Issuu on Google+

Nº 59 Mayo 2008

I

V

A

S

Informativo del Vicariato de la Provincia de Aragón en América del Sur

Orden de Predicadores

Viviendo en el Espíritu En ocasiones, cuando hablamos de “espiritualidad” tenemos dificultades y da la impresión que no siempre decimos lo mismo. Creo que durante mucho tiempo hemos considerado que en nuestra vida cristiana la espiritualidad era un espacio aparte, relacionado con la vida interior y el diálogo íntimo con Dios. Allí no tenía lugar, ni nuestro mundo afectivo, ni la vida de aquellos que nos rodean, ni el compromiso social, ni la misión evangelizadora, ni cualquier otro aspecto que no tuviera que ver con “las cosas de (nuestro) espíritu”. La “espiritualidad” refería sólo a aquello que atañe al alma o espíritu. De allí la expresión. Una mejor lectura de los textos de la Biblia quizás nos permita acceder a un mejor y más amplio conocimiento del sentido de esta expresión. Si acudimos a las cartas san Pablo, encontraremos frases tales como: “vivir según el Espíritu; ser conducidos por el Espíritu y obrar según el Espíritu” (cf. Gál. 5,16.18.25), en donde el Espíritu del cual se habla, es el Espíritu de Dios y no nuestro propio espíritu o alma. La verdadera oposición, según san Pablo, no es entre una parte de nosotros (= la carne) contra otra (= el espíritu). El enfrentamiento que vivimos en nuestro ser más íntimo es, entre el dejarnos guiar por el Espíritu de Cristo o el vivir exclusivamente según nuestros propios intereses (cf. Rm 8,18). Los cristianos hemos recibido “un Espíritu de hijos adoptivos que nos hace exclamar: ¡Abbá, Padre! El Espíritu mismo se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios” y para impulsarnos a vivir como tales (cf. Rm. 8,15-16). Quienes juzgan las cosas “espiritualmente” son los que las consideran de acuerdo al Espíritu de Dios, aquellos que las ven con sus ojos (cf. ICor 3,14). De manera que, inspirándonos en Pablo, podemos afirmar que la “espiritualidad cristiana” es un modo de vivir que, bajo la acción del Espíritu de Dios, orienta toda nuestra existencia. Hablar de espiritualidad no es hablar de una parte de la vida, sino de toda la vida guiada por el Espíritu. Es una vida en el Espíritu y según el Espíritu. ¡Feliz fiesta del Espíritu! Su hermano. FR. GABRIEL M. NÁPOLE, OP

1


Nº 59 Mayo 2008

¡50 Aniversario! (extraído del Boletín “En Comunión”, mayo 2008)

Los dominicos habían llegado posesión años antes y habían construido un templo que era centro de espiritualidad y de vida cristiana en el barrio. Llegado el tiempo oportuno, el entonces arzobispo de posesiónd, Mons. Antonio Mª Barbieri lo constituyó como parroquia con el título “Nuestra Señora del Rosario y Santo Domingo”. De esto hace ahora 50 años. Queremos recordarlo, para dar gracias a Dios, dador de todo bien, y, a la vez, para tomar conciencia de la herencia que hemos recibido, que nos compromete a mantenerla y actualizarla. Conmemorar significa mantener viva la memoria histórica. Mirar hacia delante significa afrontar con posesióndo los tiempos nuevos. Ambas actitudes son indispensables para que la Comunidad Parroquial se mantenga atenta y responda a los “signos de los tiempos”. Para ello proponemos celebrar la fiesta de posesióndo, el próximo día 11 de mayo, con espíritu humilde y confiado, y convocar a las posesióndo, grupos y familias a una Asamblea, el 8 de junio, donde compartamos lo que ha sido la vida de nuestra Comunidad en este tramo de historia y lo que, en el próximo futuro, ha de transmitir un testimonio claro y convincente de lo que somos y hacemos. Coincide con esta conmemoración con la promulgacióndo de una “Misión Continental” que los Obispos de América Latina propusieron en la Conferencia General de Aparecida en mayo del año pasado; que entronca con el Plan Pastoral 2004-2009 de nuestra Parroquia . HISTORIA DE LA PARROQUIA • 1936 – 26 de noviembre Llegan los Frailes Dominicos a Montevideo • 1937 – 6 de abril Se constituye oficialmente la Comunidad en Camino Maldonado • 1940 – 29 de febrero Se escritura la compra del Oratorio San José de la calle Duvimioso Terra • 1942 – 1º de marzo Traslado de la Comunidad a Duvimioso Terra 1337, bendiciendo e inaugurando la nueva casa el 12 de marzo • 1943 – 17 de agosto Se coloca la primera piedra del Templo actual • 1947 – 3 de mayo Se celebra la primera Misa en el nuevo Templo • 1958 – 30 de abril Mons. Antonio María Barbieri crea la nueva Parroquia con el título “Nuestra Señora del Rosario y Santo Domingo”, tomando posesión el primer Párroco, Fr. Wenceslao Vázquez, el 18 de mayo NOS UNIMOS A LA CELEBRACIÓN!!! FELICIDADES!! 2


