Page 1

objetivo: La Mujer marzo 2011 N 2 Bariloche / Patagonia

.com.ar


PUBLICAN EN ESTE NUMERO

walter kerhart / Bariloche guillermo vogt / Santa Fe eugenia lovalvo / Santa Fe gladys muñóz / Bariloche chino leiva / Bariloche teté cirigliano / Bs.As. guillermo palavecino / Bche. paola segade / Bariloche dalina digiorgi / Bs. As. verónica mostafá / Bariloche eyelen/giacobbe / Bs. As. liliana contrera / Bs. As. gilda valenzuela / Perú anna caballero / España jorge piccini / Bariloche flavia kinderknecht / Bs.As. nino gressani / Bariloche gastón polese / Bariloche brenda sisa / Bariloche marcos radicella / Bariloche carolina tarré / Santa Fe foto de tapa: walter kerhart

colabora desde baires: Liliana Contrera taller de ensayo tofografico comienzo en abril mail y tel 1530901871

la gran via, Pere Catala - Roca (1953)


marĂ­a eugenia lovalvo Artista PlĂĄstica / Santa fe / Argentina


PELANDO LA CEBOLLA Resignificar el paisaje parece ser la tarea de Eugenia Lo Valvo casi desconociendo lo hecho por el grupo Setúbal de individualidades santafesinas nos presenta lo nuevo ... donde nada remite a la figuración, sólo nos encuentra con el tratamiento sórdido y despojado del soporte la materia el color no da cuenta ni describe, esta ausencia conduce al uso de valores despojados de carga simbólica y referencial … abre caminos se puede uno imaginar como estos pequeños formatos son elaborados y vueltos a pensar una y tal vez muchas otras veces, para ir desvistiendo la cebolla se nos presenta así el campo despoblado tan abierto y falto de presencia que a gritos imaginamos la presencia de aquello que intuimos el control de la técnica, el riesgo estético, nos invitan a internarnos y preguntarnos que perspectiva del paisaje y búsqueda estéticas reúne en esta serie Eugenia Lo Valvo pelar o patear la cebolla tanto una a como la otra exponen al cuerpo en un único acto: la acción, la entrega frontal y desde la plástica en sus recorridos todos la cebolla, es desocultar para volver ... sobre el velo la materia y sus transparencias, texturas propias de un discurso fuerte que revienta en el bendito soporte, lo vuelve su cómplice camarada, compañero de rutas, de tiempo y espacio, de la mirada activa de la que no se relaja ni queda en lo anecdótico pese a un formato pequeño la obra se muestra entera artista plástico curador de la muestra el leguaje se traduce en la pintura el soporte herido contiene la agresividad de la propuesta plástica y juntos velan por riesgo tomando la estética como desafió y construcción de lenguaje

por el lugar que accedamos a la muestra estaremos haciéndolo desde un lugar diferente lleno de preguntas ... porque estas construcciones viso espaciales así nos lo proponen solo aquellos que se animan a observar sin prejuicios ganaran nuevas ventana. SANTIAGO PAGÉS


Contacto lovalvomariae@hotmail.com

Santa Fe, Argentina


Tierra del Vino

Cava de la vieja bodega

(Un paseo por las bodegas de San Rafael) FOTOGRAFIA: Gladys Mu帽贸z


TĂşnel de botellas Carreta Barril desbordado


Virgen de la Carrodilla


GLADYS MUÑOZ

¿Cómo te iniciaste en la fotografía? En mi adolescencia comencé a notar que podía mostrar "algo" a través de las fotografías. Me di cuenta de que podía contar historias, de que podía recrear momentos, de que podía transportar al que viera mis fotos al momento y lugar en el que yo había estado e incluso trasmitir mis sentimientos. Varios años después, un hecho importante en mi vida, me hizo ver que no debía seguir postergando esas ganas de aprender.

