1.2.

Los objetivos de la investigación

14

II. Marco conceptual 15 2.1. Los derechos humanos 15 2.1.1. Nociones sobre los derechos humanos

15

2.1.2. Categorías y dimensiones de los derechos humanos

16

2.2. Desarrollo humano y ciudadanía 17 2.2.1. Concepto y alcance del desarrollo humano

17

2.2.2. La ciudadanía: principales abordaje conceptuales

18

2.2.3. Exclusión, inclusión y ciudadanía 19 2.2.4. Desarrollo y derechos humanos; relaciones y complementariedades 20 2.3.

Las juventudes: construcción, diversidad y derechos

21

2.3.1. La juventud y sus diversidades 21 2.3.2. Políticas públicas de la juventud

23

2.3.3. Los derechos generacionales 26 III. Metodología 28 IV. Nicaragua y sus realidades 31 4.1. Las juventudes y el bono demográfico

35

4.2. Democracia debilitada por la falta de gobernabilidad

36

4.3. A pesar de las limitaciones… 38

3


4

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

V. El Marco Jurídico de la Juventud

40

5.1. Instrumentos jurídicos en Nicaragua 40 5.1.1. Ley No. 392, Ley de Promoción de Desarrollo Integral de la Juventud Nicaragüense (julio 2001) y su reglamento (2002) 40 5.1.2. Política Nacional para el Desarrollo Integral de la Juventud Nicaragüense (diciembre 2001) 41 5.1.3. Creación de la Secretaría de la Juventud ahora Instituto de la Juventud como ente estatal coordinador de dicha política (enero 2002) 42 5.1.4. Instalación de la Comisión Nacional de Juventud (septiembre 2003) 42 5.2. A pesar de los avances… 44 5.3. ¿Inversión en las juventudes? 50 5.3.1. Pasos metodológicos para el análisis de la inversión en juventud 2002-2011 50 5.3.2. Bueno, se invierte, pero… 53 VI. Desarrollo sin Educación – ¿Cómo es posible?

58

6.1. La educación dentro de la política nacional de la juventud

59

6.2 ¿Acceso al sistema educativo?

66

6.2.1. El factor económico 69 6.2.2. El factor geográfico

74

6.2.3. El factor cultural 77 6.3. ¿Calidad de la educación? 81 6.3.1. Infraestructura de los centros educativos

81

6.3.2. ¿Y qué sucede con la docencia?

85

6.3.3. Aún más limitaciones 88 6.3.4. La desarticulación de los subsistemas educativos

90


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

VII. ¿Cómo Salir de la Pobreza sin Oportunidades de Empleo?

93

7.1. El empleo dentro de la política nacional de la juventud

93

7.2. ¿Qué tanto acceso hay a un empleo digno?

97

7.3. En estas condiciones trabajan las juventudes en el país

102

7.4. Las diversas discriminaciones que enfrentan las juventudes en el mercado de trabajo 108 7.5. En busca de otras vías para la formación

113

7.6. En busca de mejores condiciones de vida

115

VIII. Participación Ciudadana – ¿Las Juventudes como Sujetos de Derechos y Deberes? 119 8.1. La participación dentro de la política nacional de la juventud

119

8.2. El sistema político asfixia a las juventudes

123

8.3. ¿Espacios de participación para las juventudes?

128

8.4. ¡Nuevos liderazgos urgen! 147 8.5. La complicada relación entre las juventudes y los partidos políticos 151 8.6. La religión y las juventudes

159

8.7. Nicaragua, un país multi-duelos 163 IX. … aportando al desarrollo del país

168

9.1. Movimiento Juvenil Nicaragüita (MJN), Granada – Campaña Cívica “Sin Identidad No Existo” 168 9.2. Movimiento Juvenil Nicaragüita (MJN), Managua – Construcción de Agenda Joven 2011 “Solos Caminamos más Rápido, pero Juntos Llegamos más Lejos” 170 9.3. Centro de Estudios y Promoción Social (CEPS), Ciudad Sandino – Fortalecimiento de las Capacidades de Jóvenes para su Incidencia en la Presupuestación Municipal 173

5


6

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

9.4. Centro de Derechos Humanos, Ciudadanos y Autonómicos (CEDEHCA), Bonanza – Organización del Movimiento JENH- Musawas e Incidencia en Actores Locales

176

9.5. Red de Jóvenes Voces del Presente (RJVP), Chinandega – Respuesta de la juventud ante una situación de emergencia por causa de inundaciones en 2 comunidades del municipio de Villanueva 179 X. Conclusiones 182 XI. Recomendaciones 187 11.1. Instituciones gubernamentales. 187 11.2. Partidos políticos 188 11.3. Organizaciones de la sociedad civil

189

11.4. A las juventudes 190 Bibliografía 191 ANEXOS 195 Anexo 1. Grupos focales realizados. 195 Anexo 2. Entrevistas realizadas. 196 Anexo 3. Indicadores por variable para el análisis de inversión en juventud. 200


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Abreviaturas

AAGANIC Asociación Afro-Garífuna Nicaragüense ACD Asociación Cívica por la Democracia ACRIC Asociación Centro Regional de Información y Consejería AJECIM Asociación Juvenil Esfuerzo Cristiano de la Iglesia Morava AJOMA Asociación de Jóvenes de Mateare ALBA-Caruna Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Cooperativa de Ahorro y Crédito Caja Rural Nacional AMUNIC Asociación de Municipios de Nicaragua ASODEL Asociación para la Sobrevivencia y el Desarrollo Local BCN Banco Central de Nicaragua BICU Bluefields Indian & Caribbean University CAMAJ Casas Municipales de Adolescentes y Jóvenes CDD Consejo de Desarrollo Departamental CDM Consejos de Desarrollo Municipal CED Consejo Electoral Departamental CEDEHCA Centro de Derechos Humanos, Ciudadanos y Autonómicos CENIDH Centro Nicaragüense de Derechos Humanos CEPAL Comisión Económica para América Latina y el Caribe CEPS Centro de Estudio y Promoción Social CIASES Centro de Investigación y Acción Educativa Social CIDJ Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes CINCO Centro de Investigaciones de la Comunicación CJN Consejo de la Juventud de Nicaragua CMAJ Consejos Municipales de Adolescentes y Jóvenes CN Constitución Nacional CNJ Comisión Nacional de la Juventud CNU Consejo Nacional de Universidades CODENI Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que tra bajan con la Niñez y la Adolescencia COMAJ Consejo Municipal de Adolescente y Jóvenes CONPES Consejo Nacional de Planificación Económica y Social CORPES Consejo Regional de Planificación Económica y Social COSUP Consejo Superior de Universidades Privadas CPC Consejos del Poder Ciudadano CPDH Comisión Permanente de Derechos Humanos CSE Consejo Supremo Electoral DDHH Derechos Humanos DSR Derechos Sexuales y Reproductivos DUDH Declaración Universal de los Derechos Humanos

7


8

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

ECLAC Economic Commission for Latin America and the Carribean (CEPAL) EDUQUEMOS Foro Educativo Nicaragüense EHME Encuesta de Hogares para la Medición del Empleo ENAJ-INDH Encuesta Nacional sobre las Percepciones de Adolescen tes y Jóvenes – Informe Nacional sobre Desarrollo Humano EMNV Encuesta Nacional de Hogares sobre la Medición de Nivel de Vida ENTIA Encuesta sobre Trabajo Infantil y de Adolescentes EyT Ética y Transparencia FEDCANIC Fundación para la Autonomía y Desarrollo de la Costa Atlántica de Nicaragua FIDEG Fundación Internacional para el Desafío Económico Global FISE Fondo de Inversión Social de Emergencia FOIL Programa de Formación Ocupacional e Inserción Laboral FSLN Frente Sandinista de Liberación Nacional FUNIDES Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social GIZ Cooperación Alemana Nicaragua ICCPR Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos ICECSR Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales IDR Instituto de Desarrollo Rural IEEPP Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas ILSC Instituto de Liderazgo de las Segovias INATEC Instituto Nacional Tecnológico INDH Informe de Desarrollo Humano INGES Instituto de Investigaciones y Gestión Social INIDE Instituto Nacional de Información de Desarrollo INIFOM Instituto de Fomento Municipal INJUDE Instituto Nicaragüense de la Juventud y del Deporte INJUVE Instituto de Juventud INTA Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria INSS Instituto Nacional de Seguridad Social IPADE Instituto para el Desarrollo y la Democracia IPMJ Índice de Pobreza Multidimensional Juvenil JENH-CEDEHCA Jóvenes Estableciendo Nuevos Horizontes – Centro de Derechos Humanos, Ciudadanos y Autonómicos JNPE Jornada Nacional Permanente por la Educación JUDENIC Juventud por la Democracia de Nicaragua MAGFOR Ministerio Agropecuario y Forestal


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

MHCP Ministerio de Hacienda y Crédito Público MIGOB Ministerio de Gobernación MINED Ministerio de Educación MITRAB Ministerio del Trabajo MJN Movimiento Juvenil Nicaraguita ODH Oficina de Desarrollo Humano OEA Organización de Estados Americanos OIJ Organización Iberoamericana de Juventud OMAN Organización de Mujeres Afrodescendientes de Nicaragua OMDISFUB Organización de Mujeres Discapacitadas por un Futuro sin Barreras ONG Organismo No-Gubernamental PAE Proyecto de Auto Empleo PEA Población Económicamente Activa PEBI Programa de Educación Bilingüe Intercultural PGR Presupuesto General de la Republica PIB Producto Interno Bruto PLC Partido Liberal Constitucionalista PLI Partido Liberal Independiente PNUD Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo PREDHA Programa Regional de Educación en Derechos Humanos y Autonómicos PSS Promotoría Social Solidaria PYME Micros, Pequeñas y Medianas Empresas RAAN Región Autónoma del Atlántico Norte RAAS Región Autónoma del Atlántico Sur RJVP Red de Jóvenes Voces del Presente SEAR Sistema Educativo Autonómico Regional SEPEM Servicio Público de Empleo SSR Salud Sexual y Reproductivo TI Transparencia Internacional TRANSMUNI Sistema de transferencias e información municipal UAM Universidad Americana UE Unión Europea UNAN Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua UNESCO Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) UNFPA Fondo de Población de las Naciones Unidades URACCAN Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense Yatama Yapti Tasba Masraka Nanih Aslatakanka

9


10

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

I. Introducción Las juventudes en Nicaragua son consideradas por algunos sectores como apáticas y pasivas para participar e involucrarse en la gestión pública. Se les da calificativos como: “bacanales”; “irresponsables”, “delincuentes”. O se dice de ellas: “no les interesa impulsar el cambio en el país”. Pero las condiciones en las que socializan a diario la mayor parte de las juventudes en el país no ofrecen un ambiente para su desarrollo humano. La educación muestra grandes deficiencias: no toda la población tiene acceso a los centros de estudios y las que lo tienen enfrentan una educación de baja calidad que no les permite desarrollar capacidades y competencias suficientes para satisfacer las demandas del mercado de trabajo. Pero además existe otra dificultad, ya que el Estado no tiene la capacidad de generar oportunidades de empleo a todas/ os las/os jóvenes que salen anualmente al mercado laboral. En consecuencia, muchas/os jóvenes no tienen trabajo o trabajan en malas condiciones, de manera tal que sus derechos son violados. Y finalmente, en términos de participación política en diferentes espacios, se ven excluidas tanto en los partidos políticos, en las organizaciones no-gubernamentales y los movimientos sociales. En esos espacios se les dificulta su desarrollo por causa del adultismo. Pero estos tres aspectos de la vida cotidiana solamente son un ejemplo de la exclusión que tienen que vivir las juventudes en Nicaragua. Además muchas/os jóvenes experimentan discriminación por su color, su género, su origen étnico, su apariencia, su orientación sexual, etc. Por tanto, muchas/os jóvenes viven una discriminación doble o triple. En el momento actual Nicaragua vive una oportunidad única de transición demográfica denominada también “bono demográfico”. Este se origina “por la disminución de las tasas de natalidad y mortalidad, lo cual permite un aumento de la población potencialmente activa, es decir de las personas que están en edad de emplearse y generar ingresos, junto con una disminución de la población dependiente económicamente” (PNUD, 2011, p. 24). Es de vital importancia que las miradas se tornen hacia esta oportunidad y se generen los mecanismos adecuados para maximizar su impacto positivo en la vida de las personas y, por ende, en el desarrollo del país. La presente investigación evidenciará, mediante el ejemplo de estos tres ámbitos de la sociedad (educación, empleo y participación), el nivel de exclusión que viven las juventudes en el país. Y debido a estas privaciones que viven las juventudes en Nicaragua, no sorprende que exista una percepción de ellas como “apáticas y pasivas”. Pero además, la investigación mostrará que hay algunas/os jóvenes que a pesar de esta exclusión múltiple están emprendiendo

11


12

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

iniciativas que buscan contribuir a disminuir esta brecha de exclusión a través de su participación activa en la sociedad. El capítulo 1 describe el marco jurídico de juventud existente en el país, incluyendo la inversión de juventud en los tres ejes de trabajo seleccionados para el presente estudio. Para ello se trabajó con una serie de variables e indicadores tomados del plan de acción de la Política Nacional para el Desarrollo Integral de la Juventud, a partir de la elaboración de un análisis de los informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 y del informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011 (PGR, MHCP, 2011). En el capítulo 2 se presenta la situación actual sobre la educación en Nicaragua y cómo su estado afecta el desarrollo integral de las juventudes a través del bajo nivel de empoderamiento de sí mismos mediante el desarrollo de sus competencias y habilidades. El capítulo 3 aborda la situación de empleo en el país, principalmente las condiciones desfavorables a las que se enfrentan las juventudes al momento de enfrentar situaciones difíciles y trascendentales en sus vidas, como lo es la sobrevivencia propia y de los suyos. El capítulo 4 profundiza en la situación en términos de participación social, política y económica en la que se desarrollan las juventudes, relacionadas con las causas del incremento de la brecha de la llamada “apatía” hacia el involucramiento en la gestión y fiscalización pública. Finalmente el capítulo 5 muestra algunas iniciativas que están siendo desarrolladas por las juventudes, que buscan cómo aportar mediante su participación voluntaria y organizada en movimientos sociales y ONG a disminuir las brechas de exclusión y aprovechar el “bono demográfico”. 1.1.

¿Por qué esta investigación?

La presente investigación es parte de un proyecto financiado por la Unión Europea con el nombre “Jóvenes ejerciendo su derecho a la participación activa logran cambios en la sociedad y las políticas públicas” en el que participan varios actores: Oxfam-GB, el Centro de Estudio y Promoción Social (CEPS), la Bluefields Indian & Caribbean University (BICU) y el Movimiento Juvenil Nicaraguita (MJN) con apoyo técnico de la Cooperación Alemana (GIZ). Los resultados del estudio serán utilizados como insumos para diversas acciones a realizarse en el marco de dicho proyecto, ya que expresará las principales necesidades de las juventudes. Se seleccionaron los ámbitos de educación, empleo y participación ciudadana como ejes temáticos porque están vinculados entre sí y es el Estado quien tiene un papel preponderante en incentivar la inclusión de las juventudes a través de las políticas públicas.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Primero, hay que garantizar la promoción de una buena educación para todas y todos porque esta ayuda a salir de la pobreza. Según un informe de CEPAL, una persona que tiene al menos de 10 a 13 años de escolarización o tiene completada la educación secundaria tiene un 90% de probabilidad de no vivir una vida en pobreza en América Latina (CEPAL, 2008b: 26). Entonces se puede asumir que un alto nivel de educación lleva a un mejor acceso al mercado de trabajo. Segundo, hay que facilitar el acceso de las y los jóvenes al mercado laboral y mejores condiciones de empleo. De esto depende mucho la inclusión de las personas en la sociedad y los privilegios que este estatus concede: acceso al seguro social, sistema de pensiones, satisfacción de necesidades básicas, etc. Tercero, hay que promover oportunidades para que las juventudes desarrollen una ciudadanía activa. Se debe garantizar el cumplimiento del marco jurídico de participación ciudadana (en especial la Ley No. 475), ley para el desarrollo integral de la juventud nicaragüense (Ley No. 392) y lo contemplado en la Constitución política de Nicaragua. En otras palabras, hay que respetar el marco legal institucional y el Estado de derecho en el país. El sistema educativo es necesario para crear una “identidad cultural y de competencias para el ejercicio de la condición ciudadana” (PNUD, 2009a, p. 90). Además, el mercado laboral “es fuente de integración y reconocimiento social, facilita los contactos y la integración a redes y la participación en acciones colectivas” (PNUD, 2009a, p. 89). Jennifer McCoy (2004) concluye la vinculación de los tres ejes de la siguiente manera: “(…) la desigualdad de ingresos genera y es generada por derechos civiles y sociales débiles, que a su vez obstaculizan los derechos políticos. Los bajos niveles de educación, la pobreza y la falta de acceso al sistema judicial afectan la capacidad de los ciudadanos de participar en la toma de decisiones políticas, más allá de votar, ya sea organizando y haciendo lobby o presentándose para un cargo político. A su vez, el acceso desigual a la participación política refuerza las desigualdades sociales y los desequilibrios de poder.” (ibíd.) En consecuencia, el Estado tiene un papel fundamental en el cumplimiento de los derechos mencionados anteriormente, para garantizar el desarrollo humano y sostenible de la generación de jóvenes en la actualidad. En especial en la promoción de políticas públicas orientadas a reducir la brecha de exclusión y desigualdad que actualmente existe en Nicaragua.

13


14

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

1.2.

Los objetivos de la investigación

La presente investigación tiene como objetivo mostrar la situación de los derechos humanos, específicamente los derechos políticos, económicos y sociales que viven las juventudes en el país. Delimitados estos tres ejes temáticos (educación, empleo y participación ciudadana), las/os autoras/es van a mostrar la percepción de las juventudes sobre el cumplimiento y demanda de sus derechos humanos y las propuestas de incidencia pública mediante su participación activa. Adicionalmente se va a examinar el marco jurídico de la juventud que existe en el país, para mostrar las debilidades que tiene y para identificar propuestas de mejoras para aprovechar el bono demográfico, una situación única y prometedora que vive Nicaragua. Todo esto tiene la lógica de evidenciar ante las organizaciones juveniles, medios de comunicación, gobierno y organizaciones no-gubernamentales que es imprescindible potenciar e incentivar el empoderamiento de las juventudes para aportar al desarrollo de Nicaragua.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

II. Marco conceptual 2.1.

Los derechos humanos

2.1.1. Nociones sobre los derechos humanos Las nociones sobre los derechos humanos se cambiaron constantemente durante el tiempo. Pero siempre fue entendido como “un conjunto moderno de derechos individuales y colectivos que han sido promovidos y protegidos, a través de la ley internacional y nacional.” (Landman, 2006: 10) El principal hito histórico en materia del derecho internacional de los derechos humanos lo constituye la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) en el año 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Dicho Declaración Universal de los Derechos Humanos está compuesta de treinta artículos que contienen todos los derechos humanos que deben ser protegidos. Por falta de validez jurídica, se establecieron tratados internacionales en base de la DUDH que cumplen con este requisito. La así llamada Carta Internacional de Derechos Humanos contiene el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR) de 1966, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ICECSR) de 1966, el Primer y el Segundo Protocolo Facultativo del ICCPR y la misma Declaración Universal. (Landman, 2006) El Informe sobre el Desarrollo Humano del año 2000 define los derechos humanos como “los derechos que tienen todas las personas, en virtud de su humanidad común, a vivir una vida de libertad y dignidad. Otorgan a todas las personas la posibilidad de presentar reivindicaciones morales que limiten la conducta de los agentes individuales y colectivos y el diseño de los acuerdos sociales, y son universales, inalienables e indivisibles.” (PNUD, 2000: 16) Según este informe, los derechos humanos expresan el profundo compromiso de que se garantice que todas las personas puedan disfrutar de los bienes y libertades necesarios para una vida digna. Otros autores [Nikken, P. (1994) y Rescia, V. (s.f.)] plantean los derechos humanos en una relación directa entre individuos/colectividades y el Estado. Los derechos humanos son definidos como los atributos de toda persona inherentes a su humanidad y la afirmación de la dignidad de la persona frente al Estado, una dignidad (derechos) que debe ser respetada, garantizada o bien llamada a cumplir por éste.

15


16

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

2.1.2. Categorías y dimensiones de los derechos humanos Los derechos civiles y políticos (derechos de primera generación) y los derechos económicos sociales y culturales (derechos de segunda generación) son considerados – para efectos de medición, monitoreo de protección y cumplimiento progresivo – como categorías generales de los derechos humanos apelando a su evolución normativa. Estas categorías de derechos están relacionadas con las obligaciones que tienen los Estados partes en razón los diferentes tratados internacionales que les contienen y reconocen. Estas responsabilidades son entendidas a su vez como dimensiones de los derechos humanos, en particular las obligaciones del Estado para respetar, proteger y cumplir los derechos humanos. Respecto a estas dimensiones y con la finalidad de construir indicadores basados en derechos humanos, Landman (2006) las define de la siguiente manera: “La obligación de respetar requiere que el Estado y todos sus organismos y sus agentes se abstengan de llevar a cabo, o tolerar cualquier práctica, política o medida jurídica que viole la integridad de los individuos o que afecte su libertad para tener acceso a los recursos que satisfagan sus necesidades. También requiere que los códigos legales y administrativos tomen en cuenta la garantía de los derechos. La obligación de proteger obliga al Estado y sus agentes a prevenir la violación de los derechos por otros individuos o por otros actores no estatales. El Estado debe garantizar acceso a los recursos legales, donde ocurran violaciones. La obligación de cumplir implica asuntos relacionados con la defensa, el gasto público, la regulación gubernamental de la economía, el suministro de servicios públicos y la infraestructura relacionada, así como las medidas de redistribución. El deber del cumplimiento, incluye esas medidas activas necesarias para garantizar las oportunidades de acceso a los derechos.” (Ibíd.: 13) Estas dimensiones concretizan y definen las responsabilidades/obligaciones de los Estados frente las diferentes categorías de derechos humanos, lo que contribuye a precisar qué tan efectivo está siendo un Estado en el cumplimiento, protección y/o respeto de los derechos humanos.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

2.2.

Desarrollo humano y ciudadanía

2.2.1. Concepto y alcance del desarrollo humano Se puede entender el desarrollo humano como “el aumento del rango de opciones, posibilidades u oportunidades entre las cuales pueden elegir los seres humanos. Las opciones significan aquellas cosas que los seres humanos valoran o desean por una buena razón, como una vida saludable o la posibilidad de disfrutar de un medio ambiente limpio. Cabe señalar que estas opciones no incluyen posibilidades destructivas o meramente caprichosas, tales como matar o robar.”1 Entre el discurso del desarrollo humano se puede diferenciar cuatro opciones fundamentales para cada ciudadana/o: • “Tener una existencia sana y duradera, • acceder al conocimiento, • disfrutar de recursos materiales suficientes para tener un buen vivir, y • tener la posibilidad de participar en la vida de la comunidad y en los asuntos colectivos” (PNUD, 2011c: 14) Según una publicación de PNUD (2011c) estas opciones de cada persona pueden ser vistas en términos de funcionamientos y capacidades según el discurso desarrollado por Amartya Sen: • “Amartya Sen entiende por funcionamientos, las cosas que una persona puede ser o hacer a lo largo de su vida. Por ejemplo, leer o escribir, estar bien alimentado o gozar de buena salud y tener una vivienda digna. • Las capacidades, por su parte, consisten en varias combinaciones de funcionamientos que cada persona puede obtener. Por ejemplo, gozar de bienestar corporal como consecuencia de tener adecuadas condiciones de salud, una buena alimentación y una vivienda adecuada. • La libertad, dentro del concepto de desarrollo humano, está determinada por la posibilidad de conseguir funcionamientos. Esta posibilidad proporciona una medida de las oportunidades con las que cuenta la persona para alcanzar su bienestar. En otras palabras, a mayor número de opciones entre las cuales se puede elegir, mayor es el bienestar.” (PNUD, 2011c: 14) 1 Encontrado en: http://www.escuelapnud.org/afrodescendientes/swf/rec102. swf

17


18

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

En su conjunto, los funcionamientos, capacidades y libertades con dimensiones del desarrollo que contribuyen tanto a su comprensión como a su operacionalización y puesta en práctica a través de políticas públicas. El desarrollo humano es una herramienta poderosa para que las personas logren realizar su proyecto de vida en un marco de dignidad, desde sus propias realidades, transformando estas y transformándose a sí mismos. 2.2.2. La ciudadanía: principales abordaje conceptuales La comprensión de la ciudadanía, parte de las tendencias que se han hilvanado sobre la teoría democrática. En este sentido, es altamente clarificador el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, 2004) sobre el desarrollo de la democracia en América Latina, expresa que: “La democracia se ha convertido en un sinónimo de libertad y justicia. Es, a la vez, un fin y un instrumento. Contiene, básicamente, una serie de procedimientos para el acceso y el ejercicio del poder, pero es, para los hombres y las mujeres, también el resultado de esos procedimientos. En esta perspectiva, la democracia excede a un método para elegir a quienes gobiernan, es también una manera de construir, garantizar y expandir la libertad, la justicia y el progreso, organizando las tensiones y los conflictos que generan las luchas de poder.” (PNUD, 2004) Desde esta perspectiva, se entiende por ciudadanía “un tipo de igualdad básica asociada al concepto de pertenencia a una comunidad, que en términos modernos es equivalente a los derechos y obligaciones de los que todos los individuos están dotados en virtud de su pertenencia a un Estado nacional.” (PNUD, 2004) El politólogo argentino Guillermo O´Donnell entiende la ciudadanía como una triple conjunción de lo civil, lo social y lo político. “La ciudadanía política es el conjunto de derechos que permite a los individuos participar en la conducción de su sociedad a través de sus representantes en el Estado, y se expresa sobre todo en los derechos electorales. La idea de la ciudadanía civil resulta de los derechos necesarios para la libertad individual, esto es, la libertad personal, de palabra, de pensamiento, de credo, de capacidad legal, y de justicia.” “Por tanto, la ciudadanía civil es preexistente y necesaria para la ciudadanía política, pues representa las capacidades mínimas que se requieren para participar de la comunidad política. La ciudadanía social es aquella que se refiere a los derechos a disfrutar y demandar del Estado un nivel de


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

vida reconocido como mínimo por la sociedad y a participar del bienestar producido por la sociedad (O´Donnell et al., 2003: 96-97).” (PNUD, 2005: 21-21) La complementariedad e interacción entre la ciudadanía civil, política y social, es clarificada por Jennifer McCoy (2004) cuando ejemplifica “(…) la desigualdad de ingresos genera y es generada por derechos civiles y sociales débiles, que a su vez obstaculizan los derechos políticos. Los bajos niveles de educación, la pobreza y la falta de acceso al sistema judicial afectan la capacidad de los ciudadanos de participar en la toma de decisiones políticas, más allá de votar, ya sea organizando y haciendo lobby o presentándose para un cargo político. A su vez, el acceso desigual a la participación política refuerza las desigualdades sociales y los desequilibrios de poder.” (2004: 236) Desde estas consideraciones es evidente que para el desarrollo del individuo, no es suficiente potencializar un aspecto de su ciudadanía, sino que este “enfoque multidimensional de la ciudadanía (…) todas las ciudadanías se requieren y refuerzan mutuamente”. (PNUD, 2005: 20) 2.2.3. Exclusión, inclusión y ciudadanía En el Informe de Desarrollo Humano de Guatemala del año 2000 las/os autoras/ es plantean la exclusión como una limitación de grupos sociales que no pueden aprovechar las oportunidades – tanto económicos como sociales, culturales y políticas – existentes en la sociedad. Se puede diferenciar tres dimensiones en cuales se expresa la exclusión como planteada arriba: “a) la económica, que incluye las limitaciones estructurales al acceso y participación en los mercados, lo cual, a la vez, frena el acceso a los recursos y al ingreso; b) la político-jurídica, la cual implica que los mecanismos tradicionales de participación social son inadecuados para expresar los intereses de los grupos más vulnerables y más bien imponen barreras al ejercicio de los derechos ciudadanos; c) la exclusión social, que se refiere al desconocimiento de identidades y particularidades de etnia, género, religión, o a preferencias de ciertos individuos y grupos sociales.” (PNUD, 2000b: 12) En resumen se puede definir la exclusión social como la negación tanto de los derechos como las obligaciones que incluye la ciudadanía. (PNUD, 2009a) La inclusión, planteada desde el lado opuesto de la exclusión social, es definida como “el proceso mediante el cual los individuos y los grupos o colectivos

19


20

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

sociales salen de la exclusión social y son integrados a la sociedad en que viven tanto desde el punto de vista económico y social, como político y cultural. En este sentido, la inclusión social se obtiene cuando los individuos y los grupos sociales dejan de sufrir de los efectos negativos del desempleo, bajo nivel de instrucción, vivienda precaria, delincuencia y violencia social, mala salud, problemas familiares, limitado acceso a servicios, la superación del aislamiento social y espacial, se les reconoce como actores sociales y participan plenamente en las organizaciones sociales y políticas de una sociedad determinada.” (PNUD, 2009a; 92) Desde estos planteamientos (exclusión - inclusión) la ciudadanía adquiere una doble dimensión; a) negativa, en cuanto la exclusión implica la negación de libertades y derechos los individuos y los grupos o colectivos sociales, lo que implicaría una ausencia real de la ciudadanía partiendo de su concepto y dimensiones; y b) positiva, por cuanto la inclusión social busca romper con las barreras y factores generadores de la exclusión y busca como fin último el ejercicio de libertades, la agencia de las personas y oportunidades reales para su desarrollo humano. La ciudadanía es en sí misma una categoría que sirve de ruta y guía para desarticular las privaciones fomentadas por los factores generadores de exclusión social. 2.2.4. Desarrollo y derechos humanos; relaciones y complementariedades El paradigma de Desarrollo Humano concibe a los seres humanos como titulares de derechos. No puede ser de otra manera, dado que la libertad y la igualdad son sus valores centrales. “En líneas generales, el enfoque basado en derechos considera que el primer paso para otorgar poder a los sectores excluidos es reconocer que ellos son titulares de derechos que obligan al Estado. Al introducir este concepto se procura cambiar la lógica de los procesos de elaboración de políticas, para que el punto de partida no sea la existencia de personas con necesidades que deben ser asistidas, sino sujetos con derecho a demandar determinadas prestaciones y conductas. Las acciones que se emprendan en este campo no son consideradas solo como el cumplimiento de mandatos morales o políticos, sino como la vía escogida para hacer efectivas las obligaciones jurídicas, imperativas y exigibles, impuestas por los tratados de derechos humanos.” (Abramovich, 2006: 36) Por ende, los derechos humanos deben guiar u orientar las políticas públicas de todos los Estados. Los derechos humanos son los derechos que tienen todas las personas, en virtud de su humanidad común, a vivir una vida de libertad y dignidad. Son


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

universales (corresponden a todas las personas, y todas tienen igual condición con respecto a esos derechos); son inalienables (uno no sustituye a otros, ni se puede renunciar a ellos voluntariamente); y son indivisibles (no hay jerarquías entre ellos y no se puede reprimir algunos y promover otros). Tanto los derechos humanos como el desarrollo humano tienen la visión y el propósito de “velar por la libertad, el bienestar y la dignidad” (PNUD, 2000a: 1) de todas y todos. Mas especifico estas libertades son: • “Libertad de la discriminación, ya sea en razón del género, la raza, el origen nacional o étnico o la religión. • Libertad de la necesidad, para disfrutar de un nivel decente de vida. • Libertad para desarrollarse y hacer realidad la potencialidad humana de cada uno. • Libertad del temor, de las amenazas contra la seguridad personal, de la tortura, de la detención arbitraria y otros actos violentos. • Libertad de la injusticia y de las violaciones del imperio de la ley. • Libertad para participar en la adopción de decisiones, expresar las opiniones y formar asociaciones. • Libertad para tener un trabajo decente, sin explotación.” (PNUD, 2000a:1) 2.3.

Las juventudes: construcción, diversidad y derechos

2.3.1. La juventud y sus diversidades La juventud como categoría tiene un recorrido teórico sumamente extenso y complejo. La construcción de lo que se comprende como “juventud”, específicamente “quiénes son” y “quiénes no son” jóvenes), tiene connotaciones diversas según la época y la cultura de la sociedad descrita. Un primer planteamiento de esta complejidad deriva de la revisión de quienes se han definido como “personas jóvenes”. No existe un consenso sobre el rango de edad de la población joven. Mientras las Naciones Unidas sitúan las persones entre 15 y 24 años como “joven”, los países de Centroamérica consideran personas con una edad más alta como joven todavía. Por ende, en Costa Rica las personas entre 12 y 35 años y en Honduras las entre 12 y 30 años están considerados como joven. En Nicaragua, la Ley No. 392 sitúa el segmento poblacional entre 18 y 30 años de edad como “joven”.

21


22

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Aunque tradicionalmente se ha identificado la juventud como una “etapa de transición” entre la niñez y la adultez, en realidad existen diversas perspectivas para la comprensión de lo juvenil. Abaunza (2009) plantea tres diferentes nociones sobre la juventud: “Unas nociones conciben al joven desde: la incompletud (carentes de controles y límites, inmaduros, en construcción identitaria); la transitoriedad (de paso entre la niñez y la adultez, sin un lugar definido, en preparación para); la vulnerabilidad (portador del riesgo, susceptible al daño, tanto propio como a la sociedad); la peligrosidad (en tanto sujeto incompleto, transitorio y vulnerable es proclive por ejemplo a la violencia y/o la delincuencia).” (ibíd.) En éstas nociones, prima la compresión de la juventud como etapa y del joven como sujeto desde su problemática, es decir, ambos, tanto juventud como categoría y el joven como sujeto, son problemas sociales, etapa y sujeto que requieren compostura y adaptación a los normas sociales y conductas/valores adoptados con el conjunto social. “Otra noción del joven que contrasta con la anterior es la de portador de una cultura específica (subcultura, culturas juveniles, microculturas, etc.). Desde esta perspectiva, por un lado, se estigmatizan las expresiones de los y las jóvenes y, por el otro, se reconocen sus culturas específicas y su valor de recreador de la cultura de su época.” (ibíd.) “Una tercera noción es del joven como actor de ciudadanía (depositario de la transformación social, motor del cambio, protagonista de la sociedad). Los y las jóvenes son considerados como sujetos de derechos, participativos, visibles en el escenario público, actores en el desarrollo y progreso de las comunidades.” (ibíd.) En los estudios durante la última década la juventud ha sido comprendida cada vez más como una construcción socio-histórica, cultural y relacional. Cada sociedad construye un espacio (simbólico, físico y político) para las personas jóvenes, crea expectativas sobre ellas, asigna y reproduce “el lugar” que deben ocupar. Implícitamente en la sociedad se crea un “ideal” de juventud y en virtud de ese imaginario social, se les atribuyen responsabilidades, roles y funciones que obedecen más a contextos socioculturales y económicos que a criterios biológicos o etarios.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Vélez (2003) señala que: “La juventud no es una categoría homogénea, estática ni invisible, es un sector poblacional de una gran diversidad, con múltiples identidades, donde entra en juego tanto lo material como lo simbólico, así como también lo cultural, lo socioeconómico, la dimensión de género, lo político, lo étnico y lo religioso, que se conjugan permanentemente”. (Ibíd.: 94) Con el termino de “juventud” se oculte la gran diversidad entre este segmento poblacional. Por ende se introdujo el termino en plural “juventudes” para reconocer que no existe un sujeto social homogéneo. Hay varias categorías que contribuyen a esta diversidad. Según Abaunza (2009) estos son los siguientes: • “Urbano – Rural: con la cual se pretende dar cuenta de los contrastes en los procesos de subjetivación que viven los sujetos según el contexto en el que se desenvuelven. • Clase social: que permite identificar las especificidades de los y las jóvenes con relación al lugar que ocupan en la distribución de diferentes capitales: económicos, sociales, políticos y culturales. • Género: que pone de relieve las formas en que culturalmente se constituye lo que es ser hombre y mujer en colectividades específicas. • Orientación sexual: con el propósito de identificar las adscripciones identitarias que manifiestan formas singulares de asumir el deseo y la sexualidad. • Étnico – Racial: para hacer referencia a los procesos particulares en los que emerge una condición juvenil en grupos étnicos. • Discapacidad: para visualizar a las y los jóvenes que como condición de nacimiento o por un hecho accidental, ven alteradas algunas de sus capacidades físicas y mentales.” (ibíd.) 2.3.2. Políticas públicas de la juventud Una primera aproximación a las políticas públicas de la juventud puede comprenderlas como “toda acción que se oriente tanto al logro y realización de valores y objetivos sociales referidos al período vital juvenil, como así también, aquellas acciones orientadas a influir en los procesos de socialización involucrados. Trátese tanto de políticas reparatorias o compensatorias como de promoción y orientadas al desarrollo y/o construcción de ciudadanía.” (Balardini, 1999: 1)

23


24

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Las políticas de juventud pueden ser los cuatro siguientes: • “Las políticas para la juventud, comúnmente asistencialistas, ubican a la juventud en lugares periféricos del cuerpo social activo, padecen de cierto proteccionismo –los jóvenes son vistos como vulnerables y sin experiencia–, y operan en función de un fuerte control social. Asimismo, comparten una extrema confianza en los resultados de los procesos de enseñanza, inequívocamente dirigidos bajo una orientación que es prevista por los adultos. Se trata de un dirigismo social generalizado, ejercido por la tutela omnipresente y omniprovidente de los adultos que estimulan en los jóvenes conductas pasivas y conformistas. • Las políticas por la juventud se desarrollan por medio de los jóvenes. Sus características principales son: llamados a la movilización, adoctrinamiento, retórica heroica, dinamización del mundo juvenil, instrumentalización de su idealismo. Son pasivas por parte de los jóvenes, se imponen desde arriba, no sirven a los jóvenes, y se sirven de ellos. Propias de los regímenes totalitarios y autoritarios, que necesitan de los jóvenes para tener continuidad. • Las políticas con la juventud son las más modernas e innovadoras. Su principio base es la solidaridad y son en esencia participativas, no sólo en el espacio ejecutivo, sino en aquellos aspectos que se refieren al análisis y la toma de decisiones. Son activas desde los jóvenes e interactivas en la dialéctica juventud-sociedad. No son impuestas desde arriba, sino creativas, abiertas y sujetas al debate crítico. • Las políticas desde la juventud se refieren a las actividades e iniciativas imaginadas, diseñadas y realizadas por los mismos jóvenes en condición autogestionaria. Incorporan las tendencias post estatistas que confieren un rol relevante a la sociedad civil en la gestión de proyectos sociales y culturales. Se trata de iniciativas autónomas de grupos juveniles más o menos formales, que pueden observarse en Casas de la Juventud, y son realizadas con subsidios del Estado, u otros.” (CEPAL/OIJ, 2004: 297-298) Las políticas para la juventud están mayormente utilizadas de gobiernos conservadores y los autoritarios tienden a las políticas por la juventud. En contrario, los gobiernos democráticos y los que buscan un desarrollo de todos los segmentos poblacionales tienden a utilizar políticas con y desde la juventud. (ibíd.)


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

La participación de las juventudes es un elemento que se ha reconocido como sustancial, tanto en la construcción de la ciudadanía juvenil como para el desarrollo de las juventudes. Dina Krauskopf, discurre ampliamente sobre este aspecto: “Para diferenciarla de formas aparentes de participación se ha denominado participación protagónica a la participación social efectiva de los y las adolescentes. Esta meta demanda abandonar el adultocentrismo, tomar en cuenta las diversas situaciones de exclusión que viven los y las adolescentes (en estas últimas, una modalidad es la reclusión doméstica), permitir y escuchar abiertamente la voz de los y las adolescentes en los más diversos ámbitos” (Krauskopf, 2003: 25) Roger Hart construyó una escala de participación de niñas, niños y adolescentes. El hace la diferencia entre las dos dimensiones participación aparente y participación genuina. En la primera dimensión no existe una participación verdadera, sino una “orientación adultocéntrica” (Krauskopf, 2003: 26). Esa dimensión distingue los siguientes tres grados: 1. “manipulación 2. decoración y 3. participación simbólica.” (ibíd.) Los siguientes cinco grados simbolizan un nivel de participación más alta de la participación genuina: 4. “los niños y adolescentes son asignados para las actividades, pero informados 5. los niños y adolescentes son consultados e informados 6. la participación es iniciada por los adultos y las decisiones compartidas por los niños y adolescentes 7. la participación es iniciada por los niños y adolescentes; dirigida por los adultos 8. la participación es iniciada por los niños y los adolescentes, las decisiones son compartidas con los adultos.” (ibíd.)

25


26

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

La ciudadanía juvenil y la participación protagónica de las juventudes, además de ser un tema de ejercicio de derechos, son categorías que facilitan el desarrollo humano de las juventudes, siempre que este desarrollo sea pensado y parta desde y con las juventudes mismas. 2.3.3. Los derechos generacionales El Sistema Universal de Protección de los Derechos Humanos lo logro constituir un instrumento internacional que protege los derechos de las y los jóvenes. (Sequeira, 2010) Sin embargo, existe una Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes (CIDJ) donde dice en articulo 2: “Los Estados Parte en la presente Convención reconocen el derecho de todos los jóvenes a gozar y disfrutar de todos los derechos humanos, y se comprometen a respetar y garantizar a los jóvenes el pleno disfrute y ejercicio de sus derechos civiles, políticos, económicos, sociales, y culturales”. Sequeira (2010) evalúa la CIDJ como: “La CIDJ en su cuerpo, reconoce los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de las personas jóvenes. Este reconocimiento, aporta a las consideraciones planteadas anteriormente sobre la juventud como categoría construida social y culturalmente, pero además, dota a las juventudes de un conjunto de derechos que corresponden directamente a su condición, aspiraciones, particularidades y subjetividades; en si la CIDJ desarrolla un conjunto de derechos generacionales correlativos a la condición juvenil.” (Ibíd.: 58) El gobierno de Nicaragua en ese entonces presidido por Enrique Bolaños, ratifico el tratado, pero aún falta la ratificación por parte de la Asamblea Nacional Todos los instrumentos jurídicos antes descritos reflejan la conformación de la legislación que abordan temas de juventudes y derechos humanos en el ámbito internacional. En muchos de estos mecanismos Nicaragua es signataria. A nivel interno el país cuenta con iguales instrumentos que en el transcurso de los tiempos han sido adaptados a la legislación internacional. El Estado, a través de las instituciones públicas competentes, tiene el deber de cumplir y hacer cumplir todas estas leyes (internacionales y nacionales). No podemos bajo ningún pretexto dejar por fuera nuestra legislación nacional. Entre los años 2001 y 2003 en Nicaragua se creó y formuló un marco institucional que supone una nueva generación de políticas públicas orientadas al avance de los jóvenes. Destacan:


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Ley No. 392, Ley de Promoción de Desarrollo Integral de la Juventud Nicaragüense (julio 2001).

Política Nacional para el Desarrollo Integral de la Juventud Nicaragüense (diciembre 2001).

Creación de la Secretaría de la Juventud como ente estatal coordinador de dicha política (enero 2002).

Reglamentación de la Ley para el Desarrollo Integral de la Juventud Nicaragüense (marzo 2002).

Instalación de la Comisión Nacional de Juventud (septiembre 2003).

De forma general, y sin sus debidas particularidades, los instrumentos jurídicos que reconocen derechos específicos para las juventudes surgen desde la incidencia de organizaciones de la sociedad. Pero además, nacen para reconocer que las juventudes poseen condiciones particulares, requieren de oportunidades para su desarrollo humano significativamente diferenciadas del resto de la población y, sobre todo, debido a que se reconoce en las juventudes un actor estratégico para el desarrollo de las naciones. No deben dejarse de lado las consideraciones ético-filosóficas aportadas y derivadas del derecho internacional de los derechos humanos, donde el enfoque de derechos abandona el énfasis estigmatizante y reduccionista de la juventud (Pineda, 2008). El marco jurídico de juventud va a ser tema de la presente investigación. En el capítulo uno se va a discutir en detalle en qué manera se está poniendo en práctica.

27


28

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

III. Metodología La presente investigación se realizó con una metodología que incluye técnicas cualitativas y cuantitativas. Se desarrolló bajo el concepto de una teoría fundamentada en un proceso circular, donde la recolección y el análisis de datos fueron ejecutados simultáneamente. El proceso se puede describir en las siguientes tres fases: 1. Investigación bibliográfica: para construir el marco teórico, actualizar datos del contexto de país y sistematizar la información recopilada sobre juventudes en Nicaragua. 2. Trabajo de campo, que incluye cuatro tipos de actividades: o La realización de grupos focales con jóvenes organizadas/os entre 18 y 30 años de 14 municipios2 del país, para obtener su percepción sobre el tema de derechos humanos. Las y los jóvenes participantes son activas/os en organizaciones aliadas a los socios de la investigación. Se realizaron 35 grupos focales a nivel nacional: 27 de ellos con enfoque temático en educación, empleo o participación ciudadana y 8 con enfoque a un grupo social (mujeres jóvenes, jóvenes afrodescendientes o indígenas). Véase tabla en el anexo 1. o Entrevistas con actores gubernamentales y no-gubernamentales que trabajan con temas relacionados a los ejes temáticos con el fin de profundizar algunos aspectos de la investigación. En total se realizaron 62 entrevistas: 39 con representantes de la sociedad civil (sobre todo organizaciones que trabajan en temas como derechos humanos, educación, empleo, participación ciudadana y/o con jóvenes); 22 con representantes de organismos estatales (por ejemplo, ministerios, municipalidades y partidos políticos) y una entrevista con un organismo multilateral (UNFPA). Véase tabla en el anexo 2 para una lista detallada de las entrevistas realizadas.

2 Estos 14 municipios son Managua, Granada, Masatepe, Masaya, Chinandega, Nagarote, Ocotal, Estelí y Jinotega en el Pacífico del país y Bonanza, Bilwi, Laguna de Perlas, Bluefields y la Desembocadura del Río Grande por parte de la Costa Caribe. Estos municipios fueron seleccionados de los ejecutores del proyecto: “Jóvenes ejerciendo su derecho a la participación activa logran cambios en la sociedad y las políticas públicas”.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Cabe mencionar que hubo poca voluntad de las entidades gubernamentales a participar y brindar información sobre la posición y los análisis del Gobierno en las temáticas de la investigación. Se realizaron solicitudes de entrevistas a la Asamblea Nacional, MINED, MIFIC, INJUVE, MITRAB y FISE, entre otras, de las cuales no se obtuvo ninguna respuesta3. o Análisis de la inversión en juventud. Este ejercicio se centra únicamente en las erogaciones otorgadas por el gobierno central, los gobiernos regionales y municipales a programas sociales cuyo propósito es mejorar las condiciones de vida de la población joven. Específicamente a las líneas estratégicas temáticas definidas en el marco jurídico de juventud con apoyo de profesionales del Observatorio sobre los Derechos Humanos de la Niñez y la Adolescencia Nicaragüense promovido por la Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que trabajan con la Niñez y la Adolescencia (CODENI). o Análisis de buenas prácticas realizadas por jóvenes organizadas/ os que evidencian que, con niveles de información y educación altos, se puede ejercer una ciudadanía activa en la sociedad. Hay que resaltar que el trabajo de campo se realizó en dos meses (de inicios de agosto a inicios de octubre), un tiempo especial por las campañas electorales de los partidos políticos para las elecciones presidenciales del 6 de noviembre 2011. Se puede afirmar que las opiniones expresadas en los grupos focales y entrevistas están influenciadas por estas campañas y por la situación general del año electoral. En consecuencia, se puede suponer que un trabajo de campo realizado en otro año u otro momento del año hubiera dado como resultado opiniones menos influenciadas por los discursos de los partidos políticos. Sin embargo, la presente investigación muestra perfectamente cómo reaccionan y accionan las juventudes del país en un ambiente politizado. La presente investigación es una evidencia importante que muestra que las y los jóvenes no son tan apolíticas/os como suponen varios sectores de la sociedad. 3. Procesamiento y análisis de la información recopilada con el programa Atlas TI. Ese permitió resaltar los principales puntos mencionados desde las/os jóvenes entrevistadas/os y los aspectos más importantes para ellas/ os, a través de códigos administrados por el programa. Estos códigos facilitaron la comparación de las opiniones de las diversas juventudes del país y ayuda a acentuar las similitudes y diferencias entre ellas. Con estos códigos se ayudó a la redacción del informe final de la investigación. 3 Las cartas de solicitud de entrevistas dirigidas a las instituciones del Estado pueden verse en el siguiente enlace: http://mjn.org.ni/

29


30

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Todo este proceso de investigación fue realizado por Nadine Metzner y Donald Muñoz con ayuda de la asistente de investigación Martha Molina. Adicionalmente, el equipo de investigación recibió apoyo profesional de dos personas. Francisco Sequeira colaboró puntualmente en la construcción del marco conceptual. Y Marvin García y colegas de CODENI apoyaron en el análisis del Presupuesto General de la Republica. En los procesos de la planificación de la investigación, la realización del trabajo de campo y la elaboración del informe final participaron los socios del proyecto “Jóvenes ejerciendo su derecho a la participación activa logran cambios en la sociedad y las políticas públicas” (Oxfam, BICU, CEPS, MJN y GIZ), de forma colaborativa y coadyuvante.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

IV. Nicaragua y sus realidades Las juventudes en Nicaragua se desarrollan en un mundo moderno que cambia constantemente. La globalización trae consigo avances tecnológicos sin precedentes, acceso a mayor cantidad de información para generar conocimiento y magníficas oportunidades de mejorar la calidad de vida de las personas que se adapten eficazmente a estas transformaciones. Simultáneamente esto genera cambios culturales e influye en la formación de una identidad propia y esto contribuye a diferentes formas de socializar y actuar. No obstante, este acceso a las nuevas tecnologías de los medios de comunicación digital, como el internet, no es posible para toda la población. Todavía existen brechas generadas por la desigualdad, la diferencia de clases, zonas geográficas (rural o urbana), etc. Una de las consecuencias de esas brechas es la dificultad de desarrollar políticas y estrategias orientadas a incentivar el desarrollo integral de la sociedad. Esta dificultad en el proceso de elaboración de políticas públicas eficientes es la causa de que Nicaragua sea el segundo país más pobre a nivel de Latinoamérica, después de Haití según el Banco Mundial4 y el tercer país más pobre después de Haití y Guatemala según PNUD (2011b). De igual manera, ha aumentado la migración del campo a la ciudad y hacia otros países, trayendo como efectos la desintegración familiar, el abuso sexual, la trata de mujeres y menores, mayor violencia intrafamiliar, delincuencia, embarazos en adolescentes, uso de drogas y alcohol. Nicaragua es un país de jóvenes, el 70% de la población es menor de 30 años (INIDE, 2006), donde el 33% lo representan jóvenes, personas entre los 18 y los 30 años de edad. Además, las/os jóvenes representan el 35% de la Población Económicamente Activa (PEA) (Coalición de Juventud, 2006), lo que significa un tercio del potencial laboral del país. De igual manera representan más del 50% del padrón electoral (Muñoz/Narváez, 2008), un potencial significativo para influenciar el sistema político en el país. Según PNUD (2011a), “en términos geográficos, adolescentes y jóvenes se concentran actualmente en los departamentos de la región del Pacífico (incluyendo Managua), donde vive aproximadamente un 55% del total nacional. En cuanto a la composición por edades, en las regiones Caribe y Central predomina la población infantil (menores de 13 años) por sobre los demás rangos de edad. El Pacífico y Managua presentan una distribución con una mayor tendencia hacia el envejecimiento”. (Véase el Gráfico 4.1, composición etaria de las macro regiones del país). 4 http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/BANCOMUNDIAL/ EXTSPPAISES/LACINSPANISHEXT/NICARAGUAINSPANISHEXTN/0,,contentM DK:22318868~pagePK:1497618~piPK:217854~theSitePK:455348,00.html

31


32

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Gráfico 4.1, Composición etaria de la población según macro regiones, en porcentajes (2005)

38.6

34.8

24.8

22.9

11.0

12.4

27.6

29.9

Menores de 13 años

30.3

25.5 20.9

22.2

22.9

12.8

12.4 35.1

Adolecentes (13 a 17 años)

32.6

21.1

40.7

Jóvenes (18 a 29 años)

32.4

Adultos (30 años y más)

Fuente: ODH Nicaragua con base en el Censo de población y vivienda 2005.