Nº 59 Mayo 2008

"La Verdad en el Amor" “La Verdad en el Amor” es un proyecto de la Orden Dominicana para estimular un intercambio entre diferentes perspectivas teológicas existentes entre los dominicos (mujeres y varones. Los organizadores (fr. Marcio Couto OP y fr. Chrys McVey OP, Socios para la Vida Intelectual y para la Vida Apostólica respectivamente) han enviado cuestionarios En este website ustedes podrán leer todas las contribuciones de diversas personas que se han recibido. Son 36 en total, de 70 que han enviado. De América del Norte 7, de América Latina 7, de Europa 9, de África 6, de Asia-Pacífico 7. Hay 22 en inglés, 8 en español, 5 en francés, y una en alemán. Cada uno(a) de Uds puede ingresar a cada una de las contribuciones. Esto se puede hacer de la siguiente manera:

1. Entrar en http://ed.op.org (encyclopedia dominicana) 2. Bajo el título ‘Commissions and Major Actions,’ clicar en ‘Truth in Love Project’

FORMACIÓN PERMANENTE en Buenos Aires El pasado miércoles 14 de mayo tuvimos un espacio de formación permanente en la comunidad. Invitamos al Dr. Luis Bogado-Poisson 1, secretario académico de la Maestría en Políticas Migraciones Internacionales de la UBA (Universidad Nacional de Buenos Aires) quien nos brindó una interesante charla sobre la realidad de la temática en el mundo, en nuestro continente y en Argentina. Participaron además de los frailes, unas hermanas dominicas (Hna. Mónica de las “Mendocinas” y la Hna. Verónica, de las Anunciatas) y el P. Juan, Párroco de la Pquia. Madre de Dios, donde los frailes tenemos la misión pastoral. Todo esto fue dentro del marco de concreciones de las encomiendas del último capítulo vicarial. La migración es una realidad que no podemos soslayar en la tarea de evangelización de nuestros pueblos y comprender un poco más que tal fenómeno es de vital importancia para “caminar” de una manera más comprometida con nuestros hermanos.

1

Paraguayo residente en Argentina y que ha trabajado en varios proyectos internacionales sobre Migración.