¿Tu formación y perfeccionamiento en fotografía? Mi formación en fotografía es básica. Hice varios cursos y talleres en la Casa de la Cultura de Villa Adelina y Acassuso, Prov. de Bs As. También asistí a seminarios y capacitaciones organizados por la Galería Fotocafe 4 Elementos y por la Municipalidad de Vicente López.

¿Te inspiraste en algún fotógrafo/a para tus fotos? Sí, claramente estoy infuenciada por quien fue mi profesora en mis comienzos, Marité Malaspina. Una gran fotógrafa, con mucha imaginación y transmisora de su pasión. Una persona que supo definirme y alentarme en esta actividad.

¿Cuál es tu estilo? Mi estilo creo que es contar una historia permitiéndole al espectador imaginar e interactuar. Me gusta "llevar" a la gente conmigo por tiempo y espacio y que disfruten tanto como yo.

¿En qué tipo de ambientes te gusta fotografiar? En realidad no creo tener un ambiente preferido... simplemente veo y me inspiro o no. No es fácil lograr la inspiración. Generalmente prefiero estar sola para tomarme todo el tiempo necesario para mirar, caminar, probar... o con alguien que comparta la pasión.

¿Qué satisfacciones te da la fotografía? La Tipfotografía me da muchas satisfacciones personales. Los elogios y las críticas me ayudan a crecer y a mejorar. Además de exteriorizar y compartir mis sentimientos.

¿Tu equipamiento fotográfico? La verdad es que no dispongo de un equipamiento fotográfico de última generación aún. Mi cámara es una reflex, semiautomática, que funciona con película. (Aunque a veces la "engaño" con una poquet digital.) Las cámaras con película todavía guardan su magia y misterio.

contacto munoz_gladys@hotmail.com


photoshop para fotógrafos

Ps REGLA DE LOS TERCIOS En photoshop CS5 vamos a recortar de de una manera armónica nuestras fotografías. Veremos como funciona la regal de los tercios en Adobe Photoshop. Lo primero que haremos es crear un documento nuevo: Archivo/nuevo

33,3 1

figura 1 En este caso creamos un documento con medidas que tengan que ver con la proporción áurea. Un rectángulo con una relación 8:5. Si trabajamos en cm. podremos darle al lienzo 24cm x 15cm, si dividimos 24:15 nos dá 1,6 que es el numero en que se basa la proporción áurea definida por los griegos. Una vez creado el documento, como siguiente paso crearemos una grilla que lo divida en tercios, usando guias. Edición/preferencias/grillas. (figura 1) Aquí cambiamos los cm. por %. Una vez seteados estos parámetros, nos dirigimos a ver/mostrar/grillas. Ahora dibujamos con la herramienta lápiz con un grosor de 3px. sobre las lineas de la grilla. Haciendo doble click sobre la capa fondo en el panel capas, con esto hacemos que la capa de fondo ya no sea “capa de fondo”, sino una capa normal. Para que el fondo sea transparente, seleccionamos con la herramienta varita mágica (w) sobre las zonas blancas, luego suprimimos. (figura 2)

varita mágica

figura 2

Nos dirigimos a ver/ocultar grillas, seleccionamos todo (ctrlA), con la seleccion cargada, nos dirigimos a la foto que queremos recortar en proporcion áurea, pegamos sobre ella la lineas cradas y movemos coincidiendo algunas de las intersecciones centrales coincida con algun punto de interés de la fotografía. Con la herramienta recortar (c), recortamos la imagen.

para descargar el archivo en psd de la grilla: www.barilochexpone.com.ar/descargas/grilla.rar

www.jorgepiccini.com.ar

herramienta recortar


TetĂŠ Cirigliano Ilustraciones


Sobre la artista: Edad: 34 Años Nacionalidad: Argentina http://tetciriglianoilustraciones.blogspot.com/ Editorial Art Novela (Argentina) Ilustración infantil / Juvenil Editorial Nena Blue (España) Eróticas

Ilustraciones

Revista Axxon (Argentina) Portadas Ilustración Fantástica www.axxon.com.ar (Colaborando actualmente) Revista Piedra Libre (Israel) Realista www.piedralibre.il