“El 8.4% de la población adolescente y juvenil nicaragüense declara pertenecer a un pueblo indígena o afro descendiente, siguiendo el mismo patrón que la población total (8.6%). La RAAN presenta la mayor proporción de adolescentes y jóvenes pertenecientes a un pueblo indígena o afro descendiente (57.5%), seguido por la RAAS y Madriz con el 25% cada una. Del total de jóvenes que se auto adscriben a un pueblo indígena, el 28% señaló ser parte de la población miskita. El 85% de éstos habitaba en la RAAN, cerca del 7% en la RAAS, 6% en Jinotega y casi 2% en Managua”. (PNUD, 2011a). (Véase Gráfico 4.2) Gráfico 4.2, Adscripción a un pueblo indígena o afrodescendiente, por departamento, en porcentaje (2005) RAAN

57.5 24.9

RAAS

24.5

Madriz

11.0

Jinotega Nacional

8.4

Masaya

7.8 7.2

Matagalpa Rivas

8.8 8.3

León

3.7

Nueva Segovia

8.0

Otros dptos.

0

10

20

30

40

50

60

Nota: Otros departamentos incluyen Carazo, Boaco, Granada, Chontales, Chinandega, Rio San Juan y Managua.

Fuente: ODH Nicaragua con base en el Censo de población y vivienda 2005.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

A pesar de esta representación numérica las juventudes son un sector excluido política, social, económica y culturalmente en el país. Además, el Informe sobre Desarrollo Humano (INDH) del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, 2011a), indica que el 79.9% de la población nicaragüense sobrevive con menos de U$2.00 al día. De dicho porcentaje, el 45.1% sobrevive con menos de U$1.00 al día. Las juventudes no están ajenas a esta realidad. En Nicaragua el 65.9% de los jóvenes viven en pobreza o indigencia, medida por la disponibilidad de ingresos5 (CEPAL/OIJ, 2008). En este contexto, los derechos de las juventudes se encuentran afectados por condiciones económicas precarias. La actual generación de jóvenes nacidos entre 1980 y 1991, crecieron “al fragor de intensos procesos de cambio social y político, pero están faltos de una guía generacional y política que recoja sus anhelos y esperanzas. En consecuencia, los jóvenes han optado por demostrar su desencanto y descontento rechazando el sistema, replegándose a los espacios de lo privado y deseando emigrar de un entorno que para ellos luce incierto, hostil y cerrado, por ser autoritario, tanto en términos políticos como familiares”, (Muñoz/Narváez, 2008). Es decir, las juventudes están ejerciendo una ciudadanía pasiva o de baja intensidad6. Ello se debe al bajo reconocimiento de y hacia las/os jóvenes como sujetos de derechos y deberes, el bajo nivel de formación integral cívica de las juventudes que no les permite conocer sus deberes y derechos ciudadanos y la cultura del adulto prevaleciente en los espacios públicos y privados de toma de decisiones. Otra causa es el poco incentivo que existe hacia la organización y articulación de las iniciativas juveniles para la búsqueda de soluciones a los problemas sociales. Asimismo, el Estado nicaragüense no brinda las mismas oportunidades de desarrollo para hombres y mujeres y esto se debe a la corrupción existente en todo el ámbito público y al bajo nivel de conocimiento de las juventudes sobre mecanismos y herramientas de auditoría social. En la Costa Caribe, la situación es más complicada porque las juventudes sufren las consecuencias de un Estado y una sociedad excluyente. La falta de cumplimiento de las políticas autonómicas y de promoción de la identidad genera desigualdad de género, discriminación racial y un mayor impacto negativo por el fenotipo étnico. Las y los jóvenes tienen un limitado acceso a la educación superior e incumplimiento de sus derechos sexuales reproductivos por deficientes servicios de salud y educación. De no modificarse esta situación, las consecuencias para las juventudes y la población nicaragüense son previsibles: más analfabetismo, subdesarrollo, pobreza, manipulación política, violencia y delincuencia juvenil. En la gráfica 4.3, se muestra el encadenamiento tipo causa/ efecto de la problemática juvenil. 5 Según CEPAL/OIJ (2008) una persona es pobre si tiene un ingreso que es insuficiente para cubrir las necesidades básicas. Una persona es indigente si tiene un ingreso que no está suficiente para una canasta alimentaria. 6 Para ampliar información leer: Ciudadanía y Desarrollo Humano, Argentina 2007

33


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada” 34

Gráfico 4.3, causa/efecto de la problemática juvenil

Pobreza

Adultismo

Bajos niveles de reconocimiento de y hacia los jóvenes como sujetos de derechos y deberes

Bajos niveles de formación cívica integral a la juventud que no le permita conocer sus derechos y deberes ciudadanos

Analfabetismo

Violencia como método principal para la resolución de conflictos

Exclusión Social, Económica, Cultural y Política de Juventud

Subdesarrollo

Limitado acceso a la educación superior

Estado y Sociedad Excluyente

Discriminación Racial

Falta de práctica de valores universales de los DDHH (Libertad, Igualdad, Fraternidad)

Desigualdad de género y el Fenotipo étnico tiene mayor impacto negativo

Poco incentivo hacia la organización y articulación de las iniciativas juveniles para una búsqueda más efectiva de soluciones a los problemas sociales

La Juventud Nicaragüense Ejerce Una Ciudadanía Pasiva

Estado nicaragüense no brinda las mismas oportunidades de desarrollo para hombres y mujeres

La corrupción existe en todos los niveles del ámbito público

Bajo nivel de conocimiento de la juventud sobre herramientas de auditoría social

Ausencia y Bajo nivel de cumplimiento de políticas públicas, de promoción identidad, etc... ...

Incumplimiento de los DSR (salud / Educación)


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

4.1. Las juventudes y el bono demográfico Según INIDE (2008), más de dos tercios de la población tienen menos de 30 años. Además, se pude observar que en los últimos años ha disminuido la población dependiente, personas de menos de 15 y más de 60 años. Eso quiere decir que actualmente Nicaragua observa un crecimiento fuerte de la población en edad de trabajar, entre 15 y 59 años. Todavía en el año 1990 “había 1.1 personas en edad de trabajar por cada niño dependiente menor de 15 años” (Acevedo, 2010). En el año 2005 creció la población en edad de trabajar hasta que ya hay 1.53 personas por cada niño dependiente. (Ibíd.) “[N]icaragua experimenta una transición demográfica también llamada bono demográfico. En la última década, la tasa de fecundidad de las mujeres se redujo a la mitad y la proporción de la población menor a 14 años disminuyó en 12.6 puntos porcentuales (de 47.1% a 34.5%). De continuar la tendencia actual, para el año 2030 se espera que la población menor de 14 años represente un cuarto del total de la población. Asimismo, la población económicamente activa ha aumentado en 10% entre 1980 y 2010, al pasar del 50.2% a casi el 61%. Desde el punto de vista económico, con el bono demográfico existirá un mayor porcentaje de personas jóvenes que puede desarrollar su capacidad productiva. Así también, Nicaragua puede contar con mayor generación de bienes y servicios, lo que contribuye al crecimiento económico”. (PNUD, 2011a; 54) El economista Adolfo Acevedo dijo que se está produciendo “el más grande crecimiento de la población en edad de trabajar en la historia de Nicaragua” (Acevedo, 2010). Si esta parte de la población se encuentra “un empleo digno, que les proveyera de un ingreso decente, el ingreso global y per cápita del hogar aumentaría de manera significativa, y como hay cada vez menos niños por hogar, habría más recursos para invertir (en la educación, la salud y la nutrición) de cada niño” (Acevedo, 2010). Eso puede llevar a un crecimiento económico y una reducción de la pobreza en el país, una oportunidad importante que hay que aprovechar. Pero eso también implica un gran desafío para la sociedad nicaragüense. Para aprovechar el bono demográfico hay que garantizar que el mercado laboral “podrá asimilar esa fuerza productiva, y que las personas jóvenes tendrán las herramientas necesarias para poder insertarse exitosamente en el mismo” (CEPAL, 2008a; 5-6). Eso se logra solamente con una inversión en el sistema educativo. Acevedo opina que si las/os jóvenes ingresan al mercado laboral con una baja calificación trabajarán solamente en empleos precarios e informales que no les sacarán de la pobreza. “Esto es así porque para encontrar empleo formal bien remunerado se requieren niveles de calificación que la mayor parte de los niños y adolescente en Nicaragua no logran alcanzar” (Acevedo, 2010).

35


36

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

La baja fecundidad y mortalidad, que contribuyeron al comienzo del bono demográfico, no han llevado a una sociedad más equitativa, al contrario: “…los problemas de inequidad […] siguen presentes y se han acentuado en algunos casos, como entre los grupos étnicos, entre las mujeres jóvenes (sobre todo aquellas de entre 15 a 19 años) y entre las entidades geográficas” (Delgadillo, 2010; 10). Consecuentemente, el Estado tiene que aprovechar el bono demográfico a través de políticas públicas, especialmente en el área de educación, empleo y participación ciudadana, de manera tal que todas y todos los miembros de la sociedad pueden beneficiar. “La oportunidad demográfica que se está abriendo es por una única vez y por un tiempo limitado. Su aprovechamiento exige desde ahora flujos de inversión suficientes y bien dirigidos. Exige también políticas públicas adecuadas para garantizar que los jóvenes entren a los mercados laborales y lo hagan con un buen nivel de educación, capacitación y salud. Si esto no se hace a tiempo, es decir, desde ahora, la oportunidad se convertirá en una catástrofe social por los altos niveles de desempleo, inseguridad ciudadana y de emigración masiva al exterior que sin duda se agudizarían.” (Acevedo, 2010) Este fenómeno sociodemográfico y con eso la oportunidad por el desarrollo llega a su fin entre 2030 y 2040, según estimaciones, cuando Nicaragua empezará a envejecer. Por ello, es urgente que se dé una mirada seria y responsable a la situación actual del cumplimiento de los derechos y garantías que permitan a las juventudes vivir una ciudadanía plena. 4.2. Democracia debilitada por la falta de gobernabilidad En 1990 en Nicaragua se inició una nueva fase política en la que se terminó con la guerra civil, se instauró una economía de mercado y un régimen de democracia liberal. Tres gobiernos de derecha han transcurrido desde entonces en un país sometido a la alta condicionalidad externa por parte de las instituciones financieras internacionales, la hegemonía de las políticas neoliberales y la progresiva recomposición de los grupos económicos tradicionales (CINCO, 2011b). El FSLN vuelve al gobierno en el 2007, luego de ser criticado ampliamente por sectores opositores de lograr un triunfo electoral con menos del 40% del total de los votos en primera vuelta a través de una reforma a la Constitución Política de Nicaragua que respondía a favores políticos mediante la negociación y la repartición de los poderes del Estado con el PLC. Algunos sectores tenían expectativas de que hubiese un giro en las políticas de Estado, favoreciendo la lucha social y los intereses de las clases menos pudientes. Sin embargo, se sigue


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

manteniendo el esquema de los gobiernos anteriores en cuanto a las políticas económicas y sociales que son regidas según las condicionalidades de las instituciones financieras internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial (BM). Además, no se ha logrado establecer un consenso nacional entre los diversos sectores de la sociedad en función de construir políticas de Estado y no políticas de gobierno. Según un informe publicado recientemente por Transparencia Internacional (TI), Nicaragua es percibido el tercer país más corruptos de la región con el (2,5) en una escala del 0 al 10, donde el 0 es el país más corrupto y el 10 es el país más transparente, superado solamente por Paraguay (2,2) y Venezuela (1,9). Estos resultados vienen a reforzar, después de casi cinco años de gobierno sandinista, las evaluaciones de organizaciones independientes de los derechos humanos7 que muestran retrocesos preocupantes respecto al estado de derecho, la democracia y la institucionalidad en el país. A esto, se suma la reelección de Daniel Ortega como presidente por tercera vez en el año 2011, y dos de forma consecutiva, lo cual viola expresamente lo que establece el arto. 147 cn. La Corte Suprema de Justicia aceptó el recurso de amparo de Ortega y declaró inaplicable dicho artículo. Ese fue tramitado de urgencia y mediante un proceso ilegal desde el punto de vista administrativo al conformar de manera anómala la sala de lo constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) con solo magistrados sandinistas cuando la ley orgánica de esta institución establece otra norma, y ratificado por los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE), quienes han sido criticados por la falta de transparencia y altos niveles de corrupción en el proceso electoral municipal del 2008 y ahora en el proceso electoral nacional del 2011. Las irregularidades registradas fueron la deficiencia en la cedulación y depuración del padrón electoral, parcialización y favoritismo al partido de gobierno, incumplimiento del calendario electoral, y anomalías ampliamente registradas el día de las elecciones por organismos de observación electoral nacional e internacional como Ética y Transparencia (EyT), Instituto para el Desarrollo y la Democracia (IPADE), Unión Europea (UE) y Organización de Estados Americanos (OEA). Esto plantea una crisis política que recae en los dos pilares de la ordenanza social: el sistema económico y el sistema político (CINCO, 2009). Lo cual genera una falta de gobernabilidad donde no existe capacidad del Estado por escuchar y satisfacer las demandas de la sociedad en función de estos. En otras palabras no hay capacidad institucional para hacer cumplir el Estado de derecho, indispensable en todo sistema democrático. 7 Violaciones de los Derechos Humanos en Nicaragua. Informe presentado al Comité de Derechos Humanos. 94o período de sesiones. Octubre 2008. Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Alianza de Centros de Mujeres, Red de Mujeres contra la Violencia, CODENI, Red SOS Tortura.

37


38

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“El país cuenta con una infraestructura institucional de tipo democrático en la formalidad, pero el ejercicio del poder carece completamente de respeto a los derechos y a esas instituciones. En realidad, los actores con poder solamente lo han utilizado a conveniencia para maquillar su comportamiento discrecional”. (ibíd.) Esto representa un factor determinante en el desarrollo de las juventudes. Si no se respetan las normas que rigen al país ni se establecen las prerrogativas necesarias para el respeto y cumplimiento de los derechos humanos, no se podrá lograr un desarrollo del país, por lo cual la falta de cumplimiento del Estado de derecho ahuyenta la inversión y toda iniciativa que busque brindar oportunidades a la sociedad nicaragüense. 4.3. A pesar de las limitaciones… Por fortuna, las juventudes no están conformes con la problemática actual ni con el rol asignado hasta el momento en la sociedad nicaragüense. “Uno de sus principales anhelos y demandas ante las generaciones adultas es el establecimiento de un sistema social ordenado y normado, que les permita construir y realizar sus propios proyectos personales y sociopolíticos”. (Muñoz/ Narváez, 2008) Es necesario que el Estado de Nicaragua evalúe el cumplimiento de los derechos humanos de las juventudes, en especial el acceso a educación y empleo de calidad que son dos de los principales ejes para la inclusión social (CEPAL/OIJ, 2008), ya que tienen un relación directa en la forma de participar y ejercer una ciudadanía activa en tres ejes: educación, empleo y participación. Estos tres ejes (educación, empleo y participación ciudadana) están vinculados entre sí, y es el Estado quien toma un papel preponderante en la promoción de la inclusión de las juventudes a través de las políticas públicas. Algunas organizaciones de la sociedad civil han incentivado la presencia de las juventudes en la agenda pública, porque existen iniciativas que están desarrollando acciones encaminadas a hacer sentir su voz, sus sentimientos, sus ideales, sus ganas de superación, de cumplir sus metas y aspiraciones, de sentirse parte de esta sociedad aportando a su desarrollo y tratando de generar una identidad colectiva que responda al bien común. Sin embargo, el Estado debe generar procesos de concertación donde estén incluidos todos los sectores posibles de la sociedad, para definir este “bien común” y de esa manera generar políticas de Estado que contribuyan al desarrollo de las juventudes.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Una parte de las juventudes de hoy están tratando de transformar sus realidades para cumplir sus metas y aspiraciones, y de esta forma motivarse, aprender y empoderarse de sí mismos mediante su reconocimiento como sujetos de derechos y deberes. Esto marca la pauta de que aún hay esperanzas para construir una Nicaragua más equitativa, justa y con igualdad de oportunidades.

39


40

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

V. El Marco Jurídico de la Juventud 5.1.

Instrumentos jurídicos en Nicaragua

A partir de 1999, la Presidencia de la República del Gobierno de Nicaragua inició el proceso de formulación de la Política Nacional para el Desarrollo Integral de la Juventud, lo que continuó con la aprobación de más instrumentos legales e institucionales para atender las necesidades de las juventudes. Entre los años 2001 y el 2003 se creó y formuló por primera vez en la historia de Nicaragua un marco institucional que supone una nueva generación de políticas públicas orientadas al avance de las y los jóvenes. Son los siguientes instrumentos: 5.1.1. Ley No. 392, Ley de Promoción de Desarrollo Integral de la Juventud Nicaragüense (julio 2001) y su reglamento (2002) Aprobada el 09 de mayo del 2001 y publicada en la Gaceta No. 126 del 04 de julio del 2001, regula varios aspectos de hombres y mujeres jóvenes que representan el 67% de la población entre 0 y 25 años de edad y aproximadamente 33% de la población oscila entre los 18 y 30 años. La Ley No. 392 tiene por objeto promover el desarrollo humano de hombres y mujeres jóvenes, garantizar el ejercicio de sus derechos y obligaciones, establecer políticas institucionales y movilizar recursos del Estado y de la sociedad civil para la juventud. La Ley cuenta con 32 artículos que engloban los derechos y deberes de las juventudes, las políticas de promoción de las juventudes, la política de promoción de empleo, la creación de pequeñas y medianas empresas juveniles. Regula además las políticas sociales: educación, salud, recreación, cultura y deportes, la participación de la juventud y el ejercicio de los derechos políticos a nivel municipal, regional y nacional. La ley también promueve el financiamiento8 para la implementación de la ley. Posteriormente, por medio del decreto No. 25-2002, aprobado el 27 de febrero del 2002 y publicado en La Gaceta no. 56 del 21 de marzo del 2002, se elabora la Reglamentación de la Ley para el Desarrollo Integral de la Juventud Nicaragüense (marzo 2002), que tiene como objetivo establecer las reglas de carácter específico para el desarrollo y aplicación efectiva de la Ley No. 392, Ley de Promoción de Desarrollo Integral de la Juventud, publicada en La Gaceta, Diario Oficial, No. 126 del 4 de julio de 2001. 8 Ver capítulo VIII de la Ley 392.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

El reglamento regula el Plan Nacional de Empleo Juvenil que tiene como objetivo principal promover el empleo de acuerdo a las necesidades del país y la demanda del mercado laboral. Además, aborda la generación del empleo juvenil desde todos aquellos mecanismos que tienen como objetivo facilitar la contratación mínima del 30% de las planillas de las empresas con mano de obra juvenil. Regula también la Capacitación Técnica Media y Superior e Inserción Laboral, asimismo los derechos laborales de la juventud, las políticas sociales para la juventud en educación, cultura, recreación, salud y medio ambiente. El reglamento también regula la participación de la juventud y ejercicio de derechos políticos en los espacios de participación juvenil, entre ellos la Comisión Nacional de la Juventud (CNJ), los Consejos Regionales Autónomos de la Costa Atlántica y los concejos y cabildos municipales. Al mismo tiempo se regula la promoción sobre la participación política de la juventud de las instancias de promoción del desarrollo integral de la juventud. En el decreto también se reglamenta la Comisión Nacional de la Juventud y la Secretaría de la Comisión Nacional de Juventud, que es la instancia ejecutiva de la Comisión Nacional de la Juventud. También regula los aspectos financieros y formas de financiación. 5.1.2. Política Nacional para el Desarrollo Integral de la Juventud Nicaragüense (diciembre 2001) La Política Nacional para el Desarrollo Integral de la Juventud fue presentada el 19 de diciembre de 2001 por el gobierno del ex-presidente Arnoldo Alemán Lacayo. La misma debía ser desarrollada por la Secretaría de la Juventud. Dentro de los principales componentes de la política tenemos la educación y capacitación, salud integral con énfasis en salud sexual y reproductiva, capacitación e inserción laboral, cultura, deportes, voluntariado y servicio juvenil, recreación, vivienda, medio ambiente, desarrollo de la juventud rural e indígena, entre otros. Por otro lado, busca crear las oportunidades y condiciones requeridas por los hombres y mujeres jóvenes de Nicaragua, para integrarlos como sujetos de derecho y activos participantes en la vida económica, social, cultural y política de la sociedad nicaragüense. En estudios presentados por el Movimiento Juvenil Nicaragüita (Agenda juvenil 2011) se llegó a la conclusión de que esta política no ha sido aprovechada por los gobiernos de turno desde su articulación, ya que no ha habido una asignación presupuestaria orientada al cumplimiento de las acciones estratégicas estipuladas en el plan de acción de la política de juventud.

41


42

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

5.1.3. Creación de la Secretaría de la Juventud ahora Instituto de la Juventud como ente estatal coordinador de dicha política (enero 2002) El artículo 14 de la Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo ley no. 290, que fue aprobada el 27 de marzo de 1998, creó como ente descentralizado bajo la rectoría sectorial de la Presidencia de la República el Instituto Nicaragüense de la Juventud. Posteriormente la ley se reformó por medio de la Ley 612, Ley De Reforma y Adición A La Ley No. 290, Ley De Organización, Competencia y Procedimientos Del Poder Ejecutivo, publicada en La Gaceta No. 20 del 29 de enero del 2007. En dicha reforma, el artículo 7 estípula lo siguiente: “Créase el Instituto Nicaragüense de la Juventud y el Instituto Nicaragüense de Deportes como entes autónomos descentralizados bajo rectoría sectorial de la Presidencia de la República. Cuando cualquier Ley, Decreto, Reglamento, Disposición o Acto Administrativo, diga Secretaría de la Juventud, deberá entenderse que refiere al Instituto Nicaragüense de la Juventud, sucesor de ésta para todos los efectos. Las facultades, competencias y recursos otorgados a la Secretaría de la Juventud se transfieren al Instituto Nicaragüense de la Juventud. A partir de la entrada en vigencia de ésta Ley el Instituto Nicaragüense de la Juventud y del Deporte (INJUDE), pasa a denominarse Instituto Nicaragüense de Deportes. Las facultades, competencias y recursos otorgados al Instituto Nicaragüense de la Juventud y del Deporte (INJUDE) se transfieren al nuevo Instituto de Deportes”. (ibíd.) El Instituto de la Juventud tiene como misión: «Promover oportunidades y capacidades en la juventud nicaragüense reconociéndola como un capital humano valioso y actor decisivo en la transformación de su realidad, y desarrollo del país.”9 5.1.4. Instalación de la Comisión Nacional de Juventud (septiembre 2003) La Comisión Nacional de la Juventud se crea por medio del decreto no. 7-2003, aprobado el 27 de enero del 2003 y es publicada en La Gaceta no. 36 del 20 de febrero del 2003. Dicha comisión tiene su sede en la ciudad de Managua, y el 9

Encontrado en la página web: http://www.injuve.gob.ni/oaip/vym.htm


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

objetivo es servir de órgano de coordinación interinstitucional tanto de entidades públicas y privadas, vinculadas directa e indirectamente al tema y situación de la juventud. Según el decreto la comisión estará conformada por el funcionario de mayor jerarquía, o a quien él delegue de las siguientes instituciones: 1. Secretaría de la Juventud; 2. Ministerio de Educación, Cultura y Deportes; 3. Ministerio de Gobernación; 4. Ministerio de Salud; 5. Ministerio del Trabajo; 6. Ministerio de la Familia; 7. Ministerio de Hacienda y Crédito Público; 8. Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales; 9. Procuraduría para la Defensa de Derechos Humanos; 10. El Director del Instituto Nacional Tecnológico; 11. El Director del Instituto Nicaragüense de Turismo; 12. Un representante del Consejo Nacional de Universidades; 13. Un representante del Consejo Superior de Universidades Privadas; 14. Un representante de la Federación Nicaragüense de Universidades; 15. Un representante de la Asociación de Municipios de Nicaragua; 16. Un representante de la empresa privada; 17. Cinco representantes del Consejo de la Juventud de Nicaragua. Dentro de las funciones de la Comisión, encontramos las siguientes: “1. Analizar el marco jurídico institucional relacionado con la juventud, en lo relativo al papel de los Organismos del Estado y de la Sociedad Civil, vinculados directa o indirectamente al tema y proponer su definición al Poder Ejecutivo. 2. Establecer mecanismos de coordinación con instituciones de créditos internacionales, organismos no gubernamentales y agencias externas de Gobiernos, así como promover iniciativas sub-regionales y regionales para la canalización de recursos para el tratamiento del tema.

43


44

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

3. Dar recomendaciones en relación a desavenencias que se presenten entre las entidades del Estado vinculadas en la implementación de las políticas juveniles, las que prestarán el apoyo necesario, requerido por la Comisión, para el cumplimiento de sus funciones.” (Plenario del Consejo Regional de la Región Autónoma Atlántico Norte, 2010: 18) Aun cuando se formuló este marco institucional, no hay un enfoque efectivo de juventudes en las políticas públicas del país. A partir de esta necesidad se articula el plan de acción de la política nacional para el desarrollo integral de la juventud en abril del 2004. De esta manera, dentro del marco jurídico de juventud se establecen los siguientes espacios de participación juvenil: Concejos Municipales, Cabildos, Consejos Regionales, Comisión Nacional de la Juventud, Consejo de la Juventud de Nicaragua. Estos espacios deben promover la articulación de políticas públicas así como el seguimiento a éstas y al marco jurídico de juventud. No obstante, la Comisión Nacional de Juventud, que es el organismo rector de políticas públicas, no está instaurada, lo que ocasiona menor atención por parte del Estado a las necesidades de este segmento poblacional. 5.2.

A pesar de los avances…

Es así que se contemplan estos instrumentos normativos en el ordenamiento jurídico nicaragüense. Pero a criterio de muchas organizaciones que trabajen muchos años con la materia de políticas públicas y organizaciones juveniles – Movimiento Juvenil Nicaragüita, Centro de Formación Juvenil y Plataforma Nacional Juvenil – los instrumentos10 presentan una inconsistencia entre las normas jurídicas y las instancias administrativas. Tampoco establecen sanciones administrativas en contra de funcionarias/os públicas/os y/o empresas privadas que no cumplan con los mandatos inmersos en esta ley y la política estatal. Además de que la legislación presenta vacíos jurídicos y no hay una verdadera política estatal para su cumplimiento y/o su puesta en práctica. Para ilustrar lo antes mencionado, en el reglamento de la Ley 392, aprobado el año 2002, en conjunto con el plan de acción al desarrollo integral de la juventud, no aseguran la implementación de las líneas establecidas en estos instrumentos. Estos tienen por objeto establecer las reglas de carácter específico para el desarrollo y aplicación efectiva de dicha ley, en torno a los 13 componentes 10 Estos instrumentos son la política del Desarrollo y Promoción Integral de la Juventud, la Ley de Desarrollo y Promoción Integral de la Juventud y su reglamento, el Plan de Acción del Desarrollo z Promoción Integral de la Juventud.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

sectoriales que la conforman: educación y capacitación; salud integral con énfasis en salud reproductiva; capacitación e inserción laboral; participación de la juventud; cultura; deportes; voluntariado y servicio juvenil; recreación; vivienda; medio ambiente; desarrollo de la juventud rural; juventud en situación de desventaja y juventud de los pueblos indígena y de comunidades étnicas. No existen planes operativos que vuelvan tangibles estas acciones, mucho menos recursos destinados para ello en el presupuesto general de la república, lo que convierte a estos instrumentos en documentos vigentes formales, pero no con vigencia real. El monitorear el cumplimiento de estos instrumentos es una responsabilidad de la Secretaría de la Juventud, hoy denominada Instituto de la Juventud. Podemos mencionar la recomendación que hizo Yuri Chillan Reyes11 durante su visita a Nicaragua en el año 2002: “la Secretaría de la Juventud, lejos de ser un bolsón de programas, debe ser un organismo técnico que se encargue de la coordinación de políticas públicas para los jóvenes”. Las y los jóvenes consultadas/os en los grupos focales y los representantes de las organizaciones que trabajan con juventudes de los municipios en que se realizó el trabajo de campo, afirman que existe debilidad en cuanto al cumplimiento del marco jurídico. En ninguno de los municipios mencionados se está ejecutando la ley. Casi no hay políticas públicas que promuevan el desarrollo integral de las y los jóvenes. Marvin García, del observatorio de DDHH de la CODENI, opina al respecto: “No lo recuerdo. Toda organización que tuviera afinidad con el tema de juventud participaba. Creo que el problema de haber operativizado la política, no es un problema porque sí se participó. El problema es que se hizo y no se implementó o por lo menos se implementó en la mínima expresión. Hay dos o tres programas que todavía el gobierno los está ejecutando, tal vez con otra visión, otra filosofía, pero siguen el mismo camino. Entonces lo que hay es una deficiencia, por decirte, de la Política Nacional de Desarrollo Integral de la Juventud.” “La ley manda a hacer muchas cosas, te da muchas oportunidades como joven, pero el problema que hay es que no se cumple. Ese es uno de los problemas que yo miro, que no se cumplen, o se violentan, o la gente no tiene conocimiento de los derechos que también la ley te brinda.” (Omar Castro, Colectivo Mis Alas, Jinotega) Pero esta falta de cumplimiento de las leyes se muestra también en lo que dijo la diputada por el FSLN Xochilt Ocampo, respeto al marco jurídico de la juventud: 11 Miembro de la de la Secretaría General de la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ)

45


46

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“Bueno para mí el marco jurídico no es tan importante cuando en el país tenemos a un gobierno que le está dando el empuje a la juventud porque a veces pueden haber leyes preciosas en un país pero si no hay voluntad política de un gobierno quedan en papel mojado. Lo más importante es que haya voluntad de los actores políticos y en este momento yo siento que además de ser mi partido, yo siento que el gobierno le está dando ese empuje a la juventud una participación directa de decisión.” (Xóchilt Ocampo Rocha, diputada del departamento de Managua por la bancada Alianza Unida Nicaragua Triunfa FSLN) Esta posición evidencia que no existe respeto por cumplir las normas jurídicas establecidas en el país, lo cual significa un deterioro de la institucionalidad y del estado de derecho, porque las decisiones de implementar una ley o no, no depende de las disposiciones administrativas y legales, sino de la voluntad de las personas que dirigen las instituciones estatales, lo cual significa que estaríamos retrocediendo en términos de procesos democráticos. Un factor del bajo nivel de cumplimiento del marco jurídico de juventud es la carencia de un monitoreo real. La instancia rectora de políticas públicas en juventud no está instaurada y el Instituto de Juventud (INJUVE) no ha tenido la capacidad técnica para dar seguimiento a esto. Marvin García afirma, “Otra de las experiencias es que una vez que termines el documento, ahí no termina el asunto. Tenés que desarrollar procesos de seguimiento y monitoreo para la implementación de esa política y si hay una instancia de coordinación interinstitucional e intersectorial como es el caso de la Comisión Nacional de Juventud, por supuesto hay que mantener reuniones periódicas para ir viendo qué estás haciendo vos Ministerio de Educación, vos Ministerio de Salud, vos Gobernación, qué están haciendo las organizaciones que también tienen un compromiso dentro de la política y que dejaron plasmado, para que realmente esos programas o esas estrategias que se definieron se implementen. No solamente basta con hacer el documento, sino cómo implementás mecanismos de seguimiento y evaluación de lo que se debe implementar a corto, mediano y largo plazo.” En el marco jurídico de juventud se parte del supuesto de que la juventud es algo homogéneo. En consecuencia, no se toman en cuenta las particularidades de los pueblos indígenas y comunidades étnicas. “Hay vacíos en esta ley [No. 392]. De hecho para aprobarla fue poco consultado en las regiones autónomas. Las personas que promovieron esta ley vinieron hace 8 o 10 años a hacer 1 o 2 grupos focales únicamente, y estos grupos solo para presentar la ley y no para recoger insumos, y por eso hay vacíos. En la ley no se aborda el aspecto multicultural de


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

las regiones, o tal vez lo abordan pero muy relativamente.” (René Smith, Técnico de Juventud, Bilwi) “… No recogía verdaderamente las necesidades reales de la población juvenil de acuerdo a las características y zonas geográficas, o sea, era muy general.” (Marvin García, Coordinador de la Unidad Técnica del Observatorio de CODENI) “Generalmente cuando se hacen estos tipos de leyes a nivel nacional, se hacen con un enfoque del mestizo nacional viviendo en el Pacífico sin saber la realidad actual del indígena y del afro. Por lo tanto, un programa que se ejecuta excelentemente en el Pacífico no se puede copiar para ejecutarlo en el Atlántico, porque son realidades diferentes, son personas diferentes con idiosincrasias y tradiciones completamente diferentes.” (George Enríquez, Primer Vocal dentro del Gobierno Comunal Creole, Bluefields) Otra debilidad grande del marco jurídico de la juventud, no tanto en el contenido sino en el manejo, es la falta de divulgación. Muchas personas (jóvenes como los/as así llamadas/os expertas/os), en los grupos focales y entrevistas destacaron que un problema grande es el desconocimiento del marco jurídico por consecuencia de la falta de divulgación, que es una responsabilidad del Estado. “Mira, pasa lo mismo que el resto de las leyes. Nosotros hacíamos capacitaciones a nivel territorial o a nivel departamental en cabeceras departamentales, pero desgraciadamente el tema de comunicación e incidencia es un tema que requiere de muchos recursos. En este sentido la secretaría de la juventud tenía como aproximadamente 10 ó 12 millones. Con eso sobrevivía. Y las partidas presupuestarias para pagar viñetas, a medios de comunicación, eso era prácticamente mínima. Entonces creo que no se dio la suficiente divulgación del instrumento jurídico que permitiera que los jóvenes se empoderaran y que supieran realmente que existe un marco jurídico institucional que vela por sus derechos y sus deberes por decirlo así. Entonces faltó.” (Marvin García, Coordinador de la Unidad Técnica del Observatorio de CODENI) “Sí, pero yo creo que el Estado debería de desarrollar dentro de la política educativa, por ejemplo en la ley de educación, debería estar integrado el dar a conocer leyes tan importantes como esta, es decir que esté dentro del currículo educativo. Que promueva la investigación de los todos los jóvenes sobre qué leyes tenemos y de qué se tratan, sin que esto signifique se van a hacer especialistas en esas leyes, sino al menos

47


48

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

conocer. Pero en lo que es el ámbito educativo formal, no existe una cultura ni un reglamento que tenga el interés de que las y los jóvenes puedan saber qué tipo de leyes tenemos en el país, incluso ni la misma constitución política es objeto de estudio en los colegios, ni de primaria ni secundaria, ni en las universidades más que en la carrera de derecho. Es como si ese instrumento, que es nuestra base jurídica, no existiese o como que no estuviese dentro de las demás carreras. Entonces para mí el Estado no cumple con el hecho de que en el poder legislativo aprueben una ley y la publiquen en La Gaceta. Esa es una responsabilidad hecha a medias.” (Darling Munguía, Coordinadora Nacional de la Plataforma Nacional Juvenil) Como consecuencia de la falta de divulgación, el marco jurídico de juventud fue poco conocido. De igual manera, hablando con representantes de organismos estatales se puede notar que muchas/os no tienen conocimientos sobre el mismo. Se entrevistó a varias personas de partidos políticos y del MINED sobre sus conocimientos del marco jurídico. De las nueve personas consultadas sobre ese tema, solamente un concejal conocía muy bien de este. Los demás no tienen ningún conocimiento sobre el marco jurídico de la juventud. “La ley habla de empleo, aquí ni las autoridades mismas conocen la ley y sus generalidades, algunos ni siquiera saben que existe la ley. Hay otras leyes además de la de juventud que están aprobadas pero no tiene efecto alguno. El gobierno está hecho para hacer andenes, escuelas, caminos, pero la ley, ¿dónde queda? Yo sí creo que la ley es casi nula en la costa.” (Galvis Nicho Nihimaya, Concejal Regional Urbano de Puerto Cabezas por Yatama) “Le soy sincero, no lo conozco a un 100%, sólo algunas generalidades que escucho en reuniones en las que se habla de leyes relacionadas. No me he dado a la tarea de investigar más a fondo.” (Eduardo Enrique Pérez Soto, Director Ejecutivo, Alcaldía Municipal, Bilwi) Aparte del poco conocimiento que tienen las/os concejalas/os del marco jurídico de la juventud, tampoco saben mucho sobre el bono demográfico y ni hablar del aprovechamiento del mismo. De los siete funcionarios públicos solamente un concejal sabía lo que es el bono demográfico. Dos concejales más, al menos escucharon algo sobre eso. “Bono solidario he escuchado. Bono demográfico no.” (Eduardo Enrique Pérez Soto, Director Ejecutivo, Alcaldía Municipal, Bilwi) “Claro, mira a nosotros nos presentan un presupuesto donde está todo lo que se va gastar, lo que se va invertir, lo que es activo, lo que es pasivo,


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

me entendés. Pero si me decís de ese bono demográfico, lo decís como que viene la alcaldía de Granada o lo están haciendo a nivel de todas las instituciones del Estado o es un proyecto propiamente de los organismos no gubernamentales.” (Ariadne Maldonado, Concejal FSLN, Granada) En un país como Nicaragua, donde existe una transición demográfica como oportunidad de impulsar un desarrollo integral en la sociedad, es un peligro grande si las/os responsables de elaborar políticas públicas no conocen o tienen las capacidades para desarrollar los instrumentos necesarios para aprovecharla. Un efecto de no divulgar el marco jurídico de juventud es ocasionar desconocimiento de parte de las y los jóvenes de sus derechos y obligaciones, lo que influye en el no reconocimiento de estos, como sujetos de derecho y deberes. “En principio creo que hay una ley de juventud que ni siquiera fue, ni ha sido, debatida con las y los jóvenes, ni en su momento de propuesta o de idea. Ni en este momento que ya es una ley ha sido una herramienta que esté presente en los debates o análisis de los grupos de jóvenes. Es decir, hay grupos que ni siquiera conocen que hay una ley de juventud, y ahí te das cuenta que como no saben que existe, tampoco saben lo que dice la ley.” (Darling Munguía, Coordinadora Nacional de la Plataforma Nacional Juvenil) “Los chavalos saben que hay una ley, pero tienen poco conocimiento sobre cuál es el contenido de esa ley […] Actualmente está el consejo municipal de jóvenes que se eligió en mayo y está conformado con jóvenes y adolescentes de distintas organizaciones, pero hasta ahora están trabajando en un plan de divulgación de esta ley. Incluso está la propuesta de traducir esta ley al misquito y hacerla divulgar masivamente en los colegios, comunidades y todos los espacios.” (René Smith, Técnico de Juventud, Bilwi) Estas citas señalan que la mayoría de las y los jóvenes no conocen el marco jurídico de la juventud. Pero mientras las y los jóvenes organizadas/os tienen al menos un poco de conocimiento de la ley de juventud y saben más o menos que contiene, la mayoría de las y los jóvenes no-organizadas/os no saben que existe. Dado el escaso conocimiento sobre el marco jurídico de la juventud entre las/os jóvenes organizadas/os, se agradece el trabajo realizado por varias organizaciones de la sociedad civil. Estas han asumido la responsabilidad de divulgar el marco jurídico de juventud. Y con este esfuerzo han logrado que más jóvenes estén empoderadas/os para reclamar y ejercer sus derechos y cumplir sus deberes como ciudadanas/os.

49


50

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“Si yo conocí de leyes antes de ingresar a la universidad o antes de tener un mayor interés por conocerlas, se debió a las organizaciones civiles y las ONG. Entonces yo creo que estas han hecho más que el Estado en ese aspecto de la divulgación y la educación, y hoy por hoy quienes llevamos a análisis, discusiones o debates sobre juventud y participación ciudadana seguimos siendo las organizaciones civiles, ya que al estado no le interesa. Entre menos conozcas es mejor.” (Darling Munguía, Coordinadora Nacional de la Plataforma Nacional Juvenil) Otra debilidad grande que expresaron las y los jóvenes como representantes de la sociedad civil es la poca asignación del presupuesto para políticas públicas de juventud, como se mostrará en los próximos capítulos de la presente investigación. 5.3.

¿Inversión en las juventudes?

En este sentido, las asignaciones del Presupuesto General de la República dirigidas a la ejecución de políticas públicas no están orientadas a la búsqueda real del desarrollo socio-económico de todas las ciudadanas y todos los ciudadanos nicaragüenses. Por un lado, el dinero distribuido es insuficiente para sustentar los programas que ejecutan las políticas públicas definidas por el Estado y, por otro, dichas políticas no están elaboradas desde una perspectiva de equidad de género, por lo que son ineficientes, tomando en cuenta que el 50.7% de la población del país son mujeres, según el Censo Nacional 2005. Es por ello que se realizó un análisis a profundidad sobre la inversión en juventud en función de los mecanismos establecidos en el marco jurídico de juventud, específicamente las propuestas en el plan de acción. El problema con el análisis del presupuesto es que no hay una sistematización de qué grupos destinatarios tienen beneficio de los programas. Por ende, no existen datos de qué políticas públicas están beneficiando a las y los jóvenes del país ni cuánto es el porcentaje del Presupuesto General de la Republica que está invertido a favor de las juventudes. 5.3.1. Pasos metodológicos para el análisis de la inversión en juventud 2002-2011 Para dimensionar con precisión la magnitud de las inversiones a favor de las juventudes, se deben incluir las intervenciones realizadas por el gobierno central, regional, municipal, así como las ejecutadas por organizaciones no gubernamentales (ONG), tanto nacionales como internacionales. No obstante,


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

ante la falta de información disponible, este ejercicio se centra únicamente en las erogaciones otorgadas por el gobierno central, los gobiernos regionales y municipales a programas sociales cuyo propósito es mejorar las condiciones de vida de la población joven. Dicho análisis se centra en tres dimensiones: Educación, Empleo y Participación, de estas tres dimensiones se derivan una serie de variables e indicadores (ver tabla 5.1, Variables para análisis del presupuesto y anexo 1, indicadores). En el Presupuesto General de la República (PGR) se revisaron las partidas presupuestarias consignadas a los ministerios de: Educación (MINED), Trabajo (MITRAB), Agropecuario y Forestal (MAGFOR), Gobernación (MIGOB), y a entes descentralizados como Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE), Instituto de Desarrollo Rural (IDR) y el Instituto de Fomento Municipal (INIFOM), entre otros, que tuvieran vinculación directa con las dimensiones anteriormente referidas. Tabla 5.1, Variables por eje para el análisis de la inversión en juventud. Eje Variable Acceso y permanencia de la juventud en el sistema educativo Pertinencia de la oferta educativa a las necesidades de desarrollo de la juventud y el país Educación Apoyo a la innovación científico tecnológica Educación superior Desarrollo de la educación alternativa Orientación, formación y capacitación para la empleabilidad Promoción y apoyo a la generación de empresas productivas Empleo juveniles Mejoramiento de las condiciones de trabajo de la juventud Desarrollo de la ciudadanía juvenil Participación Promoción del voluntariado social Promoción y apoyo al asociacionismo juvenil Los principales instrumentos revisados en el PGR fueron: las políticas de cada ministerio y ente descentralizado, los informes de liquidación presupuestarias, el detalle de asignaciones orientadas a la Estrategia de Reducción de la Pobreza y el presupuesto asignado a inversión de capital en cada una de las entidades anteriormente referidas. Los montos identificados en el PGR corresponden al período 2002-2011. El presupuesto de las Regiones Autónomas, que es elaborado por el Consejo Regional en coordinación con el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP), está formado por los impuestos regionales de conformidad con el Plan

51


52

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

de Arbitrio, que incluye gravámenes sobre los excedentes de las empresas que operan en la región y los fondos provenientes del Presupuesto General de la República (PGR). Además, en el presupuesto se establece un fondo especial de desarrollo y promoción social destinado a inversiones sociales, productivas y culturales propias de la región. Para ello se analizaron las partidas presupuestarias destinadas al presupuesto de egresos que tuvieran relación directa con las variables e indicadores seleccionados. Por su parte, el presupuesto municipal que está constituido por el presupuesto de ingresos y egresos: los ingresos corresponden al flujo de recursos percibidos por la municipalidad en un año determinado a través de rentas del tesoro, transferencias municipales (Ley 466), préstamos, donaciones internas y externas, y los fondos propios de la alcaldía derivados de la recaudación de impuestos; mientras que los egresos son las estimaciones de las erogaciones de desembolsos en dinero que, durante el ejercicio presupuestario, debe realizar la administración municipal para cubrir los egresos corrientes, las inversiones físicas y sociales necesarias para cumplir con los objetivos planteados en los diferentes programas de desarrollo municipal en un determinado año. Para el análisis del presupuesto regional se revisaron las asignaciones a gastos corrientes y de capital, además de las partidas presupuestarias orientadas a la Estrategia de Reducción de la Pobreza en ambas regiones. En cambio, el análisis de los presupuestos municipales se centró una clasificación de las partidas presupuestarias orientadas a juventud. En ambos casos el análisis comprende los años 2008 al 2011. Las cifras se presentan en córdobas constantes (cifras deflactadas tomando como año base el 2006), con el fin de eliminar el efecto inflación. La dolarización de las cifras se puede efectuar tomando la tasa de cambio promedio para el 2006 que equivale a C$17.57 x US$1.00, que es la establecida por el Banco Central de Nicaragua (BCN). Las fuentes referenciales son: Presupuesto General de la República (PGR), el sistema de transferencias e información municipal (TRANSMUNI), ordenanzas municipales y planes de inversión municipal, entre otros. Hay que destacar que en el análisis de los programas a favor de las juventudes no se incluyó el presupuesto paralelo que maneja el gobierno. Según el Informe anual de la Cooperación Oficial Externa del Banco Central de Nicaragua (BCN) del año 2010, el monto de la cooperación de Venezuela fueron unos 511 millones de dólares “de los cuales 337 millones corresponden a la factura petrolera, bajo el marco de la ayuda establecida en el Acuerdo Petrocaribe. Los restantes 163 millones de dólares correspondieron a líneas de financiamiento de mediano plazo de Cooperación Bilateral, recibido por Alba-Caruna, y el resto fue en forma de inversión extranjera por 11 millones de dólares para la refinería.” (Acevedo, 2011).


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Un problema grave es la falta de documentación sobre el uso de este dinero. “Nada de listado detallado de cada uno de los proyectos financiados, ni información específica sobre los mismos, ni manera alguna de verificar esta información” dice Adolfo Acevedo (ibíd.). En consecuencia, tampoco hay manera para las/os ciudadanas/os como reclamar esta plata. 5.3.2. Bueno, se invierte, pero… Los resultados no son muy optimistas. Por el contrario, la inversión hecha en las tres dimensiones a las que se aplicó el análisis no es suficiente para el desarrollo de las juventudes. Los análisis más en detalle se presentarán en el análisis por dimensión en cada capítulo. En términos generales, la inversión en juventud durante los años comprendidos entre el 2002 al 2011 se presenta en los siguientes gráficos en millones de córdobas constantes. Grafico 5.1, Inversión en educación. 2,000.0 1,800.0

1,771.2

1,600.0

1,507.7

1,400.0

1,339.8

1,200.0 1,000.0 800.0 600.0

1,359.3

1,533.5

1,543.1

1,735.1 1,760.4

1,143.9 960.2

400.0 200.0 0.0

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.

El gráfico anterior (5.1) muestra la inversión en educación entre el año 2002 y el año 2011. En los años analizados la inversión en educación continuamente creció. Mientras que en 2002 se invirtió 960.2 millones de córdobas en el área de educación ya se invirtió 1,735.1 millones de córdobas en el año 2011. La inversión en el tema de empleo para las juventudes, sin embargo, es aún más fluctuante que lo de la educación, como muestra el grafico 5.2.

53


54

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Grafico 5.2, Inversión en empleo 25.0 20.0

19.7

19.2

15.0 13.4

10.0 8.9

5.0

6.2

4.7

0.0 0.0 0.0 2002 2003 2004

1.9 2005

2006

2007

0.0 2008 2009

2010

2011

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.

El gráfico anterior muestra una gran diferencia en el monto de inversión en el tema de empleo. Mientras que en los años 2002, 2003 y 2008 la inversión en esta área fue nula, en el año 2004 se invirtió 19.7 millones de córdobas y en el año 2010 19.2 millones de córdobas. El gráfico 5.3, muestra la inversión en términos de participación. Grafico 5.3. Inversión en Participación. 1.8 1.6 1.4 1.2 1.0 0.8 0.6 0.4 0.2 0.0

1.5

0.5 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 2002 2003 2004 2005 2006 2007

0.1 0.0 2008 2009 2010

0.1 2011

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Como muestra el grafico anterior, hay aún menos inversión en el tema de participación. En el periodo gubernamental de Bolaños no se invirtió nada en el tema de participación. Desde el año 2007, sin embargo, se asignó una parte del presupuesto al tema de la participación pero el monto es desproporcionado e inconsistente. En el año anterior de las elecciones presidenciales se invirtió 1.5 millones de córdobas. Como se puede observar, la mayor inversión es, actualmente y en el pasado, en el tema de educación. Sin embargo, hay que destacar que la inversión en los tres ejes temáticos (educación, empleo y participación ciudadana) es insuficiente para mejorar las condiciones de vida de las y los jóvenes de Nicaragua. Otro problema de la inversión es la fluctuación del monto asignado a un programa o un tema. Con estas diferencias grandes en la inversión no se puede asegurar un mejoramiento continuo de la situación de vida de las y los jóvenes ni la sostenibilidad de los cambios logrados. Pero también es una realidad que en Nicaragua las políticas públicas no buscan realmente el desarrollo socio-económico de todas las ciudadanas y todos los ciudadanos nicaragüenses por igual. Por un lado, el dinero distribuido es insuficiente para sustentar los programas que ejecutan las políticas públicas definidas por el Estado, y por otro, dichas políticas no están elaboradas desde una perspectiva de equidad de género, por lo que son ineficientes. Esta ineficiencia radica en que al orientar las políticas públicas en beneficio del sexo masculino, la pobreza influye con mayor impacto en las mujeres. Pues, pese a que la pobreza afecta a más del 50% de la población centroamericana (…), las mujeres están en una situación de mayor desventaja que los hombres, por ejemplo, en el acceso al crédito bancario, aunque se ha comprobado que ellas son más cumplidas con los pagos, muchas veces no pueden cumplir con ciertos requisitos, como las garantías que deben ofrecer (Rodríguez, 2007). Sin embargo, este análisis de la inversión en juventud con enfoque en los tres ejes temáticos (educación, empleo y participación ciudadana) no posibilita hacer una aproximación al total de dinero que se está invirtiendo en las juventudes. Muchas/os jóvenes expresaron en los grupos focales que no conocen políticas públicas a favor de las juventudes. Una explicación puede ser que no las conocen porque nunca han tenido beneficio de estas, otra porque son inexistentes. Eso también está reforzado del análisis del presupuesto que muestra que no hay muchas políticas públicas a favor de las juventudes. En el transcurso del trabajo de campo para la presente investigación se descubrió que la mayoría de las políticas públicas que conocen las y los jóvenes como las/os

55


56

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

representantes de las organizaciones de la sociedad civil y las/os concejalas/es son en temas diferentes que no se abordan en esta investigación. La mayoría de las personas hablaron solamente sobre políticas públicas en los temas deporte, cultura y recreación. “Por este tipo de cosas es que estamos fortaleciendo las diferentes actividades deportivas para crear algunas alternativas de distracción en los jóvenes.” (Eduardo Enrique Pérez Soto, Director Ejecutivo, Alcaldía Municipal, Bilwi) “No hay ningún plan que diga que se va a elaborar algo en beneficio de la juventud. Y entonces los jóvenes se ven representados cuando se les hace una cancha y ya dicen que el gobierno les está haciendo algo.” (Álvaro José Romero, Técnico en Adolescencia, Niñez y Juventud, Chinandega) “Estoy de acuerdo que en una política pública municipal en temas de juventud integra el aspecto recreacional y ahí pueden entrar todas esas actividades o acciones que tienen que ver con el deporte o la promoción de la cultura u otro tipo de cosas. Pero no puedo considerar con ese solo hecho, o con que tan solo apoyen a grupos deportivos y encima sólo de jóvenes varones, no puedo considerarlo una política pública. Lo considero una acción o una actividad dentro de las actividades varias que se pueden hacer dentro de la municipalidad. Lo que pasa es que muchas de estas actividades, sobre todo las deportivas y de cultura, las ves sesgadas, pero desde un aspecto más político partidario, contrario a ser políticas recreacionales, o la promoción de la cultura y el deporte.” (Darling Munguía, Coordinadora Nacional de la Plataforma Nacional Juvenil) Una inversión en estos tres temas (deporte, cultura y recreación), sin embargo, no va a ayudar a mejorar las condiciones de vida de las y los jóvenes en Nicaragua. Una encuesta de CINCO mostró que los principales problemas de las y los jóvenes del país no son la falta de deporte o recreación. El siguiente cuadro muestra que la mayoría de las y los jóvenes piensa que su problema principal es el desempleo: 26.1 por ciento de las personas jóvenes consultadas mencionaron eso primero. En segundo lugar es la delincuencia (20.3 por ciento) y el tercero es la pobreza (13.5 por ciento). Otros problemas principales para las y los jóvenes son la corrupción, el alza de la canasta básica, la falta de oportunidades, el acceso a la educación y las drogas. (CINCO, 2011a) Ver tabla 5.2.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 5.2, Principales problemas de los jóvenes (en porcentajes) Principales Problemas de los jóvenes Desempleo Delincuencia Pobreza Corrupción Alza de la canasta básica Falta de oportunidades Acceso a la educación Las drogas

1ra mención 26.10 20.30 13.50 9.40 7.00 6.40 5.80 4.88

Fuente: CINCO 2011a.

