Page 1

Modelos clรกsicos

Autobianchi A112 ABARTH


E

l amor de Carlo Abarth y su marca por los coches pequeños es algo que remonta a su propia esencia genética. Por eso, cuando Abarth&Co cambió de manos para pasar a ser una compañía propiedad de Fiat, su primer gran proyecto de coche de calle fue un modelo fiel al principio de pequeño, deportivo, picante, y económico también. El coche del que te estamos hablando, el protagonista de este artículo, no es otro que el Autobianchi Abarth 112, nacido en 1972, justo un año después del cambio de propiedad de

Abarth&Co. Pero como todo vehículo nuevo, su gestación venía de lejos. Todo se remonta a finales de los años sesenta. La venta de deportivos utilitarios de Carlo Abarth estaba sufriendo, y yendo poco a poco hacia abajo. Aunque la marca ganaba muchas carreras todavía, los 1000TC y 1000TCR empezaban a tener problemas para colocarse entre los clientes. Además, el Mini Cooper y el Cooper S daban mucha guerra en los concesionarios, gracias


De izquierda a derecha: Primer prototipo con 108 caballos. Segundo prototipo, con 74 caballos, tercer prototipo con 64 caballos

a una configuración de motor delantero y tracción delantera que dejaba un habitáculo mucho más usable, al tiempo que su tarifa de precio lo hacía muy interesante. Autobianchi lanzaba justo en ese momento la respuesta al Mini normal. La compañía, participada desde 1955 por Pirelli y el Grupo Fiat, presentaba en 1969 su respuesta bajo el nombre de Autobianchi A112.

los 850 TC y 1000TC. Entre que se planteaba el proyecto y no, decidió adquirir un montón de carrocerías “en blanco” a la Fiat para poder seguir ensamblando modelos derivados del 600, que iba a dejar de fabricarse para 1970.

Para 1971 Carlo ya tenía claro lo que quería hacer con el A112. Ordenó a su equipo coger una unidad del pequeño utilitario, e instalarle entre sus ruedas delanteras el motor del 1000TCR, directamente sin cambio alguno, más que la El pequeño automóvil se conformaba a partir lógica adaptación a la caja de cambios transverde la misma plataforma del Fiat 127 (que saldría sal necesaria para la tracción delantera. dos años después), y se configuraba como un coche de motor delantero transversal y tracción El aparato lucía genial. En forma de prototipo, delantera, ligero, sencillo, económico, pero con el coche era de color blanco, con unos aletines claro diseño italiano. En cierto modo, se presen- rojos resaltados, para dar hueco a unas llantas taba como una variante más “chic” que el 127 Cromadora con gomas anchas. La suspensión que saldría después. estaba claramente rebajada, y se podía leer en los laterales la inscripción ABARTH en unas Carlo giró rápidamente su vista hacia el peque- bandas rojas. El motor instalado, con doble ño Autobianchi, y vio en él la oportunidad que carburador Webber de tiro directo vertical, necesitaba para dar sucesión a su estirpe de componentes en magnesio, y una potencia de


nada menos que 108 caballos. Era un auténtico raron “una bestia”, demasiado para los clientes misil, sobre todo si tenemos en cuenta que sólo “normales”. Se procedió por tanto a probar una pesaba unos 690 caballos (6,4 kg/CV). segunda versión, motorizada con un bloque también de flujo cruzado con cámara hemiesféEra la respuesta que Carlo quería para el Mini. rica y 74 caballos que se consideró demasiado Pero curiosamente, ese mismo 1971 entraba cara, y una con cámara de combustión normal Fiat en escena, al comprar Abarth&Co. de las (no radial de flujo cruzado) que se quedaba en manos de Carlo. 64 caballos. Esto hacía que se tuviera que replantear todo el proyecto. A la dirección de la Fiat le parecía una buena idea desarrollar el A112 Abarth, pero tras evaluar el prototipo existente, lo conside-

Finalmente, tras el análisis de costes y demás de la Fiat, se decidió optar por una versión con 58 caballos. ¿Por qué reducir tanto la potencia? Fiat quería comercializar el coche en los conce-


mismo bloque del Fiat 600, vamos.