Ilustración

Revista Caras y Caretas (Argentina) Ilustración Realista/ Editorial www.carasycaretas.org (Colaborando actualmente) Bible battles trading card game (EE.UU) Ilustración para jóvenes www.biblebattlestradingcardgame.com Productora El Quijote (Argentina) Retrato para “Lazos “corto de cine http://quijoteproducciones.blogspot.com Banda de Rock “Lobo” (Argentina) Tapa Cd de música Juego Didáctico para la Dra. En Fonoaudiología María Alicia García (Argentina) Ilustración Infantil Almanaque 2008 Para Milkaut, prod. Lacteos (Argentina) Ilustración Paisajista Pin ups para Jeff Swenson (EE. UU) Radio la Red Ilustraciones realistas para el programa “El Alargue” http://www.elalargueblog.com.ar/ Portadas Para Marvel Topia (España) Ilustraciones para el Video clip de Rata Blanca “El guardián de la luz” 2009(Productora Boogieman Media) http://www.youtube.com/watch?v=cNfMbFDbHGM Ilustraciones Infantiles Editorial Amauta 2010(Argentina) (Colaborando actualmente)


Walter Kerhart

FOTOGRAFIA


Vacios Personales


walter kerhat Contacto

walterkerhart@gmail.com Facebook: Walter Kerhart fotografĂ­as


Cuento Ilustrado LA INTRUSA / J.L. Borges

Dicen (lo cual es improbable) que la historia fue referida por Eduardo, el menor de los Nelson, en el velorio de Cristian, el mayor, que falleció de muerte natural, hacia mil ochocientos noventa y tantos, en el partido de Moran. Lo cierto es que alguien la oyó de alguien, en el decurso de esa larga noche perdida, entre mate y mate, y la repitió a Santiago Dabove, por quien la supe. Años después, volvieron a contármela en Turdera, donde había acontecido. La segunda versión, algo más prolija, confirmaba en suma la de Santiago, con las pequeñas variaciones y divergencias que son del caso. La escribo ahora porque en ella se cifra, si no me engaño, un breve y trágico cristal de la índole de los orilleros antiguos. Lo haré con probidad, pero ya preveo que cederé a la tentación literaria de acentuar o agregar algún pormenor. En Turdera los llamaban los Nilsen. El párroco me dijo que su predecesor recordaba, no sin sorpresa, haber visto en la casa de esa gente una gastada Biblia de tapas negras, con caracteres góticos; en las últimas páginas entrevió nombres y fechas manuscritas. Era el único libro que había en la casa. La azarosa crónica de los Nilsen, perdida como todo se perderá. El caserón, que ya no existe, era de ladrillo sin revocar; desde el zaguán se divisaban un patio de baldosa colorada y otro de tierra. Pocos, por lo demás, entraron ahí; los Nilsen defendían su soledad. En las habitaciones desmanteladas durmieron en catres; sus lujos eran el caballo, el apero, la daga de hoja corta, el atuendo rumboso de los sábados y el alcohol pendenciero. Sé que eran altos, de melena rojiza. Dinamarca o Irlanda, de las que nunca oirían hablar, andaban por la sangre de esos dos criollos. El barrio los temía a los Colorados; no es imposible que debieran alguna muerte. Hombro a hombro pelearon una vez a la policía. Se dice que el menor tuvo un altercado con Juan Iberra, en el que no llevó la peor parte, lo cual, según los entendidos, es mucho. Fueron troperos, cuarteadores, cuatreros y alguna vez tahúres. Tenían fama de avaros, salvo cuando la bebida y el juego los volvían generosos. De sus deudos nada se sabe ni de dónde vinieron. Eran dueños de una carreta y una yunta de bueyes. Físicamente diferían del compadraje que dio su apodo forajido a la Costa Brava. Esto, y lo que ignoramos, ayuda a comprender lo unidos que fueron. Mal quistarse con uno era contar con dos enemigos. Los Nilsen eran calaveras, pero sus episodios amorosos habían sido hasta entonces de zaguán o de casa mala. No faltaron, pues, comentarios cuando Cristian llevó a vivir con él a Juliana Burgos. Es verdad que ganaba así una sirvienta, pero no es menos cierto que la colmó de horrendas baratijas y que la lucia en las fiestas. En las pobres fiestas de conventillo, donde la quebrada y el corte estaban prohibidos y donde se bailaba, todavía, con mucha luz. Juliana era de tez morena y de ojos rasgados, bastaba que alguien la mirara para que se sonriera. En un barrio modesto, donde el trabajo y el descuido gastan a las mujeres, no era mal parecida. Eduardo los acompañaba al principio. Después emprendió un viaje a Arrecifes por no sé que negocio; a su vuelta llevó a la casa una muchacha, que había levantado por el camino, y a los pocos días la echó. Se hizo más hosco; se emborrachaba solo en el almacén y no se daba con nadie. Estaba enamorado de la mujer de Cristian.