La presente investigación va a mostrar que las pocas políticas públicas realizadas por el Estado no son suficientes para resolver estos problemas de las juventudes en el país. Por ende, si bien existen avances en materia jurídica y en políticas públicas, este avance no es suficiente para lograr un desarrollo real en el nivel de calidad de vida de las y los jóvenes. En primer lugar, porque estos instrumentos están desarticulados entre sí, lo que dificulta la búsqueda óptima de soluciones a las problemáticas juveniles. En segundo lugar, la asignación presupuestaria dentro del Presupuesto General de la República al plan de acción de la política nacional de juventud es casi nula, lo cual indica que las políticas públicas existentes no buscan un desarrollo de las juventudes real, ya que los lineamientos escritos en el marco jurídico mencionado no son tangibles ni se ejecutan en la realidad. (Muñoz/Narváez, 2008) Por ende, el esfuerzo de velar por el cumplimiento, requiere de la participación de otros actores públicos y privados de la sociedad nicaragüense, representativos de los niveles nacional, regional, departamental y municipal, principalmente de las/os mismas/os jóvenes, porque, como afirma el lema “Derecho que no se defiende es derecho que se pierde”, si la juventud no toma un papel más beligerante en cuanto a su participación activa en la cosa pública, en función de velar por sus intereses, nadie lo hará.

57


58

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

VI. Desarrollo sin Educación – ¿Cómo es posible? El derecho a la educación es un compromiso que ha sido asumido por Nicaragua en dos ámbitos. El primero de ellos, a nivel nacional, teniendo como principal referente el artículo 58 y Título VII de la Constitución Política, entre otras leyes relacionadas con los asuntos educativos promovidos por el gobierno de Nicaragua. El segundo, y no por ello menos importante, es el conglomerado de tratados internacionales12. Uno de los principales mecanismos a nivel interno fue la formulación del Plan Nacional de Educación 2001-2015, que establece como un derecho humano la educación. El Ministerio de Educación dio a conocer que el gobierno iba a formular otro plan para el período 2011-2021. Sin embargo, Nicaragua carece de una política de estado en términos de educación y no planes de educación por cada gobierno que asume el poder, lo que dificulta la reducción de los índices de pobreza y desigualdad, dando como resultado que el país sea el segundo más pobre en Latinoamérica. Un referente a destacar, entre 1990 y 1998, es la ejecución de la reforma educativa, que fue implementada en dos etapas: a) 1990-1992: desregulación, descodificación y desmontaje de la filosofía, la ideología y la política de la educación construida durante el gobierno sandinista; b) 1993-96: definición y puesta en marcha del modelo de la reforma educativa, fundamentado en tres objetivos (descentralización, eficiencia y promoción de valores). A partir de 1990, en un nuevo contexto político por el cambio de gobierno, el Ministerio de Educación organizó la educación con una visión completamente opuesta a las políticas educativas, estructuras y valores construidas por el gobierno sandinista, viéndose disminuida la planificación educativa a funciones tecnocráticas y mecanismos burocráticos, poniéndose en práctica la venta de servicios educativos a la población nicaragüense, y asignándose a la educación pública “valor de mercado”. En 1993 se estableció el modelo de autonomía escolar como política educativa que excluyó a la niñez y juventud del derecho a tener una educación pública gratuita y de calidad, ocasionando un retorno impactante del analfabetismo al 12 Entre estos instrumentos se destacan: el artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948), el artículo 12 de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (1948), el artículo 13 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966) y el principio 7, de la Declaración de los Derechos del Niño proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas (1959).


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

país, lo que trajo consigo la carencia de un Plan Nacional de Desarrollo y la falta de participación de la sociedad civil en la formulación y gestión de las políticas educativas. De 1999 a 2001 se formuló la Estrategia Nacional de Educación y el Plan Nacional de Educación 2001–2015, definiéndose una visión de mediano y largo plazo de la educación nicaragüense. Entre el año 2001 y el año 2006 continuó el proceso de descentralización y desconcentración de funciones y recursos financieros, expresados en los modelos de autonomía escolar y municipalización. La educación es condición indispensable para el desarrollo económico, social y cultural de una nación13. El caso de Nicaragua no es la excepción, en un momento donde se está experimentando una transición demográfica (bono demográfico), por la que el potencial laboral del país recae en las juventudes. Una buena educación es lo más importante para conseguir un empleo digno. Este capítulo y lo siguiente mostrarán que en Nicaragua el fenómeno que está sucediendo es que la mano de obra que está preparando en las escuelas y universidades no es la que el mercado está demandando. Por tal razón se hace indispensable que se invierta en la educación para asegurar el acceso al mercado de trabajo. 6.1.

La educación dentro de la política nacional de la juventud

En términos de inversión en educación se realizó el análisis duro del Presupuesto General de la República a nivel nacional y también los presupuestos municipales a nivel local para los municipios seleccionados en la muestra de esta investigación. En este acápite se describen los indicadores utilizados en el análisis del Presupuesto Nacional y Municipal en millones de córdobas constantes entre el 2002 y el 2011, utilizando como base la Política Nacional para el Desarrollo Integral de la Juventud. En el grafico 5.2, expuesto en el capítulo anterior se puede apreciar el comportamiento de la inversión en educación. Como se evidenciará en este capítulo, no todas/os las/os niñas/os del país tienen acceso a la educación. En consecuencia se debe invertir primeramente en este ámbito. Sin embargo, como muestra la tabla 6.1, la inversión en acceso y permanencia de las juventudes en el sistema educativo es muy fluctuante e insuficiente. Analizando los indicadores de esta variable se puede notar que el gobierno actual incrementó la inversión en los programas de alfabetización pero disminuyó la inversión en el acceso a la educación para jóvenes en desventaja. 13

Conferencia Mundial sobre Educación de 1990.

59


60

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 6.1, Acceso y permanencia de la juventud en el sistema educativo. Indicador (Presupuesto)

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

Presupuesto asignado a programas de alfabetización

0.0

13.0

30.9

6.4

10.0

10.6

110.7

156.2

50.8

74.2

Presupuesto asignado a fondos de ayuda económica para que la juventud en desventaja pueda acceder a la educación

8.8

85.8

68.8

108.7

65.7

22.5

0.4

1.2

0.5

9.8

Presupuesto asignado al programa nacional de incentivos para la juventud rural para acceder a programas de educación alternativa

0.0

0.0

1.8

0.4

1.0

5.8

0.0

0.7

0.0

0.0

Presupuesto asignado al fondo nacional de crédito educacional en todos los subsistemas de educación

0.0

79.3

99.1

108.9

118.6

132.6

115.7

134.6

96.2

121.1

Presupuesto asignado al programa vocacional juvenil

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.

La mayor inversión de recursos es en el ámbito de acceso y permanencia en el sistema de educación, es en créditos educacionales en todos los subsistemas de la educación, pero no significa que sea la inversión requerida. Muy por el contrario, abarcar todos los subsistemas con este monto deja en desventaja a muchos jóvenes que tienen interés pero no los recursos para continuar con sus estudios. En la tabla 6.2, se puede apreciar que las cifras de inversión en la pertinencia de la oferta educativa a las necesidades de desarrollo de la juventud y el país son aún más deprimentes. Casi no hay inversión: la mayoría de las cifras son nulas. Esto confirma que la educación bilingüe y con pertinencia étnica es insuficiente para el desarrollo de las y los jóvenes de los pueblos indígenas y comunidades étnicas, como se abordara más adelante.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 6.2, Pertinencia de la oferta educativa a las necesidades de desarrollo de la juventud y el país. Indicador (Presupuesto)

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010 2011

Presupuesto asignado a programas de consulta dirigido a jóvenes para la reforma curricular a nivel local, departamental y nacional

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a la ampliación de planes y programas bilingües en la educación general y técnica adecuados a los objetivos del sistema de educativo autónomo regional

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a programas de expresión cultural para el rescate de las tradiciones y lenguas del país.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a la implementación de estudios de la Costa Atlántica, su historia y cultura en los programas de ciencias sociales.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

1.8

Presupuesto asignado a programas de orientación vocacional en el ciclo básico.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.4

0.4

0.0

3.6

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.

Tampoco hay inversión suficiente en el apoyo a la innovación científica tecnológica. Las cifras para campañas de comunicación para promover las ventajas de la educación técnica son nulas. En consecuencia, no es sorpresa que no exista interés entre las y los jóvenes del país de estudiar una carrera técnica. Según FUNIDES el número de estudiantes en los centros de INATEC se redujeron drásticamente en 10,000 estudiantes entre el año 2007 (17,286 estudiantes) y 2009 (7,277 estudiantes). Eso está reforzado por la percepción de mucha gente de esta educación como de “segunda categoría” (FUNIDES, 2011). En la tabla 6.3, se muestra el nivel de inversión.

61


62

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 6.3, Apoyo a la innovación científico tecnológica. Indicador (Presupuesto)

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

Presupuesto asignado a campañas de comunicación en medios tradicionales (radio, tv, prensa escrita), sobre las ventajas de la educación técnica

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado de recursos destinados a la reforma de programas y planes de estudio en función de los avances científicos tecnológicos.

0.0

3.1

0.0

0.0

0.2

0.0

2.4

22.1

0.2

45.9

Presupuesto asignado a la creación de centros tecnológicos en las regiones, departamentos y municipios del país.

0.0

51.6 26.6 10.5 37.0 15.9 19.4 34.3 22.7 85.7

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.

El presupuesto asignado para la reforma de programas y planes de estudio en función de los avances científico tecnológicos son muy fluctuantes. Solamente en el año 2009 y 2011 hay poca inversión en este ámbito. Eso también se refleja en las quejas de las y los jóvenes de la falta de acceso a las tecnologías en sus centros de educación. La única inversión en el apoyo a la innovación científico tecnológica es en la creación de centros tecnológicos en el país que cabe mencionar es insuficiente. Sin embargo, sin innovación en el resto de indicadores mencionados el compromiso en esta área es bajo. De igual manera, PNUD 2011a afirma: “[L]a educación técnica se ha movido sin gran apoyo público hasta la fecha y el sector privado no asume un mayor compromiso con la formación del personal que emplea” (PNUD, 2011a; 124). Y el INATEC es el responsable del subsistema de educación técnica. El compromiso de inversión en el desarrollo de la educación alternativa es casi nulo. Solamente en el año 2010 se invirtieron 111.0 millones de córdobas para una campaña de comunicación. Aparte de eso casi no hay inversión. En la tabla 6.4 se pueden apreciar los montos.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 6.4, Desarrollo de la educación alternativa. Indicador (Presupuesto)

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008 2009

Presupuesto asignado a la creación de programas de educación alternativa

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a campañas de comunicación orientadas a promover la educación alternativa como opción rápida para la formación y la inserción laboral

0.0

20.7

6.4

14.5

16.8

0.0

4.6

2010

2011

0.0

0.0

0.0

6.9

111.0

11.2

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.

La mayor parte del dinero invertido en el ámbito de educación está asignado a la educación superior, es decir el 6% a las universidades establecido en la constitución. En la tabla 6.5 se puede apreciar. Sin embargo, en el análisis se resalta que en el año 2011 el 90.85% de lo invertido va destinado a gastos corrientes, y el restante 9.15% a gastos de capital. Tabla 6.5, Educación superior. Indicador (Presupuesto)

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

Presupuesto asignado a educación superior.

951.4

1,086.4

910.4

1,109.9

1,258.4

1,346.2

1,289.5

1,414.8

1,479.1

1,381.9

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.

Como muestra el grafico 6.1, los gastos corrientes son muy superiores a los gastos de capital. En los últimos nueve años los gastos capitales nunca superaron los 18.87 porcientos – al contrario el promedio de los gastos capitales entre los años 2003 y 2011 fue de 12 por ciento de todos los gastos en la educación superior. Los dos años con la menor asignación en gastos capitales fueron los años 2006, con un gasto nulo, y el año 2011 con un porcentaje de 8.39 por ciento.

63


64

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Grafico 6.1, Distribución del gasto de la educación superior (en porcentaje)

Fuente: Elaboración propia a partir ILP 2003-2010 e IEP enero-junio 2011, MHCP.

Esto evidencia grandes retos para el sistema de educación superior, ya que el monto destinado a gastos de capital es insuficiente para invertir en programas de investigación y desarrollo, innovación tecnológica, mejora curricular, etc. Pero a la vez es un tema que no se ha discutido a profundidad, solo en términos de que el Estado asigne este porcentaje, pero no en cómo se utiliza y ejercer un correcto control o auditoria social de estos fondos. Complementando el análisis anterior, una publicación del Grupo Alianza para la Inversión en la Niñez y la Adolescencia señala que el gasto promedio por estudiante de la enseñanza pre-escolar descendió entre el año 2002 y el año 2007 de US$30.7 a US$27.6. Eso significa que el porcentaje del PIB por habitante, el gasto promedio por alumna/o de pre-escolar bajó del 4 por ciento en el año 2002 a 2.9 por ciento en el año 2006 (Grupo Alianza para Inversión en la Niñez y la Adolescencia, 2006). El gasto promedio por estudiante de la enseñanza primaria es más alto. En el 1999 se gastó US$124.7 por cada estudiante de la primaria y en el año 2006 se subió el gasto a US$132.1. Pero en los años 2001 a 2004 descendió el gasto a casi US$100.00 (ibíd.). En la educación secundaria hay menos inversión. El gasto promedio por estudiante en la secundaria subió entre el año 1999 de US$40.00 a US$48.7 en el año 2006. Eso significa que se invirtió 5.5 % del porcentaje del PIB por habitante en el año 1999 y 5.1 % en el año 2006 (ibíd.). En 2009 Nicaragua gastó un 9.9 por ciento de su PIB per cápita por cada estudiante de primaria, 4.5 por ciento por cada estudiante de secundaria y 106.07 por ciento por cada estudiante universitaria. En comparación con Costa Rica eso significa


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

cinco veces menos del PIB per cápita. Eso construye una brecha entre el gasto invertido por número de estudiantes. Mientras que la gran mayoría de las/os estudiantes están en la primaria, se invierta solamente US$196.64 por cada una/o. Por las/os relativamente dicho pocas/os estudiantes en las universidades se invierta US$1,154 por cada una/o – que son 5.8 veces más que el monto asignado a cada estudiante de primaria. En la misma manera, se invierta muy poco dinero a cada estudiante en una carrera técnica, solamente US$301.9. (FUNIDES, 2011). El grafico 6.2 muestra la poca inversión de Nicaragua en educación primaria y secundaria en comparación con el nivel promedio de América Latina. Nicaragua no solamente está debajo del promedio simple de la región de 710 US dólares, sino que tiene el último rango. En 2008 Nicaragua invirtió solamente 62 US dólares en sus estudiantes de la primaria y de la secundaria (CEPAL, 2010; 37). Grafico 6.2, Gasto público por estudiante de primaria y secundaria (En dólares de 2000) Promedio simple

710

Argentina

2 348

Chile

1 890

Mexico

1 275

Uruguay

1 099

Costa Rica

1 072

Brasil

937

Venezuela (rep. Bol. de)

694

Colombia

645

Panamá República Dominicana

573

Honduras

409

Perú

345

El Salvador

339

Paraguay

249

Guatemala

244

Bolivia (Est Plur. de)t

241

Ecuador

193

Nicaragua

171 62

0

500

1 000

1990

Fuente: ECLA, Panorama Social, 2010, p. 37.

1 500

2008

2 000

2 500

65


66

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

En el sistema educativo nicaragüense se observan dos problemas fundamentales que se complementan para limitar las oportunidades de desarrollo socioeconómico de su población, y por consiguiente, del propio país: el acceso al sistema y su calidad. Eso se va a profundizar en los siguientes dos subcapítulos. 6.2.

¿Acceso al sistema educativo?

En cuanto al acceso al sistema educativo, se observa una baja retención escolar por razones económicas, geográficas y hasta culturales, mientras hay múltiples problemas que perjudican la calidad, como las reformas curriculares poco integrales, la contratación de maestros no calificados y la escasez de una infraestructura adecuada para la enseñanza “moderna”, utilizando nuevas tecnologías de información y comunicación, etc. En general la desescolarización en la población joven de 10 a 29 años es alta. Las cifras de adolescentes y jóvenes que no asisten a la escuela, según el censo de 2005 (Pineda, 2008), son: • Casi 2 de cada 10 adolescentes entre 10 y 14 años no va a la escuela. • La mitad de las/os jóvenes de 15 a 19 no van a la escuela. • Casi 8 de cada 10 de las/os jóvenes de 20 a 24 no asisten a ningún centro de enseñanza, lo cual es un indicio de no estudiar en la universidad o enseñanza técnica media. • Y 9 de cada 10 en el grupo de jóvenes mayores de 25 a 29 años no estudian. Según los datos del Informe de Desarrollo Humano 2011, entre los años 2005 y 2009 hubo especialmente un aumento en el porcentaje de adolescentes entre 13 y 17 años dentro del sistema escolar. Las cifras de adolescentes y jóvenes inscritos en el año 2009 son las siguientes: • 91.4 por ciento de las/os niñas/os entre los 6 y 12 años están inscritos en la escuela. • 61.1 por ciento de las/os adolescentes entre 13 y 17 años atiendan una escuela. • 4.8 por ciento de las/os jóvenes entre 18 y 29 años están inscritos en el sistema escolar (PNUD, 2011a).


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Según el Informe Anual 2010 del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH, 2011) solo el 45% de las/os jóvenes de ambos sexos en edad de asistir a este nivel se matricula en la secundaria, y sólo el 44% de estas/os logran completar sus estudios. Esta situación se agrava en el área rural, donde solamente 2 de cada 100 jóvenes tienen acceso a la educación secundaria. En la educación superior tan solo 20 de cada 100 jóvenes están en la universidad. Entre los años 2005 y 2009 el número de estudiantes inscritos en la educación superior incrementó del 10 a 14 por ciento del total de jóvenes entre 18 y 29 años. (PNUD, 2011a) En los últimos años, el nivel de escolaridad mejoró continuamente, y con eso el acceso a educación. El grafico 6.3, muestra que el crecimiento más significativo fue en la enseñanza preescolar y en la alfabetización. Grafico 6.3, Tasa neta de escolaridad por Niveles. Tasa Neta de Escolaridad por Niveles 90.0%

86.2%

80.0%

87.1%

87.3%

86.6%

86.4%

78.5%

70.0% 60.0%

40.0% 30.0%

34.0% 28.7%

31.5%

37.4%

20.0%

20.0%

55.2%

53.6%

52.3%

50.0%

46.0%

43.7%

20.5%

21.0%

53.3% 45.5%

45.0%

20.7% 7.5%

10.0%

3.5%

0.0% 2000

Preescolar

2002

2006

Primaria

2007

Secundaria

2008

2009

Alfabetización

Fuente: JNPE, 2011; 9

Sin embargo, el Informe de Desarrollo Humano del año 2005 muestra la desigualdad en el acceso a educación entre la Costa Caribe y el resto del país. El acceso a la educación es inferior en el Caribe que en el Pacifico. Sin embargo, según PNUD, la brecha entre el promedio nacional y el Caribe está disminuyéndose. Esta reducción de la brecha es más visible en la educación secundaria que en la primaria (PNUD, 2005). La tabla 6.6 y 6.7 muestran que la tasa bruta de educación primaria y secundaria respectivamente incrementó continuamente entre los a��os 1991 y 2003. Mientras la tasa bruta de educación primaria en el año 2003 en la RAAN estaba encima del promedio nacional (151,98 en la RAAN vs. 111,91 a nivel nacional), la RAAS tiene un promedio un promedio más bajo (96,65).

67


68

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 6.6, Tasa bruta de educación primaria. Periodo 1991-2003. Departamento

1991

1992

1993

1994

1995

1996

1997

1998

1999

2000

2001

2002

2003

Nacional

97.90

99.58

102.09

102.67

101.29

99.65

100.19

99.43

102.29

103.54

104.37

112.70

111.91

RAAN

61.72

82.45

87.46

78.27

92.65

95.43

96.31

99.93

99.37

112.84

100.14

140.50

151.98

RAAS

30.70

60.67

56.90

51.66

56.91

58.39

64.07

67.70

77.28

81.67

84.16

95.30

96.65

Fuente: (PNUD, 2005; 74

Sin embargo, en la tasa bruta de la educación secundaria, las Regiones Autónomas cuentan con un promedio más bajo que a nivel nacional. Mientras que al nivel nacional hay un promedio de 58,48, la RAAN cuenta con uno de 37,12 y la RAAS solamente con uno de 27,38.

Tabla 6.7, Tasa bruta de educación secundaria. Periodo 1991-2003. Departamento

1991

1992

1993

1994

1995

1996

1997

1998

1999

2000

2001

2002

2003

Nacional

31.84

31.47

31.97

33.81

35.77

36.88

39.61

41.23

42.48

42.85

44.97

57.10

58.48

RAAN

15.27

15.04

18.80

19.23

21.79

21.51

22.70

22.24

23.60

23.60

26.08

30.90

37.12

RAAS

10.73

11.07

10.74

11.16

12.48

12.63

14.61

16.28

16.74

16.74

18.72

25.70

27.38

Fuente: (PNUD, 2005; p. 74)

Sobre el acceso a la educación superior, los pueblos indígenas y comunidades étnicas están en gran desventaja. La tabla 6.8, muestra que el grupo con mayor acceso a las dos universidades de las Regiones Autónomas son los mestizos. Según el ODH Nicaragua, el 75.8 por ciento de los estudiantes en la URACCAN y el 48.8 por ciento de los estudiantes en la BICU son mestizos. Eso, sin embargo, no refleja el porcentaje de los pueblos indígenas y comunidades étnicas que existe en las dos regiones.

Tabla 6.8, Población estudiantil de pregrado en las dos universidades regionales (2009). URACCAN

BICU

Total

Grupo Étnico

Numero

%

Numero

%

Numero

%

Mestizo

2783

75.80

2583

48.80

5636

59.20

Miskito

577

15.70

1298

22.20

1875

19.70

Creole

191

5.20

1293

22.10

1484

15.60

Garífuna

36

1.00

287

4.90

323

3.40

Ulwa

--

--

90

1.50

90

0.90

Sumu / Mayagna

71

1.90

--

--

71

0.70

Rama

14

0.40

30

0.50

44

0.50

Total

3672

1.00

5851

1.00

9523

100.00

Fuente: PNUD, 2011a


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Una causa del menor acceso a una educación con calidad en la Costa Caribe en comparación con el Pacífico es la asignación del presupuesto. Una investigación sobre las desigualdades de las juventudes de la Costa Caribe auspiciado por Oxfam muestra la desigualdad entre la asignación del presupuesto del MINED. Como muestran las gráficos 6.4 y 6.5, en el año 2009 se asignó 0.1% a la RAAN y 0.15 % a la RAAS. En el siguiente año se asignó 0.21 % a la RAAN y 0.14 % a la RAAS. Estos números bajas no reflejan el porcentaje de estudiantes que tiene la Costa Caribe que es mayor que en cinco departamentos del Pacífico (Oxfam, 2011). Gráfico 6.4 y 6.5, Asignación presupuestaria del Ministerio de Educación a la RAAN y la RAAS.

Asignación Presupuestaria del Ministerio de Educación a la RAAN 5,197,813,716 6,000,000,000 5,000,000,000 4,000,000,000 3,000,000,000 2,000,000,000 1,000,000,000 0

5,175,187,147

0.21%

0.10% Presupuesto 2009 Nacional

Asignación Presupuestaria del Ministerio de Educación a la RAAS

Presupuesto 2010

Asignación RAAN

5,175,187,147

5,197,813,716 6,000,000,000 5,000,000,000 4,000,000,000 3,000,000,000 2,000,000,000 1,000,000,000 0

0.15%

Presupuesto 2009 Nacional

0.14%

Presupuesto 2010

Asignación RAAS

Fuente: Oxfam, 2011

En los últimos años las cifras de personas inscritas en el sistema educativo están incrementándose permanentemente. Sin embargo, se puede observar también que cuanto más alto el nivel educativo, menos estudiantes tiene. Eso tiene que ver con la alta desescolarización en el país. Aunque se pueden mejorar las cifras de inscripciones en los centros educativos, el país todavía cuenta con un alto número de desescolarización. El informe de FUNIDES 2011 destaca que solamente un 47.9 por ciento de las/os niñas/os que ingresan a primer grado finalizan la primaria, la cifra más baja de Centroamérica. 6.2.1. El factor económico La deserción escolar está relacionada, según adolescentes y jóvenes principalmente, “con el tema con la pobreza y con la violación de derechos. Los principales factores destacados para la deserción permanente o temporal son: el

69


70

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

trabajo infantil, la desmotivación, la ausencia de un seguimiento de parte de los padres y las madres, la migración, las enfermedades, infraestructura, el noviazgo o embarazo (mujeres) y la iniciación en actividades de delincuencia (varones)” (Gijsel/Espinoza, 2008). “Pero, ¿qué pasa? ¿Qué has visto en la educación secundaria? Las chavalas salen embarazadas, te corren del colegio y te pasan a dominical o a sabatino o búscate otro colegio porque le das el mal ejemplo a las demás muchachas, un ejemplo. Ahí se estropea la libertad y la oportunidad de estudiar.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) El Gobierno del FSLN eliminó la autonomía escolar y retomó lo estipulado en el artículo 121 de la Constitución: “El acceso a la educación es libre e igual para todos los nicaragüenses. La enseñanza primaria es gratuita y obligatoria en los centros del Estado.” A partir del año 2007 se suspendieron los cobros en los centros de estudio. Entre estos cobros había mensualidades, cobro por la matrícula y por otros servicios del colegio. En consecuencia, ingresaron más estudiantes que en los años anteriores. No obstante, no se puede hablar de una educación gratuita porque el economista Arturo Solórzano muestra que la familia tiene que reunir dinero para cada niña y niño estudiando. En base de datos del Banco Central de Nicaragua, Arturo Solórzano muestra que “la educación preescolar, primaria y secundaria tiene un alto costo en la economía familiar porque el enviar a un hijo a la escuela pública, le supone invertir cerca de 14 mil córdobas al año” (JNPD, 2011; 11). Como consecuencia de estos costos adicionales que tienen que asumir las familias, por ejemplo uniformes, útiles escolares, etc., muchas/os niñas/os se ven obligados a salir de las escuelas antes de terminar su período académico. Por lo tanto se puede decir que la educación gratuita puede elevar las cifras de inscripción pero no bajar las cifras de la retención escolar. Se puede demostrar que familias de escasos recursos tienen problemas de asegurar el acceso de sus niñas/os a la educación. Si hacemos una comparación entre jóvenes de escasos recursos económicos y jóvenes con recursos económicos, apreciaríamos grandes diferencias relacionadas con los años de estudio o nivel de instrucción. “Los jóvenes no pobres aventajan notablemente a los pobres en cuanto tiempo invertido en la educación. Los pobres en un 38% tienen menos de 4 años de estudios y sólo en 12% tienen 10 o más años de estudios. Mientras que los jóvenes no pobres en un 40% alcanzan los 10 o más años de estudios” (Pineda, 2008).


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

En igual manera PNUD (2011a) expresa que el nivel educativo varía por nivel de privaciones básicas14 de los hogares, como se puede observar en la tabla 6.9. Tabla 6.9, Años de escolaridad, según nivel de privaciones del hogar, área de residencia y sexo (2009).

Nivel de privaciones Sin Privaciones básicas Privación media Privación severa

Fuente: PNUD, 2011a

Urbano Hombre 10.2 8.7 6.9

Mujer 10.0 9.0 7.8

Rural Hombre Mujer 8.0 8.4 6.9 7.1 5.2 6.1

Entonces, al existir condiciones de pobreza en una familia, la opción más rápida y fácil es que cada miembro de esta, incluyendo a las/os niñas/os y adolescentes, procure obtener ingresos económicos. En muchas ocasiones estas personas no son bien remuneradas (por la falta de preparación tecnificada) y se propicia que las personas en edad escolar se desvíen de su desempeño académico, y en el peor de los casos, dejen de asistir a un centro de estudio. Asimismo, la responsabilidad de combinar los estudios con el trabajo es un esfuerzo de las y los jóvenes que necesitan trabajar para sobrevivir y continuar estudiando. Sin embargo, lo anterior no es una tarea fácil para la juventud porque se necesita invertir tiempo para ser un buen estudiante, algo difícil para quien trabaja demasiadas horas. Muchas/os jóvenes tienen que trabajar porque se han convertido en el sostén de una familia. Lo idóneo es que se decida por realizar en plenitud una de esas actividades y lo más común es que sobrevivir a lo inmediato pese más y se renuncie a la preparación académica. Y, por consiguiente, a la opción de transformar su estilo de vida y tener mayores oportunidades de desarrollo. En nuestro país, los escasos recursos económicos de las familias obligan a muchas/os jóvenes a trabajar a una temprana edad. “Muchos jóvenes no asisten a la escuela secundaria, o la dejan, por razones de trabajo y por la escasa formación que llevan de la primaria. En la Encuesta sobre Trabajo Infantil y de Adolescentes (ENTIA 2005), se encontró que dos de cada tres de los que trabajan tienen entre 13 y 17 años, edad establecida para asistir a la secundaria. Entre ellos, 48.5% no asiste a la escuela” (Calero, 2008). 14 INDH 2011, mide la pobreza de las personas entre 13 y 29 años mediante el Índice de Pobreza Multidimensional Juvenil (IPMJ) en cuatro dimensiones: Educación, empleo, salud, condiciones del hogar.

71


72

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Las juventudes encuestadas para la presente investigación también destacaron las dificultades que tenían para terminar su formación escolar por necesidad de contribuir al ingreso familiar. “Yo sí he tenido problemas estudiando algo. Estudié hasta sexto grado, ya después mis padres no me pudieron ayudar, por falta de, problemas económicos. Y... bueno, yo me dediqué a trabajar. Yo trabajaba en una bananera. Después me fui para Jiquilillo a donde un hermano y me dediqué a la pesca. Y bueno, con el trabajo no me daba tiempo de estudiar, o sea, no he tenido pues oportunidad de seguir estudiando. Por eso, porque tengo que trabajar.” (Hombre joven, grupo focal de educación, Chinandega) Sin embargo, un bajo nivel de educación no permite las condiciones para salir de la pobreza. El acceso al empleo de baja o alta calidad responde a la educación que haya recibido una persona. Y si las y los jóvenes ingresan al mercado laboral con baja escolaridad, se estarán condenando a empleos precarios e informales que los mantengan en el umbral de la pobreza (Acevedo, 2010). En el último “Reporte de Pobreza” del Banco Mundial se destaca que una educación primaria no es suficiente para salir de la pobreza. “…las personas con un nivel de escolaridad inferior a la secundaria completa, es decir aquellas con menos de 11 años de escolaridad, están condenadas, con una certeza casi absoluta, a vivir bajo el umbral de la pobreza. Es hasta que alcanzan once años de escolaridad – la secundaria completa - que los ingresos laborales comienzan a superar (apenas) el umbral de la pobreza.” (Acevedo, 2010) De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe para tener un 90% o más de probabilidades de no caer o mantenerse en una situación de pobreza se requiere, como promedio regional un mínimo de 10 a 13 años de educación formal. (CEPAL, 2008b) En ese sentido se nota un círculo vicioso. Una de las razones más mencionadas por las que las y los adolescentes y jóvenes abandonan la escuela es la pobreza, y el hecho de desertar del sistema educativo significa que las opciones de caer en la pobreza para esas personas serán mayores. A menos educación más pobreza y viceversa.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Para asegurar un acceso a educación para personas de familias con escasos recursos y con eso romper el círculo vicioso, el Estado proporciona becas. Estas becas deben asegurar el derecho de todas y todos de acceder a una educación con calidad. Según información oficial, en el período 2007-2011 se entregaron 9,423 becas para idiomas más 356,087 becas en distintas especialidades, para un total de 365,510 becas entregadas para educación técnica. Para estudiantes de educación superior ponían a disposición 635,000 becas en el mismo periodo15. A pesar de que el gobierno tiene programas destinados a la entrega de becas a estudiantes de escasos recursos, partiendo del principio de igualdad que se promulga en la Constitución, la percepción de las juventudes es muy distinta. Ellas/os opinan que sus derechos son violentados cuando ellas/os quieren optar a ser beneficiadas/os con una beca. Según ellas/os la entrega de becas está parcializada. “Porque lo que pasa es que los concejales dan entre comillas las becas a personas que están cerca de ellos, sobrino, ahijado, primo.” (Melvin Peralta, Coordinador departamental de la Red Voces del Presente, ASODEL, Chinandega) “Lo que pasa es que algunos privilegios como las becas, el 6%, se está volviendo en estos momentos un foco de mecanismo político. Quienes pueden aspirar a ellas son aquellos jóvenes que de alguna u otra manera estén vinculados a actividades políticas” (Rosa María Vivas Moncada, Directora ejecutiva Foro Nicaragüense Educativo EDUQUEMOS, Managua) “Hay políticas públicas, pero a como siempre, políticas partidarizadas, porque siempre ponen un rango, de que sos sandinista te dan una beca. Y a mí me pasó eso también. En el INATEC estudiaba agropecuaria, también por una beca, que me la dieron los muchachos de la juventud sandinista.” (Hombre joven, grupo focal de educación, Jinotega). En la Costa Caribe se puede notar una particularidad en la entrega de becas. Las universidades están reservando becas para jóvenes de pueblos indígenas y comunidades étnicas.

15 La información fue tomado de la siguiente pagina web: http://www.laluchasigue.org/index.php?option=com_content&view=article&id=1386:ni caragua-triunfa&catid=67:documentos&Itemid=193 (31/10/2011)

73


74

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“Mayormente las universidades ayudan a la gente de la Costa [con becas]. Entonces, sí hay oportunidades de obtener una beca. No hay muchas becas, pero sí hay.” (Mujer joven, grupo focal de educación, Laguna de Perlas)16 Sin embargo, las y los jóvenes en todo el país están quejándose de que las becas no son suficientes para asegurar el acceso de todas/os a una educación. Hay una competencia grande sobre las pocas becas que ofrecen. Debido a lo anterior no se puede garantizar la educación para todas y todos. “El sistema educativo tiene bastantes problemas, porque empezando, las becas para universidades públicas se han disminuido. Esa es una parte fundamental por la que dejan de estudiar los jóvenes.” (Hombre joven, grupo focal de educación, Managua) Lamentablemente no existe una sistematización sobre la entrega de becas a estudiantes de los diferentes niveles educativos. Por ende, esa entrega de becas no es muy transparente. 6.2.2. El factor geográfico Además de problemas económicos, la ubicación geográfica, entre el hogar y la escuela, dificulta a las juventudes el acceso a una educación de calidad. Son más afectadas en este aspecto las zonas rurales. Según el censo escolar del gobierno del año 2007 la “escuela por retirada” es una de las razones principales de no asistir a la escuela. El MINED usa este término para describir la distancia del centro de educación al hogar donde viven las/os estudiantes. En el grafico 6.6 se puede observar que a nivel nacional 9.6 por ciento de las personas encuestadas respondieron que la lejanía de la escuela es una razón para no asistir. Se puede observar también que hay una diferencia grande entre áreas urbanas y rurales. Mientras que solamente 3.6 por ciento de las personas urbanas respondieron que las escuelas están lejos de sus hogares y por eso no asistían, 10.8 por ciento de la gente rural contestaron lo mismo (MINED, 2008).

16 Most of the time the universities provide for people from the coast. So you have opportunities to get a beca. There are not plenty of becas, but you have becas.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Grafico 6.6, Porcentaje de no asistir a la escuela por razones de “escuela por retirada” comparación de áreas urbanos y rurales

10.8

9.6

3.6

todo el departamento

rural

urbano

Fuente: Elaboración propia en base de datos de MINED 2008.

En el grafico 6.7 se muestra que hay una diferencia significativa entre las respuestas de la gente del Pacífico y del Caribe. Mientras un 9.6 por ciento de la personas del Pacífico dieron la razón de una escuela lejana para no asistir a ella, el 14.1 por ciento de las/os caribeñas/os respondieron eso (ibíd.). Grafico 6.7, Porcentaje de no asistir a la escuela por razones de “escuela por retirada” comparación del Pacífico y Caribe

14.1 9

Pacífico

Regiones Autónomas

Fuente: Elaboración propia en base de datos de MINED, 2008.

75


76

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Las cifras utilizadas para la elaboración de los gráficos, no obstante, solamente cuentan con datos de personas con edades entre 3 y 17 años. La educación superior es muy centralizada en Nicaragua y coloca a las/os jóvenes rurales en desventaja respeto al acceso a universidades. Entonces se puede suponer que las personas mayores (en las edades de educación superior) enfrentan más problemas. “En familias de escasos recursos a veces se sigue el patrón de no estudiar o de trabajar por la misma necesidad. En zonas rurales se presenta el problema de distancias, y peor aun tratándose de acceso a la secundaria y la universidad.” (Hombre joven, grupo focal de educación, Managua) Según los datos de la EMNV 2005 están matriculados del área urbana 61 de cada 100 adolescentes y del área rural 28 de cada 100 adolescentes. En las Regiones Autónomas, sin embargo, el acceso a la secundaria es aún más bajo. Mientras en la RAAS en el año 2008 30 de cada 100 adolescentes se matricularon, solamente 27 de cada 100 adolescentes lo han hecho en la RAAN (PNUD, 2011a). “Sabemos también que la población rural es la que menos accede a la Universidad (apenas el 1.1%), también la que menos accede a la secundaria (sólo el 13%) y es mucho menor el porcentaje de los que la terminan y son bachilleres.”17 En consecuencia, existe una migración significativa por razones de estudios de áreas rurales a los centros urbanos, donde se encuentran los centros de estudios superiores. “Por ejemplo en mi caso, yo soy de una zona rural y lo que hice fue venirme a estudiar acá a la ciudad, porque allá no existían las condiciones para estudiar. Solo había hasta tercer año de secundaria. Entonces los que no quieren emigrar, a adherirnos a la zona urbana, es difícil la cosa.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Estelí) Especialmente en la comunidad de Karawala las/os jóvenes expresaron que el acceso a la educación superior sería más fácil si las universidades no estuvieran tan lejos de su domicilio. “Se necesita en nuestro municipio una universidad de enlace para que los jóvenes que no tienen oportunidades de estudiar en otras universidades, pueden realizar sus estudios ahí mismo, aunque sea por lo menos hasta técnico medio en cada una de las áreas que les ofrecerán.” (Lenny Noel Simón Watson, Representante legal del Territorio Awaltara Luhpia Nani Tasbaya, Karawala) 17 http://masayacontralapobreza.blogspot.com/2011/08/poblacion-rural-de-nicaragua-su-escaso.html (09/11/2011)


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“Por lo menos, dentro del municipio de Desembocadura de Río Grande se necesita una universidad de enlace para que puedan realizar sus clases a base de los recursos que tenemos dentro de nuestro territorio, para que los jóvenes que no tienen las oportunidades de estudiar también puedan realizar sus estudios ahí mismo sin salir al otro lugar.” (Lenny Noel Simón Watson, Representante legal del Territorio Awaltara Luhpia Nani Tasbaya, Karawala) En las zonas rurales, según lo expresado principalmente por las/os jóvenes de la Costa Caribe, estudiar no tiene mucho valor debido a la falta de oportunidades laborales. Según las opiniones de algunas/os jóvenes no vale la pena estudiar hasta un grado alto si no se puede trabajar en su profesión. Consecuentemente muchas/os jóvenes salen de los centros de educación muy temprano. “Tienes la educación y no hay trabajo. Entonces, ¿por qué estudiar? Entonces hay mucha gente que no estudian y que buscan trabajos pequeños. […] Hay muchas que hacen trabajo barato y paran a estudiar porque no hay oportunidades de trabajo aquí. Por ejemplo, call-centers. O barco. Esas son las únicas dos alternativas, nada más.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Laguna de Perlas)18 “Muchas personas, la etnia de nosotros, opinan que hay que trabajar desde temprana edad. Entonces siempre hay personas que inculcan eso y nos dicen que el estudio no es importante porque cuando salimos de clases terminamos en lo mismo, como carpinteros o con otros trabajos mal pagados.” (Hombre joven, grupo focal de educación, Bilwi) 6.2.3. El factor cultural Una tercera razón de la baja retención escolar es el factor cultural, que se hace más visible en la Costa Caribe. Muchas/os jóvenes de los pueblos indígenas y comunidades étnicas tienen otra lengua materna distinta del español. Las lenguas más predominantes en la Costa Caribe, además del español, son miskito (120,000 hablantes), creole (25-30,000 hablantes) y mayagna (14,000 hablantes19). Otros idiomas como ulwa (351 hablantes), rama (30-50 hablantes) y garífuna (30 hablantes) están en peligro de extinción (PNUD, 2005). 18 You take the education and there is no work there so why do you study? So there are plenty who do not study and look for little work […] There are many who do cheap work and stop classes because there are no opportunities here for work. For example call centers. Or ship. That are the only two choices, nothing else. 19 La cantidad se divide en el Mayagna Panamaka (12,000 hablantes) y el Mayagna Twahka (2,000 hablantes).

77


78

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Las/os niños de los pueblos indígenas y comunidades étnicas muchas veces no hablan el idioma español, sino que hablan su idioma materno. Esto conlleva una desventaja en el aprendizaje de los mismas/os, de manera particular cuando cursan su primaria. En consecuencia, aprender el idioma que se les enseña en las aulas de clases es la primera necesidad de estas/os estudiantes. Ese situación es más preocupante en la Costa Caribe porque la mayoría de las/os jóvenes de los pueblos indígenas y comunidades étnicas viven en los Regiones Autónomos. Mientras que 8.6% de las/os adolescentes y jóvenes a nivel nacional se auto identifican como perteneciendo a un pueblo indígena o afrodescendiente, 57.5% de de la RAAN y 24.9% de la RAAS se identifican así. (PNUD, 2011a) Por ende, la mayoría de las/os jóvenes entrevistadas/os perteneciendo a un pueblo indígena o una comunidad étnica son de la Costa Caribe. Para enfrentar las necesidades de los pueblos indígenas y comunidades étnicas se introdujo el Sistema Educativo Autonómico Regional (SEAR), con el Programa de Educación Bilingüe Intercultural (PEBI), en el año 2001. El objetivo era ofrecer una educación con enfoque intercultural que fortalezca a la gente en “su identidad étnica, cultural y lingüística y que contribuyan al proyecto de unidad nacional en la diversidad.” (PNUD, 2005; 72) Y que trata de “sustentar el proceso de la autonomía” (ibíd.). “… una de las acciones que realiza el SEAR es la promoción de nuestra lengua materna en las aulas de clase y eso es un avance significativo para nosotros como ulwa. Considero que es necesario también ejercitar el idioma oficial de nuestro país, ya que es necesario dominarlo para obtener empleo fuera de la comunidad.” (Carmela Baptis, Presidenta de AJECIM, Karawala) “En este proceso, el SEAR ha promovido nuestra lengua materna (ulwa) a nivel de primaria. Sin embargo, nosotros deseamos que vaya extendiendo en todos los niveles de educación, ya que es necesario que nuestros hijos y nietos manejen nuestra lengua. También es importante que a nivel de las universidades promuevan nuestra lengua materna, tomando en cuenta los derechos consuetudinario y Autonómico.” (Nerson Quintano Rodríguez Salazar, Coordinador Comunal, Karawala) Pero se pueden notar varios problemas al impartir la educación bilingüe, establecida únicamente en la primaria. La idea en que se basa la educación bilingüe es que las/os niñas/os poco a poco aprendan el español. En la secundaria y la educación superior, sin embargo, solamente enseñan en español, lo cual dificulta a muchas/os estudiantes el aprendizaje. El problema de no poder expresarse en el segundo idioma (el español) tiene mucha relevancia en el transcurso del proceso de aprendizaje. Se puede notar que mucha gente tiene


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

problemas de seguir en la secundaria y en la educación superior por problemas con el idioma. “En el primer año de mis estudios, cuando fui a Bluefields, fue muy complicado porque todo era en español. Entonces fui a estudiar y con el tiempo aprendí el idioma. Eso fue mi experiencia personal. Pero las/os demás jóvenes son muy afectadas/os porque tal vez puedes entender el idioma pero no la puedes hablar entonces no te puedes expresar como lo haces en tu lengua materna.” (Yovet Hebert, Líder de Youth Fellowship, Laguna de Perlas)20 “En mi experiencia pude observar en la URACCAN que sí habían varios casos de personas que venían a Bluefields a estudiar pero se les dificultaba a la hora de expresarse y por eso se querían retirar. Muchas veces por problemas de autoestima las personas no están capacitadas para soportar todos esos tratos y críticas para adaptarse a algunas situaciones que se les presentan y por eso se retiran de las clases.” (Mujer joven, grupo focal de educación, Bluefields). Además de eso, las escuelas y colegios muchas veces no cuentan con libros adecuados en todas los idiomas de las/os adolescentes y jóvenes. “También el desarrollo de las clases en lengua materna es de vital importancia, ya que consideramos que contribuiría a la revitalización de la lengua. Uno de los problemas es que no hay textos en ulwa para desarrollarlo.” (Cesar Dávila Guzmán, Docente del Instituto Secundario Ulwa, Karawala) “Hay muy poca documentación, porque eso implica costo y generalmente es más fácil sacar una publicación en español que en miskito. Porque en miskito tenés que pagarle a alguien que lo traduzca, después tener que validarlo ese instrumento de trabajo, a través de una consulta, y luego volver a hablarle a alguien que te revise. Entonces los recursos son más que se gastan que hacerlo en español únicamente.” (Alejandro Brooks Casanova, Coordinador de Programa y Proyectos en CEDECA, Bilwi) 20 “The first year I went to study in Bluefields because the university everything is in Spanish and it was very hard for me because I didn’t, before I went to Bluefields I told my mom: mom I don’t know how I am going to make it because I don’t speak Spanish. So she said: don’t worry you gonna make it. So I went to study and by the time you are going ahead my learning the language. That was my personal experience. But the other children that are going to study they really are affected because maybe you understand the language but you can’t speak it so you can’t express yourself the way you would like in your own language.”

79


80

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Otro problema muy grande con la educación bilingüe es la discriminación de minorías. En la mayoría de los centros educativos no se puede asegurar clases en la lengua materna, sino solamente para el grupo étnico más grande. En consecuencia, se discrimina a la etnia que tiene menor porcentaje en la comunidad. Como muestran las cifras del gobierno, solamente los grupos étnicos grandes reciben la enseñanza en su lengua materna. “En la RAAN atiende en su lengua materna, de Preescolar a 4° grado, […] a 16,000 niños miskitos; y a 1,300 mayangnas, […] En la RAAS, atiende en creole, de preescolar a 6° grado, […] a 4,120 niños; y en miskito, a 846 alumnos…” (MINED, sin año; 3) La siguiente cita de una entrevista realizada en la Costa Caribe explica mejor la problemática que provoca eso para las minorías. “Bueno, es por zona que se mandan los textos en los idiomas que corresponde. Por ejemplo, en el caso del municipio de Puerto Cabezas se procura que la mayoría de los textos sean en miskito y en español, porque la mayor parte de la población miskita está concentrada en Puerto. Si vas al lado de la zona de Bonanza, la mayor parte de los textos se manda para allá son en el idioma de mayangna, cuaska, paranaska. Degún porque hay diferentes corrientes, entonces lo que se hace por zona. Lo que queda excluido es un sector que muy poco tiene de representatividad.” (Alejandro Brooks Casanova, Coordinador de Programa y Proyectos en CEDECA, Bilwi) Las y los jóvenes del país están muy descontentas/os con la currícula de sus centros de educación. Dijeron que no se sienten preparadas/os para el mercado de trabajo. El descontento que tienen las y los jóvenes respecto a la currícula de sus centros de estudios, tanto en la secundaria como en educación técnica y superior, también se puede observar en los problemas que tienen las y los jóvenes con las pruebas de ingreso a las universidades públicas (véase más adelante). En el Caribe, sin embargo, las y los jóvenes destacaron que la currícula no corresponde a sus necesidades como pueblo indígena y comunidad étnica. Un ejemplo de ello es que la historia que aprenden y los valores culturales que les enseñan no toman en cuenta las experiencias de su pueblo étnico. La única manera de aprender algo de su identidad étnica es por parte de la familia o de organizaciones de la sociedad civil que están trabajando en la conservación de


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

sus normas y valores culturales. “Si quieres aprender algo sobre historia tienes que hablar con tus padres, los líderes de la comunidad, los ancianos, leer mucho. Si no, estás totalmente perdido.” (Mujer joven, grupo focal de educación, Laguna de Perlas)21 “Aquí en ningún texto nos hablan de nuestros héroes y antepasados afrodescendientes. Entonces ahí no se habla de educación con pertenencia étnica.” (Mujer joven, grupo focal de afrodescendientes, Bluefields) 6.3.

¿Calidad de la educación?