3


Nº 59 Mayo 2008

Preparando el seminario de justicia y paz Uruguay 2008 Capítulo I 1) Estuvo entre nosotros, compartiendo oración y vida, la hermana Noemí Zambrano, a quien conocíamos solo a través del correo y que nos pide les hagamos llegar las conclusiones del encuentro mantenido con ella, sobre temas referidos al seminario, lo que haremos a continuación, agregando nuestros sueños y tribulaciones que no fueron pocos aquellos ni pocas éstas. Como ustedes no ignoran, la organización de un evento con los hermanos/as de la tan vasta y querida familia dominicana, conlleva un sinnúmero de preocupaciones, de detalles siempre inconclusos, pormenores varios y por que no, de alegrías múltiples. 2) Desde el momento en que los delegados de las comisiones de justicia y paz acreditados en el último encuentro-seminario ocurrido en la hermana ciudad de Asunción eligieran a nuestro país –Uruguay- para actuar como anfitrión del siguiente, han pasado tres largos años. 3) Durante los mismos hemos imaginado, soñado, fantaseado y hasta divagado, pensando en cómo podríamos organizar este evento que se avecina pronto. -¡Ya!, como dicen los muchachos hoy día. Y todo para recibirlos a ustedes de la mejor forma posible: ya sea a través de la organización intrínseca del mismo, ya por la calidez de la casa que los acoja, así como por el armado de los temas, y por la necesidad de ver cuál es la situación que nos toca vivir hoy en día, a través de la elección de los técnicos que iluminarán los mismos; para que nuestro juzgar a la luz del evangelio de Nuestro Señor, se manifieste en un actuar en beneficio de aquellos que son el motivo primero de nuestras comunes preocupaciones. En definitiva para que todo salga como ustedes se merecen y sin duda esperan. 4) El tema sugerido en Paraguay era la preocupación de todos y todas, por el tratamiento ¿o desidia? con que nuestras poblaciones encaran el uso y defensa de nuestras fuentes de agua potable, la máxima riqueza que nuestros -de por si ricos- territorios, guardan en sus entrañas. Por la conservación de la vida en ríos y arroyos, por la potabilidad de la misma para beneficio y supervivencia de nuestros respectivos pueblos. 5) Nos pareció importante (lo que obligó a largas y sesudas, -a veces acaloradas- reuniones), que el tema fuera encarado desde una perspectiva educacional en valores de justicia, de forma 4


Nº 59 Mayo 2008 tal que abarcara todas las actividades y sociedades donde la familia dominicana realiza su misión. Esto es, en colegios, movimientos, comunidades varias, parroquias, universidades, en fin en todo el grande universo por donde nos movemos tras las huellas de nuestro fundador, y desde el cual se pueda seguir trabajando hasta el próximo evento. 6) El tema quedó entonces planteado tal cual ustedes ya lo conocen: “Educando en valores de Justicia, - Una mirada sobre la realidad del agua”. Sin duda que podríamos haberlo encarado como “Nuestro compromiso con la justicia….” Pero pensamos que “educar en valores de justicia” encierra un concepto más amplio que nos permitirá sin duda abarcar en el futuro otros aspectos de la justicia social que mueve nuestros corazones (debería decir entrañas, para usar un término bíblico) y desde allí aplicarla según nos vaya dictando nuestra mente y nuestro entendimiento. Aplicar la justicia en las oportunidades de trabajo para todos, en el acceso a la salud, a la educación, al derecho a la tierra, a la inclusión social de tantos y tantas hermanos/as que son permanentemente excluidos, mal contra el que lucharon tanto Jesucristo como Domingo de Guzmán. ¡Inclusión, hermanos!, ésa es nuestra lucha, incluir a todos sin que nadie quede afuera, sin importar la condición social, la posición económica, la educación recibida, hasta que llegue el momento en que se de el gran paso de la superación, de la dignidad alcanzada por mérito propio. “Sueño con una comunidad construida en orden a las personas. Una comunidad en la que las estructuras y las obras estén en función del desarrollo, del crecimiento de las personas…” Capítulo II 7) Y soñando, soñando, encuentro tras encuentro, mes tras mes, fuimos esbozando el seminario. Siempre fuimos muchos los soñadores y seguimos siendo muchos. 8) Así en un lejano 2006 iniciamos los contactos con algunas de nuestras comunidades en un afán por integrar a la familia a aquellas personas que estaban vinculadas con ella de distinta manera. Y como se debe partir de algún presupuesto el nuestro fue aquel que considera que la familia dominicana ha hecho una triple opción que abarca tres términos: los pobres, la justicia y la paz. 9) Iniciamos entonces en la parroquia de Nuestra. Sra. del Rosario y Sto. Domingo una serie de talleres (4) en los que compartieron sus experiencias diversas comunidades. • • • • •

¿Qué es Justicia y Paz? El testimonio lo dieron los compañeros que asisten la obra “Casa San Martín de Porres” ¿Somos profetas? Testimonio: “Comunidad de la Paz” “Un carisma al servicio del pueblo” Testimonio: comunidades eclesiales de base de la parroquia de la Santísima Trinidad. 5


Nº 59 Mayo 2008 •

“Justicia y Paz, ¿acepto el reto?” comunidades.