El barrio, que tal vez lo supo antes que él, previó con alevosa alegría la rivalidad latente de los hermanos. Una noche, al volver tarde de la esquina, Eduardo vio el oscuro de Cristian atado al palenque. En el patio, el mayor estaba esperándolo con sus mejores pilchas. La mujer iba y venia con el mate en la mano. Cristian le dijo a Eduardo: -Yo me voy a una farra en lo de Farias. Ahí la tenés a la Juliana; si la querés, usala. El tono era entre mandón y cordial. Eduardo se quedó un tiempo mirándolo; no sabía qué hacer, Cristian se levantó, se despidió de Eduardo, no de Juliana, que era una cosa, montó a caballo y se fue al trote, sin apuro. Desde aquella noche la compartieron. Nadie sabrá los pormenores de esa sórdida unión, que ultrajaba las decencias del arrabal. El arreglo anduvo bien por unas semanas, pero no podía durar. Entre ellos, los hermanos no pronunciaban el nombre de Juliana, ni siquiera para llamarla, pero buscaban, y encontraban, razones para no estar de acuerdo. Discutían la venta de unos cueros, pero lo que discutían era otra cosa. Cristian solía alzar la voz y Eduardo callaba. Sin saberlo, estaban celándose. En el duro suburbio, un hombre no decía, ni se decía, que una mujer pudiera importarle, mas allá del deseo y la posesión, pero los dos estaban enamorados. Esto, de algún modo, los humillaba. Una tarde, en la plaza de Lomas , Eduardo se cruzó con Juan Iberra, que lo felicitó por ese primor que se había agenciado. Fue entonces, creo, que Eduardo lo injirió. Nadie, delante de él, iba a hacer burla de Cristian. La mujer atendía a los dos con sumisión bestial; pero no podía ocultar alguna preferencia por el menor, que no había rechazado la participación, pero que no la había dispuesto. Un día, le mandaron a la Juliana que sacara dos sillas al primer patio y que no apareciera por ahí, porque tenían que hablar. Ella esperaba un dialogo largo y se acostó a dormir la siesta, pero al rato la recordaron. Le hicieron llenar una bolsa con todo lo que tenia, sin olvidar el rosario de vidrio y la crucecita que le había dejado su madre. Sin explicarle nada la subieron a la carreta y emprendieron un silencioso y tedioso viaje. Había llovido; los caminos estaban muy pesados y serian las cinco de la mañana cuando llegaron a Morón. Ahí la vendieron a la patrona del prostíbulo. El trato ya estaba hecho; Cristian cobró la suma y la dividió después con el otro. En Turdera, los Nilsen, perdidos hasta entonces en la maraña (que también era una rutina) de aquel monstruoso amor, quisieron reanudar su antigua vida de hombres entre hombres. Volvieron a las trucadas, al reñidero, a las juergas casuales. Acaso, alguna vez, se creyeron salvados, pero solían incurrir, cada cual por su lado, en injustificadas o harto justificadas ausencias. Poco antes de fin de año el menor dijo que tenia que hacer en la Capital. Cristian se fue a Morón; en el palenque de la casa que sabemos reconoció al overo de Eduardo. Entró; adentro estaba el otro, esperando turno. Parece que Cristian le dijo: -De seguir así, los vamos a cansar a los pingos. Más vale que la tengamos a mano. Habló con la patrona, sacó unas monedas del tirador y se la llevaron. La Juliana iba con Cristian; Eduardo espoleó al overo para no verlos. Volvieron a lo que ya se ha dicho. La infame solución había fracasado; los dos habían cedido a la tentación de hacer trampa. Caín andaba por ahí, pero el cariño entre los Nilsen era muy grande -Quién sabe que rigores y qué peligros habían compartido!- y prefirieron desahogar su exasperación con ajenos. Con un desconocido, con los perros, con la Juliana, que había traído la discordia. El mes de marzo estaba por concluir y el calor no cejaba. Un domingo (los domingos la gente suele recogerse temprano) Eduardo, que volvía del almacén, vio que Cristian uncía los bueyes. Cristian le dijo: -Vení; tenemos que dejar unos cueros en lo del Pardo; ya los cargue, aprovechemos la fresca. El comercio del Pardo quedaba, creo, más al Sur; tomaron por el Camino de las Tropas; después, por un desvío. El campo iba agrandándose con la noche. Orillaron un pajonal; Cristian tiró el cigarro que había encendido y dijo sin apuro: -A trabajar, hermano. Después nos ayudaran los caranchos. Hoy la maté. Que se quede aquí con sus pilchas. Ya no hará mas perjuicios. Se abrazaron, casi llorando. Ahora los ataba otro vinculo: la mujer tristemente sacrificada y la obligación de olvidarla.