Pero el acceso por sí solo no garantiza una buena formación. La calidad del sistema educativo es muy importante, pues “la razón de ser de un sistema educativo es garantizar el aprendizaje de los alumnos” (Calero, 2008). Y para ello se requieren ciertas condiciones tecnológicas, bibliográficas, mobiliarias, capacidad docente, entre otras, que requieren de una inversión para conseguirse. A nivel internacional Nicaragua quedó en el puesto 131, de un total de 139 en un análisis del Foro Económico Mundial (2010), sobre la calidad de la educación primaria. Eso “implica que solo ocho países en el mundo tienen un sistema educativo de peor calidad que el de Nicaragua” (FUNIDES, 2011; 4). 6.3.1. Infraestructura de los centros educativos La escasa inversión se refleja por un parte en la mala condición de las aulas. Las aulas de clase no presentan el espacio necesario de aprendizaje para las y los estudiantes. Un informe del MINED del año 2008 destaca que menos de la mitad de las aulas (47 por ciento) del país están en buen estado. Un 38.23 por ciento está en regular estado y necesita reparación y un 14.30 porciento está en mal estado y necesita reemplazo. (JNPE, 2011: 14) La situación en las regiones autónomas es peor incluso. El gráfico 6.8 muestra el mal estado de las aulas en el Caribe en comparación con el nivel nacional. En la RAAS solamente el 44 por ciento de las aulas está en buen estado, 44 en estado regular y 11.8 por ciento en mal estado. La situación en la RAAN es mucho peor. Solamente un poco más de un tercio (35.48 por ciento) de las aulas se encuentran en buen estado. El 37.41 por ciento están en un estado regular y el 27.10 por ciento se encuentran en mal estado (JNPE, 2011; 14). 21 If you want to learn about history you have to talk with your parents, the leaders of the community, the older heads there, read a lot. If not, you stay completely lost.

81


82

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Grafico 6.8, Estado de las aulas de clases a nivel nacional y en las Regiones Autónomas

100% 80% bueno

60%

regular

40%

malo

20% 0% Nacional

RAAN

RAAS

Fuente: Elaboración propia en base de datos de “educación de organismos sociales”.

Además de las aulas en mal estado hay que destacar también que el número de aulas es insuficiente. “Hay tantas escuelas en mal estado. […] Los niños quedan, las personas quedan de pie, las sillas están en mal estado. Entonces al llegar al centro de estudios y ver que no tenés silla y sentarte en el piso y si querés estudiar, o sea, vas a aguantar por estudiar. Pero en realidad sí desanima llegar a un colegio y verlo sucio y sentarte en el piso. Y entonces los chavalos se salen de clases, la verdad pues por eso.” (Mujer joven, grupo focal de educación, Chinandega) “Algunas veces en las escuelas, por ejemplo, hay hasta 60 chavalos estudiando en una aula de clases. Entonces la capacidad del docente para atender a los 60 se reduce bastante, porque lo ideal sería 30 o 35 estudiantes máximos. Entonces ahora se le agrega 25 estudiantes más. Entonces algunas veces la educación no se puede dar a como uno quisiera.” (Víctor Gonzales, Responsable Unidad de Monitoreo y Evaluación, ACRIC, Bluefields) Aparte de las condiciones insuficientes de las aulas de clase, hay una deficiencia en los materiales de enseñanza. Para las y los estudiantes falta el acceso a libros, laboratorios y otras materiales importantes para aprender. “En las bibliotecas no hay libros que necesitamos, ¿de qué sirve tener educación si no tenemos con qué reforzar? El maestro no te da todo, tenés que reforzar. Las escuelas de primaria de Nagarote no tienen bibliotecas, pero si te vas a una biblioteca pública te vas a encontrar libros de Pinocho y otros similares.” (Hombre joven, grupo focal de educación, Managua)


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“… Son muy pocos colegios que tienen laboratorios u otras cuestiones que te ayuden a formarte mejor”. (Hombre joven, grupo focal de educación, Managua) “Entonces nos hacen falta materiales, nos hacen falta recursos para poder darle las herramientas necesarias a los muchachos. Si usted busca el curriculum, el curriculum es muy rico, es muy bueno, pero siempre y cuando nosotros tengamos y démosles el elemento al chavalo para que pueda trabajar. Porque el curriculum me dice trabaje con madera, pero de dónde agarro madera: hay protección contra la madera. Te dan la clase teórica, completamente teórico, porque no hay madera. ¿Cómo podemos hacer un banquito? No se puede hacer, muchas cosas no se pueden hacer.” (Luisa Amanda González Poveda, MINED, Granada) El informe de FUNIDES 2011 destaca que “los jóvenes de secundaria en los centros del Estado llevan más de dos décadas sin libros de texto y los de primaria los han recibido en forma esporádica, con interrupciones de varios años.” Según el MINED en el año 2008 “únicamente el 23% de las escuelas públicas rurales tenía servicio de agua potable, mientras que en las áreas urbanas, 77% contaba con este servicio. En las escuelas de la RAAN y de la RAAS, el 9% y el 11%, respectivamente, tenía acceso a agua potable. El 70% de las escuelas del país no contaba con el servicio de electricidad” (PNUD, 2011a; 134). Según un diagnóstico realizado por IEEPP (2010), un 48.5 por ciento de las escuelas públicas tiene acceso a agua potable. “El tema de la infraestructura, hablamos de agua potable, el edificio en sí, lo que es tener un pupitre, lo que es tener condiciones mínimas que un colegio no las tiene. Hay mala infraestructura.” (Rosa María Vivas Moncada, Directora ejecutiva EDUQUEMOS, Managua) Una carencia muy notable que presentan muchos centros educativos es la falta de acceso a tecnología. Podemos destacar la falta de recursos tecnológicos como computadoras, que son necesarias para que los estudiantes amplíen el universo de conocimiento, “aprendan a aprender” y les sirva en el futuro para enfrentar al mercado de trabajo. Un ejemplo que se puede señalar al respecto es lo que expresó una representante del MINED de Granada: la tecnología en los centros de educación no es muy avanzada. “Al menos en Granada de las ciento y pico de escuelas que yo le mencioné a usted, […] 7 centros que tienen computadora, y que con una computadora

83


84

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

estudian 10 chavalos. Porque son mínimas, son 6. Entonces esa es una situación que el chavalo se siente frustrado.” (Luisa Amanda González Poveda, MINED, Granada) “Otro tema que es muy importante, insertada a la globalización, es lo que es la inclusión digital, la tecnología, que tanto se está usando en las escuelas. Si existe en el régimen privado, o en otras escuelas que reciben apoyo de organismos o empresas, pero algunas escuelas públicas no tienen las condiciones para que los chavalos manejen la tecnología.” (Rosa Maria Vivas Moncada, Directora ejecutiva Foro Nicaragüense Educativo EDUQUEMOS, Managua) La División de Estadísticas del MINED confirmó que en el año 2008 solamente el 4% de las escuelas tenía computadoras para estudiantes y docentes (PNUD, 2011a). En un mundo globalizado saber manejar el internet es indispensable. El sistema educativo debe ser consciente de que se requiere mano de obra calificada para competir en el mercado laboral internacional. Por ello, la enseñanza del uso de esta herramienta debe estar contemplada dentro de las competencias básicas que se pretenden desarrollar en un/a joven mediante la currícula educativa. Hoy en día, las juventudes, al menos en los centros urbanos, usan las computadoras y el internet como espacios de socialización y de identidad grupal. Según la encuesta ENAJ-INDH 2009, el 36 por ciento de adolescentes y jóvenes tienen acceso a internet y el 83.1 por ciento de ellas/os lo usan para la búsqueda de información en general (PNUD, 2011a). Por ello, en todos los subsistemas de educación esta debe ser una herramienta para incorporar en la currícula formativa. El acceso a internet en las escuelas es aún peor. Mientras el 7 por ciento de las escuelas en áreas urbanas tienen acceso a internet, solamente el 0.4 por ciento de las escuelas rurales tienen acceso (ibíd.). Aparte de usar esta herramienta tecnológica en su metodología de enseñanza, las/os profesoras/es deberían tener la responsabilidad de instruir a las y los jóvenes sobre cómo usarlos de manera responsable. Por causa de muchas informaciones incorrectas que se pueden ver en el internet, hay que desarrollar capacidades analíticas para diferenciar la información veraz de la que no lo es. Además de enseñar tips y herramientas, debe enseñarse cómo investigar en internet, lo cual brindará aportes fundamentales al aprendizaje y a la formación integral de la juventud.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

6.3.2. ¿Y qué sucede con la docencia? Otro factor que disminuye la calidad de la educación en el país es la falta de docentes en las aulas de clases. Se puede mostrar que en los últimos 30 años (1980-2010) “el número de educadores del sector público se ha incrementado en casi un 400%” (Educación desde organismos sociales: 12-13). No obstante, para asegurar una educación de calidad para todas/os las/os alumnas/os se necesita al menos 10 mil docentes más (JNPE, 2011; 13). “Alguna de las comunidades no tienen ni siquiera primaria y las que tienen, tienen una profesora multiuso que hace de todas. Es la directora, profesora de preescolar hasta primer grado y yo considero que en varios casos hay violaciones a los DDHH particularmente en las comunidades afrodescendientes.” (Glenda Godfrey, AAGANIC, Bluefields) Pero una cifra más alta de docentes solamente no puede asegurar una mejor calidad de enseñanza. Lo que falta también es una buena formación de las y los docentes. Porque “la calidad de un sistema educativo tiene como techo la calidad de sus docentes” (Barber y Mourshed, 2008). No obstante, en los grupos focales algunas/os jóvenes mencionaron que las/os profesoras/os no están bien calificadas/os. “Además, los mismos profesores tienen dificultades en cuanto al manejo de los temas. Se necesitan actualizar más en sus campos laborales (cursos, talleres, charlas, etc.).” (Mujer joven, grupo focal de empleo, Karawala) “Lastimosamente los docentes no tienen todas las herramientas, las competencias, ni la preparación para venir a formar a otros. Entonces la cuestión del capital humano es la debilidad acercándonos a la docencia.” (Rosa María Vivas Moncada, Directora ejecutiva EDUQUEMOS, Managua) “Los profesores no tienen la experiencia de dar clases. La mayoría son jóvenes. No digo que los jóvenes no pueden. Ellos pueden pero necesitan ser reforzados con materiales didácticos que no tenemos.” (Sheina Howard, Vicepresidenta de CEDEHCA, Laguna de Perlas) Según el INDH la escolaridad de docentes de preescolar fue de 9 años, de primaria 12 años y de la secundaria 14 años en 2005 (PNUD, 2011a).

85


86

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

En ese sentido, por ejemplo, en Nicaragua, para ejercer como docente en secundaria, se debe ser graduado de una carrera de Ciencias de la Educación. A pesar de ello se siguen contratando profesoras/es empíricas/os, a quienes se les paga un salario más bajo que a las/os que poseen su título, para cubrir el déficit de maestras/os disponibles. Esto también se mencionó en los grupos focales: “Hay una escuela de la secundaria. Los profesores al menos deben tener una licencia o ser profesionales para dar clases. Pero hay bachilleratos que dan clases de bachillerato. Ellos deben manejar más temas que los estudiantes normales.” (Mujer joven, grupo focal de educación, Laguna de Perlas)22 Eso está confirmado por PNUD (2011a). “En 2008, el 43% de los docentes de secundaria no contaban con un título académico en Educación; en algunos departamentos, este porcentaje alcanzaba a la gran mayoría de educadores, como en Río San Juan y la RAAN.” Jóvenes del Caribe identifican que existe falta de motivación y compromiso en las/os docentes. Se escuchó que hay días en los que las y los docentes simplemente no van a enseñar. Sin embargo, se puede suponer que eso pasa también en otras partes del país. “También hay problemas que los profesores que enseñan en las comunidades no viven ahí y tienen dificultades para llegar y muchos no llegan todos los días. Por eso hay que preparar a gente dentro de la comunidad para que ellos sean los que enseñen.” (Hombre joven, grupo focal de educación, Bilwi) Esto está confirmado por el informe de FUNIDES 2011. “El ausentismo docente es común y en ocasiones grave. En muchas zonas rurales es normal la ausencia del maestro los lunes y los viernes. Pero no se lleva cuenta de ello. La falta de consecuencia de la conducta laboral redunda en un fuerte ausentismo docente, sobre todo en las zonas rurales, que reduce a 700 las mil horas programadas para el año”. La baja calidad de la enseñanza en el país también se puede explicar desde el escaso atractivo de la carrera docente en Nicaragua. Eso tiene varias razones, entre ellas (Calero, 2008):

22 You have a secondary school. And the teacher at least should have a license or be a technical to give a class. But you have bachelors who are giving bachelor class. They are supposed to manage more themes than a normal student.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

- “La falta de apoyo e incentivos a los jóvenes graduados. En general, se les asignan los lugares más alejados y reciben las remuneraciones más bajas […]. Los docentes con más experiencia no acompañan ni asisten a los que se están iniciando en la profesión. - El salario de los docentes no atrae a los mejores candidatos. […] Cada vez menos jóvenes desean estudiar la carrera, ya que otros profesionales con los mismos años de estudio y esfuerzo encuentran trabajos mejor remunerados. - El bajo salario también provoca que muchos docentes dejen su trabajo en búsqueda de mejores oportunidades dentro y fuera del país. Por ejemplo, muchas personas que emigran de Nicaragua a Costa Rica y Estados Unidos tienen formación docente. En su mayoría son mujeres que llegan a trabajar como domésticas y amplían sus servicios ayudando a realizar las tareas escolares de los hijos de las familias donde trabajan.” (ibíd.: 27) En los últimos 5 años se pude notar un aumento en los salarios docentes. Sin embargo, los salarios todavía están muy bajos. “…el salario real del docente continúa por debajo del salario promedio nacional y sólo alcanza a cubrir el 50.0% del costo de la canasta básica” (JNPE, 2011; 13). Según el informe de FUNIDES (2011) los salarios mensuales de las/os docentes son los más bajos de Centroamérica. Un docente de la educación preescolar solamente recibe un salario mensual de US$201, de la primaria US$203 y de la secundaria US$228 (datos del año 2009). Especialmente las y los jóvenes participantes en el grupo focal de Bilwi mencionaron que entre las y los docentes de las escuelas es costumbre pedir un “soborno” de las/os alumnas/os para que pasan las clases. “También hay bastante soborno con los maestros. Cuando los alumnos salen mal los profesores les piden pago.” (Mujer joven, grupo focal de educación, Bilwi) “Por ejemplo, cuando yo estudiaba en sexto grado el profesor nos daba clases que se adelantaban a nuestro nivel académico y por eso salíamos mal. Un día nos dijo que “quería calentarse, que quería meditar” y con eso se refería a que los que habían salido mal le compraran alcohol y cerveza. Los directores apoyan también ese tipo de cosas.” (Hombre joven, grupo focal de educación, Bilwi) Por el alto grado de corrupción en Nicaragua, es de suponer que esa práctica no solamente es costumbre en Bilwi sino también en otros partes del país.

87


88

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

6.3.3. Aún más limitaciones Otro factor que influye en la calidad de la educación es la falta de separación de la enseñanza y la política. Especialmente en este año de elecciones (2011) las y los jóvenes mencionaron que se sienten manipulados por parte de los partidos políticos. Muchas veces se tienen que salir de sus centros educativos para ayudar en una acción de un partido. “No están yendo a clases porque intervienen situaciones políticas. Entonces esto afecta el sistema educativo o el pensum que los chavalos reciben. No lo están recibiendo completo y me imagino que toda esta gente, todos estos chavalos, van a pasar el fin de año sin aprender nada”. (Hombre joven, grupo focal de educación, Managua) Además de sacar a las y los estudiantes de sus aulas de clases para ayudar en las campañas electorales, muchos centros de enseñanza muestran propaganda del FSLN, que es el partido político del gobierno. En consecuencia, se puede cuestionar si eso permite un aprendizaje tolerante, abierto e imparcial. “Últimamente estoy confundido con la educación. Yo terminé mi primaria en el 2000, mi secundaria en el 2006 y no tuve problemas. Nunca me exigieron llevar una bandera rojinegra, ningún docente llevaba tampoco. A mi hermana que actualmente está en tercer año de secundaria le dieron en el colegio público una bandera rojinegra. No tienen por qué hacerlo, cuando debía ser una azul y blanco pues se trataba del mes patrio. ¿Por qué la política en el gobierno actual está mezclando la educación?” (Hombre joven, grupo focal de educación, Managua) “También creo que están promoviendo en los colegios una hegemonía partidaria, cuando en el colegio no tienen por qué meterte política partidaria”. (Hombre joven, grupo focal de educación, Managua) “Depende de qué universidad estamos hablando y qué régimen. Existen universidades que sí son las que están sujetas al gobierno de turno. Por ejemplo, ahorita las universidades que son parte del 6 % muchas veces hay un sesgo en lo que es la formación. Se utilizan esos espacios educativos para crear una cultura política. Entonces no siempre se da esa transparencia de la formación de juicios y criterios y la posibilidad de ejercer una ideología. Lo digo también por experiencia personal, porque mi experiencia en la universidad fue esa. Había cierta tendencia a militar por un partido o por una creencia política. Si no lo compartías tenías cierto rechazo por la estructura, lo puedo decir ya, como algo personal, esto.” (Rosa María Vivas Moncada, Directora ejecutiva EDUQUEMOS, Managua)


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

En cuestión de acceso desagregado por sexos se puede observar una diferencia grande en la experiencia en los centros educativos. Es cierto que en los últimos años ha aumentado el acceso de las mujeres a la educación. Incluso actualmente se pueden observar más mujeres que hombres jóvenes en los centros de educación. En la tabla 6.10 se puede observar esto. Tabla 6.10, Tasa neta de escolarización del 2007

Programas Preescolar Primaria Secundaria

Total 53. 6 86. 5 46.0

Femenino 54. 1 86.3 48.7

Masculino 53. 2 86.7 43.4

Fuente: Grupo Alianza para la inversión en la niñez y la adolescencia. 2008.

Sin embargo, muchas veces las mujeres jóvenes encuentran una dificultad grande en los centros de enseñanza que tiene que ver con el machismo. Las mujeres se enfrentan con abuso y acoso sexual por partes de los docentes. “Lo que no es igual es en cuanto al acceso a la educación. Las universidades tienen un rostro político […] Pero no funciona solo la parte política, también muchos favores que tienen que ver asuntos sexuales.” (Galvis Nicho Nihimaya, Concejal Regional Urbano de Puerto Cabezas por Yatama) “Hace poco hablaba con una amiga que está en la universidad. Ella me cuenta que iba mal en clases y que pidió a sus maestros que le ayudaran considerándole más trabajos y otras cosas. Sin embargo, los profesores le decían que si quería salir bien tenía que hacerle favores sexuales, entonces además de recibir dinero, los profesores también le piden a las alumnas que se acuesten con ellos para ponerles buenas notas.” (Hombre joven, grupo focal de educación, Bilwi) “En mi colegio se dio el caso que un profesor estaba acosando a una alumna sexualmente. El profesor le decía que si se acostaba con él le daba un promedio alto y la ponía como presidente de sección.” (Hombre joven, grupo focal de educación, Bilwi) Seguramente hay hombres que se enfrentaron con la misma situación de “hacer favores sexuales” para seguir estudiando y/o pasar una clase. En un país con un nivel del machismo tan alto como Nicaragua el número de mujeres que se enfrentan con esta forma de discriminación es más alto que la de los hombres.

89


90

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

6.3.4. La desarticulación de los subsistemas educativos La calidad insuficiente de la educación se puede medir a través de las pruebas o exámenes, las cuales no son un método perfecto, pero dan una útil aproximación a lo que están aprendiendo los estudiantes. Hasta el momento no se han evaluado los logros de aprendizaje en secundaria con pruebas escolares estandarizadas, pero las pruebas de ingreso a las universidades nacionales muestran el aprendizaje en matemática y español de los aspirantes (Calero, 2008). En la prueba de ingreso al curso 2010 aplicada por la UNAN-Managua, la más grande del país, con un tercio de la matrícula de las universidades del Consejo Nacional de Universidades, “sólo 201 de más de 11 mil estudiantes aprobaron los tres exámenes en la universidad (español, matemáticas y examen psicométrico23). Esto equivale al 1.82%. Además, sólo 543 estudiantes (4.91%) aprobaron los exámenes de español y matemáticas a la vez. Sin embargo, las autoridades de la universidad informaron que unos 7 mil 185 bachilleres (92.82%) lograron ser ubicados y clasificaron en el año 2010 para ingresar al alma máter, teniendo la oportunidad de estudiar una carrera profesional, aunque no todos hayan pasado las pruebas específicas” (La Prensa, 2010). Esto tiene una relación directa con la asignación presupuestaria del 6% constitucional para la educación superior, ya que entre menos alumnos por facultad tenga una universidad, se le asigna menos recursos, por lo cual se ven obligados, a ingresar y asignar a una carrera al resto de jóvenes que no aprobaron el examen de admisión. “Yo expreso la parte de los niños porque cuando llegan a la educación superior, se evidencia una educación pobre. Los chavalos no te leen bien, no te escriben bien, no te comprenden, no te saben analizar un documento. […] Hay chavalos que no te saben hacer una carta, no te la pueden redactar, tienen problemas con la ortografía, una gramática bien pobre, en la parte de la escritura. Y no se diga en la parte de matemática, de cálculo.” (Rosa María Vivas Moncada, Directora ejecutiva EDUQUEMOS, Managua) No hay evaluaciones frecuentes y sistemáticas sobre la calidad de la educación en el país. Sin embargo, un estudio realizado por CIASES muestra el bajo conocimiento matemático de niñas y niños de la primaria. Solamente un 69 por ciento del tercer grado y un 62 por ciento del cuarto grado han podido sumar 8+7. En restar 14-6 fallaron un 88.9 por ciento del tercer grado y un 83.8 por ciento del cuarto grado (FUNIDES, 2011). 23 El examen psicométrico es un instrumento que permite pronosticar las perspectivas de éxito de los interesados a ingresar a los diferentes establecimientos de educación superior. Su finalidad es la de orientarlos hacia aquellas carreras afines a las aspiraciones de los estudiantes.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

El conocimiento de comprensión de lectura de las/os niñas/os tampoco está mejor. Solamente un 56.8 por ciento del 2º grado comprendieron un pasaje leído. Las/os del tercer grado comprendieron un 81.8 por ciento y del cuarto grado un 86.9 por ciento (ibíd.). Estos datos muestran la mala calidad de la educación primaria y secundaria porque no prepara suficientemente a la educación superior ni, en consecuencia, al mercado de trabajo. También se pueden explicar los datos de arriba con la desarticulación del sistema educativo. Cada subsistema es coordinado por una institución y funciona aisladamente. Por ejemplo, el Ministerio de Educación (MINED) tiene a su cargo el subsistema de educación general, el cual comprende los programas de educación inicial, primaria, especial, secundaria, formación docente y educación de adultos. El Instituto Nacional Tecnológico (INATEC) se encarga de la educación técnica y formación profesional. El Consejo Nacional de Universidades (CNU) vela por la educación pública superior, y el Consejo Superior de Universidades Privadas (COSUP) aglutina a las universidades privadas. “Creemos firmemente que existe una deficiencia en el sistema educativo sobre todo en sus subsistemas. Nos damos cuenta que la educación técnica no se está atendiendo. La educación superior está desvinculada de la educación secundaria o la educación media. Creemos que no existe esa comunicación fluida.” (Rosa María Vivas Moncada, Directora ejecutiva EDUQUEMOS, Managua) “Me he metido a tres universidades, y en las tres me he salido, porque siento que lo que estudié en quinto año, lo que me enseñaron en quinto año no fue suficiente para unas clases de universidad. Y peor ir a probar a Managua, porque lo que te dan en secundaria a lo que te dan en la universidad, es súper diferente de la forma en cómo te lo dan.” (Hombre joven, grupo focal de educación, Jinotega) Esa desarticulación también existe entre las universidades y escuelas técnicas con la empresa privada, lo cual genera egresados que no están acordes a la demanda del mercado laboral, tanto a nivel nacional como internacional. “Yo soy estudiante de ingeniería en telemática y siento muchos vacíos en la formación que tengo. Llevo 4º año y prácticamente me han llenado de clases de relleno. Llevo cuatro años viendo, no sé solo teoría, teoría, teoría, y ni siquiera teoría sobre la formación sobre la carrera, sino teoría

91


92

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

más básica en física. Metidos en ese aspecto, matemáticas y físicas, pero nada aplicado a la carrera. Ahorita estoy haciendo pasantías y estando en el trabajo. Siento grandes vacíos. Todo lo que sé lo he estado aprendiendo en las pasantías. Nada de lo que me estoy desempeñando y estoy haciendo lo he aprendido en la universidad.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Managua) Este percepción de las juventudes está confirmado por profesionales trabajando en el tema de educación como señala la próxima cita. “Los mismos estudios indican que la empresa privada quiere un tipo de profesional que de las universidades no está saliendo o que la educación técnica o vocacional no está dando la oferta que demandan los muchachos. Después, estos chavalos no hallan dónde trabajar.” (Rosa María Vivas Moncada, Directora ejecutiva EDUQUEMOS, Managua) En el informe de FUNIDES (2011) se concluye sobre los problemas de la educación superior de la siguiente manera: “El problema no procede solo de ofertar carreras con escasa demanda o sobresaturadas, sino en currículos desfasados o débiles que no transmiten las habilidades o capacidades que exige el mercado. Puede haber una abundancia de profesionales en ciertas ramas, pero una escasez de buenos profesionales”. La situación en educación y empleo no es muy positiva ni alentadora para tomar en consideración a las juventudes como verdaderos actores capaces de aportar al desarrollo socio-económico de Nicaragua. Si no se cuenta con los requerimientos básicos para el aprendizaje y para emplear esos conocimientos laboralmente en condiciones favorables, difícilmente se conseguirá que dicho segmento poblacional se incluya socialmente, siendo la educación y el empleo los pilares de dicha inclusión, aunque sean dos de los menos atendidos por las autoridades correspondientes. El bono demográfico no se aprovechará con bajos niveles de inversión y calidad en la educación, ya que esto generará a corto, mediano y largo plazo generaciones que solo tendrán acceso a empleos precarios e informales que no les permitirá transformar sus realidades, salir de la pobreza y desarrollar una Nicaragua más próspera.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

VII. ¿Cómo Salir de la Pobreza sin Oportunidades de Empleo? “Los nicaragüenses tienen el derecho al trabajo acorde con su naturaleza humana”. Esto estipula la Constitución Política en su artículo 57. Es necesario que el Gobierno y las autoridades correspondientes cumplan y hagan cumplir este enunciado constitucional. A continuación se desarrolla lo que opinan las juventudes acerca del acceso al trabajo y la creación de nuevos puestos de trabajo. Una de las principales demandas que tienen las y los jóvenes de nuestro país es tener acceso a un empleo digno. Esto significa, entre otras cosas, que se garanticen y respeten todos los derechos de las/os trabajadoras/es. Bajo el parámetro conceptual que domina las definiciones de juventud se ha determinado que este país es predominantemente joven, pues alrededor del 71% de la población es menor de 30 años de edad, según el Censo Nacional 2005. Esto representa una oportunidad única para el país, denominada “bono demográfico”, la cual les ha permitido a muchos países conseguir un desarrollo económico y social a partir de su inversión en el rubro educativo y laboral, para conseguir que toda esa masa joven se prepare técnicamente y esté calificada para trabajar. 7.1.

El empleo dentro de la política nacional de la juventud

De igual manera que en el capítulo anterior, se realizó un análisis en términos de inversión en empleo según los indicadores establecidos para el cumplimiento del plan de acción de Política Nacional para el Desarrollo Integral de la Juventud. Los resultados no son muy alentadores. En este acápite se mostrará claramente que solamente hay una inversión en empleo de forma puntual y fluctuante manteniendo un nivel más bajo que en la educación. El análisis muestra que en las tres variables (formación y capacitación, generación de empresas productivas y mejoramiento de condiciones de trabajo) casi no hay inversión. La inversión en la primera variable de la orientación, formación y capacitación para la empleabilidad de las y los jóvenes, que se muestra en la tabla 7.1, es casi nula. Sin embargo, esta es importante para facilitar el paso de la vida educativa al periodo de empleo. Este capítulo va a mostrar exactamente eso, que las y los jóvenes nicaragüenses tienen muchos problemas al momento de conseguir su primer empleo. Una inversión más alta en esta variable mejoraría esta situación.

93


94

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 7.1, Acceso y permanencia de la juventud en el sistema educativo. Indicador (Presupuesto)

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

Presupuesto asignado a la implementación del Servicio Público de Empleo SEPEM, en el Ministerio del Trabajo como medio de retroalimentación para las instituciones de formación en materia de las necesidades del mercado laboral.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a programas de intercambio entre el sector privado e INATEC para el diseño de propuestas educativas articuladas y vinculadas las necesidades de las empresas.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a programas de capacitación y formación por parte del INTA a jóvenes del campo en la apropiación de nuevas tecnologías en la agricultura y en la actividad pecuaria.

0.0

0.0

17.8

7.8

2.9

0.0

0.0

4.8

1.3

13.4

Presupuesto asignado a programas de capacitación y certificación en competencias laborales en el subsistema de educación técnica.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

1.4

0.0

0.0

Presupuesto asignado a programas de capacitación y formación en nuevas tecnologías e informática para la constitución de empresas de software.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a fortalecer el programa nacional de información juvenil para ampliar servicios y cobertura con los sistemas de información de iniciativas privadas y estatales.

0.0

0.0

1.9

0.9

1.8

1.4

0.0

0.0

0.0

0.0


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Presupuesto asignado a programas para la realización de pasantías y prácticas laborales.

0.0

0.0

0.0

0.2

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a la creación de programas especiales entre INATEC y la empresa privada de capacitación para jóvenes con discapacidades.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Formación laboral de jóvenes con discapacidad, atendidos en los servicios educativos especiales.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a programas que fomentan el primer empleo hacia la juventud.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

17.9

0.0

Presupuesto asignado a ferias empresariales juveniles

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a la mejora de la infraestructura de los centros de formación

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.

La tabla 7.2 muestra que los resultados del análisis de la segunda variable (promoción y apoyo a la generación de empresas productivas juveniles) son aún peores. En cada indicador las cifras quedaron nulas. Con una inversión en este ámbito se podría garantizar que el conocimiento y las capacidades de las y los jóvenes sean aprovechados. Con una alta inversión en este ámbito se podría garantizar que las/os mismas/os jóvenes generen empleo y con ello ayudan a mejorar la economía del país.

95


96

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 7.2, Promoción y apoyo a la generación de empresas productivas juveniles. Indicador (Presupuesto)

2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011

Presupuesto asignado Promoción de un marco legal que promueva el acceso de la juventud a programas de financiamiento de pequeñas y medianas empresas juveniles

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

% asignado a programas para la promoción del acceso de la juventud a programas de capacitación y asistencia técnica para la constitución de PYMEs juveniles.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.5

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a programas de formación de emprendedores en la educación básica, técnica y terciaria.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado al fondo de financiamiento de iniciativas empresariales para mujeres jóvenes del campo y jefas de hogar.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado al fondo para la incubación de nuevas empresas, establecimiento de capitales semilla o de capital de riesgo y fomento de procesos de reconversión tecnológica.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a programas específicos para atender las necesidades de trabajo de las mujeres jóvenes y juventud en situación de exclusión social en la ciudad y el campo.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tampoco hay inversión en el mejoramiento de las condiciones de trabajo de la juventud, lo cual puede observarse en la tabla 7.3. No obstante, todas/os las/os jóvenes en los grupos focales destacaron las malas condiciones de trabajo. Se va a mostrar en este capítulo que una inversión en políticas públicas de empleo es sumamente necesaria, debido a que el empleo es definido como uno de los mecanismos que pueden lograr la inclusión social. Tabla 7.3, Mejoramiento de las condiciones de trabajo de la juventud. Indicador (Presupuesto)

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

Presupuesto asignado a programas de Formación y capacitación a los inspectores del trabajo en materia de juventud para el abordaje apropiado de los temas de empleo desde la perspectiva generacional

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.

7.2

¿Qué tanto acceso hay a un empleo digno?

El empleo es la forma idónea para que el individuo se integre a la sociedad. Si las y los jóvenes tienen garantizado el acceso al mundo laboral tendrán más posibilidades de que se les dé cumplimiento a sus derechos. Entre ellos podemos mencionar el ingreso a la seguridad social, educación de calidad para sus hijas/os (ya que ésta tiene un costo), acceder a viviendas dignas, canasta básica, entre otros. Un estudio realizado por Gustavo Pineda (2008) muestra una radiografía acerca de la situación de la juventud nicaragüense en términos laborales, analizando diversas encuestas y estudios que abordan esta y otras temáticas. Pineda recurre primeramente a la Encuesta de Hogares para la Medición del Empleo 2006 (EHME 2006), en la cual se muestra que la población ocupada de la Población Económicamente Activa (PEA) se va incrementando con la edad: 32% de la población entre 15 y 19 años de edad, 57% entre 20 y 24, y 66% de 25 a 29. Sin embargo, la PEA ocupada no favorece por igual a hombres que a mujeres. Se observa una franca diferencia que favorece el empleo (ocupados) en la población masculina con una diferencia notable y que se va incrementando en la medida que se avanza en las edades juveniles, hasta la población adulta (Pineda, 2008). Según PNUD (2011a), en el año 2008, de las/os adolescentes y jóvenes, 68.5% de los hombres y solamente un 35.6% de las mujeres formaron

97


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

parte de la PEA24. Esos datos muestran un nivel alto de discriminación de las mujeres en el mercado de trabajo. Para las y los jóvenes se muestra difícil el acceso a empleo. En los grupos focales expresaron que sin ayuda de la familia o amigas/os casi es imposible encontrar un trabajo, ya que en la mayoría de los centros de trabajo, sean públicos o privados, se da favoritismo a la “amistad” de quien oferta el trabajo. Estas personas ayudan a jóvenes a buscar trabajo en cualquier lugar. Lo anterior atenta contra la igualdad de oportunidades de las y los jóvenes a acceder a un empleo. “La forma más idónea para encontrar trabajo es a través de amistades o a través de familia. Es una triste realidad. Nepotismo en este país. Pero es a lo que nos hemos tenido que adecuar muchos de nosotros, sobre todo jóvenes.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Managua) “Estamos en un país en que en vez de oportunidades es de a quien conoces, quien te ayuda. El punto es que no todos cuentan con ese tipo de ayuda.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Estelí) La gráfica 7.1 confirma que un 84 por ciento de las/os adolescentes y jóvenes consiguieron su primer empleo a través de contactos personales y solamente un 11.9 por ciento por búsqueda personal. Como muestra la gráfica, una gran ayuda son amigas/os (41.7 por ciento) y familiares (38.1 por ciento). (PNUD, 2011a). Grafico 7.1, Factor que incide para conseguir el primer empleo en adolescentes y jóvenes, en porcentajes (2009) 38.1

o

Co

ro

0.2

Ot

...

0.2

do

a ativ r e p

0.2

Pa rti

s...

0.4

ma

Pro

ntr o

os dic

io Per

1.3

s...

1.7

gra

4.2

nta cto s

.

Co

ad e..

squ

ed

s

igo

Am

Fam ilia

11.9

Ce

41.7

Bu

98

 Fuente: PNUD, 2011a.

24 La definición de personas económicamente activas incluye todas las personas que “hayan realizado algún trabajo durante al menos un día de la semana de referencia de la encuesta, para obtener un sueldo o salario (empleo asalariado), o bien para obtener beneficios o ganancia familiar (empleo independiente).” (PNUD, 2011; 143) Por ello, no se puede asumir que todas las personas económicamente activas pueden vivir del trabajo que realizan.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Consecuentemente, muchas/os jóvenes trabajan con un familiar o amiga/o. Muchas veces están ayudando en las empresas de estas personas de manera informal e insegura. No obstante, con estas personas tienen espacios para aprender las necesarias capacidades para ejercer este tipo de trabajo. “Mi papá es albañil. Por decirlo así yo no recibí ninguna capacitación para ser albañil. Realmente me hice con él.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Managua) Según el economista Adolfo Acevedo el 17 por ciento de la PEA son “familiares sin remuneración”, lo que quiere decir que trabajan en negocios de familia sin recibir un salario25. El mayor problema que definieron las y los jóvenes en los grupos focales de todo el país es que no tienen acceso a créditos que les dé oportunidad de formar y administrar sus propias empresas. Las entidades financieras no cuentan con programas de créditos para jóvenes, porque las/os mismas/os no son consideradas/os sujetos de crédito. Hay algunos programas de la sociedad civil para mejorar el emprendimiento juvenil. Estos, sin embargo, “salva excepciones, tampoco cuentan con fondos suficientes para proveer el capital inicial requerido.” (PNUD, 2011a; 152). Desde el Estado existen varias iniciativas vinculadas al empleo juvenil (PNUD, 2011a), entre ellas el Ministerio del Trabajo cuenta con un Proyecto de Auto Empleo (PAE). El objetivo del programa es dotar a los beneficiarios de equipos y herramientas de trabajo a fin de que inicien un autoempleo y les permita desarrollar iniciativas empresariales de mayor envergadura. También está el Programa de Formación Ocupacional e Inserción Laboral (FOIL), cuyo objetivo es “Facilitar la inserción laboral de colectivos desfavorecidos (mujeres, jóvenes y grupos vulnerables), con la consecuente mejora de la calidad de vida” (Ibíd.: 160). De igual manera está el Servicio Público de Empleo (SEPEM), que tiene como objetivo “Promover la inserción laboral de los desempleados, principalmente en el sector privado” (ibíd.). Mi Primer Empleo, como el anterior programa mencionado, también implementado por el Ministerio del Trabajo, tiene el objetivo de “Insertar en el mercado laboral a personas jóvenes sin experiencia laboral, recién egresadas de centros de formación de ciencias económicas administrativas e ingeniería” (ibíd.). Se procura acercar el perfil de la oferta a las necesidades de la demanda. Y finalmente se encuentre al programa conjunto de Juventud, Empleo y Migración liderado por INJUVE y PNUD, cuyo objetivo es “Mejorar 25 El Nuevo Diario 28/03/2011 http://www.end.com.ni/nacionales/98235_nicaragua-%E2%80%9Csubempleada%E2%80%9D

99


100

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

la adecuación entre la oferta y la demanda laboral juvenil en los 11 municipios seleccionados; crear y/o reforzar cooperativas y microempresas de las personas jóvenes en esos municipios; fortalecer las capacidades nacionales en materia de empleo y migración juvenil” (ibíd.). En el caso de los primeros cuatro programas se puede evidenciar, según el análisis presentado anteriormente, que en términos concretos de inversión es casi nula. Con el programa de Juventud, Empleo y Migración, activo desde el año 2009, “se han beneficiado a un poco más de 3000 jóvenes26”. Esto da como resultado que la cobertura que brindan estos programas aún sigue siendo muy escasa para dar respuesta a esos 80 mil jóvenes que cada año entran al mercado laboral para buscar trabajo por primera vez27. Las próximas citas tomadas de los grupos focales realizados por la presente investigación señalan la gran voluntad y creatividad que tienen las juventudes del país para crear su propio negocio. No obstante, las/os jóvenes encuentran muchas obstáculos para realizar su sueño, sobre todo problemas de financiamiento por falta de acceso a créditos y préstamos. “También por parte del gobierno digo yo de que debería de promover el emprendedurismo del joven. Porque si los jóvenes vienen y están conscientes de que ellos van a ser sus propios empleadores y luego unos 5 empleados, yo creo que este país puede desarrollarse.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Managua) “Que para poder optar a un pequeño préstamo tenía que hacer un montón de procesos burocráticos para poder adquirir un préstamo de tres mil dólares. No es mucho, entonces después que hice todo el procedimiento, que presentara un plan de negocio, que esto, que lo otro. Entonces me taparon con papeles. ¿Qué hice yo? Desistí. No puedo, no puedo. Porque me pedían esto, me pedían lo otro, un sin número de cuestiones, que, lo cual llegas a un momento y desistís de tus sueños y de la idea que tenés para optar a un préstamo. Por lo mismo, tantos procesos que te están poniendo, tantas trabas, que a la hora de llegada, prácticamente te dicen que no. No te dan el préstamo porque sos chavalo.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Managua) “Depende, depende si tenés el dinero para montar esa empresa, depende si el banco te va a dar el acceso a un crédito para que tengas esa empresa. Ahora, peor si sos joven y mucho peor si sos mujer joven. Está muy difícil 26 Virgilio Vásquez, Coordinador del Programa por INJUVE. Declaraciones brindadas al programa televisivo “Entrevistas” de canal 6, Noviembre 2011. 27 Estos datos fueron tomado de la página web: http://nestoravendano.wordpress. com/2011/04/30/reflexiones-sobre-el-mercado-laboral-de-nicaragua-en-2011/ (09/11/2011)


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

porque los bancos no dan créditos a los jóvenes para crear una empresa.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Estelí) “Hay muchos jóvenes emprendedores que les gustaría tener un negocio propio pero no tienen para la inversión. Y acceder a un préstamo en bancos o financiera es muy difícil. Piden demasiados requisitos.” (Mujer joven, grupo focal de empleo, Bilwi) No obstante, no todas las juventudes tienen la voluntad de poner su propio negocio. Como muestran las siguientes citas, la gran mayoría de las y los jóvenes tiene esperanza de encontrar un puesto de trabajo en una empresa y no crear su negocio propio. “Considero yo que el problema puede ser la falta de ese espíritu de emprendedurismo y la falta del sistema de educación, porque solo te forman como para que vos te quedes esperando ahí de un empleo. No te forman con esa necesidad de crear tu propio negocio o de hacer algo por vos mismo.” (Glenda Godfrey, AAGANIC, Bluefields) “Ahí podemos ver que en algo está fallando nuestra educación, porque la educación que nos brindan es una educación dependiente que no te enseña a generar empleo sino a buscar empleo. El espíritu de emprendedurismo no te lo enseñan. Hay mucha gente que ha salido de la universidad pero todos están haciendo nada porque la educación no es una educación que te lleve a ser emprendedor, que te permita crear tus pequeñas empresas o negocios. Todos solo están esperando que haya una vacante en alguna empresa para poder acceder a empleo.” (Mujer joven, grupo focal de afrodescendientes, Bluefields) Según PNUD (2011a) solamente un 1.2 por ciento de las y los jóvenes son patronos o empresarios; al contrario entre la población adulta se encuentra 6.3 por ciento de empresarios. De igual manera, hay muy pocas/os adolescentes y jóvenes que son autoempleadas/os. Solamente un 0.3 por ciento son auto-empleadas/os calificadas/ os y un 14.3 por ciento auto-empleadas/os no calificadas/os. Sin embargo, es una “situación de gran precariedad (informalidad, sin protección social, etc.) y nulo respaldo institucional”. (ibíd.) Una segunda situación que dificulta el acceso al trabajo, mencionada por las y los jóvenes es el favoritismo partidario. Únicamente están empleando en general a personas que profesan o tienen la misma opinión política. Eso se presenta mayormente en espacios de trabajo con organismos estatales. No obstante, también hay empresas privadas que siguen la misma lógica. Eso también violenta el derecho a un empleo digno.

101


102

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“Yo llegué, entregue mi curriculum, y pues el único lugar que me aceptaba inmediatamente me solicitaba como requisito primordial era un carné de militancia de un partido político. Y lo cual yo entonces yo rechacé la oferta de trabajo pues, a pesar que era buena paga […] lo están parcializado, porque si no sos de mi gremio, no perteneces a x o y partido no podés optar a un empleo. Me dice: esa es la política que se está implementando. No es mi decisión, me dice. Por mí, yo te empleo inmediatamente, me dice. Pero ideay, esa es la jerarquía que se está implementando actualmente.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Managua) “Si vos sos militante de un gobierno cualquiera que sea que haya ganado, tenés las puertas aseguradas, pero si sos de la sociedad civil y si vos sos un joven que trabajas de forma independiente que no querés mezclarte en partidos políticos, entonces ahí sí se te cierran todas las puertas.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Estelí) “Por otro lado están los avales, se puede tener un currículo excelente pero eso no importa. Si no se tiene un aval político del FSLN o de Yatama no se puede pegar en nada.” (Galvis Nicho Nihimaya, Concejal Regional Urbano de Puerto Cabezas por Yatama) “Por lo menos yo estoy terminando mi universidad y yo ando buscando trabajo, pero lo primero que me preguntan es que a qué partido pertenezco y si no pertenezco al partido de gobierno no me dan trabajo. Hay trabajos informales, pero trabajos formales no.” (Mujer joven, grupo focal de indígenas, Bilwi)

También en los grupos focales realizados del equipo de PNUD “surgió de manera recurrente el tema del contacto político como fuente de empleo, reflejando una alta sensibilidad y preocupación por prácticas de clientelismo político” (PNUD, 2011a; 155). La encuesta nacional, sin embargo, solamente muestra un 0.2 por ciento de adolescentes y jóvenes obteniendo su primer trabajo a través de partidos políticos y un 1.9 por ciento consiguiendo su empleo actual a través de un partido político o programas de gobierno, mostrando una cifra creciente. 7.3.

En estas condiciones trabajan las juventudes en el país

Los pocos trabajos que hay para jóvenes son en empleos informales. Pineda plantea que el porcentaje de ocupados en el sector informal es el más alto en las edades de 10 a 14 y de 15 a 19 años. Ese dato es lógico, pues las personas entre 10 y 14 años de edad aún no son reconocidas legalmente para trabajar (el reconocimiento legal del trabajo comienza a los 15 años). Por otro lado, es


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

más probable para un joven de 15 a 19 años de edad que trabaje en el sector informal, porque el sector formal prefiere personas de más experiencia. Además, la mayor parte de los empleos del sector informal exigen menos calificación. En su mayoría, los y las jóvenes cuya edad oscila entre 10 y 29 años trabajan como obreras/os no calificadas/os y empleadas/os de servicios, mientras las personas mayores de 30 años, en su mayoría, trabajan como empleadas/os de servicios y como dirigentes en general. Las cifras más bajas de empleo informal están en el segmento de edades entre 20 y 29 años. En todos los grupos de edad planteados hay más hombres que mujeres que laboran en el sector informal, con diferencias pequeñas entre 2% y 4%, lo que significa que el empleo informal es mayoritario en ambos sexos. Sin embargo, la percepción de las y los jóvenes es muy diferente en este aspecto. Muchas/os jóvenes expresaron que el empleo informal se ve más entre las mujeres. “Considero que las mujeres en cuanto a empleos informales como negocios propios, ventas, etc., son mayoría. Las mujeres son más creativas para esto. En cambio los hombres están sometidos a hacer más trabajos formales, pero sí tienen menos tasas de desempleo. Esto es porque las mujeres históricamente hemos sido ocupadas para las labores hogareñas y los hombres se ven como proveedores de dinero al hogar.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) “Considero que son las mujeres las que están más en el empleo informal. Por ejemplo, las amas de casa se ponen a hacer tortillas, vender frijoles o helados. También revenden cosas. Entonces no solamente se desempeñan en un empleo informal sino en varios, mientras que los hombres son menos productivos en los empleos informales.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) No se debe olvidar el trabajo informal que las mujeres están realizando mayormente en sus propias casas. Al lado de un trabajo productivo para ganar plata la mayoría de las mujeres realizan el trabajo reproductivo, cuidar las/os niñas/os, limpiar, cocinar, etc. Para este trabajo no reciben ninguna forma de remuneración ni reconocimiento. Pocos hombres están contribuyendo significativamente en este trabajo reproductivo. Según el Informe de Desarrollo Humano 2011 el porcentaje de adolescentes y jóvenes entre 14 y 29 años que obtienen un trabajo informal es de 59.4 por ciento. Solamente un 40.6 por ciento tienen un empleo formal. Las cifras de la Costa Caribe, sin embargo, hablan de un porcentaje aún más alto – 78 por ciento – de adolescentes y jóvenes trabajando de manera informal (PNUD, 2011a).

103


104

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Según el pronóstico para 2011 de Néstor Avendaño indicaba que solamente un 23.4 por ciento de la población tendría un empleo formal “...de tal manera que casi 8 de cada 10 ocupados están sin cobertura de los servicios de protección de la salud y de las pensiones.” El 40 por ciento de la PEA está subempleada y la misma cantidad desempleada.28 La tasa de jóvenes en una situación laboral tan insegura e inestable debe ser aún más grande que para la población nacional. Una encuesta de la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global (FIDEG) confirma que la tasa de subempleo creció a un nivel de 44.8 por ciento en el año 2010 (de un 36.1 por ciento en 2009)29. Un informe del BCN, sin embargo, habla del 53.7 por ciento de la PEA trabajando como subempleada/o30. “De esta proporción, 45.2 por ciento labora menos de 40 horas a la semana y el resto devenga salarios inferiores al mínimo legal. Esta modalidad de ocupación se ha venido incrementando, debido al menor crecimiento de la oferta de puestos de trabajo formal respecto a la demanda, lo que conlleva que un alto porcentaje de la PEA esté excluida del seguro social, entre otros beneficios”31. Según la misma encuesta, un 75.2 por ciento de la PEA tiene problemas de empleo (desempleo abierto, subempleo o empleo a tiempo parcial)32. El desempleo abierto no se reduce en nuestro país porque la tasa de crecimiento promedio anual del PIB real durante el período 1994-2010 es apenas de 3.5% y en cada año de este quinquenio ingresan alrededor de 80 mil jóvenes al mercado laboral buscando por primera vez un puesto de trabajo33. Según un informe del BCN las cifras de desempleo abierto subieron significativamente entre 2006 y 2011 de un 5.6 por ciento a un nivel de 7.8 por ciento34. “No hay empleos en nuestro municipio y eso es un factor que nos lleva más a la pobreza. Por ejemplo, los jóvenes puedan sobresalir en cualquier ámbito de estudios, pero si no hay trabajos, ¿cómo puedan demostrar sus habilidades en los campos laborales? Entonces esto es un factor muy importante que nos exige a resolver muy urgente.” (Lenny Noel Simón 28 http://nestoravendano.wordpress.com/2011/04/30/reflexiones-sobre-el-mercado-laboral-denicaragua-en-2011/ (31/10/2011) 29 La Prensa 09/06/2011 http://www.laprensa.com.ni/2011/06/09/nacionales/63103 30 La Prensa 13/05/2011 http://www.laprensa.com.ni/2011/05/13/nacionales/60406 31 La Prensa 04/04/2011 http://www.laprensa.com.ni/2011/04/04/economia/56817 32 Ibíd. 33 http://nestoravendano.wordpress.com/2011/04/30/reflexiones-sobre-el-mercado-laboral-denicaragua-en-2011/ (31/10/2011) 34 La Prensa 13/05/2011 http://www.laprensa.com.ni/2011/05/13/nacionales/60406


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Watson, Representante legal del Territorio Awaltara Luhpia Nani Tasbaya, Karawala) El empleo informal genera una elevada tasa de exclusión a los servicios de seguridad social y un salario muy por debajo del salario mínimo estipulado por el Ministerio del Trabajo. El 15 de febrero del 2011, el salario mínimo legal fue ajustado en 13% (7% en febrero y 6% en agosto) en función del incremento de la canasta básica, de tal manera que en diciembre de este año su monto promedio simple mensual será C$3,368, equivalentes a US$147, y se mantiene la igualdad entre el costo de una canasta de consumo básico35 y el monto de tres salarios mínimos legales36. En cuanto al área urbana en comparación con el área rural, el estudio de Gustavo Pineda concluye que la mayoría de las/os jóvenes rurales trabajan como obreras/ os no calificadas/os, mientras que las/os jóvenes urbanas/os se destacan más en los sectores de servicios. Esto refleja algo obvio: hay más ofertas de trabajo de servicios en las ciudades. En ese sentido, como es de esperar en los empleos de mayor calificación: obreras/os calificadas/os, técnicas/os medias/os, superiores y profesionales, prevalecen las/os jóvenes urbanas/os, que tienen mejor acceso a la educación formal e incluso informal y a este tipo de trabajos. Esto también se confirma de PNUD (2011a). Mientras que un 54 por ciento de la población urbana tiene un trabajo informal, un 76 por ciento de la población rural se encuentra en esa situación. Según Gustavo Pineda (2008), al relacionar el empleo con el nivel de escolaridad, en el segmento de jóvenes de 20 a 29 años se observa que no hay gran diferencia entre los grupos de distintas escolaridades alcanzadas con el acceso al trabajo, aunque puedan existir diferencias en el tipo y remuneración del trabajo. Sin embargo, entre adultos se nota una marcada relación: mientras sube el nivel de escolaridad alcanzado aumenta el porcentaje de empleados. Si esa tendencia continúa, el futuro laboral, y por consiguiente económico, de las personas que hoy son jóvenes dependerá del nivel escolar alcanzado, para lo que requieren centrarse en sus estudios y buscar concluirlos con éxito por todos los medios posibles.