Modelo definitivo, aspecto exterior, habitáculo y mecánica

La demanda del coche resultó bestial, muy por encima de lo esperado. Entre todo el éxito, empezaron a escucharse peticiones por un modelo más potente que el conocido como 58 HP. Entre tanto, los motores se fabricaban en las instalaciones de Corso Marche de Abarth, y de hecho, sería el primer modelo comercializado directamente por la red comercial de Fiat de los fabricados en la planta del escorpión (lo que a su vez significaría el abandono de muchos de los importadores originales de Abarth instantáneamente, como los Juncosa). Abarth ofrecía además equipamiento para competición directamente desde fábrica, tales como kits con jaula de protección ante vuelcos, y otros componentes.

sionarios Autobianchi ya existentes, y eso, para ellos, exigía contar con fiabilidad “a prueba de bombas”, lo que les invitó a optar por el motor menos apretado. Esta especificación de motor contaba con 982 centímetros cúbicos, alimentados por un carburador Weber de doble cuerpo 32 DMTR. Además, estéticamente se decidía pintar el capó en color negro mate para evitar reflejos (algo que veríamos después aplicado al 124 Spider Abarth, y ahora en el Punto Evo como claro guiño a ambos). El motor venía de la serie Fiat 100G, el

Curisamente, a la pregunta de si existió alguna vez un Fiat 127 desarrollado por Abarth (permítaseme el breve inciso), siempre se dice que no, pero lo cierto es que Abarth ofrecía el mismo kit de motor y carburación para el 127, que a fin de cuentas era primo hermano del A112. Eso sí, Abarth nunca llegaría a desarrollar un 127 al completo, a diferencial del Autobianchi, que contaba con un paquete pensado al detalle, de la suspensión, a los colectores y tramos finales de escape. Pero volviendo sobre la historia del A112, llegó 1974. En el intento de conseguir mayor potencia sin comprometer la fiabilidad, el motor 100G se había re-cubicado hasta los 1050 centímetros cúbicos, y se había buscado la fiabilidad absoluta.


caballos, con dos carburadores Webber horizontales, caja de cambios Colotti y diferencial autoblocante. La suspensión delantera se articulaba en rótulas unibal y una estabilizadora modificada para conseguir mayor tracción.

El coche se lanzaba en 1975, con un diámetro por carrera de 67,2x74 milímetros, 70 caballos a 6.600 vueltas y un nuevo carburador Weber de doble cuerpo DMTR. El coche seguía conservando el resto de sus atributos, con suspensión McPherson delante, y un ballestón transversal En 1980 Abarth se decidía además a homologar en el eje trasero, así como la misma caja de cua- una evolución con una caja de cambios de cintro velocidades manual. co relaciones desarrollada por Osella (de Osella y sus raices y evoluciones hasta la actual Toro Con sólo 135 milímetros de ancho en las ruedas Rosso te hablaremos otro día en otro artículo). delanteras, el coche perdía tracción fácilmente Para dar cabida a esta caja de cambios, Abarth ante fuertes aceleraciones, pero era tremenda- tuvo que modificar el vano motor, para darle mente ágil, con sus 3,23 metros de longitud. El más espacio. coche se homologaba según normas FIA el 1 de octubre de ese mismo 1975, tras alcanzar la Con el coche modificado ya desarrollado y hocifra de 5.000 unidades producidas. mologado, el importador francés volvió a hacer de las suyas y convención a los de Corso MarPara 1977 sucedería otro de los grandes “moche para que probaran a instalar una mecánica mentos” de la vida del A112, y es que se daría de 1300 centímetros cúbicos, sacada de un Fiat comienzo al Trofeo de rallyes. El coche ya tenía 128. El coche se terminaría de montar, y proexperiencia y éxitos deportivos desde 1972, un metía mucho, pero se quedaría en un proyecto año después de su lanzamiento, pero en 1976, que no llegaría a más. un visionario importador francés de la marca decidía promover un “desafío” en el Rally de Durante los siguientes años, hasta la desapariMontecarlo, y convencía a 14 clientes para par- ción del A112 Abarth, el coche iría decayendo ticipar en el rally. Ante semejante éxito, la proen sus ventas, pero hasta día de hoy se siguen pia Fiat decidiría iniciar el Trofeo, con más de viendo en rallyes (ahora de clásicos) y siguen 100 equipos conformándolo, todos equipados causando admiración allá por donde pasan. con el A112 en versión 70 HP. Muchos de los mejores pilotos de la siguiente década, desde El coche dejaría de venderse en 1984, cuando Olivier Panis hasta Attilio Bettega, pasarían por Autobianchi lo sustituía por el Y10, y Corso el volante de un A112. Marche dejaba entonces, y ya para siempre, de fabricar motores para coches de calle. Luego En el mismo 1977, Fiat participaría además con vendrían muchos otros proyectos para Abarth, un esfuerzo oficial con Autobianchi en el Rally y muchos cambios de identidad. Pero algo del de Monte Carlo, con dos unidades homoloADN de este precioso A112 siempre estará ahí, gadas como Grupo 2, y evolucionadas con 90 oculto en modelos como el Abarth 500.


Bruno Saby con el A112 Abarth oficial en el Montecarlo de 1977


Modelos clásicos: Autobianchi A112 Abarth  

Modelos clásicos: Autobianchi A112 Abarth http://www.lapicaduradelescorpion.es