cuento: J.L. Borges ilustración: jorgepiccini


Guillermo Vogt

FOTOGRAFIAS santa fe


Guillermo Vogt-33 años estudió en academia argentina de fotografía (aaf) y actualmente cursando en luxcapere (Esperanza, Santa Fe) contacto: guiyote_77@hotmail.com Ciudad de Santa Fe / Argentina contrapicado al marconetti


Un secreto acerca de otro secreto. No imagino mejor relación entre continente y contenido que la que se da en la fotografía cuando la cámara enfoca a una mujer. Fotografía y mujer, el secreto de un secreto, la intuición de una intuición, la sugerencia de una sugerencia. Diane Arbus.

fotografía: walter kerhart


fotografĂ­a: liliana contrera


fotografĂ­a: brenda sisa


fotografía: verónica mostafá


fotografĂ­a: nino gressani


fotografĂ­a: chino leiva


fotografĂ­a: jorge piccini


fotografía: verónica mostafá fotografía: dalina digiorgi


fotografĂ­a: paola segade


fotografĂ­a: gilda valenzuela


fotografía: avia kinderknecht


fotografĂ­a: eyelĂŠn giacobbe


fotograf铆a: gast贸n polese


fotografĂ­a: anna caballero


fotografĂ­a: marcos radicella


fotografĂ­a: carolina tarrĂŠ


Don Paulino Toro fotografĂ­a: Chino Leiva


(VILLA LLANQUIN / BARILOCHE)

contacto

www.chinoleiva.com


ALTO

RANGO DINAMICO


Guillermo Palavecino

Lugares y momentos de Bariloche

Contacto www.palavecino.com

Bariloche, Argentina


lente LARGO

lugar: centro cĂ­vico/bariloche/01:17 hs. lente: canon 75/300 1/500 seg. f/8 ISO: 400


1

1 0 /2

L I R

O R E

O

IM

X Ă“ R

M Ăš N

P

para exponer en el magazine info@bexmagazine.com.ar

.com.ar

AB

Bex 2  

Bex Magazine 2 Revista de fotografia de la patagonia. Abriendo espacios a la fotografía latinoamericana

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you