35

Según datos oficiales la canasta básica urbana en agosto 2011 fue de 9,856.24 Córdobas. (http://www.mitrab.gob.ni/documentos/canasta-basica) 36 http://nestoravendano.wordpress.com/2011/04/30/reflexiones-sobre-el-mercado-laboral-denicaragua-en-2011/ (31/10/2011)

105


106

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

La gran mayoría de las personas que participaron en los grupos focales que se realizaron para la presente investigación no tienen un trabajo formal. Algunas de ellas subsisten económicamente en el sector informal, pero están conscientes de que su trabajo no es muy bien remunerado y no es estable, a la vez que reconocen la experiencia que ganan, las capacidades que desarrollan y las oportunidades que tienen para emprender. Asimismo, solamente el 20,6% de las/os jóvenes que trabajan están afiliadas/os al sistema de seguridad social, mientras el restante está desprotegido (Encuesta Nacional de Juventud, 2006). Las experiencias de las y los jóvenes en el mercado de trabajo fueron aterradoras. Al lado de la inseguridad del trabajo por no tener un contrato, muchas/os tenían que trabajar en condiciones insoportables. La mayoría destaca que se sintieron explotadas/os. “Pasaba desde las cuatro de la tarde de pie a veces hasta las doce de la noche y pues muy cansado.” (Mujer joven, grupo focal de empleo, Chinandega). “Lo que no me ha gustado para nada de los trabajos que he tenido es que me pagaban muy poco, por ejemplo en el de AVON la gente me quedaba debiendo, en ninguno de mis trabajos nunca estuve asegurada.” (Mujer joven, grupo focal de empleo, Chinandega). “Otra cosa en la que estoy en desacuerdo es que aquí en Jinotega se da mucho la explotación. Yo tengo un amigo que trabaja con un abogado como asistente y lo ponen hasta de albañil. A veces los jefes se aprovechan cuando ven que los trabajadores son muy colaboradores y muy buenos.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Jinotega) En general, se puede decir que la gran mayoría de las y los jóvenes en el país sufren alguna privación de empleo digno. Según PNUD (2011a) la privación más frecuente es la falta de seguridad social que sufre un 74.9 por ciento de adolescentes y jóvenes. Otras privaciones son falta de contrato escrito (73.1 por ciento), falta de salario fijo (48.5 por ciento), trabajo de 40 horas o más pero con un salario por debajo del salario mínimo (21.5 por ciento) y un trabajo de menos de 40 horas con un deseo de trabajar más, el así llamado subempleo (8.9 por ciento). Como concluye el Informe de Desarrollo Humano 2011 “el 73% de adolescentes y jóvenes (de 14 a 29 años) ocupados presenta al menos una privación de empleo decente. Si a esto le sumamos el 8.8% de adolescentes y jóvenes en situación de desempleo, encontramos que el 82% de personas en estas edades, es decir, al menos ocho de cada diez jóvenes se encuentran en situación de déficit de empleo decente.”


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Una de las causas del bajo nivel de jóvenes obteniendo un empleo formal es la gran cantidad de ellas/os que no tienen cédula de identidad, lo cual es un requisito para obtener un empleo formal. “Yo sí he buscado trabajo muchas veces y de la manera típica como los nicaragüenses, con conectes. Al principio mi problema era la cédula, pero ya la conseguí.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Bluefields) “Lo que pasa es que te piden cedula y la mayoría de la juventud aquí no tiene cédula. Hay jóvenes que tienen 25 o 28 años y para tener cédula tienen que pertenecer a un partido. Por eso la juventud no busca trabajo porque no tiene cédula.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Bilwi). Desde la introducción de la Ley de Identificación Ciudadana en el año 1993, el Consejo Supremo Electoral tenía muchos problemas de cumplir con su responsabilidad de emitir cédulas de identidad a cada ciudadana y ciudadano. “Desde siempre ha sido un proceso lento y complejo, cargado de anomalías y más recientemente usado como instrumento de beneficio político-electoral para los partidos que ejercer control sobre el Consejo, organización altamente politizada y cuya imparcialidad y capacidad técnica ha quedado en entredicho desde los comicios de 2008, empañados por las denuncias de fraude gigantesco.”37 Dionisio Palacios, ex-director de cedulación del CSE, dijo que se entregó aproximadamente 2 millones 870 mil cedulas de identidad hasta 2005. No obstante, después de esa fecha no se publicó una cifra actualizada.38 Por ende no se sabe cuántas/os ciudadanas/os se quedan sin cédula en Nicaragua. Según un estudio de Ética y Transparencia, 4.5% de las/os encuestadas/os no tenían cédula de identidad en el año 2006 – eso es una/o de cada veinte ciudadanas/os. (Ética y Transparencia, 2007) Especialmente a las juventudes del país le afecta esa intransparencia del CSE. Cada año se estima que 200 mil personas cumplen 16 años de edad y, por ende, tienen derecho a una cédula de identidad.39 Las irregularidades en la entrega de las cédulas de identidad solamente es uno de los diversos obstáculos de cuales las juventudes de Nicaragua se ven enfrentadas para acceder a un empleo digno. “El crecimiento económico nacional ha sido insuficiente tanto para absorber a la nueva PEA que ingresa al mercado laboral, como para otorgar trabajos formales al grueso de la población ocupada, ya que el mayor empleo generado 37 http://www.confidencial.com.ni/articulo/3127/cedulacion-cse-a-cargo-de-fsln 38 http://www.confidencial.com.ni/articulo/3127/cedulacion-cse-a-cargo-de-fsln 39 http://www.confidencial.com.ni/articulo/3127/cedulacion-cse-a-cargo-de-fsln

107


108

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

se da en las actividades informales. Ciertamente, una estructura productiva poco diversificada y tecnificada, demandando principalmente trabajadores poco calificados, y constituye, a su vez, un desincentivo para una mayor calificación de la fuerza laboral nacional.” (PNUD, 2011a: 157) 7.4. Las diversas discriminaciones que enfrentan las juventudes en el mercado de trabajo En cuanto a remuneración para las juventudes, existe una tendencia a que los hombres tengan mayores ingresos que las mujeres, y que las personas del área urbana ganen más que las del área rural. Sin embargo, generalmente se puede decir que las y los jóvenes ganan menos que adultos. “Nos están ofreciendo trabajo con poca remuneración en el caso de la maquila y no nos están dando por ejemplo ciertos beneficios o condiciones que debemos de tener para desempeñar bien nuestro trabajo pues. Y que sobre todo a las mujeres jóvenes pues, que somos las que, las que vemos que están más trabajando en las maquilas pues […] ni siquiera se nos acompaña con un proceso de formación.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) “Yo creo que definitivamente pues, a las mujeres se nos ve, se nos dificulta mucho más poder accesar a empleos que digamos, con igual remuneración que a los hombres pues. Porque además los puestos que están ahí para poder ocuparse, la mayoría en los que se puede, digamos, tener una buena remuneración lo ocupan hombres. Entonces pues obviamente la mujer se queda en un nivel inferior que pues, que ya sabemos pues ocupa el puesto de ni siquiera de cargo, digamos de, de, importante de dirección y eso, sino que creo que más la parte apoyar a esos hombres que están en altos mandos pues.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) Según el INDH 2011 las/os adolescentes y jóvenes ganan un 24 por ciento más bajo del ingreso laboral que el promedio nacional. Mientras el promedio nacional es de US$180.00, el promedio de ingreso laboral de adolescentes y jóvenes es de solamente US$137.10. Eso ocurre a pesar de que existe un promedio de nivel de educación de 2.2 años mayor que el de los adultos. El promedio de la población adulta es de solamente seis años de enseñanza, mientras que las/os adolescentes y jóvenes cuentan con un promedio de 8.2 años. (PNUD, 2011a) Esta situación evidencia las diferencias que existen entre los binomios tradicionalmente considerados opuestos (hombres-mujeres, personas urbanaspersonas rurales, jóvenes-adultos), en la cual predominan las “ventajas” para uno y se pone en desventaja a otro.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Asimismo, las oportunidades de tener un trabajo, ganar experiencia y demostrar las capacidades con que cuenta la persona, muchas veces se ven limitadas por prejuicios que existen acerca de la juventud (joven=irresponsabilidad, joven=incapacidad, joven=inexperiencia, joven=problema, etc.) y disposiciones laborales de los empleadores, como por ejemplo, solicitar personas con experiencia, para evitarse la inversión de capacitar a su personal o por la urgencia de terminar un trabajo en un plazo cercano que no permite tiempo para “equivocaciones40”. O bien, el ser joven les indica a los gerentes que la persona necesita del puesto desesperadamente, por lo que si se le contrata no se le brinda el salario debido ni se le garantizan sus condiciones y derechos fundamentales. En los grupos focales, se compartieron experiencias de situaciones en las que se le han negado oportunidades de trabajar, sólo por su condición de jóvenes o mujeres: “Si sufrís discriminación por el gremio, que porque sos joven te tachan de irresponsable, del que no sabes nada. Pero al final tenés que demostrar con mucho profesionalismo que estudiaste y que sacaste tu carrera.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Chinandega) “Creo que tiene que ver mucho con el término de empresarial, que para una empresa no es viable tener a un joven, sobre todo a lo que se le llama a la causa del efecto al aprendizaje y de que un joven no tiene la experiencia, no tiene el conocimiento que tiene un adulto. Esto es lo que aducen las empresas, que para ellas es más fácil decir eso.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Estelí) “Sin duda las mujeres, porque tanto nos discriminan hombres como las mismas mujeres. A mí me discriminaron una vez, no por ser mujer, sino por ser joven. Me quisieron ver la cara de estúpida, yo descubrí que salía en planilla pero no me pagaban como planilla y me pagaban menos de lo que supuestamente ganaba. Pero sin duda alguna, las que sufrimos mayor discriminación en toda índole son las mujeres.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) 40

Xochilth Ocampo, diputada de la FSLN, presentó un proyecto de ley “de pasantías”. Con la ley quiere presentar un marco jurídico para el derecho de hacer sus primeras experiencias de trabajo que les hace falta a muchas/os jóvenes en la búsqueda del primer trabajo. Las pasantías se podría hacer en empresas privadas o instituciones públicas y que “fuera al menos el 20% de las planillas de las empresas y de las instituciones que tuviesen pasantes” (entrevistas con Xochilth Ocampo). La ley, sin embargo, no puede garantizar una remuneración para el trabajo voluntario de las/os jóvenes, solamente propuse “un bono que garantice la alimentación y pasaje y que permita al menos un año de prácticas”, (ibíd.) Pero solamente es una propuesta de ley que “nunca ha sido parte de la discusión en ninguna comisión, sólo está en papel y tampoco se ha aprobado.” (Entrevista con Darling Mungia).

109


110

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Esta percepción de las y los jóvenes también es confirmada en el INDH del año 2011. Se afirma que “las mujeres tienen una participación en la fuerza laboral mucho menor que los hombres.” (PNUD, 2011a: 147) Los datos dicen que mientras 7.3 por ciento de los hombres están desempleados, 11.6 por ciento de las mujeres entre las 14 y 29 años lo están (ibíd.). “Esta situación se origina en la división social del trabajo por género, que limita la participación de las mujeres en el trabajo remunerado e invisibiliza sus contribuciones en el trabajo familiar no remunerado.” (ibíd.) Las opiniones de las y los jóvenes expresadas en los grupos focales ya indican un gran problema que se enfrenta en la búsqueda de trabajo, el cual es el acceso al primer empleo, pero también otro problema identificado por la mayoría de las y los jóvenes es que las/os empleadoras/es exigen experiencia laboral. “En el aspecto de cómo dice el saliendo de la universidad, lo primero que te dicen cuándo vas a buscar un trabajo es ¿cuánto años de experiencia tenés? Es lo primero que te dicen y si no tenés experiencia, salado entonces no tenés oportunidad de trabajo.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Managua) “Especialmente para nosotros, los jóvenes, es muy difícil. Por ejemplo, sales de la escuela, puedes estudiar x cosa y sales de clases, la primera cosa que te preguntan si aplicas por un trabajo es experiencia. ¿Pero cómo puedes tener experiencia? Siempre 3 años de experiencia. ¿Pero cómo puedes tener experiencia si estudias? Entonces es muy difícil.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Laguna de Perlas)41 La discriminación de mujeres en el mercado de trabajo tiene mucho que ver con embarazos. Muchos empleadoras/es ven el peligro que enfrentan sus empleadas por el embarazo y por eso prefieren emplear a hombres y/o muchas veces corren a las mujeres cuando estén embarazadas. “Cuando ella [su hermano] salió embarazada la corrieron aparte. No le dieron las prestaciones de la ley. Fuimos a demandar pero la policía no hace nada.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) “Porque si se contrata a una mujer esta puede salir embarazada y aún la empresa tiene que pagarle sin que esta trabaje mientras está de subsidio. Por eso las empresas evitan contratarla.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) 41 Especially for us young people is very hard. For example you come out, you can study for x thing and you come out of classes, the first thing they ask when you apply for a job is experience. But how can you have experience? All time 3 years experience. But how can you have experience if you just study? So it is very hard.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“Y queda la cultura machista de lo que estábamos hablando, o sea como sos madre me vas a pedir permiso si el niño se te enfermó, si vos estás con dolores, si fue una cesárea o parto normal. Te están dando inconvenientes de salud, lo que dice que el jefe: cómo es mujer, mejor jobero, mejor la despido antes de que se vengan esta chorrera de problemas. Entonces yo siento de que violan los derechos humanos en esta parte y más a las mujeres.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) En el mercado de trabajo predomina mucho el machismo. Especialmente las mujeres son las más afectadas. Las mujeres jóvenes expresaron en los grupos focales que se prefiere a las mujeres “presentables que están bellas y se visten bien”. Eso no solamente es un acto sexista y discriminatorio sino también arriesga las mujeres a abuso y acoso sexual en el mercado de trabajo. “Lo que ellos buscan es exhibir el cuerpo de la mujer. Incluso, nos utilizan a nosotras como pantalla, y te venden, vendo el producto porque esta mujer enseña. Entonces ya se distorsiona lo que es el hecho de promocionar el producto y vender tu cuerpo, yo siento de que eso realmente también se violan los derechos humanos de las mujeres, el hecho de vivir utilizándonos. ¡Qué cosa más horrible!” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua)

“Donde trabaja mi mamá y ahí siempre están como que buscando chavalas, no buscan mujeres de 25 en adelante, buscan chavalitas, qué sé yo, de 17 a 23 años que vayan a degustar los alimentos que están exponiendo.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) “Eso pasa también en la televisión. Discrimina a las mujeres que son poco agraciadas. Quizá tiene un excelente currículo, pero si no es bonita no consigue el trabajo.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) Esa exposición de las mujeres en los puestos de trabajo aumenta el peligro de esta expuesto a maltratos, abuso y acoso sexual. Como describen las juventudes en las siguientes citas, muchas mujeres tenían esas malas experiencias. “Nos encontramos con casos también con acoso sexual hacia las mujeres y ellas se encuentran mucho más propensas.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) “Hay una situación aquí que se está dando a nivel local y es que si una joven entre 20 y 22 años quiere acceder a una plaza de trabajo, existe abuso o acoso sexual por parte de algunas autoridades, cuando son mujeres les ofrecen el trabajo a cambio de condiciones sexuales.” (René Smith, Técnico de Juventud, Bilwi)

111


112

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“Como decía ella que aquí en la región pasa que cuando las mujeres van a pedir un trabajo las mujeres tienen que llegar con ropa ajustada y que muestre algunas partes de su cuerpo, entonces se dejan llevar más por la apariencia física.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Bilwi) “A mí me pasó algo y a una amiga también, yo fui a pedir trabajo en la casa de gobierno y el señor jefe me dijo que si quería trabajar con él tenía que acostarme con él. Lo otro es que tengo a una amiga que es gordita y ella fue a un banco a solicitar trabajo y le dijeron que ella cumplía con las exigencias, pero que porque como es gordita no puede estar de frente en el banco por su aspecto. Esas son cosas que siempre nos limitan.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Bilwi) Especialmente las mujeres que migran están expuestas a maltrato y discriminación. Muchas mujeres expresaron que tienen que enfrentar un ámbito de trabajo muy machista y hasta de acoso sexual. “Tienes trabajos extras. La mayoría de los hombres trabajando contigo quieren estar contigo y te dan dinero y recibes un buen monto de dinero.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Laguna de Perlas)42 “Antes estaba de moda irse a los Estados Unidos indocumentado pero ahora es irse a España. Lo que pasa es que cuando terminan su trabajo de meseras o niñeras sus jefes les dicen que en sus horas libres tienen que prostituirse. Eso es una forma de discriminación también.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Bilwi) Se puede suponer que hombres también enfrentan maltratos en el ámbito de trabajo. Sin embargo los hombres jóvenes no hablaron sobre eso en los grupos focales y entrevistas. Otras personas muchas veces discriminadas son las y los jóvenes de los pueblos indígenas y comunidades étnicas. En los grupos focales las y los jóvenes expresaron una discriminación contra personas que no manejen el español como una lengua materna. “Hay algunos que por naturaleza no dominan bien el español entonces no le dan oportunidades, quizá esa persona quería ser un profesor pero como no maneja perfectamente el castellano no le dan oportunidad. El espacio laboral no es parejo para todos.” (Hombre joven, grupo focal de indígenas, Bilwi) 42 You have like side jobs. Most of them men working close to you they want to be with you and give you money and you get a good amount of money.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“En muchas ocasiones sí tiene que ver mucho con la raza y con la etnia las oportunidades y en pocas ocasiones a la capacidad. Tiene que ver con el idioma porque hay algunos puestos de trabajo que ya están definidos para que tipo de personas están orientados, por ejemplo si son miskitos o creoles, a veces los trabajos no son para todos sino que ya están restringidos para ciertas personas.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Bluefields) Las discriminaciones vistas por jóvenes de los pueblos indígenas y comunidades étnicas no solamente tienen que ver con la lengua materna sino también con formas tradicionales de expresión, por ejemplo la vestimenta o estilos de pelos. Eso, como expresión de identidad a un grupo social, puede ser un obstáculo para ser contratada/o. “Si yo me visto con mi traje garífuna de gala yo me siento muy elegante, pero si yo me lo pongo para ir a una entrevista de trabajo nunca me van a contratar.” (Mujer joven, grupo focal de afrodescendientes, Bluefields) “Las oportunidades que tenemos nosotros no son las mismas que los mestizos, muchas veces tenemos nosotros que dejar nuestra identidad cultural para parecernos más a los mestizos y así poder acceder un trabajo. Yo no puedo ir a pedir un trabajo con mi turbante o mi pelo rasta porque me discriminan.” (Hombre joven, grupo focal de afrodescendientes, Bluefields) “Tenemos que poner otra máscara que no es nuestra para poder tener oportunidades de empleo. Si un negro hubiera entrado con su identidad de negro rasta no hubiera entrado, él para entrar tiene que disfrazarse de blanco.” (Mujer joven, grupo focal de afrodescendientes, Bluefields) 7.5.

En busca de otras vías para la formación

Como ya se mencionó en el capítulo anterior, la educación en Nicaragua no es de calidad, lo que trae como consecuencia que las y los jóvenes no están preparadas/os suficientemente para enfrentar las demandas del mercado laboral. En los grupos focales destacaron que les faltan muchas capacidades para cumplir con lo que se les demanda en el trabajo. Los estudios están enfocados en conocimiento teórico pero no enseñan capacidades prácticas, las mismas solamente se puede conseguir a través de una pasantía. Por estas razones muchas/os jóvenes se ven forzadas/os a aumentar sus conocimientos con talleres y capacitaciones fuera de los centros educativos, mayormente mediante un voluntariado.

113


114

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“Como no me enseñan nada en la universidad creo que tengo que optar a recibir cursos o capacitaciones para llenar esos vacíos. Lo veo más como un negocio, no sé, si de las universidades de no enseñar prácticamente nada y uno tiene que ir a caer a esos centros de capacitación para poder hacer algo o aprender algo.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Managua) “En mi caso por lo menos la formación que he tenido ha sido por mediante así de organizaciones y cuestiones así. Y pues una vez mi mama me dijo tenés un montón de diplomitas me dice, así minimizándome todo haciéndome el ridículo, que eso no te lo validan en el trabajo me dice. Esto es cualquier cosa. Me achanto pues, de viaje, será en realidad ¿decía yo? Ya el día que fui a pedir empleo y me miraron todo lo que tenía, entonces me dice me gusta tu curriculum me dice el maje, o sea pues me gustó, me motivó.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Managua) Muchas/os jóvenes destacaron en los grupos focales que antes de organizarse no sabían nada sobre sus derechos laborales. Algunas/os ya habían enfrentado a explotación laboral. Con las capacitaciones que reciben de las organizaciones de la sociedad civil han aprendido sobre las formas de defender sus derechos y las maneras de cómo demandarlos. Finalmente, un aspecto muy importante para conocer la situación de desventaja en que se encuentran las juventudes en términos laborales, es que sólo el 15% de los jóvenes que trabajan afirman conocer sus derechos laborales (INJUVE, 2006). Pero este fenómeno no solo las juventudes lo experimentan. Según una encuesta de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), el 74 por ciento de las trabajadoras y los trabajadores no conocen sus derechos laborales43. “Por ejemplo, el acoso laboral, la explotación, la sobrecarga de trabajo son situaciones que nos están violentando nuestros derechos. Pero como nosotros no tenemos conocimiento de que existe un código, un código laboral que nos defiende y que plantea cuáles son nuestros derechos que tenemos dentro de una empresa o alguna institución, entonces ese mismo desconocimiento hace que nosotros nos veamos expuestos a ser violentados.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Managua) “Me ha tocado capacitarme en distintos temas y aparte de esto la formación que yo he recibido como Nicaragüita me ha ayudado bastante a conocer, por lo menos, cuáles son mis derechos, cómo defenderlos y hacérselos saber a muchos otros más. Que eso es uno de los problemas que por no 43 La Prensa, 14/06/2011 http://www.laprensa.com.ni/2011/06/14/nacionales/63608


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

saber cuáles son nuestros derechos nos pisotean, nos dicen, nos hacen, y no podemos decir nada, porque creemos que la persona tiene la razón y no es así tampoco. En el caso mío, trabajé con un tío y todo, le trabajé más de cuatro años y medio de una manera formal. Por no conocer mis derechos no me pagó mis prestaciones, lo cual venía saliendo, casi alrededor de $7,000.00 de liquidación y el maje no me pagó y me quedé callado sin decir nada y sin poder validar ese derecho, porque no sabía nada en ese entonces.” (Hombre joven, grupo focal de empleo, Managua) 7.6.

En busca de mejores condiciones de vida

A causa de los malas condiciones de trabajo y el difícil acceso a un empleo digno como fue mencionado anteriormente, muchas/os jóvenes deciden migrar. “La migración interna es un fenómeno que se da en todos los países y en Nicaragua particularmente reviste primordial importancia por las disparidades geográficas en cuanto a la distribución y concentración espacial de la población, especialmente los desplazamientos que con más frecuencia se dan hacia la franja del pacífico del territorio, principalmente hacia Managua. El factor principal de estos movimientos, sobre todo cuando se trata de población joven, son fundamentalmente razones económicas, otras de menos intensidad pero de importancia, son motivadas por el lugar de aprendizaje de los jóvenes, aún más los universitarios, y aquellos desplazamientos que se han originado por fuerzas externas como los desastres naturales. La mayoría de estos movimientos han sido de flujos rurales-urbanos para luego ser transferidos a flujos interurbanos y muchos de ellos convertidos en flujos de migración externa”. (Pineda, 2008) Como destaca la cita, hay dos corrientes de migración importantes, la migración de las áreas rurales hacia áreas urbanas y la migración a países extranjeros. “Pues, mira, estudiamos y recibimos educación superior y para recibir tu máster o tu postgrado es caro, entonces si lo recibes tu licenciatura es muy bueno para la comunidad. Cuando recibes tu educación y regresas a tu casa es muy complicado porque no tienes empleo. No hay trabajo para nadie. […] Para jóvenes es muy complicado tener un empleo. Si quieres un trabajo tienes que irte. Ahora hay una demanda buena en los call-center de Managua, entonces mucha gente se va a Managua para trabajar.” (Yovet Hebert, Líder de Youth Fellowship, Laguna de Perlas)44 44 Well, you see, we study and we get third education, and to get your master or your post grade is kind of expensive so once you reached and your licenciatura is really good for the community. Once you get your education and you return back to your home is very hard because you don’t have any job. There is no job for no one. […] So for young people it’s very hard to get a job. If you want to get a job you have to go. Right now in Managua you have a lot demand in the call centers so a lot of people go to Managua to get a job.

115


116

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Como señala la próxima cita, la corriente migratoria mas importante en Nicaragua es la migración al exterior. “El Censo de población del 2005 constituye una base de información acerca de los nicaragüenses residentes en el exterior. De acuerdo a la información registrada en este censo sólo un 3.3% de nicaragüenses residen en el exterior. Este porcentaje con respecto a la población total obtenida en el empadronamiento censal, subestima claramente las cifras de acuerdo a otros censos de la región, como el de Costa Rica en el año 2000, que contabiliza cerca de 300 mil nicaragüenses viviendo en ese país, cifra que también resulta subestimada”. (Pineda, 2008) En el año 2010 emigraron 728.700 personas, que son igual a 12.5 por ciento del total de la población (Banco Mundial, 2011). Atendiendo a los datos del Censo 2005 de la estructura por sexo y edad, la mayoría de las/os emigrantes son hombres (53%). Además, estos se concentran en la población joven: el 3% de los emigrantes tienen de 0 a 9 años, el 25.5% entre 10 y 19 años, el 40.5% entre 20 y 29 años, y un 31.3% de 30 años o más. Lo que quiere decir que de cada 10 nicaragüenses que residen en el exterior al menos 6 son jóvenes entre 10 y 29 años. El INDH del año 2011 confirma que el 68 por ciento de todas/os las/os migrantes tienen entre 13 y 29 años. La mayoría de las/os emigrantes, un 75 por ciento, son del área urbana (PNUD, 2011a). La migración es predominante hacia Costa Rica (46% de emigrantes), le sigue Estados Unidos (38%) y otros países, entre ellos europeos (16%). Los principales países de destino en el año 2010 fueron Costa Rica, Estados Unidos, España, Canadá, El Salvador, Panamá, Guatemala, Honduras, México y la República Bolivariana de Venezuela (Banco Mundial, 2011). La población joven creole de la Costa Caribe tiene otras opciones y deseos de migrar. Se pueden observar dos principales destinos migratorios, primero Managua, donde buscan trabajo en los numerosos call centers y segundo al exterior angloparlante. Los países más frecuentes donde emigran son, por ejemplo, Belice y las Islas Caimán. Otra opción son los cruceros o “ship-out” en el idioma local. En este sentido, las/os jóvenes creoles tienen una ventaja muy grande por su idioma. “Se emplean como meseros, camareras, cantineros y afanadoras entre otros. Algunos pueden llegar a ganar hasta 2,500 dólares al mes, por lo que logran enviar entre 200 y 300 dólares a sus familias y regresar con algunos ahorros.” (PNUD, 2011a; 168) “La mayoría de ellos van a embacarse o van a Managua para trabajar


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

en los call center y otros solamente se quedan en la casa con nada para hacer.” (Yovet Hebert, Líder de Youth Fellowship, Laguna de Perlas)45 “El problema que está pasando aquí en la Costa, y esto está enfocado más en los pueblos afrodescendientes ya que los creole dominamos, se están saliendo de las universidades porque en el segundo, tercero o cuarto año los jóvenes afrodescendientes, por el creole o por el inglés que dominan, dejan sus clases para irse a trabajar a call centers en Managua, dejan sus universidades para ir a trabajar al Gran Caimán” (George Enríquez, Primer Vocal dentro del Gobierno Comunal Creole, Bluefields) “Imagínense que nuestros jóvenes se van a los barcos cruceros. Es un trabajo sucio, es limpiar inodoros, es como trabajar en un hotel, es tocar cualquier cosa. Pero si uno le pide hacer el trabajo en su casa no lo hacen. En esos barcos llegan a dejar su autoestima, su dignidad, ese ego de yo se pierde por 500$.” (Wesley Williams, Director del Centro de Mediadores Comunales, Laguna de Perlas) Según el Banco Central de Nicaragua, las remesas que mandan las/os emigrantes a Nicaragua representaron un 13 por ciento del PIB en los últimos cinco años (PNUD, 2011a). Las remesas subieron continuamente entre los años 2003 y 2010, después de un repliegue en el año 2009. En el año 2010 las remesas al interior estaban en 803 millones de US$ (Banco Mundial, 2011). Véase la tabla

7.4.

Tabla 7.4, Flujo de remesas al interior. (Millones de US$) Flujo de remesas al interior

2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 439 519 616 698 740 818 768 803

Fuente: Banco Mundial, 2011.

Lo alarmante es que cada vez se van más jóvenes preparadas/os. Según cálculos realizados sobre la base del Censo de 2005: • En la década de 1990 a 1999 migraron 17,188 jóvenes con nivel de secundaria y sólo en los 5 años y 4 meses entre 2000 y abril 2005 emigraron 23,223 jóvenes con nivel de secundaria. • En la década de 1990 a 1999 migraron 2,755 jóvenes con nivel universitario y sólo en los 5 años y 4 meses entre 2000 y abril 2005 emigraron 5,131 universitarios. 45 Majority of them go to ship out or go to Managua to work in the call centers and others just stay home with nothing else to do.

117


118

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

PNUD (2011a) acentúa que el promedio de escolaridad de personas que emigran es mayor que el promedio de gente que se queda en el país. Según un informe del Banco Mundial (2011), el 29.6 por ciento de las/os emigrantes en el año 2010 tenían una educación terciaria. Esto significa que Nicaragua no sólo pierde un caudal importante de jóvenes, sino que cada vez pierde más jóvenes calificados. “Como resultado, Nicaragua se está descapitalizando y disminuyen las perspectivas positivas de aprovechar el bono demográfico.” (PNUD, 2011a; 168) En ese sentido, los y las jóvenes argumentan tres razones principales por las que emigran: mejores oportunidades de empleo y mejor remuneración económica en los países receptores; posibilidad de vivir con muchas más comodidades; y sobre todo, enfatizan que emigrar les permitiría ayudar económicamente a sus familias que quedan en Nicaragua (Pineda, 2008). Investigaciones realizadas por PNUD en Nicaragua muestran el efecto positivo que tiene la emigración de una familia de Nicaragua a Costa Rica – la probabilidad de matricular un/a hija/o a la primaria se aumenta de un 22 por ciento con la emigración (PNUD, 2009b). Sin embargo, la migración no garantiza mejores condiciones de trabajo. A pesar de un buen nivel de escolaridad, la mayoría de las/os migrantes nicaragüenses terminan laborando en malas condiciones de trabajo. En el INDH 2011 se destaca que por ejemplo en Costa Rica se demanda especialmente personas para actividades agrícolas, construcción y el trabajo doméstico. Sin embargo, “los jóvenes de 18 a 29 años de las áreas rurales que emigran a Costa Rica tienen un mayor nivel de estudios secundarios que quienes no emigran.” (PNUD, 2011a; 168) La decisión de marcharse depende de la situación en que se encuentre la persona y sus seres queridos, porque las condiciones de pobreza en las que viven muchas familias nicaragüenses no les dejan opción. Aunque esto implique dejar familiares, amistades y emprender el reto de iniciar una nueva vida en un país desconocido, sobre todo si se es un inmigrante ilegal46. Y lo peor es que en la mayoría de los casos van a realizar trabajos que gente local no quiere hacer, pues son los trabajos menos remunerados. Esto evidencia que si las generaciones actuales y futuras no acceden a un empleo digno que les provea un ingreso decente, no habrá incremento en la economía familiar, por lo cual tampoco habrá más recursos para invertir en la educación y necesidades básicas de las/os niñas/os, adolescentes y jóvenes. Esto limitara el crecimiento económico de Nicaragua y seguiremos siendo uno de los países más pobres en Latinoamérica. 46 Término peyorativo con el que se designa a un ciudadano extranjero que se encuentra en un territorio sin la documentación necesaria, prevista en las leyes. Correctamente habría de referirse a éste como indocumentado.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

VIII. Participación Ciudadana – ¿Las Juventudes como Sujetos de Derechos y Deberes? Al analizar la situación de la educación y empleo de las juventudes en Nicaragua se pueden identificar brechas grandes en cuanto a aprovechar la transición demográfica que actualmente vive el país. Pero acá surge una alerta en términos de qué calidad de participación pueden ejercer las juventudes, cuando no se les está facilitando la formación adecuada para reconocerse como sujetos de derechos y deberes y mucho menos se les está desarrollando oportunidades de acceso a un empleo digno y de calidad para suplir sus necesidades básicas y sentirse incluidos en la sociedad. Esto deja entrever la afirmación de varios sectores de la sociedad nicaragüense, de que “las y los jóvenes son la esperanza o el futuro de Nicaragua”. Porque se está exigiendo que cuando sean adultos cumplan con la responsabilidad de lograr que este país salga de la pobreza extrema en que se encuentra, demandándoles su participación activa en los diferentes procesos sociales, económicos, culturales y políticos. Pero es inconsistente demandar que estas juventudes asuman una ciudadanía activa, cuando no se les está facilitando el acceso a los espacios de la toma de decisiones. 8.1.

La participación dentro de la política nacional de la juventud

En términos de inversión pública, para facilitar las oportunidades de participación activa en los diferentes espacios, se analizó como en los capítulos anteriores los recursos que se destinan en función de los indicadores del Plan de Acción de la Política Nacional para el Desarrollo Integral de la Juventud. En las tablas 8.1, 8.2 y 8.3 se muestra el comportamiento de la inversión en desarrollo de la ciudadanía juvenil, promoción del voluntariado social y promoción y apoyo al asociacionismo juvenil, variables identificadas para la realización de este análisis.

119


120

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 8.1, Desarrollo de la Ciudadanía Juvenil. Indicador (Presupuesto) 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011

Presupuesto asignado a la realización de estudios específicos que aborden los procesos de participación ciudadana juvenil, en los niveles municipal, regional y nacional.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a la generación de espacios en los medios de comunicación para fomentar la cultura política democrática.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a programas que fomenten encuentros nacionales de dialogo con jóvenes en los niveles municipal, departamental y nacional.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a programas que promuevan valores sociales entre la juventud, que permitan una participación consiente y responsable dentro de una sociedad plural y democrática

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.1

1.5

0.1

Presupuesto asignado a campañas de comunicación en los medios sobre “equidad y género” para lograr impacto entre la juventud.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Presupuesto asignado a campañas de comunicación en los medios sobre los derechos y debe res de la juventud en materia de empleo, salud, educación, vivienda y seguridad ciudadana entre otros.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado al programa “Escuela de Liderazgo de joven a joven” para realizar cursos móviles de capacitación en diversos temas de interés para la juventud a nivel nacional.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a mecanismos que promuevan y/o fortalezcan la participación ciudadana de los jóvenes en los comités de desarrollo locales y en cabildos Municipales en zonas rurales y urbanas

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado al desarrollo de la agenda de juventudes de acuerdo a los planes operativos aprobados en los consejos municipales

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a la conformación de casas departamentales y regionales de juventud

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.

121


122

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 8.2, Promoción del voluntariado Social. Indicador (Presupuesto)

2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011

Presupuesto asignado a programas de apoyo al voluntariado juvenil

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.5

0.0

0.0

0.0

0.0

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.

Tabla 8.3, Promoción y apoyo al asociacionismo juvenil. Indicador (Presupuesto)

2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011

Presupuesto asignado a la formación de recursos humanos en temas de juventud para que a su vez asesoren a los gobiernos regionales y municipales.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a la creación de instancia que brinda servicios de asesoría técnica la formulación, planeación, ejecución y seguimiento de sus proyectos y temas relacionados a la juventud a las organizaciones juveniles locales y nacionales.

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Presupuesto asignado a campañas publicitarias para informar a la población juvenil sobre los programas de apoyo a las organizaciones que fomentan el asociacionismo juvenil

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

Fuente: Elaboración propia a partir de informes de liquidación presupuestaria 2002-2010 e informe de ejecución presupuestaria enero-junio 2011, PGR, MHCP, 2011.

Las tablas anteriores muestran que la asignación de recursos en el presupuesto al ámbito de la participación ciudadana es casi nula. Solamente entre los años 2009 y 2011 se asignó un presupuesto insignificante para programas que


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

promuevan valores sociales entre las juventudes, que permitan una participación consciente y responsable dentro de una sociedad plural y democrática. Eso confirma lo anteriormente dicho, una ciudadanía activa de las y los jóvenes no es una prioridad de la política de Estado en Nicaragua. Como se mostrará en este capítulo, el voluntariado es una espacio de desarrollo personal y profesional para muchas/os jóvenes. Sin embargo, prácticamente no hay presupuesto asignado a la promoción del voluntariado social. Tampoco hay inversión en la promoción y el apoyo al asociacionismo juvenil que, como se puede evidenciar en esta investigación, es un espacio útil para muchas/ os jóvenes de aprender sobre sus derechos y deberes como ciudadana/o de esta país. 8.2.

El sistema político asfixia a las juventudes

Al analizar la situación social en que se encuentran las juventudes nicaragüenses, la palabra “crisis” sale a relucir de inmediato. No sólo es una crisis económica por la excesiva pobreza, el desempleo, la falta de acceso a una educación y a un empleo digno sino porque una gran masa de jóvenes preparados están migrando y el fundamento de la sociedad, la familia, se encuentra fragmentado. Esta crisis social se traslada al ámbito político y conforman un círculo vicioso, en el que una alimenta a la otra. A mayor crisis social y carencias en la sociedad, las personas se incluyen menos en el ámbito político para tratar de incidir en él y transformarlo en algo más justo, puesto que priorizan la satisfacción de sus necesidades inmediatas, como buscar trabajo, estudiar, comer, etc.; y a mayor crisis en el sistema político aumentan las desigualdades e injusticias sociales y el funcionamiento de la sociedad en su conjunto. “(…) la desigualdad de ingresos genera y es generada por derechos civiles y sociales débiles, que a su vez obstaculizan los derechos políticos. Los bajos niveles de educación, la pobreza y la falta de acceso al sistema judicial afectan la capacidad de los ciudadanos de participar en la toma de decisiones políticas, más allá de votar, ya sea organizando y haciendo lobby o presentándose para un cargo político. A su vez, el acceso desigual a la participación política refuerza las desigualdades sociales y los desequilibrios de poder.” (McCoy, 2004: 236) Alejando Serrano Caldera, experto constitucionalista, filosofo y analista político, describe la situación política nicaragüense “como una bicicleta estacionaria, no para de moverse, pero no avanza, pues aquí no se deja de hablar y hacer política, sin embargo, no hay soluciones a los problemas del país. La razón es

123


124

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

que funciona como un péndulo que va de la confabulación a la confrontación: primero se firma un pacto, con el cual los caudillos políticos se reparten el poder; luego se reforma la Constitución, en donde el acuerdo político se transforma en norma; después se acentúan los poderes personales; posteriormente viene la crisis, en la que se distorsiona lo pactado; y surge la confrontación para luego volver a pactar, y continuar el ciclo”. (Muñoz/Narváez, 2010) Gran parte de dicho funcionamiento del sistema político se debe a que en Nicaragua no hay institucionalidad, porque las instituciones que existen no tienen mecanismos de control en el ejercicio del poder, por lo cual se han vuelto meras entidades burocráticas que han llevado al país al subdesarrollo. Alberto Saborío, analista político, explica que la institucionalidad es fundamental para el desarrollo de un país. Por ello, es necesario establecer y cumplir leyes, reglas y normas que rijan el funcionamiento transparente de las entidades estatales, y eviten la permanencia en el poder de los actores sociales y políticos. Por consiguiente, la creación de verdaderas instituciones debe observarse en dos planos: la institucionalidad pública, la cual es la estructura administrativa que depende del Estado en cualquiera de sus niveles; y la institucionalidad privada, que son las organizaciones privadas que agregan intereses particulares o colectivos que inciden en la dinámica social y en la relación de las comunidades con el Estado. No obstante, en las discusiones sobre políticas de desarrollo se está reconociendo más el papel esencial que las instituciones juegan para alcanzar los propósitos de una sociedad, algo que antes se obviaba. Ese papel de las instituciones como soporte a los procesos de desarrollo supone: a) Una actitud y un esfuerzo de concertación entre los actores que actúan en una comunidad. b) El desarrollo de organizaciones de base con capacidad de gestión. c) La construcción de una relación Estado-sociedad que favorezca la participación ciudadana y la gobernabilidad (Muñoz/Narváez, 2008). Esto es muy importante, especialmente, en el ámbito local, puesto que a través de las instituciones locales la gente se conecta con el sistema y puede acceder a los beneficios sociales. Desafortunadamente, las instituciones locales son débiles y poco conocidas. Por consiguiente, las estrategias que se establecen en esa dirección, deben ser “propiedad” de los países, regiones o localidades que las implementan, y no


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

dictadas por agentes externos. Sin embargo, la posibilidad de participación en el diseño y la toma de decisiones necesarios para dicha apropiación dependen de la capacidad local para organizarse, actuar y participar en la formulación y promulgación de políticas públicas. De esta manera, se evidencia la estrecha relación entre institucionalidad, políticas públicas y participación, ya que las iniciativas y acciones de los actores sociales deben ser canalizadas, tramitadas y reguladas por varias instituciones públicas y privadas que las doten de viabilidad y eficacia, a la vez que resuelvan o intermedien en los conflictos o desacuerdos que puedan darse entre ellas. Asimismo, la situación planteada por el Dr. Serrano Caldera, tiene su causa en la democracia frágil, aún en construcción, que existe en Nicaragua. Con el derrocamiento de la dictadura somocista en 1979 y las elecciones de 1990 en Nicaragua no se “recuperó la democracia”, lo que se dio fue el inicio del proceso de “construcción democrática”. Las etapas básicas para establecer un estado democrático moderno son: primero, el control civil de las fuerzas armadas; segundo, elecciones libres como fundamento del gobierno; tercero, la separación de los poderes del Estado; y cuarto, el estado de derecho. “No obstante, el sistema político nicaragüense se ha caracterizado por la dependencia externa y por gobiernos personales que siempre han estado por encima de la ley, lo que ha dado lugar al caudillismo, al clientelismo político y a la corrupción. En consecuencia, la sociedad nicaragüense entró en el siglo XXI bajo condiciones internas adversas para la construcción de un Estado moderno y democrático”. (Muñoz/Narváez, 2008) De igual manera, “la concentración del poder ha sido la tónica dominante en el sistema político nicaragüense, tal concentración de poder acompañada de corrupción e impunidad, siempre ha estado ligada a un débil ejercicio de la ciudadanía, dando como resultado el atropello de derechos civiles y políticos, la exclusión de grupos sociales y fuerzas políticas, y en consecuencia ha sido un factor de inestabilidad y crisis política”. (Téllez, 2009) En ese sentido, según Félix Maradiaga, Profesor de Ciencias Políticas de las Universidad Americana (UAM), para una democracia mínimamente efectiva, “el punto de partida es un sistema electoral transparente, participativo y cuyos resultados sean legítimos y reconocidos por todas las partes. Esto en Nicaragua sigue siendo una aspiración, aunque en las democracias más construidas se logró en el siglo XIX. Además, otros pilares de la democracia son la participación social y el Estado de Derecho en el que se respete la propiedad privada, y se

125


126

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

capte inversión nacional y extranjera, para que la democracia sea eficaz en generar desarrollo humano y económico”. Sin embargo, en cuanto a ese último punto, en Nicaragua se evidencia la constante violación al Estado de Derecho47. En Nicaragua la clase política viola las leyes las veces que sea necesario, con tal de fortalecer sus grupos de poder político y económico. A esto se agrega la falta de interés y capacidad de las y los ciudadanos de demandar y exigir el cumplimiento de la ley de forma transparente y apegada a derecho, así como la subordinación del poder a ésta. De tal manera que la clase política del país sigue anteponiendo sus intereses individuales a los de la sociedad, pactando dichos intereses a través de negociaciones y utilizando las instituciones del Estado para transformar sus acuerdos políticos en normas, a través de reformas a la Constitución Política, y así fortalecer su poder personal. Estas formas del caudillismo, clientelismo político y corrupción se notan también en las experiencias que compartieron las y los jóvenes en los grupos focales realizados para la presente investigación. Este se muestra en una política parcializada. Las y los jóvenes ven a las/os políticas/os como personas que quieren aprovechar sus puestos para enriquecerse a sí mismas/os y a sus amigas/os y familiares. El sistema político es un sistema donde los favores toman un papel grande. “Lo que vi y escuche aquí en Laguna de Perlas es que cada uno que tiene un cargo con el Frente o cualquier otro partido. Ya no se recuerdan de la gente cuando tienen su cargo, no recuerdan su vida normal. Solamente buscan sus beneficios. La mayoría de ellos.” (Mujer joven, grupo focal de participación, Laguna de Perlas)48 “La alcaldía apoya a veces al sector deporte pero en otras actividades no. Sin embargo, solo les interesa dar empleos a sus familiares.” (Joven, grupo focal de participación, Karawala) La mayoría de las/os jóvenes piensan que con su participación en una organización de la sociedad civil se pueden escapar del sistema polarizado. Según ellas/os las actividades de las organizaciones de la sociedad civil son más integrales, quiere decir que no tienen como barrera una ideología política. 47 El Estado de derecho es la subordinación del poder a la ley. 48 What I have seen and heard here in Pearl Lagoon that everybody that take a position for the liberal or Frente or whatever partido, they, when they turn into the position they didn’t remember the people, they didn’t remember their normal live. They just look for their benefits. The majority of them.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“Como ella ya dijo, el trabajo con la sociedad [civil] incluye a todos. En cambio con la política solamente incluye a los sandinistas, solamente un sandinista tiene derecho de trabajar en el partido. No toman en cuenta a todos. Solamente incluyen a un cierto grupo de gente.” (Mujer joven, grupo focal de participación, Laguna de Perlas)49 “Yo miro desde el punto de vista personal que el trabajo en la sociedad civil es un trabajo que va más allá porque vos contribuís más a la sociedad en diferentes ámbitos y en diferentes contextos, mientras que en el partido son trabajos más puntuales, con lineamientos y objetivos puntuales, cuando se termina el interés en ese trabajo ahí se terminan.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Bilwi) Una minoría de jóvenes, sin embargo, no ve una diferencia entre los partidos políticos y la sociedad civil en cuanto a la polarización de sus actividades. “Y si como en toda organización creo que hay suciedad como dicen los muchachos pero esto no es algo solo de partidos políticos también está vinculado con infinidad de organizaciones de sociedad civil que tambi��n en ocasiones incluso llegan a ser muchísimo peores que partidos políticos.” (Joven, grupo focal de participación, Managua) No obstante, aunque un sistema legal es más o menos eficiente en dependencia de la calidad técnica de sus normas jurídicas, éstas no funcionan ni se aplican solas, se requiere de una conjunción entre la/el funcionaria/o, la/el ciudadana/o y el sistema legal e institucional, así como una correspondencia entre la ética (valores que sostiene la ciudadanía, la clase política, los cuales sirven de fundamento a la acción social) y el sistema legal e institucional nicaragüense. Serrano Caldera confirmo que “en nuestra Constitución, leyes y códigos hay vacíos, pero su deterioro no es un problema intrínseco del texto legal o de la institución en sí (que tiene deficiencias), sino que se produce por el comportamiento de quienes administran las instituciones e inclusive de quienes son administrados. Pues existe un problema estructural e histórico en la sociedad nicaragüense que llamo la conciencia crepuscular de la legalidad y la institucionalidad. Es decir, no hay una conciencia acentuada en la sociedad nicaragüense del pasado y presente sobre lo que es la Ley, la cual se percibe como un instrumento en manos del poder, y a veces como un mecanismo que justifique de alguna forma las acciones de facto, y la sociedad considera normal la manipulación y adecuación de la ley”. (Muñoz/Narváez, 2010) 49 Like she just said, in the trabajo with the sociedad that includes everybody. In cambio with the politico, they only include Sandinista, only a Sandinista has the right to work in this party. They don’t take into consideration everybody. They only include certain group of people.

127


128

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

8.3.

¿Espacios de participación para las juventudes?

Como ya se mencionó en un capitulo anterior, existe un marco jurídico muy completo para los derechos de las y los jóvenes. No obstante, tampoco existe un monitoreo y seguimiento que sería importante para asegurar el cumplimiento de este. Uno de los espacios de participación juvenil es el Consejo de la Juventud de Nicaragua (CJN), cuya función es aglutinar a las organizaciones sociales que trabajan con jóvenes para articular esfuerzos en el monitoreo y seguimiento de las políticas públicas, como contraparte ante el Estado, pero no ha tenido la capacidad de ejercer esta función, y se ha generado una falta de credibilidad hacia dicha institución. Según Félix Maradiaga, quien fue fundador del CJN, la visión con la que surgió esta entidad a principios de los años 90, “era conformar una organización sombrilla que agrupara a la mayoría de organizaciones juveniles, con el fin de desarrollar la participación juvenil al margen de los partidos políticos (como era costumbre). Además, se pretendía visibilizar el activismo juvenil de cara a políticas públicas y la defensa de los derechos de la juventud en una agenda política donde la juventud era invisible, y finalmente lograr la representación de la juventud de Nicaragua en espacios internacionales y foros de juventud”. (Muñoz/Narváez, 2010) No obstante, Maradiaga afirma que “cuando se establece en la Ley 392 que el CJN sea una instancia oficial de representación juvenil desde la sociedad civil ante el Estado, se empiezan a generar fisuras a lo interno de la organización, pues se pierde el sentido de ser una asamblea ciudadana de organizaciones juveniles, y se empiezan a reproducir los mismos esquemas de los años 80, donde habían organizaciones de masa que eran aprobadas desde el Estado. Peor aún, cuando en el 2001, de cara a las elecciones presidenciales, el partido de la oposición en ese entonces (el FSLN) empezó a tomar el control del CJN, afiliando masivamente a organizaciones vinculadas a éste, lo que ocasionó que las organizaciones insatisfechas con la línea que estaba tomando el CJN lo abandonaron, y el resto de organizaciones juveniles y partidos políticos que quedaron, abandonaron la intención de hacer del CJN un foro multi-político, diverso y tolerante”. Asimismo, este analista concluye que “los principales errores que se cometieron para que el CJN perdiera su sentido, fueron tres: primero, fue la reproducción de comportamientos políticos tradicionales en los liderazgos juveniles; el segundo, fue la excesiva reglamentación de la participación política juvenil, a través de la Ley y las distintas instancias; y tercero, fue no reconocer que la participación política de la juventud es más una labor desde la sociedad civil que desde los partidos políticos, porque los jóvenes de partidos políticos tienen poca independencia de criterio para defender posiciones y tienden a defender sus espacios partidarios”.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Con respecto a la Secretaría de la Juventud, hoy denominada Instituto de la Juventud, “éste funciona más como una ONG que busca recursos con la cooperación internacional para ejecutar proyectos. Entonces su impacto es muy limitado, pues no cumple la función para la que fue creado, la cual es transversalizar el enfoque generacional en las instituciones de gobierno que velan por la educación, salud, trabajo, etc., así como animar los procesos de estas instituciones y atraer a la sociedad civil. Es decir, debe tener más roles de articulación, animación, monitoreo y evaluación del cumplimiento de los ministerios, sociedad civil, empresa privada y Estado en los temas de juventud”, según Ricardo Andino, Director Ejecutivo de la Fundación Desafíos. Como muestra el gráfico 8.1, los gastos corrientes generalmente son superiores a los gastos de capital. En los primeros años (2003 al 2006), se puede apreciar que los gastos de capital son mayores a los gastos corrientes, incluso en dos años son el cien por ciento. Esto tiene su explicación en el sinceramiento del gasto a partir del 2007. En otras palabras, antes del año 2007 se disfrazaba el gasto corriente como gasto de capital. Esta medida era utilizada para obtener créditos o financiamiento por parte del gobierno en ese periodo. En el año 2007 los gastos capitales llegaron a un 49.19 porcientos, sin embargo en el año 2009 y 2010 representaron el cero por ciento del presupuesto institucional. El promedio en los gastos capitales en los últimos cinco años ha sido de un veinte por ciento. En otras palabras, la mayor parte del presupuesto del INJUVE se utiliza para pagar gastos administrativos y no para invertir en programas de monitoreo o articulación de las políticas de gobierno e instar a políticas de estado, mediante la motivación de procesos de concertación y diálogo entre los diferentes sectores. Grafico 8.1, Presupuesto asignado al INJUVE (millones de córdobas).