Testimonio: Jóvenes de colegios

y

10) Continuamos el trabajo acompañando a las hermanas de la Presentación radicadas en Suárez. Hacía algún tiempo ya que algunos de los nuestros las estaban ayudando en su apostolado y quehacer cotidiano. En Cassarino, una pequeña y simpática población suburbana oramos y compartimos el tema: “Iglesia comunidad de creyentes comprometidos con la vida” El encuentro-taller contó con la presencia de las hermanas Trinidad, Ofelia e Irma y fue dirigido por Consuelo Valle una laica comprometida con el quehacer evangélico en uno de los barrios más carenciados de Montevideo, además de ser una activa compañera en la comisión de justicia y paz. Y a pesar del frío, la lluvia y el viento que nos acompañaron durante toda la jornada, la concurrencia fue numerosa y cálida. Sin duda el Espíritu del Señor no dejó de acompañarnos…… 11) Así, siguiendo los pasos de nuestro fundador buscamos inculturarnos en aquella realidad que para algunos de los del grupo era la de todos los días. Continuamos pues, organizando talleres donde compartir fe y vida. Pensamos ¿o soñamos? ya no lo sé, en uno para antes de fin de año que nos comprometiera a todos un poquito más aún, lo anunciábamos de esta manera: “El Otro, Nuestro Compromiso” y lo promovíamos en carteleras diciendo: “continuando en esta vertiente tan cristiana y dominica los invitamos a reflexionar en este mes de octubre, profundizando y mirando con atención nuestras actitudes y acciones y preguntándonos con sinceridad, si somos justos, pacíficos, solidarios con nuestros semejantes”. 12) El año 2007 nació lleno de proyectos para compartir el carisma. Pensamos entre otros: en “la juventud en la familia” y que respuesta dar a tantos jóvenes y adolescentes carentes de formación en el pensamiento dominicano. Durante el mismo año intentamos sumarnos también a las actividades del Centro Dominicano de Reflexión, organizadas en la parroquia del Rosario y Sto. Domingo, sumándonos a esta propuesta y aportando lo nuestro a partir del tema: “Desde una perspectiva Cristiana: ¿Cómo miramos la Pobreza? ¿Qué respuesta damos a esa mirada? Tuvimos ayuda de otras personas que no pertenecían a nuestra Comisión ni a la comunidad parroquial, pero qué importa esto, si todo se hace por extender el reino. Y salió bien, realmente bien. Teníamos viento a favor, las velas infladas por un ventarrón de entusiasmo y el coraje necesario para avanzar mar afuera. Así hubo propuestas para continuar el trabajo en Cassarino con: “Cómo formar comunidades de base”; y comenzar un trabajo nuevo en la localidad de Pan de Azúcar, departamento de Maldonado, donde trabaja Larry. Allí presentamos el sentido de hondura que tiene la pertenencia a la Familia Dominicana y el trabajo de la Comisión de Justicia y Paz. Celebramos el encuentro en el colegio de las hermanas de la Anunciata, con maestras, padres, las mencionadas hermanas y los hermanos de la Comisión, Larry y Alexandra. También comenzamos el trabajo de preparación del Seminario para el 2008, el que hoy convoca nuestra atención y motiva el pedido de Noemí para que intentáramos escribir esta reseña que se va haciendo larga. 13) El proyecto de organización del mismo fue y es todo un acontecimiento. Nada hay como dejar volar la mente tras un sueño. 6


