Page 1

PRÓLOGO Dr. Raúl Zapata H.

Director Escuela Geociencia, Facultad de Ciencias. Expresidente Sociedad Colombiana de la Ciencia del Suelo Existe actualmente una tendencia de especialización en los estudios en las ciencias naturales, algunos llaman a esta tendencia reduccionismo, y va en dirección contraria a una visión holista del objeto de conocimiento de una ciencia, de tener una visión más global, una visión más integradora. La Ecología, una de las actividades desarrollada por el Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad nacional de Colombia, se tiene como la ciencia que estudia la relación entre los seres vivos y su ambiente, lo cual integra a factores abióticos como clima y pedología, y a los factores bióticos, organismos que comparten el hábitat. Por esta razón, no puede ser entendida en sus partes, sino que hay que abordarla como ella es, una ciencia integradora de otros subsistemas. Es holística por su objeto de conocimiento, los seres vivos y su ambiente. Su actividad científica no se debe confundir con los métodos de trabajo de los ecólogos. Estos trabajan en el campo haciendo observaciones sobre el comportamiento de algún organismo, otros trabajan tratando de entender los cambios que ocurren en los seres vivos por acción del cambio de la condiciones climática; otros trabajan en condiciones controladas de laboratorio. Sería un error pensar que se puede hacer una división entre ecología de campo y ecología de laboratorio, pero esta división es artificial, ya que los ecólogos utilizan el ambiente para tratar de entender los fenómenos ecológicos. La ecología se une a otras ciencias naturales tales como la geología, la hidrología, la geomorfología entre otras y son justamente estas ramas las que permitirían en la actualidad nuevas demandas y aplicaciones. La forma como este libro presenta la información agrupada en capítulos de paleoecología, fitosociología y biodiversidad: cambios global y climático, no es mas que una forma de presentar la información dentro de un todo ecológico. Los humedales y los páramos cuando son estudiados desde la ecología, permiten su estudio integral, porque para mucho autores, son ecosistemas muy productivos y desempeñan diversas funciones en el control de inundaciones, por su capacidad de almacenar agua; en la recarga y descarga de acuíferos de aguas subterráneas; controlan la erosión e igualmente facilitan el ejercicio de actividades lúdicas. Además, actúan como filtros de productos agrícolas previniendo el aumento de nutrientes y evitando los procesos de eutrofización de cuerpos de agua. Y algo bien importante, son el registro de las actividades volcánicas y del clima de épocas pasadas, condición privilegiada que podría a ayudar a dilucidar la disputa que se tiene si el cambio climático es un problema antrópico o es un fenómeno por el cual ha pasado el planeta sin la intervención humana. La mejor forma de conservar estos ecosistemas es estudiándolos, para poder entender que tan frágiles son, cuando, mas temprano que tarde, sean intervenidos. En este libro se estudian varios de los ecosistemas más representativos del páramo colombiano desde las distintas ramas de la ecología, la paleoecología, la fitosociología, y los cambios global y climático. Igualmente, data el tiempo cuando se presentaron muchos procesos, que dejaron sus registros en los ambientes de turberas de los páramos xv


Es reconfortable ver como el Instituto de Ciencias Naturales acomete el estudio de los páramos de Colombia en una forma integrada, y desde la ciencia básica. Lo cual se ha convertido en una labor difícil, dado que los entes financiadores de la investigación desean resultados prácticos. Lo ideal es que se siga en esta línea, en concordancia con la frase de uno de los teóricos de la Termodinámica que reza “que no hay nada más práctico que una buen teoría”.

xvi

Prologo diversidad biótica X  

Rangel-Ch., J.O. 2010. Colombia Diversidad Biótica X: Cambios global (natural) y climático (antrópico) en el páramo colombiano. Instituto de...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you