0.00%

0.00%

23.81% 45.96% 100.00%

53.79%

29.33%

46.19%

100.00% 100.00%

100.00% 70.67%

53.81% 54.04%

53.81% 46.21%

0.00%

1

0.00%

2

3

4

5

Gasto Corriente

6

7

Gasto Capital

Fuente: Elaboración propia a partir de PGR 2003-2011, MHCP.

8

9

129


130

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

De igual manera el marco jurídico de participación ciudadana establece una serie de espacios y mecanismos que contribuyen a que las juventudes puedan involucrarse de forma individual o colectiva para incidir o participar en la toma de decisiones, gestión y diseño de las políticas públicas en los diferentes niveles y modalidades de la administración del territorio nacional y las instituciones públicas. Esto con el propósito de lograr el respeto de los derechos humanos, como condición básica del desarrollo humano sostenible de tal forma que exista una relación de corresponsabilidad con el Estado. En ese sentido, se establecen espacios de consulta ciudadana como el Consejo Nacional de Planificación Económica y Social (CONPES), Consejo regional de Planificación Económica y Social (CORPES), Consejo de Desarrollo Departamental (CDD), los Consejos de Desarrollo Municipal (CDM) y los cabildos. Estos responden a la consulta ciudadana, la cual podrá realizase, a iniciativa del Estado, concejo municipal, regional o de la población, cada vez que sea necesario para conocer la opinión de la comunidad sobre aquellos asuntos que por su naturaleza sean de importancia para los moradores, tales como: prioridades del Plan de Desarrollo Municipal; obras o servicios que puedan atenderse o realizarse; presentar propuestas con relación a políticas públicas nacionales o regionales que puedan incidir en el desarrollo del municipio y sus moradores; temas que por su importancia y por su naturaleza ameriten ser abordados por los miembros de la comunidad. No existen datos actuales sobre el nivel de participación de forma individual de las juventudes en los espacios de consulta ciudadana. En PNUD se menciona que hubo una disminución de la participación en cabildos municipales de la población en general (de jóvenes y adultos) entre los años 2004 y 2006 (2011; 189). Sin embargo, en el análisis del informe no se logra identificar la fuente para aseverar esa afirmación. Debido a que en el análisis del PGR que se realizó, específicamente en el indicador “Presupuesto asignado a mecanismos que promuevan y/o fortalezcan la participación ciudadana de los jóvenes en los comités de desarrollo locales y en cabildos municipales en zonas rurales y urbanas”, se evidencia que la inversión es nula. Sin embargo, se ha logrado constatar mediante las visitas de campo y en los grupos focales que muchas/ os nunca han participado en una consulta ciudadana o cabildo municipal. Las razones mencionadas principalmente fueron que no estaban invitados, que no tenían interés en participar o simplemente no han realizado cabildos en su municipio. “Muchas veces estos señores engañan a los jóvenes con balones de fútbol y con una media de ron plata y así los tienen felices y no molestan más.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Bilwi)


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“Pocas veces ha realizado. Pero no invitan a los jóvenes ni a los líderes comunales, ya que ellos realizan internamente.” (Joven, grupo focal de participación, Karawala) “Por ejemplo, en los cabildos la alcaldía nunca hace un cabildo aquí. Solo los concejales y los que trabajan ahí, solo entre ellos hacen reuniones.” (Yuri Downs, Técnica de Juventud de la CAMAJ, Laguna de Perlas) En Bilwi varias/os jóvenes destacaron que hay represiones de la policía contra jóvenes que quieren participar en los cabildos municipales. “Te invitan a la policía y a otro montón de viejos que siempre dicen lo mismo y todo lo ven bien y por si fuera poco ponen seguridad en la puerta que restringen el espacio y ya no te dejan entrar a pesar que son públicos.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Bilwi) “Si es un cabildo lo deberían de hacer en lugares públicos pero aquí los hacen en lugares muy pequeños. Y si sos joven la policía no te deja entrar ni participar.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Bilwi) Es importante destacar los avances que plantean ambos marcos jurídicos (juventud y participación ciudadana), en cuanto a la promoción del involucramiento de las juventudes en la gestión pública mediante el acompañamiento de esta o ejerciendo control, fiscalización o auditoría social. Pero también es relevante mencionar que el gobierno actual ha dado paso a un retroceso significativo en términos del respeto al Estado de derecho, la institucionalidad democrática y al marco jurídico de participación ciudadana. Ejemplo de ello es la creación de órganos denominados Consejos del Poder Ciudadano (CPC), los cuales fueron creados a partir de un decreto presidencial en el año 2007, el cual le da facultades de ser reconocido como la instancia de consulta ciudadana sobre programas, asignaciones presupuestarias, etc. Según el decreto presidencial, los CPC tienen como objetivo promover una “democracia directa, donde las y los ciudadanos de manera organizada ejerzan el poder para mejorar sus condiciones de vida50”. Las/os ciudadanas/os deben ser “actores directos en el ejercicio de la democracia, para establecer un sistema de justicia, solidaridad y equidad en la distribución de la riqueza51”. Estas estructuras se han sobrepuesto a las estipuladas en el marco jurídico de participación ciudadana, el cual fue creado a través de una ley ordinaria, que desde el punto de vista legal tiene mayor relevancia que el decreto creador de los CPC. Esto revela claramente que priva más la voluntad política de los tomadores de decisiones que la institucionalidad y el respeto a la ley, siendo promovido desde el nivel más alto en la jerarquía gubernamental por el “Presidente de la República”. 50 51

Decreto No. 85-2007, Aprobado el 31 de Agosto del 2007 Ibíd.

131


132

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“…siempre se manejan las cosas de una manera política, porque el partido de gobierno tiene su organización formada en la cual por medio de los CPC en los diferentes barrios de la ciudad de Estelí y del municipio tienen un control y ahí ellos consiguen su apoyo, las becas para la gente que ellos saben a quién pertenecen y para quién trabajan y cuál es la línea que ellos llevan.” (Eliazer López, Concejal Municipal por la Alianza Movimiento Vamos con Eduardo, Estelí) Esto ha generado una desmotivación por parte de la ciudadanía en general porque significa dejar atrás el trabajo realizado por más de 5 años en este tema, pero además es integrarse a espacios de participación parcializados y que responden a intereses de un partido político. Obviamente, de fondo están las violaciones a los derechos civiles y políticos de la ciudadanía. “Dentro de los municipios que he visitado, me he dado cuenta que en la mayoría la única organización juvenil que es aceptada por las autoridades municipales, es la Juventud Sandinista. Entonces ahí vos estás claramente frente a una violación de derechos humanos. Si por ejemplo yo, como joven, no quiero ser integrante de la Juventud Sandinista se me violenta el derecho de poder hacerlo y pertenecer a otra organización juvenil, ya que la única aceptada por las autoridades municipales es la Juventud Sandinista. […] Entonces ves que es la Juventud Sandinista la que ejecuta proyectos deportivos o que tienen que ver con cultura, pero desde un enfoque más partidario.” (Darling Munguía, Coordinadora Nacional de la Plataforma Nacional Juvenil) Esa dominación de las organizaciones juveniles sandinistas y sus efectos a la participación juvenil se va a explicar más detallada en la continuación de ese capítulo. La mayoría de las y los jóvenes consultadas/os en los grupos focales saben que sus derechos están siendo violados, pero no reaccionan ante este hecho. “Considero que pocos son defensores de sus derechos. La mayoría son tímidos a pesar de saber que sus derechos son violentados.” (England Santiago Gamboa, Sub-director Instituto Secundaria Ulwa, Karawala) “Desde mi punto de vista la verdad existen leyes como la ley 445 y otras, pero como existen varias leyes no todas se respetan simplemente han sido puestas pero sin funciones. Nosotros los jóvenes hemos venido luchando porque en algunas partes hemos sido sólo utilizados. Como jóvenes no nos dejan un lugar para trabajar, sólo existe amiguismo, compañerismo o familiarismo.” (Hombre joven, grupo focal de indígenas, Bilwi) No obstante, conocer sus derechos no siempre ayuda. Especialmente en el caso de las y los jóvenes de la Costa Caribe, no son escuchados porque las/ os concejalas/es casi nunca se encuentran en el municipio, lo que dificulta la demanda de sus derechos.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“Tenemos tres concejales en Orinoco y si gente de Orinoco votan por ellos y se consiguen su cargo, solamente van a Bluefields, no pagan a la gente, no les molesta, solamente reciben su salario mensual... Van a Bluefields y viven en el hotel y viven una vida bonita. Pero no estudian la comunidad, no ayudan a los jóvenes, no ayudan con la educación o algo así. Van a Bluefields o a Managua. No hacen nada.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Laguna de Perlas)52 “Ese es otro problema, tener a nuestros dirigentes viviendo fuera de la comunidad y no tener acceso a ellas. Es decir, si tú como líder no sabes cuáles son mis problemas porque yo no te lo puedo decir, ¿cómo vas a buscar una solución a lo que yo necesito?” (George Enríquez, Primer Vocal dentro del Gobierno Comunal Creole, Bluefields) A pesar de ser conscientes de eso, muchas/os jóvenes no participan en ninguna organización y no reclaman sus derechos, y es que solamente pocas/os jóvenes están afiliados o son participantes activas/os en una organización. Solamente un 15 por ciento (ver gráfico 8.2) de las/os jóvenes encuestadas/os de CINCO, usando un rango de edad entre las 16 y 24 años, están afiliados en una organización (CINCO, 2011a). Grafico 8.2, ¿Actualmente perteneces, estás afiliado, participas en alguna organización?

15%

Si No Ns/NR

85% Fuente: CINCO, 2011a.

Según la encuesta de PNUD (2011a), casi la mitad de las y los adolescentes y jóvenes tienen o tenían una experiencia de participación. Como muestra la tabla 8.4, el 45 por ciento de las personas entre 13 y 29 años participan o 52 We have three concejales in Orinoco and if people from Orinoco vote for them and when they get their seats they just go Bluefields they don’t paying people, they don’t mind, they just get their monthly salaries … They go Bluefields and live in the hotel and live them good life. But they don’t study the community, they don’t help the young people, they don’t help with education or anything like that. They go Bluefields or go Managua … They don’t do nothing.

133


134

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

han participado, haciendo una división entre las/os que participan y las/os que participan en una brigada ecológica; lo último, según Jonathan Hernández, responsable del Programa de Voluntariado del Movimiento Juvenil Nicaragüita, es más puntual. Muchas veces las brigadas ecológicas están movilizando a adolescentes y jóvenes a limpiar las playas o plantar árboles. Eso, sin embargo, no es una participación permanente y regular. Tabla 8.4, ¿Actualmente perteneces, estás afiliado, participas en alguna organización? Participación No participa Participa Participa en brigadas ecológicas

Porcentaje 55.0 18.1 26.9

Fuente: PNUD, 2011a.

Sin embargo, la encuesta de ENAJ-INDH 2009 también entrega unos datos sobre la participación en actividades voluntarias, donde un 8.7 por ciento de las y los adolescentes y jóvenes participan en promedio seis horas a la semana (PNUD, 2011a). El INDH 2011 también habla sobre la diferencia en el nivel de participación de las y los adolescentes y jóvenes de áreas urbanas y rurales. Mientras las/os primeras/ os participan en un porcentaje de 48.2 por ciento, las/os segundas/os participan solamente de un 39.9 por ciento. Sin embargo, el nivel de participación de las/ os adolescentes y jóvenes rurales aumentó entre los años 2005 y el año 2009 (solamente 28.4 por ciento). Una de las razones del mejor nivel de participación que da el INDH 2011 es la promoción del trabajo voluntario del gobierno a través de la Promotoría Social Solidaria (PSS), la cual ha sido desarrollada por el INJUVE. La PSS apoya diferentes programas como el Movimiento Cultural Leonel Rugama, la Red de Comunicadores; el Movimiento Guardabarranco, la Promotoría Solidaria y el Movimiento Deportivo Alexis Arguello. Según el informe oficial del INJUVE, como cita en el INDH 2011, desde el año 2007 más de 870 mil adolescentes y jóvenes fueron movilizados a través de estos programas (PNUD, 2011a). Hay que reconocer el éxito del INJUVE en la movilización de las y los adolescentes y jóvenes. No obstante, como muestra la presente investigación, los espacios apoyados a través del INJUVE son muy parcializados según las y los jóvenes entrevistados en el trabajo de campo para esta investigación. Como evidencian las citas de las y los jóvenes, en estos espacios predomina el discurso del FSLN o mejor dicho de la Juventud Sandinista. No se puede expresar libremente ni críticamente. En consecuencia, las y los jóvenes que no comparten la ideología sandinista tienen limitada la entrada a estos espacios.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Lamentablemente el INDH 2011 no habla de las numerosas iniciativas que promueven el voluntariado como: Un Techo para mi País, Movimiento Juvenil Nicaragüita, Cruz Roja de Nicaragua, La Red de Jóvenes Voces del Presente (Chinandega), El Instituto de Liderazgo de las Segovias, JENH-CEDEHCA (Caribe), entre otras organizaciones, las cuales lograron movilizar muchas/ os adolescentes y jóvenes. Los espacios de socialización creados por parte de estas organizaciones de la sociedad civil tienen un reconocimiento de un comportamiento más equitativo y tolerante. De igual manera en el acápite sobre inversión, se evidencia que en este componente de voluntariado social, es nula. En conclusión, se puede destacar que muy pocas/os jóvenes están participando regularmente. Este indicador muestra una alerta relevante, ya que su involucramiento en la toma de decisiones de la gestión pública es una forma de reconocerse como sujetos de derechos y deberes para ejercer una ciudadanía plena. Un motivo posible es el sentimiento de no ser tomado en cuenta. “Creo que la relación es regular, ya que las autoridades solo prometen y no lo cumplen, por tal motivo los jóvenes se han vuelto incrédulos y con poco interés hacia las autoridades.” (England Santiago Gamboa, Subdirector Instituto Secundaria Ulwa, Karawala) Otro motivo es no saber cómo reclamar sus derechos. Hay un desconocimiento de organizaciones e instituciones que pueden ayudar. “Considero que la mayoría de los jóvenes que reclaman sus derechos son los pocos que han sido preparados (estudiados). Lamentablemente los otros (mayoría) por falta de información o poca preparación no hace ningún tipo de reclamos.” (Jonathan Palmiston, Sindico comunal, Karawala) Algunas/os jóvenes no quieren participar en actividades libremente por el miedo de represión de grupos opuestos afines al gobierno. “En Jinotega nos da mucho más miedo, porque es un pueblo chiquito. Son unos cuantos barrios pequeños y si a vos te miran manifestando o reclamando tus derechos, te van a caer los jóvenes que están a favor del gobierno, y podés encontrar rencillas porque conocen tu casa, pueden llegar a amenazarte o violentar la casa, la propiedad privada, entonces existe miedo.” (Omar Castro, Colectivo Mis Alas, Jinotega) “El gran temor a la situación política que se vive porque una de las cosas es mi familia no me deja que yo participe en esto por todas las situaciones que se miran en televisión en los medios de comunicación, muchos jóvenes se retiran por temor a ser señalados, en algunos casos lastimados o golpeados.” (Melvin Peralta, Coordinador departamental de la Red Voces del Presente, ASODEL, Chinandega)

135


136

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Este miedo va más allá que al temor de recibir golpes e intimidaciones. Como se indicó en el capítulo sobre empleo, muchas empresas y/o personas solamente dan el empleo a personas del mismo partido, y esto se nota más en las instituciones estatales. Por estas razones algunas/os jóvenes mencionaron que no quieren involucrarse en la política partidaria para no obstruir sus oportunidades a obtener un empleo. “Hice la iniciativa y tuve la idea de hacer un plantón que nos fuéramos y que nos pusiéramos tal vez en un parque y a los chavalos que les dije les dio miedo. Dijeron que no harían eso porque lo podrían ver los chavalos del frente, de la juventud sandinista y que iban a tener problemas. Y también me ha pasado que hay otros que dicen que si hacen eso se les va a cerrar totalmente las puertas de un trabajo. A dos de los chavalos que estaban conmigo, ellos sacaron un curso que estuvo impartiendo la casa municipal, pero al momento que ellos se dieron cuenta (la casa municipal) que los chavalos pertenecían al Colectivo, se les borró totalmente de las listas. Entonces existe ese miedo de que agarres color popularmente a como se dice. Tengas un color y se te cierren totalmente las puertas, a mí me ha pasado.” (Omar Castro, Colectivo Mis Alas, Jinotega) Se puede notar una diferencia entre el asociacionismo entre las juventudes. Por ejemplo, se puede notar una diferencia entre mujeres y hombres, jóvenes urbanas y rurales, que trabajan o no, que estudian o no, etc. Eso también tiene un efecto en la forma de participar y organizarse. Unas/os están más excluidas/ os en algunas cosas y otras/os están en desigualdad en otras. Hay grandes diferencias marcadas entre jóvenes del Pacífico y del Caribe. Las y los jóvenes del Caribe viven otra realidad que las/os del Pacífico, que también tiene efectos negativos en términos de participación ciudadana. Uno de los principales problemas de las/os jóvenes caribeñas/os es el idioma, que dificulta la libre expresión. Como ya se mencionó en el capítulo sobre educación, muchas/os jóvenes no tienen tanta confianza hablando el español como su lengua materna. En consecuencia, muchas/os de ellas/os tienen miedo de participar en los espacios. “Prácticamente la población mayoritariamente son misquitos y esto dificulta de cierta manera el habla castellana para poder demandar ante las autoridades, aunque la mayoría de las autoridades hablan misquito.” (René Smith, Técnico de Juventud, Bilwi) “Luego cuando viene la otra etapa de la participación en convocatorias, pasa lo mismo y esto se ve mucho en las instituciones que solamente tiene personas que dominan un idioma, que solamente es el idioma oficial


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

del país (el español). Ahora la gente de las comunidades que no domina muy bien el español, se sienten confundidos, no saben cómo expresar esa necesidad de lo que ellos quieren. Hay instituciones aquí que desde mi punto de vista deberían estar o deberían de ser dirigidas por una mujer indígena o afro por la naturalidad de la institución. Pero ese no es el caso, están los mestizos dirigiendo la institución.” (George Enríquez, Primer Vocal dentro del Gobierno Comunal Creole, Bluefields) Consecuentemente, muchas/os jóvenes consultadas/os en los grupos focales prefieren participar en organizaciones con su mismo pueblo indígena o comunidad étnica. Eso, lamentablemente, lleva a un favoritismo entre el mismo grupo. “En caso de otras comunidades si tienen el privilegio de tener más apoyo por parte de la alcaldía ya que el alcalde es del grupo indígena Miskito por ende apoya a los miskitos y no a los Ulwas. Las autoridades municipales deben de asumir sus responsabilidades para dejar de crear diferencias y promover fricción entre las etnias.” (Cesar Dávila Guzmán, docente del Instituto Secundario Ulwa, Karawala) “Imagínate como es el de la mayoría, ahora como están las condiciones de esa minoría que a veces ni siquiera que en los espacios juveniles se integran, porque sí hay mucha exclusión, porque no se atienden por esas diferencias culturales y se quedan al margen y normalmente se quedan al margen más la comunidad indígena aquí en Bluefields. No se siente parte, no se siente incluida, simplemente no participa.” (Xiomara Ibarras Zelaya, Coordinadora Jóvenes Luchadoras, Bluefields) Francisco Sequeira Rankin destaca que hay una dominancia de las/os mestizas/ os en los espacios políticos de la RAAS que excluye particularmente los indígenas y afrodescendientes. Las cifras de 1990 muestran que en el Consejo Regional de la RAAS más que un tercio (36 por ciento) fueron mestizos y la misma cantidad creoles. Solamente un 12.76 por ciento fueron miskitos, 6.38 por ciento garífunas, 4.25 por ciento mayagna y 4.25 por ciento rama. Estos porcentajes no reflejan la composición real en la sociedad de la RAAS por la alta cifra de las/os mestizas/ os (Sequeira, 2011). Estos datos empeoran en el año 2010, según una investigación de Oxfam (2011). El porcentaje de la población mestiza se incrementó a un 53.33 por ciento de representación en el Consejo Regional de la RAAS y el porcentaje de las/os creoles disminuyó a un 24.44 por ciento de representación. Los otros grupos – miskito (6.67%), mayagna (4.44%), garífuna (4.44%) y rama (6.67%) – siguen con una representación marginalizada en este espacio.

137


138

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Adicionalmente existen muchas organizaciones propias de la Costa Caribe que quieren promover la cultura y la identidad de los pueblos indígenas y comunidades étnicas. Además, promueven la autonomía de la Costa Caribe. “Entre las organizaciones políticas sí hay un alto nivel de participación. Sin embargo, considero que los jóvenes no deberían de participar dentro de los partidos políticos nacionales. Más bien deben de buscar o crear partido étnico que sean meramente de la Costa Caribe.” (Cesar Dávila Guzmán, Docente del Instituto Secundario Ulwa, Karawala) Otro espacio de participación para adolescentes y jóvenes son las Casas Municipales de Adolescentes y Jóvenes (CAMAJ) promovidas por el Fondo de Población de las Naciones Unidades (UNFPA) en conjunto con la Asociación de Municipios de Nicaragua (AMUNIC). El objetivo de estas CAMAJ es crear un “espacio de aprendizaje de vida para los y las adolescentes” (UNFPA, 2004). Adicionalmente “esta iniciativa con adolescentes podía integrarse al quehacer cotidiano de los Gobiernos Municipales, y convertirse en una experiencia para profundizar en temas de población, de participación ciudadana y empoderamiento de jóvenes, y un camino para que el ideal democrático se concrete desde las/os adolescentes”. (ibíd.) Se están trabajando especialmente sobre el tema de salud sexual y reproductivo (SSR), y con eso el incremento de conocimientos sobre el desarrollo humano integral. En la actualidad existen 43 Casas Municipales de Adolescentes y Jóvenes en el país. Las CAMAJ, sin embargo, no están libres de la realidad de enfrentar la polarización partidaria. Por su cercanía en la cooperación con las alcaldías, en los grupos focales, jóvenes argumentan que estas trabajan solamente con la Juventud Sandinista, órgano juvenil del partido de gobierno. “En la casa del adolescente es un empleado, una persona administrativa, que está siendo mandado por un jefe que le da orientaciones y él va a hacer lo que el jefe le diga. Si los jóvenes que están organizados de la sociedad civil en la casa piden algo, el jefe le dice “cálmalos… decíles que no hay nada”. Y este, por cuidar su trabajo, no está ejerciendo las funciones que deberían ser, que sería ser facilitador de procesos y de todo.” (Bismarck Javier Gutiérrez Gutiérrez, Alianza PLC-Movimiento Vamos con Eduardo, Presidente de una Comisión de Alianza con FSLN, Jinotega) “Aquí en Puerto, en diciembre del año pasado se hizo una elección que no fue de la mejor manera, la elección de este concejo municipal del que les he hablado. Y por equivocación se convocó únicamente a jóvenes simpatizantes de un partido político y los otros jóvenes de la sociedad civil


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

reclamaron ese espacio. […] Después de eso se hizo una convocatoria pública y se creó un comité de elección donde estuve yo como alcaldía municipal para elegirlo democráticamente, donde participen todas las instancias juveniles. En el caso de Puerto hubo ese sabor amargo el año pasado, pero este año ya se superó.” (René Smith, Técnico de Juventud, Bilwi) Respecto a esto, David Orozco, oficial de UNFPA, expresa: “No es una situación generalizada y puede ser una situación coyuntural en las Casas Municipales. La primer Casa Municipal de Adolescentes y Jóvenes aparece más o menos en el año 96, 15 años más o menos, de manera que han atravesado distintos periodos, digamos de gobiernos etc.. Con cada uno de ellos digamos se pone cierta coyuntura también algunas veces depende de las autoridades que estén. Incluso, si son del mismo partido, si no hay distintas formas de ser o de administrar o de estilo. No sé, de manera que yo diría que es un tema que hay que ponerle atención, definitivamente, y sí lo hemos puesto. También AMUNIC ha tomado unas cartas en el asunto. Es una situación que nosotros siempre estamos monitoreando junto con AMUNIC y las Embajadas de Países Bajos, El Reino de Países Bajos y Finlandia para que esas situaciones no se vayan a generalizar. Las autoridades locales casi todos, casi el 100% han asegurado que esa situación no se va a generalizar y hasta cierto punto se han dado cuenta de que no necesitan la Casa Municipal de Adolescentes y Jóvenes para realizar otras actividades propias de la vida partidaria. Creo que como te digo todas, todas las organizaciones e instituciones involucradas le están dando seguimiento a eso”. Sin embargo, líderes de diversas organizaciones juveniles reafirman esta situación con las CAMAJ, según Erick Escobar, enlace nacional del Movimiento Juvenil Nicaragüita: “Esta situación se ha presentado en varios municipios donde trabajamos como Jinotega, Jalapa, Estelí y Chinandega. Uno de los ejemplos más claros es en Jinotega, los muchachos de la Red de jóvenes Chirinahualt a la que apoyábamos en su fortalecimiento institucional, trabajaba en el local de la CAMAJ en el parque. Y era una presión constante por parte de la alcaldía a que el espacio se parcializara con la juventud del partido. Al final se cambió al técnico de juventud y el que asumió fue el responsable de la juventud sandinista, resultado de esto los más de 40 jóvenes que se reunían normalmente y de tendencias plurales, dejaron de hacerlo porque el espacio se volvió partidario. Esto mismo paso en Jalapa, cuando apoyábamos a los voluntarios de la Cruz Roja, todos los jóvenes que asistían a las actividades de la CAMAJ eran de

139


140

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

la JS”. Luis Valladares, coordinador de la Asociación de Jóvenes de Mateare (AJOMA), expreso que “el trabajo de incidencia se nos dificulta porque la alcaldía está controlada por el FSLN. Con la CAMAJ el trabajo es complicado porque ahí trabaja la juventud sandinista”. Sin embargo, Orozco afirma “yo sé que nosotros hemos tenidos conocimientos a través de distintas vías, una de ellas es un sitio de Facebook donde hay jóvenes que han expresado que ellos se sintieron excluidos de algunas casas. Y así en algunos foros o reuniones, algunos han expresado eso abiertamente verdad. Creo que parte de cierta dinámica, nosotros en estas reuniones formales con las autoridades hemos hecho mucho énfasis en la importancia de una visión plural, que las casas tengan una visión plural. Que si bien los jóvenes pueden porque tienen derechos a pertenecer a un partido o a diferentes partidos o a ningún partido, la casa no debería de ser un lugar partidarizado. Y ese un tema que el UNFPA lo plantea como un principio. En principio las Casas Municipales tomando la experiencia que hay en juventud a nivel mundial, pero también tomando el marco de derecho, no debería ser un espacio partidarizado. Los alcaldes han asegurado muchas veces que las casas municipales no son espacios partidarizados. En las casas hay jóvenes que tienen una gran energía o vida política y la respiran, la viven, se visten, se apropian de lo que es su partido lo que es su dinámica partidaria digamos los hacen participar y eso es percibido. O quizá hay algunos casos en lo que eso ha sido percibido desde afuera por otros jóvenes como la casa está partidarizada. Nosotros hemos tomado algunas medidas como: la primera es siempre mantener la comunicación con las autoridades porque el gobierno municipal es el primer responsable de lo que pasa en el gobierno municipal. Nosotros somos una identidad de cooperación y claro tenemos la responsabilidad de velar porque esa cooperación cumpla los objetivos para los cuales fue enseñado y por los cuales se comprometió, o sea, cada quien tiene su marco y ese marco se ha respetado. De manera que se puede decir que han ocurrido ese tipo de situaciones de esa explicación que acabo de dar. Transmitir es una explicación que han dado algunos alcaldes en algunos sitios, no de la situación generalizada”. De igual manera, surge la inquietud del funcionamiento orgánico de las CAMAJ, según Sandra Moncada, enlace nacional del Movimiento Juvenil Nicaragüita: “Por un lado se pretendía que estas articularan trabajo con el Consejo de la Juventud de Nicaragua (CJN) en términos de que se organizaran los Consejos Municipales de Adolescentes y Jóvenes (CMAJ), contemplados en la estructura


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

orgánica del CJN. Y por otro lado, el papel del técnico de juventud, este debe de coordinar el trabajo de la casa de juventud, pero quien selecciona a este, es el alcalde, ya que su salario está contemplado en el presupuesto municipal. Pero también desde el punto de vista de promover prácticas democráticas en cuanto a la toma de decisiones, elecciones, etc., quedan muchos vacíos”. Hasta la fecha no se pudo obtener un documento general de la estructura organizativa de las CAMAJ. En algunos municipios estas tienen sus propios estatutos que rigen el funcionamiento de estas, pero es en casos específicos. De esta manera podemos corroborar que los diferentes espacios o mecanismos de promoción del desarrollo integral de la juventud, contemplan la participación integral de jóvenes u organizaciones juveniles de forma incluyente, donde puedan aportar en el proceso de diseño, ejecución, monitoreo y seguimiento de políticas públicas orientadas al desarrollo de la juventud. Pero lejos de propiciar este objetivo, los espacios oficiales de participación están siendo afectados por actores políticos externos que buscan el control total de éstos. Un obstáculo para las y los jóvenes de aprovechar los espacios que hay es el bajo nivel de conocimiento sobre el diseño y monitoreo de políticas públicas. La mayoría de las/os jóvenes respondieron en los grupos focales que no tienen conocimiento de los políticas públicas en su municipio. Como se expuso en el capítulo sobre el marco jurídico de la juventud, pocas/os jóvenes conocen políticas públicas en su comunidad, a favor de ellas/os. No obstante, de todos los obstáculos que enfrentan las y los jóvenes de ejercer una ciudadanía activa y una participación igualitaria, hay algunas organizaciones juveniles que logran tener incidencia. Algunas de estas se van a presentar en el capítulo sobre buenas prácticas. Las organizaciones juveniles que hay se pueden clasificar en dos características especiales: un carácter local y un carácter temático. Nos encontramos con organizaciones juveniles en el ámbito cultural, en el tema de derechos sexuales y reproductivos, en medio ambiente, incidencia política no partidaria y otros. Y en el aspecto territorial, hay muchas organizaciones en el norte, sur, en el Caribe y otros territorios. Como muestra la tabla 8.5 tomada del estudio recién publicado de CINCO (2011a), la mayoría, más de un tercio, de las y los jóvenes participan en organizaciones religiosas. Solamente el segundo tipo de organización más importante es una organización juvenil con casi un quinto de las y los jóvenes.

141


142

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 8.5, Principal organización en la que participas. Tipo de Organización Religiosa Juvenil Deportiva Partidaria Comunitaria Otras Cultural Movimiento Social Ns/Nr Organizaciones étnicas Club de amigos

Porcentajes 36.2 19.3 15.2 11.8 7.6 2.5 2.5 2.5 0.8 0.8 0.8

Fuente: CINCO, 2011a.

Según la encuesta del INDH PNUD del año 2009 (Ver gráfico 8.3), las organizaciones deportivas son lo más atractivos para adolescentes y jóvenes. Semejante a la encuesta de CINCO (2011a), un 31.3 por ciento de jóvenes está participando con organizaciones religiosas, en comparación con 36.2 por ciento de CINCO. Sin embargo, mientras un 15.2 por ciento de las y los adolescentes y jóvenes encuestadas/os participan en una organización deportiva, un 32.3 por ciento de las/os del INDH PNUD lo hacen. Lo más curioso es el nivel de participación en una organización juvenil. Mientras CINCO (2011a) habla de un 19.3 por ciento de adolescentes y jóvenes participando en ellos, solamente un 5.7 por ciento de adolescentes y jóvenes encuestadas/os por el INDH PNUD están participando en redes juveniles (PNUD, 2011a).


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Grafico 8.3, Tipo de organización, asociación o grupo donde participan adolescentes y jóvenes, en porcentajes (2009)

25

21.4

20

13.8

Bomberos

Alcohólicos anónimos

Sindicato

Redes virtuales

Otro

Productores

1.7 1.5 1.2 0.9 0.6 0.5 0.2 0.2 0.2 Profesionales

3.4 2.8

Cooperativa

Redes juveniles

Cultural

Estudiantil

Religiosa

Deportiva

0

Brigada ambientalista

6.1 5.8 5.8 5.7

5

Promotor salud sexual y reproductiva Movimiento de mujeres

10

Barrio o comunitario

15

Ayuda humanitaria

30

32.331.3

Partido político

35

Fuente: ODH Nicaragua con base en ENAJ-INDH 2009 (PNUD, 2011a).

Sin embargo, hay que destacar que las dos encuestas no se pueden comparar, sencillamente porque las dos instituciones trabajaban con diferentes rangos de edad. Mientras CINCO consulto a adolescentes y jóvenes entre los 16 y 24 años, PNUD lo hizo con personas entre los 13 y 29 años. Según la encuesta de CINCO (ver tabla 8.6), sin embargo, existe una diferencia entre las mujeres y los hombres jóvenes en el asociacionismo. En ambos sexos las organizaciones religiosas son lo más populares pero mientras casi la mitad (46.6 por ciento) de las mujeres consultadas participan en una, solamente un cuarto de los hombres jóvenes participan en una organización religiosa. Entre los hombres jóvenes las organizaciones religiosas, juveniles (24.6 por ciento) y deportivas (21.3 por ciento) tienen casi la misma preferencia. Solamente el 12.1 por ciento de las mujeres jóvenes participan en una organización partidaria y el 13.8 por ciento en una organización juvenil. Las organizaciones deportivas casi no son atractivas para mujeres (8.6 por ciento) (CINCO, 2011a).

143


144

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 8.6, Principales organizaciones en las que participan según sexo (en porcentaje)

Sexo Tipo Partidaria Juvenil Comunitaria Religiosa Deportiva

Varón 11.5 24.6 9.8 26.2 21.3

Mujer 12.1 13.8 5.2 46.6 8.6

Fuente: CINCO, 2011a

Según el INDH 2011 “[L]as mujeres jóvenes que participan se destacan en los ámbitos religiosos (33.3%), estudiantil (24%) y cultural (17%). Los hombres prefieren las actividades deportivas (44.3%) y las redes juveniles (7%). Los espacios de reflexión y generación de conocimiento y valores parecen ser los ámbitos con mayor presencia de las mujeres adolescentes y jóvenes (ENAJINDH, 2009)”. (PNUD, 2011a) Las organizaciones juveniles, sin embargo, mayormente tienen algo en común: la falta de recursos financieros para poder realizar sus actividades. Por ende, muchas de esas buscan financiamiento con la cooperación internacional. Carlos Emilio López, ex – Procurador Especial de la Niñez y la Adolescencia destacó en una entrevista hecho por Muñoz/Narváez (2010): “Estas organizaciones y movimientos juveniles son víctimas de agentes externos que reducen el impacto de sus acciones. Como por ejemplo, que los organismos internacionales piden ciertos requisitos, como la personería jurídica, cuentas bancarias, y otros que no pueden cumplirse. También sucede que los organismos dan financiamiento a ONG que trabajan con jóvenes, a quienes ven como beneficiarios y no como protagonistas. Y en otros casos en los que los jóvenes sólo ejecutan algunas actividades puntuales y el resto los ejecuta y administra una ONG, lo cual evita que los movimientos juveniles tengan procesos de crecimiento organizacional”. (ibíd.) Por su parte, Diedrich Carrazco, miembro de JUDENIC, identifica que otra limitante “son los procesos de polarización política, mediante la cual cada partido político quiere que los movimientos juveniles pertenezcan a su corriente política. Algunos partidos tienen éxito y consiguen armar brazos políticos en las organizaciones, y


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

las que no aceptan son excluidas de los procesos de incidencia, lo cual colabora en la desarticulación de un tejido social que ya es precario”. (Muñoz/Narváez, 2010) Esto genera que el impacto real de las organizaciones y movimientos juveniles desde el año 2001, el año de la aprobación de la Ley No. 392, hasta la actualidad haya sido muy limitado, según Carlos Emilio López y Diedrich Carrazco, pues coinciden en que a nivel nacional las/os jóvenes influyeron para que se formulara y aprobara la Ley 392, lo cual fue un gran logro, pero que se ha quedado sólo en el papel, ya que no se han impulsado políticas públicas a nivel local y a nivel nacional es la falta de aplicación de esta. A pesar de esta situación, algunas organizaciones han tenido éxito en cuanto a motivar el asociacionismo juvenil y encaminar procesos de formación ciudadana. Esto se puede atribuir a la experiencia que han acumulado, el hecho de que se han articulado con otras organizaciones en redes, que sus dirigentes en muchos casos son profesionales graduados, y por supuesto la apertura de algunos organismos de cooperación que han empezado a financiar económica, técnica o políticamente a algunos movimientos de jóvenes. También el voluntariado ha tenido un papel fundamental. Muchas/os jóvenes en los grupos focales compartieron cómo sus vidas han cambiado a través de su trabajo voluntario y los proceso de formación que han recibido en las organizaciones sociales. “Yo me siento privilegiado de pertenecer a un grupo voluntario porque me ha permitido aprender mucho a nivel profesional y personal. Te ayuda a mejorar tu currículo porque tenés ese espacio de poderte empoderar en diferentes temáticas que en el futuro puede ayudarte a ejercer tu profesión. Es voluntario pero es de mucha importancia para mí.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Bilwi) “Durante fui voluntario sí tuve problemas pues, pero más allá de los problemas está el enriquecimiento de mis capacidades y eso es lo que nos lleva a desarrollarnos en nuestra vida personal y en su vida laboral. Es diferente el grado de conocimiento social-político que tienen chavalos de la misma edad que han participado en organizaciones que uno que no lo haya hecho.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Estelí) “Voy a ser muy honesta. Al inicio a mi mamá no le gustó. Después, cuando vio que estoy mejorando, que fui más responsable con mis cosas, con mi aprendizaje, ella era impresionada. Entonces ella piensa ahora que es algo bueno que me ayude. Y yo también porque estoy aprendiendo

145


146

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

mucho de mi organización y de mis amigos también.” (Mujer joven, grupo focal de participación, Laguna de Perlas)53 Como ya señala la cita anterior, muchas/os jóvenes tienen problemas dentro de sus familias que les dificulta seguir con su trabajo voluntario. Algunos padres no ven ni el desarrollo personal de sus hijas/os, descrito anteriormente, ni el apoyo a la sociedad que logran con este trabajo. En consecuencia muchas/os, pero especialmente mujeres, no tienen el permiso de sus padres para participar en estos espacios. “En cuanto al entorno familiar o el entorno de las amistades, a mí me dicen que qué tanto hago en la calle si no estoy trabajando. Yo organizo mi horario para no afectar mis trabajos en la casa.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Bilwi) “¿Problemas con la familia y amigos? Muchísimos, mi familia nunca estuvo de acuerdo a que yo fuera voluntario, porque perdía mi tiempo entre comillas. Siempre quería que en vez de ser voluntario que estudiara por la tarde o buscar qué hacer o un trabajo de medio tiempo. Pero a veces el tiempo que dedicaba para mis estudios se lo dedicaba al trabajo voluntario y eso te deja esa limitante.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Estelí) “Yo tengo como que diferencia de opinión con mi familia, sobre todo, con mi papá, porque todavía soy dependiente de ellos, pues a pesar que ya termine la universidad y todo. Pero ellos siempre me dicen qué hago ahí si vos tenés que buscar a alguien que te pague, que estás haciendo perdiendo el tiempo en vez de estar buscando como ganes, con lo que invertiste en tu universidad. Entonces es algo como que contradictorio pues que quizás yo lo quiero hacer, pero hay como cierto problema.” (Mujer joven, grupo focal de participación, Managua) “El adultismo en la familia, porque los papás y las mamás que les dicen a los y las adolescentes, ¿qué vas a hacer ahí? Vas a perder tu tiempo, eso no te va a dar ningún trabajo. ¿Te pagan? No, entonces, ¿por qué estás ahí? No logran tener la visión de que ese es un espacio para que 53 I will be very honest. At the beginning my mama never used to like it. Afterwards when she sees that I was improving, that I was more responsible with my things, with my learning, she was impressed with that so she things that is something good that helps me. And also me because I learn plenty from my organization and also from my friends.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

su hijo o hija se desarrollen y adquiera esa capacidad de visibilizar que tiene derecho, de que es un o una sujeta de derecho y que de ahí puede aportar mucho.” (Khaleb Jamil Ismael Reyes, Coordinador territorial para la Segovia del Programa Voz Joven en AMUNIC, Estelí) Pero como ya se puede constatar anteriormente, no hay muchas/os jóvenes que están participando activamente en una organización juvenil u otra organización de la sociedad civil. 8.4.

¡Nuevos liderazgos urgen!

Se percibe la necesidad y la demanda de la juventud nicaragüense de un nuevo liderazgo basado en principios morales, con los cuales se puedan identificar y promover transformaciones sociales. Pero aún así la mayoría de las y los jóvenes no muestran interés en ser ciudadanas y ciudadanos plenos a través del ejercicio efectivo de sus derechos y deberes contemplados en la Constitución Política de Nicaragua y otros instrumentos legales. Esto dificulta el inicio de un proceso de transformación social que es demandado por el sector, el cual debería ser motivado por ellos mismos. Si la juventud no es capaz de propiciar esta transformación y generar opinión ante la sociedad como un actor estratégico de cambio para el desarrollo socioeconómico del país, ningún otro segmento promoverá la reivindicación de sus derechos y seguirán siendo un grupo excluido. Y ese nuevo liderazgo no debe fomentar prácticas muy criticadas por las juventudes, como lo son el fanatismo partidario, el cual se basa en la intolerancia de las ideas distintas a la propia y el desconocimiento de lo que significa ser un servidor público54, o la violencia como forma de resolución de conflictos. De igual manera, el adultismo como elemento de poder y forma de violencia hacia las juventudes que coloca en un rango de jerarquía superior a los adultos y a sus generaciones frente a las generaciones juveniles, y considera a las/os jóvenes como seres incompletos, incapaces, sin derecho a voz y a voto, influye en la generación de exclusión de las instancias de poder fundamentales. “Me gustaría sí cambiar muchas cosas, sobre todo, la parte de la estructura lineal. A mí me gustaría que un partido político fuera realmente con nuestras organizaciones de jóvenes, en las que todos participamos, todos opinamos, todos decidimos y todos queremos hacer las cosas bien, no como actualmente se ve en los partidos políticos nicaragüenses. Y no estoy hablando solo de uno sino de todos porque los conozco desde mi 54 Un servidor público es una persona que brinda un servicio de utilidad social. Esto quiere decir que realiza beneficia a otras personas y no genera ganancias privadas (más allá del salario que pueda percibir el sujeto por este trabajo).

147


148

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

trabajo como periodista y es que existe una estructura lineal donde solo el de arriba manda una orden y todo mundo abajo tiene que obedecer. Y se hace lo que al de arriba le parece y al que no le parece lo que hacen es sacarte a vos excluirte y realmente no participas pues. Y por eso vemos que y por eso muchos creemos que la política es sucia, cochina. Pero no es la política, es quienes hacen la política en nuestro país que las están llevando por caminos equivocados. Eso sería una de las cosas que me gustaría cambiar de los partidos políticos.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Chinandega) “Es bien difícil fíjate, porque uno es joven no tenemos el conocimiento necesario para poder realizar tu trabajo. Eso como primer punto. Y otra cosa es que no tenés la experiencia para trabajar, pero realmente si vos trabajas con jóvenes y siendo joven, es mucho más amplio el nivel de inserción o el nivel de confianza que podés darle a los demás chavalos, cosa que sería diferente con un adulto. La metodología que ocupan los adultos es demasiada cerrada. Tal vez vos querés hacer una mejora en alguna propuesta y ellos te cortan, inmediatamente te dicen que no. “Capítulo cerrado” es lo que te dicen los majes.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Estelí) “De mi parte desde los 14 años con el Movimiento Comunal Nicaragüense y nuestro espacio es muy…, hay mucho adultismo. No nos dejan opinar porque son movimientos que son gobernados por gente mayores de edad, mayores de 30, de 35 años y a nosotros solo nos toman como parte de sus miembros, pero no como un miembro de palabra.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Managua) “Si uno de los problemas entre nosotros los jóvenes y los adultos es que también, eh bueno, uno como decía, ¿por qué no nos dan la palabra? Porque nos miran chavalos: no hombre, qué va a saber este si solo sabe vagar.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Managua) El adultismo es más notable en la Costa Caribe, porque todas/os las/os jóvenes que participaron en los grupos focales trabajan en una organización mixta, es decir con adultos. Estas organizaciones lo que han hecho es crear un programa o proyecto juvenil. “Esto de que las organizaciones de sociedad civil tengan muchos jóvenes es muy nuevo aquí y viene más de las ONG. Aquí no hay organizaciones de, por y para la juventud. Hay organizaciones que tienen programas para jóvenes, pero son grupos en los que los jóvenes solo reciben órdenes dirigidas por adultos. A mi forma de ver las nuevas generaciones son más


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

activas que las anteriores, ahora hay más iniciativa porque quizá hay mas promoción por parte de las ONG, pero eso es nuevo.” (Galvis Nicho Nihimaya, Concejal Regional Urbano de Puerto Cabezas por Yatama) La cita anterior ya señala la problemática que surge con estas formas de participación. En las organizaciones lideradas por adultos, las y los jóvenes tienen menos libertades de elegir sus temas y actividades de interés en comparación con las organizaciones juveniles existentes en el Pacífico.

“Con los adultos, con algunos de ellos, simplemente tenemos apoyo, simplemente tenemos una comunicación buena. Ellos comparten su experiencia con nosotros y ellos son los asesores.” (Mujer joven, grupo focal de participación, Laguna de Perlas)55 “Con respecto a voces caribeñas nos organizamos gracias a los adultos. Ellos empezaron a ver qué necesitaban jóvenes y nos capacitaron. Siempre estamos unidos entre jóvenes y adultos.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Bilwi) “Nosotros tenemos articulación interna y asesoramiento interno por parte de adultos, pero a la hora de ejecutar las cosas somos nosotros los jóvenes. La cooperación es fluida con los adultos, es muy buena y nos fortalece bastantes. Nos ha ayudado a formarnos como líderes.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Bilwi) La siguiente cita muestra otra parte del adultismo en la sociedad nicaragüense. “Si vamos a hacer una limpieza aquí por ejemplo, ya tenemos quien limpie, pero si vamos a limpiar los edificios ya pensamos en los jóvenes, cualquier cosa que vayamos a hacer.” (Noel Cayazo Wilson, Reverendo de la Iglesia Morava, Laguna de Perlas) Un líder adulto de una comunidad en la Costa Caribe expresó su punto de vista sobre las y los jóvenes de su municipio: “Se pide ayuda de las y los jóvenes cuando hay que limpiar la comunidad pero aparte de eso no se valoran sus propias actividades”. Este adultismo es parte de la sociedad nicaragüense en general y de la cultura política en particular. Este adultismo es particularmente visto en las organizaciones 55 With the older folks, with some of them, we just have support, we just have a good communication. They share their experience with you and they would be the advisers.

149


150

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

verticales. En los grupos focales realizados por el equipo de PNUD las/os adolescentes y jóvenes destacaron que en “las organizaciones con mecanismos verticales de trabajo, son sus limitados espacios para la incidencia en la toma de decisiones internas, la falta de consenso sobre acciones que se desarrollan en nombre de las juventudes, y particularmente, la permanencia requerida para ser parte de ellas. Adolescentes y jóvenes organizados advierten sobre la imposición de agendas y acciones desde la perspectiva, lógica y tiempos de las personas adultas. La estructura de decisión y metodología vertical adultista estimula a que los participantes sean valorados como una extensión de los bienes o planes de trabajo y se restrinjan los espacios de socialización interna, particularmente con otras organizaciones”. (PNUD, 2011a; 183) En comparación, en las organizaciones horizontales están “siendo jóvenes y adolescentes los responsables y decisores de las acciones o planes de trabajo en que se articulan adultos y jóvenes. En este esquema de trabajo, los adultos son valorados como aliados y complementan las experiencias de ambas generaciones.” (ibíd.) Algunas/os jóvenes destacaron que creen que solamente pueden cambiar la cultura política desde adentro, quiere decir dentro de los partidos políticos. Sin embargo, muchas/os tampoco se sienten tomados en cuenta en estos espacios partidarios. “Es que ahí las cosas no funcionan así, ahí son muy verticales y las decisiones se toman de arriba hacia abajo no al revés. Sería genial que fuera horizontal la cosa. ¿Por qué mi opinión no la toman en cuenta? Porque si soy joven y decís que soy una parte fundamental de tu organización, de tu partido político, ¿por qué mi voz no se escucha? ¿Por qué no me das un cargo? ¿Por qué yo no puedo participar en la construcción de las políticas públicas de mi comunidad? Y si participo a la hora de ya formularla, mi opinión no contó. Por eso es que no he militado en ningún partido.” (Mujer joven, grupo focal de participación, Estelí) “Por ejemplo, la juventud sandinista, que es lo que está más sólido ahorita, y si vos querés ser parte de la juventud sandinista existen lineamientos, te dicen: “Vos podés ser parte de la JS19J, pero no podés hacer ni esto, ni lo otro”. Si yo estuviera en un partido, el cambio que apostara es que sean más inclusivos, que sea un partido con propuestas de Estado.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Estelí) “Me gustaría que el partido empezara a cambiar el líder, que ya no sea el mismo de siempre. Pienso que hay personas jóvenes con ideas frescas


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

nuevas que tienen mucho que darle al país, no siempre los mismos viejos de este país. Los jóvenes necesitamos no solo espacios para participar, sino para también tomar decisiones dentro de la política. Me gustaría más participación y más tolerancia.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Bilwi) Las percepciones de las juventudes está confirmado por Elvyra Cuadra que tiene experiencia en el tema de las/os jóvenes por su trabajo en las investigaciones sobre la cultura política de ese segmento poblacional. Ella resume las percepciones mencionadas arriba con las siguientes palabras: “El ejercicio de la ciudadanía en Nicaragua es básicamente una ciudadanía pasiva en general y en los jóvenes no es distinto. La participación de los jóvenes, tanto hace 10 años como ahora, es una participación de carácter presencial y coyuntural. Solamente se activa en periodos especiales o específicos, como por ejemplo los periodos de campaña electoral, y se limita a ciertas actividades como por ejemplo participación en manifestaciones o manifestaciones multitudinarias, o esas cosas donde llevan el montón de gente. Se limitan también en pegar los afiches a hacer propaganda en las calles, proselitismo político en las calles. Pero participación en términos de que los jóvenes dentro de los partidos, dentro de las organizaciones sociales o en relación a temas de interés de los jóvenes tengan la posibilidad de plantear abiertamente sus demandas y de que esas demandas sean realmente incorporadas, esa participación no hay.” (Elvyra Cuadra, Encargada del Área de Investigaciones, CINCO, Managua) 8.5.