Nº 59 Mayo 2008 En el andar, nuestra hermana Consuelo nos fue iluminando en la confección del título del proyecto que elegimos finalmente y después de mucho cavilar. Esto fue en el hermosísimo balneario de “Piriápolis” sobre la costa este del país, durante el pasado verano. Digo esto para que ustedes “vean” acerca de nuestros sacrificios por ustedes. Es Consuelo la misma hermana laica que hoy continúa su apostolado con los más necesitados en el Perú, su patria de nacimiento, y quien antes de irse nos dejó como regalo una joyita literaria de su autoría la que nos emocionó profundamente y que ustedes tendrán, sin duda, oportunidad de comprar y de leer durante el seminario del próximo mes de setiembre; la tituló: “Perlas en el Pantano” Y ella sí que sabe de pantanos y de perlas…La vamos a extrañar, como extrañamos a la hermana Irma y a tantos otros y otras, integrantes también de la Comisión que han vuelto a sus países de origen o están absorbidos por un sinnúmero de tareas pastorales. No tenemos forma de agradecer su dedicación. Capítulo III 14) Como ustedes, queridísimos hermanos/as –por quienes escribimos esta reseña- no han dado respuesta a nuestra primera convocatoria; María Laura González desde la secretaria de la Comisión de Justicia y Paz del Uruguay ha comenzado a ponerse nerviosa. Dice que la inquietud que le embarga, es como tener cientos de mariposas en el estómago. 15) Ustedes han recibido ya, a través de sus correos y por su dedicación plena, algunas sugerencias para encarar el trabajo del seminario. Las llamamos “Fichas”. Estamos seguros que podrían haber sido mejor formuladas las preguntas que allí se expresan y mejor encarada la síntesis de los dos temas. Pero, como diría un conocido comentarista deportivo de nuestro medio: “¡Es lo que hay, valor!” De todas maneras muy mucho nos gustaría que las respondieran, sin pretender un trabajo de honda erudición. Tal vez con unas pocas frases ustedes serán capaces de lograr lo que a nosotros nos ha llevado tanto tiempo y esfuerzo. De todo esto estuvo informada Noemí, con quien hemos reformulado el programa y estudiado costos. Por qué nos preguntamos, siempre hemos de terminar con los desagradables términos materialistas: ¡Costos, dinero! Estamos pensando en ellos y en ustedes. Pero todo es tan oneroso…. 16) Hasta nuestro hermano de Comisión fray Larry se está poniendo nervioso, él que es tan calmo y paciente, y es ejemplo para todos. Sólo fray Fernando guarda y transmite calma. Como si supiera por sus años, que la familia es demorona en responder. Pero hete aquí que, “¡alabado sea el Señor!”, hoy hemos recibido por la mañana y apenas abierto el correo, (Larry sin saberlo todavía) la magnífica noticia de los primeros asistentes: un grupo de 4 ó 5 personas desde la hermana provincia de Santa Fe, en la Argentina. Y confirmaron también su asistencia, desde Mendoza (la tierra del buen vino) Miguel y Daniel; y Teresita Tenti desde Santiago del Estero; y también se vendrán cruzando la cordillera, Pamela, Enrique y Paulo y vendrán desde el Paraguay Susana Britos y su novel Comisión y Vilma que ya contestó desde Brasil y se está comunicando con toda la familia del gran país del norte; y estarán sin duda, Noemí Zambrano y Miguel Concha y la Hna. Tony 7


Nº 59 Mayo 2008 Harris o.p. (promotora internacional de Justicia y Paz) y tantos otros/as que de seguro vendrán… ……tengan fe hermanos, -es lo que dicen algunos de los nuestros. Aquí termina la crónica como si fuera un canto de esperanza… que ustedes volverán realidad con su presencia, cuando en Montevideo, el 18 de setiembre próximo estemos repartiendo abrazos de hermanos y escondiendo tras una sonrisa, toda la emoción que produce siempre el encuentro de la familia. Desde la “Muy Fiel y Reconquistadora Ciudad de San Felipe y Santiago de Montevideo. Gustavo Villalba, op

Elecciones en Paraguay El domingo 20 de abril de 2008, ha pasado a ser un punto de inflexión de la historia paraguaya. El pueblo apostó por el cambio, cansado de una forma de hacer política manifestada en el clientelismo, la prebenda y la corrupción en la utilización de los bienes del estado. He vivido toda mi vida inmerso en un solo color partidario que se adueñó de nuestros sueños a través de sus dirigentes de turno durante más de 60 años, por eso, resulta para mí una novedad absoluta este cambio; esta es la nota característica principal de lo que ha sucedido. La situación se gesta alrededor de una figura que surge imprevistamente en el mundo político en circunstancia de una flagrante violación de la Constitución nacional (¿la gota que colmó el vaso?), perpetrada por el mismo presidente actual Nicanor Duarte Frutos que siendo Presidente de los paraguayos se presenta a elecciones partidarias. Esta figura surge del lado de la Iglesia, que es una de las instituciones que aún mantiene su credibilidad en nuestro deteriorado tejido social. Es el Monseñor Fernando Lugo que trabajó muchos años en una de las Diócesis más pobre de nuestro país. Una persona posicionada dentro de la Teología de la liberación, trabajó muy de cerca con el campesinado pobre de su diócesis, acompañando y comprometiéndose en sus luchas. En diversas ocasiones alzó la voz a raíz de la situación penosa de la gente del interior. Renuncia a esa diócesis aduciendo argumentos que más bien lo ubico dentro de lo que es la prudencia y el deseo de no alborotar el ambiente eclesial. Algunos políticos acuden a él solicitándole su acompañamiento para una protesta a raíz de dicha violación de la Constitución. Se movilizan alrededor de 40.000 personas en una manifestación que catapulta a Monseñor Fernando Lugo como posible candidato a la presidencia para el período que viene. Luego de muchas idas y vueltas, consultas y análisis, acepta su nominación como candidato de lo que dio en llamarse “la concertación nacional” que luego de algunas crisis que determina el retiro del Partido “Patria Querida”, finalmente 8


Nº 59 Mayo 2008 queda en lo llamado “Alianza para el cambio”, Integrado por varios partidos y movimientos sociales. Entre ellos la principal fuerza opositora con estructura para enfrentar estas elecciones es la del Partido Liberal Radical Auténtico que aporta el candidato a la vice presidencia, el Dr. Federico Franco. Un político bastante aceptado por su buena labor como Intendente de una ciudad vecina a la capital y como gobernador del Dpto. Central del país. Esta Alianza logra captar muchos votos del partido oficialista como consecuencia de las elecciones internas de dicho partido; pues, quedan muy descontentos los integrantes de la lista perdedora ante el candidato impuesto prácticamente por el Presidente Nicanor Duarte en unas votaciones con fuertes y serias sospechas de haber sido fraudulentas. La victoria de la Alianza para el Cambio se produce con un margen incluso mayor de lo esperado. Pero no sólo es un simple cambio después de tanto tiempo, este surge en un clima de esperanza. Se ha generado una expectativa pero que al mismo tiempo debe ser realista. Queda pendiente el tema de la gobernabilidad en la variopinta constitución del Congreso. Y por otro lado, hay que aceptar que Lugo y compañía no solucionará todos los problemas, pero se abre posibilidades ciertas de sanear las estructuras del estado que mantuvo por tanto tiempo al partido colorado en el poder. Se avizora la prioridad de los social. El lunes se respiraba un aire distinto, algo grande ha sucedido. Tengo 51 años y todavía me cuesta creer lo que ha sucedido. El en Bañado Tacumbú, la organización CAMSAT del barrio, decidieron después de una jornada de reflexión apoyar el cambio con algunas propuestas. Participamos de una fiesta popular. Permítanme tener esperanza, en nombre de los postergados y olvidados de siempre. Permítome emocionarme, ¿porque no? Pensando en los indígenas mendigos urbanos despojados de todo, en los campesinos sin tierras, en los desempleados, en los niños pidiendo en los semáforos, en las familias desintegradas por la migración. Muchas personas derramaron lágrimas y luego bailaron. ¿Festejo exagerado y desmedido? ¡Qué importa, porque se renuevan las fuerzas para seguir acompañando a nuestro pueblo. Seguimos soñando un nuevo Paraguay… Fr Jorge, OP

© Edición Digital Convento San José, esposo de la Virgen María Directorio 440 , Ciudad Autónoma de Buenos Aires ARGENTINA infoIVAS@gmail.com www.virepaas.es

9


IVAS,59