La complicada relación entre las juventudes y los partidos políticos

Según las encuestas recién publicadas existe una muy poca participación de las juventudes en los partidos políticos. Según CINCO (2011a) solamente un 11.8 por ciento de las y los jóvenes están participando en una organización partidaria (véase tabla 7.5). La encuesta de ENAJ-INDH 2009, sin embargo, habla de un 6.1 por ciento de participación (en la página 182) y un 4.5 por ciento (en la página 189). Aunque la mayoría de los partidos políticos establecen dentro de sus líneas estatutarias la creación de secretarías de juventud y la representación de éstos en los órganos de toma de decisión del partido (Junta Directiva Nacional, Juntas Departamentales, Comarcales, Comisión Ejecutiva Nacional), este espacio solamente es representativo, debido a la correlación de fuerza56 que existe en cada órgano, lo cual dificulta la incidencia del órgano de juventud en estos espacios. 56

Una correlación de fuerzas significa que hay grupos que tienen mayor capacidad de incidencia en la toma de decisiones, y se aplica en todos los ámbitos posibles.

151


152

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

La Ley 392 propone que se promueva y facilite el liderazgo juvenil en los partidos políticos a través del sistema de cuotas (Arto. 24, numeral 2). Sin embargo, no todos los partidos políticos logran llevarlo a la práctica. Según los estatutos de las tres fuerzas políticas que obtuvieron representación parlamentaria en el cuestionado proceso electoral del 2011, el FSLN, tiene establecido en sus estatutos que “del total de integrantes en sus órganos de dirección y de sus listas de candidatos a cargos de elección popular, al menos un 15% deben ser jóvenes menores de 30 años […] Además se plantea que la colocación en las listas a cargos públicos deberá de ser de tal forma que se garantice tal proporción entre los electos.” (Téllez, 2009; 37). Sin embargo, el órgano juvenil afín a este partido, declino cualquier candidatura a cargo público en el proceso electoral 2011. En el PLI no se han establecido cuotas de ninguna forma y en el PLC tienen una asignación de un mínimo del 40 por ciento para mujeres y jóvenes para los cargos partidarios y los de elección popular (ibíd.). “La existencia de organizaciones juveniles partidarias, de secretarías de la juventud, y la enunciación de porcentajes o intenciones, no han producido resultados en lo que se refiere a la apertura real de espacios significativos en los órganos de dirección de los partidos políticos y en sus listas de electos en los distintos cargos.” (Téllez, 2009; 37) Esto también se refleja en el poco porcentaje de jóvenes electos para cargos públicos en las elecciones de 2008, que solamente eran un 14 por ciento. Y desde el año 1997 solamente 12 de las/os 274 diputadas/os eran jóvenes (PNUD, 2011a). En este último periodo había 5 diputados jóvenes. “También otro problema quizás bien grande es la participación. La nacional vive dos momentos de elecciones. Nosotros acá vivimos 3 momentos de elección y en ninguno de los tres momentos de elección se ve la posibilidad de que los jóvenes tengamos espacio dentro de los partidos políticos. No hay un relevo generacional.” (Danny Galiano, Secretario del Consejo de la Juventud, Bilwi) A pesar de que teóricamente se plantea una autonomía en los procesos internos de las secretarías de juventud de los partidos, también se plantea que el vínculo y el accionar del órgano juvenil reconocido estará determinado por la adhesión a los principios, al programa del partido y a los estatutos de cada partido, aun cuando se menciona que dicho órgano es autónomo y no debe haber injerencia en su funcionamiento interno. Esto se presenta como una limitante a las y los jóvenes miembros de estas instituciones políticas, porque deben deponer sus ideales de transformación por formar parte de éstas. Por ende, la organización juvenil no puede ejercer procesos de transformación dentro de las instituciones,


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

debido a que predominan los mismos conflictos y patrones que en el partido mismo. Las/os jóvenes de los partidos políticos se transforman, entonces, en activistas que realizan las acciones operativas en campaña electoral y organización para éstos, sin tener la oportunidad de incentivar cambios programáticos, pues no pueden cuestionar la credibilidad y el funcionamiento del partido ni mucho menos del líder caudillo o de la élite política que dirige éste. Las y los jóvenes que tratan de propiciar cualquier cambio deben tener el visto bueno del órgano máximo de toma de decisiones, pero para conseguirlo es necesario actuar dentro de una correlación de fuerzas que no le favorece. Por tanto, el representante joven en este espacio o se alinea a la correlación de fuerza y al accionar definido por ésta o simplemente queda fuera de la toma de decisión. Además en procesos electorales estas instituciones enarbolan un discurso pro-juventud, donde prometen acciones encaminadas a su desarrollo integral. Pero cuando llegan al poder no cumplen con las promesas de campaña, y en las candidaturas a cargos de elección popular no hay candidatas/os jóvenes como se mencionó anteriormente. Especialmente en el recién pasado año electoral muchas/os jóvenes se sintieron manipuladas/os por los partidos políticos en sus campañas. Se prometen muchas cosas para las juventudes, pero ellas/os mismas/os no sienten que se cumplen con las promesas. Las juventudes sienten que las promesas de apoyar a ese segmento poblacional es algo coyuntural durante las campañas electorales para ganar los votos de las juventudes. “Sabemos que somos un país de jóvenes y la mayoría de la población es menos de 30 años y ellos lo que utilizan es una estrategia para decir que vamos a ganar, y los jóvenes aquí y los jóvenes allá.” (Joven, grupo focal de participación, Chinandega) “Ellos necesitan de la juventud porque la mayoría de nosotros los pobladores de Nicaragua somos jóvenes y ellos quieren mantenernos ahí a nosotros para digamos más que todos ´para apantallar, porque la verdad yo no soy de ningún partido y por mí que no existiera ningún partido.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Chinandega) “La relación entre las autoridades es pésima, ya que las autoridades simplemente ocupan a los jóvenes como escalera para optar a un cargo. Posteriormente no son tomados en cuenta.” (Carmela Baptis, Presidenta de AJECIM, Karawala)

153


154

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Esas citas señalan el esfuerzo que hacen muchos partidos políticos para ganar los votos de las juventudes. Porque la/el candidata/o que recibe el apoyo de ese segmento poblacional tiene una gran ventaja en comparación con las/os demás por el gran porcentaje de jóvenes en el padrón electoral. Por ende, no es raro que las juventudes reciben regalos electorales. “En Nicaragua no tenemos una política de Estado en materia de derechos humanos y es difícil verla para la juventud. Lo que ves son discursos y oís bonitas viñetas y ves bonitos spots publicitarios donde salen los jóvenes bailando y se miran en multitudes bailando y encamisetados. Y ves al joven con celular y le damos un celular, un ipod, una computadora y los jóvenes que bailamos ahora en plaza abierta. Según ellos eso se llama política, pero es más bien una forma de querer enamorar a los jóvenes, pero no como una política de Estado, que le garantice la mejor realización de sus derechos humanos como juventud. No.” (Gonzalo Carrión Madariaga, Director jurídico del CENIDH, Managua) La manipulación de las juventudes se expresa también en la utilización de las y los jóvenes para las campañas electorales. Durante ese periodo están buscando la participación de ese segmento poblacional para difundir folletos, poner afiches y para participar en las marchas del partido político. No obstante, no están incluidos en la toma de decisiones y en los espacios de participación dentro del mismo partido. “Pero ellos piensan que nos hacen activistas al momento de mandarnos a pegar papeletas, mandarnos a pegar posters, mandarnos a hacer una propuesta, manipulación. Entonces eso es lo que ellos hacen y piensan que es bueno para los jóvenes. Pero en realidad no están haciendo nada. […] Y no hay un espacio donde te digan ahí hay un joven que si está hablando con nosotros entonces no tenemos libertad, ese espacio no lo hay. Los políticos no hacen ni lo innecesario ni lo necesario para que participemos nosotros los jóvenes.” (Joven, grupo focal de participación, Chinandega) “No, la política de gobierno está utilizando a los jóvenes como juventud aquí, juventud allá. Es cierto, somos una gran mayoría […], yo como coordinador de juventud sandinista he visto que me han utilizado y están utilizado a varios chavalos, […] los políticos no piensan en los jóvenes, solo piensan en sí mismos y pienso que siempre van a sacar provecho de los jóvenes. Siempre engañan a los jóvenes, engañándolos con camisas. Y como decía alguien, yo no quiero camisa, quiero trabajo, y siempre es lo que van hacer los políticos.” (Joven, grupo focal de participación, Chinandega)


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“En el partido político la juventud o los miembros se activan solo cuando se está en elección. Después de los 3 o 4 meses de elecciones pasó, se desactivan y tiene que esperar tantos años más para poder trabajar.” (Joven, grupo focal de participación, Managua) Esa manipulación de las juventudes está confirmado por Félix Maradiaga: “El gobierno actual está cometiendo los mismos errores que en otros momentos históricos han cometido con respecto a la juventud y es ver la inversión en la juventud como una inversión en asegurarse votantes. Y ese es el enorme error. No quiero descalificar que el gobierno actual realmente está invirtiendo en programas bien interesantes de la juventud, porque hay que saludar lo que están haciendo. Sin embargo, la motivación estratégica detrás de esta inversión es una motivación, con enormes motivaciones ideológicas y partidarias. Entonces eso no es sostenible, porque básicamente lo que hace a largo plazo o crear polarización o simplemente no generar un fenómeno de cobertura general digamos de la juventud. Yo creo que lo estamos viendo es un proceso del que se está haciendo mucho con una mano y al mismo tiempo borrándose con el codo. La inversión en el desarrollo de la juventud desafortunadamente está siendo contaminada con la ideologización de la juventud”. Marvin García, coordinador del observatorio de los derechos humanos de la niñez y adolescencia nicaragüense (CODENI), coincide con Maradiaga respecto a la inversión en juventud en momentos electorales: “Como te digo, sí se está dando para el tema partidario, diversión, concentraciones, camisetas, juegos, ligas deportivas, todo eso. Pero como te digo son diversiones mediáticas que lo único como objetivo es incrementar la cantidad de votos. Si vos lo ves en la calle, como lo acabas de mencionar, lo que hay hasta cierto punto es una manipulación de la juventud. Que no solamente lo es en este gobierno, lo has visto durante todos los gobiernos y durante las campañas electorales, quienes son los mayores promotores de los partidos políticos, son los jóvenes, como activistas, en concentraciones, etc.” Toda esta situación en el sistema propicia el incumplimiento de los derechos políticos de las juventudes. Otros derechos que afectan la participación ciudadana de la juventud son: la identidad ciudadana y la acreditación de la ciudadanía. En ese sentido, el pleno ejercicio de la ciudadanía política comienza a partir de los 16 años de edad. En 1993 se promulgó la Ley de Identidad Ciudadana, que creó la cédula de identidad ciudadana como un documento público para identificar a la ciudadanía. Actualmente la cédula es necesaria para la ejecución y realización de diferentes trámites y actividades. Su gestión se ha convertido en un problema debido a los alineamientos partidistas de las dependencias

155


156

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

encargadas de su entrega, el retardo en los trámites y el costo en tiempo y dinero para la realización de los mismos, constituyendo un problema serio para la población, especialmente para quienes viven en las áreas rurales y para los más pobres (Téllez, 2009). Del mismo modo, se ha limitado el derecho a elegir y a ser electo a través de la alteración en la entrega de cédulas de identidad a nuevos solicitantes o su reposición, por parte del Consejo Supremo Electoral, entidad encargada de la entrega de dicho documento y que no cuenta con plena autonomía partidaria en su funcionamiento, con el fin de influir en la conformación del padrón electoral, especialmente en los procesos electorales. La responsabilidad de este panorama político en Nicaragua es compartida. Por un lado, la responsabilidad obvia de quienes controlan el sistema político, al aferrarse a la idea del poder para sí mismos y su beneficio, y por otro, la responsabilidad de la población en reconocerse como sujetos de derechos y obligaciones, y ejercer una ciudadanía activa que le permita incluirse en los procesos de desarrollo. En ese último punto, se observa que la población joven permite que se violenten sus derechos. Unas veces por desconocimiento de los mismos, debido a la falta de una formación cívica integral, y otras por desinterés en el tema y aceptación de la situación como algo “normal” en lo que no hay que gastar energía. “De ahí surge la idea de que la mayoría de las y los jóvenes sienten apatía hacia el sistema político. Sin embargo, más que una apatía es una expresión de la distancia que existe entre la juventud y éste, el cual está conformado por diversos actores, como: partidos políticos, autoridades estatales, sociedad civil, mercado, iglesia, etc. Pero que en la realidad del país, éste es controlado por el sistema de partidos políticos, y más preocupante aún, cuando se está violentando el Estado de derecho y la institucionalidad de manera constante por una fuerza política dirigidas por caudillos que durante 30 años aproximadamente han causado inestabilidad en el sistema, generando un subdesarrollo acelerado en el país. Y las otras opciones partidarias que existen no muestran alguna diferencia con la primera, en cuanto a visión, principios, comportamiento de sus líderes y funcionamiento interno, por lo que las juventudes no muestran simpatía por éstos.” (Muñoz/Narváez, 2010) Si bien es cierto se ha notado cierta participación o simpatía por parte de un segmento de las juventudes por el partido de gobierno actual, hay que denotar que esa participación no es de calidad. En términos prácticos aún se carece de liderazgos jóvenes que tomen decisiones trascendentales en las instituciones estatales, incluso a lo interno del partido. De igual


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

manera en la lista de cargos públicos (diputaciones) en las elecciones nacionales 2011, se nota ausencia del órgano juvenil, esto debido a “una decisión tomada por dicho órgano de no optar a ningún cargo público57”. En este sentido, para Félix Maradiaga, “decir que la juventud es apática es una explicación simplista producto del adultismo. Al analizar detenidamente la situación actual de la juventud, se observa que más que apática la juventud está desempoderada de sus condiciones básicas de subsistencia. Es una juventud con mínimos espacios para su desarrollo personal, con amenazas a su capacidad de ejercer una ciudadanía plena y ser autosuficientes en el ejercicio de todos sus derechos económicos, civiles y políticos. Cuando hay un joven que no puede encontrar trabajo, que no puede estudiar, que no tiene oportunidad de realizar sus aspiraciones personales ni ser exitoso en todos los aspectos de su vida, no se le puede exigir que participe”. (Muñoz/Narváez, 2010) “En general, el nicaragüense de menor ingreso y excluido de sus derechos humanos, realmente tiene pocas oportunidades de que su voz se escuche. Entonces, la participación política de la juventud más activa la realizan los que tienen menos exclusión, los que tienen mayor nivel de escolaridad y mayor ingreso económico, relativamente hablando, porque el joven que tiene como único objetivo velar por su propia subsistencia alimentaria y económica no tiene espacio para participar, no tiene tiempo para ir a una marcha, a un grupo focal o a un cabildo”. Al contrario, en la encuesta sobre cultura política entre las y los jóvenes en Nicaragua, CINCO (2011a) destaca que “jóvenes del área rural, de nivel socioeconómico medio y bajo son los que más participan.” En los grupos focales para la presente investigación se escucharon diferentes opiniones. Algunas/os jóvenes respondieron que cada persona puede organizarse y realizar voluntariado. Otras/os jóvenes, sin embargo, dijeron que se necesita al menos lo básico para mantenerse antes de organizarse. Según ellas/os las personas que no tienen “el pan del día” no tienen tiempo porque tienen que trabajar. “Yo creo que el voluntario tiene siempre el problema económico también, y es uno de los principales problemas que identifico. Por ejemplo yo a estas alturas ya no puedo ser voluntario porque tengo una vida que mantener económicamente.” (Hombre joven, grupo focal de participación, Estelí) 57 La Prensa 10/05/2011 http://www.laprensa.com.ni/2011/05/10/politica/60120#.Tsa8JvKP-_I

157


158

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

“Yo pienso que hay que hacer un equilibrio ahí, porque si no tenés dinero al menos para sostenerte difícilmente vas a ser voluntario, vas a querer trabajar donde sea, más bien.” (Mujer joven, grupo focal de participación, Estelí) En consecuencia, muchas organizaciones que quieren trabajar con jóvenes tienen problemas de mantener un grupo de voluntarias/os permanentes por las preocupaciones que tienen ellas/os en respecto a su ingreso. “E incluso más temprano en el caso de los municipios que son más rurales como San Juan de Río Coco, San Lucas, Las Sabanas, Jalapa son chavalos que andan pensando en qué trabajar. Dicen ellos, yo voy a ese espacio, hablándose de la casa de los adolescentes y jóvenes, pero ahí yo voy como voluntario y no tengo salario. Yo necesito comer y mi familia es pobre. Entonces cuando vos juntás todo esos indicadores socioeconómicos te das cuenta que muchos chavalos no van a estos espacios no porque no quieran, sino porque no tienen el tiempo, porque tienen que trabajar y estos espacios no tienen los horarios más adecuados.” (Khaleb Jamil Ismael Reyes, Coordinador territorial para la Segovia del Programa Voz Joven en AMUNIC, Estelí) Por otro lado, y siguiendo esa misma línea, se nota el desinterés de la juventud en organizarse para incidir políticamente. “En un diagnóstico organizacional del Consejo de Nacional de Juventud en el 2007 se revela que los jóvenes no organizados (60% de la muestra) dicen que no participan porque no les interesa, no han sido invitados, falta de tiempo, falta de información, inexistencia de organizaciones en su comunidad, y porque las organizaciones están monopolizadas, son feudos familiares o son de élites. Estos no organizados verían mejor las organizaciones si: funcionaran desde los jóvenes y para los jóvenes, si fueran Incluyentes de la participación de los jóvenes, alegres, dinámicas, inteligentes y que apoyen verdaderamente a los jóvenes”. (Pineda, 2008) Por ello, el movimiento juvenil se ha desarticulado, pues las personas jóvenes priorizan sus estudios, trabajos o actividades recreativas, antes que pertenecer a una organización. Pero más preocupante aún es que ha habido manipulación en organizaciones y espacios juveniles por parte de actores políticos que han estropeado la participación joven a través del restablecimiento del movimiento juvenil autónomo e independiente. Como ya señalado anteriormente, se pude observar un aumento del nivel de jóvenes participando en los últimos años. Sin embargo, una participación amplia no necesariamente significa una participación de calidad. Como ya señalado anteriormente, el gobierno actual está particularmente promoviendo la


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

participación juvenil partidaria. Guillermo Incer también resalta que los espacios de participación creados para las juventudes están excluyentes. “Si uno mide cuantitativamente, digamos, si comparas la participación de la juventud que hay hoy con las que había en gobiernos anteriores es seguro que hay más hoy. El fin está mal pero hay una realidad objetiva de que ahora hay más jóvenes implicados en temas sociales, en temas públicos, en temas que tienen que ver con el interés colectivo y el interés individual independientemente de los fines. Ahora, van a transformar el sistema desigual que hay en Nicaragua, bajo estas modalidades seguramente que no. Va a haber una inversión en el dominio que tienen los adultos en las instancias de toma de decisiones y puestos de representación popular, bajo estas modalidades inclusive, en la medida que no se abran espacios reales eso no va a suceder. Pero si yo rescato que en este gobierno están involucrando a la juventud y los jóvenes están cada vez más cosechando conciencia social, independientemente que son para fines muy particulares del partido.” (Guillermo Incer Medina, Director ejecutivo de INGES, Managua) Esto genera que no haya una representación juvenil creíble dentro de la sociedad civil, y las organizaciones que existen no han encaminado procesos de desarrollo organizacional que les permitan fortalecerse y evitar la reproducción de patrones culturales que critican a los partidos políticos, como el autoritarismo, la búsqueda de protagonismo, el machismo, la crítica sin propuesta, entre otros. No se han generado organizaciones con un fin y un propósito claro, las cuales sean sostenibles, es decir, posean un marco institucional, desarrollen capacidades en sus miembros y logren credibilidad en sus acciones. Sin organizaciones desarrolladas y representativas, es muy difícil que las juventudes utilicen adecuadamente los espacios formales de participación ciudadana. Aunque hay esfuerzos de grupos de jóvenes que persiguen ese fin, y que están tratando de hacer la diferencia en la situación, éstas no poseen el grado de reconocimiento debido. Por ello, es muy importante que las organizaciones replanteen sus estrategias, incluyan en su trabajo a las y los jóvenes que experimentan más exclusión y sean creativas para tener un mayor impacto en la política y en la sociedad. 8.6.

La religión y las juventudes

Para Ricardo Andino, “la juventud tiene un valor fundamental, y es la solidaridad. Hablar que los jóvenes no cumplen con sus deberes no es cierto, ellos ya están cumpliendo. Los jóvenes son los que reforestan, están en Semana Santa ayudando como socorristas, andan vacunando, alfabetizando, etc.”

159


160

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Por ende, algo que influye en el desinterés por participar en organizaciones que trabajan en incidencia política, es que la juventud busca otros espacios en los que organizarse para sentirse incluida, escuchada y útil. Por ejemplo, los grupos religiosos, en los que la juventud participa porque los considera “espacios donde se sienten escuchados y tomados en cuenta” (Pineda, 2008). De hecho, la iglesia católica es uno de los principales actores dentro del sistema político del país, y ha generado opinión pública relevante en los procesos sociales y políticos de éste durante las últimas décadas, estableciendo un acercamiento y una alianza con el sistema de partidos políticos, principalmente con las dos fuerzas que predominan dicho sistema. Asimismo, ha seguido un mecanismo de negociación que beneficia a estas fuerzas políticas en perjuicio de la población, por obtener favores políticos que beneficien a estas instituciones religiosas. (Muñoz/ Narváez, 2008) Y sus creencias están en los cimientos de las juventudes. Por ejemplo, una encuesta realizada por el grupo CINCO en octubre del 2002 reveló que el 96.8% de los jóvenes entrevistados estaban de acuerdo con la frase: “Dios es algo superior que creó todo y de quien depende todo”. Además, el 98.3% de los encuestados aceptó la frase: “Dios es nuestro padre bondadoso, que nos cuida y nos ama”. El 97.1% coincidió con que: “Dios es el juez supremo, de él se depende y se juzga”. Un 77.6% estuvo de acuerdo con la frase: “Hay fuerzas o energías que no se controlan en el universo, que influyen en la vida de los hombres y mujeres”. En la siguiente encuesta de CINCO sobre la cultura política de las y los jóvenes de la generación 2000 se muestra que a pesar de un nivel de creencia más baja, la mayoría todavía pertenece a alguna religión. Más que la mitad (57.5 por ciento) de las/os encuestadas/os pertenecen a la religión católica y un quinto (19.5 por ciento) son evangélicas/os o protestantes. Como muestra la tabla 8.6, la iglesia morava tiene casi 5 por ciento de seguidoras/es y hay otras religiones también. Solamente el 15.5 por ciento de las/os encuestadas/os no pertenecen a ninguna religión (CINCO, 2011a).


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Tabla 8.6, ¿A qué religión perteneces? Religión Católica Evangélica / Protestante Morava Ninguna (no creyente) Otras

Porcentajes 57.5 19.5 4.25 15.5 3.25

Fuente: CINCO, 2011ª

La encuesta de CINCO (2011a) también muestra que la mayoría de las y los jóvenes asiste a un centro religioso al menos una vez a la semana (véase tabla 8.7). El 39.5 por ciento de las y los jóvenes participen una vez por semana y 19.7 por ciento más de una vez por semana. En total, son casi dos tercios de jóvenes que asisten en los centros religiosos regularmente (ibíd.). Entonces se puede suponer que las creencias que se han presentado en las y los jóvenes de la generación de los 90 no han cambiado mucho. Tabla 8.7, Frecuencia con que asiste a su centro religioso. Frecuencia Más de una vez por semana Una vez por semana Una vez al mes En festividades u ocasiones religiosas En momentos de necesidad Nunca, prácticamente nunca

Porcentajes 19.7 39.5 18.3 11.8 2.4 7.7

Fuente: CINCO, 2011a

Eso también está confirmado por un representante de la Alianza PLI, Omar Alí Lola Monterey: “Yo miro a los jóvenes más motivados a participar en eventos religiosos. Viene algún predicador y vas a ver a muchos jóvenes ahí brincando. Yo tuve la oportunidad de participar en una celebración de la virgen de Cuapa y ahí había más de 3000 jóvenes brincando y aplaudiendo a la virgen. Pero no hay una participación de jóvenes ejerciendo ciudadanía.” (Omar Alí Lola Monterey, Presidente Nacional de la Alianza PLI, Managua)

161


162

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

El trabajo voluntario de las y los jóvenes dentro de las organizaciones religiosas no es tan libre y abierto como lo es en otras organizaciones. En estos espacios tienen que hacer sus actividades bajo las normas de la filosofía religiosa. “Que yo sepa no, aunque aquí la expresión juvenil tiene rostro de iglesia. Ellos tienen límites que no pueden pasar, por cuestiones de creencias, y por eso no promueven algunos temas importantes de derechos humanos.” (Galvis Nicho Nihimaya, Concejal Regional Urbano de Puerto Cabezas por Yatama) Especialmente jóvenes que quieren trabajar en el tema de salud sexual y reproductiva están enfrentados con muchos obstáculos dentro de las organizaciones religiosos. “Pues, normalmente dicen que es vulgaridad [actividades sobre salud sexual reproductiva]. En la iglesia no debes hablar sobre estas cosas.” (Mujer joven, grupo focal de participación, Laguna de Perlas)58 “Cuando las organizaciones trabajan en este tema [salud sexual y reproductiva] la gente dice que estás corrompiendo nuestros niños, estás empujándoles a estas cosas. Por ejemplo, cuando mostré a los niños como usar un condón las personas mayores dicen que solamente estamos poniendo cosas en las cabezas de los niños, mostrando a los niños lo que no debemos mostrar. Actualmente los adultos entienden que es bueno saber cuando estamos en este tipo de situaciones.” (Mujer joven, grupo focal de participación, Laguna de Perlas)59. Esto se deriva en parte de algunos aspectos del pragmatismo resignado que tiene una de sus principales raíces en el providencialismo60 que ha dominado la cultura religiosa nicaragüense. El pragmatismo resignado constituye una forma de pensar la realidad que empuja a los miembros de una sociedad como 58 Sholey: Well, actually, usually say that is vulgarity [activities about salud sexual y reproductive]. In the church you should not be talking about this kind of stuff. 59 When the organizations are working in this field [salud sexual y reproductive] the people say they are corrupting our children, you are pushing them towards these things. For example when I showed the children how to use a condom the old people say you just putting in the heads of the children, showing the children what you should not be showing. Nowadays the older folks understand that it is good to know if we are in this kind of situation. 60 Es la creencia en que Dios es el verdadero protagonista y sujeto de la historia. El hombre es su objeto, un instrumento en manos de Dios. es.wikipedia. org


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Nicaragua a asumir lo que políticamente es deseable y debe subordinarse siempre a lo circunstancialmente posible. Las expresiones políticas del pragmatismo resignado varían en función de los diferentes sectores de la sociedad. En las clases altas se traducen en una actitud de indiferencia ante el fenómeno de la pobreza generalizada que se padece. Y en la mayoría empobrecida se traduce en las actitudes de resignación y fatalismo que tienen ante la vida y ante la miseria (Pérez, 2006). De esta manera, los nicaragüenses han trasladado de alguna manera la dependencia mental de un Dios omnipotente que gobierna la vida a percepción de las fuerzas que dominan el orden político y económico mundial61. 8.7.

Nicaragua, un país multi-duelos

Por otro lado, la conciencia y las actitudes que se han venido formando en las juventudes tienen su raíz en un fenómeno que experimenta el país sin saber. Y es que Nicaragua es un país “multiduelos”. La gente carga pérdidas, duelos personales no procesados y por lo tanto no superados. El fenómeno multiduelos tiene manifestaciones personales, sociales y políticas. Las personales son enfermedades sicosomáticas62, como gastritis, colitis, migraña, etc. Las manifestaciones sociales y políticas de los duelos no procesados no son tan inmediatas. “Cuando una persona no elabora sus traumas, a los seis meses, a los dos o tres años, a la larga, se revelan consecuencias sociales. Las más frecuentes son la apatía, el aislamiento y la agresividad. Existe una conexión estrecha entre tantos duelos acumulados y el comportamiento que hoy observamos en extensos grupos de gente que en Nicaragua repiten que “no quieren saber más de política”, que “no quieren meterse en nada”. Los duelos no procesados explican mucho del actual inmovilismo” (Cabrera, 2002). En ese sentido, la cultura política de las/os jóvenes es resultado de una cultura predominante en el país, basada en el patriarcado y el machismo. De ahí que la manera de expresar las emociones, que siempre tienen una repercusión fisiológica, se aprende, y ese aprendizaje está basado siempre en la socialización genérica. No expresan igual sus emociones las mujeres y los hombres. Unos y otras han aprendido a hacerlo de diferente forma. En los espacios de participación existe y predomina el machismo. Eso se refleja en la poca participación de mujeres en algunas organizaciones (hasta formar 61 Ibíd. 62 Las enfermedades de tipo sicosomático son las que primero se generan en la mente y posteriormente afectan el aspecto físico.

163


164

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

organizaciones de mujeres para tener un espacio seguro) o la desconfianza entre las y los participantes y el liderazgo masculino, entre otras cosas. “Con la participación ciudadana se mira que son los varones siempre, ya que si nosotras existimos realmente estamos detrás de ellos, es como impulsando pero detrás.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) “Y en lo de la participación ciudadana estamos viendo que los hombres son los que tienen como que más acceso a los puestos grandes y cosas así.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) “Un ejemplo: si nos vamos a todos los municipios hay un alcalde y no una alcaldesa. Es rareza que vos vayas a un municipio y que sea alcaldesa y no alcalde. Entonces, ¿por qué eso? Porque la mujer, todas las mujeres, por ejemplo, los sandinistas hicieron una política de que el alcalde tenía que llevar una alcaldesa o la alcaldesa llevar un alcalde, pero no hubieron alcaldesas. Aquí en Managua tenemos alcaldesa, porque nuestro alcalde se murió, solamente por eso. Veamos desde ese punto, los municipios que estén viendo, o es que la mujer como no puede la ponen de alcaldesa solo para que acapare el espacio y cumplir con la política de género, dizque de género del gobierno.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) “Siempre en los cabildos que se tienen aquí los jóvenes participan, pero en esos cabildos la voz de los jóvenes no se escucha y mucho peor la voz de una mujer negra. Primero no nos oyen como jóvenes, luego como mujer, luego por negra y luego por afrodescendiente.” (Mujer joven, grupo focal de afrodescendientes, Bluefields) Como ejemplo de las dificultades que enfrentan mujeres en el sistema político se puede mencionar el caso de Edipcia Dubón, diputada electa en la lista nacional por la Alianza PLI en el 2011. En una entrevista ella contó la discriminación que enfrentó especialmente al inicio de su participación en un partido político. Al llegar por primera vez, como mujer joven: “…Desde que llegué la primera vez me mandaron a servirles café. Un compañero de verdad que pensó que había llegado para servir café y yo lo primero que le dije fue yo no vengo a servir café, entonces se equivocó de legalista, de cafetera.” Durante las discusiones dentro del partido, ella siempre sentía que tenía que hacer más que sus compañeros hombres. “…por ser joven siempre está la tentación de pensar de lo que vas a decir no tiene sentido o como inexperta entonces no le hagamos caso. Entonces tenías que tener una participación más clara. Entonces está siempre por encima de la expectativa. O sea, ser mucho más profesional ser mucho más elocuente, ser mucho más disciplinado”. (Edipcia Dubón)


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Cuando ella viajaba siempre la veían como la novia de alguien y no como una participante más en el espacio político. “Por ejemplo y pues a nivel personal “x” persona fue presidente de la juventud y cuando nosotros íbamos a los territorios la gente pensaba que él era mi novio solo porque íbamos juntos. Y no, nunca fuimos novios, siempre fuimos compañeros […]. Ese tipo de cosas siempre tuve que estarlas cuidando hasta que entendieran que yo no llegaba ahí de un papel de novia de o este en un segundo nivel, sino que llegaba hacer trabajo político” (Edipcia Dubón). Estos ejemplos muestran el nivel del machismo dentro del sistema político. En consecuencia, no es extraño que no haya muchas mujeres en posiciones de liderazgo en los partidos políticos. Pero no solamente existe una cultura machista dentro de las organizaciones sino también una discriminación de mujeres, hasta el abuso y acoso sexual. “Yo ingresé a una organización de jóvenes obviamente. En los puestos altos, verdad, estaban hombres y hombres mayores pues que trabajan con chavalas pues y chavalos jóvenes. Yo tuve una mala experiencia pues, porque por ejemplo, él acosaba pues, a muchas de las chavalas que estábamos dentro de la organización. Yo creo que yo fui la única que habló de eso pues y que de ahí supe que, que habían varias personas que habían sido víctimas de esta persona. Entonces yo creo que, que es porque las mujeres también estamos como que muy propensas a exponernos a ese tipo de riesgos. Porque si sos joven, si sos chavala pues, si no tenés experiencia, es muy fácil que puedan manipularte pues y que te puedan chantajear con cosas.” (Mujer joven, grupo focal de mujeres, Managua) Sin embargo, muchas/os jóvenes mencionaron que la mayoría de las personas jóvenes participando son mujeres. Eso es particularmente visible en las organizaciones religiosas. Eso también fue confirmado por la encuesta que hizo CINCO ya citada anteriormente. “Y sí, yo he aprendido como mujer que la emoción que me está permitida expresar es la tristeza, porque hay un modelo femenino que me dice que las mujeres tenemos que ser sufridas, buenas y aguantadoras. Me permitiré quejarme y llorar. También me estará permitido expresar culpa. Pero no me estará permitido expresar rabia. Porque de la mujer que expresa rabia se dice: es una mujer muy arrecha, ¡parece hombre! Los hombres también aprenden a expresar sus emociones. A ellos sólo se les permite expresar rabia, furia, incluso violencia... No pueden llorar, no pueden expresar miedo ni culpa ni tristeza. Y esta represión de sus emociones la pagan cara, tanto ellos como las mujeres que tienen cerca” (Cabrera, 2002).

165


166

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

En Nicaragua, muchísimas organizaciones “quieren hacer operaciones de corazón abierto con machete”. En las organizaciones se quiere “cambiar el mundo”, pero al interior de las organizaciones no cambia nada y se reproduce un modelo superado y un estilo de liderazgo que impide cambiar cualquier cosa. Y es que los únicos caudillos de este país no son Daniel Ortega y Arnoldo Alemán. El caudillismo se reproduce en las organizaciones, en las ONG, en todos los sectores de nuestra sociedad. ¿Tenemos organizaciones democráticas? Pero, ¿podemos tenerlas? Hemos descubierto que cuando la historia personal aún duele tanto es muy difícil construir la democracia. (ibíd.) Pero también hay que preguntarse, ¿cómo empoderar a una población que está traumatizada? A una población que no toma en cuenta sus necesidades emocionales y afectivas de la misma manera que las materiales, que no pone atención a lo que piensa, a lo que siente, a cómo lo viven, a cómo lo expresan. La respuesta es la sanación. Y para sanar no se necesitan sicólogos. “Muchas de las concepciones modernas de sanación nos dicen que se trata de un desafío colectivo. Se trata de reconocer que mi duelo, tu duelo, su duelo son similares. Para sanar colectivamente es necesario un cambio cultural. ¿Por qué la gente no habla? Porque se somete a un mandato cultural muy fuerte que le dice que “los trapos sucios se lavan en casa”. En lo fundamental, la sanación tiene que ver con el proceso de asumir una responsabilidad personal. Significa que yo asumo la responsabilidad de mi vida, que asumo la responsabilidad de curarme. Y asumir esa responsabilidad tiene que ver con distanciarme del modelo de liderazgo tradicional que existe en este país y con la construcción de un nuevo modelo de liderazgo. Nada fácil”. (ibíd.) Al revisar un poco la historia política del país, tiende a repetir patrones, debido al liderazgo poco democrático y que no tiene un cimiento en valores y principios que se enfoquen en el bien común. Un ejemplo de lo anterior es ver la consecuencia de los últimos resultados electorales donde observadores nacionales e internacionales han denunciado anomalías y fraude debido a la falta de transparencia, igualdad de condiciones, irrespeto a la voluntad popular de los nicaragüenses y otros amaños técnicos como por ejemplo, la acreditación y expulsión de Juntas Receptoras de Votos de fiscales de partidos de oposición, verificación ciudadana, entrega de cédulas, auditoría al padrón electoral, por un lado. Y por otro, el Consejo Supremo Electoral (CSE), con clara parcialización hacia el partido de gobierno, defiende los resultados como producto de la participación masiva de la población y como los comicios electorales más transparentes en la historia del país. Se puede visualizar claramente la polarización de la sociedad en dos bandos: unos a favor y otros en contra de Daniel Ortega, presidente inconstitucionalmente reelecto en Nicaragua. Esto lleva a profundizar la división de clases entre ciudadanas/os.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Por ello, las juventudes están sometidas al vaivén de las decisiones y negociaciones de una elite partidaria que controla el sistema político del país, las cuales afectan todo el marco de la ordenanza social principalmente en sus dos pilares: el sistema económico y el sistema político (CINCO, 2005). Esto genera un clima de inestabilidad en todos los aspectos, limitando las oportunidades de desarrollo en el nivel de calidad de vida de las y los ciudadanos en especial de las y los jóvenes. Esto genera dos fenómenos: la exclusión y la desigualdad, según Ricardo Andino. “La desigualdad tiene que ver con aspectos socio-económicos y la exclusión con aspectos socio-culturales”. En el primero, se nota que unas personas tienen mejores condiciones que otras, y en el segundo, unas personas tienen condiciones y otras no las tienen del todo. Y es que el sistema político es un reflejo de nuestra sociedad y sus costumbres. En la medida en que las personas no cambien tampoco lo hará la sociedad en conjunto y, por ende, tampoco los partidos políticos. Si al final quienes tienen la posibilidad de mejorar su situación son las y los nicaragüenses, en especial las juventudes. No obstante, si ese segmento poblacional no tiene las oportunidades de acceder a una educación de calidad y un empleo digno se generará mayor exclusión que, por ende, dificulta la participación de las juventudes en la superación de la pobreza en su país.

167


168

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

IX. … aportando al desarrollo del país A pesar de estas privaciones que viven las juventudes en Nicaragua, hay algunas/ os jóvenes que están realizando acciones encaminadas a generar procesos de incidencia en las políticas públicas del país a través de su participación organizada. Estas/os mismas/os jóvenes están trabajando para defender y reclamar los derechos humanos de este segmento poblacional. En este capítulo se van a presentar algunas buenas prácticas de organizaciones juveniles para mostrar que hay jóvenes planificando procesos de manera organizada para influir en las políticas y programas públicos, donde buscan influir en aquellos actores que toman decisiones de carácter o interés público. Se evidencia que se han empoderado del proceso de participación ciudadana y de organización de la comunidad, porque es a través de un proceso de planificación que ellos deben hacer que se logre dar orientación y dirección a los cambios que se pretenden realizar. Estas buenas prácticas quieren dar un ejemplo a otras organizaciones juveniles y mostrar a las organizaciones de la sociedad civil y los organismos gubernamentales que las juventudes en Nicaragua no son invisibles y sí son actores de cambio. 9.1. Movimiento Juvenil Nicaragüita (MJN), Granada – Campaña Cívica “Sin Identidad No Existo”

En conjunto con la Fundación Corpus Cristi y la Red Nequecheri el Movimiento Juvenil Nicaraguita ejerció una Campaña Cívica llamada “Sin Identidad No Existo”, con el motivo de hacer algo contra la falta de información en la población como tramitar su cédula de identidad. Los objetivos de la campaña fueron los siguientes: - Contribuir a la defensa de los derechos humanos mediante la promoción, divulgación y exigibilidad del respeto al derecho de ciudadanía.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

- Lograr que las autoridades electorales brinden atención y entreguen cédulas sin distingos partidarios. - Lograr que todas/os las/os ciudadanas/os mejoren su calidad de vida mediante el acceso a otra serie de derechos que dependen de obtener su identidad. Las tres organizaciones mencionadas de la sociedad civil capacitaron a 20 voluntarias/os en la Ley de Identidad Ciudadana (Ley No. 152) con el objetivo de que ellas/os capacitan a otras/os ciudadanas/os como son los procedimientos para solicitar y renovar su cédula de identidad. Esto fue logrado a través de visitas a barrios, escuelas, otras organizaciones de la sociedad civil, la radio, perifoneo, volantes y mantas. Adicionalmente las tres organizaciones participantes en la campaña cívica han dado acompañamiento a personas que tenían años de solicitar su cédula de identidad y nunca se la otorgaban en el CSE. Aparte de eso se han realizado reuniones con autoridades del CED, presentando la propuesta de la campaña, quienes tienen el deber de informar a la ciudadanía de todo el proceso para la identificación ciudadana. La campaña promueve que realicen esto, para permitir a la población tramitar su cédula y que el CSE responda a estas demandas entregando el documento de identidad sin distingo político, religión, etc. Al final de los seis meses de ejecución, entre febrero y julio del año 2011, en los municipios de Granada, Diriá, Diriomo y Nandaime se logró que: - 500 ciudadanas/os a nivel departamental de Granada estén capacitadas/ os en el tema de la Ley de Identidad Ciudadana (Ley No. 152). - 200 jóvenes solicitaron su cédula de identidad por primera vez. - 70 por ciento de las/os ciudadanas/os saben los pasos de cómo renovar y solicitar su cédula de identidad. Las tres organizaciones involucradas en la campaña han aprendido mucho, como: - Ellas/os están vistos como rivales y no como aliados de la institución del Estado responsable del cumplimiento de este proceso. - Con pocos recursos y a través de diferentes medios se puede llegar a sensibilizar a muchas personas, teniendo voluntad y apoyándose en el voluntariado. - Campañas como estas ayudan a los miembros de las organizaciones a crecer como personas, aprender y motivar a otros a defender sus derechos.

169


170

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

- Todavía hace falta sensibilizar a la población en estos temas Contactos: Movimiento Juvenil Nicaragüita, Iglesia la Merced 2 ½ al Norte. Computadoras de Granada, Efraín Antonio Ordoñez, mjngranada@ gmail.com, efrainel09@hotmail.com, 8754-8095 Fundación Corpus Cristi: Augusto Cesar Sandino Alvarado, acsa140462@hotmail.com, 8988-6299

Red Nequecheri: Pablo Roberto Velásquez

9.2.

Movimiento Juvenil Nicaragüita (MJN), Managua – Construcción de Agenda Joven 2011 “Solos Caminamos más Rápido, pero Juntos Llegamos más Lejos”

En el desarrollo de la agenda joven 2011 estuvieron involucrados una serie de organizaciones, expertos en las temáticas abordadas y jóvenes no organizados, entre ellos Asociación Cívica por la Democracia (ACD), Colectivo Mis Alas, Jov-Jov en El Viejo, la Casa y Clínica de Adolescentes y Jóvenes, el Instituto de Liderazgo de las Segovias (ILSC), el Red de Jóvenes de Ocotal y el Movimiento Juvenil Nicaragüita de Managua, Estelí, Granada y Nagarote – en total 10 municipios. La iniciativa surgió de una carencia de articulación entre el Estado y la sociedad civil sobre la búsqueda de soluciones a las problemáticas públicas – esto debido a la falta de movilización de la sociedad para articular iniciativas y estrategias así como la falta de voluntad del Estado a abrir, promover y respetar espacios de participación para la ciudadanía. Además, los actores intermediarios entre la sociedad civil y el Estado, partidos políticos y medios de comunicación, no han cumplido con su función de transmitir las demandas de la sociedad al aparato estatal.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Los objetivos de realizar esta actividad fueron los siguientes: - Posicionar ante los tomadores de decisiones las demandas y propuestas desarrolladas por jóvenes organizadas/os y no organizadas/os, para que en sus respectivos planes de gobierno el tema de juventud sea prioridad para alcanzar un desarrollo sostenible en sus políticas. - Aprovechar los cambios de autoridades que avecinaban en el marco de las elecciones nacional de noviembre del 2011, de manera tal que se lograra proporcionar una propuesta a los candidatos a la Presidencia de la República por los diferentes partidos políticos. Se realizó el proceso de levantamiento de información en 10 meses (entre enero y octubre 2011) con una serie de grupos focales con jóvenes organizadas/os y no organizadas/os, talleres y entrevistas a expertas/os en los ejes que aborda la agenda, que son ciudadanía, empleo, educación y seguridad social. Para la elaboración de la Agenda Joven, se recogió información sobre las principales problemáticas y desafíos que tiene las juventudes con una metodología participativa. El primer borrador de la agenda fue presentado en julio del mismo año, el cual se discutió con diferentes grupos para conocer las opiniones del mismo y si este recogía los intereses de quienes participaron en la construcción del documento. La siguiente etapa de consulta del documento fue la movilización de la propuesta con diferentes sectores. Las alianzas con medios de comunicación facilitaron que se pudiera compartir el esfuerzo y que desde las/os jóvenes se construyera un documento donde se reflejaran las propuesta de las/os que fueron parte del desarrollo de la misma, así como el proceso de incidencia que se realizó con candidatos presidenciales. Así también se llevó a cabo con candidatas/os a diputadas/os departamentales y nacionales en los departamentos de León, Granada, Managua y Jinotega. Con la actividad se logró lo siguiente: - A cuatro candidatos a presidente se presentó oficialmente la Agenda Joven, comprometiéndose públicamente a tomar en cuenta esta. - En tres municipios (León, Granada y Managua) se presentó la agenda a candidatas/os a diputadas/os nacionales y departamentales, quienes aceptaron incorporarla en sus programas de trabajo.

171


172

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

- A través de alianzas con medios de comunicación masivos locales y nacionales se posicionó la propuesta de agenda ante la población. - Se desarrolló una campaña digital denominada “Se Busca”, en conjunto con ACD, para promover en la ciudadanía la participación de una manera más efectiva durante el proceso electoral del 2011. A través de esa experiencia descrita se aprendió que: - Jóvenes están en procesos de aprendizaje para desarrollar sus capacidades de elaborar documentos de propuestas de políticas públicas. - Es importante promover la participación y el involucramiento de las mujeres y de los varones jóvenes organizadas/os y no organizadas/os en estos procesos. - La agenda joven tiene la ventaja de que serviría como base para su actualización y adaptación a otros contextos. - Si bien es cierto los partidos políticos recibieron y aceptaron el documento, aun muestran desinterés en aplicar las propuestas. - Se trató de articular con organizaciones locales del Caribe, pero estas organizaciones apuestan más plantear sus demandas y propuestas desde una lógica regional y enfocada en los diferentes pueblos indígenas y comunidades étnicas propias de las Regiones Autónomas. Contactos: Movimiento Juvenil Nicaragüita, Los Robles. Parque japonés 3 c al este, casa #44, 22785632, jovenesnicaraguita@gmail.com Sandra Moncada: smoncadadiaz@yahoo.es, 87684594 Erick Escobar: Escobarquintana0@gmail.com, 86709558


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

9.3. Centro de Estudios y Promoción Social (CEPS), Ciudad Sandino – Fortalecimiento de las Capacidades de Jóvenes para su Incidencia en la Presupuestación Municipal

El Centro de Estudios y Promoción Social (CEPS) trató el problema de adultismo, que dificulta reconocer a las/os jóvenes como sujetos de derecho con capacidades y habilidades para ser parte del desarrollo local, mediante el fortalecimiento de las capacidades de jóvenes para su incidencia en la presupuestación municipal. Otra parte del problema es que las/os mismas/os jóvenes han visto los espacios de gestión pública como una actividad realizadas por un grupo limitado de personas conocidas como líderes comunitarios. La actividad que se desarrolló con el involucramiento de instituciones estatales (MINSA, MINED), gobiernos municipales (la alcaldía y el consejo municipal) y el Consejo de Jóvenes de Ciudad Sandino durante dos años (entre julio 2009 y junio 2011) tenía el siguiente objetivo: - Promover la realización del presupuesto municipal participativo e inclusivo de los derechos de las y los jóvenes. En Ciudad Sandino la organización juvenil tiene su mayor expresión en el Consejo Municipal de Juventud con quien el CEPS desarrolló una alianza apoyada por el programa Fondo Común para acompañar un proceso de desarrollo personal y la elaboración de políticas públicas en beneficio de las juventudes del municipio.

173


174

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Como parte del proceso se organizaron y consolidaron redes sociales juveniles a nivel de zonas urbanas y rurales con el fin de protagonizar con ellos y ellas un proceso de desarrollo local y en particular la recuperación de la capacidad comunitaria para participar activamente en las decisiones y tareas que requiere el desarrollo del Municipio. Ellas y ellos desarrollaron un proceso de crecimiento personal con un enfoque de género y masculinidad así como de habilidades para la vida en los temas de noviazgo, embarazo, VIH, violencia, diversidad sexual, liderazgo, discriminación y comunicación. Esta etapa contribuyó a evidenciar cómo la estructura sexista de la sociedad hace daño tanto a hombres como mujeres, a la necesidad de un nuevo pensamiento, en el cual los estereotipos masculinos son remplazados por el respeto, reconocimiento a los derechos de las personas, a los factores de riesgo para la vida de varones, de mujeres, y de cómo influyen las relaciones de poder en todos los ámbitos de nuestra vida (pública y privada) y a la construcción de una visión más amplia en el desarrollo local. Realizaron un diagnóstico para conocer la situación de las juventudes en el municipio en el tema de la participación para tener pistas en el trabajo a realizar para promover la participación como un derecho humano. Desarrollaron un proceso de incidencia con las y los tomadores de decisión a nivel municipal presentándose como actores estratégicos en el desarrollo del mismo, pidiendo ser parte de la solución, no ser vistos como un problema. Presentaron una propuesta de ordenanza municipal en la cual recogieron sus necesidades e intereses y el reconocimiento de las personas adultas de sus derechos, capacidades, y habilidades para incorporarlos en el proyecto de desarrollo local. La alcaldesa y el consejo municipal demostraron voluntad política y apoyo en la aprobación de dicha ordenanza, logrando mediante ordenanza municipal declarar a “Ciudad Sandino municipio de juventudes” y participaron en el proceso de elaboración del presupuesto municipal para materializar dicha ordenanza en propuestas concretas a las que se les están dando seguimiento. Presentaron 3 propuestas de proyecto en el presupuesto municipal 2010, de la cuales fue aprobada una. A través de la actividad se logró lo siguiente: - El Consejo de Jóvenes de Ciudad Sandino y sus expresiones están fortalecidas a través de los consejos zonales. - Jóvenes cuentan con capacidades para participar e incidir en la formulación del presupuesto municipal y dar seguimiento al mismo. - Ciudad Sandino es declarado “Municipio de Juventudes”, a través de una ordenanza asumida por el Consejo Municipal.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

- Una propuesta de jóvenes es aprobada en el presupuesto municipal Las lecciones aprendidas son los siguientes: - Al hablar de la temática de jóvenes, debemos procurar realizar abordajes desde la diversidad ya que nos encontramos con diferentes realidades (jóvenes que ya están trabajando, jóvenes que son padres y madres de familia, jóvenes en situación de riesgos, jóvenes que están en las universidades, jóvenes que son analfabetos, jóvenes que son desempleados, jóvenes con opciones sexuales diferentes). Esto permitirá pensar en intervenciones que se ajusten los derechos que menos han sido cumplidos y poder garantizarlos desde la inversión municipal. - Por la diversidad de jóvenes, debemos pensar en diferentes metodologías para realizar las intervenciones y poder promover la participación de cada uno de ellos. - La capacitación en el ciclo de presupuesto municipal permite una mayor incidencia dentro del proceso. - Es necesario hacer intervenciones integrales que facilite el desarrollo de capacidades y destrezas no solamente en un ámbito de sus vidas. - El abordaje de género y generacional debe trabajarse como un enfoque transversal. Esto implica estar presente en todo el proceso para deconstruir patrones machistas que les permita cuestionar el modelo machista en la cotidianidad, tanto a nivel personal como en las acciones que realizan. Al mismo tiempo permitirá la construcción de presupuestos más participativos y justos. - Las organizaciones de jóvenes deben contar con autonomía y espacios de toma de decisión. Sin embargo, siempre es importante que cuenten con organizaciones que pueden respaldar sus propuestas, pues es una oportunidad también de trabajar el enfoque de generacional. Contacto:

Centro de Estudios y Promoción Social, Reparto Bolonia, de la estatua de Montoya, 1 cuadra al sur, 1 cuadra arriba, ½ al sur, 22664719, ceps@ibw.com.ni Representantes: Rosario Cuadra & Katty Navarro

175


176

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

9.4. Centro de Derechos Humanos, Ciudadanos y Autonómicos (CEDEHCA), Bonanza – Organización del Movimiento JENHMusawas e Incidencia en Actores Locales Con la finalidad de organizar las y los jóvenes en el Movimiento JENHMusawas el Centro de Derechos Humanos, Ciudadanos y Autonómicos (CEDEHCA) identificó el problema de que las y los adolescentes y jóvenes de la comunidad indígenas Musawas no contaban con una expresión organizativa. Además, las y los jóvenes de esta comunidad de la reserva de Bosawas desconocen el marco jurídico de la juventud y en consecuencia se violentan sus derechos humanos y autonómicos, son invisibilizadas/os y discriminadas/os por otras/os jóvenes y la sociedad en general. La actividad que se desarrolló durante 13 meses entre julio 2010 y agosto 2011 en la comunidad de Musawas tenía los siguientes objetivos: - Organizar y promover el derecho a la participación de las y los jóvenes indígenas, fortaleciendo sus capacidades de análisis y organización particularmente de la mujer joven indígena. - Fortalecer las capacidades de incidencia de las y los jóvenes indígenas, para la promoción y creación de espacios de participación juvenil a nivel territorial, local y regional. En el Programa Regional de Educación en Derechos Humanos y Autonómicos facilitaron aprendizajes a jóvenes mayangna de la comunidad Musawas, especialmente en el tema de liderazgo efectivo y desarrollo organizativo. Después se formó un grupo local de JENH-Musawas y se organizaron 20 mujeres jóvenes madres solteras. Adicionalmente se realizaron asambleas municipales, foros, diálogos de saberes, un diagnóstico y una línea de base. Además, se realizaron campañas de sensibilización sobre la cuota del 30 por ciento de mano de obra juvenil. Con la actividad descrita en la que colaboraron varios actores locales y autoridades comunitarias se logró lo siguiente: - Las/os jóvenes tienen una mayor capacidad de análisis con respecto a la situación de su entorno y tomar decisiones realistas en base a las condiciones de su comunidad.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

- Las autoridades comunitarias de Musawas toman conciencia y aprueban más espacios para la participación de jóvenes, particularmente para las mujeres. - Las autoridades comunitarias, territoriales y locales asumen como propios que la participación de las y los jóvenes Mayangna provoca cambios sostenibles en relación al desarrollo comunitario. - Las y los jóvenes puedan demandar de manera organizada y efectiva el cumplimiento de sus derechos. - El movimiento JENH cuenta con una mayor participación de mujeres en sus estructuras, así como en los espacios de toma de decisiones, existe una mayor conciencia en la población, principalmente del sexo masculino sobre los derechos de las mujeres y la igualdad de oportunidades. - La organización de jóvenes indígenas en JENH ayudará a fortalecer sus capacidades de liderazgo, participando activamente en la gestión comunitaria y de esta forma ser visibilizados e incluidas sus propuestas en programas y estrategias de gobierno en todos los niveles. - Las y los jóvenes Mayangna están representadas/os dignamente a través de JENH en todos los espacios de participación ciudadana. Las lecciones aprendidas son las siguientes: - Compartir con jóvenes de otras etnias bajo el principio del respeto mutuo y responsabilidad de la cultura, costumbres y tradiciones y viceversa, en asambleas, capacitaciones, marchas y actos culturales entre otros. - Aprender a cabildear e incidir dentro del marco del respeto en las instancias comunales y participar en las reuniones de las autoridades comunitarias; espacio ganado con el trabajo comunitario de los jóvenes del JENH. - Ser más sensibles ante los problemas y demanda de los jóvenes particularmente las mujeres indígenas. - Ser más organizados, positivos y propositivos en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas. Contacto:

JENH-Musawas, Frente a Polideportivo “Ronaldo Meza”, 27940012, c.geramn08@hotmail.com Representantes: Germán Castellón Rosales (coordinador) & Esther Marisol Huete Zeledón (Facilitadora) 84925636

177


178

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Testimonio de una participante de la actividad: Esther Marisol Huete Zeledón (21 años). Como indígena Mayangna me organicé en el Movimiento de Jóvenes Estableciendo Nuevos Horizontes (JENH), con la autorización de mis padres. Tuve la oportunidad de viajar y capacitarme en el Programa Regional de Educación en Derechos Humanos y Autonómicos acreditándome como facilitadora. Es difícil para nosotras las jóvenes indígenas romper la barrera de participación activa por tener autoridades con un esquema tradicional paternalista (consejo de ancianos, wishta, síndicos) que son los que dirigen el destino de la comunidad. La participación de la mujer se limita a la familia y hablar del derecho que tenemos los jóvenes es entrar en conflicto, ya que tenemos que respetar nuestras leyes, tradiciones, cultura y costumbres. Con el proyecto Promover el derecho a la participación de la juventud, indígena y mestiza, particularmente de la mujer joven, mediante el fortalecimiento de sus capacidades de liderazgo e incidencia para la creación de espacios que contribuyan a mejorar su calidad de vida en el triángulo minero. Cabildeado, presentado y aprobado por las autoridades comunitarias, Cedehca abre una oportunidad en mi vida de poder ayudar a la juventud mayangna. JENH me capacita en liderazgo efectivo y desarrollo organizativo con estas herramientas y un grupo de 40 jóvenes muy entusiasmado fundamos el capítulo de JENH – Musawas, con su junta directiva, y organizamos un grupo de 20 mujeres jóvenes particularmente con madres solteras como beneficiarias (grupo meta). Las autoridades comunales estuvieron muy de cerca observando la elección de las estructuras de JENH, las capacitaciones del PREHDA, desarrollo organizacional, las diferentes actividades de JENH y el permiso de los padres de familia para adolescentes, fueron determinantes para que las autoridades tomaran conciencia de que los jóvenes teníamos nuestros derechos y estaban establecidos en la ley de la juventud. Las asambleas municipales, los foros, los diálogos de saberes, la participación en el diagnóstico y la línea de base, las campañas de sensibilización (realización de afiches, brochures, camisetas, lemas, y programa radial en nuestra propia lengua) sobre la cuota del 30% de la cuota de mano de obra juvenil a nivel territorial, local y regional. Es una experiencia nunca imaginable para mí y los miembros de JENH – Musawas. Es para todos conocidos que intercambiar con


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

autoridades locales como el alcalde municipal es difícil, pero tuvimos la oportunidad de manifestar nuestro sentir como jóvenes a los actores territoriales, locales y regionales en nuestra propia lengua. Fuimos escuchados y resuelta alguna de nuestras demandas, tales como el reconocimiento de nuestra organización JENH- Musawas, pertenecer al Consejo Municipal de Adolescente y Jóvenes (COMAJ), Firma de la Propuestas de las políticas de empleo Juvenil “Mi primer Empleo” del Empleo Juvenil, o aprobación unánime del Consejo Regional de las Políticas y Estrategias de la Juventud de la RAAN entre otros. 9.5. Red de Jóvenes Voces del Presente (RJVP), Chinandega – Respuesta de la juventud ante una situación de emergencia por causa de inundaciones en 2 comunidades del municipio de Villanueva En reacción a las grandes inundaciones por causa de fuertes precipitaciones del invierno, que afectaron a varias familias, ASODEL y la Red de Jóvenes Voces del Presente (RJVP), compuesta por la Red de Jóvenes Somos Nicas (municipio de Chinandega), la Red de Jóvenes Haciendo Historia (municipio de El Realejo) y la Red de Jóvenes haciendo el Cambio (municipio de El Viejo), junto con otras organizaciones como la Organización de Mujeres Discapacitadas por un Futuro sin Barreras (OMDISFUB) y la empresa Entelca-Canal 9, realizaron una actividad como respuesta a una situación de emergencia. Los objetivos de la actividad realizada durante 7 días entre el 28 de septiembre y el 4 de octubre 2010, en las comunidades Aquespalapa e Israel, fueron: • - Visibilizar ante la sociedad chinandegana la situación de emergencia de las comunidades cercanas al río Estero Real en el municipio de Villanueva. • - Brindar una respuesta inmediata paliativa a la emergencia de las familias afectadas. • - Promover la solidaridad a nivel de grupos de artistas, jóvenes estudiantes, dueños de negocios. Como en cada año, el invierno trae lluvias fuertes que provocan inundaciones, las cuales tienen como consecuencia obstruir la libre circulación por la carretera Panamericana y el acceso a las comunidades. En los 7 días indicados las y los jóvenes de la RJVP se autoconvocaron para hacer un hablatón a favor de las familias afectadas por el invierno. Se coordinaron con la

179


180

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

empresa de cable Entelca-Canal 9. Se buscó apoyo de las otras organizaciones mencionadas entre ellas OMDISFUB que prestó las alcancías para la colecta del dinero. En solamente 4 días el RJVP organizó un evento con todo lo necesario: organización, planificación, gestión de artistas y publicidad. El 2 de octubre de 2010 se realizó el evento en las calles de Chinandega, que se transmitió en vivo a través de Canal 9. Este evento se realizó con ayuda de 90 jóvenes mujeres y hombres, trabajando voluntariamente (entre ellas/os el grupo de logística, las/os artistas, las/os recolectores) y 37 alcancías. Estas/os tenían apoyo del personal técnico de la empresa Canal 9, encargada de transmitir el evento, y 5 periodistas locales que animaron el evento y dispusieron sus programas para llamar a la solidaridad como una respuesta ante la emergencia. Como respuesta de la población se recaudó aproximadamente C$ 6,000 (seis mil córdobas), 7 sacos de ropa para todas las edades, más algunos víveres. Con el dinero recaudado se terminó de comprar granos básicos y se hicieron paquetes para 125 familias asentadas en 4 albergues rurales del municipio de Villanueva. Con dicha iniciativa se logró lo siguiente: - La movilización inmediata para brindar una respuesta paliativa a la emergencia como una muestra de solidaridad con las familias afectadas por parte de jóvenes estudiantes, grupos culturales, artistas, dueños de negocios, organizaciones de la sociedad civil. - La coordinación efectiva, a pesar de una organización improvisada, con los diferentes actores sociales que asumieron compromisos para la realización de la actividad. - La entrega de víveres a 125 familias afectadas de 4 albergues rurales, que después de 1 semana ya se habían quedado sin alimentos. Hasta ese momento la única autoridad que se había hecho presente fue el alcalde de Villanueva, quien les aprovisionó de algunos granos mientras llegaba la respuesta del gobierno central. El Ejército de Nicaragua sólo actuó en la evacuación de las familias a través de la Defensa Civil y la Cruz Roja Nicaragüense, a pesar de estar organizando actividades paralelas a esta que se narra, no se hizo presente.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Las lecciones aprendidas fueron las siguientes: - Es necesario estar organizados y contar con un plan de emergencia para evitar la improvisación. - La juventud es solidaria y sólo requiere de un espacio para expresarse. - Una buena coordinación es vital para alcanzar los objetivos. - Los proyectos asistencialistas no logran cambiar la realidad. Es preciso trabajar en función de un plan de contención que eduque a la población para poder prevenir el impacto de los desastres. - Aún los que mucho tienen necesitan de los que tienen poco. Contacto:

• Melvin Peralta- Coordinador departamental de la Red Voces del Presente. Celular 8971 2027 • Vania Briceño- Red de Jóvenes Somos Nicas. Cel 87577234 • Juan Neyra- Red de Jóvenes Promoviendo el Éxito / Villanueva y de la comunidad Aquespalapa. Celular 87891517

181


182

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

X. Conclusiones A pesar de que la mayoría de la población en el país es menor de 30 años (las y los jóvenes representan el 33% de esta), no son tomados en cuenta hasta el punto de invisibilizarlos en la sociedad. Las juventudes de Nicaragua ejercen una ciudadanía pasiva. Eso se debe a las privaciones que enfrentan las y los jóvenes en su vida cotidiana, que se expresa por el bajo nivel de acceso a la educación, a un empleo digno y a participar de manera integral en la vida pública. La presente investigación evidencia que existe un marco jurídico muy completo para la promoción de las y los jóvenes del país. Sin embargo presenta debilidades: la falta de divulgación, la falta de adaptación a las realidades de las juventudes en el Caribe, no hay inversión pública en su ejecución, existen inconsistencias entre las normas jurídicas y las instancias administrativas, hay vacíos jurídicos en términos de articular con otras leyes y normas jurídicas. Por consecuencia, el país carece de la inversión necesaria para apoyar el desarrollo humano de las juventudes. No existe una sistematización o registro de recursos asignados hacia este segmento poblacional dentro de la ejecución presupuestaria en el Ministerio de Hacienda y Crédito público (MHCP) del Presupuesto General de la Republica (PGR). Sin embargo, el análisis de las variables e indicadores sobre la inversión en juventud en el marco del plan de acción de la Política Nacional para el Desarrollo Integral de la Juventud presentado en este documento, mostró que casi no hay inversión en las juventudes de Nicaragua. Esto genera consecuencias en el desarrollo humano de las juventudes, que se recopilaron en los ejes de trabajo del presente estudio. En el tema de la educación se evidenciaron dos problemas grandes: la falta de acceso y la mala calidad. Hablando del acceso hay que destacar que la tasa de escolaridad se mejoró notablemente en los últimos años. Las y los jóvenes de hoy, la generación 2000 (CINCO, 2011a), tienen una educación más alta que sus padres y otras generaciones anteriores. Sin embargo, todavía existe una gran desescolarización. Es decir, mientras una gran cantidad de niñas, niños, adolescentes y juventudes se matriculan en el sistema escolar, no todas/os logran finalizar este. Y se puede observar que en cada nivel de escolaridad más alto hay menos estudiantes que finalizan este. De igual manera, se identificaron tres factores que representan obstáculos para las juventudes para lograr finalizar sus estudios. Por causa de estos, muchas/os jóvenes se retiran de los centros educativos para trabajar o simplemente para no hacer nada. El primer factor son los recursos económicos: muchas familias no pueden pagar por los costos de enviar a sus hijas/os a educarse y las becas que provee el gobierno no son suficientes para garantizar la educación para


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

cada una/o, creando una brecha entre familias con y sin recursos económicos. El segundo es el factor geográfico. A causa de la centralización de los centros de estudios muchas/os jóvenes se ven obligados a salir de su lugar de origen para poder seguir estudiando, especialmente jóvenes que quieren obtener una educación secundaria, técnica y/o superior tienen muchas problemas. En consecuencia se observa una brecha entre la población urbana y rural. Y el último factor es el cultural. A muchas/os jóvenes de los pueblos indígenas y comunidades étnicas se les complica el acceso a la educación por causa del idioma. El Programa de Educación Bilingüe Intercultural (PEBI) debe asegurar una educación de calidad para cada una/o en su lengua materna. Sin embargo, eso solamente está establecido en la primaria, construyendo una brecha entre la mayoría del país (las/os mestizas/os) y la mayoría de los numerosos pueblos indígenas y comunidades étnicas. Se ha evidenciado también que un gran problema en el país no solamente es la falta de acceso a la educación, sino también la baja calidad de esta, debido también a los bajos niveles de inversión en este sector. La calidad está influenciada por tres factores principales. Primero, la infraestructura tiene muchas carencias, entre ellas la falta de bibliotecas, materiales de enseñanza y tecnología así como el estado deficiente de las aulas de clases. El segundo factor son las/os mismas/ os docentes, que tienen una calificación profesional baja y reciben un muy bajo salario, que llega a generar falta de compromiso entre ellas/os. Adicionalmente hay que destacar que el número de docentes en el país no es suficiente. Un tercer factor es la desarticulación de los subsistemas de educación. Estos subsistemas deben basarse en la armonía entre ellos, es decir, que uno sea complementario del otro en una secuencia lógica que garantice la preparación de las y los jóvenes de manera adecuada para satisfacer las demandas del mercado laboral. De igual manera, la mayoría de las juventudes no puede conseguir empleo digno. Muchas/os jóvenes están desempleadas/os, subempleadas/os o trabajan en un empleo informal. Estas formas de trabajo se caracterizan por prestar malas condiciones laborales como la falta de contrato, explotación, salario insuficiente, etc. Dos problemas principales que se identificaron para acceder a un empleo digno son “los conectes” (muchas veces la única forma de encontrar trabajo) y la falta de créditos u otro apoyo para el emprendimiento juvenil. Existe mucha discriminación hacia las juventudes en el mercado laboral. Muchas/ os no cuentan con la experiencia laboral suficiente para encontrar su primer empleo, y en consecuencia quedan desempleadas/os. Si tienen trabajo son mal pagados. Se ha mostrado que hay una diferencia en los salarios entre las/os adultas/os y las/os jóvenes. De igual manera se identifica una desigualdad entre las mujeres y los hombres. Entonces, se puede apreciar la diferencia aún más grande entre el salario de un hombre adulto y una mujer joven.

183


184

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Una discriminación que enfrentan las/os jóvenes de los pueblos indígenas y comunidades étnicas se debe a su origen étnico. Ellas/os son particularmente discriminadas/os por su lengua materna y su apariencia. En el sistema educativo las juventudes en Nicaragua no aprenden lo suficiente para estar preparadas para el mercado laboral. Muchas/os hacen capacitaciones y talleres extra curriculares para aumentar sus capacidades, competencias y ganar experiencias prácticas. Las juventudes no conocen bien sus derechos laborales, aunque muchas/os jóvenes reconocen sus derechos mediante procesos de formación que brindan organizaciones de la sociedad civil. Un fenómeno creciente y perjudicial para la sociedad nicaragüense es la migración. Cada vez más jóvenes calificadas/os salen del país para buscar mejores condiciones de trabajo e ingresos. Otra consecuencia es que pocas/os jóvenes ejercen una ciudadanía activa. Esto debido a los bajos niveles de educación sobre los derechos y deberes de cada ciudadana/o. Por ello, muchas/os jóvenes no se reconocen como sujetos de derechos y deberes y/o no saben cómo reclamar si estos son violentados. Las/os jóvenes organizadas/os usan estos espacios para su desarrollo personal, que les ayuda a ampliar sus conocimientos y capacidades y para generar más confianza en sí mismos. El sistema político en Nicaragua, sin embargo, está marcado por el adultismo, machismo, caudillismo, la corrupción y el clientelismo. En consecuencia, muchas/ os jóvenes rechazan su participación en dicho sistema y/o se ven excluidos de los espacios. Mientras, muy pocas/os jóvenes están organizadas/os para incidir en la gestión pública mediante la fiscalización y/o auditoría social. La mayoría de ellas/os se organizan en una institución religiosa. El gobierno actual, a través del INJUVE, creó varios espacios de participación juvenil a través del voluntariado social. Estos espacios, sin embargo, están marcados por un ambiente parcializado y poco crítico. Este nivel de parcialización o polarización se ve en todos los niveles de la sociedad. Algunos espacios, por ejemplo los cabildos municipales, son controlados por personas de una opinión política y excluyen a personas que piensan diferente. Esta opinión o simpatía con un grupo político influye en los otros espacios de la vida. Se han observado jóvenes que no querían expresar su opinión abiertamente por miedo a tener problemas o represalias de parte de otras/os jóvenes y/o personas afines a una ideología política, ya que les podrían cerrar el camino a un empleo digno. De igual manera, en el sistema educativo se ve mucha polarización.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Un tema que también se ve en todos los espacios abordados en la presente investigación es la discriminación hacia las mujeres. En el sistema educativo, en el mercado laboral y en los espacios de la participación ciudadana las mujeres jóvenes viven en constante peligro de acoso y abuso sexual. Todo lo planteado anteriormente evidencia que el Estado de Nicaragua debe invertir de forma consistente y de calidad en las juventudes, y no solo enarbolar discursos a favor de este segmento poblacional como se ha hecho hasta ahora. Los problemas que enfrentan las y los jóvenes del país son muchos y los planteados en este estudio solamente son un extracto. Los esfuerzos en términos de políticas públicas orientadas a la recreación, el deporte y la cultura no van a contribuir significativamente a mejorar la situación actual las juventudes. Debe haber un énfasis en la inversión en los programas, componentes y/o políticas públicas orientadas a la educación, empleo y participación ciudadana para generar una disminución en la brecha de exclusión mediante la cohesión social. Y cabe resaltar nuevamente que esta inversión no debe ser tan inestable y casi nula, como lo es actualmente, sino constante y sostenible. Pero urge se tomen acciones de manera inmediata porque la oportunidad del bono demográfico está llegando a su fin. Existen diferentes estimaciones, según el Informe de Desarrollo Humano de PNUD (2011a) la población nicaragüense va a envejecer a partir de 2030. Según el economista Adolfo Acevedo (2010), Nicaragua tiene a más tardar hasta 2035 o 2040 para aprovechar el bono demográfico. A pesar de las diferencias en las estimaciones el mensaje es claro: si el Estado nicaragüense no empieza a invertir en la inclusión de las juventudes (especialmente en los tres temas educación, empleo y participación ciudadana) de manera urgente, la oportunidad del bono esta desperdiciado y con eso una posibilidad de mejorar el presente y futuro para toda la sociedad nicaragüense. Por ende hay dos posibles visiones de futuro. Primero, el Estado nicaragüense sigue haciendo lo mismo, es decir, no invertir en educación, empleo y participación ciudadano para lograr la inclusión de las juventudes en el país. En ese caso Nicaragua tomaría el camino hacia una “catástrofe social” (Acevedo, 2010). Una segunda visión del futuro muy diferente será un cambio en las inversiones del Estado hacia un enfoque más integral y tomando en cuenta el bono demográfico. En ese caso las/os ciudadanas/os serán empoderadas/os para contribuir al desarrollo sostenible de Nicaragua. No obstante hay que señalar que no todo está en las manos del Estado. Todas/ os las/os ciudadanas/os podemos contribuir a ese desarrollo necesario que queremos. Especialmente las juventudes con sus nuevos liderazgos y valores pueden contribuir a un cambio en el país. La presente investigación ya mostró

185


186

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

algunas buenas prácticas de grupos juveniles que están trabajando para la inclusión de las juventudes y, por ende, para el desarrollo de sus localidades. En consecuencia, todas/os las/os ciudadanas/os podemos contribuir al aprovechamiento del bono demográfico y con eso a una sociedad más justa y con igualdad de oportunidades. 2035 – ¡vos decidís!


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

XI. Recomendaciones Debido a los datos generados y presentados en la presente investigación se pueden dar las siguientes recomendaciones, de cuales se podría agregar mucho más. Las siguientes recomendaciones están dirigidas a cuatro actores diferentes: las instituciones gubernamentales, los partidos políticos, las organizaciones de la sociedad civil y las juventudes. 11.1. Instituciones gubernamentales. - Restablecer el marco democrático en el país, mediante el respeto al Estado de derecho (subordinación del poder a la ley), la institucionalidad y el respeto a la voluntad popular mediante el voto. Donde existan instituciones independientes y al servicio de la ciudadanía, en general, sin distingos de ninguna clase, sexo, orientación sexual, origen étnico o religión. - Que se restablezca el cumplimiento del marco jurídico de participación ciudadana que permita a las ciudadanas y ciudadanos auditar la gestión administrativa del Estado. - El Gobierno de Nicaragua debe construir políticas de Estado en el marco de una concertación nacional que dé como resultado un plan de nación a largo plazo (como mínimo 25 años), no como programas de gobierno que cambian según la ideología partidaria. Se deben priorizar tres ejes de desarrollo humano: educación, empleo y participación. - Realizar un proceso de consulta y validación sobre el marco jurídico de juventud con una metodología participativa que tenga como actores principales a las juventudes, para adaptar este a sus realidades actuales y minimizar las debilidades existentes mencionadas en este estudio, articulando lo local, regional y nacional. En este sentido, se debe tomar en cuenta la oportunidad del bono demográfico, la igualdad de oportunidades entre sexos, las particularidades de los pueblos indígenas y comunidades étnicas. Este proceso se debería realizar durante el año 2012 como máximo (antes de aprobar el PGR para el año 2013). - Los tomadores de decisiones deben replantear las nociones que tienen sobre lo que “la juventud necesita” para construir políticas públicas locales, regionales y nacionales eficientes que busquen el desarrollo humano de este segmento poblacional. Es decir, adaptarlas a las necesidades reales de las juventudes.

187


188

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

- Asignar recursos a la Política Nacional para el Desarrollo Integral de la Juventud, dentro del Presupuesto General de la Republica (PGR) correspondiente al año 2013, teniendo como base los resultados, la consulta y validación sobre el marco jurídico de juventud. Esta inversión debe ser estable y sostenible. - Los gobiernos locales y regionales deben incrementar el porcentaje de asignación de recursos financieros dentro del presupuesto municipal a políticas o programas dirigidos a las juventudes. De igual manera que esta normativa sea de ineludible cumplimiento, teniendo como base los resultados, la consulta y validación sobre el marco jurídico de juventud. Esta inversión debe ser estable y sostenible. - La inversión a realizar en programas y/o políticas públicas que ejecuten las instituciones correspondientes en cada materia se debe equilibrar, dando un mayor énfasis a los gastos de capital y no a los gastos corrientes. - Establecer un sistema estadístico que sirva para el monitoreo y evaluación sobre la inversión en juventudes mediante las diferentes políticas públicas que ejecute el Estado de Nicaragua. - Se debe divulgar y sensibilizar a los servidores públicos, teniendo como base el marco jurídico de juventud y la oportunidad del bono demográfico, respecto a la necesidad de empoderar a las juventudes mediante políticas públicas locales, regionales y nacionales eficientes. - El Estado de Nicaragua debe ratificar la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes (CIDJ), a través de la Asamblea Nacional. 11.2. Partidos políticos - Impulsar procesos de modernización de sus instituciones, democratizando sus procesos, programas, estatutos y mecanismos de toma de decisión. Que permita promover el relevo generacional transformando la cultura política actual dentro de los partidos como el caudillismo, clientelismo político, corrupción, etc. - Establecer un sistema de cuotas para la conformación de órganos directivos y la elección a candidatas/os a cargos públicos. Estas cuotas deben estar definidas sobre la base de la distribución poblacional en el país, con un mínimo del 50% mujeres, 30% jóvenes, 5% de pueblos indígenas y comunidades étnicas.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

- Deben generar procesos de formación integral de sus miembros, principalmente los que asumen cargos en los órganos de dirección y cargos públicos. Esto con el objetivo de generar capacidades y competencias en el diseño y ejecución de políticas públicas enfocadas al desarrollo humano de toda la sociedad. - Los líderes de los partidos políticos deben cambiar su noción sobre las juventudes. Las juventudes, más allá de ser “simples activistas” en una visión utilitaria, son sujetos de derechos y deberes con un alto potencial para generar cambios a favor de la sociedad nicaragüense. - Se deben establecer mecanismos reales en la construcción de propuestas y programas, tomando en cuenta a la ciudadanía en general. Es decir, cumplir con su papel de ser los intermediarios entre la ciudadanía y el Estado, mediante la concertación de intereses. 11.3. Organizaciones de la sociedad civil - La sociedad civil debe seguir fortaleciendo su papel como contrapeso del poder en el Estado, mediante el seguimiento a su gestión administrativa, haciendo uso de herramientas de fiscalización y auditoría social. - En el contexto actual es necesario que la sociedad civil siga teniendo un papel activo en complementar las funciones del Estado en la promoción de leyes, normas y políticas, y en la formación de ciudadanía mediante la promoción de valores y principios, que persiguen el objetivo de hacer respetar y cumplir con los derechos humanos de la ciudadanía. Y que siga demandando que el Estado asuma estas responsabilidades. - Las organizaciones sociales deben fortalecer sus procesos de desarrollo organizacional, de forma tal que garanticen procesos democráticos a lo interno, representación legitima de los intereses de la ciudadanía, que no reproduzcan patrones negativos de la cultura política (caudillismo, clientelismo, adultismo, corrupción, polarización ideológica) y que esto contribuya a la reconstrucción del tejido social. - A las organizaciones que trabajan con jóvenes a través de programas o proyectos, habría que invitarles a cambiar el paradigma de que las personas son “beneficiarias” para comprenderlas como “actores de desarrollo”. Es decir, no tener una visión asistencialista con las juventudes. De igual manera, a las organizaciones que aún tienen la noción de que las juventudes tienen una función de activistas, desarrollar una visión de desarrollo humano hacia estas.

189


190

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

11.4. A las juventudes - Empoderarse mediante su organización y formación en función de reconocerse como sujetos de derechos y deberes, para incidir en la trasformación de sus realidades. Hay que tener en cuenta que deben cambiar el paradigma sobre sí mismos, es decir, no limitar sus capacidades de generar cambios y que solo los adultos o el gobierno o la familia o Dios puedan hacerlo. - Las juventudes deben cambiar los valores de la cultura política actual (caudillismo, clientelismo, corrupción, etc.), y los factores discriminantes que existen en la sociedad (machismo, racismo, adultismo, etc.), asumiendo nuevos valores como la equidad y la igualdad entre sexos, como parámetros fundamentales en la educación y desarrollo de sí mismos, de su familia y los diferentes espacios en que socializan. Todo ello, para sembrar referentes distintos en la sociedad actual y promover desde allí la democratización del hogar, “la cabeza” y las relaciones sociales. - Establecer mecanismos de diálogos entre los diferentes sectores de las juventudes organizadas para incentivar la creación de una agenda en común con la cual puedan ejercer presión a los diferentes sectores sociales y políticos en el país. - Las juventudes organizadas deben acompañar la gestión pública de las instituciones de gobierno (local, regional, nacional) mediante la fiscalización y/o auditoría social, según lo establecido en el marco jurídico de participación ciudadana. - Las juventudes organizadas deben poner el énfasis en procesos de formación orientados a la incidencia en políticas públicas.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Bibliografía Abaunza, H. (2009). De Juventudes y Jóvenes. Recuperado de http:// humbertoabaunza.blogspot.com/. Abramovich, V. (2006). Una Aproximación al Enfoque de Derechos en las Estrategias y Políticas de Desarrollo. En: Revista de la CEPAL 88, pp. 35-50. Abramovich, V. & Pautassi, L. (2006). Dilemas Actuales en la Resolución de la Pobreza. El Aporte del Enfoque de Derechos. Ponencia presentada en el Seminario “Los Derechos Humanos y las políticas públicas para enfrentar la pobreza y la desigualdad”, Buenos Aires, UNESCO, Secretaría de Derechos Humanos y Universidad Nacional Tres de Febrero; 12 y 13 diciembre de 2006. Acevedo Vogl, A.J. (2010). Una entrevista sobre un “bono” muy diferente. En: Boletincc. Managua: Coordinadora Civil. Acevedo, A. (2011). Sólo se sabe de migajas venezolana, pues toda está guardada en los bancos…sin gastarse nada. Recuperado de http://www. ccer.org.ni/noticias?idnoticia=762 Balardini, S. (1999). Políticas de Juventud: Conceptos y la Experiencia Argentina. En: Última Década, NO. 010. Viña del Mar, Chile. Centro de Investigación y Difusión Poblacional de Achupallas. Banco Mundial (2011). Datos sobre Migración y Remesas 2011. Banco Mundial. Barber, M. & Moursehd, M. (2008). Cómo hicieron los sistemas educativos con mejor desempeño del mundo para alcanzar sus objetivos. PREAL. Cabrera, M. (2002). Vivimos y Sobrevivimos en un País Multiduelos. Entrevista a la Dra. Martha Cabrera. Revista Envío, No. 249. Calero, M. (2008). Informe de Progreso Educativo de Nicaragua 2007. Managua: PREAL. CENIDH (2011). Informe Anual. Derechos Humanos en Nicaragua 2010. Managua: Centro Nicaragüense de Derechos Humanos. CEPAL (2008a). Situación y desafíos de la juventud en Iberoamérica. El Salvador: CEPAL. CEPAL (2008b). Superar la Pobreza mediante la Inclusión Social. Santiago de Chile: CEPAL. CEPAL (2010). Panorama Social de América Latina. Documento Informativo. Comisión Económica para América Latina y el Caribe CEPAL/OIJ (2004). La Juventud en Iberoamérica. Tendencias y Urgencias. Santiago de Chile: CEPAL/OIJ.

191


192

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

CEPAL/OIJ (2008). Juventud y cohesión social en Iberoamérica. Un modelo para amar. Santiago de Chile: CEPAL/OIJ. CINCO (2009). La Gobernabilidad al Servicio de las Reformas. Managua: Centro de Investigaciones de la Comunicación. CINCO (2011a). Jóvenes y cultura política en Nicaragua. La generación del 2000. Managua: Centro de Investigaciones de la Comunicación. CINCO (2011b). Nicaragua: Del Sueño a la Pesadilla. Perspectivas, No. 62. Coalición de juventud (2006). Agenda nacional de adolescentes y jóvenes 2006. Managua: Coalición de juventud. Delgadillo, M. (2010). El bono demográfico y sus efectos sobre el desarrollo económico y social de Nicaragua. UNFPA, CEPAL-CELADE. Managua. Ética y Transparencia (2007). Estudio del Proceso de Cedulación 2007. Managua. Foro Económico Mundial (2010). The Global Competitiveness Report 2010-2011. Geneva: World Economic Forum. FUNIDES (2011). Propuesta de Agenda Educativa de Nación. Managua: Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social. Gacitúa, Sojo, Davis. (2000) Exclusión social y reducción de la pobreza en América Latina y el Caribe. Flacso. Gijsel, van M. y Espinoza, H (2008). Percepciones Estudiantiles sobre Derechos, Género y Sexualidad. Grupo Alianza para la Inversión en la Niñez y la Adolescencia (2006). Demanda de más y mejor Inversión en Educación para Niñas, Niños y Adolescentes. Managua: Grupo Alianza para la Inversión en la Niñez y la Adolescencia. IEEPP (2010). Diagnostico sobre el acceso al agua potable en las escuelas públicas de Nicaragua. Managua: Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas. INIDE (2006). Anuario Estadístico 2006. Managua: Instituto Nacional de Información de Desarrollo. INIDE (2008). Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDESA 2006-2007). Informe Final. Managua: Instituto Nacional de Información de Desarrollo. INJUVE (2006). Encuesta Nacional de Juventud. Managua: Instituto Nicaragüense de la Juventud. JNPE (2011). Un Vistazo a la Educación en Nicaragua desde Organismos Sociales. Managua: Jornada Nacional Permanente por la Educación.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Krauskopf, D. (2003). Participación y Desarrollo Social en la Adolescencia. San José: Fondo de Población de Naciones Unidas. Landman, T. (2006). Indicadores de los enfoques del desarrollo basados en los derechos humanos en la Programación del PNUD: Guía para usuarios. PNUD (s.l.). Oxfam (2011). Análisis de las Desigualdades de la Juventud Multiétnica de la Costa Caribe Nicaragüense, la Aplicación de Políticas Públicas y Estrategias para Superarlas. Managua: Oxfam. McCoy, J. (2004). Sobre Tesis III. Sobre la Democracia como Organización Social. Recuperado de: http://www.cinu.org.mx/prensa/especiales/2005/2004/ informe_democracia/mccoy_17.pdf MINED (2008). Censo Escolar 2007. Informes de los Departamentos y Regiones Autónomas. Managua: Ministerio de Educación. MINED (sin año). Breve Reseña de la Experiencia del PEBI en la Costa Caribe Nicaragüense. Managua: Ministerio de Educación. Muñoz, D. & Narváez, M. (2008). Situación y Perspectivas del Ejercicio de Ciudadanía en la Juventud Nicaragüense. Managua: Movimiento Juvenil Nicaragüita. Muñoz, D. & Narváez, M. (2010). Análisis sobre la situación social, económica y política de la juventud nicaragüense: Una oportunidad de desarrollo. Managua: Movimiento Juvenil Nicaragüita. Niken, P. (1994). Conceptos sobre derechos humanos. Estudios Básicos de Derechos Humanos. Instituto Interamericano de Derechos Humanos. San José, Costa Rica. Pérez, A. (2006). Nuestra juventud es heredera de un fracaso nacional. Revista Envío, No. 289, Abril 2006. Pineda, G. (2008). Análisis de Situación en Población para Adolescentes y Jóvenes en Nicaragua: Las Personas Jóvenes y los Objetivos del Milenio. Una Nicaragua Joven y cada vez más urbana de cara al 2015. Fondo de Población de las Naciones Unidas. Plenario del Consejo Regional de la Región Autónoma Atlántico Norte (2010). Política, Estrategia y Plan Regional para el Desarrollo de la Adolescencia y Juventudes de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) 2010-2014. “Adolescentes y Jóvenes multiétnicos y pluriculturales de la RAAN actores estratégicos en el proceso de Autonomía y Desarrollo de la RAAN, con inclusión, equidad y unidad en la diversidad”. Bilwi. PNUD (2000a). Derechos humanos y desarrollo humano. Informe Mundial sobre de Desarrollo Humano. New York, Estados Unidos de América.

193


194

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

PNUD (2000b). Guatemala: La Fuerza Incluyente del Desarrollo Humano. Guatemala. PNUD (2004). La democracia en América Latina. Hacia una democracia de ciudadanos y ciudadanas. El debate conceptual sobre la democracia. PNUD (2005). Informe de desarrollo humano 2005. Las regiones autónomas de las Costa Caribe ¿Nicaragua asume su diversidad? Managua, Nicaragua. PNUD (2009a). Informe sobre Desarrollo Humano Honduras 2008/2009. De la exclusión social a la ciudadanía juvenil. PNUD. Tegucigalpa. PNUD (2009b). Informe sobre Desarrollo Humano 2009. Superando Barreras: Movilidad y Desarrollo Humanos. PNUD. Nueva York. PNUD (2011a). Las Juventudes Construyendo Nicaragua. Informe Nacional sobre Desarrollo Humano 2011. Managua: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. PNUD (2011b). Informe sobre Desarrollo Humano 2011. Sostenibilidad y Equidad: Un mejor Futuro para todos. PNUD. Nueva York. PNUD (2011c). Políticas Públicas para la Inclusión de la Población Afrodescendiente. Proyecto Regional “Población Afrodescendiente de América Latina”. PNUD. Ciudad de Panamá. Rescia, V. (s.f.). El Sistema Interamericano de protección de derechos humanos. Instituto Interamericano de Derechos Humanos. San José, Costa Rica. Rescia, V. (s.f.). Los mecanismos internos de protección y promoción de los derechos humanos. Instituto Interamericano de Derechos Humanos. San José, Costa Rica. Sequeira, F. (2010). Conocimientos, percepciones y formas de participación de las juventudes de Bilwi, Bluefields y El Rama en el régimen autonómico. Monografía para optar al título de Licenciatura en Derecho. Bluefields: BICU. Sequeira, F. (2011). Political Exclusion: A tool for status quo on the Caribbean Coast. Recuperado de http://www.nicaraguadispatch.com/blogs-opinion/ political-exclusion-a-tool-for-status-quo-on-the-caribbean-coast/1148 Téllez, D. (2009). La Exclusión Política de Jóvenes, Mujeres y Pueblos Indígenas. Propuestas para la Reforma Política en Nicaragua. Managua: FriedrichEbert-Stiftung. UNFPA (2004). Casas Municipales de Adolescentes. Sistematización. Adentrándonos en la experiencia. Un abordaje eficaz para el trabajo con adolescentes. Managua: Fondo de Población de las Naciones Unidas. Vélez, J. (2003). La Construcción de Ciudadanía: Institucionalidad y Juventud. En: Ultima Década, No. 19, CIDPA, Viña del Mar. Pp. 93-102.


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

ANEXOS Anexo 1. Grupos focales realizados.

Localidad

Grupo focal con enfoque temático

Grupo focal con enfoque a un grupo social

Educación

Empleo

Participación

Mujeres

Afrodescendientes

Indígenas

Bilwi

1

1

1

1

1

1

Bonanza

1

1

1

Bluefields

1

1

1

1

1

Laguna de Perlas

1

1

1

Karawala

1

1

1

Managua (incl. jóvenes de Granada & Nagarote)

1

1

1

Chinandega (incl. jóvenes de El Viejo y Corinto)

1

1

1

Estelí (incl. jóvenes de Ocotal)

1

1

1

Jinotega

1

1

1

Total

9

9

9

2

2

Total por tipo de grupo focal Gran total

1

2

4

27

8 35

195


196

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Anexo 2. Entrevistas realizadas. Localidad

Managua

Nombre del Entrevistado Marvín García Urbina Rosa María Vivas Moncada Guillermo Incer Félix Maradiaga Edipcia Dubon Darling Munguía David Orozco

Sociedad Civil

Juanita Jiménez Gonzalo Carrión Ricardo Andino Elvira Cuadra 13

EDUQUEMOS INGES Fundación COEN MRS Plataforma Juvenil UNFPA Diputada FSLN Movimiento de la Diversidad Sexual MAM CENIDH Fundación Desafíos CINCO 10

César Zamora Melvin Peralta

3 Xochilt Merlo Estelí

ASODEL 1

Concejal ALN AMUNIC

Ivaniuska Tapia Irías 4

2

Movimiento por Nicaragua

Eliazer López Khaled Ismael

2 Técnico Alcaldía PLC

Álvaro Romero Chinandega

Organismo multilateral

CODENI

Xochilth Ocampo Róger González Reyes

Organismo estatal

2

Técnica de CAMAJ 2

1


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Karla Canales Granada

PLC

Luisa Amanda González Poveda Ariadne Maldonado

MINED FSLN 3

3 Jinotepe 1

Jinotega

Moisés Urtecho

ALN 1

Ernesto José González Zeledón Bismarck Gutiérrez Gutiérrez

ConcejalALN ConcejalFSLN Técnica CAMAJ

Neymar Moreno Omar Castro 4 Eduardo Peresoto Alejandro Brooks Danny Renal

Colectivo Mis Alas 1

Alcaldía CEDEHCA Consejo de Juventud Técnico de Juventud Yatama

Rene Smith Bilwi

9

Calvis Nicho Nijimal Livia Oneida Hamer Andros Ruanda Waldan Peters Karin Saloomon Aniks Kelchy Humphrey

3

Ajecim Likarma Voces Caribeños Grupo de Danza 6

3

197


198

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Jennifer Brown

OMAN Secretario de Juventud

Emilio Morales Victor Gonzales Gorman Jensky Jimmy Morales Bluefields

George Henriquez

ACRIC CEDEHCA Campaña contra VIH Gobierno Comunal Creole Técnico de Juventud

Roy Brooks Tyron Aburto Glenda Godfrey Xiomara Ibarra Zelaya 10 Sheyna Howard

ACRIC (Diversidad sexual) AAGANIC Jóvenes Luchadoras 8 FADCANIC

Instituto Las Perlas Técnica de Juventud

Norma Downs Tailor Laguna de Perlas

Yuri Downs Juliette Antonia Noel Cayazo Wilson Wesley Williams Yovet Hebert

7

2

AMC Iglesia Morava Comisión Mediación Comunal Youth Fellowship 5

2


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Carmela Baptis

AJECIM Instituto Secundario Instituto Secundario

Cesar Davila England Santiago Jothan Palmiston Lenny Simon Karawala Nerson Rodriguez Noel Simon Raymundo Simon

62

Sindico comunal Territorio Awaltara Luhpia nani Tasbaya Coordinador comunal Consejo de Ancianos Wihta o juez comunal 6 2 39

22

1

199


200

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Anexo 3. Indicadores por variable para el análisis de inversión en juventud. Eje

Variable

Indicador (Presupuesto) Presupuesto asignado a programas de alfabetización Presupuesto asignado a fondos de ayuda económica para que la juventud en desventaja pueda acceder a la educación

asignado al programa nacional de Acceso y permanencia de la juventud Presupuesto incentivos para la juventud rural para acceder a en el sistema educativo programas de educación alternativa Presupuesto asignado al fondo nacional de crédito educacional en todos los subsiste-más de educación Presupuesto asignado al programa vocacional juvenil Presupuesto asignado a programas de consulta dirigido a jóvenes para la reforma curricular a nivel local, departamental y nacional

Educación

Pertinencia de la oferta educativa a las necesidades de desarrollo de la juventud y el país

Presupuesto asignado a la ampliación de planes y programas bilingües en la educación general y técnica adecuados a los objetivos del sistema de educativo autónomo regional Presupuesto asignado a programas de expresión cultural para el rescate de las tradiciones y lenguas del país. Presupuesto asignado a la implementación de estudios de la Costa Atlántica, su historia y cultura en los programas de ciencias sociales. Presupuesto asignado a programas de orientación vocacional en el ciclo básico. Presupuesto asignado a campañas de comunicación en medios tradicionales (radio, tv, prensa escrita), sobre las ventajas de la educación técnica

Apoyo a la innovación científico tecnológica

Presupuesto asignado de recursos destinados a la reforma de programas y planes de estudio en función de los avances científicos tecnológicos. Presupuesto asignado a la creación de centros tecnológicos en las regiones, departamentos y municipios del país.

Educación superior

Presupuesto asignado a educación superior. Presupuesto asignado a la creación de programas de educación alternativa

Desarrollo de la educación alternativa Presupuesto asignado a campañas de comunicación orientadas a promover la educación alternativa como opción rápida para la formación y la inserción laboral


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Presupuesto asignado a la implementación del Servicio Público de Empleo SEPEM, en el Ministerio del Trabajo como medio de retroalimentación para las instituciones de formación en materia de las necesidades del mercado laboral. Presupuesto asignado a programas de intercambio entre el sector privado e INATEC para el diseño de propuestas educativas articuladas y vinculadas las necesidades de las empresas. Presupuesto asignado a programas de capacitación y formación por parte del INTA a jóvenes del campo en la apropiación de nuevas tecnologías en la agricultura y en la actividad pecuaria. Presupuesto asignado a programas de capacitación y certificación en competencias laborales en el subsistema de educación técnica. Presupuesto asignado a programas de capacitación y formación en nuevas tecnologías e Orientación, formación y capacitación informática para la constitución de empresas de software. para la empleabilidad Presupuesto asignado a fortalecer el programa nacional de información juvenil para ampliar servicios y cobertura con los sistemas de información de iniciativas privadas y estatales. Presupuesto asignado a programas para la realización de pasantías y prácticas laborales.

Empleo

Presupuesto asignado a la creación de programas especiales entre INATEC y la empresa privada de capacitación para jóvenes con discapacidades. Formación laboral de jóvenes con discapacidad atendidos, en los Servicios educativos especiales. Presupuesto asignado a programas que fomentan el primer empleo hacia la juventud. Presupuesto asignado a ferias empresariales juveniles Presupuesto asignado a la mejora de la infraestructura de los centros de formación Presupuesto asignado Promoción de un marco legal que promueva el acceso de la juventud a programas de financiamiento de pequeñas y medianas empresas juveniles Promoción y apoyo a la generación de empresas productivas juveniles

% asignado a programas para la promoción del acceso de la juventud a programas de capacitación y asistencia técnica para la constitución de PYMEs juveniles. Presupuesto asignado a programas de formación de emprendedores en la educación básica, técnica y terciaria.

201


202

“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Presupuesto asignado al fondo de financiamiento de iniciativas empresariales para mujeres jóvenes del campo y jefas de hogar. Presupuesto asignado al fondo para la incubación de nuevas empresas, establecimiento de capitales semilla o de capital de riesgo y fomento de procesos de reconversión tecnológica. Presupuesto asignado a programas específicos para atender las necesidades de trabajo de las mujeres jóvenes y juventud en situación de exclusión social en la ciudad y el campo. Mejoramiento de las condiciones de trabajo de la juventud

Presupuesto asignado a programas de Formación y capacitación a los inspectores del trabajo en materia de juventud para el abordaje apropiado de los temas de empleo desde la perspectiva generacional Presupuesto asignado a la realización de estudios específicos que aborden los procesos de participación ciudadana juvenil, en los niveles municipal, regional y nacional. Presupuesto asignado a la generación de espacios en los medios de comunicación para fomentar la cultura política democrática. Presupuesto asignado a programas que fomenten encuentros nacionales de dialogo con jóvenes en los niveles municipal, departamental y nacional. Presupuesto asignado a programas que promuevan valores sociales entre la juventud, que permitan una participación consciente y responsable dentro de una sociedad plural y democrática

Participación

Desarrollo de la ciudadanía juvenil

Presupuesto asignado a campañas de comunicación en los medios sobre “equidad y género” para lograr impacto entre la juventud. Presupuesto asignado a campañas de comunicación en los medios sobre los derechos y debe res de la juventud en materia de empleo, salud, educación, vivienda y seguridad ciudadana entre otros. Presupuesto asignado al programa “Escuela de Liderazgo de joven a joven” para realizar cursos móviles de capacitación en diversos temas de interés para la juventud a nivel nacional. Presupuesto asignado a mecanismos que promuevan y/o fortalezcan la participación ciudadana de los jóvenes en los comités de desarrollo locales y en cabildos Municipales en zonas rurales y urbanas Presupuesto asignado al desarrollo de la agenda de juventudes de acuerdo a los planes operativos aprobados en los consejos municipales


“Ahora es el tiempo, ¡Vos Decidís! Las juventudes de Nicaragua - Una Oportunidad Olvidada”

Presupuesto asignado a la conformación de casas departamentales y regionales de juventud Promoción del Voluntariado Social

Presupuesto asignado a programas de apoyo al voluntariado juvenil Presupuesto asignado a la formación de recursos humanos en temas de juventud para que a su vez asesoren a los gobiernos regionales y municipales.

Presupuesto asignado a la creación de instancia que brinda servicios de asesoría técnica la Promoción y apoyo al asociacionismo formulación, planeación, ejecución y seguimienjuvenil to de sus proyectos y temas relacionados a la juventud a las organizaciones juveniles locales y nacionales. Presupuesto asignado a campañas publicitarias para informar a la población juvenil sobre los programas de apoyo a las organizaciones que fomentan el asociacionismo juvenil

203



Las Juventudes de Nicaragua una Oportunidad Olvidada.